YAHWEH EXTIENDE LA TIERRA POR SI MISMO (ISAÍAS 44:24), PERO EL HIJO NO PUEDE HACER NADA POR SÍ MISMO (JUAN 8:28)—¡LA VERDAD QUE LOS “TRINOTERQUIANOS” NO HAN ADVERTIDO!

Yahweh dice que Él extiende por sí mismo los cielos y la tierra:

Isaías 44:24 Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra POR MÍ MISMO.

Jesús no hace nada por sí mismo:

Juan 8:28: Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que NADA HAGO POR MI MISMO, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.

Conclusión:

1.- YHWH es el creador de todo, y lo hace por sí mismo.
2.- Yahshúa NO hace nada por sí mismo.
3.- YHWH no es YAHSHÚA

CÁMARAS DE VIGILANCIA CAPTAN OVNIS – TERCER MILENIO

Carlos Clemente presenta la nueva técnica de grabación de OVNIS la cual se lleva a cabo utilizando las llamadas camaras de vigilancia, sus resultados han arrojado nueva evidencia sobre los extraños objetos que cruzan el cielo o aparecen repentinamente sobre algunos lugares.

 

PASTORES DICEN QUE LAS SEÑALES PROFÉTICAS EN EL CIELO “SON SIGNOS INCONFUNDIBLES”

Pastores estudiosos de las profecías bíblicas, apuntan a las señales como el cumplimiento de alguna revelación bíblica. Los próximos dos años estará marcados por varias “señales en el cielo”, ya conocidas y previstos por la astronomía. Para ellos, es evidente a partir de la apertura de uno de los sellos que se describe en Apocalipsis 6.

El primer “aviso a la iglesia” llegó en 2008, cuando el asunto fue planteado por el pastor Mark Biltz, quien es descendiente de judíos. Dijo que había hecho un descubrimiento sorprendente. Biltz estaba estudiando las profecías sobre el sol y la luna desde el Génesis, donde la Biblia dice que los astros en el cielo servirían “como señales y para las estaciones del año”.

“El término en hebreo implica que no es sólo una señal, sino una señal de su venida.”, explica Biltz. Dice que la palabra traducida “estaciones” tiene el sentido de “tiempo determinado”, lo que implica la conmemoración de las fiestas establecidas por Dios en el Antiguo Testamento y que siguen el calendario lunar adoptado por los judíos.

Recuerda textos como Joel 2:31: “El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová”, que se repite en Hechos 2:20. También apunta a Mateo 24:29-30, cuando Jesús dice “el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor. Y entonces… aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre”, y Lucas 21:11:”y habrá terror y grandes señales del cielo”.

“Dios quiere que nos fijemos en el calendario bíblico, pues él va señalizar su venida… tenemos que ser conscientes de las fiestas bíblicas, todos ellas son proféticas”, dice Biltz, pastor de la Iglesia El Shaddai en Bonney Lake, Washington.

Al hacer un análisis sobre el fenómeno conocido como “Luna de Sangre”, que ocurre cuando el Sol se encuentra frente a la Luna en el cielo, Biltz, cuenta de que este tipo de eclipse lunar ocurrirá durante las fiestas del 2014 y 2015. El pastor cree que cuando se trata de señales en la tierra, como el hambre, la peste y la guerra, la humanidad ya está acostumbrada a escuchar, pero no ocurre lo mismo cuando son señales en el cielo.

Convencido de la importancia de este factor, el pastor John Hagee, hizo un estudio detallado de estos eventos. Él explicó que usó las proyecciones de la NASA, relatos históricos y la Biblia. Para Hagee, es una conexión directa entre los próximos cuatro eclipses lunares (luna de la sangre) y “lo que anuncian a Israel y a toda la humanidad”.

Su principal argumento es que en los últimos 500 años, las tres lunas de sangre se produjeron en el primer día de la Pascua. Estos avistamientos están conectados a algunos de los días más importantes de la historia judía:
1492 – El último año de la Inquisición española, cuando los judíos fueron expulsados de España
1948 – Proclamación del Estado de Israel y la Guerra de la Independencia
1967 – Inicio de la Guerra de los Seis Días, cuando Israel luchó contra las naciones árabes y reconquistó Jerusalén como parte de su territorio.

Cada cuerpo celeste es controlado por la mano invisible de Dios, que señala los eventos futuros de la humanidad. No hay accidentes en movimiento “solar o lunar, argumenta Hagee. Para ello es muy importante que los cristianos entiendan estas señales proféticas que apuntan a la Segunda Venida de Jesús.

Según él, todo lo que Dios promete en la Biblia tiene que ver con Israel y el pueblo judío. Hablando sobre las raíces judías de las profecías sobre el tiempo del fin, él señala ocho señales que se verán en el cielo antes del aniversario de 70 años de la restauración de Israel.

1.- Cometa Ison (28 de noviembre de 2013) – La NASA ha anunciado que este año vamos a ver un cometa con una cola brillante como la luna llena.
2.- Luna de Sangre (15 de abril de 2014) – será el inicio de una “Tétrada”, periodo en el que cuatro eclipses lunares consecutivos son todos los eclipses totales. Predicción de una sangrienta guerra mundial.
3.- Luna de Sangre (8 de octubre de 2014) – Fiesta de los Tabernáculos (Sukkot) en el calendario de Israel.
4.- Eclipse Total Solar (20 de marzo de 2015) – Una señal para los gentiles. Aniversario probable en que Moisés condujo a los judíos de Egipto.
5.- Luna Sangrienta (4 de abril de 2015) – Fiesta de los Tabernáculos (Sukkot) en el calendario de Israel
6 – Eclipse solar parcial (13 de septiembre del 2015) – Fiesta de las Trompetas en el calendario de Israel y séptimo aniversario de la última caída de los principales mercados.
7.- Luna de Sangre (28 de septiembre de 2015) – Súper luna, que también es un eclipse lunar. La luna nunca estará tan cerca de la Tierra. Este evento se llevará a cabo durante la Fiesta de los Tabernáculos (Sukkot).
8.- Virgen vestida de sol (23 de septiembre 2017) – 50 º aniversario de la reconquista de Jerusalén (Jubileo). Brillo extraordinario de la constelación de Virgo, el cumplimiento de la profecía de Apocalipsis 12.
Fecha principal profética: Día 70 años de la Independencia de Israel (14 de mayo del 2018), que marca el renacimiento de la nación. AcontecerCristiano.Net

LO QUE HAY EN NUESTROS CIELOS (1/9)

La Máquina Meteorológica. Aurora. OVNIes. SR-71. Área 51. Ingeniería Inversa. Proyectos negros, presupuestos, ops encubierto, nueva estafa, zumbidos, engaño. Manipulación Meteorológica. Chemtrails. La Verdad Negada. HAARP. Proyecte la Viga Azul. ¡Sorpresa! Este no es una broma pesada. Por favor mire en HD y pantalla completa.

 
Publicado por

SONIDOS EXTRAÑOS EN LOS CIELOS DE TODO EL MUNDO

Misterios del mundo

 


TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA, CON ERRORCILLOS PERDONABLES

Publicado: 19 de enero 2012 18:16 PST

¿Tiene una explicación para todos los sonidos extraños en el cielo que se han documentado en todo el mundo últimamente? Durante las últimas semanas, Twitter, Facebook y la blogosfera han sido absolutamente zumbando sobre estos sonidos extraños. Por el momento, siguen siendo un gran misterio, porque nadie puede parecer que se las expliquen. Algunos se los llama “sonidos apocalípticos”. Sean lo que sean, son muy fuertes. Aquellos que han escuchado los sonidos inexplicables en el cielo los comparamos con el estruendo de un tren, un estampido sónico o una trompeta. En este artículo vamos a discutir algunas de las teorías más populares sobre estos sonidos, pero la verdad es que ahora mismo nadie sabe realmente lo que está pasando. Pero lo que puedo decir es que esto es verdaderamente un fenómeno global. Sonidos extraños en el cielo, literalmente, se están registrando en todo el mundo y se están subiendo a YouTube a un ritmo muy rápido. Si alguien estaba tratando de esta falsificación, que sería muy difícil que la gente en todo el planeta a cooperar. En algunos casos, comunidades enteras han escuchado esos sonidos. Por lo tanto, parece como si algo está definitivamente sucediendo. Tal vez haya una explicación muy básica de todo esto. Tal vez no lo hay. En cualquier caso, el hecho de que simplemente no saben lo que está pasando es bastante inquietante.

Algunos científicos han postulado que estos sonidos extraños en el cielo podría haber sido creado por “fracking”, estallidos de roca o la ventilación de alta presión de gas atrapado en lo profundo de la Tierra. Ninguna de esas cosas sin duda puede producir ruido, pero parece difícil de creer que hechos como los que son responsables de todas las decenas de incidentes que se registran en todo el planeta.

Una de las teorías más importantes es que los terremotos son la causa de estos ruidos extraños. Una vez más, que es ciertamente posible. El “Anillo de Fuego” se está convirtiendo en mucho más activo y la actividad volcánica ha ido en aumento . Parece que estamos entrando en una época en que la corteza de la tierra va a ser cada vez más inestable. Muchos creen que pronto veremos algunos precedentes cambios de la tierra . Así que esta es definitivamente una posible explicación.

Otra teoría es que los sonidos extraños son causados ​​por las lluvias de meteoros. Las lluvias de meteoros sin duda puede producir algunos sonidos muy raro, pero puede que la cuenta de todos los incidentes generalizados en todo el mundo? Sí, muchos creen que las lluvias de meteoros será muy intensa en 2012 y 2013, pero parece un poco exagerado culpar a todos estos sonidos extraños en las lluvias de meteoros en este momento.

¿Podrían estos sonidos tienen algo que ver con los cambios en el campo magnético de la tierra? Que es mucho más realista que mucha gente puede pensar. Algunas cosas realmente extrañas han estado ocurriendo con el campo magnético de la tierra últimamente. Esto es definitivamente un área que se debe investigar más.

Por supuesto, una de las teorías más populares es que los OVNIs están causando estos extraños sonidos. Algunos investigadores de OVNIs han sugerido que muchas personas no sólo escuchar estos sonidos extraños con sus oídos, sino que son también de permanecer “en la cabeza” después. Por lo que podría ser un elemento paranormal a estos ruidos extraños? Durante la mayor parte de estos eventos no ha habido nada raro en el cielo, pero algunos investigadores han sugerido que los ovnis no podemos ver los ovnis porque los sonidos extraños se están realizando por “naves camufladas”.

Sin embargo, otra teoría muy popular está planteando ahí es que estos sonidos están siendo creadas por HAARP o las armas de energía dirigida. Si esta teoría fuera cierto, podría explicar por qué los sonidos se escuchan en todo el planeta. Pero la verdad es que nuestro conocimiento sobre HAARP y las armas de energía dirigida es bastante limitado. Los gobiernos del mundo no me gusta hablar de esos temas. Así que si HAARP o las armas de energía dirigida están causando estos extraños sonidos, que nunca nos puede decir al respecto.

Algunos se preguntan si el hecho de que nos estamos acercando al final del calendario maya tiene nada que ver con esto. Muchas personas en todo el mundo pronostican algunas cosas realmente malo fuera a suceder más adelante en el año 2012, y para estos sonidos puede ser un indicio de que algo está empezando a suceder.

Hay algunos escépticos por ahí que han sugerido que todo esto podría ser un truco publicitario. En este día y edad, que siempre es posible. Pero si ese fuera el caso, entonces tendría que ser alguien con una cantidad increíble de recursos. Estos sonidos son extraños, no sólo se escuchan en los Estados Unidos. Son, literalmente, ser escuchado en todo el planeta.

Por último, hay muchos que están despidiendo todo este fenómeno como un fraude gigantesco. Algunas personas incluso han hecho todo lo posible para tratar de “desenmascarar” algunos de los videos en YouTube. Pero si todo esto era un engaño, que informes similares de tantos que vienen de todas partes del mundo tan rápido? ¿Puede alguien realmente coordinar un fraude masivo en una escala tan amplia con tanta rapidez? En la era de Internet, que siempre es posible, pero parece poco probable.

La mayoría de las personas que han estudiado este parecen convencidos de que algo está pasando. Muchos creen que la explicación última de este fenómeno será natural, y otros creen que la explicación última de este fenómeno será sobrenatural. Lo siguiente es de un reciente artículo publicado en Huliq ….

Como signo de los tiempos, las tendencias de Google señala que el término “sonidos extraños” como popular “búsqueda” de repente se levantó después de cada reciente avistamiento OVNI, mientras que un informe de 16 de enero en numerosas cadenas de televisión en el extranjero dijo que un ruido extraño y persistente ” sonido “ha sido reportado en todo el mundo, las quejas vienen de a miles en Inglaterra, Suecia, Canadá, los EE.UU., Hungría, Dinamarca, Costa Rica, la República Checa y Rusia, que estos” ruidos extraños “, se escuchó en público, en el medio ambiente, y lo más alarmante en la “cabeza de la gente.”

Una cosa a tener en cuenta es que la mayoría de estos “ruidos extraños” se escuchan en el hemisferio norte.

¿Significa eso algo?

Eso es difícil de decir. Parece digno de mención, sin embargo.

En cualquier caso, ver los videos relacionados a continuación y decidir por ti mismo.

Las siguientes son 18 ejemplos recientes de sonidos extraños en el cielo que se han publicado en YouTube de todo el mundo ….

# 1 Alberta, Canadá

# 2 Tennessee

# 3 Budapest, Hungría

# 4 La República Checa

# 5 Aalborg, Dinamarca

# 6 Suecia

# 7 Costa Rica

# 8 en Colorado

# 9 otro de Colorado

# 10 Virginia

# 11 en Montreal, Canadá

# 12 Nottingham, Inglaterra

# 13 Viborg, Dinamarca

# 14 Francia

N. º 15 de Kiev

# 16 en Ontario, Canadá

# 17 Manitoba, Canadá

# 18 Indiana

También puede encontrar “vídeos de compilación” de los sonidos extraños en el cielo de todo el mundo aquí , aquí y aquí .

La siguiente es una recopilación de los videos lo mejor de estos sonidos extraños. Hasta ahora, se ha visto casi un millón de veces en YouTube ….

 

Entonces, ¿usted cree que puede explicar los sonidos extraños en el cielo en todo el mundo?

TESTIGOS DE JEHOVÁ: CRISTO Y SU IGLESIA NO REINARÁN DESDE LOS CIELOS, SINO DESDE LA TIERRA PROMETIDA

Los Testigos de Jehová han venido propagando la doctrina diabólica de que Cristo y su iglesia reinarán al mundo entero por mil años desde los cielos, mientras que el resto de los Testigos de Jehová se quedarán en la tierra como meros súbditos de éstos. Sin embargo, cuando leemos la Biblia con cuidado, encontraremos muchos pasajes que nos convencen de que el reinado de Cristo y sus santos será desde Jerusalén, la ciudad del gran rey, la tierra prometida para Abraham y su simiente (Gén. 12:1-3; 13:15; 15:18; Mateo 5:33-35).

