BILLY “MASONY” GRAHAM Y SUS ENSEÑANZAS FALSAS

 

Billy Graham, 1966El Sr. Graham no es un profeta falso (porque él no es un profeta), pero él es un falso maestro. Él no es un verdadero Cristiano, sino uno falso, y es un enemigo de Dios (Santiago 4:4). Este fue ilustrado en una entrevista con Larry King el 6-16-05:

KING: ¿Es usted perdonador de las debilidades de otras personas?

GRAHAM: Absolutamente. Soy. Quiero decir, yo…

KING: ¿No es díficil?

GRAHAM:… intento de perdonar. Nunca sostengo un rencor. De hecho, muchas personas dicen que nunca me enfado. No pienso que me enfado. Pero tal vez lo hago a veces, pero lo mantengo. No exploto con nadie.

KING: ¿siente usted lo mismo sobre las otra creencias?

GRAHAM: Absolutamente.

KING: ¿budismo?

GRAHAM: amo a todos ellos, y doy la bienvenida a todos ellos, y amo estar con ellos, y soy amigo con todos ellos. Por ejemplo, hace poco me dirigí a un hombre en la ciudad de Nueva York, él era un mormón.

KING: Mi suegro.

GRAHAM: Su suegro. Y he amado a los mormones durante años, y aún así hay un gran división entre los mormones y algunos otros grupos. Pero tengo a grandes amigos entre los mormones. Y lo mismo entre los Católicos. Por supuesto, amé al Papa Juan Pablo II y vi el proceso entero de su sufrimiento, y de su muerte – mi hija fue para representarme…

KING: Lo sé. Usted estaba conectado con nosotros la noche que él murió.

GRAHAM: Así es. Gracias.

REY: Pero qué sobre aquellas fes – los mormones y los demás que usted mencionó – creen en Cristo. Ellos creen que ellos encontrarán a Cristo. ¿Y qué acerca de los Judíos, los Musulmanes, que no creen como usted cree?

GRAHAM: Esto está en las manos de Dios. No puedo ser su juez.

REY: ¿Usted no los juzga?

GRAHAM: No. No, yo no digo que usted irá al infierno, y yo no.

(http: // transcripts.cnn.com/TRANSCRIPTS/0506/16/lkl.01.html, copia impresa y vídeo en archivo; la transcripción no es completamente exacta. Ver el vídeo para la expresión exacta. Las palabras encima son tomadas del vídeo mismo.)

Graham no los juzga, porque él no es un hombre espiritual (1 Corintios 2:15) y él no cree a Jesucristo, quien dijo:

Nadie viene al Padre sino por mí. (Juan 14:6).

También, la amistad de Graham con la gente de las religiones falsas (mormones, Musulmanes, Católicos, budistas), también revela la unión Satánica de Graham, cuando Santiago 4:4 dice,

¿No saben ustedes que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Quienquiera por lo tanto que quiere ser un amigo del mundo se hace un enemigo de Dios. (ver también 2 Crónicas 19:2; Salmo 15:4; 31:6)

Graham se ha hecho un enemigo de Dios y está por lo tanto en enemistad con Él.

Inmediatamente después de la declaración de Graham arriba, Larry King pregunta:

¿Cómo siente usted cuando ve a la mayor parte de estos prominentes líderes cristianos ir por la televisión y decir, usted está condenado, usted vivirá en el infierno si usted no acepta a Jesucristo, y ellos son enérgicos y críticos?

GRAHAM: Bien, ellos tienen un derecho de decir eso, y ellos son verdaderos hasta cierto punto, pero yo no – esa no es mi llamado.

Graham dice, “ese no es mi llamado,” porque él no cree en el evangelio; es decir, que usted en efecto irá a la condenación y sufrirá el castigo eterno si usted no recibe a Jesucristo (Revelación 21:8).

II. SUS ABORTOS

Graham cree en la matanza de bebés. En la Guía Obrero Cristiano de Billy Graham (copyright 1997), Billy Graham escribe: “deberíamos aceptar el aborto en estos casos: violación o incesto o si el parto del niño es una amenaza para la vida de una madre.” (p. 19, negrita añadida, copia impresa en el archivo, ver también el correo electrónico del BGEA acerca de esta declaración)

En la edición revisada del 2001 del copyright de 1996 dice,

Incluso los Cristianos sinceros pueden diferir en si el aborto es alguna vez justificado, sobre todo en situaciones difíciles como violación o incesto, o cuando las pruebas revelan que el niño aún no nacido tiene anormalidades severas. (La Guía del Obrero Cristiano de Billy Graham, p. 21)

¡Este es absolutamente horroroso! Dios dice, “no matarás” (Éxodo 20:13).  Matar a un niño aún no nacido es asesinato, no importa como el niño fue concebido (violación o incesto) o qué anormalidades él o ella pueden tener (ver Éxodo 21:22-23 “vida por la vida”). El Señor hace al mudo, al sordo, y al ciego (Éxodo 4:11), y es odio cruel y asesinato matarlos.

III. SU FALSO DIOS

En el libro de Graham, Enfrentando la Muerte y la Vida Después (copyright 1987), Graham escribe,

“Muchas personas son engañadas por Satanás en el pensamiento de que Dios es un capataz vengativo, listo para enviar al diablo a todos aquellos que lo ofenden. Ellos no pueden ver ninguna esperanza. La verdad es que Dios odia realmente el pecado, pero Él ama al pecador.” (p. 217, negrita añadida)

Lo que Graham llama Satánico, es realmente la enseñanza de la Biblia! El Dios de la Biblia es “un capataz vengativo, listo para enviar al diablo a todos aquellos que lo ofenden.” Por favor note Mateo 24:45-51 y Salmo 50:22-23.

¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? 46 Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. 47 De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá. 48 Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; 49 y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos, 50 vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, 51 y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes (Mateo 24:45-51).

Un ejemplo similar del dios falso de Graham (no el Dios de la Biblia) puede ser encontrado en su libro, Respuestas a los Problemas de la Vida (copyright 1988). En la página 130, una mala persona pregunta,

Sé que Dios está molesto por mí debido al modo que he estado viviendo. ¿Cómo puedo recuperarlo en mi lado? ¿Mi vida está en un camino sin salida a menos que yo cambie, sé, ¿pero cómo puedo ganar la aprobación de Dios cuando tengo tantas cosas malas contra mí?

La parte de la respuesta de Graham es, “Dios está en su lado. Dios no está molesto con usted, sino en su pecado.” (p. 131) El dios que Graham describe aquí no es el Dios de la Biblia! Ya que el Dios de la Biblia dice, “Dios está enojado por el malo cada día.” (Salmo 7:11; ver también el Salmo 5:5-6; 11:5-6; Efesios 2:1-3, “niños de ira”)

IV. SU EVANGELIO FALSO

En el libro de Graham, A las Colinas (copyright 1986), Graham escribe,

El hombre tiene dos grandes necesidades espirituales. Una es el perdón. La otra es para la bondad. Conscientemente o inconscientemente, su interior anhela ambas. (p. 234)

Es una mentira decir que el hombre “anhela” por “la bondad”, porque la Escritura dice, “un hombre malo busca sólo la rebelión;” (Proverbios 17:11), “y el alma del malo desea el mal” (Proverbios 21:10). La declaración de Graham arriba es exactamente lo opuesto del evangelio de Pablo en Romanos 3:11-12 que dice, “no hay ninguno que busque a Dios. Todos ellos se han desviado; Ellos se han hecho inútiles; no hay ninguno que haga lo bueno, no, ni uno.” Desear por la bondad sería estar haciendo algo que es bueno. Pero los hombres sin Dios no pueden hacer el bien (Isaías 64:6; Romanos 3:12).

En el libro de Graham, Respuestas a los Problemas de la Vida, en la página 62 Graham escribe,

Dentro de cada uno de nosotros hay un hambre por Dios. Podemos no reconocerlo, pero cada uno de nosotros siente vacío y un hambre por algo. Sospecho que su hijo ha estado buscando algo para llenar aquel vacío espiritual en su vida, y si él ha encontrado a Cristo su vacío espiritual ha sido solucionado.

¡Los malos hombres no tienen hambre de Dios” (ver el Salmo 10:3-4)! ¡No hay ningún vacío espiritual para llenarse! La escritura nunca habla de ningún tal “vacío espiritual.” En cambio, dice que, “ellos están llenos de toda injusticia” (Romanos 1:29), y sus corazones “están llenos de maldad” (Eclesiastés 9:3). En Efesios 2:2 dice de aquellos que no conocen a Cristo que “el príncipe del poder del aire” es el espíritu que “ahora trabaja en los hijos de desobediencia.” En otras palabras, un espíritu maligno trabaja en aquellos que están sin Cristo. No hay ningún vacío. Hay un mal espíritu que allí hace su obra maligna.

El evangelio de Graham es justo lo opuesto del evangelio de Dios. El evangelio de Dios describe al hombre como completamente perdido sin el deseo de Dios en absoluto (apartadamente de la obra de Dios, Juan 6:44; Romanos 1:16-32; 3:10-18). El evangelio de Graham describe al hombre como uno que realmente tiene hambre de Dios, que adula al pecador (Romanos 16:18) y es una mentira.

Otro ejemplo de esto puede ser encontrado en la página 220-221 en Respuestas a los Problemas de la Vida donde Graham responde a una persona que dice que ellos “se sienten adentro vacíos”.

… cuando abandonamos a Dios de nuestras vidas, esto deja un espacio en blanco o vacío que nada puede llenar totalmente. No importa cuánto duro intentamos o que medios usemos- posesiones materiales, dinero, placer, medicinas, o lo que sea – el vacío está todavía allí.

La Escritura no dice semejante cosa.

En el libro de Graham, el Desafío, Sermones desde el Madison Square Garden (copyright 1969), Graham dice,

Usted ve, todos nosotros estamos realmente en una búsqueda por la verdad. ¿Cuál es la verdad sobre mí? ¿De dónde vine? ¿Por qué en el mundo nos puso alguna vez Dios sobre este planeta, si hay Dios? Unos preguntan. ¿Y dónde vamos? ¿Hay una vida después de la muerte? Busco respuestas. Todos nosotros estamos, conscientemente o inconscientemente. Nos hacemos estas preguntas. ¿”Cuál es la verdad?” La misma pregunta Pilato preguntó hace dos mil años.

Y por eso la mayor parte de estos niños toman LSD y drogas sicodélicas de la expansión de la mente. Ellos tratan de encontrar algunas experiencias que los conducirán en alguna clase de verdad espiritual. (p. 93, negrita añadida)

Graham miente cuando él dice, “todos nosotros estamos realmente en una búsqueda de la verdad.” Romanos capítulo 1 dice justo lo contrario. Hablando de la humanidad, Pablo dice que ellos “cambiaron la verdad de Dios por la mentira” (Romanos 1:25). ¡Los hombres rechazan la verdad, y no están en una búsqueda de ella (Juan 3:19-21)!

¡También, en la sección en negro de arriba, Graham gira “una búsqueda de la verdad” (que está bien) en algo que resulta en el mal hacer! Esto no es sólo no bíblico (Romanos 1:18, “que suprimen la verdad”), esto exactamente lo opuesto de la Palabra de Dios. La razón por la que los hombres hacen el mal es porque ellos han rechazado la verdad, y Dios les ha dado una mente degradada para hacer el mal (por favor ver a Romanos 1:28-32).

Consecuente con la negación de Graham de Romanos capítulo uno, es su declaración en el servicio conmemorativo para las víctimas del bombardeo de Oklahoma 1995. En Tal Como Yo Soy, Graham registra,

Hablé también a la muchedumbre reunida – una de las cosas más difíciles que he hecho en mi vida – decirles a ellos francamente que yo no entendía por qué Dios permitió que cosas como estas pasaran. Nuestro conocimiento es limitado, indiqué, y hay algunas cosas que nunca entenderemos en este lado de la eternidad. Les recordé, sin embargo, que aunque no entendamos, Dios no cambia. Él es todavía el Dios de amor y piedad; y en medio de nuestra pena y dolor, podemos volver a Él en fe y confianza. (p. 654)

En efecto, Dios es Dios de amor y piedad, pero Él es también Dios de la ira. La razón que Graham “no entendió por qué Dios permitió que cosas como estas pasaran”, es porque Graham no cree en la Biblia. Romanos 1:18 dan la razón para que “cosas como estas pasen.” “Porque la ira de Dios es revelada del cielo contra toda impiedad y maldad de los hombres.” (Romanos 1:18). Dios está enojado (Salmo 7:11) y Él mata el impío (Deuteronomio 32:39-41; 1 Samuel 2:6; Lucas 12:4-5), como Lucas 13:1-3 ejemplifica.

Otro ejemplo del evangelio falso de Graham puede ser encontrado en la página 228 de Respuestas a los Problemas de la Vida. Aquí, la falsedad de Graham es manifestada por el hecho que Graham no cree que Cristo es suficiente para salvar a una persona del poder del pecado de la homosexualidad (contrario, por supuesto, a Juan 8:31-36).

Soy un homosexual. He tratado de conquistarlo y he orado a Dios una y otra vez, pero nada cambia. Desesperadamente quiero tratar con ella, pero no sé qué hacer. Por favor ayúdeme.

Graham dice que la homosexualidad es errada, y luego escribe,

Hay pasos que son cruciales que usted siga si es que usted ha de triunfar alguna vez sobre este pecado. Primero, si usted nunca ha pedido a Cristo que entre en su vida, le impulso a hacerlo así sin tardanza….

Entonces consiga la ayuda de otros para su problema. No tenga miedo de buscar la ayuda o compartir su problema en confianza con alguien que usted pueda confiar y que también pueda ayudarle. Puede haber muchos motivos complejos de sus tendencias homosexuales, y un pastor experto puede señalarle probablemente a un psicólogo cristiano o psiquiatra que ha tenido la experiencia en relación con otros que han estado en su situación. Tal persona puede ayudarle a entenderse y por qué usted se ha convertido en la persona en que usted es, y también le ayudará – tanto emocionalmente como espiritualmente – para dejar su viejo modo de vivir y hacerse la persona que Cristo quiere que usted sea. (p. 228-229)

La respuesta de Graham está llena de psicología (la sabiduría del mundo, 1 Corintios 1:20). Al decir Graham: “Entonces consiga ayuda de otros…” él niega el poder del Salvador (1 Corintios 6:9-11). También, él habla “de muchos motivos complejos” para “las tendencias homosexuales de esta persona”. La Escritura da una razón simple de las tendencias homosexuales – un rechazo de Dios (Romanos 1:18-27). La homosexualidad no es una cuestión compleja. Finalmente, el consejo de Graham para ver a un psicólogo o psiquiatra es el consejo del Anticristo (ver Colosenses 2:8-10 y 2 Juan 7).

V. His False Teaching On Suicide

V. Su Enseñanza Falsa sobre el Suicidio

En Respuestas a los Problemas de la Vida la pregunta es formulada,

Un amigo nos dijo que usted declaró en una columna que Dios no salvaría a una persona que se suicidó, no importa cuáles fueron las circunstancias. Nuestro hijo sufrió de un terrible problema mental durante años y finalmente se suicidó, aunque yo realmente creo que él conocía a Dios. ¿Cuál es la base de su posición? (p. 207)

Graham responde, “Esta no es mi posición,” y continúa para explicar su posición. Después de declarar que el suicidio es errado, él escribe,

Pero hay situaciones cuando una persona puede no entender lo que él hace debido a la discapacidad mental, como en el caso de su hijo.

Graham entonces cita el Salmo 103:13-14 y Romanos 8:38-39 incorrectamente aplicando estos versos a su mal hijo, y al final de su respuesta, Graham concluye,

Pero tome consuelo en la gracia de Dios mientras usted recuerda a su hijo – y procure vivir para Cristo cada día. (p. 208)

Aquí Graham convierte la gracia de Dios en lascivia (Judas 4). En primer lugar, nadie con una mente tan desarreglada conoce a Dios (Isaías 26:3; Romanos 1:28; 2 Timoteo 1:7). En segundo lugar, la gente que se suicida, por sus acciones, revela que ellos están entre los impíos que rechazan a Cristo (1 Juan 2:4), están sin esperanza (Efesios 2:12), y aun si ellos en algún punto estuvieran en la fe, sus acciones suicidas revelan que ellos no siguieron en la fe y fueron alejados de la esperanza del evangelio (Colosenses 1:23).

Por lo tanto, no hay ninguna gracia, pero sólo la condenación para tal gente. Así, no hay ningún “consuelo en la gracia de Dios mientras usted recuerda a su hijo” como Graham afirma.

VI. SUS  FALSOS AGREGADOS

Proverbios 30:5-6 dice, “Cada palabra de Dios es pura; Él es un escudo a aquellos que pusieron su confianza en Él. No añada a Sus palabras, no sea que Él le reproche, y usted sea hallado un mentiroso.” Graham añade a la palabra de Dios. En Enfrentando la Muerte y la Vida Posterior, Graham promueve la doctrina indiscutible de la “fe en usted”. En la página 148 Graham escribe,

“Los comentarios de Humphrey en el suelo del Senado expresan tan maravillosamente las cualidades que hacen para una muerte sea solemne y elegante. Él dijo, ‘la mayor terapia de curación es la amistad y el amor, y sobre esta tierra lo he sentido. Doctores, productos químicos, radiación, píldoras, enfermeras, los terapeutas son todos muy, muy provechosos. Pero sin la fe en usted y su propia capacidad de vencer sus propias dificultades, fe en la providencia divina, y sin la amistad y bondad y generosidad de amigos, no hay ninguna curación.” (negrita añadida)

La Escritura dice, “Él que confía en su propio corazón es un tonto.” (Proverbios 28:26), “y Maldito es el hombre que confía en el hombre” (Jeremías 17:5).

En el libro de Graham, Hacia las Colinas, en la página 10 Graham escribe,

Parafrasear la Biblia, qué beneficio sacará el hombre (o una mujer) que gana el mundo entero, pero que pierde a su propia familia?

Esto no es  “parafrasear la Biblia”, es pervertir la Biblia (Marcos 8:36).

Otra mentira en este mismo libro puede ser encontrada en la página 208 donde Graham escribe, “Jesús nos dijo que temamos a Satanás”— ¡Usted nunca encontrará esto en el escrito santo!

Otro ejemplo de la adición a la Palabra de Dios puede ser encontrado en su libro autorizado, Enfrentando la Muerte y la Vida Posterior. En la página 215 Graham escribe,

¿Qué derecho tienen para entrar en el Cielo? Todo hombre y mujer que ha vivido alguna vez tendrá que contestar aquella pregunta.

¡La escritura nunca dice esto! Igualmente, en la página 230 (mismo libro) Graham escribe,

Dios no inventó las denominaciones, el hombre lo hizo. Cuando vayamos a Su casa, Él nos invitará a pasar, pero no nos preguntará por nuestra iglesia o credenciales de la Escuela Dominical. Sólo una pregunta será hecha: ¿”qué hiciste en la tierra con Mi Hijo, Jesús?” No habrá ninguna diferencia si fuimos Católicos o Protestantes, Judíos o Gentiles. Lo que interesa es si creímos en Él o lo rechazamos. (negrita añadida)

La Escritura nunca dice que ninguna semejante pregunta será hecha. De hecho, como un ejemplo, en Mateo 25:31-46, la gente juzgada no se le formulará esa interrogante como dice Graham, y de hecho, tampoco se dice que ese encuentro se efectuará en el tercer cielo.

VII. SU CATOLICISMO

El compañerismo de Graham (Efesios 5:11) con la iglesia Católica profana, según Graham, comenzó temprano en su carrera como “un evangelista”. En Tal Como Soy, en el contexto de organizar una cruzada en el invierno 1950 Graham recuerda,

“Él [Willis Haymaker] también llamaría al obispo Católico local u otros clérigos para informarles sobre los proyectos de Cruzada e invitarlos a las reuniones; ellos designarían por lo general a un sacerdote para asistir y hacer un informe. Esto fue años antes de la apertura de Vaticano II a los Protestantes, pero estuvimos preocupados para dejar ver a los obispos Católicos que mi objetivo no era conseguir que la gente abandonara su iglesia; mejor dicho, quise que ellos comprometieran sus vidas a Cristo.” (p. 163, negrita añadida)

¡Este debería haber sido el objetivo de Graham “para conseguir que la gente  abandonar su iglesia”, porque su iglesia los conduce al diablo! El catolicismo es una religión falsa con un Cristo falso y doctrinas de demonios (1 Timoteo 4:1-5). Cristo es la Verdad (Juan 14:6), y si alguien viene a la Verdad (1 Timoteo 2:4), ellos estarán ya no implicados con la idolatría (es decir, religión falsa, p.ej 1 Tesalonicenses 1:9; 1 Corintios 6:9-10). De la susodicha cita, es evidente que Graham cree que usted puede ser un Católico y ser salvo al mismo tiempo. Esta mentira es ilustrada adelante en la página 357 de este mismo libro.

Mi objetivo, yo siempre lo he aclarado, no ha sido predicar contra las creencias Católicas o convertir a la gente que estuvo ya cometida a Cristo dentro de la Iglesia Católica. Mejor dicho, debía proclamar el Evangelio a todos aquellos que nunca habían comprometido realmente sus vidas a Cristo.

Es hipocresía y una seria maldad el afirmar ser un predicador de la Escritura, y no obstante no “predicar contra las creencias Católicas” (Efesios 5:11). También, no hay ninguna tal cosa como una persona que está ya “comprometida a Cristo dentro de la Iglesia Católica,” así como no hay ninguna semejante cosa como una persona que está comprometida a Cristo dentro de la Iglesia Satánica, o la Iglesia mormona, o la Iglesia de los Testigos de Jehová, o la religión budista, o la fe Musulmana. Usted no puede amar la Verdad (Cristo, Juan 14:6) y seguir amando y practicando una mentira (Revelación 22:15).

Graham debería advertir contra el peligro del catolicismo (es decir, los Católicos van al diablo), pero ya que él es un mercenario (Juan 10:11-13), él no da ninguna semejante declaración. En la página 368 de este mismo libro, Graham escribe:

Yo estuve agradecido por la declaración que un periódico Católico estadounidense hizo mientras examinaba nuestro primer viaje sudamericano: ‘nunca una vez, al menos en nuestra memoria, ha atacado[Billy Graham] a la Iglesia Católica…

En la página 482 Graham escribe (en el contexto de un viaje a Polonia),

También sospechamos, con cierta justificación, que algunos funcionarios Comunistas de línea dura esperaron usar a un evangelista Protestante americano para debilitar a las duras autoridades de la Iglesia Católica. De ser así, esto era una esperanza ingenua; yo no habría hecho o habría dicho nada que pudiera ser tomado como anticatólico.

Al contrario del Salmista que dijo, “he odiado aquellos que han considerado a os ídolos inútiles;” (Salmo 31:6), Graham describe un cordial, caliente, “y una afinidad especial” con el mando Católico. En la página 692 de Tal como Soy, Graham relata,

Uno a quien tengo que mencionar aún – y con quien sentí una afinidad especial – era el Obispo predicador Católico Fulton L. Sheen.

Graham posteriormente escribe sobre la primera vez en que él se  entrevistó con el Sr. Sheen.

Yo estaba en mi pijama, pero estuve encantado de verlo y lo invité a pasar. Hablamos de nuestros ministerios y nuestro compromiso común en la evangelización, y le dije lo agradecido estaba yo por su ministerio y su enfoque en Cristo. (p. 692-693)

Su relación “cordial” “y calurosa” con el Papa es descrita en este mismo libro en la página 488-489 donde Graham recuerda su primera visita con la cabeza de una de las religiones falsas más grandes en el mundo.

Cuando dejamos Hungría, salimos por un breve viaje al Vaticano. Años antes, yo había visitado la “ciudad–estado” como un turista, pero en este viaje yo debía ser recibido por el Papa Juan Pablo II, mi primera visita con un Papa.

Cuando fui acompañado en sus cuartos, el Papa Juan Pablo II me saludó, y estrechamos la mano cariñosamente. Lo encontré muy cordial y muy interesado en nuestro ministerio, sobre todo en su patria. Después sólo unos minutos, sentí como si nos conociéramos el uno al otro durante muchos años.

Él también expresó gran placer en el pequeño regalo que yo había traído él, un tallado de madera de un pastor con sus ovejas, hecha por un artesano de Carolina del Norte. Recordamos juntos las palabras de Jesús en Juan 10:14,16…. Por su parte el Papa me dio un medallón que conmemora su papado y varios volúmenes magníficamente empastados.

En la página 599, Graham además describe su relación con este “santo” hombre.

El Papa Juan Pablo II me pidió para participar con él durante aquel mismo período de tiempo en un servicio ecuménico de adoración sin precedentes durante su visita a Colombia, Carolina del Sur. No sería una misa, sino un servicio de Escritura, oración, y predicación. Yo debía hablar del tema de la familia.

Yo pensaba con mucha ilusión en aquel acontecimiento, especialmente porque que el Papa y yo teníamos una relación cordial.

Alma y Espíritu

 


¡Una Crucial Diferencia que usted debe conocer!

Prólogo


Desde las tempranas traducciones tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, ha prevalecido una confusión que ha desviado de su verdadero significado a la noción o concepto de el ser interior dentro del ser humano, y esto debido al uso incorrecto de la palabra para denominar tal concepto.

Hablamos del espíritu.

La Septuaginta

El uso extendido de la palabra “alma” es totalmente inapropiada al referirse a la parte inmortal de nosotros la cual, de acuerdo con las religiones judeocristianas, sobrevive a la muerte y es eterna.

Y esta confusión tiene su origen en un error de siglos atrás, que data desde la misma primera versión traducida de los libros que componen la Biblia tal y como la conocemos ahora, es decir, la versión conocida como la Septuaginta.

Esta traducción hecha a partir de los textos originales del hebreo hacia el griego, fue ordenada por Tolomeo, gobernante de Egipto, unos tres siglos antes de Cristo. La historia nos dice que, de acuerdo con su idea de la creación de lo que llegaría a ser la famosa Biblioteca de Alejandría, Tolomeo fue convencido por Demetrio de Falaro, su bibliotecario en jefe, de la necesidad de tener dentro de ella los libros sagrados de los israelitas debido a la relevancia e importancia de su contenido.

Y así, Tolomeo envió a Jerusalén algunos delegados, dentro de ellos Aristeo, un oficial de la guardia real, para solicitarle a Eleazar, el sumo sacerdote de los judíos, les proveyera una copia de la Ley así como a los sabios israelitas educados en el Templo de Jerusalén capaces de traducirla al griego. La delegación fue exitosa: una copia ricamente ornamentada de la Ley fue enviada a Tolomeo junto con setenta y dos israelitas, seis de cada tribu, quienes fueron asignados para ir a Egipto y llevar a cabo el deseo del rey Tolomeo.

Fueron recibidos con grandes honores y durante siete días asombraron a todos con la sabiduría que mostraron al responder setenta y dos preguntas que les fueron formuladas; después, fueron conducidos a la solitaria isla de Faros, donde comenzaron su trabajo de traducir la Ley, ayudándose mutuamente y comparando sus traducciones particulares conforme las iban completando.

Leyendas y mitos posteriores arguían que cada uno de ellos hizo su propia versión sin consultar a los demás y que cuando compararon los trabajos finales, éstos eran idénticos; esto, por supuesto, es falso. De hecho, existen muchos testimonios históricos, incluyendo la carta de Aristeo a su hermano, Filócrato, que afirma lo contrario a esa leyenda. Y más aún, Jerónimo, el traductor de la Septuaginta a su versión latina (Vulgata), descartó esas leyendas como meras fábulas llenas de falsedad (Prefacio en Pentateuchum, Adv. Rufinum, II, XXV>.

Como sea que hubiera sido, finalmente la traducción fue completada y el rey pareció muy satisfecho con el trabajo y lo colocó dentro de su nueva biblioteca.

Pero lo que verdaderamente sucedió es que, en ese entonces, las relaciones entre los sacerdotes judíos de Jerusalén y la comunidad judía en el exilio -que usaba comunmente el griego como su idioma cotidiano- eran casi inexistentes y ahí surgió el primer problema: confiar la traducción a los sacerdotes judíos de Egipto, que aun cuando muy capaces de manejar las sutilezas del griego, estaban muy lejos de poseer la sabiduría de los ilustres sacerdotes educados a la sombra del Templo de Jerusalén, o depender de los expertos en la Ley hebrea residentes en Judea, cuya comprensión del griego era vaga.

Las Dificultades

Y para abundar, había otro problema adicional, como lo explica Brenton, el experto en versiones traducidas de la Septuaginta:

“Una dificultad que ellos tuvieron que sobrepasar fue la de introducir ideas teológicas, de las cuales ellos solo tenían los términos correctos en hebreo, al lenguaje de los gentiles, el cual para ese entonces carecía de nociones religiosas más allá de las propias de los paganos. He ahí la necesidad de usar muchas palabras o frases tratando de darles un nuevo y apropiado sentido.”

“Estos señalamientos no tienen como intención quitarle valor a la versión Septuaginta; su objetivo es más bien el mostrar las dificultades que los traductores tuvieron que enfrentar y las razones por las cuales en algunos respectos fallaron; así como también el tratar de llegar al pensamiento que ocupaba la mente de algunos, que exaltaron esta versión como si poseyera algo que reflejara una autoridad alineada con el texto en hebreo mismo.”

Una Misma Palabra

Había dos palabras en hebreo que carecían de equivalente en griego (en aquella época, el Koinos era el dialecto en boga): rowah (espíritu y en género femenino) y nephesh (alma, masculino). Ambas fueron traducidas como psyche, la que asimismo fue usada para traducir del hebreo hacia el griego una tercera palabra, la palabra “mente”, por lo cual psyche vino a significar, indistintamente, “mente”, “espíritu” y “alma”.

Rowah fue la palabra usada en los textos originales para describir algo que es inmortal y etéreo, contrariamente a nephesh que se refería a algo material, físico, que podía ser tocado, comido y ciertamente no inmortal. En algunas versiones bíblicas modernas, muy debatidas dentro de sus respectivas comunidades, sus revisores han corregido a partir de 1960 estas discrepancias -cambiando el término alma por el de “persona” o “ser”- aunque han sobrevivido errores como sucede en las versiones revisadas de la traducción conocida como Casiodoro de Reyna y Cipriano de Valera, donde Pablo hace una cita bíblica (usando el término que venía en la Septuaginta) que si usted la sigue, no corresponde a la letra del versículo citado en esa misma Biblia.

Así, en las versiones revisadas posteriormente a 1960 en 1 Corintios 15:45 Pablo afirma: “Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán, alma viviente”…

El texto citado (Génesis 2:7) dice: “…y fue el hombre un ser viviente”… Como puede apreciarse, este segundo texto fue ya corregido aun cuando el revisor tímidamente usa la palabra “ser” en lugar de la original del texto hebreo que es “espíritu”. El texto de Pablo -no corregido aún probablemente por omisión o descuido- permanece apegado a la versión Septuaginta, con el uso inapropiado de la palabra “alma” en lugar del término “espíritu”. Probablemente se percató Pablo de esto porque a continuación explica: “el postrer Adán, espíritu vivificante”; es decir, el que vivifica al cuerpo es el espíritu, no el alma.

Es por esto que muchos creyentes en las religiones cristianas acostumbran todavía hoy en día, seguir denominando al espíritu como alma.

 

Ejemplos

Abajo están algunos ejemplos de las discrepancias entre ambos conceptos que ilustran ésto:

                      Alma es Mortal                            Alma es Inmortal

Génesis 17:14 Y el varón incircunciso, el que no hubiere circuncidado la carne de su prepucio, aquella alma será cortada de su pueblo; ha violado mi pacto.

Génesis 35:18 Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín.

Deuteronomio 12:20 Cuando Jehová tu Dios ensachare tu territorio, como él te ha dicho, y tú dijeres: Comeré carne, porque deseaste comerla, conforme a lo que deseaste podrás comer.

Deuteronomio 6:5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

Jueces 16:16 Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia.

1 Samuel 1:26 Y ella dijo: ¡Oh, Señor mío! Vive tu alma, señor mío, yo soy aquella mujer que estuvo aquí junto a ti orando a Jehová

Job 33:20 Que le hace que su vida aborrezca el pan, y su alma la comida suave

Job 33:28 Dios redimirá su alma para que no pase al sepulcro, y su vida se verá en luz.

Salmo 35:13 Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio; afligí con ayuno mi alma, y mi oración se volvía a mi seno.

Salmo 16:10 Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción.

.

ALGUNAS DE LAS MUCHAS INEXACTITUDES DEL LIBRO MORMÓN

  En el Libro de Mormón se menciona que en la América prehispánica existían rebaños y cultivos similares a los del Viejo Mundo, además de ciudades semejantes a las del antiguo Oriente Medio 

Los paleobotánicos (estudiosos de la flora en tiempos prehistóricos) hacen perforaciones en el suelo y examinan el polen de las plantas del pasado (las especies más antiguas están más abajo y las más recientes están en las capas superiores). Es curioso notar que ningún estudio realizado ha revelado el hallazgo de polen de trigo, cebada u otras plantas cultivadas en el Viejo Mundo en tiempos prehispánicos. Los indígenas americanos no conocían la lana de las ovejas (como aparece erróneamente ilustrado en las obras mormonas) sino que confeccionaban su ropa de algodón; sólo los incas utilizaron a las llamas para proveerse de materia prima para sus prendas.

En el Libro de Mormón hay un libro llamado Alma que en su capítulo 53 menciona la reunión de 2000 jóvenes para una lucha; las armas ilustradas son espadas, escudos, lanzas, en fin, toda una dotación militar semejante a la utilizada por los pueblos del Viejo Mundo. Pero de nuevo, jamás se ha encontrado un yacimiento arqueológico que muestre que existían estos instrumentos en tiempos prehispánicos.

En el Libro de Mormón hay un libro llamado Alma que en su capítulo 53 menciona la reunión de 2000 jóvenes para una lucha; las armas ilustradas son espadas, escudos, lanzas, en fin, toda una dotación militar semejante a la utilizada por los pueblos del Viejo Mundo. Pero de nuevo, jamás se ha encontrado un yacimiento arqueológico que muestre que existían estos instrumentos en tiempos prehispánicos.

