JOSÉ DE LA CRUZ, UN EX TESTIGO DE JEHOVÁ CHILENO, NOS DA SU TESTIMONIO DE SU MILITANCIA DENTRO DE LA SECTA DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

TESTIMONIO DE UN GUARDIA DE SEGURIDAD DE PRISIONES ESTADOUNIDENSES QUE SE JUBILA DESPUÉS DE 25 AÑOS DE SERVICIO

Ser un guardia de la prisión me Encarceló

Para un cambio de ritmo, presentamos las reflexiones de un lector, de cara a la jubilación después de 25 años-como un guardia de la prisión.

Ted Freeman (henrymakow.com) 

Yo soy un hombre de 51 años de edad, que se va a retirar en tres meses después de 25 años en el trabajo. No, yo no soy rico e independiente. Todo lo que tengo es una pequeña pensión que esperar. Pero tengo que dejar mi trabajo. Tengo que hacer algo diferente, porque me siento como si me estoy volviendo loco.

La mayoría de los trabajadores del Estado pueden jubilarse a los 60 años con 30 años de trabajo. Pero, soy un oficial de correcciones en una prisión del estado por lo que tienen un conjunto diferente de reglas para nosotros debido a la tensión y la alta tasa de agotamiento.

Comencé mi carrera en las correcciones a la edad de 25 años, así que ahora estoy en condiciones de jubilarse. Voy a salir tan pronto como pueda.

Antes de convertirme en un oficial de correcciones, he trabajado en el comercio minorista; un trabajo que se celebró a partir de los 15. El trabajo tuvo su estrés, pero me gustó mucho. Podía ser creativo e imaginativo. Me sentí productivo.

Me fue confiado miles de dólares en efectivo y supervisé a otros empleados. Llegué a conocer a mis clientes y que tengo para que me conozcan. Proporcioné un servicio estupendo. Ese aspecto del trabajo es particularmente importante para mí. Pero cuando mi jefe me dijo que no iba a estar recibiendo más ningún aumento salarial, decidí que era tiempo de buscar otra cosa. Después de todo, tenía una esposa y tres hijos que mantener.

Cuando era joven, sin una educación universitaria, mis opciones eran limitadas. Consideré varias empresas privadas, pero ninguno de ellos pagaban lo suficientemente bien. Fue entonces cuando me di la vuelta al empleo estatal. Trabajar dentro de una prisión no era mi primera opción, pero valió como la mejor oferta por su buen beneficio. Por lo tanto, me presenté y, finalmente, conseguí el trabajo. No era bastante lo que esperaba. Todo lo que sabía sobre las prisiones era lo que vi en las películas. Así que, ni que decir, la transición de un trabajo orientado al servicio al cliente para trabajar con criminales convictos fue un reto.

Guardia de la cárcel

Mi primera asignación fue en la Unidad de Segregación Disciplinaria. Es el lugar donde enviamos a los reclusos que cometen una violación importante de las reglas. No es un lugar agradable para trabajar. Nunca había estado tan irrespetado en toda mi vida. Francamente, me sorprendió las cosas viles, vicios y bajezas que vi y oí. Después de superar el shock inicial, que rápidamente se convirtió en obsoleto y entonces me creció una piel gruesa; uno tiene que superarlo a fin de sobrevivir en estas condiciones. Pero tiene su precio.

Los funcionarios de prisiones que no sólo hacen frente a la falta de respeto de los internos, sino que además tenemos que lidiar con las peleas de masas, la actividad sexual, las bombas de mierda, los asaltos brutales, los disparos de advertencia, las tomas o revueltas, la lock-downs, las agresiones, el desprecio descarado por los demás, la enfermedad mental, y el engaño y la manipulación, pero tenemos que hacer frente a algunos otros aspectos muy desagradables de la cultura carcelaria.

Además, el pedir a los hombres a quitarse la ropa para que yo pueda inspeccionar sus regiones inferiores de un posible contrabando, probablemente, es lo más inquietante que he tenido que hacer. Es tan completamente antinatural y fuera de lo común que todavía me pone nervioso después de 25 años. Una vez tuve que realizar una búsqueda sin ropa en una persona que estaba en el medio de un hombre a mujer de reasignación de género. No hay nada tan espantoso como el pelo del pecho negro que crece en los pechos totalmente desarrollados. Esa visión siempre me perseguirá. Todo esto ha hecho mella.

Me he convertido en un desconfiado de la gente y puedo ser indiferente a las necesidades de los demás. Si veo a un hombre con tatuajes en sus brazos y cuello asumo automáticamente que él ha estado en algún momento alguna temporada en la cárcel. No me gusta la gente que camina por detrás de mí, ni siquiera una joven madre empujando un carrito de supermercado que apenas está haciendo compras tranquilamente. Yo cambio la posición de mi mismo para que yo pueda estar de frente a la persona. Cuando voy a un restaurante me sentaré instintiva y automáticamente con la espalda contra la pared y la cara frente a la puerta. No importa donde yo esté, siempre estoy consciente de mi entorno, la exploración de la escena y mirar hacia fuera para aquellos que podrían ser peligrosos. También me irrito ante el menor percance o falta de respeto percibida y voy a menudo reaccionando de manera irracional e improductiva. Veo esta hiper-vigilancia e hiper-sensibilidad en mí mismo y no me gusta. Yo no soy tan feliz y despreocupado como solía ser y es angustiante para mí. A través de los años he aprendido diferentes maneras de lidiar con la negatividad en mi trabajo. Algunos buenos, otros no tan buenos.

Soy uno de los afortunados que no desarrollaron una adicción. Sé de un par de compañeros de trabajo que abusan de las drogas ilegales y medicinas. Pero muchos utilizan el alcohol como un medio de supervivencia.

BUSCANDO EL BALANCE

En la lucha para equilibrar mi vida, hace poco leí un libro por el Dalia Lama llamado, “El Arte de la Felicidad.” En él habla de ser felices y realizados en medio de infelicidad. Dijo que tenemos que ver a las personas como seres humanos que están llenos de faltas y debilidades. Al hacerlo, sentiremos compasión que a su vez traerá la felicidad. Además, en la Biblia, recuerdo a Pablo diciendo: “Finalmente, hermanos y hermanas, todo lo verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo es precioso, lo que es admirable – si algo digno de alabanza -. pensad en esas cosas “ Todo esto es un consejo excelente pero por alguna razón estoy teniendo problemas para llegar a ese objetivo. Por lo tanto, aquí es donde me tengo que quedar. ¿Cómo pasarás de ver a todos como una amenaza potencial para verlos como humanos cuando mi experiencia me ha enseñado que el peligro podría estar al acecho alrededor de la esquina? ¿Cómo pienso en cosas puras y admirables cuando están rodeados de cosas profanas y desagradables? Es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente cuando alguien deliberadamente trata de hacerme daño. ¿Cómo Simplemente, cepilla la “injusticia” y que los pensamientos positivos?

Tal vez cuando me retire, voy a ser capaz de descomprimir y volver a un estado normal de la mente. Pero me pregunto si este antagonismo y desconfianza siempre será una parte de mí —-

Le pregunté a Ted si tenía experiencias edificantes en su carrera de guardia de prisión:

Sí, he tenido muchas experiencias edificantes que trabajan en la prisión. No ha sido tan malo. Algunos internos no dan una mierda de nada. No hay mucho que se puede hacer con ellos. Pero hay otros que verdaderamente se arrepienten de lo que han hecho y están tomando medidas para corregir sus errores de pensamiento por lo que no van nunca a volver de nuevo en prisión. Es con estos internos que puedo tener una decente y normal conversación y con quienes puedes tener una influencia positiva.

Escuchar sus historias que profundizar en un mundo diferente. A continuación voy a relacionarse con ellos algunas de mis experiencias de la vida (pero no en detalle, ya que no se supone que ser demasiado personal con los reclusos) y lo que aprendí y lo que he cambiado para mejorar las cosas. Trato de darles otra perspectiva y diferente forma de pensar. He tenido presos que me dan las gracias por su atención a ellos. No es muy a menudo que llegan a expresarse libremente. Ellos saben que pueden confiar en mí con sus más íntimos pensamientos. También había presos que se disculparon conmigo por faltarme el respeto, que amablemente lo aceptaron.

Aquí hay un poco de algo que es una especie de fuera de tema; Varios años atrás me estaba supervisando un equipo de ocho reclusos que hacen un proyecto especial. Cuando llegamos con la comida nos sentamos todos alrededor de una mesa y empezamos a comer. Estábamos riendo y bromeando cuando de repente se me ocurrió que los ocho de los hombres estaban en la cárcel por asesinato. El pensamiento me dejó sin aliento por un momento, pero luego tuve que reír …. si alguien me hubiera dicho que algún día volvería a comer con un grupo de asesinos convictos, les habría llamado mentiroso. Lo interesante de esto fue, que nunca sentí miedo, intimidado o amenazado por alguno de ellos. De hecho, la mayoría de los asesinos son muy fáciles de supervisar. Por lo general, de sus propios asuntos y no se mezclan en la política de la prisión. Son los drogadictos y delincuentes sexuales que son los más difíciles. Ellos son los más manipuladores de todos los reclusos. —-

– See more at: http://henrymakow.com/2014/06/musings-of-a-prison-guard-faci.html#sthash.po0bFqK2.dpuf

INTERESANTE TESTIMONIO DE UN EX-TESTIGO DE JEHOVÁ ESPAÑOL QUE RECIENTEMENTE RENUNCIÓ A ESTE PELIGROSO CULTO RELIGIOSO ESTADOUNIDENSE, GRACIAS A LOS VÍDEOS DE “FUERZA LAVASORIANA” Y DE “CRISTIANO72392” EN YOUTUBE

Sres. Apologista y Lavasori:

Muchas gracias por facilitarme su correo electrónico para ponerme en contacto con ustedes.

Antes de nada quisiera presentarme. Mi nombre es Javier, soy de España, tengo 38 años y llevo más de un año siguiendo su blog. Nací en una familia de testigos de Jehová, aunque en la adolescencia abandoné la secta sin llegar a bautizarme. Pero desgraciadamente a los 26 años volví de nuevo a las reuniones y terminé bautizándome.

Poco a poco fui perdiendo el entusiasmo hasta tal punto que simplemente iba a las reuniones por cumplir ante los demás. Primeramente porque todas mis amistades eran testigos, ya que poco a poco fui perdiendo el contacto con mis amigos fuera de la secta. Además, estaba casado con una testigo de Jehová, por lo que tampoco me interesaba alejarme de ese entorno. Pero no tenía motivación para nada, por lo que salía a predicar lo mínimo posible, incluso llegando a “engordar” el informe de predicación poniendo más horas de las que hacía realmente, para que nadie me dijese nada. Nunca me preparaba las reuniones y buscaba cualquier excusa para no ir, casi siempre relacionadas con el trabajo.

En la congregación me tenían en gran estima (aparentemente), ya que al ser una persona preparada (tengo estudios universitarios y un largo bagaje académico) y la facilidad para desarrollar discursos, hacían que los ancianos y siervos ministeriales me apreciasen mucho. Ante los demás era un testigo ejemplar, aunque nadie sabía que en realidad nunca me preparaba las reuniones ni leía las publicaciones porque me parecían terriblemente aburridas y repetitivas. Consideraba que una y otra vez se decían las mismas cosas, por lo que me sabía el cuento de memoria, lo que a su vez me permitía dar unos comentarios en las reuniones que gustaban mucho a todos.

Sin embargo, problemas conyugales que no vienen al caso me hicieron dejar de ir a las reuniones y volverme lo que ellos llaman “inactivo”, poniendo como excusa que tenía mucho estrés en mi vida personal y profesional. Debido a dicha situación con mi ex-esposa, al final acabé divorciándome, aunque aclaro que nada tiene que ver con ser testigo de Jehová o no, de hecho si no lo hubiese sido me hubiera divorciado mucho antes. Pero el punto es que en ese proceso de divorcio y, pensando que quizá no hacía bien en abandonar a los testigos de Jehová (porque a pesar de todo creía que era la verdad), me puse a investigar sobre las enseñanzas de la Watchtower, ya que sabía muy bien que si abandonaba todos me dejarían de lado. Quería ver si realmente había base bíblica para que ellos hiciesen eso.

En ese proceso de búsqueda fue cuando encontré su blog de La Torre Vigilada y me puse a ver sus vídeos. A pesar de que cuando yo le escuchaba veía que hablaba con coherencia y convicción, yo aún estaba influenciado por las enseñanzas de la Watchtower, en especial las que hacían referencia a la apostasía. Esto me hizo ser muy cauteloso, comprobando por mí mismo todos y cada uno de los argumentos que en ellos se planteaba. Realmente quedé muy sorprendido por todo lo que iba descubriendo con sus vídeos. Ya no me quedaba ninguna duda, había estado en una secta que nada tenía que ver con las enseñanzas de la Biblia.

Para mí esto supuso un verdadero alivio, ya que en el fondo me sentía mal porque consideraba que había sido un mal testigo de Jehová, poco comprometido con la obra. El descubrir que había estado siguiendo a una organización falsa fue para mí un hecho liberador. Por tanto, atendiendo cuidadosamente lo que veía en sus vídeos, llegué a tener mucho más conocimiento de la Biblia que en años de pertenencia a los testigos de Jehová. Esto me dio la oportunidad de crear una fuerte base que me sirvió para hacer mi carta de renuncia. Usé muchos de los argumentos que había aprendido con sus vídeos, así como otros de cosecha propia. Los ancianos no sabían responder a mis cuestiones, eludiendo las respuestas y dando vueltas a otros asuntos que intentaban alejar la conversación de los temas que yo les planteaba.

En Octubre de 2013 anunciaron en la congregación a la que asistía que ya no era testigo de Jehová y al día siguiente un anciano llamó a mi padre para decirle que me habían expulsado por apostasía, ya que mi padre aún sigue siendo testigo. Obviamente escribí a ese anciano para decirle que ellos no me habían expulsado, sino que me había ido yo por mi propia voluntad. Así que el anciano no tuvo más remedio que volver a llamar a mi padre para aclarar el asunto. Afortunadamente mi padre no me ha retirado la palabra, de hecho vivo con él y no tenemos ningún problema, en parte porque vivimos en otra zona de España lejos de aquella congregación y los ancianos de su congregación actual desconocen mi situación en este asunto.

Escribí a la sucursal de España, en Madrid, haciendo uso de la ley de protección de datos, pidiendo que fuese borrada toda la información sobre mi persona que estuviera registrada en sus archivos. Un par de semanas después me confirmaron que ya se había efectuado, por lo que felizmente puedo decir que de ninguna manera pueden contar con mis datos para su uso ni para sus estadísticas.

He de decirles que la formación recibida mediante sus vídeos ha sido crucial en este proceso, por lo que les estoy enormemente agradecido y quiero hacerles partícipe de mi alegría. Ustedes ha sido de gran ayuda para hacerme comprender verdades fundamentales de la Biblia. Gracias de todo corazón  y que Dios bendiga sus esfuerzos por enseñar Su palabra. Ahora tengo una fe mucho más firme y me esfuerzo día a día por conocer mejor a Dios y a su Hijo para hacer Su voluntad de la mejor manera posible.

Si ustedes creen que mi historia puede servir de ayuda a otros, le doy plena autorización para que use esta carta. tanto parcialmente como en su totalidad. Así mismo pueden mencionar mi nombre si así lo desean, ya que no tengo nada que ocultar.

OVNIS/ALIENÍGENAS SON ENTIDADES ESPIRITUALES DEMONÍACAS

yhst-18641436096086_2243_109232El Monje Católico benedictino durante más de 15 años, el hermano Michael Dimond habló de su creencia de que los OVNIs / extraterrestres son entidades espirituales demoníacas . Los ovnis son reportados a aparecer y desaparecer , cambiar el color y la forma, y parece como si estuvieran vivos. Estas son las características de los fenómenos no materiales o espirituales en lugar de objetos físicos inanimados , sugirió. Además , dijo que la idea de que los extraterrestres viajan tan vastas distancias para llegar a la Tierra , no tiene sentido .

Mascarada de los demonios como los OVNIs / extraterrestres , dijo, como parte del plan del diablo para engañar a la humanidad y hacer que pierdan la fe en la “única religión verdadera “, que él denomina como el catolicismo . Dimond cree que estamos en la fase final de los ” últimos días “, y ser testigo del engaño demoníaco de “señales y prodigios” profetizado en la Biblia. Él citó un incidente de 1947 en la que Jack Parsons supuestamente llevó a cabo un ritual satánico en la futura sede del Área 51 . Una puerta de entrada interdimensional que permitió entidades malignas que vienen a través de se dijo que se abrirá . Desde entonces, han proliferado los ovnis , señaló Dimond .

Los casos de abducción extraterrestre son realmente las visitas demoníacas , observó . Dimond describió sus propios encuentros con los demonios en el que sufrió ataques invisibles y los sonidos que se escuchan de la “actividad del diablo “, incluyendo cadenas , el estrellarse, y gruñendo .

Biografía:

Hermano Miguel Dimond ha sido un tradicional monje benedictino católico durante 19 años , y es un experto en los cambios que se han producido en el mundo católico desde el Concilio Vaticano II . Él es el productor de más de 10 DVD / video documentales sobre lo que él llama la II Counterfeit – Iglesia Católica , la profecía de cierre post- Vaticano II y otros temas. Más de un millón de copias de sus libros y programas de DVD se encuentran en circulación.

SEÑOR TESTIGO DE NADIE: ¿DE QUÉ PODRÍA USTED DAR TESTIMONIO DE JEHOVÁ COMO SU SUPUESTO “TESTIGO”?

¡Señor Juez, yo vi con mis propios ojos cuando el acusado hacía “ejercicios” con su secretaria ejecutada…perdón, ejecutiva!

Una explicación contundente que prueba que ninguna persona que se hace llamar hoy  “Testigo de Jehová”, por pertenecer a la empresa Watchtower S.A, puede ser un verdadero Testigo de Dios basándose o sosteniéndose en el texto de Isaías 43:10-12.

 
Publicado por

OVNI TV PRESENTA: PLATILLOS VOLADORES Y LAS CIENCIAS (HABLA EL FÍSICO STANTON FRIEDMAN, M.Sc)

Platillos Voladores y las Ciencias es una visión integral de los datos científicos sobre el fenómeno de los platillos voladores. El físico nuclear y profesor Stanton T. Friedman ha recogido más de 40 años de investigación sobre los ovnis, y comparte su trabajo en una amplia variedad de sistemas avanzados clasificados nuclear y espacial. Él responde a una serie de preguntas de la física en términos del profano, y establece que los viajes a las estrellas cercanas está a nuestro alcance, sin violar las leyes de la física. Las fotografías de poco conocidos, ahora se utilizan sistemas avanzados de propulsión, en algunas de las cuales trabajó, están incluidos. Friedman también presenta datos que demuestran la capacidad de soportar altas aceleraciones con algunos resultados sorprendentes. Se muestra claramente que la política del gobierno sobre este tema ha sido proporcionar declaraciones falsas, engañosas y la desinformación, y establece que el sujeto realmente representa un Watergate Cósmico. 

 
Publicado por

YO FUI UN TESTIGO DE JEHOVÁ Y AHORA SOY UN “APÉSTATA” PARA LA WATCHTOWER

Por Ingº Mario A Olcese 

         Uno de los movimientos religiosos que tiene un acentuado proselitismo es el llamado:  “Testigos de Jehová“. Aquí en el Perú su presencia tiene unos 62 años aproximadamente, y ya han hecho miles de conversos y simpatizantes. Sus asambleas suelen ser numerosas, y pueden llenar un estadio de fútbol fácilmente. Sus publicaciones son numerosas, las cuales se producen por millones. Su revista oficial, “La Atalaya“, la cual se produce quincenalmente, tiene un tiraje espectacular de 21 millones de ejemplares. Además, su revista compañera “Despertad“, tiene un tiraje igualmente espectacular. Sus libros también tienen tirajes millonarios y son ofrecidos a precios módicos y al alcance de todos. Obviamente este movimiento religioso es muy lucrativo, pues recaba cientos de millones de dólares por concepto de publicaciones y ofrendas, y que les han permitido construir grandes imprentas, edificios, y oficinas por todo el mundo. Por cierto que los “Testigos de Jehová”(o “T.J”) están obligados a prestar un servicio obligatorio y gratuito para “colocar” dichas publicaciones al público en general. No hay vacaciones, no hay salario, y no hay seguro médico en caso de algún accidente o enfermedad que se les pudiera presentar. Este es el lado oscuro de este culto de origen estadounidense. Hay evidentemente una explotación encubierta con el pretexto de una causa noble.

         El fundador de los “Testigos” fue el “Pastor” Charles Taze Russell, quien murió en 1916. Russell fue influenciado por William Miller, el predicador Adventista que creía que el fin del mundo llegaría en 1844 D.C, según sus “cálculos proféticos” basados en Daniel, el profeta. Russell pensó que podía señalarse la fecha exacta de la venida de Cristo interpretando la “locura de Nabuconodosor” proféticamente (Daniel 4). A diferencia de Miller, Russell llegó a la conclusión finalmente que Cristo vendría en 1914 D.C. Miller y Russell se equivocaron, pero sus partidarios creyeron que no lo estaban del todo. Por ejemplo: Ellen G White, la sucesora de Miller, dijo que la fecha de 1844 D.C. estaba correcta, pero lo que estaba mal era su aplicación. De igual modo, los sucesores de Russell, tales como Rutherford, Knorr, Franz, y ahora el Sr. Henschel, han mantenido esa fecha original de Russell dándole siempre un cumplimiento medio simbólico y medio literal. Es decir, Cristo ha vuelto en 1914 D.C como Russell lo profetizó, pero está reinando desde los cielos y no en la tierra. Más adelante daré más detalles sobre este asunto del año 1914 D.C.

