EL REINO DE DIOS ES LA META VERDADERA DE LOS CRISTIANOS

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

El Reino de Dios es todavía la META de la iglesia, la cual está aún delante de nosotros, alentándonos a ser perseverantes y firmes para alcanzarla si corremos duro y parejo como buenos atletas de Cristo que están en un excelente estado espiritual y moral.

Jesús mismo reconoció que sus seguidores han dejado todo—¿por qué causa? …¡por causa del reino! Estas son sus palabras: “Y él les dijo: De cierto os digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el REINO de Dios“. Así que lo que debe atraer a los verdaderos cristianos a seguir a Jesús es EL REINO DE DIOS (el lugar donde alcanzaremos la “eterna juventud y la felicidad duradera”). Es el premio más valioso que redundará en la salvación de nuestras almas, es decir, la obtención de la vida eterna  con toda la familia de Dios en la nueva tierra.

Sus propios discípulos le preguntaron a Jesús cuál sería su premio final por haberlo dejado todo por él, y Jesús les dijo: “De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna” (Mateo 19:27-29). Claramente Jesús les ofrece a sus apóstoles y demás seguidores una participación en su reino como coherederos y reyes, y por supuesto, la ansiada vida eterna.

El apóstol Pedro mismo presentó el reino de Dios como la meta cristiana, y  por la que los creyentes debían crecer y madurar, espiritualmente hablando. Estas son sus palabras:

“Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra: Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo (2 Pedro 1:1-11).

Nótese que el apóstol Pedro dice que ‘de esta manera’ (es decir, añadiendo a la fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor) os será otorgada AMPLIA Y GENEROSA ENTRADA— ¿A DÓNDE? ¡EN EL REINO ETERNO DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR JESUCRISTO! (2 Pedro 1:1-11). ¿Entiende ahora cuál es la meta cristiana? ¿Comprende ahora cómo puede lograr alcanzar la meta o el premio?

Por su lado, el apóstol Pablo dice: “Prosigo a la META, al PREMIO del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil. 3:14). ¿Y cuál llamamiento es ése QUE SERÍA EL PREMIO DE PABLO Y DE LOS CRISTIANOS? El mismo Pablo lo responde, así: “y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os LLAMÓ a su REINO y GLORIA (1 Tesalonicenses 2:12). Y además él dijo en dijo 2 Tesalonicenses 1:5: “Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del REINO de Dios, por el cual asimismo padecéis.  Sí, mis amigos, nuestro llamado y nuestros padecimientos por Cristo son para hacernos dignos herederos del Reino de Dios. ¡Más claro no puede estar!

Así que aunque muchos se sorprendan, la meta de la carrera cristiana no es el cielo, sino el reino de los cielos, o también llamado “El reino de Dios” que se restaurará en la tierra cuando Cristo vuelva (Mt. 25:31,34).

Los Apóstoles mismos esperaban alcanzar la meta en que aquella misma generación en que vivían, por eso ellos le preguntaron a Jesús si sería restaurado el reino de Dios en sus días (Hechos 1:3,6,7). Era, de hecho su anhelo ardiente, pues aquello significaría el cumplimiento de todas las promesas que Dios hizo a los padres (el pacto Abrahamico y Davídico, en particular) y la obtención de la salvación y la vida eterna definitivas.

Más sobre el Reino en:

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

www.eladaliddelaverdad.over-blog.es

 

GEORGE LUCAS PRODUCTIONS: EL RAPTO SECRETO DE LA IGLESIA

   Por Ing° Mario A Olcese (Apologista)   

Introducción 

Tal vez una de las enseñanzas más populares de estos tiempos en relación a la escatología bíblica se refiere al llamado “rapto secreto” de la iglesia. Los promotores de esta novedosa doctrina ficción estilo STAR WARS son los llamados “evangélicos dispensacionalistas”. Estos enseñan que el Seño Jesucristo vendrá secretamente a esta tierra para raptar a los santos cristianos a fin de protegerlos de la espantosa gran tribulación mencionada en Mateo 24:21. En este sentido creen que se producirán “desapariciones misteriosas” de hombres y mujeres en la tierra, creando desconcierto y confusión entre los hombres. Añaden que el Señor Jesucristo volverá —por tercera vez— y visiblemente con sus santos que fueron “raptados” por él de la tierra unos años antes, y entonces ejecutará juicio sobre el mundo impío y rebelde y destruirá al anticristo y a todos sus seguidores (la ira divina). Como cristianos fieles a la Biblia, nos vemos en la obligación de alertar a los hombres y prevenirlos acerca de la existencia de falsos maestros que siguen promoviendo falsas doctrinas y falsas expectativas ajenas a la Palabra y a la revelación de Dios. ¿Rapto o Arrebatamiento? El vocablo para la palabra ἁρπάζω (har-pad’-zo) —‘arrebatados’— que aparece en 1 Tesalonicenses 4:17 insinúa que la acción es rápida o enérgica. La traducción proporciona la idea de un arrebato repentino, rápido, enérgico pero no necesariamente secreto. Los que dicen que har-pad’-zo denota un rapto secreto y una desaparición misteriosa están torciendo el verdadero sentido de la palabra Griega en cuestión.  Jesús nunca habló de una venida secreta u oculta para el mundo inconverso. Es todo lo contrario como lo veremos más adelante. ¿Cuándo se originó la doctrina del “Rapto Secreto”? La idea del “rapto secreto” de los santos fue totalmente desconocida por la iglesia Cristiana antes del siglo XVI. José Ribera, el cardenal Bellarmine y Alcázar, sacerdotes jesuitas del siglo XVI, fueron los primeros en promulgar esta extraña doctrina, y aun ellos mismos no la comprendían. Pero no fue hasta el año de 1830 que tomó el giro que tiene hoy (Cyclopedia of Biblical, Theological, and Ecclesiastical Literature, McClintock y Strong-artículo: Anticristo) (Heralds of the Dawn, John A Anderson, MD.)

En segundo lugar, es falso que Cristo regrese por segunda vez en “dos fases” como suponen los evangélicos dispensacionalistas. No encontramos en la Biblia ninguna promesa de que nuestro Señor volverá secretamente para su iglesia, y luego públicamente para volcar toda su ira sobre el anticristo y los impíos en general. Los discípulos le preguntaron a Jesús: “Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida (singular), y del fin del mundo? (Mateo 24:3). Jesús no dijo nada de su venida en dos fases, ¡ni sus discípulos lo supieron!

En tercer lugar, Jesús dijo que antes de su venida o regreso, se presentarían falsos cristos, guerras internacionales, hambres, pestilencias, y terremotos por doquier. También habló de que la Iglesia sufriría persecución, tribulación, y aun la muerte misma (Mateo 24:4-9). ¡Todo esto ocurre antes del regreso de Cristo! Entonces, ¿cómo puede haber predicadores que enseñen exactamente lo contrario? ¡La iglesia definitivamente experimentará la gran tribulación!

También Cristo advirtió a sus discípulos de no caer en el engaño creyendo que su venida sería diferente de cómo él la predijo. He aquí las palabras de Jesús que dicen: “Entonces, si alguno os dijere: Mirad, está aquí en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, (y podríamos añadir, ‘mirad, viene secretamente e invisiblemente’) no lo creías” (Mateo 24:26). ¡Nuestro Señor no vendrá privadamente o secretamente para algunos privilegiados, sino que vendrá visiblemente para todo ojo (Apo. 1:7).

En cuarto lugar, contrario de lo que suponen los dispensacionalistas, Cristo vendrá con gran estruendo, “como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente” (Mateo 24:27). Acá Jesús no dijo nada de una tercera venida visible para todo el mundo impío.

En quinto lugar, Jesús dijo que en su único regreso, el cual evidentemente no será en secreto, las tribus de la tierra se lamentarán al ver al Hijo del Hombre viniendo con poder y gloria (Mateo 24:30).

En sexto lugar, el mundo entero no sólo será testigo del retorno de cristo, sino que verá el arrebatamiento de la iglesia a las nubes del cielo (Mateo 24:30,31). No hay ningún pasaje en la Biblia que enseñe que dicho arrebatamiento será en secreto, ¡ni uno siquiera! Pero en cambio todo el capítulo 24 de Mateo nos indica que será todo lo contrario.

En séptimo lugar, Cristo Jesús arrebatará a su iglesia después de que haya ocurrido la gran tribulación y no antes, como mal suponen los evangélicos dispensacionalistas. Dice nuestros Señor así: “E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá…entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus escogidos (los creyentes fieles) de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro” (Mateo 24:29-31). ¡Cuán claro es todo cuando leemos el contexto!

El octavo lugar, en cuanto a la afirmación en relación a los santos que acompañan a nuestro Señor en su venida, ciertamente no son los santos cristianos. La evidencia la encontramos en la Biblia, precisamente en las mismas palabras de nuestro Señor cuando dijo: “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria” (Mateo 25:31). Son los santos ángeles que vendrán del tercer cielo con Jesús, ¡no los cristianos supuestamente “raptados” antes de la gran tribulación!

En noveno lugar, la Biblia no le promete al creyente una vida sin tribulaciones o problemas. El Apóstol Pablo dijo: “Es necesario que a través de muchas tribulaciones (incluyendo ‘la gran tribulación’) entremos en le reino de Dios”. Por ello también leemos en las Escrituras, las palabras del Apóstol Pedro, quien dijo: “Y si el justo con dificultad se salva, ¿en dónde aparecerá el impío y el pecador?” (1 pedro 4:18).

En décimo lugar, es cierto que Dios protegió a Noé, a Lot, a Daniel y a sus amigos, a los cristianos en el asedio romano en el 70 DC, etc. Sin embargo, ninguno de ellos fue retirado de la tierra al cielo para ser salvaguardados de la tribulación. Ellos tuvieron que pasar la prueba en la misma tierra, escapando a tiempo de los juicios de Dios. No obstante, así como los primeros cristianos tuvieron que padecer los más viles castigos y probar su fe hasta la muerte, del mismo modo los cristianos del tiempo final tendrán que padecer por su fe a manos del anticristo. Muchos podrán terminar hasta decapitados a causa de su fe (Apocalipsis 20:4).

Las evidencias demuestran que el mundo entero estará pasando por una gran tribulación que probará a los creyentes de manera definitiva. Tener una falsa esperanza de seguridad para escapar al cielo de los juicios divinos es peligroso. Algunos dejarían de velar, de crecer espiritualmente, de leer las profecías, y de no temerle a Dios y a su ira por una falsa seguridad de ser raptados al cielo antes del gobierno tiránico del anticristo.

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)  ………………….

¡MUCHO CUIDADO CON ESPIRITUALIZAR EL EVANGELIO DEL REINO PREDICADO POR SU MAJESTAD, EL REY JESUCRISTO!

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista) 

El asunto del Reino de Dios

El tema del reino de Dios parece seguir suscitando discrepancias y acalorados debates entre los cristianos contemporáneos por las distintas interpretaciones que se hacen de algunas de las más cruciales declaraciones de Jesús sobre el tema. Hay quienes creen que el reino de Dios ya vino hace dos mil años y que está presente como la iglesia de Cristo, o simplemente como el “reinado de Cristo en el corazón de los creyentes”. Otros creen que el reino es presente y futuro a la vez, es decir, que éste ya vino en alguna medida con Cristo y en su ministerio, pero que será consumado en el futuro con el reinado personal y visible de Cristo desde Jerusalén sobre todas las naciones.

Hay hermanos que creen que el reino de Dios ya está en la tierra, y que los cristianos ya han entrado en el reino de Dios (supuestamente la iglesia) por el bautismo (Juan 3:3.5). Es decir, estos cristianos no creen que el reino de Dios tenga otro aspecto que es futuro o escatológico, a pesar de que el Señor Jesús habló claramente del carácter escatológico de su reino en pasajes como Mateo 25:31,34; Hechos 1:6,7; Mateo 26:29; Marcos 14:25; Lucas 13:29; Lucas 19:11,12,15; Lucas 22:16; Lucas 22:18.

También es necesario señalar que hay un buen número de cristianos que cree que el reino de Dios, o también llamado: “el reino de los cielos”, es el cielo mismo donde Dios y Su Hijo moran con los ángeles de su poder. Pero si esto es verdad, entonces reemplacemos la palabra reino por cielo en la frase “Reino de los cielos” y obtendremos: “Cielo de los cielos”, lo cual no tiene mucho sentido que digamos. Pero si tomamos la locución “Reino de los cielos” como que es “de Dios” (=Reino de Dios), la cosa cambia.

El reino de los Dominionistas

Un grupo de cristianos llamados “dominionistas” creen que Cristo no volverá a la tierra hasta que su reino o iglesia haya conquistado todo el mundo y haya traído la paz y la justicia a todos los pueblos. Estos creen que es la responsabilidad y tarea de la iglesia el llevar a cabo la restauración de todas las cosas antes de la venida de Cristo. En ese sentido consideran que los cristianos deben involucrarse en el poder temporal para lograr esos cometidos, poniendo en práctica las leyes del Antiguo Testamento con mano dura, castigando sin misericordia el pecado. Este reinado se cree que durará mil años,  o mucho más, y que luego Cristo volverá a la tierra.

