¿SON LOS RELATOS DE LOS TESTIGOS DEL NUEVO TESTAMENTO FIABLES? (PARTE 2) PROGRAMA 19 DE CASOS FRÍOS DEL CRISTIANISMO

Cold Case cristianismo

En este episodio del PROGRAMA “CASO FRÍO DEL CRISTIANISMO”

J. Warner revisa la evidencia de la fiabilidad de los relatos de los testigos del Nuevo Testamento.¿Cuáles son los criterios que utilizamos para determinar si los testigos son fiables?  J. Warner examina la corroboración de los Evangelios y el sesgo potencial de sus autores en este episodio de Cold Case-cristianismo. (Para obtener más información, visite www.ColdCaseChristianity.com )

Aquí está el podcast de audio (el Frío-Case cristianismo semanal podcast se encuentra en iTunes o nuestro RSS ):

http://html5-player.libsyn.com/embed/episode/id/3247953/height/50/width/580/theme/standard/direction/no/autoplay/no/autonext/no/thumbnail/yes/preload/no/no_addthis/no/

También puede escuchar el frío Caso cristianismo Radio Podcast Entrevista, situado en iTunes o nuestro RSS Feed ). Aquí están los artículos descargables relacionados con el show de esta semana:

Increíble? Cuatro principios simples para determinar antiguo histórico Confiabilidad
¿Hay alguna evidencia de que Jesús fuera de la Biblia?
una breve muestra de Arqueología corroborando las reivindicaciones del Nuevo Testamento
podemos corroborar los Evangelios sin verificar cada detalle

 15 10 25

Artículos Relacionados

– See more at: http://coldcasechristianity.com/2014/are-the-new-testament-eyewitness-accounts-reliable-part-2-cold-case-christianity-broadcast-19/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+ColdCaseChristianity+%28Cold+Case+Christianity%29#sthash.rKeGc5hS.dpuf

LA MITAD DEL NUEVO TESTAMENTO ES FORJADO, DICE ERUDITO DE LA BIBLIA

Por John Blake , CNN

(CNN) – Un hombre frágil se sienta encadenado dentro de una celda húmeda y fría de la prisión. Ha escapado a la muerte antes, pero ahora se da cuenta de que su ejecución se acerca.

“Yo ya estoy para ser derramado como una libación, y ha llegado el momento de mi partida,” el hombre -el apóstol Pablo – dice en la Biblia en 2 Timoteo. “He peleado la buena batalla. He acabado la carrera. He guardado la fe “.

El pasaje es una de las escenas más dramáticas en el Nuevo Testamento. Pablo, el autor más prolífico del Nuevo Testamento, se despide de una celda de la prisión romana antes de ser decapitado. Su adiós se desvía de la soledad al desafío y, por último, a la alegría.

Hay un solo problema – Pablo no escribió esas palabras. De hecho, prácticamente la mitad del Nuevo Testamento fue escrito por impostores que toman los nombres de los apóstoles como Pablo. Al menos según Bart D. Ehrman, un renombrado erudito bíblico, que hace los cargos en su nuevo libro “forjado” .

“Había un montón de gente en el mundo antiguo que pensaban que la mentira puede servir a un bien mayor”, dice Ehrman, experto en antiguos manuscritos bíblicos.En “forjado”, Ehrman afirma que:

* Al menos 11 de los 27 libros del Nuevo Testamento son falsificaciones.

* Los libros del Nuevo Testamento que se les atribuyen a los discípulos de Jesús no podrían haber sido escrito por ellos, porque eran analfabetos.

* Muchas de las falsificaciones del Nuevo Testamento fueron fabricados por los primeros líderes cristianos que trataban de resolver las disputas teológicas.

Eran campesinos analfabetos los ‘discípulos de Jesús?’

El libro de Ehrman, como muchos de sus anteriores, ya está generando contragolpes. Ben Witherington, un erudito del Nuevo Testamento, ha escrito una larga crítica al libro “forjado”.

Witherington llama al libro de Ehrman “Gullible Travels” (Viajes de Gulliver), porque revela una y otra vez la buena disposición de la gente a creer muchas cosas, incluso escandalosas”.

Todos los libros del Nuevo Testamento, con la excepción de 2 Pedro, se remontan a un pequeño grupo de cristianos alfabetizados, algunos de los cuales fueron testigos oculares de la vida de Jesús y Pablo, dice Witherington.

“Forjado” también subestima los considerables escribas que jugaron un papel importante en la transcripción de los documentos durante los primeros días del cristianismo, dice Witherington.

Aunque Pablo no escribió el segundo libro de Timoteo, se lo habría dictado a un escribano para la posteridad, dice Witherington..

“Cuando tienes un colega de confianza o compañero de trabajo que conoce la mente de Pablo, no había ningún problema de confianza con ese compañero de trabajo oyendo el último testimonio de Pablo en la cárcel”, dice. “Esta no es falsificación. Esta es la última voluntad y testamento de alguien que se está muriendo “.

Ehrman no limita su crítica a las cartas de Pablo. El autor cuestiona la autenticidad de los Evangelios de Mateo, Marcos y Juan. Dice que ninguno fue escrito por los discípulos de Jesús, citando dos razones.

Él dice que ninguno de los primeros evangelios reveló los nombres de sus autores, y que sus nombres actuales más tarde fueron añadidos por los escribas.

Ehrman también dice que dos de los discípulos originales de Jesús, Juan y Pedro, no podrían haber escrito los libros que se les atribuyen en el Nuevo Testamento porque eran analfabetos.

“De acuerdo a Hechos 4:13, tanto Pedro como su compañero Juan, también pescador, fueron agrammatoi , una palabra griega que significa literalmente “iletrado”, es decir, ‘analfabetos’ ”, escribe.

¿Se pondrá de pie el verdadero Pablo?

Ehrman se reserva la mayor parte de su escrutinio de los escritos de Pablo, que constituyen la mayor parte del Nuevo Testamento. Él dice que sólo la mitad de las cartas del Nuevo Testamento atribuidas a Pablo 7 de 13 – fueron en realidad escritas por él.

Los libros restantes de Pablo son falsificaciones, dice Ehrman. Su prueba: las inconsistencias en el lenguaje, la elección de las palabras y flagrantes contradicciones en la doctrina.

Por ejemplo, Ehrman dice que el libro de Efesios no se ajusta al estilo de escritura griega distintivo de Pablo. Dice que Pablo escribió en resumen, señaló frases, mientras Efesios está lleno de frases griegas largas (la frase inicial de acción de gracias en Efesios despliega una frase que serpentea a través de 12 versos, dice).

“No hay nada malo con frases muy largas en griego; simplemente que no es la forma en que Pablo escribió. Es como Mark Twain y William Faulkner; ambos escribieron correctamente, pero nunca confunden el uno por el otro “, escribe Ehrman.

El académico también apunta a un famoso pasaje en 1 Corintios en la que Pablo se registra como diciendo que las mujeres deben ser “silenciosas” en las iglesias y que “si quieren aprender algo, pregunten a sus propios maridos en casa.”

Sólo tres capítulos antes, en el mismo libro, Pablo está exhortando a las mujeres que oren y profeticen en la iglesia y que se cubran sus cabezas con velos, dice Ehrman: “Si a ellas se les permitió hablar en el capítulo 11, ¿cómo iban a ser informadas para que no hablen en el capítulo 14? “

¿Por qué las personas forjan?

Los falsificadores a menudo hicieron su trabajo porque estaban tratando de resolver las controversias de la iglesia primitiva, dice Ehrman. La iglesia primitiva se vio envuelta en un conflicto – las personas discutían sobre el tratamiento de las mujeres, el liderazgo y las relaciones entre amos y esclavos, dice.

“No había competencia entre los diferentes grupos de cristianos sobre lo que debe creer y cada uno de estos grupos quería tener autoridad para respaldar sus puntos de vista”, dice. “Si usted fuera un don nadie, no firmaría su propio nombre a su tratado. Usted firmaría Pedro o Juan “.

Así que las personas que dicen ser Pedro y Juan – y todo tipo de personas que afirmaban conocer a Jesús – entraría en la edición sobre la marcha. Ehrman estima que había alrededor de 100 falsificaciones creadas en el nombre del círculo íntimo de Jesús durante los cuatro primeros siglos de la iglesia.

Witherington admite que mentiras y falsificaciones flotaban en torno a las primeras comunidades cristianas.

Pero él no acepta la idea de que Pedro, por ejemplo, no podría haber sido alfabetizada porque era un pescador.

“Un Pescador tenía que hacer negocios. Adivine qué? Eso implica la escritura, contratos y documentos firmados “, dijo en una entrevista.

Witherington dice que la gente va a gravitar hacia la obra de Ehrman, porque los medios de comunicación les gusta el sensacionalismo.

“Vivimos en una cultura embrujada-Jesús que es bíblicamente analfabeta”, dice él. “Casi cualquier cosa puede pasar por información histórica … Un libro  como “forjado” puede perturbar a las personas que no no tienen ninguna tercera o cuarta opinión para recurrir.”

Ehrman, por supuesto, tiene otro punto de vista.

“Forjado” ayudará a la gente a aceptar algo que le tomó mucho tiempo aceptar, dice el autor, ex fundamentalista que ahora es un agnóstico.

El Nuevo Testamento no fue escrito por el dedo de Dios, dice él – más bien tiene las huellas dactilares de humanos en todas sus páginas.

“No estoy diciendo que la gente debería tirarlo o que no es teológicamente fructífero”, dice Ehrman. “Estoy diciendo que al darse cuenta de que contiene tantas falsificaciones, notarán que es un libro muy humano, hasta el hecho de que algunos autores mintieron acerca de quiénes eran.”

– CNN Escritor

¿PODEMOS CONFIAR EN EL TEXTO DEL NUEVO TESTAMENTO?

Matt Waymeyer

4/28/2014 1:04:15 PM

Hace varios años yo estaba caminando en un parque y conocí a un hombre que se identificó como un panteísta. Al compartir el Evangelio con él, se planteó una serie de objeciones a la fe cristiana, la primera de ellas se refería a la confiabilidad de las Escrituras. “La Biblia iba a lo largo de bien”, explicó, “hasta que el rey James llegó y cambió todo, y ahora no tenemos ni idea de lo que el original realmente dice!”

Objeción del hombre era obviamente más que un poco mal informado, pero plantea una pregunta legítima: Si ya no existen, y los manuscritos originales de la Biblia si los manuscritos existentes no están de acuerdo por completo entre sí-cómo podemos tener confianza en la Escrituras que poseen hoy en día? ¿Realmente podemos confiar en la Biblia, ya que se ha llegado hasta nosotros? ¿Podemos realmente insistimos que es nada menos que la infalible Palabra de Dios?

En respuesta a esta pregunta, me gustaría centrarme específicamente en el Nuevo Testamento y sugerir tres razones por las diferencias entre los manuscritos no deben sacudir nuestra confianza en la fiabilidad del texto bíblico. Esas tres razones son la abundancia de manuscritos existentes, la insignificancia de la mayoría de las variantes textuales, y la preservación de las doctrinas bíblicas más importantes.

La abundancia de manuscritos existentes

El Nuevo Testamento es por el texto mucho más notablemente preservado del mundo antiguo, tanto en términos del número de manuscritos existentes, así como la proximidad temporal entre los manuscritos más antiguos y el original que representan. Actualmente contamos con más de 5.500 manuscritos griegos que contienen la totalidad o parte del Nuevo Testamento, así como más de 20.000 traducciones antiguas del Nuevo Testamento a otros idiomas, todos los números abundantes en comparación con otra literatura del mundo antiguo. Además, contamos con más de un millón de citas del Nuevo Testamento en los escritos de los padres de la iglesia, que cubren casi la totalidad del Nuevo Testamento. Este número sin precedentes de manuscritos, traducciones y citas patrísticas mejora en gran medida nuestra capacidad para identificar la lectura original donde existen diferencias.

Además, el manuscrito más antiguo del Nuevo Testamento es sólo una generación después de la escritura del original, y muchos están dentro de cuatro siglos. Actualmente poseemos tantos como una docena de manuscritos del siglo II, 64 del siglo III, y 48 desde el siglo IV, para un total de 124 manuscritos dentro de los 300 años de la composición del Nuevo Testamento. [1] El primer Nuevo fragmento Testamento está separada de la original de sólo 50 años; los primeros libros están separados por sólo 100 años; y el más antiguo del Nuevo Testamento completo está separado por sólo 225 años.

A modo de comparación, sólo existen diez manuscritos de Guerra de las Galias de César(el más antiguo data 1.000 años después de César); hay solo ocho manuscritos de la Historia de la Guerra del Peloponeso de Tucídides (la más antigua que data 1300 años después de Tucídides); hay solo ocho manuscritos de la Historia de Heródoto (la más antigua que data 1300 años después de Heródoto); y sólo existen dos manuscritos deHistorias y Anales de Tácito (la datación anterior 700 años después de Tácito). El número sin precedentes y la fecha inicial de los manuscritos bíblicos deja claro que el Nuevo Testamento es sin duda el libro más notablemente preservado del mundo antiguo.

La insignificancia de la mayoría de las variantes textuales

Las diferencias entre los manuscritos-conocidos como variantes textuales -consist de discrepancias que implican una letra, una palabra, una frase, o, en casos muy raros, una frase entera o párrafo. La mayoría de los estudiosos estiman que el número de textual del Nuevo Testamento variantes en alguna parte entre 300.000 y 400.000. Esto suena como mucho, pero la razón que tenemos tantas variantes es porque tenemos tantos manuscritos que sobrevivieron, lo cual es muy valiosa en el proceso de identificar el texto original. Por el contrario, un documento antiguo con sólo unos pocos manuscritos existentes tendría muchas menos variantes que el Nuevo Testamento, pero el proceso de identificar el original sería mucho más difícil, sobre todo si el manuscrito más antiguo llegó a más de mil años después de la dedicatoria. Así que el gran número de variantes textual no sólo da testimonio de la preservación de tantos manuscritos del Nuevo Testamento, pero también hace que el proceso de la crítica textual que mucho más fácil.

Más al punto, sin embargo, una gran mayoría de estas variantes textuales es completamente insignificante. Se estima que más del 98 por ciento de las variantes no afectan al significado del texto que sea porque consisten en materias tales como la transposición de dos letras o palabras, diferentes maneras de escribir la misma palabra, el uso de sinónimos, el uso o ausencia del artículo definido con un nombre propio, o un error del escriba lo que resulta en un completo disparate (como el escriba medieval que accidentalmente cambió 1 Tesalonicenses 2: 7 a “estábamos caballos entre vosotros” [2]).De hecho, el mayor grupo de este 98 por ciento consiste en diferencias de ortografía ejemplo-para, el nombre “John” se puede escribir cualquiera ÓÎ Ann E s o i o -más un e sde los cuales ni siquiera pueden ser reflejado en un Inglés traducción.

Además, del 2 por ciento de las variantes textuales que realmente afectan el significado del texto bíblico, a menudo una de las lecturas alternativas tiene de afirmar con verosimilitud en la autenticidad, ya que se encuentra ya sea en un solo manuscrito o en un grupo de manuscritos menos fiables. Esto deja menos del 1 por ciento de las variantes textuales en el Nuevo Testamento que tanto afectar el significado del texto bíblico y tienen una demanda razonable de ser auténticos. [3] Por lo tanto, la gran mayoría del Nuevo Testamento es textualmente cierto, y en la mayoría de los casos en los que existen variantes legítimas, no hay duda sobre la identidad del texto original. Esos críticos de la Escritura que presentan la tradición manuscrita del Nuevo Testamento como irremediablemente caótica groseramente tergiversar el verdadero estado de cosas.

La preservación de las Doctrinas Bíblicas primarias

Por último, a menudo es útil para los creyentes para recordar que ninguna doctrina o creencia de la base fundamental de la fe cristiana se ve afectada de manera significativa por una variante textual viable. Como dice James White, “El simple hecho de la cuestión es que no hay variantes textuales en el Antiguo o Nuevo Testamento en ninguna manera, forma o forma alterar materialmente o destruir cualquier doctrina esencial de la fe cristiana”. [4] Para aquellos que todavía están sin resolver por el margen restante de error, DA Carson traza una analogía útil:

A mi juicio, el grado de incertidumbre que plantea cuestiones textuales es mucho menor que el grado de incertidumbre que plantea preguntas hermenéuticas. En otras palabras, aun cuando el texto es determinado a menudo hay una diferencia honesta de opinión entre los intérpretes en cuanto al significado exacto del pasaje. Pocos evangélicos, me gustaría pensar, querer reclamar infalibilidad por sus interpretaciones de las Escrituras; que están dispuestos a vivir con el (relativamente) pequeño grado de incertidumbre planteada por tales limitaciones. La duda que plantea incertidumbres textuales, a mi juicio, es mucho, mucho más pequeño. [5]

Al final, simplemente tenemos que recurrir a la fe, que descansa en la confianza de que nuestro Dios soberano no sólo inspiró el texto de la Escritura, sino también providencialmente preservado de tal manera que la Biblia que poseemos hoy en día es realmente fiable. Esto no puede aliviar la necesidad de involucrarse en la crítica textual a veces, pero que debería aliviar la preocupación de que no podemos confiar en el Nuevo Testamento. Es nada menos que la Palabra infalible, inerrante de Dios mismo.

Matt Waymeyer enseña exposición Nuevo Testamento y la Biblia en el Seminario del Maestro. Después de graduarse en el Seminario del Master (Maestría en Divinidad, Th.M.), se desempeñó como pastor principal antes de volver a enseñar a tiempo completo. Matt es el autor de Apocalipsis 20 y el Debate del Milenio y una crítica bíblica del bautismo de infantes, y actualmente se encuentra cursando su Th.D. en la teología sistemática. 


[1]. Daniel B. Wallace, “El Pruebas de confiabilidad del Nuevo Testamento”, en la fiabilidad del Nuevo Testamento, ed. Robert B. Stewart (Minneapolis: Fortress Press, 2011), 34.

[2]. Daniel B. Wallace, “lo mal ¿La escribas Corrupt el texto del Nuevo Testamento ?,” enRevisitando la Corrupción del Nuevo Testamento: Manuscrito, patrística, y Prueba apócrifo,ed. Daniel B. Wallace (Grand Rapids: Kregel Publications, 2011), de 41 años.

[3]. Ver Wallace, “El Pruebas de confiabilidad del Nuevo Testamento”, 38-41.

[4]. James R. White, la única controversia de rey James: ¿Puede usted confiar en las traducciones modernas ed?. (Minneapolis: Bethany House, 2009), 67.

[5]. DA Carson, La Biblia de las Américas Debate: Llamado al Realismo (Grand Rapids: Baker Books, 1979), 73.

FUENTE:

http://www.inerrantword.com/180015375/blog/180004060/220000029/Can%20We%20Trust%20the%20New%20Testament%20Text?

