YAHSHÚA DICE QUE SÓLO SU PADRE SERÁ FINALMENTE ADORADO POR TODOS LOS VERDADEROS ADORADORES

Juan 4:21-23 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

21 Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.

El punto que queremos sostener en este vídeo es que si la Trinidad fuera una doctrina verdadera, el Señor Jesucristo debió haberle dicho a la mujer Samaritana de una manera distinta, como: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Dios Trino en espíritu y en verdad; porque también el Dios Trino a tales adoradores busca que le adoren.

LOS UNGIDOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO PODÍAN CONTRISTAR EL ESPÍRITU DE DIOS POR EL PECADO Y QUEDAR DESECHADOS DEL REINO

En el Antiguo Testamento el espíritu de Yahvéh operó desde el principio de la creación, y lo vemos trabajando para establecer a los jueces de Israel. El Espíritu de Yahweh vino sobre Otniel y fue juez de Israel’ (Jueces 3 versos 9 y 10). En el caso de Gedeón: ‘El espíritu de Yahvéh revistió a este siervo del Señor (ver Jueces 6 verso 34). También de Jefté se dice que ‘el espíritu de Yahvéh vino sobre él’ ( ver Jueces 11 verso 29). Y de Sansón: ‘El espíritu de Yahvéh comenzó a excitarle’ ( ver Jueces 13 verso 25). El espíritu de Dios en estos casos es quien otorga fuerza extraordinaria, valor para tomar decisiones, a veces habilidad estratégica, por las que el hombre se vuelve capaz de realizar la misión que se le ha encomendado para la liberación y la guía del pueblo. También cuando llegó la hora de las primeras iniciativas de batalla, ‘invadió a Saúl el espíritu de Dios’ (1 Samuel 11 verso 6). y a David, quien fuera consagrado por el anciano Samuel con la unción por la que ‘a partir de entonces, vino sobre David el espíritu de Yahweh’ (1 Samuel 16 verso 13).

El Espíritu Santo es el que estableció a los llamados Jueces de Israel ( ver Jueces 3 verso 10;Jueces 6 verso 34; Jueces 11 verso 29) y a los Reyes ( en 1 Samuel 11 verso 6), Además, el Espíritu Santo es el que capacita a los artesanos para el trabajo del santuario (Éxodo 31 verso 3; Éxodo 35 verso 31), da la sabiduría a José (Génesis 41 verso 38), la inspiración a Moisés y a los profetas (Números 11 verso 17. Números 25 verso 26; Números 24 verso 2; Números 10 verso 6. Números 10 versos 19 y 20), inspira a David (1 Samuel 16 verso 13; 1 Samuel 23 verso 2), descenderá sobre el Mesías con la abundancia de sus dones (Is 11 verso 2) y lo hará capaz de realizar su misión de justicia y de paz. Aquel sobre quien Dios ‘haya puesto su espíritu’ ‘dictará ley a las naciones’ (Isaías 42 verso 1); ‘no desmayará ni se quebrará hasta implantar en la tierra el derecho’ (Isaías 42 verso 4).

Con cierta frecuencia la Biblia describe episodios significativos, en los que se observa que el espíritu de Dios recae sobre alguien, el cual pronuncia un oráculo profético. Así sucede en el caso de Balaam: Le invadió el espíritu de Dios’ (Números 24 verso 2).

También vino a los setenta ancianos, pues dice la Escritura: Y en cuanto reposó sobre ellos el espíritu, se pusieron a profetizar…’ (Números 11 verso 25).También el profeta de Dios estaba guiado por el Espíritu Santo de Yahweh. El hombre de la palabra. debe ser también el ‘Hombre del espíritu’, dice el profeta Oseas (en Oseas 9 verso 7): debe tener el espíritu de Dios, y no sólo el propio espíritu si ha de hablar en nombre de Dios.

Ezequiel tiene conciencia de estar personalmente animado por el espíritu: ‘El espíritu entró en mí. Escribe, como se me había dicho, y me hizo tenerme en pie; y oí al que me hablaba’ (Ezequiel 2 verso 2). El espíritu entra en el interior de la persona del profeta. Lo hace tenerse en pie: por tanto, hace de él un testigo de la palabra divina. Lo levanta y lo pone en movimiento: ‘El espíritu me levantó y me arrebató’ (Ezequiel 3 verso 14). Así se manifiesta el dinamismo del espíritu (Ezequiel 8 verso 3: 11. Ezequiel 43 verso 5). Ezequiel. por lo demás precisa que está hablando del ‘espíritu de Yahvéh’ (Ezequiel 11 verso 5).

Joel, había anunciado una efusión universal del Espíritu de Dios que debía realizarse ‘antes de la venida del Día de Yahvéh, grande y terrible’ (Joel 3 verso 4) y debía manifestarse con una extraordinaria difusión del don de profecía. El Señor había proclamado por medio de él: ‘Yo derramaré mi Espíritu en toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizaran. Vuestros ancianos soñarán sueños y vuestros jóvenes verán visiones’ (Joel 3 verso 1). La inspiración profética alcanzaría incluso ‘a los siervos y a las siervas’ (Joel 3 verso 2), superando toda distinción de niveles culturales o condiciones sociales. Entonces la salvación se ofrecería a todos: ‘Todo el que invoque el nombre de Yahvéh será salvo’ (Joel 3 verso 5).

El espíritu divino, según la Biblia, no es sólo luz que ilumina dando el conocimiento y suscitando la profecía, sino también fuerza que santifica. En efecto, el espíritu de Dios comunica la santidad, porque él mismo es ‘espíritu de santidad’. ‘espíritu santo’. Se atribuye este apelativo al espíritu divino en el capítulo 63 del libro de Isaías cuando. en el largo poema dedicado a exaltar los beneficios de Yahvéh y a deplorar los descarríos del pueblo a lo largo de la historia de Israel, el autor sagrado dice que ‘ellos se rebelaron y contristaron a su espíritu santo’ (Isaías 63 verso 10). Pero añade que después del castigo divino. ‘se acordó de los días antiguos, de Moisés su siervo’. para preguntarse: ‘¿Dónde está el que puso en él su espíritu santo ?’ (Isaías 63 verso 11 ).
David, poseedor del Espíritu de Dios implora perdón y misericordia al Señor: ‘No me rechaces lejos de tu rostro, no retires de mi tu santo espíritu’ (Salmos 51:11).
Dios prometió el don del Espíritu a los corazones, en la célebre profecía de Ezequiel, en la que dice: ‘Yo santificaré mi gran nombre profanado entre las naciones, profanado allí por vosotros… Os rociaré con agua pura y quedaréis purificados: de todas vuestras impurezas y de todas vuestras basuras os purificaré. Y os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu nuevo… Infundiré mi espíritu en vosotros…’ (Ezequiel 36).

Los hombres o pueblos que siguen el espíritu que está en conflicto con Dios. ‘contristan’ al espíritu divino. Es una expresión de Isaías que hemos referido ya y que es oportuno citar de nuevo en su contexto.. 9 En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó; en su amor y en su clemencia los redimió, y los trajo, y los levantó todos los días de la antigüedad. 10 Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su santo espíritu; por lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleó contra ellos. (Is 63, 9.10). Pero según el lenguaje del profeta, se puede decir que el pecado del pueblo contrista el espíritu de Dios especialmente porque este espíritu es santo: el pecado ofende la santidad divina. La ofensa es más grave porque el Espíritu Santo de Dios no sólo ha sido colocado por Dios en su siervo Moisés (Isaías 63 verso 11), sino que lo ha dado como guía a su pueblo durante el éxodo de Egipto (Isaías 63 verso 14), como signo y prenda de la salvación futura: ‘Mas ellos se rebelaron…’, (Isaías 63 verso 10). También Pablo, heredero de esta concepción y de este lenguaje, recomendará a los cristianos de Éfeso: ‘No entristezcáis al Espíritu Santo de Dios, con el que fuisteis sellados para el día de la redención’ (Efesios 4 verso 30; Efesios 1 versos 13-14).

Como vemos, el mismo Espíritu Santo que operó en los siervos ungidos del nuevo Testamento, opera hoy en los creyentes para guiarlos, y darles frutos espirituales. Ese mismo espíritu que habitó en aquellos santos profetas, entre los cuales está David, hará posible que sean resucitados a la semejanza de Cristo en su resurrección, pues como dijera Pablo: Romanos 8:11: “Y SI EL ESPÍRITU DE AQUEL que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros”.

Ellos y nosotros resucitaremos en la semejanza del Hijo si seguimos hospedando en nuestros cuerpos el Espíritu de Dios, no contristándolo por el pecado. Sólo si continuamos en el pecado podríamos perder el Espíritu Santo, o que es lo mismo decir, la salvación misma.

Finalmente, el profeta Isaías pone de relieve la relación entre el espíritu de Dios y el Mesías diciendo: ‘Reposará sobre él el espíritu de Yahweh’ (Isaías 11 verso 2). Será también espíritu de fortaleza; pero ante todo espíritu de sabiduría: ‘Espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de ciencia y temor de Yahweh’, el que impulsará al Mesías actuar con justicia en favor de los miserables, de los pobres y de los oprimidos (Isaías 11 versos 2 y 4).

DISTINCIÓN ENTRE EL DON DEL ESPÍRITU SANTO Y LOS PODERES MILAGROSOS OTORGADOS POR EL ESPÍRITU SANTO

Por Carlos Aracil Orts

A la primitiva iglesia cristiana que aparece en el Nuevo Testamento, a fin de que se consolidase, se propagase más rápidamente, y se confirmase su autenticidad, de que provenía de Dios, el Espíritu Santo dio dones o poderes milagrosos a sus miembros, de los que destacan por su espectacularidad, el don de hablar en idiomas extranjeros no conocidos por los receptores, y  el don de sanación instantánea y completa de cualquier tipo de enfermedad o discapacitación, semejante a los milagros que hizo Jesús sanando a ciegos de nacimiento, cojos, paralíticos, leprosos, etc.

Debemos, pues, distinguir entre el don del Espíritu Santo, –con el que todos los cristianos fieles son sellados (Efesios 1 verso 13: “… fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”), que consiste en el propio Espíritu Santo, como así también lo manifiesta el apóstol Pedro en Hechos 2 verso 38: “…; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (ver también verso 39)–y los poderes milagrosos que el Espíritu Santo dio según su voluntad (1ª Corintios 12:4,8-11).

1 Corintios 12:4-11: Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.  (5)  Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.  (6)  Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.  (7)  Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.  (8)  Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;  (9)  a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.  (10)  A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.  (11)  Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

En realidad, la promesa del bautismo en el Espíritu Santo, cumplida en el día de Pentecostés, comprendía dos acciones distintas. La primera y fundamental fue que Cristo, una vez glorificado, envió sobre sus apóstoles, al Espíritu Santo de la promesa del Padre, como ya vimos anteriormente. La segunda acción, que consistió en darles poder, dependía del Espíritu Santo, pues a él correspondía dar esos poderes milagrosos como el hablar en lenguas extranjeras, y el de sanar todo tipo de enfermedades. Veamos, en el siguiente texto, como la Palabra de Dios distingue entre el poder del Espíritu Santo y don del Espíritu Santo mismo.

Hechos 1:8: pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. 9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.”

Es decir, la promesa de Jesús de enviarles el Espíritu Santo iba seguida de otra que consistía en que el Espíritu Santo les daría poder. Estos poderes milagrosos se hicieron evidentes, no sólo el día de Pentecostés en el que los apóstoles fueron capaces de comunicarse en el idioma, posiblemente, de judíos que procedían de otras naciones como las que cita Hechos 2:9: “Partos, medos, elamitas…”, sino que, poco después, en el capítulo 3 de Hechos de los apóstoles se nos narra la curación de un cojo de nacimiento (Hechos 3:7-9: “(9) Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios.”).

Felipe, el nuevo diácono ordenado por los apóstoles, predica el Evangelio en Samaria con acompañamiento de grandes señales como curación de paralíticos, cojos y expulsión de demonios (Hechos 8:5-22).

Más adelante comprobamos que los poderes milagrosos dados por el Espíritu Santo a los apóstoles en el día de Pentecostés, eran transmitidos por los mismos apóstoles a otros fieles cristianos, mediante la imposición de sus manos sobre ellos. Un ejemplo de esto que afirmamos lo tenemos en Hechos 6:5,6. Pues, en la ocasión del nombramiento de siete diáconos, uno de ellos llamado Felipe, a quien, también, los  apóstoles le impusieron sus manos, lo encontramos más tarde predicando el evangelio en Samaria (Hechos 8:5) y haciendo grandes milagros de sanación como describe Hechos 8:7:“Porque de muchos que tenía espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces;y muchos paralíticos y cojos eran sanados;

Sólo los apóstoles del Señor Jesús podían transmitir, por medio de la imposición de manos, el poder del Espíritu Santo, como sanar milagrosamente, hablar en lenguas, etc.

Existen pruebas, en la Palabra de Dios, que nos indican que sólo a los apóstoles del Señor Jesús les fue dada la prerrogativa de transmitir los poderes del Espíritu Santo, que una vez recibieron en Pentecostés, a otros verdaderos cristianos. Sin embargo, Felipe, que estuvo predicando el Evangelio en Samaria con grandes señales milagrosas y prodigios, y que incluso consiguió que Simón, el mago, creyese y se bautizase porque“viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito.” (Hechos 8:13), no fue capaz de transmitir esos poderes milagrosos a nadie de los que bautizó en Samaria.

