LOS ERRORES DE LOS EFRAIMITAS—UN RESUMEN CORTO PERO MUY SUSTANCIOSO


por: Kay Silberling, Ph.D. (Traducido por Apologista)

El error efraimita – Un movimiento alternativamente conocido como la “tribu de Efraín”, “Restauración de Israel”, “Israel de los Dos Pactos”, o movimiento de las “Dos Casas” ha ganado terreno recientemente en algunas zonas entre los fervientes cristianos sionistas ….

Introducción

Los defensores de esta movimiento discuten que los miembros del segmento “nacidos de nuevo” de la iglesia cristiana, de hecho, son los descendientes de sangre reales de los antiguos israelitas que fueron exiliados en la invasión asiria de Israel en 722 BCE1

Los principales portavoces del movimiento son Batya Wootten y Marshall, también conocido como Moshe Koniuchowsky.

análisis

Lógica y método exegético

Batya Wootten y Koniuchowsky construyen su teología de la iglesia como el Israel físico en lecturas tipológicas y gramaticalmente sospechosos de las historias de los patriarcas bíblicos y de la caída del reino del norte de Israel en el año 722 aC

Una Multitud de Naciones

A partir de los patriarcas, Wootten sostiene que la promesa de Jacob a Efraín en Gen 48:19 predijo la transformación de Efraín / Israel en Gentiles.2 Wootten afirma que cada vez que la palabra hebrea, goy, se emplea, es una referencia a un gentil o una nación gentil.3

Esto es incorrecto. En la Biblia hebrea y en los escritos apostólicos, mientras que la palabra goy (español: pueblo, nación; griego: ethnos) puede referirse a una nación gentil, es posible que, con la misma facilidad, pueda referirse la nación de Israel. El término se utiliza para referirse a Israel o el pueblo judío en Éxodo 19: 6; Deut 32:28, cf. 32:45; Josué 10: 12-13; Isaías 1: 4; Isaías 26: 2; Jer 31:36; Sofonías 2: 9,4. Note especialmente Jeremías 31:36: “‘Si se apartan estas leyes delante de mí, dice Jehová,’ la descendencia [literalmente,” semilla”] de Israel faltará para no ser nación (goy). antes de mí para siempre'”. En los Escritos Apostólicos griegos, la palabra ethnos se refiere al pueblo judío en Lucas 7: 5; 23: 2; Juan 11: 48-52; 18:35; Hechos 10:22; 24: 2,10,17; 26: 4; 28:19; 1 Cor 10:18; Filipenses 3: 5. La primera disputa, entonces, de que goy o goyim siempre se traduce como gentil o gentiles es evidentemente incorrecta.

Debido a este error, Wootten y Koniuchowsky argumentan que todas las bendiciones prometidas a Abraham y a los herederos físicos de José son de hecho bendiciones prometidas a gentiles. Pero debido a que la premisa es equivocada (que goy significa siempre gentil), la conclusión también es errónea.

El polvo de la Tierra

Otro pilar importante de esta enseñanza es que el Israel histórico-social, como es percibido tradicionalmente, no puede posiblemente cumplir las promesas de multiplicidad física que se igualaría a “la arena del mar”, “el polvo de la tierra”, o las “estrellas del cielo”. Tal lectura hiper-literalista de estas frases, que descarta su interpretación de sentido común, no tiene en cuenta el registro de las Escrituras. Porque 2 Crónicas 1: 9 dice claramente que las personas sobre las que el rey Salomón reinó [Israel] eran “un pueblo tan numeroso como el polvo de la tierra.” Isa 10:22 también se refiere al pueblo de Israel siendo “como la arena del mar” en número. Reconociendo la hipérbole en la Biblia no es un asunto de “espiritualizar” las promesas como Wootten y Koniuchowsky sostienen. Es una cuestión de estar bien informado sobre las convenciones retóricas utilizadas por los escritores bíblicos.

