LA INSCRIPCIÓN DE TEL DAN

Tel Dan Stela, del siglo IX aC El Museo de Israel, Jerusalén.

TRADUCIDO

Por Christopher Rollston

Aunque varios pequeños, fragmentarias inscripciones se han encontrado en el sitio de Tel Dan en Israel, el más importante es una estela cincelada en varios fragmentos de basalto negro. La inscripción, conocida como la Inscripción de Tel Dan, está escrita en arameo antiguo . El fragmento más grande, “Fragmento A”, fue encontrado durante las excavaciones de 1993, y dos fragmentos más pequeños, que se unen juntos y se conocen como “Fragmento B”, se excavaron en 1995. Joseph Naveh, un epigrafista, coeditó la inscripción con la excavadora , Avraham Biran. La inscripción se encuentra en exhibición permanente en el Museo de Israel (Jerusalén).

La estela cincelada se rompió en la antigüedad . A tan sólo 13 líneas se conservan en los fragmentos. Tanto las partes superior e inferior de la inscripción se pierden, y aunque los comienzos del 11 de las líneas (es decir, el lado derecho de la inscripción) se conservan, los lados izquierdos de esas líneas están también desaparecidos, lo que significa que no tenemos los extremos reales de las líneas. Los fragmentos A y B no se unen a la perfección, pero lo suficiente de esta inscripción ha sobrevivido a los estudiosos para traducirlo con confianza.

La siguiente traducción del texto se basa en disposición Naveh y de Biran de fragmentos A y B:

(1) [. . .] Y corte [. . .]

(2) [. . .] Mi padre se enfrentó a él en la guerra en [. . .]

(3) Y mi padre se acostó y se fue a sus padres. Ahora el rey de

(4) Israel había ido anteriormente a la tierra de mi padre. Pero, a continuación, en cuanto a mí, me hizo Hadad rey.

(5) Y Hadad iba delante de mí, y me apartó de los siete [. . .

(6). . . ] Mi reino y me mataron [seve] reyes NTY que aprovecharse [miles de

(7) Car] IOT y miles de jinetes. [Maté Jeho] hijo carnero de [Acab]

(8) El rey de Israel, y yo maté [Acaz] Iahu hijo de [Joram]

(9) , rey de la casa de David [el énfasis es mío]. Y yo hice [sus ciudades en ruinas y me volví]

(10) su tierra en [. . .]

(11) otros [. . .]

(12) sobre Israel [. . .]

(13) asedio sobre [. . .]

(Traducción del autor)

El nombre del rey que esta inscripción no se conserva. Sin embargo, con base en el contenido histórico de la inscripción y la información de Mesopotamia ( cuneiforme ) y fuentes bíblicas, la conclusión más convincente es que el rey de Damasco (Siria), conocido como Hazael lo encargó en el siglo IX aC, después de haber usurpado el trono de Damasco de Ben Hadad ( 2 Reyes 8:15 ). Posteriormente Hazael formó una alianza ( 1Reyes 19:17 ) con el rey Jehú de Israel (que reinó 843-815 aC), que también era un usurpador. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa que el relato bíblico ( 2Reyes 9 ) establece que Jehú de Israel mató el rey Joram de Israel (reinó 849-843 aC) y el rey Ocozías de Judá (reinó 843 aC), mientras que la Inscripción de Tel Dan estos atributos asesinatos reales a Hazael. Es decir, estos dos usurpadores estaban trabajando juntos y por lo tanto podrían legítimamente reclaman haber sido responsable del golpe de gracia.

La parte de la inscripción que ha atraído el mayor interés es la referencia a “la casa de David”, es decir, la dinastía de David.Algunos estudiosos sostienen que la frase aramea “BYTDWD ( apuesta david ) “no puede significar” casa de David “, y proponen” la casa de la pava “o” casa del tío “en su lugar. Sin embargo, la mayoría de los expertos consideran “casa de David” ser la única traducción convincente. Por lo tanto, aunque esta inscripción no se refiere a David la figura histórica, sin duda se refiere a la dinastía de David.

Christopher Rollston, “Inscripción de Tel Dan”, np [citado el 15 de diciembre 2014]. Online:http://www.bibleodyssey.org/people/related-articles/tel-dan-inscription

“PARA QUE ELLOS (ABRAHAM, NOÉ, DAVID, ETC) NO FUESEN PERFECCIONADOS APARTE DE NOSOTROS” (LOS CRISTIANOS UNGIDOS)–Hebreos 11:40

Las Escrituras (Hebreos 11:40; 1 Tesalonicenses 4:17) nos enseñan con la claridad del cristal que los fieles del Antiguo Testamento y los del Nuevo serán perfeccionados juntos y no por separado, como enseña erradamente la Watchtower de los Testigos de Jehová.

Creo que el capítulo 11 del libro de Hebreos es uno de mis capítulos favoritos de toda la Biblia. Ahora que he aprendido,-o tal vez debería decir, ahora que estoy aprendiendo a leer la Biblia sin prejuicios, estoy viendo cosas que nunca había visto antes. Simplemente dejo que la Biblia diga lo que quiere decirnos, lo cual resulta en una empresa tan refrescante y alentadora.

Pablo comienza por darnos una definición de lo que es la fe. A menudo la gente confunde la fe con la creencia, pensando que los dos términos son sinónimos. Por supuesto, sabemos que no lo son, porque Santiago nos habla de los demonios que también creen y tiemblan. Los demonios creen, pero no tienen fe. Pablo pasa luego a darnos un ejemplo práctico de la diferencia entre la creencia y la fe. Él compara a Abel con Caín. No puede haber ninguna duda de que Caín creía en Dios. La Biblia muestra que en realidad hablaba con Dios, y Dios con él. Sin embargo, le faltó la fe. Se ha sugerido que la fe es la creencia, no en la existencia de Dios, sino en el carácter de Dios. Pablo dice, “el que se acerca a Dios debe creer que llega a ser remunerador de los que le buscan solícitamente.” Por la fe es que “sabemos” que Dios hará lo que dice, y actuamos de acuerdo con esta. La fe, entonces, nos mueve a la acción, a la obediencia. (Hebreos 11 verso 6)

A lo largo del capítulo, Pablo da una extensa lista de ejemplos de la fe desde antes de su tiempo. En el primer versículo del siguiente capítulo que se refiere a éstos como una gran nube de testigos que rodean a los cristianos. Se nos ha enseñado que los hombres pre-cristianos de la fe no se les concede el premio del llamado celestial. Sin embargo, la lectura de éste sin nuestras gafas de polarización de color puestas, nos encontramos que se nos presenta un panorama muy diferente.

El versículo 4 de Hebreos 11 dice que por su fe “Abel dio testimonio de que él era justo”. El versículo 7 dice que Noé “fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.” Si usted es un heredero, usted hereda de un padre. Noé heredaría la justicia al igual que los cristianos que mueren fieles. Así que ¿cómo podemos creer que Dios lo resucitará todavía imperfecto para tenga que trabajar por otros mil años, para luego ser declarado justo sólo después de pasar una prueba final? Basado en eso, no sería un heredero de nada en su resurrección, porque a un heredero le está garantizada la herencia y no tiene que trabajar para ella.

El versículo 10 habla de Abraham “en espera de la ciudad que tiene fundamentos verdaderos”. Pablo se refiere a la Nueva Jerusalén. Abraham no podía haber sabido acerca de la Nueva Jerusalén. De hecho, él no habría tenido conocimiento de la anterior (la antigua) tampoco, pero él estaba esperando el cumplimiento de las promesas de Dios a pesar de que no sabía qué forma tomarían. Pablo lo sabía sin embargo, y así nos lo dice. Los cristianos ungidos también están “a la espera de la ciudad que tiene fundamentos verdaderos.” No hay ninguna diferencia en nuestra esperanza y la de Abraham, excepto que tenemos una idea más clara ella de la que él tuvo.

El versículo 16 de Hebreos 11 se refiere a Abraham y todos los hombres y mujeres antes mencionados de la fe como que “anhelaban un lugar mejor, uno que es celestial”, y concluye diciendo, “porque les había preparado una ciudad para ellos.” Una vez más vemos la equivalencia entre la esperanza de los cristianos y la de Abraham.

El versículo 26 habla de Moisés estimando “el oprobio de Cristo [Ungido] como riquezas superiores a los tesoros de los egipcios; porque miraba atentamente hacia el pago de la recompensa. “Los cristianos ungidos también deben aceptar el reproche de Cristo para que puedan obtener el pago de la recompensa. Los mismos reproches; mismo pago. (Mateo 10 verso 38, Lucas 22 verso 28)

En el versículo 35 Pablo habla de hombres dispuestos a morir fieles para que puedan “alcanzar una mejor resurrección.” El uso del modificador de comparación “mejor” indica que debe haber al menos dos resurrecciones, una mejor que la otra. La Biblia habla de dos resurrecciones en varios lugares. Los cristianos ungidos tienen la mejor, y parece que esto es lo que los hombres fieles de la antigüedad estaban buscando alcanzar.

Este versículo no tendría sentido si sostenemos nuestra errada posición Jehovísta/Watchtoweriana de las dos resurrecciones para los creyentes, la cual sostiene que los cristianos ungidos resucitan primero, y Noé, Abraham, Moisés, David, etc, resucitan en el milenio como todos los demás de las llamadas “otras ovejas”, es decir, en un estado aún de imperfección, y obligados a luchar por mil años más, a vencer la última prueba, y de este modo obtener la perfección y la vida eterna. Nos preguntamos, entonces: ¿Cómo puede ser esta una resurrección “mejor” para los notables del Antiguo Testamento? ¿Mejor que qué?

Pablo concluye el capítulo con estos versos:

(Hebreos 11 versos 39 y 40) Y sin embargo, todos estos, a pesar de que dieron testimonio por su fe, no obtuvieron [el cumplimiento de] la promesa, 40 porque Dios previó algo mejor para nosotros, a fin de que no ellos no fuesen hechos perfectos aparte de nosotros.

El “algo mejor” que Dios previó para los cristianos no era una recompensa mejor porque Pablo los agrupa a todos juntos en la frase final “para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros”. Sí, las Escrituras nos enseñan con la claridad del cristal que los fieles del Antiguo Testamento y los del Nuevo serán perfeccionados juntos y no por separado. Los primeros, nos dice la Watchtower, serán perfeccionados al final del milenio, mientras que el perfeccionamiento de los segundos ya está ocurriendo hoy desde 1918. Claramente esta enseñanza del llamado “esclavo2 de la Watchtower es una negación de la verdad revelada. Ahora bien, la perfección que se refiere Pablo es la misma perfección que Jesús logró. (Hebreos 5 versos 8 y 9). Los cristianos ungidos seguirán su ejemplo y mediante la fe serán hechos completos, y le serán dadas la inmortalidad junto con su hermano, Jesús. La gran nube de testigos a que Pablo se refiere, se perfeccionan con los cristianos, no aparte de ellos. Por lo tanto, el “algo mejor”, que él se está refiriendo debe ser el “cumplimiento de la promesa” antes mencionada. Los siervos fieles de la antigüedad no tenían idea sobre la forma que tomaría la recompensa o cómo se cumpliría la promesa. Su fe no dependía de los detalles, sino sólo en que Jehová no dejará de recompensarlos.

Pablo abre el siguiente capítulo con estas palabras: “Así que, entonces, porque tenemos tan grande nube de testigos que nos rodean”, ¿Cómo podría él comparar a los cristianos ungidos con estos testigos y sugerir que éstos los estaban rodeando, si él no los consideraba que estaban a la par con aquellos a quienes les estaba escribiendo? (Hebreos 12 verso 1).

¿Puede una simple lectura no sesgada de estos versos conducirnos a cualquiera otra conclusión que no sea la que estamos explicando, es decir, que estos hombres y mujeres fieles de la antigüedad de hecho recibirán la misma recompensa que recibirán los cristianos ungidos? Pero hay algo más que contradice la enseñanza oficial de la Watchtower.

(Hebreos 12 versos 7 y 8): Dios Os trata como a hijos. Porque ¿qué hijo es aquel que el padre no disciplina? 8 Pero si estáis sin la disciplina de la cual todos han sido participantes, sois hijos realmente ilegítimos, y no hijos.

Si Jehová nos disciplina, entonces somos hijos y no bastardos. Las publicaciones hablan acerca de cómo Jehová nos disciplina. Por lo tanto, debemos ser sus hijos. Es cierto que un padre amoroso disciplina a sus hijos. Sin embargo, un hombre no disciplina a sus amigos. No obstante, se nos enseña que no somos sus hijos, sino sus amigos. No hay nada en la Biblia acerca de Dios disciplinando a sus amigos. Estos dos versículos de Hebreos no tienen sentido si seguimos manteniendo la idea de que millones de cristianos no son hijos de Dios, sino sólo a sus amigos.

Otro punto que me pareció interesante fue el uso de “confesaron” abiertamente en el versículo 13. Abraham, Isaac, y Jacob hicieron una declaración pública de que “eran extranjeros y residentes temporales en la tierra”.

Es a la vez fascinante y desalentador ver cómo se han torcido las enseñanzas simplemente declaradas de la palabra de Dios para apuntalar doctrinas de hombres que están empecinados en propagar, ya sea sus propias ideas, o las de los demonios.

¿QUIÉN PODRÍA SER EL DAVID DE OSEAS 3:5?

En Oseas 3 encontramos una promesa milenaria increíble, una promesa de restauración futura de Israel donde Israel buscará a Jehová su Dios y a un individuo llamado “David”. Esa Escritura dice: “Después volverán los hijos de Israel, y buscarán a Jehová su Dios, y a David su rey: y temerán a Jehová y a su bondad en los últimos días “(Oseas 3:5). Algunos importantes teólogos sugieren que acá la frase “Jehová su Dios” se refiere a Cristo, quien viene en el nombre de Dios. En apoyo citan Zacarías 11:13, donde Jehová se lo relaciona con Jesús. El verso dice: “Y me dijo Jehová: Echalo al tesoro; ¡hermoso precio con que me han apreciado! Y tomé las treinta piezas de plata, y las eché en la casa de Jehová al tesoro”. Sin duda Jesús fue traicionado por Judas por 30 piezas de plata, pero Zacarías dice que fue Jehová el traicionado. También citan Zacarías 14:3,4, que dice: Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. 14:4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos.  Los versos dicen que es Jehová quien pisará el monte de los olivos, aunque todos sabemos que en realidad será el mismo Mesías Jesucristo en su segunda venida quien lo pisará (Hechos 1:11).  Hay en realidad muchas otras promesas similares de la restauración de Israel y de un individuo de nombre “David” al lado del Señor Dios. Jeremías 30: 9 dice: “sino que servirán a Jehová su Dios, y a David su rey.” Por tanto nos preguntamos: Si el Señor Jehová es Cristo, ¿Quién es el “David” que está con Jehová/Cristo en la profecía? ¿Será tal vez el Rey David que será resucitado en el futuro a la misma semejanza de Cristo en el último día/ primera resurrección (Salmos 17:15/ 1 Juan 3:2)? ¿O es “David” simplemente una referencia a Jesucristo mismo, el Hijo de David?

Estudiosos proféticos han discutido durante mucho tiempo este tema. Una opinión es que Jesucristo y este individuo llamado “David” son en realidad la misma persona. Ya que Jesucristo es el Hijo de David, es muy natural creer que Jesús sería llamado “David” y se asocia con el Trono de David.

Hay muchos problemas con este punto de vista, pues Jesucristo nunca se le llama en realidad “David” en la Biblia. Él es llamado el Hijo de David, la simiente de David, y la raíz y el linaje de David, pero nunca simplemente “David”.  Además en Oseas 3: 5 y varios otros pasajes del Antiguo Testamento (Ezequiel 34: 23-24; Ez. 37: 21-25), el Señor/Jehová/Cristo se distingue claramente de este individuo llamado “David.” En otras palabras, en estos pasajes se hace referencia al “Señor”, y también a este individuo llamado “David”. Si “David” es una referencia a Cristo, esta distinción no tendría sentido, ya que Jesucristo es el Señor.

Otro punto de vista es que “David” es una referencia al rey David del Antiguo Testamento que resucitará en el último día y el que gobierna como co-regente con Cristo. La Biblia sugiere que habrá varios gobernantes en el Milenio que gobiernan bajo el señorío del Mesías. Puesto que Jesucristo será “Rey de Reyes y Señor de Señores” (Apocalipsis 19:16), Él estará en autoridad sobre todo los que gobiernan en la Era del Reino. Por otra parte, Isaías 32​​: 1 dice: “He aquí, un rey [es decir, Jesucristo] reinará en justicia, y príncipes presidirán en juicio.” El Mesías gobernará con príncipes debajo de él. Apoyo de esto es Mateo 19:28, donde el Señor Jesucristo dice, “vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel”.

Parece mejor concluir que en la época del reino de David gobernará con otros, todos subordinados al Señor Jesucristo. Esto será precedido por un derramamiento del Espíritu Santo que conduce a la conversión de Israel, tal como se describe en Zacarías 12:10: “Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y deberán llorar por él. “

LOS NIÑOS DE DIOS—LOS NIÑOS DEL LAMENTO

TRADUCIDO

Los Hijos (niños) de Dios , ahora conocido como La Familia Internacional fue uno de los más viles de todos los cultos y, ciertamente, el peor de los cultos cristianos. A menudo llamado el culto sexual , fue también , con razón, se llama la Iglesia de pedofilia. El fundador, David Berg, también conocido como ” Moisés David ” o ” papá” y más tarde “El abuelo”, combina núcleo duro cristianismo fundamentalista , con la ética sexual liberal , junto con sus propias fantasías sexuales , enfermos .

David Berg

David Berg

Como seguidores de Berg crecieron, Berg los bautizó como los “Hijos de Dios ” en 1968. El nombre fue cambiado a “Family of Love” en 1978 y posteriormente a su actual ” Familia Internacional “, a menudo llamado “La Familia” o TF. Tiene adeptos en muchos países, a menudo viven en comunas que fueron llamados originalmente “colonias”, pero ahora se llaman ” casas”.

Berg enseñó que los cristianos deben seguir la Biblia, pero afirmó que él era el profeta cristiano de esta época. Sus escritos, llamadas “cartas de Mo”, informó a sus seguidores de las nuevas revelaciones divinas. Cuando murió en 1994, su viuda, Karen Zerby, le sucedió como líder y lo sigue siendo hasta nuestros días.

Karen Zerby
Karen Zerby

En el lenguaje de la contra-cultura clásica, Berg se declaró en contra del “sistema” que él creía que hipócritamente ha distorsionado la Palabra de Dios en un mensaje sexualmente represivo. En cartas de Mo, denunció enseñanzas “del sistema” en contra de la masturbación, la escritura, “Disfruta de ti mismo y el sexo y lo que Dios te ha dado para disfrutar, sin miedo ni condenación! Para ‘el perfecto amor echa fuera el temor, “para” el temor tiene pena, ‘temores particularmente sexuales [que ] pueden ser una tortura física! “Él no quería que sus seguidores sufren como lo hicieron “los horrores de esas frustraciones sexuales y condenas.”

Berg animó seguidoras abandonar sujetadores e incluso públicamente exponer sus pechos. Su poema 1970 ” Mountin ‘ Maid ! ” Declaró: “Yo estoy a favor de la mini-blouse/Or la ver-a través de mi casa . . . Que los montes sean más visibles / Y su ropa más divisible ” .

En 1974, Berg introdujo un método de conversión controversial llamado “Pesca Glamour ” o “FFing. “El escritor Stephen A. Kent observó que berg abogaba, “los miembros del COG practican la contratación y adquisición de recursos a través de actividades sexuales. “Berg instó a las mujeres a convertirse en “prostitutas para Jesús”.

Una de las muchas publicaciones ‘Pesca’ Glamour de Berg. Informa James T. Richardson, la “pesca Glamour’ involucrados testimonio de los extraños de tal manera que incluso podría incluir el sexo entre los miembros femeninos” y los posibles conversos. Richardson señala: “Las mujeres tenían que estar dispuestos (como lo hicieron sus maridos [ si es casado] ) para que se ‘ van hasta el final ” si se considera necesario , a fin de “llegar a alguien para Cristo. ‘ “La práctica indignó a los cristianos tradicionales quienes creen que la Biblia prohíbe el sexo fuera del matrimonio. Algunas personas salieron de la organización debido a FFing . Los bebés que nacen como resultado de proselitismo sexual fueron llamados “Jesús Bebés” en la organización. Misiones en Europa a veces abren las discotecas como una forma creativa de hacer proselitismo. Una discoteca en Italia fue allanada en 1979 y algunos miembros fueron acusados ​​de prostitución.

Algunas de las enseñanzas más alarmantes de Berg pareció condonar la pedofilia y el incesto. Las cartas de Mo desde la década de 1970 a discutir una niñera que se masturbaba y fellated Berg cuando sólo tenía tres años de edad . Berg afirmó que sus acciones no le hacen ” daño alguno. ” En 1973 , él escribió, ” El incesto , o ciertas formas de sexo con ciertos parientes cercanos especificados no se hizo ilegal hasta que la ley mosaica 2600 años después de la creación. ” También escribió , ” Los matrimonios de hermanos y hermanas , madres , hijos e incluso padres e hijas eran muy comunes en tiempos antiguos y ni siquiera fueron consideradas incestuosas , y mucho menos ilegales. “

Karen Zerby dio a luz a un ” Niño Jesús ” en 1975. El producto de FFing e hijastro de David Berg fue nombrado David Moses Zerby . Más tarde, su nombre fue cambiado legalmente a Richard Peter Smith y más tarde a Richard Rodríguez. Cuando era niño, fue apodado ” Davidito . ” Berg y Zerby creían Rick era un “príncipe divino”, destinado a hacerse cargo del ministerio. Criados sin ” sistema” hipócrita inhibiciones sexuales , él se convertiría en un líder religioso poderoso .

Ricky Rodriguez

Ricky Rodríguez

Otra de las muchas publicaciones ‘ Pesca ‘ Glamour de Berg . En 1982, La Familia Internacional publicó un libro titulado La Historia de Davidito . Pretende ser la historia de su primera infancia , contada por uno de sus niñeras. Eso niñera, Sara , escribe que ella espera la crianza de Davidito comenzará una ” revolución de cuidado de niños “, y exclama : “Gracias Jesús! Un nuevo ejemplo se ha puesto delante de nosotros. ” Ella escribe que ella y otras niñeras fellated Davidito para” limpiar ” su pene. También se le permitió ver a los adultos que tienen relaciones sexuales . Sara escribe que los lectores aprenden sobre ” sexy experiencias de Davidito ” deberían ” oración ” aprender de ellos y ” seguir leadings del Señor. ” El libro está muy ilustrado con fotografías , algunas de las cuales muestran el muchacho y un abrazos mujer adulta , tanto desnudas. En una carta de Mo, Berg proclamó: ” Usted puede lanzar un montón de esas cosas viejas fuera! Estamos escribiendo toda una nueva serie de cuidado de niños llamado The Series Davidito . . . . Davidito iba a convertirse en un ejemplo para el mundo e inspirar una gran cantidad de material de puericultura ! ¡Gracias a Dios ! “

Los ex miembros de la secta dicen Berg animó el sexo entre adultos y niños . Más a menudo que no , dicen, el niño elegido fue Rodríguez , hijo de Karen Zerby , quien Berg llamó a su reina. Zerby se convirtió en el líder de la secta , cuando Berg murió en 1994 . ” Jesús Freaks ” autor Don Lattin dice Berg ” quería que su hijo para abrazar la sexualidad , para ser un ser sexual cuando era un bebé y crecer . ” Antiguos miembros dicen Berg y Zerby escribieron acerca de sus creencias en los papeles distribuidos a los miembros. En Berg y de Zerby manifiesto, Rodríguez fue el personaje principal. El ex miembro de Davida Kelley dijo , “en realidad fui testigo Karen Zerby tener relaciones sexuales con su propio hijo , Rick Rodríguez, a los 11 años . ” Kelley dice que ella también había sido abusada por Berg , comenzando a la edad de 5 . “Sólo tenía la obligación de tener relaciones íntimas real con David Berg , una vez que eras , como, la edad madura de como 12 “, dice con sarcasmo.

