VINO JESÚS (Y SU REINO) EN EL AÑO 70 DC, O EN CUALQUIER OTRO AÑO, COMO POR EJEMPLO, 1914 DC?

Cuando Cristo venga en Su reino, hay por lo menos diez cosas que deben tener lugar en o alrededor de esa fecha. Considere lo siguiente:

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, Él regresará a la tierra y será visto por todos los ojos (Mateo 24: versos 25 al 30 y Apocalipsis 1 verso 7).

Esto no ocurrió en el año 70 dC o en 1914 dC. En el año 70 DC o en 1914 dC Cristo no fue visto por nadie.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, el pueblo judío será reunido de todos los países en la tierra y serán llevados a su tierra prometida (Mateo 24 verso31; Jeremías 16 versos 14 y 15; Isaías 43 versos 5 al 7; Jeremías 23 versos 7 y 8; Jeremías 31versos 7 al10; Ezequiel 11 versos 14 al 18; Ezequiel 36 verso 24).

Esto no ocurrió en el año 70 dC ni en 1914 dC. En lugar de ser reunidos, los Judíos fueron asesinados y esparcidos.

  1. Cuando Cristo venga y establezca Su reino, ya no habrá guerras en la tierra (Isaías 2 verso 4; Miqueas 4 verso 3; Salmo 46 verso 9; Zacarías 9 verso10) .

Esto no ocurrió en el año 70 dC ni en 1914 dC. El año 70 fue una época de guerra feroz llevada a cabo por el poderoso ejército romano, y también 1914 dC con la primera guerra mundial.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, el reino será restaurado a Israel (Hechos 1 verso 6) y el Mesías se sentará en el trono de David, que se encuentra en Jerusalén (Isaías 9 verso 7; Jeremías 17 verso 25; Jeremías 23: versos 5 y 6; Jeremías 33 verso 15; Oseas 3 versos 4 y 5; Amós 9 versos 11 al 15; Lucas 1 versos 32 y 33).

Esto no ocurrió en el año 70 dC. En el año 70 DC Jerusalén fue destruida, el templo destruido, y ningún rey de la línea de David reinó en el trono de David en Jerusalén, ni tampoco en 1914 dC!

  1. Cuando Cristo venga en Su reino será un tiempo de gran liberación y una gran bendición para el pueblo judío (Jeremías 30 versos 7 al 9; Ezequiel 34: 25 al 31).

Esto no ocurrió en el año 70 dC, que fue un momento de gran juicio sobre el pueblo judío que décadas antes habían rechazado y crucificado a su Mesías (aunque algunos Judíos sí creyeron en él).

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, el santuario de Dios (su templo) estará en medio de su pueblo (Ezequiel 37 versos 26 al 28; Ezequiel 40 versos 5 al 43: 27).

Esto no ocurrió en el año 70, porque fue entonces que el templo judío fue destruido, dando lugar a que los Judíos no tengan templo en absoluto. Esto sigue igual hoy.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, habrá un sacerdocio que operará en los sacrificios del templo y los animales serán ofrecidos (Ezequiel 44 versos 1 al 46: 24).

Esto no ocurrió en el año 70 dC, cuando los romanos destruyeron el templo y pusieron fin a un sacerdocio que funcionaba, terminando así con los sacrificios de animales. Tampoco se cumplió en 1914dC.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, “los Judíos poseerán y se instalarán en toda la tierra prometida, que volverá a ser subdividida en los doce divisiones tribales. Pero estas divisiones tribales serán diferentes de las descritas en el libro de Josué “(Arnold G. Fruchtenbaum, Huellas del Mesías, p. 328). La descripción de la ubicación de todas las 12 tribus durante el reino se describe en Ezequiel 47 versos 13 al 48:29. Siete tribus estarán situadas al norte del templo (Ezequiel 48 versos 1 al 7) y cinco tribus estarán situadas al sur del templo (Ezequiel 48 versos 23 al 29).

Esto no ocurrió en el año 70 dC ni en 1914 dC. Después de la destrucción romana de Jerusalén los Judios sobrevivientes se dispersaron por todo el mundo. En el siglo 20 un pequeño remanente regresó a la tierra de Israel y se estableció un Estado judío.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, habrá un mensaje de la buena noticia que se declarará a Jerusalén (Isaías 52 versos 7 al 10).Este mensaje constará de los siguientes elementos: 1) La buena noticia de la paz; 2) La buena noticia que el Mesías reinará en Sión; 3) La buena noticia de que Dios ha consolado a su pueblo; 4) La buena noticia de que Dios ha redimido a Jerusalén.

Esto no ocurrió en el año 70 dC, ni en 1914 dC. En el año 70 había sólo una mala noticia para el pueblo judío. Fue la mala noticia del juicio y de la destrucción y la ruina y la muerte, no la buena noticia de la comodidad y la paz.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino habrá gozo y alegría (Isaías capítulo 35). Este gozo y alegría serán el resultado de las siguientes condiciones: 1) el desierto se convertirá fértil (versículos 1 y 2, 6 y 7); 2) El Mesías vendrá a salvar a Israel (versículos 3 y 4); 3) Los que son cojos o ciegos o sordos serán sanados (versículos 5 y 6); 4) los animales feroces salvajes ya no serán un problema (v 9); 5) Será un tiempo de gran regocijo (v. 10).

Esto no ocurrió en el año 70 dC, ni en 1914 dC. En el año 70 dC los Judios que tuvieron la suerte de sobrevivir a la invasión romana no tuvieron gozo y alegría, sino tristeza y el gemido (comparar Isaías 35 verso 10).

FUENTE:

IGLESIA BÍBLICA MIDDLE TOWN

ARQUEÓLOGOS DESCUBREN ESPADA DE LA ÉPOCA ROMANA

 

Arqueólogos israelíes descubrieron una espada, lámparas de aceite, ollas y monedas que se cree datan de la época del Segundo Templo hace casi 2.000 años.

Los artefactos fueron descubiertos en una zanja de drenaje antigua utilizada para llevar el agua de lluvia, y que era parte de una extensa red de túneles bajo la ciudad.

La Autoridad de Antigüedades de Israel, el arqueólogo Eli Shukron llamó a este descubrimiento: “una postal del pasado”: “El estado de conservación de la espada es sorprendente: no sólo su longitud (60 cm), sino también por la preservación de la vaina de cuero (un material que generalmente se desintegra rápidamente con el tiempo) y algunos detalles de su decoración”, dijo.

Otros hallazgos

El mes pasado, los arqueólogos descubrieron una campana de oro pequeña, que pudo haber caído de una túnica de sacerdote, en la misma zanja de drenaje.

Este último hallazgo se cree que es vinculada a la Gran Revuelta contra los judíos por los romanos, que destruyeron el Segundo Templo en el año 70 antes de Cristo.

Un grupo vinculado con el movimiento de asentamientos judíos es la financiación de la excavación. El descubrimiento tuvo un significado especial para los israelíes, ya que está próximo el Tisha Beav – el día 9 del mes de Av en el calendario hebreo – un día de luto por la destrucción de los Templos judíos primero y segundo.

Los árabes palestinos criticaron la excavación, llamándolo por motivos políticos y perjudiciales.

Si desea reproducir esta noticia, por favor dé el crédito a www.MundoCristiano.tv

¿Vino el Hijo del Hombre en las Nubes de Gloria en los Días de Vespasiano?

 

Los preteristas afirman que la destrucción de Jerusalén tomó lugar durante el reinado de Vespasiano, y que “ésta resultó en la audiencia del Hijo del Hombre ante el Anciano de Días tal como es hallado en Daniel 7.13,14, y recibiendo un reino y dominio que no pasaría o que no sería destruido. Vea abajo mientras damos una explicación del pasaje en Daniel 7. Esto no podría posiblemente corresponder a nada de lo que ocurrió en el primer siglo. Ante todo, Jerusalén tenía que haber sido el cuartel general de Jesucristo en la tierra desde el año 70 dC, y el milenio debería haber sido ya instituido en ese momento.

Eso no ocurrió. Todas las naciones de mundo debieron estar bajo el dominio de Cristo, Sus apóstoles, y la iglesia. Pero esto no ocurrió. Me doy cuenta de que los preteristas parciales usan el argumento de que todavía creen en una futura segunda venida del Señor más tarde, y que ven la “venida” de Cristo del  año 70 DC como una venida invisible del Señor “en juicio”. Pero ellos usan esta manufacturada “venida invisible del Señor “en juicio” como una chaveta para congelar muchos de los acontecimientos proféticos del tiempo del fin, que ellos conectan con esta así llamada “venida invisible”. Si ellos ciertamente creen en un futura segunda venida, entonces deberían admitir que Mateo 24.29-31 vincula esta venida del Señor con la conclusión del Gran período de Tribulación. La Biblia dice que “inmediatamente después de la tribulación” la señal del Hijo del Hombre (aparecerá) en el cielo (vs. 30). Y así,  es incorrecto substituir una “venida invisible” artificial “en juicio” en este punto en Mateo 24. La venida que se ubica inmediatamente después de la tribulación es la segunda venida que los preteristas parciales admiten que es aún futura. Esta conexión hace imposible que la tribulación haya ocurrido en el Año 66-70 DC.

