EXAMINAOS A VOSOTROS MISMOS SI ESTÁIS EN LA FE

El examen … 2 Corintios 13:5

2 Corintios 13:5, “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; pruébense ustedes mismos. ¿No se dan cuenta de que Cristo Jesús está en vosotros, a menos, por supuesto, que no pase el examen? “Auto-examen de su diario caminar con Dios es muy importante en la vida cristiana.

Los creyentes en Dios juegan un papel importante en el avance de la proclamación de salvación de Dios en ya través de Jesucristo. Sin un correcto auto-control y examen de nuestra vida podemos realmente detener el movimiento del Evangelio. Pablo dice a los de la fe a “compórtense de una manera digna del evangelio de Cristo” (Fil. 1:27).

Con el fin de andar rectamente debe haber una constante reflexión sobre nuestras actitudes, pensamientos y comportamientos. Todos los días afirmamos nuestra lealtad, ya sea a Satanás, o a Dios. Escuchemos a Pablo que dice, “No presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios, como los que han sido traídos de la muerte a la vida, y ofrecer la partes de su cuerpo a Dios como instrumentos de justicia “(Romanos 6:13). Pablo anima a los creyentes a caminar en completa santidad porque Dios nos ha rescatado de las garras de la muerte, el pecado.

El examen de uno mismo es lo más importante para que esto suceda. No seas ciego a tus defectos. Reconoce tus defectos y permitir que las alas de sanación de Dios te curen. Él traerá la completa restauración y reconciliación a tu vida. El gran estudioso Emil Brunner dijo una vez: “Cristo es verdaderamente el tema de este texto también (2 Corintios 13:5). This self-examination is concerned with faith, of course with faith in the grace of God which alone saves us and its object is to discover whether we have truly understood this preaching and made this message the fundamental inspiration of our lives.

”Este auto-examen tiene que ver con la fe, por supuesto, con fe en la gracia de Dios que es lo único que nos salva y su objeto es descubrir si verdaderamente hemos entendido esta predicación, y si hemos hecho de este mensaje la inspiración fundamental de nuestras vidas “.
OBR

UN EXOESQUELETO ARTIFICIAL E INTELIGENTE PERMITIRÁ ANDAR A LOS PARAPLÉJICOS

Daniel 12:4: Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la CIENCIA se aumentará.

La compañía estadounidense Berkeley Bionics ha desarrollado eLEGS, un exoesqueleto ligero que, ajustado al cuerpo de las personas parapléjicas, puede ayudar a éstas a andar, impulsando sus pasos. Este impulso se coordina gracias a unos sensores y a un ordenador que, colocados en el eLEGS, permiten al sistema registrar los gestos del usuario, interpretarlos, y actuar en consecuencia. Inicialmente este dispositivo se ofrecerá sólo en centros de rehabilitación para ser utilizado bajo supervisión médica, pero en el futuro sus aplicaciones pueden ampliarse.

na compañía estadounidense llamada Berkeley Bionics ha desarrollado un dispositivo biónico, artificialmente inteligente y portátil llamado eLEGS que, según sus creadores, permitirá a los parapléjicos volver a levantarse, a sostenerse en pie e, incluso, a andar.

Según publica Berkeley Bionics en un comunicado, inicialmente este dispositivo se ofrecerá sólo en centros de rehabilitación para ser utilizado bajo supervisión médica, pero en el futuro sus aplicaciones pueden ampliarse.

En qué consiste

eLEGS es una especie de “esqueleto” artificial que puede ajustarse en tan sólo unos minutos a cualquier persona que mida entre 1,60 y 1,90 metros, y que pese menos de 99 kilos.

El ajuste puede llevarlo a cabo el propio usuario, desde su silla de ruedas. Unas simples cintas de Velcro y unos tirantes sirven para sujetar el dispositivo al cuerpo, por encima de la ropa y de los zapatos. Con un poco de práctica, el aparato puede colocarse o quitarse en tan sólo uno o dos minutos.

Una vez colocado, eLEGS produce la flexión de las rodillas necesaria para hacer que el usuario camine de manera natural, y que pueda desplazarse por diversos tipos de terrenos.

La velocidad al andar dependerá de las aptitudes y condiciones de cada persona, pero se calcula que con este dispositivo puede llegar a andarse a una velocidad de hasta un metro por segundo.

Presentación del exoesqueleto. Berkeley Bionics
Presentación del exoesqueleto. Berkeley Bionics
Manejo sencillo

eLEGS está impulsado por una batería y cuenta con una interfaz máquina-humano basada en las gesticulaciones que –usando sensores- observa los gestos que el usuario hace, determina a partir de ellos sus intenciones, y actúa de manera acorde con ellas.