Se estima que durante Bergs reinado, por lo menos mil niños fueron abusados ​​sexualmente . Aunque la “iglesia “, sostiene que nada de esto sucede en la actualidad, Zerby sigue a cargo del culto , aunque en la clandestinidad. Hay que decir que no sólo se tolera estos ritos , que voluntariamente participaron en ellos. Ella nunca se ha presentado para pedir disculpas. Muchos de los miembros de la segunda generación se han suicidado o se han ido a llevar una vida autodestructivos . Uno de los casos más tristes fue la del ” príncipe heredero ” , Ricky Rodríguez. Rodríguez, quien se escapó de “La Familia Internacional” en 2001, al parecer, estaba tan profundamente marcado que estaba haciendo planes para matar a su madre. El 7 de enero de 2005, Ricky hizo una cinta de vídeo que describía sus planes para ir después de que su madre , y otros que le habían abusado cuando era niño. El 8 de enero , se encontró con su niñera infancia , Angela Smith, y la invitó a su apartamento en Tucson. El ex miembro de Kelley dice que ” ella era una de las muchas mujeres adultas que tuvieron relaciones sexuales con Rick Rodríguez. ” No se puede obtener la ubicación de su madre de Angela , apuñaló a él y luego le cortó la garganta. Más tarde esa noche , él condujo a Blythe , California, y se suicidó de un balazo en la cabeza.

El dolor que vivió con es audible en el vídeo a continuación . Os dejo con el comunicado emitido por su ” iglesia “: ” Nuestras oraciones son que las acciones de Ricky y la atención en virtud de los medios de comunicación no van a preparar una nueva reacción , a instancias de nuestros detractores, que volverá a causar daño , trauma y el abuso a los inocentes ” .

Fuente:

http://worldcultwatch.org/children/

LA UBICACIÓN DE LA CIUDADELA DEL REY DAVID SE ALINEA PERFECTAMENTE CON LA BIBLIA

TRADUCIDO

citadelLa ubicación de la ciudadela del Rey David se alinea con la Biblia ” Perfectamente “, dice la arqueóloga Teresa Neumann (6 de mayo de 2014)

“Antes había una ciudad de Jerusalén, había un manantial ” – y que la primavera , la primavera de Guijón , capturó a los jebuseos de David , es el lugar donde fue ungido rey Salomón. Hoy en día se llama La ciudadela de David , o la Ciudadela de Primavera.

ciudadela (Israel ) – Eli Shukron es un arqueólogo israelí que ha hecho un nombre por sí mismo por desenterrar varios descubrimientos antiguos importantes en Israel. En 2004, por ejemplo, él y su compañero arqueólogo Ronny Reich excavó el estanque de Siloé . Unos años más tarde , ayudó a desenterrar un antiguo canal de agua de Jerusalén y camino de peregrinación . Más recientemente , Shukron ha sido reconocido por su trabajo en la revelación de la legendaria ciudadela de David . Para entender qué es exactamente la Ciudadela de David es , más Regresemos – camino de vuelta – en la historia. ( Foto vía EE.UU. Hoy)

“Antes había una ciudad de Jerusalén, había un manantial “, explicó Donna Spielman , vice – presidente de la Fundación Ciudad de David . Esa primavera – conocido como paredes Guijón – fue localizado a las afueras de la Ciudad Vieja de hoy , englobados dentro de la Ciudad del Parque Nacional de David , cerca de la plaza del Muro Occidental .

Al anunciar la apertura del descubrimiento histórico , la Ciudad de David sitio web ha añadido: “Con la culminación de quince años de excavaciones arqueológicas , que se define como uno de los proyectos más complejos y únicos jamás realizado en Israel , una fortaleza cananea con dimensiones gigantescas ha sido finalmente expuesta, que data del siglo 18 antes de Cristo …. La primavera Ciudadela protege el bíblico Guijón Springs, con una enorme fortaleza que aísla el acceso a la fuente, por lo que es posible llegar a las aguas del Guijón de sólo el oeste, desde el interior de la ciudad. Esta es la mayor fortaleza que se encuentra en todos los de Israel hasta la fecha entre las ciudades cananeas de la época anterior, y parece que se trata esencialmente de la mayor fortaleza que se encuentra en Israel , hasta los días del rey Herodes.

citadelDe acuerdo II de Samuel, capítulo 5 , el rey David conquistó la ‘ fortaleza de Sión “de las manos del rey jebuseo. La excavación extensiva plantea una nueva forma de entender ; es posible que el versículo se refiere en realidad a esta impresionante fortaleza , que los guerreros de David penetraron al entrar a la conquista de Jerusalén de los jebuseos . El comienzo del libro de los Reyes I describe la unción del rey Salomón en el Guijón “por Natán el profeta y el sacerdote Sadoc . Esta ceremonia aparentemente tuvo lugar aquí , en el corazón de la ciudadela Primavera, por encima de la que fluye Guijón . ” (Foto a través de Fox News )

El descubrimiento, sin embargo, los informes, también ha re- despertado la ira de algunos que resienten la Biblia está utilizando para ayudar a encontrar e identificar las ruinas antiguas ; ruinas en el que el Rey David , en particular , se asocia a causa de la solicitud, su antiguo reino hace que hoy en día Israel, a pesar de que la mayoría de los arqueólogos están de acuerdo en que el rey David era indiscutiblemente una figura histórica .

La politización arqueológico fue recogido en un informe de AP que se señalaba que la excavación ” tuvo lugar en un barrio árabe de Jerusalén y fue financiada por una organización que se asienta Judios en los hogares custodiados en las zonas árabes de Jerusalén oriental en un intento de evitar que la ciudad escindida. los palestinos reclaman el este de Jerusalén , capturado por Israel en 1967 , como la capital de un futuro estado independiente ” .

Además , compañero arqueólogo Ronnie Reich fue citado en desacuerdo con la conclusión definitiva de Shukron del sitio de la ciudadela , diciendo: ” La conexión entre la arqueología y la Biblia ha llegado a ser muy , muy problemática en los últimos años . “

Pero Shukron se mantiene firme en su creencia . “Se trata de la ciudadela del rey David “, ha insistido . “Esta es la ciudadela de Sión, y esto es lo que el rey David tomó de los jebuseos . Todos los que podemos comparar con la Biblia perfectamente … Sé que cada pequeña cosa en la Ciudad de David . Yo no vi en ningún otro lugar una enorme fortificación como este ” .

Fuente:

http://www.breakingchristiannews.com/articles/display_art.html?ID=13801

EL PARADERO FINAL DE LOS SALVOS: EL MONTE SION

SOBRE EL MONTE SIÓN

Poco después de salir de Egipto y cruzar el mar Rojo, Israel recibió una revelación de su destino final en Éxodo 15:17: “Tú los introducirás y los plantarás en el monte de tu heredad, en el lugar de tu morada, que tú has preparado, oh Jehová, en el santuario que tus manos, oh Jehová, han afirmado.” El Salmo 78:54,68 confirma que esta montaña era el monte de Sión. ¡Desde el inicio Sión era la meta del viaje de Israel! El Apóstol Pablo habla acerca del viaje de Israel en 1 Corintios 10:11: “Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.” Pablo establece claramente que el viaje de los hijos de Israel desde Egipto hasta Sión fue incluido en las Sagradas Escrituras como ejemplo o patrón a seguir para los creyentes.

Los israelitas comenzaron a conquistar y poseer Canaán, la tierra prometida; algo que no fue una tarea fácil. En la tierra existían muchos gigantes a quienes ellos debían eliminar. Para poder poseer esta hermosa tierra, debían despojar a sus habitantes; siete naciones más fuertes que ellos. En nuestra caminata cristiana debemos luchar contra fuerzas invisibles, principados y potestades en lugares celestiales, para poder poseer nuestra herencia.

El Monte Sión fue la última y más difícil fortaleza que conquistaron los israelitas. Los jebuseos controlaron esa fortaleza por varios siglos hasta los días del rey David. Con arrogancia se enorgullecían diciendo que el rey David y su ejército no los podían conquistar, aún si sus soldados estuviesen ciegos y cojos.

Sin embargo, David conquistó el Monte de Sión y la ciudad de Jerusalén después de recibir su tercera unción. ¡Para poder poseer Sión necesitamos nuestra unción! David hizo del Monte Sión su nueva capital y erigió un tabernáculo para el arca del pacto.

Esta pequeña montaña en Jerusalén se convirtió en la morada del Señor. Es una réplica terrenal del Monte Sión celestial (Ap 14:1). Muchos años después del comienzo del viaje de Israel, David finalmente guió a los hijos de Israel al Monte Sión. Como ya lo hemos dicho, éste debe ser la meta final de todo creyente.

2 Reyes 19:31: Porque saldrá de Jerusalén remanente, y del MONTE DE SION los que se salven. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

Isaías 37:32: Porque de Jerusalén saldrá un remanente, y del MONTE DE SION los que se salven. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

ABDIAS 15-17. De la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, beberán continuamente todas las naciones; beberán, y engullirán, y serán como si no hubieran sido. Mas en el monte de Sion habrá un remanente que se salve; y será santo, y la casa de Jacob recuperará sus posesiones.

Salmos 48:2: Hermosa provincia, el gozo de toda la tierra, Es el MONTE DE SION, a los lados del norte, La ciudad del gran Rey.

Mateo 5:35: ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es LA CIUDAD DEL GRAN REY.

Isaías 24:23: La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, cuando Jehová de los ejércitos reine en el MONTE DE SION y en Jerusalén, y delante de sus ancianos sea glorioso.

Joel 2:32: Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el MONTE DE SION y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.

Salmos 43:3: Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán; Me conducirán a TU SANTO MONTE, Y a tus moradas.

Juan 14:2,3: En la casa de mi Padre MUCHAS MORADAS hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros…para que donde YO ESTOY (Jerusalén), ustedes también estéis.”

Apocalipsis 14:1: Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él CIENTO CUARENTA Y CUATRO MIL, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.

Reflexión:

¿Pero son los 144,000 redimidos de la tierra un número de personas literal o más bien simbólico? Si es literal, entonces también lo es su  procedencia, es decir, de Israel (el remanente de Israel, ver Abdías 17). Aquí los TJ tienen un clavito en sus zapatos, sin duda, ya que sus 144,000 no son todos israelitas. Finalmente, ¿habrá salvos gentiles en el Monte Sion? Abdías 15 nos habla de gentes de naciones (grande multitud)  bebiendo del monte santo. Algunos estudiosos creen que los gentiles convertidos no son otros que los israelitas de las “tribus perdidas” que perdieron su identidad entre las naciones,  pero  que son traídas a casa nuevamente para unirse con las tribus del sur. Esto es posible a la luz de ciertas profecías que hablan de la reunión final de las dos casas de Israel.

…………………………..

ABRAHAM Y DAVID, LOS PARADIGMAS DE LA INTEGRIDAD A DIOS–¿CUÁL ES EL GALARDÓN PARA ELLOS?

1- Abraham y David fueron INTEGROS guardando los preceptos, mandamientos, estatutos y las leyes de Dios

Gén. 26:5 por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes.

1 Reyes 3:14: Y si anduvieres en mis caminos, guardando mis estatutos y MIS MANDAMIENTOS, como anduvo David tu padre, yo alargaré tus días.

1 Reyes 9:4: Y si tú anduvieres delante de mí como anduvo David tu padre, en integridad de corazón y en equidad, haciendo todas las cosas que yo te he mandado, y GUARDANDO MIS ESTATUTOS y mis decretos,

2.- Abraham y David fueron considerados santos por ser íntegros a Dios al guardar los mandamientos de Dios

Núm.15:40 Para que os acordéis, y hagáis todos mis mandamientos, y seáis santos a vuestro Dios. 

3.- Abraham y David fueron justos a la vista de Dios

Salmos 33:1: Alegraos, oh justos, en Jehová; En los íntegros es hermosa la alabanza.

Sal. 15:1 Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? 15:2 El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón.

4.- Abraham y David recibirán gracia y gloria por su integridad

Sal. 84:11 Porque sol y escudo es Jehová Dios; Gracia y gloria dará Jehová. No quitará el bien a los que andan EN INTEGRIDAD.

5.- Abraham y David tiuvieron la complacencia de Dios Y fueron SANTOS

Sal. 16:3 Para los santos que están en la tierra, Y para LOS ÍNTEGROS, es toda mi complacencia. 

6.- El que tiene la complacencia de Dios recibe como Cristo honra y gloria del Padre

2 Pedro 1:17: Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo COMPLACENCIA.

7.- Los creyentes están llamados a andar en integridad igualmente para recibir de Dios su complacencia y ser del mismo modo honrados y glorificados en el reino

Tito 2:7: presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando INTEGRIDAD, seriedad…”

8.- Todos los que caminan en integridad serán finalmente salvos

Proverbios 28:18:  El que en INTEGRIDAD camina será salvo;  Mas el de perversos caminos caerá en alguno.

9.- La salvación del creyente está asociada con el poder o autoridad en el reino de Cristo

 Apocalipsis 12:10: Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido LA SALVACIÓN, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

Daniel 7:22: hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos RECIBIERON EL REINO.

MOMENTOS DE LA CREACIÓN: ¿FUE EL REY DAVID AL CENTRO COMERCIAL?

1 Kings 20:34
“Ben-adad le dijo: —Las ciudades que mi padre tomó al tuyo, yo las restituiré. Hazte mercados en Damasco, como mi padre los hizo en Samaria. —Por mi parte, yo—dijo Acab—te dejaré partir con este pacto. Hizo, pues, un pacto con él, y lo dejó ir”.

¿Fue el Rey David al Centro Comercial?  Los centros comerciales o áreas de compras son lugares inmensamente populares hoy en día.  Los arqueólogos ahora están preguntando si los centros comerciales se originaron en el siglo 11 AC.

Los arqueólogos por mucho tiempo han especulado sobre el propósito de las edificaciones que ellos llaman edificios con pilares tripartitos.  Estos eran edificios largos rectangulares que estaban divididos en tercios por dos filas interiores de pilares.  Treinta y cinco de estos edificios se han encontrado en 12 sitios.  Algunos pensaban que eran bodegas.  Otros sugieren que eran establos.

Su tamaño y el grosor de sus paredes dejaron en claro para los arqueólogos que estos no eran casas privadas.  Ni nunca se ha encontrado un plato casero usado en uno de ellos.  Pero muchas vasijas nuevas y nunca usadas, incluyendo lámparas que no tienen hollín, han sido encontradas en ellos.  Además, evidencia de ventanas altas se ha encontrado en un sitio.  Basado en esta y otras evidencias, un arqueólogo ha sugerido que estos edificios eran, de hecho, mercados tales como aquellos descritos en 1 Reyes 20:34.  Estos se originaron en la tierra que Ben-adad gobernó.

David pudo haber ido al centro comercial, ya que los filisteos los tenían.  ¡Pero el Rey Adad parece haber sido activo en hacer construir centros comerciales en Judá!  Tal vez aquellas personas hace tres mil años no eran tan diferentes a nosotros hoy en día.

Oración:
Amado Padre, Te agradecemos que compartimos la misma humanidad como todos desde Adán, en vez de haber descendido de los monos. Amén.
Notas:
Moshe Kochavi, Divided Structures Divide Scholars, Biblical Archaeology Review, May/June 1999, p. 44

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

ARQUEÓLOGOS DESCUBREN PEDAZO DE CERÁMICA QUE PRUEBA LA EXISTENCIA DE DAVID Y SALOMÓN

(NoticiaCristiana.com).

Un pequeño pedazo de arcilla descubierto en Jerusalén podría cambiar nuestra forma de ver la Biblia pero no desacreditándola, sino precisamente por una prueba de una parte importante de ella.

Durante siglos se han debatido de que los registros bíblicos pueden no ser ciertos porque no hay pruebas arqueológicas o evidencia de que en realidad sucedieron dichas hechos que menciona la Biblia.

Los reinados de David y Salomón, los cuales son de gran importancia para el Antiguo Testamento, no tienen ninguna evidencia arqueológica de que realmente existieron. La razón sería la falta de monumentos detallando los logros del rey, como era costumbre en la época. Lo único que se sabe es el registro de sus hechos que proviene de la Biblia. Al menos hasta ahora.

Trabajando cerca del Monte del Templo en Jerusalén, la arqueóloga, Dr. Eilat Mazar de la Universidad Hebrea de Jerusalén, descubrió un fragmento de una jarra de cerámica. Lo normal en Israel, pero la diferencia que esta es que tiene una inscripción hebrea descubierta en la antigua ciudad.

Esta puede ser la prueba definitiva de que los relatos de David y Salomón son hechos históricos. En poco más de un mes son dos descubrimientos muy importantes. Primero fueron las ruinas de lo que fue el primer palacio del rey David.

Mazar, dijo que la inscripción de este fragmento de cerámica encontrado la semana pasada está escrito en una forma de “proto-cananea”, y que fue obra de alguien que no era judío, pero vivió en Jerusalén. Posiblemente el jebuseo, las personas que formaban parte de la población de Israel en la época de los reyes David y Salomón. Esta sería la primera “prueba” de que hubo un reconocimiento del reinado de David en la tradición de los israelitas.

“Yo trabajo con la Biblia la mano y es una de mis herramientas de excavación “, dijo Mazar. “La Biblia es la fuente histórica más importante”, asegura la arqueóloga.

Douglas Petrovitch, de la Universidad de Toronto, un especialista bíblico, asegura que la inscripción está en hebreo.

“Las letras de la inscripción coinciden con las de inscripciones contemporáneas, muchas de las cuales forman palabras que son claramente parte de la lengua hebrea. El hebreo era predominante en Jerusalén en el siglo 10 a. C., que coincide con la cronología bíblica del tiempo del reinado de David y Salomón”, explicó.

El factor decisivo aquí es la prueba de que David y Salomón aún existen y no son una “colección de historias de los reyes de Israel, cuyas vidas se han fusionado más tarde por la tradición”. Este es el argumento más utilizado por los estudiosos escépticos.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Israel National News

AMPLIACIÓN DE LA INFORMACIÓN SOBRE EL HALLAZGO DEL PALACIO DEL REY DAVID

Arqueólogos israelíes creen haber descubierto el palacio del rey David en Khirbet Qeiyafa

Foto: Vista aérea del “palacio de David” y granja bizantina aledaña.

Fuente: Milenio.com | 21 de julio de 2013

Un equipo de arqueólogos israelíes cree haber descubierto las ruinas de un palacio perteneciente al rey bíblico David, pero otros expertos israelíes disputan el hallazgo.

Arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Autoridad de Antigüedades de Israel dijeron que su descubrimiento, un gran complejo fortificado al oeste de Jerusalén en un sitio llamado Khirbet Qeiyafa, es el primer palacio del rey bíblico en ser descubierto.

“Khirbet Qeiyafa es el mejor ejemplo expuesto hasta la fecha de una ciudad fortificada de la época del rey David”, dijo Yossi Garfinkel (izquierda), un arqueólogo de la Universidad Hebrea, quien indica que el propio David podría haber utilizado el sitio. Garfinkel dirigió la excavación de siete años con Saar Ganor de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Garfinkel dijo que su equipo encontró objetos de culto utilizados normalmente por los habitantes de Judea, los súbditos del rey David, y que no encontraron rastros de cerdo. Las reglas sobre alimentación del judaísmo prohíben el consumo de cerdo. Indicios como estos, dijeron, son “evidencia inequívoca” de que David y sus descendientes gobernaron en el sitio.

Los críticos dijeron que el sitio podría haber pertenecido a otros reinos de la zona. El consenso entre la mayoría de los estudiosos es que no se ha encontrado ninguna prueba física definitiva de la existencia del rey David.

Fotografía distribuída por la Autoridad de Antigüedades de Israel en la que muestra el sitio arqueológico de Khirbet Qeiyafa, al oeste de Jerusalén. | Cortesía de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

La arqueología bíblica misma también es discutible. Los israelíes suelen utilizar los hallazgos arqueológicos para respaldar sus reclamos históricos sobre sitios que también son reclamados por los palestinos, como la ciudad antigua de Jerusalén. Pese a la amplia evidencia arqueológica, por ejemplo, los palestinos niegan que los templos bíblicos judíos dominaran la colina donde se encuentra actualmente la mezquita de Al-Aqsa, el tercer sitio más sagrado del islam.

Foto: Cerámica hallada en las excavaciones. | Cortesía de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

En general, los investigadores están divididos sobre si las historias bíblicas pueden ser validadas por los restos físicos.

Los encargados de las excavaciones actuales no son los primeros en afirmar que encontraron un palacio del Rey David. En 2005, la arqueóloga israelí Eilat Mazar dijo que encontró los restos del palacio del Rey David en Jerusalén, que data del siglo X antes de Cristo, cuando se cree que gobernó el rey David. Su afirmación también despertó escepticismo, incluso del propio Garfinkel.

Foto: La Dra. Eilat Mazar en la sección de la gran muralla del siglo X a.C. en Jerusalén.

Usando la datación por carbono, los arqueólogos dicen que la construcción data del mismo período. Garfinkel dijo que el equipo también encontró un almacén de casi 15 metros (50 pies) de largo, lo que indica que era un sitio real utilizado para cobrar los impuestos del resto del reino.

Garfinkel cree que el Rey David vivía en Jerusalén en un lugar aún por descubrir, y que sólo visitaba Khirbet Qeiyafa u otros palacios por períodos cortos. Dijo que la ubicación del sitio en una colina indica que el gobernante buscaba un sitio seguro en un terreno elevado en una época violenta de conflictos frecuentes entre las ciudades-estado.

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Descifran la más antigua inscripción hebrea (08/01/2010)

Hallados santuarios de los tiempos del Rey David (08/05/2012)

ARQUEÓLOGOS DESCUBREN EL PALACIO DEL REY DAVID

Arqueólogos en Jerusalén han descubierto dos grandes edificios que han identificado una estructura como el palacio del rey David y el otro como un enorme almacén real. 