5 TESTIGOS, OVNI, LUCES MISTERIOSAS EN EL CIELO, CHELYABINSK, RUSIA, 23

 

EL REINO DE LOS CIELOS-EL REINO DE DIOS: LA ANTIGUA ESPERANZA JUDÍA

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA, CON LIGEROS ERROCILLOS

Publicado en: Reino de los Cielos

Cuando empecé este viaje, he querido poner estas dos frases que fueron el núcleo de las enseñanzas de Jesús en una caja. Pronto empezamos a ver que esto no sería tan fácil un viaje, pero que sería un viaje que conduce de un lugar a otro. El viaje de entendimiento “el reino de los cielos / Reino de Dios” en realidad comienza con lo que esta frase significa que el promedio “Judio o hebreo en la calle” … .. y termina con Jesús.

Echemos un vistazo a lo que estas palabras, este pensamiento, esta frase “Reino de los Cielos / reino de Dios”, que significaría para el Judio promedio cuando lo supieron. ¿Por qué los Judios? Debido a que Jesús y sus discípulos fueron Judios. Debido a que Dios claramente escogió a Israel para llevar su mensaje. El contexto es siempre importante.

En primer lugar, echemos un vistazo a esta cuestión desde los ojos de uno de los eruditos del Nuevo Testamento más respetados nuevos y destacados pensadores cristianos que viven hoy día. NT Wright ha enseñado estudios del Nuevo Testamento durante más de veinte años en Cambridge, McGill y las universidades de Oxford en Inglaterra y actualmente es el obispo anglicano de Durham en Inglaterra.

Las citas son de “Jesús y la Victoria de Dios” por NT Wright (páginas 202-204):

“Lo más importante para reconocer sobre el uso judío del primer siglo del reino de lengua es que está ligada a las esperanzas y expectativas de Israel. “Reino de Dios” no era una frase vaga, o un sistema de cifrado con un aura religiosa en general. No tenía nada más, al menos en primera instancia, que ver con lo sucedido a los seres humanos después de su muerte. El reverente perífrasis  ‘Reino de los cielos’, siempre incomprendido por algunos cristianos en el sentido de “un lugar, es decir, el cielo, donde se salvan almas se van a vivir después de la muerte ‘, es decir, nada de eso en el mundo de Jesús: era simplemente una manera judía de hablar de el Dios de Israel se está convirtiendo en un rey. “

“La idea del Dios de Israel es, o convertirse en, el rey no puede ser entendida sin un sentido de lo que he descrito en otra parte: el anhelo angustioso de Israel por su pacto que Dios entre en su poder y gobernar el mundo en la forma en que siempre había intención “.

“El reino de Dios, a la Judio en el pueblo-en la primera mitad del primer siglo, significó la reivindicación que viene de Israel, la victoria sobre los paganos, el regalo final de la paz, la justicia y la prosperidad.”

A continuación, vamos a ver lo que el Dr. David H. Stern, el traductor del Nuevo Testamento judío, dice sobre este tema. El Dr. Stern nació en Los Angeles en 1935, el bisnieto de dos de los primeros de la ciudad veinte Judios. En 1972, llegó a creer en Yeshúa [Jesús] como el Mesías, después de que recibió una Maestría en Divinidad en el Seminario Teológico Fuller y hizo estudios de postgrado en la Universidad del Judaísmo. El Dr. Stern enseñó el primer curso del Seminario Teológico Fuller en “El judaísmo y el cristianismo”, organizado conferencias y reuniones de judíos mesiánicos líderes, y era un oficial de la Alianza Judía Mesiánica de América. Echemos un vistazo a lo que dice sobre el “reino de los cielos / reino de Dios”. Las citas son tomadas de su libro, el “judío Comentario del Nuevo Testamento”, páginas 16 y 17:

“La palabra ‘cielo’ fue utilizada en la evasión piadosa de la palabra” Dios “, y hasta el día de ‘malkhut-haShammayim” en hebreo (“Reino de los Cielos’) sustituye en la literatura religiosa judía para” Reino de Dios “, que se encuentra una expresión con frecuencia en el Nuevo Testamento … “

“En ambos Yojanán [Juan el Bautista] y Yeshúa [Jesús] la predicación ( Mateo 4:17 ) la razón de urgencia, que se arrepientan es que el Reino de los Cielos está cerca. El concepto del Reino de Dios es crucial para entender la Biblia. Que no se refiere ni a un lugar ni un tiempo, pero con una condición en la que se reconoce el reinado de Dios por la humanidad, una condición en la cual la promesa de Dios de un universo restaurado libres del pecado y la muerte son, o empezar a ser cumplido. “

“Hoy en día, el Reino de Dios viene immedietly y verdaderamente, pero en parte-a todos los que ponen su confianza en Yeshua [Jesús] y su mensaje, lo que se comprometen a vivir la vida santa que Dios demanda de soberanía. Como ejemplo de la ‘parcialidad’, que la paz en sus corazones a pesar de que no hay paz en el mundo. Pero en lo futuro, al final de la era presente de la historia, cuando Yeshua [Jesús] se vuelve, va a inaugurar el reino de verdad y por completo ( Apocalipsis 19:6 );. entonces Dios cumplirá el resto de las promesas del reino “

Si nos fijamos en que las Escrituras y como aplicar este conocimiento de lo que significan estas palabras en el primer siglo, podemos ver un cuadro emergente. Hay mucho más para estudiar sobre el tema. Yo creo que no podemos obtener una clara, o una imagen completa, a menos que entendamos esto en contexto, el contexto no sólo de pensamiento histórico, sino de la enseñanza de Jesús sobre este tema en su totalidad. Jesús tenía mucho que decir! Tengo muchas ganas de continuar en busca de pistas y piezas del rompecabezas

PREGONANDO LAS BUENAS NUEVAS DEL REINO DE SU MAJESTAD, EL REY JESUCRISTO

 

Por John Cordaro

Traducido Por Mario A Olcese

Yahshua (“Jesus”) empezó su ministerio terrenal predicando estas palabras a la gente de Galilea;

“El tiempo se ha cumplido, y el reino de Elohim (“Dios”) está a la mano:Arrepentíos, y creed en las buenas noticias (“el evangelio”)”. Marcos 1:15, KJV

Con esas palabras, Yahshúa le enseñó a la gente sobre la cercanía del Reino venidero de Elohim y que éste requiere el arrepentimiento. El arrepentimiento significa volverle la espalda a nuestros pecados (las transgresiones de las leyes de Yahweh – 1 Juan 3:4) y empezar a obedecer las mismas leyes que estaban siendo transgredidas. Requiere un cambio de mente concerniente a la relación de uno con el Creador, Yahweh. Este cambio de mente es de la desobediencia a la obediencia fuera del pesar por los pecados pasados y de las conductas que eran contrarias a la voluntad del Todopoderoso. También alcanza su plenitud de un amor sincero por Yahweh y un deseo de vivir según Su voluntad revelada. Esa voluntad se revela en la Torá (las leyes y las enseñanzas de Yahweh). 

El Apóstol Pablo entendió la importancia del arrepentimiento así como éste igualmente se relaciona con el Reino. Respondiendo a los Ancianos de la asamblea en Éfeso, Pablo dijo; 

“y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas,  testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Elohim, y de la fe en nuestro Señor Yahshúa. Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones.  Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Yahshúa, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Elohim. Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Elohim, verá más mi rostro”(Hechos 20:20-25, VRV). 

¿Por qué harían Yahshúa y Pablo del arrepentimiento un prerrequisito para el Reino? Cada reino, ya sea terrenal o divino, es gobernado por leyes. Sin ley el caos reinaría. Cada hombre haría como a él le agradase, resultando en el pronto colapso de tal reino. Un destino similar golpeó a Israel. En ese caso, el Reino de Yahweh no colapsó, pero le fue quitado a Israel por sus pecados. 

¿”Qué”? Dirán algunos. “¿No dijo Yahshúa que el Reino de Elohim estaba a la mano? ¿Cómo puede decir usted que el Reino de Yahweh le fue quitado a Israel si éste incluso no había venido aún?” 

Las Escrituras no nos dejan ignorantes acerca de esta materia. 

El Reino Perdido 

Comencemos con 1 Cró. 28:1-5: 

“Reunió David en Jerusalén a todos los principales de Israel, los jefes de las tribus, los jefes de las divisiones que servían al rey, los jefes de millares y de centenas, los administradores de toda la hacienda y posesión del rey y de sus hijos, y los oficiales y los más poderosos y valientes de sus hombres. Y levantándose el rey David, puesto en pie dijo: Oídme, hermanos míos, y pueblo mío. Yo tenía el propósito de edificar una casa en la cual reposara el arca del pacto de Yahweh, y para el estrado de los pies de nuestro Elohim; y había ya preparado todo para edificar. Mas Elohim me dijo: Tú no edificarás casa a mi nombre, porque eres hombre de guerra, y has derramado mucha sangre. Pero Yahweh el Elohim de Israel me eligió de toda la casa de mi padre, para que perpetuamente fuese rey sobre Israel; porque a Judá escogió por caudillo, y de la casa de Judá a la familia de mi padre; y de entre los hijos de mi padre se agradó de mí para ponerme por rey sobre todo Israel. Y de entre todos mis hijos (porque Yahweh me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del reino de Yahweh sobre Israel(1 Crónicas 28:1-5, VRV).

Yahweh Mismo escogió a Salomón para que se siente sobre “el trono del Reino de Yahweh sobre Israel”. El Reino estuvo en esta tierra miles de años atrás y Salomón lo rigió.

Note, también, que Yahweh escogió a David para ser rey sobre Israel para siempre o perpetuamente (v.4). Para siempre no acabó a la muerte de David, pues nunca tendrá fin. Mientras que Israel exista, David será su rey. Esto requerirá la resurrección de David en el futuro y la continuación de Israel para siempre.

1 Cró. 29:10,11, 22, 23, nos enseñan que el Reino de Israel es el Reino de Yahweh y ese David gobernó ese mismo Reino antes de que Salomón le sucediera a él.

“Asimismo se alegró mucho el rey David, y bendijo a Yahweh delante de toda la congregación; y dijo David: Bendito seas tú, oh Yahweh, Elohim de Israel nuestro padre, desde el siglo y hasta el siglo. Tuya es, oh Yahweh, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Yahweh, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. Y comieron y bebieron delante de Yahweh aquel día con gran gozo; y dieron por segunda vez la investidura del reino a Salomón hijo de David, y ante Yahweh le ungieron por príncipe, y a Sadoc por sacerdote. Y se sentó Salomón por rey en el trono de Yahweh en lugar de David su padre, y fue prosperado; y le obedeció todo Israel” (1 Crónicas 29:10,11,22, 23).

Yahweh le había jurado a David que sus descendientes se sentarían siempre en el trono de Su Reino. Sin embargo, esa promesa fue condicionada a la obediencia de los hijos de David a las leyes del pacto que gobernaron el Reino (Sal. 132:11,12; 1 Rey. 2:1-4).

Salmos 132:11,12 dice:

“En verdad juró Yahweh a David,Y no se retractará de ello: De tu descendencia pondré sobre tu trono. Si tus hijos guardaren mi pacto, Y mi testimonio que yo les enseñaré” (Salmos 132:11,12).

Vemos, en 1 Reyes 11:9-11, que el hijo de David, Salomón, dejaría de cumplir esas leyes del pacto.

“Y se enojó Yahweh contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Yahweh Elohim de Israel, que se le había aparecido dos veces, y le había mandado acerca de esto, que no siguiese a dioses ajenos; mas él no guardó lo que le mandó Yahweh.  Y dijo Yahweh a Salomón: Por cuanto ha habido esto en ti, y no has guardado mi pacto y mis estatutos que yo te mandé, romperé de ti el reino, y lo entregaré a tu siervo” (1 Reyes 11:9-11).

La idolatría de Salomón le costó el Reino. Yahweh lo rasgó de él y le dio diez tribus al hijo del siervo de Salomón, Jeroboam (vs.31). Por causa de David y de Jerusalén, Yahweh no le quitó todo su Reino, sino que le dio una tribu al hijo de Salomón, Roboam (vs.32, 36).

El reino de Roboam fue llamado, “el Reino de Yahweh en manos del hijo de David” en 2 Cró .13:8.

Israel continuó rechazando las leyes del Reino hasta que Yahweh trajo a los asirios sobre ellos para sacarlos de Su vista.

“Yahweh amonestó entonces a Israel y a Judá por medio de todos los profetas y de todos los videntes, diciendo: Volveos de vuestros malos caminos, y guardad mis mandamientos y mis ordenanzas, conforme a todas las leyes que yo prescribí a vuestros padres, y que os he enviado por medio de mis siervos los profetas. Mas ellos no obedecieron, antes endurecieron su cerviz, como la cerviz de sus padres, los cuales no creyeron en Yahweh su Elohim. Y desecharon sus estatutos, y el pacto que él había hecho con sus padres, y los testimonios que él había prescrito a ellos; y siguieron la vanidad, y se hicieron vanos, y fueron en pos de las naciones que estaban alrededor de ellos, de las cuales Yahweh les había mandado que no hiciesen a la manera de ellas. Dejaron todos los mandamientos de Yahweh su Elohim, y se hicieron imágenes fundidas de dos becerros, y también imágenes de Asera, y adoraron a todo el ejército de los cielos, y sirvieron a Baal; e hicieron pasar a sus hijos y a sus hijas por fuego; y se dieron a adivinaciones y agüeros, y se entregaron a hacer lo malo ante los ojos de Yahweh, provocándole a ira. Yahweh, por tanto, se airó en gran manera contra Israel, y los quitó de delante de su rostro; y no quedó sino sólo la tribu de Judá. Mas ni aun Judá guardó los mandamientos de Jehová su Elohim, sino que anduvieron en los estatutos de Israel, los cuales habían ellos hecho. Y desechó Yahweh a toda la descendencia de Israel, y los afligió, y los entregó en manos de saqueadores, hasta echarlos de su presencia. Porque separó a Israel de la casa de David, y ellos hicieron rey a Jeroboam hijo de Nabat; y Jeroboam apartó a Israel de en pos de Yahweh, y les hizo cometer gran pecado. Y los hijos de Israel anduvieron en todos los pecados de Jeroboam que él hizo, sin apartarse de ellos, hasta que Yahweh quitó a Israel de delante de su rostro, como él lo había dicho por medio de todos los profetas sus siervos; e Israel fue llevado cautivo de su tierra a Asiria, hasta hoy”(2 Reyes 17:13-23).

La desobediencia del rey Saúl le costó el Reino igualmente. El fracaso para obedecerle condujo a Samuel para decirle a Saúl;

“Entonces Samuel dijo a Saúl: Locamente has hecho; no guardaste el mandamiento de Yahweh tu Elohim que él te había ordenado; pues ahora Yahweh hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre. Mas ahora tu reino no será duradero. Yahweh se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Yahweh ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Yahweh te mandó”(1 Samuel 13:13,14).

Judá pronto seguiría los pasos de las diez tribus al ser llevado a la cautividad por el rey de Babilonia debido a sus pecados. 

“Pero Yahweh envió contra Joacim tropas de caldeos, tropas de sirios, tropas de moabitas y tropas de amonitas, los cuales envió contra Judá para que la destruyesen, conforme a la palabra de Jehová que había hablado por sus siervos los profetas. En aquel tiempo subieron contra Jerusalén los siervos de Nabucodonosor rey de Babilonia, y la ciudad fue sitiada. Y llevó en cautiverio a toda Jerusalén, a todos los príncipes, y a todos los hombres valientes, hasta diez mil cautivos, y a todos los artesanos y herreros; no quedó nadie, excepto los pobres del pueblo de la tierra”(2 Reyes 24:2, 10, 14). 

