MOMENTOS DE LA CREACIÓN ¿ES EL MATRIMONIO TAN SÓLO UN PEDAZO DE PAPEL?

¡Más vale tarde que nunca!…ejem,ejem,ejem

Mateo 19:4-5
“Él, respondiendo, les dijo: —¿No habéis leído que el que los hizo al principio, “hombre y mujer los hizo”, y dijo: “Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne”?

Con la creación de Adán y Eva, Dios también creó la relación de matrimonio y la bendijo.  Dios sabe como estamos hechos.  Él conoce como funcionamos.  Y Él tenía todo eso en mente cuando diseñó la relación del matrimonio.  Por esta razón, uno esperaría que intentar moldear una familia no simplemente vivir juntos, pues esto resultaría en menos felicidad que cuando se está propiamente casado.

Numerosos estudios en los recientes años han mostrado los resultados de parejas que viven juntos sin el beneficio del matrimonio.  Un estudio en 1992, conducido por un grupo de la Universidad de Rutgers, mostró que incluso los convivientes que eventualmente llegaban a casarse tenían un 46 por ciento de más probabilidad de divorcio que aquellos que habían empezado una relación de matrimonio apropiada.  Un estudio aun más reciente hecho por un investigador de la Universidad de Bowling Green midió y comparó los puntajes de depresión entre parejas casadas y convivientes.  Las personas casadas tenían un puntaje promedio de depresión del 13.3%, mientras que los convivientes mostraban un puntaje de depresión mucho más alto, de 17.2 %.

El vivir como convivientes es aún peor para los niños.  Treinta y seis por ciento de los niños nacidos de estas parejas verán a sus padres divorciarse.  Sólo un tercio de los niños nacidos de personas casadas verán a sus padres divorciarse.  Está claro que en Su amor por nosotros, Dios diseñó el matrimonio para nuestra felicidad y bendición.

Oración:
Te agradecemos, amado Padre, por el regalo del matrimonio. Bendice y fortalece el matrimonio entre nosotros. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas:
Mona Charen, Before you decide on moving in, Washington Times, March 26, 1999, Third Age News Service, Marriage gets the nod for satisfaction, Brainerd Daily Dispatch, (Minn.) September 6, 1998.

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

SALVO POR CAUSA DE FORNICACIÓN (MATEO 19:9)

En Mateo 19:9 Jesús dice “Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de FORNICACIÓN, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera”. ¿Por qué Jesús dice “fornicación” y no “adulterio”?¿Qué pasa si un esposo se va de casa y ya no quiere seguir con su esposa, y le pide el divorcio para casarse con otra?¿Debe ella negarle el divorcio o no?¿Puede la esposa rechazada casarse más adelante con otro hombre que si la ama y que desea comprometerse con ella?

EL PREDICADOR PAT “PATÁN” ROBERTSON DICE QUE UN ESPOSO PUEDE DIVORCIARSE DE SU PAREJA SI ÉSTA SUFRE DE MAL DE ALZHEIMER Y ASÍ CASARSE CON OTRA, SIN PECADO CONCEBIDO

El falso predicador evangélico Pat Patán Robertson dice que si una esposa sufre de Alzheimeir, él no condenaría al esposo si éste decide divorciarse de su esposa enferma, para así casarse con otra dama, ya que esa enfermedad es como estar muerta en vida. ¿Se imaginan qué tal razonamiento de este sátrapa, frío, y sin caridad cristiana? Bueno, así son estos masones…

UN MUNDO CADA VEZ MÁS LOCO

Muchos creen que las palabras ‘fiesta’ y ‘divorcio’ son incompatibles. La ruptura de las relaciones suele ser vista en la sociedad como toda una tragedia muy difícil de afrontar.
Leer más : http://actualidad.rt.com/TiempoLibre/…
http://actualidad.rt.com/mas/envivo

BENNY “DON JUAN” HINN Y SU DIVORCIO

En su programa «This is your day», el conocido predicador Benny Hinn explicó a la audiencia que la petición de divorcio le sorprendió, a la vez que pidió perdón a sus hijos por «no haber sido el padre ni el marido perfecto».

Este 5 de agosto, Hinn compartió las dificultades que enfrentó en su matrimonio, aunque a pesar de ellas nunca pensó que su esposa le pediría el divorcio. «Por un tiempo tuvimos problemas. Y yo le preguntaba frecuentemente: “¿Te vas a divorciar de mí?” Ella decía: “Nunca lo haré porque temo a Dios. Mi pacto es con Dios, no contigo”», declaró Hinn.