De esta forma, los movimientos son más naturales porque un ordenador orquesta a tiempo real cada zancada.

El dispositivo eLEGS pesa en total alrededor de 20 kilos, por lo que puede ser trasladado y transportado con facilidad. Además, gracias a su estrecha cintura y su ajuste ceñido, se puede manejar fácilmente para hacerlo pasar a través de puertas y pasillos, explican los desarrolladores en su página web.

Las pruebas clínicas con este aparato empezarán a principios del próximo año en algunas clínicas de rehabilitación de Estados Unidos. En la segunda mitad de 2011, los creadores de eLEGS esperan llevar estas piernas artificiales a la mayoría de los centros de rehabilitación más prestigiosos del país.

En ese momento, algunos pacientes tendrán la oportunidad de implicarse en un programa de entrenamiento para la utilización del eLEGS, supervisado por médicos.

Rex: las piernas biónicas

El invento de Berkeley Bionics no es el único creado hasta la fecha para ayudar a andar a los parapléjicos. Recientemente dos inventores de Nueva Zelanda presentaron otro sistema similar.

Según publicó el pasado mes de julio la revista Physorg, estos investigadores han desarrollado Rex, un sistema de piernas biónicas de 38 kilos de peso, cuyo diseño ha estado inspirado en el exoesqueleto robótico de ficción que aparece en la película “Alien” (aparato en que sube Ripley –Sigourney Weaver cuando va a luchar contra sus enemigos extraterrestres).

Los inventores afirman que Rex es “una alternativa realista a la silla de ruedas” que permitirá andar y mantenerse de pie a las personas que no pueden hacerlo por lesiones.
Según ellos, además, Rex permite al usuario subir y bajar escaleras, sentarse y caminar marcha atrás, de lado y hacia delante.

A diferencia de eLEGS, Rex sí se encuentra ya disponible en el mercado, aunque de momento sólo en Nueva Zelanda y a un precio algo desorbitado: unos 106.000 euros. Sus creadores esperan que llegue al resto del mundo el año que viene.

HAL amplía la potencia muscular

Este mismo año, también hemos sabido del desarrollo, por parte de la compañía japonesa Cyberdyne, del sistema Hibrid Assistive Limb (HAL).

Aunque el HAL no está destinado a parapléjicos, también es un exoesqueleto que puede ayudar a andar y a moverse a individuos que necesiten cierto apoyo, como las personas mayores o las personas que se estén rehabilitando de alguna lesión.

Como eLEGS, el HAL se coloca alrededor del cuerpo de los usuarios. Una vez puesto, el dispositivo amplía la potencia muscular de las piernas que lo llevan. Impulsado por una batería, HAL detecta los impulsos musculares y se anticipa y apoya los movimientos de su portador.

Fuente: Tendencias 21

“SED IMITADORES DE MÍ, ASÍ COMO YO DE CRISTO” (SAN PABLO, 1 Cor. 11:1)

 310097pisadas%201024x768

LA PREDICACIÓN DE JESÚS:

 

En Marcos 1:1 leeremos sobre el comienzo o “principio del evangelio (o “del mensaje”) de Jesucristo”.

En los versos 14 y 15 leemos: 

“Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio—o mensaje— del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio (=en el mensaje)”. 

Jesús y sus discípulos viajaban y predicaban a todos el reino de Dios: 

“Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el reino de Dios (el evangelio), y los doce con él” (Lucas 8:1). 

¿De qué hablaron el resucitado Jesús y sus discípulos? Lucas nos dice en el mismo pasaje que no fue de otra cosa que del reino de Dios: 

“…apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.” (Hechos 1:3). 

Queda demostrado que el evangelio que predicaron Jesús y sus discípulos en diferentes pueblos y ciudades era el reino de Dios. El mismo Jesús dijo que para esto, es decir, para la predicación del reino de Dios, fue enviado por Su Padre al mundo (Lc. 4:43)

PABLO IMITA A JESUS EN SU PREDICACIÓN DEL REINO: 

Pablo En Efeso: 

“Entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios.” (Hechos 19:8) 

Dijo a los efesios que había llegado a ellos

“Predicando el Reino de Dios” (Hechos 20:25)

Que Pablo predicaba a Jesús como el gobernante de un reino literal, es evidente por la reacción de sus adversarios en Tesalónica. Ellos acusaron a Pablo de decir cosas que “contravienen los decretos de César, diciendo que hay otro rey, Jesús.” (Hechos 17:7) “contravienen los decretos de César, diciendo que hay otro rey, Jesús.” (Hechos 17:7) 

Está o que el venidero gobierno de Jesús fue visto como una amenaza para el emperador romano. Podemos estar seguros de que la predicación de un rey místico o simbólico no habría levantado tal reacción.