LAS DIACONISAS EN LA IGLESIA DEL NUEVO TESTAMENTO


Posible tumba del Hulda, a quien Josías y el Sumo Sacerdote pidieron consejo aún cuando Sofonías y Jeremías ejercían como profetas (2 Reyes 22)

 

Palabra fiel: «Si alguno anhela obispado, buena obra desea». Pero es necesario que el obispo sea irreprochable…Los diáconos asimismodeben … Las mujeres asimismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo. (1Ti 3:1-13 

 

RV1995)

 

 

Algo que se escapa de una primera lectura de 1 a Timoteo 3:1-13 es que se  están dando requisitos a cumplir para los que tienen o quieren responsabilidades en la congregación.  Veamos, primero se dan los requisitos para los que quieren ser ancianos, después para los que quieren ser diáconos o “siervos ministeriales” y dentro de ellos a las diaconisas. El COMENTARIO EXEGETICO Y EXPLICATIVO DE LA BIBLIA TOMO II: EL NUEVO TESTAMENTO por Roberto Jamieson, A. R. Fausset y David Brown, explica sobre este texto:

 

11. Las mujeres—Es decir, las diaconisas. Algunos han entendido, “las mujeres de los diáconos”. Porque no hay motivo para que se establecieran reglas especiales para las esposas de los diáconos y no también para las de los obispos. Además, si se quiere indicar las esposas de los diáconos, parece que no hay razón para omitir el posesivo “suyas”, o “de ellos” en el original. Además, el griego por “asimismo”, v. 8, indica una transición a otra clase de personas. También. sin duda había diaconisas en Efeso, tal como era Febe en Cencrea (Rom_16:1); sin embargo, no se hace mención de ellas en esta Epístola, si no es aquí; mientras que, suponiéndose que se quiera decir diaconisas aquí, entonces el cap. 3 abarca en la proporción debida todas las personas al servicio de la iglesia.. Naturalmente, después de especificar los requisitos de los diáconos, el escritor pasa a los del cargo parecido, las diaconisas.honestas—sobrias, serias, como los diáconos. no detractoras—corresponde a “bilingües” en los diáconos. Así “no calumniadoras” enTit_2:3templadas—corresponde a “no dados a mucho vino” en el caso de los diáconos (v. 8). De modo que parece exigir los mismos requisitos en las diaconisas que en los diáconos, sólo con las modificaciones que la diferencia de sexos sugería. Plinio, en su célebre carta a Trajano, las llama “ministros femeninos”. fieles en todo—en su manera de vivir como en su fe. Dignas de confianza respecto de las limosnas a ellas entregadas y las demás funciones de ellas, calidad que corresponde a “no amadores de torpes ganancias” (v. 8) en el caso de los diáconos.

 

Veamos el caso de Febe:

 

Les recomiendo a nuestra hermana Febe, diaconisa de la iglesia de Cencreas. (Rom 16:1 BLA)

 

Al respecto el mismo comentario afirma:

 

1.    Encomiéndoos empero a Febe nuestra hermana, la cual es diaconisa de la iglesia que está en Cencreas—en la parte oriental de Corinto (Act_18:18). No hay razón para dudar que hubiera en las iglesias primitivas diaconisas que atendiesen las necesidades de las miembros.Por lo menos, allá por el reinado de Trajano, según nos informamos por la célebre carta de Plinio dirigida a aquel emperador—año 110, o 111 d. de C.—las había en las iglesias orientales. En efecto, a causa de la relación existente entonces entre los sexos opuestos, algo de esa suerte hubiera parecido ser una necesidad. Las tentativas modernas, sin embargo, por restablecer este oficio, pocas veces han resultado favorables; ya fuese debido al estado alterado de la sociedad o por el abuso del oficio, o por ambas razones.

Para quienes quieran mas referencias del trabajo de las diaconisas paulinas en los primeros siglos los invitamos a leer este línk muy interesante

 

Claro, en aquella sociedad ¿Cómo podrían los ancianos de congregación estar trabajando en las necesidades de  mujeres jóvenes?, Esto no era bien visto de ninguna manera, máximo si la mujer era casada. ¿Cómo podría dar consejo un hombre de la manera de llevar un hogar, y tratar las necesidades emocionales de las mujeres? De hecho esto estaba asignado directamente a mujeres de experiencia, no a los ancianos:

 

Que las ancianas igualmente se porten como corresponde a santas mujeres; que no sean chismosas ni aficionadas al vino, sino más bien personas de buen consejo. Así enseñarán a las jóvenes a amar a su marido y a querer a sus hijos, a ser juiciosas y puras, a cuidar bien de su hogar, a ser buenas y obedientes a sus maridos. De este modo nadie podrá hablar mal de nuestra fe. (Tit 2:3-5 BLA)

 

¡Qué excelente es ver el trabajo de las hermanas cuando sirven en las iglesias de la actualidad! se evita el que haya involucramiento de anciano – publicadora, nada desconocidos en los testigos de Jehová.  Yel consejo que se da a las mujeres además de práctico y venido de la experiencia, además es fundamentado en la escritura.

 

 Fuente:

 

¿SON INSPIRADOS LOS ESCRITOS PAGANOS EN EL TEXTO DEL NUEVO TESTAMENTO?

Hay mucha gente que dice que la Biblia entera – cada palabra, cada coma, cada letra está inspirada por Dios… y estoy de acuerdo con ellos, pero no en la forma como yo lo veo! Yo creo que Dios ha tomado las palabras de un amplio grupo de gente muy humana y le dio vida a ellos. ¿Significa esto que las mismas palabras de la Biblia son directamente de Dios? No. ¿Es la Biblia en algún sentido las palabras directas de Dios? No lo creo. Yo creo que Jesús es el Logos-la Palabra de Dios, y el intento de elevar la Biblia a una posición que no ha sido nunca la intención de que tenga es de hecho idolatría.

Aquí no estoy yo, sin embargo – diciendo que la Biblia es un mero libro que debe ser lanzado a un lado. La Biblia es inspirada por Dios – es la Escritura y que es para mí el único libro que ha sido inspirado por Dios – que tiene aliento vida infundido en ella.

¿Cómo puedo decir que la palabra de Dios no es dictado por Dios? Bueno, hay muchas maneras por las que puedo decir eso – pero para este post quiero concentrarme en un aspecto de la Biblia – la inclusión de los escritos de los paganos que se han convertido en parte del texto de la Escritura.

La mayoría de los cristianos no son conscientes de que hay poetas y filósofos paganos citados en las páginas de la Escritura. Arato es uno – que escribió, o más bien puso junto a partir de un par de fuentes un poema llamado Fenómenos, la 5 ª línea de lo que Pablo, hablando de Dios, cita en su discurso a los atenienses en el Areópago:

τοῦ γὰρ καὶ γένος εἰμέν. κτλ. Porque nosotros somos linaje suyo … (Fenómenos 5).

He escuchado canciones que se cantan en las iglesias sobre la base de la línea de lo que está escrito en Hechos 17:28 –  Y la gente que canta alegremente no se da cuenta de que lo que están cantando son las palabras de un poeta pagano “Porque en él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser”. Sí – el filósofo cretense Epiménides escribió en una obra titulada Crética, que alababa a la inmortalidad de Zeus – y alegremente lo utilizamos como Escritura en la celebración de la inmortalidad de Dios.

Ahora en realidad no tengo un problema con eso – usted necesitaría tener un problema con ello si fuera de la escuela que dijo que toda la Escritura es inspirada (en el sentido de que Dios movió a los escritores a escribir lo que Él quería escrito) por Dios y que la Biblia es totalmente infalible. Y usted debería tener un problema con ello si fuera de la escuela de pensamiento de la Sola Scriptura … nada más que la Biblia, ¡porque, obviamente, no era Pablo el tipo de hombre de la escuela de la  “Sola Scriptura”!

¿Qué otros paganos son citados en las páginas sagradas de la Escritura inspirada?

Pablo cita a Menandro – un dramaturgo griego que se hizo famoso por sus comedias – en 1 Corintios 15:33 “Las malas compañías corrompen el buen carácter”. Pablo también alude a Aristóteles y el pensamiento platónico en Gálatas 5, donde enseña acerca de los frutos del espíritu de un conjunto de vicios y virtudes. Filipenses 4, donde Pablo nos dice que pensar en cosas que son buenas y nobles también se basa en el pensamiento aristotélico. En la Retórica de Aristóteles, 1, 9 que habla de las virtudes y vicios que parecen cerrar a la lista de las virtudes y vicios en los escritos de Pablo – También dice que “Las cosas que merecen ser recordadas son nobles, y cuanto más merecen esto, más nobles son”, que está muy cerca de ” Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es digno de admiración, si hay algo digno de alabanza, en esto pensad”. O recordádlos, porque son nobles!

El hecho es que los escritos de Pablo fueron muy influenciados por personas como Platón, Aristóteles, Menandro, y Arato y otros, y en ciertos lugares él directamente los cita y han terminado en las páginas de nuestra Escritura-que está inspirada por Dios – Inspirados – No dictados por Dios o incluso motivados por Dios – Dios ha tomado las palabras de los hombres… y mujeres … (Voy a llegar a eso en otro post) y les dio aliento de vida a ellas y esas palabras tienen el poder de cambiar la vida de los pueblos – para llevarlos a Dios y por lo tanto la salvación.

Roland Croucher, un pastor retirado residente en Melbourney, y autor del blog del blog ministerios Mark John dice lo siguiente acerca de Pablo, en el sentido de que se apoyaba en los escritores paganos:

(1) un apóstol de Cristo era bien leído en la literatura no cristiana.

(2) Por lo menos cuatro veces [ed, Greg El Explorador: Veo muchas más instancias que sólo 4 veces], un apóstol de Cristo incluyó citas de escritores paganos en el Nuevo Testamento

(3) Pablo parecía no tener ningún problema teológico con citar a los paganos, y el Espíritu Santo debe haber estado de acuerdo con ello.

(4) Se concluye entonces, que a veces un pagano va a decir o escribir algo que es
útil, si no verdad, y la lectura que mucho no sólo no destruye su fe, sino que
podría mejorarla.

Fuente:

http://signposts02.wordpress.com/2012/04/24/are-pagan-writings-in-the-text-of-the-new-testament-inspired/

¿PUEDE EL CANON DEL NUEVO TESTAMENTO SER DEFENDIDO? DEREK THOMAS ENTREVISTA A MICHEAL KRUGER

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA CON ERRORCILLOS TOLERABLES. AL PIE DE ESTE ARTÍCULO ESTÁ EL ENLACE EN INGLÉS

Derek Thomas: A menudo digo a mis estudiantes cuando dando conferencias sobre la doctrina de la Escritura que las preguntas más difíciles de contestar se relacionan con el canon. Con las recientes críticas del canon por parte de Bart Ehrman y otros, ¿qué te hizo tomar esta tarea de defender como voz en cuello como lo hace en este libro?

Michael Kruger: Una de las principales razones por las que he centrado mi investigación en el área del canon es porque se trata de un área significativa de la vulnerabilidad para el cristianismo bíblico. Eso no quiere decir que carecemos de razones para creer en el canon (creo que tenemos muy buenas razones), sino que es simplemente para decir que el creyente promedio no tiene conocimiento de esas razones y por lo tanto es incapaz de articular. Esto hace que los cristianos especialmente vulnerables a los desafíos de la moderna críticos académicos (por ejemplo, Bart Ehrman) que parecen empeñados en destruir la integridad del canon.

En pocas palabras, cuando se trata de cuestiones canónicas Creo que los cristianos, en general, están en un poco de una crisis epistemológica. Ellos creen algo, pero no son conscientes de las bases de esa creencia. Por estas razones, mi libro Canon Revisited es un tipo diferente de libro sobre el canon de lo que algunos podrían esperar. No estoy de abordar directamente la cuestión de si el canon es cierto – que el libro no está diseñado para demostrar de alguna manera la verdad del canon para el escéptico. Más bien, me dirijo a la pregunta de si los cristianos tienen motivos suficientes para saber si es cierto.

[DT] ¿Cómo responder a la acusación de que el canon es una producción humana? Es la respuesta esencialmente diferente de la acusación de que el contenido del canon es también de origen humano?

[MK] La hipótesis de la investigación crítica moderna es que el canon no es más que una creación humana – es algo que los primeros cristianos juntos para servir a sus propias necesidades y propósitos. Por esta razón, los estudiosos han dedicado todas sus energías hacia la búsqueda de una explicación natural para la existencia del canon (por ejemplo, Marción, el montanismo). Esto es muy similar a la creencia de muchos eruditos críticos que el contenido de estos libros también está a la producción humana. Ellos ven a la empresa toda la Biblia (el contenido de estos libros, y el número de estos libros) como puramente arbitraria.

En respuesta, simplemente hay que señalar que estos supuestos de los estudiosos modernos son simplemente eso – supuestos. Ellos están completamente sin probar. ¿Cómo los eruditos críticos saben que el canon era una construcción enteramente humano? ¿Cómo saben que Dios no tenía la mano en ella? Para que alguien pueda descartar la intervención divina sería necesario que sepan bien la mente y las acciones de Dios o el saber que Dios no existe. Sin embargo, el erudito crítico no tiene ninguna base para conocer cualquiera de estas cosas. Así, es evidente que estos supuestos naturalistas son más el punto de partida de erudición crítica, no su conclusión.

[DT] ¿Cuáles son las cuestiones más importantes relacionadas con la defensa conservadora / reforma del canon hoy en día?

[MK] Creo que una de las debilidades fundamentales en los modernos estudios canónicos es que los cristianos a menudo no tienen la teología del canon. Tenemos una gran cantidad de hechos históricos – cualquiera que haya leído las bellas obras de Bruce Metzger y tendrá un montón de datos patrísticos para trabajar. Pero, un montón de hechos históricos no es suficiente para autenticar estos libros. Necesitamos un marco para entender lo que el canon es, cómo Dios le dio, y lo que significa que Dios dio a los creyentes para identificar a estos libros. Y esas cuestiones son, inevitablemente, deriva de nuestras creencias teológicas. Por lo tanto, el canon es en última instancia, una cuestión teológica. Esto no significa que los datos históricos no juegan ningún papel (que juega un papel muy importante), pero que los datos históricos no es auto-interpretación. Cuando se trata de la cuestión canónica, la teología y la historia tienen que ser socios, no adversarios dialógicas.

[DT] Teniendo en cuenta que Jesús pone su impronta en el canon del Antiguo Testamento, el argumento para su realización parece una relativamente fácil. ¿El argumento a favor del canon del Nuevo Testamento en gran medida descansa en un argumento de la providencial hacer caso omiso?

[MK] Nuestra creencia de que tenemos el derecho 27 libros es, sin duda fundada en el hecho de que Dios providencialmente trabajó en la iglesia primitiva. Sin embargo, nuestra respuesta a la pregunta de cómo sabemos que tenemos los libros de derecho puede ir más allá de simplemente decir “la providencia de Dios.” Yo sostengo en el canon Revisited que Dios ha provisto un medio fiable por el cual el pueblo de Dios puede reconocer sus libros (a través de la ayuda del Espíritu Santo). Parte de ese medio es el hecho de que los libros de Dios tener cualidades divinas, tienen atributos que reflejan el poder de Dios y su carácter. Históricamente hablando, los cristianos siempre han creído que hay algo inherentemente diferente en estos libros, debido al hecho de que están inspirados por Dios. No creemos que son sólo los libros ordinarios que Dios simplemente elige utilizar (a la Barth), sino que son cualitativamente diferentes – están vivos y activos, formador de un arma de doble filo, del alma y del espíritu, las coyunturas y la médula ósea (Heb 4:12). Por esta razón, los reformadores creían que el pueblo de Dios con razón, pudo reconocer estos libros y los distinguen de los demás. Por lo tanto, podríamos decir, en cierto sentido, que estos libros se eligió.

[DT] Usted parece ser crítico de algunos de nuestros héroes de la Reforma (Hodge, Warfield) en sus intentos de defensa de los veintisiete libros del Nuevo Testamento, argumentando a favor de la “auto-autenticación de la” naturaleza del canon. ¿Cómo defender este argumento en contra de la acusación de circularidad (“el canon es canon, ya que dice que es”)?

[MK] Al igual que la mayoría de la gente Reformada, soy un gran fan de Hodge y Warfield. Y creo que tienen toda la razón para centrarse en la apostolicidad como una parte clave de cómo sabemos que los libros son canónicos. Mi única crítica de ellas en el libro era que (a) que tienden a depender de “neutrales” investigaciones históricas en algunos aspectos problemáticos, y (b) no prestar suficiente atención a la naturaleza auto-autenticación de estos libros.

Aunque algunos han concebido de un canon de auto-autenticación de forma circular, que es decididamente no. Decir que el canon es la auto-autenticación no quiere decir que debemos creer, simplemente porque el canon que dice ser la Palabra de Dios. Las afirmaciones de las Escrituras son importantes, pero eso no es lo mismo-la autenticación se refiere. Por el contrario, decir que el canon es la auto-autenticación, es decir que estos libros objetivamente tener cualidades que demuestran que son libros divinamente producidas. Es análogo a la creencia de que la revelación natural (el mundo creado) exhibe cualidades que muestran que es divinamente producida. No creemos que “Los cielos cuentan la gloria de Dios” (Sal 16:1;. Cf Rm 1,20)? De la misma manera, ¿por qué no creemos que la revelación especial de Dios también es una demostración de su obra? No hay nada circular alrededor de eso.

[DT] ¿Cómo importante es la cuestión de la datación de los libros individuales de la cuestión del canon? Por ejemplo, ¿el continuo desacuerdo sobre la datación de la Revelación (finales de los 60 o principios de los 90?) Contribuir a las dudas sobre el canon?

[MK] Citas juega un papel crucial en la identificación de los libros canónicos de esta sencilla razón: todos los libros canónicos son de origen apostólico. Son el producto de la actividad redentora-histórica de los apóstoles. Por lo tanto, ningún libro puede ser canónica que se ha escrito fuera del período de tiempo en el que los apóstoles pudieran haber presidido la transmisión de su tradición. De hecho, esta es la verdadera razón fue rechazado el Pastor de Hermas por el fragmento de Muratori, nuestra primera lista canónica. El continuo debate sobre la fecha de la Revelación, sin embargo, no es un problema porque las dos posiciones tiene Apocalipsis escrito por el apóstol Juan a sí mismo. Por lo tanto, todavía sería un libro apostólica.

[DT] ¿Hasta qué punto la deconstrucción de la historia de la postmodernidad – es decir, que no podemos estar seguros de nada en el pasado – se agregan al problema del canon?

[MK] El desafío postmoderno es, precisamente, el reto está diseñado para hacer frente a mi libro. La objeción posmoderna a el canon cristiano (y todas las religiones para el caso) no es lo que podríamos pensar. Suponemos que los posmodernos oponerse al canon sobre la base de que el canon es falsa (lo que podríamos llamar una objeción de facto). Pero, es en realidad más de una objeción modernista. Por el contrario, los objetos posmodernos a la creencia en el canon sobre la base de que no hay base para saber, sin importar si es verdadero o falso (lo que podríamos llamar la objeción de jure). En otras palabras, cuando se trata de la creencia cristiana en el canon, la gran queja de la posmoderna es “¿Cómo podría usted realmente sabe una cosa? Teniendo en cuenta todos los desacuerdos y el caos en el cristianismo primitivo, sería arrogante para reclamar sus libros son los correctos “. Por lo tanto, la preocupación posmoderna tiene que ver con los motivos de nuestra creencia en el canon. Esta pregunta posmoderna, creo yo, es la pregunta más importante para los cristianos de hoy, y es por eso que decidió centrarse en ella en mi libro.