Para él ha sido «muy duro» este proceso, y admitió que no ha querido hablar del tema para proteger al ministerio. Sin embargo, se ha dado cuenta que «cuando se es una persona pública todo lo que haces es público».

Hinn hizo un llamado a los espectadores para que no olvidasen a su familia al admitir errores para con la suya, debido a los compromisos ministeriales, e invitó a que se le uniesen sus hijos en el escenario y les pidió perdón por no ser ni el esposo perfecto ni el padre perfecto.

Por otro lado, aseguró que su divorcio no se debe a infidelidad alguna y mucho menos que tenga un romance con Paula White, tal como lo sugiere un reportaje publicado el 23 de julio por el periódico estadounidense «National Enquirer», donde se ve a ambos saliendo de un hotel en Roma, Italia, tomados de las manos. Hinn de 57 años y White de 44, admitieron ser amigos por más de dos décadas, pero ambos emitieron comunicados negando que haya algo inapropiado en su relación.

Hinn afirma que la versión del periódico es mentira y que es una mera tergiversación de lo que verdaderamente ocurrió. Indicó que viajó a Roma porque fue nombrado por el Vaticano como Patrón de Artes, y por ese motivo tiene que conseguir donantes para mantener las obras de arte del Vaticano.

A Hinn le pareció que Paula White podría ser una excelente contribuyente y por eso la invitó, reconociendo que quizás esto fue un error y pidió públicamente perdón.

Además, Benny Hinn publicó una petición en su sitio en la red informática pidiendo dos millones de dólares en donaciones. Dijo que su ministerio ha acumulado un déficit en los últimos meses debido a que no ha recibido la cantidad usual de ofrendas en sus compromisos. El predicador citó el déficit como la razón por la cual el ministerio no ha sido capaz de solventar sus gastos presupuestarios.

COMENTARIO:

¿ Pero dónde está la ex-posa de Hinn que no sale a decir su verdad? ¿Raro, no?

 Lo cierto es: No hay nada oculto que no salga a la luz…por sus frutos los conoceréis…

ESPOSA DEL TELEVANGELISTA BENNY “HINNON” HINN SOLICITA EL DIVORCIO AL AFAMADO PREDICADOR

¡Carocoles, hice milagros, pero no lo logré con mi matrimonio!

ORANGE, California – La esposa del tele-evangelista Benny Hinn ha solicitado el divorcio en el sur de California.

Suzanne Hinn presentó los documentos en la Corte Superior del Condado de Orange el 1 de febrero, citando diferencias irreconciliables, después de más de 30 años de matrimonio. Los documentos revelan que se separaron el 26 de enero y que Hinn ha estado viviendo en Dana Point, una comunidad costera rica en el sur de Orange County.

Hinn es uno de los abogados más conocidos del evangelio de la prosperidad, que enseña que los cristianos que andan bien con Dios serán recompensados con la riqueza y la salud en esta vida.

Sus emisiones de TV en la Red de Radiodifusión Trinidad, un gigante de radiodifusión pentecostal, y otras cadenas de televisión son vistas por millones de personas en todo el mundo casi todos los días. Él viaja por el mundo en el plano de su ministerio, llamado ‘Dove One’, la celebración de eventos que él llama “Cruzadas de milagros”, que incluyen curaciones espirituales.

Hinn nunca plenamente a dado a conocer al público cómo se gasta el dinero que él pide, pero se cree que su ministerio es una operación multimillonaria. No se hizo mención de las finanzas en la presentación ante el tribunal, que enumeró las tres últimas direcciones al Sur de California para la familia.

Con los años, Hinn ha sido objeto de intensas críticas de los cristianos y los grupos de vigilancia que llaman a sus enseñanzas como fraudulentas y lo acusan de recaudar fondos sólo para enriquecerse.

Él es uno de los seis televangelistas investigados por el senador Charles Grassley, el republicano de Iowa en el Comité de Banca del Senado, sobre si cumplen con las normas del IRS para organizaciones no lucrativas. Hinn ha dicho en su página web que los auditores externos aseguran su cumplimiento con las regulaciones del IRS y que, en 2008, el 88 por ciento del dinero que se recogió se gastó en el ministerio.

Benny Hinn Ministries tiene su sede en Grapevine, Texas, y opera una iglesia y un estudio de televisión en Aliso Viejo, en el condado de Orange de California, de acuerdo a su sitio Web.