Aun estando en prisión por sus creencias pudo decir a sus visitantes:

“Por la esperanza de Israel estoy sujeto con esta cadena.” (Hechos 28:20)

Pablo en Roma: 

Esta esperanza es definida unos pocos versículos más tarde: 

“…les declaraba y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas.” (Hechos 28:23)

Toda su actividad en prisión se resume en el último versículo de Hechos: 

“Predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento.” (Hechos 28:31). 

AHORA PABLO LE DICE A USTED: 

“Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” (1 Corintios 11:1) 

¿Está usted imitando a Pablo en su quehacer evangélico, tal como él lo hizo con Cristo? Espero que sí, pues la mayoría de predicadores son unos bobos y ciegos, imitando a cualquier predicador “famoso” y no a Pablo, quien a su vez era un fiel imitador de Jesucristo. 

Pero cuánto del reino de Dios es predicado a los potenciales creyentes en estos días? Pues muy poco!!! Sólo le pregunto esto: ¿Cuándo fue la última vez que usted escuchó una prédica completa sobre el reino de Dios? ¿Cuántas veces ha escuchado usted a Benny Hinn, Kenneth Copeland, a Carlos “Cahier” Luna, o al tal Apóstol Maldonado, o a Rony Chávez, predicar un sermón completo y sustancioso sobre el reino de Dios? ¡Le aseguro que nunca! …¿¿¿y así se llaman predicadores del evangelio???…Bueno, la verdad es que estos sujetos predican un evangelio falso, el de la prosperidad…¡pero no el reino de Dios! Pero su servidor, Apologista, sí busca imitar a Pablo en este importante quehacer evangélico para ser un verdadero discípulo del Señor. ¿Lo hará usted también, estimado amigo?

“ANDAR COMO ÉL ANDUVO” (1 Juan 2:6)

Introducción

 

El Apóstol Juan nos dice en su primera epístola, capítulo dos y verso 6, lo siguiente: El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. Estas palabras son muy impactantes para mí, pues encierran un compromiso de seguir el modelo que Jesucristo nos dejó. De igual sentir es el Apóstol Pedro, quien en su primera epístola, capítulo 2 y verso 21, escribe: “Pues para esto fuisteis llamados; porque Cristo padeció por nosotros, dejándoos ejemplo, para que sigáis sus pisadas. También el Apóstol Pedro le da suma importancia a que imitemos a Cristo, tal como él mismo lo hizo cuando cumplía su misión entre los gentiles. A los Corintios él les escribió lo siguiente: Sed imitadores de mí, así como yo soy de Cristo (1 Cor. 11:1).  

 

Siguiendo e imitando a Jesús

 

Ahora bien, ¡Cuántas veces hemos leído estas palabras de Juan en 1 Juan 2:6 y no obstante muy poco nos hemos puesto a meditar en su significado! Algunos creen que “andar como Cristo anduvo” se debe tomar de la forma más literal posible. Sostienen que para ser un verdadero seguidor de Cristo hay que optar por ser pobres, ermitaños, célibes, desvalidos, y así por el estilo. Aun otros han pensado que para ser como Cristo tenemos que dedicarnos sólo a la predicación del evangelio y abandonar completamente los negocios de este mundo y subsistir de las limosnas. Otro grupo sostiene que debemos incluso ser bautizados en el mismo río en que fue bautizado Jesús (Jordán) y morir en la tierra santa para poder resucitar primero cuando Jesús regrese a su tierra desde el cielo. En vista de tantas ideas diferentes, ¿qué nos dicen realmente las Escrituras sobre el verdadero significado de “seguir” e “imitar” a Cristo?  

 

Pasajes bíblicos donde encontramos el verbo “andar”

 

Para saber de qué se trata el andar como Cristo, es necesario analizar los pasajes donde aparece el verbo “andar” y sus variantes “anduvo”, “andando”, “andad”, “andéis”, “anduvieseis”,  etc.  Veamos éstos en el Nuevo Testamento:

 

1.- Romanos 6:4: “…Así también nosotros andemos en vida nueva”

2.- Romanos 8:1  “…Los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”. 

3.- Romanos 13:13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia” 

4.- 2 Corintios 5:7: “Porque por fe andamos, no por vista”. 

5.- Gálatas 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne”.

6- Efesios 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”. 

7.- Efesios 4:1-3 Os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,  con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz”

8.- Efesios 5:2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante”.

9.- Efesios 5:15,16 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,  aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”. 

10.- Colosenses 1:10 Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios”. 

11.- Colosenses 3:5-7 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;  cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia,  en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas”. 

12.- Colosenses 4:5 Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo”.

13.- 2 Pedro 3:11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir”. 

14.- 2 Juan 6 Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio”.

15.- 3 Juan 4 No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad”

 

Si analizamos con cuidado estos 15 versículos descubriremos en qué cosas debemos andar (seguir) e imitar a Cristo.

 

1.- Andar en nueva vida. Es decir, el viejo hombre pecaminoso quedó atrás. Nuestros valores son otros, así como también nuestras metas.

2.- Andar conforme al Espíritu. Es decir andamos manifestando los frutos y dones del Espíritu Santo que se encuentran especificados en Gálatas 5 y en 1 Cor. 12.

3.- Andar honestamente, sin glotonerías, borracheras y otros vicios similares.

4.- Andar por fe. Es decir, confiados en las promesas de Dios.

5.- Andar haciendo buenas obras a los demás.

6.- Vivir en amor y paz con todos los hombres.

7.- Andar como sabios, redimiendo el tiempo para salvar a otros con el mensaje del evangelio.

8.- Andar creciendo en el conocimiento del Señor. Es decir, ir madurando en la verdad revelada, aprendiendo más de la voluntad de Dios y de sus mandamientos.

9.- Andar sabia y piadosamente con todos. Es decir, una vida intachable.

10.-Andar conforme a los mandamientos de Dios.

11.- Andar en la verdad. Es decir, andar según la Palabra de Dios, la verdad revelada.

 

Vemos que “andar como Cristo” es andar como hombres nuevos, piadosos, santos, sabios, sobrios,  en amor, en paz y en la verdad,  haciendo buenas obras a todos los que podamos y guardando los mandamientos del Señor. En Hechos 10:38 Pablo dijo que Jesús anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos del diablo” (Hechos 10:38). Si él anduvo haciendo bienes, nosotros también lo imitaremos con el mismo amor y dedicación como la que tuvo él con sus paisanos. Su vida fue un ejemplo para nosotros de santidad, amor, obediencia a los mandamientos de Su Padre, sobriedad, sabiduría, piedad, fe, paciencia, y oración.

En 1 Juan 1:7: Juan dice lo siguiente: “Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros…”  Ahora bien, si relacionamos estas palabras con aquellas que él mismo dijo unos versículos más adelante: “andar como él anduvo” (1 Juan 2:6), concluiremos que “andar como él anduvo” equivale a andar en la luz”, en la verdad, en la Palabra de Dios (Ver verso 5).

 

En 1 Pedro 2:21 Pedro dice que debemos “seguir las pisadas de Cristo”. El contexto nos revelará que lo que se trata es seguir las pisadas del SUFRIMIENTO Y AGUANTE de Jesús por las buenas obras realizadas. Dice el verso 20 así: “Pues, ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Mas si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado por Dios. Pues para esto fuisteis llamados; PORQUE TAMBIÉN CRISTO PADECIÓ POR VOSOTROS DEJANDONOS EJEMPLO, para que sigáis  sus pisadas”.   Así que, haciendo una sana exégesis de los versículos, nos daremos cuenta de lo que Pedro quiso decir por “seguir las pisadas de Cristo”.

 

Conclusión:

 

“Seguir las pisadas de Cristo” no implica vivir como ermitaños, célibes, pobres, desventurados o desvalidos. Lo que implica es seguir las normas éticas y espirituales de Cristo plasmadas en Su Palabra, es seguir la CONDUCTA MORAL y PIADOSA de Cristo sin necesariamente renunciar a un trabajo seglar, o a un hogar con hijos, o a una profesión regular (ingeniero, abogado, médico, etc, etc). Uno puede tener un negocio próspero e incluso tener dinero, pero de lo que se trata es NO ENREDARSE O ENTRAMPARSE en los negocios de esta vida que no nos permita redimir el tiempo para la causa de Cristo o Su Evangelio del Reino. En 1 Tes 4:11 Pablo dice: “Y que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado”. Pero a Timoteo le dice: “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado”¿Cuál es la enseñanza entonces? ¿Debe dejar el creyente de ocuparse de los negocios “mundanos” para servir a tiempo completo para la causa del Señor? ¡No necesariamente! Uno puede tener su negocio para sostener a los suyos, ¡PERO NO DEBE ENREDARSE EN EL!

 

………………………