EL MOMENTO DE LA SEGUNDA VENIDA

Cuándo ocurrirá la  Segunda Venida de Cristo ha sido y es un tema recurrente en casi todas las religiones cristianas.

En cuanto a este tema uno de los más conspicuos fué el pastor Miller, que vivió en la primera mitad del siglo xix y que profetizó equivocadamente el regreso de nuestro Señor Jesucristo en varias ocasiones. A este incidente es al cual los adventistas se refieren como “el gran chasco”. Si buscamos, si escudriñamos, si investigamos las Santas Escrituras con diligencia, podemos hallar la verdad en su claridad.

Podemos citar, por caso, lo que dijo el propio Salvador de su regreso. En Mateo 24:44 el Señor afirma: ” por tanto , también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no penséis”. Afirmaciones semejantes se encuentran en Lucas 12:40 y Mateo 25:13. Incluso lo enseñó por parábolas como la de siervo infiel, pues en Lucas 12 : 46 afirma que vendrá el Señor de aquel siervo y al ver su injusticia lo castigará, “pues regresará el dia que no espera , y a la hora que no sabe”. Lucas 12 :46

En Mateo 24:36 Cristo afirma que nadie sabrá cuando vendrá , ni los ángeles ,solo el Padre. En su reprensión a la Iglesia de Sardis el Señor la amonesta a velar, “porque vendré a ti como ladrón” (Apocalipsis 3:3)y afirma algo similar en Apocalipsis 16:15.Por su parte el Apóstol Pedro escribió que “el dia del Señor vendrá como ladrón en la noche”. (2 Pedro 3:10). Pero es la afirmación más categórica la que se halla en Marcos 13:32 donde el Salvador mismo hace la siguiente declaración :” Pero el día y la hora nadie la sabe, ni aún los ángeles que estan en el cielo, ni el  Hijo, sino el Padre.

Ahora , si los Apóstoles Pedro y Juan , si los evangelistas Lucas y Mateo´, si  aún el mismo Jesucristo afirmaron lo imprevisto de la Segunda Venida. Y si aún la parábola de las Diez Vírgenes (Mateo 25:1-13) lo ejemplifica con prístina claridad, ¿quienes son estos Pseudo-profetas  para profetizar “tiempos y sazones.

Cuando el Salvador fué interrogado por sus discipulos acerca de la futura Restauración de Israel (una de las señales inequívocas de su regreso glorioso) Cristo afirmó:”no os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones que el Padre puso en su sola voluntad ” (Hechos 1:7) .

                                                                                                                      Su hermano en Cristo Oscar Talitas

VENIDA O PRESENCIA DE CRISTO? —LO QUE DICEN LAS ESCRITURAS

El énfasis puesto en “presencia” como el único significado Bíblico correcto deparousía, parece tener muy poco apoyo entre los traductores de la Biblia. De hecho, exceptuando una pequeñísima cantidad de ellos, la mayoría prefiere las traducciones “venida”, “advenimiento”, “llegada” o términos similares en lugar de “presencia”. William J. Chamberlin, un Testigo investigador y coleccionista de Biblias de Clawson (Michigan, U.S.A.), comprobó cuidadosamente cómo la palabra parousía se vertía en los versículos 3, 27, 37 y 39 del capítulo veinticuatro de Mateo en cientos de diferentes traducciones de la Biblia, desde el Nuevo Testamento de William Tyndale de 1534, hasta traducciones publicadas en los años 80, y preparó una extensa lista de traducciones de 137 versiones de este periodo. Un examen de esta lista nos lleva a conclusiones muy interesantes.

                         “Parousía” en las traducciones de la Biblia

Antes de la mitad del siglo diecinueve, parece que pocos traductores de la Biblia se inclinaron a verter parousía como “presencia”. De las traducciones inglesas del Nuevo testamento que se produjeron desde el Nuevo Testamento de Tyndale en el siglo dieciséis hasta la traducción de Robert Young en 1862, Chamberlin encontró sólo un traductor, Wakefield, que en su Nuevo Testamento de 1975 usó “presencia” para traducir la palabra parousía en el versículo 39 del capítulo veinticuatro de Mateo. Pero aún así Wakefield prefirió traducirla “venida” en los versículos 3, 27 y 37 del mismo capítulo. Además, Daniel Scott, en su traducción de Mateo publicada en 1741 (New Version of St. Matthew’s Gospel), da “presencia” en las notas, pero retiene la traducción “venida” en el texto principal.

El primer traductor del siglo diecinueve que tradujo parousía como “presencia” en el capítulo veinticuatro de Mateo, probablemente fue el Dr. Robert Young en su Literal Translation of the Holy Bible (1862), y la razón de esto, como el título indica, fue que él intentó presentar los significados estrictamente literales de las palabras griegas en lugar de expresarlos en idioma moderno. Dos años después, Benjamin Wilson, un antiguo dirigente de un pequeño grupo religioso
conocido en la actualidad como la Conferencia General de la Iglesia de Dios, publicó en 1864 The Emphatic Diaglott, que tradujo igualmente parousíacomo “presencia” las 24 ocasiones que esta palabra aparece en el Nuevo Testamento.

Después, en 1868–1872, Joseph B. Rotherham publicó The Emphasized New Testament. Pero no fue hasta la tercera edición revisada, publicada en 1897, que Rotherdam cambió su traducción de parousía de “llegada” a “presencia”. ¿Por qué? La razón que él da en el Apéndice de la tercera edición indica que, al menos en parte, había llegado a aceptar la idea de la “venida en dos etapas”. Él explica que es posible que la parousía de Cristo sea, no sólo un evento, sino “un periodo más o menos extenso durante el cual sucederán ciertas cosas”. Indudablemente, la estrecha asociación que mantuvo con algunos de los colaboradores de la revista The Rainbow, de la cual el propio Rotherdam llegó a ser el director durante sus últimos tres años de existencia, influyó en su forma de pensar sobre este asunto.

Otros traductores del siglo diecinueve que usaron “presencia” para parousía en el capítulo veinticuatro de Mateo fueron W.B. Crickmer (The Greek Testament Englished, 1881), J.W. Hanson (The New Covenant, 1884) y Ferrar Fenton, que comenzó a publicar las primeras partes de su traducción,The Bible in Modern English, en la década de los ochenta.

Entre las traducciones del siglo veinte que vertieron parousía como “presencia” en el capítulo veinticuatro de Mateo están: A Concordant Version (1926), de A.E. Knoch; Bible Numerics, de Ivan Panin (2ª edición, 1935); la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas (1950), de la Sociedad Watch Tower; New Testament (1958), de James L. Tomanek; la versión Restoration of Original Holy Name Bible (1968); Today’s English New Testament (1972), de Donald Klingensmith; y New Testament (1972; sólo en forma manuscrita), del Dr. Dymond. Otras traducciones dan a veces “presencia” como significado literal de parousía en las notas a pie de página, pero prefieren “venida”, “llegada” o términos similares en el texto principal.

Así pues, exceptuando una relativamente pequeña cantidad de ellos, la mayoría de traductores antiguos y modernos prefieren traducir parousía como “venida”, “advenimiento”, “llegada”, o algún término similar en lugar de “presencia” en aquellos textos que tratan de la segunda venida de Cristo. Hacen esto a pesar de que todos ellos concuerdan en que el significado principal de la palabra es “presencia”. ¿Por qué? ¿Es lógico creer que tantos expertos en la lengua original del Nuevo Testamento hayan fallado de alguna manera a la hora de captar el verdadero significado de este término Griego?.

¿Qué hay de las versiones más antiguas del Nuevo Testamento como las versiones Latina, Siriaca, Cóptica y Gótica que fueron producidas mientras el Griego Koiné original del Nuevo Testamento era todavía una lengua viva? ¿Qué revelan estas versiones antiguas en cuanto a la forma en que sus traductores entendieron la palabra parousía?

       “Parousía” en las versiones más antiguas del Nuevo Testamento

Como es bien conocido, la Vulgata Latina fue producida por el gran erudito del siglo cuarto Hieronymus, más conocido en la actualidad como San Jerónimo. Él llevó a cabo su obra de traducción hacia el final del siglo cuarto, comenzando con los evangelios, que publicó en 383 d.C. Es interesante que Jerónimo, en 20 de las 24 ocasiones en las que la palabra parousía aparece en el Nuevo Testamento, escogió la palabra latina para “venida”, adventus, de la cual se deriva la palabra española “advenimiento”. Las cuatro excepciones son 1 Corintios 16:17; 2 Corintios 10:10, Filipenses 2:12 y 2 Pedro 1:16. En estos lugares la Vulgata usa praesentia, la palabra latina para “presencia”. Merece notarse que sólo el último de estos cuatro versículos trata de la parousía de Cristo. En las dieciséis apariciones restantes, donde parousía se refiere a la venida de Cristo, Jerónimo prefirió la palabra latina adventus. ¿Por qué? Evidentemente porque él entendió que en los versículos que trataban de laparousía de Jesucristo la palabra significaba “venida” en lugar de “presencia”. ¿Fue erróneo su entendimiento?

La Vulgata Latina, en realidad, no fue la versión latina más antigua de la Biblia. Otras numerosas traducciones latinas la precedieron, algunas de las cuales se produjeron en tiempos tan tempranos como el siglo II. De hecho, la Vulgata de Jerónimo no fue una traducción, sino una revisión de estas versiones antiguas (aunque cotejándolas con los textos Hebreo, Arameo y Griego originales) que se hizo con el fin de crear una versión autorizada de la Biblia que destacase de la gran variedad de antiguas versiones latinas existentes. Estas versiones antiguas se conocen con el nombre común de Biblia Latina Antigua o, en latín, Vetus Latina. Al igual que la Vulgata, ellas también tradujeron normalmente parousía por adventus. Entre las cinco excepciones (2 Corintios 10:10; Filipenses 2:12; 2 Tesalonicenses 2:9; 2 Pedro 3:4, 12), hay sólo dos pasajes que se refieren a la parousía de Cristo. Así, al igual que la Vulgata, las antiguas versiones latinas prefirieron traducir parousía por la palabra adventus, haciendo esto en 15 de los 17 versículos que tratan de la parousía de Cristo.

La palabra latina adventus significa literalmente “un venir a”, aunque a veces se podía usar también en el sentido de “presencia”. Sin embargo, en las mencionadas versiones latinas, adventus se usa claramente en el sentido de “venida” en contraste con praesentia, la palabra latina para “presencia”.

La versión Peshitta siriaca fue producida en el siglo quinto, pero al igual que la Vulgata latina fue precedida por otras versiones más antiguas, como muestran, por ejemplo, los manuscritos Curetoniano y Sinaítico siriaco. Si, como generalmente se cree, el lenguaje nativo de Jesús y sus apóstoles fue el Arameo, es posible que estas versiones siriacas reflejen palabras usadas por Jesús y los apóstoles mismos, incluyendo la palabra siriaca que se usa para parousía en el capítulo veinticuatro de Mateo, me’thithá. Al igual que la palabra latinaadventusme’thithá literalmente significa “venida”, pues se deriva de un verbo que significa “venir”.

La Versión Gótica fue producida por Wulfila a mediados del siglo cuarto, y por lo tanto es un poco anterior a la Vulgata Latina. Esta versión traduceparousía por el sustantivo cums, un término relacionado con la palabra inglesa “come” (venir). Como es natural, esta palabra significa “venida”.

La conclusión de todo esto, pues, es que las versiones más antiguas del Nuevo Testamento, —producidas cuando el Griego Koiné era todavía una lengua viva por traductores entre los cuales había algunos que conocían en profundidad esa lengua desde su niñez— prefirieron traducir el sustantivo griego parousía por palabras que significaban “venida” en lugar de “presencia” en los pasajes que se referían a la segunda venida de Cristo. Hicieron esto a pesar de que la palabraparousía significa principalmente “presencia” y fue traducida así en otros lugares. La pregunta es: ¿Por qué tradujeron ellos la palabra parousía como “venida” cuando ésta se refería a la parousía de Jesucristo, pero como “presencia” cuando ésta se refería a la presencia de, por ejemplo, el apóstol Pablo (2 Corintios 10:10; Filipenses 2:12)? Durante siglos esto permaneció en cierto modo como un misterio, hasta que a principios del siglo veinte nuevos descubrimientos permitieron a los expertos modernos en el Griego del Nuevo Testamento hallar la respuesta a este enigma.

                                 El uso técnico de “parousía”

Durante las excavaciones efectuadas en el siglo diecinueve en los antiguos emplazamientos de las colonias del mundo grecorromano, salieron a la luzcientos de miles de inscripciones en piedra y metal, y textos escritos en papiro, pergamino y fragmentos de cerámica.

Estos nuevos descubrimientos revolucionaron el estudio de la lengua griega original del Nuevo Testamento. Se descubrió que el Griego del Nuevo Testamento no era ni un “Griego Bíblico” especial, como algunos creían, ni tampoco el griego literario y arcaico que usaron los autores contemporáneos, sino un griego influenciado en gran parte por el Griego vernáculo usado por la gente corriente en sus casas y en otros lugares, el lenguaje común de la vida diaria, la forma hablada del Griego Koiné.

Las consecuencias que este descubrimiento tuvo en la comprensión de la lengua Griega original de la Biblia fueron examinadas por vez primera en detalle por Adolf Deissmann, que más tarde llegó a ser profesor de la Universidad de Heidelberg (y posteriormente también de la Universidad de Berlín), y que comenzó a publicar sus hallazgos en 1895. Otros eruditos, que se dieron cuenta de la importancia del descubrimiento, pronto tomaron parte en examinar los nuevos textos. Nueva luz se arrojó sobre la forma en que muchas palabras griegas se usaban y entendían en el tiempo en que se escribió el Nuevo Testamento.

Una de las palabras cuyo significado fue iluminado por los nuevos textos fue la palabra parousía. Esta nueva luz fue resumida por el Profesor Deissmann en 1908 en su ahora clásica obra Licht vom Osten (Luz del Este). Su consideración de la palabra parousía, que abarca varias páginas, comienza con la siguiente declaración:

Pero hay otra idea central de la antigua adoración Cristiana que recibe luz de los nuevos textos, a saber, parousia [parousía], ‘advenimiento, venida’, una palabra que expresa las más ardientes esperanzas de San Pablo. Podemos decir ahora que la mejor interpretación de la esperanza cristiana primitiva de laparousía es el antiguo texto del advenimiento, ‘He aquí, tu Rey viene a ti’ [Mateo 21:5]. Desde el periodo Tolemaico hasta el siglo II d.C., podemos trazar el uso de esta palabra en Oriente como una expresión técnica para designar la llegada o la visita del Rey o del emperador.

A continuación el profesor Deissmann pasa a dar muchos ejemplos de este uso del término. Con motivo de una de estas visitas reales oficiales, como por ejemplo aquella en la que el emperador Romano hizo una parousía a las provincias del Este, “las calles fueron reparadas, las multitudes se congregaron para rendir homenaje, hubieron procesiones de súbditos vestidos de blanco, toques de trompeta, aclamaciones, discursos, regalos y festejos”. A menudo una nueva era se computaba a partir de la parousía del rey o del emperador, y se acuñaban monedas para conmemorarla. En la visita o parousía del emperador Nerón, por ejemplo, en cuyo reinado Pablo escribió sus cartas a Corinto, las ciudades de Corinto y Patras acuñaron “monedas conmemorativas”. Estas monedas llevan la inscripción Adventus Aug(usti) Cor(inthi), lo cual demuestra
que la palabra latina adventus se usaba como equivalente del término griegoparousía en estas ocasiones.