[DT] ¿Alguna vez has tenido dudas sobre el canon del Nuevo Testamento? Si es así, ¿cómo se resolvieron?

[MK] Por supuesto, como todos los que he tenido mis propias dudas y luchas. Algunos no lo saben, pero en realidad era un estudiante de Bart Ehrman, durante mis años de estudiante en UNC-Chapel Hill. Cuando tomé su introducción a la clase de Nuevo Testamento me encontré frente a muchas preguntas que no pude contestar. Sin embargo, me decidí a encontrar esas respuestas. En realidad, fue mi exposición a la Ehrman que condujo a mi interés en la historia del cristianismo primitivo, en particular la historia del texto del Nuevo Testamento y el canon.

[DT] Una vez escuché un sermón que dio el título, “La autoría de 2 Pedro.” ¿Es esto algo que recomendaría hacer los predicadores desde el púlpito?

[MK] Depende. Creo que pasamos muy poco tiempo explicar desde el púlpito y por qué creemos que se puede confiar en las Escrituras. Asumimos que nuestras congregaciones están suficientemente informados acerca de esas cosas y que sus creencias son seguras. Pero, por supuesto, este no es el caso. Incluso los creyentes sólidos luchar sobre estos temas y creo que los pastores deben tener en cuenta la forma en que habitualmente pueden alentar a sus rebaños en estos asuntos. Ahora, eso no quiere decir que nos dirigimos nuestros púlpitos en atriles y abandonar la predicación de la Palabra. La predicación de la palabra sigue siendo el medio principal de la gracia. Por otra parte, la creencia de la gente en la autoridad y la verdad de la Palabra en realidad puede ser mejorada a través de la predicación expositiva sólido. Por esta razón, me preocupa si el tiempo de todo el púlpito se gastó sólo en los datos históricos sobre el autor de 2 Pedro. Dicho esto, sigo pensando que hay momentos en que los pastores necesitan para golpear la cabeza más en estos temas. Nuestra gente necesita este tipo de instrucción y que debe busca la manera de hacérselo llegar.

Michael J. Kruger, profesor de Nuevo Testamento y Decano Académico en el RTS-Charlotte, acaba de publicar un libro sobre el canon del Nuevo Testamento (Canon Revisited: Establecimiento de los orígenes y autoridad de los libros del Nuevo Testamento [Crossway, 2012]).

http://www.reformation21.org/articles/can-the-new-testament-canon-be-defended-derek-thomas-interviews-michael-kruger.php

¿SE HA PERDIDO EL ORIGINAL DEL NUEVO TESTAMENTO?

Una noche de diálogo académico sobre los orígenes, la transmisión y la confiabilidad del Nuevo Testamento. ¿Tenemos los manuscritos originales? ¿Podemos confiar en las copias pasadas a nosotros? ¿Cuán preciso es nuestro nuevo testamento hoy? Estas preguntas y más examinaron dos estudiosos de NT de nivel superior. Dr. Ehrman y Dr. Wallace presentaron sus respectivas posiciones antes de abrir  un tiempo de preguntas y respuestas. 

 
Publicado por

LA ESCATOLOGÍA DEL REINO DE DIOS EN EL NUEVO TESTAMENTO

 

Daniel Úbeda-Portugués Ortega

Escatología: Término que proviene del griego éskhatos, ‘último’ y logos, ‘estudio’, y significa “doctrina de las últimas cosas”. Tradicionalmente este término ha sido usado para referirse a hechos que todavía han de suceder, tanto, en lo que tiene que ver con el individuo como con el mundo. Es la parte de la teología que trata sobre las últimas cosas o los últimos eventos.

Mediante un estudio cuidadoso de dela Biblia, en especial de las enseñanzas de Jesucristo en Mateo, Marcos y Lucas, y de la información contenida en los libros de Corintios, Tesalonicenses y Apocalipsis, podemos obtener un bosquejo de las cosas que han ocurrido y han de ocurrir hasta la definitiva implantación del reino de Dios en la tierra.

Resumen:

* Eventos que están cumpliéndose:

– Últimos días/Últimos tiempos.

– Comienzo de los dolores.

* Eventos por cumplirse:

– Gran tribulación.

– Segunda venida de Cristo.

– Armagedón.

– La bestia y el falso profeta son arrojados al lago de fuego y azufre.

– Satanás es encadenado y arrojado al abismo por mil años.

Reino milenario de Cristo:

– Primera resurrección (de los santos).

– Arrebatamiento de los santos que estén vivos a la venida del Señor.

– Juicio a las naciones.

– Los santos reinan con Cristo en la tierra.

– Todas las naciones son puestas en sujeción, bajo el dominio y la autoridad de Cristo.

– Renovación o restauración de todas las cosas.

– Liberación de Satanás y rebelión.

– Satanás es arrojado al lago de fuego y azufre.

– Segunda resurrección (general, de los que hicieron el bien, y el mal).

– La muerte es arrojada al lago de fuego.

– Jesucristo entrega el reino a Dios.

Reino eterno:

– Cielo nuevo y tierra nueva / Descenso de la ciudad santa, la nueva Jerusalén.

– Las naciones caminan a la luz de la ciudad.

– El árbol de la vida está en el paraíso para la salud de las naciones.

* Eventos que están cumpliéndose:

– Últimos días:

La expresión “últimos días” aparece recogida en el Nuevo Testamento en el libro de Hechos de los Apóstoles, una vez Jesús ascendió al cielo y Dios derramó su Espíritu Santo; Durante la fiesta de Pentecostés después de la ascensión de nuestro Señor, Pedro explicó que el derramamiento del Espíritu Santo correspondía a una profecía registrada en el libro de Joel. La profecía declaraba que cuando sucedieran las cosas que Pedro y los demás acababan de experimentar, el principio de los últimos días habría comenzado. Este Pentecostés fue virtualmente el principio de la iglesia cristiana y, también, marcó el principio de los últimos días. Abarca el tiempo transcurrido desde la ascensión de Cristo hasta que tenga lugar su segunda venida.

Hechos 2:1-4, 14-17

1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. 2 De repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos. 3 Se les aparecieron entonces unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos. 4 Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse.

14 Entonces Pedro, con los once, se puso de pie y dijo a voz en cuello: «Compatriotas judíos y todos ustedes que están en Jerusalén, déjenme explicarles lo que sucede; presten atención a lo que les voy a decir. 15 Éstos no están borrachos, como suponen ustedes. ¡Apenas son las nueve de la mañana! 16 En realidad lo que pasa es lo que anunció el profeta Joel: 17 »“Sucederá que en los últimos días —dice Dios—, derramaré mi Espíritu sobre todo el género humano. Los hijos y las hijas de ustedes profetizarán, tendrán visiones los jóvenes y sueños los ancianos.

2ª Timoteo 3:1-5

1 Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. 2 La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, 4 traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios. 5 Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas!

2ª Pedro 3:3-4

3 Ante todo, deben saber que en los últimos días vendrá gente burlona que, siguiendo sus malos deseos, se mofará: 4 «¿Qué hubo de esa promesa de su venida? Nuestros padres murieron, y nada ha cambiado desde el principio de la creación.».

– Últimos tiempos:

Algo similar ocurre con la expresión “últimos tiempos”.

1ª Timoteo 4:1

1 El Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos abandonarán la fe para seguir a inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas.

Santiago 5:1-4

1 Ahora escuchen, ustedes los ricos: ¡lloren a gritos por las calamidades que se les vienen encima! 2 Se ha podrido su riqueza, y sus ropas están comidas por la polilla. 3 Se han oxidado su oro y su plata. Ese óxido dará testimonio contra ustedes y consumirá como fuego sus cuerpos. Han amontonado riquezas, ¡y eso que estamos en los últimos tiempos! 4 Oigan cómo clama contra ustedes el salario no pagado a los obreros que les trabajaron sus campos. El clamor de esos trabajadores ha llegado a oídos del Señor Todopoderoso.

1ª Pedro 1:3-5, 18-20

3 ¡Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo, para que tengamos una esperanza viva 4 y recibamos una herencia indestructible, incontaminada e inmarchitable. Tal herencia está reservada en el cielo para ustedes, 5 a quienes el poder de Dios protege mediante la fe hasta que llegue la salvación que se ha de revelar en los últimos tiempos.

18 Como bien saben, ustedes fueron rescatados de la vida absurda que heredaron de sus antepasados. El precio de su rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata, 19 sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto. 20 Cristo, a quien Dios escogió antes de la creación del mundo, se ha manifestado en estos últimos tiempos en beneficio de ustedes.

Judas 17-19

17 Ustedes, queridos hermanos, recuerden el mensaje anunciado anteriormente por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. 18 Ellos les decían: «En los últimos tiempos habrá burladores que vivirán según sus propias pasiones impías.» 19 Éstos son los que causan divisiones y se dejan llevar por sus propios instintos, pues no tienen el Espíritu.

– Comienzo de los dolores:

Mateo 24:3-14

3 Más tarde estaba Jesús sentado en el monte de los Olivos, cuando llegaron los discípulos y le preguntaron en privado: —¿Cuándo sucederá eso, y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo?

4 —Tengan cuidado de que nadie los engañe —les advirtió Jesús—. 5 Vendrán muchos que, usando mi nombre, dirán: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a muchos. 6 Ustedes oirán de guerras y de rumores de guerras, pero procuren no alarmarse. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. 7 Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá hambres y terremotos por todas partes. 8 Todo esto será apenas el comienzo de los dolores. 9 »Entonces los entregarán a ustedes para que los persigan y los maten, y los odiarán todas las naciones por causa de mi nombre. 10 En aquel tiempo muchos se apartarán de la fe; unos a otros se traicionarán y se odiarán; 11 y surgirá un gran número de falsos profetas que engañarán a muchos. 12 Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará, 13 pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo. 14 Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.

Marcos 13:3-13

3 Más tarde estaba Jesús sentado en el monte de los Olivos, frente al templo. Y Pedro, Jacobo, Juan y Andrés le preguntaron en privado: 4 —Dinos, ¿cuándo sucederá eso? ¿Y cuál será la señal de que todo está a punto de cumplirse?

5 —Tengan cuidado de que nadie los engañe —comenzó Jesús a advertirles—. 6 Vendrán muchos que, usando mi nombre, dirán: “Yo soy”, y engañarán a muchos. 7 Cuando sepan de guerras y de rumores de guerras, no se alarmen. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin. 8 Se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Habrá terremotos por todas partes; también habrá hambre. Esto será apenas el comienzo de los dolores. 9 »Pero ustedes cuídense. Los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas. Por mi causa comparecerán ante gobernadores y reyes para dar testimonio ante ellos. 10 Pero primero tendrá que predicarse el evangelio a todas las naciones. 11 Y cuando los arresten y los sometan a juicio, no se preocupen de antemano por lo que van a decir. Sólo declaren lo que se les dé a decir en ese momento, porque no serán ustedes los que hablen, sino el Espíritu Santo. 12 »El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo. Los hijos se rebelarán contra sus padres y les darán muerte. 13 Todo el mundo los odiará a ustedes por causa de mi nombre, pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo.

A veces no vemos la perspectiva completa de lo que ha sucedido en la historia de la humanidad, sino que únicamente nos fijamos y prestamos atención al pequeño tiempo y espacio al que pertenecemos y en el que vivimos, obviando una visión más amplia. Estos hechos, este comienzo de los dolores, han venido sucediendo desde el día de Pentecostés. Todos los eventos de los cuales Jesús habló con relación al comienzo de los dolores, ya se han cumplido y continúan cumpliéndose en nuestros días. Hemos estado, y todavía estamos, en los últimos días, en los últimos tiempos y en el comienzo de los dolores.

* Eventos por cumplirse:

– Gran tribulación:

Mateo 24:21-22

21 Porque habrá una gran tribulación, como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás. 22 Si no se acortaran esos días, nadie sobreviviría, pero por causa de los elegidos se acortarán.

Marcos 13:19-20

19 porque serán días de tribulación como no la ha habido desde el principio, cuando Dios creó el mundo, ni la habrá jamás. 20 Si el Señor no hubiera acortado esos días, nadie sobreviviría. Pero por causa de los que él ha elegido, los ha acortado.

– Segunda Venida de Cristo:

Mateo 16:27

27 Porque el Hijo del hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada persona según lo que haya hecho.

Mateo 24:23-30

23 Entonces, si alguien les dice a ustedes: “¡Miren, aquí está el Cristo!” o “¡Allí está!”, no lo crean. 24 Porque surgirán falsos Cristos y falsos profetas que harán grandes señales y milagros para engañar, de ser posible, aun a los elegidos. 25 Fíjense que se lo he dicho a ustedes de antemano. 26 »Por eso, si les dicen: “¡Miren que está en el desierto!”, no salgan; o: “¡Miren que está en la casa!”, no lo crean. 27 Porque así como el relámpago que sale del oriente se ve hasta en el occidente, así será la venida del Hijo del hombre. 28 Donde esté el cadáver, allí se reunirán los buitres. 29 »Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, »“se oscurecerá el sol y no brillará más la luna; las estrellas caerán del cielo y los cuerpos celestes serán sacudidos”. 30 »La señal del Hijo del hombre aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las razas de la tierra. Verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.

Marcos 8:38

38 Si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras en medio de esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.

Marcos 13:21-26

21 Entonces, si alguien les dice a ustedes: “¡Miren, aquí está el Cristo!” o “¡Miren, allí está!”, no lo crean. 22 Porque surgirán falsos Cristos y falsos profetas que harán señales y milagros para engañar, de ser posible, aun a los elegidos. 23 Así que tengan cuidado; los he prevenido de todo. 24 »Pero en aquellos días, después de esa tribulación, »“se oscurecerá el sol y no brillará más la luna; 25 las estrellas caerán del cielo y los cuerpos celestes serán sacudidos”. 26 »Verán entonces al Hijo del hombre venir en las nubes con gran poder y gloria.

Lucas 9:26

26 Si alguien se avergüenza de mí y de mis palabras, el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en su gloria y en la gloria del Padre y de los santos ángeles.

Lucas 17:26-27, 30

26 »Tal como sucedió en tiempos de Noé, así también será cuando venga el Hijo del hombre. 27 Comían, bebían, y se casaban y daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y los destruyó a todos.

30 »Así será el día en que se manifieste el Hijo del hombre.

Lucas 18:7-8

7 ¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? 8 Les digo que sí les hará justicia, y sin demora. No obstante, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?».

Lucas 21:25-27

25 »Habrá señales en el sol, la luna y las estrellas. En la tierra, las naciones estarán angustiadas y perplejas por el bramido y la agitación del mar. 26 Se desmayarán de terror los hombres, temerosos por lo que va a sucederle al mundo, porque los cuerpos celestes serán sacudidos. 27 Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube con poder y gran gloria.

Hechos 1:9-11

9 Habiendo dicho esto, mientras ellos lo miraban, fue llevado a las alturas hasta que una nube lo ocultó de su vista. 10 Ellos se quedaron mirando fijamente al cielo mientras él se alejaba. De repente, se les acercaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: 11 —Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse.

1ª Corintios 1:7

7 de modo que no les falta ningún don espiritual mientras esperan con ansias que se manifieste nuestro Señor Jesucristo.

1ª Corintios 11:26

26 Porque cada vez que comen este pan y beben de esta copa, proclaman la muerte del Señor hasta que él venga.

Colosenses 3:4

4 Cuando Cristo, que es la vida de ustedes, se manifieste, entonces también ustedes serán manifestados con él en gloria.

1ª Tesalonicenses 1:9-10

9 Ellos mismos cuentan de lo bien que ustedes nos recibieron, y de cómo se convirtieron a Dios dejando los ídolos para servir al Dios vivo y verdadero, 10 y esperar del cielo a Jesús, su Hijo a quien resucitó, que nos libra del castigo venidero.

1ª Tesalonicenses 3:13

13 Que los fortalezca interiormente para que, cuando nuestro Señor Jesús venga con

todos sus santos, la santidad de ustedes sea intachable delante de nuestro Dios y Padre.

2ª Tesalonicenses 1:6-10

6 Dios, que es justo, pagará con sufrimiento a quienes los hacen sufrir a ustedes. 7 Y a ustedes que sufren, les dará descanso, lo mismo que a nosotros. Esto sucederá cuando el Señor Jesús se manifieste desde el cielo entre llamas de fuego, con sus poderosos ángeles, 8 para castigar a los que no conocen a Dios ni obedecen el evangelio de nuestro Señor Jesús. 9 Ellos sufrirán el castigo de la destrucción eterna, lejos de la presencia del Señor y de la majestad de su poder, 10 el día en que venga para ser glorificado por medio de sus santos y admirado por todos los que hayan creído, entre los cuales están ustedes porque creyeron el testimonio que les dimos.

1ª Timoteo 6:14-15

14 que guardes este mandato sin mancha ni reproche hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo, 15 la cual Dios a su debido tiempo hará que se cumpla. Al único y bendito Soberano, Rey de reyes y Señor de señores.

2ª Timoteo 4:8

8 Por lo demás me espera la corona de justicia que el Señor, el juez justo, me otorgará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que con amor hayan esperado su venida.

Hebreos 9:27-28

27 Y así como está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio, 28 también Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, ya no para cargar con pecado alguno, sino para traer salvación a quienes lo esperan.

Hebreos 10:36-37

36 Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido. 37 Pues dentro de muy poco tiempo, «el que ha de venir vendrá, y no tardará.

Santiago 5:7-8

7 Por tanto, hermanos, tengan paciencia hasta la venida del Señor. Miren cómo espera el agricultor a que la tierra dé su precioso fruto y con qué paciencia aguarda las temporadas de lluvia. 8 Así también ustedes, manténganse firmes y aguarden con paciencia la venida del Señor, que ya se acerca.

 

1ª Pedro 1:13

13 Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo.

1ª Pedro 4:13

13 Al contrario, alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también sea inmensa su alegría cuando se revele la gloria de Cristo.

1ª Pedro 5:1, 4

1 A los ancianos que están entre ustedes, yo, que soy anciano como ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe con ellos de la gloria que se ha de revelar, les ruego esto.

 4 Así, cuando aparezca el Pastor supremo, ustedes recibirán la inmarcesible corona de gloria.

1ª Juan 2:28

28 Y ahora, queridos hijos, permanezcamos en él para que, cuando se manifieste, podamos presentarnos ante él confiadamente, seguros de no ser avergonzados en su venida.

1ª Juan 3:2

2 Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es.