J. Lee Grady, editor de Charisma, una revista de noticias en la comunidad pentecostal, dijo que el divorcio de Hinn es el último de una serie de divorcios de alto perfil en el ministerio y los fracasos morales de los líderes pentecostales, comenzando con la caída de Ted Haggard de la gracia en 2006. Dijo que los seguidores de Hinn  requieren una explicación por el alto perfil que la pareja tenía.

“Va a ser devastador para las personas que han apoyado la labor de “evangelización” de Benny Hinn en todo el mundo”, dijo Grady.

“Obviamente, debido a que su ministerio ha sido muy público, los líderes tendrán que entregar un informe a sus partidarios para explicar cómo sucedió esto”, dijo.

Por sus frutos los conoceréis…¡en el valle de Hinnon!…Adiú Mr. Benny Hinnon Hinn…¿Acaso os habeís olvidado que vuestro Dios odia el divorcio? ¡¡¡Salvo, claro, que hayáis sacado los pies del plato!!!…¡¡¡cuidadito, “Apo”, no toquéis al santo ungido del Señor…!!!… ¡¡¡No, claro, ni con el pétalo de una rosa!!!…jajajaja

DOCE ASESINOS DEL MATRIMONIO

Mi consejo a las parejas jóvenes es simplemente éste: No permitan que la posibilidad del divorcio entre en sus pensamientos. Incluso en momentos de gran conflicto y desaliento, el divorcio no es la solución. Sólo sustituye una nueva serie de sufrimientos por los que quedan atrás.

Guarden su relación de la erosión como si estuvieran defendiendo sus propias vidas. Sí, ustedes pueden lograrlo juntos. No sólo pueden sobrevivir, sino que pueden mantener su amor vivo si le dan prioridad en su sistema de valores.

Cualquiera de los siguientes males pueden destruir su relación si les dan lugar en sus vidas:

1. El exceso de trabajo o compromisos y el agotamiento físico.

Cuidado con este peligro. Es especialmente insidioso en las parejas jóvenes que están tratando de comenzar en una profesión o todavía están estudiando. No traten de estudiar, de trabajar a tiempo completo, de tener un bebé, de manejar a un niño pequeño, de hacer reparaciones en la casa, y de comenzar un negocio, todo al mismo tiempo. Suena ridículo, pero muchas parejas jóvenes hacen exactamente eso y luego se sorprenden cuando su matrimonio se viene abajo. ¿Por qué no habría de ser así? ¡El único momento en que se ven es cuando están agotados! Es especialmente peligroso cuando el esposo es el que tiene demasiados compromisos o trabajo, y la esposa está todo el día en casa con un hijo en edad preescolar. La profunda soledad de ella da lugar al descontento y a la depresión, y todos sabemos a dónde lleva eso. Deben reservar tiempo el uno para el otro si quieren mantener su amor vivo.

2. Las deudas muy grandes y el conflicto en cuanto a cómo se gastará el dinero

Paguen en efectivo por los artículos de consumo, o no los compren. No gasten más de lo que pueden por una casa o por un automóvil, dejando muy pocos recursos para salir juntos, para viajes cortos, para personas que cuiden a los niños, etc. Distribuya sus fondos con la sabiduría de Salomón.  

3. El egoísmo

Existen dos tipos de personas en el mundo, los que dan y los que toman. Un matrimonio entre dos personas que dan puede ser algo bello. Sin embargo, la fricción está a la orden del día entre una persona que da y otra que toma. Pero dos personas que toman pueden darse zarpazos la una a la otra hasta hacerse trizas dentro de un período de seis semanas. En resumen, el egoísmo siempre devastará un matrimonio.  

4. La interferencia de los suegros

Si el esposo o la esposa no se ha emancipado totalmente de los padres, lo mejor es no vivir cerca de ellos. La autonomía es algo difícil de conceder para algunas madres (y padres), y el estar muy cerca será causa de problemas.

5. Las expectativas poco realistas

Algunas parejas llegan al matrimonio esperando cabañas cubiertas de rosas, una vida sin preocupaciones ni responsabilidades y un gozo ininterrumpido. La consejera Jean Lush cree, y yo estoy de acuerdo con ella, que esta ilusión romántica es particularmente característica de las mujeres norteamericanas que esperan más de sus esposos de lo que ellos son capaces de dar. La decepción consiguiente es una trampa emocional. Pongan sus expectativas en línea con la realidad.

6. Los invasores del espacio

No me refiero a extraterrestres de Marte. Más bien, mi preocupación es por las personas que violan el espacio para funcionar que su cónyuge necesita, sofocándolo rápidamente y destruyendo la atracción entre ellos. Los celos son una manera en que este fenómeno se manifiesta. Otra es la baja autoestima, la cual lleva a que el cónyuge inseguro se inmiscuya en el territorio del otro. El amor debe ser libre y confiado.