Felipe, que había recibido, el poder del Espíritu Santo (Hechos 6:6) al imponerle las manos los apóstoles, no pudo transmitirlo a su vez, a los discípulos que habían sido bautizados por él en Samaria.

Fue necesario que los apóstoles que estaban en Jerusalén enviaran a Samaria a Pedro y Juan (Hechos 8:14-19) para que los nuevos cristianos recibiesen no el don del Espíritu Santo, que ya seguramente habían recibido al ser bautizados en agua en el nombre de Jesús, sino el poder y los dones del Espíritu Santo.

Si analizamos los textos citados en el párrafo anterior, nos daremos cuenta que la Palabra de Dios no se refiere al don del Espíritu Santo que todo cristiano obtiene al ser bautizado como sello de salvación (véase Hechos 2:38, 39; Efesios 1:13) sino, más bien, a los dones milagrosos y poder del Espíritu Santo.

Hechos 8:14-19: “Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; 15 los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; 16 porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. 17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. 18 Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, 19 diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo.”

Ya hemos visto, en Hechos 2:38, 39 y Efesios 1:13, que los requisitos para recibir el Espíritu Santo son oír y creer las Buenas Nuevas de salvación, arrepentirse, confesar nuestra fe en Jesús  y bautizarse en agua en su nombre (Hechos 8:37). Por tanto, si lo nuevos cristianos de Samaria ya habían sido bautizados por Felipe, ya tenían el Espíritu Santo de la promesa como sello y garantía de salvación, lo único que les faltaba era el poder del Espíritu Santo, que solamente los apóstoles de Jesús, con la imposición de manos y la oración, estaban capacitados por Dios para transmitirlo. Este poder era el que demandaba también Simón: “Dadme también a mí este poder…”(Hechos 8:19). Es, por tanto, evidente en este contexto, que lo que se transmite por medio de los apóstoles a los cristianos de Samaria, es el poder del Espíritu Santo, es decir, sus dones sobrenaturales o milagrosos, como el sanar a un paralítico o cojo, de la misma manera que antes lo había obtenido Felipe (Hechos 6:5,6).

El caso de los creyentes de Éfeso es distinto del de los prosélitos que hizo Felipe en Samaria, pues éstos habían sido bautizados en el nombre de Jesús, y aquellos solo habían recibido el bautismo por agua de Juan, y ni siquiera habían oído hablar del Espíritu Santo (Hechos 19:2)

Hechos 19:2-7: les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.  (3)  Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan.  (4)  Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo.  (5)  Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.  (6)  Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.(7)  Eran por todos unos doce hombres.

Vamos a ver a continuación algunos ejemplos más en los cuales también el poder del Espíritu Santo es dado a través de la imposición de las manos de algún apóstol de Jesucristo.

El caso anterior se refería a unos creyentes de Éfeso que sólo habían recibido el bautismo de Juan, y que en esa ocasión son bautizados en el nombre del Señor Jesús, y luego el apóstol Pablo les bautiza en el Espíritu: “Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.”(Hechos 19:6).

Estos son los dones o poderes que el Espíritu Santo concede como Él quiere (véase 1ª Corintios 12:8-11), a veces, a través de los apóstoles, y en otras ocasiones de forma directa –como a Cornelio y su casa (Hechos 10)–, pero siempre y únicamente sobre creyentes de la Iglesia primitiva del Nuevo Testamento. A medida que la iglesia se fue extendiendo y consolidando, cuando ya quedó concluido el Nuevo Testamento, ya no fue tan necesaria esa obra prodigiosa del Espíritu Santo. Y, puesto que nadie más que los apóstoles podían comunicar el poder del Espíritu Santo, cuando murió el último apóstol terminó también esta posibilidad de transmitir estos poderes del Espíritu Santo a más cristianos.

Esto es evidente cuando el mismo Pablo ya no fue capaz de sanar a Timoteo de una simple dolencia estomacal (1ª Timoteo 5:23), ni curarse a si mismo (2ª Corintios 12:7-9).

En el texto siguiente comprobamos que realmente los apóstoles tenían el poder del Espíritu Santo, mediante el cual sanaban o hablaban en lenguas cuando la situación lo requería.

Hechos 28:8: “Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó.

Este rito de la imposición de manos, usado por los apóstoles para transmitir un don, poder, carisma o gracia, también fue el gesto utilizado por Jesús para realizar sus curaciones (Marcos 6:5; Marcos 16:18; etc.) o simplemente expresar bendición (Mateo 19:13,15; Marcos 10:16). Además, de ser el medio para traspasar algún don del Espíritu Santo a los primeros cristianos (Hechos 19:6), también se utiliza para consagrar a un creyente para una misión o función determinada (Hechos 13:3).

En 1ª Timoteo 4:14 y 2ª Timoteo 1:6 se habla de la imposición de manos sobre Timoteo de parte de Pablo para la concesión de algún don. Sin embargo, 1ª Timoteo 5:22 da a entender que la imposición de las manos, se había convertido en un acto habitual para, posiblemente, consagrar u ordenar ancianos, diáconos o pastores.

Hoy en día, en mi opinión, este acto de imponer las manos, que no tiene en sí ningún poder milagroso ni mágico, sirve para designar a una persona que ha sido elegida para desempeñar una función como las citadas antes, y mediante este rito o acto se pide en oración la bendición de Dios, y se confirma la consagración de esa persona, que desde ese momento es separada o apartada para esa misión en especial. Por supuesto, que las personas que imponen las manos, tienen que ser personas muy consagradas y entregadas a Dios, pues deben conocer bien a aquel, a quien van a realizar tal acto, y especialmente si reúne los requisitos de un siervo de Dios (1ª Timoteo 3:1-13; Tito 1:5-16).

En resumen, tanto a los samaritanos, convertidos y bautizados en el nombre de Jesús por Felipe (Hechos 8:14-19), como a los efesios –que habían sido solo bautizados en agua en el bautismo de Juan,  aunque creyentes, no habían oído hablar del Espíritu Santo, y por eso necesitaron ser bautizados de nuevo en el nombre de Jesús (Hechos 19:1-5)– les fueron impuestas las manos y recibieron el bautismo del Espíritu, “y hablaban en lenguas, y profetizaban” (Hechos 19:6). Sin embargo, este bautismo del Espíritu no añadía nada a su salvación, ni a su conversión, ni a su condición de hijos de Dios, que se había garantizado, como a todo cristiano con el sello o don del Espíritu Santo que mora permanentemente en todo creyente en Cristo. Ellos, además, recibieron unos dones especiales milagrosos, a fin de evangelizar con poder en los inicios de la Iglesia primitiva, para consolidación y expansión de la misma, y mientras todavía no se disponía de toda la Revelación de Dios, que hoy tenemos los cristianos en al Biblia.

LOS PERJUICIOS QUE OCASIONA A LAS “OTRAS OVEJAS” LA ENSEÑANZA WATCHTOWERIANA DEL UNGIMIENTO LIMITADO A 144,000 JEHOVÍSTAS

Hay algunos cuantos “cristianos heterodoxos”  por allí que sostienen que el Espíritu Santo ya no está en operación desde la muerte del último apóstol. Otros, como los Testigos de Jehová, sostienen que sólo 144,000 miembros de esta secta tienen la unción del Espíritu, mientras que unos 7 millones y medio de Testigos de Jehová de la “clase terrenal” no la tienen. Pero esta creencia genera una serie de problemas que van en contra de Dios y Su Palabra:

Veamos ahora los perjuicios de no tener el Espíritu Santo de Dios en uno…

1.- Si no se tiene el E.S no se tiene el amor de Dios en nuestros corazones

Romanos 5:5: y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el ESPÍRITU Santo que nos fue dado.

2.- Si uno no tiene el E.S está condenado porque aún está viviendo en la carne

Romanos 8:1: Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al ESPÍRITU.

Romanos 8:4: para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al ESPÍRITU.

3.- Si no se tiene el Espíritu de Dios, no podremos resucitar en el día postrero

Romanos 8:11: Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

4.- Si no tenemos el E.S estamos aún en esclavitud al pecado

Romanos 8:15: Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

5.- Si no tenemos el E.S no tendremos gozo, paz y esperanza

Romanos 15:13: Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

6.- Si no tenemos el E.S permaneceremos sensuales, y causaremos divisiones

Judas 1:19: Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al ESPÍRITU.

7.- Si no tenemos el E.S no permanecemos en el Señor y él en nosotros

1 Juan 4:13: En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su ESPÍRITU.

8.-Si uno no tiene el E.S no está guardando los mandamientos de Dios y Dios seguirá ausente de nosotros

1 Juan 3:24: Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el ESPÍRITU que nos ha dado.

9.- El que no tiene el E.S no puede ser vituperado por el nombre de Cristo

1 Pedro 4:14: Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso ESPÍRITU de Dios reposa sobre vosotros.

10.- El que no tiene el E.S está bajo la ley

Gálatas 5:18: Pero si sois guiados por el ESPÍRITU, no estáis bajo la ley.

11.- El que no tiene el E.S satisface los deseos de la carne

Gálatas 5:16: Digo, pues: Andad en el ESPÍRITU, y no satisfagáis los deseos de la carne.

12.- Si uno no tiene el E.S no sabe lo que Dios le ha concedido

1 Corintios 2:12: Y nosotros no hemos recibido el ESPÍRITU del mundo, sino el ESPÍRITU que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,

13.- El que no tiene el E.S no conoce las cosas de Dios

1 Corintios 2:11: Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el ESPÍRITU del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el ESPÍRITU de Dios.

14.- El que no tiene el E.S no tiene ayuda para vencer sus debilidades

 Romanos 8:26: Y de igual manera el ESPÍRITU nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el ESPÍRITU mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

¿EXISTE EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS LA FRASE “EL PADRE DE DIOS”, TAL COMO APARECEN LAS FRASES “EL HIJO DE DIOS” Y “EL ESPÍRITU SANTO DE DIOS”?

 

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

La Trinidad, según el credo de Atanasio, dice que El Padre es Dios, el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios, y, sin embargo, no hay tres Dioses sino uno solo.

Los Trinitarios dicen que Jesucristo, el Hijo, es Dios, pero que también es de Dios. De igual manera dicen que el Espíritu Santo es Dios, pero que al mismo tiempo es el Espíritu Santo de Dios. En cuanto al Padre, la Biblia dice expresamente que es Dios, aunque en ninguna parte de las Escrituras se dice que el Padre es de Dios. ¿Por qué ocurre esta omisión en las Escrituras?¿Por qué sólo el Hijo y el Espíritu Santo son de Dios, y no así el Padre?¿No debería también el Padre ser de Dios como las otras dos supuestas Personas de la Trinidad?

La única razón posible por la que el Padre no puede llamarse “el Padre de Dios” es porque ÉL mismo es el único Dios verdadero, o mejor dicho, el único Dios que es Padre. El Padre es el único que no puede ser de Dios porque él es el único y verdadero Dios que dio origen a todo y a todos, razón por la cual está por encima de Todos los vivientes.

La Biblia habla de:

1. Romanos 15:6: “Para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al DIOS Y PADRE de nuestro Señor Jesucristo”.

2. 1 Corintios 15:24: “Luego el fin, cuando entregue el reino al DIOS Y PADRE, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia”.

3. 2 Corintios 1:3: “Bendito sea el DIOS Y PADRE de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación”.

4. 2 Corintios 11:31: “El DIOS Y PADRE de nuestro Señor Jesucristo, quien es bendito por los siglos, sabe que no miento”.

5. Gálatas 1:4: “El cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro DIOS Y PADRE”.

6. Efesios 1:3: “Bendito sea el DIOS Y PADRE de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo”.

7. Efesios 4:6: “Un DIOS Y PADRE de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”.

8. Efesios 5:20: “Dando siempre gracias por todo al DIOS Y PADRE, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo”.

9. Filipenses 4:20: “Al DIOS Y PADRE nuestro sea gloria por los siglos de los siglos. Amén”.

10. 1 Tesalonicenses 1:3: “Acordándonos sin cesar delante del DIOS Y PADRE nuestro de la obra de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro Señor Jesucristo”.

11. 1 Tesalonicenses 3:11: “Mas el mismo DIOS Y PADRE nuestro, y nuestro Señor Jesucristo, dirija nuestro camino a vosotros”.

12. Santiago 3:9: “Con ella bendecimos al DIOS Y PADRE, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios”.

13. 1 Pedro 1:3: “Bendito el DIOS Y PADRE de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos”.

Por otro lado, en ninguna parte de las Sagradas Escrituras encontraremos los siguientes binomios:

“Hijo y Dios” ó “Dios Hijo”; ni menos aún, “Espíritu Santo y Dios” o “Dios Espíritu Santo”. Sólo para el Padre se le conjugan su posición de Padre con Su Deidad con las locuciones  “Dios y Padre” o “Dios Padre” y nadie más. Nunca encontremos “Dios Hijo” ni tampoco “Dios Espíritu Santo”. Esto nos debería convencer de que la doctrina de la Trinidad no cuadra o encaja con el estricto monoteísmo bíblico, de que sólo UNA Persona es Dios verdadero, el Padre.

