ELENA G. WHITE, LA FUNDADORA DEL ADVENTISMO DEL SÉPTIMO DÍA, ENSEÑÓ QUE EL ANTICRISTO NO PODRÁ MATAR A LOS QUE SE REHÚSEN ADORAR A SU IMAGEN—¡CRASO ERROR, SIN DUDA!

¡A ver qué cuento se me ocurre ahora para enseñarles a mis mensas ovejitas!

Esto escribió la Sra. Elena G White:

“Dios no permitiría que los malvados destruyan a aquellos …que no se sometan al decreto de la bestia y no reciban su marca. Vi que si a los malos se les permitiera matar a los santos, Satanás y todos con sus malignas huestes y todos los que odian a Dios, serían retribuidos … las espadas que se levantaron contra el pueblo de Dios se quebraron y cayeron impotentes como paja. Los ángeles de Dios escudaron a los santos “(primeros escritos, pp 284, 285 ). ¿Pero concuerda lo que dice E.G. White con lo que dice la Biblia? Veamos…

LA MENTIRA SATÁNICA ADVENTISTA DE QUE EL ABISMO ES LA TIERRA Y QUE NINGÚN HOMBRE VIVIRÁ EN ELLA DURANTE EL MILENIO

Los Adventistas del Séptimo Día creen que el milenio es el reinado de Cristo en el cielo con sus santos durante mil años, entre la primera y la segunda resurrección. Durante este tiempo los impíos muertos serán juzgados; la tierra estará completamente desolada, sin habitantes humanos, pero ocupados por Satanás y sus ángeles. Creen, además, que la palabra griega en Apocalipsis 20, traducida como “pozo sin fondo” (ἄβυσσον), es la misma palabra griega que usa la Septuaginta para la palabra “abismo” en Génesis 1:2, lo que sugiere que la propia tierra es el pozo sin fondo, el lugar donde serán arrojados el diablo y sus demonios, sin que existan naciones, ni pueblos, mi gentes, todos los cuales habrán desaparecido. ¿Pero cómo puede ser posible que el diablo vaya a ser arrojado a la tierra misma, justamente donde están las naciones que no deben seguir siendo engañadas por él y sus demonios en el milenio (Ver Apo. 20:3)?¿No sería más sensato pensar que el diablo será arrojado fuera de la tierra para que no engañase más a las naciones? ¿Y quiénes son los súbditos de los santos que reinarán en los cielos?¿Acaso no son las naciones, según leemos en Apo. 5:10; Apo. 2:26,27?

LOS ADVENTISTAS Y LA VERDAD

 

  1. Un Testimonio Personal

  2. Acusaciones de Plagio

  3. Evidencia de Deshonestidad

  4. Walter Rea Demostró el Plagiarismo de EGW

  5. La Conferencia Bíblica de 1919

  6. El Veredicto de los Dirigentes en 1919

  7. Declaración oficial del Centro White

  8. Declaraciones de Ellen White sobre su obra

  9. Adventistas y Testigos

  10. El “principio del día por año”- Reexaminado

  11. El Sello de Dios

  12. Hebreos y el día de Expiación

  13. “Día de Jehová”-“Tiempo del fin”-“Postreros Días”

  14. Con los pies de Barro

  15. Bibliografía Consultada

Un Testimonio Personal

Desde mi niñez, siempre consideré a los adventistas, como el “legítimo pueblo de Dios”. Fui educado, en lo que podríamos llamar el adventismo tradicional, con Ellen White jugando un papel estelar en nuestras creencias. Sus escritos, nos daban esa sensación de seguridad de tener “la verdad presente”, y de pertenecer a la “iglesia remanente”, con un “claro panorama” de los “eventos finales” de la historia.

Esto, nos hacía sentir en franca ventaja frente a las otras denominaciones religiosas. Éramos los escogidos, con la llamada “mensajera del Señor”, señalándonos el camino a través de sus libros, los cuales abarcando una amplia gama de temas, contribuyen a conformar lo que llaman el “mensaje adventista”.

Nunca albergué la más mínima duda, sobre el legado profético de la Sra White, ni sobre la doctrina de la iglesia en sentido general. Si en mis habituales estudios aparecía algo que no entendía, trataba de racionalizarlo y buscar alguna explicación al respecto, pero manteniendo una fe absoluta en lo que se me había enseñado, ya que en mi fuero interno no había la menor posibilidad de que estuviéramos equivocados. Para mí, esto era totalmente imposible.

Entonces, sólo era cuestión de tiempo, para que llegado el momento, comenzaran a desencadenarse los angustiosos acontecimientos finales que todo adventista espera, como preámbulo del final feliz que describe Ellen White en sus escritos. El mundo entero se uniría en contra nuestra para perseguirnos encarnizadamente, especialmente los católicos y el “protestantismo apóstata”; todos capitaneados por el sumo pontífice de Roma y los Estados Unidos; dejando a un lado así los intereses económicos, y las creencias religiosas tan opuestas que sustentan. Todo eso, con la finalidad de obligarnos a “guardar el Domingo” como observación religiosa, en lugar del Sábado, so pena de muerte.

Este escenario, considerado quizás improbable desde el punto de vista humano, tendría un cumplimiento segurísimo en mi opinión, ya que así lo establecía nuestra elaborada y detallada interpretación profética; que al encajar perfectamente con todas esas fechas que manejábamos, y además estar refrendada por nuestra “mensajera del Señor” en sus “testimonios”, hacía que se descartara de plano toda equivocación al respecto. Pero el futuro me reservaba una gran sorpresa.

A finales de Dic./2001, buscando en Internet temas religiosos, encontré el site www.ellenwhite.org , en el cual se atacaba la legitimidad del don profético de la Sra White, y a la doctrina adventista en general. Mi primera reacción fue de indignación, y luego de consultar con algunos hermanos, decidimos que íbamos a enfrentar de manera conjunta a esos señores. Finalmente, la desidia, el desinterés, y el temor, se hicieron presentes, y tuve que emprender el camino en forma solitaria.

Lo primero que hice, fue verificar el tipo de personas que realizaban estos ataques. Allí encontré gentes con muchas raíces en la iglesia. Había adventistas de tercera y cuarta generación, así como laicos y ministros con muy buena reputación. Eso me preocupó, porque yo esperaba encontrar detrás de todo esto, a los “temibles jesuitas católicos”.

Algo muy grande tiene que haber ocurrido, razoné en mi interior, para que estos hermanos y pastores dieran un viraje tan drástico, en contra del “pueblo de Dios” y su “profetisa”.

Comencé a estudiar profundamente el material presentado en esa página, con el fin de refutarlo, pero realmente me encontré en un callejón sin salida. No encontraba explicación adecuada, a todo lo que se planteaba allí. Mi confusión aumentaba cada día más. El fantasma de “la mentira White”, comenzó a rondar en mi cabeza. Tuve acceso a los testimonios de Ex –adventistas, que relataban sus experiencias, y exponían sus frustraciones y desengaño, al comprobar la falsedad de todo el asunto.

Un hermano y amigo, me recomendó consultar la página del Centro White en español, (centrowhite.uapar.edu); para colmo de males, allí encontré la declaración oficial de esa institución en defensa de las acusaciones de plagio a la Sra White, y la consideré inaceptable. Poco a poco, fueron encajando todas las piezas del rompecabezas, y compungido, alcancé a ver claramente el complejo diseño de todo el sistema de engaño. Lo imposible se hizo realidad ante mis propios ojos. Ellen White era un fraude, y la alta dirigencia siempre lo había sabido, aún desde el mismo inicio de la “obra adventista”. Pero todo esto se había ocultado magistralmente a la hermandad, y los disidentes neutralizados; de tal manera que en mi caso, me enteré fortuitamente de ello, luego de casi 40 años.

Deprimido y amargado, consulté al Señor en oración, y repentinamente llegó a mi mente un pensamiento:”volver a la Biblia, sin opiniones preconcebidas”. Entonces medité en lo que pasaría si comenzaba a re-estudiar las Escrituras, partiendo de cero; es decir, dejando de lado completamente todo lo que se me había enseñado. A partir de ahí, estoy viendo claramente el sentido llano y simple de la Palabra de Dios. He podido comprobar que no es cierto, que un puñado de teólogos adventistas, sean los únicos capaces de interpretarla correctamente, con el agravante de que nunca se ponen de acuerdo entre ellos mismos. La Biblia es un tesoro abierto para todo el mundo, basta con que dejemos al Señor hablarnos a través de ella, y no tratar de imponerle nuestra perspectiva. Los invito a experimentar eso, luego de compartir conmigo, las reflexiones expresadas en los temas que siguen a continuación.

“Nada hay oculto,  que  no  haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de ser
conocido, y de salir a luz” (Lucas 8:17).

Acusaciones de Plagio

Actualmente, uno de los problemas más significativos en la Iglesia Adventista, es la cuestión del plagio. Específicamente se afirma, que Ellen White copió aproximadamente el 80% de lo que escribió, sin reconocer sus autores originales, pero atribuyendo sus escritos a la inspiración divina. Durante muchas décadas, la dirigencia ha estado enterada de estas acusaciones, y el Centro White ocultando información vital de investigadores legítimos. En 1982, Walter Rea, a la sazón pastor activo de la iglesia, publicó el libro “la mentira White”, donde él documentaba y explicaba ampliamente los resultados de sus investigaciones, sobre los plagios en los escritos de la Sra White. No obstante, la organización ha continuado publicando y vendiendo estos libros, sin dar a conocer a los lectores su real procedencia, convirtiéndose de esta manera en cómplices de la iniquidad cometida.

Hace unos años, la máxima dirigencia Adventista contrató abogados, para que examinaran la cuestión de si las actividades plagiarias de la Sra White, eran ilegales o no en ese tiempo. De esta manera, se admite indirectamente que ella sí copió grandes porciones de obras ajenas. Pero la iglesia estima, que no puede darse el lujo de reconocer esto, porque sus doctrinas distintivas descansan en las obras de Ellen White, y si ella cae, la iglesia también. Era necesario encontrar una alternativa, porque causaría demasiados trastornos admitir que la base misma de la iglesia era fraudulenta. Y por eso, los dirigentes trataron de efectuar un lavado. Si no podían afirmar que Ellen no había plagiado a gran escala, tenían que encontrar un modo de blanquear sus acciones, y “explicarlas” adecuadamente. En este proceso no tuvieron en cuenta, que lo que realmente estaba en juego no eran las leyes de los hombres, sino algo muy superior; la ley divina. En consecuencia, ha resultado un gran negocio que ha reportado miles de millones de dólares, lacomercialización durante tantos años, de obras “maravillosas e inspiradas” que realmente no son tales, sino simples apropiaciones del trabajo literario e intelectual de otros. Veamos algunos casos:

1) H. L. Hastings, publicó un folleto titulado: “LA GRAN CONTROVERSIA ENTRE DIOS Y EL HOMBRE“. Varios años después, El 14 de marzo de 1858, Ellen White tuvo su famosa visión en Lovett´s Grove acerca de “El Gran Conflicto“. De manera interesante, apenas cuatro días más tarde, el 18 de marzo de 1858, una reseña del libro de Hastings apareció en la revista Review de Jaime White. En seguida, fue obvio que los White estaban familiarizados con esta obra, antes de la visión de Ellen. Apenas seis meses después de que apareciera la reseña, Ellen publicó su propia versión del libro de Hastings, la cual tituló Dones Espirituales, tomo 1. Más tarde, este libro evolucionó hasta convertirse en El Gran Conflicto, o Conflicto de los Siglos.

En años recientes, el erudito Adventista del Séptimo Día, Dr. Don McAdams observa: “Ellen White no sólo tomaba prestados párrafos aquí y allá según los encontraba en el curso de sus lecturas, sino que en realidad seguía a los historiadores página tras página, dejando fuera mucho material, pero usando su secuencia, algunas de sus ideas, y a menudo sus palabras. En los ejemplos que he examinado, no he encontrado ningún hecho histórico en su texto que no esté en el texto de ellos”.

Aunque muchos encuentran ‘El Conflicto’, como un libro interesante y reflexivo, difícilmente puede considerarse una obra original. Todos los temas principales de este, fueron desarrollados anteriormente y comentados por otros autores, muchos de ellos no Adventistas. Una parte considerable de este libro fue realmente proporcionada por W.W. Prescott, integrante de la cúpula dirigencial adventista, e incorporada por los redactores, según lo registra su propio testimonio al respecto. Es difícil, si no imposible, apuntar a cualquier idea o hecho histórico que de verdad se originara en Ellen White.

2) Ellen White “llegó tarde” a la reforma pro salud. Mientras que ella no recibió su primera “visión” sobre esto, sino hasta 1863, ya para comienzos de la década de 1850 el movimiento de la reforma pro salud estaba en su apogeo en los Estados Unidos. Los conferencistas viajaban por todo el país, promoviendo una dieta vegetariana, y advirtiendo contra el alcohol, y el tabaco. Contrariamente al mito popular, la Sra. White trajo al mundo pocas nuevas reformas sobre la salud, si es que trajo alguna. La mayoría de sus enseñanzas sobre este tema, si no todas, estaban siendo fomentadas por otrosantes que ella.

Por ejemplo, en 1844, 19 años antes de la primera “visión” de la Sra. White sobre la reforma pro salud, la Sra. M. L. Shew publicó la tercera edición de un libro de 156 páginas sobre la reforma pro salud titulado “Water Cure for Ladies”. En él, la Sra. Shew enseña que: “El alcohol es un veneno mortal. Las medicinas a base de drogas son ‘de lo más perniciosas’. La sal debe ser eliminada de la dieta. Las especias, como la mostaza, la pimienta, y el vinagre, son ‘perniciosas’. El té es ‘uno de los venenos más destructores’. El tabaco es un veneno muy poderoso. El baño diario, el ejercicio, y el aire puro son importantes para la buena salud. Debe usarse crema en vez de mantequilla. Una dieta vegetariana contribuye a la salud. Es difícil para el cuerpo digerir el queso. Las comidas deben estar separadas por un período de seis horas. Dos comidas al día son ‘mejores para personas sedentarias’. El pan es ‘el sostén de la vida’. El pan recién horneado no debe comerse mientras todavía está caliente”.

3) Ellen tenía disponible una biblioteca, de más de 1200 ejemplares. Ella y sus secretarias asistentes, usaron 33 libros para componer El Deseado de Todas las Gentes. El Pastor A.G. Daniels, a la sazón presidente de la Conferencia General, declaró en un congreso bíblico de 1919: “En Australia, vi componer ‘El Deseado de Todas las Gentes’, y vi reescribir capítulos, algunos de ellos una y otra y otra vez”.

Algunas de las obras utilizadas fueron: Life of Christ, por William Hanna, Night Scenes of the Bible y Walks and Homes of Jesus, ambos por Daniel March, The Desire of Ages Project . De John Harris, The Great Teacher; de Frederick Farrar, The Life of Christ; de George Jones, Life-Science From the Four Gospels; de Alfred Edersheim, The Life and Times of Jesus the Messiah; de J. H. Ingraham, The Prince in the House of David; de Francis Wayland, Salvation by Christ; y de John Cumming, Sabbath Evening Reading on the New Testament; St. John”.

El Dr. Fred Veltman, del Pacific Union Collage, realizó una investigación tomando quince capítulos del Deseado, y encontró que el 31% de esta muestrahabía sido derivado de otros autores. Pero en general, se estima que el 90% del total de esta obra, fue copiado de otros libros.

Evidencia de Deshonestidad

Pero, durante toda su vida, y durante los años subsiguientes, han salido a relucir una y otra vez informes en el sentido de que Ellen White no fue honesta en cuanto a la fuente de su información. Especialmente en las últimas dos décadas, los investigadores han descubierto tal montaña de evidencia probando el plagiarismo de Ellen White, que la iglesia Adventista del Séptimo Día se ha visto obligada a emprender sus propias investigaciones.

Walter Rea Demostró el Plagiarismo de EGW

En enero de 1980, Walter Rea (en ese entonces pastor ASD y profesor de Biblia en escuelas superiores) presentó a los dirigentes de la iglesia la evidencia que había descubierto. Rea demostró que Ellen White había copiado tanto material de otros autores que apenas si hay un pensamientooriginal en alguno de sus libros. Esto estremeció terriblemente al Adventismo del Séptimo Día. En consecuencia, la Conferencia General auspició una investigación de ocho años de duración de la propia iglesia, sobre el libro El Deseado de Todas las Gentes ( The Desire of Ages), que en aquel entonces se consideraba el más auténtico de los muchos libros de Ellen White, para establecer si ella realmente había copiado o no.

Fred Veltman Demostró Que EGW Había Mentido

El equipo de investigación de la denominación estuvo dirigido por uno de los suyos, el Dr. Fred Veltman (en ese tiempo director del Departamento deReligión del Pacific Union College). Después de la presentación inicial del Dr. Veltman, se publicó un resumen en los números de octubre y diciembre de 1999, de Ministry, la revista oficial de la iglesia Adventista del Séptimo Día para el clero.

La mayoría de los pastores y laicos ASD no tienen ni idea de la existencia del informe Veltman, aunque el texto completo está disponible por medio del Pacific Union College. El informe oficial Veltman llegó con franqueza a la conclusión de que, no sólo había Ellen White copiado vorazmente las obras de otros escritores, sino que tanto ella como sus colaboradores habían mentido deliberadamente para ocultar la verdad. He aquí dos conclusiones del informe Veltman:

“Es de primordial importancia observar que la misma Ellen White, no sus asistentes literarias, compuso el contenido básico del texto de “Deseado de todas las gentes” (Desire of Ages). Al hacerlo, ella fue la única que tomó expresiones literarias (copió) de las obras de otros autores sin darles crédito como sus fuentes (plagiarismo). Segundo, hay que reconocer que Ellen White usó escritos ajenos consciente e intencionalmente. … Ellen White, y otros que hablaban en nombre de ella, no admitieron, ni implícita ni explícitamente, y hasta negaron, la dependencia literaria de parte de ella”. — The Desire of Agges Project: The Conclusions”, Ministry, Noviembre 1990, p. 11.

Cuando el Dr. Veltman fue cuestionado sobre las repetidas afirmaciones de Ellen White de que ella sólo escribía lo que el Señor le había mostrado en visión y que ella no había copiado las obras de otros autores, contestó:

“De partida, tengo que admitir que, a mi parecer, este es el problema más serio al que hay que enfrentarse en relación con la dependencia literaria (las copias) de Ellen White. Es un golpe directo al corazón de su honestidad, su integridad, y por lo tanto, de su confiabilidad”. Ibid., p. 14.

¡Asombroso!. ¡El informe oficial de la iglesia Adventista del Séptimo Día llegó a la conclusión de que Ellen White copió material de otros autores consciente y deliberadamente, y que ni ella ni sus asociados admitieron, y aun negaron, que ella había copiado! El mito de que Ellen White escribió bajo la inspiración directa de Dios simplemente no cuadra con los hechos.

¿Cuánto material copió Ellen White? El Dr. Veltman arribó a la conclusión de que ella había copiado tanto material de otros escritores que: “El contenido del Deseado de Todas las Gentes (The Desire of Ages), es en su mayor parte derivado (copiado) más bien que original. … En términos prácticos, esta conclusión declara que, en los escritos de Ellen White sobre la vida de Jesús, no se puede reconocer ninguna categoría general de contenido o catálogo de ideas que sean propias de ella”. — Ibid., p. 12.

Recuérdese, esto no fue lo que los opositores de Ellen White dijeron de ella; ¡fue la conclusión a la que llegó el propio equipo de investigación, cuidadosamente escogido, de la iglesia Adventista del Séptimo Día!. Pero nada de esto era nuevo para los dirigentes de la iglesia.

La Conferencia Bíblica de 1919

Hace siete décadas, y cuatro años después de la muerte de Ellen White, la iglesia Adventista del Séptimo Día reunió a sus máximos dirigentes, teólogos, editores, y eruditos en un intento por tomar una decisión mutuamente aceptable sobre la validez del ministerio de Ellen White. Se reunieron en las oficinas centrales de la iglesia en Takoma Park, Washington D. C., durante  una Conferencia Bíblica que habría de durar la mayor parte de julio y parte de agosto.

Más de cincuenta personas asistieron a esas reuniones. Esas personas incluían a: Arthur G. Daniells, Presidente de la Conferencia General; G. B. Thompson, Secretario de Campo de la Conferencia General; W. W. Prescott, Secretario de Campo de la Conferencia General; C. S. Longacre, Secretario de la Associación de Libertad Religiosa; F. M. Wilcox, Redactor de Review and Herald; M. C. Wilcox, Redactor de Libros de Pacific Press; H. C. Lacey, Profesor de Religión en el Foreign Mission Seminary; C. L. Taylor, Director del Departamento de Biblia del Canadian Junior Collage; J. N. Anderson, Profesor de Biblia del Washington Foreign Mission Seminary; y otros.

El 30 de julio y el 1 de agosto, las reuniones se enfocaron especialmente sobre Ellen White como “el Espíritu de Profecía”. Según las minutas oficiales, once veces durante esos dos días se les pidió a los más importantes oficiales de la iglesia Adventista del Séptimo Día una decisión autorizada sobre la inspiración de ella — y once veces evitaron esa decisión.

El carácter de esa discusión se percibe a través de los siguientes extractos breves:

“F. M. Wilcox: ‘Creo que tenemos entre manos un asunto muy delicado, y me molestaría muchísimo que se influyera en el campo y en cualquiera de nuestras escuelas para que se descontaran los Testimonios (de Ellen White). Hay gran peligro de una reacción, y estoy realmente preocupado. He oído preguntas aquí que han dejado la impresión en mi mente de que, si se hacen las mismas preguntas en clase cuando regresemos a nuestras escuelas, vamos a tener serias dificultades. Creo que hay muchas preguntas que deberían ser retenidas y no discutidas. … No creo necesario que contestemos cada una de las preguntas que se nos hagan. … Creo que, si destruimos la fe en ellos (los Testimonios), vamos a destruir la fe en el fundamento mismo de nuestra obra. … Y, a menos que estas preguntas puedan manejarse de la manera más diplomática, creo que vamos a tener serios problemas’.

“J. N. Anderson: ‘¿Podemos retener esas cosas y ser fieles a nosotros mismos? Además, ¿no corremos peligro al hacerlo? ¿Es correcto dejar que nuestro pueblo en general continúe siendo fiel a la inspiración verbal de los Testimonios? Cuando hacemos eso, ¿no estamos preparándonos para una crisis que será muy seria algún día?

“M. E. Kern: ‘La pregunta es, … ¿cómo podemos pensar, y creer, y saber que hay inconsistencia aquí, — algo que no está bien, — y sin embargo creer que el Espíritu de Profecía (Ellen White) es inspirado? … La cuestión es cómo presentar estas cuestiones a la gente´”.

Esas eran las preguntas con las cuales luchaban los dirigentes Adventistas del Séptimo Día en 1919, sólo cuatro años después de la muerte de Ellen White. Reconocían claramente su dilema: ¿cómo admitir que Ellen White no era inspirada verbalmente — cómo admitir que ella no era fiable en ninguna área — y todavía preservar la fe de la gente en la iglesia, su organización, y sus doctrinas?. Por otro lado, como dirigentes que conocen estas cosas sobre Ellen White, ¿cómo podemos mantener nuestra propia integridad y continuar enseñando los antiguos mitos de los Adventistas del Séptimo Día?. Y si enseñamos los antiguos mitos sobre Ellen White, ¿no estamos preparando a la iglesia para una futura crisis cuando salga a luz la verdad?.

El Veredicto de los Dirigentes en 1919

Esos eran los puntos en disputa. ¿Cuál fue su veredicto? Se hizo muy evidente para los dirigentes Adventistas que la influencia de Ellen White sobre la membresía de la iglesia era demasiado fuerte, y las alternativas demasiado riesgosas para hacer cualquier declaración oficial repudiando el ministerio de ella.

Sin embargo, es útil mirar aquello sobre lo que los máximos dirigentes de la iglesia Adventista del Séptimo Día estuvieron de acuerdoextraoficialmente en relación con Ellen White durante la Conferencia Bíblica de 1919. Estuvieron de acuerdo sobre once puntos críticos relacionados con el ministerio de Ellen White. Veamos algunos de estos:

1. Ellen White no era inspirada verbalmente.

“A. G. Daniells: ‘Yo asumo la posición de que los Testimonios no son inspirados verbalmente, y que fueron preparados por las secretarias y redactados para darles la correcta forma gramatical. … Es inútil ponerse de pie y hablar de la inspiración verbal de los Testimonios, porque todo el que alguna vez haya visto hacer el trabajo sabe que no es así, y ¡que es mejor que lo descartemos!‘.

“F. M. Wilcox: ‘Por muchos años he sabido cómo se componían las obras de la Hermana White y cómo se compilaban sus libros. Nunca he creído en la inspiración verbal de los Testimonios’.

“G. B. Thompson: ‘No son inspirados verbalmente, — eso lo sabemos, — ¿y para qué enseñar que lo son?’

2. Ellen White no era infalible como persona.

“A. G. Daniells: ‘Ahora, acerca de la infalibilidad. … Cuando se toma la posición de que ella no era infalible, y que sus escritos no son inspirados verbalmente, ¿no hay oportunidad para que se manifieste lo humano? … ¿Y debemos sorprendernos?. Cuando sabemos que el instrumento era falible, y que las verdades generales, como ella dice, fueron reveladas, ¿no estamos preparados para ver errores?

3. Ellen White no era infalible en sus interpretaciones de la Biblia.

“C. L. Taylor: ‘Quisiera pedirle que discuta para nosotros el valor exegético de los Testimonios. … ¿Podemos aceptar las explicaciones que ella da sobre las Escrituras? ¿Son confiables esas explicaciones?’

A. G. Daniells: ‘Es posible que haya algunas dificultades con cuestiones muy críticas’.

4. Ellen White copió material de otros autores sin darles crédito, asegurando al mismo tiempo que era inspirada por Dios.

“A. G. Daniells: ‘Ahora, ustedes saben algo sobre ese librito, (Sketches From) the Life of Paul [Bosquejos de la Vida de Pablo] (originalmente publicado en 1883). Conocen el problema en que nos metimos a causa de eso. Nunca pudimos reclamar inspiración para la totalidad del pensamiento y la preparación del libro porque fue hecho a un lado por lo mal que había sido compuesto. No se les dio crédito a las autoridades correspondientes, y algo de eso se coló en El Conflicto de los siglos (The Great Controversy). … Supongo que todos ustedes saben acerca de eso y conocían las afirmaciones que se hacían contra ella, las acusaciones de plagio que se le hacían, hasta por los autores del libro, Conybeare y Howson, y que probablemente causarían dificultades a la denominación debido a lo mucho de su libro que había sido puesto en (Sketches From) the Life of Paul sin darles crédito y sin poner comillas. … Yo lo encontré, y lo leí con el hermano Palmer cuando lo encontró, y conseguimos el libro de Conybeare y Howson, y History of the Reformation, de Wylie, y leímos palabra por palabra, página tras página, y no había comillas, ni créditos, y la verdad es que yo no supe la diferencia sino hasta que los comparé. ¡Supuse que era la obra de la hermana White! … Allí vi la manifestación de lo humano en estos escritos. Por supuesto, yo podría haber dicho esto, y lo dije, que ojalá se hubiese tomado un rumbo diferente en la compilación de los libros. Si se hubiese tenido el debido cuidado, se habría evitado que mucha gente se descarriara. … ‘

“W. W. Prescott: ‘Yo no quiero acusar a nadie. Pero sí creo que se cometieron grandes errores de ese modo. … Cuando hablé con W. C. White sobre esto … me dijo con franqueza que, cuando sacaron El Conflicto de los siglos (The Great Controversy), si no encontraban nada en sus escritos sobre ciertos capítulos para hacer las conexiones históricas, tomaban otros libros, … y usaban porciones de ellos. …’

5. La inspiración divina de Ellen White es cuestionable.

“F. M. Wilcox: ‘Me gustaría preguntarle, hermano Daniells, si podría aceptarse como una especie de regla que la hermana White podría estar errada en los detalles, pero que tenía autoridad sobre la política general y la enseñanza. … Me parece que yo tendría que aceptar lo que ella dice de algunas de esas políticas generales o descartar toda la cuestión. O el Señor ha hablado por medio de ella, o Él no ha hablado por medio de ella; y si la cuestión es decidir en mi propia opinión si Él ha hablado o no, entonces yo considero los libros de ella de la misma manera que cualquier otro libro publicado. Creo que una cosa es que un hombre estultifique su conciencia, y otra muy distinta que estultifique su juicio. Una cosa es que yo haga a un lado mi conciencia, y otra que yo cambie mi juicio acerca de algunos puntos de vista que yo sostengo’.

A. G. Daniells: ‘Nosotros no creamos ese problema. ¿O sí? Nosotros los de la Conferencia General no lo creamos, pues no hicimos la revisión. Nosotros no participamos en eso. No tuvimos nada en absoluto que ver con eso. Todo se hizo bajo la supervisión de ella. Si hay un problema aquí, lo creó ella, ¿no es así?’

6. Si los escritos de Ellen White tienen que ser corregidos, ¿cómo se puede afirmar que el resto de su obra fue inspirado?

“W. W. Prescott: ‘He aquí mi problema. He examinado esto, El Conflicto de los Siglos (Great Controversy), y sugerido cambios que deberían hacerse para corregir afirmaciones. Estos cambios han sido aceptados. Mi problema personal es conservar la fe en aquellas cosas con las cuales no puedo tratar sobre esa base. … Si corregimos aquí y allá, ¿cómo vamos a quedar en los otros lugares?’

7. Si la iglesia hubiera dicho la verdad sobre Ellen White, no tendría los problemas que tiene ahora.

“G. B. Thompson: ‘ Creo que estamos en este problema a causa de la errónea educación que ha tenido nuestro pueblo. Si hubiésemos enseñado la verdad siempre sobre este asunto, no tendríamos ningún problema ni disgusto en la denominación actualmente. ¡Pero tenemos el disgusto porque no hemos enseñado la verdad!

Los borradores de la Conferencia Bíblica de 1919 bajo llave y candado!

Después de discutir cada uno de estos temas y llegar a un acuerdo extraoficial sobre ellos, el Presidente de la Conferencia General, A. G. Daniells, solicitó que los borradores oficiales de sus discusiones fueran puestos bajo llave por los siguientes cincuenta años. De esta manera, la mejor oportunidad para que los dirigentes de la iglesia comunicaran “la verdad” sobre Ellen White, había pasado.

Los registros oficiales de esa Conferencia Bíblica de 1919 fueron archivados hasta diciembre de 1974, cuando el Dr. Donald Yost los descubrió envueltos en papel en una bóveda en la Conferencia General. Los paquetes contenían aproximadamente 2.400 hojas mecanografiadas transcritas de las notas estenográficas oficiales tomadas en las reuniones.

Declaración oficial del Centro White

¿Fue Elena de White una plagiaria?. Elena de White hizo a menudo uso de fuentes literarias para comunicar sus mensajes. En la introducción a uno de sus más populares libros ella escribió: “En algunos casos cuando he encontrado que un historiador había reunido los hechos y presentado en pocas líneas un claro conjunto del asunto, o agrupado los detalles en forma conveniente, he reproducido sus palabras, no tanto para citar a esos escritores como autoridades, sino porque sus palabras resumían adecuadamente el asunto. Y al referir los casos y puntos de vista de quienes siguen adelante con la obra de reforma en nuestro tiempo, me he valido en forma similar de las obras que han publicado” (El conflicto de los siglos, p. 14). El uso por Elena de White de otros autores no estaba limitado al material histórico o geográfico, sino que incluyó también otros temas. La investigación ha encontrado que ella enriqueció su escritos con expresiones selectas de sus lecturas más extensamente de lo que se sabía, aunque la cantidad que ha sido documentada hasta ahora, es un pequeño porcentaje (menos de 2 %), cuando es medido en contra de su producciónliteraria total.

En 1980 el Dr. Fred Veltman, en aquel tiempo Director del Departamento de Religión del Colegio de la Unión Pacífico, emprendió un detallado análisisdel uso de las fuentes literarias del libro El Deseado de todas las gentes, estudio que le llevó ocho años completarlo. Copias del informe completo, de 2.561 páginas, fueron distribuidas a las bibliotecas de los colegios y universidades Adventistas del Séptimo día por todo el mundo. El informe completo, incluyendo el sumario de 100 páginas, está también disponible online en la página web de la Asociación General. Buscar “Life of Christ Research Project” bajo “Categories” en http://archives.gc.adventist.org/ast/archives/

 En virtud de que ella incluye tales selecciones de otros autores en sus escritos, los críticos han acusado a Elena de White de plagio. Sin embargo, el mero uso de otros idiomas no constituye hurto literario, como observa el abogado Vincent L. Ramik, un especialista en patentes, marca registrada, y casos de copyright. Después de investigar cerca de 1.000 casos de copyright en la historia legal de Estados Unidos, Ramik emitió una opinión legal de 27 páginas en que concluye: “Elena G. de White no era una plagiaria y sus obras no constituyeron una violación del copyright/ o piratería“. Ramik destacó varios factores que los críticos de Elena de White han errado en tomar en cuenta cuando la acusan de hurto literario y engaño. 1) Sus selecciones “permanecieron bien dentro de los límites legales del ‘uso correcto.’” 2) “Elena de White usó los escritos de otros; pero en la manera en que los usó, los convirtió singularmente en suyos”, adaptando las selecciones dentro de su propio marco literario. 3) Elena de White motivó a sus lectores a adquirir copias de algunos de los muchos libros que ella usaba, demostrando que no intentó ocultar el hecho de su uso de las fuentes literarias, y que no tuvo intención de defraudar o reemplazar las obras de cualquier otro autor.

 Elena de White “no copió en masa o sin discriminación. Lo que seleccionó o no seleccionó, y la manera como alteró lo que seleccionó” revela que ella usó fuentes literarias “para ampliar sus temas trascendentes o para expresarlos más vigorosamente; ella era la dueña, no la esclava, de sus fuentes” (Herbert Douglass, Mensajera del Señor, p. 462).

Declaraciones de Ellen White sobre su obra

Estos libros contienen la verdad clara, honesta, e inalterable, y ciertamente deberían ser apreciados. Las instrucciones que contienen no son de humana producción.  (Carta H-339, Dic. 26, 1904).

En estas cartas que yo escribo, … les presento lo que el Señor me ha presentado a mí. Yo no escribo ni un sólo artículo sobre el papel expresando meramente mis propias ideas.  Ellas son lo que Dios ha abierto delante de mí en visión – preciosos rayos de luz que brillan desde el trono.” (Testimonies, Tomo 5, pp. 63-67).

En la carta 22, de 1889, Ellen White declara lo siguiente: “Dios no ha ordenado a nadie para que pronuncie juicio sobre su Palabra, eligiendo algunas partes como inspiradas y desacreditando otras como de no inspiradas. Los testimonios han sido tratados de la misma manera, pero Dios no aprueba esto.”

Ellen White Y las Profecías

1) En las páginas finales del Conflicto de los Siglos, en relación con el final de este mundo; leemos: ” La obra de destrucción de Satanás ha terminado para siempre. Durante seis mil años obró a su gusto, llenando la tierra. (Conflicto de los Siglos, pp. 731, 732).

Pero, ya han pasado más de 6000 años, y esta cita “inspirada”, no se ha cumplido.

2) En un congreso en 1856, la Sra. White hizo esta profecía: “Se me mostró la compañía presente en el congreso. Dijo el ángel: ‘Algunos serán alimento para los gusanos, algunos serán expuestos a las siete últimas plagas, algunos estarán vivos y quedarán sobre la tierra para ser trasladados en la venida de Jesús’. (Testimonies, tomo 1, págs. 131, 132). (Eventos de los últimos días, pags 36 y 37).

Después de 123 años desde 1856, hoy vemos que no vive nadie de los que estaban en aquel congreso, y, por tanto, es imposible el cumplimiento de esa profecía; pues los tres grupos de hombres mencionados en ella han quedado reducidos al primer grupo, es decir, todos han sido “alimento para los gusanos”.

3) En el libro, “Seguridad y paz en el Conflicto de los Siglos”, primera edición 1991, pág. 326; leemos: “Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas…Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará, y un niño los pastoreará. No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte,” (Isaías 65:21-22; 35:1; 11:6,9). El dolor no puede existir en el cielo. No habrá más lágrimas, ni cortejos fúnebres. Allí está la nueva Jerusalén, la metrópoli de la tierra nueva glorificada”.

Quiere decir, que aquí Ellen White aplica estos pasajes del libro de Isaías, a la tierra nueva que esperamos. Pero entonces, también habría que hacer lo mismo con Isaías 65:20 que dice: ” No habrá más allí niño que muera de pocos días, ni viejo que sus días no cumpla, porque el niño morirá de cien años, y el pecador de cien años será maldito”.

Luego, ¿Cómo se explicaría esto?; ya que según Apoc.21:4, en la nueva Jerusalén: “no habrá más muerte, ni clamor, ni dolor…”.

Además, en Apocalipsis 21 y 22 dice que allí no habrá noche, ni sol, ni luna; por lo tanto, no podrá haber semanas y meses. ¿De qué forma se cumpliría entonces, Isaías 66:23 : “será que de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrá toda carne a adorar delante de mí”?.

¿Pueden estos pasajes de Isaías referirse a la tierra nueva, al igual que el de Apocalipsis?. Es evidente que no, porque entonces tendríamos una clara contradicción bíblica, lo cual sería imposible. La única conclusión razonable es, que estos textos de Isaías se referían de manera condicional al pueblo de Israel antiguo, anticipando la gloria futura de la Sión terrenal, si los judíos eran fieles al pacto. Ahora, todas esas promesas se cumplirán en la nueva Jerusalén, a través del Israel espiritual que somos todos los Cristianos.

4) Marvin Moore, en su libro ‘El desafío del tiempo final’, en la página 241, afirma que: “Durante los primeros 75 años de existencia de nuestra iglesia, la mayoría de nuestros pastores, administradores, evangelistas, y maestros de Biblia, creían que el Armagedón sería una batalla física entre Turquía y las naciones cristianas del mundo. Urías Smith, fue el campeón indiscutido de esta idea en nuestra iglesia, hasta el día de su muerte”.

Moore, cataloga esta posición como el origen de una de las mayores controversias, en la historia de la iglesia Adventista. Cita: “Aquellos que insistían en el modelo de ‘batalla física’ del Armagedón, creían que ésta se libraría entre naciones antagónicas sobre la tierra. La dificultad residía en deducir o resolver, qué naciones estarían en un lado, y cuáles en el otro. A Smith se le ahorró la agonía de asistir al sepelio de su interpretación“.

Moore continúa explicando, cómo esta idea errónea de Smith continuó influyendo después de su muerte, solamente con la variante del cambio de actores principales. Finalmente dice: “La caída de Japón en 1945, envió a la tumba el punto de vista del Armagedón como una ‘batalla física’. Hoy, no es más que una reliquia, en el museo de nuestra historia teológica”.

Lo extraño, es que todo esto ocurriera sin que la “pluma inspirada” pusiera todo en claro, y sólo se limitara a realizar algunas declaraciones generales sobre el tema; aunque sí puede observarse, el apoyo que Ellen White otorgó al libro: Daniel Y Apocalipsis, escrito por U. Smith; cuyo contenido, los exégetas adventistas cuestionan en gran parte, en el día de hoy.

5) Pero este no fue el único desacierto del ‘ilustre pionero’ ,Urías Smith. Siguiendo a Josías Litch; él apoyó la fecha de 1840 como la caída del imperio otomano, en el supuesto cumplimiento de la profecía de Apoc.9:14-15; esto también con la anuencia de Ellen White.

En el Conflicto de los Siglos, leemos: “En 1840 otro notable cumplimiento de la profecía despertó interés general. Dos años antes, Josías Litch, publicó una explicación del capítulo noveno del Apocalipsis, que predecía la caída del imperio otomano. Según sus cálculos esa potencia sería derribada en el año 1840 de J. C., durante el mes de agostoy pocos días antes de su cumplimiento escribió: …..‘el 11 de agosto de 1840….el poder otomano en Constantinopla será quebrantado’. En la fecha misma que había sido especificada, Turquía aceptó, por medio de sus embajadores, la protección de las potencias aliadas de Europa, y se puso así bajo la tutela de las naciones cristianas. El acontecimiento cumplió exactamente la predicción”.

Bien, estimado lector, juzgue usted mismo, si el acontecimiento predicho por Licht, y el que relata el Conflicto, pueden ser equivalentes. Obviamente que no.

Pero el punto principal aquí es que: la fecha del 11 de Agosto 1840, citada por Ellen White, no aparece en ningún registrohistórico; lo que demuestra que ese día específico no pasó nada importante, o si algo pasó, fue de tan poca importancia, que ni siquiera ameritaba registrarse.