Universos paralelos

Es fundamental para las afirmaciones de Wootten y de Koniuchowsky una visión sospechosa de la historia. Wootten sostiene que las tribus israelitas del norte llevadas cautivas por los asirios en el 722 aC nunca fueron, “ni una sola vez ,… llamados judíos” 5 Para ella, el exilio del reino del norte transformó automáticamente ese pueblo en Gentiles.6

Wootten y Koniuchowsky esperan establecer que los miembros del antiguo reino del norte no pueden haber sido llamados Judíos desde la época post-exilio en adelante. Si tienen éxito, entonces ellos esperan hacer la pregunta en cuanto a cómo Dios pudo permitir que 10 / 12avos del pueblo de Dios sean aniquilados. La respuesta obvia a esto es que Dios podía permitir tal cosa! Luego esperan demostrar que estas “tribus perdidas” son de hecho los cristianos – que ellos no están perdidos del todo, sino que han estado esperando este movimiento profético del tiempo del fin para revelar su verdadera naturaleza. Como afirma Wootten, “Dios les permitió que ellos se perdieran entre las naciones. Él les permitió para convertirse – El Israel Gentil [la cursiva suya].” 7

Wootten trata de hacer una clara distinción entre el Judá post-exilio e Israel citando a Jeremías hablando a “‘la casa de Israel y la casa de Judá” (Jeremías 11:10).”8 En base a esta frase, se afirma que las dos “casas” eran distintas. Como cuestión de hecho, mientras que de hecho hay casos en que Efraín y Judá se denominan por separado, la escritura con la misma frecuencia utiliza los términos “Efraín” y “Judá” o “Israel” y “Judá”, a la par, empleando los dos términos como un paralelismo – una forma poética de hablar como sinónimos de los dos grupos. Así, cuando el Salmista afirma: “Dios es conocido en Judá; su nombre es grande en Israel,” la intención es no diferenciar Israel y Judá, sino equipararlos.9

“Todo Israel”

A pesar de sus argumentos, la Biblia nos dice que muchos de los súbditos del reino del norte se reincorporaron el reino del sur, tanto antes como después de que su gente fueran exiliados. Con base en esto, la Escritura hace la afirmación de que los Judíos hoy representan “todo Israel”. .” El término “gentil Israel”, utilizado por Wootten, es una contradicción en términos del mundo bíblico de las ideas.10

Jer 30:10 se dirige a los exiliados judaítas (cf. Jer 29: 1, 30-31) y los llama “Jacob” e “Israel”. Jer 31: 17-20 informa que Efraín se ha arrepentido (tiempo pasado) y describe a Efraín de duelo por sus propios actos. Esdras 2:70 afirma de los exiliados que regresaron, “y todo Israel en sus ciudades.” Zacarías se dirige a los mismos repatriados de Medo-Persa como “Oh casa de Judá y casa de Israel” (8:13; cf. 8,15) y los distingue de los pueblos de las naciones (Zac 8:23). Por lo tanto, no es exacto afirmar que las referencias a la Judá post-exilio son exclusivas de Judá y que no se aplican a Israel.

Aquellos que regresaron del exilio se referían a sí mismos tanto como Judios y como el pueblo de Israel, ya que afirmaron el reinado teocrático de Dios centrado en Jerusalén, la capital de los antiguos reinos de Israel unido y, más tarde, Judá (Yehudah).

Así, la frase “el pueblo judío” se ha convertido en el título para todo Israel. El término Judío abarcaba todos aquellos que fueron llevados al cautiverio por el tiempo del exilio babilónico, ambos ex israelitas y Judahitas “, el remanente de Israel” (Jer. 31: 7 Cf. Jer 50:33; Neh 12:47; Dan 9:11; Lam 2: 5). En el momento de la redacción de Esther, el término Judío, derivado de Judá, podría referirse a alguien de la tribu de Benjamín (Est 2: 5). En el griego Tobit 11:17, en una clara referencia a los exiliados asirios, afirma, “Así que en ese día no había regocijo entre todos los Judíos que estaban en Nínive.” Esta designación se extendió tanto que para el momento de la época helenística, el término Judío identificó a todos de las antiguas tribus que habitaban en la diáspora y que afirmaron un sistema religioso particular. La afirmación de Wootten de que los israelitas del norte no fueron “ni una sola vez llamados Judíos” es falsa.11