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

 

¿QUÉ ACERCA DE MATEO 16:28 Y LA SUPUESTA VENIDA DE CRISTO EN EL AÑO 70 DC?

 

Td. Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Mateo 16.28 no puede ser sacado de contexto. Debe ser comprendido en relación a Mateo 16.27:

“Pues el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles; Y entonces él recompensará a cada hombre según sus obras. Verdaderamente le digo, he aquí algunos que no probarán la muerte, hasta que vean al Hijo del Hombre viniendo en su reino”. – Mateo 16.27,28 KJV

Cualquier cosa que hagamos con Mateo 16.28, no lo podemos usarlo para representar alguna clase de “llegada” invisible “en juicio” en el 70 dC. ¿Si la llegada fuera “invisible”, entonces quién “la vería”?

La razón es que cuando Mateo 16.28 es tomado en contexto con Mateo 16.27 se hace evidente que Jesús no habla de una “llegada en el juicio” en el 70 DC. Jesús habla de Su regreso personal triunfante a la tierra al final de la edad (Nuevo Pacto). Él se refiere a Su regreso desde lo alto en el Armagedón. Y nadie seguramente opina que el Armagedón ya ha ocurrido. ¡Ciertamente no!

Jesús viene en “la gloria de su Padre con sus ángeles”. Esta venida gloriosa no ocurrió en el primer siglo y no hay confirmación bíblica u otra de que lo hizo. Éste es el regreso desde lo alto, cuando, como Juan escribió, “todo ojo le verá, y aquellos también que le traspasaron: Y todos los pueblos de la tierra gemirán por él” (Apocalipsis 1.7). Además, la iglesia habría sido ya arrebatada para encontrarse con el Señor en el aire (es decir, si usted sostiene una posición pre y post tribulacionista, concordará que ver venir al Señor sería sinónimo a ser arrebatado para encontrarse con él cuando él venga en las nubes del cielo). La edad de la iglesia habría fenecido y habría un gobierno e iglesia reinante con Cristo aquí personalmente en la tierra en el Milenio. El reinado milenario presupone más que simplemente una venida espiritual, invisible. Revelación 5.10 dice que reinaremos en la tierra con él. Pablo dice que nosotros aún no tenemos nuestras coronas pero un día la recibiremos (2 Tim. 4.8). ¿Cómo podríamos reinar ya en el milenio sin haber recibido nuestras coronas, y haber descendido a la tierra con él a reinar? ¿En qué momento ocurrió esto?

Además, en la venida del Señor mencionada en Mateo 16.27 las recompensas son dadas a “cada hombre según sus obras”. ¿Han sido las recompensas ya distribuidas?

Si Mateo 16.28 guarda relación con la “llegada en juicio” en el 70 dC, ¿dónde entonces está Mateo 16.27 (el verso de arriba) en el 70 dC?

¿Fueron las coronas ya entregadas en el primer siglo? ¿Fueron las recompensas ya entregadas en su venida donde algunos – supuestamente – estarían vivos y viviendo en ese siglo? ¿Y dónde deja esto al resto de la iglesia del Nuevo Testamento de los siglos subsiguientes? ¿Serán las recompensas distribuidas dos veces, una vez para la venida invisible, y otra, más tarde, cuando el resto de iglesia sea arrebatada en Su genuina segunda venida visible?

Casi la descripción exacta de esta venida es dada en Mateo 25.31,32, “Cuando el Hijo del Hombre vendrá en su gloria, y todos los ángeles santos con él, entonces se sentará sobre el trono de su gloria: Y ante él serán recogidas todas las naciones: Y él las separará unas de otras, como separa el pastor sus ovejas de las cabras “.

Ésta no es una “venida” del año 70 DC “en juicio”. En el 70 dC, el Señor no regresó con Sus santos ángeles, según alguna evidencia que tenemos. El Señor no se sentó a gobernar las naciones en el 70 dC. Así es que podemos establecer que esta venida “en gloria de su Padre con sus ángeles” no ocurrió en el 70 dC. Algunas de las epístolas fueron escritas después de 70 dC (ver 1,2,3 de Juan). ¿Por qué no mencionaron ellas de esto? ¿Por qué algunos de los padres apostólicos, que conocieron a los apóstoles personalmente, no mencionan esto? ¿Por qué no fue la desaparición del gran apóstol Juan notado si él permaneció vivo hasta la venida invisible y luego desapareció? Tenemos una cierta cantidad de escritos de hombres que conocieron a estos apóstoles.

Finalmente, una buena cantidad de teólogos cree que efectivamente se cumplió la predicción a los pocos días de anunciada, cuando algunos de los apóstoles (Pedro, Santiago y Juan) vieron el rey del reino venir en su transfiguración gloriosa (una parusía anticipada), y con él, su reino, siendo acompañado de dos insignes héroes de la fe del AT. No olvidemos que la gloria del rey presente ante ellos era la presencia de la misma gloria del reino en la tierra. El reino había llegado con la presencia del rey, y en la transfiguración la venida del rey en toda su gloria era la venida (temporalmente) también de Su reino. Sin embargo, la venida del reino de Dios permanecería como una esperanza para la parusía de Cristo en las nubes del cielo con los ángeles de su poder (Tito 2:13; Mat. 25:31-34).

LA GRAN TRIBULACIÓN NO PUEDE CALZAR EN EL PRIMER SIGLO

 

 
 
 

 

 

 

 Td. Ingº Mario A Olcese (Apologista)

 

 

Un estudio de la Gran Tribulación (“el Tiempo de la angustia de Jacob” según Jeremías 30.7) demuestra que este período no ocurrió en el primer siglo. Hay un número de razones porqué la Gran Tribulación, como está descrito para nosotros en las Escrituras, no pudo haber tenido lugar en el primer siglo, y no podría haber tenido lugar, dado el historial que tenemos. Está mal intentar “forzar” el cumplimiento de esta profecía para el primer siglo (70 DC) si ciertamente no ocurrió durante el primer siglo.

Algunas razones porqué La Gran Tribulación (El Tiempo de angustia de Jacob) no puede calzar en el Primer Siglo, son:

(1) No hubo “bestia” en el primer siglo que causó que todos los habitantes de la tierra reciban una marca en su frente o en su mano derecha a fin de que pudiesen comprar o vender (Apocalipsis 13.15-18). Tal mandato para los judíos habría causado un disturbio de gran escala por la prohibición Bíblica en contra de recibir marcas en la carne (Levítico 19.28). La capacidad tecnológica no existía.

(2) No hay informes históricos del ministerio de los Dos Testigos, con los asombrosos signos milagrosos del Antiguo Testamento hechos por ellos, fuego siendo invocado al cielo, el agua en sangre, plagas sobre las la masas de la humanidad, etc. (Revelación 11.3-7).

(3) No hay informes históricos del asesinato público de estos Dos Testigos en la ciudad de Jerusalén en el primer siglo, el cual fuera presenciado y festejado en todo el mundo por las naciones (el Apocalipsis 11.8-11). Las comunicaciones y la habilidad tecnológica no existían entonces como hoy.

(4) No hay informes históricos de la resurrección pública de estos Dos Testigos (Apocalipsis 11.11,12).

(5) No hay informes históricos de un gran terremoto en Jerusalén inmediatamente después de la ascensión y resurrección pública de estos Dos Testigos, lo cual es un acontecimiento público.

Hay muchos otros acontecimientos notables profetizados para que ocurran durante el período de tiempo de la “gran tribulación”. Si esto ya ocurrió en el primer siglo, deberíamos esperar alguna prueba histórica relacionada con esto, aparte del informe corrompido del adulador romano-Judío Josefo, que (aun con sus interpretaciones católicas) no satisface ninguna de estas profecías.

¡JESÚS NO REGRESO EN EL AÑO 70 DC!

 

El término preterista se refiere al pasado. En la gramática es un tiempo pasado. La teoría preterista sostiene que Jesús volvió en el 70 A. D.  

 

Los Preteristas creen que Mateo 24, el Discurso de los Olivos, ya se cumplió y que la mayoría de Revelación se refiere a las cosas del pasado. La opinión del preterista extremo dice que la parusía de Jesús, incluso la resurrección de los santos y el arrebatamiento, ocurrió en el primer siglo. La opinión del preterista parcial normalmente dice que la Gran Tribulación fue en el primer siglo, pero la parusía de Jesús está en el futuro.  

