OBTENIENDO LA CORONA PROMETIDA POR LA FIDELIDAD A CRISTO

La palabra “corona” en el Antiguo Testamento es una traducción de dos palabras griegas. Las dos palabras griegas son “diadema” y “stephanos”. Ambas se traducen en nuestro Nuevo Testamento por la misma palabra “corona”, pero su uso es diferente. W.E. Raffety, en el International Standard Bible Encyclopedia, resume los usos de las coronas a lo largo de toda la Biblia de la siguiente manera: “Hay cinco usos de la corona como se ve en las referencias bíblicas estudiadas, a saber, la decoración, la consagración, la coronación, la exaltación, y la remuneración.. “Volviendo a las dos palabras griegas para corona, “diadema” y “stephanos”, nos encontramos con que “diadema”, traducida en la versión revisada con mayor precisión “diadem: es un símbolo de la soberanía y el poder, y se utiliza exclusivamente para denotar honor y exaltación. ‘Stephanos’ es diferente en apariencia y no tan limitado en su uso. Es una guirnalda o corona de trenzado de hojas, brotes de pino o ramas de olivo, o incluso un surtido de plantas del campo. Una guirnalda tejida de esta manera hace el símbolo más notable, más intrincado y más significativo que si se hacía de filetes metálicos, como el oro. Figurativamente esta corona (stephanos) se usa en las Escrituras en gran medida en el ámbito de la remuneración, como recompensa para la vida y el servicio del cristiano aprobado”.

      Las cinco coronas que se pueden obtener como recompensa para el fiel servicio cristiano están descritas por la palabra griega “stephanos”. La “stephanos” de regocijo (I Tesalonicenses 2:19), la “stephanos” de la justicia (II Timoteo 4: 8), la “stephanos” de gloria (I Pedro 5, 4), la “stephanos” de la vida (Santiago 1:12), y la “stephanos” de la incorrupción (I Corintios 9:25).

           La salvación se recibe estrictamente como un regalo de Dios. La vida eterna en el reino es un regalo, pero las recompensas son ganadas. La recompensa no es por estar en el fundamento de Cristo (I Corintios 3: 11-15), sino por lo que se construye sobre el mismo. Note La distinción del Dr. C. I. Scofield: “La salvación es una posesión presente (Lucas 7:50; Juan 3:36; 6:47), mientras que las recompensas son un logro futuro, para recibir en la venida del Señor (Mateo 16:27; II Timoteo 4 : 8; Apocalipsis 22:12) “.

      No hay que confundir la salvación y las recompensas. Son dos cosas distintas. El perdón de los pecados, la salvación y la vida eterna no pueden ser ganados por cualquiera de nuestras obras. Ellos son el regalo inmerecido de Dios a todos los que sin duda aceptan al Señor Jesucristo como su única esperanza de alcanzar la vida (Efesios 2: 8-9; Romanos 4: 5; Tito 3: 5).

      Podemos estar seguros de que las recompensas que Dios ofrece a los salvados por el fiel servicio será de gran valor, y por lo tanto, bien vale la pena luchar con todas nuestras fuerzas. Moisés estimó las recompensas “por mayores riquezas que los tesoros de Egipto” (Hebreos 11: 24-26).

Aquí está una lista de las cinco coronas:

  1. LA CORONA INCORRUPTIBLE: (I Corintios 9:25). Esto se da a aquellos que “dominan el cuerpo y lo ponen en servidumbre”, corriendo la carrera fielmente.

  2. LA CORONA DE GOZO: (I Tesalonicenses 2:19.). Esta es la corona del ganador de almas.

  3. la corona de justicia: (II Timoteo 4: 8). Esta corona será dada para los que aman su venida y que viven sus vidas anticipando pronto regreso de Cristo.

  4. LA CORONA DE GLORIA: (I Pedro 5: 4). Esta corona es por la enseñanza fiel de la Palabra de Dios. Esto se aplica a aquellos otros que instruyen en la Palabra de Dios.

  5. LA CORONA DE LA VIDA: (Apocalipsis 2:10). Esta a veces se denomina la “corona del mártir”. Es para aquellos que sufren por la causa de Cristo. Esta corona, como los demás, se da personalmente por Cristo. “Voy a dar.”

           En contraste con estos cinco coronas dadas por el Señor Jesucristo, el apóstol Pablo hace mención de las coronas corruptibles que el mundo (gobernado por Satanás) ofrece. Desafortunadamente, la mayoría de la gente parece que la “corona corruptible” es el objeto de sus ambiciones.

Las coronas mundanas son de hecho “corruptibles” y no van a durar. Estas son algunas:

  1. LA CORONA DE LA FAMA: Hay los que están poseídos con un anhelo de ser reconocidos, estimados, influyentes y recordados.

  2. LA CORONA DE LA RIQUEZA: Muchos buscan luego la corona de la riqueza y el dinero como su preocupación principal en la vida. Y podríamos seguir y seguir.

Supongo que las coronas corruptibles podrían resumirse en I Juan 2: 16-17. “Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo Y el mundo pasa, y sus deseos;.: sino el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre “.

           Jesús dijo, “os hagáis tesoros en el cielo (Mateo 6:20).” Como creyente en Jesucristo sabemos que heredaremos el reino, según sus promesas (Juan 6:47), ¿está usted buscando activamente las coronas que son “incorruptibles” (que nunca pasarán). ¿Se considera usted sabio Y es AÚN MUY TONTO porque usted no está trabajando por las recompensas que son eternas? ¿Ha hecho algo digno de remuneración para el Señor Jesucristo?

           No hay mejor momento que ahora para tomar la decisión de comenzar a testificar y vivir para Cristo. Recuerde, la salvación se recibe por la fe y es una posesión presente. Las recompensas son un logro futuro basado en sus obras.

LA JUSTIFICACIÓN DE ABRAHAM Y DE LOS CREYENTES EN GENERAL (ROMANOS 4)

 Por Apologista

LA DOCTRINA DE LA JUSTIFICACIÓN (Wikipedia)

Del latín justificatio, en griego dikaiosis δικαιοσις)1 es un punto central dentro de la teología del cristianismo. Las diferentes versiones de tal doctrina, según el papel que se le de a la fe y a las obras, a la voluntad del hombre y a la de Dios, al libre albedrío y a la predestinación; son algunas de las principales causas doctrinales de la separación entre protestantes y católicos, y entre las distintas ramas del protestantismo (luteranos y calvinistas, y dentro de estos entre arminianos y gomaristas, etc.) La consecución de un cierto grado de acercamiento entre la Iglesia católica y la Federación Luterana Mundial permitió la firma de una Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación el 31 de octubre de 1999; lo que fue considerado un importante avance en el ecumenismo.2

Justificar, como término jurídico, significa absolver (declarar justo) y proporcionar sentencia favorable en un juicio. Su extensión como término teológico, implica que el hombre, reo del juicio final, comparece ante Dios, el Juez justo, acusado de sus pecados; puede obtener la condenación o la salvación, ambas eternas.

¿CÓMO SON JUSTIFICADOS ABRAHAM Y TODOS LOS FIELES?

La justificación viene primordialmente por la fe, no por las obras. Uno puede hacer todas las buenas obras del mundo, pero si no se cree en Jesucristo y no lo recibe como su Señor y Salvador, está perdido.

Texto de prueba:

Romanos 4:1 ¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne? 4:2 Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios. 4:3 Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. 4:4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; 4:5 mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia. 4:6 Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, 4:7 diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos. 4:8 Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado. 4:9 ¿Es, pues, esta bienaventuranza solamente para los de la circuncisión, o también para los de la incircuncisión? Porque decimos que a Abraham le fue contada la fe por justicia. 4:10 ¿Cómo, pues, le fue contada? ¿Estando en la circuncisión, o en la incircuncisión? No en la circuncisión, sino en la incircuncisión. 4:11 Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso; para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia; 4:12 y padre de la circuncisión, para los que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado. 4:13 Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe. 4:14 Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa. 4:15 Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión. 4:16 Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros. 4:17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen. 4:18 El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. 4:19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. 4:20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, 4:21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido; 4:22 por lo cual también su fe le fue contada por justicia. 4:23 Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada, 4:24 sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser contada, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro, 4:25 el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.

LA FE ES PRIMERO Y LUEGO VIENEN LAS OBRAS QUE RESPALDAN ESA FE

Texto de prueba:

Romanos 2:20 ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 2:21 ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 2:22 ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 2:23 Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 2:24 Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe.

