UNA PAREJA NONAGENARIA GAY CONTRAE NÁUSEAS MATRIMONIALES CON LA BENDICIÓN DE LA REVERENDA DE LA “PRIMERA IGLESIA CRISTIANA”

90-year-old lesbian couple marries after 72 years of relationship

Imagine las historias que deben tener después de 72 años juntas. Una pareja gay ha atado el nudo después de 72 años de relación y dijeron que ‘nunca es demasiado tarde para que la gente escriba nuevos capítulos en sus vidas’, según un informe en el Quad City Times. Vivian Boyack, 91, y Alice ‘Nonie’ Dubes, 90, intercambiaron sus votos en la Primera Iglesia Cristiana en Davenport. ‘Esta es una celebración de algo que debería haber ocurrido hace mucho tiempo,’ les dijo la reverenda. Las dos se conocieron en la Universidad de Yale, New York y se mudaron a Davenport en 1947. Boyack enseñaba a los niños en las escuelas primarias de Lincoln y Grant mientras Dubes trabajó para el Times y el Demócrata por 13 años.

Todo parece indicar que la Reverenda de esa “Primera Iglesia Cristiana” (y será la última!) es una reverenda papanatas, porque ignora por completo que Dios no aprueba el matrimonio Gay. Pero claro, Estados Hundidos está cada vez más hundido gracias a este tipo de guías espirituales que avalan lo que va contra Dios.

GOBERNADOR DE CALIFORNIA FIRMA PROYECTO DE LEY HOMOSEXUAL QUE REDEFINE EL MATRIMONIO Y SUSTITUYE LOS TÉRMINOS “ESPOSO” Y “ESPOSA” POR CÓNYUGE

Gov Brown pd

SACRAMENTO, California – El gobernador de California ha firmado un proyecto de ley que redefine el matrimonio y sustituye los términos “esposo” y “esposa” con el término genérico «cónyuge».

El gobernador Jerry Brown firmó la SB 1306 el lunes, que entrará en vigor el 1 de enero de 2015.

“Según la legislación vigente, una referencia al” esposo “y” esposa “,” esposos “, o” personas casadas, “o un término similar, incluye a las personas que están casadas legalmente entre sí y las personas que antes estaban legalmente casados ​​entre sí , como es apropiado bajo las circunstancias del caso en particular “, se lee. “El proyecto de ley tiene por objeto suprimir las referencias al” esposo “o” esposa “en el Código de Familia y en cambio se refieren a un” cónyuge “, y haría otros cambios relacionados”.

La legislación había sido presentado por el senador Mark Leno (D-San Francisco) después que la Corte Suprema de EE.UU. se negó a revocar la sentencia noveno Circuito declaró que la Proposición 8 de California inconstitucional. La cuestión es oriundo de nuevo a 2008, cuando los votantes de California se les presentó una iniciativa de ley que le pregunta si los residentes deseaban consagrar el matrimonio en el estado de ser entre un hombre y una mujer. La medida, que trató de añadir una enmienda a la Constitución estatal para proteger a la definición bíblica del matrimonio de la infracción, pasada por cinco puntos porcentuales.

Sin embargo, a los tribunales fallar en contra de la Proposición 8, Leno intentó cambiar asimismo la ley de California para modificar la definición de matrimonio y reflexionar nupcias entre personas del mismo sexo.

“Me complace el gobernador Brown ha reconocido la importancia de este proyecto de ley, lo que hace que quede explícito en la ley estatal que todos los amantes de la pareja tiene derecho a casarse en California”, Leno comentó en un comunicado esta semana. “Esta legislación ha eliminado el lenguaje anticuado y parcial de los códigos estatales y reconoce todas las parejas casadas por igual, independientemente de su género.”

Pero los cristianos en el estado han expresado su decepción por la materia, opinando que el gobierno se ha equivocado al anular la voluntad de la gente.

“Este proyecto de ley sigue el patrón que hemos visto en los últimos años de los políticos, ignorando a la gente a avanzar en la agenda de la redefinición del matrimonio,” Mateo McReynolds, abogada del Instituto de Justicia del Pacífico en California, dijo a Noticias Cristianas Red . “Lo que estos políticos no quieren que la gente sepa es que sus acciones son ilegítimas. Contary a los mitos de los medios, la Proposición 8 no ha sido invalidada en todo el estado. En su lugar, estos políticos están ejerciendo poder en bruto, ignorando la Constitución y contando con el pueblo y los tribunales no rindan cuentas. “

El gobernador Brown también generó indignación el otoño pasado, cuando firmó un proyecto de ley que ordenó a las empresas de seguros en el estado para dar cobertura a los tratamientos de infertilidad para los homosexuales.

“La forma en que la ley funciona, las parejas gays y lesbianas simplemente tendría que testificar que han estado teniendo relaciones sexuales durante un año sin producir a un niño a ser considerado” estéril “, que es [el 100% del tiempo], ya que el bebé de decisiones requiere componentes necesarios que faltan en la actividad homosexual “, comentó el escritor Ben Shapiro.

“Esto no significa que las situaciones en las que dos hombres gay son a la vez estéril e incapaz de impregnación de una madre de alquiler”, continuó. “Esto significa que las situaciones en las que las parejas gays o lesbianas no pueden hacer un bebé al tener relaciones sexuales entre sí. En otras palabras, cada pareja de gays y lesbianas en el planeta. “

FUENTE:

http://christiannews.net/2014/07/10/california-governor-signs-homosexual-bill-eliminating-terms-husband-and-wife/

¿LA ESPOSA DE JESÚS?

papyrus

Los científicos han concluido que el pequeño trozo de papiro conocido como el “Evangelio de la esposa de Jesús”, es más probable que sea antiguo que falso.

Los resultados de los exámenes del papiro no prueban que Jesús tenía una esposa o discípulos que eran mujeres, sólo que el fragmento es más probable de que sea un fragmento de un manuscrito antiguo que una falsificación, concordaron los eruditos. Karen L. King, historiadora de Harvard Divinity School, que dio al papiro su nombre y la fama, ha dicho desde el principio que éste no debe ser considerado como evidencia de que Jesús se casó, sólo que los primeros cristianos estaban discutiendo activamente el celibato, el sexo, el matrimonio y el discipulado.

“Me tomé muy en serio los comentarios de una amplia gama de personas de que podría ser una falsificación “, dijo el Dra. King en una entrevista esta hace un mes atrás. Ella dijo que ahora está muy confiada en que es genuino.

La nueva información puede no convencer a los eruditos y blogeros que dicen que el texto es el trabajo de un falsificador dispuesto a influir en los debates contemporáneos.

FUENTE:

http://www.religionnewsblog.com/27586/jesus-wife-papyrus

MOMENTOS DE LA CREACIÓN: ESTUDIOS SECULARES APUNTALAN EL COMPROMISO MATRIMONIAL

Proverbios 18:22

“El que encuentra esposa encuentra el bien y alcanza la benevolencia de Jehová”.

En los pasados programas de “Momentos de la Creación”, hemos mencionado acerca de estudios que han demostrado que las parejas casadas disfrutan de una vida más feliz y saludable que las parejas que cohabitan.  Lo que no hemos mencionado es que cientos de estudios han sido hechos sobre el asunto por grupos universitarios y gubernamentales.  Y cada estudio apoya las mismas conclusiones: la cohabitación sin el compromiso del matrimonio es una fórmula para varios problemas en la vida.

Marriage Commitment

Un investigador de la UCLA evaluó más de 130 estudios sobre la felicidad y la salud de las parejas casadas versus las cohabitantes.  Él concluyó que las parejas casadas tuvieron un puntaje mucho más alto en felicidad personal que las parejas que cohabitan.  También tuvieron índices de suicidio, alcoholismo, cuidado psiquiátrico y problemas de salud en general mucho más bajos.  Pero hay más: Un estudio de la Universidad de Washington encontró que las parejas que cohabitan tienen menos relaciones saludables que las parejas casadas.  Entonces, un estudio publicado en 1999 por el Proyecto Nacional del Matrimonio revisó diez años de estudios y concluyó que las parejas cohabitantes que eventualmente se casan, grandemente incrementan sus posibilidades de un divorcio.  Un estudio de 1997 por la Encuesta Nacional de Familias y Grupos Familiares encontró que las parejas que vivieron juntos antes del matrimonio tenían una posibilidad mayor del 46 por ciento de divorciarse que aquellas que no.

La Biblia reconoce que no todos están hechos para el matrimonio.  Sin embargo, nadie está hecho para la cohabitación.  Necesitamos el compromiso del matrimonio.  La ciencia moderna está descubriendo que la Biblia siempre tuvo razón al decir que un hombre y una mujer necesitan el compromiso del matrimonio para que su unión sea bendecida.

Oración:
Te agradezco, amado Padre, por el regalo y las bendiciones del matrimonio. Amén.
Notas:
Christian News, 3/6/00, p. 10, “Science, Scholarship and Scripture.” Photo: Courtesy of Jeff Belmonte. Licensed under the Creative Commons Attribution 2.0 Generic license.

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

PASTOR JOEL OSTEEN DIJO A LARRY KING: “NO ME MOLESTA EL MATRIMONIO GAY…NO QUIERO PREDICAR SOBRE ESO…”

El reconocido Pastor de la megaiglesia de Lakewood Church y tele-evangelista Joel Osteen fue invitado por Larry King en Los Angeles para hablar de todo, desde la dinastía Duck a Obamacare – y, por supuesto, sus puntos de vista sobre los gays.

King preguntó a Osteen, “¿Cuáles son sus puntos de vista sobre la homosexualidad?” A la que Osteen respondió: “Lo mismo de siempre. Creo que la Escritura dice que es un pecado, pero siempre me preguntan y sabes qué, no estamos en contra de nadie”.

King le presionó para explicar, comentando: “¿Cómo se puede saber si no sabemos que lo causa? ¿No sabemos por qué eres heterosexual.” “Hay un montón de cosas Larry que no entiendo tan sólo que no quiero predicar sobre eso, predicar al respecto”, dijo Osteen.

King preguntó: “¿El matrimonio gay te molesta?” Osteen dijo: “A mí no me molesta. Desde el punto de vista de la escritura, no es lo que voy a enseñar en mi fe, pero no me molesta”.

La entrevista con Larry King es otro ejemplo de los mensajes poco precisos ofrecidos por el Rev. Osteen sobre los homosexuales.

El 02 de octubre 2013 Pastor Osteen se unió a Josh Zepps en HuffPost en vivo para una entrevista más relajada e íntima.

Zepps lee una pieza que le gustaba del nuevo libro de Osteen: “No importa quien te quiere o no te quiere, lo único que importa es que Dios te quiere, te acepta y aprueba de usted”.

Zepps siguió preguntando si eso incluía a los homosexuales. “Absolutamente”, Osteen insistió: “Yo creo que Dios le dio vida a todas las personas y que cada persona está hecha a imagen de Dios y hay que aceptarlos como son. No estoy aquí para predicar el odio o empujar a la gente abajo”.

Además, el Pastor Osteen también compartió sus pensamientos con Larry King de el nuevo Papa, a quien le gusta, y le dijo a King: “Creo que el Cielo es un lugar físico en alguna parte”. 

Más información en Visión de Profetas.

Fuentes: CatInforHufftington Post

DÍAS DE LOT: LEGALIZARÁN EL MATRIMONIO GAY EN NUEVA JERSEY

La Corte Suprema de Nueva Jersey dictaminó que el estado debe permitir los matrimonios homosexuales que comenzará el lunes entrante, incluso mientras el gobernador Chris Christie prepara una apelación de un caso reciente, despejando el camino para matrimonios del mismo sexo en el estado. En respuesta a la orden, Christie emitió una declaración diciendo que su oficina, aunque desafortunadamente, lo cumpliría. Eso significa, provisionalmente, que Nueva Jersey es el estado 14 para permitir los matrimonios homosexuales. “El estado ha avanzado en una serie de argumentos, pero ninguno de ellos supera esta realidad: que parejas del mismo sexo que no pueden casarse no reciban el mismo trato ante la ley hoy en día,” dijo la opinión del Presidente del Tribunal Supremo Stuart Rabner. “El interés público no favorece una estancia,” añadió. Lea la opinión completa aquí. El Alcalde de Newark y senador electo Cory Booker confirmó en Twitter  este viernes que se casaría a parejas gay en Newark City Hall el lunes.

MOMENTOS DE LA CREACIÓN ¿ES EL MATRIMONIO TAN SÓLO UN PEDAZO DE PAPEL?

¡Más vale tarde que nunca!…ejem,ejem,ejem

Mateo 19:4-5
“Él, respondiendo, les dijo: —¿No habéis leído que el que los hizo al principio, “hombre y mujer los hizo”, y dijo: “Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne”?

Con la creación de Adán y Eva, Dios también creó la relación de matrimonio y la bendijo.  Dios sabe como estamos hechos.  Él conoce como funcionamos.  Y Él tenía todo eso en mente cuando diseñó la relación del matrimonio.  Por esta razón, uno esperaría que intentar moldear una familia no simplemente vivir juntos, pues esto resultaría en menos felicidad que cuando se está propiamente casado.

Numerosos estudios en los recientes años han mostrado los resultados de parejas que viven juntos sin el beneficio del matrimonio.  Un estudio en 1992, conducido por un grupo de la Universidad de Rutgers, mostró que incluso los convivientes que eventualmente llegaban a casarse tenían un 46 por ciento de más probabilidad de divorcio que aquellos que habían empezado una relación de matrimonio apropiada.  Un estudio aun más reciente hecho por un investigador de la Universidad de Bowling Green midió y comparó los puntajes de depresión entre parejas casadas y convivientes.  Las personas casadas tenían un puntaje promedio de depresión del 13.3%, mientras que los convivientes mostraban un puntaje de depresión mucho más alto, de 17.2 %.

El vivir como convivientes es aún peor para los niños.  Treinta y seis por ciento de los niños nacidos de estas parejas verán a sus padres divorciarse.  Sólo un tercio de los niños nacidos de personas casadas verán a sus padres divorciarse.  Está claro que en Su amor por nosotros, Dios diseñó el matrimonio para nuestra felicidad y bendición.

Oración:
Te agradecemos, amado Padre, por el regalo del matrimonio. Bendice y fortalece el matrimonio entre nosotros. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas:
Mona Charen, Before you decide on moving in, Washington Times, March 26, 1999, Third Age News Service, Marriage gets the nod for satisfaction, Brainerd Daily Dispatch, (Minn.) September 6, 1998.

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

UN SACERDOTE SICILIANO ANUNCIA SU BODA Y PRÓXIMA PATERNIDAD DURANTE LA MISA

¡Perdóname Señor, pero la carne es débil! (Padre Alberto II)

  • Es mi última misa. Estoy enamorado de una mujer y seré padre’, anunció

  • Vito Lombardo, de 33 años, ya ha comunicado su decisión al Vaticano

France Presse | RomaActualizado viernes 14/12/2012 12:42 horas

Un sacerdote siciliano ha dejado atónitos a sus feligreses al anunciar durante la misa que estaba celebrado que iba a casarse con su novia, con quien espera un hijo en pocos meses.

“Ésta es mi última misa, estoy enamorado de una mujer y en pocos meses seré padre”, dijo Vito Lombardo, de 33 años, cura de la Iglesia de San Lorenzo, un barrio de Trapani, en el noroeste de Sicilia.Según publica hoy ‘La Repubblica’ en su edición palermitana, la relación entre el sacerdote con la mujer venía de lejos, pero el religioso se ha decidido a hacerla pública una vez que su pareja está encinta de cinco meses.

Según otro diario, ‘Il Giornale di Sicilia’, Vito Lombardo había informado al Vaticano de su decisión de casarse antes de anunciarlo ante sus feligreses.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/14/internacional/1355485329.html

¡ALTO A LAS COMPARACIONES!

