¿PRUEBA HEBREOS 1:8 QUE CRISTO ES DIOS?

¿Prueba Hebreos 1 verso 8 que Cristo es Dios? El texto dice, así: Pero con respecto al Hijo dice: “Tu trono, oh Dios, permanece por los siglos de los siglos, y la justicia es el cetro de tu reino. (NVI)

Primero: El idioma Inglés hace una clara distinción entre “Dios” y “dios”. Así, en Biblias en inglés, el Padre celestial es llamado “Dios”, mientras divinidades menores, las personas con la autoridad de Dios en la tierra y las personas importantes, como reyes, también se les llama “dios” (2 Corintios 4 verso 4; Juan 10 versos 34 y 35; Hechos 12 verso 22). Los idiomas hebreo y arameo no pueden hacer la distinción entre “Dios” y “dios”. Puesto que el hebreo y el arameo tienen sólo letras mayúsculas, cada uso de la palabra se escribe “Dios”. Por otra parte, aunque la lengua griega tiene mayúsculas y minúsculas como ocurre con el español, los primeros manuscritos griegos no los mezclaron. Era el estilo de escritura en el momento del Nuevo Testamento hacer manuscritos en letras mayúsculas, por lo que los manuscritos griegos, al igual que el texto hebreo, estaban todos sus escritos en mayúsculas. Los eruditos llaman a estos manuscritos “unciales “, y ese estilo fue popular hasta principios del siglo IX o algo así, hasta que una escritura más pequeña fue desarrollada para los libros.

En realidad, los estudiantes de la Biblia deben ser conscientes de que, tanto en los primeros manuscritos hebreos y griegos no había espacios entre las palabras, no había signos de puntuación, no había capítulos y no había versículos. Los textos originales tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento eran todos corridos juntos en mayúsculas.

Por supuesto, toda la Biblia era escrita a mano exactamente de la misma forma, con todas las letras en mayúsculas y sin espacios entre las palabras. Como se puede imaginar, eso hizo su lectura muy difícil, y así era común leer en voz alta, incluso cuando uno leía para uno mismo, para que fuese más fácil. Es por eso que Felipe el evangelista podía oír el eunuco etíope leer el rollo de Isaías (Hechos 8 verso 30). Ese texto era difícil de leer y prácticamente imposible enseñar a partir de éste. Imagínese que no sea capaz de decir: “Vaya al capítulo 5 y versículo 15.” Por lo tanto, las divisiones en el texto comenzaron a aparecer muy pronto. Sin embargo, debido a que los escribas vivían lejos y sus manuscritos eran copiados a mano, las divisiones en los diversos manuscritos no fueron uniformes. Las primeras divisiones estandarizadas entre versos llegaron a existir alrededor del 900 dC., Y las divisiones de capítulos modernos se hicieron en el año 1200 d.C.

Ahora debe tener muy claro que simplemente no había manera de distinguir entre “Dios” y “dios” de los primeros textos, y por lo que siempre debe ser determinado por el contexto si la palabra “Dios” se refiere al Padre o a algún ser menor. Aunque era habitual que la presencia del artículo definido en el texto griego alertaba al lector que el “Dios” que se refería era el Padre, esto no fue siempre el caso (ver la nota en Juan 10 verso 33). Por ejemplo, en 2 Corintios 4 verso 4, la palabra “theos” tiene el artículo definido, pero el verso se refiere al Diablo. El contexto es siempre el Juez final de si theos debe traducirse “Dios” o “dios”.

Segundo: Las lenguas semíticas, y tanto el latín y griego que hablaban los primeros cristianos, utilizan la palabra “Dios” con un significado más amplio que lo hacemos hoy. “Dios” era un título descriptivo aplicado a una serie de autoridades, incluyendo a las personas importantes, los gobernantes y las personas que actúan con la autoridad de Dios. En Juan 10 verso 33, cuando los Judíos desafiaron a Jesús y le dijeron que él estaba afirmando ser “un dios” (mal traducido en la mayoría de versiones como “Dios”, les respondió preguntándoles si habían leído en el Antiguo Testamento que las personas a quienes vino la palabra de Dios fueron llamadas “dioses”.

Cualquier estudio de las palabras para “Dios” en hebreo y en griego mostrará que se aplicaron a la gente, así como a Dios. Esto es extraño para la gente de habla castellana porque usamos “Dios”, en referencia sólo al Dios verdadero, pero tanto en hebreo y griego utiliza “Dios” para Dios, para los grandes hombres, otros dioses, ángeles y seres divinos. Es el contexto que determina si se está refiriendo a “Dios” o una gran persona. Esto es en realidad una de las causas de desacuerdo ocasionalmente entre traductores, y que a veces discuten sobre si “Dios” se refiere a Dios, el Padre, o para una persona poderosa o un representante de Dios. Un ejemplo de esto ocurre en Éxodo 21 verso 6 que instruye a un amo cuyo siervo desea que servirlo por vida a llevar al siervo “a Elohim” La Versión del Rey Jaime, la Nueva Versión Internacional y muchos otros traductores creen que el dueño del sirviente debe llevar el siervo ante las autoridades locales, y así ellos traducen Elohim como “jueces” (véase también Exodo 22 versos 8 y 9 para más ejemplos). Otros traductores consideraron que el amo estaba obligado a llevar el siervo a Dios, por lo que traducen Elohim como “Dios.” (Por ejemplo, NVRS) Por lo tanto, el verso se lee, “Dios” o “jueces”, dependiendo de la traducción.

Hebreos 1 verso 8 es como otros versos en que sólo porque la palabra “theos” (“Dios”) es usada no significa que se refiere al Padre. Se podría fácilmente estar refiriendo a “dios” en el sentido bíblico de que los grandes hombres que son llamados “dios”. La Septuaginta usa la palabra theos para Dios, pero también para los hombres en lugares como el Salmo 82 donde los hombres representan a Dios. El contexto debe ser el factor determinante para decidir a qué “Dios” se está refiriendo. En este caso, en Hebreos que estamos estudiando, el contexto es claro. A lo largo de todo el contexto de Hebreos 1 verso 1, Cristo se ve que es menor que Dios el Padre. Por lo tanto, el uso de “theos” aquí debe traducirse “dios”.

Tercero: El contexto debe determinar si Cristo está siendo conocido como el Ser Supremo o simplemente como un hombre con gran autoridad, por lo que hay que leer con atención. En este caso, sin embargo, uno no necesita leer mucho para encontrar que Cristo, llamado “Dios”, él mismo tiene Dios. El siguiente versículo, Hebreos 1 verso 9, dice, “por lo tanto Dios, tu Dios, te ha puesto por encima de tus compañeros. “Por lo tanto, Cristo no puede ser el Dios supremo, porque el Dios supremo no tiene un Dios. Además, el Dios de Cristo lo colocó encima de los demás y lo ungió. Esto hace que sea muy claro que el uso de theos aquí en Hebreos no se refiere a Cristo como el Dios supremo, sino más bien un hombre con gran autoridad en virtud de otro Dios. Andrews Norton escribe:

Aquí el contexto demuestra que la palabra “Dios” no denota el Ser Supremo, sino que es utilizado en un sentido inferior. Esto es admitido por algunos de los críticos trinitarios más respetables. Así, el Rev. Dr. Mayer comenta: “Aquí el Hijo está dirigido o llamado por el título de Dios: pero el contexto muestra que es un título oficial que lo designa como un rey: él tiene un reino, un trono y un cetro; y en el versículo 9 que es comparado con otros reyes, que son llamados sus compañeros; pero Dios no puede tener compañeros. Como el Hijo, por lo tanto, él es clasificado con los reyes de la tierra, y su superioridad sobre ellos consiste en esto, que es ungido con óleo de alegría más que ellos; en la medida que sus tronos son temporales, pero el de él será eterno”.

Cuarto: El verso es una cita del Salmo 45 versos 6 y 7. Los Judios leen este verso desde hace siglos y, a sabiendas de la flexibilidad de la palabra “Dios”, nunca llegaron a la conclusión de que el Mesías sería de alguna manera parte de un Dios Trino.

Quinto:  Debemos tener en cuenta que el verso en el texto griego también se puede traducir como: “Tu trono es Dios”. Sin embargo, debido a que el verso es una referencia del Antiguo Testamento, y porque creemos que Dios, el Padre, está llamando a Su Cristo un “dios” (es decir, uno con autoridad divina), no hay necesidad de traducir el versículo que no sea, “tu trono, oh dios, es eterno.”

“ANTES QUE ABRAHAM FUESE, YO SOY” (JESÚS DE NAZARET/JUAN 8:58)—¿YO SOY QUÉ?

Juan 8 verso 58, Jesús dice: “Antes que Abraham fuese, yo soy”. Ahora bien, aquí viene la pregunta crucial para los Trinitarios: ¿Prueban estas palabras de Jesús que él es el único Dios verdadero y eterno?¿Prueban que él es el Eterno Dios Hijo?

Primer punto: Los Trinitarios sostienen que este versículo dice que Jesús dijo que él era el “Yo soy” (es decir, el Yahvé del Antiguo Testamento), por lo que debe ser Dios. Este argumento no es correcto. Diciendo: “Yo soy” no convierte a una persona en Dios. El ciego de nacimiento de Juan 9 verso 9 que Jesús sanó no estaba afirmando ser Dios, cuando dijo: “Yo soy” (es decir, aquel hombre ciego que Cristo sanó)”, y el griego dice exactamente igual que la declaración de Jesús, es decir, “Yo soy” (ego eimi). El hecho de que exactamente la misma frase se traduce de dos maneras distintas, una como “Yo soy” y otra como “Yo soy el hombre,” es una razón por la que es tan difícil para el cristiano promedio obtener la verdad de sólo una lectura de la Biblia, ya que ha sido traducido al español. La mayoría de los traductores de la Biblia son trinitarios, y su sesgo aparece en varios lugares en su traducción, siendo muy común. Pablo también usó la misma frase de sí mismo cuando dijo que deseaba que todos los hombres fueran como “Yo soy” (Hechos 26 verso 29). Por lo tanto, podemos concluir que cuando Pablo, el hombre ciego de nacimiento, o Cristo, dijeron la frase “Yo Soy”, ellos NO estaban afirmando ser “Dios”. El erudito C. K. Barrett escribe:

Ego eimi [“Yo soy”] no identifica a Jesús con Dios, pero llama la atención sobre él en los términos más enérgicos posibles. “Yo soy aquel que uno debe mirar y escuchar, si quieres conocer a Dios.”

Segundo punto: La frase “Yo soy” se produce muchas otras veces en el Nuevo Testamento, y, a menudo se traduce como “Yo soy el Cristo”, o algún equivalente. (“Yo soy” aparece en Marcos 13 verso 6; Lucas 21 verso 8; Juan 13 verso 19; Juan 18 versos 5, 6 y 8. “Soy yo” aparece en Mateo 14 verso27; Marcos 6 verso 50; Juan 6 verso 20 “Yo soy el que afirmo ser”  aparece en Juan 8 versos 24 y 28. Es obvio que estas traducciones son del todo correctas, y es interesante que la frase se traduzca como “Yo soy” sólo en Juan 8 verso 58. Si la frase en Juan 8 verso 58 se traduciría como “Yo soy el Cristo”, o “Yo soy aquel,” como todos los demás, sería más fácil ver que Cristo estaba hablando de sí mismo como el Mesías de Dios (como en verdad lo fue y es ), es decir, aquel se habla de todo el Antiguo Testamento.

En la Última Cena, los discípulos estaban tratando de averiguar quién negaría al Cristo. Ellos dijeron, literalmente, “, ¿Soy yo, Señor”? (Mateo 26 versos 22 y 25). Nadie diría que los discípulos estaban tratando de negar que fueran Dios porque estaban usando la frase “Soy yo” o “yo soy”. El punto es éste: “Yo soy” era una forma común de designarse a uno mismo, y esto no quiere decir que se está afirmando ser Dios.