EL GALARDÓN DE LOS JUSTIFICADOS, EMPEZANDO CON ABRAHAM

Los “llamados por Dios”, o los conocidos de antemano por Dios son justificados por la fe, y terminan siendo glorificados. Este llamado comienza con Abraham, el padre de la fe y se extiende hasta nuestros días, con los que conforman la iglesia de Dios.

Texto de prueba:

Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 8:29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 8:30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

LA GLORIFICACIÓN—¿QUÉ SIGNIFICA?

Ser glorificados significa que seremos los herederos de Dios y los coherederos con Cristo cuando se establezca el reino en la tierra.

Texto de prueba:

Romanos 8:17: Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos GLORIFICADOS.

¿HEREDEROS DE QUÉ?

Los creyentes están llamados para ser herederos del mundo y las naciones, y esto cuando venga el tiempo para el reinado de Cristo (Mateo 25:31,34)

Texto de Prueba:

Salmos 2:8:  Pídeme, y te daré por HERENCIA LAS NACIONES,Y como posesión tuya los confines de la tierra.

 Romanos 4:13: Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería HEREDERO DEL MUNDO, sino por la justicia de la fe.

Santiago 2:5: Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido A LOS QUE LE AMAN?

¿QUIÉNES, ADEMÁS DE ABRAHAM, Y SU SIMIENTE CRISTO, SERÁN HEREDEROS DE DIOS Y COHEREDEROS CON CRISTO?

Sin duda alguna Abraham y Cristo heredarán las naciones, y los confines de la tierra serán de ellos según lo declarado en Génesis 13:15 y el Salmos 2:8. Así pues, todos los coherederos de Cristo (Abraham y los que son de Cristo) recibirán lo mismo—¡autoridad sobre las naciones en el reino de Dios!

Texto de Prueba:

Gálatas 3:29: Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y HEREDEROS SEGÚN LA PROMESA.

¿QUIÉNES SON DE CRISTO?

Los que son de Cristo son los que han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

Texto de prueba:

Gálatas 5:24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

¿FUE MOISÉS UNO DE LOS QUE “SON DE CRISTO” QUE CRUCIFICÓ SUS PASIONES Y PECADOS?

Sí, Moisés rechazó gozar de los deleites temporales del pecado, pues tenía puesta la mirada en el galardón y en los sufrimientos que vendrían al Mesías y fue bautizado en agua y bebió del agua de la roca que simbolizaba a Cristo.

Texto de Prueba:

  1. 11:24Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón,11:25 escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, 11:26 teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.

1 Corintios 10:1 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; 10:2 y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, 10:3 y todos comieron el mismo alimento espiritual, 10:4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

Hay riquezas en el vituperio de Cristo. “Teniendo (Moisés) por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón” (Heb. 11:26). La fe de Moisés no le permitió vacilar, escogiendo el oprobio de sufrir con su pueblo, en lugar del goce temporal del pecado. Su fe hizo que sus miradas se fijaran en la remuneración o el galardón. Su fe hizo entender a Moisés que los sufrimientos a que estaba expuesto el pueblo de Dios en Egipto eran el tipo de los de Cristo. Además, él y los hebreos bebieron la misma bebida espiritual de la roca que simbolizaba a Cristo.

Otros fieles como Moisés que tuvieron sus ojos puestos en Cristo y en el galardón celestial los encontraremos en Hebreos 11.

LA SORPRENDENTE VERDAD DEL GALARDÓN PROMETIDO POR YAHWEH A ABRAHAM, Y POR EXTENSIÓN, A TODOS LOS FIELES, Y QUE ES SOBREMANERA GRANDE

La promesa clara de Yahweh a Abraham que ha dejado perplejos a los Testigos de Jehová y a algunos otros por allí….

Esto le dijo Dios a Abraham:

Génesis 15:1: Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y TU GALARDÓN SERÁ SOBREMANERA GRANDE. 7. Y le dijo: Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra.

Esto le dice Jesús a sus fieles seguidores DEL NT

Lucas 6:35: Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; Y SERÁ VUESTRO GALARDÓN GRANDE, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.

La cuestión que planteamos aquí es como sigue:

¿Puede acaso recibir Abraham un galardón que será SOBREMANERA GRANDE y que sólo consiste en ser un mero vasallo o súbdito del reino Mesiánico venidero en la tierra, en tanto que los discípulos de Jesús, quienes también se les promete un grande galardón, uno superior en los cielos?…

¡Descubramos qué nos dice la Biblia en verdad, viendo este vídeo.

!

TESTIGOS DE JEHOVA: ¡QUE NADIE OS PRIVE DE VUESTRO PREMIO! (COLOSENSES 2:18)

El llamado “esclavo” de la Watchtower es culpable de haber privado de su justo premio a cerca de 7 millones de sus seguidores, al enseñarles una esperanza muy distinta a la que nuestro Señor les ofreció a todos los que son de él.

A continuación explico en qué aspectos la Watchtower ha trastocado la esperanza de los fieles, y cómo podemos redescubrir nuestro destino glorioso.

LA AMISTAD DEL SEÑOR: ¡TODO LO QUE ESTO IMPLICA PARA USTED EN EL MILENIO Y LA ETERNIDAD!

Dice Jesús en Lucas 14:10, lo que sigue: “Mas cuando fueres convidado, ve y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convidó, te diga: AMIGO, SUBE MÁS ARRIBA; ENTONCES TENDRÁS GLORIA DELANTE DE LOS QUE SE SIENTAN CONTIGO A LA MESA.

Abraham era amigo de Dios, y por cierto también lo es de Jesús, además de ser su padre según la carne (Mateo 1:1). Recordemos que Jesús le oró al Padre, y le dijo: “Todo lo mío es tuyo, y todo lo tuyo es mío” y esto incluye a los amigos. A estos amigos se les asigna un lugar de honor y gloria en la mesa mesiánica para estar con el rey y compartir su reinado (Lucas 22:30). No por gusto Dios le dijo a Abraham que su galardón es sobremanera grande…no simplemente grande! (Gen. 15:1).

TU GALARDÓN SERÁ EN SOBREMANERA GRANDE

 

Tu galardón será en sobremanera grande.

Por Juan Crudo

 “Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abraham en visión, diciendo: No temas, Abraham; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande
Génesis 15:1

Usted tiene que caminar en la Palabra y en los principios del Reino y recibirá un galardón en sobremanera grande. No hay nada que haya hecho ante los ojos de Dios que no tenga SU recompensa.  Usted sabe que Dios tiene abundancia en Él y puede darnos de esa abundancia, pero la clave está en conectarse con Dios y la recompensa vendrá. Ahora debemos estar plantados en el terreno que corresponde al agrado de Dios. Usted no está en el terreno de la fe por una elección de su vocabulario nada más, sino porque además está caminando en los principios de la Palabra, y ella es la que hace la obra en su vida cuando la aplica. La Palabra va rompiendo hábitos que no van de acuerdo con los principios.  Hay gente que se acostumbra a ser malos receptores y dicen- ¿por qué tengo tantos problemas? pero Dios siempre tiene cielos abiertos y está dispuesto a derramar cosas buenas para sus hijos, Él tiene sus maneras de obrar,  siempre habrá manifestaciones.

Lo que ha de venir es extraordinario y el Dios más que suficiente es su pastor y nada le faltará.  Él lo va a llevar por los lugares de la bendición.  Su casa será un lugar de armonía, de victoria y de buena salud.  Dios tiene muchas formas de pagarle a usted y ¡Él paga bien!  Ninguno de nosotros tiene que andar en la tierra como alguien que le pide limosnas a Dios. Preparase porque tendrá una bendición mayor, no sólo recibirá recompensas sino que usted será la recompensa de alguien. Habrá alguien que le va a decir que usted es una recompensa para él.  Si empieza a sembrar semillas en la gente, entonces ellos van a comenzar a reconocerlo como una recompensa. ¡La gente lo va saludar y le va a sonreír!  Lo más característico de cada correo electrónico que recibimos en la iglesia es que dicen que el Ministerio es una bendición para sus vidas y no  mencionamos esto por orgullo sino porque reconocemos que eso es recompensa. También en su trabajo van a reconocer que usted es un ungido del Señor.