A través del destino de Israel y Judá, nos enteramos de que el arrepentimiento y la obediencia son cruciales para una bendita vida tranquila en el Reino. Este es el motivo porqué Yahshúa predicó el arrepentimiento para Israel antes de la venida el Reino nuevamente. Sin un cambio de corazón concerniente a la obediencia a las leyes del Reino, será rechazada la entrada. 

La llamada de Yahshúa para el arrepentimiento levanta otra pregunta. ¿Por qué llamaría él a Israel a arrepentirse de sus transgresiones en contra de las antiguas leyes del pacto si esas leyes ya no serían obligatorias bajo el nuevo pacto? La respuesta es, él no lo haría. Él los llamó a arrepentirse de sus transgresiones en contra de las antiguas leyes del pacto porque esas mismas leyes gobernarían el Reino venidero. 

Cuando Yahweh le dio a Jeremías su profecía del nuevo pacto en Jer. 31:31-33, Él dijo que escribiría Sus leyes en los corazones de los Israelitas del nuevo pacto. ¿Qué leyes? Las únicas leyes que existieron en aquel entonces, las antiguas leyes del pacto. Serían conducidos al nuevo pacto, con excepción de aquellas que fueron cumplidos por el Mesías como los sacrificios animales o aquellas relacionadas con el Templo, pero su administración sería diferente. Allí ya no habría una función condenatoria de la ley para aquellos que caminan en el Espíritu del nuevo pacto. Por favor lea,”la Ley y el Creyente del Nuevo Pacto” (solo en Ingles) para una explicación más detallada de esto.  

La Esperanzadel Reino Restaurada   

¿Fue el mensaje de un Reino venidero de Yahshúa algo nuevo para Israel? De ningún modo. Mar.15:43 nos dice que José de Arimatea “esperó el Reino de Elohim”. Ésta fue una esperanza común entre los Judíos. Supieron que el Reino fue tomado de ellos y esperaron su regreso para ellos. Fue esa esperanza que apremió a los discípulos para hacerle a Yahshúa la siguiente pregunta; 

“Señor, ¿restaurarás en el Reino a Israel en este tiempo”? Hechos

Yahshúa, sabiendo perfectamente bien que los discípulos se estaban refiriendo al mismo reino que él predicó, no corrigió ningún pensamiento erróneo de su parte, sino simplemente dijo que no era para ellos saber cuándo sería ese tiempo. 

Israel fue una nación que no sólo les anticipó la restauración del Reino para ellos, sino que lo anhelaron. Esto fue especialmente cierto en un tiempo en su historia cuando estuvieron sujetos al gobierno romano. ¡Por esto es que la predicación del Reino venidero fue ciertamente buenas noticias! 

Yahshúa fue llamado y enviado a predicar esas buenas noticias a la gente de Capernaum de Galilea. Cuando el pueblo le imploró para que no se vaya de entre ellos, él dijo;

“Debo predicar el Reino de Elohim a otras ciudades también:Porque para esto he sido enviado”(Lucas 4:43). 

Yahweh no envió a Yahshúa a predicar las buenas noticias para todo el mundo, sino sólo a las ovejas perdidas de la casa de Israel (Mt.15:24). Yahshúa comisionó a sus doce discípulos a una misión similar. Mat.10:5-7 lee: 

“A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado”(Mateo 10:5-7). 

David profetizó que los santos de Yahweh predicarían este mensaje del Reino cuando él escribió;

 “Te alaben, oh Yahweh, todas tus obras,Y tus santos te bendigan. La gloria de tu reino digan, Y hablen de tu poder, Para hacer saber a los hijos de los hombres sus poderosos hechos, Y la gloria de la magnificencia de su reino. Tu reino es reino de todos los siglos, Y tu señorío en todas las generaciones”.(Salmos 145:10-13). 

Las Buenas Noticias  se Esparcen   

Eventualmente, la comisión se extendió más allá de los doce discípulos y más allá de los bordes de Israel. Poco antes de su ascensión, nuestro Salvador comisionó a los doce a: 

“Id a todo el mundo, y predicad las buenas noticias a toda criatura” (Marcos 16:15). 

En Hechos 8:1-4, aprendemos que después de la lapidación de Esteban, Saulo comenzó a hacer estragos en los creyentes en Jerusalén. Esto dio como resultado un desparramamiento de los creyentes a todo lo largo de las regiones de Judea y Samaria. 

En Hechos 8:12, vemos a Felipe exitosamente predicando el Reino y predicando al Mesías entre los samaritanos. Al poco tiempo, Saulo fue convertido a la fe. Desde aquel momento no hubo detención del esparcimiento de las buenas noticias del Reino venidero de Elohim. Pablo, escribiendo a los Colosenses, dijo que las buenas noticias fueron “predicadas a toda criatura bajo el cielo”

Pablo continuó predicando este mensaje del Reino a lo largo de su vida. El último registro que tenemos del ministerio de Pablo declara:

“Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba el reino de Elohim desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Yahshúa, tanto por la ley de Moisés como por los profetas. Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían,  predicando el reino de Elohim y enseñando acerca del Mesías Yahshúa, abiertamente y sin impedimento”.(Hechos 28:23, 30,31).   

El Gobierno del Reino   

Cada reino tiene a un rey. El reino de Yahweh no es diferente. El Juan 1:49 dice;

“Nathanael respondió y le dijo, Rabí, tú eres el Hijo de Elohim;tú eres el Rey de Israel” (Juan 1:49). 

¡Si sólo el resto de mundo hubiese creído tan fácilmente como Nathanael lo hizo!

Juan también registra lo siguiente acerca de la misión de Yahshúa;

“Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Yahshuá: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.” (Juan 18:37).

El ángel Gabriel profetizó a Miriam del honor y la posición de Yahshúa como el Rey sobre el Reino venidero de Yahweh.

 “Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Yahshúa. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Elohim le dará el trono de David su padre;  y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin” (Lucas 1:31-33).

Centenares de años antes de que Yahshúa hubiese incluso nacido, los profetas declararon su reinado como Rey sobre Israel.

“Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre” (Isaías 9:7).“He aquí que vienen días, dice Yahweh, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra”(Jeremías 23:5).

Hebreos 1:8 dice del Hijo de Yahweh;

“Tu trono, Oh elohim, por el siglo del siglo; cetro de equidad es el cetro de tu Reino”(Hebreos 1:8).

En Rev.19:16, vemos al Hijo Yahshúa saliendo del cielo de Yahweh para hacer la guerra en contra de los impíos. El nombre escrito en su vestidura reza, “rey de reyes”. Él no será el único rey para regir en el Reino de Yahweh. Los santos que venzan regirán las naciones igualmente.

“Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,  y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre” (Revelación 2:26,27).

El gobierno de rey David sobre Israel fue un tipo del gobierno del Rey Yahshúa sobre el mundo. El rey David se sentó sobre el trono de Yahweh sobre Israel y el Rey Yahshúa estará sentado sobre el trono de Yahweh sobre el mundo. El rey David tuvo a 288,000 hombres que le sirvieron y le ayudaron a regir a Israel (1 Cró .27:1-15). El rey Yahshúa tendrá a 288,000 santos para ayudarle a regir el mundo en justicia (Rev.7:4; 14:1). Para un estudio más profundo en esto,haga clic aquí (solo en Ingles).

Como mencioné más temprano, cada reino tiene leyes para gobernar el comportamiento de sus ciudadanos. El Reino de Yahweh no es diferente. La ley del nuevo pacto, escrita en los corazones del arrepentido, será la regla de la vida en el Reino. Aquellos que desean vivir en el Reino de Yahweh estrecharán esas leyes y las obedecerán aun ahora antes de que el Reino venga, no como una manera para entrar en el Reino (la salvación por obras), sino como un fruto de su salvación y amor por Yahweh.

“Pues éste es el amor de Yahweh, que guardemos Sus mandamientos:Y Sus mandamientos no son gravosos “(1 Juan 5:3).

Yahweh tuvo esto que decir acerca del rey que se sienta sobre el trono del Reino sobre Israel. 

“Cuando hayas entrado en la tierra que Yahweh tu Elohim te da, y tomes posesión de ella y la habites, y digas: Pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que están en mis alrededores; ciertamente pondrás por rey sobre ti al que Yahweh tu elohim escogiere; de entre tus hermanos pondrás rey sobre ti; no podrás poner sobre ti a hombre extranjero, que no sea tu hermano. Y cuando se siente sobre el trono de su reino, entonces escribirá para sí en un libro una copia de esta ley, del original que está al cuidado de los sacerdotes levitas; y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Yahweh su Elohim, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra;  para que no se eleve su corazón sobre sus hermanos, ni se aparte del mandamiento a diestra ni a siniestra; a fin de que prolongue sus días en su reino, él y sus hijos, en medio de Israel” (Deuteronomio 17:14,15, 18-20). 

El rey Yahshúa mostró mucho más respeto y honor a la ley, pues él nos enseñó, en el sermón en el monte, a obedecer el significado más profundo de la ley, no meramente su letra (Mat.5:21, 22, 27, 28).   

La Entradaen el Reino es Condicional 

Hay sólo una “forma” para entrar en el Reino y esa es a través de la “puerta”, Yahshúa el Mesías. 

“Yahshúa le dijo, yo soy el camino, la verdad, y la vida:Nadie viene al Padre,sino por mí” (Juan 14:6).“De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejasÉ Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.”(Juan 10:1, 7, 9). 

Sin embargo, hay también ciertas condiciones que deben ser reunidas para ganar la entrada en el Reino. 

1) Un nuevo nacimiento – Juan 3:3-5“Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Elohim.  Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Elohim”.2) Fe y amor para Yahweh – Santiago 2:5“Hermanos míos amados, ¿no ha elegido Elohim a los pobres  de este mundo para que sean ricos en fe, y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?”3) Aguante – Hechos 14:22“Confirmando los ánimos de los discípulos, y exhortándolos a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Elohim”.4) Compasión – Mat. 25:34,35“Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis”.5) No volviendo la mirada atrás – Lucas 9:62“Y Yahshúa le dijo: Nadie, que habiendo puesto su mano en el arado, mira hacia atrás, es apto para el Reino de Elohim”.6) Humildad – Mt.18:3,4“Y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos”.7) Volviéndole la espalda a lo malo – 1 Cor. 6:9,10“¿No sabéis que los injustos no heredarán el Reino de Elohim? No os engañéis: Ni los fornicadores, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los abusadores de ellos mismos con el género humano, ni los ladrones, ni los codicioso, ni los bebedores, ni los injuriadores, ni los extorsionistas, heredarán el Reino de Elohim “.8) Una resurrección de entre los muertos a través del Mesías Yahshúa“Ahora esto digo, hermanos, que la carne y la sangre no puede heredar el Reino de Elohim; ni la corrupción hereda  la incorrupción “.9) No haciendo las obras de la carne – Gal.5:19-21“Y manifiestas son las obras de la carne, que son: Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, asesinatos, borracheras, orgías, y cosas semejantes a éstas: Acerca de las cuales os amonesto, como ya lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el Reino de Elohim “.10) Un corazón que no confía en las riquezas – Mat.19:23,24“Entonces dijo Yahshúa a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el Reino de los Cielos. Otra vez os digo, es más fácil pasar un camello pasar por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el Reino de Elohim”.11) Obediencia al Padre – Mat. 7:21“No todo el que me dice, Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos; sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”.12) Obediencia al Hijo – Heb. 5:9“Y siendo perfeccionado, se convirtió en el autor de eterna salvación para todos los que le obedecen”.

Conclusión   

En Mat. 6:10, Yahshúa les enseñó a sus discípulos a orar, “Venga tu Reino. . .” Cuando éste venga, destruirá a todos los demás gobiernos /reinos en la tierra como fue profetizado por Daniel. 

“Y en los días de estos reyes el Elohim de cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; Desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero el permanecerá para siempre”(Daniel 2:44). 

El Hebreo para “desmenuzar” significa “aplastar”. Éste no será un aplastamiento físico como un ejército terrenal pudiera aplastar al enemigo con tanques y ataques aéreos. Rev.19:14,15, 19-21 nos dice que los enemigos de Yahshúa serán matados por la “espada” de sus palabras. 

“Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.  De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Elohim Todopoderoso. y grandes. Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos”(Revelación 19:14, 15, 19-21).

Rev.11:15 dice que los reinos o gobiernos de este planeta se convertirán en los reinos de Yahweh y Yahshúa. Los líderes serán derribados y el gobierno del Reino de Yahshúa comenzará a regir el mundo desde Jerusalén. En aquel entonces, la ley de Yahweh saldrá de Sion (Jerusalén) a todas las naciones.

“Lo que vio Isaías hijo de Amoz acerca de Judá y de Jerusalén.  Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Yahweh como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Yahweh, a la casa del Elohim de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Yahweh. Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra. Venid, oh casa de Jacob, y caminaremos a la luz de Jehová”(Isa. 2:1-5). 

Un tiempo de paz sin precedentes cubrirá como un manto sobre la tierra, un gobierno en justicia de Yahshúa y de sus santos resucitados. Aquellos creyentes que viven de acuerdo por fe y la fe en la Torá de Yahweh (la ley) están hoy en entrenamiento para empezar su gobierno. La gente que se rehúse obedecer los mandamientos de Yahweh, incluyendo Sus Sábados, sus Días Festivos, sus leyes de pureza y santidad, etc., se encontrarán, en el mejor de los casos, que serán los más pequeños en el Reino como nuestro Salvador Yahshúa lo enseñó en Mt.5:17-19;

“No penséis que he venido para abrogar la ley y los profetas: No he venido a abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra ni una jota ni una tilde de la ley pasará hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el Reino de los cielos:Mas cualquiera que los haga y los enseñe, será llamado grande en el Reino de los Cielos”(Mat. 5:17-19).

Amigo, yo espero que usted tenga oídos para oír lo que son las verdaderas buenas noticias (el evangelio) del Reino de los Cielos y un corazón de amor para su Creador, Yahweh, para que usted puede creer y obedecer.

“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan tiempos de refrigerio, y él al Mesías Yahshúa, que os fue antes anunciado; y a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Elohim por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo” (Hechos 3:19-21).“Desde entonces comenzó Yahshúa a predicar, y decir, Arrepentíos:Porque el Reino de los Cielos se ha acercado” (Mat. 4:17, VRV).

EL REINO DE DIOS O REINO DE LOS CIELOS

Se trata de la esfera en la que Dios reina, en la que Su voluntad es respetada y cumplida. De principio a fin de la Biblia se presenta el Reino de Dios en siete fases sucesivas.

(a) El paraíso.

Creador del universo, Dios es asimismo su Rey glorioso (Salmos 10:16 ; 24:1-2, 9-10; 29:10; 47:7-8; 93:1; Deuteronomio 16:14 ). el es el Rey de las naciones, el Soberano del mundo entero. El paraíso era una teocracia donde Adán había sido llamado a dominar sobre los animales y a dominar la tierra, en estrecha dependencia de Dios (Genesis 1:28 ; 2:15-17). Por el pecado, el hombre se apartó voluntariamente de su sometimiento al Señor, poniéndose bajo el imperio del diablo. Es por usurpación que Satanás vino a ser el príncipe de este mundo, llegando a poseer todos sus reinos y la gloria de ellos (cfr. Lucas 4:5 6). Desde aquel momento, toda la obra de Dios a través de la historia tiende a la restauración del reino perdido, y a la vindicación de Su justicia, sobre bases perfectas e inamovibles.