INJUSTICABLE PREJUICIO DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ PLASMADO EN SU TEXTO DIARIO DEL 21 DE JUNIO DEL 2012

El llamado “esclavo” de los Testigos de Jehová sostiene que Romanos 7:21,15 y 8:11  están dirigidas a los ungidos, aunque el “principio” recae sobre todos los creyentes. Sin embargo, Romanos 8:11 claramente está dirigido para todos los cristianos, los cuales esperan resucitar con vida eterna, y esto porque tienen el ungimiento del Espíritu que mora en ellos.

ELENA G WHITE, EL ESPÍRITU DE PROFECÍA Y LA IGLESIA REMANENTE

Es típico de los cultos o sectas modernas que sus fundadores se auto proclamen pretensiosamente con los títulos de “elegidos”, “profetas”, y/o “mensajeros” para dar peso a sus locas afirmaciones, y así para poder engatusar con mayor facilidad a un mayor número de potenciales adherentes. Y es que Elena G White, la fundadora del adventismo no es la excepción a la regla,  ya que sus actuales seguidores activos la veneran con mucha devoción como si fuera la misma virgen María. 

Y es que Elena G. White, la fundadora del Adventismo del Séptimo Día, tal como ocurrió con José Smith (el fiundador del mormonismo) y Charles Taze Russell (el fundador de los Estudiantes de la Biblia, grupo que después pasó a ser llamado “Testigos de Jehová), se presentó como una elegida de Dios para dar las verdades de Dios al mundo. Sus segudores creen de manera tácita que ella misma era “el Espíritu de profecía”, así como su ministerio y sus escritos.  Además,  los adventistas creen que ella estaba liderando la verdadera iglesia, o la llamada “iglesia remanente”.

A continuación veremos las simples razones por las cuales creemos que estas pretensiones del adventismo son completamente erróneas por donde se las mire.

EL ESPÍRITU SANTO DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ ES CURIOSAMENTE INSTABLE Y MENGUADO

El llamado “esclavo” de los Testigos de Jehová repetidamente insta a sus mensas ovejitas a que sigan pidiendo por la fuerza activa, que para ellos es el Espíritu santo de Dios. Sin embargo, en ninguna parte de la Biblia se nos manda a estar pidiendo constantemente el Espíritu de Dios, ya que todo verdadero Cristiano ya lo tiene de manera segura y permanente en su templo, que es su cuerpo.

MOMENTOS DE LA CREACIÓN: ¡PREMIO NOBEL SUGIERE UN ESPÍRITU!

 
 

Escuche

Génesis 2:7

 
“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente”.

Muchos científicos han rechazado la idea que el hombre tiene un espíritu – que no somos más que simples organismos materiales.  Después de todo, ellos razonan, el hombre evolucionó, pero una cosa no materialista como un espíritu no puede evolucionar.

La evolución es completamente materialista en su perspectiva.  Los promotores de la evolución del siglo diecinueve, admitieron que se ingeniaron la idea de una evolución naturalista para deshacerse de la idea de una dimensión espiritual no materialista.
    
Esa es la razón por la cual es notable que, en 1983, el científico George Wald ganador del premio Nóbel anuncie a la comunidad científica que él había encontrado evidencia de un aspecto no materialista en la vida.  Wald llamó a esta parte no materialista de la vida, conciencia y, concluyó que nuestra conciencia existe fuera del espacio y del tiempo.

Los científicos evolucionistas rápidamente trataron a Wald como un hereje.  De repente los evolucionistas atacaron a uno de ellos mismos con la misma ferocidad que previamente habían reservado para los creacionistas.  Ellos no ofrecieron ningún argumento contra la ciencia del Dr. Wald – simplemente se rehusaron a siquiera ver la evidencia porque ellos sabían que tenía la conclusión equivocada.

La lección que aprendemos de esto es que la evolución es una fe – una fe que compite con el cristianismo.  Otra lección es que sí hay verdadera evidencia científica que soporta el punto de vista cristiano y la realidad.
  

Oración: 
Amado Padre en el cielo, te agradezco que has revelado la verdad acerca de que y quien somos en las Escrituras. Ayúdame a no ser intimidado por aquellos que promueven otra fe como si fuese ciencia. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Strahler: Science & Earth History, Chapter 1 / 5.

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

¿DEBE EL CRISTIANO RENACIDO PEDIR EL ESPÍRITU SANTO CONSTANTEMENTE?

Esto dice la Watchtower de los Testigos de Jehová en cuanto al Espíritu Santo… 

“Todos los cristianos nos beneficiamos de que el espíritu revele las cosas profundas de Dios. Al igual que en tiempos de los apóstoles, nos ayuda primero a entender la información que estudiamos, y luego a recordarla y ponerla en práctica (Luc. 12:12). En realidad, no hace falta tener una gran preparación académica para comprender las verdades profundas que se explican en nuestras publicaciones (Hech. 4:13). Ahora bien, ¿qué podemos hacer para entenderlas mejor? Una manera es pedir espíritu santo. Cuando se siente a analizar información bíblica, solicite la guía del espíritu santo. No olvide hacerlo aunque vaya a estudiar a solas o durante poco tiempo. Esas humildes peticiones complacerán a su Padre celestial. Tal como indicó Jesús, Dios le dará su espíritu con generosidad si se lo pide de todo corazón” (Luc. 11:13).WT10 15/7 4:11, 12

Comentario de Apologista:

Un de las cosas que los TJ no entienden es que los verdaderos cristianos (nacidos de nuevo) no deben estar pidiendo por el Espíritu Santo, ya que todos lo recibieron al momento en que creyeron en Cristo y fueron bautizados.

En Hechos 2:38: Pedro les dijo: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del ESPÍRITU SANTO”.

El Espíritu Santo no es algo que el Cristiano lo tiene por instantes y sólo en pequeñas cantidades o a cuenta gotas. En realidad todos los cristianos verdaderos son llenos del Espíritu Santo, el cual MORA en cada creyente.

He aquí algunos pasajes que prueban nuestra postura:

1.- El Espíritu Santo lo tiene todo aquel que obedece a Dios:

Hechos 5:32: Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el ESPÍRITU SANTO, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.

Romanos 5:5: y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el ESPÍRITU SANTO que nos fue dado.

1 Corintios 6:19: ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del ESPÍRITU SANTO, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

1 Tesalonicenses 4:8: Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su ESPÍRITU SANTO.

2.- El Creyente está lleno del Espíritu Santo

Hechos 6:3: Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del ESPÍRITU SANTO y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.

Hechos 13:52: Y los discípulos estaban llenos de gozo y del ESPÍRITU SANTO.

3.- El Espíritu Santo NO es dado por Medida o a cuenta gotas

Juan 3:34: Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios NO da el Espíritu POR MEDIDA.

Como vemos, resulta risible que los TJ aconsejen a sus acólitos a que estén pidiendo por el Espíritu Santo, ya que eso denotaría que ellos, o no lo tienen aún, o que sólo lo reciben en ocasiones especiales o cuando tienen una emergencia. Pero si este fuese el caso, ¿Será tal vez que los TJ sólo muestran los frutos del espíritu por momentos y en ocasiones especiales ya que éste, según ellos, no mora en el cristiano de manera permanente?

Finalmente, ¿Dónde se dice en las Escrituras que los cristianos renacidos deben  estar pidiéndole al Señor el Espíritu Santo para entender su Palabra?¿Acaso no se han dado cuenta los líderes de la WT de que el Señor ya nos ha dado Su Espíritu una vez que hemos renacido por la fe y el bautismo?

Pero claro, el llamado “esclavo” no puede ni quiere admitir que todos sus acólitos tienen el Espíritu Santo permanentemente, pues eso significaría que todos ellos realmente son “ungidos” y están sellados por el Espíritu Santo, lo cual indicaría su adopción como hijos de Dios, filiación que ellos rechazan a rajatabla.

Véase los siguientes textos:

Romanos 8:14: Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son HIJOS DE DIOS.

Romanos 8:16: El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos HIJOS DE DIOS.

Romanos 8:15: Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el ESPÍRITU DE ADOPCIÓN, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

Gálatas 4:6: Y por cuanto SOIS HIJOS, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y SU IDEA EXTRAÑA DE CÓMO OPERA EL ESPÍRITU SANTO EN EL CREYENTE

Smiley surprisSi uno toma nota de las barbaridades que dice el llamado “Esclavo” de los Testigos de Jehová, especialmente en cuanto a la doctrina del Espíritu Santo, uno realmente llega a convencerse que esta gente está guiada por Satanás, pues sólo este espíritu engañador puede enseñar mentiras (especialmente religiosas) a los hombres.

El llamado “esclavo” sostiene que los cristianos deben pedir constantemente o permanentemente el Espíritu de Dios para que pueden vencer el mal y cumplir con sus tareas ministeriales. En realidad lo que el “Esclavo” dice es que el Espíritu Santo se nos es dado temporalmente, por un tiempo, y para situaciones especiales de emergencia. Ellos creen que uno puede ser cristiano y no necesariamente poseedor permanente del Espíritu Santo. Por eso el “esclavo” dice que hay que pedirlo regularmente en oración a Dios.

¿Pero dice la Biblia que el E.S funciona como un salvavidas, y que una vez salidos del mar de las angustias, se nos es quitado ese salvavidas? ¿Opera el E.S sólo en casos necesarios o urgentes y luego regresa al Padre hasta que se presente otra “emergencia espiritual”?

La Biblia dice que podemos pedir por el E.S, y que Dios nos lo puede conceder. Sin embargo, lo que Dios concede lo concede por completo, permanentemente, y no por un tiempito. Sólo los que no tengan Su espíritu se perderán, y no podrán resucitar en el día postrero. Por eso es necesario que poseemos permanentemente el E.S, ya que sin éste no podremos revivir de la tumba y encontrarnos con nuestro Señor en su parusía. El Espíritu de Dios está permanentemente en el creyente ayudándole a recordar todas las enseñanzas de Jesús, y para convencernos de pecado. Si uno no posee el Espíritu de Dios, entonces aún está en la carne y no puede producir frutos ni dones del Espíritu en su vida.

 

 

¿PUEDE LA LLAMADA GRANDE MUCHEDUMBRE DE LOS TJ CONTRISTAR EL ESPÍRITU DE DIOS?

El llamado “Esclavo” o cuerpo gobernante de los Testigos de Jehová enseñan en su revista La Atalaya del 15 de Mayo del 2010 que sus feligreses no deben contristar el Espíritu Santo cediendo a la ira y a la provocación. ¿PERO CÓMO PODRÍA UN TESTIGO DE JEHOVÁ DE LA CLASE DE LAS “OTRAS OVEJAS” CONTRISTAR EL ESPÍRITU DE DIOS SI SIPUESTAMENTE NO ES UNGIDO O UN POSEEDOR DEL ESPÍRITU SANTO?¿ACASO NO DICEN LOS TJ QUE SÓLO LOS 144,000 SON LOS ÚNICOS UNGIDOS POR ESPÍRITU SANTO? ¿Qué nos quieren enseñar ahora los del llamado cuerpo gobernante?¿Se estarán contradiciendo, O MÁS BIEN ESTÁN CAMBIANDO SUTILMENTE SU DOCTRINA DEL UNGIMIENTO?

Si vemos Efesios 4:30, notaremos que sólo pueden contristar el Espíritu Santo de Dios los que han sido sellados por el Espíritu Santo de Dios, es decir, los ungidos. En otras palabras, los del cuerpo gobernante están ahora insinuando que cualquier Testigo de Jehova es un ungido y que puede contristar el Espíritu Santo con la ira y la falta de control personal ante la provocación.

Sin duda alguna el “esclavo” no nos deja de soprender con sus constantes cambios de doctrinas o posturas teológicas

POSIBLES INTERPRETACIONES ACERCA DEL NUEVO NACIMIENTO

Orkut Comentarios - DividersEl Nuevo Nacimiento es necesario para ver y entrar en el reino de Dios. ¿Pero cuál es la explicación de nacer de agua y del Espíritu?¿Qué simboliza el agua y cómo se nace de éste y del Espíritu? Hay algunas explicaciones viables que se sostienen en las Escrituras.

LO QUE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ IGNORAN CON RESPECTO A “LA MENTE DE CRISTO”

 

 

El llamado “esclavo” de los Testigos de Jehová afirma en su revista La Atalaya del 15 de Setiembre del 2009, bajo el subtítulo: “Nosotros sí tenemos la mente de Cristo”, que los ancianos y los miembros de las congregaciones (los feligreses), deben tener la “mente de Cristo”. Sin embargo, esta frase curiosa tiene una connotación mucho más importante que sólo “imitar a Cristo”…¡Y esto lo ignorancasi todos los Testigos de Jehová!

EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE (ECM)

Bueno, abro con este tema, existen miles de referencias de personas que mueren y luego regresan, el comun denominador “La luz al final del Tunel”, ver su cuerpo dsde cierta altura, etc. He estado investigando sobre eso, y encontré algunos estudios al respecto los cuales voy a poner aquí para el debate.

“Joe ya no le teme a la muerte. De hecho, la última vez que le sucedió más bien disfrutó del viaje. Primero fue lanzado hacia la oscuridad, luego vino una luz brillante, un campo de flores y un hombre vestido de blanco que le contó cosas de su futuro. Más tarde, los doctores le informaron que durante cuarenta y cuatro segundos su pulso se había interrumpido. “

La ciencia tiene una explicación diferente: las NDE (NDE, según su sigla en inglés, por near death experiences) son reales, pero no tienen que ver con la vida en el más allá. Más bien, son ilusiones creadas por un cerebro que se desvanece. Pero a pesar de numerosos intentos, nadie pudo explicar científicamente todos los elementos que las constituyen.