¡Por la Palabra de Dios declárese un candidato a la recompensa! Dios paga de varias formas si lo cree, lo va a recibir.  Va a comenzar a ver algunas cosas que tendrá que reconocer que son recompensa de parte de Dios. Ahora  valorice a la gente que está a su alrededor y dígales que ellos son un regalo de Dios para su vida. Algunos verán en sus hijos y en sus nietos la recompensa más grande de la vida. No sólo por el cariño sino porque  Dios está obrando en ellos para que sean abanderados del reino de Dios en la tierra, sin carencia de nada, sino gente de bendición.

El deseo de Dios es que usted reciba bendición y que todo lo que pueda hacer para extender su reino lo haga.  A veces hay personas que quieren hacer cosas para que los vean los demás y luego entonces necesitan una recompensa que también sea visible.  Pero la Biblia dice que el Dios ve en lo secreto lo recompensara en público.  Algunos también dicen: ¿Para qué voy a hacer esto o aquello? ¿Para qué voy a hacer la tarea asignada si nadie me ve? Pero recuerde que Jesús dijo:- que el que hace las cosas para que alguien lo vea… ya tiene su recompensa, porque la realidad es que ¡No hay recompensa de parte Dios para esa gente!  Debemos quitar de nuestra vida conceptos humanos y terrenales, y saber que es diferente si  hago algo de mala gana o si lo hago como para el Señor.

“No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón.  Porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.” Hebreos 10.35 

La confianza es una fuerza poderosa y sobrenatural que nos puede traer la vida de Dios.  Su confianza es un arma poderosa.

Declare:-¡Hoy me preparo para recibir un galardón grande porque NO voy a perder mi confianza!

Galardón y recompensa:

1. Tiene que ver con un pago por un trabajo realizado. Usted tiene que ocuparse en hacer su tarea y eso lo conectara con el galardón. Camine en la fe que lo conecta con la Palabra, y verá que ira alineándose con Él Dios que habló esa palabra, y así vendrá la recompensa.

2. También significa reembolso, restitución, restauración de cualquier cosa perdida.  Aquellos que están plantando la Palabra, reciben hasta restitución de cosas del pasado.  No diga: “Sólo quería un autito”, eso ya está preparado, pero lo que usted está desarrollando en el Señor se conecta con la recompensa que muchas veces no es visible, porque primero viene a su espíritu para que luego sea manifestada en lo visible -en lo natural- ¡Viene, y es un galardón grande y es Su recompensa!  No espere migajas porque Dios tiene preparado un banquete completo y a través de su vida va a manifestarse el reino de Dios.

Vemos entonces que esta palabra se refiere a una recompensa ya establecida. Declare:- ¡Mi  recompensa ya está establecida en el pacto!

Usted notará día a día que ira aprendiendo más, que la palabra se le ira revelando y que su manera de pensar estará evolucionando de manera muy notable. De esta forma vera que es imposible que no venga la recompensa a su vida, porque Su Dios es fiel, y si usted es fiel, Dios no tiene otra opción que darle la recompensa que ya está establecida, la cual es más grande de lo que usted se pueda imaginar. 

Ahora no tiene que hablar de la recompensa y decir:- “Yo no la veo ni cuadrada”.  No debe mirar las circunstancias de la vida, lo que proviene de Dios es tremendo para usted. Nosotros estamos preparados para disfrutar algo mejor, algunos suelen decir que lo bueno se termina pronto, pero lo suyo no es bueno, sino que es en sobremanera bueno y grande. Gócese porque lo ira transmitiendo a todos sus herederos, y si ellos continúan caminando en la revelación, vivirán muy bendecidos.

Algunos que piensan en la recompensa creen que se tienen que sentar y esperar a que venga la bendición.  Los días buenos vienen, lo dice la Biblia, pero usted y yo lo tenemos que creer. Si se ocupa en  formar a las personas se conectará directamente con la recompensa. Donde se encuentre, en cualquier momento y lugar debe ayudar a alguien a alcanzar la bendición. Dice la palabra de Dios que si oyeres la voz del Señor para ponerla por obra todas estas bendiciones lo alcanzará.

¡Dios lo verá caminando en la Palabra y usted verá su recompensa!

 

LA SORPRENDENTE VERDAD DEL GALARDÓN PROMETIDO POR EL SEÑOR A LOS FIELES Y QUE ES SOBREMANERA GRANDE

Esto le dijo Dios a Abraham:

Génesis 15:1: Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y TU GALARDÓN SERÁ SOBREMANERA GRANDE. 7. Y le dijo: Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra.

Esto le dice Jesús a sus fieles seguidores DEL NT

Lucas 6:35: Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; Y SERÁ VUESTRO GALARDÓN GRANDE, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.

La cuestión que planteamos aquí es como sigue:

¿Pero puede acaso Abraham recibir un galardón que es SOBREMANERA GRANDE, y que consiste (según la WT) en vivir en la tierra como un mero vasallo o súbdito del reino de Cristo, en tanto que los discípulos ungidos de Jesús, a quienes también se les promete un GRANDE GALARDÓN, morarán en los cielos como reyes soberanos?. Además, ¿cree usted sinceramente que tiene sentido esta enseñanza Watchtoweriana de las dos clases y de los dos destinos?…¡Veamos que nos dice la Biblia en verdad!

Share this:

LA WATCHTOWER Y SUS FIELES IGNORAN TOTALMENTE LO QUE IMPLICA SER UN VENCEDOR

Reinaré, reinaré, reinaré con mi Señor…¡Aleluya!

En Romanos 8:37, Pablo dice: “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”.

En 1 de Juan 5:4,5 el apóstol dice: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundoy esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. 5:5 ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?

Vemos que todos los creyentes somos más que vencedores por la fe en Cristo, y por tanto es a nosotros a quienes se nos promete las siguientes cosas:

Apocalipsis 2:26: Al que VENCIERE y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones.

Apocalipsis 3:5: El que VENCIERE será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

Apocalipsis 3:12: Al que VENCIERE, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

Apocalipsis 3:21: Al que VENCIERE, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Apocalipsis 21:7:
El que VENCIERE heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

Los vencedores serán herederos de todas las cosas, y serán vestidos de blanco y se sentarán con Cristo en su trono en el reino milenial.

¿Es esto lo que esperan todos los llamados Testigos de Jehová hoy? La respuesta es un rotundo NO!…Sólo un 2.5% de ellos esperan reinar…¡los llamados “ungidos”…el resto, “naca de la pirinaca”!

Share this:

UN SOLO GRAN GALARDÓN PARA TODOS LOS FIELES

Proverbios 11:18: El impío hace obra falsa;  Mas el que siembra justicia tendrá galardón firme.

Mateo 5:12: Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

 Lucas 6:23: Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas.

Lucas 6:35: Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.

1 Corintios 9:18: ¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.

Hebreos 10:35: No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón;

Hebreos 11:6: Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Hebreos 11:26: teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.

2 Juan 1:8: Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.

Apocalipsis 11:18: Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.

Apocalipsis 22:12: He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Filipenses 3:14: prosigo a la meta, al PREMIO del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Colosenses 2:18: Nadie os prive de vuestro PREMIO, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal,

Marcos 9:41: Y cualquiera que os diere un vaso de agua en mi nombre, porque sois de Cristo, de cierto os digo que no perderá su RECOMPENSA.

1 Corintios 3:14: Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá RECOMPENSA.

Mateo 6:5: Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su RECOMPENSA.

Mateo 6:1: Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis RECOMPENSA de vuestro Padre que está en los cielos.

Colosenses 3:24: sabiendo que del Señor recibiréis la RECOMPENSA de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

Proverbios 11:31: Ciertamente el justo será RECOMPENSADO en la tierra; ¡Cuánto más el impío y el pecador!

LA HUMILDAD VERSUS LA SOBERBIA

Isaías 13:11: Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los SOBERBIOS, y abatiré la altivez de los fuertes.

 Santiago 4:6: Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los SOBERBIOS, y da gracia a los humildes.

1 Pedro 5:5: Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los SOBERBIOS,  Y da gracia a los humildes. 

Proverbios 11:2: Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Mas con los HUMILDES está la sabiduría.

Proverbios 21:4: Altivez de ojos, y ORGULLO de corazón, Y pensamiento de impíos, son pecado.

Ejemplo práctico:

Lucas 18:10-14 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano.  El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

Consejo:

 Santiago 4:10: HUMILLAOS delante del Señor, y él os exaltará.

LLAMADOS A REINAR CON CRISTO EN LA ERA VENIDERA

 

Por Ingº  Mario A Olcese (Apologista)

El reino de Cristo y sus asociados

Sin duda el Señor Jesucristo vino al mundo hace dos mil años para predicar el reino de Dios. El No vino para reclutar a vasallos para su reino sino a reyes que gobernarían con él el mundo de la era venidera, la era de la justicia y de la paz duraderas.