Apocalipsis 1:7

7 ¡Miren que viene en las nubes! Y todos lo verán con sus propios ojos, incluso quienes lo traspasaron; y por él harán lamentación todos los pueblos de la tierra.

– Armagedón:

Apocalipsis 16:13-14, 16

13 Y vi salir de la boca del dragón, de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta tres espíritus malignos que parecían ranas. 14 Son espíritus de demonios que hacen señales milagrosas y que salen a reunir a los reyes del mundo entero para la batalla del gran día del Dios Todopoderoso.

16 Entonces los espíritus de los demonios reunieron a los reyes en el lugar que en hebreo se llama Armagedón.

Apocalipsis 17:14

14 Le harán la guerra al Cordero, pero el Cordero los vencerá, porque es Señor de señores y Rey de reyes, y los que están con él son sus llamados, sus escogidos y sus fieles.»

Apocalipsis 19:11-18

11 Luego vi el cielo abierto, y apareció un caballo blanco. Su jinete se llama Fiel y Verdadero. Con justicia dicta sentencia y hace la guerra. 12 Sus ojos resplandecen como llamas de fuego, y muchas diademas ciñen su cabeza. Lleva escrito un nombre que nadie conoce sino sólo él. 13 Está vestido de un manto teñido en sangre, y su nombre es «el Verbo de Dios». 14 Lo siguen los ejércitos del cielo, montados en caballos blancos y vestidos de lino fino, blanco y limpio. 15 De su boca sale una espada afilada, con la que herirá a las naciones. «Las gobernará con puño de hierro.» Él mismo exprime uvas en el lagar del furor del castigo que viene de Dios Todopoderoso. 16 En su manto y sobre el muslo lleva escrito este nombre: Rey de Reyes y Señor de Señores.

17 Vi a un ángel que, parado sobre el sol, gritaba a todas las aves que vuelan en medio del cielo: «Vengan, reúnanse para la gran cena de Dios, 18 para que coman carne de reyes, de jefes militares y de magnates; carne de caballos y de sus jinetes; carne de toda clase de gente, libres y esclavos, grandes y pequeños.»

– La bestia y el falso profeta son arrojados al lago de fuego y azufre:

Apocalipsis 19:19-21

19 Entonces vi a la bestia y a los reyes de la tierra con sus ejércitos, reunidos para hacer guerra contra el jinete de aquel caballo y contra su ejército. 20 Pero la bestia fue capturada junto con el falso profeta. Éste es el que hacía señales milagrosas en presencia de ella, con las cuales engañaba a los que habían recibido la marca de la bestia y adoraban su imagen. Los dos fueron arrojados vivos al lago de fuego y azufre. 21 Los demás fueron exterminados por la espada que salía de la boca del que montaba a caballo, y todas las aves se hartaron de la carne de ellos.

– Satanás es encadenado y arrojado al abismo por mil años:

Apocalipsis 20:1-3

1 Vi además a un ángel que bajaba del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en la mano. 2 Sujetó al dragón, a aquella serpiente antigua que es el diablo y Satanás, y lo encadenó por mil años. 3 Lo arrojó al abismo, lo encerró y tapó la salida para que no engañara más a las naciones, hasta que se cumplieran los mil años. Después habrá de ser soltado por algún tiempo.

Reino milenario de Cristo:

Mateo 24:31

31 Y al sonido de la gran trompeta mandará a sus ángeles, y reunirán de los cuatro vientos a los elegidos, de un extremo al otro del cielo.

Marcos 13:27

27 Y él enviará a sus ángeles para reunir de los cuatro vientos a los elegidos, desde los confines de la tierra hasta los confines del cielo.

– Primera resurrección (de los santos):

Los muertos en Cristo, los que le pertenecen, los que han muerto en unión con él, los santos, son resucitados para formar parte de los que son sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

1ª Corintios 15:20, 22-23

20 Lo cierto es que Cristo ha sido levantado de entre los muertos, como primicias de los que murieron.

22 Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir, 23 pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; después, cuando él venga, los que le pertenecen. 1ª Tesalonicenses 4:14, 16

14 ¿Acaso no creemos que Jesús murió y resucitó? Así también Dios resucitará con Jesús a los que han muerto en unión con él.

16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero.

2ª Timoteo 2:10-12

10 Así que todo lo soporto por el bien de los elegidos, para que también ellos alcancen la gloriosa y eterna salvación que tenemos en Cristo Jesús.11 Este mensaje es digno de crédito: Si morimos con él, también viviremos con él; 12 si resistimos, también reinaremos con él. Si lo negamos, también él nos negará;

Apocalipsis 20:4-6

4 Entonces vi tronos donde se sentaron los que recibieron autoridad para juzgar. Vi también las almas de los que habían sido decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios. No habían adorado a la bestia ni a su imagen, ni se habían dejado poner su marca en la frente ni en la mano. Volvieron a vivir y reinaron con Cristo mil años. 5 Ésta es la primera resurrección; los demás muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron los mil años. 6 Dichosos y santos los que tienen parte en la primera resurrección. La segunda muerte no tiene poder sobre ellos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

– Arrebatamiento de los santos que estén vivos a la venida del Señor:

1ª Corintios 15:51-53

51 Fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados, 52 en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados. 53 Porque lo corruptible tiene que revestirse de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad.

1ª Tesalonicenses 4:15-17

15 Conforme a lo dicho por el Señor, afirmamos que nosotros, los que estemos vivos y hayamos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera nos adelantaremos a los que hayan muerto. 16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre.

– Juicio a las naciones:

Algunos de los que a la venida del Hijo del hombre a la tierra, están vivos y son considerados justos, pasan a formar parte de las naciones existentes en el reino milenario de Cristo, mientras que otros son apartados al fuego eterno.

Mateo 25:31-46

31 »Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, con todos sus ángeles, se sentará en su trono glorioso. 32 Todas las naciones se reunirán delante de él, y él separará a unos de otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras. 33 Pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda.

34 »Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: “Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. 35 Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento; 36 necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron.”

37 Y le contestarán los justos: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber? 38 ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos? 39 ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?”

40 El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.”

41 »Luego dirá a los que estén a su izquierda: “Apártense de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. 42 Porque tuve hambre, y ustedes no me dieron nada de comer; tuve sed, y no me dieron nada de beber; 43 fui forastero, y no me dieron alojamiento; necesité ropa, y no me vistieron; estuve enfermo y en la cárcel, y no me atendieron.”

44 Ellos también le contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, o como forastero, o necesitado de ropa, o enfermo, o en la cárcel, y no te ayudamos?”

45 Él les responderá: “Les aseguro que todo lo que no hicieron por el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron por mí.” 46 »Aquéllos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.

– Los santos reinan con Cristo en la tierra:

Apocalipsis 5:9-10

9 Y entonaban este nuevo cántico: «Digno eres de recibir el rollo escrito y de romper sus sellos, porque fuiste sacrificado, y con tu sangre compraste para Dios gente de toda raza, lengua, pueblo y nación. 10 De ellos hiciste un reino; los hiciste sacerdotes al servicio de nuestro Dios, y reinarán sobre la tierra

– Todas las naciones son puestas en sujeción, bajo el dominio y la autoridad de Cristo:

Apocalipsis 2:26-27 (Reina-Valera 95)

26 Al vencedor que guarde mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones; 27 las regirá con vara de hierro y serán quebradas como un vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre.

Apocalipsis 12:5 (Reina-Valera 95)

5 Ella dio a luz un hijo varón, que va a regir a todas las naciones con vara de hierro; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Apocalipsis 15:4

4 ¿Quién no te temerá, oh Señor? ¿Quién no glorificará tu nombre? Sólo tú eres santo. Todas las naciones vendrán y te adorarán, porque han salido a la luz las obras de tu justicia.»

– Renovación o restauración de todas las cosas:

Mateo 19:28

28 —Les aseguro —respondió Jesús— que en la renovación de todas las cosas, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono glorioso, ustedes que me han seguido se sentarán también en doce tronos para gobernar a las doce tribus de Israel.

Hechos 3:21

21 Es necesario que él permanezca en el cielo hasta que llegue el tiempo de la restauración de todas las cosas, como Dios lo ha anunciado desde hace siglos por medio de sus santos profetas.

– Liberación de Satanás y rebelión:

Cuando se cumplen los mil años, Satanás es liberado del abismo y, tras engañar a algunos de los que forman parte de las naciones, se produce una rebelión con el objetivo de atacar al pueblo de Dios, la cual es sofocada de inmediato con la muerte tanto de los sublevados como del propio Satanás.

Apocalipsis 20:7-9

7 Cuando se cumplan los mil años, Satanás será liberado de su prisión, 8 y saldrá para engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra —a Gog y a Magog—, a fin de reunirlas para la batalla. Su número será como el de las arenas del mar. 9 Marcharán a lo largo y a lo ancho de la tierra, y rodearán el campamento del pueblo de Dios, la ciudad que él ama. Pero caerá fuego del cielo y los consumirá por completo.

– Satanás es arrojado al lago de fuego y azufre:

Apocalipsis 20:10

10 El diablo, que los había engañado, será arrojado al lago de fuego y azufre, donde también habrán sido arrojados la bestia y el falso profeta. Allí serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

– Segunda resurrección (general, de los que hicieron el bien, y el mal):

Esta resurrección, está separa por un periodo de mil años con respecto a la primera.

Apocalipsis 20:5

5 Ésta es la primera resurrección; los demás muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron los mil años.

Es la resurrección general de toda la humanidad -las personas muertas de todos los tiempos-, con excepción de los que ya fueron resucitados en la primera resurrección, para comparecer ante el gran trono blanco presidido por Cristo y ser sometidas a juicio. Los muertos son juzgados según lo escrito en los libros, según las obras que hicieron mientras vivieron. Los que tienen escrito su nombre en el libro de la vida, los que hicieron el bien, pasan a formar parte de las naciones y los que no, los que hicieron el mal, son arrojados al lago de fuego (destrucción eterna).

Apocalipsis 20:11-13, 15 (Biblia de Jerusalén, 1976)

11 Luego vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado sobre él. El cielo y la tierra huyeron de su presencia sin dejar rastro. 12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono; fueron abiertos unos libros, y luego se abrió otro libro, que es el de la vida; y los muertos fueron juzgados según lo escrito en los libros, conforme a sus obras. 13 Y el mar devolvió los muertos que guardaba, la Muerte y el Hades devolvieron los muertos que guardaban, y cada uno fue juzgado según sus obras.

15 y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.

Juan 5:24-29 (Palabra de Dios para todos)

24 »Les digo la verdad: si alguien oye mis palabras y cree en el que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, porque ya ha pasado de la muerte a la vida. 25 »Les digo la verdad: se acerca un momento importante, y en efecto ya ha llegado, cuando los que están muertos oirán la voz del Hijo de Dios. Todos los que acepten lo que él dice, vivirán. 26 La vida viene del Padre mismo. De igual manera, ha permitido que el Hijo pueda dar vida27 El Padre también le ha dado autoridad al Hijo para juzgarlos, puesto que él es el Hijo del hombre. 28 No se sorprendan por esto, porque llegará también el momento en que los muertos que están en los sepulcros van a escuchar la voz del Hijo del hombre y 29 saldrán de sus sepulcros. Los que hicieron el bien se levantarán para vivir para siempre, pero los que hicieron el mal se levantarán para ser condenados.

– La muerte es arrojada al lago de fuego:

Asimismo, la muerte y el Hades (sepultura común de la humanidad) son arrojados al lago de fuego.

Apocalipsis 20:14 (Biblia de Jerusalén, 1976)

14 La Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego – este lago de fuego es la muerte segunda –

Jesucristo entrega el reino a Dios:

1ª Corintios 15:24-28 (Biblia Castilian)

24 Entonces llegará el fin, cuando Cristo, tras eliminar toda oposición de dominios, autoridades y poderes, entregue al Dios y Padre el reino definitivo. 25 Porque Cristo tiene que reinar hasta que haya vencido y puesto debajo de sus pies a todos sus enemigos, 26 el último de los cuales es la muerte, que también será derrotada y destruida. 27 Porque Dios sometió todas las cosas bajo los pies de Cristo, cuyo imperio y autoridad se extiende sobre todos, a excepción, por supuesto, de aquel que sometió a él todas las cosas. 28 Por eso, cuando Cristo, el Hijo de Dios, haya triunfado sobre sus enemigos, él mismo se someterá al Padre que sometió todas las cosas a su gobierno. Así, Dios tendrá la absoluta supremacía.

Reino eterno:

– Cielo nuevo y tierra nueva / Descenso de la ciudad santa, la nueva Jerusalén:

2ª Pedro 3:13

13 Pero, según su promesa, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, en los que habite la justicia.

Cielos y tierra nueva, donde Dios mora entre los hombres y ya no existen la muerte ni el dolor. La ciudad santa, la nueva Jerusalén, desciende a la tierra procedente de Dios. El trono de Dios y del Cordero está en la ciudad. Sus siervos lo adoran, lo ven cara a cara, y reinan para siempre.

Apocalipsis 21:1-4, 9-10, 22-23

1 Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían dejado de existir, lo mismo que el mar. 2 Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. 3 Oí una potente voz que provenía del trono y decía: «¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios. 4 Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir.»

9 Se acercó uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas con las últimas siete plagas. Me habló así: «Ven, que te voy a presentar a la novia, la esposa del Cordero.» 10 Me llevó en el Espíritu a una montaña grande y elevada, y me mostró la ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios.

22 No vi ningún templo en la ciudad, porque el Señor Dios Todopoderoso y el Cordero son su templo. 23 La ciudad no necesita ni sol ni luna que la alumbren, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera.

Apocalipsis 22:3-5

3 Ya no habrá maldición. El trono de Dios y del Cordero estará en la ciudad. Sus siervos lo adorarán; 4 lo verán cara a cara, y llevarán su nombre en la frente. 5 Ya no habrá noche; no necesitarán luz de lámpara ni de sol, porque el Señor Dios los alumbrará. Y reinarán por los siglos de los siglos.

– Las naciones caminan a la luz de la ciudad:

Las naciones, compuestas por los que tras el juicio relatado en Mateo 25:31-46 pasaron a formar parte de ellas, más los incorporados tras el juicio del gran trono blanco mencionado en Apocalipsis 20:11-15, caminan a la luz de la ciudad santa.

Apocalipsis 21:24, 26

24 Las naciones caminarán a la luz de la ciudad, y los reyes de la tierra le entregarán sus espléndidas riquezas.

26 Y llevarán a ella todas las riquezas y el honor de las naciones.

– El árbol de la vida está en el paraíso para la salud de las naciones:

Apocalipsis 2:7

7 El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que salga vencedor le daré derecho a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios.

Apocalipsis 22:1-2

1 Luego el ángel me mostró un río de agua de vida, claro como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero, 2 y corría por el centro de la calle principal de la ciudad. A cada lado del río estaba el árbol de la vida, que produce doce cosechas al año, una por mes; y las hojas del árbol son para la salud de las naciones.

– ¿Cuándo ocurrirá la segunda venida?:

Mateo 24:33, 36-44

33 Igualmente, cuando vean todas estas cosas, sepan que el tiempo está cerca, a las puertas.

36 »Pero en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre. 37 La venida del Hijo del hombre será como en tiempos de Noé. 38 Porque en los días antes del diluvio comían, bebían y se casaban y daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca; 39 y no supieron nada de lo que sucedería hasta que llegó el diluvio y se los llevó a todos. Así será en la venida del Hijo del hombre. 40 Estarán dos hombres en el campo: uno será llevado y el otro será dejado. 41 Dos mujeres estarán moliendo: una será llevada y la otra será dejada. 42 »Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben qué día vendrá su Señor. 43 Pero entiendan esto: Si un dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, se mantendría despierto para no dejarlo forzar la entrada. 44 Por eso también ustedes deben estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.

Marcos 13:29, 32-33

29 Igualmente, cuando vean que suceden estas cosas, sepan que el tiempo está cerca, a las puertas.

32 »Pero en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre. 33 ¡Estén alerta! ¡Vigilen! Porque ustedes no saben cuándo llegará ese momento.

Lucas 12:40

40 Así mismo deben ustedes estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen.

Lucas 21:28, 31

28 Cuando comiencen a suceder estas cosas, cobren ánimo y levanten la cabeza, porque se acerca su redención.

31 Igualmente, cuando vean que suceden estas cosas, sepan que el reino de Dios está cerca.

1ª Tesalonicenses 5, 1-2 (Palabra de Dios para todos)

Hermanos, no necesitamos escribirles nada sobre días y fechas. 2 Ustedes saben muy bien que el día en que el Señor regrese será una sorpresa, vendrá como cuando un ladrón llega en la noche.

2ª Tesalonicenses 2, 1-2 (Palabra de Dios para todos)

1 Hermanos, queremos hablarles sobre la venida de nuestro Señor Jesucristo y el momento en que nos encontremos con él2 Les pedimos que no se preocupen ni se inquieten fácilmente ni tengan miedo si oyen decir, como si fuera una profecía o un mensaje, que el Señor ya regresó. Tampoco hagan caso si se lo escriben en una carta diciendo falsamente que es de parte nuestra.

A modo de conclusión, decir que el malo hace el mal, el justo practica la justicia, y el santo se santifica, pero cuando Cristo regrese, recompensará y pagará a cada uno según lo que haya hecho.

Apocalipsis 22:11-12

11 Deja que el malo siga haciendo el mal y que el vil siga envileciéndose; deja que el justo siga practicando la justicia y que el santo siga santificándose.»

12 «¡Miren que vengo pronto! Traigo conmigo mi recompensa, y le pagaré a cada uno según lo que haya hecho.

* Todas las citas están tomadas dela Santa BibliaNueva Versión Internacional, salvo mención expresa.

EL DR. WILLIAM LANE CRAIG ADMITE QUE LA TRINIDAD NO SE ENCUENTRA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

¿Existe la Trinidad en el Antiguo Testamento? ¿El Antiguo Testamento, creían los Judios en un Dios trino? ¿Es el Dios de los Judios un Dios trino? El siguiente extracto fue tomado del debate que tuvo lugar entre el rabino Singer Tovia y el Dr. William Lane Craig . El Tema: ¿Tiene sentido La Trinidad? 

  

 
Publicado por en
Publicado por

DEUTERONOMIO Y EL RESTO DEL ANTIGUO TESTAMENTO NOS SEÑALAN A JESUCRISTO

“Pero la  palabra está muy cerca de ti . Está en la boca y en tu corazón, para que pueda hacerlo. “. Deuteronomio 30:14

En este pasaje, hay una imagen clara de Jesucristo y del Evangelio. Es como una brújula que apunta al Polo Norte.  Deuteronomio y el resto del AT nos señalan a jesucristo!  No sólo vemos a Moisés que nos habla de Jesús, Pablo habla de Jesús en la misma forma en  Romanos 10:06 -8 “No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al cielo? ‘” (es decir, para traer abajo a Cristo) 7 o “¿quién descenderá al abismo? ‘” (es decir, para subir a Cristo de los muertos). 8 Pero ¿qué dice? ” La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón “( es decir, la palabra de fe que predicamos);

Henry Law comentarios en este hermoso pasaje en Grace Gems.org:

“La palabra está cerca de ti.” Alguno pregunta, ¿Qué palabra? La respuesta es: “La palabra de la fe.” El Evangelio de noticias acerca de Cristo, la palabra, que la fe de los osos-da la bienvenida a los premios-se aferra a las vidas por ese registro, de la que encantado que encuentra su fuerza en la paz, la alegría, la comodidad -gloria.

