ORIGEN DEL CARBÓN Y EL DILUVIO

¿De dónde salió el Carbón?

“Bien podemos llamarlos diamantes negros. Cada canasta es poder y civilización”. Ralph Waldo Emerson

 

Llámalo diamante negro. Llámalo canasta de poder. O llámalo carbón. Es uno de los recursos naturales más útiles que se encuentran en la tierra. Se compone de materia vegetal modificada por el calor, la presión, la actividad catalítica y la descomposición. Pero ¿cómo se originó la materia vegetal? La pregunta ha sido un punto de controversia por mucho tiempo. La mayoría de los que han estudiado el carbón creen que es un derivado de la acumulación orgánica natural como las turberas, las marismas y los pantanos que fueron sepultados. Un grupo menor sugiere que la mayoría del carbón se desarrolló a partir de materia vegetal transportada de otras partes.

En el siglo XVIII y la primera parte del siglo XIX, los estudiosos de la tierra mayormente sostenían que el carbón provenía de materias vegetales sepultadas durante una catástrofe mayor (el diluvio de Noé). Estos señalaban evidencias sugiriendo que la formación del carbón no se asemejaba a ningún proceso moderno y que las modernas marismas, pantanos y áreas similares no se pueden comparar con las vetas de carbón en extensión lateral, profundidad y composición.1  

¿Sepultura catastrófica o acumulación gradual?  

Con el surgimiento del uniformismo,2 los científicos comenzaron a explicar todo fenómeno geológico por medio de procesos observables. Charles Lyell, promotor del principio uniformista, visitó algunas de las regiones carboníferas en Europa y en Norteamérica.3 El y otros investigadores notaron la asociación que existe entre los árboles petrificados verticales con las vetas de carbón; argumentaban que el carbón no podía ser el producto de un sepultamiento durante una catástrofe mundial porque el crecimiento de los árboles asociados con los yacimientos de carbón requería demasiado tiempo (Figura 1). Dicha observación y la consiguiente argumentación fueron factores importantes en el cambio de opinión acerca del origen del carbón. Y de la teoría de una rápida acumulación y sepultamiento de residuos de plantas se cambió a la teoría de un proceso gradual de crecimiento, acumulación y sepultamiento.

Cualquier punto de vista que uno encuentre más convincente–sepultamiento catastrófico o acumulación gradual– depende en cierto modo del paradigma con el cual uno trata el tema. Ya que el autor y la mayoría de los lectores de este artículo sostienen una concepción del mundo influenciada por la Biblia, nos concentraremos más en las evidencias que apoyan el relato bíblico. Sin embargo, también se deben examinar algunos de los argumentos usados a favor del crecimiento y la acumulación gradual.

Se puede ver claramente que la mayoría del carbón se compone de materia vegetal como ser troncos de árboles, ramas, cortezas, hojas, agujas y residuos de plantas maceradas. Los carbones del período llamado Carbónico (generalmente las clases más duras) están compuestos por helechos, licopodios, equisetos y otras plantas no clasificadas junto con las que dan semillas (árboles de hojas perennes y de hojas caducas y plantas con flores). Los carbones más blandos (generalmente más arriba en la columna geológica) son mayormente el producto del sepultamiento de árboles de hojas caducas y de hojas perennes. Debido a que el carbón revela que está compuesto de restos de plantas, éstas deben haber crecido donde ahora está localizado el carbón (autóctono) o deben haber sido transportadas a la ubicación actual de los yacimientos de carbón (alóctono).

Preguntas acerca de los yacimientos de carbón

Tal vez la primera pregunta obvia que uno podría hacer es: “¿Se asemeja un yacimiento de carbón a una turbera o un pantano sepultados?” Para responder a esta pregunta tenemos que saber algo acerca de las ciénagas y los pantanos. Una turbera se compone generalmente de un tipo especial de musgo (Sphagnum). Puede haber otras plantas asociadas con las ciénagas, pero la planta dominante es el musgo Sphagnum. Una marisma o pantano puede tener una mayor variedad de plantas –especialmente los tipos de plantas que prosperan en ambientes húmedos–. En el caso de las turberas, la respuesta a la pregunta mencionada arriba es un rotundo No, pues se ve claramente que la mayor parte del carbón no es turba sepultada.4 En el caso de una marisma o pantano la respuesta no es tan clara, especialmente para los carbones del período Carbónico. Muchos de los tipos de plantas encontradas en estos yacimientos de carbón se han extinguido.5 No podemos estar seguros de que ellas prefirieron un habitat de tierra pantanosa. El estudio de plantas actuales emparentadas indica que la mayoría de ellas no eran habitantes de los pantanos. Los carbones del Cretáceo al Eoceno, derivaron principalmente de árboles del bosque. Algunos árboles como el ciprés crecen mayormente en tierras pantanosas en la actualidad, pero muchos de los otros no podrían sobrevivir en un ambiente tal.

Otra pregunta obvia es: “¿Proveen los ambientes húmedos modernos un modelo adecuado para los grandes depósitos de carbón? A esta pregunta se puede dar una respuesta más definida que fue la usada por los primeros geólogos para apoyar su hipótesis del diluvio. Aunque unos pocos pantanos y marismas cubren grandes áreas, por ejemplo el Dismal Swamp de Virginia, Estados Unidos, muchas vetas de carbón son mucho más extensas. El yacimiento de Pittsburg cubre parte de los estados de Pennsylvania, Ohio, y West Virginia, Estados Unidos, un área de 5.000 kilómetros cuadrados y tiene un promedio de un poco más de dos metros de espesor. La cuenca de carbón de los montes Apalaches abarca alrededor de 180.000 kilómetros cuadrados. Se calcula que la cantidad de carbón que se podría extraer de allí llegaría a miles de millones de toneladas. Se ha calculado que el yacimiento de Power River, de Wyoming, en el mismo país, con sus 30.000 kilómetros cuadrados, contiene casi 22.000 millones de toneladas de carbón explotable. Y el valle Latrobe, en Australia, puede proporcionar 70.000 millones de toneladas de carbón. La profundidad o espesor de los yacimientos de carbón es aun menos comparable con las acumulaciones orgánicas modernas.

Problemas de la teoría de acumulación

Bajo un examen más detallado, la teoría autóctona ofrece problemas. Algunos carbones contienen restos de animales, generalmente de animales marinos.6 Un ejemplo común es el Spirorbis, un pequeño gusano tubular espiral de menos de 5 mm de diámetro (Figura 2). La presencia de un gusano marino en yacimientos de turba o de pantanos que son considerados como autóctonos no encaja bien con la hipótesis uniformista. Para evitar este problema, se dice que los Spirorbis han vivido en un ambiente de agua dulce durante el período Carbónico aunque se lo encuentra comúnmente a través de la columna geológica y en los océanos modernos adheridos a corales, moluscos y algas marinas.7 Obviamente, un gusano marino mezclado con carbón es un argumento a favor de que el mar tuvo parte en la formación del carbón.

El carbón frecuentemente muestra una detallada preservación de los restos orgánicos originales. Si el carbón fuera un producto de las acumulaciones de plantas en ciénagas y marismas se esperaría notar algún grado de descomposición. A veces hay exquisitos fósiles de frondas de helechos y hojas ubicados directamente debajo de los sistemas radicales de árboles petrificados verticales (Figura 3). Si los árboles realmente hubieran crecido donde ahora están parados, cualquier resto orgánico como ser hojas o frondas de helechos se hubieran descompuesto durante el tiempo requerido para el crecimiento de los árboles y antes del sepultamiento y la petrificación.

Uno de los argumentos más fuertes a favor de que el carbón proviene de restos de plantas sepultadas en el lugar surge de las “raíces” (Stigmaria) de los árboles petrificados verticales asociados con el carbón. Estos son gigantescos licopodios con troncos que miden un metro de diámetro y hasta 35 metros de altura. La Stigmaria, generalmente de varios centímetros de diámetro y a veces muchos metros de largo, sostiene numerosas “raicillas” (apéndices) que penetran en los sedimentos (Figura 4). En apariencia pueden asemejarse a un gigantesco cepillo para botellas. La irradiación de estos apéndices en los sedimentos es considerada como evidencia de que están en una posición de crecimiento.8

La controversia acerca de la naturaleza de las “raíces” de la Stigmaria ha existido desde que comenzó el estudio del carbón; pero todavía no se ha arribado un consenso claro. Los modernos licopodios (pequeñas plantas rastreras que raras veces tienen más de un metro de altura) tienen rizomas subterráneos rastreros con estructura similar a la de la Stigmaria de los gigantescos licopodios. Pero si la Stigmaria de estos licopodios son rizomas subterráneos rastreros, ¿dónde están las verdaderas raíces? No se ha encontrado nada con estos fósiles gigantes. Tal vez estas Stigmarias cumplían la función de raíces verdaderas como también de propagar más brotes.

Aunque superficialmente parecería que las Stigmarias con sus apéndices extendidos estuvieran en su posición de crecimiento, ciertos detalles sugieren otra cosa. Generalmente, las Stigmarias son piezas aisladas desconectadas de la base de cualquier árbol. Sin embargo, hasta estas piezas muestran apéndices que se extienden adentro de los sedimentos. Los troncos de los grandes licopodios petrificados verticalmente son huecos y están llenos de sedimentos. Ocasionalmente, algunos trozos de Stigmaria fueron arrastrados por el lodo y la arena que llenaron los tocones huecos.9 También en estos casos, los apéndices irradian hacia afuera de donde están adheridos a la Stigmaria en hileras espirales. Aparentemente, los apéndices eran lo suficientemente duros como para prevenir el aplastamiento cuando fueron sepultados en el lodo y la arena. Tal vez los yacimientos de esquisto eran lodo en suspensión que transportaba los trozos de Stigmaria con apéndices. O se asentaron las Stigmarias y apéndices junto con los sedimentos finos de una suspensión barrosa en el agua. Si los trozos dañados de Stigmaria fueron transportados por agua o por lodo, tendrían que mostrar un alineamiento siguiendo la corriente. Esta información ha llegado de dos sitios de Nueva Escocia, Canadá y de Holanda.10

Aunque el problema de la Stigmaria y los apéndices irradiantes no puede ser plenamente resuelto, un estudio de la misma apoya los argumentos a favor del transporte así como también a favor de la posición de crecimiento.

Transformación de restos vegetales en carbón

El proceso de la transformación de los restos vegetales en carbón ha sido de interés por muchos años. Algunos experimentos de laboratorio han tenido éxito en cambiar los tejidos de plantas a carbón en un año o menos.11 A veces se encuentran troncos carbonizados que fueron usados en antiguas minas de carbón que han sido reabiertas en tiempos modernos. Un importante y reciente descubrimiento ha sido el rol de la arcilla como catalizadora para el proceso de carbonización.12 Si la arcilla era un ingrediente necesario para transformar la materia vegetal en carbón, un diluvio de alcance mundial explicaría mejor la fuente de la arcilla, que un ambiente húmedo uniformista.

Se estima que la cantidad de materia vegetal necesaria para producir un metro de carbón es de 5 a 20 metros, depende de la dureza del carbón. Pocas veces las actuales acumulaciones de restos vegetales (como en una turbera) son más profundas que 10 a 20 metros. De acuerdo con esta fórmula, una turbera de 20 metros de profundidad produciría de uno a cuatro metros de carbón. Pero muchas vetas de carbón son más gruesas que eso y es frecuente encontrar yacimientos de carbón que tienen 30 metros, y los hay de hasta de más de 100 metros de espesor. ¡Australia tiene uno de más de 240 metros de espesor! Es asombrosa la acumulación de 1.200 metros de espesor o más (5 x 240) de materia vegetal necesaria para producir depósitos de carbón tan gruesos, aun en un modelo de diluvio. Sin embargo, por raro que sea, resulta más fácil visualizar una acumulación catastrófica de restos de plantas en una cuenca que está hundiéndose que visualizar la formación de turberas in situ de tales dimensiones.

Con frecuencia, se observa que las capas sucesivas de carbón están separadas desde unos pocos centímetros hasta unos pocos metros de sedimentos. Si estos yacimientos fueran autóctonos, se requeriría el desarrollo sucesivo de turberas o marismas una encima de la otra a lo largo de varias eras. Los ambientes de turberas y marismas requieren condiciones especiales. Es irreal la repetición de tales condiciones vez tras vez para producir numerosas capas sucesivas de carbón en el mismo lugar (Figura 5). Los procesos geológicos que produjeron el sepultamiento de una capa de materia vegetal probablemente hubieran eliminado las condiciones necesarias para la producción de otra turbera en el mismo lugar.

En cambio, el repetido transporte y deposición de resaca o masa de restos vegetales flotantes y su subsecuente sepultamiento provee una explicación más razonable. Algunas investigaciones recientes sugieren que las mareas, con su diario subir y bajar del agua, podrían estar involucradas en el repetido transporte y deposición de restos de plantas en suspensión.13 Por ejemplo, en la cuenca de Indiana, he observado depósitos rítmicos (considerados como el resultado de la acción de las mareas) asociados con las características típicas de los sedimentos del Carbónico que contienen carbón. Sin embargo, las fluctuaciones diarias de las mareas depositarían lodo demasiado rápidamente como para permitir el crecimiento de plantas. Su presencia en tales depósitos requiere transporte. Las observaciones de árboles flotantes revelan que con suficiente tiempo y agua, muchos flotarán y se hundirán verticalmente.14

La mayoría de los geólogos especialistas en carbón no aceptan el sepultamiento catastrófico de restos de plantas y su subsecuente cambio a carbón. Sin embargo, la teoría dominante de las “turberas” presenta problemas que han permanecido sin respuesta por más de cien años. Un modelo del diluvio para la formación del carbón responde a algunos de estos problemas y provee una explicación científicamente razonable para el origen de las grandes cantidades de carbón que existen en el mundo entero.

HGC

Notas

1. Nicolaus Steno (1630-1687) fue uno de los primeros en asignar origen diluvial a los fósiles y estratos sedimentarios. En su tiempo estas eran sugerencias nuevas. Otros notables geólogos diluviales que lo siguieron fueron John Woodward (1667-1727), y Jean-Andre Deluc (1727-1817).

2. La interpretación uniformista de la historia de la tierra establecida especialmente por James Hutton y Charles Lyell trata de aplicar al pasado los índices actuales de los procesos geológicos. Por ejemplo, se supone que el promedio de los índices de erosión y sedimentación observados actualmente son modelos satisfactorios para comprender procesos similares del pasado.

3. Charles Lyell, “On the Upright Fossil Trees Found at Different Levels in the Coal Strata of Cumberland, Nova Scotia”, Proc. Geol. Soc. London 4 (1843), pp. 176-178.

4. Wilfrid Francis, Coal, Its Formation and Composition (London: Edward Arnold Publishers Ltd., 1961).

5. A. C. Seward, Fossil Plants (New York: Hafner Pub. Co., Inc., 1898-1919, 1963).

6. Sergius Mamay and Ellis L. Yochelson, “Occurrence and Significance of Marine Animal Remains in American Coal Balls”, U.S. Geol. Surv. Prof. Papers 354-I (1961). pp. 193-224.

7. Harold G. Coffin, “A Paleoecological Misinterpretation”, Creation Res. Soc. Quart. 5 (1968), p. 85. Spirorbis (Phylum Annelida) tiene una larva trocófora. Varios otros filum también tienen especies con larvas trocóforas. No se ha encontrado ninguna especie con larva trocófora en agua dulce.

8. W. E. Logan, “On the Character of the Beds of Clay Immediatley Below the Coal Seams of S. Wales”, Proc. Geol. Soc. London 3 (1842), pp. 275-277. Esta interesante nota escrita por Logan fue una de las primeras en señalar la abundancia de Stigmaria y apéndices en la arcilla debajo de las vetas de carbón. Logan propuso que esta arcilla era el suelo en el cual se originaron las plantas productoras de carbón y que la Stigmaria y los apéndices representaban raíces todavía in situ. La investigación posterior fracasa en apoyar que estas arcillas son suelos. Ver Leonard G. Schultz, “Petrology of Underclays”, Geol. Soc. Am. Bull. 69 (1958), pp. 363-402.

9. Richard Brown, “Section of the Lower Coal-Measures of the Sydney Coalfield, in the Island of Cape Breton”, Quar. Jour. Geol. Soc. London, 6 (1850), p. 127. Mientras investigaba en los yacimientos de carbón en Nueva Escocia, Canadá, yo también documenté dos ejemplos de trozos de Stigmaria dentro de tocones huecos. Ver Harold G. Coffin, “Research on the Classic Joggins Petrified Trees”, Creation Res. Soc. Annual (1969), pp. 35-44.70.

10. N. A. Rupke, “Sedimentary Evidence for the Allochthonous Origin of Stigmaria, Carboniferous, Nova Scotia”, Geol. Soc. Am. Bull. 80 (1969), pp. 2109-2114, W. F. M. Kimpe and A. A. Thiadens, “On the Occurrence of Coal Raft Above and Rhizome Inclusions in Seam Finefrau B. South Limbourg, Holland”, Proc. Third Inter. Cong. of Sedimentology, Groningen Wageningen (1951), pp. 167-173.

11. John Larsen, “From Lignin to Coal in a Year”, Nature 31 (March 28, 1985), p. 316.

12. R. Hayatsu, et al., “Artificial Coalification Study: Preparation and Characterization of Synthetic Macerals”, Organic Geochemistry 6 (1984).

13. “Blame it on the Moon”, Scientific American, February 1989, p. 18.

14. Harold G. Coffin, “The Puzzle of the Petrified Trees”, College and University Dialogue 4:1 (1992), pp. 11-13, 30-31.

Fuente:

http://creaciondimensional.blogspot.com

LAS BALLENAS: ¿EVOLUCIONARON?

Los cetáceos (ballenas y delfines) son en realidad mamíferos, no peces. Pero viven toda su vida en el agua, a diferencia de la mayoría de los mamíferos que viven en la tierra. Pero los evolucionistas creen que los cetáceos evolucionaron a partir de mamíferos terrestres. El libro Enseñando la Evolución y la Naturaleza de la Ciencia destaca prominentemente una supuesta serie transicional. En este capítulo se analiza éste y otros argumentos a favor de la evolución de los cetáceos, y muestra algunas características singulares de las ballenas y los delfines.

MARAVILLOSAS BALLENAS

Los cetáceos tienen muchas características especiales que les permiten vivir en el medio acuático. Por ejemplo:

*Una enorme capacidad pulmonar que les permite un intercambio de oxígeno eficiente; lo que les facilita inmersiones prolongadas.

*Una poderosa cola acabada en grandes aletas horizontales la cual les permite nadar vigorosamente.

*Ojos diseñados para ver correctamente bajo el agua gracias a un alto índice de refracción y al mismo tiempo capaces de resistir grandes presiones.

*Sus oídos poseen un diseño distinto de los oídos de los mamíferos terrestres pues son capaces de captar las ondas sonoras en el aire y al mismo tiempo guardar su tímpano protegido de las altas presiones.

*Su piel carece de pelo y de glándulas sudoríparas pero posee una gruesa capa de grasa fibrosa que sirve como aislante.

*Las aletas de las ballenas y sus lenguas poseen intercambiadores de calor que actúan contra corriente para minimizar la pérdida de calor.

*Fosas nasales en la parte superior de la cabeza (respiraderos).

*Boca y pezones especialmente acondicionados para que el bebé pueda ser amamantado bajo el agua.

*Los misticetos disponen de unas formaciones queratinosas llamadas barbas o ballenas, que cuelgan de la mandíbula superior, dentro de la boca, y filtran el plancton para la alimentación.

Muchos cetáceos localizan objetos usando el eco. Tienen un sistema de sonar que es tan exacto que sería la envida de la marina de los EE.UU. Puede detectar un pez del tamaño de una pelota de golf a una distancia de 70 metros (230 pies). Un experto en teoría el caos ha demostrado que el patrón de repiqueteo del delfín está diseñado matemáticamente para obtener la mejor información posiblei.

Una de las sorprendentes características de la mayoría de los delfines que localizan usando el eco y de las pequeñas ballenas es el “melón”, un saliente grasoso en la frente. Este “melón” es en realidad una lupa de sonido -una estructura sofisticada diseñada para concentrar las ondas de sonido emitidas en un solo rayo que el delfín puede dirigir hacia donde quiera. Esta lupa de sonido funciona porque diferentes lípidos (compuestos grasosos) desvían las ondas ultrasónicas que los atraviesan de distintas formas. Los distintos lípidos deben de estar dispuestos según una forma determinada y en una secuencia precisa para concentrar el sonido rebotado del eco. Cada uno de los lípidos es único y diferente de los lípidos de grasa de ballena normales y se elabora siguiendo un proceso químico complicado en el que intervienen diferentes enzimas.ii

Para que un órgano como éste haya evolucionado, las mutaciones fortuitas deberían haber formado las encimas apropiadas para poder crear los lípidos correctos, y otras mutaciones deberían haber causado que los lípidos se depositaran en el lugar correcto y con la disposición y forma adecuadas. No es posible que este órgano evolucionara gradualmente paso a paso, porque hasta que los lípidos no estuvieran completamente formados y por lo menos parcialmente, en su lugar y forma exactos, no habría servido para nada. Por lo tanto, la selección natural no habría favorecido formas intermedias incompletas.

ESLABONES PERDIDOS

Los evolucionistas creen que las ballenas evolucionaron a partir de algún tipo de mamífero terrestre. Según el libro Enseñando la Evolución, página 18, éstas “evolucionaron a partir de un grupo primitivo de mamíferos ungulados denominados mesoniquios” [Actualización de 2001: esta afirmación ahora ha sido puesta en duda por los mismos evolucionistas]

De todas formas, se requiere una infinidad de cambios para que una ballena evolucione a partir de un mamífero marino. Uno de ellos es la eliminación de la pelvis. La pelvis tendería a aplastar el orificio reproductivo con los movimientos propulsores de la cola.

Pero una pelvis más pequeña no habría podido sostener las extremidades traseras necesarias para poder caminar. Por lo tanto la hipotética forma transicional no sería apta ni para la tierra ni para el mar, y en consecuencia sería extremamente vulnerable. Del mismo modo, la parte posterior del cuerpo debe poder girar respecto la parte anterior para que las oscilaciones laterales de la cola se transformen en movimientos verticales. Las focas y los dugongos no son desde el punto de vista de su anatomía formas intermedias entre los mamíferos terrestres y las ballenas, pues poseen sus propias características particulares.

