PREGUNTA DE UN LECTOR: ¿CREE USTED EN EL LLAMADO “RAPTO SECRETO” PRE-TRIBULACIONAL DE LA IGLESIA?

Estimado lector (N/N): los que sostienen el rapto secreto de la iglesia ANTES  de la gran tribulación se equivocan crasamente con esa doctrina, pues Jesús dice que él vendrá o volverá DESPUÉS  de que ocurra ese calamitoso evento apocalíptico (Mateo 24:29,30). Además, las Escrituras nos hablan de una Segunda venida de Cristo, pero no de una segunda venida en dos fases, como sostienen erradamente los llamados “dispensacionalistas”. Esto es torcer las Escrituras de manera crasa e irresponsable.

La doctrina del  rapto secreto de la iglesia enseña que Cristo viene rapidísimo, violentamente, como un rayo, desapareciendo con su iglesia al cielo en un abrir y cerrar de ojos, y dejando a todo el mundo desconcertados, incluso a los cristianos que no estuvieron velando o preparados para su venida y que serán “dejados atrás”. Pero si esto es verdad, pregunto: ¿cómo podría eventualmente cumplirse en nosotros lo que advierte Juan en su crucial texto de 1 Juan 2:28,  pasaje que nos habla precisamente de la venida del Señor por su iglesia? Veamos lo que dice este versículo, el cual muchos cristianos han pasado por alto negligentemente:

1 Juan 2:28: Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él AVERGONZADOS.

Pregunto, entonces: ¿Cómo podría alguno alejarse del Señor Jesús, si supuestamente él viene violentamente y secretamente para desaparecer con su iglesia al cielo en un “abrir y cerrar de ojos”? Para uno alejarse de otro, ambos deben estar presentes, uno que se va, y el otro que se queda, y que está quieto y viendo cómo se aleja el otro, ¿no te parece?  En buena cuenta, uno sólo puede alejarse de Cristo avergonzado  si Cristo está presente, viéndonos cómo nos alejamos de él con vergüenza. Como un ejemplo ilustrativo pienso en los astronautas del Apolo 13 cuando se acercaban a la luna en su viaje de ida, o cuando se alejaban de la luna en su vuelo de regreso. Para que ellos pudieran acercarse o alejarse de la luna, ésta debía permanecer en su posición y no desaparecer. Ahora bien, regresando al rapto secreto de la iglesia, resulta que es Cristo quien se aleja violentamente de los “dejados atrás” y no al revés, lo cual hace imposible que los dejados atrás se alejen de él avergonzados.  Creo que este pasaje destruye la teoría del rapto secreto de un plumazo, sin que los dispensacionalistas puedan darle más vueltas al asunto.

Este pasaje puedes presentárselos con toda confianza a los que sostienen la engañosa doctrina del rapto secreto y violento de la iglesia por nuestro Señor Jesucristo. ¡Simplemente no sabrán cómo responderte!

Apologista

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s