LAS BUENAS NOTICIAS DE JESUCRISTO

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

 

Jesús es el Mensajero de Dios:

        En Lucas 4:43 Jesús revela a sus seguidores la razón por la cual él fue enviado por Su Padre al mundo. Millones de cristianos han pasado por alto o ignorado este pasaje lucano. Son las mismísimas palabras de Jesucristo, quien dice: “…es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado. ¿Notó lo que dijo Jesús? Él dijo que fue enviado para anunciar el reino de Dios. Él vino a proclamar un mensaje glorioso para todos los pueblos y naciones de la tierra, nunca antes predicado por hombre alguno. (Ver Hechos 10:36). A este reino de Dios Jesús lo llamó: “El evangelio”. Jesús luego dirá que el mensaje que predicarán sus verdaderos seguidores será: El Evangelio del Reino de Dios. Veamos lo que Jesús dice en Mateo 24:14: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”.

        Ahora bien, la pregunta más común que cualquier estudioso de la Biblia se hace es ésta: ¿Qué quiere decir la Biblia con la palabra “evangelio”? Y es que esta palabra es muy común en todo el Nuevo Testamento, pues ella aparece más decien veces. En Marcos 1:1 el evangelista Marcos comienza diciendo: “Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios”. En el versículo 15 Marcos informa que Cristo exigía a sus oyentes a que se arrepintieran y creyeran en el evangelio. Pero antes de responder qué es el evangelio, examinemos primero la importancia que tiene dicho evangelio para el hombre.

La Importancia del Evangelio de Jesús:

        Es hora que los cristianos conozcan el verdadero evangelio de Cristo—¿por qué? ¡Porque trae salvación! Leamos lo que dice Pablo en Romanos 1:16: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente y también al griego”. También leemos algo similar en Efesios 1:13, donde el apóstol Pablo dice: “…el evangelio de vuestra salvación y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu de la promesa.” Jesús vino a dar sentido y propósito a nuestra efímera existencia. Lo sorprendente es que millones de cristianos nominales no tienen ni la más mínima idea de lo que es el evangelio de Cristo. San Pablo dice que el evangelio tiene poder para salvar si lo creemos de verdad. Pero nadie puede creer o aceptar algo que no comprende, por tanto, nuestra misión será hacerle entender de qué se trata ese singular evangelio (=buenas noticias) de Jesucristo. Vea también Apocalipsis 12:10, en donde descubrirá que la salvación, el poder, y el reino, vienen juntos. Es evidente que la salvación es entrar al reino, y entrar al reino es ganar la vida eterna (Escudriñar Mateo 19:16-25). Concluimos entonces que la salvación, el reino, y la vida eterna, caminan de la mano.

Entendiendo el Evangelio de Jesucristo:

        Pues bien, siendo que evangelio significa literalmente “buenas noticias” o “buenas nuevas”, pregunto: ¿De qué se tratan esas buenas noticias? Si yo le digo a usted que le traigo buenas noticias y no le revelo de qué se tratan, ¿valdrá de algo? De igual manera, si yo le digo que le traigo el evangelio (=‘buena noticia’) y no le explico de qué se trata, ¿tendrá sentido para usted? ¡De ningún modo! Usted necesita entender con su mente e inteligencia lo que Cristo vino a anunciar hace dos milenios (Efesios 5:17; Romanos 12:2; Efesios 1:17,18; Colosenses 2.2). Millones están ciegos porque Satanás es experto obscureciendo el evangelio salvador de Cristo. Este adversario del hombre no quiere que el mundo perdido vea la luz del evangelio de la gloria de Cristo. Él quiere mantenerlo ciego y en tinieblas espirituales para que usted no se salve. Pablo es claro cuando les dice a los creyentes de Corinto: “En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:4). Aunque le parezca duro lo que le voy a decir, lo cierto es que si usted no quiere creer o entender el evangelio de Cristo, es porque usted está cegado por el dios de este mundo—El diablo. El enemigo le hará creer o entender que usted está oyendo una locura de fanáticos religiosos. Nuevamente Pablo les dice  los corintios: “Porque el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura…” (1 Corintios 2:14). Para los creyentes la “locura del evangelio” significa salvación eterna. Dice Pablo nuevamente: “…agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación” (1 Corintios 1:21). Y también añade él: “Porque la palabra de la cruz es locura para los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.” ( 1 Corintios 1:18).

El Evangelio del Reino de Dios:

        Es claro que el evangelio que debe ser predicado a todas las naciones es “el Reino de Dios”.Jesús vino a proclamar un mensaje glorioso para todos los pueblos y naciones de la tierra, nunca antes predicado por hombre alguno. Jesús fue un mensajero de buenas noticias de esperanza y salvación (Ver Hechos 10:36). En Lucas 8:1 se lee lo siguiente: “Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él.” Es evidente que Cristo y sus apóstoles estaban de acuerdo predicando el evangelio del reino de Dios. Pues bien, ¿están las iglesias de hoy predicando este mismo evangelio?¿Su iglesia lo predica?¿Lo ha oído usted antes? Probablemente nunca. Esta es la tragedia de las iglesias—¡Han perdido el singular evangelio llamado el reino de Dios!

        En Hechos 8:12 leemos del evangelismo de un prominente cristiano llamado Felipe. Según este registro Neo-Testamentario: ¿Qué predicaba Felipe? El texto dice claramente como sigue: “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del Reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.” Aquí tenemos a Felipe, un cristiano prominente, predicando a Jesús y su Reino (el evangelio). Hoy los líderes de la iglesias predican a Jesús, pero nunca, o casi nunca, ellos predican sobre su reino. Nótese además que Felipe bautizaba a los que habían creído en Cristo y en su evangelio del reino. Le pregunto: ¿Se bautizó usted habiendo creído en el nombre de Jesús y en el evangelio del reino de Dios? Millones de infantes o bebés han sido bautizados en la pila bautismal sin haber creído en Cristo ni en su evangelio del reino. ¿Valdrá tal bautismo? Según las Escrituras: NO!

        Y para terminar este acápite, leeremos una última referencia del reino en el libro de los Hechos 28:23,30, y 31. En estos versículos veremos que Pablo (en Roma), predicaba lo mismo que Felipe: el Reino de Dios y el nombre de Jesucristo.  Por cierto que Pablo esperó que los creyentes le imitaran en este mismo quehacer evangélico, predicando igualmente el reino de Dios y el nombre de Jesucristo (1 Corintios 11:1).

Falsos Evangelistas y Evangelios Incompletos:

        El apóstol Pablo advirtió a los cristianos a no sucumbir en el engaño de los falsos evangelios promovidos por falsos maestros. Ya en su época él había previsto la infiltración de falsos mensajes con la etiqueta de “apostólicos”. En Gálatas 1:6-10 podemos leer esta importante exhortación paulina, con estas tajantes palabras: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema., como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguien os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.”  

        El catolicismo romano elaboró su propio evangelio que ha sido llamado: El evangelio Social. Pero este evangelio es totalmente diferente al evangelio del reino predicado por Jesús y sus seguidores. Dicho Evangelio Social promueve el cambio del mundo por los esfuerzos humanos o acciones humanitarias. En cambio, el evangelio de Cristo es la renovación de nuestro mundo a través de la intervención Divina, al instaurarse un régimen divino y teocrático en la tierra en la persona del Mesías elegido: El Señor Jesucristo.

El Significado de la Palabra Reino:

        La palabra reino es muy conocida por todos nosotros. Hemos oído del reino de Inglaterra, de España, de Italia, de Jordania, etc. Un reino es una forma de gobierno. Es una monarquía real con un rey, territorio, súbditos, y leyes. Ahora bien, la Biblia habla de reinos. Tenemos un ejemplo en Daniel 2:37-39, donde el profeta Daniel registra que Nabuconodosor era rey de reyes, el monarca del reino babilónico. Aquí tenemos la evidencia de que un reino es una monarquía real, con un soberano autoritario y poderoso. También Daniel revela que los reyes de Medo-Persia, Grecia, y Roma gobernarían sus respectivos reinos en el futuro. Daniel profetizó que en los días de diez reyes o líderes mundiales venideros (representados por los diez dedos de una colosal imagen), el Dios del cielo levantaría un reino (Gobierno) mundial que desplazaría y destruiría precisamente a estos diez países confederados (¿El Mercado Común Europeo?). Luego el profeta ve que dicho reino divino (representado por una roca—la cual simboliza al Mesías y su reino) cubre todo el planeta tierra. Aquí el profeta está viendo el reinado milenario y mundial del Mesías, con todo su poder y gloria, inmediatamente después de su Parusía o Segunda Venida personal a la tierra.

        El Reino de Dios es un GOBIERNO político y teocrático, el cual traerá la paz y la justicia verdaderas a la tierra. El profeta Isaías dice del reino de Dios lo siguiente: “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite” (9:7). ¡Cuántos no anhelamos una paz y justicia duraderas para todos los pueblos de la tierra! El mundo ha vivido en guerras siempre y los hombres nunca han vivido en una paz verdadera y global. Hoy hay prácticamente paz en nuestro continente americano, pero en otros lugares, y en otros continentes, existen guerras étnicas, y conflictos entre naciones. La Biblia nos dice que un rey gobernará con VARA DE HIERRO. En Apocalipsis 12:5 leemos: “Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones…” También el profeta Isaías predice: “He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio”(32:1).

Jesucristo, el Rey de Israel:

        Hemos visto que Cristo será Rey pero, ¿desde dónde gobernará?¿Quiénes serán sus súbditos? ¿Y con quién gobernará? Pues bien, estudiemos lo que el ángel Gabriel le dijo a María, cuando iba a concebir a su hijo Jesucristo: “Y ahora concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.” (Lucas 1:31-33). Esta promesa angelical ha sido pasada por alto por millones de llamados “cristianos”. Pero es importante que entendamos que aquí hay una promesa concreta aún no cumplida. Aquí se habla del ‘trono de David’ y de ‘la casa de Jacob’: ¡Sobre éstos reinará Jesús! Cuando Pilato interroga a Jesús : “¿Luego, eres tu Rey? Jesús le responde: Tu dices que yo soy Rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad…” (Juan 18:37). Aquí vemos que Jesús admite abiertamente que el nació para ser Rey, y para eso vino al mundo, para dar a conocer esta verdad. Sí, Jesús tendrá un trono—el de David su padre— y tendrá un territorio, la casa o el país de Jacob (=Israel). Esto quiere decir que Jesús es de “sangre azul o real”, pues desciende de un rey y de un reino israelita (Mateo 1:1). Efectivamente, Israel fue gobernado por reyes judíos, comenzando con Saúl, luego David, después su hijo Salomón, etc., hasta que en el año 586 A.C, el último rey judío Sedequías fue destronado por Nabuconodosor, rey de Babilonia. Es decir, hace más de 2,500 años que Israel dejó de tener una monarquía para convertirse en un país democrático a partir de 1948. No obstante, Dios le prometió a David que no le faltaría un descendiente en su trono (2 Samuel 7:12-17; 1 Crónicas 17:11-14; 2 Crónicas 7:18). En buena cuenta, Israel volverá a ser una monarquía como lo es su actual vecino, el reino de Jordania.       

         En Apocalipsis 12:5 hemos visto que un varón regirá el mundo con mano firme y sólida como el hierro. Pero: ¿Quién es ese misterioso varón? La respuesta la da el apóstol Pedro cuando dice: “Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesucristo, varón aprobado por Dios…” (Hechos 2:22). Aquí se le llama a Jesucristo: varón de Dios. Y en Hechos 17:31 Pablo dice: “Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos”. Notemos que aquel varón designado por Dios para ser juez y rey, fue resucitado de entre los muertos. ¡Esta es una clarísima alusión a Jesucristo! (Leer también 2 Samuel 23:3).

        Sabiendo que Jesucristo es el Rey del reino o gobierno venidero de Dios, ¿qué más detalles tenemos de su gobierno? En el Salmo 72:7,8 encontramos más detalles del mismo con estas palabras proféticas: “Florecerá en sus días justicia, y muchedumbre de paz, hasta que no haya luna. Dominará de mar a mar y desde el río hasta los confines de la tierra”. Aquí vemos que Dios promete un gobierno mundial de paz y justicia duraderas, y las naciones del mundo estarán bajo su control y dominio. En un mundo donde no hay justicia, no puede haber paz. Las injusticias sociales y económicas necesariamente se traducen en descontento y violencia. Los hogares están destruidos y violentados por las injusticias. Toda injusticia es pecado (1 Juan 5:17). Hay injusticia en los robos, adulterios, mentiras, en la explotación del hombre por el hombre, en las desigualdades educativas, en la discriminación racial, etc. Se necesita urgentemente un nuevo orden social, político y económico ideal y perfecto. Pero lo ideal y perfecto no puede venir de hombres imperfectos. Mientras existan el egoísmo y el afán de lucro desmedidos, no se podrá alcanzar la justicia y la paz verdaderas. El pecado acarrea la injusticia necesariamente. Y pecado es trasgresión o violación de las leyes de Dios que se resumen en el amor (1 Juan 3:4; Romanos 13:10).        

          Jesucristo es también llamado “El deseado de todas las naciones” (Hageo 2:7), pues es el único que, siendo hombre, es también el Hijo de Dios. Jesús afirmó que mantiene una unidad perfecta con Su Padre (Juan 10:30). Su enseñanza y educación no provienen de una excelente universidad americana o europea, sino de Dios. Dios es su Maestro (Juan 8:28). Él recibió de Su Padre la mejor instrucción para solucionar los problemas humanos. ¡Las enseñanzas de Jesús son las mismas enseñanzas de Dios! (Juan 14:10,24).

Jesucristo Sabrá Cómo Reinar bien:

         El apóstol Pablo reconoció que la Palabra de Dios instruye y hace perfecto al hombre (2 Timoteo 3:16). Dios ha perfeccionado a Su Hijo Unigénito Jesucristo a través de la obediencia a Su palabra (2 Timoteo 3:15-17). Sí, Jesús desde niño se iba perfeccionando con la palabra de Dios. Él discutía con los sabios de la época sobre lo escrito en los rollos del Antiguo Testamento, y se hacía cada vez más sabio y entendido. Sí, Jesucristo es la sabiduría de Dios (1 Corintios 1:24). Cuando Jesús gobierne este mundo desde Jerusalén, él emitirá decretos efectivos que traerán resultados positivos para todos los pueblos y naciones (Miqueas 4:1,2). En Isaías 55:11 Dios dice de Su Palabra lo siguiente: “Así será la palabra que sale de mi boca; no volverá a mi vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”. Sus leyes para la reestructuración de nuestra sociedad tendrán resultados beneficiosos (Hechos 3:19-21). Con él no habrá derroche de riquezas, ni políticas equivocadas. La improvisación no existirá en su gobierno. Cristo regirá con sabiduría de Dios ( 1 Corintios 1:24). El sabio Salomón dijo: “Pero la sabiduría es provechosa para dirigir (Eclesiastés 10:10). Sí, para dirigir una nación o todas las naciones en su conjunto se requiere de verdadera sabiduría—la sabiduría de Dios! Los gobernantes han fracasado en sus planes y objetivos trazados para un buen gobierno porque les ha faltado la sabiduría de Dios. Los gobernantes de hoy y de antes han gobernado a espaldas del pueblo y trágicamente también sin tener en cuenta a Dios. La Biblia dice que “el principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza” (Proverbios 17:1). Pero Cristo sí sabrá gobernar el mundo, porque él es la sabiduría de Dios, y sus súbditos serán hombres mansos y deseosos de obedecer sus leyes. Los malos e incorregibles habrán sido destruidos por Cristo en su segunda venida.

La Iglesia Será coheredera del Reino de Cristo:

        La iglesia de Jesús, compuesta por todos sus santos seguidores, tendrá la herencia del reino de Cristo. El apóstol Pablo escribió esto a los cristianos de Roma: “Porque a los que antes predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos llamó; y a los que llamó, a éstos también glorificó.” (8:29,30). Notemos que Dios predestinó a hombres y a mujeres para glorificarlos, pero: ¿Qué significa eso? Pablo vuelve  decir: “Pero nosotros debemos siempre dar gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo”(2 Tesalonicenses 2:13,14). Nótese que los creyentes van a recibir la misma gloria de Jesucristo. ¡Esto es muy claro! Ahora bien, Pablo dice: “Y si hijos también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” (Romanos 8:17). Observe ahora que nuestra glorificación tiene que ver con heredar de Dios y coheredar con Cristo, si es que padecemos juntamente con él. Ahora viene otra pregunta: ¿Qué heredaremos de Dios y qué coheredaremos con Cristo? La respuesta la da Jesús en Mateo 25:31,34, cuando dice: “Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria…entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”. Cuando Cristo vuelva nuevamente, su iglesia heredará el reino de Dios con Cristo. Sí, la iglesia está llamada a reinar con Cristo en el reino de Dios, pues Pablo también dice: “Si sufrimos, también reinaremos con él…” (2 Timoteo 2:12). Y en Apocalipsis 5:10 Juan escribe: “Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes y reinaremos sobre la tierra” (Apocalipsis 5:10). La glorificación implica entonces nuestra coronación para ser reyes en el reino de Cristo que se establecerá en esta tierra.