Ahora bien, la historia sí registra lo siguiente: “El 15 de julio de 1840, InglaterraRusia, Prusia, Austria y Turquía suscribieron en Londres, sin la participación de Francia, una convención de ayuda al sultán turco contra el gobernante egipcio Mohamed Alí, al que apoyaba Francia”.

Es decir que lo señalado por Ellen White, como cuando “Turquía aceptó, por medio de sus embajadores, la protección de las potencias aliadas de Europa”; realmente no se realizó en la fecha indicada por el Conflicto de los siglos, sino el 15 de Julio de 1840.

También, como fecha real de la caída del imperio Otomano, se consigna históricamente, el 1 de Noviembre del 1922.

 Entonces, además de que Ellen White cita una fecha histórico-profética falsa, esto también conllevaría la necesidad de reformular, la profecía de tiempo de Apoc.9; la cual, según la interpretación adventista, involucra: 391 años y 15 días. Esto así, porque el punto final de esta profecía ya no podría ser el 11 de agosto 1840, sino el 15 de Julio 1840, y por lo tanto el punto inicial de la misma, habría que moverlo hacia atrás, para que “cuadre” con la cifra indicada. Para esto, habría que buscar otro acontecimiento histórico, el cual satisfaga las condiciones proféticas del pasaje bíblico, y que contando a partir del mismo, dé la cifra exacta de: 391 años y 15 días.Naturalmente, eso implicaría contradecir a Ellen White, lo que evidentemente es un grave “dilema profético”.

Adventistas Y Testigos

Los adventistas, atacan a los testigos de Jehová, porque en base a Mateo 24:34, afirman: “Las Escrituras muestran claramente que la ‘generación’ que vio el principio de la presencia de Cristo (en 1914), también vería el ‘gran día de Jehová’ en el cual él ejecuta juicio contra todos los que practican la injusticia”. (Página 176, párrafo 2 del libro “Unidos”). Entonces, como esta declaración implica que esa generación de 1914 “no pasaría”, sin que se produjeran esos acontecimientos, ellos le achacan a los testigos sostener una doctrina falsa, porque aún no ha llegado “el fin” y no hay nadie vivo de esa generación.

Pero lo más extraño es, que en forma similar, los adventistas creen que la caída de las estrellas en 1833, el oscurecimiento del sol en 1780, y el terremoto de Lisboa en 1755, eran las señales precursoras de la Segunda Venida de Cristo. Entonces, también en base a Mateo 24:34, consideran que la “generación” que vio esas señales “no pasaría”, sin presenciar el inminente retorno del Señor; tal como lo afirma Ellen White, en el Deseado de Todas las Gentes, págs. 585 y 586: “Cristo declaró que al final de la gran persecución papal, el sol se obscurecería y la luna no daría su luz. Luego las estrellas caerían del cielo….Dice de aquellos que vean estas señales: No pasará esta generación, que todas estas cosas no acontezcan”. ‘Estas señales han aparecido’…con seguridad que la venida del Señor está cercana”.

Luego, tomando como base esa afirmación de la Sra White, el Comentario Bíblico Adventista, también nos dice: “Cristo afirmó que las señales mencionadas en estos versículos, ocurrirían tan cerca del día de su venida que la generación que viera las últimas señales no moriría antes de ver que se cumplieran todas estas cosas, es decir, que verían no sólo las señales, sino también la venida de Cristo y el fin del mundo”.

Entonces, es evidente que los adventistas enfrentan actualmente un terrible dilema profético, porque esa generación que presenció las llamadas “señales del fin”, ya no existe. En consecuencia, estamos en presencia de una interpretación bíblica muy importante, claramente falsa; esto, a pesar de que supuestamente se trata de una declaración inspirada por el Espíritu Santo.

Pero lo más grave de este asunto, es que no se han tomado los correctivos de lugar, y estas “señales del fin” continúan enseñándose en las iglesias adventistas; aunque claro está, sin aludir a la “generación que no pasaría” , mencionada por Ellen White en sus escritos, con el evidente propósito de ocultar a la hermandad su claro error, y mantener así su pretendida infalibilidad y confiabilidad profética.

En una fallida defensa de Ellen white, algunos han señalado que ella no era teóloga, y que aquí está haciendo un simple comentario, que puede no estar exento de error. Pero, si examinamos detenidamente su categórica declaración, podemos ver que ella le atribuye a Cristo lo que está afirmando: “Cristo declaró….Dice de aquellos que vean estas señales: No pasará esta generación…”. Entonces, esto no es un simple comentario, aquí hay una afirmación contundente de ella, atribuyéndole esto a Jesucristo. ¿Puede alguien citar un profeta o apóstol, que hiciera algo semejante, poniendo en boca del Señor una falsedad?.

También, otros mencionan 1Tes. 4:15-17: “….nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor.…. y los muertos en Cristo…nosotros, los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes…”. Luego, como este evento no se cumplió en vida de Pablo, entonces alegan: ¿es él un falso profeta?. Veamos:

-El hecho de que Pablo se incluyera en el grupo de los “vivos”, y a la vez hiciera lo mismo con los Tesalonicenses que recibieron esta carta, no puede indicar de ninguna manera, que el apóstol estaba asegurando que él y todos los demás estarían vivos para el regreso de Cristo. Lo primero que debemos tener en cuenta, es que Pablo no hizo una alusión personal, sino general: “…que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor…”; por lo tanto, es evidente que nadie en particular, al leer esto, podía tomarse el texto para sí mismo y aplicárselo. También, tenemos que considerar, que el objetivo específico de este pasaje, no era enfocar la proximidad o lejanía de la venida del Señor, sino el asunto de la resurrección de los muertos en Cristo. Leamos: “Tampoco queremos hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza…traerá Dios…a los que durmieron en él….no precederemos a los que durmieron…y los muertos en Cristo resucitarán primero…seremos arrebatados juntamente con ellos….Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras”.  Además, el mismo apóstol Pablo, por si acaso, se encargó de despejar cualquier duda al respecto. Veamos la segunda epístola a los propios Tesalonicenses, en el 2:1-5: “Pero con respecto a la venida de nuestro señor…que no os dejéis mover fácilmente…ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe…porque no vendrá sin que antes venga la apostasía..”

En resumen, resulta contraproducente e inútil, pretender disculpar los evidentes errores de la Sra White, con supuestas fallas de los profetas y escritores de la Biblia. Viendo todo esto, quizás sería bueno y sabio, atender lo que la palabra del Señor dice en Deuteronomio 18:22: “Si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, es palabra que Jehová no ha hablado…no tengas temor de él”.

El “principio del día por año”- Reexaminado

La posición adventista oficial, sobre el llamado “principio de día por año”, (que está vigente, y continúa enseñándose en las iglesias), está reflejada en las palabras de Ellen White, según se registra en los libros “El conflicto de los Siglos”, y “Profetas y Reyes”: “En la profecía, un día representa un año”; “El Señor establece este principio, en Núm. 14:34, y Ezeq. 4:6”. Es decir, que aquí se establece un fundamento bíblico sencillo, aplicable a todas las profecías, según estas declaraciones consideradas inspiradas. Vamos pues a realizar un examen, de la posición señalada:

– Al leer Números 14:34 y Ezequiel 4:6, podemos ver que la mecánica es la misma, esto es, un castigo puntual para una desobediencia específica; tampoco se observa de ninguna manera, la intención de fijar una norma o principio general. En Números tenemos la secuencia: Castigo(año) – Desobediencia(día); pero en Ezequiel tenemos:

Castigo (día)- Desobediencia(año). En otras palabras, Números predice: “1 año de castigo para el futuro, por cada día de desobediencia del pasado”; mientras que Ezequiel establece: “1 día de castigo para el futuro, por cada año de desobediencia del pasado”.

En consecuencia, estos versículos resultan ser opuestos o excluyentes; dicen lo contrario.

Entonces, si tenemos que Núm. profetiza años (futuro) en base a días (del pasado); y por otra parte Ezeq. predice días (futuro) en base a años (del pasado); ¿Cómo se puede tratar de establecer, un supuesto paralelismo entre ambos textos?. ¿No es evidente que el sentido de ambos es opuesto?. ¿Cómo una profecía en años (la de Núm.), puede ser equivalente a otra expresada en días (la de Ezeq.)?.

-Veámoslo ahora de esta manera: Observando cuidadosamente los textos de Números 14:34 y Ezequiel 4:6, tenemos que realmente, ambos son profecías literales. Porque allí, ¿cuál es la profecía, o el futuro predicho?. En Núm. son profetizados 40 años de castigo, y en Ezeq. son predichos 430 días de castigo; todo lo cual se cumplió literalmente, según se había anticipado. O sea, que tampoco aquí se estipulaba el “día por año”; esto así, debido a que en estos textos, lo que hubo fue una explicación de la magnitud o cuantía del castigo; de ahí que en ambos casos, el Señor hiciera referencia a la desobediencia del pasado, en relación con el castigo predicho. Algo muy diferente, se observa en las demás profecías; es decir, ¿Porqué 120 años para el diluvio, y no 100 u otra cantidad?; ¿Porqué 40 días para la destrucción de Nínive, y no otra cifra?; es evidente, que el Señor tuvo sus razones, pero no las explicó, como fue en los casos de Números y Ezequiel.

-Haciendo abstracción de las contenidas en el libro de Daniel, todas las profecías de tiempo del Antiguo Testamento, tanto anteriores como posteriores, a Números y Ezequiel, son también literales; veamos:

1.- Gén. 6:3; 120 años del diluvio. 2.- Gén.15:13; 400 años del cautiverio en Egipto3.-Gén.40:12-19; Los 3 días del copero; y los 3 días del panadero; en Egipto. 4.- Gén.41:26-30; Los 7 años de abundancia; y los 7 años de escasez; en Egipto. 5.- 2 Samuel 24:13-15; Los 3 días de plaga sobre Israel; en el reinado de David. 6.- Isaías 7:8; Los 65 años sobre Efraín, o Israel- reino del norte. 7.- Isaías 16:14; 3 años sobre Moab. 8.- Isaías 21:16; 1 año, profetizado sobre Arabia. 9.- Isaías 23:15; 70 años sobre Tiro.10.- Isaías 32:9-10; “algo más de 1 año”; profetizado sobre “mujeres de Jerusalén”. 11.- Jer. 25; 70 años sobre Jerusalén. 12.- Ezeq. 29:11-13; 40 años, sobre Egipto. 13.- Ezeq. 39:9; 7 años, sobre Gog. 14.- Ezeq. 39:11-12; también 7 meses, sobre Gog, . 15.- Jonás 3:4; 40 días sobre Nínive.

Si a estas 15 profecías, le agregamos la de Daniel 4 sobre los siete tiempos de Nabucodonosor, tendríamos entonces un total de 16 profecías completamente literales, registradas claramente en la Biblia, lo cual constituye un mentís rotundo, a la suposición de la existencia del “día por año”.

Por otra parte, las debilidades que se han venido señalando, a la posición de que: “En la profecía, un día representa un año”; Y, “El Señor establece este principio, en Núm. 14:34, y Ezeq. 4:6”; ha inducido a algunos estudiosos adventistas, a proponer la novedosa idea, de que: “las ‘70 semanas’ de Daniel 9, son a la vez el “principio” y la “prueba” del “día por año”, para profecías escatológicas”; pasando entonces a considerar como “antecedentes“, los casos de Núm., Ezeq., y otros pasajes catalogados como afines. Luego, resultan extraños estos modernos esfuerzos por “extrapolar” otras “pruebas” del “día por año”, frente a los cuestionamientos realizados a la posición original. Aunque para ser honesto, podría ser válida (aunque discutible), la intención de proponer que: “las “70 semanas”, son a la vez el “principio” y la “prueba” del día por año”; pero esto debe ser, sobre la base de reconocer que la postura oficial actual es equivocada, ya que se ha demostrado de manera fehaciente, que su fundamento es inexistente.

Entonces, analizando esta propuesta tenemos lo siguiente:

1) En Daniel 9:22, dice que el profeta entendió esta profecía, ¿Y cómo la entendió, si había que aplicarle el “día por año”, y él desconocía este principio, y no se registra tampoco ninguna explicación del Ángel al respecto, en este capítulo, pero tampoco posteriormente?. Entonces, luce improbable que el Señor pusiera “secretamente” este “día por año” en las “70 semanas”, sin decirlo a Daniel, aunque este señala que la entendió.

2)¿Porqué Cristo, llamó a los judios de su tiempo a “leer y entender” esta profecía, si estaba cerrada y sellada(ver Mateo 24:15), y se había dado en “días” que había que convertir en años, pero sin establecerlo previamente?.

3)¿Porqué en las profecías se explican los símbolos(“bestias, “cuernos”,”aguas”), pero el supuesto “día por año”, nunca se explica?; ¿No es este un principio cardinal, cuya importancia es mayor?.

4) Aún cuando se comprobara, fuera de toda duda, que las “70 semanas” expresan tiempo simbólico, ¿Dónde dice que luego de su cumplimiento, ellas establecen el “día por año”, para las demás profecías escatológicas, de tiempo?.

5) ¿Sobre qué base se argumenta, que el “día por año” sólo era aplicable a las “profecías escatológicas de tiempo?. ¿Es esto lo que afirma la iglesia adventista oficialmente, y que Ellen White suscribió?. ¿Qué tienen de escatológicos, los pasajes de Núm.y Ezeq, para poder servir como base o antecedentes de profecías escatológicas?.

Además, los 1000 años de Apoc.20, ¿No es una profecía escatológica?, ¿Porqué se considera literal, y no se le aplica el “día por año”?.

6) Los textos de: Exodo 13:10; 1 Samuel 20:6; 1 Samuel 27:7; 1 Samuel 2:19; 1 Reyes 1:1; y otros, considerados afines al “día por año”; se ha pretendido invocarlos como “pruebas o antecedentes de este principio”; pero vamos a encontrar que todos tienen un denominador común, se trata de “expresiones literarias”, cuyo uso era frecuente en el hebreo, para enriquecer y embellecer el lenguaje. Esto es lo que llamamos hoy “licencia literaria”, pero pretender darle alguna aplicación profética a estos pasajes, constituye un despropósito. Entonces, frente a la clara existencia de 16 profecías reales, todas literales, citadas como pruebas de la inexistencia del “día por año”, ¿cómo aspirar a que simples “expresiones literarias”, puedan aportar “evidencias” de este “principio”?.

7) En el capítulo 4 de Daniel, se emplea la palabra aramea “iddám”, que se traduce como tiempo o año, para señalar los siete años de locura, profetizados sobre Nabucodonosor. Sin embargo, la misma expresión aramea (“iddám”), se utiliza también en Daniel 7 para los 31/2 tiempos, y aquí se dice que representan 1260 años, al aplicársele arbitrariamente el “día por año”.

Además, es importante determinar, el significado de la palabra hebrea utilizada para “semanas” (shabuím). Esta palabra es el plural de “shabúa” o semana. Su raíz hebrea es “Shebá”, que significa siete. La palabra “Shabuím” o semanas, es usada 20 veces en el Antiguo Testamento. Tres veces significa una unidad de siete y va acompañada de la palabra “días”( ver Ez. 45:21; Daniel 10:2,3). Ocho veces significa “semana” o “semanas”, es decir un período normal de 7 días (ver Gen. 29:27,28; Deuter. 16:9,10,16; Lev. 12:5; 2Cron. 13:8); y seis veces se usa para indicar una unidad de siete, sin hacer referencia a días (Dan. 9:24-27).

Existen razones suficientes, para considerar que en Daniel 9:24-27, “shabuím” (semanas) se refiere a unidades de 7 años, o sea a 490 años literales:

1) Los antecedentes proféticos corresponden a profecías literales; es decir, las 16 que mencionamos anteriormente, incluyendo la de Jeremías 25 que Daniel estudiaba según el capítulo 9, lo cual demuestra, que no había un “principio de día por año” establecido anteriormente, ya que Daniel lo desconocía.

2) En el capítulo completo, no se hace ninguna mención de días. Pero sí se puede observar, que el profeta estaba pensando en relación a años, porque su preocupación giraba en torno a los “70 años” de cautividad en Babilonia.

3) Esta cautividad, tenía relación con la violación del año sabático (ver: 2Cron. 36:20,21; Lev. 26:33-35), el cual prescribía que Israel debía cultivar la tierra por 6 años y dejarla descansar por un año. Al sumar estos 6 años de trabajo, con el de descanso, tenemos una semana de años.

4) Además de Daniel 9:24-27, en todo este libro profético, solo se usa la palabra hebrea para “semanas” en el 10:2,3; y allí el profeta la acompaña de la palabra “días”, al decir: “semana de días”(“Shabuím yamín”), en oposición al empleo de Daniel 9, donde solo dice: “semanas” (Shabuím); lo cual evidencia claramente, el propósito de distinguir el significado de ambas palabras.

En consecuencia, por todo lo expuesto anteriormente, podríamos concluir en que estas “70 semanas” fueron dadas en años, y representaban 490 años literales; con lo cual quedaría descartado definitivamente, para las profecías, el supuesto: “principio del día por año”.

Lo cual implicaría necesariamente, que todo el sistema profético adventista debe ser reformulado.

El Sello de Dios

Los adventistas, sostienen que el Sello de Dios es el sábado, no obstante mi Biblia dice :

Efesios 1
13   En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

Efesios 4
30   Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la redención

Pero también dice a quién aplicaba el pasaje de Ezequiel 20

Ezequiel 20
8   Mas ellos se rebelaron contra mí, y no quisieron obedecerme: no echó de sí cada uno las abominaciones de sus ojos, ni dejaron los ídolos de Egipto; y dije que derramaría mi ira sobre ellos, para cumplir mi enojo en ellos en medio de la tierra de Egipto.
10   Saquélos pues de la tierra de Egipto, y trájelos al desierto;
13   Mas rebeláronse contra mí la casa de Israel en el desierto; y mis sábados profanaron en gran manera; dije, por tanto, que había de derramar sobre ellos mi ira en el desierto para consumirlos.
18   Antes dije en el desierto á sus hijos: No andéis en las ordenanzas de vuestros padres. 20   Y santificad mis sábados, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios.
21   Y los hijos se rebelaron contra mí: no anduvieron en mis ordenanzas… Dije entonces que derramaría mi ira sobre ellos, para cumplir mi enojo en ellos en el desierto.
 Algunos estudiosos señalan, que el Espíritu Santo no es la promesa, por lo tanto los invito a leer esto :

Juan 14
26    Mas el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todas las cosas que os he dicho.

Hechos 1
4   Y estando juntos, les mandó que no se fuesen de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, que oísteis, dijo, de mí.
5   Porque Juan á la verdad bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo no muchos días después de estos.

También, otros dicen, que solo se sella a los que obedecen en espíritu y verdad, o por ser obedientes a la palabra de Dios. Pero debo recordarles estos pasajes :

Hechos 2
38   Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Hechos 10
44   Estando aún hablando Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el sermón.
47   Entonces respondió Pedro: ¿Puede alguno impedir el agua, para que no sean bautizados éstos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros?

Hechos 16
30   Y sacándolos fuera, le dice: Señores, ¿qué es menester que yo haga para ser salvo?
31   Y ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu casa.
32   Y le hablaron la palabra del Señor, y á todos los que están en su casa.
33   Y tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó los azotes; y se bautizó luego él, y todos los suyos.

Hechos 19
2   Díjoles: ¿Habéis recibido el Espíritu Santo después que creísteis?. Y ellos le dijeron: Antes ni aun hemos oído si hay Espíritu Santo.
5   Oído que hubieron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.
6   Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.

 De manera, que todos estos pasajes coinciden con Efesios 1:13, “…desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”. Luego, resulta claro que la obediencia es posterior al sellamiento de los creyentes.

Entonces, podemos concluir en que el sello de Dios es el Espíritu Santo, pero la manifestación visible de ese sellamiento, viene por el origen de la nuevapersona o nueva creación, que es consecuencia de la obra de este maravilloso poder, en el corazón de los creyentes, los cuales son capacitados para obedecer.

El Testimonio de Jesús y el Don o Espíritu de Profecía

En Apoc.12:17, se nos dice:”…..los que guardan los mandamientos de Dios, y tienen el Testimonio de Jesucristo“; También en Apoc.19:10, dice: “…..porque el testimonio de Jesús, es el espíritu de la profecía”.

Entonces, tomando estos pasajes como base, los adventistas han interpretado que en la iglesia remanente o verdadera (que son ellos, supuestamente), se manifestará el don o espíritu de profecía. ¿Es esto así?; Veamos:

-No es lo mismo decir: “el espíritu de la profecía“, como está realmente en la Biblia, que “el espíritu de profecía” o “don de profecía”. En el original griego dice “el espíritu de la profecía”(Apoc.19:10), y esto tiene su importancia, como veremos más adelante.

-En Juan 15:26,27 dice: “Pero cuando venga el Consolador…él dará testimonio de mí. Y vosotros daréis testimonio también…..”. En Apoc.1:1,2,9 dice: “..a su siervo Juan, que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristoestaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. En Apoc. 20:4 dice: “…..Y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios…”. En 1Cor. 2:1,2 dice: “Así que hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.

-En 1Corintios 12:1,4,10,28,31; leemos: “No quiero hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales…Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el espíritu es el mismo…A otro, el hacer milagros, a otro profecía, a otro discernimiento de espíritus….Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros….Procurad, pues, los dones mejores…”.

Quiere decir, que aquí se identifica la profecía como uno de los dones espirituales, para la iglesia. Pero observe, que es para toda la iglesia, no para una persona específica y exclusivamente para ella. Tampoco se menciona ningún período en particular para el desarrollo de este don, ni que este será el que dará testimonio de Jesús de manera especial.

Entonces, ¿Qué significa la frase “el espíritu de la profecía” en apoc.19:10, en relación al testimonio de Jesús?. Sencillamente quiere decir, que el “Espíritu Santo” (o sea el “Espíritu de la Profecía”), es quien da testimonio de Jesús, y este grupo mencionado en el 12:17, “guarda los mandamientos de Dios” y además tienen el “testimonio de Jesús” (o sea el “Espíritu Santo”). En consecuencia, la frase “espíritu de profecía” referida a Apoc. 19:10, no es bíblica, y el uso que se le ha dado no es correcto.

Hebreos y el día de Expiación

¿Dónde ubica el libro de Hebreos a Cristo, luego de su ascensión al cielo?. Algunos dicen, que las traducciones donde se le pone en el lugar Santísimo, no se corresponden con el original griego, ya que en todo el libro, solo se menciona claramente el lugar Santísimo (Hagia Hagion), una sola vez, y es en relación con el Santuario Terrenal (Hebreos 9:3), por lo tanto si el Autor quisiera ubicarlo allí, hubiera empleado “Hagia Hagion”, al mencionar donde se encontraba luego de su ascensión. También se sostiene, que el hecho de que se registre en varios pasajes, que el Señor Jesucristo está a la Diestra de Dios, va en relación con su doble posición de “Rey” y “Sacerdote sobre su trono”. Para clarificar todo esto, vamos a sustituir la traducción por las palabras griegas originales, en cuanto a lo que tiene que ver con el Santuario, tanto terrenal como celestial; veamos la situación que se presenta y elanálisis correspondiente, agrupando los textos con palabras comunes:

Con la palabra “To Hagion”:

Hebreos 9
1   TENIA empero también el primer pacto reglamentos del culto, y el “To Hagion” terrenal.

Nota : Se refiere al Santuario terrenal completo. No se vuelve a usar esta palabra.

Con la palabra “Hagia”:

Hebreos 9
2   Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el “Hagia”, estaban el candelabro, la mesa, y los panes de la proposición.

Hebreos 9
24   Porque no entró Cristo en el “Hagia” hecho de mano, figura del verdadero, sino en el mismo cielo para presentarse ahora por nosotros en la presencia de Dios.

Nota : En el versículo 2, se refiere claramente al lugar Santo-Terrenal; pero en el verso 24 se vuelve a utilizar esta palabra, como un símil del Santuario terrenal completo.

Con la palabra “Hagia Hagion”:

Hebreos 9
3   Tras el segundo velo estaba el tabernáculo, que llaman “Hagia Hagion”.

Nota : Esta palabra, se refiere evidentemente al Santísimo-Terrenal, y es la única vez que aparece en todo el libro.

Con la palabra “Ta Hagia” :

.Hebreos 9
25   Y no para ofrecerse muchas veces á sí mismo, como entra el pontífice en el “Ta Hagia” cada año con sangre ajena;

Hebreos 13
11   Porque los cuerpos de aquellos animales, la sangre de los cuales es metida por el pecado en el “Ta Hagia” por el pontífice, son quemados fuera del campamento.

Nota : Estos pasajes, parecen referirse al Santísimo-terrenal, aunque no se está utilizando “Hagia Hagion”, palabra, que como ya vimos antes, designa este lugar. Esto puede explicarse por el hecho, de que se está aludiendo al día de expiación, en el cual el Sumo sacerdote entraba y aplicaba sangre en ambos departamentos. Quiere decir, que en el marco de esta ceremonia tan especial, el empleo de “Ta Hagia” (plural simple), en oposición a “To Hagion” (Singular simple), es apropiado para referirse a ese acto, en lo que concierne al santuario terrenal completo.

Hebreos 9
12   Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, mas por su propia sangre, entró una sola vez en el “Ta Hagia”, habiendo obtenido eterna redención.

Nota : Aquí vuelve a emplearse “Ta Hagia”, en relación al acto de expiación final que Cristo realizó, el cual se considera completo y superior. Pero aquí se sugiere que el Señor, al igual que los sacerdotes terrenales, en cierta forma penetró a ambos departamentos del Santuario terrenal, lo cual se confirma con Hebreos 13:11-12: “Porque los cuerpos de aquellos animales, la sangre de los cuales es metida por el pecado en el “Ta Hagia” por el pontífice, son quemados fuera del campamento. Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta”.

Con la palabra “Ton Hagion”:

Hebreos 8
2   Ministro del “Ton Hagion”, y de aquel verdadero tabernáculo que el Señor asentó, y no hombre.

Hebreos 9
8   Dando en esto á entender el Espíritu Santo, que aun no estaba descubierto el camino para el “Ton Hagion”, entre tanto que la primera parte del tabernáculo estuviese en pie.

Hebreos 10
19   Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el “Ton Hagion” por la sangre de Jesucristo,

Nota : En estos versículos, el “Ton Hagion” , que es la forma genitiva de “Ta Hagia”,

parece referirse al Santísimo-Celestial. Vamos a comparar con otro pasaje.

En Daniel 9:24 dice: “….Y poner fin al pecado, expiar la iniquidad, traer la justicia perdurable….y ungir al Santo de los santos”.

Aquí, la expresión “Santo de los Santos“, viene del hebreo: “qodesh qodeshim“, y literalmente significa “santidad de santidades“. Por muchos años, se creyó que la frase “Santo de los Santos” se refería a Cristo, pero por literatura judía se sabe que esa frase es usada para referirse al lugar santísimo del santuario terrenal. Ahora bien, resulta que la misma profecía de Daniel 9 predecía la destrucción del santuario terrenal, por lo tanto la conclusión obligatoria y elemental, es que la frase “ungir el Santo de los Santos”, en realidad se refiere al “lugar Santísimo-Celestial”. ¿Para qué se ungiría el Santísimo-terrenal, que sería desechado y destruido?.

Por otra parte, es bueno señalar que ese ungimiento del”qodesh qodeshim“, está conectado con el término de las “70 semanas”; el contexto no permite otra interpretaciónVeamos:

“Setenta semanas están determinadas…para… poner fin al pecado, expiar la iniquidad, traer la justicia perdurable….y ungir al Santo de los santos”. Es decir que el límite de tiempo natural de todo lo mencionado aquí, son las “70 semanas”, lo cual incluye: el fin del pecado y la expiación de la iniquidad, así como el ungimiento del “lugar Santísimo”. ¿Y cuándo se cumplieron las “70 semanas”?. ¿Cuándo se le dio fin al pecado y se hizo la expiación?; leamos: “mas ahora una vez en la consumación de los siglos, para deshacimiento del pecado se presentó por el sacrificio de sí mismo. Habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó á la diestra de la Majestad en las alturas. Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre á los santificados. Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado….”.

En consecuencia, es evidente que tanto el mensaje de Daniel 9:24, como el del libro de Hebreos, giran en torno a la misma época: la ascensión del Señor al cielo.

En ambos pasajes, se alude al acto expiatorio de Cristo, así como a su entrada directa al Santísimo celestial. Es decir que el “qodesh qodeshim” (en idioma hebreo), es el equivalente del “Ton Hagion” (en griego) mencionado en el libro de Hebreos.

 Esto coincide con los pasajes donde se presenta al Señor a la Diestra del Padre :

Hebreos 1
3   El cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia, y sustentando todas las cosas con la palabra de su potencia, habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó á la diestra de la Majestad en las alturas,

Hebreos 8
1   ASI que, la suma acerca de lo dicho es: Tenemos tal pontífice que se asentó á la diestra del trono de la Majestad en los cielos;

Hebreos 10
12   Pero éste, habiendo ofrecido por los pecados un solo sacrificio para siempre, está sentado á la diestra de Dios,

Hebreos 12
2   Puestos los ojos en al autor y consumador de la fe, en Jesús; el cual, habiéndole sido propuesto gozo, sufrió la cruz, menospreciando la vergüenza, ysentóse á la diestra del trono de Dios.

Hebreos 1
3   El cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia, y sustentando todas las cosas con la palabra de su potencia, habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó á la diestra de la Majestad en las alturas,

Nota : Ver también Mateo 22:69; Hechos 7:55,56; Romanos 8:34; Efesios 1:20; Colosenses 3:1; 1 Pedro 3:22.

Además, tenemos el siguiente pasaje:

Hebreos 6
19   La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que entra hasta dentro del velo; 20   Donde entró por nosotros como precursor Jesús, hecho Pontífice eternalmente según el orden de Melchîsedec.

Entonces pregunto: ¿Cuándo la frase “dentro del velo“, ha significado algo distinto al “lugar santísimo“?. Para confirmarlo, basta leer estos textos:

Levítico 16
2   Y Jehová dijo á Moisés: Di á Aarón tu hermano, que no en todo tiempo entre en el santuario del velo adentro, delante de la cubierta que está sobre el arca, para que no muera.

Éxodo 26
33   Y pondrás el velo debajo de los corchetes, y meterás allí, del velo adentro, el arca del testimonio; y aquel velo os hará separación entre el lugar santo y el santísimo.

Para saber si el acto de expiación fue completado en la cruz, vamos a darle un vistazo a estos pasajes :

Hebreos 10
12 Pero éste, habiendo ofrecido por los pecados un solo sacrificio para siempre, está sentado á la diestra de Dios.

Hebreos 1
3 Habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó á la diestra de la Majestad en las alturas,

Hebreos 7
27 Que no tiene necesidad cada día, como los otros sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus pecados, y luego por los del pueblo: porque esto lo hizo una sola vez, ofreciéndose á sí mismo.

Hebreos 9
12 Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, mas por su propia sangre, entró una sola vez en el santuario, habiendo obtenido eterna redención.

26… mas ahora una vez en la consumación de los siglos, para deshacimiento del pecado se presentó por el sacrificio de sí mismo.

Hebreos 10
10 En la cual voluntad somos santificados por la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una sola vez.
12 Pero éste, habiendo ofrecido por los pecados un solo sacrificio para siempre, está sentado á la diestra de Dios,

14 Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre á los santificados.
18 Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por pecado

Hechos 3
19 Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados.

1 Pedro 2
24 El cual mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros siendo muertos á los pecados, vivamos á la justicia.

1 Juan 3
5 Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.

En conclusión, tenemos lo siguiente:

En Hebreos 6:19-20, se nos dice claramente que el Señor Jesús entró “dentro del Velo”, luego de su ascensión, lo cual confirma la entrada de Cristo al Lugar Santísimo, después de su sacrificio expiatorio. En el mismo sentido va Hebreos 10:19: “Así que hermanos, teniendo libertad para entrar en el ‘Ton Hagión’, por la sangre de Jesucristo”; o sea, se nos invita a seguir por la fe al Señor al Santísimo-Celestial, lo cual no tendría sentido, si ya él no estuviera allí. Esto concuerda, con los abundantes pasajes ya citados, donde se ubica a Cristo a la Diestra del Padre, el lugar de mayor honor. Todas estas evidencias permiten descartar completamente, la versión de que el Señor esperó hasta el 1844 para entrar al lugar santísimo, a fin de realizar la expiación final.

Roma, Antíoco IV, Y Daniel 11

Interpretaciones que pretenden introducir a Roma, en Daniel 11:

1) En el 11:14 leemos: “En aquellos tiempos se levantarán muchos contra el rey del sur. Hombres turbulentos de tu pueblo se levantarán….”.

Entonces, algunos analistas dicen que la frase “hombres turbulentos de tu pueblo”, se traduce mejor por “hombres turbadores de tu pueblo”, y luego alegan que en ese caso aquí debe tratarse de los romanos y su entrada en la profecía.

Pero, veamos a qué se refiere el pasaje: En Egipto, el primer ministro (Agátocles) y los habitantes de Alejandría, se rebelaron contra el rey Ptolomeo, que era un niño.Otro de los que se rebeló fue Filipo V de Macedonia. El cual, en coalición con Antíoco III el Grande, planeaba tomar a Egipto y dividirse el imperio. Muchos judíos se inscribieron bajo el ejército egipcio con Scopas. Luego se rebelaron contra Egipto y se unieron a Antíoco III el Grande. El general Scopas derrotó a estos judíos, y tomó de Jerusalén un gran botín.

Como supuestamente el versículo 14 trataba, sobre la entrada del imperio romano en la profecía, entonces se procede a aplicar la siguiente interpretación:

Los versos 16-19 se refieren a la conquista de palestina por Pompeyo (en el 63 AC), y también a la aventura de Julio Cesar con Cleopatra y su posterior asesinato. Luego el verso 20 es atribuido a Augusto César, fundador del imperio romano, y del cargo de “Emperador”, quien debe representar aquí a todos los emperadores.

Entonces se alega que: “como no hay puntuación ni división de párrafos de ninguna clase en el texto hebreo de este capítulo, podemos suponer que podría faltar un párrafo importante entre los versículos 20 y 21″.

De esta manera, se intenta justificar el salto histórico, y a partir del verso 21 se identifica al “Despreciable” con el “Santo padre” o “Papa de Roma”, como sucesor legítimo del imperio romano. A partir de ahí, se detallan supuestos cumplimientos de profecías, pasadas y futuras, que van desde el papado medieval y las cruzadas, hasta acontecimientos escatológicos esperados para nuestros días.

2) En Daniel 11:16, hay una frase que ha sido malinterpretada:

“Y el que vendrá contra él hará su voluntad.”. Luego, se entiende como “otro” distinto (Roma), que viene contra el rey del norte, y asume ese título (rey del norte), en lo adelante. Pero esto no puede ser así, ya que en todo momento se observa una constante: la lucha entre el rey del norte (Siria) y el rey del sur (Egipto), desde el principio hasta el final. Este es el escenario para el surgimiento del cuerno pequeño de Daniel 8.

Veamos pues, de qué se trata realmente el asunto:

Si leemos desde el vers.15, utilizando los paralelismos, tenemos:

“Vendrá pués el rey del norte, y levantará baluartes, y tomará la ciudad fuerte;

y las fuerzas del sur no podrán sostenerse, ni sus tropas escogidas, porque no habrá fuerzas para resistir”.

Y el que vendrá(o sea el rey del norte) contra él(es decir contra el rey del sur) hará su voluntad, y no habrá quien se le pueda enfrentar;

y estará(el rey del norte) en la tierra gloriosa, la cual será consumida en su poder”.

Entonces, resulta claro que el vers.16 en su primera parte, trata el mismo asunto del 15, la derrota de los egipcios a manos de Antíoco III, quien no se conformó con eso, e invadió a Palestina (la tierra gloriosa), tal como lo indica la última parte del vers.16, y que la historia confirma.

Entonces podemos concluir con seguridad, que Roma no está en Daniel 11, ya que este capítulo trata exclusivamente sobre las escaramuzas entre el Rey del Sur (Egipto) y el Rey del norte (Siria), como marco final para el surgimiento del “cuerno pequeño”, el cual como ya hemos visto no puede ser Roma, que además estaba situada al Oeste, y no podría de ninguna manera convertirse en el reino del norte. Por lo tanto, la conclusión es evidente e inevitable, Roma Pagana y Papal, no se ajusta a la profecía de Daniel 11.

Sobre Antíoco IV en Daniel 11, tenemos lo siguiente:

-Si todos los analistas están de acuerdo, en la literalidad de este capítulo, por lo menos hasta el versículo 13, (tal como corresponde a la parte explicativa de alguna visión, según se establece en el libro de Daniel); ¿Sobre qué base se abandona esta literalidad, para alegorizar convenientemente algunos pasajes?; ¿No es esto una inconsistencia?.

-Si por el contrario, seguimos considerando literalmente el texto del capítulo 11, a partir del verso 13, entonces tenemos esto:

El rey del norte (Siria), del cual saldría el “cuerno pequeño”, allí es Antíoco III El Grande; en lo cual están de acuerdo todos los estudiosos. Pero más adelante, sólo se registran dos cambios de personaje en este reino del norte; lo cual está en los versos 20 (que dice: “Y se levantará en su lugar…”) y 21 (que dice: “Y le sucederá en su lugar…”). A partir de ahí, el texto bíblico no indica más cambio, en la persona que ocupa el trono del reino del norte. Todo esto sugiere que: en primer lugar, luego de Antíoco III vendrían dos reyes, y que el último de estos dos, continuaría reinando en lo adelante, hasta el final del capítulo, donde se predice su suerte: “más llegará a su fin, y no tendrá quién le ayude”. Quiere decir, que continuando elmétodo literal establecido con toda exactitud, por lo menos hasta el verso 13, podemos seguirle la pista al rey del norte, que luego se convertiría en el “cuerno pequeño”-“Hombre despreciable”; para esto bastaría buscar en la historia los dos reyes que le sucedieron a Antíoco III.

Según se registra históricamente, luego de Antíoco III, vino Seleuco IV Filópator; y después de éste reinó: Antíoco IV Epífanes.

Entonces, ¿Es esto una simple coincidencia, o qué?; ¿Porqué la introducción de Roma en Daniel 11, luce tan dificultosa y aérea, invocándose a veces argumentos débiles e increíbles; mientras que la de Antíoco IV, es completamente natural, siguiendo simplemente el pasaje en forma literal?.

“Día de Jehová”-“Tiempo del fin”-“Postreros Días”

Obviando el libro de Daniel, se puede observar en los escritos proféticos del antiguo testamento, una estructura bien definida. Sus características más comunes son:

-Uso de un lenguaje escatológico aparente: Obscurecimiento del sol y la luna, sucesos sobrenaturales en general….

-Utilización de símbolos o alegorías: Diversas figuras para representar a Cristo (David, el pimpollo, mi siervo…); a Juan el Bautista se le llama Elías.…

Para la comprensión correcta de estas profecías, es importante también tener en cuenta, la época de la actividad del profeta, así como el contexto de cada pasaje.

Además, hay una constante en el discurrir histórico de Israel, a lo largo del antiguo testamento: las recurrentes apostasías del pueblo, y los castigos divinos que le venían como consecuencia. Para esos juicios o castigos, el Señor utilizaba sus mismos enemigos como instrumentos; y luego, a su tiempo, ellos también eran castigados; esto se verificó una y otra vez, en el relato bíblico.

Es así como vemos denominarse “Día de Jehová”, u otra expresión similar, a acontecimientos diversos. También, esta expresión escatológica es utilizada algunas veces, como en Isaías 2:12-21, en forma general, sin conexión aparente con algún suceso predicho específico. ¿A qué se refería en este último caso?. De acuerdo con el contexto, esta era la forma de Dios advertirle al Israel antiguo, que de persistir en sus malos caminos, finalmente tendría un castigo o juicio divino, esta vez de manera definitiva. A ese acontecimiento futuro, se le llamaba también “Día de Jehová”.

Otro detalle a tener en cuenta, es la expresión de Cristo registrada en Lucas 16:16: “La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él”. Entonces, de alguna manera, estas palabras establecen un marco interpretativo, para las profecías registradas en el antiguo testamento.

Cuando en Malaquías 4 dice: “He aquí viene el día ardiente como un horno…”; automáticamente, nosotros tendemos a ubicarnos en los días finales de la humanidad. Ahora bien, ¿Qué señala el contexto?: “He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible”; ¿Y qué nos dice Jesús de Juan el Bautista, en obvia referencia a esta profecía, según Mateo 11:14?: “Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir”. Resulta evidente, que las palabras del Señor descartan completamente, otro cumplimiento de esta profecía. Entonces, ¿Tiene sentido conectar a Juan el Bautista, con la segunda venida de Cristo, la cual todavía 2000 años después, no ha ocurrido?; Luego, ¿cuál es este día del Señor, antes del cual, vendría Juan el Bautista?.