 

Deshágase de todas las mujeres que la hacen competencia a su esposa. No nos engañemos, esta es una de las principales causas de insatisfacción y desilusión en muchos matrimonios hoy en día. Quizás usted esté fantaseando con esa bella colega en la oficina, o quizás con aquella imagen de la “mujer perfecta” que usted tiene aferrada en su mente, o quizás se esté haciendo aquella pregunta cada vez que vienen los momentos difíciles: “¿Qué hubiera pasado si me hubiera casado con Sally?”, o quizás esté fantaseando con la basura dañina y poco realista que es tan prevaleciente en el Internet hoy en día. Sea lo que sea, deshágase de eso.

Ninguna de estas mujeres se convertirá alguna vez en la madre de sus hijos. Ninguna de ellas habrá dedicado los mejores años de su vida a ayudarle a convertirse en el hombre que usted es hoy, ni habrá compartido las alegrías y angustias de la crianza de una familia con usted. Y las estadísticas son bastante claras: Es muy probable que ninguna de estas mujeres sería una mejor esposa para usted.

Gregory Slayton, “Be a Better Dad Today” (Sé un Mejor Padre Hoy), Regal (2012), p.78

¿APRUEBA JESÚS EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL?

Jane Spahr

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA

El Dr. Jerry Newcombe

Una cosa era para el presidente Obama pedir la legalización de los matrimonios del mismo sexo, y otra muy distinta es decir que es Jesús el que lo lleva a adoptar esta posición. Esto me recuerda lo que dijo hace unos meses, en el tema de Obamacare y similares: Jesús le obligó a hacerlo. Me dirigí a esa cuestión en otra columna reciente.

El 9 de mayo de 2012, el presidente Obama le dijo a Robin Roberts, de ABC News que su posición en las relaciones homosexuales ha evolucionado hasta el punto de que él piensa que “parejas del mismo sexo deberían poder casarse.”

Hablando de sí mismo y su esposa, el presidente dijo: “Estamos tanto cristianos practicantes y, obviamente, esta posición se puede considerar que nos puso en desacuerdo con las opiniones de los demás, pero, ya sabes, cuando pensamos en nuestra fe, lo en la base de que lo que pensamos es, no sólo el mismo Cristo se sacrificó a nuestro favor, psino también es la regla de oro, ¿sabes? Trata a los demás la forma en que te gustaría ser tratado “.

Es cierto que el Señor se sacrificó por nosotros. Y es cierto que Jesús fue el primero en formular la regla de oro: “No a los demás como te gustaría que te hicieran a ti, porque esto es la ley y los profetas” (Mateo 7:12). Pero hay una falla en la comprensión del teólogo-en-Jefe. Al citar el Antiguo Testamento, Jesús dijo: “Por esta razón el hombre dejará a su padre ya su madre y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne” (Marcos 10:7-8). Uno de los hombres. Una mujer.

Hoy la gente a veces dice que Jesús nunca condenó la homosexualidad. Pero lo hizo cuando condenó pornea (de la cual obtenemos la palabra pornografía). En Mateo 15:19, Jesús condenó a una multitud de pecados, uno de los cuales es pornea. Esta palabra se traduce como “inmoralidad sexual”. También se incluirían todos los pecados sexuales prohibidas en el Antiguo Testamento, tales como las relaciones sexuales prematrimoniales, el adulterio, la homosexualidad, el incesto y el bestialismo.

Pero la Biblia no se detiene allí sobre el tema. Se dice que los gays pueden ser liberados de este estilo de vida. Al igual que otros pecadores, que es una buena noticia para todos nosotros.

Hace muchos años, yo estaba en una mesa redonda sobre Fox News sobre el tema de dejar el estilo de vida homosexual. Yo era la única persona recta en el debate – de los cerca de 10 personas. Todos los demás eran gay o gay-ex. Los gays se fuera de forma por los ex-gays, tratando de hacer el punto de que nunca había sido realmente sea homosexual o que todavía lo eran, pero eran simplemente la supresión de su verdadera identidad, su homosexualidad.

El anfitrión hizo el punto que el movimiento ex-gay nació en California en la década de 1970 (con el nacimiento de Exodus International, ahora con sede en Orlando) y que uno de los fundadores había vuelto a caer en el estilo de vida.

Me respondió que, contrariamente al movimiento ex-gay de haber nacido en los Estados Unidos en la década de 1970, nació en el siglo primero. El apóstol Pablo escribió a los cristianos en la ciudad griega de Corinto y habló en contra de una multitud de pecados, incluyendo la homosexualidad, pero luego añade: “Y eso es lo que algunos de ustedes estuvieron, pero ya habéis sido lavados …”

En otras palabras, se cambiaron. El cambio es posible. Afortunadamente, hay miles viven en la actualidad que se han cambiado tanto. He tenido el privilegio de entrevistar a varios ex homosexuales y lesbianas.

Uno de ellos me dijo: “Como un homosexual, cuando puse mi cabeza en la noche, yo tenía que pensar en toda la vergüenza que sentía. Me sentía, a pesar de que dijo que yo era libre y estaba muy feliz por ser gay, todavía había una sensación de atrapamiento. Me sentí como me había comprometido a algo que realmente no estaba seguro de que podía manejar. Y por eso, que me llevó a una furia de tratar de demostrar mi valía. Y me encontré con que la mayoría de mis amigos eran de la misma manera. Usted tuvo que probarse a sí mismo de forma continua en ese estilo de vida. “

Pero se encontró con la libertad a través de Dios: “Y creo que de cuando Cristo dice que quien es el Hijo fijará libre es libre de hecho, ya sabes. Y cuando Cristo se me puso en libertad, pensé, ‘Wow. Aquí yo soy cristiano y yo realmente puedo expresarme, y no siento ninguna vergüenza, ni culpa, ni nada. “Yo tomaría el peor día como cristiano conocimiento de Cristo Jesús, en lugar de el mejor día sin él.”

Los derechos que los activistas afirman que buscan en el matrimonio entre homosexuales, como los derechos de herencia o los derechos de visita del hospital, son derechos que ya tienen – y bien que deberían. Pero el matrimonio implica la ley, por lo que esto implica la aceptación forzada. Homosexual escritor Andrew Sullivan dijo que más de una década atrás: “Si nada más se hicieron en absoluto, y el matrimonio entre homosexuales se legalizaron, el 90 por ciento del trabajo político necesario para lograr la igualdad de gays y lesbianas se habría logrado. En última instancia es la única reforma que importa. “

Hay una razón por la sociedad tiene leyes relacionadas con quién puede casarse. A medida que la familia se va, así va la sociedad. El matrimonio homosexual es simplemente otro clavo en el ataúd de la familia americana, junto con el espectacular fracaso de los matrimonios heterosexuales tantas que no siguen los mandamientos de Dios para el esposo y la esposa como se establece en la Biblia.

El presidente puede seguir recibiendo agasajado por los medios liberales de Hollywood y de la izquierda para abrazar el matrimonio homosexual. Él puede seguir en el rastrillo de millones en sus arcas de reelección, pero con el debido respeto, creo que seria tergiversa el Salvador cuando dice que Jesús estaría a favor de matrimonios del mismo sexo.

Jerry Newcombe es el anfitrión y portavoz de la Verdad que se transforma con D. James Kennedy (antes The Coral Ridge Hour). También ha escrito o co-escrito 23 libros, entre ellos el libro que hizo Latina: ¿Cómo la Biblia formado nuestra nación y Respuestas de los Padres Fundadores. Jerry co-escribió (con el Dr. Peter Lillback) Fuego Sagrado del best seller de George Washington. Es el anfitrión de la http://www.jerrynewcombe.com sitio web.

 Fuente:

http://www.crosswalk.com/?utm_source=Religion_Today_Feature_Story&utm_medium=email&utm_campaign=05/18/2012

CONSEJOS PARA EL MATRIMONIO

La distinta forma en que los hombres y las mujeres se relacionan con los sentimientos dolorosos tiene consecuencias tan peligrosas para la vida de relación que tal vez debiéramos preguntarnos ¿qué es lo que pueden hacer las parejas para salvaguardar el amor y el afecto que se profesan mutuamente?, o, dicho de otro modo, ¿qué es lo que mantiene a salvo al matrimonio? Las investigaciones realizadas sobre las parejas que perduran a lo largo de los años han llevado a los consejeros matrimoniales a esbozar un conjunto de recomendaciones específicas para hombres y para mujeres, y una serie de consejos de carácter más global aplicables tanto a unos como a otros.

Hablando en términos generales, los hombres y las mujeres necesitan remedios emocionales diferentes. En este sentido, nuestra recomendación seria que los hombres no trataran de eludir los conflictos sino que, en cambio, intentaran comprender que las llamadas de atención de una esposa o sus muestras de disgusto, pueden estar motivadas por el amor y por el intento de mantener la fluidez y la salud de la relación (aunque, ciertamente, la hostilidad manifiesta también puede responder a otros motivos).

La acumulación soterrada de quejas va creciendo en intensidad hasta el momento en que se produce una explosión, mientras que su expresión abierta, en cambio, libera el exceso de presión. Los maridos, por su parte, deben comprender que el enfado y el descontento no son sinónimos de un ataque personal sino meros indicadores de la intensidad emocional con que sus esposas viven la relación.

Los hombres también debe permanecer atentos para no tratar de zanjar una discusión antes de tiempo proponiendo una solución pragmática precipitada porque, para una esposa, es sumamente importante sentir que su marido escucha sus quejas y empatiza con sus sentimientos (lo cual no necesariamente supone que deba coincidir con ella). En tal caso, la esposa podría interpretar este consejo como una forma de rechazo, como si sus sentimientos fueran algo absurdo o carente de importancia. Por el contrario, los maridos que, en lugar de subestimar las quejas de su esposa, permanecen junto a ella en medio del fragor de una discusión, las hacen sentirse escuchadas y respetadas. Lo que una esposa desea es que sus sentimientos sean tenidos en cuenta, respetados y valorados, aunque el marido se halle en desacuerdo. No es infrecuente, por tanto, que una esposa se tranquilice cuando sienta que se escucha su punto de vista y se tienen en cuenta sus sentimientos.

En lo que respecta a las mujeres, el consejo es muy parecido. Dado que uno de los principales problemas para el hombre es que su esposa suele ser demasiado vehemente al formular sus quejas, ésta debería hacer el esfuerzo de no atacarle personalmente. Una cosa es una queja y otra muy distinta una crítica o una expresión de desprecio personal. Las quejas no son ataques al carácter sino tan sólo la clara afirmación de que una determinada acción resulta inaceptable. Las agresiones personales suelen provocar la reacción defensiva y el atrincheramiento del marido, lo cual sólo contribuye a aumentar la sensación de frustración y a provocar la escalada de la violencia.  También puede ser de gran ayuda el que la esposa trate de formular sus quejas en un contexto más amplio sin dejar de expresar el amor que pueda sentir hacia su marido.

Daniel Goleman. Tomado del libro “Inteligencia Emocional”

COMO EN LOS TIEMPOS DE NOÉ

 Foto: REUTERS

Nueva York, 26 jun (EFE).- La comunidad gay y lesbiana de Nueva York conmemoró hoy su “Día del Orgullo” con un desfile por la Quinta Avenida y celebrando la recién aprobada ley que permite en este estado los matrimonios entre personas del mismo sexo.

“Gracias, gobernador Cuomo” fue la leyenda de muchas pancartas de uno de los desfiles más concurridos para celebrar a la comunidad gay, lesbiana, transgénero y bisexual de Nueva York y que tuvo, precisamente, en su cabeza al gobernador del estado, el demócrata Andrew Cuomo, artífice de la ley aprobada el viernes y que permitirá los matrimonios homosexuales desde fines de julio.

“Nueva York ha enviado un mensaje a la nación. Ya es hora de la igualdad en el matrimonio”, dijo Cuomo cuando comenzó la marcha en la Quinta avenida de Manhattan, acompañado de su novia, Sandra Lee, y varios políticos locales, algunos de ellos, como la presidenta del Concejo municipal de la ciudad, Christine Quinn, abiertamente homosexual.

Nueva York se convirtió en la noche del viernes en el sexto estado de Estados Unidos en permitir los matrimonios entre personas del mismo sexo, después de una larga batalla parlamentaria y de un tenso debate entre republicanos y demócratas en el Senado estatal, en donde al final la propuesta de Cuomo reunió 33 votos a favor y 29 en contra.

“Ha sido una decisión maravillosa. Llevamos más de treinta años juntos y ahora nos vamos a casar”, dijo hoy a Efe, Rory, de 62 años, un neoyorquino, que se confesó “votante de Cuomo”, y emparejado con Michael, de 65, con quien ya fijó su boda para el próximo abril.

Banderas arcoíris y de Estados Unidos, pero también de otros países como Puerto Rico, Perú o Ecuador, ondearon a lo largo de la Quinta Avenida de Manhattan.

En tanto, sonaba música disco y muchas asociaciones de gays, lesbianas, transgénero y bisexuales expresaban su alegría porque muy pronto podrán casarse en Nueva York y tener los mismos derechos que las parejas heterosexuales del resto del país.

Las carrozas, algunas representando empresas estadounidenses tan conocidas como la aerolínea Delta, la emisora de tarjetas de crédito MasterCard o el banco Bank of America, además de las de diferentes asociaciones y agrupaciones de esa comunidad hicieron oír sus palabras de apoyo a Cuomo.

“Estoy completamente de acuerdo y me siento muy alegre. Hace 27 años que esto debía ya de haber pasado”, dijo a Efe Evin Letin, una joven sueca de 27 años, que indicó haber viajado hasta la ciudad de los rascacielos para manifestar su apoyo a ese tipo de uniones.

Blanca, una joven boliviana de 30 años y residente en Nueva York, señaló, por su parte, haberse sumado al desfile “para apoyar”.

“No tengo palabras. En un país tan libre como es Estados Unidos, esto es lo mínimo que podía suceder”, añadió Blanca, al tiempo que lamentó que en su país, Bolivia, “todavía no está legalizado”.

Una agrupación de ecuatorianos y peruanos, ataviados con coloridos y carnavaleros vestidos y otros solo con tangas y llevando en la espalda escrito “made in Ecuador” o “made in Perú” (Hecho en Ecuador, en Perú), dejó sentir también su presencia en esta festiva marcha.

“Me da mucho gusto estar aquí, estoy completamente de acuerdo con los matrimonios gays y pienso casarme”, dijo a Efe, la peruana Cristal Flores, de 37 años y camarera de profesión, que lamentó que “en Perú no hay aceptación de las parejas ni de los matrimonios gays”.

Por esa avenida central de Manhattan desfilaron representaciones uniformadas de la Policía y del servicio de bomberos neoyorquinos, de algunos hospitales, boxeadores, “cheerleaders” (animadores) deportivos y atletas, entre muchas otras personas, que coreaban “Promesa mantenida” o “Gracias al Senado del estado de Nueva York”.

En ese ambiente festivo se desarrollo este tradicional desfile, que tiene lugar a finales de junio en Nueva York, y en el que se vio a muchas parejas de gays y lesbianas acompañados de sus hijos, muchos de ellos llevando camisetas a favor de la igualdad en el matrimonio y otras con trajes de novia y la pancarta de “acepto proposiciones de matrimonio”.

El desfile, en el que según datos de la Policía de Nueva York se esperaba la participación de más de medio millón de personas, terminó en el sur de la ciudad, en el barrio de Greenwich Village, y frente al bar de Stonewall Inn, en donde el 28 de junio de 1969 se desencadenaron los disturbios que dieron lugar al principio del movimiento de liberación gay.

