¿SON REALMENTE ODIADOS Y REPUDIADOS POR EL MUNDO LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ, TAL COMO SOSTIENE LA WATCHTOWER?

Los Testigos dicen que ellos son odiados por todos y en todas partes del mundo por causa del nombre de Cristo, y porque no son como las demás religiones de la cristiandad. Véase la siguiente información de la propia Watchtower, explicando sobre el odio del mundo para con los Testigos de Jehová:

¿Por qué se persigue a los testigos de Jehová y se habla mal de ellos?

Jesús dijo: “Si el mundo los odia, saben que me ha odiado a mí antes que los odiara a ustedes. Si ustedes fueran parte del mundo, el mundo le tendría afecto a lo que es suyo. Ahora bien, porque ustedes no son parte del mundo, sino que yo los he escogido del mundo, a causa de esto el mundo los odia”… Jesús también dijo a sus discípulos: “Serán objeto de odio de parte DE TODA LA GENTE por causa de mi nombre” (Mar. 13:13). El vocablo “nombre” aquí significa lo que Jesús es oficialmente, el Rey Mesiánico. La persecución sobreviene porque los testigos de Jehová anteponen los mandatos de él a los de todo gobernante humano.

¿Pero será verdad que los Testigos de Jehová son odiados por todos, en todas partes del mundo, tal como supuestamente lo predijo Cristo que ocurriría con ellos? Los hechos demuestran que lo que afirma la Watchtower no es verdad, y que al contrario, son elogiados por el mundo en distintas maneras: Veamos algunas fuentes:

Recopilación de elogios a los Testigos de Jehová por parte de autoridades mundanas

La publicación religiosa “Interpretation” dijo: “Ninguna agrupación se parece más a la comunidad cristiana primitiva en su organización y predicación [que los testigos de Jehová]. […] Son muy pocos los grupos que emplean tanto las Escrituras en su mensaje, ya sea oral o escrito”.

La Encyclopedia Canadianadice: “La obra de los testigos de Jehová es el reavivamiento y el restablecimiento del cristianismo
primitivo practicado por Jesús y sus discípulos durante los siglos primero y segundo de nuestra era. […] Todos son hermanos”.

La obra The Encyclopedia of Religion concuerda en que “todo lo que creen está basado en la Biblia. ‘Prueban textualmente’ (es decir, suministran una cita bíblica para apoyar) prácticamente toda declaración de su fe, dando por sentada la autoridad de la Biblia, que sustituye por completo a la tradición”. Los califica de “diferentes”, porque basan todas sus enseñanzas en “la autoridad de la Biblia, que sustituye completamente a la tradición”.

El doctor N. S. Gordienko, especialista en Estudios Religiosos de la Universidad Pedagógica Estatal Herzen de San Petersburgo, dijo: “Los expertos no se dan cuenta de que, cuando acusan a los testigos de Jehová por sus creencias, en realidad están haciendo acusaciones contra la Biblia”.

El libro Religion in America dice: “La agrupación nunca ha dejado de concentrarse en el estudio de la Biblia, y sus enseñanzas están apoyadas por un elaborado sistema de referencias a las Escrituras”, y añade: ”Consideran que la Biblia es la única base de sus creencias y de sus normas de conducta.”

La New Catholic Encyclopedia, por ejemplo, reconoce que los testigos de Jehová tienen la reputación de ser “uno de los grupos con mejor comportamiento del mundo” ” y añade: ”Consideran que la Biblia es la única base de sus creencias y de sus normas de conducta.”

El periódico italiano La Stampa dijo: “No hay ciudadanos más leales: no tratan de evitar el pago de los impuestos ni procuran lucrarse evadiendo leyes inconvenientes. Sus ideales morales de amar al prójimo, negarse a tomar el poder, practicar la no violencia y caracterizarse por la honradez personal (cosas que para la mayoría de los cristianos son ‘reglas del domingo’ que solo sirven para predicarse desde el púlpito) son parte de su vida ‘cotidiana’”.

