¿CUÁL ES EL SIGNIFICADO DE LA LEVADURA EN LA BIBLIA?

Por: Steve Shirley

Siempre que la levadura se menciona en la Biblia (22 veces en el Antiguo Testamento y 17 veces en el Nuevo Testamento), siempre (o casi siempre) representa el pecado o el mal. El primer caso en que se utiliza esta palabra se encuentra en (Ex 12:15). Esto fue justo antes de la Pascua, en la que Dios destruyó a todos los primogénitos de Egipto, pero salvó a los primogénitos de Israel en la última de las 10 plagas que Él visitó a Egipto.

     Dios dio instrucciones a Moisés y Aarón que debían mandar a Israel para que celebraran esta Pascua cada año “por vuestras generaciones” con una fiesta. Esta fiesta, llamada la “Fiesta de los Panes sin Levadura” siguió el día de la Pascua (el día 14 del primer mes del calendario judío). Duró 7 días. Durante el primer día de esta semana, se les mandó a quitar toda levadura de sus casas. Además, ellos no debían comer pan que contenía levadura para toda la semana.

Al igual que la mayoría de las cosas en el Antiguo Testamento apuntan a Jesús, el “pan sin levadura” también lo hace. En el Nuevo Testamento, Jesús se refirió a sí mismo como el “pan de vida” (Jn 6, 22-59). El era, por supuesto, también sin pecado (1 Jn 3, 5) (2 Corintios 5:21) (Hebreos 4:15) (1 Pedro 2:22). Debido a que la levadura se equipara con el pecado en toda la Biblia, el “pan sin levadura” prefiguraba a (Jesús) sin pecado en él. Además, un “sacrificio de sangre” (la sangre también representaba a Jesús en el Antiguo Testamento: Hebreos 9: 11-28, Hebreos 10: 11-25) no debía ser ofrecida con pan con levadura (Ex 23:18) (Ex 34:25).

Es interesante notar, sin embargo, que para una ofrenda de paz (Levítico 7:13) y  de tortas (Levítico 23:17) Dios ordenó que se usara la levadura.

En el Nuevo Testamento, tenemos 5 ejemplos más de la simbología de la levadura. Antes de compartir estos ejemplos, debo primero explicar por qué el uso de levadura en estos ejemplos nos da una buena idea del pecado. La levadura es básicamente masa fermentada  vieja que se coloca en la nueva masa para hacer que se levante. La clave es que usted sólo tendrá que añadir una pequeña cantidad de masa fermentada para hacer crecer la masa nueva (Gálatas 5:9) y que describe este dicho, “un poco de levadura fermenta toda la masa.”

Llevar a cabo esto al pecado, se puede decir que “un poco de pecado puede terminar destruyendo todo el cuerpo.” Este órgano puede ser un símbolo de nuestro cuerpo individual o el cuerpo de Cristo (es decir, la Iglesia). Creo que un buen paralelo a esto se puede ver arriba, donde en la primera jornada de la Fiesta de los Panes sin Levadura, Dios ordenó que toda la levadura (pecado) se debe limpiar fuera de la casa. Como cristianos, nuestros cuerpos son la “casa” o Templo de Dios, y se nos dice que no “contaminemos” el templo de Dios con el pecado (1 Corintios 3: 16-17), sino más bien, debemos “glorificar a Dios en nuestro cuerpo “(1 Corintios 6: 19-20).

Jesús nos dio los primeros 4 ejemplos simbólicos de la levadura en el Nuevo Testamento. En la primera, Jesús compara el Reino de Dios con la levadura (Mt 13:33) (Lc 13: 20-21). Hay un gran debate entre los eruditos en cuanto a si el uso de levadura en este ejemplo es positivo o negativo. Algunos creen que está positivamente hablando de la “subida” o el crecimiento del evangelio en el mundo, o en la vida de una persona. Otros creen que está hablando negativamente de la mala doctrina introduciéndose en la iglesia.

En el segundo caso, Jesús comparó la falsa enseñanza (pecado) de los fariseos y saduceos con la levadura (Mt 16, 6-12).

En el tercer caso, Jesús advirtió de la levadura de Herodes (que era malo e inmoral: Mt 4: 1-12, Marcos 6: 14-29, Lc 3: 18-21, Lc 23: 7-12) y de nuevo a los fariseos (Mc 8,15).

En el cuarto caso, Jesús dijo: “Guardaos de la levadura de los fariseos que es la hipocresía” (pecado) (Lc 12, 1).

Finalmente, Pablo nos da un ejemplo final muy claro en (1 Corintios 5). En este caso, un hombre que vive en el incesto con la esposa de su padre, y los de la iglesia están orgullosos de esto! Pablo usa las mismas palabras que utilizó anteriormente en (Gálatas 5: 9) diciendo: “un poco de levadura fermenta toda la masa.” Él advirtió a la iglesia de “eliminar a este hombre de en medio de vosotros” (1 Corintios 5: 2) y “suprimir este malvado de entre vosotros” (1 Corintios 5:13). También dijo que una persona debe ser “juzgada (1 Corintios 5:12).

La razón de esto es porque si a una persona se le permite continuar en el pecado sin arrepentimiento (bueno, todos pecamos, pero como cristianos nos sentimos mal por pecar), pronto se va a afectar el resto del cuerpo (toda la masa). En (1 Corintios 5: 8), Pablo también nos da un gran contraste entre  el pan con levadura (pecado) y sin levadura (sin pecado). La comparación de la levadura con “malicia y de maldad” y el pan sin levadura con “sinceridad y de verdad.”

     En (1 Corintios 5: 9-13), Pablo cierra el capítulo con una de las advertencias más sobrias (y difíciles) en la Biblia para los cristianos. Se advierte a los cristianos que ni siquiera se “asocien” con un “hermano” que practica el pecado impenitente. (Pablo hace una distinción entre un “hermano” cristiano y una persona que no es cristiana) ¿Por qué Pablo nos da esta advertencia? Parece claro de las numerosas advertencias previas de que es debido a su pecado que puede tener un impacto negativo en cualquiera de los dos, en nuestro caminar personal con el Señor, o en la iglesia como un todo. ¿Estamos prestando atención a esta advertencia como cristianos?

FUENTE:

http://jesusalive.cc/ques171.htm

SI SATANÁS ES LA PERSONIFICACIÓN DEL PECADO, ENTONCES DIOS ES LA PERSONIFICACIÓN DE LA JUSTICIA

Los que creen que el diablo es simplemente la personificación del mal y del pecado sostienen que cuando la Biblia habla de “la esclavitud bajo el pecado” (Juan 8:34) quiere decir “esclavitud bajo el diablo” (1 Juan 3:8). Es decir, que estar bajo el diablo o bajo el pecado es lo mismo, o que el vocablo “diablo” es un sinónimo del vocablo “pecado”, o la personificación del pecado mismo. Este es el pensamiento de los llamados “cristadelfianos” y de teólogos como Herbert Haag, Rudolf Bultman y muchos otros como ellos.

Pero si este razonamiento desmorona la existencia personal de un ser cósmico y espiritual llamado “el diablo” de un plumazo, entonces los siguientes dos versículos que citaremos a continuación nos tendrían que convencer de que Dios es también la personificación de la justicia y de la rectitud,  “desmoronando” así Su existencia personal de un plumazo. Veamos lo que dice Romanos 6:18,22.

Romanos 6:18,22 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

18″…y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia. 22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

Sin embargo, los cristadelfianos, que no creen en el diablo, sí creen en un Dios personal y Todopoderoso. ¿Pero entonces cómo hacemos con Romanos 6:18,22?

EL ANTICRISTO: “AL DIOS DE SUS PADRES NO HARÁ CASO” (Daniel 11:37)

¿Puede el anticristo ser un ET, o en el mejor de los casos, un híbrido, como suponen un buen número de Cristianos? En Daniel 11:36 y 37 se nos dice que el rey del norte, quien, según la mayoría de los exégetas es el anticristo final (Verso 40, “últimos tiempos”), NO HARÁ CASO DEL DIOS DE SU PADRES. ¿Pero pueden los ET o Híbridos tener padres que adoran al mismo Dios?

Por otro lado, la locución “al Dios de sus padres” o “El Dios de sus padres” se encuentra en el Antiguo Testamento únicamente, y siempre se refiere al pueblo de Israel, y su abandono o rechazo del “Dios de sus padres”. Sólo en Daniel 11:37 se refiere al rey del norte como aquel individuo que no hace caso al Dios de sus padres. Entonces nos preguntamos, ¿no será éste un Hebreo apóstata, miembro de la sinagoga de Satanás?

SATANÁS : AUTOR PESSOAL DO PECADO

POR MÁRIO OLCESE – PERÚ

 

        Há uma corrente moderna de teólogos Católicos,Protestantes e Judeus que nega a existênca de um Diabo pessoal,cósmico e espiritual.

       Estes exegetas Bíblicos sustentam que a crença em Anjos caídos ou também chamados Demónios,é um mito medieval de origem pagã. Por exemplo,o teólogo R.Bultmann diz,que as figuras cósmicas como Anjos ou Demónios, não correspondem à realidade,porque as considera como Figuras Míticas. Para este teólogo de renome mundial,o pecado é simplesmente um assunto de homens.

     Quando a Bíblia fala de escravidão do pecado (João 8:34),quer dizer escravidão sob o Diabo. (I João 3:8).

       “Respondeu-lhes Yahoshua:Em verdade,em verdade vos digo,que todo aquele que comete pecado é servo do pecado”. ( João 8:34.

        “Quem comete o pecado é do Diabo;porque o Diabo peca desde o princípio.Para isto o Filho de Yahweh se manifestou:para desfazer as obras do Diabo”.( I João 3:8).

        Para  Bultmann o pecado e o Diabo são sinónimos. Isto é,quando uma pessoa peca,transforma-se em Diabo. Este,.segundo ele,é o nosso pecado ou a nossa desobediência a Yahweh.

       Para o teólogo Católico Herbert Haag,o Diabo é a personificação do mal.

      Haag escreve:-“Satanás é a personificação de mal,do pecado. Em todas as passagens do Novo Testamento, nas quais aparece o nome de Satanás ou do Diabo,podemos calmamente mudar esses termos por ‘o pecado’ ou ‘pelo mal’… A mesma função fica resolvida no vocabulário de João com o termo ‘Mundo’ (João 15:18; 17:14). Afinal,o Novo Testamento,utiliza ,alternadamente e com o mesmo significado,os termos Satanás, Diabo, Mundo, pecado, mal.”

   Mas o raciocínio de Bultermann,Haag e de muitos outros,como eles,é muito perigoso,porque de igual forma,poderíamos comparar Lucas 13:18 com Lucas 7:31 e,por certo, chegaríamos a uma conclusão muito errada. Vejamos o que nos dizem estes dois texto de Lucas 7:31 e 13:18:

   “E disse Yahoshua:A quem,pois compararei os homens desta geração e a quem são 

     semelhantes ? 

     (Lucas 7:31).

     (E dizia:A que é semelante o Reino de Yahweh,e a que o compararei?”

      (Lucas 13:18.

   Se pensarmos como o fazem Bultmann e Haag que concluem que “o Reino de Yahweh” e os “homens desta geração são expressões equivalentes.Mas,poderia alguém acreditar que o Reino de Yahweh esteja composto por homens incrédulos deste Mundo ? IMPOSSÍVEL !

  Também podemos fazer a mesma habilidade com Tiago 4:7 e com I Pedro 2:13,14

  Vejamos o que dizem estas duas passagens:

   “Sujeitai-vos pois a Yahweh,resisti ao Diabo e ele fugirá de vós”( Tiago 4:7).

    “Sujeitai-vos pois a toda a ordenação humana por amor de Yahweh;quer ao rei,como superior; 14-“Quer aos governadores como por Ele enviados para castigo dos malfeitores,e para louvor dos que fazem o bem”. ( I Pedro 2:13,14).

Então ao comparar estas duas passagens,acha que seria lógico concluir que “submeter-se a Yahweh”, é équivalente a submeter-se ao Rei de uma instituição humana? Seria Yahweh,o Rei Herodes? Será Yahweh uma instituição humana? IMPOSSÍVEL !

 Comparemos agora Romanos 16:16 com I Tim.3:15 para ver em que resulta.

  “Saudai-vos uns aos outros com santo ósculo.As Congregações do Messias vos saúdam”.(Rom.16:16).

 “Mas,se tardar,para que saibais como convém andar na Casa de Yahweh,que é a Congregação do Todo-Poderoso Vivo,a coluna e firmeza da Verdade”.( I Timóteo 3:15).

  Se compararmos as duas passagens chegamos à conclusão de que o Messias é Yahweh Vivo. Mas esta conclusão iria desmentir o que foi dito por Yahoshua em João 17:3:-

 “E a Vida Eterna,é esta:que te conheçam a Ti só,por Único Todo-Poderoso Verdadeiro,e a Yahoshua,o Messias,a Quem enviaste”.

    Aqui está dizendo que no sentido de que Só o Pai é o Único Todo-Poderoso Verdadeiro e Vivo.

Por seu lado P. Schoomberg não nos fala de poderes pessoais,senão de poderes “Personalizados” do pecado e da morte. Este autor usa como sinónimos a “Escravatura do Pecado e a Escravatura do Diabo” como o próprio Bultmann. Por isso,existe uma corrente de teólogos cristãos que negam a existência de poderes espirituais pessoais,os quais,nunca foram negados pela Igreja,nos primeiros três Séculos E.C.

  Incluso,na Idade Média se intensificou esta crença,ainda que a maior parte tenha sido mítica e distorcida com ideias pagãs.

 Não obstante,a grande maioria de crentes Católicos e Protestantes,crê na existência do Diabo como uma figura super-mundana,cósmica,e maléfica. Entre os teólogos que são os grandes expoentes de um Diabo pessoal,estão Karl Berth,Otto Weber e tantos outros que seria prolixo falar de todos neste espaço.

O problema de personalizar ou personificar o Diabo e com igual critério,podemos personificar a Justiça com o termo Yahweh. Poderíamos dizer,por citar um exemplo,que ser Servos de Yahweh (Tiago 1:1) é o mesmo qjue dizer Servos de Justiça (Rom.16:16). Isto é, poderemos concluir que Yahweh é a Personificação da Justiça e não, necessariamente, uma Pessoa Divina,Todo-Poderosa e Eterna.

Não obstante.Haaag,Schoonberg e Bultmann,se escandalizariam com esta conclusão lógica,porque eles jamais pretenderam negar a existência de Um Deus Pessoal e Todo-Poderoso,nos seus escritos.

Por outro lado,os proponentes da Personificação do mal,sustentam que poderia haver muitos “Satanases” e muitos “Diabos Humanos”. Por exemplo,Herbert Haag recorre a I Sam.29:4 para demonstrar que o Rei Filisteu Aquis,passou a ser um “Adversário” (Satanás) na batalha. Para Haag,e estamos de acordo com ele, todo o indivíduo que se opõe a Yahweh é Adversário (Satanás) de Yahweh.

Além disso Haag recorre a I Reis 11:14,23,25,para demonstrar que o Mensageiro de Yahweh passou a ser Satanás,quando da passagem de Balaão.

E também é certo que no Novo Testamento,tanto Judas Iscariotes,como Simão Pedro,são chamados

“Diabo” e “Satanás” respectivamente (ver João 6:70 e Mateus 16:13).

O facto de alguns homens tenham fingido de “Satanás” ou de “Diabos”,não quer dizer que não exista um Diabo espiritual maior que actua como Adversário contra a Palavra de Yahweh,pois também houve homens santos que fingiram ser “Deus”,como Moisés (Exodo 7:1). Os Juizes de Israel (João 10:34) e,incluso Yahoshua,o Messias (João 1:1) e, no entanto,este facto NÃO anula a existência de Um Todo-Poderoso, chamado Yahweh que é Espiritual,Justo e Eterno.

O teólogo e exegeta Bíblico Séttimo Cipriani, diz de Herbert Haag,o seguinte:-

 “No conjunto,fica como uma intenção bastante infantil,o realizado nos últimos tempos pelo Professor Herbert Haag da Universidade de Tubinga que intitulou o seu livro com o significativo nome “Despedida do Diabo”. 

  “Nunca se poderá dizer adeus ao Diabo,ainda que fosse certa a hipótese sugerida pelo autor,isto é, que Satanás seria a personificação do mal,que seria assim dramatizado e corporalizado perante o homem. Eis aqui,de facto,como ele se expressa como conclusão de suas talvez,demasiado rápidas referências exegéticas: Para nõs,portanto,se trata não só de nos interrogarmos se a Sagrada Escritura utiliza a palavra Satanás,Diabo,Espíritos maus,se não nos interrogarmos o que a Bíblia quer dizer com essa terminologia.

O problema do Diabo,continua dizendo Cipriani: “Não se resolve,nem simplesmente,negando-o, porque não encontrou lugar nas categorias científicas do nosso tempo,nem reduzindo-o de problemas teológicos para problemas puramente filosóficos e,mais exactamente antropológicos isto é,a experiência do mal que os homens fazem e o porquê do mal no seu coração e na sua vida,como efectivamente,nos parece haja sido feito o Professor Haag e,depois dele,outros estudiosos católicos”.

 O QUE PRATICA O PECADO É DO DIABO  – I JOÃO 3:8.

   O Apóstolo J oão nos diz que todo aquele que pratica o pecado é do Diabo. Isto refuta a posição de Haag e de Bultmann,no sentido de que o pecador é o Diabo quando peca. Mas se o pecador é o Diabo quando peca,então João deveria dizer:Quem pratica o pecado é Diabo. Mas João não disse isso ! O Apóstolo disse: claramente:O que pratica o pecado é do Diabo,isto é,parte do Diabo e passa a ser seu escravo. Isto provaria que o Diabo é uma pessoa que pode submeter e dominar outra e fazer dele seu escravo.´

                   O DIABO PECA DESDE O PRINCÍPIO    – I João 3:8

 Se o Diabo peca desde o princípio,então é um ser que tem vontade própria e goza de livre arbítrio. Ninguém pode pecar,se antes não se deixar seduzir pela sua própria concupiscência. De alguma maneira o Diabo que João apresenta é um Ser que decidiu violar as Leis de Yahweh.  Não é alguém mau,mas sim uma criatura que escolheu o mau caminho.

 Tampouco é um ser humano,porque João diz que peca – não diz que pecou – desde o Princípio. Qual Princípio ? Sim,segundo o contexto de I João 1:1: Desde o Princípio da Criação ! Isto demonstra que o Diabo que João apresentou não era um ser humano em particular,mas sim, um Ser cósmico,muito antigo, e que de alguma maneira vem pecando desde a própria Criação do Mundo-

———————————————————————————————————

Publicado pela Assembleia de Yahweh Internacional – AYIN – Porto Rico

Tradução por: Boner Daleoni – Moita – Portugal

 

MOMENTOS DE LA CREACIÓN: ¡EL PECADO APESTA!

Escuche

olor, pecado, pestilencia

Barres
Génesis 1:31
“Y vio Dios todo cuanto había hecho, y era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana del sexto día.”

Nuevos descubrimientos acerca de como la nariz humana funciona puede explicar el por qué un mundo que era perfecto cuando fue hecho pudo haber llegado a tener tantas cosas apestosas en él.  Los humanos y los mamíferos sostienen el record entre todas las criaturas, con alrededor de 1.000 genes para receptores de olor.  Pero con solo 1.000 diferentes tipos de receptores de olor, ¿cómo es que podemos oler más de 10.000 diferentes tipos de olores?

Por ejemplo, el ácido nonaino utiliza los mismos receptores que el nonanol, más otros dos. El nonanol literalmente produce el aroma de una rosa.  Sin embargo esos mismos receptores, más los otros dos que el ácido nonaino activa, producirá un olor a queso.  Aún más asombroso es el descubrimiento de que moléculas prácticamente idénticas pueden producir olores muy distintos.  El octanol produce un olor a rosa o naranja, mientras que el ácido octanoico produce un olor rancio y de sudor.  Sin embargo las dos moléculas son idénticas excepto por una cadena de conexión de lado extra de átomos.

Esto puede explicar como una perfecta creación de criaturas vegetarianas llegaron a tener olores putrefactos y a comer carne.  Una mínima modificación de un “buen” olor puede tornarlo en un “mal” olor.  Esto parece confirmarse por el descubrimiento de que los mismos receptores que permiten que los ratones huelan los granos y semillas les permite a las ratas oler la carne.  La descomposición que el pecado del hombre trajo a la creación no significó que Dios tuvo que hacer nuevas cosas.  Las “buenas” moléculas simplemente se descompusieron en ligeramente diferentes formas con “malos” efectos.  ¡Agradecemos a Dios que tenemos un Salvador en Su Hijo Jesucristo quien nos librará de la decadencia que está en el mundo!

Oración:
Amado Padre celestial, Te agradecemos que en Cristo Jesús, Tú nos has liberado de la decadencia en el mundo que es el resultado de nuestro propio pecado. Amén.
Notas:
John Travis, Making Sense of Scents, Science News, v. 155, April 10, 1999, p. 236

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

MOMENTOS DE LA CREACIÓN: UNO DE LOS EFECTOS DEL PECADO SOBRE LAS RANAS

Orkut Comentarios - Dividers

Romanos 8:22

“Sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora”.

Los investigadores han estado intentando averiguar qué es lo que está causando que a las ranas les crezcan patas extra largas, o en algunos casos, que no les crezcan patas del todo.  Aunque se han reportado ranas con patas extra largas o sin patas por siglos, había preguntas sí estos índices se estaban incrementando.  Algunos sugerían que la contaminación humana era la culpable, mientras que otros sugerían que un incremento de radiación ultravioleta era el causante del problema.  Pero ninguno de los contaminantes sugeridos ha sido encontrado en asociación con la deformación en el ambiente salvaje.  Aunque ahora, algunas respuestas están empezando a emerger.

Dos proyectos distintos de investigación apuntan hacia el platelminto parasitario como culpable.  Un estudio sobre ranas deformes en California mostró que las charcas con ranas deformes también tienen una especie de caracol que hospeda al platelminto.  Un segundo estudio en el pacífico nor-occidental mostró que el patrón de la malformación en las ranas seguía allí lo que es típico del daño parasitario.  Los investigadores dijeron que el patrón quita toda posibilidad de que sean los sospechados contaminantes humanos llamados retinoides.    Otros investigadores señalan que los platelmintos probablemente no son la causa en cada caso; y todavía sospechan de los contaminantes humanos, aunque no han podido comprobarlo.

Sabemos que la verdadera causa de estas malformaciones en las ranas es por último la contaminación humana.  Esa contaminación se llama pecado.  Fue el pecado del hombre que trajo la decadencia y la muerte a la perfecta creación original de Dios, ya que desobedecer a Dios si tiene consecuencias.  Toda la creación gime bajo las consecuencias del pecado del hombre.  Algún día el retornará para librar a todos los creyentes y a la creación del pecado para siempre.

Oración:
Padre, ayúdame a estar preparado para el regreso de mi Señor Cristo Jesús. Amén.
Notas:
S. Milius, Parasites make frogs grow extra legs, Science News, May 1, 1999, v.155, p.277

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

HOMOSEXUALIDAD Y MENTE REPROBADA

 

1 Reyes 14:24: Hubo también SODOMITAS en la tierra, e hicieron conforme a todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado delante de los hijos de Israel.

1 Tim. 1:9-11 conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina,  según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado.

Rom 1:27-32. y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

Col. 3:5-7 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.

Gálatas 5:24: Pero los que son de Cristo han CRUCIFICADO la carne con sus pasiones y deseos.

Romanos 6:6: sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue CRUCIFICADO juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

Rom 13:12-14 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.

Gál. 5:19-21 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,  idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

1 Pedro 2:11,12 Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.

SATANÁS EL DIABLO: ¿LA PERSONIFICACIÓN DEL MAL Y DEL PECADO?

 

Por Ingª Mario Olcese (Apologista)

Hay una corriente moderna de teólogos Católicos, Protestantes  y Judíos que niega la existencia de un diablo personal cósmico y espiritual. Estos exégetas bíblicos sostienen que la creencia en ángeles caídos o también llamados “demonios”, es un mito medieval de origen pagano. Por ejemplo, para el teólogo R. Bultmann las figuras cósmicas como ángeles o demonios no les compete una realidad, pues las considera unas figuras míticas. Para este teólogo de renombre el pecado es puramente un asunto del hombre. Cuando la Biblia, dice él, habla de “la esclavitud bajo el pecado” (Juan 8:34) quiere decir “esclavitud bajo el diablo” (1 Juan 3:8). Para Bultmann el pecado y el diablo son sinónimos. Es decir, cuando uno peca, uno se convierte en diablo. El diablo según él es nuestro pecado, o nuestra desobediencia a Dios.

