¿DE QUÉ MAGNITUD SON LAS DIFERENCIAS ENTRE LAS COPIAS MANUSCRITAS DE LOS EVANGELIOS? (EN INGLÉS)

 Un mito moderno dice que las diferencias entre las copias manuscritas de las cuentas de la Biblia sobre Jesús socavan lo que podemos saber de él.Así que, ¿cuán grande que son estas diferencias? De la serie de Jesús Mitos, “explora los mitos modernos acerca de Jesús. Con la colaboración del profesor Craig Blomberg, Denver Theological Seminary, y el profesor Dan Wallace, Dallas Theological Seminary.

¿SON TODAS LAS RELIGIONES IGUALES?

¿Qué distingue al cristianismo de otras religiones? Frente a esta gran pregunta se pueden exponer diferentes respuestas. Pero he aquí una explicación que abraza, casi asfixiándolas, a todas las demás: La gracia, que es el regalo de la vida eterna, la esperanza y el perdón definitivo que Dios nos da sin que lo mereciésemos.

Pero como ocurre con casi todos los vocablos de la jerga religiosa, el significado y trascendencia de estos conceptos suelen percibirse en ocasiones de un modo flojo e incluso distorsionado. Hablar de la gracia es hablar de la fuerza transformadora más potente del universo. Aunque en un primer acercamiento puede darnos la impresión de que se produce justo el efecto contrario, el llamado Sermón del Monte pronunciado por Jesús expone, como si de un nuevo Big Bang se tratase, un colosal despliegue del comienzo del nuevo orden empapado por esta gracia: “Cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: ‘Tonto‘ a su hermano será culpable; y cualquiera que le diga: ‘Estúpido‘ quedará expuesto al infierno de fuego. Cualquiera que mira a una mujer para codiciarla ya adulteró con ella en su corazón. A cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por un kilómetro, ve con él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo niegues. Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen” (Mateo 5; La Biblia).

Aunque tras un acercamiento superficial no lo parezca, lo que Jesús pone de manifiesto en estos duros mandamientos no es una Ley estricta, ni condenación… ¡Sino una salida hacia la gracia y el perdón! Y es que no nos queda otra, pues el discurso de Jesús nos sitúa a todos en el registro de la propiedad del lago de fuego. Y por esta razón estalla la gracia, porque el Sermón del Monte se nos hace imposible de cumplir. Y es que en realidad, lo que Jesús afirma en este discurso no es acerca de nosotros, sino de lo que Dios es. Nos señala con el dedo y nos obliga a reconocer

nuestra perpetua mediocridad. Es la imagen del delincuente tumbado en la acera mientras la policía le esposa. Es nuestra imagen, la de nuestra incapacidad natural para ser dignos amigos de un Dios puro, justo y santo sin fin.

“Sed perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” (Mateo 5, 48), dijo una vez Jesucristo completamente en serio. Por este motivo es nuestra obligación tratar de cumplir los mandamientos de Dios con su ayuda sobrenatural, pero no olvidemos que se trata de una tarea que nunca alcanzaremos de forma completa en este mundo. No obstante, la gracia no puede prostituirse a modo de excusa para apartarnos de su dador, de Dios. Más bien todo lo contrario, pues este regalo inmerecido de la salvación eterna nos invita a ser agradecidos y a buscar el bien como alegre resultado del hecho de que Dios ya nos ha rescatado sin merecerlo. No hay presupuesto para ganarnos el favor de Dios por nuestros méritos, no hay recursos, no hay capacidad, pues somos imperfectos. Solamente no queda seguir al Maestro sabiendo que corremos hacia una meta inalcanzable por el momento. Eso es, de eso trata el Sermón del Monte, de nuestra incapacidad. Por esta razón se nos presenta esa esencia embriagante a la que Dios llamó gracia, el lugar donde la soledad y la culpa son expulsadas del paraíso por decisión unilateral del dador de la vida. Y es

que lo que ocurrió en la cruz del Calvario ha sido el único escándalo que ha hecho gemir al cosmos de forma literal. A nosotros se nos ha entregado la opción de rendirnos, se nos ha dado una invitación para pasear por dentro del jardín y convencernos sin reservas de que todo lo que Dios nos pide es sinónimo de libertad. Emprendemos ahora un viaje donde el equipaje que debemos dejar atrás es justo aquello que llevamos pero que ya nos hemos dado cuenta de que no lo necesitamos: culpa, vanidad, rechazo, orgullo, miedos, rebeldía, autosuficiencia, baja autoestima, cobardía y todas las demás mentiras que nos habían encadenado hasta ahora comienzan un proceso de desprendimiento a la luz de la verdad de Dios y de su evangelio. Cuando se atraviesan las puertas de la gracia se percibe el cálido aroma del peso y la madera de aquella cruz del Calvario, un aroma tan penetrante que se entremezcla en las llagas producidas por nuestros malditos errores convirtiéndolas ahora en globos que se elevan hasta desaparecer en el Cielo.

Con todo, a nadie se le escapa que resulta chocante que exista una forma de justicia donde el culpable es absuelto gracias a los trabajos forzosos del Juez. Pero si no fuera así, no podríamos siquiera respirar. Así es la gracia desatada en Gólgota, aquello que hace que el mayor ejercicio de perdón de la historia despoje al cristianismo de ser un ismo más. Ahora Cristo ha convertido la existencia -la nuestra- en esperanza. Desde entonces, y desde ahora, la vida se presenta imposible de despreciar, haciendo que lo nuestro con Jesucristo no pueda llamarse simplemente religión. Tan sencillo y tan sublime, pues teniéndole a Él tenemos la gracia, lo tenemos todo. Sólo hace falta quererlo.

© Por Delirante.org

¿POR QUÉ INSISTIR EN LO QUE NO ES? — ¡LA IGLESIA NO ES EL REINO Y PUNTO!

ManosBlancasLAS DIEZ RAZONES POR LAS CUALES NO CREO QUE LA IGLESIA ES EL REINO DE DIOS

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Uno:

En la Biblia a los súbditos o ciudadanos del reino son llamados “herederos”, a quien el Padre da el reino (Santiago 2:5, Mateo 25:34, Lucas 12:32). Nada de esto se dice de la iglesia. Los miembros de la iglesia no son los herederos de la iglesia, no se les da una iglesia.

Dos:

Jesús dijo a sus discípulos que iban a “recibir el reino” (Lucas 19:12) y se les “asignaría un reino” (Lucas 22:29). Esto nunca se dice de la iglesia que pertenece a Cristo, la Cabeza.

