LA RESURRECCIÓN CORPORAL DE JESÚS

TRADUCIDO

William Lane Craig

Se ha discutido sobre la base del testimonio de Pablo de que el cuerpo resucitado de Jesús era espiritual en el sentido de ser prorrogado, inmaterial, intangible, y así sucesivamente. Pero ni el argumento apelando a la naturaleza de la experiencia de Pablo camino de Damasco, ni el argumento de la doctrina de Pablo sobre la resurrección del cuerpo apoya esa conclusión. Por el contrario, la información de Pablo sirve para confirmar las narraciones de la resurrección corporal de Jesús de los Evangelios. No sólo es fundado el fisicalismo de los evangelios “, pero también es, al igual que la doctrina de Pablo, un fisicalismo matizada.

Fuente: “La resurrección corporal de Jesús”, en el Evangelio Perspectivas I , pp 47-74.. Editado por RT Francia y D. Wenham. Sheffield, Inglaterra: JSOT Press, 1980.

Probablemente hay pocos eventos en los evangelios para los que la evidencia histórica es más convincente que la resurrección de Jesús. Estudios histórico-críticos durante la segunda mitad de este siglo, cada vez más libre de las presuposiciones deístas persistentes que determinaron en gran medida de antemano los resultados de la investigación resurrección durante los 150 años anteriores, han invertido la corriente de escepticismo respecto a la resurrección histórica, de tal manera que la tendencia entre los eruditos en los últimos años ha sido la aceptación de la credibilidad histórica de la resurrección de Jesús.

Sin embargo, todavía hay un aspecto de la resurrección que un gran número de eruditos simplemente no pueden decidirse a abrazar: que Jesús fue resucitado de entre los muertos . fisicamente El fisicalismo de representación de la resurrección cuentas del cuerpo de Jesús de los evangelios “, creo, más de cualquier otro factor para el escepticismo crítico en relación con la historicidad de los relatos evangélicos de la resurrección corporal de Jesús. Sin lugar a dudas el principal ejemplo de ello es el clásico de Hans Hierba Ostergeschehen y Osterberichte. 2 arremetiendo contra el “Realismus massiven ‘de las narraciones evangélicas, Hierba cepillos de lado las historias de apariencia tan a fondo legendaria y trae todos los argumentos críticos que puede convocar en contra de la tumba vacía. No es que la hierba podría interpretar la resurrección, al menos abiertamente, sólo en términos de la supervivencia del alma de Jesús; afirma una resurrección corporal, pero el cuerpo es “espiritual” en la naturaleza, como el apóstol Pablo, no físico. Debido a que la relación entre el viejo cuerpo, físico y lo nuevo, el cuerpo espiritual es Aliter totaliter-, la resurrección implica, no un vaciamiento de la tumba, sino la creación de un nuevo cuerpo. Debido a que el cuerpo es espiritual, las apariciones de Cristo fueron en forma de visiones celestiales causados ​​por Dios en las mentes de los elegidos para recibirlos.

Es difícil exagerar el alcance de la influencia de Grass. Aunque pocos han estado dispuestos a unirse a él en la negación de la tumba vacía, ya que la evidencia se inclina en la dirección opuesta, no se encuentra con poca frecuencia declaraciones que debido a que el cuerpo resucitado no depende de la edad del cuerpo, no estamos obligados a creer en el vacío tumba.Y está en todas partes afirmó, incluso por aquellos que defienden firmemente la tumba vacía, que la naturaleza espiritual de la resurrección del cuerpo impide la apariencia física como se narra en los evangelios. John Alsup comenta que ‘. . . ningún otro trabajo ha sido tan ampliamente utilizado o de tal importancia singular para la interpretación de los relatos de los evangelios. . . como Hierba ‘. . . ‘3 Pero, protestas Alsup, la insistencia de la hierba que el tipo de visión celestial de la apariencia subyace en las apariencias físicas de los evangelios “se basan en la imposibilidad de que el realismo material de esta última forma como una respuesta aceptable para el” qué pasó pregunta. . . . Hierba superpone este criterio sobre las cuentas de apariencia Evangelio y los juzga por su conformidad o divergencia de ella ‘.4 Como resultado, ‘. . . el espectro actual de la investigación sobre las apariciones de la resurrección evangelio muestra una tendencia al siglo pasado (y Celso del siglo II), en gran medida bajo la influencia del enfoque de Hierba “. En cierto sentido, los relatos evangélicos parecen ser algo de una vergüenza: su “realismo” es ofensivo .5

¿Qué base legítima se puede dar a este punto de vista? Los que niegan la resurrección del cuerpo físico de Jesús, hemos desarrollado una línea de razonamiento que se ha convertido casi en acciones en el comercio:

La iglesia del Nuevo Testamento no están de acuerdo sobre la naturaleza del cuerpo resucitado de Cristo. El material contenido en Lucas y Juan quizá sugiera este cuerpo sea corpórea en la naturaleza. 43 Pablo, en la otra banda, afirma claramente que el cuerpo es un cuerpo espiritual. Si cualquier memoria histórica reside en las cuentas de la conversión de Pablo en Hechos, no debe haber entendido la aparición de Cristo a haber sido un aspecto corpóreo. La mayoría de los críticos identifican esta conversión con el evento mencionado en el I Cor. 15: 8 : “. Por último, como a uno nacido fuera de tiempo, se me apareció también a mí 44 Los argumentos en los versículos 47-50 de este capítulo para la identidad entre el cuerpo de Cristo y el cuerpo espiritual de la resurrección indican que para el Apóstol su Señor resucitó de los muertos en un cuerpo espiritual. Lo más importante, Paul ha equiparado la aparición de Cristo a él con las apariciones a los apóstoles. El Cristo resucitado, como él apareció para la Iglesia es, pues, un cuerpo espiritual. . . .
—————— 43 Lucas 24,39-43 ; 20,26-38 Juan . Hay, por supuesto, elementos contradictorios en las historias que implican el cuerpo es más que físico. 44 . . .

6

Podemos formular este razonamiento de la siguiente manera:

1. Información de Pablo es al menos a primera vista, más fiable que los evangelios.

a. Para él está en mayor proximidad temporal y personal a los eventos originales.

2. Información de Pablo, en contraste con los evangelios, indica Jesús poseía un cuerpo resucitado puramente espiritual.

a. Primer argumento:

(1) Pablo iguala la aparición de Jesús a él con las apariciones de Jesús a los discípulos.
(2) La aparición de Jesús a Pablo era un aspecto no físico.
(3) Por lo tanto, las apariciones de Jesús a los discípulos no fueron apariencias -físicas.

b. Segundo argumento:

(1) Pablo iguala el cuerpo resucitado de Jesús con nuestros futuros cuerpos resucitados.
(2) Nuestros cuerpos resucitados futuras serán cuerpos espirituales.
(3) Por lo tanto, resurrectionbody de Jesús era un cuerpo espiritual.

3. Por lo tanto, Jesús poseía un cuerpo resucitado puramente espiritual.

De esta manera los relatos evangélicos de la resurrección física pueden ser despedidos como legendaria.

Ahora bien, es mi convicción de que este razonamiento no puede soportar el peso colocado sobre ella por aquellos que rechazan la resurrección física. No lo haré en este concurso de ensayos de la primera premisa. Pero quiero aprovechar problema agudo con el segundo. Ninguno de los dos argumentos de apoyo, me parece, es el sonido; por el contrario, que encarnan conceptos erróneos graves.

En relación con el argumento primero de apoyo, en relación con la aparición de Jesús a Pablo, me parece que ambas premisas (1) y (2) son altamente cuestionables. Tomando las premisas en orden inverso, ¿cuál es la evidencia de (2) La aparición de Jesús a Pablo era un aspecto no físico? Por lo general, se hace un llamamiento a las cuentas de este incidente en Hechos, donde, se dice, la apariencia es debe entenderse como una experiencia visionaria ( Hechos 9,1-19: 22,3-16 26,9-23 ). Como cuestión de hecho, sin embargo , la aparición en Hechos, mientras que la participación de elementos visionarios, no puede sin más preámbulos caracterizarse como puramente imaginativo, ya que en las tres cuentas que se acompaña de fenómenos extra-mentales, es decir, la luz y la voz, que fueron experimentados por los compañeros de Pablo. Hierba desestima estos como debido a las tendencias objetivación de Luke.7 Se trata, sin embargo, muy dudoso, ya que Lucas no quiere objetivar los correos visiones -ascension de Jesús; son los pre apariencias ascensión cuya realidad extra-mental de Lucas enfatiza. Tenía Lucas no tenía tradición que incluía los compañeros de Pablo, entonces deberíamos tener otra visión como Esteban, a falta de los fenómenos extra-mentales. Y en segundo lugar, si Luke había inventado los aspectos extra-mentales de la aparición a Pablo, que deberíamos haber él espera que sea más consistente y no construir estas discrepancias como que los compañeros de Pablo oyeron y no escucharon la voz. Estas inconsistencias sugieren que los fenómenos extra-mentales eran parte de diversas tradiciones de Luke.