Para el teólogo católico Herbert Haag, el diablo es la personificación del mal. Él escribe: Satanás es la personificación del mal, del pecado. En todos los pasajes del Nuevo Testamento en los que aparece el nombre de Satanás o del diablo, podemos tranquilamente cambiar esos términos por ‘el pecado’ o por ‘el mal’… La misma función queda resuelta en el vocabulario de Juan con el término ‘mundo’ (Juan 15: 18i;  17: 14). El Nuevo Testamento utiliza, en fin, alternativamente y con el mismo significado los términos Satanás, diablo, mundo, pecado, mal.

Pero el razonamiento de Bultmann, Haag, y de muchos otros como ellos, es peligroso ya que de igual forma podríamos comparar Lucas 13:18 con Lucas 7:31 y obtendríamos a una conclusión erradísima por cierto. Veamos lo que nos dicen estos dos textos lucanos:

“Y dijo el Señor: ¿A qué, pues, compararé los hombres de esta generación, y a qué son semejantes?”  (Lucas 7:31)

Y dijo: ¿A qué es semejante el reino de Dios, y con qué lo compararé?”  (Lucas 13:18). 

 Si razonamos como lo hacen Bultmann y Haag, tendríamos que concluir que ‘el reino de Dios’, y ‘los hombres de esta generación’ son expresiones equivalentes. Pero: ¿Podría alguien creer que el reino de Dios esté compuesto por los hombres incrédulos de este mundo? Imposible!

También podemos hacer ese mismo artificio con Santiago 4:7 y 1 Pedro 2:13. Veamos lo que dicen estos dos textos:

Santiago 4:7: “Someteos, pues, a Dios…”

1 Pedro 2:13: “Someteos… al rey como a superior.”

Al comparar estos dos textos: ¿Sería lógico concluir que “someterse a Dios” es equivalente a “someterse al rey de una institución humana”?¿Era el rey humano Herodes—Dios?¿Es Dios una “institución humana”? Imposible. 

Por su parte, P. Schoonenberg  no nos habla de poderes personales, sino de poderes “personalizados” del pecado y de la muerte. Schoonenberg usa como sinónimos la “esclavitud del pecado” y “esclavitud del diablo” como lo planteó Bultmann.  De modo que hay una corriente de teólogos cristianos que niegan la existencia de poderes personales espirituales, los cuales, nunca fueron negados por la iglesia en los primeros tres siglos de la Era Cristiana. Incluso en el Edad Media se intensificó dicha creencia aunque mucho de ella fue distorsionada y mitificada con ideas paganas.                                                   

No obstante, la gran mayoría de creyentes Católicos y Protestantes cree en la existencia del diablo como una figura supramundana, cósmica, angélica, y maléfica. Entre los teólogos que son los grandes exponentes de un diablo personal están Karl Barth, Paul Althaus, Emil Brunner, Otto Weber, Hans Kung, D. Zähringer, Conrado Balducci, A. Winklhofer, J. Burton Brown, y muchos otros de renombre.

El problema de personalizar o personificar al diablo es que con igual criterio podemos personificar la ‘justicia’ con el término ‘Dios’. Podríamos decir, por citar un ejemplo, que ser siervos de Dios (Santiago 1: 1) es lo mismo que decir siervos de la justicia (Romanos 6: 18).  Es decir, podríamos concluir que Dios es la personificación de la justicia y no necesariamente una Persona Divina Todopoderosa y Eterna. No obstante, Haag, Schoonenberg, y Bultmann se escandalizarían con esta lógica conclusión, pues ellos jamás pretendieron negar la existencia de un Dios personal y Todopoderoso en sus escritos.    

Por otro lado, los proponentes de la personificación del mal sostienen que pueden haber muchos ‘Satanases’, y muchos ‘diablos’ humanos. Por ejemplo, Herbert Haag recurre a 1 Samuel 29: 4 para demostrar que el rey filisteo Aquis, al querer llevar a la guerra al rey David, se convirtió en adversario (Satán) de él en la batalla. Para Haag, y no le restamos razón, todo individuo que se oponga a Dios es adversario (Satán) de él. Además, Haag recurre a 1 Reyes 11: 14, 23, 25 para demostrar que el mensajero de Jehová se convirtió en Satán cuando estorbó el paso a Balaam. Y también es cierto que en el Nuevo Testamento, tanto Judas Iscariote, como Simón Pedro, son llamados ‘diablo’ y ‘Satanás’ respectivamente (Ver Juan 6: 70 y Mateo 16: 23). El hecho de que hombres hayan fungido de ‘Satanes’ o de ‘diablos’ no quiere decir que no exista un diablo mayor y espiritual que actúa adversamente a los dictados de Dios, pues también hubo hombres santos que fungieron de ‘Dios’, como Moisés (Éxodo 7: 1), los jueces de Israel (Juan 10: 34), y sin embargo, este hecho no anula la existencia de un Dios Todopoderoso, Espiritual, Justo, y Eterno.

El teólogo y exegeta bíblico Settimio Cipriani dice de Herbert Haag lo siguiente: “En conjunto, queda como un intento bastante infantil el realizado en los últimos tiempos por el profesor Herbert Haag, de la Universidad de Tubinga que intituló su libro muy significativamente ‘ABSCHIED VOM TEUFEL’ (‘DESPEDIDA DEL DIABLO’). Nunca se le podrá dar un adiós al diablo, aunque fuera cierta la hipótesis sugerida aquí por el autor, es decir, que Satanás sería la personificación del mal, que sería así dramatizado y corporalizado ante el hombre. He aquí, en efecto, cómo se expresa él como conclusión de sus quizás demasiado rápidas reflexiones exegéticas: ‘Para nosotros, pues, se trata no sólo de preguntarnos si la Sagrada Escritura utiliza la palabra Satanás, diablo, espíritus malos, sino más bien preguntarnos lo que ella quiere decir con esa terminología. El problema del diablo, sigue diciendo Cipriani, “no se resuelve ni simplemente negándolo, porque no encontraría lugar en las categorías científicas de nuestro tiempo, ni reduciéndolo de problema teológico a problema puramente filosófico, y más exactamente antropológico: es decir, la experiencia del mal que hacen los hombres y el porqué del mal en su corazón y en su vida, como efectivamente nos parece haya hecho el profesor Haag y después de él también otros estudiosos católicos (12).

El Que Practica el Pecado Es del Diablo (1 Juan 3:8)

El Apóstol Juan nos dice que todo aquel que practica el pecado es DEL Diablo. Esto refutaría la posición de Haag (y Bultmann) en el sentido de que el pecador es diablo cuando peca. Pero si el pecador es diablo cuando peca, entonces Juan debió decir: “El que practica el pecado es diablo”. ¡Pero él no dijo eso! El dijo claramente: “El que practica el pecado es DEL diablo”, es decir, le pertenece al diablo y se convierte en su esclavo. Esto probaría que el diablo es una persona que puede someter y dominar a otra y hacerla su siervo.

El Diablo peca desde el Principio (1 Juan 3:8)

Si el Diablo peca desde el principio, entonces es un ser que tiene voluntad propia y goza de libre albedrío. Nadie puede pecar si antes no se deja seducir por su propia concupiscencia. De alguna manera el Diablo que presenta Juan es un ser que decidió violar las leyes del Eterno. No es alguien creado malo, sino una criatura que escogió el mal camino. Tampoco es un ser humano, pues Juan dice que peca (no “pecó”) desde el principio. ¿Cuál principio? Pues según el contexto (1 Juan 1:1)—¡Desde el principio de todo lo creado! Esto demostraría que el diablo de Juan no era un ser humano en particular, sino un ser cósmico, longevo, y que de alguna manera viene pecando desde la misma creación del mundo.

Las diabluras de apologista

SATANÁS EL DIABLO NO ES MERAMENTE LA PERSONIFICACIÓN DEL MAL Y DEL PECADO

Nuestro más grande enemigo no es precisamente una persona humana desadaptada e iracunda, sino un tétrico y astuto ser cósmico que es muy poderoso y maquiavélico, y que está siempre al acecho  junto con su pandilla  de ángeles del infierno para destruirnos por completo (Efesios 6:11-18)…

El diablo y los demonios son ángeles que se rebelaron contra Dios.

Apocalipsis 12:7-9 [7] Y hubo una gran batalla en el cielo. Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón y el dragón y sus ángeles pelearon. [8] Sin embargo, no fue lo suficientemente fuerte, y perdieron su lugar en el cielo. [9] El gran dragón fue lanzado fuera – la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero. Fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.

Estos ángeles caídos han optado por hacer el mal, y tratan de arruinar la vida de los seres humanos.

1 Pedro 5:8 Sed sobrios y velad. Porque vuestro adversario el diablo, ronda como león rugiente, buscando a quien devorar.

Juan 10:7-10 [7] Por eso volvió, “Yo te digo la verdad, yo soy la puerta de las ovejas. [8] Todos los que vinieron antes de mí eran ladrones y salteadores, pero las ovejas no los escuchó ellos [9] Yo soy la puerta;. el que entre por mí se salvará allí ha de venir y salir y encontrará pastos [10] El ladrón.. [es decir, el diablo] no viene sino para hurtar y matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia.

Nota: Sólo hay un diablo-Satanás. Sin embargo, hay muchos demonios.

Satanás tiene que pedir permiso a Dios para tentar a alguien.

Lucas 22:31 “Simón, Simón, Satanás os ha pedido para zarandearlo como a trigo”.
 

Dios pone límites a lo que Satanás nos puede hacer.

1 Corintios 10:13 No os ha tomado tentación que no sea común al hombre. Y fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir . Pero cuando llegue la tentación, él les dará también una salida para que pueda ponerse de pie debajo de ella.

La humanidad está atrapada en medio de una guerra espiritual con el santo Dios y sus ángeles leales por un lado y el mal de Satanás y sus demonios por el otro.

Efesios 6:11-12  [11] Póngase toda la armadura de Dios, para que puedan estar firmes contra las asechanzas del diablo. [12] Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Apocalipsis 12:7-8 [7] Y hubo una gran batalla en el cielo. Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón y el dragón y sus ángeles pelearon. [8] Sin embargo, no fue lo suficientemente fuerte, y perdieron su lugar en el cielo. [9] El gran dragón fue lanzado fuera – la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero. Fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.

Si nos resistimos al diablo, él huirá.

Santiago 4: [7b] resistid al diablo, y huirá de vosotros.

No tenemos el poder para resistir al diablo por nuestra cuenta.

Judas 9 Pero ni siquiera el arcángel Miguel, cuando estaba disputando con el diablo sobre el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, pero dijo: ” El Señor te reprenda!

Para resistir al diablo hay que ponerse la “armadura de Dios.”

Efesios 6:11-18 [11] Póngase toda la armadura de Dios, para que puedan estar firmes contra las asechanzas del diablo. [12] Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. [13] Por lo cual, con toda la armadura de Dios, de modo que cuando el día malo, puede ser capaz de defender su posición, y después de haber hecho todo, estar firmes. [14] Manténganse firmes, con el cinturón de la verdad el cinturón alrededor de su cintura, con la coraza de la justicia en su lugar, [15] y con sus pies calzados con la disposición que viene del Evangelio de la paz. [16] Además de todo esto, tomen el escudo de la fe , con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. [17] Y tomad el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios . [18] Y orando en el Espíritu en todas las ocasiones con todo tipo de peticiones y ruegos. Con esto en mente, estar alerta y perseveren en oración por todos los santos.

Aunque Dios permite que Satanás nos tiente, Él siempre ofrece una salida.

1 Corintios 10:13 No os ha tomado tentación que no sea común al hombre. Y Dios es fiel, y no os dejará ser tentados más de lo que puedan aguantar. Pero cuando llegue la tentación, él les dará también una salida para que pueda ponerse de pie debajo de ella.

Satanás sabe que las Escrituras y tratar de usarlas mal para satisfacer sus propios planes. 

Como se describe en Mateo 4:3-10 y Lucas 4:3-12 , en la tentación de Jesús en el desierto, Satanás le cita varias veces las Escrituras. Jesús le respondió cada vez que con las Escrituras adicionales refutar los intentos de Satanás para llevar las cosas fuera de contexto o sólo utilizar una parte de una sección.
 

Satanás trata de impedir que la gente estudie la Biblia.

Satanás trata de impedir que la gente estudie  la Biblia. Usted debe desarrollar un plan de estudio, por ejemplo, de 20 minutos al día, empezando a las 7:00 am.

Hay espíritus que pueden inducir a la somnolencia, y suelen hacerlo una vez que usted inicia un programa de estudios. Si hablas con la gente que son nuevas en  el estudio de la Biblia, habitualmente van a decir “Yo trato de estudiar, pero me caigo dormido.” Esta es una razón por la que es mejor empezar a estudiar en la mañana que por la noche.

Satanás plantea todo tipo de distracciones, por ejemplo, llamadas telefónicas, las cosas que usted necesita para ponerse al día, etc  Esta es otra de sus tácticas. Cuando alguien primero comienza a estudiar la Biblia, todo tipo de pequeñas distracciones de repente empiezan a aparecer.   Muchas de ellas son legítimas, pero no muy importante. Esta es otra razón por la cual se recomienda la mañana temprano estudio de la Biblia.

Jesús vino a destruir las obras del diablo y de sus ángeles caídos para que los hombres puedan tener la mejor vida posible.

Juan 10:10 El ladrón [el diablo] no viene sino para hurtar y matar y destruir: yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia.

Juan 3:16-17 [16] “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna. [17] Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvar al mundo a través de él.

1 Juan 3:8 El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. El Hijo de Dios se manifestó para deshacer las obras del diablo.

Es importante no malinterpretar pasajes como 1 Juan 3:8. Esto no significa que una persona que peca de vez en cuando, será condenada. Esto significa que aquellos que hacen una práctica regular de pecar, aquellos para los que pecar es una forma de vida , será condenados.
 

SATANÁS ES UN PERSONA REAL, NO LA PERSONIFICACIÓN DEL MAL Y DEL PECADO

Por Anthony Buzzard

“Cada uno es tentado,” Santiago, el hermano del Señor, dice, “cuando es atraído y seducido por su propia pasión. Luego, cuando la pasión ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, engendra la muerte “(Santiago 1:14-15).

Esta es una exposición clásica sobre el funcionamiento del pecado en la naturaleza humana. Jesús no fue menos realista en su visión del mal en el hombre, cuando dijo: “Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, fornicaciones, robos, homicidios, los adulterios, las avaricias, las maldades, el como engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia y la insensatez “(Marcos 7:21-22).

En vista de estos textos, algunos han concluido que el término “Satán” en la Biblia es simplemente un símbolo para el mal inherente a los seres humanos. Satanás, sostienen, no es una personalidad externa a la humanidad, sino más bien un sinónimo de la tendencia humana al pecado que reside en todas las personas

El argumento contra la existencia de Satanás como un ser personal a menudo procede de esta manera: Los ángeles son inmortales (Lucas 20:36). Si Satanás es un ángel, sino que también debe ser inmortal. Si esto es así, habrá un ángel malo, inmortal en el universo para siempre. Ya que tal sería impensable, se argumenta que Satanás no puede ser un ser angelical. Él debe ser un mero símbolo del mal inherente a la humanidad.

Hay algunas suposiciones cuestionables en este argumento. Todas las declaraciones acerca de los ángeles en la Biblia no se refiere necesariamente a los ángeles buenos y malos al mismo tiempo. Pablo reconoció que hay “ángeles escogidos” (1 Timoteo 5:21.), Mientras que Pedro y Judas habla de “ángeles que pecaron” (2 Pedro 2:4;. Judas 6). ¿Qué se infiere de la inmortalidad de los ángeles en Lucas 20:36 no necesariamente se puede aplicar a todas las categorías de los ángeles, sobre todo a “los ángeles que pecaron,” sin tener en cuenta el resto de la Escritura.

A veces los estudiantes de la Biblia se demanda una explicación para el origen de Satanás antes de que están dispuestos a creer que él existe. Ningún detalle se da acerca de la creación de los ángeles, pero creen en la Biblia no cuestionan su existencia. Los ángeles son simplemente allí, la vista de todos, en el texto bíblico.

Lo mismo puede decirse de Satanás. Que se presenta en los dos Testamentos como un ser, una personalidad única, externa a la humanidad. Para ver esto con claridad, se debe abordar el tema con un método adecuado: hay que empezar por el principio.

La Biblia, cuando se toma como un todo, contradice la idea de que el término “Satán” es un sinónimo de la naturaleza humana interna. En el Génesis, la serpiente original “, que es el diablo y Satanás” (Apocalipsis 20:2), es un adversario externo de Adán y Eva. Satanás no es ciertamente un símbolo de la naturaleza pecaminosa de Eva. Antes de que ella fue engañada por Satanás, Eva, en su inocencia, no tenía naturaleza pecaminosa.

Por otra parte, en Génesis 3:14-15, Satanás, como la serpiente, es como una maldición. Ser distinta y separada de Adán y Eva Nótese especialmente la última parte del versículo 15: “Él [la simiente de la mujer] te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.” Esta parte de la maldición es ampliamente reconocido como una profecía, no se trata de literal serpientes o de la naturaleza humana interna, pero la derrota final de Satanás por Cristo, la simiente de la mujer. Como una maldición demuestra claramente que Satanás es una personalidad moralmente responsables que deben responder por sus actos. Como un ser distinto de Eva, Satanás es culpable de un terrible pecado contra Dios. (Ver también Juan 8:44, en este sentido.)

Otros ejemplos del Antiguo Testamento también revela que Satanás es un enemigo externo. En Job 1 y 2, que aparece como adversario de Job, que tiene el poder de devastar la vida de Job y causar enfermedad en él. Esto era obviamente la naturaleza humana no trabajo en el trabajo, sino que sería imposible encontrar que en la cuenta. Además, en Zacarías 3, Satanás está a la diestra de Josué, el sumo sacerdote le acusan. Una vez más, Satanás no es la naturaleza humana de Josué, pero un enemigo real, externo. Lo mismo es cierto en 1 Crónicas 21:1 cuando Satanás se levantó contra Israel e incitó a David a censar a Israel.

Es cierto que hay otros “demonios” en el Antiguo Testamento. Estos son los adversarios humanos o angelicales que se oponen a varias personas. Por ejemplo, en Números 22:22, “Dios estaba enojado [con Balaam], y el ángel de Jehová se puso de pie en el camino como un adversario [satanás] contra él.” El adversario en este relato es claramente no humanos de Balaam de la naturaleza.

En 2 Samuel 19:22, David dijo: “¿Qué tengo yo que ver contigo, oh hijos de Sarvia, para que este día debe ser un adversario [satanás] a mí?” 1 Reyes 11:23-25 ​​también relata que Dios suscitó un adversario [ un satán] contra Israel. Se trataba de un enemigo humano, Rezón, hijo de Eliada.

El punto que se estableció a partir de tales referencias del Antiguo Testamento es que en todas las apariciones de la palabra “Satanás” (ya sea un satanás o el de Satanás), una externa enemigo está a la vista. En ningún caso, “Satanás” significa el mal en el corazón humano.

Lo mismo puede decirse del uso de la palabra “Satanás” y su equivalente griego diabolos , diablo, en el Nuevo Testamento. El primer uso de estos términos en el Nuevo Testamento se encuentra en Mateo 4 en relación con la tentación de Jesús. (Vea los relatos paralelos en Marcos 1:12-13 y Lucas 4:1-13.) Mateo introduce el diablo sin explicación (versículo 1), tal vez indicando que sus lectores ya sabían, en base a las apariencias Antiguo Testamento de Satanás, que el diablo es un tentador externo. Sin embargo, para que no haya ninguna duda, los informes de Mateo que el Diablo “vino” a Jesús (versículo 3, literalmente “vino hacia” o “se acercó”), y más tarde el diablo “izquierda” de Jesús (v. 11). Mateo también informa de que los ángeles “se acercó y empezó a ministrar a él.” Nadie tiene dificultad en entender que los ángeles eran ajenas a Jesús. Llegaron a él (versículo 11), pero también lo hizo Satanás en el versículo 3.

¿Quién era entonces el tentador que habló Jesús en el desierto? Si Satanás no es más que el hombre es propia naturaleza pecaminosa, como sostienen algunos, entonces Jesús debe haber producido las citas torcidas de las Escrituras en su propia mente. Sin embargo, nada en la cuenta sugiere que Jesús estaba hablando a sí mismo. Además, el mismo Jesús no tenía pecado, porque sólo como el Inocente podía expiar los pecados de los demás. 2 Corintios 5:21 dice: “[Dios] hizo [Jesús] que no conoció pecado . pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él “

Si la tentación de Jesús no vino de dentro de sí mismo, entonces tiene que venir de alguna fuente externa. Los Evangelios identificar esa fuente como Satanás, el diablo.

Desde Génesis hasta Apocalipsis, Satanás está vivo y activo como el adversario externo y acusador de Dios y su pueblo. A pesar de que está destinada a la destrucción en el lago de fuego (Apocalipsis 20:10), Satanás en la actualidad “anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar” (1 Ped. 5:8). Para sugerir, por lo tanto, para que Satanás no existe realmente como una personalidad es una propuesta peligrosa en efecto, que puede llevar a engaño. En lugar de restar importancia a la personalidad de Satanás y el papel, Efesios 6:11-12 advierte a los cristianos a reconocer al enemigo y armarse contra él. Que todos nosotros prestar atención a este consejo:

“Pónganse la armadura de Dios, que puede ser capaz de mantenerse firme contra las asechanzas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne [es decir, los seres humanos], sino contra principados, contra potestades, contra las fuerzas de este mundo tenebroso, contra huestes espirituales de maldad en los lugares celestiales. “

por Anthony Buzzard.

 

Satanás, el diablo PERSONAL?

Es trágico que todavía debe ser la duda y la división entre los estudiantes de la Biblia acerca de lo que las Escrituras decir con el Satanás, el adversario, el Diablo, la Serpiente, el tentador.

Es un hecho que el creyente en la personalidad no de Satanás que sostienen que la creencia en contra de la práctica totalidad de sus hermanos que comparten con él el rechazo de los dogmas tradicionales. Es cierto que un pequeño número de estudiosos en el momento de la Reforma no tuvo la doctrina de Satanás, literalmente. Y algunos Judios enseñó que “Satanás” es el término para la inclinación humana pecaminosa. Los primeros escritores cristianos después de la época del Nuevo Testamento son bastante claro que Satanás es un ser angelical externa mal. Las obras de Justino Mártir e Ireneo, los portavoces de la Iglesia en el siglo II, no muestran Trinitarianismo en el sentido más tarde, Calcedonia (a pesar de que no conservan la creencia en el Mesías plenamente humano del Nuevo Testamento), que no contiene la creencia en la la supervivencia del alma en el cielo después de la muerte, ni en el eterno fuego del infierno, sino que también están fuertemente milenarios. La idea de que Satanás no es un ser personal, sin embargo, es totalmente ajeno a sus escritos. Esto significa que Ireneo, el “alumno grandes” de Juan el Apóstol, a través de Policarpo, había salido mal por mal camino en este punto importante: la comprensión adecuada de Satanás. Es una proposición creíble?

Será nuestro propósito de mostrar que no sólo es muy poco probable en cualquier punto de vista razonable de la historia de la doctrina, pero, más importante, la idea no se basa en la personalidad de un tratamiento injustificado de las Escrituras. Es un error peligroso, de división en sus efectos, y que pueda poner en duda la credibilidad de sus exponentes como los maestros responsables de la Biblia. Se trata de un error, sin embargo, que se puede corregir, siempre que haya una voluntad de dejar de lado la tradición y que examine el asunto con cuidado, si es necesario durante un período prolongado de tiempo.

No hay duda de que el diablo popular medieval, con horquilla y avivando las llamas del infierno, es una caricatura del diablo bíblico. Debemos, sin embargo, evitar la tendencia natural a pasar de un extremo a otro y tratar de acabar con el demonio personal de la Biblia. Si el demonio existe personal, nada le gustaría más que tener su existencia negada por los exponentes de las Escrituras que han visto a través de las enseñanzas equivocadas de la “ortodoxia”.