Tercer punto: Se argumenta que debido a que Jesús era “antes” de Abraham, Jesús debe haber sido Dios. No hay duda de que Jesús en sentido figurado “existía” en el tiempo de Abraham. Sin embargo, en realidad no existía físicamente como persona; más bien que “existía” en la mente o en los planes de Dios, como el plan de Dios para la redención del hombre. Una lectura cuidadosa del contexto del versículo muestra que Jesús estaba hablando de “existente” en la presciencia (no presencia!) de Dios. El versículo 56 se traduce con precisión en la versión del Rey Jaime, que dice: “Abraham vuestro padre se gozó por ver mi día; y lo vio, y se gozó.” Este versículo dice que Abraham “vio” el Día de Cristo, que es normalmente considerado por los teólogos el día en que Cristo conquista la tierra y establece su reino. Eso encajaría con lo que el libro de Hebreos dice de Abraham: “Porque él estaba esperando la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios” (Hebreos 11:10.). Abraham esperaba la ciudad que todavía está en el futuro, sin embargo, la Biblia dice que Abraham “vio” la ciudad. También en Apocalipsis 13:8 se habla del cordero que fue inmolado antes de que fuese el mundo. Pero todo sabemos que el cordero sería inmolado miles de años después, aunque se habla como si fuera un hecho consumado. Ahora bien, regresando a la ciudad que vio Abraham, ¿en qué sentido podría Abraham haber visto algo que estaba en el futuro? Abraham “vio” el Día de Cristo, porque Dios le dijo que iba a venir, y Abraham “vio” por fe. Aunque Abraham vio el día de Cristo por la fe, ese día existía en la mente de Dios mucho antes de Abraham.

Así, en el contexto del plan de Dios existente desde el principio, Cristo ciertamente era “antes” que Abraham. Cristo era el plan de Dios para la redención del hombre mucho antes de que Abraham viviera. No somos los únicos que creen que la declaración de Jesús no lo convierte en Dios:

Cuarto punto: Para que el argumento trinitario de la frase “Yo Soy” de Jesús en Juan 8 verso 58 lo convierta en Dios, su declaración debe ser equivalente a la declaración “Yo soy” de Dios en Éxodo 3 verso 14. Sin embargo, las dos sentencias son muy diferentes. Si bien la frase griega en Juan significa “Yo soy”, la frase hebrea en Éxodo en realidad significa “ser” o “llegar a ser.” En otras palabras, Dios está diciendo: “Yo seré lo que seré.” Por lo tanto el “yo soy “en Éxodo es en realidad una mala traducción del texto hebreo, por lo que el hecho de que Jesús dijo” Yo soy “no lo convierte en Dios.

Quinto punto: Los Trinitarios sostienen que los Judíos tomaron piedras para apedrear a Jesús porque él estaba afirmando ser Dios (Juan 8 verso 59), pero eso es una suposición. Hay una explicación diferente que es compatible con una mejor evidencia: los Judíos tomaron piedras para matar a Jesús porque entendían que estaba afirmando ser el Mesías. En el juicio de Jesús, el Sumo Sacerdote preguntó: “Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios” (Mateo 26 verso 63.). En primer lugar, debemos notar que nadie en el juicio le preguntó a Jesús si era Dios. Sin embargo, si pensaban que él había estado reclamando ser Dios, habría sido sin duda una pregunta que le habrían preguntado. El sumo sacerdote le preguntó a Jesús en términos muy claros si él era el Cristo, porque eso es lo que los Judíos sabían que Jesús estaba afirmando ser. En segundo lugar, cuando los Judíos oyeron la clara respuesta de Jesús (“Sí, es como ustedes dicen”), lo acusaron de blasfemia, y dijeron: “Él es digno de muerte.” (Mateo 26 verso 66). Sentían que era digno de muerte en el registro en Juan 8, pero en ese registro se tomaron piedras para matarlo, mientras que después de escuchar su “blasfemia” en el juicio, lo llevaron a Pilato y llegaron los romanos a ejecutar a Jesús.

“PARA QUE ELLOS (ABRAHAM, NOÉ, DAVID, ETC) NO FUESEN PERFECCIONADOS APARTE DE NOSOTROS” (LOS CRISTIANOS UNGIDOS)–Hebreos 11:40

Las Escrituras (Hebreos 11:40; 1 Tesalonicenses 4:17) nos enseñan con la claridad del cristal que los fieles del Antiguo Testamento y los del Nuevo serán perfeccionados juntos y no por separado, como enseña erradamente la Watchtower de los Testigos de Jehová.

Creo que el capítulo 11 del libro de Hebreos es uno de mis capítulos favoritos de toda la Biblia. Ahora que he aprendido,-o tal vez debería decir, ahora que estoy aprendiendo a leer la Biblia sin prejuicios, estoy viendo cosas que nunca había visto antes. Simplemente dejo que la Biblia diga lo que quiere decirnos, lo cual resulta en una empresa tan refrescante y alentadora.

Pablo comienza por darnos una definición de lo que es la fe. A menudo la gente confunde la fe con la creencia, pensando que los dos términos son sinónimos. Por supuesto, sabemos que no lo son, porque Santiago nos habla de los demonios que también creen y tiemblan. Los demonios creen, pero no tienen fe. Pablo pasa luego a darnos un ejemplo práctico de la diferencia entre la creencia y la fe. Él compara a Abel con Caín. No puede haber ninguna duda de que Caín creía en Dios. La Biblia muestra que en realidad hablaba con Dios, y Dios con él. Sin embargo, le faltó la fe. Se ha sugerido que la fe es la creencia, no en la existencia de Dios, sino en el carácter de Dios. Pablo dice, “el que se acerca a Dios debe creer que llega a ser remunerador de los que le buscan solícitamente.” Por la fe es que “sabemos” que Dios hará lo que dice, y actuamos de acuerdo con esta. La fe, entonces, nos mueve a la acción, a la obediencia. (Hebreos 11 verso 6)

A lo largo del capítulo, Pablo da una extensa lista de ejemplos de la fe desde antes de su tiempo. En el primer versículo del siguiente capítulo que se refiere a éstos como una gran nube de testigos que rodean a los cristianos. Se nos ha enseñado que los hombres pre-cristianos de la fe no se les concede el premio del llamado celestial. Sin embargo, la lectura de éste sin nuestras gafas de polarización de color puestas, nos encontramos que se nos presenta un panorama muy diferente.

El versículo 4 de Hebreos 11 dice que por su fe “Abel dio testimonio de que él era justo”. El versículo 7 dice que Noé “fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.” Si usted es un heredero, usted hereda de un padre. Noé heredaría la justicia al igual que los cristianos que mueren fieles. Así que ¿cómo podemos creer que Dios lo resucitará todavía imperfecto para tenga que trabajar por otros mil años, para luego ser declarado justo sólo después de pasar una prueba final? Basado en eso, no sería un heredero de nada en su resurrección, porque a un heredero le está garantizada la herencia y no tiene que trabajar para ella.

El versículo 10 habla de Abraham “en espera de la ciudad que tiene fundamentos verdaderos”. Pablo se refiere a la Nueva Jerusalén. Abraham no podía haber sabido acerca de la Nueva Jerusalén. De hecho, él no habría tenido conocimiento de la anterior (la antigua) tampoco, pero él estaba esperando el cumplimiento de las promesas de Dios a pesar de que no sabía qué forma tomarían. Pablo lo sabía sin embargo, y así nos lo dice. Los cristianos ungidos también están “a la espera de la ciudad que tiene fundamentos verdaderos.” No hay ninguna diferencia en nuestra esperanza y la de Abraham, excepto que tenemos una idea más clara ella de la que él tuvo.

El versículo 16 de Hebreos 11 se refiere a Abraham y todos los hombres y mujeres antes mencionados de la fe como que “anhelaban un lugar mejor, uno que es celestial”, y concluye diciendo, “porque les había preparado una ciudad para ellos.” Una vez más vemos la equivalencia entre la esperanza de los cristianos y la de Abraham.

El versículo 26 habla de Moisés estimando “el oprobio de Cristo [Ungido] como riquezas superiores a los tesoros de los egipcios; porque miraba atentamente hacia el pago de la recompensa. “Los cristianos ungidos también deben aceptar el reproche de Cristo para que puedan obtener el pago de la recompensa. Los mismos reproches; mismo pago. (Mateo 10 verso 38, Lucas 22 verso 28)

En el versículo 35 Pablo habla de hombres dispuestos a morir fieles para que puedan “alcanzar una mejor resurrección.” El uso del modificador de comparación “mejor” indica que debe haber al menos dos resurrecciones, una mejor que la otra. La Biblia habla de dos resurrecciones en varios lugares. Los cristianos ungidos tienen la mejor, y parece que esto es lo que los hombres fieles de la antigüedad estaban buscando alcanzar.

Este versículo no tendría sentido si sostenemos nuestra errada posición Jehovísta/Watchtoweriana de las dos resurrecciones para los creyentes, la cual sostiene que los cristianos ungidos resucitan primero, y Noé, Abraham, Moisés, David, etc, resucitan en el milenio como todos los demás de las llamadas “otras ovejas”, es decir, en un estado aún de imperfección, y obligados a luchar por mil años más, a vencer la última prueba, y de este modo obtener la perfección y la vida eterna. Nos preguntamos, entonces: ¿Cómo puede ser esta una resurrección “mejor” para los notables del Antiguo Testamento? ¿Mejor que qué?

Pablo concluye el capítulo con estos versos:

(Hebreos 11 versos 39 y 40) Y sin embargo, todos estos, a pesar de que dieron testimonio por su fe, no obtuvieron [el cumplimiento de] la promesa, 40 porque Dios previó algo mejor para nosotros, a fin de que no ellos no fuesen hechos perfectos aparte de nosotros.

El “algo mejor” que Dios previó para los cristianos no era una recompensa mejor porque Pablo los agrupa a todos juntos en la frase final “para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros”. Sí, las Escrituras nos enseñan con la claridad del cristal que los fieles del Antiguo Testamento y los del Nuevo serán perfeccionados juntos y no por separado. Los primeros, nos dice la Watchtower, serán perfeccionados al final del milenio, mientras que el perfeccionamiento de los segundos ya está ocurriendo hoy desde 1918. Claramente esta enseñanza del llamado “esclavo2 de la Watchtower es una negación de la verdad revelada. Ahora bien, la perfección que se refiere Pablo es la misma perfección que Jesús logró. (Hebreos 5 versos 8 y 9). Los cristianos ungidos seguirán su ejemplo y mediante la fe serán hechos completos, y le serán dadas la inmortalidad junto con su hermano, Jesús. La gran nube de testigos a que Pablo se refiere, se perfeccionan con los cristianos, no aparte de ellos. Por lo tanto, el “algo mejor”, que él se está refiriendo debe ser el “cumplimiento de la promesa” antes mencionada. Los siervos fieles de la antigüedad no tenían idea sobre la forma que tomaría la recompensa o cómo se cumpliría la promesa. Su fe no dependía de los detalles, sino sólo en que Jehová no dejará de recompensarlos.

Pablo abre el siguiente capítulo con estas palabras: “Así que, entonces, porque tenemos tan grande nube de testigos que nos rodean”, ¿Cómo podría él comparar a los cristianos ungidos con estos testigos y sugerir que éstos los estaban rodeando, si él no los consideraba que estaban a la par con aquellos a quienes les estaba escribiendo? (Hebreos 12 verso 1).

¿Puede una simple lectura no sesgada de estos versos conducirnos a cualquiera otra conclusión que no sea la que estamos explicando, es decir, que estos hombres y mujeres fieles de la antigüedad de hecho recibirán la misma recompensa que recibirán los cristianos ungidos? Pero hay algo más que contradice la enseñanza oficial de la Watchtower.

(Hebreos 12 versos 7 y 8): Dios Os trata como a hijos. Porque ¿qué hijo es aquel que el padre no disciplina? 8 Pero si estáis sin la disciplina de la cual todos han sido participantes, sois hijos realmente ilegítimos, y no hijos.

Si Jehová nos disciplina, entonces somos hijos y no bastardos. Las publicaciones hablan acerca de cómo Jehová nos disciplina. Por lo tanto, debemos ser sus hijos. Es cierto que un padre amoroso disciplina a sus hijos. Sin embargo, un hombre no disciplina a sus amigos. No obstante, se nos enseña que no somos sus hijos, sino sus amigos. No hay nada en la Biblia acerca de Dios disciplinando a sus amigos. Estos dos versículos de Hebreos no tienen sentido si seguimos manteniendo la idea de que millones de cristianos no son hijos de Dios, sino sólo a sus amigos.