El dominionista James Kennedy, dijo: “Como vice regentes de Dios, nos toca imponer Su verdad y Su voluntad en toda esfera de nuestra sociedad y mundo, y ejercer Su dominio e influencia en nuestros barrios, escuelas, en nuestro gobierno… en el cine y la televisión, en la prensa, en nuestras actividades científicas, en fin, en todo aspecto e institución de la sociedad humana” (Christan Science Monitor, 16 de marzo de 2005).

Esta interpretación del reino de Cristo llevó a Mr. George Bush, el ex presidente de los E.U, a arremeter duramente contra aquellas naciones supuestamente terroristas y enemigas del cristianismo. Los creyentes cristianos, muchos de ellos de corte pentecostal, son dominionistas aun sin saberlo. 

Pues bien, como en repetidas ocasiones he venido sosteniendo, el reino de Dios sólo será establecido por Cristo en su segunda venida, pues así lo manifestó el Señor mismo en Mateo 25:31,34, y en otros pasajes de las Sagradas Escrituras. Así que sostener que el reino de Dios debe ser realizado o consumado por los esfuerzos denodados de la iglesia, no tiene sustento alguno en las Escrituras, ya que Jesús previó que sus seguidores serían más bien odiados, perseguidos y hasta asesinados por causa de su nombre y de su mensaje del reino (Mateo 10:22; 24:9; Apo. 20:4; Apo. 6:9). De modo que la corriente pre-milenialista es la que se ajusta más acertadamente a las enseñanzas de Jesús y no la postmilenialista (dominionista), y menos aún, la corriente amilenialista.

El Reino de Dios como la meta de la iglesia

El Reino de Dios es todavía la META de la iglesia, la cual está aún delante de nosotros, alentándonos a ser perseverantes y firmes para alcanzarla si corremos duro y parejo como buenos atletas de Cristo que están en un excelente estado espiritual y moral.

El apóstol Pedro mismo presentó el reino de Dios como la meta por la cual los creyentes debían perseverar y crecer en la fe. Estas son sus palabras:

“Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra: Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo (2 Pedro 1:1-11).

Nótese que el apóstol Pedro dice que ‘de esta manera’ (es decir, añadiendo a la fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor) os será otorgada AMPLIA Y GENEROSA ENTRADA—EN DÓNDE? ¡EN EL REINO ETERNO DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR JESCUCRISTO! (2 Pedro 1:1-11). ¿Entiende ahora cuál es la meta cristiana? ¿Comprende ahora cómo puede lograr alcanzar la meta o el premio?

Por su lado, el apóstol Pablo dice: “Prosigo a la META, al PREMIO del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús (Fil. 3:14). ¿Y cuál llamamiento es ése QUE SERÍA EL PREMIO DE PABLO Y DE LOS CRISTIANOS? El mismo Pablo lo dice, así: “y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os LLAMÓ a su REINO y GLORIA” (1 Tesalonicenses 2:12). Así que aunque muchos se sorprendan, la meta de la carrera cristiana no es el cielo, sino el reino de los cielos, o también llamado “El reino de Dios”.

Los Apóstoles mismos esperaban alcanzar la meta en que aquella misma generación en que vivían, por eso ellos le preguntaron a Jesús si sería restaurado el reino de Dios en sus días (Hechos 1:3,6,7). Era, de hecho su anhelo ardiente, pues aquello significaría el cumplimiento de todas las promesas que Dios hizo a los padres (el pacto Abrahamico y Davídico, en particular) y la obtención de la salvación y la vida eterna definitivas.

Satanás es el enemigo público número uno del Reino de Dios

Sin duda alguna, Satanás es el “dios de este mundo”, y desde que Jesús fue anunciado y profetizado como el poderoso Salvador de los pecadores, y como el futuro rey del reino de Dios en el siglo venidero que depondrá finalmente a Satanás de su dominio mundial, éste ha procurado boicotear el ministerio de Cristo y de sus verdaderos seguidores que anuncian este glorioso y poderoso reino de Dios al mundo habitado. Desde el comienzo buscó eliminar a la simiente prometida a través de Herodes, y luego a través de una serie de tentaciones que le puso a Jesús durante su vida en la tierra. Recordemos que cuando Jesús estaba ayunando por 40 días en el desierto, el diablo se le presentó para ofrecer todos los reinos de este mundo. El pensó seguramente esto: ‘Si no puedo destruir a mi contendiente, entonces lo invitaré a unirse a mi reino y ser socio conmigo de mi gobernación mundial.’ De este modo él evitaría ser depuesto por el mismo Hijo de Dios, y se libraría de la vergüenza de ser derrocado y echado al abismo. Pero Jesús, conocedor de las tretas satánicas, simplemente rechazó la oferta satánica y prefirió seguir el curso por el cual llegaría a ser el victorioso Dios de la era venidera, la era del reino.

La estrategia Maestra de Satanás

Pero Satanás no ha cesado de boicotear el propósito de Dios de implantar en la tierra un gobierno divino, celestial, justo y perfecto. El se ha valido de hombres impíos que han tratado de destruir el mensaje y a los mensajeros de Jesús, encomendados a difundir las Buenas Noticias del Reino. El diablo metió la apostasía en la iglesia, y la fe del reino fue opacada por un reino distinto o por evangelios torcidos (el evangelio la prosperidad, el evangelio social, el evangelio de la resurrección y otros nombres raros que existen por allí)  que no tienen nada de bíblicos. El mundo ha sido engañado con falsos maestros y falsos evangelios que no preconizan la venida de un nuevo reino o gobierno que será establecido por Cristo, quien será el Soberano de los reyes de la tierra, el Señor de señores, el Deseado de todos los pueblos.  Sin duda el catolicismo es el gran responsable de que el evangelio de Cristo, el del reino, haya sido cambiado por la iglesia. Es decir, a través de Agustín de Hipona, el distinguido Padre de la Iglesia Apóstata, el reino que Cristo y sus apóstoles predicaban y esperaban ha sido alegorizado y consumado, y por tanto ya no es una meta para alcanzar a través de la fe y la santidad. Ahora la iglesia de Roma es el Reino de Dios, y sus obispos son los príncipes que gobiernan el mundo desde que la iglesia oficial fue inaugurada. Todo un engaño sutil ideado por la mente maquiavélica de Satanás para confundir y engañar al mundo, y a muchos que se llaman cristianos. Hoy, el reino tal como Jesús y sus apóstoles lo presentaron, ya no es más creído y aceptado por los nuevos conversos, pues se les ha hecho creer que es un mensaje judío, mundano, y poco espiritual. Realmente el diablo ha logrado entenebrecer el entendimiento de los incrédulos para que no crean en el evangelio de la gloria (Reino) de Cristo (Ver 2 Corintios 4:4). Así que si usted no cree en el mensaje verdadero y prístino del reino que predicó Jesús, y luego sus seguidores, entonces usted cayó presa del engaño satánico. Usted necesita liberarse y abrir sus ojos al verdadero y singular evangelio de Cristo…¡pues no hay otro! (Gálatas 1:6-9).

Usted debe buscar el Reino de Dios y predicarlo

Jesús profetizó con suma claridad que el reino de Dios sería predicado en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y ENTONCES vendrá el fin” (Mt. 24:14). ¿Será acaso que Jesús tarda su venida, porque sus supuestos discípulos no están cumpliendo su orden de predicar puntualmente el reino de Dios? ¿No será posible acaso “acelerar” la venida de Su Majestad y Su reino haciendo nosotros nuestra parte como precursores de su reino? ¡Piense en esto! ¡Pongámonos todos de acuerdo en retomar el anuncio original del reino, y veremos cómo los dolores de parto que anuncian la señal de su venida se harán más agudos y terribles. Hoy, el mundo está yendo a su destrucción a pasos agigantados, pero eso va de acorde con los esfuerzos de los verdaderos evangelistas que por internet, radio y TV están predicando el único y singular evangelio de Cristo que es su venidero gobierno mundial que reemplazará al gobierno impío, injusto e inmoral del diablo. El diablo sabe que sus días se acortan, y que el cumplimiento del anuncio del reino de Dios lo está poniendo contra la pared, y lo está “consumiendo”. Ahora él quiere llevarse consigo al mayor número de incrédulos posible, y para ello sigue ideando las llamadas “doctrinas de demonios” (Ver 1 Timoteo 4:1; Hebreos 13:9; 1 Pedro 5:8), y muchos incautos ya han caído y les espera su castigo y rechazo final. Será usted uno más de tantos que se perderán?

Les cuento que un día, siendo joven, el Señor a través de Su Palabra me hizo ver que el evangelio del reino había sido mutilado o trastocado a través de falsos evangelios de predicadores ciegos en los últimos 15 siglos. También me hizo entender que muchos que se consideran cristianos, ni siquiera se han dado cuenta del engaño y desdichadamente siguen hipnotizados por mensajes supuestamente más “celestiales” o “espirituales” que les prometen salir o escapar de este mundo perverso y violento que los tiene atemorizados y por todas las cosas calamitosas que se predicen que ocurrirán en un corto plazo. Sin embargo, estas personas no entienden que Jesús vendrá a restaurar todas las cosas, y no a sacarnos de este mundo y llevarnos a otro lugar a través de naves extraterrestres u ovnis. En fin, el engaño ya está institucionalizado en el cristianismo nominal, y el diablo está logrando llevarse consigo a la gran mayoría de la humanidad con sus evangelios engañosos y trucados, muy bien pensados y elaborados por una mente falaz y taimada. Tenemos que estar prevenidos “para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” (2 Corintios 2:11).

Más sobre el Reino en:

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

www.eladaliddelaverdad.over-blog.es

LA GRAN RAMERA PROMUEVE UNA SOLA RELIGIÓN MUNDIAL

El difunto Papa, Juan Pablo II, fue un gran impulsor del ecumenismo, y desde los albores de su pontificado ya se sentaba con todos los representantes de las religiones del mundo, incluso con brujos y chamanes, para buscar la unidad o una sola religión mundial. ¿Puede ser ésta la iglesia santa y pura que Jesús está edificando?

SEIS COSAS ABORRECE JEHOVÁ, Y AUN SIETE ABOMINA SU ALMA

Esto dice la Palabra del Señor:

Proverbios 6:16-19

Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma:

1.- Los ojos altivos.

2.- la lengua mentirosa.

3.- Las manos derramadoras de sangre inocente.

4.- El corazón que maquina pensamientos inicuos.

5.- Los pies presurosos para correr al mal.

6.- El testigo falso que habla mentiras.

7.-Y el que siembra discordia entre hermanos.

Meditación:

¿En alguna de estas siete cosas estás en falta?

TODO TIENE SU TIEMPO

Esto dice la Palabra de Dios:

Eclesiastés 3

1. Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

2. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;

3. tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;

4. tiempo de llorar, y tiempo de reir; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;

5. tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;

6. tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;

7. tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;

8. tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

 

Moraleja:

Muchas cosas salen mal porque se hacen fuera de su tiempo!

EL SECRETO PARA SALIR DE LA MISERIA

Esto dice la Palabra del Señor

Job. 11:13-20

13. Si tú dispusieres tu corazón, Y extendieres a él tus manos;

14. Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de ti, Y no consintieres que more en tu casa la injusticia,

15. Entonces levantarás tu rostro limpio de mancha, Y serás fuerte, y nada temerás;

16. Y olvidarás tu miseria, O te acordarás de ella como de aguas que pasaron.

17. La vida te será más clara que el mediodía; Aunque oscureciere, será como la mañana.

18. Tendrás confianza, porque hay esperanza; Mirarás alrededor, y dormirás seguro.

19. Te acostarás, y no habrá quien te espante; Y muchos suplicarán tu favor.

20. Pero los ojos de los malos se consumirán, Y no tendrán refugio;Y su esperanza será dar su último suspiro. 

CURA DE VIGO CONDENADO A DOS AÑOS POR ABUSAR DE DOS NIÑAS

El lado oscuro de la curia romana

 Viernes 9 de Abril del 2010. Vigo España.

El religioso, de 69 años, ejercía de profesor en un colegio

Un juzgado de Vigo ha condenado a dos años de cárcel a un religioso marista por abusar sexualmente de dos niñas de 10 años en un colegio donde ejercía labores docentes. El juez, además, le ha prohibido acercarse a las menores durante los próximos cinco años, lo ha inhabilitado para ejercer la docencia durante los próximos seis, le ha impuesto una multa de 4.140 euros y le ha obligado a indemnizar a las víctimas con un total de 14.000 euros. El caso no ha llegado a juicio porque el acusado, de 69 años, ha confesado lo ocurrido, se ha declarado culpable y ha llegado a un acuerdo con la fiscalía.

