LOS EVANGELIOS DE LAS GRANDES RELIGIONES CRISTIANAS DE HOY

               bib_animada    Por Ing° Mario A Olcese

 

En las campañas de Evangelización de los predicadores evangélicos, católicos, y de la mayoría de las sectas modernas, no se oye predicar el mismo evangelio que Cristo y sus Apóstoles predicaron. Estas iglesias se han olvidado que sólo hay UN SOLO EVANGELIO EN LA BIBLIA, y que ese mensaje debe ser predicado sin cambios ni adulteraciones (Gálatas 1:6-9).

Los Evangelios de los Evangélicos:

Por ejemplo, el Movimiento Carismático prédica un falso evangelio de experiencia y emotividad carnales, en lugar del genuino evangelio bíblico. Esta evangelización carismática se interesa fundamentalmente en atraer muchedumbres, mediante el énfasis en la sanidad física, la música cristiana, el hablar en lenguas y otras experiencias extrañas y no en el nuevo nacimiento, ni transformación interior del pecador por medio del evangelio bíblico original revelado en el N.T.

Estos predicadores carismáticos (y pentecostales) se olvidan de que la evangelización debe estar basada exclusivamente en la Biblia y no en experiencias fraudulentas y subjetivas, porque “POR FE ANDAMOS, NO POR VISTA” 2ªCorintios 5:7

Con esta extraña proclama seudo-evangélica existe primeramente el problema de convertidos no cambiados. Un escalofriante número de esos que “profesan a Cristo” u “oran por salvación”, no muestran evidencia de que han realmente nacido de nuevo por medio del Espíritu Santo. Sus vidas no han sido cambiadas. Hay también el problema de convertidos mundanos. Un vasto número de esos que se dicen ser convertidos a Cristo, permanecen en el mundo. Aman la misma música, modas, corren con la misma multitud, mantienen las mismas filosofías humanísticas y tienen el mismo pensamiento carnal que tenían antes de ser “convertidos”. La multitud de seguidores de la música “rock cristiano”, ilustran bien esta categoría. Más aún, hay el problema de convertidos ecuménicos, los cuales no tienen celo por la verdad y no tienen repudio por el error. A estos, repito, no se les ha predicado el verdadero y único evangelio de Cristo que se origina del N.T. Otros grupos evangélicos no carismáticos suelen enseñar “el evangelio sobre Cristo”,el evangelio de Cristo”, “el evangelio de la salvación”,el evangelio de la cruz”, “el evangelio de la prosperidad”, “La Palabra”, etc.

Por ejemplo, en Abril de 1995, Luis Palau predicó a 26,000 personas, en cuatro reuniones en Kathmandu, Nepal. El reporte en la revista Carisma, afirmó que siendo ilegal el proselitismo de Hindues, “Palau animó a los Nepalenses a ‘enamorarse de Jesús’ en lugar de exhortarles a renunciar al Hinduismo”.

Para un Hindú, el “enamorarse de Jesús”, no es la misma cosa que arrepentirse de su idolatría y pecado y recibir a Cristo Jesús como el ÚNICO Señor y Salvador y creer en su evangelio único y verdadero tal como se presenta en el N.T. Sin duda Palau predica un “evangelio del enamoramiento” en su “Evangelio de San Palau”.

Pues bien, Palau dijo a los Hindúes que se “enamoraran de Jesús”, ¿PERO, QUE IMPACTO TIENE ESTE SUBJETIVO ENAMORAMIENTO SOBRE LOS OTROS DIOSES QUE LOS HINDUES ADORAN? La primera respuesta de muchos Hindúes, cuando escucharon “el evangelio del enamoramiento” es el añadir a Jesús entre sus múltiples dioses que adoran. Convierten a Jesús en su “dios” favorito, pero no se convierten al ÚNICO DIOS VERDADERO, QUE ES EL PADRE. Continúan en su idolatría, y todavía prosiguen en su camino a la perdición; porque han hecho de Jesús su ídolo favorito.