La Sede del Reino de Dios:

        Como el reino de Dios le será restaurado a Israel (Hechos 1:6), debemos averiguar dónde se asentó el trono del reino israelita hasta los tiempos de Sedequías, su último rey, destituido en 586 A.C. En primer lugar, la Biblia nos dice que desde Saúl hasta Sedequías, el trono se estableció en Jerusalén. Por ejemplo, David reinó 33 años en Jerusalén (1 Reyes 2:11). Luego Salomón, su hijo, se sentó en su trono (el de David) en Jerusalén por 40 años, y luego murió ( 1 Reyes 11:42). Y así se sucedieron los reyes judíos hasta Sedequías. De modo que Jerusalén fue la sede del trono del reino de Dios. Recordemos que el reino israelita era el reino de Dios (1 Crónicas 28:5), y este reino de Dios “finalizó” con Sedequías en 586 A.C. Pero Jesús habló de la restauración del reino de Dios en su persona (Hechos 1:3,6,7). Entonces, si el reino de Dios va a ser restaurado, tiene que ser en el mismo lugar donde estuvo antes, es decir, en Jerusalén. Efectivamente, Jesús afirma que Jerusalén en la ciudad del gran rey (Ver Mateo 5:33-35). Pero para que Dios le restaure al pueblo hebreo el reino de Dios, Jerusalén tiene que estar bajo el control judío. Pero por espacio de dos milenios Jerusalén estuvo en manos de los no judíos, en tanto que el pueblo hebreo estaba en la diáspora o dispersión mundial. La profecía parecía imposible de cumplirse hasta la formación del estado judío el 12 de Mayo de l948. Desde esa fecha los judíos regresaron a su tierra, y 19 años después recuperan la capital Jerusalén.

El Renacimiento del Estado de Israel El 12 de Mayo de 1948:

        Muy pocas personas comprenden la importancia que tiene Israel en el escenario mundial. Las mayorías ignoran que la restauración del estado de Israel en 1948 tiene un propósito divino. Sí, millones de personas desconocen que esta es una generación única que ha visto una revolución en la política, en la economía, y en las ciencias. Esta generación ha tenido el privilegio de ver renacer el moderno estado judío tal como lo predijo Dios en Deuteronomio 30:3-5. Este pasaje debe ser leído con atención, pues habla del retorno final de los judíos de la diáspora mundial a su tierra, Israel. En Ezequiel 11:17 leemos además: “Di, por tanto: Así ha dicho Jehová el Señor: Yo os recogeré de los pueblos, y os congregaré de las tierras en las cuales estáis esparcidos, y os daré la tierra de Israel. En Lucas 21:24 Jesús predijo la dispersión mundial de los judíos (la cual ocurrió en el año 70 d.C), y la consecuente dominación de Jerusalén por las naciones gentiles hasta los tiempos postreros. Finalmente el pueblo judío recuperaría su capital, y recibiría a su Mesías esperado. Esta restauración del pueblo judío en su tierra ocurriría en la última generación de este mundo caótico (Mateo 24:34).

El Rito de Iniciación Para Heredar el Reino:

          Para tener parte en el glorioso reino de Cristo como “reyes y sacerdotes”, hay que seguir algunos pasos de iniciación. Recordemos por un instante la entrevista privada que tuvieron Jesús y el fariseo Nicodemo, registrada en el evangelio de Juan: “Respondió Jesús (a Nicodemo) y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo?¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de AGUA  y del ESPÍRITU, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu”. (3:3-8).

          Aquí encontramos la “fórmula” para poder ver y entrar en el Reino de Dios. Primero, usted tiene que “nacer de agua”. Agua es sinónimo de purificación y representa el bautismo por inmersión. En Hechos 2:38 Pedro les dice a sus paisanos judíos: “Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”. Nótese que después del bautismo se recibe el Espíritu de Dios. Los nuevos creyentes bautizados eran añadidos a la iglesia de Cristo (Hechos 2:41). La palabra del evangelio del reino convierte al pecador, y lo impele a tomar la decisión de bautizarse para recibir el perdón de sus pecados pasados, y tener el camino despejado para entrar en el reino venidero (Efesios 5:26). Aquel hombre nuevo “renacido” recibe el sellamiento del Espíritu Santo, a fin de dar frutos espirituales. ¡Vivirá para el Espíritu y no más para la carne! Pedro además añadirá: “Siendo renacidos no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”. Pero recuerde bien, el bautismo viene como consecuencia de haber creído en el evangelio del reino de Dios y en el nombre de Jesucristo (Hechos 8:12). Además, tome nota sobre la importancia del bautismo en el siguiente texto: “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias d la carne, sino como una aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo. (1 Pedro 3:21).

Invitación del Señor Jesucristo:

        Dice Jesús: “¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.” “Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas de la ciudad.” “He aquí que yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.” “Y el Espíritu y la esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente” (Apocalipsis 22:7,12, 14,17).

NOTICIAS FRESCAS Y MUY CURIOSAS DEL MUNDO CRISTIANO

Noticias frescas del mundo cristiano

Testigo de Jehová muere de un infarto fulminante mientras daba un discurso en el salón del reino de su congregación. Resulta que dicho señor no sabía que tenía el colesterol hasta las nubes (600mg/dl) porque nunca se había hecho un análisis de sangre, ya que su religión le prohibía terminantemente dar o recibir sangre bajo ningún motivo o circunstancia. Y es que como muchos ya sabemos, dicha secta considera a la sangre sagrada hasta la última gota. Sin embargo, millones de TJ han tomado sus precauciones por este caso singular y sigilosamente están violando sus propias normas al permitirles a los clínicos que les extraigan su sagrada sangre para que las analicen en sus laboratorios  y así poder saber con seguridad cómo están sus niveles de azúcar, triglicéridos y colesterol. De esta manera los TJ buscan evitarse sorpresas desagradables como quedarse inválidos o postrados en cama.Asi que una licencia para cometer un pecadillo médico de vez en cuando en aras de salvaguardar la salud, tiene asegurado, casi con toda seguridad, el perdón divino… ¡salvo mejor opinión!

Un pastor evangélico honesto rechazó en primera instancia la oferta de feligrés tejano multimillonario que se propuso dar como diezmo mensual, el 50% de todos sus ingresos (que suman unos $5’000,000 dólares mensuales), pues según el pastor en cuestión, Dios espera que sus hijos  cumplan con dar fielmente sólo el 10% de sus ingresos mensuales (el diezmo) y ni un centavo más. Sin embargo, ni tonto ni perezoso, al religioso se le ocurrió una brillante idea para solucionar sabiamente el impase. Aceptó el ofrecimiento del parroquiano, separando religiosamente el 10% de esa fabulosa suma como concepto de diezmo mensual, y el resto del dinero lo depositó en su cuenta bancaria personal para destinarlo a las misiones, al sostenimiento de los ministros, y por supuesto, para sufragar sus exquisitos caprichitos personales. Con esta solución magistral el pastorcito perdió su virginidad, perdón, su honestidad, pero ganó a una oveja gorda para su grey con mucha lana que dar.

Debido a la escasez de vocaciones sacerdotales en el catolicismo, el Vaticano está buscando superar este problema por medio de ofrecer un plus a los que quieran seguir una vida religiosa. Se les está ofreciendo un buen sueldo mensual por encima del promedio del mercado laboral  y comisiones por  limosnas recolectadas y misas celebradas. También 3 meses de vacaciones, viajes al exterior en hoteles cinco estrellas, y un par de monjitas y algunos monaguillos para que los atiendan como se merecen, es decir, con mucho amor ágape y eros. Con esta medida revolucionaria, aunque poco ortodoxa, se ha visto últimamente aumentado, y de manera significativa, el número de vocaciones sacerdotales. Se prevé, sin embargo, que habrá aún más aumentos de candidatos en los años venideros, gracias a estas generosas ventajas laborales que ofrece la jerarquía vaticana a los jóvenes desorientados.

El Vaticano está buscando recuperar más reliquias de santos que se sabe están aún desperdigadas por distintos lugares del mundo. Para ello la Santa Sede está ofreciendo buenas recompensas a los que entreguen, ya sea un cuerpo entero, un miembro, o simplemente una cabeza de un santo o santa. Los requisitos para que sean aceptadas las reliquias son dos: Que huelan a rosas o a clavel, y que estén bien conservadas, preferentemente incorruptas. Abstenerse contrabandistas y revendedores. Cualquier falsificación o imitación será denunciada oportunamente a las autoridades civiles. También el Vaticano quiere adquirir urgentemente la espada de Pedro, la soga de Judas Iscariote, El frasco de alabastro que usó María para ungir a Jesús, el lienzo de Lázaro, la red de pescar de Pedro, la caña con que fue golpeado Jesús en la cabeza, y si es posible, la esponja con la que dieron a Jesús de beber vinagre en el Gólgota y cosillas como éstas.

Los mormones y los islámicos se parecen básicamente en tres cosas: ambos tienen sus profetas fundadores que se encontraron supuestamente con ángeles que los escogieron para ser voceros de Dios, ambos consienten la poligamia, y ambos tienen sus propios libros sagrados que salieron a la luz mucho tiempo después de la Biblia.

Los adventistas del Séptimo día dicen que el sábado hay que guardarlo desde la puesta del sol del viernes hasta la puesta del sol del sábado. Sin embargo, los adventistas de Alaska tienen un ligerillo problema para cumplir al pie de la letracon esta estipulación, ya que en Alaska existe el sistema que se denomina LA TUNDRA , que se compone de frio y calor… en este caso son 9 meses de constante e inmenso invierno sin sol y 3 meses de sol y clima cálido…  ¿Será que se guiarán por el reloj de pulsera para guardar dicho día?

Los sabatistas, especialmente los que pertenecen a la iglesia Adventista del Séptimo Día, y los que pertenecen a las llamadas iglesias de Dios, son más consecuentes cumpliendo las Escrituras que los evangélicos. Y es que los sabatistas dicen que ni el diezmo ni el sábado fueron clavados en la cruz, sino que aún siguen vigentes para nosotros hoy. En cambio, los evangélicos sostienen que Cristo clavó en la cruz la ley, y con ella, la guarda del sábado, pero no así la guarda del diezmo. ¿Será que no les conviene a nuestros amigos evangélicos abolir el diezmo dado que perderían mucha guita de sus arcas?

Los católicos tratan de acoger nuevamente para sus filas a los protestantes llamándolos cariñosamente “hermanos separados”, pero los acólitos católicos curiosamente ponen letreritos en las puertas de sus casas que dicen con cierta agresividad: “No se recibe propaganda de las sectas o de los protestantes”. ¿Es esta una manera amorosa de acoger a los “hermanos separados”? ¿Son realmente los protestantes “hermanos separados” o siguen siendo sectarios o cismáticos para los católicos? ¿Extraño, no?

NOTICIAS CORTAS DEL MUNDO CRISTIANO

Noticias cortas

Creflo dollar, el tristemente célebre predicador del evangelio de la prosperidad, acaba de declarar públicamente que piensa cambiarse de alias en vista de que el dólar está perdiendo su poder adquisitivo. A partir de Junio del presente año se llamará  Creflo Yuan.

Pat Robertson acaba de revelar que a partir de Junio del 2012 el Señor ya no responderá las oraciones de quienes pongan sus manos sobre sus televisores. Ahora el Señor sólo responderá a quienes pongan su mano izquierda en sus ordenadores y la derecha en sus bolsillos.

Se nota que Billy Graham tiene evidentemente, y a todas luces, una mente tan amplia, y un corazón tan grande como de santo. Y es que Graham  ha venido sosteniendo que el Señor tiene hijos en todos los grupos religiosos, independientemente de si son católicos, budistas, mahometanos, Testigos de Jehová o Modalistas. Nadie necesita cambiar su religión, dice él, sólo hay que ser un sincero practicante de su fe. Así que, bienvenidos también todos los devotos santeros, los espiritistas, y los milenarios brujos de las diferentes culturas del mundo.

Ah, y ya no se esfuercen tanto en presentar a Cristo como el único camino para la salvación, porque según Graham, eso no es verdad.

El predicador guatemalteco, Carlos “Cash” Luna también acaba de anunciar a su megaiglesia (Casa de Dios) su deseo de cambiarse su alias (“Cash”) por Gold, ya que con este metal no hay pierde.

El Cuerpo gobernante de la Watchtower ha reconocido que no está inspirado por Dios y que sólo interpreta la Biblia según su entender  y que sólo comenta los sucesos mundiales a la luz de la Biblia. ¿Entonces para qué diablos expulsan a los disidentes como si fueran verdaderos herejes, si las cosas que enseña este cuerpo gobernante no son necesariamente dogmas de fe inamovibles, sino sólo sus opiniones personales?¿Puede alguno realmente no creer que estos sátrapas están más locos que una cabra?

El Vaticano busca la canonización del Papa Juan Pablo II para elevarlo a la categoría de Santo. Sin embargo, me pregunto: ¿Acaso no era Juan Pablo II “El Santo Padre” o “Su Santidad” cuando ejercía su oficio de Papa? ¿Para qué infiernos elevarlo al rango de santo si él ya lo era en vida?¿O es que no lo era? ¡Otro crucigrama por resolver!

Los Testigos de Jehová han decidido darle a la predicación por internet una mayor importancia dado los excelentes resultados que han venido teniendo con sus innumerables visitas a sus sitios web oficiales. Ahora parece que su acostumbrado slogan: “Nosotros somos los únicos que predicamos como lo hacía el Señor y sus discípulos” (“casa por casa”) pasará pronto al olvido, ya que evidentemente ese método tradicional ya no  será el único que ellos imiten para discipular o hacer prosélitos.

La vez pasada, un vecino mío y su novia que son católicos, salieron muy contrariados de la parroquia del barrio a la cual acostumbraban asistir porque el cura les había negado el sacramento del matrimonio, dado que él era divorciado. Sin embargo, mayor fue la sorpresa de mi vecino cuando un domingo, al asistir a la iglesia con su nueva esposa (se había casado por civil) para escuchar misa, el mismo cura que semanas antes les había negado el sacramento de matrimonio, les concedió el sacramento de la comunión. ¿Puede alguno entender esta incongruencia?

La iglesia Católica ha decidido restablecer la venta de indulgencias, pero esta vez se las venderán a los mismos curas de las iglesias y parroquias del mundo. De este modo, si se presentara alguna otra demanda por pederastia de algún cura enfermo, haya suficientes fondos para pagarles a los demandantes.

NOTICIAS DE ISRAEL Y MEDIO ORIENTE 13-02-2012

Ahmadinejad vuelve a negar el holocausto y afirma tener un logro muy importante en su programa nuclear

Haniyeh en Irán: «Hamás nunca reconocerá a Israel»

Cristina Kirchner hace un llamado a Latinoamérica para participar en el conflicto árabe-israelí

Manifestantes piden abrir las fronteras del norte para recibir refugiados sirios en Israel

Amigos de Israel participan en NASCAR.

BREVES NOTICIAS DEL MUNDO

Emergencia en Australia por inundaciones

Australia. 6 de febrero,2012 ( Noticiadeimpacto) 3.800 residentes de la ciudad de Saint George en Australia han tenido que ser evacuados debido al desborde, sin precedentes, del río Balonne que afecta la zona.

 

Tormenta de nieve amenaza con dejar sin luz a Italia

 

Italia. 6 de Febrero,2012 ( Noticiadeimpacto) las autoridades italianas han tomado medidas urgentes para intentar conservar el gas en medio de la intensa ola de frió que esta azotando Europa.

20 años.

Sismo de 4.5 grados sacude Honduras

Honduras. 06 de Febrero, 2012 (Noticiadeimpacto) Un sismo de 4.5 grados fue registrado a las 4:30 am de hoy en Honduras

El epicentro fue localizado en territorio de Honduras y tuvo una profundidad de 17.3 kilómetros, detalló.

Sismo de 6,7 sacude Filipinas

 

Filipinas. 6 de febrero,2012 ( Noticiadeimpacto) Un terremoto de 6,7 grados de magnitud en la escala abierta de Richter se registró este lunes cerca de la isla de Negros, el Centro Nacional de Prevención de Desastres de Filipinas señaló que al menos siete personas fallecieron en el sismo, mientras que el Servicio de Sismología y Vulcanología emitió una alerta de tsunami de nivel 2 sobre 5.

 
 

RECIENTES NOTICIAS DE ISRAEL

Israel es el cuarto país con mejor “nivel de vida” de Oriente Medio
Agricultores israelíes desarrollan tomate negro.

La marihuana medicinal también es recomendada para el tratamiento de cáncer en etapas iniciales.

 Israel planea desarrollar una nueva línea férrea que conectará Asia con Europa.

Una armadura de fabricación israelí salva la vida de soldados norteamericanos.

PASTOR LINDSEY WILLIAMS: FIN DEL ORIENTE MEDIO Y LA SOBERANÍA DE AMÉRICA Y LOS PRONÓSTICOS ECONÓMICOS PARA 2012 (3 VIDEOS)

Lindsey Williams está de vuelta en el Alex Jones con algunas nuevas noticias de última hora de sus fuentes de élite que están empezando a soltar.Alex también habla con el pastor Lindsey Williams sobre los últimos acontecimientos en el Medio Oriente como la confrontación entre Irán, Israel y Estados Unidos se intensifica. Alex también cubre las últimas noticias de última hora y atiende tus llamadas. http://www.infowars.com/ 2012-EL PRINCIPIO DEL FIN 3 Principio del Fin cubre lo siguiente: “Lo que en este mundo está pasando” La división entre la élite “El dólar – Deb – Miedo – Combustible en el año 2012” ¿Por qué 2012 y no 2000 “El Mesías DEL Diablos de acuerdo con la Elite” Manifestación Divina ” 2.012 predicciones a partir de la Elite “toda la información nueva en 3 DVDS Más de 3 horas de visualización en 3 DVD.