Otro punto que me pareció interesante fue el uso de “confesaron” abiertamente en el versículo 13. Abraham, Isaac, y Jacob hicieron una declaración pública de que “eran extranjeros y residentes temporales en la tierra”.

Es a la vez fascinante y desalentador ver cómo se han torcido las enseñanzas simplemente declaradas de la palabra de Dios para apuntalar doctrinas de hombres que están empecinados en propagar, ya sea sus propias ideas, o las de los demonios.

LOS UNGIDOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO PODÍAN CONTRISTAR EL ESPÍRITU DE DIOS POR EL PECADO Y QUEDAR DESECHADOS DEL REINO

En el Antiguo Testamento el espíritu de Yahvéh operó desde el principio de la creación, y lo vemos trabajando para establecer a los jueces de Israel. El Espíritu de Yahweh vino sobre Otniel y fue juez de Israel’ (Jueces 3 versos 9 y 10). En el caso de Gedeón: ‘El espíritu de Yahvéh revistió a este siervo del Señor (ver Jueces 6 verso 34). También de Jefté se dice que ‘el espíritu de Yahvéh vino sobre él’ ( ver Jueces 11 verso 29). Y de Sansón: ‘El espíritu de Yahvéh comenzó a excitarle’ ( ver Jueces 13 verso 25). El espíritu de Dios en estos casos es quien otorga fuerza extraordinaria, valor para tomar decisiones, a veces habilidad estratégica, por las que el hombre se vuelve capaz de realizar la misión que se le ha encomendado para la liberación y la guía del pueblo. También cuando llegó la hora de las primeras iniciativas de batalla, ‘invadió a Saúl el espíritu de Dios’ (1 Samuel 11 verso 6). y a David, quien fuera consagrado por el anciano Samuel con la unción por la que ‘a partir de entonces, vino sobre David el espíritu de Yahweh’ (1 Samuel 16 verso 13).

El Espíritu Santo es el que estableció a los llamados Jueces de Israel ( ver Jueces 3 verso 10;Jueces 6 verso 34; Jueces 11 verso 29) y a los Reyes ( en 1 Samuel 11 verso 6), Además, el Espíritu Santo es el que capacita a los artesanos para el trabajo del santuario (Éxodo 31 verso 3; Éxodo 35 verso 31), da la sabiduría a José (Génesis 41 verso 38), la inspiración a Moisés y a los profetas (Números 11 verso 17. Números 25 verso 26; Números 24 verso 2; Números 10 verso 6. Números 10 versos 19 y 20), inspira a David (1 Samuel 16 verso 13; 1 Samuel 23 verso 2), descenderá sobre el Mesías con la abundancia de sus dones (Is 11 verso 2) y lo hará capaz de realizar su misión de justicia y de paz. Aquel sobre quien Dios ‘haya puesto su espíritu’ ‘dictará ley a las naciones’ (Isaías 42 verso 1); ‘no desmayará ni se quebrará hasta implantar en la tierra el derecho’ (Isaías 42 verso 4).

Con cierta frecuencia la Biblia describe episodios significativos, en los que se observa que el espíritu de Dios recae sobre alguien, el cual pronuncia un oráculo profético. Así sucede en el caso de Balaam: Le invadió el espíritu de Dios’ (Números 24 verso 2).

También vino a los setenta ancianos, pues dice la Escritura: Y en cuanto reposó sobre ellos el espíritu, se pusieron a profetizar…’ (Números 11 verso 25).También el profeta de Dios estaba guiado por el Espíritu Santo de Yahweh. El hombre de la palabra. debe ser también el ‘Hombre del espíritu’, dice el profeta Oseas (en Oseas 9 verso 7): debe tener el espíritu de Dios, y no sólo el propio espíritu si ha de hablar en nombre de Dios.

Ezequiel tiene conciencia de estar personalmente animado por el espíritu: ‘El espíritu entró en mí. Escribe, como se me había dicho, y me hizo tenerme en pie; y oí al que me hablaba’ (Ezequiel 2 verso 2). El espíritu entra en el interior de la persona del profeta. Lo hace tenerse en pie: por tanto, hace de él un testigo de la palabra divina. Lo levanta y lo pone en movimiento: ‘El espíritu me levantó y me arrebató’ (Ezequiel 3 verso 14). Así se manifiesta el dinamismo del espíritu (Ezequiel 8 verso 3: 11. Ezequiel 43 verso 5). Ezequiel. por lo demás precisa que está hablando del ‘espíritu de Yahvéh’ (Ezequiel 11 verso 5).

Joel, había anunciado una efusión universal del Espíritu de Dios que debía realizarse ‘antes de la venida del Día de Yahvéh, grande y terrible’ (Joel 3 verso 4) y debía manifestarse con una extraordinaria difusión del don de profecía. El Señor había proclamado por medio de él: ‘Yo derramaré mi Espíritu en toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizaran. Vuestros ancianos soñarán sueños y vuestros jóvenes verán visiones’ (Joel 3 verso 1). La inspiración profética alcanzaría incluso ‘a los siervos y a las siervas’ (Joel 3 verso 2), superando toda distinción de niveles culturales o condiciones sociales. Entonces la salvación se ofrecería a todos: ‘Todo el que invoque el nombre de Yahvéh será salvo’ (Joel 3 verso 5).

El espíritu divino, según la Biblia, no es sólo luz que ilumina dando el conocimiento y suscitando la profecía, sino también fuerza que santifica. En efecto, el espíritu de Dios comunica la santidad, porque él mismo es ‘espíritu de santidad’. ‘espíritu santo’. Se atribuye este apelativo al espíritu divino en el capítulo 63 del libro de Isaías cuando. en el largo poema dedicado a exaltar los beneficios de Yahvéh y a deplorar los descarríos del pueblo a lo largo de la historia de Israel, el autor sagrado dice que ‘ellos se rebelaron y contristaron a su espíritu santo’ (Isaías 63 verso 10). Pero añade que después del castigo divino. ‘se acordó de los días antiguos, de Moisés su siervo’. para preguntarse: ‘¿Dónde está el que puso en él su espíritu santo ?’ (Isaías 63 verso 11 ).
David, poseedor del Espíritu de Dios implora perdón y misericordia al Señor: ‘No me rechaces lejos de tu rostro, no retires de mi tu santo espíritu’ (Salmos 51:11).
Dios prometió el don del Espíritu a los corazones, en la célebre profecía de Ezequiel, en la que dice: ‘Yo santificaré mi gran nombre profanado entre las naciones, profanado allí por vosotros… Os rociaré con agua pura y quedaréis purificados: de todas vuestras impurezas y de todas vuestras basuras os purificaré. Y os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu nuevo… Infundiré mi espíritu en vosotros…’ (Ezequiel 36).

Los hombres o pueblos que siguen el espíritu que está en conflicto con Dios. ‘contristan’ al espíritu divino. Es una expresión de Isaías que hemos referido ya y que es oportuno citar de nuevo en su contexto.. 9 En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó; en su amor y en su clemencia los redimió, y los trajo, y los levantó todos los días de la antigüedad. 10 Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su santo espíritu; por lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleó contra ellos. (Is 63, 9.10). Pero según el lenguaje del profeta, se puede decir que el pecado del pueblo contrista el espíritu de Dios especialmente porque este espíritu es santo: el pecado ofende la santidad divina. La ofensa es más grave porque el Espíritu Santo de Dios no sólo ha sido colocado por Dios en su siervo Moisés (Isaías 63 verso 11), sino que lo ha dado como guía a su pueblo durante el éxodo de Egipto (Isaías 63 verso 14), como signo y prenda de la salvación futura: ‘Mas ellos se rebelaron…’, (Isaías 63 verso 10). También Pablo, heredero de esta concepción y de este lenguaje, recomendará a los cristianos de Éfeso: ‘No entristezcáis al Espíritu Santo de Dios, con el que fuisteis sellados para el día de la redención’ (Efesios 4 verso 30; Efesios 1 versos 13-14).

Como vemos, el mismo Espíritu Santo que operó en los siervos ungidos del nuevo Testamento, opera hoy en los creyentes para guiarlos, y darles frutos espirituales. Ese mismo espíritu que habitó en aquellos santos profetas, entre los cuales está David, hará posible que sean resucitados a la semejanza de Cristo en su resurrección, pues como dijera Pablo: Romanos 8:11: “Y SI EL ESPÍRITU DE AQUEL que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros”.

Ellos y nosotros resucitaremos en la semejanza del Hijo si seguimos hospedando en nuestros cuerpos el Espíritu de Dios, no contristándolo por el pecado. Sólo si continuamos en el pecado podríamos perder el Espíritu Santo, o que es lo mismo decir, la salvación misma.

Finalmente, el profeta Isaías pone de relieve la relación entre el espíritu de Dios y el Mesías diciendo: ‘Reposará sobre él el espíritu de Yahweh’ (Isaías 11 verso 2). Será también espíritu de fortaleza; pero ante todo espíritu de sabiduría: ‘Espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de ciencia y temor de Yahweh’, el que impulsará al Mesías actuar con justicia en favor de los miserables, de los pobres y de los oprimidos (Isaías 11 versos 2 y 4).

¡SI USTED ES UN CRISTIANO, ENTONCES USTED ES UN UNGIDO DE DIOS! (1 JUAN 2:27)

1 Juan 2:27, Usted es ungido de Dios

Por Matt Slick

“Y en cuanto a vosotros, la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe, así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera y no mentira, y así como ella os ha enseñado, permaneced en él ” (NVI ) .

Introducción: Dios te ha ungido para que usted pueda estar preparado para toda buena obra para resistir al mal, para conocer la verdad, para predicar la Palabra, para ser capaz de orar, para tener comunión con Dios. . .  y exponer sobre esto.

Usted está ungido por Dios.

¿Has pensado de usted mismo como que es un cristiano ungido?

Tal vez usted pensaba que sólo ciertas personas en el ministerio son ungidos

Tal vez usted consideró que sólo los profetas del Antiguo Testamento y los Apóstoles del Nuevo Testamento eran los únicos hijos ungidos de Dios y nadie más.

No importa lo que usted creía o no creía acerca de la unción de Dios, si usted es cristiano, entonces usted ha recibido una unción.

¿Conoce qué es esta unción? ¿Sabe lo que significa ser ungido?

De acuerdo con el diccionario Webster, ungir significa “frotar aceite o ungüento sobre”, “poner aceite en una ceremonia de la consagración”. Así que, ungir a algo o a alguien es aplicar algo, en este caso el aceite, a un objeto.

Tal vez usted ha sido ungido con aceite en un servicio de oración, o cuando alguien ha orado por su curación.

Tal vez usted incluso puede   hacer la unción.

Por otra parte, tal vez la idea de la unción con aceite es ajena para usted.

En cualquier caso, la unción se encuentra en todo la Biblia.

Los profetas eran ungidos

1 Reyes 19:16 dice, “También, unge a Jehú, hijo de Nimsi como rey sobre Israel, y a Eliseo hijo de Safat, de Abel -mehola para que tenga éxito como profeta” (NVI)

Los sacerdotes eran ungidos

Éxodo 40:13, dice: “Entonces vestirás a Aarón con las vestiduras sagradas, lo ungirás y lo consagrarás para que me sirva como sacerdote” ( NVI).

Los Reyes eran ungidos

1 Samuel 16:3,13 dice: “Y llama a Isaí al sacrificio, y yo te enseñaré lo que has de hacer; y me ungirás al que yo te 13Y Samuel tomó el cuerno de aceite y lo ungió en presencia de sus hermanos, y desde ese día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David . Samuel se fue a Ramá”.

Los enfermos eran ungidos.

Marcos 6:13 “Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a los enfermos y los curaban” (NVI).

Objetos eran ungidos

Levítico 08:10 “Y Moisés tomó el aceite de la unción y ungió el tabernáculo y todo lo que contiene, y así los consagró” (NVI).

¿Con qué propósito se ungieron?