Cuando un escéptico examina una idea hace una predicción sobre esta y luego mira si esta predicción se cumple o no, y sobre esta base se acepta o se rechaza la hipótesis. En este caso en particular, los escépticos esperamos que si en América se desarrollaron los acontecimientos de la manera descrita por el libro de Mormón deberíamos encontrar yacimientos arqueológicos con lana, huesos de ovejas, cereales, polen de trigo, espadas de hierro, o deberían mencionarse estos objetos en las narraciones indígenas. ¿Ocurre esto? La respuesta es un rotundo no.

El Libro de Mormón (3 Nefi 8) señala la existencia de varias ciudades que fueron destruidas en el momento que Jesús murió, supuestamente en el 33 D. C. Pero como siempre con los relatos mormones, no existe rastro de ninguna ciudad arrasada en esa fecha. No creo que encontrar los restos de estas ciudades, de existir, fuesen difíciles de encontrar: ¿dónde se encontraría la mayor cantidad de población de América? La respuesta es fácil: En los mismos lugares donde hoy abunda, porque el establecimiento de poblaciones depende de la productividad de la tierra. Pero nuevamente los hallazgos de ciudades amuralladas, con habitantes con una religión y cultura similar a la judía, con lana de ovejas, espadas y escrituras en planchas de metal son inexistentes.

Lenguajes americanos de origen semita

Según las propuestas mormonas los pobladores nativos de América serían de origen semita, pero no hay la más remota relación lingüística entre cualquier idioma nativo americano y el hebreo. Otra ciencia más se pone en contra de los supuestos hechos del libro del Mormón

¿Es de origen divino el Libro de Mormón?

Un manto de duda cubre al Libro del Mormón, pues las planchas de oro, de las cuales se extrajo el mensaje, estuvieron siempre ocultas. Es sospechoso que el ángel Moroni haya prohibido dejar ver las planchas de oro a cualquier persona diferente a José Smith, pues años después permitiría que tres testigos las observaran. Si la acción de mostrar al público las planchas de oro a tres testigos tenía como objetivo presentar la evidencia sobre la que la fe mormona está fundamentada, ¿por qué no mostrarla a todo el mundo? ¿Por qué no dejarla examinar por arqueólogos para que por pruebas de datación confirmaran su antigüedad y permitir además que estudiosos de lenguas muertas vieran estas planchas? Creo que de permitirse el escrutinio de los arqueólogos las planchas de oro de José Smith rivalizarían en importancia con la piedra de Rosetta o con las tabillas de escritura cuneiforme de Mesopotamía. ¿Por qué este recelo? En mi opinión, las probabilidades de que el Libro de Mormón sea un fraude son muy altas.

Un estudio detallado revela que José Smith se valió de referencias de La Biblia y de obras de Shakespeare para escribir este libro. Este análisis fue hecho por el pastor adventista Daniel Scarone en su libro Mormonismo la historia que pocos conocen. (Curiosamente el escepticismo que aplica este pastor adventista para examinar el profeticismo de un credo que compite con el suyo por nuevos conversos no es aplicado para examinar a la profetisa de su denominación, la señora Elena G. de White.)

En el libro de Mormón, específicamente en 2 Nefí 1:14, se puede leer una frase de Shakespeare:

“¡Despertad! y surgid del polvo, y escuchad las palabras de un padre tembloroso, cuyos miembros pronto depositaréis en la fría y silenciosa fosa, de donde ningún viajero puede regresar”.

Esta frase suena muy similar a una línea de Hamlet, tercer acto, escena primera, en el pasaje donde se encuentra el conocido “ser o no ser”:

“pero ese, el pavor por algo después de la muerte, el país ignoto de cuyas fronteras ningún viajero regresa, confunde la voluntad”.

El parecido es más notable en inglés:

Awake! and arise from the dust, and hear the words of a trembling parent, whose limbs ye must soon lay down in the cold and silent grave, from whence no traveller can return; (2 Nefí 1:14)

But that the dread of something after death, / The undiscover’d country from whose bourn / No traveller returns, puzzles the will (Hamlet, Acto III, escena I)

Según los mormones, el pasaje del Libro de Mormón fue escrito entre el 588 y el 570 A.C. pero el texto en el cual se inspiró, Hamlet, fue escrito en 1564 D. C. Otra similitud notable se da entre el libro de Alma y la confesión de Westminster, la cual fue escrita en noviembre de 1646.

Por Ferney Yesyd Rodríguez

………….

 

 

 

 

 

30 DIFERENCIAS SUSTANCIALES ENTRE REINO E IGLESIA

 Por Mario A Olcese Sanguineti

                                         

Muchas iglesias Cristianas confunden el Reino de Dios con la iglesia de Cristo sin percatarse de que existen diferencias sustanciales entre ambas entidades.

 

1.- El Reino de Dios es universal, en tanto que la Iglesia es local.

 

2.- El Reino de Dios es uno, singular, en tanto que la Iglesia puede ser pluralizada (ejm: las Iglesias de Dios, o Iglesias de Cristo, Rom. 16:16).

 

3.- En el Reino de Dios todos los miembros son salvos para siempre, en tanto que en la Iglesia de Cristo no todos los que son miembros serán salvos.

 

4.- En el Reino de Dios no se ejercerá la disciplina, en cambio en la iglesia de Cristo sí.

 

5.- El Reino de Dios es una teocracia (Isa. 32:1, Dan 4:17), en cambio la iglesia de Cristo es una democracia (Hechos 6:5).

 

6.- Del Reino de Dios no se dice que tiene Maestros, Pastores, o diáconos, pero en la Iglesia de Cristo sí se dice que los hay (Efe. 4:4).

 

7.- En el Reino de Dios no hay ordenanzas, en cambio en la Iglesia de Cristo sí (el bautismo, la comunión, el matrimonio, oraciones etc).

 

8.- En el Reino de Dios la membresía es permanente, en cambio en la Iglesia de Cristo no (Hechos 15:24, 1 Juan 2:19).

 

9.- La iglesia de Cristo predica el Reino de Dios (Mateo 24:14), pero el Reino de Dios nunca predica la iglesia.

 

10.-Al reino de Dios se ingresa con cuerpos inmortales (1 Cor. 15:50), en cambio a la Iglesia de Cristo se ingresa con cuerpos mortales.

 

11.-Al Reino de Dios ingresan los maduros espirituales (2 Ped. 1:5-11), en cambio a la iglesia ingresan los niños espirituales que serán perfeccionados por sus pastores y maestros (Efe 4:4; 1 Ped.2:2; Heb. 5:13).

 

12.-Al Reino de Dios se ingresa después de haber soportado muchas tribulaciones (Hechos 14:22), en cambio a la Iglesia de Cristo se ingresa para empezar a sufrir muchas tribulaciones (Juan 16:33).

 

13.- El Reino de Dios es una institución que se heredará en el futuro (Santiago 2:5; Mateo 25:31,34), en cambio la Iglesia es una institución en la que ya pertenece el Creyente.

 

14.- El Reino de Dios es algo que se requiere pedir que venga (Mateo 6:10), en cambio la Iglesia  de Cristo ya está acá (Hechos 2:47;1 Cor.1:2).

 

15.- El Reino de Dios existía en los tiempos de David (1 Crón. 28:5), en cambio la iglesia de Cristo comenzó con Cristo (Mat.16:16-18)

 

16.- El Reino de Dios es de Israel (Hechos 1:3,6), en cambio la Iglesia lo componen los de la fe (Judíos y gentiles por igual).

 

17.- El Reino de Dios se restaurará (Hechos 1:6), en cambio la Iglesia de Cristo se edifica (Mateo 16:16-18).

 

18.- El Padre le da a la iglesia de Cristo el Reino de Dios  (Lucas 12:32), pero nunca se dice que el Padre le da al Reino de Dios la Iglesia de Cristo.

 

19.- A la Iglesia de Cristo entran los pecadores e indignos (Mat. 9:13), en cambio al Reino de Dios entran sólo los santos y dignos (2 Tes. 1:5,11; Apo. 3:4).

 

20.- A La Iglesia de Cristo pueden verla los pecadores impenitentes, en cambio el Reino de Dios sólo será visto por los renacidos (Juan 3:3,5).

 

21.- Muchos ricos pueden entrar a la Iglesia de Cristo, pero al Reino de Dios difícilmente entrará un rico (Mat. 19:23).

 

22.-  El Reino de Dios no viene con advertencia (Lc. 17:20), pero la Iglesia de Cristo sí vino con advertencia, cuando ésta se funda en Pentecostés con el anuncio de la venida del Espíritu Santo a los pocos días de ser proclamada (Hechos 1:5,8).

 

23.- El Reino de Dios le fue concedido a Cristo en el cielo (Lucas 19:11,12), pero la Iglesia de Cristo le fue otorgada a Cristo en la tierra.

 

24.- Del Reino de Dios se dice que es eterno (2 Ped. 1:11), en cambio de la iglesia de Cristo no se dice que lo es.

 

25.- El Reino de Dios tiene tronos (Sal. 122:5), en cambio la Iglesia de Cristo, no.

 

26.- Al Reino de Dios se le llama ‘el Evangelio’ (Mateo 24:14), pero a la Iglesia de Cristo nunca se la denomina ‘el evangelio’.

 

27.- Al Reino de Dios hay que buscarlo o anhelarlo primero (Mateo 6:33), en cambio la Iglesia de Dios está en todas partes del planeta, y nunca se nos manda a buscarla o anhelarla.

 

28.- El Reino de Dios estaba integrado por muchos Judíos incrédulos (Mateo 21:43), en cambio la Iglesia de Cristo nunca estuvo integrado por Judíos incrédulos sino por aquellos Judíos (y gentiles) que creyeron en Jesús, se arrepintieron de sus pecados, y se bautizaron por inmersión (Hechos 2:36-47).

 

29.- El Reino de Dios se presentará y se heredará en la Segunda venida de Cristo (Mateo 25:31,34), en cambio la iglesia ya se está presente desde la Primera venida de Cristo (Hechos 2:47, 1 Cor. 1:2).

 

30.- El Reino de Cristo no consiste en comida y bebida (Rom. 14:17), pero la iglesia sí consiste en comida y bebida (la comunión, Juan 6:55).

 

………………………

20 PREGUNTAS PARA UN “TESTIGO DE JEHOVÁ”

Sabía ud…

1.- Que ni Cristo mismo, ni los ángeles, saben el día de la segunda venida de Cristo? (Hech.1,7) ¿porqué pues, Russell y Rutherford engañaron a tantos con señalar fechas fallidas? (Mt.24,26).

2.-  Que los Testigos predijeron el fin de este “sistema de cosas” para 1975 en su libro ya fuera de circulación “Vida Eterna en Libertad de los Hijos de Dios” y nada ocurrió?

3.- Que basta una profecía falsa para descubrir a un falso profeta y que es este digno de muerte? (Deut.13,1 -5).

4.- Que difícilmente se ven ungidos Latinos, hispanos, o africanos.

5.- Que el nombre con que Dios se nombró a sí mismo a Moisés es Yahweh y no Jehová?

6.- Que según Efesios 4:11,12 la función de los ancianos es edificar el cuerpo de Cristo el cual es la iglesia?

7.- Qué según Hechos 2:41,47 todos los bautizados son agregados o añadidos a la iglesia sin excepción alguna?

8.- Que los 144,000 escogidos han de ser de las doce tribus de Israel y vírgenes? (12 por 12 por mil) (Apoc. 1 4,1-5; 7,1-8).

9.- Que según Apocalipsis, tanto la grande muchedumbre como los 144,000 están frente al trono y frente al Cordero? 

10.- Que Si  TODO LO CREADO se inclina ante Dios y el Cordero ¿cómo pudo ser Cristo una criatura (Ver Apo. 5:13)?

11.- Que todos los “Testigos” llaman a Jehová “Padre”, pero enseñan al mismo tiempo que sólo 144,000 de sus miembros bautizados son Hijos de Dios y hermanos de Cristo?

12.- Que los “Testigos” bautizan a sus adherentes sin pronunciar la “fórmula bautismal” indicada por el mismo Señor en Mateo 28:19, ni tampoco en el nombre de Jesús solo?

13.- Que muchos de los llamados “salones del reino” de los “Testigos” son financiados y construidos por los mismos miembros, pero registrados a nombre de la Sociedad Watchtower en Brooklyn (NY)?

14.- Que los Testigos animan a los miembros acomodados a dar en herencia todos sus bienes a la sociedad, ignorando los derechos que tienen los familiares a recibirlos por ley bajo el pretexto de que la organización de Jehová es lo más importante?

15.- Que los “Testigos” desanimaban a los miembros jóvenes a estudiar una carrera universitaria con el pretexto de que el “Armagedón” estaba cerca, causándoles así serios problemas financieros en sus matrimonios por su falta de capacitación profesional?

16.- Que los “Testigos” de Jehová no saludan a la bandera, pero en muchos países ellos ponen su bandera nacional en sus casas y oficinas para celebrar las fiestas patrias y no recibir así una multa por parte de la municipalidad?

17.- Que los “Testigos” esgrimen que la transfusión de sangre está prohibida por la Biblia, pero al mismo tiempo no se cuidan de comer alimentos grasosos, los cuales igualmente están prohibidos por la misma Biblia?

18.- Que los “Testigos” han olvidado que la Santa Cena del Señor (el memorial), tal como Jesucristo la instituyó, consiste en comer (no oler) del pan y tomar (no oler) del vino que simbolizan su cuerpo y sangre, y que él jamás dijo que sería observada sólo por 144,000 individuos de entre sus millones de seguidores.

19.- Que los “Testigos” dicen que sólo Jesús tiene 144,000 hermanos pero al mismo tiempo ellos mismos se contradicen cuando todos ellos se llaman entre sí (ya sean ungidos o no ungidos) con el título de hermanos?

20.- Que nunca los “Testigos” de Jehová ayunan ni oran por los enfermos para que el Señor obre milagros en los dolientes?

EL REINO DE DIOS DEL CUAL MUY POCOS HABLAN

 

corona del rey

Por Ing° Mario A Olcese

 

   Un estudio concienzudo acerca de la predicación de Jesucristo y sus apóstoles    referente a un nuevo orden mundial que Dios inaugurará en la  nueva tierra.  

 

La Predicación de Jesucristo y sus Apóstoles

 

En el libro del evangelista Marcos (1:1,14,15), y en el de Mateo (4:17) leemos que Jesús comenzó su ministerio en Galilea, predicando “El Evangelio del Reino”, y diciendo: “el tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado: arrepentios y creed en el evangelio.” Este evangelio del reino era el CENTRO  de su mensaje y la razón de su venida. En Lucas 4:43 Jesús revela que le era necesario anunciar a otras ciudades el evangelio del reino de Dios, porque para esto fue enviado. Los cuatro evangelistas incluyen en sus escritos o evangelios, más de 60 ocasiones diferentes en las que Jesús se refirió al reino de Dios. Incluso en los Hechos de los Apóstoles, la frase “el Reino de Dios” aparece 6 veces. El apóstol Pablo se refiere 9 veces al reino de Dios. Por tanto, el reino de Dios merece una especial consideración y estudio bíblico profundo, pues es profusamente mentado en toda la Biblia, y en particular, en el Nuevo Testamento.

 

El Reino de los Cielos

 

El evangelista y apóstol Mateo, opta por hablar de: “El Reino de los Cielos, cuando los otros tres evangelistas hablan de: “El Reino de Dios. Solamente en 4 ocasiones Mateo usa la frase “El Reino de Dios(6:33; 12:21,28,31,43), en tanto que la frase “el Reino de los Cielos aparece 32 veces en su evangelio. Generalmente se explica la preferencia de Mateo por esta última frase para denotar el carácter CELESTIAL del reino, vale decir, que proviene de ARRIBA, como un DON DE DIOS  y no como una creación meramente humana y perecible.

 

La lengua nativa de los judíos, en los tiempos de Cristo, era el arameo, un dialecto semítico muy cercano al Hebreo. Jesús habló este dialecto en toda su predicación y enseñanza doctrinal. Sus dichos, tal como están registrados en los evangelios, fueron vertidos del vernáculo al griego, que era el idioma literario de la época. El respeto que tenían los judíos hacia el nombre de Dios hacía que evitaran pronunciarlo. Temían incurrir en alguna frase que pudiera considerarse uso vano del nombre de Dios, y en consecuencia recurrían a substitutos: “Los cielos” era uno de los más empleados. Y es casi seguro que el mismo Señor lo haya usado también para evitar herir las susceptibilidades de sus paisanos. De este modo el evangelista se adapta a la peculiaridad de su público, y así hacer accesible el mensaje entre su propio pueblo.

 

El Significado de “Basileia

 

En su expresión concreta, “basileia” quiere decir “domino”, “territorio”, “reino”, o “el pueblo sobre el cual gobierna el rey.” En su expresión abstracta denota “soberanía” y “poder real”. En términos concretos “baseileia” denota un nuevo orden, material y social, que será establecido mediante Cristo. Abstractamente podría denotar el reino de Cristo “en el corazón de los creyentes” mediante la vida, muerte y resurrección de su rey Jesucristo.

    

El Reino de Dios en el Antiguo Testamento

 

La expresión “el Reino de Dios” no aparece en el Antiguo Testamento aunque sí “El Reino de Jehová”, que es lo mismo, pues Jehová es Dios (ver 1 Crónicas 28:5). Y el salmista David habla de Jehová como un rey que tiene un trono y un reino (103:19). También en el Antiguo Testamento el significado del reino de Jehová se puede entender de dos maneras: Que Dios ya es un rey, y que reina sobre toda la tierra habitada y sus naciones que de alguna manera hacen su voluntad. Segundo: como un gobierno de Dios futuro en donde el mal será totalmente erradicado junto con los enemigos de Dios. Los profetas vislumbraron esa era maravillosa cuando Dios ejecute juicio en la tierra y por fin establezca la paz y la justicia eternas. El mundo, finalmente, será hermoso como en el paraíso edénico, antes de la caída de los primeros padres humanos. Para ese entonces, Israel vivirá en paz con sus vecinos, y las guerras y miserias en la tierra quedarán en el olvido. Jerusalén será el centro del reinado del Mesías, el representante legal de Dios, que educará a las naciones en el conocimiento de Jehová (Isaías 9:6,7; 11:1-12; 24.23; 65:17-25; Miqueas 4:1-5).

 

Los Judíos de la época de Jesús esperaban la venida del reino de Jehová (Dios). Muchos de los escritores apocalípticos esperaban que Dios estableciera su reino de manera espectacular con demostraciones de poder, trayendo la salvación a su pueblo y el castigo de sus enemigos. Los llamados ZELOTES pensaban que el reino vendría más rápidamente si ellos lo precipitaban por acciones políticas violentas. Los FARISEOS, en cambio, creían que el reino vendría cuando el pueblo elegido de Dios obedeciera la ley de Dios fielmente. Todas estas expectativas prepararon la escena para la aparición de Juan el Bautista en el desierto proclamando que el Señor había llegado, y que “el reino de los cielos se había acercado” (Mateo 3:1-6).

 

 La Historia de la Interpretación

 

La Iglesia Cristiana, a lo largo de su historia, ha interpretado el Reino de Dios de dos maneras: Una es la que tiene un carácter escatológico o futurista, y el otro que recalca su naturaleza presente o consumada. Por cierto que en la Iglesia primitiva el concepto futurista fue el que predominó. Los llamados “Padres Apostólicos” contemplaron el reino como un asunto FUTURO de dicha que se consumaría con la segunda venida de Cristo al mundo. Además, algunos de esos “padres” sostuvieron, incluso, que sería un dominio terrestre, aunque otros no se atrevieron a mencionar lugares concretos. El único que no aceptó la interpretación escatológica fue Orígenes. Él creyó que el reino tenía un significado espiritual o simbólico y no literal.

 

Agustín de Hipona escribió en su obra De Civitate Dei’ (La Ciudad de Dios) que la Civitate terrena (La Ciudad del Mundo), la cual se compone de todas las fuerzas y personas malas, encuentra su expresión histórica en la iglesia. En realidad, al identificar Agustín el reino con la iglesia militante, lo que estaba diciendo es que el reino milenario de Dios había sido inaugurado con la primera venida de Cristo, hace dos milenios.

 

Los reformadores hicieron suyo el énfasis espiritual del reino de Agustín llevándolo al “corazón” del creyente. No obstante, los reformadores esperaban igualmente la manifestación visible de dicho reino con la segunda venida de Cristo al mundo.     

 

En el llamado periodo moderno de la historia de la Iglesia, se han producido una serie variada de ideas que desarrollan las diversas líneas anteriormente mencionadas. Johannes Weiss y Albert Schweitzer hicieron frente a un fuerte liberalismo que intentó eliminar el elemento escatológico del reino predicado por Jesús, y el cual era su mero núcleo vital. Según Weiss y Schweitzer, el reino, para Jesús, era una realidad totalmente FUTURA, apocalíptica, que aparecería al final de la historia humana, mediante la acción poderosa y sobrenatural de Dios. Afirmaron que la idea de una presencia actual del reino era un invento de los autores de los evangelios y que no debía considerarse como auténtica enseñanza de Jesús. Su interpretación del reino es conocida como “escatología consistente” o “coherente”.

 

Para Harnack, el reino de Dios era el gobierno divino en “el corazón de los santos”. Para él, el reino es el poder que obra en el interior de la vida humana. Dobschütz, Muirhead, Wellhausen, y Sharman han insistido, del mismo modo, en sostener que la dimensión escatológica NO era esencial en la enseñanza de Jesús, o que francamente se trata de un agregado que sus primeros discípulos o la iglesia primitiva creyeron necesario hacer al mensaje. F.C.Grant también rechazó el factor futurista del reino, afirmando que éste debía entenderse solamente en términos de una “redención social”. A.B. Bruce y James Orr no toman en cuenta el factor futurista del reino, considerándolo más bien sólo simbólico, o “en el corazón de los hombres”, el cual produciría una transformación social radical a medida que aumentara el número de creyentes. Cuando todas las áreas de la vida y el pensamiento hayan sido penetradas y regeneradas mediante el poder del reino, entonces “éste habrá llegado”.

 

Rudolf Otto, en su libro ‘El Reino de Dios y el Hijo del Hombre’, ve el reino como una esperanza futura, pero que de alguna manera ya se ha presentado en la persona y ministerio de Jesús. W.G. Kümmel, igualmente opina que el reino de Dios es presente y también futuro. Emil Brunner sostiene que el fin último de la historia ya comenzó con la iglesia, pero que todavía tenemos que esperar su cumplimiento final en el futuro. R. N. Flew habla del reino como presente y futuro, así: “El reino ha venido en la persona de Jesús, sus bendiciones pueden gozarse ahora mediante a fe. Pero no ha venido del todo. La consumación final aún se tarda.” (Jesús y Su Iglesia, pág.32).

 

Ahora bien, la interpretación contemporánea más discutida es aquella del eminente teólogo inglés C.H.Dodd, y que se conoce como “escatología realizada”. Él la desarrolló en su libro “Las Parábolas del Reino”. El estudio hecho por Dodd de las parábolas de Jesús, y otros dichos colaterales, lo llevó a creer que, para nuestro Señor, el reino ya había venido. El futuro formaba parte, ahora, de la experiencia actual de los hombres. El absoluto ha penetrado la arena histórica. El supuesto Cristo Eterno ha entrado en el tiempo. Él mismo sería el cumplimiento de la esperanza escatológica. Su venida es la venida del reino de Dios. Su reino vino con él y, por tanto, no hay que esperarlo para mañana. El futuro se está realizando en la vida de Cristo y en la vida de su iglesia. Pero para ser justos, Dodd no presta mucha atención a los dichos de Jesús en cuanto a la venida aún futura del reino, y sólo se limita a darles a éstos un sentido meramente simbólico.

 

 El Reino: Presente y Futuro

 

El aspecto del reino presente se encuentra en los textos de Marcos 4:3 ss. En donde el reino presente se compara con una semilla que se siembra en los corazones de los hombres en esta vida. En Marcos 12:34 Jesús le dice a un escriba: “no estás lejos del reino de Dios”. En Mateo 12:28 Jesús dice que: “El reino ciertamente ha llegado a vosotros” por el hecho de expulsar a los demonios de un ciego y sordo. En Mateo 13:44-46 Jesús habla del reino como un tesoro escondido en la tierra, que los hombres pueden descubrir ahora. En Lucas 17:20-21 Jesús declara que “el reino está entre vosotros”.  Es decir, su presencia en la tierra es la presencia del reino de Dios.

 

Si bien es verdad que algunas declaraciones de Jesús muestran un reino presente en su ministerio, también es cierto que hay una dimensión futurista del mismo en otras de sus declaraciones. En primer término, 6 de las Bienaventuranzas sólo podrán cumplirse en el FUTURO (Mateo 5:4-9). En Mateo 25:31,34 Jesús habla de un reino que sólo se podrá heredar cuando él vuelva por segunda vez. En Mateo 26:29, durante la última cena, Jesús les dice a sus discípulos que anticipa el día cuando beberá con sus discípulos del fruto de la vid, en el reino de su Padre.

 

Aunque el apóstol Pablo no suele usar muy a menudo la palabra reino, las veces que lo hace lo hace dando a entender su carácter presente como futuro. En Romanos 4:17 el apóstol Pablo parece indicar que el reino puede ser vivido ahora entre los creyentes. En Colosenses 1:13 él igualmente parece indicar que de alguna manera el creyente está “ahora” trasladado al reino de Cristo. Pero Pablo no pasa por alto el aspecto futuro del reino, porque en 1 Corintios 6:9, 15:50; Gálatas 5:21; y 2 Timoteo 4:1,18; lo que tiene en mente es un reino en la tierra eminentemente FUTURISTA, que exige nuestra previa conversión y transformación física por la resurrección venidera. Estos textos tienen estrecha relación con la PARUSÍA o segunda venida de Cristo. En Hechos 14:22, Pablo recalca el hecho de que para entrar reino se requiere pasar por muchas tribulaciones.

 

El Reino y La Iglesia de Jesucristo

 

Agustín de Hipona creía que el reino de Dios era la iglesia militante. La tardanza de un reino literal hizo que ese ideal se viera reflejado en una sociedad, que llegó a conocerse con el nombre de “iglesia”. E. F. Scott , en su obra “El Reino de Dios en el nuevo Testamento”, página 170 dice: “Jesús había proclamado el reino, pero en su lugar se levantó la iglesia”. Lo que Jesús realmente hacía era buscar un nuevo pueblo a quien se le daría el reino.

 

El Reino de Dios y la iglesia son inseparables, pues a ésta Dios le ha prometido darle su reino (Lucas 12:32). La iglesia es la que recibirá el reino de Dios. Es el pueblo escogido que restaurará el reino davídico en la tierra. El reino está conformado por hombres santos (Judíos y Gentiles) convertidos por el evangelio de Cristo. A estos santos, de todas las épocas, podemos llamarlos como: “La Iglesia de Dios”, “El Cuerpo de Cristo”, “La Novia”, “Los Elegidos”, etc. La iglesia es la heredera del reino (Mateo 25:31,34). Jesús afirmó que el reino es algo que se puede VER y ENTRAR (Juan 3:3,5), y Pablo también dijo que “carne y sangre” (los mortales) no lo pueden heredar (1 Corintios 15:50). En cambio, uno puede ser parte de la iglesia siendo mortal. Esta es la gran diferencia sustancial entre el reino y la iglesia. Por otro lado, uno puede ser parte de la iglesia inmediatamente después del bautismo (Hechos 2:38,41); en cambio, para heredar el reino uno tiene que haber sufrido por Cristo y también haber crecido en la fe y el conocimiento del Señor. Y lo más importante aún es haber recibido la transformación física cuando Cristo regrese nuevamente a este mundo (ver 2 Pedro 1:8-11; Hechos 14:22; 1 Corintios 15:45-50). Aunque en la iglesia se admiten “niños espirituales” ( 1 Corintios 3:1-2) que deben crecer a la estatura de Cristo, en el reino sólo ingresan los “maduros espirituales”, aquellos que han llegado a la “perfección espiritual” (Efesios 4:12,13,15) (2 Pedro 1:3-11). Por otro lado, parece evidente que nuestro Señor consideraba que alguna forma de asociación y organización de carácter comunitario era esencial para a mejor promoción del reino. A lo largo de la historia de la Iglesia Cristiana, los teólogos de la iglesia han insistido en la íntima relación entre la iglesia y el reino. Pero hay, evidentemente, diferencias entre ellos con respecto a la naturaleza y a los alcances de esta relación. Pero en la medida que la iglesia está verdaderamente sometida al gobierno divino, puede decirse que es el reino de Dios. Pero el orden divino nunca logra realizarse del todo en este orden humano finito; por eso la Iglesia Cristiana espera la consumación final, cuando Dios perfeccione esa fraternidad humana centrada en Cristo. Entonces se podrá decir con plena seguridad que el reino de Dios habrá venido plenamente.

 

 El Reino Futuro y Su Naturaleza Real

 

La Biblia nos habla del reino venidero, pero: ¿Cómo es su naturaleza? No se nos dice si habrá de presentarse como un reino terrenal, que será seguido por un reino celestial, o si hemos de esperar una acción decisiva y final, mediante el cual “cielo y tierra” serán cambiados según los propósitos de Dios. No obstante, sería necio negar que la Biblia sí presenta una naturaleza política y terrena del reino de Dios. El Antiguo Testamento está repleto de profecías que hablan de un reino que se establecerá en esta misma tierra. En la literatura judía, el reino se presenta de 3 formas posibles: 1). El reino producirá una transformación de los cielos y la tierra. 2). El reino será eterno en la tierra. 3). El reino es un orden temporal y terreno, que será seguido por un reino celestial y eterno.

 

En el Nuevo Testamento existen pasajes clarísimos que hablan de un reino terrenal. Jesús, por ejemplo, dijo: “Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán a tierra” (Mateo 5:5, con referencia al Salmo 37:11). En otra ocasión les enseñó a sus discípulos a que oraran por la venida del reino a la tierra (Mateo 6:10).  Ahora bien, de la Biblia entera se desprende que el reino tiene estos aspectos básicos y muy claros:

 

1.- Dado que el reino futuro tiene relación con la segunda venida de Cristo, su implantación estará acompañado por eventos visibles, sobrenaturales, y catastróficos (1 Tesalonicenses 4:15-17; Marcos 13:24-27).

 

2.- El actual orden de cosas será juzgado (2 Tesalonicenses 1:5-12; 2 pedro 3:4-10; Apocalipsis 19:11-16).

 

3.- Todos los que se oponen serán sometidos a Dios (Filipenses 2:9-10; 1 Corintios 15:20-23).

 

4.- Se cristalizarán todas las promesas hechas a los fieles de todos las épocas (Apocalipsis 21:3,4), las cuales incluyen:

 

a-     El reino se establecerá en Jerusalén.

b-    El Mesías tendrá su trono con sus apóstoles en Jerusalén

c-     El reino será mundial y todos pueblos se someterán a Cristo y a su autoridad: Un solo gobierno.

d-    Habrá paz, justicia, y desarme mundiales.

e-     Los rebeldes e impíos serán destruidos.

f-      Los elegidos recibirán el reino en la segunda venida de Cristo, cuando obtengan su inmortalidad.

g-     El reino durará mil años.

h-    No existirán pobres ni desamparados.

i-       El diablo será atado junto con sus demonios para que no engañen a los pueblos.

j-       Habrá sólo una religión y un solo gobernante mundial con la autoridad de Dios.

k-    La vida será más larga y saludable.

l-       No habrá explotadores ni explotados.

m-  No habrá revueltas, ni protestas, ni descontentos populares.

n-    Los que no quieran servir al Rey Cristo no les irá nada bien, y por tanto, optarán por él de buena gana. Preferirán las bendiciones que las maldiciones de Dios Padre.

 

 

Por tanto, sostener que el reino es sólo presente o futuro, es ignorar las mismísimas palabras de Jesucristo. Los eruditos, en su mayoría hoy, creen en un cumplimiento futuro del reino. No obstante, los amilenialistas (los que no creen en un reino personal y futuro de Cristo en la tierra por mil años), sean católicos o protestantes, sólo ven un reino presente en la iglesia militante.

 

Jean Hearing, en su estudio escatológico sobre “El Reino de Dios y su Venida”, escribe: “Jesús enseñaba que un germen invisible del reino de Dios existía desde el comienzo de su predicación; pero tal es su noción del reino, que ella exige una realización completa visible en el futuro mediante una transformación del orden cósmico.”

 

El teólogo católico Karl Adam reconoce que: “Restringir lo fundamental de su mensaje a esta predicación moral, sería desconocer el contenido religioso, más precisamente, el carácter sobrenatural y escatológico del nuevo reino” (…) su venida está todavía en el futuro, y es preciso decir: Que tu reino venga.”

                                                                                                                                                                  

El Reino de Dios e Israel

 

El reino de Dios es un mensaje que todavía debe ser anunciado al mundo habitado. Jesús dijo que antes que el fin venga, el reino de Dios se habrá anunciado como testimonio a todas las naciones (Mateo 24:14). Este es un mensaje vivo y actual que el mundo debe oír. Cuando Cristo murió y resucitó al tercer día, todavía permaneció 40 días más entre sus discípulos, predicándoles más sobre la restauración del reino  Israel (Hechos 1:3,6). Tómese nota de la pregunta de los apóstoles en el verso 6. Es obvio que esta pregunta apostólica se hizo como corolario a toda la enseñanza de Jesús. Aquí se deja notar que aún hay un reino judío por establecerse en la tierra. Es un reino eminentemente futuro, para la segunda venida de Cristo. Ahora bien, algunos teólogos amileanilistas sostienen que los discípulos no sabían lo que preguntaban, de que estaban errados y confundidos, y que no habían captado el mensaje de su Maestro correctamente. Pero me pregunto: ¿Fueron todos los discípulos de Jesús torpes para no entender el claro mensaje que Cristo les estaba inculcando? O, ¿Fue Jesús un mal maestro que no se sabía explicar? Pero lo cierto y curioso es que todos los discípulos le preguntaron lo mismo: “¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?”. Por otro lado, Jesús no los corrige o reprende por semejante pregunta “inoportuna”. Él sólo les dice: “No os toca a vosotros saber os tiempos olas sazones que el Padre puso en su sola potestad.” En buena cuenta, la pregunta era válida y oportuna, pero la respuesta a dicha pregunta sólo el Padre la podía contestar. Está claro que aquí hay un reino que tiene que ver con Israel. Pero los amilenialistas dicen que éste es espiritual, es decir: el cuerpo místico de Cristo, su iglesia. Pero me pregunto nuevamente: ¿Tiene sentido que se le restaure a la iglesia, el reino? ¿Acaso alguna vez la Iglesia de Cristo perdió su reino? La iglesia pura y sin mácula NUNCA ha reinado en este mundo— ¡sólo la Iglesia falsa y apóstata!.