Estamos aquí, se dice claramente, que  esta palabra estaba muy cerca de los hijos de Israel. Su conocimiento era comparativamente el crepúsculo, pero brilla aún abundantes rompió sobre ellos desde el  Sol de Justicia . Su cada rito era  Cristo , en la sombra.

  • Él era el alma de cada ordenanza.

  • Él se vio reflejado en el tabernáculo, en todas sus partes.

  • Los altares se puso  su forma gráfica.

  • Él murió en cada cordero muriendo.

  • El sangrado en toda la sangre que fluye.

  • Él gimió en cada gemido de la víctima.

  • El incienso se encrespa era  su oración fragante.

  • El velo retratado  su carne.

  • El sacerdote en la túnica resplandeciente en todos los sacrificios acto-en la levantada de manos en las grandes palabras de la bendición,  le mostró , como  Él ministró a continuación, y como  Él los ministros anteriores.

  • El leproso predicó la malignidad y la cura del pecado.

  • La instrucción verdadera de los labios de mosaico era  Cristo, su gracia, su persona y su obra perfecta.

El dedo extendido de cada parte se lo indicó. Una voz constante llamada a una vista, “He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” de sentido a la  semilla de la promesa del matón de la cabeza-la de la serpiente gran sumo sacerdote, la sangre eficaz. Levítico fue un espejo, en el que nuestros hermanos mayores pueden leer la plena salvación que el Padre estaba previsto, y que el Hijo a su debido tiempo logrado. De este modo el Evangelio la verdad estaba muy cerca de los hijos de Israel.

Lector, por tanto, a aprender  a Moisés con la intención de estudiar la mente de Cristo . Excavar en esta mina, tan ávido de oro puro avaro. Las flores de este jardín todos respiramos fragancia celestial. Como la sal es en la caída de cada océano, por lo que Jesús está en cada parte de estos ritos. Se pierde el premio, a menos que usted lo encontrará. Nunca tome sólo superficial paja de los campos de grano tan rica.

http://bible-daily.org/2012/03/23/deuteronomy-and-the-rest-of-the-ot-point-us-to-jesus/

¿CÓMO FUERON SALVOS LOS SANTOS DEL MAL LLAMADO ANTIGUO TESTAMENTO?

¿Cómo fueron los santos del Antiguo Testamento salvos?

Por Matt Slick

Los santos del Antiguo Testamento fueron salvos de la misma forma como fueron/son salvos los del Nuevo Testamento: Solamente por la fe.

Romanos 4:3-8 dice: “Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. 4Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; 5mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia. 6Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, 7diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos. 8Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.”

Como puede ver, la Biblia nos dice que Abraham fue justificado por fe (ver Ro 5:1; Ef 2:8-9). Esto es, su fe es contada como justicia: ver el versículo 4 en el anterior pasaje. Ellos fueron salvos por fe sólo por creer en el Mesías en quien habían creído: Ellos sabían que Él venía como estaba profetizado.

También el Espíritu Santo estaba en los tiempos del Antiguo Testamento de la misma forma como en los tiempos del Nuevo Testamento. Considere el Salmo 51:11: “No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu.”

Dios no cambió la forma como las personas serían salvas en el Nuevo Testamento. Esta salvación siempre ha sido por fe. En el caso de las personas del Antiguo Testamento, ellos miraron hacia delante: hacia el Mesías. Nosotros miramos hacia atrás, y vemos la cruz.

Información adicional:

Santos del Antiguo Testamento

20090219023343-daniel-profeta-1.gif

En el Antiguo Testamento hay todo tipo de personas que, cada uno a su manera, va haciendo la historia de la Salvación. Ya sean reyes, pastores, profetisas, líderes, jueces, profetas, soldados, reinas, prostitutas … y dentro de todos ellos hay santos y perversos. Es importante notar que son parte activa en la redención de Cristo, pues preparan al pueblo, llaman a la conversión, oran por la llegada del Mesías, forman parte de la Alianza que Dios hace con los hombres y por ello tienen su sitio en el cielo: “Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos”, dijo Cristo

La Alianza fue anunciada a Adán, declarada a Noé, iniciada en Abraham, confirmada a David; Isaías la cantó, Jeremías predijo sus circunstancias y consecuencias; y, finalmente la carta a los Hebreos explica que esta alianza es definitivamente sellada en Cristo. Por eso los santos del Antiguo Testamento tienen la misma salvación como nosotros, en su caso basada en la obra de Cristo que vendrá. Creyeron en la promesa de Dios acerca de la obra de Jesús en la cruz, y han sido salvados por la fe de la misma manera que nosotros, que creemos el testimonio de Dios acerca de la obra de Cristo ya cumplida.

LA RESURRECCIÓN DE LOS FIELES DE LA PRE CRISTIANDAD Y SU PARTICIPACIÓN EN EL REINO

El Señor Jesucristo enseñó que habría resurrección de justos e injustos, y que los justos resucitados y los que hayan quedado vivos hasta su venida serán transformados para darle el encuentro en el aire en su parusía y heredar con él el reino preparado para ellos desde la fundación del mundo. Pues bien, ¿serán igualmente resucitados y transformados a la semejanza de Cristo todos aquellos fieles del AT para que puedan entrar igualmente en su reino y sentarse en su mesa, o sólo tendrán la oportunidad de entrar en su reino en calidad de súbditos que necesitarán ser perfeccionados durante el milenio, como sostienen los mal llamados “Testigos de Jehová”?. He aquí la respuesta contundente de la Palabra de Dios.

LOS FIELES DEL ANTIGUO TESTAMENTO Y LA IGLESIA NOVO TESTAMENTARIA

Están incluidos los fieles del llamado Antiguo Testamento dentro del cuerpo de Cristo?¿Acaso existe un reemplazo de Israel por la llamada Iglesia novo testamentaria?¿Será posible que Abraham, el padre de la fe, no esté dentro del cuerpo de Cristo? He aquí lo que dicen las Escrituras al respecto!

¿

EL SÁBADO EN LOS HECHOS Y EN LAS EPÍSTOLAS: LA OPINIÓN DE LOS “SABATISTAS”

Un artículo traducido del inglés… 

En contraste con los Evangelios, el libro de Hechos menciona el sábado sólo de pasada, sin entrar en la cuestión de la teología y la práctica del sábado. El sábado es una mera suposición en el libro de los Hechos. Dada la estructura más compleja del sábado como se presenta en las Escrituras hebreas y los Evangelios, se requiere una discusión más compleja para su desmantelamiento. Está tan entrelazado con los temas centrales del propio Evangelio, que su abandono requeriría la invención de un sistema de evangelio completamente nuevo. Esto es, de hecho, lo que los cristianos no sabatistas hacen.

La primera mención está en (Hechos 1:12) Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte llamado de los Olivos, que está cerca de Jerusalén camino de un sábado.

La segunda mención es (Hechos 13:14). Pero cuando ellos partieron de Perge, llegaron a Antioquía de Pisidia, y entró en la sinagoga el día de reposo, y se sentó.

Este texto es ambiguo, y no debe ser utilizado para apoyar o denegar la observancia del sábado por parte de los apóstoles en este período. El versículo cinco sugiere por la expresión “sinagoga de los Judios” que la mera mención de la palabra sinagoga no implica una institución judía como opuesta a un lugar de encuentro para los seguidores de Cristo. Sin embargo, los siguientes versos lo identifican como un lugar de reunión de judíos y demuestran que Pablo y su compañero han llegado allí, ya sea para participar o no en la lectura del día de reposo de la ley, por lo menos con el propósito de llevar el mensaje de Cristo a los Judíos de ese lugar. Esta situación no establece ni niega la observancia del sábado.

Pablo incluye una referencia al sábado en su discurso en esta ocasión, y aunque el tono general de la mención es positivo, está dentro del contexto de la práctica específicamente judía y no puede ser tomada como un testimonio a favor o en contra de la observancia del sábado por la comunidad apostólica. (Hechos 13:27). Para aquellos que moraban en Jerusalén y sus gobernantes, no conociendo a Jesús, ni siquiera las voces de los profetas que se leen cada sábado, las cumplieron al condenarle.

El tono en relación con el sábado como una práctica gentil se eleva un poco, sin embargo, más adelante en este capítulo. Este texto muestra claramente que no hay reuniones del domingo en ese momento para los creyentes gentiles. Ellos también se reunieron en el día de reposo. (Hechos 13:42). Y cuando los Judíos salieron de la sinagoga, los gentiles rogaron que estas palabras pudiesen ser predicadas a ellos el próximo sábado… (Hechos 13:44). Y en el siguiente día sábado llegó casi toda la ciudad para escuchar la palabra de Dios.

La suposición de que los creyentes gentiles estarían presentes en el sábado para escuchar la lectura de la ley aparece en Hechos 15 como argumento para la imposición de no más que la evitación de cosas sacrificadas a los ídolos, de fornicación, ahogado y sangre. La implicación clara de la palabra “para” (gar) en el comienzo del versículo 21 es que si ellos no escucharan la lectura de la ley, entonces más debería haber sido impuesto a ellos. Además, la palabra sinagoga aquí se refiere claramente a la institución judía en lo que respecta a “los viejos tiempos”, pero es ambigua en lo que respecta al momento en el cual fue dicho. Esto puede incluir el lugar de encuentro para los seguidores de Cristo, en cuyo caso debemos asumir que la liturgia en ese período incluyó la lección de la Torá que se leía, tal vez en griego o tal vez en la manera palestina, en hebreo con una traducción o ” targum “de cada verso. (Hechos 15:21). Porque Moisés desde tiempos antiguos tiene en cada ciudad quien lo predique, donde es leído en las sinagogas todos los sábados.

Los Sabatistas a veces se refieren al siguiente verso como prueba de que el sábado se mantuvo fuera de las instituciones judías. Esto se basa en la premisa falsa de que la palabra sinagoga siempre debe referirse a una institución judía, donde Cristo no es conocido o predicado regularmente. Eso simplemente no es el caso. En segundo lugar, se basa en la falsa suposición de que Judíos que no conocían a Cristo siempre tenían un edificio en el que se reúnen en el día de reposo. Eso también es, obviamente, no es el caso del sábado. Este versículo también puede referirse a un lugar común de encuentro para los Judíos ordinarios. No apoya o niega la observancia del sábado entre los gentiles. (Hechos 16:13) Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido.

El siguiente verso también puede ser considerado un mero indicio de la costumbre de Pablo de reunirse a los Judíos en el sábado con el fin de predicar a Cristo. (Hechos 17: 2) Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres sábados discutió con ellos sobre las Escrituras, sin embargo, el versículo siguiente se incluyen los gentiles en el lugar de reunión y en el día de reposo. (Hechos 18:4) Y discutía en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a los Judios y a los griegos. La mayor parte del libro de los Hechos sólo asume el sábado dentro de un contexto judío. Sólo pocos pasajes sugieren la observancia del sábado por parte de los gentiles.

Las epístolas mencionan la palabra sábado en un solo texto. (Col. 2:16). Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en razón de un día santo, o de la luna nueva, o de días sábados: (Col 2:17) lo cual es sombra de lo que venir, pero el cuerpo es de Cristo.

Se ha hablado mucho de este texto como una abrogación del sábado semanal, que es supuesto, por el pasaje anterior, que había sido “clavado en la cruz.” Esta interpretación deja de lado el principio exegético de lo que se refiere a los escritos del Nuevo Testamento para examinar los pasajes hebreos a los que el tema hace referencia. El Nuevo Testamento es en gran medida un libro de comentarios sobre las Escrituras Hebreas. Mucha exégesis débil es el resultado de no tener en cuenta este hecho fundamental. Los cinco temas mencionados en el versículo 16, todos reunidos en un solo lugar: Levítico 23. Allí se presentan los sacrificios de animales y las ofrendas de alimentos y bebidas adecuadas para el día de reposo semanal, el primer día del mes, y las fiestas anuales.

Se necesita mucho cuidado al interpretar las epístolas paulinas. Pedro, que vivía en el momento y las nuevas circunstancias, todavía se encuentran difíciles de entender. Incluso el más hábil y conocedor de hoy debe darse cuenta de que puede saltar fácilmente a conclusiones falsas cuando se trata de Pablo. Por lo tanto, debe tenerse cuidado de no ser dogmático en la comprensión de Pablo.

Las epístolas paulinas son generalmente dirigidas a iglesias específicas en vista de los problemas específicos que no se describen en detalle, sino sólo se insinúan. Todos nosotros carecemos de los conocimientos básicos esenciales. Tomando la referencia de las Escrituras hebreas como una pista de qué problemas se está tratando aquí, podemos hacer la siguiente tentativa hipótesis. Hubo un conflicto en la iglesia en lo que respecta a las ofrendas de alimentos y bebidas que se ofrecen en las tres categorías de días también mencionadas. La respuesta de Pablo es dejar esta cuestión a la conciencia del individuo, o cómo proporcionar tales ofrendas, ya que en todo caso son meras sombras de lo que vendrá, las cuales ya se han cumplido. Este es el alcance de la enseñanza, y para ir más allá es leer una tendencia propia en el texto.

El texto implica que los sacrificios de animales, no siendo mencionados, no son motivo de controversia. Sólo podían ser ofrecidos en el templo en Jerusalén. Sin duda, algunos decían lo mismo para las ofrendas de alimentos y bebidas, y otros estaban en desacuerdo. El texto también implica que las personas de esta iglesia se dedicaban a la observancia de todos los festivales mencionados, incluyendo pero no exclusivamente, la observación del Sábado. Pablo no da ninguna indicación de si dicho cumplimiento es correcto, sustituido, malo o necesario. Él no se refiere a esta cuestión en absoluto. Él se refiere sólo a la cuestión de la ofrenda de alimentos y bebidas en esos días. Él piensa que no debe ser una cuestión de conflicto.

La palabra sábado no existe en otras partes de las epístolas, aunque algunas referencias a los días pueden ser relevantes. El séptimo día, en referencia al sábado, aparece en Hebreos 4 como una figura del descanso que le queda para Israel en Cristo. Este pasaje no se refiere a la observancia del sábado del todo, ya sea positiva o negativamente.

En resumen, las leyes y las epístolas dan poca nueva información sobre el Sábado. Como tales, no ofrecen ninguna discusión que justifiquen el cambio. Por otra parte, si en verdad enseñan que el sábado fue derogado y destruido, qué probaría eso? Eso sólo demostraría que las epístolas están en conflicto con la Ley y el evangelio. En ese caso, deberíamos estar obligados a rechazarlos como no canónicos y espurios, como si fuera ninguna revelación divina en absoluto. En su forma actual, sin embargo, bien puede estar en armonía con el Evangelio, lo que da una comprensión vital, espiritual, de la Ley en relación con el sábado.

Por un extraño giro de falta de lógica, quienes se oponen a la observancia del sábado a menudo hacen acusaciones del legalismo. Sin embargo, ellos mismos afirman que todos los otros principios morales de la ley son obligatorios para todos para evitar el adulterio, asesinato, robo y similares. ¿Por qué el legalismo está relacionado a una práctica, y no a otros, no se puede explicar racionalmente. Se basa en un mero prejuicio, o en el malentendido de que todo lo relacionado con el sábado es ceremonial y una sombra de lo que vendrá, porque algunas cosas son. Para ellos el día de reposo debe incluir sacrificios de animales, alimentos y bebidas ofrendas, pena de muerte, y la renovación de la proposición, o sino nada en absoluto. Estas personas ni siquiera reconocen los aspectos morales y sociales del sábado presentado en el Decálogo, ni el sábado como un vehículo de la misericordia divina tal como se presenta en los Evangelios. En realidad, ellos son los legalistas en relación con el sábado.

La observancia del sábado no debilita la importancia del discurso de Pablo sobre la ley a los Gálatas, más que evitar el adulterio y el cometer asesinato. El mismo punto de vista sobre la ley y la fe pueden ser sostenida por el observador del sábado como el monógamo y el no violentista. El día de reposo como se ve en la Biblia promueve el concepto y la experiencia de la salvación por la fe a través de la gracia.

Hay cuatro argumentos principales en contra de la observancia del sábado propuesto por los dominicales a partir del sábado. 1) Hay mandatos directos para todos los otros mandamientos del Decálogo en el Nuevo Testamento, pero no para el sábado, 2) Yahshua rompió el sábado y así se lo mostró que estaba derogada, 3) El sábado consiste en su totalidad de las obligaciones ceremoniales que son sombras de lo que vendrá y que fueron  “clavadas en la cruz”; 4) En el texto del Nuevo Testamento no aparece que la iglesia primitiva guardaba el Sábado. Estos, así como los cuatro principales argumentos basados en el Antiguo Testamento han sido debidamente respondidos aquí con cierto detalle.

En suma, una armonía con los pasajes de la Biblia en referencia al día de reposo, no es ni difícil ni está en conflicto con el Evangelio. Por el contrario, contribuye a una mejor comprensión y aplicación del Evangelio mismo. Integra íntimamente reconocimiento de la soberanía divina, ilumina a Yahweh como Creador y Proveedor, limita el poder de los poderosos y el único entre los mandamientos morales que transforma la sociedad humana a uno de justicia y orden, y evita de estar bajo la ley de la selva. El sábado se convierte en el vehículo para la penetración del Evangelio de vida y misericordia en el mundo. Su abandono es uno de los principales factores de la escasa influencia del Evangelio de Cristo en el mundo de hoy.

En Inglés, en caso de que no se haya entendido bien la traducción automática:

The Sabbath in the Acts and the Epistles

In contrast to the Gospels, the book of Acts mentions the Sabbath only in passing, without entering into the issue of Sabbath theology and practice. The Sabbath is a mere assumption in the book of Acts. Given the rather complex structure of the Sabbath as presented in the Hebrew Scriptures and the Gospels, rather complex discussion would be required for dismantling it. It is so entwined with the central issues of the Gospel itself, that to abandon it would require the invention of a completely new Gospel system. That is, in fact, what non-Sabbatarian Christians do.

The first mention is in (Act 1:12) Then returned they unto Jerusalem from the mount called Olivet, which is from Jerusalem a Sabbath day’s journey.

The second mention is (Act 13:14 ) But when they departed from Perga, they came to Antioch in Pisidia, and went into the synagogue on the Sabbath day, and sat down.

This text is ambiguous, and should not be used to support or deny Sabbath-keeping on the part of the apostles at this period. Verse five would suggest by the expression “synagogue of the Jews” that the mere mention of the word synagogue does not imply a Jewish institution as opposed to a place of gathering for the followers of Christ. However, the following verses identify it as a Jewish place of gathering and show that Paul and his companion have come there, whether or not to participate in the Sabbath reading of the law, at least for the purpose of bringing the message of Christ to the Jews of that place. That situation neither establishes nor denies Sabbath observance.