         Muy pocos saben que los “T.J” han cambiado algunas de sus creencias con el correr del tiempo. Russell, por ejemplo, creía que Dios aún trataba con su antiguo pueblo de Israel, y que algún día los Judíos volverían a Palestina o Canaán. Ahora, los “T.J” ya no sostienen más ese punto de vista. Los “T.J” creen que Dios ya no trata con su pueblo original israelita, sino con su pueblo espiritual, o su “organización teocrática“. Hoy, la forma organizativa de la secta es distinta. Antes Russell hacía y deshacía todo. Él era la autoridad máxima. Actualmente hay un “cuerpo gobernante” que es el que toma todas las decisiones, y que está compuesto por 12 hombres llamados “ungidos“.

         Por otro lado, son los 12 “ungidos” de Brooklyn (sede de los “T.J”) los que componen  “el esclavo fiel y discreto“, y que están encargados de dar “el alimento a los domésticos a su debido tiempo“. Es decir, sólo “el esclavo fiel y discreto” de 12 ungidos está abocado a la interpretación dela Biblia y dar el “alimento espiritual” a la feligresía. Sus enseñanzas no pueden ser discutidas por dicha feligresía pues de lo contrario podría ser amonestada y hasta expulsada de la organización. Aun hoy, millones de “T.J” aceptan ciegamente y sin discernimiento las enseñanzas emanadas de sus líderes, dando por sentado que provienen directamente de Dios y consecuentemente son creídas como infalibles. En realidad no hay libertad para escudriñar las Escrituras por uno mismo, creándose así seguidores autómatas y sin discernimiento propios (“robots”). Además, no es bien visto que los “T.J” lean otros libros o comentarios bíblicos de otros grupos cristianos, pues en otras fuentes, creen ellos, no se encuentra la luz de la verdad. Este razonamiento nos hace recordar ala Edad Media, cuando el romanismo perseguía a todos los “herejes” que se involucraban en la lectura libre dela Biblia. ¿Es que los “T.J” tienen su propia inquisición? Yo creo que sí, aunque ya no les está permitida la hoguera medieval. Simplemente lo que hacen los “Testigos” con un “hereje” es expulsarlo  de la feligresía y condenarlo a la destrucción en el día final. Más no les está permitido hacer…¡Felizmente!

         Una persona con una inteligencia mediana, y una educación superior jamás podría sentirse cómoda en ese culto, pues está acostumbrada a investigar y a pensar por si misma. Es por eso que la mayoría de “T.J” es gente con muy poca educación, y a la cual que se le puede embaucar más fácilmente. Personalmente, como profesional en Ingeniería, me resulta incómodo e injusto  que se me obligue a aceptar a ciegas, lo que un grupúsculo de líderes decide enseñar como “la verdad”. Y lo más trágico aún es que la mayoría, si no todos los que componen “el esclavo fiel y discreto”, carece de una formación teológica formal. Básicamente todos son indoctos o neófitos. La poca preparación “teológica” que reciben la aprenden en la llamada “Escuela de Galaad“, donde “Testigos” escogidos son “entrenados” aceleradamente en sus dogmas en un curso que dura pocos meses. Jamás se podrá conocer a un graduado de un colegio teológico o seminario bíblico con algún título o grado académico en teología. Esta es una gran tragedia para quienes dicen llamarse maestros y doctos dela Palabra, y más aún, para aquellos que se convierten en sus discípulos.       

         Yo fui llevado a los “Testigos de Jehová” cuando sólo tenía 14 años de edad. Mi padre conoció a unos misioneros estadounidenses, quienes le predicaron su doctrina con mucha insistencia. Luego mi padre llevó a mi madre a los “T.J” para que ella también aprendiera lo que él había aprendido con ellos. Aunque al comienzo mi madre se opuso a los “T.J” por ser católica, con el tiempo los fue aceptando y acogiendo en su casa para recibir estudios bíblicos particulares. Inicialmente fue mi madre, y no mi padre, quien se convirtió al “Jehovismo” hasta el día de hoy. Mi padre murió hace siete años (1992), habiéndose bautizado en ese culto religioso unos años antes de su muerte. En mi familia sólo 2 de 5 hermanos fuimos bautizados en los “T.J”: Aldo (mi hermano mayor), y yo. Aldo también fue un adolescente cuando fue bautizado, de modo que él y yo no teníamos en ese entonces los suficientes argumentos para rechazar como falsa esa religión novedosa. Pero al pasar los años, él y yo comenzamos a estudiar libremente las Escrituras (La Biblia) para confrontar las enseñanzas de los “Testigos de Jehová”. Para sorpresa nuestra, nos dimos cuenta que muchas de las enseñanzas de los “T.J” son meras especulaciones de hombres prejuiciados. Nos dimos cuenta que Dios no tiene dos clases de “T.J”: La “clase celestial” o la “Manada pequeña“, y la otra: “La grande muchedumbre” o “las otras ovejas“, que es la “clase terrestre“. Los Testigos son clasistas. Una clase dominante y superior, y otra clase dominada e inferior. Para ellos sólo la clase superior de 144,000 individuos (“ungidos“) tiene el Espíritu Santo, en tanto que la otra clase compuesta de millones de “Testigos” no tiene dicho Espíritu. Pero  lo más grave aún es que esta clase no es considerada como parte de la familia de Dios.

          Sí, dentro de los “T.J” hay 2 clases y 2 esperanzas distintas. Para los 144,000 “Testigos Ungidos” les espera el cielo como residencia permanente, en tanto que para la gran mayoría de “Testigos” u “otras ovejas” les espera vivir para siempre en la tierra bajo el gobierno de Cristo y sus “ungidos“. Pero cuando uno medita y lee la Biblia con atención, se percata que Dios no hace acepción de personas (Deuteronomio 10:17), y que promete a todos lo mismo para todos sin importar sexo, edad, nacionalidad, o educación. Contrario pues a lo enseñado por los “T.J”, para Dios sólo hay UNA FE, y UNA ESPERANZA de nuestra fe (Efesios 4:4,5).  Con esto lo que el apóstol intenta enseñar a sus hermanos en la fe es que no se dejen engañar pensando que hay muchos caminos para llegar a la salvación. Hoy, los más de los hombres creen que pueden salvarse dentro de una denominación, y no en la persona de Cristo únicamente.  Por otro lado, la salvación que Dios ofrece es igual para todos, y los requisitos para ganarla también. Aquellos que nos quieren hacer creer que hay varias esperanzas para los seguidores del Señor están engañando cínicamente a sus discípulos. Como veremos a  continuación, los Testigos son campeones para torcer versículos claves para su propio provecho personal, con el fin de inventar doctrinas o dogmas caprichosos  por el llamado “Esclavo fiel y Discreto” .         

         A continuación voy a pasar a examinar con usted lo enseñado por los “T.J” a la luz de la Biblia, de modo que usted pueda estar apecibido de sus errores y pueda defenderse y responderles cuando les presenten su doctrina. Con esto no quiero decirle que todo esté mal en ese culto. Debemos alabar su celo, perseverancia, disciplina, ética, e interés por los demás. Las iglesias debieran imitar lo bueno de los “T.J” pero rechazar, al mismo tiempo, sus errores doctrinales a fin de preservar la verdad una vez revelada a los santos de Dios (Judas 3).

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LA IGLESIA

          Los “T.J” tienen una interpretación muy particular y errada de la palabra “Iglesia“. Ellos prefieren usar el término “congregación cristiana“, en lugar de “Iglesia cristiana“, aunque los dos son válidas. ¿Qué dicen ellos sobre la iglesia o congregación cristiana? En su famoso libro “Esto Significa Vida Eterna” págs 126,127 nos dicen: “Ya que el cuerpo humano perfecto de Jesús tuvo cierto número de miembros para ser completo, ni uno más, ni uno menos, asimismo el “cuerpo de Cristo” completo, el cual es su congregación (iglesia), tiene un número perfecto de miembros, predestinados por el Creador Teocrático, Jehová. Antes del tiempo de Cristo, Dios no había revelado su número…pero mediante Cristo Jesús él por fin reveló que su número es 144,000.”                                                

         Es trágico ver como los “T.J” propagan el error de que la Iglesiao congregación cristiana está compuesta por 144,000 Testigos. Todos sabemos que hay aproximadamente 5 millones de “T.J” bautizados en todo el mundo, y no obstante, sólo el 3% de ellos pertenecen a la Iglesia de Cristo. ¿No es esto absurdo? Si sólo Jesús es cabeza de su cuerpo, y éste sólo está compuesto por 144,000 personas (=3% de “Testigos“), ¿a quién tienen por cabeza el 97% de Testigos de Jehová? ¡97% de “T.J” están decapitados! Y si están decapitados,¡entonces están muertos espiritualmente!

         Según el registro de Hechos 2:38,41,47 los que fueron convertidos y bautizados por la predicación de Pedro fueron añadidos a la IGLESIA y tenían el derecho de participar de la comunión, del pan partido, y de las oraciones. Uno se bautiza para pertenecer o ser añadido a la iglesia o cuerpo de Cristo. Así lo fue hace dos milenios y lo sigue siendo hoy. Pero resulta que hay cerca de 5 millones de “T.J” BAUTIZADOS y no obstante sólo el 3% conforma la iglesia o cuerpo de Cristo. ¿No es esto absurdo nuevamente y antibíblico?

        Veamos lo que Pablo dice de Cristo y su iglesia: “…Así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, Y ÉL ES SU SALVADOR.” (Efesios 5:23). El punto es éste: Si uno no pertenece al cuerpo de Cristo NO PODRÁ SER SALVO. Pablo es contundente al decir que Cristo salva a su iglesia y a nadie más. Si 97% de los “T.J” no tienen el derecho de pertenecer a la Iglesia de Cristo, entonces están perdidos y muertos. Están perdiendo su tiempo yendo a sus salones del reino, predicando de casa en casa, ofrendando, orando, etc., pues Dios ni Cristo los podrán salvar. Lo cierto es que en ninguna parte de la Biblia dice que la iglesia esté compuesta por 144,000 personas. Ningún “T.J” podrá probarlo con su Biblia. Y para terminar este acápite diremos que nos parece contradictorio que miles de “T.J”, que no pertenecen a la clase de la iglesia, ostenten el título de “ancianos” (=Pastores, o Presbíteros). Recordemos que los “Pastores” o “Ancianos” fueron elegidos para edificar la iglesia del Señor (Efesios 4:11), y la obligación de la iglesia era (y es) sujetarse a ellos fielmente (Hebreos 13:17). Pero, ¿Se sujetarán los “ungidos“, o los de la clase de la iglesia, a “ancianos” que NO pertenecen a su clase eclesiástica? Aquí hay asuntos absurdos y contradictorios de verdad.  

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LOS 144,000      

       Una de las doctrinas pilares de los Testigos de Jehová se refiere a la famosa clase celestial de los 144,000 “ungidos” que gobernarán con Cristo en su Reino celestial. El objetivo de esta enseñanza es establecer una clase superior y dominante sobre  otra inferior y dominada llamada “las otras ovejas” o “grande muchedumbre” de personas.

       Creemos que la forma interpretativa de esta secta con respecto a los 144,000 hebreos del libro de Apocalipsis es del todo prejuiciosa y mal intencionada, con el fin de distorsionar el verdadero sentido de la enseñanza divina con respecto a Israel y el reino.

       Ahora bien, en Apocalipsis 7:4 y 14:1 aparecen 144,000 personas frente a Dios y del Cordero. Pero: ¿Quiénes son estos 144,000 individuos?¿Acaso 144,000 “T.J” del siglo XX? Veamos la verdad del asunto a continuación. En Apocalipsis 7:4 leemos sobre estos 144,000 de este modo: “Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de TODAS LAS TRIBUS DE ISRAEL.” En Apocalipsis 14:4 se nos dice, además, que estos 144,000 que son PRIMICIAS para Dios y el Cordero.

       Los 144,000 son personas provenientes de las tribus de Israel y son primicias para Dios y el Cordero. Esto quiere decir que son 144,000 israelitas o judíos no gentiles o de las naciones. ¿Acaso son todos los 144,000 “T.J” de la raza Judía? No por cierto. Aquí en el Perú hay algunos de sus representantes de raza anglosajona pero no de la judía. Por tanto, los “T.J” están en un problema muy serio, pues la mayoría de los componentes de su iglesia no son Judíos. No obstante, para salir del problema, ellos sostienen que no se debe tomar literalmente el origen israelita de los 144,000 pues son israelitas “espirituales“. Si esto es cierto, entonces debemos concluir que tampoco el mismo número 144,000 es literal sino simbólico, indicando un número grande de miembros y no necesariamente 144,000 miembros exactos y precisos. Ni más ni menos.    

       Ahora bien, notemos que dice “primicias para Dios y el Cordero“. Santiago les escribió a las doce tribus que estaban en la dispersión lo siguiente: “Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a LAS DOCE TRIBUS QUE ESTÁN EN LA DISPERSIÓN: SALUD… Él (Dios), de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos PRIMICIAS DE SUS CRIATURAS.” (Santiago 1:1,18). Aquí Santiago aclara más el punto y habla a los israelitas de la DISPERSIÓN como PRIMICIAS DE DIOS. Obviamente estos israelitas no eran “espirituales” sino naturales, los cuales habían sufrido la dispersión. El Nuevo Auxiliar Bíblico” de G.T. Manley, CLIE, l987, pág 488 dice: “Como la epístola va dirigida a “Las doce tribus que están esparcidas”, parece que Santiago se sintió movido a escribir a sus compatriotas israelitas que habían creído, muchos de los cuales visitarían Jerusalén para las fiestas…” En buena cuenta, las primicias eran los primeros convertidos por la predicación apostólica. Y recordemos que la instrucción de Cristo a sus discípulos fue: “…no vayan entre los no judíos ni entren a ningún pueblo de los samaritanos, VAYAN MÁS BIEN A LAS OVEJAS DESCARRIADAS DE ISRAEL,” (Mateo 10:5,6). El N.T está lleno de historias de la conversión judía. Recordemos que todos los apóstoles eran Israelitas. En Hechos 2:38,41,47 leemos que Pedro llevó a 3,000 judíos a Cristo y los hizo miembros de su iglesia. Este es sólo un ejemplo de entre varios casos más enla Biblia de la conversión de judíos al cristianismo.

       Por otro lado, es interesante observar que en el texto de Apocalipsis 7:9 hay una GRAN MULTITUD de personas de entre los pueblos, naciones, tribus y lenguas que alaban a Dios y a Cristo. Estos son los convertidos gentiles que siguieron a la conversión de las primicias judías. Dios no hace acepción de personas, por eso él llamó a los gentiles también para ocupar el espacio dejado por los judíos no convertidos. Aquí vemos claramente que los 144,000 y la GRAN MULTITUD tienen diferentes orígenes. Los primeros son judíos, y los segundos, no judíos o gentiles. Pero los “T.J” se equivocan al sostener que ambos grupos son iguales en su origen. Es que los “T.J” no creen hoy, como sí lo creía su fundador y Líder Charles Taze Russell, de que los israelitas son el pueblo escogido de Dios.

       Los “T.J” no son consecuentes interpretando la Biblia. Aquíhay un claro ejemplo de la arbitrariedad en la interpretación del texto de Apocalipsis 7:4-8. Toman simbólicamente las tribus de Israel pero literalmente el número 144,000. O se toman ambos literalmente, o  ambos simbólicamente, pero no a medias.

       Otro detalle: Los “T.J” sostienen que la GRAN MULTITUD (“las otras ovejas“) tienen un destino terrenal, en tanto que los 144,000 tienen un destino celestial (Ver “Esto Significa Vida Eterna”, págs.237 y 238). Pero la Biblia es clara cuando dice que ambos grupos están FRENTE AL TRONO Y FRENTE AL CORDERO (Apocalipsis 7:9-15 y Apocalipsis 14:1-5). Pero los “T.J” sostienen que estar frente a Dios y frente al Cordero puede tener una connotación simbólica de “aprobación” en el caso de la GRAN MULTITUD, y no necesariamente que estén literalmente frente a Dios como si sucede con los 144,000.  Pero si esto es verdad, ¿por qué los ancianos preguntan por la GRAN MULTITUD diciendo: “…Y de DÓNDE HAN VENIDO?”. esto sugiere que también está gran multitud ha salido  de entre los hombres de la tierra. Han salido de un sitio y han venido a otro lugar, obviamente. Esta lógica nuestra está apoyada en las Escrituras, pues claramente Pablo dice que hay UNA SOLA ESPERANZA DE  NUESTRA VOCACIÓN (Efesios 4:4). Y notemos que Pablo está escribiéndoles como israelita a los gentiles de Éfeso. Él como israelita, y ellos como gentiles, ¡tienen la misma vocación y la misma esperanza!              

       Finalmente, “las otras ovejas que no son de este redil” de Juan 10:16 no tienen que ver con una supuesta clase terrestre de “T.J”. Más bien tienen que ver con los convertidos gentiles que no son del redil Judío (o “manada pequeña“) que vendrían a la fe por la predicación de Pablo y de otros creyentes del pueblo hebreo. Recordemos que Cristo vino primero a los suyos (“una manada pequeña“)(Juan 1:11), y luego comisionaría a sus seguidores a predicar su evangelio a todas las naciones (“una gran multitud gentil”)(Mateo 28:19,20).   

       He aquí ahora un interrogante oportuno y necesario: ¿Cómo sabe un “T.J” que es un miembro de los 144,000 y no de la “GRAN MULTITUD” y viceversa? Bueno, aquí aparece el subjetivismo puro. Yo, como ex-“T.J”, me hacía la misma pregunta. Una vez le pregunté a uno de la clase de la Iglesia o de los 144,000, lo siguiente: ¿cómo sabes que eres de esa clase ungida?,  y me contestó: “Yo siento un llamado celestial” o “Mi corazón me dice que mi paradero final y eterno está en el cielo y no en la tierra”. ¡Punto final! Caramba  dije: ¡qué fácil es saber si uno es miembro de la iglesia! Como si nuestro destino final dependiera de lo que a uno le guste o parece. Los más de los “T.J” dicen no sentir el deseo de vivir en el cielo sino en la tierra. A éstos les corresponde vivir en la tierra, pues así lo han decidido ellos en su corazón. ¡Qué tontería! ¿Acaso se han olvidado los “T.J” que engañoso es el corazón? (Jeremías 17:9). ¿Acaso no recordamos que el Diablo suele usar “el corazón” de los hombres para engañarlos? (Ver Juan 13:2)

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LOS HERMANOS DE JESÚS

       Los “Testigos” también han escrito otro libro titulado: “Sobrevivientes que entran a una Nueva Tierra” (1984). En este libro los “teólogos” de la W.T han torcido la definición que da Cristo mismo en cuanto a quiénes son sus hermanos. En la página 114 aparece el subtítulo “El rey y sus Hermanos” y en la página siguiente, la 115, hablando de sobre los hermanos de Cristo, preguntan: “¿Quiénes son éstos? Aquellos a quienes Dios ha escogido de entre la humanidad para que hereden con Cristo el Reino celestial. Son 144,000, y sólo queda un resto de ellos todavía en la tierra (Revelación 14:1,4). Porque ‘han nacido otra vez’ mediante el funcionamiento del espíritu de Dios, son hijos de Dios, y por esta razón en las Escrituras se les llama “hermanos” de Jesucristo (Juan 3:3; Hebreos 2:10.11). Jesús cuenta lo que la gente hace a estos “hermanos”, hasta el ‘más pequeño’ de ellos, como si se lo hicieran a él.” En la página 118 del mismo libro, y en el segundo párrafo, afirman que los “hermanos” de Cristo son un rebaño pequeño de 144,000 personas.

       Esta doctrina de los “T.J” es totalmente absurda y claramente antibíblica, pues si sólo los 144,000 “T.J” son los hermanos de Cristo, entonces la gran mayoría de “T.J” no los son. Es más, si sólo los 144,000 “Testigos” son hermanos de Cristo, entonces sólo ellos tienen a Dios como Padre. Recordemos que Dios es el Padre de Cristo, y por extensión, también de sus hermanos. ¿Se da cuenta de lo que esto significa? La gran mayoría de “Testigos” no tienen parte en la familia de Dios. Prácticamente se encuentran como parias y desposeídos de todos los derechos de un hijo legítimo.

       Pero desgraciadamente  la gran mayoría de Testigos de Jehová no se dan cuenta del engaño, y sólo se limitan a propagar como tontos este craso error por todos lados a donde van con sus revistas Atalaya y Despertad. No se dan cuenta que ellos mismos se están excluyendo de la gran salvación que Dios ofrece a través de Jesucristo, su Hijo amado. Al decir que ellos no son de la clase de “celestial” de la “manada pequeña”, lo que están diciendo es que ellos son meramente servidores y esclavos de esa clase “ungida” o “celestial”, y que no tienen los mismos derechos de un verdadero salvo hijo de Dios. Y de este modo ellos mismos se acomplejan y prácticamente se someten como corderos a los dictados de aquellos malos servidores de Dios que golpean a sus hermanos y que los humillan dejándolos como parias y sin un Padre verdadero que los quiere realmente cobijar dentro de su familia.       Parece Increíble, pero sólo los “144,000 ungidos” son hijos de Dios, los únicos hermanos de Cristo, los únicos que tienen el Espíritu Santo, los únicos que pertenecen a la Iglesia Cristiana, los únicos que pueden participar de la cena comiendo del pan, y bebiendo del vino, los únicos que reinarán en el reino de Cristo. En cambio, la gran mayoría de “Testigos” pasan a ser entes de cuarta categoría, desposeídos de casi todos los derechos y promesas ofrecidas por Cristo a sus verdaderos seguidores.

