COMPLOT SATÁNICO MUNDIAL

 

 

 


Complot satánico mundial

……….

Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

«Casi ningún pensador ha interpretado los hechos históricos como un PLAN IMPERIAL, “complot” o “conspiración”… muy pocos han visto en los acontecimientos la ejecución de actos precisos acorde a un plan predeterminado…para el dominio total del mundo».

“Tendremos el Gobierno mundial os guste o no os guste, con vuestro consentimiento o sin vuestro consentimiento” – declaración del banquero miembro del CFR (think tank-comecocos judío) James Warburg en el Comité de Asuntos Externos del Senado el 17 de febrero de 1950.

Desde muchos siglos atrás, se está llevando a cabo con laudable arte magno el desarrollo progresivo de un plan nebuloso para la conquista absoluta del mundo que resultará en el establecimiento de un Orden Nuevo o sistema cuyo gobernante y cabeza habrá de ser el Anticristo de los últimos días, según lo visto en el libro de Apocalipsis. Las personas implicadas en este lóbrego asunto son conocidas en el ámbito político y social; son poseedoras de un status financiero enorme y tremendamente poderoso debido a las empresas y monopolios exitosos que manejan, siendo conocidas ampliamente en cada lugar y recóndito por sus actitudes “filantrópicas” pero que en realidad son individuos nefastos que controlan hoy día, con egoísmo, ambición y muerte, las fronteras de las naciones del mundo tras un telón invisible, bajo la careta falsa de un sistema político capitalista pero que transpira con certeza un éter de dictadura imperialista, embellecida en de un falso reflejo de “libertad” y de “heroísmo” internacional.

Adam Weishaupt, nació en Ingolstadt, Bavaria, el 6 de febrero de 1748. Funda, por influencia jesuita y masónica, el 1 de mayo 1776, la Orden Illuminati, conocidos también como “Los Iluminados de Baviera”. Weishaupt tenía una mente militar, una gran visión y empuje. Los principales propósitos de la Orden ya erguida, eran regir la humanidad por medio de un sistema de gobierno único (”Novo Ordo Seclorum”), hacer desaparecer las religiones de la tierra, desintegrar el núcleo familiar, acabar con los sistemas políticos y sociales vigentes, con los dogmas éticos, con la efectividad de la enseñanza escolar, etc.

El Illuminati planeó coalicionar todas las religiones y creencias con el fin de anular sus diferencias que las han apartado siempre, sin pasar por alto, la destrucción del papado católico y del cristianismo fundamentalista.Adam Weishaupt fue financiado por un grupo de banqueros de la Casa Rothschild. Bajo este financiamiento se elaboraron los planes futuros para la conquista del mundo que se está logrando ahora de manera lenta pero segura, en el más oscuro y hermético de los secretos.

La Orden Illuminati trazó el camino hacia la revolución francesa, la caída del imperio zarista, posteriormente, dio paso a la implantación del sistema comunista y a su deliberado derrocamiento (La lista de “Los Doce Hombres Justos” del la Orden Illuminati, contrataron a Carlos Marx para que escribiera el Manifiesto Comunista. Prueba de esto existe en el museo británico de Londres. Allí se muestran los cheques que recibió Marx como pago de “Los Doce. . . “).

No es fallido pensar que el control político de Estados Unidos este a cargo del la maligna Orden de los Illuminati. Los Estados Unidos americanos se están encargando con avidez que ningún país del planeta sea un digno competidor suyo. Su carácter imperialista lo ha llevado a más allá de las fronteras permitidas. Estados Unidos ha violentado intensa e insistentemente los derechos humanos de una buena cantidad de países extranjeros, hoy, lo vemos metido con ilícitos “derechos” en el Medio Oriente, en las naciones representadas por la “media luna”. Aunque muchos no lo creen, la milicia norteamericana bajo el mandato del presidente Bush está asesinando a miles de civiles árabes con fósforo blanco y uranio empobrecido, ¡hasta con el letal y adustivo NAPALM que utilizaron en Vietnam para matar solados y civiles, como niños, mujeres y ancianos!

George Wihelm Friedrich Hegel, filósofo nacido en Stutggartt, el 27 de agosto de 1770, Alemania, considerado como el representante de «La cumbre del movimiento decimonónico alemán del idealismo filosófico y el Revolucionario de la Dialéctica», y que provocó un notable impacto ideológico positivo en Carlos Marx, determinó la existencia de una clase de gobierno al que le llamo “Tesis” (en este caso, el sistema “capitalista”). Supuso un sistema o gobierno opuesto a la “Tesis” al que denominó “Antítesis” (en este caso, el sistema “comunista”).