La ausencia de formas transicionales en el registro fósil es un hecho del cual se han dado cuenta los evolucionistas expertos en ballenas como E.J. Slijper: “No disponemos ni de un sólo fósil de una forma transicional entre los susodichos animales terrestres [es decir, carnívoros y ungulados] y las ballenasiii.

El fósil de ballena más antiguo del registro fósil muestra que eran completamente acuáticas desde su primera aparición. Sin embargo, el libro Enseñando la Evolución pretende polemizar sobre la evolución. Y por lo tanto reconstruye algunos recientes descubrimientos fósiles para defender las historias evolutivas que Slijper creía basándose en la fe. En la página 18 aparece una hermosa imagen de un supuesta serie transicional entre animales marinos y ballenas (dibujados del mismo tamaño sin explicar a los lectores que algunas de estas criaturas tenía tamaños muy distintos -véase la sección sobre Basilosaurios en este capítulo). Esta imagen parece haber sido tomada de un artículo en la revista Discoveriv. La lista de la revista Discover (abajo) es idéntica a la serie que aparece en el libro Enseñando la Evolución con la diferencia de que en esta última aparece el Basilosaurus en el cuarto lugar y que la lista de la revista Discover posee “fechas”:

*Mesoniquios (hace 55 millones de años)

*Ambulocetus (hace 50 millones de años)

*Rodhocetus (hace 46 millones de años)

*Prozeuglodon (hace 40 millones de años)

Debe notarse la falta de tiempo necesario para que la gran cantidad de cambios ocurrieran mediante mutaciones y selección natural. Si una mutación resulta en un nuevo gen, para que este nuevo gen sustituya al antiguo en una población determinada, los individuos portadores del antiguo gen deben ser eliminados, y esto requiere tiempo. Los cálculos genéticos de la población indican que en 5 millones de años (un millón más del supuesto intervalo entre Ambulocetus y Rodhocetus), los animales de una línea generacional de alrededor de 10 años (típica de las ballenas) no podrían sustituir más de 1.700 mutacionesv. Esto no es ni muchos menos suficiente para generar la nueva información que las ballenas necesitan para la vida acuática, incluso suponiendo que pudieran surgir de alguna forma todas las hipotéticas mutaciones necesarias para añadir la información requerida. (y tal y como se muestra en el capítulo 9, la ciencia real muestra que esto no puede ocurrir).

AMBULOCETUS

El segundo en esta “serie transicional” es el Ambulocetus natans (“ballena caminante que nada”) que tiene una longitud de 2 metros (7 pies). Siguiendo el ejemplo de los medios de comunicación secular y las revistas “populares” de ciencia el libro Enseñando la Evolución frecuentemente presenta bellas historietas a sus lectores, pero no presenta los detalles técnicos de la investigación, ni tampoco sus limitaciones. Las bellas ilustraciones del Ambulocetus natans en estas publicaciones se basan en imaginaciones de los artistas, y ¡deberían ser contrastadas con los huesos que realmente se han descubierto! La diferencia se ilustra bien en el artículo “A Whale of a Tale?vi” (¿Cuentos de ballenas?) Este artículo muestra que los elementos esqueléticos necesarios para establecer la transición de un mamífero terrestre no nadador a una ballena están (convenientemente) ausentes (véase el diagrama de la pagina siguiente). Por lo tanto, no hay forma de evaluar críticamente las grandilocuentes afirmaciones que presenta sobre el significado de los fósiles. La bióloga evolucionistas Annalisa Berta escribe sobre el fósil de Ambulocetus:

“Dado que la faja pélvica no ha sido preservada, no hay ninguna evidencia en el Ambulocetus de que las extremidades posteriores estuvieran conectadas con el esqueleto axial. Esto impide las interpretaciones de locomoción en este animal, dado que muchos de los músculos que sostienen y mueven las patas traseras se originan en la pelvisvii.”

Finalmente, (según métodos de datación evolucionarios) su fecha es posterior a las ballenas que claramente lo son, por lo tanto es poco posible que sea un antepasado caminante de las ballenas.

BASILOSAURUS

Basilosaurus isis (o Zeuglodon) es la cuarta y última forma transicional propuesta en la página 18 del libro Enseñando la Evolución. Basilosaurus en griego significa ‘rey lagarto’, pero en realidad era un mamífero marino parecido a una serpiente de unos 21 metros (70 pies) de largo, con un cráneo de 1,5 metros (5 pies) de largo. Era 10 veces más largo que el Ambulocetus, aunque el libro Enseñando la Evolución lo dibuje del mismo tamaño –así se contribuye a dar la pretendida impresión (falsa) de que existe una serie transicional genuina.

Sin embargo, El Basilosaurus era completamente acuático, y por lo tanto difícilmente una forma transicional entre mamíferos y ballenas. También, Barbara Stahl, paleontóloga especialista en vertebrados y evolucionista, señala:

“la forma de serpiente del cuerpo y la forma peculiar del los dientes laterales dejan claro que estos archaeocetes [como el Basilosaurus] No pueden haber sido los antepasados de las ballenas modernas.”

Ambas ramas de las ballenas modernas, las ballenas dentadas (Odontoceti) y las ballenas verdaderas (Misticetos), aparecen súbitamente en el registro fósil. Stahl señala lo siguiente respecto a la estructura craneana de ambos tipos:

“… muestra una extraña modificación no presente, ni siquiera de forma rudimentaria, en los Basilosaurus y sus parientes: en relación con la migración hacia atrás de las narinas en la superficie dorsal de la cabeza, los huesos nasales se han reducido y ascendido y los elementos premaxilares y maxilares se han expandido hacia atrás para cubrir la cara superior de la caja del cráneo’viii

Basilosaurus tenía pequeñas extremidades posteriores (ciertamente demasiado pequeñas para andar), y el libro Enseñando la Evolución dice “se cree que no eran funcionales.” Pero probablemente se usaban para agarrarse durante la cópula, según otros evolucionistas. Por ejemplo, Philip Gingerich evolucionista experto en ballenas dijo, “Me parece que podrían haber sido algún tipo de abrazadera sexual y reproductiva”ix.

PAKICETUS

Pakicetus inachus, descubierto por Philip Gingerich, es a los ojos de algunos evolucionistas otro candidato a forma intermedia entre ballenas y animales marinos. Según los métodos de “datación” evolucionistas tiene 52 millones de años. Dado que algunas publicaciones educativas han propuesto que el Pakicetus es una forma transicional (véase el diagrama en la página siguiente), merece la pena examinarlo aunque no aparezca en el libro Enseñando la Evolución. Lo cual indica que sus autores no creen que Pakicetus sea un buen ejemplo de forma intermediaria.

Esto podría ser porque, en el momento de escribir, Pakicetus tan sólo era conocido por algunos dientes laterales y fragmentos de cráneo y de la mandíbula inferior, por lo tanto no había fundamentos para saber si su locomoción era transicional. Pero el artículo de Gingerich dirigido a profesores de escuelax presenta una reconstrucción llena de creatividad, como a su vez la portada de la revista Sciencexi, esta reconstrucción era distinta de la realidad tal y como se informaba en el mismo número. Nótese que las partes punteadas del cráneo representan evidencias fósiles reales, mientras que el resto fue “reconstruido”.

Los nuevos hallazgos surgidos después de que Gingerich escribiera han barrido sus imaginativas reconstrucciones. Un prominente experto en ballenas, Thewissen, y sus colegas desenterraron algunos huesos adicionales de Pakicetus, y publicaron sus obras en la revista Nature. El comentario sobre este trabajo en el mismo número dice, “todos los huesos poscraneales indican que los Pakicetus eran mamíferos terrestres, y… que eran animales corredores, que al correr tocaban el suelo sólo con los pies.” (Véase la ilustración arriba.) ¡Esto es muy distinto de la imagen que presenta Gingerich de su animal acuático!

Esto demuestra un fenómeno frecuentemente repetido en la paleontología evolutiva. Muchas de las supuestas formas transicionales se basan en restos fragmentados, que se prestan a varias interpretaciones, basadas en los axiomas del observador. Las presuposiciones evolucionarias significan que lo más probable es que estos restos se interpreten como transicionales, como en el caso de Gingerich, estas presuposiciones también predominan en las afirmaciones acerca de los hombres mono (véase el capítulo 6). Pero cuando aparecen más huesos, entonces los fósiles casi invariablemente encajan en un tipo u otro, y ya no pueden considerarse como transicionales. También es importante notar que las supuestas formas intermedias suelen ser presentadas a bombo y platillo en los medios de comunicación, mientras que las retracciones suelen silenciarse o ignorarse.

Se nota claramente la tendencia evolucionaria de Thewissen al describir al Pakicetus como un “cetáceo terrestre” y afirmar, “las primeras ballenas eran completamente terrestres, y eran incluso corredores remarcables”. Pero el término “ballena” queda desprovisto de sentido si puede asociarse con mamíferos terrestres, y no explica nada de cómo las verdaderas ballenas marinas supuestamente evolucionaron.

¿ PATAS VESTIGIALES ?

Muchos evolucionistas apoyan la evolución de la ballena alegando que hay patas traseras enterradas en su carne. Sin embargo, estas supuestas “remanentes” no carecen de utilidad en absoluto, sino que ayudan a reforzar los órganos reproductores -los huesos son diferentes en machos y hembras. Así pues se explican mejor por la creación, no por la evoluciónxii. Como en el caso de la supuesta falta de funcionalidad de las extremidades de los Basilosaurus, no deberíamos dar por sentado que la ignorancia de una función significa que esta función no existe.

Un mito promulgado por algunos evolucionistas dice que se han encontrado ballenas con extremidades traseras, completas con los músculos del muslo y la rodilla. Pero esta historia probablemente es una leyenda formada a partir de una verdadera narración de un cachalote con un bulto de unos 14 centímetros (5,5 pulgadas) conteniendo un trozo de hueso de 12 centímetros (5 pulgadas). Los cachalotes suelen medir 19 metros (62 pies) por lo tanto este trozo de hueso es minúsculo en comparación con la longitud del cachalote ¡ es difícil calificarlo como “pierna”xiii!

La historia de la evolución de las ballenas resulta ser una “historieta de ballenas”, la escasez de evidencias ilustran la abrumadora falta de fósiles transicionales de cualquier tipo.

Escrito por Dr Jonathan D. Sarfati B.Sc. (Hons.), Ph.D., F.M.

Referencias y Notas

——————————————————————————–

i R. Howlett, ‘Flipper’s Secret’, New Scientist 154(2088):34–39, 28 Junio 1997.

ii U. Varanasi, H.R. Feldman, and D.C. Malins, ‘Molecular basis for formation of lipid sound lens in echolocating cetaceans’, Nature 255(5506):340–343, 22 Mayo 1975.

iii E.J. Slijper, Dolphins and Whales (Ann Arbor, MI: University of Michigan Press, 1962), p. 17.

iv C. Zimmer, ‘Back to the Sea’, Discover, Enero 1995, p. 83.

v Esto se explica completamente en W.J. ReMine, The Biotic Message (St. Paul, MN: St. Paul Science, 1993), capítulo 8;

vi D. Batten, ‘A whale of a tale? Journal of Creation, 8(1):2–3, 1994. La version en internet ha sido actualizada (2001) para incluir más supuestos hallazgos.

vii J.G.M. Thewissen , S.T. Hussain, y M. Arif, ‘Fossil evidence for the origin of aquatic locomotion in archeocete whales’, Science 263(5144):210–212, 14 Enero 1994. Perspective by A. Berta, ‘What is a whale?’ en el mismo número, pp. 180–181.

viii B.J. Stahl, Vertebrate History: Problems in Evolution (New York: McGraw-Hill, 1974), p. 489; énfasis añadido.

ix The Press Enterprise, 1 Julio 1990. A–15.

x P.D. Gingerich, ‘Evidence for evolution from the vertebrate fossil record’, Journal of Geological Education 31:140–144, 1983.

xi P.D. Gingerich, N.A. Wells, D.E. Russell y S.M.I. Shah, Science 220(4595):403–6, 22 Abril 1983.

xii J. Bergman y G. Howe, ‘Vestigial organs’ are fully functional, Creation Research Society Monograph No. 4.

xiii C. Wieland, ‘The strange tale of a leg on a whale’, Creation 20(3):10–13, Junio–Agosto 1998.

Fuente:

http://creaciondimensional.blogspot.com/

¿QUÉ TAMAÑO TIENE TU DIOS?

El tamaño de algo se determina por unidades de medida, las que varían dependiendo del objeto que medimos. El oro se mide en onzas o gramos; el carbón, en toneladas. El petróleo crudo se despacha en barriles, la gasolina refinada se vende por litros o por galones. El tamaño de una caja se define por su longitud, anchura y altura, en centímetros o en pulgadas, y para alfombrar una habitación se habla de metros cuadrados o yardas cuadradas. Como los metros o las yardas son inadecuados para indicar la distancia entre Nueva York y Nairobi, usamos kilómetros o millas. Pero las distancias interplanetarias demandan años luz, y un año luz es igual a la distancia que la luz viaja en un año a la velocidad de 300.000 km (186.000 millas) por segundo. ¡Algo casi impensable!

Pero, ¿qué tamaño tiene tu Dios? ¿Está él tan distante y es tan infinito que el espacio y el tiempo no significan nada para él? ¿Es él tan trascendente que podemos reconocerlo como la base moral o la causa primera del universo, y luego dejarlo solo con su grandeza, y seguir nuestras vidas sin referencia a su existencia o a sus demandas? ¿O se halla tan cercano, tan inmanente, tan involucrado en la vida y sus miríadas de movimientos que vive en ese árbol o se lo encuentra en esta piedra o es una parte de todo lo que existe, una especie de ser panteísta, y lo hacemos como uno de nosotros? Y todo esto, ¿tiene realmente sentido, después de todo?

Para el salmista, el asunto del tamaño de Dios era de importancia. “¿A dónde me iré de tu espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiera a los cielos, allí estás tú; y si en el seol hiciera mi estrado, allí tú estás. Si tomara las alas del alba y habitara en el extremo del mar, aun allí me guiará tu mano y me asirá tu diestra” (Sal. 139:7-10). Reflexiona sobre esto, y tendrás una idea del infinito: no del tipo matemático, donde el infinito está más allá de lo alcanzable, sino de la dinámica espiritual, en la cual Dios puede ser a la vez trascendente e inmanente; infinito, pero puede amar lo suficiente como para identificarse con las necesidades y preocupaciones humanas. Por ello David se asombra y siente contentamiento: Dios está en el cielo omnipresente, omnisciente, omnipotente y sin embargo lo suficiente interesado como para que podamos decir: “Me asirá tu mano”.

En este mismo asombro y contentamiento reside uno de los desafíos más grandes que confrontamos como cristianos con respecto a Dios: la tentación de considerar a Dios desde el punto de vista de nuestras limitaciones y cuestionar su poder y fortaleza.

Resistamos la tentación

Pero los cristianos que aceptan la Biblia como revelación de Dios para la humanidad no están sin ayuda para resistir tal tentación. La Biblia habla de la revelación última que Dios realiza en la persona de Jesús, en quien lo finito y lo infinito se fusionan. En él lo divino y lo humano, el totalmente Otro y Aquel que se identificó con nuestras debilidades y fragilidad, se unieron para mostrar que la vida puede vivirse en estrecha relación con Dios, sin diluir su infinitud magnífica.

Jesús demostró el poder de Dios en su vida, muerte y resurrección, poder que tocó y transformó la vida de sus discípulos. El tímido y atropellado Pedro llegó a ser el predicador intrépido del día de Pentecostés. El Tomás que dudaba buscando una evidencia científica y una prueba sensorial, cuando el Jesús resucitado lo confrontó, cayó a sus pies en humildad, exclamando: “¡Señor mío y Dios mío!” (Juan 20:28).

Pero la timidez de Pedro y la duda de Tomás no eran exclusivas de ellos. Pareciera que los cristianos de todas las épocas han tenido y tienen dificultades para creer en todos los aspectos de la revelación de Dios, si carecen de un apoyo aceptable. Por ejemplo, considera las palabras proféticas de Apocalipsis 1:7: “He aquí que viene con las nubes: todo ojo lo verá”. Algunos preguntan: ¿Cómo pueden todos los habitantes de la tierra ver la venida de Jesús al mismo tiempo, dado el hecho de que la tierra es redonda? Una pregunta científica, es cierto, pero que ignora el hecho de que en este caso nos confrontamos con un evento divino, y no debemos entender a Dios en términos de las limitaciones humanas. Considera que aun nosotros, los humanos, hemos desarrollado en nuestros días la capacidad tecnológica de lograr que un acontecimiento determinado sea visto alrededor de la tierra al mismo tiempo. No estoy sugiriendo que Cristo usará satélites y la televisión para difundir su segunda venida. Pero me refiero a que si los seres finitos han logrado diseñar un sistema mediante el cual un incidente sobre esta tierra puede verse simultáneamente por todos sus habitantes, ¿por qué limitaremos a un Dios infinito al decir que él no puede lograrlo de la manera que él mismo escoja? ¿Qué tamaño tiene tu Dios?

El poder de Dios y la creación

Una área en la que se observa en forma especial este problema de limitar el poder de Dios es el origen de la tierra y de la vida sobre ella. Los científicos afirman que esta tierra, junto con muchas galaxias y planetas, fue el resultado de la explosión de alguna masa de origen desconocido, y que la vida se desarrolló eventualmente cuando se produjeron las condiciones adecuadas. Pero la teoría de la evolución no es tan científicamente sólida como se hace creer a mucha gente y varios trabajos eruditos han señalado los problemas de la teoría de la evolución (ver recuadro).

Existe una diferencia filosófica básica entre un científico que apoya el evolucionismo y uno que cree en la creación. La ciencia trata acerca de los fenómenos naturales. La teoría de la evolución explica el origen del planeta Tierra y la vida sobre él, usando las leyes naturales cuyos efectos se observan en el mundo. El problema es que hay brechas significativas que no pueden salvarse con ninguna ley conocida o fenómeno observado. Por ejemplo, la antiquísima pregunta. “¿Qué fue primero: el huevo o la gallina?”. Todo pollo sale de un huevo que se empolla, y cada huevo es puesto por una gallina. La aparición del primer huevo o la primera gallina, de cualquier otro modo, no es natural, ¡para decir lo mínimo! Los científicos creacionistas señalan esto y dicen que la ciencia sólo puede considerar las leyes naturales que fueron establecidas como parte de una creación sobrenatural. Esto se entiende mejor si comparamos la fabricación y el mantenimiento de un automóvil. Así como las herramientas que son totalmente satisfactorias para arreglar un vehículo son inadecuadas para su fabricación, las leyes científicas que sirven apropiadamente para comprender el funcionamiento y el mantenimiento de este mundo son inadecuadas para dar cuenta de su origen.

La primera ley de la termodinámica, que trata de la conservación de la energía, afirma que los procesos naturales no pueden crear ni destruir la energía, sino que sólo pueden convertir la energía de una forma en otra. Esto fija una limitación importante a la naturaleza. Como la materia es una forma de energía, la naturaleza no puede dar razón de la energía total del universo, incluyendo la materia; de allí la necesidad de lo sobrenatural. ¿Podría esto sobrenatural ser el Dios Creador, revelado más específicamente en Jesucristo?

Los que creen que la Biblia es la revelación de Dios no deberían sorprenderse si cualquier determinación científica de la edad de la tierra no guarda consistencia con la historia de la creación. El acto de la creación implica un acontecimiento sobrenatural que dio como resultado una tierra madura, completamente desarrollada, con sus habitantes al final de la semana de la creación. Cualquier método para datar la tierra científicamente involucra suposiciones de condiciones y procesos naturales, y no dará resultados que apoyen una base de creación sobrenatural.

Como Dios creó este mundo en forma sobrenatural, ningún método de datación científica de la tierra, aun en los días de Adán, podría dar resultados que estuvieran en armonía con la creación. La entrada del pecado cambió la perspectiva de la humanidad y ha puesto límites a la comprensión humana. Aquí es donde entra la fe. “Por la fe comprendemos que el universo fue hecho por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía… Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que recompensa a los que lo buscan” (Heb. 11:3, 6).

Se necesita precaución

Lo que hemos considerado hasta ahora nos advierte que debemos ser cuidadosos al buscar, desde nuestra perspectiva humana, poner un límite a la persona y el poder de Dios. No podemos medir ni comprender a Dios desde el punto de vista de nuestra inadecuación. Tampoco podemos apreciar completamente el papel de Dios en esta tierra y su historia, desde la perspectiva limitada de nuestra inteligencia. Podemos pensar, sondear, inquirir, analizar —en realidad Dios nos anima a hacerlo–, pero llega un punto en el que nos confronta el vasto abismo entre lo finito y lo infinito. Lo finito no puede abarcar o comprender plenamente lo infinito; lo finito sólo puede creer. Allí es donde la fe viene a nuestro rescate. Y mientras estudiamos y teorizamos, los que afirman su fe en Dios confesarán humildemente que no todas las cosas son claras todavía. “Ahora vemos por espejo, oscuramente; pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como fui conocido” (1 Corintios 13:12).

¿Qué tamaño tiene tu Dios? ¿Es suficientemente grande para darle sentido a la vida, aunque no podamos comprender todos los misterios involucrados en ella? ¿O es tan pequeño que la vida llega a ser un viaje tortuoso, vapuleada de aquí para allá, de la vacilación a la duda y de la duda a la desesperación? La elección es tuya.

E. Theodore Agard

LA SINGULARIDAD DE LA BIBLIA

La Biblia: ¿Por qué es única?

¡La Biblia! No hay otro libro en la historia que haya sido tan amado como injuriado. Millones han arriesgado sus vidas y esperanza por sus promesas y muchos se han pasado la vida atacando su credibilidad. Para muchos ella da respuestas vitales a preguntas sobre la vida y la muerte, el presente y el futuro, el pecado y la salvación. Para otros, no es nada más que un libro de mitos y fábulas.