 

Aunque en cierto modo el reino vino con Cristo y sus exorcismos y curaciones milagrosas, lo cierto es que el reino se establecerá plenamente sólo cuando Cristo ate a Satanás y a sus demonios y los lance al abismo (Apocalipsis 20:1-4). Es por eso que es difícil pensar que el reino ya se estableció plenamente hace dos mil años, pues ello implicaría que Satanás ya estuvo encadenado en el abismo sin poder engañar a nadie (Apocalipsis 20:3). Pero: ¿Podría alguno pensar que este mundo es un mundo ideal reinado sólo y únicamente por el buen Cristo y su iglesia? Pero la verdad es que la drogadicción, las pestes, los hogares destruidos, los crímenes, las miserias, y mil males más, son señales de que aún Satanás reina libremente y tiene su maléfico accionar entre los hombres. O ¿Es que Jesús es un mal gobernante? ¡De ningún modo! Cuando Cristo reine, ¡el mundo gozará de justicia, paz, y amor verdaderos! (Isaías 9:6,7). Finalmente, si el reino se estableció en el 33 D.C como dicen los amilenialistas, ¿por qué Juan dice en el año 90 D.C, que “todo el mundo yace bajo el poder el maligno” (no “bajo el poder de Cristo”)? (1 Juan 5:19) ¿no debió estar atado el Diablo y sus demonios para ese entonces? Recuérdese que el reino se establece después de la atadura del Diablo (Apocalipsis 20:1-3). Es evidente que el Diablo no fue atado en el año 33 D.C ni en el 90 D.C, ni tampoco en este siglo XXI. Hay un reino que se establecerá aún en el futuro, y que conlleva la neutralización total del Diablo y sus demonios por un milenio, y el florecimiento de la paz y la justicia por todo el mundo habitado. Estos son algunos puntos que no se pueden pasar por alto obviamente. Desgraciadamente los llamados “Testigos de Jehová” si han pasado por alto estos aspectos señalados anteriormente.

 

 Algunos Testimonios Interesantes

 

 El carácter futurista el reino fue expresado por Padres y Apologistas de la fe. Ireneo (185 D.C, Obispo de Lyon), escribió: “…en su segunda venida les dará a los suyos un lugar en su reino.” (Contra las herejías). Clemente Romano (96 D.C, Segundo obispo de Roma) escribió en su segunda epístola, lo siguiente: “Si entonces hacemos lo que es justo a la vista de Dios, entraremos al reino, y recibiremos las promesas…esperemos cada día y cada hora el reino de Dios en amor y rectitud”. Ignacio (Obispo de Antioquia, siglo II) creyó que el viejo reino del mal sería destruido en la segunda venida de Cristo (Ign. Eph. 16:1). Hermas, un profeta de Roma (siglo II), tenía una clara visión futurista del reino y enfatizó en la conducta moral para entrar en él. (Herm. Sim. 9:16.2-4). Papías de Hierápolis (Siglo II) creyó que la esperanza para un reino milenario en la tierra era real. También Cerinto dice que después de la resurrección la casa real de Cristo estará en la tierra (Gayo de Roma, de la Historia de la Iglesia de Eusebio 3.28.2).

 

Por otro lado, es interesantísimo el testimonio del Apologista Justino Mártir (Siglo II). Él hace uso de la palabra reino frecuentemente en su Diálogo con el Judío Trypo, y en donde se registran los debates más frecuentes entre cristianos y judíos. Justino le asegura al judío Trypo que Cristo volverá al mundo para recompensar a sus seguidores, dándoles entrada en su reino milenario que se establecerá en Jerusalén (Diálogo 80). Además Justino le dijo a Trypo, que aquellos que enseñan sobre la supuesta partida al cielo de las supuestas “almas inmortales”, NO SON CRISTIANOS. Finalmente el movimiento Montanista tenía como una de sus características, la expectación de la inminente aparición del reino

 

Resumen

 

El Reino de Dios fue y es aún interpretado como un asunto presente y futuro. Desde el siglo II el reino tiene un carácter escatológico. Los autores cristianos del segundo Siglo son uniformemente FUTURISTAS. Y para algunos de ellos, dicho reino sería, además, TERRESTRE Y MILENIAL. Tal es el caso de Cerinto, Papías, Justino Mártir, Ireneo, y otros.

 

Es con Orígenes (185-254) que viene el cambio del uso común de la palabra reino por otro “espiritualy “en el corazón de los hombres”. En cierto modo Orígenes fue influenciado por el pensamiento Gnóstico de la época que sostenía un reino en el alma. Se puede decir que él sentó las bases del pensamiento Agustiniano y de otros filósofos cristianos protestantes de los siglos venideros. Orígenes se alejó del pensamiento cristiano post apostólico del siglo II.

 

Más sobre el Reino en:

www.elevangeliodelreino.org

PLENA CONCORDANCIA CON UN DOCUMENTADO ANTITRINITARIO

 

 

Aunque te pueda sorprender hermano Apologista, estoy de acuerdo con tu explicación de 1 Juan 5:20, así como con mucho de lo que tú expones. De todos los autores que he leído, uno de los que ha hecho la investigación más exhaustiva y que la ha expuesto de forma más clara y documentada eres tú. Yo he debatido este mismo tema en mi mente por muchos años, y en un tiempo casi llego a conclusiones muy similares a las tuyas, especialmente después de haber leído el libro de Victor Paul Wierwille “Jesus Christ is not God.”

 

Tienes razón en que los textos comúnmente invocados para probar que Cristo es Dios mismo, no lo prueban concluyentemente. Hasta el mismo Juan Calvino dijo de Juan 10:30 que se dio un mal uso a ese pasaje cuando se quiso probar con él que Cristo era de la misma esencia del Padre, porque Cristo hablaba de unidad de mente y propósito. Romanos 9:5 puede ser una exclamativa, como se admite en una nota de la versión Dios Habla Hoy.

 

La expresión “El Gibbor” en Isaías 9:6 también se aplicó a reyes. Y el “logos” de Juan 1:1 es la palabra impersonal que Dios habló cuando hizo todas las cosas y sólo cuando se manifiesta en la Tierra en la persona y obra de Jesús, es que se refiere a Él. Y tu explicación de 1 Juan 5:20 es correcta. Pero la evidencia de la Deidad de Cristo la encuentro no en ninguno de estos versículos, sino en declaraciones que Jesús hiciera de Sí mismo, que no logro imaginar que ningún profeta por exaltado que fuese las pudiera hacer. Tales como: “Yo soy la resurrección y la Vida.” Pudo haber dicho: “por medio de mí se obtiene la Vida.” Pero dijo: “Yo soy la Vida.” También cuando dijo: “Yo soy la Verdad”, y no simplemente: “Yo tengo la Verdad.” No me baso en el simple uso de la expresión “Yo soy” relacionándola con Éxodo 3:14, sino en la afirmación que la acompaña. También cuando dijo: “Dondequiera que estén dos o más congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” Ningún hombre es omnipresente, solamente Dios.

 

Un abrazo desde Puerto Rico.

 

Hermano Ibáñez

 

 www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

Archidiócesis Despide a Crítica de Abuso Sexual

 

 

CHICAGO (AP) – una empleada principal de una escuela Católica que criticó a la Archidiócesis de Chicago por su manejo de las acusaciones de abuso sexuales contra el antiguo sacerdote de la parroquia de la escuela ha sido despedida de su trabajo.

 

“Yo hablé por los niños y lo volvería a hacer otra vez,” dijo Barbara Westrick el jueves después de enterarse de que la archidiócesis no le renovaría su contrato en la escuela de Nuestra Señora de Westside.

 

El portavoz de la archidiócesis Colleen Dolan dijo que la principal de cuatro años fue despedida debido a su desempeño, y no porque ella se había quejado del manejo de las acusaciones de la archidiócesis contra el Rev Daniel McCormack.

 

“Este es una situación independiente,” dijo Dolan. “Esto no tiene nada que ver con la historia pasada.”

 

El McCormack se ha declarado inocente a cinco cargos de abuso sexual criminal agravado en acusaciones de que él acarició a cinco muchachos en la escuela  y en la iglesia y que se remontan desde el 2001.

 

Westrick dijo que ella nunca tuvo noticias de la archidiócesis o  de la policía después de que la madre de un muchacho les presentara a ellos denuncias de abuso en septiembre del 2005.

 

El ex profesor de matemáticas y entrenador de baloncesto no fue acusado o quitado como pastor hasta que Westrick dijera a la policía, a la archidiócesis, y al Departamento de Niños y Servicios de Familia de Illinois sobre las acusaciones de un muchacho hechas a ella en Enero del 2006.

 

A ver detractores: ¿Hizo bien la señora en acusar a este cura pedófilo?

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

MILLONES DE TESTIGOS DE JEHOVÁ NO ENTIENDEN EL SIGNIFICADO DEL BAUTISMO!

 

Por Mario A Olcese, Ex-Testigo de Jehová

 

 

Los Testigos de Jehová enseñan que sólo 144,001 individuos han sido “ungidos” por Yahweh para conformar la clase de la iglesia, o la hermandad de Jesús que vivirá eternamente con Cristo en el cielo. El resto de “Testigos”, la llamada clase terrestre u “otras ovejas”, permanecerá para siempre en la nueva tierra paradisíaca.

 

Es de conocimiento general que a todos los potenciales “Testigos de Jehová” se les anima al bautismo para que puedan ser miembros de su culto de manera formal. Tanto los llamados “ungidos” y los no ungidos u “otras ovejas” son bautizados de la misma forma, aunque ninguno de ellos “en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” como Jesús lo ordenó. Sin embargo, lo que millones de Testigos de Jehová de la clase terrestre y que no pertenecen a la iglesia siguen ignorando es que el bautismo tiene como fin básico el integrar justamente a los conversos bautizados a la iglesia del Señor para que sean salvos. Esta sorprendente verdad la encontramos en Hechos 2:38, 41, 47 y que dice: “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas… alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”. Nótese que aquellos que fueron evangelizados por Pedro fueron bautizados para ser añadidos a la iglesia. Sí, ¡añadidos a la iglesia!¡y fueron 3,000 almas! Así que el bautismo claramente nos añade, agrega, o unos une a la iglesia de Dios como miembros para encaminarnos a la salvación eterna. Pero los “Testigos de Jehová” tuercen esta verdad preciosa diciendo que sólo 144,000 bautizados son miembros de la iglesia pero no así el resto de Testigos bautizados, y que suman millones. ¿No es acaso esta doctrina Russelista-Rutherfordiana una herejía destructora?

 

Cuando a los Testigos de Jehová de la clase terrestre se les muestra estos versículos bíblicos de Hechos 2, se quedan pasmados y no saben qué decir. Simplemente se quedan en un estado de shock y no saben qué responder ante tan potente evidencia que contradice la doctrina de su culto. Después vuelven en sí y se percatan inmediatamente que algo no anda bien con su llamada iglesia ungida.

 

¿Pero qué más otorga el Bautismo?

 

Según el texto arriba citado, los bautizados reciben el don del Espíritu Santo. ¿Y qué importancia tendría esto? Pues mucha. El Apóstol Pablo les escribió a los romanos y les dijo claramente: “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.  8:17 Y si hijos, también herederos, herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados” Según el Apóstol Pablo, los que tienen la guía del Espíritu Santo (los bautizados), éstos son hijos de Dios, y se convierten automáticamente en herederos de Dios y COHEREDEROS CON CRISTO. Esta verdad paulina contradice la doctrina de los “TJ” que dice que sólo los 144,000 Testigos “ungidos” son hijos de Dios. Sin embargo, como ya hemos visto, todos los que se han bautizado en agua son hijos de Dios, sin excepción alguna, y se convierten en herederos de Dios y coherederos con Cristo. Pero esto no lo aceptan los líderes clasistas de Brooklyn, el llamado “cuerpo gobernante” o “el esclavo fiel y discreto”.

 

Y finalmente, el apóstol Pablo dice algo muy importante: “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad…”.  Es decir, los bautizados ya tienen el Espíritu Santo que los ayudará para fortalecerlos en la debilidad de la carne y del Espíritu.

 

Para mayor información sobre la peligrosa secta de los “Testigos de Jehová”, vaya al link de “sectas” en el sitio web: www.elevangeliodelreino.org

 

¿BAUTISMO O CHAPUZÓN?— ¡OTRA DE LAS RAREZAS DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ!

 

El Bautismo peculiar de los “Testigos de Jehová”

 

Hace casi dos mil años que Jesús mandó a sus discípulos a bautizar a los futuros conversos arrepentidos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo (Mateo 28:19). Y aunque haya algunos que disputan este versículo bíblico diciendo que es una interpolación, y que la verdadera fórmula bautismal es sólo en el nombre de Jesucristo, lo cierto es que los “Testigos de Jehová” desobedecen el mandato expreso de Jesucristo cuando, al bautizar a sus discípulos, no mencionan ningún nombre. Simplemente sumergen al nuevo converso en el río o en una piscina y listo. Nos preguntamos: ¿Practican los “Testigos de Jehová” un bautismo bíblico” o sólo quieren jugar a los carnavales con el nuevo converso? Realmente las originalidades o curiosidades no terminan dentro de la secta de los “Testigos”.  

 

Para mayor información sobre esta secta, ver el link “sectas” de:

www.elevangeliodelreino.org 

¿Qué Es Tan Difícil Sobre el Bautismo de Agua?

 

 

 

Por Sir. Anthony F. Buzzard, M.Th

 

Como uno que ha aprendido casi todo al ser desafiado en varias cuestiones bíblicas por más de 40 años, yo me atrevo a estimular el pensamiento en algunos colegas unitarios en la pregunta del bautismo. Éstos son amigos, cuyo celo por la Biblia es indudable, a quiénes se les ha enseñado que el bautismo en agua es un ritual inútil, no aplicable a los Cristianos.

 

El argumento ha sido puesto de este modo: “hay dos bautismos principales en el Nuevo Testamento:

a) bautismo de agua iniciado por Juan el Bautista; b) el bautismo en el espíritu — el bautismo con el cual Jesucristo bautiza y que hace a alguno Cristiano. ”

 

Tome una mirada cuidadosa a la susodicha declaración. Esto no es realmente un relato justo de lo que la Biblia enseña. Hay un mayor factor ausente. Los hechos son que Jesús también bautizó en agua. Hay por lo tanto tres bautismos, no dos: a) el bautismo de agua de Juan; b) el bautismo de agua autorizado por Jesús; c) el bautismo en el espíritu.

 

Cada uno es familiar con el bautismo de Juan. Ha sido claramente reemplazado por el bautismo cristiano. El bautismo cristiano es tanto por agua como por espíritu. En Juan 4:1, 2 aprendemos que “Jesús hacía y bautizaba a más discípulos que Juan (aunque Jesús mismo no bautizaba, pero sus discípulos sí lo hacían).” Juan 3:22 dice que “Jesús y sus discípulos entraron en la tierra de Judea, y allí Jesús pasaba el tiempo con ellos y bautizaba.” No hay duda, por lo tanto, que Jesús bautizó en el agua (aunque el acto real de la inmersión fuera realizado por sus agentes, los discípulos). Esta ceremonia de iniciación era el bautismo realizado por Jesús — bautismo cristiano en el agua.

 

La gran comisión manda que los discípulos, hasta que el final de la edad,  vayan a todas las naciones y enseñen todo lo que Jesús enseñó. La parte de este mandato de hacer discípulos era “bautizándolos en el nombre de Padre, Hijo y Espíritu Santo” (Mateo 28:19). Es una orden clara de los labios de Jesús, y esto figura entre las órdenes de marcha de la iglesia.

 

Los Apóstoles claramente lo entendieron de esa forma. La petición de Pedro a su auditorio del primer siglo no se ha vuelto obsoleta: “arrepentíos y bautícese cada uno en nombre de Jesucristo para la remisión de pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2:38). La iniciación típica en la Iglesia es por el arrepentimiento, creyendo el Evangelio del Reino y el Nombre de Jesucristo y el bautismo en agua. Hechos 8:12 proporciona un credo temprano: “cuando ellos creyeron a Felipe que predicaba el Evangelio del Reino de Dios y el Nombre de Jesucristo, se bautizaban tanto hombres como mujeres.”

 

Como si no dejara ninguna escapatoria posible, Lucas relata que hasta después de la recepción del Espíritu Santo, los Gentiles debían ser bautizados en agua. Pedro sólo seguía la orden de su Señor cuando él llamó para el agua y les ordenó “ser bautizados quienes habían recibido el espíritu santo” (Hechos 10:47, 48). Cuando Pablo descubrió a conversos que habían recibido sólo el bautismo de agua de Juan, él inmediatamente administró el bautismo de agua cristiano en el nombre del Señor Jesús (Hechos 19:5). La Iglesia del Nuevo Testamento seguramente no enseñó que aquel bautismo del espíritu sustituyó el bautismo de agua cristiano. Los dos van juntos como la forma estándar por el cual una persona es afiliada al cuerpo de Cristo. Tarde en su carrera Pedro todavía puede hablar “del bautismo que nos salva”, como “una petición a Dios para una buena conciencia” (1 Pedro 3:21). Por supuesto, nadie sugiere que haya algo “mágico” en el agua. Lo que cuenta es la sumisión como niños a la ordenanza prescrita por Jesús. Este es un simple asunto de la obediencia.

 

El bautismo sin una continuación persistente en la vida cristiana no puede salvar a una persona, más que una decisión antigua que no es seguida del compromiso. La salvación es por gracia y fe, lo que significa también (en las palabras de Pablo) “obediencia de corazón a aquella forma de enseñanza a la cual fuisteis entregados” (Rom. 6:17). Aquella enseñanza incluyó el bautismo. Este modo de invitar a conversos para volverse Cristianos es una parte de lo que la salvación por la fe significó para los Apóstoles. Ellos enseñaron “la obediencia a la fe” en todas partes (Rom. 1:5; 16:26).

 

Dios nos ha dado un procedimiento apropiado para la admisión a Su Iglesia. El bautismo en agua es un renuncia pública del pecado y una determinación de servir a Dios y al Mesías. Las etiquetas como “ordenanza carnal” “o legalismo” falsifican la enseñanza apostólica sobre el bautismo de agua cristiano. Jesús mismo fue bautizado en agua (Lucas 3:21). Él hizo y bautizó a conversos (Juan 4:1), y él pidió que sus seguidores a hacer y bautizar conversos (Mateo 28:19, 20).

 

No hay ninguna necesidad de división o diferencia sobre esta materia muy simple, que no ha sido una cuestión problemática para millones de lectores de la Biblia durante muchos siglos.

 

Los Evangélicos reconocen que la petición de Pedro para el arrepentimiento y el bautismo es sorprendentemente diferente de las fórmulas evangelísticas modernas. Escribiendo sobre “Conversión en la Biblia,” R.T. France observa que:

 

Nuestra tendencia de ver el bautismo como un accesorio opcional simbólico, o estar avergonzado por la inclusión de un acto físico como la parte del proceso espiritual de la conversión, contrasta con el lenguaje fuertemente “realista” del Nuevo Testamento sobre el significado salvador del bautismo (p.ej, Juan 3:5; Rom. 6:3-4; Gál. 3:27; Col. 2:12; Tito 3:5; 1 Pedro. 3:20-21). Mientras no hay ninguna base Neo Testamentarias para creer que el bautismo por sí mismo hace a una persona Cristiana, la idea de un Cristiano sin bautizar es igualmente foránea a su pensamiento. “Sin ello [bautismo] un creyente no entraba en la comunidad primitiva de la fe” (S.S. Smalley) (Evangélico Trimestral, 65:4, 1992, p. 306).

 

Apelamos, por lo tanto, a nuestros amigos unitarios que han sido agarrados en la opinión falsamente espiritual de que el acto físico del bautismo no es parte del aprendizaje cristiano. Eran los gnósticos que crearon una división equivocada entre lo que es físico y lo que es espiritual. Los Apóstoles, en encomendar el bautismo de agua, eran obedientes, como deberíamos serlo nosotros, a la orden de Cristo. Y el reconocimiento del Señorío de Jesús es el corazón de lo que esto significa ser un creyente. No hay ninguna confesión genuina de Jesús como Señor sin la obediencia (Rom. 10:9).

 

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

Fuentes internas revelan que hay 23,720 abusadores de menores reportados / sin reportar en los archivos en las oficinas de la sede principal del Testigo de Jehová en Nueva York

 

 

Traducido por David García

 

En la primavera de 2002, fui contactado por tres fuentes diferentes quienes reclaman haberse conectado con personas dentro de las oficinas principales de la Sociedad Biblia & Tratados de Watchtower de Nueva York, localizada en Patterson, Nueva York. Estas personas de adentro le proporcionaron a mis contactos un número de datos de computadora que se basan de 23,720 abusadores de niños en sus archivos. Los archivos etiquetados como: “arreglo de pastoreado especializado” es un frente para los reportar los casos de abuso de niños a las oficinas centrales. Patterson es el lugar donde se sitúa el Departamento de Servicio y la sección Legal de la Sociedad Biblia & Tratados de Watchtower de Nueva York, quienes ahora se hacen llamar la Congregación Cristiana de los Testigos de Jehová de Nueva York, y es aquí en estas dos departamentos dónde éstos guardan los archivos altamente confidenciales. Es interesante notar las ramificaciones de este número extraordinario.

 

Cuando un pedófilo es descubierto dentro de una congregación de los Testigos de Jehová, el cuerpo de ancianos nombra dos de ellos para investigar la alegación para ver sí tienen méritos las acusaciones. Si por la investigación se establece la reclamación, entonces el cuerpo local de ancianos nombra a dos de ellos para llamar la sección Legal de la Watchtower para informar sobre el asunto. El representante de la sección Legal entonces llena un formulario computarizado, usando un cuestionario de preguntas y respuestas a través del teléfono.

 

Todos los detalles del asunto se graban, incluyendo la fecha de nacimiento del pedófilo; lo que ocurrió; la edad de la víctima; dónde, cuándo, y cuántas veces la víctima fue manoseada, etc.. Estos detalles entonces se ponen en una computadora como récord permanente y pueden rebuscarse cuando se quiera si hay una infracción futura. Al final de una o dos horas de entrevista, el portavoz en la sección Legal entonces pone al teléfono un abogado interno de la Watchtower para determinar si el Estado dónde la congregación se localiza es un Estado que obliga a informar. Si es así, entonces el abogado animará a los ancianos a pedirle a los padres bajo custodia, que la víctima informe del asunto. Si ellos no quieren hacer esto, entonces se le exigen a los ancianos hacerlo. ¿Y qué si el abuso ocurre en uno de los treinta y seis Estados donde no se exige informarlo? Entonces el abogado le dice: “Hermanos ya ustedes cumplieron con su obligación y deben permanecer neutral en cuanto a reportar el incidente en vigor de la ley ”. A estas alturas, en la mayoría de los casos, el asunto nunca se notifica.   

 

El hermano original listará al cuerpo de ancianos cartas donde se discute sobre pederastia que los ancianos deben entrevistar. Él también da instrucciones por si cualquier otra nueva situación se desarrolla sobre el acusado, es decir, si esta misma persona molesta a más niños, los ancianos deben usar la fecha del primer informe como punto de referencia o la fecha de nacimiento del pederasta. Esto significa que la sección del Departamento Legal de la Watchtower puede fácilmente localizar el caso en la computadora y puede agregarle la nueva información de violación para base de datos.

 

El número de 23,720 es muy significativo, por decir lo mínimo. Si nosotros aplicamos esto a la organización mundial entera, entonces las cifras serían que por cada de doscientos y sesenta Testigos de Jehová hay un pederasta archivado en las oficinas de la sede principal. ¿Usted piensa que los católicos tienen tan alta proporción de sacerdotes pedófilos entre su sacerdocio? Si nosotros aplicáramos una proporción similar al número de católicos en los EE.UU., a 60,000,000, significaría que hay unos 1,428,571 molestadores de niños católicos en este país. Parecería irreal creer que este tipo de proporción pudiera existir en la Iglesia católica. Sin embargo, con los Testigos de Jehová la proporción podría llegar más lejos o ser peor cuando usted considera que muchos casos de abusos de niños entre los Testigos de Jehová nunca pueden informarse a la sección legal de la Watchtower. ¿Si los dos ancianos que investigan una alegación no pueden establecer el asunto “por boca de dos testigos oculares” cree usted que la sección de “arreglo de pastoreado especializado” verá algo grabado en Patterson, Nueva York? Por favor note lo que dice en la carta a todos los cuerpos de ancianos en Inglaterra, fechada el 1º de junio de 2001, este comentario dice:

 

  

“Hay, sin embargo, muchas otras situaciones que se conectan con el abuso de un niño. Por ejemplo, puede haber solamente un testigo ocular, y el hermano niegue la alegación. (Deuteronomio 19:15; Juan 8:17) Pero entonces, podría surgir el caso de niño que sea abusado por alguien que también sea un menor, quizás en su adolescencia o pre adolescencia. En éstos casos y similares ninguna entrada se deberá hacer en la Lista de Protección de Niños. Más bien, la información debe guardarse en un sobre sellado en los archivos confidenciales de la congregación como se describe abajo. Cuando tales individuos se mudan, el Comité de Servicio de la Congregación debe escribir una carta dirigida al Departamento Legal de la Sociedad buscando consejería acerca de si puede notificarse los detalles a la nueva congregación.”

 

Esto parece indicar que las congregaciones locales guardan la información y sólo si los pederastas acusado se mudan, alguna consideración se puede darse cotejando con la sección Legal de la Watchtower e incluso para alertar la nueva congregación. ¿Estos individuos, son considerados como parte de los 23,720 pederastas que están en los archivos?

 

Si no es así, entonces la conclusión lógica es que hay muchos más abusadores de niños que los 23,720 acusados en los archivos que han confesado o se han declarado culpables “por boca de dos testigos oculares”. Teniendo en cuenta el número de 93,000 por congregaciones en todo el mundo, haciendo un estimado conservador significa que hay un pederasta por cada cuatro congregaciones, basado en la cifra de los 23,720.

 

¿Usted piensa que los Testigos de Jehová tienen un problema con los abusadores de niños? ¿Cuántos pederastas hay que no se han informado están operando dentro de la organización y todavía no han sido revelados? Este número sólo crecerá y continuará exponiendo a los niños al peligro siendo que la política de la Watchtower de mantener los nombres de los pederastas confidenciales ha creado un “paraíso para los pedófilos”. ¿Por qué los Testigos de Jehová mantienen una base de datos de pederastas que en gran parte o nunca se le informa a la policía? Es proteger el dinero no a los niños la razón básica. El propósito de la base de datos es monitorear y prevenir personas que son Testigos de Jehová y se ha determinado que son pederastas dentro un de número de sus miembros para que no sirvan en una capacidad oficial en la congregación. Esto protegerá la corporación Watchtower Inc., de enfrentarse a una litigación legal por negligencia por poner a pederastas en posiciones de dirección que podría costarle dinero a la organización en las cortes. La protección a los niños es la menor prioridad siendo que esta base de datos permanece confidencial de las congregaciones y muchas de las personas que están guardados en los archivos continuarán molestando niños con la protección de la confidencialidad de la “iglesia”.

 

Uno sólo puede preguntarse, cómo el FBI reaccionaría si ellos supieran que tales archivos de esta actividad delictiva existen, y que la mayoría de las imputaciones de pederastia no se informa a las autoridades para que sean investigadas. ¿Finalmente, cuán cómodamente podría el sistema judicial americano ocuparse manejando la prosecución de varios miles de Testigos de Jehová pedofilos? Estas preguntas, así como otras, se convertirán en un factor cuando la Congregación Cristiana de los Testigos de Jehová sea obligada a revelar cuántos de los alegados 23,720 delincuentes están siendo protegido por las políticas de la Watchtower.

 

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

¡NO SE DEJE DIEZMAR CON EL CUENTO DEL DIEZMO!

“No paren, sigan dando, sigan dando…¡mucho más!

…Pero Pastor, ¿y a mí, quién me dará? ¡Pues, Dios te lo pagará en el más allá!…Sí, pero en el “más acá”, ¿Quién me dará? Bueno, esteeeeeeee… ¡Pídele a tu jefe un aumento y me lo traes para acá!

Carlitos “Cash Money” Luna dijo: Dios bendice, pero tú haces. Los diezmos y las ofrendas no te traen las riquezas, sólo la bendición para hacerlas con tu trabajo. Los diezmos pueden producir milagros, pero no son magia”.  (Uyuyuy: ¿Quieres milagros?, ¡pónte al día y paga con tus diezmos tus deseos más apremiantes!—parece decir “cash money”.)“A ver, hagan su cola y tráiganme sus sobres abultados de verdes…y a ustedes cuatro, ¿dónde están sus sobres?…Es que estamos sin plata pastorcito! ¡Ujier, ya sabe qué hacer!… ¡Ya jefe, enseguida!¡Pum!… ¡ayayay!, ¡no podemos ya sentarnos! ..¡zuás!“)Moraleja:“El vivo vive del tonto, y el tonto, de su trabajo” (Platonto Aristónteles II)
“Pero dad limosna de lo que tenéis [o, según podáis]” (Lucas 11:41).

SE DA LA LEY DEL DIEZMO A ISRAEL

La palabra “diezmo” significa ‘una décima parte’. El primer caso de pago de diezmos que se consigna en la Escritura, está en Génesis 14:20, donde Abraham dio a Melquisedec, sacerdote del Dios Altísimo, “los diezmos de todo” el botín que había ganado en batalla contra el rey del norte, después de que Melquisedec, Rey de Salem, lo hubo bendecido.

El significado de este acto simbólico se da en Hebreos 7. Ahí el apóstol muestra a los cristianos judíos (que estaban pensando en regresar al judaísmo), que Melquisedec era una figura representativa de Cristo: “Hecho semejante al Hijo de Dios” (v. 3). Era ‘más grande’ que Abraham, como quedó evidente por el hecho que Abraham le pagó diezmos; y su sacerdocio, basado en el juramento de Dios, es “mejor” que el sacerdocio levítico, que estaba basado en la descendencia carnal de Abraham. El apóstol muestra que Jesucristo fue “hecho fiador [o, mediador] de un mejor pacto” (v. 22), dio “una mejor esperanza” (v. 19), porque esa esperanza estaba basada en “mejores promesas” (8:6).

La exhortación que da el apóstol en Hebreos 10:19-39 es que nos acerquemos a Dios, y que no retrocedamos al judaísmo para perdición (“al yugo de la esclavitud” — Gálatas 5:1). Él alienta a sus lectores a TENER “FE para preservación del alma [o de la vida]” (Hebreos 10:39).

Así que el hecho de que Abraham haya pagado un diezmo NO se muestra como algo que deban copiar sus hijos espirituales; al menos no hasta que el Señor Jesús regrese a la tierra, asuma su misión en Jerusalén en el reino de Dios como “Sumo Sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec”. El rey de Dios reinará para siempre sobre todas las naciones, en justicia y paz.

La ley del diezmo fue una parte de la Ley Mosaica que se dio ‘únicamente’ a los hijos de Israel. Se puso en vigor cuando ellos ganaron la tierra de Canaán, que Dios había prometido a Abraham y a su simiente. Allí se guiaron por el sacerdocio levítico (Levítico 27:30-34). Su vigencia cesó cuando la Ley Mosaica fue reemplazada por el sistema de Cristo.

EL PROPÓSITO DE LA LEY DEL DIEZMO

Mientras que a cada familia de los hijos de Israel se le dio una heredad de tierra por la cual pudieran proveer para sí mismos y adorar a Dios por medio del código de sacrificios, al sacerdocio levítico se le negó ese beneficio. Ellos tenían una heredad mayor: “Yo soy tu parte y tu heredad en medio de los hijos de Israel”, dijo Dios a Aarón (Números 18:20). Dios dio a los levitas “todos los diezmos en Israel por heredad” (v. 21). “Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión”. “Estatuto perpetuo [Heb. olahm… ‘el período de tiempo oculto’ en el cual sirvieron los levitas] para vuestros descendientes” (v. 23). Este tiempo terminó cuando terminó el pacto mosaico al morir Jesucristo, cuya muerte ratificó “el nuevo pacto” de fe. El diezmo proveía las necesidades humanas de los levitas y así podían dedicarse sin distracciones al servicio de Dios y de Israel. Los levitas eran ‘los servidores públicos’ de las naciones; sus maestros, jueces y consejeros. El diezmo de una nación era como un impuesto para pagar a la administración de la nación. Era sólo el 10% “de todos sus frutos” cada año, mientras que el diezmo del tercer año era tanto para los levitas como para otros israelitas que estuvieren en necesidad (Deuteronomio 14:27-29). Los israelitas pagaban un diezmo de todas sus ganancias anuales, presumiblemente de sus ingresos netos. Nosotros, los gentiles, pagamos por el Servicio Público un Impuesto al Valor Agregado (IVA) que supera en gran medida el 10%; en algunos países es más, en otros es menos. ¡Dios fue un rey mucho más consciente para Israel de lo que los gobiernos humanos son para nosotros!

LOS CRISTIANOS NO ESTÁN BAJO LA LEY MOSAICA

La Ley Mosaica ha sido reemplazada por un “pacto mejor”; el nuevo pacto de fe en Cristo y el evangelio (Hebreos 8:7-13). El diezmo era una parte necesaria e integral del Pacto Mosaico, cuya observancia NO se requiere de los cristianos. Promover el diezmo s realmente judaizar y apartarse del “camino nuevo y vivo” de fe en Dios (Hebreos 10:19-20). El apóstol Pablo describió a la Ley Mosaica como “el ministerio de muerte”, porque condenaba a muerte a aquellos que desobedecían incluso sólo una de sus muchas leyes. La ley, (o servicio obligatorio), siempre pone a la gente bajo el riesgo de una condena, mientras que la fe (servicio voluntario), siempre pone a la gente de Dios bajo sus bendiciones de misericordia, gracia y paz (2 Pedro 1:2).