Desde entonces, investigación adicional llevada a cabo por numerosos eruditos, como los Profesores George Milligan, James Hope Moulton y otros, han confirmado las conclusiones de Deissmann, que fue el primero en demostrar este uso técnico de parousía. Este uso explica claramente por qué las primeras versiones del Nuevo testamento tradujeron el término por palabras que significaban “venida” en los pasajes que tratan de la parousía de Jesucristo. Todos los léxicos y diccionarios de Griego actuales señalan a este sentido de la palabra además de su significado principal (“presencia”), y existe un consenso general entre los eruditos modernos en el sentido de que parousía, cuando se usa en el Nuevo Testamento en relación con la segunda venida de Cristo, se usa en el sentido técnico de una visita real.

¿Será la venida de Cristo “la visita de un Rey”? Sin duda que sí. La Biblia presenta repetidamente la parousía de Cristo como una venida “con poder y gran gloria”, en la que él se sentará “sobre su glorioso trono” y vendrá acompañado de “todos sus ángeles” (Mateo 24.30; 25:31). Una fuerte “voz de arcángel”, “un gran sonido de trompeta”, y otras notables señales, contribuyen a la descripción de la parousía de Cristo como una visita real y oficial, percibida por todos y resultando en que “todas las tribus de la tierra se golpeen en lamento” a su vista. De ninguna manera se presenta su venida como una presencia secreta e invisible que pase desapercibida para la mayor parte de la humanidad.—Mateo 24:27, 29–31; 1 Tesalonicenses 4:15, 16; Revelación 1:7.

Es el Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento de W. E. Vine, que define el término parousía de la siguiente manera:

PAROUSÍA […] denota tanto una llegada como una consiguiente presencia con. […] Cuando se usa del retorno de Cristo, en el Arrebatamiento de la Iglesia, significa no meramente Su llegada momentánea a por Sus santos, sino su presencia con ellos desde aquel momento hasta Su revelación y manifestación al mundo.

Lo que sí puede sorprender a algunos es saber que Vine fue uno de los más firmes defensores de la doctrina de “rapto secreto” del siglo veinte. Esto, al parecer, provocó que él definiese la palabra parousía de una manera que apoyase sus puntos de vista teológicos. Sin embargo, esto sólo sirvió para ponerle en conflicto con los resultados de la erudición moderna.

Como se ha señalado anteriormente, la idea del “rapto secreto” encontró sus defensores más celosos entre los seguidores de John Nelson Darby, losHermanos. En 1847, un cisma entre Darby y George Müller, el dirigente de un grupo de Hermanos de Bristol, Inglaterra, provocó la escisión del movimiento en dos grupos: los Hermanos Exclusivos, encabezados por Darby, y losHermanos Abiertos, que se situaron en el bando de Müller. Aunque Müller mismo rechazó el concepto del “rapto secreto”, el movimiento de los Hermanos Abiertos se aferró a esta idea y continuó predicándola. W.E. Vine, que nació en 1873, estuvo asociado con los Hermanos Abiertos y al parecer lo estuvo desde su juventud. Él fue un gran erudito, y su Diccionario es de un valor incalculable como manual para el estudio del Nuevo Testamento. Su definición de la palabra parousía, sin embargo, fue claramente influenciada por su adherencia a la doctrina del “rapto secreto”, una doctrina que posiblemente fue muy querida por él desde su juventud. Él la defendió en varios libros escritos con un correligionario suyo, C.F. Hogg, tales como The Epistles of Paul and the Apostle to the Thessalonians (1914), Touching the Coming of the Lord(1919), y The Church and the Tribulation (1938). El último de estos libros fue publicado como respuesta al ataque del Reverendo Alexander Reese en contra de la idea del “rapto secreto”, The Approaching Advent of Christ, publicado el año anterior (1937). El conocido exegeta y comentarista Bíblico F.F. Bruce, aunque del mismo trasfondo religioso que el Dr. Vine, hace los siguientes comentarios críticos sobre el uso de Vine y Hogg de la palabraparousía en su sistema escatológico:

Quizás el rasgo más distintivo de Touching the Coming fue su tratamiento de la palabra parousía. Los autores insistieron en el significado principal de ‘presencia’ y entendieron que la palabra en su uso escatológico significaba la presencia de Cristo con su Iglesia arrebatada en el intervalo que precedería a su manifestación en gloria …

Se podría cuestionar si esta interpretación de parousía hace justicia al sentido que la palabra tiene en el Griego Helenístico. Es cierto que los escritores apelan al léxico de Cremer en apoyo de su punto de vista; pero Cremer escribió mucho tiempo antes de que el estudio de los papiros vernaculares revolucionasen nuestro conocimiento del habla común Helenística.

                              ¿Qué muestra el contexto Bíblico?

Cuando una palabra tiene más de un significado, siempre debe considerarse el contexto para determinar como debe entenderse. ¿Indica el contexto de Mateo 24:3 que Pablo usó parousía en su sentido técnico o en su sentido principal?

El hecho de que la llegada o la visita de un Rey o de un emperador fuese uno de los significados técnicos de parousía, no niega ni refuta el hecho de que en las Santas Escrituras tenga el significado de presencia cuando se usa con relación a Cristo Jesús. Para determinar el sentido de la palabra, el contexto Bíblico es más importante que cualquier uso técnico de la palabra en papiros externos.

Estamos de acuerdo en que el contexto Bíblico es más importante en estos casos. La pregunta es: ¿muestra realmente el contexto de Mateo 24:3 que los discípulos preguntaron por una señal que indicaría que Cristo estaba presente, y no por una señal que indicaría que iba a venir? ¿Hay alguna razón para creer que ellos realmente pensaban en la venida de Cristo como una “presencia invisible” que sólo podría reconocerse por medio de una señal visible?.

Los discípulos “no tenían idea alguna de que él [Cristo] gobernaría como espíritu glorioso desde los cielos y por lo tanto no sabían que su segunda presencia sería invisible”. Si los discípulos no sabían que Cristo vendría en el futuro para estar presente invisiblemente, ¿cómo podían preguntarle acerca de una señal de dicha “presencia invisible”? Sólo esto ya probaría que Mateo no pudo haber usado parousía en el sentido de “presencia”. Evidentemente lo que ellos pidieron a Jesús fue una señal que anunciase que su prometida venida o llegada era inminente. Ellos deseaban una señal, no que les informase de algo que ya estaba sucediendo, sino una señal que les diera aviso previo de que el deseado suceso estaba a punto de ocurrir, que de hecho estaba cerca. El lenguaje y las palabras que usaron para expresar su pregunta estarían en armonía con ese deseo.

Que éste es el entendimiento correcto, se demuestra claramente por la forma en que Marcos registró la pregunta de los discípulos. En la versión de Marcos, la pregunta acerca de una “señal” se refiere sólo a la destrucción del templo. Desde luego no sería posible pensar que los discípulos necesitasen alguna “señal” que les convenciese de que el templo había sido destruido o de que su destrucción estaba teniendo lugar. ¡Lo que ellos querían era alguna indicaciónpor adelantado de ese acontecimiento!

A primera vista se podría concluir que la pregunta “¿Qué será la señal de tu venida (parousía)? de Mateo 24:3, no tiene un paralelo claro en el evangelio de Lucas. La pregunta de los discípulos, como se reproduce en Lucas 21:7, parece referirse sólo a la destrucción del templo: “¿Qué será la señal cuando estas cosas [la destrucción del templo, versículos 5 y 6] estén destinadas a suceder?”. Sin embargo, uno de los manuscritos más importantes del texto primitivo de los evangelios, el Códice D (Códice de Beza Cantabrigense), formula la pregunta de forma diferente, poniéndola en estrecha armonía con la lectura de Mateo 24:3, con una importante diferencia:

Mateo 24:3: “¿Qué será la señal de tu venida [parousía]?”

Lucas 21:7: “¿Qué será la señal de tu venida [eleuseos]?”

Como se ve, la única diferencia es que Lucas, según este manuscrito, no usaparousía, sino éleusis, la palabra Griega que normalmente se usa para “venida”. El Dr. Schoonheim, después de un examen detallado de estos paralelos, concluye incluso que “Lucas 21:7, según D, presenta una tradición más original”, pues es una traducción de la palabra Siriaca y Arameame’thitha’ (“venida”).

El contexto Bíblico, pues, no da ningún apoyo a la afirmación de que parousíatiene que traducirse como “presencia” en el capítulo veinticuatro de Mateo. El hecho de que los discípulos no imaginaban la venida de Cristo como una “presencia invisible”, la manera en que Jesús respondió a su pregunta, y los textos paralelos en el Evangelio de Lucas, demuestran que esta traducción es insostenible. En Lucas, se habla de la parousía de Cristo como el “día” de Cristo o como “el día en que el Hijo del hombre sea revelado”. Y, como muestra el Códice D, la palabra parousía también es intercambiable por el sustantivo normalmente usado en Griego para “venida”, éleusis. Paralelos similares se pueden hallar en otros textos que tratan de la parousía de Cristo en los que se emplean términos relativos a la manifestación o revelación de Cristo. Así, el apóstol Juan, en 1 Juan 2:28, exhorta a los Cristianos a “permanecer en él, para que cuando se manifieste [Griego: phaneróo] tengamos confianza, para que en su venida [Griego: parousía] no nos avergoncemos delante de él”. Aquí Juan establece claramente un paralelo entre la parousía de Cristo y el día de su aparición o manifestación. De forma similar, el apóstol Pablo ora a favor de los Cristianos de Tesalónica para que sus corazones estén firmes, “irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida [Griego: parousía] de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos” (1 Tesalonicenses 3:13). De esta venida del Señor con todos sus santos o ángeles se habla también en Judas 14 y en Mateo 16:27, 28, pero en lugar de parousía, Judas y Mateo usan formas del verbo érchomai, el verbo que con más frecuencia se usa en griego para “venir”, un verbo emparentado con el sustantivo éleusis. Los tres versículos se refieren a una misma ocasión, a la venida del Señor con todos sus santos para ejecutar juicio, y traducir parousía por “presencia” en 1 Tesalonicenses 3:13, como hacen algunos es ignorar esta interrelación con otros pasajes paralelos.

En las parábolas de Jesús en las que él enfatiza la necesidad de que sus siervos estén alerta y vigilantes, podemos notar que él presenta su juicio como algo que sigue al regreso del amo a su casa. Lo que él describe en esas parábolas es lavenida o llegada del amo, no una “presencia invisible”. No dice que el amo entre desapercibido en el área e invisiblemente proceda a emitir juicio sobre lo que están haciendo sus siervos, dejándoselo saber después a ellos. Por el contrario, el regreso del amo, aunque inesperado, es rápidamente evidente para todos sus siervos, fieles e infieles, manifiesto desde el principio, y su juicio no se lleva a cabo desde algún lugar oculto e invisible, sino de la manera más abierta.—Compárese con Mateo 24:45-51; 25:14-30; Marcos 13:32-37; Lucas 12:35-48; 19:12-27.

La evidencia, pues, tanto de las traducciones más antiguas, como de traducciones y léxicos del Griego modernos, y particularmente del contexto y de pasajes relacionados, testifica que el uso de parousía en Mateo 24:3 no puede referirse a una “presencia invisible” de una “venida en dos etapas”, sino que se refiere a la futura llegada y aparición de Cristo para ejecutar juicio como Rey, “con poder y gran gloria”, y acompañado de sus santos ángeles.

PRUEBA CONTUNDENTE DE UNA SEGUNDA VENIDA VISIBLE DE CRISTO

2 Pedro 1:16: Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros PROPIOS OJOS su majestad.

APO. 6:15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 6:16 y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos DEL ROSTRO de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero6:17 porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

2 Tesalonicenses 2:8: Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el RESPLANDOR DE SU VENIDA.

Share this:

LA ENTRONIZACIÓN DE CRISTO NO ES EN EL CIELO SINO EN LA TIERRA A SU REGRESO

Los Testigos de Jehová sostienen que Jesús se fue al cielo para ser entronizado como rey, y que su reinado comenzó en 1914 DC. Pero esta enseñanza se encuentra con un obstáculo serio en las palabras del mismo Jesucristo, quien dijo: “Cuando el Hijo del Hombre, VENGA en su gloria, y todos los ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria” (Mateo 25:31). Por tanto es claro que Jesús tomará su trono de gloria sólo, y sólo cuando, él vuelva o regrese del cielo en gloria, evento que aún es una bendita esperanza para la iglesia.

Por otro lado, Jesús dijo en Mateo 24:29,30 que su regreso o vuelta ocurriría DESPUÉS de la gran tribulación, un terrible tiempo breve de prueba que  los Testigos de Jehová admiten que es aún para el futuro. Si éste es un evento aún incumplido, entonces Jesús no pudo, bajo ningún motivo, haber sido entronizado en 1914, y menos aún, haber empezado a reinar en ese año. 

LA TEORÍA DEL RAPTO SECRETO DE LA IGLESIA

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA, CON ERRORCILLOS (ABAJO, VERSIÓN EN INGLÉS)

Yo pensaba que iba a publicar una explicación del origen de la doctrina del rapto con fines informativos. Me doy cuenta de que hay muchos que creen en un rapto antes de la tribulación, sin embargo, no creo que el Nuevo Testamento nos muestra esto. Uno de los problemas, quizás el más desconcertante es que llega a través de Dispensacionalismo, lo que sitúa los Judios fuera de la salvación hasta después del rapto [Dispy también sustituye a los Judios con la iglesia como si Dios mismo se ha disociado de ellos – que es completamente opuesto a lo que Pablo enseñó – que vienen a Dios por medio de Cristo, así como los gentiles].

Dispy / rapto presenta dos novias y dos retornos de Cristo, que no se puede encontrar en las Escrituras. Jesús sólo regresa una vez – con el sonido de un triunfo y un grito. Los muertos en Cristo resucitarán primero, luego los creyentes que están vivos cumplen con Cristo en el aire, ya que con él, descender a la tierra donde vamos a vivir en el Cielo Nuevo y Tierra Nueva. En verdad así es como vamos a estar siempre con el Señor. Es durante su comparecencia que todo ojo le verá, y toda lengua declara que Él es el Señor de señores y Rey de reyes. El engaño del cristianismo en esta área es que Cristo aparecerá a sólo un grupo selecto y zap a retirarse hacia el cielo, mientras que la gente de pie alrededor rascándose la cabeza en la “desaparición” de estos cristianos selectos. Eso nunca fue un concepto neotestamentario.

Aunque la doctrina del rapto se apoderó en 1830 con la visión de Margaret McDonald y adicionales publicados por Edward Irving, hay alguna evidencia histórica de que Manuel Lacunza, en 1761, escribió un libro dando a entender que Jesús regresaría dos veces – la primera vez para tomar la la iglesia fuera del mundo antes de que Dios derramará su ira. Irving estaba familiarizado con el libro de Lacunza como él lo tradujo al Inglés. Irving parece haber tomado algunas de sus teorías, junto con la visión de éxtasis para promover esta doctrina.