7. El abuso del alcohol y de otras sustancias químicas

Éstos son asesinos, no sólo de los matrimonios, sino también de las personas. Evítenlos como a la plaga.

8. La pornografía, los juegos de azar y otras adicciones

Debe ser obvio para todos que la personalidad humana tiene imperfecciones. Tiene la tendencia a quedar atrapada en comportamientos destructivos, especialmente cuando se es joven. Durante una etapa inicial, las personas creen que pueden jugar con tentaciones tales como la pornografía o los juegos de azar sin salir dañadas. De hecho, muchos se alejan casi sin haber sido afectados. Sin embargo, para algunos existe una debilidad y una vulnerabilidad que se desconoce hasta que es demasiado tarde. Entonces se vuelven adictos a algo que rasga la fibra de la familia.

Tal vez esta advertencia les parezca tonta e incluso mojigata a mis lectores, pero he hecho un estudio de veinticinco años de duración sobre personas que arruinaron sus vidas. Sus problemas a menudo comienzan con la experimentación con un mal conocido y finalmente terminan en la muerte física o la muerte del matrimonio. Las restricciones y los mandamientos de las Escrituras se han diseñado para protegernos del mal, aunque es algo difícil de creer cuando somos jóvenes. “La paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23). Si mantenemos nuestras vidas limpias y no nos permitimos jugar con el mal, las adicciones que han hecho estragos en la humanidad nunca nos podrán tocar.

9. La frustración sexual, la soledad, la baja autoestima y la quimera de la infidelidad

¡Una combinación mortal!  

10. El fracaso en los negocios

En especial, el fracaso en los negocios afecta adversamente a los hombres. Su inquietud por los reveses financieros algunas veces se muestra en ira dentro de la familia.

11. El éxito en los negocios

Es casi tan peligroso tener mucho éxito en los negocios, como lo es fracasar rotundamente en ellos. El autor de Proverbios dijo: “No me des pobreza ni riquezas; manténme del pan necesario” (30:8).

12. Casarse demasiado jóvenes

Las chicas que se casan entre los catorce y los diecisiete años de edad tienen el doble de probabilidades de divorciarse que las que se casan a los dieciocho y diecinueve años. Las que se casan entre los dieciocho y los diecinueve años tienen una vez y media más de probabilidades de divorciarse que las que se casan entre los veinte y los treinta años.  

Las presiones de la adolescencia y las tensiones de los primeros años de vida matrimonial no hacen un buen dúo. Terminen lo primero antes de emprender lo segundo.

Éstos son los asesinos del matrimonio que he visto más a menudo. Pero, en verdad, la lista es prácticamente interminable. Todo lo que se necesita para que crezcan las malas hierbas más fuertes es una pequeña grieta en la vereda. Si van a vencer la ley de las probabilidades en relación al divorcio y mantener una unión matrimonial estrecha a largo plazo, deben emprender la tarea con seriedad. El orden natural de las cosas los alejará el uno del otro, no los unirá.  

¿Cómo vencerán la ley de las probabilidades? ¿Cómo formarán una relación sólida que dure hasta que la muerte los haga emprender el último viaje? ¿Cómo se incluirán ustedes entre el número cada vez más reducido de parejas de mayor edad que han cosechado toda una vida de recuerdos y experiencias felices? Aun después de cincuenta o sesenta años de casados, todavía se buscan mutuamente para darse aliento y comprensión. Sus hijos han crecido dentro de un ambiente estable y amoroso, y no tienen cicatrices emocionales o recuerdos amargos que borrar. A sus nietos no se les tiene que explicar con delicadeza por qué “los abuelos ya no viven juntos”. Sólo el amor prevalece.  

Así es como Dios quería que fuera, y todavía sigue siendo algo posible que ustedes pueden alcanzar. Pero no hay tiempo que perder. Refuercen las riberas del río. Defiendan el fuerte. Traigan las dragas y hagan más profundo el lecho del río. Mantengan las poderosas corrientes en sus propios cauces. Sólo esa medida de determinación mantendrá el amor con el que comenzaron, y hay muy poco en la vida que compita con esa prioridad.  

El Dr. James Dobson es fundador y presidente de Enfoque a la Familia.