Paul includes a reference to the Sabbath in his discourse on this occasion, and while the general tone of the mention is positive, it is within the context of specifically Jewish practice and cannot be taken as a witness for or against Sabbath observance by the apostolic community. (Act 13:27 ) For they that dwell at Jerusalem, and their rulers, because they knew him not, nor yet the voices of the prophets which are read every Sabbath day, they have fulfilled them in condemning him.

The tone in regard to the Sabbath as a Gentile practice is raised somewhat, however, later in the chapter. This text shows clearly that no Sunday gatherings were made at that time for the Gentile believers. They too gathered on the Sabbath.(Act 13:42 ) And when the Jews were gone out of the synagogue, the Gentiles besought that these words might be preached to them the next Sabbath… (Act 13:44 ) And the next Sabbath day came almost the whole city together to hear the word of God.

The assumption that the Gentile believers would be present on the Sabbath to hear the reading of the law appears in Acts 15 as an argument for the imposition of no more than avoidance of things offered to idols, fornication, things strangled, and blood. The clear implication of the word “for” (gar) at the beginning of verse 21 is that if they were not listening to the reading of the law, then more should have been imposed on them. Furthermore, the word synagogue here clearly refers to the Jewish institution in regard to “old time”, but is ambiguous in regard to the time at which it was spoken. It may well include the place of gathering for the followers of Christ, in which case we must assume that the liturgy at that period included the Torah lesson being read, perhaps in Greek or perhaps in the Palestinian fashion, in Hebrew with a translation or “targum” of each verse. (Act 15:21 ) For Moses of old time hath in every city them that preach him, being read in the synagogues every Sabbath day.

Sabbatarians sometimes refer to the following verse as proof that the Sabbath was kept outside of Jewish institutions. This is based on the false premise that the word synagogue must always refer to a Jewish institution where Christ is notknown or preached regularly. That is simply not the case. Secondly, it is based on the false assumption that Jews who did not know Christ always had a building in which to gather on the Sabbath. That too is obviously Sabbath not the case. This verse can well refer to an ordinary place of gathering for ordinary Jews. It does not support or deny Sabbath observance among Gentiles. (Act 16:13 ) And on the we went out of the city by a river side, where prayer was wont to be made; and we sat down, and spake unto the women which resorted thither.

The following verse can also be considered merely evidence of Paul’s custom of joining the Jews on the Sabbath in order to preach Christ to them. (Act17:2 ) And Paul, as his manner was, went in unto them, and three Sabbath days reasoned with them out of the scriptures, however,the following verse includes Gentiles in the place of gathering and on the Sabbath. (Act 18:4 ) And he reasoned in the synagogue every Sabbath, and persuaded the Jews and the Greeks. Most of the book of Acts merely assumes the Sabbath within a Jewish context. Only afew passages suggest Sabbath observance on the part of Gentiles.

The epistles mention the word Sabbath in only one text. (Col 2:16 ) Let no man therefore judge you in meat, or in drink, or in respect of an holy day, or of the new moon, or of theSabbathdays:(Col 2:17 ) Which are a shadow of things to come; but the body is of Christ.

Much has been made of this text as an abrogation of the weekly Sabbath, which is supposed, by the preceding passage, to have been “nailed to the cross.” This interpretation neglects the exegetical principle in regard to New Testament writings to examine the Hebrew passages to which the subject makes reference. The New Testament is a great measure a book of commentary on the Hebrew Scriptures. Much weak exegesis is the result of failure to consider this vital fact. The five subjects mentioned in verse 16 are all gathered in only one place: Leviticus 23 . There the animal sacrifices and the food and drink offerings appropriate to the weekly Sabbath, the first day of the month, and the annual feasts, are presented.

Much care is needed in interpreting the Pauline epistles. Peter, who lived at the time and new the circumstances, still found them difficult to understand. Even the most skillful and knowledgeable of us today must realize that we can easily jump to false conclusions when it comes to Paul. We should therefore be careful about being dogmatic in our understanding of Paul.

The Pauline epistles are generally addressed to specific churches in view of specific problems that are not outlined in detail, but merely hinted at. All of us lack the essential background knowledge. Taking the Hebrew scriptural reference as a hint of what problem is being addressed here, we may make the following tentative assumption. There was a conflict in the church in regard to the food and drink offerings to be offered on the three categories of days also mentioned. Paul’s response is to leave that issue to the conscience of the individual, whether or how to provide such offerings, since they are in any case merely shadows of things to come, which have already been fulfilled. That is the extent of the teaching, and to go beyond that is to read one’s own bias into the text.

The text implies that the animal sacrifices, not being mentioned, are not a cause of dispute. They could only be offered in the temple in Jerusalem. No doubt some were saying the same for the food and drink offerings, and others were disagreeing. The text also implies that the people of this church were engaged in observing all of the festivals mentioned, including but not exclusively the Sabbath.Paul’s remark gives no indication of whether such observance is right,superseded, wrong or necessary. He does not refer to that issue at all. He refers only to the issue of food and drink offerings on those days. He thinks they should not be a matter of conflict.

The word Sabbath does not occur elsewhere in the epistles, although some references to days may be relevant. The seventh day, in reference to the Sabbath, is appealed to in Hebrew 4 as a figure of the rest that remains for Israel in Christ. That passage does not deal with actual Sabbath observance at all,either positively or negatively.

In sum, Acts and the epistles give little new information on the Sabbath. As such,they provide no discussion warranting change. Furthermore, if they did teach that the Sabbath was abrogated and done away with, what would that prove? That would only prove that the epistles are in conflict with the Law and the Gospel.In that case, we should be constrained to reject them as non-canonical and spurious, as no divine revelation at all. As they stand, however, they can well be harmonized with the Gospel, which gives a vital, spiritual understanding of the Law in regard to the Sabbath.

By a strange twist of illogic, those who oppose Sabbath observance often make accusations of legalism. Yet they themselves affirm all of the other moral principles of the law as binding on all and expect others to avoid adultery, murder, theft and the like. Why legalism is attached to one moral practice and not to another cannot be explained rationally. It is based on a mere prejudice, or on the misunderstanding that everything related to the Sabbath is ceremonial and a shadow of things to come, just because some things are. For them the Sabbath must include animal sacrifices, food and drink offerings, death sentence, and the renewing of shewbread, or then nothing at all. Such people do not even recognize the moral and social aspects of the Sabbath presented in the Decalogue, nor the Sabbath as a vehicle of divine mercy as presented in the Gospels. Actually, they are the legalists in regard to the Sabbath.

Sabbath observance does not weaken the importance of Paul’s discourse on the law to the Galatians any more than avoidance of adultery and murder do. The same view on the Law and faith can be maintained by the Sabbath observer as by the monogamist and non-violent. The Sabbath as seen in the Bible fosters the concept and experience of salvation by faith through grace.

There are four major arguments against Sabbath observance proposed by Christians on the basis of the Sabbath. 1) There are direct commands for all of the other commandments of the Decalogue in the New Testament, but not for the Sabbath; 2) Yahshua broke the Sabbath and thus showed it to be abrogated; 3) The Sabbath consists entirely of ceremonial obligations which are shadows of things to come and “nailed to the cross”; 4) The text of the New Testament does not show the early church to have kept Sabbath. These as well as the four major arguments based on the Old Testament have all been adequately responded to here in some detail.

In sum, a Bible harmony of the passages in reference to the Sabbath is neither difficult nor in conflict with the Gospel. Rather, it contributes to the better understanding and implementation of the Gospel itself. It intimately integrates recognition of divine sovereignty, it illuminates Yahuwah as Creator and Provider, it limits the power of the powerful and alone among moral commandments transforms human society to one of justice and order from being under the law of the jungle. The Sabbath becomes the vehicle for the penetration of the Gospel of life and mercy into the world. Its neglect is one of the major factors for the limited influence of the Gospel of Christ in the world today.

EL REINO DE DIOS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

Por MERVIN BRENEMAN

Debemos conocer las profecías, pero no caer en el error de los fariseos: estaban seguros de tener la interpretación correcta, pero cuando vino el Mesías no lo reconocieron
JESUS DIJO, “El reino de Dios está entre vosotros” (Lc 17.20); “Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mt 4.17).

¿De dónde vino el concepto del reino de Dios? ¿Qué entendía la gente cuando Jesús nombró el reino de los cielos o el reino de Dios? Aunque en el período intertestamentario hubo un desarrollo del tema, tenemos que buscar en el Antiguo Testamento para encontrar su origen.

El establecimiento del reino de Dios es uno de los grandes temas que une el Antiguo y el Nuevo Testamento. Si bien la frase exacta “reino de Dios”, no se encuentra en el A.T. (Is. 37.16 habla de “Dios de todos los reinos de la tierra”, y Dn 6.26; 7.14 y 7.27 habla de “su reino”), el concepto es prominente y se va desarrollando a través de toda la Biblia.

La enseñanza de la creación en Génesis destaca el señorío de Dios sobre todo. En los grandes hechos de Dios en la historia, como el éxodo, el pueblo de Israel entendió que Dios reina sobre todas las naciones. Después de cruzar el Mar Rojo, el cántico de Moisés termina diciendo, “Jehová reinará eternamente y para siempre” (Ex 15.18).

Las experiencias de los israelitas a través del éxodo, el peregrinaje en el desierto y la conquista de Canaán confirmaron la fe de ellos, que Dios reina sobre todas las naciones, en todo el mundo. En forma práctica vieron que Dios era el rey de Israel, pues en Sinaí ellos aceptaron su señorío y después, en varias ocasiones, renovaron el pacto con Dios en las llanuras de Moab (Deuteronomio), y en Siquem (Jos 24).

En el tiempo de los jueces, el sentir de la gente es que Dios reina sobre Israel. Cuando la gente quiso hacer a Gedeón su “señor”, él dijo, “No seré señor sobre vosotros, ni mi hijo os señoreará; Jehová señoreará sobre vosotros” (Jue 8.22). Aunque algunos jueces se portaron como reyes, el ideal aceptado por los israelitas fue que Dios era su rey.

Por eso, cuando los israelitas estaban casi vencidos por los filisteos y pidieron a Samuel que les diera un rey, Samuel se enojó: “Pero no agradó a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue” (1 S 8.6). Dios dijo a Samuel, “No te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos” (1 S 8.7).

Muchos pasajes indican que los israelitas vieron a Dios como rey de su pueblo y rey de sus vidas. David oró diciendo, “Tuyo, oh Jehová, es el reino” (1 Cr 29.11). En el culto, Israel confesaba que Dios era su rey: “Pero Dios es mi rey desde tiempo antiguo” (Sal 74.12); “Te exaltaré, mi Dios, mi Rey…” (Sal 145.1).

En el culto también, Israel proclamó el reinado de Dios sobre todo el mundo, sobre todas las naciones: “Jehová reina; regocíjese la tierra” (Sal 97.1). Esta convicción conlleva un énfasis misionero, pues el salmista llama a todos los pueblos a que reconozcan a Dios como rey: “Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, dad a Jehová la gloria y el poder… Decid entre las naciones: Jehová reina” (Sal 96.7, 10).

Este señorío de Dios sobre las naciones del mundo se nota en los oráculos proféticos sobre las naciones vecinas de Israel. La serie de profecías sobre Babilonia, sobre Edom, sobre Asiria, sobre Egipto en secciones largas como Isaías 13.23 enseñan que estas naciones son responsables delante de Dios por su maldad y su injusticia. También enseñan que Dios tiene interés en todas las naciones.

Más adelante veremos cómo la visión del reino futuro de Dios incluye las naciones

EL REINO DE DAVID Y SALOMON
Aunque hubo una convicción profunda en Israel que Dios era su rey y no debían tener un rey humano, la narración en 1 Samuel es ambigua. Dios aprobó la petición de un rey; y aún más, dirigió la selección del rey. Además Dios hace un pacto con el rey que tendrá una gran influencia. 2 Samuel 7, donde se encuentra el pacto davídico, es uno de los capítulos importantes del Antiguo Testamento. Dios hizo un pacto con David y le prometió  una casa (una dinastía de reyes), y que su hijo construiría el templo. Además, habla de un reino perpetuo: “Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente” (2 S 7.16).

Bajo David y Salomón, la monarquía, o el reino de Israel, se hizo muy fuerte. Pareciera que allí iba bien el cumplimiento de la promesa de Dios a David. La nación estaba unida; hubo prosperidad material y hubo mucho adelanto en el culto y los escritos, especialmente sapienciales. Un israelita podría haber pensado que el reino de Dios era equivalente al reino de Israel.

Pero Salomón mismo no siguió bien la justicia de Dios. Junto con su apostasía por causa de sus esposas extranjeras hizo mal en oprimir a su pueblo económicamente. De modo que al final de su vida las tribus del Norte se separaron del hijo de Salomón y de la línea real de David.

Los profetas que Dios levantó durante el tiempo de la monarquía dividida vieron que el reino de Dios no iba a cumplirse por medio del Reino del Norte, Israel, ni por medio del Reino del Sur, Judá. Aun en Judá, donde todos los reyes eran descendientes de David, algunos siguieron a Dios y otros eran casi paganos.

Tan era así, que Isaías, hablando a la gente de Jerusalén, les llamó “Príncipes de Sodoma” y “pueblo de Gomorra”, dando a entender que eran tan pecadores que iban a ser destruídos como lo habían sido Sodoma y Gomorra.

Los profetas predijeron destrucción para los reinos de Israel y Judá. No esperaron en ellos para el cumplimiento del reino; más bien hablaron de un remanente: “Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Is 1.9). Jeremías y Ezequiel también ayudaron a la gente a ver que el propósito de Dios seguiría sin la monarquía de Israel.

Los profetas tuvieron un mensaje duro para su propio pueblo. Tuvieron que predecir la destrucción de Jerusalén y el templo y anunciar el cautiverio del pueblo. Capítulo tras capítulo habla de castigo y destrucción. Pero no lo dejaron allí; siempre miraron hacia un reino glorioso en el futuro.

Las profecías de Isaías constantemente oscilan entre los temas de castigo y destrucción por un lado y un reino glorioso en el futuro por el otro. Nótese cómo Isaías en un versículo (1.31) dice: “Y el fuerte será como estopa… y ambos serán encendidos juntamente”; y el versículo siguiente (2.1) inicia un lindo poema del reino futuro cuando “Vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová… y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces.” Asimismo en Amós 9.9, habla de destrucción: “A espada morirán todos los pecadores de mi pueblo,” pero en 9.10 dice: “En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David…”

LA VISION DE UN REINO FUTURO
Esta visión del reino futuro es muy variada y multifacética. A veces los pasajes presentan un enfoque universal, como en Sofonías 3.9: “En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios, para que todos invoquen el nombre de Jehová, para que le sirvan de común consentimiento.” Otras veces enfocan a Israel.

Hablan de un reino justo y pacífico. Hablan de juntar a Israel de todas partes del mundo y hacer con él un Nuevo Pacto. Hablan de nuevos cielos y nueva tierra.
La visión del reino de Dios está estrechamente ligada a profecías del Mesías. El Mesías hará justicia: “Juzgará con justicia a los pobres”; “Y será la justicia cinto de sus lomos”; “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite” (Is 11.4, 5; 9.7).

Los profetas mayormente llamaron a su propio pueblo que se arrepintiera y volviera a Dios, pues, por causa de su injusticia y pecado Dios tiene que castigarlos. Entonces vienen pasajes de destrucción y desolación como castigo de Dios. Pero, como vimos arriba, en este contexto los profetas dieron predicciones del Mesías y el reino futuro.

Las profecías del reino no están organizadas sistemáticamente. Vienen como pequeños pedazos de un rompecabezas. A menudo están mezcladas predicciones de eventos cercanos y eventos más lejanos en el futuro. Hay predicciones del Mesías como un rey glorioso que vence a los enemigos de Dios (y de Israel); hay predicciones de un siervo del Señor que sufre;y también del reino glorioso con nuevos cielos y nueva tierra.

Así podemos entender por qué les costó a los judíos reconocer a Jesús como el Mesías. Estaban sufriendo bajo el imperio Romano y habían puesto más hincapié en las profecías de victoria sobre sus enemigos y liberación de la opresión, que también eran profecías del Mesías. Pero no se habían fijado mucho en las profecías de sufrimiento y la expiación por el pecado. Puesto que predicciones de la primera y segunda venida estaban todas mezcladas, y a veces en el mismo pasaje, no era fácil notar que habría más de una etapa en el futuro del reino.

Para nosotros que vivimos después de la primera venida es más fácil mirar para atrás y entender las profecías que han sido cumplidas en Cristo y mirar para adelante en esperanza de la segunda venida. Podemos ilustrarlo comparándolo con lo que nos sucede cuando vemos dos o más picos de montañas desde una distancia.

Cuando estamos lejos, los dos picos, pueden parecer juntos; pero cuando llegamos al primero, encontramos que hay todo un gran valle antes de la segunda montaña. Ahora estamos en el valle entre las dos venidas de Cristo. Vemos el pico que ya fue cumplido, pero miramos hacia adelante a otro pico glorioso.

Una vez estuve explicando esto de los dos picos de profecía en una clase de Antiguo Testamento. Me hicieron otra pregunta importante: Si los del Antiguo Testamento vieron los dos picos como uno, ¿cómo sabemos si el pico futuro hacia el cual todavía miramos es sólo uno o si serán también más de uno? La segunda venida y la institución definitiva del reino futuro de Dios, ¿será un pico o sucederá en varias etapas con “valles” entre las etapas?

La pregunta señala la diferencia básica entre el premilenialismo y el amilenialismo, que son los dos enfoques de interpretación de profecía más comunes en las iglesias hoy día. El premilenialista cree que la segunda venida y el fin de nuestra era sucederá en varias etapas; el amilenialista piensa más en un solo pico, que cuando Cristo venga será la culminación de toda la profecía. Lo más importante es que los dos están esperando la venida de Cristo que puede suceder en cualquier momento.

Volvamos a la primera pregunta, ¿cómo entendieron el reino de Dios los judíos del tiempo de Jesús? Ellos tenían el Antiguo Testamento en que se encuentran las profecías que hemos mencionado. El mismo Antiguo Testamento incluye pasajes llamados “apocalípticos”. Es decir, hablan del fin de esta época: Dios establecerá su reino de manera cataclísmica, violenta y con señales cósmicas.

Estos pasajes se encuentran en varios libros: algunos salmos, en Isaías, Jeremías, Sofonías, Ezequiel y Daniel. Nótese las semejanzas entre estos pasajes (por ejemplo Isaías 24.27; o partes de Ezequiel) con el Apocalipsis de Juan en el Nuevo Testamento.