Decir que la Trinidad, en el sentido popular, no está en la Biblia es en realidad más que para decir lo que muchos estudiosos admiten. A proclamar el futuro reinado milenario de Cristo es hacerse eco de las opiniones de los primeros 250 años de cristianismo y de muchos teólogos observó de todas las edades. Negar la inmortalidad del alma es la de conformarse con las puntuaciones de los expertos bíblicos de todas las denominaciones. Negar que el Satanás (es decir, a Satanás como un nombre propio) es un ser externo en la Escritura, es decir, sin embargo, con algunas excepciones, prácticamente desconocido en la historia de la exégesis. Esta situación exige una explicación que se ajusta a los hechos de la historia, así como los hechos de la Biblia.

El escritor ha examinado en detalle las puntuaciones de las vías por escrito por los Cristadelfianos y discutió la cuestión con gran detalle con sus principales exponentes. Un hecho muy importante surge de estos estudios: los exponentes de la “no-personalidad” constantemente borrosa la diferencia entre un satanás y el de Satanás . En este lamentable error, el malentendido general sobre el significado de la palabra “Satanás” se construye. Nadie puede negar que hay sucesos en el Antiguo Testamento de la palabra “Satanás”, donde un adversario humano tiene la intención (al igual que en el Nuevo Testamento ” diabolos “(diablo) de vez en cuando puede referirse a acusadores humanos, I Tim. 3:11) . La pregunta que nos enfrentamos es qué se entiende por el Satán o el diablo en el trabajo y Zacarías y unas sesenta veces en el Nuevo Testamento (por no hablar de muchas otras referencias a Satanás bajo un título diferente).

Cuando Mateo introduce el Reino términos de Dios y del Reino de los Cielos, se asume que sus lectores están familiarizados con estas frases. Cuando se introduce el Diablo (Mateo 04:11), que ya lo llamó el Tentador (v. 2), utiliza un título reconocido por sus lectores. En ninguna parte habla de un tentador o un acusador. Si nos damos cuenta de la importancia del artículo definido aquí nuestro tema se puede aclarar, sin mayor dificultad. El más famoso de New autoridad griego del Nuevo Testamento, el Dr. AT Robertson, dice: “El artículo definido no tiene sentido en el griego … El artículo está relacionado con el gesto y el SIDA en señalar como un dedo índice … Dondequiera que el artículo se presenta, el objeto es, sin duda definitiva “( Gramática de griego del Nuevo Testamento , p.756). Así, un salvador, puede ser uno de muchos salvadores. El Salvador significa el Salvador único. Un “ecclesia” es un conjunto de personas reunidas por muchas razones diferentes (Hechos 19:32, 39, 41). Sin embargo, nadie consideraría confundir esta con la Iglesia. De manera similar, el Satanás, el Diablo, el Tentador es que la definición bien conocida Satanás no requiere, porque el escritor sabe que sus lectores a comprender a quién se refiere. ¿Alguien niega que un libro tiene un significado muy diferente de los libros?

Será instructivo ver cómo la literatura Cristadelfiano confunde la cuestión desde el principio: “La palabra de Satanás … simplemente significa un adversario, como será evidente a menos instruido de los siguientes casos de su uso: “El Señor suscitó un adversario (a ‘satanás’) a Salomón: Hadad, el “edomita (I Reyes 11:14). “Para que en la batalla que él (David) que un adversario para nosotros “(I Sam. 29:4) … Hay nuevos casos del Nuevo Testamento, por ejemplo, cuando Jesús se dirige a Pedro como” Satanás “, cuando se opone a la sumisión de Cristo a la muerte ( Matt 16:23);. en Pérgamo, la sede de los enemigos de la verdad se describe como el trono de Satanás (Apocalipsis 2:13). Ahora bien, si Satanás significa adversario vamos a leer las Escrituras de manera inteligente si leemos adversario donde leemos de Satanás “( El Maligno , por Robert Roberts, p. 12).

Desafortunadamente, sin embargo, el Sr. Roberts nos ha inducido a error por la introducción de la cita de Apocalipsis 2:13, sin ninguna indicación de que el texto dice que el Satanás (“no es un satanás”) tiene su sede allí. El Satanás es muy diferente de los adversarios indefinido (demonios), citado en el Antiguo Testamento.

El error fundamental se ha establecido y el argumento avanza en la falsa premisa: “El juicio de Jesús es generalmente citado en oposición a las conclusiones. La gran característica de la narrativa es confiar en la aplicación del ‘diablo’ la palabra al tentador: pero esto no prueba nada. Si Judas puede ser un diablo, y sin embargo, ser un hombre, ¿por qué no puede el tentador de Jesús, hemos sido un hombre? Su ser llamado “diablo” no prueba nada “( Ibíd ., p. 19).

Lo que no se les permite ver es que el tentador de Jesús no se le llama un demonio, que se llama el diablo (Mateo 4:5, 8, etc), es decir, el Diablo y sólo lo sabemos todos. El argumento Cristadelfiano continúa con el error básico arraigada: “‘Devil’ demuestra que fue quien se ocupó de subvertir a Jesús del camino de la obediencia. ¿Quién fue el que es imposible de decir porque no se nos informa “( Ibid,. p . 19).

El lector promedio del libro de Job y de las cuentas de la tentación en Mateo y Lucas se encuentran muy difícil de creer que el Satanás, que actuó como el tentador era un desconocido ser human, como Cristadelfianos proponer. John Thomas y sus seguidores, a pesar de su valiosa labor de la exposición bíblica sobre otros temas, lamentablemente no han distorsionado la Escritura por acabar con el artículo definido. Esto no nos atrevemos a hacer. El Satanás, el adversario, es la personalidad externa que tentó a Jesús y de empleo. Un trágico error fue hecha por Roberts cuando escribió: “¿Por qué no puede el tentador de Jesús, hemos sido un hombre ? Su ser llamado “diablo” no prueba nada. “Él no era, sin embargo, llamó” diablo “, pero el diablo. Roberts ha borrado la palabra “the” en el texto, y por ende de los sesenta o más apariciones de Satanás y el diablo en todo el Nuevo Testamento.

Cuando un grupo de estudiantes de la Biblia llega a la misma conclusión, pero no se ponen de acuerdo entre sí sobre los argumentos en que se basa la conclusión, por lo general hay motivos para sospechar que la conclusión es errónea. Están aceptando el credo, ya que ha sido dictado a ellos por su líder. Tienen muy probablemente siempre ha creído los principios del grupo. No han examinado personalmente los argumentos en detalle, muy a menudo porque han tenido una exposición tan poco a los puntos de vista contrarios y nunca han sido cuestionados. Se pueden aceptar las verdades enseñadas por su excelente fundador y en su entusiasmo tragar un error como parte del “paquete.” Todos somos propensos a cometer este error. Dios requiere de nosotros un deseo apasionado de saber la verdad, debemos estar personalmente responsable ante Dios por todo lo que enseñamos como “la palabra de Dios.”

Los Cristadelfianos no pueden ponerse de acuerdo sobre la identidad de la Tentación de Jesús. Cristadelfianos más contemporáneas insisten en que Jesús estaba hablando a sí mismo en el desierto. Aparte de la dificultad que esto plantea acerca de la impecabilidad del Señor, es arbitrario, en el extremo de decir que cuando Mateo señala que el Tentador ” se acercó a Jesús y dijo “(Mateo 4:3), quería decir que Jesús propia mente produce las versiones torcidas de las Escrituras. Mateo termina la descripción de la tentación de decir que el diablo se fue y los ángeles ” se acercó a él “(Mateo 4:11) para servirle. ¿En qué principio de interpretación que pueden justificar la adopción de las palabras “se acercó a él” en dos sentidos totalmente diferentes en el mismo párrafo? ¿Dónde en la Biblia hace la naturaleza humana encontrar a una persona y habla, y una larga conversación? Es más natural pensar que Jesús invitó a sí mismo a caer ante sí mismo y el culto a sí mismo! Si la salida de Satanás significa el cese de la tentación de la naturaleza humana de Jesús, ¿por qué no la llegada de los ángeles no es más que el consuelo del Espíritu de Dios dentro de él? ¿Alguien puede dejar de ver que el tratamiento de la Escritura que los Cristadelfianos proponer en este pasaje implica la destrucción del sentido normal de la lengua?

Los Cristadelfianos mayores están indignados con razón, que alguien podría sugerir que Jesús fue tentado en el desierto por su propia mente. Una Cristadelfiano escribe: “Algunos piensan que el diablo en el caso de la tentación era la inclinación de Cristo, pero esto es insostenible en vista de la afirmación de que” cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo. ” También es insostenible en vista de la armonía que existe entre la mente de Cristo y la voluntad del Padre (Juan 8:29). Se podría añadir también que es insostenible porque un tentador o el diablo, es decir, aquel que intenta seducir al mal, es siempre un pecador (Mateo 18:07, NVI) si se trata de uno mismo u otro … [Esto es] se ilustra también en Marcos 4:19: “La codicia de otras cosas entran y ahogan la palabra.” Deseos, entonces, que “entrar en” y “arrastrar” (Santiago 1:14), siendo legítimos deseos, no … están prohibidos y por lo tanto pecado. Jesús no fue así “atraído” o inclinado por la derecha y por lo tanto no podría haber sido el diablo o ‘Satanás’, en el caso . El diablo era, obviamente, un pecador que se pretendía desviar a Jesús de la senda de la obediencia y la arrebató de las Escrituras (Salmo 91:11, 12) en el intento. Así que aquellos que creen que Jesús mismo era el “diablo” y Satanás [Cristadelfianos es decir, compañeros de] hacer de él un pecador, a pesar de sus protestas “( El “Diablo” y “Satanás” Temas Considerado , por EJRM, pp 14, 15) .

Es notable que los numerosos intentos de los Cristadelfianos para explicar el diablo personal casi siempre evitar un análisis detallado de Mateo 4, la historia de la tentación. Debería ser obvio para cualquier lector de este pasaje (que ha sido claro a millones de lectores a través del tiempo!) Que una persona externa tentó a Jesús, y esa persona externa se llama el tentador, el diablo, Satanás. El uso del artículo único medio que es “el diablo que todos conocemos.” (Para sugerir, como algunos cristadelfianos hacer, que era el Sumo Sacerdote es una evasión desesperada!) Escritura también habla de ” el Jesús “(con el artículo definido en griego), es decir, “el que Jesús todos lo sabemos.” Si el diablo es bien conocido en la mente de Mateo, tenemos que ir al Antiguo Testamento, la literatura judía intertestamentario, y para el resto de la literatura cristiana primitiva del Nuevo Testamento para averiguar lo que quiere decir el nombre propio de Satanás.

No hay una sola referencia en el Antiguo Testamento a Satanás como un interno tentador. La serpiente del Génesis no fue claramente la naturaleza humana de Eva! Fue una externa de la personalidad que habló y discutió con refinada sutileza. Asimismo, el “demonios” del Antiguo Testamento (sin el artículo definido) que proporcionó la oposición fueron invariablemente externa personas. Por tanto, es increíble que alguien debería proponer que el diablo de Mateo 4 (donde el término aparece por primera vez en el Nuevo Testamento) es un interno de “persona”, es decir, la naturaleza humana. La sugerencia impone una idea ajena a las Escrituras. Por otra parte, la “espiritualización” método de la exégesis necesaria para ocultar el hecho de que una persona real se acercó a Jesús y habló con él, si fuese aplicada en otros lugares, hacen que el relato bíblico de todo sentido. Esta técnica ha sido muy utilizado con éxito por las iglesias para acabar con el reino del milenio de la era venidera.

Es correcto que establecemos nuestra comprensión de términos bíblicos, tanto de la evidencia de la Escritura en su conjunto y de las fuentes de corriente en la época de Jesús. Tenemos una amplia evidencia, por ejemplo, del Reino de Dios se refiere al reino mesiánico futuro. Sabemos por Mateo 4, que el diablo no puede ser la naturaleza humana, ni idea de como se encuentra en el Antiguo Testamento. Tampoco puede el diablo como un ser humano desconocido. La presencia del artículo definido, que los Cristadelfianos han tenido mucho interés a la baja, nos impide comprender a Satanás como un desconocido persona. El hecho de que Mateo presenta a Satanás como el bien conocido por sus lectores demuestra que tenemos que lo conectan con el exterior a Satanás de Job y Zacarías 3 y I Crónicas 21:1 (donde los eruditos hebreos tomar la referencia a un nombre propio).

      Sería ciertamente difícil pensar que el Satanás, que figura entre los Hijos de Dios (a quien el libro de Job se identifica con los ángeles: Job 38:7) y se puede “andar de aquí para allá en la tierra”, hacer descender fuego del cielo , generan remolinos y causar Job con una sarna, era un ser humano. Era el Satanás situada frente al Ángel del Señor a un hombre? (Zacarías 3). Donde en estos pasajes es que la más mínima insinuación de que el Satanás significa la naturaleza humana? Y en el Nuevo Testamento, en qué principio, diremos que el “Príncipe de este mundo”, “Padre de la Mentira”, “la serpiente original”, “el dios de este siglo”, “el león rugiente, va a destruir cristianos “,” el que dispara dardos a nosotros “, es la naturaleza interna de humanos? La idea de que se trata de personificaciones y no una persona es un invento creado por los protestantes liberales del siglo 19 que rechazaron lo sobrenatural y cuya filosofía no les permite admitir una personalidad espiritual, en oposición a Dios. Pero el hombre está en oposición a Dios. ¿Por qué no un ángel caído? Es la enseñanza del Nuevo Testamento que Satanás es un ángel de la oscuridad. Pablo lo describe como disfraza como ángel de luz (II Cor. 11:14). Un estudio de la palabra en el verbo utilizado Paul (” metaschematizetai “) muestra que Satanás cambia su exterior la apariencia para hacerse pasar como un ángel de luz. Él es por naturaleza hacia el interior de un ángel, pero él mismo se transforma en un ángel de la luz por una externa de transformación. Sólo un ángel puede convertirse en un ángel de luz por este medio. Pablo afirma la creencia, común a sus contemporáneos, que Satanás es un ángel, aunque una caída. Afirma lo mismo con muchas palabras en II Corintios 11:3, 4, 14, donde se identifica la serpiente con el ángel transformado (versículos 5-13 son una muestra representativa entre paréntesis).

Esta identificación es bien conocido en los escritos de los contemporáneos de Pablo. Es claramente en Apocalipsis 12:9 y 20:2. El hecho de que la serpiente del Génesis ha de ser aplastada por la simiente de la mujer Eva nos alerta sobre el hecho de que la serpiente siguió existiendo hasta los tiempos del Mesías (Génesis 3:15). La serpiente fue maldecida por su maldad. Casi no debería ser necesario señalar que la maldición fue impuesta debido a la serpiente culpa . Cada Cristadelfiano debe evaluar cuidadosamente la posibilidad de seguir la Escritura en este punto o abrazar declaración extraordinaria John Thomas, que la serpiente no era “moralmente responsable” – “no tenía la intención de engañar”, “no tenía la intención de mentir”, “que no tenía la intención de causar la muerte de la mujer “( Elpis Israel , p. 88). Estas declaraciones del fundador de Cristadelfianismo será suficiente para mostrar que no ha comprendido el tema desde el principio. Él tiene a Dios maldecir a una criatura inocente! Él va a proponer su teoría fundamental, que la Serpiente es de ahora en adelante se equipara con el pecado que produce, que “Satanás” es igual a pecado ( Elpis Israel , p. 91). Por este giro el verdadero diablo desapareció como sinónimo de la naturaleza humana, donde ha permanecido desde entonces, pero la mayoría sólo en las mentes de los seguidores de John Thomas!

Los estudiantes de la Biblia nunca debe pensar que Satanás es tan poderoso como Dios! Él no es omnisciente ni omnipresente. Ni es necesario que se temía por los que esté debidamente instruido y cristianos que buscan la fuerza y la protección de Dios, su Padre. El Satanás del Nuevo Testamento es el dios de este siglo – la edad hasta la venida del Reino (II Corintios 4:4.). Como Beliar (un término común para los judíos Satanás) que contrasta con el Cristo sobrenatural (no con el “bueno” en los seres humanos – II Corintios 6:15.). Él es también el príncipe de los demonios (Mt. 12:24). Jesús no hizo ningún esfuerzo para desafiar esta idea. Él asume, junto con la creencia en la realidad de los demonios. Se había indicado que Satanás es el jefe de una gran cantidad de ángeles (Mateo 25:41). Satanás también se ve en conflicto con Miguel, el Arcángel, en Judas 9. Cualquier intento de explicar este pasaje, en términos de seres humanos, como Cristadelfianismo hace, implica un esfuerzo desesperado para erradicar el mal sobrenatural de las Escrituras.Esto sólo es comparable con John Thomas y el intento de sus seguidores para eliminar a los demonios de los relatos del evangelio y las epístolas.

 Es el intento de explicar Cristadelfiano los demonios que demuestra más claramente la extrema dificultad de tratar de borrar de los registros del Nuevo Testamento. Una vez más, los Cristadelfianos no puede ponerse de acuerdo sobre la explicación correcta. Se debe negar que los demonios existen, porque sus creencias así lo exigen. ¿Cómo se explica la constante presencia de los demonios en el Nuevo Testamento es un problema real. Su tratamiento más detallado de los demonios se encuentra en su publicación The Devil, el gran engañador , se cita a continuación. Cristadelfianos muchos no han leído atentamente lo Peter Watkins tiene que decir. Están seguros de que su explicación debe estar en buen estado, ya que ha sido aprobado por el movimiento. Algunos, sin embargo, están comenzando a cuestionar la visión tradicional Cristadelfiano de las historias de demonios, sintiendo que hay algo mal con el tratamiento del tema por Roberts. Decir que Jesús y los escritores del Nuevo Testamento invertido el término “demonio” con un significado desconocido para el griego de la época es una teoría audaz hecho.

El promedio Cristadelfiano propondrá que los demonios de la Escritura se explica como una adaptación a la ignorancia de los tiempos. Ellos sostienen que Jesús no molestar a la superstición de los Judios contemporáneo, con el fin de ayudar en la curación de los endemoniados. La pregunta importante es si existe algún otro ejemplo de la superstición de Jesús lo que permite pasar sin corregir. Otro problema es el de Lucas (y los otros periodistas “de los milagros de Jesús) insistencia en que los demonios hablaban en su propia persona , y reconoció a Jesús como el Mesías cuando la gente común no lo hizo. El Nuevo Testamento registra que una distinción absoluta entre la víctima que es “demonizado”, y el demonio que lo poseía. Jesús se ocupa de hacer frente a los demonios como una persona distinta de la víctima.

En Lucas 4:33: “Había un hombre en la sinagoga que tenía un espíritu, un demonio inmundo. Audiencia [Lucas gentil podría haber entendido los demonios como personalidades sobrenaturales, tanto buenas como malas. Así, deja claro que se trataba de un demonio inmundo], el cual exclamó: “. ¡Ah! ¿Qué tenemos que ver contigo, Jesús, el Nazareno? ¿Has venido a destruirnos? Yo te conozco, tú eres el Santo de Dios. ” Y Jesús le reprendió y le dijo: “. Calla y sal de él ‘ Entonces el demonio lo había arrojado delante de ellos, salió de él sin hacerle daño … “Versículo 41:” Y los demonios salieron de muchos, los demonios dando voces y diciendo: Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios “. Y él les reprendió y no les permiten hablar, porque sabían que él era el Mesías. “

 Debemos tener en cuenta que el demonio hablaba como un miembro de una clase de demonios: “¿Qué tenemos que ver contigo? “Jesús se dirigió entonces al demonio, a diferencia del hombre:« ¡Sal de él . “En el versículo 41 del participio griego “gritar” y “decir” es plural neutro de acuerdo con y en referencia a los demonios. Ellos no pueden referirse a los hombres. Para sugerir que el hombre gritó (aunque es evidente que el demonio habló a través de ellos) es pasar por alto las leyes de la lengua griega. Entonces Jesús reprendió a ellos (plural neutro, los demonios , no los hombres). A lo largo de las cuentas, como en el resto del Nuevo Testamento, los demonios son tratados como una clase conocida de personalidades muy distintas de las víctimas a los que oprimen. Para borrar esta distinción, como la literatura Cristadelfiano hace, es simplemente para socavar la veracidad de los registros históricos.

El Comentario Crítico Internacional hace que la sabia declaración de que si los demonios existen, no hay ningún problema en absoluto con este pasaje. “La narración está en armonía con los hechos” (Plummer en el ICC sobre Lucas, p. 136). Tenga en cuenta que cualquier otra explicación que significa que la cuenta no en armonía con los hechos, otra forma de decir que no es cierto!

Los cristianos harían bien en evitar el ataque en la Escritura que implica la negación de la existencia de los demonios. Ellos deben entender que quiere decir que Jesús simplemente se acomodó a la ignorancia de su tiempo lo hace menos que honesto. No hay ningún indicio en cualquier parte del Nuevo Testamento que Jesús sabía que no debía creer en los demonios! El discutido en privado con sus discípulos, así como frente a los Judios (Lucas 10:20, véase también Lucas 11:14-28, donde Jesús habla largo y tendido sobre los demonios). El comentario de Henry Alford, el distinguido teólogo británico y un milenario líder, está muy al grano:

“Los relatos evangélicos son claramente comprometido con la verdad histórica de estos hechos [las cuentas de la posesión demoníaca y la expulsión]. Ya sea porque son verdaderos o los Evangelios son falsos … Forman parte de las bases generales en los que todos están de acuerdo. Tampoco puede decirse que representan la opinión de la época, y el uso de palabras de acuerdo con ella. Se refieren a las palabras utilizadas por nosotros al Señor Jesús en la que es claramente la personalidad y la presencia de los demonios implicados . Ahora bien, nuestro Señor dijo estas palabras o no. Si no, entonces tenemos que a la vez dejar de lado el testimonio concurrente de los evangelistas a un asunto simple de hecho, es decir establecer un principio que va a derrocar por igual todos los hechos relacionados con los Evangelios. Si lo hiciera, es totalmente contraria a cualquier idea cristiana de la santidad en lo que han utilizado palabras tan sencillo y solemne, en repetidas ocasiones, antes de sus discípulos y los Judios, en el fomento de la, y la connivencia de los casos, una superstición mintiendo. No será necesario refutar la opinión de posesión demoníaca que hace que sea idéntica a la mera enfermedad corporal … Podemos observar que está en todas partes en los Evangelios distingue de la enfermedad … “(Alford, griego del Nuevo Testamento , vol. I, p 0.79, el subrayado es nuestro). Declaración bien redactada Henry Alford es una defensa contra los teólogos liberales y críticos de la fiabilidad del Nuevo Testamento. Es triste que su defensa debe ser utilizado en contra de Cristadelfianos.

La idea de que Jesús era servicial a la ignorancia de su época, cuando habló de los demonios era tan problemática a la Cristadelfiano escritor Peter Watkins, que escribió: “Que se afirmó categóricamente que no es suficiente decir que los escritores del Nuevo Testamento se utiliza lenguaje que reflejara las supersticiones actuales … No era de las limitaciones del lenguaje, que obligó a los escritores de los Evangelios para hacer uso de elaborar la terminología demonio. Fue el Espíritu de Dios “( El Diablo, el gran engañador , p. 65). Peter Watkins correctamente se opone a los argumentos que su colega Cristadelfianos casi siempre se utiliza para defender su creencia en la no Satán oa los demonios. Watkins, sin embargo, en lugar de aceptar los hechos del Nuevo Testamento, propone una solución que nadie, seguramente, incluyendo Cristadelfianos otros, se tome en serio. Él dice: “El tema de Satanás y los demonios -, o el diablo y sus ángeles – debe ser considerado como una parábola de elaborar el Nuevo Testamento” ( Ibid p. 64.). ¿Qué medidas extraordinarias estudiantes de la Biblia se van a evitar que la verdad! La idea de que las historias de exorcismo se dirigen sólo a parábolas no tiene fundamento. Podríamos decir también que todos los milagros de curación son parábolas. Afortunadamente, los escritores bíblicos no tenían la intención de sus lectores a ser tan irremediablemente confuso. Dejan claro que Jesús hablaba en parábolas. Nunca dicen que las cuentas de la expulsión de los demonios eran parábolas.