Amigo: No deje que su matrimonio se convierta en un “matrisuicidio”. Siga los consejos del Dr. James Dobson, y le irá bien…

 

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

www.apologista.blogdiario.com

 

“A PRUEBA DE FUEGO” (FIREPROOF)

Por Ingº Alfonso Orellana

La otra noche, en compañía de mi amada y obedeciendo a la insistencia de unos amigos a quienes respeto mucho, me dispuse a ver la película “A Prueba de Fuego”.

Esta es otra película donde se explota el patrocinio del cristiano evangélico promedio por medio de presentar y exaltar valores comunes de este grupo. Kirk Cameron protagoniza este drama en el papel de Caleb, un capitán de bomberos amargado porque su esposa (Catherine) no le respeta y se opone a sus pasatiempos favoritos, tales como soñar con un barco nuevo y ver pornografía en el internet, aunque a esta última actividad sólo se alude en el film.

Sin entrar en detalles de la trama, voy a señalar los puntos que encuentro defectuosos desde mi perspectiva como Cristiano comprometido.

  1. El film coloca a esta pareja con problemas en un marco de dos in-conversos (¿sería un sacrilegio presentar al mundo una pareja de cristianos con problemas serios?) A partir de este hecho, el film se convierte en una herramienta evangelística, al presentar un cuadro irreal de que aceptando la versión evangélica de “recibir a Cristo” es la solución a todos los problemas maritales.

  2. Caleb es el “malo de la película” y se le presenta como el responsable de su propia miseria y la de Catherine. Esta teoría de que el varón es responsable al 100% de los problemas en el matrimonio es difundida ampliamente a través del mundo evangélico. Ellos dicen que el hombre, como sacerdote de su casa, tiene que ser un ejemplo perfecto de conducta  y el resultado será una esposa sumisa que le respetará y se desvivirá por él en la cama como fuera de ella. La mujer, por su parte, sólo tiene que sentarse a esperar que él “haga lo que tiene que hacer para hacerla feliz.” El film refleja esa perspectiva. ¿Podría Catherine razonar que Caleb busca la pornografía porque ella no le da lo que él necesita para satisfacerse sexualmente? Esto no se considera, por supuesto. Bueno, como Caleb no le hace ni cosquillas, ella comienza a acceder a los avances románticos de un joven médico en el hospital donde trabaja. Obviamente Caleb la está “empujando” a eso. Ella presenta una demanda de divorcio.

  3. El padre de Caleb (Cristiano) comparte con su hijo un programa de 40 días en los cuales Caleb hace todo el trabajo de buscar una reconciliación y después de prepararle el café, enviarle flores, llamarla al trabajo y preparare una cena romántica, todavía ella lo sigue tratando como a perro que se orina en alfombra nueva. El padre le dice que siga aguantando palos, pues el divorcio no es una opción. En este proceso Caleb “acepta a Cristo”. Aleluya, ahora todo estará bien, ¿No es cierto?

  4. Bueno, finalmente lo que ablanda el corazón de Catherine es que Caleb destruye el computador y le paga un equipo muy costoso para la salud de los padres de Catherine; usando los $24,000 que había ahorrado para comprar el barco. Ahora Catherine adquiere respeto por su esposo y viene arrepentida a buscarle con lágrimas en los ojos, atribuyendo el cambio de su esposo a su conversión. Se abrazan y viven felices para siempre.

De ninguna manera es mi deseo desestimar el poder de Cristo en la obra de restaurar vidas, porque Él sí puede hacerlo y lo hace. Pero cuando se presenta un cuadro tan desbalanceado como éste en la pantalla y lo mejor que podemos aspirar es que miles de hombres destruyan sus computadoras mientras hacen esfuerzos titánicos por complacer a esposas malcriadas que creen merecérselo todo y que ellas no tienen nada que contribuir a la felicidad del matrimonio, entonces tenemos serios problemas en las manos.

Este drama de un “yugo desigual” se repite en millones de matrimonios. Como explicara en otra aportación sobre el tema de los votos matrimoniales, la idea de que el matrimonio hay que preservarlo a toda costa, es una aberración de lo que Dios requiere. Cuando la nación Judía no cumplió su pacto (y Dios a menudo usó la metáfora de matrimonio en su relación con Israel) los soltó como una papa caliente. Aunque el divorcio debe ser la última opción, cuando dos no pueden o no quieren andar juntos, nadie debe obligarlos. Por supuesto, esto no significa que se aprovechara la provisión del divorcio para librarnos de responsabilidades contraídas ni para aplastar a la otra persona.

Las fantasías cinematográficas son eso mismo; fantasías. Lamentablemente cuando estas son revestidas de ‘cristianismo”, para muchos son fórmulas a la felicidad. Todos los casos son únicos y nadie tiene el derecho de juzgar a otros sobre la base su opinión. Como dice un viejo adagio; “Nadie sabe lo que hay en la hoya, sino el que cocina.”