«QUÉ GUAPA ERES» / Los hechos se produjeron hace un año, aproximadamente en febrero, cuando una de las menores entró en el despacho del sacerdote a saludarlo y pedirle golosinas. Según el texto de la sentencia, este, «con el propósito de obtener una satisfacción sexual, al menos en dos ocasiones la tocó por encima de la ropa y en una de ellas la barriga, por debajo de la camiseta». Unas semanas más tarde, el 27 de abril, hizo lo mismo, en circunstancias casi idénticas –junto a una máquina fotocopiadora– con la segunda víctima, según el fallo con frases del tipo «qué callada eres» y «qué guapa eres». Todo esto ocurrió en el colegio Maristas de Vigo, en el que el religioso trabajó como director hasta el día de su jubilación, y desde entonces como responsable de secretaría.

El ahora condenado fue apartado del colegio una vez que sus responsables tuvieron noticia de lo que había ocurrido. El religioso ha ingresado ya 12.000 de los 14.000 euros correspondientes a la indemnización, y, toda vez que la condena es de dos años, no pisará la cárcel.

PAPA SE OPUSO A DESPIDO DE SACERDOTE PEDÓFILO ANTES DE SU NOMBRAMIENTO

 Viernes 9 de Abril del 2010

En una carta de 1985 firmada por él, Ratzinger expresó temores sobre las consecuencias que el despido del cura tendría para el “bien de la iglesia universal” 

Antes de ser papa, el cardenal Joseph Ratzinger se resistió a despedir a un sacerdote de California que cometió abusos de menores, revelaron archivos de la Iglesia conocidos el viernes.

En una carta de 1985 firmada por él, Ratzinger expresó temores sobre las consecuencias que el despido del cura tendría para el “bien de la iglesia universal”.

La correspondencia, obtenida exclusivamente por The Associated Press, presenta la mayor refutación hasta el momento a la posición de la Santa Sede de que Ratzinger, hoy papa Benedicto XVI, no trató de impedir el despido de sacerdotes pedófilos cuando presidía la oficina de la Iglesia a cargo de velar por la ortodoxia doctrinaria.

La carta forma parte de la correspondencia de varios años entre la diócesis de Oakland y la Santa Sede sobre la propuesta de despedir al reverendo Stephen Kiesle.

El Vaticano confirmó la firma de Ratzinger en la carta, pero se negó a hacer declaraciones sobre su contenido.

LA PORCIÓN QUE DIOS PREPARA PARA EL HOMBRE IMPÍO QUE GOZA DE SU VENTURA

Esto dice la palabra del Señor:

Job 20:4-29

4. ¿No sabes esto, que así fue siempre, Desde el tiempo que fue puesto el hombre sobre la tierra,

5. Que la alegría de los malos es breve, Y el gozo del impío por un momento?

6. Aunque subiere su altivez hasta el cielo, Y su cabeza tocare en las nubes,

7. Como su estiércol, perecerá para siempre; Los que le hubieren visto dirán: ¿Qué hay de él?

8. Como sueño volará, y no será hallado, Y se disipará como visión nocturna.

9. El ojo que le veía, nunca más le verá, Ni su lugar le conocerá más.

10. Sus hijos solicitarán el favor de los pobres, Y sus manos devolverán lo que él robó.

11. Sus huesos están llenos de su juventud, Mas con él en el polvo yacerán.

12. Si el mal se endulzó en su boca, Si lo ocultaba debajo de su lengua,

13. Si le parecía bien, y no lo dejaba, Sino que lo detenía en su paladar;

14. Su comida se mudará en sus entrañas; Hiel de áspides será dentro de él.

15. Devoró riquezas, pero las vomitará; De su vientre las sacará Dios.

16. Veneno de áspides chupará; Lo matará lengua de víbora.

17. No verá los arroyos, los ríos,Los torrentes de miel y de leche.

18. Restituirá el trabajo conforme a los bienes que tomó, Y no los tragará ni gozará.

19. Por cuanto quebrantó y desamparó a los pobres, Robó casas, y no las edificó;

20. Por tanto, no tendrá sosiego en su vientre, Ni salvará nada de lo que codiciaba.

21. No quedó nada que no comiese; Por tanto, su bienestar no será duradero.

22. En el colmo de su abundancia padecerá estrechez; La mano de todos los malvados vendrá sobre él.

23. Cuando se pusiere a llenar su vientre, Dios enviará sobre él el ardor de su ira, Y la hará llover sobre él y sobre su comida.

24. Huirá de las armas de hierro, Y el arco de bronce le atravesará.

25. La saeta le traspasará y saldrá de su cuerpo, Y la punta relumbrante saldrá por su hiel; Sobre él vendrán terrores.

26. Todas las tinieblas están reservadas para sus tesoros; Fuego no atizado los consumirá; Devorará lo que quede en su tienda.

27. Los cielos descubrirán su iniquidad, Y la tierra se levantará contra él.

28. Los renuevos de su casa serán transportados; Serán esparcidos en el día de su furor.

29. Esta es la porción que Dios prepara al hombre impío, Y la heredad que Dios le señala por su palabra.

¿QUÉ EVANGELIO DEBE USTED CREER PARA SER SALVO? (ROMANOS 1:16)

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Un evangelio poco conocido hoy

¿Sabía usted que el reino de Dios fue el mensaje central de nuestro Señor, y la razón que lo trajo a este mundo hace dos milenios? En Lucas 4:43 Jesús fue claro cuando dijo: “Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios, porque para esto he sido enviado”. Aquí Jesús fue enfático cuando dijo que fue enviado para predicar EL REINO DE DIOS. Este REINO DE DIOS fue llamado por el mismo Señor como “el evangelio”, el único y singular evangelio salvador y que desafortunadamente se encuentra ausente en muchas de las iglesias supuestamente cristianas de hoy.

Es importantísimo saber que la frase “Reino de Dios” aparece en el evangelio de Marcos 14 veces; en Lucas 32 veces; en Mateo 4 veces, y 32 veces “el reino de los cielos”. Por cierto  que también “el reino de Dios” aparece en el evangelio de Juan (6:33).

El teólogo George Eldon Ladd nos dice en su prólogo de su libro “El Reino de Dios”, lo siguiente: “Nuestro Señor Jesús dedicó gran parte de su ministerio público a la enseñanza del reino de los cielos. Este tema es aún hoy día un mensaje importante para el hombre dondequiera que éste se encuentre”.

También G.E. Ladd nos dice en la página 13 del mismo libro, lo siguiente: “El tema de la venida del Reino de Dios fue lo central de la misión de Jesús.”

Entonces es menester preguntarnos: ¿Hemos realmente recibido el evangelio primitivo de Jesús cuando nos convertimos? ¿No será que éste aún permanece perdido o ausente de nuestro montón de conocimientos recibidos de la Iglesia?

Un Reino que ha sido complicado y trucado con elucubraciones innecesarias

Siendo que el reino es un mensaje simple y claro, es sorprendente ver cómo en los sitios web cristianos dónde se trata del tema, se lo presenta de manera confusa y enrevesada que hace imposible que los simples puedan entenderlo, aquellos que son como niños de corazón y de mente.

Unos creen que el Reino es una realidad presente, pero otros lo creen futuro; unos creen que el reino es la iglesia, mientras que otros lo creen que será una monarquía restaurada judía en Jerusalén. Unos dicen que el reino está en el corazón del creyente, en tanto que otros creen que es el cielo mismo a donde supuestamente irán los salvos a morar eternamente.

Pero me pregunto, ¿sería posible que el mensaje central y salvador de Jesucristo fuera tan complicado y sujeto a miles de interpretaciones que lo único que haría sería confundir más bien que orientar a los potenciales creyentes?¿Cómo puede uno aceptar el prístino y salvador evangelio del reino si éste es presentado de manera contradictoria y embrollada por las diferentes denominaciones que lo predican?¿Podría ser que el diablo, el gran enemigo del evangelio de la gloria de Cristo, esté detrás de toda esta confusión reinante? Creo que es hora que entendamos el reino de Dios de manera como es presentada en las Escrituras, no a partir del Nuevo Testamento, sino desde el mismo Antiguo Testamento. La llamada Iglesia de Cristo presenta un reino eclesiástico que no se ajusta al Antiguo Testamento, pues recordemos que el reino de Dios no  comenzó con Cristo, sino con su ancestro, David. Este insigne rey tuvo un reino literal en la tierra y súbditos a sus órdenes, sabemos que era muy reverenciado y mentado en las memorias o crónicas de Israel. Así que para entender el reino predicado por Jesús debemos estudiar sus antecedentes en el Antiguo Testamento.

La Expectativa de los Judíos del Primer siglo

Es muy interesante lo que se puede extraer de este suceso que relata la entrada de Jesús en Jerusalén, pues nos revela lo que los paisanos de Jesús esperaban con desesperación. Dice así el relato de Marcos: “Cuando se acercaban a Jerusalén, junto a Betfagé y a Betania, frente al monte de los Olivos, Jesús envió dos de sus discípulos,  y les dijo: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego que entréis en ella, hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo.  Y si alguien os dijere: ¿Por qué hacéis eso? decid que el Señor lo necesita, y que luego lo devolverá Fueron, y hallaron el pollino atado afuera a la puerta, en el recodo del camino, y lo desataron.  Y unos de los que estaban allí les dijeron: ¿Qué hacéis desatando el pollino?  Ellos entonces les dijeron como Jesús había mandado; y los dejaron.  Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él.  También muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían por el camino.  Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡BENDITO EL REINO DEL PADRE DAVID QUE VIENE! Y entró Jesús en Jerusalén, y en el templo; y habiendo mirado alrededor todas las cosas, como ya anochecía, se fue a Betania con los doce”.

Después de leer este acontecimiento de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, el pueblo se emocionó mucho, pues veían a su rey entrar en la ciudad capital del reino davídico, y ellos pensaron que el reino se manifestaría inmediatamente en Jerusalén. Por eso su exclamación fervorosa: “Bendito el reino del padre David que viene”. Pero, ¿estaban errados los judíos por semejante esperanza? Veamos. En Lucas 19 Jesús precisamente da una parábola (de las Diez Minas) por la misma razón: “…por cuanto estaba CERCA DE JERUSALÉN, y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente” (Lucas 19:11). Pero nótese que Jesús no se detiene para reprender o corregir a aquellos hombres por su “supuesta ilusa esperanza” de un reino Davídico restaurado en Jerusalén”, y tampoco les dice algo así como: “Oigan, hijos de Abraham, sepan que yo no voy a reinar en Jerusalén sino desde el cielo y con mi iglesia”. Tampoco les dice que su reino es “en el corazón de mis discípulos” o cosa semejante. El simplemente avala su expectativa mesiánica dando una parábola para que entiendan que el reino davídico será efectivamente restaurado en Jerusalén, pero que AÚN TARDARÍA HASTA SU REGRESO O PARUSÍA EN GLORIA. Este hecho destruye o fulmina todas las otras tesis del reino que aparecen por internet, y que trastocan el verdadero mensaje o esperanza del reino davídico por restaurarse.

Cristo vino a confirmar las promesas hechas a los padres del pueblo Hebreo

Cuando comenzamos a aceptar que el reino está estrechamente ligado a los Judíos, y que Dios hizo pactos muy claros y específicos con Abraham y David, tanto a corto como a largo plazos relativos a una tierra y a un reino, entonces no nos iremos por la tangente con respecto a lo que significa bíblicamente el reino de Yahweh. El problema de las iglesias es que muchas de ellas interpretan alegóricamente el reino obviando su naturaleza terrenal y nacional, tal vez por prejuicios infundados como que los judíos fueron rechazados por Dios porque “mataron a Jesús”. Estos se olvidan de lo que escribió Pablo a los romanos: “Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín. No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció…” (11:1,2). En otra ocasión, Pablo les dice a los mismos romanos que Cristo vino a confirmar lo que Dios les prometió a los padres. Dice el apóstol, así: “Pues os digo, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para confirmar las promesas hechas a los padres” (15:8). Así, pues, si Cristo vino a confirmar las promesas hechas a los padres, esto significa que están vigentes, al día, ¡y por cumplirse! Es necesario entender esto para no irnos por las ramas con relación al reino verdadero que vino a ser confirmado y predicado por Jesucristo, y que luego fue anunciado por sus apóstoles y discípulos verdaderos (Lucas 8:1,2; 9:1,2).

Pablo y el evangelio primitivo

A continuación veremos qué evangelio original predicaba el apóstol de los gentiles:

“Y entrando él dentro de la sinagoga, hablaba libremente por espacio de tres meses, disputando y persuadiendo del reino de Dios” (Hechos 19:8).

“Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, por quien he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro” (Hechos 20:25).

“Y habiéndole señalado un día, vinieron á él muchos á la posada, á los cuales declaraba y testificaba el reino de Dios, persuadiéndoles lo concerniente á Jesús, por la ley de Moisés y por los profetas, desde la mañana hasta la tarde” (Hechos 28:23).

“Predicando el reino de Dios y enseñando lo que es del Señor Jesucristo con toda libertad, sin impedimento” (Hechos 28:31).

“¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones. Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios” (1 Cor.6:9,10).