       Pero, ¿Qué tiene en realidad que decirnos Jesús en cuanto a sus hermanos? ¿Concuerda la explicación de nuestro Señor con la explicación dada por los mal llamados “Testigos de Jehová” (o, “T.J”)? ¡Debemos hablar según el testimonio de Jesús y no según los caprichos de los neófitos! He aquí la explicación esclarecedora del mismo Hijo de Dios en cuanto al tema en cuestión. Veamos lo que dice Jesús en Mateo 12:50: “PORQUE TODO AQUEL QUE HACE LA VOLUNTAD DE MI PADRE QUE ESTA EN LOS CIELOS, ESE ES MI HERMANO, Y HERMANA, Y MADRE.” Nótese bien que los “hermanos” de Jesús son aquellos QUE HACEN LA VOLUNTAD DEL DIOS Y PADRE DE TODOS. Si la “Grande Muchedumbre”— como clase—- no conforma la “hermandad” de Jesús, ¿entonces la voluntad de quién están haciendo éstos? ¿La voluntad de los líderes de la W.T?, o ¿la de Dios? He aquí una encrucijada. Sin embargo, es gracioso y extraño oír a TODOS los “T.J” llamarse entre ellos como “hermanos” cuando por otro lado ellos enseñan que sólo Cristo tiene 144,000 hermanos. Y por añadidura, también resulta gracioso que TODOS los “T.J” llamen a Jehová Dios como “Padre Celestial”, cuando por otro lado ellos enseñan enfáticamente que Jehová Dios sólo tiene 144,001 hijos.                       

       Lo cierto es que todos los “T.J” han recibido el BAUTISMO por agua, lo cual se traduce en el recibimiento del Espíritu Santo (Hechos 2:38). Esto no lo pueden negar los “T.J” pues está en la Biblia. Necesariamente se debe recibir el Espíritu Santo después del arrepentimiento y del bautismo. Ahora bien, después de recibir el Espíritu Santo por el bautismo, ¿qué ocurre inmediatamente? El convertido se transforma en un hijo de Dios, pues dice Romanos 8:14: ” Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son Hijos de Dios.” ¿Cómo puede ser posible que millones de “T.J” se hayan bautizado y a la vez no sean parte de la familia de Dios?

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y EL RETORNO DE CRISTO

       Una de las grandes doctrinas de la Bibliaes sin duda el retorno del Señor Jesucristo a este mundo por segunda vez. Jesús y sus apóstoles hablaron de ese magno suceso y en diferentes oportunidades. Mucho se ha hablado del tiempo aproximado para ese evento, pero muy pocos han discutido acerca de la manera de aquel retorno. Nadie discute que la segunda venida de Cristo será visible (Hechos 1:7), salvo los mal llamados “Testigos de Jehová” (o “T.J”).

       Los “Testigos” sostienen que la segunda venida de Cristo no será visible sino invisible con la ayuda de los “ojos del entendimiento” (Véase el libro “Razonamiento a Partir de las Escrituras”, pág.434). La versión bíblica de los “T.J” llamada “Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras” vierte el texto de Mateo 24:3 así: “…¿Cuándo serán estas cosas, y qué será la señal de tu PRESENCIA y la conclusión del sistema de cosas“?. La palabra “presencia” en este pasaje importante pretende permitir la interpretación de estas palabras como si la vuelta de Cristo será INVISIBLE y así acomodarlo a su escatología particular. Los “T.J” afirman que Cristo ya vino en forma invisible y que invisiblemente también dirige a su organización teocrática desde Brooklyn, Nueva York.

       Dentro de algunos pocos contextos, probablemente la palabra “parousía“(venida) tenga el significado de “presencia“, pero jamás “presencia invisible“.Ningún erudito o traductor destacado sostuvo que esa palabra griega signifique “presencia invisible”. Llegar a la conclusión de que “presencia”, aun admitiéndola en ciertos contextos, implique necesariamente invisibilidad, es un grave error, pues pasa por alto  muchos otros aspectos que pasaremos a mostrar en  los siguientes párrafos. Creemos que los Testigos de Jehová han hecho una mala exégesis de la palabra griega “parusía” para nuevamente ajustarla a sus preelaborados dogmas , entre los cuales se encuentra la venida invisible de Cristo en 1914 DC. Es ahora que levantemos nuestra voz de protesta ante el engaño de los falsos exegetas de Brooklyn, quienes son ases para la decepción y la confusión doctrinal.

        Creemos que esta palabra parusía no tiene el significado que le dan los Testigos de Jehová  y que está plasmado en cada uno de sus libros que han publicado desde que empezaron como secta con el llamado “Pastor Russell”. El gran chasco Adventista le hizo creer a Russell que la venida de Cristo no podía ser realmente literal y visible, sino simbólica y con los “ojos del entendimiento”.

          Debido a este antecedente histórico, los Testigos se han visto obligados a decir que la palabra Griega parusía no significa venida sino presencia, y presencia invisible, además. De este modo han acomodado el significado de la palabra parusía a sus intereses doctrinales. Como veremos más adelante, es imposible que la palabra parusía tenga el significado que ellos le quieren dar.

       En los pasajes de 1Corintios 16:17 y 2 Corintios 7:6 los “Testigos” han vertido la palabra “parousía” como presencia. Pero esto va en contra de su argumento. Porque, ¿Estarían Estéfanas, Fortunato, Acacio, y Tito “invisibles” con su “presencia“?¿Será admisible  que en Filipenses 1:26 y 2:12, la “presencia” de Pablo se deba entender invisible?

       Martin y Klann, en la página 157 de su obra JEHOVAH OF THE WATCHTOWER, después de un exhaustivo estudio de este punto,  arriba a la conclusión siguiente: “Si los de la Watchtower admitieran por un momento que parousía se debe traducir por ‘venida‘ o ´llegada‘ en los pasajes que hablan del regreso de Cristo, cosa que los traductores de categoría admiten entonces la ‘presencia invisible’ de Cristo… estallaría en sus rostros.”

       En apoyo del exacto sentido de parousía, vamos a citar todavía una autoridad de la cual se valen los mismos testigos cuando les conviene. Citaremos al Dr. Joseph F. Thayer, unitario, autor de los mejores léxicos del griego del Nuevo Testamento. En la página 490 de ese diccionario, comentando el término parousía, dice: “…un regreso (Filipenses 1:26). En el Nuevo Testamento (esa palabra) se halla relacionada especialmente con el Advenimiento; esto es, con el regreso visible de Jesús, procedente del cielo, el Mesías que vendrá a resucitar a los muertos, decidir el último juicio, y establecer de manera visible y gloriosa, el reino de Dios.

       El sentido de “parousía” se debe buscar en los grandes lexicógrafos, especialmente el de Lidell y Scott. Se verá que el sentido predominante es precisamente “venida” “llegada“; y así se emplea exclusivamente en el griego del Nuevo Testamento.

       Todavía hay otro detalle. Aun en el griego clásico, el sentido de parousía es el de presencia visible. En los papiros generalmente aparece la palabra parousía para designar la visita de algún emperador o rey. Pero en el Nuevo Testamento, como ya se dijo, es el término acuñado para designar el segundo advenimiento de Cristo, y ni levemente sugiere una venida secreta.

       Aunque los “Testigos” rechacen la segunda venida visible y personal de Cristo, lo cierto es que hay muchos pasajes bíblicos que nos hablan de una futura venida de Cristo, que será audible, visible y personal. Por ejemplo: En Apocalipsis 1:7 Leemos: “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, Amén.” Este pasaje es clarísimo, pues se nos revela que TODO OJO VERÁ a Cristo VENIR—¡Y los que le traspasaron! Es decir, aun los enemigos de Jesús le verán. Los que le crucificaron, los que se burlaron de él, los perseguidores, los ateos, los opositores y adversarios; en fin, buenos y malos, partidarios y detractores, justos e injustos, fieles y herejes. Pero caprichosamente los “T.J” afirman que sólo ellos han podido ver a Jesús “venir”(en 1914 D.C) con “los ojos del entendimiento profético“. Pero esto no es lo que la Biblia afirma. Además, ¿acaso todos los linajes de la tierra hicieron lamentación por su venida en 1914 D.C? ¿Cómo podrían lamentarse si ellos no tenían “ojos del entendimiento” para entender las profecías de los “T.J”?

       En Hechos 1:11 los ángeles revelan a los cristianos, que vieron ascender a Jesús al cielo, lo siguiente: “…Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? ESTE MISMO JESÚS, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá COMO LO HABÉIS VISTO (ojo: con los “ojos espirituales”, sino con los ojos literales)IR AL CIELO.”  Esta revelación angelical sostiene que Cristo vendrá como se fue. Se fue visiblemente o físicamente, y volverá visiblemente o físicamente igualmente. Nótese que el Cristo que regresa es el mismo que se fue (“este mismo Jesús”, según los ángeles). Los ángeles afirman que el Cristo que vieron irse (no dice: “el Cristo que “no vieron irse”) regresará a la tierra nuevamente.         

       Otro punto. El Señor Jesús dijo que nadie puede saber el día y la hora de su Segunda Venida. Eso lo podemos leer en Marcos 13:32 donde dice: “Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.” Pero asombrosamente los “T.J” son los únicos privilegiados por conocer la fecha señalada de 1914 D.C. Pero alguien dirá: ¿De dónde sacaron los “T.J” esa fecha cabalística? Pues de Daniel y su historia de la demencia de Nabuconodosor por 7 años o 7 “tiempos” (Daniel 4;25,32-3). Los “T.J” han razonado caprichosamente que esta sentencia de Dios contra el rey Nabuconodosor tiene un “segundo cumplimiento” futuro. Para ellos, la locura de Nabuconodosor, es la locura de las naciones, y que duraría 7 tiempos proféticos. Considerando cada tiempo como de 360 días y multiplicando esta cifra x 7 se obtienen 2,520 días o 2,520 años (considerando 1 día x 1 año profético). Paso seguido, los “T.J” buscaron la fecha de partida para computar el tiempo “señalado” del fin, y deciden que debe ser el 607 A.C fecha, según ellos, cuando Nabuconodosor destruyó la ciudad de Jerusalén. Esta fecha de 607 A.C da inicio, según los “T.J”, al dominio gentil sobre el mundo. El reino davídico sufrió una interrupción. (Ver La Atalaya, 1-4-1968, pp. 196,197.) 

       Pero, ¿tiene base histórica la fecha de 607 A.C como la caída de Jerusalén y el destierro del rey Sedequías? No la tiene. Ni la Bibliani la historia, ni por separado ni juntas, pueden lograr el 607 A.C como la fecha de la destrucción de Jerusalén. Ningún erudito menciona esa fecha. Pero los “T.J” necesitan esa fecha para llegar al año 1914 D.C, pues en esa fecha estalló la Primera Guerra Mundial. Y para los “T.J” esa Primera Guerra Mundial es significativa del “regreso” de Cristo. Ahora, según la historia secular la destrucción de Jerusalén por Nabuconodosor sería el 586 A.C y no el607 A.C. No obstante, las guerras, como una “señal”, indican la proximidad del retorno de Jesús, más no su retorno mismo.

       Definitivamente el sueño del rey Nabuconodosor que se relata en Daniel cp.4, no es posible aplicarlo a los tiempos del fin de la historia del mundo como sí se hace en el cap.2 del mismo libro de Daniel. En el cap.2 el profeta hizo la correcta interpretación, apuntando claramente a la sucesión de los reinos, hasta llegar a Cristo, quien será la piedra que destruirá los 10 reyes venideros y sus reinos.

       No obstante, en el cap.4, el propio Daniel nos dice en el verso 24: “Esta es la interpretación, oh rey, y la sentencia del Altísimo.” Y seguidamente, en los versículos 25 y 26, se declara que toda la interpretación se cumple con la demencia del rey. No hay un segundo cumplimiento como sostienen los “T.J”. Por eso, en este caso particular, “los siete tiempos” son sin lugar a dudas siete años literales que se cumplieron en Nabuconodosor al estar loco por siete años.

       Los eruditos antiguos y modernos están de acuerdo, casi todos, en otorgar a la palabra “iddam” de Daniel 4:16, la traducción: “tiempo“, en el sentido de año literal.

 

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ: BAUTISMO Y COMUNIÓN

       Los “T.J” practican el bautismo pero de una manera muy extraña. Yo mismo fui bautizado por un “anciano” de la congregación y recuerdo ese día perfectamente allá por el año de 1964. Ahora que lo pienso bien, los “T.J” no bautizan como Jesús les mandó a sus discípulos, en vísperas de su ascenso al cielo. En Mateo 28:19 Jesús dice claramente: “Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre   del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.” Me acuerdo que me metí en una piscina y el anciano sólo me sumergió en el agua sin pronunciar una sola palabra. Ahora que lo pienso bien, creo que sólo me refrescaron en el agua un día de verano, pero no fui bautizado tal como lo mandó Jesús: “En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.” Todos los “T.J” han sido “bautizados” en silencio, sin que se les pronuncie “la fórmula bautismal“. En pocos palabras, su “bautismo” es un simple remojón para refrescarse del calor y punto. Mientras no se obedezca literalmente y al pie de la letra lo ordenado por Jesús, no recibiremos la aprobación de él.

       Pero aquí no finaliza lo anti-bíblico. En la “Santa Cena” o llamada también “La Comunión“, sólo los que pertenecen a la clase de la iglesia (o 144,000 “Testigos Ungidos”) pueden comer del pan y tomar del vino. La gran mayoría de “T.J” se conforma sólo con olerlos. Ellos no pueden participar comiendo y bebiendo de los emblemas como lo hacen los “ungidos”, pues les está terminantemente prohibido. No obstante, Cristo murió por todos los hombres, y dio su cuerpo y sangre para el perdón de nuestros pecados (Gálatas 1:4). ¿Acaso el sacrificio de Cristo no afecta igualmente a todos los “T.J” sin excepción? ¿Acaso los de la clase de la “Gran multitud” u “otras ovejas” son inmaculados desde que nacieron para no necesitar del sacrificio de Cristo? No lo creemos. Por tanto, el sacrificio de Cristo les beneficia para su salvación. Por tanto, ¿No deberían de comer ellos también del cuerpo de Cristo y beber de su sangre?  

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LA CRUZ

       Los “T.J” se caracterizan también por su antipatía por la cruz. Sostienen que Cristo no murió en una cruz sino en “un madero de tormento“. Lo que quiero decir primero es que lo importante de la misión de Jesús fue su sacrificio expiatorio independientemente de la forma de su muerte. Él murió para darnos vida y destruir las obras del diablo. El instrumento de muerte no es lo más importante, aunque esa forma de morir es muy espantosa, por cierto. En La Biblia de los “T.J” (Traducción del Nuevo Mundo), no escriben la palabra “cruz” sino “madero de tormento“. Y en sus libros de adoctrinamiento ellos pintan a Jesús clavado en un palo vertical sin travesaño. Sin embargo, el Nuevo Testamento da a entender que nuestro Señor murió en una CRUZ y no en un palo sin travesaño. El texto clave es Juan 20:25 y que dice: “…Él les dijo: Si no viere EN SUS MANOS LA SEÑAL DE LOS CLAVOS, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos (plural)…no creeré.” Nótese que Tomás habla de clavos (plural). O sea un clavo para cada mano, o dos clavos para dos manos. Es claro que estas palabras de Tomás nos inducen a creer que Cristo murió en una cruz y no en un palo vertical sin travesaño.

       Además, la costumbre romana era usar un madero en forma de “T”. El texto griego de Lucas 23:21 dice: “oi de epephonoun legontes stauro auton”. La palabra griega “staurus” indica crucificar. Es muy probable que el tipo de cruz usada para crucificar a Cristo fue la “crux inmisa“. Sólo los persas, fenicios, hebreos y griegos empalaban a sus víctimas en un madero vertical sin travesaño. 

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LA SANGRE

       Los “T.J” se oponen a la transfusión de sangre porque dicen, según sus deducciones bíblicas, que la vida está en la sangre, y por tanto es sagrada. Luego insisten que ningún hombre tiene el derecho de disponer de su vida o su sangre como le plazca. Pero, ¿prohíbela Bibliadar nuestra sangre a otra persona? ¡No! Claro que la transfusión de sangre es de reciente data, y por tanto, es imposible quela Biblia se oponga a ella.

       Ahora bien, ¿Qué más dice Dios de la sangre? Dice Levítico 17:14: “Porque la vida de toda carne es su sangre; por tanto, he dicho a los hijos de Israel: No COMERÉIS la sangre de ninguna carne, porque la vida de toda carne es su sangre; cualquiera que la comiere será cortado.” Ahora notemos que Dios prohíbe COMER la sangre de los seres vivos, pues ella es la vida. Al comerla SANGRE (vida) la estamos destruyendo en nuestro sistema digestivo y finaliza en la letrina. En cambio, otra cosa es la transfusión de sangre, ya que con este método de la medicina moderna, la sangre no se pierde sino que sigue corriendo por el sistema circulatorio de otra persona, salvándole la vida. Además, poco tiempo después, el dador recupera su sangre nuevamente como antes.

       Por otro lado, los “T.J” no son consecuentes con sus principios e interpretaciones de la Biblia. Puesel mismo Dios que prohíbe comer sangre, también prohíbe comer grasa animal. Sus santas Palabras son éstas: “Habla a los hijos de Israel, diciendo: Ninguna GROSURA de buey ni de cordero ni de cabra comeréis…porque cualquiera que comiere grasa animal…será cortada de entre su pueblo.” (Levítico 7:23,25). Pero ¿son los “T.J” igualmente escrupulosos en no comer grasa animal? Pues ¡NO! Yo doy testimonio de que los “T.J” comen carne de cerdo con toda su grasa, y hasta usan manteca para sus comidas. Y ninguno que hace esto es expulsado o disciplinado por violar esta orden de Dios. ¿Cómo se explica esta otra incongruencia o inconsecuencia?           

       Sigamos con la transfusión de sangre. Si la sangre es sagrada, hasta la última gota, entonces tampoco les está permitido a los “T.J” el hacerse ANÁLISIS DE SANGRE, pues con esta práctica médica se extrae sangre del cuerpo y luego del análisis respectivo es destruida o desechada. ¿No estarían pecando los “T.J” por permitir eso? ¡Quién no es fiel  en lo poco, no lo es tampoco en lo mucho!

       Lo cierto es que ya son muchos los “T.J” que han perdido la vida por rehusarse recibir transfusión de sangre. ¿Es esa la voluntad de Dios? Jesús mismo dio su sangre o vida para salvarnos, y darnos vida (Juan 6:53,54, Romanos 5:9). Él dio su sangre a millones de hombres para darles vida. Su sangre no fue vertida por gusto sino para que vivamos por ella. ¿Acaso no podemos dar parte de nuestra sangre o vida para salvar a nuestro hermano? ¿No sería más bien un crimen dejarlo morir?

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LA DEIDAD

       Los “T.J” son unitarios lo cual me parece correcto, pues ciertamente es difícil sostener la TRINIDAD conla Biblia. Su creencia es que sólo el Padre Jehová es Dios y nadie más. En lo que si no estoy de acuerdo con ellos es en su creencia arriana de que Cristo fue creado como un super ángel antes de venir como hombre.

       En su libro “Razonamiento a Partir de las Escrituras“, pág.215, los “T.J” dicen: “Es razonable, por lo tanto, concluir que el arcángel Miguel es Jesucristo.” Y en su libro “Ayuda para Entender la Biblia“, pág. 1125 los “T.J” dicen del arcángel Miguel, lo siguiente: “La evidencia bíblica indica que el nombre Miguel aplicaba al Hijo de Dios antes de que partiera del cielo para que llegase a ser Jesucristo, así como después de su regreso al cielo. Miguel es el único al que se le llama “arcángel”, que significa “ángel mayor” o “ángel principal”… también hay otras correspondencias que establecen que Miguel es realmente el Hijo de Dios…”

       Definitivamente Cristo no fue un arcángel ANTES de venir como hombre. Pablo dice que Cristo fue “hecho tanto superior a los ángeles (incluye a los arcángeles, pues son ángeles también), cuanto heredó más excelente nombre que ellos. Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él por Padre, y él me será por Hijo? Y otra vez, cuando introduce al primogénito al mundo, dice: “Adórenle (postrándose dando reverencia) todos los ángeles (incluyendo los arcángeles) de Dios.” (Hebreos 1:4-6).

          Como veremos a continuación, el poner a Cristo como un arcángel (Miguel), estamos cometiendo el grave error de enseñar que él fue una criatura preexistente. Estamos diciendo que Dios creó todo por y para un arcángel, lo cual sería una injusta preferencia de Dios por uno de sus varios arcángeles. Recordemos que Dios creó todo para Su único Hijo, el Señor Jesucristo. Pero ¿acaso Miguel fue el único hijo de Dios? Los ángeles , en general, son hijos de Dios, pero ninguno de ellos fue el Unigénito de Dios.