Nos quedamos con la simple explicación de que Satanás es el jefe de un ejército de espíritus de demonios, ángeles caídos, que la serpiente del Génesis es el diablo (Apocalipsis 12:9, 20:2). La identificación del diablo con la serpiente original (Apocalipsis 12:9) era la creencia común de los tiempos. No es más que confirmada por las Escrituras. Pablo implica que la misma identificación en II Corintios 11 (explicado anteriormente). Que equivale a Satanás con la serpiente en Romanos 16:20, donde dice que Satanás breve molido, una referencia a la futura aparición de moretones de la Serpiente por el Mesías, según lo prometido en Génesis 3:15. El Nachash (serpiente) del tercer capítulo del Génesis aparece de nuevo en el tercer capítulo de la final de la Biblia, donde es atado y encarcelado para que no se puede engañar a todo el mundo por más tiempo (Apocalipsis 20:1-3). La serpiente aparece en los libros religiosos de casi todas las culturas antiguas, también lo hace la inundación. La idea del milenio que se conoce a los persas. Estos hechos no significan que las ideas son todas falsas. Grandes verdades teológicas están en manos de la Biblia en común con otras religiones. La creencia en el diablo y los demonios personales es un buen ejemplo.

La conexión de la Nachash (serpiente) con los Serafines, los seres angelicales brillante que rodean el trono de Dios (Isaías 6), es una prueba más de la identificación de Satanás, con un ángel caído (Números 21:6-9). Aunque el origen y el destino final de Satanás no son claras, esto no es excusa para no aceptar el testimonio unido de los escritores del Nuevo Testamento a su existencia como una personalidad externa. ¿Alguien se niegan a aceptar la existencia de los ángeles en la Biblia, simplemente porque los detalles de su origen y su futuro no está claro? No hay nada en la Biblia para decir que la vida de Satanás debe ser prolongado indefinidamente. La inmortalidad es condicional a Dios que se la conceda. Él da la vida a Satanás en la actualidad como parte del plan divino.

El creyente en la personalidad de Satanás no tendrá que explicar cómo es que Satanás está en todas partes externas en el Antiguo y Nuevo Testamento. En la parábola del sembrador “los pájaros del cielo” devorado la semilla (el mensaje del Reino), que quedaron en el camino. La explicación de Jesús de las aves es que “viene el diablo y quita el mensaje de su corazón para que no crean y se salven” (Lucas 8:05, 12). ¿Habrá alguien sugerir seriamente que las aves del cielo representan interno la naturaleza humana? La analogía es, por supuesto, paralelo a la descripción de Pablo de Satanás como el príncipe de la potestad del aire, el espíritu maligno en los lugares celestiales (Efesios 2:2; 6:12). ¿Cómo puede el aire de ser la sede de la naturaleza humana? El aire, en la terminología de Pablo, se encuentra por encima de la tierra (I Tes. 4:17). El ambiente está contaminado por la presencia de Satanás y los demonios que en la actualidad “energizar” los hijos de desobediencia, así como el Espíritu de Dios “energiza” los hijos de Dios (cf. Ef. 2:2, Fil. 2:13 , donde la misma palabra griega describe la actividad de Satanás y de Dios). Que el aire está contaminado por los malos espíritus se desprende de la necesidad de Cristo para reconciliar a sí mismo las cosas, tanto en el cielo y en la tierra (Col. 1:20).

Hay que destacar que la creencia en Satanás como un espíritu externo no nos exime de la responsabilidad por nuestros pecados o falsas creencias. No podemos culpar a Satanás de nuestros errores, afirmando que “el diablo me hizo hacerlo.” Somos responsables, con la ayuda de Dios, para conocer la verdad, y pasando de nuestros malos caminos. La tentación que surge del corazón del hombre (Santiago 1:14) y los malos pensamientos que proceder “de dentro, del corazón del hombre” (Marcos 7:21) puede ser requerido por Satanás, sino que también puede surgir de manera natural, como la naturaleza humana ha sido envenenado por la desobediencia de Adán y Eva. Pero no hay que confundir el mal que viene “de dentro, del corazón”, con el Satanás que viene desde el exterior, como en el relato de las tentaciones (Mateo 4). Existe una estrecha relación entre el pecado y la causa original del pecado, al igual que el conductor y la música que produce a partir de una orquesta están conectados. Pero nadie confundiría el conductor de la orquesta.

Si demonio en el Nuevo Testamento significa la epilepsia y la enfermedad mental, entonces debe ser mostrado como la epilepsia y la enfermedad mental puede “creer en Dios y tiemblan” (Santiago 2:19, “los demonios creen en Dios y tiemblan”), producen las falsas enseñanzas (I Tim. 4:1), o ser objeto de la adoración de los paganos (I Cor. 10:20, donde los “demonios” son paralelas a Dios). La lengua griega tiene palabras en perfecto estado de “loco” y “locura”, y se usan en el Nuevo Testamento. A pesar de ello, el uso elaborado se hace de demonio terminología por los escritores bíblicos. Los demonios están en todas partes tratadas como vivir, los agentes activos, lo sobrenatural, capaz de hablar a través de los seres humanos. Es impensable que Lucas habría escrito como lo hace, si hubiera querido transmitir la idea de Cristadelfiano que los demonios no existen! Hay, por supuesto, abundantes pruebas de los fenómenos demonio, tanto a lo largo de la historia y en nuestros tiempos. La experiencia personal de los fenómenos es completamente innecesario, sino que debe, por supuesto, ser evitado. Que basta con creer que los escritos del Nuevo Testamento.

El punto de vista de Satanás como una personificación de la naturaleza humana es una teoría impuesta en la Escritura. Que representa una mala interpretación seria de la Biblia que no puede ser sostenida por la exégesis de sonido. Los que sostienen tal creencia debe tener en cuenta, como todos debemos hacerlo, el comentario de James que todos los maestros de la Biblia tienen una responsabilidad para la enseñanza de la verdad, y puede ser declarado culpable de conducir a otros por mal camino. Lo peor de todo, una imprecisión o error en la comprensión de la de Satanás, que tiene una docena o más títulos en la Escritura (y por lo tanto debe ser una personalidad de cierta importancia), puede llevar a que otros pierdan la confianza en su capacidad como maestro de la Biblia. A continuación, será disuadido de aceptar las verdades reales que se les ofrecen. Hasta que el asunto importante de Satanás y los demonios se explican adecuadamente, conforme a la Escritura, hay pocas esperanzas de un grupo que es considerado digno de la tarea de traer al mundo todo el consejo de Dios. Debemos tener cuidado de poner una barrera entre nosotros y otros que no son capaces de ver cómo podemos dejar de entender un asunto tan sencillo como la existencia del personal de Satanás. 

 

 

Notas adicionales sobre Mateo 4, Judas 9 y terminología Demonio

El tratamiento Cristadelfiano de las cuentas de la tentación es aún más desconcertante en vista de los principios justos de la exégesis que utilizan en otros lugares. El hecho es que llegan a Mateo 4, sabiendo que no puede haber un demonio sobrenatural. Es entonces imposible que se encuentran allí. Para evitar que él, debe embarcarse en un método de interpretación que distorsiona el texto bíblico. Esto se ilustra en el misterio de la iniquidad explicado, una exposición bíblica del diablo , por Lyman Booth, 1929.

El autor nos hace saber desde el principio la técnica que se propone emplear, con su comentario sobre Marcos 1:13: “Y Jesús los cuarenta días en el desierto siendo tentado por Satanás, y estaba con las fieras y los ángeles le servían. “Los” animales salvajes “, nos dice,” representan los sentimientos de los animales en la naturaleza del hombre “(p. 174). A continuación, se propone como método de interpretación que “no hay ningún pasaje de la Escritura puede ser interpretada en parte literal y espiritualmente en parte. Si se trata de ser literalmente entendida, debe ser entendido literalmente todo, si es que espiritualmente entendida, debe ser entendida espiritualmente en todo “(p. 183). Sin embargo, socava su propio principio, al admitir que Cristo era, literalmente, en el desierto, aunque las tentaciones eran figurativos (p. L84). (Por “figurativo” que supuestamente significa que las tentaciones no hubo una persona externa). Apetito de Cristo creó un “impulso” dentro de él (p. 185). “El auto principio, el principio del deseo en el Cristo, cuando sintió hambre sugiere a la vez lo que era una verdad, sin duda, al ver que tú eres el Hijo de Dios di que estas piedras se conviertan en pan.” Este estado de ánimo era el diablo que tentó a Cristo “(p.187).

Cabina comienza a hablar del “principio de acusar falsamente, figurativamente representado por el diablo” (p.189). “. Por lo tanto, todo el pasaje es más que una descripción figurativa del resultado del examen mental del sistema mundano frecuentes”, “El diablo le deja – es decir, los estados de la mente deja de molestarlo, que había obtenido la victoria, y los ángeles , es decir, mensajeros llegaron y le servían “(p. 190). “De ahí que la mejor vista de las pruebas es el que los considera como escenas mentales … La cuenta total de la prueba de nuestro Señor no admite una explicación sencilla, clara y contundente cuando se observa en sentido figurado como una imagen de los pensamientos que pasaron por sus mente en el estudio de esta gran lucha “(p. 191). Luego pasa a hablar del “absurdo relacionado con la creencia en el Diablo, la tendencia atea de una creencia en el diablo … Si hay un Dios que no puede haber un demonio” (p. 195).

Debemos tener en cuenta que el método de interpretación propuesta por Booth se abandona. Él admite que Cristo era, literalmente, en el desierto y que los ángeles se le acercó y le servían. Estos hechos no se atreve a tratar en sentido figurado.

La pregunta que debe plantearse es: ¿por qué la frase “se acercó a él” (v. 3) significa la aparición de pensamientos dentro de él, cuando exactamente la misma frase “se acercó a él” (v. 11) significa un literal enfoque de los ángeles? El método utilizado por stand es bastante arbitraria. En la frase “el diablo y los ángeles le deja llegar a él,” la primera mitad de la pena se toma en sentido figurado para significar el final de la tentación en la mente de Jesús, y la segunda es literalmente cierto! Esto está en contradicción con el propio principio de la coherencia de Booth, citado más arriba.

El método adecuado y el sentido común es, sin duda para comparar la frase “se le acercó” en el versículo 3, con el uso de Mateo de la misma frase en otro lugar, y luego con el uso de las mismas palabras en el Nuevo Testamento en su conjunto. (En el desciframiento de una escritura pobre, buscamos otras ocurrencias de una letra oscura para ver cómo encaja en diferentes contextos.) En Mateo 8:02, un leproso “se acercó a él”, en el 8:05 un centurión “se acercó a él “, en 8:19 ​​un escribano” se acercó a él “, y en 24:3 los discípulos”. se le acercó “En Hechos 22:27,” vino el capitán jefe a Paul y le habló: “Las palabras. en el texto original en todos estos casos y muchos otros en todo el Nuevo Testamento son exactamente las palabras que se usan de la llegada de Satanás a Cristo. En ningún caso en la Biblia son las palabras que se usan de pensamientos que surgen en la mente. Esto será suficiente para demostrar que el “figurativo” de la “se acercó a él” en Mateo 4:03 tiene ningún paralelo en las Escrituras . No léxico sabe que el escritor le permitirá un sentido figurado de la frase en cuestión. La teoría de que nadie se acercó a Jesús en la tentación en el desierto es una privada, que simplemente ha sido importado por atribuir significados a palabras que no pueden soportar. Esto implica una revolución en el lenguaje, que si se aplica en otras partes efectivamente derrocar a todos los hechos se indica en el Nuevo Testamento.

Debemos examinar brevemente el pasaje en Judas 9, que describe a Satanás en conflicto con el Arcángel Miguel. El lector común no tiene ninguna dificultad en la comprensión de que el Arcángel Miguel es el Arcángel Miguel. No así los Cristadelfianos. Se embarca en la cabina de una explicación compleja que es la más engañosa debido a la confianza con que se presenta.

Para explicar Judas 9, que nos remite a Zacarías 3, donde dice que Satanás es Tatnai . Este último se opuso a la reconstrucción del Templo en los días de Josué, el Sumo Sacerdote. Booth dice: “En relación con este caso [en Zacarías 3] Judas dice:” Sin embargo, Miguel, el Arcángel, cuando contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, [y] no se atrevió a pronunciar contra él un juicio de maldición, pero dijo: “El Señor te reprenda”. “Aquí Tatnai se representa como” el diablo “porque falsamente acusados ​​los Judios … El” cuerpo de Moisés no es más que la iglesia judía, y la disputa sobre el cuerpo es la disputa sobre la construcción del Templo para el sistema mosaico de culto. Así, el pasaje de Judas que ha sido la causa de mucha perplejidad se convierte fácilmente inteligible … Como Michael, el mensajero principal, no reprendió a Satanás, pero dijo: “El Señor te reprenda”, por lo que fue en el caso de Josué “( pp 101, 102). En la página 76 afirma audazmente: “Es evidente que Michael, el mensajero principal, y también el falso acusador (Satán) fueron seres humanos individuales” (su capital).

Una explicación menos inteligible sería difícil de imaginar. Es evidente, dice Booth, que Miguel, el Arcángel, es un ser humano . Es evidente que el ángel Gabriel es un ser humano? Es evidente que a Booth que Josué en Zacarías 3 es Miguel, el Arcángel, en Judas 9! Local no se ha observado que en Zacarías, el Señor dijo: “el Señor te reprenda.” En Judas, el Arcángel Miguel pronunció las mismas palabras. ¿Esto significa entonces que el Señor es Michael y Josué? No hay buena evidencia para equiparar los dos pasajes, y mucho menos para igualar el sumo sacerdote Josué, con el Arcángel Miguel!

Proponer que Miguel, el Arcángel, es el sumo sacerdote Josué no tiene precedentes. I Tesalonicenses 4:16 proporciona la única vez que aparece otra de la palabra arcángel, y nadie sugiere que él es un ser humano! Si consultamos los escritos judíos contemporáneos (Judas se cita en el libro de Enoch), nos encontramos con una referencia a la disputa sobre el cuerpo de Moisés – lo que significa que el cuerpo de Moisés “- en el Targum de Jonathan en Deuteronomio 34:6, y una referencia en el padre de la iglesia, Origen, a la Ascensión de Moisés en el que la historia de una disputa sobre su cuerpo produce. El evento fue claramente bien conocido por los lectores de Judas y no necesita explicación. La mención de Satanás en contra de un Arcángel es una prueba más de la realidad de Satanás como un ser sobrenatural, y esto se confirma sin lugar a dudas por el Apocalipsis 12, donde la guerra se produce en el cielo entre “Miguel y sus ángeles (OMS) declaró la guerra a Satanás y sus ángeles. “Para explicar estos pasajes de distancia, en un esfuerzo por suprimir la evidencia bíblica de Satanás como un ser angelical, no se recomienda por el versículo de Apocalipsis 22:19, que nos advierte que no” quita el libro de esta profecía . “

Sin duda, un método de interpretación que implica equiparar el arcángel San Miguel con Josué se condena a sí mismo. La desesperación que participan en el tratamiento Cristadelfiano de Judas 9 debe apuntar a la debilidad de su teoría general acerca de Satanás.

Es habitual que los Cristadelfianos para despedir el demonio en el Nuevo Testamento la terminología como simples términos que no guardan relación con la idea detrás de ellos. Por lo tanto, se dice, se habla de la locura, sin necesariamente creer en el poder de la luna para producir la locura. Un momento de revelar que el uso de la palabra “locura” no es en absoluto un paralelismo con el uso de la terminología elaborada de demonio en el Nuevo Testamento. Los registros del Nuevo Testamento hablan de demonios entran y salen de sus víctimas. Ellos cuidadosamente diferenciar entre la enfermedad y la posesión del demonio (Marcos 1:32; 16:17, 18; Lucas 6:17, 18). La enfermedad misma hacia el exterior puede ser atribuida a causas naturales en un caso y de la posesión del demonio en el otro (compare Mateo. 04:24 a 17:15 y 12:22 con Marcos 07:32). Como el Diccionario Smith de la Biblia dice (citando a Trench, en los milagros , p. 135): “¿Puede suponerse que Cristo y los evangelistas sanción se permitirá grabar para siempre una misma idea falsa, que ha sido constantemente la misma fortaleza de la superstición. Tampoco era la lengua utilizada, como puede ser en paralelo con la expresión convencional simple. No hay nada de malo en nuestra forma de hablar de ciertas formas de la locura como una locura, no implicando con ello que creemos que la luna de tener o haber tenido alguna influencia sobre ellos … pero si nos ponemos a describir la curación de tales como el cese de la luna que les afectan, o si un médico se solemne para hacer frente a la luna, las ofertas que se abstenga de dañar al paciente, no habría aquí un paso más en una región muy diferente … No sería ese abismo entre nuestros pensamientos y palabras que la esencia de la mentira consiste. Ahora bien, Cristo no todo el mundo hablan el idioma de este tipo.

 “A la vista de la gran cantidad de pruebas, parece difícil concebir cómo la teoría de la acomodación al lenguaje de la época se puede conciliar con nada parecido a la verdad de las Escrituras. Bien podemos decir que nunca se han mantenido, a excepción de la proposición de que la posesión demoníaca en sí era una cosa absolutamente increíble y en contra de toda la experiencia “(” endemoniados, ” Diccionario de Smith de la Biblia ).

El creyente en ningún personal a Satanás se le invita a releer los pasajes de la Escritura se refiere a Satanás, el Diablo, el Tentador, etc, permitiendo que la palabra ángel en el sentido de ángel, y “llegar a” en el sentido de lo que dice. Se encontró que hay un testimonio unánime escrituras a un ser externo, el mal invisible y sus demonios. En última instancia, los argumentos utilizados para reprimir los hechos acerca de Satanás también ocultará la evidencia del verdadero Dios. Ambos se presentan claramente en la Escritura. Sólo la explotación prolongada de una visión tradicional de lo contrario hará que la doctrina bíblica de Satanás difícil. La Iglesia de Dios no puede permitirse el lujo de tener dudas sobre un tema tan fundamental como este.

No de la personalidad de Satanás – Rareza doctrinal o la verdad bíblica?

Es bueno para aquellos que niegan que hay un diablo sobrenatural personal en la Escritura para darse cuenta de que deben mantener su posición en contra de la opinión de los millones y millones de estudiantes de la Biblia de todas las denominaciones. Para ello se debe producir una explicación clara y sólida para los pasajes de la Biblia que siempre han aparecido a sus adversarios a presentar pruebas indiscutibles de la existencia de las fronteras exteriores de Satanás. Los defensores del “no-personalidad” que, por ejemplo, muestran la falacia básica en las siguientes observaciones de Edersheim en la vida y los tiempos de Jesús :

“En cuanto a la realidad y la exterioridad de las tentaciones de Jesús, algunas sugerencias pueden dejarse de lado como algo no natural, y ex post facto los intentos para eliminar una dificultad sentida. Presunción frívola de Renan apenas merece una atención seria, que Jesús fue al desierto a fin de imitar el Bautista y otros, ya que la soledad era en el momento considerado como una preparación necesaria para grandes cosas. Estamos igualmente desestimar, ya que más reverente, pero no mejor tierra, sugerencias tales como que una entrevista con los diputados del Sanedrín o con un sacerdote, o con un fariseo, constituyó la base histórica de la tentación satánica, o que se trataba de una visión , un sueño, el reflejo de las ideas de la época,. o que era una forma parabólica en la que Jesús después presentó a sus discípulos su concepción del reino, y cómo fueron a predicar “

Tan inaceptable hacer estas ideas parecen Edersheim que añade en una nota que se abstiene de nombrar a los escritores que sostienen estas teorías. Edersheim continúa: “De todas las explicaciones que se puede decir, que la narrativa no lo justifica , y que probablemente nunca se han sugerido, si sus autores hubiesen sido capaces de aceptar la historia evangélica “( Vida y época de Jesús , vol. 1, p. 296, énfasis añadido).

Estamos aquí en el corazón mismo de la cuestión. Los que rechazaron los hechos presentados por el relato de las tentaciones eran a menudo los que también rechazó la resurrección. Los defensores de la “no-personalidad” debe tener en cuenta si no han sido atrapados en una forma de incredulidad por el tratamiento de palabras tales como “se le acercó y le habló” como lenguaje figurativo para el inicio de una lucha interna en la mente de Jesús. Es justo que se muestran en las Escrituras (ya que todos creen en la comparación de pasaje con pasaje) un solo caso en los que esas palabras se utilizan “en sentido figurado”.

Edersheim dice con razón que el pasaje en Mateo 4, “si se interpreta naturalmente, sugiere un evento externo y real, no una transacción interna, no hay otra instancia del estado de éxtasis o de visión que se registra en la vida de Jesús, y utiliza las expresiones especiales están todos de acuerdo con el punto de vista natural “ ( Ibid . p. 296, énfasis añadido).

El célebre Diccionario de la Biblia por Smith dice: “Sería una pérdida de tiempo para demostrar que, en diversos grados de claridad, la existencia personal de un espíritu del mal se revela una y otra vez en las Escrituras. Todas las cualidades, todas las acciones que pueden indicar la personalidad, se le atribuye en un lenguaje que no se puede explicar … Esta influencia es correlativa, pero no debe confundirse con la existencia del mal en su interior. “

Que no ha sido plenamente observado por los defensores de la “no-personalidad” que la doctrina bíblica de Satanás y los demonios tiene puntos de contacto con los inconfundibles escritos rabínicos judíos y otros. El Diccionario Hastings de la Biblia señala: “Satanás es llamado el príncipe de los demonios en Mateo. 12:24 así como Sammael “el gran príncipe en el cielo” se designa el ‘jefe’ de demonios ‘en el Midrash. La demonología que se nos presenta en el Nuevo Testamento tiene puntos llamativos de contacto con lo que se ha desarrollado en la literatura henoquita. Las principales características de esta última, de hecho, vuelven a aparecer … Los ‘ángeles vigilantes’ en el Enoc 6-16 corresponden exactamente con los ángeles que “no guardaron su primer estado” (Judas 6, II Ped. 2:4). En Enoc los demonios … el ejercicio de una actividad mal trabajo ruina moral en la tierra hasta el juicio final. Exactamente de la misma manera que los demonios en el Nuevo Testamento se describe como espíritus desencarnados … Al igual que en el libro de Enoc, Satanás está representado en el Nuevo Testamento como el gobernante de un fraudulento reino del mal … Tanto en St. Paul y en el Apocalipsis se identifica con Satanás, la serpiente de Génesis 3. También es digno de mención que Pablo compartió la creencia contemporánea de que los seres angélicos habitado más alto (celeste) regiones, y que Satanás también, con su séquito, no vivía por debajo de la tierra, sino en la región atmosférica más baja: cp. Ef. 2:02, 6:12. Nuestro Señor, como aparece claramente en la tradición sinóptica, reconoció la existencia y el poder de un reino del mal organizada agencias demoníaca bajo el control de una personalidad suprema, Satanás o Belcebú … que el Señor aceptó la realidad de tales agencias personal no puede ser cuestionada seriamente, ni es necesario explicar este hecho fuera “.

En el artículo sobre el Diablo en el mismo diccionario se lee: “El lenguaje [usado por Satanás y los demonios], común a todos los escritores y lo penetra todo el Nuevo Testamento, no permite otra conclusión de que las fuerzas y los espíritus del mal fueron concebidas como recogió en una cabeza de personal y el centro de cuya autoridad reconocía y en cuya licitación se movían … Porque Jesús mismo no teoría de la acomodación se puede mantener … La personalidad del Diablo en consecuencia debe ser considerada como lo enseña la Escritura . “

Edersheim observaciones sobre la existencia de los demonios son muy importantes. “El lector del Nuevo Testamento, debe formarse una idea clara … sobre las personas que se” demoniza “… La primera pregunta es si Cristo mismo no compartía las opiniones, de hecho, de sus contemporáneos, sino también de los evangelistas en cuanto a lo que llamaron el “demonizado”. Esto ha sido ampliamente rechazada, y Cristo representado, ya que sólo quieren molestar innecesariamente a los prejuicios populares, que no pudo en el tiempo de manera eficaz el combate. Pero la teoría requiere más que esto, y, ya que Cristo no sólo tolerado, sino también para abordar los demonizados adoptado de hecho, o lo parecía a adoptar el punto de vista predominante, se ha argumentado que, por el bien de las personas pobres afectadas, que actuó como un médico que parece entrar en la fantasía de sus pacientes, con el fin de la manera más eficaz para que lo cure de ella. Este punto de vista parece, sin embargo, apenas vale la pena refutar , ya que atribuye a Jesús, en un punto tan importante, una conducta no sólo indigno de él, o de cualquier otro hombre verdaderamente grande, pero implica un canon de “ajuste”, que también podría aplicarse a sus milagros, o de cualquier otra cosa que sea contraria a las nociones de un intérprete, por lo que podría transformar las narraciones del Evangelio en todo una serie de leyendas históricamente poco fiables … Vemos que Jesús no sólo se tolera el popular “prejuicio” o que “se adoptó por el bien de más fácil curar a los afectados por lo tanto” … sino que incluso se convirtió en parte de “Comisión” a sus discípulos echar fuera demonios, y que cuando los discípulos después informaron de su éxito en esto, que Cristo realmente hizo una cuestión de acción de gracias a Dios. El mismo punto de vista subyace en su reproche a los discípulos, cuando no en esta parte de su trabajo, mientras que en Lucas 11:19, 24, que adopta y sostiene en este punto de vista frente a los fariseos. Considerado por lo tanto, a la luz de la historia, la crítica imparcial puede llegar a otra conclusión que Jesús de Nazaret comparte la opinión de los evangelistas en cuanto a la ‘demonizada’ … Sería un intérprete audaz que se atribuyen todos los fenómenos, incluso de paganos magia malabarismo, o bien a causas puramente físicas “( Vida y época de Jesús , vol. 1. págs. 480, 483).