Así, el resultado del conflicto entre la “Tesis” y la “Antítesis” sería la “Síntesis” (en este caso, “el gobierno del Anticristo Final”, “el último reinado gentil”, “el Nuevo Orden Mundial”). De esto se establece que “el conflicto provoca el cambio, y el conflicto planificado provocará el cambio planificado”. Illuminati, al conciliar esta línea del pensamiento hegeliano, financió a Carlos Marx para crear la “Antítesis” del sistema capitalista, y fue la misma Orden que se encargó de formalizar el plan de extinción de esta “Antítesis”. La aceptación de las promesas de parte de la humanidad para mejores expectativas en general, dará como resultado el surgimiento del reinado del Anticristo Escatológico: La “Síntesis” de Hegel. Una obra maestra demoníaca.

Las principales y prestigiosas empresas mediáticas, con relación al Medio Oriente, no destacan en el entorno social este tipo de información, sencillamente porque se encuentran “compradas” por los gobiernos dictadores y genocidas que izan “blancas banderas” de falsa paz y amistad: “Con dinero, baila el perro”, dice el viejo refrán. La información oportuna, veraz y cruda, de estos sucesos develados, los comprometería con no poca comprometedora e importante gravedad. Los medios noticieros e informáticos son un gran fraude hoy por hoy, y es una parte del plan en cuestión que va con pasos rápidos y agigantados para “anclarse” en el mundo.

Las Torres de Nueva York fueron el pretexto para la invasión de Irak para el saqueo de su petróleo. Hay evidencias irrefutables que Estados Unidos de Norteamérica perpetró la destrucción de las «Word Trade Center» con este fin (véase en You Tube: Loose Change Subtitulada Español). En la lista, están otros pueblos para ser invadidos, sin duda alguna, de “aquellos lares y retirados rumbos”.

Están relacionados con este plan infernal de la conquista del mundo: el club Bilderberg, la élite Rockefeller, el clan Rotschild, Wallenberg, la Orden Skull and Bones (”Calaveras y Huesos”), con sede en la universidad de Yale y la integran las personas más ricas y poderosas de los Estados Unidos. En el rito de iniciación se les exige pernotar en cementerios, realizar actos depravados como la violación de personas, pedofilia, y la práctica de ritos sangrientos.

No es desconocido que algunos de los presidentes estadounidenses están comprometidos en esta diabólica Orden, entre los que se encuentran los presidentes Bush, tanto padre como hijo. Prescott Bush, que fue un miembro de ella además (1895-1972), fue abuelo de este “par de ases” imperialistas homicidas y descendientes suyos. Se sabe que Prescott Bush apoyó con acero y petróleo a la Alemania Nacionalsocialista de Hitler en la Segunda Guerra Mundial a cambio de muchos beneficios entre los que estaban el haber introducido en el negocio del petróleo a su hijo, luego, a su nieto y actual presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

Entre otros implicados en el plan para el Nuevo Orden Mundial se encuentran: Henry Kissinger, Condoleeza Rice, los Clinton, la Comisión Trilateralita, la ONU, la Round Table, el Club de Roma, el CFR, la élite de la B’Nai B’Rit, el Bohemian Club, el Aspen Strategy Group, el Council of Foreign Relations, la CIA, que fue fundada por miembros de la mafia italiana, y otros más no apercibidos en el momento.

Leo Lyon Zagamy, con grado 33, fue iniciado en a masonería el 14 de abril 1993 y por medio de la Logia de Montearlo se integró a la Orden Illuminati. En una entrevista comenta que el grupo Illuminati, entre los están los Warburg, los Rockefeller y los Rotschild, controlan el dinero en los negocios sucios del narcotráfico y la venta de armas. Lyon Zagamy dijo que por medio de la guerra es la manera en que el grupo hace el dinero. La Orden ha planeado colocar un “chip” en toda la humanidad para esclavizarla, mencionó en la entrevista. Dijo también que el Medio Oriente (refiriéndose a su conflicto militar) es tan sólo una “teatro” para acumular riquezas ante de que caiga el sistema completo porque los recurso naturales de la tierra se están acabando. “No tenemos soluciones para lo que se avecina”, expresó. Afirma Zagamy, que aun las iglesias que profesan el cristianismo son manipuladas por los hilos negros de las sociedades secretas. Esto está provocando que un sin fin de personas apostaten de la verdadera doctrina. Es probable que rindan honores, si es que viven para ese entonces, al Anticristo escatológico cuando se postule como “benevolente gobernante” a un mundo estragado de males. Si pensarlo demasiado, muchos de los que se llamaron seguidores de Cristo aprobarán la “marca de la muerte”, con tal de no sufrir privaciones materiales.

