VINO REALMENTE EL REINO DE CRISTO EN EL AÑO 70 DC COMO SOSTIENEN LOS PRETERISTAS?

“Hay algunos de los que aquí están, que no gustarán la muerte hasta que vean al Hijo del hombre viniendo en su reino “(Mateo 16:28). 

Cuando se cumplió esto literalmente?

El Argumento Preterista

Un preterista es aquel que cree que la mayoría de las profecías bíblicas se han cumplido en o alrededor del 70 dC en el momento de la destrucción de Jerusalén por los romanos, y que, dado que estas profecías ya se cumplieron no tendrán cumplimiento futuro.

Un preterista escribió lo siguiente en relación con Mateo 16: 27-28:

27 Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.
28 De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que vean al Hijo del hombre viniendo en su reino. 

Jesús está diciendo claramente que aquí Él regresará antes de que algunos de ellos mueren!

¿Usted cree que Jesús regresó antes de que algunos de sus discípulos del siglo primero murió ?? ¿Es usted literalmente lo cree ?? Lo hago!

Nota: Su implicación aquí es que el Hijo del Hombre vino en Su reino en el momento de la destrucción romana de Jerusalén en el año 70 AD. Los Preteristas generalmente describir esto como la “venida de Cristo en juicio.”

Cristo prometió que algunos no gustarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino. Así que la pregunta clave es esta: ¿Fue esta promesa cumplida en el año 70 dC con la destrucción de Jerusalén por los romanos o se cumplió literalmente de alguna otra manera?

La Respuesta Bíblica

Estimado amigo,

Gracias por compartir tus pensamientos con respecto a la predicción de nuestro Señor en Mateo 16: 27-28. Esto sin duda es un pasaje muy fascinante.

Sin duda, de acuerdo con usted, el Señor vino en el juicio en el año 70 DC (aunque no visible), pero él no vino “en su reino” (comparar Mateo 16:28). Ningún reino fue establecido en el año 70 dC

Cuando Cristo venga en Su reino, hay por lo menos diez cosas que deben tener lugar en o alrededor de esa fecha. Considere lo siguiente:

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, Él regresará a la tierra y será visto por todos los ojos (Mateo 24: 25-30 y Apocalipsis 1: 7).

Esto no ocurrió en el año 70 dC. En el año 70 DC Cristo no fue visto por nadie.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, el pueblo judío será reunido de todos los países en la tierra y serán llevados a su tierra prometida (Mateo 24:31; Jeremías 16: 14-15; Isaías 43: 5-7; Jeremías 23: 7 -8; Jeremías 31: 7-10; Ezequiel 11: 14-18; Ezequiel 36:24).

Esto no ocurrió en el año 70 dC. En lugar de ser reunidos, los Judíos fueron asesinados y esparcidos.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, no habrá guerras en la tierra (Isaías 2: 4; Miqueas 4: 3; Salmo 46: 9; Zac 9:10.) .

Esto no ocurrió en el año 70 dC. El año 70 fue una época de guerra feroz llevada a cabo por el poderoso ejército romano.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, el reino será restaurado a Israel (Hechos 1: 6) y el Mesías se sentará en el trono de David, que se encuentra en Jerusalén (Isaías 9: 7; Jeremías 17:25; 23 : 5-6; 33:15; Oseas 3: 4-5; Amós 9: 11-15; Lucas 1: 32-33).

Esto no ocurrió en el año 70 dC. En el año 70 DC Jerusalén fue destruida, el templo destruido, y ningún rey de la línea de David reinó en el trono de David!

  1. Cuando Cristo venga en Su reino será un tiempo de gran liberación y una gran bendición para el pueblo judío (Jeremías 30: 7-9; Ezequiel 34: 25-31).

Esto no ocurrió en el año 70 dC, que fue un momento de gran juicio sobre el pueblo judío que décadas antes habían rechazado y crucificado a su Mesías (aunque algunos Judíos sí creyeron en él).

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, el santuario de Dios (su templo) estará en medio de su pueblo (Ezequiel 37: 26-28; Ezequiel 40: 5-43: 27).

Esto no ocurrió en el año 70, porque fue entonces que el templo judío fue destruido, dando lugar a Judíos que no tienen templo en absoluto.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, habrá un sacerdocio que operará en los sacrificios del templo y los animales serán ofrecidos (Ezequiel 44: 1-46: 24).