LOS MANDAMIENTOS DE CRISTO Y DE SUS APÓSTOLES:

Estos son:

  • “Dad limosna según podáis” (Lucas 11:41).
  • “Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos” (Mateo 6:4).
  • “Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe” (Gálatas 6:10).

¿POR QUE DIEZMAN ALGUNAS IGLESIAS?

Si ni el Señor Jesús ni sus apóstoles ordenan el pago del diezmo (que era parte de la ya reemplazada Ley Mosaica), ¿por qué diezman algunas iglesias? La sencilla respuesta se halla en la riqueza de estas iglesias y en la (con frecuencia) pobreza de la gente que se entrega a una ley de diezmos. Esas iglesias NO se comparan favorablemente con el Señor Jesús que vino a servir (no a ser servido), quien no tenía donde reposar su cabeza (no tenía riquezas, iglesias y catedrales ornamentadas), que depuso todo para que NOSOTROS tuviésemos vida “en abundancia” (Juan 10:10).

Nuestro Señor Jesús volcó las mesas de los mercaderes religiosos que estaban en el templo, diciendo: “Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado” (Juan 2:16). En vez de ayudar a las iglesias ricas a que sean más ricas aún, acumulando su tesoro en la tierra, acumulemos nuestro propio tesoro en el cielo, por medio de una fe que complazca a Dios.

Adoremos a Dios “en espíritu y en verdad” (Juan 4:23-24). Hagamos todo el bien que podamos. En el espíritu del servicio fiel podemos, según nuestras posibilidades, preferir apoyar financieramente a cosas que son verdaderamente de Dios. ¡Quizás las iglesias que diezman NO LO SON!

 

Apologista. (molceses@hotmail.com)

 

 

www.elevangeliodelreino.org

www.esnips.com/web/BibleTeachings (Artículos en español e inglés)

¿POR QUÉ DAN LOS EVANGÉLICOS SUS DIEZMOS AL PASTOR?

 

“¿Cómo se explica que tantos evangélicos y adventistas den su dinero (diezmos y ofrendas) con ojos cerrados a sus líderes religiosos?” Para quienes desconocen esta forma de manipulación es de admirarse de lo fácil que es recabar ingentes sumas de dinero de los fieles que asisten a sus iglesias regularmente, aunque éstos se endeuden con la luz, el agua y el teléfono de sus hogares. Resulta que según las enseñanzas de estos pastores protestantes, una persona no perderá su salvación si no ofrenda o diezma regularmente, aunque  si es “desobediente” a esta práctica bíblica, su vida se verá llena de problemas y maldiciones. Si no diezma todos los meses y no ofrenda con generosidad,  el “hermano” o “hermana” sufrirá el castigo divino de muchas formas: le faltará el pan, sufrirá una dolencia, perderá su casa, su trabajo, tendrá un accidente, tendrá deudas, o cualquier otro infortunio. Así que es mejor diezmar y ofrendar para que “las ricas y abundantes bendiciones bajen del cielo para su vida”.

La evidente hipocresía de estos pastores llega al extremo de decir que Dios no abolió el diezmo, y que el alfolí no es otra cosa que las arcas de la iglesia que lideran. Pero cuando se trata de guardar el sábado allí sí la ley fue abolida. ¡Eso fue para los judíos, nos dicen!  No es que esté fomentando la guarda del sábado, sino que quiero señalar lo inconsecuentes que son los evangélicos. Al menos los Adventistas del Séptimo Día son más consecuentes en este respecto cuando guardan ambas cosas. Pero además, los pastores evangélicos defienden el diezmo manipulando la Biblia y astutamente le dicen a su feligrés, “De que vale  que yo pida por ti si no has dado tus diezmos y ofrendas al Señor (…¡ al señor pastor!), aunque yo ore, Dios no te va a escuchar y a bendecir, así que acércate a la tesorería primero y cumple con tus diezmos y ofrendas y verás que milagrosamente Dios te responderá con creces.”

Por cierto, si la bendición no llega a tiempo después de haberse “puesto al día” con el Señor, los pastores tienen otra salida bien pensada, y les dicen irónicamente: “Ay, mi hermanita querida, usted debe estar viviendo una vida de pecado y de mundanalidad. Usted necesita asistir más a la iglesia y trabajar más para la “causa del Señor”. Y como se la hace sentir culpable, la hermanita se someterá a los dictados del pastor, y se “pondrá las pilas” para seguir trabajando para la causa de su pastor, que es, traer más ovejas para obtener más lana.

Ahora bien, si nos basamos en la Biblia, veremos que las bendiciones del Señor vienen, no porque uno haya dado el diezmo, ya que según se cuenta en la Biblia, Salomón fue enriquecido o bendecido sólo cuando pidió SABIDURÍA Y CIENCIA, y no porque cumpliese con el diezmo (ver 2 Cró. 1:10-12).

www.elevangeliodelreino.org 

EL DIEZMO EN LA BIBLIA

Por Farid Herrera Corrales

 

¡La ley del Diezmo en el Antiguo Testamento difiere radicalmente de aquella observada hoy en las iglesias cristianas!

¡Usted necesita conocer toda la verdad! 

 

Definición

Diezmo: el pueblo de Israel tenía que destinar al culto y al mantenimiento de sacerdotes y levitas la décima parte de ciertos frutos y animales (Dt 14,22; Lev 27,32). Era un verdadero impuesto religioso que se tenía que dar una vez al año (Dt 14:22). Los fariseos llevaron esta práctica del diezmo religioso hasta la más ridícula exageración, dando la décima parte de las cosas más diminutas y de insignificante valor, tales como la menta, el eneldo y el comino, pero con olvido de la humildad, la justicia, la misericordia, la fe y el amor, lo cual es una grave equivocación (Mt 23,23; Lc 11,42; 18,12).

Nos adentraremos en las Sagradas Escrituras para examinar con detenimiento todo lo relativo al diezmo, si debemos practicarlo los cristianos, si está bien como se practica, si realmente nos trae bendición el darlo, etc. Talvez nos asombremos de muchos detalles que desconocíamos, pero la Palabra de Dios nos lo enseñará. 

El diezmo en las Sagradas Escrituras

El diezmo no es una ley destinada a la Iglesia, sino al pueblo de Israel, porque pertenece a la Ley y la Iglesia está bajo la Gracia.

Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la Ley, sino bajo la gracia.” Rom 6:14 (cfr. Rom 3:19; 2 Co 3:2-11; Gal 3:19; Ef 2:11-15; Hch 7:11-12)

El cristiano no debe estar al servicio del mal (el pecado), sino al servicio del bien, “pues no estáis bajo la Ley, sino bajo la gracia“. Vemos muy claro como se contrapone, como en otros pasajes, la Ley y la gracia. Pero con una aplicación terrible: lo de la Ley es el mal, el pecado; lo de la gracia es el bien.

 

Dios pidió que la tribu de Leví fuera sustentada con el 10% de los frutos del pueblo de Israel, para que los sacerdotes levitas se dedicaran tiempo completo al servicio del tabernáculo; y esto debían hacerlo desde los 25 años hasta los 50, que era cuando debían retirarse (Num 8:24-25).

Dios para evitar corrupción dentro del pueblo de Israel, ordenó que siempre el diezmo fuera dado en productos: trigo, vino, aceite, animales, etc; los cuales eran guardados en el “alfolí”, que era un lugar que se encontraba en el templo y que servía de bodega para almacenar los productos generados por el diezmo.

Ya existía el dinero desde los tiempos de Abraham, él compró con dinero el terreno para el sepulcro de su esposa. Los jornaleros recibían “un denario” por día laborado; hasta en los tiempos de Moisés vemos que Dios le dijo: “No retendrás el salario del jornalero en tu casa hasta la mañana.” (Lev 19:13).

La mayoría de los jornaleros trabajaban para los dueños de las tierras (estos dueños eran los que diezmaban). Lo extraño es ¿por qué no se dice en la Biblia que esos jornaleros debían de entregar mensualmente 3 denarios por mes que correspondería al diezmo según el concepto actual?

Es falso pensar que ahora se puede diezmar con dinero en lugar de los alimentos por el hecho que no se manejaba como en la actualidad, sino que era más común el trueque de alimentos. Pero en el Génesis se utiliza la palabra dinero alrededor de 44 veces antes de que se mencione el diezmo por primera vez en Levítico 27. Por ejemplo con el dinero se compraban personas para hacerlas esclavas (Gén 17:12), recargos del santuario (Éxo. 30:12+), impuestos del censo (Núm. 3:47+), etc. Cuando ya no se tenía dinero era que se recurría al trueque (Génesis 47:15-17).

No existe en toda las Sagradas Escrituras decreto alguno, ni mandamiento, ni tan siquiera un solo ejemplo de alguna iglesia que recogiera el diezmo, o de un cristiano que lo haya pagado.

Muchos líderes cristianos afirman y dicen: “El diezmo es bíblico, porque se nombra muchas veces en la Biblia”. Eso es cierto, pero lo que no dicen es que siempre se menciona para el pueblo de Israel, nunca para la Iglesia.

Levítico 27:

30Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová. 31Y si alguno quisiere rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello. 32Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a Jehová. 33No mirará si es bueno o malo, ni lo cambiará; y si lo cambiare, tanto él como el que se dio en cambio serán cosas sagradas; no podrán ser rescatados. 34Estos son los mandamientos que ordenó Jehová a Moisés para los hijos de Israel, en el monte de Sinaí.  

Repetimos: los diezmos bíblicos fueron establecidos para el pueblo de Israel; no para la Iglesia de Jesucristo.

En la actualidad se incluyen dentro de los cultos preceptos de la Ley que aportan algún beneficio material, como el diezmo y la fiesta de las primicias. Ni los evangélicos Pentecostales han puesto interés alguno por incluir en sus iglesias la fiesta de Pentecostés, porque esa, ni ninguna de las seis fiestas restantes que se mencionan en Lev 23 les proporcionaría beneficio económico. Si se les pregunta ¿por qué no guardan la fiesta de Pentecostés, o la de los Tabernáculos, o la fiesta de las Trompetas? Ninguno dudaría en responder: “Porque eran para el pueblo de Israel”. Y qué del diezmo. La fiesta de las primicias, como las otras seis fiestas corresponden al calendario judío, para celebrarlas una vez al año.


Algunos líderes sacan de contexto pasajes para infundir miedo a sus seguidores si no dan el diezmo; como por ejemplo: “Vosotros me habéis robado vuestros diezmos” Malq 3:8. Pero omiten el resto del pasaje. Analicemos lo que dice este pasaje (leer todo el cap. 3 de Malaquías):

Malaquías 3:

3 …a los hijos de Leví 4 Y será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén 6 Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos. 7Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos? 8¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. 9Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. 10Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 11Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 12Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos. Diferencia entre el justo y el malo  13Vuestras palabras contra mí han sido violentas, dice Jehová. Y dijisteis: ¿Qué hemos hablado contra ti? 14Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué aprovecha que guardemos su ley, y que andemos afligidos en presencia de Jehová de los ejércitos?

Los israelitas estaban bajo la Ley de Moisés, de la cual se tenía la regla de oro que era “hacer algo para recibir algo a cambio. La Iglesia no está bajo la ley mosaica, por lo que esto de “hacer algo para recibir algo” no aplica, más bien ofende a Dios.

En el v.6 Dios dice “Porque yo Jehová no cambio” y por lo tanto muchos dicen que si Jehová no cambia, su palabra también permanece para siempre y lo que aquí dice sigue vigente y es de aplicación universal; pero estamos claro que Dios no cambia, Él siempre cumple su parte del trato, su parte del pacto; en cambio los israelitas siempre infringieron el contrato, ese pacto que Dios siempre tuvo que renovar por causa de ellos. Nosotros sí cambiamos, porque Él nos cambia cuando nos convertimos y nos hace nuevas criaturas en Cristo; por eso dice: “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas”; además, el v.12 dice “Todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable y la Iglesia será perseguida y aborrecida en este mundo, nunca una tierra deseada. Esta promesa y la obligatoriedad del diezmo únicamente les concierne al pueblo de Israel por lo que no es universalmente obligatorio como muchos tratan de hacérnoslo ver.

En el v.7 los israelitas preguntan “¿En qué hemos de volvernos?” ya que quieren saber qué es aquello de los que están incumpliendo; y Dios responde que le están robando (v.9) porque ellos no estaban entregando el diezmo como debían, sino que se lo estaban dejando para ellos y podía ocasionar que no sustentaran a los levitas; o sea que, a los que había designado Dios para trabajar por su pueblo los descuidaran, contrario a lo que Él había ordenado. En este v.8 muchos dicen que Dios habla de los “hombres” para decir que por eso aplica a nosotros y no sólo de los judíos, pero cabe aclarar que en el v.6 dice que se dirige exclusivamente a los “hijos de Jacob”, o sea son a esos hombres hijos de Jacob (pueblo de Israel) a los que se dirige Dios; no podemos ni debemos tergiversar las Escrituras.

En el v.10 Dios promete dar “bendición hasta que sobreabunde” al pueblo de Israel, si primeramente cumplen con la Ley: Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”. Los israelitas estaban bajo la Ley y debían cumplirla para que Dios les bendijera, así que los reta para que al cumplir la Ley Él pueda probar su fidelidad, su parte del trato. Los judíos a quienes se dirigía el profeta no confiaban en Dios, por eso el Señor los reta a que lo “prueben”. Así que este pasaje no tiene valor para el cristiano, ya que estamos bajo la gracia, y no podemos ni debemos probar a Dios; Él no nos va a bendecir por cumplir parte de la Ley; además no podemos probar a Dios porque sería ofenderlo principalmente por haberlo dado todo por nosotros, nos dio a su Hijo: “…¿Cómo no nos dará con él también todas las cosas? (Rom 8:32).

Ahora, si usted cree que las bendiciones que Dios le va a dar por diezmar son espirituales; acuérdese que Pablo dijo: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo” Ef 1:1. La bendición que Dios promete al pueblo de Israel en el v.11 es material: Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos”.

Malaquías dice en 4:4: “Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel”. Insisto Pablo dijo: “a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley.” (1 Cor 9:21) y no fue en Horeb sino en el Calvario en donde Cristo nos libró por la cruz de la maldición de la Ley. Muchos dicen que “acordaos de la ley de Moisés” significa no olvidarla, que Jesús no vino a abrogar la Ley sino para cumplirla, y que Él dijo que no pasaría ni siquiera una tilde de la Ley; pero es una verdad a medias, porque nosotros no podíamos cumplir nada, fue Él que cumplió la Ley por nosotros, porque el fin de la Ley es Cristo como dice Pablo y Cristo nos redimió de la maldición de la Ley. Porque si usted depende de la Ley dice Pablo: “todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas.” (Ga 3:10) está bajo maldición si no cumple absolutamente toda la Ley como dijo Santiago: “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.”; así que no sirve de nada ser un diezmador fiel sin no cumple los 613 preceptos de la Ley.

Por último, si el bienestar económico es la consecuencia de diezmar (como afirman muchos) ¿Por qué no hay evidencia de que el Señor Jesucristo diezmara? ¿Por qué Él era pobre? ¿Por qué si él era pobre, sus “siervos” del siglo veintiuno tienen cuentas bancarias, dos o tres automóviles, cosas lujosas y muchas propiedades? ¿Por qué no hay evidencia bíblica de que Pablo, Pedro o los demás apóstoles diezmaran? ¿Por qué ellos eran pobres? ¿Por qué si ellos no cumplían con la Ley nosotros si debemos hacerlo? ¿No es curioso que el Señor Jesús siendo pobre haya dejado a sus ovejas al cuidado de gente que se ha enriquecido con el evangelio?

De esto concluimos que el autor sagrado se está dirigiendo a los que guardan la Ley, al pueblo de Israel, no a la Iglesia. En otras palabras con este pasaje muchos líderes cristianos están diciendo que si alguien no paga, no es salvo; y no tiene lógica.

Muchos utilizan hasta historias que inventan sobre tragedias que les han pasados a los que no han pagado el diezmo o dicen que los cielos se abren con muchas bendiciones a los que lo dan. Relacionan todo lo bueno y lo malo que el ser humano pasa en esta vida terrena, conectándolo directamente con el diezmo; mera superstición. Las enfermedades son parte de nuestra naturaleza humana, igual los problemas con los que nos enfrentamos día a día. Dios no es un dios de interés económico sino espiritual.

Si leemos Num 18:21-31 que dice (“Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión”) veremos que el diezmo es un impuesto para sustentar a los levitas, centralizado en el único santuario. Lea lo siguiente: Nehemías 10:36-39 “Asimismo los primogénitos de nuestros hijos y de nuestros ganados, como está escrito en la ley; y que traeríamos los primogénitos de nuestras vacas y de nuestras ovejas a la casa de nuestro Dios, a los sacerdotes que ministran en la casa de nuestro Dios; que traeríamos también las primicias de nuestras masas, y nuestras ofrendas, y del fruto de todo árbol, y del vino y del aceite, para los sacerdotes, a las cámaras de la casa de nuestro Dios, y el diezmo de nuestra tierra para los levitas; y que los levitas recibirían las décimas de nuestras labores en todas las ciudades; y que estaría el sacerdote hijo de Aarón con los levitas, cuando los levitas recibiesen el diezmo; y que los levitas llevarían el diezmo del diezmo a la casa de nuestro Dios, a las cámaras de la casa del tesoro. Porque a las cámaras del tesoro han de llevar los hijos de Israel y los hijos de Leví la ofrenda del grano, del vino y del aceite; y allí estarán los utensilios del santuario, y los sacerdotes que ministran, los porteros y los cantores; y no abandonaremos la casa de nuestro Dios.” y 12:44 “En aquel día fueron puestos varones sobre las cámaras de los tesoros, de las ofrendas, de las primicias y de los diezmos, para recoger en ellas, de los ejidos de las ciudades, las porciones legales para los sacerdotes y levitas; porque era grande el gozo de Judá con respecto a los sacerdotes y levitas que servían.

Los demás pasajes de la Biblia específicamente en el Pentateuco, los libros históricos, Amós y Malaquías, tienen que ver con la institución de los diezmos, su restauración e incumplimiento.


Otro dato curioso y que no cumplen los que piden el diezmo es que por dos años, el diezmo debía ser llevado al tabernáculo, y guardarlo en el alfolí, pero al tercer año el diezmo de ese año debía ser entregado directamente en las aldeas locales, y ponerlo a disposición, no sólo de los Levitas, sino también de los “extranjeros, los huérfanos, y las viudas” (“Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.” Deut 14:28-29; 26:12-14), de lo cual no cumplen, y casi me atrevo a asegurar en un 100%; repito no cumplen ninguna de las iglesias que piden el diezmo. El 10% del sueldo mensual no era la costumbre de entonces, pero de querer calcar en nuestros días aquella práctica antigua, no estaría mal que las iglesias hicieran compartir el diezmo a sus ministros, con los extranjeros, huérfanos y viudas que hubiera en la población. ¡Aunque fuese cada tres años! Recordemos que en el Nuevo Testamento tenemos instrucciones respecto a como las iglesias y los creyentes deben cuidar de las viudas y los huérfanos. 

Las referencias del diezmo en 1Samuel 8:15,17 conciernen a cómo el rey que Israel pide a Samuel, diezmaría los bienes del pueblo; pasaje que no comentaremos por no venir al caso.

Otro dato mucho más interesante es:

Números 18:

20Y Jehová dijo a Aarón: De la tierra de ellos no tendrás heredad, ni entre ellos tendrás parte. Yo soy tu parte y tu heredad en medio de los hijos de Israel. 21Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. 22Y no se acercarán más los hijos de Israel al tabernáculo de reunión, para que no lleven pecado por el cual mueran. 23Mas los levitas harán el servicio del tabernáculo de reunión, y ellos llevarán su iniquidad; estatuto perpetuo para vuestros descendientes; y no poseerán heredad entre los hijos de Israel. 24Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad. 25Y habló Jehová a Moisés, diciendo: 26Así hablarás a los levitas, y les dirás: Cuando toméis de los hijos de Israel los diezmos que os he dado de ellos por vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos en ofrenda mecida a Jehová el diezmo de los diezmos. 27Y se os contará vuestra ofrenda como grano de la era, y como producto del lagar. 28Así ofreceréis también vosotros ofrenda a Jehová de todos vuestros diezmos que recibáis de los hijos de Israel; y daréis de ellos la ofrenda de Jehová al sacerdote Aarón.

Dos puntos en estos versículos: 1) se repite que el diezmo será a “los hijos de Israel” y 2) que por tres veces se repite que los levitas no tendrán en posesión de tierra alguna. Así que si lo aplicáramos en la actualidad ningún líder podría contar con ni tan siquiera un terrenito; esto haciendo cumplir como lo estipuló Dios en la antigua Ley.

Aún más interesante es el siguiente pasaje:

2 Crónicas 31:

4Mandó también al pueblo que habitaba en Jerusalén, que diese la porción correspondiente a los sacerdotes y levitas, para que ellos se dedicasen a la ley de Jehová. 5Y cuando este edicto fue divulgado, los hijos de Israel dieron muchas primicias de grano, vino, aceite, miel, y de todos los frutos de la tierra; trajeron asimismo en abundancia los diezmos de todas las cosas. 6También los hijos de Israel y de Judá, que habitaban en las ciudades de Judá, dieron del mismo modo los diezmos de las vacas y de las ovejas; y trajeron los diezmos de lo santificado, de las cosas que habían prometido a Jehová su Dios, y los depositaron en montones. 7En el mes tercero comenzaron a formar aquellos montones, y terminaron en el mes séptimo. 8Cuando Ezequías y los príncipes vinieron y vieron los montones, bendijeron a Jehová, y a su pueblo Israel. 9Y preguntó Ezequías a los sacerdotes y a los levitas acerca de esos montones. 10Y el sumo sacerdote Azarías, de la casa de Sadoc, le contestó: Desde que comenzaron a traer las ofrendas a la casa de Jehová, hemos comido y nos hemos saciado, y nos ha sobrado mucho, porque Jehová ha bendecido a su pueblo; y ha quedado esta abundancia de provisiones. 11Entonces mandó Ezequías que preparasen cámaras en la casa de Jehová; y las prepararon. 12Y en ellas depositaron las primicias y los diezmos y las cosas consagradas, fielmente; y dieron cargo de ello al levita Conanías, el principal, y Simei su hermano fue el segundo.

Este pasaje nos muestra que cuando los ministros de Dios cumplen los mandatos que Él ha dado, el pueblo es bendecido y ayuda generosamente. Hasta Moisés tuvo que pedir que ya no dieran más de tanto que se tenía: Así se le impidió al pueblo ofrecer más; pues tenían material abundante para hacer toda la obra, y sobraba  (Ex.36:3-7). ¿Alguien oyó alguna vez a algún ministro pedirle a su congregación que deje de ofrendar? También el rey David, dio al pueblo la oportunidad de participar con ofrendas voluntarias; por la generosa aportación para el templo de Jerusalén:

1Cr.29:9:

“Y se alegró el pueblo por haber contribuido voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron a Jehová voluntariamente”. Como sabiendo lo que Pablo diría (“…todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios”) David exclama: 14”Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos.”

Hay mucha diferencia entre un sacerdote levita y un “levita espiritual” como se designan muchos líderes religiosos: 

 

Funciones de los levitas: 

Números 3:

5 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:  6 Haz que se acerque la tribu de Leví, y hazla estar delante del sacerdote Aarón, para que le sirvan,  7 y desempeñen el encargo de él, y el encargo de toda la congregación delante del tabernáculo de reunión para servir en el ministerio del tabernáculo8 y guarden todos los utensilios del tabernáculo de reunión, y todo lo encargado a ellos por los hijos de Israel, y ministren en el servicio del tabernáculo9 Y darás los levitas a Aarón y a sus hijos; le son enteramente dados de entre los hijos de Israel.  10 Y constituirás a Aarón y a sus hijos para que ejerzan su sacerdocio; y el extraño que se acercare, morirá. 

 

Entre las funciones entonces encontramos: hacer expiación por el pueblo, ser ofrecidos en ofrenda a Jehová, lavarse (rociar con agua, raparse la cabeza, lavar sus vestidos). Las tres clases de ofrendas y sacrificios que ellos hacían eran: la ofrenda de expiación, la oblación y el holocausto.

No se encuentra ni tan siquiera que los profetas pidieran el diezmo para ministrar que tenían más derecho que los mismos levitas, ahora, qué derecho tienen los llamados “levitas espirituales”. Los cristianos no tenemos una clase de sacerdocio levítico porque “todos vosotros sois hermanos” dijo Jesús (Mt 23,8). El ministro del evangelio no debe ser asalariado porque el “asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas” Jn 10,13.

Todos reconocen que la Ley ceremonial dictada por Moisés, los ritos y ordenanzas ceremoniales, fueron derogadas por Jesús, ¿por qué el diezmo que pertenece a esta Ley no ha sido derogado?

“Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso será lo que permanece” 2 Co 3:11.

“No como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquéllo que había de ser abolido” 2 Co 3:13.

“Al decir: ‘Nuevo pacto’, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer” Heb. 8:13.

“Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley? Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre. Pero el de la esclava nació según la carne; mas el de la libre, por la promesa. Lo cual es una alegoría, pues estas mujeres son los dos pactos; el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; éste es Agar. Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud. Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre” Gal 4:21-26.

En concreto el Antiguo Pacto era entre el pueblo de Israel y Jehová, que los bendecirían si guardaban su parte del Pacto y sino los maldeciría; era todo o nada. Nadie podía cambiar ese convenio, eligiendo y tomando lo que le gustara: “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos” Santiago 2:10. Quien quiera imponer el diezmo de la Ley Mosaica en otros también tendrá que apedrear a su hija o hijo rebelde: “Si un hombre tiene un hijo contumaz y rebelde, que no obedece la voz de su padre ni la voz de su madre, y que a pesar de haber sido castigado por ellos, con todo no les obedece, entonces su padre y su madre lo tomarán y lo llevarán ante los ancianos de su ciudad, al tribunal local. Entonces dirán a los ancianos de la ciudad: ‘Este hijo nuestro es contumaz y rebelde. No obedece nuestra voz; es un libertino y un borracho.  Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá”  Deuteronomio 21:18-21. Levítico y Números están llenos de preceptos a las cuales la mayoría de nosotros los cristianos no nos gustaría sujetarnos. Los embutidos estarían definitivamente prohibidos.  Si el esposo de una mujer muere sin tener hijos, su cuñado debería engendrarle hijos. Y aunque insista: “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos” Stg 2:10.

Acordémonos de lo que nos dijo Pablo: “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” Rom 8:2. Un pacto acarreó la muerte, y el otro siempre trae vida. Lea lo que dice Pablo sobre los diez mandamiento en 2 Corintios 3:4-18.

Notemos algo muy importante: en toda la Biblia se observa que el diezmo era dado por los propietarios de las tierras y de los animales; que era lo que se recibía como diezmo. Los sirvientes o jornaleros no diezmaban, ya que ellos tenían remuneración monetaria de lo cual no daban nada. También cuando se recorrían distancia muy largas y no se podía llevar el diezmo en especies por la incomodidad se vendía todo y se llevaba el dinero y se compraba luego en el lugar, y hasta podían disponer de algunas cosas según dictara su corazón: “Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere, entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia.” Dt 14:24-26.


En el Nuevo Testamento, lo relativo al diezmo casi no aparece:

En Lc.11:42 Jesús reprende a los fariseos hipócritas y les dice: “¡Ay de vosotros fariseos! Que diezmáis la menta, y la ruda, toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios”. Jesús está reprendiendo a los fariseos (que son israelitas y no cristianos), para reprocharles su hipocresía de preocuparse más por el diezmo, y no por la justicia y por el amor de Dios. Los fariseos cumplen la Ley con la mayor menudencia en cosas pequeñas, pero la quebrantan cuando se trata de exigencias de importancia. Exteriormente se muestran intachables, pero interiormente están muy lejos de cumplir verdaderamente la Ley. Los fariseos diezmaban “la menta, y la ruda, toda hortaliza; que no son los granos ni los frutos de los árboles de que habla Lev 27:30, sino eran hierbas usadas como especias aromáticas.

Los fariseos buscaban la aprobación de las personas devotas y evitar algún escándalo, pero su interior está sucio. A estos se les aplica la reprimenda que dirigió Jesús a los discípulos: “¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas.” (Lc 6:26).

En el pasaje paralelo de Mateo Jesús les dice a estos fariseos hipócritas: “Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, porque diezmáis la menta, y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello” Mt.23:23. Es decir, sin dejar de hacer la justicia, la misericordia y la fe, porque ellos se estaban preocupando únicamente de lo material, el diezmo. La enseñanza de Cristo en este pasaje es clara: ante este esmero para cosas tan mínimas, debería dar paso más fuertemente a un espero mayor por las cosas fundamentales. Pero no era así en los fariseos; hacían estas cosas “para ser vistos de los hombres” (Mt. 23:5). La práctica del diezmo era, pues, pura hipocresía. Jesús menciona el diezmo aquí para descubrir la hipocresía de los escribas y fariseos (judíos que todavía vivían bajo la Ley y estaban obligados a diezmar). El Señor no les está reclamando a los fariseos que diezmen; eso ya lo estaban haciendo; al llamarles “hipócritas” es porque solo están haciendo eso y olvidando lo más importante. Si tú diezmas y olvidaras lo que para el Señor es importante, serías igual que aquellos fariseos a los cuales el Señor llama “hipócritas”.

Con respecto a la misericordia Jesús nos enseñó: “¿Quién pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? Él dijo: el que usó de misericordia de él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y has tú lo mismo Lc 10:36-37. Así que debes preguntarte: ¿es un acto de misericordia darle el diez por ciento de tu salario a alguien que posee más que tú? ¿No sería algo injusto darle al que más tiene y negarle al que realmente necesita? Muchos cristianos creen que porque diezman y se congregan en su iglesia ya han cumplido con los mandamientos de Dios. Creen que porque cumplen con esto Dios los va a bendecir. Esto es lo que creen porque así es como los han condicionado a pensar. El problema que enfrentan estas personas es que son guiadas por líderes que están en oscuridad: ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello! (Mt:23:24) Hay que tener mucho cuidado y discernir porque Jesús dijo: “¡Ay de vosotros escribas y fariseos, hipócritas! Porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. Mt 23:15.

La Ley del diezmo del Antiguo Testamento fue quitada cuando Cristo murió en la cruz y no antes: “anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz” Col 2:14 y “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud” Ga 5:1 (leer también Stg 1:25; 2:12 y 2 Co 3:17). Su Nuevo Testamento no tenía validez mientras Cristo estaba vivo, sino que entró en vigor cuando derramó su sangre en la cruz: “Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna. Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive” Heb 9:15-17.

En Heb 7:5 se vuelve a señalar que el diezmo era de la Ley; dice textualmente “de la ley”: “Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley”. El diezmo era un precepto establecido en la Ley. En este mismo capítulo 7 de Hebreos indica también con mucha precisión que ahora en la gracia, no existen los sacerdotes levitas, porque  hubo un cambio de sacerdocio y de ley: “Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley” Heb 7:12.

Algunos distorsionan Hebreos 7:8 para hacer ver que los “hombres mortales” son los ministros de Cristo que reciben diezmos o que el “pero allí” se refiere a Cristo (allí = en el cielo) que hoy recibe diezmos. Pero al estudiar el contexto, es obvio que nada tiene que ver los diezmos para ministros o para Cristo. Los versículos 5 y 9 dicen que los que tienen mandamiento de tomar los diezmos son los hijos de Leví. Estos son los “hombres mortales” del versículo 8, no los ministros cristianos. La ley del diezmo era débil e ineficiente (Heb. 7:18) y el Nuevo Pacto con su ofrenda voluntaria anuló el diezmo y lo destinó a desaparecer: “Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.” (Heb. 8:13; 10:9). ¿Por qué retomar una ley inferior por la que Cristo murió para quitar? Acordémonos que cuando se escribió la epístola de los Hebreos todavía estaba en pie el templo y se seguía cumpliendo con lo que estipulaba la Ley; si se refiriera a los predicadores de al Iglesia el texto no armonizaría. 

Muchos dirán pero Jesús dijo: “No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir” (Mateo 5:17), pero aquí Jesús se refiere a su propia persona, Él sí cumplió toda la Ley, como ningún ser humano jamás. Y  cuando dice: “Cualquiera, pues, que anule uno de estos mandamientos, aún los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos” (Mateos 5:19), claramente se refiere a los 10 mandamientos, como se da a entender en los versículos posteriores. Luego Jesús enseña que toda la Ley y los profetas dependen de estos dos grandes mandamientos: “amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma y con toda tu mente” y “amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22: 37-40).

La obligación de dar el diezmo, siempre ha sido para los judíos, para los que están bajo la Ley. La única vez que se menciona el diezmo fuera de la Ley, y sólo fue una vez, fue cuando Abraham dio el diezmo de su victoria sobre los reyes que habían llevado prisionero a su sobrino Lot. Lo dio una sola vez, y no fue un pago mensual, vea que dice que “dio” en esa oportunidad el diezmo, pero jamás dice que “pagó el diezmo”. Está muy claro que estos bienes o despojos no eran de Abraham, eran de los reyes que había derrotado, no fue fruto de su trabajo ni de sus tierras. Pero también hay que acordarse de que por último Abraham no se quedó con nada, se lo dio todo a Melquisedec (“Que no tomaré ni un hilo, ni la correa de un calzado, nada de todo lo que es tuyo, para que no digas después: ‘Yo enriquecí a Abram’ ” Gen 14:23), y fue la única vez que dio algo, no se menciona en ningún otro pasaje que siguiera dando ni el diezmo ni ninguna otra contribución. Se ha de notar que no existe ninguna disposición en la Biblia para que alguien puede tomar el lugar de Melquisedec para exigir diezmos.

