EL REINO DE DIOS PERTENECE A LOS POBRES

POBRESSPor T. Felipe V. Brock.

Lucas 6:17-26:

“Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados. Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis”.

En el primer siglo, Israel esperaba con impaciencia la llegada de la nueva era. Este anhelo de los albores de una nueva era no se limita sólo a Israel. La gente en Roma, mucho antes del nacimiento de Cristo, estaban anhelando un líder que podría establecer la paz e inaugurar una nueva era. Los últimos años de la República Romana fueron años de caos, una época de agonía para la gente común. Los líderes militares lucharon unos contra otros en su ansia de poder. Fue un tiempo de derramamiento de sangre. La gente estaba anhelando un líder que trajera orden y paz. Cuando Augusto derrotó a los líderes militares rivales y trajo la paz en el siglo I, fue aclamado como un Mesías. El advenimiento de la paz bajo los césares romanos parecía a los poetas de la era agustiniana como el amanecer de una edad de oro. Es de tal situación que Jesús vino.

Jesús predicó el Reino de Dios, invitando a todos a arrepentirse y entrar en el reino de Dios. “El reino de Dios representa una nueva era, la era mesiánica, cuando la voluntad de Dios se hará en la tierra como en el cielo. ¿Qué es lo nuevo en el reino de Dios? ¿Qué sucederá cuando el reino venga?

En el Antiguo Testamento, los profetas predijeron lo que sucedería cuando el reino llegara. En Isaías capítulo 25, hay una descripción gráfica de la nueva era por venir.

“En esta montaña el Señor Todopoderoso preparará un banquete de comida rica para todos los pueblos, un banquete de vino añejo – la mejor carne y el mejor de los vinos. En este monte destruirá el velo que envuelve a todos los pueblos, la hoja que cubre todas las naciones; Destruirá a la muerte para siempre. El soberano Señor enjugará las lágrimas de todos los rostros.

En la nueva era, Dios preparará un banquete para todos los pueblos, no sólo para el pueblo de Israel. Dios destruirá el manto que se extiende por todas las personas. El sudario: la tela que se utiliza para cubrir un cuerpo muerto o la cara de la gente que llora. Hay un manto de oscuridad que se propaga en todas las esferas de la vida del mundo de hoy, la tristeza que se extiende a los hijos de familias rotas, más las familias mono parentales, en los desempleados, y en las comunidades minoritarias. El destierro de la tristeza y el sufrimiento, de la miseria y el dolor, incluso la muerte, pertenecen al corazón mismo del reino de Dios.

En el capítulo 61 de Isaías, el profeta vuelve a hablar de lo que sucederá cuando venga el Mesías. El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, porque el Señor me ungió para evangelizar a los pobres. Me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, proclamar la libertad a los cautivos y la liberación de los prisioneros.

En el reino de Dios todos los que destruyen la vida humana, la dignidad humana y la libertad humana serán eliminados. Esta expectativa se ha cumplido con la venida de Cristo. En la sinagoga de Nazaret, Jesús leyó del profeta Isaías, y anunció: “Hoy esta Escritura se ha cumplido en su oído”.
El Sermón de la Montaña es sobre la vida en el reino. Las bienaventuranzas resumen de la naturaleza del reino.

“Bienaventurados vosotros los pobres”. En este mundo, en nuestra sociedad, los pobres siempre serán pobres. Ellos siempre tendrán hambre. Los mansos, siempre serán perseguidos y los que lloran estarán siempre llorando y nadie va a consolarlos. Esta es la manera del mundo. En nuestra sociedad se piensa que, “Bienaventurados los ricos, porque ellos recibirán más dinero e influencia”.

La venida del reino de Dios crea una crisis en la sociedad humana. Desafía nuestro orden político, económico y social aceptado. En el reino de Dios, los recaudadores de impuestos, los pecadores, las prostitutas, los samaritanos y los gentiles son aceptados. Cuando los fariseos y los escribas murmuraban diciendo: «Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos”, Jesús en respuesta habló la parábola de la oveja perdida, la dracma perdida y el hijo perdido. “Habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.” Jesús aceptó la hospitalidad de un recaudador de impuestos y cuando los líderes judíos se quejaron de que había ido a hospedarse a casa de un hombre que era un pecador, Jesús le respondió: «Hoy ha venido la salvación a esta casa, ya que él también es hijo de Abraham».

Esto es lo nuevo en el reino de Dios. Cuando venga el reino, los cimientos del viejo orden se desmoronarán. Los poderosos serán echados abajo y los humildes levantados. Bienaventurados los que son pobres, hambrientos y los que lloran. Todos ellos serán saciados. Pero, “¡Ay de vosotros, los que son ricos, porque habéis recibido vuestro consuelo, ¡ay de vosotros, los que están llenos ahora, porque ustedes llorarán y se lamentarán”.

“Bienaventurados” significa que los pobres, los hambrientos, y los que lloran, son personas favorecidas. Bienaventuranza se refiere también a la alegría que nace de dentro, que es completamente independiente de la situación en que podamos estar. La bienaventuranza habla también de ese gozo donde la tristeza y el abandono, el dolor y la pena, son incapaces de desmoronarnos. Es una alegría que nada en la vida o la muerte puede quitar.

Los ricos y los poderosos de este mundo dependen de su riqueza e influencia. Ellos tienen su recompensa en este mundo mismo. Los pobres no tienen a nadie en quien depender, excepto en Dios. Su alegría y felicidad que sale de su absoluta dependencia de Dios, es la alegría de caminar en compañía de Dios. Esto es lo que sucede cuando vivimos en la esperanza del reino de Dios. Esta es una experiencia nueva, vivificante. Los pobres se ven favorecidos en el reino, no sólo por la injusticia que se les hace en este mundo, sino también porque confían en Dios. Así que, amigo, no se sienta amargado o frustrado por ser pobre, porque usted es rico para Dios y heredero de sus bienes venideros.

¿Alguien quiere ser rico materialmente en este mundo?…¡Yooooooooo, NO!…¿y usted, amigo(a)?

UNA CORDIAL INVITACIÓN A UNA BODA ESPLENDOROSA

boda

Por todo el Nuevo Testamento, vemos una atención privilegiada para con la iglesia, los redimidos por la sangre de Jesucristo. Él mismo nos promete: “Volveré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Juan 14:3). En su oración sacerdotal, nuestro Señor hace una gran distinción entre los suyos y “el (resto del) mundo”, diciendo: “No ruego por el mundo, sino por los que me diste” (Juan 17:9). Y además, reitera su gran deseo de tenernos a su lado como esposo fiel: “Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado…” (Juan 17:24).

Viene, pues, un día brillante, un día lleno de paz, justicia, santidad y gozo sin igual. Dios enviará a Jesús de regreso a la tierra para componer las cosas. Sus seguidores serán resucitados para inmortalidad y asignados a posiciones de autoridad. Durante este tiempo, la tierra será restaurada en paraíso. Los desiertos florecerán, los patrones climatológicos se alterarán, la contaminación cesará, y el hambre será reemplazada por abundancia. Éste es el Reino de Dios. Como un camión Mack que acelera por la autopista, no hay quien detenga la llegada inminente del Reino. Dios no permitirá que algo impida Su plan para la tierra. La llegada del Reino es inevitable y viene pronto.

¿Está usted listo? Para llegar a estar listo, usted tiene que oír, entender, y aceptar estas nuevas sobre el Reino venidero. En adición a esto, aun existe un problema serio. Sus pecados. No se le permitirá la entrada al Reino a nadie que tenga pecados no perdonados. Pero Dios tiene una solución. La única manera en que sus pecados (no importa los que sean) pueden ser borrados es que usted crea que Jesús–el rey del Reino–murió por usted y que Dios lo levantó de los muertos. Declare a Jesús como su señor y salvador personal, y sea bautizado en su nombre. Comprométase a obedecer las palabras de su nuevo señor, Jesucristo. Cambie su vida rechazando el pecado y acogiendo una manera santa y recta de vivir en servicio amoroso al que murió por usted.

Recuerde, el día de la gran consolación viene. Tanto el Señor como nosotros, anhelamos aquel día glorioso en que se cantarán “aleluyas” en los cielos y en la tierra. ¡EL GRAN DÍA DE LA CENA DE LAS BODAS DEL CORDERO HABRÁ LLEGADO!

A través de la parábola de las diez vírgenes, el Señor Jesús advierte acerca de la necesidad de velar para no ser sorprendidos por su advenimiento (Mat.25:1-13). ¿Estará usted atento a su llegada?

www.yeshuahamashiaj.org

www.apologista.blogdiario.com

 

 

FOCUS ON THE KINGDOM:REVISTA UNITARIA GRATUITA EN INGLÉS QUE SE ENVÍA POR CORREO POSTAL (A SU DOMICILIO) MENSUALMENTE

revistaEsta es una revista mensual editada por el erudito unitario británico, Sir Anthony F. Buzzard, en idioma inglés.

Ustedes pueden suscribirse a ella sin costo alguno visitando el link que damos abajo. Sólo escriban su nombre y dirección postal completa y el primer número les estará llegando en un mes o antes.

No se pierdan la oportunidad de recibir esta publicación que se enfoca en la predicación del reino de Dios y enseña el unitarismo bíblico tal como Jesús y sus apóstoles lo predicaron.

Vuestro servidor,

Apologista

http://focusonthekingdom.org/index.html

Magazine

 
 
     
 

Focus on the Kingdom is a magazine dedicated to spreading the Gospel of the Kingdom throughout the world (Matt. 24:14). Back issues of Focus on the Kingdom are here.
 

To subscribe for free, please enter your name and mailing address below and click the Submit button:

Name (required):
 

http://focusonthekingdom.org/index.html

MI OPINIÓN SOBRE LA TRINIDAD

escritor5Estoy muy de acuerdo con lo que planteas, Apologista, y quisiera agregar algo sobre la doctrina de la trinidad. Pregunto:  ¿En qué posición o situación pone el creer en la Trinidad a los que se aferran a tal creencia? Los pone en una posición muy peligrosa.

Es indisputable la prueba de que el dogma de la Trinidad no se halla en la Biblia, ni está en armonía con lo que la Biblia enseña. Es una flagrante representación falsa del Dios verdadero. No obstante, Jesucristo dijo: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” (Juan 4:23, 24, VM). Por consiguiente, Jesús dejó claramente establecido que aquellos cuya adoración no fuera ‘en verdad’, que no estuviera en conformidad con la verdad que se establece en la propia Palabra de Dios, no son “verdaderos adoradores”. A los líderes religiosos judíos del primer siglo Jesús dijo: “Habéis invalidado la palabra de Dios por vuestra tradición. ¡Hipócritas! ¡admirablemente profetizó de vosotros Isaías, diciendo: Este pueblo con los labios me honra; pero su corazón lejos está de mí: mas en vano me rinden culto, enseñando doctrinas que son preceptos de los hombres!” (Mat. 15:6-9, VM). Esto aplica con igual fuerza a los cristianos de hoy que se adhieren a tradiciones humanas y las prefieren a las verdades claras de la Biblia.

Con relación a la Trinidad, el Credo Atanasiano dice que sus componentes son “incomprensibles”. A menudo los maestros de la doctrina dicen que es un “misterio”. Obviamente tal Dios Trinitario no es el que Jesús tenía presente cuando dijo: “Nosotros adoramos lo que conocemos” (Juan 4:22, VM). ¿Conoce usted realmente al Dios a quien adora?Cada uno de nosotros nos enfrentamos a preguntas de gran importancia: ¿Amamos sinceramente la verdad? ¿Verdaderamente queremos una relación bendita y personal con Dios? No toda persona ama genuinamente la verdad. Muchas han puesto la tradición por encima del amor a la verdad y a Dios (2 Tes. 2:9-12; Juan 5:39-44). Pero, como dijo Jesús en fervorosa oración a su Padre: “Esto significa vida eterna, que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado” (Juan 17:3, NM). Además, Salmo 144:15 dice verazmente: “¡Feliz es el pueblo cuyo Dios es Yahweh!”.

M.C

GLORIÁNDONOS EN LA ESPERANZA DE LA GLORIA DE DIOS

leyendo-la-biblia“Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios”. (Romanos 5:2)

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Como ya hemos explicado en otras oportunidades, la locución “gloria de Dios” es equivalente a decir “reino de Dios”. Esto lo demostramos comparando Mar. 10: 35-37: “Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro querríamos que nos hagas lo que te pidiéramos. El les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Concédenos que en tu GLORIA nos sentemos el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda”, y Mat. 20:20,21: “Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo. Ella le dijo: Ordena que en tu REINO se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda”.

Si observamos ambas citas que se refieren al mismo asunto, veremos que Mateo dice que los hijos de Zebedeo (Jacobo y Juan) le solicitaron a Jesús una posición de privilegio en su REINO, mientras que Marcos escribe que lo que Jacobo y Juan le pidieron a Jesús fue por un lugar de privilegio en Su GLORIA.

Es claro, a la luz de estos dos textos, que la gloria es un sinónimo del reino y viceversa. Entonces podemos transcribir el pasaje de arriba, debajo del título del artículo, de este modo: “Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza del REINO de Dios”. (Romanos 5:2). Además, nótese que Pablo habla en este pasaje de la entrada a esta GRACIA, que obviamente es la esperanza de la entrada en el Reino. Esto se hace más evidente aún cuando comparamos Hechos 20:24,25, donde Pablo justamente combina el evangelio de la gracia con el evangelio del reino. Dicen así estos dos versos:

“Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro”.

Para terminar este breve comentario, sólo me queda decir que en nuestro texto clave de Romanos 5:2, el apóstol Pablo insta a los creyentes a estar firmes a “esta gracia”, es decir, a este evangelio del reino, la sublime esperanza de la cual se gloría la iglesia fiel y verdadera. ¿Se gloría usted en la esperanza del reino? ¡Espero que sí!

¿TENEMOS LA VIDA ETERNA AHORA?

dudas_al_pintarUna respuesta popular sería, ¡Sí!

La respuesta de las Escrituras es, sin duda, No

Porque la vida eterna es un asunto de la promesa.

“Esta es la promesa que él nos ha prometido, aun la vida eterna” (1 Juan 2:25). “La vida eterna, que Dios, que no puede mentir, prometió antes de que el mundo fuese” (Tito 1:2). “De acuerdo con la promesa de la vida que es en Cristo Jesús” (2 Tim. 1:1).

El hecho de que la vida eterna es un tema de la promesa es una prueba de que no es de posesión presente, porque lo que un hombre tiene en su poder ya no es “prometida” para él.

2. Porque será en el mundo o siglo venidero  que la vida eterna se recibirá y disfrutará.

“Él recibirá… en el mundo venidero, vida eterna” (Marcos 10:30). “El que aborrece su vida en este mundo, la guardará para vida eterna” (Juan 12:25). “Dios le dará a ellos…que buscan la gloria, el honor y la inmortalidad, la vida eterna…en el día en que Dios juzgará los secretos de los hombres por Jesucristo” (Romanos 2:7, 16). “Los justos irán a la vida eterna” (Mateo 25:46).

Si es en el siglo venidero la vida eterna que se confiere, es evidente que no puede ser poseída en la época actual.

3. La locución “vida eterna” significa estrictamente “la vida del mundo futuro”, la palabra en el Nuevo Testamento se deriva de la palabra griega para “Edad”. Es realmente la vida que nunca terminará, y por lo tanto también se traduce como “vida eterna”.

“Los que se cuenten por dignos de alcanzar ese mundo … no pueden ya más morir” (Lucas 20:36). “Yo les doy vida eterna y no perecerán jamás” (Juan 10:28). “La paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23).

Si la vida eterna es la vida eterna, se deduce que en el estado actual carecemos de ella, ya nuestra vida no es eterna, sino que llega a su fin, y requiere de nuestro regreso a la tierra.

4. Porque la vida eterna o vida sin fin es un cambio de este cuerpo corruptible y mortal en uno incorruptible e inmortal.

“El cambiará nuestro cuerpo vil, para que pueda ser semejantes a su cuerpo glorioso” (Fil. 3:21). “Esto corruptible se vestirá de incorrupción, y esto mortal se vestirá de inmortalidad” (1 Cor. 15:53). “Revestidos, para que la mortalidad puede ser absorbida por la vida” (2 Cor. 5:4).

Nuestro estado mortal y corruptible actual constituye una prueba de que no poseemos ahora la vida inmortal.

Mas dirás:

“Apologista, hay pasajes que dicen claramente que tenemos la vida eterna”, por ejemplo, “tenéis la vida eterna” (1 Juan 5:13); “Dios nos ha dado vida eterna” (versículo 11) “El que cree en el Hijo tiene la vida eterna “(Juan 3:36). Es cierto, hay pasajes, ¿pero qué vamos a hacer con ellos? ¿Vamos a poner en marcha un conflicto y decir que la Biblia se contradice, o vamos a ponerlos en armonía? Sólo hay una respuesta racional posible: debemos encontrar el punto de vista que los armoniza. Las Escrituras son una unidad en sí mismas, y si las  enfrentamos, hay algo mal en nuestras interpretaciones.

Usted no puede hacerse la idea de una posesión real y presente de la vida eterna obviando los pasajes que nos dicen que es algo futuro, pero usted sí puede hacerse la idea de una futura posesión efectiva de acuerdo con las declaraciones que hablan de ella como una posesión presente. Se preguntará: “¿Pero cómo?” La respuesta es: Observando la costumbre de la Escritura para hablar de las cosas futuras que son ciertas, como si estuvieran ya presentes. Es decir, Dios llama las cosas que no son como si fuesen. Ejemplos:

“Un padre de muchas naciones he hecho de ti” [cuando Abram todavía no tenía ningún hijo] – (Gen. 17:5).

“A tu descendencia he dado esta tierra” [cuando todavía no había simiente o descendencia] – (Gén. 15:18).

“Isaac respondió y dijo a Esaú: He aquí yo le he puesto por señor tuyo, y le he dado por siervos a todos sus hermanos; de trigo y de vino le he provisto” [cuando Jacob todavía había realizado ninguna de estas cosas] (Gén. 27:37). 

Hay muchos otros ejemplos. Un solo caso puede ser suficiente en el Nuevo Testamento para demostrar lo que planteamos. Por ejemplo: Jesús en la oración, dijo al Padre: “La gloria que me diste, yo les he dado” (Juan 17:22), cuando él mismo ni siquiera estaba aún glorificado (Juan 7:39). Jesús dijo: “Yo doy la vida eterna a mis ovejas”, en el sentido que se los da a ellos en promesa y garantía. En ese sentido ellos la “tienen”, aunque no en la realidad, pero en la certeza de recibirlo en el futuro.

Cristo ahora lo tiene, y los que poseen a Cristo poseen la vida eterna, porque él es nuestra vida (Col. 3:4), y esa vida es vida eterna, y esta vida está en Cristo solamente (1 Juan 5:11). Cristo mora por la fe en el corazón del creyente (Efesios 3:17). En este sentido, y sólo en este sentido, la vida eterna permanece en él. Pero este sentido es un sentido muy importante, porque la posesión de la vida eterna por la fe conducirá a su gloriosa posesión real en el siglo venidero.

www.apologista.blogdiario.com

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

 

¿QUÉ ESPERANZA TIENE USTED?

dudas2Tal vez usted tendría dificultades para expresar claramente alguna esperanza que pueda tener sobre el futuro. Usted no suele pensar o hablar de ella a sus amigos. Sin embargo, la información definitiva sobre el futuro puede obtenerse en las páginas de la Biblia.

Usted podría pensar que no importa si usted conoce o no sobre la esperanza de la Biblia, siempre y cuando intente seguir lo que son las normas generalmente aceptadas de una buena vida. Si es así, está cometiendo un grave error. La esperanza puesta delante de nosotros en la Biblia acerca de un buen futuro previsto por Dios se ha hecho conocida a los hombres para que la acepten con seriedad y sinceridad. Dios no puede sentirse satisfecho con una indiferencia de nuestra parte por lo que ha prometido, ni tampoco él concederá Su don de una vida maravillosa futura a los hombres que no están interesados en esta vida por ella.

Considere cuidadosamente los siguientes hechos:

La salvación depende de nuestra aceptación y participación permanente de la esperanza predicada por los apóstoles.

“Somos salvos por esperanza – en el original “la esperanza” “(Romanos 8:24).”

“la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza” (Hebreos 3:6).

“si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído” (Colosenses 1:23).

“El Evangelio … es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree (Romanos I, 16).

2. Sólo hay una esperanza mostrada en la enseñanza apostólica, y no varias diferentes o en conflicto.

“Vosotros sois llamados en una misma esperanza de vuestra vocación”, (Ef. 4:4).

“La esperanza del evangelio” (Col. 1:23).

“Aguardando la esperanza bienaventurada” (Tito 2:13).

” …de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio” (Colosenses 1:5).

“Si alguno os predica otro evangelio, sea anatema” (Gálatas 1:8).

3. Esta esperanza es la esperanza de Israel, o la esperanza de establecerse en la nación judía, siglos antes de que  Cristo apareciera, por las promesas hechas a los padres de esa nación.

“Por la esperanza de Israel, (Pablo) estoy rodeado de esta cadena” (Hechos 28:20).

“Y ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros padres soy llamado a juicio; promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por los judíos” (Hechos 26:6).

Jesucristo vino a “confirmar las promesas hechas a los padres” (Romanos 15:8).

“…que son israelitas, de los cuales son…las promesas” (Rom. 9:4). “La salvación es de los Judios” (Juan 4:22).

4. Se presenta por fe, la perspectiva de ciertas cosas buenas por venir, que se puede esperar de la fuerza de la promesa de Dios, a quien rendimos homenaje por creer su palabra.

“La fe es la sustancia de lo que se espera” (Hebreos 11:1).

“y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado” (1 Pedro 1:13).

“Nosotros no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir” (Hebreos 13:14).

“sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido” (Romanos 4:21).

5. Incluye la esperanza de vida eterna, y la herencia del Reino de Dios.

“en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos” (Tito 1:2).

“Esta es la promesa que él nos ha prometido, la vida eterna” (1 Juan 2:25).

“Los herederos del reino que ha prometido a los que le aman” (Santiago 2:5).

“Así que la entrada será otorgada a ustedes abundantemente en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador” (2 Pedro 1:11).

“Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino” (Mateo 25:34).

6. Sin una creencia en ella – una creencia sincera y alegre – no podemos ser salvos.

“Sin fe (que es la sustancia de lo que se espera – Cf. versículo 1) es imposible agradar a Dios” (Hebreos 11:6).

“El que no creyere, será condenado” (Marcos 16:16).

