¿QUIÉN ES WILLIAM SOTO SANTIAGO Y QUÉ ENSEÑA?

william-soto-santiagoWilliam Soto Santiago nació en Puerto Rico en 1940.  Es el fundador y pastor de la Iglesia La Voz de la Piedra Angular, cuya sede principal se encuentra en Cayey, Puerto Rico.  Se le conoce como el “Ángel Mensajero”, el “Mensajero de Paz”, un “Profeta de la Edad del Reino”, y es el sucesor espiritual de William Marrion Branham.  Se le llama también el “Mensajero Final de Dios”, el ángel del Señor Jesucristo mencionado en Apocalipsis 22:16.  La literatura de su grupo, se refiere a él en términos reservados sólo para Jesús mismo.

A través de América Latina, los seguidores del profeta norteamericano William Marrion Branham, quien murió en 1965, distribuyen sus libros y cassettes como si se tratara de la propia Escritura.  Mantienen centros de distribución en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela.

Entre sus muchos errores, Branham enseñaba que los sistemas del mundo terminarían en 1977 y que entonces se iniciaría el milenio.  Mientras tanto en Puerto Rico, William Soto se autoproclamó como el sucesor de Branham.

Los miembros de la Iglesia La Voz de la Piedra Angular, creen que el profeta William Soto, al igual que Branham, fue nombrado por el propio Dios como el revelador del futuro inmediato de la humanidad, el dueño de palabras proféticas y el conocedor del camino que lleva a la gloria eterna.  La creencia más fuerte es que el juicio final o la batalla final, la librarán las fuerzas diabólicas comandadas por el propio Satanás junto con sus legiones de demonios, quienes lucharán contra los ángeles y Jesucristo, buscando obtener el reinado sobre la Tierra y sentarse en el trono del rey David.

Las enseñanzas que predican expresan que está escrito en la Biblia, que la victoria final será del Señor Jesucristo, pero quienes no estén al lado de William Soto, ni lo veneren, ni actúen y sigan su vida terrenal de acuerdo a sus preceptos religiosos, serán víctimas del demonio y su destino es el infierno.

Una de las doctrinas más extrañas de Branham, es la enseñanza de “la semilla de la Serpiente” (de Satanás).

Branham les enseñó a sus seguidores, que Eva, la primera mujer, tuvo relaciones sexuales con el diablo cuando tomó la forma de la serpiente en el Huerto del Edén, y que los seres humanos que nacieron de esta unión, son predestinados por Dios a la perdición eterna.

Mientras que sus seguidores, bautizados en el“nombre de Jesús” y no “en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”, son predestinados para la salvación eterna, porque son la “semilla de Dios”.

Branham también se identificó como la encarnación de Elías, de quien habló el profeta Malaquías, y el “Ángel del séptimo sello del libro de Apocalipsis”. Sus seguidores lo nombraron  como «La Voz de la Piedra del Ángulo», es decir, la voz de Dios en la tierra.  Sin embargo, el apóstol Pablo dijo en Efesios 2:19-22 que el Señor Jesucristo es “…la principal piedra del ángulo…” de la Iglesia.  Las profecías de Branham fueron consideradas como “la Palabra de Dios”, y al morir, sus seguidores estaban convencidos que iba a resucitar.

Después de la muerte de Branham, William Soto empezó a enseñarles a sus seguidores que él mismo era el heredero del ministerio de Branham, y ha sido reconocido como “la nueva Voz de Dios en la tierra”.

A ningún pastor le agrada denunciar a nadie.  Tampoco a la iglesia le agrada que “sea entregado a Satanás” algún hermano que persiste en pecar: “El tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús” (1 Co. 5:5).  Lo que a todo ministro del evangelio y a toda iglesia agrada, es dar la bienvenida en la familia de la misma a nuevos hermanos.  Esta es la razón por qué hay tanto gozo cuando vemos que nuevas almas están respondiendo al evangelio, especialmente cuando celebramos los bautismos. 

Sin embargo, es necesario que tengamos valor y denunciemos lo peligroso, ya que si, sabiéndolo, preferimos ignorarlo, dejaremos que muchos hermanos con poco conocimiento de las Escrituras caigan en alguna de las tantas trampas armadas por el mismo Satanás. 

Recomiendo leer Tito 1:10-14: “Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores, mayormente los de la circuncisión, a los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras, enseñando por ganancia deshonesta lo que no conviene.  Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses, siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos.  Este testimonio es verdadero; por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe, no atendiendo a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad”; 

2 Tesalonicenses 3:14, 15: “Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence.  Mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano”; Romanos 16:17: “Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos”. 

Cuando la Biblia dice: “A ése señaladlo, y no os juntéis con él”, lo hace para que el desobediente se corrija.  Pero… ¿Cómo podemos SEÑALARLO sin dar su nombre y apellido?  Es grato señalar las virtudes, la fidelidad a la sana doctrina, la separación del engaño, etc., pero… ¡Cuán desagradable es verse uno obligado a advertir de cierto predicador o líder cuyas enseñanzas son antibíblicas y peligrosas, especialmente para los nuevos en la fe! 

Ampliaremos las creencias de esta secta en otro momento Por ahora una breve cita de sus sermones con respecto a las damas. 

Esto es lo que él dijo en uno de sus mensajes: «Recuerdo cuando mi padre todavía andaba por allí, corriendo, mientras yo tenía que estar en medio del agua y la mugre, viendo a jovencitas que no tenían más de 17 ó 18 años, con un hombre de mi edad actual, borracho.  Le daban café negro para que se le pasara la borrachera, para que se fuera a su casa y entonces ellas poder cocinarle la comida a sus esposos.  Oh, yo digo, ¡LO ÚNICO QUE MERECEN ES UNA BALA LIMPIA PARA ACABAR CON ELLAS!» 

J. A. Holowaty, Pastor

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s