Fuera de lo que sus admiradores y críticos podrían decir, un hecho se mantiene al margen de toda discusión: la Biblia es un libro único en historicidad, origen, monoteísmo, profecías y enfoque redentor. Otros libros pueden contener conceptos similares y proclamar principios morales elevados, pero la Biblia es diferente a todos los demás en multitud de aspectos.

Unica en historicidad

La historicidad es una de las características distintivas de las Escrituras. Mientras otra literatura religiosa contiene muchos mitos y leyendas, la Biblia presenta la narración histórica en forma directa.1 Los críticos pueden alegar que mucho material de la Biblia es mitológico y que su narrativa está plagada de errores históricos, pero los hechos contradicen tales afirmaciones. Descubrimientos arqueológicos de los dos últimos siglos han resaltado la naturaleza histórica de las Escrituras de muchas maneras. La arqueología no prueba que la Biblia es la Palabra de Dios, pero ciertamente ha iluminado y provisto en ocasiones la adecuada verificación, necesaria para el registro histórico de las Escrituras.2 Respondiendo a acusaciones de que la historia bíblica combina presunciones con errores, Donald Wiseman, un respetado profesor de asiriología, ha argüido con acierto que la evidencia arqueológica ha eliminado en su mayor parte aquellos “supuestos errores”. Ciertamente, “la mayoría de los errores pueden ser atribuidos a errores de interpretación de catedráticos modernos y no llegan a substanciar ‘errores’ de hecho presentados por los historiadores bíblicos. Esta perspectiva es más adelante confirmada cuando se recuerda cómo muchas teorías e interpretaciones de la Escritura han sido corroboradas o corregidas por descubrimientos arqueológicos”.3

Unica en su origen

Otra peculiaridad de la Biblia es la de su origen distintivo. ¿Por qué es el Antiguo Testamento tan diferente a cualquier otra literatura antigua contemporánea? Un salmo provee la respuesta: “Ha manifestado sus palabras a Jacob, sus estatutos y sus juicios a Israel. No ha hecho así con ninguna otra de las naciones; y en cuanto a sus juicios, no los conocieron” (Salmo 147:19-20). Israel estaba plenamente consciente del hecho de que Jehová, el creador de los cielos y la tierra, se había revelado a sí mismo a Abrahán y sus descendientes como no lo había hecho con otras naciones. El apóstol Pablo, quien habiéndose educado dentro del judaísmo llegó a ser el primero de los apóstoles del Evangelio, está de acuerdo con la reivindicación del salmista por la que Dios da especial revelación a Israel. “…que les ha sido confiada”, dice, “la palabra de Dios” (Romanos 3:1 y 2). “La Palabra de Dios” quiere decir lo mismo que “las Sagradas Escrituras” (2 Timoteo 3:15). Ninguna otra nación o grupo étnico, tales com los babilonios, egipcios, griegos o romanos, produjeron alguna vez una colección de escritos como la Biblia. Esas naciones dejaron un legado de historia, literatura, poesía y drama, pero ninguna ha dejado nada similar a la ‘Scriptura’ hebrea que sea tan coherente, contando con un cuerpo unificado de escritos que cubren historia, biografía y ética; y un sistema religioso que abarque un período de más de mil años, escrito por muchos y muy diferentes autores. Su peculiaridad reside en la fuente de la cual el Antiguo Testamento emergió: la divina revelación exclusiva dada a Israel.

Desde luego, hubo un propósito divino detrás de esta revelación. La intención de Dios era que los israelitas, como receptores privilegiados de la revelación de Jehová, compartirían su conocimiento de Dios con otras naciones. Desde el comienzo Dios estableció su propósito, a saber, que en Abrahán y sus descendientes “todas las familias de la tierra” fueran benditas (Génesis 12:3; 22:18). El plan de Dios era que las Sagradas Escrituras, originalmente confiadas a los judíos, se volvieran eventualmente la herencia común de “toda nación, tribu, lengua y pueblo” (Apocalipsis 14: 6). Las Escrituras no fueron dadas solamente a Israel, sino que por medio de Israel llegaran a toda la familia humana.

Unica en monoteísmo

El monoteísmo es otra característica única que separa a la Escritura hebrea de toda otra literatura religiosa de los tiempos antiguos. Otras naciones fueron politeístas, y mucha de su literatura sacra está constituida por mitos relacionados con dioses y diosas multitudinarios. Por contraste, el Antiguo Testamento habla sobre Jehová como el único y verdadero Dios y no admite otro: “¡Oye, oh Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es! Y amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, con toda tu alma, y con todas tus fuerzas” (Deuteronomio 6:4 y 5). Esta confesión de Jehová como el único Dios, el Dios viviente, el creador del cielo y la tierra fue el fundamento de la religión de Israel.

Es verdad que a través de los siglos muchos israelitas sucumbieron a la atracción del politeísmo. Pero de manera consistente los profetas los llamaron a volver a la fe en el único Dios. Eventualmente, el monoteísmo prevaleció en Israel. A pesar del desinterés de los críticos modernos, la Biblia, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamentos, reconocen a un solo Dios. Este monoteísmo único de la Biblia, no es ni el resultado de genios humanos ni el producto final de un proceso evolutivo en la historia de la religión de Israel, sino que es “el discernimiento inspirado revelado por Dios a su pueblo”4. Sin esta revelación especial, Israel habría seguido el camino de todas las otras naciones antiguas. No habría habido Sagradas Escrituras con el retrato distintivo del supremo y soberano Dios.

Unica en predicciones proféticas

Las predicciones proféticas constituyen otra evidencia de la unicidad de la Biblia. Otras naciones han tenido profetas, pero ellos nunca hicieron predicciones que cubrieran cientos de años sobre el futuro y se cumplieran. Por ejemplo, la profecía de Daniel 2, describiendo la marcha de la historia desde Babilonia a través de Media y Persia, Grecia, Roma, las naciones divididas de Europa y el establecimiento del reino de Dios, no encuentra paralelo en cualquier otro relato literario. Tal predicción profética está más allá de toda sabiduría o previsión humanas. Daniel mismo reconoció la fuente divina de la profecía cuando se lo explicó directamente al rey Nabucodonosor: “Pero hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios, y él ha hecho saber. . . qué ha de acontecer en los postreros días” (Daniel 2:28).

La predicción profética se toma en las Sagradas Escrituras como un serio indicador de la naturaleza del verdadero Dios, que se advierte en el desafío que Jehová lanzó: “Dadnos pruebas de lo que ha de ser después, para que sepamos que vosotros sois dioses” (Isaías 41:23). El verdadero Dios puede revelar el futuro y sólo en la Biblia encontramos predicciones proféticas que han sido cumplidas exactamente luego de períodos prolongados de tiempo. Esto ofrece poderosas evidencias de que la Biblia es la Palabra de Dios de una manera única.

Los críticos, por supuesto, menosprecian el carácter distintivo de las revelaciones proféticas aduciendo que ellas no son más que historia escrita posteriormente al cumplimiento de los hechos. Para sustanciar o respaldar tales pretensiones, a menudo distorsionan la evidencia despiadadamente. Por ejemplo, ellos señalan que las profecías de Daniel, incluyendo el capítulo dos, fueron escritas en el segundo siglo d.C. por un autor desconocido, y no por el profeta Daniel en el siglo VI a.C. No obstante, aún esto no alcanzaría a explicar cómo ese escritor desconocido pudo prever que el cuarto imperio, Roma, sería el más poderoso de los cuatro imperios y que éste sería seguido por otro dividido, en condiciones que se mantendrían por más de mil quinientos años. Así, contrariando la clara evidencia de la historia y la propia del libro de Daniel, el cuarto reino, según dicen, se refiere a Grecia en lugar de Roma, haciendo que la profecía de Daniel 2, como otras predicciones proféticas de ese libro, tengan que ver con eventos ya ocurridos o a punto de producirse en el tiempo en que fueron descriptos. Pero hay evidencias arqueológicas, históricas, y lingüísticas que favorecen firmemente la fecha del siglo VI a.C. para el libro de Daniel, lo cual lleva a la conclusión que las predicciones de Daniel 2 todavía continúan siendo testigos del hecho de que Dios es el verdadero autor.

Unica en su enfoque redentor

Sin embargo, las predicciones proféticas de la Biblia nunca han intentado gratificar la curiosidad humana. Ellas fueron dadas para revelar el verdadero carácter y propósito de Dios: salvar a la humanidad del pecado. Este plan divino para la redención de la raza humana fue desplegado progresivamente durante cientos de años. Primero, por la anticipación provista por medio de las revelaciones dadas a los patriarcas y a los profetas, y luego, en la encarnación del Hijo de Dios. Más que cualquier otra cosa, es el enfoque redentor el que caracteriza la unicidad de la Biblia, tanto en el Antiguo como el Nuevo Testamentos, como la Palabra de Dios. Desde la primera promesa de redención en Génesis 3:15, hasta la seguridad final de la gracia de Jesucristo en Apocalipsis 22:21, la Biblia constituye una única y coherente revelación de Dios en búsqueda de los seres humanos perdidos.

La promesa del Antiguo Testamento y su cumplimiento en la encarnación, vida, muerte, resurrección y exaltación de Jesús de Nazareth como se registra en el Nuevo Testamento, provee suprema evidencia de que estos escritos son en verdad divinos. Acertadamente Pablo exalta la redentora unicidad de la Palabra de Dios: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16 y 17).

Jesús mismo frecuentemente apelaba al Antiguo Testamento para mostrar que su ministerio, muerte y resurrección, daban cumplimiento a esas promesas y profecías. Pero muchos de los dirigentes judíos rechazaron las reivindicaciones de Jesús y su interpretación de las Escrituras. El les dijo a los dirigentes en términos bien claros: “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida . . . No penséis que voy a acusaros delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?” (Juan 5:39, 40, 45-47) ¿No son estas mismas palabras aplicables hoy a muchos catedráticos cristianos, quienes mientras pretenden desarrollar una exégesis de la Biblia de rigor científico, neutralizan el significado obvio de las profecías en el Antiguo Testamento y frecuentemente atribuyen sus interpretaciones y aplicaciones en el Nuevo Testamento a la prejuiciada o mal informada comprensión de la iglesia primitiva?

Si nosotros creemos que Cristo es el que pretende ser: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Juan 14:6), entonces nosotros tenemos, como él, que aceptar las Escrituras como “la Palabra de Dios” (Marcos 7:13), como la Santa Escritura, la cual “no puede ser quebrantada” (Juan 10:35). No hay evidencia de que Jesús haya citado alguna otra fuente fuera de las Escrituras. En su conflicto con la tentación de Satanás en el desierto la Escritura fue su única arma. El dijo: “Escrito está: no sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

Unica para mí

Yo me crié en un hogar secular. No teníamos oración, ni lectura de la Biblia, ni devoción alguna. A los diecinueve años dejé mi hogar para estudiar leyes en la Universidad de Groningen, Holanda, mi tierra natal. No comprendía el propósito de mi existencia y buscaba afanosamente el sentido de la vida. Por la lectura de la Biblia llegué a creer que ella tenía las respuestas para mi búsqueda. Acepté a Jesucristo como mi Salvador y Señor. Renuncié a estudiar leyes y me preparé para ser pastor. Trabajé durante diez años como misionero y luego regresé para realizar estudios teológicos superiores.

En el seminario teológico me confrontaron una miríada de preguntas críticas sobre la Biblia. ¿Escribió Moisés realmente los libros que se le atribuyen? ¿Fue David el autor de todos los salmos que van bajo su nombre? ¿Fue el libro de Isaías escrito por tres o más personas desconocidas en lugar del profeta Isaías? ¿Se originó el libro de Daniel en el segundo siglo a.C. en lugar del sexto? ¿Fueron las narraciones del libro de Génesis mitos antes que relatos históricos? ¿Fueron los cuatro evangelios invenciones plagadas de contradicciones y faltas a la verdad? Mi confianza en la Biblia como revelación divina vaciló. Comencé a preguntarme si la Biblia realmente era lo que había creído que era cuando me convertí catorce años antes. Me di cuenta que si perdía mi confianza en la Biblia podía perder mi fe en Cristo, tarde o temprano, porque era por las Escrituras que él se me había revelado a sí mismo y me había hablado continuamente por medio de ellas.

Después de mucha oración y estudio, decidí que iba a mantenerme apegado a Cristo y a su Palabra, aunque yo no podía contestar todas las preguntas críticas en aquel momento. Ahora, cerca de treinta años más tarde, plenos de estudio y oración, muchas preguntas han sido contestadas y otras permanecen sin resolver. Sin embargo, tengo la confianza de que un día Dios me proveerá las respuestas, sea en esta vida o en el mundo por venir. A través de los años, mientras estudio cuanta evidencia puedo hallar, continúo cultivando mi relación personal con mi amante y compasivo Salvador y estoy más convencido que nunca de que la Biblia es verdaderamente la Palabra de Dios. No hay otro libro que califique para ese título.

El autor de este relato es actualmente dirigente de Iglesia en Norteamérica, esperamos entrevistarlo pronto.

Fuente:

http://creaciondimensional.blogspot.com/2009/11/la-biblia-por-que-es-unica.html

EL 25 DE DICIEMBRE COMO LA FECHA DEL NACIMIENTO DE CRISTO

¿Sabías que Jesús no nació el 25 de diciembre?

COROTOS AJENOS
(Tomado de Planeta Curioso)

Así es, ¿pero por que decimos esto? Por muchas razones. No existe ninguna evidencia que indique que Jesús hubiera nacido el 25 de diciembre. Más bien, la evidencia demuestra lo contrario.

Por ejemplo en el libro Celebrations, de Robert J. Myers, leemos: “El relato bíblico sobre el nacimiento de Jesús no indica nada de la fecha en que tuvo lugar. Sin embargo, el informe de Lucas [Lucas 2:8] tocante a que los pastores ‘moraban en los campos, guardando sus rebaños por la noche’, da a entender que Jesús debió nacer en el verano o a principios del otoño. Ya que diciembre es un mes frío y lluvioso en Judea, lo más probable es que por la noche los pastores hubieran buscado refugio para sus rebaños”.

Además en el libro Daily Life in the Time of Jesus (Vida cotidiana en el tiempo de Jesús), de Henri Daniel-Rops, se nos dice algo semejante: “Los rebaños […] pasaban el invierno bajo cubierto; y solo por este detalle puede verse que es poco probable que la fecha tradicional de la Navidad, en el invierno, sea cierta, ya que el Evangelio dice que los pastores estaban en los campos”.

The Encyclopedia Americana dice lo siguiente sobre el 25 de diciembre: “En Occidente no se estableció esta fecha hasta aproximadamente mediados del siglo IV, y en Oriente, hasta más o menos un siglo después”.

Si buscamos información en la Biblia, llegamos a la conclusión que Jesús no nació en esa fecha. Y él no autorizó la celebración de la Navidad, como tampoco lo hicieron sus discípulos ni los escritores de la Biblia. De hecho los primeros cristianos no celebraban el nacimiento de Cristo. Además si hubiese sido importante recordar su nacimiento, ¿no lo habría mandado?

Además hasta la Iglesia Católica reconoció que Jesus no nació en esa fecha, en su periodico del Vaticano L’Osservatore Romano dijo: “Históricamente, la verdadera fecha del nacimiento de Jesús permanece bajo un velo de incertidumbre que no han podido levantar ni la historia romana, ni el censo imperial de aquella época, ni la investigación de siglos posteriores. Y pasa explicar por que razón se escogió el 25 de diciembre para recordar el nacimiento de Jesús. Pero ese tema lo tocaremos para otra ocasión.

Fuente: Planeta Curioso

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

EL VERDADERO ORIGEN DE LA NAVIDAD

¿Conoce realmente las raíces de esta fiesta? ¿Distingue el origen de esta festividad? ¿Sabe el origen del árbol de Navidad?  

La Navidad, en pocas palabras, no puede ser celebrada por los cristianos. Los fieles aman la verdad de Cristo y no deben ser atraídos por una fiesta que no tiene un origen divino. 

La Navidad está llena de paganismo, fue disfrazada por la iglesia Católica Romana. Los falsos maestros promueven la Navidad y engañan la mente de las personas a través de la radio o televisión incitando a celebrarla. 

Origen de la Navidad

Esta palabra proviene del término Natividad, el cual tiene su origen en el latín “Nativitatem”, que significa Nacimiento. El mundo religioso la aplica al nacimiento de Jesucristo.

Esta fiesta en lengua inglesa se le llama “Christmas”, que quiere decir “Misa de Cristo” y es celebrada en la misma fecha.

Esta enseñanza no es bíblica porque no encontramos nada relacionado con la Navidad; ni Pedro, ni Pablo, ni Juan, ni alguno de los apóstoles nos hace mención de dicha fiesta, por lo cual se entiende que no la celebraron. En consecuencia, ni la iglesia primitiva guardó esta fiesta.

El 25 de diciembre (solsticio de invierno en el hemisferio norte) se festeja la Navidad en la mayoría de iglesias denominacionales, (y en la iglesia ortodoxa).

Las llamadas “posadas” empiezan el 16 de diciembre y conmemoran el viaje de María y José en su búsqueda de alojamiento antes del nacimiento de Jesús.

La historia nos dice que cuando el emperador Constantino aceptó la doctrina de Jesús se empezó a cristianizar muchas festividades paganas.

Algunas enciclopedias nos dicen que esta festividad era conocida no con el nombre de Navidad, sino como “Saturnalias”, celebrada por los romanos paganos del 17 al 24 de diciembre y el 25 de diciembre era el nacimiento del dios Sol.

La enciclopedia Quillet dice: “La navidad no figuraba entre las primeras fiestas antes del siglo V. El primer lugar donde se menciona una fecha del nacimiento de Jesucristo es en Egipto. San Clemente de Alejandría se asombró de que algunos teólogos egipcios hablan no solamente del año, sino también del día en que ocurrió el nacimiento de Jesús que suponían ser el 20 de mayo. Más tarde se creyó que Cristo había venido al mundo el 19 o 20 de Abril o 6 de Enero. La primera mención cierta del 25 de diciembre aparece en el calendario de Filocalus en el año 254”.

La enciclopedia Barsa dice: “esta celebración se generalizó en el siglo IV. Como no se conoce la fecha precisa del nacimiento de Jesús, la iglesia Católica adoptó finalmente el 25 de diciembre y cristianizó festividades paganas, que en diversos pueblos se celebraban como la fiesta del sol y los carnavales de Saturno”.

La enciclopedia de religión Católica: “se menciona que no hay fundamentalmente una razón que favorezca la fecha en cuestión, pues quien estableció esta fecha fue el papa Julio I en el siglo IV para quitar la enorme discrepancia que había en cuanto al tiempo del nacimiento del hijo de Dios, porque unos creían que había nacido en mayo, otros en abril y otros en enero”.

Origen del árbol de Navidad

Dicen algunas fuentes que antiguamente había un hombre llamado Nimrod, éste nació precisamente el 25 de diciembre, y se dice que él es el mismo que aparece en el libro de Génesis 10:8-10; dicho hombre se unió con su madre, llamada Semiramis, y de esa unión nació un hijo que se llamó Tammuz, (Ezequiel 8:14).

Cuando Nimrod murió su madre-esposa lo sepultó. Pero al paso del tiempo creció un árbol donde él había sido enterrado. Semiramis comenzó a enseñar que su “hijo-esposo” se había encarnado en ese árbol y cada día de su natalicio visitaba la tumba y llevaba regalos los cuales colgaba en las ramas.

Esa doctrina se propagó por todos los pueblos, siendo uno de ellos Babel y la tierra de Sinar, que luego se llamó Babilonia.

De esta forma vino a existir el “árbol” del natalicio de Nimrod. Lo que hoy se hace en diciembre es recordar indirectamente el nacimiento de este hombre malvado y pecador, Génesis 10:8-10.

La decoración del árbol se puede rastrear en los romanos que ponían máscaras del dios Baco en las ramas de los árboles para alcanzar protección.

También colgaban chuchearías en los árboles para celebrar el saturnal, el festival del dios de la cosecha. Las campanas, las frutas y otras decoraciones que se emplean en la actualidad han evolucionado a lo largo de los siglos demostrando que esta fiesta se funda en tradiciones de hombres y no en lo divino.

Se cuenta otra leyenda de tres árboles que estaban cerca del pesebre para honrar al recién nacido: el olivo, el dátil y el pino. El olivo dio su fruto, la palma dio dátiles, pero el pino no tenía nada que dar.

Unas estrellas bajaron de los cielos y se posaron sobres sus ramas para servir de ofrenda, es el supuesto origen del árbol decorado.

En las primeras fiestas de Navidad los romanos usaban árboles de pino para representar el calor del nuevo nacimiento del dios Sol en forma de fuego.

Se basaba en una vieja leyenda babilónica: durante una noche, un árbol verde se desarrolló de un tronco muerto. Significa que el dios Sol Nimrod (tronco seco) reencarnó en Tamuz (árbol verde) cuando su madre Semiramis lo parió esa noche.

Los romanos colgaban del árbol cerezas rojas que después fueron esferas, como símbolos del dios Sol. De los países Sajones se adoptó la costumbre de colgar regalos y golosinas. Costumbre que proviene de Alemania, donde el misionero inglés Bonifacio, sustituyó en el siglo VII los sacrificios que se hacían en la encina sagrada de Odin, por un pino adornado en homenaje al niño Jesús.

¡No! La Biblia no autoriza esto, el libro de Deuteronomio 16:21 dice: “no plantarás bosques, ni árbol ninguno cerca del altar del Señor tuyo”.

El propósito actual del árbol de Navidad no es otra cosa que “adoración” y no tiene ninguna relación con el nacimiento de Cristo.

Esta costumbre vino de la madre de Nimrod, Semiramis, y así pasó a otros países, como Egipto, Roma, Babilonia, donde se llamaba “Baal-Tamar”; de modo que a los hijos de Dios se les prohíbe poner este árbol.

Conclusión

Hermanos, hemos conocido la verdad en cuanto a la Navidad y sus fiestas paganas. No debemos andar por allí contentos y alegres diciendo a todos: “Feliz Navidad”.

Dios desea que usted se libre de las fiestas que celebran los paganos. Por favor, apártese de la Navidad y manténganse puro y limpio delante de Dios. La Navidad no existe, ni debe existir entre los cristiano. Disfrute a Cristo y no la Navidad, ponga su mirada en las cosas celestiales y no en las terrenales.