Cuando un político forma su partido, y busca prosélitos, lo hace para contar con lo mejorcito de los ciudadanos reclutados, para que lo ayuden a administrar su gobierno en la eventualidad de ganar las elecciones presidenciales. Esos prosélitos no serán meramente ciudadanos del país regido por el líder, sino que serán los otros líderes que ejercerán poder y autoridad sobre las masas, ejerciendo como si fueran sus ministros de Estado.

En Lucas 22:29,30, Jesús les dice a sus doce discípulos: “Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí, 30 para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos juzgando a las doce tribus de Israel”. Sin embargo, el apóstol Pablo alentaba a los cristianos gentiles que padecían las mismas pruebas y tribulaciones con la misma esperanza de reinar con Cristo en su reino y gloria.

1 Pedro 5:9,10, dice: “Al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca”.

1 Tesalonicenses 2:12: y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó a su REINO Y GLORIA.

2 Timoteo 2:12: Si sufrimos, también REINAREMOS con él; Si le negáremos, él también nos negará.

Si la promesa para reinar con Cristo era sólo para los apóstoles, o para los judíos fieles, entonces Pablo se equivocó al extender la promesa de reinar con el Señor a todos los cristianos que sufrían por Cristo.

Animar a los cristianos con una promesa de ser simplemente súbditos o vasallos de un reino, muy lejos de la presencia del rey, no hubiera sido tan estimulante o halagüeña como aquella de ser parte de la realeza misma y reinar con un rey.

Los santos juzgarán o gobernarán el mundo

El apóstol Pablo, escribiéndoles a cristianos en Corinto, les dice algo muy interesante que muchos no lo han analizado con la suficiente detenimiento. El dice que los santos, es decir, los creyentes en general, han de juzgar (gobernar) el mundo. He aquí el pasaje crucial:

1 Corintios 6:1,2 ¿Osa alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, ir a juicio delante de los injustos, y no delante de los santos?¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas?

Nótese que los santos que juzgarían o gobernarían el mundo eran precisamente aquellos cristianos que no sabían juzgar cosas pequeñas entre ellos, y que erróneamente acudían a las autoridades civiles para encontrar una solución a sus diferencias personales. Estos eran cristianos que todavía les faltaba sabiduría, pero aún así estaban designados a juzgar cosas mayores en el reino de Cristo. Alguno pensaría que el cargo de jueces o gobernantes recaería sobre los mejores cristianos, pero aquí tenemos a cristianos que tenían imperfecciones censurables, destinados, sin embargo, a ser los jueces o gobernantes en la era venidera.

Daniel vislumbró el día en que todos los santos del Altísimo reinarían con Cristo en su reino milenial, cuando escribió lo siguiente:

Daniel 7:18: “Después recibirán el reino LOS SANTOS del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre”.

Daniel 7:22: “hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a LOS SANTOS del Altísimo; y llegó el tiempo, y LOS SANTOS recibieron el reino”.

Daniel 7:27:  “Y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de LOS SANTOS del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán”.

Pero los santos no son aquellos devotos que los católicos canonizan después de muertos, ni tampoco son sólo aquellos llamados “ungidos” de los Testigos de Jehová. Los santos son en realidad TODOS los creyentes que viven en santidad, aquellos que han lavado sus ropas en la sangre del cordero. La Biblia dice que la iglesia o congregación cristiana es santa.

1 Corintios 14:33:  “Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de LOS SANTOS”.

Efesios 4:11,12: “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”.

Es claro, entonces, que siendo la iglesia santa, y cada uno de sus miembros santos, deban todos éstos reinar con Cristo en su reino en la era venidera. Afirmar, como lo hacen los Testigos de Jehová, que la mayoría de los miembros de las congregaciones (la llamada “grande muchedumbre”) no tendrán el privilegio de reinar con Cristo, sino sólo de participar como los súbditos o vasallos del reino, contradice frontalmente las enseñanzas inspiradas de las Escrituras.

Cristianos del primer siglo que ya se creían reyes en funciones

Es interesante leer todo el capítulo 4 de 1 de Corintios, especialmente el verso 8, que dice:

Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. ¡Y ojalá reinaseis, para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros!

¿Pero por qué fue tan irónico con aquellos cristianos de Corinto al decirles “Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. ¡Y ojalá reinaseis, para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros!

En primer lugar, es muy evidente que los primeros cristianos tenían la expectativa de reinar con Cristo, y los corintios no eran la excepción. Ellos no estaban pensando en ser meros súbditos o vasallos de un reino divino, sino convertirse en verdaderos reyes que dominarían con los apóstoles, y Cristo como el Rey de reyes.

Aquí observamos que los corintios querían llevar una vida cómoda, sin perturbaciones, no querían sufrir por el evangelio de Cristo, estaban conformes con su vida cómoda de príncipes de la iglesia, y Pablo les tiene que decir algo así como: ¿Quieren ya cosechar sin haber primero sembrado? Nosotros nos rompemos por Cristo y su evangelio, pero ustedes se dan la buena vida pretendiendo ser autoridades o príncipes en este mundo, algo parecido como ocurre con los llamados príncipes de la iglesia católica que dicen estar ya reinando en el reino de Cristo sobre el mundo inconverso.

Los fieles y justos recibirán Autoridad sobre las Naciones

Job 36:7: No apartará de los justos sus ojos; Antes bien con los reyes los pondrá en trono para siempre, Y serán EXALTADOS.

Lucas 19:17: El le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás AUTORIDAD sobre diez ciudades.

Estamos finalmente llamados a tener autoridad sobre las naciones, y así también se nos dice en el libro de Apocalipsis, como cerrando con broche de oro toda la esperanza de los vencedores.

Apocalipsis 2:26,27: Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las NACIONES y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre;

Apocalipsis 3:21: Al que venciere, le daré que se siente conmigo en MI TRONO, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

No debemos descuidar una salvación tan grande

Lucas 6:21-23: Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados. Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.  Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre. Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas.

Hebreos 10:35: No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande GALARDÓN

Hebreos 2:3: ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una SALVACIÓN TAN GRANDE? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron.

El Señor nos dio grandísima promesas

2 Pedro 1:4: “Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y GRANDÍSIMAS PROMESAS, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia”.

¿Serían grandísimas las promesas de ser tan sólo vasallos o súbditos de un reino, estando lejos del Señor y Rey, sin autoridad o poder real sobre las naciones en el era milenial? ¡No lo creo!

Llamados a ser los primeros (primados) en el reinado de Cristo

Lucas 13:28-30: “Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Y he aquí hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros”.

Llamados a tener reposo en la presencia del Señor

2 Tes. 1:5-12: “Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis. Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,  en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;  los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su podercuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros). Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo”.

Todos los que se acercan al Señor estarán con él

Juan 6:44: Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le TRAJERE; y yo le resucitaré en el día postrero.

Juan 17:24: Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén CONMIGO, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.

Noten ustedes que si hemos venido a Jesús, y él nos ha recibido, es porque el mismo Padre así lo quiso en su misericordia. Entonces Jesús dice que aquellos que llegaron a él porque Su Padre se los trajo, estarán con él donde él estará y verán su gloria.

Buscando gloria, honra e inmortalidad con Cristo

Romanos 2:7: vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan GLORIA y honra e inmortalidad,

Romanos 2:10: pero GLORIA y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego;

Romanos 8:18: Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la GLORIA venidera que en nosotros ha de manifestarse.

1 Corintios 2:7: Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra GLORIA

2 Corintios 4:17: Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de GLORIA;

Colosenses 3:4: Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en GLORIA.

1 Tesalonicenses 2:12: y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó a su reino y GLORIA.

2 Tesalonicenses 1:9: los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la GLORIA de su poder,

2 Tesalonicenses 2:14: a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la GLORIA de nuestro Señor Jesucristo.

2 Timoteo 2:10: Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con GLORIA eterna.

Hebreos 2:10: Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la GLORIA, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos.

1 Pedro 5:1: Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la GLORIA que será revelada:

1 Pedro 5:4: Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de GLORIA

1 Pedro 5:10: Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su GLORIA eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

1 Corintios 15:53: Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de INMORTALIDAD.

2 Timoteo 1:10: pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la INMORTALIDAD por el evangelio.

EN AQUEL DÍA

Isaías 2:17: La altivez del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y solo Jehová será exaltado EN AQUEL DÍA.