(b) La teocracia en Israel.

Dejando de lado, provisionalmente, a las naciones después de Babel, Dios se suscita un pueblo escogido, que sea para él un reino de sacerdotes (Exodo 19:4 6). El mismo Señor es el juez, legislador, Rey y salvador de Israel (Isaias 33:22 ; 44:6). Rige por medio de Moisés y de los jueces, sus sucesores. Llega después el momento en que el pueblo reclama a Samuel un soberano humano falible, prefiriéndolo al Rey divino, santo, temible y formidable (1 Samuel : . 8:4-9, 17-20).

(c) El Reino de Dios, anunciado por los profetas.

En el momento en que desaparece la teocracia estricta, el Señor anuncia su restablecimiento de una manera mucho más gloriosa. Un día, el Hijo de David ocupará el trono eternamente (2 Samuel 7:15 16). Nacerá de una virgen, en Belén, sufrirá para expiar los pecados, y establecerá el reino universal de justicia y de paz sobre la tierra, y después en los nuevos cielos y en la nueva tierra (Isaias 7:14 ; Miqueas 5:1 ; Isaias 53: ; 2:1-4; 11:1-10; 65:17-25; Salmos 2:6 9; 72:8, 11).

(d) El Reino, ofrecido y rechazado en la primera venida de Cristo.

Desde Su nacimiento, Jesús es presentado como rey (Mateo 2:1 6; Lucas 1:32 , 33). Juan el Bautista y el mismo anunciaron a los judíos que el reino de los cielos se había acercado (Mateo 3:2 ; 4:17; 12:28; Lucas 10:9 ), que estaba en medio de ellos (Lucas 17:20 21). Es como Rey que Jesús se presenta en Jerusalén (Mateo 21:4 9; Lucas 19:38 ); también es rechazado en su carácter de rey por Su propio pueblo (Lucas 19:11 14; Juan 18:37 ; 19:15, 19-22).

(e) El Reino de Dios, escondido en los corazones.

Su carácter en la actualidad lo describe Juan con estas palabras: El reino y… paciencia de Jesucristo (Apocalipsis 1:9 ). Habiendo sido rechazado, el reino, en su aspecto visible y glorioso, es retirado por ahora. Cristo ha partido para recibir un reino y volver (Lucas 19:12 ). En Su ausencia se desarrolla el período de la Iglesia, caracterizada por los misterios del reino de los cielos (Mateo 13:11 ). En efecto, el período de la Iglesia, y su misma existencia, presentan aspectos desconcertantes, que precisan de una revelación especial. Tiene su comienzo en Pentecostés, y la entrada en este reino es por el nuevo nacimiento (Mateo 16:28 ; 11:11-12; Juan 3:3 , 5; Colosenses 1:12 13; Los Hechos 20:24 25). Las parábolas del reino ilustran la mezcla de bien y mal que caracteriza a la presente dispensación. Como ejemplo se puede tomar la parábola de la cizaña (Mateo 13:24 30, 36-43): Cristo hace una siembra en el mundo, poniendo en él a los hijos del reino; por su parte, el diablo pone entre ellos a los hijos del maligno. En Su paciencia, el Señor los deja subsistir juntos hasta el momento de la siega; se debe enfatizar, sin embargo, que la presencia de los hijos del maligno tiene lugar en el campo, que es el mundo (Mateo 13:38 ), no en la Iglesia. Esta tiene que ejercer una estricta disciplina (Mateo 18:15 17; 1 Corintios 5:11 13). Este periodo acabará en un juicio.

Un gran error frecuentemente cometido ha sido el de confundir el presente periodo con el del glorioso reino venidero. Con frecuencia, las Iglesias poderosas y establecidas en el mundo han querido identificar su período de dominio con el del Reino de Dios, que sólo podrá ser establecido de una manera autoritaria y visible por el retorno personal y en gloria del Señor Jesucristo. Debido a la identificación del Reino con la Iglesia, se ha intentado poner fin a las herejías, reales o supuestas, mediante el hierro y el fuego. Se ha querido imponer la autoridad de la Iglesia mediante medios mundanos y carnales, como la alianza del trono y el altar, las maniobras políticas, el poder temporal y la riqueza eclesiástica. En nuestro tiempo presente se está desarrollando a su vez una teología de la liberación que pretende poner a la Iglesia al servicio de los pobres, apoyando las revoluciones guerrilleras y campesinas, asumiendo muchos postulados del llamado liberalismo teológico, en lugar de tener en cuenta el llamado del apóstol Santiago a la paciencia frente a todas las injusticias, esperando la venida del Señor, el único con derecho y capacidad personales para juzgar y establecer la justicia en la tierra (cfr. Stg. 5:7 y vv, anteriores). En suma, todas estas tendencias olvidan el carácter de gracia y de paciencia de Dios, no de juicio y poder, de esta presente era. Se olvida que en la ausencia del Rey divino, la Iglesia, Su esposa, comparte Su humillación y rechazo por parte del mundo. Y por ello es asimismo la pequeña manada a la que el Padre le ha placido dar el Reino (Lucas 12:32 ; cfr. 2 Timoteo 2:12 ). Será a la venida del Señor, pero no antes, que se sentará con el en Su trono.

(f) El Reino glorioso,

establecido sobre la tierra durante mil años (Apocalipsis 20:1 10). (Véase MILENIO.) Entonces se cumplirán las promesas de los profetas. Esta era finalizará con la destrucción de la tierra y de los cielos y con el Juicio Final (Apocalipsis 20:11 15).

(g) El Reino eterno.

Después del triunfo final y definitivo del Señor, se establecerá el estado eterno en el que Cristo entregará el Reino al Dios y Padre, después de haber suprimido, durante Su reinado y victoria final, todo poder hostil (cfr. 1 Corintios 15:24 26), para que Dios sea todo en todos en unos nuevos cielos y nueva tierra en los que morará la justicia (cfr. 2 Pedro 3:13 ) (Cfr. asimismo Daniel 7:14 , 27; Apocalipsis 22:3 5; 2 Timoteo 4:18 ).

Bibliografía:

Chafer, L. S.: Teología Sistemática (Publicaciones Españolas, Dalton, 1974);

Peters, G. N. H.: The Theocratic Kingdom (Kregel Publications, Grand Rapids, reimpr. 1978 de edición 1884);

Trotter, W.: Kingdom of God, en Bible Treasury, oct./ dic. 1899; ene./jul. 1900 (reimpr. 1969: H. L. Heijkoop, 58 Blijhamsterstraat, Winschoten, Holanda);

Walvoord, J. F.: The Millenial Kingdom (Zondervan, Grand Rapids, 1959). (Véase también Bibliografía bajo MILENIO.)

LA NUEVA CREACIÓN: CIELOS NUEVOS Y TIERRA NUEVA

Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD).

El libro de Apocalipsis, es un libro profético que habla de las útimas cosas, de las que «deben de suceder pronto» (Ap. 1:1). Es histórico pero escatólogico. Describe los más terribles acontecimientos cosmólogicos futuros. Describe además la gloria de Dios en diferentes facetas. Ejemplos de esto: La Parusía del Señor Jesucristo, el Reino Milenario Terrenal, y el Reino Eterno de Dios. Es un libro en que se destacan los símbolos, las figuras literarias y que son interpretadas para entenderse sin enredos por un ser angélico. Los símbolos y las figuras de dicción en el libro de Apocalipsis representan situaciones concretas y no alegóricas en un mundo que está a próximo a caducar, con respecto a sus sistemas yacientes “al ras del enlodado suelo”.

Hay una perfecta y clara [hilación] cronológica entre un acontecimiento y otro. Por ejemplo: Podemos ver en el capítulo 19 del libro de Apocalipsis la descripción de la segunda venida del Hijo de Dios como «Rey de Reyes y Senor Señores», el aniquilamiento de sus enemigos en el Armagedón, la convocatoria a las aves del cielo por medio de un ángel para que devoren a los que han caído en el enfrentamiento dispar llevado a cabo entre los infinitos poderes celestiales y los restringidamente humanos. Luego, en el capítulo 20, miramos el encarcelamiento del diablo en el profundo Abismo, el establecimiento del Reino Milenario del Mesías en el que culminan las promesas de Dios hechas al patriarca Abraham y a su descendencia espiritual: la Iglesia fiel de Jesucristo. Vemos después de concluir el Reinado Milenial de Cristo el Juicio del Gran Trono Blanco en el que son juzgados para eterna condenación los impíos por sus obras malas, los que son arrojados posteriormente con “inmisericorde justicia” en el Lago de Fuego que arde con azufre. Siguiendo con la suecesión cronológica progresiva ya entablada, el capítulo 21 de este mismo libro expone el Reino Eterno de Dios donde una [nueva creación] es hecha manifiesta esplendorosamente. Comencemos nuestro estudio, pues:

«Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más» (Ap. 21:1).

La locución «y vi» (kaì eîdon, gr) señala algo nuevo que está íntimamente [enlazado] con los sucesos anteriores concernientes al Reinado Milenario del Señor Jesucristo. Indica una «novedad» en su cronología natural histórica y evolutiva. Indudablemente este «cambio» se refiere a una «nueva creación», porque el apóstol Juan «vio un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más» (Ap. 21:1a). La creación anterior «dejó de ser» (modo proléptico), en el sentido de [no ser la misma conocida], para dar paso a una nueva y más gloriosa. Inicialmente en el Antiguo Testamento se profetiza esta «nueva creación», que no debe confundirse con la «Tierra Milenaria Restituida» (véase Is. 65:17; 66:22). La renovación de la tierra, que Cristo llama como «la regeneración» (Mt.19:28), o sea, el renacimiento de la primera creación corrompida, tiene el propósito de [contener], de [manifestar] la profetizada y maravillosa Teocracia Terrenal, aunque limitada en tiempo: «. . . y vivieron y reinaron con Cristo mil años». Ap. 20:4. Cristo se alzará como digno mandatario del mundo renovado en su segunda venida. El Reino de Dios Milenario dará testimonio además de la caída de los imperios terrenales inicuos previos, como podemos apreciar en el Antiguo Testamento, exactamente en el libro de Daniel:

«Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro» (Dn. 2:44, 45. Le sugiero amable lector que estudie todo el capitulo 2 del libro del profeta Daniel).

«Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido» (Dn.7:13-14).

Por otro lado, la nueva creación, el Reino Eterno de Dios, será una manifestación [continua] e [inacabable], como orden nuevo y perfecto, donde lo indecible será experimentado, cómo nunca jamás, por los santos redimidos de Dios. Serán unos cielos nuevos y una tierra nueva en los que «mora la justicia» (2 P. 3:13), y añadiremos con la seguridad de no violentar el contexto del verso: «para siempre». Al finalizar el Reinado Milenario, el Señor Jesucristo [entregará] el gobierno al Dios y Padre para que él reine por toda la eternidad la nueva creación (1 Co. 15:24).

«Y el mar ya no existía más», significa que la nueva creación no contará con océanos, con mares literales, habiendo sidos éstos eliminados como parte de la antigua creación, y porque esta fuente de inumerables y variadas riquezas dejará de tener una importancia vital. El mar continurá existiendo en el Reino Milenario (léase Ez. 47:8, que es un verso escatológico-milenario). El mar, prácticamente, mejor dicho, los mares y océanos, «entregarán» los individuos humanos que fallecieron sin haber sido sepultados bajo las capas inferiores de la tierra, cuando el Reinado Milenario de Cristo haya finalizado. Despertarán del sopor ineludible de la muerte para que sean juzgados en el Juicio del Gran Trono Blanco, reservado exclusivamente para los desobedientes e incrédulos (véase Ap. 20:11-13). El cambio entre una creación y otra, será absoluto, «sin que su naturaleza intrínseca sea suprimida».

El apóstol Pedro escribe de este modo del tránsito de la antigua creación a la nueva creación:

«Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia» (2 P. 3:10-13).

La aparición de la nueva creación estará determinada por una total «licuefación» del viejo orden. El Reino Eterno traspone todos los linderos del viejo orden universal, y el [fuego] juega el principal papel en esta asombrosa metamorfosis cosmológica: «Con ardiente calor» (kausoumena, gr). Participio presente en voz pasiva de «kausoö», verbo tardío empleado para el estado o temperatura «febril».

«Los elementos serán deshechos» (ta stoicheia luthëstai, gr). Esta última palabra griega, futuro en voz pasiva de «luö», significa «desligar» o «separar». «Se fundirán» (tëketai, gr). La palabra griega «tëketai» se encuentra en presente futurista de indicativo en voz pasiva de «tëkö», un verbo antiguo que significa «licuar», cuyos sinónimos son “disolver”, “fundir”, “derretir”, “desleír.

Los nuevos cielos y la tierra nueva no surgirán como consecuencia de la aniquilación de la primera y luego restituida creación; más bien, es un [devenir], un [tránsito], el pasar de una condición a otra: este es el verdadero significado de «dejarán de ser» (Mt. 5:18; 24:34, 35; Mr. 13:30, 31; Lc. 16:17; 21:33; 2 P. 3:10; Ap. 21:1). Las antiguos pergaminos bíblicos que están escritos en griego clásico no relacionan esta locución con el concepto de destrucción o exterminio, ya que la tierra [permanecerá para siempre]:

«Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece» (Ec. 1:4).

«El fundó la tierra sobre sus cimientos; no será jamás removida» (Sal. 104:5).

La antigua creación será «renovada» en la Era Milenaria, y los cielos nuevos y la tierra nueva, «santificada» (2 P. 3:10-13). No es posible que la antigua creación sea destruida. Se funde un objeto de plata viejo con el fin de formar uno nuevo y distinto; y si se ha trabajado en él con gran esmero, podría fascinar por sus detalles magistralmente exquisitos. La [apariencia] de su naturaleza habrá sido transformada, pero su verdadera sustancia, su esencia inmanente, no: «Él cielo y la tierra pasarán . . . » (Mt. 24:35).

«¿Por qué ha de considerarse extraño que la materia exista para siempre? Si Dios quiere que exista, entonces toda opinión humana contraria no prevalece. Notamos que como la justicia [moraba] en la tierra durante el milenio, así [morará] sobre la tierra nueva (2 P. 3:13)».

Dios les bendiga siempre.

Reina Valera 1960.

Biblia de Estudio Siglo XXI (RVA).

Comenatrio al Texto Griego del Nuevo Testamento. A.T. Robertson.

Apocalipsis. La Consumacion del Plan Eterno de Dios. Evisl. L. Carballosa.

Eventos del Porvenir. J. Dwight Pentecost.

SEÑALES EN LOS CIELOS: LAS EXTRAÑAS NUBES “ASPERATUS”

Las nubes “asperatus”

En un artículo publicado en un períodico británico el verano del año pasado; fueron expuestas estas impactantes fotos.

Nubes en Nueva Zelanda

Estas nubes fantásticas se han visto en Gran Bretaña, Escocia, y en Nueva Zelanda.Curiosamente, a pesar de su temible aspecto no se producen tormentas a su presencia.

 Los expertos de la Royal Meteorological Society proponen nombrar a la formación de nubes como “asperatus”, que en español significa “áspero”.

 Nubes en los cielos de Escocia

 ¿Será este fenómeno causa del calentamiento global? ¿Será causa de la tecnología HAARP? Sea cual sea su causa, es señal de que vivimos en tiempos postreros.

Señales en los cielos Lc.21:25-28

Lc.21:25-26 “Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;”

¡La naturaleza nos advierte sobre este tiempo!

