MOMENTOS DE LA CREACIÓN: ESTUDIOS SECULARES APUNTALAN EL COMPROMISO MATRIMONIAL

Proverbios 18:22

“El que encuentra esposa encuentra el bien y alcanza la benevolencia de Jehová”.

En los pasados programas de “Momentos de la Creación”, hemos mencionado acerca de estudios que han demostrado que las parejas casadas disfrutan de una vida más feliz y saludable que las parejas que cohabitan.  Lo que no hemos mencionado es que cientos de estudios han sido hechos sobre el asunto por grupos universitarios y gubernamentales.  Y cada estudio apoya las mismas conclusiones: la cohabitación sin el compromiso del matrimonio es una fórmula para varios problemas en la vida.

Marriage Commitment

Un investigador de la UCLA evaluó más de 130 estudios sobre la felicidad y la salud de las parejas casadas versus las cohabitantes.  Él concluyó que las parejas casadas tuvieron un puntaje mucho más alto en felicidad personal que las parejas que cohabitan.  También tuvieron índices de suicidio, alcoholismo, cuidado psiquiátrico y problemas de salud en general mucho más bajos.  Pero hay más: Un estudio de la Universidad de Washington encontró que las parejas que cohabitan tienen menos relaciones saludables que las parejas casadas.  Entonces, un estudio publicado en 1999 por el Proyecto Nacional del Matrimonio revisó diez años de estudios y concluyó que las parejas cohabitantes que eventualmente se casan, grandemente incrementan sus posibilidades de un divorcio.  Un estudio de 1997 por la Encuesta Nacional de Familias y Grupos Familiares encontró que las parejas que vivieron juntos antes del matrimonio tenían una posibilidad mayor del 46 por ciento de divorciarse que aquellas que no.

La Biblia reconoce que no todos están hechos para el matrimonio.  Sin embargo, nadie está hecho para la cohabitación.  Necesitamos el compromiso del matrimonio.  La ciencia moderna está descubriendo que la Biblia siempre tuvo razón al decir que un hombre y una mujer necesitan el compromiso del matrimonio para que su unión sea bendecida.

Oración:
Te agradezco, amado Padre, por el regalo y las bendiciones del matrimonio. Amén.
Notas:
Christian News, 3/6/00, p. 10, “Science, Scholarship and Scripture.” Photo: Courtesy of Jeff Belmonte. Licensed under the Creative Commons Attribution 2.0 Generic license.

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

LAS COSAS QUE TIENEN UN VERDADERO VALOR TRASCENDENTE

Con frecuencia hemos visto a un niño que anda contoneándose para lucir, ante quienes lo ven, su ropa nueva; y al tropezar y caer llora lo más fuerte que puede al ver su vestido sucio por la tierra o por el lodo del piso.

De parecida manera, Dios ha puesto en ti mucha gracia, muchas cualidades y virtudes. Puede ser que al pensar en estas cosas te jactes por ellas y desdeñes a los demás, y no le des la honra al que te doto de todo esos dones, como lo hicieron Roboam y Nabucodonosor al pensar en su respectiva grandeza, y como ellos cayeron así también tú caigas. Y puede ser que cuando estés caído, en lugar de hacer alarde de lo que tenías y en lugar de jactarte por ello, te pongas a llorar como aquel niño imprudente: porque tu traje de muchos colores se ha ensuciado y se ha manchado en la caída.
Barres

HAY MUCHAS COSAS POR LAS CUALES EL SER HUMANO SE PUEDA VOLVER JACTANCIOSO Y NO ESTRICTAMENTE SOLO POR TENER DINERO.

DIOS A DADO MUCHAS BENDICIONES A SUS CRIATURAS Y MUCHAS CUALIDADES Y VIRTUDES, PARA AYUDAR A LOS DEMÁS.

1 DE CORINTIOS 5:
6 La jactancia de ustedes no es buena. ¿No saben que un poco de levadura fermenta toda la masa? 7 Limpien la levadura vieja para que sean masa nueva, así como lo son en realidad sin levadura.

1 DE TIMOTEO 6:
17 A los ricos en este mundo, enséñales que no sean altaneros ni pongan su esperanza en la incertidumbre de las  iquezas, sino en Dios, el cual nos da abundantemente todas las cosas para que las disfrutemos. 18 Enséñales que hagan bien, que sean ricos en buenas obras,generosos y prontos a compartir, 19 acumulando para sí el tesoro de un buen fundamento para el futuro, para que puedan echar mano de lo que en verdad es vida.

Barres

EL VERDADERO VALOR EN LA VIDA

“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (Apocalipsis 3:17) 

Por Eddy López, Cuba 

Este artículo o esta reflexión es en especial para aquellas personas que llevan a Dios en su corazón todos los días. Pero por supuesto esto que les voy a comentar sirve tanto para los cristianos como para los que todavía no han dado el paso para serlo.

El mundo se mueve dibujando un sistema complicado. Pero Dios nos enseñanza que nosotros debemos movernos por los caminos que Él nos ha trazado. Las muchachas hoy en día miran más con sus ojos, que con el corazón, miden más con la vista que con la vara  que Dios nos mide. Dios no tiene en cuenta si somos lindos, si somos menos lindos, si somos altos o bajitos. Dios tiene en cuenta si tenemos un corazón dispuesto, a hacer su voluntad y caminar con él.

Pensaba, qué sería cambiar de nivel social así de repente, puesto que conozco hasta el momento a 3 personas que viven en los EUA y que han estado viviendo una vida diferente, en un país diferente, con personas que tienen costumbres diferentes; pero aquí y allá, Dios es el mismo.

Pensaba que en ocasiones el materialismo nos consume y medimos  a las personas por su capacidad monetaria, es decir, por el dinero con que cuenta la familia. Y nos olvidamos que Dios no nos mide de esa manera.

Chicos y chicas de todo el mundo: la vida que hoy tenemos es un regalo de Dios. No podemos pasarnos la vida siendo superficiales, siendo arrogantes y selectivos, despreciando al que tenemos al lado por el simple hecho de que es negro, o que es feo, e en la mayoría de los casos, porque es pobre.

El dinero no es la felicidad, pues muchos después de haberse enriquecido se ponen a meditar y se dan cuenta que apenas han disfrutado la verdadera vida, no la de los placeres momentáneos, sino la vida que nos quiere dar Dios.

Aunque tengas poco, no te frustres, alégrate y gózate porque al fin y al cabo no eres esclavo de un trabajo que te quita el sueño, que te separa de la familia, y te roba las horas preciosas para dedicarlas al Señor. Alégrate con tener lo necesario para poder vivir tranquilo y seguro, para cubrir tus necesidades y la de tu familia. Recuerda que sólo podrás usar un par de zapatos, un reloj, una camisa, o un auto a la vez. No necesitas tener un montón de estas cosas para ser feliz. Sólo medita en Elvis Presley y lo infeliz que era a pesar de sus cientos de millones de dólares.  Serás feliz si das amor a todos los que están a tu lado y compartes lo poco o mucho que tienes con tu familia y los necesitados.

Hagamos eco de las palabras sabias de Salomón:

“No me des pobreza ni riquezas; manténme del pan necesario; no sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte, y blasfeme el nombre de mi Dios” (Proverbios 30:8,9). 

Dios te bendiga.

 www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)