LA WATCHTOWER DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ DICE: GRAN BRETAÑA Y LOS ESTADOS UNIDOS COMPONEN EL ÚLTIMO IMPERIO MUNDIAL DE DANIEL 2

Esto dice la Watchtower sobre el último imperio mundial de Daniel 2:

La potencia mundial angloamericana no será reemplazada por ninguna otra. Y aunque esta última potencia mundial sea más débil que la simbolizada por las piernas de hierro, no se desintegrará por sí sola (Dan. 2:33, 34). ¿Tiene algún significado especial el número de dedos de los pies? Recordemos que, en otras visiones, Daniel sí da números exactos, como en el caso de los cuernos de algunas bestias. Esos números sí son importantes. Sin embargo, el profeta no especifica cuántos dedos tiene la estatua en los pies. Por consiguiente, parece que la cantidad no tiene mayor importancia, al igual que sucede con el número de los brazos, las manos y sus dedos, las piernas y los pies. Lo que se destaca es que los dedos de los pies estarían hechos de hierro y barro. De esto se deduce que, cuando la “piedra” que representa al Reino de Dios golpee los pies de la estatua, el gobierno dominante en el mundo será la potencia angloamericana.WT12 15/6 2:10, 11

Esta enseñanza es totalmente fraudulenta, y parece, más bien, un cuento de hadas al puro estilo de Walt Disney Productions. Y es que la Watchtower pasa por alto adrede lo que el profeta Daniel dice en verdad en cuanto a esta última potencia mundial en el capítulo 7, y sobre aquellos que la van a componer. No deje de ver este vídeo para que entienda lo que en verdad dice la Biblia al respecto…

EL PAPA NO ES EL TÉTRICO ANTICRISTO DE DANIEL Y APOCALIPSIS

 7:24 Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro, el cual será diferente de los primeros, y a tres reyes derribará. 25 Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo.

El Papa no hablará nunca contra el Altísimo, pues eso le restaría autoridad y respeto de sus feligreses. Por otro lado, si bien es cierto que Roma alteró los mandamientos del Sinaí, especialmente el segundo y el cuarto, el verdadero Anticristo sólo pensará hacerlo. Además, de él se dice que será apoyado por una segunda bestia que tiene cuernos de cordero, pero que habla como dragón (=diablo). Es decir, parecerá ser un líder cristiano ejemplar, e incluso hará increíbles milagros, al punto de hacer descender fuego del cielo, pero será un fraude, un falso profeta. Este Falso profeta cuadra mejor con un líder religioso como el Papa de Roma.

SÓRPRENDASE: EL PROFETA DANIEL DESACREDITA EL SUPUESTO REINADO CELESTIAL DE CRISTO DESDE 1914 DC

Si los Testigos de Jehová se tomaran la molestia y el tiempo para examinar lo que dice Daniel sobre el reino de Cristo en el capítulo 7 de su libro, se quedarían boquiabiertos al comprobar que lo que enseña el esclavo de la Watchtower sobre el asunto no tiene ni pies ni cabeza.

Los invito a ver mi presente video para que se enteren sobre los detalles cruciales del reino de Dios que le fueron revelados a Daniel mismo, y que millones de Testigos de Jehova han omitido o pasado por alto de manera irresponsable… 

Publicado por

EL PROGRAMA DEL REINO EN DANIEL 2

Escrito por ministerio de Michael Vlach

Daniel 2 se llevó a cabo en el contexto de la cautividad de Israel en Babilonia. Daniel 2 nos habla de una venida del reino de Dios que de repente y de manera decisiva y reemplazar aplastar a los reinos gentiles reinantes. Como tal, es una parte importante de las Escrituras para entender el momento y la naturaleza del reino de Dios.

No mucho tiempo después que el rey Nabucodonosor de Babilonia subió al trono, tuvo un sueño recurrente que le molestaba mucho (2:1). Detección de la magnitud de su sueño, el rey convocó a sus sabios con una demanda increíble. Eran relacionar el sueño del rey sin haber sido informado de su contenido y luego interpretar su significado. La falta de hacer estas cosas significa la ejecución. Ellos declararon su caso ante el rey, alegando la injusticia de tal solicitud, pero fue en vano. Al borde de la ejecución de Daniel, que también estaba bajo la pena de muerte, pidió tiempo para suplicar al Señor por el sueño y su contenido (2:18). “El misterio fue revelado a Daniel en visión de noche” (2:19) y después de dar gracias a Dios de Daniel tuvo acceso al rey de relacionar el sueño y la interpretación de su contenido.

Daniel dijo a Nabucodonosor que su sueño se trate “lo que se llevará a cabo en los últimos días” (2:28) y “lo que se llevaría a cabo en el futuro” (2:29). En el sueño del rey que vio “una gran imagen. . . que era grande y de extraordinario esplendor “(2:31). Esta estatua se hizo una sola de varias partes:

■ Cabeza de oro fino (2:32).
■ pecho y brazos de plata (2:32).
■ vientre y los muslos de bronce (02:32).
■ Las piernas de hierro (2:33)
■ Los pies parte de hierro y en parte de barro (02:33)

El rey también vio una “piedra”, que “fue cortada, no con mano” que azotaron a la estatua en sus pies (2:34). La estatua completa, incluida la cabeza de oro, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro y los pies de hierro y de barro “fueron aplastados, todo al mismo tiempo” y se quedaron como “paja” que fue arrastrado a los cuatro vientos “por lo que no dejar rastro de ellos se encuentran” (2:35). La “piedra”, que hirió a la imagen, sin embargo, “se convirtió en un gran monte que llenó toda la tierra” (2:35).

Daniel le ofreció la interpretación de la gran estatua y la piedra que destruyó la estatua y se convirtió en una gran montaña. En cuanto a la cabeza de oro de Daniel le dijo a Nabucodonosor: “Tú eres la cabeza de oro” (2:38). Por lo tanto, la cabeza de oro representaba a Nabucodonosor y el reino de Babilonia. Daniel no dice explícitamente lo que los otros tres reinos de la estatua representan, pero muchos eruditos de la iglesia primitiva en adelante cree que el pecho y los brazos de plata representaba el reino de Medo-Persa, que siguió el reino de Babilonia. También se cree que el vientre y los muslos de bronce representan el reino de Grecia y que las piernas de hierro que se refiere al reino de Roma (2:39-40). Roma era el reino más poderoso y dominador de los tiempos antiguos y está bien descrito por el hierro. Los pies de hierro y arcilla indican un reino en relación con el reino de hierro cuarto de Roma, pero esta forma de el reino en un estado de este último no es tan estable, ya que tiene el elemento de la “arcilla” asociada a ella. Daniel dice que este reino está “dividido” y al mismo tiempo fuerte también tiene un “frágil” elemento para (2:41-42). Así, este cuarto reino que comienza como un reino de hierro muy fuerte, pero luego se vuelve menos fuerte.
 