Segundo, Palau les dijo a los Hindúes que se “enamoraran de Jesús”, ¿PERO, DE CUAL JESÚS? Los Hindues en Kathmandu ven una variedad de pinturas Católicas de Jesús (un Jesús de pelo largo, el “Sagrado Corazón de Jesús”, bebé en manos de María, Cristo crucificado, etc.) que están en venta en las calles al lado de las pinturas de los dioses Hindúes. ¿Es ese el verdadero “Jesús” del que se deben enamorar? Los sacerdotes Jesuitas han vivido en Nepal mucho tiempo antes que cualquier otro extranjero viniera a evangelizarlos. Han levantado escuelas e iglesias y cada Hinduísta en Kethmandu sabe que los Católicos afirman ser devotos “Cristianos”, y que predican a “Jesús resucitado”. ¿Cómo conocerán que el Jesús Católico es un falso Jesús, si un evangelista no les dice claramente esto? Los evangelistas ecuménicos, rehúsan el predicar el evangelio claramente, porque están ciegos. El verdadero evangelio ha sido sustituido por evangelios humanos. “El evangelio del enamoramiento de Jesús” es definitivamente una invención humana.

Después tenemos a los exponentes del “evangelio de la prosperidad” que sostienen que Dios desea que sus hijos sean todos ricos y que tengan lo mejor de todo en esta vida. Estos predicadores enseñan a millones de personas que si ellos siguen el plan apropiado, el plan de dar, el Señor los colmará de bienestar y riquezas materiales en el presente. Pero si esto es verdad, Cristo debió venir como rico, y no como pobre. Además, la misión de Cristo era hacer de los pobres, ricos, pero ricos en fe para que fueran herederos de Su reino (Santiago 2:5).

Los Evangelios Católicos:

Para los católicos ¡”La asunción de María a los cielos” y “su coronación como Reina del Cielo”, junto a la “la crucifixión, muerte, y la resurrección de Cristo” es el “epítome de todo el Evangelio”! La siguiente cita Católica verifica el punto de vista que sostienen del Rosario (y los antes mencionados misterios) como el “epítome del Evangelio completo”:

“Las festividades litúrgicas dedicadas a la Madre de Dios y las oraciones Marianas, como el Rosario, una ‘epítome del Evangelio completo,’ expresan esta devoción a la Virgen María” (Catechism of the Catholic Church [Catecismo de la Iglesia Católica], Liguori Publications, p. 253, énfasis es nuestro).

En marcado contraste con el Rosario (con sus “misterios”) como el “epítome del Evangelio completo,” como Roma lo proclama, el Apóstol Pablo claramente esboza un Evangelio completamente diferente, predicado por él — el cual trae verdadera salvación. Esto lo veremos luego.

También el catolicismo nos vino con su enseñanza social, “la Iglesia quiere anunciar y actualizar el Evangelio en la compleja red de las relaciones sociales” La Iglesia Católica ha anunciado el “evangelio social” desde sus orígenes. Pero la conciencia de esta relación ha tomado cuerpo especialmente en los últimos decenios. Juan Pablo II declaró que la Doctrina Social de la Iglesia no es otra cosa que el desarrollo orgánico del evangelio: esta doctrina es el evangelio social de nuestro tiempo, del mismo modo que la época histórica de los apóstoles tuvo el evangelio social de la Iglesia primitiva, como lo tuvo la época de los padres, la de Tomás de Aquino y de los grandes doctores del Medioevo. Después vino el evangelio social del siglo XIX, caracterizado por los grandes cambios y novedades, por las iniciativas y problemas que han preparado el terreno a la llamada encíclica Rerum novarum”.

El Evangelio de Cristo y de sus Apóstoles en el N.T

1) Mateo 4:23

Y rodeó Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

2) Mateo 9:35

Y rodeaba Jesús por todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y todo achaque en el pueblo.

3) Mateo 24:14

Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio á todos los Gentiles; y entonces vendrá el fin.

4) Mateo 26:13

De cierto os digo, que donde quiera que este evangelio fuere predicado en todo el mundo, también será dicho para memoria de ella, lo que ésta ha hecho.

5) Marcos 1:1

PRINCIPIO del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.

6) Marcos 1:14

Mas después que Juan fué encarcelado, Jesús vino á Galilea predicando el evangelio del reino de Dios,

7) Marcos 13:10

Y á todas las gentes conviene que el evangelio sea predicado antes.

8) Marcos 14:9

De cierto os digo que donde quiera que fuere predicado este evangelio en todo el mundo, también esto que ha hecho ésta, será dicho para memoria de ella.

9) Marcos 16:15

Y les dijo: Id por todo el mundo; predicad el evangelio á toda criatura.

10) Lucas 4:43

Mas él les dijo: Que también á otras ciudades es necesario que anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto soy enviado.