Reciban un saludo.

DIVORCIO Y VIUDEZ PERJUDICAN DE FORMA CRÓNICA LA SALUD

0God%C3%A9%20Darel%20enferma%20sentada%2090%20%C2%BA%20

(EUROPA PRESS) –

   El divorcio y la viudez tienen un impacto perjudicial y crónico sobre la salud, incluso después de que la persona vuelva a casarse.

  Asi lo refleja un estudio de las universidades de Chicago y Johns Hopkins en Estados Unidos que se publica en la revista ‘Journal of Health and Social Behaviour’.

   Según explica Linda Waite, de la Universidad de Chicago y coautora del estudio, “entre los casados, aquellos que se han divorciado alguna vez muestran una peor salud en todos los sentidos. Tanto los divorciados como los viudos que no se han vuelto a casar muestran peor salud”.

   La investigadora explica que la experiencia de cada persona de ganancia y pérdida en el matrimonio afecta al nivel de salud con el que comienza la vida adulta. “Por ejemplo, la transición al matrimonio tiende a suponer un beneficio inmediato para la salud, en este sentido mejora las conductas saludables en hombres y bienestar económico para las mujeres”.

   Estas ventajas aumentan durante el matrimonio. El divorcio o la viudez socavan la salud porque disminuyen los ingresos y aumenta el estrés sobre aspectos como el cuidado de los hijos.

   Los resultados del estudio mostraron que los divorciados o viudos tienen un 20 por ciento más de enfermedades crónicas como enfermedad cardiaca, diabetes o cáncer en comparación con las personas casadas. También tienen un 23 por ciento más de limitaciones de movilidad como problemas para subir escaleras o caminar una manzana.

   Además, aquellas personas que nunca se han casado tienen un 12 por ciento más de limitaciones de movilidad y un 13 por ciento más de síntomas depresivos aunque no muestran diferencias en el número de enfermedades crónicas que padecen.

   Por otro lado, las personas que se vuelven a casar tienen un 12 por ciento más de trastornos crónicos y un 19 por ciento más de limitaciones de movilidad pero no más síntomas depresivos que los que están casados.

   Según señala Waite, los impactos del matrimonio, divorcio y nuevo matrimonio sobre la salud están basados en la forma en la que se desarrollan y curan las diversas enfermedades.

   “Algunas situaciones de la salud, como la depresión, parecen responder tanto rápida como de manera contundente a las situaciones presentes. En contraste, los trastornos como la diabetes y la enfermedad cardiaca se desarrollan de forma lenta durante un periodo de tiempo amplio y muestran el impacto de las experiencias pasadas, lo que explica por qué la salud se ve socavada por el divorcio o la viudez incluso después de que la persona vuelva a casarse”, concluye Wait.

LOS EVANGÉLICOS SE DIVORCIAN MENOS EN ESTADOS HUNDIDOS, PERO…

NASHVILLE-. ( AGENCIALAVOZ.COM ) Los evangélicos se divorcian menos que la población general, aunque uno de cada cuatro evangélicos que está o ha estado casado ha tenido por lo menos un divorcio, según reveló un nuevo estudio hecho por Barna Group.La encuesta telefónica encontró que, entre todos los adultos de los EE UU que han estado casados, 33 por ciento se ha divorciado por lo menos una vez.

Comparado con éstos, 26 por ciento de los evangélicos que han estado casados se han divorciado. La encuesta no preguntó a los evangélicos si su divorció ocurrió antes o después de su experiencia de salvación. El sondeo se basó en una muestra de 5,017 adultos y se condujo durante un año, de enero 2007 a enero 2008. En esta muestra, 3,792 adultos estaban o han estado casados.El investigador cristiano George Barna dijo que los estadounidenses se han acostumbrado al divorcio. “Parece que ya no hay tanto estigma en relación con el divorcio; ahora es visto como un inevitable rito de iniciación,” comentó en un boletín de prensa. “Las entrevistas con jóvenes adultos sugieren que ellos quieren que su matrimonio inicial perdure, pero no son tan optimistas en cuanto a tal posibilidad.