“El que tiene esta esperanza se purifica a sí mismo” (1 Juan 3:3).

“Si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza” (Hebreos 3:6).

“Somos salvos por la esperanza” (Romanos 8:24).

Ninguna mejor seguridad se puede encontrar para un futuro de bien que las garantías que Dios ha dado en Su Palabra. Es razonable que los hombres deban creer en sus promesas con sinceridad, entusiasmo y alegría, para ser agradables a Dios. Podemos compartir los gloriosos beneficios del reino a los demás, pero no si somos ignorantes de ellos. No sigamos a la multitud en su indiferencia, sino hagámonos partícipes del mensaje de la Biblia. Otras esperanzas carecen de fundamento, pero la esperanza de la Biblia será sin duda cumplida para aquellos que en fe y paciencia buscan y esperan por ella.

Más sobre el Reino:

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

 

ALGUNOS LIBROS INTERESANTES

Biblioteca1A) Libro Demostración de que Jesucristo es el Mesías Esperado por los hebreos”

B) Libro “Hermenéutica Como nos la Enseña la Biblia”  

C) Libro “La Predestinación: ¿Doctrina Cristiana o Herejía?”

D) Libro “Rapto vs Arrebatamiento o Ficción vs Realidad”  

E) Libro “La Santidad es Alcanzable, (sin la Cual Nadie Verá al Señor)

F) Libro “Salvo Siempre Salvo…¿No Importa lo que Hagas?

G) Libro Padres Nuestros Que No Están en el Cielo

H) Libro El Reino Venidero Del Mesías

I) Libro La Doctrina de la Trinidad: La Herida Auto Infligida del Cristianismo

Folletos:

Qué Ocurre Cuando Morimos?

Quién Es Jesús?

La Ley, El Sábado y El Cristianismo Del Nuevo Testamento

LaTrinidad:  http://www.monografias.com/trabajos62/trinidad-verdad-biblica-invencion-humana/trinidad-verdad-biblica-invencion-humana.shtml

La Doctrina de la Trinidad:

http://www.canasanta.com/ensayo/la-trinidad-verdad-biblica-o-invencion-humana-00001.html

 

5 RAZONES POR LAS CUALES JESÚS NO PUDO SER MELQUISEDEC

MelquisedecMelquísedec no pudo ser Cristo

    Cuando una persona alega una hipótesis, o hace cualquier afirmación que no sea evidente, no es el oyente el que tiene que demostrarle que eso es falso, es el que plantea la hipótesis o hace la afirmación el que tiene que demostrar que eso es cierto. El hecho de que nadie pueda demostrar que lo que se afirma es falso, no es una prueba de que lo que se afirma es cierto. Yo puedo decir que anoche fui a la luna y regresé esta mañana, y nadie puede demostrarme que es falso. Soy yo el que tengo que demostrar que lo que digo es cierto. Yo puedo también afirmar que mi burro sabe volar, pero que no le gusta hacerlo delante de otras personas. Nadie puede probarme que es falso, soy yo el que tengo que demostrar que es cierto. 

    Igualmente sucede con las hipótesis bíblicas, o cualquier otra afirmación que no sea evidente con la sola lectura de la Escritura. No soy yo el que tengo que demostrar que es falsa, es el que plantea tal hipótesis o hace tal afirmación el que tiene que demostrar que es cierta. 

    Yo no sé en que se basan los que opinan que Melquísedec es el mismo Jesucristo. No debía ser yo el que tuviera que demostrar que esa hipótesis está errada. Los que la plantean debían ser los que demostraran que es cierta. No obstante voy a demostrar que esa hipótesis es errada. Si alguien ve un error en lo que yo considero mi demostración, o si alguien puede demostrarme que Cristo y Melquísedec son la misma persona, por favor compártalo conmigo, me hará un gran favor, porque a mí me gusta encontrar la verdad. 

    En la Biblia sólo hay cinco pasajes donde se habla de Melquísedec, estos son: Gn 14: 18-20; Sal 110: 1-7; Heb 5: 5-11; Heb 6: 19-20; y Heb 7: 1-28. De ninguno de esos pasajes se puede sacar en consecuencia que Cristo sea Melquísedec. Veamos.

                “Entonces Melquísedec, rey de Salem, sacó pan y vino; el cual era sacerdote del Dios alto; y bendíjole, y dijo: Bendito sea Abram del Dios Alto, poseedor de los cielos y de la Tierra; y bendito sea el Dios Alto, que entregó tus enemigos en tu mano. Y diole Abram los diezmos de todo.”     ( Gn 14: 18-20 )  

    En este pasaje que acabamos de leer no se ve nada por lo cual se pueda asegurar que Melquísedec y Cristo sean la misma persona. El simple hecho de ser sacerdote del Dios Alto no indica que Melquísedec fuera Jesucristo. No todos los que eran sacerdotes del Dios Alto iban a ser Jesucristo. Por lo que dice aquí, Melquísedec era sacerdote, mientras que Jesucristo fue constituido sacerdote cuando él vino a la cruz. 

    En el momento en que aparece Melquísedec, Jesús no era aún sacerdote, lo demuestra el hecho de que la profecía de que tal cosa iba a ocurrir, se hizo por primera vez en un salmo de David. Si en Salmo 110: 4 el Mesías es nombrado sacerdote según el orden de Melquísedec, es señal de que Melquísedec lo precedía en ser sacerdote. Es decir, que cuando Melquísedec era sacerdote, Jesús aún no lo era.  

                “1 Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, en tanto   que pongo tus enemigos por estrado de tus pies. 2 La vara de tu fortaleza enviará Jehová desde Sión, domina en medio de tus enemigos. 3 Tu pueblo seralo de buena voluntad en el día de tu poder, en la hermosura de la santidad, desde el seno de la aurora, tienes tú el rocío de tu juventud. 4 Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquísedec. 5 El Señor a tu diestra herirá a los reyes en el día de su furor; 6 juzgará en las gentes, llenaralas cadáveres; herirá las cabezas en muchas tierras.  7 Del arroyo beberá en el camino: Por lo cual levantará cabeza.”  ( Sal 110: 1-7 )

    Como vemos, en el pasaje acabado de leer tampoco hay nada que nos haga ver que Jesús era Melquísedec. Sin embargo sí encontramos allí datos que nos dicen que Melquísedec precedió en el sacerdocio a Jesús.  Si yo digo que “B” va a ser sacerdote igual que lo fue “A”, por lógica, “A” accedió al sacerdocio antes que “B”. Si ya Melquísedec era sacerdote y Jesús no lo era aún, es lógico pensar que no son la misma persona. 

    La única vez que Jesucristo estuvo en carne fue cuando nació de la Virgen María. Antes de esto jamás Jesús estuvo en carne. En el pasaje que sigue veremos que Melquísedec tenía carne; por lo tanto era un ser humano. Si Melquísedec tenía carne antes de que Jesús naciera, es evidente que no son la misma persona.  

                “5 Así también Cristo no se glorificó a sí mismo haciéndose pontífice, mas el que le dijo: Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy. 6 Como también dice en otro lugar: Tú eres  sacerdote eternamente, según el orden de Melquísedec. 7 El cual en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte,  fue oído por su reverencial miedo. 8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9 y consumado, vino a ser causa de eterna salud a todos los que le obedecen; 10 nombrado de Dios pontífice según el orden de Melquísedec. 11 Del cual tenemos mucho que decir, y dificultoso de declarar, por cuanto sois flacos para oír.”               ( Heb 5: 5-11 ) 

   Tanto en el pasaje precedente, como tampoco en el pasaje que sigue hay la más mínima pista que nos haga sospechar que Jesús y Melquísedec son la misma persona. El próximo pasaje al contrario, nos hace ver de nuevo que Melquísedec era sacerdote cuando aún Jesús no lo era. “19 La cual tenemos como segura y firme ancla del alma,y que entra hasta dentro del velo; 20 Donde entró por nosotros como precursor Jesús, hecho Pontífice eternalmente según el orden de Melquísedec.” ( Heb 6:19-20 )

    En el nuevo pasaje que vamos a leer, en el versículo 3, vemos que dice que Melquísedec fue hecho semejante al Hijo de Dios. Si era semejante a Jesús es porque no era Jesús. No es lógico que usted y su amigo se paren frente a un hijo suyo y usted en vez de decirle: “Mira, este es mi hijo” le vaya a decir “Mira, este es semejante a mi hijo”.

                “1 Porque este Melquísedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, el cual salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo; 2 al cual asimismo dio Abraham los diezmos de todo; primeramente él se interpreta Rey de justicia; y luego también Rey de Salem, que es, Rey de paz. 3 Sin padre, sin madre, sin linaje; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, mas hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre”. ( Heb 7: 1-3 )

    Lo que dice Pablo en el versículo 3 del pasaje anterior sobre Melquísedec es que su aparición abrupta y su desaparición abrupta en la historia, lo hace un buen símbolo del sacerdocio de Jesucristo. No trata él de hacernos ver que Melquísedec no tuvo padre ni madre, ni esposa ni hijos ni día de nacimiento ni día de muerte; porque todo ser humano tiene tales cosas, y él, que tenía carne, era un ser humano. Lo que Pablo dice es que dado que ninguno de esos datos aparecen en su historia, Melquísedec es un buen símbolo del sacerdocio de Cristo. El hecho de que el cordero de los sacrificios simbolizaran a Jesucristo no nos hace a nosotros creer que ese cordero y Cristo eran la misma persona. Igualmente sucede con Melquísedec. 

    Para el propósito de Dios, lo único que hacía falta es que Melquísedec apareciera, tomara los diezmos de Abraham y desapareciera. Por eso no se registra ningún otro dato de su vida, no es que no tuviera padre, hijos, día de nacimiento y muerte etc., es que no convenía registrarlos.
    Debemos fijarnos también en que en el versículo 6 del próximo pasaje, se dice refiriéndose a Melquísedec, que su genealogía no fue contada, es decir, que sí tenía genealogía, pero no fue contada a fin de asemejarlo a Cristo. Si Melquísedec hubiera sido Cristo, hubieran dicho que “no tenía genealogía”, en vez de decir que “no fue contada”.  

                “4 Mirad pues cuán grande fue éste, al cual aun Abraham el patriarca dio diezmos de los despojos. 5 Y ciertamente los que de los hijos de Leví toman el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es a saber, de sus hermanos, aunque también hayan salidos de los lomos de Abraham. 6 Mas aquél cuya genealogía no es contada de ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas.” ( Heb 7: 4-6 )

    En el versículo 11 del pasaje en estudio, veremos reafirmado que Jesús se levantó como sacerdote después de Melquísedec, y por lo tanto, éste no puede ser aquél. Al decir  “otro”, refiriéndose a Cristo, se hace evidente que el sacerdocio de Cristo era posterior al de Melquísedec.

                “Si pues la perfección era por el sacerdocio Levítico  porque debajo de él recibió el pueblo la ley, ¿qué necesidad había aún de que se levantase otro sacerdote según el orden de Melquísedec, y que no fuese llamado según el orden de  Aarón? ” ( Heb 7: 11 )

    En el versículo 15, al decir que a semejanza de Melquísedec se levanta Cristo, nos hace ver que ambos están separados en el tiempo, porque uno tuvo un sacerdocio semejante al del otro. Y si el sacerdocio del uno es semejante al sacerdocio del otro, es porque uno tuvo ese sacerdocio antes que el otro, es decir, que no son la misma persona. También repite en el versículo 17 que el sacerdocio de Cristo era semejante al de Melquísedec, sobre lo cual podemos hacer el mismo razonamiento ya hecho.   

                “14 Porque notorio es que el Señor nuestro nació de la tribu de Judá, sobre cuya tribu nada habló Moisés tocante al sacerdocio. 15 Y aun más manifiesto es, si a semejanza de Melquísedec se levanta otro sacerdote, 16 el cual no es hecho conforme a la ley del mandamiento carnal, sino según la virtud de vida indisoluble; 17 pues se da testimonio de él: Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquísedec.”  ( Heb 7: 14 – 17 )  

    Otra cosa a tener en cuenta es que si Melquísedec fuera Cristo, en el Nuevo Testamento no se le llamaría Melquísedec, sino Cristo, por cuanto para entonces se conocía su nombre.  No es lógico pensar que van a seguir llamándole Melquísedec sabiendo que en realidad era Cristo; al menos expresarían la identidad entre ambos personajes, si en realidad fueren la misma persona.

FUENTE: http://www.bibleserralta.com

LO QUE USTED DEBE SABER PARA HEREDAR EL REINO DE CRISTO

jesús monteLA ESPERANZA DE LOS DISCÍPULOS

Los discípulos de Jesús creían profundamente que él era el Mesías, el gran Rey, anunciado por los profetas del Antiguo Testamento. Creían que había venido a instaurar el Reino de la promesa,  aquel gobierno que ampliaría su ámbito de influencia, hasta cubrir toda la tierra y que traerá la paz y la felicidad a toda la humanidad. Tenían razón, en esta creencia, pero esperaban que Jesús estableciera este gobierno maravilloso y poderoso de inmediato. En esto se habían equivocado, como reveló la parábola del hombre noble de Lucas 19.

Este punto de vista equivocado por parte de los discípulos de Jesús era excusable, porque él los ha llevado a creer que ellos estarían asociados con él prominentemente en su reino, y en su visión limitada del plan de Dios, esto implicaba que el reino de Cristo necesariamente tendría que ser establecido dentro de su vida natural. ¿Cómo, de otra forma, pensaban ellos, podían esperar compartir con Jesús en el gobierno del reino? ¿Cómo, de otra manera, podía cumplirse la promesa de Jesús: “No temáis, pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino”?-Lucas 12:32

Los apóstoles estaban muy ansiosos por la posibilidad de estar asociados con Jesús en la autoridad de su reino, y había muchas discusiones al respecto entre ellos. Santiago y Juan estaban particularmente deseosos de asegurarse posiciones privilegiadas en el reino, y tuvieron a su madre pidiéndole a Jesús si alguno de ellos podría sentarse en su mano derecha y el otro en su mano izquierda en su reino. Jesús no dijo en ningún momento que ellos no podían ni estarían con él en su reino, porque él ya les había dado motivos para creer que sí lo estarían. Él simplemente llamó la atención sobre el alto precio que tendrían que pagar para estar con él en su reino. Él preguntó: “¿Podéis beber de la copa que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado?” Su respuesta fue: “Podemos.” Mat. 20:20-22

Jesús le respondió a Santiago y a Juan, diciendo: “vosotros ciertamente beberéis de mi copa y seréis bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado, pero sentarse en mi mano derecha y a mi izquierda, no es mío para darlo, pero se les concederá a aquellos para quienes está preparado por mi Padre. “(v. 23) Así, mientras que Jesús no promete a estos dos apóstoles queridos una posición específica en su reino, explicando que él no tenía la autoridad para hacer esas designaciones, él sí confirma su entendimiento de que compartirán el gobierno del reino con él si demuestran su valía al beber de su “copa” y ser bautizados con su bautismo.

Aunque ellos afirman que eran “capaces”, o que estaban dispuestos a cumplir con estos requisitos, es dudoso si ellos entendieron en ese momento qué estaba implícito en el beber de la copa de Jesús, y ser bautizados con su bautismo. En realidad, como se reveló posteriormente en el Nuevo Testamento, Jesús estaba invitando a sus discípulos a sufrir y morir con él. Si hubieran entendido esto, habrían sabido que no podían, en cualquier caso, estar con Jesús en la gloria de su reino hasta que se levantaran de los muertos, y eso ellos sabían que no sería hasta el final de la Edad.-Juan 11 : 24; Mat. 13:39

La “copa” de Jesús fue uno de sufrimiento y muerte, y él bebió fielmente hasta la última gota amarga. Su bautismo fue un bautismo de muerte, de la que su inmersión en agua por Juan el Bautista no era más que un símbolo. Pablo escribió: “No sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús hemos sido bautizados en su muerte?” (Rom. 6:3).

Nada se hace más claro en la Biblia que el hecho de que los discípulos de Jesús de esta edad están invitados a seguir sus pasos de sacrificio hasta la muerte. Asociados a estas condiciones del discipulado son las promesas de que aquellos que demuestren ser fieles a ellas reinarán con Jesús en su reino.

Pablo escribió: “Palabra fiel: Si somos muertos con él, también viviremos con él: si sufrimos, también reinaremos con él.” (II Tim. 2:11,12) Una vez más, ” Si hijos, también herederos: herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que sufrimos con él, para que seamos también glorificados. “(Romanos 8:17) Después de su resurrección, Jesús dijo:” Para que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.”(Apocalipsis 3:21) Jesús también dijo:” Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. “(Apocalipsis 2:10) y entonces hay una maravillosa promesa para estos fieles que saldrán de la muerte en la resurrección primera para vivir y reinar con Cristo mil años. “-Rev. 20:4,6

www.apologista.blogdiario.com

www.retornoalaparaiso.blogspot.com

www.yeshuahamashiaj.org

 

UNA REFLEXIÓN SOBRE LAS VERSIONES DE LA BIBLIA

bibliaPor Alexander Dávila G.

Cuando comencé a leer La Biblia, lo hice con la Reina Valera versión de 1960, y me llamó mucho la atención el versículo de Romanos 12:2 que dice así:

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Realmente yo pensé que todas las versiones de La Biblia tenían el mismo texto, o que cada palabra era idéntica en cada versión, y más aún pensaba que el ser humano no osaría (dadas la advertencia en Apocalipsis 2:19, Deuteronomio 4:2, 12:32) quitar, agregar o cambiar algo de La Biblia. Sin embargo, comencé a buscar más información, y con el tiempo me fui dando cuenta de muchas cosas acontecidas en los siglos I y II, que me han ayudado a conocer que muchas cosas que hoy se dicen son doctrinas bíblicas, como la trinidad, NO las son en realidad.

Cada día que tengo la oportunidad de compartir las buenas nuevas del futuro reino de Dios en la tierra con diferentes personas, me doy cuenta que muchas (por no decir la mayoría) de ellas tienen la idea de que la versión Reina-Valera ó la versión que ellos han conocido toda su vida de militancia, por así decirlo, en sus denominaciones, organizaciones ó religiones, es a la que ellos deben aferrarse sin más ni más.

Obviamente todo es parte de la manipulación de sus organizaciones para tenerlos sometidos a sus doctrinas, ya que si en la Reina-Valera 1960 dice VERBO y en otra dice LA PALABRA, para ellos la que dice LA PALABRA está mal, ya que sus pastores, líderes o maestros les dicen que debe ser así, y que si no entienden algo mejor que se queden callados, y que lo crean y lo acepten por fe, aunque no lo entiendan (ya sabemos porque ellos dan esa razón). Realmente no les importa cuán anti-biblicas sean las doctrinas que profesan y con las cuales siguen perdiendo muchas almas.

Hace ya algunos días en una conversación le cité a una persona Mateo 17:21, y al terminar de leerlo la persona me mostró la Nueva Versión Internacional de La Biblia y me comentó que no encontraba el versículo. Yo le ayudé a buscarlo y me di cuenta que efectivamente del versículo 20 se pasaba al 22, y comencé a revisar para saber si faltaba algo más, y me encontré con que faltaban exactamente 16 versículos (sigo revisando), los que cito a continuación:

En Mateo:

17:21 Pero este género no sale sino con oración y ayuno.

18:11 Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se había perdido.

23:14 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación.

En Marcos:

7:16 Si alguno tiene oídos para oír, oiga.

9:44 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.

9:46 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.

11:26 Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.

15:28 Y se cumplió la Escritura que dice: Y fue contado con los inicuos.En Lucas

17:36 Dos estarán en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado.

23:17 Y tenía necesidad de soltarles uno en cada fiesta.

En Juan

5:4 Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.

En Hechos

8:37 Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.

15:34 Mas a Silas le pareció bien el quedarse allí.

24:7 Pero interviniendo el tribuno Lisias, con gran violencia le quitó de nuestras manos,

28:29 Y cuando hubo dicho esto, los judíos se fueron, teniendo gran discusión entre sí.

En Romanos

16:24 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.

Y en estos otros versículos omitieron la palabra SANGRE:

En Colosenses

1:14 en quien tenemos redención, el perdón de pecados.

En Hechos

5:28 Terminantemente les hemos prohibido enseñar en ese nombre. Sin embargo, ustedes han llenado a Jerusalén con sus enseñanzas, y se han propuesto echarnos la culpa a nosotros de la muerte de ese hombre.

En una ocasión Pedro y los Apóstoles dijeron:

Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres. (Hechos 5:29)

Pero he notado que aunque La Biblia diga una cosa y la persona la lea y compruebe que es verdad lo que uno le expone, ellos inmediatamente corren al pastor, líder ó maestro para saber si es verdad o no lo que dice el versículo, y si éstos dicen que no es así, las personas simplemente ignoran la Palabra de Dios en La Biblia. Éstos han enseñado que sólo unos cuantos pueden entender las escrituras y los demás deben someterse a ellos y a sus interpretaciones, ya que la escritura ha de discernirse espiritualmente (lo cual es así). Pero el detalle es que son ellos los que deciden quién tiene el espíritu santo y quién no, pasando por alto de esta manera las escrituras:

Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen. (Hechos 5:32)

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? (Lucas 11:13)

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. (Santiago1:5)

Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. (Romanos 9:16)

Es bien sabido que la mayoría de personas que se declaran ¨Cristianas¨, lo son porque hicieron una oración una vez en su vida en la cual “invitaron al Señor Jesús a entrar en su corazón para que reine en él” (y no en la tierra), y desde ese entonces son ¨Cristianos¨ aunque desconozcan La Biblia, ya que para ellos basta con pasar escuchando las estaciones de radio pseudo-evangélicas y el canal Enlace TV (TBN) para conocer La Palabra de Dios, y es hasta que van a sus organizaciones los días de reunión que toman la Biblia… ahhh, eso sí, sólo deben leer los versículos que se les indica, no más.

Pero la escritura es clara:

¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia? (Romanos 6:16)

Creo oportuno recordarle a éstos hermanos lo que dice 1 Juan 2:26, 27

Os he escrito esto sobre los que os engañan.

Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.

Es importante que los hermanos dejen que sea el Espíritu Santo el que los guíe al momento de leer Las Escrituras. Recuerden que todo lo que se escribe en nuestros blogs debe ser comprobado por cada uno de ustedes, y así debe ser:

Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. (2 Juan 1:8)

Recuerde que aunque hubo muchos escritores, solamente hay un autor, DIOS. Las Escrituras no se contradicen, y éstas están llenas de verdades que coinciden entre sí. En el evangelio verdadero una doctrina es sostén de todas las demás y al mismo tiempo todas las demás sostienen cada doctrina. Pero si usted hermano se aferra a lo que le han obligado a creer por años en su organización, entonces para usted si se contradice.

