LO QUE LA WATCHTOWER NO DICE SOBRE EL “PRESENTE SIGLO MALO” Y “EL SIGLO VENIDERO” DE LA VIDA ETERNA EN EL REINO

 

Estimado amigo Testigo de Jehová:

 ¿Qué significado tienen las expresiones “este siglo” (o “este tiempo”), y “el siglo venidero”, empleadas por el Señor en los pasajes de Mateo 12 verso 32; Marcos 10 verso 30; Lucas 16 verso 8, etcétera?

La respuesta es simple y a la vez ignorada por muchos: La expresión “el fin del mundo” o “fin del siglo”, Mateo 28 verso 20 (o: “consumación del si­glo”) que hallamos repetidas veces en el evangelio de Mateo (véase Mateo 13 verso 39; Mateo 24 versos 3, 6 y 14; Mateo 28 verso 20) se relaciona con aquel estado de cosas durante el cual Israel se halla bajo la ley y privado de su Mesías. Al contrario, “el siglo venidero” será caracterizado por el hecho de que Israel se hallará bajo el nuevo Pacto, reinando en gloria su Mesías sobre él.

El Antiguo Testamento, no solamente habla de aquellos dos “siglos”, sino que también nos da a conocer los tiempos que los precedieron así como el Nuevo Testamento revela la eternidad que se­guirá.

Prácticamente, tanto el Nuevo como el Antiguo Testamento, hablan de esos dos “siglos” en relación con Israel. El período represen­tado por el término “este siglo” o “este tiempo” existía cuan­do Cristo vino y fue rechazado, y “el siglo venidero” será establecido, y empezará cuando Cristo vuelva para reinar. Observemos también que “este siglo” está caracterizado por una mezcla del bien y del mal, que acabará con una lucha terrible en la cual caerán la bestia y el falso profeta; y que en “el siglo venidero”, que es el milenio, Satanás será atado (Apocalipsis 20 verso 2) y el Señor gobernará la tierra, manifestando públicamente Su poder y Su gloria.

Es pues de suma importancia distinguir entre aquellos dos “siglos” o períodos. De no hacerlo, caeríamos en la más deplorable confusión, en cuanto al pensamiento o alcance de la Palabra y a la aplicación de las verdades. Actualmente vivimos el tiempo de la gracia y de la fe, permitiendo Dios que el mal triunfe aparentemente, como lo vemos en la cruz. En el siglo venidero, el mal será exteriormente reprimido y juzgado, y el bien dominará toda la tierra y llenará el mundo entero del conocimiento de Jehová y de su gloria. El fin o la consumación del siglo (o del mundo) es por consiguiente, y evidentemente, un acontecimiento venidero.

El “presente siglo malo” representa pues el período ac­tual, y la muerte de Cristo nos ha librado de este siglo malo (Gálatas 1 verso 4); en el siglo venidero, reinará el bien, y no el mal.

Igualmente, si en vez de pensar en la Iglesia, nos ocupamos de Israel, podemos decir que “este siglo’” empezó con la sujeción de Israel a la ley cuando aún no había venido el Mesías. El “siglo venidero” empezará cuando el Mesías haya vuelto y establecido Su reino, pues la presencia del Mesías humillado entre Su pueblo no interrumpió el siglo, como tam­poco Su rechazamiento introdujo el siglo venidero. Pero no olvidemos que actualmente Dios hace otra obra gloriosa, fun­damentada sobre la gloria celestial de Cristo y la presencia personal del Espíritu Santo, y esta obra es caracterizada por la Iglesia. Mientras dure este tiempo, la gracia es derramada hacia las naciones: es pues ‘el paréntesis gentil de la gracia’, es decir, el paréntesis de gracia para los gentiles. Antes de este tiempo, y completamente distinto a él, hubo el “tiempo de las naciones”, pues Dios, en Su providencia, dio a las nacio­nes el gobierno del mundo, empezando por Nabucodonosor, la cabeza de oro de la gran estatua: aquel tiempo, podemos lla­marle ‘el paréntesis gentil del juicio’, es decir el paréntesis de juicio para los gentiles. Ambas épocas, o paréntesis, están encerrados en los límites del “siglo presente” que dura toda­vía. El “siglo venidero” será introducido por la venida del Señor en las nubes, para reinar.

Traducido al Español de la revista “Le Messager Evangélique”

Revista “Vida Cristiana”, Año 1962, Número 57

MEDITACIÓN IMPORTANTE CON NUESTROS AMIGOS TESTIGOS DE JEHOVÁ:

 Ahora queremos meditar con usted, lo siguiente:

 El apóstol Pedro se dirige a Jesús en nombre de sus colegas apóstoles para preguntarle qué recibirían ellos ya que lo habían dejado todo por él.

 Mejor leamos esta pregunta y la respuesta de Jesús en Mateo 10 versos 28 al 30:

 “Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido. Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; Y EN EL SIGLO VENIDERO (NO EN ESTE SIGLO) LA VIDA ETERNA.”

 Los Testigos de Jehová mienten al decir que la mayoría de los ungidos ya recibieron la vida eterna en el cielo cuando murieron y resucitaron, y esto, a partir de 1918 hasta el presente. Pero parece que los Testigos de Jehová se olvidan que este siglo malo no es el siglo venidero, el siglo o era del Reino, cuando todos los fieles resucitarían. Quien diga que este siglo malo es el siglo venidero prometido por Cristo, es decir, el siglo bueno de la justicia y la rectitud, simplemente está delirando por no comprender los tiempos y las sazones.

Apologista

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s