Los profetas eran ungidos para ser capaces de proclamar la Palabra de Dios.

Los sacerdotes fueron ungidos para llevar a cabo sus funciones de culto y sacrificio.

Los Reyes eran ungidos para que pudieran gobernar.

Las personas fueron ungidas para la curación o sanación.

Los objetos fueron ungidos por lo que podría ser reservado para uso santo.

Como puede ver, la unción es un concepto muy bíblico y una ocurrencia común.

Como ya he dicho, la unción se da para un propósito: para proclamar, para el culto, para el sacrificio, para gobernar, para la curación, y para hacer algo listo para el uso sagrado.

De hecho, es por eso que Jesús fue ungido para que pudiera llevar a cabo su ministerio.

En Lucas 4:18-19, Jesús citó de Isaías 61:1-2, y dijo: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar la libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a liberar a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor” (NVI).

Muy bien, así que ya sabes que la unción es bíblica, que fue hecho por una variedad de razones, y que incluso Jesús fue ungido. Usted puede preguntarse por qué esto es importante. Es importante porque ayuda a entender mejor su necesidad de la unción.

1 Juan 2:27 dice que usted ha recibido una unción. Usted ha sido ungido, pero ¿con qué?

Para una pista para qué, vayamos al bautismo de Jesús en Mateo 3:13-17 “Entonces Jesús vino de Galilea al Jordán, para ser bautizado por Juan. 14Pero Juan se le oponía, diciendo: ” Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?” 15Jesús respondió:” Déjalo así por ahora, es apropiado para nosotros para que cumplamos toda justicia. “Entonces Juan consintió. 16Tan pronto como Jesús fue bautizado, subió del agua. En ese momento se abrió el cielo, y él vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y ​​venía sobre él 17 Y una voz del cielo dijo: “Este es mi Hijo , a quien amo.; con él tengo complacencia.” ( NVI)

¿Te has preguntado por qué Jesús fue bautizado en el bautismo de arrepentimiento de Juan?

Algunos dicen que fue para identificarse con nosotros; y hay mucho de verdad en eso.

Otros dicen que era para ser un ejemplo; también hay mucho de verdad allí.

Probablemente la razón principal por la que Jesús fue bautizado era porque en su bautismo que Él comenzó su ministerio y entró en el sacerdocio de Melquisedec para que pudiera convertirse en el Sumo Sacerdote y ser el Santo Sacrificio.

Amós 3:7 “Ciertamente el Señor DIOS no hace nada sin revelar su secreto a sus siervos los profetas.”

Éxodo 29:1,4-7 “Esto es lo que debes hacer para consagrarlos, para que me sirvan como sacerdotes: … (después de ofrecer un sacrificio de sangre) 4Entonces llevarás a Aarón y a sus hijos a la puerta del tabernáculo de reunión, y los lavarás con agua . 5Toma las vestiduras y Aarón con la túnica, el manto del efod,  el propio efod y el pectoral. Fije el efod por su cintura hábilmente tejida. 6Pon la mitra sobre su cabeza y conecta la diadema sagrada al turbante. 7Toma el aceite de la unción y úngelo vertiendo sobre su cabeza” (NVI).

Números 4:3 ” Cuenta todos los varones de treinta a cincuenta años de edad que vienen a servir en la obra en el tabernáculo de reunión” (NVI).

Así que Jesús fue probablemente 30 años de edad cuando comenzó su ministerio.

En el bautismo de Jesús, fue ungido con el Espíritu Santo que descendió en forma de paloma . Jesús se lavó en el bautismo y fue ungido con el Espíritu de Dios.

Si Jesús necesitaba ser ungido, entonces tú también.

Jesús dijo que enviaría el Espíritu Santo quien nos enseñará todas las cosas (Juan 14:26).

Juan 14:26, “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, le enseñará todas las cosas , y os recordará todo lo que yo os he dicho .

1 Juan 2:27 “En cuanto a vosotros, la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad que ninguno os enseñe. Pero como su unción os enseña acerca de todas las cosas y como que la unción es real, no la falsificación de __ solo según ella os ha enseñado, permaneced en él ” .

La unción que habéis recibido, entonces, es el Espíritu Santo.

¿Qué significa esto, entonces, de ser ungido con el Espíritu Santo?

Esto significa que usted está ungido para el ministerio cristiano, mientras usted vive en este mundo.

Esto significa que usted ha sido habilitado, confiado, y con poder para llevar a cabo la voluntad de Dios . En mi investigación sobre esto, encontré cerca de 40 cosas que usted está ungido para hacer. Diez de ellas son:

Para ser capaz de discernir la verdad – 1 Juan 2:27 .

Para dar testimonio de la verdad – . 1 Juan 5:6 ”  Este es Jesucristo, que vino mediante agua y sangre; no mediante agua solamente, sino mediante agua y sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio; porque el Espíritu es la verdad”.

Para ser capaces de orar – Rom . 8:39 ” y Efesios 6:18 que dice:” Oren en el Espíritu en todo momento con todo tipo de peticiones y ruegos . . .”

Para vivir una vida justa – Romanos 8:4 “con el fin de que las justas demandas de la ley se cumpliese en nosotros, que no viven según la naturaleza pecaminosa sino según el Espíritu.”

Para ser fortalecidos con poder en el hombre interior – Ef 3:16 “Pido a Dios que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes con poder por su Espíritu en el hombre interior”.

Ser guiados por Dios – Romanos 8:9 “Vosotros, sin embargo, vosotros no viven según la naturaleza pecaminosa sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios vive en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no pertenecen a Cristo”.

Para vivir en la alegría – Romanos 14:17 “Porque el reino de Dios no es cuestión de comidas o bebidas sino de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo”.

Para vivir en la esperanza – Romanos 15:13 “Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.”

Para recibir los dones espirituales – 1 Corintios 12:4. “Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu”.

1 Corintios 12:7 “Pero a cada uno se le da la manifestación del Espíritu para el bien común.”

Para llevar fruto espiritual – Gálatas 5:22-23 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23mansedumbre y autocontrol contra tales cosas no hay ley”.

Esta es la unción que abre tu mente, te enseña, te guía, te llama a orar, le da el poder, y le permite ser cristianos más fuertes, los cristianos más poderosos. No sólo las personas que son salvas, pero las personas que son salvas, residente, por y con poder.

¿Cómo, entonces, es esta unción recibida?

La Cruz

El Espíritu Santo se recibe por la fe en el sacrificio que Jesús hizo en la cruz.

Jesús dijo que enviaría el Espíritu Santo y que el Espíritu Santo moraría en su pueblo.

Es sólo por la cruz que se tiene el perdón de los pecados, y el privilegio de la morada del Espíritu, no sólo en usted, sino sobre usted.

Conclusión

Usted es un vaso ungido de Dios. Usted ha sido limpiado por Dios y ha sido lleno del Espíritu Santo.

No sólo está en usted sino que está sobre usted.

A medida que el Espíritu Santo descendió sobre los discípulos en Pentecostés en el Cenáculo y los ungió para el servicio, usted también ha sido ungido por Dios con el Espíritu Santo para el servicio cristiano.

Yo os he enseñado esto para que usted aprenda acerca de su unción.

Esperemos que, con una mejor comprensión de lo que Dios le ha dado en Cristo y por el Espíritu Santo, estará en mejores condiciones para vivir para Dios, más capaz de orar a Él, amarle, confiar en Él , y más capaz de vivir en la esperanza y la alegría.

SORPRENDENTE: ¡LOS APÓSTOLES NO ERAN UNGIDOS CUANDO CELEBRARON LA CENA CON EL SEÑOR!

Los Testigos de Jehová, y algunos otros hermanitos “iluminados” por allí, que aún tienen su corazoncito puesto en esta secta, sostienen que la santa cena Jesús la inauguró sólo con ungidos. Es decir, que los apóstoles ya eran ungidos en esa noche en que Cristo se reunió con ellos para celebrar la primera cena-memorial. Esta crasa ignorancia, o para ser más suaves, “este lapsus momentáneo” es rectificado en el siguiente estudio:

El Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová, al igual que en otro tiempo la Sociedad bíblica Watchtower cuando ésta dirigía los asuntos jehovistas, antes de 1976, dogmatiza que solamente los llamados ungidos o que aseguran tener el llamamiento celestial para reinar con Cristo sobre la Tierra son los únicos que tienen derecho a comer del pan y beber del vino durante la ceremonia de celebración de la Cena del Señor, mediante la cual se rememora la muerte de Jesucristo.

Según el Cuerpo Gobernante, pues, únicamente los ungidos pueden participar de los emblemas de pan y vino durante la Conmemoración de la muerte de Cristo, una vez al año. Los demás miembros de las congregaciones de testigos de Jehová, es decir, los que no son ungidos y que su esperanza es la de vivir para siempre en una tierra paradisíaca, éstos no pueden participar de los emblemas por la sencilla razón de que no son ungidos o personas con llamamiento celestial.

Los apóstoles fueron los primeros que celebraron la Cena del Señor con el mismo Cristo presente, en el año 33 de nuestra era, según se estima cronológicamente y suponiendo que el asunto sea rigurosamente histórico y no se trata de una elucubración tardía del autor o autores de los evangelios. La pregunta que surge aquí es la siguiente: Cuando los apóstoles participaron del pan y el vino que Cristo les sirvió en su cena de despedida, pues se trataba de una cena de despedida y no de otra cosa, ¿eran ungidos? La respuesta es un categórico NO.

Los apóstoles, al igual que otros discípulos, no llegaron a ser ungidos hasta tiempo después, cuando el espíritu santo, según el relato, fue derramado sobre ellos en el Pentecostés. Por tanto, cuando participaron del pan y el vino en la Cena del Señor no eran ungidos. Eso significa que hoy día no es preciso ser ungido para participar del pan y el vino durante el acto de conmemoración de la muerte de Cristo, ya que los propios apóstoles no lo eran cuando celebraron la Cena reunidos con Cristo mismo.

Sin embargo, a pesar de que eran muchos los discípulos de Jesús cuando él estuvo en la tierra, éste solamente ofició la Cena de despedida con sus apóstoles. Ni siquiera su madre estuvo presente en la misma. Se observa de paso que no se trató de la cena de Pascua judía, sino de otra reunión culinaria celebrada la noche anterior, pues de otro modo Jesús la hubiera celebrado con su madre y hermanos, en familia, como estipulaba la Ley mosaica.

Es patente que el hecho de celebrar Jesucristo la cena con sus más allegados discípulos, los apóstoles, significó que éstos representaban a los demás discípulos, pues hubiera sido poco menos que imposible reunir a todos, tal vez centenares de ellos, en un recinto de celebración apropiado al gran número de comensales, si es que existía en Jerusalén algún local de tan amplias proporciones y, dado que se trataba de una cena, no iban a celebrarla en un descampado, a oscuras o relativamente a oscuras, aún siendo noche a punto de luna llena.

Por otro lado, el asunto de ungidos o no ungidos es en realidad una teoría doctrinal no fundamentada bíblicamente y que tiene su origen en la teología de la Watchtower, según la concebían determinados individuos, teoría sin fundamento que recogió después el Cuerpo Gobernante, que no se detuvo a analizarla para ver si realmente se basaba en los evangelios y cartas apostólicas. De haberse detenido en ello, hubiera descubierto que tal doctrina solamente se basa en especulación humana, al igual que los tiempos y fechas sobre los que el Cuerpo Gobernante continúa fundamentando sus creencias.

El punto a considerar es que los apóstoles no eran ungidos cuando celebraron la cena con su Maestro, ya que la unción con el espíritu santo acaeció más tarde, el día del Pentecostés. A partir del año siguiente, en la fecha de conmemoración, pudieran considerarse ungidos, pero no durante el refrigerio que el Maestro les ofreció la noche anterior a la de Pascua judía.

Siendo el caso que en la primera Cena del Señor no hubo ungidos que participaron de ella, no se explica que a día de hoy solamente puedan participar de los emblemas de pan y vino los que el Cuerpo Gobernante cataloga como ungidos y en cambio los no ungidos asisten al ceremonial como simples observadores, algo ilógico en una invitación para celebrar una cena y no participar de ella.