Esto no ocurrió en el año 70 dC, cuando los romanos destruyeron el templo y pusieron fin a un sacerdocio que funcionaba, terminando así con los sacrificios de animales.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, “los Judíos poseerán y se instalarán en toda la tierra prometida, que volverá a ser subdividida en los doce divisiones tribales. Pero estas divisiones tribales serán diferentes de las descritas en el libro de Josué “(Arnold G. Fruchtenbaum, Huellas del Mesías, p. 328). La descripción de la ubicación de todas las 12 tribus durante el reino se describe en Ezequiel 47: 13-48: 29. Siete tribus estarán situadas al norte del templo (Ezequiel 48: 1-7) y cinco tribus estarán situadas al sur del templo (Ezequiel 48: 23-29).

Esto no ocurrió en el año 70 dC. Después de la destrucción romana de Jerusalén los Judios sobrevivientes se dispersaron por todo el mundo. En el siglo 20 un pequeño remanente regresó a la tierra de Israel y se estableció un Estado judío.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, habrá un mensaje de la buena noticia que se declarará a Jerusalén (Isaías 52:7-10).Este mensaje constará de los siguientes elementos: 1) La buena noticia de la paz; 2) La buena noticia que el Mesías reinará en Sión; 3) La buena noticia de que Dios ha consolado a su pueblo; 4) La buena noticia de que Dios ha redimido a Jerusalén.

Esto no ocurrió en el año 70 dC. En el año 70 había sólo una mala noticia para el pueblo judío. Fue la mala noticia del juicio y de la destrucción y la ruina y la muerte, no la buena noticia de la comodidad y la paz.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino habrá gozo y alegría (Isaías capítulo 35). Este gozo y alegría serán el resultado de las siguientes condiciones: 1) el desierto se convertirá fértil (versículos 1-2, 6-7); 2) El Mesías vendrá a salvar a Israel (versículos 3-4); 3) Los que son cojos o ciegos o sordos serán sanados (versículos 5-6); 4) los animales feroces salvajes ya no serán un problema (v 9); 5) Será un tiempo de gran regocijo (v. 10).

Esto no ocurrió en el año 70 dC. En el año 70 dC los Judios que tuvieron la suerte de sobrevivir a la invasión romana no tuvieron gozo y alegría, sino tristeza y el gemido (comparar Isaías 35:10).

FUENTE:

http://www.middletownbiblechurch.org/proph/matt16.htm

ROMANOS 16:20—UN PROBLEMA PARA LOS PRETERISTAS

the serpent and a foot

Y el Dios de paz aplastará a Satanás bajo vuestros pies en breve . La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros. Amén” (Romanos 16:20)

Un problema para Preteristas

Romanos 16:20

En este versículo, los creyentes se les ha dado la maravillosa promesa de que nuestra guerra con Satanás en breve llegará a un final completo y definitivo, con Satanás totalmente vencido y con los santos de Dios que comparten en la victoria gloriosa. Él es el “Dios de paz” en el sentido de que sólo Él es capaz de poner fin a la guerra con Satanás que se traducirá en la paz de los santos (“paz” en el sentido del fin de la guerra, la libertad de un conflicto). Obviamente el pueblo de Dios goza de la paz de Dios ahora (Juan 14:27), pero a la luz de la promesa de este versículo, Pablo estaba probablemente pensando en la paz definitiva que los creyentes obtendrán a través de la derrota de Satanás.

Esta promesa es una referencia directa a Génesis 3:15, donde se nos dice que la simiente de la mujer (Cristo) heriría o aplastaría la cabeza de la serpiente (un golpe fatal), y que Satanás heriría o aplastar el talón de Cristo (la cruz del Calvario) . Dios va a infligir un duro golpe al archienemigo de nuestras almas, y vamos a compartir en la victoria de Dios sobre Satanás. Los que son “co-herederos.” (Romanos 8:17) son también co-conquistadores. Él será aplastado “bajo sus pies.” Cuando los israelitas conquistaron reyes enemigos iban a simbolizar su gran victoria, poniendo sus pies sobre sus cuellos (Josué 10:24). Dios invita a sus santos para celebrar su victoria sobre Satanás.

Cuando esta gran derrota de Satanás se llevará a cabo? Va a pasar “en breve, de forma rápida, de pronto, pronto.” Los creyentes son alentados por el hecho de que la batalla, aunque difícil, no será larga. Podemos esperar que sea pronto. El Tiempo de Satanás es corto y su derrota es segura.

Proféticamente sabemos que en el punto medio de la tribulación Satanás será echado fuera del tercer cielo y ejecutará su furia sobre la tierra, sabiendo que le queda poco tiempo (Apocalipsis 12:12). Él sabe que su destino es inminente. Tres años y medio más tarde, será arrojado al abismo, a la que vez que estará literalmente “bajo los pies” de santos milenarios. Su destino final y definitivo se describe en Apocalipsis 20:10 (y comparar Mateo 25:41).