“Esto empero digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios; ni la corrupción hereda la incorrupción” (1 Cor. 15:50).

“Envidias, homicidios, borracheras, banqueteos, y cosas semejantes á éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gál. 5:21).

“Porque sabéis esto, que ningún fornicario, ó inmundo, ó avaro, que es servidor de ídolos, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios” (Efe. 5:5).

“Y os protestábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó á su reino y gloria” (1 Tes. 2:12).

“Una demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis” ( 2 Tes.1:5)

“REQUIERO yo pues delante de Dios, y del Señor Jesucristo, que ha de juzgar á los vivos y los muertos en su manifestación y en su reino” (2 Tim. 4:1).

Otros que creyeron en el evangelio primitivo:

José de Arimatea:

“José de Arimatea, senador noble, que también esperaba el reino de Dios, vino, y osadamente entró á Pilato, y pidió el cuerpo de Jesús”.

Los Apóstoles:

“EN aquel tiempo se llegaron los discípulos á Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?” (Mateo 18:1).

“Entonces los que se habían juntado le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restituirás el reino á Israel en este tiempo?” (Hechos 1:6,7)

La Madre de los hijos de Zebedeo:

“Entonces se llegó á él la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, adorándo le, y pidiéndole algo. Y él le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Di que se sienten estos dos hijos míos, el uno á tu mano derecha, y el otro á tu izquierda, en tu reino” (Mateo  20:19,20).

El pueblo Judío:

“Bendito el reino de nuestro padre David que viene: ¡Hosanna en las alturas!” (Marcos 11:10).

Los fariseos:

“Y preguntado por los Fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia” (Lucas 17:20).

El “buen ladrón” de la Cruz:

“Y dijo á Jesús: Acuérdate de mí cuando vinieres a tu reino” (Lucas 23:42).

Jesús llamó a los hombres a predicar el reino  

 “Jesús le dijo: ‘Dejen que los muertos entierren a sus propios muertos, y tu ve y predicar el reino de Dios” (Lucas 9:60).  

Jesús previó la continuación de la Predicación de este evangelio del reino hasta Su Segunda Venida  

Marcos 16:15,16: “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio (del reino, Mar. 1:14,15)  a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”.

Lucas 9:60: “Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios”.  

Lucas 9:1,2: “Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos”.

Mateo 6:33: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

Mateo 10:7: “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de Dios se ha acercado.”

Mateo 24:14: “Y este evangelio del reino será predicado como testimonio en todas las naciones, y entonces vendrá el fin”.

El ministerio de Felipe: el bautismo y el reino

Es interesante leer sobre el ministerio de Felipe en Hechos 8:12, 13 y que dice: “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. También creyó Simón (el mago) mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito”. Noten ustedes, hermanos, que aquellos discípulos de Felipe fueron bautizados por él cuando  creyeron, ¿en qué? ¡en el anuncio del evangelio del reino de Dios y en el nombre de Jesús! Así que sí los discípulos de Felipe se bautizaron creyendo en Jesús y en su evangelio del reino. Entonces, ¿por qué millones de cristianos se bautizan hoy “creyendo” sólo en Cristo sin creer al mismo tiempo en su reino?¿Por qué se les ha ocultado el reino de Dios? No será que Satanás está detrás de este error?¿No dice Pablo de Satanás que “…el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo (la gloria y reino son sinónimos—comparar Mateo 20:21 y Marcos 10:37) el cual es la imagen de Dios”. Sí, el enemigo obscurece la mente de los incrédulos (ojo: ¡Hay muchos cristianos gentiles incrédulos que suponen que el reino de Dios no es para ellos sino sólo para los Judíos!) para que no entiendan el evangelio del reino de Cristo, y así no se salven.

La Muerte, Sepultura, y Resurrección de Cristo Dentro el Evangelio Salvador

Es justo y crucial señalar que Pablo menciona igualmente la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como parte integrante del evangelio salvador, según lo leemos en 1 Corintios 15:1-9. Y es que es imposible heredar el reino de Dios si Cristo no hubiera muerto en la cruz y resucitado de entre los muertos en victoria. Esto lo explica el apóstol Pablo mismo cuando dice que si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra fe y esperanza de gloria. Así que el evangelio de Cristo, el del reino, se ve fortalecido y garantizado por la buena nueva de que Su Majestad, el rey, resucitó, está glorificado, y presto a volver para darnos nuestra propia corona de gloria. Esto debemos creerlo también de todo corazón para ser salvos. 

Pregunta Crucial

¿Está su pastor predicando este mismo mensaje bíblico (apostólico) en su iglesia? Usted tiene que definir bien este asunto, porque creer en un evangelio falso no lo salvará, pues sólo hay un evangelio salvador, y no  dos o más (Gál. 1:6-9). Ese evangelio primitivo, recuerde, es el reino de Dios y la muerte, sepultura y resurrección de Cristo al tercer día. Este fue el mensaje completo que el Señor espera que prediquemos a los hombres para su salvación (Lucas 4:43, Lucas 9:60; Rom. 1:16; 1 Cor. 15:1-9).  

www.elevangeliodelreino.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

www.apologista.blogdiario.com

www.apologista.blog.ca

www.yeshuahamashiaj.org 

VATICANO REGISTRA 100 PROCESOS CONTRA CURAS MEXICANOS POR PEDERASTIA

Fuentes confidenciales de la Sede Apostólica revelaron que los casos corresponden al periodo de 2001-2010Ciudad del Vaticano.- En los últimos nueve años El Vaticano ha abierto unos 100 procesos canónicos contra sacerdotes mexicanos acusados de abusos sexuales contra menores, revelaron hoy fuentes confidenciales de la Sede Apostólica.
Las fuentes indicaron a Notimex que esos datos corresponden al periodo 2001-2010, desde que los “delicta graviora” (delitos graves), como la pederastia, comenzaron a ser juzgados exclusivamente por la Congregación para la Doctrina de la Fe.
Después de Brasil, México es el país con mayor número de fieles católicos en el mundo, con un 86.67 por ciento de su población nacional adscrita a esa confesión, de acuerdo con estimaciones de la propia Iglesia.

Según las estadísticas más recientes, México cuenta con 11 mil 16 sacerdotes diocesanos y unos tres mil 602 curas pertenecientes a órdenes o institutos religiosos, para un gran total de 14 mil 618 presbíteros que atienden una red de seis mil 101 parroquias.

Si se consideran el número de sacerdotes acusados de abuso atendidos por El Vaticano, la incidencia de los problemas de abusos contra menores en el clero de México es de 0.69 por ciento.

La mayoría de los casos mexicanos no corresponden a pederastia propiamente dicha, es decir ataques contra menores “impúberes”, sino a actos de “efebofilia”, debidos a la atracción sexual hacia adolescentes del mismo sexo o a acciones heterosexuales.

Entre estos procesos se encuentran las sentencias condenatorias en casos de gran atención pública a personajes como Marcial Maciel Degollado, fundador de la congregación de los Legionarios de Cristo, quien fue obligado a dejar el ministerio sacerdotal en 2006.

También figura el caso de Nicolás Aguilar Rivera, sacerdote de la diócesis de Tehuacán (estado de Puebla) quien fue separado del estado clerical, es decir expulsado del sacerdocio, por ataques cometidos en México y en Estados Unidos, donde también residió.

En el reciente texto “Que en Cristo nuestra paz México tenga vida digna”, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) pidió perdón “a todos los hombres y mujeres que se han visto escandalizados por las incoherencias del testimonio sacerdotal”.

“Somos conscientes de que cuando falta un verdadero testimonio de vida cristiana, en la vida ministerial, en la conducta moral y en el compromiso social, se propicia el debilitamiento de la fe, velando más que revelar”, indicó la CEM.

Según datos ofrecidos por el “promotor de justicia”, el fiscal para temas de pedofilia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Charles Scicluna, de 2001 a la fecha la Sede Apostólica analizó en total unos tres mil casos de sacerdotes abusadores con delitos cometidos en los últimos 50 años.

La mayoría de los casos corresponde a Estados Unidos, sobre todo los recibidos entre 2003 y 2004, cuando explotó la crisis por pederastia en ese país. En esos años hasta 80 por ciento de los casos estudiados por la Congregación procedían de esa nación.

En 2009 El Vaticano abordó 223 casos de abuso en todo el mundo, de los cuales 25 por ciento provinieron de Estados Unidos. Actualmente los sacerdotes católicos a nivel mundial superan los 400 mil.

Los abusos han costado a las diócesis estadunidenses unos dos mil 700 millones de dólares, pero la factura bajó a sólo 104 millones de dólares en 2009, y de ellos 21 han sido para cursos de prevención, por los que han pasado ya millones de niños.

Un reporte del gobierno de Estados Unidos publicado en 2008 sobre los abusos sexuales estableció que 64 por ciento de los ataques son cometidos por padres o parientes, 10 por ciento en escuelas mientras los sacerdotes católicos involucrados en estos episodios suman el 0.03 por ciento.

Notimex
 
http://www.milenio.com/node/416709

¿ES JESÚS EL ETERNO HIJO DE DIOS COMO SOSTIENEN LOS TRINITARIOS?

Ningún hijo puede ser coetáneo con su padre

Varios errores sobre la naturaleza de Cristo han emergido desde que el Salvador estuvo en la tierra hace dos milenios. Algunos de los Judíos alegaron que Jesús estaba poseído por un demonio, y por lo tanto estaba perturbado mentalmente (Juan 10:20). Él fue acusado de “blasfemia” (Marcos 2:7), por hacerse (supuestamente) a sí mismo “igual a Dios” (Juan 5:18). Incluso se insinuó que él era “nacido de la fornicación” (Juan 8:41).

En el siglo II, los docetas (del griego, dokeo, “parecer”) alegaron que Jesús era un mero ser espiritual, sin un cuerpo carnal, sino que sólo “parecía” ser humano. Más tarde, un monje llamado Arrio (250-336 dC) afirmó que “hubo un tiempo en que el Hijo no era.” Se supone que el Padre lo creó. Los testigos de Jehová enseñan una noción similar. La secta Pentecostal Unida alega que Jesús y el Padre son la misma persona. Algunos hoy sugieren que él no existió en absoluto, o si existió, no era más que un buen hombre o un filósofo sabio. La lista puede extenderse; los errores con respecto a Jesús son múltiples.

La comunidad más grande de la “cristiandad” ha rechazado la mayoría de estos errores. Sin embargo, existe una teoría con respecto a Cristo que capturó la evolución de la apostasía que finalmente se manifiesta como el catolicismo en sus diversas formas. Más tarde, la mayoría dentro del movimiento protestante también abrazó la idea. Es la idea de que Jesús, en la eternidad pasada, siempre fue el “Hijo de Dios”, “eternamente engendrado” o “generado” por el Padre, y que “procede de él”. Hoy uno no encuentra muchos volúmenes en la teología sistemática que refuten el dogma de la filiación eterna de Jesús.

Origen y desarrollo del Dogma

Varios de los “padres de la iglesia” usaron ocasionalmente un lenguaje que indicaba su apoyo a la doctrina de la “generación eterna”, pero parece haber tenido su introducción más vocal con Orígenes (c. 185-254), un erudito en Alejandría, cuya mente, como alguien ha dicho, “disparó ideas como una vela romana”. Escribió:

Jesucristo mismo, que vino (al mundo), nació del Padre antes de todas las criaturas; después de que Él había sido el siervo del Padre en la creación de todas las cosas – “porque por Él era todas las cosas hechas” – Él, en los últimos tiempos, despojándose (de su gloria), se hizo un hombre, y fue encarnado, aunque era Dios (De los Principiis Introducen 4).

La teoría, obviamente, cobró impulso debido a que fue incorporada en el Credo de Nicea en el año 325. Cristo es descrito como “Hijo unigénito, Primogénito de toda creación, engendrado del Padre antes de todos los siglos» (Bettenson, 35).

Más tarde, Agustín (354-430) proveyó la idea con una notoriedad considerable. Philip Schaff describió a Agustín como alguien que poseía un “espíritu especulativo” – una representación que sin duda es cierta en relación con los asuntos relacionados con la Divinidad. El historiador señala además que: “por su especulación discriminadora ejerció más influencia en la teología escolástica y la de la Reforma, que todos los teólogos de Nicea.”

No sólo repudió el concepto de que el Padre, Hijo y Espíritu Santo son “tres personas que subsisten por separado,” él vigorosamente defendió la teoría que sostiene que el Hijo fue “engendrado eternamente del Padre.” Su punto de vista “poco a poco ganó aceptación universal en el Occidente “(III.684-687). Agustín impactó significativamente tanto en el catolicismo romano y en el protestantismo moderno. Es totalmente increíble cómo, en ocasiones, la influencia de muy pocas personalidades han canalizado casi toda la secuencia de la historia.

Breve Análisis de la Doctrina

La noción de “la filiación eterna de Jesús” se encuentra ridiculizada por los siguientes datos.