“NUEVOS CIELOS Y NUEVA TIERRA”: ¿QUÉ SIGNIFICA REALMENTE?

1).- la creencia popular sobre el Futuro de la Tierra

Una creencia popular cristiana es la destrucción de la tierra y de  los fieles que son tomados y que se les entrega una nueva morada eterna, cuando el Mesías retorna a la tierra. Este concepto de la destrucción de la tierra presenta contradicciones en la Biblia. Sería de esperar que no deba haber contradicciones en la palabra inspirada de Dios. Esta contradicción tiene su origen en la segunda epístola de Pedro, que establece lo siguiente.

“Los elementos (que) se fundirán, la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.” (2 Pedro 3:10)

Detalles del Antiguo Testamento sobre el destino de la Tierra

En contraste, muchas referencias aparecen en el Antiguo Testamento sobre los últimos días, cuando el Señor juzgará a las naciones desde Jerusalén (Isaías 2:2-4) y tras una gran guerra, el Señor morará en Sión y Judá ‘será habitada para siempre’” (Joel 3:17-20). Los que se quedan de las naciones que lucharon contra Israel “subirán de año en año para adorar a Yahvé» (Zacarías 14:16). Hay muchos otros pasajes que transmiten el mismo mensaje y se nos dice que la tierra permanece para siempre” (Eclesiastés 1:4). Isaías 66 y el libro de Apocalipsis mencionan un ‘cielo nuevo y una tierra nueva’. Al examinar esta cuestión, es esencial que examinemos las apariciones de la utilización de la frase un «cielo nuevo y una tierra nueva” en los registros bíblicos.

2) Nuevo Cielos y una Nueva Tierra como se utiliza en la Biblia

Lo primero que debe examinarse es el uso de la palabra «nuevo» en el Antiguo y Nuevo Testamento.

Isaías 66 se ocupa ampliamente de Jerusalén. Al seguir las palabras del profeta a través de este capítulo, se revela el destino de Israel. Fuera de la tribulación, la opresión y el conflicto, Jerusalén se levantará de nuevo. El profeta habla de la ira de Yahvé siendo derramada.

“Porque he aquí que Jehová vendrá con fuego, y con sus carros como un torbellino, para descargar su ira con furor, y la reprensión con llama de fuego.” (Isa.66: 15)

Entonces, el Señor usará “fuego” y la “espada” para pelear con toda carne y habrá muchos muertos. Tenemos aquí un conflicto de gran envergadura contra las naciones, que son sometidas. No hay una completa aniquilación de la población, como el capítulo prosigue para demostrar que habrá culto establecido en Jerusalén.

“Y traerán a todos vuestros hermanos de entre todas las naciones, por ofrenda a Jehová, en caballos, en carros, en literas, en mulos y en camellos, a mi santo monte de Jerusalén, dice Jehová, al modo que los hijos de Israel traen la ofrenda en utensilios limpios a la casa de Jehová” (Isaías 66:20)

Es aquí que el profeta se refiere a los nuevos cielos y la nueva tierra, en Isaías 66:22.

“Porque como los cielos nuevos y la tierra nueva que yo hago, permanecen delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. De una luna nueva a otra, y de sábado en sábado, vendrá toda carne a adorar delante de mí, dice Jehová. “

“Nuevo”: como una nueva renovación y cambio

Nótese que aquí hay una referencia a toda “carne”, lo que sugiere un estado mortal de la humanidad. Lunas Nuevas y Sábados indican una relación con el mundo como la conocemos. También tenemos referencias aquí a Jerusalén, la montaña, la casa y toda ‘carne’. Hay un juicio de fuego, pero no hay ninguna mención de la tierra siendo destruida.

La palabra «nuevo» en el Antiguo Testamento se utiliza en el sentido de reconstrucción o renovación. Su significado se obtiene de la concordancia. (Strong: las palabras provienen de 2319 y 2318)

La aparición de la palabra en el Apocalipsis en ‘nuevos cielos’ y una ‘ tierra nueva’ se relaciona con “frescura” (Strong 2537). Su uso en el Nuevo Testamento es más estrechamente relacionado con los ‘cambios’ y no una creación de algo diferente. Tenemos que examinar el uso de esta palabra en su contexto. Algunos ejemplos son los siguientes:

En Mateo 26:28 leemos que “esto es mi sangre del Nuevo Pacto.” Ha habido un cambio de la Ley de Moisés a la Ley del Mesías. Esto significó un cambio en el modo de culto, como el Ungido había cumplido con todos los aspectos del sacrificio de la ley.

En 2 Corintios 5:17, leemos: “Por lo tanto, si alguno está en Cristo (el Ungido) es una nueva criatura.” Esto de ninguna manera apoya la destrucción de la persona, sino un cambio en la actitud de la persona, la fidelidad y su forma de vida.

Efesios 4:24 transmite el mismo mensaje cuando se dice “vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en justicia y  verdadera santidad.” Una vez más, el hombre físicamente aparece el mismo, pero la transformación es de nuevo en su modo de vida.

Hebreos 9:15 se refiere a los cambios que fueron puestos en marcha por la crucifixión del Mesías. El antiguo pacto fue sustituido por un nuevo pacto, que se basa en los principios de la Antigua Alianza, que fue la Ley de Moisés, y que a su vez se basaba en el pacto de Abraham. La obra del Mesías no se puede entender que no sea a la luz de la Ley de Moisés. Es aquí donde vemos un cambio, que se basa en los principios divinos establecidos anteriormente. “Y por esta causa el es el mediador del Nuevo Testamento.

La frase ‘Cielos y Tierra’ usada en sentido figurado

El uso de ‘los cielos y la tierra’ en la Biblia a menudo es figurativo y se utiliza metafóricamente. 

En Isaías 1:2 leemos: “Oíd, cielos, y escucha tú, tierra”. Isaías se dirige a los gobernantes (el cielo) y los gobernados (la tierra). Esto se ve en Isa.1: 10. Esta forma de dirección se utiliza a menudo cuando Yawheh está hablando y amonestando al pueblo de Israel. En este caso, como en otros lugares, las palabras están dirigidas a los gobernantes y el pueblo de Israel. El siguiente es otro ejemplo en donde la nación de Israel está siendo dirigida y se utiliza un lenguaje metafórico, con los gobernantes representados como el cielo y el pueblo como la tierra. 

“Escucha, oh cielos, y hablaré; y escucha tierra, las palabras de mi boca”. (Deuteronomio 32:1) 

Simbólicamente, las estrellas y la luna se utilizan a menudo para representar a los gobernantes en la Biblia. Un interesante y, a menudo mal entendido caso se encuentra en Isaías 14:4. Isaías introduce el tema siendo abordado en los siguientes versículos. 

“Toma este proverbio contra el rey de Babilonia, y di, ¿Cómo ha cesado el opresor!”

El rey de Babilonia es la persona que está siendo amonestada. Su poder se ha roto y ha caído de su posición de fuerza y dominación. En el lenguaje figurativo se representa como una estrella caída.

“Descendió al Seol tu soberbia… ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitas a las naciones. “(Isaías 14: 11-12)

El rey de Babilonia, había oprimido a muchas naciones y había sido un gobernante fuerte y poderoso de su época. El término Lucifer es una palabra que significa ‘estrella de día’. Era un símbolo que denota su poder y autoridad. La palabra 1966 de la concordancia de Strong se relaciona con la palabra 1984 de Strong. Se traduce indistintamente como brillo o gloria, hacer un show, jactarse y de ahí ser tonto. Un ejemplo se da en Jeremías 9:23 con la palabra traducida como ‘gloria’.

“No se gloríe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se gloríe el valiente, ni el rico se gloríe en sus riquezas.”

El rey de Babilonia se había gloriado de su poder y como resultado fue cortado y cayó del poder. Este es un ejemplo de la utilización de los símbolos de las estrellas para representar a los hombres en el poder en el Antiguo Testamento. Esta simbología se utiliza ampliamente en la Biblia.

3) La Tierra Diseñada para durar

Las referencias de las Escrituras indican que la tierra ha sido diseñada para durar y no fue diseñada para destrucción. Considere cuidadosamente las siguientes referencias y el acuerdo entre los escritores.

Eclesiastés afirma que “La tierra permanece para siempre.” (Eclesiastés 1:4)

En Isaías 14:18 la intención del creador, es declarado como: «Él no la creó en vano, sino que la formó para ser habitada.”

Y Números 14:21 declara que, “Toda la tierra será llenada de su gloria.”

Yahweh tiene un propósito con esta tierra y con la humanidad y no parece haber ninguna evidencia en los registros escritos que sugiera que la tierra será destruida.

Cuando el salmista observó el mundo que le rodea, declaró, “El cielo y la tierra manifiestan la obra de sus manos”. No nos sorprenden las maravillas de la creación? Para nuestros propios ojos las maravillas de la creación deben reflejar su perfección en las cosas naturales que nos rodean y las complejidades de la planta más pequeña o criatura. ¿Por qué tanta magnificencia será destruida? Se nos dice que el león y el cordero se echarán juntos y las tierras secas volverán a florecer y ser productivas. «El yermo se gozará y florecerá como la rosa, es un pasaje bien conocido que representa la regeneración de las tierras secas en esta esfera. (Isaías 35:1)

Considere también la inundación de los tiempos de Noé y la promesa en Génesis 8:21.

 “No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho”.

¿Vamos a creer esta promesa? El arco iris se presenta como una señal de este compromiso antiguo, incluso para nosotros hoy. Mateo 24:37-39, nos advierte que nuestra civilización actual se enfrenta a una crisis similar a la de los días de Noé, y se nos ha dado la seguridad de que el Señor nunca más volvería a destruir a la humanidad por completo. Si la tierra iba a ser destruida, ¿cómo se sostendría esta promesa y la promesa de que la tierra se llenará de la gloria de Yahweh?

La tierra permanece para siempre. (Eclesiastés 1:4)

Predicción de Pedro Examinado

Pedro se refiere al diluvio en 2 Pedro. 3:6 y lo compara con el mundo como que perece o  es destruido.

“Por el cual el mundo que era entonces, siendo anegado en agua pereció.

 Sabemos que la tierra no pereció, se mantuvo. Fue la civilización que fue destruida, no la tierra física. La tierra sigue siendo literal. Pedro también declara lo siguiente.

“los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos se fundirán, la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.” (2 Ped.3:10).

La palabra ‘quemadas’ viene del griego ‘quemar hasta el suelo. El N.V.I Traduce este versículo de la siguiente manera: “Los cielos pasarán con grande estruendo, los elementos serán destruidos por el fuego y la tierra y todo lo que en ella hay serán quemados.”

Esta traducción no sugiere que la tierra misma será quemada. En 2 Ped.2: 5, Pedro establece que ‘no perdonó al mundo antiguo’. Pedro está aquí refiriéndose a la época del diluvio. Fue la civilización que fue destruida, no la tierra. Los ‘elementos’ que Pedro habla se refieren a “los rudimentos y preceptos”, como en Colosenses 2:20.

‘Pues si sois muertos con Cristo cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué como si vivieseis al mundo, os sometéis á ordenanzas “

Esto se refiere a la eliminación de las ordenanzas actuales y de la civilización y no prueba que Pedro cree que la tierra será destruida. La misma idea y la misma palabra se producen en Gálatas 4:3.

“Así también nosotros, cuando éramos niños, éramos siervos bajo los elementos del mundo.”

La palabra se utiliza de nuevo en el versículo 9, ‘¿cómo os volvéis de nuevo á los flacos y pobres rudimentos, en los cuales queréis volver á servir?

Estos ‘elementos’ particulares no son cosas físicas o cosas tangibles, sino que son los aspectos sociales e ideológicos, y las leyes del mundo civilizado.

2 Pedro 3:7 indica que ‘los cielos y la tierra están ahora … reservados para fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.”

Esta es una situación muy similar a la descrita en Isaías 66 de la que se hizo referencia anteriormente. La explicación más lógica para este verso es que los cielos y la tierra representan los gobernantes y el pueblo. Ellos son los que serán juzgados, no el cielo y la tierra física.

Los  cielos y la tierra representan a los gobernantes y a la gente que serán renovados

Pedro estaba familiarizado con las Escrituras del Antiguo Testamento y la simbología utilizada. Este versículo sigue directamente de donde se dice que ‘el mundo … pereció’ en el tiempo del diluvio. Sería una transición lógica para el siguiente verso y el juicio del último día que vendrá sobre la humanidad. Una vez más es el “Kosmos” o la sociedad como lo conocemos que se hace referencia, y, son las instituciones sociales del mundo que serán destruidas y cambiadas, pero la tierra permanecerá, como ocurrió en el tiempo de Noé.

Isaías está totalmente de acuerdo con Habacuc 2:14 y Números 14:21, cuando dice:

‘Ellos no dañarán ni destruirán en todo mi santo monte, porque la tierra será llena del conocimiento de Yahvé, como las aguas cubren el mar. (Isaías 11:9)”.

 

www.apologista.blogdiario.com

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

 

HEBREOS 1:10 DICE QUE EL HIJO DE DIOS PUSO LOS CIMIENTOS DE LOS CIELOS Y LA TIERRA

Por Anthony Buzzard

Hay tres “Textos de prueba” dirigidas hacia el Hijo en Heb 1.8-13. No hay ninguna indicación en el texto que se refieran a alguien más que al Hijo. El v. 8 comienza: “Pero del Hijo [Dios] dice:…” A continuación hay 3 diferentes citas. La serie termina con el v. 13 que prueba que Jesús no fue un ángel: “Pero, ¿a cuál de los ángeles [Dios] ha dicho jamás…?” Sal 110.1 después es citado como refiriéndose al Hijo, Jesús. 

Gran parte de Heb 1 compara al Hijo de Dios con ángeles, demostrando que el Hijo nunca fue un ángel y es superior a ellos. ¡Esto demuestra que el Hijo no puede ser Dios! No es necesario demostrar que Dios es superior a los ángeles. Es algo obvio. Igualmente claro es el hecho de que el Hijo no puede ser un ángel o arcángel, como lo creen los Testigos de Jehová. ¡Tanto los ángeles, como los arcángeles, son ángeles! Jesús nunca fue un ángel, ya que los sumos sacerdotes son “escogidos de entre los hombres” (Heb 5:1). Y los santos ángeles son inmortales (Lu 20:36), lo que haría la muerte de Jesús, el Hijo, algo imposible.

Entonces, ¿qué de Heb 1.10? ¿En qué sentido es el Hijo el fundador de los cielos y la tierra? ¿Cómo puede ser esto ya que Jesús nunca declaro ser el creador y no fue Jesús, sino Dios, quien descansó el séptimo día (Heb 4:4)? “Dios [no Jesús] los hizo varón y hembra» (Mar 10:6) y “El Señor Dios [no Jesús] formó al hombre del polvo de la tierra” (Gen 2:7). 50 textos dicen que Dios, Padre, ha creado los cielos y la tierra. Lu 1:35; Mat 1:18, 20; 1 Juan 5:18 (no en la RV) dicen que el Hijo no existía hasta que fue creado/engendrado en María. ¿Era Jesús ambo 6 meses más joven que Juan el Bautista y miles de millones de años mayor? ¿Tenía Jesús 30 años de edad cuando comenzó su ministerio público y, sin embargo, en realidad miles de millones más 30 años de edad? ¿Qué parte de Jesús era 30 y qué parte era miles de millones de años de edad? Jesús no puede ser dividido de tal manera o partido en 2. María concibió a un ser humano. Ella no concibió a un ángel. Ella no dio a luz a Dios. No dio a luz una “naturaleza impersonal humana”, como lo dice la teoría Trinitaria. María dio a luz a un lineal, biológico Hijo de David. Ya que esto lo hubiera descalificado como el Mesías. 