Cuando Pablo escribió a los romanos, Satanás, aunque derrotado en el Calvario, era todavía un enemigo activo y formidable, y todavía lo es hoy (1 Pedro 5: 8-9.; 1 Juan 4: 4). Los creyentes del primer siglo, así como los creyentes de hoy, están esperando con alegría el inminente regreso de Cristo (Tito 2:13; Romanos 13:11; 1 Corintios 1:… 7; etc.). Sabemos que una vez que este evento se lleve a cabo (que puede ser en cualquier momento), la derrota de Satanás pronto seguirá. Es a partir de la perspectiva de la inminencia de que podemos hablar de la derrota de Satanás como “pronto”. Los creyentes de cualquier período de la historia de la iglesia deben ser alentados por el hecho de la pronta venida de Cristo y Satanás siendo derrotado pronto!

Esta frase griega “pronto” o “poco” también se encuentra en Apocalipsis 1: 1 y 22: 6- “las cosas que deben venir a pasar dentro de poco. ” Hay aquellos que creen hoy que el período de la tribulación no es el futuro , sino que ya se ha cumplido en la historia en o alrededor del tiempo de la destrucción de Jerusalén en el año 70 DC. Ellos creen que la mayoría de la profecía, que incluye la mayor parte de lo que se predijo en el libro de Apocalipsis , se cumplió en este momento. Ya que dice “estas cosas deben suceder pronto” Su razonamiento es que todas estas cosas tienen que haber tenido lugar en el primer siglo. Pero Romanos 16:20 sirve como un argumento en contra de esta forma de pensar. Obviamente Satanás está activo hoy y es un enemigo peligroso y que aún no ha recibido su trituración y derrotado a golpe, a pesar de que ha pasado casi 2000 años desde que Pablo prometió que esto sucedería pronto! Y, sin embargo, desde la perspectiva de los creyentes, tanto entonces como ahora, este evento puede anticiparse como que tendrá lugar “en breve.”

FUENTE:

http://www.middletownbiblechurch.org/proph/rom1620.htm

ALGUNAS INTERROGANTES QUE DEBEN RESPONDER LOS PRETERISTAS

1.- ¿Por qué no ha desaparecido el presente mundo malo, si Cristo ya ha regresado? La Biblia deja en claro que el presente orden de cosas (“el presente cielo y tierra”) pasará, y Dios va a crear una nueva sociedad, donde no habrá más mal. Si Cristo ya vino, ¿por qué el mal sigue existiendo? ¿Por qué parece que el mal está empeorando, y la moral se va deteriorando más rápido que un diente recubierto de azúcar?

2.- ¿Por qué dijo Cristo que todo ojo lo verá, y toda lengua confesará cuando venga, pero la gente todavía niega a Cristo? Si ya ha llegado, entonces todo el mundo debería reconocer que él es el Mesías.

3.- Apocalipsis habla de principales cataclismos, ninguno de los cuales ha ocurrido. Se dice que las montañas se aplanan, se dice que la mayoría de la población mundial será devastada y esto no ha cambiado.

4.- Si Cristo ya ha regresado, ¿por qué Dios no me ha juzgado?¿Por qué no reposa el cordero con el león?

5.- ¿Por qué no está el mundo regido por una teocracia como fue profetizado por Dios? Se dice claramente que Dios pone a Cristo en su reino como gobernante. Este es un reino literal.

6.- ¿Por qué no tenemos un templo? ¿Por qué no hay un nuevo templo que ha sido construido con las dimensiones de la Biblia? Incluso el templo de Ezequiel aún no se ha construido (que se presume que tendrá lugar durante el reinado milenario de Cristo).

7.- ¿Por qué no ha venido el anticristo? ¿Por qué nadie ha sido capaz de dominar el mundo entero.

Si usted cree que Cristo ya ha regresado (la 2 ª venida), entonces usted tiene un problema, porque después del regreso de Cristo tendremos el reino milenario restaurado en Jerusalén. Nadie en la historia ha registrado este evento hasta el momento.

Y estos puntos son los serios problemas teológicos que me presenta la escatología preterista. Así que la idea de que Cristo ya vino por 2 ª vez es una tontería. La idea de que Cristo no volverá es aún  un sin sentido mayor.