Invitamos a los exponentes de la “no mal sobrenatural” una explicación de la capacidad de los magos de Egipto, para imitar los milagros realizados por Moisés y Aarón, y también alguna explicación razonable de la Parusía (por ejemplo la llegada espectacular, tal como se utiliza de la Venida de Cristo) del hombre de pecado (II Tes. 2:9), que es capaz de producir todo “el poder, y firme y se preguntan” por la energía de Satanás. Las mismas palabras se utilizan constantemente en el Nuevo Testamento de las hazañas sobrenaturales de Jesús. ¿Cómo pueden ser producidos por la energía humana por sí sola, aparte de la intervención de un agente del mal no se ve?

Estos son algunos de los hechos que deben ser explicados por los que sostienen que el Satán / Devil de la Biblia no es más que la naturaleza humana. También sería justo pedirles que aportar alguna prueba de esta creencia de haber sido seriamente entretenido por nadie más que a aquellos que cayeron bajo la influencia de John Thomas Roberts y Robert. El hecho notable es que cuando la denominación se divide en esta creencia, opiniones han sido formadas de acuerdo con la opinión de los pastores de diferentes congregaciones. Esto demuestra de manera concluyente que las “posiciones” se han tomado no sobre la base de estudio individual, sino de acuerdo con las opiniones de los pastores individuales. Así, el error de un maestro se perpetúa en su congregación – y no sólo en una generación. Por otro lado la verdad se transmite por un solo pastor y de su congregación a las generaciones siguientes. Por lo tanto, corresponde a cada individuo para estudiar estas doctrinas importantes para sí mismo, valoración de las pruebas cuidadosamente durante un período considerable de tiempo. Cada uno de nosotros debe reconocer que lo que nos han enseñado inicialmente se parecen estar en lo cierto. Tal es la fuerza de la convicción adquirida en los primeros años. La necesidad de la unidad fundamental de las enseñanzas bíblicas, como Satanás y los demonios, es exigido por la apelación apostólica de Pablo, que nos habla:

“Os ruego, hermanos, en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos dicen lo mismo, que no haya divisiones entre vosotros, que seáis unidos en una misma mente y un mismo parecer” (I Cor . 1:10).

DIEZ EXCELENTES CONSEJOS QUE TE EVITARAN DOLOR.‏

Primero: El pecado te llevará más allá de donde pensabas llegar Decimos: “es que solo pienso llegar hasta aquí”, o, “créeme,que esto está bajo control”. Lo que estaba bajo control, termina controlándote a ti. Controla tu vida; controla tu mente y no te deja descansar. Controlará tu corazón, y lo que controla tu corazón,controlará también tus emociones.

Segundo: El pecado te alejará por más tiempo de lo que habías pensado… “Es solo un par de días”… Y los días se convierten en semanas y las semanas en meses y en muchas ocasiones, en años. En el caso de los israelitas…400 años.

Tercero: El pecado te costará más de lo que querías pagar. Te costará tu integridad, tu reputación; tu paz… te puede costar la esposa; los hijos, los amigos, el trabajo, el ministerio. Y aún dinero.

Cuarto: Pecas a tu manera; pero tienes que regresar a Dios a su manera. Dios determina los términos de tu regreso; y sus caminos pueden ser largos, difíciles y restaurarse del pecado es un proceso.

Quinto: El pecado engendra pecado… con un pecado tendemos a cubrir otro pecado.

Sexto: El pecado te lleva a justificar cuanto has hecho, con lo cual cometes otro pecado: el pecado de la auto – justificación.

Séptimo: El placer es efímero, temporal, pasajero pero las consecuencias del pecado son duraderas.

Octavo: No hay pecado oculto que Dios no ponga de manifiesto; de hecho Jesús lo dijo exactamente de esa manera en Mateo 10:26, Marcos 4:22; Lucas 8:17 y 12:2.

Noveno: Mi pecado comienza cuando yo quiero, pero las consecuencias comienzan cuando Dios lo determina. Incluso Dios puede visitar la iniquidad de los padres hasta la tercera y cuarta generación.

Décimo: Nadie se burla de Dios. (Gálatas 6:7).

Si usted ha pecado recuerde está frase: El arrepentimiento y la confesión, despejan el camino para que andemos con Dios.

El pecado nos conduce a la esclavitud satánica, y la santidad nos conduce a la libertad eterna con Cristo.

PASTOR MIGUEL.

¿QUÉ VIENE PRIMERO, LA APOSTASÍA O EL RAPTO DE LA IGLESIA, EN 2 TESALONICENSES 2:3?

Muchos cristianos creen que Jesús viene primero a raptar a su iglesia al cielo, y luego viene el anticristo, el hombre de pecado, el hijo de perdición. Pero en 2 Tesalonicenses 2:3 el apóstol Pablo niega rotundamente esa posibilidad…

EL PORQUÉ DIOS PERMITIÓ LA CAÍDA DE ADÁN Y EVA

Por siglos los cristianos se han preguntado por qué un Dios amoroso permitió la caída de Adán y Eva si sabía que iban a caer. Y esta pregunta sigue vigente aún hoy. Sin embargo, yo creo que las Escrituras nos dan una idea clara del porqué Dios permitió la caída de los primeros padres…¡y muchos parecen no haberse dado cuenta!

EL DIABLO NO ES LA PERSONIFICACIÓN DEL PECADO O DEL MAL

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Un regular número de personas, incluyendo a muchos cristianos profesantes, afirman no creer en la persona del diablo, al cual sólo consideran como una personificación del pecado. Pero si esto es verdad, es decir, que no hay un diablo personal, inteligente, cósmico, longevo, malévolo, y maquiavélico, me pregunto: ¿Puede el pecado pecar? ¿Extraña pregunta, no? Pues esta cuestión surge de inmediato cuando damos por cierta la teoría de que el diablo es una mera personificación del pecado y del mal. Y es que Juan dijo: “El diablo peca desde el principio” (1 Juan 3:8). Si el diablo es la personificación del pecado, entonces lo que Juan está diciendo es que: “El pecado peca desde el principio”, declaración que no tiene ningún sentido en absoluto. Pero si tomamos al diablo como una entidad personal, o un ser cósmico angélico, supramundano, inteligente, malévolo, y maquiavélico, la afirmación toma un matiz distinto.

Por otro lado,  tome usted nota de que Juan dice que este diablo peca desde el principio, ¿cuál principio? Creo que la  respuesta está en el mismo evangelio de Juan, es decir, desde el principio de la creación (Juan 1:1; Apo. 3:14, Heb. 1:10; Apo. 13:8; 2 Pedro 3:4). Por tanto, si el diablo continúa pecando desde el principio de la creación, es imposible que éste sea un humano cualquiera, quien con las justas puede llegar a los 100 años de edad o algo más.

Hay quienes creen que el diablo no nos puede inducir al pecado, pues si este fuera el caso, el culpable de nuestras caídas sería el diablo mismo, y no nosotros. Este argumento, aunque parezca razonable, es engañoso, ya que el hombre puede muy bien resistir al diablo, y oponerse a sus seducciones con la ayuda de Dios.

El hecho de que el diablo tiente a alguno, eso no quiere decir que el tentado caerá indefectiblemente en la trampa satánica y que terminará perdido y condenado para siempre. Dios no permitirá que seamos tentados más allá de nuestras posibilidades de resistencia. Todo depende de nosotros y de nuestra fe.  

El Antiguo Testamento nos presenta al diablo como nuestro opositor o adversario, o como nuestro acusador ante Dios. En la creación del libro de Génesis, es la serpiente que tienta a la primera pareja humana, y es el acusador del libro de Job, y de los fieles. Definitivamente este es un personaje misterioso, intrigante, y malévolo con quien Dios tiene eventuales tratos. Pero es en el Nuevo Testamento que la figura del adversario se hace aún más patente, como un poder inteligente, poderoso, maquiavélico, tentador, mentiroso y asesino. Y aunque es cierto que Satanás significa adversario, y adversario puede ser cualquiera que se oponga a Dios, hay, sin embargo, uno que se le llama “Satanás, el diablo” que opera con sus ángeles en las regiones celestiales de nuestra atmósfera. Es, en buena cuenta, alguien cósmico, no terrícola, no humano, no carnal, no visible y no palpable. Es en realidad un espíritu que no tiene carne ni huesos como nosotros. De allí que se les designe a él y a sus huestes angélicas como “espíritus de maldad en las regiones celestiales” (Efesios 2:2; 6:12).

Las Escrituras nos dicen que Cristo ha venido a destruir las obras del diablo, y para que Dios, Su Padre, nos traslade del reino de las tinieblas, al reino del amado Hijo (Col. 1:13, 1 Juan 3:8). Estas obras del diablo son tretas que nos desvían del único sendero que lleva a la vida eterna en el reino de Dios.

La obra maestra del diablo ha sido, sin duda alguna, la negación de su existencia, con lo cual sus defensores han sembrado un peligroso engaño mortal, pues si no hay un adversario que ataca a hurtadillas, ¿para qué estar en constante guardia, cuidándonos de sus sutiles ardides y maquiavélicas asechanzas? Pero lo cierto es que nuestro Señor Jesucristo nos manda a que estemos sobrios y que velemos, porque nuestro adversario, el diablo, está como león rugiente, andando alrededor buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8). ¿Se dejará usted devorar por él? ¡Yo, no!

PERDONAR LA INFIDELIDAD–UNA HISTORIA PERSONAL

 

Autora desconocida

Para perdonar la infidelidad, lo primero que hay que hacer es admitirla. Sé de primera mano la angustia que la infidelidad marital puede producir, pero no porque yo sufrí ese dolor, sino porque yo lo provoqué. Yo fui infiel en términos sexuales, tanto en mi primer, como en mi segundo matrimonio. En realidad, “infidelidad sexual” es simplemente un eufemismo para “engaño” y yo definitivamente engañé a mis dos esposos.

Mi historia de adulterio comenzó antes de mi primer matrimonio. Tuve mi primera aventura con un hombre casado cuando yo tenía diecinueve años de edad y mi patrón de adulterio e infidelidad marital, continuó hasta muchos años después. Irónicamente, crecí en un ambiente familiar bastante conservador, que reprobaba el sexo premarital y extramarital; y recuerdo que en mis primeros años de adolescencia quería permanecer virgen hasta casarme. Sin embargo, también quería ser notada por los miembros del sexo opuesto, por lo que pasaba mucho tiempo poniéndome atractiva y “sexy” para ellos. Me sentía vacía si no estaba tratando de atraer a un hombre; incluso, una vez que había obtenido su atención y comenzado una aventura, pronto me aburría y comenzaba a buscar una nueva conquista.

Nunca pensé de mí misma como la “otra mujer”, pero sin lugar a dudas, yo era la otra mujer. Hubo ocasiones en que incluso yo era “amiga” de la esposa del hombre con el que estaba teniendo una aventura. Mi comportamiento era abominable, pero me había convencido de que todo estaba bien, porque nunca tuve la intención de romper el matrimonio de nadie. Simplemente, quería ver si era capaz de seducir lo suficiente a un hombre como para que él engañara a su esposa para estar conmigo. Aunque solo conozco una esposa que supo de mí, estoy segura que provoqué a todas las otras esposas un insoportable dolor, por lo cual estoy realmente arrepentida. “Lo siento”, en realidad, no lo soluciona, pero desafortunadamente es todo lo que puedo ofrecer al momento.

Con mi historial sexual, nunca debí haberme casado. Engañé a mis dos primeros esposos, antes y durante el matrimonio. Parecía que no podía contenerme. Aunque mis aventuras extramaritales ciertamente involucraban sexo, en última instancia, no tenían que ver con el sexo. Mis matrimonios no eran insatisfactorios sexualmente hablando, por lo tanto, no era sexo lo que yo estaba buscando cuando tenía aventuras. En lugar de ello, estaba buscando algo que llenara el vacío en mi vida, el agujero en mi corazón que nunca parecía sanar. Algunas personas usan drogas, alcohol o dinero para intentar llenar ese vacío; yo usaba aventuras sexuales. Padecía lo que se conoce como un “proceso de adicción”. Necesitaba el “toque” de mi última conquista sexual para sentirme viva, para sentir cualquier cosa.

“Necesité” mis aventuras sexuales hasta los treinta y cinco años, cuando finalmente encontré lo único que podía llenar el vacío y curar mi corazón para bien; o tal vez debería decir: “la única persona”. Esa persona es un hombre, pero no es cualquier hombre; es el hombre perfecto. Es el hombre… Jesucristo. Cuando tenía treinta y cinco años, me había hundido a lo más bajo. Una amiga me presentó a Jesús y yo le entregué mi vida y le acepté como mi Señor y Salvador. Dado que Jesús es Dios y que él es mi creador, él es el único que me conoce por dentro y por fuera y que es capaz de sanarme de mi adicción. Cuando se lo pedí, me perdonó de todo mi pecado sexual y me limpió de mi inmoral estilo de vida.

Perdonar la Infidelidad — El Punto de Vista Bíblico

Perdonar la infidelidad es esencial. Dios tiene una firme postura contra la infidelidad marital. El término adulterio se usa quince veces en el Antiguo Testamento y dieciocho veces en el Nuevo Testamento. Cada mención es una clase de amonestación, sobre o en contra del acto. En el libro de Proverbios, podemos ver que, a quienquiera que cometa adulterio, le falta entendimiento y destruye su propia alma. “No cometerás adulterio” es el séptimo de los Diez Mandamientos de Dios, y en la ley judía, cualquiera que cometía adulterio debía recibir el máximo castigo y ser condenado a muerte. No eran muchas las ofensas que merecían la muerte en la ley judía, pero el adulterio era una de ellas. Eso muestra cuán fuerte es el sentimiento de Dios en referencia a la infidelidad marital.

Perdonar la Infidelidad — Dónde Encontrar Ayuda

Existe la ayuda para perdonar la infidelidad. Dios creó el sagrado lazo del matrimonio entre un hombre y una mujer y él quiere proteger esa unión, por lo tanto, él dio un mandamiento en contra del adulterio. Dios sabe que la infidelidad marital desgarrará un matrimonio, por lo tanto, él nunca la aprueba; y él siempre requiere que los ofensores sean castigados. Sin embargo, él también sabe que somos individuos débiles y egoístas que cometerán adulterio a pesar de sus mandamientos y advertencias. Por lo tanto, él provee una manera para que nosotros rompamos nuestros patrones destructivos y pecaminosos.

Dios envió a su único Hijo, Jesucristo, a sufrir el máximo castigo de muerte por nuestros pecados. Jesús murió en lugar de nosotros; Él murió en mi lugar. Yo cometí adulterio, y aun así, Dios condenó a su único Hijo a morir por ello. Para mí, eso es la gracia de Dios. Yo puse mi fe en Jesucristo como mi Salvador y Dios borró mis pecados. Comencé mi vida fresca, como si hubiera acabado de nacer (en realidad, había vuelto a nacer por medio del Espíritu Santo de Dios); y gracias al poder y al amor de Jesucristo, fui capaz de dejar de cometer adulterio. La fuerza no provino de mi interior. Créeme, traté de romper mi patrón destructivo por mi cuenta en varias ocasiones, pero no tuve éxito porque estaba enfocada en mí misma. Todavía tenía ese vacío que debía ser llenado. Solo una relación con mi amado Creador, podía llenar ese vacío. Por medio de esa relación, Jesús me cambió para que en lugar de estar enfocada en mí misma, mi corazón se orientara a ayudar a otros. Cuando comencé a buscar fuera de mí y a ver las necesidades de otros, mi vida ya no estaba vacía. Estaba emocionada (y continúo emocionada) sobre mi futuro, sirviendo a otros y glorificando a Dios

Perdonar la Infidelidad — La Fuente de Perdón

Si estás luchando con la infidelidad marital, ya sea que tu cónyuge ha sido o es infiel, o —como yo— fuiste o eres un cónyuge infiel, puedes encontrar la misma ayuda que yo encontré en la persona de Jesucristo.

“EL QUE ENCUBRE SUS PECADOS NO PROSPERARÁ: MAS EL QUE CONFIESA Y SE APARTA ALCANZARÁ MISERICORDIA.” DICE EL SEÑOR EN PROVERBIOS 28:13

Dios aquí nos Revela la Clave de Éxito humano, y la Clave de la Desgracia humana. En otras palabras, nos enseña la raíz de toda bendición, y la raíz de toda maldición: “El que encubre sus pecados no prosperará…”. Y es en ese Esconder o Encubrir el pecado que ha estado basada la desgracia humana.

A todos por naturaleza nos gusta escuchar todo lo bueno, todo lo que trate de bendición, dicha y prosperidad; pero huimos cuando se nos quiere hablar de maldición, desgracia y pobreza. Dios aquí nos da el balance correcto: Bendición y Dicha para lo que Actúan como Él Manda; y Maldición y Desgracia para los que No le Obedecen.

En Primer Lugar Dios nos Enseña que la Raíz de toda Maldición y Desgracia humana es: Encubrir el Pecado:    ““El que encubre sus pecados no prosperará…””

Desde que el ser humano, en sus inicios, se apartó de Dios en el huerto de Edén, Desobedeciendo su Mandamiento, la primera actitud que éste tomó fue tratar de Ocultar o Encubrir su Pecado, por eso dice en Génesis cap. 3 verso 8: “8 Y oyeron la voz del Señor Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia del Señor Dios entre los árboles del huerto.

Y es en ese Esconder o Encubrir el pecado que ha estado basada la desgracia humana: Todo lo que Dios le ha traído como juicio a la raza humana a emanado de ahí; Escuchemos a Dios en su Santísima Palabra; ésta la razón por la que Dios, el Todopoderoso, envío un Diluvio de aguas que destruyó casi toda la raza humana, conjuntamente con los animales: “5 Y vio el Señor que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. 6 Y se arrepintió el Señor de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 7 Y dijo el Señor: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. 17 Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá.” dice el Señor en Génesis Cáp. 5 versos 5 al 7 y 17. Esta gran desgracia, la mayor que le ha sobrevenido a la humanidad desde su creación, Dios la envío por estos Encubrir sus pecados. Toda decisión que emanaba de ellos era para Transgredir los Mandatos de Dios, y en ese contexto, Pecar contra Dios.

Pero lo mismo ocurrió cuando los ciudadanos de las ciudades de Sodoma y Gomorra decidieron cada uno andar por sus perversos y pecaminosos caminos, por ende, Encubrir y Ocultar sus pecados, Dios también les aplicó un juicio terrible, pues Él ha dicho que el ser humano que Encubre sus pecados, no prosperará, es decir, no le irá bien, aunque sus aparentes éxitos externos les engañen; Escuchemos lo que le hizo Dios ha estas ciudades: ”20 Entonces el Señor le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo. 24 Entonces el Señor  hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de el Señor  desde los cielos; 25 y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra.” Génesis Cap. 18 verso 20 y Cáp. 19 versos 24 y 25.

Todo aquel que persiste Tercamente, en pecar contra Dios, en hacer lo malo y desagradable ante su presencia, Dios le envía juicios terribles a su vida: “6 Sobre los malos hará llover calamidades; Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.”Salmos 11 verso 6.

Y si estos juicios no lo hacen reflexionar e ir humillado delante de Dios a pedir Misericordia y Perdón por todos sus pecados,  entonces, Dios agrava su juicio: “3 Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres.” Salmos 90 verso 3; y si todavía no se Arrepiente de sus pecados, pues termina quitándole la vida, y expulsando su alma a Infierno Eterno o Lago de Fuego y Azufre. “11 Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días. 12 Si no se arrepiente, él afilará su espada; Armado tiene ya su arco, y lo ha preparado. 13 Asimismo ha preparado armas de muerte, Y ha labrado saetas ardientes.” Salmos 7 versos 11 al 13.

Por tanto, la mejor actitud que Debe tomar un ser humano, ante la triste y terrible realidad de que es Pecador delante de Dios, es decir, un Transgresor y Violador de sus Mandatos; La mejor actitud es: No Encubrir sus Pecados; No tratar de Ocultarlos, sino mas bien, Arrepentirse y Avergonzarse de ellos.

Pero, En Segundo Lugar Dios nos Enseña también, la Raíz de toda BendiciónArrepentirse de Todos los Pecados:    “Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

Aquellos seres humanos que luego de conocer su Terrible situación delante del Santísimo, Purísimo y Justísimo Dios, le Obedecen: Arrepintiéndose de Todos sus Pecados, y Refugiándose en Jesucristo como su única esperanza de Alcanzar la Misericordia de Dios, entonces, y solo entonces, de manera sorprendente y espectacular, La Alcanzan.

Cuando, por su condición de Pecadores o Transgresores de los Mandatos de Dios, Todo Indicaba que Iban a ser seguros objetivos de la Ira y del Juicio del Todopoderoso, del que hace temblar los cielos con sus truenos los cielos y la tierra con sus terremotos, de manera Contundente, esa Ira y ese Juicio se aparta de ellos.” 1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; 2 por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.” Dice el Señor en Romanos Cap. 5 versos 1, 2 y 10.

¡Gloria sean dadas por siempre a Ti, oh Misericordioso Dios! “34 Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? 35 ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado? 36 Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén. “dice  el Señor en Romanos Cap. 11 versos 34 al 36.
Dios, el Justísimo, Purísimo y Misericordioso, Establece que el Arrepentimiento que Él Manda, Acepta, y que tiene como válido, es uno que Incluya estos dos aspectos:

El Primer Aspecto es: Confesión de Pecados: “…Mas el que los confiesa…”.

Todo verdadero Arrepentimiento debe Incluir una Confesión a Dios de los Pecados o Transgresiones a sus Mandatos cometidos por el que está clamando a Dios Misericordia. Debe sentir tristeza por haber Ofendido a un Dios tan Bueno, tan Santo, tan Justo y tan Puro: “10 Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.” dice el Señor en 2da. a los Corintios Cap. 7 verso 10.

Al mismo tiempo, la persona que Confiesa sus Pecados a Dios, Debe sentir vergüenza por haber Ofendido a su Buen Creador, Sustentador y Juez: “19 Porque después que me aparté tuve arrepentimiento, y después que reconocí mi falta, herí mi muslo; me avergoncé y me confundí, porque llevé la afrenta de mi juventud.” dice en Señor en Jeremías Cap. 31 verso 18.

Y sentir estas cosas está tan ligadas en un nudo inseparable al Verdadero Arrepentimiento, que cuando nuestro Bendito y Glorioso Señor Jesucristo, nos cuenta la parábola de un fariseo o religioso, y de un publicano o cobrador de impuestos, nos dice, hablándonos acerca de este último: “13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. 14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.” dice el Señor en Lucas Cap. 18 versos 13 y 14. Su sentimiento de Vergüenza, de Tristeza y de Culpa eran tan Reales, que él, de manera espontánea, “no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho”; en otras palabras, sus expresiones externas eran Evidencias, de que lo estaba pasando en su Interior, en ese momento, en el que éste confesaba sus pecados. ¿Ha sido ésta tu experiencia en tu Confesión de Pecados? ¿Te has Arrepentidos de tus pecados de esta forma? ¿Has sentido Vergüenza, Tristeza y Culpa por tu Vida de Pecados delante los ojos Purísimo de un Dios Santísimo?

El Señor dice: “5 Examínense a ustedes mismos si están en la fe; pruébense a ustedes mismos. ¿O no se conocen a ustedes mismos, que Jesucristo está en ustedes, a menos que estén reprobados?” 2da. a los Corintios Cap. 13 verso 5. Es decir, si alguien profesa ser Discípulo o Discípula de Jesucristo, y No ha pasado esto en ella, está Reprobada, dice el Señor; No irá al Reino de los cielos que dicen sus labios, pues sus pecados la hunden en el Infierno Eterno.