Yossi Garfinkel, de la Universidad Hebrea y Saar Ganor, quien dirigió las excavaciones afirman: “Estos edificios son los más grandes conocidos, por haber existido en el siglo X antes de Cristo en Jerusalén”. “Esta es una prueba irrefutable de la existencia de una autoridad importante en Judá durante la época del rey David“, afirman.

Durante el año pasado, los arqueólogos han excavado un sitio que ellos creen que es la ciudad fortificada de Saaraim en Judea, donde David derrotó a Goliat, como se describe en la Biblia, según publica Foxnews.

“Las ruinas son el mejor ejemplo hasta la fecha de la ciudad fortificada descubierta del rey David”, dijo el profesor Yossi Garfinkel. Esta ciudad se suele identificar con la bíblica Saaraim, mencionada en el libro de Josué y en el primer libro de Samuel.

Según anuncian Yossi Garfinkel y Saar Ganor. “Khirbet Qeiyafa es el mejor ejemplo expuesto a la fecha de una ciudad fortificada de la época del rey David. La parte sur de un gran palacio que se extendió en un área de unos 1.000 metros cuadrados.

Los muros que rodean el palacio es de 30 metros de largo y cuenta con una impresionante entrada a través de la cual se desciende hasta la puerta sur de la ciudad, frente al valle de Elah”, explican.

Alrededor del perímetro del palacio se encuentran otros espacios cerrados, donde se han encontrado evidencias de unaindustria de metal, recipientes especiales de cerámica y fragmentos de vasos de alabastro que fueron importados de Egipto.

El palacio se encuentra en el centro del asentamiento, desde donde se podría controlar toda la ciudad. Desde este punto, el más alto, se tendría una visión privilegiada del entorno, con el Mar Mediterráneo y las montañas de Hebrón y Jerusalén en el este.

Según los investigadores gran parte de este palacio fue destruido 1400 años más tarde, cuando una granja fortificada fue construida allí en el período bizantino.

Entre los restos han podido encontrar también cientos de grandes jarras y vasijas, cuyo mango está estampado con un sello oficial, como era costumbre en el Reino de Judá durante siglos. AcontecerCristiano.Net

UNA DESCENDENCIA DE DAVID SEGÚN LA CARNE TOMARÍA SU TRONO…¡NO UN ESPÍRITU! (HECHOS 2:39,40)

 

Hechos 2:29,30: “Varones hermanos, se os puede decir libremente del patriarca David, que murió y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, levantaría al Cristo para que se sentase en su trono”

Nótese que aquí Pablo afirma que uno de la descendencia de David según LA CARNE se sentaría en su trono. Pero si Cristo, como dicen los Testigos de Jehová, ya está reinando en el trono de David en el cielo desde 1914, entonces ese Cristo no es de la descendencia de David, pues es un espíritu que ya se despojó de su humanidad (CARNE y huesos) al subir al cielo para ser exaltado y coronado rey. Entonces nos preguntamos con todo derecho, ¿cómo puede un Cristo no humano cumplir lo prometido por Dios, es decir, que un descendiente de David según LA CARNE tomaría el reino de Dios, y no un espíritu?

Ah…y por cierto los otros reyes y sacerdotes también tendrían que estar con él como hombres inmortales, y no como meros espíritus, como sostienen los Testigos de Jehová erradamente.

Share this:

PROMESAS DE DIOS A ABRAHAM, A DAVID, A JESÚS, Y A USTED, QUE LEE ESTO CON MUCHO INTERÉS

Verdades Bíblicas y su salvación

La totalidad de la Biblia, no sólo el Nuevo Testamento por sí mismo, es importante para proporcionar instrucción acerca de la verdad de Dios. De hecho, la mayor parte de la enseñanza del Nuevo Testamento se basa en gran medida en los principios del Antiguo Testamento. En ninguna parte es esto más evidente que en las promesas que Dios ha hecho en su Palabra. Ya hemos aprendido acerca de la primera promesa de un Salvador, hizo a Adán y Eva después de su transgresión en el Edén. He aquí un resumen del resto de las promesas que se consideran en esta sección:

  1. Las promesas de Abraham, Isaac y Jacob

  2. Las promesas de  David

  3. Las promesas de Jesucristo

  4. Las promesas de los creyentes en Cristo

Pronto nos ocuparemos de cada juego con más detalle:

Las promesas de Abraham, Isaac y Jacob

Hace cuatro mil años Dios puso en marcha una fase importante de su plan para pedir a un pueblo para su nombre. ( Deuteronomio 28:9-10 ; Números 06:27 . Véase también Hechos 15:14 ). Lo hizo mediante la selección de un hombre, Abram (más tarde llamado Abraham), y una mujer, Sarai (más tarde, Sarah), de Ur de los caldeos, que eran el padre y la madre de esta nación. Dios habló con Abram y le dijo que se fuera a su país e ir a la tierra que él le mostraría. ( Génesis 12:1 ). También prometió a Abram que sería una gran nación, y que no sólo iba a ser bendecidos, pero que iba a ser una fuente de bendición para todas las familias de la tierra. ( Génesis 12:2-3 ). Abram y Sarai se trasladó con otros miembros de su familia de Ur a Harán en Mesopotamia. Fue aquí que Taré a Abram padre murió.Después de esto Abram y sus familiares se trasladó a una tierra que lleva el nombre de su nieto de Noé Canaán, ( Génesis 9:18 ; Génesis 12:5 ) el hijo de Cam. Esta es la tierra que hoy conocemos como Israel o Palestina.

Después del viaje de Harán, Abraham y su familia llegaron a la ciudad de Siquem, donde Dios prometió a Abram que sus descendientes heredarían la tierra de Canaán. ( Génesis 12:7 ; Génesis 13:14-17 ; Génesis 15:18-20 ; Génesis 17:7-8 ). Esta promesa se ​​repite con él varias veces. A su debido tiempo Sarai concibió y dio a luz a un hijo que se llamaba Isaac, de acuerdo con la voluntad de Dios. Génesis 17:19 ; Génesis 21:1-3 ). Él iba a ser el hijo por quien las promesas que Dios había hecho a Abraham se cumpliría. Poco antes del nacimiento de Isaac nombre de Abram fue cambiado de Abram (que significa “padre exaltado”) a Abraham (que significa “padre de una multitud”) para simbolizar el papel que iba a jugar como el padre de muchos pueblos. ( Génesis 17:5-6 . Abraham fue el padre de otras naciones a través de su esposa Cetura segundo. Véase Génesis 25:1-4 ).

El primer acontecimiento importante incluido en la vida de Isaac implicado una petición que hizo Dios de Abraham con respecto a él. Dios le pidió a Abraham que tomara a Isaac al monte Moriah, que está cerca de Jerusalén, ( Génesis 22:1-2 ; 2 Crónicas 03:18 ), y ofrécelo allí en holocausto. Abraham demostró una gran fe en la determinación de cumplir con la petición de Dios, a pesar de que un ángel le impidió llevarla a cabo. Fue después de haber probado su fe en este camino que Dios le dio la promesa de que sus descendientes tienen el dominio sobre sus enemigos. ( Génesis 22:16-17 ). Abraham se convierte en el padre de la nación judía (el término “hebreo” se utilizó por primera vez de él) – ver Génesis 14:13 . Él se convierte en padre de los creyentes: todos los que viven por la fe en Dios.

He aquí una muestra de los pasos que las promesas de la preocupación de Dios a Abraham:

“Pero Jehová había dicho a Abram:” Vete de tu tierra y de tu parentela y de la casa de tu padre a la tierra que yo te mostraré. 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, para que sea una bendición. Bendeciré a los que te bendigan, y al que le deshonra maldeciré, y en ti todas las familias de la tierra serán benditas …. “.Entonces el Señor se apareció a Abram y le dijo: “A tu descendencia daré esta tierra.” –Génesis 12:1-3 , 7

“Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él:” Alza tus ojos y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y hacia el sur y hacia el este y hacia el oeste, por toda la tierra que ves te la daré a ti ya tu descendencia para siempre. Yo haré tu descendencia como el polvo de la tierra, así que si se puede contar el polvo de la tierra, su descendencia también se pueden contar “-. Génesis 13:14-16

“Y lo llevó fuera, y le dijo:” Mira al cielo y cuenta las estrellas, si puedes contarlas. “Entonces él le dijo:” Así será tu descendencia. “Y creyó a Jehová, y él lo contó por justicia “- Génesis 15:5-6

“Cuando Abram tenía noventa y nueve años, el Señor se le apareció a Abram y le dijo:” Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé intachable 2that, puedo hacer que mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran medida puede. “3 Entonces Abram se postró sobre su rostro. Y Dios le dijo: 4 “He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de una muchedumbre de pueblos. 5 No más tu nombre se llamará Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. 6I hará que te multiplicaré, y haré de ti en las naciones, y reyes saldrán de ti. 7 Y estableceré mi pacto entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti por sus generaciones por pacto perpetuo, para ser tu Dios y el de tu descendencia después de ti. 8 Y te daré a ti, ya tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua, y seré a ellos por Dios “-. Génesis 17:1-8

“Dijo (Dios):” Por mí mismo he jurado, dice Jehová, por cuanto has hecho esto y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo, 17I cierto te bendeciré, y seguramente multiplicaré vuestra descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar. Y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos, 18 Y en tu descendencia todas las naciones de la tierra serán bendecidas, porque has obedecido mi voz “-. Génesis 22:16-18

A partir de estos textos, podemos resumir estas promesas importantes que Dios hizo a Abraham:

  • Dios prometió la tierra de Canaán (Israel) a Abraham y a su descendencia (descendientes) para siempre.

  • Abraham sería el padre de muchas naciones

  • Abraham tendría un gran número de descendientes

  • Los que bendeciría a Abraham ya su descendencia serían bendecidas, los que le maldicen serían malditos.

  • Abraham y sus descendientes serían pueblo de Dios, y Él sería su Dios, para siempre.(Véase también Apocalipsis 21:3 )

Dios es fiel, y no rompe su palabra, por lo que a pesar de estas promesas aún no se han cumplido, que será en algún momento en el futuro, y nos pueden incluir! Vamos a ver cómo más adelante.

Promesas Para el Rey David

David era un israelita fiel, que fue descrito como “un hombre conforme al corazón de Dios” (1 Samuel 13:14 , Hechos 13:22 ). Él era también rey de Israel por muchos años, ya diferencia de muchos de los reyes, se le consideraba justo. David quería construir una casa en la que adorar a Dios, sino que Dios le dijo que Él haría linaje de David (su “casa”) continuar por siempre.

Esta promesa a David se convirtió en una extensión de las promesas hechas a Abraham, e introdujo la noción de un futuro rey y reino:

“Cuando tus días sean cumplidos a caminar con tus padres, yo levantaré tu simiente después de ti, a uno de sus propios hijos, y afirmaré su reino. Él edificará una casa para mi, y yo confirmaré su trono eternamente. ( Salmo 89:26-27 ). Yo seré para él un padre y él será para mí un hijo. No voy a tomar mi misericordia de él, como la aparté de aquel que fue antes de ti, pero lo voy a confirmar en mi casa y en mi reino eternamente, y su trono será estable eternamente “-. 1 Crónicas 17:11 -14

David tuvo un hijo, Salomón, quien hizo construir una casa o templo, a Dios. Sin embargo, el reinado de Salomón no durará para siempre. Tampoco es su descendiente. A pesar de que los aspectos de esta profecía podría aplicarse a Salomón, que tiene un cumplimiento más completo en el Señor Jesucristo, como vamos a ver a continuación.

Promesas Para Cristo

Jesús iba a ser el objeto de las promesas de Dios a David. Él sería el verdadero Hijo de Dios, de una manera muy real y especial, como lo sería concebido por medio del Espíritu Santo, el poder de Dios, eclipsando María. ( Lucas 1:35 ).

El ángel Gabriel se apareció a María para bendecirla y para explicarle cómo su hijo sería el Hijo mayor de David, que se habla en esa profecía de 1.000 años antes de David:

“Y he aquí, concebirás en tu seno, y parirás un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. Y el Señor Dios le dará el trono de su padre David, 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin “-. Lucas 1:31-33

Es evidente que Gabriel se hace eco de las palabras de 1 Crónicas 17:11-14 . Otro pasaje del Nuevo Testamento también hace referencia a esta promesa directamente, al describir la posición superior de Cristo, en comparación con la de los ángeles:”Habiendo llegado a ser tanto superior a los ángeles como el nombre que ha heredado es más excelente que el de ellos. Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás:

“Tú eres mi Hijo, hoy te he engendrado”? (Ver Salmo 02:07 ) O también, “Yo seré para él un padre y él será para mí un hijo”? – Hebreos 1:4-5

Las promesas hechas a Abraham también tienen su cumplimiento primario en Cristo.Usted puede recordar cómo nos enteramos de que las promesas fueron hechas a Abraham y a su descendencia (Génesis 13:15 , por ejemplo). El apóstol Pablo explica el uso de la palabra “descendencia” de esta manera:

“Ahora, las promesas fueron hechas a Abraham ya su descendencia. No dice: “ya los descendientes”, refiriéndose a muchos, sino en referencia a uno: “Y a tu descendencia”,que es Cristo. “- Gálatas 3:16

Así promesas de Dios a Abraham involucrados Cristo – que señalaba a Cristo, y fueron hechas por Él! Para resumir, entonces, Dios promete Jesucristo que él hará lo siguiente:

  • Se el verdadero Hijo de Dios

  • Siéntate en el trono de David

  • Reina sobre un reino sin fin

  • Heredar la tierra prometida a Abraham para siempre. (Ver Romanos 4:13 , donde Pablo identifica a la “tierra” abarca el mundo entero.) Aunque se esperaba que Cristo vendría como Rey triunfante durante su ministerio, en vez de eso estuvo sujeto a una muerte humillante en la cruz. Pero un día Él regresará del cielo para reclamar lo que es legítimamente suyo, lo que le ha sido prometida por su padre, y reinará con los santos en la tierra para siempre.18 En cuanto a este Reino, el profeta Daniel escribe:

“Y en los días de aquellos reyes (al final de la historia humana) el Dios del cielo establecerá un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo. Se romperá en pedazos a todos estos reinos y llevarlos a su fin, pero él permanecerá para siempre “-Daniel 2:44

Las promesas a los creyentes en Cristo

Muchas de las promesas que fueron dadas a Abraham y Cristo también se aplican a los creyentes en el Señor Jesucristo. Anteriormente en el capítulo 3 de Gálatas, Pablo escribe acerca de la asociación de los que viven por la fe, ya sea Judio o no-Judio, con Abraham:

“Así como Abraham” creyó a Dios, y le fue contado por justicia “- sabed que son de fe, éstos son hijos de Abraham. Y la Escritura, previendo que Dios justificaría a los gentiles por la fe, anunció de antemano las buenas nuevas a Abraham, diciendo: “En ti todas las naciones serán bendecidas.” Así que, los que son de fe son bendecidos con Abraham, el hombre de la fe “-. Gálatas 3:6-9 .

Llegamos a estar asociados con Abraham, si creemos las promesas de Dios. Llegamos a ser “bendecidos con el creyente Abraham”. Estamos también muy unidos a Cristo a través de estas mismas promesas:

“Porque en Cristo Jesús todos sois hijos de Dios por la fe. Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo … Y si vosotros sois de Cristo, entonces sois descendencia de Abraham, herederos según la promesa “-. Gálatas 3:26-27 , 29

Al pertenecer a Cristo por el bautismo (ver artículo 8) y siendo constantes en la fe, nos convertimos en herederos de las promesas hechas a Abraham. Entonces él compartirá la gobernación del reino de Dios con sus fieles. Esta es la promesa de la vida eterna, para todos aquellos que creen en el Señor Jesucristo. ¡Qué maravillosa promesa!

Amigo mío, ¿quisierais estar allí, “con Cristo”, en su reino como coheredero y rey? Espero que sí, porque de lo contrario os estarías perdiendo una salvación tan grande reservada para ti— por ahora— en el cielo. Así que, ¿entendéis realmente, amigo mío, la grandiosa oferta que os brinda el Señor para la vida futura de todos los salvos? ¡Os ruego que meditéis!

TECNOLOGÍA SECRETA, DAVID ICKE (DOBLADO AL ESPAÑOL)

Subido por 

Nuevamente en http://www.mundodesconocido.com hemos doblado a David Icke para que podáis escuchar este fragmento en el que nos cuenta unas estremecedoras declaraciones sobre la tecnología secreta y los siniestros planes que tienen con la población mundial.

http://stopsecrets.ning.com/video/david-icke-tecnologia-secreta-doblado-al-espa-ol

DIOS PROMETIÓ RESTAURAR EL REINO DEL ANTIGUO TESTAMENTO A ISRAEL

La Biblia habla de dos aspectos del reino de Dios. El primero es su reino eterno sobre todas las cosas. Eso nunca cambia. Pero el segundo es su gobierno a través de los hombres. Eso sí cambia. Eso es lo que la Biblia tiene que ver con el origen y la historia del reino de Dios en la tierra. Dios creó el cielo y la tierra como una etapa para el hombre para gobernar como su representante. Él eligió a Abraham y milagrosamente lo multiplica en la nación llamada Israel. Él sacó a Israel de Egipto a su montaña, donde se convirtieron en su reino. Él nos dio el resto del Antiguo Testamento como la historia de esa reino. El reino finalmente fue suspendido, al igual que los profetas de Dios habían predicho, porque Israel fue tan infiel. Pero también predijo su futura restauración bajo el dominio de un descendiente del rey David.

Una clave para el reino de Dios es la nación de Israel. Él nunca va a revocar su deseo de haberlo escogido: “Sus dones y el llamamiento son irrevocables” (Romanos 11:29). “De ellos es la adopción de hijos, porque de ellos la gloria divina, los pactos, la recepción de la ley, el culto y las promesas. Ellos son los patriarcas, y de ellos se traza la genealogía humana de Cristo … “(Romanos 9:4-5). Eran los representantes de todos los hombres ante Dios, los más preparados. Eran su reino antes y que a ellos les ofreció de nuevo.

Para entender los Evangelios, debemos prestar atención a su continuidad con el Antiguo Testamento. Primer versículo de Mateo cuenta con cinco enlaces con la historia anterior! El reino que se acercaba era a largo suspendido el reino de Dios sobre Israel. Nadie tuvo que definir, porque todos sabían que los profetas habían descrito. Israel sería restaurada, liberada, y tomó la cabeza de las naciones. El gobernante sería descendiente del rey David sentado en el trono de David. El capital sería Jerusalén. Las naciones que viven en la justicia y la paz. Incluso los desiertos que la maldición de la flor y en el olvido. Todo el mundo está de acuerdo en que era así como Israel entendió el reino volvió a ofrecer. Incluso los anuncios angelicales y llenos del Espíritu Santo Lucas discursos de los capítulos 1 y 2-refleja sus esperanzas. Lo mismo hizo Juan el Bautista. Él predijo con confianza que “el que ha de venir” destruiría la gente malvada y traer la salvación completa.

THE KINGDOM
(also see relevant books)

Kingdom Studies
(2 pages)NEW
“Kingdom Studies Digest” A short summary of Bible teaching about the kingdom and list of some of my studies by categories. PDF
Word
HTML
Kingdom Survey
(68 pages)
BEING REVISED
“Christ’s Coming Kingdom: A Survey of Bible Teaching about the Kingdom” Self-study course, with comments, questions and answers (separate exams available). “The entire Bible prepares us for Christ’s coming kingdom on earth—the grand climax in which all of God’s people will participate. The main goal for this course is to provide you a simple biblical perspective about that kingdom—one that agrees with all the relevant Scriptures in their normal meanings.” PDF
Word
Kingdom in Epistles
(4 pages)
Basilea for the Kingdom of God: Acts & Epistles” “The mistaken belief that the kingdom has already begun strips the term of much of its meaning— and misses the point of many passages.” Lists and analyzes usages in Acts & Epistles of basilea for God’s kingdom. PDF
Word
Kingdom established?
(10 pages)
“Did Jesus Establish His Kingdom?” Adapted from an appendix for my self-study course on 1 & 2 Thessalonians. PDF
Word
Kingdom & Church
(4 pages)
“The Church and the Kingdom” Begins at Matthew 16. “This study shows that the church is vitally related to the future kingdom of the Lord Jesus.” PDF
Word
Romans 14:17
(3 pages)
“The Kingdom in Romans 14:17″ “Among the many references in the New Testament to God’s kingdom, Romans 14:17 is unusual. It is often wrongly assumed to mean that the kingdom has begun and is wholly spiritual.” An appendix to “A Survey of Romans.”

HALLADOS SANTUARIOS DE LOS TIEMPOS DEL REY DAVID

 

Yosef Garfinkel con uno de los hallazgos.

Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel

El profesor Yosef Garfinkel, el profesor Yigal Yadin (?) de Arqueología del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, anunció el descubrimiento de objetos que por primera vez, arrojan luz sobre cómo se organizó un culto en Judá en la época del rey David. Durante las últimas excavaciones arqueológicas en Khirbet Qeiyafa, una ciudad fortificada en Judá, junto al valle de Elah, Garfinkel y sus colegas descubrieron ricos conjuntos de cerámica, piedra y herramientas de metal, y numerosos objetos de arte y culto. Estos incluyen tres grandes habitaciones que servían como capillas de culto, que por su arquitectura y hallazgos se corresponden con la descripción bíblica de un culto en la época del rey David.

Este descubrimiento es extraordinario, ya que es la primera vez que han sido descubiertos los santuarios de la época de los primeros reyes bíblicos. Debido a que estos santuarios son anteriores a la construcción del templo de Salomón en Jerusalén en unos 30 a 40 años, proporcionan la primera evidencia física de un culto en la época del rey David, con implicaciones significativas para los campos de la arqueología, la historia, la Biblia y estudios de la religión .

La expedición de Khirbet Qeiyafa ha excavado el lugar durante seis semanas, desde verano de 2007, con Saar Ganor co-director de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Los resultados revolucionarios de los cinco años de trabajo se presentan hoy en un nuevo libro, La Huellas del Rey David en el valle de Elah, publicado por Yedioth Ahronoth.

Situado a unos 30 km. al suroeste de Jerusalén, en el valle de Elah, Khirbet Qeiyafa era una ciudad fronteriza del Reino de Judá, frente a la ciudad filistea de Gat. La ciudad, que ha sido fechada en 10 mediciones radiométricas (14C), realizadas en la Universidad de Oxford sobre huesos de aceituna quemados, existió por un corto período de tiempo comprendido entre el 1020 y el 980 aC, y fue destruida violentamente.

Las excavaciones en Khirbet Qeiyafa (Foto: Universidad Hebrea de Jerusalén)

La tradición bíblica presenta al pueblo de Israel realizando un culto diferente de todas las demás naciones del antiguo Cercano Oriente, por ser monoteísta y anicónico (prohibición de figuras humanas o animales). Sin embargo, no está claro cuando se formularon estas prácticas, si es que durante la época de la monarquía (siglos X al VI antes de Cristo), o sólo más tarde, en las épocas persa y helenística.

La ausencia de imágenes de culto de seres humanos o animales en los tres santuarios proporciona evidencia de que los habitantes del lugar practica un culto diferente a la de los cananeos o los filisteos, la observación de una prohibición de las imágenes.