El rotativo The Herald, de Buenos Aires (Argentina), afirmó: “Año tras año los testigos de Jehová han demostrado que son ciudadanos industriosos, sobrios, prósperos y temerosos de Dios, obviamente la clase de ciudadanos que esta nación necesita”.

“Han demostrado […] ser ciudadanos decentes, ordenados, que cumplen con un alto código moral”, dijo el Daily Telegraph de Londres (Inglaterra).

Jehová L’Eglise de Montréal (La Iglesia de Montreal), boletín semanal de la archidiócesis de Montreal (Canadá), dijo: “Tienen extraordinarios valores morales”.

The New Enciclopedia Británica dice: los testigos de Jehová “se empeñan en tener una elevada conducta moral”.

“Quizás la cosa más notable acerca de los Testigos es su insistencia en su lealtad primordial a Dios, antes [que a] cualquier otro poder del mundo.”—“These Also Believe”, del Dr. C. S. Braden, 1949, página 380.

Bryan Wilson, autor del libro Contemporary Transformations of Religion (Transformaciones contemporáneas de la religión), comenta que “en la sociedad africana, los Testigos […] se convierten en personas excepcionales” y que “entre ellos se evidencia el efecto de [su] […] código de moralidad. […] Los testigos de Jehová se cuentan entre los ciudadanos más honrados y diligentes de los países africanos.”

El periódico estadounidense New Haven Register: “Aunque su proselitismo haya irritado o encolerizado a algunos, como me ha pasado a mí, hay que admirar su dedicación, su pureza, su ejemplo sobresaliente en el comportamiento humano y la vida sana”.

El periódico alemán Münchner Merkur : “Son los más honrados y puntuales en el pago de los impuestos en la República Federal [de Alemania]. Su obediencia a las leyes se manifiesta por su comportamiento en la carretera y por las estadísticas sobre el delito”.

“[A los testigos de Jehová] puede considerárseles ciudadanos modélicos. Pagan los impuestos diligentemente, atienden a los enfermos, combaten el analfabetismo.”(San Francisco Examiner, rotativo estadounidense.)

Sergey Blagodarov (ortodoxo) dijo en el Komsomolskaya Pravda: “Durante más de un siglo, ni un solo país ha podido demostrar la comisión de actos delictivos por parte de sus miembros ni la ilegalidad de su existencia”

El periódico The Deseret News, de Salt Lake City (Utah, EE.UU.), comentó que los Testigos “fomentan fuertes vínculos familiares y ayudan a las personas a convertirse en ciudadanos trabajadores y honrados”. También dijo: “Sus miembros siguen un estricto código moral. Creen que el tabaco, la bebida en exceso, las drogas, los juegos de azar, la promiscuidad sexual y la homosexualidad perjudican la espiritualidad. Los testigos de Jehová promueven la honradez y los buenos hábitos de trabajo”.

La revista italiana La Civiltà Cattolica comentó que una razón por la que el número de los testigos de Jehová sigue aumentando “es que el movimiento da a sus miembros una identidad precisa y fuerte”. ¿Quiso decir el redactor con ‘identidad fuerte’, que los Testigos son “presumidos, altivos, blasfemos”? Al contrario, la revista jesuita sigue diciendo que el movimiento “da a sus miembros una identidad precisa y fuerte, y es un lugar donde se les acoge con afecto y un sentido de hermandad y solidaridad”.

