¿SE PUEDE LLAMAR AL ESPÍRITU SANTO COMO “EL ESPÍRITU SANTO”?

Pregunta –

Usted por lo visto no cree que el Espíritu Santo es la Tercera Persona de la  Santa Trinidad. ¿Entonces por qué la Biblia usa el pronombre personal ‘él’ y ‘Aquel’ cuando se refiere al Espíritu Santo?

Respuesta –

Esta es una buena pregunta. Sí, algunas (pero no todas) las traducciones utilizan los pronombres personales cuando se refiere al espíritu. Pero éstas que lo hacen así son todas traducciones. La pregunta a plantearse es: ¿Se encuentran en realidad estos pronombres también en los manuscritos bíblicos en el idioma Griego o Hebreo? Para responder esta pregunta, debemos entrar en el idioma de los manuscritos. Si el Espíritu Santo no es una “tercera persona” de la Trinidad referida como un “él” o un “Aquel”, entonces el concepto cristiano de un Dios en tres personas también es un error y entonces el concepto cristiano de la Trinidad deberá ser desechado.

A continuación hay dos traducciones del mismo pasaje de la Escritura que tienen posiciones totalmente opuestas en su traducción de varios versículos que se refieren al Espíritu Santo. Tal traducción tan extrema y contraria es una fuerte indicación de que uno o el otro es un error. En estos ejemplos estamos usando la versión King James (KJV-Rey Jaime, en español), que utiliza el pronombre personal ‘él’, y la Concordant Literal Version (CLV), que utiliza el pronombre neutro “ello”. Citaremos la parte aplicable de la oración de los dos, luego vamos a comprobar para ver lo que el Griego dice realmente.

Juan 14:16 es un buen punto de partida del pasaje de esa referencia al Espíritu Santo

KJ “…. para que EL esté con vosotros para siempre … “

CLV “… que ello, de hecho pueda estar con vosotros para el EON …”

Griego “… que [ello] pueda permanecer con vosotros en la edad”.

Nota: el pronombre “él” está ausente del Griego en la mayoría de los manuscritos. En unos pocos manuscritos en donde existe un pronombre, el pronombre es relativo, que significa «que». En esos pocos casos, el Griego leería como sigue:

Griego alternativo “… que ello pueda permanecer con vosotros en la edad”.

Conclusión, el pasaje en el Griego no contiene el pronombre “él”. El CLV es la traducción más exacta aquí, que usa el neutro ‘ello’ añadido para buen español.

Juan 14:17

KJV “…porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 

CLV “…. porque no ve ello, ni conoce ello. Sin embargo, vosotros conocéis ello, porque ello mora con vosotros y estará en vosotros. “

 Griego “… porque no ve ello, ni conoce ello, pero ustedes conocen ello, porque ello mora a su lado y en ustedes estará.

Nota: Este es un muy buen ejemplo de traducción engañosa en la KJV. En el pasaje anterior, la palabra traducida como “él” del griego, en la KJV es el pronombre Griego “auto”. Este pronombre no es un pronombre en primera persona masculino “él”. Este pronombre en el griego es 3 ª persona neutro y debe ser traducido como “ello.”

Conclusión, esta es una prueba absoluta de la traducción engañosa en la KJV y muy fácil de comprobar, del Griego con un conocimiento básico del Griego. La KJV es un error, pero el CLV es correcta y se corresponde totalmente con el lenguaje de los manuscritos Griegos.

Si tomamos el tiempo para analizar todos los otros pasajes que tratan del espíritu, encontraríamos la misma o una similar traducción defectuosa en esas Escrituras. En los pasajes anteriores, como en la mayoría de los otros pasajes en referencia a Espíritu Santo, el pronombre está ausente, o si está presente, es un pronombre relativo, como quien, que, lo que, y el neutro, donde la palabra “ello” es requerido .

Hay muchos otros casos en la KJV y otras traducciones engañosas, donde el artículo definido “el” se ha insertado en la traducción al Español, donde el pasaje se refiere al Espíritu Santo, cuando el artículo “el” no aparece en el texto Griego. Insertar el artículo «el» en el texto cuando no existe en el griego, puede cambiar todo el sentido del pasaje, por ejemplo, Lucas 1:35.

Lucas 1:35

KJV “…. Y el ángel le respondió y le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti “,

CLV “…. Y, respondiendo, el mensajero le dijo a ella: “Espíritu Santo vendrá sobre ti..”