Génesis 14:

17 Cuando volvía de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban, salió el rey de Sodoma a recibirlo al valle de Save, que es el Valle del Rey. 18 Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; 19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; 20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

Cabe resaltar cuatro cosas:

1.     Es sabido que los cultos paganos de la antigüedad en la India, China, Grecia y Roma, practicaban el diezmo para su sustentación pero sin forzar a sus miembros a darlo. En las batallas los vencedores acostumbraban a entregar el diezmo del botín a los sacerdotes de los dioses por agradecimiento de estos dioses por haber hecho posible la victoria. Por ejemplo en Grecia, en el templo de Zeus se encuentra una inscripción, junto a una Gorgona Medusa que dice así: “El templo tiene un escudo de oro, y de Tanagra los lacedemonios y sus aliados lo ofrendaron, un regalo de argivos, atenienses y jonios, el diezmo por la victoria en la guerra[1][1]. Así vemos que era una práctica común entre los vencedores de las batallas de guerreros que no conocían más que a dioses paganos, y acordémonos que Abram en ese momento no conocía todavía a Dios.

2.     Otro punto es que no es Abram el que va a entregar el diezmo al sacerdote Melquisedec como si quisiera darlo, sino es Melquisedec el que “salió” al encuentro de Abram. Y no es que salió a cobrar sino a bendecirlo.

3.     En toda la Biblia, y principalmente desde Génesis a Hebreos, únicamente en esta oportunidad se menciona que Abram entregó el diezmo, y acordémonos que Abraham vivió 175 años de los cuales no quedó registro de que los siguiera dando.

4.     El diezmo de Abraham no se usa como ejemplo en ningún lugar de la Biblia en apoyo del diezmo.

El v.2 de Hebreos 7 dice que Abraham le dio a Melquisedec “los diezmos de todo”, pero en Génesis 13:2 dice: “Y Abram era riquísimo en ganado, en plata y en oro”. Pero ¡que sorpresa! De toda esta grande riqueza Abraham no le dio a Melquisedec un pelo de su ganado ni un solo pedacito de su plata y oro; le dio los “diezmos del botín” v.4 de Hebreos 7. Este pequeño y único detalle basta para cambiar todo el panorama.

También debemos de acordarnos que Jacob, el nieto de Abraham, voluntariamente hizo un voto especial de dar el diezmo bajo ciertas condiciones; esto prueba que ellos no acostumbraban diezmar (Gen 28:22) y tampoco quedó registrado si Jacob cumplió su promesa o no, ya que talvez se preguntó ¿a quién darlo?, ¿dónde? y ¿para qué? y no halló contestación, y por ese motivo no quedó registro del cumplimiento de su promesa.

Estos son los únicos pasajes en todo el Nuevo Testamento en donde se menciona el diezmo; y fueron básicamente para reprender a los fariseos por hipócritas, y para recordar a Abraham cuando en una ocasión “dio” el diezmo. Así que nunca se pidió a ningún cristiano pagar el diezmo. En el sermón de la montaña, donde Jesús ratificó las verdaderas demandas de la Ley, no hizo ninguna mención al diezmo ¿se le habrá olvidado a Jesús ese detalle tan importante? Si el diezmo fuera una obligación para el cristiano ¿no parece extraño, que no se menciona ni una sola vez en todo el Nuevo Testamento? Entonces ¿por qué las iglesias piden el diezmo?

El dinero no tiene poder ni beneficio alguno para las bendiciones o dones de Dios: “Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero” Hch.8:20. Y cuantos hoy en día dan donaciones no por caridad sino por interés, para que les vaya bien en la vida (sanar, conseguir trabajo, solucionar un problema familiar o hasta amoroso).

El diezmo fue una práctica divina para sustentar a los sacerdotes levitas, y debía ser entregado en especies, nunca en dinero. Los judíos debían primeramente cumplir para luego recibir la bendición. Las bendiciones que recibían los judíos por primeramente cumplir con esta disposición fueron en cosas materiales: “y vendrá sobre ti estas bendiciones:…más tierras, más animales, más frutos, más hijos, más siervos” Dt 28:2. A diferencia de esto, ahora, no existe el diezmo ni la promesa de que recibiremos más prosperidad terrenal, todo lo contrario, ahora se nos pide que no nos hagamos de tesoros aquí en la tierra, sino en el cielo. Los primeros cristianos dieron todos sus bienes para repartirlos entre la Iglesia, pero ninguno de ellos llegó a ser rico.

Si alguien le dice que debe de pagar el diezmo, no estaría dando libremente como propuso en su corazón, sino que sería una imposición.

Veamos otros pasajes: “¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.” 1 Co 9:13-14. Muchos interpretan “así también” en el sentido de que el diezmo se ha de usar para pagarle al ministro del evangelio. Pablo ha explicado que el obrero es digno de su salario. Él hace la diferencia entre el obrero del templo que obtiene su alimento del altar, o sea el levita que tenían esta función a cargo, con el predicador del evangelio que vive del evangelio, similar a un profeta que nunca vivió del diezmo, y creo que tuvo más derecho que cualquier líder cristiano. El diezmo no se menciona como el medio de pago, ni se dice que el ministro del evangelio ha de obtener su alimento del altar. Además lea el v.12 donde Pablo habla no de que la congregación deba sostenerlo, sino de que es mejor sostenerse a sí mismo.

Pero que el “así tambiénhaga referencia a los levitas aludidos en el v.13; y que estos levitas recibieran el diezmo del pueblo de Israel, y que por lo tanto los ministros del evangelio deben recibir los diezmos del nuevo pueblo de Dios (los cristianos) no es un silogismo[2][2] válido. Primero al utilizar esto literalmente, las mujeres ministras no gozarían de tal privilegio tal como lo señala Pablo “todo varón entre los sacerdotes lo comerá” y deberían consumirlo dentro del edificio en que se congregan. Si la idea de los diezmos por parte de los levitas se equipara a la misma por parte de los ministros del evangelio, por analogía los ministros quedarían impedidos de ser propietarios siquiera de un metro cuadrado de tierra; ¡ah! y de cumplir el requisito de la circuncisión. En resumidas cuentas los versículos 12 y 18 nos dicen: “… no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo”; “… para no abusar de mi derecho en el evangelio.

Si aplicáramos los versículos 13 y 14 a los obreros del evangelio, ellos tendrían que comer su alimento como se registra en la Biblia: “Asimismo esta es la ley del sacrificio por la culpa; es cosa muy santa. En el lugar donde degüellan el holocausto, degollarán la víctima por la culpa; y rociará su sangre alrededor sobre el altar. Y de ella ofrecerá toda su grosura, la cola, y la grosura que cubre los intestinos, los dos riñones, la grosura que está sobre ellos, y la que está sobre los ijares; y con los riñones quitará la grosura de sobre el hígado. Y el sacerdote lo hará arder sobre el altar, ofrenda encendida a Jehová; es expiación de la culpa. Todo varón de entre los sacerdotes la comerá; será comida en lugar santo; es cosa muy santa.” Lev. 7:1-6.

Yo no creo que ningún ministro del evangelio obedezca esto, especialmente si es vegetariano. Entonces cómo sustentar a los obreros del evangelio: “Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.” 1 Tim. 5:17-18. Si Pablo les estuviera diciendo a los cristianos (judíos y gentiles recién convertidos) que dieran sus diezmos para los obreros del evangelio en vez de para los levitas, los judíos le habrían declarado la guerra a Pablo.

Así que nunca te traten de “maldito” por no diezmar ya que “todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas” (Ga 3:10), sabiendo que para el hombre es esto imposible “Porque cualquiera que guardare toda le ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos” (Stg. 2:10).

Sería bueno que reflexione los siguientes pasajes y se pregunte si usted es cristiano o fariseo: 

La ley fue dada a la nación de Israel (Ro:9:4)

La gracia fue dada para toda la humanidad (Ro:10:12-13)

La ley: haz esto y vivirás por ello
(Dt:27:26)

La gracia: cree y serás salvo (Hch:16:31)

Si no guardas la ley eres maldito (Gál:3:10b)

Cristo nos redime de la maldición (Gál:3:13)

Bajo la ley vives por las obras (Gál:3:12)

Bajo la gracia vives por fe (2Co:5:7)

En la ley estás bajo maldición (Gál:3:10a)

En la gracia estás bendito con toda bendición espiritual (Ef:1:3)

Bajo la ley debías ir a la casa de Dios (el edificio)con tus diezmos y ofrendas. (Mal:3:10)

Bajo la gracia no existe tal edificio adonde puedas llevar tus ofrendas, sino que cada creyente forma parte de la casa de Dios
(1Co:6:19; Ef:2:21-22;1Ti.3:15; etc.)

 

Guardar la Ley es algo que ofende a Dios, porque las obras de la Ley son obras muertas, (Heb 6:1) es decir, obras de mera ceremonia.


Entonces cómo se financia la iglesia si no debe de ser con el diezmo; acordémonos que Pablo dijo: “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad (por ejemplo, para ser sanado o conseguir algún otro favor), porque Dios ama al dador alegre” 2 Cor 9:7 (leer 2 Corintios 8:1-12). En 1 Cor 16 añade: “cada primer día de la semana (el Domingo) cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado”. Los fondos recaudados pueden ser usados para socorrer a los necesitados: “Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén.” Romanos 15:26 y para suplir las necesidades de los ministros del reino (Filipenses 4:10-20).

También recordemos que los primeros cristianos estaban en la obligación de dar hospedaje a los ministros de la Palabra: “Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a los hermanos, especialmente a los desconocidos, los cuales han dado ante la iglesia testimonio de tu amor; y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios, para que continúen su viaje. Porque ellos salieron por amor del nombre de El, sin aceptar nada de los gentiles. Nosotros, pues, debemos acoger a tales personas, para que cooperemos con la verdad.” 3 Juan 5-8 (Hechos 6:14-15; 18:1-3,7). Además cuando Cristo envió a los doce y luego a los setenta, no les enseñó a cobrar diezmos sino a quedarse en los hogares de los justos y a comer lo que les pusieran delante (Mateo 10:5-15; Lucas 10:1-12).

Muchos que leen esto ahora mismo, seguramente se asombrarán de lo poco que conocían referente al diezmo en las Sagradas Escrituras.  Ahora lo sabe.  Ahora es responsable de lo que sabe.


En resumen hasta aquí:

1-     El diezmo fue mandado por Dios entregarlo en productos a los sacerdotes levitas, nunca en dinero, porque estos no podían poseer propiedades y para que no hubiera corrupción.

2-     El diezmo “era” de la Ley (Mt23:23), “según la ley” (Heb 7:5).

3-     En la Gracia debemos ofrendar todos los domingos, libremente, como cada uno propuso en su corazón, sin que tu mano izquierda sepa lo que ha dado tu derecha.

El verdadero cristianismo se basa en lo que Dios ha dicho, jamás en lo que no ha dicho. Hoy muchos dicen: “Muéstrenme un versículo de la Biblia que prohíba cobrar el diezmo” pero sería lo mismo que un drogadicto se justificara diciendo que no existe en la Biblia un versículo que prohíba la marihuana.

Aprendamos a dar libremente y por amor, sin esperar nada a cambio; hagámoslo sin que la mano izquierda sepa lo que ha dado la derecha. No debes de esperar nada a cambio, porque no se puede “comprar” el favor de Dios. A Dios no lo podemos manipular, menos con algo como el dinero. Posiblemente llegue a dar lo mismo que el diezmo o más, pero la gran diferencia está en que no será una carga impuesta y ahí sí vendrán recompensas por parte de Dios. No te engañes pensando que el diezmo que hoy das es tu ofrenda al Señor, porque estarías participando de un mandado impuesto por hombres; acuérdate que lo que dispuso el Señor para la Iglesia fue la ofrenda y no el diezmo que era de la Ley.

No sea cómplice de algo que no ha mandado el Señor, porque usted deberá dar cuenta un día de cómo ha gastado lo que el Señor le ha confiado.

2 Pedro:

2:1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 

2:2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,

2:3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme. 

 


Los judíos en la actualidad no diezman

 

Los Rabinos Judíos, quienes en teoría deben de conocer y saber aplicar mejor Ley Mosaica, no cobran diezmos porque ellos saben que únicamente los Levitas pueden cobrar el diezmo.  A causa de la destrucción de los archivos genealógicos en la destrucción del Templo en el año 70 d.C.,  ellos no pueden identificar a los verdaderos Levitas.  Usan un sistema diferente para sustentarse económicamente que trata de tantos dólares por cada asiento en sus sinagogas y así poderle dar mantenimiento y sostenerse económicamente. Entonces, ¿podría algún líder probar que es descendiente directo de Arón para tener el derecho de pedir el diezmo (aunque el que piden ahora no es en especies sino monetario)?

De hecho presento a continuación comentarios de judíos sobre el diezmo: 

«El mandamiento del diezmo no es obligatorio actualmente, pues no contamos con el Templo de Ierushalaim/Jerusalén, y el diezmo es uno de los preceptos que para cumplirse como el Señor lo mandó es imprescindible su existencia y funcionamiento.»

«El apartar el diezmo (diez por ciento de los ingresos brutos anuales), y entregarlo como caridad, es un mandamiento que el Señor ha dictado en exclusividad para los miembros de la nación judía, en tiempos en que el Templo estaba en funcionamiento.»

 


Qué acerca de la limosna

imagen 

La limosna era muy practicada por los creyentes, los cuales eran temerosos de Dios y muy generosos: “Había en Joppe una discípula llamada Tabitá, que quiere decir Dorcás. Era rica en buenas obras y en limosnas que hacía. Hch 9:36  y piadoso y temeroso de Dios, como toda su familia, daba muchas limosnas al pueblo y continuamente oraba a Dios. Hch 10:2.

La limosna era junto con el ayuno y la oración uno de los pilares de la vida religiosa según nos lo enseñó Jesús (Mt 6:1-18). Y vemos que Jesús pide que “cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Hch 6:3-4. En estos versículos si recibiremos bendiciones si lo aplicamos como Jesús nos lo enseñó: dando limosna, sin interés alguno, “y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos.” Lc 14:14.

Con Cristo nunca hubo diezmo sino limosna y mucha caridad: “Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.” Lc 19:8. Acuérdate que eres cristianos, seguidor de Cristo y no de Moisés. Aunque es mucho más duro seguir a Cristo o mejor dicho cumplir sus mandatos, pero debemos de hacerlo: “Porque siempre tendréis pobres con vosotros…” Mt. 26:11 y nadie se despoja de todo para entregarlo: “Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas” Hechos 2:44

Repasemos otros pasajes para ver qué fue lo que nos mandó Jesús a hacer con nuestro dinero: “Pero dad limosna de lo que tenéis, y entonces todo os será limpio.” Lc 11:41; “Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye.” 12:33; “Jesús, oyendo esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.” 18:22. Así hizo Jesús que “siendo rico se hizo pobre por vosotros a fin de enriqueceros con su pobreza” 2 Cor. 8:9.

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)


¡POR DAR MI DIEZMO A UNA HERMANA EN CRISTO MUY POBRE, FUI REPROCHADO POR MI PASTOR!

 

¡Una historia Increíble, aunque no poco frecuente!

 

 

Estimado hermano en Cristo, con toda sinceridad mi deseo es que Dios cuide de usted y le siga iluminando su mente para que continúe escribiendo estos importantes artículos.

 

Yo soy un cristiano convertido de una Iglesia “X”, y tenemos doctrinas conservadoras que guardamos, aunque antes mi iglesia era aún más tradicional, pero ahora algunas de las iglesias de esta misión están cambiando mucho.

 

Yo quería pedirle el favor que me mande algunas explicaciones con respecto a lo siguiente: Últimamente he leído muchos artículos suyos y algunos otros más por allí, y gracias a ellos llegué a notar algunas falencias en la iglesia a la cual asisto. Una de ellas es el asunto del diezmo para el salario del pastor y otros gastos.

 

En la iglesia donde me congrego, últimamente hasta se ponen sobres con los nombres de los miembros para que den sus diezmos, y yo, durante algún tiempo, también estuve diezmando. Pero quiero contarle esto que sucedió hace poco conmigo, y lo que me dijo el pastor de la iglesia por el hecho. Sucede que un día en que mi esposa y yo apartamos el diezmo para darlo a la iglesia, llegó una madre cristiana muy pobre con sus 3 hijos a la congregación y comentó algunas necesidades que debía cubrir,  como era el tratamiento de la enfermedad de una de sus pequeñas hijas, entre otras cosas. Yo, movido a misericordia, decidí dar a tal hermana todo mi diezmo que había dispuesto en mi corazón para la iglesia, para que ella pudiera dar de comer a sus hijos en ese día y para que pudiese comprar medicinas para su hijita enferma. Conmovido por esta situación, por la noche le pedí al pastor que deberíamos ser más misericordiosos con los hermanos de más bajos recursos, y le comenté el asunto de la hermana que había venido por la mañana a la iglesia con esa gran necesidad. Le expliqué que yo tomé el diezmo que debía depositar en el altar, y decidí por motu proprio dárselo a esta hermana. Y grande fue mi sorpresa cuando el pastor casi me reprendió diciéndome que cómo podía yo haber hecho tal cosa…. que el diezmo es sagrado y que yo no puedo disponer como yo quiera de él. Además, me dijo que con mis ofrendas podría hacer lo que yo quiera, pero no con el diezmo. Fue desde entonces que comencé a indagar al respecto, preocupado por tal legalismo.

 

Así que ahora, después de haber leído la palabra de Dios, y los estudios con respecto al diezmo, estoy completamente convencido de que definitivamente la ley fue para el pueblo de Israel antes de la venida de Cristo… y ahora con tal conocimiento, de vez en cuando comparto con algún hermano de la iglesia respecto a mi posición sobre el diezmo y se sorprenden de lo que les digo…que yo ya no doy mis diezmos.

 

Recientemente un pastor muy reconocido en la misión, que sin duda ha levantado dos iglesias relativamente grandes, fue a predicar a la congregación donde yo me congrego, y nos llamo “cristiano ladrones” si no dábamos nuestros diezmos… y créame que yo estaba tan triste al oír decir esto a este hermano, que faltó muy, pero muy poco, para ponerme de pie delante de toda la congregación y decirle que con qué autoridad él nos acusaba de ladrones… pero después pensé y me dije que tal vez sería un tropiezo para muchas hermanos nuevos, y me abstuve de protestar.

 

Ahora lo que yo le pido es que me aconseje cómo debo yo proceder ante los predicadores que nos enseñan sobre el diezmo y que nos acusan de ladrones.

 

Desde ya, muchas gracias, Apologista.

Su hermano en Cristo 

 

Respuesta:

Sin duda, lo que le dijo su pastor denota una carencia de amor y preocupación por su feligresía. Y créame que la llamada de atención de su pastor por su acto de amor no es porque usted trasgredió un mandamiento divino, sino porque su bolsillo (el del pastor) en alguna medida se vio afectado con menos billetes para gastar en sabe Dios qué cosas.

Parece que el Pastor se olvida que aquel que no provee para los que son de la fe, es peor que un incrédulo, pues muchas veces a los que llamamos incrédulos suelen ser más compasivos que muchos que se hacen llamar cristianos. Jesús espera que cada uno sea compasivo y dé de su dinero a los pobres. El diezmo ya no está vigente hoy, como usted muy bien lo ha podido comprobar en los estudios que ya están publicados en mi blog. Recuerde que la Biblia manda a compartir con los más necesitados según haya prosperado cada uno.

Sin duda, las iglesias implantan el diezmo porque resulta más “rentable” que sólo recibir migajas en forma de ofrendas. Generalmente las ofrendas son mucho menos “jugosas” que los diezmos, y no cubren los gastos de la iglesia, empezando con los sabrosos salarios de los pastores. Sin embargo, la práctica del diezmo según el AT no tenía nada que ver con el 10% del sueldo mensual, o con dinero en efectivo, sino con cosechas (¡y ojo que había dinero o monedas de valor en aquellos tiempos bíblicos!), y era sólo para la tribu de Leví, la única tribu Israelita sin herencia de tierra.

Acá en Perú, como en muchas partes del mundo hispano, y en Norteamérica, la práctica del diezmo ha hecho ricos a muchos predicadores, brindándoles una vida de millonarios como si el reino ya estuviera presente y establecido en la tierra. Realmente es un asco ver cómo las iglesias sacan dinero por los diezmos, ofrendas, y mil otros recursos que realmente si Jesús estuviera presente, él expulsaría a latigazos estos nuevos mercaderes de sus templos.

El problema que tiene usted es que su voz no será oída por toda su iglesia, y menos, por su pastor, el cual lo acusará de rebelde y “ladrón” hasta que usted se aburra y se vaya para siempre de la iglesia. Recuerde esto, aunque algunos lo apoyarán “por debajo de la mesa”, finalmente será el pastor y sus secuaces quienes saldrán ganando e imponiendo su autoridad, porque jamás abandonarán la práctica del diezmo que les reporta jugosas entradas al “alfolí” (es decir, a la cuenta del pastor o pastores en el Banco Santander, o en el Bank of America). A usted no le quedará otra cosa que mantener la boca cerrada, o irse a su casita misma para adorar al Señor como lo hacían los primeros cristianos (Vea Filemón 2). Y le diré algo más: al menos los Adventistas del Séptimo son más consecuentes con la guarda del diezmo junto con el Sábado que los mismos evangélicos, quienes se resisten a guardar el sábado alegando que es un mandato obsoleto o abolido, pero cuando se trata del diezmo, ¡Ah, no…eso sí está vigente por los siglos de los siglos…Amén!

Creo que finalmente a usted sólo le quedarán dos alternativas: Seguir en su iglesia sin dar el diezmo, pero soportando la crítica o indiferencia de sus líderes; o salirse de ella y buscar otra iglesia que no ponga en práctica el diezmo. Usted decide.

 

 

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

LA VERDAD DEL LLAMADO DIEZMO PRE-MOSAICO

 

Abraham y Melquisedec

 

Por Lic. Pablo Blanco

 

El diezmo de Abraham y de Jacob

Algunos de los defensores de la recaudación del diezmo exigible a los cristianos, buscando argumentos para defender su posición afirman que el diezmo no empezó en la ley mosaica porque Abraham pagó diezmos a Melquisedec antes de que la ley fuese dada (Gen. 14:20; Heb. 7:2-12). Y que también Jacob determinó dedicar a Dios el diezmo de sus bienes (Gen. 28:22). Vamos a tratar ambos casos, porque conviene que este asunto quede claro:

El relato de Génesis 14 es ciertamente ambiguo en detalles. Hay una guerra entre una confederación de cuatro reyes y otra de cinco reyes. Podríamos decir sirios contra palestinos. La primera confederación, la siria, derrota a la segunda en una batalla que tuvo lugar en las inmediaciones de Sodoma, y se llevaron como botín, junto a las riquezas de los vencidos, a Lot y a su familia que habían acudido en apoyo de los sodomitas. Avisado Abraham, junta a sus servidores, y con la ayuda de otros amigos (y posiblemente los siervos de éstos), persigue a los sirios hasta cerca de Damasco donde consigue derrotarlos y recuperar el botín de guerra así como los cautivos, entre ellos a su sobrino. De regreso de la campaña, Abraham se encuentra con dos reyes, Melquisedec, rey de Salém (mas tarde Jerusalén) y Bera, rey de Sodoma, y la situación aparece algo confusa, por lo que podemos acudir para nuestra ayuda al relato que hace el historiador Josefo (Antigüedades de los Judíos libro I, cap. X), que de alguna manera proporciona una exégesis del pensamiento rabínico de su época sobre este pasaje. Dice que Melquisedec abasteció generosamente al ejercito de Abraham dándole abundantes bendiciones. Y mientras se hallaban festejando la victoria- alabó a Dios por haber entregado en sus manos al enemigo. Abraham entonces le dio la décima parte del botín y él la aceptó. Al recibir jubiloso al victorioso Abraham, y por bendecirle en el nombre de Dios, el patriarca por su propia voluntad e iniciativa le hace partícipe del fruto de su victoria. Por su parte el rey de Sodoma dijo que se conformaba con que le devolviera a las personas y que retuviese las cosas, pero Abraham no quiso y, una vez deducida la parte que correspondía a sus aliados, le dio al rey de Sodoma todo lo que le había pertenecido antes de la batalla.

De esta historia podemos extraer algunas cosas. Primero, que Abraham ni antes ni después nunca más dio diezmos a nadie. Segundo, que entregó de los bienes de esta campaña concreta, no de los bienes obtenidos cotidianamente por su trabajo y hacienda. Tercero, que lo hizo por propia iniciativa, no por precepto de Melquisedec, ni tampoco divino, sino que viendo que Melquisedec servía al mismo Dios y ofrecía sacrificios como sacerdote quiso participar en tales sacrificios, cumpliendo aunque en una forma ignorada por él, pero ciertamente profética, como un tipo del sacerdocio levítico, pues como dice Hebreos, a pesar de que Leví no había nacido, en el propio Abraham estaba su raíz ó simiente, y en su pacto, el pacto mosaico. Así pues, este diezmo aún en su parte más espiritualizada es solo asimilable al pacto mosaico, pero no a la iglesia.

El caso de Jacob es más sencillo. Jacob tras la experiencia de Haram, hizo un voto personal condicionado, una promesa que tenía dos partes. Si Dios le guardaba en el viaje y llegaba con bien a su destino, él apartaría de sus bienes un diez por ciento para Dios. Esta es una forma típica de la carne y no del Espíritu, pero aun de todas formas este voto no representa más que otra decisión personal y libre. Este tipo de votos es igualmente típico del viejo pacto: la contraprestación. Los votos implicaban ofrendas materiales a cambio de que se nos otorgue alguna petición de bendición material cumplida. Pero en el nuevo pacto, el que está presidido por la gracia y el amor ágape, tales promesas están absolutamente fuera de lugar. Dios merece nuestra gratitud, adoración y alabanza no por los regalos materiales y bendiciones que hace a sus hijos, sino porque nos ha amado primero, cuando éramos enemigos, nos reconcilió y nos adoptó como hijos, y ese amor no se basa en contraprestaciones. Si creemos que alguien necesita algo de nosotros, debemos actuar y dar sin negociar con Dios nuestra caridad a cambio de un beneficio personal. De todas y volviendo al tema de Jacob, tampoco nadie sabe cómo se cumplió su parte del trato ni bajo qué forma hizo llegar a Dios tales bienes prometidos ni durante cuánto tiempo, probablemente fuese mediante sacrificios cruentos en un altar.

 

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

El Concepto Bíblico Detrás del Diezmo

 

 

Dar diezmos fue ordenado conforme a la Ley Mosaica a la nación de Israel. A  los israelitas les dijeron dar un décimo de todo lo que ellos tenían al Señor para ser Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a Jehová”  (Levítico 27:32). A Consecuencia de la observancia de la Ley, el Señor aseguraría la prosperidad de los Hebreos.

 

 

En cuanto al diezmo hoy, los cristianos no han sido mandados a diezmar, tampoco les ha sido prometida la prosperidad como fue con Israel. Los cristianos no están bajo el Pacto de la Ley dado a los Hebreos, porque aquel pacto fue clavado en la cruz — y vino a su fin para aquellos que han aceptado a Cristo. Cuando el Apóstol Pablo dijo, “Porque la Ley era nuestro ayo para llevarnos a Cristo, para que pudiésemos ser justificados por la fe. Pero después de que aquella fe ha venido, ya no estamos bajo ayo [conforme a la Ley]. ”(Colosenses 2:14; el Gálatas 3:24, 25). Por lo tanto, no había ninguna ley del diezmo dado a los Cristianos. Los cristianos están bajo la ley del espíritu de amor—un espíritu de dar que no esperaría nada a cambio. Mateo 22:36-40.

 

Más importante que el dinero, Dios desea nuestros corazones, nuestro tiempo, nuestros talentos. Él dice, “Hijo mío, dame tu corazón…” (Proverbios 23:26). La vida y el ser enteros del Cristiano son dados a Dios — no sólo un décimo — y él debe ser entonces un administrador sobre todo su tiempo y posesiones, y ser usado en el servicio de Dios cuando la oportunidad se presenta. Esto no significa dar todo a una organización eclesiástica, que puede o no puede hacer buen uso de ello. Esto significa que deberíamos determinar por nosotros mismos cómo usar mejor nuestro tiempo, dinero, y talentos en el servicio del Señor. A cambio, el administrador fiel recibirá bendiciones espirituales y una recompensa de Dios.

 

¿Pero por qué promueven hoy las iglesias el diezmo si no es requerido por Dios? El diezmo se hizo común en la iglesia cristiana para financiar las grandes catedrales y sostener la organización compleja del clero. Aunque algo del dinero fue puesto a un uso bueno, había también mucha corrupción en esta práctica. “Sus jefes juzgan por cohecho, y sus sacerdotes enseñan por precio, y sus profetas adivinan por dinero” (Miqueas 3:11). “Sí, ellos son perros avaros que nunca pueden tener bastante, y ellos son pastores que no pueden entender: todos ellos ven su propio provecho, cada uno por su ganancia…” (Isaías 56:10, 11).

 

La súplica por dinero de diezmo hoy no parece diferente, cuando los predicadores solicitan dinero para continuar su evangelización de TV o para el funcionamiento de sus mega iglesias. En contraste, Jesús y sus discípulos nunca pidieron dinero para apoyar la obra del Señor. Ellos sí recibieron, sin embargo, contribuciones voluntarias de aquellos que apoyaron sus esfuerzos. Sí, requiere realmente de dinero y voluntarios para extender el mensaje de Evangelio hoy, pero deberíamos seguir el ejemplo de la iglesia temprana que no tenía a ministros pagados, edificios caros, y gastos organizativos grandes que van lejos más allá de la simple difusión del Evangelio.

 

www.elevanegeliodelreino.org

 

www.yeshuahamashiaj.org

¿LE PIDEN EL DIEZMO EN LA IGLESIA DONDE USTED SE CONGREGA?

 

 

Recomiendo este sitio web sobre las sectas y cultos. Es excelente

 

http://www.vrg.us/Luevano/Escritos/sectasportada.htm

 
 
 

 

INTRODUCCIÓN

 

¿Le piden el diezmo en la iglesia donde usted se congrega? Sé que gran mayoría de los que leen este artículo responderán que sí, que en la iglesia donde ellos se congregan les piden el diezmo cada domingo. Sin embargo, la respuesta positiva que muchos de ustedes dan, tiene varias implicaciones doctrinales con respecto a obedecer la voluntad de Dios.

I. EL DIEZMO QUE LE PIDEN NO ES BÍBLICO.

¿Cómo es posible? ¿Acaso la Biblia no enseña el diezmo? Sí, la Biblia habla del diezmo, pero no de aquel diezmo que a usted le están pidiendo en la iglesia donde usted se congrega. Note por favor los siguientes textos bíblicos.

1. El diezmo era una ley para los judíos (Dt. 1:1; 13:11; 14:22). ¿Es usted judío? ¿Está usted bajo la antigua ley? Si no es así, luego, el diezmo que le están pidiendo es algo que Dios no ha pedido al cristiano. Tales congregaciones, como a la que usted está asistiendo, le están imponiendo una ley que Dios no le ha impuesto. ¿Rige usted su fe, según la voluntad de Dios, o según mandamientos de hombres? Ese diezmo que le piden en la iglesia, es un mandamiento de hombres, ya que, Dios nunca ha mandado que usted dé el diezmo.

 

2. El diezmo se entregaba cada año (Dt. 14:22). ¿Cada cuando le piden el diezmo en esa iglesia? ¡Cada semana! Pero, ¿enseña la Biblia un diezmo dominical? Busque en su Biblia, busque si ella enseña que el diezmo se daba, o se debe dar, cada domingo. No encontrará el libro, ni el capítulo, ni el versículo que enseña tal cosa. Estimado lector, le están engañando. Claro, usted que ama tanto a sus líderes, no puede creer esto, no puede creer que ellos le estén engañando, pero la triste realidad muestra ese hecho irrefutable. Desde luego, quizás sus líderes también están viviendo en el mismo engaño, ya que, este engaño del diezmo es todo una herencia que se ha ido transmitiendo a través de los años en muchos de  aquellos que desean conocer la voluntad de Dios. Si usted no encuentra el texto que enseñe el diezmo dominical, luego, usted está haciendo algo que la Biblia no enseña.

 

3. El diezmo era para los sacerdotes levitas (Nm. 18:21, 22). ¿Entrega usted su diezmo, para el sostenimiento de levitas? En Nehemías leemos, “y el diezmo de nuestra tierra para los levitas” (Neh. 10:37; 13:4 )¿Acaso hay “levitas” en esa iglesia en donde usted se congrega? Y si no los hay, luego, ¿quien se está gastando ese dinero? La Biblia enseña que el diezmo es para los Levitas, pero si alguien más está usando ese dinero, ¿cree usted que está haciendo algo que la Biblia enseña? Muchos en nuestros días creen que sí hay levitas en la iglesia, término que aplican a los músicos, o a los pastores, pero nada de esto lo justifica la Biblia, ya que, fue el apóstol Pedro quien enseñó, por inspiración divina, que todo creyente es un sacerdote (1 P. 2:9), no habiendo así dos sacerdocios en la iglesia, o un sacerdocio especial. ¿No cree que esto es suficiente, para darse cuenta que el diezmo que le están pidiendo, no se ajusta a la Palabra de Dios?

 

4. Según la ley, también se daban diezmos para las viudas, los pobres y los extranjeros (Dt. 14:28, 29), ¿Ahora usted puede darse cuenta que el diezmo no era para los evangelistas, o para los “pastores” de alguna iglesia, luego, ese diezmo que le están pidiendo no es bíblico.

