UNA LECCIÓN DE SODOMA Y GOMORRA

The Destruction of Sodom and Gomorrah, John Martin, 1852.

Uno de los pasajes bíblicos muy famosos con relación al azufre es la historia de Sodoma y Gomorra encontrada en el Libro de Génesis. Azufre y sal, abrasada toda su tierra; no será sembrada, ni producirá, ni crecerá en ella hierba alguna” (Deut.29:23).

Qué sucedió en la destrucción de Sodoma y Gomorra? Se sabe que el área comenzó como una región muy fértil (Génesis 13:10), y luego se volvió desolada e infértil, ¿Pero cómo sucedió ese cambio?

El Pentateuco ciertamente describe el proceso de agitación de Sodoma: ” Y Dios había llovido en Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de Dios, del cielo. Él destruyó estas ciudades y toda la llanura, y a todos los habitantes de las ciudades y la vegetación del terreno” (Génesis 19:24). La tora nos dice que azufre y fuego bajaron al mismo tiempo; Sabemos de las propiedades científicas del azufre que de hecho quema debido a su acidez.

La Lluvia ácida

Rashi; (En Génesis 19:24) enseña que lo que cayó sobre Sodoma y Gomorra era en primer lugar lluvia, y sólo entonces azufre y fuego. En tiempos modernos la combinación de estos elementos es una reminiscencia de la lluvia ácida. Mientras el agua se evapora, se combina con aditivos ácidos de los tubos de escapes de los carros, chimeneas de fábricas, y plantas generadoras de carbón durante la formación de la lluvia para hacer la lluvia ácida.

Así que como Sodoma y Gomorra fueron golpeadas con lluvia y luego azufre, experimentamos, en un grado menor, la lluvia ácida causada por la contaminación del medio ambiente. En Escandinavia, por ejemplo, la lluvia ácida ha causado que algunos lagos pierdan a todas sus poblaciones de peces. Mientras que la reparación de este efecto toma lugar naturalmente sobre grandes espacios de tiempo, afecta la comida y el sustento de regiones enteras, y aun puede comprometer la seguridad y salud humana.

El asunto de la lluvia ácida, en la mayoría de los casos, ha decrecido en la zona costera del nordeste de los Estados Unidos y Canadá. Sin embargo, permanece un asunto preocupante en otros países en desarrollo mientras estas economías tratan de imitar el nivel de vida Occidentales, siguiendo los mismos patrones de descuido del ambiente por el desarrollo industrial. Una acción directa a la que podemos inclinarnos para evitar que esto siga ocurriendo es invertir en tecnologías limpias para alentar su uso en los países en desarrollo.

Parece claro que cuánto más nosotros miremos hacia adelante en el uso de combustibles alternativos y fuentes renovables de energía, menos lluvia ácida experimentaremos en el futuro. Quizá esto se podrá lograr porque mostraremos mayor sensibilidad por nuestros congéneres humanos que desafortunadamente no existió en Sodoma y Gomorra.

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

www.apologista.blogdiario.com

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s