En Isaías 24 leemos: “La tierra será totalmente devastada y completamente saqueada…”; esto aparentemente se refiere, al mundo entero; pero en el verso 5 dice: “Y la tierra fue profanada por sus moradores, porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebraron el pacto eterno”.Entonces, la clave está en la frase: “quebraron el pacto eterno”; la cual sólo podría aplicarse, al pueblo de Israel. Esto también puede observarse, en Ezequiel 7, donde dice: “El fin viene…sobre los cuatro extremos de la tierra“; y allí vemos que se trata de Israel, y la anticipación del cautiverio babilónico. Quiere decir, que ambos casos son ejemplos del uso de “la tierra”, como una frase técnica que designa al Israel antiguo. Además, en Daniel 9:6 se habla del “pueblo de la tierra“; en una obvia alusión al pueblo judío. En el caso específico de Ezequiel, leamos el 11:25: “Y hablé a los cautivos todas las cosas que Jehová me había mostrado”; entonces, ¿Qué utilidad tendría que Ezequiel le hablara a sus hermanos Judíos, de cosas que iban a pasar miles de años después?.

También, para confirmar esto, leamos el 12:10: “…Esta profecía se refiere al príncipe en Jerusalén, y a toda la casa de Israel que está en medio de ella”.

En el capítulo 13 de Isaías, se describe la “profecía sobre Babilonia”, utilizando este lenguaje: Se habla del “día de Jehová”; de que “las estrellas de los cielos no darán su luz, y el sol y la luna se oscurecerían”; Dios “haría estremecer los cielos, y la tierra se movería…”; en el versículo 5 dice: “Vienen de lejana tierra, de lo postrero de los cielos, Jehová y los instrumentos de su ira, para destruir toda la tierra”. Pero, en el verso 17 dice: “He aquí que yo despierto contra ellos (o sea, contra Babilonia;B.V.) a los medos…”. Esto aclara la cuestión; se trata de la conquista de Babilonia, por Medo-Persia. Pero, se utiliza un lenguaje escatológico aparente.

También, en Isaías 61:1-2; leemos: “El espíritu del Señor está sobre mí…me ha enviado a predicar buenas nuevas…a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el ‘día de venganza del Dios nuestro’…”.

Pero este pasaje conecta con Lucas 4:17-21, donde Jesús en una sinagoga le dice a los judíos (verso 21): “Hoy se ha cumplido esta escritura, delante de vosotros”. Quiere decir, que una vez más Jesús confirma, que el “Día de Jehová”, mencionado en este caso por Isaías, era lo que estaba en el futuro inmediato de ellos: la destrucción de Jerusalén, en el 70 DC.

Ahora bien, en el libro de Joel, hay una clave más certera, que despeja las dudas sobre el “Día de Jehová”; Veamos:

Joel 1
2   Oid esto, viejos, y escuchad, todos los moradores de la tierra.¿Ha acontecido esto en vuestros días, ó en los días de vuestros padres?. 3 De esto contaréis á vuestros hijos, y vuestros hijos á sus hijos, y su hijos á la otra generación. 6 Porque gente subió á mi tierra, fuerte y sin número… 13Ceñíos y lamentad, sacerdotes; aullad, ministros del altar; venid, dormid en sacos, ministros de mi Dios: porque quitado es de la casa de vuestro Dios el presente y la libación. 15¡Ay del día! porque cercano está el día de Jehová, y vendrá como destrucción por el Todopoderoso.
Joel 2
1TOCAD trompeta en Sión, y pregonad en mi santo monte: tiemblen todos los moradores de la tierra; porque viene el día de Jehová, porque está cercano. 2Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra, que sobre los montes se derrama como el alba: un pueblo grande y fuerte: nunca desde el siglo fue semejante, ni después de él será jamás en años de generación en generación. 3Delante de él consumirá fuego, tras de él abrasará llama; como el huerto de Edén será la tierra delante de él, y detrás de él como desierto asolado; ni tampoco habrá quien de él escape….6Delante de él temerán los pueblos, se pondrán mustios todos los semblantes. 7Como valientes correrán, como hombres de guerra subirán la muralla; y cada cual irá en sus caminos, y no torcerán sus sendas. 9Irán por la ciudad, correrán por el muro, subirán por las casas, entrarán por las ventanas á manera de ladrones. 10Delante de él temblará la tierra, se estremecerán los cielos: el sol y la luna se oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor. 11 Jehová dará su voz delante de su ejército: porque muchos son sus reales y fuertes, que ponen en efecto su palabra: porque grande es el día de Jehová, y muy terrible; ¿y quién lo podrá sufrir?.

¿A qué se está refiriendo el profeta Joel?; ¿A cuál día de Jehová?; Veamos:

-Primeramente, se trata de acontecimientos relativamente lejanos, con respecto a su época.

-Allí se describe una invasión de Israel: “. Porque gente subió á mi tierra…Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra, que sobre los montes se derrama como el alba: un pueblo grande y fuerte: nunca desde el siglo fue semejante, ni después de él será jamás en años de generación en generación…Como valientes correrán, como hombres de guerra subirán la muralla…. Irán por la ciudad, correrán por el muro, subirán por las casas, entrarán por las ventanas á manera de ladrones…”.

-Hay una frase importante: “un pueblo grande y fuerte: nunca desde el siglo fue semejante, ni después de él será jamás en años de generación en generación”.

-Pero todavía, en el 1:13, leemos: “Ceñíos y lamentad, sacerdotes; aullad, ministros del altar; venid, dormid en sacos, ministros de mi Dios: porque quitado es de la casa de vuestro Dios el presente y la libación”.

-Quiere decir, que este “Día de Jehová”, se trataba de una lejana invasión de Israel, (con respecto a la época de Joel), que realizaría el pueblo mas fuerte de la historia, y que además eliminaría los servicios del templo.

Entonces, creo que la respuesta es demasiado obvia: Este pueblo, es claramente Roma, y el “Día de Jehová”, mencionado por Joel, no podría ser otro que la invasión romana del 70 DC.

Ahora podemos ver claramente, la manera perfecta en que concuerdan, las palabras del Apóstol Pedro, según Hechos 2:16-21, en ocasión del derramamiento del Espíritu Santo, cuando dijo, que esto había sido en cumplimiento de Joel 2; antes que viniera el “Día de Jehová”. Es decir, que ambos siervos del Señor, estaban hablando del mismo acontecimiento; y naturalmente, Pedro lo sabía y lo confirma.

Lo mismo puede decirse de las palabras de Jesús, según Mateo 11:14, cuando en obvia referencia a Malaquías 4 (“He aquí yo os envío el profeta Elías, antes que venga el Día de Jehová”), entonces dice con respecto a Juan el Bautista: “…él es aquel Elías que había de venir”. Quiere decir, que tanto malaquías y Jesús; así como Joel y Pedro; estaban claramente hablando del mismo acontecimiento futuro: Roma y el 70 DC.

¿No es maravillosa la armonía que muestran las Escrituras, cuando dejamos fluir su propia perspectiva, sin tratar de imponerle la nuestra?.

Ahora bien, ¿Cuál es el tiempo del fin, indicado para Israel, según las profecías de Daniel?. En el capítulo 9 tenemos la respuesta: “Setenta semanas están determinadas (decretadas), sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad”. Quiere decir que este período, que debía comenzar con la orden de “restaurar y edificar a Jerusalén”, constituía el tiempo de gracia final para Israel; y luego tenemos en el 9:27, última parte: “Después, con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador…”, lo cual se cumplió en el 70 DC con la destrucción de Jerusalén. Debido a esto, el Señor mencionó este período en Mateo 24:21, utilizando casi las mismas palabras de Daniel 12:1, en su última parte.

Es decir, que el tiempo de angustia de Daniel 12 y la gran tribulación de Mateo 24, son la misma cosa, y apuntaban al mismo acontecimiento.

Quiere decir, que hasta ahora tenemos lo siguiente: Las expresiones “tiempo del fin”, “postreros días”, “día de Jehová”, o similares, en el antiguo testamento, poseen varios significados no escatológicos, indicados por el contexto y la época en que se emplean.

Lo mismo puede decirse del nuevo testamento, debido a que los apóstoles consideraban su propia época, como los “postreros días”, o “el último tiempo”; según: Hechos 2:16-21; Hebreos 1:1,2; 1Pedro 1:19,20; 1Juan 2:18. ¿A qué se referían estos pasajes?. Veamos:

Según Gálatas 2:9, Pedro y Juan eran apóstoles de la circuncisión; es decir, que su ministerio y mensajes, estaban dirigidos específica y directamente a los judíos. En el caso de los textos de Hechos 2:16-21 y Hebreos 1:1-2, es obvio que también se refieren a los israelitas. Por lo tanto, como se había profetizado un tiempo de gracia final y un tiempo de juicio para el pueblo Hebreo: “Las 70 semanas”; que darían al traste con la destrucción de Jerusalén y su templo, como señal del rechazo definitivo de este pueblo; resulta evidente, que a esto es que se refieren esos pasajes bíblicos cuando hablan del “último tiempo” o “postreros días”, por la inminencia de estos acontecimientos.

Con los pies de Barro

La interpretación profética adventista, indudablemente está llena de fallas estructurales de todo tipo. Es decir, se ha construido una estatua, “con los pies de barro”. Vamos a identificar algunas de estas debilidades:

1) La historia registra, que el imperio romano quedó dividido definitivamente, en sólo dos partes bien diferenciadas, en el año 395 DC. La fecha del 476 DC, corresponde más bien a la disolución del imperio romano de occidente, mientras que el imperio romano de oriente, perduró hasta el 1453.Veamos:

La muerte de Constantino (337) marcó el inicio de la guerra civil entre los césares rivales, que continuó hasta que su único hijo vivo, Constancio II reunificó el Imperio bajo su mando. A continuación el Imperio volvió a escindirse, aunque bajo el reinado de Teodosio I estuvo unido por última vez, tras morir el emperador de Occidente, Valentiniano II. Cuando murió Teodosio (395), sus dos hijos se repartieron el Imperio: Arcadio se convirtió en emperador de Oriente (395-408) y Honorio en emperador de Occidente (395-423). Rómulo Augústulo, último emperador de Occidente, fue depuesto por el rey de los hérulos Odoacro a quien sus tropas proclamaron rey de Italia en el año 476. El Imperio romano de Oriente, también llamado Imperio bizantino, perduraría hasta 1453″.

2) No hay una base histórica real, para afirmar que los sucesos del 1798 fueron el mayor desastre para el papado. Porque antes de eso, se registraron varios episodios de apresamientos y asesinatos de papas; incluyendo los llamados “cismas papales”, que sin lugar a dudas constituyeron la más grande amenaza para esa institución, casi ocasionando su desaparición. Veamos:

-Esteban VI (VII): Roma; Mayo 896 – Agosto 897.
Nació en Roma. Elegido el 22.V.896, murió en el VIII del 897. Dominado por las luchas interiores hizo exhumar el cadáver del Papa Formoso y lo tiró al río después de un proceso injusto.

-Romano: Gallese; Agosto 897-Noviembre 897.
Nació en Galese (Roma). Elegido en el VIII.897. Murió envenenado.

-León V: Ardea; Julio 903-Septiembre 903.
Nació en Ardea. Elegido en el VII.903, murió en septiembre del mismo año. En un clima de desórdenes después de pocos días de su pontificado fue encarcelado y asesinado.

-Anastasio III: Roma; Abril 911 – Junio 913.
Nació en Roma. Elegido en el IV.911, murió en el VI.913. En sus dos años de pontificado pudo hacer poco a causa de las luchas internas. Sufrió las presiones de Berengario. Y Murió él también envenenado-quemado y las cenizas echadas en el Tíber

-Juan X: Tossignano (Imola); Marzo 914 – Mayo 918.
Nació en Tossignano. Elegido en el III.914, murió en el V.928. Nombrado después de una serie de embrollos que él mismo desaprobó. Fue asesinado en la cárcel por no querer participar en deshonestas tramas.

-Benedicto V: Roma; Mayo 22, 964-Julio 4, 966.
Nació en Roma. Elegido el 22.V.964, murió el 4.VII.966. Fue exiliado en Hamburgo por Oton I hasta la muerte de León VIII. A la muerte del antipapa, Oton I, bajo presiones de los francos y romanos le reconoce la investidura. Murió en Hamburgo.
-Juan XIII: Roma; Octubre 1, 965-Septiembre 6, 972.
Nació en Roma. Elegido el 1.X.965, murió el 6.IX.972. Encarcelado por partidarios de una corriente diversa por casi 10 meses, fue puesto en libertad con la ayuda de Oton I, que difundió el cristianismo en Polonia y en Bohemia.
-Benedicto VI: Roma; Enero 19, 973-Junio 974.
Nació en Roma. Elegido el 19.I.973, murió en el VI.974. Después de la muerte de Oton I se desencadenó la secta anti alemana que conquistó después de un duro asedio el castillo de San Ángel, lo encarceló y lo mandó asesinar

-Juan XIV (Juan Campenora): Pavia; Diciembre 983 -Agosto 20, 984. Nació en Pavia. Elegido en el XII.983, murió el 20.VIII.984. Hombre de gran energía y buenas cualidades, fue elegido después de penosas intrigas. Volviendo a Roma, Francone lo mandó detener y murió de hambre en la cárcel del Castillo de S. Ángel.

-Gregorio VI (Juan Gracian): Roma; Mayo 5, 1045-Diciembre 20, 1046. Nació en Roma. Elegido el 5.V.1045, murió el 20.XII.1046 destituyó al discutido Benedicto IX. Se puso personalmente al mando de un ejército para defenderse de los invasores. Se vio obligado a abdicar. 

 -Urbano VI (Bartolomeo Prignano): Napoles; Abril 8 (18), 1378 – Octubre 15, 1389. Nació en Nápoles. Elegido el 18.IV.1378, murió el 15.X.1389. Se celebró en el Vaticano el primer Cónclave. De carácter insoportable no pudo evitar los antipapas de Aviñón que crearon el cisma de Occidente, durante 40 años.

-Inocencio VII (Cosma Migliorati): Sulmona; Octubre 17 (Noviembre 11), 1404 – Noviembre 6, 1406.
Nació en Sulmona. Elegido el 11.XI.1404, murió el 6.XI.1406. Hombre de cultura pero de carácter débil trató de solucionar el cisma y las trágicas condiciones en que se encontraba el Estado y la Iglesia pero sin lograr ninguna solución.

-Gregorio XII (Angelo Correr): Venecia ; Noviembre 30 (Diciembre 19), 1406 – Julio 4, 1415; renuncio para permitir la eleccion de su sucesor. Muere Octubre 18, 1417.
Nació en Venecia. Elegido el 19.XII.1406, murió el 18.X.1417. Fue el período más triste del cisma de Occidente. Se llegó a 3 obediencias: la romana, aviñonense y la pisana.

-Eugenio IV (Gabriele Condulmer): Venecia; Marzo 3 (11), 1431 – Febrero 23, 1447. Nació en Venecia. Elegido el 11.III.1431, murió el 23.II.1447. Proclamó el 17º Concilio Ecuménico en Basilea, pero por miedo lo trasladó a Ferrara y más tarde a Florencia. habiendo decidido la supremacía del Papa sobre el Concilio los adversarios eligieron el antipapa Felipe V. Fue el último de la historia.

3) Los adventistas dicen: “La expiación de Jesús en la cruz corresponde a la expiación de los individuos que han creído, la expiación de 1844 es la del santuario celestial, equivalente al Yom Kippur”.

Luego, se podría deducir que se afirma, que el acto de Cristo en la cruz era el equivalente, a la expiación diaria que hacían los sacerdotes del viejo pacto, y que a partir del 1844 se realiza la expiación final del Santuario celestial, equivalente al “Yom Kippur-terrenal”. En realidad estas son las opciones: o la expiación realizada por el Señor correspondía a la diaria del sistemajudío, o a la que se realizaba anualmente llamada “Yom Kippur”.

Si es así, entonces debería quedar pendiente la expiación final equivalente al “Yom Kippur”-terrenal, la cual se afirma comenzó en el 1844. Luego, se presentan algunas cuestiones:

a) Si la expiación de Cristo en el calvario, equivalía a la expiación diaria judaica, y la que se realiza a nivel celestial a partir del 1844, equivale a la expiación anual-terrenal; entonces, la que el Señor realizó hasta 1844 en el “lugar Santo”-Celestial, lógicamente tendría que ser correlativa, con la expiación diaria-terrenal. Por lo tanto, tendríamos que colocar dos actos, como contraparte o paralelos de las expiaciones diarias del antiguo pacto: La cruz del calvario, y el ministerio de Cristo en el “lugar Santo”-Celestial. Quiere decir, que lo de “tipo” y “anti-tipo”, que prefiguraba el viejo pacto, no tuvo su cumplimiento en la cruz, sino que lo está teniendo en el cielo. ¿Es esto posible?.

b) Por otra parte, ¿Hay apoyo bíblico para afirmar, que la expiación de la cruz equivalía a las expiaciones diarias judaicas?. Veamos:

25 Y no para ofrecerse muchas veces á sí mismo, como entra el pontífice en el “Ta Hagia” cada año con sangre ajena. 11 Porque los cuerpos de aquellos animales, la sangre de los cuales es metida por el pecado en el “Ta Hagia” por el pontífice, son quemados fuera del campamento. 12 Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, mas por su propia sangre, entró una sola vez en el “Ta Hagia”, habiendo obtenido eterna redención”.

Hebreos 6
19   La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que entra hasta dentro del velo; 20   Donde entró por nosotros como precursor Jesús, hecho Pontífice eternalmente según el orden de Melchîsedec.

Entonces, frente a toda esta evidencia bíblica tan clara, ¿cómo se podría afirmar que la cruz del calvario equivalía a las expiaciones diarias-terrenales?.

Si por el contrario, el “Yom Kippur”-Terrenal y el acto de expiación del Señor en la cruz, eran equivalentes, ¿Cómo se explicaría lo que se ha llamado, el ministerio de Cristo en el lugar Santo hasta 1844, y luego a partir de ahí en el Santísimo Celestial?.

4) En Daniel 8:8-9; la frase: ‘Y de uno de ellos’, relativa al ‘cuerno pequeño’, se ha querido aplicar a ‘los cuatro vientos del cielo’, con la finalidad de hacer notar que éste cuerno es Roma, y saldría de uno de los cuatro vientos o puntos cardinales, y no de uno de los cuatro cuernos o reinoshelenísticos, que sustituyen al gran cuerno alejandrino que representaba a Grecia. Esto se ha hecho, invocando argumentos lingüísticos muy debatidos, y obviando el sentido natural del pasaje, que indica como incidental la mención de ‘los 4 vientos’, mientras se ve claramente que el sujeto principal son ‘los cuatro cuernos notables’.

Entonces, observando bien la frase: ‘Salieron otros cuatro cuernos notables hacia los cuatro vientos del cielo’; podemos ver que los ‘cuatro cuernos’ salieron u ocuparoncada uno de los cuatro puntos cardinales, por lo tanto a partir de ahí, cada cuerno estaba asociado a uno de los cuatro vientos o puntos cardinales. No hay manera de separarlos, cualquier referencia a uno involucra al otro. Por lo tanto, la frase: ‘Y de uno de ellos’, daría igual que se refiera a “los 4 vientos” o a “los 4 cuernos” directamente, porque de todas maneras involucraría a uno de los 4 reinos en que se dividió Grecia. En Daniel 11, se puede observar también ésta asociación, cuando se habla del reino-sur(Egipto), y el reino-norte (Siria); es decir: reino-punto cardinal, están unidos.

Observemos estos dos pasajes paralelos:

Daniel 8:8 “Y en su lugar salieron otros cuatro cuernos notables, hacia los cuatro vientos del cielo”;

Daniel 11:4: “..su reino será quebrantado y repartido hacia los cuatro vientos del cielo..”.

Quiere decir, que en ambos pasajes se nos dice lo mismo; o sea, que los 4 cuernos que representan la división del reino griego, serían repartidos hacia los 4 vientos o puntos cardinales. Porque se quiere destacar su asociación y su vinculación con el surgimiento del cuerno pequeño. Este es el telón de fondo. Aquí se confirma una vez más, la íntima relación de los cuatro vientos o puntos cardinales, con los cuatro cuernos o reinos griegos.

Para ver esto más claro, vamos a leer los versos 8 y 9, sustituyendo los símbolos de los cuatro cuernos notables y del cuerno pequeño, por su significado, ya que tenemos: Un cuerno pequeño = un rey altivo de rostro y entendido en enigmas; y también otros cuatro cuernos notables = cuatro Reinos. Entonces, puedo perfectamente sustituir estas frases por sus equivalentes, en los versos originales; veamos:

8aquel gran cuerno fue quebrado, y en su lugar salieron ‘cuatro reinos’ hacia los cuatro vientos del cielo. 9 Y de uno de ellos salió un ‘rey altivo de rostro y entendido en enigmas’.

Se ve claro aquí, que el ‘cuerno pequeño’ encarnado en este ‘rey altivo de rostro’, saldría de uno de los cuatro reinos helenísticos. Además, es bueno señalar, que la expresión ‘rey altivo de rostro y entendido en enigmas’, es totalmente literal, y se refiere a una persona, por lo tanto no puede ser aplicada a un imperio, ni institución, y por ende tampoco a Roma pagana y papal; la cual no podría tener ‘un rostro’, hablando literalmente.

Ahora bien, en el 8:23 se nos dice: “Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro.”

Quiere decir, que antes de que las cuatro divisiones griegas fueran absorbidas por Roma, (el próximo poder mundial), en una de estas divisiones surgiría un gobernante encarnando al “cuerno pequeño“, precisamente cuando los transgresores lleguen al colmo; o sea, éste sería un período de retribución divina, por las maldades del pueblo judío. Pero resulta, que aunque en el verso 9 se indicó parcialmente de dónde saldría el ‘cuerno pequeño’ simbólico, y también en el verso 23 se explicó de manera parcial cuándo surgiría; en realidad faltan detalles, que el Señor en su benevolencia quiso dar. Estos son mostrados en el capítulo 11, que es una ampliación del 8. Allí se indica definidamente, de cuál de los 4 reinos helenísticossaldría el ‘rey altivo de rostro’; y también el momento histórico en que esto ocurriría.

5) ¿Existe relación entre Daniel 8 y el 9?. La traducción correcta en Daniel 9:24, ¿es “determinadas”, o “cortadas”?.Veamos:

-En primer lugar, la palabra en cuestión aparece en Daniel 9:24 en su forma nifál (nejtákh). El Annalytical Hebrew and Chaldee Lexicon (Pág. 280) nos dice que esa es una palabra caldea, no hebrea, y que cuando está en forma kal (jatákh), significa “cortar, dividir,” pero que nunca se usa en las Escrituras en forma kal..

Dice también que cuando está en forma nifál (nejtákh), (como en Daniel 9:24), significa “estar determinado.” Por eso es que prácticamente todas las versiones bíblicas consultadas, traducen esa palabra en Daniel 9:24, como “están determinadas,” o “están decretadas.” Esa es la traducción correcta. Las setenta semanas no están “cortadas” o “restadas” de un periodo más largo; simplemente están “determinadas”, o “decretadas”. El hecho de que en algunos escritos extrabíblicos, como en la Mishnáh judía, se use la palabra en forma kal como “cortar”, no significa para nada que en Daniel tenga que significar lo mismo, pues en Daniel está en la forma nifál, y significa “estar determinado”.

-Otra razón, es que los capítulos 8 y 9 tratan temas distintos. Veamos:

La Biblia es clara sobre el hecho, de que en Daniel 8, hay algo que el profeta no entendió. ¿Cuándo y dónde se le explicó?. ¿Será en el capítulo 9?. Si es así, un requisito elemental sería que entre ambos capítulos haya unidad temática, es decir, que traten del mismo asunto. ¿Y de qué trata el capítulo 8?; es fácil ver que allí se habla del surgimiento de los reinos de Medo-Persia y Grecia, de Alejandro Magno, de la división del imperio griego, del surgimiento del “cuerno pequeño” o “rey altivo de rostro”, así como de sus acciones impías. A su vez, el capítulo 9 nos habla de los “70 años” de desolación para Jerusalén, la oración intercesora de Daniel, la explicación angelical, y las “70 semanas” para el pueblo judío.

Entonces, dejando de lado los argumentos humanos, con los cuales se pretende establecer un nexo entre Daniel 8 y 9, y viéndolos así a “simple vista”; ¿Se observa entre ellos algún vínculo temático?; ¿Están tratando los mismos temas?. Creo que no hay que hacer mucho esfuerzo para ver, que la propia inspiración niega esta posibilidad.

-Examinemos ahora otra opción. En Daniel 10:1-12, puede verse claramente que Daniel buscó entendimiento sobre alguna visión que no había entendido, para lo cual duró tres semanas en ayuno y oración. Como respuesta, un ser celestial se la explica. Esta visión, que se le explica en el capítulo 11, ¿Será la del 8?; bueno, es la única posibilidad, ya que todo lo que se trató en el 9, fue entendido por Daniel, según el verso 9:22. De todas maneras, hagamos la comparación temática, entre los 3 capítulos:

Resumen Temático de Daniel 8, 9, y 10-11:

Daniel 8: Reinos de Medo-Persia y Grecia, Alejandro Magno, división del imperio griego, origen y desarrollo del “cuerno pequeño” o “rey altivo de rostro”.

Daniel 9: “70 años” de desolación para Jerusalén, la oración intercesora de Daniel, la explicación angelical, y las “70 semanas” para el pueblo judío.

Daniel 10-11: Reinos de Medo-Persia y Grecia, Alejandro Magno, división del imperio griego, origen y desarrollo del “cuerno pequeño” o “rey altivo de rostro”.

Veámoslo ahora de esta manera:

Daniel 8 : ” 20 En cuanto al carnero que viste, que tenía dos cuernos, éstos son los reyes de Media y de Persia. 21 El macho cabrío es el rey de Grecia, y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero. 22 Y en cuanto al cuerno que fue quebrado, y sucedieron cuatro en su lugar, significa que cuatro reinos se levantarán de esa nación, aunque no con la fuerza de él”.

Daniel 11: “Aún habrá tres reyes en Persia, y el cuarto se hará de grandes riquezas, más que todos ellos. Este, al hacerse fuerte con sus riquezas, levantará a todos contra el reino de Grecia. 3 Se levantará luego un rey valiente, que dominará con gran poder y hará su voluntad. 4 Pero cuando se haya levantado, su reino será quebrantado y repartido hacia los cuatro vientos del cielo; pero no será para sus descendientes, ni según el dominio con que él dominó, porque su reino quedará deshecho y será para otros aparte de ellos”.

Quiere decir, que hasta aquí hay una coincidencia temática clara y plena, entre ambas partes. Pero lo mismo se verifica, al comparar el resto de Daniel 8 y 11. En el 8:23, en adelante; se nos habla del surgimiento del “rey altivo de rostro”; y en el 11:5, en adelante, del proceso que da origen al “hombre despreciable”; ambas figuras, corresponden al “cuerno pequeño”.

Entonces, dejando de lado todos los argumentos humanos, y atendiendo sólo a la unidad de los temas tratados, ¿Cuáles son los capítulos que están realmente relacionados?. Pienso que la respuesta es muy evidente.

6) La interpretación tradicional adventista, considera a Roma papal como el cuerno pequeño de Daniel 7, y a Roma pagana y papal como el cuerno pequeño de Daniel 8. En base a esto, se podría establecer la siguiente relación: Los 1260 días son a Roma papal, como los 2300 días son a Roma pagana y papal; es decir, cada período está unido a su correspondiente etapa de Roma, como si fuera un hijo a su madre.

 Luego tenemos, que según ésta interpretación, Roma papal comenzó en el 538 DC; por lo tanto es lógico que se comiencen a contar los 1260 días, a partir de esta fecha. O sea, primero debe existir la madre (Roma papal), y luego podría venir el hijo (los 1260 días).

 Entonces, también esta interpretación considera, que Roma pagana y papal (la madre) surge a partir del 168 AC, por lo tanto los “2300 días” (el hijo) deberían comenzar luego de esta fecha; pero inexplicablemente se pretende fijar su comienzo en el 457 AC, en pleno imperio Persa, cuando lo correcto sería que estos “2300 días” comiencen después de surgir Roma, en el 168 AC, aplicando la misma lógica que se siguió para dar el punto de partida de los “1260 días”.

 En resumen, si los “1260 días” no podían comenzar antes de existir Roma papal (que fue en el 538 DC); tampoco los “2300 días” podían comenzar, antes de existir Roma pagana y papal (que fue en el 168 AC). Esto es similar a pretender, que un hijo pueda nacer antes de su madre. Sería un absurdo o imposible.

Veamos esto de otra manera: En Daniel 8:9-12, también se nos habla de otro cuerno pequeño que va a pisotear el santuario y la verdad. Por esto viene luego la pregunta, “¿Hasta cuando durará la visión del continuo….entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados?”. Entonces, como respuesta a esa interrogante, se nos dice: “Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado”.

Quiere decir, que el daño viene primero, y dura 2300 días; y después que este tiempo se cumpla, se purificaría el santuario.

Ahora bien, según el pasaje bíblico citado de Daniel 8, ¿Quién produce todo este daño al santuario y al pueblo de Dios?: El cuerno pequeño que se menciona allí. ¿Durante qué tiempo?: Durante 2300 días. ¿De qué se purifica el santuario?: Del daño que hace el cuerno pequeño. Entonces, quiere decir que el cuerno pequeño de Daniel 8, y los 2300 días, van unidos, no se pueden separar. ¿Y quién es este cuerno pequeño de Daniel 8, según los adventistas?: es Roma pagana y papal. ¿Cuándo surge Roma según los adventistas?: en el año 168 AC.

Entonces, aquí viene la gran cuestión; si Roma surge en el 168 AC, ¿Cómo pueden comenzar los 2300 días en el 457 AC, en el imperio Persa, cuando Roma no existía todavía?. ¿Pueden los 2300 días comenzar, antes de existir Roma?; es evidente que no, porque ella es el cuerno pequeño que asolaría el santuario, y haría daño al pueblo de Dios, durante 2300 días, luego de lo cual el santuario sería purificado.

En consecuencia, el 1844 no tiene absolutamente ninguna base bíblica, y por ende, tampoco la pretensión adventista de ser la “única iglesia profética de los últimos días”. Por lo tanto, su mensaje distintivo tiene “los piés de Barro”.

Ley Dominical – ¿Será posible?

Los adventistas, creen que la Iglesia Católica nuevamente recuperará la supremacía mundial y reestablecerá las persecuciones religiosas del pasado; con el fin de implantar la observancia obligatoria del domingo como día de descanso religioso, en señal de sumisión a la autoridad del Papa y de la iglesia. Para esto, obtendrán la total colaboración del protestantismo, y el apoyo irrestricto de los Estados Unidos.

¿Será eso posible?. Vamos a realizar un pequeño examen de esto, dejando de lado su dudoso sostén bíblico, pero situando ese escenario en el contexto del mundo actual:

Por siglos, el poder de la Iglesia Católica ha estado declinando constantemente. Las demás congregaciones, han hecho tremendos progresos ganando conversos en los anteriores bastiones católicos de América. En Europa, la mayor parte de la gente vive en un mundo secular. La religión en sentido general, ya no es importante para muchos europeos. La Iglesia Católica ha estado luchando con sus finanzas y teniendo dificultades internas de todo tipo. Antes que una superpotencia lista para controlar el mundo e imponer la observancia del domingo, el catolicismo es una iglesia que lucha por sobrevivir en este mundo de hoy. Naturalmente, como todas, trata de extender su influencia.

Además, durante largo tiempo, los católicos y protestantes han librado conjuntamente algunas batallas menores, tales como contra el aborto, y sin embargo no han tenido éxito; ¿cómo puede alguien esperar que puedan lograr la aprobación de una ley en relación con la observancia del domingo, un punto en el cual la mayoría de los católicos y los protestantes no tienen interés?.

En lo que respecta a Estados Unidos, y la supuesta imposición de la llamada “ley dominical”, quizás sea bueno tener en cuenta lo siguiente:

1) Realidad interna:

La existencia del principio constitucional de la separación entre la iglesia y el estado, constituye el valladar más importante, para un supuesto intento de imponer la observación religiosa obligatoria del domingo. Otros esfuerzos de menor importancia, tales como la oración en las escuelas, y el levantamiento de un monumento a los 10 mandamientos, han fracasado irremisiblemente, al encontrarse con este escollo legal.

La diversidad poblacional que presenta este país en la actualidad, hace poco menos que imposible, que el congreso se embarque en la tarea de legislar enmateria religiosa, para aprobar una ley dominical Ningún congresista, querrá minar su propia base de electores; entre los cuales, podrían estar judíos,musulmanes, budistas, secularistas, guardadores del sábado incluyendo los propios adventistas, seguidores de grupos no cristianos como la nueva era, y otras denominaciones que suman millones y siempre han propugnado por la separación entre la iglesia y el estado; todos los cuales se ofenderían, si se tratara de llevar adelante un proyecto de ley semejante.

Otro punto a tomar en consideración, es el hecho de que el motor que mueve las acciones de la gran potencia del norte, son sus intereses económicos. ¿Podrán consentir las estructuras de poder norteamericanas, que un presidente de su país se ponga de acuerdo con un estado extranjero, en este caso el vaticano, para entregarle todo su poder a este?. ¿Qué beneficio económico, le reportaría al empresariado de Estados Unidos, que todo el mundo observe el domingo como un precepto religioso?. Esto significaría, la parada obligatoria de las industrias con procesos continuos, tales como las centrales eléctricas y otras; ¿Cuál sería el impacto social y económico de esto?. También pararían la policía, bomberos, fuerzas armadas, todos los organismos de seguridad, aeropuertos, puertos marítimos, agencias y oficinas gubernamentales, trenes, taxis, restaurantes; ¿Puede alguien imaginarse, el alcance de eso?.

2) Situación externa:

La realidad es, que pese a todo su poder, los Estados Unidos están teniendo problemas por doquier para imponer su política y hacer prevalecer sus intereses económicos. Otras grandes potencias, continuamente manifiestan su desacuerdo con algunas de sus acciones, y coinciden con naciones más pequeñas que deciden desafiar abiertamente a los norteamericanos.

China comunista, la India, Pakistán, Japón, los países árabes, Israel, Corea del Norte, Vietnam, la Europa secular, y otros; ¿Apoyarían a Estados Unidos, en un eventual intento de imponer la adoración en domingo?; ¿Podrían ser obligados por la potencia del norte?; ¿Qué significado real tendría para estos países esa pretensión?. Es evidente, que ese intento generaría precisamente en esas naciones, un efecto totalmente contrario. ¿Y qué decir de los creyentes del Islam en todo el mundo, que consideran al cristianismo como su enemigo, y tienen el viernes como observación religiosa?.

Observemos el siguiente cuadro estadístico:

Catolicismo Romano:

974 millones

Ortodoxos del Este:

164 millones

Budismo y otras sectas:

1,100 millones

Hinduismo:

690 millones

Religiones japonesas:

230 millones

Religiones Tribales:

100 millones (aproximadamente)

Mahometismo:

924 millones

Protestantes:

351 millones

Adventistas

11 millones

(Información obtenida del Almanaque de 1991)

Luego, aquí tenemos todos estos millones de seguidores del Mahometismo, Hinduismo, BudismoReligiones tribales y japonesas, para los cuales no significa nada ni el domingo ni el sábado, ni mucho menos el cristianismo completo con todas sus denominaciones. ¿Será posible que se envuelvan en un problema totalmente extraño para ellos?. Con el secularismo que arropa a toda Europa; ¿Los gobiernos de estos países y su población cada día mas escéptica, participaran en esta “persecución” por el domingo?. Con los intereses económicos, que son los que pautan el accionar del mundo de hoy, ¿Es probable, ese ambiente persecutorio que describe Ellen White en sus escritos?.

Entonces, la realidad es que este escenario de una ley dominical mundial, luce totalmente irracional y absurdo. No obstante, aunque los cristianos observadores del domingo no tienen ni el poder político ni la voluntad de aprobar una ley dominical, los adventistas continúan  insistiendo en que ocurrirá y que será la “prueba final”.

Algunos quizás digan que, aunque es cierto que una ley dominical parece en extremo improbable, no hay ningún peligro en creer en ella. Pero, es siempre dañino creer en una  falsedad acerca de las profecías bíblicas. Algunos adventistas gastan su tiempo y su esfuerzo, tratando de convencer a otros cristianos de que se va a aprobar una ley dominical. Este tipo de actividad es, no sólo un desperdicio de tiempo y esfuerzo, sino que desobedece directamente a Cristo, que mandó a los cristianos a llevar al mundo las “buenas nuevas” de la salvación, no las “malas nuevas” del temor. Esta es unaenseñanza divisionista. Antes que promover el amor y la comprensión entre los miembros de diferentes creencias, esto crea temor y sospecha. ¿Cómo puede un adventista sentir camaradería con un observador del domingo, que estaría tramando aprobar leyes secretamente para torturarle y matarle?.

La Ley Dominical Nacional sólo sirve a un propósito, causar temor. Ha llegado el momento en que los adventistas se enfrenten a los hechos y admitan que esta Ley ya no es factible, ni siquiera significativa. Es tiempo de que se aparten de esta enseñanza anti-bíblica y dejen de usar tácticas de temor para persuadir a la gente a ingresar a su iglesia. Deben estar dispuestos a echar un segundo vistazo a las profecías bíblicas y admitir que quizás el futuro no se desenvolverá de la manera exacta en que sus pioneros lo habían predicho. Es tiempo de que los adventistas dejen de predicar el temor y al igual que sus hermanos de otras denominaciones, cumplan con la gran comisión de Jesús, de llevar a todo el mundo el evangelio de salvación por fe en Cristo Jesús.

Conclusión

Al llegar a este punto, y frente a todas las evidencias que hemos podido ver aquí, pienso que una decisión inteligente sería hacer un alto en el camino y estar dispuesto a reexaminar toda la doctrina, sin ataduras de ninguna especie; sólo contando con la dirección del Señor.

Nuestro compromiso debe ser con la verdad de Dios, pero nunca con lo que algunos quieren seguir llamando “verdad”, sólo en función de sus intereses; pretendiendo ignorar olímpicamente todo lo que ha pasado y está pasando con los escritos de Ellen White y las diversas creencias que sustentan el llamado “mensaje adventista”. Hay que tener claro, que a los dirigentes no les interesa para nada ventilar estas cuestiones. Ellos, sólo tienen en mente “los panes y los peces“; y nada más les preocupa que el barco se mantenga a flote, aún cuando no llegue a ningún puerto.

Gran parte de la membresía está inconforme con el sistema. Intuye que algo está mal, pero no sabe lo que es; por lo tanto, a veces lucha porque se corrijan algunas cosas, pero sin llegar directamente a la raíz del problema. De cada uno, depende asumir su cuota de responsabilidad. Algunos decidirán seguir auto-engañados, participando del “sueño profético” de Ellen White. Las opciones son variadas, pero colóquelo en las manos del Señor y deje que él actúe a través de usted. La verdad se ha estado abriendo paso cada vez más rápidamente, y ya nada la detendrá. Coloquémonos de su parte. Esta es una invitación para ello. “Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará” (Juan 8:32).

Lic. Billy Vicente () (Teléfono: 1-809-568-5851)

Santo Domingo-República Dominicana

Bibliografía Consultada:

-La Mentira White; Walter Rea.

-Estudios Bíblicos Bereanos; Pedro de Felipe del Rey.

-Daniel y el reino mesiánico; Evis L. Carballosa.

-Ley Dominical Nacional; Dirk Anderson.

-La Nube Blanca; Dirk Anderson.

-www.ellenwhite.org

-www.geocities.com/Heartland/Lake/3962/index.html

 Billy Vicente R.

Nota del Autor: Esta obra no tiene Derechos Reservados”. Se permite su reproducción parcial o total, sin fines comerciales.

 

MILLER FIJÓ ERRÓNEAMENTE PARA EL RETORNO DE CRISTO

Miller Wrongly Set Date for Christ's Return

Dan Graves, MSL

Cronología de la historia de Iglesia

¿Cuándo regresará Jesús? Cristo advirtió que ningún hombre sabe ese día y hora. Esto no ha dejado que los teólogos paren de anunciar fechas. Todos los pronosticadores han terminado decepcionados por los acontecimientos posteriores. Uno de los más destacados creadores de predicciones fue el predicador bautista William Miller.