Tres:

A los oficiales de la iglesia y a los ministros se les llaman pastores, ancianos, diáconos, o maestros. (Efesios 4:11, Hechos 14:23, Santiago 5:14, l Timoteo 3:8-12). Ninguno de estos términos se utiliza de los funcionarios en el reino.

Cuatro:

El griego “basileia” se traduce como “reino” sólo cuatro veces en plural, pero la frase “reino de Dios” nunca aparece en plural, lo que si ocurre con la frase “iglesia de Cristo” (“iglesias de Cristo”). Si el reino es la iglesia, ¿por qué nunca aparece la frase “reino de Dios” en plural como sí ocurre con la frase “iglesia de Cristo” (Ver Rom. 16:16)? Evidentemente no hay entrecruzamiento de significados en estas dos locuciones.

Cinco:

Jesús habla de los “hijos del reino” (Mateo 13:38, 8:12). Nunca se menciona a los hijos de la Iglesia.

Seis:

Los nombres de la Iglesia nunca se utilizan para el reino: el cuerpo (Efesios l: 23), edificio, templo santo (2:21), un solo cuerpo, un solo Espíritu (4:4), “los miembros de su cuerpo, Su carne, sus huesos”(5:30), “Casa de Dios” (1 Timoteo 3:15)

Siete:

Jesús fundó su iglesia la cual empezó a extenderse desde el primer siglo. En cambio, Jesús se ha ido al cielo para recibir un reino y volver (Lc. 19:11,12). Obviamente Jesús no ha ido al cielo para recibir del Padre una iglesia y volver.

Ocho:

Al reino de Dios no se puede entrar en Carne y sangre, ni la corrupción hereda la incorrupción (1 Cor. 15:50). En cambio, a la iglesia se puede pertenecer siendo de carne y sangre corruptibles. ¿O es que ya somos inmortales los cristianos? Esto significa que la iglesia y el reino no son lo mismo.

Nueve:

Del reino se dice que será restaurado (Hechos 1:6). En cambio, de la iglesia se dice que será edificada, no restaurada (Mateo 16:16-18).

Diez:

Los ricos difícilmente entran al reino (Mat. 19:23). En cambio, éstos sí entran fácilmente a las iglesias por la conversión y el bautismo. Por tanto, reino e iglesia son dos cosas distintas.

Si quieren más razones, me avisan, por favor…¡que hay más!

¿PRUEBA LA RELIGIÓN DE MITRA QUE EL CRISTIANISMO ES FALSO?

mitraEstimados amigos:

Algunos críticos del cristianismo enseñan que la religión cristiana no se basa en la revelación divina, sino que fue formada de fuentes paganas, y Mitra es una de ellas. Afirman que la figura de Mitra tiene mucho en común con Jesús, demasiado comunes para ser coincidencia.

El Mitraísmo fue una de las principales religiones del Imperio Romano, que se deriva del antiguo dios persa de la luz y la sabiduría. El culto del mitraísmo era muy prominente en la antigua Roma, especialmente entre los militares. Mitra era el dios de la guerra, batalla, la justicia, la fe, y el contrato. De acuerdo con el mitraísmo, Mitra se llamaba el hijo de Dios, nació de una virgen, tuvo discípulos, fue crucificado, resucitó de entre los muertos al tercer día para expiar los pecados de la humanidad, y regresó al cielo. Por lo tanto, los críticos sostienen que el cristianismo prestó sus conceptos del culto a Mitra. Pero, ¿es éste el caso? ¿Se puede demostrar que el cristianismo tomó elementos del culto de Mitra para el desarrollo de su teología?

En primer lugar, el cristianismo no necesita de ninguna influencia externa para obtener cualquiera de sus doctrinas. Todas las doctrinas del cristianismo existen en el Antiguo Testamento, donde podemos ver las enseñanzas proféticas de Jesús como el Hijo de Dios (Zac. 12:10), nacido de una virgen (Isaías 7:14), fue crucificado (Salmo 22), Su expiación por sangre (Lev. 17:11), su resurrección de los muertos (Salmo 16:10), y la salvación por la fe (Habacuc 2:4). Además, los escritores de los evangelios fueron testigos de la época (o dirigida por testigos presenciales como son Marcos y Lucas), que representan con exactitud la vida de Cristo. Por lo tanto, lo que hicieron fue escribir lo que enseñó Jesús, así como registrar los eventos de su vida, muerte y resurrección. En otras palabras, se registró la historia, los hechos reales y por lo tanto no tenían necesidad de fabricar o de tomar prestado de ninguna otra religión.

Habrá sin duda similitudes en algunos temas religiosos, dada la cultura agraria. Recuerde, una sociedad de base agrícola, como era la gente de la zona del Mediterráneo antiguo, sin duda desarrollarán temas teológicos basados en hechos observables, es decir, la vida, muerte y resurrección de la vida hallada en los cultivos, del ganado, y en la vida humana. Sólo sería natural desarrollarse para temas similares ya que se observan en la naturaleza y puesto que la gente creó dioses en relación con la naturaleza. Sin embargo, cualquier lectura del Antiguo Testamento resulta en la observación de la intrusión de Dios en la historia judía como se registra en los milagros y el don de profecía. Añada a eso la evidencia arqueológica increíble de las ciudades y eventos del Antiguo Testamento y usted tiene un documento basado en hechos históricos en lugar de la fabricación mítica. Por otra parte, es de estos escritos del Antiguo Testamento que se desarrollaron los temas del Nuevo Testamento.

A continuación se presenta un gráfico que demuestra algunas de los temas del Nuevo Testamento se encuentran en el Antiguo Testamento.