 Los hallazgos de Khirbet Qeiyafa también indican que un estilo arquitectónico elaborado se había desarrollado ya en la época del rey David. Este tipo de construcción es típica de las actividades reales, lo que indica que la formación del Estado, el establecimiento de una elite, el nivel social y el urbanismo en la región existía en la época de los primeros reyes de Israel. Estos hallazgos fortalecen la historicidad de la tradición bíblica y su descripción arquitectónica del Palacio y el Templo de Salomón.

 Según el profesor Garfinkel, “Esta es la primera vez que los arqueólogos descubren una ciudad fortificada en Judá de la época del rey David. Incluso en Jerusalén, no tenemos una ciudad fortificada clara de su período. Por lo tanto, varias teorías que niegan por completo la tradición bíblica sobre el rey David y sostienen que él era una figura mitológica, o simplemente un líder de una pequeña tribu, se muestran ahora equivocadas.” Garfinkel continuó: “Con los años, miles de huesos de animales fueron encontrados, incluyendo ovejas, cabras y ganado vacuno, pero no cerdos. Ahora hemos descubierto tres salas de culto, con variada parafernalia para el mismo, pero no fue encontrada ni siquiera una figura humana o animal. Esto sugiere que la población de Khirbet Qeiyafa observaba dos prohibiciones bíblicas – la carne de cerdo y las esculturas -. y por lo tanto practicaban un culto diferente al  de los cananeos o los filisteos “

Descripción de los resultados y su significado

 Los tres templos son parte de complejos de edificios más grandes. En este sentido, son diferentes de los cultos cananeos y los filisteos, que se practicaban en los templos, edificios independientes dedicados exclusivamente a los rituales. La tradición bíblica describe este fenómeno en la época del rey David: “Él trajo el arca de Dios de una casa privada en Kyriat Yearim y lo puso en Jerusalén, en una casa privada” (2 Samuel 6).

 Los objetos de culto son cinco piedras de pie (Massebot), dos altares de basalto, dos vasos de libación de cerámica y dos altares portátiles. Se encontraron sin figuras humanas o de animales, lo que sugiere la gente de Khirbet Qeiyafa observó la prohibición bíblica de imágenes grabadas.

 Khirbet Qeiyafa: “menhires” de culto (Foto: Universidad Hebrea de Jerusalén)

 Se encontraron dos santuarios portátiles, uno hecho de la cerámica (aprox. 20 cm de alto) y el otro de piedra (35 cm de alto). Estos son cajas con la forma de templos, y podrían ser cerrados con puertas.

 El santuario de barro decorado con una elaborada fachada, incluyendo dos leones guardianes*, dos pilares, una puerta principal, las vigas del techo, continajes y tres aves de pie** en el techo. Dos de estos elementos se describen en el Templo de Salomón: los dos pilares de (Yachin y Boaz) y los cortinajes (parojet).

 

Khirbet Qeiyafa: altar de cerámica (Foto: Universidad Hebrea de Jerusalén)

 El santuario de piedra está hecho de caliza y pintado de rojo. Su fachada está decorada con dos elementos. Los primeros son los siete grupos de vigas del techo, de tres tablones de cada uno. Este elemento arquitectónico, el “triglifo,” se conoce en los templos clásicos griegos, como el Partenón de Atenas. Su aparición en Khirbet Qeiyafa es el primer ejemplo conocido de tallado en piedra, un hito en la arquitectura mundial.

El segundo elemento decorativo es la puerta empotrada. Este tipo de puertas o ventanas es conocido en la arquitectura de templos, palacios y tumbas reales del antiguo Cercano Oriente. Fue un símbolo típico de la divinidad y la realeza de la época.

 

Khirbet Qeiyafa arca de piedra (Foto: Universidad Hebrea de Jerusalén)

 El modelo de la piedra nos ayuda a comprender los oscuros términos técnicos en la descripción del palacio de Salomón, como se describe en 1º de Reyes 7, 1-6. El texto utiliza el término “Slaot”, que se entiendía erróneamente como pilares y ahora se puede entender como los triglifos. El texto también utiliza el término “Sequfim”, que se solía utilizar como nueve ventanas del palacio, y ahora se puede entender como “triple puerta empotrada”.

 Triglifos y puertas empotradas similares se pueden encontrar en la descripción del templo de Salomón (1º de Reyes 6, versículos 5, 31-33, y en la descripción de un templo por el profeta Ezequiel (41:6). Estos textos bíblicos están repletos de oscuros los términos técnicos que han perdido su significado original a lo largo de milenios. Ahora, con la ayuda de la maqueta de piedra descubierta en Khirbet Qeiyafa, el texto bíblico se aclara. Por primera vez en la historia tenemos los objetos reales de la época de David, lo que puede estar relacionado con los monumentos descritos en la Biblia

——————————————————————-

Sobre este yacimiento se puede consultar también en TA:

Descifran la más antigua inscripción hebrea

FUENTE:

http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/hallados-santuarios-de-los-tiempos-del-rey-david?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+TerraeAntiqvaeRevistaDeArqueologaEHistoria+%28Terrae+Antiqvae%29

LOS TRONOS DE LA CASA DE DAVID ESTARÁN EN JERUSALÉN, NO EN EL CIELO

La Biblia habla de los tronos de la casa de David en Salmos 122:5, los cuales estarán establecidos en Jerusalén. Sin embargo, los Testigos de Jehová sostienen que estos tronos están en realidad en  el cielo, y que Cristo está ya reinando con la mayoría de sus escogidos. ¡Pero eso no enseña la Biblia por ningún lado! 

 
Publicado por

LA PRÉDICA DE JESÚS DURANTE LOS 40 DÍAS POSTERIORES A SU RESURRECCIÓN Y LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

En la revista La Atalaya del 15 de Agosto del 2010, el llamado “Esclavo” de los Testigos de Jehová dicen lo siguiente:

Sigan obrando su propia salvación con temor y temblor (Fili. 2:12).

“Tras haber resucitado, Jesús se apareció durante cuarenta días a sus seguidores, les fortaleció la fe y los preparó para la gran campaña de evangelización que realizarían. Luego ascendió al cielo, donde ofreció a Dios el valor de su sangre derramada para que se aplicara a favor de sus verdaderos seguidores, aquellos que tienen fe en su sacrificio redentor. Jehová aceptó el rescate, y lo demostró encargando a Cristo que derramara el espíritu santo sobre los discípulos en el Pentecostés del año 33 (Hech. 2:33). Nadie merece en lo más mínimo el rescate. Pero, gracias a su fe en él, millones de hombres y mujeres gozan de la amistad de Dios y esperan vivir para siempre en una Tierra paradisíaca. No obstante, hay que aclarar que la buena relación con Jehová puede perderse. Si queremos que él nos salve cuando llegue el día de su cólera, debemos demostrar a diario cuánto apreciamos “el rescate pagado por Cristo Jesús” (Rom. 3:24). w10 15/8 2:15, 17

COMENTARIO DE APOLOGISTA:

Noten ustedes que el “Esclavo” o el “cuerpo gobernante” de los Testigos de Jehová dice que Jesús estuvo 40 días preparando a sus discípulos para la tarea de la evangelización. Veamos realmente lo que nos dice el versículo en cuestión:

Hechos 1:3: “A quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante CUARENTA DÍAS y hablándoles acerca del reino de Dios”.

 Notemos que en esos 40 días de instrucción Jesús les estuvo hablando a sus seguidores acerca del Reino de Dios. ¿Pero qué cosas les estuvo enseñando Jesús a sus discípulos sobre el reino de Dios durante esos 40 días que siguieron a su resurrección?¿Acaso un reino de Dios al estilo de los Testigos de Jehová en donde Israel no tiene ni parte ni suerte, y en donde sólo 144,000 individuos estarían reinando con Cristo desde los cielos, mientras que el resto de redimidos se quedarían en la tierra como súbditos? ¡Pues no!

El reino de Dios que nuestro Señor estuvo enseñándoles a sus discípulos era y es muy distinto en muchos aspectos del reino predicado por la llamada sociedad Watchtower de los Testigos de Jehová… ¡y esto, asombrosamente, es totalmente ignorado por sus seguidores más leales!

Ahora bien, si nos fijamos en Hechos 1:6, leeremos lo siguiente:

Hechos 1:6: Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿RESTAURARÁS EL REINO a Israel en este tiempo?

¿Qué podemos concluir de la pregunta de TODOS los discípulos reunidos, habiendo terminado el “seminario intensivo” de 40 días sobre el reino de Dios? La respuesta no se deja esperar: ¡LA FUTURA RESTAURACIÓN DEL REINO A ISRAEL! Es decir, TODOS los discípulos entendieron perfectamente que lo que Jesús les estuvo enseñando duramente esos 40 días tenía que ver con la restauración del reino de Dios a Israel. ¿Pero podrían estar TODOS equivocados al creer que vendría una futura restauración del reino davídico en la tierra de Israel?¿Fueron acaso TODOS los discípulos “torpes” al creer que eventualmente habría una esperanza para Israel, el pueblo elegido que vería nuevamente restaurado el reino davídico en su tierra? No lo creo ni por un instante, pues Jesús no los reprendió por semejante pregunta, supuestamente considera “torpe” por algunos eruditos bíblicos. Al contrario, él les dijo que el tiempo para aquella futura restauración del reino a Israel sólo lo sabía Dios, Su Padre (Ver Hechos 1:7). Con esta respuesta Jesús valida la esperanza de sus discípulos, y asegura que el reino Davídico será restaurado como antaño en un futuro que sólo Dios lo sabe y que corresponde con su segunda venida (parusía–Mr. 13:32).

Ahora bien, la palabra “restaurar” significa poner algo en su estado original. Por ejemplo, si un rey fue depuesto y deportado a un país extranjero, lejos de su reino, entonces la restauración de su reino sería que este rey depuesto regrese nuevamente a su país de origen y se vuelva a sentar en su trono y en su reino para que vuelva a ejercer su poder o dominio perdidos. Si este rey ejerciera su poder en el exilio, no podría hablarse de un reino restaurado. De igual modo, Jesús restaurará en su parusía el reino a Israel, restableciendo nuevamente el trono de David en Jerusalén, y tomando el trono vacante como el descendiente legítimo del rey derrocado (Mateo 25:34; Apo. 20:1-4). Si Cristo se sentara en el trono de David en el cielo para reinar sobre Israel, entonces Jesús sería un rey en el exilio, y entonces nunca veríamos verdaderamente un reino davídico restaurado como Jesús lo enseñó en esos 40 días de instrucción intensiva.

Pero como vemos, los Testigos de Jehová no han aprendido mucho la lección de Cristo dio durante esos 40 días de entrenamiento intensivo, y más bien han entendido mal su mensaje del reino. Ellos dicen que no habrá un reino davídico restaurado en Jerusalén; dicen que Cristo reinará en el trono de David desde el cielo, cuando en realidad éste NUNCA estuvo asentado allá; enseñan que el Rey sólo reinará una minoría de sus seguidores en el cielo, mientras que la gran mayoría de sus fieles serán los vasallos del reino y de los gobernantes celestiales. En fin, todo apunta a que los Testigos de Jehová son malos alumnos, y lo más grave aún, ¡son pésimos maestros!

LOS TESTIGOS MIENTEN CUANDO DICEN QUE EL TRONO DE DAVID ESTÁ EN EL CIELO

Los Testigos de Jehová mienten cuando afirman que el trono de David está en el cielo, y que Cristo gobierna desde ese trono lejos de Jerusalén, la sede original del reino y el trono de David.

Jesús asintió de que el reino sería restaurado a Israel, pero resulta que si el reino está ahora afirmado en el cielo, entonces jamás podría restaurarse el reino a los Israelitas en la misma capital, Jerusalén. Recuérdese que el trono de David nunca estuvo en el cielo, sino en Jerusalén. Por lo tanto, es de esperarse que el trono restaurado a los israelitas siga estando en el futuro en la misma ciudad de Jerusalén (Mt. 5:33-35; Jer. 3:17). ¿Pero admitirán esto algún día los mal llamados “Testigos de Jehová”? Francamente no lo creo!

EL PACTO HECHO CON DAVID SERÁ REALIZADO EN EL RESTABLECIMIENTO DEL REINO DE ISRAEL BAJO CRISTO

Orkut Comentarios - Dividers

imagenIntroducción

La religión popular no conoce estas promesas. ¿Quién escucha algo de ellas en los sermones modernos o instrucción religiosa de alguna clase?

Ahora consideremos el pacto hecho con David, el cual debe ser considerado a la luz de una cláusula en el pacto más grande establecido con Abraham, Isaac y Jacob. El pacto hecho con David establece un importante detalle que está implicado, pero no expresado explícitamente, en las promesas generales más antiguas en las cuales reside todo el plan del bondadoso propósito de Dios para con la humanidad.

El hecho de que Dios hizo con David un pacto que se refiere a Cristo, es colocado fuera de toda duda por la declaración de Pedro en el día de Pentecostés:

“Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, levantaría al Cristo para que se sentase en su trono.” (Hechos 2:30)

Antes de considerar este asunto, quisiera llamar su atención a las siguientes alusiones adicionales al juramento a que se refiere Pedro:

“Hice pacto con mi escogido; juré a David mi siervo, diciendo: Para siempre confirmaré tu descendencia, y edificaré tu trono por todas las generaciones.” (Salmos 89:3,4)

“En verdad juró Jehová a David, y no se retractará de ello: De tu descendencia pondré sobre tu trono.” (Salmos 132:11)

“No olvidaré mi pacto, ni mudaré lo que ha salido de mis labios. Una vez he jurado por mi santidad, y no mentiré a David. Su descendencia será para siempre, y su trono como el sol delante de mí.” (Salmos 89:34-36)

“De la descendencia de éste [David], y conforme a la promesa, Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel.” (Hechos 13:23)

“Y nos levantó un poderoso Salvador en la casa de David su siervo, como habló por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio.” (Lucas 1:69,70)

Estas citas de las Escrituras establecen primero, que Dios celebró algún trato o compromiso con David, rey de Israel, para sostener su reino en un futuro ilimitado; y segundo, que el compromiso, pacto, o juramento se refería a Jesús. Las últimas palabras de David confirman esta conclusión: “No es así mi casa para con Dios; sin embargo, él ha hecho conmigo pacto perpetuo, ordenado en todas las cosas, y será guardado, aunque todavía no haga él florecer toda mi salvación y mi deseo” (2 Samuel 23:5). Este es obviamente el mismo pacto al que se refieren las Escrituras citadas arriba, como lo establece el contexto inmediato:

“El espíritu de Jehová ha hablado por mí, y su palabra ha estado en mi lengua. El Dios de Israel ha dicho, me habló la Roca de Israel: Habrá un justo que gobierne entre los hombres, que gobierne en el temor de Dios. Será como la luz de la mañana, como el resplandor del sol en una mañana sin nubes, como la lluvia que hace brotar la hierba de la tierra. No es así mi casa para con Dios; sin embargo…” (2 Samuel 23:2-5)

Luego sigue la declaración que fue citada anteriormente.

David era un anciano cuando escribió estas palabras por el Espíritu, y es evidente que para la mente divina, el pacto no fue realizado en el estado de cosas prevaleciente en esa época. Salomón, un joven prometedor, estaba para ascender al trono; pero aunque David mismo reconoce en esto un cumplimiento preliminar del pacto, es evidente que no era el evento contemplado. El Espíritu en David señala un período cuando el pacto sería cumplido en el gobierno de uno que se levantaría sobre el mundo como una mañana sin nubes; cuando toda la salvación de David y todo su deseo serían cumplidos en este gran evento. Esto no había de ocurrir en los días de David. Tenemos el testimonio de las palabras arriba citadas. La casa de David no estaba en aquel tiempo en la posición garantizada por la promesa: “No es así mi casa para con Dios; sin embargo, el ha hecho conmigo pacto perpetuo.”

El reino de Salomón fue indudablemente la mayor gloria de Israel; pero no fue una mañana sin nubes; no fue la realización del pacto. Salomón pecó y extravió a Israel, y últimamente trató injustamente a la nación. La salvación de David no se realizó en ningún sentido en los logros de Salomón. Al contrario, su corona fue deslustrada y su reino roto por la perversión de este hijo que se apartó de Dios, multiplicó sus esposas y se volvió a la adoración de dioses paganos. Su mismo nombre llegó a ser aborrecido por la mayoría de la nación, debido a las opresiones de uno que falsificó las expectaciones creadas por el comienzo de su reinado como el más sabio de todos los hombres.

No fue a tal figura a la que “las palabras postreras de David” hicieron referencia como la consumación del “pacto perpetuo” en toda la salvación de David y su deseo. Era visible para la mente espiritual, en la lejana distancia, muy lejos de los días de Salomón, la forma de un personaje cuyo nombre perduraría por siempre, descendiendo como la suave lluvia sobre la hierba recién cortada, difundiendo vida y fragancia, y en quien los hombres serían benditos en todo el mundo (Salmos 72:17); uno que al mismo tiempo que destructor del malo, vencedor de reyes y vengador de injusticias, sería refugio para el pobre, sombra para el calor, cubierta contra la tempestad, y ríos de agua en lugar seco (Isaías 32:2).

Examinemos ahora el pacto mismo. Nada mejor podemos hacer que citar en su totalidad el pasaje en la historia de David en el cual ocurre:

“Aconteció que cuando ya el rey habitaba en su casa, después que Jehová le había dado reposo de todos sus enemigos en derredor, dijo el rey al profeta Natán: Mira ahora, yo habito en casa de cedro, y el arca de Dios está entre cortinas. Y Natán dijo al rey: Anda, y haz todo lo que está en tu corazón, porque Jehová está contigo. Aconteció aquella noche, que vino palabra de Jehová a Natán, diciendo: Vé y dí a mi siervo David: Así ha dicho Jehová: ¿Tú me has de edificar casa en que yo more? Ciertamente no he habitado en casas desde el día en que saqué a los hijos de Israel de Egipto hasta hoy, sino que he andado en tienda y en tabernáculo. Y en todo cuanto he andado con todos los hijos de Israel, ¿he hablado yo palabra a alguna de las tribus de Israel, a quien haya mandado apacentar a mi pueblo de Israel, diciendo: ¿Por qué no me habéis edificado casa de cedro? Ahora, pues, dirás así a mi siervo David: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: yo te tomé del redil, de detrás de las ovejas, para que fueses príncipe sobre mi pueblo, sobre Israel; y he estado contigo en todo cuanto has andado, y delante de ti he destruido a todos tus enemigos, y te he dado nombre grande, como el nombre de los grandes que hay en la tierra. Además, yo fijaré lugar a mi pueblo Israel y lo plantaré, para que habite en su lugar y nunca más sea removido, ni los inicuos le aflijan más, como al principio, desde el día en que puse jueces sobre mi pueblo Israel; y a ti te daré descanso de todos tus enemigos. Asimismo, Jehová te hace saber que él te hará casa. Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino. El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino. Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti. Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente.” (2 Samuel 7:1-16)

 

El Pacto No fue Cumplido por Salomón
Antes de examinar minuciosamente el significado de estas palabras, será conveniente tomar en cuenta una objeción preliminar que algunas veces es presentada con considerable vigor, esto es, que fueron cumplidas en el reino de Salomón, y por consiguiente no pueden ser legítimamente aplicadas a Jesucristo. Que las cosas afirmadas tuvieron un paralelo en los sucesos del reino de Salomón, no puede ser negado. Tanto David como Salomón las entendieron en este sentido (1 Reyes 5:5; 8:20; 11:38; 1 Crónicas 22:7; 28:3). Salomón era hijo de David, pero en cierto sentido Dios era su padre, pues lo tomó bajo Su especial cuidado y lo dotó de un grado de sabiduría que lo hizo más famoso que todos los reyes. Se sentó en el trono de David, delante de David (es decir, en su presencia), siendo ascendido a la corona, antes que David muriese, por las propias instrucciones de David, y continuó después que David fue reunido con sus padres. Salomón construyó el templo de Dios en Jerusalén, según los planes trazados por David bajo la inspiración divina(1 Crónicas 28:12,19). Fue un hombre de paz. Cometió iniquidad y fue castigado en el desagrado divino por medio de adversarios levantados cerca del final de su reino; pero la misericordia de Dios no se apartó de él como ocurrió con Saúl, pues se le permitió reinar hasta que la muerte lo removió.

Hasta este punto, el pacto con David fue verificado en días de Salomón; pero decir que esta realización parcial fue la totalidad de las cosas prometidas es contradecir el testimonio de las Escrituras, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. David y Salomón no parecen haber previsto su alcance total. Los profetas generalmente no entendían todo el efecto de sus palabras (1 Pedro 1:10-12). Pablo aplica los términos del pacto a Cristo en Hebreos 1:5: “Yo seré a él Padre, y él me será a mí hijo.” Pedro, como ya hemos visto, expresamente dice que el pacto se refiere al Cristo (Hechos 2:30). Jesús aplica las palabras de David a sí mismo: “Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies” (Mateo 22:41-44; Salmos 110:1). También dice de sí mismo: “Yo soy la raíz y el linaje de David” (Apocalipsis 22:16); “El que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra” (Apocalipsis (3:7). En los días de su carne, Jesús fue conocido y descrito como “el hijo de David”; la entera nación judía esperaba que un hijo de David fuera el Mesías; todos los profetas hablaron de él como de un descendiente de David, señalándolo variadamente como una vara del tronco de Isaí (padre de David) (Isaías 11: 1); renuevo justo levantado a David (Jeremías 23:5); un niño nacido y un hijo dado para sentarse sobre el trono de David y sobre su reino (Isaías 9:6), y así sucesivamente.

Por consiguiente, es cosa vana negar la aplicación del “pacto perpetuo, ordenado en todas las cosas” a Jesús el Hijo y Señor de David, el “más grande que Salomón,” en virtud del punto de vista tomado por David y Salomón, el cual no excluye esta aplicación, sino solamente declara que el pacto hecho con referencia a Jesús se cumplió en forma parcial en Salomón.

Algo que debe considerarse es cómo una predicción puede tener dos cumplimientos tan separados por el tiempo y la naturaleza del suceso. Esto es evidencia de la extensión de la palabra divina; pero no refuta la realidad de que la predicción en su último y completo significado se refiere a Jesús. Esto es demostrado en tantas formas como para eliminar cualquier duda momentánea.

 

La Porción del Pacto Realizada por Jesús en su Primer Advenimiento
Asumiendo que esto sea correcto, veamos primero qué parte del pacto ha sido cumplida en el ministerio de Cristo hasta donde ha sido desarrollado; y segundo, qué tendrá que hacer Cristo en su futura manifestación a fin de cumplir la parte que incuestionablemente no fue realizada en su primer aparecimiento.