Miller ganó grandes seguidores prediciendo que Cristo volvería el 22 de octubre de 1844. Sus teorías no eran descabelladas si uno acepta las interpretaciones en boga durante gran parte de la historia de la Iglesia. El argumento es algo como esto: El capítulo octavo del Profeta Daniel habla de 2.300 días. Muchos de los grandes eruditos de la Iglesia (San Agustín y Bede por ejemplo) tomaron estos días como años. 490 años (las setenta “semanas” mencionadas en Daniel 9:24) fueron restados de los 2.300 años, dejando 1810 años. Se suponía que Cristo murió temprano en el año 31. con 3-1/2 años aún de semana 70 de Daniel para ejecutar. Agregar esos años 3-1/2 a 31 ad. nos lleva a ad tarde 34, en la que supuestamente comenzó el tiempo de los años restantes de 1810. 1810 + 34 nos lleva a 1844. Consideraciones técnicas sobre la fecha nos llevan a octubre de 1844.

Bajo esta interpretación, parecía posible que coincidía los hechos históricos reales con la secuencia de eventos en Daniel capítulo once. Bizancio, el Papa, Egipto, Turquía, Francia y otros países, supuestamente cumplieron varias predicciones derivadas de la Biblia. El argumento entero fue desarrollado largamente y convenció a gran número de personas.

Como 100.000 seguidores reunidos en el tiempo previsto en improvisados templos y en las laderas para “encontrarse con el novio”. Maxwell Pierson Gaddis asistió a una de estas manifestaciones e informó el resultado. Cuando llegó la medianoche y no habían regresado Cristo, las personas se puisieron inquietas. Algunos salieron. Una persona dijo un reajuste deberá realizarse por diferencias de latitud y longitud entre Palestina y los Estados Unidos. En aproximadamente 1 de la mañana uno de los líderes se levantó y dijo que “nunca fijé el momento preciso, y siempre dije que mis hermanos tendrían problemas si lo hicieran; pero sé que no me escucharon, sino que han seguido a otros líderes…Creo que lo más importante es después de todo, estar listos…”

Humillado por lo que se ha llamado “La gran decepción”, algunos Millerites abandonaron su fe completamente. Liderado por Miller, otros formaron los adventistas. La mayoría regresó a las iglesias más tradicionales.

recursos

  1. Gaddis, Maxwell Pierson. Huellas de un itinerante. Cincinnati: Impreso en la preocupación de libro Metodista, 1855.

  2. Miller, William. Pruebas de las Escrituras y la historia de la segunda venida de Cristo, alrededor del año 1843; Expuesto en una serie de conferencias. Troy, N. Y.: Elias Gates, 1838.

  3. Smith, Urías. Las profecías de Daniel y el Apocalipsis.Takoma Park, Washington, D.C.: Review and Herald Publishing Association, 1944.

  4. Varios artículos de la enciclopedia e internet.

    http://www.christianity.com/church/church-history/timeline/1801-1900/miller-wrongly-set-date-for-christs-return-11630471.html?utm_source=This%20Week%20in%20Christian%20History%20-%20Christianity.com&utm_medium=email&utm_campaign=10/24/2012

EL ADVENTISMO DEL SÉPTIMO DÍA: ¿REALMENTE NO HAY NADA DE MALO EN ESA IGLESIA?

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA, CON ERRORCILLOS PERDONABLES. LINK DEL ORIGINAL AL FINAL

Es interesante que un artículo en particular, así que escribí hace un año (mayo de 2011) aún sigue recibiendo comentarios y posts. El artículo trata de los aspectos del mormonismo, Testigos de Jehová y los Adventistas del Séptimo Día, pero por ahora, la mayoría de las personas que responden son del sistema Adventista del Séptimo Día de la creencia. Muchos de escritura para decirme que estoy equivocado, que fueron criados dentro de Adventistas del Séptimo Día, y como tal, me aseguran que tanto las creencias que menciono que se atribuyen a la SDA o son erróneos, o limitado a la franja dentro de SDA.

No parece importarle a estas personas lo que yo personalmente he escuchado directamente de aquellos dentro de SDA. No importa lo que he leído y estudiado los libros de los que están dentro SDA. Nada de eso importa a ellos, ya que el problema soy yo. O yo estoy injustamente categorizar pueblo ASD o mi falta de conocimiento ha servido para colocar simplemente en un solo grupo, independientemente de si es o no mis generalizaciones son esencialmente cierto para todo el grupo.

Una plétora de libros han sido escritos por gente SDA, así como por los que están fuera de la SDA que han tratado de retratar adecuadamente lo que se cree dentro del sistema Adventista del Séptimo Día creencia. No es como si hubiera una total falta de materiales disponibles para aquellos que anhelan aprender más sobre adventismo del séptimo día.

Aparte de los muchos que han llegado después de Elena G. de White, hay un montón de escritos de White misma donde sus posiciones están claramente delineadas para la persona promedio. De hecho, también es evidente que la sucesión de los líderes adventistas se refieren continuamente a las enseñanzas originales de White como la base para el movimiento Adventista del Séptimo Día en sí. Negar esto es afirmar que la teología esencialmente sobre la cual se fundó adventismo del séptimo día ya no se aplica, que es completamente absurdo. En ese caso, ¿por qué molestarse con Ellen G. White en absoluto?

Sin Ellen G. White, no habría adventismo del séptimo día. Esto es patentemente claro y las personas dentro de Adventistas del Séptimo Día tienen que entender que esta es la manera que es por una razón.

Al igual que Joseph Smith comenzó el mormonismo y comenzó a Charles Taze Russell Testigos de Jehová y Mary Baker Eddy creado la Ciencia Cristiana, también es el nombre de Elena G. de White siempre conectado con el grupo que se conoce como adventistas del séptimo día. Nos queda entonces a hacer nuestro mejor esfuerzo para determinar en qué áreas (en su caso) SDA falla, si se compara con la Biblia.

También es muy importante entender por qué estoy tratando con el tema del Adventismo del Séptimo Día en absoluto. Estoy escribiendo este artículo porque simplemente quiero molestar a las personas involucradas en SDA? ¿Tengo una total falta de atención y preocupación por ellos y estoy interesado sólo en la selección aparte sus creencias?

Sin ambages, la respuesta es NO. Mi mayor deseo es que la gente dentro de SDA sería luchar a brazo partido con sus creencias y compararlos con la Biblia. Hace lo que creen – como se enseña a ellos por Ellen G. White – de pie bajo el escrutinio cuidadoso de la Palabra de Dios? ¿El Adventismo del Séptimo Día enseñan otra forma de salvación de la que se presenta claramente en las Escrituras?

¿Tiene Ellen G. White fallar en cualquier momento en relación con la aparente comprensión de la Palabra de Dios y la doctrina enseñada valiosa y precisa dentro de ella? En esencia, ¿qué Adventismo del Séptimo Día enseñan relacionados con la salvación y otras doctrinas importantes?

Sé que es un hecho que hay personas dentro de Adventistas del Séptimo Día que creen, por ejemplo, que el no adorar el sábado es una fórmula para el fracaso y la pérdida de la salvación. También sé que hay personas dentro de Adventistas del Séptimo Día que abogan por una salvación que es por lo menos algo dependiente de obras. La pregunta es si estas personas son la excepción a la regla dentro de Adventistas del Séptimo Día, o la norma? Vamos a tomar un poco de tiempo para investigar esta situación.

Mi mayor preocupación es por el alma de una persona. Habrá algunos que, después de leer este artículo, se llevará a ella como nada más que un ataque a adventismo del séptimo día. A nadie le gusta ser cuestionada con respecto a lo que ellos creen. Nadie quiere tener sus creencias en duda, sin duda por alguien que no es parte de su sistema de creencias. A nadie le gusta eso para nada.

Una vez más, mi preocupación es por el alma de una persona – su estado eterno. En general, puede adventistas del séptimo día estar en una relación con Jesús (la salvación) si ellos creen plenamente lo que Elena G. de White enseñó como base para el sistema que se conoce como Adventistas del Séptimo Día? Si no, entonces el error necesita ser expuesta y señalado.

Para los adventistas que se declaran inequívocamente que son cristianos verdaderos, que ellos saben que tienen la salvación, y que no necesariamente siguen o adhieren a las enseñanzas de Ellen G. White, entonces tengo una pregunta importante. ¿Por qué dejar de ser parte de un sistema que te obviamente están en desacuerdo con respecto a la fundadora de ese sistema?

Eso es como un mormón que queda todavía no creer realmente lo que Joseph Smith (o posterior Brigham Young) enseñó. Eso no tiene ningún sentido. Aunque tengo que admitir que es posible seguir siendo parte de algo que es – en general – una mentira, aunque es un auténtico cristiano, me parece a mí que esto sería raro y no la norma.

Por ejemplo, dentro del catolicismo, me parece a mí de mi estudio de la misma y al hablar con personas que han abandonado el catolicismo (incluyendo a mi esposa) y los que siguen siendo parte de la misma, sin embargo, entender los problemas de ella, es difícil permanecer con el catolicismo, mientras que acredite ser en realidad un auténtico cristiano. Esto no quiere decir que esto no puede suceder, pero en su mayor parte, parece que el cristianismo auténtico no es algo que se encuentra fácilmente en el sistema católico romano.

Todos estamos familiarizados con la Reforma y de las razones principales por las que se produjeron. Por otra parte, si usted sabe la historia, también se entiende que Martin “95 tesis” fueron clavadas en la puerta de Wittenberg como su manera de protestar por esas cosas dentro de la religión católica que creía que eran (y siguen siendo) no bíblica. Más conocido es el sistema de indulgencias que la Iglesia Católica Romana inventó con el fin de obligar a la gente a dar dinero para que las almas atrapadas en el purgatorio podría volar a principios de forma gratuita. Martín se indignó con esta idea y luchó contra ella. La idea misma de las indulgencias golpea contra el sistema de Dios de libre gracia absoluta y favor inmerecido hacia el pecador.

Sin embargo, es irónico para mí que a lo largo de los años, he asistido a varios funerales católicos romanos y en cada uno de ellos, esta teología bíblica misma fue presentada por el sacerdote que preside. Si tan sólo pudiéramos ofrecer oraciones y vaciar nuestros bolsillos, la persona que había fallecido recientemente y que fue enterrado se gastaría menos tiempo en el Purgatorio. Esto es absurdo. Reduce la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que nada menos que un acuerdo para trabajar con él a fin de obtener o asegurar nuestra salvación.

¿El sistema adventista del séptimo día tienen algo similar? ¿Se basan en sus propias obras para salvarlos? ¿Creen – en general – que no es un esfuerzo cooperativo entre el penitente y Dios para ganar o mantener la salvación, en cierta medida por la fe, y en cierto modo por las obras?

Durante la mayor parte de la vida adulta de mi tía, ella se volvió del luteranismo a la Watchtower. Ella se convirtió en un testigo de Jehová y un devoto en eso. Fue difícil, si no imposible, hablar de cristianismo con ella porque ella tenía sus textos de prueba particulares que se iba a discutir cuando. Además, mi tía tenía una actitud muy enérgica. Ella se inclinan ante nadie y ella a fondo creía que era correcto en su fe y todos los demás estaban equivocados.

Los Testigos de Jehová (como los mormones, adventistas del séptimo día, y otros muchos cuentan a) creen que ellos son la verdadera Iglesia que Jesucristo se refiere. Para los Testigos de Jehová, tomó nota de los 144.000 de Apocalipsis ya han sido contados y los que no están contados con ellos, no tendrán parte en el cielo por sí mismo, sino que vivir la eternidad en la tierra.

Es irónico (aunque tiene mucho sentido) de que grupos como los Testigos de Jehová, Mormones, Adventistas del Séptimo Día y otros, todos tienen un punto de partida claro con un poco de renombre y carismático (en el sentido natural) líder que une a las personas en virtud de lo particular paraguas de sus (nuevas) creencias.

Esto es lo que básicamente sucedió con Ellen G. White. Ella tomó e hizo limonada limones. Adventismo del Séptimo Día es una rama de los Milleritas, que fueron llevados a creer que Jesús iba a regresar físicamente aproximadamente en 1843. Este fue el primer error, porque Jesús mismo señaló claramente que nadie sabe el día ni la hora (Marcos 13:32). Si bien podría argumentarse que Miller estaba simplemente dando un período de tiempo (en algún momento alrededor de 1843) y no el día exacto ni la hora, que no entendía la intención de las palabras de Jesús. Jesús estaba diciendo básicamente que no debemos preocuparnos por su regreso definitivo, sino simplemente tomar nota de los tiempos y las estaciones. Una cosa Destacó que era nuestro principal trabajo deberían participar en la tarea de evangelizar a los perdidos y que el trabajo no dependía al conocer su regreso.

Miller era un predicador laico bautista y estudioso de la Biblia. No hay nada malo en ello, pero me he encontrado en los últimos años que las personas a menudo autodidacta con respecto a la Biblia, a menudo erróneamente enseñado. No digo que esto sea arrogante. Simplemente señalar que la gente como Miller a menudo no logran aprender los principios básicos de la hermenéutica y, a menudo se puede encontrar yendo por la tangente a causa de ella.

Esto, por supuesto, no se aplica automáticamente a todos. La gente como Harry Ironside y muchos otros eran autodidactas y lo hizo muy bien bajo la tutela del Espíritu Santo. Al mismo tiempo, también ayudó a que la gente como Harry Ironside tuvo otros a los que podía ir en busca de consejo y asesoramiento cuando sea necesario. Parece que Miller no era así. Él era un predicador itinerante.

Mientras viajaba y predicaba, él desarrolló un siguiente y mucho antes, estaba enseñando a la gente a buscar y esperar el regreso físico de Jesús en un futuro no muy lejano. Para el año 1840, un grupo en toda regla de seguidores conocidos como “Milleritas” se había formado en una campaña nacional.

Esto es testimonio del hecho de que la gente disfrute e incluso anhelar cosas que están relacionadas con acontecimientos futuros descritos en la Biblia. Por ello, es responsabilidad de todos Biblia y específicamente de los maestros de profecía para comprender la tremenda responsabilidad y la presión que es su manto. Sin duda debe mantenerse fiel a la Palabra de Dios, ni ir más allá de él cuando está en silencio ni de corte corto el significado real de la Biblia para satisfacer a nosotros mismos y nuestras teorías propia mascota.

Incluso hoy en día, con respecto al futuro, en mi opinión, hay demasiados maestros manera de la Biblia que van mucho más allá de los límites establecidos por la Escritura. Al mismo tiempo, también hay muchos que no dicen lo suficiente sobre los planes de Dios para este mundo en los próximos días, meses y años. Si vamos a enseñar la Palabra de Dios, debemos enseñar a todo, o nada de eso.

De 1840 a 1847, las señales periódicas de los tiempos fue un éxito verdadero entre muchos pueblos, absorbiendo ávidamente la información proporcionada por Miller con respecto a los últimos días y el discurso profético en general. Mientras Miller nunca se fijó una fecha específica para el regreso de Cristo, él dijo: “Mis principios en breve, son, que Jesucristo vendrá otra vez a esta tierra, limpiar, purificar y tomar posesión de la misma, con todos los santos, algún momento entre el 21 de marzo 1843 y 21 de marzo de 1844. “[1] Así vemos, que lo redujo a un espacio de tiempo de un año.

Algún tiempo después, la fecha en que se extendió al 18 de abril de 1844. Con el tiempo, esta fecha vino y se fue y no fue hasta finales de ese año – agosto – que otra Millerita predicó sobre Cristo regrese pronto y decidido (con base en su estudio de Daniel 8:14) que Jesús volverá a la tierra en “el décimo día del séptimo mes del presente año de 1844 “. [2] Finalmente, una nueva fecha del 22 de octubre 1844 se decidió finalmente a todo el mundo y esperó.

Esto me recuerda a lo que sigue ocurriendo aún en estos tiempos modernos. Harold Camping predijo que el Señor regresaría físicamente 21 de mayo 2011. Eso vino y se fue y lo corrigió esa fecha al 21 de octubre de 2011. Ese día también iba y venía y he aquí que él terminó haciendo lo mismo que algunos dentro del campo Millerita hizo – afirmó que Jesús había regresado aunque espiritualmente. En lugar de limitarse a admitir la derrota, lo que llevaría a la gente a alejarse de las falsas enseñanzas de ese predicador en particular, parece más fácil de decir que Jesús regresó, pero nadie lo vio hacerlo. ¿Cómo se puede demostrar que el individuo no es correcta? Bueno, lo hacemos por volver a la Biblia, en medio de toda la risotadas y riéndose del mundo. Aquellos de nosotros que entendemos lo que la Biblia dice acerca del regreso físico de Jesús tiene que tomar el relevo y trata de señalar el error de la persona que está ocupada fecha de establecimiento. Tratamos de reprender suavemente a esa persona mientras se mantiene la esperanza de seguir a un mundo moribundo que Jesús es, en efecto físicamente regresar a este planeta … un día.

Desafortunadamente para Miller y sus Milleritas, 22 de octubre 1844 vino y se fue como todos los días antes de que y después. Jesús no regresó físicamente. No hubo señales en los cielos que no sean el “ajuste” normal “creciente” y de que el sol y la luna. La vida siguió a la gran decepción de muchos, incluido el propio Miller.

La decepción resultante en realidad dio lugar a una serie de grupos diferentes – los vástagos de los Milleritas. Finalmente, el grupo que ganó la mayor popularidad fue la que se adhirieron a “El Gran Chasco” creencia.

Originalmente los Milleritas se componían de personas a través de las líneas denominacionales y estaban todos unidos bajo un mismo paraguas particular: la creencia en el inminente retorno de Jesucristo a la tierra. Fue a causa de este problema que a la larga resultó en lo que llegó a ser conocido como “El Gran Chasco”, más astillas se produjo dentro de las filas de los Milleritas.

Lo que la gente parece que no se dan cuenta es que todo el grupo está orientado principalmente a una doctrina legítima de las Escrituras, llegó a ser demasiado centrado en él hasta el extremo no bíblico de la fecha de establecimiento, que está completamente prohibido en las Escrituras y por el mismo Jesús.

Curiosamente, también había una conexión directa con los testigos de Jehová y los Milleritas, con Charles Taze Russell admite una deuda con los Milleritas.

La gran decepción llevó a la creencia de que el 22 de octubre de 1844 (no) evento fue realmente un acontecimiento celestial. Esto se convirtió en la base para detallar más tarde del séptimo día la teología adventista lo que se conoce como Juicio Investigador.

En nuestra próxima entrega, hablaremos más sobre el gran chasco y el Juicio Investigador resultante. Por favor, recuerde que mi objetivo número uno es con respecto a la salvación auténtica. Sí, me doy cuenta de que las personas dentro de SDA se encuentra el hecho de que yo estoy tomando el tiempo para diseccionar diversas SDA ofensiva creencias. La verdad del asunto es que no estoy interesado en la disección de creencias simplemente con el propósito de castigar o denigrar a las personas. Hago entrega de esta información como un medio para ayudar a la gente a entender mejor la doctrina que subyace en todo el sistema del adventismo del séptimo día. He perdido la cuenta de cuántas personas dentro de SDA a escribir para decirme “Eso no es lo que yo creo” o “Yo no sigo las enseñanzas de Elena G. de White”, o alguna otra declaración que está diseñado para negar en un barrido de oleaje todo lo que está disponible en relación con las enseñanzas decididamente aberrante se encuentran dentro adventismo del séptimo día.

Mira, me han llamado hereje simplemente porque creo que el rapto ocurrirá antes de la tribulación. Dicen que soy un hereje debido a la reciente hecho por el hombre creencia de que estoy engañados y engañado. Es porque me engaño que en última instancia, tomar la marca de la bestia después de que se despierta un día sólo para darse cuenta de que el rapto no ha ocurrido y la Tribulación ha comenzado. El razonamiento detrás de la llamada es trágicamente superficial y unbilbilical decididamente, aún persiste. Es preciso señalar que las personas que creen que estoy engañado debido a ser un Rapturist pretribulacionistas tienen absolutamente ninguna pérdida de amor por mí (o por otros como yo). Ellos (erróneamente) cree que no sólo estoy engañado, pero tengo buen grado y con rebeldía me puse en la posición de ser engañados (por maestros como CI Scofield, etc), por lo que no me compadezco, pero simplemente creo que he hecho mi cama, por lo tanto debe estar en el mismo. Una persona que se ocupó de hecho, tuvimos el descaro de referirse a sí mismo como un profeta. No importaba que he señalado en varias ocasiones que él era incorrecto en su apreciación de mí. Eso, al parecer, no le quita a su ser un verdadero profeta de Dios.

También he sido referido como “perdida” por numerosos miembros de Adventistas del Séptimo Día, así como los testigos de Jehová y otros grupos. En su mayor parte, en lo que se refiere a la SDA que ha optado por tomar el tiempo para decirme que estoy perdido, la razón es debido al hecho de que yo no adoro los sábados. Yo no adoro los sábados, por lo tanto, he roto los Diez Mandamientos. Al romper los diez mandamientos deliberadamente y continuamente, he arriesgado juicio de Dios sobre mi vida.

Sé que existen dentro de los SDA que me dicen que ellos son libres de adorar en cualquier día que elijan y que para ellos, si ellos adoran los sábados o no, no es motivo para la pérdida de la salvación. No estoy hablando obviamente de esa gente, soy yo (a pesar del hecho de que se me hace difícil creer que, efectivamente, elegiría a adorar el domingo, cuando no hay otros adventistas del séptimo día se presentaba a unirse a ellos)? Parece que hay un montón de personas dentro de Adventistas del Séptimo Día, que decididamente no están de acuerdo con esta gente y no tienen reparos en decirlo.

De hecho, tengo libros de numerosos autores adventistas que vienen derecho a decirlo. Su condena de la Iglesia Católica Romana, por ejemplo, se extiende a señalar que el Pontífice es el sistema de la Bestia y un Pontífice en particular era el Anticristo, quien se dice que han cambiado los tiempos y las estaciones. Esto quiere decir que cambió la adoración de nuestro Señor de los sábados a domingos, hace algún tiempo. Al unirse en la adoración a Jesús los domingos, la gente inocente presa de las garras engañosas de Satanás se encuentran dentro de la religión católica.

Si no ha sido llamado un “hereje”, entonces usted no ha llegado todavía. Cuando me llamaron primero (basado en mi creencia con respecto al momento del Rapto), estaba indignado. Sin embargo, me hizo volver a la Biblia y estudiarla con un comportamiento nuevo. Traté de tirar (tanto como me fuera posible) lo que yo sabía de antemano sobre el rapto y simplemente estudiar la Biblia de nuevo, permitiendo que me lleve a donde estaba señalando, no necesariamente donde yo quería ir.

No sólo estudió la Biblia de nuevo, pero de nuevo comenzó a leer lo que otros autores escribieron – los pros y los contras con respecto al Rapto pretribulacional – para determinar si sus conclusiones eran aparentemente válido o si simplemente estaban agarrando a un clavo ardiendo.

Ahora, cuando alguien me llama un hereje o “salvos”, tiendo a tomar con un grano de sal. Eso no quiere decir que no escuchan. Significa que no pasan automáticamente a un valor más alto en sus palabras sobre mi propio estudio. No debe tampoco. Usted simplemente debe decir lo que estoy diciendo y te preguntas si se aplica a usted?

Si Adventismo del Séptimo Día comete el mismo error que los Testigos de Jehová es con respecto a la salvación (que es la gracia de parte y trabaja parte de nuestra parte), entonces hay que señalar, no es así? Recuerdo una conversación con mi tía (de los Testigos de Jehová mismo), que esencialmente dice que las “obras” que no se llevan a cabo para la salvación, sino porque aman al Señor. Eso suena muy bien, pero cuando uno lee lo que Russell y otros líderes dentro de la Sociedad Watchtower ha escrito, queda claro que esto no es realmente lo que se enseña. Un Testigo de Jehová que se detiene el diezmo, o deja de ir de puerta en puerta para el evangelismo es en absoluto peligro de perder la salvación que ellos creen que han ganado (hasta ese momento). Para ellos, están constantemente en la cuerda floja, en la cuerda floja de la que podía caer en cualquier momento.

(Es la misma forma de hablar con los mormones. A menudo usan vernáculo que es familiar a la media iglesia-goer y debido a que la mayoría cree (erróneamente) que el mormonismo es simplemente una denominación dentro de la cristiandad. No lo es. Es un culto para una variedad . razones, principalmente es la forma en que ven a Jesucristo Para el mormón, Jesús no es Dios, Él es el hermano de Lucifer -. Ya sabes – el diablo El Espíritu Santo no es la segunda Persona de la Trinidad para la mormónico La.. Mormón Espíritu Santo es esencialmente una fuerza sobrenatural, pero impersonal.)

Imagine vivir así! Imagina que estás haciendo las cosas por algún “dios”, ya que se les enseña que si usted no puede continuar en el camino elegido, usted podría perder su salvación. Eso no sólo es deshonesto bíblicamente, pero trágico porque crea en la gente la idea de que Dios sólo concede (y sigue concediendo a lo largo de la vida de esa persona) la salvación a aquellos que continuamente le obedecen sin rechistar. Se convierte este capataz que no acepta ninguna excusa para el fracaso e insiste en que demostramos nuestro amor por la obediencia obediente a cada paso del camino.

Si realmente hicieron cosas para Dios porque lo amamos, entonces no se centra en el “qué hacer” y “qué no hacer” en esta vida. Sí, hay cosas que los cristianos no deben hacer y las cosas que debemos hacer. Pero esas no son el foco. Esos son el resultado natural de una vida dedicada a Dios a través de Jesucristo. Tiendo a pensar que para la persona que está totalmente comprometido a seguir a Cristo (en lugar de ser un “fan”), él / ella realmente no se dan cuenta de las cosas que se hacen porque son simplemente tan ocupados centrándose en el mismo Jesús. Me doy cuenta de muchas leyendo esto, la diferencia parece discutible.

En otras palabras, Dios no mide nuestra salvación por las cosas que hacemos, sino por la manera que somos. Esto incluye la actitud, la perspectiva, la dedicación y el trabajo. Alguien podría ir a la iglesia religiosamente durante años. Podrían orar, leer la Biblia y asistiendo a ir de puerta en puerta, pero nada de eso hace a una persona un auténtico cristiano.

Yo puedo ser un auténtico cristiano y nunca ir testigo de puerta a puerta. Yo no podría ser consistente en mi devocional o vida de oración. Yo podría amar a Dios mucho un día, y no pensar demasiado en él la siguiente. Ese puede ser el carácter de algunos que se salvan. Para el espectador, que compararon las dos personas, probablemente diría que el que hizo todo lo correcto es aquel que no es verdaderamente salvo, el que parecía ser más carnal, o inmaduro. Estoy agradecido de que Dios no juzga por lo externo, sino por internos. La gente hace exactamente lo contrario.

La salvación – la salvación auténtico – es el tema más importante que cada persona tiene que hacer frente antes de salir de esta vida. Si las personas se sienten ofendidos o no por mi discusión del adventismo del séptimo día no es la cuestión. La verdadera cuestión es si la gente realmente tiene salvación. ¿Son realmente una relación con Jesucristo, que es la única fuente verdadera de la salvación?

Eso y sólo eso es el tema que nos ocupa. Manténgase en sintonía.

[1] Citado en Everett N. Dick, William Miller y la crisis de Adviento Berrien Springs: [Andrews University] Press, 1994, 96-97.

[2] Samuel S. Snow, The Advent Herald, 21 de agosto de 1844, 20. Véase también Samuel S. Snow, verdadero clamor de medianoche, 22 de agosto de 1844, 4.

FUENTE:

http://studygrowknowblog.com/2012/08/27/seventh-day-adventism-is-there-really-anything-wrong-with-it/?blogsub=confirmed#blog_subscription-3

¿ES LA IGLESIA ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA UNA SECTA O CULTO?—¡YES, INDEED!

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA CON ERRORCILLOS PERDONABLES

Por Robert K. Sanders

Definición de un culto religioso  que es cumplido por Ellen G. White y la Iglesia Adventista.

1. Un líder o grupo de líderes, profeta, profetisa, que dice hablar en nombre de Dios.

Cumplimiento: Ellen G. White, la profetisa Adventista del Séptimo Día tiene las siguientes reivindicaciones:

Podríamos parar aquí con la primera cita de EGW como pretende reemplazar a Jesucristo y ahora está hablando por Dios. Esto en sí mismo muestra que el adventismo es un culto al compararlo con Hebreos 1:1-2.

Biblia: Hebreos 1:1 – 2 (NVI) 1 En el pasado Dios habló a nuestros padres por los profetas en muchas ocasiones y de diversas maneras, 2 Pero en estos últimos tiempos nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo las cosas, y por quien asimismo hizo el universo.

EGW en 1876: “En tiempos antiguos Dios habló a los hombres por boca de los profetas y apóstoles. En estos días les habla por los testimonios de su Espíritu. Nunca hubo un tiempo en que Dios instruyera a su pueblo más fervientemente de lo que Él les instruye ahora acerca de su voluntad y el camino que Él quiere que perseguir “-. Testimonies, vol. 4, pp 147-148. (1876)

EGW afirma que “nunca hubo un tiempo cuando Dios instruyó a su pueblo más intensamente” en 1876 a través de sus testimonios. Era su “testimonios” más serios que los profetas como Noé, Jonás, Abraham, Moisés, al igual que los apóstoles e incluso Jesucristo? Herejía! En la mente de EGW “su gente” de nuevo en 1876 son miembros de la iglesia ASD y Dios les está dando información privilegiada a través de sus visiones. Este es un ejemplo típico de cultismo religiosa cuando la gente acepta los falsos profetas y los escritos como profetisa de Dios.

Dios nunca le dijo a su iglesia que Jesús sería reemplazado por Ellen Gould White o cualquier otro profeta o profetisa.

EGW: “En estas cartas que escribo, en los testimonios que doy, me presento lo que el Señor me ha presentado a mí. Yo no escribo ni un sólo artículo en el periódico expresando meramente mis propias ideas. Ellas son lo que Dios ha desplegado ante mí en visión: los preciosos rayos de luz que brillan desde el trono. “-Testimonios 5 p. 67.

Se ha demostrado que gran parte de lo que escribió Elena G. de White no provino de “el trono de Dios”, pero copiados de libros en su biblioteca de libros 1200. Profetas de Dios no son mentirosos! http://www.truthorfables.com/Desire_of_Ages_Veltman.htm Por Fred Veltman

2. Lo que ellos escriben y enseñan a sus seguidores, contradice la Biblia.

Cumplimiento:
“Ellen G. White contradice la Biblia más de 50 veces” EGW mantiene estricta autoridad sobre sus miembros con respecto a, las finanzas, los testamentos, la alimentación, el vestido, diversión, asociaciones, etc como se enseña en sus libros asTestimonies tales a la Iglesia.

http://truthorfables.com/Desire_of_Ages.htm El Deseado de Todas las Gentes no inspirado.

3. Muchos miembros teniendo problema con la autoridad del líder son excomulgados, (expulsado), rechazado o no se les permite ocupar un cargo en la iglesia, etc

Cumplimiento: EGW: “Cuando a juicio de la Conferencia General, que es la más alta autoridad que Dios en la tierra, se ejerce independencia privada y el juicio privado no podrán mantenerse, sino que debe ser entregado.” Testimonios 3 p. 492.

Mira a los pastores adventistas que fueron despedidos por no creer en alguna de las enseñanzas de Ellen G. White. También los miembros que se han puesto fuera de la oficina y expulsado por no aceptar Ellen G. White como profeta o sus enseñanzas.

 ¿No es la máxima autoridad en la tierra el Espíritu Santo?

4. Los líderes del culto enseñar infalibilidad de sus enseñanzas o los escritos de su líder de la secta, en este caso de Ellen G. White.

Cumplimiento:
“Es desde el punto de vista de la luz que ha venido a través del Espíritu de Profecía (los escritos de la Sra. White) que la cuestión se examinará, en la creencia que nosotros que el Espíritu de Profecía es el único intérprete infalible de los principios bíblicos, ya que es el Cristo, a través de esta agencia, que da verdadero significado de sus propias palabras. ”
G. A. Irwin, Presidente General de la Conferencia, en el tracto La Marca de la Bestia, p. 1.

El 7 de febrero de 1887, la Conferencia General aprobó la siguiente resolución – “Que reafirmamos nuestra confianza obligatorio en todos los Testimonios de la hermana White a la Iglesia, como la enseñanza del Espíritu de Dios.” Libro SDA Año 1914, p . 253

“Nuestra posición sobre los Testimonios es como la piedra clave del arco. Tome esa salida y no hay lógica lugar de parada hasta que todas las verdades especiales del mensaje se han ido … Nada es más seguro que el que el Mensaje y visiones (de la Sra. White) van de la mano, y de pie o caen juntos. “Review and Herald Supplement, 14 de agosto de 1883.

5. Los miembros de la secta cree que son superiores a los demás a causa de sus enseñanzas únicas, ya que tienen conocimiento de la voluntad de Dios que otros cristianos no tienen. Debido a las falsas enseñanzas de su profeta o líderes, se consideran especialmente escogido por Dios, y mirarse a sí mismos como la “iglesia remanente”, o “la verdadera iglesia”.

Cumplida:
Ellen G. White y la Iglesia Adventista del Séptimo Día a sí mismos como “la Iglesia Remanente” solo, especialmente llamados por Dios en 1844, sobre todas las demás iglesias, que llamaron Babilonia. Los adventistas se sigue considerando a la Iglesia Remanente. Lea, “Seventh-day Adventist Believe 27,” Capítulo 12, El remanente y su misión, p.153.

Seventh-day Adventist Believe: “Uno de los dones del Espíritu Santo es el de profecía, este don es una marca identificadora de la iglesia remanente y se manifestó en el ministerio de Elena G. de White.” “Seventh-day Adventist Believe 27” p.216.

Sin Ellen G. White y sus contradicciones de la Biblia, la Iglesia Adventista del Séptimo Día no podría llamarse la Iglesia Remanente. De hecho, nunca la Palabra de Dios llama a ninguna denominación una iglesia remanente o verdadera iglesia.

6. Los líderes adventistas y sus miembros utilizar los escritos de Elena G. de White para interpretar las Escrituras. Escritos de EGW son el árbitro final de las doctrinas.

Cumplida: La afirmación de la Adventista de celebrar la Biblia por encima de todas las enseñanzas, pero en realidad interpretan la Biblia por los escritos de Ellen G. White. Esto se demuestra en los informes trimestrales Escuela Sabática, sermones, y artículos en su periódico de la iglesia, “Adventist Review.” Su consejo es que debe seguirse en la Escritura.

7. Publican su propia Biblia e insertar sus propias doctrinas en el texto.

Cumplida: La Iglesia Adventista del Séptimo Día publica La Biblia Clear Word. Es una Biblia de culto que no separa el texto de la biblia del comentario personal del autor, las opiniones, que se inclina el texto de acuerdo con los escritos de Elena G. de White y cualquier otra cosa para hacer que el texto diga lo que quiere que diga. Esta pieza corrupto de trabajo, hace que la Palabra de Dios claro para el lector.

Erudito Adventista Dr. Sakae Kubo decir, “Yo estoy preocupado acerca de cómo nuestra relación de miembros y usar Clear Word Blanco. Detrás de mi intervención es una historia de Biblias de este tipo que han sido testigos de una terrible Jehová bias.The del Nuevo Mundo es un ejemplo obvio-la divinidad de Cristo se retira y su createdness se saca junto con otras características tendenciales. El peligro muy grave y evidente es que nuestra gente se confunde en cuanto a lo que la Biblia realmente dice. La interpretación ha sido tan mezclado con el texto que nuestra gente va a pensar que la interpretación es parte de la Palabra de Dios. “Adventist Review, abril de 1995, p.15.

 La Biblia Clear Word, 1994 por Jack J. Blanco.
, Impreso y distribuido por la Review and Herald Publishing Association
55 West Oak Ridge Drive, Hagerstown, MD 21740

 FUENTE:

DOS BARBARIDADES MÁS DEL ADVENTISMO DEL SÉPTIMO DÍA CON RESPECTO AL MILENIO

Una de las barbaridades del adventismo es que la iglesia remanente será trasladada al cielo cuando Cristo regrese, y la segunda es que durante el milenio la tierra quedará desolada, quedando solamente el diablo y sus ángeles para contemplar los resultados de su perverso proceder. Sin duda alguna los adventistas no creen en la restauración del reino davídico en la tierra, con Cristo a la cabeza y secudando por sus santos glorificados que reinan con él desde la antigua Jerusalén, la ciudad de David.

Pero los adventistas se encuentran con una serie de pasajes de la Biblia que los ponen en apuros y que contradicen su peculiar enseñanza del reino milenial, y de la “iglesia remanente” que partirá al cielo para reinar con Cristo por mil años.

ELENA G WHITE, EL ESPÍRITU DE PROFECÍA Y LA IGLESIA REMANENTE

Es típico de los cultos o sectas modernas que sus fundadores se auto proclamen pretensiosamente con los títulos de “elegidos”, “profetas”, y/o “mensajeros” para dar peso a sus locas afirmaciones, y así para poder engatusar con mayor facilidad a un mayor número de potenciales adherentes. Y es que Elena G White, la fundadora del adventismo no es la excepción a la regla,  ya que sus actuales seguidores activos la veneran con mucha devoción como si fuera la misma virgen María. 

Y es que Elena G. White, la fundadora del Adventismo del Séptimo Día, tal como ocurrió con José Smith (el fiundador del mormonismo) y Charles Taze Russell (el fundador de los Estudiantes de la Biblia, grupo que después pasó a ser llamado “Testigos de Jehová), se presentó como una elegida de Dios para dar las verdades de Dios al mundo. Sus segudores creen de manera tácita que ella misma era “el Espíritu de profecía”, así como su ministerio y sus escritos.  Además,  los adventistas creen que ella estaba liderando la verdadera iglesia, o la llamada “iglesia remanente”.

A continuación veremos las simples razones por las cuales creemos que estas pretensiones del adventismo son completamente erróneas por donde se las mire.

ELENA G. DE WHITE: ¿PROFETISA O FARSANTE?

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA CON ERRORCILLOS

Por Julie Tivy Boney

Resumen

PictureEste artículo examina la prueba de un profeta bíblico que se refiere a Elena G. de White. Les animo a invitar al Espíritu Santo que ilumine su mente antes de empezar a leerlo. Yo también animo a mirar hacia arriba cada texto bíblico que se hace referencia.

Isaías 8:20 nos dice que un profeta debe hablar de acuerdo a la Palabra de Dios. Elena G. de White contradice la Biblia muchas veces en sus escritos. Un ejemplo de ello se encuentra en p Evangelización. 598, donde dice que Satanás engañó a Adán. 1 Timoteo 2:14 dice que Adán no fue engañado. También presentó una gran cantidad de información de las escrituras no en sus escritos, la mayoría de los cuales es aceptado por la iglesia adventista del séptimo día, porque se cree que esta información proviene de Dios. Ejemplos de tal información incluyen la “puerta cerrada” doctrina del juicio investigador, y las leyes dominicales azules.

Deuteronomio 18:20-22 dice que las predicciones de un profeta que se hagan realidad. Usted puede leer acerca de sus predicciones sobre la fecha del regreso de Cristo y otras predicciones fallidas en el siguiente sitio web: http://www.ellenwhite.org.

Jeremías 23:30 (en especial la Nueva Versión Internacional) dice que un profeta no debe robar las palabras de su vecino. El plagio de Ellen White es un hecho bien conocido. Hay pruebas de que ella robó casi todo el texto para el Conflicto de los Siglos deseo, de todas las gentes, y de camino a Cristo, así como muchas otras obras.

Sobre la base de su fracaso de estas tres pruebas bíblicas de un profeta, uno debe ser capaz de llegar a una conclusión razonable de que ella era la mensajera de Dios, como ella decía.

Introducción

La iglesia adventista del séptimo día pone mucho énfasis en los escritos y enseñanzas de Elena G. de White. Al menos uno de sus doctrinas (el juicio investigador) se basa enteramente en sus enseñanzas y no tiene base alguna en las Escrituras. De hecho, una recompensa de 10.000 dólares se ha ofrecido a cualquiera que pueda encontrar una base bíblica para el juicio investigador (ver http://www.lastdisciple.com). Otro sitio ofrece 1.000 dólares por este texto difícil de alcanzar.

¿Alguna vez alguien preguntó cómo Adventistas del Séptimo Día puede estar tan seguro de que era un profeta de Dios? Después de todo, Elena de White no fue la única persona en su día para reclamar a recibir visiones y mensajes de Dios. Tenía homólogos entre los científicos cristianos, mormones y los Testigos de Jehová, que también afirmaban ser profetas y cuyas enseñanzas también resultó en la formación de nuevas denominaciones.