11) Lucas 8:1

Y ACONTECIO después, que él caminaba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él,

12) Hechos 8:12

Mas cuando creyeron á Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.

13) Hechos 8:35

Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús.

14) Hechos 8:40

Felipe empero se halló en Azoto: y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó á Cesarea.

15) Hechos 11:20

Y de ellos había unos varones Ciprios y Cirenences, los cuales como entraron en Antioquía, hablaron á los Griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús.

16) Hechos 13:32

Y nosotros también os anunciamos el evangelio de aquella promesa que fue hecha á los padres,

17) Hechos 14:21

Y como hubieron anunciado el evangelio á aquella ciudad, y enseñado á muchos, volvieron á Listra, y á Iconio, y á Antioquía,

18) Hechos 15:35

Y Pablo y Bernabé se estaban en Antioquía, enseñando la palabra del Señor y anunciando el evangelio con otros muchos.

19) Hechos 20:24

Mas de ninguna cosa hago caso, ni estimo mi vida preciosa para mí mismo; solamente que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

20) Romanos 1:1

PABLO, siervo de Jesucristo, llamado á ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,

21) Romanos 1:9

Porque testigo me es Dios, al cual sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, que sin cesar me acuerdo de vosotros siempre en mis oraciones,

22) Romanos 1:15

Así que, cuanto á mí, presto estoy á anunciar el evangelio también á vosotros que estáis en Roma.

23) Romanos 10:15

¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio de la paz, de los que anuncian el evangelio de los bienes!

24) Romanos 15:16

Para ser ministro de Jesucristo á los Gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que la ofrenda de los Gentiles sea agradable, santificada por el Espíritu Santo.

25) Romanos 15:19

Con potencia de milagros y prodigios, en virtud del Espíritu de Dios: de manera que desde Jerusalem, y por los alrededores hasta Ilírico, he llenado todo del evangelio de Cristo.

26) Romanos 15:29

Y sé que cuando llegue á vosotros, llegaré con abundancia de la bendición del evangelio de Cristo.

27) Romanos 16:25

Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio encubierto desde tiempos eternos,

28) 1 Corintios 9:12

Si otros tienen en vosotros esta potestad, ¿no más bien nosotros? Mas no hemos usado de esta potestad: antes lo sufrimos todo, por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo.

29) 1 Corintios 9:18

¿Cuál, pues, es mi merced? Que predicando el evangelio, ponga el evangelio de Cristo de balde, para no usar mal de mi potestad en el evangelio.

30) 1 Corintios 15:1

ADEMAS os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis;

31) 2 Corintios 2:12

Cuando vine á Troas para el evangelio de Cristo, aunque me fué abierta puerta en el Señor,

32) 2 Corintios 4:3

Que si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto:

33) 2 Corintios 4:4

En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

34) 2 Corintios 8:18

Y enviamos juntamente con él al hermano cuya alabanza en el evangelio es por todas las iglesias;

35) 2 Corintios 9:13

Que por la experiencia de esta suministración glorifican á Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la bondad de contribuir para ellos y para todos;

36) 2 Corintios 10:14

Porque no nos extendemos sobre nuestra medida, como si no llegásemos hasta vosotros: porque también hasta vosotros hemos llegado en el evangelio de Cristo:

37) 2 Corintios 10:16

Y que anunciaremos el evangelio en los lugares más allá de vosotros, sin entrar en la medida de otro para gloriarnos en lo que ya estaba aparejado.

38) 2 Corintios 11:4

Porque si el que viene, predicare otro Jesús que el que hemos predicado, ó recibiereis otro espíritu del que habéis recibido, ú otro evangelio del que habéis aceptado, lo sufrierais bien.

39) 2 Corintios 11:7

¿Pequé yo humillándome á mí mismo, para que vos 1000 otros fueseis ensalzados, porque os he predicado el evangelio de Dios de balde?

40) Gálatas 1:7

No que hay otro, sino que hay algunos que os inquietan, y quieren pervertir el evangelio de Cristo.

41) Gálatas 1:8

Mas aun si nosotros ó un ángel del cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos anunciado, sea anatema.

42) Gálatas 1:9

Como antes hemos dicho, también ahora decimos otra vez: Si alguno os anunciare otro evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

43) Gálatas 1:11

Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio que ha sido anunciado por mí, no es según hombre;

44) Gálatas 2:2

Empero fui por revelación, y comuniquéles el evangelio que predico entre los Gentiles; mas particularmente á los que parecían ser algo, por no correr en vano, ó haber corrido.