 

Si nosotros ponemos Mateo 24 junto a Lucas 21, vemos que los dos empiezan en el mismo punto, la cuestión sobre el futuro del templo. Ambos relatos terminan con el mismo evento, la venida visible del Hijo del Hombre. Al final del relato de Lucas él dice que “vuestra redención está cerca” pero Mateo lo llama la reunión de los escogidos. A estas alturas Marcos dice que algunos de los escogidos vendrán del cielo, algunos de la tierra. ¿Quiénes son estos escogidos sino aquellos que “a través de Jesús Dios traerá con Él aquellos que han dormido? 1 Tes. 4:14. 

 

Si Revelación se ha cumplido totalmente, entonces Satanás no está más activo en el mundo debido a la Cerradura de cinco dobleces en Revelación 20:1-3. Pero la experiencia humana testifica la verdad presente de 1 Pedro 5:8 (KJV) “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar“. 

 

El Preterismo no resuelve el problema del mal. Jesús dijo que el campo es el mundo. Él dijo, “De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad” Mateo 13:40-41 (ESV). Pero el mal todavía existe en este mundo y los infractores de la ley abundan. La venida de Jesús todavía es futura. 

 

Jesús nos enseñó a orar, “Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como se hace en el cielo.” Dios piensa quitar el mal de esta tierra. No pasará hasta que Jesús regrese. El plan de Dios es que las personas a quienes Él rescató sean “un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y reinarán en la tierra.” Rev. 5:10 (ESV) Esto no está pasando ahora, demostrando que el preterismo es una ilusión. 

 

El Preterismo es muy irrazonable acerca de la visibilidad del rapto. Cuando Jesús vino la primera vez en una venida relativamente secreta, ni uno de los historiadores cristianos notaron Su presencia. Su segunda venida no será secreta, sino que “todo ojo lo verá.” Y todavía si Él ya volvió en el primer siglo, ¿cómo puede razonablemente uno explicar que no hay ningún registro escrito del evento?  

 

Mateo escribió, “Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo de Hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se lamentarán, y verán al Hijo del Hombre viniendo en las nubes de cielo con poder y gran gloria.” Mat. 24:30. Esto es lo contrario de un rapto secreto. No podría haber sido oculto. Ningún evento en la historia será tan abierto y manifiesto y chocante a la humanidad como la venida de Jesús por la Iglesia.  

 

1 Tesalonicenses 4:16, 17 nos dice que el rapto ocurrirá en la parusía de Jesús. 1 Corintios 15 nos dice que en la parusía de Jesús, los cuerpos de los Cristianos se volverán inmortales. Mateo 24 es específicamente sobre la parusía de Jesús. Ése es el tiempo del rapto.  

 

Puesto que la parusía es el tiempo de la resurrección de los santos, también es el tiempo cuando Israel se volverá al Señor. Pablo sugirió esto cuándo él escribió, Romanos 11:15 (ESV) “Para si su rechazo significa la conciliación del mundo, qué significará su aceptación sino vida de entre los muertos?” Zacarías también lo mencionó cuando él escribió, Zac. 12:10 (ESV) “Y yo verteré en la casa de David y los habitantes de Jerusalén espíritu de gracia y súplicas para la misericordia, para que, cuando ellos me vean a mí, a aquel a quienes ellos han traspasado, se lamentarán por él, como uno se lamenta por primogénito.” Israel no se volvió a Jesús en el 70 A.D. Debe ser obvio que Israel no se ha vuelto todavía al Señor. 

 

Este libro muestra cómo el preterismo extremo no es consistente con lo que la Biblia dice. Los supuestos cumplimientos no encajan con las predicciones de la Biblia y dependen de la espiritualización de las palabras de la escritura. El preterista intenta encajar una clavija redonda en un agujero cuadrado, y así él deforma la verdad de la escritura.  

 

La teoría es llamada una herejía propiamente aunque es entendible porqué algunas personas la aceptan. Los argumentos del Preterista son usados por los escritores judíos anti-misionarios para intentar demostrar Jesús era un profeta falso. Ellos dicen que Jesús no hizo lo que se supone que el Mesías debía hacer.  

 

La gente acepta el preterismo porque la Biblia presenta el rapto como amenazador. Ellos razonan que si Dios no lo quiso decir, ¿por qué Él lo dijo? Cerca, “a la mano”, “pronto”, etc. debe significar lo que nosotros entendemos debe significar. Pero Dios nos ha dicho específicamente que Él no mira el tiempo de la manera como nosotros lo hacemos. “Él dijo, “Mis pensamientos no son vuestros pensamientos.” Los términos que Él usa intenta mantenernos alertas, vivir siempre en la conciencia de que Él está cercano. Él no nos dijo cuando Jesús volverá, y es imprudente poner fechas. 

 

Una razón por la que la gente tiende a creer alguna forma de preterismo es que Lucas 21 se refiere al 70 A. D, cuando los ejércitos romanos derrocaron Jerusalén. No obstante, el informe de Lucas, como de Mateo 24, también se extiende a eventos que no han pasado. No se han completado los tiempos de los Gentiles” todavía por Jerusalén. Ellos deben completarse antes de que Jesús regrese. 

 

El 70 A. D no puede ser el tiempo de la Gran Tribulación porque Jesús dijo que “inmediatamente después de la tribulación de aquellos días el sol se oscurecerá… y verán al Hijo del Hombre viniendo en las nubes….” Esto sugiere que la parusía de Jesús habría de venir inmediatamente después de la tribulación. ¿Cómo los preteristas parciales pueden decir que todavía es futura? Si el rapto todavía es futuro, la Gran Tribulación no puede ser pasada. 

 

Jesús dijo en Mateo 24:21 (ESV) “Porque entonces habrá gran tribulación, como no ha sido desde el principio del mundo hasta ahora, y nunca habrá.” Hank Hanegraff dice que ésta es una hipérbole. Esto muestra  que él toma literalmente sólo las escrituras que encajan con su esquema interpretativo.  

 

Los Preteristas declaran que Mateo 24 está ahora cumplido completamente. Ellos espiritualizan para hacer que la historia esté de acuerdo con la profecía. Esto es un error. Si sólo una parte de una profecía está cumplida evidentemente, no espiritualice el resto de ella para encajarla en el pasado. Una profecía ya puede tener algunas partes cumplidas, pero el resto de ella queda en el futuro. Escuche lo que el Espíritu aconseja: “La visión es todavía para un tiempo señalado, pero al final hablará, y no mentira; aunque se retarde, espera por ella; porque vendrá ciertamente, no tardará.” Hab. 2:3. Dios dijo, “Espera por ella.” 

 

Si Mateo 24 está cumplido, entonces nosotros debemos estar ahora en el Milenio. Podemos ver que eso no es así. El preterista resuelve ese problema diciendo que nosotros no debemos tomar literalmente tales predicciones sino que debemos espiritualizarlas. 

 

El Preterismo dice que Revelación se ha cumplido. Juan escribió Rev. 16:20 (ESV) “Y cada isla huyó, y ninguna montaña sería encontrada.” Si el preterismo es verdad, no hay ninguna montaña ahora en la tierra.  

 

La tendencia a espiritualizar pierde verdades preciosas. Por ejemplo, un hombre puede afirmar que la historia de Jesús que camina en el agua no debe ser tomada literalmente sino que nos cuenta la alta estima que Jesús sentía por Sus seguidores. Un hombre puede sostener que la historia de Jesús resucitado de los muertos nos cuenta sobre la persistencia de Su enseñanza moral. Eso es lo que la espiritualización puede hacer por nosotros. Es una debilidad en el en la doctrina amilenaria y del preterista. Estos ejemplos pueden parecer extremos, pero el punto es válido. 

 

Mateo 24 dice que Jesús volverá “en las nubes del cielo.” Un maestro dice repetidamente en la radio que estas nubes no deben ser tomadas literalmente. ¿Pero por qué no? En Hechos 1 cuando Jesús ascendió, que nos dice que “una nube lo sacó de su vista.” Si Él ha de volver “de la misma manera como vosotros lo habéis visto ir”, ¿por qué las nubes en Mate 24 no son literales? 

 

El discurso normal normalmente contiene algunos términos de no literal. Esto pasa en la Biblia. ¿Pero cuándo deben tomarse los términos como no literales? Alguien escribió: para ser considerado simbólico, el lenguaje en cuestión debe poseer (un) algún grado de absurdidad cuando tomado literalmente y (b) algún grado de claridad cuando tomado simbólicamente.” Esto no puede resolver el problema. Mi patrón me indicó que un nacimiento virginal entre los humanos es absurdo. ¿A cuántos bebés humanos conoce usted que se les concibió sin esperma?  