Fuente:

http://lucesquenobrillan.blogspot.com/

¿CUÁNDO VIENEN A LA EXISTENCIA LOS 144,000?

    El cuerpo gobernante de los testigos de Jehová asegura que los ungidos o humanos que van al cielo a reinar con Cristo son un total de 144.000, los cuales comenzaron a ser escogidos a partir del día del Pentecostés del año 33. Esta labor de selección, según el cuerpo gobernante, ha continuado durante todos estos siglos y llega hasta nuestros días.

    Sin embargo la Biblia no dice que los 144.000 comenzaron a ser escogidos en el siglo I. Al contrario, tanto en el libro de Apocalipsis como en el de Mateo se lee que la selección de éstos que el cuerpo gobernante llama ungidos se realiza en la parte final del tiempo del fin, primeramente mediante un “sellado”, antes de la gran tribulación y Armagedón, y posteriormente, cuando Cristo viene con gran poder, los reúne a todos. Como Cristo aún no ha venido, por dicha razón tampoco los 144.000 han podido ser reunidos. Los 144.000 están, pues, aún en el futuro.

    En el libro de Apocalipsis 7:3,4 leemos: No hagan daño a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que hayamos sellado a los esclavos de nuestro Dios. Y oí el número de los que fueron sellados, ciento cuarenta y cuatro mil”. El texto bíblico dice claramente que el sellado o visto bueno de los 144.000 se realiza poco antes de que estalle la gran tribulación y el Armagedón. Una llamada después de la expresión “los esclavos de nuestro Dios” remite a Mateo 24:31.

    Mateo 24:29-31 dice: “Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos. Y entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se golpearán en lamento, y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. Y él enviará sus ángeles con un gran sonido de trompeta, y ellos reunirán a los escogidos de él desde los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta su otro extremo”.

    La llamada que en la Traducción del Nuevo Mundo de los testigos de Jehová aparece después de la palabra “escogidos” remite al texto de Revelación 7:3 ya considerado, donde se habla de los “sellados” o “esclavos de Dios”, de los que el versículo 4 da la cifra de 144.000 personas, que simboliza el total de los que forman el Pueblo de Dios, a razón de 12.000 individuos de cada tribu por 12 tribus. Dado que las tribus aquí mencionadas no se corresponden con las del Israel natural, se entiende que son tribus simbólicas y por lo tanto su número total también es una alegoría, máxime cuando el propio escritor del Apocalipsis menciona al principio que el ángel enviado por Jesucristo estaba presentando lo que revelaba mediante señales o símbolos.

     Cuando los simbólicos 144.000 entran en la gran tribulación, salen de ella como una “gran muchedumbre”, tal como expresa Apocalipsis 7:9 y 10. Por tanto unos y otros son los mismos y no se trata de dos grupos diferentes. Por esa razón la gran muchedumbre está delante del trono, lo mismo que los 144.000. Apocalipsis 7:15 dice textualmente que la gran muchedumbre está “delante del trono de Dios”. Una nota tras la palabra “delante” en la TNM remite a Salmo 11:4, que dice: “Jehová está en su santo templo… en los cielos está su trono”. Y la palabra griega que en el texto manuscrito aparece es “naós”, que significa “santuario del templo” y se refiere al “santísimo” únicamente, no al templo en general o a sus patios exteriores. Y ese “santísimo” se refiere al cielo mismo, donde está el trono de Dios y del Cordero.

    Con respecto a los 144.000, Revelación 14:3 especifica que “están cantando una canción nueva delante del trono”, es decir, en el cielo mismo. Por tanto, la gran muchedumbre y los 144.000 tienen el mismo destino celestial, ya que ambos son un solo y mismo grupo.

    Los 144.000 aparecen por vez primera en la fase previa a la gran tribulación, de la que salen como “gran muchedumbre”. También se les cita como “los 144.000” cuando están cantando delante del trono de Dios. No vienen del tiempo del Pentecostés del año 33, como asegura el cuerpo gobernante. La gran muchedumbre, que aparece por vez primera tras la gran tribulación (y por tanto tras el Armagedón, ya que se da a entender aquí que gran tribulación y Armagedón son una sola cosa) también está delante del trono de Dios.

    Si solamente saliera la gran muchedumbre de la gran tribulación como la entiende el cuerpo gobernante, esa gran muchedumbre no estaría todavía delante del trono de Dios. Pero, puesto que el Apocalipsis especifica que la gran muchedumbre está delante del trono de Dios, eso significa que ha pasado con éxito el Armagedón, por lo que Armagedón y gran tribulación son lo mismo; es decir, no viene primero una gran tribulación y después el Armagedón.

    El Apocalipsis es claro al decir que la gran muchedumbre “sale de la gran tribulación” y pasa directamente a ocupar un lugar “delante del trono de Dios” que está en el cielo. En esta misma posición se hallan los 144.000, pero no porque sean dos grupos distintos, sino porque esa distinción entre 144.000 y gran muchedumbre no es más que una metáfora o expresión del libro de Apocalipsis, que se explica mediante señales, símbolos o alegorías.

FUENTE:

http://lucesquenobrillan.blogspot.com/

¿QUÉ SIGNIFICA EN HEBREO JUDÁ?

La palabra ” Yehuda ” se traduce generalmente como ” Judá” en nuestras Biblias. Este nombre tiene un significado tan rico para ambas tradiciones judías y cristianas. Por ejemplo, en la Biblia hebrea, Dios llamó al rey David, que vino de la tribu de Judá, “El hombre conforme a mi corazón”. En el Nuevo Testamento, Jesús, descendiente de David, más tarde se le conoce como “el León de la Tribu de Judá”.

Pero, ¿qué significa en realidad Judá en hebreo ?

La palabra Judá viene del verbo LeHodot, que simplemente significa “gracias.” En el contexto de la Biblia hebrea, tales gracias son un sinónimo no sólo de gratitud, sino con elogios. De hecho, no era llamado “un sacrificio particular”. El sacrificio de acción de gracias”. En el templo de Jerusalén se llamaba “Todah ” – el nombre de “Acción de Gracias”.

Es interesante notar que en hebreo moderno, es simplemente decir “gracias”. Los israelíes utilizan la misma palabra (todá) que se utilizó en el templo para expresar gratitud a Dios.

 

TWO CONTRADICTORY HOPES OF THE JEHOVAH’S WITNESSES

The Jehovah’s Witnesses claim that there are two destinies for the believers: An earthly and a heavenly dwelling. For this cult, the faithful men of the so called Old Testament will live on earth as vassals of the kingdom of God, while 144,000 anointed Christians of this dispensation of grace will go to heaven to rule the world with Christ. This would mean that those who reign with Christ receive a better reward than vassals, since according to the Jehovah’s Witnesses, those who reign with Christ are the only adopted children of God, and brothers of Christ, and the only people of God who are led by the Holy Spirit of God. However, this doctrine of the JWs seems to be in conflict with what Jehovah said in Genesis 15:1, where we read that God promised Abraham a reward that would be VERY great. After these things the word of the Lord came to Abram in a vision, “Fear not, Abram, I am your shield; your reward shall be VERY GREAT”

However, when the writer to the Hebrews wrote to his brethren who supposedly have an inheritance in heaven, he said (10:35), as follows:35

“Therefore do not throw away your confidence, which has a GREAT REWARD”. English Standard Version (ESV).

Please note that those who are called to heaven receive a reward that is simply great, while those who have an earthly  hope their reward is  VERY GREAT.

This distinction seems strange or bizarre because Jehovah’s Witnesses believe that all the faith heroes of the Old Testament will receive the land (earth) as princes, which is a lower reward compared with “the heavenly places”, which are a better and a greater reward, reserved only for the 144,000 anointed JWs. To say that the earthly reward is a VERY great reward, and the heavenly reward is simply a great reward, is confusing and contradictory.

LA WATCHTOWER DICE FALAZMENTE QUE EL SACERDOCIO LEVÍTICO PREFIGURA A LOS 144,000 UNGIDOS

Esto dice, entre otras cosas, el llamado “esclavo” de los Testigos de Jehová en su revista La Atalaya del 15 de Marzo del 2010, bajo el subtitulo “Un solo rebaño y un solo pastor”:

Ezequiel tuvo una extensa visión del templo de Jehová (Eze., caps. 40-48). En aquella representación profética, los sacerdotes trabajaban en el templo, daban instrucción y recibían los consejos y la corrección de Jehová (Eze. 44:23-31). Por su parte, los miembros de las diversas tribus acudían a adorar a Dios y a ofrecerle sacrificios (Eze. 45:16, 17). En este caso, los sacerdotes son los ungidos, y los restantes israelitas, las personas que tienen la esperanza de vivir en la Tierra…En efecto, se han unido dos grupos: el más pequeño, los ungidos, y el mayor, la gran muchedumbre de otras ovejas (léase Zacarías 8:23). Este último grupo no presta servicio en el patio interior del templo espiritual, sino en el patio exterior….11 Como vemos, a veces Jehová ha usado a los israelitas que no eran sacerdotes para prefigurar a las otras ovejas.

Sin embargo, hay un punto FUNDAMENTAL que los Testigos de Jehová pasan por alto y que desmorona de un plumazo esta enseñanza rebuscada. ¡Descubra el error cardinal viendo este vídeo ahora mismo antes de que sea demasiado tarde!

Share this:

LA BIBLIA DICE QUE LOS JUSTOS NO SERÁN REMOVIDOS DE LA TIERRA, PERO LA WATCHTOWER DICE QUE SÍ —¿QUIÉN DICE LA VERDAD?

En la revista La Atalaya de estudio en letra grande (parte primera) del 15 de Julio de 2013, páginas 28 y 29, la Watchtower dice que los justos ungidos brillarán EN EL CIELO y no en la tierra en el reino del Padre . Sin embargo, Proverbios 10:39 y Salmo 37:29 nos dicen exactamente lo contrario, es decir, que los justos no serán removidos de la tierra jamás y permanecerán para siempre sobre ella. ¿A quién le creeremos, al esclavo fiel y discreto de la WT, o a la Palabra inspirada por Dios?

Share this

LA WATCHTOWER DICE QUE EL NUEVO PACTO FUE HECHO ENTRE DIOS Y LOS UNGIDOS

 

Esto dice la WT en la revista La Atalaya del 15 de Febrero del 2003, bajo el subtitulo
¿Qué significa para usted la Cena del Señor?

“19 Los cristianos ungidos están seguros de su esperanza celestial, de que se les ha introducido en el nuevo pacto que mencionó Jesús cuando instituyó la Conmemoración diciendo: “Esta copa significa el nuevo pacto en virtud de mi sangre, que ha de ser derramada a favor de ustedes” (Lucas 22:20). Las partes que intervienen en el nuevo pacto son Dios y los ungidos”. También se les ha introducido en otro pacto: el pacto para el Reino. Jesús, aludiendo a la participación que tendrían con él, dijo: “Ustedes son los que con constancia han continuado conmigo en mis pruebas; y yo hago un pacto con ustedes, así como mi Padre ha hecho un pacto conmigo, para un reino” (Lucas 22:28-30).

Es decir, sólo los ungidos watchtowerianos fueron beneficiados con la sangre del pacto que fue derramada por los pecadores, y sólo con los ungidos Dios hizo un pacto para un reino. En buena cuenta, el resto de los fieles pasarían a ser meros vasallos de un reino clasista compuesto por gobernantes privilegiados, hechos Hijos de Dios, y hermanos de Cristo, y por tanto también herederos de Dios, y revestidos de inmortalidad y de gloria. Estos morarían muy arriba, lejos de la tierra, en las moradas celestiales de los dioses, mientras que una grande muchedumbre de vasallos carecerían de privilegios y realeza, morando en un paraíso en la tierra en lindas haciendas que les proveerían los frutos de la tierra para vivir saludables y para siempre.