Tema del Antiguo Testamento Referencia del Nuevo Testamento
cumplido en Jesús

La Ascensión de Jesús a la diestra de Dios

Sal. 110:1 Mateo 26:64, Hechos 7:55-60, Ef. 1:20

Expiación por la sangre

Lev. 17:11 Hebreos 17:11. 9:22

Jesús es el Unigénito Hijo

Salmo 2:7 Hechos 13:33; Heb. 1:5

La crucifixión

Salmo 22:11-18, Zac. 12:10 Lucas 23:33-38

Hijo de Dios

Miqueas 5:1-2; Salmo 2:7 Heb. 1:5; 5:5

El representante de Dios entre su pueblo

Isaías 9:6, 40:3 Juan 1:1,14; 20:28; Col. 2:9; Matt. 3:3

Venida de Cristo del Padre

Ex 3:14; 2) Sal. 45:6 Isaías 9:6; Zac. 12:10 1) Juan 8:58; 1:1,14; 2) Heb. 1:8, Col. 2:9, Heb. 1:1-3

Hijo Unigénito

Gen. 22:2. Ver Tipología Juan 3:16, Heb. 11:7

Resurrección de Cristo

Salmo 16:9-10, 49:15; es. 26:19 Juan 2:19-21

Retorno de Cristo

Zac. 14:1-5; Miq. Mateo 1:3-4. 16:27-28, Hechos 1:11; 3:20

Ofrenda por el pecado

Ex. 30:10; Lev. Rom 4:3. 8:3; Heb. 10:18, 13:11

Hijo de Dios,

Salmo 2:7 Juan 5:18

Expiación Sustitutiva

Isaías 53:6-12; Lev. 6:4-10,21 Matt. 20:28, 1 Ped. 2:24; 2 Cor. 5:21; 1 Ped. 3:18;

Nacimiento de una Virgen

Isaías 7:14 Matt. 1:25

Como puede usted ver, no hay necesidad de que cualquiera de los escritores cristianos tomara prestado de cualquier otra cosa que no fuera la fuente del Antiguo Testamento, a fin de establecer una doctrina cristiana sobre Jesús. Si es cierto el argumento de que las mitologías paganas pre-dataron a las enseñanzas cristianas y que el cristianismo tomó de ellas muchos elementos, entonces también debe ser verdad que las religiones paganas tomaron elementos de la religión judía, ya que el judaísmo es anterior o más antiguo de lo que ellas son! Teniendo en cuenta que todos los temas cristianos se encuentran en el Antiguo Testamento y el Antiguo Testamento se inició alrededor de 2000 aC y terminó alrededor de 400 aC, entonces podemos concluir que estas religiones paganas de hecho han tomado de las ideas judías que se encuentran en el Antiguo Testamento. Piense en ello. La idea de un sacrificio de sangre y una cubierta para el pecado se encuentra en los tres primeros capítulos del Génesis, cuando Dios cubrió a Adán y Eva con pieles de animales y profetizó la venida del Mesías.

Además, los que escribieron sobre Jesús en el Nuevo Testamento fueron Judíos (o bajo la instrucción de los Judíos) devotos que creyeron firmemente en la legitimidad y la inspiración de las Escrituras del Antiguo Testamento y que sentían un fuerte desprecio por las religiones paganas. Hubiera sido una blasfemia para ellos incorporar fuentes paganas en lo que veían como el cumplimiento de las sagradas escrituras del Antiguo Testamento sobre el Mesías. Además, dado que estaban escribiendo sobre Jesús, ellos estaban escribiendo basados en lo que Él enseñó: la verdad, el amor, la honestidad, integridad, etc, ¿Por qué entonces mentirían e inventarían historias para luego sufrir una gran persecución, dificultades, el ridículo, el arresto, las palizas, y la muerte por todas las mentiras y falsedades fabricadas del paganismo? No tiene sentido.

En el mejor de los casos, el Mitraísmo tenía algunos temas comunes con el cristianismo (y el judaísmo) que se registraron en el Antiguo y Nuevo Testamentos. Lo que es lo más probable es que, mientras el mitraísmo desarrollaba, comenzó a adoptar los conceptos cristianos.

“Las denuncias de una dependencia del cristianismo primitivo en el mitraísmo han sido rechazadas por muchos motivos. El Mitraísmo no tenía el concepto de la muerte y resurrección de su dios y no hay lugar para cualquier concepto de renacimiento – al menos durante sus primeros tiempos … Durante las primeros etapas del culto, la idea de la reencarnación habría sido ajeno a su perspectiva de base … Además, el mitraísmo era básicamente un culto militar. Por lo tanto, uno debe ser  escéptico acerca de las sugerencias de que atrajo a personas no militares como los primeros cristianos “1.

Lo que es más probable es que con el carácter explosivo de la iglesia cristiana en el siglo 1 y 2, otros grupos de culto comenzaron a adaptarse para aprovechar algunas de las enseñanzas contenidas en el cristianismo.

“Si bien hay varias fuentes que sugieren que el mitraísmo incluía una idea de la reencarnación, todas son post-cristianas. … La primera data de finales del siglo II dC” 2

Por lo tanto, a pesar de que existen similitudes entre el cristianismo y el mitraísmo, corresponde a los críticos demostrar que uno ha tomado del otro. Pero, teniendo en cuenta que los escritores del Nuevo Testamento fueron Judíos que evitaban la filosofía pagana y que el Antiguo Testamento tiene todos los temas que se encuentran en el cristianismo, es mucho más probable que si algún tipo de préstamos se hizo, fue hecho por las religiones paganas que quisieron emular el éxito del cristianismo.

____________1. R. Nash, el cristianismo y el mundo helenístico como aparece citado en Norman Geisler, Enciclopedia Baker de Apologética Cristiana, Grand Rapids: Baker Books, 1999, p. 492.

2. Bill Wilson, compilado por The Best of Josh McDowell: una defensa Ready, Nashville: Thomas Nelson Publishers, 1993, p. 167.

Fuente:

http://www.carm.org/christianity/bible/doesnt-religion-mithra-prove-christianity-false

Traducido por: Apologista.

31 DIFERENCIAS SUSTANCIALES ENTRE EL REINO DE DIOS Y LA IGLESIA DE CRISTO

 

                     Por Ingº  Mario A Olcese Sanguineti (Apologista)

                                         

Muchas iglesias Cristianas confunden el Reino de Dios con la iglesia de Cristo sin percatarse de que existen diferencias sustanciales entre ambas entidades.

1.- El Reino de Dios es universal, en tanto que la Iglesia es local. 

2.- El Reino de Dios es uno, singular, en tanto que la Iglesia puede ser pluralizada (ejm: las Iglesias de Dios, o Iglesias de Cristo, Rom. 16:16).

3.- En el Reino de Dios todos los miembros son salvos para siempre, en tanto que en la Iglesia de Cristo no todos los que son miembros serán salvos.

4.- En el Reino de Dios no se ejercerá la disciplina, en cambio en la iglesia de Cristo sí.

5.- El Reino de Dios es una teocracia (Isa. 32:1, Dan 4:17), en cambio la iglesia de Cristo es una democracia (Hechos 6:5).