 

Puesto que Dios es Autor de la Escritura,  debemos confiar en Su Espíritu Santo para discernir lo que Él piensa. Si un estudiante de la Biblia se inclina por tomar un versículo no-literalmente, él debe examinar sus razones para escoger así. Puede ser una asunción injustificada, un prejuicio anti-bíblico, o incredulidad pura.  

 

¿Por qué el preterista o los amilenialistas quieren tomar algunos términos como no literales? Es un prejuicio que es subjetivo y no lógicamente requerido. 

 

Si una persona ha decidido que el Calvinismo es correcto, él espiritualizará la descripción de Ezequiel de un templo futuro. Si una persona ha aceptado el dispensationalismo, ella desatenderá las escrituras que lógicamente requieren un rapto post-tribulacional. Si uno busca la verdad, uno debe apartar sus prejuicios y debe escuchar cuidadosamente a la Escritura. 

 

El Preterismo es ciego hacia Israel. James Russell escribió la “misión de Jesús como el Rey de Israel está cumplida; la nación del pacto ya no existe.” Esto se parece a la doctrina católica romana. Los teólogos de la Reforma nunca tuvieron éxito escapando de los errores católicos completamente. 

 

La Biblia nos dice que Israel será reunido antes de que ella se convierta. Eze. 36:24-26. Se nos dice también que el templo estará de pie cuando Jesús vuelva. Malaquías 3:1-4. 

 

La escritura dice, “Porque los hijos de Israel morarán por muchos días sin un rey, y sin un príncipe, y sin sacrificio, y sin imagen, y sin ephod, y sin teraphim; Después volverán los hijos de Israel, y buscarán al Señor su Dios, y a David su rey; y temerán el SEÑOR y su bondad en los últimos días.” Oseas 3:4, 5 Nosotros perdemos la verdad aquí si nosotros la espiritualizamos.  

 

La mayoría del preteristas tomaría las advertencias literalmente en  Deuteronomio 29 y 30 que dice que Dios esparciría Israel de su tierra por la desobediencia, pero se toman las promesas de la reunificación como no literal. Esto es incoherente. 

 

En Mateo 23:39 Jesús implicó que cuando Él vuelva, Jerusalén se habrá vuelto al Señor.  ¿Pasó eso en el primer siglo? ¿Ha ocurrido aún? 

 

De hebreos 1:2 nosotros conjeturamos que estamos en los últimos días. Ha sido así durante dos mil años. Hoy, la mayoría de los Judíos incluso no cree en Dios. En la más reciente elección nacional, sólo veinticinco por ciento de los Judíos americanos votaron por el candidato que afirma creer en la Biblia. Israel no está buscando al Señor su Dios todavía. 

 

Hank Hanegraaff, el Hombre de la Respuesta de Biblia, le gusta ridiculizar a aquellos que toman la profecía de la Biblia literalmente y nos acusan de “literalistas rígidos”. Él niega que sea aún un preterista parcial, sin embargo él dice que la Gran Tribulación ocurrió en el primer siglo. Ésa es la opinión del preterista. Puesto que Mateo 24:21 dice que puede haber sólo un semejante tiempo, la idea de Hank significa no pasará en el futuro. Jesús dijo  que Él volverá  en la parusía, “inmediatamente después de la tribulación”, y todavía Hank dice que la Tribulación es pasada y el rapto todavía es futuro. Oí a Hank recientemente admitir que el preterismo es una completa herejía. 

 

Más recientemente oí que Hank dice que todo lo que Jesús dijo en el Discurso de los Olivos ya ocurrió. Así ahora él abraza lo que él llamó herejía recientemente. Él está desconcertado. 

 

Por ejemplo, cuando él ve el lenguaje del A. T en el N. T., él lo trata como un reciclaje de las ideas del A. T, mientras no comprendiendo que el Nuevo da  cumplimiento a lo que dijo el A.T. Él dijo recientemente que Revelación trata de la destrucción de Tiro. Eso no es verdad. Juan trata con lo que es futuro, mientras emplea expresiones y eventos familiares a sus lectores del pasado para describir lo que descansa adelante.  

 

A él le gusta decir acerca de aquellos de nosotros que discrepamos con él que no conocemos el Antiguo Testamento. Ésta es una asunción y es injusto. Él encuentra en el A. T. cierto lenguaje que se parece al lenguaje en un pasaje profético del N. T y él asume  que ellos no pueden referirse al mismo evento.  

 

Noto que los judíos que intentan dejar afuera a Jesús del texto de Isaías 53, toman términos en un sentido no literal. 

 

Es un hecho llamativo que las profecías del  Antiguo Testamento fueron entendidas literalmente por los escritores del Nuevo Testamento. Isaías dijo que una virgen llevaría a un niño, y los escritores del N.T toman esto literalmente. David escribió que el alma de Mesías no sería dejada en el Sheol y Pedro afirmó que Jesús resucitó de los muertos. ¡Literalismo rígido! 

 

Harold Camping analiza el nombre Jerusalén en Lucas 21 y dice que Jerusalén quiere decir la Iglesia. Así que este verso significa que Dios les está diciendo a los Cristianos para salir de las iglesias. ¿No es esto herejía? 

 

Dr. R. C. Sproul escribió un libro en el asunto y él acepta una posición preterista parcial. Él lista escrituras que parecen apoyar esa posición pero no sabe explicarlos, al parecer.  

 

Dr. Bob Finley de Misión de Ayuda cristiana que hace un trabajo maravilloso, comparte las ideas del preterista. Él no ve ninguna predicción de la Biblia de una conversión futura de Israel como una nación. 

 

Deseo que no sea necesario contradecir a MIS hermanos cristianos. La base para mi discordancia es la Escritura.  

 

Se dio para la enseñanza, para la reprobación, y para la corrección. Usándola para estos propósitos se está desplegando el amor cristiano. 

 

¿Por qué Dios permite aparecer la herejía entre los líderes cristianos, algunos de los cuales hacen el valioso trabajo? Es que “ellos que son aprobados puedan hacerse manifiestos entre vosotros” (1 Cor. 11:19). Hace posible una decisión justa por el día del juicio que se relaciona a la fidelidad personal.  

 

Daniel escribió “algunos de ellos caerán de la comprensión, para probarlos y purgarlos y hacerlos blanco, incluso al tiempo del fin”. 11:35 

 

Son examinadas las demandas principales de preteristas y refutadas en este libro, punto por punto. Aquí hay algunos ejemplos. 

 

Los Preteristas enseñan que el rapto pasó en el 70 DC y el Sermón de los Olivos se cumplió en ese momento. Pero Jesús dijo, “Y cuando estas cosas empiecen suceder, entonces alcen sus cabezas; porque vuestra redención está cerca.” Pero en lugar de la redención, ese tiempo trajo destrucción y muerte. Esta profecía se refiere propiamente al futuro. 

 

El último capítulo de Revelación contiene las palabras de Jesús, “vengo rápidamente”, y en el verso 6, “cosas que deben suceder en breve”, y en el verso 10, “el tiempo está cerca.” Esto es usado por los preteristas para demostrar un retorno del primer siglo. 

 

Una dificultad con esto es que nosotros no sabemos la definición de Dios de los términos, a mano, brevemente y así por el estilo. Estos términos no son precisos en que ellos no especifican varios minutos, meses, o milenios. También leímos “Un día es con el Señor como mil años, y mil años como un día.” 2 Pedro 3:8. El que habita la eternidad no ve tiempo como nosotros lo vemos.  

 

Dios prometió enviar a Elías antes del gran y terrible día del Señor. ¿Vino Elías antes del 70 A. D? Esto no puede haberse cumplido por San Juan el Bautista porque después de que Juan fue asesinado, Jesús dijo que la obra de Elías descansaba aún en el futuro. Mateo 17:11 

 

Revelación 5:10 dice que los santos reinarán en la tierra. Eso obviamente no está pasando hoy. Jesús prometió a Sus apóstoles que ellos se sentarán en doce tronos juzgando a las doce tribus. ¿Eso ocurrido esto?  

 

Jesús dijo que cuando Él venga, todas las naciones serán reunidas y serán separadas, algunas para Su reino y algunas para el fuego eterno. Mateo 25:32, 41 ¿Ocurrió ya  eso? 

 

Si Jesús regresó en el 70 A. D, ¿por qué los credos tempranos de la iglesia no lo saben? La Didache al final del primer siglo expresa la creencia en una venida futura, no pasada, de Jesús.  