Los hechos relacionados con el primer punto pueden ser resumidos muy brevemente: habiéndose cumplido los días de David, y habiendo dormido con sus padres, Jesús nació en Belén, la ciudad de David. Su madre fue María, una virgen, descendiente en la línea de David y casada con un hombre llamado José, quien era de la casa y del linaje de David. El suceso fue anunciado por un ángel a los pastores del vecindario que cuidaban sus rebaños durante la noche, en el siguiente lenguaje:

“No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.” (Lucas 2:10,11)

Zacarías, el padre de Juan, habla del evento de la siguiente manera:

“Bendito el Señor Dios de Israel, que ha visitado y redimido a su pueblo, y nos levantó un poderoso Salvador en la casa de David su siervo, como habló por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio.” (Lucas 1:68-70)

Como hemos visto en un estudio anterior (capítulo VI), Jesús nació sin paternidad humana; su concepción se debió al poder del Espíritu Santo que cubrió con su sombra a María (ver Lucas 1:35). “Será llamado,” dijo el ángel, “Hijo de Dios.” De esta manera, en un sentido que va más allá del caso de Salomón, fueron realizados los términos del pacto: “Yo seré a él Padre, y él me será a mi hijo.” En realidad, el divino parentesco de Jesús es la característica principal de su posición como Mesías. Ningún hombre puede creer con criterio bíblico que Jesús es el Cristo, negando al mismo tiempo que sea el Hijo de Dios. Una confesión bíblica de su nombre envuelve el reconocimiento de los dos hechos expresados en las palabras de Natanael: “Tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel” (Juan 1:49). Juan dice: “¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?” (1 Juan 5:5). El divino testimonio pronunciado en el bautismo de Jesús, y otra vez en su transfiguración, fue formulado en estas palabras: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd.” (Mateo 17:5). De aquí que la más importante característica del pacto con David brilla en Jesús, quien fue al mismo tiempo Hijo de Dios e Hijo de David. En vista de esto es fácil entender el lenguaje de David en el Salmo 110, refiriéndose al cual Jesús confundió a los fariseos de tal modo que no pudieron responderle. El Señor dijo:

“¿Que pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David. El les dijo: ¿Pues cómo David en el Espíritu le llama Señor, diciendo: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo? (Mateo 22:42-45)

Esta fue una pregunta que los fariseos no pudieron contestar desde su punto de vista, porque en la suposición de que el Mesías era un hijo natural de David, bajo ningún principio admisible en la práctica judía podía David haberse dirigido a él como Señor, pues eso significaría acordarle una posición y deferencia que nunca sería reconocida como correcta de parte de un padre para su hijo. Pero desde el punto de vista de la verdad, la pregunta admite una solución fácil: Cristo es el hijo de David según la carne, por medio de María; pero es también el Señor de David a causa de un parentesco más alto que el de David. “Todo el juicio dio al Hijo, para que todos honren al Hijo como honran al Padre” (Juan 5:22,23).

Hay otra característica de la historia de Cristo que tiene su contraparte en el pacto hecho con David. Jesús no cometió iniquidad, pero fue castigado “con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres.” Según el Dr. Adam Clarke, el texto hebreo original de esta parte del pacto es más correctamente traducido como sigue: “Aun en su sufrimiento por la iniquidad, lo castigaré con la vara de los hombres y con los azotes de los hijos de los hombres.” Esto es inteligible cuando se aplica a la muerte de Cristo:

“Ciertamente llevo él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados…Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.” (Isaías 53:4-6)

Pero la misericordia de Dios no lo abandonó como lo hizo con Saúl, quien fue rechazado, y tal como se presume que hizo en el caso de Salomón, cuyos últimos días, hasta donde sabemos, fueron dedicados a la desobediencia. Cristo fue abandonado en la cruz, pero sólo por un momento; el favor de Dios retornó con la mañana que vio su liberación del sepulcro de José de Arimatea y fue para él un río de eterno gozo. Su relación con la divinidad en todo el acontecimiento no podría expresarse mejor que en las palabras del Salmo 16, el cual Pedro le aplicó en el día de Pentecostés:

“A Jehová he puesto siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido. Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma; mi carne también reposará confiadamente; porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción. Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.” (Salmos 16:8-11)

En el Salmo 89 se repite la esencia del pacto con David, y aquí es usado el siguiente lenguaje, que no podría aplicarse a Salomón:

“Yo también le pondré por primogénito, el más excelso de los reyes de la tierra. Para siempre le conservaré mi misericordia…Pondré su descendencia para siempre, y su trono como los días de los cielos.” (Salmos 89:27-29)

En ningún sentido fue Salomón el primogénito de Jehová; en cambio, de Jesús se han hecho las siguientes declaraciones:

“El es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia.” (Colosenses 1:18)

“Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.” (Romanos 8:29)

“Cristo, las primicias.” (1 Corintios 15:23)

En este sentido, él cumple una condición del pacto hecho con David, la cual en ningún sentido se cumplió en Salomón. El es verdaderamente “el más excelso de los reyes de la tierra,” porque Pablo dice: “Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla” (Filipenses 2:9,10).

 

Aspectos del Pacto que Jesús Aún No ha Cumplido
Cuando pasamos a considerar otras cosas que el pacto afirmó acerca del hijo prometido a David, encontramos que Jesús no las ha cumplido todavía. El primer punto es expresado en las palabras de Pedro en el sentido de que se sentaría en el trono de David (Hechos 2:30). En ningún sentido puede decirse que Jesús ya hizo esto. El trono de David está en ruinas. Su condición se describe en el siguiente lenguaje:

“Mas tú desechaste y menospreciaste a tu ungido, y te has airado con él. Rompiste el pacto de tu siervo; has profanado su corona hasta la tierra. Aportillaste todos sus vallados; has destruido sus fortalezas. Lo saquean todos los que pasan por el camino; es oprobio a sus vecinos. Has exaltado la diestra de sus enemigos; has alegrado a todos sus adversarios. Embotaste asimismo el filo de su espada, y no lo levantaste en batalla. Hiciste cesar su gloria, y echaste su trono por tierra.” (Salmos 89:38-44)

Este mismo estado de cosas fue predicho por Ezequiel en los términos siguientes:

“Y tú, profano e impío príncipe de Israel, cuyo día ha llegado ya, el tiempo de la consumación de la maldad, así ha dicho Jehová el Señor: Depón la tiara, quita la corona; esto no será más así; sea exaltado lo bajo, y humillado lo alto. A ruina, a ruina, a ruina lo reduciré, y esto no será más, hasta que venga aquel cuyo es el derecho, y yo se lo entregaré.” (Ezequiel 21:25-27)

Esta predicción fue pronunciada en el reinado de Sedequías, el último rey israelita en la línea de David (593 A.C.); y desde ese tiempo el reino ha quedado suspendido. Fue destruido por Nabucodonosor durante la vida de Sedequías, y más tarde fue aplastado por Grecia y Roma. Desde la destrucción de Jerusalén por Tito, la nación israelita no ha tenido existencia. La tierra está en posesión del enemigo, y el pueblo está esparcido como fugitivo por toda la tierra. [Nota del traductor: Estas palabras fueron escritas en el año 1862, antes de que el pueblo judío hubiera regresado a Palestina y establecido el moderno Estado de Israel.]

En vista de esto, ¿que conclusión puede extraerse del pacto hecho con David, el cual expresamente garantiza la continuación perpetua del trono y reino de David bajo su hijo, quien había de ser el primogénito de Jehová? Las premisas admiten sólo una conclusión, y es que en algún tiempo futuro, Jesús deberá retornar y restablecer el trono de David, y presidir en él por Dios, como David lo hizo. Con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito: “Después de esto volveré y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; y repararé sus ruinas, y lo volveré a levantar” (Hechos 15:16). El testimonio que confirma esta conclusión es muy explícito, según las conocidas palabras de Isaías:

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre.” (Isaías 9:6,7)

También tenemos las palabras de los otros profetas, de los cuales las siguientes son solamente unos pocos ejemplos:

“En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar a David un Renuevo de justicia, y hará juicio y justicia en la tierra.” (Jeremías 33:15)

“He aquí vienen días, dice Jehová, en que sembraré la casa de Israel y la casa de Judá de simiente de hombre y de simiente de animal. Y así como tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir, tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová.” (Jeremías 31:27,28)

“Porque así ha dicho Jehová: Como traje sobre este pueblo todo este gran mal, así traeré sobre ellos todo el bien que acerca de ellos hablo.” (Jeremías 32:42)

“He aquí vienen días, dice Jehová, en que yo confirmaré la buena palabra que he hablado a la casa de Israel y a la casa de Judá.” (Jeremías 33:14)

“En aquel día, dice Jehová, juntaré la que cojea, y recogeré la descarriada, y a la que afligí; y pondré a la coja como remanente, y a la descarriada como nación robusta; y Jehová reinará sobre ellos en el monte de Sion desde ahora y para siempre.” (Miqueas 4:6,7)

“Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos.” (Ezequiel 37:21,22)

“Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.” (Isaías 61:4)

Estas predicciones no serán realizadas mientras Jesucristo esté ausente de la tierra. Esto se deduce de los testimonios mismos, pero se comprueba de tal modo que excluye la posibilidad de error, por la declaración de Pedro, registrada en Hechos 3:19-21:

“…para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo.”

De esto se deduce que el trabajo de restauración tan abundantemente descrito por los profetas no ocurrirá sino hasta que Jesús regrese y reaparezca en la tierra. Esto explica el hecho de que Pablo relaciona el aparecimiento de Cristo con su reino como dos sucesos simultáneos en las palabras, “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino” (2 Timoteo 4:1). En el momento de su aparecimiento vendrá su reino; porque su regreso a la tierra dará como resultado el establecimiento de su reino del reino. Por esto podemos entender la declaración de que “cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria” (Mateo 25:31). Esta afirmación de Jesús se repite en otra forma que hace aún más segura su identificación con el restablecimiento del reino de Israel. El dijo a sus discípulos:

“De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.” (Mateo 19:28)

Cuando esto suceda, se cumplirán las palabras dirigidas a María: “Y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin” (Lucas 1:33). Cuando estas palabras se hagan realidad, el pacto hecho con David encontrará un cumplimiento sobre el cual no podrá ser arrojada oscuridad.

El pacto garantiza el establecimiento mesiánico del reino de David en presencia de David. Las palabras son: “Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro” (2 Samuel 7:16). Como hemos visto, esto fue parcialmente cumplido cuando David fue testigo, antes de su muerte, de la ascensión de Salomón al trono. Pero es fácil ver cuánto más completa y sustancialmente será cumplido en el reino de David en las manos de Jesús. El reino de Israel, gobernado por Cristo, será el reino de Dios. La promesa a todos los fieles es que ellos heredarán el reino de Dios (Lucas 22:29,30; Mateo 19:28; Santiago 2:5; Lucas 13:28,29; 12:32,36; 2 Pedro 1:11). David, quien fue un hombre conforme al corazón de Dios, estará entre aquellos de los que Jesús dice en una de las citas anteriores, que Abraham, Isaac y Jacob, y todos los profetas (uno de los cuales fue David) serán vistos en el reino de Dios.

Esto no puede ser el cielo, pues Pedro dice claramente: “David no subió a los cielos” (Hechos 2:34). Es el reino que será asentado en el territorio de la Tierra Prometida, cuando la piedra descienda de los cielos para romper en pedazos a los otros reinos. David, mirando hacia este tiempo, dice en oración inmediatamente después de oír las palabras del pacto: “También has hablado de la casa de tu siervo en lo por venir…Ten ahora a bien bendecir la casa de tu siervo, para que permanezca perpetuamente delante de ti” (2 Samuel 7:19,29). Esta oración es contestada en las palabras de Jeremías 33: 17,25,26:

“Porque así ha dicho Jehová: No faltará a David varón que se siente sobre el trono de la casa de Israel…Si no permanece mi pacto con el día y la noche, si yo no he puesto las leyes del cielo y la tierra, también desecharé la descendencia de Jacob, y de David mi siervo, para no tomar de su descendencia quien sea señor sobre la posteridad de Abraham, de Isaac y de Jacob. Porque haré volver sus cautivos, y tendré de ellos misericordia.”

El tiempo de esto no está lejano, y el mismo David estará en la tierra, gozándose en la magnificencia de su Hijo, quien será un triunfante testigo de la fidelidad de la palabra de Jehová. Todas las naciones llegarán a su fin, excepto la nación de Israel (Jeremías 30:11), y todos los reyes y sus familias desaparecerán y serán olvidados, excepto la familia de David que estará en eterno recordatorio entre los redimidos habitantes del globo, por ser una gloriosa y eterna institución. Así se cumplirá la promesa de que la casa de David continuará por siempre.

 

Jesús Edificará la Casa de Jehová
Seguidamente debemos observar una característica del pacto que pocos lectores modernos de la Biblia han sido capaces, en algún sentido, de aplicar a Jesús. Nos referimos a la primera cláusula de 2 Samuel 7:13: “El edificará casa a mi nombre.” Entendiendo esto como la erección de un lugar en la tierra para la adoración de Jehová, puede considerarse increíble que tal labor forme parte de la obra de Cristo. A primera vista tal cosa puede parecer absurda y degradante para la dignidad de Cristo, pero al examinar el tema con más cuidado, descubriremos en él un sentido diferente. Veremos que no solamente es la construcción de un templo al que las naciones puedan ir periódicamente para adorar, lo cual será una de las actividades de la era que ha de venir, sino que también la realización de esta obra está relacionada con la más noble misión del reino de Dios.

Primero quisiera llamar la atención del lector hacia la evidencia que demuestra que lo que se afirma en el pacto hecho con David será llevado a cabo en el reino de Cristo. Comienza con una declaración en Zacarías 6:12, como sigue:

“He aquí el varón cuyo nombre es el Renuevo, el cual brotará de sus raíces, y edificará el templo de Jehová…y él llevará gloria, y se sentará y dominará en su trono, y habrá sacerdote a su lado.”

La relación de esto con Jesús podría ser puesta en duda a causa del contexto si no fuera por el hecho de que la declaración no puede aplicarse a cualquier otro que aquel que lleva el título que en ella se menciona. El Mesías es frecuentemente descrito como el Renuevo, y solamente él será un sacerdote en su trono, combinando en sí mismo la doble función de gobernar en asuntos temporales e interceder en cosas que pertenecen a Dios. Sin embargo, si sólo existiera esta consideración para justificar la aplicación de la profecía a Jesús, no lograría demostrarse el punto. Por consiguiente procederemos a otras consideraciones más poderosas.

Se dice que cuando Jesús reine en el trono de su padre David, “vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehová de los ejércitos en Jerusalén, y a implorar el favor de Jehová” (Zacarías 8:22). Esto es descrito por Jeremías como una reunión de las naciones en el nombre de Jehová en Jerusalén, en consecuencia de la cual no andarán mas en la imaginación de su malvado corazón (Jeremías 3:17); y por Isaías, como el viaje de muchos pueblos diciendo: “Subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas” (Isaías 2:3). Zacarías describe esto en el siguiente lenguaje:

“Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos.” (Zacarías 14:16)

 

La Construcción de un Nuevo Templo en el Reino
Que estas cosas se realizarán solamente en el reino de Cristo en la tierra, debe ser evidente partiendo del hecho de que están asociadas con un tiempo cuando las naciones dejarán de hacer la guerra, y cuando los hombres ya no seguirán los deseos de sus malas inclinaciones. Tal estado de cosas nunca ha existido en la historia del mundo. Si las naciones van a ir periódicamente a Jerusalén con el propósito de adorar a Jehová, esto apoya la idea de que habrá un lugar en el cual este acto puede ser convenientemente realizado. No podemos imaginar que una variada reunión de pueblos podría, conveniente, confortable o provechosamente, practicar su devoción sin los medios de acercamiento que en todos los tiempos pasados Dios ha preparado para todos aquellos a quienes ha invitado a rendirle homenaje. ¿Por qué vendrían las naciones a Jerusalén, si allí no hubiera templo? Si su adoración consistiera simplemente en el sentimiento de devoción, esto podría ser cultivado en los países donde habiten, tanto como en la ciudad santa.

La necesidad del caso requiere que exista un sistema de adoración adecuado a la grandeza de la dispensación, en la cual Jerusalén es la metrópolis religiosa de todo el mundo. Es evidente, según el limitado testimonio citado, que este sistema existirá. Por ejemplo, note la expresión, “subamos a la casa de Jehová.” También, “las ollas de la casa de Jehová serán como los tazones del altar” (Zacarías 14:20). “La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar” (Hageo 2:9). “Y Jerusalén será santa…Y saldrá una fuente de la casa de Jehová y regará el valle de Sitim” (Joel 3:17,18).

Cito estas evidencias indirectas no tanto para demostrar el punto en discusión, como para introducir la grande y poderosa evidencia delante de la cual las otras lucen insignificantes. Me refiero a la visión de Ezequiel, contenida en los últimos nueve capítulos de su libro. Esta porción de las Escrituras ha confundido a todos los comentaristas de la Biblia, por la simple razón de que la teología popular no halla sentido en ella. ¿Qué propósito cumple el establecimiento de un ritual del templo en Jerusalén, si la muerte envía a los hombres a un final de felicidad o de sufrimiento, con Dios o con el diablo, y si el milenio será simplemente una continuación de la religión evangélica?

Los capítulos referidos, que fueron escritos después de la destrucción del templo de Salomón por Nabucodonosor, describen un estado de cosas que nunca ha prevalecido desde la antigüedad hasta el día de hoy. El templo fue reconstruido al regreso de los judíos de Babilonia. Pero la profecía de Ezequiel no se cumplió en aquel momento, como puede verse comparándola con los hechos relacionados con el segundo templo. El templo reconstruido, en vez de ser más grandioso que el primero, fue vastamente inferior. Esto no puede ser mejor probado que por el siguiente pasaje de Esdras:

“Y muchos de los sacerdotes, de los levitas y de los jefes de casas paternas, ancianos que habían visto la casa primera, viendo echar los cimientos de esta casa, lloraban en alta voz, mientras muchos otros daban grandes gritos de alegría. Y no podía distinguir el pueblo el clamor de los gritos de alegría, de la voz del lloro; porque clamaba el pueblo con gran júbilo, y se oía el ruido hasta de lejos.” (3:12,13)

El templo de Ezequiel debe ser contemporáneo con la división de la tierra prometida a las doce tribus de Israel (Ezequiel 48). El lector educado no necesita ser informado de que esto nunca ha tenido lugar desde los días de la cautividad de Babilonia. Los que regresaron de Babilonia fueron solamente las dos tribus de Judá y Benjamín, y solamente una porción de éstas. Las diez tribus que constituían el Reino de Israel fueron removidas por Salmanasar, rey de Asiria, hacia países más allá del Eufrates, y nunca han retornado. La conclusión es completamente evidente. La tierra nunca ha sido dividida entre las doce tribus de Israel, como ha de serlo cuando el templo de Ezequiel sea levantado.

Otro hecho que prueba que la profecía será cumplida en el futuro, es que en el tiempo señalado por Ezequiel, una porción del país, un cuadrado de 65 kilómetros por lado, deberá ser apartada para propósitos divinos como una ofrenda santa (Ezequiel 45:1,4). Aquí se levantarán el templo, la santa ciudad y las casas de los sacerdotes. Tal cosa, como todos saben, nunca ha sucedido en la historia de la Tierra Santa. De esto se deduce que el estado de cosas descrito en el capítulo bajo consideración pertenece al futuro. Esta conclusión queda establecida fuera de cualquier duda por las concluyentes declaraciones del profeta, que el nombre de la ciudad desde aquel día será Jehová-sama [Jehová está allí] (Ezequiel 48:34).

En vista de la certeza de que la profecía de Ezequiel no ha sido cumplida, se vuelve interesante, en el más alto grado, echar una mirada a lo que el profeta describe. Dice que en las visiones de Dios fue llevado a la tierra de Israel y puesto sobre una montaña muy alta, desde la cual vio el contorno de una ciudad al sur. Se encuentra en compañía de un hombre, “cuyo aspecto era como aspecto de bronce; y tenía un cordel de lino en su mano, y una caña de medir.” Este hombre a quien ve de pie en la puerta de entrada del patio del templo, se dirige a él de la siguiente manera:

“Hijo de hombre, mira con tus ojos, y oye con tus oídos, y pon tu corazón a todas las cosas que te muestro; porque para que yo te las mostrase has sido traído aquí. Cuenta todo lo que ves a la casa de Israel.” (Ezequiel 40:4)

Ezequiel entonces se pone atento a las operaciones de su guía, observándolo mientras realiza una serie de medidas que son registradas con gran minuciosidad en los primeros cinco capítulos. Sin seguir las complicaciones de estas medidas, establezcamos brevemente que a Ezequiel le es mostrado un templo que excede a cualquier otro realizado en la historia de Israel o de otra nación. El templo es un edificio gigantesco con todos los accesorios necesarios para la adoración de aquel a quien es dedicado. El muro exterior (aproximadamente 2 kilómetros por lado) es interrumpido por muchas puertas, todas flanqueadas por cámaras para el servicio del templo, y dotadas de escalinatas. Al subir las gradas, el profeta ve un muro interior a unos 45 metros más cerca del templo. El espacio entre los dos muros se describe como el atrio exterior y forma una espaciosa calzada o pavimento. El muro interior tiene puertas semejantes a las del muro exterior. Estas puertas tienen acceso por ocho gradas al atrio interior en el cual se levanta el templo, una inmensa área de edificios altos con arcos y enrejados, y capacidad para un millón de adoradores. Este es la parte central de la visión. Por su altura, ancho y elaboración, el templo excede a cualquier arquitectura humana y solamente es sobrepasado en interés por el suceso que el profeta vio después de observar las entradas externas del edificio. Lo que observó desde la puerta oriental del muro exterior es descrito en el siguiente lenguaje:

“Y he aquí la gloria del Dios de Israel, que venía del oriente; y su sonido era como el sonido de muchas aguas, y la tierra resplandecía a causa de su gloria…Y la gloria de Jehová entró en la casa por la vía de la puerta que daba al oriente.” (Ezequiel 43:2,4)

Ezequiel es luego llevado por el Espíritu al atrio interior en el cual ve la casa llena de la gloria de Jehová. Entonces oye la voz divina que se dirige a él como sigue:

“Hijo de hombre, éste es el lugar de mi trono, el lugar donde posaré las plantas de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre; y nunca más profanará la casa de Israel mi santo nombre, ni ellos ni sus reyes, con sus fornicaciones, ni con los cuerpos muertos de sus reyes en sus lugares altos.” (Ezequiel 43:7)

Después, Ezequiel es llevado de nuevo por el camino de la puerta oriental, y observa que está cerrada, de lo cual se da la siguiente explicación:

“Esta puerta estará cerrada; no se abrirá, ni entrará por ella hombre, porque Jehová Dios de Israel entró por ella; estará, por tanto, cerrada. En cuanto al príncipe, por ser el príncipe, él se sentará allí para comer pan delante de Jehová; por el vestíbulo de la puerta entrará, y por ese mismo camino saldrá.” (Ezequiel 44:2,3)

En una etapa posterior, Ezequiel recibe la siguiente información con referencia a la misma puerta:

“La puerta del atrio interior que mira al oriente estará cerrada los seis días de trabajo, y el día de reposo se abrirá; se abrirá también el día de la luna nueva. Y el príncipe entrará por el camino del portal de la puerta exterior, y estará en pie junto al umbral de la puerta mientras los sacerdotes ofrezcan su holocausto y sus ofrendas de paz, y adorará junto a la entrada de la puerta; después saldrá; pero no se cerrará la puerta hasta la tarde. Asimismo adorará el pueblo de la tierra delante de Jehová, a la entrada de la puerta, en los días de reposo y en las lunas nuevas.” (Ezequiel 46:1-3)

Se nos informa que el templo se levanta en el centro de un área de terreno que mide 68 kilómetros de este a oeste, y cerca de 27 kilómetros de norte a sur. Esta área estará ocupada por una clase de personas descritas como los “hijos de Sadoc,” que fueron fieles desde tiempos antiguos. Al sur hay un área de tierra medida para los levitas, cuyo deber será llevar a cabo tareas humildes y laboriosas relacionadas con la adoración del templo. Al sur de esto, midiendo 67 kilómetros de este a oeste y entre 14 y 16 kilómetros de norte a sur, una franja de territorio es asignada para la ciudad, con tierra para campos de cultivo y jardines.