1. Si el idioma ha de tener algún significado discernible, no es posible tener un “hijo eterno”, y un “Padre eterno”, porque en la naturaleza del caso, un “Padre” siempre es percibido como anterior a su “hijo” y un “hijo” con posterioridad a su “padre”. Por lo tanto, si Dios es el Padre del Hijo, el Hijo no puede ser eterno, por lo que debe haber sido creado o engendrado en algún momento. El dogma de la “generación eterna” allanó el camino para la visión de Arrio

2. Si es el caso de que la Segunda Persona de la Trinidad fue “engendrada”, entonces no es “Dios eterno”, porque eternidad es una cualidad intrínseca de la deidad, Dios es de “siempre y para siempre” (Salmo 90:2).

3. El dogma es desacreditado lógicamente por su auto contradicción. Pretender que el Hijo es “engendrado eternamente” es una contradicción manifiesta de los términos. Es el equivalente a decir: “Cristo tuvo un principio eterno.” ¿Puede un objeto “comenzar”, y no haber empezado?

4. Los defensores del dogma del “Hijo eterno” se ven obligados a recurrir a terminologías más extrañas  para explicar su posición. Un escritor ha dicho: “Si Dios es la perfecta mente, la acción de la misma naturaleza con esta entrará en su auto conciencia también. Él también se reproduce a sí mismo en pensamiento, y reconoce la reproducción como idéntica a la mente que la pensó» (W. Clarke, 173). ¿Entendió alguno? Otro dice: “debe haber en Dios una producción no sujeta al tiempo, y producciones que no tienen ningún principio” (McClintock, IX.889). ¡Esto es una locura! Cuando el lenguaje empleado en un intento de explicar un tema se convierte en un laberinto lingüístico que ni siquiera el celoso defensor de la teoría puede transmitir de forma racional su pensar, uno puede estar seguro de que la idea detrás de ésta es sospechosa. Cottrell ha observado que los términos “generación eterna”, “procesión”, etc, “nunca fueron entendidos en su sentido ordinario, de hecho, nunca se les dio del todo un contenido. Ellos han servido como las palabras de código vacías que no necesitamos como apoyo al concepto de la Trinidad ontológica y de la plena deidad de Cristo “(2002, 256).

5. El concepto de “filiación eterna” es incompatible con el lenguaje de los profetas. Isaías declaró que la virgen “concebirá” y ” dará a luz un hijo”, cuyo nombre sería llamado Emanuel (7:14, Mateo 1:22-23).

El estatus de “Hijo” se dice que sigue a la concepción de María. Si la “concepción” es el equivalente a “engendrado”, y Cristo fue “eternamente engendrado”, ¿no parece indicar esto que él estuvo “eternamente concebido”? Más tarde, proféticamente, Isaías declaró: “ha nacido un niño, un hijo nos es dado” (9:6). ¿No conecta el papel de ser “hijo” con la del nacimiento del niño? Si no, ¿cómo puede uno tener confianza en la interpretación significativa del idioma? Y si el “hijo” de este texto es un hijo “eterno”, ¿no implica también esto que el “niño” es un “niño eterno”?

6. Salmo 2 es una profecía de Cristo, como lo demuestra la cita del texto por los escritores del Nuevo Testamento (Hechos 13:33, Hebreos 1:5). El pasaje con frecuencia se utiliza como una prueba de texto para la teoría de la “generación eterna.” O por lo menos existe la enérgica protesta que este Salmo no niega ese concepto (Alexander, I.14-16). No es nuestro propósito aquí discutir el significado del pasaje en el contexto general de la Biblia, sino simplemente demostrar que el idioma del texto en sí es incompatible con la teoría que se examina. La expresión “el día de hoy te he engendrado”, revela que un “engendramiento”-cualquiera que sea su naturaleza, tiene un punto de inicio, un “día” cuando se lleva a cabo. El término “nunca puede, por  ninguna figura, o latitud permisible de construcción, ser aplicable para expresar la eternidad” (A. Clarke, III.223). Hablar de un engendramiento “eterno” es emplear el lenguaje sin sentido. Comparar con esta otra profecía mesiánica (cf. Kirkpatrick, 538). “Yo le pondré por primogénito” (Salmo 89:27; énfasis. WJ). Si Cristo es el “primogénito” (Hijo), literalmente, y eternamente, ¿cómo puede ser presentado como un acontecimiento futuro?

7. La noción de la “filiación eterna” contradice el testimonio explícito de la escritura. El ángel Gabriel informó a María que su hijo milagrosamente concebido “será llamado el Hijo de Dios” (Lucas 1:32, 35) – no es que él siempre ha sido tal. Algunos sostienen que el texto indica que iba a ser llamado el “Hijo de Dios” porque eso es lo que era, y siempre había sido. Pero esto ignora la gramática del texto. Godet, explicó: “Por la palabra también (“por lo tanto también’), el ángel alude a sus palabras anteriores: Será llamado Hijo del Altísimo[v. Mayor 32]. Podríamos parafrasear: “Y es precisamente por esta razón que te he dicho a ti, que… |” (I.93). En otras palabras, fue a causa de la concepción sobrenatural que aquel ser engendrado iba a ser llamado “Hijo de Dios.”

8. La expresión “Hijo de Dios” es aplicado a Cristo más de 40 veces en el Nuevo Testamento. En ningún solo caso se usa de su existencia antes de que naciera de María (Barnes, 21).

Walvoord admite que la idea de la “filiación eterna” genera “muchos problemas”, pero él piensa que debe ser así puesto que “el consenso de los grandes teólogos de la iglesia y los concilios de la gran iglesia”, sostuvieron este punto de vista durante siglos. En particular, se declara, que ésta ha sido “la doctrina de la iglesia desde el Concilio de Nicea en el 325” (39). ¿Qué iglesia? Sin duda no la que edificaría Jesús, la del Nuevo Testamento, la original, la prístina. Ella no sabía nada de una “generación eterna”, o de un “Hijo eterno” que se encarnó en María virgen y que era supuestamente “Dios eterno” (la Segunda Persona de la llamada “Santísima Trinidad”).

¡Queda mucho por meditar al respecto, sin duda alguna!

HISTORIA DEL ADVENTISMO DEL SÉPTIMO DÍA

Este impactante y revelador documental explora las enseñanzas de la iglesia de los Adventistas del Séptimo Día, sus orígenes y los cambios que ha adoptado a través de los años. También examina los reclamos de la fundadora de esta religión, la fallecida profetiza Elena G. White, y compara sus singulares creencias con la verdad Bíblica. Usted conocerá a numerosos Ex-Adventistas del Séptimo Día que fueron líderes de alto rango dentro de esta iglesia, muchos de ellos miembros de la cuarta generación, y descubrirá qué sucedió cuando se embarcaron en una jornada para descubrir la verdad acerca de su organización. Usted se sorprenderá y se asombrará con lo que descubrieron.

LA WATCHTOWER DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ VENDIÓ SU OTRO LUJOSO HOTEL STANDISH ARMS Y GANÓ $50 MILLONES

En el 2004 los Testigos de Jehová, el más grande propietario de bienes inmuebles en Brooklyn Heights y dumbo, ha obtenido una ganancia enorme de 50 millones de dólares por la venta de su hotel Standish Arms, un edificio de lujo en columbia Heights que se convirtió en departamentos de alquiler de lujo.

¿QUIÉN ES MAYOR EN EL REINO DE DIOS?

NO QUERIENDO SER MAESTROS, sino, orando a YHWH nos dé entendimiento

¿Quién es el Mayor?

Reflexionemos con las escrituras sobre esta pregunta:

 

En aquel momento se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: “¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?” El, llamando a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: “En verdad les digo que si no se convierten y se hacen como niños, no entrarán en el reino de los cielos. Así pues, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos. Y el que reciba a un niño como éste en Mi nombre, Me recibe a Mí” (Mateo 18:1, 5).

Entonces ellos comenzaron a discutir entre sí quién de ellos sería el que iba a hacer esto. Surgió también entre ellos una discusión, sobre cuál de ellos debía ser considerado como el mayor. Y Jesús les dijo:  “Los reyes de los Gentiles se enseñorean de ellos; y los que tienen autoridad sobre ellos son llamados bienhechores.Pero no es así con ustedes; antes, el mayor entre ustedes hágase como el menor, y el que dirige como el que sirve. Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No lo es el que se sienta a la mesa? Sin embargo, entre ustedes Yo soy como el que sirve… Ustedes son los que han permanecido junto a Mí en Mis pruebas; y así como Mi Padre Me ha otorgado un reino, Yo les otorgo que coman y beban a Mi mesa en Mi reino; y se sentarán en tronos juzgando a las doce tribus de Israel”. (Lucas 22:23, 30)

Entonces entraron en disputa, cuál de ellos sería el mayor. Mas Jesús, viendo los pensamientos del corazón de ellos, tomó un niño, y le puso junto a sí, Y les dice:  Cualquiera que recibiere este niño en mi nombre, a mí me recibe; y cualquiera que me recibiere a mí, recibe al que me envió; porque el que fuere el menor entre todos vosotros, éste será grande. (Lucas 9:46, 48)

Y aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios por el orden de su vez, conforme a la costumbre del sacerdocio, salió en suerte a poner el incienso, entrando en el Templo del Señor. Y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando a la hora del incienso. Y se le apareció un ángel del Señor puesto en pie a la derecha del altar del incienso. Y se turbó Zacarías viéndolo, y cayó temor sobre él.  Mas el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te engendrará un hijo, y llamarás su nombre Juan. Y tendrás gozo y alegría, y muchos se gozarán de su nacimiento. Porque será grande delante de Dios, y no beberá vino ni sidra; y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre. Y a muchos de los hijos de Israel convertirá al Señor Dios de ellos. Porque él irá delante de él con el Espíritu y virtud de Elías, para convertir los corazones de los padres a los hijos, y los rebeldes a la prudencia de los justos, para aparejar al Señor un pueblo preparado. (Lucas 1:8, 17)

Y al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado de Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la Casa de David; y el nombre de la virgen era María. Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Gozo hallas, amada! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Mas ella, cuando le vio, se turbó de sus palabras, y pensaba qué salutación fuese ésta. Entonces el ángel le dice: María, no temas, porque has hallado gracia cerca de Dios. Y he aquí, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y le dará el Señor Dios el trono de David su padre; y reinará en la Casa de Jacob por siempre; y de su Reino no habrá fin. Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? Porque no conozco varón. Y respondiendo el ángel le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la virtud del Altísimo te cubrirá; por lo cual también lo Santo que de ti nacerá, será llamado Hijo de Dios. Y he aquí, Elisabet tu parienta, también ella ha concebido hijo en su vejez; y éste es el sexto mes a ella que era llamada la estéril; porque ninguna cosa es imposible para Dios. Entonces María dijo: He aquí la criada del Señor; cúmplase en mí conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia. (Lucas 1:26, 38)

En aquellos días levantándose María, fue a la montaña con prisa, a una ciudad de Judá; y entró en casa de Zacarías, y saludó a Elisabet. Y aconteció, que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo, y exclamó a gran voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. ¿Y de dónde esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? Porque he aquí, cuando llegó la voz de tu salutación a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. (Lucas 1:39, 44)

Cuando se fueron los mensajeros de Juan, comenzó a hablar de Juan a la multitud: ¿Qué salisteis a ver al desierto? ¿Una caña que es agitada por el viento? Mas ¿qué salisteis a ver? ¿Un hombre cubierto de vestidos delicados? He aquí, los que están en vestido precioso, y viven en delicias, en los palacios de los reyes están. Mas ¿qué salisteis a ver? ¿Un profeta? También os digo, y aun más que profeta. Este es de quien está escrito: He aquí, envío mi ángel delante de tu faz, El cual aparejará tu camino delante de ti. Porque os digo que entre los nacidos de mujeres, no hay mayor profeta que Juan el Bautista; mas el más pequeño en el Reino de Dios es mayor que él. Y todo el pueblo oyéndole, y los publicanos, justificaron a Dios, bautizándose con el bautismo de Juan. Mas los fariseos y los sabios de la ley, desecharon el consejo de Dios contra sí mismos, no siendo bautizados de él. (Lucas 7:24, 30)

E idos ellos, comenzó Jesús a decir de Juan a la multitud: ¿Qué salisteis a ver al desierto? ¿Una caña que es meneada del viento? Mas ¿qué salisteis a ver? ¿Un hombre cubierto de delicados vestidos? He aquí, los que traen vestidos delicados, en las casas de los reyes están.  Mas ¿qué salisteis a ver? ¿Profeta? También os digo, y más que profeta. Porque éste es de quien está escrito: He aquí, yo envío mi mensajero delante de tu faz, Que aparejará tu camino delante de ti. De cierto os digo, que no se levantó entre los que nacen de mujer otro mayor que Juan el Bautista; mas el que es más pequeño en el Reino de los cielos, mayor es que él. (Mateo 11:7, 11)

REFLEXIÓN:

Juan es tres meses mayor que Jesús, y Jesús dice que no hay otro mayor que Juan, pero que en el Reino, el más pequeño es mayor que Juan, y en este caso Jesús es el más pequeño, pero en el Reino Jesús es Mayor que Juan, pues Jesús es el Rey del Reino! 