Israel en la época apostólica

Los escritos apostólicos reflejan este uso helenístico. En Hechos, Pedro se refiere a sus miembros del público judío como “toda la casa de Israel” (Hechos 2:36; cf. 4:10; 5:21; 10:36; 21:28). En Hechos 13:24, Juan proclama su bautismo de arrepentimiento “a todo el pueblo de Israel.” Su audiencia estaba compuesta por Judíos. En Hechos 26:7, Pablo se refiere a la esperanza de “nuestras doce tribus”, sin referencia alguna a Efraín. Lucas 2:36 menciona a Ana como siendo de la tribu de Aser. Pablo afirma que él mismo es de la tribu de Benjamín (Romanos 11: 1; Filipenses 3: 5). Así, algunos miembros de tribus no judaítas todavía mantenían una memoria de sus afiliaciones tribales originales. Yeshua (Jesús) afirma que sus seguidores han de sentarse en doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel (Mateo 19:28; Lucas 22:30). Su función aquí es aquella de representantes de la totalidad de las doce tribus.

De hecho, los escritos apostólicos no hacen mención alguna de una reunión de los hijos de Efraín perdidos. En su lugar, retratan la reunión de los gentiles como un novum, un movimiento inesperado en la historia de la redención y una ruptura en el presente de la edad final de Dios de la redención.

En Romanos 11: 7-14, Pablo afirma que ha llegado la salvación a los gentiles, para provocarles a celos. Si los creyentes gentiles son Israel, entonces, ¿cómo puede Israel hacer celoso a Israel? Tenga en cuenta que mientras que Pablo hace una clara distinción en todos sus escritos entre los gentiles y los Judios, él se refiere a Israel y al pueblo judío indistintamente.

El mensaje efraimita socava el gran poder de las afirmaciones de los escritos apostólicos. Se trata de cambiar un mensaje de esperanza y consuelo para todos los pueblos, independientemente de su patrimonio, independientemente de su posición en la vida, en un plan racista y basado en la raza de la salvación para los que tienen las líneas de sangre adecuadas.

¿Quién es Israel?

Wootten y Koniuchowsky dan evidencia contradictoria en cuanto a cómo todos los cristianos creyentes a lo largo de la historia podrían ser descendientes físicamente de los antiguos exiliados israelitas del norte. A veces, ellos argumentan que todas las personas en la tierra descienden físicamente de Israel. En otras ocasiones, ellos admiten que ciertamente puede haber “quizás algunos gentiles verdaderos” entre los creyentes.12 O ellos llaman a los seguidores creyentes de Yeshua “otro secta del judaísmo”, sin ninguna explicación en cuanto a cómo pueden ser una secta de judaísmo y no Judios! 13

Wootten confunde aún más las cosas, al declarar que los gentiles se convierten en hijos de Efraín sólo en el momento en que son “injertados” en el olivo de Israel y no más antes.14 así vemos contradicciones salvajes en el esfuerzo por explicar cómo cristianos no judíos hoy en día pueden ser descendientes naturales de los antiguos israelitas.

¿Qué pasa con la genealogía? ¿Es estadísticamente posible que cada uno en la tierra sea descendientes de un hombre? Sólo si nadie más que Abraham nunca haya producido descendencia que sobrevivieron – haciendo a Abraham el “nuevo Adán”. Intuitivamente reconociendo el defecto de este argumento, Wootten intenta desesperadamente otro ángulo, argumentando que los seguidores de hoy de Yeshua, aunque considerados gentiles, son en realidad descendientes físicos de aquellos antiguos judíos y creyentes samaritanos.15 Así, descendientes de los Judios, que son no Efraín según la propia definición de Wootten, se han convertido de alguna manera Efraín. Esto no sólo es intrínsecamente contradictorio, sino que es estadísticamente e históricamente insostenible. Por último, como veremos, Wootten y Koniuchowsky afirman que estos descendientes se encuentran principalmente en el oeste. Sin embargo, si uno fuera a seguir esta lógica, si algunos cristianos de hoy pueden hacer la reclamación a la descendencia física de los primeros seguidores judíos de Yeshua, deberían ser cristianos descendientes de todos los pueblos no blancos del norte de África, egipcia, siria y palestina, . Sin embargo, veremos que Wootten y Koniuchowsky centran sus esperanzas sobre todo en personas de raza blanca, reservando sólo amenazas de aniquilación para los palestinos y otros de esta región16

Por último, Wootten y Koniuchowsky protestan repetidamente que sus reclamos a la herencia israelita son físicas y no espirituales. Sin embargo, la base de sus demandas a menudo son totalmente subjetivas.17 Ella no puede tener las dos cosas. O bien es física o es espiritual. Wootten hace dos contenciones, pero al final ella rechaza el ángulo espiritual y basa su argumento en las reclamaciones físicas, basadas en la raza.