LOS 17 ARGUMENTOS QUE LOS CAMPBELITAS (IGLESIAS DE CRISTO) TIENEN DIFICULTAD PARA RESPONDER

LogoLaPuertaIglesias

Por Ingº Mario A Olcese (ex-campbelita feliz)

La denominación “Iglesia de Cristo” (Campbelita) enseña, entre otras cosas, que la iglesia cristiana es el reino de Dios. Esta tesis, que proviene del Padre del Romanismo llamado Agustín de Hipona, quien, a mi entender ha hecho mucho daño al verdadero evangelio del reino predicado por Cristo y sus discípulos, ha oscurecido el mensaje salvador original de Jesucristo. Sin duda alguna Satanás está detrás de este complot maléfico para que la gente se pierda creyendo en un evangelio falso. Es hora de advertir a la gente del error de equipar la iglesia de Cristo con su reino que él predicó insistemente como su evangelio salvador, y que él inaugurará gloriosamente sólo en su segunda venida. En este magno evento sus discípulos finalmente lo heredarán con él.

Para advertir a la gente de este craso error de un “reino eclesiástico”, yo quisiera formular las siguientes preguntas a sus defensores y partidarios:

1.- Si el reino es la iglesia, y ésta ya está en la tierra desde el Pentecostés del 33DC, pregunto: ¿por qué Jesús dijo en Mateo 25:31,34 que su reino lo heredarían sus seguidores sólo en su segunda venida o parusía?

2.- Si el Reino es la iglesia, y ésta está compuesta por hombres de carne y sangre, ¿por qué entonces Pablo dijo que “carne y sangre no pueden heredar el reino” (1 Cor. 15:50)? ¿Acaso ahora nos van a decir que la iglesia no está compuesta por hombres de “carne y sangre”?

3.- Si el reino es la iglesia, y ésta se inauguró en la tierra con los creyentes de Jerusalén en el 33DC, pregunto: ¿por qué entonces dice Jesús (el hombre noble de Lc. 19:11) que primero debe irse a un país lejano (el cielo) para recibir un reino y volver?¿Acaso Jesús se fue al cielo para recibir una iglesia y luego bajar con ella para inaugurarla en Jerusalén en el 33DC? (Ver Lucas 19:11,12).

4.- Si el reino es la iglesia, y ésta tiene como fundamento a los profetas y a los 12 apóstoles, ¿por qué Jesús les dijo a sus apóstoles que Dios le ha placido DAROS el reino?¿No debió Jesús decir, más bien, que a Dios le ha placido HACEROS  parte importante del reino? (Ver Lucas 12:32).

5.- Si el reino es la iglesia, ¿por qué Pablo les dice a las iglesias de Listra, Iconio y Antioquía que permanezcan en la fe, y que soporten las muchas tribulaciones para que puedan así entrar en el reino?¿Acaso ya no estaban esos creyentes de Listra, Iconio, y Antioquía en el reino o la iglesia?¿Cómo podían ser  ellos iglesia y esperar heredar el reino, si de éste se dice que es sinónimo de la iglesia? (Ver Hechos 14:22).

6.- Si como dice Pablo en Col. 1:13, todos los creyentes renacidos ya hemos sido trasladados literalmente al reino (o iglesia según los campbelitas), ¿debemos suponer entonces que también los renacidos estamos  ya resucitados y sentados con Cristo en los lugares celestiales, como claramente lo afirma el mismo Pablo en Efesios 2:6?¿Por qué ustedes, campbelitas, toman literalmente Col. 1:13 como un hecho consumado, y no así Efesios 2:6, que interpretan simplemente como un visión para el futuro de los salvos?

7.- Si la iglesia es el reino, ¿por qué Pablo pluraliza la iglesia como “las Iglesias de Cristo” (Rom. 16:16)  y no el reino como “los reinos de Cristo”?

8.- Los campbelitas dicen que el reino ya había llegado en los tiempos de Juan porque él dijo que era copartícipe del reino en Apo.1:9. Sin embargo, pregunto: ¿el coparticipar de algo significa que ya estamos disfrutando de ese algo literalmente? ¿Acaso vamos a pensar que Pedro estaba en la gloria porque dijo que era copartícipe de la gloria en 1 Pedro 5:1? Creo que la respuesta está en la parte final del mismo versículo 1.

9.- Los campbelitas dicen que el reino-iglesia se estableció en el primer siglo y para probarlo citan Marcos 9:1, que dice: “De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder?” Si el reino-iglesia vino en el primer siglo, como afirman ellos, pregunto: ¿volvió también Jesús en el mismo primer siglo (la parusía), dado que él mismo dijo en Mateo 16:28: “De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre venido en su reino?”.