Por mi parte cumplo con lo que dicen Las Escrituras:

Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

A algunos que dudan, convencedlos.

A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne. (Judas 3, 22, 23)

http://www.yeshuahamashiaj.org

USTED ESTÁ LLAMADO PARA SER UN CRISTO (Χριστός), UN HIJO DE DIOS!

CORONA1Por Ingº Mario A Olcese (Apologista) 

Una de las verdades fundamentales que los más de los llamados “cristianos” es que ellos han sido llamados para ser Cristos e Hijos de Dios. Y es que la mayoría supone que Cristo es un nombre y no un título de majestad real. Un Cristo o Ungido en el Antiguo Testamento podía ser un rey, un sacerdote, y un profeta. Así, David fue ungido para ser rey de Israel, y Samuel lo fue para ser profeta de Dios.

La Enciclopedia Wikepedia nos dice sobre los ungidos, así:

En la Biblia Hebraica, el Sumo Sacerdote y el rey eran a veces llamados «el ungido». Los profetas también eran ungidos. Ungir a un rey era equivalente a coronarlo: de hecho, en Israel no se exigía la corona De esta forma, David fue ungido rey por el profeta Samuel. Samuel tomó el cuerno del aceite y lo ungió en medio de sus hermanos. A partir de aquel día vino sobre David el espíritu de Jehová. Se levantó luego Samuel y regresó a Ramá.

 La palabra “Cristo” que se usa actualmente como si fuese un apellido es en realidad un título procedente del Christos, (Gr. Χριστός)  que significa aproximadamente ‘ungido’. Otra palabra equivalente a “Cristo” es “Mesías”, esta última es de origen hebreo.

Jesús, el Cristo

La Biblia nos presenta a Jesús como el Cristo de Dios, el ungido para ser el rey de Israel. Su ungimiento se produjo cuando fue bautizado por Juan en el Jordán, y el Espíritu Santo bajó sobre él (representado en el AT por el aceite del ungimiento) nombrándolo el Hijo amado de Dios (Mateo 3:16,17).

 Al ser ungido por Dios, Jesús comenzó a predicar el evangelio del reino de Dios. Su misión como ungido en la tierra era proclamar las buenas noticias o evangelio del reino. Dice Lucas, así:

 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha UNGIDO para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Lucas 4:17-21.

En Marcos 1:1,14,15 vemos que Jesucristo efectivamente predicaba esas buenas noticias del Reino: Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio”.

Ciertamente Jesús fue enviado por Dios para predicar el evangelio, que fue la razón para la cual fue ungido; pero tenía una misión importante que era el morir por nosotros. Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado (Luc. 4:43).

Los otros Cristos

La Biblia nos dice que los cristianos, los que hemos sido bautizados para el perdón de los pecados, hemos sido automáticamente ungidos por Dios para ser ‘Cristos’, y por lo tanto, coherederos con él del reino de Dios. En 2 Corintios 1:21, Pablo les dice a la hermandad corintia, lo siguiente: “Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió (Gr.Χρισ), es Dios”. Así que si bien se nos amonesta contra los falsos cristos, también los hay de los genuinos, de aquellos que viven como Cristo vivió, soportando penurias y aflicciones por causa de Jesucristo y el evangelio del reino. Los falsos cristos no solamente viven del evangelio como reyes coronados, sino que predican un evangelio trucado, diabólico, y por lo tanto, engañoso.

También en 1 Juan 2:20,27, leemos: “vosotros TENÉIS la UNCIÓN del Santo”… “la UNCIÓN que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros“. En el capítulo 3:2 se nos revela que se los está diciendo a todos los que somos “hijos de Dios”, los que seremos semejantes al Señor. Aquí aclara en el capítulo 3:2 que se lo está diciendo a todos los que “ahora somos hijos de Dios”, a los que seremos semejantes a él.

Ahora bien, “Ungidos con el Espíritu Santo” resalta otras bendiciones colaterales que Dios nos añade cuando nos entrega el Espíritu Santo. Todos los cristianos fuimos ciertamente “ungidos por Dios”, pues sin este ungimiento no podríamos ser cristianos (Rom. 8:9). Y al tener el Espíritu Santo nos constituimos en hijos y herederos de Dios, así como coherederos con Jesús (Rom 8:17).

En 1 Cor. 12:13 dice: “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a TODOS se nos dio a beber de un mismo Espíritu”. En este pasaje el bautismo con el Espíritu Santo tiene relación directa con nuestro ingreso al cuerpo de Cristo, el cual es su iglesia. Cada uno de nosotros pasamos a ser miembros con diferentes funciones, pero el cuerpo y la cabeza no se desunen, de lo contrario moriríamos todos. La cabeza es la que dirige, y el cuerpo obedece las órdenes. Por lo tanto, el Cristo completo es cabeza y cuerpo, y cuando Cristo se siente en su trono, se sentará él con su cuerpo completo. La cabeza y el cuerpo estarán juntos, y donde quiera que vaya la cabeza, allí estará su cuerpo. De modo que ambos: cabeza y cuerpo disfrutarán de todas las bendiciones de Dios Padre. Es por eso que Jesús promete a su iglesia participar de su propio trono, para que se sienten con él como sus cristos menores (Apo. 3:21). El desea que su cuerpo sea tan ungido como él lo es a través del Espíritu  Santo. La cabeza no puede ser ungida con un cuerpo carente de ungimiento, pues el Espíritu es lo que da vida al cuerpo entero (Gál. 5.25). Tanto cabeza y cuerpo son santos y puros, y deben trabajar armoniosamente hacia una misma meta, pues respondemos al mismo llamamiento del cielo (Heb. 3:1). En consecuencia, debe existir una comunión total, la unidad que Cristo pidió al Padre para su iglesia (Juan 17:21). Los llamados preteristas extremos, y los amilenialistas en general, sostienen que Cristo empezó a reinar en el primer siglo al poco tiempo que se fue al cielo. Pero esto no es del todo cierto, ya que Cristo no puede reinar sin sus otros cristos menores que se van uniendo a su cuerpo progresivamente. Jesús prometió que nos sentaríamos con él en su trono, y que juntos con él reinaríamos el mundo (Apo. 2:26,27; 3:21; 20:4,5, Isa. 32:1).

Los Testigos de Jehová sostienen que la iglesia está compuesta únicamente por Cristo y 144,000 personas de su organización. El resto de sus miembros son las “otras ovejas”, o una “grande muchedumbre” sujeta a Cristo y su iglesia. Ellos enseñan que Cristo y su minúscula iglesia de 144,000 personas vivirán en el cielo, en tanto que el resto de los conversos de su culto se quedarán en la tierra.  Esta es una blasfemia y una vulgar distorsión de la verdad bíblica. Jesucristo estará con sus seguidores a donde quiera que él vaya. Sus seguidores (los miembros) no pueden estar separados de la cabeza, pues eso los aniquilaría por completo. Desgraciadamente millones de Testigos de Jehová permanecen decapitados, ya que  se les ha enseñado que no tienen ninguna posibilidad de pertenecer al cuerpo del Señor.

LOS CRISTOS SON HIJOS DE DIOS

Cuando Jesús preguntó qué pensaban los hombres de él, Pedro le respondió correctamente, y dijo: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.” (Mateo 16:16). Y  en otra oportunidad Pedro le dice a Jesús: “Y  nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” (Juan 6:69). Por tanto, se hace evidente que tanto los títulos “Cristo” e “Hijo de Dios” van de la mano. Ser Hijo de Dios es ser un Cristo.

Ahora bien, el propósito de Dios es tener una familia grande, y para ello Él adoptó más hijos para llevarlos a su gloria, gloria que recibió Jesucristo primeramente de parte de Dios y luego nosotros. En Hebreos 2:10 leemos: “Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que HABIENDO DE LLEVAR A MUCHOS HIJOS A LA GLORIA, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos.” Entonces se hace muy claro que Dios tuvo en mente llevar a más hijos a su gloria por su medio de la adopción. Dice Pablo: “Porque todos los que sois guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el Espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de ADOPCIÓN, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!” (Rom. 8:14,15). Esto significa que al convertirnos en hijos de Dios (cristos), nos hacemos acreedores de los bienes del Padre, los cuales Jesús compartirá con nosotros. Dice Pablo nuevamente: “Y si hijos (cristos), también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, PARA QUE JUNTAMENTE CON ÉL SEAMOS GLORIFICADOS” (Rom. 8:17). Tome nota que juntamente con Jesús seremos glorificados, es decir que ambos: cabeza y cuerpo recibiremos una gloria semejante. Por eso también Jesús dijo: “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno” (Juan 17:22,23). Por tanto, es claro que los cristianos están llamados a ser como el Cristo Mayor, el Señor Jesucristo. Dios desea tener más cristos-hijos dentro de Su familia a fin de que ellos hereden el mundo venidero (Romanos 4:13).

LOS CRISTOS SON LOS ELEGIDOS DE DIOS

En Lucas 23:35 leemos: “…a otros salvó; sálvese a sí mismo, si éste es el Cristo, EL ESCOGIDO de Dios”. De modo que el Cristo era reconocido como alguien que era escogido de Dios. No obstante, las Escrituras nos dicen que Dios también escogió o otros hombres para que fueran sus ungidos o cristos menores al servicio del Cristo Mayor, Jesucristo. Dice Pablo en Efesios 1:4,5,11-13, así: “Según NOS ESCOGIÓ en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser ADOPTADOS hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad…en él asimismo tuvimos HERENCIA, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, FUISTEIS SELLADOS CON EL ESPÍRITU SANTO DE LA PROMESA.”  Por su parte el apóstol Pedro dice sobre los escogidos lo siguiente: “Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo…mas vosotros sois linaje ESCOGIDO, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios…” (1 Pedro 2:4,5,9). ¿nos damos cuenta que Jesucristo y nosotros somos “piedras vivas”, y linaje escogido, para ser parte de la casa o templo espiritual de Dios, para ofrecer sacrificios de alabanza? Entonces es evidente que tanto Jesucristo, el escogido de Dios, y nosotros, los otros escogidos deL Padre, somos cristos de Dios para participar dentro de la familia divina. Por eso Pablo tiene razón cuando escribió en 2 Tes. 2:13,14, lo siguiente: “Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que os haya ESCOGIDO desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar LA GLORIA de nuestro Señor Jesucristo”.

LOS CRISTOS SON REYES Y SACERDOTES

En Lucas 23:2 la muchedumbre acusa a Jesús de estar propagando la idea de que él era el Cristo, un rey. Dice el pasaje, así: “Y comenzaron a acusarle, diciendo: A éste hemos hallado que pervierte a la nación, y que prohíbe dar tributo a César, diciendo que él mismo es el Cristo, un rey”. Esto es interesante, pues aquí vemos que hay una asociación del título ‘Cristo’ con el cargo de ‘un Rey’. De igual modo, los Cristianos, o los otros cristos, están llamados a ser reyes asociados con el Rey mayor, Jesucristo.  Dice Apo 5:10: “y nos has hecho para nuestro Dios REYES y SACERDOTES, y reinaremos sobre la tierra”. Como vemos, Jesucristo nos ha hecho reyes para Dios a través de su sacrificio expiatorio, al redimirnos de la condenación y la muerte eternas. Estamos llamados a ser como Su Hijo Unigénito, y coparticipar con él de sus riquezas como parte de Su familia. Esta era dorada fue vislumbrada por los profetas del Antiguo Testamento. Por ejemplo, Isaías dice: “He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio” (Isa. 32:1). “Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra” (Isa. 2:4). El profeta Daniel escribe sobre esa era del reino de Cristo y de sus santos, diciendo: “Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un Hijo de Hombre, que vino hasta el Anciano de Días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido…y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán” (Daniel 7:13,14,27). De modo que todos los cristos tendrán dominio y gloria en el reino milenario de Dios. 

LOS CRISTOS TIENEN SUS  TRONOS

San Juan dice: “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad para juzgar…y vivieron y reinaron con Cristo mil años.” (Apo. 20:4). Y en el Salmo 122:3-5 dice: “Jerusalén, que se ha edificado como una ciudad que está bien unida entre sí. Y allá subieron las tribus, las tribus de Yah, conforme al testimonio dado a Israel, para alabar el nombre de Jehová. Porque allá están las sillas del juicio, los tronos de la casa de David.” No es sorpresa,  entonces, que Jesucristo les haya ofrecido a sus apóstoles tronos para que se sienten sobre ellos para que sean co-gobernantes con él en su reino venidero. Pero esos tronos serán ocupados cuando Jesucristo regrese en toda su gloria divina, pues así lo dijo el Señor en Mateo 25:31,34. Por tanto, ningún cristiano está reinando en estos momentos sobre las naciones (Apo. 2:26). Los que dicen que ya están reinando en el reino de Cristo están errados porque ignoran las dispensaciones de Dios.  Recordemos que Pablo les había escrito irónicamente a los creyentes de Corinto para burlarse de sus creencias erradas sobre un supuesto “reinado” ya consumado sobre la tierra (1 Cor. 4:8). 

LOS CRISTOS (UNGIDOS) TIENEN LA MISIÓN DE SALVAR A OTROS

El Señor Jesús es nuestro Salvador, ya que con su sangre nos redimió de la condenación eterna, y nos introdujo en su familia a fin de participar de los bienes de Su Padre. Es por eso que él es nuestro querido Salvador, porque nos dio vida estando muertos; nos abrió el camino para ser hijos y herederos de Su Padre, y coherederos con él del mundo de la era venidera (Romanos 8:17). Estamos llamados, pues, a recibir todo lo que Jesucristo recibió en su resurrección, sin excepción alguna. La gloria que Cristo recibió la recibimos nosotros también por la fe. Por eso Jesús pidió al Padre para que los suyos estuviesen con él en el mismo lugar en dónde él iba a estar. Sus palabras son como siguen: “Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde la fundación del mundo” (Juan 17:24). Y en Apocalipsis 3:21 Jesús dice: “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono”.

De igual modo, todos los Cristianos deben hacer su parte como administradores de esa salvación, llevando el evangelio salvador a todo el mundo habitado. En buena cuenta, el Cristiano está llamado a salvar a otros con el evangelio de Cristo. Dice Judas 23 dice: “A otros salvad, arrebatándolos del fuego…” Y Pablo dice: “Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos” (1 Cor. 9:22). A Timoteo le dice: “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren” ( 1 Tim. 4:16). De modo que los Cristianos salvan a otros a través de la administración del evangelio de Cristo, poniendo sus vidas al servicio y en sacrificio de los que son predestinados para la salvación. Por tanto, no es de extrañarse que Pablo dijera: “…fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio…” (1 Tes. 2:4)–¿y cuál es la razón para esto? Pues Jesús “sacó a la luz la vida y la inmortalidad por el evangelio” (2 Tim. 1:10).

TESTIMONIO DE AGUSTÍN DE HIPONA

Es muy interesante la explicación que nos ofrece San Agustín del Salmo 26. Escribe así: «David fué ungido rey. En aquel tiempo, se ungía sólo al rey y al sacerdote. En estas dos personas se encontraba prefigurado el futuro único rey y sacerdote, Cristo (y por esto “Cristo” viene de “crisma”). Pero no sólo ha sido ungida nuestra Cabeza, sino que también hemos sido ungidos nosotros, su Cuerpo (…). Por ello, la unción es propia de todos los cristianos; mientras que en el tiempo del Antiguo Testamento pertenecía sólo a dos personas. Está claro que somos el Cuerpo de Cristo, ya que todos hemos sido ungidos, y en Él somos cristos y Cristo, porque en cierta manera la cabeza y el cuerpo forman el Cristo en su integridad».

www.yeshuahamashiaj.org

 

ACELERANDO LA VENIDA DE CRISTO Y SU REINO

predicador“Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14)

Por Ing. Mario A Olcese 

El Deseo de Dios

Nuestro Padre celestial es un Padre amoroso que desea todo lo mejor para sus hijos. El amó tanto al mundo que mandó a Jesucristo a esta tierra, para que la gente fuera salva por medio de él (Juan 3:16).

El Señor Jesucristo prometió volver para restaurar todas las cosas, pero él está esperando el momento para que el Señor lo envíe de vuelta a esta tierra para cumplir sus promesas. ¡Pero algo debe cumplirse primero!

El Señor no Tarda

Algunos cristianos se quejan, como ocurrió con ciertos cristianos del primer siglo, diciendo que el Señor tarda en su regreso, y por eso se sienten defraudados o simplemente han optado por reinterpretar sus palabras y tomarlas espiritualmente en vez de literalmente y al pie de la letra. Han dicho que si el Señor tarda en volver, se debe a nuestro error por interpretar su regreso de manera personal y física. Sostienen que algo no funciona con la interpretación literal, porque no es posible que hayan pasado dos milenios y aún él no haya regresado, máxime cuando él mismo dijo que volvería pronto o en breve.

Pero ¿por qué parece tardar el Señor? ¿Será que él estaba equivocado en sus expectativas o en el tiempo de su regreso? La Biblia nos responde dándonos la razón de su aparente tardanza. En Nahum 1:3 se nos dice que el Padre de Jesucristo es tardo para la ira. Es decir, Dios no castiga a los pecadores de forma violenta, rápida, y sin demora, como en un juicio sumario, sino que es paciente para con todos, no queriendo que ninguno perezca sino que procedan al arrepentimiento (2 Pedro 3:9). Es por eso que Dios mandó a su Hijo Unigénito para que los pecadores se arrepintieran de sus pecados, creyendo en su mensaje o evangelio salvador, el reino de Dios. En Marcos 1:15 leemos que Jesús llamó a la gente a “arrepentirse y a creer en su evangelio”. La Buena noticia de un reino de Dios cercano debería motivarnos al arrepentimiento y no el temor a un castigo en el infierno por una eternidad. Dios desea que más personas se arrepientan de sus pecados y participen del reino venidero. El mandó un mensaje salvador, y ese mensaje que salva a los que se arrepienten de sus pecados es el Evangelio acerca de la persona de Jesucristo y Su Reino de justicia venidero.

La cercanía del reino motivó a muchos judíos a arrepentirse para poder participar activamente como cogobernantes de esa nueva sociedad que inauguraría Cristo en su parusía. Jesús decía: “arrepentíos, porque el reino de Dios se ha acercado” ¿Por qué deberían arrepentirse los judíos, según Jesús? ¡Porque el reino estaba a las puertas! (Mat. 3:2). En Hechos 2:38 el arrepentimiento de los judíos se debió al mensaje del evangelio predicado por Pedro (ver versos 22-37). De modo que el bautismo de aquellos 3000 hombres Judíos fue el resultado de su arrepentimiento (“arrepentíos y bautícese cada uno…”), arrepentimiento que fue estimulado a su vez por el mensaje del evangelio completo (La persona de Cristo (Su muerte, sepultura y resurrección y también Su reino venidero) y no por la amenaza de un terrible castigo por fuego si persistían en el pecado. También hay otro testimonio en Hechos 8:12, donde los discípulos de Felipe se bautizaron después de haber oído el mensaje del evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo. Así que lo que debe motivarnos al arrepentimiento es lo que Dios tiene para nosotros como regalo de vida eterna en el mundo o era venidera. Uno debe arrepentirse porque uno debe comprender que Dios nos amó tanto que dio a Su Hijo en sacrificio, y porque nos tiene preparado un gran banquete mesiánico para gobernar con Su Hijo en la nueva Era de justicia, paz y amor. 

Reitero nuevamente esto: No se puede ingresar al reino si hay aún  pecado en nosotros. Es un pre-requisito divino para participar ejecutivamente en el reino nuestra purificación en la sangre de Cristo. Así que la razón por la cual debemos arrepentirnos es para poder participar del maravilloso reino de Cristo, el cual hemos creído por fe. Pero Dios lee los corazones y Él desea ver un hombre nuevo en nosotros, uno contrito y humillado frente a Él para que seamos dignos de Su Reino. Recuerde, ¡Dios resiste a los soberbios!

El Evangelio del Reino debe proclamarse

El evangelio salvador del Reino debe proclamarse a todo el mundo habitado para testimonio a todas las naciones, y entonces (y sólo entonces) vendrá el fin o la segunda venida de Cristo (Ver Mateo 24:14). Es la tarea de todo buen cristiano anunciar el evangelio del reino, el único y singular evangelio  que salva a todo aquel que lo cree y recibe. Si bien Dios desea que este mensaje de la persona de Cristo y su reino sirva de testimonio a todas las naciones, también desea que el mayor número de personas lo crean para que puedan proceder al arrepentimiento. Pero como dijimos antes, Él es paciente para con todos, y no desea la destrucción del impío. Sin embargo, las iglesias de hoy, poco o nada están predicando sobre este evangelio del reino a todo el mundo, sino más bien nuevos y peculiares evangelios inventados por hombres que han opacado y dado un sentido puramente espiritual al verdadero evangelio del reino. Esto ha hecho retrasar la venida de Cristo al mundo. Nuestra desidia y descuido en proclamar exactamente el mismo evangelio que Cristo y sus discípulos predicaron ha hecho que el mundo no reciba un testimonio real y fiel del evangelio apostólico. El resultado de esta negligencia ha sido la tardanza del regreso de nuestro Señor y la impaciencia de los creyentes que aún lo están esperando.

Sin embargo, hay discípulos fieles hoy que están difundiendo el evangelio prístino del reino de Dios a más países cada día, el cual es el mismísimo evangelio bíblico, cristiano, y apostólico del primer siglo, y cumpliendo al pie de la letra la tarea asignada por Jesús llevando el mensaje por internet, por la literatura impresa, y por la radio y la TV. De esta manera ellos están apresurando cada día más la vuelta o regreso de Cristo al mundo. Recuerde que Jesús dijo que primero el evangelio del reino sería predicado a todo el mundo para testimonio a todas las naciones Y ENTONCES Y SÓLO ENTONCES el fin vendrá. Recuerde que los cristianos primitivos relacionaron el fin de la era o mundo con la venida de Cristo (Mat. 24:3).

Satanás ha Confundido a las Gentes con falsos Evangelios

Siendo que el testimonio del evangelio del reino tiene poder para salvar al potencial creyente y provocar el fin del reinado de Satanás y de sus ángeles, este ángel caído ha estado interesado desde el principio en boicotear la tarea evangelística del reino. El Apóstol Pablo se vio en ese problema en algunas oportunidades, y acusó a Satanás el diablo de ser obstáculo en su tarea predicadora entre los gentiles (Ver 1 Tes. 2:18). Y también Pablo les dijo a los creyentes de Corinto, lo siguiente: “En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Cor. 4:4).