Ahora, un investigador cree que sí. Kevin Nelson, neurofisiólogo en la Universidad de Kentucky, en Lexington, Estados Unidos, señala que las NDE pueden ser poco más que estados similares al sueño, gatilladas por el estrés y una predisposición a un tipo común de trastorno del sueño. Si está en lo correcto, el 40% de nosotros podría estar preparado para ver la luz. Los recuentos escritos de NDE comenzaron hace más de dos mil años y fueron reportados todo a lo largo y ancho del mundo. La mayoría incluye un “punto de no retorno” que, si se cruza, conduce a la muerte, y una persona que te aleja de él.

La identidad de esta persona parece depender de la religión. Los cristianos, por ejemplo, a menudo se encuentran con Jesús o con un pariente muerto, mientras que los hindúes pueden ver a Yamraj, el dios de los muertos. Para Nelson, esto sugiere que las NDE provienen de algo fundamentalmente humano. “La gente dice que existe un hilo común que los comunica a todos, de forma que debe existir un elemento espiritual”, comenta. “Yo miro ese hilo común y veo un proceso biológico.” Sea lo que sea que causa las NDE, la experiencia es sorprendentemente común.

Cerca del 20% de los sobrevivientes de ataques cardíacos recuerdan por lo menos algunos de los elementos de una NDE, que pueden incluir sensaciones de estar fuera del propio cuerpo, euforia, túneles o una luz brillante. La mitad de estas personas experimenta NDE completas, que incluyen varios de estos fenómenos. Fallo cerebral A pesar de que son bastante comunes, las experiencias cercanas a la muerte nunca han sido explicadas adecuadamente. Las sugerencias más racionales las relacionan con una caída de los niveles de oxígeno en el cerebro, y se han propuesto diversas explicaciones para dar cuenta cabal de por qué esta hipoxia puede gatillar experiencias vívidas. Algunos científicos aseguran que podrían ser producidas por una molécula hipotética llamada “endopsicosina”, que ata las neuronas y las protege de la hipoxia. Otros sospechan que la inundación de endorfinas en la amígdala, la parte del cerebro asociada con las emociones, podría desembocar en euforia y sentimientos de desapego.

La caída de los niveles de oxígeno también podría causar descargas eléctricas -similares a las que produce la epilepsia- en el hipocampo, relacionado con la memoria, hecho que lleva a una repetición de eventos ya vividos. La actividad en la amígdala podría prestarles a estas visiones el matiz espiritual.

Otros observadores señalan las anestesias y los analgésicos como posibles causas. De hecho, la lista de explicaciones sigue de manera interminable. Pero muchas de ellas fallan a la hora de dar cuenta de la experiencia en su totalidad y resultan imposibles de probar científicamente. Muchas, además, pasan por alto el hecho de que no se necesita que alguien se encuentre a las puertas de la muerte para que tenga una NDE. Un estudio de 1990 en la Universidad del Centro de Ciencias Médicas en Charlottesville sobre 58 personas que habían experimentado NDE encontró que la mitad había sobrevivido sin requerir cuidados médicos de ningún tipo. A veces, un desmayo puede ser suficiente para accionar las sensaciones propias de las experiencias cercanas a la muerte. Nelson asegura que eso se debe a que, a pesar de su nombre, las NDE tienen poco que ver con la cercanía de la muerte. Argumenta que la experiencia proviene de un ataque agudo de “intrusión de sueño REM”, un fallo en el sistema de los circuitos cerebrales que, en tiempos de estrés extremo, puede llevarlo a un estado mixto de conciencia en el que se encuentra a un tiempo en sueño REM y parcialmente despierto. “El concepto de que nuestro cerebro está o ciento por ciento despierto o ciento por ciento en sueño REM es absolutamente erróneo -asegura el doctor Mark Mahowald, neurólogo en el Centro Regional de Trastornos del Sueño Minnesota, en Minneapolis, Estados Unidos-. Podemos tener porciones de un estado entrometiéndose en el otro, y ahí es cuando las cosas se ponen interesantes.”

Un extraño despertar La intromisión REM es un rasgo común de la narcolepsia, un trastorno neurológico caracterizado por ataques incontrolables de sueño que pueden causar alucinaciones elaboradas y, algunas veces, la sensación de estar fuera del propio cuerpo. Pero la intromisión REM puede afectar a cualquiera, y frecuentemente lo hace. Estimaciones recientes sugieren que hasta un 40% de las personas experimentaron “parálisis del sueño”, una forma de intromisión REM en la que se despierta con parte del cerebro todavía en sueño REM y con el cuerpo paralizado. A menudo el resultado es la aterradora sensación de no poder moverse, acompañada por alucinaciones visuales o sonoras, y por una presión en el pecho.

La parálisis del sueño es considerada una explicación racional para muchos fenómenos aparentemente sobrenaturales, incluidos los ataques de brujas, las visitas de los muertos y, más recientemente, los secuestros alienígenas. ¿Podría la intromisión del sueño REM también explicar las NDE? “Algunos elementos de las experiencias de casi muerte poseen una similitud misteriosa con el estado REM”, afirma Nelson.

Las caídas y las flotaciones, comunes en los sueños, también suceden en las NDE. Y a pesar de que los sueños normales se van rápidamente de la memoria, esa combinación estrafalaria de estar dormido y despierto al mismo tiempo hace que la gente con narcolepsia se acuerde de sus alucinaciones de manera vívida. Por esta misma razón, asegura Nelson, pueden recordar sus NDE con lujo de detalle.

Mientras tanto, la parálisis total -sello distintivo del REM- puede hacer creer a una persona que, efectivamente, está muerta. Las intromisiones REM podrían subyacer a otros aspectos de las NDE. “Los narcolépticos, cuyos sistemas REM a menudo se activan mientras están despiertos, son conocidos por su propensión a las experiencias extracorpóreas”, asegura Nelson, y la frecuencia de estas experiencias mengua cuando su narcolepsia es tratada con drogas.

Verse desde arriba Mirar desde el techo cómo trabajan los cirujanos en el propio cuerpo puede resultar especialmente convincente durante una experiencia cercana a la muerte. El doctor Olaf Blanke, neurólogo cognitivo del Instituto de Tecnología Suizo Federal en Lausanne, explica que estas sensaciones aparecen cuando el cerebro no logra entretejer diferentes hilos de información sensorial. Si las sensaciones táctiles le dicen al cuerpo que se encuentra acostado, pero el tembloroso oído interior hace que la vista sea interpretada como la de una perspectiva en flotación, entonces una persona perfectamente puede “verse” desde el techo. Blanke les ha hecho ver a algunas personas sus propias piernas separadas del cuerpo desde una perspectiva de flotación estimulando eléctricamente el gyrus angular, un área del cerebro que integra la información sensorial. Un estado mixto de REM podría interrumpir la integración de la información sensorial de una manera similar, asegura Blanke. El cerebro puede estar consciente, pero la transferencia de la información sensorial y motora del cuerpo está mayormente interrumpida.

———————-

Información adicional:

La gente se sigue preguntando:

¿Es cierto que las personas que han sufrido una experiencia de este tipo llegan a ver a familiares cercanos ya muertos, o incluso a seres espirituales como Jesús o la Virgen? ¿En qué consiste el llamado “túnel de la luz”? ¿Quiénes son más propensos a sufrir experiencias de este tipo? ¿Tiene algo que ver el contexto social en el que hayan crecido, sus propias creencias, o incluso, el conocimiento previo de las ECM?

Para responder a éstas y otras preguntas, contamos esta noche en Luces en la Oscuridad, con el Doctor José María Fericglá, doctor en Antropología, director de la Sociedad de Etnopsicología Aplicada y Fundador de los Talleres de la Propia Muerte.

 Descargar

¿DEBEN LOS CRISTIANOS PEDIRLE A DIOS SU ESPÍRITU SANTO COMO DICE LA WATCHTOWER?

Esto dice la Watchtower:

La fe sigue a lo oído (Rom. 10:17).

¿Cómo podemos tener verdadera fe? Jesús fija el modelo a seguir. Él conocía a fondo los escritos sagrados y tenía plena confianza en su contenido. Su arma no era una espada literal, sino la espada del espíritu, la Palabra de Dios. Vez tras vez hacía referencia a ella para apoyar sus enseñanzas. De hecho, a menudo iniciaba sus declaraciones con la expresión “está escrito” y pasaba a citar de las Escrituras (Mat. 21:13; Juan 8:17). Para que nuestra fe pueda resistir las pruebas que inevitablemente le sobrevienen a todo cristiano, tenemos que leer y estudiar la Palabra de Dios todos los días y asistir a las reuniones. Así se nos quedarán grabadas en la mente las verdades que sustentan nuestra fe. Además, debemos reflexionar profundamente a fin de que esas verdades echen raíces en el corazón. Solo una fe viva nos dará el valor que necesitamos para actuar (Sant. 2:17). Finalmente, debemos pedirle a Dios su espíritu santo, pues la fe es parte del fruto de ese espíritu (Gál. 5:22). WT 09 15/9 2:15, 16

Comentario:

La WT dice que para que nuestra fe pueda resistir las pruebas (y aquí añadimos las tentaciones) que inevitablemente le sobrevienen al cristiano, tenemos que leer y estudiar la Palabra de Dios todos los días y asistir a las reuniones.  Pues bien, aunque es verdad que es importante tener siempre presente la Palabra de Dios en nuestra mente y corazón, y reunirse con otros hermanos para alentarnos a la fe y las buenas obras, nuestro Señor nos aconseja muy claramente algo muy importante que acá la WT, SORPRENDENTEMENTE,  ni siquiera lo menciona: LA ORACIÓN. He aquí algunos pasajes:

1. Mateo 26:41: Velad y ORAD, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

2. Marcos 14:38: Velad y ORAD, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

3. Lucas 22:40: Cuando llegó a aquel lugar, les dijo: ORAD que no entréis en tentación.

4. Lucas 22:46: y les dijo: ¿Por qué dormís? Levantaos, y ORAD para que no entréis en tentación.

¿Cómo puede explicarse esta imperdonable omisión de la Watchtower, al no mencionar la importancia y el poder de la oración?

Como segundo punto, noten ustedes que la WT aconseja a sus seguidores que pidan a Dios Su espíritu santo. Este consejo de la WT supone que los  TJ no tienen el Espíritu Santo, porque si lo tuvieran, no tendrían por qué pedirlo. Pero acá hay otro problema. Si los Testigos de Jehová están dando este consejo a fieles Cristianos Testigos de Jehová que ya han aceptado “la verdad” POR LA FE,  al haber oído la PALABRA DE DIOS de un publicador o anciano que les predicó, ¿no se supone que  ellos ya obtuvieron la fe, y por tanto ya no necesitan pedirle a Dios de su Espíritu Santo para tener dicha fe? (Vea Hechos 11:16,17, Hechos 15:7,8, Hechos 19:2; Efesios 1:13)

Pero lo cierto es que ni Jesús, ni sus apóstoles aconsejaron a los cristianos fieles a que pidieran el espíritu santo, dado que ya lo tenían desde su conversión. He aquí los pasajes:

Hechos 2:38: Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el DON DEL ESPÍRITU SANTO.  Aquí el Espíritu Santo viene automáticamente (sin necesidad de pedirlo) como consecuencia del arrepentimiento y el bautismo.

Hechos 5:32: Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el ESPÍRITU SANTO, el cual ha dado Dios a los que le obedecen. Aquí el Espíritu Santo es dado a todos los que obedecen. Si los Testigos de Jehová obedecen a Dios, ya tienen el Espíritu Santo, y no necesitan pedirlo.

También como ejemplo tenemos a nuestro Señor Jesucristo, quien después de ser bautizado recibió el Espíritu Santo (sin tener que pedirlo).

También tenemos el caso del eunuco etíope, quien se fue gozoso después de ser bautizado por Felipe. Pues bien, si el Etíope convertido sintió GOZO era porque recibió inmediatamente el Espíritu Santo, el cual tiene precisamente como uno de sus frutos “el gozo” (Ver Hechos 8:39).

Hechos 13:52: Y los discípulos estaban llenos DE GOZO, y del ESPÍRITU SANTO.

¿Pero por qué insiste la WT en que pidamos el espíritu santo, como si no lo tuviésemos aún? Pues es sencillo! Y es que si uno tiene la unción del espíritu santo de manera permanente, ENTONCES YA NO NECESITAMOS QUE NADIE NOS ENSEÑE, NI SIQUIERA EL LLAMADO “ESCLAVO” O “CUERPO GOBERNANTE” DE LA WATCHTOWER. ¿Y por qué digo esto? Porque así lo dice Juan en  1 Juan 2:27: “Pero la UNCIÓN que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, Y NO TENÉIS NECESIDAD QUE NADIE OS ENSEÑE; así como la UNCIÓN misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.  ¿Se dan cuenta ustedes, estimados TJ, del dilema que se le presentaría a la Watchtower si tuviera que reconocer que todos los cristianos fieles son guiados por el espíritu Santo de manera permanente? ¡Su tarea magisterial se vendría abajo y desaparecería automáticamente su empresa editora y todos sus millonarios ingresos por la literatura impresa.