10.- Según Apocalipsis 20:1-3, cuando Jesús establezca su reino, él atará al diablo y sus demonios para apresarlos a fin de que no engañen más a las naciones. Si Jesús ya estableció su reino en el 33 DC, según sostienen los campbelitas, ¿debemos suponer entonces que el diablo y sus demonios ya no están engañando a las naciones desde el año 33 DC porque fueron atados?¿Cómo explican entonces el aumento de la maldad, del ateísmo, del materialismo, del satanismo, de las guerras, y de los falsos maestros y profetas, etc, en todo el mundo?

11.- Los campbelitas dicen que no habrá un reino davídico milenario restaurado en la tierra, pues ahora el reino es espiritual, es decir, la iglesia cristiana. Si esto es verdad, pregunto: ¿por qué los discípulos le preguntan al Jesús resucitado si AHORA  restauraría el reino a Israel?¿Estaban acaso ellos errados creyendo en un reino monarquico davídico restaurado en Jerusalén? Y si este fuera el caso, ¿por qué Jesús no los corrigió inmediatamente, y más bien pasa a responderles que a ellos no les correspondía saber los tiempos o las sazones que Dios puso en su sola potestad?¿Pero podrían estar TODOS los discípulos errados al hacer esa pregunta después de asistir a un seminario intensivo sobre el reino que duró 40 días?¿Serían realmnte TODOS los discípulos tan torpes como para entender al revés su enseñanza del reino? (Ver Hechos 1:3.6.7).

12.- ¿Creen los campbelitas que la oración del Padre Nuestro debe ser ahora rezada de manera parcial dado que el reino ya vino hace casi dos milenios atrás para efectuar la voluntad de Dios en la tierra como se hace en el cielo?

13.- Creen ahora los campbelitas que no tiene significado alguno para la iglesia el texto de Mateo 6:33, donde Jesús  dice: ”buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todo lo demás vendrá por añadidura” dado que el reino ya se estableció en la tierra en el siglo I? Y si su respuesta es positiva, ¿significa entonces eso que a los cristianos ya NO les vendrá nada más por añadidura porque no necesitan buscar y pedir PRIMERO por un reino que ya llegó a ellos?

14.- Les pregunto a los campbelitas lo siguiente: Si el reino se estableció en el 33 DC, en los tiempos de mayor poderío y cohesión del Imperio Romano, ¿por qué Daniel lo ve establecerse en el periodo en donde el imperio romano se encuentra en su condición menos cohesionada y más frágil como se lo representa por el barro y hierro mezclados de los pies (Daniel 2:44)?

15.- Si el reino es la iglesia y ésta está conformada por hombres conversos de la tierra, ¿por qué Daniel ve al Hijo del Hombre resucitado en el cielo recibiendo un reino de Su Padre (Daniel 7:13,14)?¿Es que el Padre le dio una iglesia en el cielo a su Hijo?¿Bajaron los primeros cristianos del cielo después de que fueron entregados por el Padre a Su Hijo en el cielo?

16.- Si el reino no aparecería con advertencia alguna, ¿cómo es que Jesús mandó a sus discípulos a permanecer en Jerusalén para recibir el poder del Espíritu Santo en Pentecostés (33DC), supuestamente el día indicado según el campbelismo para que viniera a existir la iglesia-reino?¿No es esto acaso una advertencia de cuándo vendría el reino?¿No contradeciría lo dicho por Jesús en otra ocasión cuando dijo que su reino no vendría cn advertencia o señales?

17.- Si como dicen los campbelitas,  Jesús ya está reinando en el cielo en el trono de David y sobre su iglesia, les pregunto: ¿qué trono es ése en el que Jesús se sentará sólo cuando aparezca por segunda vez? (Ver Mateo 25:31).

Estaré esperando las respuestas de los campbelitas con mucho gusto!

LA ESPECTACULAR PREGUNTA DE LOS DISCÍPULOS QUE DEJA PERPLEJOS A LOS AMILENIALISTAS Y PRETERISTAS POR IGUAL

Dudas_Frecuentes¡Una Intrigante Pregunta que ha Confundido a los Eruditos!  

Compilado por Ing° Mario A Olcese (Apologista)

¿Qué significa restaurar el Reino? Este diálogo entre Jesús y sus discípulos es materia de mucha controversia. Mientras algunos desean ridiculizar a los discípulos por su “constante demostración de ignorancia”, aun después de que Jesús murió y fue sepultado, otros defienden a los discípulos por tener una opinión correcta del Reino. ¿Cuál es más apropiado? Antes de que esta pregunta pueda ser contestada, primero tiene que ser derramada mucha luz en la opinión de los discípulos sobre el Reino, la popular creencia judía del Reino, y la opinión de Jesús del Reino.

¿Cuál era el concepto de los discípulos del Reino?