La contribución de Lacunza de presentar evangelicalismo día era volver a la verdad literal de la Escritura, para reafirmar la restauración de los Judios en los tiempos del fin, la doble venida del Señor, el reino milenario, el establecimiento de el sacrificio del templo una vez más, y, la restauración de la tierra después de la derrota todavía en el futuro y el final de Satanás. Su posición ha sido descrito técnicamente como “futurista post-tribulación”.

http://www.birthpangs.org/articles/prophetic/lacunza-intro.html

Tenga en cuenta que hay padres de la iglesia o los primeros escritos cristianos se refieren a un rapto – este es un muy tarde “nueva” doctrina que se ha apoderado de una gran porción de la comunidad cristiana. Presumir que esta “revelación” llegó a un “selecto” grupo de personas es, por decir que Dios “se escondió” este “conocimiento” – para un momento como este – de la mayor parte de los cristianos durante los últimos 2.000 años. Leemos que Dios no tiene favoritos o revelación especial a un grupo selecto.

Me he tomado unas cuantas citas, sólo una muestra, a partir de un artículo bastante largo, pero interesante, con toda la historia y cómo esta doctrina hizo su camino a la iglesia en general. Es una excelente lectura completa de la historia y las asociaciones entre los principales teólogos de la iglesia.

http://www.truthkeepers.com/chapter_four.htm

Cita: El origen del rapto pretribulacional está bien documentada. La doctrina fue revelada públicamente por primera vez por un predicador de Londres llamado Edward Irving. Después de recibir la información por una mujer llamada Margaret McDonald, quien afirmó que recibir una revelación de Dios, Irving comenzó a publicar las enseñanzas sobre el rapto antes de la tribulación en su diario, La ronda de la mañana, alrededor de 1830.

Sobre el mismo período de tiempo, un ministro anglicano por el nombre de JN Darby se le ocurrió la idea de Dispensacionalismo mientras estudiaba el libro del Apocalipsis durante un tiempo de recuperación después de caer de su caballo. A pesar de que muchos han mal crédito, John Darby de los Hermanos con los originarios de la doctrina del rapto antes de la tribulación, seguía defendiendo el punto de vista histórico posttribulation éxtasis en diciembre de 1830 cuestión de “El Heraldo Cristiano”. Fecha tan tardía como 1837 Darby vio la iglesia “va con él a las bodas, es decir, con Jerusalén y los Judios. Y ahora sabemos que no enseñan claramente la doctrina del rapto antes de la tribulación antes de 1839. No fue sino hasta 1839 que Darby finalmente comenzó a enseñar con claridad un rapto antes de la tribulación. Más tarde, en el siglo XIX, Darby se incorporó la idea del secreto cualquier momento-en un esquema de los últimos días que ha llegado a ser conocida como Dispensacionalismo.

Un poco más de un medio siglo más tarde, CI Scofield se encaprichó de la doctrina y el pensamiento del plan para una referencia de la Biblia que ayudan a explicar la complicada estructura del Dispensacionalismo a las masas. Él construyó su referencia bíblica que incluye el error dispensacional de Darby, que contó con la doctrina del rapto antes de la tribulación. La Biblia de Referencia Scofield introdujo Dispensacionalismo en la iglesia de América poco después de la vuelta del siglo 20. Se reunió primero con una gran resistencia, y ha causado mucha confusión y conflictos entre los cristianos profesos. A través del tiempo, se ha convertido poco a poco aceptado y defendido por muchos como la verdadera doctrina, la Biblia.

Cita: Manuel Lacunza

Manuel Lacunza fue un sacerdote jesuita español. Lacunza fue desterrado de Chile en 1767 con otros jesuitas. Poco después, él se las daba de ser un convertido Judio y cambió su nombre por el de Juan Josafat Ben-Ezra. En alrededor de 1791, Lacunza terminado de escribir un libro titulado “La Venida del Mesías en Gloria y Majestad”, bajo el nombre de Ben-Ezra. En su libro, Lacunza dio a entender que Jesús regresaría dos veces por la Iglesia. Su primer regreso sería la de obtener su Iglesia fuera del mundo para que Dios el Padre pudiera derramar su ira. Esto puede ser la parte de la cual surgió la idea de un rapto antes de la tribulación.

El libro nunca se hizo muy popular. De hecho, probablemente habría caído en el olvido como los libros impopulares tantos han hecho a lo largo de los años. Sin embargo, el libro de Lacunza de alguna manera hizo su camino a Inglaterra, donde Edward Irving, a quien veremos más adelante en este capítulo-la encontró en la biblioteca del arzobispo de Canterbury en Londres. El libro de Irving tradujo Lucunza de al Inglés y se enamoró por parte de la doctrina en ella. Sin embargo, lo más probable es que Irving no tuvo el rapto antes de la tribulación del libro de Lacunza.

Sin embargo, creo que Irving recogido algunos Lacunza formulario de información que le ayudó a formar su doctrina. Había teorías en el libro de Lacunza que no eran tradicionales. Irving tomó un poco de aquí y allá para alimentar a su imaginación activa. Lucunza ayudado a proporcionar algo de forraje para sus pensamientos.

Cita: No mucho tiempo después de leer el libro de Lacunza, Irving comenzó a predicar el rapto secreto de los santos, alegando que él oyó una voz del cielo que le ordenaba hacerlo. Esta puede ser la razón por la que algunas personas atribuyen el origen de PTR a Lacunza. Algunos de sus reuniones en 1828 en Escocia trajo multitudes de approximately10, 000 personas. La iglesia de Irving en Londres era famoso por sus declaraciones proféticas y para atraer a las personas famosas e influyentes de la sociedad. El edificio asentado un millar de personas, y se llenó a capacidad cada semana. Las muchas declaraciones proféticas que Jesús estaba en breve que se produce una gran emoción. Una persona puede ver de esta forma paralela una de las iglesias carismáticas y pentecostales emocionantes de hoy que disfrutan de las profecías y el sensacionalismo y dibujar a grandes multitudes.

Sin embargo, él [Irving] también puede haber sido influenciado por una mujer llamada Mary Campbell, que era amigo de Margaret McDonald. Mary Campbell buscó el don del Espíritu Santo y hablaron en lenguas acerca de marzo de 1830. Más tarde, “recibió el don de la escritura automática, que está escribiendo, mientras que en un trance. Las cartas eran a menudo ininteligible. Pero así como lenguas desconocidas fueron interpretados, también se podría interpretar la escritura automática. Campbell y su esposo, un clérigo escocés, visitó en su casa de Irving. Se ha informado de que eran los huéspedes de Irving durante un tiempo considerable. Durante esa visita, Mary Campbell habló frecuentes mensajes de Irving de que eran supuestamente del Espíritu Santo. Aunque Campbell habló de las profecías en las reuniones de la iglesia, ella les hablaba en las reuniones en la casa de Irving.

Cita: Margaret McDonald

Ahora llegamos a un amigo Mary Campbell, Margaret McDonald. Lo que no había sido muy conocido hasta los tiempos recientes era que los Irvingitas había sido influenciado por una joven escocés que se había dicho en privado Irving, John Darby, y algunos otros clérigos a principios de 1830 que el Señor le había revelado que una parte de los cristianos iglesia será arrebatada antes de la revelación del Anticristo durante la tribulación, mientras que el resto de la “iglesia” duraría ese período. Sin embargo, la primera enseñanza pública del rapto antes de la tribulación estaba en septiembre de 1830 Ver artículo en El Mañana, un diario británico publicó por Irving. Después de Irving recibió la cuenta escrita a mano de Margaret McDonald de su revelación, El reloj de la mañana comenzó haciéndose eco de su punto de vista novedoso. El artículo establece claramente que parte de la iglesia cristiana (que se describe como el “Filadelfia” de Apocalipsis 3) serán arrebatados para encontrar a Cristo en el aire antes de la “gran tribulación”, y agregó que “Laodicea” (que se describe como la “iglesia” que se enfrentará el Anticristo) se quedarán atrás para ir a través de él.

La Visión:

Cita: Esta es la visión de McDonald en la totalidad que se distribuye como el Irving se supone que han conseguido su teoría de un rapto secreto.

“Fue el primer estado lamentable de la tierra que se ha presionado sobre mí. Vi a la ceguera y la obsesión de la gente a ser muy grande. Me sentí el grito de la libertad sólo para ser el silbido de la serpiente, de ahogarlos en la perdición. Era sólo “hay Dios.” Repetí las palabras, ahora hay angustia de las gentes, confundidas a causa, los mares y el rugido de las olas, los corazones de los hombres a falta de ellas por miedo. Ahora mira a la señal del Hijo del Hombre. Aquí se me hizo parar y gritar: ¡Oh, no se sabe cuál es la señal del Hijo del Hombre es, el pueblo de Dios que están a la espera, pero no sé lo que es.

Sentí que necesitaba ser revelado, y que no había una gran oscuridad y el error en ello, pero de repente lo que se echó sobre mí con una luz gloriosa. Vi que era sólo el Señor mismo descenderá del Cielo con un grito, sólo el hombre glorificado, a Jesús, sino que todos deben, como Stephen era, sed llenos del Espíritu Santo, para que mire hacia arriba y ver el brillo de el Padre de gloria. Vi que el error sea, que los hombres piensan que va a ser algo que se ve por el ojo natural, pero “el discernimiento espiritual tis que se necesita, el ojo de Dios en su pueblo.

Muchos pasajes fueron revelados, en una forma en que yo no había visto antes. Repetí, ‘Ahora es el Reino de los Cielos semejante a diez vírgenes, que salieron al encuentro del Esposo, cinco sabios o ignorantes de cinco años; los que eran insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite con ellos, sino los que se tomó sabio aceite en sus vasijas con sus lámparas. ”
“Pero, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor es,. Y no os embriaguéis de vino en el que es el exceso, antes bien sed llenos del Espíritu” Este fue el aceite de las vírgenes prudentes tomaron en sus vasijas, – este es el la luz se mantendrá encendido – la luz de Dios – para que podamos discernir lo que no vendrá con advertencia de que el ojo natural. Sólo aquellos que tienen la luz de Dios dentro de ellos verá la señal de su aparición.

No hay necesidad de seguir que dicen, ver aquí, o ver que, por su tiempo será como el relámpago de aquellos en los que la vida es Cristo. ‘Tis a Cristo en nosotros, que nos levante – él es la luz -‘ tis sólo aquellos que están vivos en él, que serán llevados a reunirse con él en el aire. Vi que debemos estar en el Espíritu, para que podamos ver las cosas espirituales. Juan estaba en el Espíritu, cuando vio un trono en el Cielo. Pero vi que la gloria de la ministración del Espíritu no se había conocido. Me repite con frecuencia, pero el templo espiritual debe y deberá ser criados, y la plenitud de Cristo se derramó en su cuerpo, y luego seremos arrebatados para encontrarse con él. Oh, no los considera dignos de su llamamiento, pero su cuerpo, que es la iglesia, y que debe ser un candelero todo de oro. A menudo me dijo: ¡Oh, la irrupción gloriosa de Dios, que ahora está a punto de estallar en la tierra, ¡Oh el templo glorioso que está a punto de ser criados, la novia ataviada para su marido, y ¡Oh, qué novia santo, santo, que se debe , para ser preparado para una gloriosa esposo. Yo dije, ahora el pueblo de Dios tiene que ver con la realidad – ahora el misterio glorioso de Dios en nuestra naturaleza ser conocida – ahora se sabrá qué es lo que el hombre sea glorificado. Sentí que la revelación de Jesucristo, aún no se había abierto – no es el conocimiento acerca de Dios que lo contiene, pero es un entrar en Dios – Vi que había una ruptura en la gloriosa de Dios para ser. Me sentí como Elías, rodeado de carros de fuego. Vi por así decirlo, los criados del templo espiritual, y la Piedra de la cabeza a luz con gritos de la gracia, la gracia, a ella. Fue una gloriosa luz por encima del brillo del sol que brillaba alrededor de mí. Sentí que los que fueron llenos del Espíritu podía ver las cosas espirituales, y se siente caminar en medio de ellos, mientras que aquellos que no tenían el Espíritu no podía ver nada – de modo que estarán dos en una cama, el tomado y el otro a la izquierda, ya que el uno tiene la luz de Dios en el otro no puede ver el Reino de los Cielos. Vi a la gente de Dios en una situación muy peligrosa, rodeado de redes y enredos, a punto de ser juzgados, y muchos a punto de ser engañados y caer. Ahora será el inicuo, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, de manera que si fuera posible a los escogidos serán engañados. – Esta es la prueba de fuego que es para nosotros intentarlo. – Corresponderá a la depuración y purificación de los miembros reales del cuerpo de Jesús, pero ¡Oh que será una prueba de fuego. Cada alma se agita en el mismo centro. El enemigo tratará de sacudirse de todo lo que hemos creído – pero la prueba de la fe verdadera se encontrará que el honor y la alabanza y la gloria. Nada más que lo que es de Dios permanecerá. Los oyentes de roca y tierra se pondrá de manifiesto – el amor de muchos se enfriará. Con frecuencia me dijo esa noche, y muchas veces desde entonces, ahora el horrible espectáculo de un falso Cristo se ve en esta tierra, y nada más que el Cristo vivo en nosotros puede detectar este intento terrible del enemigo para engañar – porque es con todo engaño de la injusticia que vaya a trabajar – que tendrá una contrapartida para cada parte de la verdad de Dios, y una imitación de todas las obras del Espíritu. El Espíritu debe ser y será derramado sobre la Iglesia, que puede ser purificado y llena de Dios – y funciona en la medida que el Espíritu de Dios, también lo hará él – cuando nuestros Señor unge los hombres con poder, así que él. Esto es particularmente de la naturaleza del juicio, a través del cual las personas van a pasar a que sean tenidos por dignos de pie delante del Hijo del hombre. Habrá que hacia afuera el juicio también, pero ‘tis principalmente a la tentación. Es provocada por el derramamiento del Espíritu Santo, y sólo aumentará a medida que el Espíritu se derrama. El juicio de la Iglesia es del Anticristo. Es por estar llenos del Espíritu que se mantendrán. Con frecuencia me dijo: ¡sed llenos del Espíritu – que tendrá la luz de Dios en ti, que puede detectar Satanás – estar lleno de ojos dentro de ser barro en las manos del alfarero a presentar por cubrir, se llena de Dios. Esto construirá el templo. No es con ejército ni con fuerza, sino con mi Espíritu, dice el Señor. Esto nos hace aptos para entrar en la cena de las bodas del Cordero. Vi que era la voluntad de Dios que todo se debe llenar. Pero lo que obstaculizó la vida real de Dios de ser recibido por su pueblo, fue su vuelta de Jesús, que es el camino hacia el Padre. Ellos no estaban entrando por la puerta. Porque fiel es el que se ha dicho, el que por mí el hombre entra en él hallará pastos. Fueron pasando por alto la cruz, a través del cual cada gota de el Espíritu de Dios fluye a nosotros. Todo el poder que no viene a través de la sangre de Cristo no es de Dios. Cuando digo, que están buscando desde la cruz, siento que hay mucho en ella – de que se conviertan de la sangre del Cordero, en la que podemos superar, y en el que nuestras ropas se lavan y se hizo blanco. Hay puntos de vista bajos de la santidad de Dios, y dejar de condenar el pecado en la carne, y mirando a quien se humilló y se hizo de ninguna reputación. ¡Oh! es necesario, muy necesario en la actualidad, una parte posterior que conduce a la cruz. Yo vi esa noche, y ya que muchas veces, que no habrá una efusión del Espíritu en el cuerpo, como no ha sido, un bautismo de fuego, para que toda la escoria puede ser repudiada. Oh, no debe ser y será como una morada del Dios vivo que no ha sido – los siervos de Dios sellado en sus frentes – gran conformidad a Jesús – su imagen santa santa visto en su pueblo – sólo la novia hizo atractiva por su hermosura puesto sobre ella. Esto es lo que somos en la actualidad hace que rezar mucho por que rápidamente todos podemos estar listo para conocer a nuestro Señor en el aire – y lo será. Jesús quiere que su novia. Su deseo es hacia nosotros. Él que ha de venir, vendrá, y no tardará. Amén y Amén Aún así ven Señor Jesús “.