Shalom  

Por Alexander Dávila G.

E-mail: reflexion.ws@gmail.com

Website: http://www.reflexion.ws

Managua, Nicaragua

¡POR SUS PEDÓFILOS LOS RECONOCERÉIS!: OTRO ENCUBRIMIENTO DEL PAPA

Ratzinger encubrió otro caso de pederastia en Estados Unidos antes de ser Papa

El Vaticano tardó doce años en suspender de la Iglesia a un clérigo pederasta, supuestamente, encubierto por Ratzinger antes de ser Papa. El Vaticano asegura que la Santa Sede se interesó por el caso para suspender al cura.

Un tribunal eclesiástico de Tucson (Arizona, Estados Unidos) acusó a principios de los 90 al padre Michael Teta, de abusar de niños de entre 7 y 9 años en un confesionario cuando se preparaban para hacer la primera comunión.

El obispo de la diócesis, Manuel Moreno, denunció el caso ante la Congregación de la Doctrina de la Fe, oficina encargada de estudidar abusos en confesionarios que la Iglesia considera especialmene serios por profanar uno de los sacramentos.

En aquel momento, el Cardenal Ratzinger

Según la información que publica la agencia de noticias Associated Press, basándose en documentos de la Santa Sede, por aquel entonces era el Cardenal Ratzinger, el que dirigía la Congregación y no fue hasta 5 años después de la denuncia, cuando contestó para decir que se encargaría del caso.

Entre tanto, Teta fue apartado de la dirección de la diócesis pero seguía trabajando con menores en la Iglesia, pues sólo el Vaticano tiene potestad para expulsar del sacerdocio.

Esta medida no llegó hasta 12 años después de la denuncia, en 2004, un año antes de que Ratzinger fuera elegido Papa.

La reacción del Vaticano no se ha hecho esperar. Su portavoz, Federico Lombardi, dice que la información publicada por AP “tiende a confundir” y asegura que la Santa Sede se interesó “activamente” en el caso para” reducir al estado laical” al cura.

Aviso: Ni se les ocurra ir al confesionario sin la compañía de otra persona… (“porsiaca”)

MENSAJE DE APOLOGISTA PARA ESTE MES DE ABRIL DEL 2010

Estimados amigos que visitan este blog, regularmente:

Les cuento que desde que era un adolescente de 13 años de edad, ya aspiraba ardientemente el poder difundir la palabra o mensaje de Dios a millones de personas que desconocían el evangelio prístino de Jesús, que es el reino de Dios. En ese entonces, en la década de los 60’s, nadie soñaba con tener una computadora para escribir en su propio blog o sitio web, y menos aún, a llevárselas consigo a todas partes. En ese entonces yo escribía artículos bíblicos y les sacaba copias fotostáticas, o simplemente los imprimía, y así obtenía algunos cientos o miles de ejemplares para distribuirlos personalmente a la gente que andaba en las plazas públicas, o en los lugares de diversión, e incluso en las entradas de las iglesias. En ese entonces el poder tener un programa radial o televisivo era costosísimo, razón por la cual sólo podía limitarme a mis exiguos recursos que sólo me permitían repartir tratados que yo mismo elaborada con mucho amor y esmero. Pero este trabajo era poco productivo, y tenía muy pocos resultados, en lo que ha conversión se refiere. En realidad yo necesitaba un trato directo y personal con la gente para dilucidar con ellos sus dudas o preguntas, y así poder orientarlos dentro de mis posibilidades y conocimientos limitados, propios de un adolescente aún inexperto.

Realmente yo sentía que el Señor me estaba llamando para hacer su obra desde muy joven, cuando muchos de mis coetáneos estaban aún pensando en aquel entonces en sus enamoraditas, en el futbol, en los paseos, en las fiestas, y cosas como éstas. Sinceramente no es muy frecuente encontrar adolescentes interesados en escudriñar las Escrituras y en comprar libros cristianos con sus propinas, y menos aún, deseosos de escribir estudios bíblicos para compartirlos con otros muchachos, y con los adultos. Realmente se me veía como un bicho raro, un chiquillo que estaba muy interesado en cosas “místicas”, y por esta razón no tuve muchos amigos en mi adolescencia que compartiesen mis intereses espirituales.

Pero el tiempo ha seguido su curso y me parece un sueño que el Señor me haya permitido todavía dedicar mi tiempo y esfuerzo– en la plena madurez de mi vida ( pues este año cumplo 60 setiembres)— a la difusión de su mensaje o evangelio del reino del modo que lo soñé hace 46 años atrás, es decir, con el máximo impacto y eficacia, y por qué no decirlo, al menor costo posible. Ahora puedo hablarles a cerca de dos millones de personas por medio de este blog y a través de otros más que dispongo en el ciberespacio. Debido a esto, diariamente recibo decenas de cartas de agradecimiento, como también de comentarios y consultas sobre diversos temas y doctrinas de la Biblia, algo que nunca imaginé en mi adolescencia. Siento como que si Dios me hubiera hecho un milagro en esta maravillosa etapa de mi existencia, cuando tengo más madurez, conocimiento y experiencia en la palabra de Dios. Con esto no estoy diciendo que soy un erudito o experto en las Escrituras, pues definitivamente no lo soy, pero lo que he aprendido lo he escudriñado bien para estar bien seguro y confiado de lo que enseño.

Cada día dedico más de ocho horas de mi tiempo a mis blogs sin pedir nada a cambio, pues a diferencia de los “sembradores” interesados en el dinero, yo cumplo con lo mandado por el Señor: “de gracia recibisteis, de gracia dad”, y esa es una regla importante que todo verdadero evangelista debiera observar con meticulosa atención. Yo pienso que más gozo hay en dar que en recibir, y que el que busca primeramente el reino de Dios y su justicia recibirá las otras cosas necesarias y vitales por añadidura (Mateo 6:33). Esta regla de oro de Jesús no es observada por miles de sus supuestos “ministros” porque sencillamente no la creen, y prefieren hacer un negocio redondo de sus ovejas, “trasquilando su lana”. Esta meta de muchos falsos evangelistas desprestigia el cristianismo y aparta a la gente del Señor. Es hora que todos nos unamos a predicar el evangelio del reino de Dios, esperando nuestra justa recompensa del Señor en el día de las retribuciones, en el cual cada uno recibirá conforme a sus obras pasadas, presentes y futuras.

Vuestro Servidor,

Apologista

TODO SOBRE LOS ERRORES DE LA TRINIDAD

Estimados amigos que nos visitan periódicamente:

Les queremos informar que contamos con un blog especializado en el tema de la Trinidad, llamado: “DE TRINITATIS ERRORIBUS” al cual ustedes podrán acceder con toda libertad para conocer todo sobre los errores garrafales de esta doctrina Católica. Nosotros iremos añadiendo nuevos estudios regularmente, así que los invitamos a suscribirse a los boletines diarios. Sólo deben anotar su correo electrónico en el casillero que aparece en el portal del blog y luego confirmar su suscripción en un aviso que les llegará a su correo electrónico.

El link del blog es:

www.detrinitatiserroribus.over-blog.es

LA NUMEROLOGÍA BÍBLICA

Por Dr. Jasón Navarro, apologista unitario de la República Dominicana

La numerología bíblica es un tema apasionante para todos los que nos gusta conocer las culturas orientales, en especial la hebrea. La Biblia nunca nos da detalles acerca de esto, pero los investigadores y estudiosos nos han dado luz.

El propósito de escribir este estudio no es con el adjetivo de investigar cuándo es el fin del mundo, a través de los números, como hacen algunas sectas seudo cristianas, sino con el interés de que el estudiante de la Biblia obtenga una comprensión más amplia de los episodios bíblicos que tienen que ver con los números.

Comencemos con el numero 1. Este simboliza al Padre Eterno, quien es el único Dios verdadero. Mateo 19:6, Mateo 19:17, Juan 10:30, Gálatas 3:28, Efesios 4:5-6, Marcos 12:29-32, 1 Corintios 8:6, Deuteronomio 6:4. En estos ejemplos el uno simboliza el ámbito divino o la Deidad.

El numero 2 representa al hombre, pues en él hay siempre dualidad (el hombre interior y el exterior). Mateo 20:30, Mateo 26:60, Eclesiastés 4:9, Mateo 18:20, Marcos 6:7, Marcos 10:8, Mateo 27:46, Mateo 27:51, Apocalipsis 13:11, Lucas 12:52.

EL numero 3. Este es uno de los números mal interpretados en la Biblia, ya que muchas denominaciones cristianas lo interpretan literalmente y es de éste que nace la famosa doctrina  de la trinidad, una doctrina no bíblica. También erróneamente se dice que el hombre es un ser tripartito (espíritu, alma y cuerpo), ahora con este estudio veremos cuál es la verdadera interpretación del numero tres para los hebreos y para los verdaderos hijos del único DIOS verdadero.

El número 3 representa la totalidad y la plenitud divina, porque tres son las dimensiones del tiempo: pasado, presente, futuro. Decir 3 equivale a decir: plenitud o siempre. Génesis 6:10, Mateo 26:34, Isaías 6:3, Mateo 18:20, Hechos 10:16, Hechos 28:15, 2 Corintios. 12:2, Hechos 2:41, Hechos 10:40, Mateo 27:63, 2 Corintios 12:8, Daniel 6:10, Jonas 1:17, Daniel 3:23, Juan 13:38, Lucas 13:7, Lucas 12:52, Daniel 6:2. Esto incluye la trilogía diabólica, apocalipsis 20:10 y así sucesivamente. Son muchos los ejemplos que podemos buscar con el número tres, ya que este número se menciona 467 veces en la Biblia.

El numero 4 en la Biblia simboliza el cosmos, el mundo, ya que son los 4 puntos cardinales. En el paraíso había 4 ríos, Génesis 2:10. En la Parábola del Sembrador eran 4 semillas Lucas 7:4-8, Daniel 7:2. Este número es muy usado para asuntos que tienen que ver con la tierra.

El numero 5 significa “algunos”, “unos cuantos”, una cantidad indefinida. Así se dice que la multiplicación de los panes. Jesús tomó 5 panes (algunos panes), en el mercado se venden 5 pajarillos por dos monedas (algunos pajarillos), 1 Corintios 14:19, etc.

El numero 6 representa al hombre en su estado pecaminoso y de imperfección, representa el ego humano. Apocalipsis 13:18, Éxodo 20:9, Daniel 3:1; seis instrumentos de música, Daniel 3:7.

El numero 7 representa la perfección, por eso Jesús dirá a Pedro que debe perdonar a su hermano hasta 70 veces 7. También puede expresar la perfección del mal, cuando Jesús enseña que si un espíritu inmundo sale de un hombre pueden regresar otros siete espíritus peores, o cuando el evangelio cuenta que el señor expulsó siete demonios de la magdalena.

El Apocalipsis es el que más lo emplea: 54 veces para describir simbólicamente las realidades divinas: las 7 iglesias, los 7 espíritus del trono de DIOS, las 7 trompetas, los 7 candeleros, los 7 cuernos.etc.

El numero 10 tiene un valor que sirve para memorizar. Al ser los diez dedos de las manos, resulta fácil recordar esta cifra. Por eso figuran como los diez mandamientos que Yahvé dio a Moisés, y las diez plagas que azotaron a Egipto. También por esta razón se ponen sólo 10 antepasados entre Noé y Abraham, aun cuando sabemos que existieron muchos.

El numero 12 es también simbólico, significa “elección”. Por eso se habla de las 12 tribus de Israel, cuando en realidad en el Antiguo Testamento menciona más de 12; pero con esto se quiere decir que eran tribus elegidas. Igualmente se agruparon en doce los profetas menores del AT. También el evangelio menciona doce apóstoles de Jesús, que resultaron ser más de doce, si comparamos los nombres; pero se les llama los doce porque son los elegidos del Señor. Asimismo Jesús asegura tener doce legiones a su disposición (Mateo, 26:53). El Apocalipsis habla de 12 estrellas que coronan a la mujer, 12 puertas de Jerusalén, 12 angeles, 12 frutos del árbol de la vida, etc.

El número 40 tiene valor simbólico, y representa el “cambio”, de un periodo a otro, los años de una generación. Por eso el diluvio dura 40 días y 40 noches (pues es el cambio a una nueva humanidad). Los israelitas están 40 años en el desierto. Moisés permanece 40 días en el monte Sinaí, y Elías peregrina otros 40 días hasta allí, (a partir de lo cual su vida cambiara). Jesús ayuna 40 días (porque es el cambio de su vida privada a su vida pública).

El número 1000 significa multitud, gran cantidad: Daniel 5:1, Salmo 90; 1 Reyes 3:4,11:3, a veces este numero puede entrar en combinación con otros. Así Apocalipsis dice simbólicamente que al final de mundo se salvaran 144.000 Elegidos, porque es la combinación de 12 x 12 x 1000, y significan los elegidos del Antiguo Testamento (12) y elegidos del Nuevo Testamento (12), en una gran cantidad (x 1000).