Griego… “…y respondiendo, el mensajero le dijo: “Espíritu Santo vendrá sobre ti…”

En el ejemplo anterior de la KJV, el artículo definido está ausente del texto Griego, y añadida por los traductores, también fue añadido la capitalización (que indica una persona específica, lugar específico, o algo específico). La CLV es correcta y se corresponde con el texto Griego, por no añadir nada en la traducción. El uso incorrecto del ‘artículo definido’ anterior ‘santo’ de la KJV es un intento de hacer al “Espíritu Santo” una persona determinada, cuando el “Espíritu Santo” es en realidad indefinido y no «específico» en el Griego.

También hay algunos ejemplos en los que el artículo definido “el” se usa en el Griego, al referirse al espíritu santo, como en “el espíritu santo”, indica un espíritu específico, o el espíritu Santo. Pero, sin excepción, cuando “el” se usa es siempre en el neutro, infiriendo que “el” espíritu es considerado debidamente  “ello” (sin género específico). En algunos casos, el artículo “el” en el Griego no se distingue, y puede ser masculino o Neutro. En la mayoría de los pasajes, espíritu santo es un «ello», y no tiene género masculino, ni tampoco puede aplicarse apropiadamente un género. El género es agregado por los traductores para dar personalidad al poder y la influencia del espíritu santo, pero esto no puede ser apoyado por los manuscritos y debe ser desechado como un error o engaño.  

Por último,

La palabra “Santo” en el conjunto de nuestras Biblias en español se traduce “separado” en el Griego. La palabra espíritu en nuestras traducciones en español, es del latín “viento”, “aliento” y traduce el griego Pne’-u’-ma’ que significa literalmente« efecto de soplar, viento, aliento, respiración. Es la palabra Griega de la cual obtenemos la palabra castellana ‘neumático (s) que tiene que ver con el aire. De esto se deduce de las Escrituras como el aire, «PNE-u’-ma ‘o espíritu, es el poder invisible, intangible de la acción, la inteligencia y la vida. Cuando se utiliza con, y / o referencia a Yahvé (Dios), que es Espíritu (Juan 4:24) que es su poder y la influencia celestial que se manifiesta en sus operaciones  invisibles e intangibles. Al referirse a lo terrestre, la palabra “espíritu” debe considerarse en el contexto estricto de su uso. La palabra puede ser utilizada en diversas aplicaciones en la Escritura, como el espíritu de la verdad, el espíritu de error, el espíritu de engaño, espíritu suave, etc

Al referirse a “Espíritu Santo” como procedente de o del Padre, “eso” o “ello” es su (de Yahvé) autoridad e influencia celestial Todopoderosa y Suprema sobre su creación, tal como se manifiesta en su continuas operaciones invisibles e intangibles, y su control total. Una comprensión correcta del espíritu santo según las Escrituras confirma que sólo hay  un solo Espíritu separado, y ese Espíritu es Yahweh Todopoderoso. No hay ninguna entidad de este tipo en las Escrituras como una persona Espíritu Santo separada aparte del Padre Yahweh, o una entidad tal como ‘el Espíritu Santo, la tercera persona de la Trinidad. La Biblia es muy clara, el mismo Padre es el Único Espíritu Santo!

Esto es sólo un ejemplo, sin pasar por cada caso, pero lo mismo se aplica en muchos, si no la mayoría de los otros usos de espíritu y en referencia al espíritu santo en las Escrituras.

www.apologista.blogdiario.com

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuhamashiaj.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

 

JUAN 1:1 Y EL IMPERSONAL LOGOS

 

 

“En el principio ya existía el Verbo (λόγος), y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.” NIV

 

Es imperativo que el estudiante serio de la Biblia llegue a un acuerdo básico de lo que es el logos, que es traducido como el “Verbo” en Juan 1: 1. La mayoría de los Trinitarios creen que la palabra logos se refiere directamente a Jesús, por eso en la mayoría de las versiones de Juan el logos es capitalizado y traducido como ‘el Verbo’ (algunas versiones hasta lo escriben como ‘Jesús Cristo’). 

Sin embargo, un estudio de esta palabra griega logos muestra que ocurre más de 300 veces en el NT, y en tanto como en la Nueva Versión Internacional (como el King James del Ingles) es puesto en mayúsculas solamente 7 veces (e incluso esas versiones no están de acuerdo sobre exactamente cuándo ponerlo en mayúsculas). Cuando una palabra que ocurre más de 300 veces es puesta en mayúsculas menos de 10 veces, es obvio que cuándo se pone en mayúsculas y cuándo no se pone en mayúsculas es una decisión de el traductor basado en su entendimiento de las Escrituras.