Hierba mantiene además que Lucas tenía ante sí una tradición de la experiencia de Pablo que no podía ser asimilada a las apariciones más físicas de Cristo a los discípulos y que, por tanto, la tradición es confiable; los aspectos extra-mentales son el resultado de influencias míticas o legendarias.8 Pero se podría argumentar que, precisamente, lo contrario es cierto: que debido a la aparición de Pablo es una experiencia posterior a la ascensión Lucas se ve obligado a interpretar como una visión celestial, ya que Jesús ha ascendido físicamente. Paralelos antropomórficos de la hierba de la mitología griega (Homero Ilíada un 158; idem Odyssey pv 161; Apolonio argonautas 4. 852) se parecen muy poco a la experiencia de Pablo; un empate genealógica entre ellos es muy poco probable. Por lo tanto, no cabe recurso a las Actas de cuentas de la aparición de Paul legítimamente se puede hacer como prueba de que ese aspecto era puramente visionaria en la naturaleza.

Pablo mismo nos da ninguna pista firme en cuanto a la naturaleza de la aparición de Cristo a él. Pero es interesante notar que cuando Pablo habla de sus “visiones y revelaciones del Señor” ( II Cor 12,1-7 ) lo hace no incluyen la aparición de Jesús a él. Pablo y la primera comunidad cristiana en su conjunto estaban familiarizados con las visiones religiosas y marcadamente diferenciada entre éstos y una aparición del Señor resucitado.9 Pero ¿cuál era la diferencia? Hierba afirma que la única diferencia estaba en contenido: en una aparición se ve el Cristo exaltado.10 Pero seguramente debe haber sido visiones religiosas del Cristo exaltado, también. Tanto la visión de Esteban y el libro de Apocalipsis muestra que pretende visiones del Cristo exaltado que no eran apariciones de la resurrección se hicieron en la iglesia. Tampoco puede decirse que el elemento distintivo en una comparecencia fue la puesta en marcha, eran conocidos por las apariencias que carecía de este elemento (los discípulos de Emaús, los 500 hermanos). Me parece que la respuesta más natural es que un aspecto involucrado fenómenos extra-mentales, algo que en realidad aparece, mientras que una visión, incluso si causado por Dios, era puramente en la mente. Si esto es correcto, entonces Pablo, al reclamar para sí una aparición de Cristo en lugar de una visión de Cristo, está afirmando haber visto algo, no sólo en la mente, pero en realidad “ahí fuera” en el mundo real. Por lo que sabemos de Pablo, este aspecto posiblemente podría haber sido tan físico como los retratados en los evangelios; y no es imposible que Lucas entonces “espiritualizado” la aparición de la necesidad de su esquema de pre y post-ascensión! En cualquier caso, sería inútil tratar de demostrar que cualquiera de los actos o Paul apoya un aspecto puramente visionaria al apóstol en el camino de Damasco.

Pero supongamos que esto es totalmente erróneo. Supongamos que la aparición de Pablo fue puramente visionaria. ¿Qué razones hay para creer la premisa (1), Pablo equipara la aparición de Jesús a él con las apariciones de Jesús a los discípulos? Por lo general, se apela al hecho de que Pablo se coloca en la lista de testigos de las apariciones; por lo tanto, las otras apariciones deben también han sido apariciones visionarias como el suyo. Esto, sin embargo, no parece seguir. En primer lugar, en la colocación de sí mismo en la lista de testigos, Pablo no implica que las apariciones anteriores eran el mismo tipo de apariencia como la de él. Él no se refiere aquí con el cómo de las apariencias, pero con quien apareció. Quiere listar testigos de Cristo resucitado, y el modo de la apariencia es totalmente fortuita. Pero en segundo lugar, en la colocación de sí mismo en la lista, Pablo no está tratando de poner las apariciones a los demás en un avión con su propia; más bien está tratando de subir de nivel su propia experiencia a la objetividad y la realidad de los demás. Detractores de Pablo dudaban o negados su apostolado ( I Cor 9. 1-2 ; II Cor 11,5; 12,11 ) y el haber visto a Cristo sería un argumento importante a su favor ( Gal 1,1, 11-12, 15-16 ; I Cor 9 . 1-2; 15,8-9 ). Sus oponentes pueden tienden a descartar la experiencia de Pablo como una mera visión subjetiva, no una apariencia real, y por lo que Pablo está ansioso para incluir a sí mismo con los otros apóstoles como un destinatario de una verdadera aparición, el objetivo del Señor resucitado. Al poner a sí mismo en la lista, Pablo está diciendo que lo que vio fue exactamente igual que un aspecto real de Jesús como lo que vi . De hecho, se podría argumentar que Pablo añadiendo a sí mismo a la lista es en realidad un caso de defensa especial! En cualquier caso, es un non sequitur deducir que porque Pablo incluye a sí mismo en la lista de testigos, todos los demás aspectos deben ser del mismo modo que la aparición a Pablo.

Por lo tanto, el primer argumento en contra de la resurrección física de Jesús parece doblemente erróneo. No sólo la evidencia de correr en contra de un aspecto puramente visionaria a Pablo, pero no hay ninguna indicación de que Pablo equipara el modo de la aparición de Jesús a sí mismo con el modo de las apariciones a los otros discípulos.

Volvamos entonces al segundo argumento de apoyo para un cuerpo resucitado puramente espiritual de Jesús: el argumento de término de Pablo SWMA pneumatikon . La premisa (1), Pablo equipara cuerpo resucitado de Jesús con nuestros futuros cuerpos resurreation, es sin duda correcta ( Fil 3,21 ; I Cor 15,20 ; Col 1,18 ). Pero la verdad de la premisa (2), nuestros futuros cuerpos resucitados serán cuerpos espirituales, depende de cómo uno define sus términos. Por lo tanto, antes de mirar más de cerca la discusión de Pablo sobre el cuerpo resucitado en I Cor 15,35-57 , una palabra debe ser dicho sobre antropológica términos de Pablo SWMA, sarx, y yuch.

El término más importante de la segunda mitad del I Corintios 15 es la ADS .11 Durante el siglo XIX bajo la influencia del idealismo, teólogos interpretó la ADS como la forma de una cosa y la sarx como su sustancia.12 De esta manera, podrían evitar la noción objetables de una resurrección física, porque era la forma que fue resucitado de entre los muertos dotado de una nueva sustancia espiritual. Por lo tanto, en los viejos comentarios uno encuentra que la pneumatikon ADS fue concebido para ser un cuerpo hecho de himmlischer Lichtsubstanz. Este entendimiento ha sido prácticamente abandonada.13 El punto de vista de la ADS como una mera forma y sarx como su sustancia no puede ser sostenido exegética; SWMA es el cuerpo, forma y contenido. Esto no significa, sin embargo, que los teólogos del siglo XX toman SWMA para significar el cuerpo físico. En lugar bajo la influencia del existencialismo, particularmente aprobado por Bultmann, toman SWMA , cuando se utiliza teológicamente, como a toda la persona concebida en abstracto en categorías existencialistas de autocomprensión.Por lo tanto, la ADS no es igual al cuerpo físico, pero la persona, y por lo tanto, significa una resurrección corporal, no una resurrección del cuerpo físico, sino de la persona. De esta manera la doctrina de la resurrección física se evita hábilmente como lo fue en los días del idealismo filosófico. Es la carga de estudio de Gundry para demostrar que este entendimiento es drásticamente mal. Incluso si su exégesis sufre a veces de un exceso de matar,14 Gundry logra admirablemente en la realización de su punto principal: que SWMA nunca se usa en el Nuevo Testamento para referirse a toda la persona al margen de su cuerpo físico, pero es mucho más utilizado para denotar el propio cuerpo físico o el hombre con especial énfasis en la cuerpo físico. La conclusión de Gundry la pena citar:

El soma denota el cuerpo físico, más o menos sinónimo de “carne” en el sentido neutral. Forma parte del hombre en ya través de la que vive y actúa en el mundo. Se convierte en la base de operaciones para el pecado en el creyente, para que el Espíritu Santo en el creyente. Salvo ocurrencia antes de la Parusía, el soma morirá. Ese es el efecto persistente del pecado, incluso en el creyente. Pero también será resucitado. Ese es su fin último, una importante prueba de su valía y necesidad de la integridad del ser humano, y la razón de su santificación ahora.15

La importancia de esta conclusión no se puede exagerar. Demasiado tiempo se nos ha dicho que para Pablo ADS es el ego, el “yo” de un hombre. Como un jarro de agua fría, el estudio de Gundry nos lleva de nuevo a la verdadera conciencia antropológica del primer hombre del siglo. La noción de cuerpo como el “yo” es una perversión del significado bíblico de la ADS : Robert Jewett afirma, ‘Bultmann ha convertido SWMA en su contrario virtuales:. un símbolo de que la estructura de la existencia individual, que es esencialmente no-físico ‘16 tratamientos tanto, existencialistas de ADS , tanto como tratamientos idealistas, han sido un impedimento positivo precisa la exégesis histórico-crítica de I Cor 15, y han sacrificado la teología a una moda filosófica que ya está pasado de moda.17 Decir que la ADS se refiere principalmente al cuerpo físico no quiere decir que la palabra no se puede utilizar como sinécdoque para referirse a todo el hombre en función de una parte. ‘El soma puede representar a toda la persona, simplemente porque el soma vive en unión con el alma / espíritu. Pero soma nosignifica “toda persona”, ya que su uso está diseñado para llamar la atención sobre el objeto físico que es el cuerpo de la persona en lugar de toda la personalidad. “18 Tampoco esto excluye el uso metafórico de la palabra, como en el “cuerpo de Cristo” para la iglesia; pues es una metáfora física: la iglesia no es el “yo” de Cristo. Cuando nos volvemos a I Cor 15 y preguntar acerca de la naturaleza del cuerpo resucitado, por lo tanto, estaremos investigando sobre un cuerpo, no se trata de un ego, un “yo”, o una “persona” abstractamente concebido fuera del cuerpo.

Ya he aludido al uso de Pablo de sarx, y no será necesario decir mucho aquí. Los teólogos están familiarizados con sarx como la proclividad del mal en el hombre. Esto toca los nervios sensibles en la teología alemana porque el Credo en los estados alemanes que creo en la resurrección de los Fleisch, no del cuerpo como en la traducción en Inglés. Por lo tanto, muchos teólogos son justamente ansiosos por desvincularse de cualquier doctrina que será resucitado la carne como un principio moralmente mal. Pero parecen propensos a pasar por alto el hecho de que Pablo a menudo utiliza sarx en un sentido no moral simplemente en el sentido de la carne o el cuerpo físico. En este sentido moralmente neutral de la resurrección de la carne = resurrección del cuerpo. Ahora en I Corintios 15 Pablo está hablando claramente de sarx en un sentido físico, moralmente neutral, porque él habla de la carne de aves, animales y peces, lo que sería absurdo en un sentido moral. Por lo tanto, entendida en un sentido físico, la doctrina de la resurrección de la carne es moralmente inobjetable.

Finalmente una breve palabra sobre el tercer mandato yuch : Pablo no enseña un dualismo consistente de ADSyuch , pero a menudo utiliza pneuma y otros términos para designar el elemento inmaterial del hombre. De hecho en la forma de adjetivo, yuchikoV tiene un significado que no connota la inmaterialidad en absoluto, sino más bien el carácter natural de una cosa en contraste con el carácter sobrenatural del Espíritu de Dios. Así, en I Cor 02.14 a 03.03 Pablo distingue tres tipos de hombres: la anJrwpoV yuchikoV o hombre natural, aparte del Espíritu de Dios; el anJrwpoV pneumatikoV u hombre espiritual que es guiado y capacitado por el Espíritu de Dios; y la anJrwpoV sarkinoV u hombre carnal que, aunque posee el Espíritu de Dios ( I Cor 12. 13 ), sin embargo es todavía bajo el dominio de la sarx o principio del mal en la naturaleza humana. Esto hace evidente que para Pablo yucikoV no tenía las connotaciones que hoy asociados con “alma”.

Con estos términos en mente pasamos ahora a la discusión de Pablo en I Cor 15,35-37 . Comienza haciendo dos preguntas polémicas: ¿Cómo resucitarán los muertos? ¿Con qué clase de cuerpo vendrán? (V 35; cf. II Bar 49,2-3). Oponentes de Pablo parecían haber sido incapaz de aceptar la resurrección, porque la resurrección de un cuerpo material era o inconcebible u ofensivo a sus mentes griegas (cf. ‘reanimación de un cadáver “de Bultmann). La respuesta de Pablo dirige un curso de cuidado entre las formas Crasser de la doctrina de los fariseos de la resurrección, en el que la voluntad planteado, por ejemplo, cada engendrar un millar de niños y comen la carne del Leviatán, y la doctrina platónica de la inmortalidad del alma, aparte de el cuerpo. Pablo sostienen que el cuerpo resucitado será radicalmente diferente de este cuerpo natural, pero que no obstante, será un cuerpo– Pablo contempla ninguna liberación del alma de la prisión del cuerpo. La respuesta de Pablo es que el cuerpo resucitado será una maravillosa transformación de nuestro cuerpo presente, lo que es adecuado para la existencia en el siglo come– una doctrina no es inusual en el judaísmo de la época de Pablo y muy similar a la de la contemporánea II Bar 50 -51, que debe leerse conjuntamente con el argumento de Pablo.19 Es muy instructivo, sobre todo si aceptamos que el autor de Lucas-Hechos era un socio de Pablo de que Lucas identifica específicamente la doctrina de Pablo de la resurrección con la de los fariseos ( Hechos 23,6; cf. 24,14; 16,6, 21-23 ) .

En el primer párrafo, vv 36-41, Pablo búsquedas de analogías con la resurrección de los muertos (v 42). La primera analogía es la analogía de la semilla. El punto de la analogía es simplemente para llamar la atención sobre lo diferente que la planta es de la semilla que se entierra en el suelo (cf. Mt 13,31-32 para el uso de Jesús de una analogía similar en otro contexto). Es una buena analogía para los propósitos de Pablo, para la siembra de la semilla y su muerte son una reminiscencia de la sepultura del hombre muerto (vv 42-44). Criticar la analogía de Pablo desde el punto de vista de la botánica moderna – diciendo, por ejemplo, que una semilla en realidad no mueren – presiona la analogía demasiado lejos. Del mismo modo algunos comentaristas critican la analogía de Pablo porque carecía de la noción botánica moderna que un determinado tipo de semilla se obtiene un tipo particular de planta; Pablo pensó sólo Dios determina lo que la planta debe surgir de cualquier semilla que se sembró (v 38). Pero esto es bastante razonable, como si Paul podría pensar que una palmera sería concebible que surgen de un grano de maíz! Él dice específicamente que Dios da “cada semilla su propio cuerpo” (v 38), que se remonta a la cuenta de Génesis de la creación según tipo ( Gen 1,11 ). En cualquier caso esta pierde todo el sentido de la analogía: que a partir de la mera semilla de Dios produce una planta maravillosamente diferente.

Pablo entonces apela a la analogía de los diferentes tipos de carne de nuevo con el fin de demostrar que si reconocemos diferencias incluso en el mundo físico, entonces el cuerpo de resurrección también podría ser diferente de nuestro cuerpo presente. Analogía de Pablo puede tener en cuenta el relato de la creación, pero creo que la distinción entre la comida judía puro y lo impuro está más cerca (cf. Lev 11 ; animales: 1-8; peces: 9-12; pájaros: 13-19; insectos: 20 -23; cosas que pululan: 29-30).20 Así que no creo que sarx aquí es precisamente idéntica a la ADS . No sólo habría que reducir el argumento de Pablo a la afirmación más bien banal que los hombres tienen diferentes cuerpos de los peces, sino que también implicaría la falsa afirmación de que todos los animales tienen el mismo tipo de cuerpo. Más bien, en el presente contexto, sarx significa esencialmente “carne” o “materia orgánica”. Los antiguos comentarios eran por lo tanto mal en la definición de sarx tout sencilla como «sustancia» de la materia inorgánica no sería sarx ; Pablo nunca hablaría de la carne de una piedra. Decir que el cuerpo resucitado tiene, por tanto, un tipo diferente de carne que el actual cuerpo probablemente presiona la analogía demasiado lejos; todas Pablo quiere mostrar es que, ya que hay diferencias entre las cosas mundanas, de forma análoga al cuerpo de resurrección sobrenatural podría también diferir del cuerpo actual.

La tercera analogía es la de los cuerpos terrestres y celestes (vv 40-41). No puede haber ninguna duda de que Pablo v 41 significa cuerpos astronómicos, no ángeles. Una vez más el punto de la analogía es el mismo: hay diferencias radicales entre los cuerpos en el mundo físico, así que ¿por qué no el cuerpo en el mundo por venir diferir del cuerpo actual? Analogía de Pablo es particularmente apto en este caso, porque como los cuerpos celestes superan los cuerpos terrestres en gloria, también lo hace el cuerpo de resurrección del cuerpo natural (v 43; cf. Fil 3,21).21 La doxa de los cuerpos celestes es su brillo, que varía; no hay rastro de aquí Lichtsubstanz. Cuando se aplica a la resurrección del cuerpo, sin embargo, la doxaparece ser honor (v 43). Por tanto, Pablo ha preparado el camino para que su doctrina del mundo de conseguir tres analogías del mundo actual. Todos ellos muestran cómo las cosas pueden ser radicalmente diferente de otras cosas de la misma clase; de manera similar un pneumatikon SWMA se ve que es radicalmente diferente de un yuchikon ADS . Por otra parte, las analogías de Pablo forman una escala ascendente de planta a los animales a los organismos terrestres a los cuerpos celestes; el siguiente tipo de cuerpo para ser mencionado será el más maravilloso y exaltado de todos.

A partir de los versículos 42-50 Pablo explica su doctrina de la pneumatikon ADS . El cuerpo que es ser diferente de la presente en el cuerpo que será incorruptible, glorioso, de gran alcance, y espiritual; mientras que el presente cuerpo es perecedero, deshonrosa, débil, y física (w 42-44). Estas son las cuatro diferencias esenciales entre el cuerpo actual y el cuerpo de resurrección. ¿Qué nos dicen acerca de la naturaleza del cuerpo resucitado?

En primer lugar, se siembra en jJora , pero se crió en ajJarsia . Estos términos nos dicen claramente que Pablo no está hablando de egos, o ‘yoes’, ‘sino de los cuerpos, por (1) la speiretai-egeiretai tiene referencia primaria a la sepultura y levantar el cuerpo de un hombre muerto, y no la “persona” en la abstracción del cuerpo y (2) sólo el cuerpo puede ser descrito como perecederos ( II Cor 4,16 ), por el espíritu del hombre sobrevive a la muerte ( II Cor 5,1-5 ; cf. Rom 8,10 ; Phil 1. 23 ), más bien la disyunción bajo la discusión se refiere al cambio radical que se llevará a cabo en nuestros cuerpos: Pablo enseña la inmortalidad corporal personal, no la inmortalidad del alma sola (cf. vv 53-54). Por extraño que pueda parecer, la enseñanza cristiana (o al menos de Pablo) no es que nuestras almas vivirán para siempre, sino que tendrán cuerpos en la vida después.

En segundo lugar, se siembra en atimia , pero se crió en doxh . Nuestros cuerpos están presentes arruinado por el pecado, son los órganos de la muerte, gimiendo con la creación entera a ser liberados del pecado y la decadencia; anhelamos, dice Pablo, para la redención de nuestros cuerpos ( II Cor 5,4 ; Rom 8,19-24 ). Este cuerpo, deshonrado por el pecado y la muerte, será transformado por Cristo a ser como su cuerpo glorioso ( Fil 3,21 ). En un sentido espiritual que ya tenemos una anticipación de esta gloria en la medida en que estamos conformados por dentro a la imagen de Cristo y santificados por su Espíritu ( II Cor 3,18 ), pero Pablo enseña que el cuerpo no simplemente caer como una cáscara inútil , pero se transformará para participar de esta gloria también.

En tercer lugar, se siembra en asJenia , pero se crió en dunamei . ¿Qué tan bien Pablo sabía de debilidad! Afligido con una maldición corporal que era ofensivo para los demás y una carga para los que le rodean, Pablo encontró en su debilidad el poder de Cristo ( Gal 4,13-14 ; II Cor 12,7-10 ). Y en su pobre cuerpo que había sido lapidado, golpeado y azotado por el bien del evangelio, Pablo llevaba las marcas de Cristo, tanto es así que se atrevió a escribir “. . . en mi carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo. . . ‘ (Cal 1,24). Al igual que ‘fue crucificado en debilidad, pero vive por el poder de Dios “Cristo ( II Cor 13,4 ) así que Pablo anhelaba conocer el poder de la resurrección y espera con interés el día en que él también recibiría el cuerpo resucitado ( II Cor 5,1-4 ; Phil 3,10-11 ).

En cuarto lugar, se siembra un yucikon SWMA , pero resucitará pneumatikon ADS , por un yucikon SWMA Pablo claramente no significa un cuerpo hecho de yuch . Más bien al igual que Pablo usa frecuentemente sarkikoV para indicar, no la composición física de una cosa, pero su orientación, su principio dominante, por lo yucikoV también indica, no una composición, pero una orientación. En el Nuevo Testamento yucikoV siempre tiene una connotación negativa ( I Cor 2,14 ; Stg 3.15 ; Judas 19 ); lo que es yucikoV participa del carácter y la dirección de la naturaleza humana natural. Por lo tanto, el énfasis en yucikon SWMA no es que el cuerpo es físico, pero eso es natural de . En consecuencia, yucikon SWMA debe justamente a ser traducido “cuerpo natural; ‘ que significa nuestro presente cuerpo humano. Este es el cuerpo que se siembra. Pero se levantó una pneumatikon ADS . Y así como yucikon SWMA no significa un cuerpo hecho de yuch , tampoco SWMA pneumatikon significa un cuerpo hecho de pneuma . Si pneumatikon SWMA indica un cuerpo hecho de espíritu, entonces su contrario no sería un yucikon ADS , sino un sarkinon ADS . Para Pablo, yuch y pneuma no son sustancias fuera de las cuales cuerpos están hechos, pero los principios que dominan por el cual los organismos se dirigen. Prácticamente todos los comentaristas modernos están de acuerdo en este punto: Pablo no está hablando de un cuerpo enrarecido hecha de espíritu o éter;que quiere decir un cuerpo bajo el señorío y la dirección del Espíritu de Dios. El cuerpo presente se yucikon medida en que el yuch es su principio dominante (cf. anJrwpoV yucikoV I Cor 2,14 ). El cuerpo que ha de ser será pneumatikon , no en el sentido de una sustancia espiritual, pero la medida en que el pneuma será su principio dominante (cf. anJrwpoV pneumatikoVI Cor 2,15 ). Ellos no difieren qua ADS ; más bien se diferencian qua orientación. Por lo tanto, el análisis filológico conduce, en palabras de Clavier, a la conclusión de que ‘. . . le “corps pneumatique” est, en sustancia, le même corps, ce cuerpo de silla, mais CONTROLE par l’esprit, comme le fut le corps de Jésus-Christ.22 El contraste no es entre el cuerpo físico del cuerpo / no físico, sino entre / cuerpo orientado espiritualmente cuerpo orientado naturalmente. Por lo tanto, creo que es muy lamentable que el término pneumatikon ADS ha sido traducido por lo general “cuerpo espiritual”, porque esto tiende a ser muy engañoso, como explica Héring:

En français toutefois Traducciones littérale cuerpos spirituel risque de créer les pires malentendus. Coche la plupart des Lecteurs de langue française, Étant plus ou moins cartésiens consciemment, céderont a la Tendence d’identificador le spirituel avec l’inétendu et aussi naturellement avec l’im-pertrechos, ce qui va à l’encontre des idées pauliniennes et crée de plus une c ontradictio en adjecto; sans corps coche Que serait ONU étendue matière ni?23

Hering, por tanto, sugiere que es mejor traducir pneumatikon SWMA como lo contrario de cuerpo natural ( yucikon ADS ) como sobrenatural cuerpo. Aunque esto tiene la desventaja de ignorar la connotación de pneumatikoV como “Espíritu-dominado, ‘evita los malentendidos inevitables engendradas por” cuerpo espiritual “. Como Héring comenta con razón, este último término, entendido sustantivamente, es prácticamente una contradicción. De la misma manera, ‘cuerpo físico’ es realmente una tautología. Por lo tanto, natural del cuerpo / cuerpo sobrenatural es una mejor prestación del significado de Pablo aquí.

Habiendo descrito las cuatro diferencias entre el presente cuerpo y el cuerpo de resurrección, Pablo elabora la doctrina de los dos Adanes. Su declaración de que el primer Adán era zwsan eiV yuchn y el segundo zwopoioun pneuma eiV (v 45) debe entenderse a la luz de la discusión anterior. Al igual que Pablo no quiere decir Adán era un alma sin cuerpo, ni quiere decir Cristo se convirtió en un espíritu sin cuerpo. Eso estaría en contradicción con la doctrina de la resurrección de los ADS . Más bien estos términos se refieren de nuevo al cuerpo natural hecho en la creación y el cuerpo sobrenatural producido por la resurrección (cf. v 43b). En primer lugar tenemos nuestros cuerpos naturales aquí en la tierra como poseída por Adán, entonces tendremos nuestros cuerpos sobrenaturales en el siglo venidero como poseído por Jesús (vv 46, 49; cf. vv 20-23). El hecho de que la materialidad no es la cuestión aquí se pone de manifiesto en el v 47:

o prwtoV anJrwpoV ek ghv coikoV
o deuteroV anJrwpoV ex ouranou

Hay algo conspicuamente ausente en este paralelo entre a yucikon y al pneumatikon (v 46): el primer Adán es de la tierra, hecho de polvo; el segundo Adán es del cielo, sino que hizo de–?24 Es evidente que Pablo retrocede ante diciendo que el segundo Adán está hecho de sustancia celestial. El contraste entre los dos Adanes es su origen, no su sustancia. Por lo tanto, la doctrina de los dos Adanes confirma el análisis filológico. Luego viene una frase que ha causado grandes dificultades a muchos: “Te digo esto, hermanos, la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción” (v 50) ¿No indica esto claramente que el cuerpo resucitado será irrelevante? Jeremias ha tratado de escapar a esta conclusión el argumento de que “carne y sangre” se refiere a los que están vivos en la Parusía, mientras que el “perecederos” se refiere a los muertos en Cristo: Pablo quiere decir que ni vivos ni muertos, ya que son pueden heredar el reino de Dios, sino que debe ser transformado (v 51).25 Sin embargo, esto es poco probable, ya que requiere que v 50 ir con v 51. Pero no sólo v 50 parece ser un resumen del párrafo anterior, pero v 51 introduce un nuevo párrafo y un nuevo pensamiento, como es indicado por las palabras introductorias, ‘Lo! Te digo un misterio! y por el hecho de que algo nuevo y hasta ahora desconocido está a punto de ser comunicada. Ni necesidad uno adopte el expediente de Bornhauser que Pablo quiere decir carne y sangre decaerá en la tumba, pero se levantó los huesos.26 Este falsamente asume Pablo está hablando aquí de la anatomía. Más bien los comentaristas están de acuerdo en que “carne y sangre” es una expresión semítica típico que denota la frágil naturaleza humana.27 Destaca nuestra mortalidad débil sobre contra Dios; por lo tanto, la segunda mitad del v 50 es la elaboración de Pablo en otras palabras de exactamente el mismo pensamiento. El hecho de que el verbo está en singular también puede sugerir que Pablo no está hablando de los aspectos físicos del cuerpo, sino de una unidad conceptual: “la carne y la sangre no puede heredar. . . . ‘ En otra parte Pablo también emplea la expresión “carne y sangre” para significar simplemente “pueblo” o “criaturas mortales” ( Gal 1,16 ; Ef 6,12 ). Por lo tanto, Pablo no está hablando de la anatomía aquí; más bien, significa que los seres humanos mortales no pueden entrar en el reino eterno de Dios: por lo tanto, deben convertirse en incorruptible (cf. v 53). Esta inmortalidad no connota inmaterialidad o unextendedness; por el contrario, la doctrina de Pablo del mundo por venir es que nuestros cuerpos resucitados serán parte de, por así decirlo, una creación resucitado ( Rom 8,18-23 ). El universo será librado del pecado y la decadencia, no materialidad, y nuestros cuerpos wil1 ser parte de ese universo.

En el párrafo siguiente, Pablo le dice cómo se va a hacer. Cuando dice “No todos dormiremos, pero todos seremos transformados” (v 51), no está claro si él quiere decir con ‘todos’, ya sea los cristianos en general o los cristianos vivos en su tiempo (cf. I Tes 4,15, 17 ). Pero en cualquier caso, dos cosas son claras: (1) Pablo sostuvo que la transformación se llevaría a cabo de forma instantánea en el momento de la resurrección (v 52).. En esto se diferencia claramente de la Segunda Bar 50-51, que sostiene que la resurrección da los viejos cuerpos de nuevo que se transforman sólo después de la sentencia.28 la doctrina de Pablo es que somos resucitados incorruptibles y glorificados. (2) Para Pablo la resurrección es unatransformación, no un cambio. Klappert dibuja las distinciones muy bien:

Geht es también in der Auferstehung nach Paulus weder 1. um eine del Wiederbelebung, dh um eine del Neuschöpfung aus (!) Dem Alten, noch 2. um eine del Shöpfung aus dem Stern, dh um eine del Neuschöpfung anstelle (!) Des Alten, Sondern 3. um eine del Radikale Verwandlung des sterblichen Leibes, dh um eine del Neuschopfung un (!) alten dem. 29

En la resurrección del ‘ego’ de un hombre no cuerpos comercio. Más bien, el cuerpo natural se transforma milagrosamente en un cuerpo sobrenatural. La metáfora de la siembra y la crianza de los puntos del cuerpo a esto. De hecho, el concepto mismo de la resurrección implica esto, en un intercambio de cuerpos no habría nada que se crió. Cuando Pablo dice: “Todos seremos transformados, ‘que quiere decir los cuerpos tanto de la muerte y de la de estar igual. La doctrina de Pablo es que en la Parusía, los muertos se levantarán de sus tumbas transformados y que los que todavía están vivos también serán transformados (vv 51-52; I Tes 4,16-17 ). El concepto de un intercambio de órganos es una noción moderna peculiar.Para los Judios de la resurrección de los muertos se refería a los restos en la tumba, que se concibieron para ser los huesos.30 De acuerdo con su comprensión, mientras que la carne podrida, los huesos soportó. Fueron los huesos, por lo tanto, que fueron el tema principal de la resurrección. En esta esperanza, los Judios recogió cuidadosamente los huesos de los muertos en osarios después de que la carne se había descompuesto. Sólo en un caso en el que los huesos fueron destruidos, al igual que con los mártires judíos, hicieron de Dios la creación de un cuerpo de resurrección ex nihilo sido cuestionado. Es instructivo que en la cuestión de la resurrección, Jesús se puso de parte de los fariseos. Sostuvo que la tumba es el lugar donde reposan los huesos y que los muertos en las tumbas se elevaría ( Mateo 23,27 ; Juan 5,28 ). Es importante recordar, también, que Pablo era un fariseo y que Lucas identifica su doctrina de la resurrección con la de los fariseos. El lenguaje de Pablo es totalmente farisaico, y es poco probable que él debe emplear la misma terminología con un significado completamente diferente. Esto significa que cuando Pablo dice a los muertos serán resucitados incorruptibles, que quiere decir a los muertos en las tumbas. Como primer siglo Judio y fariseo que podría haber entendido la expresión de ninguna otra manera.

Por lo tanto, la hierba es simplemente equivocado cuando caracteriza a la resurrección como un intercambio, una re-creación, y no una transformación.31 erróneamente apelaciones a v 50; su afirmación de que Pablo no tiene interés en el vaciado de las fosas ignora las declaraciones claras de I Tes 4,16 (que a la luz de v 14, que probablemente se refiere, de acuerdo con la idea judía actual, a las almas de los difuntos, sólo puede tener referencia a los cuerpos en las tumbas) I Cor 15,42-44, 52 . ser intentos de fortalecer su caso con el argumento de que la relación del viejo mundo al nuevo es uno de aniquilación de recreación y esto es análogo a la relación de el cuerpo viejo a lo nuevo. Pero los textos de la hierba son principalmente no-Pauline ( Heb 1,10-12 ; Lc 13,31 ; Ap 6,14; 20,11; 21,1 ; II Pedro 3,10 ). Como hemos visto, la opinión de Pablo es una transformación de la creación ( Rom 8,18-23 ; cf. I Cor 7,31 ). Según Pablo es esta creación y este Cuerpo, que será entregado a partir de la esclavitud del pecado y la decadencia. Pablo, por lo tanto, cree que los cuerpos de los vivos en la Parusía se cambiarían, no descartan o aniquilados, y que los restos (los huesos?) De los cadáveres asimismo se transformarían.

Pero esto plantea a la vez la pregunta desconcertante: lo que ocurre con los cristianos que mueren antes de la Parusía? ¿Están simplemente extinguen hasta el día de la resurrección? La clave de la respuesta de Pablo se puede encontrar en II Cor 5,1-10 . Aquí la tienda terrenal = yucikon ADS , y el edificio de Dios = SWMA pneumatikon . ¿Cuándo recibimos la morada celestial? El lenguaje de la v 4 es irresistiblemente reminiscencia de I Cor 15,53-54 , que vimos referimos a la Parusía. Esto hace que sea evidente que la morada celestial no se recibe inmediatamente después de la muerte, sino en la Parusía. Es increíble que tenía Pablo cambió de opinión sobre el cadáver de la recepción de sus cuerpos de resurrección en la Parusía, no habría dicho a los corintios, pero continuó utilizando exactamente el mismo idioma. Si se recibieron de inmediato el cuerpo después de la muerte, no habría ninguna razón para que el miedo a la desnudez, y v 8 se convertiría ininteligible. En resumen, esto significaría que Pablo abandonó la doctrina de la resurrección de los muertos, pero sus cartas posteriores muestran que continuó manteniendo a la misma.

En I Corintios 15 Pablo no hablaba de un estado de desnudez; el mortal simplemente “poner en” ( endusasqai ) el inmortal. Pero en II Cor 5 habla del miedo a estar sin ropa y la preferencia para ser vestidos más ( ependusasqai ), como por la alta-ropa. Es evidente que Pablo está describiendo aquí perdiendo el cuerpo terrenal como ser despojado y de ahí desnuda. Él prefería no salir del cuerpo, sino que simplemente se transformó en la Parusía sin experimentar la desnudez de la muerte. En este sentido, la puesta en el nuevo cuerpo es como poner en la parte superior-ropa; es decir, uno no necesita desnudarse primero. Tomado en forma aislada, esto podría pensarse que implica que la resurrección es un intercambio de cuerpos, no una transformación; pero esto presiona la metáfora demasiado duro. Pablo no está tratando de ser técnico, como se desprende de su uso de lo común endusamenoi en v 3; y la noción de ‘ponerse’ no es incompatible con el concepto de transformación, como I Cor 15,53-54 deja claro. En efecto, la «puesta en” consiste precisamente en ser transformado. Ni el ecomenni el aiwnion de v 1 indica que ya existe el nuevo organismo; sino que expresan la certeza de la posesión futuro y la duración eterna posterior del nuevo órgano. La idea de que el nuevo organismo ya existe en el cielo es una noción imposible, que la idea de un inanimado pneumatikon SWMA , almacenado en el cielo hasta la Parusía, es una contradicción en los términos, ya que pneuma es la esencia y el origen de la vida misma. En lugar de I Cor 15 , entendemos que la morada celestial se crea en la Parusía a través de una transformación de la tienda terrenal, un punto oculto en cambio intencional de Pablo entre los dos en v 1, pero insinúa en v 4 (véase también Rom 8,10 -11, 18-23 ). Lo que Pablo quiere expresar por la metáfora es que prefería vivir hasta la parusía y ser cambiado que morir y ser descubierto antes de ser levantada.

La desnudez es así la desnudez del alma o espíritu de un individuo aparte del cuerpo, una descripción común en la literatura helenística. Esto se confirma en los versículos 6-9, donde Pablo contrasta estar en casa en el cuerpo y estar en casa con el Señor como condiciones mutuamente excluyentes. Pablo está diciendo que mientras estemos en este cuerpo natural suspiramos, no porque queremos salir del cuerpo a través de la muerte y existimos como un alma sin cuerpo, sino porque queremos ser transformado en un cuerpo sobrenatural, sin necesidad de pasar por el intermedio estado. Pero a pesar de la perspectiva inquietante de un tal estado intermedio, Pablo todavía piensa que es mejor estar lejos del cuerpo y con el Señor (8 v). Cristo hace la diferencia; por Pablo a las almas de los difuntos no están encerrados en cuevas o ataúdes hasta la hora de finalización como en apocalíptica judía, ni tampoco “sueño”: en lugar de ir a estar con Jesús y experimentar una comunión bienaventurada consciente con él (cf. Phil 1.21, 23 ) hasta que regrese a la tierra ( I Tes 4,14 ). Esto anula el miedo a la desnudez.

La doctrina de Pablo de la naturaleza del cuerpo resucitado ahora queda claro. Cuando un cristiano muere, su espíritu o alma consciente va a estar con Cristo hasta la Parusía, mientras que su cuerpo yace en la tumba. Cuando Cristo vuelva, en un solo instante los restos del cuerpo natural se transforman en un poderoso, glorioso e imperecedero cuerpo sobrenatural bajo el señorío completo y dirección del Espíritu y el alma de los difuntos se reunió simultáneamente con el cuerpo, y el hombre se eleva a la vida eterna. Entonces los que estén vivos serán transformados de manera similar, el viejo cuerpo cambió Intro, el nuevo y sin exess, y todos los creyentes irán a estar con el Señor.

Esta doctrina nos dice mucho acerca de la concepción de Pablo sobre el cuerpo resucitado de Cristo enseña. En ningún sentido dijo Pablo concebir el cuerpo resucitado de Cristo para ser inmaterial o no extendido. La noción de un cuerpo no extendido inmaterial parece ser una contradicción propia; la cosa más cercana a ella sería una sombra en el Seol, y esto ciertamente no era la concepción de Pablo del cuerpo de resurrección gloriosa de Cristo! Las únicas frases en la discusión de Pablo que podrían prestarse a una “desmaterialización” del cuerpo de Cristo son ” pneumatikon SWMA “y” la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios. ‘ Pero casi todos los comentaristas modernos de acuerdo en que estas expresiones no tienen nada que ver con la sustancialidad o anatomía, como hemos visto. Más bien, el primero habla de la orientación de la resurrección del cuerpo, mientras que el segundo se refiere a la mortalidad y la debilidad del cuerpo natural en contraste con Dios.

Así que es muy difícil entender cómo pueden persistir teólogos para describir el cuerpo resucitado de Cristo en términos de un espíritu invisible e intangible; parece que hay una gran laguna aquí entre exégesis y teología. Puedo estar de acuerdo con O’Collins cuando afirma, en este contexto, “el platonismo puede ser más resistente de lo que sospechamos.32 Con toda la mejor voluntad del mundo, es muy difícil ver cuál es la diferencia entre un no extendido, “cuerpo” inmaterial, espiritual y la inmortalidad del alma. Y esta vez no es ciertamente la doctrina de Pablo! Por lo tanto, el segundo argumento de apoyo para Jesús de tener un cuerpo resucitado puramente espiritual también falla.

Hemos visto, pues, que las tradiciones de la aparición de Jesús a Pablo no describen ese evento como una experiencia puramente visionaria; en los acompañamientos extra-mentales contrarios estaban involucrados. Pablo da ninguna pista firme sobre la naturaleza de ese aspecto; de su doctrina de la naturaleza del cuerpo resucitado, que en teoría podría haber sido tan físico como cualquier apariencia evangelio. Y Pablo insiste que fue un un ppearance, no una visión. Lucas considera el modo de aparición de Jesús a Pablo como único porque fue un encuentro posterior a la ascensión. Pablo mismo no da ninguna pista de que él consideraba la aparición a él para estar en forma alguna normativa para las otras apariciones o determinantes para una doctrina de la resurrección del cuerpo. Por el contrario, Pablo también reconoció que la aparición a él era una anomalía y se ejerció para llevarlo hasta el nivel de la objetividad y de la realidad de las otras apariciones. Además, Pablo concibe el cuerpo resucitado como un poderoso, glorioso, incorruptible, dirigida por el Espíritu cuerpo, creado a través de una transformación del cuerpo terrenal o los restos de los mismos, e hizo habitar el nuevo universo en el eschaton. El resultado de todo esto es la sorprendente conclusión de que la doctrina de Pablo de la resurrección del cuerpo es potencialmente más físico que el de los evangelios, y si el cuerpo resucitado de Cristo ha de ser concebido en cualquier menos de una manera física, esa calificación debe venir de la parte de los evangelios, no de Pablo.

Así que, aunque muchos teólogos tratan de jugar con el ‘Realismus massiven’ de los evangelios contra una doctrina paulina de un cuerpo de resurrección espiritual, tal razonamiento se basa en un malentendido fundamental y radical de la doctrina de Pablo. Uno no puede menos que sospechar que la verdadera razón para el escepticismo académico relativo a la historicidad de las apariciones del Evangelio es que, como se dijo Bultmann abiertamente, esto es ofensivo para ‘hombre moderno’, y que Pablo se ha hecho cómplice dispuesto en los intentos de los críticos para encontrar razones para apoyar una conclusión ya dictada por priori suposiciones filosóficas. Pero Pablo no va a permitir a sí mismo para ser puesto a este uso; una exégesis cuidadosa de la doctrina paulina es totalmente compatible con un cuerpo de resurrección física. Y, hay que decirlo, esto era cómo los cristianos del primer siglo al parecer le entiende, por las cartas de Ignacio Clemente y demostrar principios amplia aceptación de la doctrina de la resurrección física en las iglesias del primer siglo, incluyendo las propias iglesias donde Pablo mismo había enseñado. El suelo está por lo tanto cortar de debajo de los estudiosos que se oponen a la historicidad de los relatos de la resurrección evangelio debido a su fisicalismo.

Pero más que eso: dada la proximidad temporal y personal de Pablo a los testigos originales de las apariciones de la resurrección, la historicidad de la resurrección corporal de Jesús puede apenas ser negada. Para el fisicalismo de los evangelios no pueden ahora ser explicado como un desarrollo tardío legendario o teológico; por el contrario, lo que vemos de Pablo es que estaba allí desde el principio. Y si estaba allí desde el principio, entonces debe haber sido históricamente bien fundada – de lo contrario, se trata de una pérdida cómo explicar que los primeros testigos deben creer en ella. A pesar de que se repite constantemente que el fisicalismo de los evangelios es un anti-docética disculpa, apenas una sola pieza de evidencia se haya producido a favor de esta afirmación – afirmación y la mera no es una prueba. Hemos visto que tanto el contacto personal de Pablo y la proximidad temporal con los discípulos originales impide un desarrollo tardío de la noción de la resurrección física, que está implícito en la hipótesis anti-docética. Y la doctrina de Pablo difícilmente se puede explicar como una apología contra el docetismo, pues fue el craso materialismo de la doctrina judía de la resurrección que los oponentes corintios de Pablo probablemente amordazaron al ( I Cor 15,35 ), por lo que Pablo encontró necesario hacer hincapié en la transformación del cuerpo terrenal a un cuerpo sobrenatural. Una disculpa anti-docética habría sido contraproducente. Por lo tanto, la evidencia de Pablo se opone a que la resurrección física era un desarrollo de disculpa de los evangelios dirigidas a docetismo.

Pero esta consideración aparte, hay otras razones para pensar que en las narraciones evangélicas docetismo no está a la vista: (1) Para un Judio el término ‘resurrección’ muy implicaba una resurrección física del hombre muerto en la tumba. La noción de una “resurrección espiritual” no era simplemente desconocido; que era una contradicción en los términos. Por lo tanto, al decir que Jesús resucitó y apareció, los primeros creyentes deben haber entendido esto en términos físicos. Fue docetismo que era la respuesta a este fisicalismo, y no al revés. La resurrección física es, pues, primitiva y con anterioridad, el docetismo siendo la reacción después de la reflexión teológica y filosófica. (2) Por otra parte, tenían ‘apariencias’ puramente espirituales estado original, entonces es difícil ver cómo las apariencias físicas podría haber desarrollado. Para (a) el delito de docetismo luego sería eliminado, ya que los cristianos, también, que se cree en las apariencias puramente espirituales, y (b) la doctrina de la apariencia física habría sido contraproducente como una disculpa, tanto a Judios y paganos; a Judios porque no aceptan una resurrección individual dentro de la historia y de los paganos porque su creencia en la inmortalidad del alma no podría acomodar la crudeza de la resurrección física. Por tanto, la Iglesia habría conservado sus aspectos puramente espirituales. (3) Además, el docetismo fue dirigido principalmente a negar la realidad de la encarnación de Cristo ( I Juan 4,2-3 ; III Juan 7 ), no la resurrección física. Docetistas no estaban tan interesados ​​en negar la resurrección física como en negar que el divino Hijo murió en la cruz; por lo tanto, algunos celebró el Espíritu desertó del Jesús humano en la crucifixión, dejando el Jesús humano a morir y resucitar físicamente (Ireneo Contra las Herejías 1 . 26. 1). Una disculpa anti-docética dirigida a demostrar una resurrección física, por lo tanto pierde el punto completo. (4) Las manifestaciones de la corporalidad y la continuidad en los evangelios, así como el resto de la apariencia física, no eran adiciones redaccionales de Lucas o Juan, como se desprende de la comparación de Lucas 24,36-43 con Juan 20,19-23 (por lo que es incorrecto hablar, por ejemplo, de ‘Luke apologética contra el gnosticismo’), sino que eran parte de las tradiciones recibidas por los evangelistas. Docetismo, sin embargo, fue un desarrollo teológico más tarde, atestiguada en las cartas de Juan. Por lo tanto, los relatos evangélicos de la resurrección física tienden a ante-fecha en que el ascenso y la amenaza de docetismo. De hecho, ni siquiera todo después gnósticos negó la resurrección física (cf. Evangelio de Felipe, Carta de Santiago, y la Epístola de Rheginus). Es interesante que en el final añadió a Mark en realidad hay un cambio de pruebas materiales de la resurrección a la reprimenda verbal por parte de Jesús por la incredulidad de los discípulos. (5) Las manifestaciones mismos no evidencian la rigurosidad de una apología contra el docetismo. Tanto en Lucas y Juan no se dice que o bien los discípulos o Thomas realidad aceptaron la invitación de Jesús para tocarlo y demostrar que él no era un Espíritu. Contrastar las declaraciones de Ignacio que los discípulos no tocan físicamente a Jesús (Ignacio Ad Esmirna 3,2; cf.Epistula Apostolorum 11-12). Como ha dicho Schnackenburg, si una disculpa anti-docética estuvieron involucrados en los relatos del evangelio, más tendría que haber hecho que Jesús está simplemente mostrando las heridas.33 (6) El carácter incidental, fuera de la mano de la resurrección física en la mayoría de las cuentas muestra que el fisicalismo era una suposición natural o presupuesto de las cuentas, de manera consciente está haciendo no es un punto de disculpa. Por ejemplo, agarrar los pies de Jesús de las mujeres no es un punto polémico, pero sólo su respuesta de adoración. Del mismo modo, Jesús dice: ‘No me sostiene,’ aunque María no se dice explícitamente que lo han hecho; esto no es un esfuerzo consciente para probar una resurrección física. Las apariciones en la montaña y por el Mar de Tiberíades naturalmente presuponer un Jesús físico; sin puntos están tratando de ser anotado contra el docetismo. En conjunto, estas consideraciones sugieren fuertemente que las apariencias físicas no eran una disculpa al docetismo, pero siempre parte de la tradición de la iglesia; no hay una buena razón para dudar de que Jesús lo hizo, de hecho, muestran sus discípulos de que había sido levantado físicamente.

Y hay que decir que a pesar del desprecio de algunos teólogos de la concepción de los evangelios “de la naturaleza del cuerpo resucitado, que, no obstante, es cierto que como Pablo los evangelistas dirigir un curso de cuidado entre el materialismo bruto y la inmortalidad del alma. Por un lado, cada aspecto del evangelio de Jesús que se narra es un aspecto físico.34unanimidad Los evangelios ‘a este respecto es muy impresionante, especialmente en vista del hecho de que las historias de apariencia representan tradiciones en gran medida independientes; confirman la doctrina de Pablo que es el cuerpo terrenal que está resucitado. Por otro lado, los evangelios insisten en que la resurrección de Jesús no era simplemente la reanimación de un cadáver. Lázaro moriría de nuevo algún día, pero Jesús subió a la vida eterna ( Mt 28. 18-20 ; Lc 24,26 ; Juan 20,17 ). Y su cuerpo resucitado poseía poderes que ningún cuerpo humano normal posee. Así, en Mateo cuando el ángel abre la tumba, Jesús no ven fuera; más bien él ya se ha ido. Del mismo modo, en Lucas cuando los discípulos de Emaús lo reconocieron al partimiento del pan desaparece. La misma tarde Jesús se aparece a Pedro, millas de distancia, en Jerusalén. Cuando los discípulos de Emaús, finalmente unirse a los discípulos en Jerusalén esa noche, Jesús aparece de repente en medio de ellos. John dice que las puertas estaban cerradas, pero Jesús se puso en medio de ellos. Una semana después, Jesús hizo lo mismo. Muy a menudo los comentaristas hacen el error de afirmar que Jesús vino a través de las puertas cerradas, pero ni Juan ni Lucas dice esto. Más bien Jesús simplemente apareció en la habitación; contrastar los mitos paganos de dioses entrar en salas como la niebla a través del ojo de la cerradura (Homero Odisea 6. 19-20;homérica Himnos 3. 145)! Según los evangelios, Jesús en su cuerpo resucitado tenía la capacidad de aparecer y desaparecer a voluntad, sin tener en cuenta las limitaciones espaciales.

Muchos estudiosos han tropezado en casa de Lucas ‘un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo “, afirmando que esto es una contradicción directa a Pablo. De hecho, Pablo habla de “carne y hueso”, no “carne y hueso”. Es la diferencia significativa? Sin duda es! “La carne y la sangre”, como hemos visto, es una expresión semítica de la naturaleza humana mortal y no tiene nada que ver con la anatomía. Pablo está de acuerdo con Lucas en el aspecto físico de la resurrección del cuerpo. Pero por otra parte, tampoco es ‘carne y hueso’ pretende ser una descripción anatómica. Más bien, partiendo de la idea judía de que son los huesos que se conservan y se crió (Gen R 28.3; Lev R 18.1; Ecl R 12.5), la expresión connota la realidad física de la resurrección de Jesús. Michaelis escribe,

Wenn nach Lukas ein Geist weder Fleisch noch sombrero Knochen, der Auferstandene aber kein Geist ist, por lo besagt nicht das, dass der Auferstandene, mit der paulinischen zu Terminologie Reden, kein “pneumatisches (verklärtes, Himmlisches) Soma”, psychisches sondern ein “( natürliches, irdisches) Soma “habe. Mit Fleisch und in der Knochen lukanischen Aussage ist Vielmehr (wie zugeben werden muss, en kräftigen einem Ausdruck, den Paulus aber nicht unbedingt del als “lästerlich” empfunden haben musste) ausgedrückt das, fue Paulus mit dem Begriff “Soma” (Leib, Leiblichkeit) ausdrückt. Durch den Hinweis auf Fleisch und Knochen soll nicht der pneumatische Charakter dieses Soma bestritten, sondern morir Realität des Somatischen bezeugt werden. Auch Lukas steht, wie sich zudem aus der Gesamtheit der bei sich IHM findenen Hinweise ergibt (vgl 24.13ff;.. Apg 1.3), unter den Voraussetzung, dass es sich bei den Erscheinungen nur mit dem um Begegnungen Auferstandenen en cerquero verklärten Leiblichkeit handeln kann .35

El punto de la expresión de Jesús es para asegurar a los discípulos que se trata de una verdadera resurrección, en el sentido propio, judío de esa palabra, no una apariencia de un sin cuerpo pneuma . A pesar de que hace hincapié en la corporalidad, su énfasis principal no está en los constituyentes del cuerpo. Por lo tanto, ni Pablo ni Lucas hablan de la anatomía, y ambos están de acuerdo en el aspecto físico y la sobrenaturalidad del cuerpo resucitado de Jesús.

En conclusión, hemos visto que el argumento crítico diseñado para abrir una brecha entre Pablo y los evangelios es falaz. Ni el argumento a partir de la aparición a Pablo ni el argumento de la doctrina de Pablo sobre la resurrección del cuerpo sirve para establecer Pablo en contra de los evangelios. Todo lo contrario, hemos visto que las pruebas de Pablo sirve para confirmar las narraciones de la resurrección corporal de Jesús y que su fisicalismo es probablemente históricamente bien fundada, es decir los evangelios “, Jesús resucitó corporalmente de entre los muertos y parece físicamente a los discípulos . Y, por último, hemos visto que los evangelios presentan como Pablo una visión equilibrada de la naturaleza del cuerpo resucitado de Jesús. Por un lado, Jesús tiene un cuerpo – no es un alma sin cuerpo. Para los evangelios y Pablo por igual la encarnación es un estado permanente, no limitada a los 30 algunos años de la vida terrenal de Jesús. Por otra parte, el cuerpo de Jesús es un cuerpo sobrenatural. Debemos tener muy presente que para que los evangelios, así como Pablo, Jesús sube glorificado de la tumba. Los evangelios y Pablo están de acuerdo en que las apariciones de Jesús cesaron y que físicamente le ha dejado este universo por un tiempo indeterminado. Durante su ausencia física está presente a través del Espíritu Santo que actúa en su lugar. Pero algún día él personalmente volver al juez de la humanidad y establecer su reinado sobre toda la creación.

Notas

1 Esta investigación ha sido posible gracias a la generosa donación de la Fundación Alexander von Humboldt y se llevó a cabo en la Universität München y la Universidad de Cambridge. Los resultados completos de esta investigación aparecerán en dos próximos volúmenes, el argumento histórico de la resurrección de Jesús: su ascenso, decadencia. y contribución y la historicidad de la Resurrección de Jesús.

2 Hans Hierba, Ostergeschehen y Osterberichte (4ª ed .; Göttingen: Vandenhoeck y Ruprecht, 1970).

3 John E. Alsup, Las Historias de apariencia después de la resurrección del Evangelio-Tradición (Stuttgart: Calwer Verlag, 1975), 32.

4 Ibíd., 34.

5 Ibíd., 54.

6 Robin Scroggs, El Último Adán (Oxford: Basil Blackwell, 1966), 92-3.

7 Hierba, Ostergeschehen , 222.

8 Ibid., 219-20.

9 Véase ibid., 189-207.

10 Ibid., 229-32.

11 La destacada labor en este concepto, que sigo aquí, es Robert H. Gundry, Soma en Teología Bíblica (Cambridge: Cambridge University Press, 1976).

12 C. Rolsten, Zum Evangelium des Paulus und des Petrus (Rostock: Stiller, 1868); Hermann Lüdemann, Die Anthropologie des Apostels Paulus und ihre Stellung innerhalb cerquero Heilslehre (Kiel: Universitätsverlag, 1872); notablemente por lo que también Hans Conzelmann, Der erste Breve en morir Korinther (KEKNT 5; Göttingen: Vandenhoeck y Ruprecht, 1969), 335.

13 Véase la refutación de seis puntos en Gundry, Soma , 161-2.

14 Véase ibid, 122, 141. La mayoría de los textos de Gundry no son compatibles con el dualismo, sino simplemente aspectivalism.; pero cuando se aduce textos que contemplan claramente la separación de alma o espíritu y cuerpo en la muerte, entonces su argumento para el dualismo es fuerte y persuasiva.

15 Gundry, Soma , 50.

16 Robert Jewett, Términos Antropológicos de Pablo (AGAJY 10; Leiden: EJ Brill, 1971), 211.

17 Gundry, Soma , 167.

18 Ibíd., 80.

19 La enseñanza de Pablo es esencialmente la doctrina judía de cuerpos glorificados, según Johannes Weiss, Der erste Korintherbrief (9ª ed .; KEKNT 5; Göttingen: Vandenhoeck y Ruprecht, 1910), 345: WD Davies, Pablo y el judaísmo rabínico (2d ed; Londres: SPCK, 1965), 305-8; Ulrich Wilckens, Auferstehung (Stuttgart y Berlín: Kreuz Verlag, 1970), 128-31; Joseph L. Smith, ‘Resurrección Fe Hoy,’TS 30 (1969): 406.

20 En los diferentes tipos de carne, consulte el tratado Chullin 8. 1, donde el autor explica que no se puede cocinar carne en la leche, a menos que sea la carne de pescado o de langostas; las aves se puede establecer en la mesa con queso, pero no come con él. Ver también Davies, Paul, 306.

21 Cfr II Bar 51,1-10, donde la gloria de los justos parece ser un brillo literal como las estrellas ‘. Para Pablo la gloria de los justos parece significar majestad, el honor, la exaltación, etc., no tanto esplendor físico, que es un mero analógica. Véase José Coppens, ‘La glorificación céleste du Christ dans la théologie neotestamentaire et l’attente de Jésus,’ en Resurrexit (ed Édouard Dhanis; Roma:. Editrice Libreria Vaticana, 1974), 37-40.

22 R. Clavier, ‘Breves Remarques sur la noción de SWMA pneumatikon , ‘en el fondo del Nuevo Testamento y su Escatología (ed WD Davies y D. Daube, Cambridge:. Cambridge University Press, 1956), 361. A pesar de la evidencia filológica, Clavier va para un conocimiento sustancial de cuerpo espiritual por dos razones: (1) en la analogía de semillas / planta, la planta no es numéricamente idéntica a la semilla, y (2) I Cor 15,50. La primera razón es asombrosa, para la planta de duda es numéricamente idéntica a la semilla! Al pulsar la analogía tan lejos apoya la continuidad del cuerpo resucitado con el cuerpo terrenal. Clavier entiende mal tristemente v 50, como se desprende de su comentario de que Paul debería haber mencionado los huesos junto con carne y sangre.

23 Jean Hering, La épître estreno de Saint Paul aux Corinthiens (ed 2d, CNT 7; Neuchâtel, Suiza:. Delachaux et Niestlé, 1959), 147.

24 O, alternativamente, el primer Adán es hecho del polvo de la tierra; el segundo Adán es del cielo. El primero habla de constitución, el segundo de origen. Ver también TWNT ,, sv pneuma , “por Kleinknecht, et. al.

25 Joachim Jeremias, “” La carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios “(I Cor XV 50..), ‘ NTS 2 (1955-6): 151-9.

26 Karl Bornhauser, Die Toten Gebeine der (BFCT 26; Gütersloh: C. Bertelsmann, 1921), 37.

27 Se encuentra en Mateo 16,17 ; Gal 1,16 ; Ef 6,12 ; Heb 2,14 ; véase también Sir 14.18 y las referencias en Hermann L. Strack y Paul Billerbeck, eds,. Comentario zum Neuen Testamento aus Talmud y Midrasch (5 ed, 6 vols .; München:. CH Beck, 1969), 1: 730-1, 753. La palabra semita par sarx kai AIMA es atestiguado por primera vez en Eccelesiasticus 14.18; 17.31 y ocurre con frecuencia en los textos rabínicos, parábolas rabínicas sobre todo, como

28 De acuerdo con Baruch los viejos cuerpos resucitan a los efectos de reconocimiento, que conozcan los vivientes que los muertos se han planteado. Pero para Pablo, los creyentes, como Cristo, salen glorificados de la tumba.

29 Berthold Klappert, “Einleitung”, en Diskussion um Kreus und Auferstehung (ed idea; Wuppertal:. Aussaat Verlag, 1971), 15.

30 Véase Bornhauser, Gebeine ; CF Evans, la resurrección en el Nuevo Testamento (SBT 2/12; Londres: SCM, 1970), 108; Walther Grundmann, Das Evangelium nach Lukas (octava ed, THKNT 3; Berlin:. Evangelische Verlagsanstalt, 1978), 451.

31 Hierba, Ostergeschehen , 154.

32 Gerald O’Collins, La Pascua de Jesús (Londres: Darton, Longman & Todd, 1973), 94.

33 Rudolf Schnackenburg, Das endnotes_txt (3 vols, 2ª ed, HTKNT 4; Freiburg:.. Herder, 1976), 3: 383. Esto va tanto para la aparición de los Doce y Thomas, argumenta.

34 A pesar de que algunos críticos han querido interpretar la apariencia cima de la montaña de Mateo como una visión celestial similar a Pablo, este intento parece inútil. Mateo considera claramente la aparición de Jesús a ser física, como se desprende de su aparición a las mujeres ( 28,9 Mt, 10 ) y su puesta en servicio de los discípulos. Incluso en el aspecto sí, hay señales de lo físico: adorar a Jesús los discípulos recuerda el acto de las mujeres en la v 9 y no se adapta bien un aspecto celestial; y Jesús la venida hacia la discípulos ( proselqwn ) parece indicar de manera decisiva una apariencia física.

35 Wilhelm Michaelis, Die Erscheinungen der Auferstandenen (Basilea: Heinrich Majer, 1944), 96.

Read more: http://www.reasonablefaith.org/the-bodily-resurrection-of-jesus#ixzz3e7PICkRt

Anuncios

Un pensamiento en “LA RESURRECCIÓN CORPORAL DE JESÚS

  1. Es increíble que después de más de 6000 años no hayamos comprendido el poder de El Creador. Todo está resumido en nuestro cerebro, la fuente total.
    Sabemos que los humanos solo usamos cuando mucho un 10 % de nuestra capacidad mental, o, si se prefiere, de nuestro cerebro; y los alcances de este 10% nos ha puesto en la luna y se piensa en mandar gente al planeta Marte.
    El día que nuestra mente trabaje al 100% de su capacidad, seremos capaces de desmaterializarnos; y de viajar, por ejemplo, desde donde estemos, al lugar que escojamos, en cuestión de instantes. Amor y Paz

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s