6.- Del Reino de Dios no se dice que tiene Maestros, Pastores, o diáconos, pero en la Iglesia de Cristo sí se dice que los hay (Efe. 4:4). 

7.- En el Reino de Dios no hay ordenanzas, en cambio en la Iglesia de Cristo sí (el bautismo, la comunión, el matrimonio, oraciones etc). 

8.- En el Reino de Dios la membresía es permanente, en cambio en la Iglesia de Cristo crece (Hechos 15:24, 1 Juan 2:19). 

9.- La iglesia de Cristo espera la venida del Reino de Dios (Mateo 24:14), pero el Reino de Dios nunca espera la venida de la iglesia. 

10.-Al reino de Dios se ingresa con cuerpos inmortales (1 Cor. 15:50), en cambio a la Iglesia de Cristo se ingresa con cuerpos mortales. 

11.-Al Reino de Dios ingresan los maduros espirituales (2 Ped. 1:5-11), en cambio a la iglesia ingresan los niños espirituales que serán perfeccionados por sus pastores y maestros (Efe 4:4; 1 Ped.2:2; Heb. 5:13). 

12.-Al Reino de Dios se ingresa después de haber soportado muchas tribulaciones (Hechos 14:22), en cambio a la Iglesia de Cristo se ingresa para empezar a sufrir muchas tribulaciones (Juan 16:33). 

13.- El Reino de Dios es una institución que se heredará en el futuro (Santiago 2:5; Mateo 25:31,34), en cambio la Iglesia es una institución en la que ya pertenece el Creyente. 

14.- El Reino de Dios es algo que se requiere pedir que venga (Mateo 6:10), en cambio la Iglesia  de Cristo ya está acá (Hechos 2:47;1 Cor.1:2). 

15.- El Reino de Dios existía en los tiempos de David (1 Crón. 28:5), en cambio la iglesia de Cristo comenzó con Cristo (Mat.16:16-18)

16.- El Reino es de Yahweh (Hechos 1:3,6), en cambio la Iglesia de Jesús lo componen todos los de la fe (Judíos y gentiles por igual).

17.- El Reino de Dios se restaurará (Hechos 1:6), en cambio la Iglesia de Cristo se edifica (Mateo 16:16-18).

18.- A la Iglesia de Cristo entran los pecadores e indignos (Mat. 9:13), en cambio al Reino de Dios entran sólo los santos y dignos (2 Tes. 1:5,11; Apo. 3:4).

19.- A La Iglesia de Cristo pueden verla los pecadores impenitentes, en cambio el Reino de Dios sólo lo verán los renacidos (Juan 3:3,5).

20.- Muchos ricos pueden entrar a la Iglesia de Cristo, pero al Reino de Dios difícilmente entrará un rico (Mat. 19:23).

21.- El Reino de Dios tiene tronos (Sal. 122:5), en cambio la Iglesia de Cristo, no.

22.- Al Reino de Dios se le llama ‘el Evangelio’ (Mateo 24:14), pero a la Iglesia de Cristo nunca se la denomina ‘el evangelio’.

23.- Al Reino de Dios hay que buscarlo y pedirlo (Mateo 6:10,33), en cambio la Iglesia de Dios está en todas partes del planeta, y nunca se nos manda a pedir por ella.

24.- El Reino de Dios se presentará y se heredará en la Segunda venida de Cristo (Mateo 25:31,34), en cambio la iglesia ya se está presente desde la Primera venida de Cristo (Hechos 2:47, 1 Cor. 1:2).

25.- El Reino de Cristo no consiste en comida y bebida (Rom. 14:17), pero la iglesia sí consiste en comida y bebida (la comunión, Juan 6:55).

26.- el reino de Dios es una herencia del Cristiano, la iglesia no (Santiago 2:5) 

27.- El reino lo reciben los santos (Daniel 7:18), pero la iglesia no se recibe, se ingresa. 

28.- En su reino Cristo regirá con vara de hierro (Apo. 12:5), pero de la iglesia no se dice que Cristo rige con vara de hierro. 

29.- Del reino se dice que es del padre David (Mr. 11:10), pero nunca se dice que la iglesia es del padre David. 

30.- En el reino no crece la cizaña y el trigo, en la iglesia, sí.

 31.- En el Reino de Dios Cristo reina sobre sus enemigos, pero en la iglesia él reina sobre sus amigos.

NETANYAHU Y OBAMA MANTIENEN SUS DIFERENCIAS SOBRE IRÁN Y LOS PALESTINOS

Fuente: Aurora

Barack Obama y Benjamín Netanyahu confirmaron que mantienen sus diferencias sobre Oriente Medio e Irán, en una reunión en la que el presidente norteamericano presionó al primer ministro a favor de un Estado palestino.

La reunión se prolongó más de lo previsto, y Obama afirmó que “conviene no sólo a los palestinos, sino también a los israelíes, a EEUU y a la comunidad internacional lograr una solución de dos Estados”.

“Sugerí al primer ministro que tiene una oportunidad histórica para lograr movimientos serios en este asunto durante su mandato. Creo que no hay razón por la que no podamos aprovechar esta oportunidad y este momento”, indicó.

El presidente estadounidense instó a Netanyahu a poner fin a los asentamientos en territorio palestino, tras recordarle que es uno de los compromisos israelíes dentro de la Hoja de Ruta.

“Los asentamientos deben detenerse para que podamos avanzar”, reiteró Obama, y además, recordó que la Autoridad Palestina debe hacer más para garantizar la seguridad.

Netanyahu aseguró que está dispuesto a retomar de inmediato las conversaciones de paz con los palestinos, suspendidas después del operativo contra Hamás en la Franja de Gaza.

De todos modos, condicionó esas conversaciones a que los palestinos acepten el derecho de Israel a existir como un Estado judío, declarando que apoya el derecho a la autodeterminación palestina, pero no lo mencionó como un Estado.

El primer ministro describió la cuestión del programa nuclear iraní como el asunto más acuciante para Israel.

El presidente estadounidense aseguró que, aunque no se deben imponer calendarios, para fin de año se determinará si el proceso de acercamiento dio resultados.

“No estaremos conversando eternamente, y si no se logran resultados, Estados Unidos se planteará tomar otra serie de medidas, incluida la imposición de sanciones más duras contra Teherán”, explicó Obama.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, negó que se presentaran fricciones entre los dos líderes e indicó que cuando se presentan este tipo de situaciones “uno no alarga la conversación”.