Otro número simbólico es el 70. Lucas dice que Jesús eligió a 70 discípulos para enviarlos a todos lugares y sitios por donde el tenía que pasar (Lucas 10:1). No está dando una cifra real, sino simbólica, ya que según Génesis 10, el total de los pueblos y naciones que existían en el mundo eran 70. Cuando Lucas dice esto, lo que quiso decir es que el evangelio llegara a todas las naciones del mundo.

También vemos otra cifra en Juan 21:11, ¿por qué tanto interés en dejar registrado el numero 153 peces? Es  que en la antigüedad se creía entre los pescadores que 153 era el número de peces que existía en los mares. El mensaje es claro: Jesús vino a salvar a gente de todas naciones.

Nota: No todos los números en la Biblia son simbólicos. Ante cada cifra tenemos que preguntarnos ¿esta cifra indica cantidad o encierra un mensaje?

FE, ESPERANZA, Y AMOR: UN TRÍO DE VIRTUDES CRISTIANAS Y LA TRINIDAD

Un día El Amor salió a buscar a sus dos hermanas, La Fe y La Esperanza. Se dirigió al pueblo y encontró a la Fe, la cargó en sus brazos subió una montaña hasta llegar a casa. Luego decidió ir al bosque, después de buscar por largas horas, finalmente pudo encontrar a su otra hermana La Esperanza, la tomó de la mano y la llevó a casa. Aunque la Fe mueva montañas y la Esperanza sea lo último que se pierda, no son nada sin su hermano mayor, El Amor.

“Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. ” 1 Corintios 13: 13

El amor nunca dejará de ser debido a la naturaleza misma de Dios porque él es amor. La expresión más directa y perfecta de ese amor es Jesucristo. Dios entregó a su único hijo para que nosotros no nos perdamos sino que alcancemos y disfrutemos de ese maravilloso privilegio y don de su amor, la Vida Eterna. El amor de Dios es eterno, aunque nos resulte increíble que nos ame con ese amor, él lo hace.

Como seres humanos podemos hacer muchas cosas en esta tierra, tener fama, fortuna, e incluso podemos hacer cosas buenas como servir en la iglesia, plantar iglesias, transformar vidas con el evangelio, pero sin duda nada somos si no tenemos amor. Si bien es cierto, para agradar a Dios es necesario tener fe; el primer lugar lo ocupará siempre El Amor porque sin él la fe también sería nada.

De igual manera existe el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, pero el mayor de ellos es el amor, es decir, el Padre. Dios es amor, y como tal es mayor que el Hijo y que el Espíritu Santo. Jesús dijo: El Padre (=el amor) es mayor que yo” (Cristo, =”la fe de Jesús”, Jn. 14:28, Apo. 14:12)..y que el Espíritu Santo (la esperanza, Rom 15:13).

“CUANDO SOMOS TENTADOS” (SANTIAGO 1:12)

 

(Santiago 1:12) 13Cuando alguno es tentado no diga que es tentado de parte de Dios, porque Dios no puede ser tentado por el mal ni él tienta a nadie; 14sino que cada uno es tentado, cuando de su propia pasión es atraído y seducido. 15Entonces la pasión, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

El modelo de ataque de Satanás

La primera ocasión en la que se menciona por nombre a Satanás es en 1 Crónicas 21.1. Este pasaje revela el intento de Satanás de arrastrar a David, un hombre de Dios, a la desobediencia. Dicho pasaje sugiere una forma o patrón de actuación del diablo contra la humanidad que se repite a lo largo de toda la Escritura, puede observarse en el transcurso de la historia y es experimentado tanto por creyentes como por no creyentes en cualquier parte hoy en día. En esa forma de actuar podemos ver la estrategia más importante de Satanás, su objetivo principal y su propósito básico. La estrategia, engañar

En primer lugar, descubrimos la estrategia más importante de tentación del diablo, el engaño. El escritor relata que Satanás «incitó a David a que hiciese censo de Israel» (v. 1). (Para una perspectiva típicamente veterotestamentaria del aspecto divino de esa tentación satánica, véase 2 Samuel 24.1.) David, como su predecesora Eva, no tenía idea del origen de los pensamientos que de repente aparecieron en su mente. Y al meditar en ellos le parecieron correctos, lógicos y necesarios. Aunque su conciencia evidentemente le molestaba (v. 8), decidió seguir adelante con su plan. Lo que David se proponía estaba mal, tanto, que el propio Joab, comandante de su ejército que no era ningún santo, vio el error de su decisión y expresó su oposición a ella (vv. 2–4).

Estaba tan mal que cuando el juicio de Dios cayó sobre Israel, David supo que era culpa suya y de inmediato se arrepintió de su pecado (v. 8) confesando: «He pecado gravemente al hacer esto; te ruego que quites la iniquidad de tu siervo, porque he hecho muy locamente».

Aquí descubrimos lo que encontraremos a través de toda la Biblia. El pecado humano siempre tiene un origen doble. Procede de una fuente humana, las propias decisiones equivocadas, y de otra sobrenatural, la tentación de Satanás. El diablo es quien planta en la mente y el corazón del hombre las semillas de los malos pensamientos e imaginaciones, intensificando el mal que ya hay en él (Hechos 5.1–3; 1 Corintios 7.5; 2 Corintios 11.3; 1 Tesalonicenses 3.5; 2 Corintios 10.3–5; Filipenses 4.8).

· ¿Qué es la tentación en si? la tentación conforme a las escrituras es un deseo, una atracción de la carne hacia las cosas del mundo a los placeres temporales. Es un deseo que nubla nuestro entendimiento hasta cegarlo, haciéndolo ceder al pecado y poniendo así una agonía y tristeza a nuestro espíritu y una cadena a nuestra alma. Si nos damos cuenta de las consecuencias la única beneficiada es la carne, aparentemente en ese momento así, es pero recordemos que cuando caemos en la tentación segamos las consecuencias trayéndonos a nuestras vidas infinidad de aflicciones, tales como; desanimo, tristeza, actos pecaminosos, codicia, avaricia, mentiras, robo, desobediencia, chismes, celos, lujurias, borracheras, vicios, etc.

· Concluyendo a si que todos estos actos son los mismos que los frutos de la carne
· De los cuales habla a escritura. En (Gálatas 5:16 )
Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne, 17porque el deseo de la carne es contra el Espíritu y el del Espíritu es contra la carne; y estos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisierais. 18Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la Ley. 19Manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lujuria, 20idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías, 21envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas. En cuanto a esto, os advierto, como ya os he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. (Apoc 18:14) Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado y nunca más las hallarás.

· La Tentación es un arma de Satanás, del mundo, y de nuestra propia carne, es muy peligrosa para nuestra vida espiritual, es una barrera o abismo que se antepone en el camino del cristiano hacia la obediencia a Cristo y hacia la salvación de nuestras almas, es una lucha constante en el cristiano, es una atracción hacia la vida pecaminosa que teníamos atrás, es un león rugiente buscando a quien devorar, ya que una vez que es acariciada en el corazón, produce el pecado y este produce la caída y la caída produce la muerte. ( primero viene la muerte espiritual y después la muerte física,)

· Con estos definiciones de la tentación nos damos cuenta que no es un juego, ceder ante la tentación, ejemplos de esto los tenemos en toda la Biblia

El caso de Eva y Adán que fueron destruidos espiritualmente, Caín al matar a Abel, ( 2 Samuel 11:2-5) El rey David al tomar Betsabé mujer de Urias y después mandarlo a matar, al frente de la batalla. ( 1 Samuel 28:12-19)El caso del Rey Saúl al consultar a la pitonisa para Consultar con Samuel una vez que ya estaba muerto, y después de haberle dado entrada a Satanás, quiso matar a David cuando era impulsado por un espíritu maligno.(Jueces16:30) El caso de Sansón al relacionarse con Dalila y desobedeciendo a Dios en cuanto al trabajo que Dios tenia para el, delante del pueblo de Israel, el ataque a sansón fue para muerte ya que termino muriendo en medio de miles de filisteos, (Job 2:7) también vemos a Job casi desfallecer por tan grande prueba, y así hubo muchos casos similares, terminando con Jesús que fue llevado hasta la muerte en la cruz. Juan Bautista decapitado por Herodes. ( Hechos 7:59 ) y Esteban. Que murió a los pies de Saulo de Tarso, llamado (Pablo).

· Dos Ejemplos del Nuevo Testamento sobre la Tentación?

(1 Tesal. 3:4 ) 5Por eso también yo, no pudiendo soportar más, envié para informarme de vuestra fe, pues temía que os hubiera tentado el tentador y que nuestro trabajo hubiera resultado en vano.

· En este Texto Pablo pensó que el tentador podría haber deshecho el trabajo por el cual el había trabajado tanto y eso significa que vasta una sola prueba del tentador para liquidar a un cristiano. Y por que menciono esto?, pongamos por ejemplo la tentación de Judas y Pedro.

( Marcos 14:10 ) 10Entonces Judas Iscariote, uno de los doce, fue a los principales sacerdotes para entregárselo. 11Ellos, al oírlo, se alegraron y prometieron darle dinero. Y Judas buscaba oportunidad para entregarlo.

( Mateo 27:3 ) 3Entonces Judas, el que lo había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, 4diciendo:—Yo he pecado entregando sangre inocente.

Como Fue que uso Satanás a Judas Iscariote y a Pedro?

( Hechos 1:16 ) 6—Hermanos, era necesario que se cumpliera la Escritura que el Espíritu Santo, por boca de David, había anunciado acerca de Judas,

( Juan18:2) 2Y también Judas, el que lo entregaba, conocía aquel lugar, porque muchas veces Jesús se había reunido allí con sus discípulos.

( Juan13:2) 2Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote hijo de Simón que lo entregara,

( Juan 26:5) 14Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes 15y les dijo: «¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré?

( Juan 12:4) 4Dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que lo había de entregar:5—¿Por qué no se vendió este perfume por trescientos denarios y se les dio a los pobres? 6Pero dijo esto, no porque se preocupara por los pobres, sino porque era ladrón y, teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.

· La Biblia menciona que, Judas cargaba la bolsa del dinero, lo ministraba como una especie de tesorero y robaba de ella; a demás no menciona ninguna profesión que el ejerciera por lo tanto podríamos suponer que era completamente carnal (en sentido figurado era la cizaña dentro del trigo) recordemos que en esos tiempos la pobreza era tan extrema como en los días de hoy o peor.
· La tentación de judas fue a causa del dinero, la Biblia no dice mucho a cerca de la vida de judas, pero lo poco que dice nos demuestra que era débil a la codicia. Y Jesús conocía su corazón por lo cual sabia que le estaba dando entrada al diablo para que actuara en el, lógico fue que una vez que lo uso salió de el, por lo cual vino el arrepentimiento, pero no supo actuar ante la tentación y se suicido, haciéndose justicia de una manera errónea volviendo a dar lugar al diablo para que le quitara la vida.

· Pero que dice la Biblia referente a Pedro?, Pedro también fue tentado, negando a Jesús, Pero Jesús había orado por el para que su fe no faltara en ese momento. Y el Espíritu le enseño que debía de arrepentirse y pedir perdón.

( Mateo 26:30 ) 33Respondiendo Pedro, le dijo:—Aunque todos se escandalicen de ti, yo nunca me escandalizaré.34Jesús le dijo:—De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces.35Pedro le dijo:—Aunque tenga que morir contigo, no te negaré.

· Satanás ante las palabras que dijo Pedro de que no lo negaría, ya tenia autoridad sobre el, para probarlo y le pidió permiso a Jesús, recuerde que el acusador siempre esta presto para probar ante Dios lo que nosotros decimos o hacemos; el ejemplo esta en el texto siguiente..
Que pasa cuando uno sacude una espiga de trigo, se resiste el grano a caer, o cae
inmediatamente.?

( Lucas 22:31 ) 31Dijo también el Señor:

—Simón, Simón, Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32pero yo he rogado por ti, para que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.

“Como vencer y como evitar la tentación por medio de la oración”
(Un Ejemplo: lo da Jesús en la oración en el huerto de Getsemaní )

· Conforme a estos dos ejemplos anteriores; vemos claro las consecuencias de ser tentados y no estar preparados para la tentación, y la única arma efectiva es la oración. Jesús lo demostró en el texto siguiente:
(Jesús oro toda la noche por que al amanecer seria entregado para ir a la cruz)
(Mc 14.32–42; Lc 22.39–46)

36Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos:

—Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro.

37Y tomando a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera. 38Entonces Jesús les dijo:

—Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo.

39Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: «Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú».

40Volvió luego a sus discípulos y los halló durmiendo, y dijo a Pedro:

—¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? 41Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

42Otra vez fue y oró por segunda vez, diciendo: «Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad».

