ALMÁ Y BETULA: LA PROFECÍA DE ISAÍAS 7:14

El objetivo del estudio es mostrar que la interpretación de la profecía de Isaías 7:14 para un nacimiento virginal como señal mesiánica, es realmente una enseñanza vertida por el mismo Mesías, Su Majestad Jesús, nuestro maestro por excelencia, para con sus discípulos directos.  En el estudio mostramos las bases que demuestran que esa interpretación es de la Yeshiva de Jesús y que es una enseñanza teológica hebrea y no pagana como muchos lo dicen, aunque dicen ser discípulos de él.

 

           La palabra hebrea usada en Isaías 7:14, para designar a la madre que dará a luz, es “almá”, adjunto lo que el diccionario Strong dice al respecto de la palabra. 

 H5959 עַלְמָה almá; fem. de 5958; muchacha (como usando velo o privada):-doncella, virgen.

 

            Cuya raíz tiene un significado de quién se ha guardado. 

 

H5958

 

 עֶלֶם élem; de 5956; prop. algo que se guarda fuera de vista [comp. 5959], i.e. muchacho:-joven, muchacho. 

 

            De las 7 veces que es usada en la Tanaj, 6 se refiere a mujeres jóvenes solteras, que no ha tenido marido. (Genesis 24:43, Exodus 2:8, Salmo 68:25, Cantar de de los Cantares 1:3 y 6:8, y el verso polémico Isaías 7:14) pero una vez se refiere a una mujer que si ha conocido varón, esto es en Proverbios 30:19

 

            Por lo tanto decir que “almá”, es una palabra exclusiva para “virgen”, escrituralmente no es correcto, porque tenemos una vez, en donde se refiere a una mujer que ya conoció varón.  Es mejor decir que “almá” es una palabra que designa a una mujer que se ha guardado, de allí que la posible traducción de virgen, o como un rabino judío no mesiánico dijo, que se refería a una mujer en estado de desposorio, previo a la consumación del matrimonio. 

 

            Por el otro lado está la palabra “betulá”, que muchos dicen que es la que directamente designa a una virgen, adjunto la referencia del diccionario Strong. 

 H1330

 בְּתוּלָה betulá; part. fem. pas. de una raíz que no se usa que sign. separar; virgen (por su carácter privado); a veces (por continuación) novia; también (fig.) ciudad o estado:-virgen, doncella. 

 

            Que en su raíz, al igual que “almá”, significa apartar o separar, o sea que por implicación su significado es de virgen, como un estado de la mujer, sea o no desposada, esta palabra es usadas más de 14 veces en la Tanaj, pero en el caso de Joel 1:8 es usada para designar una joven que ya no es virgen. 

 

Joe 1:8  Llora tú como joven (betula) vestida de cilicio por el marido de su juventud. 

 

            Por lo tanto, decir que “betula” es la palabra que estrictamente significa virgen, escrituralmente no es correcto, por el caso de Joel 1:8. 

 

RESUMEN:

 

            Por lo antes expuesto, no creo recomendable basar en el estudio exegético de las palabras “almá” y “betulá”, para considerar si la profecía de Isaías 7 es una profecía mesiánica o no, si habla de un nacimiento virginal o no. 

 

            Es necesario un estudio de todo el texto, su contexto en la Escritura, y el contexto histórico, y sobre todo las leyes que rigen el mundo espiritual, para contemplar las implicaciones que tienen ambas interpretaciones. 

 

            Creo fehacientemente que el cuestionamiento que se hace con respecto a la palabra usada, es parte del plan Divino. 

 

Mar 4:11  Y les dijo:  A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios;  mas a los que están fuera,  por parábolas todas las cosas;

 

Mar 4:12  para que viendo,  vean y no perciban;  y oyendo,  oigan y no entiendan;  para que no se conviertan,  y les sean perdonados los pecados.

 

Extracto de un artículo más extenso titulado: NACIMIENTO VIRGINAL¿UNA TEOLOGIA PAGANA O HEBREA?

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

    

LOS “TESTIGOS DE JEHOVÁ” Y LA CUESTIÓN DE LAS TRANSFUSIONES DE SANGRE

 

Click Here to view full Image. 

Un video que muestra la política intransigente de la sociedad Watchtower de los Testigos de Jehová con respecto a las transfusiones de sangre. Una interpretación totalmente errada de la ley Levítica ha causado la muerte de 9,000 niños “Testigos de Jehová” en solo un año. Lamentablemente, muchos padres de familia que son seguidores de este alienante culto de los “Testigos de Jehová”, se han visto obligados a privar del derecho a la vida a sus seres queridos por una inexistente prohibición de recibir transfusiones de sangre, originada por una errada interpretación de una una ley levítica que únicamente prohíbe comer sangre de animales. Pero como todos sabemos bien, una transfusión de sangre no es lo mismo que comer sangre. La transfusión no destruye la sangre, salvo que sea digerida como alimento común,   o mal conservada.  Además, en la época de Moisés no existían las transfusiones de sangre, por lo que no se puede  prohibir algo que no existía.

 

Los falsos profetas de la Watchtower, miembros del “esclavo fiel y discreto” (el “cuerpo gobernante”), se han mantenido invariables en este punto, ocasionando cada año que pasa más muertes sin sentido de sus miembros. La sociedad Watchtower, y su falso “cuerpo gobernante”, tendrán que rendir cuentas al Todopoderoso por esta doctrina asesina que mantienen vigente aún hoy, sin tener realmente ninguna justificación contundente sustentada en la Biblia. 

Testigos de Jehová (La cuestión de la sangre)