Como ya he investigado este tema, he encontrado que muchos además de mí han tenido estas preguntas. Una amplia investigación se ha hecho y se ha escrito mucho acerca de la validez de sus afirmaciones. Si las historias que he leído es cierto, hay pruebas abrumadoras de que ella no era el mensajero de Dios, como ella decía. Pero como yo no estaba allí, no voy a relacionar alguna de esas historias en este artículo. Es posible que algunas historias fueron inventados o por lo menos embellecida para desacreditarla. La única manera que conozco para responder a la pregunta, “Profeta o no?” Es la aplicación de las pruebas de un profeta en la Biblia. Si ella pasa, que es un profeta. Si no lo logra, no es un profeta.

¿Sabía ella hablan de acuerdo a la Palabra de Dios?

En Isaías 08:20 (NVI) se lee:

A la ley y al testimonio! Si no hablan conforme a esto, es porque no hay luz en ellos. Isaías 08:20 (NVI)

Un profeta, que habla de acuerdo a la Palabra de Dios no estaría en contradicción con la Biblia o las doctrinas inventan que no son bíblicas. Hay numerosas inexactitudes y contradicciones en la Biblia se encuentra en los escritos de Elena de White. Éstos son sólo algunos de ellos:

§ En el evangelismo, p. 598, Elena G. de White dijo que Satanás engañó a Adán. 1 Timoteo 2:14 (NVI) dice: Y Adán no fue engañado, sino la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.

§ En Consejos sobre dietas y alimentos, p. 148, dice que Dios le dio a los hijos de Israel, la carne y la glotonería produjo una plaga. Números 11:33 (NVI) dice: “Pero mientras que la carne estaba todavía entre sus dientes, antes de que fuese masticada, cuando la ira del Señor se encendió contra el pueblo, y el Señor hirió al pueblo con una plaga muy grande.”

§ En la Vida del Gran Maestro, p. 155, dice que nunca debemos decir que somos salvos. 1 Juan 5:13 (NVI) dice: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y que usted puede seguir creyendo en el nombre de el Hijo de Dios. ”

§ En Deseado de Todas las Gentes, p. 753, dice que antes de la crucifixión, Jesús “no podía ver a través de los portales de la tumba. La esperanza no se presentan a Él. Su salida a la luz de la tumba de un conquistador, ni le hablaba de la aceptación del Padre del sacrificio. Temía que el pecado era tan ofensivo para Dios que su separación iba a ser eterna. “En Juan 10:17, 18 (NVI), Jesús dice:” Por lo tanto, mi Padre me ama porque yo doy mi vida para que yo pueda tener de nuevo. Nadie me la quita, pero yo la pongo de mí mismo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre. ” (Ver también, Lucas 24:7 y Juan 2:19.)

Un profeta, que habla de acuerdo a la palabra de Dios tampoco podría decir algo en un momento y decir todo lo contrario en otro momento. Estos son algunos ejemplos de la contradicción de Elena de White de sus propias palabras:

§ En Deseado de Todas las Gentes, p. 645, dice que Judas tenía una condena a confesar durante el lavado de los pies. En el evangelismo, p. 275, dice que Judas no tiene una condena a confesar durante el lavado de los pies.

§ En los dones espirituales, v 1, p. 58, dice que los clavos atravesó los huesos de Jesús. Cuarenta años más tarde, en El Deseado de Todas las Gentes p. 744, dice que no hay huesos rotos.

§ Ella creyó y escribió sobre la “puerta cerrada” doctrina durante varios años después de la “gran decepción”, y luego se retractó de ella. Esta fue una doctrina que enseña que no había necesidad para la evangelización, porque Jesús ya había decidido que iba a ser salvado y que se va a perder. Para obtener más información sobre este tema, consulte la siguiente página web: http://www.ellenwhite.org.

Un profeta, que tiene que hablar de acuerdo a la Palabra de Dios, no fabricar una doctrina que no sólo no se puede encontrar en las Escrituras, pero en realidad contradice a las Escrituras. La doctrina del juicio investigador dice que Jesús no entró en el Lugar Santísimo hasta 1844. Los siguientes textos de la Biblia dice que Jesús entró en el Lugar Santísimo y comenzó a interceder por nosotros después de ascender al cielo después de la resurrección: Ef. 1:20, Colosenses 3:1, 1 Pedro. 3:21, 22; Heb. 01:03, Heb. 9:12, Heb. 10:12, 19; Heb. 12:02. Además, justo antes de que Esteban fue apedreado hasta la muerte, levantó los ojos al cielo y vio a Jesús sentado junto al Padre en el Lugar Santísimo. Y eso fue siglos antes de 1844!

¿Todos sus profecías se hacen realidad?

En Deuteronomio 18:18-22 (NVI), leemos:

Yo levantaré para ellos un profeta como tú entre sus hermanos, y pondré mis palabras en su boca, y él les dirá todo lo que yo le mande. Si cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo mismo le pediré cuentas. Pero un profeta que se atreve a hablar en nada a mi nombre, yo no le haya mandado a decir, o un profeta que habla en nombre de otros dioses, debe ser condenado a muerte. Usted puede decir en vuestro interior: “¿Cómo podemos saber cuándo un mensaje no ha sido dicho por el Señor?” Si el profeta hablare en nombre del Señor no tiene lugar o se hagan realidad, que es un mensaje que el Señor no tiene hablado. Ese profeta habrá hablado con presunción. No tenga miedo de él.

Además de las predicciones de la venida de Cristo en 1844 y dos veces en 1845, Elena G. de White hizo una serie de otras predicciones que no se cumplieron. Uno un notable ocurrió en 1849, cuando la peste se desató. Ella escribió en verdad lo presente (el precursor de la Revista Adventista) que esta pestilencia tomaría muchas vidas. Ella predijo que “muy pronto a los muertos y moribundos estarán por todas a nuestro alrededor.” Poco después de la peste comenzó, terminó.

En 1850, Elena de White escribió en el libro, Primeros escritos, acerca de la cercanía de la venida de Cristo. En la página 67, se prevé que las personas que aceptaron a Cristo en ese momento tendría unos pocos meses para prepararse para su venida. Este es otro ejemplo de su intento de “timesetting”.

En los testimonios, t. 1, págs 131 y 132, Elena G. de White, dijo que un ángel le dijo que algunas de las personas presentes en una conferencia en particular sería “alimento para los gusanos, algunos temas de las siete últimas plagas, algunos estarán vivos y permanecerán sobre la tierra para ser trasladados en la venida de Jesús. “Bueno, todo terminó como alimento para los gusanos. Ninguno de ellos va a experimentar las siete últimas plagas, ni a ninguno de ellos traducidos.

¿Sabía Elena G. de White Robe de otros autores?

En Jeremías 23:30 (NVI), leemos:

“Por lo tanto,” dice el Señor: “Yo estoy contra los profetas que roban a uno al otro palabras supuestamente de mí.”

Usted debe leer desde el versículo 25 al final del capítulo para obtener la advertencia del Señor la plena. Al final del capítulo, le advierte de la desgracia que llegará a los falsos profetas.

Elena G. de White hizo robar las palabras de otros autores? La respuesta a esta pregunta es un rotundo “Sí”. Este hecho se ha demostrado más allá de la sombra de una duda. Una serie de libros se han escrito sobre este tema. Para Patriarcas y Profetas, le robó el texto de Historia de la Biblia de Edersheim. Para Desire of Ages, le robó el texto de la Vida de Cristo por William Hanna, El Gran Maestro por John Harris, y varios otros autores. Por El Camino a Cristo, le robó el texto de escenas nocturnas en la Biblia por Daniel de marzo, la voluntad de Dios conocido y hecho por Almon Underwood y otros. Para el conflicto de los siglos, ella copió el texto de los incidentes de la vida por nada menos que su esposo, James White, quien también plagiaron. Se copió el texto de su libro de los escritos de JN Andrews, Uriah Smith, y Bliss Sylvester! No se sabe si James White tenía permiso para utilizar el texto de sus colegas o si Elena de White tenía permiso para utilizar el texto de James White. Lo que se sabe es que ella se proclamó el autor y las regalías recibidas de la misma. Se ha demostrado que además de haber robado la mayor parte del material de sus más conocidos libros, muchos de los remedios de salud que ella afirmaba haber recibido de Dios había sido utilizado durante décadas antes de que ella escribió sobre ellos.

Una famosa cita de Elena de White, que se encuentra en numerosos libros de ella, y utiliza a menudo para hacer que la gente obedezca las reglas de la iglesia, se levantó de El Gran Maestro, por John Harris. Dice: “Por débil e imperfecta que parezca, la iglesia es el objeto sobre el cual Dios da en un sentido especial su suprema consideración.” (Hechos de los Apóstoles, pág 12.)

Conclusión

Elena G. de White no ha logrado todas las pruebas bíblicas de un profeta, que yo sepa. El incumplimiento de cualquiera de estas pruebas sería suficiente para desacreditar su demanda de haber recibido sus mensajes de Dios. Hay muchas historias acerca de su estilo de vida, escritas por sus compañeros, que la retratan como una persona que no gobernaba su propia vida por los principios que ella promueve. Si bien estas historias de una lectura muy interesante, son de poca importancia cuando te das cuenta de que no pasa la prueba bíblica de un profeta. Era una mujer con un montón de problemas, no a diferencia de ti y de mí.

Publicar el artículo por los Ministerios de seguro de vida y la proclamación! Magazine en:

http://www.lifeassuranceministries.org/studies/prophet.html

http://www.jesusisfreedom.net/ellen-g-white.html

ELENA G. DE WHITE DEFINIÓ A SU DEIDAD DE LA MASONERÍA: “EL OJO QUE TODO LO VE”

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA CON ALGUNOS ERRORCILLOS (LINK DEL ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS ABAJO)
 
Picture

Las siguientes son citas sobre el “Ojo que todo lo ve” de Elena G. de White:

“¡Cuán hermosos de la tierra fue cuando se salió de las manos del Creador! Dios presentó ante el universo en un mundo en el que incluso su ojo que todo lo ve no pudo encontrar lugar o mancha, defecto o ninguna deshonestidad”. (1)

“Ojo que todo lo ve Dios toma nota de los defectos de todos y la pasión dominante de cada uno, sin embargo, Él lleva con nuestros errores y se compadece de nuestras debilidades. Él manda a su pueblo aprecian el mismo espíritu de la ternura y la paciencia. Los verdaderos cristianos no se alegrará en la exposición de la fallas y deficiencias de los demás. Se dará la espalda a la vileza y la deformidad, para fijar la mente en lo que es atractivo y encantador. Para el cristiano todo acto de críticas mutuas, cada palabra de censura o condena, es doloroso “. 5T 94-96.255 (2)

“En las decisiones cotidianas últimos grandes se hará que sea una sorpresa para muchos juicio humano no tendrá lugar en las decisiones que se hicieron entonces Cristo puede y juzgará a cada caso;.. De todo el juicio se ha comprometido a Él por el Padre. Se estimará el servicio por lo que es invisible a los hombres. Las cosas más secretas se encuentran abiertos a Su ojo que todo lo ve. Cuando el Juez de todos los hombres hacen su investigación, muchos de los que la estimación humana ha puesto en primer lugar se colocó por último, y los que se han puesto en el lugar más bajo de los hombres será sacado de las filas y la hizo por primera vez “-. RH, 31 de julio de 1900. (3)

“Satanás se complace en tener la atención de los jóvenes atraídos por cualquier cosa para desviar su mente de Dios …. No son conscientes de que el artista celestial está tomando conocimiento de cada acto, cada palabra, … y que incluso los pensamientos y las intenciones del corazón soporte fielmente delineado …. Esas palabras vanas, frívolas están escritos en el libro. Esas palabras están escritas falsas. Los actos engañosos, con los motivos ocultos a los ojos humanos, pero lo es por el ojo que todo lo ve Jehová, están escritos en caracteres vivos. Cada acto de egoísmo está expuesto. Los jóvenes en general, se comportan como si las preciosas horas de libertad condicional, mientras que la misericordia perdura, fueron un gran día de fiesta, y que se colocan en este mundo simplemente para su propia diversión “. (4)

“El hombre que mira a la apariencia exterior, pero Jehová mira el corazón” – el corazón del hombre, con sus emociones encontradas de alegría y tristeza, el errante, corazón rebelde, que es la morada de tanta impureza y engaño. 1 Samuel 16:7. “Él sabe sus motivos, sus intenciones y propósitos propios. Ir a Él con toda tu alma manchada como está. Como el salmista, lanzar sus cámaras abiertas para el ojo que todo lo ve, exclamando:” Examíname, oh Dios, y saber mi corazón: Pruébame y conoce mis pensamientos. y ve si hay camino de perversidad en mí, y guíame en el camino eterno “Salmo 139:23, 24 (5)

“Hubo una hermosa flor de color rosa en el jardín que se llamaba la rosa de Sarón Recuerdo que acercarse y tocar los delicados pétalos con reverencia;. Que parecía poseer un carácter sagrado en mis ojos Mi corazón se llenó de ternura y amor por estas hermosas creaciones de Dios. . pude ver la perfección divina en las flores que adornaban la tierra. Dios les tendía, y su OJO QUE TODO LO VE estaba sobre ellos. Él les había hecho y lo llamó bueno “. (6)

“Vi que antes de la obra de Dios puede hacer cualquier avance decidido, los ministros deben ser convertidos. Cuando se convierte van a poner menos estimación sobre los salarios y de mucho más valor a la importante obra sagrada y solemne que hayan aceptado la mano de Dios, para llevar a cabo, y que Él les obliga a hacerlo bien y fielmente, como los que debe prestar a Él una estricta cuenta. un registro fiel de todas sus obras se hace a diario por los ángeles de la grabación. Todos sus actos, e incluso las intenciones de los y las los propósitos del corazón, de pie fielmente revelados. Nada está escondido de los ojos que todo lo ve de aquel a quien tenemos que hacer. Los que han lanzado todas sus energías a la causa de Dios, y que se han aventurado a cabo y ha invertido algo, se sentir que la obra de Dios es una parte de ellos, y no trabajan sólo por los salarios. No serán eyeservants y buscan su propia satisfacción, sino que se consagran y todos sus intereses a esta obra solemne “. (7)

“Ojo que todo lo ve Dios toma nota de los defectos de todos y la pasión dominante de cada uno, sin embargo, Él lleva con nuestros errores y se compadece de nuestras debilidades. Él manda a su pueblo aprecian el mismo espíritu de la ternura y la paciencia. Los verdaderos cristianos no se alegrará en la exposición de la fallas y deficiencias de los demás. Se dará la espalda a la vileza y la deformidad, para fijar la mente en lo que es atractivo y encantador. Para el cristiano todo acto de críticas mutuas, cada palabra de censura o condena, es doloroso “. (8)

“Cuando los miembros individuales de la iglesia actuará como verdaderos seguidores del manso y humilde Salvador, habrá menos encubrir y excusar el pecado. Todos se esfuerzan por actuar como si la presencia de Dios. Se darán cuenta de que su que todo lo ve el ojo está siempre sobre ellos y que el pensamiento más secreto es conocido por él “. (9)

All-Seeing Eye de Dios. Si tuviéramos que valorar una impresión habitual de que Dios ve y oye todo lo que hacemos, decimos y mantiene un registro fiel de nuestras palabras y acciones, y que tenemos que cumplir con todo, nos temen al pecado. Que los jóvenes cada vez recuerde que donde quiera que estén y hagan lo que hagan, están en la presencia de Dios. Ninguna parte de nuestra conducta escapa a la observación. No podemos esconder nuestros caminos del Altísimo. (10)

“Dios te llevará a través de la aflicción y las pruebas que usted podría tener la confianza más perfecta y la confianza en Él y que usted puede pensar menos en su propio juicio. Puede soportar la adversidad mejor que la prosperidad. El ojo que todo lo ve de Jehová detectado en ti mucho más escoria que se considera el oro y la valiosa también para tirar. el poder del enemigo sobre ti ha sido a veces directa y muy fuerte “. . . (11)

“En las decisiones cotidianas últimos grandes se hará que sea una sorpresa para muchos juicio humano no tendrá lugar en las decisiones que se hicieron entonces Cristo puede y juzgará a cada caso;.. De todo el juicio se ha cometido con él por el Padre. Se estimará el servicio por lo que es invisible a los hombres. Las cosas más secretas se encuentran abiertos a sus ojos que todo lo ve”. (12)

“Estemos siempre tener en cuenta que nuestro trabajo es ser uno de los avances. Hemos de seguir en conocer al Señor. Dios entiende el principio de actuación de cada mente. Él ha sido testigo del curso persistente y rebelde de algunos de los que se ha advertido y aconsejado. Su ojo que todo lo ve ha tomado nota de lo siguiente determinado de maquinaciones humanas. “Los caminos del hombre están ante los ojos del Señor.” Él “conoce los pensamientos.” “Los ojos del Señor están en todo lugar, mirando a el mal y el bien. “” Él mira hasta los confines de la tierra, y vio de debajo del cielo. “” Jehová escudriña todos los corazones. “(13)

“Repetimos lo que se ha dicho tan a menudo antes de que entre el pueblo de Dios hoy en día son peligros similares a los que poco menos que destruyó Israel. El comando,” No tendrás dioses ajenos delante de mí “, fue pronunciada desde el Sinaí para cada alma que debe vivir en la tierra. Ya no podemos liberarnos de las exigencias de la ley de Dios de lo que puede esconderse de su ojo que todo lo ve “. (14)

“Muchos de ellos tienen sus corazones llenos del amor de sí mismo Ellos no son conscientes de que el artista celestial gran toma conocimiento de cada acto, cada palabra,. Que su conducta, e incluso los pensamientos y las intenciones del corazón, de pie fielmente delineado, y que viejos y jóvenes tendrán la imagen fiel que se les presenta en toda su deformidad en la ejecución de la sentencia. Esas palabras vanas, frívolas están escritos en el libro. Esas palabras están escritas falsas. Los actos engañosos, cuyos motivos se oculta a ojos humanos, sino de discernir por el ojo que todo lo ve de Jehová, están escritos en caracteres vivos. Cada acto egoísta estarán expuestos “. (15)

“En las decisiones cotidianas últimos grandes se hará que sea una sorpresa para muchos juicio humano no tendrá lugar en las decisiones que se hicieron entonces Cristo puede y juzgará a cada caso;.. De todo el juicio se ha comprometido a Él por el Padre. Se estimará el servicio por lo que es invisible a los hombres. Las cosas más secretas se encuentran abiertos a Su ojo que todo lo ve. Cuando el Juez de todos los hombres hacen su investigación, muchos de los que la estimación humana ha puesto en primer lugar se colocó por último, y los que se han puesto en el lugar más bajo de los hombres será sacado de las filas y la hizo por primera vez. R. En las decisiones cotidianas últimos grandes se hará que sea una sorpresa para muchos. El juicio humano no tendrá lugar en el decisiones a continuación hizo que Cristo puede y va a juzgar a todos los casos;. de todo el juicio se ha comprometido a Él por el Padre, Él se estiman servicio por lo que es invisible a los hombres las cosas más secretas se encuentran abiertos a Su ojo que todo lo ve “… R. y H. 31 de julio 1900. H. 31 de julio 1900. (16)

“Siempre tratan de ejercer una buena influencia, que Dios puede aprobar de sus obras. Recuerde que usted está formando un carácter para el cielo o para su destrucción. ¡Oh, que pueden formar un buen carácter cristiano Estás al día de estampado un registro de su vida su curso de acción aquí. Que todos tus actos sea tal que no se avergonzaría a su encuentro en el juicio. los ojos de Dios nunca duerme o duerme. Este ojo que todo lo ve siempre está con vosotros “. (17)

“Hubo una hermosa flor de color rosa en el jardín, llamada la Rosa de Sharon Recuerdo que acercarse y tocar los delicados pétalos con reverencia;. Que parecía poseer lo sagrado en mis ojos Mi corazón se llenó de ternura y amor por estas hermosas creaciones de Dios. . pude ver la perfección divina en las flores que adornaban la tierra, Dios les tendía, y su ojo que todo lo ve es sobre ellos que Él les había hecho, y los llamó bueno “.. (18)

Conclusión:

Los escritos de Elena G. de White están marcados con la terminología masónica. Su uso del “ojo que todo lo ve” y otros términos masónicos en sus escritos doctrinales es compatible con los siguientes hechos:

• Su tumba está marcado con un símbolo masónico (obelisco).
• sitio de la tumba de su marido “James White” (número de veces que el presidente de la Conferencia SDA) también está marcado con un símbolo masónico (obelisco).
• La mayoría de los templos adventistas del Séptimo Día están marcados con símbolos masónicos (obeliscos).

http://www.jesusisfreedom.net/ellen-g-white-masonic-markings.html

EL ADVENTISMO DEL SÉPTIMO DÍA Y LOS SÍMBOLOS OCULTOS DE LOS MASONES EN SU ORGANIZACIÓN RELIGIOSA

 “>

Picture

Picture

Picture

Picture

“>

Picture

Picture

LEFT: ADVENTIST RISK MANAGEMENT SYMBOL OF MOLOCH

¿Por qué están tan enamorados los adventistas del Séptimo día Adventistas de este símbolo oculto del ojo que todo lo ve? Podemos remontar el símbolo en la organización SDA hasta 1874, cuando Ellen G Ehite (Profeta de ASD) y su marido James White concibieron la litografía ‘camino de vida’ mostrada abajo.


Picture

 

Litografía “Sendero de vida” concebida por James White y Elena G White, 1874.
La litogra´fia original está localizada en la Universidad Loma Linda Original,  Fotografías Estado White: 
http://archives.llu.edu/cdm4/item_viewer.php?CISOROOT=/wephotos&CISOPTR=219&CISOBOX=1&REC=1

PIRÁMIDES MASÓNICAS EN LOS LOGOS ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA:

Picture

 
Picture

Adventist News Network Logo
Picture

 
Picture

 
Picture

Adventist International Institute for Advanced Studies
Picture

 
Picture

 
Picture

SDA from Brazil celebrating 150 years of local ministry
Picture

Seventh Day Adventist Women Ministries
Picture

SDA church from Brazil, State of Mina Gerais
Picture

 
Picture

SDA Ministry Magazine May 2004
Picture

 
Picture

Greenville Seventh Day Adventist Church
Picture

SDA Ministry Magazine Oct 2003. See how the center of the pyramid shapes an eye.
Picture
 
 
 
 
Picture

PERIÓDICO NORTEAMERICANO DESTACA EL CRECIMIENTO DE LA IGLESIA ADVENTISTA EN ESTADOS UNIDOS

“La Iglesia Adventista del Séptimo Día es la denominación cristiana que más crece en Norteamérica”. Esta afirmación fue hecha por el periódico USA Today, hace justo un año atrás, en la sección Religión. El texto es de autoría del periodista G. Jeffrey McDonald, que, con base en recientes investigaciones afirma que los adventistas crecieron un 2,5% en los Estados Unidos.

En el artículo, el autor destaca el hecho de que los adventistas guardan el sábado, se alimentan según las orientaciones dadas por Dios registradas en el Antiguo Testamento, predican el sexo después del casamiento y esperan el regreso de Jesús.

¿Es este crecimiento una señal de que el Adventismo del 7mo Día es la religión verdadera?¿Qué dicen los Testigos de Jehová al respecto?…¡Uyuyuy!

ELENA G. WHITE Y LA CONEXIÓN MASÓNICA CON NIMROD

Así que, ¿quién es el “dios” de Elena G. de White y sus fieles seguidores del Adventismo del Séptimo Día (ASD)? Esa es la pregunta y la respuesta se puede encontrar en la página 41/42 del libro Primeros Escritos de  Elena G. de White (http://www.gilead.net/egw/books2/earlywritings/ewindex.html):

Lo que usted acaba de leer es un extracto de agitación de los poderes del cielo de Elena G. de White, y es a través de esta misma “profecía” es que podemos luchar a brazo partido con lo que Elena G. de White “creía en el” y lo que su Iglesia adventista del séptimo día imparte a través de sus enseñanzas.

Mat 7:1 No juzguéis, para que no seáis juzgados;
Mat 7:2 porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

Elena G. de White proclamó que Dios tanto “habla” y “baja de la Ciudad Santa” a través del “espacio abierto de Orión”. Sin embargo, los tres siguientes Escrituras son la única mención de la constelación “Orión” en toda la Santa Biblia:

Job 9:9 Hacedor de la Osa y del Orión, De las Pléyades y las recónditas cámaras del mediodía.  Job 38:31 ¿Podrás anudar los lazos de las Pléyades, O desatar las ligaduras de Orión?.  Amó 5:8 ° Que creó las Pléyades y Orión, Que cambia en mañana las tinieblas, y oscurece el día como noche, Que llama a las aguas del mar, y las derrama sobre la faz de la tierra. YHVH es su nombre (BTX3)

Entonces, ¿qué significa todo esto? ¿Cuál es el verdadero espíritu detrás de esta constelación llamada Orión?

Orion – en hebreo , “ el tonto ”, en Job_38: 31 ”ligaduras/bandas” que aparece encadenada con la vieja leyenda de esta estrella representa como un héroe, que con soberbia se rebeló contra Dios , y por lo tanto un tonto, y fue encadenado en el cielo como un castigo , porque su salida es en el tormentoso período del año. Es Nimrod ( el impío muy rebelde ) entre los asirios; Orion entre los griegos. Sabaism (adoración de las huestes celestiales) y héroe de culto-se mezclaron en su persona.  La primera vez que subvierte el orden patriarcal de la sociedad mediante la sustitución de un cacicazgo sobre la base de la conquista ( Gen_10: 9 , Gen_10: 10 ). ( Comentario Jamieson, Fausset y Brown )

Ahora, con esto en mente, no debe ser demasiado difícil de entender que el espíritu de Nimrod / Orión es casi tan mal como se pone. Puede ser que incluso como lo llaman: el precursor del Anticristo!

El extracto anterior de la publicación de Chick La Fuerza nos da una instantánea de lo que se llevó a cabo aproximadamente 4.250 años atrás, cuando Nimrod se puso del lado de Satanás y desafió a Dios. De hecho, la influencia de la rebelión de Nimrod continúa hasta nuestros días.

La Enciclopedia de las Religiones (Vol. 3, p. 264) afirma que la reina Semíramis erigió un obelisco en Babilonia de unos ciento treinta (130) metros de altura en memoria de Nimrod … y esto fue sólo el comienzo!

No fue mucho tiempo después de que Egipto, Grecia y otras naciones del Oriente Medio y el área mediterránea iniciaran el levantamiento de obeliscos delante de sus templos. La religión de Babilonia se extendía, y era el símbolo del falo que asocia a las otras religiones con el culto a la fertilidad de Nimrod .

De acuerdo con Las Dos Babilonias de Hislop, estos “ obeliscos ”o” la imagen de pie “como fueron llamados en hebreo, se mencionan tanto en 1 Reyes y 2 Reyes como parte de la adoración de Baal … y Baal es sólo uno de los nombres de Nimrod . De hecho, fue este tipo de mal y licenciosa idolatría (satánica) de Babilonia que Jezabel incitado a Israel a aceptar … y que profetizó Isaías en contra:

Isa 27:1 Aquel día YHVH visitará con su espada, grande, templada y poderosa, Al Leviatán, serpiente huidiza, Al Leviatán, serpiente tortuosa, Y matará al dragón del mar.  Isa 27:9 Con esto se expiará la transgresión de Jacob; Y éste será el fruto de alejar su pecado: Dejar las piedras de los altares Como piedra caliza triturada, Y no dejar en pie aseras ni estelas.

De hecho, la siguiente información de Noah Hutchings Babilonia, en el la Iglesia apunta a una verdad asombrosa sobre el símbolo falo (obelisco) erigida en la plaza de la Basílica Papal de San Pedro en honor de Nimrod – un tipo de la pronta venida del Anticristo! Quiero decir, después de todo, el espíritu de Nimrod es el espíritu del sistema religioso Católico Romano:

Los templos de Diana, la contraparte de Efeso de la esposa de Nimrod, la reina del cielo, fue apoyada por las prostitutas del templo. De acuerdo con Ezequiel 8:1-6, este símbolo abominable fue erigida en frente del templo por la puerta norte. Ezequiel se refiere a ella como la “imagen del celo”. Podemos estar seguros de que era el símbolo de Babilonia de Nimrod , porque leemos en el versículo catorce que el profeta vio a una mujer llorando junto al templo de Tamuz, el hijo de Nimrod. El emperador Calígula era uno de los más crueles y degenerados de los Césares de Roma. Según el libro La religión Misterio de Babilonia , Calígula transportó un obelisco desde Heliópolis en Egipto a la sección de Roma, que se llamó a su circo . Este cerro es el lugar donde el Vaticano fue construido más tarde. El obelisco se mantuvo en el Vaticano hasta 1586, cuando el Papa Sixto V había trasladado al frente de la iglesia de San Pedro donde está hoy . El Papa había decretado la pena de muerte si fuera rota o dañada. El motor era un hombre llamado Domenico Fontana. Cuarenta y cinco tornos, ciento sesenta caballos y una tripulación de ochocientos hombres estaban obligados a mover el obelisco a su nueva ubicación. Cuando se completó la tarea, el Papa bendijo y los obreros que habían circulado al amparo de dicha pena máxima para el fracaso. Una inscripción en el templo pagano de Heliópolis, de donde vino el obelisco, se lee: “ Yo, Dionisio, dedico estos falos a Hera, mi madrastra. ” La cuenta del movimiento del obelisco se encuentra en la Enciclopedia de Hastings de Religión y Ética , en una sección sobre “falicismo”.

El “Obelisco” representa a Nimrod / Orión (el dios del sol Baal), y es muy demoníaco! Entonces, ¿qué está haciendo en la tumba de James y Elena White?

La foto de arriba fue tomada el 24 de julio de 1915 – ocho días después de la muerte de Elena de White. El obelisco aparece como un monumento a James White y fue erigido en el sitio de entierro de la Blanca durante la vida de Elena de White. La foto de la derecha se encuentra el obelisco que fue añadido en una fecha posterior a la memoria de Elena G. de White.

El “Obelisco” es una parte de muchos sistemas religiosos paganos, y también es un símbolo oculto de gran alcance para los jesuitas (Iglesia Católica Romana), los masones (la masonería), y las sociedades secretas Illuminati. No es ninguna coincidencia que la de Blanca tiene un par de ellos plantados en su tumba. ¿Hay alguna duda de lo que el “espíritu” está detrás de la religión de Elena G. de White?

En los símbolos de la masonería , la traducción de la francesa Les symboles des Francs-Macons notas, Daniel Beresniak:

Un texto masónico conocido como el manuscrito de cardo, de 1756, dice que Nemrod ”ha creado a los masones” y “ellos dieron sus signos y las condiciones para que puedan distinguirse de otras personas … que era la primera vez que los masones se organizaron como una de las embarcaciones “.

La Enciclopedia de la Francmasonería identifica el carácter de Nimrod con esta leyenda de la Hermandad, así, en las antiguas constituciones, donde se le distingue como el fundador de la Masonería:

“Así, en el MS York, N º 1, leemos:” En lo que vosotros sois de los Toure de Babell hubo una primera Masonrie muy estimada de, y el rey de Babilonia también llamado Nimrod era masón y muy querido por los masones. “

Otras autoridades no sólo conectar el fundador masónico Hiram Abiff con Osiris y Nimrod, pero explican que Nimrod , más la construcción de la Torre de Babel, no el templo de Salomón, fue el verdadero origen de la cosmología masónica .

Así que está usted empezando a conseguir la foto? Nimrod – el rebelde muy impío contra Dios – era el verdadero origen de la cosmología masónica. Y la siguiente es una muy buena imagen del dios al que los masones sirven:

Lucifer es el dios de los masones, y Nimrod fue el fundador de la masonería. Y con eso en mente, permítanme hacer una observación final sobre la “constelación de Orión” ser representante del “espíritu de Nimrod”:

“Así que una vez que se trajo de vuelta a la Gran Pirámide de Giza, la primera y la última incorporada restante de las Siete Maravillas del mundo antiguo, que es el lugar de descanso de Osiris. La Gran Pirámide es en sí misma, no es sino una estructura dentro de una de las principales Necrópolis, que fue diseñado de acuerdo a la disposición de la constelación de Orión , el gran cazador en el cielo [Osiris / Gilgamesh / Nimrod] . Como hemos intentado demostrar, Osiris no es otro que el bíblico Nimrod, el cazador poderoso ante el Señor . ‘ ”(Peter Goodgame – El descubrimiento de Giza )

El Falso Cristo (Anticristo) será una falsificación de Cristo. Jesús tiene siete estrellas en su mano derecha (Apocalipsis 1:20), y el anticristo (Osiris / Apollo / Nimrod) tendrá el sistema de siete estrellas de las Pléyades en la suya.

No crea las mentiras del diablo que se habla a través de Elena G. de White. La Ciudad Santa de Dios no viene a través del espacio abierto en Orión … pero el del espíritu del Anticristo si!

(Descargue el ” Paquete Vídeo Documental SDA  ”para el vídeo de arriba en formato PDF.)

Traducido de: http://www.fmh-child.org/SDA.html

http://laverdadysololaverdad.wordpress.com

LA MASONERÍA CREÓ EL ADVENTISMO Y SUS RAMAS

El creador del Adventismo, William Miller, era Mason de Grado 33 dentro del Rito Escoces. No solo eso, sino que también fue el Gran Maestre de la Logia Estrella de la Mañana N° 27 de Poultney, de Vermont, EE.UU. Está documentado el señor Miller atendió al menos a una reunión Masónica en la Logia Aurora en Hampton en enero de 1793. Se sabe que oficialmente ingresó en la Masonería no antes de 1810. Y que dejó tal organización en 1833, una semana antes de comenzar a predicar su ministerio Adventista. Todos su circulo cercano dentro y fuera del adventismo sabía ésto. Aún en su Biografía “Memorias de William Miller” escrita por su amigo personal Sylvester Bliss, fue publicada en 1853. Dado que su circulo interno se convirtió luego de su muerte en lo que fue la clase dirigente y fundadora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, no solo es imposible que ellos no supieran ésto, sino que de ningun modo les molestaba reunirse con un Gran Maestre de la Masonería como Miller.

Es interesante notar que justo alrededor del momento en que nació el ministerio Adventista de Miller (1930), había en los Estados Unidos de America un fuerte sentimiento anti-masónico gracias al caso William Morgan, desaparecido en Nueva York misteriosamente luego de haber revelado secretos de la Masonería. El Partido Anti-Masónico fue formado y comenzó a ganar mucho poder, mas aún en aquella zona del Noreste de EE.UU. donde se hallan Nueva York y Vermont. Muy fuerte este partido se volvió en el mismo lugar donde vivia Miller, tanto es así que en 1932, un candidato del Partido Anti-Masónico de Vermont gana las elecciones Estatales. Por tanto, podemos tenemos amplio margen y razones para sospechar el que William Miller haya creado el Adventismo justo en este momento y lugar, esto es, especular que haya sido una forma de camuflar la Masonería con un escudo de religion: el Adventismo.

No es sin pruebas ni razones que decimos: “La Masoneria creó el Adventismo”.

A continuación las pruebas:

El Libro “El Extraño Trabajo de Dios, William Miller y el Fin del Mundo” escrito por David L. Rowe, página 27, dice: “Casi inmediatamente los Millers ingresaron en lo que Hale llamó “la sociedad de una clase superior de hombres”, en politicas y temperamento afín a los patrones de Hampton. La Masónica logia lo llevó a contactarse con ellos. Como joven él había atendido al menos a una reunión Masonica, probablemente en la Logia Aurora, organizada en Hampton en enero del 1793, pero fue en Poultney donde Miller se volvió un miembro, uniendose a la Logia Estrella de la Mañana y eventualmente alzandose al rango de Gran Maestre.”

Las “Memorias de Wiliam Miller” escritas por Sylvester Bliss, páginas 21 y 22, dice: “Fue aqui cuando el Sr. Miller se volvió un miembro de la Fraternidad Masónica, en la cual su perseverancia, si no nada mas, fue manifestada: de modo que avanzó a los mas altos grados que las logias que en aquel condado, o en aquella región, podían conferir.”

http://alhim.revues.org/index3475.html

Ricardo de la Cierva afirma que «todos los masones de grado 33 son satánicos».  http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=15346

Masones y Sociedades Secretas: redes militares durante las guerras de independencia en América del Sur.  http://alhim.revues.org/index3475.html

El Ojo Que Todo Lo Vé de Satan en la Litografía “El Camino de la Vida” concevido por James White y su esposa Ellen White, en 1874. Fotografia del original depositado en los archivos de la Universidad Adventista de Loma Linda.

Fuentes:

http://espadadelespiritu.foroactivo.com/t529-la-masoneria-creo-el-adventismo

http://laverdadnoslibertara.blogspot.com/

Zac 11:17  ¡Ay del pastor inútil, que abandona el rebaño! ¡Caiga un puñal contra su diestra y contra su ojo derecho! ¡Séquese su brazo por completo, Y apáguese para siempre su ojo derecho!

Isa 52:11  ¡Apartaos, apartaos, salid de allí, y no toquéis cosa inmunda! ¡Salid de en medio de ella, Purificaos los que lleváis los utensilios de YHVH!

Jer 51:45  ¡Salid de en medio de ella, pueblo mío! ¡Ponte a salvo de la ardiente ira de YHVH!

Jesucristo no necesita de INTERMEDIARIOS EN LA TIERRA, sea la iglesia que sea, católicos, adventistas, testigos de jehova, protestantes, etc.  TODOS ESTÁN CONTAMINADOS!  El ANTICRISTO es un SISTEMA COMPLETO!.

Joe 1:5 ¡Despertad, borrachos, y llorad! ¡Gemid, bebedores todos, Porque el licor os es quitado de la boca! Joe 1:6 Porque un pueblo fuerte e innumerable invade mi tierra, Tiene colmillos de león y quijadas de leona.
Joe 1:7 Ha convertido mi vid en desolación, ha desgajado mi higuera, La ha descortezado y derribado, y ha dejado blancos sus sarmientos.Joe 1:8 ¡Laméntate cual doncella ceñida de saco Por el marido de su juventud!
Joe 1:9 En la Casa de YHVH se ha quitado la ofrenda y la libación, Los sacerdotes hacen duelo, Los ministros de YHVH. Joe 1:10 El campo está asolado, La tierra está de luto, Porque el trigo ha sido devastado; El mosto se secó, y el aceite se ha agotado.Joe 1:11 ¡Avergonzaos labradores; Gemid viñadores, Por el trigo y la cebada, Porque la mies del campo se ha perdido!Joe 1:12 La vid está seca, la higuera marchita, Lo mismo el granado, la palmera y el manzano; Todos los árboles del campo están secos, Y hasta el gozo de los hombres se ha agotado.Joe 1:13 ¡Vestíos de luto, sacerdotes! ¡Gemid, ministros del altar! ¡Pernoctad en saco,° ministros de mi Dios! Porque la ofrenda y la libación Se ha quitado de la Casa de vuestro Dios.Joe 1:14 ¡Proclamad un ayuno santo! ¡Convocad a solemne asamblea! ¡Reunid a los ancianos, y a todos los moradores de esta tierra, En la Casa de YHVH vuestro Dios, y clamad a YHVH!Joe 1:15 ¡Ay de ese día! Porque cercano está el día de YHVH, Llegará como azote aparejado por ’El-Shadday.

http://laverdadysololaverdad.wordpress.com/2012/03/02/la-masoneria-creo-el-adventismo/

PREDICADOR ADVENTISTA DISTORSIONA EL REINO DE DIOS POR CULPA DE LOS ERRADOS COMENTARIOS BÍBLICOS DE SU MENTORA, ELENA G. WHITE

Este predicador adventista del Séptimo Día refleja el pensamiento de la secta sobre el Reino de Dios, cuando dice que éste es el remanente de Dios, la iglesia Adventista, la cual ahora debe hacer la voluntad de Dios en la tierra durante esta era de la Gracia. Esto es parecido a lo que enseñó Agustín de Hipona, quien dijo que la iglesia organizada era el Reino de Dios en la tierra, y que ella estaba ya reinando y haciendo la voluntad de Dios en la tierra. Es obvio que los Adventistas del 7mo Día , como los católicos romanos, no creen que el pueblo de Dios es Israel, y menos aún, que nosotros, los gentiles, estamos injertados en el tronco, el cual es precisamente Israel (Rom. 11). Es por esto que este predicador no habla para nada de la restauración del Reino de Dios a Israel, el mismísimo reino que fue suspendido en 587 AC por acción de Nabucodonosor, y que será restaurado nuevamente por Cristo en su segunda venida. Y lo más grave aún es que este señor cita Hechos 1:3,6,7 dónde se habla claramente y directamente de la restauración del reino a ISRAEL (no al supuesto remanente Adventista del 7mo Día)— ¡Cuánta es su ceguera, por Dios!