 

NOTICIAS RECIENTES DEL MUNDO

Orkut Comentarios - Dividers

  NOTICIAS DEL MUNDO

La Biblia hoy… elementos de la Profecía… Noticias relacionadas – Haga clic en cada elemento subrayado para ver! Keeping It Real – Manteniendo la Biblia, Historias Reales, Real Life, Real People

Ver: 

Lista de temas , Resumen de temas

Temas 130 de 38188   Más antiguo »

 

Ordenar por: 

Último mensaje , Primer mensaje

  Tema Clasificación Mensajes Autor Fecha
Ver eventos finales de la película La profecía bíblica mostrando en vivo y en línea ahora!     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 12:13a.m.
La Tierra Quemada – Diez años de observaciones globales Wild Fire     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 12:08a.m.
Miles de afectados por inundaciones en México     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 12:05a.m.
Gaza militantes andanada de fuego de cohetes hacia Israel, tregua de pruebas     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
“Nuevas señales encontrado en Siria de los esfuerzos de las armas nucleares     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Debido a que los niveles de radiación de alta, los expertos dicen que tomará al menos 30 años para cerrar y sellar el tsunami afectó a Japón planta de energía nuclear     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Aniversario de la marca iraquíes cristianos de la masacre     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Advertencias Stark publicó que la población mundial golpea siete mil millones     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Deán de la Catedral de St. Paul de renunciar en medio de críticas sobre Ocupar las protestas de Londres     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Decenas de casas se caen en el terremoto de China     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
La peste, las pandemias y el cambio climático en Australia     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Tres cuerpos decapitados en Pakistán     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Más señales Israel se prepara para lanzar un ataque – Hojas cancelado, el tráfico de helicópteros creciente     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Raging barridos de los incendios forestales a través de Isla de la Reunión del parque nacional     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Israel se prepara para dar a conocer la honda de David     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Central Park de Nueva York pierde miles de árboles después de ‘Snowtober’ tormentas     1 nuevo de 1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Fuerte terremoto sacude el noroeste de China     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
13 millones de muertos, sin poder después de la tormenta rara EE.UU.     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Para las crecientes filas de los paganos, 31 de octubre significa mucho más que de Halloween     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Tormenta de nieve deja a principios de más de dos millones todavía en la oscuridad como los principales cortes de energía barrido Costa Este de EE.UU.     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
La economía mundial al borde de la nueva recesión     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Catorce muertos en accidentes de camión con minibús en Hungría     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Alaska: Fuerte terremoto golpea en un lugar alejado de las Islas Aleutianas     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 31 de octubre
Terremoto de Turquía cifra de muertos pasa a 600     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 30 de octubre
EE.UU. iglesia cristiana se asocia con una alta sacerdotisa de Isis – denominación famosa bienvenida paganismo con meditaciones guiadas     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 30 de octubre
Nueve muertos, 3 millones sin electricidad tras tormenta de nieve monstruo de EE.UU.     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 30 de octubre
Hasta seis habrían muerto en explosión masiva en las instalaciones de granos de Kansas     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 30 de octubre
Poderosos golpes terremoto en el noreste de Taiwan     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 30 de octubre
¿Está acabando el tiempo! – Sí, usted!     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 29 de octubre
Israel y Gaza, militantes de incendios de cambio, 10 muertos     1 Pastor Dale Morgan (1 autor) 29 de octubre

130 de 38188   «Más reciente | Más antiguo »

 


Enviar a un Amigo! Ayúdanos a difundir la semilla de la Palabra de Dios en la profecía! Enviar este mensaje a un amigo o familiar que necesita escuchar el mensaje del pronto regreso de Jesucristo. “La mies es mucha pero los obreros son pocos . ” (Mateo 9:37) ¡Muchas gracias por sus oraciones, apoyo e interés en el ministerio de todas las buenas noticias de la Profecía Bíblica. Bendiciones, El “Equipo Web”

NOTICIDIARIO: EL BLOG DE NOTICIAS FRESCAS

Estimados amigos, simpatizantes, medio simpatizantes, y detractores:

Les recuerdo que pueden contar entre sus favoritos el blog de noticias (“NOTICIDIARIO”), cuyo enlace es como sigue:

www.noticidiario.wordpress.com

Este blog “NOTICIDIARIO” está dedicado exclusivamente a las noticias más resaltantes del momento, mientras que este blog “ANUNCIANDO EL REINO” se abocará, más que nada, a los temas bíblicos y a todo lo relacionado con las Escrituras (arqueología bíblica, creacionismo, noticias de Israel y del Medio oriente, y en las profecías del fin). Sólo en casos muy especiales subiremos noticias de la política, la economía, y del clima.

Así que no dejen de suscribirse a NOTICIDIARIO para recibir en su casilla de correos electrónico las noticias más resaltantes del día.

www.noticidiario.wordpress.com

Muchas gracias, mis estimados fans y detractores

Apologista

  

CANAL DE NOTICIAS JUDÍAS ES LANZADO POR PRIMERA VEZ

El canal de noticias Jewish News One, la primer cadena global de noticias judías del mundo, comenzó a transmitir esta semana vía satélite, cable y online.

El canal, lanzado el pasado miércoles, estará disponible en Europa, Oriente Medio y los Estados Unidos, mientras que en Israel se transmitirá a través de la compañía satelital “Yes”.

Bautizado como el ” al-Jazeera judío “, la compañía tiene su sede principal en Bruselas, con oficinas de prensa en Tel Aviv y próximamente en Washington, París y Londres.

Jewish News One se describe como un canal de noticias totalmente independiente, lo que manifiesta en su lema “informando opiniones, expandiendo horizontes”.
Por su parte, el Jefe de la oficina de Bruselas, informó que se transmitirá contenido de amplio interés periodístico, tocando temáticas vinculadas a la economía, educación, cultura y noticias en general, orientadas principalmente al mundo Judío.

En la ceremonia de inauguración oficial del canal, los co-propietarios de la cadena, lanzaron decenas de globos con el logotipo de la nueva estación.

DETRÁS DE LA NOTICIA: DE PROTESTAS A PROTESTAS

Los disturbios en el Reino Unido continúan la serie de protestas ya celebradas en España, Chile y EE. UU contra las políticas económicas. ¿Qué medidas tomarán los gobiernos ante el creciente descontento de la población? Mientras los partidarios del presidente Rafael Correa en Ecuador, acusan a los medios de conspirar contra el mandatario.

MIS SITIOS EXCLUSIVOS QUE TRATAN SOBRE EL REINO DE DIOS

Estimados hermanos y amigos que visitan este blog regularmente:

Les recuerdo que dispongo de dos blogs, y un sitio web pagado, en donde expongo todo lo relacionado con el Reino venidero de Cristo, el cual traerá la paz y la justicia verdaderas a nuestro mundo.

En ellos expongo básicamente lo que Jesús enseñó sobre su gobierno mundial futuro y de cómo participar de él.

Este mensaje del reino es conocido en las Escrituras como las buenas noticias o evangelio del reino de Dios, un anuncio que desafortunadamente aún muchos ignoran, o que todavía se resisten a creerlo, a causa de la traidición católico Romana.

Estoy convencido de que este tema del reino es uno que CASI no provoca acaloradas discrepancias u objecciones, como sí viene ocurriendo con otras enseñanzas, como la Trinidad, el rapto secreto de la iglesia, la inmortalidad del alma humana, la guarda del sábado, y el origen del anticristo, por citar sólo algunas doctrinas fundamentales del cristianismo. Por tanto, estoy convencido de que la lectura de estos estudios abrirán mucho vuestro entendimiento sobre lo que Jesús vino a predicar como el mensaje central de Dios Padre para el mundo entero.

Estos son los enlaces:

www.elevangeliodelreino.com

www.eladaliddelaverdad.over-blog.es

www.elreinadodecristo.wordpress.com

Su sevidor,

Apologista

OTAN GENOCIDA: EEUU INVENTA NOTICIAS PARA ATACAR PAÍSES

 

¡No hay evidencias! ¡No existe una investigación ni fiscalización de los hechos relatados por la prensa que llevaron a la ONU a penalizar a un país! La realidad es que EEUU y sus aliados, financiaron terroristas en Libia para que maten civiles. Seguidamente y acorde al plan (previo a la invasión genocida de la OTAN), la prensa mundial obediente al clan bancario desvirtuó groseramente esta información, adjudicando las muertes provocadas por terroristas pagos por Norteamérica a las Fuerzas Armadas libanesas. En el mismo marco de mentiras fue que Obama sentenció: “Se me acabó la paciencia”, haciéndose el preocupado por las víctimas inocentes que él mismo mandó a ejecutar. Fue entonces que el Presidente de EEUU inició la masacre. Y los aviones franceses fueron los primeros en bombardear áreas civiles en Libia. 

Sigue

      “¿Cómo puede el consejo de Seguridad de la ONU lanzar una resolución basada en informes de prensa?”, había preguntado ingenuamente Gadafi a principios de este mes. “¿Cómo puede el consejo de Seguridad de la ONU lanzar una resolución basada en informes falsos?”. “Quieren nuestro petróleo”, el presidente libio, Muammar Al Gaddafi, manifestó que los medios de comunicación internacionales, además, “exageraron los incidentes”. “Es evidente que los reportes son realizados para justificar una intervención extranjera”.

      Antes de la masacre y los bombardeos de Francia y EEUU, sobre areas civiles de Libia, Gadafi construía el Gran Río Artificial, uno de los proyectos de ingeniería más grandes y costosos (unos 24.000 millones de dólares) de la humanidad. Comprendía la instalación de inmensas tuberías para transportar el agua de los acuíferos fósiles del Sahara (depósitos naturales subterráneos que sobreviven desde la época en que el desierto era una fértil sabana y bosque) desde el sur del país hasta la costa, donde se concentra la población. En la región de Kufra, al sur del país, existe un importante proyecto hídrico y de irrigación que pretende desarrollar los cultivos de vegetales en el desierto.

      En Libia, el riego se realiza con agua subterránea, ya que las lluvias en la región son prácticamente inexistentes. La irrigación se lleva a cabo a través del sistema radial. El oasis de Kufra es una de las creaciones humanas que mejor puede verse desde el espacio. Cada círculo tiene aproximadamente 1 km de diámetro. Datos Banco Mundial.

      Está muy claro que Gadafi no es el líder malévolo que EEUU pretende implantar en la opinión pública, y los atropellos de la OTAN para acaparar el petróleo son ya groseros. Gadafi es querido por su pueblo, pese a los dichos del títere Obama quien interpreta un papel dictado por los mismos banqueros que impulsan los transgénicos y las vacunas peligrosas de la OMS.

      A principios de marzo el líder de la Revolución libia, Muammar Al-Gaddafi, rechazó una resolución emitida por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) que sancionó al país por la violencia ocurrida en las últimas dos semanas entre febrero y Marzo. El presidente asombrado, condenó que el organismo se haya basado en informes de prensa para lanzar una decisión sin haber ido a Libia y realizar una investigación. “¿Cómo es posible que el consejo de Seguridad lance una resolución basada en informes de prensa, y que son informes falsos?”, dijo Al-Gaddafi en un acto realizado en Trípoli, que fue transmitido a todo el país.

      El mandatario criticó que los “amigos de Libia” apoyaran esta decisión sin investigar primero la verdadera situación de su país, y alertó que ese tipo de resoluciones amenaza la soberanía de muchos países, no solo la de Libia.

“Hoy es nuestro turno, mañana puede ser el turno de ustedes”.

      A principios de Marzo Gadafi invitó a la comunidad internacional a que ingrese a ese país y constate por sí misma que “pasa verdaderamente”.

       Ocurre que los asesinatos en Libia, tan pregonados por la prensa mundial (absolutamente dependiente de la OTAN, véase Grupo Bilderberg), son dirigidos por Estados Unidos. Gadafi aseguró que “la matanza de civiles no es causada por las Fuerzas Armadas”.

       “Los terroristas financiados por EEUU forman parte de una conspiración que pretende adueñarse del petróleo de Libia.

     La campaña mediática contra Gadafi fue y es descomunal. EEUU quiere apoderarse del petróleo y los depósitos de agua dulce que se encuentran debajo del Sahara, acomodándose, de paso, en una zona estratégica.

     “Estas enormes riquezas pertenecen al pueblo libio”, señaló Gadafi. Por otra parte, cualquier estudioso del tema conoce que todos los conflictos en esa área son una operación histórica controlada por Europa y Estados Unidos.

Antes de la guerra (Los verdaderos hechos y las declaraciones

     Quieren nuestro petróleo

       En declaraciones previas al ataque de EEUU y sus aliados, el presidente libio, Muammar Al Gaddafi, manifestó que los medios de comunicación internacionales “han mostrado una imagen más grande de lo que está pasando en Libia. Ahora mismo oímos reportes de intervención extranjera”.

       “Es toda una conspiración para tratar de controlar nuestro petróleo, quieren ocuparnos como lo hizo Italia con y eso no lo vamos a permitir”, había dicho Gadafi semanas antes de la “guerra”. El líder Iraní agregó que “siguen atacando comandados por empresas extranjeras, que quieren nuestro petróleo. Es lamentable, quieren nuestras riquezas”. “Hay países que dicen estar preocupados por la situación en Libia, lo que quieren es que Libia no siga exportando petróleo, tratan de forzar a las empresas petroleras y estas personas van a terminar perjudicándose”, señaló Al Gaddafi. “Están ordenando a sus empresas, empleados y embajadores que abandonen Libia, por una situación que ellos mismos generan (…) Si las manifestaciones fueran pacíficas las compañías extranjeras no se hubieran ido llevándose a sus empleados”, enfatizó.

      Por entonces Gadafi hacía mención a los ataques terroristas ordenados y financiados por EEUU, que fueron mostrados por la prensa mundial como “manifestaciones pacificas del pueblo libanes contra el Presidente de Libia”, para más tarde indicar que Gafadi había cometido matanzas.

      El mandatario había instado a la población a investigar quiénes estaban detrás de los enfrentamientos que se registraban en varias ciudades de Libia. “Ellos (extranjeros) quieren que Libia caiga. Por eso estamos obligados, todos los libios, a seguir investigando lo que ocurre, para poder establecer quiénes son los agresores y quiénes son las víctimas”, resaltó.

      Aseguró que tras los hechos violentos se realizaría una profunda investigación para aplicar justicia. “Muchas personas fueron asesinadas por mercenarios. Vamos a penalizar esto”, puntualizó.

      Agregó que estas personas “han atacado los puestos de control de la Policía y que utilizan estrategias que tienen como objetivo destruir al gobierno”.

El pueblo había pedido a Gadafi que lo ayude

      Antes de la guerra orquestada por la OTAN, el mandatario había mencionado el caso de la ciudad de Benghazi, donde “la oposición” buscaba tomar el control para dirigirse luego al Palacio de Gobierno en la capital. Los civiles estaban asustados y pedían ayuda al Gobierno.

      “Los civiles que dicen que hay extranjeros entre los grupos armados (…) En Benghazi los residentes están siendo asaltados por operativos con armas de fuego”, indicó.

      En Benghazi “las personas están aterrorizadas y nos piden que hagamos un rescate, que los ayudemos porque no pueden salir de sus casas, tienen pavor de salir a la calle debido a lo que están viendo”.

      Gaddafi había señalado que los habitantes le pidieron el uso de “su fuerza y su autoridad como gobernante”. “El pueblo es el que manda y yo sólo un símbolo”.

      Mientras los ataques realizados por terroristas pagos por EEUU continuaban el pueblo libio siempre defendió a Gaddafi.  “Gaddafi es querido y el pueblo libio lo está defendiendo”.

      Los mercenarios pidieron la renuncia del mandatario, pero él indicó que eso no era posible. Gaddafi es un símbolo para el pueblo libio.

La mayoría de los muertos fueron policías y militares

      Cifró el número de víctimas fatales en “entre 150 y 200 personas” y criticó que los medios de comunicación hayan mentido reportando “miles de fallecidos, y responsabilizaban a las fuerzas de seguridad del Estado”.

      La mayoría de los muertos fueron militares y no de civiles ya que fueron asesinados mientras luchaban contra los terroristas.

“Queremos un lugar donde haya paz, queremos la prensa diga la verdad”, había sentenciado.

Todas las naciones del mundo están en peligro

      Si la ONU o la OTAN se guían por informes de prensa inventados y guionados por los gobiernos de la alianza. Entonces mañana EEUU puede declarar la guerra a cualquier país que se le ocurra, y justificar genocidios ante el pueblo norteamericano y los ciudadanos de los pueblos aliados.

Legisladores de EEUU se oponen a la guerra y son difamados

      El obsecuente Secretario de Prensa de la Casa Blanca Jay Carney llegó incluso a sugerir que los opositores a la guerra (y quienes desenmascaran la situación) son “tal vez impulsados por intenciones políticas”. Y para difamarlos insiste en la mentira de que “algunos miembros del Congreso recibieron un informe secreto sobre el plan de guerra el 14 de marzo”, tres días antes de que la ONU votara y 5 días antes del comienzo de los bombardeos de EE.UU. sobre Trípoli.

      Pero la oposición continua y es mucho más fuerte que cuando ocurrieron las invasiones a Irak y Afganistán. Esta vez, los legisladores no están enojados por los costos que la guerra puedan ocasionar. Esta vez, la ira y las protestas son porque la Administración Obama se niega enfáticamente a hacer público los verdaderos objetivos del ataque a Libia. Sobre todo hay mucha bronca en el Congreso ya que nunca se le pidió siquiera que autorizara el ataque, ni tampoco la aprobación de las resoluciones vagas que le dan a Obama algo parecido a un pretexto para masacrar inocentes y acaparar petróleo.

¿Luz de esperanza?

       Es usual que la opinión pública proteste contra el presidente Obama por sus intenciones bélicas, pero la oposición del Congreso es algo nuevo. “No obstante y por el momento, los funcionarios parecieran conformarse encogiendo los hombros, pero a medida que esta guerra se prolongue, las resoluciones para desfinanciar a Obama inevitablemente surgirán”, relata comentarista norteamericano. “Si esto sucediera, el Congreso podría, por primera vez en mucho tiempo, afirmarse contra la guerra más allá de ser un sello de goma”.