Anthony Buzzard indica que la constante enseñanza de Jesús consistía en que el reino cristiano no es sólo espiritual sino también político. [1] Los discípulos creyeron que Jesús era el Mesías, El prometido de Dios. Sin embargo, “esta expectativa fue desestabilizada y casi destruida por su muerte (Lucas 24:21)…. sin embargo, su regreso a la vida los emocionó otra vez …y cuando ellos ya no  dudaron que él restauraría el Reino a Israel, le preguntaron si él lo haría en este tiempo”. [2] Por lo tanto, los discípulos creyeron que Dios había enviado ya a su Mesías, y que él era Jesús, y que Jesús restauraría por su parte el Reino terrenal y nacionalista a Israel.

Muchos Judíos creyeron que la escritura notaron que el Reino de Dios sería “la restauración de las fortunas de Israel, y que sería marcado por la actividad reanimada del Espíritu de Dios que había sido retenido desde los últimos de los profetas”. [3] Seguramente los discípulos habían visto el renacimiento del Espíritu de Dios en Jesús, y si las escrituras estuvieran correctas, entonces eso significaba que Jesús sería el que sucedería al Rey David en el trono, quitaría la ocupación romana, y restauraría a Israel en una monarquía nacionalista que rivalizaría con el enemigo más fuerte.

Ya que los discípulos creían que Jesús iba a restaurar el Reino a Israel, muchos comentaristas escriben que ellos eran unos idiotas. Un comentarista fue tal lejos como para decir que “hay más errores en la pregunta que de lo que hay de palabras… Su ceguera es notable, que cuando ellos habían sido tan plenamente y cuidadosamente instruidos por un período de tres años, ellos dejaron traslucir no menos ignorancia que si ellos nunca hubieran oído una palabra”. [4] Esta ha sido la creencia más popular durante algún tiempo.

La definición de “Israel” en Lucas-Hechos es muy interesante, pues determina exactamente lo que los discípulos quisieron decir cuando ellos preguntaron si Jesús restauraría en aquel tiempo el Reino a “Israel”. El Evangelio de Lucas menciona la palabra “Israel doce veces, y en cada caso ésta claramente se refiere a un Israel nacional y/o a su pueblo. [5] Naturalmente, la opinión de los discípulos de una restitución étnica y nacionalista del Reino de Dios es fácil de entender. Ellos estaban sólo demasiado impacientes para averiguar exactamente cuándo ocurriría este triunfo.

El Reino: Presente y Futuro

Los estudios han mostrado que Jesús “enseñó un presente y un futuro aspecto del reino de Dios”. [6] el presente es probablemente marcado por la presencia física de Jesús entre los discípulos. El futuro aspecto es en lo que los discípulos estuvieron más preocupados. Jesús predicaría a los “Fariseos de que el reino de Dios estaba cerca”. [7] En Lucas Jesús les dijo a sus discípulos que oraran “Venga tu reino” (11:2) y también les mencionó a ellos que “él no comería la comida de la Pascua de los judíos otra vez “hasta que sea cumplido en el reino de Dios” (Lucas 22:16-18). Ya que Jesús prestó mucha atención a los futuros aspectos del Reino de Dios, los discípulos estaban impacientes para saber cuándo sería Israel restablecido.

Así que, ¿qué exactamente era la teología escatológica del reino de Dios de los discípulos? Sus opiniones siguen cinco características distintas. Primero, ellos creyeron que vendría el Espíritu Santo (1:5-8). [8] luego, ellos sabían que el Espíritu Santo los bautizaría (1:5,8). [9] Tercero, los discípulos creyeron que el poder del Espíritu Santo les permitiría atestiguar (1:8). (bib) Después, ellos creyeron que Jesús vendría otra vez del mismo modo como se marchó (1:11). [10] Finalmente, ellos creyeron que el Padre había decidido ya el tiempo para restaurar el Reino a Israel (1:7). [11] Ya que el Padre había decidido el tiempo de la restauración de Israel y su reino, los discípulos quisieron saber cuándo sería aquella fecha, y cuán cerca estaba.

Opiniones de los Eruditos Bíblicos

Una razón principal del porqué los comentaristas creen que los discípulos carecieron de mucho discernimiento cuando ellos le preguntaron a Jesús sobre el tiempo de la restauración del Reino a Israel es porque los eruditos creen que “hay una dinámica espiritual del reino, y por lo tanto éste no puede tener un aspecto nacional o político”. [12] Otros comentaristas creen que “el reino es sustituido por el Espíritu, la predicación de Jesús del reino de Dios debe ser interpretado en este sentido “eclesiológico neumatológico”. [13] Esta “espiritualización” del Reino de Dios no es lo que los discípulos estuvieron pensando cuando ellos le preguntaron a Jesús sobre el tiempo de la restauración del Reino a Israel.