También hay evidencia de que muchos jóvenes están adoptando la idea del matrimonio en serie, donde una persona se casa dos o tres veces, buscando una pareja para cada etapa de su vida adulta.”Entre los adultos que han estado casados, la encuesta también reveló que:– 28 por ciento de los autodenominados conservadores que han estado casados, se han divorciado, comparado con el 33 de los moderados y 37 de los liberales.– 38 por ciento de quienes se asociaron con una fe no cristiana y que han estado casados, se han divorciado.– 32 por ciento de los de raza blanca que han estado casados, se han divorciado, 36 por ciento de los de raza negra, 31 por ciento de los hispanos y 20 por ciento de los asiáticos.– 28 por ciento de quienes se declararon católicos y que han estado casados, se han divorciado.

Casi cuatro de cada cinco adultos estadounidenses (78 por ciento) han estado casados por lo menos una vez.”Las estadísticas del gobierno y una gran cantidad de fuentes informativas han mostrado que cohabitar aumenta las probabilidades de divorciarse, y aún así la popularidad de la cohabitación va creciendo,” dijo Barna. “Los estudios que muestran la importancia y el valor de prepararse para el matrimonio parecen dar con oídos sordos. Los Estados Unidos se han convertido en una cultura experimental, impulsada por la experiencia. En vez de aprender de la información objetiva y enseñar con base en tal información, la gente prefiere seguir sus instintos y dejar que las astillas vayan cayendo por donde quiera.

Dada esta tendencia, podemos esperar que los EE UU conserve la tasa más alta de divorcios entre todas las naciones desarrolladas en el mundo.”Para que los investigadores de Barna consideren a una persona como evangélica, el entrevistado debe decir: que ha hecho un compromiso personal con Cristo y que aún es importante en su vida hoy; que cuando muera irá al cielo porque ha confesado sus pecados y aceptado a Cristo como su Salvador; que tiene una responsabilidad personal de compartir sus creencias sobre Cristo con los no cristianos; que cree que Satanás existe; que la salvación eterna sólo es posible a través de la gracia, y por obras; que Jesucristo vivió una vida sin pecado en la tierra; que la Biblia es certera en todo lo que enseña; y que Dios es omnisciente, omnipotente, el Dios perfecto que creó el universo y aún lo gobierna hoy en día.Entre los 3,792 participantes incluidos en el sondeo había 339 evangélicos, 1,373 cristianos no evangélicos nacidos de nuevo, 1,488 cristianos nominales, 197 asociados con otras fes no cristianas y 269 gnósticos o ateos. Además, 875 se autodenominaron católicos.Los participantes describieron sus identidades étnicas como blanca (2,641), afroamericana (464), hispana (458) y asiática (128), y se autonombraron conservadores (1,343), moderados (1,720) y liberales (474) acerca de asuntos políticos.

Publicado por PERIODICO LA VOZ en 6:39:00  

EL DIVORCIO… ¿A QUIEN AFECTA?

 

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y español)

 

 Por Psc. Mónica LLanos de Icaza

 

 

 

Hoy en dia el divorcio se ha propagado de tal manera que según las estadísticas, en latinoamérica, de cada tres parejas una se divorcia. La ola de ideológias en nuestra sociedad han anulado los principios éticos, morales y religiosos acerca del matrimonio. Cada vez son más los jóvenes que se casan sin la seguridad de que su pareja va a ser la definitiva y con una “gran clausula” en el contrato matrimonial si las cosas no marchan bien, la primera puerta de escape es el divorcio. 

Muchas son las personas que opinan “si no me va bien, me divorcio.” “Ahora que estoy divorciado yo se que “Dios” tiene algo mejor para mí,” sin saber que lo que realmente Dios tiene para nuestras vidas es una ayuda idónea y debemos esperar en él encontrarla y cuando la encontremos pensar que nuestro matrimonio es realmente para toda la vida y que la única puerta de salida a nuestras dificultades es la solución de las mismas con la colaboración de los dos (“por tanto lo que Dios juntó no lo separe el hombre.”)

 

¿A quién afecta el divorcio?

 

A todos los integrantes de la familia, pero muy especialmente a los hijos. Frente al primer conflicto matrimonial, la primera opción es el divorcio, como una nueva oportunidad de alcanzar la “felicidad.” Nuestro deber como padres; formar a nuestros hijos en un ambiente de armonía y cariño que constituye la base para una personalidad sana.

 

¿Qué ocurre entonces cuando nuestra decisión es recurrir al divorcio?

El niño no aceptará las razones que usted le de. A él le preocupan los hechos que se están dando en su familia, los cuales lo están lastimando, se siente confundido y no puede visualizar su futuro en estas condiciones, él no quiere tener que decidir entre uno de sus padres como suele ocurrir.

 

¿Quiénes se divorcian?