La mentira en la red

      Wikipedia cambió su definición de Muamar el Gadafi: De un día para el otro, y en concordancia los avances bélicos de EEUU y sus aliados, Wikipedia cambió radicalmente (por orden de la OTAN) su información sobre Gadafi. Los crímenes de lesa humanidad de la OTAN son amparados por Wikipedia que con muchísimo detalle ahora exhibe una reseña completamente distinta a la que mostraba tan solo algunas semanas atrás, sobre a Gadafi y también sobre Libia. Evidentemente Wikipedia no es tan libre como suponíamos.

Julieta Biaggioni

BWN Patagonia

EL EVANGELIO QUE DESCONOCEN LOS EVANGÉLICOS Y OTROS GRUPOS CRISTIANOS

El Evangelio

Para los millones de cristianos en todo el mundo, el ‘EVANGELIO DEL SEÑOR JESUCRISTO’ tiene algo que ver con ‘ser salvo por la sangre derramada del Señor Jesucristo, la cual nos cubre y salva de los resultados de nuestros pecados, y de este modo nos asegura que nuestra alma inmortal seguirá viviendo en un embeleso inmortal en el cielo’.

Que la Biblia no enseña esta simplista idea, se hace evidente a medida que estudiamos la Palabra Santa de Dios.

¿QUÉ ES EL ‘EVANGELIO’?

Entonces, ¿qué es EL EVANGELIO? ¿A qué se refiere? ¿Cuáles son los beneficios de conocerlo, y por qué es tan importante que una de las últimas instrucciones de Jesús a sus discípulos fuera: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a oda criatura” (Marcos 16:16)? En las Escrituras griegas este pasaje se vierte así: “Id por todo el mundo y proclamad LAS ALEGRES NUEVAS a toda la creación”. Cualquier buen diccionario griego nos dará el verdadero significado de la palabra ‘evangelio’, el cual sencillamente es: “LAS BUENAS NUEVAS O LAS ALEGRES NUEVAS de algo.

EL EVANGELIO DEL REINO DE DIOS

El apóstol Marcos nos dice que Jesús “vino a Galilea predicando el EVANGELIO EL REINO DE DIOS” (Marcos 1:15), mientras que Lucas consigna el mismo acontecimiento así: “Después de esto, Jesús recorrió los pueblos y caseríos, proclamando LAS BUENAS NUEVAS DEL REINO DE DIOS” (Lucas 8:1 – NVI). De este modo, no tenemos ninguna dificultad para averiguar en las Escrituras mismas, que el evangelio que enseñó Jesús, tiene que ver con las alegres nuevas del venidero reino de Dios, en la tierra que será gobernado por Cristo y los santos que serán designados cuando él venga. Ese reino no ha llegado, y aún esperamos el cumplimiento de la promesa de las ‘alegres nuevas’ de las cuales habló Jesús.

SE CUMPLE LA PROFECÍA DE ISAÍAS ACERCA DEL EVANGELIO

El profeta Isaías escribió unas palabras notablemente proféticas que Jesús leyó en la sinagoga de Nazaret: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres […]; a predicar el año agradable del Señor […]. Hoy se ha cumplido esta escritura delante de vosotros” (Lucas 4:18-21; Isaías 61:1). La profecía de Isaías se cumplió ante los ojos de aquellos que se habían congregados para oír al Señor Jesús.

JESÚS Y EL BAUTISMO

Felipe el evangelista, cuando se hallaba en la ciudad de Samaria, les “anunciaba el evangelio del reino de Dios y EL NOMBRE DE JESUCRISTO, se bautizaban hombres y mujeres” (Hechos 8:12). De este modo, el MENSAJE DEL EVANGELIO se relacionaba con Jesús, lo que causaba que la gente creyera (en ese evangelio) y se bautizara. No era un evangelio nuevo. Era el mismo evangelio que Pablo nos dice que se predicó a Abraham: “Dios […] dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones” (Gálatas 3:8). Más adelante en el capítulo, él añade: “Que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles” (v. 14). Entonces, en el v. 27 Pablo deja en claro que toda persona, tanto judío como gentil, que ‘se revistan de Cristo’ (en el bautismo), llegan a ser la simiente de Abraham y “herederos según la promesa”.

Esa promesa asegura a las personas que desean heredarla, que pueden tener vida eterna en un mundo renovado al regreso de Cristo, cuando finalmente puedan lograr la inmortalidad: “La dádiva de Dios es vida eterna” (Romanos 6:23).

LA INMORTALIDAD AL REGRESO DE JESÚS

El Señor Jesús, en su último mensaje a nosotros por medio del apóstol Juan, deja muy en claro que no puede haber galardón de vida eterna o inmortalidad, hasta que él venga de nuevo, puesto que él dijo muy claramente: “He aquí yo vengo pronto, y MI GALARDÓN CONMIGO, para recompensar a cada uno según sea su obra” (Apocalipsis 22:12). Por lo tanto, sabemos que nadie tiene alguna chispa de inmortalidad en esta vida, y no la tendrá hasta que venga Jesús.

EL EVANGELIO Y LA SALVACIÓN

Sabemos con certeza, por Marcos 16:15-16, que todo aquel que “creyere y fuere bautizado, será salvo”. ¿Salvo de qué?

El apóstol Pablo nos ilustra hablándonos acerca del día “cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; LOS CUALES SUFRIRÁN PENA DE ETERNA PERDICIÓN” (2 Tesalonicenses 1:8-9). Para ‘obedecer’ al evangelio sencillamente tenemos que aplicar en nuestra vida diaria los principios que enseña el evangelio, creer en las promesas que nos hizo Dios en las Escrituras, y bautizarnos en el nombre salvador de Jesucristo.

ALGUNOS ESTUDIOS SOBRE EL REINO DE DIOS

 

 

LAS BUENAS NOTICIAS DE JESUCRISTO

 

 sagradafamilianeixementbx8Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

 

Jesús es el Mensajero de Dios:

        En Lucas 4:43 Jesús revela a sus seguidores la razón por la cual él fue enviado por Su Padre al mundo. Millones de cristianos han pasado por alto o ignorado este pasaje lucano. Son las mismísimas palabras de Jesucristo, quien dice: “…es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado”. ¿Notó lo que dijo Jesús? Él dijo que fue enviado para anunciar el reino de Dios. Él vino a proclamar un mensaje glorioso para todos los pueblos y naciones de la tierra, nunca antes predicado por hombre alguno. (Ver Hechos 10:36). A este reino de Dios Jesús lo llamó: “El evangelio”. Jesús luego dirá que el mensaje que predicarán sus verdaderos seguidores será: El Evangelio del Reino de Dios. Veamos lo que Jesús dice en Mateo 24:14: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”.

        Ahora bien, la pregunta más común que cualquier estudioso de la Biblia se hace es ésta: ¿Qué quiere decir la Biblia con la palabra “evangelio”? Y es que esta palabra es muy común en todo el Nuevo Testamento, pues ella aparece más de cien veces. En Marcos 1:1 el evangelista Marcos comienza diciendo: “Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios”. En el versículo 15 Marcos informa que Cristo exigía a sus oyentes a que se arrepintieran y creyeran en el evangelio. Pero antes de responder qué es el evangelio, examinemos primero la importancia que tiene dicho evangelio para el hombre.

La Importancia del Evangelio de Jesús:

        Es hora que los cristianos conozcan el verdadero evangelio de Cristo—¿por qué? ¡Porque trae salvación! Leamos lo que dice Pablo en Romanos 1:16: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente y también al griego”. También leemos algo similar en Efesios 1:13, donde el apóstol Pablo dice: “…el evangelio de vuestra salvación y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu de la promesa.” Jesús vino a dar sentido y propósito a nuestra efímera existencia. Lo sorprendente es que millones de cristianos nominales no tienen ni la más mínima idea de lo que es el evangelio de Cristo. San Pablo dice que el evangelio tiene poder para salvar si lo creemos de verdad. Pero nadie puede creer o aceptar algo que no comprende, por tanto, nuestra misión será hacerle entender de qué se trata ese singular evangelio (=buenas noticias) de Jesucristo. Vea también Apocalipsis 12:10, en donde descubrirá que la salvación, el poder, y el reino, vienen juntos. Es evidente que la salvación es entrar al reino, y entrar al reino es ganar la vida eterna (Escudriñar Mateo 19:16-25). Concluimos entonces que la salvación, el reino, y la vida eterna, caminan de la mano.

Entendiendo el Evangelio de Jesucristo:

        Pues bien, siendo que evangelio significa literalmente “buenas noticias” o “buenas nuevas”, pregunto: ¿De qué se tratan esas buenas noticias? Si yo le digo a usted que le traigo buenas noticias y no le revelo de qué se tratan, ¿valdrá de algo? De igual manera, si yo le digo que le traigo el evangelio (=‘buena noticia’) y no le explico de qué se trata, ¿tendrá sentido para usted? ¡De ningún modo! Usted necesita entender con su mente e inteligencia lo que Cristo vino a anunciar hace dos milenios (Efesios 5:17; Romanos 12:2; Efesios 1:17,18; Colosenses 2.2). Millones están ciegos porque Satanás es experto obscureciendo el evangelio salvador de Cristo. Este adversario del hombre no quiere que el mundo perdido vea la luz del evangelio de la gloria de Cristo. Él quiere mantenerlo ciego y en tinieblas espirituales para que usted no se salve. Pablo es claro cuando les dice a los creyentes de Corinto: “En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:4). Aunque le parezca duro lo que le voy a decir, lo cierto es que si usted no quiere creer o entender el evangelio de Cristo, es porque usted está cegado por el dios de este mundo—El diablo. El enemigo le hará creer o entender que usted está oyendo una locura de fanáticos religiosos. Nuevamente Pablo les dice  los corintios: “Porque el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura…” (1 Corintios 2:14). Para los creyentes la “locura del evangelio” significa salvación eterna. Dice Pablo nuevamente: “…agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación” (1 Corintios 1:21). Y también añade él: “Porque la palabra de la cruz es locura para los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.” ( 1 Corintios 1:18).

El Evangelio del Reino de Dios:

        Es claro que el evangelio que debe ser predicado a todas las naciones es “el Reino de Dios”. Jesús vino a proclamar un mensaje glorioso para todos los pueblos y naciones de la tierra, nunca antes predicado por hombre alguno. Jesús fue un mensajero de buenas noticias de esperanza y salvación (Ver Hechos 10:36). En Lucas 8:1 se lee lo siguiente: “Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él.” Es evidente que Cristo y sus apóstoles estaban de acuerdo predicando el evangelio del reino de Dios. Pues bien, ¿están las iglesias de hoy predicando este mismo evangelio?¿Su iglesia lo predica?¿Lo ha oído usted antes? Probablemente nunca. Esta es la tragedia de las iglesias—¡Han perdido el singular evangelio llamado el reino de Dios!

        En Hechos 8:12 leemos del evangelismo de un prominente cristiano llamado Felipe. Según este registro Neo-Testamentario: ¿Qué predicaba Felipe? El texto dice claramente como sigue: “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del Reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.” Aquí tenemos a Felipe, un cristiano prominente, predicando a Jesús y su Reino (el evangelio). Hoy los líderes de la iglesias predican a Jesús, pero nunca, o casi nunca, ellos predican sobre su reino. Nótese además que Felipe bautizaba a los que habían creído en Cristo y en su evangelio del reino. Le pregunto: ¿Se bautizó usted habiendo creído en el nombre de Jesús y en el evangelio del reino de Dios? Millones de infantes o bebés han sido bautizados en la pila bautismal sin haber creído en Cristo ni en su evangelio del reino. ¿Valdrá tal bautismo? Según las Escrituras: NO!

        Y para terminar este acápite, leeremos una última referencia del reino en el libro de los Hechos 28:23,30, y 31. En estos versículos veremos que Pablo (en Roma), predicaba lo mismo que Felipe: el Reino de Dios y el nombre de Jesucristo.  Por cierto que Pablo esperó que los creyentes le imitaran en este mismo quehacer evangélico, predicando igualmente el reino de Dios y el nombre de Jesucristo (1 Corintios 11:1).

Falsos Evangelistas y Evangelios Incompletos:

        El apóstol Pablo advirtió a los cristianos a no sucumbir en el engaño de los falsos evangelios promovidos por falsos maestros. Ya en su época él había previsto la infiltración de falsos mensajes con la etiqueta de “apostólicos”. En Gálatas 1:6-10 podemos leer esta importante exhortación paulina, con estas tajantes palabras: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema., como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguien os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.”  

        El catolicismo romano elaboró su propio evangelio que ha sido llamado: El evangelio Social. Pero este evangelio es totalmente diferente al evangelio del reino predicado por Jesús y sus seguidores. Dicho Evangelio Social promueve el cambio del mundo por los esfuerzos humanos o acciones humanitarias. En cambio, el evangelio de Cristo es la renovación de nuestro mundo a través de la intervención Divina, al instaurarse un régimen divino y teocrático en la tierra en la persona del Mesías elegido: El Señor Jesucristo.

El Significado de la Palabra Reino:

        La palabra reino es muy conocida por todos nosotros. Hemos oído del reino de Inglaterra, de España, de Italia, de Jordania, etc. Un reino es una forma de gobierno. Es una monarquía real con un rey, territorio, súbditos, y leyes. Ahora bien, la Biblia habla de reinos. Tenemos un ejemplo en Daniel 2:37-39, donde el profeta Daniel registra que Nabuconodosor era rey de reyes, el monarca del reino babilónico. Aquí tenemos la evidencia de que un reino es una monarquía real, con un soberano autoritario y poderoso. También Daniel revela que los reyes de Medo-Persia, Grecia, y Roma gobernarían sus respectivos reinos en el futuro. Daniel profetizó que en los días de diez reyes o líderes mundiales venideros (representados por los diez dedos de una colosal imagen), el Dios del cielo levantaría un reino (Gobierno) mundial que desplazaría y destruiría precisamente a estos diez países confederados (¿El Mercado Común Europeo?). Luego el profeta ve que dicho reino divino (representado por una roca—la cual simboliza al Mesías y su reino) cubre todo el planeta tierra. Aquí el profeta está viendo el reinado milenario y mundial del Mesías, con todo su poder y gloria, inmediatamente después de su Parusía o Segunda Venida personal a la tierra.

        El Reino de Dios es un GOBIERNO político y teocrático, el cual traerá la paz y la justicia verdaderas a la tierra. El profeta Isaías dice del reino de Dios lo siguiente: “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite” (9:7). ¡Cuántos no anhelamos una paz y justicia duraderas para todos los pueblos de la tierra! El mundo ha vivido en guerras siempre y los hombres nunca han vivido en una paz verdadera y global. Hoy hay prácticamente paz en nuestro continente americano, pero en otros lugares, y en otros continentes, existen guerras étnicas, y conflictos entre naciones. La Biblia nos dice que un rey gobernará con VARA DE HIERRO. En Apocalipsis 12:5 leemos: “Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones…” También el profeta Isaías predice: “He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio”(32:1).

Jesucristo, el Rey de Israel:

        Hemos visto que Cristo será Rey pero, ¿desde dónde gobernará?¿Quiénes serán sus súbditos? ¿Y con quién gobernará? Pues bien, estudiemos lo que el ángel Gabriel le dijo a María, cuando iba a concebir a su hijo Jesucristo: “Y ahora concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.” (Lucas 1:31-33). Esta promesa angelical ha sido pasada por alto por millones de llamados “cristianos”. Pero es importante que entendamos que aquí hay una promesa concreta aún no cumplida. Aquí se habla del ‘trono de David’ y de ‘la casa de Jacob’: ¡Sobre éstos reinará Jesús! Cuando Pilato interroga a Jesús : “¿Luego, eres tu Rey? Jesús le responde: Tu dices que yo soy Rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad…” (Juan 18:37). Aquí vemos que Jesús admite abiertamente que el nació para ser Rey, y para eso vino al mundo, para dar a conocer esta verdad. Sí, Jesús tendrá un trono—el de David su padre— y tendrá un territorio, la casa o el país de Jacob (=Israel). Esto quiere decir que Jesús es de “sangre azul o real”, pues desciende de un rey y de un reino israelita (Mateo 1:1). Efectivamente, Israel fue gobernado por reyes judíos, comenzando con Saúl, luego David, después su hijo Salomón, etc., hasta que en el año 586 A.C, el último rey judío Sedequías fue destronado por Nabuconodosor, rey de Babilonia. Es decir, hace más de 2,500 años que Israel dejó de tener una monarquía para convertirse en un país democrático a partir de 1948. No obstante, Dios le prometió a David que no le faltaría un descendiente en su trono (2 Samuel 7:12-17; 1 Crónicas 17:11-14; 2 Crónicas 7:18). En buena cuenta, Israel volverá a ser una monarquía como lo es su actual vecino, el reino de Jordania.       

         En Apocalipsis 12:5 hemos visto que un varón regirá el mundo con mano firme y sólida como el hierro. Pero: ¿Quién es ese misterioso varón? La respuesta la da el apóstol Pedro cuando dice: “Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesucristo, varón aprobado por Dios…” (Hechos 2:22). Aquí se le llama a Jesucristo: varón de Dios. Y en Hechos 17:31 Pablo dice: “Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos”. Notemos que aquel varón designado por Dios para ser juez y rey, fue resucitado de entre los muertos. ¡Esta es una clarísima alusión a Jesucristo! (Leer también 2 Samuel 23:3).