Al morir Weishaupt en 1830, Giuseppe Mazzin, siniestro personaje y cabeza principal en ese tiempo de la “mafia” italiana, asumió el puesto de éste. Mazzin tuvo una relación muy íntima y común con un exconferedado de la guerra civil de los EUA llamado Albert Pike, temible como racista y unos de los fundadores del Rito escocés y del Ku Klux Klan. Pike afirmaba que un espíritu guía lo “iluminaba hacia el camino del Nuevo Orden del Mundo”. Mazzini y Pike acordaron las tres guerras mundiales, la última, planeada para una confrontación árabe sionista que dará salida al Anticristo Final que prometerá solucionar el hecatómbico conflicto armamentista y los desmanes sociales y políticos que el mundo adolezca en ese peunúmbrico tiempo.

Con sagaz y convincente diplomacia, y con portentos milagrosos de parte de su fiel consorte-títere, el Falso Profeta (Ap.13:13-14), los habitantes de la tierra terminarán aceptándolo ciegamente.

Este plan para la conquista terrenal, no surgió en un inicio en la mente humana, sino en la del diablo que la germinó en antaño. El apóstol Pablo le denomina: «el Misterio de la Iniquidad»:

“Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio” (2 Ts.2:7).

El propósito y fin de Satanás con este increíble y brumoso plan es su adoración universal, y lo está llevando a cabo progresivamente utilizando agentes humanos que tienen las características perversas ideales para culminarlo.

El diablo prometió a Cristo los reinos y la gloria de este mundo con la condición de que él lo adorara. El diablo sabía que si el Hijo de Dios declinaba por aceptar propuesta tan tentadora, se establecería un orden planetario diferente, satánico y poderoso, lleno de malignidades e iniquidad; Cristo sería su principal marioneta-gobernante, y el diablo, el verdadero orquestador, recibiría ineluctable adoración:

“Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares” (Mt.4:8-9).

El Hijo de Dios sin ceder a la seducción del maligno, rechaza la atractiva proposición y derrota a Satanás contundentemente con sus efectivas y poderosas palabras aprendidas de las Escrituras:

“Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían” (Mt.4:10-11).

En el futuro, no será así. El Anticristo Final surgirá para regir el mundo bajo las sombras, según el plan de conquista establecido por el Orden Illuminati pero que en verdad fue estructurado desde la antigüedad por la retorcida y genial mente de Satanás que desea ser idolatrado por la humanidad entera y malvada, y lo conseguirá por medio del Anticristo Final al que entregará su tenebroso poder y su malévola autoridad para lograrlo:

“. . . y adoraron al dragón (el diablo) que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia (el Anticristo Final), y quién podrá luchar contra ella? Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo” (Ap.13:4, 8).

En el Apocalipsis apreciamos un simbolismo que indica que el Anticristo Final se “ganará” al mundo (”salió para vencer”) de manera diplomática, en su caso, será de modo elocuente y demagógico, una guerra sin armas (aparece un “arco” sin flechas que alude esta diplomacia), como lo vemos en el enigmático jinete del caballo blanco del capítulo 6 de Apocalipsis. Este jinete, que es el Anticristo de los tiempos postreros, controlará pueblos y naciones para esclavizarlos conforme sus propios intereses de codicia, de extensión y de maldad:

“Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer” (Ap. 6:2).

Llegará el punto en que el Anticristo Final exigirá con desenfrenada locura una adoración como Dios (2 Ts. 2:4), haciéndosele por mandato de su Falso Profeta una imagen fidedigna de él para que sea venerada con idolatría por los moradores de la tierra, en su defecto, se hará matar a la gente que no lo haga (Ap.13:14-15).

En realidad, quien recibirá adoración aquí será el ángel caído, el diablo, el protagonista principal de este enredo tan monstruoso y que conducirá a la ruina y a la condenación a un mundo sin Dios en el futuro, que lo inducirá a la adoración abierta de demonios, de imágenes y siluetas muertas, a las práctica descarada de la hechicería, a la fornicación, al homicidio, al robo, cómo nunca se había visto en toda su negra y catastrófica historia (Ap.9:20-21).

Los judíos mirarán en este bestial y engañador agente humano al “mesías” prometido de Israel. Hace casi dos mil años negaron al Cristo del Dios verdadero que deseó salvarlos, pero paradójicamente aceptarán mañana al falso Cristo que los perseguirá para exterminarlos con enfermiza ira, cuando rompa el pacto hecho con ellos mismos a la mitad de la gran tribulación última (véase también Dn. 9:27; cap. 12 de Ap.):

“Por tanto, varones burladores que gobernáis a este pueblo que está en Jerusalén, oíd la palabra de Jehová. Por cuanto habéis dicho: Pacto tenemos hecho con la muerte, e hicimos convenio con el Seol; cuando pase el turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos. . .” (Is. 28:14-15).