Cita: A pesar de que se puede concluir que Margaret McDonald no establece expresamente un rapto antes de la tribulación en su revelación, es la certeza de que se presenta la idea de un rapto secreto. También está claro lo que Irving Entendí que ella quería decir. Evidentemente, ella pensó que era muy importante, ya que envió copias escritas a mano a varios clérigos y líderes cristianos. No mucho tiempo después de recibir su copia escrita a mano, Irving publicó su revelación en el reloj de la mañana. (También fue publicado en 1840 en Robert Norton memorias de James y George MacDonald fue publicado nuevamente en 1861 por Norton en la restauración de los apóstoles y profetas;.. En la Iglesia Católica Apostólica) Después de la revelación editorial McDonald, Irving comienza a enseñar públicamente la idea de un secreto invisible aparición de Cristo para reunir a sus santos, y luego otro que aparecen cuando Él trae el juicio sobre la tierra. 

http://fortheloveoftruth.wordpress.com/rapture/

ISRAEL—64 AÑOS Y CONTANDO!

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA

Isaías 66:8

¿Quién ha oído cosa semejante? ¿quién ha visto tales cosas? Será la tierra se hizo para dar a luz en un día? o será una nación que nació a la vez? pues tan pronto como Sión estuvo de parto, dio a luz a sus hijos.

El 14 de mayo de 1948, la mundo fue testigo de un cumplimiento del pasaje anterior. De las cenizas del holocausto dolores de parto, los hijos de Israel fueron hechas en un día. Una nación renació y la cuenta atrás profética que lleva hasta el retorno glorioso de Jesucristo para establecer Su reino se puso en marcha. En la siguiente parábola, Jesús nos dice que los testigos de la reunificación de la nación de Israel, la higuera, será la generación que ve el cumplimiento de todas las cosas que pertenecen a él ya su reino. Nosotros somos esa generación!

Mateo 24:32-34

32 aprended la parábola de la higuera: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca:33 Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, sabed que está cerca, a las puertas. De cierto os digo que de 34 años, esta generación no pasará hasta que todo esto acontezca.

Mientras que los enemigos de Israel sonaba una sirena de 64 segundos en Ramallah para celebrar el comienzo de otro truco de la publicidad el 15 de mayo llamó Día de la Nakba, Dios está sonando otra alarma al mundo en los dos únicos libros de la Biblia que contienen 64 capítulos, los Salmos y Isaías, y ambos hablan directamente a los tiempos que están casi sobre nosotros.

Salmo 64

1 Escucha mi voz, oh Dios, en mi oración: Guarda mi vida del temor del enemigo.2 Escóndeme del secreto consejo de los impíos; de la insurrección de los obreros de iniquidad:3 ¿Quién saciar su lengua como una espada y tensan el arco para disparar sus flechas, palabras amargas, incluso:4 Que se puede tirar en secreto en el perfecto: de repente se le disparan, y no temas.5 Obstinados en un asunto del mal: que la comuna de poner trampas en secreto, dicen: ¿Quién los ve?6 Ellos buscar culpas, sino que llevar a cabo una búsqueda diligente: el íntimo pensamiento de cada uno de ellos, y el corazón, es profundo.7 Mas Dios los herirá con una flecha, de repente serán sus plagas.8 Y harán su propia lengua a caer sobre sí mismos: todo lo que vea que huirán.9 Y los hombres todos se temen, y anunciarán la obra de Dios, porque sabiamente se consideran de su hacer.10 El justo se alegrará en el Señor, y confiará en él, y todos los rectos de corazón la gloria.

Isaías 64

1 ¡Oh, que tú de rompiese los cielos, para que tú bajar, que las montañas pueden fluir hacia abajo en tu presencia,2 Al igual que cuando arde el fuego de fusión, el fuego que hace hervir las aguas, que hicieras notorio tu nombre a tus adversarios, para que las naciones tiemblan ante tu presencia!3 Cuando tú los libraste cosas terribles que no nos buscaban, has venido abajo, las montañas corría delante de ti.4 Porque desde el principio del mundo, los hombres no han escuchado ni percibido por el oído, ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, lo que él ha preparado para él que espere para él.5 meetest Tú aquel que se regocija y hace justicia, los que se acordaban de ti en tus caminos: he aquí, tú eres enojado, porque hemos pecado: en esos hay perpetuidad, y seremos salvos.6 Sin embargo, todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades, como el viento, nos han quitado.7 Y no hay nadie que invoque tu nombre, para que se despierte para apoyarse en ti: por lo cual escondiste tu rostro de nosotros, y nos dejaste, a causa de nuestras iniquidades.8 Pero ahora, oh Jehová, tú eres nuestro padre, nosotros somos el barro, y tú el alfarero; y todos son obra de tus manos.9 no enojará mucho dolor, oh Jehová, ni la memoria de la iniquidad: he aquí, a ver, te suplicamos, todos somos tu pueblo.10 Tus santas ciudades están desiertas, Sion es un desierto, Jerusalén una soledad.11 de nuestro santuario y nuestra hermosa casa, donde te alabaron nuestros padres, fue consumida al fuego, y todas nuestras cosas preciosas han sido destruídas.12 te vas a abstenerse de estas cosas, Señor? quieres mantener tu paz, y nos afligen mucho dolor?

Sabiendo lo que la Biblia tiene que decir en relación con el pacto eterno de Dios con Israel y la obra que va a hacer en ya través de ella en estos últimos días, me resulta difícil entender cómo tanta gente en la iglesia se está convirtiendo en su contra. Isaías 63:9 nos dice que Israel ha sufrido los mismos padecimientos que sufrió Jesús, todo por amor de su nombre, pero no los ha abandonado.

Jesús es odiado por lo que es Israel – Juan 15:18 “Si el mundo os aborrece, sabed que me ha odiado antes que a vosotros.” Mateo 24:9 “Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, : y seréis aborrecidos de todas las naciones por causa de mi nombre “.

Jesús fue golpeado, escupido y sus cabellos y su barba se retiró, del mismo modo Judios han recibido el mismo trato – Isaías 50:6 “Di mi cuerpo a los heridores, y mis mejillas a los que me mesaban el cabello: no escondí mi rostro de injurias y de esputos. “

Jesús fue llevado como ovejas a la masacre, de modo que los Judios se llevó a las cámaras de gas – Isaías 53:7 “Fue oprimido y afligido, no abrió su boca: es llevado como un cordero a la masacre , y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, no abrió su boca. “

Jesús no tenía donde recostar su cabeza y también los Judios no tenía ningún lugar seguro para llamar a casa antes del restablecimiento de la nación de Israel – Lucas 9:58 “Y Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y tienen las aves del cielo nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar la cabeza “.

Sesenta y cuatro años han pasado desde que Israel recuperó su independencia como nación en ese día memorable en la historia y los que están prestando atención a los signos de los tiempos son claramente capaces de ver que son rápidamente llegando al final de esta edad. La cuenta regresiva para el regreso de Jesús se está acercando cada día.

Romanos 13:11

Y esto, conociendo el tiempo, que ya es hora de levantarnos del sueño; porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando creímos.

Hasta ese día …

Romanos 11:25-29

25 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, no sea que debe ser prudente en vuestra propia opinión: que el endurecimiento en parte ha acontecido a Israel, hasta la plenitud de los Gentiles; 26 Y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad:27 Porque este es mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados.28 Por lo que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros: mas cuanto á la elección, son amados por causa de los padres.29 porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables.

[Todas las citas bíblicas son tomadas de la Biblia King James]

 

LA PRÉDICA DE JESÚS DURANTE LOS 40 DÍAS POSTERIORES A SU RESURRECCIÓN Y LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

En la revista La Atalaya del 15 de Agosto del 2010, el llamado “Esclavo” de los Testigos de Jehová dicen lo siguiente:

Sigan obrando su propia salvación con temor y temblor (Fili. 2:12).

“Tras haber resucitado, Jesús se apareció durante cuarenta días a sus seguidores, les fortaleció la fe y los preparó para la gran campaña de evangelización que realizarían. Luego ascendió al cielo, donde ofreció a Dios el valor de su sangre derramada para que se aplicara a favor de sus verdaderos seguidores, aquellos que tienen fe en su sacrificio redentor. Jehová aceptó el rescate, y lo demostró encargando a Cristo que derramara el espíritu santo sobre los discípulos en el Pentecostés del año 33 (Hech. 2:33). Nadie merece en lo más mínimo el rescate. Pero, gracias a su fe en él, millones de hombres y mujeres gozan de la amistad de Dios y esperan vivir para siempre en una Tierra paradisíaca. No obstante, hay que aclarar que la buena relación con Jehová puede perderse. Si queremos que él nos salve cuando llegue el día de su cólera, debemos demostrar a diario cuánto apreciamos “el rescate pagado por Cristo Jesús” (Rom. 3:24). w10 15/8 2:15, 17

COMENTARIO DE APOLOGISTA:

Noten ustedes que el “Esclavo” o el “cuerpo gobernante” de los Testigos de Jehová dice que Jesús estuvo 40 días preparando a sus discípulos para la tarea de la evangelización. Veamos realmente lo que nos dice el versículo en cuestión:

Hechos 1:3: “A quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante CUARENTA DÍAS y hablándoles acerca del reino de Dios”.

 Notemos que en esos 40 días de instrucción Jesús les estuvo hablando a sus seguidores acerca del Reino de Dios. ¿Pero qué cosas les estuvo enseñando Jesús a sus discípulos sobre el reino de Dios durante esos 40 días que siguieron a su resurrección?¿Acaso un reino de Dios al estilo de los Testigos de Jehová en donde Israel no tiene ni parte ni suerte, y en donde sólo 144,000 individuos estarían reinando con Cristo desde los cielos, mientras que el resto de redimidos se quedarían en la tierra como súbditos? ¡Pues no!

El reino de Dios que nuestro Señor estuvo enseñándoles a sus discípulos era y es muy distinto en muchos aspectos del reino predicado por la llamada sociedad Watchtower de los Testigos de Jehová… ¡y esto, asombrosamente, es totalmente ignorado por sus seguidores más leales!

Ahora bien, si nos fijamos en Hechos 1:6, leeremos lo siguiente:

Hechos 1:6: Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿RESTAURARÁS EL REINO a Israel en este tiempo?

¿Qué podemos concluir de la pregunta de TODOS los discípulos reunidos, habiendo terminado el “seminario intensivo” de 40 días sobre el reino de Dios? La respuesta no se deja esperar: ¡LA FUTURA RESTAURACIÓN DEL REINO A ISRAEL! Es decir, TODOS los discípulos entendieron perfectamente que lo que Jesús les estuvo enseñando duramente esos 40 días tenía que ver con la restauración del reino de Dios a Israel. ¿Pero podrían estar TODOS equivocados al creer que vendría una futura restauración del reino davídico en la tierra de Israel?¿Fueron acaso TODOS los discípulos “torpes” al creer que eventualmente habría una esperanza para Israel, el pueblo elegido que vería nuevamente restaurado el reino davídico en su tierra? No lo creo ni por un instante, pues Jesús no los reprendió por semejante pregunta, supuestamente considera “torpe” por algunos eruditos bíblicos. Al contrario, él les dijo que el tiempo para aquella futura restauración del reino a Israel sólo lo sabía Dios, Su Padre (Ver Hechos 1:7). Con esta respuesta Jesús valida la esperanza de sus discípulos, y asegura que el reino Davídico será restaurado como antaño en un futuro que sólo Dios lo sabe y que corresponde con su segunda venida (parusía–Mr. 13:32).

Ahora bien, la palabra “restaurar” significa poner algo en su estado original. Por ejemplo, si un rey fue depuesto y deportado a un país extranjero, lejos de su reino, entonces la restauración de su reino sería que este rey depuesto regrese nuevamente a su país de origen y se vuelva a sentar en su trono y en su reino para que vuelva a ejercer su poder o dominio perdidos. Si este rey ejerciera su poder en el exilio, no podría hablarse de un reino restaurado. De igual modo, Jesús restaurará en su parusía el reino a Israel, restableciendo nuevamente el trono de David en Jerusalén, y tomando el trono vacante como el descendiente legítimo del rey derrocado (Mateo 25:34; Apo. 20:1-4). Si Cristo se sentara en el trono de David en el cielo para reinar sobre Israel, entonces Jesús sería un rey en el exilio, y entonces nunca veríamos verdaderamente un reino davídico restaurado como Jesús lo enseñó en esos 40 días de instrucción intensiva.

Pero como vemos, los Testigos de Jehová no han aprendido mucho la lección de Cristo dio durante esos 40 días de entrenamiento intensivo, y más bien han entendido mal su mensaje del reino. Ellos dicen que no habrá un reino davídico restaurado en Jerusalén; dicen que Cristo reinará en el trono de David desde el cielo, cuando en realidad éste NUNCA estuvo asentado allá; enseñan que el Rey sólo reinará una minoría de sus seguidores en el cielo, mientras que la gran mayoría de sus fieles serán los vasallos del reino y de los gobernantes celestiales. En fin, todo apunta a que los Testigos de Jehová son malos alumnos, y lo más grave aún, ¡son pésimos maestros!

LAVASORI EXPLICA LOS ORÍGENES DE LA DOCTRINA DE LA SEGUNDA PARUSÍA INVISIBLE DE JESÚS EN 1914 dc ENSEÑADA POR LA SOCIEDAD WATCHTOWER

Lavasori explica los orígenes de la doctrina de la segunda parusia invisible de Jesús en 1914 DC, enseñada por la Sociedad Watchtower de los Testigos de Jehová.

GERALD CELENTE: EL DERRUMBE FINANCIERO OCURRIRÁ EN CUALQUIER MOMENTO, EN ESTE MES DE OCTUBRE

Los dificiles momentos en los cuales el mundo está pasando hoy nos advierten de la proximidad de la parusía de Cristo, y el comienzo de una nueva era de justicia bajo el gobiern0 mundial del Mesías.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL VOCABLO GRIEGO ‘PARUSÍA’

 

Los Testigos de Jehová afirman que la palabra griega parusía significa, “presencia invisible” y que Cristo cumplió con esta parusía anunciada en el año 1914 con el estallido de la Primera Guerra Mundial. Además, Ellos dicen que desde ese año él está presente y reinando en los cielos con sus ungidos. ¿Pero será cierto que el vocablo Griego “parusía” significa “presencia invisible”? He aquí el verdadero testimonio de las Escrituras.