La semana próxima, Obama recibirá al presidente egipcio, Hosni Mubarak, y al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás.

Esta ronda de contactos culminará el 4 de junio cuando el mandatario estadounidense pronuncie un discurso al mundo musulmán desde El Cairo.

El rey Abdala de Jordania indicó que en ese discurso, Obama podría presentar un nuevo plan de paz para Oriente Medio, que no sólo incluiría la normalización entre Israel y los palestinos, sino también entre Israel y sus vecinos árabes, incluido Siria. Fuentes propias y EFE

APOLOGISTA Y SUS DIFERENCIAS CON LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

Los “Testigos” creen que el Señor Jesús es el arcángel Miguel. Yo creo que Jesús no es una criatura (los arcángeles son criaturas) sino que fue engendrado por Dios, es decir, no creado, sino originado de Dios. 

Los “Testigos” creen que la iglesia o congregación cristiana está compuesta por 144,000 personas. Yo creo que la iglesia o congregación cristiana está integrada por todos los creyentes de Jesús…y son millones!

Los “Testigos” creen que 144,000 irán al cielo y el resto de los “creyentes” de la sociedad WT vivirán en la tierra. Es decir, ellos creen que hay dos rebaños y dos esperanzas diferentes para los salvos. Yo creo que sólo hay una esperanza para los salvos, y esa es la de vivir eternamente con Cristo en la tierra milenaria de justicia. 

Los “Testigos” creen que Dios es Padre de los 144,000 y que Jesús tiene sólo 144,000 hermanos. Yo creo que todos los creyentes son hijos de Dios y hermanos de Cristo. 

Los “Testigos” creen que la venida de Cristo es invisible y ya realizada, y yo creo que es visible y futura. 

Los “Testigos” creen que es necesario ser parte de la “organización” de Jehová para ser salvo. Yo creo que uno debe ser parte del cuerpo de Cristo (un organismo) para ser salvo. 

Los “Testigos” creen que el reino de Cristo ya se estableció en los cielos en 1914, pero yo creo que el reino será establecido en el futuro cuando Cristo vuelva en persona a su tierra Jerusalén. 

Los “Testigos” creen que los Judíos ya no son el pueblo de Dios, pero yo creo que Dios no ha rechazado a su pueblo al cual desde antes conoció.

Los “Testigos” enseñan que sólo la clase de los 144,000 ungidos pueden tomar del pan y del vino (comer y beber) de la Santa Cena. Yo creo que todos los bautizados deben participar de la Santa Cena, comiendo y bebiendo de los emblemas.

Los “Testigos” dicen que sólo la clase de los 144,000 son “ungidos” en tanto que el resto de los creyentes no lo son. Yo creo que todos los creyentes en Cristo que han sido bautizados y han recibido el Espíritu Santo son ungidos.

Los “Testigos” creen que el Armagedón es una batalla divina de Jehová Dios que pondrá fin a Satanás, a la religión falsa y a este viejo sistema de cosas, pero yo creo que el Armagedón es una batalla literal que se localizará en el Medio Oriente, y que involucrará a Israel, y a las naciones árabes y gentiles.

Los “Testigos” creen que hay un grupo de personas escogidas e iluminadas a la que llaman “El Cuerpo Gobernante”, “el esclavo fiel y discreto” que son los únicos que pueden interpretar las Escrituras. Yo creo que todo cristiano está llamado a leer y estudiar las Escrituras por sí mismo para aprender la verdad de Dios.

Los “Testigos” creen que servir y dar su tiempo y dinero a la Sociedad Watchtower los harán aptos para la vida eterna, y serán bendecidos grandemente por Jehová Dios. Yo creo que Jesús es el único camino al Padre, y que no hay hombre ni “organización” religiosa que lo pueda hacer apto a uno para la vida eterna.

Los “Testigos” creen que Cristo resucitó y ascendió al Padre invisiblemente, pero yo creo que Cristo resucitó corporalmente y que fue visto por muchos de sus seguidores ascender al cielo visible y corporalmente.

Los “Testigos” practican un bautismo extraño, pues no bautizan a ninguno de sus partidarios en el nombre del Padre y el Hijo y del Espíritu Santo, o simplemente, en el nombre de Jesús. Yo creo que uno debe ser bautizado en el nombre de Jesucristo, aunque algunos insisten en que debe ser en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Los “Testigos” no creen que todos los hombres, buenos y malos, serán resucitados, sino únicamente los que han sido fieles a Jehová. Yo creo que todos serán resucitados para ser juzgados, sean buenos o malos.

Los “Testigos” creen que la gran ramera es el imperio de la religión falsa (es decir, todas las organizaciones religiosas que son del diablo, excepto la de ellos. Yo creo que la gran ramera tiene que ver con un sistema político religioso en particular, una iglesia mundial falsa que se formará en los últimos días y que dará origen a la aparición del anticristo apocalíptico.

Los “Testigos” no creen en la práctica cristiana de la imposición de manos y el ungimiento con aceite sobre el enfermo para conseguir su sanidad. Yo creo que esa práctica cristiana aún está vigente para los creyentes hoy en día.

Los “Testigos” creen que no debe uno recibir sangre por transfusión porque es un grave pecado. Yo creo que recibir sangre por transfusión no es pecado porque sencillamente no se la está comiendo sino que se la deja circular en el organismo del receptor para que éste pueda salvarse de una muerte segura.

Los “Testigos” creen que “el esclavo fiel y discreto” es una clase selecta de cristianos, pero yo creo que todo cristiano verdadero es un esclavo fiel y discreto que debe dar el alimento de Dios a sus propios hermanos y al mundo entero.

Los “Testigos” creen que la única manera para saber si uno tiene un destino celestial o terrenal es por lo que su “corazón” le dicta. Si su corazón le dice que irá al cielo, pues ese será su destino, pero si  siente que su destino es vivir en la tierra, entonces ese será su destino final. Yo creo que el destino de alguien no lo determina el hombre, sino Dios. De hecho, sólo hay dos caminos, el de la vida eterna (en el reino de Dios), y el de la perdición en la Gehenna.

Alma y Espíritu

 


¡Una Crucial Diferencia que usted debe conocer!

Prólogo


Desde las tempranas traducciones tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, ha prevalecido una confusión que ha desviado de su verdadero significado a la noción o concepto de el ser interior dentro del ser humano, y esto debido al uso incorrecto de la palabra para denominar tal concepto.

Hablamos del espíritu.

