” …Y GERALD CELENTE TENÍA RAZÓN!

Gerald Celente Estaba Correcto, Otra vez el Punto del Delito Violento de Verano 2011 En Nueva Orleans. 

Gerald Celente demostra estar en lo correcto una y otra vez, ‘mi refrán consiste en que cuando la gente pierde todo y no tiene nada más para perder él lo pierde’. Y el mismo Gerald Celente suele decir: “y cuando el dinero deja de fluir en el hombre de la calle, empieza a inundar la sangre en la calle’. El mundo entero afrontará pronto la mayor depresión que este mundo haya visto alguna vez…prepárense y abróchense los cinturones.

EL CÓLERA SIGUE AZOTANDO HAITÍ

Por Alex Fernández Muerza

Japón eclipsa en estos momentos a las demás catástrofes del planeta, pero eso no significa que hayan desaparecido. Es el caso de Haití: las estimaciones oficiales han subestimado la epidemia de cólera que afecta a sus habitantes, lo que podría traducirse en miles de muertos más si no se toman medidas para ello. Así lo señala un artículo publicado en la revista The Lancet.

Frente a las estimaciones propuestas por Naciones Unidas de 400.000 casos de cólera en Haití este año, el estudio, basado en modelos matemáticos, predice 779.000 casos y 11.100 muertes entre el 1 de marzo y el 30 de noviembre.

Los responsables del trabajo, un equipo de varios centros científicos estadounidenses, encabezados por Jason Andrews, de la Harvard School of Public Health, Boston (EEUU) también sugieren que la combinación de las estrategias de control de la enfermedad, como un mejor acceso al agua potable, la vacunación oral y el uso generalizado de antibióticos podría prevenir 170.000 casos de cólera y 3.400 muertes.

Según el modelo, una reducción del 1% en el consumo de agua contaminada evitaría 105.000 casos de cólera y 1.500 muertes, mientras que la vacunación del 10% de la población evitaría 63.000 casos y 900 muertes. Además, el uso preventivo de antibióticos en todos los casos graves y en la mitad de los pacientes con enfermedad moderada podría evitar 900 casos y 1.300 muertes.

El estudio recuerda que el reciente descenso en los casos de cólera en Haití no es el resultado de las intervenciones eficaces que se emplean actualmente, sino del curso natural de la epidemia.