Recientemente, algunos eruditos otorgan a los discípulos el beneficio de la duda asumiendo que tal vez ellos no se equivocaron completamente al preguntarle a Jesús  acerca de la venida del Reino de Dios y sus connotaciones nacionalistas. Los eruditos formulan una pregunta central en defensa de los discípulos en contra del cargo de ‘estupidez’: si ellos están totalmente equivocados, ¿por qué no los corrigió Jesús? Jesús es el maestro, él está de pie ahí mismo con los discípulos cuando ellos hacen la pregunta, y si ellos se equivocaron totalmente en su asunción de un Reino nacionalista, entonces Jesús mismo era el indicado para corregirlos.

Jesús y la supuesta “pregunta estúpida”

Jesús, en el evangelio de Lucas, siempre corregía los comentarios estúpidos de sus discípulos. Durante la mayor parte de su ministerio, “Jesús se concentró, en parte, corrigiendo las falsas doctrinas y reprochando a los maestros errantes”. [14] Si ellos estaban errados, Jesús los habría reprochado abiertamente, como era su norma. Sin embargo, con la ausencia de la corrección de Jesús a los discípulos, unos asumen que su pregunta no era totalmente sin buen mérito. Otros discrepan y afirman que la carencia de una corrección no era una confirmación de sus creencias; mejor dicho, Jesús trataba de distraer su atención a un tiempo posterior. En otras palabras, “más bien que corregir el entendimiento de los discípulos de un reino, Él los condujo a esperar un reino en algún período de tiempo sin revelar”. [15]

De todos modos otros eruditos están de acuerdo que si la pregunta de los discípulos no fue una muy inteligente, no era su culpa. Si ellos estropearan todo esto ahí mismo al final, entonces Jesús era el culpable. [16] Jesús había pasado tres años con los discípulos enseñándoles sobre el Reino de Dios. Después de que él fuera crucificado y resucitado de los muertos, Jesús pasó cuarenta días enseñando privadamente a sus seguidores sobre el Reino de Dios (1:3). Si, después de todo este tiempo y esfuerzo y enseñanza sobre el Reino de Dios, los discípulos no tienen una idea correcta sobre el Reino de Dios, entonces, unos discutirían que  es culpa de Jesús. 

Jesús no corrigió a sus discípulos su creencia “errada” del Reino de Dios porque sencillamente ellos no se equivocaron en sus asunciones de  que el Reino de Dios, en efecto, sería uno físico, nacionalista, y terrenal.

La tendencia de la erudición cristiana ha sido minimizar la pertenencia étnica Judía de la visión de Jesús del Reino de Dios con la observación de que él no tenía ningún interés a un Reino político, o uno que podría ser establecido por el poder militar o por una rebelión contra Roma. La asunción tácita es que no político significa no nacionalista, lo cual a su vez significa no étnico y no judío, y que más bien significa, ‘espiritual’ ‘y universal’. Realmente el Reino de Dios en la expectativa judía era tanto espiritual como nacional, tanto universal como étnico”. [17]

Los Discípulos no estaban equivocados

Lo que muchos creen es que “la respuesta de Jesús no da ninguna insinuación de que esta expectativa nacionalista era de algún modo incorrecta o desacertada, sólo que el tiempo de la restauración fue puesto en la autoridad de Dios únicamente. [18] Por lo tanto, los discípulos no se equivocarían en preguntarle a Jesús cuándo sería la fecha para la restitución nacionalista del Reino. De hecho, ellos estaban muy acertados en la asunción  de que Jesús sería el que inauguraría el reino de Dios.

Notas

[1] Anthony Buzzard, “Hechos 1:6 y el Eclipse del Reino Bíblico,” The Evangelical Quarterly 66, no. 3 (1994): 199.

[2] Ibid.,  200

[3] John A Mclean, “¿Corrigió Jesús la opinión de los Discípulos sobre el Reino?,”  Bibliotheca Sacra  151 (Abril-Junio 1994): 216.

[4] Buzzard, 200

[5] Mclean, 222

[6] Ibid.,  221

[7] Ibid., 220

[8] Ibid., 220

[9] Ibid., 220

[10] Ibid., 220

[11] Ibid., 220

[12] Ibid.,  217

[13] Buzzard,  216

[14] Mclean,  219

[15] Ibid.,  218

[16] Buzzard, 98

[17] Buzzard, 212

[18] Ibid., 212

 Más sobre el Reino de Dios en:

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

www.esnips.com/web/BibleTeachings

¿Vino el Hijo del Hombre en las Nubes de Gloria en los Días de Vespasiano?