Esta pseudo-genealogía que Wootten y Koniuchowsky han creado es una desesperada y artificiosa— una que existe si “la sabes” en tu corazón. Esto difiere drásticamente de los grupos de parentesco del Israel histórico-social que han compartido recuerdos comunes de parentesco que son compatibles con una rica historia de literatura, arqueología y evidencia epigráfica.

Paralelismos con el anglo-israelismo y la Teoría Racial

¿De dónde han venido estas ideas de Wootten y de Koniuchowsky? Las fuentes que dan son pocas. Koniuchowsky cita Yair Davidy como fuente principal, pero le atribuye pocos citas específicas.18  Ni él ni Wootten hacen ninguna mención a la suya o a la dependencia de Davidy en otra fuente probable, los escritos producidos durante y después del movimiento del siglo XVIII llamado anglo-israelismo o israelismo-británico. Y es por una buena razón por la que no se mencionan estas fuentes, ya que son populares entre algunos grupos antisemitas americanos para sus reclamaciones racistas pro-blancos, de que son Israel. Wootten y Koniuchowsky hacen las mismas afirmaciones raciales pro-blancos.

Voy a enumerar varios paralelos que son notables en su acuerdo. Ambos grupos (anglo-israelitas y Efraimitas) construyen sus teorías sobre la historia mítica de los diez “tribus perdidas” del reino del norte. Ambos grupos ponen una gran importancia a  etimologías artificiales de palabras en inglés basadas en el hebreo. Ambos grupos afirman ser preeminentes, La condición de supuestos herederos primogénitos de Efraín. Ambos comparten una hostilidad innata hacia el catolicismo y el judaísmo. Ambos proclaman que la enseñanza que propugnan es un “misterio” revelado sólo a través de sus profesores. Ambos sostienen que las tribus perdidas emigraron a zonas en las que llegaron a ser conocidas como sajones. Ambos grupos hacen mención a la nobleza de los anglosajones como evidencia de su herencia bíblica, israelita.

Supremacía Blanca

De mayor preocupación para los anglo-israelitas y la teoría de la “Casa dos” es el elemento racial que se encuentran en ambos. Ambos se centran principalmente en la raza anglo-sajona. Wootten utiliza otros términos raciales como “hijos de Israel de la línea de sangre.” Ella, es decir, Wootten) está preocupada por “diluir las líneas de sangre.” 19 Se refiere a Judios hoy como “Judios biológicos.” 20

Sin embargo, la relación de Dios con Israel no es racial. Las personas socio-históricas de Israel nunca han reivindicado la prioridad racial como base de su relación de pacto con Dios. La identidad judía se basa, no en las deliberaciones raciales, sino en una memoria común compartida y en la elección.

La misma exégesis, los mismas etimologías inventadas, las mismas historias construidas, el mismo enfoque anglosajón racial blanco, los mismos argumentos en contra de la iglesia y los Judios – los paralelos son inconfundibles e innegables. Wootten y Koniuchowsky han construido sus “Dos Casas” en la arena movediza de la teología anglo-israelita. Las preocupaciones de que esto plantea para los Judíos, si mesiánico, rabínico, o secular, y para los cristianos no judíos son evidentes.

Elementos anti-judíos en la Teología “Dos Casas”

Ciertamente Wootten y Koniuchowsky no son manifiestos antisemitas. Pero sus palabras a menudo hacen eco y tienen el mismo efecto que los de las personas que odian a los Judíos.21 Así, a pesar del hecho de que Koniuchowsky afirma ser judío (no hemos verificado esto), y a pesar de sus protestas vigorosas, en efecto, hay una gran cantidad de la retórica anti-judía en sus reclamos y las de Wootten. Después de lo que se ha convertido en un motivo típico entre los críticos cristianos de los Judios, Wootten acusa a los Judios mesiánicos de “sentimientos de superioridad” de creerse que son “‘Dos veces elegidos'”, y de tener un “orgullo racial falso.” 22 El motivo de los “Judios ciegos”, uno de larga data, con motivos estándar de la retórica antijudía cristiana, existe también.23 Wootten declara, “Ellos no pueden oír. Ellos no pueden ver. Hasta que el Señor levante el velo …” 24 Ella regaña a los Judios, exigiendo que “deben aceptar” su propio punto de vista.25 Wootten y Koniuchowsky demandan para que se establezca la visión para los Judios mesiánicos hoy. Wootten sostiene que es sólo cuando los Judíos sigan su enseñanza es que van a ser obedientes a Dios, “porque sólo entonces,” promete ella, “ustedes serán lo que el Padre nos llamó a ser …” 26