La Septuaginta

El uso extendido de la palabra “alma” es totalmente inapropiada al referirse a la parte inmortal de nosotros la cual, de acuerdo con las religiones judeocristianas, sobrevive a la muerte y es eterna.

Y esta confusión tiene su origen en un error de siglos atrás, que data desde la misma primera versión traducida de los libros que componen la Biblia tal y como la conocemos ahora, es decir, la versión conocida como la Septuaginta.

Esta traducción hecha a partir de los textos originales del hebreo hacia el griego, fue ordenada por Tolomeo, gobernante de Egipto, unos tres siglos antes de Cristo. La historia nos dice que, de acuerdo con su idea de la creación de lo que llegaría a ser la famosa Biblioteca de Alejandría, Tolomeo fue convencido por Demetrio de Falaro, su bibliotecario en jefe, de la necesidad de tener dentro de ella los libros sagrados de los israelitas debido a la relevancia e importancia de su contenido.

Y así, Tolomeo envió a Jerusalén algunos delegados, dentro de ellos Aristeo, un oficial de la guardia real, para solicitarle a Eleazar, el sumo sacerdote de los judíos, les proveyera una copia de la Ley así como a los sabios israelitas educados en el Templo de Jerusalén capaces de traducirla al griego. La delegación fue exitosa: una copia ricamente ornamentada de la Ley fue enviada a Tolomeo junto con setenta y dos israelitas, seis de cada tribu, quienes fueron asignados para ir a Egipto y llevar a cabo el deseo del rey Tolomeo.

Fueron recibidos con grandes honores y durante siete días asombraron a todos con la sabiduría que mostraron al responder setenta y dos preguntas que les fueron formuladas; después, fueron conducidos a la solitaria isla de Faros, donde comenzaron su trabajo de traducir la Ley, ayudándose mutuamente y comparando sus traducciones particulares conforme las iban completando.

Leyendas y mitos posteriores arguían que cada uno de ellos hizo su propia versión sin consultar a los demás y que cuando compararon los trabajos finales, éstos eran idénticos; esto, por supuesto, es falso. De hecho, existen muchos testimonios históricos, incluyendo la carta de Aristeo a su hermano, Filócrato, que afirma lo contrario a esa leyenda. Y más aún, Jerónimo, el traductor de la Septuaginta a su versión latina (Vulgata), descartó esas leyendas como meras fábulas llenas de falsedad (Prefacio en Pentateuchum, Adv. Rufinum, II, XXV>.

Como sea que hubiera sido, finalmente la traducción fue completada y el rey pareció muy satisfecho con el trabajo y lo colocó dentro de su nueva biblioteca.

Pero lo que verdaderamente sucedió es que, en ese entonces, las relaciones entre los sacerdotes judíos de Jerusalén y la comunidad judía en el exilio -que usaba comunmente el griego como su idioma cotidiano- eran casi inexistentes y ahí surgió el primer problema: confiar la traducción a los sacerdotes judíos de Egipto, que aun cuando muy capaces de manejar las sutilezas del griego, estaban muy lejos de poseer la sabiduría de los ilustres sacerdotes educados a la sombra del Templo de Jerusalén, o depender de los expertos en la Ley hebrea residentes en Judea, cuya comprensión del griego era vaga.

Las Dificultades

Y para abundar, había otro problema adicional, como lo explica Brenton, el experto en versiones traducidas de la Septuaginta:

“Una dificultad que ellos tuvieron que sobrepasar fue la de introducir ideas teológicas, de las cuales ellos solo tenían los términos correctos en hebreo, al lenguaje de los gentiles, el cual para ese entonces carecía de nociones religiosas más allá de las propias de los paganos. He ahí la necesidad de usar muchas palabras o frases tratando de darles un nuevo y apropiado sentido.”

“Estos señalamientos no tienen como intención quitarle valor a la versión Septuaginta; su objetivo es más bien el mostrar las dificultades que los traductores tuvieron que enfrentar y las razones por las cuales en algunos respectos fallaron; así como también el tratar de llegar al pensamiento que ocupaba la mente de algunos, que exaltaron esta versión como si poseyera algo que reflejara una autoridad alineada con el texto en hebreo mismo.”

Una Misma Palabra

Había dos palabras en hebreo que carecían de equivalente en griego (en aquella época, el Koinos era el dialecto en boga): rowah (espíritu y en género femenino) y nephesh (alma, masculino). Ambas fueron traducidas como psyche, la que asimismo fue usada para traducir del hebreo hacia el griego una tercera palabra, la palabra “mente”, por lo cual psyche vino a significar, indistintamente, “mente”, “espíritu” y “alma”.

Rowah fue la palabra usada en los textos originales para describir algo que es inmortal y etéreo, contrariamente a nephesh que se refería a algo material, físico, que podía ser tocado, comido y ciertamente no inmortal. En algunas versiones bíblicas modernas, muy debatidas dentro de sus respectivas comunidades, sus revisores han corregido a partir de 1960 estas discrepancias -cambiando el término alma por el de “persona” o “ser”- aunque han sobrevivido errores como sucede en las versiones revisadas de la traducción conocida como Casiodoro de Reyna y Cipriano de Valera, donde Pablo hace una cita bíblica (usando el término que venía en la Septuaginta) que si usted la sigue, no corresponde a la letra del versículo citado en esa misma Biblia.

Así, en las versiones revisadas posteriormente a 1960 en 1 Corintios 15:45 Pablo afirma: “Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán, alma viviente”…

El texto citado (Génesis 2:7) dice: “…y fue el hombre un ser viviente”… Como puede apreciarse, este segundo texto fue ya corregido aun cuando el revisor tímidamente usa la palabra “ser” en lugar de la original del texto hebreo que es “espíritu”. El texto de Pablo -no corregido aún probablemente por omisión o descuido- permanece apegado a la versión Septuaginta, con el uso inapropiado de la palabra “alma” en lugar del término “espíritu”. Probablemente se percató Pablo de esto porque a continuación explica: “el postrer Adán, espíritu vivificante”; es decir, el que vivifica al cuerpo es el espíritu, no el alma.

Es por esto que muchos creyentes en las religiones cristianas acostumbran todavía hoy en día, seguir denominando al espíritu como alma.

 

Ejemplos

Abajo están algunos ejemplos de las discrepancias entre ambos conceptos que ilustran ésto:

                      Alma es Mortal                            Alma es Inmortal

Génesis 17:14 Y el varón incircunciso, el que no hubiere circuncidado la carne de su prepucio, aquella alma será cortada de su pueblo; ha violado mi pacto.