ROMANOS 14:5-6: ¿ENSEÑA A NO OBSERVAR EL SHABBAT?

No soy un defensor del Sábado, pero tampoco su detractor, por eso  publico este tema para vuestro análisis

Shalom amigos:

De la serie sobre el shabbat de nuestro amigo y hermanos Erick, ahora toca este pasaje usado como pretexto para anular la observancia del shabbat para todos los creyentes.

Existen una serie de pasajes y textos bíblicos que aparentemente enseñan que el Shabbát no debe ser guardado obligatoriamente por los discípulos del Mashiaj Yeshúa. Uno de esos textos es el de Romanos Capitulo 14 verso 5 y 6, veamos que nos dice:

“Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. El que hace caso del día, lo hace para YHWH; y el que no hace caso del día, para YHWH no lo hace. El que come, para el YHWH come, porque da gracias a Elohim; y el que no come, para el YHWH no come, y da gracias a Elohim.” (Romanos 14:5-6) Versión Reina Valera 1960.

Para muchos Shaúl (Pablo) está diciendo que no hay diferencias entre un día y otro, por lo cual se concluye que da lo mismo que día reposamos, no importa si guardamos el Shabbát o no, no importa que día nos reunimos para adorar. ¿Es esto así? ¿El que aparto un día (el séptimo) y lo santifico, ahora mediante la doctrina dada a Shaúl, se contradice? ¿El que ordeno a congregarse en Shabbát (YHWH) ahora mediante la enseñanza de su siervo Shaúl nos dice que ya no importa que día nos reunimos para adorarlo? ¿YHWH es un Elohim que no sabe lo que nos ordena, por eso luego cambia de opinión al pasar los años? Desde una perspectiva hebrea claro que no, pero bajo la influencia de la perspectiva Romana que hay en la religión cristiana tal parece ser.

Pero no olvidemos lo que ya hemos visto, que Shaúl (Pablo) tenía la COSTUMBRE de ir a congregarse en Shabbát (Maaseh/Hechos 17:2-3), por lo cual es fácil deducir que esta costumbre no es una mera tradición religiosa, sino que una actitud que tiene como intención la obediencia del mandamiento de la Toráh respecto de guardar el Shabbát y convocar santa asamblea (reunirse) en Shabbát. (Va’Yiqra/Lv. 23:2-3).

¿Cómo entendemos las palabras de Shaúl? Bien veamos:

Lo primero que debemos señalar es que en este pasaje no se hace mención directa alguna respecto del “día” del Shabbát, Shaúl está hablando de “días” en forma plural y no de “día” como indicando uno solo, por lo cual no se está cuestionando el “día” de reposo, sino que otros “días”. Por otra parte cabe señalar, que Shaúl no está hablando de los “días” o “fiestas de YHWH”, ordenadas a guardar por él en la Toráh, sino que de otros “días”; No olvidemos que anteriormente en esta misma carta Shaúl (Pablo) nos había dicho: “La Toráh (ley) a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno” “los hacedores de la Toráh (ley) serán justificados” y “me deleito en la Toráh (ley) de Elohim” (Romanos 7:12; 2:13; 7:22)

¿Entonces a que “días” se refiere Shaúl? Para poder responder está pregunta debemos analizar primero el contexto del capítulo donde se encuentran los versículos en análisis. ¿A quienes está escribiendo Shaúl? Su carta va dirigida a gentiles y judíos residentes en Roma, pero principalmente a gentiles que ahí vivían. Al parecer el motivo por el cual Shaúl toca este tema es producto de las prácticas que tenían los gentiles en Roma respecto de la comida, esencialmente el vegetarianismo. El verso 2 del capítulo 14 de Romanos nos dice:

“Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres” (Romanos 14:2)

Shaúl dice que hay una discusión respecto de que algunos piensan que se ha de comer de todo y otros más “débiles” solo prefieren comer “legumbres”. ¿Pero qué tipo de legumbres? La palabra griega que figura tras la palabra “legumbres” es “lájanon” y esta palabra tiene la siguiente connotación: “hierba, vegetable, legumbre que es: “hortaliza”, denota una planta de huerto, una hortaliza (de lacaino, cavar)”.

Es decir algunos querían decían que se podía comer de todo (incluyendo carnes) y “otros” a los cuales Shaúl llama “débiles” preferían solo comer “vegetales”. Este era el problema principal en medio de la congregación de Roma y no podemos obviarlo pues nos servirá mucho para entender todo el capitulo.

Teniendo lo reciente en mente, podemos avanzar en la lectura y llega al verso 5 y 6 del capítulo 14 de Romanos, que son los que estamos analizando, donde se menciona el mismo asunto respecto de la comida;

“El que come, para el YHWH come, porque da gracias a Elohim; y el que no come, para el YHWH no come, y da gracias a Elohim.” (Romanos 14:6) 

Es decir el asunto de comer ciertas legumbres o vegetales estaría estrechamente relacionado con el asunto de los “días”. No podemos separar estas dos cuestiones que se intentan responder por mano del emisario Shaúl. ¿Cuál es la importancia de que los asuntos de las “comidas” y “los días” estén estrechamente relacionados en todo el capítulo 14 de romanos? La importancia radica en que ya tenemos la primera evidencia de que estos “días” no se refieren al Shabbát, ¿Por qué? Porque en toda la escritura no encontramos ningún nexo entre la comida vegetariana o “legumbres” y el Shabbát. Es decir; usted podrá indagar y buscar en la Toráh y no encontrara pasaje alguno donde diga que YHWH ordena comer o dejar de comer “legumbres” en Shabbát, ¿Lo capta? Shaúl está hablando de otros “días” que bajo la costumbre y cultura Romana estaban estrechamente relacionados con la comida vegetariana o con la abstención de ciertas carnes que ciertos hermanos habían comenzado a practicar, en ciertos “días” especiales que ellos mismo habían escogido y que se daban solo bajo el contexto religioso pagano de Roma. Los días que se mencionan aquí están claramente relacionados con la abstinencia de carne, y también con lo contrario; “con comer carne”. Ya que en esos “días” de los cuales trata Shaúl, en Roma se acostumbraba a comer carne sacrificada a los idolos. Lo cual indica que estas observancias de la tradición y la cultura Romana estaban de una u otra manera incomodando a los hermanos “débiles” los cuales habían decidido no comer para no caer en ningún tipo de idolatría, aun sabiendo ellos que los ídolos nada son (1Corintios 8:4) y sabiendo que nada tenían que ver estos “días” con los “días” de adoración que el Creador mando observar. 

Es decir el capítulo 14 de Romanos no tiene nada que ver con la Toráh y sus obligaciones respecto del Shabbát o sus prohibiciones respecto de comer algunos alimentos tales como; el cerdo, el conejo, y peces sin escamas y aletas, entre otros. (Levítico 11:1-47).

Por lo que en resumen el asunto principal que Shaúl quiere resolver es: Los que comían “legumbres” o los vegetarianos eran los que juzgaban a los otros que comían carnes o viceversa. El problema principal radicaba en que en una ciudad como Roma llena de politeísmo y paganismo abundaba la práctica de comer carne sacrificada a los ídolos, por lo cual algunos hermanos habían optado por el vegetarianismo temían comer algo que anteriormente había sido sacrificado a los ídolos. El mismo problema que se dio en Roma lo vivieron los hermanos de la congregación de Corintios (1Corintios 8:1) y a los dos grupos Shaúl les da el mismo consejo; “Que el hecho que alguna carne estuviera anteriormente relacionada con algún ídolo no tenía ninguna implicación a la hora de determinar si era propia comerla o no”. Por eso las palabras de Shaul en las dos cartas:

“Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano. Yo sé, y confío en el Adón Yeshúa, que nada es inmundo en sí mismo; mas para el que piensa que algo es inmundo, para él lo es. Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien el Mesías murió” (Romanos 14:13-14) 

“Pero no en todos hay este conocimiento; porque algunos, habituados hasta aquí a los ídolos, comen como sacrificado a ídolos, y su conciencia, siendo débil, se contamina. Si bien la vianda no nos hace más aceptos ante Elohim; pues ni porque comamos, seremos más, ni porque no comamos, seremos menos. Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles” (1Cor.8:7-9)

Algunos vegetarianos creyentes (versículos 5-6) establecían un día a la semana para comer ciertos alimentos. Otros vegetarianos creyentes comían vegetales a diario. Algunos creyentes, en cambio, se abstenían de ciertos alimentos. Otros comían solo carne. En definitiva el Rav. (Rabí) Shaúl nos instruye que no juzguemos a otro por su preferencia alimenticia o el día en que deciden comer esa clase de alimento. 

Para que este pasaje tratara la no observancia del Shabbát tendríamos que sacarlo de contexto, que es lo que justamente hacen los maestros que lo usan como verso que supuestamente refuta la vigencia del cuarto mandamiento. 

Por lo tanto Romanos capitulo 14 en ninguna manera puede estar relacionado con la observancia del sábado, ya que el sábado es una de las fiestas de YHWH (Levítico 23:1-3) y como tal no es un día en el que uno deba abstenerse de comer algún alimento sino que lo contrario. Las palabras o los conceptos que emanan del Shabbát; Tales como el sábado, reposo, séptimo día, no se menciona en ninguna parte de la carta a los Romanos, ¿Por qué? Porque el Shabbát no era el tema del capítulo ni menos de la carta. Los días mencionados aquí estaban relacionados directamente con la abstinencia de carne, lo que nos da a entender que eran celebraciones romanas o de otro tipo, y que no tenían nada que ver con los días de adoración ordenados por YHWH. 

Por: Erick Vivanco

100 VERSÍCULOS QUE DEMUESTRAN QUE LA TRINIDAD ES FALSA

Amigo “Trinoterco”:

Por favor, trate usted de reemplazar la palabra “Dios” en cualquiera de los 100 versos que aparecen más adelante con la palabra “Trinidad” (o Padre, Hijo y Espíritu Santo) y vea lo que obtendrá.

Por ejemplo,

Juan 3:16:

“Porque tanto amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.

Se convierte en:

“La Trinidad tanto amó al mundo que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.

Arriba podemos ver que si Dios fuera verdaderamente una Trinidad, entonces Jesús tiene que ser el hijo de la Trinidad, lo cual no tiene ningún sentido. Además, el versículo anterior estaría hablando de 4 personas, no de 3, (La Trinidad + el hijo de la Trinidad=4).

Pruebe algunos de los versículos de abajo y verá cómo la doctrina de la Trinidad destruye el verdadero significado de todos estos versos:

Mateo 27:46
Marcos 1:24
Marcos 10:18
Marcos 15:34
Marcos 16:19
Lucas 2:52Lucas 18:19
Juan 3:2
Juan 8:42
Juan 8:54

 

Juan 13:31
Juan 14:1 *
Juan 17:3
Juan 20:17
Hechos 2:22
Hechos 2:32
Hechos 2:36
Hechos 3:13
Hechos 4:10
Hechos 5:30
Actos 7:55
Hechos 10:36
Hechos 10:38
Hechos 13:23
Hechos 20:21
Romanos 1:7
Romanos 1:8
Romanos 2:16
Romanos 3:22
Romanos 4:24
Romanos 5:1
Romanos 5:11
Romanos 5:15
Romanos 5:17
Romanos 6:23
Romanos 7:25
Romanos 8:34
Romanos 10:9
Romanos 15:5
Romanos 15:6
Romanos 16:27
1 Corintios 1:3
1 Corintios 1:9
1 Corintios 1:30
1 Corintios 8:6
1 Corintios 15:57
2 Corintios 1:2
2 Corintios 1:3
2 Corintios 11:31
2 Corintios 13:14
Gálatas 1:1
Gálatas 1:3
Efesios 1:2
Efesios 1:3
Efesios 1:17
Efesios 2:6
Efesios 6:23
Filipenses 1:2
Filipenses 2:11
Colosenses 1:3 *
Colosenses 3:17
1 Tesalonicenses 1:1
1 Tesalonicenses 1:3
1 Tesalonicenses 3:11
1 Tesalonicenses 3:13
1 Tesalonicenses 4:14
1 Tesalonicenses 5:9
2 Tesalonicenses 1:1
2 Tesalonicenses 1:2
2 Tesalonicenses 1:12
2 Tesalonicenses 2:16
1 Timoteo 1:1
1 Timoteo 1:2
1 Timoteo 2:5
1 Timoteo 5:21
1 Timoteo 6:3
2 Timoteo 1:1
2 Timoteo 1:2
2 Timoteo 4:1
Tito 1:4
Tito 2:13
Filemón 1:3
Hebreos 13:20
Santiago 1:1
1 Pedro 1:2
1 Pedro 2:5
2 Pedro 1:1
2 Pedro 1:2
1 Juan 5:1 *
1 Juan 5:20
2 Juan 1:3
Judas 1:1
Judas 1:4
Judas 1:21
Judas 1:25
Apocalipsis 1:1
Apocalipsis 1:2
Apocalipsis 14:12

TODO ES VANIDAD: ¿PARA QUÉ TE AFANAS TANTO EN ESTA VIDA PASAJERA?

El sabio rey Salomón

Amigo mío, sé sabio e invierte en “bonos” para la vida eterna que el Señor te ofrece. Nada material que acumules en tu corta vida podrás llevártelo a la tumba…y es muy seguro que extraños terminen disfrutando de lo que te tanto te costó conseguir…sé sabio y desiste en hacerte rico y famoso en este mundo efímero. Pon tu mira en las cosas que están guardadas arriba… los tesoros imperecederos del Altísimo para todos Sus hijos obedientes.

POR BOCÓN JAIMITO NERD MANDA NUEVAMENTE A SU PADRE AL HOSPITAL CUANDO DISCUTÍAN OTRO PASAJE DE LOS “TRINOTERCOS”

Bueno, ya estoy casi convencido de que la doctrina de la Trinidad no puede ser sustentada por la mayoría de los textos clásicos de los “Trinotercos”. Pero aún me quedan algunos pasajes que Jaimito debe explicarme para estar convencido totalmente del unitarismo bíblico…ejem, ejem…Jaimitooooo, necesito platicar contigo enseguida, por favor…ya papi, dame unos minutos, que estoy conversando con Hans Küng sobre los errores de la Trinidad¡caracoles, mi Jaimito se codea con la crema y nata de la erudición bíblica…¡y eso que tiene sólo 12 años de edad!…¿Sí, papi, en qué te puedo convencer?…¡caramba qué tal seguridad la de mi hijito!…Veremos, hijito, veremos…quiero mostrarte el texto de Isaías 48:11, que dice: Por amor mío, por amor mío, lo haré, porque ¿cómo podría ser profanado mi nombre? Mi gloria, pues, no la daré a otro”…fíjate Jaimito que Yahweh Dice que no dará su gloria a otro, pero en Juan 17:5, dice: “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. Aquí es claro que Yahweh y Jesús comparten la misma gloria porque éste es parte del Dios Trino y uno…¿no te parece claro, hijo mío?…no papi!…¿y por qué no, Jaimito?…Faciliiiiiiiito, pues papi…a ver, a ver, explícate…bueno, el hecho de que Jesús y su Padre compartan la misma gloria no los hace Igual, es decir, que el Hijo sea igualmente Dios Todopoderoso… ¿ah, no?…¡No!…¿por?…pues fíjate papi lo que Pablo dice en Romanos 8:17, y leo: “Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados”… Te das cuenta, papi, de que los cristianos tendrán la gloria que Cristo tiene?…ahora fíjate lo que Pablo mismo les escribió a los tesalonicenses: “A lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo” (2 Tes.2:14)…¿te das cuenta de que estamos llamados a alcanzar la gloria de Cristo?…ajá, sí!…Entonces te pregunto, papi, estamos nosotros llamados a ser Dioses Todopoderosos dado que compartiremos la gloria de Cristo que es la de Su Padre? …Esteeeee…dos y dos son cuatro, cuatro y dos son seis…seis y dos son ocho y ocho dieciséis…ya, papi, no te me hagas el sueco y responde mi pregunta, please…bueno, ciertamente no seremos Dioses Todopoderosos por compartir la gloria de Dios, el Padre… ¡exactamente papi!…y finalmente, para cerrar con broche de oro esta linda plática, fíjate lo que confiesa el apóstol Pedro sobre dicha gloria prometida: “…que soy también participante de la gloria que será revelada (1 Pedro 1:5)…Te pregunto, papi,  ¿era un Dios Todopoderoso el apóstol Pedro porque participaba de la gloria de Cristo que es la del Padre?…No, claro que no!… ajá, viejito, ¡bien has dicho!…¿viejito yo?… no te molestes, papi, que te lo digo de cariño…ah, ya… pero más respeto, ¿eh?…sí, viejo, disculpaBueno, creo que me voy a tomar unas vacaciones porque necesito descansar y meditar sobre todas las pláticas que he tenido contigo sobre la “Trinoterquedad”…bien hecho, papi, y espero que te nos unas para seguir difundiendo el unitarismo bíblico…okey, Jimmy…lo pensaré…No lo pienses mucho que la guadaña puede visitarte y “se fini”…PLOFF…¡se desmayó mi papi!… ¿Aló?…¿911?…llamen una ambulancia que mi papi se ha desmayado…Uyuyuy, ¡¡¡eso me pasa por bocón…!!!

JAIMITO NERD VUELVE A CONVERSAR CON SU PADRE PARA VENTILAR OTRO TEXTO BÍBLICO MUY CITADO POR LOS “TRINOTERCOS”

Ahora pondré a prueba a mi hijito Jaimito Nerd y le mostraré un pasaje muy citado por los “Trinotercos” para fundamentar su doctrina de la Trinidad y veré qué me responde él…ejem, ejem… Jaimitooooooo, hijito mío, ¿estás ocupado?… Sí, papi, estoy escribiendo el segundo tomo que Miguelito Servet no pudo escribir por culpa del “Trinoterco” Juan Calvino, y que lleva por  título: “De Trinitatis Erroribus II”…Caracoles, éste no parece mi hijito Jaimito Nerd sino Jaimito Servet…bueno, el pasaje que quiero que me expliques, hijito mío, es el de Colosenses 2:8-9 que dice: “Mirad que nadie os esclavice mediante la vana falacia de una filosofía, fundada en tradiciones humanas, según los elementos del mundo y no según Cristo. Porque en él reside toda la Plenitud de la Divinidad corporalmente” (NVI). ¿Te das cuenta Jaimito de que en Cristo habita toda la plenitud de la Deidad corporalmente, lo que significa que él es Dios Todopoderoso?…No, papi, no me doy cuenta!...¿Pero cómo que no te das cuenta Jimmy?…Pues fíjate papi lo que dice el siguiente versículo, el 10, que curiosamente no es citado por tus amigos “Trinotercos” porque no les conviene…¿Así? En realidad yo mismo lo he pasado por alto…pero bueno, lo voy a leer enseguida, Jaimito. Dice así: “y en él (Cristo), que es la cabeza de todo poder y autoridad, ustedes han recibido esa plenitud” (NVI)…ajá…¿te das cuenta, mi querido viejo, que los cristianos, o sea, nosotros, hemos recibido esa misma plenitud de la Deidad?…Bueno, sí Jaimito, tienes toda la razón¿entonces te pregunto papi, ¿Somos también nosotros Dioses como Jesús porque también poseemos la plenitud de Deidad en nosotros?…Esteeee, los pollitos dicen, pío, pío, pío, cuando tienen hambre, cuando tienen frío…Ya, pues, viejo, no te me hagas el loco… Te vuelvo a repetir: Si Cristo es Dios, dado que tú dices que en él habita toda la plenitud de la Deidad, entonces es lógico también concluir que nosotros somos Dioses porque tenemos esa misma plenitud de la Deidad en nosotros…No, hijito, eso es una blasfemia…creo que mejor me voy, Jaimito, porque ya me estoy sintiendo mareado…Está bien, papi, y no dejes de tomar tu aspirina de 100 mg para tu corazoncito…sí, Jaimito, gracias… ¡Qué feliz me siento de ver a mi padre volviéndose poco a poco hacia el unitarismo bíblico…¡Y yo confío plenamente en que usted sea el siguiente, estimado lector…!

 

www.apologista.wordpress.com

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

OS INVITO A QUE CONOZCÁIS MI PATRIA EN 10 MINUTOS (APOLOGISTA)

A ver si nos vistan y nos dejan sus divisa$$$$ para el progreso de Perusalén. Saboreen el rico cebiche y el pisco peruano…pero con moderación. Ah, y no se olviden de visitar Macchu Picchu…¡¡¡te encantalá !!! (mismo chinito)

 

BREVE HISTORIA DEL MORMONISMO

Por: Cristian Zamora

www.cristianounitario.wordpress.com

Estatua del ángel Moroni

Un joven se enfrentaba a un gran desafío, saber la verdad acerca de cuál religión era la correcta. Smith deseaba saber qué iglesia era la verdadera de Jesucristo.

Un día mientras analizaba estas cosas a sus cortos 14 años, encontró en las escrituras un texto del apóstol Santiago capítulo 1 verso 5 que dice: Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. 

Perplejo por estas palabras decidió pedir a Dios que le mostrara cuál era la religión verdadera.

En palabras de la propia Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días:

“La educación apostólica de José Smith comenzó en 1820. Al meditar sobre asuntos de religión, muy pronto se dio cuenta de que no había manera de razonar ni debatir la opinión de alguien sobre la exactitud de las diversas iglesias y sus respectivas doctrinas para llegar a una conclusión autorizada con respecto a ellas. A menos que tuviera una manifestación divina, el joven José sólo podía agregar su opinión a las demás que ya existían en la “guerra de palabras y tumulto de opiniones” (José Smith—Historia 1:10).Pero las dudas de José sobre la religión recibieron respuesta en la manifestación personal y física de Dios el Padre y de Su divino y viviente Hijo Jesucristo, una experiencia a la que nos referimos como la Primera Visión” (Revista Liahona Enero 2009)

El joven Smith se alejó a una arboleda no muy lejos de su casa, cercano a New York en la primavera de 1820 y decidió preguntar a Dios en oración para saber a cuál Iglesia unirse. Como respuesta a su oración, se le aparecieron el Padre Celestial y Su Hijo Jesucristo. Al respecto, José escribió: “Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Éste es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!” Se le dijo a José que no se uniera a ninguna de las iglesias de la época.