Con una ironía que Koniuchowsky parece desconocer, se refiere a su solución para el problema de las relaciones entre judíos y cristianos como “la solución final bíblica.” 27 No necesitamos otra “solución final”. El pueblo judío apenas sobrevivió a la última. En esto, Wootten y Koniuchowsky, en sus grandes afirmaciones que han resuelto el problema de orgullo racial, simplemente reemplazaron un viejo argumento racial con uno nuevo. Para ellos, la raza y la “línea de sangre” es el factor determinante.

Peligros del Movimiento

Las palabras de Koniuchowsky Wootten suscitan la preocupación más grave en las imágenes que construyen para el futuro. Porque junto con sus pretensiones de ser el Israel físico, ellos esperan algún día ejercer el control territorial de 10/12 de las antiguas fronteras tribales de Israel. Crean un “enemigo” que incluye Judíos que ahora viven en regiones una vez ocupadas por los grupos tribales antiguos, que, según sostienen, ahora pertenecen a los hijos de Efraín. Para los palestinos ellos esperan su erradicación total.28 En las páginas de los escritos de ambos Wootten y de Koniuchowsky yace una suposición fuerte, a veces declarado implícitamente, a veces explícitamente, que la tierra les pertenece (junto con el pueblo judío, cuya parte, sostienen, debe limitarse a 2 / 12avos de territorio de Israel). Para los proponentes de las “Dos Casas”, la tierra de Israel es “su tierra”. 29

Una vez más, la bellota no ha caído lejos del árbol. Tradicionalmente, el pensamiento anglo-israelita ha incluido también la expectativa de que la tierra sería suya como Israel físico.30 Ella evoca para nosotros los recuerdos de los cruzados de los siglos XI al XIII, los cuales también, en base a la pretensión de ser herederos de Israel, han tratado de tener su “lugar que le corresponde”, como los habitantes de la tierra a través de la conquista y la guerra.

conclusión

El movimiento efraimita, o de las “Dos Casas” es un error por las siguientes razones:

  1. interpretación errónea, injustificada y peligrosa de la escritura

  2. lógica inconsistente y contradicciones

  3. teología racista basada en la etnia.

  4. teología que funciona en la misma forma que el supersesionismo

  5. representaciones históricamente inexactas de Israel

  6. Reclamaciones peligrosas y falsas por la tierra que amenazan la estabilidad del actual Estado de Israel

______________

1: Moshe Koniuchowsky, en “Sus armas a Israel: Actualización Declaración Doctrinal Reflejando Unido Restauración Vistas del Ministerio de Sus armas a Israel” (www.teshuvah.com/yati/articles/full_restoration1.htm) dice: “El pueblo judío ha sido los representantes identificables e hijos de Judá. los seguidores no judíos del Mesías de todas las naciones han sido hasta ahora los representantes no identificables y la descendencia de Efraín (Zacarías 8:23) “. Cabe señalar que Koniuchowsky no usaría el término “cristiano”. Ver Moshe Koniuchowsky, “la plena restauración de todo Israel: Parte 3” 8. Tenga en cuenta que para fines de investigación, imprimimos las cuatro partes de la serie, y nuestras referencias de página número son a la de la impresión final. Debido al tamaño del documento, se determinó que era importante tener una referencia más detallada de únicamente hacia el documento en su conjunto.

2: Batya Ruth Wootten, el olivo de Israel (White Stone, Virginia: Casa de David, 1992), 31. Cf. También Batya Ruth Wootten, ¿Quién es Israel? Y ¿Por qué usted necesita saber (St. Cloud, FL: Llave de David, 1998), 16-17, 28.