”La postura moral de ellos, fundada en su creencia en las normas absolutas de Dios, es irreprochable. Lo que es más: cada Testigo dedica el equivalente a unas tres tardes por semana a la doctrina, el estudio sistemático de la Biblia y la práctica diaria de la vida cristiana, a menudo en los hogares de unos y otros. No solo eso, sino que a cada Testigo se le enseña que la misma naturaleza de su llamamiento lo convierte forzosamente en misionero. Se le enseña a manejar los instrumentos necesarios para proyectar su mensaje. Tocar a las puertas y salir en parejas es una característica esencial de su vida. Los Testigos también cuidan con ardor a los pobres y necesitados. En resumen, […] cuesta trabajo no acordarse de la Iglesia primitiva que se describe en los Hechos de los Apóstoles. Y el éxito se mide por el resultado final. El crecimiento [de los Testigos] ha sido explosivo. La proclamación explícita produce resultados.” (Semanario católico romano de Gran Bretaña Catholic Herald, del 22 de octubre de 1993, página 8.)

El profesor Anatoly P. Zilber, presidente del Departamento de Cuidados Intensivos y Anestesiología de la Universidad de Petrozavodsk y del Hospital Republicano de Carelia (Rusia), hizo este elogio de los testigos de Jehová: “No abusan del alcohol ni fuman ni actúan con codicia ni incumplen sus promesas ni dan falso testimonio […]. En vez de formar una secta misteriosa, son buenos ciudadanos”. Luego añade: “Son gente respetable y feliz, que se interesa en la historia, la literatura, el arte y la vida en todos sus aspectos”. Después de enumerar los avances que estos cristianos han motivado en la cirugía sin sangre, el profesor dice: “Modificando las palabras de Voltaire, podríamos decir que si los testigos de Jehová no existieran, sería necesario inventarlos”.

“EN MAYOR o menor grado, a los testigos de Jehová debe admirárseles”, declara el libro alemán Seher, Grübler, Enthusiasten (Visionarios, pensadores, entusiastas). A pesar de su postura un tanto crítica con respecto a los Testigos, admite: “En general, llevan vidas intachables propias de la clase media. Son empleados trabajadores y responsables, ciudadanos pacíficos y contribuyentes honrados. No se entregan a la búsqueda desmedida de riquezas. […] El orden de sus asambleas es digno de alabanza. Su espíritu de sacrificio iguala al de cualquier otro grupo religioso; en lo referente al ministerio, sobrepasa al de todos los demás. Pero en lo que descollan por encima de toda otra Iglesia o grupo cristiano actual es en la férrea resolución con la que la mayoría de ellos proclaman sus doctrinas, en toda circunstancia y ante cualquier riesgo”.

“Los testigos de Jehová inculcan en sus hijos elevados principios morales. Les enseñan a evitar conductas, acciones y hasta actitudes que, [aunque] el mundo de hoy las considera normales, pueden ser perjudiciales para ellos y para los demás. Por eso les advierten sobre los peligros de las drogas, el tabaco y el abuso del alcohol. Asimismo reconocen la importancia de ser honrados y trabajadores. […] Además de cultivar valores morales en sus hijos, los Testigos les enseñan a ser ciudadanos cumplidores, así como a respetar a las autoridades y a otras personas y sus bienes.” (Del libro The History of Religion in Ukraine, editado por el profesor Petro Yarotskyi.)

Un editorial del rotativo The Ladysmith-Chemainus Chronicle, de Canadá,comentó:

“Prescindiendo de las creencias religiosas que tenga, o aunque no practique ninguna religión, uno no puede sino encomiar a los 4.500 testigos de Jehová que trabajaron de buena gana día y noche durante la pasada semana y media para construir un Salón de Asambleas de 2.300 metros cuadrados en Cassidy […]. El que lo hayan logrado sin discusiones, sin divisiones y sin glorificarse a sí mismos es una característica del cristianismo verdadero”.