La primera visión de José Smith señaló el inicio de la restauración de la Iglesia de Jesucristo a la tierra, en palabras de la propia iglesia.

Más tarde, el 21 de setiembre de 1823, un mensajero celestial llamado Moroni (*), visitó a José Smith. Moroni le anunció a José que Dios tenía una obra para él. Además, Moroni le dijo a José que un registro de los antiguos habitantes del continente americano yacía enterrado en una colina cercana y que el registro contenía la plenitud del Evangelio de Jesucristo. Moroni le dijo a José sobre las planchas que él mismo había enterrado 1,400 años atrás.

En septiembre de 1827, José recibió los registros, los cuales habían sido escritos sobre finas láminas de oro. José tradujo el libro al idioma inglés por la inspiración de Dios. El libro se llama El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo. Lleva el nombre de Mormón, un antiguo profeta que compiló el registro.

El Libro de Mormón se publicó en 1830.

*Moroni: como mortal, fue el último autor del Libro de Mormón, enterrando las planchas de metal sobre las cuales se registró, unos 421 años después del nacimiento de Cristo. Él siguió los pasos de su padre, Mormón (cuyo nombre lleva el Libro de Mormón) como guardián de un antiguo registro que detalla la historia y la eventual destrucción de su pueblo, los Nefitas, a manos de sus enemigos, los Lamanitas. Moroni sirvió como general, bajo las órdenes de su padre quien fue el líder del ejército nefita, durante la última campaña militar de su pueblo. Sólo él y un puñado de hombres sobrevivieron. Moroni fue abandonado y describió así su situación: “Mi padre ha sido asesinado en batalla, así como todos mis compatriotas, no tengo amigos ni lugar a dónde ir” (Mormón 8:5)

Moroni escribió el segmento conocido como el Libro de Moroni. En él, especifica los detalles sobre la organización de la Iglesia de Cristo. También incluye dos epístolas más de su padre, Mormón, que contenían sermones sobre la fe, la esperanza y la caridad. En el último capítulo del libro, Moroni deja al lector con una exhortación y una promesa.

¿De Qué Trata El Libro De Mormón?

Según la iglesia SUD (Santos de los Últimos Días), el libro de Mormón contiene “la plenitud del evangelio eterno” (José Smith—Historia 1:34).También enseña que los profetas del Libro de Mormón emplean más de cien títulos en sus enseñanzas sobre Cristo, y cada uno de éstos ayudó a José a comprender la función divina del Salvador, también esclarece la universalidad de la expiación de Cristo, expone la universalidad de la resurrección y de otras doctrinas relacionadas con ella.

El libro de mormón es un compendio histórico del pueblo nefita y lamanita, cuyos antepasados fueron un grupo de israelitas que escaparon antes de la destrucción de Jerusalén en 587 a.E.C.

Los nefitas fueron un pueblo antiguo que vivió sobre el continente americano. Su nombre procede de su profeta y líder Nefi, quien viajó con su familia desde Jerusalén aproximadamente 600 años antes del nacimiento de Jesucristo. Nefi y sus descendientes recibieron el mandamiento de Dios de llevar un registro. Una recopilación de éste se encuentra ahora en el Libro de Mormón que se considera escritura en la Iglesia Mormona.

Cuando la familia de Nefi llegó al continente americano, con el transcurso del tiempo, la familia se dividió en dos grupos rivales. Los nefitas quienes siguieron a Nefi por su rectitud. Ellos se caracterizaban por ser fieles seguidores de Dios, y los Lamanitas que siguieron a los hermanos mayores de Nefi, Laman y Lemuel. Ellos se opusieron a los nefitas a través de su historia.

Los lamanitas fueron un pueblo originario de Laman y su otro hermano Lemuel, ambos mayores que Nefi. Estos hermanos fueron varias veces exhortados al arrepentimiento por su comportamiento inadecuado y contrario a la religión y su familia. Después de la muerte de Lehi, Nefi conducía al pueblo por ser el líder espiritual. Lamán siendo el hijo más mayor y Lemuel el segundo hermano, pensaron que Nefi les estaba robando la herencia del liderazgo (política y espiritual) de aquel pueblo. Nefi huye con su familia y se forman como dos tribus. El pueblo que siguió a Nefi en las creencias de que existía un Dios eterno y su hijo Jesucristo nacería muchos años después para llevar a las personas a la salvación deseó ser llamado “Nefitas“, para ser diferenciado del pueblo inicuo que siguió a Lamán. Es así como los lamanitas, que en un principio fue un pueblo que creía en Dios, pero debido a sus hábitos se volvieron violentos y corruptos, pasó a vivir lejos de sus creencias iniciales.

Según el libro de Mormón los nefitas se convirtieron en un pueblo totalmente inicuo que finalmente fue destruido y exterminado, quedando solo unos pocos sobrevivientes entre ellos el último escritor de este relato (Moroni), quien antes de morir oculto los escritos por mandato del Señor, y el resto de los que quedaron se pasaron a los lamanitas quienes son los que conocemos hoy en día como parte de los ancestros de los indígenas de nuestros días.

Es así como el Libro de Mormón enseña que los lamanitas son los principales antepasados  de los indígenas americanos que hoy existen.Obtenido de “http://es.mormonwiki.com/Lamanitas

Pero el libro de Mormón también trata de otros pueblos, como son los jareditas o mulekitas.

Los Jareditas fueron descendientes de Jared, su hermano, y otros integrantes justos de su familia. Fueron conducidos a las Américas, por Dios, en la época de la Torre de Babel. Su historia se encuentra en el libro de Éter en el Libro de Mormón.

Después de haber terminado la traducción del Libro de Mormón en 1829 y de haber organizado la Iglesia en 1930, José Smith durante tres años estuvo traduciendo la Biblia y, empezando en 1835, tradujo el Libro de Abraham. El Libro de Abraham es un libro de escrituras antiguas traducido por el Profeta José Smith de papiros antiguos.

También la iglesia SUD acepta el libro de Moisés como canónico, el cual es un extracto de la revisión inspirada de José Smith de la Santa Biblia, que intenta corregir las cosas que se han perdido a través de los errores de traducción o por cambios deliberados perpetrados a través de los siglos. El Libro de Moisés cubre el período desde Adán hasta Noé, incluyendo el ministerio de Enoc y la edificación de Sión. Se utiliza mucho en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Según la iglesia SUD  ofrece muchas contribuciones doctrinales

Hay otros dos libros que también la iglesia SUD acepta como canónicos.

Uno de ellos es “Doctrina y Convenios”, que un libro compilado por José Smith que trata de revelaciones que él recibió de Dios. Por ejemplo, en este libro José Smith recibió la “revelación”, que el cristiano debe abstenerse del tabaco, las bebidas alcohólicos, las drogas, las bebidas calientes como el té y el café. Estas revelaciones están registradas en la sección 89 del libro.

La Perla de Gran Precio es una colección de escrituras sagradas y uno de los cuatro libros canónicos que son aceptados como escritura por los miembros de la iglesia mormona. La Perla de Gran Precio incluye estos libros individuales:

  • El Libro de Moisés

  • El Libro de Abraham

  • José Smith-Mateo: una extracción del testimonio de Mateo tomado de la traducción que José Smith hizo de La Biblia.

  • José Smith-Historia: incluye partes tomadas del testimonio y la historia oficial que José Smith preparó en 1838.

  • Los Artículos de Fe: incluyen trece declaraciones sin títulos previamente publicados en el periódico Estadounidense Times and Seasons en Marzo de 1842.

La Primera Visión en la arboleda, la traducción del Libro de Mormón, la revisión de la Biblia, la revelación del Libro de Moisés y la traducción del Libro de Abraham establecieron el cimiento principal de la Iglesia  (Revista Liahona Enero 2009).

Mi comentario como Cristiano Unitario:

Personalmente creo que el libro de Mormón carece de autoridad comparada con la Biblia. En primer lugar, la Biblia es un libro que tiene las siguientes características.

  • Revelación por el Espíritu Santo

  • Prueba Histórica, Arqueológica, Lingüística

  • Profecía confiable

  • Tradición

  • Una doctrina clara y confiable acerca de la verdadera naturaleza de Dios y Su plan para la humanidad.

  • Su insistencia es que es la única fuente de autoridad y su consejo de cuidarse de otros tipos de “revelaciones” diferentes, aunque estos sean “espectaculares” y parecieran “verdaderos”.

  • Predica el Reino de Dios como la idea principal en todas sus páginas.

  • No establece la formación de una iglesia organizada, más bien la doctrina del creyente se centra en la figura del Mesías.

  • La Biblia apela a la razón para creer en la autoridad divina y no solamente en sentir un “fulgor” en el corazón para saber que la Biblia es un libro verdadero, aunque el poder del Espíritu Santo es suficiente en sí mismo.

  • La salvación depende de nacer de nuevo y creer en el rescate de Jesucristo y llevar una vida piadosa, no el dedicarse a una organización religiosa y que fuera de esta no hay salvación.

  • Definitivamente la Biblia no enseña que Dios el Padre Y Jesucristo el Señor sean dos personajes de carne y huesos y parte de una trinidad, ni tampoco enseña la inmortalidad del alma ni el infierno de tormento como destino final de los incorregibles, como enseña el Libro de Mormón en parte.

En líneas generales el Libro de Mormón contiene doctrina diferente a la mayoría de las iglesias de la cristiandad, es por eso que suena a doctrina extraña.

El libro enseña los mismos principios que la mayoría de las iglesias protestantes, pero de un modo distinto, de tal forma que parezca doctrina perfecta.

Por ejemplo, la iglesia SUD enseña la doctrina de la trinidad como verdadera pero de manera diferente, de tal modo que esta forma de entender la verdadera naturaleza de Dios es perfecta para ellos en comparación con las demás iglesias. Me explico, la mayoría de los cristianos enseña que Dios es un espíritu y que está compuesto de 3 personas y un solo Dios, a lo cual llaman Trinidad. La iglesia SUD enseña que por las “revelaciones” que se han dado a la iglesia, existen tres personas separadas en la Trinidad. El Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. El Padre y el Hijo tienen cuerpos tangibles de carne y hueso, y el Espíritu Santo es un personaje de espíritu sin carne ni hueso. (Doctrina y Convenios 130:22-23)”. Los mormones creen que estos tres dioses—“separados en personalidad {pero}… unidos como uno en propósito, en plan, y en todos los atributos de perfección” (“Doctrina Mormona”, pág. 317), son la sociedad que rige el universo, con Dios el Eterno Padre que constituye el poder gobernante y controlador. El Apóstol SUD James E. Talmage lo expone de esta manera: “Estos individuos, que juntos constituyen el consejo presidente de los cielos” (Jesús el Cristo”, p.32). Esta creencia es distinta de la doctrina cristiana tradicional respecto a La Trinidad, la que generalmente sostiene que son tres personas pero uno en esencia. Todos los tres miembros de la Trinidad son eternos y divinos por igual, pero de alguna manera desempeñan roles diferentes.

Sobre el Espíritu Santo la iglesia SUD enseña:

El Espíritu Santo es un miembro de la Trinidad, al igual que Dios el Padre y Su Hijo, Jesucristo.

El Espíritu Santo es uno en propósito con el Padre y el Hijo, aunque se trata de un ser individual. A través de José Smith, el Señor reveló:

El Espíritu Santo no tiene un cuerpo de carne y huesos, sino es un personaje de Espíritu. De no ser así, el Espíritu Santo no podría morar en nosotros. [Doctrina y Convenios 130:22]

¿Concuerda esta visión de la naturaleza Divina con lo que la Biblia enseña? Según los mormones, el Libro de Mormón es un testigo adicional, que se acopla a la Biblia y que contiene “la plenitud del evangelio” como dije antes, y que por lo tanto restaura las “verdades” que por uno u otro motivo se han perdido en el tiempo. Aseguran que hay libros que se perdieron con el tiempo, lo cual es cierto, y que por lo tanto la Biblia en sí misma no es suficiente para entender el evangelio de Jesucristo. Ellos creen en la autoridad de la Biblia, aman y respetan este libro y creen en el, jamás en sus escritos han atacado a la Biblia y aceptan que es un libro canónico. Sin embargo creen que sólo creer en la Biblia como fuente de revelación “única” es un grave error, y que adicionalmente a la Biblia, existen otras revelaciones, como son el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla del Gran Precio.

Veamos qué dice el Libro de Mormón sobre creer sólo en la autoridad de la Biblia como única fuente de revelación.

2 Nefi 29:3 dice:”¡Una Biblia !¡Una Biblia!¡Tenemos una Biblia, y no puede haber más Biblia!

Y el verso 10 del mismo capítulo dice: “Asi que no por tener una Biblia debéis suponer que contiene todas mis palabras;ni tampoco debéis suponer que no he hecho escribir otras más.

De esta forma el Libro de Mormón justifica su existencia basándose en que el Creador del Universo, Yahweh nuestro Dios, en realidad necesita de otras “revelaciones” para dar a conocer Su Voluntad.

Sin embargo las escrituras advierten lo siguiente:

“Pero aunque nosotros o un ángel del cielo os anunciase otro evangelio distinto del que os hemos anunciado, sea anatema”.

(Gálatas 1:8 versión Nácar-Colunga)

El Libro de Mormón es sin lugar a dudas para quienes estudiamos sinceramente las escrituras, un evangelio distinto al que predicaron el Mesías y los Apóstoles. Asi lo he descubierto al analizar la doctrina del Libro de Mormón con las enseñanzas originales del Mesías y sus Apóstoles.

En un próximo artículo seguiremos discutiendo estos puntos.

Cristian Zamora

Cristiano Unitario

Blog: http://cristianounitario.wordpress.com

Twitter:http://twitter.com/unitario

Youtube: http://www.youtube.com/cristianounitario

Algunos link de interés para estudiar qué creen los mormones son:

Sitio de Chile oficial de la iglesia SUD:

http://lds.cl/s/

Sitio oficial internacional de la iglesia SUD:

http://www.lds.org

Sitios mormones no oficiales:

http://libromormon.com/

http://es.mormonwiki.com/Portada

http://www.cumorah.org/

Blog de supuestas evidencias arqueológicas que prueban la autenticidad del Libro de Mormón:

http://evidencias-ellibrodemormon.blogspot.com/

Sitio en inglés opuesto al Libro de Mormón:

http://www.utlm.org/index.htm

MENSAJE DE UN CRISTIANO UNITARIO DE CHILE

En este vídeo quiero dar un mensaje de bienvenida acerca de la fe de los cristianos unitarios.

El Padre es Dios, el Hijo es Dios y el Espíritu Santo es Dios, y, sin embargo, no son tres dioses, sino un solo Dios. Así define el credo atanasiano la doctrina de la Trinidad. Durante más de dieciséis siglos, esta doctrina ha sido enseñada por las iglesias de la cristiandad, hasta que en nuestro día es reconocida como la doctrina central de la religión cristiana. ¿Pero lo es? A través de la historia ha habido un puñado de hombres y mujeres valientes que se han atrevido a afirmar que la Biblia contradice esta enseñanza con frecuencia, a expensas de su propia vida.

Creo que la Reforma protestante solo ha eliminado superficialmente algo de la corrupción y los rituales del catolicismo, pero había conservado casi intacto su podrido núcleo: las enseñanzas no bíblicas.

Los cristianos unitarios creemos en:1- Un unitario cree que hay UN SOLO DIOS, o sea, es estrictamente monoteísta al mismo punto que un judío o un musulmán. Por tanto no acepta al Dios tradicional de la cristiandad que es TRIUNO o TRINO (tal como el dios de los hindúes) y que esta formado por tres personas. El unitario tampoco acepta que haya un segundo dios de menor jerarquía, lugar en el que algunas sectas colocan a Jesús (por ejemplo, los testigos de Jehová). Para el unitario, DIOS, por naturaleza, ES UNO SOLO. Cualquier otra cosa que exista puede ser cualquier cosa menos DIOS. Aun puede ser llamada DIOS, pero por naturaleza, solo puede haber un DIOS. De ahí la definición UNITARIO.

2- Para el unitario, Jesús es un hombre. Nació en la tierra. No vivía en el cielo antes de nacer, tal como ningún hombre vive en el cielo antes de nacer. La diferencia entre este incomparable maestro judío del siglo I y el resto de los humanos es que los unitarios creen que Jesús cumple una función especial en el plan de Dios. Los que somos Bíblico Unitarios creemos que Jesús es un ser humano, que fue engendrado en el vientre de una mujer para que naciera perfecto y estuviera en mejor condición de gobernar la raza humana. Por eso es el Mesías que esperaban y esperan los judíos. Un gobernante político para Israel y el mundo. Los Unitarios mas liberales no creen en un nacimiento sobrenatural de Jesús, sino que simplemente fue un maestro excelente. Los musulmanes por el contrario creen que Jesús es un hombre con un nacimiento sobrenatural y los judíos generalmente creen que el Mesías que vendrá nacerá sobrenaturalmente.

3- Para el unitario la existencia humana está ligada a este planeta. No hay posibilidad de vida en otro lugar que no sea este planeta en el cual fuimos creados. No hay posibilidad de salvación en otro lugar que no sea esta tierra. Los grupos unitarios históricos (cristianismo primitivo siglo I, ebionitas siglo II, monarquianistas siglos II, III y IV, socinianos edad media, valdenses, lolardos, abrahamicos siglo XVIII, cristadelfianos siglo XVIII al XXI, etc) siempre han creído en un gobierno mundial sobre el planeta en manos del ser humano destinado por Dios para esa tarea, el Mesías, el cual es el hijo humano de Dios, Jesús. Ese reino brindará salvación en la tierra a quienes vivan al establecerse y traerá a la vida mediante un procedimiento de recreación a aquellas personas que están muertas y por tanto dejaron de existir. Para el unitario la muerte es la inexistencia, y los hombres no tenemos un alma separada del cuerpo. La conciencia cesa con la muerte y la única esperanza es volver a ser creado por Dios en el futuro.

Cristian Zamora

Ver vídeo:

NI LOS MUERTOS SE SALVAN DE SU TIRANÍA

La sociedad Watchtower no hace obras de caridad con ninguno de sus miembros, inclusive con sus enfermos necesitados que requieren medicamentos caros para salvar sus vidas en reemplazo de los productos más baratos como la sangre. La Sociedad, una empresa multimillonaria, no hace caridad con nadie, ni cumple el mandato de Jesús registrado en Mateo 22: 39-40. ¿Cómo entonces puede ser la Watchtower la religión verdadera si no es capaz de cumplir con el segundo más grande mandamiento que Dios dio? No hay duda que la Watchtower es una empresa de publicaciones multimillonaria con una falsa fachada de religión cristiana y filantrópica.

Ver vídeo:

¿ESTARÁN GOBERNANDO CON CRISTO LOS HÉROES DE LA FE DEL ANTIGUO TESTAMENTO?

Estimado Mario:

Mencionas en uno de tus artículos de la existencia de dos grupos en el Reino de Dios: El de los gobernantes, que serán inmortales y el de los gobernados, que serán mortales y en consecuencia sujetos a muerte, hasta ahí todo bien. El error y según mi opinión, se produce cuando afirmas que en ese primer grupo, formarán parte, Abraham, David y otros grandes notables, que por estar mencionados antes que los apóstoles, debo entender que te referirás a los grandes personajes del AT. Y eso querido Mario, no es lo que dijo Jesús, por lo cual podrías estar incurriendo en el error de estar predicando un evangelio distinto al que predicó, o sea, estar enseñando una cosa que Él no enseñó. Si eso fuera realmente así y yo no estuviera equivocado, según Pablo, tú estarías en un grave peligro (Gál.1:8-9). Veamos, si te parece bien, las razones por las cuales los notables del AT no pueden formar parte de ese primer grupo y en consecuencia, del gobierno del Reino. 

Una de las características de los coherederos del Reino, los únicos participantes en la primera resurrección (Rev.20:4) y por lo que se les concede la inmortalidad, es una muerte de martirio. No olvides lo que Pablo citó en Rom.6:5: “Si nos hemos unido a Cristo en una muerte como la suya, también nos uniremos a él en su resurrección.” Y por lo que Pablo escribe a los filipenses, tenía perfectamente claro y asumido, que tipo de muerte era la que tenía que experimentar. Esto es lo que él nos dice: “Lo que quiero es conocer a Cristo, sentir en mí el poder de su resurrección y la solidaridad en sus sufrimientos; haciéndome semejante a él en su muerte, 11 espero llegar a la resurrección de los muertos.” (Fil.3:10-11). Ello queda probado, por ejemplo en Rev.6: 9-11: “Cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los degollados a causa de la Palabra de Dios y del testimonio que mantuvieron. 10 Se pusieron a gritar con fuerte voz: “¿Hasta cuándo, Dueño santo y veraz, vas a estar sin hacer justicia y sin tomar venganza por nuestra sangre de los habitantes de la tierra?” 11 Entonces se le dio a cada uno un vestido blanco y se les dijo que esperasen todavía un poco, hasta que se completara el número de sus consiervos y hermanos que iban a ser muertos como ellos.”  El hecho de que pidan venganza, solo puede deberse a la circunstancia de haber sufrido una injusta muerte de martirio, ya que si hubieran muerto de vejez o de enfermedad, no tendría sentido el que pidieran venganza. Y el hecho de que aquellos a los que tenían que esperar, tenían que ser muertos como ellos, denota esta característica o exigencia para todos aquellos, que aspiren a gobernar con Cristo. Entiendo que añade fuerza a este argumento, lo que nos cuenta Juan que vio en Rev.20: 4: “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.” Luego, los que Juan vio sentarse en el trono, eran aquellos que por causa del testimonio de Jesús murieron decapitados, o sea, una muerte de martirio o sacrificio. Pero resulta que los notables del AT, en primer lugar, no pudieron dar testimonio de Jesús a nadie, dado que en sus tiempos este aún no existía, es más, tardo unos cuatrocientos y pico de años en aparecer, contando a partir del último libro de las escrituras hebreas (Malaquías). Y en segundo lugar, no hay constancia en ninguna escritura de que los  Abraham, Noé, Lot, Moisés, Isaac, Daniel y todos los etcéteras que quieras añadirle (salvo alguna excepciones), experimentaran una muerte de martirio, más bien todo lo contrario. Por ejemplo, Abraham (Gén.25:8), o Isaac (Gén.35:29), o Jacob (Gén.49:33), o David (1 Rey. 1:1-3), o Daniel (Dan.12:13) y otros muchos (la mayoría) acabaron su vida de muerte natural. Luego, no califican para ese puesto. 