 

II. LAS ESCRITURAS SE USAN MAL PARA PEDIRLE EL DIEZMO.

 

1. Dicen que como todos somos hijos de Abraham, luego, si Abraham diezmó antes de la ley, nosotros también debemos diezmar (Génesis 14:17-24 y Hebreos 7:4). Pero, dígame usted, estimado lector, ¿cuántas veces diezmó Abraham? ¿Solamente diezmó una vez, o durante toda su vida? Si usted lee en su Biblia notará que Abraham diezmó una sola vez. ¿Diezma usted una sola vez en toda su vida? ¿Verdad que no?  Otro punto importante es este, ¿Daba diezmos Abraham los domingos? ¿Lee usted tal cosa en la Biblia? Si no lo lee, ¿no se están usando mal las Escrituras, al tomar únicamente la acción de Abraham, cuando dio un diezmo, y luego solicitarle a usted diezmos dominicales, durante toda su vida? Por cierto, ¿a quién dio el diezmo Abraham? ¡A un sacerdote! ¿Entrega usted sus diezmos dominicales, que le pedirán durante toda su vida, a un sacerdote? ¿No es acaso el “pastor” quien se queda con esos diezmos? ¿No ve usted, amigo, que están torciendo las Escrituras, para sacarle dinero? Un tercer punto que debemos considerar es este, ¿Lee usted en su Biblia, que Abraham entregó el diezmo de “sus bienes”, o de “su trabajo”? No, sino que entregó estos diezmos “del botín”, según lo explica Hebreos. Pero, ¿de quien era ese botín? Lea el texto de Génesis 14:23 y encontrará ahí la respuesta; luego, ¿no están usando mal las Escrituras para pedirle su diezmo?

 

2. Dicen que el ejemplo de Abraham puede ser tomado hoy en día, porque tal evento ocurrió antes de la ley. Y aquí está precisamente la inconsecuencia de quienes le dicen eso para pedirle su diezmo. ¿Cuántas otras cosas existían antes de la ley, pero que sin embargo, los predicadores pro diezmos se niegan a practicar? Antes de la ley se ofrecían sacrificios, tal como lo narra Génesis, capítulo 15, que dicho sea de paso, fue Abraham quien llevó a cabo tales sacrificios. ¿Le piden a usted que ofrezca sacrificios en la iglesia? ¿No se está usando mal la Palabra de Dios, al solicitarle diezmos a causa del ejemplo de Abraham y por ser algo que sucedió antes de la ley, pero le dicen que no es correcto ofrecer sacrificios de animales, aún cuando fue el mismo Abraham quien lo hacía, y lo hacía antes de la ley?

 

3. Usan mal el libro de Malquías 3:10 para pedirle su diezmo. He estado en iglesias donde, a la hora de recoger dinero, los pastores o predicadores le piden a la gente que lea y medite en lo que dice dicho libro, y luego les dicen, “Hermanos, no robemos a Dios, traigamos nuestro diezmo para que el nos bendiga”. Pero, ¿acaso enseña Malaquías que los cristianos deben diezmar? No, tal enseñanza era para los judíos. Lea usted Malaquías 1:1, ¿contra quien era la profecía de Malaquías? ¿Contra la iglesia? ¿Contra los cristianos o “contra Israel”? ¿Lo ve? Usted ahora sabe que tales palabras eran para “una nación” (Mal. 3:9) en particular, y no para la iglesia del Señor.

 

4. Usan mal Mateo 23:23, afirmando que Cristo dice que no se debe dejar de dar el diezmo; por tanto, debemos darlo hoy. Nada mas lejos de la verdad. Dígame, estimado lector, ¿con quien estaba hablando Cristo? Bueno, ¿quiénes, entonces, no deberían dejar de diezmar? ¿Los cristianos o los judíos? ¡Correcto!, los judíos, como estaban bajo la ley de Moisés, la cual no fue abrogada sino hasta la muerte de Cristo, tenían que cumplir con dicha ley. Pero, otra vez, ¿le piden a usted el diezmo de la “menta”, el “eneldo” y el “comino”? Si este texto enseñara el diezmo, de seguro no es el diezmo de dinero, sino de aquel que se enseña, precisamente, en la ley de Moisés.

 

5. Enseñan mal Hebreos 7:1-10. Dicen que así como Abraham dio diezmos a Melquisedec, así nosotros damos diezmos a Cristo.  Pero, quienes enseñan tal cosa, ya están cayendo en el error del papa católico, quien se dice “Representante de Cristo en la tierra”, ¿por qué? Bueno, pregunte a los pastores que piden el diezmo, “¿A quién le damos el diezmo, a Cristo o a usted? Ahora verá qué le responden, y notará que son igualitos que el papa.  Ahora, ¿enseña el texto que debemos diezmar los cristianos? No. Lea bien el texto. Todo lo que prueba el pasaje, es que, el sacerdocio de Cristo es superior al de Leví, ¿por qué? Porque Cristo es sacerdote, según el orden de Melquisedec, y si Abraham dio diezmos a Melquisedec, en Abraham pagó los diezmos también Leví, luego, ¿cuál sacerdocio es superior y eterno? ¿Cuál sacerdocio fue bendecido? ¿Cuál es, pues, el mayor? Usted sabe la respuesta. También debemos mencionar que los “hombres mortales” que reciben diezmos, son los levitas y no los predicadores de ese tiempo. En esos días el Templo judío aún no era derribado y los Levitas seguían haciendo su labor como sacerdotes y recibiendo los diezmos del pueblo que aún no obedecía el evangelio. Ahora, es verdad que somos hijos de Abraham, pero no porque él dio diezmos, nosotros también tengamos que darlos. Él también sacrificó animales, ¿por eso debemos sacrificar animales también nosotros?

 

III. ENSEÑAN COSAS QUE NO ESTÁN EN LA BIBLIA PARA PEDIRLE EL DIEZMO.

 

1. En el libro, “El Principio del diezmo”, leemos, “Debemos hacer una clara distinción entre el principio del diezmo y la ley del diezmo…” (Pág. 11)Pero, ¿lee usted en la Biblia de tal clase de distinción? En ella podemos leer de la ley del diezmo (Dt. 14:22), pero, ¿donde se habla del “principio del diezmo”? ¿Acaso lee usted del “principio de la circuncisión” y “la ley de la circuncisión”? Esto tendría que ser así porque la circuncisión, como el diezmo, “..ya estaba operando desde mucho antes que Moisés estableciese la ley..” (Ídem) de la circuncisión.

 

2. La Biblia no enseña que se deba diezmar “dinero”. Según la Biblia, los diezmos consistían de productos agrícolas o de la ganadería (Dt. 14:22, 23; Lv. 27:30, 32; Mal. 3:10b). Claro, dirán que el diezmo consistía de estas cosas porque no había billetes; sin embargo, le engañarán, ya que, desde tiempos muy antiguos había dinero (Gn. 47:13-18). De hecho, según la Biblia Reina Valera 1960, la palabra dinero aparece 130 veces, en 115 versículos. ¿No es esto otra prueba más, de que le están enseñando algo que la Biblia no enseña, es decir, que hay que diezmar dinero?

 

3. Busque en su Biblia y responda, ¿era el diezmo para comprar comida, o más bien era algo que se comía? Dice Deuteronomio 14:23, “Y comerás… el diezmo”. ¿Era el diezmo para comprar alimentos, o más bien este era alimento? Pregunte al texto de Malaquías 3:10 y él le dará la respuesta; pero una vez obtenida la respuesta del texto, otra vez notará que le están enseñando algo que la Biblia no enseña. Y si los supuestos “pastores” de tales iglesias niegan esto, pregúnteles para que quieren el diezmo.

 

4. ¿Lee usted en la Biblia, que los diezmos se depositaban en una bandejita, en una charolita o en una cajita? Malaquías 3:10, manda, “Traed todos los diezmos al alfoí”. El “alfolí” no era una bandejita, o una charolita, o una cajita, sino un granero. Compare usted estas dos versiones bíblicas para que vea que no le mentimos: “Y él dijo: Si no te salva Jehová, ¿de dónde te tengo de salvar yo? ¿del alfolí, o del lagar?” (2 Reyes 6:27 – Reina Valera 1909) – “Y él dijo: Si no te salva Jehová, ¿de dónde te puedo salvar yo? ¿Del granero, o del lagar?” (2 Reyes 6:27 – Reina Valera 1960). Como ve, los “pastores” que le piden el diezmo, no enseñan, ni obedecen lo que dice la Biblia.

 

CONCLUSIÓN.

 

¿Le piden el diezmo en la iglesia donde usted se congrega? Si es así, qué bueno que se ha tomado el tiempo para comparar lo que le están pidiendo que haga y lo que dice la Biblia. ¿A quién se sujetará usted? ¿Obedecerá usted lo que le están diciendo en esa iglesia, o lo que dice la Biblia? No se deje engañar, no permita que le guíen con doctrinas humanas, con mandamientos de hombres que solamente conducen a desobedecer a Dios y al castigo eterno.

 

Si desea conocer más sobre este tema, o si desea ayuda para las decisiones que usted deberá de tomar ahora que se ha dado cuenta que la iglesia  a donde asiste no se conforma a la Palabra de Dios, comuníquese con nosotros, estamos listos para servirle y para responder a todas sus preguntas. ¡Hágalo hoy mismo!

Lorenzo Luévano Salas

 

www.elevangeliodelreino.org (Inglés y Español)

REFLEXIONES DE IRENEO DE LYON, JUSTINO MÁRTIR Y TERTULIANO SOBRE LOS DIEZMOS Y LAS OFRENDAS

 

IRENEO, JUSTINO, TERTULIANO

 

“Por lo tanto no necesitamos de la ley como pedagogo; he aquí que nosotros hablamos con el Padre y estamos en su presencia convertidos en niños sin malicia y afincados en la justicia y honestidad. La Ley, en efecto, no afirmará más: (…) no exigirá los diezmos de quien ha consagrado a Dios todos sus bienes y ha dejado padre, madre y toda su familia para seguir al Verbo de Dios\” (Ireneo de Lión, Demostración de la predicación Apostólica 96)

 

 “Y aunque exista entre nosotros una caja común, no se exige una suma obligatoria a los elegidos, como si la religión fuera sacada a subasta. Cada cual entrega una módica suma un día fijo del mes, cuando quiere y si quiere y si puede, porque a nadie se le obliga a dar: cada uno contribuye espontáneamente. Estos son unos fondos de ayuda, porque de ellos no se saca el dinero para banquetes o fiestas ni estériles comilonas, sino para alimentar y sepultar menesterosos, y niños, y doncellas y huérfanos, y a los criados y a los ancianos…\” (Tertuliano, Apologético. Cap. XXXIX)
 
“Cuantos disponen de bienes y quieren dan libremente lo que les parece. Lo recogido se deposita en manos del que preside, quien se encarga de socorrer a los huérfanos, a las viudas y a quienes por enfermedad o cualquier otra razón se hayan necesitados. También a los presos (Se refiere a cristianos encarcelados por serlo) y a los huéspedes llegados de lejos.\” (Justino mártir, Misterios cristianos, 67).

 

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

SÍQUICOS EN EL CLUB 700? ¿SON ÉSTOS REALMENTE VIDENTES DE DIOS O UN IMPÍO TRÍO DE SÁTRAPAS TIMADORES?

 

The 700 Club

Generalmente no me importan mucho los programas religiosos.  Sin embargo, en la seguridad de que millones de personas son atraídas por tales programas, me encuentro compelido a ver exactamente qué están siendo servidas las personas por estos así llamados “Cristianos”.  He estado observando el Club 700 últimamente, analizándolo, y veo a Satanás en operación.  Los veo como síquicos fronterizos, quienes sacan provecho del Cristianismo para hacer dinero y atraer con engaño a las personas.  En la función, Gordon Robertson y Terry Meeuwsen regularmente se dan las manos en un segmento de oración, el cual  es luego seguido por un tipo de lectura  psíquica, dónde especifican detalles de quienes están siendo curados a través de la TV.  ¡Es espeluznante!  ¿Son los anfitriones del club 700, Pat Robertson, Gordon Robertson y Terry Meeuwsen, síquicos?  En una función reciente, Gordon y Terry oraron mientras se sujetaban las manos, y luego afirmaron que las siguientes sanaciones habían tenido lugar como resultado de sus oraciones en TV …

Alguien con un “diente con absceso,” ahora mismo ha sido curado. 

Alguien con “intestinos torcidos” acaba de ser curado.

Luego Terry dijo que había una persona con una “condición extraña,” un ardor en las piernas, quien acababa de ser curada.

Luego Gordon dijo que había un hombre con hinchazón de los senos nasales en su mejilla derecha, con mucho dolor detrás del ojo derecho, pero él estaba ahora curado.

Alguien con un codo derecho doloroso ya no tiene ningún dolor.

Alguien con una cadera problemática, movilidad limitada por una apoplejía, puede ahora caminar.

Terry dijo que ella vio a alguien con rigidez severa en el hueso del cuello, pero no sabía la dolencia exacta – que la persona ahora se curó, dijo.

Alguien paralizado del lado correcto, en particular el lado correcto de la cara, ya ha sido curado.

Un hombre con una placa en su caja craneana está teniendo problemas continuos, y los doctores justamente no saben qué hacer.  Terry dijo que ella vio el hueso reformándose alrededor de la placa y el dolor del hombre se fue, él estaba  ahora curado.

Éstos son las afirmaciones alocadas y absurdas de estos así llamados “cristianos”.  Mientras escuchaba sus reclamos bizarros, los puse por escrito, como está listado arriba.  ¿Cómo pueden estos sátrapas sostener ver tales sanaciones?  Amigos, esto es CLARIVIDENCIA (i.e., ¡El poder aparente de percibir cosas que no están presentes para los sentidos), y es exactamente lo que los síquicos Satánicos hacen!!!  ¿Cómo en el mundo haría Gordon Robertson y Terry Meeuwsen para saber quién está siendo curado?  ¿Cómo puede ver usted el hueso de alguien reformándose dentro de su cabeza?  La Palabra de Dios nunca enseña ninguna semejante práctica demoníaca.  Le desafío a usted que me muestre de la Biblia, donde Dios dijo que él nos daría algún poder místico para poder ver o saber lo que está ocurriendo en el cuerpo de alguno.  Es sumamente peligroso parlotear con demonios familiares.  Los anfitriones del Club 700 conducen al público a la creencia de que ellos tienen algún poder especial de Dios, la habilidad para ver quien está siendo curada.  ¡No lo tienen!  Es una estafa psicológica seducir a las personas que sufren para que den más dinero al Club 700.  ¡Y surte efecto!  ¡El Broadcasting Network de Pat “Roby” Robertson (CBN) recibió $160,000,000 sólo en el 2005!

 

www.elevangeliodelreino.org

 

www.esnips.com/web/BibleTeachings (Estudios en español e inglés por Apologista)

REFLEXIÓN SABIA DE UNA CRISTIANA SENSATA SOBRE EL JUICIO A LOS PREDICADORES IMPOSTORES

 

 

Qué verguenza oír el interrogatorio que se le hace a nuestro hermano apologista venido de un pueblo que dice conocer a Dios.

1 – Mi hermano es un hijo de Dios engendrado por el Espíritu de la Palabra, pues su lenguaje no es de hombre, sino de Dios. Romanos 8:14.

2 – Lo que pretende demostrar en su blog no es fama ni poder, sino expandir el evangelio escondido entre los que se pierden, (entre los llamados hijos de Dios) 2ª Corintios 4:1-4.

3 – No te equivoques, todos estamos llamados a ser juez, juez no de apariencias, pero sí de sentimientos y esto es lo que a echo nuestro hermano apologista, a sacado la luz de debajo del almud y la ha puesto sobre el candelero para alumbrar a todos los que moran en tinieblas. (a todos aquellos que se dicen ser cristianos y no lo son) Así que date prisa y haz lo mismo. Saca la Biblia de debajo del brazo y de los altares de los hombres y lleva a cabo el gran milagro del alumbramiento, porque vosotros sois la luz del mundo y si tú no revelas la verdad ¿quién lo hará? Comienza hacer bien tu trabajo, porque ¿qué razón le das a Dios para que juzgue a los que están fuera si tú no eres capaz de juzgar a los que están dentro? Sal de en medio de ellos, porque el pecador no es el que esta fuera, sino el que está dentro. A los que están fuera de la “iglesia” Dios le juzgará, pero los que están contigo, ya están juzgados ¡Así que ahora a juzgar por la Palabra de Dios! Labor de todos y no de algunos.1ªCorintios 5:1-13.

4- Los evangelistas que hacen milagros no son evangelistas, son engañadores, curanderos del cuerpo y no del alma. Ser evangelista es ser un predicador impregnado de la Palabra de Dios, salvado para salvar a otros, porque Dios no cura cuerpos, sin antes haber curado el alma. Procura darte a conocer por la verdad del evangelio, porque Juan el Bautista ninguna señal hizo, pero todo lo que decía acerca de la Palabra de Dios era verdad. Eso es lo que busca mi hermano apologista, FRUTOS DE LABIOS QUE CONFIESEN EL NOMBRE DE JESÚS (predicadores que hablen como Dios y no como hombre)

5 – Hermano querido, mi hermano no tiene envidia de la riqueza de este mundo, pues él es rico en conocimiento y sabe que su salvación vale más que todas las riquezas juntas. Comienza a depositar junto a él, pues la riqueza del espíritu está en el conocimiento de la Palabra de Dios, ahí está tu banco y el mío. Acompañemos a nuestro hermano en su depositario; porque Misericordia quiero dijo Jesús, y no sacrificio, conocimiento más que holocausto ¿porque qué esperanza tenemos de lo que vemos? puedes tener todo lo material, pero si no tienes Palabra de Dios NADA SOS. Ap 3:18 6 – Demos gracias a Dios por nuestro hermano que sin proveer oro, plata ni cobre nos bendice por gracia, pues sabe que su comisión no es pedir algo a cambio por el evangelio. ¿Qué otra manifestación de amor esperamos de su parte? Fil 1.8-11.

María Eugenia.

Breve Comentario de Apologista:

Mil gracias por sus palabras de aliento y apoyo, Hna. María Eugenia, pues percibo que usted ha comprendido mi punto de vista sobre los predicadores sátrapas, y coincide en que mis denuncias tienen un propósito sano y no de destrucción de la fe de mis correligionarios cristianos. Usted ha comprendido que mi labor es la de despertar las conciencias dormidas de muchas hermanos que aún permanecen en las tinieblas espirituales siguiendo a ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, es lógico que ambos caigan en el abismo de la perdición. Sería culpable si sabiendo de las artimañas del error no las expusiera a miles de personas que no tienen la suficiente perspicacia para detectarlas.

Dios la bendiga,

Mario A Olcese (Apologista)

www.yeshuahamashiaj.org

La Restauración del Israel Nacional

 

 

General Sir Edmund Allenby entering Jerusalem

Parecería que el pacto de Dios con Abraham sólo ha sido parcialmente cumplido. Mientras la simiente de Abraham fue cumplida en el Mesías, la nación de buque insignia de Dios y el testigo principal había perdido su identidad entre las naciones. Fue dispersado en la desgracia y algunos sostienen que la Iglesia del Nuevo Testamento ha sustituido ahora a Israel como testigo de Dios. Pero ya que Dios dio a Abraham un pacto incondicional, Israel nacional entonces debe cumplir un día su papel como el testigo de Dios y volver a la Tierra Prometida (esto también es requerido por otras profecías claves). He hecho, Dios no destruyó a Israel nacional, Él simplemente le dio ‘un mandato judicial de divorcio’ (ver por ejemplo Jer 3.8) – y hay muchas profecías de la nueva reunión de Israel nacional y su ‘nuevo matrimonio’ a su Dios. Por ejemplo:

‘”He aquí, tomaré a los hijos de Israel de entre las naciones donde ellos han ido … y les traen en su propia tierra…”‘ (Ezequiel 37.21).

 

¡’Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra,  ‘ (Isa 43.6).

 

‘Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.’ (Isa 11.12).

 

De hecho, la nueva reunión comenzó a finales del siglo 19. Considere unos hechos:

 

1. 1882: primera ola de emigración (primer Aliyah o subida) a Palestina, en particular de Rusia y Rumania.

 

Sir Edmund Allenby2. 1917: el general Allenby liberó a Jerusalén de los turcos, dando acceso de Judíos a la ciudad.

 

3. 1948: Se estableció el Estado de Israel; David Ben Gurión se convirtió en el primer  Ministro.

 

4. 1950: Ley del retorno pasada por el Parlamento Israelí que abre a Israel a los Judíos de más de 60 países.

 

 

5. 1967: Jerusalén vino a estar bajo el gobierno judío.

 

6. Crecimiento demográfico (país entero): 1900: 0.5 millones; 1935: 1 millón; 1958: 2 millones; 1983: 4 millones; 2007: 6.5 millones.

 

Observe que 1967 vio todo Jerusalén devuelto al control de Israel nacional (después de que aproximadamente 2500 años). Este fue el cumplimiento directo de la profecía de Jesús:

 

‘”Jerusalén será hollada por los Gentiles hasta que los tiempos de los Gentiles se cumplan”‘ (Lc. 21.24).

 

Note también que el crecimiento demográfico de Israel corresponde a un  asombroso aumento del 1200% desde 1900! Hoy, Israel ha desarrollado la banca, salud, y sistemas de Universidades, y sus industrias incluyen electrónica de alta tecnología, tejidos, procesamiento de alimento, minería, agricultura y silvicultura. Desde el nacimiento del Estado de Israel en 1948, ella ha estado en conflicto continuo con las naciones árabes circundantes y el llamado Problema palestino está continuamente en los medios. Es interesante observar que el pacto de Dios con Abraham incluyó la frase:

 

” … y tu simiente poseerá la puerta de sus enemigos”‘ (Génesis 22.17).

 

Aquí ‘simiente’ claramente se refiere a la nación de Israel, y la implicación es que Dios ha dado a los descendientes de Abraham la capacidad de triunfar sobre sus enemigos. El concepto de ‘la protección divina’ también aparece en otra parte. Por ejemplo, con relación a Israel Dios dice:

 

‘”Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá… Ninguna arma forjada contra ti prosperará”. (Isa 54.15,17).

 

‘”Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor…porque el que os toca, toca a la niña de su ojo”‘ (Zacarías 2.5,8).

 

¡Seguramente, las evidencias hasta ahora son que cada vez que las naciones árabes atacan a Israel, su estado final parece peor que su primero!

 

 www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

¿Por qué son Ateos la Mayor parte de los Científicos Si hay Pruebas para creer en Dios?

 

Rostro de la desolación atea

 

Creencia en Dios

 

Un mayor porcentaje de científicos en los Estados Unidos son ateos comparados con el de la población en general. ¿Dudan ellos en la existencia de Dios debido a su inteligencia, conocimiento, y estudios académicos? Un nuevo estudio demuestra que la incredulidad está correlacionada con cosas mundanas tales como el estatus matrimonial y familiar,  así como también con el origen de la familia en sí.

Rich Deem

Introducción

 

A principios del siglo XX, los estudios demostraron que los científicos estaban menos inclinados que la población en general en creer en la existencia de Dios.1 Una encuesta conducida en 1969 mostró que el 35 % de los científicos no creía que Dios existiera. 2 En contraste, las encuestas recientes con respecto a la creencia religiosa han mostrado que el 90% de americanos cree en Dios y que el 40% asiste a un lugar de culto semanalmente. 3  ¿Se debe la falta de fe en Dios entre los científicos a su mayor inteligencia y conocimiento? Un estudio reciente fue diseñado para ver las diferencias en las creencias entre los científicos (y otros académicos) y qué factores influyen en aquellas creencias.

Religión y Académicos

 

Elaine Ecklund, y Christopher Scheitle preguntaron a 2,198 miembros de facultades en las disciplinas de física, química, biología, sociología, economía, ciencias políticas, y psicología de 21 universidades elite de investigación estadounidenses. En general, el 75 % de los profesores que se pusieron en contacto completaron la encuesta. Entre las diferentes disciplinas, la incredulidad en la existencia de Dios no fue correlacionada con ninguna área particular de experticia:

 

                                Incredulidad en Dios por Académicos

 

Disciplina                                                                                      %

Física                                                                                           40.8

Química                                                                                       26.6

Biología                                                                                       41.0

  En general                                                                                 37.6

Sociología                                                                                   34.0

Economía                                                                                     31.7

Ciencias políticas                                                                       27.0

Psicología                                                                                    33.0

  En general                                                                                  31.2

 

 

De hecho, la incredulidad en la existencia de Dios era casi tan alta entre los profesionales de las ciencias naturales como entre los de las ciencias “suaves”. Los anteriores estudios habían mostrado una tendencia similar con aquellos profesionales  en las ciencias sociales, los cuales asistían menos a menudo a los servicios religiosos como aquellos de las ciencias de la vida 2 De este modo, no parece que el estudio en cualquier campo en particular tenga que ver con la incredulidad en la existencia de Dios. Sin embargo, varios factores sin relaciones a las áreas de experticia y formación académica guardaron correlación realmente con la creencia en Dios. Se encontró que aquellos científicos que eran inmigrantes (donde la creencia en Dios es inferior) dudaban en Dios en un mayor grado que aquellos que nacieron y se criaron en los Estados Unidos. Además, el estudio encontró que los científicos vienen desproporcionadamente de trasfondos no religiosos o religiosamente liberales comparados a la población en general, sugiriendo que al menos alguna parte de la diferencia en la religiosidad entre científicos y la población en general se debe probablemente a la educación religiosa más bien que a la formación científica o a la presión institucional para ser irreligioso. Más interesante era la correlación entre el estado civil y el número de hijos en la religiosidad. Aquellos que estuvieron casados (sobre todo con niños) asistieron a los servicios religiosos más a menudo. Aquellos que cohabitaban eran más propensos que los científicos casados a creer que “hay muy poca verdad en cualquier religión.” Este podría ser un reflejo de ilusiones!

Conclusion

 

Es verdad que los científicos creen menos en la existencia de Dios que la población en general de los Estados Unidos. Sin embargo, el reciente estudio por Echlund, y Scheitle revela que los más importantes factores en la creencia estaban relacionados a la educación religiosa y el estatus familiar, y no al área de la experticia. El hecho de que los científicos sociales así como aquellos de las ciencias naturales casi expresaran la misma incredulidad en Dios, sugiere que el rechazo en la existencia de Dios no es el resultado del conocimiento en ningún área en particular de experticia. Es probable que aquellos que habían rechazado la moralidad religiosa (p.e. aquellos que estaban cohabitando) deseasen justificar su conducta diciendo que había muy poca verdad en cualquier religión.

 

La conclusion final:

 

“En cambio, factores demográficos particulares, como la edad, el estado civil, y la presencia de niños en la casa, parece explicar algunas diferencias religiosas entre científicos académicos… El más importante, demandados que fueron criados en casas religiosas, sobre todo aquellos criados en casas donde la religión era importante con mayor probabilidad serán religiosos en el presente.”

Referencias

 

1.    1.Leuba, J. 1916. The Belief in God and Immortality: A Psychological, Anthropological, and Statistical Study. Boston: Sherman, French, and Company.
Leuba, J. 1934. Religious Beliefs of American Scientists. Harper’s Magazine 169:291–300.

2.    2.Trow, Martin and Associates. 1969. Carnegie Commission National Survey of Higher Education: Faculty Study [computer file]. Berkeley: University of California at Berkeley, Survey Research Center [producer]. Ann Arbor, MI: University Consortium for Political and Social Research [distributor].

3.    3.Gallup, G. Jr. and D. M. Lindsay. 1999. Surveying the Religious Landscape: Trends in U.S. Religious Beliefs. Harrisburg, PA, Morehouse Publishing.
Hadaway, C. K., P. L. Marler, and M. Chaves. 1993. What the Polls Don’t Show: A Closer Look at U.S. Church Attendance. American Sociological Review 58: 741–52.
4Ecklund, E. H. and C. P. Scheitle. 2007. Religion among Academic Scientists: Distinctions, Disciplines, and Demographics. Social Problems 54: 289–307.

 

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y español)

www.elevangeliodelreino.org

CRITICAR EL CRISTIANISMO SE CONVIERTE EN UN GRAN NEGOCIO EN ESTADOS HUNDIDOS

   

 

 The American Atheists logo, based on the atomic model. Officially, the letter 'A' in the middle stands for the country "America" and would in theory change for expansion into other countries. The open-ended vertical orbital signifies that not all is known yet.

Washington, Estados Hundidos. La proliferación de best sellers sobre ateísmo o contra el cristianismo se ha convertido en un suculento negocio. En los últimos doce meses se vendieron en Estados Unidos un millón de ejemplares de las cinco últimas obras en esta línea.

Sólo uno de los autores, Christopher Hitchens, podría ganar un millón de dólares por su último libro, titulado “Cómo la religión lo envenena todo”. Es evidente que asistimos a una crítica descarnada contra la religión y que además está mezclada con los negocios.


Según un artículo publicado en el Wall Street Journal, el movimiento conocido como “Nuevo Ateísmo” es un negocio muy lucrativo: en los últimos 12 meses se han vendido cerca de un millón de libros sobre ateísmo.


A diferencia de las versiones anteriores del ateísmo, el Nuevo Ateísmo rechaza la existencia de Dios sobre la base de las ciencias naturales, la libertad individual y la igualdad humana. Este Nuevo Ateísmo proclama su “odio a Dios” y a la religión. El Nuevo Ateísmo ve la “muerte de Dios” no como una catástrofe, sino como un bien social.


El principal argumento utilizado es que la religión fuerza a la gente a comportarse de manera cruel y violenta.


Fuente: (AP, EP / Protestante Digital)

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LAS TRANSFUSIONES DE SANGRE

“Solamente os abstendréis de comer carne con su alma, es decir, con sangre.”
Gen 9,4

“…que se abstengan de las contaminaciones de los ídolos, de la fornicación, de lo ahogado y de sangre.”Hch 15,20

“Y tomando Jesús la palabra, habló a los doctores de la Ley y a los fariseos, diciendo: `¿Es lícito curar en sábado o no?´. Ellos guardaron silencio. Y, asiéndole, le curó y le despidió, y les dijo: `¿Quién de vosotros, si su hijo o su asno cayere en un pozo, no le saca al instante en día de sábado?´”
Luc 14,3-5

“Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.”
Juan 15,13

De todos es sabido la oposición de los Testigos de Jehová a recibir transfusiones de sangre incluso aunque su vida corra peligro. Para ello se basan en una interpretación torticera de dos versículos bíblicos: Génesis 9,4 y Hechos 15,20. Cualquiera que los lea sólo encontrará una prohibición de alimentarse de sangre, pero es obvio que las transfusiones de sangre no figuran entre las recetas alimenticias de Arguiñano y sí entre los avances de la ciencia médica a la hora de salvar vidas.

Como quiera que un Testigo de Jehová (TJ) no va a aceptar argumentos que no puedan ser sacados de la Escritura, vayamos a la misma para hacerles entrar en razón. Esta es una charla real que mantuve (LF) con un Testigo de Jehová (TJ):

LF
Así que vosotros afirmáis que la vida está en la sangre, ¿verdad?

TJ
Sí, lo dice la Biblia en Gen 9,4

LF
Y claro, como la Biblia, incluso en el Nuevo Testamento (Hch 15,20) prohíbe el ingerir sangre, vosotros rechazáis las transfusiones de sangre, ¿verdad?

TJ
Efectivamente. Es una ley de Dios y no debemos quebrantar la ley de Dios en ningún caso.

LF
Ok, ¿has leído lo que Cristo dijo en Lucas 14,1-6?

TJ (tras haber leído la cita):

Sí, ¿y? ¿Qué tiene que ver esto con lo que estamos hablando?

LF
¿Tú crees que es justo el permitir que se quebrante una ley de Dios, la del sábado, para salvar la vida de un burro, a la vez que se prohíbe quebrantar otra ley para salvar la vida de un ser humano? Pero antes de responderme, lee Juan 15,13

TJ (tras leer Juan 15,13)

silencio…..

LF
Juan 15,13 dice “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos” Bien, pues si, como vosotros enseñáis, en la sangre está la vida de la persona, entonces el mayor acto de amor que nadie pueda hacer es donar su sangre, su vida, por sus amigos, en caso de necesidad. Y ya sabes que contra el amor, no hay ley que valga, ya que el amor es la ley superior a cualquier otra.

El TJ, tras balbucear mucho, dijo que iría a consultarlo con sus superiores. No volvió a aparecer.

No es baladí este asunto. Son muchos los Testigos de Jehová que han muerto inútilmente por negarse a recibir transfusiones en el mundo y también en España. Incluso han muerto niños porque sus padres, cegados por las enseñanzas del imperio sectario de la Watchtower, se han opuesto a la transfusión. Pero como hasta ahora no he encontrado un solo TJ, líderes incluídos, que haya sido capaz de rebatir a los argumentos arriba expuestos, creo que sería útil que tanto creyentes como no creyentes, en especial médicos y ATS, usen dichos argumentos en caso de encontrarse ante un TJ que pone en peligro su vida o la de sus hijos por no querer recibir sangre. Si logramos salvar una sola vida, habrá merecido la pena.

Luis Fernando Pérez Bustamante

Más artículos sobre la secta “Testigos de Jehová” en el link “sectas” de www.elevangeliodelreino.org

 

¿EN QUÉ CONSISTE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA?

 

 

 

Por el Dr. Jesús Arina*

 

Actualmente, el problema de la violencia doméstica contra la mujer es tan serio que es  comparable con el problema del SIDA. De 2 a 4 millones de mujeres anualmente son  agredidas por su compañero, esposo, novio, o amante. Entre el 15 y el 25 % de esas  mujeres están embarazadas; lo cual hace más grave aún el problema. 

 

Las estadísticas nacionales muestran que la esposa golpeada resulta con más daños y  necesita más ayuda y tratamiento médico que las afectadas por violación, accidentes de  autos y asaltos, en conjunto. Las mujeres maltratadas constituyen el 20 % de las mujeres  que acuden a los servicios de emergencia con heridas. 

 

La violencia doméstica no siempre resulta fácil de definir o reconocer. En términos  generales podríamos designarla como el uso deliberado de la fuerza para controlar o  manipular a la pareja o a la prole. 

 

Se trata del abuso psicológico, sexual o físico habitual. Sucede entre personas  relacionadas afectivamente, como son marido y mujer o adultos contra los menores que  viven en un mismo hogar. 

 

La violencia doméstica no es solamente el abuso físico, los golpes, o las heridas. Son  aún más terribles la violencia psicológica y la sexual por el trauma que causan, que la  violencia física, que todo el mundo puede ver. Hay violencia cuando se ataca la integridad  emocional o espiritual de una persona. 

 

Pero siempre la violencia física, la más evidente, es precedida por un patrón de abuso  psicológico, que es usado sistemáticamente para degradar a la víctima, para erosionar y  aplastar la auto-estima de la mujer. 