43Volvió otra vez y los halló durmiendo, porque los ojos de ellos estaban cargados de sueño. 44Y dejándolos, se fue de nuevo y oró por tercera vez, diciendo las mismas palabras. 45Entonces se acercó a sus discípulos y les dijo:

—¡Dormid ya y descansad! Ha llegado la hora, y el Hijo del hombre es entregado en manos de pecadores. 46¡Levantaos, vamos! Ved, se acerca el que me entrega.

Y todos los discípulos dijeron lo mismo.

( Mateo 6:13) 13No nos metas en tentación, sino líbranos del mal,

( Mateo 26:40) 41Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

( Marcos 14:37) ( Lucas 22:39) ( Lucas 11:4)…Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal”. ( Lucas 22:45) —¿Por qué dormís? Levantaos y orad para que no entréis en tentación.

Recompensa al que vence la tentación

( Santiago 1:12 ) 12Bienaventurado el hombre que soporta la tentación, porque cuando

haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que lo

aman (2Pedro 2:9 ) 9El Señor sabe librar de tentación a los piadosos,

· Evitemos pues ser usados por el tentador

(y no ser instrumentos de Satanás para tentar o hacer caer a otros)

( Mateo 18:7) 7¡Ay del mundo por los tropiezos! Es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo! 8Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti: mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser arrojado en el fuego eterno.

( Mateo 16:23) 23Pero él, volviéndose, dijo a Pedro:

—¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.
( Romanos 14:13) 13Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano.

( 1 Corint.10:32 ) 32No seáis tropiezo ni a judíos ni a gentiles ni a la iglesia de Dios.

( Lucas 17:1 ) 1Dijo Jesús a sus discípulos: «Imposible es que no vengan tropiezos; pero ¡ay de aquel por quien vienen! 2Mejor le fuera que le ataran al cuello una piedra de molino y lo arrojaran al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos.

( l Timoteo 6:8) 8Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos ya satisfechos; 9pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas que hunden a los hombres en destrucción y perdición,

Estudio realizado por Victor E.G. 03/Agosto/2001

Iglesia: Cristo el Camino

“…NO IGNORAMOS SUS MAQUINACIONES” (2 CORINITIOS 2:11)

Es importante conocer las maquinaciones de nuestro enemigo, el diablo. De otro modo, le será más fácil tomar ventaja sobre nosotros.

Es mentiroso, y lo ha sido desde el principio. De hecho, es el padre de la mentira (Jn. 8:44). Le mintió a Eva desvirtuando las palabras de Dios, y ha estado haciendo lo mismo desde entonces.

Además, es engañador (Ap. 20:10). Su táctica consiste en mezclar un poco de verdad con el error. Imita y falsifica lo que es de Dios. Se hace pasar como ángel de luz y envía a sus mensajeros como ministros de justicia (2 Co. 11:14-15). Engaña usando grandes señales y prodigios mentirosos (2 Ts. 2: 9) y corrompe el entendimiento de la gente (2 Co. 11: 3).

Satanás es un asesino destructor (Jn. 8:44; 10:10). Su meta y la meta de todos sus demonios es destruir. No hay excepción a esta afirmación. Como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar (1 P. 5: 8), persigue al pueblo de Dios (Ap. 2:10) y destruye a sus propios esclavos por medio de las drogas, el ocultismo, el alcohol, la inmoralidad y vicios por el estilo.

Es el acusador de los hermanos (Ap. 12:10). La palabra “diablo” (gr. diábolos) significa acusador o calumniador, y como su nombre lo indica, así es él. Todos aquellos que calumnian a los hermanos están haciendo la obra del diablo.

Siembra desaliento. Pablo advirtió a los corintios que de no perdonar al pecador arrepentido, Satanás obtendría una ventaja hundiéndolo en el desánimo extremo (2 Co. 2:7-11).
Así como Satanás, hablando a través de Pedro, buscó disuadir a Jesús para que no fuera a la Cruz (Mr. 8:31-33), así desanima a los cristianos para que se eviten la vergüenza y el sufrimiento de llevar la cruz.

Un truco favorito del maligno es “divide y vencerás”. Busca sembrar disensión y discordia entre los santos, sabiendo que “una casa dividida contra sí misma no puede permanecer”. Triste es decirlo pero su estrategia ha tenido mucho éxito.

Ciega las mentes de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo y no sean salvos (2 Co. 4: 4). Les ofusca con diversiones y pasatiempos, falsas religiones, dilaciones y orgullo. Les mantiene ocupados con sus propios sentimientos sin hacer caso de los hechos; les hace poner los ojos en ellos mismos y no en Cristo.

Por último, Satanás ataca expresamente a los creyentes después de conseguir grandes victorias espirituales o experimentar profundamente el poder de Dios. Es en tales circunstancias que el peligro del orgullo está presente y es más grande. Busca un punto débil en nuestra armadura, y dispara exactamente ahí.

La mejor defensa contra el Diablo es vivir con el Señor en comunión continua, clara y despejada, cubiertos de las vestiduras protectoras de un carácter santo.

“Sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios” (Marcos 1:34).

Algunos cristianos piensan que la posesión demoniaca es un fenómeno que existió cuando nuestro Señor estaba en la tierra pero que ya no está presente en nuestros días. Esta es una idea erronea que debe corregirse. Los periódicos de casi todos los días contienen relatos de crímenes sin causa que indican claramente que han sido inspirados por el demonio. La posesión demoníaca presenta ciertos síntomas que nos ayudan a identificarla y a distinguirla de las enfermedades mentales.

En primer lugar, un demonio conduce a su víctima a la violencia y a la destrucción. El propósito del demonio es siempre destruir.

Una persona que está poseída por el demonio manifiesta dos o más personalidades, la suya propia y la del demonio(s). Puede hablar con voces diferentes e identificarse con diferentes nombres.

Esta persona es capaz de hazañas sobrenaturales de fuerza o puede poseer poderes de conocimiento sobrenaturales. Aunque el poseído pueda hablar a veces condescendientemente del Señor Jesús, su conducta normal será blasfemar o reaccionar violentamente ante cualquier mención del Señor, de la oración, de la sangre de Cristo o de la Palabra de Dios. Su conducta es extremadamente rara, errática e inquieta. Los demás no pueden entenderle, controlarle, ni rehabilitarle. Puede tener tendencias suicidas y vivir en la esclavitud del temor y la superstición.

La posesión demoniaca está estrechamente asociada frecuentemente con el uso de drogas alucinógenas. Estas drogas introducen a la persona en el reino trascendental y abren su ser a la entrada de demonios. La palabra traducida “brujería” o “hechicería” en varias versiones de la Biblia, viene de la palabra griega “farmakia” que significa drogas.

La persona poseída por el demonio es sádica y muestra una crueldad física o mental excepcional y algunas veces mutila o desmiembra los cuerpos de sus víctimas.

Otros que son poseídos por el demonio pueden ser morbosos, frecuentando cementerios, coleccionan cráneos u otra clase de huesos, y obsesionados con la muerte y con historias espantosas.

El sol y la luna, especialmente la luna nueva, ejercen una profunda influencia en el mundo del demonismo. De aquí la promesa tranquilizadora de la Palabra a los creyentes: “El sol no te fatigará de día, ni la luna de noche” (Sal. 121: 6).

Los demonios pueden exorcizarse por medio de la oración y la autoridad del Nombre del Señor Jesús. Pero la liberación permanente para la persona se encuentra solamente cuando ésta nace de nuevo por medio de la fe en el Salvador.

www.detrinitatiserroribus.over-blog.es

NO TE DESANIMES…PERSEVERA CON PLENA CONFIANZA EN EL SEÑOR

Siempre me acuerdo de mi amigo Juan. Un día poco después de que se convirtió maravillosamente de una vida de drogadicción se puso en pie y cantó con una voz tremenda el Salmo 42, versos 1 a 6:

“¿Por qué te abates alma mía,
y por qué te turbas dentro de mí?
Espera en Dios;
Porque aún he de alabarle;
Salvación mía Dios mío.”

Años más tarde me enteré de que Juan lo pasaba muy mal y estaba bastante desanimado. ¿Qué le había pasado?

¿Desanimado? ¡Pues No Estas Solo!

El desánimo es una de las armas favoritas de Satanás y la ha usado contra el pueblo de Dios en todas las edades. Lee lo que dijeron estos famosos de la historia:

  • Moisés, en Números 11,15

  • Josué, en Josué 7,7

  • Elías, en 1 de Reyes 19,4

  • Job, en Job 10,1

  • David en Salmos 42,5 y 43,5.

  • Jeremías, en Jeremías 15,10

  • Los dos discípulos, en Lucas 24.17.

¿Porqué Te Abates Alma Mía?

Nos sentimos animados al ganar más valor así que si nos sentimos desanimados significa que algo nos ha quitado el valor. ¿Qué puede ser? Sigue algunas razones que se hallan en la Biblia:

La Dureza De La Jornada De La Vida
En Números 21,4 la gente se encontró cansada en su viaje a la tierra prometida. La vida era dura en el desierto.

La Basura Que Viene Del Pasado
En Nehemías 4,10 la gente se gastó luchando con los escombros del pasado y lo mismo nos puede pasar si vuelven los hábitos malos a molestarnos.

Las Palabras Del Enemigo
En Nehemías 4,11 los enemigos de la localidad mandaron un río de palabras negativas para crear el desánimo.

Los Ojos En El Mundo, No En Jesús
En el Salmo 73,2-3 el escritor testifica que casi cayó cuando dejó de confiar en Dios y comenzó a envidiar la prosperidad de los malos. ¡Ojo!

Secretos Y Engaños
En 2 Cor. 4.2, Pablo habla de experiencia de desánimo que viene del egoísmo y la ambición carnal de otros.

El Dios De Esta Edad
Se llama Satanás, el que se menciona en 2 Corintios 4.4. Es Dios que te da la paciencia y el ánimo, ve Romanos 15.5, de manera que ya sabes de donde vienen esos ríos de desánimo.

El Construír De Imperios Personales
Esto no lleva la bendición de Dios nunca y siempre conduce al fracaso y al desánimo. Ve 2 Corintios 4,5.

Cansancio Y Debilidad Físico
En 2 Corintios 4,7 Pablo nos llama vasos de barro para mostrar que somos frágiles y es el tesoro de Dios dentro que es glorioso.
Recuerda que un vaso de barro se puede romper fácilmente y lo mismo puede pasar con el cuerpo y la mente si trabajamos excesivamente.

Los Tratos De Dios Mismo
Si nos olvidamos que el Maestro Alfarero siempre nos está apretando, estirando y formando con el fin de hacernos más como Jesús, entonces nos podemos desanimar por causa de no entender las cosas que nos pasan en el taller de Dios. Ve 2 Corintios 4.8-11.

Como Superar El Desánimo
No hay una sola solución que siempre se pone en marcha porque como has visto hay muchas razones detrás del desánimo. Pero mira a estos pasos que te ayuden:

Fíjate En Los Gigantes De Guardia
Hay dos gigantes que todavía guardan la entrada de la tierra prometida que se llaman Temor y Desánimo. Si sientes su presencia y presión sabrás que estás para entrar en las promesas. Como Josué en este tiempo tan crucial debes ser fuerte y valiente y sigue adelante en la gracia que Dios da. Ve Josué 1.9.

Entiende Lo Qué Te Está Pasando

En 2 Corintios 4.16, Pablo dice que no nos desanimamos porque aunque por el momento lo pasemos mal, interiormente Dios nos está renovando. Dice que nuestros problemas son ligeros, que no duran mucho y en Dios nos realizan algo bueno.

Espera En Dios
Aun si tu fe te parece poco todavía puedes esperar en Dios y creer que nuestro Dios de paz pronto aplastará a Satanás bajo tus pies según su palabra. Ve Salmo 42,5 y Romanos 16,20.

Confiesa Tu Necesidad, Pide Oración

En Eclesiastés 4,12 nos enteramos de que es mejor ser dos que uno, sobre todo si alguien ataca a uno. No escondas tus sentimientos y dolores, habla con alguien y poneros a orar juntos, atando la obra de Satanás.

Recibe El Ministerio De Dios

Abre tu corazón y permite que el Espíritu Santo te ministre la paciencia, el ánimo, la esperanza, la alegría y la paz de Dios.
Romanos 15,5 y 13.

Trata Con Las Causas Naturales

Cuando Elías estaba agotado y por eso desanimado Dios le envió comida, bebida y descanso antes de tratar con las razones reales. Dios le dio una palabra nueva, una dirección nueva y una esperanza nueva.1 Reyes 19,3-18

Confía en Las Promesas de Dios

Pedro nos aconseja a humillarnos bajo la mano poderosa de Dios, echando toda nuestra ansiedad sobre él, a la vez controlándonos; resistiendo al diablo y sacrificándonos para ayudar a otros que también sufren en todas partes del mundo.

Pedro te ofrece a ti y los que sufren una esperanza grande diciendo por revelación que el Dios de toda gracia pronto y personalmente vendrá a restaurarte y hacerte fuerte, firme e inmovible”. 1 Pedro 5,6-11.