Este Arrepentimiento que Asegura Alcanzar la Misericordia de Dios, tiene un Segundo Aspecto, el cual es: Abandono de la Practica de esos Pecados Confesados: “…y se aparta…”.
 No sólo Dios Requiere y Exige que el ser humano pecador, Confiese sus pecados, sino que también, acompañada a esta confesión, se Aparte y Abandone los caminos pecaminosos y ofensivos a Dios, por donde éste anda. “7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase al Señor, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.” dice en el Señor en Isaías Cap. 55 verso 7.

En otras palabras, ya su manera de Pensar No Debe dirigir la vida de esta persona, sino mas bien, la manera de Pensar de Dios, a través de su Santísima Palabra; ya éste No Debe Comportarse como mejor le parezca o convenga, sino, como Dios se lo Manda en su Palabra: “1 Si, pues, han resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Pongan la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 3 Porque han muerto, y su vida está escondida con Cristo en Dios.6 Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, anden en Él.” dice el Señor en Colosenses Cap. 3 verso 1 al 3, y Cap. 2 verso 6.

Aquel, que dice que es Cristiano o Cristiana, Discípulo o Discípula de Jesucristo, y No ha Confesados sus Pecados con Vergüenza, Tristeza y Culpa delante de Dios únicamente, y no a ningún otro ser humano; y al mismo tiempo, No se Apartado y Abandonado su Comportamiento Pecaminoso, dice el Señor, que es un Mentiroso o una Mentirosa y que Carece de toda Verdad: “4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; 5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. 6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.” dice el 1ra. de Juan Cap. 2 verso 4 al 6.

Pero también el Señor le dice que es un Lobo o Loba, vestido de Oveja, Simulando por fuera, lo que No es por dentro: “15 Guárdense de los falsos profetas, que vienen a ustedes con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. 16 Por sus frutos los conocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?” dice el Señor en Mateo cap. 7 verso 15 y 16.

Pero todavía nos dice mas de este tipo de personas, Simuladoras e Hipócritas, Piedras de Tropiezo en Camino hacia el Cielo: “1 Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen! 2 Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos.” dice el Señor en Lucas cap. 17 versos 1 y 2.

Y el Señor termina Sentenciándoles a este tipo de Personas, que dicen con su boca ser de Jesucristo, pero con su Conducta manifiestan todo lo contrario: “16 Pero al malo dijo Dios: ¿Qué tienes tú que hablar de mis leyes, Y que tomar mi pacto en tu boca? 17 Pues tú aborreces la corrección, Y echas a tu espalda mis palabras. 21 Estas cosas hiciste, y yo he callado; Pensabas que de cierto sería yo como tú; Pero te reprenderé, y las pondré delante de tus ojos. ” Dice el Señor en Salmos 50 versos 16, 17 y 21.

Por tanto, la mejor Actitud que tu puedes tener, como ya lo hice yo, es: ¡Confesarle Todos tus pecados a Dios, y Abandonar la práctica de ellos, y Él tendrá misericordia de ti! No importa dónde te encuentres, o que situación estés pasando ¡Ven Humíllate ante el Verdadero Dios, el Dios de la Santísima Biblia, y de Seguro, que Alcanzará Su Misericordia! ¡Que esté día No se vaya sin que te hayas presentado ante Él, para Confesar tus Pecados y Apártate de la Práctica de los mismos! ¡Amén!

Por Miguel Angel Braga

EL PAPA BENEDICTO XVI DICE QUE “AUNQUE SOMOS PECADORES, DIOS NOS AMA”

Ciudad del Vaticano, 12 sep (EFE).- El papa Benedicto XVI aseguró a los fieles católicos que Dios les ama, aunque sean pecadores, durante la ceremonia del Angelus dominical que hoy celebró en Castel Gandolfo (a unos 30 kilómetros de Roma), donde está pasando sus vacaciones.

“Tenemos que abrir nuestro corazón con la seguridad de que, aunque somos pecadores, Dios nos ama”, afirmó Benedicto XVI, quien añadió que “Dios no se cansa nunca de venir hacia nosotros”.

Por otra parte, el Papa pidió a los fieles que recen por él durante su próximo viaje al Reino Unido, que emprenderá el próximo 16 de septiembre.

Sobre este viaje, recordó que participará en la ceremonia de beatificación del cardenal inglés John Henry Newman en Birmingham el próximo domingo, y señaló que la personalidad del purpurado “puede ser un ejemplo y fuente de inspiración para nuestra época y para el ecumenismo”. EFE

Comentario:

Es cierto que el Señor amó tanto a los pecadores, que mandó a Su Hijo al mundo para salvarlos (Juan 3:16). Sin embargo, la cosa se complica cuando el pecador es reincidente, cuando peca voluntariamente, sabiendo perfectamente que lo que hace es malo y ofensivo a Dios.

Por lo visto el Papa quiere menguar un poco los “pecadazos” de los curas pedófilos, y busca convencernos de que Dios los sigue amando, no importa si lo que hicieron es algo tan abominable como la pedofilia. 

El Papa debió citar, sin embargo, lo que está escrito en Hebreos 9:26,27, que dice: “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27. sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios“. Entonces un par de preguntas surgen inmediatamente: ¿Ama Dios aún a sus adversarios?¿Mandaría Dios a los él supuestamente ama al castigo de fuego? Todo apunta a que todos los adversarios de Dios (y principalmente, el mismo diablo o Satanás) no pueden ser amados por el Señor hasta el juicio final.

Y finalmente,  esto dice el Salmo 5:4,5: “:Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad; El malo no habitará junto a ti. Los insensatos no estarán delante de tus ojos; Aborreces a todos los que hacen iniquidad. También el Salmos 11:5 dice esto: “Jehová prueba al justo; pero al malo y al que ama la violencia, su alma los ABORRECE”.

 Entonces me vuelvo a preguntar: ¿Se equivocó el Papa al decir que Dios ama a los pecadores, incluyendo a Sus supuestos sacerdotes “consagrados” que abusan de niños, sabiendo que es una gran afrenta a su Persona divina? ¡Yo creo que sí!

 

SIN PECADO CONCEBIDA?

Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

La doctrina de “la inmaculada concepción”, según la iglesia católica romanista, invento de hombres aviesos, paganos y religiosos, establece que la virgen María, la madre del Señor Jesucristo, fue concebida “sin pecado”. Sostiene que el pecado original jamás fue parte de ella. Si investigamos en las Escrituras para constatar semejante cosa nos daremos cuenta que no existe nada que sustente este cuentillo teológico mal habido. Un mito más de los “eruditos” del catolicismo babilónico apóstata romano.

En primer lugar, la Biblia muestra que María hace mención de un salvador personal, [mi salvador]; y si se refiere a un salvador personal, que es Dios, para el caso, es porque requería ser perdonada de sus propios pecados como los demás hombres requieren, si desean la salvación individual, del perdón de Dios por sus pecados cometidos: «. . . por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria de Dios» (Ro. 3:23). María reconoce [su bajeza] debido a que considera que es portadora de una naturaleza pecaminosa delante de Dios:

«Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la bajeza de su sierva . . . » (Lc. 1:46-48).

No hay nada convincente en la Biblia que demuestre que María fue concebida “sin una naturaleza pecadora”. Hablaríamos, por lo tanto, de un engendramiento sobrenatural, como el de Cristo, que fue concebido sin pecado por el espíritu de Dios, con el próposito de redimir a la raza humana, de acuerdo a la tipología de los animales sin defectos presentados en el Antiguo Testamento para ofrenda y sacrificio, conforme al culto levítico para la expiación anual de los pecados de la nación de Israel (Ex. 30:10; Lev. 23:27-31; 25:9; Núm. 29:7-11; Heb. 9:12-28). El engendramiento sobrenatural de Cristo es un acontecimiento hallado en las Santas Escrituras (Lc. 1:35): ¿porqué tendríamos qué seguir creyendo la antigua y obsecada postura qué afirma que María fue concebida sin pecado alguno, mientras la Biblia dice todo lo contraio?

El catolicismo pregona que María fue siempre virgen. Que su esposo José, ciertamente, no lo era, sino que fue algo así como un “protector”, un “fiel cuidador” de María, con la que nunca tuvo relaciones normales de tipo marital: Una especie de enuco moral, una extraña combinación de padre y pseudoesposo. Parece que el catolicismo ve las relaciones sexuales en la vida conyugal como una peste, como una enfermedad, como una maldad suprema. No es complicado apreciar en esto su grande malicia y deprvación. Es por eso que vemos lo que vemos en el catolicismo de forma alarmante hogaño. Buena escuela le dejó Agustín al respecto, cuando creyó que el Reino de Dios futuro “no podría ser uno material” porque su verdadera espiritualidad era para el Obispo de Hipona terminantemente degradada en esta conceptualización. ¡Qué ascética malignidad y pavoroso engaño! Agustín no tomó en cuenta la legítima objetividad del Reino de Dios y su inherente fundamento espirtual que se deriva de la santa voluntad del Padre y Dios. Pablo escribe que: «Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios» (Heb. 13:4).

«Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS» (Mt. 1:24-25).

La expresión [no la conoció, Kai ouk eginösken, gr. ] indica que José tuvo relaciones sexuales con María, su mujer y esposa, posteriormente al nacimiento de su hijo Jesucristo. José se mantuvo en abstinencia sexual únicamente hasta que Cristo, el Hijo de Dios, vino al mundo en cuerpo entero, al nacer. Otras analogías podemos hallarlas en Gn. 4:15 y 4:25. En estos versos se menciona que Caín y Adán «conocieron a sus mujeres y que concibieron hijos». ¿De qué forma fue esto? ¡Hombre, de forma natural!

En Lc. 2:7 dice de María «Y dio luz su hijo primogénito», comprendiéndose sin ninguna dificultad que hubo [más de un hijo] concebido naturalmente en el vientre de la «ya no virgen María». Primogénito (prötokon, gr.) implica que María tuvo otros hijos aparte de Jesús. Los católicos se aferran a la idea de que “no eran hermanos de Jesús” sino sus “primos”. En Mt. 12:46 se desmiente este concepto romanista totalmente erróneo.

Los manuscritos en el griego antiguo (koiné) confirman que eran sus [hermanos], y no familares secundarios:

«Su madre y sus hermanos» (hë mëtër kai hoi adelphoi autou, gr.).

En contraste con la familia espirtual de Cristo:

«He aquí mi madre y mis hermanos» (idou he mëter mou kai hoi adelphoi mou, gr. ).

La historia muestra que la mentira “piadosa” de la inmaculada concepción (decepción) empezó a enseñarse doscientos años después del fallecimiento de María, teniendo validez oficial como dogma católico hasta el año 1054 d. C., en la época medieval.

Esto es tan sólo la verdad. Las pruebas son contundentes e irrevocables.

Le pregunto al estimable lector: ¿está seguro en lo qué cree ahora?

Dios les bendiga por siempre.

COMO VE DIOS LA HOMOSEXUALIDAD

confusion-new Hermanos y amigos la inmoralidad y la perversión esta creciendo debido a que la gente esta perdiendo el temor de Dios. En estos esta la homosexualidad. Ahora veamos porque la homosexualidad es inmoral e inaceptable y vergonzosa ante Dios. Veamos lo que la palabra de Dios dice al respecto.

1. En Génesis 1:27-28 dice: “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. En Génesis 2:21-24 dice: “Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras este dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del Varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”. Claramente se ve que Dios creo a Varón y Hembra no varón y varón o hembra y hembra. Eso claramente establece el orden natural creado por Dios.

2. Donde en la Biblia y en especifico habla en contra de esta conducta?

En Romanos 1:24-32 dice:”Por lo cuál también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando su uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.”

En Levítico, 18:22 dice:” No te acostarás con varón como con mujer; es abominación”. En Levítico, 20:13 dice:” Si alguien se acuesta con varón, como se hace con mujer, ambos han cometido abominación: morirán sin remedio; su sangre caerá sobre ellos”. En 1 Corintios 6:9-10 dice: “¿No sabéis que los injustos no heredaran el reino de Dios? No herréis; ni los fornicarios, ni los idolatras, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores heredaran el reino de Dios”. Aquí vemos claramente como Dios aborrece la conducta homosexual y la cataloga como no aceptable y que los tal conducta practica son dignos de muerte. ¿Conoce la historia de Sodoma y Gomorra? Dios destruyó estas 2 ciudades a causa de la perversión homosexual que había en esos lugares; lea Génesis 18:16 al 19:1-30

Amigo(a) si tienes esta practica quiero decirte que hay esperanza para ti. Pues Dios aborrece el pecado pero no al pecador, de otra forma no hubiera muerto en cruz por ti y por mi. Quizás has tratado de dejar la homosexualidad y no has podido pero yo te digo que si puedes aunque no por ti mismo pero si con la ayuda de Dios.

Dios es poderoso para liberarte de esta conducta si tienes fe en el. Algunos dicen que es enfermedad, Jesucristo tiene el poder de sanarte de toda enfermedad y de liberarte de todo mal de ser así. La realidad es que es una atadura espiritual que solo Dios puede romper si aceptas a Cristo  y renuncias a estas cosas.

Para ser libre del homosexualismo has lo siguiente:

Acepte a Cristo como Salvador personal. Haga una decisión informada sobre como aceptar a  Cristo según la Biblia . Haga la oración de salvación que esta es la voluntad de él. Hágalo de corazón y regrese debe hacer la siguiente oración de renuncia al homosexualismo. Debe realmente desear buscar de Dios y debe estar  realmente dispuesto(a) a renunciar a esta practica si desea ser libre.

Haga la siguiente oración en voz audible. Porque con el el corazón se cree para justicia; mas con la boca se confiesa para salvación. (Romanos 10:10 )

Señor, renuncio a la mentira que se ha dado en mí o a otras personas para ser homosexual, y concuerdo en que en tu palabra prohíbes la conducta homosexual. reconozco que tu moriste en la cruz por mis pecados y que resucitaste al tercer día para darme nueva vida por lo que te reconozco como mi Señor y Salvador. Te doy gracias por crearme con un sexo definido. Renuncio a todo pensamiento, estímulo, impulsos y actos homosexuales, y te pido que canceles todos los medios que Satanás ha utilizado para pervertir mis caminos y pensamientos. Anuncio que soy libre en Cristo para relacionarme con el sexo opuesto y con mi propio sexo de la manera que tú estableciste. En el nombre de Jesús, Amen.

Sera libre por la fe en Cristo. Esto no significa que no serás tentado en el futuro,pero ahora vas a tener el poder para decirle que no al pecado por medio del Espíritu Santo que Dios te dio cuando hiciste esta oración.

Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, amor y dominio propio. 2 Timoteo 1:7

Ahora tiene todo el poder y dominio propio que necesita y recuerde que: (todo lo puedes en Cristo que le fortalece  Filipenses 4:13)

Para mantener su libertad en Cristo es importante que sigas eligiendo la verdad y que te mantengas firme en la comunión con el Señor. Asista y congréguese a una iglesia.

5 Cosas importantes que debes hacer para que puedas perseverar hasta el fin.

1.Lee y medita en la Biblia diariamente.

2.Dedícate diariamente a la oración

3.Asiste regularmente a una Iglesia donde se predica el evangelio completo y a Cristo como único salvador.

4.No regreses a los viejos patrones de pensamiento, sentimientos y acciones.

5.Pide consejería pastoral si piensas que no lograras estar firme en libertad y en Cristo.

Que el Señor guarde sus mentes y sus corazones. Amen

Fuente:

http://www.blogdecristo.com/2010/05/como-ve-dios-la-homosexualidad.html

LA WATCHTOWER DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y SU PECADO IMPERDONABLE

“No podemos participar en ninguna versión moderna de la idolatría…o de atribuir salvación a una persona o una organización” (La Atalaya del 1 de noviembre de 1990 pág 26, párr 16).

Sin embargo, la Watchtower enseña que solamente se puede lograr la salvación a través de pertenecer a ella o estando en su rebaño dentro de la WT.

EL PECADO DE LA INMORALIDAD HOMOSEXUAL

En nuestro país, como en muchas otras partes, surgen debates y discusiones que lamentablemente no tienen la orientación bíblica correcta y por lo tanto no llegan al meollo del asunto cuando se habla de homosexualismo.

En muchas ocasiones se está realizando un énfasis en el hecho de que el homosexual no decidió ser homosexual y hasta en el campo de la genética hablan de un posible “gen gay”. No estoy afirmando que eso exista, pero aún si lograran identificar tal cosa, el argumento bíblico permance, y ese gen sería una consecuencia del pecado original. Lo que me interesa es que analicemos este argumento bíblicamente.

¿El hecho de que nacieramos con una disposición especial hacia algún pecado, es una justificación para ese pecado? ¿Si nací egoista, el egoismo deja de ser pecado? Todo niño es egoista y sufre de enojo. Si no se le da al bebé lo que quiere, llora y grita, no solo por su necesidad básica sino porque exige que sus necesidades sean satisfechas y ¡que lo hagan de inmediato! ¿Quién nos enseñó a mentir? ¿No es la tendencia a culpar a otros una cualidad innata? ¿Deja por lo tanto de ser pecado?

Espero que me comprenderán la intención de estas preguntas. Debemos sostenernos con el mismo argumento invariable, el argumento bíblico: “todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado” (Juan 8:34)

Y la solución es la misma siempre, la solución única que da el Evangelio: “Así que si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres”(Juan 8:36)

En cierta ocasión, al comentar a un compañero de trabajo que el homosexual sí puede cambiar y que hay testimonios de cambio verdaderos, él me dijo que era una mentira eso que decimos y que alguien gay no puede cambiar jamás, que lo que pasa es que nosotros le lavamos el cerebro a la gente.  En ese momento no tuve las palabras correctas, pero luego pensé que en parte es cierto, pero ese lavado no lo hacemos nosotros. Es Jesucristo quien lava al pecador, cambia su corazón y lava sus pecados con Su sangre, su corazón y su cerebro incluidos.

—-
Dicho esto, les presento la lección número 5 del curso Puerta de Esperanza, un curso bíblico diseñado para aquellos que anhelan la libertad del pecado de inmoralidad homosexual y que están dispuestos a buscar en Cristo y solo en Él la libertad. En esta lección se analizan los argumentos modernos y las respuestas bíblicas ante este tema.
—-
Hay algo que debemos aclarar de una vez y por todas, antes de continuar nuestro viaje para descubrir el método de Dios de liberarnos del homosexualismo. A no ser que estemos de acuerdo en esto desde el principio, nada que hagamos tendrá éxito. Lo que debemos aclarar es que: tenemos que estar de acuerdo con Dios sobre el tema de la homosexualidad..

En esta lección nos concentraremos en lo que la Palabra de Dios nos dice con respecto a este asunto, y el por qué tenemos que poner nuestros criterios personales en línea con los de Dios – para poder experimentar liberación. ¡Y también veremos los casos de algunas vidas transformadas!

Si pidiera que me mostraran el primer pasaje de la Biblia donde se habla de la homosexualidad, aquéllos que están familiarizados con las Escrituras probablemente me dirían que es el relato acerca de Sodoma y Gomorra en el capítulo 19 de Génesis. Si bien esa historia, a pesar de lo que algunos aleguen hoy, definitivamente habla sobre la homosexualidad, me gustaría indicar que el tema se trata desde mucho antes.
Considera los siguientes pasajes de las Escrituras:

v27) Y creó Dios al hombre a Su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. v28.) Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.(Génesis 1: 27 y 28)Notamos algunas cosas:

Primero: Dios es nuestro creador. Existimos hoy día, porque Dios nos creó, tal y como creó a Adán y a Eva.

Segundo: Nos creó distintos: varones ó hembras (si lo uno, entonces no lo otro).

Tercero: Dios bendijo a Adán y a Eva como varón y hembra respectivamente, y les ordenó ‘fructificar y multiplicarse’, y esto conlleva tener relaciones sexuales el hombre con la mujer. Basándonos en este pasaje bíblico, creo que podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que ni Adán ni Eva eran homosexuales. Dios creó a Adán y a Eva – ¡no a Adán e Iván, ni a Eva y Gema!

Erik Erickson (9), psiquiatra cristiano, en su libro escrito en inglés, titulado “Helping Others in Crisis: Overcoming Homosexuality” (Ayudando a otros en crisis: venciendo la homosexualidad), en la página 17 del mismo, dice: “De manera continua, funcionamos ‘a imagen de Dios’ al participar en Su acto de creación. Pero tal participación está limitada a la unión de los dos sexos”.
Observa ahora este pasaje:

v1) Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos.
v2.) Y acabó Dios en el día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.(Génesis 2: 1 – 2) ¿Te das cuenta, mi amigo? ¡Dios concluyó su obra! Todo lo que Dios quiso crear fue creado. Es importante notar que Dios, no solamente creó los objetos físicos durante la primer semana de la historia terrestre, sino que también creó la sexualidad, el matrimonio y la familia. Estas cosas fueron finalizadas, creadas en la forma final que Dios ordenó.

Amigo, el argumento de que “la homosexualidad es normal, porque así fue que Dios me creó” carece de fundamento. Dios terminó la creación en el día sexto, ¡y no había ni un homosexual a la vista! Ni tú ni yo fuimos creados homosexuales, por lo tanto no podemos justificar la homosexualidad sobre esa base. Tenemos que considerar el homosexualismo como una conducta, no una característica intrínseca.

Por lo tanto, si podemos estar de acuerdo con Dios, que la homosexualidad no es una cualidad o característica, sino una conducta, entonces necesitamos descubrir lo que Dios dice sobre la misma, y convenir en estar de acuerdo con El al respecto.

Vayamos, pues, al mencionado relato de Sodoma y Gomorra enGénesis 19: 4 – 8: v4) Pero antes que se acostasen, rodearon la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más joven hasta el más viejo. v5.) Y llamaron a Lot, y le dijeron: “¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos (del vocablo hebreo yada)”.v6.) Entonces Lot salió a ellos a la puerta, y cerró la puerta tras sí,v7.) y dijo: “Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad.v8.) He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han conocido (yada) varón; os las sacaré fuera, y haced con ellas como bien os pareciere; solamente que a estos varones no hagáis nada, pues que vinieron a la sombra de mi tejado”. (Génesis 19: 4 – 8)

Sabemos lo que aconteció al final. Los hombres de la ciudad no cedieron en su empeño de tener relaciones homosexuales con los visitantes, y Dios destruyó Sodoma y la vecina Gomorra por su iniquidad. ¡Fíjate en la reacción de Lot; pues él consideraba la homosexualidad tan depravada, que el ultraje de sus hijas era el menor de ambos males!

Existe una herejía hoy, amigo mío, la cual alega que el pecado de Sodoma, que la llevó a su destrucción no fue el homosexualismo, sino la falta de hospitalidad. Tal doctrina la enseñan muchos “teólogos” homosexuales, que quieren justificar el homosexualismo. Es posible que la hayas oído.

Ed Hurst(10), en el libro antes mencionado (páginas 20 y 21), escribe: “Ellos, por consiguiente, sugieren que traduzcamos la frase: ‘para que los conozcamos’ como ‘para que sepamos quiénes son’; posiblemente para que presentaran sus ‘documentos’ o ‘credenciales’ tal y como se les requería a los extranjeros… Hay tres fallas en este argumento:

“Primero Semejante traducción dejaría sin sentido la mayoría de las incidencias del mismo vocablo en otros pasajes diferentes. Se debe considerar en primer lugar el contexto. Por ejemplo, uno de los usos explícitamente sexuales de la palabra ‘yada’ ocurre en Génesis 4:25:

Y conoció (yada) Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo… Si aplicáramos el método sugerido, podríamos decir algo así como: “Adán y Eva se conocieron de nuevo, y ella dio a luz…”

“Segundo – este contexto demanda una interpretación de índole sexual. La oferta de Lot de entregar a sus hijas vírgenes, para apaciguar a los hombres es, sin lugar a dudas una oferta sexual. ¿Por qué habría Lot ofrecido un tan trágico sacrificio, si las intenciones de los hombres no hubieran sido sexuales? Si lo que los hombres de Sodoma deseaban era sólo conocer quiénes eran los huéspedes, ¿por qué no invitarlos a un chocolate, o una taza de café? Si lo que querían era interrogar a los extranjeros, ¿por qué no cooperar, y después ofrecer un soborno monetario?… La oferta de Lot para disuadirlos de ‘hacer tal maldad’ exige una conclusión contextual de que las intenciones de ellos eran algo acorde con la oferta de él, es decir – sexual. Asimismo, la amenaza de los hombres de la ciudad: “Ahora te haremos más mal que a ellos…” es prueba indubitable de que lo que intentaban iba más allá de una simple falta de hospitalidad.