 

Los Preteristas dicen que la expresión “el fin de la edad” sólo se refiere al fin de la edad judía. Jesús prometió a Sus discípulos, “yo estoy siempre con vosotros, hasta el fin de la edad”. ¿Estuvo Él con nosotros sólo hasta el 70 A. D? 

 

Jesús dijo en Mateo 24:21 que la Gran Tribulación será mucho peor que cualquiera antes o después. Pero la guerra en 1940 mató seis millones de judíos, muchos más que en el primer siglo.  

 

Los Preteristas dicen que un retorno del primer siglo de Jesús es requerido por Mat. 26:64. Jesús dijo al Sumo Sacerdote, “Pero yo te digo, de hoy en adelante veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder y viniendo en las nubes del cielo.” Pero aquí Jesús está diciendo que Caifás aparecerá para juicio ante el Gran Trono Blanco de Revelación 20. 

 

Uno debe saber bien la Biblia para ser protegido de los errores como los del preterismo. Mateo 24 y los pasajes paralelos en Marcos y Lucas, llamados el Sermón de los Olivos, es el lugar para empezar porque la información allí, viniendo directamente del Señor Jesús, proyecta el futuro sin un simbolismo excesivo.  

 

En mi libro, “El Rapto Examinado”, está claramente probado que Mateo 24 se refiere al arrebatamiento de la Iglesia, los elegidos. Cuando uno pone Mateo 24 en paralelo con Lucas 21, se pone claro que el arrebatamiento de la Iglesia debe quedar en el futuro, no en el pasado. 

 

A veces una porción de la Escritura tiene más de una aplicación. Vea mi libro Una Visión más Clara del Arrebatamiento. Así que Lucas 21 se refiere a los eventos del 70 A. D cuando Jerusalén fue destruida, no obstante la profecía se extiende en el futuro. Lucas 21, Mateo 24, y Marcos 13, no usan la elocución la “gran tribulación” porque el Espíritu Santo pretende que nosotros entendamos que la destrucción de Jerusalén no es la Gran Tribulación. Lucas se estaba enfocando en la ruina del siglo primero de Jerusalén. Mateo describió los eventos aún futuros. 

 

Lucas escribió, “Y ellos caerán a  filo de espada, y serán llevados cautivos en todas las naciones: y Jerusalén será pisoteada por los Gentiles, hasta que los tiempos de los Gentiles se cumplan.” Hoy en el vigésimo primer siglo, Jerusalén TODAVÍA está siendo PISOTEADA POR LOS GENTILES. Luego Lucas escribió: “entonces verán al Hijo del hombre viniendo en una nube con el poder y gran gloria.” La parusía de Jesús debe venir después de que se cumplan los tiempos de los Gentiles.” Eso es todavía futuro.   

 

Incluso Juan Calvino supo que el 70 A. D no era la Gran Tribulación. Él escribió, “Ciertos intérpretes toman la tribulación de aquellos días como la ruina de Jerusalén; de hecho esta es una recolección  universal… de todos los males que Cristo ya había hablado.”  

 

Note esto: “He aquí, el día del SEÑOR viene, y el despojo será dividido en medio de vosotros. Porque yo reuniré a todas las naciones contra Jerusalén para batallar, y la ciudad será tomada, y las casas saqueadas, y las mujeres extasiaron; y la mitad de la ciudad entrará en la cautividad, y el residuo de las personas no será cortada de la ciudad. Entonces el SEÑOR saldrá, y luchará contra aquellas naciones, como cuando él luchó en el día de la batalla. Y sus pies estarán de pie en ese día en el Monte de los Olivos que está frente a Jerusalén en el este y el Monte de los olivos se partirá por la mitad hacia el este y hacia el oeste, y habrá un gran valle; y la mitad de la montaña se apartará hacia el norte, y la mitad de él hacia el sur.” Esto no pasó en el 70 A.D. El Espíritu Santo no está equivocado aquí. Esto es aún futuro. 

 

Los Preteristas citan las palabras de Jesús que “Esta generación no pasará, hasta que todas estas cosas se cumplan.” El preterista piensa que esto remueve toda duda.   

 

Un estudiante cuidadoso preguntaría si la palabra genea puede traducirse de otras maneras. La VRJ lo traduce “nación” en Fil. 2:15. Es traducida la edad en Fil. 3:5. Es verdad que la palabra Griega genea a veces puede traducirse como generación. Pero Jesús no habló en griego. Él habló en arameo, y la palabra que usó allí en las versiones arameas no puede traducirse como generación. Significa tipo, raza, o familia.  

 

Si cualquiera insiste que la “generación” es una traducción apropiada de genea en este verso, Jesús dijo, “Ninguna señal se le dará a esta generación.” Marcos 8:12. Puesto que en Mateo 24:15 Jesús dio una señal, obviamente Mateo 24 no puede ser para esa generación.  

 

Los Preteristas buscan apoyo para su posición con otro versículo. Mateo 10:23 “Pero cuando ellos os persigan en esta ciudad, huyan vosotros hacia otra: porque verdaderamente os digo, Vosotros no habréis pasado por las ciudades de Israel, hasta que el Hijo del hombre haya vuelto.” Pero mire el contexto. Jesús estaba mandando a los Doce en un viaje predicador. Él dijo que el viaje no será largo. Jesús los reunirá de nuevo antes de que ellos terminen porque hay cosas para hacer antes de que Él vaya a la cruz. Pero esto no tiene nada que hacer con Su segunda venida. 

 

Los Preteristas buscan el apoyo con esto. Mateo 16:28: “Verdaderamente os digo, hay algunos acá que no gustarán la muerte hasta que vean al Hijo del Hombre viniendo en su reino”. Si la interpretación del preterista es correcta, entonces estos discípulos morirán después de que ellos experimentan el arrebatamiento en la parusía de Jesús.  Obviamente esto no puede pasar. Juan es uno que vio en la visión en Patmos la venida de Jesús en Su reino. Pedro dice lo que él vio en el Mt. De la Transfiguración. Éstos no demuestran que el arrebatamiento es pasado. 

 

Los Preteristas apoyan su opinión insistiendo que Revelación fue escrito antes del 70 A. D. Ellos señalan que Juan en su visión en 11:1 midió el templo. Eso debe significar que el templo estaba aún de pie. Pero en Ezequiel 40 un hombre estaba midiendo el templo, ¿y quién discutiría que el templo de Ezequiel estaba de pie en ese momento?  

 

La mayoría de los eruditos reconoce una fecha alrededor del 95 A. D para la escritura del libro de Revelación. El apoyo para ella se remonta al 150 A. D. La primera referencia clara al tiempo de Nerón está en el 550 A. D en una copia Siríaca  del Nuevo Testamento. 

 

Pero aun cuando la fecha temprana para la escritura de Revelación sea verdad, no cambia el hecho de que el modelo del preterista no encaja con los hechos de la historia. Así que los preteristas deben evitar un método literal de interpretación. Él debe espiritualizar para forzar un acoplamiento. 

 

Si Jesús volvió en  el 70A. D, ¿por qué la Iglesia no lo notó? La Didache, escrito alrededor del principio del segundo siglo, esperó que la Gran Tribulación y la aparición del anticristo todavía estuvieran en el futuro.  

 

No es posible que la segunda venida de Jesús no llegara a ser notada. “Entonces aparezca en el cielo la señal del Hijo del Hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se lamentarán, y verán al Hijo del Hombre viniendo en las nubes del cielo con poder y gran gloria.” 

 

Los Preteristas dicen que Jesús volvió alrededor del 70 A. D. Malaquías 3 dijo de Su retorno, “Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia.  4Y será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, y como en los años antiguos.” ¿Es verdad que en el 70 A. D la ofrenda de Judá y Jerusalén estaba agradando al Señor? Obviamente no es así. 

 

La demanda del preterista es que Satanás estaba limitado en la cruz. Rev. 20:2 dice que él no puede engañar a las naciones y nosotros estamos viviendo ahora en el Milenio. Esto contradice Efesios 6:12 que explica que nosotros luchamos contra la maldad espiritual en los lugares celestiales. También contradice el periódico diario. 

 

Ellos dicen que era una atadura “parcial”. Pero mira el texto. Un ángel ASIÓ al dragón. Lo LIMITÓ. Lo LANZÓ en el hoyo. Lo ENCERRÓ. Lo SELLÓ. Estos cinco verbos muestran de verbos demuestran que ésta no era una atadura parcial. 

 

Hay muchos versos que claramente se usan mal por los preteristas subsecuentemente, yo no puedo incluir todos ellos aquí. Si al lector le gustara traer uno o más de ellos a mi atención, yo estaría contento en considerarlos. 

 

Hay libros que intentan presentar todo las opiniones sobre un asunto. Hay un lugar para ese acercamiento. Pero yo he escogido concentrarme en el original, el texto de la Biblia. Uno aprende a reconocer el engaño estudiando el genuino. 