Isaías 5:30: Y bramará sobre él EN AQUEL DÍA como bramido del mar; entonces mirará hacia la tierra, y he aquí tinieblas de tribulación, y en sus cielos se oscurecerá la luz.

Isaías 7:20: EN AQUEL DÍA el Señor raerá con navaja alquilada, con los que habitan al otro lado del río, esto es, con el rey de Asiria, cabeza y pelo de los pies, y aun la barba también quitará.

Isaías 12:1: EN AQUEL DÍA dirás: Cantaré a ti, oh Jehová; pues aunque te enojaste contra mí, tu indignación se apartó, y me has consolado.

Isaías 12:4: Y diréis EN AQUEL DÍA: Cantad a Jehová, aclamad su nombre, haced célebres en los pueblos sus obras, recordad que su nombre es engrandecido.

Isaías 17:7: EN AQUEL DÍA mirará el hombre a su Hacedor, y sus ojos contemplarán al Santo de Israel.

Isaías 17:9: EN AQUEL DÍA sus ciudades fortificadas serán como los frutos que quedan en los renuevos y en las ramas, los cuales fueron dejados a causa de los hijos de Israel; y habrá desolación.

Isaías 19:16: EN AQUEL DÍA los egipcios serán como mujeres; porque se asombrarán y temerán en la presencia de la mano alta de Jehová de los ejércitos, que él levantará contra ellos.

Isaías 19:21: Y Jehová será conocido de Egipto, y los de Egipto conocerán a JehováEN AQUEL DÍA, y harán sacrificio y oblación; y harán votos a Jehová, y los cumplirán.

Isaías 20:6: Y dirá EN AQUEL DÍA el morador de esta costa: Mirad qué tal fue nuestra esperanza, a donde nos acogimos por socorro para ser libres de la presencia del rey de Asiria; ¿y cómo escaparemos nosotros?

Isaías 22:8: Y desnudó la cubierta de Judá; y miraste EN AQUEL DÍA hacia la casa de armas del bosque.

Isaías 22:20: EN AQUEL DÍA llamaré a mi siervo Eliaquim hijo de Hilcías,

Isaías 22:25: EN AQUEL DÍA, dice Jehová de los ejércitos, el clavo hincado en lugar firme será quitado; será quebrado y caerá, y la carga que sobre él se puso se echará a perder; porque Jehová habló.

Isaías 23:15: Acontecerá EN AQUEL DÍA, que Tiro será puesta en olvido por setenta años, como días de un rey. Después de los setenta años, cantará Tiro canción como de ramera.

Isaías 24:21: Acontecerá EN AQUEL DÍA, que Jehová castigará al ejército de los cielos en lo alto, y a los reyes de la tierra sobre la tierra.

Isaías 25:9: Y se dirá EN AQUEL DÍA: He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación.

Isaías 26:1: EN AQUEL DÍA cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro.

Isaías 27:1: EN AQUEL DÍA Jehová castigará con su espada dura, grande y fuerte al leviatán serpiente veloz, y al leviatán serpiente tortuosa; y matará al dragón que está en el mar.

Isaías 27:2: EN AQUEL DÍA cantad acerca de la viña del vino rojo.

Isaías 27:12: Acontecerá EN AQUEL DÍA, que trillará Jehová desde el río Eufrates hasta el torrente de Egipto, y vosotros, hijos de Israel, seréis reunidos uno a uno.

Isaías 27:13: Acontecerá también EN AQUEL DÍA, que se tocará con gran trompeta, y vendrán los que habían sido esparcidos en la tierra de Asiria, y los que habían sido desterrados a Egipto, y adorarán a Jehová en el monte santo, en Jerusalén.

Isaías 28:5: EN AQUEL DÍA Jehová de los ejércitos será por corona de gloria y diadema de hermosura al remanente de su pueblo;

Isaías 31:7: Porque EN AQUEL DÍA arrojará el hombre sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, que para vosotros han hecho vuestras manos pecadoras.

Isaías 52:6: Por tanto, mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa EN AQUEL DÍA; porque yo mismo que hablo, he aquí estaré presente.

Jeremías 4:9: EN AQUEL DÍA, dice Jehová, desfallecerá el corazón del rey y el corazón de los príncipes, y los sacerdotes estarán atónitos, y se maravillarán los profetas.

Jeremías 25:33: Y yacerán los muertos de Jehová EN AQUEL DÍA desde un extremo de la tierra hasta el otro; no se endecharán ni se recogerán ni serán enterrados; como estiércol quedarán sobre la faz de la tierra.

Jeremías 30:8: EN AQUEL DÍA, dice Jehová de los ejércitos, yo quebraré su yugo de tu cuello, y romperé tus coyundas, y extranjeros no lo volverán más a poner en servidumbre,

Jeremías 39:16: Ve y habla a Ebed-melec etíope, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: He aquí yo traigo mis palabras sobre esta ciudad para mal, y no para bien; y sucederá esto EN AQUEL DÍA en presencia tuya.

Jeremías 39:17: Pero EN AQUEL DÍA yo te libraré, dice Jehová, y no serás entregado en manos de aquellos a quienes tú temes.

Jeremías 49:22: He aquí que como águila subirá y volará, y extenderá sus alas contra Bosra; y el corazón de los valientes de Edom será EN AQUEL DÍA como el corazón de mujer en angustias.

Jeremías 49:26: Por tanto, sus jóvenes caerán en sus plazas, y todos los hombres de guerra morirán EN AQUEL DÍA, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Jeremías 50:30: Por tanto, sus jóvenes caerán en sus plazas, y todos sus hombres de guerra serán destruidos EN AQUEL DÍA, dice Jehová.

Ezequiel 23:38: Aun esto más me hicieron: contaminaron mi santuario EN AQUEL DÍA, y profanaron mis días de reposo.

Ezequiel 24:27: EN AQUEL DÍA se abrirá tu boca para hablar con el fugitivo, y hablarás, y no estarás más mudo; y les serás por señal, y sabrán que yo soy Jehová.

Ezequiel 38:10: Así ha dicho Jehová el Señor: EN AQUEL DÍA subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento,

Oseas 1:5: Y EN AQUEL DÍA quebraré yo el arco de Israel en el valle de Jezreel.

Amós 8:3: Y los cantores del templo gemirán EN AQUEL DÍA, dice Jehová el Señor; muchos serán los cuerpos muertos; en todo lugar los echarán fuera en silencio.

Amós 8:9: Acontecerá EN AQUEL DÍA, dice Jehová el Señor, que haré que se ponga el sol a mediodía, y cubriré de tinieblas la tierra en el día claro.

Amós 9:11: EN AQUEL DÍA yo levantaré el tabernáculo caído de David, y cerraré sus portillos y levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado;

Abdías 1:8: ¿No haré que perezcan EN AQUEL DÍA, dice Jehová, los sabios de Edom, y la prudencia del monte de Esaú?

Miqueas 4:6: EN AQUEL DÍA, dice Jehová, juntaré la que cojea, y recogeré la descarriada, y a la que afligí;

Miqueas 5:10: Acontecerá EN AQUEL DÍA, dice Jehová, que haré matar tus caballos de en medio de ti, y haré destruir tus carros.

Sofonías 1:9: Asimismo castigaré EN AQUEL DÍA a todos los que saltan la puerta, los que llenan las casas de sus señores de robo y de engaño.

Sofonías 1:10: Y habrá EN AQUEL DÍA, dice Jehová, voz de clamor desde la puerta del Pescado, y aullido desde la segunda puerta, y gran quebrantamiento desde los collados.

Sofonías 3:11: EN AQUEL DÍA no serás avergonzada por ninguna de tus obras con que te rebelaste contra mí; porque entonces quitaré de en medio de ti a los que se alegran en tu soberbia, y nunca más te ensoberbecerás en mi santo monte.

Hageo 2:23: EN AQUEL DÍA, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos.

Zacarías 2:11: Y se unirán muchas naciones a Jehová EN AQUEL DÍA, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me ha enviado a ti.

Zacarías 3:10: EN AQUEL DÍA, dice Jehová de los ejércitos, cada uno de vosotros convidará a su compañero, debajo de su vid y debajo de su higuera.

Zacarías 6:10: Toma de los del cautiverio a Heldai, a Tobías y a Jedaías, los cuales volvieron de Babilonia; e irás tú EN AQUEL DÍA, y entrarás en casa de Josías hijo de Sofonías.