En el tiempo posterior del Antiguo Testamento, especialmente en los dos siglos antes de Cristo, surgieron del pueblo judío otros escritos apocalípticos que enfatizaron, y exageraron, esta intervención catastrófica de Dios. El va a destruir a sus enemigos e imponer su reino justo. Así la gente esperaba una intervención de Dios para liberar el pueblo de los Romanos e instalar su reino glorioso. Muchos pensaban que él lo haría a través del Mesías, un Mesías político y vencedor.

Nótese cómo el Targum de Miqueas traduce 4.7: “Yavé reinará como rey”, “El reino de Dios será manifiesto.” En Reina Valera Miqueas 4.7 dice: “Y Jehová reinará sobre ellos en el monte de Sión desde ahora y para siempre.” (Los “Targum” son paráfrasis Arameas del Antiguo Testamento Hebreo. Muestran cómo los judíos interpretaron estos pasajes).

Jesús no rechazó todo el énfasis apocalíptico. De hecho el Nuevo Testamento también continúa con algunos de los mismos elementos. Pero Jesús no siguió ni la línea de los apocalípticos ni la línea legalista de los fariseos. Las dos líneas tienen su base en el Antiguo Testamento, pero ambas se habían desviado y habían ido a extremos.

Jesús hizo una combinación sana de las dos; volvió a la verdadera intención del Antiguo Testamento. Su  enseñanza  realmente  ayudó a “desapocaliptizar” el ambiente, aunque afirmó las enseñanzas del Antiguo Testamento sobre el reino. También Jesús “deslegalizó” el énfasis farisaico de las Escrituras, pero afirmó su autoridad y la importancia de obedecer a Dios.

Con este trasfondo, uno puede empezar a escuchar lo que Jesús enseñó sobre el reino de Dios. La enseñanza del Antiguo Testamento sobre el reino es importante y continúa todavía vigente; pero debemos entenderla en el marco del Nuevo Pacto y a la luz de la enseñanza de Jesús y todo el Nuevo Testamento. Pero este desarrollo del reino de Dios en el Nuevo Testamento lo dejamos para otro artículo.

CONCLUSION
¿Qué importancia tiene para nosotros esto? Quiero señalar varias enseñanzas que debemos aprender de lo dicho:

1. Todo el énfasis en el reino de Dios destaca que él es Señor sobre todo. Toda la creación, todas las naciones, todos estamos bajo el señorío de Dios. Nos toca reconocerlo.

2. La visión del reino de Dios también indica que Dios tiene un plan. La creación, el universo, la historia, tienen una meta, y Dios nos guía hacia esta meta.

3. Que el plan de Dios se expresa en lenguaje de un reino y precisamente el reino davídico, viene a ser como patrón por el reino de Dios. Sugiere un gran cosa: que Dios en su plan, incorpora decisiones humanas, decisiones de sus hijos, que toma en serio la creatividad del hombre. La historia es un diálogo entre Dios y el hombre.

4. La Biblia destaca que el plan de Dios se centra en el Mesías. Nuestro Señor Jesucristo es el centro del reino de Dios.

5. Como discípulos de Cristo, llamados por Dios, somos parte de este gran plan de Dios. ¡Qué privilegio! ¡Qué futuro glorioso!

6. Debemos conocer las profecías, pero no debemos caer en el error de los fariseos que estaban tan seguros que ellos tenían la  única  interpretación  correcta de las Escrituras. Pero cuando vino el Mesías no lo reconocieron. Tocante a las profecías, debemos indagar (sin caer en “ciencia ficción”), y usarlas, pues enfatizan la gloria de Dios; pero debemos estar abiertos a cómo Dios quiere cumplirlas y lo que el Espíritu Santo quiere enseñarnos a través toda la palabra de Dios.

LA TRÁGICA PÉRDIDA DEL ANTIGUO TESTAMENTO

Por Sir Anthony F. Buzzard (Trad. Apologista)

Los problemas de las iglesias se remontan a una causa mayor: la pérdida de la Biblia hebrea, como la base para una fe sólida. La Biblia Hebrea (nuestro Antiguo Testamento) fue la Biblia en la que fueron criados Jesús y los Apóstoles. La base del Evangelio se encuentra en las promesas hechas a Abraham. “El Evangelio fue predicado por adelantado a Abraham” (Gálatas 3:8) y Jesús vino a “cumplir las promesas hechas a los patriarcas” (Rom. 15:8). Pablo solía discutir el Evangelio a partir “de la Ley y los profetas, desde el amanecer hasta el crepúsculo” (Hechos 28:23).

Por el contrario, hoy se nos ofrece tres superficiales puntos “clave para la salvación”, construida sobre unos versos aislados de los Romanos. Nuestro método es el producto de la rápida corrección de estilo de vida. Pero la Biblia y los grandes consejos de Dios, no cederán a nuestro enfoque excesivamente simplificado a la cuestión de la conversión. Jesús no predicó sólo un evangelio de la cruz, como tampoco lo hizo Pablo. Pablo fue un discípulo de Jesús y su objeto era llevar a cabo la Gran Comisión, que autoriza la continuación del mismo Evangelio que Jesús predicó siempre, el Evangelio del Reino.

El Reino mismo (el evangelio) está enraizado en la Biblia hebrea. El Reino es el Reino prometido por los profetas. Todavía no ha llegado. Las naciones no han convertido sus espadas en rejas de arado. Las naciones no están acudiendo a Jerusalén para aprender los caminos de Dios (Isaías 2:1-5, ver también Dan. 2:44, 7:18, 22, 27; Abd. 21, Miqueas 4:7, 8).

¿Qué pasa si se nos ha enseñado desde la infancia a aceptar la visión de los profetas, la base del Evangelio cristiano? ¿Cuántas cosas serían diferentes. Jeremías predicó el Evangelio mientras él esperaba este tipo de mundo: “Les daré pastores y maestros, quienes compartirán mi mente y que los alimentarán con el conocimiento y la comprensión… En ese tiempo se llamará a Jerusalén, el trono del Señor [el Reino de Dios], y habrá una reunión multi-nacional en Jerusalén, en nombre de la agenda de Dios. Las naciones ya no se comportarán de acuerdo a la imaginación de su corazón malvado. En aquellos días y en ese tiempo la nación de Judá y la nación de Israel volverán de las Tierras del Norte a la tierra que prometí a sus antepasados como herencia … Ustedes me llamarán Padre y ya no se separan de mí “(véase Jeremías 3:15-19).

El Nuevo Testamento es un comentario brillante sobre esta visión del “buen tiempo porvenir” en la tierra, la restauración de Israel a la tierra en paz y la conversión de naciones-estados- mientras vienen a reconocer el Mesías, que entonces ya ha vuelto a tomar el cargo de gobernador mundo y el restaurado trono de David.

He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra. (Ver Jer. 23:5-8).  En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar a David un Renuevo de justicia, y hará juicio y justicia en la tierra. En aquellos días Judá será salvo, y Jerusalén habitará segura, y se le llamará: Jehová, justicia nuestra. Porque así ha dicho Jehová: No faltará a David varón que se siente sobre el trono de la casa de Israel.  (Jeremías 33:15 — 17).

Estas emocionantes promesas de paz en el mundo son el corazón de la Buena Noticia como el Nuevo Testamento lo presenta. Los cristianos son invitados a arrepentirse y creer en el Plan de Dios para el mundo que se ejecuta a través de Jesús, el Hijo de Dios. En su cena de despedida, Jesús se dirigió al círculo íntimo de los discípulos con estas palabras – un resumen de su misión Evangélica. (Que refleja perfectamente la propia misión de Jesús en Lucas 4:43: “Tengo que anunciar el Evangelio acerca del Reino de Dios también a otras ciudades: Porque para esto he sido enviado”). “Ustedes son los que han seguido fielmente conmigo en todas mis pruebas y yo ahora os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí para que comen y beban conmigo en mi mesa en mi Reino (venidero) y ustedes van a ser promovidos para tomar sus lugares en tronos para administrar las doce tribus de Israel “(Lucas 22:28-30).

Jesús es inspirado por la visión de los profetas de Israel, así como Pablo protestó ante sus enemigos judíos de que él estaba de pie por la esperanza de Israel”, creyendo todo lo escrito en la ley y los profetas… la promesa hecha por Dios a nuestros patriarcas, los promesa que nuestras doce tribus esperan alcanzar “(Hechos 24:14; 26:6, 7).

La visión cristiana no es un sueño frágil de “pulir arco iris” en el cielo, no hay “castillos en el aire.” Jesús no creía en un reino de los espíritus incorpóreos disfrutando de una estancia post-mortem en una región super-celeste. No hay en la actualidad un infierno candente o purgatorio. Y ninguno de los fieles difuntos ha llegado aún a estar conscientes “con el Señor.”  Estando cara a cara con Jesús sólo puede ocurrir a través de la futura resurrección (I Tes. 4:13-17).

El Evangelio cristiano promete a sus seguidores un lugar en el nuevo mundo de paz y armonía que se establecerá en la tierra renovada por Jesús en su venida. Este es el Evangelio acerca del Reino, el Reino destinado a venir desde el cielo en la Parusía (segunda venida) del Mesías.

Qué raro, y – nos atrevemos a añadir – siniestro que los tratados del evangelio hayan tirado la palabra Reino de la frase “Reino de los Cielos”, robando así al Evangelio de su elemento principal, la clave para el corazón y la mente de Jesús.

 www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org

 

ALGUNAS ESCRITURAS DEL NUEVO TESTAMENTO QUE PRESENTAN AL PADRE COMO EL DIOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

He aquí unos pasajes que demuestran que el Dios del Antiguo Testamento es el Padre:

El testimonio de los Hechos 4:24, 27

Hechos 4:24,27 revela que Dios el Padre es el Dios Creador del Antiguo Testamento. La siguiente cita omite los versículos 25-26, porque estos no son pertinentes a esta cuestión:

Hechos 4:24 Y cuando oyeron eso, alzaron su voz a Dios con un acuerdo, y dijeron: Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra y el mar, y todos los que en ellos hay.

Hechos 4:27 se unieron en esta ciudad contra TU santo Hijo Jesús…

El pronombre posesivo “Tu” en el versículo 27 señala a Dios que tiene un hijo llamado Jesús, y por tanto este Dios debe ser Dios el Padre. En el versículo 24 este Dios es identificado como el Dios Creador del Antiguo Testamento. Hechos 4:24-27 identifica a Dios el Padre como el Dios Creador del Antiguo Testamento.

El testimonio de Romanos 1:1-3

Rom 1:1 Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,

Rom 1:2 (que había prometido antes por sus profetas en las Sagradas Escrituras,)

Rom 1:3 En cuanto a su Hijo Jesucristo, nuestro Señor, …

El versículo 1 declara que Pablo fue apartado para el evangelio de Dios. Esto plantea la pregunta: De qué Dios fue este evangelio? El versículo 2 nos dice que este evangelio había sido prometido por el Dios en cuestión »Afore» (es decir, durante los tiempos del AT) a sus profetas. De esto podemos identificar al Dios en cuestión como el Dios del Antiguo Testamento. El versículo 3 declara que el evangelio que dio tiene relación con su Hijo Jesucristo. Por lo tanto, el Dios del AT era  Dios el Padre del NT.

Testimonio de Pedro en Pentecostés:

Hechos 3:12  Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿o por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad hubiésemos hecho andar a éste?  13 El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad.  En la despedida, sólo un par de puentes del Antiguo Testamento, Nuevo Testamento que muestran que el Dios del Antiguo Testamento es el Padre del Nuevo Testamento.

Juan 2:16 Y les dijo: … no hagáis la casa de mi Padre casa de mercado

Juan 2:17 Y sus discípulos se acordaron de que estaba escrito: El celo de tu casa me consume.

Sal. 69:9 Porque el celo de tu casa me consume …

Sal 69:13 Pero en cuanto a mí, mi oración es para ti, oh Señor, …

Juan 2:16-17 muestra que Jesús estaba celoso por la casa de su Padre o Templo. Sus discípulos vincularon a Su Padre con el Dios del AT por medio de citar el Salmo 69:9. Que este es también el Señor del AT puede verse en el contexto del Salmo 69, por ejemplo, el versículo 13. De nuevo el Dios del NT es el Señor del  AT o Yahvé.

Juan 6:45 está escrito en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Cada hombre, pues, que ha oído, y ha aprendido del Padre, viene a mí.

Isaías 54:13 Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; …

Jesús dice en Juan 6:45 que todo hombre que ha aprendido de Su Padre viene a Él. En esto Jesús cita de Isaías 54:13 y así podemos volver a identificar a Dios el Padre del NT con el Señor del AT o Yahweh.

MATEO 23:37-39 Y LUCAS 13:34-35: LAS REAFIRMACIONES DEL NUEVO TESTAMENTO DE LAS EXPECTATIVAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO PARA ISRAEL

estrella1Por Michael J. Vlach, Ph.D.

Algunos pasajes como Mateo 19:28, Lucas 22:30, Romanos 11:25-27, y Hechos 1:6 reafirman explícitamente la expectativa del Antiguo Testamento de la restauración de la nación de Israel. Además, los pasajes de Mateo 23:37-39 y Lucas 13:34-35 también parecen ser pruebas del Nuevo Testamento para la restauración de este tipo. [1] Mateo 23:37-39 registra las palabras de Jesús a los habitantes de Jerusalén:

“¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que son enviados a ella! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos bajo sus alas, y no quisiste. He aquí a tu casa está siendo dejada desierta! Porque yo digo que de ahora en adelante no se me verá hasta que digan: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! “

El texto de Lucas 13:34-35 es similar:

“¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedrea a los enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus pollitos bajo sus alas, y ustedes no quisieron! He aquí vuestra casa os es dejada desierta, y yo os digo, no me verán hasta que llegue el momento cuando ustedes digan: “Bendito el que viene en el nombre del Señor!”

En estos dos textos paralelos, Jesús anuncia que la desolación vendrá a Jerusalén y su templo, porque los habitantes judíos de Jerusalén, lo rechazaron. Jesús también anuncia que se ocultará de los habitantes de Jerusalén hasta el día que digan, “¡Bendito el que viene en EL NOMBRE DEL SEÑOR!” La predicción de que los Judíos gritarán un día que Jesús es “Bendito”, es claro, pero la manera en que lo harán está en disputa. ¿Es esta la exclamación de Judios desobedientes enfrentando un juicio escatológico, o es el grito de un Israel arrepentido en el momento de su restauración?

El último punto de vista parece más viable. En nuestra opinión, Mateo 23:37-39 enseña tanto el juicio y la esperanza. Hay un No es el juicio para la generación actual de Israel, pero también existe la esperanza de restauración en el futuro. Como Craig S. Keener declara:

Este pasaje nos recuerda que Dios no olvida sus promesas a su pueblo. . . . Mateo lo sitúa entre los infortunios del juicio venidero, pero al hacerlo se transforma esto en una promesa de esperanza futura. . . . La restauración de Israel fue un tema importante de los profetas bíblicos y por lo menos de vez en cuando reaparecía en el cristianismo primitivo (Romanos 11:26), aunque el énfasis de la apologética cristiana primitiva llegó a centrarse en la misión a los gentiles [2].

Otros afirman esta opinión. Gundry señala que Mateo 23:37-39 se refiere a “la restauración de Israel en el reino del Hijo del hombre.” [3] David K. Lowery, también está de acuerdo con esta conclusión:

La cita así sirve como un recordatorio de que el castigo de Israel no quiere decir que ha sido abandonado por Dios. Las citadas palabras también implican que la restauración de Israel se asociará con el arrepentimiento. . . . La cita, por lo tanto, expresa una nota de esperanza que el rechazo de Jesús como el Mesías, que Mateo ha descrito, no es la última palabra de Israel acerca de él, ni el pronunciamiento de la última palabra de aflicción de parte de Dios sobre ellos [4].

Lucas 13:34-35 también mantiene la esperanza de una restauración de la nación de Israel. Como Robert C. Tannehill declara: “Este lamento sobre Jerusalén incluye una continua esperanza de que una Jerusalén restaurada encuentra esta salvación.” [5] Craig A. Evans, señala que la positiva acogida de Jesús por los Judíos, como se describe en Lucas 13:35, está vinculada a la próxima venida (parusía) de Cristo:

El refrán, por lo tanto, se refiere probablemente a la parusía, en el momento en que el reino es finalmente restaurado a Israel (Hechos 1:6, 11); La Jerusalén terca entonces finalmente bendecirá al Mesías. Pero no hasta entonces los habitantes serán reunidos bajo las alas de la atención y la protección del Mesías. La expectativa es que algún día, pero no ahora, la nación judía responderá y se reconciliará con el Mesías. [6]

John Koenig también vincula una jubilosa acogida de Jesús por los Judíos con la parusía y la restauración de Israel:

Pero esto significa que la profecía registrada en Lc. 13:35 debe mirar hacia adelante a algún otro acontecimiento futuro. Este otro es probablemente el descenso (parusía) de Jesús a Jerusalén como el Mesías Hijo del Hombre, en el Reino de Dios (Lucas 21:27, Hechos 1:11). En ese día Jerusalén se arrepentirá de su ceguera y darán la bienvenida a Jesús con bendiciones. Posteriormente, la restauración final de Israel puede continuar. [7]

La esperanza de una futura restauración de Israel en Lucas 13:35 puede ser apoyada por otras declaraciones en Lucas y Hechos. Como Darrell Bock dice:

Se discute si Lucas por esta observación ofrece esperanza para el futuro de Israel. Lucas 21:24 y el discurso de Hechos 3 muestran que Jesús y la iglesia siguieron ampliando la esperanza de Israel. Ellos creían que Dios restauraría la nación en el final. De hecho, el Nuevo Testamento sugiere que esta respuesta va a preceder el retorno de Cristo, lo que más tarde Lucas referencia al período actual como “la época de los gentiles.” [8]

Tenemos, pues, que la exclamación “¡Bendito el que viene en EL NOMBRE DEL SEÑOR!” Es un grito de alegría de un Israel arrepentido en fase de restauración, y no el grito lamentable de una sentencia de Israel sufriendo juicio. Otra prueba de esto se puede encontrar en el contexto del Antiguo Testamento de esta declaración. Esta exclamación que se hace referencia en Mateo 23:39 y Lucas 13:35 se toma del Salmo 118:26. El Salmo 118 es un salmo de acción de gracias por la bondad salvadora de Dios. Según Evans, “Los rabinos entienden Sal. 118:26 en referencia al día de la redención.” [9]