La “piedra” que “fue cortada, no con mano” es el reino de Dios, sin duda, es decir, sin origen humano. La piedra que golpea a los pies de la estatua se convierte en “un gran monte que llenó toda la tierra.” “Montaña” en este contexto es un símbolo de un reino. Los versículos 44-45 del Estado lo que este reino va a hacer a los reinos anteriores:

En los días de estos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que jamás será destruido, y este reino no será dejado a otro pueblo, sino que se triturará y pondrá fin a todos estos reinos, pero él mismo será para siempre . La manera que viste que una piedra fue cortada de la montaña sin manos y que desmenuzó el hierro, el bronce, el barro cocido, la plata y el oro, el gran Dios ha hecho saber al rey lo que sucederá en el futuro , por lo que el sueño es real y su interpretación es digna de confianza.

“En los días de los reyes” es probablemente una referencia a los diez dedos de los pies “” de los pies se mencionan en el versículo 42. Así, durante los días de la forma final del cuarto reino (Roma), el reino de Dios “triturará y pondrá fin a todos estos reinos” y “permanecerá para siempre”.

Daniel 2, por lo tanto, enseña a los cinco reinos con el reino de la quinta y última aplastar a los demás:

1.Babylon (cabeza de oro)
2.Medo-Persia (pecho y los brazos de plata)
3.Greece (en el vientre y los muslos de bronce)
4.Rome (piernas de hierro) y más tarde la forma del imperio romano (pies mezclado con hierro y barro)
5.God ‘s reino (una piedra cortada sin manos que se convierte en un gran monte)
 
El punto principal de Daniel 2 es que a partir de Babilonia, habría cuatro poderes de los gentiles importantes que gobiernan el mundo e Israel, pero se acerca el día cuando el reino de Dios pronto aplastará a estos reinos y él mismo se estableció como una geopolítica entidad a lo largo toda la tierra para siempre.

Tenga en cuenta que cuando el reino de Dios viene de manera dramática y decisiva destruye y sustituye a los actuales cuatro poderes de los gentiles que lo precedieron. No co-existir como un reino espiritual junto literal de estos reinos. Como dice McClain, “Ahora es muy significativo que en estas visiones del Reino de los cielos se reduce y destruye y suplanta a los poderes políticos existentes” (Alva McClain, La grandeza del reino, 153). En un momento dado del cielo una piedra rompe los reinos gentiles que conduzcan al establecimiento del reino de Dios en la tierra. No hay desarrollo gradual del reino de Dios. Viene de repente y de manera decisiva.

El debate se ha producido en cuanto a si el reino de Dios es un reino espiritual o terrenal. Este reino de Dios es espiritual, ya que viene del cielo. Sin embargo, cuando este reino de Dios llega, invade la tierra y se hace cargo del reino en el que los otros cuatro reinos gobernados. Por lo tanto, es un reino terreno, así como en que preside en la tierra. El reino de Dios será espiritual en su origen, sino terrenal, en lo que respecta a la esfera de su existencia y de dominio.

Este aspecto terrenal del reino de Dios es evidente en un punto de conexión entre el cuarto reino (Roma) y el quinto reino (el reino de Dios). El cuarto reino (Roma) “rompe todas las cosas” y “se rompe en pedazos” de sus enemigos (2:40). Del mismo modo, el quinto reino, el reino de Dios “, se triturará y pondrá fin a todos estos reinos” (2:44). Hay un paralelo aquí-al igual que el cuarto reino de Roma aplastó a todos los reinos rivales políticos en la tierra, así también el reino de Dios aplastará a los reinos de la tierra en la escena política cuando se trata de. La venida del reino de Dios no es progresiva llevando a cabo a través del tiempo, es repentino. Esta es una piedra que forma violenta pone fin a los reinos que le precedieron. Los reinos que utilizan son como la existencia de “paja” que es barrida por los vientos fuertes.

Al igual que los anteriores cuatro reinos, el reino de Dios que viene es un verdadero reino geográfico y político que existe sobre la tierra entera. Se sustituye radicalmente los reinos gentiles que vinieron antes que él. En referencia a Daniel 2, Blaising dice: “Este reino no es simplemente un orden superior de realidad espiritual que coexiste con el curso actual de las cosas, pero es un reemplazo completo de la situación actual en la tierra con un nuevo orden mundial en todo el mundo y multinacionales” (Craig Blaising A., “Premilenialismo,” en tres puntos de vista sobre la Declaración del Milenio y más allá, 193).

Algunos han argumentado que el reino de Dios es la iglesia, pero esta comprensión no es probable. Según Daniel 2:44-45, cuando el reino de Dios se establece que aplasta y se pone fin a los poderes de los gentiles predominantes de la época, que son arrastrados como la paja, sin restos que quedan. Esto no ocurrió cuando la iglesia comenzó. El Imperio Romano se mantuvo por siglos después de la iglesia comenzó. No hay evidencia de que los líderes del Imperio Romano o cualquier otra persona cree que su reino había sido reemplazado por la iglesia cristiana. Eso habría sido una novedad para ellos. En cambio, el reino de Dios de Daniel 2, sustituye el cuarto reino cuando se trata, no existe al lado en un sentido espiritual. Además, al igual que los cuatro reinos anteriores fueron tangibles geopolíticas entidades, también lo hará el reino de Dios como una entidad geopolítica. Mientras que la iglesia tiene una misión a las naciones, no es un grupo geopolítico como Babilonia, Medo-Persia, Grecia o Roma. La iglesia cristiano que simplemente no es el quinto reino de la estatua de El sueño de Nabucodonosor.

El concepto de reinar sobre la tierra es un elemento importante en la Escritura. En el relato de la creación que Dios creó al hombre para gobernar y someter la tierra (Génesis 1:26-28). Mientras que Dios había establecido un reino en la tierra de Israel (ver 1 y 2 Samuel), una nación que se supone que muestra la gloria de Dios a los demás reinos del mundo, Israel falló en su misión y fue juzgado y dispersa a las naciones gentiles a quien le Ahora gobernar sobre Israel. Real de Dios autoridad sobre la tierra se le daría a Babilonia y luego a los reinos de Medo-Persia, Grecia, Roma, y luego una más débil, pero Imperio Romano revivido. Pero después de este período de tiempo de la dominación de los gentiles, o lo que Jesús llamó “los tiempos de los gentiles” (Lucas 21:24) el reino de Dios será establecido a lo largo de toda la tierra, e Israel será restaurado. En suma, el sueño del rey Nabucodonosor participar del amplio panorama de la historia humana desde su día a través del reino del Mesías de Israel.