En mi estudio sobre la gloria, expliqué y demostré que el evangelio de la gloria de Cristo es lo mismo que el evangelio del reino de Cristo. Así que el diablo ha obscurecido las mentes de los incrédulos para que nos les resplandezca la luz del evangelio del reino de Cristo, el cual es la imagen de Dios. No es extraño, entonces, que muchos no crean que el evangelio del reino de Dios sea el evangelio bíblico, ya que lo que se ha venido predicando ha sido el llamado “evangelio social” católico o el “evangelio de la prosperidad” de ciertos grupos evangélicos. Otros creen que el evangelio es simplemente Cristo (“el evangelio de Cristo”) pero no su mensaje, y aún otros creen que el evangelio es simplemente la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo. Estos puntos de vista están errados, o en el mejor de los casos, parcialmente errados. Y es que el evangelio de Cristo tiene que ver con una nueva sociedad (de allí lo social) y con la prosperidad (pues el reino tiene que ver también con la prosperidad material), pero en la era venidera y no en esta era o siglo malo— ¡Esta es la diferencia sustancial entre los evangelios falsos y el bíblico!

La Restauración del Reino Davídico es boicoteado por los agentes de Satanás

Lo cierto es que diablo sigue siendo el dios de este siglo y todo el mundo infiel yace bajo su poder (1 Juan 5:19). El maligno tiene una agenda hasta la venida de Cristo, y esa es: boicotear la difusión del evangelio salvador del reino de Dios. Es por eso que ha engañado a muchos cristianos haciéndoles creer que los discípulos estaban errados cuando le preguntaron a Jesús lo siguiente: “Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?” (Hechos 1:6). Aquí se observa que los discípulos aún esperaban el reino para Israel, un reino que no veían todavía cristalizarse tal como los profetas lo habían anunciado. Pero los enemigos del reino por restaurarse a Israel sostienen que la pregunta de los discípulos fue simplemente fruto de su ignorancia y falta de comprensión del verdadero y nuevo “sentido espiritual” que éste envolvía. Pero si esto es verdad, ¿por qué Jesús no se los aclaró? Por el contrario, lo que Jesús les respondió validó su pregunta, cuando claramente les dijo que: “no os toca a vosotros saber los tiempos y las sazones que Él puso en su sola potestad” (Hechos 1:7). Así que muchos grupos llamados “cristianos” (es decir, “mesiánicos”) van en contra del mesianismo puro de los apóstoles y de los primeros cristianos, los cuales esperaron ardientemente la consolación de Israel a través del reino restaurado de David en la tierra prometida.  

Desgraciadamente el Catolicismo hizo suyo la interpretación alegórica del Reino de Agustín de Hipona, y de esa forma cientos de millones de llamados cristianos dejaron de ser cristianos o mesiánicos para volverse platónicos y gnósticos.

Conclusión:

Es tarea de la iglesia mesiánica (cristiana) predicar a su Mesías y su Reino milenario en la tierra a todo el planeta habitado para preparar y acelerar el retorno del Hijo de Dios a la tierra. Debemos ser precursores de su reino, preparar el camino del Señor a través del anuncio de su parusía en gloria para restablecer o restaurar el reino que está suspendido en el tiempo. Si lo hacemos así, entonces Jesús no tardará en volver. Pero si descuidamos esta tarea, predicando evangelios extraños y extra bíblicos, entonces Jesús seguirá demorando. Tenemos una tarea que cumplir, y rápido.

 Más información sobre el Reino en:

 

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

¿DÓNDE ESTARÁ ESTABLECIDO EL REINO DE DIOS?

la-tierraA la mentira dominante que Satanás ha impuesto a la humanidad está la creencia de que el alma va al cielo después de la muerte. Muchas personas suponen que la expresión Reino de Dios es sinónimo de cielo, pero la Biblia nos enseña que cuando Jesucristo regrese, el Reino de Dios se establecerá en la tierra!

En primer lugar, observe cómo la Biblia refuta completamente la noción de “ir al cielo” después de la muerte. Pedro le dice a la multitud el día de Pentecostés, “Varones hermanos, quisiera hablar con ustedes libremente del patriarca David, que está muerto y sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy …Porque David no subió a los cielos “(Hechos 2:29, 34). Este “hombre conforme al corazón de Dios” no está en el cielo, sino aún en la tumba! Nuestro Salvador confirma en Juan 3:13: “Nadie ha subido al cielo sino el que descendió del cielo, es decir, el Hijo del Hombre que está en los cielos.”

Los santos muertos del Antiguo y Nuevo Testamentos por igual están durmiendo en sus tumbas, en espera de la resurrección, sin conciencia (Eclesiastés 9:5, 10). Job describe la espera de la resurrección de esta manera: “Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir? Todos los días de mi edad esperaré, Hasta que venga mi liberación. Entonces llamarás, y yo te responderé; Tendrás afecto a la hechura de tus manos” (Job 14:14-15).

Muchos versículos se refieren a los muertos como que “duermen”, y esta analogía viene del hecho de que cuando una persona duerme profundamente, muchas horas pueden pasar. Asimismo, durante el tiempo que están muertos, no tendremos más conciencia, no hay conciencia. Muchos años pueden transcurrir entre el momento en que morimos y nuestra resurrección, pero no vamos a ser conscientes del paso del tiempo.

Pablo enseña en I Corintios 15 que la resurrección no se produce hasta el regreso de Jesucristo, momento en el que los “muertos en Cristo” resucitarán con cuerpos espirituales, y los santos revividos pasarán a ser inmortales “en un abrir y cerrar de ojos” (versículo 52). Si los santos van a ir al cielo de forma automática después de la muerte, ¿qué necesidad habría para una resurrección? En el versículo 53, Pablo incluso dice que lo “mortal” tendrá que “ser vestido de inmortalidad”, lo que significa que no la tienen ahora mismo (véase también Romanos 2:7). Sólo Dios tiene inmortalidad ahora (I Timoteo 6:15-16).

En las Bienaventuranzas de Mateo 5, Jesús dice que los pobres de espíritu recibirán el “reino de los cielos”, mientras que los mansos “heredarán la tierra” (Mateo 5:3, 5; véase también el Salmo 37:11). Dividirá Dios a los santos  “pobres de espíritu” de los santos “mansos”, enviándolos a lugares distintos? Si un santo es a la vez manso y pobre de espíritu, ¿va a heredar el cielo y la tierra? No! Este dilema aparente se disuelve cuando nos damos cuenta de que Mateo usa la frase “reino de los cielos”, mientras que los otros escritores del evangelio se refieren al “reino de Dios”. Obviamente, el “reino de Dios” no significa que el Reino se encuentra en Dios, sino que pertenece a Dios. De la misma manera, el “reino de los cielos” significa simplemente que el Reino es propiedad de “cielo”, donde está el trono de Dios. Los pobres de espíritu heredarán el reino mismo que los mansos, y que el reino se creará en la tierra.

Gálatas 3:29 dice que si pertenecemos a Cristo, entonces se considera que somos simiente de Abraham, y por tanto los potenciales herederos (aunque todavía no herederos) de las promesas hechas a él. Lo que sea que Abraham herede en la resurrección, también nosotros vamos a heredar. Génesis 13:15 dice que la herencia es eterna, y Romanos 4:13 explica que la promesa se ha ampliado para incluir a todo el mundo. El “cielo”, sin embargo, no era una parte de las promesas hechas a Abraham, Isaac y Jacob, o para nosotros.

La Biblia nos enseña que el Reino de Dios será establecido sobre la tierra: “Y nos has hecho un reino (raza real) y sacerdotes para nuestro Dios, y reinarán sobre la tierra!” (Apocalipsis 5:10, la Biblia Amplificada). Note igualmente Apocalipsis 11:15, que profetiza que el Reino de Cristo se hará cargo de los reinos de este mundo:

El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, diciendo, “Los reinos de este mundo se han convertido en el reino de nuestro Señor y de su Cristo, y él reinará por siempre y para siempre!”

Tres veces en el libro de Apocalipsis, el apóstol Juan describe la “ciudad santa”, la nueva Jerusalén, descender del cielo, en lugar de estar en el cielo (Apocalipsis 3:12, 21:2, 10). La Nueva Jerusalén se establecerá en la nueva tierra limpiada y purificado. Dios mismo morará con los hombres, no en el cielo, sino en la Nueva Jerusalén en la tierra:

Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido. Además no había más mar. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del cielo que decía: “He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos, y ellos serán su pueblo. Dios mismo estará con ellos como su Dios. Y Dios enjugará Dios toda lágrima de sus ojos, no habrá más muerte, ni llanto, ni clamor. No habrá más dolor, porque las primeras cosas han pasado. … El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo “. (Apocalipsis 21:1-4, 7)

Muchos siglos de tradición pagana han convencido a la gente que el cielo es su “casa” y su recompensa cuando mueran. Sin embargo, el registro bíblico es claro: el Reino de Dios será establecido sobre la tierra que Él ha creado, y que será un reino eterno. (Para más ejemplos del Reino que se establece en la tierra, ver Salmo 2:6-8; 47:1-9, Jeremías 23:5, Ezequiel 37:21-28, Daniel 2:44-45; 7:17-18 , 27; Miqueas 4:1-5; Zacarías 9:9-10, 14:9, 16-17, Apocalipsis 2:26-27.)

EL DIABLO ODIA EL EVANGELIO DEL REINO DE CRISTO… ¡Y MUCHOS CRISTIANOS LO IGNORAN POR COMPLETO!

Por apologista34Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Para empezar el estudio de hoy, quisiera que ustedes, queridos lectores, comparen dos citas “sinópticas” de las Escrituras, pues creo nos brindarán a todos alguna información valiosa. Veamos estos textos enseguida:

Mat. 20:20,21: “Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo. Ella le dijo: Ordena que en tu REINO se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda”.
 
Mar. 10: 35-37: “Entonces Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, se le acercaron, diciendo: Maestro querríamos que nos hagas lo que te pidiéramos. El les dijo: ¿Qué queréis que os haga? Ellos le dijeron: Concédenos que en tu GLORIA nos sentemos el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda”.
 
Si comparamos ambas citas que se refieren al mismo asunto, veremos que Mateo dice que los hijos de Zebedeo (Jacobo y Juan) le solicitaron a Jesús una posición de privilegio en su REINO. En cambio, Marcos escribe que lo que Jacobo y Juan le pidieron a Jesús fue por un lugar de privilegio en Su GLORIA.

Es claro, a la luz de estos dos textos, que la Gloria es un sinónimo del Reino y viceversa. Pero ¿qué importancia tendría esto?

El Diablo y su odio para con la gloria de Cristo

San Pablo nos dice algo que debiera motivarnos a todos a una seria y profunda reflexión en un pasaje importante de su pluma. Me refiero a 2 Corintios 4:4, que dice: “en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”.

Nótese con cuidado que el Apóstol Pablo dice que el diablo ha cegado o embotado el entendimiento de los incrédulos, para que nos les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo. Aquí se revela que el diablo no desea que usted, amigo, reciba el brillo de la luz que emana del evangelio de la gloria de Cristo. Y Parece que Satanás lo ha conseguido, pues ya casi ningún predicador o evangelista lo predica en sus campañas de “evangelización”, ni tampoco la mayoría de maestros y pastores en las iglesias.

Pues bien, como ya hemos visto arriba, la gloria y el reino son sinónimos. Así que vamos a cambiar la gloria por la palabra reino en el texto en cuestión (2 Cor. 4:4) y tendremos lo siguiente: “en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio del reino de Cristo, el cual es la imagen de Dios”.

Sí, mi amigo, el diablo hará hasta lo imposible para que su entendimiento quede embotado para que no le brille a usted la luz que proviene del evangelio del reino de la Biblia, el único evangelio salvador que nosotros estamos predicando fielmente y de manera consuetudinaria en este blog.

Desgraciadamente, los más de los cristianos de hoy tienen ideas vagas o retocadas del verdadero evangelio bíblico que realmente nos resulta enormemente sorprendente e inaudito que suceda en este siglo XXI con tanta información disponible por internet. El diablo, sin duda, ha tenido un éxito enorme con la puesta en marcha de una táctica de “espiritualización” del reino que es muy maléfica y destructiva, y que ha estado desviando de la verdad a millones de llamados cristianos por todo el mundo por generaciones. El original Reino de Cristo ha sido así trastocado por la Iglesia católica y después por sus hijas (el protestantismo en general), ¡y a nadie parece importarle este asunto tan crucial para nuestra salvación!

Es hora de que los ciegos abran los ojos y puedan ver la luz brillante que emana del verdadero y original evangelio del reino de Cristo, que es el evangelio de la gloria, de la gracia, y de la paz de Cristo.

Este blog está comprometido a este sagrado propósito para hacerle la guerra al diablo, el enemigo que se opone a Cristo y su reino de justicia que pronto se establecerá en la tierra.

www.apologista.blogdiario.com

www.yeshuahamashiaj.org

CRISTO RECONOCIÓ EL REINO TERRENAL DE DIOS

JesusEnviaASusDiscipulosLa condición de Israel como el Reino de Dios en la tierra fue reconocida por el Señor Jesús, como es obvio por las expresiones que utilizó. Le dijo a los líderes injustos de su tiempo que su actitud infiel los descalificó para ejercer la autoridad en esa nación, y en consecuencia sería quitado y entregado a sus discípulos (ver Mateo 21:43; Lucas 12:32, 22 :29-30). En otra ocasión, les dijo a los discípulos:

“Vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se sentará en el trono de su gloria, vosotros también os sentaréis en doce tronos para juzgar las doce tribus de Israel” (Mateo 19:28).

Fue, sin duda, en previsión de ese momento, que los discípulos le preguntan a Jesucristo después de su resurrección: “¿Vas a restaurar el reino de Israel en este tiempo?” (Hechos 1:6).

Se dieron cuenta de que era el propósito de Dios para hacerlo, y
ellos esperaban con anticipado interés el restablecimiento del Reino de Dios en la tierra, cuando un Israel disciplinado, educado y rejuvenecido tendría al Cristo como su rey, reflejando la gloria de su Creador, el Señor Dios de Israel (Jeremías 33: 8-10).

El “Reino de Dios” es un término bíblico que denota una voluntad divina, que refleja un reino político divino, tan real y tangible como cualquier otra nación de hoy, y que una vez existió en la tierra en el reino de Israel. 

Este reino fue quebrado y dispersado entre las naciones a causa de la iniquidad y la rebelión de sus dirigentes y el pueblo, pero se restaurará de nuevo como la base del propósito de Dios en toda la tierra.

El Reino del futuro será diferente de la del pasado, sin embargo, por su autoridad estará a cargo de Reyes inmortales con Cristo como jefe. Así, los redimidos se les promete:

“Al que venciere, le daré autoridad sobre las naciones” (Apocalipsis 2:26).

Están representados en el canto:

“Tú fuiste inmolado, y nos has redimido para Dios con tu sangre, de todo linaje y lengua y pueblo y nación, y nos hiciste para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra” (Ap. 5:9-10).

Además, el reino del futuro no se limitará a Israel,  quien, sin embargo, ocupará el “primer dominio” (Miqueas 4:8), pero que incorporará todas las naciones (Ap. 11:15; Isaías 2. 2-4).

Luego Jerusalén volverán a asumir su condición antigua, y volverá a constituir el “trono del Señor” en la tierra. El profeta Jeremías dice:

“En aquel tiempo llamarán a Jerusalén: Trono de Jehová, y todas las naciones vendrán a ella en el nombre de Jehová en Jerusalén; ni andarán más tras la dureza de su malvado corazón ” (Jeremías 3:17).

LA HORRIBLE BLASFEMIA DE LA WATCHTOWER

wtLa Sociedad Watchtower de los Testigos de Jehová enseña que los únicos hijos de Dios y hermanos de Jesucristo son una elite privilegiada de cristianos llamada “la clase Ungida”, la cual tiene la dichosa esperanza de vivir en los cielos con el Rey Jesucristo.

Estos Testigos de Jehová privilegiados para vivir en el cielo con Jesucristo tienen a Jesús como a un hermano y a Jehová como un Padre, así como también a la organización invisible celestial como su madre. Esta, dicen ellos, está formada por Cristo y sus 144,000 hermanos.

Esta doctrina abominable y satánica es fruto de una torcida interpretación  bíblica incurrida por el Cuerpo Gobernante de la Watchtower de ciertos pasajes bíblicos para dejar de lado a más de 7 millones de Testigos de Jehová. A éstos el Cuerpo Gobernante les ha despojado de todas las promesas y privilegios que Jesús a prometido todos los que le han creído y seguido.

La Watchtower le ha negado a la Gran muchedumbre de Testigos de Jehová un Padre y un hermano espirituales. Sólo una organización que sirve a Satanás podría decir y enseñar semejante blasfemia.  Ver siguiente vídeo:

EL REINO DE DIOS EN LA TIERRA

aea007El Reino de Dios en la Tierra “Y que Él envíe a Jesucristo, que les fue predicado a ustedes antes, quien el cielo debe recibir hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas que Dios ha hablado por boca de sus santos profetas desde el principio del mundo”. Hechos 3:20-21

“Después de esto volveré y reconstruiré el tabernáculo de David, que ha caído, voy a reconstruir sus ruinas, y configurarlo de modo que el resto de la humanidad puede buscar a Jehová, hasta los gentiles que son llamados por mi nombre, dice el Señor que hace todas estas cosas. “

Hechos 15:16-17 “Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, y el reino no será dejado a otro pueblo, sino que romperá en pedazos y consumirá todos estos reinos, y él permanecerá para siempre. Daniel 2:44

Jesús, José y los Apóstoles

Jesús oró: “Venga tu Reino” (Mateo 6:10), y de José de Arimatea se dice que él también “esperaba el reino de Dios” Lucas 23:51. En los Hechos de los Apóstoles se dice muchas veces que ellos “anunciaban el evangelio del Reino de Dios.” (Hechos 8:12, 19:8, 20:25, 28:23)

Si el reino de Dios es importante para nuestra fe, entonces seguramente requiere nuestra atención si queremos ser verdaderos discípulos. Jesús dijo: “Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” Mateo 6:33

El Reino original de Dios En tiempos del Antiguo Testamento la nación de Israel fue el Reino de Dios en la tierra, y era especialmente considerada como tal cuando un rey piadoso se sentó en trono de David y la gente era obediente a la ley de Dios. Este es el reino que los discípulos de Jesús se refieren en el momento de su ascensión, cuando le dijeron a Jesús: “Señor, ¿Restaurarás el reino a Israel?” Hechos 1:6

Así que la venida del Reino de Dios en la tierra es una restauración del reino original de Israel, y que es se referido también en las Escrituras como “el trono de David” o el “Tabernáculo de David” (Véase Hechos 15:16-17; Amos 9:11-12)

¿Qué tiene que hacer el sufrimiento con él?

El Reino de Dios es descrito como estar sujetos a sufrir en su núcleo actual. (Ver Mateo 11: 12, 2 Tesalonicenses 1:5). Esto se debe a que los herederos del Reino futuro de otro modo conocido como “los santos del Altísimo” (Daniel 7:18,22,27), no tienen ninguna autoridad presente. Se podría comparar a los discípulos de Jesús como “gobernantes de espera» que sufren por sus creencias presentes ahora, pero van a heredar “el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo” Mateo 25:34, cuando Jesús venga. Luego serán, “… reyes y sacerdotes para nuestro Dios, y reinaremos sobre la tierra.” Apocalipsis 5:10

Pronto en la tierra

Reino de Dios con la ventaja añadida de “autoridad” se establecerá cuando Jesús regrese, “Porque él debe reinar hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies” 1 Corintios 15:25

Hablando del Rey Jesús, el profeta Jeremías dice: “He aquí, el que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David una rama de la justicia, un rey reinará y prosperar, y juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; ahora Este es el nombre por el que se llamará, LA JUSTICIA DE NUESTRO SEÑOR.” Jeremías 23:5-6

Los objetivos del Reino de Dios

El primer objetivo del Reino de Dios es restaurar la paz mundial, y quien diría lo contrario. (Ver Isaías 2:4, 32:17-18; Zacarías 9:10).

Los próximos objetivos implican la restauración de las necesidades espirituales y la adoración de la gente (véase Isaías 2:2-3; Zacarías 14:16-17, Hechos 15:16-17) y después de una restauración física del mundo que actualmente está sufriendo en el área del medio ambiente como nunca antes. (Ver Isaías 35, 41:18-20, 51:3, Ezequiel 36:34-35; Amos 9:13-14, Joel 3:18, Zacarías 14:8-10).

Jerusalén es representada como la capital política, y lo más importante, el centro mundial del culto en el siglo venidero. “En ese momento Jerusalén se llamará el trono del Señor y todas las naciones se reunirán a ella.” Jeremías 3:17 (Ver Isaías 2:3, 62:1-2, 6-7; Zacarías 8:20-22).

EL EVANGELIO CRISTIANO EN EL NUEVO TESTAMENTO: ¿QUÉ TAN BIEN LO HEMOS CONSERVADO?

Prince_of_PeaceEcl. 7:12: “La ventaja del conocimiento es que la sabiduría preserva a sus poseedores.”

Los eruditos dicen:

“No puede haber ninguna duda de que en la enseñanza de nuestro Señor, el Reino de Dios es el tema central y todo lo que abarca su mensaje distintivo.”

“La predicación sobre el Reino de Dios resume el ministerio de Jesús, el de los apóstoles, el de los discípulos y el de Pablo.”

“Extraer el Reino de Dios del mensaje de Jesús sería como volar los fundamentos de un rascacielos.”

Cualquier persona que lea las Escrituras sabe que el Evangelio es quizá la palabra más importante en la Biblia. En él se describe lo que un cristiano debe creer para obtener la inmortalidad (la salvación en el reino). El Evangelio tiene una “etiqueta”, un marcador de identidad. Esto define lo que se trata el mensaje. Jesús fue el primer predicador del Evangelio. Él dijo: “La razón por la que se envió fue para predicar el Evangelio acerca del Reino” (Lucas 4:43, Heb. 2:3, 1 Tim. 6:3). (Todos los textos citados deben ser cuidadosamente examinados en su contexto.)

Los cristianos deben llevar a cabo la obra de Jesús. Esto se deduce del hecho de que estamos llamados a ser los seguidores del ejemplo de Jesús. No menos de 18 veces en Mateo, Marcos, Lucas y Hechos se define el evangelio como Las Buenas nuevas acerca del Reino. Esto nos muestra lo que Jesús predicó acerca del Evangelio y lo que los apóstoles predicaron. Lucas termina su segundo libro (Hechos) diciéndonos que Pablo predicó el Evangelio acerca del Reino (Hechos 28:23, 31). En su discurso de despedida a los ancianos de Éfeso Pablo describe su carrera como “la proclamación del Reino” (Hechos 20:25). Cuando Jesús habló a la multitud él les habló sobre el Reino” (Lucas 9:11). Cuando el público vino a buscar a Pablo en Roma “les dio la bienvenida y les declaró el Evangelio acerca del Reino” (Hechos 28:30, 31).