 

Este libro fue publicado por la Prensa Ventage, contiene 50 páginas, y está disponible por $7 a través de John E. Young, 6 Robert St., Rockaway, NJ 07866,  

 

Hay también una discusión del capítulo del error del preterista en mi libro, “Revelación: Una Opinión más Clara”, disponible de la Publicación de Prensa de Wine.

 

 

JESÚS NO VOLVIÓ EN EL 70 A. D

 

Por John Young (Trad. Ing° Mario A Olcese)

 

El término preterista se refiere al pasado. En la gramática es un tiempo pasado. La teoría preterista declara que Jesús volvió en el 70 A. D.

Los Preterista creen que Mateo 24, el Discurso de los Olivos, ya se cumplió y que la mayoría de Revelación se refiere a cosas en el pasado. La opinión del preterista extremo o total dice que la parusía de Jesús, incluso la resurrección de los santos y el rapto, ocurrió en el primer siglo. La opinión del preterista parcial normalmente dice que la Gran Tribulación fue en el primer siglo, pero la parusía de Jesús se ubica en el futuro.

Si nosotros ponemos Mateo 24 junto a Lucas 21, vemos que los dos empiezan en el mismo punto, la pregunta sobre el futuro del templo. Ambos registran el fin con el mismo evento, la venida visible del Hijo de Hombre. Al final del informe de Lucas él dice que “su redención está cerca” pero Mateo lo llama la reunión de los “escogidos”. En este punto Marcos dice que algunos de los elegidos vendrán del cielo, algunos de la tierra. ¿Quiénes son estos escogidos sino aquellos que “a través de Jesús, Dios trae con Él a los que han dormido”? 1 Tes. 4:14.

Si Revelación se ha cumplido totalmente, entonces Satanás ya no está más activo en el mundo debido a la cerradura de 5 pliegues en Revelación 20:1-3. Pero la experiencia humana testifica la verdad presente de 1 Pedro 5:8 (KJV) “Sé sobrio, se vigilante; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor, buscando a quien devorar.”

El Preterismo no resuelve el problema del mal. Jesús dijo que el campo es el mundo. Él dijo, “así como las cizañas se recogen y queman con el fuego, así será al fin de la edad. El Hijo de Hombre enviará sus ángeles, y ellos recogerán de su reino todas las causas de pecado y a todos los infractores de la ley” Mateo 13:40-41 (ESV). Pero el mal todavía existe en este mundo y los infractores de la ley abundan. La venida de Jesús todavía es futura.

Jesús nos enseñó a orar, “venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como se hace en el cielo.” Dios piensa quitar el mal de esta tierra. No pasará hasta que Jesús vuelva. El plan de Dios es que las personas a quienes Él rescató serán “un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y reinarán en la tierra.” Rev. 5:10 (ESV) Esto no está pasando ahora, demostrando que el preterismo es una ilusión.

El Preterismo es muy irrazonable acerca de la visibilidad del arrebatamiento. Cuando Jesús vino la primera vez en una venida relativamente secreta, ni uno de los historiadores cristianos notaron Su presencia. Su segunda venida no será secreta, sino “todo ojo lo verá.” Y todavía si Él ya volvió en el primer siglo, ¿cómo puede uno razonablemente explicar que no hay ningún registro escrito del evento?

Mateo escribió, “Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se lamentarán, y verán al Hijo de Hombre viniendo en las nubes de cielo con poder y gran gloria” Mat. 24:30. Esto es lo contrario de un rapto secreto. No podría haber sido oculto. Ningún evento en la historia será tan abierto, manifiesto, y chocante a la humanidad como la venida de Jesús por la Iglesia.

1 Tesalonicenses 4:16, 17 nos dicen que el arrebatamiento ocurrirá en la parusía de Jesús. 1 Corintios 15 nos dice que en la parusía de Jesús, los cuerpos de los Cristianos se volverán inmortales. Mateo 24 es específicamente sobre la parusía de Jesús. Ése es el tiempo del arrebatamiento.

Puesto que la parusía es el tiempo de la resurrección de los santos, también es el tiempo cuando Israel se volverá al Señor. Pablo sugirió esto cuando él escribió romanos 11:15 (ESV) “Porque si su rechazo significa la reconciliación del mundo, ¿qué significará su aceptación sino vida de entre los muertos?” Zacarías también lo mencionó cuando él escribió, Zac. 12:10 (ESV) “Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.” Israel no se volvió a Jesús en el 70 A.D. Debe ser obvio que Israel no se ha vuelto todavía al Señor.

Este libro muestra cómo el preterismo extremo o total no es consistente con lo que la Biblia dice. Los supuestos cumplimientos no encajan con las predicciones de la Biblia y dependen de la espiritualización de las palabras de la escritura. El preterista intenta encajar una clavija redonda en un agujero cuadrado, y así él deforma la verdad de la escritura.

La teoría es llamada apropiadamente una herejía aunque es entendible porqué algunas personas la aceptan. Los argumentos Preteristas son usados por los escritores Judíos anti misionarios para intentar demostrar que Jesús era un profeta falso. Ellos dicen que Jesús no hizo lo que se supone debe hacer el Mesías.

La gente acepta el preterismo porque la Biblia presenta el rapto como amenazador. Ellos razonan que si Dios no lo quiso decir, por qué lo dijo? “Cerca”, “a la mano”, “pronto”, etc. debe significar lo que nosotros debemos entender lo que quiere decir. Pero Dios nos ha dicho específicamente que Él no mira el tiempo de la manera en que nosotros lo hacemos. “Él dijo, “Mis pensamientos no son vuestros pensamientos.” Los términos que Él usa tiene la intención de mantenernos alertas, vivir siempre en la conciencia de que Él está cerca. Él no nos dijo cuándo volverá Jesús, y es imprudente poner fechas.

Una razón por la que la gente tiende a creer alguna forma de preterismo es que Lucas 21 se refiere al año 70 A. D cuando los ejércitos romanos derrocaron Jerusalén. No obstante el informe de Lucas, como el de Mateo 24, también se extiende a eventos que no han pasado. No se han completado “los tiempos de los Gentiles” todavía para Jerusalén. Ellos deben completarse antes de que Jesús regrese.

El 70 AD no puede ser el tiempo de la Gran Tribulación porque Jesús dijo que “inmediatamente después de la tribulación de esos días debe el sol se oscurecerá… y verán al Hijo de Hombre viniendo en las nubes…” Esto sugiere que la parusía de Jesús habría de venir inmediatamente después de la tribulación. ¿Cómo los preteristas parciales pueden decir que todavía es futura? Si el rapto es todavía futuro, la Gran Tribulación no puede ser pasada.

Jesús dijo en Mateo 24:21 (ESV) “Porque entonces habrá gran tribulación como no ha sido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.” Hank Hanegraff dice que ésta es una hipérbole. Esto muestra que él toma literalmente sólo las escrituras que encajan en su esquema interpretativo.

Los Preteristas declaran que Mateo 24 está cumplido ahora completamente. Ellos espiritualizan para hacer que la historia esté de acuerdo con la profecía. Esto es un error. Si sólo parte de una profecía está evidentemente cumplida, no espiritualice el resto de ella para encajarla en el pasado. Una profecía ya puede tener algunas partes cumplidas, pero el resto de ella descansa en el futuro. Escuche a lo que el Espíritu aconseja: “Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.” Hab. 2:3. Dios dijo, “Espera por ella.”

Si Mateo 24 está cumplido, entonces debemos estar ahora en el Milenio. Nosotros podemos ver que eso no es así. El preterista resuelve ese problema diciendo que nosotros no debemos tomar las literalmente tales predicciones sino que debemos espiritualizarlas.

El Preterismo dice que Revelación se ha cumplido. Juan escribió en Rev. 16:20 (ESV) “Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados”. Si el preterismo es verdad, no hay ninguna montaña ahora en la tierra.

La tendencia a espiritualizar pierde verdades preciosas. Por ejemplo, un hombre puede afirmar que la historia de Jesús que camina en el agua no debe ser tomada literalmente sino que nos cuenta la alta estima que Jesús sentía por Sus seguidores. Un hombre puede sostener que la historia de Jesús resucitado de los muertos tiene la intención de decirnos de la persistencia de Su enseñanza moral. Eso es lo que la espiritualización puede hacer por nosotros. Es una debilidad en la doctrina amilenaria y preterista. Estos ejemplos pueden parecer extremos, pero el punto es válido.

Mateo 24 dice que Jesús volverá “en las nubes de cielo.” Un maestro dice repetidamente en la radio que estas nubes no deben ser tomadas literalmente. ¿Pero por qué no? En Hechos 1, cuando Jesús ascendió, se nos dice que “una nube lo sacó de su vista.” Si Él ha de volver “de la misma manera como vosotros lo habéis visto ir”, ¿por qué las nubes en Mateo 24 no son literales?

