LA VERDAD DE LA SECTA DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

 

Charles Taze Russell, Primer Presidente de la Watchtower

  

Charles Taze Russell (Fundador de la secta TJ)

 

 Conocidos por sus repetidas profecías fallidas siempre sobre el fin del mundo, los Testigos también han sido objeto de denuncias por abusos sexuales realizadas por diversas ONGs. «Silent Lambs», por ejemplo, ha sacado a la luz documentación interna de la secta que indica cómo la política de sus autoridades consiste en arrojar tierra sobre los asuntos, procurando no dar parte a las autoridades.

Los casos, desde luego, son abundantísimos. Según «Reformation», Robert Leslie, por ejemplo, fue sentenciado a cinco años de prisión por el tribunal de distrito de Wollongong por distintos casos de abuso sexual contra menores, y en New Hampshire, un testigo de Jehová fue condenado en octubre de 2000 a cincuenta y seis años de prisión por abusar sexualmente de sus hijos.En ambos casos, los superintendentes de su congregación conocían lo sucedido, pero no informaron a la Policía.

La publicación reciente en Dinamarca del libro «Overgreb», de Dorte Tveiti, ha colocado bajo la luz pública la historia de una adepta de los Testigos de Jehová que fue violada a los trece años por su propio padre y quedó embarazada. La secta no sólo se negó a creer la historia de su sufrimiento, sino que, además, se esforzó por mantenerla oculta para no dañar su imagen pública.

Varios casos del mismo tipo fueron el objeto de un programa de la televisión sueca titulado «Misión Investigación». En el mismo se relataba, entre otros dramas, la historia de dos niños de trece años que habían sido objeto de abusos sexuales perpetrados por un superintendente de congregación. Aunque los hechos eran conocidos ¬y concluyeron en una condena judicial¬, las autoridades de la secta optaron por no informar de ellos a la Policía.

23.720 pedófilos.

Hasta qué punto estas conductas están a la orden del día ha quedado de manifiesto también gracias a una información publicada recientemente por la ONG Free Minds.

De acuerdo con la misma, en los archivos de la sede central de los Testigos de Jehová en Patterson, Nueva York, habría datos relacionados con 23.720 pederastas en la secta. Si la cifra está referida a los miembros de los Testigos de Jehová en Estados Unidos, la conclusión obligada sería que 1 de cada 42 adeptos ha cometido abusos con menores y que hay, aproximadamente, 2 pederastas por cada congregación.

El drama presenta dimensiones aún más trágicas porque suele ser frecuente que los superintendentes no informen de tales hechos a la Policía. No se trataría de una iniciativa privada, sino de directrices de las autoridades de la secta que han establecido que el abuso de menores únicamente debe ser denunciado en aquellos estados 36 en toda la Unión donde es obligatorio hacerlo legalmente. En otras palabras, el silencio actúa como telón culpable para algunos de los delitos más bajos que pueda imaginar la mente humana.

De acuerdo con la misma información, en una circular de 1 de junio de 2001 enviada a los cuerpos de superintendentes de los Testigos de Jehová que gobiernan las diversas congregaciones en Inglaterra, se explicaba que en los casos de abusos de menores no debía avisarse a la Policía cuando sólo hay un testigo ocular o los hechos han sido cometido por otro menor.

¡¡¡”Sàlganse de ella, pueblo mío”!!!…¿Qué esperáis? 

Más sobre los Testigos de Jehová en:

www.elevangeliodelreino.org

 

www.lavasori.wordpress.com

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s