LA VISIÓN DE DANIEL DEL REINO DE DIOS

Por Anthony F. Buzzard 

     La importancia del libro de Daniel para el pensamiento de Jesús necesita especial énfasis: 

Pienso que no puede haber duda donde Jesucristo encontró y alimentó su doctrina del reino.  Él lo encontró en el libro de Daniel, y especialmente en Daniel 7.  Hay muchas evidencias que el libro de Daniel era uno de los libros preferidos de Jesucristo, uno de los libros que él estudió diligente y profundamente durante los años de oscuridad pacífica en Nazaret antes que comenzara de su ministerio público tempestuoso.  Él hace varias referencias a Daniel, y cuando el libro de Daniel es inmediatamente comprendido, arroja totalmente un diluvio de luz sobre las numerosas parábolas en las cuales nuestro Señor describió el Reino… El declaró repetidas veces que el Reino era el primer objetivo de su vida para establecer, y él afirmó que éste debe ser el primer objetivo de nuestras vidas a promover.  Él resumió todos nuestros deberes en el mandato siempre memorable de “buscar primero el Reino de Dios y su justicia” (Mateo 6:33).10

     Tomando nuestra pista del libro de Daniel, podemos establecer fácilmente el hecho de que el Reino de Dios (o el Reino de los Cielos) es un imperio verdadero, externo. No solamente esto, debe ser un gobierno que acogerá poder repentina y dramáticamente. Su administración estará en las manos “del Hijo del Hombre” (Dan. 7:13, 14) y de “los santos” (Dan. 7:27). En ningún relato, de la evidencia de Daniel, podía éste ser un reinado invisible establecido solamente en los corazones de los creyentes. Su dimensión política, así como su localización en la tierra, están inequívocamente claros. Es igualmente obvio que no ha aparecido aún el Reino de Dios descrito por Daniel. 

Y en los días de esos reyes, el Dios del cielo establecerá un reino [en el Nuevo Testamento, el reino de Dios o el Reino de los Cielos] que nunca será destruido, y no será dejado ese Reino a otro pueblo;  desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre (Dan. 2:44, NASV). 

     En el verso siguiente el impacto del Reino se compara a una piedra que tritura el “hierro, el bronce, la arcilla, la plata y el oro” de los anteriores imperios mundiales. Según el profeta, cuyo mensaje somos desafiados a creer, “el gran Dios ha dado a conocer al rey [Nabucodonosor] lo que ha de acontecer en el futuro [en hebreo, ‘sea hayamim del acharit ‘ es decir, en los futuros tiempos Mesiánicos]; y el sueño es verdadero, y su interpretación digna de confianza” (Dan. 2:45, NASV). El Hijo del Hombre debe ser designado monarca del Reino divino, compartiendo su autoridad con los santos: 

A El [el Hijo del Hombre, título preferido de Jesús] le fue dado el dominio, la gloria y un reino, para que todos los pueblos, naciones, y hombres de cada lengua puedan servirle. Su dominio es un dominio eterno, que no pasará;  y su reino es uno que no será destruido… y el reino y el dominio y la grandeza de los reinos bajo todo el cielo serán dados al pueblo de los santos del Altísimo. Su reino será un reino eterno y todos los dominios les servirán y obedecerán (Dan. 7:14, 27, RSV). 

     El Reino de Dios es evidentemente un imperio, que ejerce dominio sobre todas las naciones. Llegará al poder en la tierra (“bajo todo el cielo” Dan.  7:27) y su establecimiento será por una catástrofe, una agitación internacional que da por resultado una reorganización política completa.  Ante su poder irresistible, las naciones del mundo tendrán que postrarse.  Un tema repetitivo del Nuevo Testamento (pero predicado infrecuentemente) es que Jesús y sus seguidores serán los ejecutivos del Nuevo Gobierno Mundial —el Reino de Dios.11 Ser un santo en el Nuevo Testamento es uno designado para gobernar en el reino venidero. Como Alan Richardson dice: 

Entrar en el reino significa mucho más que convertirse en un sujeto del reino de Dios, significa recibir una parte en la autoridad de Dios, ser uno de aquellos designados a reinar.  Jesús habla de los pobres en espíritu, es decir, de los “hasidim Cristianos” [los santos] como de aquellos a quienes pertenece la autoridad celestial;  ellos son los mansos, quienes, según la profecía del salmo 37:11 heredarán la tierra (Mateo 5:5).  Así como el viejo Israel obtuvo la herencia de la tierra prometida, así el nuevo Israel poseerá la tierra como su herencia… después de la muerte del Anticristo en Daniel 7 “juicio le fue dado a los santos del Altísimo y llegó el tiempo para que los santos poseyeran el Reino (malchut).”12 

     El Reino de Dios estaba destinado a sustituir a los imperios hostiles del mundo representados por la gran imagen de Daniel, capítulo 2.  El séptimo capítulo de Daniel proporciona un modelo imprescindible para la última misión de Jesús, quien vislumbró Su propio destino y aquel de la iglesia en las grandes visiones concedidas al profeta, quien presagiando la carrera de los creyentes, él mismo sufrió en las manos de los babilónicos y logró más adelante su alto oficio en el gobierno. 

LA PROFECÍA DE LA IMAGEN COLOSAL DE DANIEL 2

..
.
..

 

Una noche hace muchos años, el rey Nabucodonosor

tuvo un sueño que realmente lo preocupo y perturbó su espíritu.
Ningún sabio y adivino pudo decirle su significado,

solo Daniel por medio de inspiración divina lo consiguió.
El rey soñó con una gran estatua hecha de diferentes metales,

la cual era destruida por una roca distinta, no de este mundo.
Sin que él lo supiera, Dios lo estaba haciendo participe de algo extraordinario.

Quien iba a creer que a un rey pagano, Dios le mostraría el futuro y

la suerte de este mundo.

..

..


La cabeza de oro representa a BABILONIA.
El oro es un símbolo adecuado para Babilonia.
El reino de Nabucodonosor rigió el mundo de 605 a 539 a. C.
La ciudad de Babilonia, era el centro de la nación más poderosa
del Medio Oriente en esa época.
Su principal dios, Bel-Marduk, era de oro puro.
Su imagen dorada estaba sentada en un trono de oro
junto a un candelabro de oro delante de una mesa de oro
en un templo que tenía una cúpula dorada.

Sin embargo Babilonia no duraría para siempre.
Sería conquistada por otro poder dominador.


..

.

..

Pechos y brazos de Plata representan a los MEDOS Y PERSAS,

se estableció un doble imperio que abatieron a los babilonios en 539 a. C.

Ciro fue el general que comandó los ejércitos medo persas.

Este imperio goberno al mundo de 539 a 331 a. C. Los Persas eran

más fuertes que los Medos y permanecieron más tiempo en el poder.


..

..

GRECIA venció a los medos y los persas, en el año 331 A.C.

Comandado por Alejandro Magno establecieron un imperio mundial,

representado por El Muslo de Bronce de la estatua.
Los griegos gobernaron desde 331 hasta 168 a. C.

Alejandro Magno conquistó el mundo en solo 11 años.

 

..

..

Las Piernas de Hierro representan a ROMA.

Imperio que se estableció en el año 168 A.C.
Por causa de su severidad e intolerancia con la cual

subyugaron otras naciones, este imperio se los conoció como

“el reino de hierro”.
El Imperio Romano gobernó al mundo en la época de Cristo.

..

.

..

Los Pies Mitad Hierro y Mitad Barro Cocido.
El profeta Daniel predijo que el Imperio Romano se dividiría.

La disolución de este sucedió entre 351 y 476 d. C.

Las tribus bárbaras procedentes del Norte invadieron al Imperio Romano,

que quedó dividido en estados diferentes y separados, formando las naciones

de la Europa actual (Francia,Alemania, Inglaterra, España, Italia, etc.)

Este imperio continua en la actualidad.

 

..

..

La Roca que fue Cortada no con Manos

representa el reino venidero de Dios.
Este imperio o reino es algo que no sucedió en la actualidad

pero esta pronto a suceder.

Es el Reino de Dios que se va a establecer en la tierra. Pronto

toda maldad, iniquidad y rebelión desaparecerá para siempre.


Las fuerzas del mal serán despedazadas,

cortadas en trozos y destruidas.

Dios establecerá su reino eterno para siempre.


.

 

2012-2016-2018-9—SEMANA 70 DE DANIEL—LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN

2012 – 2016 – 2018-9 – Semana 70 de Daniel –
La Abominación de la Desolación –
El Año del Jubileo – Parte 1

Por Doug Krieger

 

   
 

2012 – 2016 – 2018-9 – Semana 70 de Daniel –
La Abominación de la Desolación –
El Año del Jubileo – Parte 2

Por Doug Krieger

 

   
 
Estamos

http://www.the-tribulation-network.com/new_tribnet/ebooks/purposes_of_god/TOC.html

LA MARZULLI-PROFECÍA BÍBLICA Y APOCALIPSIS

LA Marzulli – profecía bíblica y Apocalipsis –

LA Marzulli se une a George Noory para una discusión de los Nephilim, las profecías bíblicas, las recientes turbulencias en aumento global, los desastres, y la tierra que cambia, son los dolores de parto del Apocalipsis.

El ocultismo y los sitios esotéricos, el aumento del luciferismo, la marca de la bestia, el cristianismo, Dark Hero, el rey de Jordania, asumiendo el control del Monte del Templo, OVNIS, los disturbios en Oriente Medio, la III guerra mundial 3, Israel, 9 / 11, rituales satánicos, invocación a entidades interdimensionales y más … LA Marzulli es el autor de la trilogía de los Nephilim . La trilogía de los Nephilim hizo lista de bestsellers de CBA y continúa emocionando a los lectores a diez días después del primer libro de la serie fue publicada. Marzulli recibió un doctorado honorario de la Universidad Internacional del Pacífico por su trabajo en la trilogía de los Nephilim. También Marzulli es el autor de la obra de no ficción, Política, Profecía y lo sobrenatural. El libro incorpora una golpe fuerte, una exposición de la forma en que el panorama político actual llevar a cabo antiguas profecías bíblicas, el cual puede desencadenar eventos sobrenaturales que están predichos en el libro de Daniel y Apocalipsis.

NUESTROS CUERPOS ANUNCIAN LOS PRINCIPALES IMPERIOS MUNDIALES Y EL VENIDERO REINO DE DIOS

Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Cada vez que veo la anatomía humana, observo no sólo una magnífica máquina que trabaja a la perfección, sino también a Dios mismo anunciándonos lo porvenir hasta el establecimiento de su reino.

La Biblia nos dice que el reino de Dios fue preparado para los fieles desde la creación o fundación del mundo, y esto significa que en la mente del Creador ya estuvo preparando la morada final y eterna de aquellos que serían sus hijos. Dice Mateo 25:34: “Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino PREPARADO para vosotros desde la fundación del mundo”.

Sí, mis amigos: muy pocas personas saben que nosotros reflejamos y anunciamos un plan divino con nuestros cuerpos, compuesto de una cabeza, un tronco con dos brazos, caderas, y las dos piernas y pies con diez dedos exactamente.

Recordemos que el profeta Daniel tuvo que afrontar el desafío de revelarle y explicarle al rey Nabucodonosor un sueño que éste tuvo y que no recordaba, y que lo había perturbado en gran manera hasta el punto de atemorizarlo. En ese sueño perturbador el rey vio una estatua enorme de una figura humana completa, compuesta de varios metales distintos. He aquí lo que le dijo Daniel al rey sobre su sueño y su significado (Daniel 2:36-45):

“Este es el sueño; también la interpretación de él diremos en presencia del rey. 37. Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad. Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro. Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo. Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido. Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte frágil. Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro. Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación”.

Vemos pues que Daniel le explicó al rey lo que significaba cada parte del cuerpo de la imagen colosal que soñó, desde la cabeza hasta los diez dedos de los pies. Es decir, en esa imagen humana colosal soñada por Nabucodonosor está la historia de los grandes imperios, incluyendo, por supuesto, la venida del último gran imperio universal: El reino de Dios (la piedra que destruye la imagen colosal). Sí, nuestro cuerpo proclama la futura victoria del reino de Dios sobre los reinos de este mundo, y muy pocos parecen darse cuenta de ello. Somos, por decirlo de alguna manera, “profetas andantes” que proclamamos a diario lo que Dios tiene preparado para la humanidad.

Definitivamente nuestros cuerpos no sólo proclaman a un maravilloso Creador-Diseñador, sino que también nos revelan Sus planes divinos futuros proyectados para nosotros, sus hijos adoptados.

Conclusión:

La historia ha demostrado que la imagen colosal soñada por el rey Nabucodonosor ha venido cumpliéndose con asombrosa precisión en los últimos 25 siglos, aunque aún resta que se cumpla la última etapa de esta imagen humana que corresponde a los dos pies de barro y hierro.

Estas profecías no sólo muestran ser precisas, sino que demuestran que detrás de ellas hay un Profeta omnisciente que sabe lo porvenir, hasta en los detalles más mínimos, y que es el Creador-Dios. Nosotros somos la prueba de que Dios existe y que vive y traza la historia.

Texto de reflexión:

2 Corintios 3:2: Nuestras CARTAS sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres.

También podríamos decir que “las profecías de Dios sois vosotros, escritas en nuestros cuerpos, conocidas y vistas por todos los hombres”.

 

LA PIEDRA- CRISTO Y EL REINO DE DIOS

El primer vislumbre de este triunfo de Jesús nos es dado en el capítulo 2 de Daniel. ¿Recuerda el sueño de Nabucodonosor de la gigante y bella estatua de un hombre? El último imperio gentil, representado por los pies y los dedos hechos de barro y hierro, es destruido sobrenaturalmente (Daniel 2:34-35).¿Recuerda cómo fue destruida? “Por una piedra cortada no con manos” (verso 34). Golpeó los pies y los aplastó, derribando toda la estatua, y luego “la piedra se convirtió en un gran monte que llenó toda la tierra” (verso 35).

 

Daniel explica que la piedra representa el reino de Dios viniendo a la tierra, destruyendo el gobierno del Anticristo y poniendo fin a todos los reinos gentiles (verso 44-45). Zacarías y Revelación revelan que esto se llevará a cabo en la Segunda Venida de Jesús.

La siguiente visión del triunfo del Señor es presentada en el capítulo 7 de Daniel. Se nos dice en los versos 13 y 14 que Daniel experimentó una visión nocturna en la que vio al “Hijo del Hombre” (Jesús) presentado al “Anciano de Días” (Dios el Padre). A Jesús le fue dado “dominio, gloria y un reino, para que todos los pueblos, naciones y hombres de cada lengua le puedan servir” (verso 14). En los versos 18 y 27 se nos dice también que los “santos del Altísimo” (los Redimidos) reinarán con Jesús sobre el mundo entero.

 

Esta visión del futuro reinado de Jesús con Sus santos es un tema persistente de la profecía bíblica, que se halla en el Antiguo y el Nuevo Testamentos. (Vea: Isaías 2:2-4; 9:6-7; 11:4-9; Zacarías 14:1-9; 2 Timoteo 2:12; Revelación 2:26-27; 3:21; 5:9-10 y 20:4).

DANIEL Y EL REINO DE DIOS

   

El libro de Daniel tiene contiene varios pasajes bíblicos que pueden ayudarnos a entender el Reino de Dios.

 ¿Quien fue Daniel?

Daniel fue parte de la tribu de Juda la cual fue capturada y llevada a Babilonia después de que Jerusalén fuera destruida. Daniel sin embargo nunca abandono su fe e Dios ni fue cautivado por la idolatría de los babilonios, sino que siempre demostró verdadera fidelidad a su Dios. En consecuencia,  El fue recompensado con gran sabiduría, mucho más que la de aquellos que estaban en la corte del rey. Por esta razón Daniel junto con 4 jóvenes mas fueron tomados de los presos de Juda para servir en la corte del Rey. Dios también Dio a Daniel la capacidad de interpretar sueños. Un día el Rey Nabucodonosor tuvo un sueño que lo dejo perturbado pero no lo podía recordar.  Solo Daniel pudo Mostar al rey el sueño y dar su interpretación:

DANIEL 2: 36 AL 45 – Biblia Reina Valera 1960

   36 Este es el sueño; también la interpretación de él diremos en presencia del rey.

 37 Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad.

    38 Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro.

    39 Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra.

    40 Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo.

    41 Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido.

    42 Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte frágil.

    43 Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro.

    44 Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,

    45 de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación.

A Daniel le fue dado un panorama del curso de la historia. Hay mucha información que podríamos analizar en estos versos pero nosotros queremos centrarnos en el Reino de Dios. Según Daniel el Dios del cielo destruiría a todos estos reinos y levantaría uno sobre la tierra, el cual jamás será destruido y permanecerá para siempre. Esto es lo que Jesús tuvo un mente cuando nos pidió que oráramos por la Venida del Reino (Mat. 6: 10). La venida del reino implica la destrucción de los reinos presentes y el establecimiento del reinado de Dios sobre la tierra. Por eso nosotros pedimos que la voluntad de Dios sea hecha sobre la tierra como en el cielo.

Por otro lado cuando El señor dijo que su reino no era de este mundo, es precisamente por lo que hemos dicho. LOS REINOS DE ESTE MUNDO SERAN DESTRUIDOS POR EL REINO DE DIOS. El fin de esta era maligna será cuando el reino de Dios llegue. El reino de Dios no será establecido por la  Iglesia, como algunos afirman, sino que Dios traerá a nosotros su Reino. Será la mano divina no la del hombre. En el capitulo 7 tenemos más detalles acerca de la inauguración del reino de Dios, veamos:

Daniel 7: 13 y 14

13 Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él.

    14 Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.

Daniel 7: 17 al 22

17 Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra.

    18 Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.

    19 Entonces tuve deseo de saber la verdad acerca de la cuarta bestia, que era tan diferente de todas las otras, espantosa en gran manera, que tenía dientes de hierro y uñas de bronce, que devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies;

    20 asimismo acerca de los diez cuernos que tenía en su cabeza, y del otro que le había salido, delante del cual habían caído tres; y este mismo cuerno tenía ojos, y boca que hablaba grandes cosas, y parecía más grande que sus compañeros.

    21 Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía,

    22 hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino.

 Daniel 7: 26 y 27

Pero se sentará el Juez, y le quitarán su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el fin,

    27 y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.

El hijo del hombre quien recibe autoridad para dominar y regir a todas las naciones debajo del cielo es Jesucristo. Recuerde que uno de los títulos que Jesús más uso para si mismo fue el de Hijo de Hombre (66 veces en los evangelios sinópticos). Jesús conocía muy bien las profecías del profeta Daniel, el hizo referencias a Daniel en sus enseñanzas. El sabia ya de antemano que el estaba destinado a gobernar a Israel y al mundo entero. El ángel Gabriel lo confirmo en Lucas cuando anuncio su nacimiento (Lucas 1: 32). Esta es la bendita esperanza de los cristianos, Cristo pronto volverá a juzgar la tierra y a gobernarla.

Quizás Daniel no nos da tanta información como en Isaías en relación al Reino, pero sus pasajes son claros e inconfundibles. Su mensaje es: Dios establecerá su Reino en la tierra remplazando los reinos presentes de este mundo por el suyo. Los santos (la gente de Dios) heredaran el reino, el juicio será proclamado al comienzo del reino de Dios. Cuando Dios tome el control a través de su gente, los resultados serán magníficos. Esta es la firme esperanza de nuestras almas (hebreos 6: 19). Reteniendo esta esperanza en nuestros corazones es como llegaremos a ser parte de este maravilloso futuro que se aproxima. Por eso todos nosotros decimos: SI, VEN SEÑOR JESUS (Apo 22: 20)

Finalmente el libro de Daniel termina con un mensaje alentador para los creyentes de todos los tiempos. Todo se pondrá peor, pero todos aquellos que han sido escritos en el libro de la vida serán rescatados. Aquellos que están muertos serán despertados o levantados de sus tumbas, algunos para vida eterna y otros, lamentablemente, para condenación. Por lo tanto nosotros debemos vivir en Fe para que seamos hallados dignos de la resurrección que es para vida.

Daniel 12: 1 – 3, 13

1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.

    2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.

    3 Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.

13 Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.

Dios os bendiga…

¿A CUÁNTOS “ANCIANOS DE DÍAS” VIO EL PROFETA DANIEL EN EL TRONO CELESTIAL?

 

santisimatrinidad2 Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Los Trinitarios sostienen, entre otras cosas, que el Padre, El Hijo, y el Espíritu Santo son 3 personas eternas, es decir, sin principio ni fin de días. ¿Pero es posible que existan 3 Ancianos de días en la Deidad? 

Nos llama mucho la atención que el profeta Daniel mencione sólo a una persona que él la describe como el “Anciano de días”, y que recibe en su trono al Hijo del Hombre (que no se le describe como Anciano), y a quien se le da dominio, gloria, y reino. En Daniel 7:13,14, leemos: “Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido”. Sin duda alguna este Anciano de días no es otro que Dios el Padre, ya que Jesús dijo que Su Padre le había dado gloria y reino (Juan 17:22). Pero si Cristo es la Segunda Persona eterna de la Trinidad, ¿no debería ser él mismo un Anciano de Días en el cielo? ¿Por qué él nunca es descrito como un Anciano de días en las visiones celestiales sino sólo como Cordero, Hijo de Hombre, Varón, etc? ¡No en balde Jesús dijo que Su Padre es mayor que él y que todos! (Juan 10:29; 14:28).

http://www.apologista.blogdiario.com

 

LA SEMANA SEPTUAGÉSIMA DE DANIEL-¿PARA ISRAEL SOLAMENTE?

dibujo 

No es raro oír a pre- tribulacionistas decir que la septuagésima semana de Daniel (la Tribulación) compete a Israel o que este período de tiempo es para Israel (Daniel 9:24-27). Afirman que por esto la iglesia debe irse antes de que este período de tiempo comience. También basados en Romanos 11:25-27, dicen que la iglesia estará en la tierra hasta que la “plenitud de los gentiles se haya cumplido” pero que después de esto Dios se volverá a Israel y comenzará a tratar con ellos otra vez.

Es verdad que el mensaje de Gabriel para Daniel se trató de Israel, el pueblo de Dios en este tiempo. ¿Qué esperaríamos? La iglesia no existía aún. Pero esto a solas no requiere que la iglesia abandone la tierra antes de que Dios pueda cumplir a cabalidad su promesa para Israel. Creo que Dios es lo suficientemente grande para hacer dos cosas al mismo tiempo. Dios ya ha comenzado a tratar con Israel y a cumplir las promesas que él les hizo a ellos. Simplemente el hecho de que hay un Israel hoy es el cumplimiento de la profecía. Al final de muchos de los libros de los profetas en el Antiguo Testamento, Dios le prometió Israel que después de que hubiesen estado dispersos por un tiempo, él los traería de vuelta a su tierra natal de diversas partes del mundo. El 14 de mayo de 1948, Israel fue otra vez declarado como una nación. Dios cumplió su promesa. Por consiguiente, puesto que Dios trata con ambos, Israel y la iglesia ahora mismo, y ambos están en la tierra, ¿entonces qué imposibilitaría a Israel y la iglesia coexistir durante la Tribulación?

En segundo lugar, respecto al pasaje en Romanos, fallo en ver cómo un rapto pre- pretribulación podría ser cuando la “plenitud de los gentiles se haya originado,” puesto que multitudes de Gentiles aún se salvarán durante la Tribulación (Apo. 7:9-14). Pero Pablo contesta este dilema en el mismo pasaje. Él manifiesta que una vez que la plenitud de los gentiles se haya cumplido, “todo Israel se salvará (Rom. 11: 26). Él luego indica cómo ocurrirá esto.  “El libertador vendrá de Sion, que removerá la impiedad de Jacob. Éste es mi pacto con ellos, cuando quite sus pecados”. (26-27) De modo que ¿cuándo viene el Libertador de Sion y remueve la impiedad de Jacob? Ésta es una referencia para el regreso de Cristo después de la Tribulación. Hasta que él regrese, los Gentiles todavía pueden “entrar” y ser salvos.

www.apologista.blogdiario.com

www.yeshuahamashiaj.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

www.ladoctrinadedios.blogspot.com

 

 

METODOS DE INTERPRETACION DEL APOCALIPSIS

Existen tres principales métodos de interpretación del Apocalipsis:

1.      Método Futurista. Que coloca el tiempo del cumplimiento de las profecías del Apocalipsis, poco antes de la venida de Cristo por segunda vez.

2.      Método Preterista. Que afirma que el cumplimiento del libro de Apocalipsis se realizó en los 2 ó 3 primeros siglos del cristianismo.

3.      Método Histórico. Afirma que las profecías del Apocalipsis abarcan a toda la historia de la Iglesia cristiana, desde sus inicios hasta el establecimiento del reino universal de Cristo, después de su segunda venida.

Hasta la contrarreforma, siglos XVI y XVII, la interpretación del Apocalipsis había sido por excelencia histórica. La Iglesia católica, a fin de desviar las fuerzas de la Reforma y apartar el dedo acusador de las profecías, reaccionó de la siguiente manera:

1.      Fundó la orden de los Jesuitas, con un doble espíritu religioso y militar, apto para contener los avances de la Reforma, por eso se llama Compañía.

2.      Confeccionó acuerdos y decretos en el Concilio de Trento {1542-1563}, destinados a contener el protestantismo.

3.      Elaboró un sistema de interpretación de las profecías, contraria a la difundida por los reformadores, de esta manera, con la fiel colaboración de la recién formada orden de los jesuitas, elaboró los sistemas de interpretación futurista y preterista.

4.      Revitalizó el sistema de persecución de los heterodoxos {hetero-diferente; doxa-opinión} por medio de la Santa Inquisición.

 

REPRESENTANTES DE LA INTERPRETACION FUTURISTA

FRANCISCO RIVERA, S.J..natural de Salamanca {1537-1591}, es el creador del método futurista, en su obra “Comentarios del Apocalipsis”, tiene las siguientes afirmaciones:

1.      El anticristo sería un hombre y no una institución, como los afirmaban los reformadores.

2.      Este anticristo estará precedido de la reaparición de Enoc y Elías.

3.      Este anticristo reconstruirá el Templo de Jerusalén y será recibido por los judío, negara a Cristo y pretenderá ser Dios, conquistará el mundo, todo esto en un espacio de 3 años y medio literales, o sea, 1,260 días 0 42 meses. {Apoc.11:2; 12:6}

ROBERTO BELARMINO, Jesuita y cardenal italiano {1542-1621} en su obra “El Pontífice de Roma”, tiene las siguientes afirmaciones:

1.      1.       El número 666 {Apoc. 13:18} se aplica a Lutero, quien es también la estrella que cae y la langostas serían los predicadores del protestantismo.