Dios no puede ser engendrado y el Hijo de Dios fue engendrado. El Dios inmortal (1 Tim 6:16) no puede morir. El Hijo de Dios murió. Dios no puede ser tentado (Santiago 1:13), pero el Hijo de Dios fue tentado. Al no observar estas diferencias categóricas es tirar las instrucciones preciosas de la biblia.

Heb 1:1-2 dice que Dios no habló a través de un Hijo en la época del AT. El v. 2 también dice que Dios hizo los siglos a través de Jesús. Esto podría referirse a futuros siglos o puede referirse a Jesús como la razón por la cual Dios hizo a toda la creación. Heb 1:5, citando la profecía de Sal 2.7, habla de la existencia venidera de Jesús, el Hijo: “Hoy te he engendrado”. El mismo verso habla de la promesa de 2 Sam 7:14, dada mil años antes del nacimiento de Jesús, donde Dios “será un Padre para él, y él será un hijo.” Esa promesa fue dada a David como refiriéndose al Mesías que estaba por venir. El comienzo de la existencia del Mesías, es el momento cuando Dios viene a ser Padre del Mesías. Hech 13:33 se refiere también al comienzo de la existencia de Jesús, quien es levantado (no por segunda vez, como erróneamente es traducido en la Versión Inglesa de la King James) y el v. 34 alude a su resurrección. El mismo comienzo del Hijo es exactamente lo que encontramos en Luc 1:35; Mat 1:20 (“lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es”). 

Isa 44:24 dice que Dios, solo, sin ayuda, creó los cielos y la tierra de Génesis. Él estaba totalmente solo. “¿Quién estaba conmigo?” En el momento de la creación de Génesis no había ningún Hijo con Él (cf. Heb 1:1-2). 

Dios no habló en un hijo hasta el NT. Entonces, quien dijo, ¿”hágase la luz”? Sería una clara contradicción de Heb 1:1-2 decir que era el Hijo. El Dios del AT es muy distinto que Su único Hijo. Este tuvo su genesis en Mat 1:18 (“el nacimiento-genesis de Jesús fue así”). ¡La Biblia se convierte en un libro de acertijos incomprensibles si Dios tiene un hijo antes que lo trajera a existir! Luc 1:35 describe cómo el Hijo de Dios vino a existir. Fue engendrado. El engendrar en la Biblia y en nuestro lenguaje es una palabra que, más que toda otra palabra, denota un antes y después. Por lo tanto, el Hijo tuvo un comienzo. Hubo un tiempo antes de que fuera engendrado, antes de que existiera. Si ya existía, estos testimonios en Mat 1; Luc 1 son tonterías. María dio a luz a un ser humano y no a Dios o a un ángel. De madres humanas nacen seres humanos. No cabe duda que María no sólo dio a luz una “naturaleza humana” y esta “naturaleza humana”, como el hijo de María, no sería el descendiente de David y, por lo tanto, el Mesías. 

La noción de que el Hijo de Dios, en realidad también es Dios, hiciera una farsa de toda su lucha en obedecer a Dios y ser el modelo y Salvador para nosotros. El objetivo de un Sumo Sacerdote es que debe ser seleccionado de entre los hombres (Heb 5:1). Él es el “hombre [anthropos-ser humano] Mesías Jesús” en contraste con su Padre (1 Tim 2:5). El Padre en Juan 17:3 es “el único que es Dios.” Si Dios es el único que es Dios, nadie más puede ser Dios sino el Padre.

Esto es exactamente lo que Pablo declara cuando ensaya el credo en 1 Cor 8: “No hay ningún Dios excepto el único Dios Padre” (combinando vv. 4, 6). 

Si el hijo fuera Dios, hubiera 2 Dioses. Llamarles a Jesús Dios y al Padre Dios no es monoteísmo, por más que esta etiqueta sea aplicada [por el trinitario[1]].

La complicación de Heb 1:10 es debido al hecho de que el escritor cita Sal 102 de la versión griega (LXX[2]) y no la versión Hebrea. La LXX tiene un sentido completamente diferente en Sal 102:23-25. Introduce pensamientos que no se encuentra en el texto Hebreo. La LXX dice: “Él [Dios] le respondió a él [suplicante]…Dime [Dios hablando al suplicante]… Tú, Señor [Dios refiriéndose a alguien más quien le llama  ‘señor’]”. Sin embargo, el texto Hebreo dice “Él [Dios] debilitó mí fuerza… Yo [el suplicante] dije, Dios mío…” [RV]

Por lo tanto, la LXX introduce a un segundo señor a quien Dios se dirige: “En el comienzo fundaste la tierra y los cielos son las obras de tus manos” (v. 25). El escritor a los Hebreos tenia ante el abierto la versión griega del AT y no el Hebreo (como que hoy en día alguien cite la NVI en lugar de la RV). El erudito Americano F.F. Bruce en el Nuevo Comentario Internacional sobre Hebreos explica: 

“En el texto de la Septuaginta la persona a la que estas palabras [“desde antigüedad fundaste la tierra”] se refieren es explícitamente mencionada como “Señor”, siendo Dios quien le llama así. Mientras que en el texto hebreo el suplicante es el altavoz desde el principio hasta el final del salmo, en el texto griego su oración llega a su fin con v. 22, y las siguientes palabras leen así: “Él [Dios] le contesto [al suplicante] en el camino de su fuerza: «Declarame mis cortos días: Traedme no en medio de mis días. Tus [el suplicante] años son a través de todas las generaciones. Tú, Señor [el suplicante, considerado como  el  Mesías por Hebreos], en el principio fundaste la tierra.”[3] Ésta es la respuesta de Dios al suplicante; ofreciéndole que reconozca el tiempo acortado de Dios (para la restauración de Jerusalén, como en el v. 13) y no pedirle a Él [Dios] actuar cuando el tiempo ya establecido esta por medio vencimiento, mientras que Él [Dios] le asegura [al suplicante] que él y los niños de su siervos serán preservados para siempre… 

[El erudita] Bacon sugiere que en el hebreo, así como en el griego, el texto de este salmo formo una base para la escatología mesiánica, en particular su referencia al “acortar” los días de Dios, ej., el período destinado a transcurrir antes de la consumación de su propósito [la llegada del, aun, futuro Reino mesiánico sobre la tierra]; el encontró aquí en el AT la base para  Mat 24:22, 13:20; Mar 13.20 y Ep. Barn[4] (“corno dice Henoch; pues el Dueño [Dios] abrevió los tiempos y los días, a fin de que se apresurase su Amado y venga a su heredad.’”)…” 

¿Pero a quien (el lector cristiano de la LXX podría preguntarse) le puede Dios estar hablando con estas palabras? ¿Y a quien, el mismo Dios, se dirige como “Señor”, como el fabricante [o fundador] de la tierra y el cielo?[5] 

Al leer la LXX el escritor de Hebreos ve una clara referencia a los cielos y la tierra nueva del futuro Reino de Dios y mira a Dios dirigiéndose al Señor mesiánico en conexión con las profecías del resto de Sal 102, quien hablan de “la generación venidera” (v. 18) y de la hora establecida por YHWH para levantar a Sión y aparecer en Su gloria. 

El articulo importante del erudito B. W. Bacon (citado por Bruce arriba) da énfasis al hecho que “la palabra ‘señor’ es totalmente  ausente del texto hebreo [y sus traducciones] de Sal 102.25.” Pero sí aparece en la LXX citada por Hebreos: 

“[Con la traducción del LXX, “le contesto a él”], todo el pasaje al final del salmo se convierte en la respuesta de YHWH al suplicante, quien consecuentemente aparece dirigido como Kurie [señor] y creador de los cielos y la tierra…En vez de entender el verso como una queja por el salmista en acortar sus días antes de tiempo, LXX y la Vulgata entienden el anuncio coma la respuesta de YHWH a los ayees del salmista que El [Dios] va a intervenir para salvar a Sión, porque “es tiempo de tener piedad sobre ella, sí, el tiempo ha llegado” (v. 13). Está prohibido reconocer (¿o prescribir?) del corto tiempo establecido por YHWH y de no convocar cuando aun no ha ni expirado medio tiempo. Por otra parte, él [señor Mesiánico] se le promete que los niños de sus siervos permanecerán para siempre.”[6] 

Este es exactamente  el  punto y sólo puede hacerse evidente cuando vemos que 1) el escritor de Hebreos esta leyendo de la LXX, no del texto hebreo, encontrando allí una maravillosa profecía del siglo venidero (Reino, la restauración de Israel) el cual encaja exactamente con el contexto y que 2) hay un Señor Mesiánico a quien le habla YHWH e invitado a iniciar el fundamento de los cielos y la tierra, el nuevo orden político en Palestina, tal y como dice Isa 51:16. Este es probablemente el mensaje que el escritor de hebreos quiere transmitir acerca de la superioridad de Jesús sobre los ángeles. Jesús es el fundador del nuevo orden venidero del Reino [Milenio]. El escritor a los Hebreos nos dice expresamente en 2.5 que se trata de la tierra habitada del futuro “la cual estamos hablando.” 

Cuando la diferencia de la LXX se explica, esto realmente no es  difícil de entender. Ambos Sal 102; Heb 2:5 y, por lo tanto, todo el primer capítulo de Hebreos se refiere a la nueva orden de cosas iniciadas por Jesús y no importaría si la viéramos también como la nueva orden iniciada por su ascensión (“Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra”, Mat 28.18), o en la segunda venida. 

Todo el Sal 102 es acerca la nueva era de la restauración y el Reino de Jerusalén en el milenio (véase vv. 13-22). La mirada del escritor esta en vista a la restauración de la ciudad cuando Dios aparezca en Su gloria (v. 16). El Salmo está escrito para la “venidera generación” (v. 18) y la nueva población creada en el futuro del Reino sobre la tierra. Hebreos no está hablando de la creación de Génesis, pero la “venidera economía” (2.5). 

Isa 51.16 confirma esta explicación. Habla sobre un agente de Dios en quien Dios pone sus palabras en su boca la cual usa para plantar “los cielos, echando los cimientos de la tierra” [RV1995]. El Word Biblical Commentary [Comentario de la Palabra Bíblica] dice: 

“Eso no tiene sentido si se refiere a la creación original [Génesis]… En los otros casos, Dios actúa por sí solo, usando ningún agente. Aquí al que El ha escondido en la sombra de su mano es su agente. Cielos y la tierra aquí se deben  referir metafóricamente a la orden total en Palestina, cielos refiriéndose a la amplia estructura general del Imperio, mientras que la tierra es la orden política en la propia Palestina.”[7] 

Así que, ambos Sal 102 (LXX) y en Isaías el Mesías es el agente quien Dios utilizará para establecer el nuevo orden político [“tú afirmaste la tierra, y los cielos son la obra de tus manos”] del venidero siglo. Heb 1:10 es una profecía, escrita en sentido pasado (como acostumbran ser las profecías), pero refiriéndose a la “tierra habitada del futuro acerca de cual estamos hablando” (Heb 2.5). Esa es la preocupación en Heb 1:10. Jesús es el “padre de la era venidera” (Isa 9:6, LXX).

Por último, en Heb 9:11 el escritor habla de “los bienes venideros [futuros]”, como cosas “no de esta creación”.  Esto quiere decir que las cosas que están por venir son de la futura y nueva creación (véase Heb 2.5). Esa creación  está  llevándose a cabo desde que Jesús fue exaltado a la diestra de Dios, donde el ahora es co-creador, bajo El Padre, de la nueva creación, teniendo “toda autoridad en el cielo y en la tierra” (Mat 28.18). Aun el siglo del futuro milenio también será reemplazado por una nueva renovación de los cielos y la tierra (Ap. 20:11, 21:1). 

Una vez más, escatología es el gran factor en la revelación de la verdad. Dios tiene una nueva creación en [Cristo] Jesús y vamos a ser nuevas criaturas en Cristo (2 Cor 5:17). El mundo será renacido y vendrá bajo la supervisión de Jesús y sus seguidores (Mat 19.28, etc.). Tenemos que resistir la tentación de estar mirando hacia atrás a Génesis cuando todo el libro de Hebreos nos ofrece ver hacia adelante a la “tierra habitada del futuro” (Hebreos 2.5). Tenga en cuenta que en varios lugares Hebreos habla de la redención eterna, la herencia, pacto, juicio, salvación y espíritu “de la era [venidera]” (aionios). Aionios se refiere a la era del Reino venidero y no sólo a eternidad. Cristianos hoy en día reciben este “Espíritu Santo de la promesa” (Efe 1:13, RV).


[1] “Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso…” Credo de Niceno Constantinopolitano, 381DC. Ed.

[2] Mejor conocida como la Biblia de los LXX (70), o Septuaginta, representa la más antigua e importante entre las colecciones de textos y escritos sagrados judíos, bastante más antigua que la Tanach judía palestina conjuntamente con la cual constituye la fuente para el AT de las Biblias cristianas.

[3] La razón por las diferentes traducciones, entre el griego y hebreo, son los puntos vocales del hebreo. Su sentido puede ser modificado si los puntos vocales son cambiados y a veces no es claro cuál de los sentidos es el correcto. Por lo tanto, en el hebreo el significado de innah es “Él [Dios] inflicto” (v. 23), pero la LXX repunta los mismos consonantes hebreos como anah, que significa “Él [Dios le] respondió [a él].” De manera que en la LXX Dios le responde al que esta orando y llamándole a esa persona “señor”. LXX añade “señor” en el v. 25. A continuación, el hebreo tiene omar eli (“Yo dije, Dios mío”, v. 24). Pero la LXX lee estas consonantes como emor elai (“Dime a mí”, v. 23b, ej., la persona que está orando es mandado por Dios a decirle a Dios). La idea es que se le pide a Dios acortar los días que deben transcurrir antes de que el Reino venga (cf. Mat 24:22). Sal 102 es en gran parte sobre la era venidera y la restauración de Israel en el Reino futuro y así totalmente apropiado como prueba de texto para Heb 1 con respecto a lo que el Hijo está destinado a hacer en el futuro, su papel en la nueva creación y no la creación de Génesis. ¡Este sentido es reversado cuando se usa para apoyar ideas no bíblicas de que Jesús era el Creador en Génesis!

[4] Epístola de Barnabas, un tratado cristiano de 22 capítulos, escrito en griego, con algunas características de epístola, preservado en el Codex Sinaiticus del siglo 4, donde aparece al final del NT. Tradicionalmente es atribuida a Bernabé, colaborador y compañero de Pablo de Tarso, mencionado en el libro de Hechos; también ha sido a otro cristiano notable, Barnabas de Alexandria, o a cualquier pedagogo cristiano desconocido.

[5] F.F. Bruce, Epístola a los Hebreos [The Epistle to the Hebrews], Nuevo Comentario Internacional del Nuevo Testamento [New International Commentary on the New Testament), Eerdmans, 1990, p 62-63.

[6] B.W. Bacon, “Heb 1:10-12 y la prestación de la Septuaginta sobre Sal 102.23 [“Heb 1.10-12 and the Septuaginta rendering of Ps. 102:23”], Zeitschrift für die Neutestamentliche Wissenschaft 3, 1902, p 280-285.