        Sabiendo que Jesucristo es el Rey del reino o gobierno venidero de Dios, ¿qué más detalles tenemos de su gobierno? En el Salmo 72:7,8 encontramos más detalles del mismo con estas palabras proféticas: “Florecerá en sus días justicia, y muchedumbre de paz, hasta que no haya luna. Dominará de mar a mar y desde el río hasta los confines de la tierra”. Aquí vemos que Dios promete un gobierno mundial de paz y justicia duraderas, y las naciones del mundo estarán bajo su control y dominio. En un mundo donde no hay justicia, no puede haber paz. Las injusticias sociales y económicas necesariamente se traducen en descontento y violencia. Los hogares están destruidos y violentados por las injusticias. Toda injusticia es pecado (1 Juan 5:17). Hay injusticia en los robos, adulterios, mentiras, en la explotación del hombre por el hombre, en las desigualdades educativas, en la discriminación racial, etc. Se necesita urgentemente un nuevo orden social, político y económico ideal y perfecto. Pero lo ideal y perfecto no puede venir de hombres imperfectos. Mientras existan el egoísmo y el afán de lucro desmedidos, no se podrá alcanzar la justicia y la paz verdaderas. El pecado acarrea la injusticia necesariamente. Y pecado es trasgresión o violación de las leyes de Dios que se resumen en el amor (1 Juan 3:4; Romanos 13:10).        

          Jesucristo es también llamado “El deseado de todas las naciones” (Hageo 2:7), pues es el único que, siendo hombre, es también el Hijo de Dios. Jesús afirmó que mantiene una unidad perfecta con Su Padre (Juan 10:30). Su enseñanza y educación no provienen de una excelente universidad americana o europea, sino de Dios. Dios es su Maestro (Juan 8:28). Él recibió de Su Padre la mejor instrucción para solucionar los problemas humanos. ¡Las enseñanzas de Jesús son las mismas enseñanzas de Dios! (Juan 14:10,24).

Jesucristo Sabrá Cómo Reinar bien:

         El apóstol Pablo reconoció que la Palabra de Dios instruye y hace perfecto al hombre (2 Timoteo 3:16). Dios ha perfeccionado a Su Hijo Unigénito Jesucristo a través de la obediencia a Su palabra (2 Timoteo 3:15-17). Sí, Jesús desde niño se iba perfeccionando con la palabra de Dios. Él discutía con los sabios de la época sobre lo escrito en los rollos del Antiguo Testamento, y se hacía cada vez más sabio y entendido. Sí, Jesucristo es la sabiduría de Dios (1 Corintios 1:24). Cuando Jesús gobierne este mundo desde Jerusalén, él emitirá decretos efectivos que traerán resultados positivos para todos los pueblos y naciones (Miqueas 4:1,2). En Isaías 55:11 Dios dice de Su Palabra lo siguiente: “Así será la palabra que sale de mi boca; no volverá a mi vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”. Sus leyes para la reestructuración de nuestra sociedad tendrán resultados beneficiosos (Hechos 3:19-21). Con él no habrá derroche de riquezas, ni políticas equivocadas. La improvisación no existirá en su gobierno. Cristo regirá con sabiduría de Dios ( 1 Corintios 1:24). El sabio Salomón dijo: “Pero la sabiduría es provechosa para dirigir (Eclesiastés 10:10). Sí, para dirigir una nación o todas las naciones en su conjunto se requiere de verdadera sabiduría—la sabiduría de Dios! Los gobernantes han fracasado en sus planes y objetivos trazados para un buen gobierno porque les ha faltado la sabiduría de Dios. Los gobernantes de hoy y de antes han gobernado a espaldas del pueblo y trágicamente también sin tener en cuenta a Dios. La Biblia dice que “el principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza” (Proverbios 17:1). Pero Cristo sí sabrá gobernar el mundo, porque él es la sabiduría de Dios, y sus súbditos serán hombres mansos y deseosos de obedecer sus leyes. Los malos e incorregibles habrán sido destruidos por Cristo en su segunda venida.

La Iglesia Será coheredera del Reino de Cristo:

        La iglesia de Jesús, compuesta por todos sus santos seguidores, tendrá la herencia del reino de Cristo. El apóstol Pablo escribió esto a los cristianos de Roma: “Porque a los que antes predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos llamó; y a los que llamó, a éstos también glorificó.” (8:29,30). Notemos que Dios predestinó a hombres y a mujeres para glorificarlos, pero: ¿Qué significa eso? Pablo vuelve  decir: “Pero nosotros debemos siempre dar gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo”(2 Tesalonicenses 2:13,14). Nótese que los creyentes van a recibir la misma gloria de Jesucristo. ¡Esto es muy claro! Ahora bien, Pablo dice: “Y si hijos también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” (Romanos 8:17). Observe ahora que nuestra glorificación tiene que ver con heredar de Dios y coheredar con Cristo, si es que padecemos juntamente con él. Ahora viene otra pregunta: ¿Qué heredaremos de Dios y qué coheredaremos con Cristo? La respuesta la da Jesús en Mateo 25:31,34, cuando dice: “Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria…entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”. Cuando Cristo vuelva nuevamente, su iglesia heredará el reino de Dios con Cristo. Sí, la iglesia está llamada a reinar con Cristo en el reino de Dios, pues Pablo también dice: “Si sufrimos, también reinaremos con él…” (2 Timoteo 2:12). Y en Apocalipsis 5:10 Juan escribe: “Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes y reinaremos sobre la tierra” (Apocalipsis 5:10). La glorificación implica entonces nuestra coronación para ser reyes en el reino de Cristo que se establecerá en esta tierra.

La Sede del Reino de Dios:

        Como el reino de Dios le será restaurado a Israel (Hechos 1:6), debemos averiguar dónde se asentó el trono del reino israelita hasta los tiempos de Sedequías, su último rey, destituido en 586 A.C. En primer lugar, la Biblia nos dice que desde Saúl hasta Sedequías, el trono se estableció en Jerusalén. Por ejemplo, David reinó 33 años en Jerusalén (1 Reyes 2:11). Luego Salomón, su hijo, se sentó en su trono (el de David) en Jerusalén por 40 años, y luego murió ( 1 Reyes 11:42). Y así se sucedieron los reyes judíos hasta Sedequías. De modo que Jerusalén fue la sede del trono del reino de Dios. Recordemos que el reino israelita era el reino de Dios (1 Crónicas 28:5), y este reino de Dios “finalizó” con Sedequías en 586 A.C. Pero Jesús habló de la restauración del reino de Dios en su persona (Hechos 1:3,6,7). Entonces, si el reino de Dios va a ser restaurado, tiene que ser en el mismo lugar donde estuvo antes, es decir, en Jerusalén. Efectivamente, Jesús afirma que Jerusalén en la ciudad del gran rey (Ver Mateo 5:33-35). Pero para que Dios le restaure al pueblo hebreo el reino de Dios, Jerusalén tiene que estar bajo el control judío. Pero por espacio de dos milenios Jerusalén estuvo en manos de los no judíos, en tanto que el pueblo hebreo estaba en la diáspora o dispersión mundial. La profecía parecía imposible de cumplirse hasta la formación del estado judío el 12 de Mayo de l948. Desde esa fecha los judíos regresaron a su tierra, y 19 años después recuperan la capital Jerusalén. 

El Renacimiento del Estado de Israel El 12 de Mayo de 1948:

        Muy pocas personas comprenden la importancia que tiene Israel en el escenario mundial. Las mayorías ignoran que la restauración del estado de Israel en 1948 tiene un propósito divino. Sí, millones de personas desconocen que esta es una generación única que ha visto una revolución en la política, en la economía, y en las ciencias. Esta generación ha tenido el privilegio de ver renacer el moderno estado judío tal como lo predijo Dios en Deuteronomio 30:3-5. Este pasaje debe ser leído con atención, pues habla del retorno final de los judíos de la diáspora mundial a su tierra, Israel. En Ezequiel 11:17 leemos además: “Di, por tanto: Así ha dicho Jehová el Señor: Yo os recogeré de los pueblos, y os congregaré de las tierras en las cuales estáis esparcidos, y os daré la tierra de Israel”. En Lucas 21:24 Jesús predijo la dispersión mundial de los judíos (la cual ocurrió en el año 70 d.C), y la consecuente dominación de Jerusalén por las naciones gentiles hasta los tiempos postreros. Finalmente el pueblo judío recuperaría su capital, y recibiría a su Mesías esperado. Esta restauración del pueblo judío en su tierra ocurriría en la última generación de este mundo caótico (Mateo 24:34).

El Rito de Iniciación Para Heredar el Reino:

          Para tener parte en el glorioso reino de Cristo como “reyes y sacerdotes”, hay que seguir algunos pasos de iniciación. Recordemos por un instante la entrevista privada que tuvieron Jesús y el fariseo Nicodemo, registrada en el evangelio de Juan: “Respondió Jesús (a Nicodemo) y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo?¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de AGUA  y del ESPÍRITU, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu”. (3:3-8).

          Aquí encontramos la “fórmula” para poder ver y entrar en el Reino de Dios. Primero, usted tiene que “nacer de agua”. Agua es sinónimo de purificación y representa el bautismo por inmersión. En Hechos 2:38 Pedro les dice a sus paisanos judíos: “Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”. Nótese que después del bautismo se recibe el Espíritu de Dios. Los nuevos creyentes bautizados eran añadidos a la iglesia de Cristo (Hechos 2:41). La palabra del evangelio del reino convierte al pecador, y lo impele a tomar la decisión de bautizarse para recibir el perdón de sus pecados pasados, y tener el camino despejado para entrar en el reino venidero (Efesios 5:26). Aquel hombre nuevo “renacido” recibe el sellamiento del Espíritu Santo, a fin de dar frutos espirituales. ¡Vivirá para el Espíritu y no más para la carne! Pedro además añadirá: “Siendo renacidos no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”. Pero recuerde bien, el bautismo viene como consecuencia de haber creído en el evangelio del reino de Dios y en el nombre de Jesucristo (Hechos 8:12). Además, tome nota sobre la importancia del bautismo en el siguiente texto: “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias d la carne, sino como una aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo. (1 Pedro 3:21)”.

Invitación del Señor Jesucristo:

        Dice Jesús: “¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.” “Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas de la ciudad.” “He aquí que yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.” “Y el Espíritu y la esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente” (Apocalipsis 22:7,12, 14,17).

 

TRES NOTICIAS RECIENTES QUE NO DEJAN DE PREOCUPARNOS

Peres: Irán quiere un bloque religioso en el Medio Oriente

jerusalem26.jpgAli Khamenei

“El gran diseño del liderazgo iraní es convertir el Oriente Medio en un bloque religioso,” dijo el Presidente Shimon Peres el miércoles durante su discurso para el Parlamento Británico.

“El liderazgo iraní está obsesionado con su búsqueda para la dominación religiosa regional. Esta búsqueda es sostenida por misiles de largo alcance, uranio enriquecido y la incitación fanática— y por el petróleo, dijo él.

“El gran diseño del liderazgo iraní es convertir el Oriente Medio de una región de naciones en un bloque religioso. Tratan de imponer su versión en todo el mundo. Quienquiera que disienta es estimado un hereje y está condenado a desaparecer”.

Jordania sella trato nuclear con China

Jordania firmó un trato nuclear de cooperación con China el lunes, como parte de sus esfuerzos para desarrollar sus capacidades de energía nuclear.

Bajo el protocolo, China ayudará  en la minería de Jordania y enriquecerá uranio, así como también ayudará en entrenamiento y en estudios para construir una estación nuclear, dijo la cabeza de la Comisión de Energía Atómica de Jordania, Khalid Tuqan, según nuevos informes.

Un trato preliminar de cooperación fue firmado entre los dos países en Agosto. Jordania importa casi toda sus necesidades de energía pero dice tener grandes reservas de uranio, lo cual es uno de los productos base de un reactor nuclear.

Se tiene previsto que una planta nuclear de abasto casi la tercera parte de los requerimientos de energía del país en el 2030. Amán ha firmado otros tratos de cooperación nucleares con los Estados Unidos, Francia, Corea del Sur, Rusia y el Reino Unido. Jordania es uno de varios estados árabes en el Golfo y el Maghreb que ha anunciado planes para establecer  programas nucleares civiles.

El líder supremo iraní visita Líbano para unirse contra de Israel

El Líder Supremo Iraní Ayatollah Ali Khamenei llamó el martes a los grupos étnicos libaneses dispares para unirse en contra de su enemigo común – Israel, Informó la agencia de noticias iraní IRNA.

“La República Islámica de Irán cree que el poder de todos los grupos libaneses debería estar en el servicio de la unidad nacional del país para antagonizar el peligro del régimen sionista,” Khamenei dijo al visitar al Presidente Libanés, Michel Suleiman.

Khamenei, loando el apoyo de Suleiman de militancia islámica y sus esfuerzos para establecer la unidad en el Líbano, prometió que Irán siempre se pondría del lado de Beirut, haciendo énfasis en que Líbano goza de gran significado a pesar de sus pequeños límites geográficos. Una tal instancia de coexistencia “ejemplar” de grupos religiosos diferentes en el Líbano, dijo él, fue la “victoria histórica” sobre el Israel.

AMABLE E-MAIL DE UN CREYENTE EVANGÉLICO ANSIOSO POR CONOCER EL EVANGELIO DEL REINO

 

 

Amado hermano Mario Olcese (Apologista):

 

¡Saludos cordiales en el precioso nombre de Jesús, el Cristo!

 

Le escribo porque quisiera solicitarle su apoyo, ya que tengo un gran anhelo por conocer lo que es  EL REINO DE DIOS.

 

Estuve leyendo algunos escritos suyos sobre el reino de Dios, soy evangélico hace muchos años, más de 20, pero nunca nos han enseñado lo que es el Reino de Dios.

 

Me duele mucho no poder comprender algunas verdades  espirituales esenciales en la vida cristiana, por esto le suplico que me oriente en un lenguaje sencillo si es posible, me explique o me pase alguna información sobre este tema.

 

Estaré feliz de que usted me sirva, pues usted sabe que nuestra vida depende del nivel de revelación del Reino, pero no sé cómo recibir esto, por eso le pido su ayuda para que yo pueda aprender este maravilloso mensaje del reino. Tengo 52 años de edad, casado, asisto a una iglesia pentecostal, tengo 3 hijos casados y  vivo en USA en el estado de Texas. Soy mexicano (vine a trabajar)

Entiendo que quizás estos datos no son suficientes.

Espero su respuesta

 

Gracias

 

Dios le bendiga

 

O.R.L

 

Respuesta de Apologista:

 

Estimado hermano O.R.L, muchas gracias por escribirme y manifestarme su interés por el mensaje central y precioso de nuestro Señor Jesucristo que es el evangelio del reino de Dios. Como usted ya lo ha podido comprobar, el reino de Dios es el mensaje que muy pocos llamados cristianos conocen o entienden. Miles de “creyentes” han encontrado locuciones en la Biblia como: “Venga tu reino”, “Buscad Primero el Reino de Dios y su justicia”, “Ver el reino de Dios”, “Reino de los cielos” “reino de Cristo”, “mi reino”, y así por el estilo, sin detenerse a averiguar su significado real. Simplemente no les ha interesado indagar más allá de sus narices, y no han obedecido el mandato de Cristo para “Escudriñar las Escrituras”, sabiendo perfectamente— como dijo Jesús— que “éstas dan testimonio de mi (Jesús)”.

 

Además, lo que es más trágico aún es que están apareciendo más predicadores que enseñan de todo, menos del precioso mensaje del reino de Dios. Sólo deténgase a escuchar en el canal ‘Enlace TV’ a todos esos ricos y afamados evangelistas de la prosperidad, ya sean anglosajones, asiáticos y latinos, y verá que el mensaje del reino que Cristo y sus apóstoles predicaron con tanta insistencia y ardor,  brilla por su ausencia en sus sermones. Sin embargo, la mayoría de llamados cristianos cree que han aceptado el evangelio salvador cuando en realidad han aceptado un mensaje espurio de los anatemas. Estos hermanitos no se podrán salvar en tanto no den un viraje de 180 grados y acepten el verdadero evangelio salvador que es Cristo y su reino maravilloso en la tierra. Así de simple es la cosa. Para ser salvo hay que tomar la “medicina” correcta. En este caso, el evangelio del reino glorioso de Cristo.

 

En mis blogs que le indico abajo, usted encontrará tres sitios web y dos blogs donde presento todo lo relacionado con el tema del reino y cientos de otros temas. Sólo tiene que buscarlo el tema “Reino” y listo. Estos son:

 

www.elevangeliodelreino.org

 

www.Yeshuahamashiaj.org

 

www.esnips.com/web/BibleTeachings

 

www.apologista.blogdiario.com

 

www.apologista.wordpress.com

 

www.restorationfellowship.org (Inglés y español)

 

www.geocities.com/athens/olympus/5257

 

www.evangeliocristiano.com

 

www.ladoctrinadedios.blogspot.com

 

www.theagetocome.org

 

También le adjunto mi e-book titulado: “El Evangelio completo del Cristianismo Prístino” sin costo alguno para usted.

 

Que Dios le siga bendiciendo mientras sigue escudriñando Las Santas Escrituras para conocer el divino mensaje salvador para la humanidad toda.

 

Su Servidor,

 

Ingª Mario A Olcese (Apologista).

EL EVANGELIO EN EL NUEVO TESTAMENTO

La palabra evangelio significa “buenas noticias”, o como algunas veces es utilizado en el Nuevo Testamento “las buenas nuevas”.

EL FOCO DE LA ENSEÑANZA DE CRISTO

Mateo, Marcos, Lucas y Juan nos dicen que Jesús fue por toda la tierra de Israel predicando el evangelio – las buenas nuevas – sobre la venida de su reino.

“Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, ..”. (Mateo: cap. 9, vers. 35).

“Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino”. (Marcos: cap. 1, vers. 14).