El matrimonio entre personas del mismo sexo tiene una consideración dispar en Estados Unidos pues mientras en estados como Massachusetts, Nueva Hampshire, Vermont, Connecticut y Iowa, además de Washington DC, y ahora Nueva York, están permitidos, California lo prohibió después de someterlo a referéndum en 2008.

Las uniones de hecho eran ya legales en la ciudad de Nueva York y San Francisco, al igual que lo son en otras de los estados de California, Colorado, Hawai, Maine, Maryland, Nueva Jersey, Ohio, Oregón, Wisconsin y Washington.

LA EXCELENCIA DEL AMOR EN EL MATRIMONIO

 

¡Un Amor Sin Igual! Cantares 8: 6 y 7

Para hablar acerca del amor en el matrimonio no necesariamente tiene que ser en una fecha especial, y tampoco cada año o en un evento señalado por el calendario. ¡Debe hacerse continuamente! Tiene que ser algo permanente, constante y sistemático, ya que siempre existe la posibilidad de enriquecer el amor ya existente y consolidarlo. “La Iglesia como columna y baluarte de la verdad…”, dice Pablo, es que debe asumir su responsabilidad ante Dios y la sociedad de estar continuamente informando y formando conforme a la Palabra a los cónyuges para que ambos cultiven el amor en su matrimonio.También, hoy día, cuando está en boga la unión libre, las bodas y divorcios exprés, el abandono del hogar por alguno de los dos cónyuges y hasta la ley de convivencia (matrimonios gay). No solo es predicar, impartir estudios y aconsejar, se hace necesario vivir día a día la excelencia del amor en el matrimonio.Veamos los pasos que permiten alcanzar la excelencia del amor en el matrimonio:En primer lugar, vemos que…

I.- ES UN AMOR QUE DURA HASTA QUE LA MUERTE LOS SEPARE (vr. 6 b).

A.- La voluntad del Señor es que el matrimonio termine hasta que Él a través de la muerte los separe. Desde un principio, antes que el hombre pecara Él ya había decidido tal tiempo de dura ción para la primera institución que dio a la humanidad.Por tanto, deben eliminarse las opciones de:
1.- Divorcio.
2.- Separación y abandono del matrimonio y hogar.

B.- Los matrimonios cristianos deben predicar, vivir y cumplir la Divina voluntad:
1.- En su matrimonio, con su propia experiencia y testimonio.
2.- Aceptar que por ningún motivo es agradable al Señor el dar por terminado un matrimonio.

C.- Salomón, en El Cantar de los Cantares lo expresa poéticamente:
“…fuerte como la muerte…”.
En otras palabras, hasta que la muerte nos separe.En segundo lugar, notamos que…

II.- ES UN AMOR QUE INVOLUCRA INTEGRALMENTE A LA PERSONA (vr. 6 a).

A.- Corazón= centro de la vida del ser humano, según los judíos.Lo cual significa que para ambos esposos, las emociones y los sentimientos tienen que ser involucrados para amar al cónyuge.
1.- Felicidad, alegría, gozo deben caracterizar a ambos esposos por estar casados, por amarse, por compartir la vida juntos, por los hijos que Dios les ha dado, por los planes y proyectos que juntos tienen para su familia.
2.- Orgullo, gratitud, confianza, optimismo, amor y una lista interminable de emociones que deben vivir los esposos, algo que debe ser parte esencial de su personalidad al recordar que están casados con la persona que aman.

B.- Física= es representada por el brazo fuerte. En el matrimonio se hace necesaria la
participación física para expresar el amor que se tiene por el cónyuge.
1.- Caricias, apoyo, atención, trabajo, dedicación, etcétera. ¡Cuánto bien le produce al cónyuge el que físicamente se le muestre el amor, el placer, la dicha y la felicidad que se vive por estar casados.
2.- Presencia física, es aconsejable que no se alejen del hogar por tiempo prolongado para evitar disminuir el amor marital. La presencia física es esencial para la excelencia del amor en el matrimonio.En tercer lugar, vemos que…

III.- ES UN AMOR QUE NO SE DEBE SUPLIR CON NINGÚN BIEN MATERIIAL (vr.7 b).

A.- Ninguna persona debe intentar siquiera dar a cambio de amor: Dinero, ropa, paseos, bienes materiales, etcétera. Sí está al alcance del cónyuge otorgar todo lo anterior que lo haga pero nunca a cambio del amor, sino porque ama.

B.- Tampoco se debe dejar al cónyuge a cambio de lograr bienes materiales, un mejor trabajo o por un negocio.

C.– Quien así se comporta es digno de menosprecio, ya que está menospreciando al amor mismo, pero también al cónyuge al cual quiere contentar, mantener cerca suyo, continuar con el matrimonio pero por otros intereses y no por el amor en el matrimonio en sí.Otra cualidad del amor consiste en que…

IV.- ES UN AMOR LLENO DE PASIÓN (vr. 6 c).

A.- Lleno de fervor= celo ardiente, eficacia suma, calor intenso, devoción y piedad:
1.- Nunca pierde interés ni detalle por la persona amada.
2.- Posee energía para complacer a quien ama su corazón.
3.- Posee un calor que consume (…brasas de fuego…).

B.- Cultiva el romanticismo para que ambos continúen enamorados siempre, a pesar de muchos años de casados.

C.- Entrega total e incondicional por su amado (a). Lleno de pasión (fuerte llama). Nunca debe menguar la intensidad del amor que siente cada uno de los esposos, antes bien tiene que estar creciendo y mejorando de manera continua

Por último, vemos que…

V.- ES UN AMOR QUE POSEE CONVICCIONES PROFUNDAS (vr.7 a ).

A. Nunca se apaga. Los esposos lo alimentan, producen aún más fuego.
1.- Otorgan perdón cada que se requiere.
2.– Comprenden el accionar de su cónyuge (por ejemplo, en la menopausia, andropausia) 3.- Dejan que el Espíritu Santo produzca Su fruto en él o ella.

B.- Nunca se ahoga. Siempre encuentran una solución a cada problema.

C.- Soporta con firmeza todas las corrientes adversas:
1.- Pobrezas/riquezas.
2.- 2.Enfermedades/ salud.
3.- Fracasos/triunfos.
4.- Tentaciones/victorias.
5.- Escasez/abundancia.
6.- Ataques/treguas.

Conclusión:

El amor en el matrimonio es lo que les va a permitir ser perseverantes a pesar de muchas adversidades y problemas mil. El amor en su excelencia impedirá que exista egoísmo y desinterés por el ser amado. El amor en su excelencia ayudará a ambos esposos a cumplir el deseo de Dios al momento de instituir el matrimonio.

Enviado por Hermilo Rojo Venegas

IMPACTANTE TESTIMONIO: MUJER CRIADA POR HOMOSEXUAL PIDE A GOBIERNOS PROTEGER EL MATRIMONIO TRADICIONAL

(Fuente: ACI) 

Una mujer canadiense que fue criada en un hogar homosexual se dedica ahora a asistir a otras personas que atraviesan por la misma situación y a pedir a los gobiernos del mundo que protejan el matrimonio entre hombre y mujer.

Según informa ForumLibertas.org, Dawn Stefanowicz vive en Ontario, Canadá, con su esposo de toda la vida y sus dos hijos, a los que ha educado en casa. Actualmente prepara su autobiografía y desarrolla un ministerio especial desde el sitio web (en inglés)http://www.dawnstefanowicz.com/: Brinda ayuda a otras personas que como ella crecieron a cargo de un padre homosexual y fueron expuestas a este estilo de vida.

Stefanowicz explica en el sitio web “cómo en su infancia estuvo expuesta a intercambios de parejas gays, playas nudistas y la falta de afirmación en su feminidad, cómo le hirió el estilo de vida en el que creció, y ofrece ayuda, consejo e información para otras personas que han crecido heridas en un entorno de ‘familia’ gay, un estilo de ‘familia’ que ella no desea para nadie y que cree que las leyes no deberían apoyar”.

Su testimonio:

En su relato, Stefanowicz explica que debido a una enfermedad grave de su madre debió quedar al cuidado de su padre homosexual cuando aún era una niña. “Estuve expuesta a un alto riesgo de enfermedades de transmisión sexual debido al abuso sexual, a los comportamientos de alto riesgo de mi padre y a numerosas parejas”, relata.

“Incluso cuando mi padre estaba en lo que parecían relaciones monógamas, continuaba haciendo ‘cruising’ buscando sexo anónimo. Llegué a preocuparme profundamente, a amar y entender con compasión a mi padre. Compartía conmigo lo que lamentaba de la vida. Desgraciadamente, siendo niño unos adultos abusaron sexual y físicamente de él. Debido a esto, vivió con depresión, problemas de control, estallidos de rabia, tendencias suicidas y compulsión sexual. Intentaba satisfacer su necesidad por el afecto de su padre, por su afirmación y atención, con relaciones promiscuas y transitorias. Las (ex) parejas de mi padre, con los que traté y llegué a apreciar con sentimientos profundos, vieron sus vidas drásticamente acortadas por el SIDA y el suicidio. Tristemente, mi padre murió de SIDA en 1991”, recuerda.

Según Stefanowicz las “experiencias personales, profesionales y sociales con mi padre no me enseñaron el respeto por la moralidad, la autoridad, el matrimonio o el amor paterno. Me sentía temerosamente acallada porque mi padre no me permitía hablar de él, sus compañeros de casa, su estilo de vida y sus encuentros en esa subcultura. Mientras viví en casa, tuve que vivir según sus reglas”.

“Sí, amaba a mi padre. Pero me sentía abandonada y despreciada porque mi padre me dejaba a menudo para estar varios días con sus compañeros. Sus parejas realmente no se interesaban por mí. Fui dañada por el maltrato doméstico homosexual, las tentativas sexuales con menores y la pérdida de parejas sexuales como si las personas fueran sólo cosas para usar. Busqué consuelo, busqué el amor de mi padre en diversos novios a partir de los 12 años”, sostiene.

Stefanowicz recuerda que “desde corta edad, se me expuso a charlas sexualmente explícitas, estilos de vida hedonistas, subculturas GLBT y lugares de vacaciones gay. El sexo me parecía gratuito cuando era niña. Se me expuso a manifestaciones de sexualidad de todo tipo incluyendo sexo en casas de baño, travestismo, sodomía, pornografía, nudismo gay, lesbianismo, bisexualidad, voyeurismo y exhibicionismo. Se aludía al sadomasoquismo y se mostraban algunos aspectos. Las drogas y el alcohol a menudo contribuían a bajar las inhibiciones en las relaciones de mi padre”.

“Mi padre apreciaba el vestir unisex, los aspectos de género-neutro, y el intercambio de ropas cuando yo tenía 8 años. Yo no veía el valor de las diferencias biológicamente complementarias entre hombre y mujer. Ni pensaba acerca del matrimonio. Hice votos de no tener nunca hijos, porque no crecí en un ambiente de hogar seguro, sacrificial, centrado en los niños”, señala.

Las consecuencias:

“Más de dos décadas de exposición directa a estas experiencias estresantes me causaron inseguridad, depresión, pensamientos suicidas, miedo, ansiedad, baja autoestima, insomnio y confusión sexual. Mi conciencia y mi inocencia fueron seriamente dañados. Fui testigo de que todos los otros miembros de la familia también sufrían”, sostiene Stefanowicz.

Ella asegura que sólo después de haber tomado las decisiones más importantes de su vida, empezó a darse cuenta de cómo la había afectado crecer en ese ambiente.

“Mi sanación implicó mirar de frente la realidad, aceptar las consecuencias a largo plazo y ofrecer perdón. ¿Podéis imaginar ser forzados a aceptar relaciones inestables y prácticas sexuales diversas desde corta edad y cómo afectó a mi desarrollo?. Desgraciadamente, hasta que mi padre, sus parejas sexuales y mi madre murieron, no pude hablar públicamente de mis experiencias”, explica.

“Al final, los niños serán las víctimas reales y los perdedores del matrimonio legal del mismo sexo. ¿Qué esperanza puedo ofrecer a niños inocentes sin voz? Gobiernos y jueces deben defender el matrimonio entre hombre y mujer y excluir todos los otros, por el bien de nuestros niños”, concluye.

RECOMIENDO REENVIARLO A TODAS SUS AMISTADES, SI DESEA DEFENDER LOS MISMOS  DERECHOS QUE SENTIMOS DE NUESTRO VERDADERO MATRIMONIO

CORTE CONSTITUCIONAL DECIDE MATRIMONIO HOMOSEXUAL EN COLOMBIA

Bogotá D.C. –  El Doctor Samuel Díaz Escandón, Presidente del Centro de Pensamiento Cristiano de Colombia “Juan Calvino”, expidió el siguiente comunicado urgente a los pastores, líderes y miembros en general de la comunidad cristiana evangélica de toda la Nación:

“En los próximos días, la Corte Constitucional de Colombia deberá decidir el tema del derecho al matrimonio de las parejas del mismo sexo. La Corte fallará respecto a una demanda admitida por la misma corporación que pide que se modifique el artículo 113 del Código Civil, por considerar que desconoce los derechos fundamentales de los homosexuales a unirse en pareja y a integrar una familia con las garantías jurídicas del matrimonio. En otras palabras, se pretende tumbar la definición de matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.  Hasta ahora, el alto tribunal no había decidido sobre el matrimonio y la adopción por parte de parejas del mismo sexo, aunque les ha reconocido derechos en salud, pensiones, subsidios de vivienda, etc.

Esta tendencia mundial a favor de la legalización de las uniones gays tuvo su última manifestación el pasado mes de Julio con la aprobación dada por el Senado Argentino a las uniones civiles de parejas del mismo sexo. Igual reconocimiento se les había dado en siete Estados de la Unión Americana, Canadá, Sudáfrica y siete países europeos (España, Holanda, Bélgica, Islandia, Noruega, Suecia y Portugal). En estas mismas naciones y en general en todo el mundo, tanto la Iglesia Católica como la Protestante han librado intensas batallas jurídicas y de movilización de la opinión pública en defensa de la familia y el matrimonio heterosexual.

Ahora nos toca a los colombianos. Es imperativo que, como cristianos demos a conocer en la hora presente la perspectiva  bíblica y evangélica respecto a este trascendental tema. Como cristianos creemos firmemente en la enseñanza bíblica sana y positiva sobre la sexualidad humana y el matrimonio heterosexual  contenida en las Sagradas Escrituras (Génesis 1 y 2) y en el enfático rechazo que se hace de las prácticas homosexuales (Génesis 19: 1-13; Jueces 19; Levítico 18:22 y 20:13; Romanos 1: 18-32; 1ª Corintios 6:9-10 y 1ª Timoteo 1:8-11).

Las Escrituras definen, sin lugar a dudas, el matrimonio instituído por Dios bajo el esquema de monogamia heterosexual. El mismo Señor Jesucristo reafirmó elocuentemente esta enseñanza en Marcos 10:4-9. La Palabra de Dios no contempla entonces otra clase de matrimonio, ni de relación sexual. El propósito indudable de Dios en esta materia es la unión sexual de un hombre y su mujer, la institución divina del matrimonio, es el orden creado por Dios. Por ende, la práctica homosexual (incluyendo el llamado matrimonio gay) debe considerarse una clara desviación de la norma de Dios, del precepto divino, no refleja el orden de la creación sino el desorden de la caída.

De otro lado, los cristianos no somos abanderados de una cruzada irracional frente a los temas de interés para la comunidad homosexual, por el contrario, en favor de nuestra defensa del matrimonio heterosexual militan muchos argumentos de carácter histórico, sociológico y psicológico. En la defensa enérgica que asumimos de los principios fundamentales en pro de la familia y la institución del matrimonio no debe existir ninguna hostilidad personal hacia los homosexuales (homofobia). Las personas homosexuales merecen nuestro amor, comprensión y apoyo, no nuestro rechazo. El verdadero amor cristiano no es incompatible con la firme defensa de los principios y valores morales que en temas como el matrimonio ha enarbolado la civilización occidental y cristiana desde hace más de veinte siglos.