El contexto alegre del Salmo 118 hace más probable que la cita de este salmo en Mateo 23:39 y Lucas 13:35 se refiera a una liberación gozosa de un Israel restaurado. Tomando nota de que el Salmo 118 los Judíos lo consideraron como un salmo mesiánico de alabanza, Saucy declara: “Es mucho más probable que esta declaración tras el pronunciamiento de la sentencia debe ser tomado como una promesa de un saludo alegre de su Mesías por los habitantes de Jerusalén”. [10] De acuerdo con Larry R. Helyer,” Es difícil no ver aquí una referencia a la futura conversión de Israel (cf. Rom 11:25-26). La sugerencia de que el grito es una admisión renuente de la soberanía tiene muy poco para alabarlo, especialmente teniendo en cuenta el contexto de la cita del Salmo 118:26. “[11] Bock, también argumenta en contra de la idea de que la exclamación de los Judíos es un reconocimiento forzado de Jesús: “Otra explicación defectuosa es que los Judíos se verán obligados a reconocerlo en la segunda venida. . . . La cita de Sal. 118 es positiva y se prevé un reconocimiento positivo, no uno forzado. “[12]Esta interpretación, sin embargo, ha sido objeto de críticas por parte de los supersesionistas. R.T. France, por ejemplo, sostiene que hay “dos factores” en contra de la opinión de que Jesús está hablando de la salvación nacional de Israel. En primer lugar, alega que la declaración “hasta que digan” en Mateo 23:39 es “, expresada en griego como una posibilidad indefinida, más que como una predicción firme.” [13] Así, “Esta es la condición en que lo verán de nuevo, pero no hay ninguna promesa de que la condición será cumplida. “[14] En segundo lugar, France considera que el contexto de juicio de Mateo 23 y 24 se opone a la idea de que Jesús estaba hablando de una esperanza futura para la nación de Israel:

En segundo lugar, una predicción de arrepentimiento futuro sería muy fuera de lugar no sólo con el flujo de pensamiento a través del cap. 23 (de la que este es el punto culminante) y el cap. 24, que trata de la sentencia por venir, sino también con la perspectiva del Evangelio en su conjunto, que reiteradamente ha hablado de la última oportunidad de Israel, y de un nuevo pueblo internacional de Dios (8:11-12; 12:38-45; 21:40-43, 22:7; 23:32-36; etc.) [15]

Los puntos de France no son convincentes. Los Supersesionistas destacan a menudo el contexto de la sentencia de Mateo 23:39 como prueba de que Jesús no estaba hablando de una futura salvación o restauración de Israel. Sin embargo, aunque en gran medida el contexto habla del juicio, esto no significa que, lógicamente, que no puede haber esperanza para Israel después de un período de juicio. Como Goppelt escribe: Mateo “de hecho, puede haber tenido en mente un encuentro salvífico de Israel con el regreso de uno en la parusía en Mat. 23:39.” [16] Lange, también, Mateo 23:39 dice que “es un indicio de una conversión futura. “[17]

Un rayo de esperanza se puede ofrecer en medio de las predicciones sombrías de la sentencia. Así pues, la conclusión es que Mateo 23:37-39 y la enseñanza en paralelo en Lucas 13:35 predicen el día en que los habitantes de Jerusalén reconocerán con gozo a su rey. Como afirma Donald Senior, “En la perspectiva de Mateo, el rechazo de Jesús por los dirigentes es de hecho un pecado grave, que lleva el juicio divino. Sin embargo, la historia de la relación de Dios con Israel no está concluida, y llegará el día en que Jerusalén volverá a recibir a su Mesías con gritos de alabanza. “[18] Ladd, también señala que Mateo 23:37-39 es evidencia de que” Israel todavía no se ha salvado.” [19] También es evidencia de que el rechazo de Israel no es definitiva:

Este rechazo [de Israel] no es definitiva y en última instancia, el día vendrá cuando Israel dirá: “¡Bendito el que viene en el nombre del Señor» (vv. 37-39). El Reino de Dios no se ha tomado de los Judíos para que puedan ser abandonados para siempre; “todo Israel” debe ser salvado aún y llevado dentro del propósito redentor de Dios [20].

Concluimos, por tanto, que Mateo 23:37-39 y Lucas 13:34-35 ofrecen evidencia adicional del Nuevo Testamento para la restauración de la nación de Israel.

————————————————– ——————————

[1] Los que afirman que estos textos son coherentes con la idea de una restauración de Israel nacional incluyen: Robert H. Gundry, Mateo: Comentario sobre su obra literaria y teológica Artes (Grand Rapids: Eerdmans, 1982), 394; Craig S . Keener, Mateo, IVPNTCS, vol. 1, ed. Grant R. Osborne (Downers Grove, IL: InterVarsity, 1997), 341; Lowery, “La evidencia de Mateo”, 179-80; Robert C. Tannehill, Lucas, ANTC (Nashville: Abingdon, 1996), 226-27; Craig A. Evans, “Profecía y polémica: ‘Judios en las Escrituras de Lucas Apologética,” en Lucas y la Escritura: La función de la Sagrada Tradición en Lucas-Hechos, eds. Craig A. Evans y James A. Sanders (Minneapolis: Fortress, 1993), 179; John Koening, Judios y Cristianos en el diálogo: Fundamentos del Nuevo Testamento (Philadelphia: Westminster, 1979), 11-12; Darrell L. Bock, Lucas 9 :51-24: 53, BECNT, vol. 2 (Grand Rapids: Baker, 1996), 1251, Robert L. Saucy, El Caso para el Dispensacionalismo Progresivo: La interfaz entre la Teología Dispensacionalista & No dispensacionalista (Grand Rapids: Zondervan, 1993), 265; Larry R. Helyer “, Lucas y la Restauración de Israel “, Revista de la Sociedad Teológica Evangélica 36:3 (1993): 324-25.

[2] Keener, Matthew, 341.

[3] Gundry, Mateo, 394.

[4] Lowery, “La evidencia de Mateo”, 179-80.

[5] Tannehill, Lucas, 226-27.

[6] Evans, “Profecía y polémica,” 179.

[7] Koening, Judíos y Cristianos en el diálogo, 11-12. Énfasis en el original.

[8] Bock, Lucas, 2:1251.

[9] Evans, “Profecía y polémica,” 179, n. 33.

[10] Saucy, El Caso para el Dispensacionalismo Progresivo, 265.

[11] Helyer “, Lucas y la Restauración de Israel”, 324-25. Aunque no es un no supersesionista, Donald A. Hagner, declara: “Es posible vincular la futura aceptación de Cristo implícita en las palabras del Salmo 118:26 a la salvación escatológica de Israel a que se refiere Pablo en Romanos 11:26, 31.” Donald A. Hagner, Mateo 14-28, WBC, vol. 33 ter (Dallas: Word, 1995), 681.

[12] Bock, Luke, 2:1251. Mark Elliott afirma el mensaje de Mateo 23:39 y Lucas 13:35 “implica la cálida acogida del Hijo del hombre por parte de Israel en una fecha futura.” Mark Elliot, “Israel”, en Diccionario de Jesús y los Evangelios, eds. Joel B. Green, Scot McKnight, y I. Howard Marshall (Downers Grove, IL: InterVarsity, 1992), 363.

[13] Francia, Mateo, 332.

[14] Ibid.

[15] Ibid., 333. Refiriéndose a Mateo 23:37-39, JC Estados Fenton que el juicio de Israel es irreversible: “Así que el juicio vendrá sobre ellos [la gente de Jerusalén], Jesús mismo no será visto de nuevo por la multitud, hasta que venga en su gloria, y entonces será demasiado tarde para arrepentirse. “JC Fenton, San Mateo, del CMP (Philadelphia: Westminster, 1963), 377. Refiriéndose a Mateo 23:39, Donald A. Estados Hagner, “Es posible vincular la futura aceptación de Cristo implícita en las palabras del Salmo 118:26 a la salvación escatológica de Israel a que se refiere Pablo en Romanos 11:26, 31 , pero esto probablemente se va más allá de lo que Mateo y sus lectores entender esta declaración final. “Donald A. Hagner, Mateo 14-28, WBC, vol. 33 ter (Dallas: Word, 1995), 681. Véase también Douglas RA Hare, Mateo: Interpretación, un comentario bíblico para la enseñanza y la predicación (Louisville, KY: John Knox, 1993), 272.

[16] Leonhard Goppelt, Teología del Nuevo Testamento: la variedad y la unidad del testimonio apostólico de Cristo, vol. 2, trans. John Alsup (Grand Rapids: Eerdmans, 1982), 231, n. 29. Énfasis en el original.

[17] Lange, Mateo, 415. Stanley Toussaint señala la importancia de la palabra “hasta” en 23:39, cuando escribe: “Es muy importante para que uno tenga en cuenta que el rechazo de Cristo de Israel no es eterno. La palabra “hasta” (EW] s) del versículo treinta y nueve, junto con la siguiente declaración se afirma el hecho de que Cristo vendrá de nuevo a una nación arrepentido. “Stanley D. Toussaint: He aquí el rey: un estudio de Mateo (Oregon: Multnomah Press, 1980), 265-66.

[18] Donald Senior, Mateo, ANTC (Nashville: Abingdon, 1998), 264.

[19] George Eldon Ladd, El Evangelio del Reino: las exposiciones populares en el Reino de Dios (Grand Rapids: Eerdmans, 1959), 120.

[20] George Eldon Ladd, “Mateo”, El Expositor Bíblico, ed. Carl F. Henry (Philadelphia: Holman, 1960), 847. Según Kaiser, “Mientras que el énfasis recae en la sentencia se espera (ser” desolado “y ser” pisoteados »), lo que se toma como una cuestión divina de la realidad es que el Antiguo Testamento las promesas a Israel siguen estando presentes? Jerusalén pertenecerá a Israel una vez que el ‘tiempo de los gentiles han terminado, y una vez que Israel salude “el que viene” (un uso evidente de la terminología de OT para el Mesías), con la bendición en lugar de maldiciones. “Walter C. Kaiser,” Promesas del Reino Espiritual y Nacional “, en la continuidad y discontinuidad: Perspectivas sobre la relación entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, ed. John S. Feinberg (Wheaton, IL: Crossway, 1988), 301.

LA SUPERIORIDAD DEL NUEVO TESTAMENTO FRENTE A OTROS MANUSCRITOS GRIEGOS

 

Autor

 

Obra

Atribuida fecha de escritura

Más antigua copia completa

 

Periodo de tiempo

Numero de escritos antiguos

Fecha de copias parcial o completa

 

Varios

 

NT

50-

100DC[1]

4th s. DC

300-

350 años

263

En Griego hasta 9DC [2]

 

Plinio el Joven

 

Historia

61-

113DC

850DC

750 años

7

 

Suetonio

 

La Vida del Cesar

 

75-

160DC

950DC

800 años

8

 

Horacó

 

Sátiros

35AC[3]

9th s. DC

850 años

17

 

Cícero

 

De Senectute

44AC

9th s. DC

900 años

16

 

Cesar

 

Guerras Gálicas

 

52AC

9th s. DC

950 años

11

 

Tácitos

 

Anales

110DC

11th s. DC

1000 años

34

 

Plato

 

Republica

375AC

9th s. DC

1300 años

7

 

Tucídides

Guerra Peloponeso

 

411AC

10th s. DC

1300 años

13

 

Aristóteles

 

Poesías

334AC

10th s. DC

1300 años

2

 

Heródoto

Historia

440-

425AC

 

10th s. DC

1350 años

11

 

Sófocles

 

Antígona

441AC

10th s. DC

1550 años

4

 

Homero

 

Ilíada; Odisea

 

9th-7th s. AC

10th s. DC

1700-

1900 años

372

3rd s. AC

“Tal vez se puede apreciar que tan rico es el Nuevo Testamento en cuanto ha certificación manuscrita si comparamos el material textual de otras obras históricas de la antigüedad. Por ejemplo, para las Guerras Gálicas de César (compuesta entre 58 y 50 AC) hay varios manuscritos existentes, pero sólo 9 o 10 son buenas, y la más antigua es de uno 900 años después que los días de César.

De los 142 libros del Romano historiador Livio (59 AD-DC 17), solo 35 sobreviven; conocidos por nosotros por no más que 20 manuscritos de ninguna consecuencia, solo una de estos, y que contienen fragmentos de Libros II-IV, es tan antiguo como el siglo 4. De los 14 libros de las Historias de Tácito (c. DC 100) solo 4 1/2 sobreviven; de los 16 libros de su Anales, 10 sobreviven en completo y 2 en partes. El texto de estas porciones existente de sus 2 grandes obras históricas depende totalmente de 2 manuscritos, uno del siglo 9 DC y uno del siglo 11.

El manuscrito existente de sus obras menor (Dialogus de Oratoribus, Agrícola, Alemania), todos descienden de un códice del siglo 10. La Historia de Tucídides (hacia 460-400 AC) es conocido por nosotros a través de sobras, pertenecientes cerca del comienzo de la era Cristiana. Lo mismo es cierto de la Historia de Heródoto (488-428 AC). Sin embargo, ningún erudito clásico prestara atención al argumento de que la autenticidad de Heródoto o Tucídides estuvieran en duda porque el manuscrito más antiguo de sus obras que son de ningún uso para nosotros tiene más de 1300 años que los originales.” FF Bruce, Los Documentos del Nuevo Testamento: ¿Son fiables?  pg. 11, Eerdmans, 2003.


[1] DC: Después de Cristo.

[2] En la actualidad hay más de 5.300 manuscritos griegos conocidos del NT. Incluyendo más de 10.000 Vulgata Latina y por lo menos otros 9.300 versiones antiguas (MSS) y tenemos más de 24.000 copias manuscritas de porciones del Nuevo Testamento en existencia hoy. Ningún otro documento de la antigüedad ni se acerca a este número de atestaciones. En comparación, la Ilíada de Homero es el segundo con sólo 643 manuscritos que aún sobreviven. El primer texto completo conservado de Homero es del siglo 13DC.

[3] AC: Antes de Cristo.

LA PERSPECTIVA GRIEGA EN LA INTERPRETACIÓN DEL NUEVO TESTAMENTO

Los seres humanos tienen distintas perspectivas (manera de interpretar algo), pero sólo aquella que está bajo los lineamientos o principios bíblicos será la perspectiva apropiada. En nuestro caso la perspectiva Hebrea es la correcta, tanto para estudiar como para enseñar la Biblia. 

Iehoshúa (Jesús) era y es Judío. Fue criado en un hogar con padres que observaban las tradiciones y las leyes judías. Vivía en una tierra de nacionalidad judía llamada Israel y hablaba el idioma Hebreo. Tenía nombre en hebreo, el cual fue profetizado, siendo circuncidado al octavo día. Se presentó en el Templo a los 13 años para hacer su Bart MItzvá, y asistió a la Sinagoga en Shabat como era su costumbre. Todo esto es el entorno hebreo que no podemos obviar al querer estudiar al Mesías y sus enseñanzas. Ignorar su entorno, el cual es una cultura bíblica, creará un vacío muy grande en todo aquel que desee estudiar y enseñar la biblia apropiadamente con una perspectiva apropiada. Por lo tanto, el pensamiento bíblico sólo se puede entender bajo su perspectiva apropiada, que es la hebrea. Así no se distorsionará el mensaje dado por Dios a través de diversos hombres idóneos y en tiempos propicios. Debemos conocer la perspectiva para interpretar bien la Escritura y no decir algo diferente o contrario a la verdad. 

Lamentablemente, la perspectiva hebraica hace tiempo ha desaparecido del cristianismo del siglo 21. La mentalidad cultural del cristianismo ha sido forjada y alimentada por un sistema diferente llamado Helenismo. Ese es un término utilizado mucho por historiadores cuando hacen referencia al tiempo entre la muerte de Alejandro el Grande (323 a.C.) y la muerte de Cleopatra, y la incorporación de Egipto al imperio romano en el año 30 a.C. 

La palabra “helenismo” también indica, generalmente, la tradición cultural de la población de habla griega en el imperio romano y/o la influencia de la civilización griega sobre Roma, Cartago, India y otras regiones, que nunca formaron parte del imperio de Alejandro. El helenismo, o la perspectiva Griega, afectó profundamente a los creyentes del primer siglo fuera de Israel, pero mucho más en la medida en que las escuelas de pensamientos y diversas filosofías surgieron progresivamente. En Israel, muchos prosélitos (gentiles conversos) se hicieron helenistas externamente cuando aceptaron esa cultura más liberal, y adoptaron nombres griegos, etc., pero la esencia de su judaísmo permaneció intacta. Sin embargo, en la diáspora, el pensamiento de Sócrates, Platón y Aristóteles llegó a ser una fuerte amenaza. En Alejandría, Egipto, los judíos y los griegos se entremezclaron libremente, compartiendo pensamientos e intercambiando ideas. Cuando apareció el cristianismo, muchos de los griegos helenistas se convirtieron al Mesías Judío, Iehoshúa, pero desconectados de sus raíces hebreas. La primera escuela de teología cristiana fue establecida en Alejandría, y la filosofía griega inmediatamente comenzó a introducirse en los principios bíblicos para crear un abismo entre cristianos y judíos que todavía existe 1.700 años después, a pesar de que el Mesías derribó la pared intermedia que nos separaba para hacer de los dos (2) pueblos, uno solo.

En el libro, ‘Our Father Abraham’ [Nuestro Padre Abraham], el autor Dr. Marvin Wilson escribe: “Pablo declara que ‘los gentiles son coherederos [con Israel] y miembros del mismo cuerpo’ (Ef. 3:6b, LBLA). Por lo tanto, los gentiles tienen una nueva historia – la historia de Israel es ahora también su historia. Al escribir a una iglesia predominantemente gentil en Corinto, Pablo establece que los antiguos israelitas son los antepasados de los corintios cuando dice que ‘nuestros padres todos estuvieron bajo la nube y todos pasaron por el mar’ (1 Cor. 10:1). Por lo tanto, en la primera iglesia, los judíos y los gentiles sostenían que tenían los mismos antecedentes que los hebreos de la antigüedad. Todos los judíos poseen como antecedente a Avraham, quien es padre de la nación hebrea. Por eso, el Señor exhortó a través de su profeta: ‘…Mirad la roca de donde fuisteis tallados, y la cantera de donde fuisteis excavados. Mirad a Abraham, vuestro padre…’ (Isa. 51:1-2)”. 

No es demasiado tarde para que removamos nuestros filtros helenísticos a través de los cuales miramos al mundo y leemos las Escrituras, para que comencemos a desarrollar una perspectiva verdaderamente bíblica y hebraica. Para ello debemos estar dispuestos a explorar la mente de los autores reflejada en las Escrituras, y penetrar su mundo y su cultura. Debemos mirar a la roca de la cual fuimos tallados. Así podremos identificar las mayores áreas de conflicto entre las perspectivas hebraicas y griegas en nuestro esfuerzo por pensar más bíblicamente y menos religiosamente. El Señor no quiere que Su pueblo sea ignorante de las cosas que nos puedan acercar a Él en comunión más perfecta.

Estamos viviendo en un tiempo maravilloso, un tiempo cuando la historia, la arqueología, y el estudio de la Biblia se están uniendo, y nos permiten ver un pasado que otras generaciones no pudieron ver en sus conceptos originales. Los eruditos judíos y cristianos están trabajando juntos para darnos una mirada más profunda acerca de los tiempos del Mesías. Nos ayudan a remover el velo histórico y ver la vida a través de ojos hebraicos. Iehoshúa llama a los cristianos para que participen de la misma clase de relación interactiva, vibrante y emocionante que disfrutaban sus primeros discípulos.

Shalom.

Gustav Rivas

 

A %d blogueros les gusta esto: