“EN EL SEÑOR”

Resultado de imagen para jesús el cristo

Romanos 16:2 que la recibáis EN EL SEÑOR, como es digno de los santos, y que la ayudéis en cualquier cosa en que necesite de vosotros; porque ella ha ayudado a muchos, y a mí mismo.

Romanos 16:8 Saludad a Amplias, amado mío EN EL SEÑOR.

Romanos 16:11 Saludad a Herodión, mi pariente. Saludad a los de la casa de Narciso, los cuales están EN EL SEÑOR.

Romanos 16:12 Saludad a Trifena y a Trifosa, las cuales trabajan EN EL SEÑOR. Saludad a la amada Pérsida, la cual ha trabajado mucho EN EL SEÑOR.

Romanos 16:13 Saludad a Rufo, escogido EN EL SEÑOR, y a su madre y mía.

Romanos 16:22 Yo Tercio, que escribí la epístola, os saludo EN EL SEÑOR.

1 Corintios 1:31 para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese EN EL SEÑOR.

1 Corintios 4:17 Por esto mismo os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado y fiel EN EL SEÑOR, el cual os recordará mi proceder en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias.

1 Corintios 7:22 Porque el que EN EL SEÑOR fue llamado siendo esclavo, liberto es del Señor; asimismo el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo.

1 Corintios 7:39 La mujer casada está ligada por la ley mientras su marido vive; pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea EN EL SEÑOR.

1 Corintios 9:1 ¿No soy apóstol? ¿No soy libre? ¿No he visto a Jesús el Señor nuestro? ¿No sois vosotros mi obra EN EL SEÑOR?

1 Corintios 9:2 Si para otros no soy apóstol, para vosotros ciertamente lo soy; porque el sello de mi apostolado sois vosotros EN EL SEÑOR.

1 Corintios 11:11 Pero EN EL SEÑOR, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón;

1 Corintios 15:58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo EN EL SEÑOR no es en vano.

1 Corintios 16:19 Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho EN EL SEÑOR.

2 Corintios 2:12 Cuando llegué a Troas para predicar el evangelio de Cristo, aunque se me abrió puerta EN EL SEÑOR,

2 Corintios 10:17 Mas el que se gloría, gloríese EN EL SEÑOR;

Gálatas 5:10 Yo confío respecto de vosotros EN EL SEÑOR, que no pensaréis de otro modo; mas el que os perturba llevará la sentencia, quienquiera que sea.

Efesios 1:15 Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe EN EL SEÑOR Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos,

Efesios 2:21 en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo EN EL SEÑOR;

Efesios 4:1 Yo pues, preso EN EL SEÑOR, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,

Efesios 4:17 Esto, pues, digo y requiero EN EL SEÑOR: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,

Efesios 5:8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz EN EL SEÑOR; andad como hijos de luz

Efesios 6:1 Hijos, obedeced EN EL SEÑOR a vuestros padres, porque esto es justo.

Efesios 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos EN EL SEÑOR, y en el poder de su fuerza.

Efesios 6:21 Para que también vosotros sepáis mis asuntos, y lo que hago, todo os lo hará saber Tíquico, hermano amado y fiel ministro EN EL SEÑOR,

Filipenses 1:14 Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo EN EL SEÑOR con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor.

Filipenses 2:19 Espero EN EL SEÑOR Jesús enviaros pronto a Timoteo, para que yo también esté de buen ánimo al saber de vuestro estado;

Filipenses 2:24 y confío EN EL SEÑOR que yo también iré pronto a vosotros.

Filipenses 2:29 Recibidle, pues, EN EL SEÑOR, con todo gozo, y tened en estima a los que son como él;

Filipenses 3:1 Por lo demás, hermanos, gozaos EN EL SEÑOR. A mí no me es molesto el escribiros las mismas cosas, y para vosotros es seguro.

Filipenses 4:1 Así que, hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes EN EL SEÑOR, amados.

Filipenses 4:2 Ruego a Evodia y a Síntique, que sean de un mismo sentir EN EL SEÑOR.

Filipenses 4:4 Regocijaos EN EL SEÑOR siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!

Filipenses 4:10 En gran manera me gocé EN EL SEÑOR de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad.

Colosenses 3:18 Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene EN EL SEÑOR.

Colosenses 4:7 Todo lo que a mí se refiere, os lo hará saber Tíquico, amado hermano y fiel ministro y consiervo EN EL SEÑOR,

Colosenses 4:17 Decid a Arquipo: Mira que cumplas el ministerio que recibiste EN EL SEÑOR.

1 Tesalonicenses 3:8 porque ahora vivimos, si vosotros estáis firmes EN EL SEÑOR.

1 Tesalonicenses 4:1 Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos EN EL SEÑOR Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más.

1 Tesalonicenses 5:12 Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden EN EL SEÑOR, y os amonestan;

2 Tesalonicenses 3:4 Y tenemos confianza respecto a vosotros EN EL SEÑOR, en que hacéis y haréis lo que os hemos mandado.

Filemón 1:16 no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como EN EL SEÑOR.

Filemón 1:20 Sí, hermano, tenga yo algún provecho de ti EN EL SEÑOR; conforta mi corazón EN EL SEÑOR.

Apocalipsis 14:13 Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren EN EL SEÑOR. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.