También según Jesús, para entrar en el Reino y eso tú lo has escrito infinidad de veces, es requisito indispensable el nacer de nuevo: “Respondió Jesús: “En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios” (Juan 3:5). Creo que no hay ninguna duda de lo que quiso decir Jesús y si eso es así, tendrás que concordar conmigo que absolutamente ninguno de los notables del AT reunía estos dos requisitos. Para tenerlo claro, ninguno de ellos fue bautizado en el nombre de Jesús, ni recibió el bautismo (ungimiento) del Espíritu Santo, circunstancia esta última que empezó en el Pentecostés de 33 EC. Luego ninguno de ellos puede entrar en el Reino como cogobernante con Cristo. Y es que la posibilidad de ser parte de esa élite de personas, unas pocas (Lucas 12:32), tuvo una fecha de inicio según palabras de Jesús. Leamos Lucas 16:16: “La Ley y los Profetas eran hasta Juan. Desde entonces se declara el reino de Dios como buenas nuevas, y toda clase de persona se adelanta con ardor hacia él.” O sea, que si lo entendemos bien, no fue sino hasta después  de Juan el Bautista, cuando se abrió la posibilidad de acceso a ese privilegio de entrar en el Reino, con inmortalidad y en calidad de cogobernante con Cristo, no antes. 

Esta circunstancia tú mismo la reconoces en el párrafo tres de tú artículo titulado; “¿Qué debemos hacer para entrar en el Reino de Dios?”. Te lo paso a transcribir tal cual lo redactaste: “Jesús dijo: “La ley y los profetas fueron hasta Juan: desde entonces el reino de Dios se predica, y todos se esfuerzan por entrar en él” (Lucas 16:16). ¿Qué es lo que se predica desde Juan el Bautista? El reino de Dios! ¿Qué debe hacer cada hijo de Dios hacer para entrar a este pedazo de cielo en la tierra? “Todos se esfuerzan por entrar en él.” La palabra “esforzar” significa la actividad vital, la concentración y trabajo duro. El cuerpo, alma, mente y el corazón de todos debe estar centrado en el objetivo: presionar en el reino de Dios por superar todos los obstáculos y las tentaciones que Satanás nos pone en nuestro camino”. Estarás de acuerdo conmigo, que los notables del AT no pudieron esforzarse por conseguir algo que no existía en su tiempo, máxime teniendo en cuenta que ni siquiera el mismísimo Juan, tendría acceso al mismo (el Reino) según dejó claro el propio Jesús: “Os digo que entre los nacidos de mujer, no hay ninguno mayor que Juan. Sin embargo, el más pequeño en el reino de Dios es mayor que él” (Lucas 7:28). Luego, si el más pequeño en el Reino, o sea el último, era mayor que Juan, habría que entender que Juan no estará en el, ya que de no ser así, las palabras de Jesús no tendrían sentido. Y puesto que los Abraham y compañía, según este texto, no pueden ser mayores que Juan, les aplican las mismas palabras y tampoco pueden estar en el.      

Pero es que hay otra cuestión que deberíamos resolver: ¿con quienes se comprometió Jesús para gobernar con Él? Porque lógicamente, al responder a esa pregunta, averiguaremos quienes conformarán ese grupo de inmortales que han de gobernar con Él en el Reino. Veamos una interesante conversación que Jesús mantuvo con sus discípulos, registrada en Mateo 19:27-29: “Entonces Pedro le dijo en respuesta: “¡Mira! Nosotros hemos dejado todas las cosas y te hemos seguido; ¿qué habrá para nosotros, realmente?”. 28 Jesús les dijo: “En verdad les digo: En la re-creación, cuando el Hijo del hombre se siente sobre su trono glorioso, ustedes, los que me han seguido, también se sentarán sobre doce tronos y juzgarán a las doce tribus de Israel. 29 Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos, o tierras, por causa de mi nombre, recibirá muchas veces más, y heredará la vida eterna.” Luego vemos que Jesús comprometió el gobernar con Él en el Reino, a sus discípulos y, según se deduce del v.29, con todos aquellos escogidos, que después de ellos, abandonaran todo por causa de su nombre.” Podríamos leer también Lucas 22:28-30: “Sin embargo, ustedes son los que con constancia han continuado conmigo en mis pruebas; 29 y yo hago un pacto con ustedes, así como mi Padre ha hecho un pacto conmigo, para un reino, 30 para que coman y beban a mi mesa en mi reino, y se sienten sobre tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.” Luego por el contenido de estos textos, deberíamos de razonar, que los notables del AT, quedan fuera de este arreglo dado que ellos ni pudieron seguir a Jesús, ni tuvieron que abandonar nada a causa de su nombre, sencillamente y como antes hemos dicho, porque este aún no existía en sus tiempos y por otra parte, al no existir ellos en los días de Jesús (habían muerto mucho antes), no pudieron estar presentes en la ocasión en la que tomó forma el arreglo del pacto y por tanto, no pudieron ser partícipes de el. Y Jesús fue muy claro en identificar a aquellos con los que establecía el pacto: “ustedes, los que me han seguido”.   

Creo honestamente Mario, que he aportado suficiente evidencia que nos dice que algo está mal en tu planteamiento. Es cierto y soy consciente de ello, que de aceptar mi información como correcta, deberías de reflexionar acerca de algunos de tus puntos de vista acerca de la configuración del Reino y de los textos que usas para mantener los tales. Un abrazo.

Armando

Respuesta de apologista:

Querido Armando, muchas gracias por tu carta y por las aclaraciones que me haces con relación a un artículo que publiqué en mi blog no hace mucho.

Por lo que veo, tú crees que sólo aquellos que han sufrido el martirio podrán obtener la inmortalidad y así reinar con Cristo durante el milenio. Pero esta postura tuya tiene algunos problemitas que hay que solucionar. El primero de ellos es Juan, uno de los doce apóstoles, quien, como tú sabes bien, no murió en el martirio, es decir, no fue decapitado, quemado, atravesado por lanzas o flechas, o crucificado.

La enciclopedia Wikepedia dice de los mártires, lo siguiente: En el mundo occidental de tradición cristiana, la palabra (mártir) tiene históricamente connotaciones religiosas, pues se ha considerado que un mártir era una persona que moría por su fe religiosa, y en muchos casos era torturada hasta la muerte. Los mártires cristianos de los tres primeros siglos después de Cristo eran asesinados por sus convicciones religiosas (a veces eran crucificados como Cristo) de la misma manera que los prisioneros políticos romanos o arrojados a los leones en un espectáculo circense.

Así pues, los mártires cristianos fueron asesinados cruelmente por su fe. ¿Pero fue San Juan asesinado por su fe? NO!!! San Juan el apóstol murió pacíficamente en Efeso hacia el tercer año del reinado de Trajano, es decir hacia el año cien de la era cristiana, cuando tenía la edad de noventa y cuatro años, de acuerdo con San Epifanio. ¿Dirás, Armando, que el apóstol Juan, el bien amado, no tiene derecho de reinar con Cristo porque murió pacíficamente sin ser martirizado? ¿Acaso no prometió Jesús doce tronos y no once para sus apóstoles? Si Juan quedó excluido porque no murió mártir, Jesús debió haber hablado de once tronos para sus apóstoles, y no doce (Mateo 19:27-29).

El otro punto que debemos considerar lo encontramos en Apocalipsis 20:4, dónde Juan describe que los degollados o decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. ¿Es que acaso sólo los decapitados por el testimonio de Jesús y por la palabra de Dios durante la tiranía del anticristo reinarán con Cristo? ¿Qué hay de aquellos mártires de la Edad Media que murieron en la hoguera, pero no fueron decapitados ni marcados con la marca de la bestia? ¿Acaso no serán inmortales y reyes? ¿Y qué hay de aquellos que murieron y mueren en estos momentos en los países comunistas o islámicos? ¿Dejarán estos mártires de reinar porque murieron por causa del testimonio de Jesús y por la palabra, más no porque rehusaron  recibir la marca de la bestia y adorar su imagen? ¿Qué hay de aquellos que murieron por su fe, ya sean lapidados, crucificados, quemados vivos, encarcelados, pero no decapitados?…¿y qué hay de aquellos que sufrieron mucho por Cristo y murieron de buena vejez en sus casas?

¿Me estoy realmente desviando de la verdad cuando incluyo entre los futuros inmortales a aquellos que murieron de buena vejez como Abraham, Isaac, Jacob, David, Salomón, los profetas, San Juan, y muchos otros hombres de fe de renombre? ¡Pues no me estoy desviando en absoluto!… Y he aquí la razón. Fíjate lo que Jesús mismo dijo en Lucas 13:28 “Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. El verso 29, dice: “Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se SENTARÁN a la mesa en el reino de Dios”. Pues bien, en el Verso 28 de Lucas 13 vemos que los patriarcas y profetas estarán en el reino de Dios, aunque tú podrías alegar que ellos estarán en el reino sólo como súbditos, mas no como reyes inmortales, pues no se les ve en la mesa mesiánica. También  tú podrías decir que en el verso 29 se habla de otro grupo que viene de oriente, occidente, norte y sur, los cuales sí se sientan con Cristo en su mesa, y que son de la clase de los inmortales, es decir, los que reinan con Cristo. Pero fíjate ahora lo que dice Mateo 8:11 sobre este mismo grupo internacional que viene del norte, sur, este, y oeste: “Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se SENTARÁN (¿con quiénes?) con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos”. Es decir, el grupo internacional y los patriarcas y profetas estarán juntos en el reino como personas inmortales, compartiendo la mesa mesiánica con Cristo.

Resumiendo:

Lucas 19:28 nos habla de los patriarcas y profetas en el reino de Dios.

Lucas 19:29: nos habla de un grupo internacional que se sienta en la mesa con Cristo.

Mateo 8:11: nos dice que el grupo internacional se sienta con Abraham, Isaac y Jacob en el reino.

Por tanto, Abraham, Isaac, Jacob y todos los profetas estarán también en la mesa mesiánica junto con Cristo y el grupo internacional. Es decir, que todos estos fieles serán co-gobernantes con Cristo en su reino, y serán todos inmortales.

¿Y qué hay del bautismo como pre-requisito para entrar en el reino?

Es cierto que Jesús le dijo a Nicodemo que él debía nacer de nuevo de agua y del Espíritu para entrar en el reino. ¿Pero fueron bautizados los notables del AT para entrar en el reino? Pues, sí. Según Pablo, en Moisés todo el pueblo fue bautizado en la nube y en el mar: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo”. Y aunque la Biblia no lo dice, podría yo suponer que el mismo Noé y su familia recibieron el bautismo en la lluvia y en el mar, cuando Dios destruía a los impíos.  Así que el pueblo que formaría la monarquía davídica fue bautizado en la nube y en el mar…y el pueblo bebió de esa bebida espiritual que representaba al Cristo, el salvador y rey. Quisiera, sin embargo, agregar un comentario sobre el bautismo en el periodo del AT que encontré en otro sitio web: “Los Profetas del antiguo pacto también hablaron de lavamientos y purificaciones, si bien este llamado más que nada era un llamado simbólico a la purificación espiritual, podemos rescatar el hecho de que para esta purificación se mencione el agua, el cual es elemento principal en el bautismo practicado por la congregación de Jesús.

Veamos lo que dice Isaías 1:16:

“Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo”. 

También en la profecía del Antiguo Pacto se habla acerca de los lavamientos y de las purificaciones de pecados, aquí también el agua es elemento principal para estas purificaciones. Por lo tanto encontramos desde ya en esos tiempos un origen para el bautismo practicado por Juan el bautista primitivamente y luego por el Mesías Jesús y la congregación. Veamos algunos pasajes:

Ezequiel 36:25: Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. 

Zacarías 13:1: En aquel tiempo habrá un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para la purificación del pecado y de la inmundicia. 

Como podemos ver en estos pasajes proféticos, se explica el uso del agua para el lavamiento de pecados, esto representa un simbolismo el cual Dios considera de gran importancia, pues desde estas profecías nace el origen del bautismo. Es decir el bautismo nació en la mente y en el corazón de YaHWeH representativamente en los lavamientos y las purificaciones en el antiguo pacto, para que luego en el futuro tomara su real cuerpo con la llegada del Mesías a la tierra. La tradición enseña además que incluso los judíos tenían por costumbre bautizar a los gentiles para ser limpiados de pecados y luego los sometían a la circuncisión para guardar la Ley. El bautismo se prescribió a los prosélitos (quizás a.C.) para incorporar a los gentiles en la comunidad judaica. También lo practicaron los Esenios.

Por último, hablando del origen del bautismo me gustaría comentar acerca de un texto maravilloso que nos habla de un bautismo divino que se originó en el tiempo de Moisés. Es impresionante observar como Dios se preocupó de todos los detalles del viaje de su amado pueblo durante ellos estuvieron en el desierto, pero bueno, sin más preámbulo vea este maravilloso ejemplo de bautismo.

“Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era el Mesías” (1Corintios 10:2-4)

¿Por qué debería estar Abraham en el reino como monarca?

Pues las Escrituras nos dicen que Abraham creyó en el evangelio, cuando se le dio las buenas nuevas de antemano. Dice Gálatas 3:8 “Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio DE ANTEMANO LA BUENA NUEVA a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones”. Por eso Jesús dijo de Abraham: Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó (Juan 8:56). Y como dijo Jesús en Juan 1:12, todos los que lo reciben a él y creen en su nombre, Dios los ha hecho hijos de Dios…y si hijos, luego herederos, herederos de Dios y coherederos con Cristo, con tal que suframos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. (Romanos 8:14-17).

Si Abraham, el paradigma y padre y de la fe, no obtendrá la inmortalidad para ser un coheredero y cogobernante con Cristo en su reinado milenial, entonces él no hizo méritos suficientes para ser un hijo de Dios, y eso es una blasfemia. En Romanos 14:13-25 Pablo habla de la fe y la justificación de Abraham y de todos los que son de la fe, así:

“Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe. Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa. Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión. Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen. El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,  plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido; por lo cual también su fe le fue contada por justicia. Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada, sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser contada, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro, el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación”.   

Si examinas estos versos paulinos, verás que el apóstol de los gentiles comienza diciendo que a Abraham o a su descendencia (es decir, Cristo y los que son de Cristo) se le dio la promesa de que sería HEREDERO DEL MUNDO.  Así pues, Abraham y su descendencia tenían LA MISMA PROMESA DE HEREDAR EL MUNDO. Por tanto, afirmar que Abraham tiene una esperanza distinta que su descendencia (que es Cristo y su iglesia), es un error garrafal.

También descubrimos que la fe de Abraham fue contada por justicia, es decir, que Abraham fue justificado por su fe, y Pablo es claro cuando nos dice qué es lo que consiguen los justificados como Abraham: “Y a los que predestinó, a éstos también llamó (Abraham fue llamado por Dios); y a los que llamó, a éstos también JUSTIFICÓ (por la fe); y a los que justificó, a éstos también GLORIFICÓ” (Romanos 8:30). Así que Abraham fue GLORIFICADO de antemano por Dios debido a su fe. Un poquito antes, en el versículo 17 de Romanos 8, Pablo ya había escrito que los glorificados son necesariamente sus hijos y herederos, y además, los coherederos con Cristo. Estas son sus palabras: “Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos GLORIFICADOS”. Así que Abraham fue de antemano GLORIFICADO y  esto lo convierte en hijo y heredero de Dios.

Insistir tercamente que al patriarca Abraham  nunca se le prometió un puesto de honor al lado de Cristo como cogobernante de su reino, es una necedad de marca mayor. Y si Abraham heredará lo mismo que Cristo, ¿por qué no también los otros patriarcas y hombres de fe del AT?

Y con relación a David, sería absurdo que después de haber sido él el más grande rey de Israel, en el milenio pase a ser un simple súbdito de su reino.

 www.apologista.blogdiario.com

www.yeshuahamashiaj.org

 

ADIVINOS, MAGOS, ESTAFA Y CIRCO EN PÚLPITOS

“Pero había un hombre llamado Simón, que antes EJERCÍA LA MAGIA en aquella ciudad, Y HABÍA ENGAÑADO A LA GENTE de Samaria, haciéndose pasar por algún grande. A ÉSTE OÍAN ATENTAMENTE TODOS, DESDE EL MÁS PEQUEÑO HASTA EL MÁS GRANDE, DICIENDO:  ÉSTE ES EL GRAN PODER DE DIOS. Y le estaban atentos, PORQUE CON SUS ARTES MÁGICAS LES HABÍA ENGAÑADO MUCHO TIEMPO…Entonces Pedro le dijo:  Tu dinero perezca contigo, porque HAS PENSADO QUE EL DON DE DIOS SE OBTIENE CON DINERO” (Hechos 8 : 9-20).   

Amada Iglesia: 

Recibí apenas dos días antes de este momento en que estoy escribiendo, enviado por un amable hermano de otro país, el enlace a un video que muestra unas terribles y abominables presentaciones de trucos de magia, unos verdaderos shows de circo, definiéndolos como “una nueva dimensión” y haciéndolos pasar con burdo engaño como “profecías, revelaciones y milagros de Dios”, en la iglesia “El Rey Jesús” de Miami, pastoreada por Guillermo Maldonado, quien se encontraba en primera fila, por parte de un falso profeta, a quien hasta ese momento nunca había visto ni oído mencionar, llamado Dionny Báez. 

A pesar de haber visto y escuchado a muchos falsos profetas, metafísicos seudocristianos, magos y adivinos, este joven tal vez dominicano o portoriqueño, me dejó anonadado y pasmado de indignación, por el cinismo con el cual hace su magia y su adivinación, diciendo que transmite su poder a otros, a través de un “manto hebreo profético” y también “declarando” u “ordenando” milagros, como también engañando con las frases “Dios me dice”, o “Dios me revela”, siendo una combinación de burdos trucos de magia y adivinación o brujería producida por espíritus engañadores. 

“Porque éstos SON FALSOS APÓSTOLES, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo.

     Y no es maravilla, porque EL MISMO SATANÁS SE DISFRAZA COMO ÁNGEL DE LUZ” (1 Corintios 11 : 13) 

A continuación, los enlaces de los videos, sobre los cuales basamos indignados esta denuncia: 

http://www.youtube.com/watch?v=-PZjnqaG2WA                                       (Mago)

http://www.youtube.com/watch?v=Ba-FhdDbfAU&feature=related         (Adivinación) 

http://www.youtube.com/watch?v=LO2MI6Fn9TQ&feature=related        (Lluvia de oro) 

http://www.youtube.com/watch?v=H5it1xHSIDs&feature=related            (Adivinación)  

En Febrero 24/2008, en un mensaje nuestro titulado “MAGIA Y DINERO SANTOS”, decíamos: 

MAGIA  Y  G-12  

He recibido por correo la terrible y pavorosa información sobre un “apóstol” principal del sistema pirámide G-12, quien es a la vez MAGO Y PASTOR.   Doble condición de por sí abominable, pues estas prácticas mágicas son prohibidas por Dios.   Como sabemos, generalmente la magia usa poderes mentales o lo que es igual, espiritismo, para sus artes ocultas, además del ilusionismo o hipnotismo masivo y el engaño.   El sortilegio, la magia, la adivinación y la hechicería son grandemente condenadas por Dios, no pueden convivir o infiltrarse en la Iglesia de Jesucristo. 

Este mago y sus artes, es otra demostración de cómo es una herejía satánica el sistema piramidal G-12, fundado y vendido por César Castellanos, pues dentro de esa secta convive toda clase de ocultismos, además de sus falsas doctrinas esotéricas y antibíblicas.  

“Porque se levantarán falsos Cristos, y FALSOS profetas, y HARÁN GRANDES SEÑALES Y PRODIGIOS, de tal manera que ENGAÑARÁN, si fuere posible, aun a los escogidos” (Mateo 24 : 24)  

“Amados, NO CREÁIS A TODO ESPÍRITU, SINO PROBAD LOS ESPÍRITUS SI SON DE DIOS;  porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4 : 1) 

El “apóstol” Lawrence Khong es pastor de la iglesia Faith Community Baptist Church de 10.000 miembros en Singapur, la cual fundó en 1986.   

Miembro y principal promotor activo de la secta G-12 en Asia.  Conferencista de la Convención del G-12 en Bogotá, en Enero del 2007.  “Ordenado apóstol” por Peter Wagner y miembro activo de la “Coalición internacional de apóstoles” que preside Wagner. 

Pero, además de ser un “apóstol”, ES UN MAGO que vende su show en muchos países. 

El “apóstol” Peter Wagner dice que la magia de Khong no tiene “nada oculto”, sino que es “divertida y buena”.   Se supone que algo parecido piensa su socio y jefe de la secta pirámide G-12, César Castellanos. 

El mago-pastor Khong, efectuó su show de magia en la Convención del G-12 en Bogotá, en Enero del 2007, presidida por César Castellanos.    Según testigos, muchos asistentes indignados abandonaron el lugar cuando presentaron el show de magia.  

En esta ocasión, no pretendo dar una enseñanza sobre un tema y un problema que todos, desde el menor y más nuevo, hasta los ancianos de la Iglesia, conocemos y hemos sido insistentemente advertidos por la sagrada Escritura bíblica. 

Simplemente, me permito compartirlo, horrorizado por esta burla, irrespeto, afrenta y profanación del Evangelio, sin ningún temor a Dios y a la condenación eterna, por evidente lucro económico, por dinero, raíz de todos los males. 

“Porque RAÍZ DE TODOS LOS MALES ES EL AMOR AL DINERO, el cual codiciando algunos, SE EXTRAVIARON DE LA FE” (1 Timoteo 6 : 10a) 

(Si se extraviaron es porque habían comenzado en el camino correcto) 

Pero, lo  sorprendente y grandioso, es que después de recibir y ver los videos anteriores, nos enteramos que el falso profeta o mago, Dionny Báez, en recientes días fue puesto preso, acusado de abuso sexual a una menor de edad, siendo él un hombre casado que vive con su esposa.  Tal vez al leer este mensaje, ya le hayan dictado sentencia.    Cierta o no la acusación, hay lamentables hechos dudosos de por medio que dieron pie a la escandalosa denuncia penal y que terminan de desacreditar un ministerio ya desacreditado con sus shows de magia y adivinación.  