Share

EL RAPTO—¿CUÁNDO?

 

Todos nosotros creemos en el “RAPTO” — el acontecimiento por el cual los cristianos vivos serán cogidos desprevenidos en el aire (”raptados”) para encontrarse con Cristo mientras él baja hasta la tierra en Su venida. (1 Tes. 4:13-18). Sin embargo, en los 1830s surgió una opinión completamente nueva de la Segunda venida. Fue sugerido por algunos de los hermanos del (Plymouth Brethren) que la Segunda venida ocurrirá en dos etapas bien definidas:

1) Cristo llegará a quitar (raptar) a la iglesia por siete años.

2) Cristo llegará siete años más tarde con la iglesia para castigar el mundo y establecer el Reino de Dios en tierra. 

Desde el principio esta nueva opinión de la Segunda venida causó una aguda división. Sobre los pasados 150 años ha creado una gran cantidad de conflicto. Los exponentes principales del así llamado “rapto pretribulación” está la facultad del Seminario Teológico de Dallas. La enseñanza se ha propagado en muchas iglesias fundamentalistas americanas. 

Un número de eruditos ha escrito libros para refutar el rapto pre tribulacional que les fue enseñado cuando niños. Puesto que la pregunta tiene que ver con el horario de Dios, es un asunto importante. Somos urgidos para hablar unánimemente en estos asuntos (1 Cor. 1:10). 

Cuando el rapto pre tribulacional fue introducido en el movimiento de Hermanos en Inglaterra en el último siglo, no debe suponerse que todos los hermanos aceptaron los nuevos puntos de vista. El siguiente extracto de las escrituras de George Muller, el “apóstol” de la fe y fundador de orfanatos en Inglaterra, es significativo. Preguntado poco antes de su muerte si los cristianos debían esperar el regreso de nuestro Señor de un momento a otro, o si ciertos acontecimientos deben cumplirse antes de que él venga otra vez, Muller contestó como sigue: 

“Sé que en este tema hay una gran diversidad de juicio, y no tengo el deseo de forzar en otras personas la luz que tengo para mí mismo. El tema, sin embargo, no es nuevo para mí; Porque habiendo sido un estudiante cuidadoso, diligente de la Biblia por cincuenta años, mi mente por mucho tiempo ha estado decidida en este punto, y no tengo la menor sombra de duda acerca de ella. Las Escrituras dan explícitamente fe de que el Señor Jesús no vendrá hasta que la Apostasía haya tenido lugar y el hombre de pecado (el anticristo) haya sido revelado, como se ve en 2 Tes. 2:1-5. Muchas otras porciones de la Palabra de Dios claramente enseñan que ciertos acontecimientos deben cumplirse antes del Regreso del Señor Jesucristo ” (citado en El Advenimiento Venidero de Cristo, por Alexander Reese, Gran Rapids: Publicaciones Internacionales, p. 27). 

Un predicador londinense destacado, Cambell Morgan, el “Dwight Moody” de Inglaterra, le preguntaron lo siguiente durante el curso de una conferencia pública: 

“Después de su largo estudio y exposiciones extensivas de la Biblia, Dr. Morgan, ¿encuentra usted alguna autorización para las distinciones que muchos maestros de la Biblia provocan entre la segunda venida del Señor por los suyos (El rapto) y la venida del Señor con los suyos (El Apocalipsis), con un lapso de tiempo de tres y  medio o siete años entre estos dos acontecimientos “? ¡”Enfáticamente no”!, contestó el Dr. Morgan. “Sé a fondo esa opinión, pues en anteriores años de mi ministerio lo enseñé y lo incorporé en uno de mis libros titulado el Método de Dios con el Hombre. Pero un estudio adicional me convenció del error de esta enseñanza que yo en realidad me metí a comprar las placas de ese libro a mi propio editor publicista y las destruí. La idea de una venida separada y secreta de Cristo para raptar a la iglesia antes de su venida en poder y gloria es un capricho de interpretación profética sin ninguna base bíblica del todo” (el Trasfondo para el Dispensationalism, por clarence Bass, la Cámara del Libro Baker, p. 17, énfasis añadido). 

Ningún estudiante de la Escritura necesita tener alguna duda acerca del orden de  los acontecimientos descritos por Pablo: 

1) La Apostasía (desviándose de la fe) (2 Tes. 2:1-3).

2) El hombre de Pecado (el anticristo) revelado. (2 Tes. 2:1-3).

3) Cristo viene a recoger a la iglesia (2 Tes. 2:1, 8). 

Contradiciendo a Pablo, el Dispensacionalismo y la teoría del rapto pre tribulacional desde 1830 enseña:

1) Cristo viene en secreto a recoger a la iglesia.

2) El hombre de Pecado está revelado.

3) Cristo viene públicamente con la iglesia.

Pablo específicamente advirtió en contra de los maestros que prometieron que el día del señor y nuestro encuentro juntos con Jesús antecederían al anticristo y la tribulación (vea a 2 Tes. 2:1-3). En los intereses de una comprensión evidente de la Biblia, el lector es urgido para releer a Mateo 24 y 2 Tesalonicenses 2:1-10:

Primero el anticristo y la tribulación (Mat.24:15ff.)

Después de la gran tribulación, la venida de Jesús para congregar a los santos (Mat. 24:31).

Note también: Los cristianos continuarán experimentando problemas hasta la venida pública y espectacular de Jesús para castigar el mundo. Pablo difícilmente pudo haber escrito 2 Tesalonicenses 1:7 si él hubiese creído en una “venida” anterior. En ese verso él manifiesta que a los cristianos les será concedido alivio del sufrimiento, “cuando el Señor sea revelado del cielo en fuego llameante tomando venganza en aquellos que no obedecen el Evangelio”. Hasta que Cristo venga en poder para establecer el Reino de Dios en  la tierra, los creyentes deben resistir las adversidades que acompañan la vida como un cristiano. No hay alivio de la angustia siete años antes de la llegada pública de Jesús.

EL “RAPTO” DE NOÉ FUE AL FINAL DE UNA SEMANA ANUNCIADA POR DIOS

Muchos ignoran que el diluvio comenzó después de que se cumplieron siete días exactos a partir del momento en que Dios se lo anunció a Noé (Gén 9:4,10), y Jesús dijo que los días finales serían como en los tiempos de Noé, es decir, que la iglesia vería su liberación al final de la última semana (héptada) de Daniel 9, y no antes de que comenzara esa semana, como creen los dispensacionalistas.

NUEVA LUZ MUY SUTIL Y SOLAPADA DEJA A LA WATCHTOWER COMO UNOS MENTIROSOS

La Gran mayoría de Testigos de Jehová creen y sostienen que Jesús inició su segunda venida a la tierra con su segunda parusía invisible en 1914 y que ese año había sido coronado rey con todo su poder y Gloria. Sin embargo, la Sociedad Watchtower ahora enseña y amonesta en su Atalaya de estudio del 15 de octubre del 2011 que los Testigos de Jehová deben “mantenerse alertas”, porque es urgente, el tiempo se ha acercado, en respuesta a la pregunta que le hicieron sus discípulos a Jesús en Mateo 24:3 y que ya hemos leído previamente.

LA MENTIRA DEL RAPTO SECRETO PRETRIBULACIONAL DE LA IGLESIA

El Rapto secreto de la iglesia parecer ser la esperanza bendita de la iglesia, cuando en realidad los creyentes tendrán que esperar primero una gran tribulación antes de ser glorificados.

La doctrina dispensacionalista del rapto secreto de la iglesia está brindando una falsa seguridad a los fieles, ocasionando que muchos de ellos no se estén preparando mentalmente para afrontar tiempos peligrosos y muy angustiantes,,,un tiempo de prueba por parte del Eterno…

UNA “NUEVA LUZ” DE LA WT ESTÁ YA APAGANDO LA PREVIA LUZ DEL RETORNO DE JESÚS EN LA NUBE EN 1914

La Sociedad Watchtower ha empezado una campaña instando a sus miembros a estar “alertas”, pues el tiempo se ha acercado, y es muy urgente para todos, porque la gran tribulación podría comenzar en cualquier momento, y la señal del Hijo del hombre mencionada en Mat 24:30 viniendo en una nube en los cielos podría ocurrir muy pronto.

Esta “nueva luz· del “esclavo”  tira definitivamente por la borda lo que la Sociedad WT enseñaba en su revista La Atalaya del 1 de mayo de 1952 p 273,p.5(inglés) y en la del 15 de enero de 1966 p.40 en inglés, donde la Watchtower decía que la señal del hijo del hombre que apareció sobre una nube del cielo ocurrió en el año de 1914. Ahora resulta que no fue en ese año de 1914 como lo enseñó por décadas, sino que es un suceso futurista, para cuando empiece y termine la gran tribulación que aún no ha comenzado..

¿ENSEÑAN REALMENTE 1 TESALONICENSES 4:16,17 Y 1 PEDRO 1:4 QUE VIVIREMOS EN EL CIELO?

Muchos cristianos creen que si son buenos, ellos vivirán para siempre en el cielo con Dios y con su Hijo Jesucristo. Para probar esta teoría, estos hermanos suelen presentarnos 1 Tes. 4:16,17 y 1 Pedro 1:4 como fundamento de su fe “celestial”. ¿Pero realmente prueban estos dos pasajes que nuestra morada eterna será el cielo? ¡He aquí la respuesta!

 

¿DESTRUIRÁ JESÚS NUESTRO PLANETA TIERRA CUANDO REGRESE POR SEGUNDA VEZ?

Los discípulos le preguntaron a Jesús, en Mateo 24:3, qué señal habría de su venida y del fin del mundo. Y muchos han concluido de que Cristo vendrá por segunda vez para destruir totalmente nuestro planeta y luego llevarnos al cielo para vivir para siempre con él. ¿Pero es verdad esta creencia?¿Se puede sostener con la misma Biblia? ¡Aquí encontrarán la respuesta clara y definitiva!

2 TESALONICENSES 2:3—QUÉ VIENE ANTES DEL DÍA DEL SEÑOR: LA APOSTASÍA FINAL O EL RAPTO DE LA IGLESIA?

De acuerdo con 2a Tesalonicenses, Timoteo le trajo a Pablo una pregunta de una iglesia llena de pánico: ¿Ha venido el Día del Señor? Pablo enlaza lenguaje del regreso de Cristo proveniente de su enseñanza oral, la tradición mateana, Daniel y 1a Tesalonicenses. No por cierto! él dice, y yo puedo probarlo. ¿Ha aparecido el hombre sin ley? Entonces, no, el Día del Señor no ha venido (2a Tes 2:3).

El otro indicador es más controversial: la “apostasía” o “alejamiento” “dejar sus principios” (apostasia, ἀποστασία). La palabra puede denotar una rebelión política. Sin embargo, “abandonar” en contextos judeo-cristianos usualmente se refiere a apostasía espiritual. En los apócrifos, muchos judíos apostataron de Yahvéh en 1 Mac 2:15 (NRSV) – “los funcionarios del rey encargados de obligar a los judíos a renegar de su religión llegaron a la ciudad de Modín, para hacer que se ofrecieran los sacrificios” a los dioses griegos. Pablo mismo fue condenado por enseñar a los judíos de la diáspora la “apostasía de Moisés” (Hechos 21:21). La forma verbal aparece también en una advertencia contra la apostasía en Heb 3:12 y en la versión lucana de la parábola del sembrador para hablar de aquellos que abandonaban la fe debido a la persecución (Luke 8:13). Pablo usa el verbo (afistemi,  ἀφίστημι) para la apostasía de los últimos tiempos una vez en 1a Tim 4:1; él usa la forma sustantiva (apostasia, ἀποστασία) sólo aquí en 2 Tes 2:3.[2] La mayoría de las versiones traducen el término correctamente: ”rebelarse, rebelión” (NVI, TLA), ”apostasía: (RV 60, RV95, RVA, LBLA).

Pero ¡espere! Unos pocos estudiantes de la Biblia han sugerido que 2a Tes 2:3 debería traducirse no como la “apostasía” sino como “remoción” o “partida”….Esto es, la iglesia es llevada lejos de la tierra, y el resto de la población es “dejada atrás” para la tribulación.[3]

¿Puede esta interpretación mantenerse? Para estar seguros, el verbo conjugado (afistemi, ἀφίστημι) tiene “partir” como uno de sus significados (Lucas 2:37; Hechos 15:38). Uno de los argumentos que la gente usa para el punto de vista del “rapto” de 2a Tes 2:3 apunta a aquellos usos del verbo y afirma, ¡Ajá! Entonces apostasia significa partida, no apostasía. Este es un uso falaz del griego. Uno no puede simplemente importar el significado al sustantivo. Pablo no usa el verbo en 2 Tesalonicenses, sino el sustantivo. La forma sustantiva (apostasia, ἀποστασία) es un término técnico judío y cristiano para la apostasía religiosa, siendo usado para describir a Judas Iscariote, el anticristo, y la rebelión de los últimos tiempos; este es su significado aquí.

La doctrina de la apostasía de los últimos tiempos no era una innovación, tuvo sus raices en los profetas del Antiguo Testamento (por ej., Daniel 7). También fue un tema que corría en la escatología judía: la mayoría abandonaría la ley de Dios, mientras que un pequeño remanente permanecería  justo. Por ejemplo, leemos en el libro seudoepigráfico 1 Enoc:

Después de esto en la sétima semana una generación apóstata se levantará; sus hechos serán muchos, y todos ellos criminales (1 En. 93.9, Charlesworth).

Jesus predijo una apostasía en los tiempos finales (Mat 24:10 usa un sinónimo para “desviarse,” “apostatar”, skandalizo, σκανδαλίζω). Implícito en 2a Tes 2:5 está lo que Pablo les ha enseñado acerca de la apostasía final mientras que él estaba con ellos en Tesalónica: “¿No se acuerdan que cuando yo estaba con ustedes les dije estas cosas?” La escatología de Pablo parece depender del discurso del Monte de los Olivos en Mateo 24:

  • los discípulos no deberían alarmarse
  • vendrá el engaño y los falsos profetas
  • muchos apostatarán
  • la figura del anticristo aparecerá

En las epístolas pastorales hay un par de predicciones que pueden en parte haber hecho referencia al futuro inmediato, pero que también son expresadas en lenguaje apocalíptico:

1a Tim 4:1 (RVA) – Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe, prestando atención a espíritus engañosos y a doctrinas de demonios…

2a Tim 3:1-2 – También debes saber esto, que en los últimos días se presentarán tiempos difíciles. Porque habrá hombres [maestros falsos]

Por definición la apostasía es posible sólo cuando uno ya ha confesado la fe. Esto pareciera descartar a aquellos que no afirman a Cristo. También, en Mat 24 los receptores de la enseñanza escatológica son discípulos de Jesús.[4] Esto es, que debido a persecuciones y a engaños satánicos, ellos mismos enfrentan el peligro de desviarse de la fe del evangelio cristiano: “muchos” se desviarán, y aquél que persevere hasta el fin será salvo (Mat 24:10, 13). Jesús está describiendo un mayor peligro de desviarse del que advirtió en Mat 13:21.