Cuando el Nuevo Orden del Mundo se haya establecido, las tarjetas de débito ya habrán desparecido de la faz terrestre. Los seres humanos serán “marcados” con un “chip” subcutáneo de control que se colocará en la mano derecha o en la frente, para que sean identificados y localizados en cualquier punto del planeta a través de satélites en órbita, sobre todo, para que puedan realizar transacciones comerciales de compra y venta. No existirá la manera de burlar la vigilancia de los “amos y tiranos del universo”, y el “chip” únicamente los privilegiados lo podrán llevar:

“Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis” (Ap.13:16-18).

Millones y millones de individuos sufrirán y morirán de hambre por no tener la “marca de los beneficios terrenos”. Los precios de los básicos se elevarán hasta el punto de hacerse inaccesibles para la mayoría. La globalización apunta para tal deplorable estado. El simbolismo apocalíptico es muy claro al respecto:

“Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino” (Ap.6:5-6).

Pero lo más importante de lo dicho en general, es nuestra relación con el Dios Eterno que redime y salva por medio de Jesucristo y que nos da fortaleza para resistir los embates de este mundo agónico y tentador. La Biblia sostiene que cada vez las cosas estarán cada vez peor. «La maldad de los hombres se multiplicará y el amor de muchos será enfriado» (Mt.24:12), incluso, esto ocurrirá en una gran cantidad de personas que una vez fueron rescatadas por el Señor de su manera vana de vivir (2 P.2:1; 2:15). Le darán la espalda por seguir a los “dioses” del mundo. Nada habrá que trunque el camino que dirige al peor momento que la humanidad experimentará, y será en la gran tribulación final (Mt.24:21).

Los seres humanos están siendo embaucados y manipulados por las sociedades secretas con una ingeniosa y tenebrosa mercadotecnia globalista que hincha el ego y aleja de Dios, vaya, que embrutece el pensar. Se han aplicado además otras técnicas de manipulación para robotizar la conciencia como son la distracción a través de deportes, de espectáculos, con programas televisivos novoeristas, con evolucionismo y ufología, con humanismo y errados preceptos filosóficos, con música extraña de contenido satánico-esotérico y sexual, que incita a la drogadicción. Se piensa que con técnicas avanzadas electrónicas se ha creado una “franja vibratoria” que mantiene el pensamiento inepto para que le sea difícil a la gente analizar y cuestionar el trasfondo de la problemática mundial. El momento vendrá, y el sistema político ocultista-satánico se erguirá en el mundo bajo la dirección de su dictador, el Anticristo, «el hijo de perdición» (2 Ts.2:4), que se hará ver antes de la segunda venida de Cristo al mundo.

Profesante al cristianismo y los que necesitan convertirse al Señor, pero que gustan del mundo, que están engañados por sus falsas vanidades de inconsecuentes “bondades”. Hermanos y amigos que nos visitan: Reflexionen y despierten porque el día de la verdad, de la condenación para los que hicieron lo malo, no se tarda (2 P.2:3); el «juez está delante de la puerta», se aproxima ya, en “llama de fuego, para da retribución a los que no conocieron a Dios ni obedecieron el evangelio” (2 Ts. 1:8):

“Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca. Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta” (Stg.5:8-9).

Sostengámonos en el amor de Dios para no ser influenciados por los sistemas del mundo que ofrecen comodidades y lujos que no encuadran con el carácter del verdadero cristiano y que proporcionan una hueca seguridad y paz fugaz.

Suframos la sana doctrina, para ser dignos de Cristo, cuando venga a devastar el último sistema gentil de las tinieblas (véase Ap. cap. 19) y levante el suyo de paz y de amor inigualables, de abundantísimas bendiciones, de amistad universal, y de adoración al Dios que hizo los cielos y la tierra, y por supuesto, que nos dio salvación.

Las expectativas para un Nuevo Gobierno en el Mundo no son un cuento místico sino una realidad. La Biblia afirma su futura aparición, y si no abrimos los ojos, podríamos ser arrastrados hacia él, porque la influencia de los sistemas terrenales, controlados por los que han planeado el Nuevo Orden, es marcadamente atractiva.

Poco a poco los seres humanos están siendo condicionados para este efecto; el bombardeo propagandista mercantil e hipnotizador está hecho a manera de no fallar, que sea eficazmente rotundo.

Los dejo con estos textos, ya conocidos ampliamente, pero tan necesarios par el fiel cristiano que es seducido a cada rato por las impiedades de un mundo que se destruye sin Dios y sin esperanza:

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo” (1 Jn. 2:15-16).

Dios les bendiga siempre, mis hermanos y amigos que nos visitan con agrado.

www.yeshuahamashiaj.org
www.elevangeliodelreino.org
www.apologista.wordpress.com
www.unitario.bloghostal.com
www.eterblogs.com/evangelio/
www.ladoctrinadedios.blogspot.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s