LOS VERDADEROS HEREDEROS Y SOBERANOS DEL MUNDO VENIDERO DE JUSTICIA

La razón por la cual Dios nos adopta como sus hijos es para que podamos ser sus herederos. Dios es el dueño del mundo, y él desea compartirlo con sus hijos leales, empezando con Su Hijo unigénito, Jesucristo, y luego nosotros, sus otros hijos (adoptados) que coheredaremos con él.

Anuncios