Sin embargo, aún en los primeros años de la iglesia estaban aquellos que estaban cayendo en la apostasía. Un miembro del equipo de Pablo, Demas, aparentemente dejó la fe (2a Tim 4:10). En la teología Juanina, el “anticristo” es escatológico, pero su “espíritu” está trabajando en medio de los creyentes guiándolos a error y a desviarse de la comunidad (1a Juan 2:18-19; también  2:22, 4:3, 2a Juan 7). Alrededor del tiempo de las epístolas de Juan, había cristianos en el Ponto (Norte Turquía) quienes negaron la fe cuando enfrentaron persecución. El gobernador Plinio el joven registró:

Otros nombrados por el informante declararon que ellos eran cristianos, pero luego lo negaron, afirmando que lo habían sido pero que luego habían cesado de serlo, unos tres años antes, otros muchos años, otros tanto como veinticinco años. Todos ellos adoraban tu imagen y las estatuas de los dioses, y maldijeron a Cristo.[5]

Pero hay un lado positivo enseñado en Mateo y en las epístolas tesalonicenses: Jesús enfatiza que “los elegidos”  no serán  engañados o no se desviarán. Por su bien los días se acortarán (Mat 24:22); los  elegidos no pueden ser engañados (Mat 24:24); ellos serán reunidos al final de  la tribulación (Mat 24:31).

Sin embargo, los oyentes y seguidores de Jesús deberán permanecer firmes hasta el final si quieren mantener la esperanza de entrar en el reino (Mat 24:13; 2a Tes 1:5). Aparentemente, muchos cristianos se imaginarán a sí mismos con un lugar garantizado  en el reino encontrándose abandonando a Cristo conforme la persecución empeora.
Sin embargo, una vez más nos encontramos con la misma tensión de Mat 13, Mat 24-25 y en las epístolas a los Tesalonicenses: “mira que perseveres hasta el final” y “los elegidos perdurarán” no son una contradicción sino verdades paralelas.

El Día del  Señor viene, pero aún no ha venido. Los cristianos que vivan para ver el fin  acercarse serán testigos de la apostasía final y la venida del hombre sin ley. Ellos deben permanecer firmes hasta el final a pesar de la terrible persecución y engaño. En ninguna de sus epístolas sugiere Pablo que los cristianos “serán llevados”  antes del inicio de la tribulación. La principal forma en que “partirán” del mundo será a través del martirio , “decapicitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios” (Apoc 20:4).

NOTAS

[1] Josefo usó el verbo conjugado (afistemi,  ἀφίστημι) para la “rebelión” de Judas de Galilea contra Roma (Josefo, Ant. 13.7.1 [§219]). En la Septuaginta, el grupo de palabras “desviarse de” (afistemi, ἀφίστημι) se encuentra en todo lado; pero la forma sustantiva “rebelión” (apostasia, ἀποστασία) en los libros canónicos sólo en Jos 22:22, 2 Cr 29:19 y Jer 2:19.

[2] Ver el resumen de este grupo por W.  Bauder, “caer, desviarse,” en NIDNTT 1:606-11. El léxico griego patrístico Lampe, A Patristic Greek Lexicon, muestra que en la iglesia griega este término apostasia, ἀποστασία significaba “revuelta, deserción,” usualmente religiosa.

[3] Consultar Richard R. Reiter, editor, Three Views on the Rapture: Pre-,Mid-, or Post-tribulation (Tres Perspectivas del Rapto: Pre, Media, o Post tribulación, Grand Rapids, Mich.: Zondervan, 1996), 32. Por ejemplo, English Schuyler y Kenneth Wuest. La perspectiva fue revivida por el artículo por H. W. House “Apostasía en 2 Tesalonicenses 2:3: ¿Apostasía o Rapto?” “Apostasia in 2 Thessalonians 2:3: Apostasy or Rapture?” en Thomas Ice y Timothy J. Demy, eds., The Return: Understanding Christ’s Second Coming and the End Time (El Regreso: Entendiendo la segunda venida de Cristo y el tiempo del fin, Grand Rapids, Mich.: Kregel, 1999). John Walvoord una vez sostuvo la perspectiva, pero más adelante cambió de parecer. La mayoría de otros dispensacionalistas rechazan la interpretación de “rapto”. La versión de 1917  de la Biblia Scofield afirma que 2 Tes 2:3 se refiere a la apostasía de la iglesia profesante.

[4] Malherbe, Letters to the Thessalonians, 431. Contra Fee, Thessalonians, 281-82, quien rechaza la interpretación de la  “iglesia”, dando peso a las advertencias acerca de los discípulos apóstatas en la tradición sinóptica y en dar el debido peso a 1a-2a Timoteo. Este es un argumento especial a razonar, como algunos dispensacionalistas hacen, que los doce que escucharon el discurso del Monte de los olivos deben interpretarse como representativos de Israel durante la tribulación,  en contraste con los seguidores representativos de Jesús .

[5] Traducido de: “Medieval Sourcebook: Pliny on the Christians, Letters 10.96-97.” Sin páginas.

http://www.fordham.edu/halsall/source/pliny1.html.

Fuente:

http://razondelaesperanza.com/

APOLOGISTA EXPLICA LO QUE SIGNIFICA LA PALABRA “SALVACIÓN” EN LA BIBLIA

Apologista explica que salvación es básicamente entrar en el reino de Dios con vida eterna. Para demostralo, Apologista nos presenta Juan 3:16 y 17 y Lucas 4:43, pasajes donde Jesús dice que fue enviado al mundo para anunciar salvación a los que creen en él y darles vida eterna en su reino.

Así pues, Apologista concluye que básicamente Cristo fue enviado a ofrecer vida eterna, salvación, y el reino de Dios. Además, apologista nos recuerda la conversación que tuvo Jesús con el joven rico, y en donde el joven le pregunta a Jesús qué debe hacer para ganar la vida eterna, y Jesús le dice que guarde los mandamientos, y aunque el joven los guardaba, no estuvo dispuesto a renunciar a sus riquezas, tal como Cristo le exigió que hiciera. Esta negativa del joven rico hizo que Jesús dijera que dificilmente un rico entrará en su reino…y luego los discípulos sosprendidos se preguntan: ¿Quién podrá ser salvo? Aquí nuevamente vemos los mismos tres cosas que Cristo vino a anunciar: Vida eterna, reino de Dios, y salvación. Es decir, apologista concluye que para Jesús la salvación no es otra cosa que entrar en el reino de Dios con vida eterna.

Apologista luego sostiene que la salvación es un proceso que comienza con la conversión, y que debe trabjarse hasta el fin. El sostiene que hay una salvación aún pendiente que es escatológica y que se cumplirá sólo en la parusía de Cristo. En Hebreos 9:28 Pablo dice que Jesús volverá por segunda vez para salvar a los que le esperan, y en Mateo 25:31,34 Jesús mismo dice que volverá para darnos herencia en su reino milenial. Esto confirma nuevamente que la salvación futura es ingresar al reino de Cristo con vida eterna. Esto queda demostrado también leyendo Apocalipsis 12:10.

 

¿FUE LA CAÍDA DE JERUSALÉN, LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO?

La Destrucción de Jerusalén Comparada y Contrastada con la Tribulación del Final de los Tiempos

Lucas 21:20-24

  El Discurso del Monte de los Olivos (Mateo 24, Lucas 21, etc.) responde dos importantes preguntas que hicieron los discípulos:

 1. “¿Cuándo serán estas cosas?” (Mateo 24:3). Esto se refiere a la destrucción de Jerusalén mencionada en Mateo 23:38 y Mateo 24:2.

 2. “¿Qué señal habrá de tu venida y del fin del siglo?” (Mateo 24:3).

 Esperamos, pues, que el discurso del Monte de los Olivos comente dos cosas: 1) La destrucción de Jerusalén; 2) La venida del Señor al final del siglo.

 Antíoco Epífanes trajo sobre el templo judío una abominación desoladora, sacrificando allí incluso un cerdo (Daniel 8:9, etc.), y esto prefiguró una futura profanación del templo que tendrá lugar durante el tiempo del anticristo al final del siglo, específicamente, a la mitad de la semana 70 de Daniel. De igual manera, el asedio de Jerusalén y el terrible tiempo de angustia del año 70 D.C.   prefigura el futuro asedio de Jerusalén al final de los tiempos. No es poco usual que  el Señor use un suceso histórico para prefigurar un evento futuro que comparte con él varias similitudes.

 Hace varios años, J.C. Ryle, que no era por cierto no era dispensacionalista, hizo la siguiente observación (Expository Thoughts in the Gospels, en sus comentarios bajo Mateo 24): “Pero no debemos suponer que esta parte de la profecía del Señor se agota con la primera toma de Jerusalén. Es más que probable que las palabras de nuestro Señor tengan una aplicación ulterior y aún más profunda. Es más que probable que se apliquen a un segundo asedio de Jerusalén que aún debe tener lugar cuando Israel haya vuelto a su propio país y, por tanto, a una segunda tribulación de sus habitantes, que sólo terminará a la venida de nuestro Señor Jesucristo. Tal visión sobre este pasaje podrá parecer sorprendente a algunos. Pero los que dudan de su validez harían bien en estudiar el último capítulo del profeta Zacarías y el último capítulo de Daniel”.

 El pasaje clave que habla del asedio del año 70 D.C. se encuentra en Lucas 21:20-24. Al considerar estos versículos, observaremos algunas notables similitudes entre este asedio y el que sucederá al final del tiempo. Debemos también observar algunas diferencias significativas.

 Lucas 21:20. “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado”.

 SEMEJANZAS: La destrucción de Jerusalén incluía “desolación” tal como habrá “desolación” al final de los tiempos (Mateo 24:15).

 DIFERENCIAS: La señal que dio el Señor para la destrucción de Jerusalén era esta: Verán a Jerusalén rodeada de ejércitos. La señal que el Señor dio para Su segunda venida al final de los tiempos era muy específica: Verán la abominación desoladora a la cual se refiere Daniel 9:27 en el lugar santo (el templo). Ver Mateo 24:15. En el año 70 D.C. el templo fue destruido y no quedó piedra sobre piedra; al final del tiempo el templo estará en pie con la imagen de la bestia en su interior (Apocalipsis 13:2; 2 Tesalonicenses 2).

 Lucas 21:21. “Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes, etc.”

 SEMEJANZAS: En el tiempo de la abominación desoladora al final de los tiempos también habrá una HUIDA (Mateo 24:16). En el año 70 D.C. y en la mitad de la semana 70 de Daniel, Jerusalén no es un lugar en el cual tú, como judío, quisieras estar. Sal de allí tan pronto como puedas. La necesidad urgente de huir de la ciudad santa será igual, tres años y medio antes de la segunda venida del Señor.

 Lucas 21:22. “Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas”.

 SEMEJANZAS: Dios cumplirá Su Palabra respecto a Su juicio prometido en 70 D.C. (como está predicho en Lucas 21:6 etc.), tal como Dios cumplirá Su Palabra respecto a todas Sus predicciones que se relacionan con el final de los tiempos (Mateo 24:34-35).

 DIFERENCIAS: La destrucción de Jerusalén incluye “venganza” y un severo juicio sobre los judíos. Por el contrario, la venida de Cristo al final de los tiempos traerá liberación para los judíos. Note Jeremías 30:7 y la esperanza de liberación, muy distinto del año 70 D.C., cuando no hubo liberación, sino solamente destrucción.

 Lucas 21:23. “Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo”.

 SEMEJANZAS: Nótese el lenguaje idéntico en Mateo 24:19, “Mas ¡ay de las que estén encintas, etc!” También la semejanza entre “gran calamidad” y “gran tribulación” (Mateo 24:21). [Nota: la palabra “calamidad” que se usa en Lucas es una palabra diferente, aunque similar en significado a “tribulación”. Significa “catástrofe, infortunio, desgracia”—Thayer]. Sabemos que la ira y el juicio de Dios caracterizarán también el período de la tribulación del final del tiempo.

DIFERENCIAS: Lucas no dice que esta “gran calamidad” será el tiempo de la mayor calamidad que el mundo jamás conoció, pero la tribulación, que está asociada a la venida del Señor y al final de los tiempos, es descrita así (Mateo 24:21). Aunque los horrores del año 70 D.C. no deben ser minimizados (un millón de judíos murieron y muchos miles fueron esclavizados), no debemos olvidar los millones de judíos que han sido asesinados en el siglo 20 y debemos recordar que un tiempo de angustia aún mayor está por delante (Zacarías predijo que dos tercios de la nación serían cortados o que morirían en un tiempo de infortunio futuro –Zac.13:8). En el año 70 D.C. la calamidad estaba centralizada “en la tierra”, en Judea, mientras que la gran tribulación será experimentada a escala mundial (Ap.3:10). En el año 70 D.C. la ira de Dios se derramaría sobre “este pueblo” (los judíos), en tanto que en la tribulación final la ira de Dios será derramada sobre todas las naciones (Apocalipsis 6:15—“reyes de la tierra” etc.).

 Lucas 21:24. “Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”.

 SEMEJANZAS: Tal como en el año 70 D.C. Jerusalén estaba bajo el dominio de los romanos, así Jerusalén también estará bajo el dominio de la “bestia” (Ap.13) al final de los tiempos.

DIFERENCIAS: En el año 70 D.C. los judíos fueron llevados cautivos a todas las naciones, pero al final de los tiempos ellos serán reunidos de todas las naciones y serán restaurados a su tierra (Mateo 24:31 y muchos versículos en los profetas del Antiguo Testamento, como Jeremías 16:14-15; Isaías 43:5-7; Jeremías 23:7-8; Jeremías 31:7-10; Ezequiel 11:14-18; Ezequiel 36:24; Isaías 11:11 y siguientes). En el año 70 D.C. Jerusalén fue hollada por los gentiles, una situación que ha continuado y perdurado por muchos siglos, pero cuando Cristo venga al final de la tribulación, el tiempo de los gentiles llegará a su fin (Daniel 2:44-45).

 Nota: Hay muchos hoy día que enseñan que la venida de Cristo mencionada en Mateo 24 no se refiere a Su venida al final de los tiempos, sino que se refiere a Su venida en juicio en al año 70 D.C. (aunque nadie lo vio realmente venir en ese tiempo). Ellos nos acusan de enseñar un “rapto secreto”, pero ellos enseñan una “venida secreta” en juicio que no fue vista por nadie. Aquí van solamente dos de los numerosos problemas que tal punto de vista crea:

 1) Si la “gran tribulación” de Mateo 24 es la destrucción de Jerusalén por los romanos, entonces ¿cómo puede la destrucción de Jerusalén en el año 70 D.C. ser igualada a la venida de nuestro Señor? Mateo 24:29-30 enseña específicamente que la venida de nuestro Señor tendrá lugar DESPUÉS de la gran tribulación de aquellos días.

 Gran Tribulación =la destrucción de Jerusalén por los romanos en el año 70 D.C (Así dicen ellos).

Venida de Cristo = la destrucción del año 70 D.C. (la venida de Cristo en juicio). (Así dicen ellos).