Desde el Centro de Pensamiento Cristiano de Colombia “Juan Calvino” rechazamos la pretensión de legalizar las uniones civiles de parejas del mismo sexo. Consideramos que la iniciativa no solamente es inconstitucional, sino innecesaria y lesiva a la mentalidad colectiva de la sociedad toda vez que inevitablemente se constituye en un incentivo, un fomento  a la homosexualidad. Es, sin duda, el mayor y más grave ataque contra la institución matrimonial en Colombia en toda su historia. En esto compartimos integralmente la posición de la Conferencia Episcopal de Colombia y del Procurador General de la Nación en que permitir tales uniones “alteraría el orden social y crearía un ambiente proclive a la homosexualidad”.

Por lo anterior, y frente a la inminencia de la decisión que debe tomar sobre este tema la Corte Constitucional, invitamos a los cristianos de Colombia para que asumamos una oposición activa a la citada pretensión. Es necesario que la opinión de la comunidad cristiana sea debida y oportunamente conocida por quienes deberán proferir tan trascendental fallo.

INVITAMOS A QUIENES LEAN EL PRESENTE COMUNICADO A ENVIAR EN FORMA URGENTE UN MENSAJE VIA CORREO ELECTRONICO, DIRIGIDO  A LA DOCTORA MARIA VICTORIA CALLE, MAGISTRADA PONENTE DEL FALLO EN LA CORTE CONSTITUCIONAL, DONDE SE SOLICITE FALLAR NEGATIVAMENTE LA PRETENSIÓN DE LEGALIZAR EL MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO. ESTE MENSAJE PODRA SER DIRIGIDO AL CORREO ELECTRONICO: mariavc@corteconstitucional.gov.co SUGERIMOS QUE ESTE MENSAJE SEA CORTO Y CONCISO EN LA MOTIVACION, PERO CLARO EN LA SOLICITUD.  IGUALMENTE EL MENSAJE TAMBIÉN PODRÁ SER ENVIADO A LA SIGUIENTE DIRECCIÓN POSTAL: DRA. MARIA VICTORIA CALLE. CORTE CONSTITUCIONAL. CALLE 12 Nº 7 – 65. BOGOTÁ. 

SI USTED CONSIDERA IMPORTANTE ESTA INFORMACIÓN, LE SOLICITAMOS COMPARTIRLA CON TODOS SUS CONTACTOS Y AMIGOS.

SI DESEA RECIBIR INFORMACIÓN PERMANENTE SOBRE ESTE TEMA Y OTROS DE INTERÉS PARA LA COMUNIDAD CRISTIANA POR FAVOR SUSCRIBASE HACIENDO CLICK EN EL SIGUIENTE ENLACE: WWW.CRISTIANISMOYSOCIEDAD.ORG

Para cualquier otra información y coordinación al respecto, pueden comunicarse con el Doctor Samuel Díaz Escandón, Presidente del Centro de Pensamiento Cristiano de Colombia Juan Calvino, E-mail: libertadreligiosa91@hotmail.com

UN JUEZ DECLARA ILEGAL LA PROHIBICIÓN DE LOS MATRIMONIOS HOMOSEXUALES EN CALIFORNIA

   05/08/2010ELPLURAL.COM

Un juez declara ilegal la prohibición de los matrimonios homosexuales en California

Obama y Schwarzenegger aplauden la decisión

El juez del tribunal federal de San Francisco Vaughn Walter ha declarado ilegal la proposición que ilegalizó hace dos años el matrimonio homosexual en California. El magistrado ha aplazado cualquier efecto de su sentencia sobre las leyes de ese estado hasta el viernes para que se pueda recurrir. Es de esperar que el caso termine en manos de la Corte Suprema de EE UU, la última instancia judicial del país.

Sobre la sentencia que vetó los matrimonios homosexuales en California hace dos años (la Proposición 8), el juez considera que “es una carga inconstitucional sobre el derecho fundamental al matrimonio y crea una clasificación irracional sobre la base de la orientación sexual”. Walker afirmó que la petición de los demandantes para que el estado reconozca sus relaciones de pareja es “consistente con la historia, la tradición y la práctica del matrimonio en Estados Unidos”.

Concentración ante  los tribunales
Centenares de personas se concentraron ayer a la entrada de los tribunales federales en San Francisco, donde se dictó la sentencia para celebrar la decisión del juez Walter. En muchos sitios de California y del resto del país se dieron muestras de la satisfacción tras la noticia, en especial en las organizaciones de gays y lesbianas. “Esta victoria es un hito”, dijo Lorri L. Jean, directora ejecutiva de L.A. Gay & Lesbian Center, mientras Geoff Kors, de Equality California, cree que la sentencia confirma que los derechos recogidos en la Constitución “son aplicables a todos”, según recogió El País.

California, dividida
Sin embargo, California, como el país, está dividido ante esta decisión, entre las personas que defienden el matrimonio entre personas del mismo sexo y los ultraconservadores, que se niegan a reconocer ese derecho.

Obama apoya al juez
El Gobierno estadounidense mostró su satisfacción por la decisión del juez federal. “El presidente (Barack Obama) se ha mostrado claramente en contra de la Proposición 8 (que vetaba los matrimonios homosexuales en California) porque cree que fomenta las divisiones y es discriminatoria. Él seguirá impulsando la igualdad de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales estadounidenses”, informó la Casa Blanca en un comunicado.

El republicano Schwarzenegger, también
El gobernador del estado de California, el republicano Arnold Schwarzenegger, declaró que la resolución judicial supone “la completa protección legal y salvaguarda que todo el mundo merece”.

Los ultraconservadores
Los grupos conservadores y religiosos de California, sin embargo, han manifestado su malestar por la declaración del juez. En noviembre de 2008, la mayoría de la población de ese estado votó a favor de definir el matrimonio como un enlace sólo posible entre un hombre y una mujer.

“Un golpe terrible”
“Es un golpe terrible”, afirmó el presidente de la organización Save California, Randy Thomasson, para quien “el juez ha impuesto su propio orden homosexual a los electores, los padres y los niños de California”. Thomasson agregó que la Constitución de EE UU “garantiza que las políticas estatales las hace la gente, no los jueces”.

“Un juez abiertamente gay”
Maggie Gallagher, presidenta de la National Organization for Marriage, criticó la sentencia de “un juez abiertamente gay”, según dijo, que “sustituyó el punto de vista de los estadounidenses y de los Padres Fundadores por el suyo”.

CASARSE POR DINERO

Quien por ninguna otra causa que el dinero echa mano del matrimonio, obtiene mucha disputa, desgracia, riña y aflicción.

Quien se mete en el burro por la manteca, vacío está de juicio y sabiduría. Si toma en matrimonio a una mujer vieja, un buen día y ninguno más. Poca alegría obtendrá de ello, ningún fruto puede salirle de ahí y tampoco tendrá nunca un buen día, menos cuando ve el saco de los peniques, que a menudo le pasa también por los oídos; por él se ha convertido en un necio. De ello resulta asimismo con gran frecuencia muy poca felicidad, cuando sólo se mira el dinero y no se presta atención a la honra y a la rectitud. Cuando uno se ha casado mal, no queda alegría ni amistad. Más fácil sería estar en el desierto que tener que vivir mucho tiempo con una mujer iracunda y mala, pues pronto dejará enjuto el cuerpo del marido. En verdad no hay que confiar en el que da su juventud por dinero. Como le huele bien el aroma de la manteca, se atrevería también a desollar el burro; y, cuando ha pasado mucho tiempo, no encuentra más que estiércol y excremento. Muchos persiguen a la hija de Acab y caen en su pecado y venganza. El diablo Asmodeo tiene hoy mucho poder en el estamento matrimonial. ya se encuentran a muy pocos Boz que deseen a Rut para el matrimonio; por ello no se oyen más que gritos y lamentos, y criminor te, arañor a te (Te acuso de adulterio, dice la mujer; soy arañado por ti, responde el marido).

Ilustración: Un joven necio, vestido a la moda (medio desvestido), levanta con una mano el rabo de un burro y recibe con la otra, de una vieja muy fea, un saco de monedas.

DOCE ASESINOS DEL MATRIMONIO

Mi consejo a las parejas jóvenes es simplemente éste: No permitan que la posibilidad del divorcio entre en sus pensamientos. Incluso en momentos de gran conflicto y desaliento, el divorcio no es la solución. Sólo sustituye una nueva serie de sufrimientos por los que quedan atrás.

Guarden su relación de la erosión como si estuvieran defendiendo sus propias vidas. Sí, ustedes pueden lograrlo juntos. No sólo pueden sobrevivir, sino que pueden mantener su amor vivo si le dan prioridad en su sistema de valores.

Cualquiera de los siguientes males pueden destruir su relación si les dan lugar en sus vidas:

1. El exceso de trabajo o compromisos y el agotamiento físico.

Cuidado con este peligro. Es especialmente insidioso en las parejas jóvenes que están tratando de comenzar en una profesión o todavía están estudiando. No traten de estudiar, de trabajar a tiempo completo, de tener un bebé, de manejar a un niño pequeño, de hacer reparaciones en la casa, y de comenzar un negocio, todo al mismo tiempo. Suena ridículo, pero muchas parejas jóvenes hacen exactamente eso y luego se sorprenden cuando su matrimonio se viene abajo. ¿Por qué no habría de ser así? ¡El único momento en que se ven es cuando están agotados! Es especialmente peligroso cuando el esposo es el que tiene demasiados compromisos o trabajo, y la esposa está todo el día en casa con un hijo en edad preescolar. La profunda soledad de ella da lugar al descontento y a la depresión, y todos sabemos a dónde lleva eso. Deben reservar tiempo el uno para el otro si quieren mantener su amor vivo.

2. Las deudas muy grandes y el conflicto en cuanto a cómo se gastará el dinero

Paguen en efectivo por los artículos de consumo, o no los compren. No gasten más de lo que pueden por una casa o por un automóvil, dejando muy pocos recursos para salir juntos, para viajes cortos, para personas que cuiden a los niños, etc. Distribuya sus fondos con la sabiduría de Salomón.  

3. El egoísmo

Existen dos tipos de personas en el mundo, los que dan y los que toman. Un matrimonio entre dos personas que dan puede ser algo bello. Sin embargo, la fricción está a la orden del día entre una persona que da y otra que toma. Pero dos personas que toman pueden darse zarpazos la una a la otra hasta hacerse trizas dentro de un período de seis semanas. En resumen, el egoísmo siempre devastará un matrimonio.  

4. La interferencia de los suegros

Si el esposo o la esposa no se ha emancipado totalmente de los padres, lo mejor es no vivir cerca de ellos. La autonomía es algo difícil de conceder para algunas madres (y padres), y el estar muy cerca será causa de problemas.

5. Las expectativas poco realistas

Algunas parejas llegan al matrimonio esperando cabañas cubiertas de rosas, una vida sin preocupaciones ni responsabilidades y un gozo ininterrumpido. La consejera Jean Lush cree, y yo estoy de acuerdo con ella, que esta ilusión romántica es particularmente característica de las mujeres norteamericanas que esperan más de sus esposos de lo que ellos son capaces de dar. La decepción consiguiente es una trampa emocional. Pongan sus expectativas en línea con la realidad.

6. Los invasores del espacio

No me refiero a extraterrestres de Marte. Más bien, mi preocupación es por las personas que violan el espacio para funcionar que su cónyuge necesita, sofocándolo rápidamente y destruyendo la atracción entre ellos. Los celos son una manera en que este fenómeno se manifiesta. Otra es la baja autoestima, la cual lleva a que el cónyuge inseguro se inmiscuya en el territorio del otro. El amor debe ser libre y confiado.

7. El abuso del alcohol y de otras sustancias químicas

Éstos son asesinos, no sólo de los matrimonios, sino también de las personas. Evítenlos como a la plaga.

8. La pornografía, los juegos de azar y otras adicciones

Debe ser obvio para todos que la personalidad humana tiene imperfecciones. Tiene la tendencia a quedar atrapada en comportamientos destructivos, especialmente cuando se es joven. Durante una etapa inicial, las personas creen que pueden jugar con tentaciones tales como la pornografía o los juegos de azar sin salir dañadas. De hecho, muchos se alejan casi sin haber sido afectados. Sin embargo, para algunos existe una debilidad y una vulnerabilidad que se desconoce hasta que es demasiado tarde. Entonces se vuelven adictos a algo que rasga la fibra de la familia.

Tal vez esta advertencia les parezca tonta e incluso mojigata a mis lectores, pero he hecho un estudio de veinticinco años de duración sobre personas que arruinaron sus vidas. Sus problemas a menudo comienzan con la experimentación con un mal conocido y finalmente terminan en la muerte física o la muerte del matrimonio. Las restricciones y los mandamientos de las Escrituras se han diseñado para protegernos del mal, aunque es algo difícil de creer cuando somos jóvenes. “La paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23). Si mantenemos nuestras vidas limpias y no nos permitimos jugar con el mal, las adicciones que han hecho estragos en la humanidad nunca nos podrán tocar.

9. La frustración sexual, la soledad, la baja autoestima y la quimera de la infidelidad

¡Una combinación mortal!  

10. El fracaso en los negocios

En especial, el fracaso en los negocios afecta adversamente a los hombres. Su inquietud por los reveses financieros algunas veces se muestra en ira dentro de la familia.

11. El éxito en los negocios

Es casi tan peligroso tener mucho éxito en los negocios, como lo es fracasar rotundamente en ellos. El autor de Proverbios dijo: “No me des pobreza ni riquezas; manténme del pan necesario” (30:8).

12. Casarse demasiado jóvenes

Las chicas que se casan entre los catorce y los diecisiete años de edad tienen el doble de probabilidades de divorciarse que las que se casan a los dieciocho y diecinueve años. Las que se casan entre los dieciocho y los diecinueve años tienen una vez y media más de probabilidades de divorciarse que las que se casan entre los veinte y los treinta años.  

Las presiones de la adolescencia y las tensiones de los primeros años de vida matrimonial no hacen un buen dúo. Terminen lo primero antes de emprender lo segundo.

Éstos son los asesinos del matrimonio que he visto más a menudo. Pero, en verdad, la lista es prácticamente interminable. Todo lo que se necesita para que crezcan las malas hierbas más fuertes es una pequeña grieta en la vereda. Si van a vencer la ley de las probabilidades en relación al divorcio y mantener una unión matrimonial estrecha a largo plazo, deben emprender la tarea con seriedad. El orden natural de las cosas los alejará el uno del otro, no los unirá.  

¿Cómo vencerán la ley de las probabilidades? ¿Cómo formarán una relación sólida que dure hasta que la muerte los haga emprender el último viaje? ¿Cómo se incluirán ustedes entre el número cada vez más reducido de parejas de mayor edad que han cosechado toda una vida de recuerdos y experiencias felices? Aun después de cincuenta o sesenta años de casados, todavía se buscan mutuamente para darse aliento y comprensión. Sus hijos han crecido dentro de un ambiente estable y amoroso, y no tienen cicatrices emocionales o recuerdos amargos que borrar. A sus nietos no se les tiene que explicar con delicadeza por qué “los abuelos ya no viven juntos”. Sólo el amor prevalece.  

Así es como Dios quería que fuera, y todavía sigue siendo algo posible que ustedes pueden alcanzar. Pero no hay tiempo que perder. Refuercen las riberas del río. Defiendan el fuerte. Traigan las dragas y hagan más profundo el lecho del río. Mantengan las poderosas corrientes en sus propios cauces. Sólo esa medida de determinación mantendrá el amor con el que comenzaron, y hay muy poco en la vida que compita con esa prioridad.  