Finalmente, si bien es cierto que los santos componen un reino de reyes y sacerdotes, la Biblia también enseña que el reino es un DOMINIO MUNDIAL DIVINO  que los santos HEREDARÁN  O RECIBIRÁN  en la segunda venida de Cristo en gloria (Mt. 25:31,34; Santiago 2:5, Daniel 7:22; Lc. 12:32).

Como pueden ver, ¡cuánta ceguera espiritual existe aún entre las diferentes sectas de la llamada “cristiandad” nominal. Y por favor no nos tomen a mal, pero es nuestro deber aclarar las cosas para que la gente no viva engañada con falsas esperanzas que no salvan a nadie. Sólo hay un evangelio salvador del reino y éste debe ser presentado con la mayor exactitud posible (Gál. 1:6-9).

Para entender el verdadero Reino de Dios vean mi sitio exclusivo sobre el Reino:

www.eladaliddelaverdad.over-blog.es

EL ADVENTISMO DEL SÉPTIMO DÍA HA TRASTOCADO COMPLETAMENTE EL REINO DE DIOS

Los Adventistas como los mormones, los Testigos de Jehová, los evangélicos, y los católicos, han trastocado el verdadero significado del reino de Dios, llevándolo a una esfera espiritual, o a signficados que nada tienen que ver con lo que Jesús enseñó. Los adventistas conceptúan el milenio como que la tierra será desolada y que el diablo y sus demonios serán los únicos que queden en ella, mientras que la iglesia es trasladada al cielo para estar con Cristo. Esta creencia adventista no puede sostenerse con la Biblia.

LA HISTORIA OCULTA DEL ADVENTISMO DEL SÉPTIMO DÍA

 

INTRODUCCIÓN

Antes de que usted deseche este blog (si es que usted es adventista) le pediremos que observe esta fotografía:

Obelisco iluminati en la tumba de Ellen G. White

En la tumba de Ellen G White, profetiza y fundadora de la Iglesia Adventista del séptimo Día, se encuentra este monumento. Este obelisco lleva inscrito, en la parte inferior, el nombre de la mujer que diera vida a una organización que en la actualidad cuenta con más de 13’000,000 de miembros en todo el mundo.

Ahora observe esta fotografía:

Este obelisco se encuentra en la tumba del esposo de Ellen G. White, el señor James White, quien fuera otro de los fundadores de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

EL OBELISCO EN LA HISTORIA DE LA RELIGIÓN

El obelisco, llamado Tejen en el lenguaje de la antigua
Religión egipcia, era un monumento pagano cuyo nombre (Tejen) significaba “protección” o “defensa”. La aguja de piedra tenía la función de la perforación de las nubes y la dispersión de las fuerzas negativas, y fue colocado en el templo como símbolo de un rayo petrificado. La palabra “Obelisco” proviene del griego obeliskos, es decir, una punta de hierro para tostar.

Era una piedra frecuentemente monolítica, de base cuadrangular, colocada en posición vertical y terminada con una parte superior en punta. Se ubicaba en el centro de los espacios abiertos en los templos de Ra, el dios solar.

Entre los obeliscos conocidos destaca una gran piedra sagrada que se planteó en el Templo de Heliópolis, la “Ciudad del Sol”.

Al igual que con las pirámides, este monumento tenía una relación primitiva con el culto solar.

La parte superior del obelisco era el punto de una formación piramidal que coronaba el monolito y descansaba sobre una base.
El obelisco solía ser enchapado en oro, un metal que los egipcios consideraban como la “carne de los dioses”.

Estatua de del faraón Sesostris I erigida al costado de su Obelisco en Heliopolis. Este obelisco fue construido 1942 años a.C.

Ahora veamos este dibujo que representa la re-erección, en 1586, del obelisco que adorna la plaza de San Pedro en Roma, Italia. Este obelisco fue traido a Roma por el emperador Calígula el año 37:

La siguiente es una fotografía actual del obelisco de la plaza de San Pedro:

Sabemos que para cualquier adventista, que ve estas fotos por primera vez, resulta una verdadera sorpresa saber que sobre la tumba de sus fundadores se yergue un obelisco. Pero hay más sorpresas.

EL ENTIERRO DE ELLEN G. WHITE

La siguiente fotografía fue tomada el día del funeral de Ellen G. White:

El funeral de la Sra. Ellen G. White fue el 24 de julio de 1915, la misma fecha que fue tomada esta fotografía. Sin embargo, Ellen no fue enterrada sino hasta 33 días después.

El 22 de marzo de 1999, Bill Fagal, de la Sucursal Ellen G. de White Estate de la Universidad Andrews, escribió por correo electrónico a D. Fischer lo siguiente: “Su funeral (el de Ellen G. White) tuvo lugar el sábado, 24 de julio de 1915. Sin embargo, ella no fue realmente enterrada sino hasta el Jueves, 26 de agosto”.

CUARENTA Y TRES DÍAS SIN ENTERRAR

En una carta, fechada el 15 de octubre de 1915, James Edson White menciona lo siguiente respecto de este extraño incidente:

“Hubo algunas cuestiones mencionadas en tu carta del 17 de septiembre que no he respondido. Has preguntado en relación con el entierro de la madre. Creo que lo he explicado a usted plenamente, indicando que fuimos al lugar unas tres semanas después del funeral y la vimos colocada en el sepulcro que se había preparado para ella. Por supuesto, su cara había cambiado considerablemente, y sin embargo, se había conservado tan bien como yo podía esperar.

¿ENTIERRO INCONCLUSO?

Ellen G. White murio el 16 de julio de 1915. El 24 de Julio de 1915 se llevó a cabo su funeral. Sin embargo, ella no fue realmente enterrada sino hasta el Jueves 26 de agosto (33 días después de su funeral). Leamos este correo que el Elder (o Anciano Adventista) William Fagal envió al señor Dennis Fischer:

“La tumba fue abierta en la tarde del sábado, cuando el féretro fue llevado al cementerio. Hay testimonios que dicen que fue bajado a la tumba esa tarde y que se arrojó sobre el feretro un poco de tierra. Pero era un día de reposo, y por eso no me sorprende que la tumba no fuera cerrada en ese momento, pero un poco de tierra fue simbólicamente arrojada sobre el feretro en la tumba abierta.”

Es evidente que William Fagal trata de justificar el retraso de 43 días (33 días después de su funeral) en el entierro de Ellen. Sin embargo, al tratar de explicar lo “natural” que resulta no enterrar a una persona en día de reposo, el elder William Fagal (del White Estate) ofrece un detalle que era completamente desconocido para los investigadores hasta ese momento (esta información se hizo pública el 20 de febrero de 2007): el día del entierro de Ellen G. White se arrojó un poco de tierra sobre su feretro.

Este detalle, aparentemente trivial, resulta revelador para aquellos que entienden, o conocen, de ocultismo.

UN CADAVER DE 43 DÍAS

Luego del deceso de una persona, el cuerpo de ésta empieza a descomponerse rapidamente. Esta descomposición es estudiada por varias ciencias. Estas ciencias entran dentro de lo que se conoce como medicina forense.

La descomposición, de un cuerpo muerto, se puede simplificar en dos etapas: En la primer etapa, se limita a la producción de gases. En la segunda etapa, se forman fluidos y la carne comienza a descomponerse.

La descomposición comienza en el momento mismo del deceso, causado por dos factores: autólisis, la ruptura de tejidos por los propios compuestos químicos internos del cuerpo y enzimas; y putrefacción, la ruptura de tejidos causada por bacterias. Estos procesos liberan gases que son las principales fuentes del característico hedor de los cadáveres. Estos gases inflaman el cuerpo.

Basta sólo una semana (7 días), después de un deceso, para que un cadaver esté en una condición verdaderamente deplorable.

El cadaver de Ellen G. White estuvo 43 días después de su muerte, y 33 días después de su funeral, sin ser enterrada. La palabras mismas de James Edson White no dejan lugar para dudas: “fuimos al lugar unas tres semanas después del funeral y la vimos colocada en el sepulcro que se había preparado para ella. Por supuesto, su cara había cambiado considerablemente”.

¿Por qué el cadaver de Ellen G. White permaneció 43 días sin ser enterrado?

Para conocer la respuesta, a esta pregunta, lo primero que tenemos que saber es que el liderazgo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día está comprometido con el ocultismo.

Ellen G. White, profetiza de la Iglesia Adventista del 7mo. Día, su cuerpo estuvo 43 días sin ser enterrado.

EL LOGO DE LA IGLESIA ADVENTISTA

Este es el logo actualizado de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Está compuesto por una Biblia abierta en la base, una llama que simboliza el mensaje de los 3 ángeles y el Espíritu Santo, y una esfera (en el centro y abrazada por las llamas del Espíritu Santo) que representa la Tierra:

Este logo, sin embargo, es una representación muy trabajada de lo que, en circulos ocultistas, se conoce como el “Ojo que Todo lo Ve”. Este “Ojo” se ubica dentro de una “Pirámide”. Además, las tres llamas de la flama, que abraza al ojo que todo lo ve forman el numero 666. A continuación mostraremos una representación del ojo que todo lo ve:

El “Ojo que Todo lo Ve” dentro de la “Pirámide” puede representarse en varias formas subliminales u ocultas. Veamos, por ejemplo, esta seña que se hace con las manos en las lógias Thelema (organización fundada por Aleister Crowley [famoso ocultista inglés]), y que representa el “Triangulo de Fuego” (otra forma de representar al “ojo que todo lo ve” dentro de una “pirámide”):

La piramide es el símbolo de la jerarquía espiritual de la nueva era, y es en su apice en donde se encuentra “el ojo del dios” de los Iluminati, el cual es Lucifer.

Ahora mostraremos la cubierta, de la edición de octubre de 2003, de la revista Ministry – International Journal for Pastors, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día:

Nótese que la tierra ocupa la posición de la pupila del “ojo que todo lo ve”. Nótese, también, que la parte superior amarilla se asemeja a una llama. Finalmente, obsérvese como las manos representan el número seis. ¿Puede ver ahora el paralelismo, en simbolismo y significado, con el logo adventista?

Es importante entender que el triángulo piramidal ocupa siempre una posición central y que, además, para los Iluminati, está situado expresamente entre el sol y la luna. Por lo tanto, el ojo contenido en el triángulo no debería estar representado en forma de un ojo ordinario, derecho o izquierdo, puesto que en realidad el sol y la luna corresponden respectivamente al ojo derecho e izquierdo del “Hombre Universal”. Para que el simbolismo sea enteramente correcto, ese ojo debe ser un ojo “frontal” o “central”, es decir, un “tercer ojo”.

Veamos ahora este logo de “Educación Adventista”:

Esta figura muestra la forma original básica del logo de la Iglesia Adventista. Aquí podemos ver el logo de la Iglesia Adventista del Septimo Día, tal como aparece en su página oficial:

 

En su origen este logo no mostraba a la tierra esférica en su centro, sino que mostraba el espacio ocupado por una esfera imaginaria (el globo ocular). Ahora observemos con cuidado la cruz, ésta se extiende más hacia arriba que hacia abajo; es decir, es en realidad una cruz invertida.

DESCIFRANDO EL LOGO ADVENTISTA

Cuando uno trata de descubrir el significado “oculto” de algo, siempre debe consultar con los expertos para resolver, satisfactoriamente, sus dudas. Es fácil aceptar la interpretación que “alguien de confianza” (sobre la base de ciertas creencias) pueda proporcionar.

Por ejemplo, usted puede pensar: “debe significar lo que el pastor dice que significa, porque él no mentiría ni estaría involucrado con algo contrario a la fe cristiana“. Por lo general, sólo una minoría en la parte superior sabe realmente que es lo que está pasando.

Conforme vayamos develando el significado secreto detrás de este “logo”, es posible que usted no pueda creer lo que vamos a compartir. Puede ser que la información que demos esté mucho más allá de su capacidad de comprensión (o de aceptación), tanto así que, es posible que rechace todo lo que tenemos que decirle.

Los maestros de la magia (iluminati) tienen significados duales (dobles) para ciertas cosas. Uno esotérico (oculto) y uno exotérico (revelado). El exotérico es para el rebaño mudo, el ganado, las masas. Esta es la categoría en la que, por ejemplo, le ponen a usted. A la mayoría de la gente le darán el significado exotérico aunque se reservarán el esotérico para ellos.

El significado exoterico ya lo mencionamos al comienzo de este Blog: La Biblia abierta (fundamento de la IASD), la cruz (símbolo cristiano), y las llamas (el mensaje de los 3 ángeles, y el Espíritu Santo). Hay también una esfera “implícita” que no está ahí, pero hay que “imaginar” que sí está. Se dice que es un “globo”

Esto, sin embargo, no es más que una máscara de la verdad esotérica en que ellos realmente creen.

Los satanistas generacionales creen que el Dios de la Biblia es un Dios del mal que tenía al hombre prisionero en el Jardín del Edén, engrilletado con las cadenas de la ignorancia; y que el hombre fue puesto en libertad por Lucifer, con el don de la inteligencia, y que Lucifer es el Dios de la luz, no Jesucristo.

Por lo tanto, el logo adventista en realidad contiene los siguientes elementos:

1.- Una Biblia Partida (un mensaje partido, una verdad a medias)
2.- Una cruz invertida (un símbolo satánico)
3.- La Pupíla del “Ojo que Todo lo Ve”
4.- Un triángulo imaginario formado por los extremos de la Biblia abierta y la parte superior de la flama (la pirámide que alberga el “ojo que todo lo ve”)
5.- El número 666 simbolizado por la esfera central y las tres lenguas de fuego que la envuelven.

Descubramos este último elemento del logo adventista:

El número 666, de acuerdo con las escrituras, es la marca con la que se identifican tanto las personas como las organizaciones al servicio de Satanás. Los líderes principales de la Iglesia Adventista del Septimo Día son satanistas.

La Cruz Invertida y el 666 en Cultos Satánicos:

La siguiente fotografía muestra el mensaje dejado por los asesinos de una niña llamada Rachel Runyan, secuestrada en Utah el 26 de agosto de 1982. En el mensaje está rubricado con una cruz invertida acompañada de tres números seis:

El mensaje dice: “Cuidado, aún estoy libre. Yo maté a la pequeña niña Runyan. Recuerden, cuídense”.

Este caso fue incluso llevado al famoso programa “Misterios Sin Resolver”.

UN FRENTE ILUMINATI

La Iglesia Adventista también es un frente Illuminati muy importante, quizás más importante aun que Columbia Pictures. La iglesia Adventista constituye un frente religioso. ¿Más pruebas?

Observen esta foto:

No hace falta decir quién es el hombre con atuendo blanco en esta foto. El Papa Juan Pablo II está estrechando la mano de un hombre con terno negro y corbata gris.

¿Quién es este hombre de anteojos con terno negro y corbata gris?

Este hombre, a quien Juan Pablo saluda, es Bert B. Beach. El señor B. B. Beach es uno de los líderes prominentes de la Conferencia General Adventista.

Esta fotografía salió publicada el 8 de noviembre de 2001 en la página 10 de la revista “Adventist Review”.

Pero alguién se preguntará: ¿Qué tiene de malo que uno de los líderes principales de la Iglesia Adventista del 7mo Día estreche la mano del Papa?

Debemos decir que, para nosotros, no es malo que los enemigos se saluden (los adventistas siempre han enseñado que la Iglesia Católica es una apostasía de la Iglesia verdadera de Cristo).

El problema aquí es el saludo en sí. Observen con cuidado la posición de los dedos de la mano. Fíjense en la posición del dedo pulgar del lider adventista. Es una seña Iluminati.

Éste no es un saludo tradicional. Ésto es, en realidad, una contraseña. Para que funcione como tal, el pulgar de la mano derecha de uno de los participantes debe hacer presión sobre el nudillo del dedo indice de la otra persona.

Esta seña es muy antigüa, y era enseñada por los grandes maestres de las sociedades secretas de la antigüedad.

Este dibujo del antiguo dios babilónico, Nebo, extraido de un diccionario Bíblico, lo grafica instruyendo a sus adeptos en los puntos más finos de la utilización de señales con las manos o el intercambio de apretones misterioso (observe como el pulgar hace presión sobre el nudillo del dedo índice). De hecho, el título Nebo significada “intérprete de los dioses”, y se entendía que era el Dios del aprendizaje y de las letras. El nombre del rey Nabucodonosor de la Biblia, en el libro de Daniel, deriva de Nebo. Este corte se encuentra en el British Museum, Londres:

A lo largo de la Historia, sólo se ha conocido a cuatro grupos de personas entre cuya membresía se efectuaba (o efectúa) este tipo de señas; los sacerdotes babilónicos, los sacerdotes del templo de Salomón (que sólo efectuaban estas señas dentro del templo), los masones, y los iluminati.

Cuando los miembros de ciertas oganizaciones religiosas (llamese Testigos de Jehová o Adventistas) se esfuerzan en demostrar que sus líderes principales (llámese Charles T. Russell o Ellen G. White) no eran masones, en realidad están desenterrando a un muerto al que no ven. Si Charles T. Russel y Ellen G. White no eran masones, ¿por qué conocían los signos y señas de los grados más altos de la masonería?

¿Quienes son los “ILUMINATI”?

En breves palabras, los Iluminati constituyen la organización satánica secreta más grande que existe sobre el planeta. Esta organización es la que, tras bambalinas, controla y dirije muchos organismos de poder e influencia en el mundo. Entre esos organismos destacan las cúpulas que gobiernan ciertas organizaciones religiosas “cristianas” (ej. el Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová).

¿Por qué Ellen G. White permaneció 43 días sin ser enterrada?

Porque muchas de las personas que acompañaron a Ellen G. White eran satanistas generacionales.

El Obelisco Iluminati, el Ingreso de su feretro al nicho, la arena que se vertió sobre su feretro el día de su funeral, los 43 días que transcurrieron después de su muerte sin que se completase su entierro, etc.

Ahora bien, es posible que algún adventista pueda preguntarse: “¿por qué se arrojó tierra sobre Ellen G. White, el 24 de julio de 1915, y no se la terminó de enterrar ese mismo día?”. La respuesta es, en realidad, muy simple: Al arrojar tierra sobre el cadaver de Ellen, en la tumba abierta, los líderes adventistas principales engañaron a aquellos adventistas asistentes (al funeral) que no sabían nada de pactos secretos, ocultismos, iluminatis, etc. Estos adventistas ordinarios se retiraron del cementerio creyendo que Ellen G. White ya descansaba bajo tierra muy bien enterrada.

Cosas similares son practicadas, aun hoy, por organizaciones satanistas. Un ejemplo de ello lo podemos ver en el caso de Michael Jackson. Este famoso cantante, hundido hasta la coronilla en el fango del satanismo, fue enterrado dos meses después de su fallecimiento. Su cuerpo fue enterrado sin cerebro.

¿COHARTADA?

Una de las “explicaciones”, que han ensayado algunos líderes adventistas, respecto del retraso de 43 días para enterrar a la señora White, es que ellos tenían miedo de que agún doctor fanático quisiera desenterrarla para examinar su cerebro*.

¿QUÉ ES EXACTAMENTE LO QUE (SEGÚN LOS LÍDERES ADVENTISTAS) QUERÍAN HACER ALGUNOS DOCTORES CON EL CADAVER DE ELLEN G. WHITE?

La respuesta es muy simple: querían hacer con Ellen lo mismo que satanistas modernos han hecho con Michael Jackson; sacarle el cerebro.

Homenaje a Michael Jackson después de su muerte. Obsérvese los símbolos ocultistas que aparecen en la pantalla gigante. Nótese también los ojos del primer cantante. Michael Jackson fue enterrado, sin cerebro, dos meses después de su fallecimiento.

INTERROGANTES:

¿Cómo sabían, los líderes adventistas, que alguien quería sacarle el cerebro a Ellen? Si esa información era correcta, ¿en qué ayudaba el mantener el nicho, de la señora White, abierto y con su cadaver expuesto por tanto tiempo? ¿No hubiese sido mejor terminar de enterrarla y, luego, vigilar el lugar?¿Cómo se sentiría usted, respetado lector, si sabe que el cadaver, de algún familiar, quedará expuesto por mucho tiempo, en un cementerio?

SATANISTAS GENERACIONALES

En esta foto se puede ver a Jean Paulsen, Pastor y Presidente de la Conferencia General Adventista, haciendo (en uno de sus discursosdos) señas satánicas características. Primera seña: índice y meñique hacia delante, cordial y anular recogidos. Segunda seña: índice, cordial y anular unidos, meñique y pulgar separados. La gran mayoría de sus escuchas ignora, por completo, el significado de estas señas, y la razón por la cual la efectúa en su disertación.

Ahora mostraremos un cuadro con diferentes símbolos satánicos:

Traducción de palabras en francés:

Symboles sataniques: Símbolos satánicos
Bouc: Cabra
Satan + Diane: Satanás + Diana
Position des doigts: Posición de los dedos
Initiale de satan: Inicial de Satanás

Observe con atención estas fotografías. Mire la posición de los dedos de la mano de Jan Paulsen:

Nuevamente, pulgar y meñique separados índice, cordial y anular juntos:

Jean Paulsen, pastor y presidente de la conferencia general de la IASD, es un satanista.

LA IASD Y LA ICAR:

Ahora quisieramos que observe atentamente a este hombre:

Este señor es Samuele Bacchiocchi, un erudito adventista reconocido internacionalmente. Este erudito adventista se graduó (¡oh sorpresa!) en una universidad jesuita llamada “Pontifica Universitas Gregoriana”. Notese el símbolo que lleva en su pecho.

A continuación, otra prueba, irrefutable, de que la élite adventista está absolutamente vinculada con los jesuitas:

Diploma que acredita a Samuele Bacchiocchi, erudito adventista hasta el día de su muerte, como sacerdote Jesuita.

EL DINERO: LA CLAVE PARA ENTENDER A LOS SATANISTAS

Uno de los satanistas más conocidos, Michael Jackson, da la clave, en la letra de una de sus canciones, del fundamento de la existencia de los satanistas:

Video de la canción “money” subtitulada en español. Notese que la frase final del coro, “Even sell my soul to the devil”, se repite más de diez veces en toda la canción.

Cuando satanás tentó a Jesús, en el desierto, le dijo lo siguiente:

Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.” (Lucas 4:5-7)

Las riquezas, y la fama, son los dos grandes elementos que usa el enemigo para conseguir a sus más grandes aliados en esta tierra. Muchos artistas, políticos y líderes religiosos decidieron, o han decidido, por voluntad propia, ser siervos del adversario: Ignacio de Loyola, Pio XII, Hitler, Michael Jackson, Joseph Stalin, los Miembros del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová, Jean Paulsen, etc.

Este compromiso, supone involucrarse en temas muy delicados. Veamos este video en elque Michael Jackson envía muchos mensajes subliminales; entre ellos, el de un sacrificio humano en la parte final del video:

ABRIENDO LOS OJOS (¿O ABRIENDO EL OJO?)

Es evidente que, para cualquier persona que ignore el lenguaje ocultista, la información que daremos a continuación puede resultar difícil de entender. Sin embargo, si presta atención con cuidado descubrirá que Ellen G. White no era una profetiza de Dios sino algo totalmente diferente:

“EL OJO QUE TODO LO VÉ” es una expresión muy conocida y usada en el ocultismo. En los escritos masónicos, y en los documentos que se han descubierto de los Iluminati, esta expresión es ampliamente utilizada.

Charles Vail, masón y ocultista, escribió lo siguiente respecto del “ojo que todo lo ve”: “El OJO QUE TODO LO VE es un símbolo de la más alta clarividencia y los grandes maestres siempre han poseído esta visión. Este “OJO” siempre era colocado en los templos egipcios y representaba el ojo de Dios que nunca dormía.”

En los rituales de los Iluminati el OJO QUE TODO LO VE se “abre”. ¿Qué quiere decir eso? Eso quiere decir que el “gran maestre” se convierte en un “recipiente” del mismo Dios de los Iluminati (que ya sabemos quien es). Es decir, el “gran maestre” es como un vaso vacío que será ocupado por el Dios de los Iluminati (que vendría a ser como el agua que llena el vaso).

Veamos algunos ejemplos del uso que hace Ellen G. White de esta expresión:

“Sabiendo que el “OJO QUE NUNCA DUERME, Y QUE TODO LO VE” estaba sobre él” Octubre de 1893 (FE 230.2).

“Las cosas más secretas estan abiertas delante de su “OJO QUE TODO LO VE” RH., Julio 31 de 1900, Medical Ministry (1932), página 133, párrafo 2.

“Aquellos actos engañosos, con los motivos ocultos de los ojos humanos, pero discernidas por el “OJO QUE TODO LO VE” de Jehová.” Our High Calling (1961), página 283, párrafo 3.

“Dios los cuidaba y su “OJO QUE TODO LO VE” estaba sobre ellos.” Testimonios para la Iglesia Volumen 1 (1855-1868) página 19, párrafo 2

“Este “OJO QUE TODO LO VE” está siempre sobre tí” Manuscript Releases Volumen 3 [Nos. 162-209] (1990) página 52, parrafo 1

“El”OJO QUE TODO LO VE” de Dios lee sus corazones” (EW 233.2)

“Nada está oculto del “OJO QUE TODO LO VE” de aquel con el que tenemos que ver” (Testimonios para la Iglesia Volumen I, (1855-1868), página 468, párrafo 1)

“El “OJO QUE TODO LO VE” de Dios nota los defectos de todos” (Testimonios para la Iglesia Volumen 5, (1882-1889), página 95, párrafo 3)

“Ellos deben darse cuenta de que su “OJO QUE TODO LO VE” está siempre sobre ellos, y que incluso conoce el pensamiento más secreto” (Testimonios para la Iglesia Volumen 5, (1882-1889), página 147, párrafo 2)

“Qué cambios se verían si todos los que ocupan puestos de responsabilidad se dieran cuenta que están trabajando bajo la mirada del “OJO QUE TODO LO VE” de Dios”. (Testimonios para la Iglesia Volumen 8, (1904), página 168, párrafo 1)

“El “OJO QUE TODO LO VE” de Dios” (Testimonios sobre Comportamiento Sexual, Adulterio y Divorcio, página 101, párrafo 3)

La expresión “EL OJO QUE TODO LO VE” no se encuentra en la Biblia. Sin embargo, Ellen G. White utilizó esta frase docenas de veces (aquí sólo hemos mencionado algunos ejemplos).

Ahora bien, “EL OJO QUE TODO LO VE” es un símbolo clave dentro de las sociedades ocultistas (ejemplo: Masones, Rosacruces).

Los expertos ocultistas entienden perfectamente el significado de este emblema: “Nuestro hermoso sello es una expresión de ideas ocultas” (Wycoff, H. S. El Gran Sello Americano. La Luz Mística, Revista de los Rosacruces, Página 56)

Para que el uso de la expresión “EL OJO QUE TODO LO VE” pueda asociarse con el ocultismo (o, más precisamente, con la mágia de alto nivel) es necesario que existan otros elementos, otras expresiones, que permitan inferir el real significado que dicha frase tiene para el que la usa. En los escritos de Ellen G. White aparece otra frase clave que nos permite descubrir el secreto. Esa frase es “EL SANTO VIGILANTE”.

Antes de explicar el verdadero significado de esta frase reproduciremos algunos párrafos de los escritos de Ellen G. White donde aparece esta cita:

“El “VIGILANTE SANTO” de los cielos está presente en esta estación” (El Deseado de Todas las Gentes, Página 250)

“Ese mismo “VIGILANTE SANTO” que dice: “Yo conozco a Abraham”, también conocía a Cornelio, y envió a su Ángel con un mensaje para el hombre que había recibido y mejorado toda la luz que Dios lehabía dado” (Hechos 10:4-6, 2SM 217.1)

“¿Por qué no deberíamos esperar que el “VIGILANTE SANTO” venga a nuestras escuelas?” (Consejos para los Padres, Profesores y estudiantes (1913), página 370, párrafo 2)

“En todo lugar, a toda hora del día hay un “VIGILANTE SANTO” (That I May know Him [1864], página 234, párrafo 2)

“¿Consideran que hubo un “VIGILANTE”, el Santo, que estaba siendo testigo de su obra mala…?” (Manuscript Releases, Volumen 8 [Nº 526-663](1990), página 316, párrafo 3, Título del Capítulo: MR Nº 612 – Personal Testimony for a Worker in a Responsible Position)

La expresión “VIGILANTE SANTO” sólo aparece en un capítulo de la Biblia (Daniel 4). En ese capítulo Nabucodonosor, rey de Babilonia, le cuenta su sueño a Daniel:

“Vi en las visiones de mi cabeza mientras estaba en mi cama, que he aquí un vigilante y santo descendía del cielo.” (Daniel 4).

Ahora bien, aun cuando el término “vigilate”, aplicado a un ser superior, es tan extremadamente escaso en la Biblia; sin embargo, en los círculos ocultistas no lo es.

Para los magos, las brujas, los hechiceros, los satanistas, etc. un “VIGILANTE” puede ser un cuadro o cualquier objeto que tenga uno o más ojos en él. Este objeto, o cuadro, se coloca, o cuelga, en algún lugar para actuar como una especie de espía. Puede ser ubicado dentro de su habitación, su sala, o su oficina, o en una esquina de su casa (¡Advertencia!: lo que voy a explicar ahora tiene que ver exclusivamente con ocultismo de alto nivel). Actúa, más o menos, como un micrófono o una cámara oculta. Más tarde, el objeto vuelve a las manos del hechicero quien podrá saber todo lo que hizo la persona a quién se quiere “vigilar”. El que revela todo los hechos de la persona “vigilada” no es, evidentemente, el objeto sino un espíritu malo (un demonio) a quien, mediante un ritual específico se le ha encargado la tarea de vigilar. Este espíritu es el verdadero “vigilante”. Es ese espíritu el que está en la oficina, en la habitación, o en cualquier lugar en el que se haya ubicado el “objeto con ojos”.

EL “DIEZMO” ADVENTISTA”

Como vampiro que succiona la sangre de su victima, los satanistas se alimentan de buena parte de los millones de dolares, en Diezmos y Donativos, que semanalmente aportan los fieles adventistas (quienes, por supuesto, ignoran todo esto).

Veamos algunas declaraciones de líderes prominentes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día:

“El DIEZMO es del Señor, y los que interfieren con él serán castigados con la pérdida de su tesoro celestial e irán al infierno a menos que se arrepientan”. Ellen G. White (“Counsels on Stewardship” [Consejos sobre Mayordomía], pp. 101, 102.)

y”Recordemos que cuando la iglesia decide que el entregar el diezmo es un requisito para ocupar cierta posición, la iglesia no se refiere a si una persona será salva o no. No hay absolutamente ninguna duda de que los que roban a Dios en los diezmos y las ofrendas se perderán”. (Is Tithing a Requirement For All Church Officers? Letter by SDA Pastor Bob Forss, November 1994 [¿Es el Diezmar un Requisito Para Todos los Oficiales de Iglesia? Carta del Pastor Adventista Bob Forss, Noviembre de 1994])

Por lo tanto, los adventistas que no pague sus diezmos “serán castigados con la pérdida de su tesoro celestial e irán al infierno a menos que se arrepientan“. Ellen G. White (“Counsels on Stewardship” [Consejos sobre Mayordomía], pp. 101, 102.)

Una imposición sicológica muy sutil, no cabe duda.

¿UN ROBO?

Cada vez que se les pregunta, a los líderes principales adventistas, sobre los Diezmos ellos responden: “No lo decimos nosotros, es un mandamiento que está en la Biblia”, e inmediatamente muestran el siguiente pasaje:

“¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa” (Malaquías 3:8-10)

Al hacer esto los líderes adventistas están enseñando sólo parte de la verdad.

Enseñar parte de la verdad es un elemento clave en el “modus operandi” de los Iluminati.

De acuerdo con las escrituras cualquier tipo de “donativos” o “diezmos” debe ser administrado por sacerdotes que pertenecen a dos órdenes sacerdotales; el Sacerdocio según el Orden de Melquisedec, y el Sacerdocio según el orden de Aarón (o Sacerdocio Levítico), veamos:

CIERTAMENTE LOS QUE DE ENTRE LOS HIJOS DE LEVÍ RECIBEN EL SACERDOCIO, TIENEN MANDAMIENTO DE TOMAR DEL PUEBLO LOS DIEZMOS SEGÚN LA LEY, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham. (Hebreos 7:5).

Sin embargo, el primer sacerdote que recibió los diezmos no fue del orden de Leví. Melquisedec, cuyo nombre significa “Rey de Justicia”, recibió los diezmos (de manos de Abraham) muchos años antes de que naciera Leví:

PORQUE ESTE MELQUISEDEC, REY DE SALEM, SACERDOTE DEL DIOS ALTÍSIMO… A QUIEN ASIMISMO DIO ABRAHAM LOS DIEZMOS DE TODO; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz; sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre. Considerad, pues, CUÁN GRANDE ERA ÉSTE, A QUIEN AUN ABRAHAM EL PATRIARCA DIO DIEZMOS DEL BOTÍN.” (Hebreos 7:1-4)

Cristo, en su rol de sumo sacerdote, pertenecía precisamente al sacerdocio según el orden de Melquisedec. Este sacerdocio reemplazó al sacerdocio de Aarón como autoridad para administrar en los asuntos del Señor:

Y AQUÍ CIERTAMENTE RECIBEN LOS DIEZMOS HOMBRES MORTALES; PERO ALLÍ (refiriéndose a Melquisedec), UNO DE QUIEN SE DA TESTIMONIO DE QUE VIVE. Y por decirlo así, EN ABRAHAM PAGÓ EL DIEZMO TAMBIÉN LEVÍ, QUE RECIBE LOS DIEZMOS… Si, pues, la perfección fuera por el SACERDOCIO LEVÍTICO (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿QUÉ NECESIDAD HABRÍA AÚN DE QUE SE LEVANTASE OTRO SACERDOTE, SEGÚN EL ORDEN DE MELQUISEDEC, Y QUE NO FUESE LLAMADO SEGÚN EL ORDEN DE AARÓN? PORQUE CAMBIADO EL SACERDOCIO, NECESARIO ES QUE HAYA TAMBIÉN CAMBIO DE LEY” (Hebreos 7:5-12).

Todo sistema de pago de diezmos, administrado sin el Sacerdocio (ya sea de Aarón o de Melquisedec), no es reconocido por el Señor y es, por lo tanto, absolutamente injusto.

¿Por qué es injusto? Porque el hombre no puede prometer bendiciones de parte del Señor si no es su administrador legal reconocido. Cualquier sistema de diezmos administrado por hombres sin sacerdocio, sólo afectará la economía familiar. Bastará un ejercicio de lógica simple para darse cuenta de eso: La décima parte, para un rico, no afecta en nada la canasta familiar de éste; en cambio, para una familia pobre puede ser la diferencia entre comer o no un día de la semana.

Ninguno de esos dos sacerdocios existe en la Iglesia adventista. Nunca existieron en esta Iglesia. Ni James G. White ni Robert Stanley Folkenberg ni Jean Paulsen (actual presidente de la Iglesia Adventista del Septimo Día) tuvieron jamás alguno de estos dos sacerdocios. Por lo tanto, no hay autoridad de lo alto para pedir diezmos.

¿Con qué autoridad una organización, que no tiene ni Sacerdocio Aarónico ni Sacerdocio de Melquisedec, puede pedir dinero en “nombre del Señor”?
En realidad, todo ese dinero que recaudan las organizaciones religiosas, que no poseen el sacerdocio, se utiliza para enriquecer a unos pocos

EL ARTE DE OBTENER DINERO

Lo que más desean los satanistas generacionales es el dinero. Satanás logró apoderarse de sus corazones gracias a las promesas de riquezas; oro y plata.

No existe otro arte que hayan desarrollado mejor que el de saber como obtener ingentes cantidades de dinero. Para ello los satanistas hacen uso de ciertos individuos (tontos útiles) que ignoran por completo el convenio (o pacto) que las esferas más altas, de la Iglesia Adventista, han hecho con el Padre de Todas las Mentiras.

Veamos este video y examinemoslo. En él el pastor Fermin Olguin del Valle, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, solicita (de manera magistral) el diezmo de los miembros de la iglesia. Su discurso contiene frases muy interesantes: “Como seres humanos todos somos egoistas desde pequeños…” “Cuando nos regalan un juguete, no queremos prestarlo…” “Arrastramos desde pequeños ese egoismo…” “Dios ha planificado como quitarnos este egoismo…” “Estamos en deuda con el cielo…” “Dios sólo desea que le devolvamos la decima parte de todo lo que tenemos…” “Dios ama al dador alegre…” “Dios desea que desarraiguemos cualquier egoismo que Satanás haya sembrado en nuestra mente…” En otras palabras, estamos frente a los ladrones más sutiles que el mundo haya visto jamás:

La Iglesia Adventista enseña una verdad parcial, una verdad partida, una media verdad, una mentira.

Recordemos el logo adventista; la Biblia partida:

Logo de la Iglesia Adventista con la Biblia partida (lo cual simboliza una verdad a medias, una verdad incompleta, una verdad sesgada, una mentira)

Una Biblia partida. ¿Quién enseña medias verdades? ¿Quién es el gran engañador? Satanás es el gran engañador. Él es el “Padre de la Mentira”. El fundamento de sus obras es el engaño. No debemos olvidar que la Iglesia Adventista está fundada en el engaño y el fraude.

El dinero. No existe nada que la cúpula que gobierna a la Iglesia Adventista desee más en este mundo. El amor por las riquezas no tiene límites en el corazón de los principales líderes adventistas.

El diezmo, en la época de Moisés, era administrado por el sacerdocio Aarónico (o levítico), y era en beneficio de los levitas y de los hijos de Aarón. El sacerdocio, que era la autoridad para administrar en los asuntos del Señor, era un elemento clave en el asunto de los Diezmos:

“Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. Y no se acercarán más los hijos de Israel al tabernáculo de reunión, para que no lleven pecado por el cual mueran. Mas los levitas harán el servicio del tabernáculo de reunión, y ellos llevarán su iniquidad; estatuto perpetuo para vuestros descendientes; y no poseerán heredad entre los hijos de Israel. Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad.” (Números 18:21-24)

“Los sacerdotes levitas, es decir, toda la tribu de Leví, no tendrán parte ni heredad en Israel; de las ofrendas quemadas a Jehová y de la heredad de él comerán. No tendrán, pues, heredad entre sus hermanos; Jehová es su heredad, como él les ha dicho. Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar. Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás; porque le ha escogido Jehová tu Dios de entre todas tus tribus, para que esté para administrar en el nombre de Jehová, él y sus hijos para siempre.” (Deuteronomio 18:1-5)

“Y que cada año traeríamos a la casa de Jehová las primicias de nuestra tierra, y las primicias del fruto de todo árbol. Asimismo los primogénitos de nuestros hijos y de nuestros ganados, como está escrito en la ley; y que traeríamos los primogénitos de nuestras vacas y de nuestras ovejas a la casa de nuestro Dios, a los sacerdotes que ministran en la casa de nuestro Dios; que traeríamos también las primicias de nuestras masas, y nuestras ofrendas, y del fruto de todo árbol, y del vino y del aceite, para los sacerdotes, a las cámaras de la casa de nuestro Dios, y el diezmo de nuestra tierra para los levitas; y que los levitas recibirían las décimas de nuestras labores en todas las ciudades; y que estaría el sacerdote hijo de Aarón con los levitas, cuando los levitas recibiesen el diezmo; y que los levitas llevarían el diezmo del diezmo a la casa de nuestro Dios, a las cámaras de la casa del tesoro.” (Nehemías 10:35-38)

La autoridad bajo la cual se administraban los diezmos y ofrendas era el sacerdocio. Antes de cristo era el sacerdocio aarónico, o levítico, después de la resurrección de cristo el sacerdocio de Melquisedec reemplazó al sacerdocio de los levitas como autoridad de Dios para administrar en la Iglesia de Jesucristo.

Los líderes de la Iglesia Adventista no poseen ninguno de estos dos sacerdocios. Ellos son sólo ladrones.

El Sacerdocio de Melquisedec reemplazó al Sacerdocio de Aarón como autoridad para administrar en los asuntos de la Iglesia de Jesucristo. Todos los mandamientos anteriores (incluyendo el “Diezmo”) quedaron abrogados al entrar en vigencia el Sacerdocio de Melquisedec:

“Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón? Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley;y aquel de quien se dice esto, es de otra tribu, de la cual nadie sirvió al altar. Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio. Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de Melquisedec se levanta un sacerdote distinto, no constituido conforme a la ley del mandamiento acerca de la descendencia, sino según el poder de una vida indestructible. Pues se da testimonio de él:
Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Melquisedec
.
Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia (pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios. Y esto no fue hecho sin juramento; porque los otros ciertamente sin juramento fueron hechos sacerdotes; pero éste, con el juramento del que le dijo: Juró el Señor, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Melquisedec.”
(Hebreos 7:11-21)

¿DÓNDE ESTÁN?