Vuestro servidor,

Apologista

LA WATCHTOWER ALIENTA A SUS FELIGRESES A RECIBIR EL ESPÍRITU SANTO PARA SER GUIADOS POR ÉL, Y ASÍ PODER VENCER AL MUNDO IMPÍO. PERO HAY UN PROBLEMA CON ESTO…

En la revista La Atalaya de estudio-del 2 al 8 de Mayo, encontramos el título: “Resistamos el espíritu del mundo y recibamos el de Dios”. Luego sigue diciendo la mencionada revista, así:

Nosotros recibimos, no el espíritu del mundo, sino el espíritu que proviene de Dios, para que conozcamos las cosas que Dios nos ha dado bondadosamente. (1 COR. 2:12)

1, 2. a) ¿En qué tipo de guerra participamos los cristianos verdaderos? b) ¿Qué preguntas vamos a analizar?

Los cristianos estamos en guerra. Nuestro enemigo es un combatiente poderoso y astuto que ha luchado en mil batallas. Para colmo, dispone de un arma sumamente eficaz que le ha permitido conquistar a la mayor parte de la humanidad. Pero no tenemos por qué sentirnos indefensos ni condenados a la derrota (Isa. 41:10). Contamos con una protección insuperable, capaz de resistir todo ataque.

2 El combate que libramos no es físico, sino espiritual. Nuestro adversario es el Diablo, y una de sus principales armas es “el espíritu del mundo” (1 Cor. 2:12). La mejor defensa es el espíritu santo. Por lo tanto, tenemos que pedírselo a Dios y producir su fruto en nuestra vida. Solo así lograremos sobrevivir en la batalla y mantenernos firmes en la fe (Gál. 5:2223). Ahora bien, ¿qué es el espíritu del mundo? ¿Por qué tiene tanta influencia? ¿Cómo podemos saber si está actuando en nosotros? ¿Cómo logró Jesús resistir el espíritu del mundo y recibir el de Dios, y qué lecciones nos dejó?

El párrafo 16, dice:

16 Si queremos recibir el espíritu de Dios, es preciso que adoptemos “la mente de Cristo” (1 Cor. 2:16). En otras palabras, tenemos que asumir “la misma actitud mental que tuvo Cristo”; para ello, debemos conocer su forma de pensar y actuar y luego seguir su ejemplo (Rom. 15:51 Ped. 2:21). Veamos varias maneras de imitarlo.

Los párrafos 17 y 18, dicen:

17, 18. a) ¿Qué ejemplo nos dio Jesús sobre la oración? b) ¿Por qué es necesario que los cristianos “sigan pidiendo”?

17 Roguémosle a Dios que nos dé su espíritu. Antes de enfrentarse a las pruebas, Jesús le solicitaba a su Padre que lo ayudara con su espíritu (Luc. 22:4041). Nosotros también tenemos que hacerlo. Si se lo pedimos con fe, Jehová nos lo concederá con generosidad (Luc. 11:13). El propio Cristo nos dijo: “Sigan pidiendo, y se les dará; sigan buscando, y hallarán; sigan tocando, y se les abrirá. Porque todo el que pide recibe, y todo el que busca halla, y a todo el que toca se le abrirá” (Mat. 7:7,8).

18 Como vemos, hay que pedir con persistencia la ayuda y el espíritu de Jehová. Puede que debamos orar con más frecuencia o por más tiempo. A veces, él primero deja que demostremos que tenemos verdadero interés y fe, y luego concede nuestros ruegos*

…en los párrafos 22,23 de la revista, se dice:

Podemos vencer al mundo

22, 23. ¿Qué tenemos que hacer para vencer al mundo?

22 Si queremos que nos guíe el espíritu de Dios, tenemos que oponernos al del mundo. Y no es fácil resistir su influencia. Hay que luchar, combatir con empeño (Jud. 3). Pero podemos ganar. Jesús dijo a sus discípulos: “En el mundo están experimentando tribulación, pero ¡cobren ánimo!, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).

23 Nosotros también lograremos vencer al mundo si nos oponemos a su espíritu y hacemos todo lo posible por obtener la fuerza activa de Jehová. En efecto, “si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?” (Rom. 8:31). Al recibir el espíritu santo y seguir su guía, expresada en la Biblia, viviremos en paz, felices y satisfechos, seguros de que pronto disfrutaremos de vida eterna en el nuevo mundo.

COMENTARIO:

Como ustedes han podido observar, el Cuerpo Gobernante anima a sus correligionarios a ser guiados INDIVIDUALMENTE por el espíritu de Dios para poder así poder vencer al mundo. Es decir, el “esclavo” extrañamente enseña ahora que el Espíritu Santo puede guiar individualmente a todo Testigo de Jehová, junto con el estudio personal de la Biblia. Noten también que la WT no está diciendo nada en absoluto de que el pueblo de Jehová deberá ser guiado únicamente por el Cuerpo Gobernante, la supuesta clase celestial inspirada del “esclavo”, encargada de alimentar a los domésticos a su debido tiempo, como siempre lo ha sostenido. Ahora resulta que El Espíritu Santo está guiando a todo verdadero Testigo de Jehová, tanto de clase celestial como de la clase terrenal.

Esto implica, además, que si todos los verdaderos Testigos de Jehová son guiados INDIVIDUALMENTE por el Espíritu Sant0, entonces todos son HIJOS DE DIOS, puesto que Pablo es muy claro, al decir:

Romanos 8:14: Porque todos los que son GUIADOS por el Espíritu de Dios, éstos son HIJOS DE DIOS.

¿Y qué obtendrán como recompensa los hijos de Dios?

Romanos 8:17: Y SI HIJOS, también herederos; herederos de Dios y COHEREDEROS con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Es decir, si somos hijos de Dios, somos herederos de Dios y coherederos con Cristo, para que juntamente con él seamos glorificados en su reino. Y si somos hijos de Dios, ¿no es de suponer que también nos convertimos en hermanos del primogénito Jesús?¿Cómo es posible entonces que los TJ nos hablen de dos clases: una, la de los hijos de Dios, y otra, la de los hijos de nadie (o tal vez, del diablo)?

Nota adicional:

En el párrafo 16 la WT dice que para recibir el espíritu de Cristo hay que tener la mente de Cristo. ¿Pero dónde dice esto en la Biblia? ¿Acaso no se supone que el espíritu santo produce frutos justamente para tener la mente y el carácter de Cristo? Veamos lo que dice en realidad Pablo al respecto en 1 Cor. 2:13-16:

“Lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo”.

Observen que aquí Pablo dice que los que tienen “la mente de Cristo” no hablan sabiduría humana, sino las que enseña el espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Es decir, los que tienen la mente de Cristo tienen ya el espíritu Santo. Pero la Watchtower comete el craso error, cuando dice: “Si queremos recibir el espíritu de Dios, es preciso que adoptemos la mente de Cristo”. Pero amigos Testigos de Jehová, no hay forma de adoptar la mente de Cristo sin el espíritu santo. Además, en 1 Cor. 2:16, el versículo que cita la WT para apoyar su tésis, Pablo mismo dice que “Nosotros tenemos la mente de Cristo”…y él se incluye, pues él estaba guiado por el Espíritu Santo, y lo prueba con los versos 13-15. Así que si en esto, que es fundamental, los TJ meten la pata, ¿qué podemos pensar de sus otras enseñanzas más intrincadas, como por ejemplo aquella de las dos esperanzas para los salvos: una celestial y otra terrenal?

Un abrazo, mis queridos amigos,

Apologista

LOS FRUTOS DEL ESPIRITU EN NUESTRAS VIDAS‏

¿QUE PUEDO ENTENDER DE TODO ESTO?
 
Pues que no me sirve de nada tener todo el conocimiento del mundo, todo el conocimiento de las Escrituras, tener todos los dones de Dios o conocer todas las profecias SI VERDADERAMENTE NO HAY AMOR EN MI.
.
Sin amor nada de lo que hago y digo tiene valor alguno.EL CAMINO EXCENTE DEL CRISTIANO dijo Pablo que era el AMOR.
.
Me hago a mi mismo esta reflexion,¿Estoy actuando con verdadero amor cuando predico a otros el evangelio de salvacion?¿ Es el amor mi motivacion principal? Jesus dijo; “si me amais guardareis mis mandamientos” TODOS sabemos que esos mandamientos a los que se referia nuestro Señor Jesus estan resumidos en esto: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazon……y amaras al projimo como a ti mismo“-
.
En todo el Nuevo Testamento se nos insta a amar a nuestros hermanos, a nuestros amigos, a nuestras familias, pero tambien se nos insta a amar a nuestros enemigos. “El que no ama no ha llegado a conocer a Dios, porque Dios es amor
.
Se nos insta a predicar con amor.Se nos insta a enseñar con amor.Se nos insta a vivir en amor los unos por los otros.¿ porque si solo amamos a los que nos aman, que valor tenemos?En estos dias donde la apostasia, la division, las mentiras, la hipocresia ESTAN AL ORDEN DEL DIA, debemos ser como dice el Señor: “luz del mundo“,”sal de la tierra” debemos HABLAR CLARO pero con amor, debemos DESENMASCARAR LO FALSO pero con amor.
.
Hoy dia se le da mucha importancia a LOS DONES DE DIOS, pero se ha olvidado LOS FRUTOS DE DIOS.Cada cristiano debe trasmitir al mundo esos “frutos” y las Biblia dice que tener esos frutos es la manifestacion de que Dios esta en nuestras vidas.

El fruto del Espíritu Santo (Galatas. 5:22-23)

AMOR:

Es la traducción del griego: “AGAPE”. Significa: afecto, buena voluntad, amor, benevolencia, espíritu afectuoso, “la habilidad el poder y la determinación de amar a la gente que no queremos“.Pablo empieza la lista del fruto del Espíritu con “AGAPE”, amor que realmente hace que el resto de las manifestaciones sean una consecuencia, sin amor no puede haber las demás características pero con el todo son una consecuencia natural y lógica, por que el amor se extiende y se manifiesta a las demás características del Espíritu.El amor es un don de Dios, es un atributo de Dios por que Dios es amor. (1Jn.4:8).El amor es la base fundamental para la manifestación de los dones ministeriales. (1Cor.13:1-13). Según Colosenses el amor es la virtud que une todas las características en perfección o como otras versiones traducen: El amor es el vínculo de perfección; vinculo Perfecto. El amor es el cumplimiento de la ley” Así que el Cumplimiento de la ley es el amor. (Rom.13:10).El Amor tiene la virtud de vitalizar y de poner en acción la fe.

GOZO

De la voz griego: “JARA”. Que significa: alegría, gozo, de ALLY el infinitivo: JOIREIN: regocijarse, estar contento, gozoso, estar lleno de gozo. Este verbo se usa en el N.T.

El gozo tiene que ver con la alegría permanente del individuo que cree en Cristo como toda La congregación cristiana está llamada a experimentarlo. Una calidad de vida basada en lo eterno y segura relación del hijo de Dios con su Padre celestial. El culto del Antiguo Testamento rebosaba de Gozo y este se expresaba en fiestas y tumultuosas celebraciones, el salterio hebreo era una clara manifestación del gozo centrado con frecuencia en el templo.(Sal.16:8)(Sal 42:4)

En el NT. El evangelio es proclamado con gozo, como el nacimiento de JESUS, su entrada triunfal y su resurrección son destacadas en un marco de gozo. (Lc.2:10- Mr.11:9).
El gozo del cristiano es tan inclusivo y permanente que puede sentirse, al descubrir la voluntad de Dios. (Mt.2:10).Al sacrificarse por causa de Cristo. (Mt.13:44)Al Testificar de Cristo.(Lc.10:17) O al tener un encuentro personal.(Lc.24:52). En realidad Cristo mismo es la furente de gozo por encima de las circunstancias de la vida. Por Ej. PABLO Y SILAS. Estaban gozosos en la prisión en Filípos por causa de Cristo. Hch.16:25. Cp. Jn.16:20.

El elemento de gozo fue una marca distinta de las congregaciones cristianas en sus inicios. (Hch.2:46)”perseverando unánimes cada día en el templo en el partimiento del pan y en las casas, comían juntos con ALEGRIA y Sencillez de corazón. Otro ejemplo podemos poner del ETIOPE. Siguió gozoso su camino (Hch.8:39) a pesar de la persecución en Antioquia de Psidia “Los discípulos estaban llenos y del Espíritu Santo”. (Hch. 13:52)

PAZ

Una de las cualidades del carácter del cristiano que representa la palabra “SHALOM”: Significa: Un Bienestar total, que implica también tranquilidad serenidad del espíritu.

El énfasis aquí esta en la paz con Dios, una bendición basada en la relación con Dios, también comprende la paz con uno mismo y con las circunstancias, Dios es llamado Dios de Paz.(Rom.15:33- 16:20

La paz interior es el don de Cristo o un regalo hecho a nosotros (Jn.14:27 – Jn. 20:19).La paz exterior es la relación con Dios que desea que tengamos con nuestros prójimos que vivamos con ellos en armonía, en tranquilad mantengamos una amistad buena y sincera. (Mt.5:9) (Mt. 12:14)

PACIENCIA

Del griego: “MAKROTHYMIA” .Significa: longanimidad, apacibilidad, indulgencia.