Zacarías 9:16: Y los salvará EN AQUEL DÍA Jehová su Dios como rebaño de su pueblo; porque como piedras de diadema serán enaltecidos en su tierra.

Zacarías 12:3: Y EN AQUEL DÍA yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella.

Zacarías 12:4: EN AQUEL DÍA, dice Jehová, heriré con pánico a todo caballo, y con locura al jinete; mas sobre la casa de Judá abriré mis ojos, y a todo caballo de los pueblos heriré con ceguera.

Zacarías 12:6: EN AQUEL DÍA pondré a los capitanes de Judá como brasero de fuego entre leña, y como antorcha ardiendo entre gavillas; y consumirán a diestra y a siniestra a todos los pueblos alrededor; y Jerusalén será otra vez habitada en su lugar, en Jerusalén.

Zacarías 12:8: EN AQUEL DÍA Jehová defenderá al morador de Jerusalén; el que entre ellos fuere débil, en aquel tiempo será como David; y la casa de David como Dios, como el ángel de Jehová delante de ellos.

Zacarías 12:9: Y EN AQUEL DÍA yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén.

79. Zacarías 12:11: EN AQUEL DÍA habrá gran llanto en Jerusalén, como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido.

Zacarías 13:2: Y EN AQUEL DÍA, dice Jehová de los ejércitos, quitaré de la tierra los nombres de las imágenes, y nunca más serán recordados; y también haré cortar de la tierra a los profetas y al espíritu de inmundicia.

Zacarías 14:4: Y se afirmarán sus pies EN AQUEL DÍA sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.

Zacarías 14:8: Acontecerá también EN AQUEL DÍA, que saldrán de Jerusalén aguas vivas, la mitad de ellas hacia el mar oriental, y la otra mitad hacia el mar occidental, en verano y en invierno.

Zacarías 14:9: Y Jehová será rey sobre toda la tierra. EN AQUEL DÍA Jehová será uno, y uno su nombre.

Zacarías 14:13: Y acontecerá EN AQUEL DÍA que habrá entre ellos gran pánico enviado por Jehová; y trabará cada uno de la mano de su compañero, y levantará su mano contra la mano de su compañero.

Zacarías 14:20: EN AQUEL DÍA estará grabado sobre las campanillas de los caballos: SANTIDAD A JEHOVÁ; y las ollas de la casa de Jehová serán como los tazones del altar.

Zacarías 14:21: Y toda olla en Jerusalén y Judá será consagrada a Jehová de los ejércitos; y todos los que sacrificaren vendrán y tomarán de ellas, y cocerán en ellas; y no habrá EN AQUEL DÍA más mercader en la casa de Jehová de los ejércitos.

Mateo 7:22: Muchos me dirán EN AQUEL DÍA: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Lucas 6:23: Gozaos EN AQUEL DÍA, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas.

Lucas 10:12: Y os digo que EN AQUEL DÍA será más tolerable el castigo para Sodoma, que para aquella ciudad.

Lucas 17:31: EN AQUEL DÍA, el que esté en la azotea, y sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en el campo, asimismo no vuelva atrás.

Juan 14:20: EN AQUEL DÍA vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.

Juan 16:23: EN AQUEL DÍA no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará.

Juan 16:26: EN AQUEL DÍA pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros,

Hechos 8:1: Y Saulo consentía en su muerte. EN AQUEL DÍA hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; y todos fueron esparcidos por las tierras de Judea y de Samaria, salvo los apóstoles.

2 Tesalonicenses 1:10: cuando venga EN AQUEL DÍA para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).

2 Timoteo 1:18: Concédale el Señor que halle misericordia cerca del Señor EN AQUEL DÍA. Y cuánto nos ayudó en Efeso, tú lo sabes mejor.

2 Timoteo 4:8: Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, EN AQUEL DÍA; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

LO QUE LA WATCHTOWER OMITIÓ DECIR EN LA ATALAYA DEL 15 DE JULIO DEL 2010 EN CUANTO A LOS SIERVOS BUENOS Y FIELES

Este es el comentario de la WATCHTOWER de los Testigos de Jehová sobre el texto diario de hoy domingo 10 de Junio del 2012:

¡Bien hecho, esclavo bueno y fiel! (Mat. 25:21.)

“Una cualidad necesaria para trabajar de lleno en la cosecha es la diligencia. Jesús así lo ilustró en la parábola de los talentos (Mat. 25:14-30). Como es natural, todos queremos imitar a los dos esclavos laboriosos de la comparación de Jesús. Es bueno notar que el amo de la parábola comprendía que los tres esclavos no tenían el mismo potencial, ya que distribuyó el dinero “a cada uno según su propia habilidad” (Mat. 25:15). Como era de esperar, el primero le consiguió bastantes más ganancias que el segundo. Aun así, el amo reconoció la laboriosidad de los dos, pues a cada uno lo llamó “esclavo bueno y fiel” y le dio la misma recompensa. De igual modo, Jehová sabe que nuestras circunstancias individuales influyen en cuánto podemos lograr en su obra. Está muy al tanto de los esfuerzos que hacemos por servirle con toda el alma, y nunca dejará de darnos la debida recompensa” (Mar. 14:3-9; Luc. 21:1-4). w10 15/7 3:8-10 

COMENTARIO DE APOLOGISTA:

En el texto diario de hoy domingo 10 de junio del 2012, la Watchtower admite que Dios tiene tres esclavos fieles y buenos a quiénes el Señor los recompensará poniéndolos SOBRE MUCHO. Y aunque es verdad que algunos siervos son menos talentosos que otros, Dios valora la fidelidad de cada uno de ellos y no tanto su capacidad para ser productivos. En esta enseñanza de Jesús vemos que los 3 siervos fieles y buenos reprodujeron el doble de lo que recibieron a pesar de que no todos recibieron igual cantidad de talentos.  En realidad, cada cristiano es un  siervo fiel y prudente toda vez que en su condición y capacidad personales demuestra lealtad en todo lo que hace.

Ahora me pregunto, ¿Es el llamado “esclavo fiel y discreto” de Mateo 24 un cuarto tipo de siervo que merece un galardón mayor que los otros 3 siervos de Mateo 25, puesto que es un mayordomo? ¿Podría Dios recompensar a éste más que a los otros tres tipos de siervos que recibieron igual galardón ?

Lo cierto de todo es que el siervo fiel y prudente de Mateo 24 fue puesto SOBRE TODO lo que su Señor tiene (v. 47) y los otros tres tipos de siervos de Mateo 25 fueron puestos SOBRE MUCHO (Versos 21 y 23). Pregunto: ¿Es “SOBRE MUCHO” lo mismo que “SOBRE TODO”?  La respuesta podría ser que “SI” si comparamos Mateo 20:28 y 2 Cor. 5:14).

Sea como sea el caso, lo que sí podemos concluir es que todos los siervos de Cristo, tanto los más talentosos, como los menos capaces, son de igual importancia para el Señor. Tanto el dedo como el brazo son igualmente de valor para nuestro Señor, y en ese sentido la recompensa se basará en la fidelidad y en la bondad del seguidor, y por supuesto será una recompensa grandiosa y no meramente una de llegar a ser un simple vasallo del reino venidero de Cristo, como viene sosteniendo el llamado “esclavo”.  Si esto no fuera así, entonces dicho prometido  galardón no significaría estar ”SOBRE MUCHO” o “SOBRE TODO” sino sobre POCO. ¿O es que acaso alguno podría creer que ser un vasallo de un reino es estar “SOBRE MUCHO”?¡ A mi no me parece, sinceramente!

Sin duda esta interesante ilustración de Jesús de los 3 siervos fieles y buenos que son puestos “sobre mucho” se tira abajo a las llamadas dos clases de fieles de la WT: una que reina con Cristo desde los cielos  y la otra que está compuesta de meros vasallos o súbditos sin poder ni autoridad, los cuales se quedarán en la tierra como humanos mortales en estado de prueba durante todo el reinado milenial del Jesucristo.

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y EL SUPUESTO “LLAMADO CELESTIAL” DE LOS UNGIDOS

Esto dice la Watchtower (WT 09 15/6 4:13, 14) con respecto al llamado de los ungidos:

Hermanos, todavía no me considero como si lo hubiera asido; pero […] prosigo hacia la meta para el premio de la llamada hacia arriba por Dios mediante Cristo Jesús (Fili. 3:13, 14). 