2.      El anticristo aparecerá al fin del mundo.

REPRESENTANTES DE LA INTERPRETACION PRETERISTA

LUIS ALCAZAR, Jesuita, natural de Sevilla {1534-1613}, enseñó los siguientes puntos:

1.      Los doce primeros capítulos del Apocalipsis se aplican a los judíos y desde el capítulo 12 al 20, se aplica a la Roma pagana. Todas las profecías del Apocalipsis se han cumplido en los tres primeros siglos del cristianismo.

2.      Los tres años y medio, o sea, 42 meses {Apoc, 11:2} no son períodos definidos.

3.      El Apocalipsis es la revelación de la lucha del cristianismo primitivo contra el paganismo y el judaísmo.

4.      Los sellos del Apoc. 6, describe el progreso del cristianismo hasta la salida de los cristianos de Jerusalén en el año 70 d.c.

 

HUGO DE GROTIUS. Protestante holandés y jurisconsulto {1583-1645} aceptó la interpretación de Alcázar, para quitar la piedra de tropiezo entre el catolicismo y el protestantismo, con relación a la interpretación del Apocalipsis. Entre sus enseñanzas tenemos:

1.      El Papa no está mencionado en ningún pasaje del Apocalipsis.

2.      El hombre de pecado de 2 Tes. 2, seria Calígula, Domiciano y Trajano.

3.      El numero 666 se refiere a Trajano.

4.      Los 1,000 años de Apoc.20, se refiere a la toma de Constantinopla por los Mahometanos en 1453.

REPRESENTANTES PRINCIPALES DEL METODO HISTORICOS

JUSTINO EL MARTIR {103-167 D.C}. En su obra “Apología a favor de los cristianos”, enseñó los siguientes puntos:

1.      Los 1,000 {Apoc. 20:6-9}, culminarán con la resurrección de los impíos.

2.      A segunda venida de Cristo y la primera resurrección son acontecimientos paralelos que preceden a los mil años.

IRENEO. Obispo de Lyon, {120-202 d.c}, discípulo de Policarpo, con relación al Apocalipsis enseñó los siguientes puntos:

1.      La bestia de Apoc. 12 y 13 es el mismo anticristo.

2.      La tierra nueva y la resurrección son hechos literales.

3.      Los santos resucitados reinarán con Cristo en la tierra renovada.

4.      Los tres tiempos y medios son años literales.

HIPOLITO DE PORTO ROMANO. {170-236 d.c} es el campeón de la interpretación histórica de las profecías, acerca del Apocalipsis, afirmó lo siguientes:

1.      El anticristo espera la desaparición del imperio romano para operar, pero finalmente será destruido por el poder divino.

2.      La Iglesia huiría al desierto por el poder divino.

NOTA: Hasta aquí los máximos representantes de la patrística, y ahora, algunos representantes de la Edad Media y Moderna.

JOAQUIN DE FLORIS,{1145-1202 d.c}, es el máximos representante de la interpretación histórica durante la Edad Media, fue el primero que empleó el principio de día por año en los 1260 días. Entre sus afirmaciones tenemos:

1.      Los 1260 días equivales a 1260 años. La mujer vestida de sol, que representa a la Iglesia, permaneció en el desierto durante todo este período que actualmente estamos atravesando.

2.      La destrucción de Babilonia la Grande, es antes del establecimiento del reino de Cristo.

3.      El anticristo tiene su sede en Roma.

JUAN WICLEFF.{1324-1384 d.c}, el llamado “Estrella Matutina de la Reforma”. Con relación al Apocalipsis afirmó:

1.      El Papa es el anticristo, los cardenales son pasadizos que llevan a la casa del diablo.

2.      El anticristo y los escolásticos tratan de reformar la predicación y destruir las Escrituras.

HENRIQUE BULLINGER, Natural de Zurich. {1504-1573}, referente al Apocalipsis afirmó lo siguiente:

1.      Las 7 trompetas abarcan al papado y a los turcos.

2.      Las 7 Iglesias abarcan todas las etapas de la historia cristiana.

3.      Apoc. 13, la bestia, el cuerno pequeño y Apoc. 17, señalan igualmente al Papa.

MANUEL LACUNZA, {Rabí ben Ezra},{1731-1801}, jesuita, natural de Chile, murió en Italia, en su obra”La Venida de Cristo en Gloria y Majestad,” dice lo siguiente:

1.      El anticristo no es una persona sino un sistema.

2.      La mujer de Apoc. 12 simboliza a la Iglesia de Cristo.

3.      La atadura del diablo por 1,000 años no es un hecho pasado.

GUILLERMO MILLER, BAUTISTA,{1782-1846}, CON RELACION AL Apocalipsis afirmó lo siguientes:

1.      Las 7 Iglesias y los 7 sellos abarcan toda la historia de la Iglesia cristiana.

2.      El Papa es el hombre de pecado que será destruido cuando venga Jesús.

3.      El Santuario, la tierra y la Iglesia habrán de ser purificados.

 

 

Últimos tiempos: La Septuagésima Semana y el Retorno de Cristo al Mundo

Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)
———————————————————–

El suceso de la segunda venida de Cristo tiene relación con las profecías de Daniel (Mt.24:15; Dn.9:27; 11:31; 12:11). Dios reveló al profeta Daniel la profecía de la «Setenta Semanas» que están determinadas para el pueblo de Israel y sobre su santa ciudad Jerusalén. Estas «Semanas» o «Hebdómadas», están conectadas con los acontecimientos bíblicos más importantes de los postreros tiempos, y pare ser preciso, de forma directa en el futuro con la última semana o «Setenta Semana o «Septuagésima Hebdómada», ya que «Sesenta y Nueve» fueron consumadas en la antigüedad.


Las «Setenta Semanas» en su totalidad corresponden a un tiempo 490 años. De estos años, 483 años (Cada año de los 490 de la profecía de las «Setenta Semanas» corresponde a un año lunar judío, es decir, de 360 días, y no al año del calendario gregoriano de 365 días que vino a sustituir el calendario juliano en el año1582 d. C.), que son «Sesenta y Nueve Semanas exactas, concluyen con la entrada del Señor Jesucristo a la ciudad de Jerusalén para ser reconocido como Mesías de Dios anunciado desde el Antiguo Testamento por los profetas cuando entró en la ciudad cabalgando sobre un pollino, lo que ocurrió, posiblemente, el seis de abril del 32 d. C. (Mt.21:1-11).


La Septuagésima Semana del capítulo 9 de Daniel es una época escatológica denominada además como la gran tribulación final. La gran tribulación final o «Septuagésima Semana» tiene una razón muy importante para ser, la del cumplimiento de seis propósitos bien definidos de parte de Dios para la nación israelita: «para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, para expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, para sellar la visión y la profecía» (Dn.9:24). Por otra parte, las naciones gentiles rebeldes e incrédulas a Dios y a su Hijo Jesucristo sufrirán la ira divina que se manifestará en diversos y terribles juicios de extensión universal (ver por favor: Ap.3:10; 6:12-17; Zac. 14:3), pero Dios guardará a su pueblo compuesto por judíos y gentiles en ese momentos de superlativa malignidad y asombroso caos.


