LA PLENITUD DE LA DEIDAD HABITA EN CRISTO

La paz sea con todos.

Decir que en Cristo habita corporalmente la divinidad, no equivale a decir que él es DIOS, el texto mismo indica que en él vive corporalmente DIOS, no dice que él lo sea.

Col 2:9 Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,

Jesús lo pone de manifiesto claramente:

Jua 14:10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que “el Padre que mora en mí, él hace las obras”.

Lo cual es corroborado por Pedro:

Hch 2:22 Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis;

Hch 10:38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque “Dios estaba con él”.

¿De qué modo moraba el Padre en Jesús?

Juan 1:1 indica que el verbo o la palabra es DIOS, una imagen de DIOS, y es esta palabra la que moraba en Jesús.

Jua 12:49 Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar.

Jua 14:24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.

El hecho indiscutible es que Jesús habló solo esas palabras y obró conforme a esa palabra por ello se puede afirmar que la palabra se hizo carne, pues en Jesús la palabra se convirtió en algo visible, un hombre obrando y hablando conforme a la palabra. Es por ello que él se convierte en el verbo de DIOS.

Lo que sale de la boca de DIOS es su palabra y esta es imagen de lo que él es, por ello se puede decir que la palabra de DIOS es DIOS, del mismo modo, Jesús al hablar la palabra de DIOS se convierte en lo que sale de su boca: la palabra de DIOS, la imagen de DIOS.

2Co 4:4 en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de “Cristo, el cual es la imagen de Dios”.

Col 1:15 “Él es la imagen del Dios invisible”, el primogénito de toda creación.

Además de esta palabra, en Jesús estaba la unción de DIOS con Espíritu Santo y PODER…

Hch 10:38  cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Efe 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

Efe 1:17 que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,

Que DIOS los bendiga.

http://unicodiosverdadero.blogspot.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s