AHORA SOMOS HIJOS DE DIOS

Resultado de imagen para ahora mismo

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

El Apóstol Juan dice claramente que los fieles ya somos hijos de Dios, una sublime verdad que los Testigos de Jehová y algunos pocos ex-Testigos de Jehová (unos 4 gatos) niegan tajantemente para la grande muchedumbre…¡al menos para estos tiempos!

Pero veamos lo que dice la Biblia, y no las locas elucubraciones de los hombres, en cuanto a este asunto vital:

San Juan dice en 1 Juan 3:2, lo que sigue: ”Amados, AHORA SOMOS HIJOS DE DIOS, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es”.

Y Pablo dice en Romanos 8:16, como sigue:  ”El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que SOMOS HIJOS DE DIOS”.

Observe que AHORA, no mañana, no en el reino, no después del reino, sino HOY, HOY, HOY, ya somos hijos de Dios, lo que significa  que Dios ya nos ha demostrado su gran amor por nosotros, los fieles ungidos, al adoptarnos como Sus hijos, tal como lo dice Juan en 1 Juan 3:1: “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos LLAMADOS HIJOS DE DIOS; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él”.

Es muy claro que Dios nos llama  a los fieles como ”Sus hijos” AHORA, y como dije antes, Dios nos demuestra su gran amor por nosotros al adoptarnos dentro de su núcleo familiar. Es claro, por otro lado, que Dios no hace acepción de personas, ya que todos los que se le acercan a él contritos y humillados no los rechaza, sino que los recibe como un Padre recibe a un hijo pródigo para que se integre a su núcleo familiar.

Romanos 2:11: porque no hay ACEPCIÓN de personas para con Dios.

Es increíble que los Testigos de Jehová, y algunos otros por allí que se dicen cristianos, sostengan que sólo una minoría de los creyentes son hijos de Dios, en tanto que una gran mayoría aún no. Es como decir que Dios demuestra su gran amor por un grupo pequeño de sus fieles, y no por todos los que lo  adoran. Esto simplemente no tendría ningún sentido. ¿Será acaso que sólo una minoría de sus fieles le obedecen bien como para merecer ser sus hijos y el resto no? ¿Por qué no habría Dios de reconocer a todos sus adoradores como hijos suyos, si supuestamente todos son obedientes a sus mandamientos?

Sí, mis hermanos y amigos, AHORA mismo somos hijos de Dios porque nos hemos reconciliado con Dios a través de la fe en su Hijo. Esto le dice Pablo a los Gálatas:

Gálatas 3:26: “Pues TODOS (No sólo 144,000 personas) sois HIJOS DE DIOS por la fe en Cristo Jesús”

Ahora tenemos Su Espíritu Santo el cual nos hace ser distintos a los demás, porque de él recibimos frutos y dones que el mundo no puede recibir, como dice Jesús en el siguiente versículo:

Juan 14:17: el Espíritu de verdad, al cual EL MUNDO NO PUEDE RECIBIR, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

Nosotros ahora tenemos el Espíritu Santo en nosotros que nos brinda amor, gozo, paz, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza. Si no somos ungidos por su Espíritu sencillamente aún estamos muertos en vida.

 Efesios 2:5: aun estando nosotros muertos en pecados, NOS DIO VIDA juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),

A.- HE AQUÍ LO QUE RECIBIMOS POR SER HIJOS DE DIOS:

1.- Recibimos  la guía del Espíritu Santo

Romanos 8:14: Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos sonHIJOS DE DIOS.

2.- Seremos semejantes a Cristo

1 Juan 3:2: Amados, ahora somos HIJOS DE DIOS, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

3.- Tenemos esperanza de Resucitar para vida

Romanos 8:11: Y si EL ESPÍRITU DE AQUEL que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

4.- Tenemos la Esperanza de reinar con Cristo

Romanos 8:17: Y SI HIJOS, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

B.- LOS PELIGROS QUE ACARREA NO SER HIJOS DE DIOS:

1.- Perder la adopción y la redención de nuestros cuerpos

Romanos 8:23: y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la REDENCIÓN de nuestro cuerpo.

2.- Recibir la ira de Dios por ser hijos de desobediencia

Efesios 5:5,6: Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los HIJOS DE DESOBEDIENCIA.

3.- Continuar en las tinieblas espirituales

Juan 8:44: Vosotros sois de vuestro PADRE EL DIABLO, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

Efesios 5:8: Porque en otro tiempo erais TINIEBLAS, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz.

1 Tesalonicenses 5:5: Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos (hijos) de la noche ni de las TINIEBLAS.

1 Juan 1:5: Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas TINIEBLAS en él.

Noten que Dios es luz, y nosotros somos hijos de luz, lo que quiere decir que todos los fieles somos ‘hijos de Dios’, puesto que ya no andamos en tinieblas como aquellos que no son sus hijos.

 La Biblia dice que muchos hijos serán llevados a la gloria, no meramente una cantidad pequeña. Esto está revelado en Hebreos 2:10: “Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar MUCHOS HIJOS a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos”.

Los que alcanzarán esa gloria como Hijos de Dios son todos aquellos que han respondido al evangelio, pues así lo dice Pablo en 2 Tesalonicenses 2:14: “A lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la GLORIA de nuestro Señor Jesucristo”. ¿Creyó usted en el único evangelio salvador cuando lo oyó de un siervo del Señor? Si la respuesta es que sí, entonces usted será glorificado con Jesucristo, como Hijo de Dios. Así de clara es la cosa, estimados amigos. Aquí no hay “fórmulas mágicas” o “recetas humanas” para convertirse en hijos de Dios.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s