¿PROHÍBE LA BIBLIA TOMAR VINO?

Hay una larga cola de personas que están ansiosas por demostrar que el vino en la era del Nuevo Testamento no contenía alcohol, y que sólo era jugo de uva. Por lo tanto, Jesús no convertió el agua en vino en Caná, ni sirvió vino en la Última Cena.

Sin embargo: ¿cómo es posible que el vino (oinos / οἰνος) no contenga alcohol si se trata de un producto de la fermentación (Marcos 2:22) y, si se usa en exceso, provoca la embriaguez (Efesios 5:18; también Prov. 20:1, que en la Septuaginta utiliza la palabra oinos), mientras que al mismo tiempo oinos no contiene alcohol? De hecho, los griegos tenían una palabra para el jugo de uva sin fermentar, o “mosto” – era Trux / τρυξ.

Los diáconos y las viudas no deben ser dados al vino (1 Timoteo 3:8, Tito 2:3), y ese es el vino con alcohol, no jugo de uva. No prohíbe beber vino, sólo su abuso.

De hecho, los consejos prácticos de Pablo a Timoteo “un poco de vino (de nuevo, oinos)” (1 Timoteo 5:23) sólo tiene sentido si el vino contiene alcohol: las enfermedades del estómago de Timoteo se debían por beber agua contaminada, que el alcohol en el vino mataría. Del mismo modo, el buen samaritano trató las heridas abiertas con vino y aceite, ya que el alcohol es un desinfectante natural.

Si Jesús y sus discípulos celebraron la Pascua, entonces se bebía vino, y punto (Mateo 26:27).

Los que aman la Palabra de Dios deben mostrar un cuidado extraordinario, para no decir nada más ni nada menos de lo que dice.

 http://justinofnablus.com/2012/05/29/is-wine-forbidden-in-the-bible/

EL VIDEO QUE HA AYUDADO A REDUCIR DRÁSTICAMENTE LAS MUERTES TRÁGICAS DE MUCHAS PERSONAS EN AUSTRALIA

 

¡¡¡Caramba: Esta droga me ha puesto en “Fa”!!!

UNA DE LAS MAYORES EMPRESAS DE MARKETING DEL MUNDO RESOLVIÓ ENVIAR UN MENSAJE A TRAVÉS DE UN VIDEO CREADO POR LA TAC (TRANSPORT ACCIDENT COMMISSION), Y TUVO UN EFECTO EXTRAORDINARIO EN AUSTRALIA.

DESPUÉS DE ESTE MENSAJE, EL 40% DE LA POBLACIÓN AUSTRALIANA DEJÓ DE USAR DROGAS Y CONSUMIR ALCOHOL SIN LÍMITES EN LAS FIESTAS DE FIN DE AÑO.

TOMÉMOSNOS EL TIEMPO NECESARIO PARA MIRAR CON MUCHA ATENCIÓN ESTE IMPORTANTE VIDEO. LLEGÓ LA HORA DE TOMAR CONSCIENCIA. EVITEMOS TRAGEDIAS COMPARTIÉNDOLO CON NUESTROS FAMILIARES Y AMIGOS QUE CONDUCEN VEHÍCULOS. RESULTA IMPOSIBLE CALCULAR EL EFECTO POSITIVO QUE PUEDE  TENER.

 

LOS EFECTOS DEL ALCOHOL RESULTAN MÁS DAÑINOS QUE EL CRACK Y LA HERONÍA

El alcohol es más dañino valorando los efectos sociales e individuales. | Atlas

Efe | Londres

Actualizado lunes 01/11/2010 18:06 horas

El alcohol es más dañino que la heroína y el crack si se considera de una manera combinada el perjuicio que causa al consumidor y a las personas que le rodean, según un estudio publicado hoy en la revista médica ‘The Lancet’.

El informe, elaborado por dos ex asesores del Gobierno británico, David Nutt y Leslie King, tiene por objetivo elaborar políticas estatales más eficaces para paliar el impacto social de sustancias adictivas, entre las que se incluyó también el tabaco.

La tarea no es fácil dado el amplio abanico de efectos dañinos que pueden tener las drogas en el consumidor y en su entorno, según explicaron los autores en el prólogo de la investigación.

Un estudio previo dirigido por Nutt en 2007 causó controversia al establecer nueve criterios principales de daño, desde el mal intrínseco de las drogas a los costes sanitarios que genera, cada uno de ellos con un mismo peso valorativo en la evaluación final.

Para mejorar el resultado, este estudio empleo el denominado Análisis de Decisión Multicriterio (MCDA), una técnica que ya ha sido empleada con éxito para asesorar las autoridades en cuestiones con muchas aristas como el almacenamiento de residuos nucleares.

Nueve de los criterios empleados en este estudio tuvieron que ver con el daño que una droga causa en el individuo y otros siete con los daños causados a otros, y todos ellos fueron divididos en cinco subgrupos referidos a los daños físicos, psicológicos y sociales.

Las sustancias fueron valoradas del 0 al 100, siendo 100 el nivel máximo de daño causado en cada criterio específico.

Las nueve categorías de daño al individuo fueron: mortalidad a causa directa del consumo, mortalidad derivada del consumo, daño directo a causa del consumo, daño derivado del consumo, dependencia, discapacidad mental a causa del consumo, pérdida de capacidades de la percepción, daño a las relaciones personales y lesiones.

Siete perjuicios para la sociedad

Las siete categorías de perjuicios a los demás fueron: crimen, conflicto familiar, daño al entorno cercano, daño al conjunto de la sociedad, coste económico y deterioro de la cohesión comunitaria.

Teniendo todas estas cuestiones en cuenta, el alcohol obtuvo una puntuación de 72, seguido de la heroína (55) y el crack (54).

El resto de drogas fueron: metanfetamina en cristal (33), cocaína (27), tabaco (26), anfetaminas (23), cannabis (20), ácido gama-hidroxibutírico (18), benzodiazepinas (15), quetamina (15), metadona (14), mefedrona (13), butano (10), khat (9), éxtasis (9), esteroides anabolizantes (9), LSD (7), buprenorfina (6) y setas (5).

Con estos resultados, los autores del estudio subrayaron que el alcohol, además de ser la droga más perjudicial en términos generales, es casi tres veces más dañina que la cocaína y el tabaco.

Los autores indicaron que la heroína, el crack y la metanfetamina en cristal fueron las sustancias más dañinas para el individuo que las toma, mientras que el alcohol, la heroína y el crack lideraron la lista de las más perjudiciales para el entorno directo.

Ex asesores del Gobierno británico

El profesor Nutt, que dimitió hace unos meses de su cargo de asesor del Gobierno británico en cuestiones de drogodependencia tras afirmar que consumir éxtasis era menos peligroso que montar a caballo, defendió el modelo de clasificación y recordó que es el más preciso que se conoce hasta ahora para estas cuestiones.

“Encontrar los contrapesos necesarios es crucial porque influyen en los resultados generales. Este proceso ha de basarse necesariamente en los cálculos y la opinión, por lo que la mejor manera de llevarlo a cabo es a partir del consenso de un grupo de expertos trabajando de manera conjunta”, explicó.

Los autores destacaron que sus conclusiones respaldan las de trabajos previos realizados en el Reino Unido y Holanda, “confirmando que el actual sistema de clasificación de las drogas no se corresponde con las pruebas acerca del daño que causan”.

“También coinciden con las conclusiones de anteriores informes de expertos acerca de que afrontar de manera decidida los perjuicios derivados del alcohol es una estrategia de salud pública válida y necesaria”, concluyeron.