No hay espíritu de rencor, es un equilibrio de todos los temperamentos y pasiones, completamente opuesto al enojo. Cuando hay paciencia hay constancia, firmeza y perseverancia, el que es paciente es tolerante, clemente indulgente, Significa también: Resistir con paciencia.

En el A.T. Bíblicamente es una sujeción ejercida por Dios, que se origina en el amor de Dios. “AREK” en (gr.) Significa “LARGO”. Se dice que Dios es largo, o lento para airarse, esta idea se expresa exactamente en longanimidad, definida como por un prolongado aguante mental antes de dar lugar a la ira.

La paciencia del cristiano con respecto a las personas (MAKROTHOMYA).Debe ir parejo. Dios es el que otorga esta paciencia semejante a la de Cristo (Rom.15:5) (2Ts.3:5) Paciencia significa: saber sufrir, para el cristiano es saber resistir a la prueba lo que dice Pablo en (1ª Cor.13) el amor es sufrido, benigno, todo lo sufre todo lo soporta, todo lo espera, paciencia es saber soportar las debilidades y provocaciones de los demás.

La paciencia es lo opuesto a la impaciencia humana, ha de ser contemplado mas bien como la paciencia de Dios que ha operado internamente, la paciencia infinita de Dios no tiene limites. La paciencia ha de ser comunicada directamente al creyente a través de la manifestación y presencia de Dios en su vida, no solo se dice que es atributo de Dios si no que El es Señor de su gloria para toda paciencia y longanimidad (Col.1:11) (Tito.1:16)

Esta paciencia es una virtud que debe esperarse en la vida de cada creyente en medio de las mas vitales direcciones acerca de la responsabilidad de andar dignamente (Ef.4:2-3) (2Tim.2:10. – 4:2) (Stg.6:7:8).

BENIGNIDAD

También significa AMABILIDAD, Es ser amable con otro, todo lo contrario a la dureza. Viene de griego: “JRESTÓTES”. Significa: bondad, integridad, excelencia de carácter, el adjetivo “JRESTOS” significa benévolo.

(Lc.5:39)(1Pe.2:3).También significa: bueno en carácter.

La benignidad es atribuida a Dios como uno de los atributos morales y esto se relaciona con la conducta del creyente (1Cor.15:33) (Ef.4:32).La benignidad se asocia con su misericordia por que Dios es rico en Misericordia, en relación al creyente debe ser misericordioso. Perdonar como Dios nos ha mostrado. (Col.3:12) en este caso el ropaje (Vestíos) que es la benignidad despojando todo lo que sea opuesto a ella, esto significa poner a un lado algo inferior por algo superior contrario a lo áspero (Temperamento malo)

Benignidad es la suavidad de carácter, tranquilidad del espíritu, una disposición reposada para tratar con cortesía esta operación lo hace el Espíritu Santo en el corazón del cristiano que es benigno, no anda mal humorado o amargado. Al contrario corrige, endulza el carácter irritable. Hace el corazón bondadoso, y hacemos felices a lo más que podemos a aquellos que nos rodean.

BONDAD

Es la traducción del griego: “AGATHOSUNE”. Significa: “benevolencia, bondad, rectitud de corazón y de vida“, cualidad de hombre bueno (Agathos): bueno. Por lo tanto significa más generosidad. Guiar a buenas obras, tener un carácter bueno mostrar nuestro amor cristiano con hechos a los demás y a nuestros prójimos. En Dios la bondad es infinita, la Biblia nos lo demuestra. Dios dijo a Moisés, después que éste hubo intercedido por Israel” Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro y proclamare el nombre de Jehová delante de ti, y tendré misericordia por Israel y seré Clemente. (Ex.33:19).

En la perfección que Dios tiene el Salmista escribió,”¡Cuan grande es tu bondad, te has guardado para con los que te temen, que has mostrado para los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!”

La bondad es aquella que nos impulsa al arrepentimiento de un perverso corazón.
Si el cristiano anda en la luz, deberá manifestar bondad, la bondad se asocia con la justicia y la verdad con diferentes manifestaciones de un mismo fruto, como en (Galatas: 5: 22,23) donde el fruto del espíritu tiene nueve manifestaciones o características.

FE

Del griego “PISTIS”. Significa: “Fidelidad” el carácter de uno se puede confiar, señala el significado pasivo de la fe, Digno de confianza, fidelidad, honestidad, confianza en el tratos de uno con otros, lealtad. En Galatas 5:22.- “FE”. No es la confianza en Jesucristo para la salvación, ni tampoco como una doctrina teológica. Es una virtud ética, es una virtud que distingue al cristiano en sus relaciones y vivencias por lo tanto, PISTIS, aquí no significa fe de cree meramente al azar, si no FIDELIDAD, honestidad, lealtad, puede ser usada esta palabra en sentido de fidelidad.

Un hombre fiel en sus palabras, promesas, un hombre en quien se puede confiar y creer, el cristiano es fiel como hombre, como vecino, amigo, esposo, padre, hijo, fiel en sus contratos y en sus promesas.

También consideremos la fe, que hace accesible a Dios, en un creyente que tiene el Espíritu de Dios, su fe no menguara jamás, fe viva en la cual no hay duda, no solo para la salvación sino que también opera en los dones y ministerios que Dios (Espíritu) dio.

Fe es también el gozo, el regocijo que brota del sentir misericordia divina, lo comunicado del alma del perdón de sus iniquidades y de la gloria eterna, que comienza a gozar con el perdón de sus pecados.

MANSEDUMBRE

Este proviene del griego: “PRAUTES”. Significa: gentileza, afabilidad, mansedumbre, amistad dulce opuesto a aspereza, mal temperamento, enojo repentino, la mansedumbre soporta la incomodidad, este fruto se puede manifestar cuando están totalmente rendidos a Dios.

La mansedumbre de Dios no implica debilidad, el creyente lleno del Espíritu Santo manifestara mansedumbre, el también puede conocer el poder de la indignación, pero así mismo será manso. El elevado lugar que se concede a la mansedumbre en la lista de las virtudes humanas se debe al ejemplo y a la enseñanza de Jesucristo.

Por ejemplo la mansedumbre de Moisés aunque retenía la fortaleza del liderazgo, se mostró dispuesta a aceptar daños personales, sin resentimiento o recriminación.

En el Nuevo Testamento, la palabra mansedumbre se refiere a una actitud interior, es parte del fruto del carácter semejante al de Cristo producido solamente por el Espíritu Santo. (Gal.5:23).Los mansos no se resienten ante la adversidad, debido a que aceptan todo como efecto sabio y amoroso propósito de Dios.

El que tiene mansedumbre soportara a los unos y a los otros, aun con sus palabras responderá con mansedumbre. la cual conduce a una perfecta cortesía para que podamos reprender sin rencor .Discutir sin intolerancia, encarar la verdad sin resentimiento, enojarse sin pecar, ser amables y sin embargo no ser débiles. La mansedumbre una manifestación del fruto del Espíritu, es evidente que las personas solamente lo puedan manifestar cuando están rendidas a Dios y cuando la presencia del Espíritu Santo domina en su totalidad en el hombre

TEMPLANZA

De la palabra griega: “ENGKATEIA”. Significa: El control de uno mismo, conocido también como “DOMINIO PROPIO“, es una de las virtudes cristianas cardinales en la templanza, se nos amonesta a ser moderados y equilibrados en nuestra conducta, Es el control propio en el pensamiento, en nuestro enojo, nuestro hablar, el ejercicio del dominio propio refleja el poder de Dios en nuestra vida.

El Apóstol Pablo emplea el termino en relación con el obrar del Espíritu de Dios, así que no ensalza la voluntad el hombre natural, si no que nos hace ver que la vida espiritual abarca el control de las pasiones y los impulsos que son propios del viejo hombre, así comprendemos como llega a ser una manifestación del fruto del Espíritu.

Es claro entonces que “EGKRATERA”. En (Galatas 5:23) se usa en oposición o inmortalidad, impureza, libertinaje, y embriaguez, que se mencionan previamente como obras de la carne. El dominio propio contra los apetitos sensuales.

CONCLUSIÓN

El fruto del Espíritu Santo de Dios tienen en si una relación mutua que ninguno de los nueve están separados, todos están juntos en esencia pero basados en el amor. No debemos confundir “Obras de la Carne” con el “Fruto del Espíritu”, existe una gran e incomparable diferencia.

Las manifestaciones de la carne son llamados OBRAS por que son hechos y actos del resultado del interior del hombre, cuando esta sin la gracia de Dios y son clasificados como PECADOS, “IMPUREZA MORAL” “INMORALIDAD, INMUNDICIA”, pecados de ocultismo y todo lo que sigue en (Gal.5:19-21)

El fruto del Espíritu Santo indica unidad, (Singular)

Mientras que la obras de la carne en su pluralidad originan conflicto y confusión
El fruto del Espíritu origina armonía

Las obras de la carne luchan entre si

El fruto del Espíritu contribuye a la unidad y perfección

El fruto del Espíritu ayuda en las debilidades a triunfar.

Las obras de la carne destruyen, debilitan y condenan al creyente

El Espíritu ayuda a orar, buscar más a Cristo por que El intercede por nosotros. (Rom.8:26)

El Espíritu hace triunfar, fortalece y hace perseverar.

Pero la carne debilita, apaga, espiritualmente sin compasión

Lo cual solo el Espíritu Santo nos hace victoriosos.

En reflexion hermanos, todos hemos pecado de una u deotra manera por no aplicar estos frutos en nuestras vidas.
Desde aqui, en este momento PIDO PERDON A CUALQUIER PERSONA QUE HAYA OFENDIDO CON MIS PALABRAS esperando que juntos, en ESTE CAMINO HACIA DIOS, sigamos aprendiendo cada dia mas, PARA LA GLORIA DE DIOS PADRE.
 
Yhemaelh, soldado de Jesucristo

ES NECESARIO “NACER DE NUEVO” PARA VER Y ENTRAR EN EL REINO DE DIOS

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

“Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo” (Juan 3:1-7).

En este pasaje de la Escritura leemos que Jesús recibe de noche a un principal entre los Judíos, llamado Nicodemo. Este distinguido Judío le confiesa a Jesús que él cree que él (Jesús) es el enviado y maestro de Dios por  las señales que hacía, y que le demostraba que Dios estaba con él (¡no que él fuera Dios mismo!). Enseguida Jesús le responde “De cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. Luego Jesús le dice también: “El que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.” Es decir, cualquiera que quiera ver y entrar en el reino de Dios le es necesario antes nacer de nuevo, o renacer de agua y del Espíritu.

El asunto de “renacer de agua” tiene que ver con recibir la Palabra de Dios (el evangelio del reino) y ser bautizado en agua (inmersión) para vivir una nueva existencia en Cristo (Rom. 6:4, 1 Pedro 1:23). Por ejemplo, cuando Felipe predicaba en Samaria el evangelio del reino (la Palabra), y el nombre de Jesús, muchos hombres y mujeres procedían a bautizarse para “nacer de nuevo” (Hechos 8:12). También el eunuco Etíope renació por el bautismo, una vez que escuchó la Palabra de Dios (el evangelio de Jesús) por boca del mismo Felipe (Hechos 8:35-38).

El otro punto es el “renacimiento del Espíritu”, el cual también debemos recibir para VER y ENTRAR en el Reino. Si alguno dice que no ha nacido del Espíritu, entonces no podrá participar del reino de Dios, pues es imposible que hombres sin el Espíritu de Dios puedan ser parte activa en la administración del reino de Dios. Y es que no se puede renacer del Espíritu si no se recibe el sellamiento del Espíritu de Dios. Pablo dice: En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa (Efesios 1:13).

Ahora, por Cristo, los unos (Judíos) y los otros (gentiles) tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios (Efe. 2:18,19)

Los renacidos de agua y del Espíritu podrán ver y entrar en el reino de Dios, porque todos éstos son conciudadanos y miembros de la familia de Dios. Ahora estas personas podrán llamar a Dios, con plena confianza: “Abba Padre” (papito, Romanos 8:15), porque ya son hijos legítimos Suyos dentro de Su familia (1 Juan 3:1). Y como dice Pablo: Pues todos sois Hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús” (Gál. 3:26).

Extrañamente, los Testigos de Jehová enseñan que el reino de Dios estará conformado por dos clases de individuos: los ungidos (“la manada pequeña” de 144,000 personas) que coheredarán con Cristo el reino celestial, y que son los únicos “renacidos de agua y del Espíritu”, y los únicos que son Hijos de Dios; y por otro lado, una “grande multitud” de Testigos de Jehová que no son renacidos de agua y Espíritu, y por tanto no son ungidos, ni tampoco hijos de Dios, y que vivirán como meros súbditos del reino en la tierra. ¿Pero se puede sustentar esta creencia con la Biblia? ¡De ningún modo! Y es que si todos los Testigos de Jehová han creído en Cristo por la fe, y le siguen, entonces todos deberían ser hijos de Dios (Juan 1:12, Gál. 3:26). Y si son hijos de Dios, éstos son hermanos de Cristo, y coherederos de la misma promesa de heredar el reino de Dios como reyes y sacerdotes en la tierra ( Efesios 3:6; Romanos 8:17; Apocalipsis 5:10).

EL FRUTO DEL ESPÍRITU ES DOMINIO PROPIO

Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre. Así que yo no corro como quien no tiene meta; no lucho como quien da golpes al aire. Más bien, golpeo mi cuerpo y lo domino, no sea que, después de haber predicado a otros, yo mismo quede descalificado.  