¿Pero qué dice la Biblia en realidad sobre el nuevo pacto? ¿Fue éste hecho solamente con una minoría de los fieles, los cuales, según los TJ, suman sólo 144,000 individuos, sin incluir a la gran mayoría de sus miembros que ya suman unos 7 millones de personas de la clase de las otras ovejas? La respuesta está en Marcos 14:24: Y les dijo: Esto es mi sangre del NUEVO PACTO, que POR MUCHOS es derramada. ¿Son estos MUCHOS sólo 144,000 personas? Veamos: En Mateo 20:28, Jesús dijo: “Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate POR MUCHOS”. Son estos muchos por quienes Cristo murió y rescató sólo 144,000 individuos? ¡Imposible!… ¡Esto haría que sólo ellos sean salvos y ninguno más! ¿Acaso Cristo no rescató a los que componen la llamada grande muchedumbre? Se supone que sí, pues ellos también lavaron sus pecados con la sangre del cordero(ver Apo. 7:13,14), ¡y para que esto ocurra, ellos también debieron participar en el Nuevo Pacto!

Share this:

LA WATCHTOWER Y SUS FIELES IGNORAN TOTALMENTE LO QUE IMPLICA SER UN VENCEDOR

Reinaré, reinaré, reinaré con mi Señor…¡Aleluya!

En Romanos 8:37, Pablo dice: “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”.

En 1 de Juan 5:4,5 el apóstol dice: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundoy esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. 5:5 ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?

Vemos que todos los creyentes somos más que vencedores por la fe en Cristo, y por tanto es a nosotros a quienes se nos promete las siguientes cosas:

Apocalipsis 2:26: Al que VENCIERE y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones.

Apocalipsis 3:5: El que VENCIERE será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

Apocalipsis 3:12: Al que VENCIERE, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

Apocalipsis 3:21: Al que VENCIERE, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Apocalipsis 21:7:
El que VENCIERE heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

Los vencedores serán herederos de todas las cosas, y serán vestidos de blanco y se sentarán con Cristo en su trono en el reino milenial.

¿Es esto lo que esperan todos los llamados Testigos de Jehová hoy? La respuesta es un rotundo NO!…Sólo un 2.5% de ellos esperan reinar…¡los llamados “ungidos”…el resto, “naca de la pirinaca”!

Share this:

ESPANTOSA HEREJÍA: ¡LA WATCHTOWER DICE QUE SÓLO LOS 144,000 SON JUSTOS!

 ¡Esta “religión verdadera” me dejó verdaderamente ciego para siempre!

Comentando el texto diario de hoy Martes 19 de Marzo de 2013, esto es lo que dice el llamado “esclavo” de la Watchtower en su revista La Atalaya del 15 de Junio del 2011:

“Los que reciben la abundancia de la bondad inmerecida y de la dádiva gratuita de la justicia reinarán en vida mediante la sola persona, Jesucristo.” Este legado lleva a vida (Rom. 5:17; Luc. 22:28-30). Quienes reciben la dádiva de ser declarados justos se convierten en hijos espirituales de Dios. Pasan a ser coherederos con Cristo, lo que les brinda la esperanza de resucitar como espíritus para reinar con él en el cielo (Rom. 8:15-17, 23).

Como pueden ver, los apóstatas de la llamada clase del “esclavo fiel y discreto” enseñan una diabólica doctrina cuando dicen que la justificación no es para todos los cristianos fieles, sino sólo para 144,000 “ungidos” que tienen esperanza celestial y que serán los que reinen con Cristo. El resto de los cristianos, la gran mayoría de ellos, no pueden ser justificados o declarados justos. ¿Pero entienden lo que esto implica, los llamados Testigos de Jehová? Esta es una doctrina diabólica que pone a la mayoría de sus fieles en el camino de la perdición o de la condenación eterna.

Esto es lo que dice Pablo sobre la importancia de la justificación:

Romanos 5:9: Pues mucho más, estando ya JUSTIFICADOS en su sangre, por él seremos salvos de la ira. ¡Si no somos justificados caeremos en la ira de Dios!

Tito 3:7: para que JUSTIFICADOS por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme la esperanza de la vida eterna. Si no somos justificados por Cristo y con Cristo, no obtendremos la vida eterna.

Romanos 5:1: JUSTIFICADOS, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. Sólo los justificados tienen paz con Dios.

1 Corintios 6:11: Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido JUSTIFICADOS en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios. Si no estamos justificados, entonces aún estamos inmundos a causa de nuestros pecados pasados.

La enseñanza de la WT es diabólica por donde se la mire, ya que mantiene en inmundicia a la mayoría de sus fieles, cuyos pecados aún no han sido lavados por la sangre de Cristo (justificados) para escapar de la ira de Dios.

UNA GRANDE MUCHEDUMBRE DE SALVOS REINARÁN CON CRISTO, PORQUE ESTARÁN VESTIDOS DE BLANCO Y SON VENCEDORES

Analice con cuidado los siguientes pasajes de la Biblia:

Nota:

Tome nota primero que Jesús aparece vestido de blanco en la transfiguración, cuando mostró en una visión la gloria de su reino venidero en su condición de Rey de los reyes.

Lucas 9:29: Y entre tanto que (Jesús) oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su VESTIDO BLANCO y resplandeciente.

A.- LOS QUE TENGAN VESTIMENTAS BLANCAS ANDARÁN CON CRISTO PORQUE SON DIGNAS

Apocalipsis 3:4: Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en VESTIDURAS BLANCAS, porque son dignas.

B.- LOS QUE VISTAN DE ROPAS BLANCAS SON LOS VENCEDORES

 Apocalipsis 3:5: El que venciere será vestido de VESTIDURAS BLANCAS; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

 C.- LOS QUE VENZAN (LOS VESTIDOS DE BLANCO) SE SENTARÁN CON CRISTO EN SU TRONO

 3:21: Al que VENCIERE, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Apocalipsis 2:26: Al que VENCIERE y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,

Apocalipsis 21:7: El que VENCIERE heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

 D.- UNA GRANDE MUCHEDUMBRE QUE SALE DE LA GRAN TRIBULACIÓN ESTÁN VESTIDOS DE ROPAS BLANCAS

Apo. 7:9 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos.

E.- ¿Y CÓMO SOMOS VENCEDORES?

Romanos 8:35-39 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que VENCEDORES por medio de aquel que nos amóPor lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

¿No es toda esta evidencia suficiente para convencernos de que la grande muchedumbre reinará con Cristo en su reino milenial?  ¡Es elemental, mis queridos Watsons!

AÑADIDOS A LA IGLESIA UNGIDA—¿QUIÉNES?

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Uno de mis acalorados detractores se las pasa atacándome y acusándome de ser soberbio y osado porque afirmo que todos los creyentes (y me incluyo) son ungidos por Espíritu Santo. Este señor sostiene que sólo unos pocos de los cristianos han tenido el privilegio de recibir la unción de Dios, es decir, de entrar en el núcleo íntimo del Creador como hijos adoptivo suyos, en tanto que una inmensa mayoría de fieles y devotos cristianos sólo les queda resignarse con ser Sus vasallos, sin gloria y honra, muy lejos de su familia real, como si fueran aún parias o bastardos en este mundo.

Seguramente para cualquiera que tenga algo de sentido común pensaría que tal premisa convertiría al Eterno en un Dios parcial que hace acepción de personas, muchas de las cuales se acercan a él contritas y humilladas prometiéndole fidelidad y sumisión absolutas para siempre. Pero sabemos que Dios por su naturaleza es justo y él no rechaza a nadie como hijo si cumple con sus exigencias, las cuales no son, en ningún modo, imposibles de cumplir.

Pero nosotros, los que hemos creído en Cristo y a Cristo, sabemos que somos hijos de Dios adoptivos (Juan 1:12), y sencillamente ya no tenemos ese temor al futuro, como lo están aún los que están en esclavitud. Y así lo dice Pablo a los Romanos:

Romanos 8:15: Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de ADOPCIÓN, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

¿No hemos puesto a pensar en esto, estimados lectores, especialmente mi detractor favorito que se las pasa “Armando” problemas donde no existen? ¿Es que acaso todavía no entendemos lo que dice acá el apóstol Pablo acá?¿Seremos tan retardados para no captar su mensaje en este versículo? El dice muy claramente que los hijos adoptivos de Dios ya no viven en temor e inseguridad, pues saben que pertenecen a una familia divina, y son los amados del Padre celestial. El vela por ellos y los protege, aun en los momentos más difíciles y cruciales de la vida. Esta fe y amor a Dios nos quita el temor a la vida, al futuro incierto, al mal que nos acecha. De modo que aquellos que creen que no pueden ser hijos adoptivos de Dios seguirán viviendo en temor, al carece el poder del Espíritu Santo en ellos.

Estimados amigos, la única forma de ser hijos de Dios es a través de la unción del espíritu. Debemos de recibir el Espíritu de Dios, debemos ser ungidos por el poder de Dios, y para eso es necesario “nacer de nuevo”.

Pablo también dice que si tú tienes fe en Cristo Jesús eres un Hijo de Dios:

Gálatas 3:26: pues todos sois HIJOS DE DIOS por la fe en Cristo Jesús.

Si alguien te dice que no puedes ser un hijo de Dios, o que no puedes ser un ungido de Dios, entonces no eres de Cristo, ni has ejercido fe en él. Es realmente un insulto para cualquier converso cristiano que se le diga que no ha recibido la unción del Espíritu. También Pablo dice:

Romanos 8:14: Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son HIJOS DE DIOS.

Si uno se guía por el Espíritu de Dios es porque es un hijo de Dios, un verdadero adoptado y ungido por él.

Añadidos a la iglesia

Cuando uno se convierte a Cristo, previo arrepentimiento y fe en su evangelio salvador, uno entra a ser parte de la iglesia habiendo nacido primero de agua (bautismo) y del Espíritu. En Hechos 2:38-47 se nos dice que los que creyeron y se arrepintieron fueron bautizados, y fueron añadidos en aquel mismo día a la iglesia del Señor, que es su cuerpo santo y ungido como 3,000 personas. Ahora bien, cuando uno entra a ser parte del cuerpo de Cristo, uno está en un cuerpo ungido que va hacia la meta, es decir, a la vida eterna en el reino de Cristo.

Ahora bien, tomemos nota que Cristo es el Ungido de Dios, pero no el único ungido. Pablo dice que la iglesia o cuerpo de Cristo es ungido (2 Cor. 1:21) como también  lo es la cabeza (Cristo). Cabeza y cuerpo son ungidos. No se puede ungir a la cabeza y no al cuerpo. Cabeza y cuerpo son ungidos y consagrados a Dios para un servicio sagrado (santidad). Es por eso que se dice que la iglesia o cuerpo de Cristo está compuesto por santos, los cuales fueron santificados por el Espíritu de nuestro Dios. Así lo dice Pablo a los corintios:

1 Corintios 6:11: Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido SANTIFICADOS, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

La santificación de la iglesia o cuerpo de Cristo, compuesta por todos los bautizados, se ha efectuado por acción del Espíritu de Dios, que es lo que llamamos la unción del Espíritu. De allí que todos los creyentes sean receptores del Espíritu Santo (ungidos) para ser santos y sin mancha delante de Dios. De modo que sólo los santos heredarán el reino y tomarán el poder con Cristo cuando regrese. Esto lo revela Daniel muy claramente en Daniel 7:27:

Daniel 7:27: y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de LOS SANTOS del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.

La secta diabólica de los Testigos de Jehová sostienen que los santos son sólo los 144,000 que vivirán en el cielo, y los católicos dicen que los santos son sólo aquellos que terminan siendo “beatificados” por la jerarquía eclesiástica. Ellos están privando a millones de verdaderos creyentes de su derecho a ser santos por acción del ungimiento que viene por la conversión, y no por algún acto extraordinario inventado por los hombres. Es diabólico sostener que sólo una minoría de los sinceros conversos son santos. Es una aberración teológica que debemos denunciar sin disimulos.

No debemos permitir que nadie nos prive de nuestro premio, de nuestra unción, de nuestra elección. Y esto lo dice Pablo muy claramente:

Colosenses 2:18: NADIE OS PRIVE de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal.

Enseñar que todos los verdaderos cristianos no pueden ser santos sino sólo aquellos que a una secta se lo ocurra nombrar, es el mayor peligro en que podamos incurrir. Esto está pasando en el catolicismo, la mayor iglesia “cristiana” del mundo, y entre los Testigos de Jehová. No sé si hay otras sectas como éstas, pero de seguro que las hay.