La Biblia es un libro de texto y de la revelación del Plan de Dios para la raza humana. Juan el Bautista y Jesús fueron los primeros predicadores del Evangelio del Reino (Mt. 3:2, 4:17, 23, etc.) Jesús anunció poco antes de su muerte que “este Evangelio acerca del Reino” será proclamado a todas las naciones. En el relato de Marcos, Jesús dijo: “el Evangelio será proclamado…” (Marcos 13:10). Observe cuidadosamente que “este Evangelio del Reino” (Mateo 24:14) define “el Evangelio” (Marcos 13:10). Este último es simplemente una forma abreviada de la definición completa: “El Evangelio acerca del Reino.”

La palabra “Evangelio” aparece unas 101 veces en el Nuevo Testamento. En todos los casos se refiere “acerca de este Evangelio del Reino.” Hay un solo Evangelio.

El Evangelio acerca del Reino es el hilo conductor  que ata los ministerios de Jesús y los Apóstoles. La unidad de los cristianos se puede restaurar en torno a una decisión común de predicar el Evangelio mismo que Jesús predicó.

¿Se oye hoy la frase “Evangelio acerca del Reino? Su ausencia del reino del evangelismo contemporáneo sugiere que el corazón de la fe se ha oscurecido. Esto podría dar cuenta de la fragmentación de la Iglesia en cientos de diferentes denominaciones.

Toda la evangelización en la Biblia es la evangelización sobre el Reino de Dios como Jesús  lo predicó. Todos los llamados para la salvación no son invitaciones “para ir al cielo”, sino para heredar el Reino de Dios. El seguimiento de Jesús implica el uso de su terminología, no la nuestra.

Si uno combina las referencias “el Evangelio del Reino”, “el Evangelio” y “predicación”, o “proclamar”, hay unas 325 referencias al Evangelio del Reino. “Creer” en el Nuevo Testamento significa creer en “el Evangelio acerca del Reino y en el nombre de Jesucristo” (Hechos 8:12). El siguiente versículo (Hechos 8:13) dice que Simón “creyó”, es decir, que creyó en el Evangelio del Reino y el Nombre de Jesús. Ese es el significado de la fe cristiana.

En Hechos 28:24 algunos fueron persuadidos por el Evangelio del Reino (v. 23) y algunos no creyeron. Creer en el Nuevo Testamento es, por lo tanto, estar convencido  del Reino de Dios.

El Reino de Dios es la llave que abre el secreto de la enseñanza de Jesús y nos da el conocimiento del Plan de Dios para nosotros, para el conjunto de la raza humana y para el futuro de esta tierra.

La definición modelo del Evangelio viene de Jesús mismo, como el máximo exponente o el paradigma del Evangelio. Jesús fue el heraldo del mensaje del Reino original (introducido brevemente por Juan el Bautista – Mat. 3:2). El evangelio viene con una definición específica: EL EVANGELIO SOBRE EL REINO DE DIOS (Mt. 3:2, 4:17, 23; 24:14, 9:35, Lucas 4:43, 8:1; 9:2, 6, 11, 60; 10:9 , 16:16, Hechos 8:12, 19:8; 20:25; 28:23, 31)

Una variedad de frases intercambiables describen el mismo Evangelio acerca del Reino:

= LA PALABRA SOBRE EL REINO (Mateo 13:19; ver 2 Tim. 4:1, 2; Apocalipsis 1:9)

= EL EVANGELIO DE DIOS (Marcos 1:14 (= “creer en el Reino”, v. 15); Rom. 1:1, 15:16; 2 Cor. 11:7; 1 Tes. 2:2, 8, 9)

= El Evangelio (Mateo 11:5; Marcos 13:10, 14:9, 16:15; Lucas 3:18, 4:18, 7:22, 9:6;+ 80 veces)

= Este Evangelio acerca del reino (Mateo 24:14)

= Este Evangelio (Mateo 26:13)

= EL EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS (Hechos 20:24)

= La proclamación del Evangelio del Reino (Hechos 20:25)

= DECLARANDO todo el consejo de Dios (Hechos 20:27)

= EL EVANGELIO DE LA SALVACIÓN (Ef. 1:13; Rom. 1:16)

= El Evangelio de Jesús Cristo (Marcos 1:1)

= EL EVANGELIO DE CRISTO (2 Cor. 9:13)

= EL evangelio de la gloria de Cristo (2 Cor. 4:4)

= EL EVANGELIO DE Dios (1 Tim. 1:11) = EL MISTERIO DEL EVANGELIO (Ef. 6:19; Rom. 16:25)

= Su (de Dios) palabras (S) (Juan 17:6, 17:8, – “recibir la Palabra”),

= LA PALABRA DE DIOS (37 veces) = SU PALABRA (Tito 1:3, 1 Juan 2:5)

= LA PALABRA (46 veces)

= LA PALABRA DE VERDAD (2 Cor. 6:7; Ef. 1:13 Colosenses 1:5, 2 Tim. 2:15;Santiago 1:18)

= EL CONOCIMIENTO DE LA VERDAD (1 Tim. 2:4, 2 Tim. 2:25; 3:7; Tit. 1:1, Heb. 10:26)

= LA VERDAD (50 veces)
= Arrepentimiento y el perdón de los pecados en nombre de Jesús (Lucas 24:47)

= LA PALABRA DEL SEÑOR (Hechos 8:25, 12:24, 13:48, 49; 15:35, 36; 16:32, 19:10, 19:20, 1 Tes. 1:8, 4:15 ; 2 Tes. 3:1, I Ped. 1:25)

= LA PALABRA DEL EVANGELIO (Hechos 15:7)

= Nuestro evangelio (1 Tes. 1:5; 2 Tes. 2:14; 2 Cor. 4:3) = EL EVANGELIO de nuestro Señor Jesucristo (2 Tes. 1:8)

= LA palabra de su gracia (Hechos 14:3; 20:32)

= Gracia y verdad (Juan 1:14)

= LA PALABRA DE LA CRUZ (1 Cor. 1:18)

= Las palabras de Dios (Juan 3:34, 8:47, Apocalipsis 17:17, 19:9)

= LAS PALABRAS DE LA VIDA del siglo venidero (Juan 6:68)

= MI (Jesús) PALABRA (Juan 5:24, 8:31, 37, 43, 51, 52, 14:23, 24; 15:20; Apocalipsis 3:8)

= MIS (JESÚS) palabras (Mateo 24:35; Marcos 8:38, 13:31, Lucas 6:47, 9:26, 21:33, Juan 5:47, 14:10, 24; 15:7 )

= Mi enseñanza (Juan 7:16, II Tim. 3:10)

= Estas palabras mías (Mateo 7:24, 26)

= Mis palabras (Juan 12:47, 48)

= MI (Pablo) EVANGELIO (Romanos 16:25)

= MIS (Pablo) PALABRAS (Hechos 26:25)

= MI (Pablo) mensaje (1 Cor. 2:4)

= MI (Pablo) predicación (1 Cor. 2:4)

= EL MISTERIO DEL REINO DE DIOS (Mateo 13:11; Marcos 4:11, Lucas 8:10)

= La predicación de Jesucristo (Romanos 16:25)

= EL MISTERIO DE CRISTO (Col. 4:3; Ef. 3:4; Col. 1:27)

= EL MISTERIO (Romanos 16:25; Ef. 1:9)

= EL MISTERIO DEL EVANGELIO (Ef. 6:19)

= EL MISTERIO DE LA FE (1 Tim. 3:9)

= Misterio de la piedad (1 Tim. 3:16)

= LA PALABRA DE VIDA (Filipenses 2:16)

= EL MISTERIO DE DIOS (Apocalipsis 10:7)

= LA PALABRA DE FE (Romanos 10:8)

= LA PALABRA DE MENSAJE DE DIOS (1 Tes. 2:13)

= La palabra de Cristo (Hechos 10:36, Rom. 10:17; Col. 3:16)

= LA PALABRA DE DIOS LA PERMANENCIA (1 Ped. 1:23)

= LA PALABRA DE DIOS IMPLANTADOS (Santiago 1:21)

= Nuestro Informe ( “la palabra de la audiencia”) (Juan 12:38, Rom. 10:16)

= LA FE (32 veces)

= La palabra de esta salvación (Hechos 13:26)

= Esta salvación (1 Ped. 1:10)

= Esta salvación de Dios (Hechos 28:28)

= NUESTRA COMÚN SALVACIÓN (Judas 1:3)

= LA FE UNA VEZ POR TODAS entregada a los santos (Judas 3)

= LA MANIFESTACIÓN DE LA VERDAD (2 Cor. 4:2)

= La palabra de reconciliación (2 Cor. 5:19)

= La Espada del Espíritu (Ef. 6:17)

= La palabra de justicia (Hebreos 5:13)

= La palabra de mi perseverancia (Apocalipsis 3:10)

= La palabra de su testimonio (Apocalipsis 12:11)

= EL TESTIMONIO DE JESÚS (Apocalipsis 1:2, 9, 12:17, 19:10, 20:4)

= EL EVANGELIO SOBRE LA EDAD VIENE [1] (Apoc. 14:6)

Los cristianos en la Biblia son los que creen en el Evangelio del Reino (Marcos 1:14, 15). Toda “predicación” tiene un objetivo: transmitir el Evangelio del Reino y garantizar la creencia inteligente en ella (Hechos 8:12). George Ladd observa que “Jesús divide a la sociedad en dos bandos opuestos: los que entienden y creen en el Evangelio del Reino y los que no entienden” (Mateo 13:19; Lucas 8:12)

Los cristianos son descritos como “creyentes”, cuya fe no es sólo el modelo de la fe de Jesús, sino de la fe de Abraham:

Abraham es “el Padre de todos los que creen” (Romanos 4:11).

Los cristianos son los que “pertenecen a la fe de Abraham” (Rom. 4:16).

Los cristianos deben “caminar en los pasos de nuestro padre Abraham” (Rom. 4:12).

“El Evangelio fue predicado por adelantado a Abraham” (Gálatas 3:8).

“Aquellos que son de la fe son bendecidos con Abraham” (Gal 3:9).

“Jesucristo vino a confirmar las promesas hechas a los padres” (Romanos 15:8).

Las promesas hechas a Abraham y la fe de Abraham en esas promesas aparecen en el Nuevo Testamento como la creencia en el Evangelio acerca del Reino de Dios. La promesa de la tierra hecha a Abraham aparece en la enseñanza de Jesús como la promesa del Reino / tierra (Mateo 5:3, 5). La promesa garantiza la herencia del reino / de la tierra (la tierra) y el dominio en él (Apocalipsis 5:10). La herencia se le dio al Mesías (Gálatas 3:19) como la simiente singular (Gal 3:16) y las simientes corporativas son aquellos unidos a Cristo que comparten su fe. “Si ustedes son cristianos, son contados como simiente de Abraham y de herederos de la promesa” (Gal 3:19).

El Evangelio del Reino ha sufrido un eclipse, porque los sistemas de enseñanza de la Biblia, corriente en los Estados Unidos y que reciben una distribución masiva, han excluido sistemáticamente el Evangelio del Reino. La teoría es que el Evangelio del Reino de Jesús no es relevante para nosotros. Una falsa distinción ha sido elaborada entre el Evangelio del Reino y el Evangelio de la gracia. Esto contradice Hechos 20:24, 25. Además, se ha dicho que Jesús “vino a hacer un trabajo de tres días.” Esto no es lo que enseñó Jesús (Lucas 4:43, Lucas 19:10; I Tim. 1:15).

Para las pruebas del Evangelio privado del Reino ver la nueva Biblia de Referencia Scofield en Apocalipsis 14:6 y el artículo “Evangelio” en el Diccionario Bíblico de Unger. Noviembre 1998

 [1] El evangelio Eterno es un error de traducción. El Evangelio no es eterno, es una buena noticia de la venida de la Edad del Reino. “Aionios” en Griego significa “tiene que ver con la edad venidera”. El “Evangelio Aionios” no es en el lenguaje cristiano el” evangelio eterno “, sino” el Evangelio relativo a la edad del reino “(Nigel Turner, Ph.D., palabras cristianas, T & T Clark, 1980). “Eterno” (para siempre) es, pues, en muchos pasajes equivalente a “milenario” o ” que tiene que ver con la edad por venir del Reino”.

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

www.apologista.blogdiario.com

www.retornoalparaiso.blogspot.com

 

EL CREADOR EN COLOSENSES 1:16

250px-Creation_of_AdamLas palabras iniciales de Colosenses 1:16, como están traducidas en muchas versiones, dan la impresión de que Jesús fue el creador del universo en Génesis 1:1. Pero tenga en cuenta que “el griego ‘en auto’ no significa ‘por Él'” (El Comentario Griego de los Expositores sobre Colosenses, p. 504).

Meyer, Ellicott, Moulton / Milligan dan a la palabra un sentido causal: “A causa de Jesús” todas las cosas fueron creadas. Esto, por supuesto, es una “historia muy diferente”. La creación realizada por el único Dios de Israel, el Dios y Padre de Jesús, estaba en mente con Jesús como el propósito de la creación. Jesús, podríamos decir, fue la ocasión para la creación. Pero Jesús mismo era el Hijo de Dios profetizado (2 Sam. 7:16), el Mesías. Él vino a la existencia como Hijo de Dios por el milagro de la Nueva Creación forjada en el seno de su madre (Lucas 1:35): Es “precisamente a causa de” (Dio kai) la concepción virginal de que Jesús era el Hijo de Dios. La relación de causalidad es más clara. “A causa de” su creación especial en María, Jesús es llamado el Hijo de Dios. Lucas no era un seguidor de los credos post bíblicos -que decían algo muy diferente. Noviembre 1998

GRIPE PORCINA: ¿CÓMO EVITARLA?

pareCuidando la salud de nuestros amigos para que nos sigan visitando…

Poniendo la Gripe-A en perspectiva – Qué hacer para evitar la “Gripe Porcina”

A pesar de que la Gripe Porcina continúa extendiéndose, es importante recordar que es una enfermedad típicamente LEVE. En la mayoría de los casos se resuelve sin necesidad de tratamiento médico alguno.

Ahora, mantengamos la calma y evitemos la histeria y paranoia que nos están intentando transmitir. La pandemia de la gripe aviaria ha sido una falsa alarma que nunca llegó a tener una importante repercusión. Tampoco la epidemia de la gripe porcina.Sin embargo, sí aconsejo seguir las precauciones necesarias, cuidando de tu salud para eliminar el riesgo de contraer cualquier resfriado o enfermedad.

Aconsejo seguir maximizando tu estado de salud de forma como parte del estilo de vida. Los siguientes 10 pasos, es todo lo que necesitarás para mantenerte sano y protegerte de esta pandemia.

1. Evita azúcar y productos refinados. El azúcar disminuye la actividad del sistema inmune de forma casi inmediata. Un sistema inmune fuerte es la clave para protegerte de los virus y otras enfermedades.

2. Asegúrate un reposo apropiado. Al igual que cuando nos encontramos cansados, nos cuesta más llevar a cabo las actividades del día, a nuestro cuerpo también le cuesta más esfuerzo luchar contra un resfriado si no descansa. Descansa.

3. Use herramientas que te ayuden a controlar el estrés. Todos tenemos un nivel de estrés a diario, pero si dichos niveles sobrepasan un límite, el cuerpo tendrá más dificultades en luchar contra enfermedades. El yoga es una buena herramienta para encontrar serenidad. La acupuntura también es fantástica para relajar.

4. Haz ejercicio físico. El ejercicio físico favorece a la circulación del cuerpo, favorece a la desintoxicación y activa el sistema linfático y consecuentemente el sistema inmune circula mejor y tendrá más fuerza y mayor posibilidad de encontrar al virus y detenerlo antes de que se extienda.

5. Toma omega 3. Tomar omega 3 es fundamental para fortalecer las defensas. Igual de importante que consumir omega 3 es evitar el omega 6 deteriorado (evita frituras, frutos secos que hayan sido calentados, comida procesada).

6. Lava tus manos frecuentemente. Lavar las manos a menudo baja mucho la posibilidad de que el virus alcance a tu nariz, boca u otras personas. Evita jabones antibacterianos, puesto que pueden causar más daño que beneficio. También hay que evitar lavarse las manos demasiado porque las barreras de defensa de la piel se pueden dañar.

7. Come ajo regularmente. El ajo funciona como un antibiótico de amplio espectro contra bacterias, virus y protozoos en el cuerpo. Y al contrario de los antibióticos, no se crea resistencia, por lo que es un producto totalmente seguro. De todas formas, si eres alérgico al ajo o no te gusta, será mejor evitarlo, porque te hará más daño que bien.

8. Evita a los hospitales y a las vacunas. En el caso de la gripe porcina recomiendo alejarse del hospital al menos que tengas una situación de emergencia, puesto que los hospitales son los sitios con mayor riesgo de infecciones de todos tipos, estarías expuesto a los peores microbios. Las vacunas, a su vez, además de no ser muy eficaz, le podrá llevar a tener el síndrome de Guillain Barré, que consiste en una parálisis y puede ser grave (como ha ocurrido en los años 70).

9. Toma probióticos naturales. Alimentos fermentados naturalmente como el kéfir, tibicus, tempeh, kombucha, miso, etc. El 80% de nuestro sistema inmune está localidado en nuestro sistema digestivo, por tanto, al fortalecer la salud de nuestros intestinos con probióticos es una técnica muy efectiva para evitar infecciones.

10. Toma sol diariamente. Para garantizar unos niveles óptimos de vitamina D, tomar sol a diario es un método muy eficaz. No está claro el porqué las gripes atacan más en invierno que en otras épocas del año con más sol. Para la misma cantidad de virus en el ambiente, en épocas con menos luz solar la población se hace más susceptible a la gripe. La vitamina D es clave para fortalecer el sistema inmune. Hay que tomar el sol con precaución.

MÁS DE CIEN BANCOS SE DECLARARON EN BANCARROTA EN LOS ESTADOS HUNDIDOS

 

La cifra de bancos que ya han debido cerrar ante la crisis y que debieron declararse en bancarrota pasó los cien, llegando a unos 101, cuando la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC) asumió el control de dos pequeños bancos en los estados de Florida y Georgia.

Esta medida ha afectado al Partners Bank de Naples (Florida) con 68,7 millones de dólares en activos y 63,4 millones en depósitos.

Se espera que la cifra de bancos que deban cerrar en Estados Unidos se incremente a partir de la crisis financiera generada por la recesión y la crisis en el sector inmobiliario, hasta llegar a una cantidad que aún sin saberlo pueda tomarse como un techo y esperar una estabilización.

A partir de un informe oficial, el banco Stonegate, de Fort Lauderdale (Florida) anunció la adquisición de los depósitos y los activos de Partners Bank. Mientras que el otro banco que ha sido afectado es el American United Bank, de Lawrenceville (Georgia), que contaba con 111 millones de dólares en activos y 101 millones en depósitos que fueron adquiridos por Ameris Bank, también proveniente de Georgia.

Desde el sector bancario han definido esta ola de cierres, como el mayor número de cierre de bancos desde la crisis de 1992, por ese entonces debieron cerrar unos 122 bancos.

Desde la FDIC señalaron que el dinero de los depositantes no corre ningún peligro ya que existen seguros que los protegen hasta los 250.000 dólares por cuenta.

Asimismo esta es la peor crisis financiera desde la recordada depresión de 1930, ya ha afectado a todo tipo de bancos, existiendo el riesgo de que el número de cierres de bancos llegue a 400 en los próximos años.

Como lo han definido en el sector, el actual problema de estas instituciones reside sobre todo en los préstamos hipotecarios tóxicos, además de que la crisis general que ha impedido que las empresas del sector de la construcción pudieran cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones financieras.

ASTEROIDE TRES VECES MÁS POTENTE QUE LA BOMBA DE HIROSHIMA EXPLOTÓ SOBRE INDONESIA

 

El asteroide, que tenía entre cinco y diez metros, hizo explosión en la atmósfera sobre el país asiático, con una potencia de unos 50 kilotones, tres veces más que la bomba lanzada sobre Hiroshima, informó la NASA.

 

De acuerdo con el reporte, el asteroide impactó la atmósfera a unos 65.000 kilómetros por hora y a una altura de entre 15 a 20 kilómetros. La explosión, reportada el 8 de octubre, causó pánico entre la población en la región de Bone, en Sulawesi del Sur, añadió la agencia.”La geolocalización infrasónica no es suficientemente precisa como para determinar si el bólido estalló sobre agua o tierra, pero fue relativamente cerca de la costa”, informó la agencia espacial estadounidense. Según los medios locales, el 8 de octubre se registró “un poderoso estampido cerca de las 11 de la mañana, hora local”.

En tanto, la NASA informó que “finalmente apareció en Youtube un vídeo que muestra una gran nube que corresponde a un bólido brillante”. Posteriormente todas las estaciones de infrasonido del Sistema Internacional de Vigilancia (IMS por su sigla en inglés), que forman parte de la Organización del Tratado para la Prohibición Integral de Pruebas Nucleares, examinaron la información científica disponible. Once estaciones mostraron “señales probables de una poderosa explosión cerca de la latitud 4,5 Sur, 120 Este con una hora de origen aproximadamente a las 03:00 GMT del 8 de octubre”, precisó el reporte.

Estas observaciones “indican que la fuente de la explosión fue de una energía total muy alta”, añadió. Los expertos calcularon luego que la potencia de la explosión fue de alrededor de 50 kilotones, esto es más de tres veces la energía liberada por la bomba atómica arrojada sobre Hiroshima (Japón), en 1945, informó la agencia Efe.

EL EVANGELIO DEL REINO: LA PALABRA

La mayoría de los eruditos concuerdan que el Reino de Dios fue el mensaje central de Jesús. En el desarrollo narrativo de los cuatro Evangelios podemos observar que entre un 80 y 90% del texto se refiere al Reino de Dios y el resto, en  el final hablan del sufrimiento de Cristo, su muerte y resurrección. Luego, una vez que resucitó estuvo cuarenta días con sus discípulos enseñándoles acerca del Reino[1]. Así de central fue para el ministerio de Jesús el Reino de Dios.

El hecho que Cristo sea el hijo de Dios es también su designación como líder gubernamental como en el caso de un monarca y su hijo que le continua en la línea sucesoria.