¿Dónde está el Sacerdocio de Melquisedec de la Iglesia Adventista?
¿Dónde están los doce apóstoles de la Iglesia Adventista del Séptimo Día?¿Por qué se llama “Iglesia Adventista”? ¿Por qué no se llama la “Iglesia de Jesucristo”?

La Iglesia Adventista del Séptimo Día no es la Iglesia de Jesucristo. La IASD no tiene ninguna relación con la Iglesia que fundó Cristo en el primer siglo. La Iglesia Adventista no tiene doce apóstoles que la dirijan. La Iglesia Adventista no posee ningún tipo de Sacerdocio. La ley del diezmo de la Iglesia Adventista es uno de los fraudes más grandes que existe en el mundo cristiano de nuestros días.

Al carecer de la autoridad de Dios para administrar, los líderes principales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se constituyen en ladrones de saco y corbata:

El amor desmedido al dinero, de los líderes principales de la Iglesia Adventista (y no su obediencia a lo que manda la Biblia), es lo que mueve el gran aparato financiero llamado “Diezmos y Ofrendas” de la IASD.

Un ejemplo claro de ello se puede ver en el caso del señor Robert Stanley Folkenberg, penultimo presidente de la Conferencia General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

El pastor Robert Stanley Folkenberg fue acusado de algo que en la justicia americana se conoce como “financial impropriety”.

Es evidente que el señor Robert no podía justificar su riqueza así que, para evitar que la “Imágen de la Iglesia” se viese afectada, renunció.

 

Fotografía del Pastor Robert Stanley, presidente de la Conferencia general Adventista hasta 1999 (año en el que renunciara intempestivamente tras ser acusado de irregularidades financieras).

FRAUDE Y ENGAÑO

El fraude y el engaño son pilares fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Los origenes de la Iglesia Adventista descansan sobre el fundamento de la mentira.

La IASD nació a partir del Movimiento Millerista de la década de 1840, que resultó ser una de las últimas oleadas de reavivamiento del Segundo Gran Despertar religioso.

El movimiento Millerista recibe su nombre de Guillermo Miller (predicador laico metodista nacido el 15 de febrero de 1782 en Pittsfield, Massachusetts). Al estudiar Daniel 8:14 Miller llegó a estar convencido de que la “purificación” de la que hablaba el profeta se refería al regreso de Cristo para purificar la Iglesia. Ocupando un razonamiento de “sentido común cristiano” (tal como el principio de interpretación profética de “un día por año”, a las profecías de Daniel y Apocalipsis) interpretó la profecía de “los 2300 días” de Daniel 8:14 concluyendo que la segunda venida de Cristo ocurriría “alrededor del año 1843”.

Aunque Cristo no vino en 1843, Millerno se dio por vencido y decidió cambiar de fecha. El movimiento Millerista culminó con el “movimiento del séptimo mes”, que enseñaba que el “ministerio sacerdotal de Cristo” culminaría con la purificación de la tierra, estableciendo la segunda venida de Cristo en o antes del 22 de octubre de 1844, coincidiendo con un Yom Kippur.

Como Cristo no regresó en esa fecha, el episodio se llegó a conocer como “el Gran Chasco” o “la Gran Decepción”.

La “Gran Decepción” significó, para muchos, la ruina económica.

La “Gran Decepción” marca un punto de quiebre entre el ocultismo y el cristianismo practicado por el liderazgo de la Iglesia Adventista. Las ideas ocultistas, que se habían mantenido escondidas en la epoca previa a la “Gran Decepción” (ahora se sabe que William Miller creía en la Cábala), surgieron como “Angel de Luz” después del chasco de 1844.

A partir de ese momento el Espíritu de Mentira se estableció, de forma definitiva, en el liderazgo de la ASD.

Contrario a lo que algunos investigadores piensan, Ellen G. White no fue masón (las mujeres no podían acceder a los rituales de la masonería en aquel tiempo). Es importante aclarar, en este punto, que la Masonería y los Iluminati, aunque tienen muchas cosas en común, son diferentes. Ambos comparten símbolos y señas pero los iluminati son satanistas generacionales. Los Iluminati son una “sociedad secreta”, la masonería no es una sociedad secreta sino “una organización que tiene secretos”. Es por ello que en la Tumba de Ellen G. White se encuentra un obelisco.

Hay algunos lectores adventistas, sin embargo, que han hecho notar que existe un memorial, en forma de obelisco, para una persona tan prominente como George Washington. No obstante, lo que estos lectores no han notado es que George Washington SÍ era masón. Además el Monumento a Washington no está en su tumba.

ELLEN G. WHITE Y EL PROBLEMA DEL PLAGIO

Uno de los grandes problemas que enfrenta la Iglesia Adventista en la actualidad, es la cuestión del plagio. Específicamente se afirma, que Ellen G. White copió aproximadamente el 80% de lo que escribió, sin reconocer sus autores originales, pero atribuyendo sus escritos a la inspiración divina.

En las últimas dos décadas, los investigadores han descubierto tal cantidad de evidencia probando el plagiarismo de Ellen White, que los líderes de la iglesia Adventista del Séptimo Día se ha visto obligados a emprender sus propias “investigaciones”.

En enero de 1980, el señor Walter Rea, quién había trabajado en el ministerio de la Iglesia Adventista desde 1940, y que en ese entonces era pastor y profesor de Biblia en escuelas, presentó a los dirigentes de la iglesia la evidencia que había descubierto. Rea demostró que Ellen White había copiado tanto material de otros autores que apenas si hay un pensamiento original en alguno de sus libros.

Esto estremeció terriblemente a la Iglesia Adventista del Séptimo Día en los Estado Unidos. En consecuencia, la Conferencia General se vió obligada a auspiciar una investigación de ocho años de duración de la propia iglesia, sobre el libro El Deseado de Todas las Gentes (“The Desire of Ages”) para establecer si ella realmente lo había plagiado de autores como Edersheim, William Hanna, Daniel March, Frederick Farrar, etc.

El equipo de investigación de la denominación estuvo dirigido por director del Departamento de Religión del Pacific Union Collage, Dr. Fred Veltman. Después de la presentación inicial del Dr. Veltman, se publicó un resumen en los números de octubre y diciembre de 1999, The Ministry, la revista oficial de la iglesia Adventista del Séptimo Día para el clero.

La mayoría de los pastores y laicos ASD no tienen ni idea de la existencia del informe Veltman, aunque el texto completo está disponible por medio del Pacific Union College. El informe oficial Veltman llegó con franqueza a la conclusión de que, no sólo había Ellen White copiado vorazmente las obras de otros escritores, sino que tanto ella como sus colaboradores habían mentido deliberadamente para ocultar la verdad. He aquí dos conclusiones del informe Veltman:

“Es de primordial importancia observar que la misma Ellen White, no sus asistentes literarias, compuso el contenido básico del texto de “Deseado de todas las gentes” (Desire of Ages). Al hacerlo, ella fue la única que tomó expresiones literarias (copió) de las obras de otros autores sin darles crédito como sus fuentes. Segundo, hay que reconocer que Ellen White usó escritos ajenos consciente e intencionalmente. … Ellen White, y otros que hablaban en nombre de ella, no admitieron, ni implícita ni explícitamente, y hasta negaron, la dependencia literaria de parte de ella”. — The Desire of Agges Project: The Conclusions”, Ministry, Noviembre 1990, p. 11.

Cuando el Dr. Veltman fue cuestionado sobre las repetidas afirmaciones de Ellen White de que ella sólo escribía lo que el Señor le había mostrado en visión y que ella no había copiado las obras de otros autores, contestó:

“De partida, tengo que admitir que, a mi parecer, este es el problema más serio al que hay que enfrentarse en relación con la dependencia literaria (las copias) de Ellen White. Es un golpe directo al corazón de su honestidad, su integridad, y por lo tanto, de su confiabilidad”. Ibid., p. 14.

¿Cuánto material copió Ellen White? El Dr. Veltman arribó a la conclusión de que ella había copiado tanto material de otros escritores que: “El contenido del Deseado de Todas las Gentes (The Desire of Ages), es en su mayor parte derivado (copiado) más bien que original. … En términos prácticos, esta conclusión declara que, en los escritos de Ellen White sobre la vida de Jesús, no se puede reconocer ninguna categoría general de contenido o catálogo de ideas que sean propias de ella”. — Ibid., p. 12.

¿Qué libros usó Ellen G. White para componer “El Deseado de Todas las Gentes”?

“Encontramos 10 libros de los cuales Ellen White extrajo 10 o más paralelos literarios por cada capítulo del Deseado de Todas las Gentes. Life of Christ, por William Hanna, encabeza la lista con 321 paralelos. Night Scenes of the Bible y Walks and Homes of Jesus, ambos por Daniel March, aparecen en segundo lugar con 129 oraciones paralelas” (The Desire of Ages Project: the data, Part 1, Ministry, Octubre de 1990, pág. 6).

“Las otras fuentes principales son: De John Harris, The Great Teacher; de Frederick Farrar, The Life of Christ; de George Jones, Life-Science From the Four Gospels; de Alfred Edersheim, The Life and Times of Jesus the Messiah; de J. H. Ingraham, The Prince in the House of David; de Francis Wayland, Salvation by Christ; y de John Cumming, Sabbath Evening Reading on the New Testament; St. John” (The Desire of Ages Project: the data, Part 1, Ministry, Octubre de 1990, pág. 7).

En sus comentarios acerca del descubrimiento de esta apropiación literaria, Donald R. McAdams, presidente del Colegio Adventista del Sudoeste, de Keene, Texas, escribió:

“Ellen White es una parte tan céntrica de la vida de los adventistas del séptimo día que sus palabras penetran en prácticamente toda área de la enseñanza y práctica adventista. . . . El que se considere que sus palabras posiblemente se hayan derivado de otra persona y que no necesariamente sean la autoridad final introduce un elemento de caos en el mismo corazón del adventismo, lo cual hace que todos nos sintamos incómodos.”

EL PASTOR ADVENTISTA WALTER REA Y LA “MENTIRA DE ELLEN G. WHITE”

A continuación reproduciremos parte de la obra “la Mentira de Ellen G. White”, libro escrito por Walter Rea quien fuera pastor adventista por más de tres décadas.

“Casi desde la primera vez que oí hablar de ella, al principio de mi adolescencia, me convertí en devoto de Ellen G. White y de sus escritos. Aprendí a escribir a máquina copiando porciones de su libro Messages to Young People [Mensajes para los Jóvenes]. En la escuela superior y en la universidad, a menudo iba de habitación en habitación en el dormitorio, reuniendo citas de Ellen White de los otros estudiantes para usarlas en mi preparación para convertirme en ministro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Fue por aquellos días que concebí la idea de preparar un comentario Adventista compilando, de los escritos de Ellen White, todas las declaraciones pertenecientes a cada libro de la Biblia, cada doctrina, y cada personaje bíblico.

Al comienzo de mi vida ministerial (que se inició a finales de la década de 1940), mientras trabajaba en mi proyecto (las citas de Ellen White sobre doctrinas bíblicas), por casualidad tropecé con algo interesante en Orlando, Florida, donde yo era pastor de la Kress Memorial Church, llamada así en honor de los doctores Daniel H. y Lauretta E. Kress, renombrados pioneros de la obra médica Adventista. La familia Kress me regaló un antiguo libro de Ellen White, “Sketches from the Life of Paul”, publicado en 1883, pero que nunca fue reimpreso. Cuando un día le mostré este libro a un miembro de iglesia, me dijo que el problema del libro era que se parecía demasiado a otro que no había sido escrito por Ellen White, y que nunca había sido reimpreso a causa de la estrecha similitud entre los dos. Siendo de mente inquisitiva, empecé a investigar.

Más tarde, después de que fui trasladado a California, los miembros de la familia de Wellesley P. Magan fueron miembros de mi congregación. A la muerte de la viuda del padre de Wellesley me regalaron un libro de la biblioteca de la familia Magan – “Elisha the Prophet [Eliseo el profeta]”, escrito por Alfred Edersheim. En la hoja de guarda aparecía la firma de Ellen White. Para entonces, debido a mi constante uso de los libros de Ellen White, me había familiarizado tanto con ellos, que en seguida reconocí la similitud de palabra y de pensamiento al examinar el libro de Edersheim.

Aún más tarde, mientras estudiaba en la Universidad del Sur de California para obtener el grado de Doctor en Filosofía, me sobresalté al tropezarme con una obra de siete tomos sobre la historia del Antiguo Testamento, escrita por el mismo Edersheim. 4. Esta vez encontré, en los tomos uno al cuatro, que los títulos y subtítulos de capítulo, y los encabezados de página de Edersheim, eran paralelos, y muchas veces casi idénticos, a los títulos de capítulo del libro Patriarchs and Prophets (1890) [Patriarcas y Profetas] de Ellen White. Tiempo y estudio mostraron que obviamente la Sra. White había obtenido ayuda liberal de estas obras adicionales de Edersheim. Una investigación ulterior revelaría que Edersheim había escrito también una historia del Nuevo Testamento sobre la vida de Cristo, y que en ésta también había similitudes adicionales con el libro Desire of Ages [El Deseado de Todas las Gentes] de la Sra. White.

… En vista de lo que he observado, experimentado, y aprendido, me ha parecido correcto y necesario registrar para las generaciones futuras los hallazgos de mi estudio actual. Estas generaciones venideras querrán saber la verdad acerca de lo que se ha desenterrado del pasado. Será parte de lo que tendrán en cuenta en su experiencia religiosa y en sus juicios.

Las peores mentiras que se dicen son a menudo las que se dicen en religión, porque se dicen de tal manera que se supone que Dios las respalda y que, por lo tanto, son para nuestro bien.

… El hecho de que Ellen White tomó material prestado (o lo plagió) ha sido documentado y admitido por reconocidos representantes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día a través de los años. Pero la información que revela el alcance de su dependencia literaria fue deliberadamente ocultada a los miembros laicos hasta que investigadores independientes comenzaron a hacer públicos los hechos. Así, a causa de estos descubrimientos, surgen nuevos problemas que no han sido enfrentados todavía por el pueblo Adventista. Por ejemplo:

1. ¿Por qué cambió Ellen a “absolutas” la mayoría de las “especulaciones y suposiciones”, si no todas, de los autores copiados de manera que lo copiado hace ver que ella estaba siempre en la escena de la acción en alguna forma “visionaria”, cuando obviamente no lo estaba?

2. ¿Cómo satisfacen los criterios establecidos para la inspiración los pies de página y los textos bíblicos que ella copió de otros como relleno?

3. ¿Cómo encajan en la ética de su tiempo (o del nuestro) el abuso y el mal uso de material ajeno a gran escala?

4. Por cuanto lo extenso del material copiado asegura que era humanamente imposible que Ellen lo hiciera ella misma, ¿quién más está detrás de todo esto?, ¿quién más se lleva el crédito por su “inspiración”?

5. ¿Con la autoridad de quién estamos tratando ahora?

… Los adventistas no fueron los primeros en construir un sistema de mentira religiosa, pero tuvieron más éxito que algunos otros. El mercado con el que comenzaron era pequeño y disperso, pero con la ayuda de Ellen, habría de crecer y consolidarse. James White era una especie de maestro, y conocía el poder de la prensa – especialmente el poder de la prensa controlada, y cuánto mejor era dejar que Dios la controlara. Sólo había que convencer a los lectores de que Dios estaba escribiendo lo que ellos estaban leyendo (dándole así autoridad) y de que Dios no estaba en lo que se les decía que no leyeran. No era una mala idea para un grupo de principiantes. Funcionó, y ha estado funcionando, desde entonces – hasta tiempos recientes, cuando algunas personas tuvieron el valor de bajarse del tren e ir a la parte de atrás para ver qué era lo que hacía moverse a la cosa.

Esto en cuanto al sistema. Ahora, ¿cómo construirlo? ¿Quién habría de escribir en nombre de Dios? Ciertamente James no. Su incursión en la escritura habría de incluir sólo cuatro libros, todos ellos copiados en su mayor parte de los de alguna otra persona. Ellen, que sólo tenía una educación de tercer grado, no había escrito nada notable todavía. No era una combinación muy comerciable en una época en que la educación estaba comenzando a hacerse popular. En otra ocasión y en otro lugar, quizás. Pero, gradualmente, vino el experimento que lo hacía funcionar todo, la expresión máxima del genio. ¿Por qué no robárselo todo, en el nombre de Dios?

Ellen habría de comenzar a tomar material ajeno lentamente. A finales de 1844 (después de la “Gran Decepción”), los señores Hazen Foss y William E. Foy (predicadores fanáticos del movimiento Millerista) intentaron salvar a la Iglesia inventando una serie “visiones” que “explicarían porque no vino Cristo”. Foss dijo que, en Septiembre de 1844, había recibido una visión de que el pueblo del advenimiento, con sus pruebas y persecuciones, estaba en camino hacia la Ciudad de Dios. Se le dijo que, si rehusaba transmitir el mensaje a otros, le sería dado al más débil de los hijos de Dios. ¿Y quién era más débil que Ellen?

…En 1844, Ellen G. White todavía tenía problemas. Su confusión emocional y física se agravó por el desengaño causado por el impulso de Miller hacia la eternidad. Con algunas dudas a causa de su edad y su falta de experiencia, ella tomó la antorcha de las manos caídas de Foy y de Foss y se lanzó en su primera visión. Esta fue casi una copia al carbón de las visiones que Foy y Foss afirmaban que Dios les había dado, y era tan fiel al original que garantizaba el éxito futuro de uno de los casos más notables de “préstamos” literarios que el mundo jamás haya visto.”

EXAMINANDO LA INVESTIGACIÓN DE WALTER REA

El señor Walter Rea hizo un trabajo notable, sin embargo, ha habido algunas cosas que lamentablemente, debido a su escaso conocimiento de sociedades y organizaciones secretas, no ha podidido comprender.

Por ejemplo, la conclusión de la investigación de Walter Rea es que un grupo de personas (Ellen, James y otros líderes adventistas) se confabularon improvisadamente para engañar a la gente.

Es evidente que el que piensa así no sabe nada de organizaciones secretas satanistas. Si la cosa fuera así (tal como concluye Walter rea), la Iglesia Adventista, los Testigos de Jehová, etc. hubieran desaparecido hace mucho tiempo.

Habría sido muy fácil acabar con el engaño si este sólo hubiese sido la obra de un grupo de personas desesperadas por no quedar mal luego de la “Gran Decepción” de 1844. Pero no, no es así.

Es Lucifer, el “Padre de la Mentira”, el “Gran Engañador”, el “Hechicero de Hechiceros” quien, con la ayuda de algunos de sus siervos, ha permitido que este engaño perdure hasta el día de hoy.

ELLEN G. WHITE Y SU CONOCIMIENTO DE SÍMBOLOS Y SEÑAS OCULTISTAS

Los Adventistas han negado categóricamente que Ellen G. White fuese Masón. Ellos dicen la verdad. Ellen G. White no fue Masón.

Sin embargo, Ellen G. White (al igual que Charles Taze Russell) si conocía los símbolos y saludos de los niveles más altos de la masonería.

En 1892, el tesorero de la Casa Editora Adventista era el señor Faulkhead.

Además de ser adventista, Faulkhead también tenía altas posiciones en muchas organizaciones secretas masonicas (Faulkhead era un respetado francmasón). Cuando Ellen G. White visitó a Faulkhead, en Australia, ella se identificó con lo que él describió como “la seña del nivel más elevado de la masonería”.

El desconcierto de Faulkhead fue grande, pues él sabía perfectamente que Ellen no podía ser masón.

Faulkhead habló con un pastor llamado Daniells sobre el asunto. Ellen tuvo entonces que explicar lo ocurrido. No hubo mejor forma de hacerlo que darle el crédito a Dios:

“Le repetí las palabras habladas por mi guía [un ángel] con referencia a estas asociaciones. Reproduje cierto movimiento que fue hecho por mi guía, y le dije: “No puedo relatarle todo lo que se me dijo”. Entonces el Hno. Faulkhead le dijo al pastor Daniells y a otros que yo había hecho la señal particular conocida solamente por los masones de la orden más elevada, en la cual él acababa de entrar. Él dijo que yo no conocía la señal, y que no me daba cuenta de que yo se la estaba dando. Esto fue una evidencia especial para él de que el Señor estaba obrando por medio de mí para salvar su alma” (Carta 46, 1892, “Mensajes Selectos”, Tomo III, P.94, Ellen G. de White.)

ELLEN G. WHITE Y “EL GRAN ARQUITECTO”

Ellen G. White no era masón. Sin embargo, ella hace un uso abundante de terminología que sólo se utiliza en círculos masónicos u ocultistas.

La expresión “El Gran Arquitecto”, “El Gran Constructor”, “El Arquitecto Divino”, etc. son usados por los masones en sus lógias para referirse al ser supremo. Los participantes (que pueden pertenecer a cualquier religión que crea en un ser supremo) pueden asumir que este “Gran Arquitecto” es Dios, Jesucristo, Ala, etc.

Esta misma expresión, “El Gran Arquitecto”, es utilizada por los satanistas generacionales para referirse al adversario de Dios. De hecho, esta interpretación de la frase “El Gran Arquitecto” (como “Lucifer”) es una de las formas de reconer a las lógias masónicas que han caido en poder de los iluminati, pues, ese es uno de los “secretos” que se da a conocer en los niveles más elevados de dichas lógias satanistas.

Veamos algunos ejemplos del uso que hace Ellen G. White de esta expresión:

Él se deleitaba en meditar sobre la gran obra de la creación, y en adorar el poder del “Divino Arquitecto“. (La Vida Santificada [1889], página 72, párrafo 1).

Él era firme, tal como una roca, ante el deber, dirigiendo el trabajo de aquella singular construcción, bajo la guía del “Arquitecto Divino“. (Las Señales de los Tiempos, Febrero 27, 1879, párrafo 11)

El “Arquitecto Angélical” ha traído su vara de medir dorada desde los cielos, para que cada piedra pueda ser labrada y encuadrada por la divina medida“. (En los Lugares Celestiales [1967], página 281, párrafo 4)

El “Gran Arquitecto” ha formado y moldeado las escenas de la naturaleza para que puedan tener una interconexión en el carácter moral e intelectual del hombre” (Our High Calling, página 252, párrafo 2)

Dios, el “Gran Arquitecto“, ha construido estas elevadas montañas, y su influencia sobre el clima es una bendición para nuestro mundo” (Our High Calling [1961], página 253, párrafo 4)

DE SOCIEDADES Y PACTOS SECRETOS

ILUMINATIS Y ADVENTISTAS

Estandarte del Vaticano, colocado por un representante de la Santa Sede en el escenario de la sesión de la Conferencia General de 1995 de la Iglesia Adventista del Séptimo día en Utrecht, Países Bajos.

Emblema oficial del Vaticano.

¿Por qué el estandarte del Vaticano aparece en el escenario de la sesión de la Conferencia General de 1995 de la Iglesia Adventista del Séptimo día en Utrecht, Países Bajos? ¿Por qué los líderes principales de la Iglesia Adventista permiten que el estandarte del Vaticano (con su escudo de armas) hondee en el estrado de la sesión de la Conferencia General de 1995? ¿Bajo que criterio se permite que el escudo de armas del Vaticano se muestre junto al Logo de la Iglesia Adventista?

LOS ILUMINATI

Mucho de lo que se ha dicho, o escrito, respecto de los Iluminati es falso. Los Iluminati son, en esencia, una creación de la cúpula más alta del clero católico.

Unos pocos detalles nos permitirán ver la verdad escondida en medio de las sombras. La historia de los iluminati comienza en la Universidad de Ingolstadt en Bavaria. Esta universidad era una institución jesuita. El señor Adam Weishaupt era catedrático del “Canon Law” (Ley Canónica) en ese lugar.

¿Quién era Adan Weishaupt?

Weishaupt era un sacerdote jesuita que estuvo involucrado en el “iluminismo” o mágia. Este sacerdote fundó la Orden de los Iluminati el 1 de mayo de 1776.

Weishaupt no creó a los satanistas (los satanistas generacionales preceden en muchos siglos a Adan Weishaupt). Lo que él hizo fue reunir a representantes de las familias satanistas más importantes que existían (y con las que él pudo contactar) en su época, y formó (bajo la tutela de los hechiceros jesuitas) una orden que tendría como objetivo la creación de un Nuevo Orden Mundial.

EL ESPÍRITU DE MENTIRA DENTRO DE LA IGLESIA ADVENTISTA

Ellen G. White no era una profetiza de Dios. Ellen G. White en realidad era una mujer que fue guiada por un “Espíritu de Mentira”. Este “Espíritu de Mentira” (al que Ellen llama “mi guía”) es el que dirigió el establecimiento de las bases doctrinales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

¿Más pruebas?

En 1846 la Sra. White tuvo una “visión” del sistema solar. La señora Truesdail, una adventista dedicada y sincera, estuvo presente en la visión. Ella describe cómo la Sra. White vio a “gente grande y majestuosa” viviendo tanto en Júpiter como en Saturno:

El estado de salud de la hermana White era muy delicado, y mientras se ofrecían oraciones en su nombre, el Espíritu de Dios descendió sobre nosotros. Pronto notamos que ella era insensible a las cosas terrenales. Esta era su primera visión del mundo planetario. Después de contar en voz alta las lunas de Júpiter, y poco después las de Saturno, dio una bella descripción de los anillos de este último. Luego dijo: “Los habitantes [de estos planetas] son gente alta y majestuosa, por lo que, a diferencia de los habitantes de la tierra, el pecado nunca ha entrado aquí“. (Tomado de la carta de la señora Truesdail del 27 de enero de 1891. La carta fue publicada en el J.N. Loughborough’s “The Great Second Advent Movement, páginas 260-261)

Jupiter, quinto planeta del sistema solar. Ellen G. White dijo que este planeta estaba habitado porpersonas de gran tamaño.

¿Es esto cierto? ¿Hay personas altas y majestuosas que viven en Júpiter y/o Saturno? Esto puede haber sonado plausible, en 1846, pero ahora, con todo lo que sabemos acerca de estos planetas, resulta bastante absurdo. Las condiciones en ambos planetas son muy inhóspitas para la vida tal como la conocemos:

1. Estos planetas no tienen superficie sólida como la Tierra. Las superficie consiste enteramente de un mar de hidrógeno líquido de cientos de kilómetros de profundidad.
2. La presión atmosférica es millones de veces mayor que la terrestre. La presión es lo suficientemente fuerte para aplastar los metales más duros.
3. Numerosas sondas espaciales han examinado estos planetas usando tecnología avanzada y no han detectado ningún signo de vida. Ninguna planta. Ningún animal. Mucho menos personas altas. Nada más que el hidrógeno, helio y demás gases.

¿Cuantas Lunas tienen Júpiter y Saturno?

En 1847, James y Elllen White publicaron un folleto en el que se anunciaba que Ellen había visto una visión de los planetas de nuestro sistema solar:

En nuestra conferencia en Topsham, Maine, el pasado noviembre, Ellen tuvo una visión de las obras de Dios. Ella fue guiada a los planetas Júpiter, Saturno, y creo que uno más. Después de la visión, ella pudo dar una descripción clara de sus lunas, etc Es bien sabido, que Ellen no sabía nada de astronomía, y no podía responder a una pregunta en relación a los planetas, antes de que tuviera esta visión“. (James White, A Word to the Little Flock [“Una Palabra para el Pequeño Rebaño”, página 22)

Nótese que en la cita anterior James dice la Ellen White dio una descripción “clara” de sus lunas. La descripción fue tan clara que incluía el número exacto de las lunas de Júpiter. A continuación veamos como el pionero J.N. Loughborough describe la visión:

Una noche, en la conferencia antes mencionada, en la casa del señor Curtiss y en presencia del Elder Bates, quién estaba todavía indeciso con respecto a estas manifestaciones, la Sra. White, en medio de su visión, comenzó a hablar de las estrellas, dando una brillante descripción de cinturones de color de rosa teñida que ella veía en la superficie de un planeta, y agregó: “Veo cuatro lunas”. –“Ah”,-dijo el Elder Bates, “ella está viendo Júpiter!” Luego, como si viaja por el espacio, Ellen comenzó con a describir los cinturones y anillos, y dijo: ‘Veo siete lunas”. Elder Bates exclamó: “Ella está describiendo Saturno”. A continuación dijo: ‘Veo seis lunas”, y de inmediato comenzó una descripción de los “cielo abiertos”, ‘con su gloria“. (J.N. Loughborough, Great Second Advent Movement, página 258, véase también James White, A Word to the Little Flock, página 22)

Pocos años después, los astrónomos descubrirían una luna más en Saturno. Es por ello que en el libro “Rise and Progress”, se dice que Ellen vió ocho (y no siete) lunas. En años recientes, los astronomos han descubierto más lunas en Júpiter y Saturno.

Esto muestra, de manera clara, cómo las visiones de la Sra. White fueron modificadas más tarde por otros.

Los editores adventistas alteraron (en el libro Rise and Progress) la visión de Ellen para que dicha revelación no entrara en conflicto con los hechos científicos.

La señora White dice que vió gente “alta y magestuosa” viviendo tanto en Jupiter como en Saturno. Pero ¿qué fue lo que no pudo ver?:

• Ella no pudo ver al menos 59 de las lunas de Júpiter
• Ella no pudo ver al menos 49 de las lunas de Saturno
• Ella no pudo ver que no es posible la vida en estos planetas

Cuando la señora White tuvo su “visión” en 1846 era de conocimiento común que Júpiter tenía cuatro lunas. La quinta no fue descubierta sino hasta 1892. En 1846, se pensaba que Saturno tenía siete lunas. La octava luna se descubrió poco después, en 1848.

Después del descubrimiento, un relato de la “visión” fue modificada para que dijese “ocho” en lugar de “siete”.

¡Imagínese si la Sra. White le hubiese dicho a Bates que Júpiter tenía 63 lunas! Su don profético habría sido probado de modo irrefutable para todas las generaciones futuras. Por desgracia, perdió esta gran oportunidad.

Esta es la posible apariencia, según la descripción dada por Ellen G. White, de los habitantes de Jupiter y Saturno.

¿CUAL FUE EL PROPÓSITO REAL DE LA VISIÓN?

A principios de 1846, los White estaban en problemas. Estaban sin dinero. Muchos veían las visiones de Ellen White con escepticismo. Lo que necesitaban más que nada era un rico e influyente amigo que creyera que ellos. Afortunadamente para los White, ellos fueron capaces de localizar a dicho hombre – Joseph Bates. En la primavera de 1846, los White se reunieron con este capitán de barco jubilado. Había un gran problema, sin embargo. Aunque Bates era de avanzada edad, su mente aún estaba lo suficientemente afilada para dudar de visiones de la Sra. White. Los White trataron de ganárselo, pero tuvieron poco éxito. Pero en noviembre, todo eso cambió. En una pequeña reunión con Bates y algunos otros creyentes acérrimos, la Sra. White tuvo una visión especial sobre astronomía, que “casualmente” resultó ser el tema favorito de Joseph Bates.

Conforme Ellen entraba en trance, el señor Bates estaba sin duda fascinado viendo a la mujer de 19 años de edad, hacer movimientos como si estuviera volando por el espacio. Tal como Bates escuchaba, Ellen describió diferentes detalles del Sistema Solar y la denominada “puerta de Orión”. Bates había observado la brecha muchos años antes, a bordo de un buque en el hemisferio sur. Orion era entonces un tema de gran interés debido a las recientes observaciones telescópicas de William Parsons, Tercer Conde de Rosse. Pocos meses antes Bates había publicado un artículo, “Los cielos de apertura”, sobre los descubrimientos de Rosse, pero Ellen le aseguró a Bates que ella no tenía conocimientos previos de astronomía (Ronald L. Numbers, Ph.D., Prophetess of Health, p. 15).

JEAN PAULSEN Y BENEDICTO XVI

Muchos adventistas sinceros, a quienes llega esta información, no pueden creer que su liderazgo principal esté relacionado con el satanismo de la Iglesia Católica. Algunos de ellos niegan tajantemente que esto pueda ser cierto. En algunos casos, esta negación llega hasta el paroxismo.

Sin embargo, la relación, entre los líderes principales de la Iglesia Adventista y el Catolicismo, si existe.

El actual presidente de la Conferencia General Adventista, doctor Jean Paulsen, recibió el doctorado en Teología en la Universidad de Tubingen en Junio de 1972. Aunque aparentemente esto no tiene nada de malo para un adventista, en realidad si lo es (y mucho). El Presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día entró en una escuela donde se enseñaba Teología Ecuménica, y donde los profesores fueron prominentes teólogos Católicos Romanos, siendo el Papa Benedicto uno de ellos.

El Papa Benedicto XVI [antes Joseph Ratzinger] fue escogido en 1966 como profesor de teología dogmática en la Universidad de Tubingen. Esta elección fue fuertemente apoyada por otro eminente representante del católicismo; el Profesor Hans Kung.

El Dr. Hans Kung fue Profesor de Teología Ecuménica y Director del Instituto de Investigación Ecuménica en la Universidad de Tubingen. Este señor fue un miembro de la facultad desde 1960 hasta que se retiró en 1995. El Dr. Hans Kung estudió filosofía y teología en la Pontifica Universidad Gregoriana en Roma, una Universidad Jesuita. Desde 1962-1965, también fue escogido por el Papa Juan XXIII para servir como un oficial teológico consultor en el Segundo Concilio Vaticano.

Esta información se vuelve aun más perturbadora, si se tiene en cuenta que el pastor Jean Paulsen asistió a la facultad de Teología, de la universidad de Tubingen, después de haber obtenido su licenciatura en la Universidad Adventista de Andrews.

¿Por qué hizo esto el señor Paulsen?

Benedicto XVI portando un conocido símbolo satánico; la cruz torcida. El actual Papa Fue profesor de teología dogmática en la Universidad de Tubingen, centro de estudios en donde Jean Paulsen recibiera el Doctorado en Teología.

CONCLUSIÓN:

Dentro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día hay muchos miembros honorables.

Sin embargo, sus líderes principales, no son los administradores legales del Señor en la tierra.

Los líderes principales de la IASD son lo que en las escrituras se conoce como “falsos profetas“.

PROFECÍAS Y ENSEÑANZAS FALSAS DE ELENA G. WHITE

www.vengopronto.blogspot.com 

1. Profecías que habrían sido falsas

A. Profecías que habrían sido falsas. (Primeros Escritos, p. 75, edición en inglés.)

B. Profetizó que ella estaría viva cuando Jesús regrese. (Primeros Escritos, p. 15-16)

C. Profetizó que Inglaterra declararía la guerra a los Estados Unidos durante la guerra de secesión, lo que no sucedió. (Testimonios para la Iglesia, t.1, p. 259.)

D. Profetizó que la guerra de secesión americana (1861 – 1865) era una señal de la pronta venida de Cristo. (Testimonio para la iglesia, t. 1. 260).

E. Profetizó en los años 50 del siglo XIX, que Cristo regresaría en “unos pocos meses”. (Primeros Escritos, p. 58,64,67).

F. Profetizó que los adventistas que vivieran en 1856 estarían vivos para la segunda venida de Cristo. (1 Testimonio, p. 1331-132).

G. Profetizó que Cristo regresaría antes de que fuera abolida la esclavitud en Estados Unidos (Primeros Escritos, p. 35,276), lo que sucedió en 1863.

2. Conceptos científicos supuestamente disparatados e incluso gravemente inmorales.

A. Afirmó que algunas razas eran fruto de las relaciones sexuales entre animales y hombres (Spiritual Gifts, vol. 3, p. 64, 75; The Visions of Mrs. E.G. White, p. 103).

B. Afirmó que el profeta Enoc habitó en Júpiter o Saturno, junto con otros seres (Early Writing, pp. 39, 40).

C. Afirmó que tenemos órganos animales en el cerebro y que el utilizar peluca provocaba la pérdida de la salud mental. (The Heath Reformer, 1 de Octubre 1871; The Second Advent Review and Sabbath Herald, 17 de Octubre 1871).

3. Ellen White enseño como inspiradas por Dios afirmaciones que se contradicen con la escritura.

A. Afirmó que la torre de Babel fue construida antes del Diluvio (Spiritual Gifts, vol. 3, p. 301, edición de 1854) en contra de Génesis 11.

B. Afirmó que Dios había enviado un ángel para conservar con Caín (Spiritual Gift, vol. 3, p. 48-49, edición 1864) en contra de Génesis 4:6-7.

C. Afirmó que el sello de Dios es el Sábado (Testimonies for the Church, vol. 8, p. 117; The Great Controversy, p. 640) en lugar del Espíritu Santo

(Efesios 1:13, 14; 4:30; 2 Corintios 1: 21-22).

D. Afirmó que la expiación realizada por Cristo no fue concluida en la cruz (The Great Controversy, p. 422, 623; Testimonies for the Church, vo. 1, p. 58) en contra de lo séñalado en la Biblia (Hebreos 9: 26; 10:12; Juan 19:30).

F. Afirmó que podemos lograr mediante nuestro esfuerzo la impecabilidad absoluta (Seventh-day Adventis BibleCommentary, vol. 6, p. 1118) en contra de lo establecido en la Escritura (1 Juan 1: 8-10).

G. Afirmó que Cristo solo intercede ante Dios por los que son adventistas (Early Writings, p. 261) en contra de lo establecido en las Escrituras (Juan 17:20; 1 Juan 4:7; 5:1; etc).

H. Afirmó que en los últimos días la gente debe abandonar las iglesias y unirse al adventismo para ser salva (Early Writings, p. 261).

I. Afirmó que la salvación derivaba de las buenas obras y no de la gracia de Dios (The Great Controversy, p. 480-482; Selected Messages, v.1, p. 377: Idem, vol. 3, p. 147)en contra de la Escritura (Romanos 3:24, 28; Efesios 2: 8,9; Tito 3: 5-7).

J. Afirmó que había escuchado el día y la hora de la Segunda Venida (Early Writings, p. 15; Selected Messages, vol. 1, p. 76; The Great Controversy, p. 640; Testimonies for the Church, vol. 1, p. 59) en contra de lo enseñado por Jesús en Hechos 1:7.

K. Afirmó que hasta el 22 de octubre de 1844, Jesús no ascendió a la diestra de Dios (The Great, p. 480) en contra de lo establecido en la Biblia (Hebreos 1:3, 13; 10: 11,12; Apocalipsis 3:21; Hechos 7: 55,56).

L. Afirmó que Satanás llevará los pecados de la humanidad (The Great Controversy, p. 422, 485; Testimonies for the Church, vol. 5, p. 475) en contra de la escritura, que señala que fue Cristo (1 Pedro 2:24; Juan 1:29).

QUERIDO TESTIGO DE JEHOVÁ: ¿ACEPTA USTED DE BUENA GANA GATO POR LIEBRE?

La Watchtower enseña que Charles Taze Russell recibió todo el alimento espiritual directamente de Jehová Dios a través de Su Espíritu Santo, para que él, a su vez, se los dé a los “domésticos”. La historia demuestra que Russell se pirateó todas las doctrinas adventistas del segundo advenimiento y las llevó para la sociedad Watchtower en 1879. Muchas de esas doctrinas que Russell se las llevó para la Watchtower él ya las había publicado como alimento espiritual en la revista “The Bible examiner” del adventista del segundo advenimiento, George Storrs. En esta publicación el pastor Russell explicó que el fin de los tiempos de los gentiles, y los 2,520 años de Daniel 4:32, terminarian en el año de 1914 con la destruccion de todos los gobiernos y la entrega de Palestina al pueblo judio, tal como Jehová se lo había prometido a su pueblo de Israel.

SEPA USTED CÓMO SATANÁS USÓ A CHARLES TAZE RUSSELL PARA FUNDAR SU ORGANIZACIÓN DE LA WATCHTOWER

Sepa usted cómo se inició la sociedad Watchtower con el Pastor Charles T. Russell, quien trajo a su nuevo movimiento las creencias satánicas ocultistas enseñadas por sus mentores, los adventistas milenaristas y del segundo advenimiento del siglo 19, George Storrs, y Joseph Seiss.