Así como aparece a través de las Escrituras, logos tiene muchos significados en término de dos formas de pensar. Uno es la mente y los productos de la mente que es la “Razón”, (por lo tanto, la “Lógica” está también relacionada con logos) y lo demás es la expresión de esta “Razón” como un “Verbo”, “Refrán”, el “Mando” etc. La Biblia en si refleja su uso variado y en muchas formas es traducido como:

Cuenta, aparición, libro, comando, la conversación, la elocuencia, los halagos, la queja, escuchado, la instrucción, el tema, los mensaje, ayuda, noticias, propuesta, pregunta, la razón, razonable, la réplica, el informe, el reinado, el rumor, dijo (es decir diciendo), oración, Presidente, la oratoria, el discurso, las historias, historia, la charla, la conversación, la enseñanza, el testimonio, la cosa, las cosas, el esto, las verdades, qué, por qué, la palabra y las palabras.

Cualquier buen lexicón griego también indicará esta extensión amplia del significado:

·         La oratoria; palabras que usted dice (Ro 15: 18)

·         Una sentencia que usted hace (Lu 20:20)

·         Una pregunta (Mat 21: 24)

·         Predicar (1 Tim 5: 17)

·         Comandar (Gal 5: 14)

·         Proverbio; decir (Juan 4:37)

·         Mensaje; instrucción; proclamación (Lu 4:32)

·         Aseveración; declaración; enseñanza (Juan 6:60)

·         El tema en discusión; tema (Hecho 8:21; 15:6)

·         La revelación de Dios (Mat 15: 6)

·         La revelación hablada por los criados de Dios (Hebreos 13: 7)

·         Un cálculo, una cuenta (Mat 12: 36)

·         Una cuenta o el “Tema” en un sentido financiero (Mat 18: 23; Phil. 4: 15)

·         Una razón; motivo (Hechos 10:29

La lista anterior no es exhaustiva, pero muestra el uso muy amplio del significado del logos ¿Con todas las definiciones y las maneras en que logos puede ser traducido, cómo podemos determinar qué significado o que termino él en forzar? ¿En qué forma determinamos logos en Juan 1:1?

Cualquier ocurrencia de logos tiene que ser estudiado cuidadosamente en su contexto para conseguir el significado correcto. Aseveramos que logos en Juan 1:1 no puede ser Jesús. Por favor note que “Jesús Cristo” no es una definición léxica del logos. Este versículo no dice “en el principió era Jesús”. “El Verbo” no es sinónimo con Jesús, ni siquiera con el “Mesías”.

La palabra logos en Juan 1: 1 se refiere a la identidad creativa de Dios – la expresión – su razón, los propósitos y los planes, especialmente cuando son traídos en acción. Hace referencia a la identidad de Dios – la expresión, o la comunicación, de sí mismo. Esto ha ocurrido a través de su creación (Ro 1: 1920), y especialmente los cielos (Sal 19). Ha resultado de la palabra oral de los profetas y a través de la escritura, la palabra escrita. Más notablemente y definitivamente, ha venido a nosotros a través de su Hijo (Hebreos 1: 1-2).  

El conocido erudito John Lightfoot escribió:

 

“la palabra logos, entonces denotando la ‘razón’ y ‘discurso’, fue un término filosófico adoptado por el judaísmo alejandrino antes que escribiera San Pablo, para expresar la manifestación del Dios no visto en la creación y gobernante del mundo. Incluyendo todo los modos por el cual Dios se hace conocido por el hombre. Como su razón, significaba su propósito o diseño; como su discurso, implicó su revelación. Profesores cristianos, cuando asumieron este término, exaltaron y arreglaron su significado por dar hacia él dos ideas precisas y positivas: (1) “El Verbo es una persona divina”, (2) “El Verbo encarno en la persona de Jesús de Nazaret”. Es obvio que estos dos propósitos deben haber modificado la trascendencia de todos los términos subordinados relacionado con la idea de logos considerablemente.”