         Los arcángeles cumplen su función como mensajeros del Dios Altísimo, pero ninguno de ellos se consideró ser merecedor de sentarse al lado con Dios. A ninguno de los arcángeles se les ve en una posición como si fueran de la misma esencia de Dios y a ninguno se le ve gozando de una preferencia por parte de Dios como se esperaría de un Hijo predilecto del Padre. Esto resulta curioso y muy sugestivo para una mente inquisidora. Pero millones de Testigos de Jehová no se dan cuenta de este simple detalle.

         Lo que la Bibliasí enseña, y que los “T.J” no lo dicen, es que MIGUEL es uno de VARIOS príncipes principales, y  no el principal príncipe angelical, como sostienen los “T.J”.

Leemos lo que se dice de MIGUEL en Daniel 10:13b: “…pero he aquí MIGUEL, uno  de los príncipes principales…” Esto indicaría que hay varios arcángeles (p.e. GABRIEL y otros) en la corte celestial.

       Pero la máxima evidencia que se dispone para demostrar que Cristo no es el arcángel Miguel la encontramos en la visión de Daniel junto al río, en el capítulo 10 de su libro. El profeta Daniel recibió una visión y se nos informa que el Señor fue ayudado o asistido por Miguel. Este varón que es asistido por Miguel tiene las siguientes características (comp. Daniel 10:4-6 con Apocalipsis 1:9-16):

       1.- “Vestido de lino“. Generalmente significa pureza (Levítico 6:10; Apocalipsis 15:6; 19:4).

       2.- “Ceñidos sus lomos de oro de Ufaz.” Se refiere a un cinturón tejido con fibras de oro que bordeaba la cintura de un varón.

       3.- “Su cuerpo era como berilo“. La palabra berilo (Hebreo tarshish) se vierte como “crisólito”, “topacio”, o “jaspe amarillo”. Era una piedra sumamente bella.

       4.- “su rostro parecía un relámpago“. Es decir, era brillante.

       5.- “Sus ojos como antorchas de fuego“.

       6.- “Sus brazos y sus pies como de color de bronce bruñido“. Este “bronce bruñido sugiere brillo y resplandor. El personaje se presenta con aspecto glorioso y cautivador.         

       7.- “El sonido de sus palabras como un estruendo de una multitud.” La voz es potente, autoritativa, como de alguien a quien se debe oír y seguir.  

       Sin duda estas 7 características del varón revelador corresponden a CRISTO, cuando se las compara con las características “físicas” del Señor en Apocalipsis 1:9-16. Pero el punto central del pasaje es que el arcángel Miguel asistió a Cristo en su TEOFANÍA para revelar a Daniel asuntos de suma importancia, y que el diablo trató de obstaculizar. En consecuencia, Cristo NO pude ser el arcángel Miguel como suponen los “T.J”.

       En Apocalipsis 5:13 leemos: “Y a TODO LO CREADO que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.” Notemos que TODAS LAS CRIATURAS, sin excepción alaban a Dios y a Cristo. Si Cristo es una criatura angelical, ¿no debiera él estar alabando a Dios junto con el resto de criaturas? Pero aquí vemos que él y su Padre reciben de las criaturas la alabanza. Es obvio que Cristo no fue creado, sino ENGENDRADO (1 Juan 5:18, Mateo 1:20); que es muy distinto. Los ángeles y hombres son criaturas—-Cristo no!

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LOS ISRAELITAS

       Como dije al comenzar este estudio, los “T.J” ya no creen que el pueblo de Israel sea el elegido de Dios. Aunque Charles Taze Russell si lo creyó, ahora los “T.J” han rechazado esa fe original. Los “T.J” creen que su “organización Teocrática” es la verdadera y única obra de Dios, y la que Dios usa para difundir su verdad al mundo. Pero Russell no estaba equivocado en creer en la elección de Israel. Muchas de las profecías bíblicas y confesiones apostólicas, se destaca la preferencia de Dios por su pueblo al cual desde antaño conoció. Los “T.J” no han leído lo dicho por Pablo en Romanos 11:1,2 y que dice: “Digo, pues: Ha desechado Dios a su pueblo? EN NINGUNA MANERA. Porque también yo soy ISRAELITA, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín. NO HA DESECHADO DIOS A SU PUEBLO, AL CUAL DESDE ANTES CONOCIÓ…” Pues bien: ¿Cómo explican  estas palabras paulinas los llamados “T.J”? Ellos dicen que Dios sí rechazó a su pueblo de antaño, pero Pablo dice que no. A quién vamos a creer, ¿A los “T.J” o al inspirado San Pablo?

       Es cierto que Dios rechazó a su pueblo (temporalmente) por su pecado y rebelión. No obstante, el apóstol Pablo vuelve a decirnos que su pueblo será restaurado para la bendición de los gentiles (Romanos 11:11-28). Nótese también el verso 28, en donde Pablo admite   que su pueblo es amado y elegido por Dios.

       Los “T.J” no comprenden que el verdadero reino que será restaurado en la tierra (no en el cielo) será el de David. Sí, David tuvo un reino, el cual era de Dios (1 Crónicas 28:5). Ese reino fue suspendido temporalmente allá por el año 587 A.C cuando Nabuconodosor invadió Jerusalén y depuso al rey judío Sedequías. El profeta Ezequiel predijo este evento en el capítulo 21 de su libro y versos 25-27. Ezequiel predijo que el reino de David estaría suspendido HASTA QUE VINIERA AQUEL QUE TIENE EL DERECHO DE TOMAR EL TRONO Y LA CORONA. Esa persona es Jesucristo, el descendiente del rey David (Mateo 1:1). El apóstol Pedro afirma que un varón descendiente de David tomaría su trono en un futuro, y él lo llama: “El Cristo“, Este “Cristo” es alguien que resucitó de la muerte y está sentado a la diestra de Dios (Hechos 2:329-33). Obviamente Pedro está hablando de nuestro Señor Jesús.

       Ahora bien, ¿Dónde reinó David, y dónde estuvo su trono? ¿Acaso en el cielo? NO. La Bibliaes clara al decirnos que David reinó en Jerusalén en la mayor parte de su administración (33 de los 40 años de reinado). Al morir él, su hijo Salomón heredó su trono y fue rey en Jerusalén por otros 40 años. De igual modo, cuando se restaure el reino de David en la persona de su heredero Jesús, reinará él en la misma capital JERUSALÉN. Esto se confirma al leer lo que Jesús mismo dijo sobre esta ciudad en Mateo 5:33-35. Claramente dijo que Jerusalén ES (no FUE) la ciudad del GRAN REY.

       Vemos, pues, que Dios aún tiene planes muy concretos para su pueblo y su ciudad elegida. En Lucas 1:33-35 se revela que Jesús reinará en el trono de David su padre, el cual estará en “la casa de Jacob“. Recordemos que Jacob o Israel son sinónimos, de modo que podemos decir que Cristo reinará en “la casa de Israel” o en “la nación” o “país” de Israel, según el anuncio del ángel Gabriel a María, madre de Jesús.

       No es sorprendente entonces la pregunta que le hicieron los discípulos israelitas a Jesús, momentos antes de partir al cielo: “…Señor: ¿Restaurarás el reino a Israel en este tiempo?” (Hechos 1:6). Sí, Jesús había estado hablándoles que el reino de David le sería restaurado a los israelitas, tal como lo predijeron los profetas Hebreos del Antiguo Testamento (V. 3). Pero los “T.J” no quieren ver estos textos bíblicos porque se les hace difícil explicarlos con coherencia.

       Hoy en día se están cumpliendo muchas profecías bíblicas concernientes a Israel y el fin del mundo. La Bibliapredijo que Israel sería desparramado por todo el mundo, y que después de mucho tiempo volverían a ser nación en su tierra Israel. Bastan leer lo que dicen Deuteronomio 30:3-5; Jeremías 32:37,38,41,43; Isaías 11:12; Ezequiel 11:16-20;20:34,42;28:25,26;34:11-16,23,28,29;36:24-37; 37:12,17; Sofonías 3:20; Hageo 2:7; Zacarías 1:17;8:3,7,13,23; Oseas 3:4,5; Amós 9:11,14,15; Abdías 17; Romanos 9:3,4.

       Todos los textos citados arriba nos hablan del retorno de los israelitas a su tierra desde TODAS PARTES DEL MUNDO. Esto ha venido ocurriendo desde comienzos de este siglo XX, y se ha ido acentuando después del renacimiento de la nación Israelita en Mayo de 1948 D.C. Todos sabemos que ISRAEL resurgió como nación hace sólo 50 años, y desde esa fecha cientos de miles de Judíos de Europa, Rusia, Etiopía y de otras partes del mundo ya han regresado a Israel nuevamente. Las profecías que hablan del retorno de los judíos se están cumpliendo hoy día y seguirán cumpliéndose hasta la misma venida de Cristo al mundo (Mateo 24:31).

       También es destacable la profecía de Jesús de Lucas 21:24. Jerusalén (la capital del reino davídico y de los israelitas) sería pisoteada o gobernada por naciones paganas o no judías por un tiempo predeterminado por Dios. Desde el año 70 D.C Jerusalén pasó a manos de los gentiles (romanos, árabes, Turcos, e Ingleses), hasta que en 1967 D.C, en “la guerra de los seis días“, los israelíes arrebatan a los Jordanos el control de Jerusalén. La profecía se estaba cumpliendo finalmente después de un larga espera por casi dos milenios y más.

       Los “T.J” no pueden tapar el sol con un dedo. Ellos tienen que aceptar que lo que se está cumpliendo hoy en el Medio Oriente; y en particular, en Israel, estaba profetizado por Dios en la Biblia. Ellosdeben admitir que el largo sufrimiento del pueblo israelita es otro cumplimiento profético de Dios, pues Él había dicho que serían diezmados por “cazadores”y “pescadores”. Predijo que vivirían en constante peligro, persecución y terror (Jeremías 16:16). Sabemos que Nabuconodosor fue el más grande cazador e igualmente Adolfo Hitler, entre muchos otros. Los Judíos no sólo fueron perseguidos en Alemania, sino también en España, Italia, y otros países del mundo. Aun hoy los israelitas siguen siendo repudiados en muchos lugares, y no son bien vistos. Hay un surgimiento de un antisemitismo mundial preocupante, en especial en E.U y Alemania, por citar sólo dos países.La Biblia aun predice que Israel seguirá sufriendo hasta el retorno del Mesías al mundo para salvar a su pueblo. Todos sabemos cuántos enemigos tiene Israel hoy. Los árabes extremistas quieren arrebatarles su territorio, y en especial, Jerusalén. Además, los Norteamericanos no siempre están a su lado protegiéndolos o apoyándolos.

LOS TESTIGOS Y EL NOMBRE DE DIOS

       Los “T.J” dicen que “JEHOVÁ” es “el nombre personal del único Dios verdadero. es el nombre que él mismo se ha dado…” (Libro ‘Razonamiento a Partir de las Escrituras’, pág. 198).           

       El nombre Hebreo de Dios es “YHVH” (“tetragramaton“). Como se puede ver, el idioma hebreo carece de vocales, por tanto la forma de saber el nombre es pronunciándolo. Los rabinos transmitían el nombre oralmente de generación en generación en los tiempos bíblicos. Después, el Hebreo cayó en desuso, por muchos años, debido a factores históricos inevitables.

       El profesor Dr. Kerr, dice en su Gramática Elemental de Lengua Hebraica, lo siguiente: “Jehová no es el nombre del Dios de Israel, sino que resultó del error de leer el tetragrama inefable con vocales de Adonai, cuando se recomenzó el estudio del hebreo durante el Renacimiento y la Reforma“. El profesor Kerr concluye así: “Ya no se sabe cuáles eran los verdaderos sonidos que se daban a ese nombre; y se supone por la etimología que la forma original debería ser Jave, tercera persona del verbo ayah (ser)”.

       A continuación mencionaremos a los eruditos Martin y Klann, y su obra “Jehovah Of the Watchtower”, página 146: “Ningún estudioso sensato de la Biblia objetará el empleo del término Jehová en el Santo Libro. Sin embargo, en vista de que en el original sólo constan las consonantes hebreas JHVH, sin vocales, su pronunciación es indeterminada, y al no tenerse certidumbre de ella, el fijar dogmáticamente que su pronunciación sea Jehová, es ir más allá de los límites de la verdad lingüística

      “Todo estudiante del hebreo sabe que entre las consonantes J-H-V-H se puede insertar cualquier vocal. Así, teóricamente, el nombre divino podría ser Jehová como Jihiví, sin cometer la menor lesión a la gramática del idioma.”

       Lo cierto es que parece que la palabra Jehová no salió de labios de Cristo, y tampoco fue usada por sus seguidores inmediatos. Cristo y los escritores del Nuevo Testamento citaban las Santas Escrituras Hebreas, y también la versión Septuaginta, que vierte el tetragrama por Kúrios (Señor, en griego), con mucha propiedad, ya que éste no se podía pronunciar por temor a la superstición de los rabinos.

       Por espacio de 2,500 años desde Adán, Dios no se había dado a conocer con su nombre Jehová. ¡Por 2 milenios y medio, el mundo hebreo no supo del nombre de Dios! Por eso leemos en Exodo 6:3: Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi NOMBRE JEHOVÁ NO ME DI A CONOCER A ELLOS.” Preguntamos: Si el nombre de Dios es vital e importante que se conozca, ¿por que Abraham (su fiel amigo, Santiago 2:23) y sus descendientes NO SUPIERON SU NOMBRE JEHOVÁ hasta que le fue revelado a Moisés?

       Pero para ser justos, Dios tiene no un nombre sino siete. Éstos son: JHVH, Adonai, El, Elion, El-Shaddai.

       Por otro lado, los lexicógrafos Moulton y Milligan, en su Diccionario Griego, dicen que la palabra ONOMA que significa “nombre” en el Nuevo Testamento, da a entender “la fama”, “el carácter”, “la autoridad”, “la dignidad”, o la “reputación” de la persona. Estos lexicógrafos han demostrado ampliamente cómo los autores griegos usaban “nombres” para destacar su dignidad o autoridad. Ejemplo: “Vengo en el nombre de su Majestad“, significa que tal persona está revestida con la autoridad de un rey o reina. También la reputación o dignidad de la persona, más no el sentido fonético del nombre en sí. Así, cuando Cristo dice: “Santificado sea tu nombre” en Mateo 6:9 se refiere que se debe santificar la “Persona” o “Ser” de Dios.

       Ahora bien, lo cierto de toda esta argumentación es que sólo hay un nombre por el cual podemos ser salvos—¡El de Jesucristo! Así lo afirma el apóstol Pedro en Hechos 4:7-12. Todo creyente sabe que a través de la persona de Cristo uno puede alcanzar la salvación. No es en sí el nombre propiamente dicho, sino la persona que está detrás de ese nombre.         

LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y LAS FIESTAS

       Los “T.J” se oponen a las fiestas y celebraciones. Ellos creen que el cumpleaños es una fiesta pagana, y por tanto, es prohibido celebrarlo. Dicen que Herodes, el rey pagano, lo celebraba con su corte; por tanto, dicen, no debemos celebrarlo nosotros como creyentes cristianos. Pero eso es ir más allá de lo mandado por Dios. Si es pecado celebrar el cumpleaños, entonces también es pecado hacer reuniones para comer con los amigos, o beber vino, dado que Herodes y su gente bebió vino y comió con sus amigos en su fiesta. Ahora bien, ¿Cuál es el delito o pecado de celebrar un año más de vida? ó ¿Un año más de matrimonio? No lo entendemos. Y por añadidura,  el cristiano tampoco podría poner música y bailar, pues hubo también música y baile en dicha fiesta del rey Herodes (Mateo 14:6). Tampoco se deberían usar platos para servir la comida, ya que en la fiesta de Herodes se usó un plato para traer la cabeza de Juan el Bautista (Mateo 14:11). En fin, podemos dar reglamentos y prohibiciones a montones, sólo por querer distinguirnos de los demás.

       Los “T.J” se oponen al saludo de la bandera nacional. Dicen que es “idolatría” y que debe ser evitada a toda costa. Pero ¿acaso no saben los “T.J” que el pueblo hebreo tenía sus banderas para identificarse entre las tribus? Sí, cada tribu de Israel tenía su propia bandera que rodeaba el tabernáculo en el desierto (Ver Números 2:2). Y, ¿Quién les ha dicho a los “T.J” que saludar a la bandera es “idolatría”? Un saludo a la bandera significa un saludo a la nación o patria a la cual servimos con nuestro trabajo e impuestos.                                        

       Con este mismo criterio Jehovísta, tampoco podríamos ser policías, ya que nos veríamos obligados a saludar a otro oficial, como se hace con la bandera nacional. ¡Nótese que el saludo es el mismo! ¿Acaso un subalterno idolatra a su superior porque lo saluda con respeto al estilo militar? O, ¿Estaría adorando un soldado al Presidente dela República, cuando aquél le saluda a éste al estilo militar? ¡Por cierto que no!

 

 LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ Y EL COMITÉ JUDICIAL

Los “Testigos” tienen una especie de “GESTAPO” en donde los ancianos de la congregación juzgan a los miembros por actos de indisciplina, como son las inmoralidades, conductas no apropiadas (sin ser inmorales) y las “herejías”. Este último aspecto es menester subrayar, pues los ancianos expulsan a los miembros que no se someten a ciegas a los dictados de Brooklyn,  y en lo doctrinal, especialmente. Si uno discute las enseñanzas del llamado “esclavo fiel y discreto” puede ser citado a juicio por los miembros del llamado “Comité Judicial”, y terminar siendo expulsado como un “apóstata” si uno no se retracta a tiempo.

Miles de “Testigos de Jehová” tienen que esconder sus dudas y no divulgarlas a nadie, ni siquiera a sus familiares Testigos de Jehová, pues aun éstos pueden traicionarlos y acusarlos de ser unos enemigos de la verdad, “apóstatas”, “satánicos”, y otros epítetos semejantes a éstos. Hay una especie de gobierno del terror, donde a los disidentes se les cortan sus cabezas para que no divulguen sus “herejías destructoras”.

Por cierto que la iglesia debiera separar a los que, llamándose cristianos, introducen herejías verdaderamente destructoras, como por ejemplo: Que Cristo no era hombre, que su muerte  no salva a nadie, que el bautismo no es necesario, que el diablo no existe, que la reencarnación es verdad, que Cristo no volverá en persona, y cosas como éstas que abiertamente contradicen las verdades básicas dela Bibliay de Cristo.

Pero los “Testigos” expulsan a los miembros que rehúsan aceptar el año 1914 como la fecha  de la venida de Cristo, pese a que Cristo enseñó que nadie puede saber el día y la hora de ese magno evento (Marcos 13:32).  También los “Testigos” expulsan a los que rechazan las dos esperanzas propuestas por los líderes de Brooklyn: La celestial, para los 144,000 “ungidos”; y la terrenal, para la gran multitud de Testigos no “ungidos”, pese a que Pablo enseña que sólo hay una esperanza de nuestra vocación y no dos a más (Efesios 4:4). Estos son sólo dos ejemplos de tantos que podemos mencionar.

Sin duda, el culto de los “Testigos de Jehová” no es para la gente pensante, inteligente, y razonante; sino para los que no son escudriñadores, para los flojos, para los que no son capaces de estudiar por sí mismos, para los poco entendidos, para los que no aman la verdad, para los fanáticos, para los frustrados, etc. Estos están felices de ser robots, repetidores de enseñanzas secretas, e interpretaciones privadas, con tal de ganar un puesto de autoridad dentro de la secta o culto. No les importa tanto la doctrina como el hecho de que se les llame “Anciano”, “Ungido”, “Siervo de Circuito”, ”Siervo de Distrito”, y así poder recibir los honores de la gran masa de “Testigos” que no ostenta cargo alguno. Muchos de éstos son los grandes fracasados de la sociedad, los que no han logrado el éxito en ninguna área de la vida pública, como en los negocios, en una carrera profesional, o en cargos de responsabilidad y de confianza.     

LOS ESTUDIOS DE LA REVISTA Y DEL LIBRO:

Los “Testigos” tienen un intenso entrenamiento o “lavado cerebral” con los estudios semanales de la revista “La Atalaya” y de un libro predeterminado porla W.T. En esas literaturas, los líderes de Brooklyn han elaborado preguntas al final de cada acápite, para que sean contestadas al pie de la letra por los estudiantes y feligresía en general. Ningún “Testigo” puede salirse de los patrones preestablecidos, y sólo deben limitarse a la literatura y a su contenido para dar sus respuestas. De este modo, los líderes dela W.T se aseguran de implantar, en los cerebros incautos, sus particulares interpretaciones dela Biblia, muchas de ellas fuera del contexto bíblico.

Además, los estudiantes sólo deben consultar las publicaciones dela W.Ty usar sólo la ‘Versión Del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras’. Jamás se verá a algún “Testigo” llevar consigo una versión diferente ala V.N.M, pues si alguno lo hiciera, podría ser seriamente amonestado. Tampoco se les inculca a leer otra literatura cristiana, como comentarios bíblicos de eruditos provenientes de otras denominaciones. En realidad, los estudiantes Jehovístas salen tan mal preparados, que cuando se topan con otros creyentes de otras denominaciones, los cuales han sido bien instruidos enla Biblia, prefieren huir que confrontar las creencias de aquellos creyentes.