“El espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; ” (Lucas: cap. 4, vers. 18).

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda mas tenga vida eterna”.

(Juan: cap. 3, vers. 16).

“Le dijo entonces Pilato: Luego, ¿eres tú rey?. Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad” (Juan: cap. 18, vers. 37).

LOS DISCÍPULOS ENSEÑARON EL EVANGELIO

Cuando Jesús les hubo enseñado las buenas nuevas a los discípulos, él los envió a enseñar a otros “Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos”. (Lucas: cap. 9, vers. 2).

Después de su muerte y resurrección, Jesús les dijo a los discípulos que continuaran con el mismo trabajo “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere será condenado” (Marcos: cap. 16, vers. 15-16).

De estas últimas palabras vemos que necesitamos saber, creer y obedecer el evangelio para recibir la salvación.

EL PODER DEL EVANGELIO

Debido a esto, el apóstol Pablo escribió:

“´Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego” (Romanos: cap. 1, vers. 16).

Es necesario comprender claramente las buenas nuevas que Jesús y los apóstoles enseñaron, Pablo escribió nuevamente,

“Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema” (Galatas: cap. 1, vers. 8).

¿QUE ENTENDÍAN LOS DISCÍPULOS POR “EL EVANGELIO”?

Los discípulos estuvieron predicando las buenas nuevas del reino de Dios antes de la crucifixión de Jesús. ¿Qué significó estas “buenas nuevas para ellos?. Cuando dos de ellos hablaron a Jesús después de su resurrección en el camino a Emaus,

“él les dijo: ¿Qué cosa? Y ellos le dijeron: De Jesús Nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo. Pero nosotros, esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de eso, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido”. (Lucas: cap. 24, vers. 19 & 21).

Justo antes que Jesús ascendiera al cielo, “ le preguntaron, diciendo: Señor, ¿Restaurarás el reino a Israel en este tiempo?.” (Hechos: cap. 1, vers. 6).

Ellos esperaban que Jesús estableciese el reino de Dios allí en ese entonces. Eran tal las buenas nuevas que ellos las querían inmediatamente. Jesús les dijo que el tiempo todavía no había venido.

“Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad” (Hechos: cap. 1, vers. 7).

LAS PROMESAS DE DIOS

Cuando los discípulos observaron a Jesús ascendiendo, dos ángeles se posaron cerca de ellos y le dijeron:

“ Varones galileos, ¿Porqué estáis mirando al cielo?. Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo”.

(Hechos: cap.1, vers. 11).

Esta promesa es el tema repetido en las enseñanzas de los Apóstoles como podemos leer en los Hechos de los Apóstoles, y todas sus cartas. Ellos buscaron la venida de Jesús para cumplir todas las promesas que Dios había hecho concerniente a su reino.

Por eso, aunque, la palabra “evangelio” se halla únicamente en el Nuevo Testamento, las buenas nuevas del reino de Dios es la base de todas las promesas de Dios desde el principio.

EL EVANGELIO EN EL EDEN

En el principio, después que Adán y Eva habían desobedecido las órdenes de Dios, recordamos la palabra de Dios hacia la serpiente:

“Y pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Génesis: cap.3 vers15)

Esta fue la buena nueva, que el poder del pecado y la muerte serían destruidos finalmente. Esta fue la obra que Jesús vino a hacer. Revise Hebreos:cap.2,vers14

EL EVANGELIO PARA ABRAHAM

Hemos estudiado acerca de las promesas de Dios para con Abraham. El apóstol Pablo escribió, “Y la escritura, previendo que Dios habría de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones” (Galatas: cap.3, vers. 8).

Cuando Jesús regrese, él resucitará a Abraham de la muerte, y todas las promesas de Dios para con Abraham serán llevadas a cabo en cada detalle.

Estas promesas, fueron confirmadas a Isaac y a Jacob, y ellos también serán resucitados de la muerte al momento de la venida de Jesús; para recibir lugares de honor en el reino de Dios. (Mateo: cap.8, vers. 11).

EL EVANGELIO PARA DAVID

Las buenas nuevas del reino de Dios fueron dadas a David a través del profeta Natán – Lea 2° Samuel: cap. 7, vers. 12-16:

“Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino. Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo. Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente”.

A pesar que los Israelitas después abandonaron a Dios, El no olvidó sus promesas. Las encontramos una y otra vez en los Salmos de David, en las escritos de los profetas. Dios, a través del profeta Ezequiel, habló a Zedequías, el último rey de Judá, “A ruina, a ruina lo reduciré, y esto no será más, hasta que venga aquel cuyo es el derecho, y yo se lo entregaré”.

(Ezequiel: cap.21, vers.27).

Cuando Jesús vino, el ángel renovó la promesa a María, “Este será grande, y será llamado: Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin”. (Lucas: cap. 1, vers. 32-33).

EL EVANGELIO PARA NOSOTROS

Estas son las buenas nuevas del reino de Dios que viene a nosotros en el mensaje bíblico: Jesús regresará pronto a la tierra para establecer su reino. Lea Mateo: cap. 25. Las tres parábolas en este capítulo nos enseñan a vigilar, a trabajar y a reflejar el amor de Cristo y que nosotros también podremos tener parte en el reino de Dios.

1. LA PARÁBOLA DE LAS 10 VIRGENES

Aquellas quienes se prepararon por sí mismas y mantuvieron una vigilia, fueron invitadas al banquete del matrimonio, pero aquellas cuyos aceites se terminaron encontraron la puerta cerrada.

2. LA PARÁBOLA DE LOS TALENTOS

El uso de nuestras habilidades será reconocido por Jesús y el recompensará a aquellos que hayan utilizado su conocimiento y oportunidades mientras pudieron.

3. LA PARÁBOLA DEL PASTOR DIVIENDO A LAS OVEJAS

El buen pastor reconoce a sus ovejas y él comprende sus esfuerzos. Él sabe de aquellos que han tratado de ayudar a su próximo y acepta tal ayuda como si hubiese sido hecha para él.

¿QUÉ DEBEMOS HACER?

Tenemos que arrepentirnos, cambiar nuestros caminos, “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el evangelio” (Marcos: cap.1, vers. 15).

“Así que arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que venga de la presencia del Señor tiempos de refrigerio y Él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado” (Hechos: cap. 3, vers. 19-20).

“Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientas; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos”.

(Hechos: cap. 17, vers. 30-31).

Necesitamos seguir a Jesús – cambiar nuestros corazones y mentes – ser nacidos de nuevo por medio del bautismo, nuestro próximo estudio nos enseñará lo que esto significa.

“Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. Ya no hay judío, ni griego; no hay esclavo, ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois unos en Cristo Jesús. Y si vosotros sóis de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sóis, y herederos según la promesa”. (Galatas: cap.3,vers. 27-29).

Este es el evangelio, las buenas nuevas del reino de Dios. Nosotros como los discípulos, esperamos que esto sea llevado a cabo pronto. Esta es la razón por la cual oramos, como Jesús enseñó a sus discípulos, “VENGA TU REINO”.

“Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estas en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.” (Lucas: cap. 11, vers. 2-4.

SUMARIO

1. La palabra “evangelio” significa “las buenas nuevas”.

2. Las buenas nuevas de la venida del reino de Dios fue el tema principal de la enseñanza de Jesús y sus discípulos.

3. El conocer, el creer a, y la obediencia al evangelio son necesarias para la salvación.

4. El evangelio es enseñado a través de todas las escrituras; en el Antiguo y en el Nuevo Testamento.

5. Las buenas nuevas son aún predicadas a nosotros.

6. Para un lugar en el reino de Dios, debemos oír, comprender y obedecer el mensaje del evangelio.

7. Tenemos que tener una respuesta positiva a la llamada del evangelio como Abraham y todos los siervos fieles de Dios lo hicieron en el pasado.

PASAJES PARA LA LECTURA BIBLICA

2° Samuel: cap.7; Salmo 96; Isaías: cap. 55; Hechos: cap.9; Salmo 1

CUESTIONARIO:

Subraye la respuesta correcta en cada pregunta y luego transfiera sus respuestas a la hoja del Sumario de Respuestas en las páginas centrales.

1. La palabra “evangelio” significa:

(a) Las noticias (b) Las buenas nuevas (c) La buena pronunciación (d) El mensaje

2. ¿Cuál de los siguientes versículos nos relatan que Jesús predicó el Evangelio del reino?.

(a) Mateo: Cap. 1, vers. 14 (b) Marcos: Cap. 1, vers. 14 (c) Mateo ; Cap. 9,vers 35 (d) Mateo : Cap.6 vers 33 (e) Lucas : Cap. 8 vers.1

3. ¿Además de Jesús, quién también predicó el Evangelio?

(a) Los sacerdotes judíos (b) Los discípulos

(c) Los gobernantes romanos (d) Los sabios

4. ¿Cuando se establecerá el reino de Dios en la tierra?

(a) No lo sabemos (b) Cuando Jesús regrese a la tierra

(c) Ya está establecido (d) No se establecerá

5. ¿Quién les dijo a los discípulos cuando ellos observaban a Jesús ascender a los cielos, que El regresaría?

(a) Dios (b) Un ángel (c) Jesús (d) Dos ángeles

6. ¿Cómo puedes recibir la promesa de Salvación ofrecida en la Biblia?

(a) Siendo buenos con nuestros amigos (b) Compartiendo todas nuestros bienes (c) Obedeciendo las leyes del país (d) Conocer, creer y obedecer el Evangelio

7. ¿Qué promesa de Dios nos cuenta que el poder del pecado y la muerte sería una batalla entre la simiente de la serpiente y la simiente de la mujer?

(a) Las promesas en el Edén (b) Las promesas a Abraham

(c) Las promesas a Noé (d) Las promesas a David

8. ¿Qué versículo del Nuevo Testamento nos relata que el Evangelio fue predicado a Abraham?

(a) Galatas: Cap.8, vers.3 (b) Galatas: Cap. 3, vers.8

(c) Romanos:Cap.3, vers.8 (d) Romanos : Cap. 6 vers.8

9. ¿Qué profeta le habló a David sobre las buenas nuevas del reino de Dios?

(a) Daniel (b) Isaías (c) Elías (d) Natán

10 ¿Qué quiere Dios que hagamos?

(a) Arrepentirnos (b)Ignorarle (c) Obedecerle (d)Predicar el evangelio

¿Qué es el Evangelio bíblico?

 

 

Por Mike Brown

 

 

                                   Traducido por Mario Olcese S (Apologista).

 

 

Esté seguro de ver las conclusiones al final de esta página.

 

¿Qué es el Evangelio? Yo les he hecho esta pregunta a muchas personas y yo he obtenido muchas respuestas diferentes: Vida eterna, el nacimiento de Jesús, Cristo muriendo en la cruz, Cristo que vivió con el hombre hace 2000, etc.

Yo creo que todas éstas son buenas respuestas. Todas ellas son una parte del Evangelio. Sin embargo, ¿son ellas el corazón del Evangelio? ¿Cuáles son realmente las buenas noticias que todos nosotros queremos oír?

Ésta es la pregunta que yo tenía, de modo que yo decidí estudiar la Biblia por mí mismo usando mi Biblia de la computadora. Yo busqué la palabra evangelio y encontré algunas cosas interesantes. Parece que la mayoría de nuestras ideas para el Evangelio vinieron de Pablo. Los teólogos tienden a tomar a Pablo como la autoridad del pensamiento Cristiano mientras al mismo tiempo ellos tienden a no tomar las palabras de Jesús. Yo he oído el dicho, Jesús vivió la experiencia Cristiana, mientras que Pablo la expresó. Así que parece que nuestra comprensión del Evangelio está basada en el punto de vista de nuestro teólogo de ambos, dónde ver en la Biblia, y también lo que la Biblia dice.

 

Una vez que comencé a comprender esta realidad, vi que Jesús parecía expresar el Evangelio en términos ligeramente diferentes. Veamos la evidencia Bíblica para que nosotros podamos determinar por nosotros lo que es el corazón del Evangelio.

 

Antes que nada, la mayor parte del tiempo los escritores del evangelio usan justamente la palabra evangelio, y no hay ninguna explicación real acerca de lo que quiere decir esta palabra. Sin embargo yo encontré que Jesús a menudo, al hablar del evangelio, usaría una frase más grande: “predicando el evangelio del reino.”

  1. “Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (Mateo 4:23).
  1. “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.
  2. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.
  3. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos.
  4. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mateo 9:35-38).
  1. “Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
  2. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
  3. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:12-14).
  1. “Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él” (Lucas 8:1).

¡De modo que el Evangelio es realmente sobre el evangelio del reino de Dios! Así que, ¿qué es el reino de Dios? Yo siempre he asumido que era cuando nosotros llegamos al cielo. Sin embargo yo sé que los Judíos en el tiempo de Cristo creyeron que Su charla del reino era sobre la restauración si Judá o Israel. Hoy, muchos Cristianos parecen pensar que la presencia de Cristo con el hombre, Su nacimiento, y muerte era el aspecto del reino del que habló.

 

Yo no lo sabía, así que pensé que buscaría el vocablo “Reino”, y yo encontré algunos nuevos versículos interesantes:

________________

  1. “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea,
  2. y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.
  3. Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, Enderezad sus sendas” (Mateo 3:1-3).
  1. “Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios,
  2. diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio” (Marcos 1:14-15).
  1. “La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él” (Lucas 16:16).
  1. “A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis,
  2. sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel.
  3. Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.
  4. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.
  5. No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos;
  6. ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento”. Mateo 10:5-10
  1. “Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto; y la gente le buscaba, y llegando a donde estaba, le detenían para que no se fuera de ellos.
  2. Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado.
  3. Y predicaba en las sinagogas de Galilea” (Lucas 4:42-44).

Yo encuentro estos versículos sumamente interesantes. ¡Muchas veces se le ve a Jesús yendo por allí predicando el reino de Dios! La palabra evangelio ni siquiera se menciona. No obstante nosotros sabemos que éste viene a ser las mismas buenas noticias (el evangelio) que se habla en los otros versículos. ¡El Reino de Dios es las buenas noticias!

 

No es sorprendente que los judíos se reunieran para escuchar a Jesús. ¡En su comprensión, él estaba hablando sobre un nuevo día para Israel, la restauración de Israel!

 

Además, nosotros vemos palabras que hablan de él (reino) como que pasará muy pronto. El mensaje que: el reino de los cielos está a la mano, el tiempo se ha cumplido, es central al Evangelio. No es ninguna maravilla que incluso los Cristianos de hoy piensen que la presencia de Cristo en la Tierra era de algún modo el Evangelio que él estaba hablando en Su día. ¿Pero lo era? Veamos, mirando otros versículos, y descubriremos las insinuaciones aquí y allí de que Jesús tenía algo más en mente.

_________________

  1. “Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
  2. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
  3. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:12-14).
  1. “Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones” (Marcos 13:10).
  1. “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
  2. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado” (Marcos 16:15-16).

Nosotros podríamos decir que el evangelio que será extendido a todo el mundo es las noticias buenas sobre Cristo. Sí, podríamos decir eso, pero es eso realmente las buenas noticias? ¿No es eso la promesa de un futuro sin muerte y destrucción? ¿No es la promesa de ser apto para vivir con Cristo para siempre en una atmósfera de amor?

 

En vez de sólo predicar a Jesús, debe ser el mensaje de Jesús, el Evangelio del Reino. Predicar sólo Su vida y muerte en la Tierra no es el centro del Evangelio. Es la promesa del Reino cuando nosotros viviremos con Jesús.

__________________

 

Jesús habló a menudo en parábolas, cómo encaja el mensaje del evangelio del reino con las parábolas? Nosotros veremos en los ejemplos de abajo que el reino de Dios era central para la mayoría de las historias que él contó.

  1. “Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios.
  2. Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos.
  3. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado.
  4. Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses.
  5. Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses.
  6. Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.
  7. Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.
  8. Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar.
  9. Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa.
  10. Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena” (Lucas 14:15-24).
  1. Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo.
  2. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas.
  3. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite;
  4. mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas.
  5. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron.
  6. Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!
  7. Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas.
  8. Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan.
  9. Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas.
  10. Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.
  11. Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos!
  12. Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.
  13. Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir” (Mateo 25:1-13).
  1. “Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.
  2. A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos.
  3. Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos
  4. Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos.
  5. Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.
  6. Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos.
  7. Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos.
  8. Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
  9. Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos.
  10. Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
  11. Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste;
  12. por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.
  13. Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.
  14. Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.
  15. Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos.
  16. Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.
  17. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.
  18. Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,
  19. y serán reunidas delante de él todas las naciones; y los apartará unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.
  20. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.
  21. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
  22. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis” (Mateo 25:14-35).

 

Jesús dio una profecía interesante acerca de Jerusalén. Cuando Jerusalén esté rodeada por ejércitos, entonces nosotros sabremos que la desolación (posiblemente de la ciudad) está cercana. Históricamente, los Cristianos sabían esto, de modo que cuando los ejércitos de Roma rodearon Jerusalén y luego se retiraron por un breve tiempo, todos los Cristianos huyeron. Entonces Roma rodeó de nuevo a Jerusalén y la destruyó con su gente.

Pero si leemos más del texto, nosotros podemos ver que Jesús conecta la destrucción de Israel con Su futura venida en las nubes, la venida del Reino. Puede ser que ésta sea una profecía doble.

De nuevo, el Reino es central a la profecía, justo como las parábolas que vimos anteriormente. También, nosotros vemos que la venida del reino se conecta con tener nuestra redención en proceso. ¡Nosotros seremos redimidos de la Tierra por Jesús para vivir con él!