El escritor católico Vittorio Messori en su libro reciente Scommessa sulla morte (Una apuesta sobre la muerte), en el cual escribe: “Pone a uno a pensar el darse cuenta de que […] los testigos de Jehová es la confesión o religión que más rápidamente crece en el mundo. Está entre las religiones que más se practican en muchos países […] y quizás está en primer lugar en lo que se refiere a fervor, celo, activismo, capacidad para hacer prosélitos. Y su presencia, cada vez más acentuada, no se limita a países de tradición cristiana, sino que alcanza al mundo entero, donde, en el nombre de Jehová, y en poco tiempo, obtienen resultados que suelen ser superiores a los de misioneros católicos, protestantes y ortodoxos que han trabajado por siglos. Esta impresionante fuerza expansiva se les hace incomprensible solo a los que no quieren admitir que […] evidentemente el modo como entienden la Biblia los testigos de Jehová satisface verdaderas necesidades que otras teologías ya no satisfacen.”

“Mientras otras iglesias contratan asesores para atraer a la gente a la iglesia o luchan contra asuntos de nuestro tiempo, como la homosexualidad y el aborto, los Testigos no hacen concesiones a este mundo cambiante. Siguen efectuando sistemáticamente su campaña de predicación por toda la Tierra.” (The Orange County Register, de Orange County, California, E.U.A.)

El escritor William Whalen dijo en la publicación U.S. Catholic: “Creo que una de las características más atractivas de [la organización de los testigos de Jehová] ha sido su norma tradicional de igualdad racial”

“Pocas confesiones religiosas son tan entusiastas en la propagación de su fe […] como los testigos de Jehová.” (The Republic of Columbus, Indiana, E.U.A.)

“Son los únicos que llevan de puerta en puerta ‘las buenas nuevas’, poniendo en práctica los principios bíblicos.” (Życie Literackie, Polonia.)

“En la mayor campaña de predicación jamás vista, los testigos de Jehová han llevado el mensaje de Jehová por todo el mundo.” (News-Observer, Tamaqua, Pennsylvania, E.U.A.)

En su libro “¿Por qué se van los católicos?”, José Luis Pérez Guadalupe explica que los testigos de Jehová van “sistemáticamente de casa en casa”, a diferencia de los demás grupos religiosos.

Jonathan Turley en un informe del Cato Institute dijo: “Basta con mencionar a los testigos de Jehová para que la mayoría de la gente piense en esos evangelizadores que llaman a su puerta en los momentos más inoportunos. Para ellos, el proselitismo de casa en casa no es un medio para promover sus creencias, sino un dogma de fe.”(Cato Supreme Court Review, 2001-2002)

El libro Dynamic Religious Movements (Movimientos religiosos dinámicos) dice:“Sería difícil hallar miembros de cualquier otro grupo que se esfuercen tanto en su religión como los Testigos”.

Respecto a Latinoamérica, un periódico de Martínez de la Torre (Veracruz, México) dijo: “Los Testigos de Jehová están integrados casi en un 100% por antiguos militantes de religiones varias —católicos, principalmente—, quienes han advertido las serias derivaciones de la religión hacia la política y la aceptación de prácticas que resultan antibíblicas, como la aprobación de la unión de fes, la inmoralidad y la violencia. […] Para ellos ha sido una fuente de satisfacción conformar su conducta a las Escrituras, sin recurrir a fetichismos y tradiciones de oscuro origen, lo que les ha provisto de una uniformidad de criterio digna de encomio y que parece distinguirles en todas partes”.

La publicación católica Nova Evangelização 2000 encomia a los Testigos por efectuar esta obra, al decir: “¿Dónde encontramos a los testigos de Jehová? A las puertas de los hogares. Y para ser testigo de Jehová es necesario que, además de pertenecer a Jehová, uno sea testigo. Por eso los vemos trabajando, anunciando, presentando lo que han experimentado”.

“Los testigos de Jehová mantienen una estricta neutralidad en tiempo de guerra”, comentaThe Australian Encyclopædia. 

Martin Niemöller, famoso pastor protestante alemán, a poco de terminar la segunda guerra mundial, dijo: Y nosotros los cristianos de hoy nos sentimos avergonzados delante de la llamada secta de los Estudiantes Sinceros de la Biblia [testigos de Jehová], centenares y millares de los cuales fueron internados en los campos de concentración e [incluso] murieron por negarse a servir como soldados en la guerra y no querer disparar contra sus semejantes.” (Sus comentarios se publicaron en 1946 en un libro titulado Ach Gott vom Himmel sieh darein—Sechs Predigten ).