Durante la «Septuagésima Semana», que será una era de dolor, de oscuridad y muerte, el Anticristo será levantado de las tinieblas para gobernar el mundo bajo la autoridad y guianza diabólica (Ap.13:14). La nación se Israel será acosada y arremetida por el Anticristo cuando éste rompa el pacto hecho con Israel en la mitad de la «Septuagésima Semana profética» (Dn.9:27; Ap. cap. 12). El Anticristo además se hará pasar por Dios (2 Ts 2:4), y el Falso Profeta, el futuro líder religioso en el mundo, exigirá a los moradores de la Tierra una adoración a la imagen hecha del Anticristo, y cualquier individuo que por algún motivo determinado no la ofrezca, pasará sin remedio a ser ejecutado (Ap.13:15).


El mundo sufrirá las consecuencias de una gran conmoción cosmológica de alcance devastador. Habrán de ser sucesos cómo nunca jamás se habían visto en la historia de la humanidad y que comprometerá a las naciones del mundo en general. El Señor Jesucristo, dijo al respeto:


Mr.13:19 porque aquellos días serán de tribulación cual nunca ha habido desde el principio de la creación que Dios creó, hasta este tiempo, ni la habrá.

Mt. 21:25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; 26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.

Lc. 21:11 y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo.

 

Mr.13:24 Pero en aquellos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, Mr.13:25 y las estrellas caerán del cielo, y las potencias que están en los cielos serán conmovidas.


Cuando todo parezca estar perdido, cuando las esperanzas parezcan haberse esfumado y consumido para los Hijos del Eterno que vivan en esa era de mayor pecado y muerte para los hombres, de obras siniestras y demoníacas por demás, aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre, y verán al Cristo Glorioso viniendo en poderosa majestad con sus miríadas de ángeles después de la tribulación de aquellos días, de la “Septuagésima Semana” (Mt. 24:29-30), para destruir al “hijo de perdición”, es decir, al Anticristo, al Falso Profeta, y a todos sus enemigos que se levantaron contra él con su santo e hiperletal resplandor, con la espada aguda que saldrá de su boca (1 Ts. 1:6-10; 2 Ts. 2:8; Ap. 19:19-21), para juzgar las naciones (Mt.25:31-33), para regir, finalmente, en el trono de David su padre (Lc.1:32-33), y con su pueblo amado, el Reinado terrenal y de carácter celestial de mil años con el cetro de su justicia (Sal. 45:6-7; Heb.1:8; Ap.20:4, 6), con amor y verdad, con grande misericordia, en luz y duradera paz.


Hermanos: esperemos en santidad, en obediencia, en paciencia y en amor al Cristo bendito y victorioso que descenderá del cielo para consumar la salvación y que librará a su pueblo escogido de los enemigos que siempre lo persiguieron y lo oprimieron con vituperio y burla.


Los dejo con estas palabras de ánimo y esperanza de parte del apóstol Pedro:

 

“Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2P.1:10-11).


¡Aleluya por tan maravillosas verdades!


Dios les bendiga siempre.

 

 

Daniel, Jesús, y Pablo todos enseñan un rapto post-tribulación

 

Velas

 

Aunque el término “rapto” mismo nunca es usado en la Escritura, se entiende comúnmente que éste significa la reunión del pueblo Dios con Cristo. Pablo habla del cronometraje de este mismo acontecimiento en 2 Tesalonicenses 2:1. Él abre hablando en referencia “a la venida de nuestro Señor Jesucristo y nuestra reunión con Él.” Entonces él continúa para decir, “que nadie de ninguna manera os engañe, ya que no vendrá a menos que la apostasía venga primero, y el hombre de desafuero sea revelado, el hijo de destrucción, que se sienta en el templo de Dios.” Aquí Pablo claramente declara que antes de que la iglesia sea reunida a Cristo debe haber un tiempo de apostasía y la revelación del Anticristo.

 

Daniel 12:1-2 nos dice, ““En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”. Daniel deja claro que habrá un tiempo de angustia y luego un tiempo de rescate. Aquel rescate es la resurrección – donde unos son levantados a vida eterna y otros a la condenación eterna.

 

En Mateo 24 Jesús delinea mucho de las palabras de Daniel. Primero Él dice, “Por lo tanto cuando veáis en el lugar santo la Abominación Desoladora de que habló el profeta Daniel, (el que lee, entienda)…” (24:15). Note también las semejanzas aquí entre la Abominación que está de pie en el lugar santo (o: Marcos 13:14 “parado donde no debería estar”) y las palabras de Pablo acerca del hijo de destrucción que se sienta en el templo de Dios (donde él no debería estar). Jesús continúa para decir (reflejando Daniel 12) que después de la venida de la Abominación, “Entonces habrá una gran tribulación como no ha ocurrido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. A menos que aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos aquellos días será acortados” (24:21-22). Estos días habiendo siendo acortados enlaza con el rescate que es prometido en Daniel. Jesús les dice a Sus seguidores que si, después del principio de la tribulación, algunos dicen que Cristo ya ha aparecido, que no deberíamos creerles porque muchos falsos Cristos se levantarán en una tentativa de engañar (si fuera posible) a los escogidos (24:23-26). Esto es importante porque muestra que Jesús mismo prevé a Su pueblo en la tierra durante la Gran Tribulación y Su Venida para juntarlos no es hasta después. Esta reunión de la que Él habla en 24:27-31, donde “inmediatamente después de que la tribulación de aquellos días…Él enviará a Sus ángeles con una gran trompeta y ellos recogerán a Sus escogidos.”

 

Sencillamente, la Biblia enseña que el pueblo de Dios está destinado a pasar por la Gran Tribulación (al menos aquellos de la iglesia que estarán vivos entonces). Puesto que es un tiempo de guerra contra la iglesia donde los pueblos perdidos siguen el engaño del Anticristo y siguen almacenando ira contra ellos mismos en la venida del gran juicio de Dios.

 

Habiendo dicho todo esto: nuestra preocupación no debería ser el  preocuparse de la condición declinante del mundo (mientras los malos hombres proceden de mal en peor 2 Timoteo 3:13), sino saber que las cosas seguirán poniéndose peores y peores hasta que parezca que todo está perdido, pero que en un instante las cosas serán eternamente mejores. Nuestra preocupación debería ser el seguir manteniéndonos firme contra los males de la edad y proclamar vigorosamente la esperanza de Cristo, procurando rescatar tantos como Dios quiera de la ira por venir.

 

www.yeshusahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org