Los “Testigos” definitivamente están miopes, por no decir tuertos; creyendo que ellos solamente tienen la verdad de Jehová. Partiendo de la premisa de que ellos son la única y verdadera “organización de Jehová en la tierra”, jamás podrán ellos aceptar la posibilidad de que otros grupos puedan tener parte de la verdad que ellos desconocen o ignoran. El que se cree el dueño o depositario de la verdad está regresando a la Edad Media, al oscurantismo y a la ignorancia. Ni los “Testigos”, ni ninguna otra denominación, tiene toda la verdad revelada de Dios. Como dice Pablo, sólo en parte conocemos (1 Corintios 13:12).

Ahora bien, los “Testigos” publican cada año un nuevo libro, con “verdades novedosas” que hacen que algunas cosas de lo que hoy se dan por ciertas, dentro de 20 o 30 años queden obsoletas, como ciertamente ha venido ocurriendo con varias de sus doctrinas desde que se fundó su organización con Russell. Varias cosas que enseñaron Russell , Rutherford, Knorr, y Franz han quedado en el olvido como obsoletas. La próxima doctrina Jehovísta que quedará obsoleta, si es que ya no la está, es la supuesta “presencia de Cristo en1914”. El tiempo nos dará la razón, y ya no queda mucho.

 

TESTIGOS DE JEHOVÁ Y DE CRISTO:

 

Los llamados “Testigos de Jehová” se basan en Isaías 43:10-12 para decir que su denominación es la bíblica y verdadera, la única organización de Jehová. Ahora resulta que también quieren incluir en la misma el nombre de Cristo, pues también se habla de dar testimonio de Cristo (Hechos 1:8).  No obstante, al examinar éstos y otros pasajes que hablan de dar testimonio, o de ser testigos de algo o de alguien, siempre se refiere a testigos presenciales, a personas que ven u oyen por sí mismas, cosas y hechos transcendentales. Obviamente no se puede ser un “testigo” de algo que uno no ha visto u oído directamente con sus sentidos. Un juez no aceptaría el testimonio de personas que no han sido verdaderamente testigos presenciales de algún hecho crucial o vital. Definitivamente un juez no aceptaría que alguien le diga: “Señor juez, a mi me contaron por allí que tal persona es el asesino”. Este testimonio es inválido, y de poco peso. Habladurías y chismes no tienen mucho valor, sólo lo que se ve y oye personalmente. El verdadero testigo es aquel que dice:”Señor juez, yo vi a fulano de tal asesinar al occiso con un puñal a las doce de las noche.”  

Si yo digo que hace 500 años Cristóbal Colón llegó a América, eso no me hace a mi un “testigo” de ese hecho histórico. Simplemente estoy repitiendo un hecho histórico que otros sí lo vieron personalmente como testigos presenciales. Yo puedo decir y creer que Cristo  nació en Belén, que murió en la cruz, y que resucitó al tercer día; pero eso no me hace a mí un testigo de esos hechos. Los testigos verdaderos de Dios y de Cristo fueron aquellos que vieron directamente con sus ojos los hechos que ahora son historia, es decir: Los hebreos, los apóstoles y demás discípulos del Señor que nos han legado su testimonio escrito.  Léase por ejemplo 1 Pedro 5:1. Aquí Pedro dice ser TESTIGO de los padecimientos de Cristo, pues él los vio con sus propios ojos. Y en Lucas 24:46-48 se nos dice que los discípulos fueron testigos de la pasión, muerte y resurrección de Cristo–¿por qué?—¡Porque las vieron directamente sin que nadie se los contara! De este modo los Evangelios Sinópticos se convierten en excelentes testimonios de testigos presenciales de la vida y obra de Jesús, así como las cartas y epístolas de los apóstoles en general.

Igual ocurre con Isaías 43:10,12. Aquí el pueblo hebreo fue testigo de eventos espectaculares en los cuales Dios intervino directamente en contra o a favor de su pueblo, y en los cuales el pueblo vio u oyó directamente la intervención divina, de primera mano. El pueblo fue testigo presencial de la maravillas de Dios en Egipto, las plagas, el castigo a las hordas de Faraón, la división del mar rojo, la bajada del maná celestial, la roca que brotaba agua, la serpiente sanadora de bronce, la voz de Dios en el Sinaí, la entrega de las tablas de la ley, la conquista de Jericó, etc. Esos hombres, que fueron testigos presenciales de los hechos maravillosos de Dios, se convirtieron en testigos de Jehová para sus hijos, nietos, bisnietos, tataranietos, etc. Y otro hecho indiscutible es que jamás en el Nuevo Testamento se menciona que tenemos que ser “Testigos de Jehová”. Y esto no es sorprendente, pues en el Nuevo Testamento Dios ya no habla Él directamente, sino por el Hijo (Hebreos 1:1,2). Sí, Jesús se ha convirtió en el  Testigo de Jehová por excelencia, pues él conoció bien a Su Padre y tuvo una comunión personal con Él.  Su testimonio era de primera mano y de gran peso y valor. Aún los apóstoles fueron testigos de cómo Dios resucitó a Su Hijo, de modo que en este aspecto ellos fueron testigos de la obra y milagros del Dios Padre en la persona de Su Hijo (1 Corintios 15:15). Pero todo este testimonio acabó con los apóstoles. Hoy todos vivimos por fe, y no por vista (2 Corintios 5:7).

Nosotros, como cristianos, no estamos en condiciones de afirmar que somos “testigos de Jehová ni  de Cristo”. Pero tenemos, gracias a Dios, el testimonio de los testigos presenciales que nos aseguran que lo ocurrido realmente sucedió, y que no fue una invención o mito. Ellos nos dejaron su testimonio escrito en las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamentos. De allí el valor dela Santa Biblia.Sin ella estuviésemos en tinieblas.  Pero todo esto nos preguntamos con toda la razón del mundo: ¿Son Realmente los “Testigos”: “Testigos de Jehová y de Cristo”?

Por eso, en nuestra predicación siempre recurrimos al testimonio de los apóstoles, que son las doce columnas de la iglesia, y que se han convertido en testigos por excelencia de los hechos que nosotros creemos por fe y no por vista. Igual sucede con el Antiguo Testamento, cuando queremos enseñar sobre los hechos históricos del pasado, recurrimos a los testigos bíblicos. Ellos son los profetas y sacerdotes, personajes éstos que trataron con Dios personalmente y dejaron su testimonio escrito.  

OTRA VALIENTE EX TESTIGO DE JEHOVÁ DA SU TESTIMONIO EMOTIVO SOBRE LOS MOTIVOS DE SU SALIDA DE LA SECTA

diversMuchos Testigos de Jehová se están dando cuenta de que la sociedad Watchtower los ha estado engañando con falsas doctrinas y fechas proféticas que sólo pueden provenir del diablo. Esta señora ex-Testigo de Jehová revela sus motivos para su retiro de esta secta maligna y diabólica.

EL ‘TESTIMONIO DE JESÚS’ EQUIVALE A LA ‘FE DE JESÚS’—¿PERO QUÉ ES “LA FE DE JESÚS”?

…La verdad que pocos han entendido…¡hasta hoy!

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

En Apocalipsis 12:17, leemos: “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el TESTIMONIO de Jesucristo. Tome nota que aquí se habla de los que tienen el testimonio de Jesucristo.

Pero si comparamos el pasaje anterior con Apocalipsis 14:12, veremos que el testimonio de Jesucristo es la fe de Jesús. Dice el pasaje, así: “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la FE DE JESÚS.

¿Cuál es el ‘Testimonio de Jesucristo’ o ‘La fe de Jesús’ que tienen los cristianos verdaderos?

Veamos Juan 18:37, donde leemos sobre la conversación que tuvieron Pilato y Jesús: “¿Luego,  eres tú rey?  Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey.  Yo para esto he nacido,  y para esto he venido al mundo,  para dar testimonio a la verdad.  Todo aquel que es de la verdad,  oye mi voz”.

Aquí Jesús conversa con el procurador Pilato, y le dice que él vino al mundo para dar Testimonio a la verdad, es decir, para proclamar que él es REY, y que tiene un reino. ¡Esta era la “fe de Jesús”!

Por eso en Lucas 4:43 Jesús dijo: “Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido ENVIADO”. Nótese que Jesús afirma haber sido enviado al mundo para anunciar o dar testimonio a la verdad, es decir, acerca de las Buenas Nuevas de su reino.

En 1 Corintios 11:1 Pablo dice: “Sed IMITADORES de mí, así como yo de Cristo”. ¿Y qué cosa imitó Pablo de Cristo en sus viajes misioneros?

En Hechos 20:24,25 Pablo explica cuál era el testimonio que él daba y que sin duda era el mismo testimonio de Jesús, ya que él imitaba a su maestro en todo: “Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar TESTIMONIO del evangelio de la gracia de Dios. Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro”. En estos versículos Pablo recibe un ministerio de Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia, o que es lo mismo decir, el testimonio del evangelio del reino de Dios. ¿No es acaso este reino de Dios, el mismo testimonio que daba Jesús a sus paisanos? (Mr. 1:1,14,15). Evidentemente la “fe de Jesús” tenía que ver con su mesianismo, con su calidad de rey en el reino de Dios. ¡Y esa misma fe la tienen sus verdaderos discípulos!

Por eso también en Mateo 24:14 Jesús revela cuál es el testimonio que darán sus discípulos al mundo: “Y será predicado este EVANGELIO DEL REINO en todo el mundo, para TESTIMONIO a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”. ¿Se dan cuenta ahora que el Testimonio de los discípulos es el mismo testimonio que dio Jesús? Este testimonio siempre gira alrededor del mensaje central de Cristo, el cual es el Reino de Dios. ¡Esta es la fe de Jesús y el testimonio de Jesús!

Justificados por la fe de Jesús

En Romanos 3:26, Pablo dice sobre la fe de Jesús, lo siguiente: “Con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la FE DE JESÚS”.

Los verdaderos cristianos son justificados porque tienen la misma fe de Jesús, o el mismo testimonio de Jesús que es su reino venidero de Justicia, y dan testimonio al mundo de ello como las Buenas Nuevas de salvación.

La fe de Jesús y la fe de Abraham

En Romanos 4:16 leemos de la fe de Abraham, y se espera que todos los que reciban las promesas tengan la fe de Abraham. Dice Pablo, así: “Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la FE DE ABRAHAM, el cual es padre de todos nosotros.

Ahora bien, la Biblia nos dice que tengamos ‘la fe de Jesús’ y ‘la fe de Abraham’. ¿Es que acaso hay dos tipos de fe, una de Abraham y otra de Jesús? ¡Pues no! Pablo dice que sólo hay UNA FE y no más (Efesios 4:5). La fe de Abraham, entonces, es la misma fe que tenía Jesús, de modo que tener la fe de Abraham equivale a tener la fe de Jesús y viceversa. ¿Y cuál era esa fe de ambos, el padre de la fe y su simiente? Creo que la respuesta está en Romanos 4:13: “Porque no por la ley fue dada a ABRAHAM o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe”.  Es decir, por la fe, Abraham creyó en la promesa de Dios de que sería el heredero del mundo junto con su simiente, Jesucristo. Y esto es justamente lo que previó Juan, cuando escribió en Apocalipsis 11:15, lo siguiente: “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: “Los reinos del MUNDO han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos”. ¿Entienden ahora, hijos míos? Más fácil no lo puedo explicar!

Además, Pablo nos dice que Jesús, el hijo de Abraham, y el hijo de David (Mateo 1:1), vino a CONFIRMAR las promesas hechas a los padres (Abraham, Isaac, Jacob, y David). Por tanto, Jesús tenía fe que las mismas promesas hechas Abraham y a su simiente (es decir, él mismo) se cumplirían en el futuro (Romanos 15:8). Por eso él pudo decir con toda confianza:Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob Y A TODOS LOS PROFETAS en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos” (Lucas 13:28).

Pregunta:

¿Está usted seguro de que tiene la misma fe (o testimonio) de Jesús? ¡Piénselo con sumo cuidado porque de eso depende su salvación!

www.elevangeliodelreino.com

molceses@hotmail.com

TESTIMONIO DE UN JOVEN EX ADVENTISTA

Hola, me llamo Mauricio, y vivo en Italia. Les cuento que yo he frecuentado la iglesia Adventista del Séptimo día  y hasta he tenido estudios bíblicos con ellos. Lo que he notado es que ellos no adecuan su pensar a la Biblia, sino que más bien ellos adecuan la Biblia a su forma de pensar, o la las afirmaciones y interpretaciones de su profetisa, Elena White.  Además, conmigo actuaron con engaño, porque cuando estuve estudiando lo que decía la Biblia sobre los alimentos puros y impuros, ellos me dijeron que yo podía comer igualmente todo lo que decía la Biblia, que era sólo un consejo de cómo alimentarse, y no una imposición.

Luego me enteré que si tú comes carne impura, o tomas bebidas alcohólicas, no puedes ser parte activa de la iglesia. Simplemente no te aceptan porque ellos creen que el Señor a los que comen carne impura (cerdo, conejo, caballo, y también camarones, mariscos etc) serán lanzados en el lago de fuego porque tienen el cuerpo sucio y no pueden entrar así en su reino.

Ellos creen que el sábado es de vital importancia para salvarse, y que todos los que no guardan el sábado, sino el domingo u otro día, tienen la marca de la bestia y están condenados. Esto, para mí, es un delirio psicológico. Además, tampoco ellos guardan el sábado como se debiera guardar, o como el Antiguo Testamento lo manda, porque he notado que muchos de ellos en sábado andan al supermercado y cocinan y hacen cosas que según el Antiguo Testamento están prohibidas durante el día de sábado.

Su profetisa, Elena White, dice en sus escritos que no se puede comer carne, y los miembros cuando alguien se enferma, o por ejemplo, tiene enfermedades graves como el cáncer, echan generalmente la culpa al consumo de la carne, y dicen que la carne es dañina y que es la causa de todas las enfermedades. Pero he visto que ellos comen mucha grasa, porque substituyen la grasa de la carne con huevos, queso y dulces, que es peor, y le tienen como una fobia increíble a la carne. Yo creo que es algo muy absurdo porque el mismo Jesús comió pescados, y nunca prohibió a nadie que comiera carne. Todo esto me dio mucho que pensar sobre esta secta. Realmente he visto mucha ambigüedad entre sus miembros, y he notado que sus doctrinas son diferentes de las que enseña la Biblia en el Nuevo Testamento, donde hay un nuevo pacto que cambia el antiguo. Esta manera de pensar es muy peligrosa, porque rechazan la gracia y se quedan clavados a la ley, la cual se clavó en la cruz cuando murió nuestro Señor por los pecados del mundo para salvarnos una vez para siempre.

Finalmente, ni qué hablar de su falsa profecía de la venida de Cristo de 1844, el falso juicio investigador, la tierra desolada en el milenio, quedando sólo Satanás y sus ángeles en ella, la creencia de que Cristo es un arcángel, el diezmo obligatorio, el Papa como el Anticristo de Daniel y Apocalipsis, y otras enseñanzas absurdas que no pueden sostenerse en las Escrituras.

MI EXPERIENCIA EN EL ADVENTISMO DEL SEPTIMO DIA

ME LLAMO RAFAEL RODRIGUEZ, EN LAS SIGUIENTES LINEAS ME PROPONGO DARLES UN RESUMEN DE MI EXPERIENCIA CRISTIANA Y DE MI PASO POR LA IGLESIA ADVENTISTA DEL SEPTIMO DIA.

NACI EN UN HOGAR DE TRADICION CATOLICA, COMO TAL LOS PRIMEROS AÑOS DE MI VIDA LA ORIENTACION RELIGIOSA QUE RECIBI PROVINO DEL CATOLICISMO ROMANO. CERCA DE MI CASA VIVIAN UNOS ADVENTISTAS, RECUERDO HABER ASISTIDO UNA VEZ A UN ESTUDIO BIBLICO EN SU CASA DONDE SE UTILIZARON VISTAS FIJAS ACERCA DEL FIN DEL MUNDO. TAMBIEN ESCUCHE A UNO DE LOS HIJOS HABLAR SOBRE LA BESTIA DE APOCALIPSIS 13 Y DE SU MARCA, EN MI MENTE INFANTIL ME IMAGINE A UNA BESTIA LITERAL QUE MATARIA A TODOS LOS QUE NO TENGAN SU MARCA, ME ASUSTE MUCHO CUANDO LO ESCUCHE HABLAR SOBRE LA BESTIA.

ESTA FAMILIA ADVENTISTA ERA MUY ACTIVA EN SU LABOR MISIONERA, DE TAL MODO QUE MUCHO DE LOS JOVENES Y NIÑOS DE ESA CALLE SE HABIAN CONVERTIDO AL ADVENTISMO. UNO DE LOS JOVENES QUE YA ERA ADVENTISTA COMENZO A DARME ESTUDIOS BIBLICOS (LA FE DE JESUS), TAMBIEN A MI HERMANO MAYOR, NOS INVITO A LA IGLESIA DEL SECTOR Y CERCA DE UN AÑO DESPUES DE ESTAR VISITANDO LA IGLESIA FUIMOS BAUTIZADOS EL NUEVE DE MARZO DEL 86. MI HERMANO TENIA EN ESA EPOCA 15 AÑOS DE EDAD Y YO TENIA 13 AÑOS, MI HERMANO SE APARTO DE LA IGLESIA UNOS POCOS MESES DESPUES PERO YO CONTINUE EN ESTA.

ME SENTIA MUY BIEN EN LA IGLESIA, PARTICIPABA EN TODAS LAS REUNIONES, ESTABA ENCANTADO CON LOS LLAMADOS SOCIALES, LOS CAMPAMENTOS Y LAS GIRAS. MUY PRONTO SE ME ENSEÑO A PREDICAR, UNA MUY MALA COSTUMBRE ADVENTISTA PUES ESTO TIENE UN EFECTO NEGATIVO EN EL CARÁCTER DEL NIÑO. EN FIN EN LOS PRIMEROS TRES AÑOS ESTABA ENCANTADO CON MI NUEVA RELIGION, PUES PERTENECIA A LA UNICA IGLESIA VERDADERA. PERO A LA EDAD DE 16 AÑOS PASE POR UNA EXPERIENCIA QUE CAMBIARIA MI VIDA PARA SIEMPRE.

RECUERDO QUE LLEGO UN NUEVO PASTOR AL DISTRITO DONDE ESTABA MI IGLESIA Y ESTE CONVOCO UNA REUNION CON LOS VARONES DEL DISTRITO, A ESTA REUNION SOLAMENTE ASISTIERON ALGUNOS JOVENES, LA MAYORIA DE MI IGLESIA, ENTRE LOS CUALES YO ESTABA. EL PASTOR TENIA POR OBJETIVO PRESENTARSE Y HABLAR DE SUS METODOS DE TRABAJO, ETC.. RECUERDO QUE ESA NOCHE EL PASTOR HABLO ACERCA DE UN PECADO EN ESPECIFICO Y DE SU PROPOSITO DE ENFRENTARLO. YO PRACTICABA DICHO MAL HABITO PERO SIN SABER QUE ESTABA COMETIENDO UN PECADO, ASI QUE A PARTIR DE ESA NOCHE LA TRANQUILIDAD DE QUE GOZABA SE ESFUMO, PUES COMENZO UN PERIODO DE VARIAS SEMANAS DE PROFUNDA CONVICCION DE PECADO. ME SUCEDIÓ LO QUE EL APOSTOL PABLO DESCRIBE EN ROMANOS 7: 7 Y 8 QUE DICE: “QUE CONCLUIREMOS? QUE LA LEY ES PECADO? DE NINGUNA MANERA! SIN EMBARGO, SINO FUERA POR LA LEY, NO ME HABRIA DADO CUENTA DE LO QUE ES EL PECADO. POR EJEMPLO, NUNCA HABRIA SABIDO YO LO QUE ES CODICIAR SI LA LEY NO HUBIERA DICHO: ‘NO CODICIES’. PERO EL PECADO, APROVECHANDO LA OPORTUNIDAD QUE PROPORCIONO EL MANDAMIENTO, DESPERTO EN MI TODA CLASE DE CODICIA. PORQUE APARTE DE LA LEY EL PECADO ESTA MUERTO.” (NUEVA VERSION INTERNACIONAL).

CONVENCIDO DE QUE ESTABA COMETIENDO UN PECADO ME PROPUSE ABANDONARLO, PERO ME FUE IMPOSIBLE, EL DESEO DE LA CARNE ERA MAS FUERTE QUE MI VOLUNTAD, ERA UN ESCLAVO DEL PECADO. NO IMPORTA CUANTAS RESOLUCIONES TOMARA, CUANTAS VECES LE PROMETIERA AL SEÑOR QUE NO PECARIA MAS, TODO ERA EN VANO. RECUERDO QUE SALIA A CAMINAR LLORANDO, CON EL CORAZON CARGADO DE CULPA POR MIS PECADOS SIN SABER COMO LIVERARME DEL PODER DEL PECADO Y DE LA CULPA DEL PECADO, EN ESOS DIAS YO PODIA DECIR COMO DIJO PABLO : “MISERABLE HOMBRE DE MI, QUIEN ME LIBRARA DE ESTE CUERPO DE MUERTE?. ESOS DIAS DE ANGUSTIA Y CONVICCION FUERON LA ANTESALA DE LO MAS GRANDE QUE ME HA PASADO EN ESTA VIDA PRESENTE, ES DECIR UN ENCUENTRO CON JESUCRISTO.