No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu. 

Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme.

No debemos, pues, dormirnos como los demás, sino mantenernos alerta y en nuestro sano juicio. Los que duermen, de noche duermen, y los que se emborrachan, de noche se emborrachan. Nosotros que somos del día, por el contrario, estemos siempre en nuestro sano juicio, protegidos por la coraza de la fe y del amor, y por el casco de la esperanza de salvación  

…y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio,mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

Gal. 5:23 I Co. 9 :25-27 Ef. 5:18 Mt. 16:24 I Ts. 5:6-8 Tit. 2:12,13

¿TIENE USTED ESPÍRITU DE SABIDURÍA Y REVELACIÓN PARA CONOCER LA ESPERANZA PARA LA CUAL HA SIDO LLAMADO? (Efesios 1:18)

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Dice Pablo en Efesios 1:17,18 algo muy interesante: “Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la ESPERANZA a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos”. Pues bien, en estos versículos de la carta de Pablo a los creyentes de Efeso, él les manifiesta su anhelo de que Dios les dé a ellos espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Dios, para que así se alumbre los ojos de su entendimiento para que SEPAN CUAL ES LA ESPERANZA A LA QUE DIOS LOS HA LLAMADO, Y CUÁLES LAS RIQUEZAS DE LA GLORIA DE SU HERENCIA EN LOS SANTOS”.

Sin duda alguna, para el apóstol Pablo hay una esperanza que tienen los verdaderos seguidores de Jesús, y que no es compartida por los incrédulos, porque sencillamente ésta ha de entenderse bajo el influjo del espíritu de sabiduría y de revelación. Es por esto que Pablo no cesaba de orar para que los colosenses fueran llenos de sabiduría  para que tuviesen conocimiento pleno de la voluntad de Dios. Dice Colosenses 1:9: “Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda SABIDURÍA e inteligencia espiritual”.

Ahora bien, si usted tiene falta de este espíritu de sabiduría y revelación, pídasela a Dios, y él se la dará generosamente y abundantemente (Santiago 1:5:Y si alguno de vosotros tiene falta de SABIDURÍA, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada).

Por su parte, el apóstol Pedro esperaba que todos los creyentes estuviesen en condiciones de poder dar un testimonio cabal de la ESPERANZA que hay en ellos. Dice él en 1 Pedro 3:15: “Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la ESPERANZA que hay en vosotros”). Aquí Pedro hace alusión a una ESPERANZA singular que tienen los creyentes en Jesucristo, y no de muchas esperanzas. El apóstol Pablo manifestó que sólo había UN CUERPO, UN SEÑOR, UNA FE, UN BAUTISMO, Y UNA ESPERANZA DE VUESTRA VOCACIÓN (Efesios 4: 4-6: “Un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma ESPERANZA de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”).

Esto es muy importante, pues debemos saber dar razón puntual de la única esperanza que tenemos los creyentes. ¿Pero cuántos de los que se enorgullecen de ser creyentes están realmente en condiciones para dar razón de la única ESPERANZA presentada por Cristo y sus apóstoles? Bueno, eso lo descubriremos después mientras vayamos leyendo este escrito.

La Esperanza revelada por el evangelio

Muchos deben comprender que LA ESPERANZA (singular) fue revelada en el evangelio anunciado por Cristo y sus discípulos. El apóstol Pablo lo manifestó así a los Colosenses 1:5, 23: “A causa de la ESPERANZA que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio…Si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la ESPERANZA del evangelio ( o de las buenas noticias) que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro”. Es decir, el anuncio del evangelio es el anuncio de una singular esperanza para los creyentes. Así que es importante saber qué era, o en qué consistía, el evangelio predicado por nuestro Señor. Eso lo veremos enseguida.

En primer lugar, nosotros debemos investigar en qué consiste el evangelio predicado por Pablo, pues sabemos que ese mensaje era el mismo que predicó el Señor. Recordemos que Pablo mismo manifestó que su evangelio era el evangelio de Cristo (Romanos 15:29;16:25). Ahora veamos qué predicaba Pablo a los judíos y gentiles y así sabremos inmediatamente EN QUÉ CONSISTE LA ESPERANZA DEL EVANGELIO que debemos abrigar.

Pablo encarcelado por LA ESPERANZA que predicaba

En Hechos 23:6,7 Pablo es llevado a juicio ante Agripa, y esto es lo que él le dice entre otras cosas: Y ahora, por LA ESPERANZA de la promesa que hizo Dios a nuestros padres soy llamado a juicio; promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por los judíos, promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche.” Aquí Pablo le dice a Agripa que está siendo juzgado por LA ESPERANZA de la promesa que hizo Dios a los padres, una esperanza que esperan alcanzar las doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche”. Así que la esperanza del cumplimiento de la promesa de Dios hecha a los padres, es lo que contiene el evangelio de Cristo y de Pablo. Es el anuncio o buenas nuevas de la herencia del reino y de la tierra prometida que esperan alcanzar las doce tribus. En Roma, veremos que el apóstol Pablo es puesto en prisión domiciliaria, ¿por qué causa? Pablo responde: “Así que por esta causa os he llamado para veros y hablaros; porque por la ESPERANZA de Israel estoy sujeto con esta cadena” (Hechos 28:20). Así que por predicar el evangelio, que es la esperanza de Israel, él es puesto en cadenas. A los efesios él se presentó como el EMBAJADOR en cadenas. Dice él en Efesios 6:20: “Por el cual soy embajador en CADENAS; que con denuedo hable de él, como debo hablar”. Sí, mis amigos, Pablo era Embajador de un rey y de su reino. El vocablo Embajador implica necesariamente un representante de un soberano y su gobierno. El había estado predicando ardientemente por donde iba que Jesús era el Cristo, y que había otro rey y reino realmente justo y recto, en ciernes (Hechos 17:7).

Pero Pablo no era el único embajador de Cristo y su reino. También los creyentes deben ser embajadores del Rey ante a las naciones del mundo, representando a Cristo y su reino para que la gente se reconcilie con Dios y sea merecedor de la esperanza de salvación en su reino que pronto se establecerá en la tierra. Dice Pablo en 2 Corintios 5:20: “Así que, somos EMBAJADORES en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios”. Y en Romanos 5:10 Pablo dice: “Porque si siendo enemigos, fuimos RECONCILIADOS con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando RECONCILIADOS, seremos salvos por su vida” (aquí hay una salvación futura que se producirá cuando entremos en su reino, Heb. 9:28; 1 Pedro 1:5; Mateo 25:31,34; Mateo 19:16-25).

Pablo también asocia la esperanza con la ciudadanía de Israel.

Dice él a los Efesios 2:12, así: “En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin ESPERANZA y sin Dios en el mundo”. Nótese que tener ESPERANZA equivale a decir que uno tiene parte de los pactos de la promesa. Y esto ha hecho con nosotros, los llamados gentiles, seamos aceptados como ciudadanos de Israel”, y por tanto, herederos de la tierra y el reino prometidos por el Eterno a Abraham y a su simiente verdadera. Pablo recalca esto en Romanos 15:12:Y otra vez dice Isaías: Estará la raíz de Isaí, Y el que se levantará a regir los gentiles; Los gentiles ESPERARÁN en él”.

Estamos viendo que la esperanza de la iglesia es igual a la esperanza de participar de la promesa de ser ciudadanos de Israel, lo cual implica participar de la tierra y del reino de Cristo. Esto es participar de la gloria de Dios! Dice el apóstol Pablo muy claramente en Colosenses 1:27: “A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas DE LA GLORIA de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la ESPERANZA DE GLORIA”. Recordemos que Pablo asocia el reino y la gloria en 1 Tesalonicenses 2:12: “el cual nos llamó a su REINO Y GLORIA”. En otros textos el reino se confunde con la gloria (Mt 20:20,21 y Mr. 10:35-37).

Pablo asocia la esperanza con la vida eterna

Sin duda la esperanza final de los hijos de Dios es heredar el reino, lo que significa igualmente obtener la vida eterna. Así que cuando hablamos de la vida eterna en la era venidera, estamos hablando de heredar el reino en la era venidera— la era del reino. Tito 3:7: “Para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la ESPERANZA de la vida eterna”.

Por tanto, cuando hablamos de ganar la vida eterna no estamos hablando ganar el tercer cielo como seres desencarnados, sino de heredar el reino de Dios con nuestros propios cuerpos glorificados en la nueva tierra con nuestro rey y soberano, el Señor Jesucristo. Para ello los muertos en Cristo deben ser resucitados primero por el rey en su venida, y los que estén vivos ser transformados a su semejanza, para así poder entrar en su reino, ya que carne y sangre no pueden heredar el reino, ni la corrupción hereda la incorrupción (1 Cor. 15:50). Por eso es que también LA RESURRECCIÓN es una parte de ESA ÚNICA ESPERANZA. Dice Hechos 23:6, así: “Entonces Pablo, notando que una parte era de saduceos y otra de fariseos, alzó la voz en el concilio: Varones hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo; acerca de la ESPERANZA y de la resurrección de los muertos se me juzga”.

Y en 1 Tesalonicenses 4:13-18, Pablo dice: “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen ESPERANZA. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.  Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir (no irnos al cielo!) al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras”.

Así que la esperanza es una sola, y es el evangelio ( o buenas noticias) de un reino venidero del Cristo Jesús QUE VOLVERÁ POR SEGUNDA VEZ,  y hará posible que seamos inmortales y reinemos con él en su gobierno mundial desde Jerusalén, la ciudad del gran rey (Mateo 5:33-35, 25:31,34). Esta es la gloria prometida para los justos, la esperanza apostólica de ser parte de la familia de Dios, y gozar de todos los bienes y riquezas venideros como miembros del Israel de Dios. Definitivamente nuestra esperanza es Cristo, su venida en gloria, nuestra glorificación, y nuestro ingreso en el reino con vida eterna.

Qué maravillosas expectativas tenemos por delante, como lo dice Pablo a los Hebreos:

Hebreos 6:18: “Para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la ESPERANZA puesta delante de nosotros“.

Así que, a diferencia de los incrédulos, de aquellos que carecen de entendimiento que proviene del espíritu de sabiduría, nosotros sí tenemos una esperanza verdadera que nos produce gozo a pesar de las dificultades de esta vida. Corramos firmes y sin vacilar hacia la meta del Supremo llamamiento, pues sólo los vencedores recibirán su corona de gloria (Fil. 3:14; Mat. 24:13).

Muchas más bendiciones para todos ustedes,

Mario Olcese

LOS TRINITARIOS CUENTAN CON TAN SÓLO DOS VERSOS DE LAS ESCRITURAS PARA PROBAR LA DEIDAD DEL ESPÍRITU SANTO, Y AÚN ASÍ, ¡ÉSTOS NO SON DEL TODO CONTUNDENTES!

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Los Trinitarios sólo pueden apoyarse en un par de versos para probar la “deidad” del Espíritu Santo, y están en Hechos 5:3,4, que dicen: Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?  Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios”.

Con este pasaje los Trinitarios creen haber encontrado la única prueba de que el Espíritu Santo es Dios, porque aquí se dice que mentir al Espíritu Santo es mentir a Dios. Sí, mis amigos, y aunque parezca mentira, este es el único pasaje que pueden esgrimir los Trinitarios para “probar” la Deidad del Espíritu Santo, y no tienen otro, ningún otro más que mostrar. Esto es curioso para una Persona que es supuestamente considerada por los “Trinotercos” como “Dios” mismo, o  la Tercera Persona Divina de la Trinidad.

¿Pero qué leemos en esos dos versos en realidad? ¿Acaso que el Espíritu Santo es Dios? No. Simplemente se está diciendo que mentir al Espíritu Santo es mentir a Dios. Ahora bien, Jesús dijo en una ocasión: “El que CREE en mí, no CREE en mí, sino en el que me envió” (Juan 5:3,4). Aquí Jesús dice que aquel que cree en él, en realidad no está creyendo en él, sino en el que le envió (Su Padre).  ¿Estaba aquí Jesús diciendo que él era el Padre, el único Dios verdadero? Pues no! De igual modo, ¿estaba Pedro diciéndole a Ananías que el Espíritu Santo era la Tercera Persona de la Deidad, o que era Dios mismo? No lo creo! Creo que podemos decir también  aquí que el que miente al Espíritu Santo, no miente al Espíritu Santo en sí, sino al que le envió, que es el Padre. Y es que todos sabemos que el Espíritu Santo es DE DIOS EL PADRE, y Dios el Padre habla y obra a través de Su Espíritu. Así que si alguien rechaza el Espíritu que proviene de Dios, lógicamente está rechazando al mismo Dios que lo envió o dio.

Finalmente, reto a cualquiera que me muestre otro pasaje fuera de Hechos 5:3,4 que sirva para probar la Deidad del Espíritu Santo. No es posible que los “Trinotercos” afirmen la supuesta “deidad” del Espíritu Santo por medio de interpretar de manera antojadiza un par de versos que sólo sirven para INFERIR la Deidad del Espíritu santo.

ES ACASO MENTIR AL ESPIRITU SANTO LO MISMO QUE MENTIR A DIOS?