Los individuos que han sido ungidos por el espíritu santo reciben un “llamamiento” o “invitación” celestial (Heb. 3:1; nota). Se trata de una invitación personal que les hace Jehová. Ellos no eligen su esperanza; es Jehová quien los sella con su espíritu santo (2 Cor. 1:21, 22; 1 Ped. 1:3, 4). Ellos son muy conscientes de que aunque han recibido una maravillosa invitación, solo se trata de eso, de una invitación. Saben que para obtener el premio deben permanecer fieles hasta la muerte. Los miembros del resto ungido deben hacer todo lo posible por andar “de una manera digna del llamamiento con el cual fueron llamados, con completa humildad” y “con temor y temblor” (Efe. 4:1, 2; Fili. 2:12; 1 Tes. 2:12). WT 09 15/6 4:13, 14.

Comentario:

Los Testigos de Jehová dicen que los que reciben el ungimiento del Espíritu Santo reciben un “llamamiento o invitación celestial”  de Dios. Se trata, dice la WT, de una invitación personal que les hace Jehová para ir a reinar en los cielos. Luego dicen que ellos no eligen su esperanza. Pues bien, aquí se sugiere la posibilidad de que exista más de una esperanza, puesto que los TJ dicen que ellos no eligen su esperanza. ¿Acaso hay más de una esperanza a las que ellos pueden optar? Pero los Testigos presuponen que hay dos esperanzas: celestial y terrenal, y eso es falso. Pablo dice que sólo hay un Señor, una fe, y UNA ESPERANZA de nuestra vocación (Efe. 4:3-5).  Así que si hay sólo una sola esperanza de nuestra vocación, y ninguna más, entonces está demás hablar de dos clases de esperanzas para la iglesia (una celestial y otra terrenal).

¿Pero qué se entiende, entonces, por el “llamamiento celestial”? La respuesta es simple: El “llamado celestial” quiere decir que nuestro llamado proviene del cielo, o que es un llamado de Dios, o un llamado divino. Así de sencilla es la cosa! 

Los TJ dicen que estos pocos que reciben la invitación celestial (aquellos que los que los TJ llaman “la manada pequeña”) han sido ungidos por el Espíritu Santo, aunque no así la gran masa de Testigos de Jehová que tienen esperanza terrenal y que se caracterizan por la mansedumbre de su carácter. Pero me pregunto, lo siguiente: ¿Es que acaso los MANSOS Testigos de Jehová que vivirán en la tierra (Los que los Testigos de Jehová llaman “las otras ovejas”), no han sido ungidas por el Espíritu Santo también? Pues tienen que haberlo sido, ¿pues cómo entonces podrían estas personas caracterizarse por la MANSEDUMBRE de su carácter? ¿No es, acaso, la mansedumbre un fruto justamente del Espíritu Santo? (ver Gál. 5:22,23). ¿Y cómo podrían éstos, los de la grande muchedumbre (“otras ovejas”) entender las cosas espirituales a menos que tuviesen primero el ungimiento del Espíritu Santo en ellos? (1 Cor. 2:13-14). Si estas “otras ovejas” no estuvieran ungidas del Espíritu Santo, jamás podrían entender las enseñanzas “espirituales” del supuesto “esclavo” ungido que da el alimento espiritual a su debido momento a los domésticos. Así que no queda otra alternativa que aceptar que TODOS debemos ser ungidos del Espíritu Santo si es que en verdad queremos entender las cosas espirituales de Dios. No hay otra forma! Es por eso que a los incrédulos se les hace difícil entender las cosas profundas de Dios, porque se han de discernir espiritualmente a través del Espíritu Santo.

Y para finalizar, los Testigos de Jehová dicen que los Ungidos deben permanecer fieles a Dios, y andar siempre de manera digna del llamamiento con el cual fueron llamados, aun hasta la muerte. Pero aquí me viene otra pregunta importante: ¿Es que acaso a los miembros de las “otras ovejas” (no ungidas) no han sido llamados también para que también sean FIELES y para que anden DIGNAMENTE en este mundo hasta el final de sus vidas? ¿Qué más se les puede exigir a los llamados “ungidos” para que ellos merezcan el cielo y no la tierra? ¿Y qué menos se les puede exigir a los de la “grande muchedumbre” no ungida para que puedan heredar la tierra y no el cielo? Seamos realistas, si ambos grupos tienen los mismos deberes u obligaciones que cumplir, ¿cuál sería el sentido de que existan dos premios o galardones tan disímiles uno del otro, si todos han trabajado prácticamente igual?¿Acaso Dios hace acepción de personas dentro de sus fieles?

Apologista

¿QUIÉNES SON LOS ESCOGIDOS DE DIOS Y QUÉ OBTENDRÁN COMO GALARDÓN?…¡LO QUE LOS TJ NO DICEN!

La WT 09 15/10 2:1, 2, dice esto: 

Si ustedes fueran parte del mundo, el mundo le tendría afecto a lo que es suyo. Ahora bien, porque ustedes no son parte del mundo, sino que yo los he ESCOGIDO del mundo, a causa de esto el mundo los odia (Juan 15:19). 

Jesús les advirtió a sus discípulos que se enfrentarían a la oposición del mundo. La noche antes de su muerte él explicó la razón al decir las palabras del texto de hoy. Pablo comprobó en carne propia lo ciertas que eran las palabras de Jesús. En la segunda carta que le escribió a su joven compañero Timoteo, le dijo: “Tú has seguido con sumo cuidado y atención mi enseñanza, el derrotero de mi vida, mi propósito, mi fe, mi gran paciencia, mi amor, mi aguante, mis persecuciones, mis sufrimientos”. Y añadió: “TODOS los que desean vivir con devoción piadosa en asociación con Cristo Jesús también serán perseguidos” (2 Tim. 3:10-12). En su carta a los Romanos, Pablo ofreció muy buenos consejos sobre cómo reaccionar ante la oposición. Dichos consejos pueden sernos (se supone que a todos los TJ) muy prácticos en este tiempo del fin (Rom. 12:17-21). w09 15/10 2:1, 2 

Comentario

Tomen nota que la WT cita las mismas palabras de Jesús en Juan 15:19 para basar su argumentación de que todos los que quieran VIVIR PIADOSAMENTE, sufrirán persecución, porque han sido ESCOGIDOS por Jesús para no ser parte del mundo. 

Si bien es cierto que acá la WT no nos aclara si estas palabras van dirigidas a los llamados “ungidos”, o bien a la llamada “grande muchedumbre”, es obvio para todos que la WT las está dirigiendo a TODOS sus feligreses, porque espera que TODOS ellos soporten la tribulación, dado que Jesús los ha ESCOGIDO del mundo para que justamente no sean parte de este orden de cosas decadente. Luego la WT nos pone como ejemplo al apóstol Pablo, el cual encomia a Timoteo por haberle imitado en su fe, paciencia, amor, aguante, persecuciones, y sufrimientos. 

Es decir, la WT espera que TODOS los Testigos de Jehová imiten el proceder de Pablo, porque éstos son ESCOGIDOS del mundo por Dios para que no sean parte justamente de este orden de cosas impío. Esto quiere decir que la WT está admitiendo que TODOS los Testigos de Jehová son ESCOGIDOS por el Señor para que no sean parte del mundo, y para que sufran por su fe, aún hasta la muerte misma. 

¿Entonces qué galardón obtendrán estos elegidos o ESCOGIDOS de Jesús, supuestamente Testigos de Jehová que ya no son parte de este orden de cosas impío, y  que soportan la oposición de los adversarios? 

En primer lugar, Jesús dijo:

Mateo 22:14: Porque muchos son llamados, y pocos ESCOGIDOS.

Es decir, estos escogidos son POCOS con relación a TODOS los que son llamados. Y es que NO todos los llamados responden, sino sólo pocos. Así que estos escogidos son en realidad “un grupo pequeño” con relación a muchos millones de personas que son llamados en todo el mundo para que no sean parte de este sistema de cosas decadente, pero que no responden. 

También las Escrituras nos dicen que estos ESCOGIDOS serán reunidos con Cristo en su parusía. Dice así Jesús en Mateo 24:30,31: “Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, Y JUNTARÁN A SUS ESCOGIDOS, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.” Es decir, estos ESCOGIDOS serán reunidos por los ángeles del Señor en algún lugar. Nótese que NO dice que estarán separados, sino que serán REUNIDOS TODOS JUNTOS. 