Recordemos que este mismo error de señalar una clase supuesta de “ungidos”  se deja notar entre los mismos sectas evangélicas carismáticas o pentecostales cuando escuchamos a sus renombrados predicadores internacionales presentándose como los intocables “ungidos” de Dios ha quienes hay que rendirles pleitesía con mucho respeto y temor para no ser maldecidos por Dios.  Así, con este cuento bien pensado, someten a los creyentes incautos y neófitos bajo una dirección satánica que los conducirá indefectiblemente al abismo de la perdición.

No, mis amigos, no sólo el Pastor o los llamados líderes de las iglesias son los ungidos por Dios. Lo es TODA la congregación, ya que todos son parte del cuerpo ungido de Cristo. Recuerde, cabeza y cuerpo reciben el ungimiento para ser los santos de Dios, la iglesia santa y sin mácula de Cristo. Esta iglesia tiene muchos miembros santos, los cuales todos tienen el mismo valor para el Señor. Nadie es de menos valor para el Señor. Todos están llamados a unirse a la cabeza cuando regrese en gloria desde el cielo para establecer su reino.

Los Testigos de Jehová niega a la mayoría de sus feligreses el derecho de permanecer en unión con Cristo, y hace que sólo un pequeño grupo de sus seguidores se una a Cristo en el reino celestial, mientras que la mayoría de los miembros de su cuerpo, se queda en la tierra como vasallos o siervos de Cristo de segunda categoría.

Es realmente una espantosa aberración teológica por parte del llamado “esclavo” sostener que sólo 144,000 de sus miembros son santos, pues eso haría que los que se quedan en el paraíso no lograron ser santos sino que se quedaron siendo  pecadores, impuros, imperfectos y no dignos de ver a Dios (Heb. 12:14). ¡Qué ofensa para una grande multitud piadosa y fiel!

Finalmente, estimados amigos, ya es hora de que entendamos que hemos sido llamados por Dios para recibir el Espíritu Santo prometido (Hechos 2:39). Esta promesa nos hace ser ungidos por Espíritu Santo, y este don nos hace ser libres de la esclavitud del temor como lo vimos en Romanos 8:15.

Que Dios los bendiga ricamente.

LA SOCIEDAD WATCHTOWER ES COMO UN MANICOMIO CON GENTE ILUSA QUE DICE SER MUY FELIZ Y PACÍFICA

¡Muchos creen que yo soy un Testigo de Jehová porque estoy siempre muy feliz y parezco súper pacífico!

La Watchtower afirma que los Testigos de Jehová son las personas más felices de la tierra, pero sin ninguna prueba ni estadísticas para apoyar una afirmación tan descabellada. Este tipo de comentarios son un tipo de falacia lógica conocida como una generalización.

Atalaya 1999 1.10 pp.6-7

Aunque los cristianos “lloran” a causa de las condiciones del mundo … en realidad son las personas más felices del mundo.

Atalaya del 15 de enero 1995 p.12 par. 7

Nuestra estrecha relación con Jehová nos hace la gente más feliz de la tierra.

Atalaya del 01 de mayo 1993 p.21 par. 24

Tales trabajos amorosos han hecho que la clase de los esclavos sean las personas más felices en la tierra hoy en día, y han hecho a millones de personas felices también.

Atalaya del 1 de marzo 1989 p.3

De hecho, como grupo, son los más privilegiados, el de mayor éxito, y con mucho, el grupo más feliz en la tierra hoy en día…

Atalaya del 01 de mayo 1997 p.23 

Los mensajeros piadosos de paz son las personas más felices en la tierra hoy en día.

Atalaya del 1 de marzo 1988 p.17 

En efecto, en todos los países, el pueblo de Jehova son los mejores y los más felices!

Atalaya del 15 de septiembre 1971 p.564 par. 22 

Todos los que buscan un lugar en la sociedad de la humanidad redimida por lo tanto entran en asociación con las personas más felices de la tierra, los testigos Jehová. Estas son las únicas personas que saben con certeza a dónde van.

Atalaya del 1 de septiembre 1962 P.530 par. 22 

Es en la sociedad del Nuevo Mundo de los Testigos de Jehová que encuentras gente de todos los ámbitos de la vida, muchos de los cuales carecen de diplomas de los centros de aprendizaje, sin embargo, estas personas conocen la Biblia, ellos son maestros. Ellos aceptan con entusiasmo la obligación de enseñar a otros la Palabra de Dios. Ellos lo hacen año tras año con el mismo amor de Dios y el aprecio por la comida espiritual como la primera vez que lo probaron. Ellas son las personas más felices y tranquilas en la tierra.

Atalaya del 1 de febrero 1960 p.74 par. 17 

Ahora los Testigos de Jehová son bendecidos por encima de todos los demás porque ellos son las personas más felices, más tranquilas y contentas en la tierra

Ministerio del Reino febrero 2002 p.1 par. 1 Las personas más felices de la Tierra 

“Bienaventurado el pueblo cuyo Dios es Jehová!” (Salmo 144:15) Esas palabras describen los Testigos de Jehová como las personas más felices de la tierra.

Ministerio del Reino febrero 1994 p.5 par. 16 

Somos la gente más feliz sobre la faz de la tierra, sabiendo que al volverse aprobados, recibirán la corona de vida. Sant. 1:12.

Share this:

INCREÍBLE: LA WATCHTOWER DICE QUE LA PRIMERA RESURRECCIÓN YA ESTÁ EN CURSO

 

Esta burrada dice la Watchtower en su revista La Atalaya del 1 de Enero 2007:

“¿Cuándo se produce la primera resurrección? Hay pruebas sólidas de que ya ha empezado. Por ejemplo, fíjese en el capítulo 12 de Revelación, donde leemos que el recién entronizado Jesucristo, junto con sus santos ángeles, combate contra Satanás y sus demonios (Rev. 12:7-9). Esta batalla comenzó en 1914. Observe, sin embargo, que no se dice que en esta guerra celestial esté con Cristo ninguno de sus seguidores ungidos. Vayamos ahora al capítulo 17. Allí leemos que, tras la destrucción de “Babilonia la Grande”, el Cordero vencerá a las naciones, y que “también, los llamados y escogidos y fieles que con él están lo harán” (Rev. 17:5, 14). Si “los llamados y escogidos y fieles” han de estar con Jesús cuando se derrote definitivamente al mundo de Satanás, tienen que haber resucitado antes. Por eso, es lógico concluir que los ungidos que mueren antes de Armagedón son resucitados en algún momento entre 1914 y Armagedón. w07 1/1

    Share this:

    OTRO PERTURBADOR ANACRONISMO DE LA WATCHTOWER QUE NOS DEJA DESCONCERTADOS

     

    Esto dice la revista La Atalaya del 15/2/2010 págs. 3-5

    ¿Vemos a Jehová como nuestro Padre?

    EN CIERTA ocasión, un discípulo del Gran Maestro le hizo esta petición: “Señor, enséñanos a orar”. Él le respondió: “Cuando oren, digan: ‘Padre, santificado sea tu nombre’” (Luc. 11:1, 2). Jesús pudo haberse referido a Jehová con títulos tan sublimes como “Todopoderoso”, “Magnífico Instructor”, “Creador”, “Anciano de Días” y “Rey de la eternidad” (Gén. 49:25; Isa. 30:2040:28; Dan. 7:9; 1 Tim.1:17). Sin embargo, optó por llamarlo “Padre”. ¿Por qué? Tal vez porque desea que nos acerquemos al Ser más grandioso del universo con la misma actitud con la que se acerca un humilde niño a su querido papá. No obstante, hay personas a quienes les cuesta ver a Dios como Padre.

    Pero en la revista La Atalaya del 1 de Febrero de 1998, páginas 18 a la 23, escriben:

    “En el caso de los 144.000, la bendición del pacto abrahámico se administra mediante el nuevo pacto. Como partícipes de este pacto, están “bajo bondad inmerecida” y “bajo ley para con Cristo” (Romanos 6:15; 1 Corintios 9:21). De modo que solo los 144.000 miembros del Israel de Dios toman apropiadamente de los emblemas en la Conmemoración de la muerte de Jesús, y solo con ellos concluyó Jesús su pacto para un Reino (Lucas 22:19, 20, 29). Los miembros de la gran muchedumbre no son partícipes del nuevo pacto. Sin embargo, se relacionan con el Israel de Dios y viven con él en su “tierra” (Isaías 66:8). Por tanto, es razonable decir que ellos también llegan a estar bajo la bondad inmerecida de Jehová y bajo la ley para con Cristo. Aunque no son partícipes del nuevo pacto, son beneficiarios de él.”

    Más adelante en la misma Atalaya, dicen:

    “Además, las otras ovejas se asen del nuevo pacto tal como los extranjeros de tiempos antiguos se asían del pacto de la Ley. ¿De qué manera? No haciéndose partícipes de él, sino sometiéndose a sus leyes y beneficiándose de sus provisiones (compárese con Jeremías31:33, 34). Como sus compañeros ungidos, las otras ovejas tienen la ley de Jehová escrita ‘en el corazón’. Aman profundamente a Jehová y obedecen sus mandamientos y principios (Salmo 37:31; 119:97). Conocen a Jehová, al igual que los cristianos ungidos (Juan 17:3). ¿Qué puede decirse de la circuncisión? Unos mil quinientos años antes de instituirse el nuevo pacto, Moisés dijo a los israelitas: “Ustedes tienen que circuncidar el prepucio de sus corazones” (Deuteronomio 10:16; Jeremías 4:4). Aunque la circuncisión obligatoria de la carne desapareció con la Ley, tanto los ungidos como las otras ovejas deben ‘circuncidarse’ el corazón (Colosenses2:11). Finalmente, Jehová perdona el error de las otras ovejas sobre la base de la “sangre del pacto” que Jesús derramó (Mateo 26:28; 1 Juan 1:9; 2:2). Dios no los adopta (A LAS OTRAS OVEJAS) como hijos espirituales, como hace con los 144.000. No obstante, los declara justos, del mismo modo que Abrahán fue declarado justo como amigo de Dios (Mateo 25:46; Romanos 4:2, 3; Santiago 2:23).

    ¿Cómo entonces se espera que las llamadas “otras ovejas” (grande muchedumbre) llamen a Jehová como Padre, si el “esclavo” les ha enseñado que ellas no son parte de la familia de Dios, es decir, que no son hijos e hijas adoptados de Dios?

    LA WATCHTOWER ENUMERA LAS SUPUESTAS “CUALIDADES” DE LOS UNGIDOS POR SOBRE LAS OTRAS OVEJAS

    Esto es lo que dice la Watchtower en su revista La Atalaya del 1 de Marzo del 2013, pág.9, entre otras cosas, acerca de las cualidades de los que supuestamente tienen “el llamado celestial”:

    “…Los cristianos que tienen la esperanza de vivir en el cielo han sido bautizados en agua y en espíritu santo, lo que los convierte en discípulos de Jesús engendrados por el espíritu (Juan 3:3, 5). También tienen que vivir de acuerdo con las normas morales de Dios y manifestar cualidades como la honradez, la rectitud y la compasión (1 Corintios 6:9-11). Además, deben ser leales a Dios y a Cristo hasta el final de su vida en la Tierra (Lucas 22:28-30; 2 Timoteo 2:12). Solo si satisfacen estos requisitos serán dignos de resucitar para cumplir con la gran responsabilidad que les aguarda en los cielos: la de ser sacerdotes y reyes con Cristo a favor de la humanidad durante mil años (Revelación [Apocalipsis] 20:6).

    Pero la pregunta que nos hacemos es la siguiente: ¿Acaso no se espera que las otras ovejas se bauticen y reciban el Espíritu Santo, y que vivan en rectitud, así como en fidelidad hasta el final de sus vidas?¿O será, acaso, que los Testigos de Jehová creen en dos bautismos distintos, una que engendra por el Espíritu Santo y otro que sólo lava pecados?¿Acaso se olvidan los Testigos de Jehová que sólo hay un bautismo y no más?¿Acaso se olvidan los TJ lo que dice Hechos 2:38,39 que el don del espíritu santo será para todos los que el Señor llamare, y que ese llamado viene por el anuncio del evangelio a los potenciales conversos? (2 Tes. 2:13,14).

