¿QUÉ ERA EL “AGUIJÓN DE LA CARNE” PARA PABLO?

Shalom, tirios y troyanos por igual: 

Hoy quiero analizar con ustedes lo que era el aguijón en la carne que tenía el Apóstol San Pablo.

Pablo dice lo siguiente en 2 Corintios 12:7: “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera”. Cuando no estudiamos con cuidado las Santas Escrituras,  somos, lamentablemente, como los niños fluctuantes que terminan engañados por cualquiera que viene con las artimañas del error.

Si analizamos históricamente la interpretación del “aguijón paulino”, muchos líderes han supuesto que el aguijón de la carne que tenía Pablo era una enfermedad común. Otros han explicado incluso cuál  era esa enfermedad y asumen que era en la vista, aunque otros creen que era el estomago. Sin embargo, el desconocimiento de lo que representa el aguijón en hebreo es lo que ha traído como resultado que se digan cosas fuera de la Biblia. Veamos por la Palabra de Dios y no a través de las presunciones de hombres lo que representa el aguijón. En hebreo la palabra aguijón es Sakak y significa entretejer, hacer algo oculto, crear algo que puede ser irreal. Por lo tanto, lo que dice Pablo es que se presentaron mensajeros de Satanás que eran hombres que estaban visitando los lugares donde Pablo llevaba el mensaje para crear duda e inquietud; muchas veces desviando la verdad y eso representa el aguijón que menciona Pablo. Esta verdad se refleja en las palabras de Pablo a los Colosenses, al declarles: “Porque quiero que sepáis cuán gran lucha sostengo por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por todos los que nunca han visto mi rostro”.

Estudiemos ahora algunas citas bíblicas que demuestran que en hebreo ‘aguijón’ puede ser los mensajeros, pero también su acción. En 1 Corintios 9:2-3, leemos: “Si para otros no soy apóstol, para vosotros ciertamente lo soy; porque el sello de mi apostolado sois vosotros en el Señor. Contra los que me acusan, esta es mi defensa”. Estos eran los problemas que presentaba Pablo y donde se le cuestionaba su ministerio fuera de Israel en las comunidades que visitaba, ya que los mensajeros informaban que Pablo estaba enseñando algo distinto a lo dicho por Moisés, los Profetas y el mismo Mesías. En Hechos 21:21, dice: “Pero se les ha informado en cuanto a ti, que enseñas a todos los judíos que están entre los gentiles a apostatar de Moisés, diciéndoles que no circunciden a sus hijos, ni observen las costumbres”.

Ya hemos estudiado un poco la situación que vivía Pablo. Ahora analicemos las citas bíblicas que enseñan sin la menor duda que el aguijón eran los mensajeros y sus acciones contrarias. Números 33:55 “Y si no echareis a los moradores del país de delante de vosotros, sucederá que los que dejareis de ellos serán por aguijones en vuestros ojos y por espinas en vuestros costados, y os afligirán sobre la tierra en que vosotros habitareis. Cuando leemos bien la cita, el aguijón representa a los moradores de Canaán”. Veamos otra cita en Jueces 2:3: “Por tanto, yo también digo: No los echaré de delante de vosotros, sino que serán aguijones para vuestros costados, y sus dioses os serán tropezadero”. Vemos que los enemigos eran como aguijones, y de igual manera vemos al semejante en Ezequiel 28:24, que dice: “Y nunca más será a la casa de Israel espina desgarradora, ni aguijón que le dé dolor, en medio de cuantos la rodean y la menosprecian; y sabrán que yo soy Adonai”. Y también en Josué 23:13, leemos: “sabed que Adonai vuestro Dios no arrojará más a estas naciones delante de vosotros,  sino que os serán por lazo,  por tropiezo,  por aguijón para vuestros costados y por espinas para vuestros ojos,  hasta que perezcáis de esta buena tierra que Adonai vuestro Dios os ha dado”.

Basado en estas citas, y lo que representa la palabra aguijón (Sakák) en hebreo, vemos claramente que los mensajeros de Satanás y el aguijón eran todos aquellos que se levantaron en contra del mensaje del reino que enseñaba Pablo, cuando los visitaba, mostrando el evangelio a todos aquellos que por la misericordia de Dios estaban siendo alcanzados por esta noble labor del Apóstol. Nunca el aguijón es visto ni enseñado en la Palabra como una enfermedad común, y quien diga algo parecido ignora por completo la Biblia e incurre así en el error.

Shalom

Gustav Rivas

About these ads

Un pensamiento en “¿QUÉ ERA EL “AGUIJÓN DE LA CARNE” PARA PABLO?

  1. Estimado George, tiene usted toda la razón. El autor del artículo (un amigo) y el que lo pegó (es decir, yo) pasamos por alto esos versos que me cita. En realidad no sé qué responderle…hoy estoy más bruto que un burro…así que perdone mi IJ(con jota)NORANCIA. Se lo preguntaré a él mismo (gustavorivastvf@gmail.com)

    Gracias,
    Apologista

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s