RECUERDO QUE UN LUNES ME DIRIGI A LA AGENCIA DE PUBLICACIONES DE LA ACD, PUES ESTABA COLPORTANDO. CUANDO ESTABA CAMINANDO ALGO SUCEDIÓ QUE ME HIZO RECORDAR LO PECAMINOSO DE MI CORAZON Y ME LLENE DE UN PROFUND0 SENTIMIENTO DE CULPA, LO QUE ME LLEVO A BUSCAR UN LUGAR DONDE ORAR Y PEDIRLE AL SEÑOR QUE ME PERDONARA. CUANDO SALI DEL LUGAR DONDE HABIA ORADO ME DIRIGI A LA LIBRERÍA TODAVIA CON MI CORAZON ANGUSTIADO Y CARGADO, CUANDO ENTRE A LA LIBRERÍA DE REPENTE LA ANGUSTIA QUE HABIA EXPERIMENTADO HASTA ESE MOMENTO DESAPARECIO Y FE SUSTITUIDA POR UN SENTIMIENTO DE ALIVIO QUE ME SORPRENDIO. ENTRE TODOS LOS LIBROS QUE HABIA EN LOS ESTANTES HUBO UN LIBRO QUE ME LLAMO ESPECIALMETE LA ATENCION, DEBO DECIR QUE FUI GUIADO POR UNA INFLUENCIA SOBRENATURAL A FIJARME EN ESE LIBRO, ASI QUE AUTOMATICAMENTE PEDI EL LIBRO Y ME MARCHE PAR A MI CASA, EL LIBRO SE TITULABA “ SALVACION POR LA FE” DEL PASTOR MORRIS VENDEN.

UNA VEZ EN MI HOGAR COMENCE A LEER EL LIBRO, EL PRIMER CAPITULO ERA UNA HERMOSA ALEGORIA QUE MOSTRABA A CRISTO COMO EL UNICO QUE PODIA AYUDAR AL PECADOR, MIENTRAS LEIA EL SENTIMIENTO DE ALIVIO QUE COMENCE A EXPERIMENTAR CUANDO ENTRE EN LA LIBRERÍA CRECIA DENTRO DE MI. PARECIA QUE LO QUE ESTABA LEYENDO HABIA SIDO ESCRITO ESPECIALMENTE PARA MI, EN ESOS MOMENTOS ENTENDI QUE NECESITABA UN SALVADOR, ASI QUE BUSQUE UN LUGAR DONDE ORAR Y PEDIRLE A CRISTO QUE ME SALVARA, EN LA SOLEDAD DE MI CASA A ESO DE LAS ONCE DE LA MAÑANA FUI GUIADO POR EL ESPIRITU SANTO A INVOCAR EL NOMBRE DE CRISTO Y EL ME DIO SALVACION Y PERDON DE PECADOS. MI ALMA FUE INUNDADA POR UNA PROFUNDA PAZ COMO NUNCA HABIA EXPERIMENTADO, LOS SIGUIENTES VERSOS BIBLICOS FUERON TRAIDOS A MI MENTE EN ESOS MOMENTOS:

“JUSTIFICADOS PUES POR LA FE TENEMOS PAZ PARA CON DIOS” ROMANOS 5:1

“Y CONOCEREIS LA VERDAD Y LA VERDAD OS HARA LIBRES” JUAN 8: 32

“HE AQUÍ EL SEÑOR ES EL ESPIRITU, Y DONDE QUIERA ESTA EL ESPIRITU DE DIOS HAY HAY LIBERTAD.”

ESE DIA EXPERIMENTE EL NUEVO NACIMIENTO Y COMENZO VERDADERAMENTE MI VIDA CRISTIANA, LA ANGUSTIA QUE HABIA EXPERIMENTADO LAS ULTIMAS SEMANAS FUE CAMBIADA POR EL GOZO DE LA SALVACION. ME DEDIQUE FERVOROSAMENTE A LA LABOR MISIONERA YA PARTCIPAR MAS ACTIVAMENTE EN LAS ACTIVIDADES DE LA IGLESIA. EN ESOS PRIMEROS DIAS DE MI CONVERSION YO ME IMAGINABA QUE TODOS LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA DONDE ME CONGREGABA HABIAN EXPERIMENTADO EL NUEVO NACIMIENTO, PRONTO ME DI CUENTA QUE NO ERA ASI. LA IDEA DE LA SALVASION SOLO POR LA FE ERA VISTA COMO UNA DOCTRINA PELIGROSA Y EXTRAÑA. POR OTRO LADO COMENCE A SENTIRME INSATISFECHO EN LOS CULTOS DE LA IGLESIA, LO QUE SE OFRECIA COMO ALIMENTO ESPIRITUAL NO LLENABA MI ALMA. EN MI FALTA DE EXPERIENCIA NO ENTENDIA LO QUE ME ESTABA PASANDO, SOLO TENIA 16 AÑOS.

SENTIA QUE ALGO ANDABA MAL PERO NO SABIA QUE ERA, FUE ASI QUE VI ENVUELTO EN LOS LLAMADOS GRUPOS DE REFORMA DE LA IGLESIA ADVENTISTA. DEJE DE ASISTIR A LA IGLESIA Y ME UNI A LOS REFORMADOS Y ASI CAI EN TODOS LOS EXTREMOS QUE ESTOS PRACTICABAN. PRONTO ME DI CUENTA QUE LO MISMO QUE PASABA EN LA IGLESIA PASABA ENTRE LOS REFORMADOS, LA RELIGION DE ESTAS PERSONAS ERA UNA RELIGION LEGAL Y NO CONOCIAN NADA DE LA RELIGION DEL CORAZON Y DE LA OBRA DEL ESPIRITU SANTO. EN ESA EPOCA CAI EN UNA FALSA ENSEÑANZA ACERCA DE LA SANTIFICACION LLAMADA QUIETISMO, ASI QUE DEJE DE CUMPLIR CON MI DEBER DE MORTIFICAR EL PECADO REMANENTE Y ESPERAR A QUE DIOS LO HICIERA EN MI LUGAR. CON EL TIEMPO DEJE DE ORAR Y LEER L A BIBLIA HASTA QUE CAI EN UNA ESTANCAMIENTO ESPIRITUAL QUE DURO MUCHOS AÑOS.

ABANDONE A LOS GRUPOS REFORMADOS CON TODOS SUS EXTREMOS, PERO VOLVI A ASISTIR A LA IGLESIA A LA PERTENECIA PERO SOLO COMO UN MIEMBRO DE BANCO. FINALMENTE DEJE DE ASISTIR A L A IGLESIA Y ME ENVOLVI EN LAS COSAS DEL MUNDO, INTENTE VOLVER VARIAS VECES A LA IGLESIA Y ASI RECOMENSAR MI VIDA CRISTIANA PERO CADA VEZ QUE LO HACIA ENCONTRABA LO MISMO Y TENIA QUE ABANDONARLA DE NUEVO. A PESAR DE TODO YO TODAVIA CREIA EN QUE ELENA WHITE ERA LO QUE ME HABIAN ENSEÑADO EN LA IGLESIA , CONSERVABA CASI TODOS LOS LIBROS DE ELLA MI LIBRERO. HASTA QUE UN DIA DECIDI REGALARLOS TODOS Y LEER SOLO LA BIBLIA.

UN DIA ME ENCONTRE CONTRE CON UN SEÑOR EVANGELICO QUE ME HALO DE SU IGLESIA Y ME INVITO A VISITARLA. ENTRE EN CONTACTO CON LA IGLESIA Y LE PEDI QUE ME ACONSEJARAN A COMO RECOMENZAR MI VIDA CRISTIANA LO QUE HICIERON Y DESDE ENTONCES ME CONGREGO EN DICHA IGLESIA. ASI TERMINARON MUCHOS AÑOS DE ESTANCAMIENTO ESPIRITUAL.

EL MITO DE LA IGLESIA VERDADERA:

LOS ADVENTISTAS PRETENDEN SER LA UNICA IGLESIA VERDADERA Y QUE TODAS LAS DEMAS IGLESIAS SON BABILONIA, SI ESTO FUERA ASI LA CONCLUSION LOGICA ES QUE TODOS LOS CRISTIANOS QUE HAY EN EL MUNDO HOY TIENEN QUE ABANDONAR SUS IGLESIAS Y HACERCE ADVENTISTAS DEL SEPTIMO DIA. HACERSE ADVENTISTA IMPLICA BAUTIZARCE OTRA VEZ, COMO SI FUERAN INCONVERSOS, ACEPTAR LOS ESCRITOS DE ELLEN WHITE COMO SI FUERAN INSPIRADOS POR DIOS, GUARDAR EL SABADO JUDIO, SUS LEYES DIETETICAS O ABANDONAR TODO TIPO DE CARNE PARA NO PERDER LA SALVACION, ETC. TODO ESTO CONTRADICE LA ENSEÑANZA DEL NUEVO TESTAMENTO SOBRE LA IGLESIA.

QUE ES UNA IGLESIA? ES UNA CONGREGACION DE CREYENTES EN JESUCRISTO, DE PECADORES CONVERTIDOS A CRISTO, DE HOMBRES Y MUJERES QUE HAN ENCONTRADO SALVACION EN CRISTO. EL COMUN DENOMINADOR ES JESUCRISTO. NUSTRO SEÑOR JESUCRISTO DECLARO: “DONDE QUIERA QUE HAYA DOS O TRES REUNIDOS EN MI NOMBRE HAY ESTARE YO PARA BENDECIRLOS”. LOS QUE HEMOS ENCONTRADO SALVACION POR LA FE EN JESUCRISTO DEBEMOS DE CONGREGARNOS Y SEGUIR LOS LINEAMIENTOS QUE SE ENCUENTRAN EN EL NUEVO TESTAMENTO, ESPECIALMENTE EN EL LIBRO DE LOS HECHOS Y LAS CARTAS DEL APOSTOL PABLO. DONDE QUIERA SE CONGREGUE VERDADEROS CREYENTES EN JESUCRISTO HAY UNA IGLESIA VERDADERA.

LOS ESCRITOS DE ELLEN WHITE CONDUCEN AL FANATISMO:

CUANDO UNA PERSONA ENTRA AL ADVENTISMO TARDE O TEMPRANO SE ENCONTRARA CON LOS LLAMDOS GRUPOS REFORMADOS, ESTOS PRETENDEN LLEVAR A LA IGLESIA ADVENTISTA A LO QUE ERA ORIGINALMENTE. ESTOS GRUPOS ENSEÑAN QUE TODOS LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA DEBEN ABANDONAR TODO ALIMENTO DE ORIGEN ANIMAL, ES DECIR, LA CARNE, LA LECHE, LOS HUEVOS, LA MANTEQUILLA, ETC. Y CONVERTIRCE EN VEGETARIANOS; DEBEN SALIR DE LAS CIUDADES Y MUDARSE EN LUGARES APARTADOS, ALEJADOS DE LA GENTE Y ASI PREPARARSE PARA LAS TAN ESPERADAS LEYES DOMINICALES. COMO ES LOGICO ESTAS IDEAS EXTREMISTAS Y DESCABELLADAS NO LES CONVIENEN A LA IMAGEN DE LA IGLESIA Y POR TANTO ESTAS PERSONAS A VECES SON EXPULSADAS DE LA IGLESIA Y NO SE LES PERMITE PARTICIPAR EN LA IGLESIA.

UNO SE PREGUNTA DE DONDE SACAN ESTA GENTE ESAS IDEAS, PUES LOGICAMENTE ESTO NO ESTA EN LA BIBLIA. ESTOS GRUPOS BASAN TODAS SUS IDEAS EN LOS ESCRITOS DE ELLEN WHITE. LO PARADOGICO ES QUE SEAN EXPULSADAS DE LA IGLESIA, PUES CUANDO UNO SE HACE ADVENTISTA UNA DE LAS PRIMERAS COSAS QUE SE LES ENSEÑA AL NUEVO MIEMBRO ES QUE ELLEN WHITE ES LA “SIERVA DE DIOS” Y QUE SUS ESCRITOS SON INSPIRADOS, Y SUS LIBROS SON VENDIDOS EN SUS LIBRERIAS. QUIEREN QUE COMPREN LOS LIBROS PERO NO QUIEREN QUE PRACTIQUEN LO ELLOS ENSEÑAN. MI CONSEJO A LOS ADVENTISTAS ES QUE DE UNA VEZ Y POR TODAS ABANDONEN LO QUE ENSEÑAN SOBRE ELLEN WHITE Y ASI SE EVITARAN TODAS LAS DIFICULTADES QUE ESTAN ENFRENTANDO POR MANTENER SU POSICION SOBRE ELLA Y SUS ESCRITOS.

RAFAEL RODRIGUEZ
SANTO DOMINGO-REP. DOMINICANA

DE LAS TINIEBLAS A SU LUZ ADMIRABLE

 
Pedro de Jesús Colón
Me crié y estudié en el sistema educativo adventista. Amé la iglesia con toda mi alma y le dediqué 25 años de mi vida al mensaje adventista. Fui director de jóvenes, maestro de escuela sabática, maestro de niños. Pertenecí al club de los Conquistadores; participé activamente en la obra llamada “Recolección”, en la cual íbamos casa por casa pidiendo dinero para obras benéficas que luego eran atribuídas a la Iglesia Adventista, sin darles crédito a las personas que nos daban sus aportaciones económicas.
Participé en todas las actividades de la Universidad Adventista donde estudié mientras todavía pertenecía a la organización. No fui un miembro inactivo. Trabajé mucho divulgando el mensaje del “Tercer Ángel” de Apocalipsis. Mi mundo entero giraba en torno al movimiento adventista. Fui vegetariano, y trataba de ser un fiel cristiano según la luz que tenía, promoviendo una obra que yo pensaba que era de origen divino, con un propósito celestial, hasta que fui descubriendo su procedencia totalmente humana.

Sin embargo, todas las razones por las que decidí dejar la obra adventista fueron puramente doctrinales. Tuve muchos amigos y hermanos que aún recuerdo con cariño. Con todos ellos viví momentos de amistad y compañerismo cristiano. No tuve ningún problema personal que me alentara a dejar la iglesia. Mi relación con los otros hermanos siempre fue cristiana, de respeto y apoyo en los momentos difíciles que la vida nos presenta. Mi alma y mi corazón estuvieron entregados a lo que yo pensaba era “la obra de Dios en este tiempo del fin”. Sin embargo, al tomar la decisión de dejar el adventismo, muchos me dieron la espalda, y aunque no me negaban un saludo, sí me retiraron su amistad y su compañía. Algunos se acercan de vez en cuando sólo para reprocharme por qué he abandonado “la verdad”; por qué he “apostatado de la fe”; a decirme que soy parte del “zarandeo final de la Iglesia Adventista”, que soy “parte de los que no soportaron la verdad, y, por dudar de Ellen White, Dios me ha enviado un espíritu de error para que crea a la mentira”. En cierta ocasión, un anciano me dijo: “Ya has sido borrado de los libros de la iglesia, y también de los libros del cielo”, como si ellos tuvieran el poder de decidir quién va y quién no va a tener una esperanza celestial con Cristo. No los juzgo por este proceder. Ellos sólo actúan de la manera en que ya han sido programados para pensar y actuar con los que nos hemos alejado, por razones de conciencia, de este grupo seudocristiano, que les inculca estas ideas erróneas a sus adeptos, sin pensar ni analizar el daño emocional que les están o les pueden estar causando a tantas vidas, a tantas familias. Es un grupo religioso que ya en Europa ha sido llamado una secta destructiva.

Las tres doctrinas más débiles del Adventismo fueron las que provocaron mi salida: La doctrina del Juicio Investigador, la del Santuario Celestial, y la del ministerio profético de Ellen G. White. La Conferencia General y la Fundación White han sido muy hábiles en en mantener el control sobre sus miembros. Desde que uno ingresa al colectivo, cada publicación, cada libro, cada revista, enfatiza que, si dejas de creer en estas tres doctrinas, apostatarás de la fe (su fe) e ingresarás al sistema religioso babilónico de las iglesias protestantes para antes del fin, y en la Gran Tribulación, los perseguirás a ellos por guardar el sábado y no el domingo. Son tantos los mecanismos que utilizan para inculcar estas ideas en sus miembros que, cuando se intenta dejar la iglesia, estos conceptos siempre pasan por la mente. Por esto no se me hizo fácil dejar la iglesia.

Tenía temor de irme. Me aterraba la idea de encontrarme persiguiendo a mis hermanos y hermanas carnales, a mi propia madre. El proceso de lavado de cerebro en el adventismo es muy fuerte y sutil. Jamás pensaría uno que le están tratando de controlar dentro de las filas del adventismo. Los adventistas más cultos y educados no logran detectar el control y la manipulación a que están sometidos. Debido a las grandes deserciones en los últimos años, donde se estima que alrededor de 2,000,000 de adventistas han salido de la denominación, las publicaciones más recientes de la cúpula han sido dirigidas a evitar que “abandonen el barco” los restantes millones que quedan (según sus líderes, 9,000,000, pero el número es cuestionado).

En el libro “¿Debemos Abandonar el Barco?”, se le presenta al adepto adventista que es mejor que se quede en el barco adventista, aunque el agua esté entrando y tengan que ir utilizando el salvavidas del miedo para poder salvar el imperio económico que representa la denominación. Una de las publicaciones más recientes del adventismo, el libro “Mensajera del Señor”, trata de acallar la críticas al ministerio profético de Ellen White. Con argumentos traídos por los cabellos, la cúpula adventista trata de explicar que sí, que todo lo que se ha dicho de Ellen White es cierto, pero que lo estamos sacando fuera de contexto, que no la hemos sabido entender, que ella no quiso decir lo que dijo, sino tal cosa; que en la Biblia hay errores, que los profetas y apóstoles también se contradijeron, y que ella nunca dijo que era profeta. Y es cierto que Ellen White dijo que no era profeta. Ella dijo que era más que profeta; que su obra abarcaba mucho más que eso. ¿A quién creen que engañan?

En el libro, le enfatizan al adventista que, si al saber todos los errores, los plagios, las falsas profecías, las contradicciones, y los malos manejos en el ministerio profético de Ellen White, decide irse, es porque no ha sabido aceptar la verdad, se ha dejado engañar por Satanás y los apóstatas; que por no creer en el ministerio profético de ella y dudar de ella, se apartará de Dios y de la verdad, y será presa fácil del engaño. La manipulación es obvia, pues colocan al adventista en la situación de que, si rechaza a Ellen White, también rechaza a Cristo; que se debe quedar en el barco con “Santa Ellen” y ponerse el salvavidas para sobrevivir al “zarandeo final” de los que continuarán saliendo de las filas del adventismo. Pero en mi caso, gracias a Dios y al poder que tiene la verdad para libertar, cada uno de estos argumentos fueron destruidos por el Poder de la Palabra de Dios.

Un día en mi trabajo una persona me dijo: “Jesús te ama”. Cualquiera nos puede decir esta expresión, y nosotros sólo respondemos con un amén. Pero ese día fue diferente. Ese día la persona que me lo dijo estaba tocada por el Espíritu Santo. Esas tres palabras me conmovieron, y me acerqué a esta joven para hablar con ella de la Palabra de Dios.
En sus manos tenía un libro: “El Caos de las Sectas”. Me identifiqué como adventista. Ella comenzó a hablarme y a decirme que le alegraba que yo fuera cristiano, pero que el problema con el grupo al que yo pertenecía era precisamente su profeta. Pensé que esta joven no tenía nada que enseñarme y que yo tenía la verdad. Así que escribí los títulos de los libros que ella me recomendó, fui a una librería evangélica, los compré, y mi vida cambió completamente hasta hoy. Otro de los libros que adquirí fue del Dr. César Vidal Manzanares, “La Cara Oculta del Paraíso”. Impactado por el contenido, le escribí al Dr. Vidal. Con su ayuda, pude contactar a varios cristianos en mi país que me proveyeron libros y material que me fueron de mucha ayuda en mi búsqueda de la verdad. Busqué todos los libros que pude, tanto a favor como en contra del adventismo. Visité todos los lugares en Internet que pude, incluyendo www.ellenwhite.com, www.ellenwhite.org, www.macgregorministries, y la página del Sr. Román Quirós, uno de los mejores traductores de las direcciones anteriores, cuyo website es: http://www.geocities.com/alfil2_1999/index.html. El resultado fue impactante. Las doctrinas que yo pensaba que estaban bíblicamente sustentadas comenzaron a mostrar sus comienzos y su trayectoria antibíblica.

Pasé tres años leyendo, preguntando, cuestionando, comparando, y analizando. Llevé mis inquietudes a varios pastores. Ninguno pudo darme respuestas satisfactorias. Pude ver cuán frágiles eran los muros por los que yo estaba rodeado. Me di cuenta de que realmente las creencias adventistas estaban cimentadas en arena movediza. Vi cómo todos los miembros, incluyendo ancianos y pastores, actuaban como robots controlados por la Conferencia General (la máxima aautoridad de los adventistas). Todos me daban las mismas respuestas, las mismas argumentaciones procesadas y predigeridas por la Conferencia. Entendí claramente que era una pérdida de tiempo entrar en discusiones teológicas con los miembros de la iglesia. Todos y cualesquiera adventistas con los que hablaba en cualquier parte donde vivo me daban las mismas respuestas que adquirían de los libros publicados por la iglesia.