 ¿Pedro le dijo: “Ananías, ¿cómo es que Satanás llenó tu corazón para mentir al Espíritu Santo, y quedarte con parte del precio del campo? ¿Es que mientras lo tenías no era tuyo, y una vez vendido no podías disponer del precio? ¿Por qué determinaste en tu corazón hacer esto? Nos has mentido a los hombres, sino a Dios.” Hechos 5:3-4

El único pasaje que pueden esgrimir los Trinitarios, como Don Pablito Santomauro, con la intención de probar que el Espíritu Santo es Dios es aquel que hemos anotado arriba. En realidad no hay ningún pasaje bíblico que nos hable directamente y sin rodeos de la Deidad del Espíritu Santo que éste de Hechos 5:3,4, el cual sólo sirve para inferir que el Espíritu Santo es Dios, pero nada más.

En realidad yo interpreto Hechos 5:3-4 como que mentir al Espíritu Santo es mentir al mismo Dios el Padre, puesto que el Espíritu Santo es de Dios, el Padre…¡no Dios! En ese sentido podemos decir que mentir al Espíritu Santo es mentir a Dios…¡pero a Dios el Padre!

Por supuesto que no es necesario mencionar todos los pasajes bíblicos que nos hablan del “Espíritu Santo de Dios” en las Escrituras, porque supongo que ustedes ya los conocen perfectamente bien; aunque sería conveniente recalcar también que nunca encontraremos la locución “Dios Espíritu Santo” en ninguna parte de dichos “Santos Escritos”.

Recordemos que Jesús dijo en una ocasión que aquel que no lo recibe a él, tampoco recibe al Padre que lo envió (Mr. 9:37). Ahora bien, con esta declaración ningún “Trinoterco” en su sano juicio diría que Jesús está afirmando ser el Padre, salvo, claro está, que sea un Modalista convicto y confeso. También dijo Jesús  que todo aquel que le ve a él, ve en realidad al Padre (Juan 14:9). Pero ningún Trinitario diría que en esta ocasión Jesús está diciendo que él es el mismísimo Padre. Asimismo, cuando uno intenta engañar o mentir al Espíritu de Dios, uno está tratando de mentir al dador de dicho Espíritu, es decir, al Padre. Para hacerlo más simple: Si uno rechaza al Embajador de cualquier país, en realidad uno está rechazando al mismo Presidente de la nación y a su pueblo.

Realmente tampoco creo que mi buen enemigo y detractor, el Sr. Pablo Santomauro, usaría este pasaje para probar la Deidad del Espíritu Santo, ¿o sí?

¿SE PUEDE LLAMAR AL ESPÍRITU SANTO COMO “EL ESPÍRITU SANTO”?

Pregunta –

Usted por lo visto no cree que el Espíritu Santo es la Tercera Persona de la  Santa Trinidad. ¿Entonces por qué la Biblia usa el pronombre personal ‘él’ y ‘Aquel’ cuando se refiere al Espíritu Santo?

Respuesta –

Esta es una buena pregunta. Sí, algunas (pero no todas) las traducciones utilizan los pronombres personales cuando se refiere al espíritu. Pero éstas que lo hacen así son todas traducciones. La pregunta a plantearse es: ¿Se encuentran en realidad estos pronombres también en los manuscritos bíblicos en el idioma Griego o Hebreo? Para responder esta pregunta, debemos entrar en el idioma de los manuscritos. Si el Espíritu Santo no es una “tercera persona” de la Trinidad referida como un “él” o un “Aquel”, entonces el concepto cristiano de un Dios en tres personas también es un error y entonces el concepto cristiano de la Trinidad deberá ser desechado.

A continuación hay dos traducciones del mismo pasaje de la Escritura que tienen posiciones totalmente opuestas en su traducción de varios versículos que se refieren al Espíritu Santo. Tal traducción tan extrema y contraria es una fuerte indicación de que uno o el otro es un error. En estos ejemplos estamos usando la versión King James (KJV-Rey Jaime, en español), que utiliza el pronombre personal ‘él’, y la Concordant Literal Version (CLV), que utiliza el pronombre neutro “ello”. Citaremos la parte aplicable de la oración de los dos, luego vamos a comprobar para ver lo que el Griego dice realmente.

Juan 14:16 es un buen punto de partida del pasaje de esa referencia al Espíritu Santo

KJ “…. para que EL esté con vosotros para siempre … “

CLV “… que ello, de hecho pueda estar con vosotros para el EON …”

Griego “… que [ello] pueda permanecer con vosotros en la edad”.

Nota: el pronombre “él” está ausente del Griego en la mayoría de los manuscritos. En unos pocos manuscritos en donde existe un pronombre, el pronombre es relativo, que significa «que». En esos pocos casos, el Griego leería como sigue:

Griego alternativo “… que ello pueda permanecer con vosotros en la edad”.

Conclusión, el pasaje en el Griego no contiene el pronombre “él”. El CLV es la traducción más exacta aquí, que usa el neutro ‘ello’ añadido para buen español.

Juan 14:17

KJV “…porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 

CLV “…. porque no ve ello, ni conoce ello. Sin embargo, vosotros conocéis ello, porque ello mora con vosotros y estará en vosotros. “

 Griego “… porque no ve ello, ni conoce ello, pero ustedes conocen ello, porque ello mora a su lado y en ustedes estará.

Nota: Este es un muy buen ejemplo de traducción engañosa en la KJV. En el pasaje anterior, la palabra traducida como “él” del griego, en la KJV es el pronombre Griego “auto”. Este pronombre no es un pronombre en primera persona masculino “él”. Este pronombre en el griego es 3 ª persona neutro y debe ser traducido como “ello.”

Conclusión, esta es una prueba absoluta de la traducción engañosa en la KJV y muy fácil de comprobar, del Griego con un conocimiento básico del Griego. La KJV es un error, pero el CLV es correcta y se corresponde totalmente con el lenguaje de los manuscritos Griegos.

Si tomamos el tiempo para analizar todos los otros pasajes que tratan del espíritu, encontraríamos la misma o una similar traducción defectuosa en esas Escrituras. En los pasajes anteriores, como en la mayoría de los otros pasajes en referencia a Espíritu Santo, el pronombre está ausente, o si está presente, es un pronombre relativo, como quien, que, lo que, y el neutro, donde la palabra “ello” es requerido .

Hay muchos otros casos en la KJV y otras traducciones engañosas, donde el artículo definido “el” se ha insertado en la traducción al Español, donde el pasaje se refiere al Espíritu Santo, cuando el artículo “el” no aparece en el texto Griego. Insertar el artículo «el» en el texto cuando no existe en el griego, puede cambiar todo el sentido del pasaje, por ejemplo, Lucas 1:35.

Lucas 1:35

KJV “…. Y el ángel le respondió y le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti “,

CLV “…. Y, respondiendo, el mensajero le dijo a ella: “Espíritu Santo vendrá sobre ti..”

Griego… “…y respondiendo, el mensajero le dijo: “Espíritu Santo vendrá sobre ti…”

En el ejemplo anterior de la KJV, el artículo definido está ausente del texto Griego, y añadida por los traductores, también fue añadido la capitalización (que indica una persona específica, lugar específico, o algo específico). La CLV es correcta y se corresponde con el texto Griego, por no añadir nada en la traducción. El uso incorrecto del ‘artículo definido’ anterior ‘santo’ de la KJV es un intento de hacer al “Espíritu Santo” una persona determinada, cuando el “Espíritu Santo” es en realidad indefinido y no «específico» en el Griego.

También hay algunos ejemplos en los que el artículo definido “el” se usa en el Griego, al referirse al espíritu santo, como en “el espíritu santo”, indica un espíritu específico, o el espíritu Santo. Pero, sin excepción, cuando “el” se usa es siempre en el neutro, infiriendo que “el” espíritu es considerado debidamente  “ello” (sin género específico). En algunos casos, el artículo “el” en el Griego no se distingue, y puede ser masculino o Neutro. En la mayoría de los pasajes, espíritu santo es un «ello», y no tiene género masculino, ni tampoco puede aplicarse apropiadamente un género. El género es agregado por los traductores para dar personalidad al poder y la influencia del espíritu santo, pero esto no puede ser apoyado por los manuscritos y debe ser desechado como un error o engaño.  

Por último,

La palabra “Santo” en el conjunto de nuestras Biblias en español se traduce “separado” en el Griego. La palabra espíritu en nuestras traducciones en español, es del latín “viento”, “aliento” y traduce el griego Pne’-u’-ma’ que significa literalmente« efecto de soplar, viento, aliento, respiración. Es la palabra Griega de la cual obtenemos la palabra castellana ‘neumático (s) que tiene que ver con el aire. De esto se deduce de las Escrituras como el aire, «PNE-u’-ma ‘o espíritu, es el poder invisible, intangible de la acción, la inteligencia y la vida. Cuando se utiliza con, y / o referencia a Yahvé (Dios), que es Espíritu (Juan 4:24) que es su poder y la influencia celestial que se manifiesta en sus operaciones  invisibles e intangibles. Al referirse a lo terrestre, la palabra “espíritu” debe considerarse en el contexto estricto de su uso. La palabra puede ser utilizada en diversas aplicaciones en la Escritura, como el espíritu de la verdad, el espíritu de error, el espíritu de engaño, espíritu suave, etc

Al referirse a “Espíritu Santo” como procedente de o del Padre, “eso” o “ello” es su (de Yahvé) autoridad e influencia celestial Todopoderosa y Suprema sobre su creación, tal como se manifiesta en su continuas operaciones invisibles e intangibles, y su control total. Una comprensión correcta del espíritu santo según las Escrituras confirma que sólo hay  un solo Espíritu separado, y ese Espíritu es Yahweh Todopoderoso. No hay ninguna entidad de este tipo en las Escrituras como una persona Espíritu Santo separada aparte del Padre Yahweh, o una entidad tal como ‘el Espíritu Santo, la tercera persona de la Trinidad. La Biblia es muy clara, el mismo Padre es el Único Espíritu Santo!

Esto es sólo un ejemplo, sin pasar por cada caso, pero lo mismo se aplica en muchos, si no la mayoría de los otros usos de espíritu y en referencia al espíritu santo en las Escrituras.

www.apologista.blogdiario.com

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuhamashiaj.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

 

7 PREGUNTAS PUNTUALES SOBRE EL ESPÍRITU SANTO

1.- ¿Por qué no aparece el Espíritu Santo entronizado con el Hijo y el Padre en el cielo?

2.- ¿Por qué el Espíritu Santo no tiene un nombre propio?

3.- ¿Por qué al Espiritu Santo nunca se le llama DIOS de manera directa?

4.- ¿Por qué el Espíritu Santo está siempre en género neutro si es una persona?

5.- ¿Por qué Jesús nunca dijo que el Padre, él, y el Espíritu Santo son uno?

6.- ¿Por qué Jesús nunca dijo que quien lo ha visto a él ha visto al Padre y al Espíritu Santo?

7.- ¿Por qué el Espíritu Santo no está incluido en los saludos INTRODUCTORIOS apostólicos, especialmente en los de Pablo?

¡Si me responden con precisión me vuelvo “Trinoterco” sin perder tiempo!

¿POR QUÉ EL ESPÍRITU SANTO NO PUEDE SER UNA PERSONA?

Hablando de las bendiciones que su pueblo recibirá, DIOS comparo’ el espíritu santo al agua. ” Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos” (Isaías 44:3). Y en Juan 3:34 Jesús dejó abierta la posibilidad de que el espíritu podía ser dado por medida o porciones: “Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida”. En esta última parte del pasaje Jesús parece insinuar que el Espíritu podría ser dado por medida o en porciones, pero Dios lo da íntegro.

Cuando DIOS derrama su espíritu sobre sus siervos, en la Biblia a menudo se dice que se llenan o están LLENOS de espíritu santo. Tal fue el caso de Jesucristo, Juan el Bautista, Pedro, Pablo y Bernabé. Así como a discípulos reunidos el día del Pentecostés del año 33 (Lucas1:15,4:1; Hechos 4:8; 9:17; 11:22,24; 13:9). 

Ahora bien, ¿puede derramarse una persona sobre otras? ¿O puede un grupo de personas llenarse de alguien? No tiene ninguna lógica, ¿verdad? Según la Biblia, uno se puede llenar de sabiduría, de entendimiento e incluso de conocimiento, pero nunca se menciona que alguien se llene de otra persona (Éxodo 28:3; 1 Reyes 7:14; Lucas 2:40; Colosenses 1:9). 

Otro punto: Las Escrituras igualmente nos dicen que el amor de Dios puede ser DERRAMADO en nuestros corazones. Veamos Romanos 5:5: “Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios está derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos es dado (o derramado)”. Ahora bien, nadie en su sano juicio creerá que el AMOR es una persona sencillamente porque se dice que es derramado como lo es el espíritu santo (Hechos 2:18). Si convenimos que el AMOR no es Dios, ¿por qué no convenimos también que el E.S no es Dios? 

La palabra espíritu se traduce del término griego pneuma, que transmite la idea de una fuerza  o poder invisible. De acuerdo con un diccionario especializado, esta palabra “denota en primer lugar el viento; también aliento; luego, de forma especial, el espíritu, que a semejanza del viento, es invisible, inmaterial y poderoso” (Diccionario Expositivo de la palabras del Antiguo y del Nuevo testamento exhaustivo, de W.E.Vine). Está claro que el espíritu santo no puede ser una persona.

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

www.apologista.blogdiario.com