“Tercero – En el libro de San Judas, versículo 7, se identifica esa iniquidad en cuestión como sexual:

“… como Sodoma y Gomorra, y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.”
“Algunos grupos pro-homosexuales alegan que ya en los tiempos del Nuevo Testamento, la tradición había cambiado esta interpretación del pecado de Sodoma, y por tanto la misma no puede ser confiable. Pero no podemos rechazar la (tradición) contemporánea de una porción de las Escrituras a favor de otra por estar corrompida, sin ocasionarle un daño inadmisible a la fiel comprensión de la inspiración”.

No obstante, el mismo pecado de Sodoma se menciona en otros lugares, aparte de Génesis y San Judas.

Está también el incidente espantoso de la ciudad de Gabaa, en Jueces 19: 22 al 27. En este pasaje, un anciano invita a un viajero (un levita), a su concubina y a su criado a que se queden en su casa a pasar la noche. Después de la cena, los hombres perversos de aquella ciudad demandaron ( en el versículo 22):… “Saca al hombre que ha entrado en tu casa, para que lo conozcamos (yada)”.

No voy a repetir aquí el resto del horrendo incidente; lo puedes leer tú mismo, si deseas.

Amigo, no te equivoques; Dios califica como ‘perversa’ e ‘inicua’ la homosexualidad, y no como un ‘estilo alterno de vida’. Si todavía no hemos llegado a comprenderlo así, debemos ansiar que venga el día en el cual veamos este pecado de la manera que Dios lo ve.

La estudiante Michelle, nos escribe: “Sin ninguna duda, considero la homosexualidad un pecado. Al igual que cualquier otro pecado, desagrada a Dios, y no es lo que El quiso que fuera. No sé cómo es que la gente puede justificarlo. Y tampoco me gusta cuando intentan usar la historia de David y Jonatán para defender el homosexualismo. La gente que hace eso no estudian las Escrituras a profundidad, porque no desean conocer la verdad.”

El estudiante Terry, nos escribe: “Mientras estuve involucrado y envuelto por completo en la vida homosexual, no lo podía ver. Estaba tan perdido. Pero llegó el día en el cual el Señor al fin me reveló la verdad con la que había batallado por tantos años, – mis ojos se abrieron. Me siento triste al mirar hacia atrás, a mi pasado, y ver dónde me hallaba yo hace sólo unos meses, – y me siento aún más triste de ver las vidas de otros atrapadas, y que parecen no poder escapar del pecado.”

¿Por qué es tan importante estar de acuerdo con Dios, para lograr la liberación? Porque no podemos servir simultáneamente a Dios y a nuestros deseos egoístas. Reflexiona sobre el siguiente pasaje enSantiago 4: 4 al 7:v4.) ¡Oh, almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.v5.) ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que Dios ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?v6.) Pero El da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.v7.) ¿Entendiste esto? Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

¿Te das cuenta? ¡Cuando estamos de acuerdo con Dios, obtenemos fuerza para resistir el mal! No podemos adoptar la postura del mundo con respecto a la homosexualidad, o a ningún otro tema, y esperar que Dios viva en nuestras vidas.

Yo sé que esta lección es difícil. Nosotros, los que hemos luchado toda nuestra vida con atracción hacia el mismo sexo, hemos sido maltratados por los demás a causa de esos conflictos. Nos hemos sentido inferiores en muchos aspectos, y “menos que humanos” cuando nos comparamos con otros del mismo sexo.

Si a esto le añadimos los calificativos de ‘inicuo’ y ‘perverso’, es mucho más de lo que algunos pueden soportar; especialmente cuando eso a lo que Dios llama ‘perverso’ nos da consuelo. Nos resistimos a renunciar a eso que nos hace sentir bien temporalmente; sin embargo Dios nos dice que está mal.

Algunos de nosotros, después de muchos años de buscar nuestra propia identidad, nos consolábamos con pensar que éramos precisamente eso: homosexuales. El desprendernos ahora de esa identidad nos lanza a un estado incierto e incómodo. Pero ten ánimo; porque el mismo Dios que hizo llover fuego y azufre sobre Sodoma y Gomorra, es el mismo Dios que envió a Su único Hijo a morir en la cruz por ti. El Señor vino “para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. (San Juan 10:10b).

¿Te ha dado la homosexualidad una vida plena y abundante? ¡A mí no! Ahora sí tengo una vida plena y abundante, fundada en lo que soy en Cristo Jesús. Y quiero lo mismo para ti, mi amigo.

Algunos versículos más de la Palabra de Dios, para reflexionar – 1ª de Timoteo 1: 12 – 16:12.) Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio,13.) habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador, mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad.14.) Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús.15.) Palabra fiel y digna de ser recibida por todos; que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.16.) Pero por eso fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en El para vida eterna.

Ahora hablaremos sobre la necesidad de creer que Dios puede y quiere transformar a aquéllos de nosotros que estamos esclavizados por el homosexualismo.

Observa que hay dos aspectos en esta enseñanza: Dios PUEDE, y también QUIERE transformarme. Tenemos que creer ambos para poder andar en victoria.

Empecemos por ver si Dios puede o no transformar a alguien que esté luchando contra sus deseos homosexuales. En el mundo de hoy, existen muy pocas personas que den esto por sentado. Vivimos días en los que la autoridad de Dios está socavada en las mentes de muchos, inclusive dentro de la iglesia. ¿Cuál es tu posición al respecto?

Querido amigo, necesitamos recordarnos quién es Dios. Hoy día la gente ni valora ni aprecia la majestad y el poder de Dios. Si Dios pudo levantar a Su Hijo de entre los muertos, dar vista a los ciegos, hacer a los sordos oír, y andar a los cojos, ¿por qué no puede reordenar la materia gris del cerebro, y darnos también un transplante espiritual del corazón, para cambiar nuestras inclinaciones homosexuales? El que creó el universo con Su palabra, ¿cómo no podrá también transformar nuestras vidas?
Analiza los siguientes versículos:

Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y Tú eres excelso sobre todos. (1ª de Crónicas 29: 11) 

Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas; El saca y cuenta Su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de Su fuerza, y el poder de Su dominio. (Isaías 40: 26)

Y toda la gente procuraba tocarle, porque poder salía de El, y sanaba a todos. (Lucas 6:19)

… sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba… (Juan 13: 3)

Y a Aquél que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a El sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén. (Efesios 3:20 – 21)

Después de leer estos versículos, que constituyen sólo una pequeña muestra entre los muchos y muchos pasajes de las Escrituras que nos hablan del poder de Dios, ¿no suena como que Dios posee el poder de transformarnos? Por favor, responde a la pregunta siguiente:

Muchas veces lo más difícil para la gente, no es tanto creer que Dios PUEDA, como creer que Dios QUIERA transformarlos. Esto se debe a menudo al sentimiento de frustración producido por haberle pedido a Dios por años y años la transformación, y que “no haya pasado nada”. Amigo, eso mismo me pasó a mí.

Me percaté por primera vez de sentir atracción hacia los varones, aproximadamente a la edad de 6 años. Tan pronto tuve suficiente edad para darme cuenta de que eso no era lo que los otros varones de mi edad experimentaban, le empecé a pedir a Dios que lo quitara de mi vida (noten que no me interesaba particularmente el hecho de que fuera pecaminoso, simplemente que deseaba yo ser igual a los demás chicos). Sin embargo, no fue sino hasta muchos años después, que Dios me mostró la vía de salida. Durante todos esos años intermedios, pensé que Dios ignoraba mis súplicas. Pero ¿de veras me ignoró?

El horario de Dios no es el nuestro. El escucha y responde a nuestras oraciones a Su manera y a Su hora. Si recuerdas el episodio de María, Martha y Lázaro en el Evangelio de Juan, capítulo 11, el Señor Jesús aparentemente ignoró los ruegos de María para que ayudara a su hermano. Jesús demoró la respuesta a la petición hasta después que Lázaro hubo muerto, ¿no es verdad? Pero sí respondió, y fue más glorificado al resucitar a un Lázaro muerto que si hubiera curado a un Lázaro enfermo. El Señor “esperará para tener piedad… “ (Isaías 30:18)

Amigo, posiblemente, tal como le sucedió a María, pienses que el Señor demora y demora Su respuesta para tener piedad, y darte la gracia para cambiar. Pero te digo por experiencia personal que, si bien El espera para tener piedad, no rehúsa tenerla. El sí transforma a los homosexuales, tal y como resucitó a Lázaro de los muertos. Yo soy uno de los que fueron transformados por el poder de Jesucristo, quien es el único especializado en dar libertad a los cautivos. Aun estando yo muerto en mis pecados y delitos, y a pesar de ser mi vida un rotundo fracaso, Dios me dio vida en Cristo. ¡Puedes apostar a que Dios transforma a los homosexuales! ¡El Señor cambió mi vergüenza en renombre (véase Sofonías 3:19)! Quisiera poder hacerte partícipe del gozo y la paz que he experimentado desde que tengo una nueva vida en Jesucristo. El nos transforma, ¡y bien que sí!

Es más, Dios ha estado regenerando homosexuales por cientos y cientos de años. Examina este pasaje de las Escrituras, en 1ª de Corintios 6: 9 – 11:
v9.) ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones (los sodomitas, los homosexuales) ,
v10.) ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.
v11.) Y esto érais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

¡Aleluya! ¡Si yo fuera un bebé, estaría golpeando de contento las barritas de mi cuna, feliz por el cambio que ha ocurrido en mi vida! La frase: “¡Y esto ERAIS algunos!” me describe hasta la última tilde.

¡Los corintios experimentaron también esa misma transformación! ¡Dios los purificó, los apartó del pecado, y los declaró “sin culpa”! Habían cometido pecados de homosexualidad, pero Dios los transformó. Yo mismo tenía deseos homosexuales intensos, pero a Dios gracias, ¡El Señor me regeneró!

George P., ex-estudiante de este curso, y actualmente mentor, escribe:

“Prefiero creerle a Dios, que a los demás, o a mí mismo. Mi homosexualismo no es parte de la creación de Dios, sino una perversión de esa creación. El comportamiento homosexual me llevó hacia un enfoque idolátrico en la carne, y alejado de Dios. La vida homosexual me arrastró a situaciones en las que nos utilizábamos los unos a los otros sólo por placer sexual, sin el más mínimo pensamiento puesto en compromisos, en amistad o en cumplir los propósitos de Dios. Estaba atrapado, sin poder escapar por mis propias fuerzas. Al inscribirme en este curso Puerta de esperanza, de Libertad a los cautivos, pido de rodillas, humildemente al Señor por Su perdón, y ruego por liberación. Quiero escuchar al Espíritu Santo, y mantenerme firme en contra de mis deseos perversos. Estoy determinado a dejar atrás el amor al mundo.”

Amigo mío, es importante creer que Dios PUEDE y QUIERE regenerarnos. Dios puede tomar al hombre o mujer más vil en esta vida, y limpiarlo, apartarlo de sus pecados, y justificarlo en Cristo Jesús. Estas son las buenas nuevas del Evangelio: Jesucristo cambia los corazones y las vidas.

Según vayamos avanzando en el curso, iremos examinando el método que El utiliza para transformarnos, pero por el momento es esencial que entendamos que Dios tiene el poder de cambiarnos. El puede transformar a un homosexual en el hombre o la mujer de Dios que ande en victoria e integridad.. Me encanta ser un hombre nuevo en Cristo Jesús. ¡Y deseo lo mismo para ti!

La estudiante Carol, escribe: “En cuanto a mí, yo sí creía que Dios podía transformarme, y que lo deseaba, pero mi problema provenía de mi mismo corazón. La cuestión era si yo realmente quería que El cambiara mis deseos. Me gustaba estar junto a una mujer, porque al estarlo, ella me hacía sentir especial y apreciada. Disfrutaba la atención recibida por ser su amiga especial.

Pero el Señor me mostró que mi intención era la de satisfacer necesidades legítimas por vías ilegítimas, y catalogándolo de bueno, cuando Dios lo llama idolatría. Tuve que llegar a reconocer que mi corazón deseaba algo a lo que Dios se oponía. ¡No en balde me faltaba paz! Le pedí a Dios que cambiara mis deseos, para que estuvieran acordes a los deseos Suyos. Ahora, no sólo sé que Dios puede transformar un corazón que esté dispuesto, sino también que puede tomar tu corazón no dispuesto, y ablandarlo, para que esté dispuesto.” (ver Filipenses 2: 13)

http://elcaminoangosto.org/2010/04/30/el-pecado-de-inmoralidad-homosexual/

CAMINANDO HACIA LA LIBERACIÓN DEL PECADO

www.CristianosUnidos.com

Por: Gustavo Mata Flores

Fue hermoso cuando recibiste a Jesucristo como Señor y Salvador de tu vida, es una sensación preciosa aquella de saber que todos tus pecados fueron perdonados, y la tremenda carga que había en tu conciencia desapareció a sabiendas que la pusiste en las manos de Dios acogiéndote a la promesa de Jesús quien dijo “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28).

En el momento mismo de tu conversión a Cristo, fuiste renovado “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” (2 Corintios 5:17), y esto es algo sumamente hermoso al saberte totalmente nuevo delante de Dios. Y lo que experimentaste inmediatamente después fue una felicidad que anhelabas compartir con todas las personas, cualquier detalle era una buena excusa para presentar a Cristo y hablar de tu nueva fe, vivías intensamente el primer amor, ¿lo recuerdas?, hubo quien te tildó de loco, fanático, aleluya, y en el mejor o peor de los casos, sencillamente te ignoraron, ¿lo recuerdas?.

En esos días evitabas a toda costa caer en pecado y te esforzabas por rendirle a Dios culto racional “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.” (Romanos 12:1). Y así caminaste por días, meses o incluso años, pero………

Satanás conoce mejor que tu mismo tu debilidad, así, llegaron las tentaciones, que al principio resististe con vehemencia asegurando “En Cristo soy más que vencedor”, sin embargo la tentación iba y venía, cada vez más fuerte hasta que un día, caíste en pecado. En aquella primera ocasión, el dolor fue terrible y profundo, doblaste rodilla, pediste perdón a Dios y alcanzaste misericordia, te sentías muy mal, ¿lo recuerdas? Pasados los días la tentación volvió y caíste de nuevo, una vez más te dolió, y pediste perdón a Dios, en esta ocasión el acusador susurró a tu conciencia: “hipócrita, estas jugando al cristianito, tú no eres salvo, eres un pecador perdido, Dios te va a fulminar, no te olvides que Dios no puede ser burlado (Gálatas 6:7), tu te estás burlando de Dios”, entonces te sobrecogió un temor muy especial y clamaste a Dios nuevamente, alcanzando la paz que solo Dios en su misericordia puede dar, y tomaste la decisión de no pecar otra vez, se lo prometiste a Dios y firmaste un pacto espiritual con el Señor. Así te mantuviste por un tiempo hasta que una vez más, volviste a caer. Está vez te sentiste mal pero un tanto desilusionado pues “Dios no te ayudó, Él sabe de tu debilidad y te dejó caer”, así que comienzas a pensar que quizá no es tan malo lo que te sucede, que a lo mejor es parte de tu preparación en la vida, estas confuso, pides ayuda y perdón a Dios, aunque te sientes hipócrita y falso. Pasan los días, no ves ningún tipo de castigo de Dios, es más, el Señor te sigue bendiciendo, y vuelves a caer una y otra vez, así tu conciencia se cauteriza, te llegas a preguntar ¿soy salvo?, ¿acepté a Cristo?, ¿por qué no me castiga Dios?. No obstante la dureza de tu corazón, cada vez que pecas, te sientes mal. Pese a que disfrutas tu pecado, la sensación inmediata es dolor en tu corazón y te preguntas a que se debe, si tú ya estás apartado del amor de Dios, pues la Biblia dice que eres como la puerca lavada que se revuelca de nueva cuenta en el cieno o como el perro que vuelve a su vómito que se menciona en 2 Pedro 2:22.

Sabes en tu corazón que no es bueno lo que haces, que no te edifica y lo que es más, no te deja ser feliz, pues no hay paz en tu corazón, quieres dejar ese pecado pero no puedes, no tienes fuerza, ya no clamas a Dios pues asumes que Dios ya no te quiere por hipócrita, y a tu mente vienen las palabras de Jesús “¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?” (Lucas 6:46). Te sabes perdido, y sin esperanza, aun así tu corazón anhela refrigerio, quieres que Dios te perdone y quieres liberarte de ese pecado que aunque te gusta, a la vez te atormenta. Hoy entiendes a los adictos a algún tipo de droga, a quienes juzgabas con dureza diciendo que todo lo que necesitaban era fuerza de voluntad, tú te sientes peor que ellos. Clamas al cielo en lo más profundo de tu corazón, ¿qué puedo hacer para liberarme de este pecado?, y pareciera no haber respuesta. Tus “hermanos” en Cristo, te rechazan, para ellos estás perdido, eres un mal testimonio y un mal ejemplo, y si alguno acierta a dirigirte algunas palabras te dice “arrepiéntete porque te vas a ir al infierno”, así que…..

¿Cómo liberarte del pecado que te ata?

Lo primero que debes entender en lo más profundo de tu corazón es que Cristo te ama, a tal grado que murió por tus pecados, es decir que Jesús ya pagó el precio de todo el mal que has hecho, y que sus brazos están extendidos para ti, Dios te ama y te perdona.

Lo segundo que debes comprender es que si te sientes triste, o mal por ese pecado, se debe a que el Espíritu Santo está redarguyendo tu corazón, no es tu conciencia, es Dios mismo, lo que te demuestra que Dios no te ha abandonado, “pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas” (1 Juan 3:20). Debido a que Cristo pagó con sangre por tu alma, y te sigue amando y se conduele por ti.

No importa la opinión de los “hermanos” que te dicen que Dios no quiere nada contigo, lo que importa es lo que enseñan las Escrituras y es que el amor de Dios es tan grande que no lo podemos entender, Dios no tiene actitudes de hombre, mientras tu no puedes perdonar a quien te hace daño, Dios si te perdona todo, y el precio de tu pecado lo estás sufriendo ya al no tener paz ni felicidad en tu vida.

Una vez que en tu mente y corazón comprendas esto, debes hacer lo que Dios te indica para ser liberado de ese pecado o de los pecados que te atan.

A.- CONFIESA TU PECADO

“Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano.  Selah. Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado” (Salmo 32:3-5)

Es necesario que le confieses a Dios ese o esos pecados, uno por uno, con nombre y detalles, no omitas nada, dile cuanto te gusta, dile cuanto te duele, confiesa tu debilidad y tu impotencia. Derrama tu corazón delante de Dios.

B.- PIDE PERDÓN Y RESTAURACIÓN A DIOS

Dile a Dios cuanto lo sientes, y pídele perdón, no hagas pacto alguno, no prometas nada, solo pide perdón y ayuda Divina para salir adelante. “Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” (Hebreos 4:14-16) Pide a Dios que en ese mismo momento restaure tu vida. No te preocupes como será la salida o la solución, sólo pide a Dios y Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará. (Salmo 37:5)

C.- DEJA QUE LA LUCHA Y LA VICTORIA SEAN DE CRISTO

Esta parte es quizá, la más difícil de comprender, pues generalmente uno trata por sus propias fuerzas de vencer al mal, lo cual es prácticamente imposible. Confías en tu conocimiento Bíblico, en tus oraciones, en ti mismo, cuando lo único que debes hace es permitir a Dios luchar y vencer por ti. “Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (1 Corintios 15:56-57), “No los temáis; porque Jehová vuestro Dios, él es el que pelea por vosotros” (Deuteronomio 3:22)

D.- RETOMA TUS PRINCIPIOS CRISTIANOS

De manera conciente, apártate del mal, “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.” (1 Corintios 10:12-13), pide a Dios dirección cada día, mantén firme tu comunión con Dios orando en todo tiempo, cuando venga la tentación, clama a Dios “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” (Jeremías 33:3). Aliméntate de la Palabra de Dios cada día y busca una Iglesia donde congregarte para adorar a Dios.

La vida debe ser hermosa, pues eres hijo de Dios, lo que te coloca en una posición de privilegio. Dios quiere que seas feliz y que vivas en completa paz. Sólo Dios en su poder y misericordia infinita puede ganar la batalla de pecado en tu vida, permite pues que Dios lo haga por ti, no desmayes ni te desanimes, Cristo te Ama y como al hijo prodigo te recibe en su seno.

No dejes esta reflexión en “una lectura más”, te animo a ponerla en práctica, de tu parte se requiere voluntad y disposición, Dios conoce tu corazón y sabe como liberarte, permítelo hoy mismo, no lo postergues mas.

Dios te conceda la sabiduría para hacer lo correcto.

ATRAÍDOS POR LOS MALOS DESEOS

Dice Santiago 1:14, “pero cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido”.

Por “tentación” Santiago no se refiere al intento de tentar a alguien. Porque acerca de Jesús está escrito: “no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo sentido, tal y como somos, pero sin pecado” (Hebreos 4:15). Sin embargo, Santiago se refiere a ceder a la tentación y no simplemente estar sujetos a la tentación.

Nuestra carne está innatamente inclinada al pecado. De hecho, la palabra “carne” (sarx en griego) es a menudo traducido como “carne” en la Biblia.

Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis” (Gálatas 5:16,17) Si uno cede a la carne, renunciando a la batalla, esa persona será atraído y seducido. ¿Y por qué uno se rendiría a la carne, sino únicamente debido a los malos deseos? La razón por la que la gente peca es por los malos deseos que tienen. Y mientras que la eliminación de las fuentes de la tentación puede tener algún impacto en el comportamiento, la causa del pecado no son las tentaciones, sino los malos deseos. Es por eso que el evangelio ofrece no sólo un cambio en las circunstancias, sino una regeneración y santificación de todo el ser de la persona.

LA INFIDELIDAD CONYUGAL (ADULTERIO): LO QUE DICE LA BIBLIA

Amigos que nos visitan:

Muchas matrimonios se rompen por diferentes motivos, pero el más grave de todos es el pecado de adulterio, un pecado que deja heridas sin cicatrizar de por vida, tanto en los esposos como en los hijos.

El adulterio se produce cuando la persona que lo comete deja que los deseos impuros lo dominen, cuando se olvida de su pacto matrimonial de fidelidad para satisfacer un deseo meramente carnal con una atractiva mujer (u hombre) que lo sedujo o que él “conquistó” con engaños. El ejemplo de José y la mujer de “Putifar” debe servirnos de lección para salir corriendo, aunque sea sin mucha tela, ante la seducción satánica.

Muchos hombres (…y mujeres) han quedado atrapados por el adulterio, que incluso han llegado a procrear  hijos de esa relación ilegal; hijos que crecerán sin la figura paterna, y que sufrirán traumas y que podrán presentar comportamientos antisociales. Todo esto como resultado de la conducta irresponsable y poco reflexiva de quienes rompen sus votos matrimoniales; individuos egoístas y necios  que vivirán hasta el resto de sus vidas con sus culpas y tormentos, si es que tienen algo de conciencia, claro.  

Amigo, no deje que el diablo saque ventaja de usted para vencerlo y destruirlo. Esté siempre atento a la Palabra de Dios. Ella nos da instrucción para no cometer los mismos errores que cometieron ciertos hombres de Dios del pasado, individuos que se dejaron seducir por los deseos de sus ojos y de la carne.

Recuerde: Mejor es entrar al reino con un solo ojo, que teniendo los dos y terminar en el infierno. ¿Me explico?

Póngase anteojeras invisibles y le irá muy bien…¡Recuerde siempre a los equinos de los hipódromos, y a José, el maratonista, cuando sea tentado! Y sobre todo, ¡manténgase siempre orando para que no caiga en la tentación del enemigo!

Vea siguiente vídeo: 

LA MASTURBACIÓN: UNA PERSPECTIVA CRISTIANA

play boyUna búsqueda personal a través de la Biblia para encontrar información sobre el tema de la masturbación fue un poco decepcionante para mí, ya que no encontré nada al respecto, para mi sorpresa. Para mí, el silencio de la Biblia sobre el tema es un poco extraño, ya que sí bien se extiende para hablar con franqueza acerca de otros asuntos sexuales como la fornicación, el adulterio e incluso el sexo con animales, no lo hace con igual hincapié con la masturbación. Prácticamente nada se habla al respecto. Cristo, en una de sus enseñanzas iba más allá del ‘adulterio carnal y señaló el adulterio del corazón. (Mateo 5:28). Muchos cristianos de hoy en día en un intento de justificar la masturbación como un pecado van tan lejos como para compararlo con el ‘onanismo’, como se observa en Génesis 38:9. En realidad, la mayoría de las personas prefieren llamar a la masturbación “onanismo”. Pero la conducta de Onán fue un claro acto de malicia y engaño hacia Tamar; además, sus acciones no se pueden catalogar como masturbación propiamente dicho. 