 

Los preteristas afirman que la destrucción de Jerusalén tomó lugar durante el reinado de Vespasiano, y que “ésta resultó en la audiencia del Hijo del Hombre ante el Anciano de Días tal como es hallado en Daniel 7.13,14, y recibiendo un reino y dominio que no pasaría o que no sería destruido. Vea abajo mientras damos una explicación del pasaje en Daniel 7. Esto no podría posiblemente corresponder a nada de lo que ocurrió en el primer siglo. Ante todo, Jerusalén tenía que haber sido el cuartel general de Jesucristo en la tierra desde el año 70 dC, y el milenio debería haber sido ya instituido en ese momento.

Eso no ocurrió. Todas las naciones de mundo debieron estar bajo el dominio de Cristo, Sus apóstoles, y la iglesia. Pero esto no ocurrió. Me doy cuenta de que los preteristas parciales usan el argumento de que todavía creen en una futura segunda venida del Señor más tarde, y que ven la “venida” de Cristo del  año 70 DC como una venida invisible del Señor “en juicio”. Pero ellos usan esta manufacturada “venida invisible del Señor “en juicio” como una chaveta para congelar muchos de los acontecimientos proféticos del tiempo del fin, que ellos conectan con esta así llamada “venida invisible”. Si ellos ciertamente creen en un futura segunda venida, entonces deberían admitir que Mateo 24.29-31 vincula esta venida del Señor con la conclusión del Gran período de Tribulación. La Biblia dice que “inmediatamente después de la tribulación” la señal del Hijo del Hombre (aparecerá) en el cielo (vs. 30). Y así,  es incorrecto substituir una “venida invisible” artificial “en juicio” en este punto en Mateo 24. La venida que se ubica inmediatamente después de la tribulación es la segunda venida que los preteristas parciales admiten que es aún futura. Esta conexión hace imposible que la tribulación haya ocurrido en el Año 66-70 DC.

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

 

LA GRAN TRIBULACIÓN NO PUEDE CALZAR EN EL PRIMER SIGLO

 

 
 
 

 

 

 

 Td. Ingº Mario A Olcese (Apologista)

 

 

Un estudio de la Gran Tribulación (“el Tiempo de la angustia de Jacob” según Jeremías 30.7) demuestra que este período no ocurrió en el primer siglo. Hay un número de razones porqué la Gran Tribulación, como está descrito para nosotros en las Escrituras, no pudo haber tenido lugar en el primer siglo, y no podría haber tenido lugar, dado el historial que tenemos. Está mal intentar “forzar” el cumplimiento de esta profecía para el primer siglo (70 DC) si ciertamente no ocurrió durante el primer siglo.

Algunas razones porqué La Gran Tribulación (El Tiempo de angustia de Jacob) no puede calzar en el Primer Siglo, son:

(1) No hubo “bestia” en el primer siglo que causó que todos los habitantes de la tierra reciban una marca en su frente o en su mano derecha a fin de que pudiesen comprar o vender (Apocalipsis 13.15-18). Tal mandato para los judíos habría causado un disturbio de gran escala por la prohibición Bíblica en contra de recibir marcas en la carne (Levítico 19.28). La capacidad tecnológica no existía.

(2) No hay informes históricos del ministerio de los Dos Testigos, con los asombrosos signos milagrosos del Antiguo Testamento hechos por ellos, fuego siendo invocado al cielo, el agua en sangre, plagas sobre las la masas de la humanidad, etc. (Revelación 11.3-7).

(3) No hay informes históricos del asesinato público de estos Dos Testigos en la ciudad de Jerusalén en el primer siglo, el cual fuera presenciado y festejado en todo el mundo por las naciones (el Apocalipsis 11.8-11). Las comunicaciones y la habilidad tecnológica no existían entonces como hoy.

(4) No hay informes históricos de la resurrección pública de estos Dos Testigos (Apocalipsis 11.11,12).

(5) No hay informes históricos de un gran terremoto en Jerusalén inmediatamente después de la ascensión y resurrección pública de estos Dos Testigos, lo cual es un acontecimiento público.

Hay muchos otros acontecimientos notables profetizados para que ocurran durante el período de tiempo de la “gran tribulación”. Si esto ya ocurrió en el primer siglo, deberíamos esperar alguna prueba histórica relacionada con esto, aparte del informe corrompido del adulador romano-Judío Josefo, que (aun con sus interpretaciones católicas) no satisface ninguna de estas profecías.