Las medidas de la ciudad la muestran como la más extensa y magnífica que jamás se haya construido. Dispuesta en forma cuadrada, ocupará un área de unos 200 kilómetros cuadrados. Cada muro, este, oeste, norte y sur, mide alrededor de 14 kilómetros, siendo la circunferencia total de unas 56 kilómetros. En cada muro hay tres puertas, a igual distancia, siendo nominada cada una por una de las tribus de la tierra. La tierra situada al este y oeste de la ciudad, apropiada para el cultivo de verduras, contiene cerca de 700 kilómetros cuadrados, formando una provisión adecuada para las necesidades de la estupenda ciudad, la cual será conocida desde aquel día por el nombre Jehová-sama: Jehová está allí.

El templo se levanta en el sitio de la antigua y moderna Jerusalén, coronando el monte de Sion, del cual se testifica en Salmos 132:13,14: “Porque Jehová ha elegido a Sion; la quiso por habitación para sí. Este es para siempre el lugar de mi reposo; aquí habitaré, porque la he querido.” La ciudad se sitúa a unos 51 kilómetros al sur del templo. Todo el territorio distribuido es un magnífico cuadrado que mide cerca de 68 kilómetros por lado, formando el tabernáculo de Jehová de la era venidera.

 

La Restauración de los Sacrificios en el Reino Milenial
Estos detalles no dejan duda de la realidad del templo que será erigido en los días en que el caído tabernáculo de David sea reconstruido por el Hijo de David. La razón por la que los intérpretes tradicionalistas no pueden ver esto es porque no tienen conocimiento del reino del cual el templo y su servicio forman parte.

Otra razón probablemente se encuentra en el hecho de que los sacrificios sustituidos por la muerte de Cristo son restaurados en este templo. Holocaustos y ofrendas de toros y carneros son requeridos con todo el minucioso ceremonial observado bajo la ley de Moisés. Para la mayoría de la gente, esto es una gran piedra de tropiezo. Ellos razonan contra la posibilidad de que sean restaurados los sacrificios después del cumplimiento del sacrificio del “Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.”

Sin embargo, una pequeña reflexión disipará la fuerza de esta dificultad. Es evidente que el reino de Cristo en la tierra es un reino sacerdotal. Esto es establecido en el testimonio de que “habrá sacerdote a su lado” (Zacarías 6:13). También es evidente por la declaración de Apocalipsis 1:6: “nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre,” una doble función que según aparece en Apocalipsis 5:10, se refiere al tiempo cuando Cristo reine en la tierra: “Nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.” Entonces, si la dispensación milenial es sacerdotal, es apropiado que el pueblo tenga algo que ofrecer en señal de su obediencia; y los sacerdotes, algo que presentar a nombre de ellos.

Pero podría preguntarse, ¿cómo puede ser restaurado el sacrificio de animales cuando el que fue muerto está presente en la tierra como un perfecto mediador entre Dios y los hombres? Y puesto que el sacerdocio de Cristo está vigente aún ahora, sin el uso de sacrificios materiales por parte de aquellos por los que oficia, es decir, su propia casa, ¿por que habrá necesidad de sacrificios materiales en la era venidera, cuando su sacerdocio sea solamente transferido de su propia casa a todo el mundo?

La respuesta a esto debe tomar una forma general. Así como los sacrificios bajo la ley de Moisés prefiguraban la muerte de Cristo, así puede que los sacrificios bajo el “profeta como Moisés” vuelvan nuestra mirada hacia la muerte de Cristo en el pasado. En la ley de Moisés los sacrificios prefiguraban y simbolizaban lo que había de venir. Bajo la ley de Cristo, pueden ser una retrospectiva conmemoración de lo que ha sido, de la misma manera que la cena del Señor, en ausencia de Cristo, es un memorial permanente de su cuerpo torturado y su sangre derramada. Cualquiera que sea la explicación que pueda sugerirse, no puede ser puesto en duda el hecho mismo de que los sacrificios forman parte de la institución de la era venidera. Esto se deduce no sólo de Ezequiel sino de una variedad de testimonios bíblicos de los cuales cito los siguientes ejemplos:

“Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las naciones; y en todo lugar se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda limpia, porque grande es mi nombre entre las naciones, dice Jehová de los ejércitos.” (Malaquías 1:11)

“Multitud de camellos te cubrirá; dromedarios de Madián y de Efa; vendrán todos los de Sabá; traerán oro e incienso, y publicarán alabanzas de Jehová. Todo el ganado de Cedar será juntado para ti; carneros de Nebaiot te serán servidos; serán ofrecidos con agrado sobre mi altar, y glorificaré la casa de mi gloria.” (Isaías 60:6,7)

“Y Jehová será conocido de Egipto, y los de Egipto conocerán a Jehová en aquel día, y harán sacrificio y oblación; y harán votos a Jehová y los cumplirán.” (Isaías 19:21)

“Porque muchos días estarán los hijos de Israel sin rey, sin príncipe, sin sacrificio, sin estatua, sin efod y sin terafines. Después volverán los hijos de Israel, y buscarán a Jehová su Dios, y a David su rey; y temerán a Jehová y a su bondad en el fin de los días.” (Oseas 3:4,5)

“Y toda olla en Jerusalén y Judá será consagrada a Jehová de los ejércitos; y todos los que sacrificaren vendrán y tomarán de ellas, y cocerán en ellas; y no habrá en aquel día más mercader en la casa de Jehová de los ejércitos.” (Zacarías 14:21)

“Jehová es Dios, y nos ha dado luz; atad víctimas con cuerdas a los cuernos del altar.” (Salmos 118:27)

A primera vista parecería contradictorio que la gloriosa administración de poder y justicia, característica del reino de Cristo, sea mezclada con un ritual que ha sido obsoleto por siglos, habiendo entre ella y la verdad muy pocos elementos de afinidad. Sin embargo, hay una consideración que revela la sabiduría del arreglo.

Es parte de la verdad eterna que sin fe y prueba, es imposible ser aceptado por Dios. Este principio no es afectado por el tiempo o las circunstancias; será tan verdadero en la era futura como lo es ahora. Hombres y mujeres, viviendo como súbditos del reino del Mesías, tendrán que obtener el derecho de comer del árbol de la vida por medio de su fe y obediencia, de la misma manera que muchos de los que ahora tienen que perseverar en ausencia de una revelación completa. Pero, ¿cómo puede ser ejercida su fe y puesta a prueba su obediencia en presencia del abrumador hecho del gobierno visible de Dios sobre las naciones por medio de Jesús y sus santos? ¿No parecería como si toda oportunidad para ejercer fe sería anulada por los sublimes e indiscutibles hechos de aquella época, y como si la obediencia voluntaria sería eclipsada y sustituida por la compulsión práctica ejercida sobre los hombres por la existencia y supervisión del gobierno divino?

Me parece que la restitución del sacrificio proporciona una solución del problema. Llamados a adorar a Dios por medio de actos que en sí mismos parecen innecesarios e inconvenientes, la fe y la obediencia de los hombres será puesta bajo tan poderosa prueba como lo fue en los días antiguos, cuando cosas similares fueron requeridas de la mano de los israelitas. Sus mentes serán instruidas para someterse a la voluntad divina y tener fe en las divinas intenciones por medio de un ritualismo tan irrazonable como para no tener ningún atractivo para la mente, excepto en la medida en que proviene de la divina autoridad. Al mismo tiempo, su intelecto será iluminado por las lecciones alegóricas impartidas por este medio. Debemos recordar que en la era venidera, las naciones sujetas a Cristo y a su pueblo estarán compuestas de hombres y mujeres constituidos como los hombres y las mujeres de hoy: necesitados de educación espiritual.

El reino de Dios en su fase milenial es una adaptación a esta necesidad. Con la ayuda de este hecho podemos ver la sabiduría de una dispensación que sería innecesaria en una generación espiritualmente perfecta. Las naciones serán instruidas en los principios básicos y ejercitadas continuamente en una dirección divina. Sin estímulo externo o actividades para mantenerla ocupada, la mente humana se vuelve perezosa y retrógrada. Las más brillantes impresiones morales decaen en un estado de inactividad. Esta clase de degeneración será prevenida por un sistema de religión compulsiva universal que requerirá la presencia de cada persona una vez al año en el centro de gobierno y adoración divinos, y el cual por cada ofensa contra las leyes demandará la penitencia cumplida en el sacrificio de un animal de su propiedad. La mente de todo el mundo será mantenida en continua actividad dentro de un ámbito espiritual. Por estos medios, la humanidad como un todo se volverá de los caminos de la ignorancia y la maldad, mientras la poderosa mano del gobierno, aplicada sobre todo lo que se opone al bienestar espiritual y temporal de la gente, permitirá la completa y efectiva operación de estas influencias perfeccionadoras.

De este modo vemos belleza y fuerza en esa cláusula del pacto hecho con David, la cual asigna al Mesías la tarea de construir una casa para el Señor de toda la tierra. Desde luego, la parte mecánica del proceso será realizada por extraños. El trabajo manual requerido para elaborar la espléndida y espaciosa arquitectura mostrada a Ezequiel será obra de los extranjeros; pero el trabajo será ejecutado bajo la supervisión de Cristo, así como el templo de Salomón fue construido según las instrucciones de David:

“Extranjeros edificarán tus muros, y sus reyes te servirán; porque en mi ira te castigué, mas en mi buena voluntad tendré de ti misericordia…Y vendrán a ti humillados los hijos de los que te afligieron, y a las pisadas de tus pies se encorvarán todos los que te escarnecían, y te llamarán ciudad de Jehová, Sion del Santo de Israel. En vez de estar abandonada y aborrecida, tanto que nadie pasaba por ti, haré que seas una gloria eterna, el gozo de todos los siglos.” (Isaías 60:10,14,15)

“Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones. Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas, y los extraños serán vuestros labradores y vuestros viñadores.” (Isaías 61:4,5)

“Así dijo Jehová el Señor: He aquí, yo tenderé mi mano a las naciones, y a los pueblos levantaré mi bandera; y traerán en brazos a tus hijos, y tus hijas serán traídas en hombros. Reyes serán tus ayos, y sus reinas tus nodrizas; con el rostro inclinado a tierra te adorarán, y lamerán el polvo de tus pies; y conocerás que yo soy Jehová, que no se avergonzarán los que esperan en mí.” (Isaías 49:22,23)

Será el honor particular de Jesús traer a todas las naciones a adorar delante de Dios: y esto lo hará en virtud del pacto hecho con David.

Poco queda por decir para ilustrar las restantes provisiones del pacto. Que Dios establecerá el trono de su reino para siempre, en las manos de Jesús, y bajo el control de éste dará a Israel la segura morada de la cual nunca será removido, ya se ha hecho evidente en estudios anteriores. Estas dos conclusiones están entre las doctrinas más copiosamente respaldadas en la palabra de Dios. A la luz de ellas toda la profecía es inteligible. Sin ellas, el Antiguo Testamento es lo que los tradicionalistas prácticamente encuentran: una visión oscura y una letra muerta.

La apostasía es la responsable de esto. Mezclando dogmas paganos con las doctrinas de la revelación, ha tenido éxito en mistificar los oráculos de Dios hasta volverlos incomprensibles para la mayoría de la gente. Ha puesto un grueso velo sobre sus ojos. Ha complicado el estudio la Biblia, exponiéndola al ridículo y el desprecio de muchos, quienes con un mejor entendimiento se inclinarían delante de la sublimidad y esplendor del plan que revela la redención de este bello planeta del mal que actualmente reina. Este resultado lamentable no puede ser remediado por ahora en un grado significativo. Ocasionalmente unos cuantos se rendirán ante el poder del juicio y del testimonio; pero la gran mayoría continuará esclavizada al poder del error apoyado por la mayoría.

Seducidos por el engaño de la sociedad, están sordos a la voz de la razón. Miran a su alrededor y ven una multitud caminando por las sendas convencionales de la religión popular; aunque considerados individualmente podrían estimar sus opiniones en su verdadero valor (el cual, en la mayoría de los casos, debido a la ignorancia prevaleciente, es nulo). Aun así el simple peso de las cifras da al sentimiento colectivo un poder al cual no pueden resistir; y se dejan arrastrar como esclavos atados al carro de un sistema de fe que no se sostendrá ni por un momento cuando sea juzgado en base a sus méritos propios. Cada hombre en la multitud ve al resto como una multitud, y abrumado por la multitud, se dobla ante la opinión colectiva, aunque sólo se trate de un mero prejuicio tradicional y no de una convicción basada en la evidencia. De este modo, cada hombre en las grandes comunidades religiosas es atrapado en la servidumbre por todo el resto, y esta esclavitud es reforzada por medio de la influencia de la iglesia, capilla, colegio, sacristía, escuela, ferias de caridad, retiros, reuniones sociales, intereses privados, y toda la maquinaria en general del sistema.

Nada podrá romper esta esclavitud intelectual, sino la vara de hierro del Hijo de David. Cuando él venga, investido en su sola persona con la autoridad actualmente ejercida por todos los reyes y parlamentos del mundo; cuando él retire, con mano inmisericorde, los intereses creados que obstruyen el paso del progreso general; cuando reduzca a polvo la tela corrompida de la superstición respetable; cuando destruya las instituciones ante las cuales las multitudes insensatas se arrodillan y adoran por la sola influencia de la tradición humana; cuando promulgue ante el mundo entero los decretos de un absolutismo divino y omnipotente; cuando establezca un sistema de adoración para el cual demandará conformidad so pena de muerte; cuando exija que la lealtad de cada alma sea ofrecida personalmente en Jerusalén, la ciudad del gran rey; cuando venga a barrer de la faz de la tierra la enmarañada red de las instituciones existentes que fomentan la ignorancia, el vicio y la miseria, mientras pretenden estar basadas en la justicia, la religión y la moralidad, administrando con igualdad los poderosos y rápidos premios de una justicia inequívoca; cuando efectivamente haga pedazos toda la estructura de la sociedad humana tal como ahora existe, y la sustituya por un nuevo orden de cosas, estableciendo el restaurado reino de David en la tierra de Palestina como su centro de operaciones. Entonces y sólo entonces, verá la humanidad su insensatez y “vendrán desde los extremos de la tierra y dirán: Ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho” (Jeremías 16:19). Hasta entonces, no hay esperanza. “Juzgarás los pueblos con equidad, y pastorearás las naciones en la tierra” (Salmos 67:4). “En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre” (Zacarías 14:9).

Robert Roberts

EL REINO DE LOS CIELOS-EL REINO DE DIOS: LA ANTIGUA ESPERANZA JUDÍA

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA, CON LIGEROS ERROCILLOS

Publicado en: Reino de los Cielos

Cuando empecé este viaje, he querido poner estas dos frases que fueron el núcleo de las enseñanzas de Jesús en una caja. Pronto empezamos a ver que esto no sería tan fácil un viaje, pero que sería un viaje que conduce de un lugar a otro. El viaje de entendimiento “el reino de los cielos / Reino de Dios” en realidad comienza con lo que esta frase significa que el promedio “Judio o hebreo en la calle” … .. y termina con Jesús.

Echemos un vistazo a lo que estas palabras, este pensamiento, esta frase “Reino de los Cielos / reino de Dios”, que significaría para el Judio promedio cuando lo supieron. ¿Por qué los Judios? Debido a que Jesús y sus discípulos fueron Judios. Debido a que Dios claramente escogió a Israel para llevar su mensaje. El contexto es siempre importante.

En primer lugar, echemos un vistazo a esta cuestión desde los ojos de uno de los eruditos del Nuevo Testamento más respetados nuevos y destacados pensadores cristianos que viven hoy día. NT Wright ha enseñado estudios del Nuevo Testamento durante más de veinte años en Cambridge, McGill y las universidades de Oxford en Inglaterra y actualmente es el obispo anglicano de Durham en Inglaterra.

Las citas son de “Jesús y la Victoria de Dios” por NT Wright (páginas 202-204):

“Lo más importante para reconocer sobre el uso judío del primer siglo del reino de lengua es que está ligada a las esperanzas y expectativas de Israel. “Reino de Dios” no era una frase vaga, o un sistema de cifrado con un aura religiosa en general. No tenía nada más, al menos en primera instancia, que ver con lo sucedido a los seres humanos después de su muerte. El reverente perífrasis  ‘Reino de los cielos’, siempre incomprendido por algunos cristianos en el sentido de “un lugar, es decir, el cielo, donde se salvan almas se van a vivir después de la muerte ‘, es decir, nada de eso en el mundo de Jesús: era simplemente una manera judía de hablar de el Dios de Israel se está convirtiendo en un rey. “

“La idea del Dios de Israel es, o convertirse en, el rey no puede ser entendida sin un sentido de lo que he descrito en otra parte: el anhelo angustioso de Israel por su pacto que Dios entre en su poder y gobernar el mundo en la forma en que siempre había intención “.

“El reino de Dios, a la Judio en el pueblo-en la primera mitad del primer siglo, significó la reivindicación que viene de Israel, la victoria sobre los paganos, el regalo final de la paz, la justicia y la prosperidad.”

A continuación, vamos a ver lo que el Dr. David H. Stern, el traductor del Nuevo Testamento judío, dice sobre este tema. El Dr. Stern nació en Los Angeles en 1935, el bisnieto de dos de los primeros de la ciudad veinte Judios. En 1972, llegó a creer en Yeshúa [Jesús] como el Mesías, después de que recibió una Maestría en Divinidad en el Seminario Teológico Fuller y hizo estudios de postgrado en la Universidad del Judaísmo. El Dr. Stern enseñó el primer curso del Seminario Teológico Fuller en “El judaísmo y el cristianismo”, organizado conferencias y reuniones de judíos mesiánicos líderes, y era un oficial de la Alianza Judía Mesiánica de América. Echemos un vistazo a lo que dice sobre el “reino de los cielos / reino de Dios”. Las citas son tomadas de su libro, el “judío Comentario del Nuevo Testamento”, páginas 16 y 17:

“La palabra ‘cielo’ fue utilizada en la evasión piadosa de la palabra” Dios “, y hasta el día de ‘malkhut-haShammayim” en hebreo (“Reino de los Cielos’) sustituye en la literatura religiosa judía para” Reino de Dios “, que se encuentra una expresión con frecuencia en el Nuevo Testamento … “

“En ambos Yojanán [Juan el Bautista] y Yeshúa [Jesús] la predicación ( Mateo 4:17 ) la razón de urgencia, que se arrepientan es que el Reino de los Cielos está cerca. El concepto del Reino de Dios es crucial para entender la Biblia. Que no se refiere ni a un lugar ni un tiempo, pero con una condición en la que se reconoce el reinado de Dios por la humanidad, una condición en la cual la promesa de Dios de un universo restaurado libres del pecado y la muerte son, o empezar a ser cumplido. “

“Hoy en día, el Reino de Dios viene immedietly y verdaderamente, pero en parte-a todos los que ponen su confianza en Yeshua [Jesús] y su mensaje, lo que se comprometen a vivir la vida santa que Dios demanda de soberanía. Como ejemplo de la ‘parcialidad’, que la paz en sus corazones a pesar de que no hay paz en el mundo. Pero en lo futuro, al final de la era presente de la historia, cuando Yeshua [Jesús] se vuelve, va a inaugurar el reino de verdad y por completo ( Apocalipsis 19:6 );. entonces Dios cumplirá el resto de las promesas del reino “

Si nos fijamos en que las Escrituras y como aplicar este conocimiento de lo que significan estas palabras en el primer siglo, podemos ver un cuadro emergente. Hay mucho más para estudiar sobre el tema. Yo creo que no podemos obtener una clara, o una imagen completa, a menos que entendamos esto en contexto, el contexto no sólo de pensamiento histórico, sino de la enseñanza de Jesús sobre este tema en su totalidad. Jesús tenía mucho que decir! Tengo muchas ganas de continuar en busca de pistas y piezas del rompecabezas

REFUTANDO LOS PUERILES ARGUMENTOS DE LOS QUE SOSTIENEN QUE LA ESTRELLA DE DAVID ES UN SÍMBOLO SATÁNICO

While there are pagan symbols and things we need to beware of, I don’t believe this is one of them. Part of the problem is that the pagans adopt and pervert most everything of the Bible sometime during history. Kind of the chicken or the egg deal. Here is what I have on the history of the Star of David….

The following is in three notes I had posted on this subject, some of the following information given is just traditional to give you a background on the subject, as well as presenting factual evidence…     

1.       MOGEN/(MAGEN)-STAR OF DAVID:      

 NOTE 1:        

It was not only used by Jews in the third century, but it is also found on a Hebrew seal discovered in Sidon and dating from the seventh century B.C.. It also appears side by side with the Menorah, and it also has been called the Shield of David.  

On the catacombs near Rome, where Jewish people are buried, the insignia “Mogen David” is found as also on the wall surrounding the city of Jerusalem.     

Interesting note: George Washington ordered the symbol of thirteen stars on the reverse side of the National Seal so arranged in five rows [one-four-three-four-one] as to create the outline of the six-pointed Star [Mogen David] to honor the Jew, Chaim Solomon, who literally financed the U.S. Government through the Revolution!    

The Shield of David, [or, more popularly known as the “Star of David”] is linked to the sacred Name of the YHVH, HaShem, which Jewish people do not pronounce. The Name is called “Tetragrammaton” and frequently has appeared in the center of the Magen David which custom has been observed for centuries.

 It has been said that the combination of the triangles is taken from the ancient Paleo-Hebraic signature of King David. The three letters of his name, Daled, Waw, Daled, by extension, compose a double triangle.

Some Jewish teachers have held that the six points of the star represent the omnipresence of G-d in all directions: east, west, north and south, also up and down

Orthodox Jews also claim that each point of this star stands for a Hebrew word spelling out the Shema, the great confession of Deut. 6:4.

Others feel that when drawing the inner diagonals of the star one would come upon twelve triangles which might symbolize the position of the twelve tribes of Israel as encompassed around the Tabernacle in the wilderness.

There are those who maintain that there is an association between the six points of the star and the six measures of barley Boaz gave to Ruth, which symbolized the fact that six great people would stem from Ruth, foremost among these being King David.

It has been interpreted to denote the seven days of the week. The center of the star, the most complete figure, being the Shabbat; the six outer triangles, the six week days.