El Dr. James Dobson es fundador y presidente de Enfoque a la Familia.

Amigo: No deje que su matrimonio se convierta en un “matrisuicidio”. Siga los consejos del Dr. James Dobson, y le irá bien…

 

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

www.apologista.blogdiario.com

 

“A PRUEBA DE FUEGO” (FIREPROOF)

Por Ingº Alfonso Orellana

La otra noche, en compañía de mi amada y obedeciendo a la insistencia de unos amigos a quienes respeto mucho, me dispuse a ver la película “A Prueba de Fuego”.

Esta es otra película donde se explota el patrocinio del cristiano evangélico promedio por medio de presentar y exaltar valores comunes de este grupo. Kirk Cameron protagoniza este drama en el papel de Caleb, un capitán de bomberos amargado porque su esposa (Catherine) no le respeta y se opone a sus pasatiempos favoritos, tales como soñar con un barco nuevo y ver pornografía en el internet, aunque a esta última actividad sólo se alude en el film.

Sin entrar en detalles de la trama, voy a señalar los puntos que encuentro defectuosos desde mi perspectiva como Cristiano comprometido.

  1. El film coloca a esta pareja con problemas en un marco de dos in-conversos (¿sería un sacrilegio presentar al mundo una pareja de cristianos con problemas serios?) A partir de este hecho, el film se convierte en una herramienta evangelística, al presentar un cuadro irreal de que aceptando la versión evangélica de “recibir a Cristo” es la solución a todos los problemas maritales.

  2. Caleb es el “malo de la película” y se le presenta como el responsable de su propia miseria y la de Catherine. Esta teoría de que el varón es responsable al 100% de los problemas en el matrimonio es difundida ampliamente a través del mundo evangélico. Ellos dicen que el hombre, como sacerdote de su casa, tiene que ser un ejemplo perfecto de conducta  y el resultado será una esposa sumisa que le respetará y se desvivirá por él en la cama como fuera de ella. La mujer, por su parte, sólo tiene que sentarse a esperar que él “haga lo que tiene que hacer para hacerla feliz.” El film refleja esa perspectiva. ¿Podría Catherine razonar que Caleb busca la pornografía porque ella no le da lo que él necesita para satisfacerse sexualmente? Esto no se considera, por supuesto. Bueno, como Caleb no le hace ni cosquillas, ella comienza a acceder a los avances románticos de un joven médico en el hospital donde trabaja. Obviamente Caleb la está “empujando” a eso. Ella presenta una demanda de divorcio.

  3. El padre de Caleb (Cristiano) comparte con su hijo un programa de 40 días en los cuales Caleb hace todo el trabajo de buscar una reconciliación y después de prepararle el café, enviarle flores, llamarla al trabajo y preparare una cena romántica, todavía ella lo sigue tratando como a perro que se orina en alfombra nueva. El padre le dice que siga aguantando palos, pues el divorcio no es una opción. En este proceso Caleb “acepta a Cristo”. Aleluya, ahora todo estará bien, ¿No es cierto?

  4. Bueno, finalmente lo que ablanda el corazón de Catherine es que Caleb destruye el computador y le paga un equipo muy costoso para la salud de los padres de Catherine; usando los $24,000 que había ahorrado para comprar el barco. Ahora Catherine adquiere respeto por su esposo y viene arrepentida a buscarle con lágrimas en los ojos, atribuyendo el cambio de su esposo a su conversión. Se abrazan y viven felices para siempre.

De ninguna manera es mi deseo desestimar el poder de Cristo en la obra de restaurar vidas, porque Él sí puede hacerlo y lo hace. Pero cuando se presenta un cuadro tan desbalanceado como éste en la pantalla y lo mejor que podemos aspirar es que miles de hombres destruyan sus computadoras mientras hacen esfuerzos titánicos por complacer a esposas malcriadas que creen merecérselo todo y que ellas no tienen nada que contribuir a la felicidad del matrimonio, entonces tenemos serios problemas en las manos.

Este drama de un “yugo desigual” se repite en millones de matrimonios. Como explicara en otra aportación sobre el tema de los votos matrimoniales, la idea de que el matrimonio hay que preservarlo a toda costa, es una aberración de lo que Dios requiere. Cuando la nación Judía no cumplió su pacto (y Dios a menudo usó la metáfora de matrimonio en su relación con Israel) los soltó como una papa caliente. Aunque el divorcio debe ser la última opción, cuando dos no pueden o no quieren andar juntos, nadie debe obligarlos. Por supuesto, esto no significa que se aprovechara la provisión del divorcio para librarnos de responsabilidades contraídas ni para aplastar a la otra persona.

Las fantasías cinematográficas son eso mismo; fantasías. Lamentablemente cuando estas son revestidas de ‘cristianismo”, para muchos son fórmulas a la felicidad. Todos los casos son únicos y nadie tiene el derecho de juzgar a otros sobre la base su opinión. Como dice un viejo adagio; “Nadie sabe lo que hay en la hoya, sino el que cocina.”

Reciban un saludo.

LA INFIDELIDAD CONYUGAL (ADULTERIO): LO QUE DICE LA BIBLIA

Amigos que nos visitan:

Muchas matrimonios se rompen por diferentes motivos, pero el más grave de todos es el pecado de adulterio, un pecado que deja heridas sin cicatrizar de por vida, tanto en los esposos como en los hijos.

El adulterio se produce cuando la persona que lo comete deja que los deseos impuros lo dominen, cuando se olvida de su pacto matrimonial de fidelidad para satisfacer un deseo meramente carnal con una atractiva mujer (u hombre) que lo sedujo o que él “conquistó” con engaños. El ejemplo de José y la mujer de “Putifar” debe servirnos de lección para salir corriendo, aunque sea sin mucha tela, ante la seducción satánica.

Muchos hombres (…y mujeres) han quedado atrapados por el adulterio, que incluso han llegado a procrear  hijos de esa relación ilegal; hijos que crecerán sin la figura paterna, y que sufrirán traumas y que podrán presentar comportamientos antisociales. Todo esto como resultado de la conducta irresponsable y poco reflexiva de quienes rompen sus votos matrimoniales; individuos egoístas y necios  que vivirán hasta el resto de sus vidas con sus culpas y tormentos, si es que tienen algo de conciencia, claro.  

Amigo, no deje que el diablo saque ventaja de usted para vencerlo y destruirlo. Esté siempre atento a la Palabra de Dios. Ella nos da instrucción para no cometer los mismos errores que cometieron ciertos hombres de Dios del pasado, individuos que se dejaron seducir por los deseos de sus ojos y de la carne.

Recuerde: Mejor es entrar al reino con un solo ojo, que teniendo los dos y terminar en el infierno. ¿Me explico?

Póngase anteojeras invisibles y le irá muy bien…¡Recuerde siempre a los equinos de los hipódromos, y a José, el maratonista, cuando sea tentado! Y sobre todo, ¡manténgase siempre orando para que no caiga en la tentación del enemigo!

Vea siguiente vídeo: 

DAMA TESTIGO DE JEHOVÁ DA FE DE LA EXISTENCIA DE MATRIMONIOS ILEGALES DENTRO DE ALGUNAS CONGREGACIONES DE ESTE CULTO

Dama Testigo de Jehová le escribe a Lavasori para comentarle sobre su reciente video que saca a la luz el falso “matrimonio por votos” o también llamado “declaración jurada de fidelidad conyugal” arreglado por la WT para casar a sus miembros que están separados de sus anteriores cónyuges.

Más en:

www.lavasori.wordpress.com

SERVICIOS RELIGIOSOS Y MATRIMONIO

Los matrimonios son más fuertes cuando asisten juntos a los servicios religiosos, dice investigación
Lunes 21 de Julio de 2008
Sociedad
Estados Unidos


Los hombres que regularmente asisten a servicios religiosos tienen más probabilidades de tener matrimonios estables y felices, más probabilidades de estar involucrados con sus hijos y menos probabilidades de divorcio, dicen nuevas investigaciones.

Además, las madres que asisten semanalmente a la iglesia tienen la mitad de posibilidades de tener hijos fuera del matrimonio, dice el estudio.

La investigación realizada por W. Bradford Wilcox de la Universidad de Virginia analizó información de tres diferentes encuestas: la General Social Survey, la National Survey of Families and Households, y la National Survey of Family Growth. La investigación también obtuvo información parcial del libro de Wilcox: “Soft Patriarchs, New Men: How Christianity Shapes Fathers and Husbands.” (Patriarcas Suaves, Nuevos Hombres: Cómo el Cristianismo Forma Padres y Esposos)

“Los hombres religiosos (y sus esposas) disfrutan de matrimonios más felices, tienen menos probabilidad de tener hijos fuera del matrimonio, y tienen más probabilidad de tener un acercamiento padre-hijo más activo y afectivo durante la crianza de los hijos, en comparación con los hombres nominalmente religiosos o seculares,” escribió Wilcox. “Por lo tanto, cualquier esfuerzo por fortalecer los lazos del hombre con sus hijos y familia debe reconocer e incorporar el importante papel que juegan las instituciones religiosas en dirigir el corazón del hombre hacia el hogar.”

La investigación – titulada “¿Es la Religión una Respuesta? Matrimonio, Paternidad y la Problemática Masculina” – se publicó en junio en el sitio web del Centro para Matrimonios y Familias. Fue comisionada por la Iniciativa Nacional de Paternidad.

El artículo de la investigación hizo notar que durante los 50 años pasados un gran número de hombres se ha desconectado de la vida de la familia. El “porcentaje de hijos que viven en hogares en los que el padre está ausente subió de 11 por ciento en 1960 a 27 por ciento en 2000,” decía el artículo. Además, 38.5 por ciento de los bebés en el 2006 nacieron fuera del matrimonio, estableció el artículo.

La ruptura del matrimonio, la revolución sexual, el declive real en los salarios y el surgimiento del individualismo han contribuido a distanciar al hombre de su familia, decía la investigación. La religión, sin embargo, puede jugar un papel para atraer a los hombres más cerca a su familia, dijo. La investigación encontró que:

– El 70 por ciento de los esposos “que asisten a la iglesia regularmente reportan que ’son muy felices en su matrimonio” en comparación con el “59 por ciento de los esposos que raramente o nunca asisten a la iglesia.”

– Entre 1988 y 1993, los hombres y mujeres que asistían a servicios religiosos algunas veces o más al mes “tenían aproximadamente 35 por ciento menos probabilidades de divorciarse en comparación con sus iguales que raramente asistían a servicios religiosos.”

– Los padres que asisten algunas veces o más al mes a la iglesia “dedican por lo menos dos horas a la semana más en actividades relacionadas con los jóvenes,” “tienen significativamente más probabilidad de involucrarse en actividades uno a uno con sus hijos de edad escolar” y “tienen por lo menos 65 por ciento más probabilidades de darles más frecuentemente elogios y abrazos a sus hijos” en comparación con los padres que no tienen ninguna afiliación religiosa.

– Las madres “que asisten a la iglesia una vez por semana o más tienen menos de la mitad de probabilidad de tener hijos fuera del matrimonio, en comparación con las madres que asisten a la iglesia mucho menos o nunca.”

“Este descubrimiento es importante debido a que los hombres, mujeres y niños que tienen la suficiente fortuna de vivir en familias centradas alrededor de la alta calidad de un matrimonio estable disfrutan una amplia gama de beneficios: mejor salud, mayor riqueza y más felicidad que sus iguales,” escribió Wilcox. “Por lo tanto, en la medida que este informe encuentra que la religión une a los esposos a sus esposas en matrimonios fuertes en los Estados Unidos, también sugiere que la religión indirectamente alberga el bienestar físico, económico y emocional de los adultos y los niños.”
 
 

 

¿Por qué la religión tiene tal impacto positivo en los padres y en la familias? El artículo citó cuatro razones. Las iglesias y las instituciones religiosas: 1) les enseñan responsabilidad moral a los padres; 2) les proveen a los padres oportunidades, como los grupos de jóvenes, para pasar tiempo con sus hijos y su familia; 3) ofrecen ánimo y consejo para que sean padres efectivos; y 4) proveen un “orden significativo” a la vida, por lo tanto ayudan a los padres a “lidiar constructivamente” con pruebas como el desempleo y la muerte.

La investigación también citó información que muestra que la cohabitación – esto es, parejas que viven juntas antes del matrimonio – no provee estabilidad.

“Los hombre que cohabitan en unión libre son menos propensos a quedarse y desarrollar lazos con sus hijos, debido a que las uniones libres tienen menos probabilidades de perdurar,” escribió Wilcox. “Un estudio encontró que un niño nacido de una unión libre tenía un 50 por ciento de riesgo de que sus padres se separaran en sus primeros cinco años de vida; por el contrario, un niño nacido de una pareja casada tenía solamente un 15 por ciento de riesgo de que sus padres se separaran en sus primeros cinco años.”

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

PAUTAS PARA SOLUCIONAR LOS CONFLICTOS MATRIMONIALES

 

Dice el Dr. Clayde Narramore: “No debe sorprendernos que no exista ni una sola pareja que pueda cruzar los mares del matrimonio sin encontrarse en alguna tormenta “. Él mismo sugiere que quizá la razón de esta realidad es que “nadie está emocionalmente sano en todas las ocasiones”.

Aunque los conflictos son naturales en el matrimonio, es preciso reconocer que hay diferencias o grados de conflictos, los cuales muchas veces se ven agravados en su complejidad o en su dimensión por no saber cómo manejarlos. Los principios de Resolución de Conflictos están íntimamente ligados a los principios de “comunicación efectiva”, Una buena comunicación permite evitar o disminuir el conflicto. Por el contrario, una mala comunicación permite crear o complicar más los existentes. Prestemos atención a alguno de ellos:

1.      Trate de atacar el motivo del conflicto, no a la persona.

Es común que en medio del ardor de una discusión alguna de las partes se olvide del tema y ataque (aún con temas viejos) a la otra persona. También, es posible que los términos que se utilizan hagan que la persona se sienta ofendida, en lugar de resolver el tema que les preocupa. Sintiéndose atacada, una persona normalmente devuelve la agresión con más agresión (Leer: Proverbios 15:1; 25:15; Efesios 4:26-3 l).

2. No acumule malestar ni rencor

Los problemas no resueltos se agravarán con el paso del tiempo. El guardar rencor, irritaciones o disgustos pueden llevarle a decir o hacer cosas que luego lamentará. Es necesario resolver “cada día su propio mal”, de lo contrario, no estará sabiendo por qué pelea (Proverbios 17:14; 20:3; Romanos 13:13). 

3. Sepa perdonar y olvidar

Obviamente, no se puede olvidar por completo, pero tampoco se debe mencionar todo lo que uno recuerda. El usar datos viejos confunde el cuadro de discusión. Un conflicto puede llegar a ser crónico por la incapacidad de alguien en el área de perdonar. No sólo hay que saber perdonar, sino también saber perdonarse (Santiago 5:16; Colosenses 3:13; Proverbios 17:9; 1 Pedro 4:8).

4. Sepa escoger el tiempo y lugar de discusión

Aunque la mayoría de las veces reaccionamos impulsivamente, debemos tener la mente fría como para poner distancia del problema a fin de actuar con mayor calma, con menos enojo. Esto nos permitirá ser más objetivos en el conflicto. Esto también incluye el evitar testigos ajenos al problema, que pueden traer vergüenza a una de las partes intromisiones que no ayudan. Postergar la discusión no significa evadir el problema. (Proverbios 15:23,28; Santiago 1:19; Proverbios 18:21).

5. Sea honesto acerca de lo que es el problema en sí

No pelee con problemas imaginarios o inexistentes. Busque el problema real, las raíces y no las excusas. No presuponga que su cónyuge lee su mente. Dígale con sinceridad cómo interpreta usted el conflicto. Diga la verdad con amor, pero cuidado, no exagere. (Efesios 4:15).

