LOS EVANGÉLICOS Y EL MUNDO

 

El día 3 de Diciembre del 2005 salió un artículo en el diario “The economist” (http://www.economist.com/) que decía lo siguiente:”La compañía Walt Disney que ha sido criticada por organizaciones religiosas debido a sus eventos de “gay days” (los días del gay) en Disney World y por brindarle beneficios a las parejas homosexuales y lesbianas, también se ha subido al vagón del negocio religioso con la producción de 150 millones de dólares de su película “Las crónicas de Narnia” de C.S. Lewis. Legiones de evangélicos ingenuos están emocionados por este hecho (como si se hubiera convertido la compañía).


La reconciliación entre los evangélicos norteamericanos y Disney es el último ejemplo de la reconciliación de la América religiosa y la América corporativa. Muchas de las más grandes compañías están pujando dentro del mercado religioso.

 

El mundo secular no ha tardado en sacar partido de esta bonanza, que comienza a finales de los ’80s con la compra de Vida-Zondervan por el Harper Collins de Rupert Murdoch. Así Vida-Zondervan se convirtió en una parte de la misma casa de publicaciones que los libros Regan, el editor publicista de “Cómo hacer el Amor Como una Estrella Porno,” (escrito por la “estrella” del cine pornografico Jenna Jameson) y libros Avon, el editor de “La Biblia Satánica”. En 1992 algunos del staff de Vida-Zondervan intentaron comprar nuevamente la compañía para mantener su pureza (pero ya no pudieron).


Otras corporaciones seculares siguieron la causa estableciendo secciones religiosas. La Casa Random tiene a WaterBrook y Time Warner tiene Warner Faith (Fe Warner).Haciendo dinero con la música cristiana. La misma tendencia ha ocurrido en la música cristiana, con muchas de las casas editoras cristianas contemporáneas de música habiendo sido compradas por compañías seculares. Por ejemplo, Warner Music, una división de AOL Time Warner, es dueño de discos Mirra. Time Warner, quien también posee Atlantic, Elektra, London-Sire, Reprise, y discos Warner Bros, y llevan en su lista de nombres artistas seculares del rock tales como el Green Day, Madonna, y Red Hot Chili Peppers.


El EMI Group posee a Chordant, Forfront, Star song, de Discos Gotee. Zomba Music posee Brentwood-Benson Music, el cual tiene publicado el catálogo de música cristiana más grande del mundo. Así, un porcentaje grande del dinero pagado para la licencia de música cristiana de hoy entra en los cofres de una grande corporación secular.


Zomba posee tales actos sensuales como Britney Spears, Pink y Chris Brown. Chevrolet patrocinó una de las giras de Michael W. Smith, y Ford, Coca-Cola, y el Banco de América patrocinaron el “Megafest” de T.D.Jakes.

LOS EVANGÉLICOS NO SON MEJORES QUE MUCHOS LLAMADOS “MUNDANOS”

 

El comportamiento escandaloso destruye rápidamente el cristianismo americano. Por su actividad diaria, la mayor parte de ‘Cristianos’ con regularidad cometen la traición. Con sus bocas ellos afirman que Jesús es el Señor, pero con sus acciones ellos demuestran la lealtad al dinero, sexo, y auto realización.

Las conclusiones en numerosas encuestas nacionales conducidas por encuestadores muy respetados como la Organización Gallup y Barna Group son simplemente espantosas. ‘Gallup y Barna,’ lamenta el teólogo evangélico Michael Horton, ‘demuestran a través de encuestas tras encuestas que los Cristianos evangélicos abrazan estilos de vida tan hedonistas, materialistas, egocéntricas, y sexualmente inmorales como el mundo en general.’

El divorcio es más común entre Cristianos “renacidos” que en la población americana en general. Sólo el 6 % de los evangélicos aportan dinero regularmente a sus iglesias. Los evangélicos blancos son personas que más probablemente se opondrán a sus vecinos de otra raza. Josh McDowell ha indicado que la promiscuidad sexual de la juventud evangélica es sólo un poco menos escandalosa que aquel de sus pares no evangélicos.

Alan Wolfe, famoso erudito contemporáneo y director del Centro de Boisi para Religión y Vida Pública americana, acaba de publicar un estudio penetrante de la vida religiosa americana. Los Evangélicos figuran destacadamente en su libro. ¿Su evaluación? El Evangelicalismo de hoy, dice Wolfe, exhibe “un fuerte deseo de copiar la cultura de las cadenas de hoteles y la música popular que ha perdido su peculiaridad religiosa que una vez tenía.” Wolfe discute, “la verdad es que hay cada vez menos diferencia entre una actividad esencialmente secular como el mundo del espectáculo popular y el “culto cristiano.”

www.elevangeliodelreino.org