Muchas preguntas quedaron sin respuesta: ¿Cómo es posible que, luego de escribir la Biblia, a Dios se le olvidaran tantas cosas que que tuvieron que ser dichas miles de años después, y que hoy componen un gran número de libros que sobrepasan los 25 millones de palabras? ¿Por qué la iglesia adventista no ha podido darnos respuestas inteligentes que justifiquen el plagio contenido en todos esos libros escritos por Elena G. de White? La única respuesta superficial que dan es que en su tiempo eso no era plagio; pero hoy día sí lo es. Sin embargo, esta es una respuesta muy insatisfactoria para justificar las acciones de una “profetisa” que afirmó ser mucho más que profeta. ¿Por qué ahora tratan de volver a publicar libros que fueron sacados de circulación por más de 50 años? Todas estas preguntas siguen y seguirán sin una respuesta responsable que satisfaga a todos los que sinceramente le dedicamos nuestros mejores esfuerzos a esta sistema esclavizador.
El descubrir la verdad del plagio en los libros de la Sra. White y que la doctrina del Juicio y el Santuario no tenían apoyo bíblico abrió mis ojos a un camino que todavía recorro. Pude ver el engaño rampante. Como estaba programado para creer que, fuera de la Iglesia Adventista, todos los otros sistemas religiosos eran erróneos y Babilonia, decidí no congregarme en ninguna iglesia hasta que el Espíritu Santo me dirigiera. Me mantuve estudiando la Biblia y en una actitud de análisis doctrinal. Caí en profundas depresiones y ansiedades; no sabía dónde buscar ayuda, no sabía a cuál iglesia asistir. El sistema adventista me había dañado emocionalmente. Pasé por grandes momentos de soledad espiritual, sin ánimos para compartir con otros creyentes y con mucha desconfianza hacia todos los sistemas religiosos existentes.

La única doctrina que no pudo ser lacerada y que siempre fue sólida en mi experiencia cristiana fue la que me pudo dar sostén en mi crisis. Esta doctrina es la de la Justificación por la Fe. Me refugié en ella, y poco a poco mi relación con la persona de Jesús me pudo sacar a flote. Me rendí totalmente a Él. Me confronté con Cristo Jesús, y le exigí su intervención en mi vida. No me cayó un rayo del cielo, ni caí al piso dando brincos y saltos. Pero sí pude entender que realmente Él era mi Señor y Salvador. Comprendí que en este camino Cristo siempre había estado a mi lado, cuidándome, reorientando mi vida. Entendí que, no importa cuánto investiguemos, probemos, y analicemos, nuestra fe en Jesús no se verá afectada. Afiancé mi confianza en Cristo y decidí creerle a Él.

Hoy sé que soy salvo y que ninguna iglesia, denominación, u organización “religiosa”, por más que se autoproclame mensajera o remanente de Dios, “la iglesia del tiempo del fin” o “el último remanente”, me va a quitar este gozo y esta seguridad de mi Salvación a través de la persona de Cristo. Ahora puedo disfrutar del amor de Cristo y de los beneficios de mi salvación. La iglesia adventista me había fallado, pero Jesús no. Él siempre me ha amado y ha estado a mi lado, sin importarle cuánto yo confronte lo que creo. Entender la gracia, a Cristo Jesús, me devolvió la confianza en el cristianismo.

Ahora sé que hay un pueblo de Dios, y que yo formo parte de ese pueblo. Me gozo de saber que el pueblo de Dios está compuesto por todos los que hemos confesado a Cristo como Señor y Salvador. Las denominaciones y las organizaciones religiosas fueron creadas por los hombres, pero la Iglesia fue puesta por Cristo y está compuesta por pentecostales, bautistas, presbiterianos, metodistas, luteranos, Iglesia de Dios, etc., por todos los cristianos del mundo. He aprendido a amar y a respetar a los que difieren de mí. Podemos pensar de modo diferente sobre alguna doctrina o creencia, pero seguimos siendo pueblo de Dios. Ninguna iglesia tiene la verdad como la podamos entender nosotros. Pero aún así, sus miembros siguen siendo hijos de Dios.

Conozco a muchos ex-adventistas que son fieles a Dios en diferentes iglesias evangélicas. Son cristianos sinceros, lavados con la sangre de Cristo. Dejar el adventismo por sus errores doctrinales no los lanzó al mundo, como nos enseñaron en la iglesia. Por el contrario, son mejores cristianos que antes, porque hoy saben que Cristo los hizo verdaderamente libres, y que nuestros ojos y nuestra confianza sólo pueden estar puestos en Él, que sólo la Biblia, y la Biblia sola, es su única fuente de autoridad. No necesitamos otros libros ni otras publicaciones con pretensiones de algún grado de inspiración. Con la Biblia nos basta, y nos es suficiente.

Por eso, lector, no importa lo que le hayan hecho en la Iglesia Adventista o en cualquier otro sistema religioso, o lo que que le haya hecho cualquiera de sus miembros, quiero decirle que ellos no son los culpables. Ellos son víctimas del Control Mental y el lavado de cerebro constante en que los tiene el sistema religioso al que pertenecen. Ya están programados para que cada pregunta que usted les haga reciba las mismas respuestas gastadas. No importa cuánto tratemos de convencerlos, ellos creen y piensan que se las saben todas y que nadie más sabe como ellos. Por lo tanto, yo mismo desistí de entrar en discusiones estériles y triviales (como el sábado, las comidas, la vestimenta, etc.). Ahora voy al grano, al corazón del problema adventista. La denominación en sí, la Conferencia General, la Fundación White. Ahí es donde está el problema. Al mostrarles cómo la iglesia los ha engañado, cómo la iglesia oculta la verdad sobre Ellen White, sus plagios y su falso ministerio, cómo cambiaron doctrinas una y otra vez para llegar a creer lo que creen hoy; cómo han revisado, alterado, y cambiado los libros de Ellen White para ocultar sus más vergonzosos errores, el adventista comienza a abrir un poco su entendimiento y ahí el Espíritu Santo actúa inmediatamente para mostrarles la verdad.

Recuerde que es la organización la que nos ha fallado, no Cristo. Él siempre ha estado a nuestro lado cuidando nuestros pasos, porque Él sabe que le buscamos honesta y sinceramente. Jesús sabe que no estamos jugando a la religión, sino que, al ingresar a determinado grupo religioso, lo hemos hecho porque hemos querido una relación íntima con Él, un cambio en nuestras vidas, en fin, acercarnos a Dios a través de Jesús. Pero estos grupos sectarios nos han robado esta experiencia. Ellos se han puesto entre Dios y los hombres. Se han colocado como parte del camino para llegar a Dios. Quieren hacernos creer que, si no pertenecemos a su grupo, colectivo, iglesia, organización, denominación, etc., no tendremos oportunidad de salvación. Se han olvidado de que la Biblia nos dice que “nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, Jesucristo”. Y la Biblia enfatiza más: “Que si confesares con tu boca que Jesucristo es el Hijo de Dios, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” (Rom. 10:9); que todo aquél que cree en Él, no se perderá, sino que tiene vida eterna (Juan 3:16). Todo es tan simple, tan sencillo.
Sin embargo, el adventismo, detrás de sus palabras con olor a evangelio, (pero con sabor a sectarismo, legalismo, y fanatismo), trata de manipularnos y esclavizarnos con cargas que ellos mismos no pueden llevar.

La Iglesia Adventista continúa escribiendo libros y revistas defendiendo a Ellen White, y ha tenido que recurrir a liberalizar bastante la forma de interpretar la Biblia, al grado tal de tratar de probar que la Biblia se contradice a sí misma, que la Biblia contiene errores, etc. Expresiones y argumentos utilizados por ateos y otros enemigos del evangelio. Y todo por salvar a “Santa Ellen”. Pero ahí no paran los esfuerzos de la Conferencia General. Al igual que los Testigos de Jehová, han publicado su propia Biblia (publicada y distribuida por la APA de los Adventistas del Séptimo Día), donde libremente han añadido miles de palabras y expresiones adventistas para ajustar el texto a las doctrinas particulares del adventismo. Tan pronto este engaño fue denunciado, trataron de lavarse las manos diciendo que la Biblia de la Palabra Clara (Clear Word Bible) no era de ellos. Pero todos los que hemos pertenecido a este colectivo sabemos que la APA no publicaría nada que ellos no aprueben o con los cual no estén de acuerdo.

Todas estas inconsistencias, todos estos engaños, fueron mermando mi confianza en la denominación. Pronto fue cayendo desnuda la mentira. Las grandes verdades que yo creí poseer revelaron ser meros mitos, suposiciones, y puras especulaciones. Cada muro (doctrina) que me protegía de Babilonia (las iglesias protestantes) fue mostrando su pobre material de construcción. Sus paredes eran huecas y vacías. Su solidez dependía del plagio, el engaño, y la complicidad. La Fundación White piensa que el tiempo salvará a Ellen White; que a medida que transcurran los años nos olvidaremos de todo y los que no saben nada continuarán en su ignorancia. Sin embargo, han subestimado el poder que tiene la Verdad. No su verdad”, sino la VERDAD que libera, pues el mismo Cristo nos dijo que la verdad es tan poderosa que si nosotros no hablamos la piedras lo harían.

El tiempo no ha ayudado mucho a “Santa Ellen”, ni a sus más ardientes defensores. Las acusaciones de plagio continúan, sus contradicciones con la Biblia aumentan, y muchas preguntas continúan sin una respuesta honesta. Con este cuadro, mi salida del “Paraíso Adventista” era inminente. He perdido mucho en el proceso, y el camino ha sido arduo y tenaz. Sin embargo, mis triunfos y victorias han sido una gran recompensa. Mi experiencia cristiana ha sido enriquecida por tantas personas que en este camino me han extendido una mano amiga, amistad sincera y fortaleza espiritual. Ahora mi fe es más grande, y mi confianza en Dios se ha fortalecido. Cristo Jesús ha pasado a ser una realidad para mí. Sólo Él ha podido llenar todos los vacíos y sinsabores que me dejó el adventismo. Sólo Él me ha sabido comprender y llevar a entender el mensaje central de la Biblia, que es conocerlo a Él, como Hijo de Dios, Señor y Salvador de nuestras almas.

Pedro de Jesús Colón

EX TESTIGO DE JEHOVÁ DA DRAMÁTICO TESTIMONIO DE SU MILITANCIA DENTRO DE LA WATCHTOWER

La Sra Juanita rubio, natural de El salvador, y residente en Hawai, nos brinda dramático testimonio de los abusos sexuales sufridos por ella por parte de los Ancianos de la congregación donde ella asistía en su niñez)

TESTIMONIO INTERESANTE DE UN EX TESTIGO DE JEHOVÁ QUE ACABA DE DEJAR LA SECTA EN CUESTIÓN

En los años de 1970 comencé a desarrollar una sed espiritual muy aguda. Empecé a estudiar la Biblia con los Testigos de Jehová y al cabo de dos años me bauticé.  Con el pasar del tiempo, fui escalando posiciones de responsabilidad o “privilegios”, llegando a ser “siervo ministerial”, “anciano”, “precursor regular” y “miembro del comité de Salones de Asambleas.”Por más de treinta años mantuve una impecable hoja de servicios con la organización de los “Testigos de Jehová”. Durante mis responsabilidades sobre la Congregación veía situaciones que se salían de lo normal y esto me molestaba pero las pasaba por alto pensando que Jehová arreglaría todo a su debido tiempo. Este “cliché” se usaba a menudo para ignorar cosas que pasaban en la Organización.

Mientras desempeñaba mis tareas con entusiasmo y dedicación, hice unos interesantes descubrimientos. Deseoso por obtener respuestas a muchas cuestiones que afectaban la vida de mis hermanos en la Congregación, empecé a investigar por mi propia cuenta sin mencionar esto a nadie. Era mi costumbre examinar los escritos bíblicos con detenimiento e imparcialidad y consideré una variedad de cosas que no encajaban. Estas investigaciones me permitieron detectar numerosas inconsistencias entre lo que enseñaba la congregación primitiva y las doctrinas de la Watchtower. Pero estas cosas no podía compartirlas con nadie, pues temía que me descubrieran, ya que mis compañeros de creencia eran más leales a la Watchtower que a mí y por eso, sólo consultaba con el Padre celestial.

A pesar de la discreción con la que sometía a prueba las enseñanzas y procedimientos de la organización WT, algunos de los ancianos  tuvieron conocimiento de mis investigaciones y me aconsejaron que dejara todo en manos de Jehová y de Jesús. Ellos se encargarían de arreglar todo lo que estuviera dañado. Trate de razonar con ellos sobre la nueva norma de las revistas y libros gratis y la carga doble que se les imponían a los publicadores de pagar por la literatura y depositar en las cajas lo que recibieran de los amos de casa. Eso equivalía a pagar dos veces por la literatura. Eso no estaba bien. Ellos me recordaron la carta que envió la Sociedad que esa era la forma que la Sociedad quería las cosas y había que hacerlo así. Yo me calmé y dejé las cosas así.También me entere más tarde acerca de una carta que ayudaría a los ancianitos y a los imposibilitados, los que no podían predicar por su condición enfermiza, ahora podían informar 15 o 30 minutos si eso era lo que podían hacer para que no aparecieran como inactivos. El propósito de esto era para cuando la Sociedad pidiera las contribuciones de las Congregaciones ($8.50 por publicador) para sufragar los gastos de los carros y Plan de Salud para los Superintendentes viajantes, debían contar los publicadores “activos” y multiplicar por $8.50 la cantidad a enviar, incluyendo a aquellos que aunque enfermitos se mantenían activos informando 15 o 20 minutos. Así obtenían más dinero. Encima de eso la Congregación debía ayudar para los gastos del Salón local, para la construcción de Salones, para mandar Betelitas a Asambleas Internacionales, para ayuda a damnificados, etc. etc. ¿Y para los necesitados dentro de la Congregación, qué? No, para eso no había ayuda, sólo lo que cada publicador pudiera hacer personalmente sin hacer colectas. Las colectas son para la Watchtower, para más nadie.  Todo eso empezó a revolotear por mi mente. Encima de eso está la cuestión de los pedófilos en la Congregación. No se informaban a las Autoridades y se mantenía al individuo dentro de la Congregación. Traté de envolver a otros para que vieran lo que estaba pasando pero me daban la espalda y me aconsejaban que dejara todo en las manos de Jehová.

El temor es una de sus mejores armas para mantener en sujeción a todos los adeptos. Cada TJ es un espía de sus demás compañeros y cualquier “irregularidad” debe ser reportada inmediatamente a los líderes que aplicarán las debidas medidas disciplinarias. Esto condujo a que fuera enjuiciado por un “comité judicial”, como se les denomina. Fui interrogado y amonestado por espacio de tres horas. Aquel Cuerpo de ancianos, “buenos y amorosos”, me culparon hasta de cosas inmorales inventadas por ellos mismos sin presentar ninguna prueba, la palabra de ellos era suficiente. Al final de la reunión, pasada la medianoche, los 4 miembros del comité, luego de intimidarme y calificarme de “apóstata”, me dieron tres días de plazo para recapacitar y “arrepentirme.” Yo estaba ya decidido a romper con la esclavitud a la secta, y ellos, a su vez, estaban resueltos a deshacerse de mí, por cuanto sabía demasiado. Eso vino a ser un martirio al grado máximo. La oficina Sucursal en Tampa, la cual me tenía en alta estima y confianza, tuvo conocimiento de mis acusaciones y también me dio la espalda. Todo vino porque criticaba la forma de la Watchtower de sacarle dinero a los pobres publicadores, la posesión de bienes materiales como si fueran una bendición de parte de Jehová y añadir y quitarle a la Biblia. A ninguno de los ancianos le importó eso, seguían fieles a esta Watchtower, la cual sólo existe para engañar a medio mundo con sus mentiras y tretas. Antes de que me expulsaran presente mi carta de disociación breve y con mucho respeto,… hice mis maletas y salí corriendo. Caer en desgracia entre los TJ es lo peor que le puede pasar a un individuo y es algo muy difícil de aceptar y asimilar, con graves consecuencias emocionales tanto para el desasociado como para los familiares que permanecen en la congregación. Sin embargo, después de un mes, (el tiempo lo cura todo), me siento bien, me siento liberado y siento que mi relación personal con Dios y con su Hijo Jesucristo está estrechándose cada vez más. Mateo 11:28-30

Israel González   

TESTIGO DE JEHOVÁ DE MÉXICO EXPLICA QUIÉNES SON VERDADERAMENTE LOS HIJOS DE DIOS

Un Testigo de Jehová sincero y de mente abierta explica a sus propios correligionarios la “fórmula” no tan secreta para convertirse en un hijo de Dios.

Este estudio va dirigido para todos, pero especialmente para mi amigo ex-Testigo de Jehová, el Sr. Armando López Golart.

TESTIMONIO DE UN LIBRO CHATARRA DE LA WATCHTOWER DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

En 1917 la Sociedad Watchtower publicó su infame libro titulado: El Misterio Terminado  que contenía los últimos “alimentos espirituales” para los domésticos y que Jesús supuestamente aprobó en 1918 y que lo llevó a decidirse para escoger al “Esclavo” de la Watchtower y “bendecirlo” para que continúe proclamando las Buenas Nuevas a las naciones a partir de 1919. Curiosamente todas esa doctrinas contenidas en ese libro y que supuestamente fueran aprobadas por Jesucristo en 1918, ya no se creen ni se enseñan más hoy

EL REINO DAVÍDICO QUE POCOS CRISTIANOS ESTÁN ANUNCIANDO AL MUNDO COMO TESTIMONIO

 

Por Ing° Mario A Olcese (Apologista)

   Un estudio concienzudo acerca de la predicación de Jesucristo y sus apóstoles referente a un nuevo orden mundial que Dios inaugurará en la  nueva tierra.  

La Predicación de Jesucristo y sus Apóstoles

En el libro del evangelista Marcos (1:1,14,15), y en el de Mateo (4:17) leemos que Jesús comenzó su ministerio en Galilea, predicando “El Evangelio del Reino”, y diciendo: “el tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado: arrepentios y creed en el evangelio.” Este evangelio del reino era el CENTRO  de su mensaje y la razón de su venida. En Lucas 4:43 Jesús revela que le era necesario anunciar a otras ciudades el evangelio del reino de Dios, porque para esto fue enviado. Los cuatro evangelistas incluyen en sus escritos o evangelios, más de 60 ocasiones diferentes en las que Jesús se refirió al reino de Dios. Incluso en los Hechos de los Apóstoles, la frase “el Reino de Dios” aparece 6 veces. El apóstol Pablo se refiere 9 veces al reino de Dios. Por tanto, el reino de Dios merece una especial consideración y estudio bíblico profundo, pues es profusamente mentado en toda la Biblia, y en particular, en el Nuevo Testamento.

El Reino de los Cielos

El evangelista y apóstol Mateo, opta por hablar de: “El Reino de los Cielos”, cuando los otros tres evangelistas hablan de: “El Reino de Dios”. Solamente en 4 ocasiones Mateo usa la frase “El Reino de Dios” (6:33; 12:21,28,31,43), en tanto que la frase “el Reino de los Cielos” aparece 32 veces en su evangelio. Generalmente se explica la preferencia de Mateo por esta última frase para denotar el carácter CELESTIAL del reino, vale decir, que proviene de ARRIBA, como un DON DE DIOS  y no como una creación meramente humana y perecible.

La lengua nativa de los judíos, en los tiempos de Cristo, era el arameo, un dialecto semítico muy cercano al Hebreo. Jesús habló este dialecto en toda su predicación y enseñanza doctrinal. Sus dichos, tal como están registrados en los evangelios, fueron vertidos del vernáculo al griego, que era el idioma literario de la época. El respeto que tenían los judíos hacia el nombre de Dios hacía que evitaran pronunciarlo. Temían incurrir en alguna frase que pudiera considerarse uso vano del nombre de Dios, y en consecuencia recurrían a substitutos: “Los cielos” era uno de los más empleados. Y es casi seguro que el mismo Señor lo haya usado también para evitar herir las susceptibilidades de sus paisanos. De este modo el evangelista se adapta a la peculiaridad de su público, y así hacer accesible el mensaje entre su propio pueblo.

El Significado de “Basileia

En su expresión concreta, “basileia” quiere decir “domino”, “territorio”, “reino”, o “el pueblo sobre el cual gobierna el rey.” En su expresión abstracta denota “soberanía” y “poder real”. En términos concretos “baseileia” denota un nuevo orden, material y social, que será establecido mediante Cristo. Abstractamente podría denotar el reino de Cristo “en el corazón de los creyentes” mediante la vida, muerte y resurrección de su rey Jesucristo.

El Reino de Dios en el Antiguo Testamento

La expresión “el Reino de Dios” no aparece en el Antiguo Testamento aunque sí “El Reino de Jehová”, que es lo mismo, pues Jehová es Dios (ver 1 Crónicas 28:5). Y el salmista David habla de Jehová como un rey que tiene un trono y un reino (103:19). También en el Antiguo Testamento el significado del reino de Jehová se puede entender de dos maneras: Que Dios ya es un rey, y que reina sobre toda la tierra habitada y sus naciones que de alguna manera hacen su voluntad. Segundo: como un gobierno de Dios futuro en donde el mal será totalmente erradicado junto con los enemigos de Dios. Los profetas vislumbraron esa era maravillosa cuando Dios ejecute juicio en la tierra y por fin establezca la paz y la justicia eternas. El mundo, finalmente, será hermoso como en el paraíso edénico, antes de la caída de los primeros padres humanos. Para ese entonces, Israel vivirá en paz con sus vecinos, y las guerras y miserias en la tierra quedarán en el olvido. Jerusalén será el centro del reinado del Mesías, el representante legal de Dios, que educará a las naciones en el conocimiento de Jehová (Isaías 9:6,7; 11:1-12; 24.23; 65:17-25; Miqueas 4:1-5).