Son “sin duda alguna la confesión más inocente e intachablemente apolítica de todas”.(Diario The Irish Times)

El profesor Wojciech Modzelewski, de la Universidad de Varsovia (Polonia), escribió en su libro Pacyfizm i okolice (Pacifismo y proximidad):“Hoy día, los testigos de Jehová constituyen la mayor comunidad internacional que se opone a las guerras”.

Un artículo del diario Reformierte Presse- basado en un informe de la organización de derechos humanos African Rights- señala que todas las iglesias “a excepción de los testigos de Jehová” participaron en el genocidio de Ruanda de 1994.”(Cato Supreme Court Review, 2001-2002)

Un alemán al que se declaró culpable y ejecutó fue Alfred Rosenberg, jefe del Departamento de Asuntos Exteriores del Partido Nacionalsocialista. En defensa de la política nazi de recluir a los testigos de Jehová en campos de concentración, Rosenberg testificó lo siguiente durante su juicio: “Un capellán estadounidense muy amablemente me ha dado en la celda un periódico religioso de Columbus [Ohio]. De él deduzco que Estados Unidos también arrestó a los testigos de Jehová durante la guerra y que hasta diciembre de 1945 aún había 11.000 de ellos detenidos en los campos”. Los testigos de Jehová se han mantenido estrictamente neutrales, sin tomar partido en las disputas políticas. No han derramado la sangre de nadie, ni en la II Guerra Mundial ni en ninguna otra guerra.

En Hungría, un escritor dijo lo siguiente sobre los testigos de Jehová en la revista Ring del 4 de noviembre de 1992: “Preferían morir antes que matar a alguien. Por eso estoy seguro de que si en la Tierra solo viviesen testigos de Jehová, no estallaría ninguna guerra”. En la revista The Christian Century, Reo M. Christenson, profesor de Ciencias Políticas, analizó el tema de si un cristiano verdadero podía participar en la guerra, y llegó a la siguiente conclusión:“¿Puede alguien imaginarse a Jesús lanzando granadas de mano contra sus enemigos, disparando una ametralladora o un lanzallamas, arrojando bombas nucleares o un ICBM [misil balístico intercontinental] que matarían o dejarían lisiados a millares de madres y niños? La pregunta es tan absurda que ni siquiera merece una respuesta. Si Jesús no hubiera podido hacerlo sin traicionarse a sí mismo, ¿cómo podemos hacerlo nosotros sin traicionarlo a él?” Esta es una pregunta que induce a la reflexión.

Sin embargo, las religiones del mundo continúan tomando partido en la guerra. Los católicos siguen matando a los católicos, y los de otras religiones matan a personas de su propia fe o de otras creencias. Seguir las enseñanzas de Jesucristo requiere firme convicción y valor, como lo revela la siguiente historia de la vida real.

Entonces nos preguntamos: ¿Son realmente los Testigos de Jehová odiados y vistos como lepra por todo el mundo, tal como dice la Watchtower? Pues no lo creo, por tan buenos testimonios presentados en este artículo a favor de ellos.

Pero Jesús también dice:

Lucas 6:26: ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres HABLEN BIEN de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas.

Uyuyuy Watchtower…a poner las barbas en remojo, falsos profetas!!

Anuncios

Acerca de apologista

Soy un cristiano nacido de nuevo, peruano, gemelo, tengo 56 años, y soltero. Soy de profesión Ingeniero, y tengo un diploma en teología del seminario Baxter (C.A). En mis tiempos libres escribo artículos cristianos para mi sitio web y blog. MI interés es que más personas conozcan al Señor Jesucristo y su mensaje salvador del reino.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s