45) Gálatas 2:5

A los cuales ni aun por una hora cedimos sujetándonos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros.

46) Gálatas 2:7

Antes por el contrario, como vieron que el evangelio de la incircuncisión me era encargado, como á Pedro el de la circuncisión,

47) Gálatas 4:13

Que vosotros sabéis que por flaqueza de carne os anuncié el evangelio al principio:

48) Efesios 1:13

En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

49) Efesios 3:8

A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, es dada esta gracia de anunciar entre los Gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo,

50) Efesios 6:15

Y calzados los pies con el apresto del evangelio de paz;

51) Filipenses 1:27

Solamente que converséis como es digno del evangelio de Cristo; para que, ó sea que vaya á veros, ó que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, unánimes combatiendo juntamente por la fe del evangelio,

52) Colosenses 1:23

Si empero permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído; el cual es predicado á toda criatura que está debajo del cielo; del cual yo Pablo soy hecho ministro.

53) 1 Tesalonicenses 1:5

Por cuanto nuestro evangelio no fue á vosotros en palabra solamente, mas también en potencia, y en Espíritu Santo, y en gran plenitud; como sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros.

54) 1 Tesalonicenses 2:2

Pues aun habiendo padecido antes, y sido afrentados en Filipos, como sabéis, tuvimos denuedo en Dios nuestro para anunciaros el evangelio de Dios con gran combate.

55) 1 Tesalonicenses 2:8

Tan amadores de vosotros, que quisiéramos entregaros no sólo el evangelio de Dios, mas aun nuestras propias almas; porque nos erais carísimos.

56) 1 Tesalonicenses 2:9

Porque ya, hermanos, os acordáis de nuestro trabajo y fatiga: que trabajando de noche y de día por no ser gravosos á ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios.

57) 1 Tesalonicenses 3:2

Y enviamos á Timoteo, nuestro hermano, y ministro de Dios, y colaborador nuestro en el evangelio de Cristo, á confirmaros y exhortaros en vuestra fe,

58) 2 Tesalonicenses 1:8

En llama de fuego, para dar el pago á los que no conocieron á Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;

59) 1 Timoteo 1:11

Según el evangelio de la gloria del Dios bendito, el cual á mí me ha sido encargado.

60) 2 Timoteo 1:8

Por tanto no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo; antes sé participante de los trabajos del evangelio según la virtud de Dios,

61) 1 Pedro 1:12

A los cuales fue revelado, que no para sí mismos, sino para nosotros administraban las cosas que ahora os son anunciadas de los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; en las cuales desean mirar los ángeles.

62) 1 Pedro 1:25

Mas la palabra del Señor permanece perpetuamente. Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada.

63) 1 Pedro 4:6

Porque por esto también ha sido predicado 65c el evangelio á los muertos; para que sean juzgados en carne según los hombres, y vivan en espíritu según Dios.

64) 1 Pedro 4:17

Porque es tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios: y si primero comienza por nosotros, ¿qué será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?

65) Apocalipsis 14:6

Y vi otro ángel volar por en medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para predicarlo á los que moran en la tierra, y á toda nación y tribu y lengua y pueblo,

 

Al examinar todas las ocurrencias de la palabra “evangelio” en el Nuevo Testamento, no encontramos por ningún lado los falsos evangelios predicados por los Católicos y evangélicos del siglo presente. En cambio se nos advierte que sólo hay un evangelio en la Biblia, y que es llamado de diferentes formas:

El Evangelio del Reino

El Evangelio de Cristo

El Evangelio de Dios

El Evangelio de la paz

El Evangelio de la Gloria de Cristo

El Evangelio de aquella promesa

Evangelio de las Inescrutables riquezas de Cristo

Evangelio de Su Hijo.

Las Frases “Evangelio del Reino de Dios”, “El Reino de Dios”, “el Reino” son las que aparecen más veces en el NT:             

1) Mateo 6:33

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

2) Mateo 12:28

Y si por espíritu de Dios yo echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado á vosotros el reino de Dios.

3) Mateo 21:43

Por tanto os digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado á gente que haga los frutos de él.

4) Marcos 1:15

Y diciendo: El tiempo es cumplido, y el reino de Dios está cerca: arrepentíos, y creed al evangelio.

5) Marcos 9:1

TAMBIÉN les dijo: De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios que viene con potencia.