Los Judíos de la época de Jesús esperaban la venida del reino de Jehová (Dios). Muchos de los escritores apocalípticos esperaban que Dios estableciera su reino de manera espectacular con demostraciones de poder, trayendo la salvación a su pueblo y el castigo de sus enemigos. Los llamados ZELOTES pensaban que el reino vendría más rápidamente si ellos lo precipitaban por acciones políticas violentas. Los FARISEOS, en cambio, creían que el reino vendría cuando el pueblo elegido de Dios obedeciera la ley de Dios fielmente. Todas estas expectativas prepararon la escena para la aparición de Juan el Bautista en el desierto proclamando que el Señor había llegado, y que “el reino de los cielos se había acercado” (Mateo 3:1-6).

 La Historia de la Interpretación

La Iglesia Cristiana, a lo largo de su historia, ha interpretado el Reino de Dios de dos maneras: Una es la que tiene un carácter escatológico o futurista, y el otro que recalca su naturaleza presente o consumada. Por cierto que en la Iglesia primitiva el concepto futurista fue el que predominó. Los llamados “Padres Apostólicos” contemplaron el reino como un asunto FUTURO de dicha que se consumaría con la segunda venida de Cristo al mundo. Además, algunos de esos “padres” sostuvieron, incluso, que sería un dominio terrestre, aunque otros no se atrevieron a mencionar lugares concretos. El único que no aceptó la interpretación escatológica fue Orígenes. Él creyó que el reino tenía un significado espiritual o simbólico y no literal.

Agustín de Hipona escribió en su obra De Civitate Dei’ (La Ciudad de Dios) que la Civitate terrena (La Ciudad del Mundo), la cual se compone de todas las fuerzas y personas malas, encuentra su expresión histórica en la iglesia. En realidad, al identificar Agustín el reino con la iglesia militante, lo que estaba diciendo es que el reino milenario de Dios había sido inaugurado con la primera venida de Cristo, hace dos milenios.

Los reformadores hicieron suyo el énfasis espiritual del reino de Agustín llevándolo al “corazón” del creyente. No obstante, los reformadores esperaban igualmente la manifestación visible de dicho reino con la segunda venida de Cristo al mundo.     

En el llamado periodo moderno de la historia de la Iglesia, se han producido una serie variada de ideas que desarrollan las diversas líneas anteriormente mencionadas. Johannes Weiss y Albert Schweitzer hicieron frente a un fuerte liberalismo que intentó eliminar el elemento escatológico del reino predicado por Jesús, y el cual era su mero núcleo vital. Según Weiss y Schweitzer, el reino, para Jesús, era una realidad totalmente FUTURA, apocalíptica, que aparecería al final de la historia humana, mediante la acción poderosa y sobrenatural de Dios. Afirmaron que la idea de una presencia actual del reino era un invento de los autores de los evangelios y que no debía considerarse como auténtica enseñanza de Jesús. Su interpretación del reino es conocida como “escatología consistente” o “coherente”.

Para Harnack, el reino de Dios era el gobierno divino en “el corazón de los santos”. Para él, el reino es el poder que obra en el interior de la vida humana. Dobschütz, Muirhead, Wellhausen, y Sharman han insistido, del mismo modo, en sostener que la dimensión escatológica NO era esencial en la enseñanza de Jesús, o que francamente se trata de un agregado que sus primeros discípulos o la iglesia primitiva creyeron necesario hacer al mensaje. F.C.Grant también rechazó el factor futurista del reino, afirmando que éste debía entenderse solamente en términos de una “redención social”. A.B. Bruce y James Orr no toman en cuenta el factor futurista del reino, considerándolo más bien sólo simbólico, o “en el corazón de los hombres”, el cual produciría una transformación social radical a medida que aumentara el número de creyentes. Cuando todas las áreas de la vida y el pensamiento hayan sido penetradas y regeneradas mediante el poder del reino, entonces “éste habrá llegado”.

Rudolf Otto, en su libro ‘El Reino de Dios y el Hijo del Hombre’, ve el reino como una esperanza futura, pero que de alguna manera ya se ha presentado en la persona y ministerio de Jesús. W.G. Kümmel, igualmente opina que el reino de Dios es presente y también futuro. Emil Brunner sostiene que el fin último de la historia ya comenzó con la iglesia, pero que todavía tenemos que esperar su cumplimiento final en el futuro. R. N. Flew habla del reino como presente y futuro, así: “El reino ha venido en la persona de Jesús, sus bendiciones pueden gozarse ahora mediante a fe. Pero no ha venido del todo. La consumación final aún se tarda.” (Jesús y Su Iglesia, pág.32).

Ahora bien, la interpretación contemporánea más discutida es aquella del eminente teólogo inglés C.H.Dodd, y que se conoce como “escatología realizada”. Él la desarrolló en su libro “Las Parábolas del Reino”. El estudio hecho por Dodd de las parábolas de Jesús, y otros dichos colaterales, lo llevó a creer que, para nuestro Señor, el reino ya había venido. El futuro formaba parte, ahora, de la experiencia actual de los hombres. El absoluto ha penetrado la arena histórica. El supuesto Cristo Eterno ha entrado en el tiempo. Él mismo sería el cumplimiento de la esperanza escatológica. Su venida es la venida del reino de Dios. Su reino vino con él y, por tanto, no hay que esperarlo para mañana. El futuro se está realizando en la vida de Cristo y en la vida de su iglesia. Pero para ser justos, Dodd no presta mucha atención a los dichos de Jesús en cuanto a la venida aún futura del reino, y sólo se limita a darles a éstos un sentido meramente simbólico.

 El Reino: Presente y Futuro

El aspecto del reino presente se encuentra en los textos de Marcos 4:3 ss. En donde el reino presente se compara con una semilla que se siembra en los corazones de los hombres en esta vida. En Marcos 12:34 Jesús le dice a un escriba: “no estás lejos del reino de Dios”. En Mateo 12:28 Jesús dice que: “El reino ciertamente ha llegado a vosotros” por el hecho de expulsar a los demonios de un ciego y sordo. En Mateo 13:44-46 Jesús habla del reino como un tesoro escondido en la tierra, que los hombres pueden descubrir ahora. En Lucas 17:20-21 Jesús declara que “el reino está entre vosotros”.  Es decir, su presencia en la tierra es la presencia del reino de Dios.

Si bien es verdad que algunas declaraciones de Jesús muestran un reino presente en su ministerio, también es cierto que hay una dimensión futurista del mismo en otras de sus declaraciones. En primer término, 6 de las Bienaventuranzas sólo podrán cumplirse en el FUTURO (Mateo 5:4-9). En Mateo 25:31,34 Jesús habla de un reino que sólo se podrá heredar cuando él vuelva por segunda vez. En Mateo 26:29, durante la última cena, Jesús les dice a sus discípulos que anticipa el día cuando beberá con sus discípulos del fruto de la vid, en el reino de su Padre.

Aunque el apóstol Pablo no suele usar muy a menudo la palabra reino, las veces que lo hace lo hace dando a entender su carácter presente como futuro. En Romanos 4:17 el apóstol Pablo parece indicar que el reino puede ser vivido ahora entre los creyentes. En Colosenses 1:13 él igualmente parece indicar que de alguna manera el creyente está “ahora” trasladado al reino de Cristo. Pero Pablo no pasa por alto el aspecto futuro del reino, porque en 1 Corintios 6:9, 15:50; Gálatas 5:21; y 2 Timoteo 4:1,18; lo que tiene en mente es un reino en la tierra eminentemente FUTURISTA, que exige nuestra previa conversión y transformación física por la resurrección venidera. Estos textos tienen estrecha relación con la PARUSÍA o segunda venida de Cristo. En Hechos 14:22, Pablo recalca el hecho de que para entrar reino se requiere pasar por muchas tribulaciones.

El Reino y La Iglesia de Jesucristo

Agustín de Hipona creía que el reino de Dios era la iglesia militante. La tardanza de un reino literal hizo que ese ideal se viera reflejado en una sociedad, que llegó a conocerse con el nombre de “iglesia”. E. F. Scott , en su obra “El Reino de Dios en el nuevo Testamento”, página 170 dice: “Jesús había proclamado el reino, pero en su lugar se levantó la iglesia”. Lo que Jesús realmente hacía era buscar un nuevo pueblo a quien se le daría el reino.

El Reino de Dios y la iglesia son inseparables, pues a ésta Dios le ha prometido darle su reino (Lucas 12:32). La iglesia es la que recibirá el reino de Dios. Es el pueblo escogido que restaurará el reino davídico en la tierra. El reino está conformado por hombres santos (Judíos y Gentiles) convertidos por el evangelio de Cristo. A estos santos, de todas las épocas, podemos llamarlos como: “La Iglesia de Dios”, “El Cuerpo de Cristo”, “La Novia”, “Los Elegidos”, etc. La iglesia es la heredera del reino (Mateo 25:31,34). Jesús afirmó que el reino es algo que se puede VER y ENTRAR (Juan 3:3,5), y Pablo también dijo que “carne y sangre” (los mortales) no lo pueden heredar (1 Corintios 15:50). En cambio, uno puede ser parte de la iglesia siendo mortal. Esta es la gran diferencia sustancial entre el reino y la iglesia. Por otro lado, uno puede ser parte de la iglesia inmediatamente después del bautismo (Hechos 2:38,41); en cambio, para heredar el reino uno tiene que haber sufrido por Cristo y también haber crecido en la fe y el conocimiento del Señor. Y lo más importante aún es haber recibido la transformación física cuando Cristo regrese nuevamente a este mundo (ver 2 Pedro 1:8-11; Hechos 14:22; 1 Corintios 15:45-50). Aunque en la iglesia se admiten “niños espirituales” ( 1 Corintios 3:1-2) que deben crecer a la estatura de Cristo, en el reino sólo ingresan los “maduros espirituales”, aquellos que han llegado a la “perfección espiritual” (Efesios 4:12,13,15) (2 Pedro 1:3-11). Por otro lado, parece evidente que nuestro Señor consideraba que alguna forma de asociación y organización de carácter comunitario era esencial para a mejor promoción del reino. A lo largo de la historia de la Iglesia Cristiana, los teólogos de la iglesia han insistido en la íntima relación entre la iglesia y el reino. Pero hay, evidentemente, diferencias entre ellos con respecto a la naturaleza y a los alcances de esta relación. Pero en la medida que la iglesia está verdaderamente sometida al gobierno divino, puede decirse que es el reino de Dios. Pero el orden divino nunca logra realizarse del todo en este orden humano finito; por eso la Iglesia Cristiana espera la consumación final, cuando Dios perfeccione esa fraternidad humana centrada en Cristo. Entonces se podrá decir con plena seguridad que el reino de Dios habrá venido plenamente.

 El Reino Futuro y Su Naturaleza Real

La Biblia nos habla del reino venidero, pero: ¿Cómo es su naturaleza? No se nos dice si habrá de presentarse como un reino terrenal, que será seguido por un reino celestial, o si hemos de esperar una acción decisiva y final, mediante el cual “cielo y tierra” serán cambiados según los propósitos de Dios. No obstante, sería necio negar que la Biblia sí presenta una naturaleza política y terrena del reino de Dios. El Antiguo Testamento está repleto de profecías que hablan de un reino que se establecerá en esta misma tierra. En la literatura judía, el reino se presenta de 3 formas posibles: 1). El reino producirá una transformación de los cielos y la tierra. 2). El reino será eterno en la tierra. 3). El reino es un orden temporal y terreno, que será seguido por un reino celestial y eterno.

En el Nuevo Testamento existen pasajes clarísimos que hablan de un reino terrenal. Jesús, por ejemplo, dijo: “Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán a tierra” (Mateo 5:5, con referencia al Salmo 37:11). En otra ocasión les enseñó a sus discípulos a que oraran por la venida del reino a la tierra (Mateo 6:10).  Ahora bien, de la Biblia entera se desprende que el reino tiene estos aspectos básicos y muy claros:

1.- Dado que el reino futuro tiene relación con la segunda venida de Cristo, su implantación estará acompañado por eventos visibles, sobrenaturales, y catastróficos (1 Tesalonicenses 4:15-17; Marcos 13:24-27).

2.- El actual orden de cosas será juzgado (2 Tesalonicenses 1:5-12; 2 pedro 3:4-10; Apocalipsis 19:11-16).

3.- Todos los que se oponen serán sometidos a Dios (Filipenses 2:9-10; 1 Corintios 15:20-23).

4.- Se cristalizarán todas las promesas hechas a los fieles de todos las épocas (Apocalipsis 21:3,4), las cuales incluyen:

a-     El reino se establecerá en Jerusalén.

b-    El Mesías tendrá su trono con sus apóstoles en Jerusalén

c-     El reino será mundial y todos pueblos se someterán a Cristo y a su autoridad: Un solo gobierno.

d-    Habrá paz, justicia, y desarme mundiales.

e-     Los rebeldes e impíos serán destruidos.

f-      Los elegidos recibirán el reino en la segunda venida de Cristo, cuando obtengan su inmortalidad.

g-     El reino durará mil años.

h-    No existirán pobres ni desamparados.

i-       El diablo será atado junto con sus demonios para que no engañen a los pueblos.

j-       Habrá sólo una religión y un solo gobernante mundial con la autoridad de Dios.

k-    La vida será más larga y saludable.

l-       No habrá explotadores ni explotados.

m-  No habrá revueltas, ni protestas, ni descontentos populares.

n-    Los que no quieran servir al Rey Cristo no les irá nada bien, y por tanto, optarán por él de buena gana. Preferirán las bendiciones que las maldiciones de Dios Padre.

Por tanto, sostener que el reino es sólo presente o futuro, es ignorar las mismísimas palabras de Jesucristo. Los eruditos, en su mayoría hoy, creen en un cumplimiento futuro del reino. No obstante, los amilenialistas (los que no creen en un reino personal y futuro de Cristo en la tierra por mil años), sean católicos o protestantes, sólo ven un reino presente en la iglesia militante.

Jean Hearing, en su estudio escatológico sobre “El Reino de Dios y su Venida”, escribe: “Jesús enseñaba que un germen invisible del reino de Dios existía desde el comienzo de su predicación; pero tal es su noción del reino, que ella exige una realización completa visible en el futuro mediante una transformación del orden cósmico.”

El teólogo católico Karl Adam reconoce que: “Restringir lo fundamental de su mensaje a esta predicación moral, sería desconocer el contenido religioso, más precisamente, el carácter sobrenatural y escatológico del nuevo reino” (…) su venida está todavía en el futuro, y es preciso decir: Que tu reino venga.”                                                                

El Reino de Dios e Israel

El reino de Dios es un mensaje que todavía debe ser anunciado al mundo habitado. Jesús dijo que antes que el fin venga, el reino de Dios se habrá anunciado como testimonio a todas las naciones (Mateo 24:14). Este es un mensaje vivo y actual que el mundo debe oír. Cuando Cristo murió y resucitó al tercer día, todavía permaneció 40 días más entre sus discípulos, predicándoles más sobre la restauración del reino  Israel (Hechos 1:3,6). Tómese nota de la pregunta de los apóstoles en el verso 6. Es obvio que esta pregunta apostólica se hizo como corolario a toda la enseñanza de Jesús. Aquí se deja notar que aún hay un reino judío por establecerse en la tierra. Es un reino eminentemente futuro, para la segunda venida de Cristo. Ahora bien, algunos teólogos amileanilistas sostienen que los discípulos no sabían lo que preguntaban, de que estaban errados y confundidos, y que no habían captado el mensaje de su Maestro correctamente. Pero me pregunto: ¿Fueron todos los discípulos de Jesús torpes para no entender el claro mensaje que Cristo les estaba inculcando? O, ¿Fue Jesús un mal maestro que no se sabía explicar? Pero lo cierto y curioso es que todos los discípulos le preguntaron lo mismo: “¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?”. Por otro lado, Jesús no los corrige o reprende por semejante pregunta “inoportuna”. Él sólo les dice: “No os toca a vosotros saber os tiempos olas sazones que el Padre puso en su sola potestad.” En buena cuenta, la pregunta era válida y oportuna, pero la respuesta a dicha pregunta sólo el Padre la podía contestar. Está claro que aquí hay un reino que tiene que ver con Israel. Pero los amilenialistas dicen que éste es espiritual, es decir: el cuerpo místico de Cristo, su iglesia. Pero me pregunto nuevamente: ¿Tiene sentido que se le restaure a la iglesia, el reino? ¿Acaso alguna vez la Iglesia de Cristo perdió su reino? La iglesia pura y sin mácula NUNCA ha reinado en este mundo— ¡sólo la Iglesia falsa y apóstata!.

Aunque en cierto modo el reino vino con Cristo y sus exorcismos y curaciones milagrosas, lo cierto es que el reino se establecerá plenamente sólo cuando Cristo ate a Satanás y a sus demonios y los lance al abismo (Apocalipsis 20:1-4). Es por eso que es difícil pensar que el reino ya se estableció plenamente hace dos mil años, pues ello implicaría que Satanás ya estuvo encadenado en el abismo sin poder engañar a nadie (Apocalipsis 20:3). Pero: ¿Podría alguno pensar que este mundo es un mundo ideal reinado sólo y únicamente por el buen Cristo y su iglesia? Pero la verdad es que la drogadicción, las pestes, los hogares destruidos, los crímenes, las miserias, y mil males más, son señales de que aún Satanás reina libremente y tiene su maléfico accionar entre los hombres. O ¿Es que Jesús es un mal gobernante? ¡De ningún modo! Cuando Cristo reine, ¡el mundo gozará de justicia, paz, y amor verdaderos! (Isaías 9:6,7). Finalmente, si el reino se estableció en el 33 D.C como dicen los amilenialistas, ¿por qué Juan dice en el año 90 D.C, que “todo el mundo yace bajo el poder el maligno” (no “bajo el poder de Cristo”)? (1 Juan 5:19) ¿no debió estar atado el Diablo y sus demonios para ese entonces? Recuérdese que el reino se establece después de la atadura del Diablo (Apocalipsis 20:1-3). Es evidente que el Diablo no fue atado en el año 33 D.C ni en el 90 D.C, ni tampoco en este siglo XXI. Hay un reino que se establecerá aún en el futuro, y que conlleva la neutralización total del Diablo y sus demonios por un milenio, y el florecimiento de la paz y la justicia por todo el mundo habitado. Estos son algunos puntos que no se pueden pasar por alto obviamente. Desgraciadamente los llamados “Testigos de Jehová” si han pasado por alto estos aspectos señalados anteriormente.

 Algunos Testimonios Interesantes

 El carácter futurista el reino fue expresado por Padres y Apologistas de la fe. Ireneo (185 D.C, Obispo de Lyon), escribió: “…en su segunda venida les dará a los suyos un lugar en su reino.” (Contra las herejías). Clemente Romano (96 D.C, Segundo obispo de Roma) escribió en su segunda epístola, lo siguiente: “Si entonces hacemos lo que es justo a la vista de Dios, entraremos al reino, y recibiremos las promesas…esperemos cada día y cada hora el reino de Dios en amor y rectitud”. Ignacio (Obispo de Antioquia, siglo II) creyó que el viejo reino del mal sería destruido en la segunda venida de Cristo (Ign. Eph. 16:1). Hermas, un profeta de Roma (siglo II), tenía una clara visión futurista del reino y enfatizó en la conducta moral para entrar en él. (Herm. Sim. 9:16.2-4). Papías de Hierápolis (Siglo II) creyó que la esperanza para un reino milenario en la tierra era real. También Cerinto dice que después de la resurrección la casa real de Cristo estará en la tierra (Gayo de Roma, de la Historia de la Iglesia de Eusebio 3.28.2).

Por otro lado, es interesantísimo el testimonio del Apologista Justino Mártir (Siglo II). Él hace uso de la palabra reino frecuentemente en su Diálogo con el Judío Trypo, y en donde se registran los debates más frecuentes entre cristianos y judíos. Justino le asegura al judío Trypo que Cristo volverá al mundo para recompensar a sus seguidores, dándoles entrada en su reino milenario que se establecerá en Jerusalén (Diálogo 80). Además Justino le dijo a Trypo, que aquellos que enseñan sobre la supuesta partida al cielo de las supuestas “almas inmortales”, NO SON CRISTIANOS. Finalmente el movimiento Montanista tenía como una de sus características, la expectación de la inminente aparición del reino

Resumen

El Reino de Dios fue y es aún interpretado como un asunto presente y futuro. Desde el siglo II el reino tiene un carácter escatológico. Los autores cristianos del segundo Siglo son uniformemente FUTURISTAS. Y para algunos de ellos, dicho reino sería, además, TERRESTRE Y MILENIAL. Tal es el caso de Cerinto, Papías, Justino Mártir, Ireneo, y otros.

Es con Orígenes (185-254) que viene el cambio del uso común de la palabra reino por otro “espiritualy “en el corazón de los hombres”. En cierto modo Orígenes fue influenciado por el pensamiento Gnóstico de la época que sostenía un reino en el alma. Se puede decir que él sentó las bases del pensamiento Agustiniano y de otros filósofos cristianos protestantes de los siglos venideros. Orígenes se alejó del pensamiento cristiano post apostólico del siglo II.