¿DEBEN LOS CRISTIANOS CELEBRAR LA PASCUA O MÁS BIEN LA CENA DEL SEÑOR?

Pregunta: “¿Deben los cristianos celebran la Pascua o la cena del Señor?”

Respuesta: Siendo que hay suficiente evidencia de que Cristo instituyó la llamada cena del Señor, la cual no se come cordero asado, ya que Cristo sólo participó del pan y del vino como símbolos de su cuerpo y de su sangre, hecho que fue confirmado por Pablo en 1 Corintios 11:23-34, nos preguntan: ¿Deben, entonces los cristianos celebrar la Cena del Señor y ya no la pascua con cordero asado?

La celebración de la Pascua es en recuerdo de la época en la historia de Israel, cuando el Señor se movió a través de Egipto destruyendo el primogénito de toda la gente y los animales (ver Éxodo 11 y 12.) Esta fue la última de las diez plagas sobre Egipto que Dios mandó diseñada para obligar a Faraón que dejara a los israelitas salir del país y su cautiverio. A los israelitas se les ordenó por parte de Dios tomar la sangre de un cordero sin mancha y untarla en los postes de sus casas. Cuando el Señor vio la sangre, Él “pasó por encima” de esa casa. Este es un presagio del Cordero inmaculado de Dios, Jesús, cuya sangre cubriría los pecados de los que creen en Él, causando que el juicio de Dios pasara por encima de ellos. Desde aquella noche, los Judios han celebrado la Pascua en recuerdo de la gracia de Dios para ellos.

Ha habido una explosión de interés en la adaptación de la fiesta de la Pascua al cristianismo. Varias organizaciones, como Judios para Jesús, han promovido servicios de Pascua cristiana como un medio para que los Judios mesiánicos conserven su patrimonio cultural mientras profesan su fe cristiana. También han utilizado la Pascua Cristiana como un medio para comunicar a los cristianos la herencia religiosa judía que ellos valoran. Muchos de los rituales asociados con el Seder de Pesaj tienen aplicación a la fe cristiana, y una celebración cristiana de la Pascua ofrece una manera única de llevar la historia de la salvación a la ceremonia.

Si debe o no un cristiano celebrar la Pascua sería un asunto de conciencia para el cristiano individual. Al igual que todas las fiestas del Antiguo Testamento de los judíos, la fiesta de la Pascua era una prefiguración de la obra expiatoria de Cristo en la cruz. Colosenses 2: 16-17 nos dice que no debemos “dejar que nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a fiesta, luna nueva o días de reposo, lo cual es sombra de lo que vendrá, pero el cuerpo es de Cristo” (NVI). Los cristianos ya no están obligados a observar la fiesta de la Pascua en la forma en que los Judios del Antiguo Testamento lo celebraban, pero no deben despreciar a otro creyente que hace o no hace caso de la Pascua u otros días y fiestas judías especiales (Romanos 14: 5).

Si bien no es necesario para los cristianos que celebren la Pascua, es beneficioso estudiarlo y podría ser beneficioso para celebrarlo si conduce a una mayor comprensión y aprecio por la muerte y resurrección de Cristo. La Pascua es una maravillosa imagen de la expiación de Cristo por su pueblo y su liberación de nosotros de la esclavitud del pecado. Eso es algo que debemos celebrar cada día de nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s