Preteristas y amilenialistas dicen que la frase “mil años” en Revelación 20 debe tomarse como no literal. El número se encuentra en la Biblia más de quinientas veces. Yo no encuentro un solo caso donde no pueda ser literal. Se usa seis veces en capítulo 20. De esta manera Dios da énfasis a una doctrina que es importante.

El habla normal contiene usualmente algunos términos no literales. Esto pasa en la Biblia. ¿Pero cuándo deben tomarse los términos como no literales? Alguien escribió “ En orden para ser considerado simbólico, el idioma en cuestión debe poseer (a) algún grado de absurdidad cuando es tomado literalmente y (b) algún grado de claridad cuando es tomado simbólicamente.” Esto puede no resolver el problema. Mi empleador me señaló que un nacimiento virginal entre los humanos es absurdo. ¿A cuántos bebés humanos conoce usted que se les concibió sin esperma?

Puesto que Dios es Autor de Escritura, nosotros debemos confiar en Su Espíritu Santo para discernir lo que Él piensa. Si un estudiante de la Biblia se inclina para tomar un verso no-literalmente, él debe examinar sus razones para escogerlo así. Puede ser una asunción injustificada, un prejuicio antibíblico, o pura incredulidad.

¿Por qué el preterista o los amilenialistas quieren tomar algunos téminos como no literales? Es un prejuicio que es subjetivo y no requerido lógicamente.

Si una persona ha decidido que el Calvinismo es correcto, él espiritualizará la descripción de Ezequiel de un templo futuro. Si una persona ha aceptado el dispensacionalismo, él desatenderá las escrituras que lógicamente requieren un rapto del post-tribulacional. Si uno busca la verdad, uno debe apartar sus prejuicios y debe escuchar cuidadosamente a la Escritura.

El Preterismo es ciego hacia Israel. James Russell escribió que la misión de Jesús como Rey de Israel está cumplida; la nación del pacto ya no existe.” Esto suena como una doctrina católica romana. Los teólogos de la Reforma nunca tuvieron éxito en escapar completamente de los errores Católicos.

La Biblia nos dice que Israel será reunido antes de que se convierta. Eze. 36:24-26. Se nos dice también que el templo estará de pie cuando Jesús vuelva. Mal. 3:1-4.

La escritura dice, “Porque los hijos de Israel morarán por muchos días sin un rey, y sin un príncipe, y sin sacrificio, y sin imagen, y sin efod, y sin teraphim: Después volverán los hijos de Israel, y buscarán al SEÑOR su Dios, y a David su rey; y temerán al SEÑOR y su bondad en los últimos días.” Oseas 3:4, 5. Perdemos la verdad aquí si nosotros la espiritualizamos.

La mayoría de los preteristas tomaría literalmente las advertencias en Deuteronomio 29 y 30, que dice que Dios esparciría a Israel de su tierra por la desobediencia, pero se toman las promesas de la reunificación como no literales. Esto es incoherente.

En Mateo 23:39 Jesús implicó que cuando Él vuelva, Jerusalén se habrá vuelto al Señor. ¿Pasó eso en el primer siglo? ¿Ha ocurrido aún?

De Hebreos 1:2 conjeturamos que estamos en los últimos días. Ha sido así durante dos mil años. Hoy la mayoría de los judíos incluso no cree en Dios. En la más reciente elección nacional, sólo veinticinco por ciento de los Judíos americanos votaron por el candidato que afirmaba creer en la Biblia. Israel no está buscando al Señor su Dios todavía.

Hank Hanegraaff, el Hombre de la Respuesta de Biblia, le gusta ridiculizar a aquellos que toman la profecía de la Biblia literalmente y nos acusan de literalistas rígidos. Él niega que sea un preterista parcial, sin embargo él dice que la Gran Tribulación sucedió en el primer siglo. Ésa es la opinión del preterista. Puesto que Mateo 24:21 dice que puede haber sólo un tiempo semejante, la idea de Hank significa que no sucederá en el futuro. Jesús dijo que Él volverá en la parusía, “inmediatamente después de la tribulación”, y sin embargo Hank dice que la Tribulación es pasada y el rapto es aún futuro. Yo oí a Hank recientemente admitir que el preterismo total es una herejía.

Más recientemente oí que Hank dijo que todo lo que Jesús dijo en el Discurso de Los olivos ya ocurrió. Así ahora él abraza lo que él llamó herejía recientemente. Él está confundido.

Por ejemplo, cuando él ve el lenguaje del A. T. en el N. T., él lo trata como un reciclaje de las ideas del A.T, no comprendiendo que el Nuevo da cumplimiento a aquello que el Antiguo sólo sugirió. Él dijo recientemente que Revelación trata de la destrucción de Tiro. Eso no es verdad. Juan trata con lo que es futuro, usando expresiones y eventos familiares a sus lectores del pasado para describir lo que descansa por delante.

A él le gusta decir de aquellos de nosotros que discrepamos con él que no conocemos el Antiguo Testamento. Ésta es una suposición y es injusto. Él encuentra en el A. T cierto lenguaje que se parece al lenguaje en un pasaje profético del N.T y él asume que ellos no pueden referirse al mismo evento.

Yo noto que los judíos que intentan dejar fuera a Jesús del texto de Isaías 53 toman términos allí en un sentido no literal.

Es un hecho llamativo que las profecías del Antiguo Testamento fueron entendidas literalmente por los escritores del Nuevo Testamento. Isaías dijo que una virgen llevaría un niño, y escritores del N. T toman eso literalmente. David escribió que el alma de Mesías no sería dejado en el Sheol y Pedro afirmó que Jesús resucitó de los muertos… ¡literalismo rígido!

Harold Camping lee el nombre Jerusalén en Lucas 21 y él dice que Jerusalén quiere decir la Iglesia. Así que este verso significa que Dios les está diciendo a los Cristianos a salir de las iglesias. ¿No es esto, herejía?

Dr. R. C. Sproul escribió un libro en la materia y él acepta una posición preterista parcial. Él lista escrituras que parecen apoyar esa posición, pero al parecer él no sabe explicarlas.

Dr. Bob Finley de la Misión de Ayuda Cristiana que hace un trabajo maravilloso, comparte las ideas preteristas. Él no ve ninguna predicción de la Biblia de una conversión futura de Israel como una nación.

Desearía que no fuese necesario contradecir a MIS hermanos cristianos. La base para mi discordancia es la Escritura.

Se dio para la enseñanza, para la reprobación, y para la corrección. Usándolo para estos propósitos se está desplegando el amor cristiano.

¿Por qué Dios permite aparecer a la herejía entre los líderes cristianos, algunos de los cuales hacen un trabajo valioso? Es para que “aquellos que son aprobados puedan hacerse manifiestos entre ustedes.” 1 Cor. 11:19. Eso hace posible una decisión justa para el día del juicio en relación a la fidelidad personal.

Daniel escribió: “También algunos de los sabios caerán para ser depurados y limpiados y emblanquecidos, hasta el tiempo determinado…” 11:35

Son examinadas las demandas principales de los preteristas y refutadas en este libro, punto por punto. Aquí hay algunos ejemplos.

Los preteristas enseñan que el rapto ocurrió en el 70 A.D y el Sermón de los Olivos se cumplió en ese momento. Pero Jesús dijo, “Y cuando estas cosas comiencen a suceder, entonces alcen a sus cabezas; porque vuestra redención está cerca.” Pero en lugar de la redención, ese tiempo trajo destrucción y muerte. Esta profecía se refiere propiamente al futuro.

El último capítulo de Revelación contiene las palabras de Jesús, “vengo pronto”, y en versículo 6, “las cosas que deben suceder pronto”, y en verso 10, “el tiempo está cerca.” Esto es usado por los preteristas para demostrar un retorno del primer siglo.

Una dificultad con esto es que nosotros no sabemos la definición de Dios de los términos, a la mano, brevemente y así por el estilo. Esto términos no son precisos en que ellos no especifican un número de minutos, meses, o milenios. También leemos “un día es para el Señor como mil años, y mil años como un día.” 2 Pedro 3:8. El que habita en la eternidad no ve tiempo como nosotros lo hacemos.

Dios prometió enviar a Elías antes del gran y terrible día del Señor. ¿Vino Elías antes del 70 A.D? Esto no pudo haberse cumplido por Juan el Bautista porque después de que Juan fue asesinado, Jesús dijo que la obra de Elías descansaba todavía en el futuro. Mateo 17:11

Revelación 5:10 dice que los santos reinarán en la tierra. Eso obviamente no está pasando hoy. Jesús prometió a Sus apóstoles que ellos se sentarán en doce tronos juzgando a las doce tribus. ¿Ha ocurrido eso?