 Pero Mateo 24:29-30 enseña que Su venida será después de la gran tribulación. Decir que la destrucción del año 70 D.C. viene después de la destrucción del año 70 D.C. no tiene sentido. ¿Cómo puede un evento histórico ser seguido por un evento idéntico?

 2) En Mateo 23:39 el Señor Jesús dejó muy en claro que la nación judía no vería de nuevo al Señor Jesús hasta que dijeran, “Bendito el que viene en el Nombre del Señor”. Esto significa que ÉL no vendrá hasta que la nación se arrepienta. Puesto que la nación no se arrepintió en el año 70 D.C., esto tiene que significar que Cristo no vino en ese momento. Nótese que Mateo 24:30 dice específicamente que ellos VERÍAN venir al Hijo del Hombre.

 Nota del hermano: La “abominación desoladora ” de Mateo 24 es “el desolador” de Daniel 9:27 aparentemente la imagen de la bestia.

Fuente:

http://edificandolafe.obolog.com

EL REINO DE DIOS ES VIDA ETERNA Y SALVACIÓN

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Tal vez una de las cosas que el cristiano común no ha llegado a entender es que de ningún modo puede haber salvación y vida eterna si el reino de Dios no se establece en la tierra. El Señor Jesús con su muerte vicaria no sólo nos limpió de nuestros pecados pasados, sino que también con su resurrección nos dio esperanza para que nosotros también volvamos a vivir como inmortales para heredar su reino milenario.

En Hebreos 9:28 leemos: “Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para SALVAR a los que le esperan”. Observe que Jesús regresa—¿para qué?—¡para salvar a los que le esperan!

Ahora bien, tomen nota lo que dice Mateo 25:31,34: “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartarálos unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”.

¿Qué observamos en estos dos pasajes? Pues vemos algo muy evidente, aun para cualquiera que tiene dos dedos de frente: Heredar el reino es nuestra salvación! Jesús viene para salvar, pero también viene para darnos herencia en su reino. Heredar el reino es heredar la salvación. Sin reino no hay una salvación consumada, pues entrar en el reino es entrar a la vida eterna.

Jesús nos habla de heredar la vida (Mateo 19:29) y Pablo nos habla de heredar la salvación (Heb. 1:14) y también Santiago nos habla de heredar el reino (Santiago 2:5). Definitivamente los salvos entrarán en el reino con vida eterna, y Jesús lo traerá en su segunda venida. Así pues, ignorar el reino es ignorar la salvación y la vida eterna.

El joven rico quería ganar la vida eterna, pero no estuvo dispuesto a dejar todas sus riquezas a los pobres, y Jesús entonces dijo que difícilmente un rico entraría en su reino. Entonces los discípulos le preguntaron inmediatamente: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? (Mateo 19:16-25).

Queda demostrado que reino, salvación, y vida eterna está ligados estrechamente. No podemos hablar de salvación y vida eterna sin hablar del reino. Y no se puede hablar del reino sin hablar de la salvación y la vida eterna. Pero muchos hablan de la vida eterna y de la salvación, pero del reino de Dios no dicen ni pío. Simplemente lo consideran un asunto de segunda importancia, o algo relacionado sólo con los Judíos.

Finalmente, en apocalipsis leemos algo muy interesante sobre un “paquete” de redención: “Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido LA SALVACIÓN, el poder, y EL REINO de nuestro Dios, y la AUTORIDAD de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche (Apo. 12:10). ¿Se da cuenta que la salvación y el reino vienen juntos? Definitivamente no podemos hablar de salvación sin hablar, al mismo tiempo, del reino de Dios.

Es por eso que el evangelio del reino de Dios es el evangelio salvador, pues el reino de Cristo será el fin de la mortalidad de los salvos, y la herencia de la vida eterna o de la vida perdurable en la era venidera. Pero recuerde, no es en el momento de nuestra muerte cuando obtenemos la vida eterna, sino en el momento del regreso de Cristo en gloria para introducirnos en su reino en la tierra. Algunos salvos serán transformados en inmortales estando aún con vida, y otros serán resucitados y transformados inmediatamente en personas inmortales, y luego todos juntos con Cristo inauguraremos y restauraremos el reino de Dios en la tierra.

Muchos cristianos aún creen que al momento de morir ellos irán inmediatamente al “reino de los cielos” para vivir eternamente con el Padre y Cristo, pero esta idea no puede ser refrendada con las Escrituras. Y es que esta creencia haría innecesaria la segunda venida de Cristo para darle a los suyos el Reino de Dios y la vida eterna.

La única forma revelada por Cristo para ganar la inmortalidad es vía resurrección del cuerpo, y eso sólo puede ocurrir con la vuelta de Cristo mismo con poder para resucitar a los suyos de la tumba y para transformar a los que aún queden vivos en su parusía (Juan 5:28,29).

LOS DESASTRES NATURALES Y LA PROFECÍA BÍBLICA

La única señal de la venida de Cristo es Cristo mismo viniendo personalmente y visiblemente del cielo. Sin embargo, Jesús anunció eventos puntuales que acontecerían en la tierra y que proclamarían la inminencia de su venida. Uno de esos eventos catástroficos sería los desastres naturales (los terremotos y la agitación de las olas y el mar) 

LA VERDAD DEL RAPTO DE LOS FIELES DE MATEO 24:36-44

Estimados amigos:

Este pasaje de Mateo es una parte importante de los argumentos de la teología bíblica del rapto. La idea del rapto – la idea de que Cristo raptará a sus seguidores más fieles lejos de la tierra antes del enfrentamiento final entre el bien y el mal – es extremadamente popular en los Estados Unidos hoy en día (y de hecho se ha convertido en un negocio de billones de dólares), pero la teología del rapto pre-tribulacional es en realidad una doctrina muy reciente en la historia del cristianismo. El concepto del rapto se desarrolló en el siglo 19, y fue popularizada en el siglo 20, en gran medida por la Biblia de Referencia Scofield y los escritos de Hal Lindsey.

La Teología del Rapto se basa en un puñado de pasajes (tales como Mateo 24:37-42, 1 Tesalonicenses 4:13-18, 2 Pedro 3:9-12, 1 Corintios 15:52, y Mateo 24 :27-31), adoptados de una manera muy selectiva, a partir de varios libros del Nuevo Testamento, y montados en lo que sólo puede describirse como una forma eminentemente arbitraria, para crear una línea de tiempo de cómo el mundo va a terminar. Aunque la idea de que el rapto se basa en una interpretación bíblica muy subjetiva y en una débil teología, el rapto es el elemento definitorio de la visión del mundo sostenida por millones de fundamentalistas cristianos.

Pero, uno podría decir que todo el mundo tiene derecho a su punto de vista – siempre y cuando no hagan daño a otras personas. Así que la pregunta que debemos hacernos es: ¿Puede la teología del rapto ser peligrosa? La respuesta, desafortunadamente, es sí. La idea del rapto sirve como una excusa para ignorar los problemas del mundo, ya que la venida de Cristo está, supuestamente, a la vuelta de la esquina. El rapto puede ayudar a racionalizar la destrucción del medio ambiente, debido a que Cristo justamente borrará y rehacerá el mundo en cualquier momento. Aún más alarmante, la teología del rapto ha inspirado a muchos a buscar las guerras a gran escala como una forma de hacer que el regreso de Cristo ocurrirá pronto. Para muchos, la invasión de EE.UU a Irak fue un cumplimiento de la destrucción de Babilonia, como se describe en el Libro de Revelación – y por lo tanto un trampolín hacia la Segunda Venida.

Pero lejos de la actitud negligente o incluso destructiva que la creencia en el rapto puede evocar en los cristianos, la esperanza del retorno de Cristo debe llevarnos a centrarnos aún más resueltamente en la misión que Cristo confió a sus discípulos – la predicación del evangelio del reino y preparar a los fieles para las pruebas que tendrán que soportar antes de heredar las promesas.

Zoltan

ESTÁ 100% PROBADO: EL AÑO DE 1914 PARA LA PARUSÍA DE CRISTO ES UNA MENTIRA GROTESCA DE LA WATCHTOWER

¿QUÉ ENSEÑA LA BIBLIA REALMENTE EN MATEO 24:29-31?.

Podemos concluir fehacientemente que la Watchtower nos ha engañado por más de 100 años con respecto a la presencia invisible de Jesucristo en el año de 1914. Si el año de 1914 es una mentira, también lo es el año 607AC como la fecha de la caída de Jerusalén. Además, también sería una mentira la supuesta “inspección” de Jesús en 1918 y la selección de su Esclavo en 1919.

EL INTERESANTÍSMO VOCABLO GRIEGO ‘APANTESIS’ (LA REUNIÓN O ENCUENTRO CON JESUCRISTO) QUE DESTRUYE LA TESIS DEL RAPTO SECRETO

Tdo. Ingº Mario A Olcese (Apologista) 

Es la creencia de los dispensacionalistas de que Cristo vendrá por segunda vez para raptar en secreto a su iglesia al cielo antes de la gran tribulación. Sin embargo, la Biblia y el Griego no admiten esa posibilidad. ¡He aquí la contundente evidencia que dejará callados a muchos pre-tribulacionistas! 

En primer lugar, la palabra Griega para “ENCUENTRO” usada en 1 Tesalonicenses 4:16 es ‘apantesis’. Según II Tim.3:16, cada Palabra de Dios es inspirada y soplada por Él, como tal, esa palabra particular es importante. Esta misma palabra es usada en sólo otros tres sitios en la Escritura. La primera vez que es usada está en Mateo 25:6 en donde leemos, “… en la medianoche el grito sonó: ¡aquí está el novio! Salgan para encontrarse con (apantesis) él” (paréntesis añadido). [Note, ver también verso 1 en algunos textos.] La historia entera en los versos 1-13 revela que las vírgenes habían estado esperando aparecer al novio. Cuando Él apareció, ellas lo encontraron y lo escoltaron al pasillo del banquete. Ellas no volvieron con él al lugar del cual él vino (cielo). El novio no cambió de dirección, en un curso inverso después de que las vírgenes que esperan lo encontraron. ¡Mejor dicho, él siguió viniendo en la dirección original de la cual él había comenzado! Las que cambiaron la dirección fueron las vírgenes. Lo que hace este registro doblemente importante para la cuestión a mano es que esta parábola está directamente relacionada con la venida del Hijo de Hombre como está establecido en Mateo 24:39.

El segundo uso está en Hechos 28:15 en donde vemos la misma connotación. “…de donde, oyendo de nosotros los hermanos, salieron a recibirnos (apantesis) hasta el Foro de Apio y las Tres Tabernas; y al verlos, Pablo dio gracias a Dios y cobró aliento ” (paréntesis añadido). Los versos 11-16 nos dicen que los hermanos en Roma habían oído que Pablo venía y ellos salieron para encontrarlo. Después de que ellos lo encontraron, ellos no volvieron a Cesarea con Pablo (que era su lugar del comienzo de este viaje). Pablo no cambió de dirección después de que los hermanos que lo esperaban lo encontraron; mejor dicho, él mantuvo su curso a Roma. Quiénes cambiaron de dirección eran aquellos que lo encontraron.

La tercera y última vez que ‘apantesis’ es usada está en Juan 12:12-13. (Nota: algunos manuscritos Griegos muestran una diferencia de una letra entre esta palabra y la que es usada en 1 Tes.4:16. La diferencia está en la primera letra que es por qué no es mostrada como que es la misma palabra en la Concordancia de Strong. Sin embargo, el texto del Griego Nestlé lo muestra como la misma palabra. No trato de confundir la cuestión; mejor dicho, intento ser completo en este análisis.) Los versos 12-13 en el capítulo 12 de Juan leen como sigue: “al día siguiente la gran muchedumbre que había venido para el banquete oyó que Jesús estaba en Su camino a Jerusalén. Ellos tomaron ramas de palma y salieron para encontrarlo (apantesis) gritando “¡Hosanna!” (paréntesis añadido).

El mismo registro en Mateo 21:1-11; Marcos 11:1-11 y Lucas 19:28-41 dejan claro que aquellos que salieron de Jerusalén para encontrarlo lo escoltaron atrás a Jerusalén y no atrás a Bethania. Cuando ellos lo escoltaron ellos comenzaron con júbilo a servirlo (Lucas 19:37). Creo que haremos la misma cosa cuando lo “encontremos”. Ha sido declarado por algunos eruditos en Griego que esta palabra Griega particular es usada para describir la bienvenida oficial de un dignatario recién llegado. Aquellos que dan la bienvenida al funcionario cambiarían su dirección después de la reunión y luego lo escoltarían atrás a la ciudad de la cual ellos habían venido, no atrás a su lugar de origen (ver Moulton, Gramática del Testamento Griego, Volumen 1, p.14).

Para describir un tipo diferente de encuentro los Griegos tienen otra palabra diferente. Un ejemplo de esto es encontrado en Mateo 8:34 que nos dice que “la ciudad entera salió para encontrar a Jesús.” La palabra Griega usada allí es ‘sunatesis’. En este caso Jesús había echado una legión de demonios en una manada de cerdos que entonces escaparon a un acantilado en el mar. La ciudad estuvo disgustada y salió para encontrar a Jesús. Cuando ellos lo encontraron ellos se quedaron allí y hablaron de la situación con Él.  Ellos no fueron a ninguna parte con Él.

Para un ejemplo que muestra a un grupo de gente que encuentra a un individuo solo, y luego vuelven con aquella persona atrás al lugar del cual comenzó el viaje de aquella persona, ver Marcos 14:13 y Lucas 22:10. Allí Jesús había instruido a Sus discípulos de ir y prepararse para la Pascua de los judíos. “El les dijo: He aquí, al entrar en la ciudad os saldrá al encuentro (Gr. apantao) un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidle hasta la casa donde entrare…” En este caso el grupo (los discípulos) sigue al individuo (el siervo que lleva el cántaro de agua) atrás al lugar del cual el siervo comenzó. Apantao describe una reunión entre un individuo y un grupo en donde el individuo reversa la dirección y vuelve al lugar del cual él vino. Por otra parte, ‘apantesi’s describe una reunión entre un individuo y un grupo en donde el individuo sigue su viaje después de que ocurre la reunión.

Note con cuidado que nuestro levantamiento para encontrar al Señor en el aire, como está explicado en 1 Tes.4:16, describe el tipo de reunión en donde un grupo de gente encuentra una entidad sola. Entonces, si el grupo iba a volver al Cielo con Jesús después de que Él cambió la dirección, la palabra griega para ‘encontrar’ usada debería haber sido ‘apantao’ en vez de ‘apantesis’. Cada otra vez que la palabra apantesis es usada en la Biblia, es para describir una reunión en donde el grupo reversa la dirección y escolta al visitante quién sigue viniendo en la dirección de la cual él comenzó. No hay ninguna justificación para dar un sentido diferente a aquella palabra cuando ahora aparece en 1 Tes.4:16.

Este concepto de la lengua Griega que tiene varias palabras donde en cada una expresa un aspecto diferente de algo para el cual la lengua castellana tiene sólo una palabra no es única para la palabra “encontrar”.

Creo que es correcto que la Versión Reina Valera vierta la palabra ‘apantesis’ de 1 Tesalonicenses 4:16, no simplemente como “encuentro”, la cual podría ser confusa en nuestro idioma, sino “recibir”. Es decir, que los santos reciben al Señor en el aire para conducirlo a la tierra, sin que él reverse su dirección al cielo.