6) Marcos 9:47

Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo: mejor te es entrar al reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado á la Gehenna;

7) Marcos 10:15

De cierto os digo, que el que no recibiere el reino de Dios como un niño, no entrará en él.

8) Marcos 10:23

Entonces Jesús, mirando alrededor, dice á sus discípulos: ¡Cuán dificilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!

9) Lucas 11:20

Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, cierto el reino de Dios ha llegado á vosotros.

10) Lucas 16:16

La ley y los profetas hasta Juan: desde entonces el reino de Dios es anunciado, y quienquiera se esfuerza á entrar en él.

11) Lucas 17:20

Y pre 1000 guntado por los Fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia;

12) Lucas 17:21

Ni dirán: Helo aquí, ó helo allí: porque he aquí el reino de Dios entre vosotros está.

13) Lucas 18:17

De cierto os digo, que cualquiera que no recibiere el reino de Dios como un niño, no entrará en él.

14) Lucas 18:24

Y viendo Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán dificultosamente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!

15) Lucas 22:18

Porque os digo, que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga.

16) Hechos 8:12

Mas cuando creyeron á Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.

17) Hechos 28:31

Predicando el reino de Dios y enseñando lo que es del Señor Jesucristo con toda libertad, sin impedimento.

18) Romanos 14:17

Que el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo por el Espíritu Santo.

19) 1 Corintios 4:20

Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en virtud.

20) Santiago 2:5

Hermanos míos amados, oid: ¿No ha elegido Dios los pobres de este mundo, ricos en fe, y herederos del reino que ha prometido á los que le aman?

21) Apocalipsis 12:10

Y oí una grande voz en el cielo que decía: Ahora ha venido la salvación, y la virtud, y el reino de nuestro Dios, y el poder de su Cristo; porque el acusador de nuestros hermanos ha sido arrojado, 437 el cual los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

22) Apocalipsis 17:17

Porque Dios ha puesto en sus corazones ejecutar lo que le plugo, y el ponerse de acuerdo, y dar su reino á la bestia, hasta que sean cumplidas las palabras de Dios.

 

 

 

Conclusión:

 

 

 

 

Las Frases “Evangelio del Reino de Dios”, “El Reino de Dios”, “el Reino” son las que aparecen más veces en el NT aparecen más veces en el Nuevo Testamento (22 textos) y son equivalentes a: “Evangelio de la gracia”, “El evangelio de Cristo”, “El evangelio de aquella promesa”, “El evangelio de la Gloria”, “el evangelio de la paz”, “el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo”. Y es que el evangelio del Reino de Dios significa la gracia y la paz para los hombres. Significa las riquezas de un gobierno mundial Mesiánico y  la gloria que tendrá Cristo y Su iglesia en su reinado milenario. Si comparamos este único evangelio con aquellos enseñados por Católicos y Evangélicos, nos daremos cuenta que no tienen nada en común.

 

Y por otro lado, siendo que el evangelio del Reino (o simplemente, “el Reino”) es una frase muy frecuente en los evangelios y en los escritos apostólicos, ¿por qué los predicadores de hoy ni lo mencionan en sus prédicas multitudinarias?¿No deberíamos más bien estar indagando o escudriñando lo que quiso Jesús decir por el Reino de Dios?¿Y acaso no deberíamos todos los buenos cristianos estar “buscando y pidiendo el Reino de Dios y su justicia” (Mat 6:10,33) y no esperanzas falsas?¿Cuándo fue la última vez que escuchó usted a su pastor u obispo predicar un mensaje u homilía sobre el Reino de Dios? ¡Asombrosamente, son pocos los evangelistas y pastores que predican el evangelio de Cristo (el Reino de Dios) en las iglesias “cristianas” más concurridas en el mundo entero. Y después se quejan de que Cristo tarda en venir. Recuerden que Jesús dijo que primero sería predicado “Este EVANGELIO DEL REINO a todo el mundo como testimonio, y entonces (¡Y SOLO ENTONCES!) vendrá el fin (con su parusía)” (Ver Mateo 24:14).

 

Mi tarea, es, pues, seguir predicando a todo el mundo (si fuera posible) este puntual evangelio del Reino de nuestro Señor Jesucristo. En esto también quiero ser fiel y verdadero.

 

Para más información sobre “el verdadero Evangelio del Reino” vea mi enlace “El Reino” en:

 

www.elevangeliodelreino.org

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s