There are those who interpret it as symbolizing the six heroes of Israel: Abraham, Isaac, Jacob, Joseph, Moses, and Aaron. There are still others who consider it a symbol of the coming Messiah Who is scheduled to arrive after six thousand years. In this connection they claim the prophecy of Balaam in Numbers 24:17…There shall step forth a STAR out of Jacob, And a scepter shall arise out of Israel.

There are 4th cent. AD Agadah writings that state, when David was fighting the armies of Saul he asked YHVH what he could put on their shields to distinguish the two armies apart, as they are to make no graven images, and that this is the symbol YHVH gave him. It is also called in Talmudic writings the Star of Abraham, and is stated it originated with him, but most writings indicate, in Judaic lit., that it originated with David himself – and based upon the configuration with the ancient Paleo-Hebrew script for the letters D/daled V/vav D/daled the explanation makes sense.

To some Jewish scholars, the triangle pointing downwards to the earth, represents man in his triune being – body, soul, and spirit; and Rabbinic writing(s) also state that the triangle pointing upwards toward heaven, according to a Jewish history of it, represents the Godhead, a mystery which they feel will be explained when the Messiah comes!

To us as Messianic Believers, it can show the Tri-Unity of YHVH Elohim, reaching down to tri-nature man, and in Messiah Yeshua, the two are brought into fellowship.

NOTE 2:

 Most scholars state that the molech, easter, baal, symbol was the five-pointed star (I.e. as the “Bethlehem star” as seen at Christmas) not a six-pointed star; and then you have the inverted star of satanism that is a five pointed star. And unless you accept the account that it originated with Abraham – then it was introduced around the time of Solomon – but rather by his father David!

The fact that it shows up later in witchcraft is not an indication of its origins. – In fact, in some witchcraft books it is said to represent the Jews, and it often depicted with a cross in its center when witches do hexes against the Jews and Christians (their own statements in their witchcraft books stating this.)

Also the statement that it was not used by Israel for 2,600 years, and only has become a distinct Jewish symbol in the last 2 centuries, is false as well. It is on the 1st Century Synagogue in Capernaum that Yeshua/Jesus would have taught at in the New Testament accounts. We have a gold Mogen David from the third century BC with Biblical inscriptions on it; and in the last 15 years or so one of the royal seals of the House of David from one of the kings of Israel’s royal scribe has a Star of David and is from the 7th century BC and shows that it was used as a royal seal by the House of David (research B.A.R. on this discovery), for just some examples.

Given all this, and the accounts of its origins in ancient Judaic writings, I think we can conclude that paganism has been attempting to hijack this symbol. The witchcraft usage shows up after David’s time, not the other way around. Quoting later Rothschild’s, Masonic, etc., sources to make their point that the Star of David is evil is also irrelevant. Also you’ll note in that article-[NOTE: This note I wrote was in response to another person’s article] they call the Tabernacle in the Wilderness evil to make their point, when it was designed by YHVH Elohim Himself and given to Moses! – That is a horrible out of context analogy in that article! It’s bordering on sacrilege I’d think to equate the things that God directly gave with evil. Sure the Children of Israel at times did evil at times in their history; but the Tabernacle in the Wilderness designed and given by YHVH was not evil!

Sure, there is false/pagan stuff out there mingled in Judaism and Christianity; but having researched it, I don’t believe this is one of them. I’d stay away from 5 pointed stars like the pentagram though!

NOTE 3:

Here are some facts: Most of the articles saying the Mogen David is pagan are quoting from articles saying it wasn’t used for the Jewish people till the 16th century, and that it was made by Solomon – however!…That is only found in Masonic literature! Yet it is quoted over and over, but it is NOT true!

 FACTS: We have a 4th century A.D. Star of David that is made of gold from a Scripture portion in Hebrew. – Not that many years ago a Royal Seal of a scribe of a king of the House of David was found in Israel that had a star of David on it from the 7th Century BC (research the article in B.A.R.), and the synagogue in Capernaum, probably the same one Yeshua/Jesus taught at, has stars of David all around its foundation stones. The Agadah in the 4th C. AD says the Star of David is also called the Shield of David, as when David’s troops were fighting Saul’s troops since they were all dressed alike, he prayed and asked YAH what he should put on his army’s shields since it was forbidden to make a graven image, and that is what he was given. Some writings say it is also called the shield of Abraham as he used it before David did.

 While it is used in witchcraft, only with a circle around it, to cast spells, it is a matter of the chicken and the egg: They also use it with a cross inside it, and a circle around it, to cast spells on the Jewish people and on Christians (this is in their own writings). Satan perverts everything that is true….black-sabbath, upside down and broken cross (peace symbol) and etc…

Going by Masonic writings to prove anything isn’t good. The Masons are really only a few centuries old and do NOT go back to Solomon! sheesh! – Not to mention the Masons have an agenda of painting Jews as evil – Just like we know the Protocols Of The Elders Of Zion was a Russian Masonic document they released substituting “Jews” in the place of “Masons”. – This was to reveal their intentions of NWO/Illuminate world conquest, yet setting up the Jews as a smoke-screen/straw-man to draw attention away from themselves-(Masons). – Those are the facts; and no: I’m not going to argue it! To even think that the tiny population of Jews were planning on taking over the world, way before they even had a country (modern Israel) is ridiculous. – What is even more ridiculous is that some people still believe that today, when we see Israel having to fight to just hold on to the tiny sliver of a country, the size of New Jersey, they have now!

Yes, there are pagan symbols and Cabbalistic things in Rabbinic Judaism, and Catholicism has some things too for that matter, that we need to throw out – but I believe the evidence shows that the Mogen David / Star of David isn’t one of them.

Here are a few links with more information, pictures, and historical finds of ancient Mogen/Stars of Davd (there are quite a few more than I knew about), including the recent find of it being used by 1st and 2nd Century AD Messianic Jewish Believers…

48.   

http://www.tsiyon.org/main/messianic_seal_news.htm

http://mayimhayim.org/Academic%20Stuff/Messianic%20Seal.htm

http://peyotinyakima.blogspot.com/2009/10/star-of-david.html

http://lodibethhallel.com/star_david__pagan.htm

 TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA CON MUCHOS ERRORCILLOS

Es el / Mogen (Magen)-Estrella de David en realidad pagano, o no? … Si bien existen símbolos paganos y cosas que tenemos que cuidarte, no creo que este es uno de ellos. Parte del problema es que los paganos adoptar y pervertir todo lo que la mayoría de la Biblia en algún momento de la historia. Especie de la gallina o el huevo de la oferta. Esto es lo que tengo en la historia de la estrella de David …. Lo que sigue es de tres notas que había publicado sobre este tema, algunos de la siguiente información dada es tradicional para darle un fondo sobre el tema, así como la presentación de pruebas objetivas …

Mogen / (MAGEN)-ESTRELLA DE DAVID:

NOTA 1: No solamente fue utilizado por Judios en el siglo III, pero también se encuentra en un sello hebreo descubierto en Sidón y que data del siglo VII aC. También aparece al lado de la Menorá, y también ha sido llamado el Escudo de David. . En las catacumbas cerca de Roma, donde los judíos son enterrados, la insignia “Mogen David” se encuentra como también en la pared que rodea la ciudad de Jerusalén. . Nota interesante: George Washington ordenó el símbolo de trece estrellas en el reverso del sello nacional que organiza en cinco filas [uno-cuatro-tres-cuatro-uno] para crear el contorno de la estrella de seis puntas [Mogen David] en honor a la Judio, Jaime Salomón, que, literalmente, financió el Gobierno de los EE.UU. a través de la Revolución! . El escudo de David, [o, más popularmente conocido como la “Estrella de David”] está relacionada con el sagrado nombre de la YHVH, Jehová, que el pueblo judío no se pronuncia. El nombre es: “Tetragrammaton” y con frecuencia ha aparecido en el centro de la Magen David que la costumbre se ha observado desde hace siglos. . Se ha dicho que la combinación de los triángulos se ha tomado de los antiguos paleo-hebreo firma del rey David. Las tres letras de su nombre, Daled, Waw, Daled, por extensión, componen un triángulo doble. .

Algunos maestros judíos han sostenido que los seis puntos de la estrella representan la omnipresencia de Dios en todas las direcciones: este, oeste, norte y sur , también arriba y abajo. . Judios ortodoxos también afirman que cada punto de esta estrella es sinónimo de una palabra hebrea que detallar el Shemá, la gran confesión de Deut. 06:04. . Otros creen que la hora de elaborar las diagonales interiores de la estrella vendría a doce triángulos que podría simbolizar la posición de las doce tribus de Israel, que abarca todo el Tabernáculo en el desierto. . Hay quienes sostienen que no es una asociación entre las seis puntas de la estrella y las seis medidas de cebada Booz dio a Ruth, que simboliza el hecho de que seis personas grandes que se derivan de Ruth, el principal de ellos es el rey David. . Se ha interpretado para referirse a los siete días de la semana. El centro de la estrella, la figura más completa, siendo el Shabat, los seis triángulos exteriores, los días de seis semanas. . Hay quienes lo interpretan como un símbolo de los seis héroes de Israel: Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés, y Aarón. Todavía hay otros que lo consideran un símbolo de la venida del Mesías que tiene previsto llegar después de las seis mil años. En este sentido afirman que la profecía de Balaam en Números 24:17 … No habrá un paso al frente una estrella de Jacob, un cetro surge de Israel. . Hay ciento cuarta. AD Agadah escritos de ese estado, cuando David estaba luchando contra los ejércitos de Saúl le pidió a YHVH lo que podría poner en sus escudos para distinguir los dos ejércitos separados, como lo son para no hacer imágenes de talla, y que este es el símbolo de YHVH le dio. También se le llama en los escritos talmúdicos de la Estrella de Abraham, y se dice que se originó con él, pero la mayoría de los escritos indican, en judaica encendido, que se originó con el mismo David -. Y se basa en la configuración con el antiguo Paleo-hebrea para . las letras D / V daled / vav / D daled la explicación tiene sentido .

Para algunos estudiosos judíos, el triángulo que apunta hacia abajo a la tierra, representa al hombre en su ser trino – cuerpo, alma y espíritu, y la escritura rabínica (s) También afirman que el triángulo que apunta hacia arriba, hacia el cielo, de acuerdo con una historia judía de la misma, representa la divinidad, misterio que se sienten se explicará cuando llegue el Mesías! . Para nosotros como creyentes mesiánicos, se puede mostrar la tri-unidad de YHVH Elohim, llegando hasta el hombre tri-naturaleza, y en el Mesías Yeshua, los dos se ponen en comunión. NOTA 2: La mayoría de los estudiosos que el estado de Moloc, Semana Santa, Baal, símbolo era la estrella de cinco puntas (es decir, como el Belén ” estrella “, como se ve en la Navidad no) una estrella de seis puntas, y entonces usted tiene la estrella invertida del satanismo que es una estrella señalada cinco. Y a menos que aceptes la cuenta que se originó con Abraham – después que se introdujo en la época de Salomón -, sino más bien por su padre David! El hecho de que aparece más adelante en la brujería no es una indicación de su origen. – De hecho, en algunos libros de brujería, se dice que representan a los Judios, y que a menudo representado con una cruz en el centro en que las brujas hacen maleficios contra los Judios y los cristianos (sus propias declaraciones en sus libros de brujería, diciendo esto.) Asimismo, la declaración que no fue utilizado por Israel para 2.600 años, y sólo se ha convertido en un símbolo distinto judía en los últimos dos siglos, es falso también.

Es en la sinagoga del siglo primero en Capernaum que Yeshúa / Jesús habría enseñado en las cuentas del Nuevo Testamento. Tenemos un oro Mogen David desde el siglo III aC con inscripciones bíblicas sobre él, y en los últimos 15 años más o menos uno de los sellos reales de la Casa de David de uno de los reyes de escribano real de Israel tiene una estrella de David y es desde el siglo 7 aC y muestra que se utilizó como un sello real de la casa de David (BAR investigación sobre este descubrimiento), por sólo algunos ejemplos. Teniendo en cuenta todo esto, y las cuentas de sus orígenes en los antiguos escritos judaicos I, creo que podemos concluir que el paganismo ha estado tratando de apropiarse de este símbolo. El uso de la brujería se presenta después de la época de David, no al revés. Citando después, Rothschild masónicas, etc, las fuentes para defender su postura de que la Estrella de David es el mal también es irrelevante.

También se le nota en ese artículo-[NOTA: Esta nota que escribí fue en respuesta al artículo de otra persona] que ellos llaman el Tabernáculo en el desierto del mal para defender su postura, cuando fue diseñado por el mismo YHVH Elohim y dada a Moisés! – Esa es una de horribles de la analogía en el contexto de que el artículo! Es frontera con sacrilegio yo pensaba equiparar las cosas que Dios le dio directamente con el mal. Claro que los hijos de Israel hicieron lo malo, a veces, a veces en su historia, ¡pero el Tabernáculo en el desierto diseñados y administrados por YHVH no era malo Claro, es falso / pagana cosas por ahí mezclados en el judaísmo y el cristianismo, pero que se investigó , no creo que este es uno de ellos. Yo me quedaría fuera de 5 estrellas, como señaló el pentagrama sin embargo!

NOTA 3:

A continuación algunos datos: La mayoría de los artículos diciendo que el Mogen David es pagano está citando a partir de artículos diciendo que no era utilizados para el pueblo judío hasta el siglo 16, y que fue hecho por Salomón – Sin embargo … que sólo se encuentra en la literatura masónica! Sin embargo, es citado una y otra vez, pero NO es cierto! HECHOS: Tenemos una estrella del siglo I dC cuarto de David, que está hecha de oro a partir de una porción de las Escrituras en hebreo. – No es que hace muchos años un sello real de un escriba de un rey de la casa de David se encuentra en Israel, que tenía una estrella de David en él desde el siglo séptimo antes de Cristo (la investigación el artículo en BAR), y la sinagoga de Cafarnaúm , probablemente el mismo Yeshúa / Jesús enseñó a, tiene estrellas de David en todo piedras de su fundación. El Agadah en el cuarto d. C., dice la estrella de David es también llamado el Escudo de David, como cuando las tropas de David estaban luchando las tropas de Saúl ya estaban vestidos todos iguales, oró y pidió a YAH lo que debe poner en los escudos de su ejército desde que estaba prohibido hacer un ídolo, y eso es lo que se le dio. Algunos escritos dicen que también se llama el escudo de Abraham, como lo usaba antes lo hizo David. A pesar de que se usa en la brujería, sólo con un círculo a su alrededor, para lanzar hechizos, es un asunto de la gallina y el huevo: También utilizarlo con una cruz en su interior, y un círculo a su alrededor, para lanzar hechizos sobre el pueblo judío y los cristianos (esto es en sus propios escritos). Satanás pervierte todo lo que es verdad …. negro, sábado, boca abajo y roto cruz (símbolo de la paz), etc ..

A juzgar por los escritos masónicos que demostrar nada, no es bueno. Los masones son en realidad sólo unos pocos siglos de antigüedad y no volver a Salomón! Sheesh! – Por no hablar de los masones tienen una agenda de la pintura Judios como el mal – Al igual que sabemos que los Protocolos de los Sabios de Sión era un documento masónico ruso lanzaron la sustitución de “Judios” en el lugar de los “masones”. – Esto fue a revelar sus intenciones de NWO / Iluminar la conquista del mundo, sin embargo, la creación de los Judios como smoke-screen/straw-man para desviar la atención de ellos mismos (los masones). – Esos son los hechos, y no: yo no voy a discutir! Incluso a pensar que la pequeña población de Judios fueron pensando en tomar el mundo, mucho antes de que tuvieran un país (hoy Israel) es ridículo. – Lo que es aún más ridículo es que algunas personas todavía creen que hoy en día, cuando vemos a Israel tener que luchar para mantener sólo a la pequeña franja de un país, del tamaño de Nueva Jersey, que tienen ahora Sí, hay símbolos paganos y lo cabalístico en el judaísmo rabínico, y el catolicismo tiene algunas cosas muy para el caso, que tenemos que tirar hacia fuera – pero creo que la evidencia muestra que el Mogen David / Estrella de David no es uno de ellos. ~ ~ ~

Aquí algunos enlaces con más información, imágenes y hallazgos históricos de la antigua Mogen / Estrellas de davd (hay bastantes más de uno que sabía), incluyendo el reciente hallazgo de que está siendo utilizado por el 1er y 2do siglo AD Judía Mesiánica.

¿ES LA ESTRELLA DE DAVID UN SÍMBOLO PAGANO?

  Estrella de David

El siguiente artículo se reproduce (con algunas modificaciones) de la revista Petah Tikvah, Rochester, NY, con permiso del Rabino Richard Chamberlain, y que se tituló originalmente “¿Es la estrella de David Kosher?”.

La estrella de David es hoy en día se encuentran en todas las sinagogas y también en la bandera de (el estado de) Israel, un símbolo de la restauración hogar nacional judío.

Sin embargo, hay muchos que creen que la Estrella de David es un símbolo oculto, y por lo tanto, no “kosher”. Estoy en total desacuerdo con éstos. Creo que la oposición a la Estrella de David es de origen satánico y antisemita, uno más de los muchos ataques contra Israel y el pueblo judío.

Hay varias teorías sobre el origen de la estrella de David. La mayoría de las teorías atribuyen los orígenes a los gentiles. Yo (Rick Chamberlain) personalmente creo que la Estrella de David es de origen hebreo. En el hebreo Paleo más antiguo la letra “daleth“(D) se representa como un triángulo. La Estrella de David (o Escudo de David) se compone de dos dalets triangulares. Cuando los antiguos paganos iban a la guerra, a menudo pintaban dragones fieros, serpientes u otros bichos en el escudo de sus soldados. Los antiguos israelitas, sin embargo, se abstuvieron de hacer representaciones artísticas de los animales. Los hijos de Israel eligieron en su lugar utilizar el Magen David (Escudo de David) (como un símbolo en su escudo). Los dalets se superponen, uno sobre el otro, uno apuntando hacia arriba, y uno hacia abajo. Los dalets fue el primero y la primera letra del nombre del rey David (escrito daleth, VUV, daleth en hebreo).  

El Rey David tenía una bien merecida reputación como un gran hombre de la guerra. El mero pensamiento de él y los israelitas que lucharon en su ejército podían infundir miedo en los corazones de los enemigos de Israel. Por lo que el David Magán era un símbolo eficaz de la guerra. No fue utilizado como símbolo religioso hasta varios siglos después. Muchos hoy en día insisten en que la estrella de David se utiliza en rituales ocultistas y satánicos. Esto puede o no puede ser cierto, pero mucho más común es el uso de la cruz y la estrella de cinco puntas (el pentagrama) en rituales ocultos. Sin embargo, aun suponiendo que la Estrella de David es de hecho utilizada en rituales ocultos, no demuestra que tiene origen “satánico”. Sería una muestra de cómo un buen símbolo se utiliza en una falsificación satánica.

Los dones del Espíritu todos tienen falsificaciones ocultistas. (Janes y Jambres, los magos de Egipto, duplicaron algunos de los milagros de Moshé y Aharón – Shemoth [Éxodo] 7:22, 8:07, 18; etc). Nunca se me ocurriría decir que la profecía de Isaías es satánica por el hecho de que los satánicos u ocultistas también profetizan! Satanás está tratando de difamar al pueblo judío y la nación de Israel al traer descrédito al símbolo de la nación judía. 

Espero que cuando regrese Yahshua, él dé su beneplácito a la estrella de David. (Una Estrella de David se puede encontrar el día de hoy en las paredes de la antigua sinagoga en Capernaum donde Yahshua mismo enseñó). Una profecía mesiánica proclama: ” Una estrella saldrá de Jacob y un cetro surge de Israel “(Números 24:17). Yahshua dijo: “Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.” (Apocalipsis 22:16). Desde esta escritura se puede concluir que la estrella de David representa no sólo a Israel y el pueblo judío, sino también el Mesías mismo Yahshua. En MatthithYahu (Mateo) 2:9, 10 los reyes magos, que buscaban al Mesías recién nacido, siguieron a “… la estrella que habían visto en Oriente…” y en el versículo 10, leemos: ” Y al ver la estrella, se regocijaron grandemente con muy grande gozo.” Esta fue una satisfacción evidente de Bemidbar (Números) 24:17

En una nota final, hay que tener en cuenta que en Bereshit (Génesis) 37:9, José vio a sus hermanos, las tribus de Israel futuras, en la visión profética, representadas como estrellas. Algunos rechazan la estrella de David sobre la base de Hechos 7:43, una condena de la “… estrella de su poderoso Kiyyun… ” (RV Remphan ). Sin embargo, nadie puede decir cómo se veía esta “estrella” de este ídolo pagano y cuantas puntas tenía. Para nuestro conocimiento no existen pruebas creíbles de que la estrella dedicada a un ídolo pagano ni remotamente se pareía a la estrella de David. Pero incluso si lo fuera, una vez más, debemos recordar que Satanás falsifica muchos aspectos de la verdadera adoración con el objetivo de engañar y confundir al pueblo de Yahweh. 

Para mayor información sobre la estrella de David, les recomiendo el artículo del rabino Moshe Yoseph Koniuchowsky, titulado: “El ataque a la estrella de David, yendo al siguiente link:

http://yourarmstoisrael.org/Articles_new/notes/index.php?page=star_david

SORPRÉNDASE: ¡JESÚS NO ESTÁ SENTADO EN EL TRONO DE DAVID EN EL CIELO!

 

Por Mario A Olcese (Apologista)

INTRODUCCIÓN

Los amilenialistas, entre ellos, los Preteristas extremos, sostienen que nuestro Maestro Jesús el Mesías está sentado en el trono de David en el cielo. Ellos alegan que el Mesías regresó al cielo para gobernar a su pueblo desde su trono personal (“el trono de David”), cumpliendo así la profecía de Lucas 1:32,33. Sin embargo, lo que estos amilenialistas ignoran es que Jesús el Mesías no se fue al cielo para sentarse en su propio trono sino ¡en el trono de su Padre!. Estos desconocen que El Mesías tendrá su trono Y SU GOBIERNO en la tierra (2 Sam.23:1, VV.1960, Jer. 3:17), y que su Padre tiene el Suyo propio en el cielo. Por tanto, es momento de aclarar este asunto que ha sido pasado por alto por la mayoría de estudiantes de la Biblia. Vamos, pues, a desenmascarar el error de la enseñanza de que el Mesías está reinando en su trono (“el de David”) en el cielo, ya sea desde el año 31 o desde el 1914.

EL TESTIMONIO DE  JUAN Y EL APOCALIPSIS

Examinemos lo que dice Juan sobre los tronos existentes en el cielo, y para eso vamos a examinar todos los versos en el libro de Apocalipsis donde aparecen las palabras “trono” y tronos”. De este modo podremos descubrir si existe un trono personal para el Padre y otro personal para el Hijo—¡y para el Espíritu Santo!. Los textos donde aparecen las palabras “trono” y “tronos” en el libro de Apocalipsis son los siguientes: Ap. 4:2,4,5,6,9,10; 5:1,6,7,11,13; 6:16, 7:8,10,11, 15,17; 8:3;11:16; 12:5; 14:3,5; 16:10,17; 19:4,5; 20:4,11; 21:5; 22:3.