Un ejemplo aleccionador sobre el vocablo “recibir” lo tenemos en Génesis 19: 1,2 cuando leemos que Lot recibe a los mensajeros de Dios: “Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo, y dijo: Ahora, mis señores, os ruego que vengáis a casa de vuestro siervo y os hospedéis, y lavaréis vuestros pies; y por la mañana os levantaréis, y seguiréis vuestro camino. Y ellos respondieron: No, que en la calle nos quedaremos esta noche”. Así que Lot no recibe a los mensajeros de Yahweh para volar con ellos al cielo, sino para ser  el acomedido hospedador de estos insignes anfitriones.

www.apologista.wordpress.com

www.retornoalparaiso.blogspot.com

www.elevangeliodelreino.com 

EL REINO DE DIOS: EL FIN DEL DOMINIO GENTIL

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Un gobierno Justo

Por muchos milenios los hombres han buscado ser regidos con equidad y justicia, y pocas veces han encontrado en sus líderes el carácter moral ideal que se esperaría de ellos como dirigentes o jueces. Las más de las veces los líderes de las naciones han gobernado a espaldas de su pueblo y se han vuelto tiranos o déspotas, individuos que sólo han buscado enriquecerse y hacerse poderosos y temidos. Y este vicio no ha disminuido con el correr de los siglos, sino que se ha mantenido igual y en muchos casos se ha agravado más aún. Muchos regímenes han sido más crueles e injustos que otros, y son pocos los que han sabido administrarlos con equidad y sabiduría, especialmente a favor de los pobres y desposeídos.

Definitivamente todo hombre se ve involucrado en la política de su país o de su pueblo, ya sea activamente como postulantes a líderes, o de una manera menos directa a través de su  voto en las urnas, para apoyar a los candidatos más idóneos y carismáticos que ofrecen con seriedad y honradez hacer cambios o correcciones administrativos que son necesarios para el bien del pueblo o de la comunidad. Perentoriamente el ser humano no puede vivir sin un liderazgo en la política y también en la religión. Uno no puede prescindir de jueces sabios y rectos que administren justicia, de alcaldes que se preocupen de hacer obras y de ordenar sus ciudades, o de las fuerzas del orden para que apliquen la ley y detengan a los que desobedecen las ordenanzas, cuando cometen delitos flagrantes. Sin embargo, por más esfuerzos que se hagan para tener autoridades ejemplares, éstas no han sido siempre impecables y justicieras del todo.

El reino de Dios es el fin de los tiempos de los gobiernos gentiles

Hace casi veinte siglos, Su Majestad, el Señor Jesús, el rey del reino de Dios, profetizó que antes de su regreso en gloria para tomar su trono y su cetro en Jerusalén, sus embajadores escogidos estarían anunciando al mundo entero las buenas noticias de la restauración del reino venidero del Cristo en la tierra. Es decir, ellos estarían ejerciendo la función de pregoneros de ese añorado y estupendo gobierno utópico que la Biblia llama el reino o gobierno de Dios, el cual traerá, por fin, la tan anhelada paz y justicia a las personas de buena voluntad (Mateo 24:14).

Mientras esto viniese a hacerse una realidad, Jerusalén sería hollada por los gentiles. “Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”. (Lc. 21:24). Y así fue. A partir de la destrucción del segundo templo Israel pasa a manos de poderes gentiles. De los Romanos a los Bizantinos a Musulmanes a los Cristianos (Roma) de regreso a los Musulmanes hasta Gran Bretaña. Judea entonces estaba bajo el control y el dominio férreo de Roma, y Jerusalén, la ciudad capital de los reyes judíos, fue pisoteada por el imperio romano cuando cayó bajo Tito en el año 70 DC. Así que la dominación gentil sobre la tierra santa se extendió por mucho tiempo, y muchos cristianos creen que la profecía de Jesucristo sobre la profanación o pisoteo de Jerusalén por parte de los gentiles terminó en 1948 DC cuando se funda el Estado de Israel. Sin embargo, si aún pensamos que habrá un segundo templo antes de que Cristo regrese, y que éste será profanado por los gentiles, entonces la profecía del fin de los tiempos de los gentiles aún no ha llegado. Esta profecía de Lc 21:24 aún esperaría su cumplimiento con el regreso de Cristo, cuando el Asirio, la figura del Anticristo, sea destruido en los montes de Israel para luego restablecer el reino mesiánico o davídico  mundial y milenial.

La restauración de todas las cosas

Por lo tanto es más que seguro que dominio gentil se extenderá hasta que el pueblo del pacto y su reino de antaño sean completamente restaurados con la presencia de Su Mesías victorioso. La historia jamás contada es aquella del final de la opresión de los paganos y de los infieles, y la regeneración o restauración de todas las cosas, principalmente,  el reino de Dios. Dice Hechos 3:19-21: “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, 20 y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; 21 a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”.

Sin duda la visión de Daniel 2 nos predice  una sucesión de los imperios mundiales que vendrían en el mundo y que finalmente serán destruidos y hechos polvo por el golpe furibundo de una roca no cortada con mano humana la cual finalmente crecerá hasta cubrir toda la tierra (Daniel 2:44). La última bestia compuesta de diez cabezas o reyes gentiles, también será finalmente destruida por la roca, que es Cristo, el Señor, en su parusía. Definitivamente el fin del dominio gentil habrá llegado con la venida del Rey, quien los destruirá para inaugurar luego su gobierno mundial con los verdaderos israelitas, con los que son hijos de Abraham por la fe, tanto los naturales, como los adoptivos de entre los gentiles.

Así que mientras su Majestad no vuelva, el mundo tendrá que soportar las injusticias, las guerras, y los sufrimientos que nos aquejan a todos en diferentes medidas, así como también a gobernantes indolentes e impíos que no se conmueven por los pobres de la tierra y que gobiernan de espaldas al Creador.

Oremos constantemente para que el reino de Dios venga, y se haga, por fin, la voluntad de Dios en la tierra como se hace en el cielo (Mateo 6:10,33).

12 RAZONES PARA NO ESPERAR UN RAPTO PRETRIBULACIONAL

 De: ToughIssues.org

Por Darryl Eberhart

[…]

1. Como escritor Pre-Tribulacionista y líder, John Walvoord admite que no hay un solo versículo de la Escritura que por sí solo enseñe claramente el rapto Pretribulación.

2. Los pre-tribulacionistas fuerzan suposiciones en muchos versos cruciales de la Biblia – especialmente asumiendo que todas las referencias a los “santos” y a los “elegidos” (que están siendo perseguidos y martirizados durante “la tribulación” del tiempo del fin) deben referirse a “aquellos individuos que se salvan DESPUÉS de que el rapto pre-tribulación ha tenido lugar (Otra vez, ¿cómo se salvan todas estas personas durante “la tribulación” de los tiempos del fin si la “Iglesia” y el “refrenador” [i.e ., El Espíritu Santo según los pretribulacionistas] han sido removidos?)

3. No podemos encontrar una sola instancia en el Nuevo Testamento donde el Señor Jesucristo, el Apóstol Pablo, el Apóstol Pedro, o el Apóstol Juan hicieran alguna declaración en el sentido de que “la iglesia debe ser evacuada completamente del ”planeta Tierra“ siete años ANTES del comienzo del período de tribulación de los tiempos del fin. ¿No es esto un poco extraño si el punto de vista profético del Rapto pre tribulación es lo correcto?

4. A pesar de sacar varios textos fuera del CONTEXTO de los escritos de algunos padres primitivos de la iglesia, los Pre-tribulacionistas realmente NO PUEDEN ENCONTRAR ninguna enseñanza predominante y popular que apoye el punto de vista profético del  rapto pre-tribulación en cualquier era de la historia de la Iglesia antes de los 1830s.

5. Muchos hombres eruditos de la fe cristiana, como John Bunyan, Charles Spurgeon, Charles Finney, John Knox, Juan Calvino, Martín Lutero, George Whitefield, etc., ¡fueron todos creyentes sólidos del post Tribulacionismo!

6. El Rapto pretribulación es un negocio rentable para los escritores pre-Tribulacionistas. No obstante, hay algunos pre Tribulacionistas que admitirán que el punto de vista profético del Rapto Tribulacional es todavía un punto de vista minoritario entre los estudiosos de la Biblia. ¿Cómo puede ser eso, podría usted preguntar, puesto que tantos libros de profecía favorecen el punto de vista  “pre Tribulacional”? Eso es porque muchas de las principales casas publicadoras “cristianas” están, en la mayoría de los casos, CONTROLADAS por “cristianos liberales”. Los escritores Post-Tribulacionistas a menudo encuentran sumamente duro publicar sus libros por estas casas editoriales, porque el Rapto pre-Tribulacional “vende”. (Puede ser eso porque el rapto pre-Tribulacional atrae a una mentalidad “escapista? Es esa mentalidad de “¡Ciertamente no quiero estar aquí cuando el anticristo se presente!” El punto de vista del rapto pre-Tribulacional apela a nuestra “carne” – después de todo, ¿quién quiere afrontar la persecución?) También, Dr. Robert “Bob” Gundry dice que la mayor parte de los profesores en los colegios bíblicos que él conoce sostienen el punto de vista del rapto post Tribulacional. El agrega que algunos de los profesores en las universidades de la Biblia de la “Persuasión del rapto pre-Tribulacional” sostienen el punto de vista Post-Tribulacional, pero no pueden decirlo públicamente por miedo de perder sus posiciones! ¡Los estudiantes que abiertamente apoyan el rapto post-Tribulacional en estas “Universidades de la Biblia pre- Tribulacionistas” podrían no permitírseles graduarse!

7. ¡A pesar de que a muchos Pre-tribulacionistas les desagrada el autor Dave MacPherson, no han podido desmentir sus conclusiones bien documentadas que demuestran que los orígenes del rapto Pre Tribulacional se remotan a los 1830s – y no antes de ese tiempo! Tampoco los Pre- tribulacionistas han podido desmentir las conclusiones de MacPherson de que la inmensa mayoría de los padres antiguos de la iglesia enseñaron que la iglesia experimentaría “la tribulación de los tiempos del fin – y montones de tribulaciones a lo largo del camino hacia “la tribulación de los tiempos del fin”.

8. La enseñanza pública del Rapto pre-tribulacional se originó en las Islas Británicas durante los 1830s. (Los jesuitas hicieron alguna “creatividad futurista” en la arena profética muchos años antes de esa vez). La teoría Pre Tribulacional“ fue entonces “transportada” para América un poco más tarde, y fue popularizada por la “Biblia de Estudio de Scofield”.

9. ¡Para creer en el Rapto Pre-Tribulacional, uno debe ignorar varios versos cruciales de la Biblia que hablan directamente en contra del Rapto Pre-Tribulacional, como Juan 17:15, donde el Señor Jesucristo Mismo ora que el Padre NO  saque a los creyentes FUERA del mundo – y 1 Tesalonicenses 4:16, 17 (que dice que los cristianos que vivan en el tiempo del regreso de Jesucristo no son tomados HASTA DESPUÉS  de que” los muertos en Cristo son levantados primero)!

10. Creer en el rapto pre Tribulacional, me parece, va en contra del tema prevaleciente de esas porciones de la Biblia que se ocupan de la tribulación y la persecución. Ese tema prevaleciente es la “preservación EN MEDIO DE la tribulación” (¡Por favor recuerde la historia de Daniel en la guarida de los leones, y de Shadrach, Meshach, y Abed-Nego en el horno ardiente!)

11. Para creer en el Rapto Pre-Tribulacional, usted tiene que SUPONER QUE usted estará entre un “grupo muy selecto” de Cristianos que no tendrán que sufrir cosas horribles durante “la tribulación” de los tiempos del fin. Su “grupo selecto” excluye a  aquellos millones de cristianos de siglos pasados que no fueron “evacuados en el aire” de su tribulación y sufrimiento, y los muchos individuos que se “salvaron” (i.e., “Renacidos”) durante “la tribulación” de los tiempos del fin, y que sufrirán martirio!

12. El punto de vista del Rapto pre Tribulacional, en la mayoría de los casos, parece producir FRUTO muy malo – es decir, parece tener “neutralizados” a muchos cristianos que viven hoy, causándoles a que se recuesten y no comban el mal. (Y eso es porque  ellos no estarán aquí cuando las cosas se pongan realmente malas.) ¿Podría esta “doctrina” haber sido específicamente diseñada para “neutralizar” a los cristianos?

“EL RAPTO”: UN VOCABLO DESCONOCIDO EN LA BIBLIA

Podría ser una sorpresa para algunos descubrir que la palabra “rapto” no está en la Biblia. Cuando nos damos cuenta de que la Sagrada Escritura no habla del rapto sino más bien dice que en la venida del Señor seremos arrebatados (tomados), derrama nueva luz en el debate. Es engañoso hablar del rapto y luego preguntar cuándo tendrá lugar el rapto. La Biblia sólo menciona la venida del Señor y dice que cuando él venga seremos cogidos desprevenidos juntos para encontrarle en el aire. Pero los pre tribulacionistas comienzan por hablar del rapto y la segunda venida como si fuesen dos acontecimientos separados y luego afirman que los post-tribulationistas confunden los dos. El hecho es, sin embargo, que la Biblia no hace esta distinción. En lugar de eso, usa la palabra “venida” (parusía) cuando esperaríamos ver la palabra “rapto” si ciertamente éste fuera un acontecimiento diferente.

Es también interesante reparar en que el Nuevo Testamento se usa al menos otras dos palabras para describir el regreso de nuestro Señor, y otra vez ninguna distinción es hecha. Son: Apokalupsis, “revelación” y epiphaneia, “aparición”. Ambas de estas palabras Griegas son utilizadas como la esperanza de la iglesia (1 Cor. 1:7; 2 Tim. 4:1,8; Tito 2:13; 1:7,13 1 Pedro; 4:13) y en claros pasajes de la Segunda Venida (2 Tes. 1:7; 2:8). Parecería muy extraño entonces para los para escritores del Nuevo Testamento utilizar al menos tres palabras diferentes de forma intercambiable para describir dos acontecimientos diferentes que están separados por siete años. En otras palabras, sería confuso usar estas tres palabras para hablar de dos acontecimientos diferentes sin distinguir los dos acontecimientos.  Esperaríamos que ellos usaran palabras diferentes para acontecimientos diferentes (como el rapto y la segunda venida tal vez?). Preguntamos: ¿Cómo seríamos capaces de distinguir lo que la Escritura no distingue? 

Nota:

Realmente, obtenemos el sustantivo “rapto” de la Vulgata Latina donde el verbo harpadzo “atrapados” es traducido como “raptus”. Mi problema no es tanto con la palabra misma, pero, ya que ésta es un verbo y no un sustantivo, ésta es una referencia a la acción de “atrapar” que ocurre en el acontecimiento de “la venida,” no al acontecimiento mismo. Utilizar el sustantivo “rapto” en nuestra discusión conduce a uno a creer que éste es un acontecimiento en y de sí mismo. De hecho, he visto a pre-Tribulacionistas aún haciendo la declaración, “La Biblia nunca dice que El rapto tendrá lugar Después de la Tribulación”. Ésta es una declaración sin sentido, puesto que la Biblia nunca usa el término rapto.