 

La violencia psicológica se detecta con mayor dificultad. Quien ha sufrido violencia física  tiene huellas visibles y puede lograr ayuda más fácilmente. Sin embargo, a la víctima que  lleva cicatrices en la psiquis o alma le resulta más difícil obtener compasión y ayuda. 

 

También lo dificulta, por ejemplo, la habilidad manipuladora de su esposo que presenta a su  esposa como exagerada en sus quejas. 

 

A la violencia física precede, a veces, años de violencia psicológica. La violencia  psicológica es, despreciar a la mujer, insultarla de tal manera, que llega un momento en que  esa mujer maltratada psicológicamente, ya cree que esos golpes se los merece. Y qué  difícil es convencer a una mujer de que vaya a pedir auxilio cuando cree que no lo  necesita.

 

Hay mujeres que se avergüenzan por lo que les sucede y que hasta se creen  merecedoras de los abusos. Por eso prefieren mantenerlos en secreto y así esa situación  puede prolongarse durante años. Los que maltratan a sus víctimas lo hacen de acuerdo a  un patrón de abuso psicológico.  Igual que en el caso del alcohólico, el que golpea a una mujer o la maltrata psicológica o  sexualmente, lo primero que hará es negarlo.  Negación es decir: “No, es que yo le pego con razón”. No hay ninguna razón para golpear  a una mujer, ni a nadie. Pero lo niegan. Dicen: “Yo no la he golpeado, yo no le hecho nada,  sólo tocarla”. 

 

Otra forma de abuso psicológico es el aislamiento. He conocido casos en que le hacen el  vacío a la mujer, ni le hablan, ni la miran y entonces ella se va creyendo que se merece ese  trato.  La intimidación es también un abuso. “Si dices algo te mato.” Muchas mujeres no se  atreven a hablar, por las amenazas que sus maridos o sus compañeros lanzan contra  ellas. Otra forma dentro de ese patrón de abuso psicológico es echarle la culpa a la víctima, la  mujer. Desde que se inventaron las excusas y eso viene desde Adán y Eva, uno le echa la  culpa al otro.  Tanto el adicto a cualquier droga como el abusador, siempre tienen excusas y le echan la  culpa a alguien. 

 

Conocí a una mujer cuyo marido la golpeaba porque se ponía “jeans”. Y yo le preguntaba  al esposo: “Ud. qué prefiere, ¿que vaya con una falda corta?” No sabía que responderme.  Le echaba la culpa a ella y por eso le pegaba. “No – le dije yo – Ud. no la golpea por los  pantalones, sino porque Ud. es una persona insegura que no cree ni en su mamá. ¿Le ha  dado ella motivo para que Ud. sea celoso?” “No, ella no me ha faltado” me respondió.  “Entonces por qué le pega?” 

 

También dentro de ese hábito de abuso psicológico está el abuso económico. “Si dices  algo no te voy a dar la mensualidad”. Vi un caso en que dejó a la esposa, porque finalmente  ella fue a la policía, porque por poco la mata. El hombre la cogió por el cuello y la esta  ahogando. Si no es por el hijo mayor, que agarró a su padre y le hizo una llave, la mata. La  hija de 11 años llamó a la policía. Y ese hombre decía que no, con todos los golpes que dio,  aún lo negaba. Llamó a un abogado y trató de quitarle la casa a su esposa.  Vino la policía, levantó el acta y cuando al día siguiente fue la mujer a preguntar le  dijeron: “A su esposo ya lo soltamos”. “¿Cómo?” “Porque el sargento no firmó el parte  policial”. ¿Y qué culpa tienen la mujer y los hijos? Después de esto el hombre le puso una  demanda de divorcio, se siente ofendido, a pesar de que por poco la mata delante de sus  hijos. La mujer no tiene dinero para pagar abogados.  Dentro de ese abuso psicológico de los maridos que golpean (lo que se llama en  psicología la triangulación), hay otro tipo de abuso: utilizar a los hijos para hacerles sentir  culpables a las esposas. En este caso los hijos sirven de mensajeros: “dile a tu madre  que…” 

 

Las amenazas a través de los hijos, las amenazas de que le van a quitar al hijo, todos  estos son abusos psicológicos que preceden al abuso físico. Yo se lo pronostiqué a una  persona por lo menos 8 meses antes. Le dije: “Su esposo la va a golpear”. “No, él es  incapaz”, me respondió ella. Y así sucedió, aunque él es Ministro de la Eucaristía. No es  por ser Ministro por lo que ha hecho esto, sino por no ser un buen Ministro.  Todos estos abusos impiden que la mujer deje el hogar, ese hogar violento. Es que esa  paliza psicológica a que están sometidas muchas mujeres, es más horrorosa que el abuso  físico. Pregúntele a cualquier mujer a la cual han maltratado físicamente qué es lo que le  duele más; si las palabras hirientes, los desprecios o los golpes. Los golpes se pasan, los  abusos psicológicos, los insultos, los desprecios se clavan en el corazón. 

 

Manifestaciones de violencia psicológica: 

 

a) Abuso verbal: Rebajar, insultar, ridiculizar, humillar, utilizar juegos mentales e ironías  para confundir, etc. 

 

b) Intimidación: Asustar con miradas, gestos o gritos. Arrojar objetos o destrozar la  propiedad. 

 

c) Amenazas: De herir, matar, suicidarse, llevarse a los niños. 

 

d) Abuso económico: Control abusivo de finanzas, recompensas o castigos monetarios,  impedirle trabajar aunque sea necesario para el sostén de la familia, etc. 

 

e) Abuso sexual: Imposición del uso de anticonceptivos, presiones para abortar,  menosprecio sexual, imposición de relaciones sexuales contra la propia voluntad o  contrarias a la naturaleza. 

 

f) Aislamiento: Control abusivo de la vida del otro, mediante vigilancia de sus actos y  movimientos, escucha de sus conversaciones, impedimento de cultivar amistades, etc. 

 

g) Desprecio: Tratar al otro como inferior, tomar las decisiones importantes sin consultar  al otro. 

 

Síntomas para reconocerse víctima de violencia doméstica: 

 

a) ¿Has llorado hasta dormirte por haber sido golpeada o insultada por tu esposo? 

 

b) ¿Has ocultado heridas o hematomas quedándote en casa, o poniéndote lentes  oscuras? 

 

c) ¿Te has dicho a ti misma: “Esta situación va a mejorar, debo tener paciencia”? No te  engañes. Con esa actitud sumisa alientas al abusador a que continúe igual o peor. 

 

Sabes lo que es el verdadero amor?  Algunas personas lo confunden con los celos, el control, el abuso, el maltrato, las  exigencias excesivas y los gritos. El amor no debe doler. El amor implica confianza,  protección, respeto a los gustos del otro, comunicación, caricias, ayudas al crecimiento  emocional y espiritual. Consiste en compartir la vida con alegría, dialogar sobre las  diferencias y preferencias, y respetar la integridad física, moral y espiritual de la persona  amada. 

 

Las mujeres que aguantan una relación abusiva indefinidamente acaban perdiendo su  salud física y mental.  Las mujeres en situaciones abusivas pierden su autoestima. No saben protegerse, ni se  dan cuenta del peligro que corren. 

 

Violencia doméstica y divorcio: Existe una violencia frecuente en las familias de divorciados: Utilizar a los hijos como  campo de batalla para dirimir sus odios, resentimientos o incapacidad de dialogar como  adultos. Se abusa de los hijos cuando uno de los padres les habla mal del otro o cuando les  obligan a llevar mensajes de frustración y culpabilidad entre sus padres. Con eso todos se  hacen daño, pero el más afectado suele ser el mensajero.  ……………………

 

* El Dr. Jesús Arina es psicólogo en la práctica privada en Miami, Florida, U.S.A.  _________________________________________________

 

El porqué de la violencia doméstica

 

Primero hay una raíz cultural histórica. Durante mucho tiempo nuestra sociedad ha sido  muy machista, el hombre ha creído que tiene el derecho primario a controlar, a disciplinar  con severidad, incluso a abusar de la vida de la mujer y de los hijos. Eso ha sucedido bajo  la apariencia del rol económico del hombre, proveedor de la alimentación.  No crea que en EE.UU.. no se golpea a la mujer. El padre americano, en tiempos de la  colonia, tenía derecho hasta de matar al hijo cuando no le obedecía. Los españoles éramos  brutos pero no tanto. 

 

Otra causa es la cultura actual. La gente se tira de los pelos. ¿Por qué pasa esto? El  modelo presente de nuestra sociedad está reforzando el uso de la fuerza para resolver los  problemas. Por eso el abusador usa la fuerza física, para mantener el poder y el control  sobre la mujer, porque ha aprendido que la violencia es efectiva para obtener ese fin de  control y como ellos no han sufrido las consecuencias, las mujeres se han callado.  La violencia doméstica ocurre en todos los niveles de la sociedad, no solamente en las  familias pobres. En las familias ricas sucede lo mismo. Lo que pasa es que una mujer a  quien le dieron una paliza, si tiene dinero, se va tranquilamente a una clínica privada y aquí  no ha pasado nada. Las que son pobres tienen que ir al hospital y allí los médicos dicen: “A  esta mujer la han golpeado” y la policía se encarga de eso.  Entre blancos, negros, amarillos, católicos, judíos, protestantes y evangélicos; entre  todos, existe la violencia doméstica. Pero no por ser protestantes o católicos, sino, por no  ser como deben ser. 

 

Otra causa de este problema son los medios de comunicación. En la televisión la  violencia es glorificada, los estereotipos que nos presentan son de violencia sexual.  Cuando un marido por la fuerza tiene relaciones sexuales con su esposa, eso se llama  violencia sexual, porque la mujer también tiene derecho a decir que no. Si a una mujer,  como yo oigo todos los días, se le insulta, se le veja, se le dice barbaridades, no se le habla  y solamente se la utiliza para tener relaciones sexuales con ella; ¿Cómo va a querer estar  con su marido? Tiene el derecho a decir que no, todo el derecho del mundo.  En muchos casos, también la violencia doméstica está íntimamente relacionada con el  alcohol y las drogas. ¿Qué sucede cuando una persona consume drogas o se emborracha?  En esta parte del cerebro tenemos los centros vitales, comunes con los animales y allí está  el centro de la agresividad o del instinto agresivo. Todos los hombres y las mujeres lo  tenemos. Pero en la persona normal, esos centros se comunican con la parte consciente  del hombre, lo cual diferencia al hombre del animal. 

 

Cuando uno toma alcohol o usa cualquier droga, estos centros quedan como un barco sin  timón. Y ¿Qué le pasa a un barco sin timón? Pues se estrella contra las rocas. Sobre todo  la agresividad, el instinto sexual, quedan sin control. Entonces viene el golpear a la mujer y  a los hijos bajo el efecto del alcohol y el abusar de la mujer sexualmente. El 50 % de los  casos (que se conocen) de abuso sexual entre los hijos, es entre personas alcohólicas o  adictas, porque surge el animal que hay dentro de nosotros mismos.  Los recuerdos, los valores, los consejos, cuando uno usa o abusa del alcohol o drogas,  no funcionan y viene la violencia doméstica.  A pesar de la llamada “liberación femenina” (que en realidad muchas veces ha llevado a  la mujer a mayor esclavitud), todavía hay hombres que consideran a esposa e hijos como  objetos de su propiedad. Por eso se creen con el derecho a descargar sobre ellos su  frustración o malhumor maltratándolos a su antojo. 

 

Como los hijos imitan a padres, se da con frecuencia que quienes en la niñez fueron  testigos de abusos físicos entre sus padres, repiten la misma conducta cuando llegan al  estado adulto. Aprendieron que los problemas y conflictos se afrontan con la fuerza bruta.  Ese aprendizaje negativo se arraiga tanto que muchas veces pasa de generación en  generación. Si a esto se añade la “glorificación” de la violencia en los medios de  comunicación, podemos entender el por qué muchos seres humanos recurren a la violencia,  a veces con una frialdad que asusta más que el mismo acto violento.  La experiencia enseña que muchos de los abusadores familiares parecen “mosquitas  muertas”; pasan por personas educadas y suaves, pero en el fondo son individuos celosos  con una pobre imagen de sí mismos y que viven en un mundo irreal. Si a esas personas les  da por tomarse unos tragos de más, cosa frecuente, la explosión violenta será mucho  mayor. 

 

¿Qué pasa con las víctimas de la violencia familiar? 

 

Muchas siguen sufriendo hasta quedar completamente destruidas física, psicológica y  moralmente. Otras acusan a sus agresores ante la policía, que muchas veces no toma  debidas cartas en el asunto. Y ocurre, además, lo que no quisiéramos que ocurriera: La  víctima también se vuelve violenta.  Entendemos que las personas que sufren hambre endémica se subleven y hasta se alcen  en armas. ¿Por qué no entendemos que una mujer pisoteada, escarnecida, degradada en  lo más íntimo de su ser pueda explotar y volverse violenta? Eso, aunque no se justifique, se  explica.  Hay que buscar soluciones para que el abusador cambie y la víctima deje de serlo. Hay  que ayudar a los dos, pues ambos son hijos de Dios en dificultades. 

________________________________________________

 

¿Por qué se mantiene la mujer en esta relación?

 

Muchos se preguntan: ¿Por qué la mujer maltratada física, psicológica y sexualmente  tolera esa situación durante años? Esta pregunta se parece a otra que se oye mucho: ¿Por  qué las esposas de alcohólicos no se separan o lo hacen sólo después de muchos años de  sufrimientos? Hay varias razones. La mujer del alcohólico, la persona abusada se vuelve  codependiente de su marido (el agresor), aún después de ser golpeada. Yo he escuchado  esta frase: “Es que yo lo quiero tanto”. Personas que llevan años soportando golpes dicen: “Yo no me separo porque lo quiero”. Es imposible querer a una persona que te está  tratando como si fueras un animal; o es que estás muy mal de la mente. Eso no es querer,  eso es depender de esa persona. 

 

Recuerdo que alguna vez dijeron durante una terapia: “Es que yo me siento culpable de  lo que está pasando”. A los 4 días de que por poco la mata, ella se sentía culpable. Era una  mujer de Dios, que había luchado y se creía culpable, como si se mereciera el maltrato.  ¿Por qué se lo cree? Porque él se lo ha dicho tantas veces que cuando la golpea cree  merecerlo. Muchas mujeres quisieran que se acabara la violencia pues quieren recibir  amor. “Si mi esposo cambiara”, dicen.  Todo ser humano puede cambiar con la ayuda de Dios. Pero, si él no reconoce que tiene  esos problemas, jamás en la vida va a cambiar. El típico abusador, el que maltrata, cree no  tener problemas, igual que el alcohólico.

 

¿Cómo va a cambiar? 

 

Otro motivo por el cual algunas mujeres no se separan de este problema de  codependencia completa, es que las anima la familia y lamentablemente la Iglesia, a  permanecer con el abusador. Sobre todo la familia les aconseja que mantengan esa  relación por “el bien de tus hijos”. “¿Cómo vas a dejar a tus hijos sin padre?”, les dicen.  ¿Qué es mejor, tener un padre que golpea a su madre y que luego golpeará a sus hijos,  o no tener padre? Se les hace mucho más daño a los hijos cuando ven que su padre  golpea a su madre. Para los niños pequeños la madre es la base de toda su vida, la base  de su afectividad, la base de su seguridad. Si una madre es golpeada, sus hijos se  derrumban afectivamente. Es mucho mejor separase. Yo no estoy a favor del divorcio, pero  la separación es, a veces, menos dañina. 

 

A veces las mujeres no se separan y sufren en silencio por miedo a perder su seguridad  económica y la de sus hijos. Esto sucede sobre todo en la mujer que no tiene educación.  Por eso yo le digo a toda mujer: “Estudie, prepárese, Ud. no sabe lo que le va a pasar el día  de mañana”. Ojalá que la mujer no tenga nunca necesidad de salir a trabajar y pueda cuidar  a sus hijos. Yo pienso así, y mi señora mientras mis hijos fueron pequeños, nunca fue a  trabajar. Pero muchas mujeres que están siendo maltratadas piensan: “¿Ahora qué voy a  hacer?”.  Otras veces no se separan debido a las amenazas de más violencia o de muerte, si  intentan separarse. “Si le dices algo a la policía te mato”. Ese suceso está a la orden del  día.  También le impiden a la mujer a veces darse cuenta de que está siendo maltratada, sus  creencias religiosas. Que quede bien entendido esto: hay que luchar por mantener el  matrimonio, pero en una situación de estas no es deber de una mujer mantenerse casada a  toda costa. Dios no quiere eso. Yo he oído decir a estas mujeres muchas veces: “Esta es la  voluntad de Dios”. No metamos a Dios en la violencia; él no quiere que se maltrate a la  mujer ni a los hijos. Dios no quiere eso. 

 

Es cierto que hoy las mujeres maltratadas buscan más ayuda que en el pasado; se va  dejando a un lado esa absurda actitud pasiva respecto a los esposos abusivos. Pero  algunos estudios señalan que todavía entre dos y cuatro millones de mujeres son agredidas  severamente por el mal llamado sexo fuerte.  Cuando se pregunta a algunas mujeres por qué aguantaron maltrato durante años, la  respuesta más común es ésta: “Por mis hijos; no quería que se criaran sin un padre”.  Parece una respuesta válida, pero si la analizamos profundamente descubrimos su  inconsistencia. Sucede que en una situación de violencia los hijos también salen perdiendo.  El crecimiento en una atmósfera de miedo, tensión y terror influirá negativamente en su  desarrollo emocional y más tarde se manifestará en el abandono escolar, en el uso de  drogas, en desórdenes psicológicos y en violencia y delincuencia.  ¿Es justo mantener a los hijos en ese ambiente infernal? Aunque sea triste que unos  hijos se queden sin padre, peor es que crezcan viendo cómo su padre maltrata a su  madre.

 

Hay víctimas que también dan esta otra respuesta: “Es mi deber seguir casada…ésa es la  voluntad de Dios.” Ignoran que el matrimonio es una alianza de amor, instituida por Dios  Amor. Aunque la Iglesia no admite el divorcio de matrimonios válidamente celebrados, sí  admite la separación cuando hay signos inequívocos de desamor, como es el maltrato  sistemático.  En muchos casos influye el factor económico. Soportan cuanta vejación venga con tal de  no perder la seguridad económica para sí y sus hijos. Se trata generalmente de mujeres  con poca preparación académica, conscientes de que sin el marido no podrían vivir  cómodamente.  Lo peor es que la mujer repetidamente abusada se destruye psicológicamente. Su yo, su  identidad individual, se erosiona. Eso la incapacita para tomar las decisiones correctas. Cae  en la ambivalencia efectiva (“¡Qué bueno es él cuando no me golpea!”); su autoestima  queda por los suelos hasta creer ella misma que merece tales insultos y golpes.  Cuando una persona cae a ese nivel, su capacidad de decisión queda prácticamente  anulada, porque el principio vital está herido de muerte. Si a una persona así aplastada se  le amenaza con un “Si me denuncias, te mato”, se sentirá paralizada. Quizás en un último  intento de supervivencia reaccione, pero usando las mismas armas que a ella la han  destruido.  No dejen que las aguas se conviertan en torrentes destructores. Ayuden a las víctimas de  la violencia y anímenlas a romper esa dependencia nociva. 

_________________________________________________

 

¿Cuál es la dinámica de la violencia doméstica?

 

En toda violencia doméstica existe como un ciclo, un círculo, que pasa por tres fases  importantes. Todo ello produce el síndrome o los síntomas del abandono. Como ya he  dicho, es algo aprendido.

La primera fase de ese ciclo es el abuso psicológico, se van creando tensiones entre el  esposo y la esposa, esas tensiones van en aumento. Empiezan por insultos y desprecios y  eso va creciendo, se gritan y llega un momento (eso no llega de la noche a la mañana); en  que viene una explosión de rabia y la mujer es golpeada. La primera fase es abuso  psicológico que termina en una explosión de abuso físico: heridas y golpes. 

 

La segunda parte de ese ciclo se llama el período de reconciliación. El hombre al  principio se da cuenta de lo que ha hecho y entonces se vuelve un poco más amable y  hasta le lleva flores a la mujer. Se disculpa, hace todo lo que puede para convencerla de  que la ama verdaderamente, sobre todo si ella amenaza con separarse. Esta conducta  “cariñosa” completa la victimización. 

 

¿Por qué? La tercera fase es un período de ambivalencia. La mujer no sabe qué hacer.  Se dice a sí misma: “Sí, me golpeó, pero por otra parte es cariñoso, me ha traído flores…”  Pasa un tiempo y da la vuelta el círculo a la primera fase. Empiezan las tensiones, crecen  otra vez y ya el espacio entre la golpeadura primera y la segunda es más corto. Vuelve otra  vez el ciclo. 

 

El hombre que golpea a su mujer, sobre todo si lo hace varias veces, si no se pone en  tratamiento no se va a curar. No espere nadie que se cure. Si ella permanece junto a él, el  ciclo va a comenzar otra vez y las golpizas van a ser cada vez más repetidas. La motivación  en la mujer, que al principio tuvo ese deseo de separarse o de pedir auxilio, cada vez va a  disminuir más. Va creciendo su falta de esperanza, ya no tiene fuerzas para protestar. Se  vuelve pasiva y “sumisa”, no con la sumisión del Evangelio, sino esclava.  Hay que entender bien las palabras del Evangelio, no hay sumisión verdadera, si no hay  respeto por la persona. En este caso, la mujer termina en un completo desamparo. Por eso  lo llamo: El Síndrome del desamparo. 

_________________________________________________

 

¿Cuál es la personalidad del abusador?

 

El abusador tiende a ser una persona aislada, no se relaciona mucho con otros, es  celoso hasta de su propia sombra, tiene baja autoestima. Esta es una característica que  siempre tiene, una autoestima a raíz del suelo, que le ocasiona frustración y la frustración  trae violencia. Además, tiene una expectativas rígidas de su rol sexual como hombre. Este  es el típico macho. Y el machismo lo que está tapando, es un complejo de inferioridad, la  baja autoestima. Por eso trata de aparentar lo que no es. 

 

Generalmente los abusadores que golpean, que hieren, presentan un lado suave. Hay  muchos muy educados, hasta religiosos.  Después de una década de investigaciones, dos profesores de psicología (el Dr. John  Gottman y el Dr. Neil Jacobson), han llegado a la conclusión de que los hombres abusivos  caen en una de dos categorías: el “pit bull” o perro y el “cobra” o serpiente. A continuación,  las características individuales de cada uno. 

 

“Pit bull “:

 

•Solamente es violento con las personas que ama. 

•Es celoso y tiene miedo de que lo abandonen. 

•Priva a su esposa o novia de su independencia. 

•Pronto a la ira, a vigilar y a atacar públicamente a su compañera. 

•Su cuerpo reacciona violentamente durante una discusión. 

•Tiene algún potencial para la rehabilitación. 

•Probablemente no ha sido acusado de ningún crimen. 

•Posiblemente tuvo un padre abusivo. 

 

“Cobra”: 

•Es muy probable que sea agresivo con todo el mundo. 

•No depende emocionalmente de otra persona, pero insiste en que su compañera debe 
hacer lo que él quiere siempre. 

•Es más propenso a amenazar con cuchillos o revólveres. 

•Se calma internamente, según se vuelve agresivo. 

•Es difícil tratarlo con terapia psicológica. 

•Posiblemente haya sido acusado de algún crimen. 

•Abusa de las drogas o del alcohol. 

 

Los dos psicólogos ya mencionados explican en su libro “When Men Batter Women”  (Simon and Shuster), que “O.J. Simpson es un `pit bull’ típico… que muestra su  comportamiento más monstruoso solamente con la mujer que ama.” El “pit bull” espía a la  mujer continuamente creyendo que ésta le engaña. Es un esposo o novio muy celoso. A  todas las personas que lo tratan le cae muy bien, excepto a sus novias o esposas.  Por otro lado, el “cobra” a menudo es un sociópata. Es frío y calculador, engaña  fácilmente a su víctima y puede ser un sádico. Su violencia surge de su necesidad  patológica de salirse con la suya, ser el jefe siempre, y asegurarse de que todo el mundo  (incluyendo su esposa), sabe que él es el jefe.  Después de que su mujer ha sido físicamente maltratada y tiene miedo, a veces cesa  este tipo de abuso y lo reemplaza con un constante maltrato psicológico, a través del cual le  deja saber a su víctima, que el abuso físico podría continuar en cualquier momento.  Los psicólogos investigadores, autores del libro sobre este tema ya citado, concluyeron  que el maltrato raras veces cesa por sí solo. 

_________________________________________________

 

Las raíces de la violencia doméstica, la codependencia y las adicciones

 

VIOLENCIA/RAICES:

 

Un hueco en el alma: El abuso emocional  Hay tres grandes enfermedades, con raíces y manifestaciones psicológicas, que hoy día  están destruyendo al individuo, a la familia y por tanto a la sociedad. Estas tres son: El  alcoholismo o la adicción a otras drogas, la ira con su manifestación “la violencia doméstica”  y la codependencia. 

 

Para entender esto me gusta poner un ejemplo: imaginemos un árbol con raíces  profundas, un ancho tronco, y tres grandes ramas que nacen del mismo. En esas raíces, en  lo más profundo, está el vacío afectivo; en un segundo piso, pero todavía oculto, está la  baja autoestima y ya casi a flor de tierra, está la vergüenza o pena de sí mismo. Las tres  son aspectos de un mismo veneno que crean y dejan un hueco negro en el alma. Claro está  que de tales raíces no puede salir nada bueno. Debido a la savia que sale de esas raíces y  que subirá por ese tronco, nacerán tres grandes ramas, tres graves enfermedades, que  anuncié arriba: el alcoholismo o adicción a las otras drogas, la ira expresada en forma de  violencia doméstica y la codependencia. 

 

Estas tres enfermedades van a dar frutos o síntomas de gran dolor a nivel personal,  familiar y social; y como los cimientos sostienen o provocan el derrumbe de una casa,  empecemos por la raíz. 

 

El vacío-afectivo 

 

El ser humano al nacer y aún antes de nacer, viene con dos clases de hambre o dos  grandes necesidades: la necesidad de alimento y la necesidad de amor. Y lo mismo si no se  le da de comer a un niño que si no se le da cariño, ese tierno ser humano muere,  literalmente muere o lleva semimuerto su corazón hasta la tumba. Por eso al recién nacido,  no basta sólo darle la leche o decirle: ¡Eres lo más grande de mi vida!, con esa voz tierna  que sólo las madres tienen. Hace falta arrullarle, abrazarle y acariciarle.  El contacto físico es importante para el recién nacido pero también es de suma  importancia para el niño, para el adolescente, para el adulto y para el anciano.  Me gustó muchísimo una comparación que leí en un libro, en inglés, cuyo título traducido  es: “El amor es una elección”. El ejemplo o la imagen que pone este libro es, que el ser  humano al nacer trae en lo profundo de su ser un tanque de amor en forma de corazón; y lo  mismo que un auto, añado yo, necesita constantemente que se le llene de gasolina para  poder moverse. Así que necesita de otros dos tanques de amor: el de su padre y el de su  madre vayan llenando su tanquecito; pequeño al principio, pero que va creciendo en  tamaño. 

 

¿Se imagina usted que pasará si el tanque de amor de la madre o del padre o, aún peor,  los dos están vacíos? ¿Que pasará cuando uno de ellos no existe porque se fue, porque se  separaron, se divorciaron, o por la muerte? ¿Que pasa cuando un padre está físicamente  presente pero el trabajo abarca todo su tiempo, o es un alcohólico o un perfeccionista?  Imagínese la tragedia cuando la mamá es la alcohólica o es una neurótica de la limpieza.  Debemos tener muy en claro que se hace daño a una persona adulta y mucho más a un  niño, no sólo perjudicándole en forma directa sino no dándole aquello que es básico para  su vida, como lo es el afecto. En todas estas situaciones hay una casi total ausencia de  afecto, que es lo mismo que sembrar la soledad, en palabras de Carlos Guantemoc  Sánchez. 

 

El niño cuando nace o durante el primer año de vida no sabe ni puede hablar, pero cada  niño y cada niña trae un radar perfectísimo para leer el rostro de los padres y sentir la  frustración, el desamor, el resentimiento y el dolor que hay entre ambos padres. Y todos  estos sentimientos negativos van a impedir que llegue la gasolina al motor; van a impedir  que llegue el amor de un tanque a otro, y de ambos al fruto de ese amor que es su hijo. Y  es que nadie puede dar lo que no tiene, eso está bien claro. 

 

Si no tienes fondos en el banco, no puedes hacer un cheque que tenga valor; si no hay  amor entre los padres es imposible que llenen el tanque corazón de su hijo. Y lo que es  peor, empiezan un tráfico en sentido contrario en una carretera de una sola vía. ¿Se  imagina usted que en una sola vía vengan auto en sentido contrario? Me refiero, a que en  lugar de los padres dar, algunos padres, esperan que los hijos les den. No ha visto el caso  de esas esposas solas o que viven la soledad de dos en compañía, como quieren recibir de  su hijo o hija el afecto que no reciben de quien deben recibirlo? 

 

He visto muchas madres que convierten a su hijo en su esposo emocional, y esperan que  él solucione sus demandas emocionales. Lo he visto mas de una vez. En este caso o en  casos semejantes, los padres en lugar de ser la fuente y dar agua de amor, la toman y con  ello la agotan, de esa fuentecilla que empieza a brotar como es un niño o una niña que  empieza a vivir y que está para que le den durante toda su niñez y aún después. En estos  casos los padres son ladrones de amor, no tengo otra palabra para expresar este  sentimiento. 

 

La solución para estos padres es que busquen primero conectarse con el tanque que no  se agota, con Dios que es la fuente última del amor, porque Él es amor y lo reparte  gratuitamente sin pedir nada a cambio. Pero ese amor que Dios les da lo tienen que cultivar  entre los dos. Por eso, ¿qué ocurrirá con ese niño que crece con ese tanque vacío o  semivacío de amor, que se hace adolescente y llega con los años a ser adulto?, ¿Que  podrá dar? Por tanto, no podrá expresar afecto a su esposa o a su esposo; y sus hijos  caminarán por el mundo como el auto con el tanque casi vacío de gasolina. Ellos caminarán  renqueando, arrastrándose a sí mismos y muriendo lentamente. Por eso para expresar este  vacío afectivo total, ese hueco del alma de un ser humano, nada mejor que las palabras de  una autora americana que se llama Alice Miller en su libro titulado, y traduzco el título, “Para  tu propio bien”: “los niños maltratados están solos con sus sufrimientos, no sólo dentro de  su familia sino dentro de sí mismos. No pueden compartir su dolor con nadie, no pueden  crear un lugar en su propia alma donde poder clamar a su corazón”. Y después de esto,  que ha sido como una pequeña introducción, quiero empezar, ya más en particular, a hablar  sobre el abuso emocional que yo he subtitulado: 

 

El niño y la niña golpeados 

 

NIÑOS/VIOLENCIA Siempre es triste y doloroso arrastrar la vida  cuando no se recibió amor, sobre todo de los padres durante la niñez. Todo el que ha  estudiado siquiera un poco al ser humano, le va a decir que los cinco primeros años de la  vida dejan una marca imborrable para toda la vida, para bien o para mal. Por eso, el privar a  un niño de amor es como privar de fertilizante a un árbol que empieza a crecer, pero el  golpearlo es como echarle veneno, lo va a terminar de matar psicológicamente y  emocionalmente, o mejor va a crecer herido de muerte. Pero usted sabe que hay golpes y  golpes, algunos golpes sacan sangre o dejan morados, incluso un mal golpe puede producir  la muerte… y la gente, eso sí…, cuando lee en los periódicos, se horroriza si ve algo  hinchado. El ojo hinchado por ejemplo de un niño, porque le dieron un golpe, o le dejaron  morada la espalda después de una tunda de correazos, o le rompieron un bracito o sus  piernecitas, esto es criminal. Esos golpes se ven; pero hay otros más sutiles que no se ven,  pero que se graban a fuego lento no sólo en la cinta de la mente sino en lo intrínseco de la  identidad de ese niño o de esa niña. Se graban en su “yo”, y los frutos de estos golpes  emocionales se van a ver después, y desde luego, estos golpes impedirán que el tanque de  amor se vaya realimentando.  Me gustaría hablar un poco más detalladamente de esos golpes, que solamente los ven o  los oyen quienes los dan, aunque no piensen en las consecuencias futuras y terribles que  van a traer en sus hijos.  Quiero dejar bien claro desde el principio, que ningún padre y ni ninguna madre son  perfectos (iba a decir gracias a Dios), pues sin serlo muchas veces nos creemos no la  última sino la primera carta de la baraja. Por eso como dicen en mi tierra, a cualquier  escopeta se le puede escapar un tiro. Es decir, a un padre o a una madre se le puede  escapar un grito o un ¡déjame en paz que me sacas de quicio! Yo lo oí eso en la niñez, en  un momento de tensión, de cansancio o de frustración de los padres. Decimos que una  golondrina no hace verano, tal vez un grito no deja cicatriz; pero repetidos gritos, insultos  repetidos, desprecios repetidos, van dejando una herida que deja una huella imborrable y  muy difícil de cicatrizar.  Está claro, que cuando se repiten los golpes físicos, pero sobre todo los psicológicos o  emocionales, se va agotando el amor. Nosotros los adultos sabemos cómo duele el silencio,  tal vez más que las palabras ofensivas. Quizás usted ha experimentado el silencio durante  tres días, o semanas, o meses de una esposa herida por su esposo en su sentido de mujer.  Ese silencio es el peor de los castigos, ahora imagínese a un niño que no ha hecho nada y  no se le habla, y no se le abraza y acaricia.  Actualmente hay un tipo de silencio en forma de ausencia, porque los padres tienen que  trabajar, no por trabajar en sí, sino por trabajar demasiado. Es un silencio más hondo,  cuando el trabajo o la computadora se convierten en adicción. Conozco a una madre que ve  a su hijo dormido en la mañana, lo deja dormido en casa de su madre, y lo recoge ya  dormido a las nueve o diez de la noche. ¿Qué tiempo le dedica a su niño, que no tiene más  que algunos meses de nacido? Si eso no es silencio abusivo con su hijo, que me registren,  como dicen en mi tierra.  Muchas veces, unas queriendo y otras sin querer, se prefiere el dinero al hijo; el echar  para adelante un negocio, impide que se vaya depositando afecto en el corazón tierno de  su retoño. Y que me dicen del padre, que cuando llega del trabajo se acomoda en el sillón a  ver las noticias de la televisión. Y su hijo, todavía a veces gateando o un poco mayor,  quiere jugar con él porque no lo ha visto durante todo el día; y la respuesta de algunos  padres, (afortunadamente no todos) es: ¿Tú no ves que estoy oyendo las noticias? Eso es  un golpe en la mente y el corazón de su hijo; pero lo mismo ocurre con las madres que  trabajan, pero que quieren mantenerse en forma yendo al gimnasio y a la peluquería, y  llegan corriendo a preparar la cena. Recuerdo a una niña de diez años, que en esas  circunstancias descritas, quería ayudar a su mamá. Me contaba esa niña que su madre le  decía: ¡Vete a jugar!; sola yo hago mejor las cosas porque tú eres un desastre, y después  yo tengo que hacerlo todo de nuevo! Amigo, esto repetido y repetido es un golpe que deja  huella.  Aclaro, no es que esté malo oír las noticias, no es que esté mal el ir a la peluquería o al  gimnasio; lo que está mal es cuando lo haces hiriendo a tus hijos, y mucho peor todavía,  cuando envías mensajes negativos, verbales o no. Y que tus hijos van absorbiendo como  esponjas. Esas miradas a veces de rabia, o esas frases que hieren como puñales que  suelen decir algunas madres, tales como: ¡Me vuelves loca!; ¡Sal de aquí!; o ¡Eres una  calamidad! O peor todavía, lo que oí decir a una madre alcohólica, llena de ira a su hijo de  cinco añitos: ¡Me arrepiento de haberte traído al mundo! Estas frases son flechas que se  clavan en el centro del corazón. Y qué decir del silencio permanente, cuando el padre se va  y se pierde del mapa, o del silencio de largos intervalos cuando los padres se divorcian y  uno de ellos sólo ve a los niños cada dos semanas o tal vez, una o dos veces al año  cuando llegan las vacaciones.  ¿Han pensado en el daño que hacen a sus hijos, posiblemente muchas veces sin darse  cuenta, cuando en lugar de relacionarse con sus hijos pequeños están limpia que limpia, en  forma obsesiva y perfeccionista la casa? Son golpes lentos de martillo que van formando  defectuosamente la escultura de su hijo o hija, es tiempo que va robando a tu hijo y a tu  marido.  Silencio y ausencia, cuando tu reprochas a tu hijo los pequeños errores pero cierras tu  corazón y tu boca cuando hace algo bien. Por, ejemplo, cuando tu niño empezó el kinder e  hizo un dibujo, que pudo ser cuatro rayas cruzadas, pero que para él era una obra de arte,  en lugar de abrazarlo o alabarlo, guardaste silencio. Con ello haces que tu hijo o tu hija  aprendan a ver sólo los errores, pero no lo bueno que hay en sus personas.  Todos estos golpes emocionales y psicológicos, hacen tanto daño en la niñez porque el  niño o la niña no sabe defenderse; su mente apenas empieza a desarrollar lentamente  ciertos mecanismos de defensa para poder filtrar y analizar lo que ve y oye. Su mente es  como una esponja: recibe todo. ¿Se imagina lo que pasa con un aire acondicionado al que  le falta el filtro? Recibe el aire del medio ambiente tal como viene, con todas las impurezas  que van entrando sin selección. Así es la mente de un niño, recibe lo que le envían sus  padres, no tiene capacidad para decir esto es verdad o no es verdad, lo que dicen es justo  o injusto. Por eso los mensajes-golpes son como olas gigantescas que llegan sin control a  lo más profundo de ese ser indefenso. Pero que distinta es la niñez y el futuro de sus hijos  cuando ellos palpan el amor entre su padre y su madre, cuando ellos desde pequeños ven  que su madre recibe con un beso, un abrazo al padre que llega del trabajo, o cuando el  padre viene con un ramo de flores para su esposa o le da un beso a su esposa. Son  detalles que se van grabando en el alma de los niños, que van modelando su personalidad,  que van llenando de amor ese tanque-corazón. Créame, esa será la mejor herencia que  podrá dejar a sus hijos. 