El Evangelio de Juan usa la expresión Reino de Dios solamente cinco veces[2].

Juan 20: 30 y 31:

30 Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. 31 Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.

Hay muchas cosas documentadas en Juan, pero no son todas las cosas que hizo Jesucristo. Estas que sí están documentadas, lo están con un claro propósito: “que creáis que Jesús es el Cristo (el ungido de Jehová para ser Rey), el hijo de Dios…” Al creer este mensaje singular tendremos vida en su nombre.

Jesucristo es el hijo de Dios por simiente y por “designación política” porque su descendencia es contada también como de David con quien tenía consanguinidad y era quien lo sucedería como rey. El Reino de Dios se encuentra documentado y mencionado a lo largo de toda la Escritura y fue el interés más grande de la prédica de Jesucristo.

Si estamos confundidos acerca del futuro y lo que las Escrituras enseñan acerca del Reino, entonces también estaremos confundidos acerca del Evangelio que Jesucristo enseñó porque este era su tema central. ¿Cómo podremos andar en sus pasos si no reconocemos sus pisadas?

Vemos la continuidad de este Reino por venir a lo largo de las Escrituras.

Lucas 1:26-33:

26 Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, 27 a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. 28 Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. 29 Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. 30 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. 31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. 32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

He aquí la “ecografía espiritual” de nuestro señor:

  • Será grande

  • Será llamado hijo del Altísimo

  • Dios le dará el trono de David

  • Reinará sobre la casa de Jacob

  • Su reino no tendrá fin.

María sabía exactamente de lo que le estaba hablando Gabriel porque los santos del Antiguo Testamento (María entre ellos) sabían lo que era el Reino de Dios y sabían lo que el rey iba a hacer y esperaban con anhelo la llegada del Rey que iba a ser también hijo del Altísimo.

Lucas 2:8-11:

8 Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. 9 Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. 10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: 11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.

El ángel les anunciaba que había nacido el ungido, el Cristo, el Mesías. El Reino de Dios fue anunciado por los ángeles antes y después del nacimiento del Señor Jesucristo.

Mateo 2:1 y 2:

1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, 2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.

Esto sabios del Oriente sabían esto por datos astronómicos y venían a buscar al rey del reino. Es decir que estaba escrito en las estrellas[3].

Mateo 3:1-3:

1 En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, 2 y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Si dice que el reino de los cielos se ha acercado; quiere decir que no estaba antes. En este registro habla del Reino del cielo que es lo mismo que decir Reino de Dios[4].  Aquí Juan predica llamando a que la gente se arrepienta porque el Reino de los cielos se había acercado. Juan tuvo un ministerio relativamente corto y uno podría pensar que lo que sea que tenía que decir era muy importante. Efectivamente ese mensaje era importante.

3 Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, Enderezad sus sendas.

Una cosa a tener en cuenta es que cuando Juan hablaba del Reino de los cielos no había nadie que le preguntara de qué se trataba. Eso demuestra que no solamente Juan sabía acerca de ello sino que la gente también.

Mateo 4:1,17 y 23:

1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

En este momento de la vida y ministerio de Jesucristo, los acontecimientos se dieron así: Juan bautizó a Jesús, inmediatamente el salvador es tentado por el diablo y justo después de este encuentro, el redentor principia su ministerio. Lo que hace en la apertura misma de su ministerio es predicar que el Reino de los cielos se había acercado.

Bautismo

Tentación

Predicación del Reino

 

17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

¡Qué importante será la predicación del Reino que Jesús lo hizo aún antes de elegir a sus doce apóstoles! Así empezó Jesucristo su ministerio. No hay mención alguna que la gente le preguntara de qué estaba hablando. Eso es porque la gente sabía de lo que hablaban. ¿De donde obtuvieron este conocimiento? Del Antiguo Testamento. Juan, la gente y Jesús todos tenían conocimiento previo del Reino de Dios directamente de las Escrituras del Antiguo Testamento. La predicación del Reino de los Cielos siempre está asociada a la liberación de Dios a Su gente:

23 Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Una vez más. Jesucristo siguió moviéndose en su ministerio predicando el Reino de Dios.

Mateo 5:1-3:

1 Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos. 2 Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo: 3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Marcos 1:14 y15:

14 Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, 15 diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.

¿Qué Evangelio se suponía que debían creer? El Evangelio del Reino.

Jesús demostró que el Reino de Dios estaba allí sanando toda clase de enfermedades y toda dolencia en el pueblo.

Mateo 6:9-13:

9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Dios es Rey sobre todo[5]: el cielo y la Tierra. Aquí Jesucristo expresa que sea hecha Su voluntad también aquí sobre la Tierra que es justamente donde será el Reino de Dios.

11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

En esta oración Jesús mencionó el Reino dos veces: ”venga tu reino”, “tuyo es el reino”.

Mateo 6:33:

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Este es el Evangelio que él enseñó durante todo su tiempo de servicio.

Mateo 9:35:

Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Lucas 4:43:

Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado.

¡Para esto he sido enviado!

Mateo 10:5-7:

5 A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, 6 sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. 7 Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. 8 Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.

¡Observe las instrucciones – asociadas a la predicación del Reino de los cielos – en el versículo ocho!

  • Sanad enfermos

  • Limpiad leprosos

  • Resucitad muertos

  • Echad fuera demonios.

Mateo 12:28:

Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.

Los milagros que Jesucristo hacía eran la prueba que el Reino de Dios que él predicaba estaban presentes en el rey del Reino. Es maravilloso ver la íntima asociación que hay entre el Reino de Dios y la liberación de Dios para Su gente.

Mateo 13:31 y 33:

31 Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo.

Es como el grano de mostaza porque puede pasar desapercibido como cualquier grano pero cuando es sembrado y crece entonces se transforma en un árbol y ya no pasa más desapercibido. Puede ser pasada por alto aún dentro de la Iglesia del cuerpo de Cristo. Siendo una semilla puede no ser percibida a menos que uno busque primeramente el Reino de Dios. Cuando se concrete al momento del retorno no será pasada por alto, no será desapercibida. Nadie podrá decir que no ve al grano de mostaza una vez que se volvió un árbol. Ahora tiene que ser llevado a nuestros corazones y ser cultivado.

33 Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.

Como la levadura, inadvertido, desapercibido, pequeño, insignificante pero si la dejás crecerá y cubrirá toda la masa y seguirá hasta cubrir todo el mundo lo cual será en el Reino del milenio.

Mateo 13:44-47:

44 Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. 45 También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, 46 que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró.47 Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces; 48 y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera. 49 Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, 50 y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Cuando el pescador arroja la red no sabe que va a atrapar en ella. Cuando la saca y la coloca sobre la borda del barco entonces comienza la selección, dejan los peces buenos y echan al mar los peces malos. El Reino es como la red. Toma todo pero luego se selecciona porque no todos son hijos e hijas de Dios. Los ángeles seleccionarán.

Mateo 7:21-23:

21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Habrá una selección pues no toda la gente es hijo del Reino.

Mateo 18:23:

Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.

Mateo 22:2:

El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo

Mateo 25:1:

Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo.

Cuando el Mesías vino como un siervo sufriente algunos de Israel no quisieron escucharlo. Ellos querían redención del poder gubernamental de Roma. Ellos querían aquel reino y lo querían ahora.

Mateo 24:14:

Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

Nosotros como hijos de Dios que somos con Dios en Cristo en nosotros, que buscamos el Reino de Dios y su justicia tenemos que seguir predicando el Reino hasta el fin porque aun la gente está invitada a entrar. ¿Cómo predicarlo si no lo conocemos?

Marcos 14:22-26:

22 Y mientras comían, Jesús tomó pan y bendijo, y lo partió y les dio, diciendo: Tomad, esto es mi cuerpo. 23 Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio; y bebieron de ella todos. 24 Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada. 25 De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios. 26 Cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos.

Jesucristo habló acerca del Reino aún en la última cena que tuvo con sus discípulos.

Lucas 23:50 y 51:

50 Había un varón llamado José, de Arimatea, ciudad de Judea, el cual era miembro del concilio, varón bueno y justo. 51 Este, que también esperaba el reino de Dios, y no había consentido en el acuerdo ni en los hechos de ellos.

José sabía y esperaba el Reino.

Hechos 1:1-3, 6:

1 En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, 2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido; 3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.

¡Durante cuarenta días después de su resurrección les habló acerca del Reino de Dios!

6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?

Qué pregunta tan inteligente por parte de los discípulos. Ellos querían saber. Hechos comienza con el mismo tema con el que Jesucristo empezó su ministerio, con el Reino de Dios.

Hechos 8:12:

Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.

Felipe era un ministro y los dones de ministerio son para enseñar y predicar el Evangelio de la liberación de nuestro Señor Jesucristo del Reino de Dios.

Hechos 14:19-22:

19 Entonces vinieron unos judíos de Antioquía y de Iconio, que persuadieron a la multitud, y habiendo apedreado a Pablo, le arrastraron fuera de la ciudad, pensando que estaba muerto. 20 Pero rodeándole los discípulos, se levantó y entró en la ciudad; y al día siguiente salió con Bernabé para Derbe. 21 Y después de anunciar el evangelio a aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía, 22 confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.

¿Qué Evangelio anunciaban (versículo 21)? El del Reino de Dios (Versículo 22).

Hechos 19:8-10:

8 Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios. 9 Pero endureciéndose algunos y no creyendo, maldiciendo el Camino delante de la multitud, se apartó Pablo de ellos y separó a los discípulos, discutiendo cada día en la escuela de uno llamado Tiranno. 10 Así continuó por espacio de dos años, de manera que todos los que habitaban en Asia, judíos y griegos, oyeron la palabra del Señor Jesús.

La palabra del Señor Jesús es el Evangelio del Reino de Dios. ¡Dos años!

Nota del  Autor

Toda la Escritura utilizada en este artículo es de la Versión Reina Valera 1960[6] a menos que se especifique algo en contrario.

La Bibliografía para esta clase figura en el sitio web en un aparte especial junto a la Guía de Estudio.

Toda vez que se utilice una palabra de origen Griego será escrita en minúscula cursiva (Ej.: atomos). Y si se usara una palabra hebrea o aramea será escrita en mayúscula cursiva (Ej.: YARE). En ambos casos se puede utilizar la palabra raíz como cualquier otra forma gramatical de esa palabra en representación de la familia de palabras.

Debido a que los paréntesis se utilizan en el texto Bíblico; cada vez que exista una nota del autor estará colocada entre corchetes para diferenciarla.

Todas las citas de fuentes externas se notarán en esta otra tipografía para diferenciarlas del resto. Asimismo cuando la cita de la fuente sea de mayor longitud que la presentada en este artículo; se resumirá usando “…” indicando que hay mas información disponible para consulta en dicha fuente.

Cuando se haga referencia al texto griego o hebreo, ésta estará basada en dichos textos según sean presentados en ESword de Rick Meyer y/o de la Interlinear Scripture Analyzer de André de Mol y/o de En el principio era la Palabra de Costas Stergiou.Todos programas de estudio Bíblico que pueden ser descargados a su PC mediante el link correspondiente en Links Útiles >Programas para el estudio de las Escrituras en el sitio web. Todas las definiciones del griego o del hebreo provienen de Thayer o Strong según son presentadas en En el Principio era la Palabra.

Las notas al final son una parte integral y necesaria del Estudio. Tienen el propósito de documentar, respaldar, ampliar, aclarar, o reforzar el tema que se trate.

Esta enseñanza somete a consideración del lector el tema que trata. Es mas bien en algunos casos un punto de partida que propone, orienta y -desde ya- concluye con lo que el autor ha estudiado y debido a eso presentado de las Escrituras. No obstante, la Palabra de Dios es simplemente inagotable. El único que no necesita revisión es Dios mismo y Su Palabra según fue originalmente inspirada. Pero nuestro conocimiento y entendimiento  de las distintas maravillas presentadas en la Palabra de Dios siempre pueden ser y debieran ser sometidas al escrutinio[7] del estudiante. Entonces, el presente trabajo es presentado al estudiante Bíblico como una ayuda, una fuente mas de consulta, de referencia y de estudio de la Palabra de Dios. La obra está lejos de pretender ser la única ni mucho menos la más sobresaliente obra de este tipo que exista. Ella no posee eminencia sobre ninguna otra ni es autoridad última sobre el tema. La autoría de la Palabra de Dios es la exclusividad del Padre Celestial y como tal es la fuente de conocimiento y autoridad única e inapelable.

Consulte si esta enseñanza se encuentra disponible en audio en el sitio web: www.palabrasobreelmundo.com.ar. Todas las solicitudes y los comentarios pueden ser dirigidas a palabrasobreelmundo@gmail.com. Asimismo para disfrutar artículos con una visión Bíblica, usted puede ingresar a la página web mencionada o al blog http://buenasnuevas.reallifelog.com/.


[1] Hechos 1:3

[2] Juan 3:4,5; 18:35 y 36 dos veces

[3] Para mayores precisiones puede consultar: R. C. Zaehner, Las doctrinas de los magos, Introducción al Zoroastrismo, Ediciones Lidiun, Buenos Aires. y  Linton and Phyllis Pitluga, The Christmas Star, Cygnus Publishing Company, Chicago, Illinois.

[4] Puede descargar la enseñanza ALGUNOS NOMBRES DEL REINO

[5] Salmos 115:15 y 16

[6] La Santa Biblia Antiguo y Nuevo Testamentos, Antigua Versión de Casiodoro de Reina (1569) Revisada por Cipriano de Valera (1602) Revisión de 1960. Sociedades Bíblicas Unidas, 1993

[7] Hechos 17:11

EL EVANGELIO DEL REINO

Parte Dos

Hechos 20:25:

Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro.

Hechos 28:23, 30 y 31:

23 Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas.

30 Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, 31 predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento.

 El Reino estaba presente en la Ley de Moisés y en los profetas porque Pablo pudo persuadir a los discípulos utilizando esas Escrituras. Por eso hemos pasado tiempo en el Antiguo Testamento. ¡Dos años! Pablo sabía lo que habría en el futuro para él. El Reino de Dios es parte de nuestra esperanza. Poder estar ahí con nuestro señor y poder reinar en paz aquí sobre la Tierra restaurada.

2 Corintios 11:24-28:

24 De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. 25 Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; 26 en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; 27 en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; 28 y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias.

Había algo que Pablo sabía que lo mantenía ministrando a pesar de las penurias que tenía que pasar. El sabía acerca de las recompensas en el futuro que pesaban más que todas las presiones y tormentos que tenía que soportar. La esperanza de este reino venidero le dio a Pablo la fortaleza de ministrar a pesar de todos los palos en la rueda que le pusieron. Pablo tenía presente la esperanza del retorno y la reinstauración del Reino de Dios.

1 Tesalonicenses 1:10:

y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

1 Tesalonicenses 2:19:

Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida?

1 Tesalonicenses 3:13:

para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.

1 Tesalonicenses 4:15-18:

15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

1 Tesalonicenses 5:23 y 24:

Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.

Evidentemente Pablo lo hizo. El mantuvo al tope de sus prioridades en su mente la esperanza del retorno del Señor Jesucristo lo cual también involucra la restauración del Reino de Dios sobre la Tierra.

Mateo 13:1, 2, 10, 11, 18, 19 y 24:

1 Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. 2 Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa.

10 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? 11 El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado.

18 Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador: 19 Cuando alguno oye la palabra del reino [el tema es oir la Palabra del Reino] y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino. 20 Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra [la Palabra del Reino], y al momento la recibe con gozo; 21 pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra [la Palabra del Reino], luego tropieza. 22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra [la Palabra del Reino], pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra [la Palabra del Reino], y se hace infructuosa. 23 Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra [la Palabra del Reino], y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.

Algunas personas escucharán la Palabra del Reino y la rechazarán. Esto puede ocurrirle a los hijos de Dios también. Algunos escucharán la Palabra del Reino pero no darán fruto, es decir la escucharán pero no al punto de creerla y vivir su vida a la luz del Reino venidero.

Proverbios 4:23:

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

Para escuchar la Palabra del Reino y aferrarnos a Ella y traer fruto debemos preparar el suelo de nuestro corazón para que sea fértil y la semilla del Reino prospere. Debemos estar vigilantes y guardar el Evangelio del Reino para no deslizarnos y caer de estas grandes y simples verdades. Es nuestra tarea preparar el suelo de nuestro corazón para recibir la semilla del Reino que nos es sembrada.

La misma parábola fue registrada también por Marcos y al final de la misma Jesús la explica.

Marcos 4:10-13:

10 Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce [no solamente los doce] le preguntaron sobre la parábola. 11 Y les dijo: A vosotros [los doce + los que estaban cerca] os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas; 12 para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados. 13 Y les dijo: ¿No sabéis esta parábola [del sembrador que salió a sembrar la Palabra del Reino]? ¿Cómo, pues, entenderéis todas las parábolas?

¡¿Cuántas veces Jesús enseñó por parábolas?! Decenas de veces. Son alrededor de cincuenta parábolas. En el versículo trece de este registro Jesús pregunta a esta gente que estaba presente ¿Cómo van a entender las otras 49 si no entienden esta? Así de importante es esta parábola de la Palabra del Reino.

Es imperativo estudiar este material y hacerlo propio, de uno, realmente internalizarlo, hacerlo “carne” para nosotros y una cantidad muy grande de Escritura aparecerá como en 3D y las veremos en todo su esplendor y plenitud. Hay ciertos segmentos de las Escrituras que no se abrirán para nosotros en la Biblia sin un entendimiento adecuado del Reino de Dios. ¿Cómo entenderemos otras parábolas si no entendemos la parábola de la Palabra del Reino?

El Evangelio del Reino es revelado como una semilla que es sembrada en la parábola del sembrador que salió a sembrar. La semilla crece secretamente, lo mismo con la semilla de mostaza y con la levadura, todas hablan del Evangelio escondido del Reino acerca del cuál Jesús instruyó a sus discípulos.

El hijo del hombre mismo investido con todo el poder de Dios, él, quien va a venir en las nubes es el sembrador que sembró la Palabra del Reino, la Palabra de Dios. Varias veces la Palabra de Dios es sinónimo de la Palabra del Reino. Jesucristo tiene que esperar para ver qué pasa con su sembrar la Palabra. El malo, los pedregales, la aflicción, la persecución, los espinos, los afanes de este mundo, el engaño de las riquezas, todo puede frustrar su siembra de la semilla de la Palabra del Reino.

Jesús vino al mundo en la forma de esclavo pero Israel estaba esperando un líder militar. A fin de recibir todo él debió primero dar todo. El debió ser el siervo sufriente (Isaías 53) y dar su vida como rescate. El Reino ha venido a través del camino de la cruz antes que el hijo del hombre ejercite su autoridad sobre los reinos de la Tierra, el debió andar los caminos de la obediencia a su Padre a fin de completar toda justicia. La manifestación del Reino tiene por consiguiente una historia en este mundo. Debe ser proclamado a toda criatura. Como la maravillosa semilla debe germinar y brotar y crecer. Nadie sabe cómo pasa esto. La semilla tiene un poder inherente mediante el cual se abre paso a través de cualquier tipo de terreno hasta llegar a la superficie y crecer de manera notable, sin pasar desapercibida. El campo en el cual es sembrada esta semilla es el mundo. El Evangelio del Reino sale a todas las naciones. El rey del Reino es también señor y salvador. Pentecostés trajo una nueva era en la predicación del Reino y el rey que se extiende hasta los confines de la Tierra porque las fronteras de este Reino no terminan con los límites de Israel o con la historia. El Reino abarca todas las naciones y llena todas las edades.

Marcos 16:15:

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

¿Qué Evangelio hemos visto que predicó el Señor Jesucristo? El Evangelio del Reino de Dios. En Mateo 28 después de dar la instrucción de ir a las naciones y hacer discípulos en el versículo veinte les dice:

Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Si Jesús es su señor, entonces se supone que usted observe sus enseñanzas, que las guarde al punto de hacerlas. Que las atienda con cuidado.

Filipenses 2:5:

Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús

¿Qué sentir hubo en Cristo Jesús? El habló acerca del Reino de Dios más que de ninguna otra cosa.

Lucas 22:29:

Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí.

Nos es asignado un reino como Dios se lo asignó a Jesús.

Génesis 15:18:

En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Eufrates

Dios dio esta promesa del Reino a la simiente de Abraham (singular). Tuvo un inmediato cumplimiento en Isaac y un último cumplimiento en la simiente de Cristo.

Levítico 26:42:

Entonces yo me acordaré de mi pacto con Jacob, y asimismo de mi pacto con Isaac, y también de mi pacto con Abraham me acordaré, y haré memoria de la tierra.

Jacob, Isaac, Abraham… la tierra

2 Crónicas 13:5:

¿No sabéis vosotros que Jehová Dios de Israel dio el reino a David sobre Israel para siempre, a él y a sus hijos, bajo pacto de sal?

Dios lo hizo mediante pacto de sal ¡para siempre!

Lucas 1:32 y 33:

32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

Aun no había nacido Jesús cuando esto fue declarado. ¡Este es parte del mensaje del ángel a María antes que concibiera!

Lucas 22:29 y 30:

29 Yo, pues, os asigno [diatithemai] un reino, como mi Padre me lo asignó [diatithemai] a mí, 30 para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos juzgando a las doce tribus de Israel.

En hebreo la palabra BERITH traducida pacto se usa más de 200 veces. La palabra griega para pacto es diatithemai. Muchas veces en la Septuaginta (que es la versión griega del Antiguo Testamento) pacto es la traducción de diatithemai. Pacto según la Real Academia es Concierto o tratado entre dos o más partes que se comprometen a cumplir lo estipulado[1]. Es muy singular porque decir “os asigno” no tiene la fuerza de hacer pacto. Jesús dijo que pactaba un Reino con ellos como Dios había pactado el Reino con él. Él tenía el derecho de hacerlo porque había sido pactado por Dios con él.

Gálatas 3:16, 17 y29:

16 Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. 17 Esto, pues, digo: El pacto [diatheke cuya raíz es diatithemai] previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa.

29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

Nosotros pertenecemos a Cristo, por consiguiente participamos del pacto. ¡Qué día glorioso será cuando compartamos las promesas! El pacto fue hecho por Dios a Abraham porque el estaba dormido[2] así que nadie puede romperlo.