DEMANDA  PENAL  CONTRA  ESTAFA  O  ENGAÑO  PÚBLICO  RELIGIOSO 

Recibí una comunicación anunciándome que un grupo de ministros evangélicos de mi ciudad se disponen a instaurar en acción de Tutela, una DEMANDA JUDICIAL CONTRA EL CANAL DE TELEVISIÓN ENLACE, para que se ordene cerrarlo en los canales y redes de nuestro país Colombia.

COMPRENDEMOS LA JUSTA MOTIVACIÓN DE ESA INICIATIVA, pero debemos aclarar que los perjuicios, agravios y conflictos dentro de la Iglesia o entre hermanos, deben enfrentarse, solucionarse o dirimirse dentro de la Iglesia, como dice la Palabra: 

“¿Osa alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, ir a juicio delante de los injustos, y no delante de los santos?” (1 Corintios 6 : 1) 

Dice así la comunicación que se está difundiendo para conseguir el apoyo de toda la Iglesia de nuestra ciudad y país: 

<<  Consiervos, según el artículo 246 del Códgo Penal : 

“El que obtenga PROVECHO ILÍCITO para sí o para un tercero, CON PERJUICIO AJENO, INDUCIENDO O MANTENIENDO A OTRO EN ERROR, POR MEDIO DE ARTIFICIOS O ENGAÑOS, INCURRE EN DELITO DE ESTAFA”  

Esperamos la opinión de nuestros especialistas en Derecho  >> 

No solo comete el delito jurídico de estafa, el mencionado Canal Enlace, por su cínica y desvergonzada recolección frenética de dinero, con engaño a los pobres desesperados e incautos, usando fraudulentamente las Escrituras sagradas del Evangelio, sino que a los cuatro vientos de muchos países, entrando sin solicitud ni permiso a los hogares por medio de las ondas televisivas, esparcen el veneno de muchas falsas doctrinas demonios, usando engañosamente el nombre de Jesucristo.

Dicen:  << Corre al teléfono y “pacta” una suma de dinero, para que Dios te conceda el milagro que necesitas.  Entre más grande la suma, mayor el milagro >> 

O lo que es peor, suplantando a Dios, sin temor alguno a la segura condenación eterna, mintiendo:   << DIOS ME DICE AHORA…. >> o << YO ESTOY VIENDO…>> o << YO DECLARO Y PROFETIZO….>> 

“No envié YO aquellos profetas, pero ellos corrían;  YO no les hablé, mas ellos profetizaban” (Jeremías 23 : 21) 

Podríamos mencionar algunas de las muchas falsedades, que no solo causan indignación a los verdaderos cristianos conocedores del Evangelio, sino que no sabe uno a veces si reír o llorar con lo grotesco y burdo de sus fábulas engañadoras. 

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, ESCUCHANDO A ESPÍRITUS ENGAÑADORES Y A DOCTRINAS DE DEMONIOS;  por la hipocresía de mentirosos que, tienen cauterizada la conciencia” (1 Timoteo 4 : 1) 

Por ejemplo, hace media hora escuché por ese nefasto medio a un predicador de apellido Álvarez, decir que el espíritu humano pesa 0,5 gramos !   Tal vez añadiendo al Evangelio la reciente y conocida película de Hollywood, que se basó en supuestas investigaciones fisiológicas. 

Hay otros falsos maestros, los esposos Edwin Orozco, que predican la Cábala judáica, diciendo que el número de Moisés es el 543, lo cual suma 12 y explica todo lo que le sucedió.

Ellos se niegan supersticiosamente a mencionar el nombre de YHVH, Jehová o Yahveh, cambiándolo por “el Eterno” y cambiando así la Palabra de Dios, la cual en su original hebreo menciona el nombre de Jehová de los ejércitos o Yahveh Sebaot. 

“YO JEHOVÁ;  ESTE ES MI NOMBRE;  y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas” (Isaías 42 : 8) 

Esta misma omisión del nombre Jehová y mutilación de la Palabra de Dios, es una superstición hebrea y la han cometido también en el Antiguo Testamento de la versión de la Biblia en inglés, la King James. 

También dicen estos falsos esotéricos o cabalistas, que el Mar Rojo no se dividió en dos, como dice (Éxodo 14 : 21-22), sino  que se dividió en doce caminos, uno para cada tribu !  La retorcida explicación que dan para sustentar su falsa enseñanza o fábula, es cantinflesca, pues no tiene coherencia, ni se entiende. 

Dicen también que el sonido del Shofar (trompeta hebrea antigua de cuerno), cuya grabación reproducen en su programa televisivo, produce liberación espiritual ! 

Y eso si es un descarado fetichismo, que no tiene ni el más remoto sustento bíblico. 

También insisten en que los seiscientos carros de Faraón que persiguieron al pueblo de Israel cuando escapaban por en medio del Mar Rojo, no llevaban capitanes ni soldados, sino a brujos y ocultistas.  ¿De dónde habrán sacado esa revelación ocultista, si la Biblia no lo dice?  ¿Estarán familiarizados con esas fuentes de conocimiento? 

Toda la enseñanza de ese par de pastores es judáica, pues está basada en el Antiguo Testamento o Torah, citando incluso declaraciones de rabinos no cristianos y casi no mencionan a Jesucristo o su Evangelio, hasta les escuché decir que ambos pactos o Testamento, el Antiguo y el Nuevo, tienen el mismo valor o autoridad !, como si Cristo solo fuera una añadidura, mejora o refaccionamiento. 

Para completar, la iglesia de ellos tiene implantada la secta piramidal G-12 y sus “Encuentros” ocultistas.      Una mezcla de judaísmo y ocultismo. 

Por cierto, parece que la mujer es la que esparce esas doctrinas judáicas y ocultistas, mientras el esposo, se limita a preguntarle y escucharle sus correcciones.  

LAS  NUEVAS  JEZABEL 

“Pero tengo unas pocas cosas contra ti:  que TOLERAS QUE ESA MUJER JEZABEL, QUE SE DICE PROFETISA, ENSEÑE Y SEDUZCA A MIS SIERVOS” (Apocalipsis 2 : 20a) 

Hoy día hay un mover de mujeres con dominio y enseñanza, al estilo de Jezabel en muchas iglesias.  

EL NUEVO TESTAMENTO O EVANGELIO NO PERMITE EL MINISTERIO DE PASTORA, MENOS AÚN DEBIENDO ESTAR SOMETIDA A LA CABEZA DE SU ESPOSO.  

Conozco el caso extremadamente inaudito de una pareja de esposos que pastorean diferentes iglesias, en distintas ciudades, con manejo independiente de cada uno en su respectivo pastorado ! 

Allí el varón no es cabeza de la mujer, sino que son dos cabezas. 

¿Cómo pueden los varones de una iglesia estar sometidos a una mujer?

Y aún hay casos aberrantes de iglesias donde el varón es pastoreado por su esposa ! 

¿Qué ejemplo, enseñanza o dirección, sino contrario a la Palabra de Dios, pueden dar a sus respectivas iglesias?   

“Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y EL VARÓN ES LA CABEZA DE LA MUJER, y Dios la cabeza de Cristo” (1 Corintios 11 : 3). 

“VUESTRAS MUJERES CALLEN EN LAS CONGREGACIONES;  porque no les es permitido hablar, SINO QUE ESTÉN SUJETAS, como también la ley lo dice” (1 Corintios 14 : 34). 

“PORQUE NO PERMITO A LA MUJER ENSEÑAR, NI EJERCER DOMINIO SOBRE EL HOMBRE, sino estar en silencio” (1 Timoteo 2 : 12). 

No creo en el caso mencionado, que falten otros varones capacitados para pastorear la iglesia de la otra ciudad, pastoreada por la mujer, sino que tal vez ambicionan mantener el dominio y el beneficio de las dos iglesias de diferentes ciudades, en manos de la pareja conyugal.

Volviendo al cuestionado canal Enlace, sería largo enumerar toda la mata de falsas doctrinas o herejías que propaga como veneno que burlando puertas y ventanas llega a los hogares de creyentes y no creyentes en diferentes países, para exprimirles con estafa o engaño el dinero y dejarles a cambio un camino de muerte espiritual.  

CONCLUSIÓN 

Confieso que ha sido difícil tener que escribir este mensaje en particular, por las denuncias hechas que algunos nos dicen que no debemos hacer, para no “destruir”, que solo debemos orar y hablar cosas “positivas”, con un “balance” entre lo agradable y la confrontación.

Pero, aunque quisiera hacerlo así, porque los amo sinceramente, no escribo para agradar a hombres, sino por obediencia a Dios y a su Palabra.    Con balance o sin balance, debo decir como atalaya cristiano, lo que Dios me inspire a escribir, para corrección y edificación de la Iglesia, es decir, para salvación de las almas engañadas y cautivas de esos falsos profetas.

No puedo dedicarme a decirles solo cosas agradables, como “Dios te ama y te va a prosperar económicamente” o “eres un campeón”, al estilo de los congregados en Lakewood, Texas.

Espero que Dios me conceda seguirle sirviendo y luchando ardientemente por la fe del Evangelio, como dice nuestro lema de (Judas 1 : 3).  

Dios les bendiga.   Vicente Mercado Santamaría. 

Cristianos en Acción

Contendiendo ardientemente por la fe (Judas 3)

cristianos.en.accion.hoy@hotmail.com, viramers@hotmail.com 
Barranquilla, Colombia  

EL PROBLEMA DE LA DUREZA DE CORAZÓN

¿Dureza de Corazón o Corazón Sensible?

Proverbios 28: 14

“Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios;Mas el que endurece su corazón caerá en el mal”

Hoy en día vivimos en un mundo cada vez más duro de corazón, en donde el amor, la paz, la benignidad, bondad, mansedumbre, entre otras brillan por su ausencia. Y es que la dureza de corazón elimina todo aquello que tenga que ver con lo antes mencionado.

La dureza de corazón tiene que ver con “cerrar” el corazón de manera que este no pueda producir cosas positivas ni para su prójimo, ni mucho menos para Dios, pues si no puedes ser sensible ante la necesidad humana que vez, ¿Cómo se podrá ser sensible a la Naturaleza Divina que no se ve?La dureza de corazón elimina la fe, aquella fe que nos ayuda a seguir creyendo que todo es posible, la dureza mata la fe porque esta completamente cerrado a todo lo que tenga que ver con la vida espiritual.Un corazón duro es un corazón que no quiere nada que ver con Dios o por lo menos no permite que Dios actué con completa libertad dentro de él. Y es que todos hemos tenido el corazón duro en algún momento de nuestra vida, pero qué lindo es saber que cuando venimos a Cristo ese corazón duro dejó de estar cerrado y se abrió para recibir al Salvador de nuestra vida.

Pero aunque nos cueste creer, hay muchos corazones que pese a haber recibido a Jesús para que morara en él, se han vuelto a cerrar. Quizá al no ver sus peticiones cumplidas, quizá al desesperarse de no encontrar una respuesta, quizá una mala experiencia que marcó su vida o alguien que quizá defraudó su confianza, o simplemente el acomodo espiritual lo ha llevado a tener un corazón duro y creerse que no necesita más de Dios.

Y es que eso es dureza de corazón, cuando llegamos a un momento en donde creemos que no necesitamos de Dios porque las cosas que me están sucediendo son mías y por esa razón Dios no se tiene que meter en esto. Pero ¿Quién a dicho que tengo que seleccionar en que áreas de mi vida le permito a Dios actuar y en cuales no?, ¿Acaso Dios no es el Dueño y Rey de TODO?

La verdad es que nuestra vida es como una mansión gigantesca llena de muchas habitaciones, que cuando venimos a Cristo tenemos que entregarle las llaves de la mansión para que Él habite en ella. Pero lo cierto es que muchos de nosotros no le estamos dando las llaves de todas las habitaciones de nuestra vida, sino que seleccionamos en cuáles Dios puede entrar y habitar, y en cuáles no, endureciendo nuestro corazón de esta manera para no permitir que Dios actué como El quiere.

Estamos en un tiempo en el que el corazón duro no es de ningún beneficio, estamos en los últimos tiempos en donde es necesario abrir nuestro corazón a Dios para que El actué en nosotros y nos guíe hacia toda verdad; ya no podemos darnos el lujo de seguir seleccionando en qué cosas le permitiré a Dios actuar en mi vida, y en qué cosas no. Es hora de rendirnos a El, pero para eso es necesario tener un corazón humilde.

Y es que el corazón humilde es la contraparte de un corazón duro, y David entendió eso y por esa razón escribió: “Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios” (Salmos 51: 17)

Un corazón sensible es aquel que permite toda corrección, es aquel que siempre está dispuesto a que Dios actué conforme a su voluntad y no conforme a la suya, es aquel que se deleita en la Palabra y que toma para sí mismo aquellas cosas que necesita mejorar, es un corazón que reconoce su dependencia de Dios y sobre todo es un corazón que vive cada día con un solo propósito: AGRADAR A DIOS.

Amados, es hora de entender que un corazón duro jamás será agradable a Dios. Si realmente nuestro propósito en la vida es agradar a Dios debemos comenzar a entender que la voluntad de Dios es que nuestro corazón sea un corazón sensible, humilde, y sobre todo, un corazón dispuesto a que Dios actué como El quiere y no como yo quiero.

La dureza de corazón provocará un desierto en mi vida, pero el corazón sensible será un oasis de bendición para mi vida.

Autor: Enrique Monterroza

AMIGO TESTIGO DE JEHOVÁ: VEA USTED ESTE VÍDEO Y DEJARÁ AUTOMÁTICAMENTE DE SER UN MIEMBRO DE ESTA ORGANIZACIÓN

J.F. Rutherford (arriba) y Charles T. Russell (abajo): ¡Verdaderos enemigos intimos!

Foto: Lavasori

En este video usted se enterará de la supuesta “alta calidad” de todos aquellos alimentos espirituales que el supuesto Siervo fiel y prudente estuvo suministrando a los domésticos en 1918, y que motivó– según alegaban los TJ–  que Jesús los aprobara como fieles y veraces. Además, por este motivo— según alegaban los TJ— Jesús los “escogió” al siguiente año, en 1919, como su único esclavo fiel y discreto para encargarles definitivamente de todos sus bienes para anunciar las Buenas Nuevas del Reino a las naciones (Mateo 24:14). ¿Pero qué es lo que ha pasado con todas aquellas verdades que supuestamente el Señor aprobó en 1918?¡¡¡Se han hecho humo!!!

 

HEMOS ENCONTRADO EL MONSTRUO…Y ES NOSOTROS MISMOS

La organización WTBTS (WATCHTOWER) ha tratado, con éxito parcial, de crear una burbuja hermética para evitar que la influencia del “mundo” (“mundo” se define como toda aquella idea o concepto que no esté en perfecta armonía con lo que ellos dicen creer o se suscriben a, hoy.) entre en la congregación.

Cuando al principio de la década de los 80 del siglo pasado surgió un movimiento “apostata” en la zona de Nueva York, dentro del mismo vientre de la “bestia”, yo me encontré con algunos de los protagonistas de este drama. Conocía muy de cerca de miembros de la rebelión, como Cristóbal Sánchez y René Vázquez  al igual que al personaje que llevó el chisme a la central mundial, el cubano Humberto Godínez. Cuando este último escuchó comentarios hechos en una cena privada en su casa relacionados a interpretaciones divergentes a las de la WTBTS, se alarmó, abrió la boca y desató una ola inquisitiva que resultó en el atropello de muchos que por décadas habían dejado el pellejo por la organización e incluso habían experimentado persecución.

Todo el pedigrí de estos hombres y mujeres  fue desestimado en  nombre de “la limpieza de la congregación.” En realidad fue en nombre del control y el poder. Todo grupo donde el hermetismo reina tiende a crear una atmósfera viciada donde unos pocos, si no uno, es cacique del colectivo y “cocinándose en su propio jugo” infectan a todos con ideas netamente humanas.

Al no dejar la puerta entre abierta a otras posibilidades, se justifican asimismo y desarrollan una percepción propia exclusivista que les separa de otros de forma radical. Cabe notar que el cristianismo, por definición es exclusivo, a partir de las palabras de su fundador cuando dijo que él era “el camino, la verdad y la vida’ y que ‘nadie llega al Padre sino a través de él.’ Solo Jesús podía pronunciar palabras como esas. De ahí en adelante se ha desarrollado una miríada de interpretaciones que dictan las características de ese ‘único camino.’

La comunidad cristiana a partir del pentecostés era y es formada por miembros de una misma familia bajo una sola adopción sobre una misma base. Es apropiado, aun mandatorio, que se cuide de su pureza para ser presentada al novio, Jesús, cual virgen casta y sin mácula. Ese esfuerzo por el colectivo, sin embargo, no siempre logra su objetivo porque los constituyentes, aun si logran mantener los inconversos fuera  del círculo de los convertidos, les es imposible evitar todo ataque originado en el interior.

Las cartas paulinas dan testimonio de este hecho, particularmente la carta a los Gálatas, donde Pablo nos relata como “falsos hermanos” entraron a “espiar su libertad en Cristo” y para neutralizar esta influencia, fue enviado a Jerusalén, donde nuestros hermanaos estaban “cocinándose en su propio jugo” y parece que una mayoría de ellos todavía veía el cristianismo desde una óptica netamente judía, inclusive Pedro.

Junto con el obstáculo de la imperfección humana estaba el asunto de la madurez. En un grupo al cual se añaden miembros de forma regular y cuyo objetivo es el crecimiento espiritual presupone que no todos los constituyentes están en el mismo nivel de desarrollo. No es lo mismo que, por ejemplo, una asociación de arquitectos, donde se presupone que sus miembros todos son arquitectos egresados de una institución de enseñanza superior y quienes en ese sentido están en el mismo nivel. El escritor de la carta a los Hebreos hace referencia a este hecho ineludible y se lamenta que muchos cristianos no estén experimentando el crecimiento a la madurez. Estas diferencias son palpables a través del NT y también es así hoy.

Aunque use a la WTBTS como ejemplo al principio, es importante reconocer que ellos no monopolizan el concepto de represión colectiva. Todo grupo religioso que no permite la libertad de expresión y libre intercambio de ideas cae en la categoría indeseable de lo que comúnmente se denomina de forma despectiva como “secta.”

En marzo del corriente visite la República Dominicana y como es mi costumbre cuando viajé y haciendo uso de la visa diplomática que me otorga Cristo, visité una iglesia de corte pentecostal radical donde me recibieron de forma muy amorosa en la cual me sentí muy bienvenido. De hecho, ese día celebraban Santa Cena y participé de la comunión con ellos. El predicador trató el tema del la relación conyugal con el típico entusiasmo característicos de los pentecostales. Nadie me interrogó para determinar si podía entrar o si era converso o no. Las puertas estaban abiertas, así que entré.

Esta misma semana me enteré que esta iglesia, el Pastor fundador cedió el pulpito a una miembro de muchos años, doctora en psicología, y esta aprovechó la oportunidad para lanzar una crítica despiadada del hombre que lleva más de 50 años trabajando en esta comunidad y que ha recibido citaciones del ayuntamiento por su labor en prevenir y contrarrestar la delincuencia juvenil. Este incidente muestra que es más fácil ver y contrarrestar los peligros externos que los internos y que los ‘enemigos del hombre suelen estar en su propia casa.’

Por las razones expuestas creo que la congregación de Dios es una familia que no necesariamente disfruta de armonía total y perseguir esta por cualquier medio (represión, intimidación, etc.) es más contraproducente que permitir la libertad que acompaña a los que son guiados por el Espíritu de Dios. Tal como el mismo espíritu guió a Pablo a Jerusalén, nosotros, cuando somos movidos por la misma fuente, podemos hablar una palabra sazonada con sal para sanar, emendar y consolar a la familia de Dios esparcida en congregaciones de características diversas, pero que se esfuerzan sinceramente por ser encontrados puros y sin mancha en el día del Señor.

Un saludo.

Alfonso Orellana

LA “PREEXISTENCIA” DE JESUCRISTO

Varios pasajes bíblicos parecen implicar que Jesucristo existió en alguna forma en el cielo antes de aparecer aquí en la tierra. La mayoría de estos pasajes se encuentran en el Evangelio de Juan. Por ejemplo: 

“Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.” (Juan 6:38)

¿”Pues qué, si viereis al Hijo del Hombre subir adonde estaba primero?” (Juan 6:62)

“De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.” (Juan 8:58)

“Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.” (Juan 17:5)  

Se argumenta que estas afirmaciones son claras y debemos aceptar la enseñanza bíblica de que Jesús vivió anteriormente en el cielo. Es cierto que los pasajes son claros, pero eso no significa necesariamente que debemos tomarlos en sentido literal. Hay otros pasajes bíblicos que son tan claros como estos, y sin embargo no los tomamos en sentido literal, aunque frecuentemente las personas que oyeron las palabras no sabían inicialmente cómo tomarlas. Muchos de estos pasajes también se encuentran en el Evangelio de Juan. Por ejemplo:  

“Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás?” (Juan 2:19-20)  

“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?” (Juan 3:3-4)  

“Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla.” (Juan 4:13-15)  

“Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.” (Juan 4:34)  

“Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera.” (Juan 6:50)  

“Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti…” (Mateo 18:9)

“Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.” (Lucas 9:23)  

“Con Cristo estoy juntamente crucificado…” (Gálatas 2:20)  

De la misma manera que no tomamos las anteriores afirmaciones en sentido literal, tampoco debemos tomar en sentido literal las afirmaciones de que Jesús vivió en el cielo antes de nacer en la tierra. En primer lugar, la Biblia afirma que Jesús es un hombre (ver Isaías 53:3, Juan 1:30, Juan 8:40, Hechos 2:22, Hechos 17:31, Romanos 5:15, 1 Corintios 15:21, 1 Corintios 15:47). Los hombres y mujeres comenzamos nuestra existencia cuando nacemos. En el caso de Jesús, Mateo y Lucas nos informan que María la madre de Jesús concibió por el poder del Espíritu de Dios, y Mateo nos habla del momento en que “Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes” (Mateo 2:1). Si Jesús no nació en forma real y normal en ese momento, ¿en qué sentido puede ser hijo de Abraham y de David, o incluso de María? Lucas nos dice que el niño Jesús “crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.” (Lucas 2:52) ¿Cómo puede haber crecido en sabiduría si antes de nacer ya era un ser celestial dotado de toda sabiduría? Y si Jesús abandonó toda su sabiduría y conocimiento anterior para nacer en la tierra como hombre, ¿cómo pudo seguir siendo la misma persona? ya que la esencia de cualquier persona es la totalidad de las experiencias y sabiduría adquirida en el transcurso de su vida. También el autor de la Epístola a los Hebreos dice que Jesús fue perfeccionado y aprendió la obediencia por medio de sus experiencias aquí en la tierra (Hebreos 2:10, 5:8), pero ¿cómo puede haberse perfeccionado aquí si antes de nacer ya era un perfecto y poderoso ser celestial?  