APOCALIPSIS 4:2,3,4,5,6,9,10:

Apocalipsis 4

2 Y luego yo fui en Espíritu: y he aquí, un trono que estaba puesto en el cielo, y sobre el trono estaba uno sentado.

3 Y el que estaba sentado, era al parecer semejante á una piedra de jaspe y de sardio: y un arco celeste había alrededor del trono, semejante en el aspecto á la esmeralda.
4 Y alrededor del trono había veinticuatro sillas: y vi sobre las sillas veinticuatro ancianos sentados, vestidos de ropas blancas; y tenían sobre sus cabezas coronas de oro.

5 Y del trono salían relámpagos y truenos y voces: y siete lámparas de fuego estaban ardiendo delante del trono, las cuales son los siete Espíritus de Elohim.
6 Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y en medio del trono, y alrededor del trono, cuatro animales llenos de ojos delante y detrás.

9 Y cuando aquellos animales daban gloria y honra y alabanza al que estaba sentado en el trono, al que vive para siempre jamás,

10 Los veinticuatro ancianos se postraban delante del que estaba sentado en el trono, y adoraban al que vive para siempre jamás, y echaban sus coronas delante del trono, diciendo:

COMENTARIO


En estos versículos se habla de una sola Persona Divina la cual está sentada en un trono y rodeada por 24 tronos que son para los 24 ancianos. Nótese que No se dice que los 24 tronos están alrededor de dos tronos, y mucho menos, de tres.

APOCALIPSIS 5:1,6,7,11,13:

Apocalipsis 5

1 Y VI en la mano derecha del que estaba sentado sobre el trono un libro escrito de dentro y de fuera, sellado con siete sellos.

6 Y miré; y he aquí en medio del trono y de los cuatro animales, y en medio de los ancianos, estaba un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados en toda la tierra.
7 Y él vino, y tomó el libro de la mano derecha de aquel que estaba sentado en el trono.

11 Y miré, y oí voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los animales, y de los ancianos; y la multitud de ellos era millones de millones,
13 Y oí á toda criatura que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y que está en el mar, y todas las cosas que en ellos están, diciendo: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la bendición, y la honra, y la gloria, y el

poder, para siempre jamás.

COMENTARIO

Si examinamos con cuidado estos versos del capítulo 5 de Apocalipsis donde aparece la palabra “trono”, no hallaremos evidencia de que el Mesías esté sentado en su propio trono individual o personal. Esto está claro.

APOCALIPSIS 6:16

Apocalipsis 6

16 Y decían á los montes y á las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos de la cara de aquél que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero…”

COMENTARIO

En el capítulo 6 de Apocalipsis tampoco encontramos evidencia de que Jesús el Mesías esté sentado en su propio trono en los cielos.

 APOCALIPSIS 7: 9,10,11, 15,17

Apocalipsis 7

9 Después de estas cosas miré, y he aquí una gran compañía, la cual ninguno podía contar, de todas gentes y linajes y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y palmas en sus manos;

10 Y clamaban en alta voz, diciendo: Salvación á nuestro Dios que está sentado sobre el trono, y al Cordero.

11 Y todos los ángeles estaban alrededor del trono, y de los ancianos y los cuatro animales; y postráronse sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios,

15 Por esto están delante del trono de Dios , y le sirven día y noche en su templo: y el que está sentado en el trono tenderá su pabellón sobre ellos.
17 Porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará á fuentes vivas de aguas: y Dios limpiará toda lágrima de los ojos de ellos.

COMENTARIO

En este capítulo 7 de Apocalipsis hemos examinado todos los versículos donde aparece el vocablo “trono” y observamos que no se dice nada de que el Hijo esté sentado sobre dicho trono. En el verso 10, por ejemplo, descubrimos que quien está sentado en el trono es el Padre y no el Hijo.

 APOCALIPSIS 8:3

Apocalipsis 8:

3 Y otro ángel vino, y se paró delante del altar, teniendo un incensario de oro; y le fue dado mucho incienso para que lo añadiese á las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro que estaba delante del trono.

 COMENTARIO

Tampoco en el capítulo ocho de Apocalipsis encontramos que El Mesías esté sentado en su trono personal o individual.

 APOCALIPSIS 11:16

Apocalipsis 11

16 Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios  en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios .

 COMENTARIO

Tampoco encontramos en el capítulo once de Apocalipsis que Jesús el Mesías esté sentado en su trono personal o individual. Es verdad que se habla de tronos pero estos son para los 24 ancianos.

 APOCALIPSIS 12:5

Apocalipsis 12

5 Y ella parió un hijo varón, el cual había de regir todas las gentes con vara de hierro: y su hijo fue arrebatado hasta Dios  y hasta su trono.

COMENTARIO

En el capítulo doce de Apocalipsis aparece una vez el vocablo ‘trono’ en el verso 5. No obstante, este trono no es el trono del Hijo sino de Yahwéh , el Padre.

 APOCALIPSIS 14:3,5

Apocalipsis 14

3 Y cantaban como un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro animales, y de los ancianos: y ninguno podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil, los cuales fueron comprados de entre los de la tierra.
5 Y en sus bocas no ha sido hallado engaño; porque ellos son sin mácula delante del trono de Dios.

 COMENTARIO

Es claro que tampoco en el capítulo 14 de Apocalipsis se habla de un trono personal del Hijo de Dios. El verso 5 dice claramente que el trono es de Dios, Dios el Padre.

 APOCALIPSIS 16:17

Apocalipsis 16

17 Y el séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una grande voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho es.

 COMENTARIO

Tampoco en el capítulo 17 se habla de un trono para el Hijo de Dios. Simplemente se habla de un trono que está en el templo del cielo.

 APOCALIPSIS 19:4,5

Apocalipsis 19

4 Y los veinticuatro ancianos y los cuatro animales se postraron en tierra, y adoraron a Dios  que estaba sentado sobre el trono, diciendo: Amén: Aleluya.
5 Y salió una voz del trono, que decía: Load á nuestro Dios  todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes.

 COMENTARIO

En el capítulo 19 de Apocalipsis tampoco se habla de un trono que le pertenezca al Hijo de Dios, sino solo a Dios. Esto es muy importante porque algunas personas no distinguen este detalle singular.

 APOCALIPSIS 20:4,11

Apocalipsis 20

4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios, y que no habían adorado la bestia, ni a su imagen, y que no recibieron la señal en sus frentes, ni en sus manos, y vivieron y reinaron con el Mesías mil años.
11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado sobre él, de delante del cual huyó la tierra y el cielo; y no fue hallado el lugar de ellos.

 COMENTARIO

Esta es una visión de la era venidera cuando Jesús el Mesías inaugure su reino milenario en la tierra. Los tronos que son vistos son los tronos de los mártires que reinarán con El Mesías en la tierra. En Salmos 122:3-5 se nos revela que los tronos del juicio estarán en Jerusalén y no en el cielo.

 APOCALIPSIS 21:5

Apocalipsis 21

5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

 COMENTARIO

Tampoco este versículo (ni su contexto) nos dice que este trono es del Hijo de Dios, sino más bien del Padre.

 APOCALIPSIS 22:1, 3

Apocalipsis 22

1 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios  y del Cordero.

3 Y no habrá más maldición; sino que el trono de Dios  y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán.

 COMENTARIO

El capítulo 22 se refiere básicamente a la era del reino en la nueva tierra, y el único verso que nos habla de un trono del Padre es el 3. Pero nada en el contexto nos indica que esta visión es una del cielo, sino de la nueva tierra, cuando Dios  y su Hijo estén con los hombres (21:1-3).

 YAHSHÚA EL MESÍAS ESTÁ SENTADO EN EL TRONO DE YAHWÉH

      Hemos demostrado que el Maestro Dios el Mesías NO está sentado en SU trono de autoridad en los cielos. Es crucial mencionar que el mismo Maestro Dios el Mesías dice lo siguiente: Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en SU TRONO”. Tomemos nota que el Mesías está sentado en el trono de su Padre—¡No en el suyo! Esta verdad es pasada por alto por los estudiantes de la Biblia. La mayoría cree que nuestro Maestro está ahora sentado en su propio trono (el de David, su Padre) en el cielo, pero esto no tiene base escrituraria. Es imposible que el Mesías esté sentado simultáneamente en su trono y en el trono de Su Padre. Pero habrá un trono para el Padre y otro para el Hijo cuando la Nueva Jerusalén descienda a la tierra y Dios  esté con El Mesías entre los hombres. Por tanto, Dios aún no se ha sentado en su trono real, pues no ha llegado su hora para hacerlo, ni la hora de los santos. Pero llegará la hora cuando el Mesías y sus santos se sienten en sus tronos en la tierra (Daniel 7.13,14,18,22,27).

      Pero sigamos examinando más versículos bíblicos que nos enseñan que el Mesías aún no está sentado en su trono real:

      Colosenses 3:1: Si, pues, habéis resucitado con El Mesías, buscad las cosas de arriba, donde está sentado (no entronizado) a la diestra de Dios.

      Hebreos 8:1: Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó (no dice ‘entronizó’) a la diestra del trono de la Majestad en los cielos.

      Hebreos 12:2: “Puestos los ojos en Dios, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó (no dice ‘entronizó) a la diestra del trono de Dios”.

      Tomemos nota que Jesús NO aparece sentado en un trono personal a la diestra del trono del Padre. Es decir, no hay dos tronos de poder y autoridad en los cielos, y menos, tres. Jesús aparece sentado a la diestra del trono. Esto puede interpretarse de dos modos: que él está sentado en un lugar que no es un trono de gloria y de poder propiamente dicho, sino una silla o algo así; o también puede interpretarse como que él está sentado en el propio trono de Dios , pero al lado derecho del Padre. Esta posibilidad parece más coherente. Lo importante es destacar que nunca se habla en el NT que el Mesías esté sentado en un trono personal de poder y autoridad como el que tiene el Padre. Si estoy errado, por favor demuéstrenmelo con la Biblia. Muéstrenme sólo un texto donde se diga que el Mesías está sentado en un trono personal de autoridad en el cielo al lado derecho del trono del Padre.

 ¿CÚANDO ENTONCES SE SENTARÁ EL MESÍAS EN SU TRONO PERSONAL DE GLORIA?

      Si como hemos demostrado Jesús no está sentado ahora en su trono personal de gloria, nos preguntamos: ¿cuándo lo hará? La respuesta la dio el mismo Maestro Jesús el Mesías en Mateo 25:31,34: Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él , entonces se sentará en su trono de gloria... entonces dirá a los de su derecha: Venid , benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”. Por tanto, es muy claro que Jesús no se sentó en su trono de gloria ni el 33 DC, ni en el 70 DC, ni en el 1914, … ¡y menos, sus seguidores!. Pero cuando él regrese en gloria con sus santos ángeles, entonces, y sólo entonces, se sentará en el trono de David su Padre en Jerusalén junto con todos los salvos de todas las épocas (Salmos 122:3-5). Nótese que los tronos de los santos estarán—¿dónde?—¡EN JERUSALÉN!

      En la interesante ‘Parábola de la Diez Minas’ Jesús tuvo que corregir la idea errada de sus seguidores de que su reino era inminente (Lucas 19:11). Les dijo en esa parábola que un ‘hombre noble’ (él mismo) se fue a un ‘país lejano’ (cielo) para recibir un reino y volver (v.12). Mientras tanto, sus siervos tendrían que ocuparse de su casa y de sus negocios hasta que él regresara nuevamente a la tierra para tomarles cuenta de los frutos de su trabajo. Aquellos que multiplicaron más sus minas tendrían más autoridad gubernamental sobre las naciones (vs 13-19).

 DILEMA AMILENIALISTA

      El problema de los preteristas es que ellos dicen que el reino ya vino en el año 70 DC, o en el 33DC, en el caso de los amilenialistas. Esto significaría que en aquellos tiempos primitivos el Mesías se sentó en su trono de gloria para regir el mundo sólo con una parte minúscula de sus escogidos, y dejando fuera del camino a todos los santos que vendrían en las futuras generaciones y en los siglos venideros. Pero sucede que en el libro de Apocalipsis no aparece el Mesías sentado en su trono de gloria como ya demostramos antes, sino en el trono de Su Padre. Si damos por cierto que el reino se inauguró en el 33 DC, resulta extraño que en el libro de Apocalipsis, el cual fue revelado décadas después de Pentecostés del 33 DC, no presente al Hijo sentado en su propio trono en el cielo junto con todos los santos desde el principio del libro apocalíptico, sino sólo al final (Caps. 20-22), cuando trata del milenio en la tierra.

      Pero aquellos que dicen que el Mesías ya está reinando desde el primer siglo de la Era Común nos deben explicar en qué consiste ese gobierno del Mesías y de su supuesta “iglesia.” Y es que por todos lados vemos problemas y maldades que no tienen parangón. El mundo está pervertido, en caos, en confusión, en peligro de auto-destruirse. Entonces nos preguntamos, ¿puede Jesús estar sentado en el cielo gobernando sobre las naciones?¿Qué cosas buenas ha hecho entonces Jesús por el mundo desde que él supuestamente se sentó a gobernar a las naciones en el siglo I?¿No dice la Biblia que él gobernaría el mundo con vara de hierro? (Apo. 12:5). Por otro lado, ¿no dice Isaías mismo que el gobierno mesiánico será uno que traerá paz y justicia a todos los pueblos de la tierra? (Isaías 9:6,7).

      Los amilenialistas deben recordar que Pablo fue irónico con aquellos creyentes que se creían reyes en función. En su carta a los corintios les escribe lo siguiente: Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. ¡Y ojalá reinaseis, para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros (1 Corintios 4:8). Como vemos, el apóstol Pablo usó la ironía para mofarse de aquellos creyentes que creían que vivían en el mejor de los mundos y que pensaban que estaban reinando como reyes.

 ¿CREYERON LOS DISCÍPULOS QUE EL REINO VENDRÍA PRONTO?

      No podemos olvidar que los mismos apóstoles querían saber cuándo sería restaurado el reino a Israel. Fue por esta inquietud que los apóstoles le preguntaron a Jesús si dicho anhelado reino milenario le sería restaurado a Israel en su época. Sin embargo, es más sorprendente aún lo que el Maestro les respondió al decirles que Su Padre es el único que sabe el tiempo exacto para que se cumpla esa promesa (Hechos 1:3,6,7). Si el reino estaba a las puertas, él pudo habérselos dicho, pero no lo dijo. El fue categórico al afirmar que sólo Jesús  sabe cuando se cumplirá ese anhelo milenario. Obviamente él mismo lo ignoraba por completo y no tenía idea alguna del tiempo preciso.

      También debemos recordar que el reino del Mesías significa la vida eterna para todos los creyentes. En el diálogo que tuvo el Mesías con el joven rico en Mateo 19:16-25 el estudiante de la Biblia podrá descubrir que la vida eterna está ligada estrechamente con el reino de Dios. Tanto la ‘vida eterna’ y el ‘reino eterno’ tienen que ver con el Olám Habá, el Mundo Venidero, mundo del reinado milenario del Mesías. De modo que si alguien quiere decirnos que ya estamos en el reino, debemos inferir que ya tenemos la inmortalidad, y que no moriremos jamás. Lamentablemente todavía la muerte es un enemigo de todos los hombres. Es verdad que tenemos la vida eterna, pero esa vida eterna es una promesa que poseemos por la fe únicamente (1 Juan 2:25). Todavía tenemos que esperar que Jesús el Mesías regrese en gloria para que seamos transformados a la semejanza de él. Entonces los creyentes serán cambiados e inmortalizados para entrar en su reino por todo un milenio. Nuestros cuerpos no envejecerán ni morirán como ocurre hoy.

 EL REINO DEL MESÍAS Y LA REGENERACIÓN DE TODAS LAS COSAS

      En el reino del Mesías, que es la era de la regeneración, cuando Jesús se siente en su trono de gloria, los apóstoles se sentarán también en doce tronos para juzgar (gobernar) a las doce tribus de Israel (Mateo 19:28). Sin duda esto no ocurrió en el año 70 DC, ya que los apóstoles murieron y no tomaron sus tronos para juzgar a las doce tribus de Israel. Notemos que Jesús habló de la época de la regeneración como la época de su entronización, en Mateo 19:28: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.” La palabra “regeneración” viene del Griego (polingenesia), y no se encuentra en otra parte del NT salvo en Tito 3:5, y que denota un nuevo nacimiento espiritual. Plutarco la usa para referirse a las almas en nuevos cuerpos (la doctrina Pitagórica de la trasmigración). Cicerón habla de la “restauración de autoridades y honores”. Filón lo conceptuaba con el “nuevo nacimiento del mundo a través del fuego”. Esto quiere decir que cuando se restaure el reino milenario de Dios  habrá un nuevo nacimiento de todas las cosas, llamado también “la restauración de todas las cosas” (Hechos 3:19-21), y “nuevos cielos y nueva tierra donde mora la justicia” (2 Pedro 3:13,14, Apocalipsis 21:1,5). Es también la liberación de toda la creación de la corrupción con la manifestación de todos los hijos de Dios  en cuerpos nuevos. Todas estas promesas y esperanzas de ningún modo se vieron cristalizadas en el primer siglo de la Era Común, ni en ningún otro siglo de nuestra Era.

DAVID ICKE: EL MUNDO ESTÁ MANEJADO POR GENTE ENFERMA

Viernes, 30 de septiembre, 2011

David icke: el mundo está bajo el control de gente enferma  Es todo juegos de la Mente!! ¡¡El Corazón es la llave y el amor es la respuesta!!. Escritor, orador público, y antiguo presentador de deportes de televisión de BBC conocido, David Icke. David tiene escritos varios libros, incluso: El León no  Duerme Más y el Amor Infinito Es la Única Verdad: Todo lo Demás Es Ilusión.

SALMOS 17:15, JOB 19:26 Y DANIEL 12:13— LA ESPERANZA DE DAVID, DE JOB, DE DANIEL Y DE TODOS LOS JUSTOS

<< Salmos 17:15 >>

La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)
En cuanto a mí, en justicia contemplaré tu rostro; al despertar, me saciaré cuando contempletu imagen.

La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman)
En cuanto a mí, en justicia contemplaré Tu rostro; Al despertar, me saciaré cuando contemple Tu semblante.

Reina Valera Gómez (© 2010)
En cuanto a mí, yo en justicia veré tu rostro; quedaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza.

Reina Valera (1909)
Yo en justicia veré tu rostro: Seré saciado cuando despertare á tu semejanza.

Sagradas Escrituras (1569)
Yo en justicia veré tu rostro; seré saciado cuando despertaré a tu semejanza.

תהילים 17:15 Hebrew OT: WLC (Consonants & Vowels)
אֲנִי בְּצֶדֶק אֶחֱזֶה פָנֶיךָ אֶשְׂבְּעָה בְהָקִיץ תְּמוּנָתֶךָ׃

Psalm 17:15 New American Standard Bible (© 1995)
As for me, I shall behold Your face in righteousness; I will be satisfied with Your likeness when I awake.


Biblia ParalelaParallel BibleBiblos.com

1 Juan 3:2 Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es.


Apocalipsis 22:4 Ellos verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.


Números 12:8 Cara a cara hablo con él, abiertamente y no en dichos oscuros, y él contempla la imagen del SEÑOR. ¿Por qué, pues, no temisteis hablar contra mi siervo, contra Moisés?


Job 19:26 Y después de deshecha mi piel, aun en mi carne veré a Dios;


Salmos 4:6 Muchos dicen: ¿Quién nos mostrará el bien? ¡Alza, oh SEÑOR, sobre nosotros la luz de tu rostro!


Salmos 4:7 Alegría pusiste en mi corazón, mayor que la de ellos cuando abundan su grano y su mosto.


Salmos 11:7 Pues el SEÑOR es justo; El ama la justicia; los rectos contemplarán su rostro.


Salmos 16:11 Me darás a conocer la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; en tu diestra, deleites para siempre.


Salmos 140:13 Ciertamente los justos darán gracias a tu nombre, y los rectos morarán en tu presencia.


Proverbios 14:32 El impío es derribado por su maldad, pero el justo tiene un refugio cuando muere.

<< Job 19:26 >>

La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)
Y después de deshecha mi piel, aun en mi carne veré a Dios;

La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman)
Y después de deshecha mi piel, Aun en mi carne veré a Dios;

Reina Valera Gómez (© 2010)
y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios;

Reina Valera (1909)
Y después de deshecha esta mi piel, Aun he de ver en mi carne á Dios;

Sagradas Escrituras (1569)
y después desde esta mi piel rota, y desde mi propia carne tengo que ver a Dios.

איוב 19:26 Hebrew OT: WLC (Consonants & Vowels)
וְאַחַר עֹורִי נִקְּפוּ־זֹאת וּמִבְּשָׂרִי אֶחֱזֶה אֱלֹוהַּ׃

Job 19:26 New American Standard Bible (© 1995)
“Even after my skin is destroyed, Yet from my flesh I shall see God;


Biblia ParalelaParallel BibleBiblos.com

Mateo 5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.


1 Corintios 13:12 Porque ahora vemos por un espejo, veladamente, pero entonces veremos cara a cara; ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, como he sido conocido.


1 Juan 3:2 Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando El se manifieste, seremos semejantes a El porque le veremos como El es.


Salmos 17:15 En cuanto a mí, en justicia contemplaré tu rostro; al despertar, me saciaré cuando contemple tu imagen.

<< Daniel 12:13 >>

La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)
Mas tú, sigue hasta el fin; descansarás y te levantarás para recibirtu heredad al fin de los días.

La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman)
“Pero tú, sigue hasta el fin. Descansarás y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.”

Reina Valera Gómez (© 2010)
Pero tú sigue hasta el fin. Porque tú te levantarás y reposarás en tu heredad al fin de los días.

Reina Valera (1909)
Y tú irás al fin, y reposarás, y te levantarás en tu suerte al fin de los días.

Sagradas Escrituras (1569)
Y tú irás al fin, y reposarás, y te levantarás en tu suerte (o en tu herencia ) al fin de los días.

דניאל 12:13 Hebrew OT: WLC (Consonants & Vowels)
וְאַתָּה לֵךְ לַקֵּץ וְתָנוּחַ וְתַעֲמֹד לְגֹרָלְךָ לְקֵץ הַיָּמִין׃

Daniel 12:13 New American Standard Bible (© 1995)
“But as for you, go your way to the end; then you will enter into rest and rise again for your allotted portion at the end of the age.”


Biblia ParalelaParallel BibleBiblos.com

Apocalipsis 14:13 Y oí una voz del cielo que decía: Escribe: “Bienaventurados los muertos que de aquí en adelante mueren en el Señor. Sí–dice el Espíritu– para que descansen de sus trabajos, porque sus obras van con ellos.


Salmos 16:5 El SEÑOR es la porción de mi herencia y de mi copa; tú sustentas mi suerte.


Isaías 57:2 y entra en la paz. Descansan en sus lechos, los que andan en su camino recto.


Daniel 12:4 Pero tú, Daniel, guarda en secreto estas palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y el conocimiento aumentará.