Es importante notar que fueron “Profesores Cristianos” los que dieron la idea de una “Persona divina” al logos. Es indudablemente verdadero que cuando logos llegó a ser entendido como Jesús Cristo, el conocimiento de Juan 1:1 fue modificado considerablemente. Lightfoot comprende que el significado temprano de logos se trataba de la razón y el discurso, no de Jesús Cristo. El erudito Norton desarrolla el concepto de logos como la ” Razón” y escribe: 

“No hay ninguna palabra en inglés que respondía a la palabra en griego de logos, como es usada en Juan 1:1. Fue trabajo dado para significar un modo de la concepción en respecto a la deidad, familiar en el tiempo cuando San Juan escribió y mezclado con la filosofía de su edad, pero hace mucho obsoleto, y tan extranjero íntimamente de nuestros hábitos de pensar, que no es fácil que nosotros ajustemos nuestras mentes a su aprensión. La palabra logos, en uno de sus sentidos principales, es casi parecido a nuestro conocimiento de la palabra ‘Razón’. El logos de Dios es considerado como simplemente el razonamiento de Dios; y bajo otros aspectos como la sabiduría, mente, inteligencia de Dios.” 

Si comprendemos que el logos es la expresión de Dios – su plan, propósitos, razón y sabiduría, es más claro el decir que esto era con él “En el principio.”  

La escritura dice que la sabiduría de Dios era “Desde el principio” (Pro 8: 23). Era muy común en la escritura hebrea personificar un concepto como la sabiduría. Ningún proverbio Judío de lectura antigua pensaría que la sabiduría de Dios era una persona distinta, retratado tal como en las estrofas de Prov. 8: 29-30. La mayoría de los lectores judíos del libro de Juan habrían estado familiarizados con el concepto del “Verbo” de Dios siendo con Dios cuando trabajó para causar su creación al existir. Hay un trabajo obvio del poder de Dios en Gen 1 cuando causa su plan en concreción hablando que las cosas fueran hechas. 

Logos, es decir el plan, el propósito y sabiduría de Dios, se “Hizo carne” (vino en concreción o existencia física) en Jesús Cristo. Jesús es la “Imagen del Dios invisible” (Col 1: 15) como su emisario principal, representante y agente. Porque Jesús obedeció al padre perfectamente, representa todo que Dios podía comunicar sobre sí en una persona humana. Como mas, Jesús podía decir, “Si usted me ha visto, usted ha visto al Padre” (Juan 14:9).  

El hecho de que logos “fue hecho” carne muestra que no existía así antes. No hay pre-existencia de Jesús en esta estrofa aparte de su “Existencia” figurada como el plan, propósito o sabiduría de Dios para la salvación de la humanidad. Lo mismo es verdadero con el “Verbo” escrito. No tenía una pre-existencia literal – la existencia como un “Espíritu – el libro” en alguna parte en la eternidad anterior, pero entre la existencia cuando Dios da la revelación a las personas y lo escribieron. 

La última frase en la estrofa, que la mayoría de las versiones traducen como “y el Verbo era Dios”, no debe ser traducido así. La lengua griega usa la palabra “Dios” (griego theos) para referirse al Padre tanto como a otras autoridades. Éstos incluyen al diablo (2 Cori 4: 4) dioses menores (1 Corí 8: 5) y hombres con gran autoridad (Juan 10: 34; 35; Hechos 12:22). La forma en que el NT fue escrito, llamada koiné griega, solo usaba mayúsculas. No había el uso de gramática moderna de letras menores o mayores.  

El inició del libro de Juan es una expresión estupenda del amor de Dios. Dios “quiere que todos sean salvos y lleguen a conocer la verdad.” (1 Tim 2:4). El dirigió el comienzo del libro de Juan en tal forma que nos revela su verdad y el plan para toda la humanidad, diciéndonos que desde el principió era el logos (la razón, plan, poder) quien estaba con Dios. Mas tanto, el plan de Dios es como Dios, divino. El plan de Dios fue hecho carne cuando Dios impregno a María. 

El comentarista de Biblia F. Bruce arguye a favor de esta interpretación:  

“No es por accidente que el evangelio empieza con la misma frase de Génesis 1: 1: ‘En el principio’ presenta la historia de la creación vieja; aquí presenta la historia de la nueva creación. En ambas obras de la creación el agente es el Verbo de Dios.” 

Para comprender cualquier pasaje de la escritura completamente, es imperativo estudiar el contexto. Para entender John 1:1 completamente, el resto del capítulo tiene que ser comprendido también y este nos revela mas. Creemos que estas notas sobre Juan 1: 1, concuerdan con el resto del evangelio de Juan.

 

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org