Existía entre los judíos la idea de que un buen maestro “venía de Dios,” pero no en el sentido de haber vivido en los cielos con Dios antes de nacer. Por ejemplo, en Juan 3:2 Nicodemo le dice a Jesús: “Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.” Sin embargo, no hay evidencia de que Nicodemo creyera que había existido literalmente en los cielos antes de nacer.

Si la Biblia aparentemente insinúa que Jesús vino del cielo, dice lo mismo acerca de otros hombres. Por ejemplo, Juan 13:3 dice que Jesús “había salido de Dios,” y en Juan 16:28 Jesús dice “Salí del Padre, y he venido al mundo.” Estas palabras son tomadas comúnmente como evidencia de la preexistencia de Jesús en el cielo, pero Juan 1:6 dice: “Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.” La frase afirma literalmente que Juan vino de la presencia de Dios, al igual que Jesús, pero nadie sostiene que Juan haya preexistido en el cielo.  

Otro caso más claro aún es el del profeta Jeremías. En Jeremías 1:5 la palabra de Jehová vino al profeta diciendo, “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te dí por profeta a las naciones.” Estas palabras, tomadas literalmente, implican que Jeremías existía antes de nacer, pero nadie las toma en ese sentido. Significan que antes que el profeta naciera, Jehová ya sabía cómo sería y ya había decidido que cuando naciera lo nombraría como profeta a las naciones. Antes de nacer, Jeremías existía solamente en la mente y en el plan de Dios, quien conoce todas las cosas antes que existan. De la misma forma, Dios dice en Isaías 51:2 que “cuando [Abraham] no era más que uno solo lo llamé, lo bendije y lo multipliqué.” Como ya había decidido que Abraham tendría una descendencia numerosa, habló de aquello como si ya fuera una realidad desde que lo decidió (ver también Isaías 46:10, 49:1-3, Romanos 4:17). El salmista dice: “Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas” (Salmos 139:16). Incluso en la esfera puramente humana, cuando un arquitecto se propone construir un edificio, primero hace una maqueta, y posiblemente la presenta diciendo: “Este es el edificio X,” cuando todavía no es más que un proyecto.  

El Nuevo Testamento dice que Dios escogió a los creyentes cristianos antes que nacieran, hablando como si ya existieran. En Efesios 1:4 Pablo dice que Dios “nos escogió en él [Cristo] antes de la fundación del mundo,” lo que implica que si Cristo existía en aquel entonces, también existían las demás personas que iban a creer en él. En realidad, Pablo está hablando de la predestinación, el hecho de que Dios conoce de antemano quiénes van a nacer y qué papel harán en su plan y propósito. Unos versículos más adelante, en Efesios 1:11, el apóstol dice en forma explícita: “En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad.” También dice en Romanos 8:29-30: “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.” Dirigiéndose a Timoteo, Pablo habla de la “gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos” (2 Timoteo 1:9), como si todos los creyentes ya existieran en aquel entonces. De la misma forma el apóstol Pedro explica las alusiones a la supuesta “preexistencia” de Jesucristo diciendo que fue “ya destinado antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros” (2 Pedro 1:20).  

En lo que se refiere a la “gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese” (Juan 17:5), es obvio que Jesús no pudo haber gozado de esa gloria aunque realmente existiera en aquel entonces, puesto que las Escrituras enfatizan que sólo se hizo merecedor de esa gloria al completar en la cruz su victoria sobre el pecado. El escritor a los Hebreos dice:

“Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.” (Hebreos 2:9)  

En Hechos 3:13, refiriéndose a la resurrección y ascensión de Jesús al cielo, Pedro dice:

“El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad.”  

En su primera epístola, Pedro dice que Dios “resucitó [a Jesús] de los muertos y le ha dado gloria…” (1 Pedro 1:21).

Jesús mismo, hablando a dos discípulos en el camino a Emaús, enfatiza que su glorificación era posterior a sus sufrimientos, diciendo:

“¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?” (Lucas 24:26; ver también Juan 7:39, Juan 12:16)

Los anteriores pasajes demuestran que Jesús no pudo haber gozado literalmente de gloria antes de su nacimiento, porque solamente podía recibirla después de haber terminado su ministerio en forma exitosa. Tanto la existencia de Jesús antes que el mundo fuese, como su glorificación, solamente pudieron haber existido en forma anticipada en la mente y propósito de Dios. Este propósito fue a menudo revelado por medio de los profetas. Hablando de lo que le iba a acontecer, el Señor dice, “A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él…” (Mateo 26:24). Los pasajes que son citados para apoyar la idea de la supuesta “preexistencia” de Jesucristo no indican que realmente viviera en el cielo antes de nacer. Simplemente enfatizan en lenguaje figurado el hecho de que la aparición del Señor Jesús en la tierra no fue una cosa fortuita sino un acontecimiento que fue determinado y autorizado por su Padre celestial desde antes de la creación del mundo.  

James Hunter

¿ES JESUCRISTO EL PRIMER COMUNISTA DEL MUNDO?

¿Comunismo Cristiano?

Según Wikepedia El Comunismo[2] , entendido como movimiento político, es una organización de partido que ha adoptado desde el siglo XIX la doctrina marxista, y cuyo principal objetivo es el establecimiento de una sociedad sin clases sociales[1] en un proceso continuo de dos etapas: la primera es un orden socialista (o “primera fase del comunismo”) que supera los antagonismos de clase mediante la supresión de la propiedad privada de los medios de producción mediante su traspaso provisional al Estado bajo el control de la clase obrera no poseedora o proletaria; la segunda es la construcción de un orden propiamente comunista en el cual se suprime toda forma de propiedad privada y se hace posible la abolición del Estado al ir asumiendo las clases trabajadoras todas sus funciones económicas y militares, así como termina aboliéndose a sí misma la propia clase proletaria al finalizar la necesidad económica de una organización político-estatal de luchas de clases: el trabajo asalariado y la distribución por productividad, ambos remanentes de la sociedad burguesa que le dio origen.

Así que en el comunismo la propiedad privada es abolida totalmente, y todo revierte finalmente bajo el control de la clase obrera no poseedora o proletaria. Sin embargo, creemos que toda forma de totalitarismo es incompatible con los principios cristianos, y de hecho, no hay forma de justificarlo con las mismas Escrituras. Así que hablar de Comunismo cristiano resulta incongruente e incompatible con el pensamiento cristiano auténtico.

Las Escrituras y el Totalitarismo

Si leemos 1 Reyes 21  encontraremos un hecho del rey Acab, rey de Samaria, quien quiso adquirir unos lotes circundantes con su propiedad. El dueño rehúsa venderle, y los emisarios del rey terminan arrebatándole a través de maniobras turbias que terminan con su vida. Y como era de esperarse, Yahweh castiga duramente al rey impío Acab por haber pretendido usurpar la propiedad privada de un súbdito suyo cuyo derecho prevalece sobre la autoridad temporal del monarca.

Este es un ejemplo claro de cómo ve el Señor el atropello, así sea de un monarca que gobierna un país, para apoderarse de una propiedad privada de otro. Este caso nos deja entender que Dios no es un Dios que está en contra de la propiedad privada, sino que más bien la defiende.

En 1 Samuel 8, encontramos otro relato interesante sobre los peligros de un gobierno totalitario. Aquí leemos que el mismo pueblo judío le exige a Samuel que les conceda optar por un Rey como las otras naciones, sin la intermediación de Jueces. El fundamento de Samuel es una advertencia sobre los peligros que conlleva el otorgar poderes absolutos a un rey, y la poderosa tentación que tendría éste de pretender disponer de los bienes de sus vasallos para sus empresas políticas, lo cual podría derivar en una cruel tiranía.

En 2 Samuel leemos que el famoso rey David es castigado por Dios porque abusó de su poder político absoluto para hacer morir a Urías, el hitita, y apoderarse así de su mujer, Betsabé, y casarse con ella. De hecho la analogía que emplea el profeta Natán es interesante, pues nos habla de un hombre que roba la oveja de otro, refiriéndose al rey David, quien obviamente había tomado la esposa ajena (de Urías, su general) . Por esta maldad él pagaría caro su pecado con la pérdida del hijo concebido con ella.

Si uno lee Exodo 22-3 nos enteraremos de que Dios ordena que quien roba o daña la propiedad del prójimo, éste deberá restituirle inmediatamente lo robado, que es una de las demandas actuales de la teoría liberal en el terreno de la justicia.

En Romanos 13, Jueces 9, Lucas 19, y en varios capítulos del Deuteronomio etc., descubriremos mandatos y relatos absolutamente compatibles con el capitalista moderno. Debido a esto los totalitarios socialistas, valga la redundancia, no pueden justificar sus atropellos en ningún principio cristiano, a pesar de las estúpidas connivencias de algunos sectores de la jerarquía católica. En buena cuenta, Jesús, a pesar de lo que digan intelectuales marxistas de la talla de Hugo Chávez, no pudo ser jamás ni socialista ni revolucionario, pues entonces hubiera traicionado todas las enseñanzas de su padre al pueblo judío, del que él mismo procedía.

La Propiedad privada dentro de la comunidad Cristiana primitiva

Es cierto que al comienzo de la iglesia, coyunturalmente  hablando, las cosas eran comunes en la comunidad cristiana, pero esto no implicaba que la propiedad privada era antagónica o incompatible con los preceptos de Cristo (Hechos 2:45).  Sería absurdo que Juan le desee a Gayo prosperidad en TODAS LAS COSAS y sostener que la Biblia está en contra del capitalismo y la propiedad privada (3 Juan 2). La Escrituras nos hablan de la casa propia de Pedro, la casa propia de Filemón, la casa de Zaqueo, la tumba de José de Arimatea,  y aun Jesús dice que su Padre tiene su mansión propia y sus negocios (Juan 14:2,3;Lc. 2:49). Por tanto podemos decir que nuestro Creador es un Dios de negocios, y también Su Hijo, y sus seguidores (Lc. 19:13).

Jesús en Lucas 19:11-27 nos habla de la Parábola del hombre noble que encargó a sus servidores un capital para que lo trabajaran y lo multiplicaran. Esto difícilmente podría ser interpretado como una condena al capitalismo por parte de nuestro Señor.

A los Tesalonicenses el Apóstol Pablo les dice: “ocuparos en vuestros negocios” (1 Tes 4:11). Esto me sugiere que los cristianos primitivos tenían negocios y propiedades en las que se ocupan, ya sea como agricultores, alfareros, carpinteros, pesqueros, mineros, etc. Me imagino a Job con sus riquezas multiplicadas, a Pedro con su bote propio de pesca, o a José, esposo de María, con su carpintería propia, y exhibiendo muebles hechos a mano, o a algún otro fiel creyente labrando su parcela y vendiendo sus frutos en el mercado de la ciudad, todos ellos dueños de sus medios de producción.

La propiedad privada en el milenio

En el Milenio el redimido se sentará debajo de su vid y debajo de su higuera. Esto nos sugiere que la propiedad privada seguirá siendo una realidad en la era venidera de la justicia, la era del reinado de Cristo (Miq. 4:4; Zac. 3:10).

Así que no nos dejemos engañar como simplones cuando alguien aparece por allí para decirnos que Jesús fue el primer comunista del mundo. No sería sorpresa que mañana aparezca  otro iluso para decirnos  que Jesús fue el primer Hippie del mundo… ¡o qué se yo!

Apologista

www.apologista.blogdiario.com

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

 

BIBLIA Y CIENCIA

Biblia y Ciencia Menú
1. El Sorprendente cuerpo Humano (Fue diseñado) 11. El Milagro del ojo humano.
2. El Universo 12. La coagulación de la sangre
3. Evidencia de diseño en el universo 13. El motor eléctrico vivo
4. EL Evangelio según la creación 14. La Evidencia de Dios en la Astronomía
5. ¿Despilfarro o propósito en el universo? 15. La Evidencia de Dios en la Física
6. Biblia antes de la ciencia 16. La Evidencia de Dios en la Bioquímica
7. ADN pone en jaque a la evolución 17. La Evidencia de Dios en la Información Biológica
8. Información que se encuentra el al ADN 18. Información científica consistente con la Biblia.
9. Fraude en la datación de los Neandertales  
10. El ADN hace que un profesor renuncie al ateismo  

 

Tomado del siguiente excelente sitio:

 http://indubiblia.com/Biblia&Ciencia.htm

LITERAL Y ESPIRITUAL

Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

«Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones. Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas, y los extraños serán vuestros labradores y vuestros viñadores. Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis sublimes. En lugar de vuestra doble confusión y de vuestra deshonra, os alabarán en sus heredades; por lo cual en sus tierras poseerán doble honra, y tendrán perpetuo gozo» (Is.61:4-7).

Los que no creen en el premilenarismo y aceptan la espiritualización del Reino de Dios, “a la griega”, no conciben un gobierno milenario terrenal porque exige un cumplimiento literal, objetivo, de bendiciones materiales, tan reales como el sol y las estrellas, tan palpables como las flores y las piedras. La confusión estriba en que, para el espiritualizador, el Reino literal es uno carnal en su totalidad, un sistema meramente material y antagónico con lo enseñado en las Escrituras. El método de espitualización bíblica nació es la escuela pagana de Alejandría y que Agustín de Hipona se encargó de tomar para elaborar y darle forma después a lo que sería el amilenarismo, vigente hasta el día de hoy, constante en su heretismo, y de notorio auge.

Agustín de Hipona, en realidad, refutó el premilenarismo, no por cuestiones de hermenéutica ni de exégesis; su rechazo se debió porque consideró que los exponentes y defensores del milenarismo poseían una mente terrena y carnal. Arguyó que era un error enseñar que en el Reino espiritual habría comida y bebida en abundante cantidad. Agustín pregonó en su empañada perspectiva que este dogma, por ser carnal, tenía que ser desechado sin retrasos ni demoras.

Así qué, para el amilenarista, para el que es espiritualizador, quien preserva en la doctrina premilenaria no le es posible ver un Reino de carácter espiritual. Para el infortunio de no pocos, el método de espiritualización ha empujado a la palestra del mundo doctrinas como la incoherente inmortalidad del alma, quitándole el propósito genuino y verdadero a la futura resurrección de los muertos, porque… «el que resucitó a Cristo de entre los muertos también dará vida a nuestros cuerpos mortales mediante su espíritu que mora en vosotros» (Ro.811b).

Al Reino de Dios, aunque terrenal, no se le puede exonerar su espiritualidad. Una cosa es espiritualizar el milenio, haciéndose de él una ridícula y ficticia iconografía, y otra es ver las realidades materiales de un Reino milenario que es espiritual, por naturaleza, por mandato del Señor. Este Reino será tangible, físico, perceptible, y de extensión universal. Su espiritualidad, siendo material, se establece en el designio santo del Padre y no en una fatua alegorización inaplicable. Para comprender esto, tenemos el ejemplo claro de la fundación del mundo. En un principio, Dios creó un mundo libre de pecado y de maldad. No había la más ínfima mácula o señal de corrupción y distorsión maligna sobre su faz, hasta que la fealdad del pecado por la rebelión humana hizo acto de presencia. El mundo, entonces, fue declarado por Dios maldito para sumergirse luego en un estado de decadencia y degeneración grotesca.

No obstante, antes de la caída del hombre en el Edén ancestral, como todo el sistema cosmológico, el mundo era uno materialmente incontaminado y sacro, pero vino a perder su idiosincrasia espiritual cuando el hombre le creyó más a la intrigante y astuta Serpie que al Dios que le ofreció eterna vida y las bondades materiales de aquella perfecta y maravillosa tierra…. que no supo valorar las normas espirituales del Altísimo que le ofrecían gozo y paz perdurables. Por eso hogaño, el planeta que habitamos, es un soberano desastre que requiere ser resarcido de su agravio… por culpa del inconsistente hombre.

Ante que la creación fuera impura y el desorden se estableciera “cual peste bubónica medieval”, Dios pudo ver que todo lo que había hecho era bueno, y si era bueno para él, otra vez, siendo «material», no es difícil precisar que el mundo y el universo que lo rodeaba poseían un carácter netamente espiritual.

«Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera…» (Gn.1:31).

Por lo tanto, es lícito percibir, además porque la Biblia lo clarifica de tal modo, un Reino literal y milenario, de inherencia espiritual, porque el sistema de las cosas materiales restituidas por el poder celestial será «santificado» en el futuro, como al principio de la creación de Dios.

En este Reino terrenal y material, espiritual, por célica conciliación, y espiritual por sustancia, porque habrá sido redimido, purificado en su modificación, en «el día de la regeneración», la enfermedad será removida en las personas salvas que las adolezcan, para que sean idóneas a la teocracia milenaria. Habrá sanidad para las gentes que hayan sufrido patologías deformantes (Is. 29:17-19; 35:3-6; 61:1-2; Jer. 31:8; Mi. 4:6-7; Sof. 3:19). Habrá trabajo, y no será un período de ociosidad ni de haraganerías. Habrá una sociedad perfectamente sistematizada y de industrias, de agricultura y de manufactura, para la sustentación de los hijos de Dios que ingresen al Reino milenario (Is. 62:8-9; 65:21-23; Jer. 31:5; Ez. 48:18-19). La prosperidad económica, no de la clase que enseñan los maestros de la prosperidad como Cash Luna y Benny Hinn, será el producto del trabajo continuo y armonioso durante el Reinado milenario. La pobreza y la miseria, no mancillarán más la condición humana en el gobierno milenario de Cristo (Is. 4:1; 35:1-2, 7; 30:23-25; 62:8-9; 65:21-23; Jer. 31:5, 12; Ez. 34:26; Zac. 8:11-12; 9:16-17; Ez. 36: 29-30; Jl. 2:21-27; Amós 9:13-14).

La maldición que fue emitida por Dios en contra de la creación, según Gn. 3:17-19, será eliminada íntegramente. Esto dará como resultado una tierra súper fértil y altamente productiva. Los animales fieros y venenosos perderán su agresividad natural y espontánea, y aprenderán a vivir dócilmente con los hombres. Prueba de esto se encuentra en Is. 11:6-9; 35:9; 65:25.

«Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios» (Ro.8:18-21).

Cuando a primera pareja le falló a Dios, la creación entera sufrió la consecuencia de su iniquidad (ver Gn. 3:17-18): El pecado entró en el mundo y el universo se afectó mortíferamente. Nada quedó indemne ante su estrago. Lo que estaba diseñado para ser perenne, fue condenado para deteriorarse y morir. Por tal cosa, con palabras de esperanza, Pablo escribe que esta creación que fue sujetada a vanidad a causa de la trasgresión de hombre, gime y padece en la actualidad, aguardando el día en que será liberada de la esclavitud de corrupción. Este suceso se llevará a cabo en la segunda venida de Cristo, antes de la apertura de la era milenaria (Ap. 20:1-10); Cristo lo llamó «el día de la regeneración», como ya antes lo habíamos mencionado (véase 19:28).

Más claro, no puede haber sido.
.
Dios les bendiga, hermanos y amigos de mentes magnánimas que nos visitan.

ELOHIM COMO UN PLURAL MAJESTÁTICO

Escrito por Angel Candelaria

 La palabra “Elohim” (traducida como “dioses” o “poderosos”), en su naturaleza original, es el plural de “Eloah”. Sin embargo, lo que muchos ignoran es que el título “Elohim” también es usado como un plural majestático; es decir, como un título que denota un alto rango de autoridad. Cuando se utiliza con ese sentido, el título “Elohim” no implica pluralidad, sino superioridad en rango. Es como decir “poderoso de los poderosos”.

Por ejemplo, veamos Éxodo 7:1:

“Yahwéh dijo a Moisés: Mira, yo te he constituido dios (en el original hebreo dice elohim) para Faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta.”

¿Está diciendo Yahwéh que Moisés es una composición de dioses o seres podererosos (una trinidad, tal vez)? No; lo que está diciendo es que lo ha constituido una figura de autoridad superior al Faraón.

En la Escritura, es común que se le llame “elohim” a una figura de autoridad, como a un rey, profeta e incluso a un ángel. Eso no implica que esa persona o ser es una “trinidad” o algo similar; simplemente que es una figura con una autoridad superior a las demás.

Por lo tanto, Juan 1:1 no está diciendo que Yahoshúa (Jesús) es “Dios” (Elohim) o que es parte de la Trinidad; simplemente está diciendo que Yahoshúa es una figura de autoridad superior a las demás, y que esa autoridad proviene de su Padre. Correctamente traducido diría algo así:

Juan 1:1 “En el Principio era la Palabra (Davar), y la Palabra era con “Dios” (Elohim), y la Palabra era un poderoso (elohim).

Es correcto llamar a Yahoshúa un elohim, pues es una figura de gran autoridad; un poderoso. Sin embargo, el decir, basándose en este verso, que Yahoshúa es “Dios” (Elohim) es perpetuar el mismo error que muchos han cometido por ignorar los diversos contextos en los cuales se utiliza la palabra “elohim” a través de toda la Escritura.

Cabe mencionar y aclarar también que en el idioma español nosotros utilizamos la palabra “Elohim” con mayúscula para referirnos al Padre, y “elohim” con minúscula para referirnos a cualquier otro ser. Sin embargo, en el idioma Hebreo no hay tal cosa como mayúsculas o minúsculas, así que hay que analizar el contexto en el cual se utiliza la palabra para saber a quién se refiere.

Bendiciones a todos.