 

LA EXPIACIÓN INCONCLUSA DEL ADVENTISMO DEL SÉPTIMO DÍA

Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

El adventismo del séptimo día estableció incorrectamente que Cristo entró en el santuario celestial en el año 1844 d. C. Su precursor, Guillermo Miller, además de la secta anticristiana de los “testigos de Jehová” (¿?), fue un pastor bautista que se allegó con pasional fuerza al estudio de las profecías bíblicas, creyendo que Dn. 8:14 señalaba el tiempo del regreso del Señor con el propósito de “purificar el santuario” en la tierra. Miller pensó que cada uno de los días de los «dos mil trescientos» de Dn. 8:14 representaba un año. Así que “echando pluma”, Miller se persuadió que a partir de la fecha (457 a. C.) del retorno de Esdras y de sus paisanos del exilio babilónico a Jerusalén hasta 1843 d. C. Cristo regresaría a cumplir la encomienda de “purificar el santuario”. En realidad, la verdadera intrerpretación de esta profecía tiene que ver con Antióco Epífanes IV, rey seléucida, descendiente de Seleuco, uno de los cuatro comandantes principales de Alejandro el Magno y que después de su muerte, de intrigas y de disputas sangrientas, tomaron, finalmente, las vastas tierras conquistadas por el hijo de Filipo, rey de Macedonia. Antióco Epífanes IV, octavo de una considerable lista de gobernantes seléucidas, es representado por el cuerno pequeño de Dn. 8:9. No se debe confundir con el cuerno pequeño de Dn. 7:8, que es el Anticristo de los últimos días. Este pequeño cuerno que emerge de los cuatro cuernos de Dn. 8:8 (estos cuatro cuernos representan, cada uno, a los jefes miliares más importantes del Alejandro el Grande, según lo aludido ya antes, y son: Casandro, Lisímaco, Tolomeo y Seleuco), afectó con grande devastación la «tierra gloriosa» que es sin dudas la misma nación de Israel. Antióco Epífanes IV reinó sobre Siria en los años 175 al 163 a. C. Con actitud malévola y homicida, invadió Jerusalén matando a unos cincuenta mil hombres, incluyendo mujeres e infantes, y vendió como esclavos a cuarenta mil judíos el asesino y soberbio “angelito”. Por si fuera esto poco, dedicó el templo judío al dios Júpiter, sacrificando cerdos y todo tipo de animales inmundos en el altar de bronce (véase el libro apócrifo 1 Macabeos 1:46, 47). Hizo del templo un prostíbulo, intrduciendo rameras para el festejo de los saturnales paganos. Antióco prohibió la observancia del sábado y la lectura de las santas escrituras. Las [dos mil trescientas tardes y mañanas] comprenden el tiempo en que este rematado orate y gobernante seléucida seguiría hollando la tierra de Israel (Dn. 8:13, 14). Judas Macabeo purificó el templo en Jerusalén el 25 de diciembre de 165 a. C. El libro de Daniel dice con respecto a esto: «Luego es santuario será restaurado» (Dn. 8:14). Si se proyecta una línea cronológica inversa, hacia atrás, veremos que los «dos mil trescientos días» nos conducen al año 171 a. C., exactamente cuando Antióco empezó a fustigar con indignación a los del pueblo judío.

El capítulo 8 de Daniel es uno de contendio profético-histórico, de pasado cumplimiento. Presenta la transición, un cambio entre dos imperios conocidos: el persa y el griego. Muestra la rotunda victoria de Alejandro el Magno sobre los ejércitos del rey Darío III, en el año 331 a. C., en la batalla decisiva de Gaugamela, lejos del río Tigris, y todo lo que se [deriva] de esta importante transición; no obstante, Antióco Epifanes VI, es un tipo del Anticristo escatólogico (Ap. 13:1, 2).

Lejos de interpretar correctamente esto, Miller aseguró públicamente que el día 21 de marzo de 1843 Cristo regrsaría. Muchos vendieron sus propiedades, pero . . . nada pasó. Cristo no vino y, oh, decepción. Miller pensó que sus cálculos en torno al regreso de Cristo estaban equivocados. Miller rectificó: ahora la fecha precisa para su retorno era el 21 de marzo de 1844, mas la desilusión volvió a mostrar su lánguido y caído rostro, ya que Cristo no descendió jamás. Otro tercer cálculo determinó que Cristo vendría el 22 de octubre de ese mismo año, pero la tercera tampoco “fue la vencida”. Miller, siendo un hombre de palabra y de conciencia moral, aceptó su error en el método de interpretación utilizado, pero degraciadamente algunos de sus seguidores se vincularon para formar una iglesia fundamentada en los puntos de vista equívocos de la venida de Cristo para purificar el santuario. Uno de estos seguidores, Hiram Edson, además discípulo de Miller, dijo que Miller no había errado en la fecha del regreso de Cristo sino del lugar para la purifiación del santuario, según una “revelación divina” que le fue dada. Asintió que Cristo entró en el santuario celestial pero no en el terrenal, en la fecha establecida por Miller. De esa forma, al intrducirse Cristo en el santuario celestial en el año 1844 d. C., [continua . . . ?] desarrollando su obra expiatoria.

No se requiere de mucha viveza para que uno puda percibir que esta teoría trata ni más ni menos de una “expiación incompleta”, qué de bíblica, “ni la menor de las luces tiene”.

La Biblia muestra que el Hijo de Dios, Jesucristo, vino a entrar al santuario celestial cuando ascendió al cielo hace dos mil años (Hech.1:9) y no en el año 1844 d. C., como lo enseñan deformadamente el adventismo del séptimo día. Textos-prueba: al instante:

«La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo,6:20 donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec» (Heb. 6:19, 20).

«Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre» (Heb. 8:1, 2).

«Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado» (Heb. 9:23-26).

La expiación que Cristo hizo en la cruz del Calvario para redimir a la humanidad corrompida nunca fue una inconculsa ni continua. La duda se despeja en Heb. 10:10-14. Lea los textos amable lector para que confirme esta verdad escritural. En Heb 10:14 se muestra que el solo sacificio de Cristo, como ofrenda, hizo perfecto para siempre a los santificados. No hay más que hacer, porque ayer [fue consumado] en el madero de la vergüenza (Jn. 19:30). Cristo se ofreció una vez por siempre como un solo sacrificio para el perdón de los pecados (Heb. 10:12). La obra expiatoria de Cristo fue concluida hace casi dos mil años atrás y su efecto es permanente hasta su glorioso y visible retorno; por lo tanto, la doctrina de la expiación continua, no deja de ser únicamente un ardid letal y religioso del adventismo del séptimo día, austeramente legalista. Para Elena White, cada creyente en Cristo tendría que pasar por un detallado exámen, por un juicio de investigación para el perdón de sus pecados, “juicio” que dio inicio, según White, al término de los dos mil trescientos días, en 1844 d. C. El mencionado juicio “divino” concluiría antes del regreso del Señor. Esta inconsistencia de la expiación incompleta de parte del adventismo del séptimo día, nos deja a muchos con la incertidumbre de saber cuándo alguien es en verdad salvo o no. No existe ninguna garantía ofrecida a largo plazo para el creyente en esta clase de expiación porque es absolutamente defectuosa e insuficiente.

Dios perdona y borra los pecados de los hombres en el instante en que creen sincera y correctamente en Cristo. No tendrán que esperar más tiempo para que el Creador lo haga después de que creyeron. Es inconcebible que los cristianos de la antigüedad hayan tenido que aguardar hasta 1844 d. C. para la apertura del perdón de sus pecados en base a un “juicio de investigación” y el cual ha sido elaborado con desacierto por el adventismo. Es una gigantesca fábula que debemos esperar con estos cristianos del lejano antaño hasta la parusía del Señor para que la obra expiatoria sea consumada.

Los siguientes versos que hablan del perdón por medio de Cristo, están en «verbo presente». Echan por tierra la doctrina adventista de la expiación inconclusa e ininterrumpida del perdón de los pecados en los creyentes:

Limpia:

«. . . pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos [limpia] de todo pecado» (1 Jn. 1:7).

Tiene:

«El que cree en el Hijo [tiene] vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él» (Jn. 3:36).

Hay:

«Ahora, pues, ninguna condenación [hay] para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu (Ro.8:1).

Errores como este infestan el corazón del adventismo. El adventismo es uno que ha confiado primeramente en las obras de la ley que en la misma gracia salvadora, en la fe por Jesucristo:

«Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe» (Ef. 2:8 y 9).

Es cierto que la ley lleva al hombre al conocimiento del pecado, le revela la santidad de Dios, y lo guía a Cristo. Pero hoy, ya no estamos «bajo la ley, sino bajo la gracia» (véase Ro. 6:25). La ley no ha sido dada como un medio para que el hombre fuese salvo. No, «Porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley» (Gal. 3:21). Cristo ha venido a ser «el fin de la ley para aquellos que creen» ( Ro. 10:4). Es imposible que al ley otorge vida «por cuanto era débil por la carne» (Ro.8:3).

Si la ley no salva, ¿porqué el adventismo obliga empecinadamente a guardar el sábado, decretado solamente para la nación de Israel (Ez. 20:10-13), poniéndolo como un requisito insustituible, primordial, para que el creyente pueda ser salvo?

La respuesta para esclarecer su tremebundo error, es demasiada obvia.

Es hora de despertar amigos míos del letargo doctrinal.

Que Dios les bendiga siempre.

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ: UN CULTO CONTAMINADO CON LAS ENSEÑANZAS DE LOS ADVENTISTAS DEL SEGUNDO ADVENIMIENTO

Cuando Charles Russell se reunió a principios de 1870 con un grupo de jóvenes independientes de las “iglesias de la cristiandad”, éstos estaban mentalmente sometidos a las enseñanzas del adventismo del Segundo Advenimiento, liderado por Nelson Barbour, quien junto con los adventistas Georgen Storrs, George stetson, moldearon la mente de Russell.

 

EL VERDADERO ORIGEN DE LA SECTA DE LOS “TESTIGOS DE JEHOVÁ”

Los Testigos de Jehová creen que ellos no se originan de ninguna secta de la cristiandad porque todas ellas están engañadas por el diablo. Ellos suponen que Dios llamó a un grupo de personas liderado por Charles Taze Russell para revelarles “la verdad” y restaurar la religión pura en todo el mundo. ¿Pero es verdad esa afirmación antojadiza? Los hechos que presentamos demuestran que no.

¿HAY VIDA DESPUÉS DEL ADVENTISMO?

Reflexiones sobre un viaje personal

www.formeradventist.com

Jerry A. Gladson, Ph. D.

Tomado de Proclamation!
Marzo-Abril de 2001

Traducción de Román Quirós M.

————————————————————————–

“Permítame hacerle una pregunta personal”, dijo Alice, mirándome a los ojos. Estando acostumbrado a toda clase de preguntas, muchas de ellas personales, por años de enseñar a inquisitivos estudiantes de escuela preparatoria, me sentía confiado de que podía manejar cualquier cosa que ella lanzara en mi dirección. Alice había ingresado a mi congregación recientemente después de años de buscar la iglesia apropiada para ella. Ávida lectora, había devorado de una sola sentada mi libro “Viaje de un teólogo, del Adventismo del Séptimo Día a la corriente principal del cristianismo” (1), la historia de mi propia lucha con la iglesia Adventista del Séptimo Día. Reuní mis pensamientos y guardé silencio, preguntándome cuál podría ser su pregunta.

“¿Ha sacado usted el adventismo completamente de su sistema?”

La pregunta me tomó completamente por sorpresa. ¡Nadie me había preguntado eso jamás! Velozmente, mi mente recorrió la década transcurrida desde que yo había abandonado la Iglesia Adventista. Me di cuenta de que su pregunta tenía que ver con recuperación, la clase de pregunta que uno podría hacerle a un alcohólico que se recupera. Yo era un adventista “en recuperación”. La pregunta nacía de la profunda sospecha – hasta el temor – que alberga la mayoríía de los cristianos acerca de la Iglesia Adventista. ¿Es una secta? ¿Es verdaderamente cristiana? ¿Socavará mi fe?

Recordé un incidente que ocurrió unos diez años antes, poco después de que yo fui presionado para que saliera del ministerio adventista. Mientras caminaba por un gran centro comercial de Atlanta, de repente, sin previo aviso, la ira invadió mi mente consciente como un torrente furioso e incontrolable. “¡Cómo te atreves!”, dije en voz alta, como si hablara cara a cara con uno de los dirigentes de la iglesia adventista que abruptamente había puesto fin a mi vida adventista, haciendo que los transeúntes se quedaran mirándome asombrados y sin entender. Mi esposa, Laura, y yo habíamos luchado durante la mayor parte de la década de 1980, mientras yo enseñaba religión en lo que ahora es Southern Adventist University [Universidad Adventista del Sur], para encontrar la manera de funcionar dentro del autoritario sistema adventista mientras me abría camino a través de la siempre creciente marisma del dilema político y teológico adventista. No resultó. En 1987, bajo la presión de los dirigentes adventistas, abandoné mi empleo con los adventistas – después de veintidós años – y me mudé a Atlanta para ocupar un puesto en el Psychological Studies Institute [Instituto de Estudios Psicológicos].

Suponiendo ingenuamente, aun entonces, que todavía podía encontrar un lugar útil dentro del adventismo después de haber sido exiliado del sistema educativo de la denominación, pronto descubrí la completa imposibilidad de ese sueño. Ahora un paria, era un intocable, por decirlo así, alguien que sólo podía esperar vivir de las migajas que caían al piso de la mesa adventista. Finalmente, enfrenté los hechos y me di cuenta de que ya no había lugar para mí dentro del adventismo; comencé a buscar una nueva comunidad cristiana. Tuve suerte. Pronto encontré la United Church of Christ [Iglesia Unida de Cristo], una denominación cristiana ecuménica que aprecia el derecho de cada individuo a descubrir su propio camino teológico. Más tarde, también me uní a la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo), otra denominación que afirma la autonomía personal. En la actualidad, soy ministro ordenado en ambas iglesias.

Dentro de estas nuevas comunidades cristianas, inicié el largo viaje hacia la recuperación espiritual y encontrar respuesta a la pregunta: ¿Hay vida después del adventismo? Es esta pregunta lo que preocupa a muchos adventistas desilusionados y o les mantiene dentro de la iglesia adventista, si bien en los “márgenes”, o les impide emigrar a otros cuerpos religiosos. Los adventistas stán programados para creer que cualquier otra comunidad religiosa de alguna manera es defectuosa, si no es que conduce a confusión por derecho propio. Ambular hacia otra comunidad de fe es aliarse con la Babilonia mística, la “morada de demonios, albergue de toda ave inmunda” (Apoc. 18:2). Los que lo hacen son condenados, a menos que se vuelvan, se retracten, y regresen. Así lo ha enseñado la iglesia históricamente, y esta creencia, en una forma u otra, ha sido absorbida por la psique de la mayoría de los adventistas. Esta creencia mantiene instintivamente dentro del adventismo a muchos que, de otro modo, buscarían un clima espiritual más saludable.

Desde 1980, sin embargo, la Iglesia Adventista del Séptimo Día ha experimentado un fenómeno que no había conocido nunca antes: deserciones en gran escala. No se han compilado estadísticas de este éxodo, pero algunos cálculos estiman un millón de deserciones, incluyendo a cientos de ministros y otros dirigentes denominacionales. En algunos casos, congregaciones enteras se han separado del adventismo. Antes de 1980, la iglesia podía enorgullecerse de numerosas conversiones a ella de miembros de otras fes; ahora tiene que soportar humildemente lo opuesto, al abandonarla muchos en favor del ambiente más amigable de otras comunidades religiosas.

Lo que debería ser un tiempo de profundo escudriñamiento de alma de parte de la denominación, se ha convertido más bien en complaciente indiferencia. Antes que investigar las razones de estas deserciones, el adventismo ha intentado apuntalar los harapientos jirones de su asendereado sistema doctrinal – la causa de muchas de las deserciones – y ocuparse de sus cosas como de costumbre.

¿Y qué pasa con los que se van? ¿A dónde van? ¿Encuentran vida espiritual en alguna parte fuera del adventismo? ¿Hay vida fuera del adventismo?

En mi propio caso, al cual me voy a referir como ejemplo de la búsqueda de una persona, responder a la pregunta de si había vida después del adventismo se presentó primero en la forma de sobreponerme a la ira que el adventismo había engendrado. Abandonar el adventismo, especialmente bajo presión, como me sucedió a mí, a menudo resulta en acerba ira, ira por la desilusión, lo que una persona correctamente llamó “la agonía del engaño”, el descubrimiento de que la iglesia adventista no es lo que asegura ser, ni en teoría ni en la práctica. La ira por el tratamiento injusto sólo sólo agravó esta acerba lucha teológica.

Yo sabía suficiente psicología para darme cuenta de que primero debía intentar comprender mi ira. ¿Por qué estaba allí? ¿Por qué no podía yo, como cualquier cristiano ordinario, simplemente transferir mi membresía a otra denominación en vez de revisar constantemente las circunstancias que condujeron a mi fallecimiento como adventista y preguntarme por qué había ocurrido?

Mi búsqueda de respuestas me llevó al creciente cuerpo de literatura sobre abuso espiritual (2). Descubrí que las comunidades de fe podían hacer daño, así como ayudar. No todas las comunidades de fe son íntegras. Tristemente, algunas son abusadoras, hasta destructoras. En un giro de dolorosa ironía, las que son abusadoras son también a menudo adictivas. Es decir, una persona queda “enganchada” en ellas, incapaz de zafarse, de una manera muy parecida a la del adicto a una poderosa droga. En este caso, la droga es la poderosa ideología con la cual la organización religiosa informa y da forma a la comunidad formada por esa ideología. Cuando se van, sin esta ideología en su lugar, experimentan la “retirada”, de la misma manera que un adicto. ¿Cae el adventismo en esta categoría?, me preguntaba.

Como persona que ha estudiado quizás más a fondo que otros el fenómeno de sistemas sociales tóxicos y las organizaciones adictivas, Anne Wilson Schaef ha reunido convenientemente los “síntomas” de tales organizaciones (3). Típicamente, funcionan con un sistema cerrado, una especie de mentalidad de “pensamiento de grupo”, y tratan de limitar la exposición a nueva información, particularmente si esa nueva información pone en tela de juicio principios que la organización ha sostenido por largo tiempo. Tal postura cerrada fomenta un egoísmo en el cual todo se percibe ya como un ataque ya como una afirmación del ego. De este sistema cerrado de funcionamiento surge la deshonestidad. Comúnmente, la organización se engaña a sí misma, engaña a la gente dentro de ella, y engaña al mundo fuera de ella. Se asume tácitamente que, sin importar el costo, hay que mantener el control de la organización y sus adherentes. A menudo, esto se hace fomentando un falso perfeccionismo, “sabiendo siempre las respuestas, siendo los primeros con la solución, y no cometiendo jamás ningún error “. Finalmente, las organizaciones abusivas, en algún momento, con frecuencia caen en el disimulo y en el consiguiente deterioro ético. Los adherentes son confrontados con una elección que no admite dudas: o te acomodas con la disfunción, o te vas. “El proceso adictivo ataca la moralidad y los profundos valores morales de uno”, observa Schaef. “El sistema adictivo nos invita a comprometer nuestra moralidad personal invitándonos a participar en todos los procesos que acabamos de describir [cerrazón, egocentrismo, deshonestidad; perfeccionismo; concesiones éticas]” (4). Asombrosamente, yo reconocí todos los procesos que Schaef enumeró. Cada uno de ellos había estado viviendo realidades dentro del adventismo que yo conocía. ¿Significa esto que el adventismo es un sistema adictivo y abusivo? Nunca he podido responder a esta pregunta de manera definitiva. Tal como existe actualmente, a mi juicio, su teología interrelacionada y triunfalista y su gobierno autoritario y jerárquico predisponen al adventismo a la disfunción (5). El hecho de que está cerrado a cualquier teología fuera de la suya y su renuencia a admitir – humildemente – sus errores levantan banderas rojas, que advierten del potencial para el abuso espiritual. Ser adventista, particularmente en la década de 1980, se había convertido en fuente de profundo dolor emocional y espiritual para mí y para muchas otras personas. Para mí, se había vuelto abusivo. Para mí, la iglesia adventista se había convertido en irritante, más bien que solaz. Mi existencia dentro de ella durante los últimos diez años de mi asociación habían sido literalmente de terrible agonía personal. Tristemente, ésta es la única forma en que yo puedo describirlo. Para mí, las palabras de Schaef se volvieron proféticas. Cargados con “una sensación de agotamiento y deterioro moral”, escribe ella, “ellos [los miembros de la organización] decidieron que no podían cambiar la compañía … pero sí podían asumir responsabilidad por sus propias vidas. La mayoría abandonó la organización” (6).

Cuando comencé a darme cuenta de que la ira, enraizada en profundo dolor, aparecía inicialmente cuando uno abandonaba el adventismo, y que era aplicable aquí algo de la dinámica que se encuentra comúnmente en los sistemas espirituales abusivos, di el primer paso gigantesco hacia la recuperación. “Los dolores del retiro” permanecieron por algún tiempo, pero disminuyeron gradualmente según he ido pudiendo reconstruir mi vida. Quizás es verdad que el tiempo cura todas las heridas.

Puesto que yo me había hecho adventista a causa de su ideología, para mí fue más difícil la lucha para habérmelas con las distintivas doctrinas adventistas como el sábado, la iglesia remanente, Ellen White, la escatología adventista, y la enseñanza sobre los acontecimientos del fin del tiempo, todas las cuales tendían a definir la iglesia. Libre de las restricciones del sistema adventista, refugiado en una comunidad cristiana que los animaba a uno a pensar por sí mismo, descubrí precisamente el ambiente que necesitaba para repensar y reenmarcar mis creencias adventistas. Enseñado a no cuestionar, hasta la idea de repensar asusta al ex-adventista. Sin embargo, cuando uno cae en la cuenta de que la verdad no necesita defensa, ese cuestionamiento es íntegro y natural en el desarrollo de la fe, se vuelve más fácil mirar más de cerca lo que enseña el adventismo. Decidí tomar literalmente el consejo de Pablo con referencia a mis antecedentes adventistas: “Sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno” (1 Tes. 5:21). Me di cuenta de que tenía que enfrentar a las principales doctrinas adventistas si es que alguna vez iba a encontrar la recuperación espiritual.

Así que decidí aplicar a las enseñanzas adventistas el mismo y riguroso criterio hermenéutico que había aprendido mientras estudiaba en la Universidad Vanderbilt para obtener mi grado de doctor en filosofía en Antiguo Testamento. Se hizo evidente que, bajo este escrutinio, estas distintivas enseñanzas adventistas no se sostendrían.

Una lectura de cerca del Nuevo Testamento me mostró que los adventistas han exagerado mucho sus argumentos a favor del séptimo día sábado. Ésta es quizás la más “sagrada” de todas las doctrinas adventistas. Pero en ninguna parte no exige en ninguna parte que los cristianos observen el séptimo día sábado. En ninguna parte hace el Nuevo Testamento del sábado una señal de lealtad cristiana, como enseña el adventismo. Es verdad que algunos cristianos – quizás hasta la mayoría – observaban el sábado en el período del Nuevo Testamento, por lo menos los de antecedentes judíos. En las iglesias de Pablo, en el mundo grecorromano, parecía estar apareciendo otra costumbre. “Así que nade los juzgue a ustedes por lo que comen o beben, o con respecto a días de fiesta religiosa, de luna nueva o de reposo. Todo esto es una sombra de las cosas que están por venir; la realidad se halla en Cristo” (Col. 2:16-17) (8). Colosenses indica que, para estos cristianos gentiles, el sábado era meramente una opción, no un requisito. El descubrimiento de este simple hecho socavó para mí todo el énfasis que el adventismo pone en el sábado. Me di cuenta de que la enseñanza adventista iba mucho más allá del Nuevo Testamento al insistir en el sábado como obligatorio para cada cristiano (9). Como cristiano, uno es bienvenido de observar el séptimo día sábado, pero no para hacer de él una prueba de discipulado para otros cristianos (véase Rom. 14:5-6).

En cuanto a la afirmación de la Iglesia Adventista de que ella es la iglesia remanente o “verdadera”, comencé a darme cuenta de que esta idea había sido adornada de tal modo por la tradición adventista con el correr de los años que literalmente había abarcado la totalidad de su teología y su organización, dándole un aura de infalibilidad. Este es el origen de la premisa oculta de que el adventismo ha cometido pocos errores teológicos u organizativos, si es que ha cometido alguno. Debido a que la iglesia adventista asume que ella es la iglesia verdadera, ¿cómo podría estar mal informado en teología o en estructura? Volví a examinar una vez más la base de la afirmación del adventismo, a saber, que es el “remanente” de Apocalipsis 12 y 14. Nuevamente, descubrí que esta declaración descansa en una interpretación forzada de estos dos pasajes y que, en realidad, no hay ninguna base bíblica para la afirmación adventista de que es un movimiento reformador en los últimos días, y que tampoco hay ninguna justificación para sostener que otros cuerpos religiosos contemporáneos deben identificarse como “Babilonia” (10).

En mi opinión, Ellen White ya había hecho severas concesiones al haber tomado prestados secretamente materiales de escritores contemporáneos y negar que lo había hecho. Tal copiado, que yo no toleraría en exámenes de estudiantes, parecía minar el atractivo moral de sus escritos. Me vi obligado a volver al consejo de Pablo en relación con los profetas en la iglesia primitiva: “No apaguen el Espíritu, no desprecien las profecías, sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno” (1 Tes. 5:19-21). De allí en adelante, puesto que ya no podía confiar en la honestidad de Ellen White, tendría que “someter a prueba” cada una de sus afirmaciones, evaluarlas por su propio mérito y descartarlas o aferrarme a ellas, dependiendo de los resultados. Eso significaba que ya no podía confiar en la autoridad de Ellen White, sino que podía aceptar su consejo sólo cuando se correlacionaba con otros criterios. Usando esta metodología, el papel de White en el proceso teológico disminuyó grandemente (11). Comencé a mirar más y más la Biblia en busca de guía.

Finalmente, dadas estas conclusiones, me vi obligado a revisar mi interpretación de la escatología adventista. No vi en ninguna parte de la Biblia la idea de que la prueba al final de los tiempos sería el sábado. Obviamente, si el Nuevo Testamento tiende a considerar el sábado como opcional o un tema que no es problema, no puede ser la prueba final de la raza humana, razoné. Además, la marca de la bestia no tiene nada que ver con la disputa sábado/domingo. Tal interpretación descansa solamente en la manera peculiar en que el adventismo lee a Apocalipsis 13, que ignora la ambigüedad inherente en el pasaje (12).

Este reexamen de la teología adventista, indicada aquí sólo brevemente, me tomó varios años y para mí fue una reorientación muy dolorosa, pero necesaria, si iba a poder avanzar más allá de esa teología y hacia el mayor mundo cristiano.

Reconociendo que no podría regresar al adventismo, no solamente porque me había expulsado de su ministerio, sino también ahora porque ya no podía aceptar varias de sus enseñanzas clave. Me preguntaba: ¿A dónde debo ir? Todavía era cristiano. Mi experiencia religiosa ahora era más fuerte y más viril de lo que jamás había sido. Quería conservarla así, y encontrar una adecuada comunidad de fe donde esa experiencia fuese bienvenida, apoyada, y afirmada. Mi experiencia me enseñó que, una vez que una persona se ha dado cuenta de que debe avanzar adelante, no debe permanecer en los linderos del adventismo. Nuevamente, se aplicaba el lenguaje de la adicción (13). Si el adventismo muestra los procesos de un sistema adictivo, permanecer cerca de él sólo “alimenta” la adicción, haciendo más lenta la recuperación. Una vez que una persona ha decidido irse, es mejor que lo haga completamente. Es verdad que es posible que la denominación cambie algún día, volverse más amable, más compasiva, pero probablemente no lo hará durante la vida de ninguno de los que están vivos. Aferrarse a una falsa esperanza sólo prolonga la agonía. Es mejor ir hacia addelante, dejando atrás el pasado.

¿Ir hacia adelante? ¿Hacia dónde? Resistí la idea de “andar solo”, aislado de otros cristianos. Hay una variedad de opciones para ex-adventistas que buscan una comunidad cristiana que nutra y en la cual puedan crecer en fe y espíritu. Yo estaba decidido a encontrar una así.

Se han formado varias comunidades independientes, muchas de ellas subproductos del adventismo. Algunas de ellas se llaman Comunidades de Ex-Adventistas [Former Adventist Fellowships] (14). Estas comunidades hacen énfasis en el apoyo de las oraciones y el estudio bíblico, ayudando a sus miembros a repensar su orientación adventista. Desafortunadamente para mí, las Comunidades de Ex-Adventistas no existían en 1991.

Me di cuenta de que, a menudo, las iglesias evangélicas reciben de buen grado a refugiados del adventismo. Denominaciones como la Iglesia Evangélica Libre [Evangelical Free Church], los Hermanos de la Gracia [Grace Brethren], la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos [Presbyterian Church of America], la Iglesia Reformada de los Estados Unidos [Reformed Church in America], la Iglesia Cristiana Reformada [Reformed Christian Church], los Bautistas del Séptimo Día [Seventh-day Baptist] han abierto sus puertas a gente que se ha separado del adventismo (15). Aunque la teología de algunas iglesias tiene mucho en común con la experiementada en el adventismo, yo sabía que algunos de los cuerpos fundamentalistas podrían ser tan rígidos doctrinalmente como el adventismo de cual yo estaba escapando. A mí me parecía que las denominaciones cristianas de corriente principal eran la mejor alternativa. Típicamente, éstas evitan la rigidez teológica. Aunque estas denominaciones presentan a menudo una gran diversidad que es extraña e intimidatoria para un adventista en recuperación, esa misma diversidad significa que un individuo está libre para explorar y desarrollar sus propios puntos de vista sobre cuestiones teológicas. Uno puede ser un cristiano “conservador”, “moderado”, o “liberal” – o cualquier cosa en medio – y todavía participar plenamente en la vida de la comunidad de fe. Por ejemkplo, la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) sólo pide que los miembros acepten a Jesús como Salvador y Señor. No hay ningún otro requisito doctrinal. En un ambiente como éste, uno puede encontrar la seguridad para crecer y desarrollarse espiritual y teológicamente.

¿Cuáles son las denominaciones de corriente principal?

La Espiscopal, la Metodista Unida [United Methodist], la Presbiteriana (U. S. A.), la Luterana Evangélica, Iglesia Unida de Cristo [United Church of Christ], la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo), y las iglesias bautistas de los Estados Unidos podrían incluirse fácilmente en esta clasificación. Y hay otras. En estas iglesias, aunque teológicamente son, por lo general, más liberales que el adventismo, hay considerable latitud y tolerancia por el desarrollo y la expresión de los puntos de vista propios. Yo descubrí un excelente hogar espiritual en la Iglesia Unida de Cristo y la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo). Me di cuenta de que, cualquiera que sea la alternativa que al adventista en recuperación le parezca mejor, es importante estar en comunión con otros cristianos. Allí, rodeado por cristianos amorosos que aceptan a laspersonas como ellas son, uno puede comenzar, no sólo a encontrar vida después del adventismo, sino a experimentarla a plenitud.

“¿Has sacado el adventismo por completo de tu sistema?” La pregunta de Alice me devolvió a la realidad y me hizo olvidar, por un momento, todo aquel doloroso viaje. Hice una pausa por un segundo, luego sonreí, pensando en la paz y en la felicidad que ahora eran mías, y contesté: “Sí, realmente ya lo he hecho. Por lo menos, he podido dejar atrás las partes ‘malas’ y retener las buenas”. ¡Hay vida después del adventismo!

——————————————————————————–
(1) Glendale, AZ: Life Assurance Ministries, 2000).

(2) Algunos estudios recientes en esta área incluyen: Leo Booth, When God Becomes a Drug: Breaking the Chains of Religious Addiction & Abuse (Los Angeles: Jeremy P. Tarcher, 1991); Earnie Larsen y Janice Parnegg, Recovering Catholics: What to do When Religion Comes Between You and God (San Francisco: Harper & Row, 1992; Stephen Arterburn and Jack Felton, Toxic Faith: Understanding and Overcoming Religious Addiction (Nashville: Thomas Nelson, 1991).

(3) Anne Wilson Schaef y Diane Fassel, The Addictive Organization (San Francisco: Harper & Row, 1988), passim.

(4) Addictive Organization, pp. 64, 67.

(5) Obviamente, los adventistas discreparán. Ronald Enroth señala que la prueba del abuso de parte de las iglesias sólo puede encontrarse en la experiencia misma de las personas que la han experimentado. Pocas personas en estas iglesias admitirán el abuso, y “no siempre es posible ‘alcanzar’ a las personas que ya han sido atrapadas por iglesias abusivas. Estas personas no se ven a sí mismas como manipuladas, ni en ningún peligro de abuso espiritual” (Churches That Abuse [Grand Rapids: Zondervan, 1992], pp. ix, x). Podríamos compararlo con un alcohólico. Pocos alcohólicos admitirían que tienen un problema. Y es sólo después de que el abuso se ha vuelto intolerable que la víctima de abuso doméstico admite que el problema es real y busca ayuda.

(6) Addictive Organization, p. 209.

(7) Todas las citas son de la New Standard Revised Version, copyright ©1989, División de Educación Cristiana del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en los Estados Unidos de América. Usada con permiso.

(8) El uso de la fórmula anual, mensual, semanal en este texto significa que el séptimo día sábado está incluido en la crítica. El texto dice que no ha de insistirse en la observancia de las festividades anuales del judaísmo, ni en la celebración mensual de la luna nueva, ni en la observancia semanal del sábado. Para el uso de esta fórmula, véase 2 Crón. 8:13; Oseas 2:11. Oseas 2:11 es de lo más instructivo. El hebreo de este pasaje dice literalmente: “Pondré fin a todo su jolgorio; sus festividades [anuales], sus lunas nuevas [mensuales], sus días de reposo [semanales]” (traducción del autor [el v. 13 3 en hebreo]). Puede haber pocas dudas en este pasaje de que está incluido el séptimo día sábado. Esta fórmula proporciona el telón de fondo para Colosenses 2:16.

(9) Para un estudio ulterior desde una perspectiva al adventismo, véase de D. A. Carson, ed., From Sabbath to Lord´s Day: A Biblical, Historical and Theological Investigation (Grand Rapids: Zondervan, 1982); Dale Ratzlaff, Sabbath in Crisis, ed. rev. (Glendale, AZ: Life Assurance Ministries, 1995). De estos dos estudios, el de Ratzlaff es más accesible al lector promedio.

(10) Ni Apocalipsis 12 ni 14 establecen claramente la identidad ni de la “mujer” ni de los “tres ángeles”. Estos capítulos tampoco definen el contenido de los “mandamientos”, ni suplen el “testimonio de Jesús”, todos ellos ingredientes clave de la afirmación del adventismo. Nadie que lea estos capítulos, desprejuiciado de las afirmaciones adventistas, llegará jamás a la conclusión de que estos capítulos hablan de un movimiento que surgiría en o alrededor de 1844 y que constituiría la última y verdadera manifestación de la iglesia. Esta interpretación ha sido insertada en la lectura de estos textos, en parte para proporcionar una base “bíblica” para la afirmación adventista. Tenemos que tener presente que las iglesias abusivas tienden a verse a sí mismas como especiales (Enroth, Churches That Abuse, pp. 111-24). En cuanto a la identidad de “Babilonia”, el texto es más bien sugerente al declarar que sus “siete cabezas son siete montes en las cuales está sentada la mujer” (Apoc. 17:9). Se decía que la antigua Roma estaba construida sobre siete colinas,y que era la archiperseguidora de los santos (17:9). Un lector de Apocalipsis del siglo primero no habría tenido ninguna duda de que la ciudad de Roma era lo que se estaba describiendo como “Babilonia la grande, madre de rameras y de las abominaciones de la tierra” (v. 5). Los primeros adventistas aplicaban defensivamente este smbolismo a las iglesias que habían resistido el movimiento millerista, pero no hay base para ello.

(11) No trataré de desenredar aquí el enigma de Ellen White. Desde un punto de vista científico, la mejor explicación en relación con ella es que sufría de complejos ataques parciales. Sin embargo, como ya no está aquí para ser examinada, eso debe continuar siendo una hipótesis para siempre. Véase de Delbert H. Hodder, “Visions or Partial-Complex Seizures?” Evangelica (November 1981), pp. 30-37. Es interesante notar que a John Harvey Kellog, que conoció personalmente a Whte, se le preguntó en una ocasión qué pensaba de las visiones de Ellen White. “Es mi creencia”, contestó, “que su condición cuando está en visión es la de catalepsia” (John Harvey Kellog, Carta a R. B. Tower, 3 Marzo de 1933). La catalepsia es una condición generalmente asociada a la esquizofrenia, en la cual los músculos se ponen rígidos y los brazos y las piernas permanecen en cualquier posición en que se los deja. Tanto Hodder como Kellog sugieren una explicación psiquiátrica para Ellen White más bien que una explicación teológica. Pragmáticamente, el mejor enfoque parece ser el de examinar sus afirmaciones como uno lo haría con las afirmaciones de cualquier otro escritor.

(12) Para una prueba de esta afirmación, el lector puede consultar casi cualquier comentario corriente sobre el Libro de Apocalipsis, por ejemplo, J. Massyngberde Ford, Revelation, Anchor Bible 38 (New York: Doubleday, 1975), p.p. 217-30. El escritor de Apocalipsis revistió su mensaje tan enigmáticamente, sugiere Ford, porque “había que hacer la advertencia de tal manera que se oscureciera su significado para los paganos en cuyas manos cayera el libro de Apocalipsis” (p. 227).

(13) Véase de Leo Booth, When God Becomes a Drug.

(14) Véase the Former Adventist Fellowship Website:

(15) Un manual útil, que describe las creencias y la estructura de éstas y la mayoría de las otras denominaciones mencionadas aquí y más abajo es el trabajo de Frank S. Mead, Handbook of Denominations in the United States, 10th ed., rev. Samuel S. Hill (Nashville: Abingdon, 1995).http://wolfgangstreich.blogspot.com/
http://panoramaevangelicoparaguay.blogspot.com/
http://py.globedia.com/perfil/wolfgang-streich/


Lic. Wolfgang Streich

Asunción – Paraguay
Tel: (0981) 480 779
      (0971) 316 800

 

wsparaguay@gmail.com
wolfi30@hotmail.com

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LA PARUSÍA DE JESÚS EN 1914-PARTES 1 y 2

El grave error de los Testigos de Jehová al afirmar que la parusía o segunda “presencia” de Cristo se cumplió en 1914.  Sorprendentemente C.T. Russell (fundador de la actual secta de los Testigos de Jehová) copió los cálculos realizados por N.H. Barbour, un adventista, para la parusía de Cristo.

EL OBELISCO PAGANO EN LA TUMBA DE LOS WHITE, LOS FUNDADORES DEL ADVENTISMO DEL SÉPTIMO DÍA

Lo siguiente es una foto tomada en el sitio de entierro de JAMES y ELENA DE WHITE. Como usted ya sabrá, estimado lector, Elena de White es la “profetiza del adventismo”. Pues bien, esta foto de abajo fue tomada el 24 de julio de 1915, y por favor fíjese bien en el obelisco que aparece en la fotografía y luego analizaremos qué representa.El obelisco aparece como un memorial a James White y fue erigido en el sitio de entierro de James White, esposo de la señora Elena de White. Sin embargo, no sabemos con exactitud qué pretendió la señora White en la selección del obelisco para esta tumba familiar, y tampoco sabemos si Elena G de White entendía el significado y la historia del símbolo, ¿o quizás si? Lo cierto es que el obelisco esta allí.

El obelisco primero fue usado por los Egipcios en la casa del espíritu del dios sol RA. El obelisco es un símbolo usado también por la francmasonería y también por los masones, ambas sectas satánicas anticristianas. De acuerdo con un autor masónico, dicho símbolo representa al SEXO.

En la Biblia el obelisco fue usado en el culto a BAAL, y en el mismo Antiguo Testamento se cuenta acerca de los sacerdotes de Dios matando a los adoradores de BAAL por una orden directa de Dios. El obelisco en honor a BAAL fue también destruido.

Referencia Bíblica

2Rey 10:25 Tan pronto como acabó de ofrecer el holocausto, Jehú dijo a la guardia y a los oficiales reales: “Entren, mátenlos; que ninguno salga.” Y los mataron a filo de espada; y la guardia y los oficiales reales los echaron fuera, y llegaron hasta el aposento interior de la casa de Baal.

2Rey 10:26 Sacaron los obeliscos (pilares sagrados) de la casa de Baal, y los quemaron.

Es muy inquietante, por decir lo menos, que un símbolo egipcio del dios sol y de la masonería, que representa el SEXO, aparezca en el sitio de entierro de James y Elena de White.¿Es coincidencia también, amable lector, que en el sitio de entierro de Charles Taze Russell, el fundador de los Testigos de Jehova, aparezca una pirámide, y que en el sitio de entierro de James y Elena de White, pionero y profetiza respectivamente del adventismo del séptimo día, aparezca el obelisco que en la masonería representa el sexo?

¿Extraño, no?