El apóstol Pablo, hablando de estos ESCOGIDOS mencionados por Cristo que sufren fuerte persecución, y aun la muerte misma, dice que REINARÁN con él, y que tendrán su GLORIA eterna:

“Por tanto, todo lo soporto por amor de los ESCOGIDOS, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con GLORIA eterna. Palabra fiel es esta: Si somos muertos con él, también viviremos con él; Si sufrimos, también REINAREMOS con él; Si le negáremos, él también nos negará” (2 Timoteo 2:10-12).

Conclusión:

Si la WT quiere tomar las palabras de Cristo en Juan 15:19 para aplicarlas a TODOS los Testigos de Jehová, sin excepción alguna, entonces la WT debe admitir que todos sus feligreses son ESCOGIDOS por Dios para estar REUNIDOS con Cristo en su reino, y finalmente REINAR con él con GLORIA eterna en el milenio.

No sería una sana exégesis bíblica tomar parte de las palabras de Cristo en Juan 15:19 como aplicables a TODOS  los Testigos de Jehová, y no así el epíteto “ESCOGIDO”, alegando que este vocablo sólo se refiere a una clase especial llamada “manada pequeña” de 144,000 individuos Testigos de Jehová que supuestamente serán reunidos con Cristo en el cielo, mientras que el resto de Testigos de Jehová se quedarán en la tierra. 

REFLEXIÓN FINAL

Estimados Testigos de Jehová, el apóstol Pablo escribió: Si somos muertos con él, también viviremos con él; Si sufrimos, también REINAREMOS con él; Si le negáremos, él también nos negará” (2 Timoteo 2:10-12). Aquí hay una promesa estupenda, y es que si sufrimos por Cristo, también reinaremos con él. Pues bien, cuántos Testigos de Jehová de la “clase terrenal” han sufrido durante la persecución NAZI, incluso hasta la muerte misma en los infames campos de concentración en Europa, mientras muchos llamados “ungidos” Testigos de Jehová de aquel entonces vivían confortablemente en sus hogares en otras partes del mundo, sin padecer ninguna tribulación semejante, y muriendo viejos y en compañía de sus seres queridos. Incluso el llamado “Cuerpo Gobernante” de aquel entonces, la cúpula de ungidos que dirigía la Sociedad WT a mediados del siglo XX, desde sus cómodas oficinas en NY, se enteraban de cómo sus correligionarios de la grande muchedumbre eran perseguidos y matados por Hitler, mientras que ellos vivían seguros y a salvo en los Estados Unidos. ¡Cuántos “ungidos” aún hoy siguen muriendo de buena vejez, y rodeados por sus seres queridos en la comodidad de sus hogares, mientras que otros Testigos de Jehová de la clase de la “grande muchedumbre” mueren golpeados y torturados en países intolerantes a causa de su fe!

Por otro lado, ¿sería justo que cualquiera de los ex presidentes de la WT, o cualquiera de los supuestos “ungidos” que no han sufrido nada, o muy poco por su fe, especialmente aquellos que residen en los países libres,  reciban un mejor galardón (reinar con Cristo en los cielos) que aquellos humildes Testigos de Jehová que murieron en el martirio por su fe y que sólo se les promete una resurrección para ser meros súbditos de aquellos que no han dado sus vidas por Cristo? ¡Vamos, amigos, seamos sensatos! Apocalipsis 20 nos presenta a reyes y sacerdotes que sí se fajaron por la causa del reino, al punto de sacrificar sus propias vidas de manera horrible. Así que, ¿Creerá alguno, en su sano juicio, que Charles Russell, J.F Rutherford, Nathan Knorr, Fred Franz, Milton Henschel, y los demás miembros del llamado “Cuerpo Gobernante” que vivieron como “emires”, tendrán una mejor resurrección que miles de humildes Testigos de Jehová que verdaderamente han sufrido palizas, hambre, sed, frío, prisión, latigazos, burlas, y hasta la muerte misma por su fe? Estoy más que seguro que los señores Russell, Rutherford, Knorr, Franz, y Henschel, jamás sufrieron ninguna persecución rabiosa de enemigos furibundos, salvo la del perro rabioso del vecino…¿Y ahora nos vienen con el cuento de que están reinando con Cristo en los cielos, mientras que los Testigos de Jehová que han en el martirio aún duermen en sus tumbas esperando recibir una menor retribución del Señor en la resurrección? ¡Pamplinas!    

Sería bueno que ustedes, Testigos de Jehová, reflexionen sobre esto. 

Vuestro Servidor, 

Apologista

PUESTA NUESTRA MIRADA EN EL “GALARDÓN”

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

La Promesa de un Galardón: ¿La conoce usted realmente?

En los siguientes pasajes quiero mostrarles que Dios nos tiene reservado un galardón:

“Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón,  escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón Hebreos 11:24-26.

Hebreos 10:35: No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón

Proverbios 11:18: El impío hace obra falsa; Mas el que siembra justicia tendrá galardón firme.

Mateo 5:12: Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

Lucas 6:35: Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.

Hebreos 10:35: No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón;

11. Hebreos 11:6: Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

2 Juan 1:8: Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.

Apocalipsis 22:12: He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

¿Y cuál es ese Galardón que nos espera?

Para descubrir cuál es el galardón que nos tiene preparado del Señor es necesario que ustedes comparen Apocalipsis 11:18 y Daniel 7:22. Veamos:

 Apocalipsis 11:18: Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y EL TIEMPO de juzgar a los muertos, Y DE DAR EL GALARDÓN a tus siervos los profetas, A LOS SANTOS, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.

Daniel 7:22: “Hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; Y LLEGÓ EL TIEMPO,  Y LOS SANTOS RECIBIERON EL REINO”.

Observe, estimado lector, que tanto en Apocalipsis 11:18, como en Daniel 7:22, se nos habla de UN TIEMPO EN PARTICULAR para que LOS SANTOS reciban EL GALARDÓN, que claramente es descrito en Daniel como ¡¡¡EL REINO DE DIOS!!!

Es por eso que los predicadores, maestros, y pastores deben  enseñar a sus discípulos que el galardón de Dios tiene su nombre propio: EL REINO DE DIOS. Pero muchos predicadores de hoy prometen a sus seguidores que si son fieles a Dios ellos irán al cielo para vivir eternamente como angelitos alados, tocando un arpa o lira dorada en compañía de todos los santos ángeles. Esta creencia no es el verdadero galardón prometido por Dios y Su Hijo. El verdadero galardón es el reino de Dios, aquel mismo reino que él vino a predicar y a enseñar insistentemente durante sus tres años y pico de ministerio en la tierra (Ver Marcos 1:1,14,15; Lc. 4:43; Hechos 1:3; Mateo 24:14).

Los apóstoles jamás entendieron que el reino de Dios era partir al “reino EN los cielos” a través de sus almas inmortales, para eternamente vivir con la Deidad, Su Hijo, y sus ángeles. Ellos creyeron en un reino real que se restaurará en la tierra cuando el heredero del mismo aparezca en toda su gloria con sus ángeles, y diga: “Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo” (Mt. 25:31,34). Y claro, ese reino ES un reino real, pero perfecto y justo, el de David, el cual será restaurado en la tierra de Israel, en la misma capital, Jerusalén, por “aquel varón” ungido, el Señor Jesucristo (Mateo 1:1; Hechos 1:6,7).

DIGNOS —¿PARA QUÉ?

Cosas que la Biblia dice que obtendremos si somos dignos o merecedores:

1.- Dignos de escapar de los terribles eventos que vendrán en la tierra

Lucas 21:36: Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por DIGNOS de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre

2.- Dignos de ganar la vida eterna

Hechos 13:46: Entonces Pablo y Bernabé, hablando con denuedo, dijeron: A vosotros a la verdad era necesario que se os hablase primero la palabra de Dios; mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis DIGNOS de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los gentiles.

3.- Dignos para ser los Elegidos o llamados por Dios para la gloria

Efesios 4:1: Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es DIGNO de la vocación con que fuisteis llamados.

4.- Dignos para heredar el reino de Dios

2 Tesalonicenses 1:5: Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por DIGNOS del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis.

5.- Dignos para alcanzar el siglo venidero y la resurrección

Lucas 20:35: Mas los que fueren tenidos por DIGNOS de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan, ni se dan en casamiento.

6.- Dignos para andar con Cristo con vestiduras blancas

Apocalipsis 3:4: Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son DIGNAS.