[7] Word Biblical Commentary: Isaiah 34-66, Word Books, 1987, 212

NUEVA SEÑAL EN LOS CIELOS

espacio

Encontrado el planeta que no debería existir

El descubrimiento “más improbable” de un nuevo planeta el cual podría caer en espiral hacia su estrella en los próximos 500 000 años, se ha realizado por parte de astrónomos escoceses.


El hallazgo, realizado por un equipo internacional que incluye a astrónomos de la Universidad de St. Andrews, es tan extravagante que las probabilidades de captarlo en esta etapa final de su vida son de 1000 contra 1.
El “enorme nuevo planeta”, que se encontró orbitando una estrella a 1000 años luz de distancia de la Tierra, fue descubierto por el proyecto WASP del Reino Unido, del cual St. Andrews es miembro fundador. Recientemente bautizado como WASP-18b, el planeta es tan masivo y está tan cerca de su estrella madre que casi con certeza caerá en espiral hacia su destrucción durante el tiempo de vida de la estrella.
Investigadores de St. Andrews están calculando actualmente el índice al que las interacciones de marea entre la estrella y el planeta causarán finalmente que la órbita del planeta decaiga completamente.

El físico de St. Andrews, Profesor Andrew Collier Cameron dijo: “Este es el descubrimiento de otro extraño planeta por parte de WASP. La situación es análoga a la forma en que la fricción por marea está provocando que el giro de la Tierra se frene lentamente, y la Luna se aleje de la Tierra.

“En este caso, no obstante, el giro de la estrella es más lento que la órbita del planeta – por lo que la estrella debería estar acelerando su giro, y el planeta cayendo en espiral”.

WASP-18b es diez veces más masivo que Júpiter y orbita a su estrella en menos de un día terrestre.

El nuevo planeta pertenece a la ahora común clase de planetas extrasolares conocidos como “Júpiter calientes” – planetas masivos que se cree que se han formado lejos de su estrella y luego han migrado hacia el interior con el paso del tiempo.

El descubrimiento, liderado por Coel Hellier de la Universidad de Keele, sugiere que la estrella madre de WASP-18 tiene aproximadamente 1000 millones de años – haciendo que la probabilidad de observar a WASP-18b sea aproximadamente de una entre mil.

Si el resto de la vida del planeta es tan corto como se predice, el decaimiento orbital debería ser medible en una década.

El Profesor Cameron continúa comentando: “No sabemos cuánto sobrevivirá el planeta, debido a que no comprendemos completamente cómo funcionan las mareas en el Sol y otras estrellas. Podrían ser medio millón de años, o 500 millones. Pero si cae rápidamente, deberíamos ser capaces de medir cambios en la órbita en diez años”.

www.yeshuahamashiaj.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

www.elevangeliodelreino.org

www.apologista.blogdiario.com

 

HEBREOS 1:10 Y EL HIJO FUNDADOR DE LOS CIELOS Y TIERRA

a-buzzardPor Anthony Buzzard

Hay tres “pruebas de texto” dirigidas hacia el Hijo en Heb 1.8-13. No hay ninguna indicación en el texto que se refieran a alguien más que al Hijo. El v. 8 comienza: “Pero del Hijo [Dios] dice:…” A continuación hay 3 diferentes citas. La serie termina con el v. 13 cual prueba que Jesús no fue un ángel: “Pero, ¿a cuál de los ángeles [Dios] ha dicho jamás…?” Sal 110.1 después es citado como refiriéndose al Hijo, Jesús. 

Gran parte de Heb 1 compara al Hijo de Dios con ángeles, demostrando que el Hijo nunca fue un ángel y es superior a ellos. ¡Esto demuestra que el Hijo no puede ser Dios! No es necesario demostrar que Dios es superior a los ángeles. Es algo obvio. Igualmente claro es el hecho de que el Hijo no puede ser un ángel o arcángel, como lo creen los Testigos de Jehová. ¡Tanto los ángeles, como los arcángeles, son ángeles! Jesús nunca fue un ángel, ya que los sumos sacerdotes son “escogidos de entre los hombres” (Heb 5:1). Y los santos ángeles son inmortales (Lu 20:36), lo que haría la muerte de Jesús, el Hijo, algo imposible.

 

Entonces, ¿qué de Heb 1.10? ¿En qué sentido es el Hijo el fundador de los cielos y la tierra? ¿Cómo puede ser esto ya que Jesús nunca declaro ser el creador y no fue Jesús, sino Dios, quien descansó el séptimo día (Heb 4:4)? “Dios [no Jesús] los hizo varón y hembra» (Mar 10:6) y “El Señor Dios [no Jesús] formó al hombre del polvo de la tierra” (Gen 2:7). 50 textos dicen que Dios, Padre, ha creado los cielos y la tierra. Lu 1:35; Mat 1:18, 20; 1 Juan 5:18 (no en la RV) dicen que el Hijo no existía hasta que fue creado/engendrado en María. ¿Era Jesús ambo 6 meses más joven que Juan el Bautista y miles de millones de años mayor? ¿Tenía Jesús 30 años de edad cuando comenzó su ministerio público y, sin embargo, en realidad miles de millones más 30 años de edad? ¿Qué parte de Jesús era 30 y qué parte era miles de millones de años de edad? Jesús no puede ser dividido de tal manera o partido en 2. María concibió a un ser humano. Ella no concibió a un ángel. Ella no dio a luz a Dios. No dio a luz una “naturaleza impersonal humana”, como lo dice la teoría Trinitaria. María dio a luz a un lineal, biológico Hijo de David. Ya que esto lo hubiera descalificado como el Mesías.

 

Dios no puede ser engendrado y el Hijo de Dios fue engendrado. El Dios inmortal (1 Tim 6:16) no puede morir. El Hijo de Dios murió. Dios no puede ser tentado (Santiago 1:13), pero el Hijo de Dios fue tentado. Al no observar estas diferencias categóricas es tirar las instrucciones preciosas de la biblia.

Heb 1:1-2 dice que Dios no habló a través de un Hijo en la época del AT. El v. 2 también dice que Dios hizo los siglos a través de Jesús. Esto podría referirse a futuros siglos o puede referirse a Jesús como la razón por la cual Dios hizo a toda la creación. Heb 1:5, citando la profecía de Sal 2.7, habla de la existencia venidera de Jesús, el Hijo: “Hoy te he engendrado”. El mismo verso habla de la promesa de 2 Sam 7:14, dada mil años antes del nacimiento de Jesús, donde Dios “será un Padre para él, y él será un hijo.” Esa promesa fue dada a David como refiriéndose al Mesías que estaba por venir. El comienzo de la existencia del Mesías, es el momento cuando Dios viene a ser Padre del Mesías. Hech 13:33 se refiere también al comienzo de la existencia de Jesús, quien es levantado (no por segunda vez, como erróneamente es traducido en la Versión Inglesa de la King James) y el v. 34 alude a su resurrección. El mismo comienzo del Hijo es exactamente lo que encontramos en Luc 1:35; Mat 1:20 (“lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es“).

 

Isa 44:24 dice que Dios, solo, sin ayuda, creó los cielos y la tierra de Génesis. Él estaba totalmente solo. “¿Quién estaba conmigo?” En el momento de la creación de Génesis no había ningún Hijo con Él (cf. Heb 1:1-2).

 

Dios no habló en un hijo hasta el NT. Entonces, quien dijo, ¿”hágase la luz”? Sería una clara contradicción de Heb 1:1-2 decir que era el Hijo. El Dios del AT es muy distinto que Su único Hijo. Este tuvo su genesis en Mat 1:18 (“el nacimiento-genesis de Jesús fue así”). ¡La Biblia se convierte en un libro de acertijos incomprensibles si Dios tiene un hijo antes que lo trajera a existir! Luc 1:35 describe cómo el Hijo de Dios vino a existir. Fue engendrado. El engendrar en la Biblia y en nuestro lenguaje es una palabra que, más que toda otra palabra, denota un antes y después. Por lo tanto, el Hijo tuvo un comienzo. Hubo un tiempo antes de que fuera engendrado, antes de que existiera. Si ya existía, estos testimonios en Mat 1; Luc 1 son tonterías. María dio a luz a un ser humano y no a Dios o a un ángel. De madres humanas nacen seres humanos. No cabe duda que María no sólo dio a luz una “naturaleza humana” y esta “naturaleza humana”, como el hijo de María, no sería el descendiente de David y, por lo tanto, el Mesías.

 

La noción de que el Hijo de Dios, en realidad también es Dios, hiciera una farsa de toda su lucha en obedecer a Dios y ser el modelo y Salvador para nosotros. El objetivo de un Sumo Sacerdote es que debe ser seleccionado de entre los hombres (Heb 5:1). Él es el “hombre [anthropos-ser humano] Mesías Jesús” en contraste con su Padre (1 Tim 2:5). El Padre en Juan 17:3 es “el único que es Dios.” Si Dios es el único que es Dios, nadie más puede ser Dios sino el Padre.

Esto es exactamente lo que Pablo declara cuando ensaya el credo en 1 Cor 8: “No hay ningún Dios excepto el único Dios Padre” (combinando vv. 4, 6).

 

Si el hijo fuera Dios, hubiera 2 Dioses. Llamarles a Jesús Dios y al Padre Dios no es monoteísmo, por más que esta etiqueta sea aplicada [por el trinitario[1]].

 

La complicación de Heb 1:10 es debido al hecho de que el escritor cita Sal 102 de la versión griega (LXX[2]) y no la versión Hebrea. La LXX tiene un sentido completamente diferente en Sal 102:23-25. Introduce pensamientos que no se encuentra en el texto Hebreo. La LXX dice: “Él [Dios] le respondió a él [suplicante]…Dime [Dios hablando al suplicante]… Tú, Señor [Dios refiriéndose a alguien más quien le llama  ‘señor’]”. Sin embargo, el texto Hebreo dice “Él [Dios] debilitó mí fuerza… Yo [el suplicante] dije, Dios mío…” [RV]

 

Por lo tanto, la LXX introduce a un segundo señor a quien Dios se dirige: “En el comienzo fundaste la tierra y los cielos son las obras de tus manos” (v. 25). El escritor a los Hebreos tenia ante el abierto la versión griega del AT y no el Hebreo (como que hoy en día alguien cite la NVI en lugar de la RV). El erudito Americano F.F. Bruce en el Nuevo Comentario Internacional sobre Hebreos explica:

“En el texto de la Septuaginta la persona a la que estas palabras [“desde antigüedad fundaste la tierra”] se refieren es explícitamente mencionada como “Señor”, siendo Dios quien le llama así. Mientras que en el texto hebreo el suplicante es el altavoz desde el principio hasta el final del salmo, en el texto griego su oración llega a su fin con v. 22, y las siguientes palabras leen así: “Él [Dios] le contesto [al suplicante] en el camino de su fuerza: «Declararme mis cortos días: Traedme no en medio de mis días. Tus [el suplicante] años son a través de todas las generaciones. Tú, Señor [el suplicante, considerado como el Mesías por Hebreos], en el principio fundaste la tierra.”[3] Ésta es la respuesta de Dios al suplicante; ofreciéndole que reconozca el tiempo acortado de Dios (para la restauración de Jerusalén, como en el v. 13) y no pedirle a Él [Dios] actuar cuando el tiempo ya establecido esta por medio vencimiento, mientras que Él [Dios] le asegura [al suplicante] que él y los niños de su siervos serán preservados para siempre…

[El erudita] Bacon sugiere que en el hebreo, así como en el griego, el texto de este salmo formo una base para la escatología mesiánica, en particular su referencia al “acortar” los días de Dios, ej., el período destinado a transcurrir antes de la consumación de su propósito [la llegada del, aun, futuro Reino mesiánico sobre la tierra]; el encontró aquí en el AT la base para  Mat 24:22, 13:20; Mar 13.20 y Ep. Barn[4] (“corno dice Henoch; pues el Dueño [Dios] abrevió los tiempos y los días, a fin de que se apresure su Amado y venga a su heredad.’”)…”

¿Pero a quien (el lector cristiano de la LXX podría preguntarse) le puede Dios hablar palabras como estas? ¿Y a quien, el mismo Dios, se dirige como “Señor”, como el fabricante [o fundador] de la tierra y el cielo?[5]

 

Al leer la LXX el escritor de Hebreos ve una clara referencia a los cielos y la tierra nueva del futuro Reino de Dios y mira a Dios dirigiéndose al Señor mesiánico en conexión con las profecías del resto de Sal 102 que habla de “la generación por venir” (v. 18) y de la hora establecida por YHWH para levantar a Sión y aparecer en Su gloria.

 

El articulo importante del erudito B. W. Bacon (citado por Bruce arriba) da énfasis al hecho que “la palabra ‘señor’ es totalmente ausente del texto hebreo [y sus traducciones] de Sal 102.25.” Pero sí aparece en la LXX citada por Hebreos:

“[Con la traducción en la LXX “le contesto a él”], todo el pasaje al final del salmo se convierte en la respuesta de YHWH al suplicante, quien consecuentemente aparece dirigido como Kurie [señor] y creador de los cielos y la tierra…En vez de entender el verso como una queja por el salmista en acortar sus días antes de tiempo, LXX y la Vulgata entienden el anuncio ser la respuesta de YHWH a los ayees del salmista que El va a intervenir para salvar a Sión , porque “es tiempo de tener piedad sobre ella, sí, el tiempo ha llegado” (v. 13). Está prohibido reconocer (¿o prescribir?) del corto tiempo establecido por YHWH y de no convocar cuando aun no a ni expirado medio tiempo. Por otra parte él [señor Mesiánica] es prometido que los niños de sus siervos permanecerán para siempre.”[6]

 

Este es exactamente el punto y sólo puede hacerse evidente cuando vemos que 1) el escritor de Hebreos está leyendo de la LXX, no del texto hebreo, encontrando allí una maravillosa profecía del siglo venidero (Reino, la restauración de Israel) cual encaja exactamente su contexto y que 2) hay un Señor Mesiánico a quien le habla YHWH e invitado a iniciar el fundamento de los cielos y la tierra, el nuevo orden político en Palestina, tal y como dice Isa 51:16. Este es probablemente el mensaje que el escritor de hebreos quiere transmitir acerca de la superioridad de Jesús sobre los ángeles. Jesús es el fundador del venidero Reino y su nueva orden. El escritor a los Hebreos nos dice expresamente en 2.5 que se trata de la tierra habitada del futuro “cual estamos hablando.”

 

Cuando la diferencia de la LXX se explica, esto realmente no es tal difícil de entender. Ambos Sal 102; Heb 2:5 y, por lo tanto, todo el primer capítulo de Hebreos se refiere a la nueva orden de cosas iniciadas por Jesús y no importaría si la viéramos también como la nueva orden iniciada por su ascensión (“Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra“, Mat 28.18), o en la segunda venida [parusía].

 

Todo el Sal 102 es acerca la nueva era de la restauración y el Reino de Jerusalén en el milenio (véase vv. 13-22). La mirada del escritor esta en vista a la restauración de la ciudad cuando Dios aparezca en Su gloria (v. 16). El Salmo está escrito para la “venidera generación” (v. 18) y la nueva población creada en el futuro del Reino sobre la tierra. Hebreos no está hablando de la creación de Génesis, pero la “venidera economía” (2.5).