Génesis 35:18 Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín.

Deuteronomio 12:20 Cuando Jehová tu Dios ensachare tu territorio, como él te ha dicho, y tú dijeres: Comeré carne, porque deseaste comerla, conforme a lo que deseaste podrás comer.

Deuteronomio 6:5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

Jueces 16:16 Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia.

1 Samuel 1:26 Y ella dijo: ¡Oh, Señor mío! Vive tu alma, señor mío, yo soy aquella mujer que estuvo aquí junto a ti orando a Jehová

Job 33:20 Que le hace que su vida aborrezca el pan, y su alma la comida suave

Job 33:28 Dios redimirá su alma para que no pase al sepulcro, y su vida se verá en luz.

Salmo 35:13 Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio; afligí con ayuno mi alma, y mi oración se volvía a mi seno.

Salmo 16:10 Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción.

.

30 DIFERENCIAS SUSTANCIALES ENTRE REINO E IGLESIA

 Por Mario A Olcese Sanguineti

                                         

Muchas iglesias Cristianas confunden el Reino de Dios con la iglesia de Cristo sin percatarse de que existen diferencias sustanciales entre ambas entidades.

 

1.- El Reino de Dios es universal, en tanto que la Iglesia es local.

 

2.- El Reino de Dios es uno, singular, en tanto que la Iglesia puede ser pluralizada (ejm: las Iglesias de Dios, o Iglesias de Cristo, Rom. 16:16).

 

3.- En el Reino de Dios todos los miembros son salvos para siempre, en tanto que en la Iglesia de Cristo no todos los que son miembros serán salvos.

 

4.- En el Reino de Dios no se ejercerá la disciplina, en cambio en la iglesia de Cristo sí.

 

5.- El Reino de Dios es una teocracia (Isa. 32:1, Dan 4:17), en cambio la iglesia de Cristo es una democracia (Hechos 6:5).

 

6.- Del Reino de Dios no se dice que tiene Maestros, Pastores, o diáconos, pero en la Iglesia de Cristo sí se dice que los hay (Efe. 4:4).

 

7.- En el Reino de Dios no hay ordenanzas, en cambio en la Iglesia de Cristo sí (el bautismo, la comunión, el matrimonio, oraciones etc).

 

8.- En el Reino de Dios la membresía es permanente, en cambio en la Iglesia de Cristo no (Hechos 15:24, 1 Juan 2:19).

 

9.- La iglesia de Cristo predica el Reino de Dios (Mateo 24:14), pero el Reino de Dios nunca predica la iglesia.

 

10.-Al reino de Dios se ingresa con cuerpos inmortales (1 Cor. 15:50), en cambio a la Iglesia de Cristo se ingresa con cuerpos mortales.

 

11.-Al Reino de Dios ingresan los maduros espirituales (2 Ped. 1:5-11), en cambio a la iglesia ingresan los niños espirituales que serán perfeccionados por sus pastores y maestros (Efe 4:4; 1 Ped.2:2; Heb. 5:13).

 

12.-Al Reino de Dios se ingresa después de haber soportado muchas tribulaciones (Hechos 14:22), en cambio a la Iglesia de Cristo se ingresa para empezar a sufrir muchas tribulaciones (Juan 16:33).

 

13.- El Reino de Dios es una institución que se heredará en el futuro (Santiago 2:5; Mateo 25:31,34), en cambio la Iglesia es una institución en la que ya pertenece el Creyente.

 

14.- El Reino de Dios es algo que se requiere pedir que venga (Mateo 6:10), en cambio la Iglesia  de Cristo ya está acá (Hechos 2:47;1 Cor.1:2).

 

15.- El Reino de Dios existía en los tiempos de David (1 Crón. 28:5), en cambio la iglesia de Cristo comenzó con Cristo (Mat.16:16-18)

 

16.- El Reino de Dios es de Israel (Hechos 1:3,6), en cambio la Iglesia lo componen los de la fe (Judíos y gentiles por igual).

 

17.- El Reino de Dios se restaurará (Hechos 1:6), en cambio la Iglesia de Cristo se edifica (Mateo 16:16-18).

 

18.- El Padre le da a la iglesia de Cristo el Reino de Dios  (Lucas 12:32), pero nunca se dice que el Padre le da al Reino de Dios la Iglesia de Cristo.

 

19.- A la Iglesia de Cristo entran los pecadores e indignos (Mat. 9:13), en cambio al Reino de Dios entran sólo los santos y dignos (2 Tes. 1:5,11; Apo. 3:4).

 

20.- A La Iglesia de Cristo pueden verla los pecadores impenitentes, en cambio el Reino de Dios sólo será visto por los renacidos (Juan 3:3,5).

 

21.- Muchos ricos pueden entrar a la Iglesia de Cristo, pero al Reino de Dios difícilmente entrará un rico (Mat. 19:23).

 

22.-  El Reino de Dios no viene con advertencia (Lc. 17:20), pero la Iglesia de Cristo sí vino con advertencia, cuando ésta se funda en Pentecostés con el anuncio de la venida del Espíritu Santo a los pocos días de ser proclamada (Hechos 1:5,8).

 

23.- El Reino de Dios le fue concedido a Cristo en el cielo (Lucas 19:11,12), pero la Iglesia de Cristo le fue otorgada a Cristo en la tierra.

 

24.- Del Reino de Dios se dice que es eterno (2 Ped. 1:11), en cambio de la iglesia de Cristo no se dice que lo es.

 

25.- El Reino de Dios tiene tronos (Sal. 122:5), en cambio la Iglesia de Cristo, no.

 

26.- Al Reino de Dios se le llama ‘el Evangelio’ (Mateo 24:14), pero a la Iglesia de Cristo nunca se la denomina ‘el evangelio’.

 

27.- Al Reino de Dios hay que buscarlo o anhelarlo primero (Mateo 6:33), en cambio la Iglesia de Dios está en todas partes del planeta, y nunca se nos manda a buscarla o anhelarla.

 

28.- El Reino de Dios estaba integrado por muchos Judíos incrédulos (Mateo 21:43), en cambio la Iglesia de Cristo nunca estuvo integrado por Judíos incrédulos sino por aquellos Judíos (y gentiles) que creyeron en Jesús, se arrepintieron de sus pecados, y se bautizaron por inmersión (Hechos 2:36-47).