Jesús dijo que cuando Él venga, todas las naciones serán reunidas y serán separadas, algunas para Su reino y algunas para el fuego eterno. Mateo 25:32, 41 ¿Ocurrió ya esto?

Si Jesús regresó en el 70 A. D., ¿por qué los credos tempranos de la iglesia no lo saben? La Didache al final del primer siglo expresa la creencia en una venida futura, no pasada, de Jesús.

Los Preteristas dicen que la expresión “el fin de la edad” sólo se refiere al fin de la edad judía. Jesús prometió a Sus discípulos, “yo estoy siempre con vosotros, hasta el fin de la edad”. ¿Estaría él con nosotros sólo hasta el 70 A.D?

Jesús dijo en Mateo 24:21 que la Gran Tribulación será peor que cualquiera antes o después. Pero la guerra en los 40s mató a seis millones de Judíos, muchos más que en el primer siglo.

Los Preteristas dicen que un retorno del primer siglo de Jesús es requerido por Mat. 26:64. Jesús dijo al sumo sacerdote, “Pero yo te digo, desde ahora veréis al Hijo de Hombre sentado a la diestra del Poder y viniendo en las nubes de cielo.” Pero aquí Jesús está diciendo que Caifás aparecerá para juicio ante el Gran Trono Blanco de Revelación 20.

Uno debe saber bien la Biblia para estar protegido de los errores como los del preterismo. Mateo 24 y los pasajes paralelos en Marcos y Lucas, llamados el Sermón de los Olivos, son el lugar para empezar porque la información allí, viniendo directamente del Señor Jesús, proyecta el futuro sin un simbolismo excesivo.

En mi libro, “El Rapto Examinado”, está claramente probado que Mateo 24 se refiere al arrebatamiento de la Iglesia, los elegidos. Cuando uno pone Mateo 24 en paralelo con Lucas 21, se pone claro que el arrebatamiento de la Iglesia debe descansar en el futuro, no en el pasado.

A veces una porción de la Escritura tiene más de una aplicación. Vea mi libro Una Visión más Clara del Rapto. Así que Lucas 21 se refiere a los eventos del año 70 A. D cuando Jerusalén fue destruida, no obstante la profecía se extiende en el futuro. Lucas 21, como Mateo 24 y Marcos 13, no usan la elocución la “gran tribulación” porque el Espíritu Santo pretende que nosotros entendamos que la destrucción de Jerusalén no es la Gran Tribulación. Lucas se estaba enfocando en la ruina del primer siglo de Jerusalén. Mateo describió los eventos aún futuros.

Lucas escribió, “Y ellos caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones: y Jerusalén será hollada por los Gentiles, hasta que los tiempos de los Gentiles se cumplan.” Hoy, en el vigésimo primer siglo, Jerusalén TODAVÍA ESTÁ SIENDO PISOTEADA POR EL GENTILES. Entonces Lucas escribió: “entonces verán al Hijo del Hombre viniendo en una nube con poder y la gran gloria.” La parusía de Jesús debe venir después de que se cumplen los tiempos de los Gentiles.” Esto es todavía futuro.

Incluso Juan Calvino sabía que el 70 A. D no era la Gran Tribulación. Él escribió, “Ciertos intérpretes toman erradamente la tribulación de esos días como la ruina de Jerusalén; de hecho esta es una recolección universal… de todos los males que Cristo ya había hablado.”

Note esto: “He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad. Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur”. Esto no pasó en el 70 A. D. El Espíritu Santo no está equivocado aquí. Esto es todavía futuro.

Los Preteristas citan las palabras de Jesús que “Esta generación no pasará, hasta que todas estas cosas se cumplan.” El preterista cree que esto remueve toda duda.


Un estudiante cuidadoso preguntaría si la palabra genea puede traducirse de otras maneras. La VRJ traduce “nación” en Fil. 2:15. Es traducida la edad en Fil. 3:5. Es verdad que la palabra Griega genea a veces puede traducirse como generación. Pero Jesús no habló en Griego. Él habló en arameo, y la palabra usada allí en las versiones arameas no puede traducirse como generación. Significa tipo, raza, o familia.

Si cualquiera insiste que la “generación” es una traducción apropiada de genea en este verso, Jesús dijo, “Ninguna señal se le dará a esta generación.” Marcos 8:12. Puesto que en Mateo 24:15 Jesús dio una señal, obviamente Mateo 24 no puede ser para esa generación.

Los Preteristas buscan apoyo para su posición con otro versículo. Mateo 10:23 “Cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra; porque de cierto os digo, que no acabaréis de recorrer todas las ciudades de Israel, antes que venga el Hijo de Hombre.” Pero mire el contexto. Jesús estaba mandando a los Doce en un viaje predicador. Él dijo que el viaje no será largo. Jesús los reunirá de nuevo antes de que ellos terminen porque hay cosas para hacer antes de que Él vaya a la cruz. Pero esto no tiene nada que hacer con Su segunda venida.

Los Preteristas buscan apoyo con esto. Mateo 16:28 “Verdaderamente os digo, hay algunos acá que no gustarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo de Hombre viniendo en su reino.” Si la interpretación del preterista es correcta, entonces estos discípulos morirán después de que ellos experimentaran el arrebatamiento en la parusía de Jesús. Obviamente esto no puede ocurrir. Juan es uno que vio en la visión en Patmos la venida de Jesús en Su reino. Pedro dice lo que él vio en el Monte de la Transfiguración. Éstos no demuestran que el arrebatamiento es ya un suceso del pasado.

Los Preteristas apoyan su opinión insistiendo que el libro de Revelación fue escrito antes del 70 A. D. Ellos señalan que Juan en su visión en 11:1 midió el templo. Eso debe significar que el templo estaba aún de pie. Pero en Ezequiel 40 un hombre estaba midiendo el templo, ¿y quién discutiría que el templo de Ezequiel estaba de pie en ese momento?

La mayoría de los eruditos reconoce una fecha alrededor del 95 A. D para la escritura del libro de Revelación. El apoyo para él se remonta al 150 A. D La primera referencia clara al tiempo de Nerón está en el 550 A. D en una copia Siríaca del Nuevo Testamento.

Pero aun cuando la fecha temprana para la escritura de Revelación fuese verdad, no cambia el hecho de que el modelo del preterista no encaja con los hechos de la historia. Así que los preteristas deben evitar un método literal de interpretación. Él debe espiritualizar para forzar un acoplamiento.

Si Jesús volvió en el 70 A.D ¿Por qué la iglesia no lo notó? La Didache, escrita alrededor del principio del segundo siglo, esperaba que la Gran Tribulación y la apariencia del anticristo se hicieran realidad en el futuro.


No es posible que la segunda venida de Jesús no llegara a ser notada. “Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo de Hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se lamentarán, y verán al Hijo de Hombre viniendo en las nubes de cielo con poder y gran gloria.”

Los Preteristas dicen que Jesús volvió alrededor de 70A. D. Malaquías 3 dijo de Su retorno, “se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia. 4 Y será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, y como en los años antiguos.” ¿Es verdad que en el 70 A. D la ofrenda de Judá y Jerusalén estaba agradando al Señor? Obviamente no es así.

La demanda del preterista es que Satanás fue atado en la cruz. Rev. 20:2 dice que él no puede engañar a las naciones y nosotros estamos viviendo ahora en el Milenio. Esto contradice Efesios 6:12 que explica que nosotros luchamos contra la maldad espiritual en los lugares celestiales. También contradice el periódico.

Ellos dicen que era una atadura “parcial”. Pero mire el texto. Un ángel ASIÓ el dragón. Lo ATÓ. LO ARROJO en el hoyo Y LO ENCERRÓ. Y LO SELLÓ. Estos cinco verbos de acción demuestran que ésta no era una atadura parcial.

Puesto que hay muchos versos que claramente se usan mal por los preteristas, yo no puedo incluir todos ellos aquí. Si al lector le gustara traer uno o más de ellos a mi atención, yo estaría contento de considerarlos.

Hay libros que intentan presentar todas las opiniones sobre un asunto. Hay un lugar para ese acercamiento. Pero yo he escogido concentrarme en el original, el texto de la Biblia. Uno aprende a reconocer el engaño estudiando el genuino.

Este libro se publicó por la Prensa Ventage, contiene 50 páginas, y está disponible por $7 a través de John E. Young, 6 Robert St., Rockaway, NJ 07866,

Hay también una discusión del capítulo del error preterista en mi libro, “Revelación: Una Visión más Clara”, disponible de la Publicación de Wine Press.

 www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org