_________________________________________________

 

¿Qué es la codependencia?

Dra. Doris Amaya psicóloga y experta en adicciones y codependencia

 

Todo tipo de pseudo-amor es destructivo; uno de ellos es la codependencia. Cuando una persona vive su vida a través de los demás y  a costa de sus legítimas necesidades, va más allá de lo que exige el verdadero amor. Se  quema hasta el punto de no quedar ya nada de ella.  Parece un noble empeño ayudar a otras personas que se están autodestruyendo, como  en el caso de las esposas o novias de los alcohólicos o adictos a la droga, al juego o al  sexo. Sin embargo, olvidamos ayudar a los codependientes.  Todo amor que no produce paz, sino angustia o culpa, está contaminado de  codependencia. Ese tipo de amor patológico, de obsesión, es sumamente destructivo. Al no  producir paz interior ni crecimiento espiritual, no lleva a la felicidad.  La codependencia crea amargura, angustia, enojo y culpabilidad irracional. El fruto del  amor debe ser la paz y la alegría. Si no es así, algo anda mal. Somos imagen y templo de  Dios. No debemos albergar en nuestro corazón ni angustia ni ninguna otra emoción  dañina. La codependencia nace de un hambre malsana de amor, quizás provocada por un  ambiente familiar en que uno no se sentía amado. Se puede tener un hambre tan  desordenada de amor, que nos impida dejar una relación humana negativa.  El dolor en la codependencia es mayor que el amor que se recibe. Hay que tratar de  mantener una relación sólo hasta donde debamos y podamos. Debemos procurar  mantenernos en la línea del quinto mandamiento de la Ley de Dios. Si una relación humana  resulta perjudicial para la salud física, moral o espiritual, hay que cortar. La misma Iglesia  Católica permite la separación de los casados cuando la vida en común se hace  intolerable. Una de las características de la persona codependiente es que no confía en la otra  persona a la que trata de influir. Esto lo demuestra persiguiéndola, tratando de controlarla,  diciéndole lo que tiene que hacer, etc.  La sobreprotección, signo de codependencia, a veces nace de la situación de una madre  que ha perdido a su esposo. Hay madres que usan a sus hijos para llenar un vacío.  El codependiente no sabe quién es, lo que siente, cuáles son sus necesidades; vive  como un ser vacío.  El verdadero amor promueve el crecimiento mutuo. El fin de todo ser humano no es  complacer siempre a otro o ser lo que el otro espera de uno, sino ser el reflejo de Dios para  los demás: lo que Dios le creó para ser.  La codependencia aparenta ser amor, pero es egoísmo, mutua destrucción, miedo,  control, relación condicionada: “Te amo si cambias”; “Si no haces lo que digo, te recrimino,  te persigo, me siento tu víctima.” En la codependencia hay una gran cantidad de  manipulación. Es una relación descontrolada: hagamos todo lo que sea para que esa  persona se acomode a mí.  En momentos de frustración, la codependencia es abusiva o de tremenda tolerancia del  abuso. La persona codependiente permite tanto que no reconoce el abuso cuando lo sufre.  Ha llegado a tener una autoestima tan baja, que ya no se da cuenta de que están abusando  de ella.  El codependiente necesita dar continuamente para no sufrir culpabilidad, ansiedad,  enojo, miedo, etc. Necesita dar, sentirse necesario para tener autoestima. Está dominado  por sentimientos enfermizos y no por la razón.  El amor humano debe ajustarse a la razón. Los codependientes se dejan llevar solamente  por sus sentimientos. Su autoestima depende del comportamiento o reacción de los  demás. El codependiente debe recibir ayuda profesional y espiritual. Debe amarse  ordenadamente a sí mismo, atendiendo a sus necesidades básicas.  Dra. Doris Amaya, psicóloga en la práctica privada en Miami y experta en adicciones y  codependencia.  ·Amaya-Doris

_________________________________________________

 

La adicción a la ira

 

IRA/ADICION: Ud. habrá oído hablar de la adición al alcohol, al juego, a la comida, a las  drogas, a comprar cosas. Pues también hay personas que tienen adición a la ira. La ira es  un estado emocional normal. Cuando a uno le pisan el pie, brinca. En ese caso la ira es un  sentimiento normal, con ciertos límites.  Cristo se airó en el Templo, sintió ira, porque habían convertido la casa de Dios en cueva  de ladrones. Cuando vinieron los niños a El y los apóstoles no les dejaron que se  acercaran, el Señor se enojó. Esa es la ira normal, es una reacción normal.  Hay otro grado al cual puede llegar la ira que es lo que llamamos “la rabia”, la furia. Ese  es un grado muy grande de ira, la ira normal no lleva a la agresión . Puede ser una agresión  de palabra, que tampoco está bien, pero la rabia es una forma muy fuerte de sentir ira. Es la  más terrible y lleva a la violencia, a la agresión.  No hay que confundir ira o rabia con resentimiento. En el resentimiento hay su parte de  ira también, que la persona va almacenando, en lugar de soltarla. Esta piensa en lo que le  hicieron y lo va guardando. Por eso se llama resentimiento, pues significa volver a sentir. La  ira va destruyendo a la persona que la siente, no al que causó el resentimiento. Esa  persona ni se entera. La ira siempre lo destruye a uno y el odio es el proceso final del  resentimiento. Es una ira congelada.  Hay personas adictas a la ira. ¿Cuándo se puede decir que una persona es adicta a la  ira? Cuando no tiene control sobre la ira y ésta es algo crónico, compulsivo. Entonces esa  persona es adicta a la ira. 

 

Ejemplo de ira adictiva  He oído estas frases: “A mí me importan más mis sentimientos que tú” y “Yo sé que  estuve abusando de ti, pero no puedo parar, no me puedo controlar.” Una persona que no  puede controlar su ira es adicta a la ira. Igual que el que está tomando, no puede  controlarse. “Yo necesito mi ira más que a ti” dice la persona, lo cual significa que prefiere  su ira a la esposa. Eso es una adicción. Como ya he dicho, la adicción a la ira tiene mucha  relación con la adicción al alcohol y a las drogas.  Ningún adicto a la ira quiere admitir esa adicción. Es más fácil admitir que uno es adicto a  una sustancia. Es un caso como el del abusador, no quiere admitir que está maltratando.  ¿En qué se parecen la adicción a la ira y la adicción al alcohol? Puede haber, en ambos  casos, una predisposición genética. De padres violentos, hijos violentos. Lo dice la Biblia, la  violencia engendra violencia. Lo han dicho los Papas de la Iglesia Católica.  En los dos casos, la ira y el alcohol se utilizan como un mecanismo para resolver los  problemas. Pero resulta que ni el alcohol ni otras drogas, ni la violencia, resuelven los  problemas que hay en la familia o en la persona. Ese mecanismo llega a ser  autodestructivo.  En el alcohólico hay un problema emocional, hay una baja autoestima. En el adicto  abusador también hay una baja autoestima. ¿Cómo quiere el alcohólico solucionar el  problema? Tomando. ¿Cómo quiere solucionar el abusador esa baja autoestima?  Golpeando. Esas son las explosiones de ira. Momentáneamente descarga su ira, pero  cuando se da cuenta vienen más problemas, más vergüenza, más culpabilidad, en el  alcohólico y en el que golpea. Para quitar esa vergüenza, esa frustración, otra vez vuelve a  tomar o a golpear. Por eso los abusadores y los borrachos o drogadictos utilizan esto como  un mecanismo que los va a destruir a ellos y a otras personas.  Las dos adicciones tienen muchos componentes iguales. El alcohólico o drogadicto utiliza  la negación igual que el que golpea o abusa. En el alcohólico hay lo que se llama la  tolerancia y el que abusa, cada vez va abusando más y más. En las dos adicciones  disminuye la autoestima de la persona. Si ya la tenía baja, disminuye todavía más. Ambas  adicciones engendran vergüenza de sí mismo y en ambas la adicción puede ser provocada  por la falta de autoestima. En las dos, también, el “yo” de la persona, queda totalmente  destruido y en ambas adicciones, sobre todo lo que más se destruye son los sentimientos,  la afectividad. Es la enfermedad de los sentimientos, en ambos casos.  _________________________________________________

 

La violencia es contagiosa

 

Aunque en estas páginas prestamos primordial atención a las mujeres, no ignoramos la  complejidad del problema. Reconocemos que también hay mujeres violentas y abusivas que  le hacen la vida imposible a sus compañeros.  Aunque nunca se justifique que el hombre le levante la mano a su pareja, es un hecho  que hay mujeres que exasperan a sus hombres. Mencionemos cuatro de las ofensas que  más hieren a los hombres: Primero, el adulterio o infidelidad de la mujer. Segundo, el  despilfarro; hay mujeres gastadoras que arruinan a sus maridos. Tercero, el incumplimiento  de los deberes domésticos. Cuarto, la inconformidad; hay mujeres que se quejan de todo.  Hecha la precedente aclaración, continuemos nuestra exposición subrayando que  cuando presentamos a la mujer como víctima debe tenerse presente la posibilidad de que el  hombre también lo sea.  La violencia doméstica tiene un incuestionable efecto negativo en la salud física y mental  de la mujer, como lo demuestra la experiencia. La víctima de la violencia doméstica puede  sufrir síntomas de depresión, ansiedad, dolores corporales, compulsividad, obsesiones y  paranoia, según reporta un artículo titulado “Más propensa la mujer a los problemas  mentales”, publicado en la revista puertorriqueña “El Nuevo Día”, marzo 8 de l994.  En algunos casos, las víctimas de la violencia a su vez agreden a sus agresores. Las  mujeres aparecen como las transgresoras en el l7% de todos los homicidios. El miedo, la ira  y la sensación de sentirse atrapadas pueden llevar a una mujer a contraatacar a su agresor  simplemente para sobrevivir. Sabemos por estadísticas que el 40% de las mujeres  homicidas lo hicieron en defensa propia. Investigaciones realizadas en los últimos años  indican que las mujeres que abandonan a sus victimarios corren un riesgo 75% mayor de  ser asesinadas que aquellas que se quedan con sus agresores. El temor de ser asesinadas  ha llevado a muchas mujeres a matar a sus compañeros abusadores. (Datos tomados del  folleto “Cuando yo pido ayuda”, publicado por la Arquidiócesis de Miami.)  Sin embargo, la mujer y el hombre no son las únicas víctimas de la violencia. Con  frecuencia, la violencia doméstica también alcanza a los hijos.  Veamos un triste caso: Una mujer de 34 años de edad mató a sus dos hijas de 7 y 5  años, y después se suicidó. (“Diario Las Américas”, agosto 7, l997). Antes de la tragedia  escribió una carta que decía: “No lo hice por maldad, sino porque no quería que mis hijas  sufriese igual que yo o anduviesen rodando sin padre ni madre.” La carta agregaba: “Mi  marido siempre me amenazaba con matarme y yo temía que de veras me matase y que mis  hijas se quedasen solas; por eso lo hago yo misma.”  Sólo Dios sabe cuántos maltratos y sufrimientos soportó esa pobre mujer antes de llegar  a la desesperación que la llevó a tales extremos. Quizás los continuos atropellos de su  esposo llegaron a hacerla creer que no valía nada como persona. En lugar de defenderse,  cayó en la violencia al igual que él, pero dirigiéndola contra sus hijas y contra sí misma.  Se ha comprobado que la violencia doméstica es contagiosa. Según el psiquiatra español  Luis Rojas Marcos, presidente del Servicio de Salud de la Ciudad de Nueva York y  colaborador de numerosas publicaciones especializadas, la violencia genera violencia.  Según el Dr. Rojas Marcos, en EE.UU.. (donde él trabaja), el 53% de los delincuentes  adultos son personas que fueron maltratadas durante su infancia. Afirma el Dr. que ese  dato se puede extrapolar a todo el mundo occidental.  Explicó el Dr. Rojas Marcos durante una conferencia en la ciudad de San Sebastián en  España, que durante los primeros años de vida “es cuando los seres humanos desarrollan  la facultad para la compasión, el aprecio a la vida o la capacidad de sentir dolor por otras  personas”. Por tanto, si son sometidos a actos de violencia no asimilarán tales capacidades  y una vez adultos serán “los más dispuestos a usar la fuerza bruta para resolver conflictos.”  “El niño que ha sido maltratado, cuando crece se vuelve verdugo, por lo que se mantiene el  círculo vicioso de la violencia”, aseguró. También señaló que los maltratos a los niños y en  concreto el abuso sexual, dan lugar a una serie de dolencias psicológicas importantes al  llegar a la edad adulta, tales como la depresión crónica, las personalidades múltiples o  fuertes tendencias al alcoholismo o la drogadicción.

ESCÁNDALOS POR LOS ABUSOS DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ EN FRANCIA

 

The Factory

 

 

Presentado por  Guillermo Bowen   

 

08 de octubre de 2007

 

Un nuevo documental expone cómo los niños Testigos de Jehová en Francia son expuestos a los pedófilos de la secta por las políticas a nivel mundial de esta organización religiosa. El programa titulado, “Cultos: Niños Bajo Influencia.” proporciona la  extensa evidencia de porqué el problema del abuso continúa dentro del grupo.   

 

Cultos: Niños Bajo Influencia

 

Las cámaras penetran el secreto de muchas sectas establecidas en Francia. Las autoridades estiman que más de 8,000 niños bajo la influencia de estos grupos religiosos estarían en peligro. A pesar del secreto exigido por estas organizaciones, el periodista Stephane Haussy fue capaz de investigar muchas situaciones. Él visitó a funcionarios superiores entre los Testigos del Jehová. Casi 50,000 niños están envueltos en los Testigos del Jehová, una comunidad abierta al mundo.

 

Durante nuestra investigación, también encontramos casos de presuntos pedófilos que no han sido denunciados a las autoridades y que serían manejados por comités de ancianos de la iglesia que determinan sanciones. Las víctimas, menores en ese entonces, manifiestan lo que ellos han sufrido, y los ex líderes de los Testigos del Jehová en Francia y en los Estados Unidos hablan sobre cómo la jerarquía de los Testigos del Jehová les habría exigido no mencionar los casos de abuso a nadie.

 

Más sobre los TJ en:

 

www.elevangeliodelreino.org

 

www.yeshuahamashiaj.org

 

LA SORPRENDENTE ESCATOLOGÍA ORIGINAL DE AGUSTÍN DE HIPONA SOBRE EL REINO FUTURO

 

Puede conmocionarnos un poco al darnos cuenta de que Agustín de Hipona no fue sólo premilennialista 1 en su anterior escatología, sino que él fue también dispensacionalista. Un Milenio literal en la tierra es de hecho la esencia de la teología dispensacional. Agustín se mantuvo firme en un modelo de siete edades tradicional (dispensacional) que clasificó períodos en la historia bíblica con el progreso espiritual de la humanidad hacia la redención. Las primero cinco etapas se correlacionaban a la historia del Antiguo Testamento y estaban demarcadas por Adán, Noé, Abraham, David, y el Exilo.2 Las dos dispensaciones del NT, según Agustín y casi todos los dispensacionalistas, fueron la Edad de la Iglesia y el Reino Milenario, “ el Descanso de Sábado ” de los santos en la tierra.3

 

Pero tres factores convergieron en el norte de África que influenció a Agustín para tomar un nuevo acercamiento para el Milenio. Una de ellas fue su revulsión sobre las celebraciones báquicas de los donatistas.

 

Posteriormente Agustín abandonó su creencia en una dispensación futura del reino por otra presente y encarnada en la Iglesia. En su libro La Ciudad de Dios, Agustín desarrolla su nueva visión presente del reino en la institución de la Iglesia. La iglesia era para Agustín, el reino de Dios. Ya no habría que esperar el reino y el descanso sabático en el futuro, sino en el presente, en la Era de la iglesia.

 

Aunque personalmente creo que la teoría dispensacionalista tiene sus defectos y peligros, lo cierto es que Agustín en el principio creyó que habría una dispensación FUTURA que seguiría a la de la Iglesia, la dispensación del reino milenario, “el descanso sabático” de los santos en la tierra.

 

1 Agustín, Ciudad de Dios, 20.7,1; Vea también G. Folliet, “ La Typologie Du Sabbat Chez Canonice a Augustin. La interpretación milenarista millénariste entre 386 et 400, ” agosto 2 (1956): 371-90.

 

2 Aunque los dispensacionalistas disientan algo en los diferentes períodos administrativos (las economías) en el Antiguo Testamento, hay un acuerdo general que una dispensación es una economía distinguible en la gerencia de Dios de Su plan redentor para el género humano.

 

3 Agustín, Sermón 259, 2. Vea también a Paula Fredriksen, “el Apocalipsis y La Redención en el  Cristianismo Primitivo, ”Vigiliae Christianae 45 (1991): 163.

 

www.elevangeliodelreino.org

San Agustín y Su trágica alegorización del Libro de Apocalipsis

San Agustín y Su trágica alegorización del Libro de Apocalipsis

 

 

 

 

Libro: http://www.iglesiareformada.com/Agustin_Ciudad.html

 

Compendiado por Ing° Mario A Olcese

 

San. Agustín (354-430 d.J.C.) interpretó el libro de Apocalipsis en su libro “La Ciudad de Dios”. Él dividió a la gente y a los ángeles en dos sociedades o, como él dijo, ciudades. Una sirve a Dios y es poblada por los ángeles buenos y toda la gente de buena voluntad. La otra se opone a Dios y está poblada de ángeles caídos y toda gente de mala voluntad.

 

Los elementos humanos de estas dos sociedades fueron fundados en la tierra por Caín (quién se rebeló contra Dios) y su hermano Set (quién sirvió a Dios). Cuando estas sociedades se desarrollaron, ellos se extendieron y atrajeron a la otra descendencia de Adán. La ciudad terrenal atrajo a aquellos que prefieren cosas terrenales sobre Dios; la ciudad piadosa atrajo a aquellos que prefieren a Dios.

Todos los humanos están expuestos a estas dos alternativas y eligen según sus corazones. Agustín perfiló la historia de estas dos sociedades al tiempo de Cristo. Entonces, en el libro XX, sección 19, él predice su futuro interpretando el Apocalipsis o Revelación.

Agustín creyó que el milenio comenzó con Cristo. Él cita Mateo 12:28, Lucas 10:9 y Lucas 11:20 para mostrar que Cristo les dijo a la gente que el reino ya había comenzado. Este reino es realmente la ciudad del pueblo de Dios traída a una más alta perfección por Cristo. En este estado más perfeccionado, seguirá hasta que Cristo vuelva.

El comentario de Agustín comienza con la atadura de Satanás y el establecimiento del reinado de mil años de los santos. Antes de entrar en esto, sin embargo, Agustín habló de las bestias de Daniel provenientes del mar. Las cuatro bestias de Daniel representan cuatro Imperios: el asirio, el persa, el macedonio, y el romano (Dan. 7:1-28). Agustín explica que éstas son manifestaciones sucesivas de la ciudad del maligno.

Agustín tenía un problema con los diez cuernos (o reyes) de la cuarta bestia (Dan. 7:7 y 24) porque Roma tuvo más de diez reyes durante la monarquía. Él sintió que diez significaba la plenitud del número, representando a todos los monarcas romanos.

El cuerno pequeño que se levanta (Dan. 7:8 y 24) es el Anticristo, que aparecerá poco antes del juicio final y atacará a los seguidores de Cristo (XX, 23, p. 748). Dios intervendrá y parará esta persecución (XVIII, 53, p. 665). Entonces viene el juicio final y el reinado eterno de los santos.

El reinado de tres años y medio del Anticristo coincidirá con los tres años y medio del reinado terrestre de los santos (XX, 13, p. 730-2). Satanás, atado desde el principio del milenio terrestre, será liberado cuando reine el Anticristo.

La interconexión de Agustín de la historia pasada a la Revelación ocurre en el punto cuando Cristo ató a Satanás. Cristo comenzó a atar a Satanás justo después del Pentecostés, mientras el cristianismo se extendía en todas partes de Judea. Cuando el cristianismo se extendió, la actividad del Satanás dentro de las áreas convertidas fue cada vez más reducida. Cuando el cristianismo se extendió fuera de Judea en las naciones circundantes, la atadura de Satanás se hizo más extendida.

Una vez atado, Satanás permanecerá atado hasta que el cristianismo se haya establecido, y luego Satanás será liberado. Después vendrán los tres años y medio del reinado del Anticristo. Agustín sintió que el maligno no volvería a Dios entonces porque Satanás sería otra vez totalmente armado (XX, 8, p. 722).

Para defender su interpretación, Agustín cita Mateo 12:29: “¿o cómo puede alguien entrar a la casa del fuerte, y saquear sus bienes, a menos que él primero ate al fuerte? y luego él va a saquear su casa.” (XX, 8, p. 724). Esto es lo que Jesús hace durante la edad cristiana: la atadura de Satanás de modo que Jesús pueda saquear, o llevarse, a la gente de buena voluntad que una vez fue reclamada por Satanás.

Además, cuando el cristianismo crece, Satanás está cada vez más restringido al hoyo sin fondo, que Agustín define como un abismo espiritual abastecido de combustible por la mentalidad del malo cuya malicia hacia Cristo es sin fondo. Satanás estaba en aquel abismo espiritual desde el principio. Privado ahora de la gente temerosa de Dios, Satanás agarra aún más firme sobre el maligno (XX, 7, p. 720).

Las almas liberadas del apretón de Satanás habían perdido alivio espiritual debido a sus propios pecados y los efectos durables del pecado de nuestros primeros padres. Cristo restaura la vida espiritual a las almas que él libera aplicándoles su propia vida espiritual por su fe. Ellos sellaron su vida en ellos mismos por el bautismo. Ahora ellos que estaban espiritualmente muertos están vivos. Esta es la resurrección del alma. La segunda resurrección será la resurrección del cuerpo.

Él cita a Juan 5:25-6 para demostrar su punto: “… la hora viene, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz… y aquellos que oyen vivirán.” Esto describe la primera resurrección: la resurrección del alma de la muerte espiritual.

Entonces Agustín cita a Juan 5:28-9 sobre la segunda resurrección: “… porque la hora viene cuando todos los que están en las tumbas oirán la voz del Hijo de Dios. Y… saldrán a resurrección…” (XX, 6, p. 275). Agustín entonces traza un paralelo. Ya que hay dos regeneraciones: una del alma en la fe por el Bautismo, y el otro del cuerpo en la carne por la incorrupción, así hay también dos resurrecciones. La primera es del alma en este mundo; la segunda es del cuerpo en el siguiente mundo (XX, 6, p. 718). La primera resurrección es en el reino ya establecido. En la tierra participamos en ello.

Hay cizaña con el trigo en este mundo. Las cizañas (los malos) crecerán junto con los fieles hasta el final. Los ángeles cosecharán primero las cizañas y las quemarán; entonces ellos cosecharán el trigo (XX, 9, p. 725).

Para mostrar que la primera resurrección no es la resurrección corporal, él cita el Nuevo Testamento en la resurrección por el bautismo: “…resucitado con Cristo (Col. 3:1)…” y : “… andando en novedad de vida.” (Rom. 6:4) y : “resucitado… levantado de los muertos: (Efe. 5.14)…” y “… no andes aparte de él no sea que caigas.” (Ecles. 2:7). Caída en Latín es sacada de la palabra latina “cada”, como en “cadáver”. Es usada aquí para significar la caída muerta. Él también cita Rom. 14:4: “ para su propio señor está en pie o cae” Y 1 Cor. 10:12: “… Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.” (XX,

Los tronos sobre los que los electos se sientan en Rev 20:4 no son tronos del juicio, sino de aquellos gobernantes de la Iglesia (XX, 10, p. 726). Los mártires son llamados para una parte, la mejor parte, de todos los fallecidos que pertenecen a Cristo (XX, 10, p. 727). Los santos seguirán reinando después de que Satanás es soltado (XX, 13, p. 732). El cristianismo no desaparecerá.

Agustín afirma que la Escritura indica que Satanás, cuando sea soltado, seducirá a las naciones – no simplemente a humanos – sino naciones enteras, naciones ahora unidas con Cristo, pero antes estuvieron equivocadas y en impiedad. Revelación no implica que Satanás, cuando sea atado, no seducirá a ninguna persona más; sino que, cuando sea atado, Satanás no seducirá a la toda la gente que conforma el cristianismo. Agustín siente que la razón por la que Cristo ata a Satanás durante mil años es para permitir que las naciones se pongan lo suficientemente fuertes, de modo que, cuando Satanás sea liberado, las naciones no necesiten ser, y no tengan ninguna excusa por estar, engañadas por Satanás (XX, 7-8, pps 721-2).

Gog y Magog no son naciones bárbaras específicas, y tampoco son ellos Getes y Massagetes. Gog y Magog representan la “casa” (gog) “y de la casa” (magog); es decir, “la casa ” y “el que sale de la casa”. Ambos nombres se refieren a todas las naciones, ninguno se refiere directamente a Satanás. Las naciones son “la casa” porque Satanás es escondido y alojado en ellos. Ellos son “de la casa” porque habiendo abrigado el odio secreto, ellos ahora vomitan el odio abierto, y atacan a los seguidores de Cristo en todas partes de la tierra (XX, 11, p. 729).

Agustín describió dos reinos de Dios. Para la primera resurrección, hay un reino donde están tanto aquellos que obedecen los Mandamientos como aquellos que desobedecen. Para la segunda resurrección, hay un reino purificado donde sólo aquellos que guardan los Mandamientos pueden entrar. Este reino purificado es perfecto y completamente exento del mal. Así que el reino terrenal es tanto el reino de Cristo como el reino del cielo; mientras que, en la siguiente vida, sólo habrá un reino, el del cielo, el que no tiene cizaña (XX, 9, pps 725-6).

“El fuego bajó del cielo y devoró a Gog y Magog.” Agustín interpreta el fuego como la firmeza inflexible del santo contra el malo. Su firme fidelidad a Dios quemará al malo (XX, 12, p. 730).

Incluso aunque sepamos que el mundo se terminará, Agustín advierte contra cualquier tentativa de calcular los años que todavía quedan. Cristo mismo dijo que no es para nosotros saber estas cosas (XVIII, 53, p. 665). Cuando el juicio final ocurra, aquellos que no pertenecen a la Ciudad de Dios irán a la miseria eterna, que es la segunda muerte. Las almas allí serán para siempre separadas de Dios, su vida, y sus cuerpos físicos serán para siempre sujetados al dolor eterno (XIX, 28, p. 709).

Agustín interpreta el nuevo cielo y la nueva tierra de esta manera: el mundo presente perderá su forma por el fuego mundano, como fue formalmente destruido por el agua terrenal; y todas las cosas corruptibles se consumirán. Dios renovará entonces el mundo para hacerlo caber con gente con cuerpos inmortales. Este mundo renovado es el lugar, el nuevo cielo que rodea la nueva tierra, donde los inmortales de la segunda resurrección morarán (XX, 16, p. 735). La nueva Jerusalén es una visión del cielo eterno, el lugar donde la gente y Dios se relacionan. No hay ninguna pena allí, ninguna muerte, ningún pecado (XX, 17, p. 736). Las escrituras de Agustín han fuertemente influenciado en el pensamiento Católico sobre el libro de Revelación o Apocalipsis.

Resumen:

-Agustín creía que la atadura del diablo empezó en el siglo I, en Pentecostés del 33 DC.

-Agustín creía que había dos reinos: uno presente y terrenal para obedientes y desobedientes, y otro futuro y celestial para los justos.

-Agustín creía en dos resurrecciones: la primera, la del alma, y la segunda, la del cuerpo.

-Agustín creía en la supervivencia de las almas y esto debido a la influencia platónica.

-Agustín creía en el castigo de las almas en el infierno (miseria y dolor eternos).

-Agustín no creía en el rapto secreto pre-tribulacional de la iglesia.

-Agustín no creía que Gog y Magog representan a dos naciones o pueblos, sino a todas las naciones.

-Agustín creía en la purificación de la tierra y su completa renovación para que gente buena la habitase.

-Agustín no relaciona el reino de Dios con el pueblo Judío en ningún momento sino con la iglesia.

-Agustín creía que la Nueva Jerusalén era un símbolo del cielo donde los justos se relacionarán con Dios eternamente.

-En su libro en el capítulo 7, 2 dice  “Aut certe mille annos pro annis omnibus huius saeculi posuit, ut perfecto numero notaretur ipsa saeculi plenitudo” (ibid. 7, 2) (14). Es decir, para Agustín el milenio o los mil años es simbólico, denotando plenitud o la totalidad del tiempo de la iglesia.

-Es claro que Agustín estaba influenciado por el alegorismo de Orígenes y de la Escuela de Alejandría.

Conclusión:

Agustín de Hipona fue por un tiempo, como el mismo testifica (De Civitate Dei, XX, 7), un destacado campeón del milenarismo; pero él ubica al milenio después de la resurrección universal y se lo mira con una luz más espiritual (Sermo. CCLIX). Cuando, sin embargo, él acepta la doctrina de sólo una resurrección universal y un juicio final siguiéndola inmediatamente, no puede más adherir al principio más importante del temprano chiliasmo. San Agustín finalmente adhiere a la convicción de que no habrá un milenio. La lucha entre Cristo y Sus santos por un lado y el mundo malvado y Satán por el otro, es librada en la Iglesia sobre la tierra; así el gran Doctor lo describe en su obra De Civitate Dei. En el mismo libro nos da una explicación alegórica del Capítulo 20 del Apocalipsis. El nos dice que la primera resurrección, de la cual este capítulo trata, se refiere al renacimiento espiritual en el bautismo; el sábado de mil años después de seis mil años de historia es la vida eterna completa – o en sus palabras, el número mil intenta expresar perfección, y el último espacio de mil años debe ser entendido como refiriéndose al fin del mundo; en todos los casos, el reino de Cristo, del que el Apocalipsis habla, solo puede ser aplicado a la Iglesia (De Civitate Dei, XX 5-7). Esta explicación de ilustre Doctor fue adoptada por los teólogos Occidentales que lo sucedieron, y el milenarismo en su forma original no recibió más apoyo.

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

www.yeshuahamashiaj.org