La masturbación se refiere a la estimulación sexual de los genitales propios con la intención de lograr el orgasmo. Esta estimulación se lleva a cabo principalmente de forma manual, o por el uso de contacto corporal por debajo de la relación sexual, a través del uso de objetos o una combinación de estos. Principales tipos incluyen la masturbación propia, la masturbación mutua y la masturbación de los animales. Está estrechamente relacionado con las fantasías sexuales y se mueven de la mano. Punto de vista ético, algunas personas lo ven como un pecado que es tan grave como la fornicación, el adulterio o la violación.

Este es un problema universal que se produce en todos los círculos de la vida. Casi todos los adolescentes se masturban e incluso los hombres y las mujeres casados la practican. McCary James, autor de la sexualidad humana ha descubierto que aproximadamente el 95% de los hombres y entre el 50 y el 90% de las mujeres se masturban. Sin embargo, debo señalar que es muy agudo y frecuente en individuos cristianos, que por sus valores cristianos y las condenas han dicho que no al sexo fuera del matrimonio. Ahora la pregunta sigue siendo “¿es la masturbación una actividad moralmente aceptada para un discípulo de Cristo, o es un don de Dios para ayudar a evitar la promiscuidad sexual?” La mayoría de los expertos médicos son de la opinión de que la práctica es segura y no es dañina cuando se hace con restricción. Es considerado en muchos círculos de la salud mental como un medio de aliviar la depresión, el estrés y, posteriormente, conduce a una mayor auto-estima. También es útil en las relaciones cuando una pareja quiere más sexo que el otro, proporcionar una alternativa a las relaciones sexuales y, finalmente, conducen a relaciones más estabilizadas. En materia de salud reproductiva, puede ser visto como un medio de aumentar la fertilidad durante el coito. Altera las condiciones de la masturbación femenina en la vagina, el útero y cuello uterino, de manera que puedan modificar o aumentar las posibilidades de concepción, pero esto sin embargo, depende del momento de la masturbación. En los hombres, la masturbación lleva a cabo con la motilidad de los espermatozoides de edad baja del tracto genital para dejar paso a los espermatozoides frescos con mayores posibilidades de concepción en el eyaculado siguiente. Por último, algunas parejas lo encuentran como medio para desarrollar su pleno potencial sexual, identificación de las partes más sensibles de sus cuerpos.

Algunas de las preocupaciones principales acerca de la masturbación es su estrecha relación con las fantasías sexuales que en la mayoría de los casos conducen a la mayoría de las perversiones sexuales, la pornografía, la violación y actos inmorales por el estilo. Es cierto, no obstante, que puede traer algún tipo de satisfacción que podría convertirse en un vicio; en una obsesión con sentimientos de culpa en el largo plazo.

El silencio de la Iglesia sobre este tema no está ayudando del todo a los cristianos para su manejo. Desesperados, los cristianos tratan de reprimir sus sentimientos sexuales y así estar libres de toda culpa y decepción que viene con ellos. La responsabilidad por lo tanto se encuentra en la iglesia para discutir este tema de manera explícita y ayudar a su congregación a tomar las decisiones correctas. La masturbación es una parte real de la vida sexual humana y no puede ser completamente barrida bajo la alfombra o eliminada. Este deseo debe ser controlado, con énfasis en la disciplina física y en los ejercicios espirituales, por medio de mantener la mente ocupada o enfocada en otras metas. La masturbación, sin duda, es un problema muy difícil de manejar para la mayoría de las personas y debo recalcar que la ayuda divina del Espíritu Santo nos hará un gran bien para ayudarlo a controlar por completo. Para terminar, la masturbación requiere mucha imaginación lujuriosa, esto significa que la persona debe enfocar su mente hacia imágenes sexuales explícitas que chocan con el precepto de Jesús que afirma que  “mirar (mentalmente) a una mujer (sea en persona o en fotos) con lujuria ya es fornicación. Por tanto, la masturbación linda con la fornicación toda vez que el que lo practica se imagina mentalmente que está teniendo relaciones sexuales con mujeres u hombres provocativos. Aquí, creo, está el problema con la masturbación. Es casi imposible masturbarse sin fornicar mentalmente. El sentimiento de culpa que siente el que lo practica debiera ser razón suficiente para no realizarlo. Si la conciencia te acusa, por alguna razón será. Sólo el que tiene la conciencia cauterizada no siente ningún remordimiento y seguirá practicándola como si fuera algo común y natural.

¿REALMENTE LA BIBLIA PERMITE LAS NUEVAS NUPCIAS?

matrimoniosA menudo me preguntan si está permitido volver a casarse en la fe cristiana? Hubo un tiempo en que esta cuestión rara vez se preguntaba, porque los de la fe sabían la respuesta, pues la Biblia es tan clara sobre el tema, al igual que la mayoría de las enseñanzas de Jesús. Pero vivimos en una época diferente. Un momento en que muchas iglesias han dejado de predicar la Palabra de Dios y la han reemplazado con lo que la congregación quiere oír, y lo que quiere oír sobre este tema es que el divorcio y segundas nupcias no son un problema y no ofende a nuestro Padre Celestial. Pero este giro no es bíblicamente sostenible. De hecho, es diametralmente opuesto a la verdad espiritual.

La Biblia nos dice que “no se dejen engañar”, y esas palabras nunca fueron tan ciertas como las son hoy. Desafortunadamente la gente está siendo engañada en la creencia de mentiras que les separa de su herencia cristiana de la vida eterna. ¿Significa eso que el matrimonio nos condena al infierno?

El acto de matrimonio en sí no es el problema, es lo que el matrimonio trae consigo que nos destierra de la Ciudad Santa. Es decir, el sexo con nuestra nueva pareja, ya que es calificado como adulterio por Dios, y ningún adúltero heredará Su Reino. La Escritura demuestra el punto fuera de toda duda: “Cualquiera que repudia a su mujer, y se casa con otra, adultera: y todo aquel que se casa con la repudiada, adultera”. (Lucas 16:18) a esto le añadimos “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, no se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.” (1 Corintios 6:9-10). Por la lectura de estos versos, y de muchos versos sobre el tema, uno no puede llegar a otra conclusión que volver a casarse, mientras que el primer cónyuge aún vive, es un pecado que nos descalifica del reino con nuestro Salvador. Esta no es mi opinión, es la verdad bíblica.

Nadie debe perder su salvación por ser engañado por una mentira. Recordemos  que la vida eterna es un don inmerecido que se logra sólo con el sacrificio de nuestro Salvador en la Cruz. Lea lo que realmente dice la Biblia, y luego elija la vida.

 

LA RAZÓN DE LA CAÍDA DE ADÁN Y EVA —-¡LA VERDAD QUE POCOS ENTIENDEN!

A&EPor Ingº. Mario A Olcese (Apologista)

 

El Porqué de la Maldad

  Una de las preguntas más comunes que se hacen muchas personas es: ¿Por qué si Dios es amor, permite el mal? Esta es, sin duda, una interrogante interesante que requiere ser respondida por Dios mismo a través de Su Palabra, la Biblia. En primer lugar, Dios no es el creador del pecado (Santiago 1:13), pues Él es un Dios bueno y santo ( 1 Timoteo 4:4; Lucas 18:19; Salmo 100:5). Ahora bien, según Génesis 1:31, todo lo que Dios creó era bueno, especialmente su creación suprema: El hombre. Sólo cosas buenas pueden salir de un buen Dios. Decir que Dios creó al hombre corrupto y perverso por naturaleza, resulta difícil de creer.

         Ahora bien, si Dios creó al hombre bueno: ¿Por qué se volvió rebelde y malo por naturaleza? (Romanos 3:9-18). Aquí tenemos que proceder con más cuidado para comprender cómo comenzó la caída del hombre. Según las Escrituras, Dios creó libre al hombre. Él le dio a la primera pareja humana libertad para que escogieran, por ellos mismos, entre la obediencia y la desobediencia. Esa ha sido siempre la “política” de Dios para con todas sus criaturas angélicas y humanas (Deuteronomio 30:15-20).

        Según el Génesis, Satanás (el Diablo), el más grande ángel que cayó en desgracia por su rebelión contra Dios, poseyó o se transformó en una serpiente, y a través de ella le habló a Eva. Lo que le dijo a ella revela su carácter maquiavélico, mentiroso, y revoltoso. Él le dijo a la primera pareja que si ellos comían del árbol prohibido, no morirían, sino que serían como Dios, conociendo el bien y el mal. 

         El Diablo siempre busca que los hombres se rebelen contra Dios, y que se crean dioses, y para tal fin él ha ideado religiones y filosofías que endiosan al ser humano. Tanto el mormonismo, la “Nueva Era”, el satanismo, y otros cultos similares, pretenden hacernos creer que somos podemos ser dioses o que podemos ser como Dios. El es el tentador por excelencia.

La Demostración del Amor de Dios

       Regresemos a Adán y Eva. Al caer éstos en pecado, Dios los condenó a la pena capital, pero no sin antes sufrir de dolores y fatigas físicas durante su existencia en la tierra. No obstante, tan grande era el amor de Dios, que en el mismo día de la caída humana, Él estaba preparando la redención del hombre por medio de su Hijo Jesucristo. Leamos lo que dice Apocalipsis 13:8 “…del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.”  En realidad Cristo sería inmolado varios milenios después, aunque su inmolación se produjo en el mismo momento de la creación del mundo, en los planes y propósitos de Dios. La profecía de Génesis 3:15 señala una continua y prolongada lucha entre el bien y el mal. Y aunque aparentemente el mal sale victorioso al comienzo, al final el verdadero vencedor es el bien, representado por Cristo, su iglesia, y su “reino eterno”. Por fin Satanás y sus demonios serán derrotados por Cristo y arrojados a su lugar de tormento por la eternidad.

       El permiso del mal claramente sirve a los propósitos de Dios, no sólo para probar a los hombres, sino también para enseñarles a ellos algo más importante aún: EL CARÁCTER AMOROSO Y MISERICORDIOSO DIOS PARA CON LOS PECADORES. Y es que a Adán y Eva les faltaba conocer a Dios. No sabían que Dios es infinitamente misericordioso. La creación del hombre, del planeta tierra, y del universo, DEMOSTRABA que Dios es Todopoderoso y Sabio, pero: ¿Mostraba su gran AMOR y MISERICORDIA para los infortunados pecadores? ¡No lo creo! En ningún momento los primeros padres apelan a la misericordia de Dios para obtener el perdón.

       Según Pablo, a Dios se le “conoce” por las cosas que Él hizo (Romanos 1:19,20), pero él NO está diciendo que se  pueden conocer Sus atributos morales y espirituales por las cosas que Él creó, sino más bien Su “ETERNO PODER” y “DEIDAD”. Definitivamente con la creación NO SE PUEDE CONOCER LOS SENTIMIENTOS Y PROPÓSITOS MÁS RECÓNDITOS DE DIOS— ¡es imposible saberlo! Es como pretender conocer el carácter de un ingeniero por la casa que edificó, o el de un alfarero por la cerámica que hizo con sus manos. Lo máximo que podríamos saber es su inteligencia y buen gusto, pero: ¿sabríamos si son buenos padres, fieles esposos, dóciles, sobrios, mansos, humildes, comprensivos, sabios, respetuosos, tolerantes, templados, etc? ¡Es imposible saberlo por las obras de sus manos! De igual modo, los hijos NO pueden conocer a su padre natural si éste NO DEMUESTRA A SUS HIJOS SU CARÁCTER O PERSONALIDAD CON ACTITUDES, como por ejemplo: El cariño que les brinda, la atención prestada, la manutención permanente, la instrucción que les inculca, el buen ejemplo que les da, etc. Un padre de familia no puede esperar que sus hijos le amen y obedezcan si antes éste no se SACRIFICA por ellos y los ama con buenas acciones. Los padres deben darse enteramente por su familia para que puedan cosechar buenos hijos, respetuosos, y útiles a la sociedad.   

El Sacrificio de Jesucristo

       Lo mismo ocurre con Dios, el PADRE. Él se había propuesto DEMOSTRAR de manera clara y contundente, Su carácter amoroso y misericordioso para con los hombres a través de un ACTO extraordinario y ÚNICO. Dios daría en SACRIFICIO a su propio Hijo Unigénito para la salvación de la humanidad. El texto clave es Romanos 5:10 que dice: “Mas Dios MUESTRA (o “DEMUESTRA”, según otras versiones) SU AMOR CON NOSOTROS, en que siendo pecadores, CRISTO MURIÓ POR NOSOTROS”. Por su lado, el mismo Señor Jesucristo dijo: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). ¿Entiende ahora que la única forma de poder saber que Dios tiene un “corazón de oro” es por medio de la entrega que Él efectuó de Su amado Hijo Unigénito, Jesucristo, para su inmolación en la cruz del Calvario a favor de los pecadores? Dios DEMOSTRÓ que realmente amaba al hombre y que quería redimirlo. Ahora nadie podría alegar que Dios es severo, duro e inflexible. Imaginémonos por un momento cómo se habrá sentido Dios al ver a Su Hijo muriendo en la Cruz. Pero Él nos dio a Su Hijo para salvarnos y así arrebatarnos de las garras del Diablo. ¡Qué extraordinario acto de amor y desprendimiento por todos nosotros de parte de Dios y de Su Hijo!¡Ambos nos amaron! (Ver Efesios 5:2). Si la primera pareja humana no hubiera caído en desgracia, entonces no hubiera sido necesario que Dios mandara a su Hijo al mundo, y en consecuencia NUNCA HUBIERAMOS CONOCIDO EL AMOR DE DIOS Y DE CRISTO POR TODOS LOS HOMBRES. ¿Se imagina usted si Cristo no hubiera muerto por nosotros?¿Amaría usted realmente a Dios y a Su Hijo? ¡Piénselo por un rato! Tal vez usted sólo le tendría un respeto reverente al Creador, pero no necesariamente amor. Dios permitió la caída humana para demostrar su AMOR a los hombres. También Dios permitió la REBELIÓN satánica, porque sin este maligno espíritu, ¿quién habría tentado a la primera pareja humana? El diablo, sin saberlo, ¡sirvió a los propósitos de Dios!                     

La Vida Eterna: La Consumación del Amor de Dios

         El apóstol Judas dice: “Conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para VIDA ETERNA”. Nótese que Judas dice que conservemos el amor que Dios nos tiene, pues haciéndolo así ganaremos la vida eterna. Es decir, la consumación del amor de Dios para con nosotros es la herencia de la vida eterna. Esta vida eterna está en Su Hijo, la cual él traerá en su Segunda Venida en gloria.

         El amor de Dios se traduce en salvación. Salvación es ganar la vida eterna, y la vida eterna es vivir en el reino de Dios (Leer Mateo 19:16-25). Ahora somos hijos de Dios, y tenemos una comunión estrecha con el Dios Creador, implicando con ello que somos herederos de Sus riquezas. Dice Pablo: “Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados” (Romanos 8:17).

Resumen

           Sólo el Dios de la Biblia ha demostrado Su amor por los hombres haciendo un gran sacrificio nunca antes visto para redimirlos o salvarlos de su condición caída. Ningún otro Dios de las religiones del mundo ha podido hacer semejante acto supremo al dar lo más importante que puedan tener para DEMOSTRAR Su carácter de amor y misericordia infinitos por sus adoradores. He aquí una prueba mayúscula de la superioridad de la religión cristiana sobre las otras religiones del mundo. Los cristianos tienen toda la razón del mundo para amar a Su Dios, porque Su Dios los amó primero a ellos, y como respuesta, Dios se “ganó” el recíproco amor de Sus adoradores. ¿Pueden realmente amar a sus dioses los creyentes de  las otras religiones cuando en realidad esos dioses no hecho ni demostrado nada simple o extraordinario por ellos? Lo máximo que podrán sentir es un temor reverente a sus dioses, pero no necesariamente un amor verdadero hacia ellos.

www.apologista.blogdiario.com

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

www.retornoalparaiso.blogspot.com

LAS DIABLURAS DEL DIABLO EN INTERNET

Internet brinda el mayor y más caótico conocimiento del bien y del mal que hemos tenido en esta tierra. A través de él, cada vez son menos los temas que no están a la mano de los cibernautas. Toda la información está a nuestro alcance, solo falta que decidamos qué buscar.


El diablo se presentó siempre como la tentación. Tentó a Adán y a Eva, tentó a Jesús. Es un multiplicador de pecados, como la lujuria, la gula, la envidia (y recientemente, la excesiva acumulación de riquezas y los atentados contra el medio ambiente).

Volvamos al presente. Si revisamos las respectivas carpetas de correo basura en nuestras cuentas, certificaremos que la mayoría de los correos recibidos hablan de sexo.

Eso es lujuria.

Es sencillo darse cuenta de la importancia de los temas en Internet. Hay que usar a google como un buen indicador de lo que sucede en la web. La cantidad de veces que un tema se menciona en google, aparecerá en un contador de páginas relacionadas una vez realizada la búsqueda del tema. Así, nos damos cuenta de que las siguientes palabras tienen las siguientes cantidades de menciones en google:

Sexo: 120 millones

Dios: 86,5 millones

La lujuria es el principal tema en la red de redes. Esto no sucede sólo en los países de habla hispana:

Sex: 855 millones

God: 662 millones

Tampoco la gula se queda atrás. Hay más golosos buscando perder peso que creyentes buscando rezar:

“cómo rezar”: 32 900

“cómo perder peso”: 213 000

Podemos divertirnos haciendo cuantas búsquedas podamos para desenmascarar los pecados capitales, como la avaricia, en las páginas de google. Usar el inglés para esas comparaciones no es una mala idea (por las diferencias en los usos del español en los diferentes países):

Prayer (oración): 115 millones

Money (dinero): 1 220 millones

Games (juegos): 1580 millones

Jobs (trabajos): 1170 millones

Moisés: 10,1 millones

Barbie: 89,9 millones

Sagrado: 11,1 millones

Anal: 162 millones

Etc.

¿TE SIENTES TENTADO A PECAR Y YA NO TIENES LAS FUERZAS PARA EVITARLO?

 

 

ESTÁS A PUNTO DE PECAR…SIENTES QUE YA NO PUEDES MÁS CON ESA TENTACIÓN QUE TE ACOSA DE DÍA Y DE NOCHE… QUIERES HACERLO, PERO AL MISMO TIEMPO NO LO DESEAS…Tú sabes perfectamente que no es correcto DESOBEDECER DELIBERADAMENTE los principios que ha dejado establecido nuestro Señor Jesucristo, PERO no puedes… Ayyy…Que débil te sientes hoy…!!!

 

LA DEBILIDAD es una realidad tan palpable en los seres humanos, pero muchos no hacemos NADA por contrarrestarla con los RECURSOS que Dios nos ha dejado. El Señor Jesús dejó claro que LA CARNE ES DÉBIL, y precisamente por ello es que TODOS NOSOTROS necesitamos cada día fortalecernos en el ESPIRITU para que sea él quien tome control de nuestras tendencias pecaminosas.  Es necesario fortalecernos por medio de la oración diaria y la meditación de la Palabra de Dios. Vivir en desobediencia deliberada a la voluntad de Dios trae consigo CONSECUENCIAS negativas en todos los aspectos de la vida. Si tú sabes que NO has de proceder en una forma determinada y lo haces, entonces tú te estás exponiendo a enfrentar los resultados de tus acciones. Dios no es quien castiga, es la persona rebelde que enfrenta consecuencias por haberse salido del límite establecido.  No en vano la escritura dice que la PAGA DEL PECADO es muerte. Es posible que algunos de los que leen esta reflexión han estado hasta esta fecha COQUETEANDO una y otra vez con el pecado, han estado cediendo ante las diversas tentaciones que se les presentan, han decidido emprender algo sin el aval de Dios a pesar de saber que no es correcto.  Saben que están haciendo mal, pero de todos modos lo harán. Vaya…!!! No saben o no están conscientes en lo que se están metiendo.

 

A ESTAS PERSONAS DESEO EXHORTARLES LO SIGUIENTE:

 

Ante todo, no ha sido casualidad que estés leyendo esta reflexión, Dios por medio de ella quiere decirte: YA NO MÁS… HASTA AQUÍ!!! Tú ahora estás en el límite… De ti dependerá que lo que piensas hacer te traiga consecuencias dolorosas o no… Piénsalo bien…No creo que valga la pena que por una decisión alocada, tengas que cargar muchas cosas innecesarias.
Reconoce delante de Dios que has fallado, reconoce que eres una persona totalmente débil e incapaz de vivir de acuerdo a los lineamientos establecidos por nuestro Señor Jesucristo.  Esto de reconocer nuestras limitaciones delante de Dios se llama HUMILDAD. Pídele perdón a Dios en el nombre de Jesucristo. Dice el apóstol Juan que si confesamos nuestros pecados, Dios es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad. No importa lo que hayas cometido o lo que tienes entre manos llevar a cabo, Dios te perdona pero si llegas con un corazón arrepentido delante de él; con un corazón adolorido por haberle fallado. Hazte el propósito de NO volver atrás. Toma la determinación de no volver a incurrir en lo mismo, sino de reflejar un estilo de vida completamente diferente a la que estabas llevando.  Dicho de otra forma: Se trata de dar un giro radical en tu estilo de vida.  Cuando hay un genuino arrepentimiento, los frutos se manifiestan espontáneamente. Mantén diariamente un tiempo de oración personal y meditación de la Palabra de Dios. Si no lo haces, obviamente que enfrentarás las consecuencias de tu debilidad.  El Señor Jesús dice que hemos de velar y orar para que no entremos en tentación, ya que el espíritu está dispuesto PERO la carne es débil. Ver Mateo 26:41. Será en la medida que ores y medites en la Palabra de Dios cómo el Espíritu Santo irá tomando control de todas las áreas de tu vida y te impulsará para que de forma espontánea puedas reflejar una vida de santidad y de compromiso con el Señor. No importa en la condición en la que ahora estás o las consecuencias que estás a punto de enfrentar. Dios es capaz de frenar el proceso de esas consecuencias.  Dios es capaz de restaurarte con su poder y su misericordia infinitas.  Dios es capaz de enderezar lo que tú torciste con tus acciones, aunque por ello tengas que enfrentar un proceso doloroso. Recuerda que el hierro cuando es enderezado es necesario que pase por el fuego y por los golpes del herrero. Medita en la parábola de la Oveja Perdida en Lucas 15:1-7; en la parábola de la moneda perdida en Lucas 15:8-10; y en la parábola del hijo pródigo en Lucas 15: 11-23; y que su lectura te anime a seguir adelante por la senda en la que Dios te ha colocado.

 

YA NO MÁS POR AHORA… .

Jose Alfredo Lievano

alfredolievano1807@yahoo.es
San Salvador, El Salvador, C.A.

¿QUÉ ES EL PECADO IMPERDONABLE?

 

Por Ing° Mario A Olcese

 

 

“Y se agolpó de nuevo la gente, de modo que ellos ni aun podían comer pan. Cuando lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle; porque decían: Está fuera de sí. Pero los escribas que habían venido de Jerusalén decían que tenía a Beelzebú, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios. Y habiéndolos llamado, les decía en parábolas: ¿Cómo puede Satanás echar fuera a Satanás? Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer. Y si Satanás se levanta contra sí mismo, y se divide, no puede permanecer, sino que ha llegado su fin. Ninguno puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si antes no le ata, y entonces podrá saquear su casa. De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean; pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno. Porque ellos habían dicho: Tiene espíritu inmundo” (Marcos 3:20-30).

 

Un buen número de eruditos han llegado a la conclusión de que el pecado imperdonable era sugerir que Jesús tenía un espíritu inmundo o que las obras de Dios son realmente obras del demonio. Los Fariseos de esta historia no aceptaron que el Espíritu Santo era el que obraba en Cristo, sino que creyeron que era el espíritu de Beelzebú.

 

Sin embargo, también se nos insta a ser cautelosos, y a poner a prueba a los espíritus si son de Dios (1 Juan 4:1-3). Claro que nadie debe a priori acusar a ningún cristiano que obra milagros de que lo hace por el poder del diablo, porque sería un pecado imperdonable si se equivoca. Uno debe estar seguro, y discernir a los espíritus si son de Dios.

 

 www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)