  1. “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado.
  2. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella.
  3. Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas.
  4. Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo.
  5. Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.
  6. Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;
  7. desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.
  8. Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.
  9. Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.
  10. También les dijo una parábola: Mirad la higuera y todos los árboles.
  11. Cuando ya brotan, viéndolo, sabéis por vosotros mismos que el verano está ya cerca.
  12. Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios.
  13. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.
  14. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Y cuando vos veré que Jerusalén rodeó con los ejércitos, entonces sabe que la desolación es de eso cerca” (Lucas 21:20-33).

En la historia de Saqueo, tenemos algo muy interesante. Porque Saqueo tomó la decisión correcta escogiendo a Cristo, Jesús dijo: “Este día la salvación ha venido a esta casa”. Otros que estaban escuchando inmediatamente vieron esto como la prueba adicional de que el reino estaba viniendo en seguida, así que Jesús dio otra parábola:

  1. Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad.
  2. Y sucedió que un varón llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos, y rico,
  3. procuraba ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura.
  4. Y corriendo delante, subió a un árbol sicómoro para verle; porque había de pasar por allí.
  5. Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa.
  6. Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso.
  7. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a posar con un hombre pecador.
  8. Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado.
  9. Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham.
  10. Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.
  11. Oyendo ellos estas cosas prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén, y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente.
  12. Dijo, pues: Un hombre noble se fue a un país lejano, para recibir un reino y volver.
  13. Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas, y les dijo: Negociad entre tanto que vengo.
  14. Pero sus conciudadanos le aborrecían, y enviaron tras él una embajada, diciendo: No queremos que éste reine sobre nosotros.
  15. Aconteció que vuelto él, después de recibir el reino, mandó llamar ante él a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que había negociado cada uno.
  16. Vino el primero, diciendo: Señor, tu mina ha ganado diez minas.
  17. El le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás autoridad sobre diez ciudades.
  18. Vino otro, diciendo: Señor, tu mina ha producido cinco minas.
  19. Y también a éste dijo: Tú también sé sobre cinco ciudades.
  20. Vino otro, diciendo: Señor, aquí está tu mina, la cual he tenido guardada en un pañuelo;
  21. porque tuve miedo de ti, por cuanto eres hombre severo, que tomas lo que no pusiste, y siegas lo que no sembraste.
  22. Entonces él le dijo: Mal siervo, por tu propia boca te juzgo. Sabías que yo era hombre severo, que tomo lo que no puse, y que siego lo que no sembré
  23. ¿por qué, pues, no pusiste mi dinero en el banco, para que al volver yo, lo hubiera recibido con los intereses?
  24. Y dijo a los que estaban presentes: Quitadle la mina, y dadla al que tiene las diez minas.
  25. Ellos le dijeron: Señor, tiene diez minas.
  26. Pues yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; mas al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.
  27. Y también a aquellos mis enemigos que no querían que yo reinase sobre ellos, traedlos acá, y decapitadlos delante de mí (Lucas 19:1-27).

Así en esta parábola, nosotros vemos que ese juicio se conecta con la venida del Reino de Dios.

 

Abajo comenzamos ver respuestas definidas acerca de lo que es el Reino de Dios y cuándo debe ocurrir.

  1. Entonces Pilato volvió a entrar en el pretorio, y llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos?
  2. Jesús le respondió: ¿Dices tú esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mí?
  3. Pilato le respondió: ¿Soy yo acaso judío? Tu nación, y los principales sacerdotes, te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?
  4. Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí; (Juan 18:33-36).

¡Mi reino no es de este mundo! Jesús, mientras estaba en la Tierra habló de las maravillas que habrá cuando Su pueblo viva con él para la eternidad.

  1. Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros.
  2. Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación?
  3. Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo.
  4. Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.
  5. Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. (Lucas 23:39-43).

Está claro que Jesús habló por todas partes del reino, incluso uno de los ladrones había oído bastante de Jesús para saber sobre el Reino. Cuando tú vengas a este reino del que siempre estás hablando, ¡acuérdate de mí!

 

Abajo vemos que los discípulos tenían que preguntar esa pregunta todo importante. ¿Cuándo? Por supuesto que ellos todavía estaban pensando siempre sobre Israel en este momento también.

  1. Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?
  2. Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad;
  3. pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
  4. Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.
  5. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,
  6. los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo (Hechos 1:6-11).

Aquí nosotros vemos que a los discípulos les fue dado más de las señales que ocurrirían cuando el reino aparecería.

  1. Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres” (Hechos 8:12).

Felipe también predicó el reino de Dios. Claro que Pablo también predicó el reino de Dios como vemos abajo.

  1. Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.
  2. Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro” (Hechos 20:24-25).
  1. Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas.
  2. Y algunos asentían a lo que se decía, pero otros no creían” (Hechos 28:23-24).
  1. Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían,
  2. predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento (Hechos 28:30-31).
  1. A causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio (Colosenses 1:5).
  1. ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,
  2. ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.
  3. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios” (1 Corintios 6:9-11).
  1. Pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio (2 Timoteo 1:10).
  1. Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? (Santiago 2:5).

En Revelación, nosotros tenemos la profecía acerca de la ocurrencia del Reino de Dios: “¡Ahora ha venido la salvación, y el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo” ¡Ha sucedido finalmente!

  1. Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;
  2. pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.
  3. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
  4. Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.
  5. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Revelación 12:7-11).

Ahora nosotros vemos uno de los tres ángeles de revelación 14 que tiene el evangelio eterno. ¿Cuál es ese evangelio? “Porque la hora de su juicio ha llegado. .. ”

¿Cómo son esas buenas noticias? A aquellos que están esperando ver el reino de Dios, son grandes noticias. Ellos ya no tendrán que esforzarse en esta vida en la Tierra. ¡Jesús está tomando las cosas en sus manos, tomándonos para vivir con él!

  1. Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
  2. diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas (Revelación 14:6-7).

A menudo, mientras veo los programas de Navidad, veo el nacimiento de Jesús promulgado, los hombres sabios, y claro, los pastores. Pero es lo que da todo el significado a la Navidad lo que es omitido. Nosotros, como Cristianos, parecemos estar viviendo en el pasado en lugar que en el futuro.

 

Sí, Jesús nació, él predicó el evangelio del reino de Dios, y él murió por nuestros pecados. Esto representa una profundidad de amor que ninguno de nosotros puede apreciar totalmente. ¡Sin embargo no nos olvidemos porqué él murió! ¡Él murió para que un día pronto él pueda tomarnos a todos para vivir con él en su reino!

 

Conclusiones

 

¿Por qué es tan importante comprender lo que es el Significado del Evangelio?

Debe estar claro a cualquier lector del Nuevo Testamento que los Santos estaban buscando la segunda venida de Cristo sobre todo. Su saludo entre ellos era: ¡Maranatha! El Señor está viniendo.

¿Cómo ocurrió esto?

 

Cuando Jesús empezó primero predicando el Evangelio del Reino venidero, los discípulos, y todos los demás que lo oyeron, pensaron que él estaba hablando de un asunto de un nuevo día cuando Israel sería de nuevo un país, ¡y pronto! Este pensamiento era, a pesar del lenguaje muy directo de Jesús, que Su reino no era de este mundo.

 

¡Finalmente, cuando Jesús fue matado y después resucitado de los muertos, los Discípulos, por primera vez estaban empezando a entender que Jesús estaba hablando sobre el Cielo y la Nueva Tierra!

 

Nosotros debemos recordar que casi todo lo que Jesús dijo en la vida estaba involucrando el Evangelio. Era Su tema central de opción. Así ahora que los Discípulos tenían un punto de vista correcto del Evangelio, el significado de los últimos tres y medio años tenía un nuevo significado. Un significado diferente.

Debido a esta nueva visión, la Cristiandad se extendió en medio mundo en un tiempo muy corto. Ellos estaban convencidos de que Jesús vendría durante su tiempo de vida. Así que ellos trabajaron duro para Dios para extender el mensaje. Además, ¡todos ellos compartieron lo que ellos tenían entre sí, ¡especialmente porque el Señor estaba muy pronto por venir!

¡El énfasis principal de la iglesia de Dios debe estar en que no debemos vivir en el pasado como parece que lo están todos hoy! Ella debe mirar hacia el futuro cuando nuestra redención será realizada. Eso es lo que nosotros tenemos que mirar hacia adelante. ¡Vivir con Cristo dónde él estará!

 

Éste es el pilar central de la fe Cristiana. La muerte de Cristo era importante en que hace posible nuestra redención. Claro, también nos muestra Su amor cuando nosotros vemos cuán caro fue redimirnos. Sin embargo, es la creencia de que Jesús está viniendo de nuevo que crea la esperanza en nosotros.

 

¡Maranatha! (El Señor está Viniendo!) Un día pronto, nosotros viviremos con él como Sus hijos e hijas.

 

Recuerde, el Señor nos ama de verdad hasta el punto de que él quiere que nosotros vivamos con él. Esto no es ninguna ilusión. Él aun ahora está trabajando en nuestro favor para salvarnos del pecado. Él ahora está preparando tomarnos para su casa con él. Así que planeemos estar entre los redimidos. Este será el regreso al recinto más grande que nosotros alguna vez experimentaremos. Yo estoy seguro que el universo entero de seres creados también está esperando este evento. ¡Nosotros no debemos perder nuestra oportunidad para dar testimonio de y sentir la felicidad de aquellos que aman al Señor por medio de vivir con él!

 

www.elevangeliodelreino.org

 

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

LAS BUENAS NOTICIAS DEL REINO DE DIOS

 

 

Pastor William Wachtel (a la derecha con corbata y camisa  celeste) 

 

Por Pastor William M. Wachtel. M.Th.

 

 

            ¿Qué día es hoy?  ¡Hoy es el día de la salvacion!  (2 Corintios 6:2)  Dios quiere que nosotros sepamos las buenas noticias que él está anunciando al mundo, y que las entendamos bien.  El Padre celestial promete establecer un gobierno nuevo que va a extenderse sobre toda la tierra y que va a reemplazar a todos los gobiernos actuales de este mundo.  (Apoc. 11:15,18;  5:9,10.)  Si el país donde yo vivo va a tener nuevo gobierno, ¿no querría yo saberlo?  ¿Por qué vivir en ignorancia de los cambios importantísimos que han de realizarse muy pronto?

 

La Capital del Planeta Entero

 

            En nuestros días el mundo no tiene una capital sobre todos los países.  Cada nación tiene su propia capital, muy celosamente autorizada contra todas las demás.  La Biblia describe una época venidera cuando “de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová” (Isaías 2:3).  Jesucristo declaró que Jerusalén “es la ciudad del gran Rey” (Mateo 5:35).  En tiempos antiguos el gobierno teocrático de Israel tenía su centro en Jerusalén, donde se colocaba el trono del rey.

 

            A causa de la desobediencia de su pueblo Israel, Dios trastornó ese gobierno y declaró: “A ruina, a ruina, a ruina lo reduciré, y esto no será más, hasta que venga aquel cuyo es el derecho, y yo se lo entregaré”  (Ezequiel 21:27).  Por eso la Santa Ciudad comenzó a ser hollada por los gentiles hasta que se cumplieran los tiempos de los gentiles (Lucas 21:24).  Además, el pueblo de Israel fue llevado cautivo a todas las naciones en 70 A.C., según lo que había profetizado Jesucristo cuarenta años antes. 

 

            Desde aquel tiempo hasta hoy mismo, “la ciudad del gran Rey” ha existido sin su Rey, sin su trono teocrático, sin ser la capital de toda la tierra.  ¿Significa esto que las promesas de Dios no se cumplen?  ¡En ninguna manera!  “Antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso” (Rom. 3:4).  Si queremos recibir el favor de Dios, tenemos que creer sus promesas, confiarnos de su palabra.  Así le fue contado a Abraham por justicia (Gén. 15:6; Rom. 4:3).  Aunque todavía no se han cumplido todas las promesas de Dios, se han de cumplir todas a su tiempo.  Conque no debemos dudar a nuestro Dios, ni sospechar su palabra.

 

            Dijo el Apóstol Pablo: “No quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos:  que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitude de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito:

 

Vendrá a Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad.  Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados” (Rom. 11:25-27).

 

            Hoy día, se ve escrito mucho tocante a Israel y a Jerusalén en las noticias internacionales.  Se considera un problema de importancia mundial la lucha entre los árabes e Israel.  Hay muchos que creen que esa lucha podrá ser la chispa que va a encender una guerra global, guerra de consecuencias horribles para la humanidad.  Profetizó el Señor Jesucristo: “Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares” (Mateo 24:7).  Dijo también, “Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobre-vendrán en la tierra; porque las potencies de los cielos serán conmovidas”  (Lucas 21:25,26).

 

            Si nos damos cuenta de que ya comenzaron a cumplirse tales profecías, entendemos también que ya no hay mucho tiempo para que uno se prepare a ser heredero de todo lo que Dios ha prometido.  Como leímos al principio de este artículo, “Hoy es el día de la salvación” (2 Cor. 6:2).  Si el lector tiene preguntas acerca del plan de Dios o de lo que se necesita para cumplir con la voluntad de Dios, favor de comunicarse con el escritor sin demorar.

 

(Mi dirección de correo es P.O. Box 2434, Wenatchee, WA 98807 U.S.A.

 

Mi Email es wwachtel@msn.com

 

www.elevangeliodelreino.org

 

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)

LAS BUENAS NOTICIAS DE JESUCRISTO

Por Ing° Mario A Olcese

 

Jesús es el Mensajero de Dios:          

 

          En Lucas 4:43 Jesús revela a sus seguidores la razón por la cual él fue enviado por Su Padre al mundo. Millones de cristianos han pasado por alto o ignorado este pasaje lucano. Son las mismísimas palabras de Jesucristo, quien dice: “…es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado”. ¿Notó lo que dijo Jesús? Él dijo que fue enviado para anunciar el reino de Dios. Él vino a proclamar un mensaje glorioso para todos los pueblos y naciones de la tierra, nunca antes predicado por hombre alguno. (Ver Hechos 10:36). A este reino de Dios Jesús lo llamó: “El evangelio”. Jesús luego dirá que el mensaje que predicarán sus verdaderos seguidores será: El Evangelio del Reino de Dios. Veamos lo que Jesús dice en Mateo 24:14: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”.

         

          Ahora bien, la pregunta más común que cualquier estudioso de la Biblia se hace es ésta: ¿Qué quiere decir la Biblia con la palabra “evangelio”? Y es que esta palabra es muy común en todo el Nuevo Testamento, pues ella aparece más de cien veces. En Marcos 1:1 el evangelista Marcos comienza diciendo: “Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios”. En el versículo 15 Marcos informa que Cristo exigía a sus oyentes a que se arrepintieran y creyeran en el evangelio. Pero antes de responder qué es el evangelio, examinemos primero la importancia que tiene dicho evangelio para el hombre.

 

La Importancia del Evangelio de Jesús:

 

        Es hora que los cristianos conozcan el verdadero evangelio de Cristo—¿por qué? ¡Porque trae salvación! Leamos lo que dice Pablo en Romanos 1:16: “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente y también al griego”. También leemos algo similar en Efesios 1:13, donde el apóstol Pablo dice: “…el evangelio de vuestra salvación y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu de la promesa.” Jesús vino a dar sentido y propósito a nuestra efímera existencia. Lo sorprendente es que millones de cristianos nominales no tienen ni la más mínima idea de lo que es el evangelio de Cristo. San Pablo dice que el evangelio tiene poder para salvar si lo creemos de verdad. Pero nadie puede creer o aceptar algo que no comprende, por tanto, nuestra misión será hacerle entender de qué se trata ese singular evangelio (=buenas noticias) de Jesucristo. Vea también Apocalipsis 12:10, en donde descubrirá que la salvación, el poder, y el reino, vienen juntos. Es evidente que la salvación es entrar al reino, y entrar al reino es ganar la vida eterna (Escudriñar Mateo 19:16-25). Concluimos entonces que la salvación, el reino, y la vida eterna, caminan de la mano.

 

Entendiendo el Evangelio de Jesucristo:

 

         Pues bien, siendo que evangelio significa literalmente “buenas noticias” o “buenas nuevas”, pregunto: ¿De qué se tratan esas buenas noticias? Si yo le digo a usted que le traigo buenas noticias y no le revelo de qué se tratan, ¿valdrá de algo? De igual manera, si yo le digo que le traigo el evangelio (=‘buena noticia’) y no le explico de qué se trata, ¿tendrá sentido para usted? ¡De ningún modo! Usted necesita entender con su mente e inteligencia lo que Cristo vino a anunciar hace dos milenios (Efesios 5:17; Romanos 12:2; Efesios 1:17,18; Colosenses 2.2). Millones están ciegos porque Satanás es experto obscureciendo el evangelio salvador de Cristo. Este adversario del hombre no quiere que el mundo perdido vea la luz del evangelio de la gloria de Cristo. Él quiere mantenerlo ciego y en tinieblas espirituales para que usted no se salve. Pablo es claro cuando les dice a los creyentes de Corinto: “En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:4). Aunque le parezca duro lo que le voy a decir, lo cierto es que si usted no quiere creer o entender el evangelio de Cristo, es porque usted está cegado por el dios de este mundo—El diablo. El enemigo le hará creer o entender que usted está oyendo una locura de fanáticos religiosos. Nuevamente Pablo les dice  los corintios: “Porque el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura…” (1 Corintios 2:14). Para los creyentes la “locura del evangelio” significa salvación eterna. Dice Pablo nuevamente: “…agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación” (1 Corintios 1:21). Y también añade él: “Porque la palabra de la cruz es locura para los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.” ( 1 Corintios 1:18).