6. Enfréntese con quien realmente es el problema

No descargue su frustración con los niños porque no tiene el valor de hablar con su cónyuge del conflicto. No descargue en su esposo(a) su sentimiento de impotencia para con su jefe. Evite hacer transferencia hacia terceros (1a Pedro 3:10).

7. No pelee sobre cosas insignificantes

Antes de hablar, tome un momento para evaluar si la falta merece el gasto de tiempo y atención. Muchas veces las peleas son sobre temas que no valen la pena, sino sólo por el oculto deseo de dominar o controlar al otro (Proverbios 19:13).

8. Escoja las armas adecuadas

No deje que un pequeño problema estalle hasta que se transforme en un caso de vida o muerte. No hay que llevar la discusión hasta una situación límite o de no retorno. El utilizar sabiamente la presión, persuasión, argumentos o silencios es sumamente importante para dejar a buen resguardo el afecto, el amor y las correctas y permanentes relaciones.

9. Acepte que ninguno está siempre en lo correcto

Algunos simplemente no pueden dejar de decir la última palabra al otro. La madurez se destaca por la capacidad de respetar la opinión que difiere de la suya propia. Quien actúa como si fuera el único sabio con todas las respuestas, es repulsivo a todo el mundo, inclusive a su propia familia.

10. Si sus hijos han presenciado una discusión, deben ser testigos también de la reconciliación

Los niños deben saber que el mundo no es color de rosa, pero deben desarrollar la pericia de resolver los problemas que inevitablemente surgirán en sus propias vidas. El mejor lugar para este aprendizaje es el hogar, siguiendo el modelo de sus padres.

11. Oren juntos acerca de su conflicto

Por lo general quien está en conflicto tiene la tendencia a dejar de orar. No deben dejarse engañar en cuanto a la oportunidad de orar cuando se está en conflicto. Es el momento más oportuno de reconocer la incapacidad de resolverlo y recurrir juntos a Dios. Es maravilloso lo que ocurre a personas enojadas cuando hablan con Dios. Muchas cosas cambian después de orar juntos, franca y abiertamente.

12. No tema ni tenga vergüenza de buscar ayuda de otros

A veces la pareja no logra buena comunicación y necesita que alguien los ponga en contacto otra vez. En muchas ocasiones se hace necesario que alguien objetivamente nos ayude a entender lo que nos sucede. Buscar ayuda y aceptar consejos no pone en duda la hombría ni la capacidad de nadie y a menudo ayuda a recomponer la relación. 

* Hugo Márquez

Es pastor de la Primera Iglesia Bautista en Neuquén- Argentina
Extraído de El Expositor Bautista, págs. 18 – 19. Octubre 1999

 

CARTA DE UNA ESPOSA ANGUSTIADA POR SU HOGAR EN CRISIS

Hola, soy una mujer cristiana de 30 años desde el vientre de mi madre. Hace 2 años y medio me casé con un hombre cristiano, y hace una semana estamos separados, ya que él se fue de la casa porque no aguantaba más mis insultos.

 Soy de carácter fuerte, impulsiva, rebelde, aún cuando nací en un hogar cristiano. Yo nací prematura y con una condición auditiva no buena, y eso hizo que me sobreprotegieran demasiado permitiéndolo todo en mi vida. Aun eso me duele ya que actualmente se me hace difícil tomar decisiones, y valerme por mi misma.

Me casé con un hombre extraordinario, buen padre, buen abuelo, ya que cuando lo conocí ya tenía 3 hijos (27, 24 y 6 de un mismo matrimonio). Se divorció porque para él convertirse fue un caso. Ahora bien, en mi caso, como le decía, soy de carácter fuerte y por eso llegó un momento en que lo insultaba emocionalmente, sicológicamente, y le llegué a agredir. Había celos, obsesión, y hostigamiento por teléfono. El siempre me decía que cambiara porque estaba cansado de lo mismo, que estaba en cero, negativo, a punto de llegar al abismo, etc, etc. Hoy reconozco que lo amo y que lo extraño, me hace falta y quiero restaurar mi matrimonio. Le pregunto cómo lo puedo lograr. Deseo:

1. Cómo puedo restaurar mi matrimonio.

2. Saber qué hacer para ser la esposa que él quiere que yo sea.

3. Cómo le hago saber a él que aunque él dice que necesito cambiar y él regresar, no solamente por él, sino por mí, que yo voy a cambiar.

4. Cómo hago para que él vea frutos, no de palabras, sino de hechos.

5. Qué hago para que mi marido vea en mi un cambio y así restaurar mi matrimonio.

Delia

lineisis7@hotmail.com

CONSEJO:

Estimada hermana:

Te saludo en el poderoso nombre de Nuestro Señor, deseando que su luz te ilumine siempre.

Es evidente que estás muy clara acerca de cuál es la causa de tu problema, y eso es muy importante. Cuando conoces a tu adversario, puedes vencerlo. En este caso, tu enemigo, al parecer, es tu “carácter fuerte”.

Pero… tranquila. ¿Sabes qué? Tengo excelentes noticias para ti. Creo que no eres nada de lo que dices, sólo te estás dejando utilizar por Satanás. El es nuestro astuto enemigo, siempre al acecho y decidido a debilitarnos la fe y destruir nuestra comunión con el Señor. No darle ocasión es nuestra decisión más acertada.

Recuerda que el Señor, a través de su sacrificio en la cruz, nos dio una nueva vida. Un niño cuando nace, no es malo ni bueno ni tiene carácter fuerte. Es una criatura que depende de su madre para vivir.

Algo semejante ocurre con nosotros. Separados del Señor, nuestra vida espiritual colapsa y somos presa fácil del enemigo. Su Palabra es el alimento que nos hace fuertes para resistir todas las pruebas que tengamos que enfrentar. Y sin duda alguna, para ser felices.

Dices que naciste prematura. Tengo la impresión de que a raíz de esas limitaciones aprendiste un patrón de conducta que te permitió, cuando eras niña, conseguir todo lo que querías. Una vez adulta, tal vez esperando conseguir de tu marido el mismo amor y la atención absoluta que tenías de tus padres, sigues haciendo uso de un comportamiento que, a estas alturas de tu vida, lejos de beneficiarte te perjudica a ti y a quienes te rodean. Y es lógico. Ya no eres una niña.

Eres una mujer casada. La esposa cristiana debe sujetarse a su marido y respetarlo. Pero esta no es una sujeción a regañadientes, sino por amor. Así como amas al Señor y te sujetas a él, debes hacerlo con tu esposo (Ef. 5:22).

Tus pasadas frustraciones no tienen porqué interferir ahora en tu vida y menos en la de las personas que amas. Tú debes asumir responsablemente el cuidado de lo que Dios te ha dado: un hogar y un excelente esposo. No permitas que los celos, el hostigamiento y los gritos, se enseñoreen de ti. Haz uso del dominio propio que el Señor te dio.

No olvides que las palabras son espíritus. Cuida siempre lo que hablas para que no desates tempestades. Lo que siembres, eso cosecharás. Ama y respeta a tu marido, y verás que él también hará lo propio.

Ahora bien, has dicho algo sumamente importante: amas a tu esposo y deseas restaurar tu matrimonio. Así las cosas, sé que estarás dispuesta a cambiar tu conducta, pues el amor no hace nada indebido. A cultivar ese espíritu apacible que agrada al Señor (1P 3:4), a darle cabida al Espíritu Santo en tu vida, para que puedas experimentar la paz verdadera. Requiere de tu esfuerzo. Solicita la ayuda del Señor en oración. El Espíritu Santo no mora en un templo contaminado.

 

Habla con tu esposo y explícale que estás arrepentida. Dile cuánto le amas y cuánto lo necesitas.  Hazle saber que reconoces todos tus errores y también tu firme decisión de no volverlos a cometer. Procura su perdón.

Quiero dejarte, para finalizar las hermosas palabras que una vez pronunciara el apóstol Pablo: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo; mas vive Cristo en mí …”. (Gal. 2:20).  Si Cristo ahora vive en nosotros, ¿cómo podemos decir “yo tengo mal carácter”? ¡Eso no existe, hermana! ¡No permitas que Satanás te siga engañando!

En la esperanza de  que el Señor te permita disfrutar de una vida feliz  junto a tu esposo, se despide de ti,  y queda a tus gratas órdenes, amiga y hermana,

Rosa

Cuatro Señales de Advertencia de Que Su Matrimonio Está en camino al Desastre

 

Cuando las parejas se registran para un seminario intensivo sobre Matrimonio, ellas por lo general acuden como un último esfuerzo para salvar su matrimonio. De hecho, el 70 % de las parejas que asiste a un programa de conciliación marital está al borde del divorcio. Aunque algunas personas sean cogidas “por sorpresa” por la petición de separación, la mayor parte experimenta innumerables señales de advertencia mucho antes de que una separación ocurra. Nos gustaría compartir con ustedes algunas de nuestras conclusiones en un esfuerzo por ayudar a las parejas “problemáticas” antes de que sea demasiado tarde. Aquí están cuatro señales de advertencia que muestran que su matrimonio está en camino para el problema:

1) A menudo Usted Culpa a Su Cónyuge

Señal de Advertencia: Si usted se encuentra culpando a su cónyuge, o más bien culpado por su cónyuge por todo (sobre su incapacidad de encontrar las llaves del coche, a porque su niño obtuvo una puntuación baja en su libreta de calificaciones), su relación podría estar en el problema. 

Solución: Remueva las acusaciones de la discusión. Sólo detenga la manía de la inculpación. En cambio, tome la responsabilidad personal por su parte en la situación, y deje que su cónyuge tome la suya por su lado (sin que usted le indique cuál es ésa).

2) Asuma Usted lo Peor

Señal de Advertencia: Ustedes han dejado de darse el beneficio de la duda.

En los primeros días de un matrimonio, los cónyuges asumen sólo los mejores motivos para las acciones del otro.

Si, por ejemplo, al comienzo de su matrimonio, el marido duerme más tarde de lo normal un sábado por la mañana, la esposa puede pensar, “Él debe haber tenido una semana realmente difícil. Me alegro él obtenga un tiempo para dormir.” 

Unos años más tarde, sin embargo, ella puede tener una actitud diferente cuando él duerme en un sábado. “Él lo tiene todo tan fácil, y es tan perezoso. Desearía yo poder dormir en un sábado mientras alguien más se levantaba temprano para cuidar de los niños. Él nunca se preocupa por nadie, sino sólo por él.”

Si usted tiende a pensar de su pareja con ideas negativas, su matrimonio está en la zona de peligro.

Solución: la próxima vez  que su pareja haga algo que usted encuentra irritante, trate de darle el beneficio de la duda. Corte cada uno de ustedes algo de la flojera tan a menudo como les sea posible. Recuerde la regla de oro: “hagan a otros como quisieran ustedes que les hagan los demás”.

3) Ustedes han Dejado de Tocarse

Señal de Advertencia: Si ya ha pasado mucho tiempo desde que usted y su cónyuge tuvieron sus manos unidas, que se abrazaron en el canapé, que se besaron, o que se juntaron para tocarse el uno al otro, su relación necesita una inyección de refuerzo.

 John Gottman dice que cuando la relación de una pareja se ha tornado fría, ella deja de apretarse, de reírse tontamente sobre chistes privados, y de elogiarse mutuamente.   

Solución:

Busque tiempos para extender la mano y tocar a su pareja. Tómense las manos y bésense, aun si usted no piensa que hará una diferencia. Usted estará sorprendido por la diferencia que realmente hace. E intente el beso de los 10 segundos. Una investigación muestra que el beso de diez segundos realmente puede añadir algún “calor” a una relación que se está enfriando.

4) Usted ha dejado pasar un tiempo de calidad juntos como pareja 

Señal de Advertencia: Pasar el tiempo juntos suena menos y menos atractivo.

Si ustedes todavía quieren pasar el tiempo juntos como una pareja, pero la vida se ha vuelto muy ocupada últimamente al punto de que se ha tornado difícil, esto podría conducir a problemas, pero no está en la zona de peligro aún. Si cualquiera de ustedes se ha vuelto indiferente en pasar el tiempo juntos, esto es una gran bandera roja, que necesita la atención inmediata. 

Solución:

 

Si usted está en cualquiera de estas categorías, pero especialmente en la última, planee una noche o un fin de semana juntos lo antes posible. Planeen divertirse juntos, haciendo algo que ustedes saben que los dos disfrutarán, y ser intencional sobre recrear los buenos sentimientos el uno hacia el otro. Mientras ustedes hacen esto, ustedes nuevamente comenzarán a pensar con mucha ilusión en los tiempos venideros juntos y en unidad. ¡Y tan a menudo como usted pueda, coquetee a su pareja!

 Dra. Corazón

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

 

CLAVES PARA UN MEJOR MATRIMONIO

 

 

 Escrito por Jim Burns – HomeWord   


Sea que tengas de casado seis semanas o 26 años, tu deberías saber que se necesita más que una “boda extraordinaria” para lograr un gran matrimonio.

Hace tiempo, la sociedad entendía este hecho. Las ceremonias eran simples. Los matrimonios no eran extravagantes o elegantes, pero perduraban. No eran sometidos al balanceo emocional que fracciona tan fácilmente hoy en día.

Mientras crecías, el divorcio era inusual. Se daba bajo las circunstancias más desesperantes. (Regresa a su niñez y adolescencia. ¿Cuántos de tus amigos crecieron en un hogar desecho?)

Entonces, se dio la revolución sexual. Hombres y mujeres se dieron por vencidos con la “familia tradicional” de manera récord, tanto en la sociedad como en la iglesia. Pronto, el índice de divorcios en ambas áreas había crecido a un número extraordinario del 55 por ciento.

En estos días, ese índice está bajando. Nuevamente la gente se está casando y manteniendo esa unión. Están pensando un poco más en lo que significa estar casados, antes de tomar ese paso. (De hecho, la edad promedio de novias primerizas es ahora de 25 años; para los hombres primerizos es de 26).

A lo mejor, estos recién casados crecieron en hogares divorciados. Conocen el dolor y la frustración de tener dos parejas de padres, estar entre dos casas unas veces por semana, preguntándose si había algo que pudieron haber hecho para mantener juntos a sus padres.

Además de pensar un poco más en el matrimonio que la generación anterior, esta nueva ola de recién casados están haciendo lo posible para mantenerse unidos. Como indica el psicólogo Dr. Gary Rosberg, estas personas seriamente quieren hacer su unión “a prueba de divorcios”.

Si eres padre de un adolescente, esta es una buena noticia en dos niveles distintos. El primero, con respecto a tu propio matrimonio: ¿quién de nosotros no está interesado en fortalecer los lazos del sagrado matrimonio? Lo segundo, piense en la ola de impacto que tendrá sobre sus hijos. A ti ni a mí se nos enseñó cómo tener un matrimonio “a prueba de divorcio”. Se nos dijo simplemente que el matrimonio era para siempre y era malo divorciarse.

Ahora, tenemos la oportunidad de ser la generación de transición: enseñarle a nuestros hijos de qué se trata un matrimonio “a prueba de divorcio”.

El Dr. Gary Rosberg y su esposa Bárbara han identificado un número de principios bíblicos que son claves para un matrimonio “a prueba del divorcio”. Siguiendo estas normas no solo mejorará su relación con su pareja hoy, sino establecerá un patrón para que sus hijos puedan tener una relación duradera con su pareja en un futuro.