Usted dirá… por supuesto que los padres, pero en realidad el divorcio también se da entre padres e hijos. Uno de los padres tendrá que ausentarse de la vida del niño total o parcialmente, ésto representa para el niño pérdidas. (tiempo, cariño, satisfacción de sus necesidades, etc).

 

¿Qué siente y piensa el niño?

Piensa que el es culpable de lo que está ocurriendo, que sus padres ya no lo quieren, que es poco importante para ellos (pues no es tomado en cuenta como una persona que está en medio de la crisis sino por el contrario un objeto que es manipulado por los deseos e intereses egoístas de los padres.)

 

¿Qué sucede con los hijos de padres divorciados?

En la mayoría de los casos, cuando este niño es adulto y tiene la oportunidad de formar un hogar, inevitablemente repetirá los mismos patrones que vivió. Los padres delegamos a nuestros hijos una herencia de bendición o maldición para nuestros hijos.

Los hijos enfrentan sus propios conflictos además de la crisis de sus padres. En el divorcio los padres hacemos uso de nuestros hijos como elementos de venganza , son manipulados, ignorados como personas y reducidos a la calidad de objetos. El niño que está atravesando el divorcio de sus padres, necesita de alquien de fuera “confiable” en quien depositar sus ansiedades y temores.

 

¿Qué podemos hacer entonces si ya se planteó el divorcio?

 

Déjelo como la última alternativa, permita que el niño reciba ayuda terapeútica, no prive al niño del cariño, tiempo y comprensión de sus dos padres, y en lo posible evite que el ritmo de vida del niño cambie significativamente.

Padre, antes del divorcio piense, piense, piense… no sabe el daño presente y futuro que está causando en la vida de su hijo.

Si necesita mayor información o un consejo personal en cuanto al tema del divorcio, puede escribir directamente a Mónica a la dirección de correo electrónico: consejo@gu.pro.ec Dentro de pocos dias tendrá una respuesta personal y confidencial.


    © Todos los derechos reservados por la Fundación TeleAmigo. Se permite usar el artículo exclusivamente para usos sin fines de lucro y cuando se acredite al autor y a la Fundación TeleAmigo. Otros usos deben tener el permiso de la Fundación TeleAmigo.

EL SECRETO PARA UN DIVORCIO ASEGURADO

La razón esencial del divorcio entre cristianos es la falta de Cristo en el hogar. Yo les aseguro, en nombre de Jesús, que si usted es cristiano y vive en pecado, su matrimonio va a terminar en separación o divorcio… porque en el corazón del pecador vive Satanás y la obra del diablo es crear odio, incomprensión, rencor, mentiras, separación… y también le aseguro que, si se casa mil veces, mil veces se va a separar. Sólo hay dos formas en que su matrimonio no va a fallar: – La primera: Que deje de ser cristiano, que se meta en una secta de Satanás, O QUE SE VUELVA UN ATEO y el mismo diablo le va a dar mil excusas para que siga viviendo en adulterio y no entre en el reino de Dios. – La segunda: Que sea un buen cristiano, que tenga fe en Jesús y que haga lo que Jesús le manda… y yo le aseguro, en el nombre de Jesús, que su matrimonio nunca fallará, que habrá gozo y paz en su hogar, y aun más, que entrará en el reino de Dios para gozar por toda la eternidad… seguro que va a tener problemas, y serios… pero si vive en Cristo, en gracia de Dios, cada problema se va a convertir en estiércol para abonar el jardín de su matrimonio donde van a florecer las rosas más bellas de amor gozo y paz. Usted tiene que escoger: Ahora mismo usted y yo somos “Hijos del Diablo” o “Hijos de Dios” (1 Juan 3:10). En su corazón ahora mismo vive Satanás o Jesús. Si usted está en pecado en su corazón, entonces vive Satanás; si usted está en la gracia de Dios, en su corazón vive Jesús. Si es Satanás, no se queje de que su matrimonio sea un “infierno” aquí en la tierra. Si vive Jesús, esté seguro que su matrimonio será un pedazo de cielo aquí en la tierra, para gloria de Dios y de su Iglesia, y para su propio bien. Usted debe comprender que el matrimonio es una institución divina, y que el mismo Dios Padre está casado con su pueblo a pesar de que éste le fue infiel reiteradamente. Aun nuestro Señor contraerá nupcias maritales con su iglesia para su regreso, y así estaremos siempre con él… Si Ellos no son partidarios del divorcio, ¿por qué usted sí… caracoles? Abra su coco y piense antes de caer en el pecado del divorcio y nuevas nupcias matrimoniales. http://www.elevangeliodelreino.org http://www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)