 

El Evangelio del Reino de Dios:

 

         Es claro que el evangelio que debe ser predicado a todas las naciones es “el Reino de Dios”. Jesús vino a proclamar un mensaje glorioso para todos los pueblos y naciones de la tierra, nunca antes predicado por hombre alguno. Jesús fue un mensajero de buenas noticias de esperanza y salvación (Ver Hechos 10:36). En Lucas 8:1 se lee lo siguiente: “Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él.” Es evidente que Cristo y sus apóstoles estaban de acuerdo predicando el evangelio del reino de Dios. Pues bien, ¿están las iglesias de hoy predicando este mismo evangelio?¿Su iglesia lo predica?¿Lo ha oído usted antes? Probablemente nunca. Esta es la tragedia de las iglesias—¡Han perdido el singular evangelio llamado el reino de Dios!

 

         En Hechos 8:12 leemos del evangelismo de un prominente cristiano llamado Felipe. Según este registro Neo-Testamentario: ¿Qué predicaba Felipe? El texto dice claramente como sigue: “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del Reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.” Aquí tenemos a Felipe, un cristiano prominente, predicando a Jesús y su Reino (el evangelio). Hoy los líderes de la iglesias predican a Jesús, pero nunca, o casi nunca, ellos predican sobre su reino. Nótese además que Felipe bautizaba a los que habían creído en Cristo y en su evangelio del reino. Le pregunto: ¿Se bautizó usted habiendo creído en el nombre de Jesús y en el evangelio del reino de Dios? Millones de infantes o bebés han sido bautizados en la pila bautismal sin haber creído en Cristo ni en su evangelio del reino. ¿Valdrá tal bautismo? Según las Escrituras: NO!

 

         Y para terminar este acápite, leeremos una última referencia del reino en el libro de los Hechos 28:23,30, y 31. En estos versículos veremos que Pablo (en Roma), predicaba lo mismo que Felipe: el Reino de Dios y el nombre de Jesucristo.  Por cierto que Pablo esperó que los creyentes le imitaran en este mismo quehacer evangélico, predicando igualmente el reino de Dios y el nombre de Jesucristo (1 Corintios 11:1).

 

Falsos Evangelistas y Evangelios Incompletos:

 

         El apóstol Pablo advirtió a los cristianos a no sucumbir en el engaño de los falsos evangelios promovidos por falsos maestros. Ya en su época él había previsto la infiltración de falsos mensajes con la etiqueta de “apostólicos”. En Gálatas 1:6-10 podemos leer esta importante exhortación paulina, con estas tajantes palabras: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema., como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguien os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.”   

 

         El catolicismo romano elaboró su propio evangelio que ha sido llamado: El evangelio Social. Pero este evangelio es totalmente diferente al evangelio del reino predicado por Jesús y sus seguidores. Dicho Evangelio Social promueve el cambio del mundo por los esfuerzos humanos o acciones humanitarias. En cambio, el evangelio de Cristo es la renovación de nuestro mundo a través de la intervención Divina, al instaurarse un régimen divino y teocrático en la tierra en la persona del Mesías elegido: El Señor Jesucristo.

 

El Significado de la Palabra Reino:

 

         La palabra reino es muy conocida por todos nosotros. Hemos oído del reino de Inglaterra, de España, de Italia, de Jordania, etc. Un reino es una forma de gobierno. Es una monarquía real con un rey, territorio, súbditos, y leyes. Ahora bien, la Biblia habla de reinos. Tenemos un ejemplo en Daniel 2:37-39, donde el profeta Daniel registra que Nabuconodosor era rey de reyes, el monarca del reino babilónico. Aquí tenemos la evidencia de que un reino es una monarquía real, con un soberano autoritario y poderoso. También Daniel revela que los reyes de Medo-Persia, Grecia, y Roma gobernarían sus respectivos reinos en el futuro. Daniel profetizó que en los días de diez reyes o líderes mundiales venideros (representados por los diez dedos de una colosal imagen), el Dios del cielo levantaría un reino (Gobierno) mundial que desplazaría y destruiría precisamente a estos diez países confederados (¿El Mercado Común Europeo?). Luego el profeta ve que dicho reino divino (representado por una roca—la cual simboliza al Mesías y su reino) cubre todo el planeta tierra. Aquí el profeta está viendo el reinado milenario y mundial del Mesías, con todo su poder y gloria, inmediatamente después de su Parusía o Segunda Venida personal a la tierra.

 

         El Reino de Dios es un GOBIERNO político y teocrático, el cual traerá la paz y la justicia verdaderas a la tierra. El profeta Isaías dice del reino de Dios lo siguiente: “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite” (9:7). ¡Cuántos no anhelamos una paz y justicia duraderas para todos los pueblos de la tierra! El mundo ha vivido en guerras siempre y los hombres nunca han vivido en una paz verdadera y global. Hoy hay prácticamente paz en nuestro continente americano, pero en otros lugares, y en otros continentes, existen guerras étnicas, y conflictos entre naciones. La Biblia nos dice que un rey gobernará con VARA DE HIERRO. En Apocalipsis 12:5 leemos: “Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones…” También el profeta Isaías predice: “He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio”(32:1).

 

Jesucristo, el Rey de Israel:

 

       Hemos visto que Cristo será Rey pero, ¿desde dónde gobernará?¿Quiénes serán sus súbditos? ¿Y con quién gobernará? Pues bien, estudiemos lo que el ángel Gabriel le dijo a María, cuando iba a concebir a su hijo Jesucristo: “Y ahora concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.” (Lucas 1:31-33). Esta promesa angelical ha sido pasada por alto por millones de llamados “cristianos”. Pero es importante que entendamos que aquí hay una promesa concreta aún no cumplida. Aquí se habla del ‘trono de David’ y de ‘la casa de Jacob’: ¡Sobre éstos reinará Jesús! Cuando Pilato interroga a Jesús : “¿Luego, eres tu Rey? Jesús le responde: Tu dices que yo soy Rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad…” (Juan 18:37). Aquí vemos que Jesús admite abiertamente que el nació para ser Rey, y para eso vino al mundo, para dar a conocer esta verdad. Sí, Jesús tendrá un trono—el de David su padre— y tendrá un territorio, la casa o el país de Jacob (=Israel). Esto quiere decir que Jesús es de “sangre azul o real”, pues desciende de un rey y de un reino israelita (Mateo 1:1). Efectivamente, Israel fue gobernado por reyes judíos, comenzando con Saúl, luego David, después su hijo Salomón, etc., hasta que en el año 586 A.C, el último rey judío Sedequías fue destronado por Nabuconodosor, rey de Babilonia. Es decir, hace más de 2,500 años que Israel dejó de tener una monarquía para convertirse en un país democrático a partir de 1948. No obstante, Dios le prometió a David que no le faltaría un descendiente en su trono (2 Samuel 7:12-17; 1 Crónicas 17:11-14; 2 Crónicas 7:18). En buena cuenta, Israel volverá a ser una monarquía como lo es su actual vecino, el reino de Jordania.        

            

         En Apocalipsis 12:5 hemos visto que un varón regirá el mundo con mano firme y sólida como el hierro. Pero: ¿Quién es ese misterioso varón? La respuesta la da el apóstol Pedro cuando dice: “Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesucristo, varón aprobado por Dios…” (Hechos 2:22). Aquí se le llama a Jesucristo: varón de Dios. Y en Hechos 17:31 Pablo dice: “Por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos”. Notemos que aquel varón designado por Dios para ser juez y rey, fue resucitado de entre los muertos. ¡Esta es una clarísima alusión a Jesucristo! (Leer también 2 Samuel 23:3).

          

         Sabiendo que Jesucristo es el Rey del reino o gobierno venidero de Dios, ¿qué más detalles tenemos de su gobierno? En el Salmo 72:7,8 encontramos más detalles del mismo con estas palabras proféticas: “Florecerá en sus días justicia, y muchedumbre de paz, hasta que no haya luna. Dominará de mar a mar y desde el río hasta los confines de la tierra”. Aquí vemos que Dios promete un gobierno mundial de paz y justicia duraderas, y las naciones del mundo estarán bajo su control y dominio. En un mundo donde no hay justicia, no puede haber paz. Las injusticias sociales y económicas necesariamente se traducen en descontento y violencia. Los hogares están destruidos y violentados por las injusticias. Toda injusticia es pecado (1 Juan 5:17). Hay injusticia en los robos, adulterios, mentiras, en la explotación del hombre por el hombre, en las desigualdades educativas, en la discriminación racial, etc. Se necesita urgentemente un nuevo orden social, político y económico ideal y perfecto. Pero lo ideal y perfecto no puede venir de hombres imperfectos. Mientras existan el egoísmo y el afán de lucro desmedidos, no se podrá alcanzar la justicia y la paz verdaderas. El pecado acarrea la injusticia necesariamente. Y pecado es trasgresión o violación de las leyes de Dios que se resumen en el amor (1 Juan 3:4; Romanos 13:10).         

 

         Jesucristo es también llamado “El deseado de todas las naciones” (Hageo 2:7), pues es el único que, siendo hombre, es también el Hijo de Dios. Jesús afirmó que mantiene una unidad perfecta con Su Padre (Juan 10:30). Su enseñanza y educación no provienen de una excelente universidad americana o europea, sino de Dios. Dios es su Maestro (Juan 8:28). Él recibió de Su Padre la mejor instrucción para solucionar los problemas humanos. ¡Las enseñanzas de Jesús son las mismas enseñanzas de Dios! (Juan 14:10,24).

 

Jesucristo Sabrá Cómo Reinar bien:

 

         El apóstol Pablo reconoció que la Palabra de Dios instruye y hace perfecto al hombre (2 Timoteo 3:16). Dios ha perfeccionado a Su Hijo Unigénito Jesucristo a través de la obediencia a Su palabra (2 Timoteo 3:15-17). Sí, Jesús desde niño se iba perfeccionando con la palabra de Dios. Él discutía con los sabios de la época sobre lo escrito en los rollos del Antiguo Testamento, y se hacía cada vez más sabio y entendido. Sí, Jesucristo es la sabiduría de Dios (1 Corintios 1:24). Cuando Jesús gobierne este mundo desde Jerusalén, él emitirá decretos efectivos que traerán resultados positivos para todos los pueblos y naciones (Miqueas 4:1,2). En Isaías 55:11 Dios dice de Su Palabra lo siguiente: “Así será la palabra que sale de mi boca; no volverá a mi vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”. Sus leyes para la reestructuración de nuestra sociedad tendrán resultados beneficiosos (Hechos 3:19-21). Con él no habrá derroche de riquezas, ni políticas equivocadas. La improvisación no existirá en su gobierno. Cristo regirá con sabiduría de Dios ( 1 Corintios 1:24). El sabio Salomón dijo: “Pero la sabiduría es provechosa para dirigir (Eclesiastés 10:10). Sí, para dirigir una nación o todas las naciones en su conjunto se requiere de verdadera sabiduría—la sabiduría de Dios! Los gobernantes han fracasado en sus planes y objetivos trazados para un buen gobierno porque les ha faltado la sabiduría de Dios. Los gobernantes de hoy y de antes han gobernado a espaldas del pueblo y trágicamente también sin tener en cuenta a Dios. La Biblia dice que “el principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza” (Proverbios 17:1). Pero Cristo sí sabrá gobernar el mundo, porque él es la sabiduría de Dios, y sus súbditos serán hombres mansos y deseosos de obedecer sus leyes. Los malos e incorregibles habrán sido destruidos por Cristo en su segunda venida.

 

La Iglesia Será coheredera del Reino de Cristo:

 

       La iglesia de Jesús, compuesta por todos sus santos seguidores, tendrá la herencia del reino de Cristo. El apóstol Pablo escribió esto a los cristianos de Roma: “Porque a los que antes predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos llamó; y a los que llamó, a éstos también glorificó.” (8:29,30). Notemos que Dios predestinó a hombres y a mujeres para glorificarlos, pero: ¿Qué significa eso? Pablo vuelve  decir: “Pero nosotros debemos siempre dar gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo”(2 Tesalonicenses 2:13,14). Nótese que los creyentes van a recibir la misma gloria de Jesucristo. ¡Esto es muy claro! Ahora bien, Pablo dice: “Y si hijos también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.” (Romanos 8:17). Observe ahora que nuestra glorificación tiene que ver con heredar de Dios y coheredar con Cristo, si es que padecemos juntamente con él. Ahora viene otra pregunta: ¿Qué heredaremos de Dios y qué coheredaremos con Cristo? La respuesta la da Jesús en Mateo 25:31,34, cuando dice: “Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria…entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”. Cuando Cristo vuelva nuevamente, su iglesia heredará el reino de Dios con Cristo. Sí, la iglesia está llamada a reinar con Cristo en el reino de Dios, pues Pablo también dice: “Si sufrimos, también reinaremos con él…” (2 Timoteo 2:12). Y en Apocalipsis 5:10 Juan escribe: “Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes y reinaremos sobre la tierra” (Apocalipsis 5:10). La glorificación implica entonces nuestra coronación para ser reyes en el reino de Cristo que se establecerá en esta tierra.

 

La Sede del Reino de Dios:

           

         Como el reino de Dios le será restaurado a Israel (Hechos 1:6), debemos averiguar dónde se asentó el trono del reino israelita hasta los tiempos de Sedequías, su último rey, destituido en 586 A.C. En primer lugar, la Biblia nos dice que desde Saúl hasta Sedequías, el trono se estableció en Jerusalén. Por ejemplo, David reinó 33 años en Jerusalén (1 Reyes 2:11). Luego Salomón, su hijo, se sentó en su trono (el de David) en Jerusalén por 40 años, y luego murió ( 1 Reyes 11:42). Y así se sucedieron los reyes judíos hasta Sedequías. De modo que Jerusalén fue la sede del trono del reino de Dios. Recordemos que el reino israelita era el reino de Dios (1 Crónicas 28:5), y este reino de Dios “finalizó” con Sedequías en 586 A.C. Pero Jesús habló de la restauración del reino de Dios en su persona (Hechos 1:3,6,7). Entonces, si el reino de Dios va a ser restaurado, tiene que ser en el mismo lugar donde estuvo antes, es decir, en Jerusalén. Efectivamente, Jesús afirma que Jerusalén en la ciudad del gran rey (Ver Mateo 5:33-35). Pero para que Dios le restaure al pueblo hebreo el reino de Dios, Jerusalén tiene que estar bajo el control judío. Pero por espacio de dos milenios Jerusalén estuvo en manos de los no judíos, en tanto que el pueblo hebreo estaba en la diáspora o dispersión mundial. La profecía parecía imposible de cumplirse hasta la formación del estado judío el 12 de Mayo de l948. Desde esa fecha los judíos regresaron a su tierra, y 19 años después recuperan la capital Jerusalén.

 

El Renacimiento del Estado de Israel El 12 de Mayo de 1948:

 

       Muy pocas personas comprenden la importancia que tiene Israel en el escenario mundial. Las mayorías ignoran que la restauración del estado de Israel en 1948 tiene un propósito divino. Sí, millones de personas desconocen que esta es una generación única que ha visto una revolución en la política, en la economía, y en las ciencias. Esta generación ha tenido el privilegio de ver renacer el moderno estado judío tal como lo predijo Dios en Deuteronomio 30:3-5. Este pasaje debe ser leído con atención, pues habla del retorno final de los judíos de la diáspora mundial a su tierra, Israel. En Ezequiel 11:17 leemos además: “Di, por tanto: Así ha dicho Jehová el Señor: Yo os recogeré de los pueblos, y os congregaré de las tierras en las cuales estáis esparcidos, y os daré la tierra de Israel”. En Lucas 21:24 Jesús predijo la dispersión mundial de los judíos (la cual ocurrió en el año 70 d.C), y la consecuente dominación de Jerusalén por las naciones gentiles hasta los tiempos postreros. Finalmente el pueblo judío recuperaría su capital, y recibiría a su Mesías esperado. Esta restauración del pueblo judío en su tierra ocurriría en la última generación de este mundo caótico (Mateo 24:34).

 

El Rito de Iniciación Para Heredar el Reino:

 

         Para tener parte en el glorioso reino de Cristo como “reyes y sacerdotes”, hay que seguir algunos pasos de iniciación. Recordemos por un instante la entrevista privada que tuvieron Jesús y el fariseo Nicodemo, registrada en el evangelio de Juan: “Respondió Jesús (a Nicodemo) y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo?¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de AGUA  y del ESPÍRITU, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu”. (3:3-8).

 

         Aquí encontramos la “fórmula” para poder ver y entrar en el Reino de Dios. Primero, usted tiene que “nacer de agua”. Agua es sinónimo de purificación y representa el bautismo por inmersión. En Hechos 2:38 Pedro les dice a sus paisanos judíos: “Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”. Nótese que después del bautismo se recibe el Espíritu de Dios. Los nuevos creyentes bautizados eran añadidos a la iglesia de Cristo (Hechos 2:41). La palabra del evangelio del reino convierte al pecador, y lo impele a tomar la decisión de bautizarse para recibir el perdón de sus pecados pasados, y tener el camino despejado para entrar en el reino venidero (Efesios 5:26). Aquel hombre nuevo “renacido” recibe el sellamiento del Espíritu Santo, a fin de dar frutos espirituales. ¡Vivirá para el Espíritu y no más para la carne! Pedro además añadirá: “Siendo renacidos no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”. Pero recuerde bien, el bautismo viene como consecuencia de haber creído en el evangelio del reino de Dios y en el nombre de Jesucristo (Hechos 8:12). Además, tome nota sobre la importancia del bautismo en el siguiente texto: “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias d la carne, sino como una aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo. (1 Pedro 3:21).

 

Invitación del Señor Jesucristo:

 

         Dice Jesús: “¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.” “Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas de la ciudad.” “He aquí que yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.” “Y el Espíritu y la esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente” (Apocalipsis 22:7,12, 14,17).

 

www.elevangeliodelreino.org

 

www.esnips.com/web/BibleTeachings (Estudios en español e inglés por Apologista)