Llamo a estos principios “6 claves para un matrimonio mejor hoy”. Si quieres fortalecer tu unión de inmediato, empieza por mostrarle a tu pareja…

1. Amor de perdón – Porque Jesucristo se sacrificó por nosotros en la cruz, todos nuestros pecados han sido perdonados. El amor de perdón que Él nos ha mostrado es esencial en un matrimonio. Ofrece un nuevo comienzo luego de que un cónyuge haya herido al otro. Sin perdón, ningún matrimonio perdurará.

2. Amor de servicio – ¿Conoces las necesidades más profundas de tu cónyuge? Amándolo(la) con el corazón de un siervo es la mejor forma de averiguarlo. Sírvanse mutuamente en amor (después de todo, el Hijo del Hombre no vino para ser servido sino para servir).

3. Amor perseverante – El matrimonio es una maratón, no una carrera corta y rápida. ¿Estás preparado para algo largo o tienes la tendencia de “salirte” cuando se pone difícil? El amor perseverante nos sostiene durante las pruebas de la vida (y son esas pruebas las que hacen real cualquier matrimonio).

4. Amor de protección – En otras palabras, hazle saber a tu cónyuge que harías lo que sea necesario para mantener unido el matrimonio (mientras sea legal y moral, claro). La cultura moderna no está tan entusiasmada con el matrimonio, aunque sea columna vertebral de la sociedad. El amor de protección, resguarda tu corazón y el corazón de tu pareja de las amenazas hacia tu matrimonio, y ¡créame que las hay!

5. Celebración del amor – ¡Así es… celebre su matrimonio! Qué obsequio se han dado los dos. Celebración del amor los equipa para mantener una conexión emocional, física y espiritual satisfactoria. ¡Celébrelo!

6. Amor renovador – Ningún matrimonio sobrevivirá si alguno o ambos cónyuges desafían la integridad de éste con amenazas de irse. El hecho es que el amor renovador les permite al esposo y a la esposa observar el convenio del matrimonio como si fuese indestructible (tal y como Dios lo hace). Así que comparta este regalo con su pareja cada día. Gócense en el hecho que estarán juntos por siempre… ¡“para bien o mal”!

Estas seis expresiones de amor son vitales para mejorar su matrimonio. También les enseñará a sus hijos a entender de qué se trata el amor bíblico y matrimonial.

El amor toma tiempo; cualquier buena relación lo toma. ¡Así que mantente en línea, sigue orando y empieza a amar a tu pareja para que tu matrimonio sea “a prueba de divorcio”!

(Información sacada de Haz tu matrimonio a prueba del divorcio, por el Dr. Gary y Bárbara Rosberg)

 

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y español)

HAGA DE SU MATRIMONIO UNA AVENTURA EXCITANTE

HAGA DE SU MATRIMONIO UNA AVENTURA EXCITANTE

 

Muchos matrimonios hoy están en crisis por falta de valores cristianos y por la ausencia de un compromiso serio y profundo para llevar adelante la relación. Los más de los que se casan lo hacen pensando en que si la cosa no anda bien podrán separarse en un santiamén y a comenzar de nuevo. Sin embargo, es muy probable que este tipo de personas tampoco halle una verdadera estabilidad con una nueva pareja porque el problema está en la carencia de valores profundos sobre la santidad y la indisolubilidad del matrimonio.

Sin duda, el matrimonio es un estado que muchos consideran ideal, pues otorga estabilidad y seguridad a las parejas y a sus hijos. ¡Y por supuesto que lo es!, pero hay que saber llevarlo adelante según las reglas que Dios dicta para los que lo componen.

He aquí algunas pautas para un matrimonio Feliz:

 

En Primer Término: Decidiendo por una pareja Idónea:

Muchos matrimonios terminan mal porque comenzaron mal, porque los esposos no fueron los adecuados. Por ejemplo, el arado se debe jalar con animales de la misma especie. No se puede usar buey y caballo juntos. Asimismo, en el matrimonio, los esposos deben ser idóneos, deben ser iguales, deben aspirar a apuntar a lo mismo. Ellos deben estar dispuestos a caminar por el mismo surco o sendero en el campo de la vida. La Biblia enseña que no puede haber comunión entre la luz y las tinieblas, entre el creyente y el incrédulo.

El matrimonio mixto fue prohibido en el Antiguo Testamento. Los Hebreos no podían casarse con los paganos porque eso ofendería a Dios y les acarrearía su perdición. Hoy, muchos cristianos optan por un esposo o esposa que tienen creencias diametralmente opuestas al cristianismo, y luego pagan caro su desatino. Estos viven una vida tortuosa y desdichada y terminan divorciándose con los hijos desperdigados por todos lados. Así que el primer principio de un matrimonio feliz es SABER ELEGIR A LA IDÓNEA O AL IDÓNEO.

En segundo término: el amor nunca muere.

Cuando dos personas se casan, lo deberán hacer motivados por un amor genuino el uno por el otro. El amor verdadero lo definió el apóstol Pablo en 1 Corintios 13:1-8, y todo buen cristiano debería leerlo siempre en su Biblia. Ahora bien, la cosa es simple: El verdadero amor NUNCA muere, ¡y lo dijo el mismo Pablo por inspiración! Si el amor de una pareja DESAPARECIÓ es porque sencillamente nunca fue un amor verdadero. Las personas deben comprender que el verdadero amor no muere, no desaparece, no decae…PERMANECE y aún crece. Así que, cualquier pretexto que justifique la muerte del amor es una mentira. Por eso es que es necesario asegurarnos que lo que nos mueve al matrimonio es un amor genuino y divino hacia nuestra pareja, y no un interés para asegurarnos un futuro económico o un estatus dentro de la sociedad.

En Tercer Término: Necesitamos del Espíritu de Dios

El amor verdadero viene de Dios, y de hecho es el primer fruto del Espíritu Santo de Dios. Si vamos a Gálatas 5:22, el amor es mencionado por Pablo como el primer fruto del Espíritu Santo. Así que el amor divino, el verdadero que nunca muere, viene del Espíritu de Dios. Aquí está pues el secreto del éxito matrimonial: Poder recibir de Dios su amor eterno. Necesitamos que Dios nos regale su amor, y nos dé de Su Espíritu para que nuestro matrimonio funcione a pesar de los vaivenes de la vida. Este es un secreto que pocos entienden, porque es sobrenatural. El hombre natural no puede entenderlo, y su mente lo rechaza porque lo percibe como un cuento de Hadas. Sin embargo, la realidad es que si el Espíritu de Dios no toma el control de nuestras acciones, cualquier empresa que iniciemos tendrá serios problemas. Así que, los hombres deben buscar llenarse del Espíritu de Dios para tener éxito en su hogar. Entiendan bien esta tercera regla.    

En Cuarto Término: Necesitamos aceptar el arreglo divino

En cualquier empresa existen manuales de funciones para el buen desempeño de sus integrantes. Cada quien sabe lo que tiene que hacer y hasta dónde llegan sus responsabilidades. En el matrimonio Dios le ha dado al esposo una función clara, y a la esposa, otra. Invertir los papeles es peligroso e incluso mortal. Se debe reconocer en principio que la CABEZA del hogar es el HOMBRE, y esto significa que la guía y la dirección del hogar viene del esposo. El es el “capitán” del barco, y la esposa debe aceptar este principio y no pretender tomar el puesto del hombre pretextando que las mujeres y los hombres tienen los mismos derechos. El hecho de que el hombre sea la CABEZA del hogar no significa que él deba ser un tirano o un déspota con el resto de su cuerpo. Él, como cabeza, cuidará de su cuerpo y de sus miembros, y los mantendrá sanos y fuertes. Nadie que se ama a sí mismo se heriría o se mal trataría, sino todo lo contrario. Recordemos que el mismo Jesús, nuestro Señor, reconoció tener su propia cabeza, y dio ejemplo de sumisión.  Y recordemos además que la iglesia igualmente (compuesta de hombres y mujeres) tiene el deber de someterse a Cristo como cabeza. Así que esposas, no tienen porqué sentirse discriminadas.

En Quinto Término: Criando hijos con responsabilidad

Los esposos deben hacer todo decentemente y en orden. Es decir, el matrimonio implica tener hijos, pero esto debe estar bien planificado. Cuando una mujer se casa, ella anhela tener el mayor número de hijos posible, pero esto muchas veces acarrea responsabilidades y gastos que pueden ocasionar un malestar innecesario en el matrimonio. En realidad de lo que se trata es tener calidad de hijos y no tanto cantidad. Mejor se educan dos o tres hijos que ocho. Es necesario sujetarse al presupuesto presente y no hacer inversiones o gastos que no podremos afrontar luego. Si se es joven, primero es sabio dar prioridad a la adquisición de una casita propia y luego pensar en tener un hijo. Tenemos que aprender a usar bien el dinero, y saber decidir sobre las prioridades. Se requiere sabiduría en todo lo que hagamos.

Si el marido es joven, y busca superarse, no sería sabio que tenga hijos inmediatamente si es que tiene la intención de seguir estudiando una profesión o una maestría. Muchas veces estos estudios de postgrado son costosísimos, y requieren una dedicación constante por parte del esposo, quien ya tiene simultáneamente que salir a trabajar para traer el pan a la casa. Hay que saber decidir por las prioridades. De esta forma, esposo y esposa pueden lograr sus metas con más facilidad. Si ella pospone la crianza de hijos por unos años, y apoya al marido trabajando a medio tiempo por su cuenta, lograrán mejor sus metas.

En Sexto Término: Tiempo para Dios

Hay que siempre mantener la llama del Espíritu Santo encendida, y para ello hay que darle tiempo al Señor. La oración en familia, y la lectura de la Santa Escritura por parte de la cabeza, alimentará y vivificará al hogar constantemente. El padre de familia debe recordar que no sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

En Séptimo Término: Tiempo para la Esposa

Los esposos deben comprender que el trabajo de la esposa es muy agotador y merece reconocimiento constante por parte del marido. La esposa espera ese reconocimiento a través de gestos o actitudes de amor y consideración. Si el hombre puede apoyar a su mujer es los quehaceres del hogar, ya sea lavando los platos, o lustrando los muebles, o lo que sea, sería para ella de gran felicidad. Las mujeres necesitan consideración, afecto, apoyo, y sobre todo gratitud por parte de su esposo y de sus hijos. El esposo tiene que andar sabiamente con ellas, y darse un tiempo para escucharlas y saber cuáles son sus necesidades y anhelos inmediatos.

También sería ideal que el marido invite a su esposa a un fin de semana juntos, y alejados de la responsabilidad del hogar, para que revivan su amor como si recién estuvieran casados, en un bello lugar con el consentimiento de los hijos. El hombre no tienen porqué buscar escapar de la monotonía saliendo con los amigos cuando lo puede hacer muy bien con su mujer en un lugar distinto como si fueran amantes que se esconden tras la oscuridad. El hombre debe ser sabio con su esposa y hacer de su vida íntima una aventura y una travesura interminables.

En Octavo Término: Tiempo para Ejercitarse

Los esposos deben mantener la ilusión física que entra por los ojos, y esto implica mantenerse en lo posible en forma. Es sabio que tanto marido y mujer se mantengan bellos, agradables, y “atléticos” dentro de su edad. Claro que el tiempo hace estragos en el cuerpo y la belleza, pero si hacemos un esfuerzo para mantener esa ilusión y seducción inicial, cuidando el cuerpo, mejor aún. No es sabio que una mujer se vuelva obesa porque descuida su apariencia comiendo en exceso, o que huela mal porque no se lavó después de cocinar o de trabajar en los quehaceres del hogar. Igualmente el hombre debe cuidarse y estar siempre agradable para su esposa dentro de su edad. No se espera que un hombre de 50 tenga todos los atributos de un hombre de 25, pero al menos debe estar “presentable” y limpio para ella y los demás. No está demás decir que esta limpieza debe abarcar a los hijos y a la misma casa.

 En Noveno Término: El Carácter

El carácter es importante para la armonía del hogar. No hay cosa más tediosa para el marido que una esposa quejumbrosa e inconforme. Sin duda todo hombre quiere encontrar un oasis en su casa cuando llega de un día duro de trabajo. El espera encontrar a su amada esposa con un rostro feliz y lista a atenderlo con su comida caliente en la mesa, y para decirle lo mucho que lo extrañó todo el día. Esto parece muy romántico, pero creo que todo esposo espera lindas palabras de su esposa, y no quejas a quemarropa.

La mujer sabia sabrá “torear” al marido cuando llega algo molesto por lo que su jefe le dijo, y no sumarle problemas a los que ya trae. La mujer insensata no sabe esperar el momento oportuno para decirle a su esposo lo que podría molestarlo al momento de entrar a la casa agotado y cansado por un día difícil. La mayoría de los esposos valoran la prudencia y el carácter suave y discreto de sus esposas.  Sin embargo Salomón también escribió: “Mejor es morar en tierra desierta que con mujer rencillosa e iracunda” (Prov. 22:19).

Si usted, esposa, tiene a su esposo lejos de usted, ¿no será que usted tiene un carácter imposible de soportar?¿No será que usted con sus actitudes, gritos, quejas, celos, reclamos, comparaciones, lo está alejando de su vida? ¡Piénselo! El mal carácter es causa frecuente de separación y divorcio. ¡Cambie su carácter y cambiará su matrimonio para bien!

Se lo dice, Apologista.

 

 

 

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y español)

SU MATRIMONIO—¡USTED PUEDE MEJORARLO!

                     e-mail:olcesemario@latinmail.com      

 

             ¿Por qué existen hogares destruidos?¿Por qué los hijos crecen rebeldes y desobedientes a la autoridad paternal? ¿Por qué hay tantos jóvenes drogadictos, y jovencitas encinta? ¿Por qué el aumento de la tasa de divorcios? ¿Por qué tanto abuso infantil? ¿Por qué tantas mujeres golpeadas? Estas preguntas pueden ser respondidas, de alguna manera, por los psicólogos y psiquiatras; pero ellos mismos ignoran la verdadera razón y la verdadera solución de este problema que está destruyendo a la sociedad humana.

 

DIOS PADRE ES UN MARIDO FIEL:

 

          Aunque usted se sorprenda, Dios es un Dios de familia. Él mismo tiene sus hijos, y llama a Su pueblo Israel como: “Su esposa”, con la cual Él tiene un compromiso. En Jeremías 3:14 leemos: “Convertios, hijos rebeldes, dice Jehová, porque YO SOY VUESTRO ESPOSO…”. Es decir, Israel como una nación, es elegida por Dios para que sea “Su esposa”. Esto significa que Dios tiene obligaciones (un pacto)  para con ella, y viceversa. La lealtad de ambas partes es el requisito número uno del éxito, la felicidad, y la prosperidad. Y en Jeremías 31:32 leemos que Israel, su nación elegida para ser “SU esposa”, se convierte en infiel. Dice el texto: “,,,porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui MARIDO PARA ELLOS, dice Jehová.” Dios, sin duda, dio siempre un ejemplo de lealtad a su pacto como MARIDO de la nación israelita. No obstante, Israel le falló siendo infiel y yendo tras otros dioses (o “amantes”). En Jeremías 3:13,14 leemos sobre esto mismo, así: “Reconoce, pues, tu maldad, porque contra Jehová tu Dios has prevaricado, y fornicaste con los extraños debajo de todo árbol frondoso, y no oíste mi voz, dice Jehová. Convertios, hijos rebeldes, porque yo soy vuestro esposo…”. Vemos, pues, que Dios es un esposo que está dispuesto a perdonar a su esposa adúltera, si ésta de veras se arrepiente de su desliz.