    EL QUE NOS UNGIÓ ES DIOS (2 CORINTIOS 1:21)

    Es triste realmente cuánta ignorancia y sandez hay en la gente que dice ser cristiana, supuestamente conocedora de la Biblia, y amante de la verdad. Y es que esta gente que me viene con esos textos ignoran que TODO CRISTIANO VERDADERO ES UN UNGIDO DEL SEÑOR según está revelado en las mismas Escrituras.

    Yo soy un UNGIDO del Señor, y si usted no se considera así, entonces usted no ha entendido lo que significa ser un escogido o un ungido.

    En el Nuevo Testamento se nos dice que todos los cristianos hemos sido UNGIDOS por el Señor, y es por eso que tenemos el Espíritu Santo y somos sacerdotes de Dios y los futuros reyes del reino por venir. Esto parece que es ignorado por quienes se dicen ser Cristianos, llenos del Espíritu Santo.

    A los Corintios el Apóstol Pablo les dice que Dios los ungió a ellos con su Espíritu Santo, con estas solemnes palabras: “Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios, el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones” (2 Corintios 1:21,22). Así que Pablo enseña que todo cristiano que tiene el Espíritu de Dios es un UNGIDO de Dios, pero los más de los evangélicos creen erradamente que los únicos UNGIDOS del Señor son sólo aquellos del calibre de J. Swaggart, J.Bakker, B.Hinn, B. Graham, J. Falwell, T.D. Jackes, K. Copeland, J. Kennedy, y otros destacados predicadores de grandes masas. ¡¡¡Nada más falso!!!

    Si captamos que todos los cristianos son ungidos, y están llenos del Espíritu Santo, entonces no deberíamos pensar que los UNGIDOS son una súper clase de cristianos más dotados o santificados para ocupar una posición de privilegio dentro de la comunidad cristiana. Si usted cree todavía que los UNGIDOS del Señor son gente que está por encima de usted, entonces usted está caminando en tierra movediza y terminará ahogándose.

    Dice así Pablo a los creyentes de Roma: “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados” (Romanos 8:14-17).

    Usted debe entender que Dios no hace acepción de personas, y si usted quiere realmente ser Su hijo, deberá recibir Su Espíritu Santo para lograr la adopción y convertirse automáticamente en Su UNGIDO y en parte de su familia. Es una pena que aún haya gente que se llame cristiana y tenga una autoestima muy pobre, conformándose con migajas cuando en realidad tienen un banquete frente de ellos a su disposición. Tenemos que admitir que hay aún millones de cristianos que todavía no entienden esta verdad del ungimiento, de la elección, y de la santificación, creyendo que sólo lo pueden lograr un grupito selecto de Cristianos que viven como beatos o mojigatos en los seminarios bíblicos o conventos.

    Así que para mí el vocablo “UNGIDO” no tiene la connotación que le dan la mayoría de los evangélicos que se dicen llamar cristianos bíblicos. Y ciertamente no significa que alguien es un súper hombre, o un súper ministro, o un súper evangelista, o lo que fuere. Es simplemente alguien que ha sido adoptado por Dios para ser parte de Su familia, y que debe batallar todos los días para alcanzar la perfección mínima requerida para ser aprobado por Dios.

    Un pasaje clave que confirma nuestra unción es 1 Juan 2:20,27 que dice: “Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas… Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él”. 

    SI DIOS TE HACE SU HIJO, ES PORQUE ÉL TE AMA MUCHO (1 JUAN 3:1)…¿DEBEMOS ENTONCES CONCLUIR QUE DIOS NO AMA MUCHO A LAS “OTRAS OVEJAS” PUESTO QUE NO SON SUS HIJOS?

     

    ¡Caramba, buen punto de Apologista!

    El apóstol Juan dice en 1 Juan 3:1, lo siguiente:: “Miren con cuánto amor nos ama nuestro Padre que nos llama sus hijos, ¡y eso es lo que somos! Pero la gente de este mundo no reconoce que somos hijos de Dios, porque no lo conocen a él”. (Versión Nueva Traducción viviente)

    Nótese que Juan dice que el gran amor que nos tiene el Padre ha hecho posible que seamos llamados Hijos suyos. Pero si la Grande muchedumbre de Testigos de Jehová no son reconocidos por Yahweh como sus hijas e hijos, ¡entonces debemos concluir que éstos no han sido merecedores de Su gran amor!… ¡Qué trágedia Griega! 

    Ahora bien, será posible, como dice Juan en este pasaje, que el llamado “esclavo fiel y discreto” no  reconoce a todos estos creyentes como hijos de Dios PORQUE SENCILLAMENTE ÉSTE NO HA CONOCIDO AÚN A DIOS COMO OCURRE CON EL MUNDO INCRÉDULO? ¡¡¡He aquí otro dilema, mis queridos fans!!!

     
    Publicado por apologista

    ¡LA MENTIRA DIABÓLICA DE QUE SÓLO LOS 144,000 UNGIDOS SERÁN INMORTALES EN EL REINO!

    Mujer examinando su rostro en un espejo

    Los Testigos de Jehová sostienen en su sitio web www.watchtower.org, bajo el tema: “USTED PUEDE VIVIR PARA SIEMPRE, lo siguiente:

    “Pero Jesús no es el único en recibir este don. Los cristianos ungidos por espíritu santo, elegidos para ser reyes en la gloria celestial, obtienen una resurrección semejante a la de él (Romanos 6:5). El apóstol Juan indica que 144.000 personas disfrutarán de tal privilegio (Revelación [Apocalipsis] 14:1). A estas también se les concederá INMORTALIDAD”..

    Luego dicen un poquito más adelante, en el mismo artículo, lo que sigue:

    “El último libro de la Biblia presenta la hermosa escena de una gran multitud a la cual se otorga VIDA ETERNA en una Tierra paradisíaca…”

    Como pueden ver, estimados amigos,  la Watchtower sostiene que sólo los 144,000 ungidos recibirán inmortalidad, mientras que la grande muchedumbre sólo vida eterna. Esta declaración es una tremenda falacia diabólica, puesto que Pablo dice que los que recibirán la vida eterna son precisamente aquellas personas que entre otras cosas están buscando LA INMORTALIDAD. 

    Esto dice Pablo en Romanos 2:7: “…VIDA ETERNA a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e INMORTALIDAD!”.

    Pero si la grande muchedumbre NO recibirá la inmortalidad, entonces este gran grupo NO debe estar buscándola, sino sólo los ungidos, y esto dará como resultado trágico de que esta gran multitud de gente NUNCA PUEDA OBTENER LA VIDA ETERNA. ¿Se da usted cuenta, ESTIMADO AMIGO, esta increíble paradoja o encrucijada en que se han metido los mismos Testigos de Jehová? Realmente es una organización religiosa falsa que contradice a la misma Biblia!

     

    Publicado por

    EL MINISTERIO DE LA RECONCILIACIÓN DE LOS “UNGIDOS” DE LA WATCHTOWER… ¡LO QUE “EL ESCLAVO” OMITE DECIR AL RESPECTO!

    Esto dice la revista La Atalaya de estudio del 15 de Agosto del 2010

    La ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad (Rom. 1:18).

    “¿Será muy tarde para liberarse del dominio de Satanás y buscar el favor divino? No, pues Jehová aún tiene abierta de par en par la puerta a la reconciliación. Los ungidos, que son “embajadores en sustitución de Cristo”, encabezan un ministerio que beneficia a personas de todas las naciones. En efecto, mediante esta obra les hacen la siguiente invitación: “Reconcíliense con Dios” (2 Cor. 5:20, 21). El apóstol Pablo señaló que “Jesús […] nos libra de la ira que viene” (1 Tes. 1:10). Jehová realizará esa manifestación definitiva de su cólera destruyendo para siempre a los pecadores que se niegan a arrepentirse (2 Tes. 1:6-9). ¿Quién se salvará? La propia Biblia da la respuesta: “El que ejerce fe en el Hijo tiene vida eterna” (Juan 3:36). Como vemos, cuando llegue el día de la cólera de Jehová y este sistema termine, se salvarán todos los que demuestren fe en Jesús y su sacrificio redentor. w10 15/8 2:5-7

    Comentario de Apologista:

    Los Testigos de Jehová a través de los supuestos “ungidos” están llamando a los hombres de todas las naciones para que se reconcilien con Dios, pues Él tiene sus puertas abiertas de par en par para cumplir este propósito salvador para la humanidad.

    Ahora bien, en Romanos 5:10,11, leemos esto: “Porque si siendo enemigos, fuimos RECONCILIADOS con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando RECONCILIADOS, seremos salvos (futuro) por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido AHORA la reconciliación.

    Esto quiere decir que todos los que se reconcilien con Dios hoy se podrán salvar en el futuro por la fe en Cristo.

    Ahora la pregunta es: ¿qué es salvación y cuándo la recibiremos?

    ¿Qué es salvación?

    La respuesta la podremos obtener del diálogo del joven rico con Jesús en Mateo 19:16-25: “Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener LA VIDA ETERNA? 19:17 El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar EN LA VIDA, guarda los mandamientos. 19:18 Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. 19:19 Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 19:20 El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? 19:21 Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. 19:22 Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. 19:23 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en EL REINO DE LOS CIELOS. 19:24 Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. 19:25 Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá SER SALVO?”

    Si tomamos las frases: ‘¿qué bien haré para tener la vida eterna?’, ‘que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos’, y ‘¿Quién, pues, podrá ser salvo’? de este interesante diálogo, llegaremos a la conclusión de que la salvación no es otra cosa que entrar en el reino con vida eterna. Por tanto, todos los que se reconcilien con Dios en esta vida, serán SALVOS  cuando reciban la vida eterna en el reino.

    Pero CUÁNDO seremos salvos?

    Hebreos 9:28: “Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por SEGUNDA VEZ, sin relación con el pecado, para SALVAR a los que le esperan”.

    1 Pedro 1:5 “Que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el TIEMPO POSTRERO. 1:6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 1:7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra CUANDO SEA MANIFESTADO JESUCRISTO.”

    Conclusión:

    Tanto los llamados ungidos como la grande muchedumbre que han aceptado a Cristo por la fe, ya están reconciliados con Dios ahora, y lo que les espera a todos estos es la salvación, la cual no es otra cosa que entrar en el reino con vida eterna cuando Cristo venga por segunda vez para INICIAR SU REINADO MILENIAL. ¿Cómo entonces dice la WT que la clase de la grande muchedumbre, ya reconciliada AHORA con Dios, tendrá que esperar ser probada al final del milenio para recién ver si son merecedores de la vida eterna o no?

    ¡Aquí hay algo que no tiene ni pies ni cabeza en la doctrina de los Testigos de Jehová! ¿No les parece, mis queridos fans y detractores?

    LA SATÁNICA FALACIA DE QUE SÓLO LOS UNGIDOS DE LA WATCHTOWER ESTÁN “EN UNIÓN CON CRISTO”

    Los Testigos de Jehová, comentando el texto diario del 24 de Junio del 2012, insinúan en su revista oficial “La Atalaya” del 15 de diciembre del 2010,  que sólo los llamados “ungidos” (144,000 individuos) están “en unión con Cristo”. Pero me pregunto, ¿acado los que no son ungidos dentro de la Watchtower no están en unión con Cristo?  Si es así, es decir, que no están en unión con Cristo, pregunto nuevamente: ¿con quién o quiénes tienen comunión estos millones de Testigos de Jehová de la clase de la grande muchedumbre si no es con el Hijo, y menos aún, con el Padre?

    Por otro lado, los Testigos de Jehová dicen que sólo los ungidos cumplen desde comienzos del siglo XX con el ministerio de la reconciliación celosamente. ^Sin embargo, el Apóstol Pablo dice que el ministerio de reconciliación nos acerca, como gentiles, al pueblo o nación de Israel, el pueblo al cual Dios desde antes conoció (Efesios 2:11-18). Si esto es así, dado que lo dice el mismísimo San Pablo, pregunto: ¿cómo pueden los TJ estar cumpliendo con el ministerio de la reconciliación si ellos no creen en la elección de Israel?