 

Isa 51.16 confirma esta explicación. Habla sobre un agente de Dios en quien Dios pone sus palabras en su boca y cual usa para plantar “los cielos, echando los cimientos de la tierra” [RV1995]. El Comentario de la Palabra Bíblica [Word Biblical Commentary] dice:

Eso no tiene sentido si se refiere a la creación original [Génesis]… En los otros casos, Dios actúa por sí solo, usando ningún agente. Aquí al que El ha escondido en la sombra de su mano es su agente. Cielos y la tierra aquí se deben de referir metafóricamente a la orden total en Palestina, cielos refiriéndose a la amplia estructura general del Imperio, mientras que la tierra es la orden política en la propia Palestina.”[7]

 

Así que, ambos Sal 102 (LXX) y en Isaías el Mesías es el agente quien Dios utilizará para establecer el nuevo orden político del venidero siglo. Heb 1:10 es una profecía, escrito en sentido pasado (como acostumbran ser las profecías), pero refiriéndose a la “tierra habitada del futuro acerca de cual estamos hablando” (Heb 2.5). Esa es la preocupación en Heb 1:10. Jesús es el “padre de la era venidera” (Isa 9:6, LXX).

 

Por último, en Heb 9:11 el escritor habla de “los bienes venideros [futuros]”, como cosas “no de esta creación”.  Esto quiere decir que las cosas que están por venir son de la futura y nueva creación (véase Heb 2.5). Esa creación se está llevándose a cabo desde que Jesús fue exaltado a la diestra de Dios, donde el ahora es co-creador, bajo El Padre, de la nueva creación, teniendo “toda autoridad en el cielo y en la tierra” (Mat 28.18). Aun el siglo del futuro milenio también será reemplazado por una nueva renovación de los cielos y la tierra (Ap. 20:11, 21:1).

 

Una vez más, escatología es el gran factor en la revelación de la verdad. Dios tiene una nueva creación en Jesús y vamos a ser nuevas criaturas en Cristo (2 Cor 5:17). El mundo será renacido y vendrá bajo la supervisión de Jesús y sus seguidores (Mat 19.28, etc.). Tenemos que resistir la tentación de estar mirando hacia atrás a Génesis cuando todo el libro de Hebreos nos ofrece ver hacia adelante a la “tierra habitada del futuro” (Hebreos 2.5). Tenga en cuenta que en varios lugares Hebreos habla de la redención eterna, la herencia, pacto, juicio, salvación y espíritu “de la era [venidera]” (aionios). Aionios se refiere a la era del Reino venidero y no sólo a eternidad. Cristianos hoy en día reciben este “Espíritu Santo de la promesa” (Efe 1:13, RV).


[1] Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso…” Credo de Niceno Constantinopolitano, 381DC. Ed.

[2] Mejor conocida como la Biblia de los LXX (70), o Septuaginta, representa la más antigua e importante entre las colecciones de textos y escritos sagrados judíos, bastante más antigua que la Tanach judía palestinense, conjuntamente con la cual constituye la fuente para el AT de las Biblias cristianas.

[3] La razón por las diferentes traducciones, entre el griego y hebreo, son los puntos vocales del hebreo. Su sentido puede ser modificado si los puntos vocales son cambiados y a veces no es claro cuál de los sentidos es el correcto. Por lo tanto, en el hebreo el significado de innah es “Él [Dios] inflicto” (v. 23), pero la LXX repunta los mismos consonantes hebreos como anah, que significa “Él [Dios le] respondió [a él].” De manera que en la LXX Dios le responde al que esta orando y llamándole a esa persona “señor”. LXX añade “señor” en el v. 25. A continuación, el hebreo tiene omar eli (“Yo dije, Dios mío”, v. 24). Pero la LXX lee estas consonantes como emor elai (“Dime a mí”, v. 23b, ej., la persona que está orando es mandado por Dios a decirle a Dios). La idea es que se le pide a Dios acortar los días que deben transcurrir antes de que el Reino venga (cf. Mat 24:22). Sal 102 es en gran parte sobre la era venidera y la restauración de Israel en el Reino futuro y así totalmente apropiado como prueba de texto para Heb 1 en respecto a lo que el Hijo está destinado a hacer en el futuro, su papel en la nueva creación y no la creación de Génesis. ¡Este sentido es reversado cuando se usa para apoyar ideas no bíblicas de que Jesús era el Creador en Génesis!

[4] Epístola de Barnabas, un tratado cristiano de 22 capítulos, escrito en griego, con algunas características de epístola, preservado en el Codex Sinaiticus del siglo 4, donde aparece al final del NT. Tradicionalmente es atribuida a Bernabé, colaborador y compañero de Pablo de Tarso, mencionado en el libro de Hechos; también ha sido a otro cristiano notable, Barnabas de Alexandria, o a cualquier pedagogo cristiano desconocido.

[5] F.F. Bruce, Epístola a los Hebreos [The Epistle to the Hebrews], Nuevo Comentario Internacional del Nuevo Testamento [New International Commentary on the New Testament), Eerdmans, 1990, p 62-63.

[6] B.W. Bacon, “Heb 1:10-12 y la prestación de la Septuaginta sobre Sal 102.23 [“Heb 1.10-12 and the Septuaginta rendering of Ps. 102:23”], Zeitschrift für die Neutestamentliche Wissenschaft 3, 1902, p 280-285.

[7] Word Biblical Commentary: Isaiah 34-66, Word Books, 1987, 212.

¿PORQUE NO SE MANIFESTÓ COMPLETAMENTE EL MALJUT HASHAMAYIM (REINO DE LOS CIELOS)?

¿Por qué el Maljut Shamaim (Reino de los Cielos) no se manifestó completamente? Es decir, ¿por qué el Maljut Israel (Reino de Israel) no fue restaurado? La respuesta es obvia, todo Israel no obedeció la enseñanza de Iehoshúa, no hicieron T’shuvá (arrepentimiento) ni tampoco Maasim Tovim (Buenas Obras), por tanto que el Reino se había acercado. Prefirieron manifestar el Reino por la fuerza de un ejército (Bar Kojva) y el resultado fue pésimo, tal como lo advirtió Iehoshúa. Sin embargo el Eterno había dicho por medio de Ieshayahu haNavi (el profeta Isaías): Yo, el Eterno, en su tiempo lo apresuraré (Is.60.22). Sobre esta palabra del profeta en el Talmud (Sanhedrín 98a) se comenta:

R. Alexandri dijo: R. Iehoshúa b. Levi muestra una contradicción: Está escrito: “En su tiempo” [cuando Mashíaj venga], mientras que también está escrito: “Yo [el Eterno] lo apresuraré

Es decir la supuesta contradicción está en que la frase “lo apresuraré” implica ‘fuera de su tiempo’. Esto se explica en la misma cita:

Si son meritorios, Yo lo apresuraré; pero si no [vendrá] en su debido tiempo

Interesante también es la lectura en Sanhedrín 97a y 97b:

La escuela de Eliyahu enseñó: El mundo existirá 6000 años. En los primeros 2000 [desde Adam hasta que Avraham conoció al Eterno] hubo desolación [no Torá]; 2000 años la Torá floreció [desde los 52 años de Avraham hasta 172 años después de la destrucción del Templo], y los próximos 2000 años son los días del Mashíaj, pero a través de nuestras muchas iniquidades todos estos años se han perdido”.

Los comentaristas modernos del Talmud, explican que esto quiere decir ‘que debió haber venido a principios de los últimos 2000 años, pero a causa de nuestras iniquidades ha demorado’. Sin embargo los Natzratim (discípulos de Iehoshúa de Natzrat) sabemos que el Mashíaj llegó hace un aproximado de 2000 años, y debido a las iniquidades del pueblo ha sido tomado hasta la restauración de todas las cosas, de manera que se cumpliera la Escritura: “Yo [el Eterno] lo apresuraré.

Rav dijo: Todas las fechas predestinadas [para la redención] han pasado, y la cuestión [ahora] depende solamente de T’shuvá y Maasim Tovim (Buenas Obras)

En Sanhedrín 97b: O sea aunque tarde, ya después de la separación física del Mashíaj Iehoshúa, ya después que Israel no obedeció, fue que vino a reconocer la necesidad de hacer T’shuvá (arrepentimiento) y Maasim Tovim (Buenas Obras). Todo esto nos confirma lo que nos fue enseñado por los Talmidim Rishonim (Primeros Discípulos), y nos contesta la pregunta: ¿Por qué el Maljut Shamaim no se manifestó completamente? o lo que es lo mismo: ¿Por qué el Maljut Israel no fue restaurado? Porque Israel no hizo T’SHUVÁ (ARREPENTIMIENTO) ni MAASIM TOVIM (BUENAS OBRAS).

¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO: EL CIELO O EL REINO DE LOS CIELOS?

 

Por  Ing°. Mario A Olcese (Apologista)

 

Buscando el Reino de Dios

 

El Señor Jesucristo en más de una oportunidad mandó a sus seguidores a “buscar” lo que anhelaban recibir (Mateo 7:7,8) y entre las cosas que debemos buscar e indagar es el Reino de Dios y su justicia (Mateo 6:33). Jesús nunca dijo que buscáramos el cielo y su justicia, o que buscáramos ganar el cielo para morar allá eternamente con Dios. La enseñanza de Jesús en Mateo 6:33 era que nuestra puntería debería estar dirigida a la meta suprema: el reino de Dios o también llamado “el reino de los cielos”(ver Hechos 1:6). Sin embargo, muchas personas se confunden pensando que buscar el reino DE los cielos equivale a buscar el reino EN los cielos. Estos cristianos creen que el reino de los cielos es un reino que se ubica en los cielos, y que allá será nuestra morada y reinado eternos si somos fieles al Señor hasta la muerte misma. Aun otros hermanos suelen enseñar que el reino de Dios y el reino de los cielos son dos cosas diferentes, pero esta idea es imposible, ya que Cristo usa la frase “reino de Dios” y “reino de los cielos” para referirse a la misma idea o enseñanza que quiere presentar. Por ejemplo, compare Mateo 19:23 y Marcos 10:23, donde Jesús, hablando del joven rico, dice que difícilmente un rico entrará en el reino de los cielos (Mateo 19) o en el reino de Dios (Marcos 10). Entonces podemos con verdad afirmar que el reino “de los cielos” y el reino “de Dios” son equivalentes, ya que los términos “de los cielos” y “de Dios” son intercambiables. “de los cielos” quiere decir “de Dios” porque nuestro Dios y Padre está “en los cielos” (Mateo 6:9).

 

El Reino de Dios es sinónimo de Salvación y vida eterna

 

En Mateo 19:11-25 Jesús tuvo un encuentro con un joven rico que quería saber lo que debía hacer para ganar la vida eterna. He aquí la historia: “Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? Él le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?” En este diálogo entre Jesús y el joven rico, se hace evidente que el reino de Dios tiene relación con la vida eterna y con la salvación. Es decir, la salvación es entrar en el reino de Dios con vida eterna. Así que es muy importante que busquemos el reino de Dios y su justicia por esta tarea implica su vida eterna y su salvación. Si usted busca otra cosa, es obvio que no ganará la salvación y la vida eterna. Usted debe enfocarse en el reino de Dios, que es el único evangelio que Cristo introdujo en el mundo y enseñó durante los tres y medio años que duró su ministerio en la tierra (Marcos 1:1,14,15 y Hechos 1:3).

 

El evangelio del Reino: El poder de Dios para Salvación

 

En Romanos 1:16 el apóstol Pablo dice: “Porque no me avergüenzo del evangelio (del reino y el nombre de Jesús), porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio (del reino y el nombre de Jesús) la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá”. Así que el evangelio del reino y el nombre de Jesús tienen poder para salvación. Si usted cree en Jesús y no cree en su mensaje del reino, entonces usted no ha creído verdaderamente en Jesús. El nos dice que debemos creer en su palabra o mensaje que trajo para la humanidad (Marcos 6:15,16). Es creer que Jesús es el Cristo, tal como creyó Pedro cuando Jesús les peguntó: ¿Quién decías que soy yo? Creer que Jesús es el Cristo es creer que él es el Mesías, el Rey del reino venidero. ¿Crees tú que Cristo tiene un reino venidero por establecer en la tierra y que él es el rey del mismo?¿Estás esperando realmente el reino de Dios y Su Justicia? ¿Estás como José de Arimatea esperando el reino con ardor o como los mismos apóstoles del Señor? (Marcos 15:43,Hechos 1:6). Si no lo estás haciendo, puedes empezar ahora pidiendo por la venida del reino, tal como Jesús lo enseñó en Mateo 6 en la oración modelo. Es hora que dejes de pensar en el cielo y busques el reino de Dios y pidas por su venida.

……………..

 

LA NUEVA JERUSALÉN EN LOS “NUEVOS CIELOS Y NUEVA TIERRA”— ¿CUÁNDO SE HARÁ REALIDAD?

 

Por Ing° Mario A Olcese (Apologista)

 

En la Biblia hay tres libros que nos hablan de los “nuevos cielos y nueva tierra”. Estos son: Isaías 65:17; 2 Pedro 3:13 y Apocalipsis 21:1. He aquí lo que dicen los textos citados:

 

Isaías 65:17-25

 

“Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento. Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo. Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor. No habrá más allí niño que muera de pocos días, ni viejo que sus días no cumpla; porque el niño morirá de cien años, y el pecador de cien años será maldito. Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas. No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos. No trabajarán en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos. Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído. El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como el buey; y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo monte, dijo Jehová” (Isa. 65:17-25).

 

Comentario:

 

Aquí el profeta Isaías relaciona “los nuevos cielos y la nueva tierra” con Jerusalén y su pueblo. También se lo relaciona con la ausencia del lloro y del clamor, aunque se habla de que el niño morirá de 100 años, que el viejo cumplirá sus días y que el pecador de cien años será maldito. Es decir, aún no se ve la perfección y la vida eterna generalizadas. En los “nuevos cielos y en la nueva tierra” aún habrá niños que morirán, también habrá ancianos debilitados por los años, y finalmente, aún habrá pecadores. Se habla de que la gente en “los nuevos cielos y nueva tierra” plantará viñas y comerá de sus frutos. Se habla de la coexistencia del lobo con el cordero, una visión claramente milenaria. Este pasaje parece señalar que el milenio o el reinado del Mesías es claramente lo que Isaías llamó “nuevos cielos y nueva tierra”.

 

2 Pedro 3:13

 

“Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia” (2 Pedro 3:13).

 

Comentario:

 

En este pasaje Pablo parece hacer alusión al reinado de la justicia, el reino milenario de Cristo caracterizado por la paz y la justicia. En Isaías 32:1 se nos dice que “para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio”. Entonces el reino de Cristo es el reino de la justicia en los “nuevos cielos y nueva tierra” (Ver también Mateo 6:33).

 

 

Apocalipsis 21:1-5

 

Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas” (Apo. 21:1-5). 

 

Comentario:

 

Si comparamos este pasaje de Juan (Apocalipsis 21:1-5) con el de Isaías (65:17-25) veremos que hay una aparente contradicción. Nótese que tanto Isaías (65) como Apocalipsis (21) profetizan un tiempo donde no habrá llanto ni clamor, pero Isaías todavía vislumbra la muerte en tanto que Juan no.

 

En todo caso, no hay base bíblica definitiva para sostener que la Nueva Jerusalén descenderá después de los mil años del reinado de Cristo como se ha venido sosteniendo.

 

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org