Este fue el propósito original de Dios para el hombre, Su gente, gobernar la Tierra. Esta fue la bendición que Dios pactó con Abraham y su simiente, heredar la Tierra y vivir con el Mesías, el hijo de Dios. El Reino de Dios vendrá y nosotros compartiremos en la esperanza de Abraham el heredar la Tierra, vivir en paz con Abraham, Isaac, Jacob, el Mesías cuando los tiempos de restauración vengan. Hasta entonces los cielos deben recibir a Jesucristo. Este Reino, el Reino de Dios, el Reino del cielo, el Edén, el Reino celestial, el Reino del hijo amado, El Reino de Cristo y de nuestro Dios, el Reino de nuestro padre David ahora aguarda la segunda venida de su Rey y Señor. Según caminamos en los pasos de Jesucristo atesoramos tesoros en el cielo donde ni la polilla ni el orín corrompen donde los ladrones no minan ni hurtan. Nuestra ciudadanía está en el cielo desde donde viene nuestro salvador. Nuestros deberes de gobernar los asuntos del mundo están guardados en el banco del cielo en Cristo. Nuestra posición de autoridad está segura en el cielo. Las recibiremos en el retorno de Jesucristo y las ejerceremos no en el cielo sino aquí sobre la Tierra donde Cristo colocará su Reino. Hasta entonces predicaremos  el Evangelio del Reino a todas las personas. Anunciaremos la Palabra al mundo que el Rey está regresando a restaurar junto con nosotros la Tierra a su estado original de esplendor y gloria.

Vimos que la semilla concerniente al Reino es la invitación a la vida en la era futura, eterna, la vida en el Reino eterno está abierta a todo el mundo. Una vez que hacemos a Jesús nuestro salvador necesitamos continuar honrándolo y haciéndolo nuestro señor. El Reino es la consolación de Israel, es la redención de Jerusalén.

Apocalipsis 22:12:

He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Al final viviremos en la Tierra re creada en el paraíso justo como fue la intención de Dios desde el comienzo. El hombre  una vez más vivirá del modo que fue la intención que viviera con nuestro Señor Jesucristo y nuestro Dios Todopoderoso, nuestro maravilloso Padre celestial en el Reino eterno aquí sobre la Tierra.

Nota del  Autor

Toda la Escritura utilizada en este artículo es de la Versión Reina Valera 1960[3] a menos que se especifique algo en contrario.

La Bibliografía para esta clase figura en el sitio web en un aparte especial.

Toda vez que se utilice una palabra de origen Griego será escrita en minúscula cursiva (Ej.: atomos). Y si se usara una palabra hebrea o aramea será escrita en mayúscula cursiva (Ej.: YARE). En ambos casos se puede utilizar la palabra raíz como cualquier otra forma gramatical de esa palabra en representación de la familia de palabras.

Debido a que los paréntesis se utilizan en el texto Bíblico; cada vez que exista una nota del autor estará colocada entre corchetes para diferenciarla.

Todas las citas de fuentes externas se notarán en esta otra tipografía para diferenciarlas del resto. Asimismo cuando la cita de la fuente sea de mayor longitud que la presentada en este artículo; se resumirá usando “…” indicando que hay mas información disponible para consulta en dicha fuente.

Cuando se haga referencia al texto griego o hebreo, ésta estará basada en dichos textos según sean presentados en ESword de Rick Meyer y/o de la Interlinear Scripture Analyzer de André de Mol y/o de En el principio era la Palabra de Costas Stergiou.Todos programas de estudio Bíblico que pueden ser descargados a su PC mediante el link correspondiente en Links Útiles >Programas para el estudio de las Escrituras en el sitio web. Todas las definiciones del griego o del hebreo provienen de Thayer o Strong según son presentadas en En el Principio era la Palabra.

Las notas al final son una parte integral y necesaria del Estudio. Tienen el propósito de documentar, respaldar, ampliar, aclarar, o reforzar el tema que se trate.

Esta enseñanza somete a consideración del lector el tema que trata. Es mas bien en algunos casos un punto de partida que propone, orienta y -desde ya- concluye con lo que el autor ha estudiado y debido a eso presentado de las Escrituras. No obstante, la Palabra de Dios es simplemente inagotable. El único que no necesita revisión es Dios mismo y Su Palabra según fue originalmente inspirada. Pero nuestro conocimiento y entendimiento  de las distintas maravillas presentadas en la Palabra de Dios siempre pueden ser y debieran ser sometidas al escrutinio[4] del estudiante. Entonces, el presente trabajo es presentado al estudiante Bíblico como una ayuda, una fuente mas de consulta, de referencia y de estudio de la Palabra de Dios. La obra está lejos de pretender ser la única ni mucho menos la más sobresaliente obra de este tipo que exista. Ella no posee eminencia sobre ninguna otra ni es autoridad última sobre el tema. La autoría de la Palabra de Dios es la exclusividad del Padre Celestial y como tal es la fuente de conocimiento y autoridad única e inapelable.

Consulte si esta enseñanza se encuentra disponible en audio en el sitio web: www.palabrasobreelmundo.com.ar. Todas las solicitudes y los comentarios pueden ser dirigidas a palabrasobreelmundo@gmail.com. Asimismo para disfrutar artículos con una visión Bíblica, usted puede ingresar a la página web mencionada o al blog http://buenasnuevas.reallifelog.com/.

Dios lo bendiga

Eduardo Di Noto


[1] Diccionario de la Real Academia Española, Tomado de Internet. http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=cultura, 2 de junio de 2009.

[2] Génesis 15:12

[3] La Santa Biblia Antiguo y Nuevo Testamentos, Antigua Versión de Casiodoro de Reina (1569) Revisada por Cipriano de Valera (1602) Revisión de 1960. Sociedades Bíblicas Unidas, 1993

[4] Hechos 17:11

LINKS PARA ESTUDIANTES DE LAS ESCRITURAS

La diposición de los links en esta página no significa necesariamente afiliación alguna con las organizaciones que patrocinan los sitios listados. El propósito es mas bien vincular al estudiante bíblico con sitios desde donde puede acceder a información de estudio personal útil.

Sitios Cristianos
Biblical Research Journal Este sitio es de un amigo de Texas que incluyó un índice de Figuras de Dicción, enseñanzas del Dr. Wierwille y del Dr. Bullinger, un trabajo de la vida y el ministerio del apóstol Pablo y links a otros sitios de gran interés.
Light of the Word Ministry Este sitio tiene algunos libros de la Biblia traducidos del Arameo y un trabajo de Figuras de Dicción tomado del libro homónimo del Dr. Bullinger. También tiene algunos trabajos sobre usos y costumbres de las tierras Bíblicas.
Living Hope International Ministries Sitio web de amigos de Nueva York donde se pueden encontrar artículos y enseñanzas en inglés y en castellano.
Verdades Bíblicas Sitio cristiano con enseñanzas de la Palabra de Dios. Tiene algunas enseñanzas en castellano pero tiene mas en inglés y griego. Muy bueno. Lo consulto seguido. Es inspirador.
Santa Biblia TXT Descargable Muy buen sitio con varios links a enseñanzas del Dr. Bullinger y a otros sitios desde donde uno puede descargar la Biblia en distintas versiones. También tiene enseñanzas. Vale la pena chequear. El sitio es en castellano pero tiene enseñanzas en castellano e inglés.
Codex Sinaiticus El Codex Sinaiticus es una versión de la Biblia, manuscrita hace más de 1.600 años en griego. Es probablemente el texto de mayor importancia que haya en existencia en la actualidad. El sitio está en inglés y vale la pena ver y lo podés usar para estudiar el texto.
WORDSite Este fue nuestro primer sitio web con el que salimos el 1 de mayo de 2006.
Versiones de la Biblia
Nuevo Testamento en Griego Nuevo Testamento solamente útil para quienes reconocen los caracteres griegos.
Cross Walk Sitio web con Biblias, Lexicones, Diccionarios y Enciclopedias on line para cualquier tipo de consulta en inglés.
Versiones de la Biblia on line Este sitio promete 50 versiones distintas de la Biblia disponible para consulta on line. Muy útil para estudiar distintas versiones del mismo idioma o consultar la Biblia en otros idiomas.
Todo en uno Distintas versiones de la Biblia Sitio con vínculos a varios otros sitios para hacer un estudio de distintas versiones de la Biblia.
Nuevo Testamento en arameo Muy buen sitio con la primera parte del Nuevo Testamento con el interlineal Arameo Inglés.
The Apostolic Bible Septuaginta interlineal y Nuevo Testamento interlineal. Textos bíblicos, concordancia, lexicon y gramática griega.
Apostolic Bible. Texto Interlinear griego inglés. (links individuales) Lexico Analítico de la Apostolic BibleÍndice de la Apostolic Bible

Nuevo Testamento de la Apostolic Bible

Antiguo Testamento de la Apostolic Bible

Bible org. La Biblia King James on line. Vale la pena entrar y chequearla. Está buena, tiene notas.
Lamsa Bible Online Muy buen sitio web con la Biblia del Dr. George M. Lamsa que fue traducida directamente del Arameo al inglés.
Programas para el estudio de las Escrituras
E-Sword Este es un muy buen programa. Útil, práctico, con varias versiones de la Biblia y con diccionarios y lexicones sumamente útiles para el estudio detallado. Interface en inglés. Muy recomendado. Es de descarga gratuita
Interlinear Scripture Analizer Muy buen programa interlineal del griego y el hebreo con el inglés. Necesita un poquito mas de trabajo que el E-Sword pero es utilísimo. Descarga gratuita.
WORDsearch Otro útil programa para el estudio de la Biblia. Un poco mas amistoso que los dos de arriba. Interface en inglés. Bajalo y comentanos qué te parece. Descarga gratuita.
En el principio era la Palabra ¡EXCELENTE! herramienta de estudio. Presentación paralela de versiones para ver el mismo registro en distintas traducciones. Interface en Castellano. ¡Muy bueno! Descarga gratuita. Bajalo y comentanos.
Sitios relacionados con la vida y la obra del Dr. Wierwille
Super Heart Living Este es un sitio muy amigo dedicado a varios hombres que contribuyeron a esclarecer las Escrituras. Se ha reubicado en la web y la están arreglando de tal manera que sacaron algunos artículos (el del Dr. también). Su autor, Rick está durmiendo esperando el retorno y su viuda sigue la obra y confiamos que repondrán todo.
That you may know Aquí puede adquirir todas las enseñanzas del Dr. Wierwille que son de dominio público. Se presentan en 16 CDs que suman mas de 500 enseñanzas desde 1965 a 1985.
Word Over the World En este sitio se encontrarán algunos trabajos del Dr. Victor Paul Wierwille que dedicó la mayoría de su vida a la investigación y enseñanza Bíblicas desde su lugar natal en Ohio, Estados Unidos de Norte América
El maesto de la Palabra de Dios Adaptación de un poema escrito por el Dr. Wierwille dedicado al maestro de la Palabra de Dios
Audio Aquí podrás encontrar algunas enseñanzas del Dr. que son cortitas pero muy poderosas.
Sitios relacionados con la vida y la obra del Dr. Bullinger
Companion Bible Página en idioma holandés con una sección en inglés dedicada a los apéndices del Dr. Bullinger. Recientemente le añadieron la Companion Bible. Excelente sitio para referencia.
E. W. Bullinger Muchos de los trabajos del Dr. Bullinger disponible para la compra.
Bullinger’s Library Sitio web con algunos trabajos del Dr. Bullinger para descarga gratuita y con links a sitios que tienen mas acerca de su obra.
Figuras de Dicción Sitio en inglés para trabajar online las figuras literarias. No tiene el índice por versículos pero es útil para las definiciones.
Companion Bible Esta es la Companion Bible pero condensada. Es muy larga la obra para revisarla toda y saber qué es lo que fue condensado y si todo está tal cual la Biblia Companion. pero siempre vale la pena ver a Bullinger cuando se está estudiando la Palabra de Dios. No obstante he visto que el autor ha corregido erróneamente algunas partes del texto bíblico y del texto de Bullinger. Siempre hay que ser cuidadoso.
Hermoso trabajo del Dr. Bullinger. Un diagrama con la interrelación que hay entre las siete Epístolas a la Iglesia. Es muy bueno.
Varios
Arameo en castellano Buen sitio con enseñanzas y un pequeño curso de arameo Bíblico con instrucciones en castellano. Interesante para pasear y descargarse archivos para estudiar la Palabra de Dios.
Alfabeto arameo Práctico alfabeto para tener a mano cuando se estudia la Palabra de Dios recurriendo al arameo. Documento de Word.
La Biblia en Mp3 Buen sitio para descargarse la Biblia hablada. La versión en castellano es la Reina Valera 2000. Tiene también en otros idiomas. Escucharla es maravilloso pero no reemplaza tu lectura.
Audio Biblia Aquí encontrarás música y la Biblia en audio. Acordate de lo que dice arriba.
Religious Books Sitio con muchos libros descargables a tu PC. Buena colección de Bullinger. Vale la pena entrar y descargase algunos.
Música
Música Cristiana Sitio web de música cristiana independiente para escuchar y descargar gratis. Entrá y fijate si hay algo que te guste.
Salmistas Otro sitio web para entrar y ver si te gusta. Comentanos qué te parece.
Himnos y canciones Este sitio dice tener mas de 6.000 himnos cristianos de distintas denominaciones. Además tiene la historia de algunos himnos famosos. Sitio en inglés.
Soundclick Otro buen sitio de música cristiana que vale la pena ver.
Alabanza libre Mp3 cristianos. Lindo sitio para entrar y ver. Si alguna canción te gusta podés descargarla.
Aquí podés descargar temas musicales para musicalizar la iglesia en tu casa. Videos, canciones, temas instrumentales…
Biblia para PALM y otras Agendas electrónicas
Palm Bible + Sistema para alojar la Biblia en tu Palm y poder buscar versículos. Varias versiones y varios idiomas
Olive Tree Buen programa para leer la Biblia con concordancia y versiones en Hebreo y Griego, Diccionarios, etc. Para PDA y smartPhoneS
GMP Soft Programas para PDA y Windows mobile, Diccionario Easton, comentarios, numeración de Strong, Concordancia. Varias versiones y traducciones disponibles.
eBible Teacher Este sitio web pasa revista a varios sitios que tienen programas para instalar en las agendas electrónicas. Un sitio > varios links relativos.
WORDSearch to go El mismo programa que mas arriba figura para tu PC pero para tu Palm o Agenda electrónica similar.
Sitios web para el estudio del Griego
Bible Study Sitio con un buen trabajo en las preposiciones. Idioma inglés.
AULÓS Buen sitio en castellano con gramática griega. Completito
Curso elemental Curso elemental del griego Bíblico. Lecciones, ejercicios, guías, vocabularios, materiales, etc.

ENOCH AND ELIJAH: WHERE ARE THEY NOW?

profeta_eliasBy Jim Punton and Anthony Buzzard

Hebrews 11:5: “By faith Enoch was taken away so that he did not see death, and was not found, because God had taken him; for before he was taken he had this testimony, that he pleased God.” Other heroes of faith are then listed in this hall of fame. Then the writer says: “All these died in faith, not having received the promises. They saw the promises from afar and welcomed them. They confessed that they were strangers and pilgrims in the land” (Heb. 11:13). “What more shall I say?…Gideon, Barak, Jephthah, David and Samuel and the prophets…All these, though well attested through their faith, did not obtain the promise” (Heb. 11:32, 39).The writer to the Hebrews allows for no exceptions when it comes to the question of death. Enoch died, and the prophets died. Elijah, of course, was a celebrated prophet.

There is no hint here that either Enoch or Elijah was taken to be with God in heaven and given immortality before Jesus. They were removed, certainly, but the text does not say “taken up to the throne of God.” In fact their colleagues went looking for them, expecting to find them in a different location on earth. On the basis of these facts we conclude:

1. By the end of the first century no human being other than Christ himself had been resurrected from death into immortality. Peter said (about 31 AD), “David has not ascended into heaven” (Acts 2:29, 34). Paul said that Christ was “the first fruits of those who have fallen asleep” (1 Cor. 15:20) and “afterwards, at his coming again, those who belong to Christ” (1 Cor. 15:23). Jesus was the “firstborn from the dead” (Col. 1:18). Between Christ’s resurrection and Christ’s return, these dead are “asleep in Jesus” (1 Thess. 4:14). Since “the fathers fell asleep” (2 Pet. 3:4) none who trusted God before or after Christ has been awakened. None has been removed to heaven. No one but Christ has ascended to heaven.

2. Those who have “fallen asleep” trusting in Christ “have already perished,” says Paul (1 Cor. 15:18), unless there is a coming resurrection. If there is no resurrection, there is no life beyond death. Paul places no hope in the dead being now immortal nor even alive. No one yet has immortality. Immortality is a gift beyond death, to be given only to those who have God’s Holy Spirit, and to be given when Christ returns. If he doesn’t return, if there’s no resurrection, then the dead are already perished. BUT Christ has died! Christ is risen! Christ will come again! Immortality awaits our awakening at Christ’s return (1 Cor. 15:51-54; 1 Thess. 4:13-17; John 5:29).

3. This is not contradicted by 1 Peter 3:18-19. Christ was “put to death”; but he was raised again or “made alive” (v. 18). Having then also “gone”[1] or ascended to God, he made by this his proclamation of triumph over the demonic, the “spirits in prison” (v. 19). Carefully read, this passage says nothing of an alleged “life” of Jesus while he was dead. It does not speak of activity between his death and resurrection. It affirms his resurrection — he was dead and then “made alive” by resurrection. Then followed his ascension. In that risen condition he made a proclamation of the defeat of evil to fallen spirits (angelic beings, v. 19). The robbing or “harrowing” of Hades (by which Christ supposedly set free the Old Testament believers and took them off to heaven) is fantasy. And it is based on misinterpreting the above and Ephesians 4:8. The “captivity he took captive” probably refers again to the “principalities and powers” (Eph. 1:21, 22; Col. 2:15).

4. The “sleep” of death itself need hold no fears. At the resurrection the period of death will seem to have been as momentary as any undisturbed sleep now. And, to the Lord, all our time is present. Tyndale says this: “I think the souls departed in the faith of Christ…to be in no worse case than the soul of Christ was from the time that he delivered his spirit into the hands of his Father until the resurrection of his body in glory and immortality” (1534).

5. The early church firmly held that resurrection at Christ’s return was our hope of God’s Kingdom. Till then, the whole person who died remains in sleep. Justin Martyr (who died in 165 AD) says: “I choose to follow not men or men’s teachings, but God and the doctrines delivered by Him. For if you have fallen in with some who are called Christians but…who say that their souls when they die are taken to heaven, do not imagine that they are Christians…Christians who are right-minded on all points are assured that there will be a resurrection of the dead” (Dialogue with Trypho, ch. 80).

Elijah and Enoch are not, as we saw in Hebrews 11, exceptions. They too died (Heb. 11:13, 39), although they had previously experienced a miraculous “transference” by divine intervention.

Elijah

The year in which Elijah was lifted up and carried off in a whirlwind was 852 BC. This was the year when Jehoram (son of Ahab) began to reign over the northern territory of Israel (2 Kings 1:17; 3:1). Elijah was removed and Elisha succeeded him as God’s prophet to Israel (2 Kings 2:1, 11).

But in the southern territory of Judah another Jehoram (son of Jehoshaphat) had been reigning alongside his father from 853 BC and became sole king of Judah in 848 BC (2 Kings 8:16).
So from the time of Elijah’s disappearance in 852, till 841 BC, there was a Jehoram in Judah and a Jehoram in Israel. They were brothers-in-law.

Jehoram of Judah turned to idolatry (2 Chron. 21:11). In 842 BC, the year before he died of dysentery, and ten years after Elijah had gone, Jehoram of Judah received a letter from Elijah (2 Chron. 21:12-15). Elijah was still alive, still on earth, still active for God ten years after he was removed from Israel.

In 852 Elijah had been caught up “into the heavens,” into the sky, in a whirlwind. The other prophets were afraid that he might have been dropped on some mountain or in some valley (2 Kings 2:16); they obviously hadn’t thought that Elijah would be carried beyond the skies. Fifty athletes searched for him for three days but “did not find him” (2 Kings 2:17). Clearly they expected him to have been transferred from one location on earth to another on earth. And so it was. But God did not reveal where. Yet, from that unknown place, Elijah continued his watchful and prayerful concern for Israel and Judah. He broke his silence after ten years when he wrote his letter to Jehoram of Judah. We are told no more, and don’t know when or where he died. But we do know that immortality awaits him when he is awakened by Christ at the last day (1 Cor. 15:51-56). Three of Jesus’ disciples were allowed a glimpse of that future Kingdom and saw Elijah alive by resurrection there. But this was a vision (Matt. 17:9), the future being seen in advance. Like Moses, Elijah now awaits the resurrection. There is no contradiction of John 3:13 in what the Bible tells us of Elijah.

Those who insist that the whirlwind took him “to heaven,” to immortality, into God’s presence (despite Heb. 11:13, 39) have real difficulty with Elijah’s letter to Jehoram. They have to suggest (a) that 2 Chronicles 21:12-15 is a corrupted text (though there’s no evidence for this); or (b) that Elijah foresaw Jehoram’s idolatry and, writing the letter before he was removed, left it with someone with instructions to send it ten years later; or (c) that he came back from heaven in order to write to Jehoram. But the straightforward explanation rings most true. And John was not opposing the Old Testament Scriptures when he wrote John 3:13.

What evidence is there that the Hebrews ever thought Elijah had ascended to God? His fellow prophets didn’t think of this. Nor in the rest of the Old Testament is it suggested. Josephus (writing about the same time as John) says, “Elijah disappeared from men and no one knows to this day of his end” (Antiq. ix. 2:2).

As for his being transported in the whirlwind, we may have a parallel in the account of Philip in Acts 8:39. It seems to be a similar phenomenon. But while Elijah was not found (2 Kings 2:17), Philip was found (Acts 8:40).

Summary

On this understanding, Elijah did not ascend into heaven and gain immortality. He was carried by God’s Spirit to an undisclosed location where he lived on, serving his Lord; ten years passed before he spoke out his challenge to Jehoram of Judah. He eventually died in faith, as did all the prophets (Heb. 11:32, 39, 40) and he sleeps now till Christ returns.

What Then of Enoch?

Isn’t the Bible clear that he was transfigured and transferred to God’s presence in heaven? Genesis 5:24 says: “He [was] not, for God took him.” The Hebrew text has no main verb. We’ll come back to the phrase. The other verb “took” is from a common Hebrew verb laqah, meaning “take, take away, remove, carry off.” Its usage covers the “taking away” of purchases from a market, of a woman from her father’s house through marriage, of life by violence.