3: Wootten, ¿Quién es Israel ?, 82-83, reconoce que a veces se refiere a Israel, pero ella afirma que en el momento de la conquista de la tierra por parte de Israel, el nombre se refiere principalmente a las naciones extranjeras. Este no es el caso, sin embargo, por los profetas del exilio y post-exilio continuaron usando el término para referirse a Israel. Añadir a esto el uso común de la etnia griega plazo en los escritos apostólicos para referirse a Judios. Por otra parte, ella construye su doctrina precisamente en el uso del término goy en el periodo anterior a la conquista, durante la época de los patriarcas. Por lo tanto una referencia posterior al exilio no es históricamente apropiada al escribir sobre el período patriarcal.

4: Koniuchowsky, “la plena restauración de todo Israel: Parte 2”, 7, sostiene que estas referencias refuerzan su idea de que Israel es gentil. El razonamiento es circular y plantea la pregunta.

5: Wootten, Olivo, de 42 años.

6: Ibid., 43.

7: Wootten, Olivo, de 43 años.

8: Batya Ruth Wootten, “Casa de David Herald: Patas arriba Doctrinas”

(http://www.mim.net/hod/hod0160/rf0160.htm, 12.

9: Ejemplos del uso de paralelismo para demostrar que Israel y Judá son sinónimos (la lista no es exhaustiva) son Salmo 114: 2; Isaías 5: 7; Jer 23: 6; 50:20; Oseas 5: 12-14; 08:14; 11:12; 12: 1-2; Mic 1: 5; Mal 2:11.

10: Wootten, ¿Quién es Israel ?, 93, exige el término “cristiano gentil” un oxímoron, pero no tiene ningún problema en utilizar el término “gentil Israel.” Cf. Olivo, de 43 años.

11: Véase más arriba.

12: Koniuchowsky, “Restauración completa: Parte 1,” 6. Pero Wootten, Olivo, 107, se mantiene firme, argumentando que “es muy probable que estos ex gentiles en realidad descienden de los hijos de Efraín dispersas que Yahveh dijo que le juntará … Aunque su fondo puede parecer la de un gentil, en realidad, son probablemente israelitas físicos “.

13: Wootten, “Patas arriba” 7.

14: Wootten, Olivo, 106.

15: Wootten, Olivo, 9, 106. Véase también “Patas arriba”, 8; ¿Quién es Israel ?, 97.

16: Cf. p. 6.

17: Ibid., 119.

18: Koniuchowsky, “Restauración completa: Parte 2” 12.

19: Wootten, Olivo, de 52 años; “Patas arriba”, 5; ¿Quién es Israel ?, 73.

20: Wootten, “Patas arriba” 4.

21: Cf. Lloyd Gaston, Paul y la Torá (Vancouver, Univ. De Columbia Británica, 1987).

22: Wootten, Olivo, 2. Cf. También “Patas arriba”, 10; ¿Quién es Israel ?, 104-105.

23: Cf. Romero Ruether, Fe y fratricidio: las raíces teológicas de antisemitismo (Eugene, Oregón:. Wipf y Stock, reprt 1997), 121 135. En 135, ella nos recuerda que las catedrales construidas durante la época medieval a menudo incluyen imágenes de estatuas dos mujeres, que representan a la Iglesia y la Sinagoga. El uno en representación de la Iglesia parecía vivo y lleno de energía. El uno en representación de la Sinagoga se veía triste y siempre llevaba vendas sobre los ojos. Para ver un ejemplo de este motivo idéntico en el anglo-israelismo, ver John Wilson, Sesenta Dificultades anglo-Israel respondió: (http://www.abcog.org/wilson2.htm, dificultad 15, 6.

24: Ibid., 92.

25: Wootten, Olivo, 124.

26: Ibid., 125. Cf. También Koniuchowsky, “Restauración completa: Parte 3” 6.

27: Koniuchowsky, “Restauración completa: Parte 3”, 4.

28: Koniuchowsky, “Restauración completa: Parte 4,” 8; Wootten, Olivo, de 36 años.

29: Koniuchowsky, “Restauración completa: Parte 2,” 5.

30: Wilson, de dificultad 3, 4, sostuvo que la tierra está mintiendo desolada con su ausencia y espera con interés el momento en que “las montañas eran para tirar adelante sus ramas, y dará sus frutos para el pueblo de Israel.” Cf. También Dificultad 20, 13.

FUENTE:

http://www.mjaa.org/site/News2?news_iv_ctrl=1022&page=NewsArticle&id=5143&security=1

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s