 

JESÚS, EL HIJO: TAMBIÉN ESTARÁ CASADO:

 

          Jesús sigue el ejemplo de Su Padre, y como era de esperarse, él también es un potencial esposo fiel. Su futura esposa es su iglesia —la Iglesia de Jesucristo! A ella Jesús le exige lealtad desde el noviazgo, y le pide que se mantenga pura y virgen hasta su casamiento con él. Veamos lo que la Biblia nos dice de Jesús y su iglesia: “Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado”.(Apocalipsis 19:7). Aquí el Cordero (Jesucristo) se va a casar con su pareja (su novia, su iglesia) cuando regrese del cielo por segunda vez. Esta verdad se ve reflejada en la Parábola de las Diez Vírgenes que salen a recibir al esposo que vuelve (Mateo 25:1-13). Sin duda, Jesús es el esposo, y las vírgenes, como un conjunto o unidad, es su iglesia. Por cierto que una de las características de Jesús es su fidelidad a sus compromisos, por eso se le llama: FIEL Y VERDADERO en Apocalipsis 19:11,12.

 

ADÁN Y EVA: EL PRIMER MATRIMONIO HUMANO:

                                                    

          Dios es el fundador del matrimonio, él hizo a una pareja de humanos para que vivieran juntos y procrearan hijos. Dios no hizo un harem de mujeres bellas para que Adán tuviera muchos hogares. No! Dios decidió que la mejor manera de formar y educar a los hijos es dentro de un matrimonio monógamo. El machismo es una invención humana que viola los preceptos de Dios. Los “machos” quieren tener muchas mujeres, pero Dios no quiere “machos” sino VARONES que sepan ser fieles y leales a sus esposas, a pesar de las tentaciones o deseos que pudieran tener por otras mujeres. El varón sabe ser leal o  fiel a su pacto con su esposa, y sabrá seguir el ejemplo del “Dios-Marido” que le es siempre fiel a su “nación-esposa”, a pesar de que ésta le fue infiel y dura de corazón.

              

          Sin duda Dios es un marido o esposo de una sola compañera, su pueblo elegido. También lo es Cristo con su iglesia; y ahora, nosotros, debemos hacer lo propio con nuestro(a) esposo(a). El tener otra compromiso fuera del cónyuge es adulterio, y como sabemos, el adulterio es una corrupción para Dios (Proverbios 6:32), y seremos juzgados por ello en el día del juicio final (Hebreos 13:4).

 

“LA LIBERACIÓN FEMENINA” NO ES DE DIOS:

              

          Lo que muchas parejas olvidan es que el hombre fue creado primero que la mujer. Esto, sin duda, es importante y muy significativo, pues Dios no creó a Adán y a Eva juntos, en el mismo instante. Evidentemente el hombre fue primero que la mujer, el primogénito de las criaturas humanas de Dios. Esta primogenitura le da al hombre cierta preeminencia sobre la mujer, así como Cristo es también el “primogénito” entre muchos hermanos de la fe. Sí, Cristo es el primogénito de Dios y de los creyentes, y en consecuencia él tiene la PREEMINENCIA (Romanos 8:29, Colosenses 1:15-18). Esto significa que Cristo es CABEZA de los hermanos (La Iglesia) y él tiene el primer puesto y la autoridad máxima, después de Dios. La Iglesia es el CUERPO DE LA CABEZA, y está sujeta a ella. La CABEZA ordena, piensa, y dirige al cuerpo, no al revés.

 

          Ahora bien: Pablo dice en Efesios 5:23 lo siguiente: “Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su salvador”. Nótese la analogía. Cristo es cabeza de su iglesia, así como lo es el hombre de su mujer. Ambos, el hombre, y Cristo, son “primogénitos” o fueron primeros en su categoría. El hombre fue creado primero que la mujer, y Cristo es primero o antes que todos los Hijos de Dios. Pues bien, a ningún verdadero creyente se le ocurriría ponerse al mismo nivel de Cristo o pretender tener su misma autoridad. Esto sería una rebeldía a la misma autoridad de Dios. Y aunque muchas mujeres saben someterse a Cristo como cabeza de la iglesia, no hacen lo propio con su cabezas humanas—¡sus esposos! Esto es increíble!

 

          Es el deber de la esposa someterse obedientemente a la autoridad del marido, siempre y cuando éste no denigre su dignidad de mujer. Recordemos que La Biblia manda a que el hombre ame y respete a su mujer, y le dé su lugar de honor dentro del hogar. El marido debe ser respetuoso, y ganarse el afecto de su mujer con su buen trato y consideración (Tito 2:4; 1 Pedro 3:7).

 

          También es triste ver cómo algunas esposas tratan a sus maridos como si fueran unos esclavos, o mayordomos, delante y detrás de terceras personas. Los hijos crecen teniendo un triste ejemplo de lo que debe ser un matrimonio ideal y cristiano. Por eso, Dios manda a las mujeres a someterse fielmente a sus esposos, y no pretender dominarlos o controlarlos como si fueran sus sirvientes. Esto es una abominación ante Dios y lo ofende. Pero Dios también le ha puesto al hombre una cabeza—el Señor Jesucristo. Aún el Señor Jesucristo tiene su cabeza—Su Padre. Él admitió que Su Padre es MAYOR que él, y que debía primero hacerse Su voluntad antes que la suya (Leer Lucas 22:42). ¿Está usted, como esposa, dispuesta ha hacer la voluntad del marido antes que la suya? ¡Jesús lo estuvo! ¿Por qué no usted? Muchas mujeres se imponen al marido tercamente, y sin razón, para salir con su voluntad, la mayoría de las veces. Yo conocí un marido que le decía a su esposa que no dejara salir a los hijos a la calle solos, porque era peligroso. Pero cuando el esposo salía, ella desobedecía la orden, hasta que un día un auto mató a su primogénito y destruyó la paz y la felicidad del hogar. Él siempre culpó a su esposa por lo ocurrido y vivía amargado con ella. Si ella hubiera acatado la orden del esposo, todo hubiera sido diferente para ellos. 

 

LOS HOMBRES: DEBEN SER IMAGEN Y SEMEJANZA DE DIOS:

 

          Sin duda los hogares destruidos, los hombres divorciados, los “maridos aventureros”, las mujeres “liberales”, los hijos rebeldes, las madres y padres solteros, los “amantes”, ¡NO REFLEJAN LA MISMA IMAGEN Y SEMEJANZA DE DIOS! Sólo aquellos que imitan el buen ejemplo de la Deidad, y de Su Hijo Jesús, son verdaderamente “imagen y semejanza” de Dios. No fue el propósito de Dios que la familia humana se desintegrara, ni le place al Creador contemplar cada día cómo se rompen los compromisos maritales. Seremos hechos a la imagen y semejanza de Dios en tanto y en cuanto reflejemos Su carácter sublime y perfecto de fidelidad y rectitud.

 

DIOS ODIA LOS DIVORCIOS:

 

          Sin duda los divorcios están a la orden del día. Desde que las parejas se casan, albergan la posibilidad de divorciarse si no se llevaran bien. Es así que por razones ridículas las parejas toman la decisión radical de divorciarse, sin hacer el más mínimo esfuerzo de llevar adelante su pacto matrimonial. Antiguamente—dijo Jesús—por la dureza de los corazones, los hombres repudiaban y abandonaban a su parejas para irse con otros “compromisos”. Pero Jesús no quiere que entre los cristianos sea así. Sólo Jesús admitió una sola causal para el divorcio—la fornicación!. Ninguna otra causal era válida (Mateo 5:32). Aún hay otros cristianos que no admiten ninguna razón para el divorcio, pues lo que Dios ha unido, sostienen, no lo puede separar el hombre. En todo caso, parece que Cristo reconoce sólo UNA razón para el divorcio, y esa es la infidelidad conyugal. No obstante, hay parejas que se divorcian por falta de salud, dinero, incomprensión, “diferencia de caracteres”, “diferencia de costumbres”, “celos infundados”, “rencores” y cosas como estas; las cuales no son causales de divorcio, según las normas bíblicas, y según Cristo.

 

          Además, sería bueno recordar lo dicho por Dios en Malaquías 2:15-16: “…Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud. Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio…y (por tanto) no seáis desleales”. Definitivamente Dios odia el divorcio (= repudio), y más, si es por motivos banal. Sí, Muchos hombres están ofendiendo a Dios repudiando a sus esposas de su juventud. Ellos darán cuenta a Dios por esta mala acción (2 Corintos 5:10).  

 

EL DESAMOR: EL CÁNCER DEL MATRIMONIO:

 

          El problema de los matrimonios en crisis es la falta de un verdadero amor de Dios. El amor verdadero está definido en la Biblia. Está en 1 Corintios 13:4-7, y dice así: El amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero, ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo.”

 

          Esta definición del amor de Dios es muy diferente a lo que muchos creen que es el amor. Algunos creen que el amor es una atracción física, otros creen que es vivir apasionadamente, otros creen que es el sexo, etc. Pero están errados. El amor está relacionado con el sentimiento, o con el corazón. Aquí Pablo dice que el amor es saber soportar las fallas de nuestro prójimo, es no tener malos deseos, ni un corazón altanero; es tener un corazón noble,  confianza, paciencia, perdón; no guardar odios ni rencores; no alegrarse de las injusticias, y soportarlo y creerlo todo. Nótese que para nada se habla del sexo, o de la belleza exterior, o de la cosas materiales. El amor está relacionado con lo espiritual, y a los sentimientos nobles y positivos.

 

          Cuando en una pareja hay celos, desconfianzas, dudas, rencores por las ofensas, orgullo, agresión física o psicológica, humillaciones, comparaciones, quejas, indiferencias, intolerancias, y cosas como éstas, es porque no hay un genuino amor de Dios en la pareja en crisis. Realmente semejantes parejas deben reencontrarse con la verdadera dimensión del amor de Dios. En un principio, Dios demostró su amor para con nosotros DANDO a su Hijo para nuestra redención (Romanos 5:8). En Juan 3:16 Jesús dice: “Pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su único Hijo, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna”. Aquí hay un claro ejemplo del amor divino que se traduce en el DAR. Nótese que por el inmenso amor que Dios tenía por el hombre, decidió DAR lo mejor de Sí, a Su Hijo Amado. Aún Cristo mostró ese mismo espíritu de DAR del Padre, cuando dijo: “Yo soy el pan vivo que descendió del cielo…y el pan que YO OS DARÉ ES MI CARNE, la cual YO DARÉ POR LA VIDA DEL MUNDO”(Juan 6;51). Algunos creen que el amor es recibir y recibir, y recibir; y no están dispuestos a dar. Dar implica desprendimiento. Dios se desprendió de Su Hijo amadísimo para salvarnos. Este es un ejemplo supremo de lo que nosotros debemos hacer a quienes amamos de verdad. Si amamos a nuestra esposa, debemos darle cariño, atención, satisfacción, respeto, compañerismo, protección, seguridad, apoyo, tiempo, etc. Igualmente debemos hacer lo propio con nuestros hijos. Si no hacemos esto, y no estamos dispuestos a DAR todo de nosotros, es porque no amamos como Dios quiere que amemos. Sencillamente no sabemos amar. A los niños se les enseña a amar con el ejemplo, y Dios nos enseña a amar con Su ejemplo también. Muchos aún no entienden que la clave del éxito del matrimonio está en el DAR más que en el RECIBIR. Si el esposo da lo mejor de sí a su esposa, y viceversa, el matrimonio no fracasaría. Además,  Dios siempre estuvo dispuesto a perdonar a los que le ofendieron. Nosotros igualmente debemos estar listos a perdonar a los que nos ofenden y no guardar rencor. Dios no ha devuelto mal por mal a los que pecan, sino que es paciente para con todos, y espera el arrepentimiento. Igualmente nosotros, si amamos, no devolveremos mal por mal a nadie, sino todo lo contrario; haremos el bien siempre, sin esperar siempre recibir (Romanos 12:17,18).

   

RETOMANDO EL CAMINO PERDIDO:                       

 

         ¿Qué pueden hacer los matrimonios en crisis? ¡Volver a Dios y a Sus leyes que rigen a los hombres! Es también necesario una conversión (arrepentimiento por lo que se hizo mal), para eliminar el complejo de culpa, y alcanzar la paz con Dios y con el cónyuge. Uno comenzará a pedirle perdón  Dios (Isaías 1:16-20) y a su cónyuge, y luego optará por ser una “nueva criatura” en Cristo (Juan 3:3-5). La Palabra de Dios, registrada en la Santa Biblia, le enseñará al nuevo creyente quién es Dios y quién es Su Hijo, y lo que se requiere hacer para ganar la salvación. Jesús dijo: “Yo soy la vid, ustedes son las ramas. El que permanece unido a mí, y yo unido a él, da mucho fruto; pues SIN MÍ NO PUEDEN USTEDES HACER NADA (Juan 15:5). Aquí está la fórmula del éxito en todo, incluyendo el matrimonio. Jesús es la respuesta a los problemas de las familias que se desmoronan. Sus instrucciones nos darán la solución a los problemas maritales.

 

LA NECESIDAD DEL ESPIRITU DE DIOS:                      

 

        Cuando Dios y Su Hijo se convierten en el centro de los hogares, y los miembros se rigen por las reglas divinas, ellos tendrán un nuevo sentido y un horizonte maravilloso para sus vidas. El Espíritu de Dios, por primera vez, fluirá libremente por cada uno de sus miembros, si es que de veras se entregaron al Señor, y se bautizaron para el perdón de sus pecados. El Espíritu Santo es un regalo de Dios para los convertidos, para aquellos que quieran rendir sus vidas al Señor para ser sus siervos obedientes. Dice Hechos 2:38: “Vuélvanse a Dios y bautícese cada uno en el nombre de Jesucristo, para que Dios les perdone sus pecados, y así él les dará el Espíritu Santo”. Nótese que Dios sigue DANDO. Ahora es Su Espíritu Santo como regalo.

 

“NUEVOS HOMBRES” EN JESUCRISTO:

 

       Y, ¿por qué sería tan importante recibir el Espíritu Santo? ¡Porque el Espíritu Santo produce frutos positivos en el recién convertido. A los Gálatas Pablo les revela algo muy interesante que la gente ignora. Él les dice: “En cambio, lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio”. (5:19-21). Obviamente, cuando en un hogar no existen estos atributos es porque no mora el Espíritu Santo de Dios. Cuando los esposos viven peleando, humillándose, amargándose, ofendiéndose, traicionándose, agrediéndose, etc; es porque no se han convertido aún al Señor Jesucristo. Los tales necesitan convertirse en “hombres nuevos”, o en “nuevas criaturas” hechas a la imagen y semejanza de Dios. Por eso Pablo está en la razón cuando dice: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17). Este es el secreto de la felicidad matrimonial: ¡El “nuevo nacimiento” en Cristo! Por eso Pablo les dice a los creyentes de la ciudad de Éfeso: “Pues ciertamente oyeron el mensaje acerca de él y aprendieron a vivir como él quiere, según la verdad que está en Jesús. Por eso, deben ustedes renunciar a su antigua manera de vivir y despojarse de lo que antes eran, ya que todo eso se ha corrompido, a causa de los deseos engañosos. Deben renovarse espiritualmente en su manera de juzgar, y revestirse de la nueva naturaleza, creada a la imagen de Dios y que se distingue por su vida recta y pura, basada en la verdad” (Efesios 4:21-24).

 

       La renovación espiritual es la clave del éxito en el matrimonio, y ésta sólo puede venir del Espíritu Santo de Dios. El hombre no puede renovar su espíritu con la ayuda únicamente de psiquiatras o psicólogos. Se requiere primordialmente de la intervención de Dios, por medio de Su poderoso Espíritu. No hay otra forma. Es por eso que muchos matrimonios no logran superar sus crisis con sólo acudir al especialista o al consejero matrimonial. Ambos (el especialista cristiano, y Dios) son importantes y necesarios para restaurar los matrimonios en crisis. Dios da Su espíritu y el especialista cristiano su experiencia en el campo que le compete (psicología y/o psiquiatría).

 

       Es hora de regresar al camino de Dios, el cual trae bendiciones y felicidad duraderas.