 

29.- El Reino de Dios se presentará y se heredará en la Segunda venida de Cristo (Mateo 25:31,34), en cambio la iglesia ya se está presente desde la Primera venida de Cristo (Hechos 2:47, 1 Cor. 1:2).

 

30.- El Reino de Cristo no consiste en comida y bebida (Rom. 14:17), pero la iglesia sí consiste en comida y bebida (la comunión, Juan 6:55).

 

………………………

30 DIFERENCIAS SUSTANCIALES ENTRE EL REINO DE DIOS Y LA IGLESIA DE CRISTO

 

 

 

Por Ing.° Mario A Olcese (Sanguineti)

 

Muchas iglesias Cristianas confunden el Reino de Dios con la iglesia de Cristo sin percatarse de que existen diferencias sustanciales entre ambas entidades.

 

1.- El Reino de Dios es universal, en tanto que la Iglesia es local.

 

2.- El Reino de Dios es uno, singular, en tanto que la Iglesia puede ser pluralizada (ejm: las Iglesias de Dios, o Iglesias de Cristo, Romanos 16:16).

 

3.- En el Reino de Dios todos los miembros son salvos para siempre, en tanto que en la Iglesia de Cristo no todos los que son miembros serán salvos.

 

4.- En el Reino de Dios no se ejercerá la disciplina, en cambio en la iglesia de Cristo sí.

 

5.- El Reino de Dios es una teocracia (Isaías 32:1, Daniel 4:17), en cambio la iglesia de Cristo es una democracia (Hechos 6:5).

 

6.- Del Reino de Dios no se dice que tiene Maestros, Pastores, o diáconos, pero en la Iglesia de Cristo sí se dice que los hay (Efesios 4:4).

 

7.- En el Reino de Dios no hay ordenanzas, en cambio en la Iglesia de Cristo sí (el bautismo, la comunión, el matrimonio, oraciones etc).

 

8.- En el Reino de Dios la feligresía es permanente, en cambio en la Iglesia de Cristo no (Hechos 15:24, 1 Juan 2:19).

 

9.- La iglesia de Cristo predica el Reino de Dios (Mateo 24:14), pero el Reino de Dios nunca predica la iglesia.

 

10.-Al reino de Dios se ingresa con cuerpos inmortales (1 Corintios 15:50), en cambio a la Iglesia de Cristo se ingresa con cuerpos mortales.

 

11.-Al Reino de Dios ingresan los maduros espirituales (2 Pedro 1:5-11), en cambio a la iglesia ingresan los niños espirituales que serán perfeccionados por sus pastores y maestros (Efesios 4:4; 1 Pedro 2:2; Hebreos 5:13).

 

12.-Al Reino de Dios se ingresa después de haber soportado muchas tribulaciones (Hechos 14:22), en cambio a la Iglesia de Cristo se ingresa para empezar a sufrir muchas tribulaciones (Juan 16:33).

 

13.- El Reino de Dios es una institución que se heredará en el futuro (Santiago 2:5; Mateo 25:31,34), en cambio la Iglesia es una institución en la que ya pertenece el Creyente.

 

14.- El Reino de Dios es algo que se requiere pedir que venga (Mateo 6:10), en cambio la Iglesia  de Cristo ya está acá (Hechos 2:47;1 Corintios 1:2).

 

15.- El Reino de Dios existía en los tiempos de David (1 Crónicas 28:5), en cambio la iglesia de Cristo comenzó con Cristo (Mat.16:16-18)

 

16.- El Reino de Dios es de Israel (Hechos 1:3,6), en cambio la Iglesia lo componen los de la fe (Judíos y gentiles por igual).

 

17.- El Reino de Dios se restaurará (Hechos 1:6), en cambio la Iglesia de Cristo se edifica (Mateo 16:16-18).

 

18.- El Padre le da a la iglesia de Cristo el Reino de Dios  (Lucas 12:32), pero nunca se dice que el Padre le da al Reino de Dios la Iglesia de Cristo.

 

19.- A la Iglesia de Cristo entran los pecadores e indignos (Mateo 9:13), en cambio al Reino de Dios entran sólo los santos y dignos (2 Tesalonicenses 1:5,11; Apocalipsis 3:4).

 

20.- A La Iglesia de Cristo pueden verla los pecadores impenitentes, en cambio el Reino de Dios sólo será visto por los renacidos (Juan 3:3,5).

 

21.- Muchos ricos pueden entrar a la Iglesia de Cristo, pero al Reino de Dios difícilmente entrará un rico (Mateo 19:23).

 

22.-  El Reino de Dios no viene con advertencia (Lucas 17:20), pero la Iglesia de Cristo sí vino con advertencia, cuando ésta se funda en Pentecostés con el anuncio de la venida del Espíritu Santo a los pocos días de ser proclamada (Hechos 1:5,8).

 

23.- El Reino de Dios le fue concedido a Cristo en el cielo (Lucas 19:11,12), pero la Iglesia de Cristo le fue otorgada a Cristo en la tierra.

 

24.- Del Reino de Dios se dice que es eterno (2 Pedro 1:11), en cambio de la iglesia de Cristo no se dice que lo es.

 

25.- El Reino de Dios tiene tronos (Salmo 122:5), en cambio la Iglesia de Cristo, no.

 

26.- Al Reino de Dios se le llama ‘el Evangelio’ (Mateo 24:14), pero a la Iglesia de Cristo nunca se la denomina ‘el evangelio’.

 

27.- Al Reino de Dios hay que buscarlo o anhelarlo primero (Mateo 6:33), en cambio la Iglesia de Dios está en todas partes del planeta, y nunca se nos manda a buscarla o anhelarla.

 

28.- El Reino de Dios estaba integrado por muchos Judíos incrédulos (Mateo 21:43), en cambio la Iglesia de Cristo nunca estuvo integrado por Judíos incrédulos sino por aquellos Judíos (y gentiles) que creyeron en Jesús, se arrepintieron de sus pecados, y se bautizaron por inmersión (Hechos 2:36-47).

 

29.- El Reino de Dios se presentará y se heredará en la Segunda venida de Cristo (Mateo 25:31,34), en cambio la iglesia ya se está presente desde la Primera venida de Cristo (Hechos 2:47, 1 Corintios 1:2).

 

30.- El Reino de Cristo no consiste en comida y bebida (Romanos 14:17), pero la iglesia sí consiste en comida y bebida (la comunión, Juan 6:55).

 

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)