It is a feature of laqah that “when nephesh, ‘life, person,’ is the object in every instance in the OT the meaning is ‘to take away life, to kill.’”[2] Elijah, for example, uses it to refer to his opponents’ plans for him: “They seek my life [nephesh] to take it away” (1 Kings 19:10, 14). The psalmist says, “They plotted to take away my life [nephesh]” (Ps. 31:13). Ezekiel has, “If the sword should come to take away a life [nephesh] from among them, he is taken away in his iniquity” (Ezek. 33:6). Most interestingly we have in Proverbs, “The reward of the just will be a tree of life, but the lives [nephesh] of the unjust will be taken away. The man who is just on the earth will receive what he deserves; how much more the unjust and the sinner” (Prov. 11:30, 31).[3]

Jonah actually prays to God, “O Lord, take away my life [nephesh]” (Jonah 4:3) and Elijah earlier had prayed, “O Lord, take away my life [nephesh]; I am no better than my fathers before me” (1 Kings 19:4).

As in the last two examples, God may be the one who “takes away” being (nephesh). So the phrase “God took him” (Gen. 5:24) is not unique. Hosea speaks for God: “In my anger I gave you a king; in my wrath I have taken him away” (Hos. 13:11). But it needn’t mean “destroyed.” The Psalmist can say: “With your counsel you will guide me, and with glory then take me away” (Ps. 73:24), and “God will ransom my being [nephesh] from the power of Sheol [the Unseen world of the dead], for he will take me away” (Ps. 49:15).

The phrase “God took him” would not then be a surprising one to the Hebrews. It would not of itself suggest a unique experience for Enoch. They would read it as implying an ending of life by intervention of God such as that prayed for by Elijah and Jonah. More than the phrase itself would be required to indicate that Enoch bypassed death, or that he was removed into God’s presence in heaven. The Old Testament gives us no further information beyond saying that “all the days of Enoch were 365 years” (Gen. 5:23). But we should note that the phrase “he was not” would itself be taken to mean “he died” (cf. Job 7:21; 8:22; Ps. 39:13; 103:16; Prov. 12:7). Hebrews 11:13 says that Enoch (v. 5) died along with all the rest of the heroes of faith.

The Septuagint

The Greek-speaking community of expatriate Jews in Alexandria required the Old Testament to be translated into Greek. This was completed between 250 BC and 170 BC and is known as the Septuagint (LXX). It was important to the early church and frequently quoted. It renders Genesis 5:24: “He was not found because God transferred him.” “He was not” has become “he was not found” (perhaps influenced by the Elijah story). “God took him” has become “God transferred him.” This translation goes beyond the Hebrew original “God took him,” but needn’t mean more.

The Greek word rendered “transferred” is from metatihemi which means “place or position differently, change the position of, relocate, resite, transfer.”[4]

a. It appears in the LXX of the Old Testament as follows: “Cursed is the one who transfers his neighbor’s landmarks” (Deut. 27:17). “Ahab…sold himself to what was evil in God’s sight as Jezebel, his wife, transferred him” (i.e. changed the position he took, 1 Kings 21:25; 20:25, LXX). “The mountains are transferred into the depths of the seas” (Ps. 45:3). “Do not transfer the eternal landmarks” (Prov. 23:10). “I will proceed to transfer this people and I will transfer them” (Isa. 29:14). “Lebanon will be transferred as the mountains of Carmel” (Isa. 29:17). “The rulers of Judah have become like those transferring landmarks” (Hos. 5:10). Here we see the main use as repositioning landmarks (Deut. 27:17; Prov. 23:10; Hos. 5:10); resiting mountains moved from one place to another (Ps. 45:3; Isa. 29:17); displacing people and relocating them (Isa. 29:14; and the transferring of allegiance from Yahweh to Baal, effected in Ahab by Jezebel (1 Kings 21:25).

b. It appears in the New Testament as follows: “Jacob died, he and our fathers, and they were transferred to Shechem” (Acts 7:16). “I’m astonished that you are transferring so quickly to another gospel” (Gal. 1:6). “The priestly office being transferred, a transfer of law of necessity also occurs” (Heb. 7:12). “By faith Enoch was transferred…God transferred him” (Heb. 11:5). “Persons transferring the grace of God…” (Jude 4). The noun (metathesis) occurs at Hebrews 7:12; 11:5; 12:27.

Usage of the verb in the LXX and New Testament strongly suggests that we understand it in Genesis 5:24 (LXX) as God’s transferring Enoch from one location or site to another. (It is not a word for transfiguration or transformation and does not speak of being taken up to immortality.) Elijah was transferred alive from one place in Palestine to another. Was Enoch similarly transferred? Or is the reference to the transferring of the dead Enoch for a secret burial like that of Moses (Deut. 34:5, 6; Jude 9)?[5] Or is it something else?

Josephus

The Jewish historian, Josephus, says: “As for Elijah and for Enoch (who was before the flood) it is written in the sacred books that they disappeared” (Antiq. IX. 2.2). He gives no hint that he thought Enoch had ascended immortal to heaven. But he does indicate mystery in his “disappearance” and links it with that of Elijah.

Writings Between the Old Testament and New Testament

a. About 180 BC we find in the Book of Sirach, or Ecclesiasticus: “Enoch pleased the Lord and was taken away. He was an example of repentance to all generations” (4:4). A Hebrew version of this passage says, “He was a sign of knowledge to all generations” (Cairo Genizah B text). The whole verse is missing from the Syriac version and from the Masada scroll. Whatever the reading should be, it does not advance our search, beyond showing profound regard for Enoch.

b. About 100 BC we find a substantial legend surrounding Enoch. The Book of Jubilees (4:16-26) suggests that he was the first to learn writing and to write prophetically, that he devised the astronomical signs and constructed the first calendar, that he was foremost in knowledge and wisdom. In his sleep he was taken on a tour of the earth and the heavens; he met the fallen angels who had had sexual relations with women and fathered the nephilim (Gen. 6:1-4; Jude 6: 1 Pet. 3:19). God finally carried him off to the Garden of Eden where he remains, recording the wickedness of mankind in preparation for the final judgment. Jubilees is a fictional work which carries us well outside the Bible. But it allows us to see one view, which may have become widely held. But that view puts Enoch in Eden, not heaven.

c. An important collection of five writings, mostly from the second century BC, is known as Ethiopic or 1 Enoch. The section “The Watchers” (1:36) quotes the same prophecy of Enoch’s as Jude does (Jude 14, 15; Enoch 1:9). Another section, “The Giants,” was replaced by “The Similitudes” (37-71) which was probably written at least as late as 100 AD. It is not found at Qumran. In “Similitudes,” the legend of Enoch is further developed. Enoch is identified with “the Son of man” (Enoch 71:14) and reference made to his “sitting on the throne of glory” (45:3; 61:8; 69:2).

It has been improbably suggested that this work may pre-date Jesus and that Jesus is referring to Enoch in John 3:13: “No man has gone up into heaven except the one who came down from heaven, that is, the Son of Man [Enoch] who is in heaven.” Is there a comparison of Enoch and of the Messiah, both as “Son of Man”? Are we to see both as ascending to heaven, both as making proclamation to the imprisoned angels? Intriguing though this is, it is unconvincing. John 3:13 probably refers to Jesus entering, during his life, into the secrets of God through his intimate relation to God.

d. In Slavonic or 2 Enoch, a later Christian work which may include Jewish material, we find Enoch petitioning God on behalf of the fallen angels and reporting back to them God’s negative response. He then returns to earth for 30 days and is taken permanently to Eden (2 Enoch 68:1-3).

Summary

We have strayed some way from the Biblical data in order to explore material that may have been available to the early Christian community. To recap: Genesis 5:24 simply says, “He [was] not, because God took him.” The Hebrew does not imply anything unique by “took.” The LXX makes this “God transferred him,” a Greek word that suggests change of location. Josephus says he “disappeared,” echoing the LXX “he was not found” for the Hebrew “he not.” If the Old Testament and Josephus were our only sources, there would be no grounds for assuming anything different to have happened to Enoch than happened to Elijah. But we have inter-testamental Jewish writings which have Enoch transferred to the Garden of Eden — not to heaven. And we have one work, later than John’s gospel, which has Enoch in heaven as the Son of Man.

New Testament

Genesis 5:24 is quoted in the New Testament, in its LXX form: “He was not found, because God transferred him” (Heb. 11:5). The writer prefaces the quotation with “Enoch was by faith transferred, in order not to see death” (Heb. 11:5). This well-known chapter tells us what was accomplished by means of faith; and Enoch “by faith was transferred.” We are not told what this involved. If it meant relocation, we do not know the whereabouts. We are not told that he ascended “to heaven.” The mystery remains.

The purpose of his being “transferred” was “not to see death.” This very phrase occurs in Luke 2:26 where Simeon saw the infant Messiah as God had promised. He was ready then to “see death,” to be “released in shalom” (v. 29). To “see death” is the opposite of to “see life.” “The one who does not obey the Son shall not see life” (John 3:36). “See” as “experience” is used with “decay” (Acts 2:27, 31) and “grief” (Rev. 18:7), as well as with “life” and “death.” It occurs with a different verb in John 8:51 where the Greek has, “If anyone keeps my word, he will in no way see death eternally” (cf. the next verse where Jesus talks of us “tasting” death eternally: John 8:52; Matt. 16:28; Mark 9:1; Luke 9:27; Heb. 2:9).

In what sense did Enoch not “see” or “experience” death? Was it a deferment like Simeon’s (Luke 2:26)? Was it the means of his avoiding the “eternal death” (John 8:51, 52), the “second death” (Rev. 20:14)? Which “death” did he not “see”? If “the first,” for how long did he “not see” it? One suggestion is that both Enoch and Elijah were faced with violent death from which God rescued them: “In Hebrews 11:5 it is said ‘By faith Enoch was translated’ (that is, transferred from one place to another) ‘that he should not see death’ (that is, a martyr’s death) at the hands of the ungodly world, no doubt for his prophecy of a coming judgment upon them (Jude 14, 15). In the same way Elijah was no doubt translated (that is, transferred), certainly not to the planets, that he might not meet with a martyr’s death at the hands of Jezebel.”[6]

Did Enoch die? The writer to the Hebrews states clearly that he did. Having listed many who trusted God, including Enoch, he says, “these all died in faith” (11:13). Besides, “All these…received not the promise” (11:13, 39). Enoch has not yet received it. Nor will he till the resurrection. Paul does not except Enoch (or Elijah) from death. He says, “Death passed upon all men” (Rom. 5:12). Whatever in reality happened to Enoch, whatever Genesis 5:24 and Hebrews 11:5 mean, ascent into heaven to receive immortality before the resurrection is not claimed for Enoch or Elijah in the Old Testament or New Testament.

Conclusion

Enoch and Elijah, having “died in faith,” are asleep. With all who “sleep in Christ,” they have no awareness of the passage of time as they “await” his coming. Yet his return will bring their awakening to life and immortality at the first resurrection (Dan. 12:2; 1 Thess. 4:13-15; 1 Cor. 15:20, 51-54; John 5:25, 28; Rev. 20:1-6). Jesus will come back and reign for 1000 years in a renewed earth with all the saints of all the ages. Following the progressive eradication of all that is evil, a further renewal will bring “heaven” to this planet (Rev. 21:1-4). “Even so, come Lord Jesus.”

[1] That “having gone” (v. 19) refers to his ascension is clear from its reappearance in verse 22 (cf. Acts 1:10, 11; John 14:2, 3, 12, 28; 16:7, 28).

[2] Robert Bratcher in Bible Translator 34, no. 3, July 1983, p. 337.

[3] The Greek (LXX) has: “the lives of the unjust are taken away.” The OT “a wise man takes away lives” should probably read “violence takes away lives.”

[4] Methistemi is a different verb occurring in the NT at Luke 16:4; Acts 13:22; 19:26; 1 Cor. 13:2; Col. 1:13.

[5] The Hebrew here (Deut. 34:6) has been taken as: “he buried him” (RSV); “he buried himself” (Rashi. Ibn Ezra); “he was buried” (JB); “buried him” (GNB); perhaps it’s simply “someone buried him”; the LXX has “they buried him.”

[6] George Waller, A Biblical Concordance on the Soul, the Intermediate State and the Resurrection, 1906.

CRECEN CASOS DE CÁNCER ORAL POR RELACIONES SEXUALES

boca2Cuidando la salud bucal de nuestros visitantes…

El cáncer oral afecta cada vez más a personas más jóvenes que no consumen ni tabaco ni alcohol, y que en muchos casos se contagian a través de las relaciones sexuales, -con el virus del papiloma humano (VPH)-, especialmente en la práctica del sexo oral.

Tradicionalmente, el cáncer oral se ha asociado al consumo de tabaco y alcohol, y la mayor parte de los pacientes con esta dolencia son fumadores, consumen alcohol y tienen más de 40 años, según informó en un comunicado la Clínica Aparicio.

La tasa de mortalidad del cáncer oral no ha disminuido significativamente en los últimos 30 años, siendo uno de los pocos tipos de cáncer en los que no ha disminuido la incidencia. De hecho, el número de enfermos de cáncer oral triplica en estos momentos a los del cáncer de cuello de útero, provocado por el VPH.

La detección precoz de las lesiones cancerosas y precancerosas con alto riesgo de malignidad es fundamental para mejorar el pronóstico de esta enfermedad. No obstante, es frecuente que las lesiones orales no presenten síntomas y sean indoloras, y físicamente sean poco obvias.

La tasa de supervivencia del cáncer oral es altísima si la enfermedad se descubre a tiempo, por lo que los odontólogos recomiendan realizarse las pruebas de detección precoz una vez al año o cada seis meses si se es fumador. En un 70 por ciento de los casos la enfermedad se detecta en estadios tardíos, y cada cinco horas fallece una persona en España por esta enfermedad.

Precisamente, el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España celebran una Campaña de Acción contra el Cáncer Oral a nivel nacional, para la que han organizado actividades de información y difusión entre los ciudadanos y 2.675 dentistas de todo el país realizarán revisiones gratuitas.

 

EL ‘TOP 10’ DE LOS MEJORES ALIMENTOS

dieta-mediterranea

¡Cuidando la salud de los buenos cristianos para que sigan visitando este súper blog…!

Uno de los últimos estudios relacionados con la nutrición fue publicado en la prestigiosa revista psiquiátrica Archives of General Psychiatry y demostraba que un seguimiento de la dieta mediterránea se asociaba a un menor riesgo de desarrollar depresión.

Este es tan sólo un ejemplo de miles que demuestran la importancia de una buena alimentación para alcanzar un bienestar físico y emocional. En el equilibrio de los diferentes alimentos reside la clave de una dieta satisfactoria, pero algunos alimentos en concreto, como el atún, poseen unas sustancias nutritivas perfectas para el cuerpo humano. ¿Cuáles son algunos de los alimentos más beneficiosos para el cuerpo y el cerebro según los expertos?

1.Tomate

Contiene un antioxidante que ayuda a combatir el colesterol y el cáncer, además de provocar un efecto diurético que ayuda a eliminar toxinas. Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte descubrió que quiénes consumían tomates con regularidad, tenían la mitad de riesgo de sufrir un infarto que aquellos que no lo consumían.

2. Piña

Una fruta que puede considerarse un arma contra la grasa y con ‘propiedades anticelulíticas’ gracias a una enzima que ayuda a digerir las proteínas y favorecer la digestión.

3. Ajo

Los beneficios y efectos curativos del ajo son muchos: favorece la circulación, tiene un efecto descongestionante muy fuerte, purifica la sangre, y combate la fatiga, el agotamiento, el insomnio e incluso la tristeza o melancolía.

4. Miel

Si bebes alcohol, la miel es tu alimento. Protege el hígado y activa su metabolismo, eliminando hasta un 35% de alcohol. Además cura anemias, fátiga y es ideal para épocas de estrés.

5. Atún

Es una fuente de proteínas enorme. Hay muchos tipos de atún y diferentes formas de tomarlo, aunque lo más común es tomarlo en conserva. Sus propiedades son más beneficiosas a largo plazo: mejora las funciones cerebrales de los adultos y reducen el riesgo de problemas mentales en la vejez.

6. Frutos secos

Almendras, anacardos, avellanas, nueces o pistachos son alimentos ricos en proteínas y fibras. Su ingestión es una inyección de energía para el cerebro, ayudando también a combatir el estrés. Un estudio de la Universidad de Pennsylvania demostró que tomar frutos secos, en concreto pistachos, tenía grandes beneficios para el corazón y para prevenir el corazón.

 7. Aceite de oliva

Uno de los productos más completos. Beneficioso para la vesícula, el hígado y el corazón, también actúa como un protector para la piel.

8. Brécol

Muchos estudios han revelado que la principal característica del brócoli es su efecto anticancerígeno. Posee además calcio, potasio, fibra y folato. Según un estudio realizado por Instituto del Cáncer Roswell Park dio a los fumadores una esperanza de prevenir el cáncer de pulmo gracias a las propiedades del brócoli.

9. Espinacas

Las verduras son imprescindibles en una dieta beneficiosa para la salud, pero las espinacas podrían considerarse una de las verduras más ricas en minerales y vitaminas, lo que le convierte en un alimento imprescindible para personas que padezcan cansancio o fatigas.

10. Alcachofa

Considerado un alimento depurativo por ser rica en fibra y sustancias que protegen el hígado y favorecen la digestión. Ayuda además a controlar el peso.

http://noticias.terra.es

OTRO IMPACTANTE TESTIMONIO DE UNA DAMA EX TESTIGO DE JEHOVÁ DE GUAYAQUIL, ECUADOR

Isabel Evangelista

TRANSCURRÍA EL AÑO DE 1993 EN GUAYAQUIL, ECUADOR, CUANDO LUEGO DE SALIR DE MI OFICINA LLEGUÉ A CASA Y ME ENCONTRÉ A MI HIJO JUAN CARLOS CHARLANDO CON DOS TESTIGAS DE JEHOVÁ UNA NOCHE DE MARZO. JUNTO A ELLOS ESTABA MI MADRE TAMBIEN CONVERSANDO Y OPINANDO DE ASPECTOS BIBLICOS QUE LAS TESTIGAS REFUTABAN SIN IMPORTARLES OFENDER A UNA ANCIANA DE OTRA RELIGION, Y CON ALGO DE MENOSPRECIO SE BURLABAN DE SU FE.

MI HIJO JUAN CARLOS ERA FANATICO DEL HEAVY METAL DE ESA EPOCA Y LAS TESTIGAS LO BOMBARDEABAN CON SUS ATALAYAS. LUEGO DE ESTO Y ESTANDO CONCIENTES DE QUE NO TENIAMOS NINGUNA RELIGION ESTABLE, ACEPTAMOS UNA INVITACIÓN A SU SALÓN DEL REINO. MI NOMBRE ES ISABEL EVANGELISTA (MI APELLIDO TIENE RAICES EUROPEAS DE ITALIA Y PORTUGAL).

LA CUESTIÓN ES QUE ESTOS FANÁTICOS TJ ODIAN A LOS EVANGELICOS Y PENSABAN LOS MUY TORPES E IGNORANTES QUE YO ERA DE ESA RELIGIÓN POR LLEVAR ESTE APELLIDO, LO CUAL ME TRAJO SERIOS INCONVENIENTES EN EL SALÓN DEL REINO HASTA HUBO UN ANCIANO QUE ME RECOMENDÓ IR AL REGISTRO CIVIL DE GUAYAQUIL Y CAMBIÁRMELO POR OTRO QUE NO TUVIESE CONNOTACIONES DE LA CRISTIANDAD SEGÚN DECÍA ESTE ACOMPLEJADO FANÁTICO.

DENTRO DE ESTA SECTA HABIA DE TODO, FANTOCHES, PAYASOS, AFEMINADOS, HERMANITAS SEDUCTORAS DE MENORES, MORBOSOS QUE NO PERDIAN LA OPORTUNIDAD DE MIRARME CUANDO VOLTEABA, Y LO PEOR DE TODO, NO ME DEJABAN COMENTAR SEGÚN MI PROPIO CRITERIO EN LAS REUNIONES DEL ESTUDIO DE LA ATALAYA. SIEMPRE ESTABAN MOLESTOS PORQUE YO SIEMPRE, COMO TODA MADRE, ESTABA PENDIENTE DE MI HIJO JUAN CARLOS INCLUSIVE EN LAS REUNIONES DE JOVENES, QUE LUEGO JUNTOS JUAN CARLOS Y YO DESCUBRIMOS QUE SE TRATABA DE UNA PANTALLA PARA OCULTAR DELEITES DE LA CARNE E INMORALIDAD SEXUAL. JUNTOS MI HIJO JUAN Y YO ENCONTRABAMOS ALGO FÚNEBRE EN LAS PUBLICACIONES, ALGO QUE  A NUESTRO ESPIRITU EN LUGAR DE TRAERLE LUZ, LE TRAIA AFLICCION Y UNA SERIE DE MALAS VIBRACIONES. SIN LUGAR A DUDAS ESTAS REVISTAS ESTABAN PLAGADAS DE IMÁGENES ESCONDIDAS DE ÍNDOLE SATÁNICA.

POR OTRO LADO, SUS CRONOLOGÍAS ESTABAN ERRADAS Y NO COINCIDÍAN. RECUERDO UNA NOCHE ABRÍ EL LIBRO APOCALIPSIS Y ME TOPÉ CON LA IMAGEN DE ESA MANO PODRIDA Y HUESUDA SALIENDO DE UNO DE LOS ANGELES EN LA ILUSTRACIÓN Y YO SE LO COMENTÉ A LOS TJ EN EL ESTUDIO DEL LIBRO Y NO SUPIERON CÓMO REFUTARLO, Y SÓLO ME DIJERON QUE EL ESCLAVO NO PUEDE SER CUESTIONADO, PUES ELLOS IMPRIMEN LO QUE MEJOR LES PARECE. FUE ASÍ QUE NOS FUIMOS DANDO CUENTA, JUAN CARLOS Y YO, DE CÓMO ESTA SECTA MILENARISTA Y APOCALIPTICA SEDUCE A LA GENTE Y LA SUGESTIONA MENTALMENTE. COMO RESULTADO DE ESTO ENFERMÉ PSICOLOGICAMENTE POR ESPACIO DE 3 AÑOS, PUES ME PARECIA ESTAR VIENDO EN MI MENTE UN ARMAGEDON HORRIBLE Y A LOS MUERTOS SALIENDO DE SUS TUMBAS, PERO COMO ZOMBIES. ERA HORRIBLE.

GRACIAS AL PODER DE LA ORACIÓN Y AL AMOR DE JESÚS HOY ESTOY LIBRE DE ESA ORGANIZACIÓN ESCLAVIZADORA LLAMADA WATCHTOWER

SALUDOS DESDE GUAYAQUIL-ECUADOR

ISABEL EVANGELISTA ESPINOZA

VER VÍDEO: