YAHWEH EXTIENDE LA TIERRA POR SI MISMO (ISAÍAS 44:24), PERO EL HIJO NO PUEDE HACER NADA POR SÍ MISMO (JUAN 8:28)—¡LA VERDAD QUE LOS “TRINOTERQUIANOS” NO HAN ADVERTIDO!

Yahweh dice que Él extiende por sí mismo los cielos y la tierra:

Isaías 44:24 Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra POR MÍ MISMO.

Jesús no hace nada por sí mismo:

Juan 8:28: Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que NADA HAGO POR MI MISMO, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.

Conclusión:

1.- YHWH es el creador de todo, y lo hace por sí mismo.
2.- Yahshúa NO hace nada por sí mismo.
3.- YHWH no es YAHSHÚA

SI EL “HIJO DEL HOMBRE” ES HOMBRE— ¿NO ES DE ESPERAR QUE “EL HIJO DE DIOS” ES TAMBIÉN DIOS?

Algunos detractores que creen que Cristo es Dios como Su Padre, alegan que si Jesús es Hijo del hombre, él no deja de ser hombre; así como tampoco por ser Hijo de Dios deja de ser Dios como Su Padre. Sin embargo, esto crearía un problema cuando lo confrontamos con dos textos fundamentales: Juan 17:3 y 1 Corintios 8:4-6. Ambos textos, aunque hay otros más que podemos usar como fundamento, nos dicen que sólo hay un Dios verdadero que es el Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Por otro lado, la Biblia nos dice que nosotros, los hombres, nos constituimos por la conversión, en hijos de Dios y en hermanos de Cristo. Esto supondría, si seguimos con la lógica de nuestros amigos Trinitarios y binitarios, que nosotros también seremos en la gloria, tanto humanos como dioses tal como Cristo mismo lo es ahora en el cielo. Entonces nos preguntamos: ¿cuántos dioses habría finalmente en la familia de Dios? Tres serían pocos!

La Biblia también dice que los ángeles son hijos de Dios, pero son ellos igualmente Todopoderosos como el único Dios verdadero? Pues no! Sin embargo a ellos se les llama “elohim” que significa dioses. Entonces podemos concluir que aunque son “dioses”, no son como el único Dios verdadero. Igualmente podemos decir de todos los hijos de Dios que compondrán finalmente la familia de Dios. Todos ellos tendrán la naturaleza divina (2 Pedro 1:4) pero no serán como el único Dios verdadero, el Padre, el cual subsiste por sí mismo.

Pablo habla de los “llamados dioses” en el cielo y en la tierra, así como hay muchos dioses y señores”. Sin embargo, uno es apropiadamente el Dios verdadero, el Padre de todos los hijos que subsisten por él—YAHWEH (1 Corintios 8:5).

Finalmente, ¿no es curioso que exista un Hijo de Dios, un Espíritu Santo de Dios, pero no un Padre de Dios?¿Se ha puesto usted ha pensar por qué la Biblia no habla del “Padre de Dios”? La respuesta es simple: ¡Sólo el Padre es Dios y no pertenece a ningún Dios!

“OYE, ISRAEL: JEHOVÁ NUESTRO DIOS. JEHOVÁ TRES ES UNO ES” (VERSIÓN TRINITARIA DE DEUTERONOMIO 6:4)

En Deuteronomio 6:4 se nos presenta a Yahweh como un (ECHAD) solo Dios. Este vocablo “Echad” (UNO) aparece unas 960 veces en la Biblia hebrea, y es el número “uno”. La palabra hebrea para uno funciona igual que la palabra “uno” en español.El significado básico de ejad dado por los léxicos es “uno solo”, A veces “el único”, o incluso “único” es la traducción apropiada de echad. cuando “uno” modifica un sustantivo compuesto – una familia, un grupo – la palabra “uno” mantiene su significado como “uno solo…” No hay tal cosa como un “uno compuesto” como una definición de ejad, como pretenden hacernos creer los Trinitarios. Así pues, Yahweh, el nombre personal del Dios Único, aparece unas 6.800 veces. En ningún caso se tiene un verbo o adjetivo plural.

JESÚS NO ERA EL AGENTE DE LA CREACIÓN DEL GÉNESIS

Por Raymond C. Faircloth

LA IDEA DE UN AGENTE DE LA CREACIÓN

La idea de la preexistencia originó con Platón y más tarde fue desarrollado por Jenócrates (d.314 AC). Con el tiempo, el siglo I Medio filósofo platónico Numenius introdujo la idea de una segunda entidad trascendental entre el Ser Supremo y el universo. Esta entidad, dependiente del Dios Supremo, fue llamado el Demiurgo – El fabricante de significado o constructor. Dado que la materia era visto como el mal que Dios no podía tener ninguna relación con él. Sólo el Demiurgo podía tratar con él y por eso actuó como constructor o agente de la creación.

El concepto de que Jesús había actuado como agente de la creación, ya que había existido en una forma diferente antes del nacimiento ha sido creído por muchos ya que el filósofo cristiano Justino Mártir utilizó por primera vez la palabra pre-existencia con referencia a Jesús en alrededor de 150 AD. Sin embargo, Justin era un creyente en la idea de que Sócrates y Platón fueron inspirados por Dios. Le habían enseñado a fondo en el pensamiento filosófico griego de su época, incluyendo los pensamientos de Numenius cuyas ideas se encontró atractiva. Con su mente tan receptiva, Justin encontró fácil de aplicar esas ideas en su interpretación de las Escrituras cristianas. Esto es similar a la forma de pensar del filósofo judío Filón, que había reinterpretado antes las Escrituras hebreas en términos griegos paganos. A pesar del hecho de que la palabra Demiurgo sólo aparece en Hebreos 11:10 y se refiere a Dios, JUSTIN aplica el concepto Demiurgo a Jesús hablando de él como un “aritméticamente segundo Dios”, diciendo:

Hay y se dice que es otro Dios y Señor sujeto al Hacedor de todas las cosas, que también es un ángel, porque anuncia a todos los hombres, todo lo que el Creador de todas las cosas.

Para desarrollar su pensamiento Justin citaban de forma incorrecta y la Escritura, incluso modificados. Sostuvo que Jesús sólo vino a través de María no de ella como se describe Mateo. Justin también dijo:

… Aunque no debería ser capaz de demostrar su preexistencia … Para algunos de nuestra raza, que admiten que él es el Cristo, mientras sostenía que él sea el hombre entre los hombres, con los que no estoy de acuerdo.

Esto está en contradicción directa con las palabras del apóstol Juan que:

“Toda expresión inspirada que confiesa que Jesucristo ha venido en carne se origina de Dios …” (1 Juan 4:2), es decir, un Jesús plenamente humano.

El teólogo católico Karl-Josef Kuschel muestra que este es el primer gran paso lejos de cristianismo bíblico cuando hace el comentario de que:

La cristología del cristianismo judío que había sido dominante durante décadas y no conocía ningún cristología preexistencia fue cada vez barrió a un lado y fue finalmente marca herética.

Más temprano, el apóstol Pablo había predicho que:

“Ellos … pasear a las fábulas.” (2 Tim. 4:3, 4 ESV). Él también dijo en 2 Corintios 11:04 que algunos vendrían “predicando a otro Jesús.”
Esta enseñanza griega pagana de un Jesús preexistente fue desarrollado por los gnósticos que enseñaba que Jesús no era un ser humano, sino “un ser espiritual ‘habitar un cuerpo humano.

CON NINGÚN AGENTE PERSONAL MENCIONADO
Solo Jehová produjo la creación del Génesis

SEGÚN Jehová mismo

“Yo Jehová, estoy haciendo todo, extendiendo los cielos, yo solo, tendiendo la tierra. ¿Quién estaba conmigo? “(Isaías 44:24). “Solo” – NASB, ESV, NVI, REB.
De acuerdo a la Biblia de Cambridge para Escuelas y Colegios esto significa: “no había nadie que me ayude.”

“Yo mismo he hecho la tierra y he creado al hombre sobre ella. I – mis propias manos extendieron los cielos “(Isaías 45:12).
“… Mi propia mano puso los cimientos de la tierra, y mi diestra extendió los cielos” (Isaías 48:13).
“… Cuando yo fundé la tierra” (Job 38:4).
“Y estas cosas mi propia mano ha hecho” (Isaías 66:2).
“Mis manos hicieron todas estas cosas” (Hechos 7:50).
Claramente, Jehová está diciendo que no hizo uso de un agente personal para la realización del universo.

SEGÚN escrituras hebreas ESCRITORES
“Y Dios procedió a hacer la expansión, las dos grandes luminarias, los grandes monstruos marinos, la bestia salvaje …” etc … “Y Dios procedió a crear al hombre” (Génesis 1:07, 16, 21, 25, 27) .
“Jehová, el Creador de los cielos … el Formador de la tierra y el Hacedor de ella” (Isaías 45:18).
“Cuando aún no se había hecho aún la tierra … Cuando se preparaba (” establecida “) los cielos. Cuando se decretó (“inscripción”) un círculo sobre la faz del abismo acuoso. Él hizo firme a las masas de nubes. Decretó (“marcado”) los fundamentos de la tierra “(Proverbios 8:26-29).
“Dios … ha estado descansando de toda su obra que Dios ha creado” (Génesis 2:03).
“Estirar los cielos con él” (Job 09:08).
“… Jehová, que ha hecho los cielos” (Salmo 96:5).
“Él es el Creador de la tierra” (Jer. 10:12).
“Estás solo Jehová. Tú mismo has hecho los cielos “(Nehemías 9:06).
Todos estos escritores inspirados atestiguan el hecho de que Dios usó ningún agente personal para la creación del universo, o para la preparación de la tierra o para la fabricación de los primeros seres humanos.

Según Jesús, PABLO Y SERES CELESTIALES

“… El que los creó, desde el principio” (Mat. 19:04).
“… La creación que Dios creó” (Marcos 13:19).
Si Jesús hubiera sido el agente de la creación del Génesis no dio indicio de esto a pesar de tener muchas oportunidades para hacerlo. Por otra parte, Pablo y los seres celestiales también reconocen que Dios es el constructor del universo por medio de sus propias manos:

“Dios hizo los cielos y la tierra … y todas las cosas” (Hechos 14:15).
“… El Dios que hizo el mundo y todas las cosas en él” (Hechos 17:24-26).
“… Lo nombró [Jesús] sobre las obras de tus manos [de Dios]” (Hebreos 2:07 b).
“Aquel por quien todas las cosas” (Hebreos 2:10).
“El que ha construido todas las cosas es Dios” (Hebreos 3:04).
“Dios descansó de toda su obra” (Heb. 4:3, 4).
“The One … que creó el cielo y la tierra … y las cosas en él” (Apocalipsis 10:06).
“Teme a Dios … Aquel que hizo el cielo y la tierra …” (Apocalipsis 14:17).
“A partir de él, y por (no” por “KIT) El y para El son todas las cosas” (Rom. 11:36).
“Tú creaste todas las cosas, por tu voluntad fueron creadas y existen” (Apocalipsis 04:11).
Debido a que todas estas afirmaciones son totalmente personal a Jehová es imposible dar a entender que él es sólo el arquitecto y que un agente personal hizo todo el trabajo real, sobre todo en vista de la declaración de que “Dios descansó” después del trabajo de creación, más que nadie otra cosa.

DIOS UTILIZA SU PALABRA / SABIDURÍA / POTENCIA / SPIRIT
“Dios procedió a decir: Vamos a la luz …” (Gn 1, 3).
“Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos” (Salmo 33:6).
“Así que mi palabra que sale de mi boca demostrará ser” (Isaías 55:11).
“… La tierra se formó … por la palabra de Dios” (2 Pedro 3:05).
“Propio espíritu de Dios me hizo” (Job 33:4).
“Él es el creador de la tierra con su poder, de su sabiduría” (Jer. 10:12).
Aunque Jesús es el agente de la nueva creación no se menciona en las Escrituras del uso de Dios de otra persona como agente para la creación de las cosas descritas en Génesis capítulos 1 y 2. Jehová lo hizo todo por su propio poder / espíritu.

TEXTOS mal aplicadas a JESUS

GENESIS 1:26 “LET EE.UU. HACER hombre a nuestra imagen”

En el relato del Génesis estas palabras fueron muy probablemente hablan de los ángeles que habían estado en manos de observar al menos partes de la actividad creadora de Dios:

“… Cuando [Dios] fundó la tierra … las estrellas del alba, gritaron con alegría” (Job 38:4, 7).
The New International notas Comentario Bíblico:

La interpretación rabínica que Dios está hablando a los ángeles es más atractivo para la creación del hombre les afecta (Sal. 08:05; 1 C. 06:03), cf. Job 38:7. Pero no hay ninguna sugerencia de la cooperación angélica. p. 115

Las notas a la NVI dan la misma comprensión:

Nosotros … nuestro … Dios habla como creador-king, anunciando su obra cumbre de los miembros de su corte celestial (véase 3:22; 11:07; Isa 06:08;. Véase también 1 Reyes 22:19, 23; Job 15 :. 8; Jer 23:18).

ASAMBLEA DE DIOS CELESTIAL DE LOS ÁNGELES

“Dios está estacionario a sí mismo en la asamblea de la Divina (” en el consejo divino “ESV), en medio de los dioses [” ángeles “Peshitta siríaca] os jueces” (Salmo 82:1). (Véase también la nota Daniel 7:9-10).
Si las palabras de Génesis 1:26 se habla a la asamblea de los ángeles, entonces Michael se habría incluido, pero eso no significa en modo alguno que Jehová estaba hablando sólo a Michael oa alguien que supuestamente luego se convertiría en Jesús. Las Escrituras muestran claramente que Jesús nació en el seno de María (Lucas 1:35).
Nota 47sn de la Biblia NET explica que:

La forma plural del verbo ha sido objeto de mucha discusión a través de los años, y no es sorprendente varias sugerencias se han presentado. Muchos teólogos cristianos lo interpretan como un indicio temprano de la pluralidad dentro de la Deidad, pero este punto de vista impone tarde conceptos trinitarios en el texto antiguo. Algunos han sugerido que el verbo en plural indica majestad, pero el plural de majestad no se usa con verbos. C. Westermann (Génesis, 1:145) aboga por un plural de “deliberación” aquí, pero sus ejemplos propuestos de este uso (2 Sam 24:14; Isa 06:08) en realidad no apoyan su teoría. En 2 Samuel 24:14 David usa el plural, como representante de todo Israel, y en Isaías 06:08 el Señor nos habla en nombre de su corte celestial. En su antiguo contexto israelita, el plural se entiende más naturalmente como una referencia a Dios y su corte celestial (véase 1 Reyes 22:19-22, Job 1:6-12; 2:1-6; Isa 6:1-8). (Los miembros más conocidos de este tribunal son los mensajeros de Dios, o ángeles. En Génesis 3:05 la serpiente puede hacer referencia a este grupo como “dioses / seres divinos.” Vea la nota en la palabra “mal” en 03:05 .) Si este es el caso, Dios invita a la corte celestial para participar en la creación de la humanidad (tal vez en el papel de ofrecer alabanza, véase Job 38:7), sino que él mismo es el que hace el trabajo creativo real (v . 27). Por supuesto, esta visión no se supone que los miembros de la corte celestial poseen la “imagen” divina de alguna manera. Dado que la imagen está estrechamente relacionado con la gobernación, tal vez compartan la imagen divina en el que, junto con Dios y bajo su autoridad real, son la autoridad ejecutiva sobre el mundo.

De hecho, Génesis 1:26 es una referencia sólo a la creación del hombre en el Día 6 y no a la actividad anterior creativo. Por lo tanto, armoniza con la declaración en Isaías 44:24 que Jehová creó los cielos y la tierra por sí mismo y preguntar retóricamente: “¿Quién estaba conmigo?” En el sentido de que nadie más que participaron en el trabajo creativo. La prueba de que sólo Dios era el creador de los primeros seres humanos se presenta en el siguiente versículo:

“Y Dios procedió a crear (‘bara’) al hombre a su imagen” (Génesis 1:27).
Debido a que la palabra hebrea bara – que significa “creó” nunca se utiliza de cualquier ser creado, ángel o un hombre, sino que es aplicable exclusivamente a Dios (BDB. p 135.) No es posible que un Jesús supuestamente pre-humano (un ser creado siendo) podría haber sido utilizado para llevar a cabo la creación real en Génesis.

Los otros tres ocurrencias DE REFERENCIA DE DIOS A “EE.UU.”

“… El hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal” (Génesis 3:22).
“Vamos! Vamos, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua “(Génesis 11:07). Sin embargo, en Génesis 18:21 Dios dice:” Voy a bajar “.
“¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros” (Isaías 06:08).
Es evidente a partir de 1 Reyes 22:19 que Jehová anima a los ángeles para que se involucren en el proceso de toma de decisiones. Por lo tanto, parece que en cada uno de los casos anteriores Jehová le habla a Su asamblea de ángeles y no a un solo ángel.

PROVERBIOS 08:22, 23, 24 y 30

En estos textos la sabiduría de Dios se toma erróneamente como una persona real, que actuó como agente de la creación más que correctamente visto como la personificación (prosopopeya). La personificación es una figura del lenguaje mediante el cual algo tal como un objeto inanimado o una idea abstracta, por ejemplo, una calidad, se da características animadas (humano o animal). Personificación no implica que una persona literal.

El Comentario de Adam Clarke en Proverbios 8 dice:

Tampoco lo tiene ningún otro significado en todo este capítulo, lo que algunos de los padres podrían haber soñado, que encuentran significados alegóricos en todas partes.

NOTA: El género femenino de la “sabiduría” (. Heb. hokma y Gk Sophia) no lleva en nuestro estudio.

NO ES UNA PERSONA REAL

“Jehová mismo me produjo como el principio de su camino, el más temprano de sus logros de mucho tiempo atrás. Desde tiempo indefinido fui instalada, desde el principio, desde los tiempos anteriores a la tierra “(vv. 22, 23).
Palabra por palabra del hebreo es:

“He-poseído-me …. desde la eternidad” (“oh.lam = antigüedad, antigüedad, días de antaño. Brown, Driver y Briggs, p. 761 1a).

Proverbios 1:20,21; 2: 2-4; 3:13-18, 8:1-21, 8:22-36, 9:1-5 todos encarnan la sabiduría mediante el uso de los pronombres ella y ella en todas las traducciones de la Biblia El interlineal hebreo y la Septuaginta. Sin embargo, la TNM traduce estos pronombres como él y su, sin embargo, la personificación es todavía evidente a lo largo de estos capítulos, debido al uso del “yo” y los pronombres “yo”. Perspicacia para comprender las Escrituras, volumen 2 sobre el tema del Espíritu en la p. 1019 bajo la personificación subpartida no prueba la personalidad, dice:

Sin embargo, no es raro que en las Escrituras para algo que no es en realidad una persona para personalizar o personificado. Sabiduría es personificada en el libro de los Proverbios (1:20-33; 8:1-36), y las formas pronominales femeninas se utilizan de la misma en el original hebreo.

Profesor James Dunn afirma que:

no hay una indicación clara de que el idioma sabiduría de estos escritos ha ido más allá de la personificación viva.

LA SABIDURÍA DE DIOS SIEMPRE HA EXISTIDO

La sabiduría de Dios fue: “… dio a luz como con dolores de parto” (versículo 24).
Debido a que se trata de la personificación, la Señora Sabiduría, como la figura de expresión, habría nacido en un punto en el tiempo. Esto de ninguna manera implica que la sabiduría verdadera de Jehová entró en existencia. Siempre estaba con él. Sin embargo, la sabiduría específica que es el propósito y el plan de Dios, es decir su “palabra” se ha producido en un punto determinado en el tiempo antiguo. Sin embargo, Jesús no fue “producida como con dolores de parto” hasta su nacimiento de María. Por lo tanto, Jesús no está en este Proverbios 8 Imagen de la sabiduría.

JESUS ​​ES UN PRE-HUMANO DEL TRABAJADOR MAESTRO DE LA CREACIÓN Génesis?

“… Entonces llegué a estar a su lado como un obrero maestro, y llegué a ser el que estaba especialmente encariñado día a día” (versículo 30).
Ver NWT nota adoptivo.

No existe una desconexión entre Proverbios 8:21 08:22. La palabra me conecta ambos versículos. Por lo tanto, sigue siendo la Señora Sabiduría habla y, por tanto, el obrero maestro del verso 30 también es ella. Sin embargo, este texto es oscuro. El interlineal hebreo dice:

“Entonces yo estaba a su lado artesano y yo estaba deleita día un día regocijo en presencia de él en todo el tiempo.”
Young Literal la hace: “Entonces estoy cerca de él un obrero.”
BJ hace así: “Estaba fuera el maestro artesano, le deleita día tras día.” Estos muestran que Dios es el maestro artesano.

La Biblia judía completa hace: “Yo estaba con él como alguien en quien pudiera confiar.”
La JPS hace: “Entonces yo estaba por Él como un niño de pecho.”
Otros han “niño de teta” o la nota “niño pequeño”.

El teólogo católico Karl-Josef Kuschel estados:

Tampoco hay tradición de que la Señora Sabiduría fue siempre mal entendido en Israel como un ‘real’
diosa que aparece junto a Yahvé … Si nos fijamos en los textos de cerca, la sabiduría en
Proverbios 8, ya lo largo de todo el canon hebreo, no es un ser intermedio o medio …

LA SABIDURÍA DE DIOS NUNCA ES INDEPENDIENTE DE ÉL

Los relatos paralelos sinópticos Luke11: la sabiduría de 49/Matthew 23:34 espectáculo de Dios no es
una segunda persona:

“… La sabiduría de Dios también dijo:” Yo enviaré a ellos profetas “(Lucas 11:49).
“… Aquí me [Dios] estoy enviando a vosotros profetas …” (Mateo 23:34). (Citado de 2 Cron. 36:15).
Sin embargo, Jesús se convierte en la encarnación de la sabiduría de Dios en un momento posterior (1 Cor 1:24; Col. 2:03.) Porque “Jesús siguió progresando en sabiduría” (Lucas 01:52), de modo que se trata de:

“… Cristo Jesús, que se ha convertido para nosotros sabiduría de Dios, también justicia y santificación …” (1 Cor.1: 30).
Debido a que Jesús también se convierte en “la justicia y la santificación” estamos casi no esperábamos llegar a la conclusión de que cada vez que vemos estas palabras en el resto de las Escrituras que habla de Jesús. Esto también debe ser verdad de la palabra sabiduría.

JEHOVÁ ES EL CREADOR en Proverbios 8

Justo dentro de los Proverbios 8 pasaje figuran declaraciones que Jehová era el fabricante real de la creación del Génesis:

“Estando aún él no había hecho la tierra. Cuando formaba los cielos. Cuando Él inscrito (no “decretado”) un círculo sobre la faz del abismo acuoso. Él hizo firme a las masas de nubes. El marcado (no “decretado”) los fundamentos de la tierra “(Prov. 08:26, 29).
Es el contexto y la comprensión adecuada del tipo de lenguaje utilizado que ayudan a comprender correctamente esta sección de Proverbios que evidentemente no hablar de una persona literal.

La confusión surge en torno a este tema, porque de los cuatro pasajes de las Escrituras Griegas Cristianas. Se trata de Colosenses 1:15-18, Apocalipsis 3:14, Hebreos 1:10-12 y 1 Corintios 08:06. Se trata de un examen minucioso de los contextos de estos pasajes que se puede ver que los escritores intención era hablar de Jesús papel como el agente de la nueva creación.

MEDITACIONES CRISTOLÓGICAS

DE YAHWEH SE DICE ESTO: 

Salmos 89:7: Dios temible en la gran congregación de los santos,  Y formidable SOBRE TODOS cuantos están alrededor de él.

Efesios 4:6: un Dios y Padre de todos, el cual es SOBRE TODOS, y por todos, y en todos.

DEL HIJO DE DIOS SE DICE ESTO:

Juan 3:31: El que de arriba viene, es SOBRE TODOS; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo, es SOBRE TODOS.

RESUMEN:

Dos Personas aparecen como que son SOBRE TODOS, el Padre y el Hijo:

PREGUNTA:

¿Es Yahweh, Jesús?¿O es Jesús, tal vez,  la Segunda Persona de la Trinidad?¿O será que Yahweh exaltó a Jesús hasta lo sumo de modo que obtuvo una posición que es sobre todos, excepto la de Yahweh mismo?

TEXTOS PARA REFLEXIONAR:

Filipenses 2:9-11: Por lo cual Dios también le EXALTÓ hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;  y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

 Efesios 1:22: y sometió todas las cosas BAJO SUS PIES, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia.

Apocalipsis 5:13: Y a TODO LO CREADO que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.

¿Qué opina usted, estimado lector?

¿JEHOVÁ O YAHWEH?

Artículo tomado de un sitio web Nazareno sabatario

Los traductores cristianos de la Biblia sin darse cuenta siguieron a los escribas judíos y disfrazaron el Nombre del Creador.  Ahora aprenderemos la verdad acerca del  Nombre personal revelado, del Padre Celestial!

Si se le pregunta a la mayoría de los creyentes en la Biblia cual es el nombre del Padre Celestial, ellos probablemente dirán Jehová.  Si se les piden algunas pruebas de esto, ellos señalarán el uso tradicional o le referirán a usted al Antiguo Testamento de alguna versión de la Biblia en español.

Sorprendentemente, el nombre del Padre Celestial no es Jehová, y nunca lo fue.  La historia de la palabra “Jehová”, que algunas enciclopedias llaman errónea y que muchos eruditos de la Biblia concuerdan en que no es exacta, es completamente evidente. En los más antiguos textos de la Biblia, los manuscritos hebreos, el Nombre sagrado es representado por cuatro letras hebreas, hwhy.  Estas cuatro letras son llamadas el Tetragrámaton, apareciendo en español como YHWH.

El antiguo alfabeto hebreo no tenía vocales.  Para indicar las vocales, los escribas o copistas usaron marcas diacríticas o puntos arriba o debajo de las letras.  Los expertos en la ley judía decidieron ocultar este Nombre seguramente para que no pudiera ser tomado en vano o blasfemado.  Además, cuando las cuatro letras del Tetragrámaton aparecen en el texto, los escribas “lo marcaron” con las vocales cambiadas para la palabra hebrea Adonay (que significa “señor”) para que se leyera como “Señor” en lugar de el Sagrado Nombre “Yahweh.”

Una de las palabras más ampliamente conocidas en el mundo es “aleluya” que tiene el significado imperativo de “Alaben a Yah.”  Note que la forma corta o poética es Yah y no se escribe Yeh.  La palabra aleluya se escucha en todo el mundo y el sonido es el mismo en todos los idiomas.

Hebreo no comprendido

Los primeros convertidos al Salvador fueron judíos, incluyendo a los supervisores y líderes de las asambleas.  A medida que más gentiles convertidos eran aceptados, la asamblea tomó un sabor a gentiles con costumbres y prácticas gentiles.

Estos gentiles generalmente no entendían el hebreo.  De hecho, en el tiempo de Constantino hubo una influencia decididamente mayor contra los judíos y la mayor parte de estos gentiles convertidos buscaban no tener nada que ver con lo judío.  Pronto se desarrolló una separación entre “Cristianos Judíos” y “cristianos Gentiles”.

Cuando el Antiguo Testamento fue traducido al griego (conocido como la Septuaginta) éste llegó a ser el texto estándar para la primitiva asamblea helenizada, ahora abrumada por los paganos convertidos, que por entonces hablaban latín o griego.

Al principio, en todo el texto griego de la Septuaginta, estaba el Nombre Sagrado hwhy (Tetragrámaton); primero fue escrito dentro del texto con letras hebreas doradas.  Siendo ignorantes del hebreo, los lectores del texto griego pronunciaban equivocadamente el Tetragrámaton hebreo como “Pipi” ya que la pi griega “π”, se parece a la he hebrea “he”.

Las traducciones llegaron a ser el estándar para la iglesia romana y así aparecieron las letras latinas IHVH en lugar del Tetragrámaton hebreo.  En aquellos tiempos la vocal i era equivalente de la ye.  La V tenia el sonido de W, “u.”  (Solicite nuestro mini-estudio, ¿Escribiendo el Nombre Sagrado, V o W?).

A la i mayúscula pronto se le añadió una cola, una modificación popularizada por los impresores holandeses, así que el Tetragrámaton empezó a aparecer como JHVH.  Aunque se veía semejante a nuestra J, la letra latina J se pronunciaba como la letra i en policía o en máquina.

El “Nombre Inefable”

Los nombres no cambian de un idioma a otro.  Uno puede oír a un locutor extranjero y reconocer los nombres de los líderes mundiales tales como Bush, Yeltsin, Kohl, y Mitterand.  Los nombres se transliteran (“se les da el mismo sonido”) empleando letras equivalentes del alfabeto receptor.  El nombre de Yahweh no cambia de un idioma a otro.

Igual es con el Tetragrámaton aparecido en los textos latinos como JHVH (el equivalente de YHWH en su pronunciación) los puntos vocálicos hebreos eran los de Adonay.  Además, los judíos hicieron a la primer vocal “a” corresponder a nuestra letra “e” como en “encontrar”, para que el lector hebreo no pudiera inadvertidamente decir la primera parte del Nombre Sagrado “Yah” (de ahí viene la “e” en Jehová).

El Tetragrámaton, con las marcas vocálicas del erróneo Adonay, es hasta hoy lo que llaman quienes están familiarizados con el hebreo el “nombre inefable (impronunciable)”.  ¡No puede ser pronunciado con las marcas vocálicas de “adonay”!

Los traductores, ignorantes de esta tradición judía no pronunciaron el Nombre como Yahweh, estando influenciados por los judíos y su cambio por las vocales de adonay.  Por consiguiente ellos escribieron “Jehová.”

El Dr. J.B. Rotherham declara en el prefacio a su Biblia con respecto a Jehová: “Erróneamente escrito y pronunciado Jehová, que es meramente una combinación del sagrado tetragrámaton con las vocales de la palabra hebrea para Señor, sustituidas por los judíos para JHVH, por que ellos se abstenían de pronunciar el Nombre, debido a una mala concepción de dos citas, Ex. 20:7 y Le. 24:16… Para dar al nombre JHVH las vocales de la palabra para señor [Heb. Adonay]. Eso es como hacer un híbrido de como debería pronunciarse la palabra Germano con las vocales de la palabra Portugal – es decir, Gormuna.  La monstruosa combinación Jehová no es más antigua que del 1520 d.c. aproximadamente”.

Rotherham se adelantó a su tiempo, pero ahora muchos diccionarios y enciclopedias comunes admiten que el nombre Jehová es incorrecto, y que más adecuadamente debería leerse “Yahweh”.

La Enciclopedia Británica (Micropedia vol. 10) dice:

“Yahweh – el nombre personal de el [Elohim] de los israelitas… Los masoretas, judíos eruditos bíblicos durante la edad media, reemplazaron los signos vocales que tenían que aparecer encima o debajo de las consonantes YHWH con los signos vocales de Adonay o de Elohim.  Así llegó a existir el artificial nombre Jehová (YeHoWaH).  Aunque eruditos cristianos después del periodo del renacimiento y la reforma usaron el término Jehová para YHWH, en los siglos XIX y XX empezaron de nuevo a usar la forma Yahweh, así esta pronunciación del Tetragrámaton nunca se perdió realmente.  Las transcripciones griegas indican que YHWH debería ser pronunciado Yahweh.”

De manera interesante, igualmente los Testigos de Jehová reconocen que el nombre Jehová es inadecuado.  En su libro, “Santifiquemos tu Nombre admiten libremente en las paginas 16 y 18 que Yahweh es la mejor pronunciación del Tetragrámaton.  Este libro ha sido retirado recientemente.  Sin embargo, en el prefacio a su libro “The Kingdom Interlineal Translation of the Greek Scriptures” [Traducción Interlineal del Reino de las Escrituras Griegas], encontramos en la pagina 23 la siguiente admisión:

Mientras nos inclinamos a ver la pronunciación ‘Yahweh’ como la forma más correcta, nosotros hemos retenido la forma ‘Jehová’ porque es más familiar para las personas desde el siglo XIV.  Además preserva igualmente con otras formas, las cuatro letras del Tetragrámaton JHVH.”

Siguiendo Tradiciones del Hombres

¡Nosotros no podemos seguir tradiciones que nos conduzcan a llamar al Padre Celestial por un nombre equivocado!  Muchas pruebas eruditas están ahora disponibles para exponer que Jehová es incorrecto.  Si estamos caminando en toda la verdad, si estamos dando luz, que Yahweh nos dará aún más luz.  Nuestro propósito no es seguir tradiciones erróneas de hombres: “En vano me adoran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres” (Mar. 7:7).

El equivocado nombre Jehová se dice que se creó aproximadamente en 1518 por Pedro Galatino, quien fue confesor del papa León X.  A pesar de los esfuerzos de los reformadores protestantes pro retornar a la verdad de la Biblia, la mayoría de los protestantes todavía retienen el erróneo nombre Jehová el cual fue tomado por ellos de los católicos.

La Biblia de James Moffatt usa el título “el Eterno”, un titulo usado por algunos grupos que niegan el nombre de Yahweh.  Moffatt dice en su prefacio:

“Estrictamente hablando, esto debería ser transliterado ‘Yahweh’, el cual es familiar a los modernos lectores en la errónea forma de ‘Jehová.’  Esta fue una versión pensada para los estudiantes del original, aquí no debería haber ninguna vacilación en imprimir ‘Yahweh.’”

Moffatt admite que los estudiantes del texto original (el texto correcto) deberían usar ‘Yahweh.’  Aquellos que no son fervorosos estudiantes o les falta interés en lo que nos proporciona el texto original, en lugar de Yahweh pueden llamarlo por títulos semejantes al “Eterno.”

La Falsa Pluma de los Escribas

Como hemos expuesto, los escribas han insertado las vocales para Adonay en el Tetragrámaton para disfrazar el nombre de Yahweh.  En su ignorancia los traductores griegos y latinos perpetuaron el error.

Muchos nombres en la Biblia empiezan con “Je” (en la Biblia española con Jo) los cuales deberían empezar con “Ya.”  Igualmente el nombre de Jesús no es correcto, sino una mala transliteración.  Esto puede comprobarse viendo una concordancia bíblica.  (Usted también puede escribirnos para obtener nuestro mini-estudio, Cómo fue cambiado el Nombre del Salvador, para aprender como la dinámica del idioma condujo a un cambio eventual en el Nombre del Mesías”).

Note que los nombres tales como Joaquín, Joiarib, Jonadab, Jonatán, Josadac y Joram todos empiezan equivocadamente con Jo.  En lugar de eso ellos más correctamente deberían empezar con Yah, como fácilmente puede ser comprobado buscando en la Concordancia Exhaustiva de Strong por el número de referencia, y entonces leyendo cuidadosamente el diccionario hebreo que se encuentra en la parte posterior a la concordancia. Estos cambios de las formas probablemente es a lo que se refiere Jeremías cuando escribe que “la pluma de los escribas es en vano,” Jer. 8:8.

La  Concordancia exhaustiva de Strong es casi una necesidad para obtener una profunda comprensión de los idiomas originales.  Observe en el diccionario hebreo de Strong el No. 3050, la entrada “Yah”, una contracción para 3068 [el Tetragrámaton, el Nombre Sagrado].

“Yah” se encuentra en Aleluya, significando “alaben a Yah.”  También aparece en nombres tales como Isaías (YeshaYah), Jeremías (YirmeYah), Sofonías (TzefanYah), Nehemías (NejemYah), y otros nombres que terminan con “iah”.  Yah significa “Yo existo.”  “Yo soy,” “Yo creo,” o “Yo seré” o “Yo traeré a la existencia.”  Yah es la forma poética o corta de su Nombre que ha sobrevivido a los traductores en el salmo 68:4 de algunas versiones tradicionales.  Este es el prefijo del nombre Jehová como se encuentra en la Concordancia Completa de Strong que es más interesante y expone la falacia del nombre Jehová.

La Contradictorias implicaciones de ‘Jehová’

Ya hemos visto cómo la primera parte del Nombre Sagrado “Yah” fue cambiada a “Jeh” cómo se desarrolló la “J” y cómo la “a” fue reemplazada por la “e” para ocultar el Nombre.

El Sufijo “hovah” es el No. 1943 en el diccionario hebreo de Strong y tiene el significado de “desastre.”  Esta es otra forma del No. 1942, havvah, que es traducida como “calamidad, iniquidad, travesura, dañina (cosa), desobediencia, desobediente, asqueroso, cosa perversa, sustancia, muy perverso.”

Brown, Driver, Brigg, Gesenius dicen del No. 1943, hovah: “ruin, desastre.”

En esto podemos ver la locura de llamar Jehová al Creador de este universo –el único que nosotros adoramos.  Porque al llamarlo por ese nombre híbrido estamos en realidad suplicando a un poder cuyo nombre significa, “El creador de la destrucción, creador de las travesuras, creador de calamidad, de la iniquidad, de la desobediencia, de las cosas perversas, de lo muy perverso.”  Satanás seguramente tendría un día de fiesta cuando la humanidad ignorantemente se refiere a Yahweh por el nombre de Jehová –¡un nombre que perfectamente le corresponde a él como destructor!

Yahweh: ‘El llegará a ser…’

Conociendo el significado hebreo de esto,  ¿cómo es posible que llamemos “Jehová” a nuestro Padre Celestial?  ¡No en balde el Dr. Rotherham se refirió a el nombre Jehová como híbrido monstruoso!

¡Cuánto mayor es la gloria de llamarlo Yahweh!, su nombre que significa El Que hará y llegará a ser todo para todos nosotros. Su pueblo necesita de él en este tiempo.  Él llegará a ser nuestro Sanador, Proveedor, Protector, Sustentador, Guía, Pastor, Cuidador, etc.,  Así como nuestro Salvador a través de Su Hijo Yahshua.

Ahora que usted conoce que Jehová es un híbrido hecho por el hombre, limpie sus labios de eso, como fue el caso con Isaías (6:6-7), llamándolo por el Nombre Yahweh, que es revelado a aquellos con quien Él está en una relación de pacto.  Él llegará a proporcionarle cualquier cosa que usted necesite de él ¡y alegremente cumplirá el significado de Su Nombre en su vida!

‘Yahweh’ En los Diez Mandamientos

La mayoría de los cristianos no están enseñando la importancia de observar TODOS los Mandamientos.  La mayoría pasa por alto los primeros cinco y se concentra en aquellos mandamientos que tratan de nuestros semejantes: asesinar, mentir, robar, adulterio, codiciar.  Estos ciertamente son importantes para guiar nuestra vida diaria.

Pero ¿no es igual o de MAYOR importancia que nosotros sirvamos fielmente a nuestro Padre Celestial Yahweh de la manera que él espera?  Hablamos repetidamente a través de las escrituras reverenciar Su Nombre.  ¿Cómo podemos reverenciar Su Nombre si nunca invocamos el nombre que Él ha revelado amorosamente a Su pueblo?  ¿Podemos poner a un lado Su Nombre e ignorarlo?

Note que los primeros tres de los diez mandamientos tratan de Yahweh y Su poderoso Nombre.  En el original hebreo, los primeros cinco mandamientos usan Su nombre Yahweh ¡diez veces!  Nuestro Padre Celestial inspiró a Moisés para colocar el Nombre Yahweh en Su ley para que así nosotros pudiéramos conocer a quién servimos.

El tercer mandamiento específicamente dice que no debemos tomar Su Nombre superficialmente o usarlo en vano. Reverentemente debemos considerar Su Nombre como leemos en Mal 3:16: “Los que temían a Yahweh hablaron muchas veces uno a otro: y Yahweh escucho y oyó, y un libro memorial fue escrito delante de Él para los que temen a Yahweh, y que piensan en Su nombre.”  Usted puede reverenciar Su Nombre de modo que el nombre de usted también sea escrito en el “libro Memorial” Los versículos 17 y 18 muestran que esto es un acto de justicia.

Apocalipsis 3:5 muestra que Yahshua no borrará el nombre de aquellos que vencieren, pero confesará sus nombres frente al Padre Celestial.  (Vea también Ap. 13:8, 17:8, 20:12, 15, 21:27, 22:19).  Si los nombres de simples humanos son importantes para el libro de salvación, ¿Cuánta mayor importancia tiene el Nombre del Padre Celestial Yahweh para nosotros?

Tomando en Su Nombre

Yahweh habla de su pueblo en esta forma: “Además mi pueblo conocerá mi Nombre…” (Isa. 52:6).

El profeta Daniel en una petición al Todopoderoso Yahweh dice, “Oh Yahweh escucha; Oh Yahweh perdona; Oh Yahweh, oye y haz; no tardes, por amor a ti mismo, Oh mi Elohim: porque tu Ciudad y tu Pueblo son llamados por invocar tu nombre” (9:19).

Cuando nos damos cuenta de que Yahweh está creando una familia de personas obedientes en la tierra quienes los reverencian a Él y Su Nombre, entonces comprendemos la importancia de este nombre familiar y lo que significa para ser llamados por él.

Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Maestro Yahshua el Mesías, de quien toda la familia en el cielo y la tierra es llamado” Efe. 3:14-15.

En el día del regreso de nuestro Salvador a la tierra como el Redentor y novio él desposará a Su novia, la Verdadera Asamblea.  Como Su esposa, Su pueblo tomará Su Nombre, “porque ningún otro nombre bajo el cielo se ha dado entre los hombres por el que podamos ser salvados,” Hech. 4:12

Ahora que usted conoce el verdadero Nombre del Creador, invóquelo con la confianza y seguridad de que Él lo bendecirá y recompensará por su Buena voluntad para obedecerlo.

© 2007 Yahweh’s Assembly In Yahshua

2963 County Road 233, Kingdom City, Missouri 65262

View us online at: www.YAIY.org

Call Toll Free:  (877) 642-4101

Main Line:  (573) 642-4100

BLASFEMIA SIN NOMBRE: JEHOVÁ (YAHWEH) ES COMO EL HOMBRE, DICE LA WATCHTOWER

En el texto diario de hoy Sábado 22 de Setiembre del 2012, la Watchtower comenta en su revista La Atalaya 15 Abril 2010 que Dios es como un automovilista que cambia o varía sus propósitos o planes según se vayan desarrollando éstos en el camino. ¿Pero es verdad que Dios es como el hombre que altera o varía sus propósitos en el camino? La respuesta es un rotundo NO, pues en Dios “no hay mudanza ni sombra de variación” (Santiago 1:17).

La WT es claramente una secta blasfema cuando va en contra de lo que declara la Palabra de Dios, toda vez que afirma mentiras sin nombre para justificar sus continuas variaciones y mudanzas de doctrinas y fechas apocalípticas, anunciando “nuevas luces” que en la mayoría de los casos terminarán apagándose para siempre..

 

¿CUÁL ES EL NOMBRE DE DIOS?

¿Cuál es el nombre de Dios? ¿Es Yahwéh, Jehová, Adonaí? ¿Dónde nace tanta confusión?

Nueva Versión  Internacional

(Jeremías 8:8) “¿Cómo se atreven a decir: ‘Somos sabios; la ley del Señor nos apoya, si la pluma engañosa de los escribas la ha falsificado?”

El creador de todas las cosas y fuente de la vida fue puesto bajo dudas de su condición de Dios y soberano  excelso. Un poderoso ángel (querubín) se alzó contra su propio creador y Dios y usurpó con mentiras capciosas pero muy bien presentadas, las cuales ponen en tela de juicio aún hoy en el ámbito celestial como en el terrestre por que señala al creador como un ser injusto y mentiroso y agregó también poniendo en tela de juicio a la creación inteligente perfecta diciendo que lo obedecían por solo beneficios personales y no por que lo amaran como Dios de amor y justicia..

La acusación a Dios presentada en el jardín de edén cuando engañó a Eva es solo la punta del Iceberg de toda una situación generada contra el Dios vivo y verdadero. Mucho antes de la creación de la primera pareja humana este ángel poderoso entra en rebeldía en su esencia misma pero no lo revela mientras pergeña como ponerla en práctica para arrastra tras de si al resto de la creación inteligente con voluntad propia de seleccionar o pensar.

Una vez llevada a cabo generó confusiones muy profundas tanto en el cielo como en la tierra. Entre las cosas que implementó fueron las religiones que por medio de doctrinas extraídas de la justicia y palabra de Dios la cuales son mezcladas subrepticiamente con criterios injustos pero que tienen apariencias de ser la palabra del creador y único Dios soberano.

(Génesis 4:26) “También Set tuvo un hijo, a quien llamó Enós. Desde entonces se comenzó a invocar el nombre del Señor.”

Set es el tercer hijo de Adán y Eva, como  muestra el registro el mal uso del nombre de Dios como justificación para los instrumentos de los demonios, las religiones, comenzó de manera muy temprana en la historia de la humanidad. Dios aún no había dado un nombre a su persona, todos lo reconocían como Dios, esa es la condición mas elevada que nadie puede alcanzar por lo tanto dirigirse al creador como Dios es suficiente y determinante. Pero la rebelión de este ángel querubín, genera sobre los humanos una cantidad de dioses de diversos nombres y poderes que cuando el hombre Moisés fue comisionado para llevar mensaje de Dios a su pueblo, Moisés le pregunta ¿y que les digo quien me envió? Esto se debía a que sobre la tierra los demonios se hacían adorar como dioses y tenían nombres específicos según su poder. (Éxodo 3:13) “Pero Moisés insistió: Supongamos que me presento ante los israelitas y les digo: El Dios de sus antepasados me ha enviado a ustedes. ¿Qué les respondo si me preguntan: ¿Y cómo se llama?”

De modo que el Dios vivo y verdadero, el soberano y fuente de la vida tuvo que darse a si mismo un nombre para ser identificado entre todos los dioses falsos impuesto por satanás el diablo sobre la creación inteligente en la tierra y parte del cielo mismo.En esa oportunidad Dios dijo:

(Éxodo 3:14) “Yo soy el que soy [2] respondió Dios a Moisés (YHWH). Y esto es lo que tienes que decirles a los israelitas: Yo soy me ha enviado a ustedes.

”(Éxodo 3:14)  —YO SOY EL QUE SOY (YHWH)  —respondió Dios a Moisés—. Y esto es lo que tienes que decirles a los israelitas: “YO SOY me ha enviado a vosotros.” (Biblia al día)

(Éxodo 3:14) “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. (YHWH) Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros.” (Reina Valera Gómez)

(Éxodo 3:14) “Respondió ’Elohim a Moisés: Yo Soy el que Soy (YHWH). Y añadió: Así dirás a los hijos de Israel: Yo Soy me ha enviado a vosotros.” (Biblia Textual)

Este es el nombre que Moisés y Aarón dieron a los israelitas que residían en Egipto >>YO SOY (YHWH) << nos ha enviado el Dios de Abraham, Isaac y Jacob.

¿Qué entendieron los israelitas? Entendieron en esa oportunidad el mensaje:

“Yo soy” – el salvador. “Yo soy” – el Dios verdadero. “Yo soy” – el proveedor. “Yo soy” – el generador de vida. “Yo soy” – el soberano. “Yo soy” – el creador de todo lo que existe. “Yo soy” – la libertad. “Yo soy” – el Todopoderoso. “YHWH” –  Yo soy el que soy.

¿Cómo se pronuncia YHWH, y que significa?

El tetragrámaton se pronuncia Yahwéh en hebreo y significa “Yo soy el que estaré”  o “Yo soy el que soy “. Este es el nombre que Dios se Dios a si mismo. Es una manera de decir: “yo soy todo”, “yo soy el que existe sin que nadie me sustente”, “el que está y genera”, “soy la esencia de todo”.
¿Cómo nace el nombre Jehová, y que significa?

Jehová es el nombre con se dirigen a Dios ahora todas las religiones de la cristiandad. Los eruditos más reconocidos del mundo comenzaron desde hace varias décadas a advertir que este nombre dado a Dios no es el correcto, dice el Dr. Rotherham:

El Dr. J.B. Rotherham declara en el prefacio a su Biblia con respecto a Jehová: “Erróneamente escrito y pronunciado Jehová, que us meramente una combinación de el sagrado tetragrámaton, y las vocals de la palabra hebrea para Señor, sustituidas por los judíos para JHVH, por que ellos se limitaron de pronunciar El Nombre, debido a una mala concepción de dos citas, Ex. 20:7 y Le. 24:16…Para dar al nombre JHVH las vocals de la palabra para señor [Heb. Adonai], es como hacer un híbrido de como debería ser pronunciada la palabra Germano con las vocals de la palabra Protugal – viz., Gormuna.  La monstruosa combinación Jehová no es más Antigua que del 1520 d.c. aproximadamente.

También la enciclopedia británica hace esta misma importante declaración:

La Enciclopaedia Britannica (Micropedia vol. 10) dice:

“Yahweh – el nombre personal de el [El] de los israelitas… Los masoretas, judíos eruditos de la biblia durante la edad media, reemplazaron los signos vocals que tenían que aparecer encima o debajo de las consonants YHWH con los signos vocals de Adonai o de Elohim.  Así el artificial nombre Jehová (YeHoWaH) llegó a existir.  Aunque eruditos cristianos después del periodo del renacimiento y la reforma usaron el término Jehová para YHWH, en los siglos XIX y XX de Nuevo empezaron a usar la forma Yahweh, así esta pronunciación de el tetragrámaton nunca se perdió realmente.  Las transcripciones griegas indican que YHWH debería ser pronunciado Yahweh.”

En ningún lugar de los rollos hebreos se registra el nombre Jehová para Dios. Las religiones aseveran que es usado por el hecho de que el mas conocido el que la gente se acostumbró a escuchar.  De acuerdo  a los datos que ahora tenemos podemos comenzar a llegar a la razón y lógica de este importante asunto en referencia al nombre de nuestro padre, Dios y creador.

Mas detalles: Cronología de una mentira

Los judíos se habían prohibido pronunciar el nombre de Dios por que el hombre moral y espiritualmente enfermo (imperfecto) no puede pronunciar tan altísimo y excelso nombre, de manera que cualquiera que lo pronunciara le imponía la pena de muerte.

En la sinagogas donde se leía la Torah cuando aparecía en los pasajes el nombre de Dios los israelitas pronunciaban la palabra “Adonay” (aún hoy lo hacen) su significado en hebreo es “el señor” o “nuestro señor”.

El nombre de Dios Yahwéh los judíos no lo pronunciaban por ser altísimamente sagrado, es decir, si bien es el nombre altísimo del Dios Todopoderoso la superstición superaba la adoración a Dios requerida por el, por que si no se podía pronuncia Moisés y Aarón tampoco lo hubieran pronunciado. Lo que Dios si penaba es que su nombre no fuera usado de manera inadecuada.

(Éxodo 20:7) “No pronunciarás el nombre de Yahwéh, tu Dios, en vano; pues Yahwéh no dejará impune al que pronuncie en vano su nombre. (Serafín de Ausejo 1975)

Presten atención, YHWH no registra vocales. Pero ADONAY si tiene vocales. Una mente muy sutil y perversa genera influencia sobre hombres necios al servicio del ángel caído para que el nombre real de Dios tome otro significado. Interponiendo entre las consonantes del tetragrámaton YHWH y las vocales de la palabra ADONAY surge la palabra YAHOWAH  (JEHOVÁH). Esto es lo que afirmaba el Dr. J.B. Rotherham mencionado arriba.Esta deformación el nombre divino toma otro significado, veamos eso: Los nombres no son traducidos sino que transcriben con la misma fonética. Lo mismo sucede con el nombre de Dios, Yahwéh. Traducir los nombres puede suceder, aquellos que se pueden, se formen palabras desastrosas y hasta vergonzosas. Esto trajo aparejado que el significado del nombre de Dios ya no es el mismo que el se había impuesto para diferenciarse de los demonios que se hacen adorar. Veamos lo que la palabra Jehová significa.

En traducciones católicas antiguas comenzó aparecer el tetragrámaton deformado al mezclarlo con el latín. Se veía JHVH, había una “J” en lugar de la “Y”. Por otro lado los escribas israelitas cambiaron el punto que indicaba una  “a”  como primer vocal en el tetragrámaton por un punto que indicaba la vocal  “e”  con el fin de que aquel que leyera el hebreo no pronunciara por ignorancia el verdadero nombre de Dios, el cual según la tradición judía no se podía pronunciar. El resultado fue “Yeh”.

Ahora los traductores católicos ignorando esta pequeña trampita gramatical hebrea después de la “J” del latín ingresaron la “e”  el resultado fue “Jeh”.

Debemos entender que estos errores no son casualidad, detrás de estas acciones ignoradas por los hombres, hay una mente muy superior que tiene mucha influencia en los seres humanos que están apartados de Dios.

Ya vimos como comienzo del nombre de Dios “Yah” por acción deliberada u omisión, se remplazó con “Jeh”.  

Aleluya significa “alaben a Yah”. Observe que no dice “aleluyeh”

¡Aleluya es alaben a Yahwéh!

 ¿Que significa “hovah”?

El postfijo “hovah” es el No. 1943 del diccionario hebreo de Strong indica que tiene el significado de “desastre,  ruina – mal.”

El postfijo “hovah” es el No. 1942 en el diccionario hebreo de Strong indica que  tiene el significado de “calamidad, iniquidad, travesura, dañina (cosa), desobediencia, desobediente, asqueroso, cosa perversa, sustancia, muy perverso.”    

Brown, Driver, Brigg, Gesenius dicen del No. 1943, hovah: “ruin, desastre.”

Este nombre hibrido Jehová generado por el hombre influenciado por la maldad que gobierna este sistema no es el nombre del Dios vivo y verdadero, sino que cuando cualquier persona que menciona tal nombre al dirigirse al creador esta dialogando al mismísimo satanás el diablo. Parece increíble pero es la cruda y cruel verdad.

Nos dijimos a quien genera destrucción, desobediencia, desastres, ruinas, muerte, hambre, crímenes, y todo lo opuesto al amor y la justicia del Yahwéh Dios.

Es asombroso y desconcertante por que es el nombre que usamos constantemente bajo engaño, así como Eva fue engañada así también nosotros por que el nombre de Dios no fue, no es ni será por los siglos de los siglos Jehová. El nombre de nuestro padre, creador y Dios es Yahwéh.
El cuerpo gobernante de los testigos de Jehová reconoce que el nombre Jehová no es el correcto.

En su libro, Santifiquemos Su Nombre aceptan libremente en las paginas 16 y 18 que Yahweh es la mejor traducción del tetragrámaton. Este libro ya no está en circulación.

En el prólogo de la Traducción Interlineal de las Escrituras Griegas admiten que:

 “Mientras nos inclinamos a ver la pronunciación ‘Yahweh’ como la forma más correcta, nosotros hemos retenido la forma ‘Jehová’ porque es más familiar a las personas desde el siglo XIV.  Además preserva igualmente con otras formas, las cuatro letras de el tetragrámaton JHVH.”

(Jeremías 8:8) “¿Cómo se atreven a decir: ‘Somos sabios; la ley del Señor nos apoya, si la pluma engañosa de los escribas la ha falsificado?”

Gustavomoreira-@hotmail.com

Gustavo Moreira

—- San Luis República Argentina  —-  blog:  http://oigan.fullblog.com.ar/ —-

El Blog que destruye las mentiras de las religiones sin atacar a las personas, solo a las doctrinas de los líderes mentirosos que usan a Dios para provechos de sus corporaciones religiosas y personales. Por favor no confunda adoración a Dios con religión.


Estoy permanentemente en messenger cuando estoy en la PC   ***  gustavomoreira-@hotmail.com *** 

YAHWEH Y SU AMADO HIJO UNIGÉNITO

Comenta: Sylvia Pena

1 DE CORINTIOS 8:5 Porque aunque haya algunos que se llamen dioses,ya sea en el cielo, o en la tierra ( como hay muchos dioses y muchos señores ),9 mas para nosotros Botonsólo hay un Dios, el Padre,Boton de quien son todas las cosas, y nosotros en Él; y Botonun Señor, Jesucristo,Boton por el cual son todas las cosas, y nosotros por Él.

JUAN 17:3 Y ésta es la vida eterna: Que te conozcan a ti, el Botonúnico Dios verdadero,Boton y a BotonJesucristo, a quien tú has enviado.Boton

1 DE TIMOTEO 2:5 Porque Botonhay un solo Dios,Boton y Botonun solo mediadorBoton entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre;Boton

JUAN 17:17 Santifícalos en tu verdad: Tu palabra es verdad.

LA PALABRA DE DIOS ES LA VERDAD.

SOBRE ESTA BASE NOS DICE LA BIBLIA  RESPECTO A QUIEN ES EL PADRE

BotonSólo hay un Dios, el Padre,único Dios verdadero,de quien son todas las cosas,Boton

Y QUE NOS DICE LA BIBLIA DE YESHUA ( JESÚS ) ?

Botonun solo Señor, Jesucristo, a quien tú has enviado. un solo mediador entre Dios y los hombres,Jesucristo hombre;por el cual son todas las cosas,Boton

DEL PADRE PROCEDEN Y SON TODAS LAS COSAS,PERO SOLO POR CRISTO Y SU SACRIFICIO DE RESCATE,ES POR EL CUAL SON TODAS LAS COSAS.

SIN CRISTO TODOS ESTAMOS MUERTOS EN EL PECADO ARRASTRADO POR ADÁN Y EVA, PERO EL PADRE POR MEDIO DE CRISTO LAS COSAS LAS HIZO NUEVAS, POR SU GRAN AMOR, MISERICORDIA Y JUSTICIA.

SU SANTO HIJO, ES EL SEÑOR SOBRE TODOS LOS señores, TANTO
DE LOS QUE SE HACEN LLAMAR señores EN EL CIELO COMO EN LA TIERRA.  JESÚS ES EL PRIMOGÉNITO DEL PADRE PARA SER REY DE REYES,ANTE EL CUAL TODA RODILLA SE DOBLARA EN EL CIELO Y EN LA TIERRA.

FILIPENSES 2: 9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre;10 para que al nombre de Jesús, se doble toda rodilla; de los que están en el cielo, y en la tierra, ydebajo de la tierra,(Los resucitados)11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el SEÑOR, para la gloria de Dios Padre.

 

DIOS ES AMOR

UN CASO ÚNICO DONDE UN HIJO ES CONTEMPORÁNEO CON SU PADRE

https://i2.wp.com/www.mundoemoti.com/Emoticones-Animados/Emo%20Gigantes/05-Mundoemoti-Gigantes.gifUNA VERDAD INOBJETABLE:

Todo padre siempre es mayor que su hijo

Yahweh es el Padre de Yahshúa…

Por tanto Yahshúa (Jesús) es más joven que su Padre Yahweh (Jehová)…

Pero la doctrina de la Trinidad dice que Jesús, el Hijo de Dios, es coetáneo con su Padre Yahweh).

¿Pero es posible esto realmente? 

LA DIFERENCIA ENTRE DIOS Y EL HOMBRE EN EL SALMO 110:1 (UN PROBLEMA PARA EL TRINITARISMO)

 

 

¿Qué hay en un punto de vocal?

Anthony Buzzard

(Traducido por Ingº Mario Olcese, Apologista)

”La forma Adoni (« mi señor »), un título real (I Samuel 29:8), debe ser distinguida cuidadosamente del título divino Adonai (“mi Señor”) utilizados de Yahvé” (International Standard Bible Encyclopedia,  ”Señor,”, p. 157).

“Señor en el Antiguo Testamento se utiliza para traducir ADONAI cuando se aplica al Ser Divino. La palabra [hebrea] … tiene un sufijo [con especial señalamiento] supuestamente en aras de la distinción” (Diccionario Hastings de la Biblia, “Señor”, Vol. . 3, p. 137).

“Adonai y Adoni son variaciones de señalamiento para distinguir la referencia divina de los humanos” (Léxico hebreo e Español del Antiguo Testamento, Brown, Driver, Briggs, bajo adon).

Las dos formas de Adon – Adonai Versus Adoni

Favor de considere cómo funciona el lenguaje. En castellano no tiene dificultad en reconocer la diferencia entre ÉL y ELLA. Hay una diferencia. Usted reconoce también una gran diferencia entre dios (d minúscula) y Dios (con G mayúscula). ¿Qué hay de “empleador” y “empleado”? Una letra hace toda la diferencia. En hebreo las palabras para él y ella  sólo contienen una diferencia en el sonido de la vocal – Hoo (él) y Hee (ella).

Pocas preguntas podrían ser de mayor importancia que saber quién en la Biblia tiene derecho a ser llamado Dios (mayúscula).

En hebreo hay una palabra para “señor”. Es ADON. Esta palabra se refiere 300 veces a los señores humanos (superiores) y 30 veces AL Señor, es decir, Dios mismo.

Hay dos formas muy especiales de esta palabra ADON. A veces, las letras-AI se añade al final, dándole la palabra Adonai (a veces escrito ADONAY). Esta palabra es conocida por el público porque rima con El Shaddai en la conocida canción. El Shaddai es otro nombre para el Dios único. ADONAI significa “el Señor Supremo” y está reservado para Dios. La palabra ADON también puede tener la letra-I añadida a la misma, dando la forma Adoni (que se pronuncia Adonee) y se utiliza para los superiores humanos – no para Dios.

El Salmo 110:1 en el Nuevo Testamento

Ahora, en el Salmo 110:1 tenemos un verso único. Este verso aparece en el NT 23 veces. (Salmo 110:4 es citado o referido a otro 10 veces.) La importancia de estos versículos se muestra por el hecho de que no hay otros versos que se acercan a ese número de alusiones / citas en el NT. Muchos versículos son citados una vez o dos veces en el NT. Pero estos versos – Sal. 110:1, 4 – se mencionan 33 veces! Sal. 110:1 es la clave para la identidad de Dios y de Jesús, y para la venida del Reino (el corazón del Evangelio, Lucas 4:43, Hechos 8:12, etc)

Jesús mismo citó a Sal. 110:1 (como se informa en Mateo, Marcos y Lucas) como el verso que puso fin a los argumentos en contra de las autoridades religiosas de su tiempo, los fariseos (ver Mat. 22:41-46). El Salmo 110:1 es citado en el NT de la siguiente manera:

Jesús: Mateo. 22:44; Mateo. 26:64, Marcos 12:36, Marcos 14:62, Marcos 16:19; Lucas 20:42, 43; Lucas 22:69.

Pedro (Lucas), Hechos 2:33, Hechos 2:34-36 (en este versículo Pedro introduce el cristianismo a la multitud en Pentecostés y nos dice que Jesús ha sido hecho “Señor”, sobre la base de Sal. 110:1); Hechos 5:31; Hechos 7:55-56.

Pablo: Rom. 8:34, I Cor. 15:25; Ef. 1:20; Ef. 2:6 Col 3:1, Heb. 1:3, Heb. Hebreos 1:13. 8:1; Heb. 10:12-13; Heb. 12:2.

Pedro: I Ped. 3:22. Jesús: (Juan) Rev. 3:21.

Este salmo cubre toda la gama del Nuevo Testamento y que Jesús es registrado como citándolo no menos de 8 veces. Es uno de los favoritos de “texto de prueba” de los cristianos NT.

El Salmo es un oráculo divino especial. El texto dice (Salmo 110:1): “El oráculo de Yahvé (Jehová) a mi Señor: Siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies”.

El primer “Señor” es la palabra Yahweh que aparece en muchas versiones en español como Señor (todas mayúsculas).

El señor segundo es Adoni (mi señor). Ya hemos señalado que la palabra hebrea ADON (Señor) tiene una terminación especial en él cuando se refiere a un solo Dios – ADONAI (449 veces en el Antiguo Testamento). Pero cuando la palabra tiene el final “I”, es decir, Adoni (adonee), nunca se refiere a Dios, sino siempre a un ser humano superior (a veces un ángel). Así sabemos que el Mesías no es Adonai (Dios), sino el ser humano superior de David, el Señor de David, Adoni.

Este salmo se creía que era un oráculo mesiánico, tanto para Jesús y para los rabinos de su época. Jesús sabía que él, el Mesías, era el Señor de David, así como el hijo de David. Los fariseos no estaban dispuestos a reconocer a Jesús como el Señor de David, a pesar de que sabían que era un descendiente de David.

El idioma hebreo es preciso y los rabinos siempre mantuvieron el nombre del único Dios en el más alto respeto. Por eso, ellos reservaban la forma ADONAI sólo para Dios. (los Judios hasta este día leen la palabra ADONAI cuando vienen al nombre personal de Dios – Yahweh. Nadie sabe exactamente cómo esa palabra debe ser pronunciada. Los Judios dejaron de mencionarlo alrededor del 300 aC.)

El ejemplo de un caso similar – AVEER Versus Abeer

El Antiguo Testamento tiene pequeñas maneras de distinguir las palabras, que tienen una importancia trascendental en términos de su significado. Déjeme darle otro ejemplo. La palabra AVEER (= fuerte o poderoso). Del Nuevo Diccionario Internacional de Teología y Exégesis del AT, vol. 1, p. 232: “Se cree que la razón por la cual el Antiguo Testamento tiene dos formas del adjetivo AVEER es que los guardianes del texto (Masoretas) deseaban distinguir el uso de la palabra cuando es aplicado a Yahweh de su uso en otros contextos… “

Cuando no se utiliza de un solo Dios, la forma tiene un punto adicional dentro de la ‘V’ y luego se pronuncia Abeer…ABEER (con el punto) se refiere siempre a un hombre poderoso, a veces a la “dureza de corazón”, una vez a un ángel y a veces a un toro o un caballo poderoso.

La falta de un punto hace una gran diferencia. AVEER se refiere a Dios. Abeer es una referencia no-divina.

Lo mismo ocurre con las formas de Señor, Adonai y Adoni. ADONAI está reservado sólo para el único Dios. Ningún ser humano es dirigido como Adonai. Por otra parte Adoni (adonee) está reservada para los superiores humanos. El Mesías es llamado Adoni, el Señor de David, pero nunca ADONAI, el Dios único.

Ahora, tome nota de este hecho interesante. La versión KJV siempre escribió ADONAI como “Señor” (con ‘S’ inicial mayúscula). Ella escribió Yahweh como “SEÑOR” (toda la palabra con mayúsculas). Con respecto a Adoni, en 194 ocasiones LA KJV escribió Adoni como Señor (con “s” pequeña) o amo. Pero sólo en una ocasión rompió su propia regla y uso una mayúscula en Señor, en Sal. 110:1. Pero la palabra no es ADONAI, sino ADONI. La RV (VR) corrigió el error y escribió “señor” (con minúsculas).

Sólo uno es Dios

Jesús es ADONI el Mesías, no ADONAI, el Dios único. El Dios Único es una sola persona. ¿Cómo sabemos esto (aparte de Sal. 110:1)? El único Dios del monoteísmo hebreo (el monoteísmo de Jesús, Marcos 12:28 y sig.) es descrito por los pronombres personales en singular (“yo, él, tú, tú, mi, su”) miles y miles de veces .

El Dios Unico es distinguido como ADONAI (449 veces) de Adoni, un señor humano, (195 veces). Esto da 644 oportunidades para ver la diferencia entre Dios y el hombre, basados en la palabra “señor”. El Mesías, Hijo de Dios, es designado como Adoni, no Adonai.

Los pronombres personales singulares siempre te dicen un simple hecho. Ellos describen a un ser que es una persona, no dos o tres. Dios es singular y una única persona.

“Hay un solo Dios, el Padre” (Pablo, I Cor. 8:4, 6). Hay dos señores (Salmo 110:1) El Padre es el único Dios y Jesús es el Señor MESÍAS, el Hijo de Dios (Mateo 16:16). La creencia de que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios es toda la cuestión del Evangelio de Juan (Juan 20:31). También es el punto entero de toda la Biblia. Y Jesús describe Al Único Dios, su Padre, como “el único Dios verdadero” (17:3) y “el único que es Dios” (5:44). “Aquel que es Dios” es otra manera de decir “el único que es Dios”. Jesús estaba hablando acerca del Padre. Si el Padre es “el único que es Dios”, y Jesús es una persona diferente, Jesús no puede ser el único Dios.

¿Creemos con Jesús que el Padre es “el único que es Dios”? (Juan 5:44, 17:3)

El Padre es llamado Dios 1326 veces en el NT. La palabra “Dios” se utiliza de Jesús dos veces (por algunos). Pero no olvide que en el mundo del siglo I dC los seres humanos elevados a veces eran llamados “Dios”. Esto es también verdad en la Biblia. Los jueces de Israel fueron llamados “dioses” (Sal. 82:6). Jesús usó este verso para demostrar que él estaba afirmando ser el Hijo de Dios, no Dios mismo (Juan 10:34-36).

El Salmo 2 es un perfecto paralelismo con el Salmo 110:1. En este salmo el Señor un Dios habla a “MI REY/ MI HIJO. Esa persona, que es tan distinto de Yahweh como cualquier hijo es distinto de su padre, también llamado” El Mesías del SEÑOR. “El Jesús de la Biblia es: el Hijo del Dios único, “el Señor Mesías” (Lucas 2:11), “El Mesías del Señor” (Lucas 2:26). Tenga en cuenta que en el NT Dios es llamado “el Dios de nuestro Señor Jesucristo” (Efe 1:3, etc.) que debe mostrar que Jesús y su padre no son co-iguales. Hay un Señor Dios y un Señor Mesías.

En la Escritura Jesús y su Padre son personas independientes, que trabajan en la más estrecha armonía. El Mesías es el Hijo obediente al Padre. Su padre es el único Dios (Juan 17:3).

EL ALFA Y OMEGA: ¿EL PADRE, EL HIJO, O EL ESPÍRITU SANTO?…¿O TAL VEZ LOS TRES?

En Apocalipsis 1:8 se hace referencia a dos transliteraciones griegas “Alfa” y “Omega”. Estas dos palabras son simplemente letras del comienzo y del final del alfabeto griego. La letra alfa es similar a la letra “A” en español y la letra omega es similar a la letra del alfabeto español “w” (véase el gráfico). El uso de alfa y omega, por sí mismo, no implica la deidad. Más bien, es una expresión Griega coloquial para mostrar el principio (alfa) y final (omega) de algo, alguien, o una combinación de ambos. A continuación se muestra un gráfico de la Biblia AMG WordStudy y CD de referencia (un muy buen programa PC de estudio de la Biblia):

Guía Para transliteración del griego al Español con la pronunciación Griega moderna

Ejemplo de sonido fonético

Letra Mayúscula                 Minúscula        Nombre Griego      Transliteración 

 Sonido fonético              Ejemplo

A       a                              alpha                      a a                      como en avión

B       b                              beta                        b v                      como en victoria

G      g                              gamma                   g y                   como en yoga (gutural suave)

D      d                              delta                       d th                      como en dedo

E      e                              epsilon                    e e                       como en pelo

Z      z                              zeta                         z z                       como en zebra

H      h                              eta                          e ee                     como en vete

Q     q                               theta                       th th                     como en queso

I       i                                iota                         i i                          como en máquina

K     k                               kappa                     k k                    como en kafka (acento suave)

L      l                               lambda                    l l                          como en lana

M    m                              mu                          m m                      como en mamá

N     n                              nu                            n n                        como en no

X     x                               xi                             x x                        como en ex

O     o                             omicron                   o o                         como en oír

P     p                              pi                             p p                   como en papá (acento suave)

R     r                               ro                            r r                          como en rosa

S     s,”*                          sigma                      s  s                        como en señor

T     t                               tau                           t t                          como en té (acento suave)

U     u                             upsilon                     u ee                       como en uva

F     f                               phi                           ph ph                     como en fe

C    c                              chi                            ch  h                       como en chicle

Y    y                               psi                           ps ps                      como en psicólogo

W   w                              omega                     o o                         como en oso

  * Al final de las palabras

En el contexto de Apocalipsis 1:8, estas palabras “Alfa” y “Omega” se aplican a Dios, que es el Todopoderoso. El contexto de Apocalipsis 1:1 comienza con Dios el Padre es el que “dio” la “Revelación” a su hijo, el hombre Jesucristo. En el siguiente pasaje, tomado de la traducción de la NAS, han sido añadidas cursivas para aclarar y determinar cada sustantivo o pronombre personal.

Apocalipsis 1:1-8

1:1 La revelación de Jesucristo, que Dios le dio para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y envió a Él (Jesús) y comunicada por su ángel a su siervo Juan,

1:2 quien dio testimonio de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo, (incluso) para todo lo que veía.

1:03 Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de la profecía, y guardan las cosas que están escritas en ella, porque el tiempo está cerca.

01:04 Juan a las siete iglesias que están en Asia: Gracia a vosotros y paz de parte de Él (Dios) que es y que era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de su (de Dios) trono;

1:5 y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. A Él (Jesús) que nos ama, y ​​liberado de nuestros pecados por su sangre,

1:06 y él (Jesús) nos ha hecho un reino, sacerdotes para Dios, su Padre; a Él (Dios Padre) sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

1:7 He aquí, Él (Jesús) que viene con las nubes, y todo ojo le verá (Jesús), incluso aquellos que le traspasaron (Jesús), y todas las tribus de la tierra llorarán por él (Jesús). A pesar de ello. Amén.

01:08 “Yo soy el Alfa y la Omega”, dice el Señor Dios, “que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.” (NAS)

Comentario sobre Apocalipsis 1:1-8

CONTRADICCIÓN # 1: En Apocalipsis 1:1, el pasaje comienza diciendo: “La revelación de Jesucristo, que Dios le dio.” La mayoría de los cristianos profesan que Jesucristo es “completamente Dios”. Si Jesús es “completamente Dios”, entonces por definición, le era necesario tener la misma cantidad de revelación que Dios posee, ¿no lo es verdad?

Con ese pensamiento en mente, ¿cómo es que Dios le  diera  la revelación a Jesucristo “si Jesús es, de hecho, completamente Dios? Eso es como decir, “La revelación de Dios Jesucristo, que Dios el Padre le dio a él” ¿Por qué DIOS tendría la necesidad de dar a Dios una revelación, Si Jesús, como Dios, ya tiene la revelación?¿Acaso Dios no sabe todo?

CONTRADICCIÓN # 2: En Apocalipsis 1:2, Juan dice que él fue testigo de “La palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo”. Juan hace otra distinción entre “Dios” y Jesús. ¿Por qué iba a hacer una distinción en absoluto, si de hecho Jesús es Dios?

CONTRADICCIÓN # 3: En Apocalipsis 1:4-5 el Señor Dios, el Todopoderoso, se distingue claramente como algo totalmente diferente de Jesucristo. El verso dice lo siguiente:

“Aquel que es y que era y que ha de venir,” Y “de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos…”

La conjunción “Y” se añade a los efectos de la separación y distinción, (esto es gramática elemental, amigos), la frase que lee como, “Aquel que es y que era y que ha de venir” está siendo separada de la persona de “Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos…”

… “Esta es una prueba positiva de que Jesús no es el mismo personaje como Dios, a quien Juan describe como,” Aquel que es y que era y que ha de venir. “

Este punto llega a ser más enfático cuando examinamos Apocalipsis 1:8, que es un enlace directo a Apocalipsis 1:4.

Apocalipsis 1:4 de Él (Dios) que es y que era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de su (de Dios) trono

Apocalipsis 1:8 “Yo soy el Alfa y la Omega”, dice el Señor Dios, “que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.”

Ya se ha demostrado que el versículo cuatro se refiere a Dios, no a Jesús, como el que es, que era y que ha de venir. Jesús se hace distinto de Dios en 1:5 por la inserción de la conjunción “y” como “y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos.” Este punto siendo establecido, se compara 1:4 con 1:8 en sus características que son las mismas, pero también en su dinámica, porque el versículo ocho añade estas palabras destacadas, a continuación:

Apocalipsis 1:8, “Yo soy el Alfa y la Omega”, dice el Señor Dios, “que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.”

En resumen, el Señor Dios Todopoderoso ES el Alfa y Omega mencionado en estos textos, no Jesús. Además, el Señor Dios Todopoderoso es el que es y que era y que ha de venir, no Jesús.

CONTRADICCIÓN # 4: En Apocalipsis 1:5 estas palabras, “primogénito de los muertos,” prueba que Jesús es un ser humano mortal, porque él murió y fue resucitado de entre los muertos POR DIOS (Lea Gálatas 1:1). La mortalidad de Jesús se destaca por las últimas palabras del Apocalipsis 1:5, “y puesto en libertad de nuestros pecados por su sangre.” Si Jesús es Dios, entonces debemos concluir que Dios tiene sangre, y es un ser humano mortal como los demás hombres, lo que contradice Números 23:19, Juan 4:23-24, y Lucas 24:36-49.

Números 23:19 “Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta.” RVR

Juan 4:24: “Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarlo en espíritu y en verdad.” RVR
 
Lucas 24:36-39 Y mientras ellos estaban diciendo estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos. Pero fueron sorprendidos, asustados, y pensó que estaban viendo un espíritu. Y Jesús les dijo: “¿Por qué estáis turbados, y por qué surgen dudas en vuestro corazón Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy? Tocadme y ved, porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.” NAS

CONTRADICCIÓN # 5: En Apocalipsis 1:4 encontramos, “Aquel que es y que era y que ha de venir”, como siendo el poseedor del trono, se expone claramente en la frase, “que están delante de su trono.” Es fundamental que este hecho sea establecido desde el mismo principio del libro del Apocalipsis, porque el resto de los capítulos que mencionan un “trono”, incluirá a Jesús como compartiendo en una posición de liderazgo desde el trono de Su PADRE. Es el trono de Dios, y Jesús está autorizado para estar en él. Para otras referencias del trono, vea Apocalipsis 3:21; 4:2-11, 5:1, 6-7, 13; 6:16; 7:9-11, 15-17; 8:3-4; 12:5; 14:1-3; 16:17; 19:4-10; 20:6, 11-12; 21:2-7, 22; 22:1-3, 5-6, 13.

En todas las referencias del trono, los contextos que incluyen a Jesús, o lo mencionan como el “Cordero”, SIEMPRE lo distinguen como algo separado de la persona de “Dios”.

CONTRADICCIÓN # 6: En Apocalipsis 1:8 el “Alfa y Omega” es claramente el mismo personaje como el “Señor Dios,” y, “el Todopoderoso” Es también claramente afirmado en el versículo 8 que el “Todopoderoso,” es uno y el misma que: “El que es y que era y que ha de venir. ” Esto elimina por completo a Jesús como siendo alguno de los siguientes: “Alfa y Omega” o “Señor Dios,” o como “el Todopoderoso”.

CONTRADICCIÓN # 7: En Apocalipsis 1:6 el texto dice, “y él (Jesús) nos ha hecho un reino, sacerdotes para su Dios y Padre.” Si Jesús era totalmente Dios, ¿por qué dice este versículo que él (Jesús) nos ha hecho un reino de sacerdotes” para SU Dios?” Esto es contradictorio, y es una prueba más de lo absurdo de los credos y la doctrina de la Trinidad, y la doctrina que afirma de Jesús como la Deidad.

CONTRADICCIÓN # 8: La palabra griega para “Todopoderoso”, es la palabra, “Pantocrátor”, y este término Pantokrator nunca se usa en referencia a Jesús, sólo a Dios el Padre.

Apocalipsis 1:8 “Yo soy el Alfa y la Omega”, dice el Señor Dios, “que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso (Pantocrátor).”

No puede haber dos omnipotentes, a pesar de que esto es lo que se dice en el Credo de Atanasio católico, que es la piedra angular del dogma trinitario. Parece evidente que el “Señor Dios,” es el mismo que aquel “que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.” El hecho de que los términos, “Alfa y Omega,” son añadidos, en y de ellos, no demuestra que el verso 8 se aplica a Jesús, sobre todo en la luz del hecho de que el verso claramente dice que es el, “Señor Dios,” y, “el Omnipotente.”

 Como se mencionó anteriormente, Jesús no es llamado por el término, “Todopoderoso”. La palabra Griega Pantocrátor es definida por el Diccionario de palabras del Antiguo Testamento de Strong, como:

 “Todopoderoso” = Pantocrátor (pan-tok-rat’-ore), de 3956 y 2904, el todo-poder, es decir, Dios (como soberano absoluto y universal).

Otra prueba de que Apocalipsis 1:8 se refiere a Dios el Padre es una comparación entre Apocalipsis 1:8 y Apocalipsis 21:22, que también utilizan “Pantocrátor”, en contraste con Jesús el hombre:

Apocalipsis 21:22 Y no vi en ella templo, porque el Señor Dios, el Todopoderoso (Pantocrátor), y el Cordero son su templo. (NAS)

Una vez más, la conjunción “y” separa el “Todopoderoso”, del “Cordero” (Jesucristo). Además, todos los versículos siguientes se usa el Griego “Pantocrátor”, para referirse al Dios Padre Todopoderoso:

2 Corintios 6:18 “Y seré para vosotros por Padre, y vosotros seréis hijos e hijas para mí”, dice el Señor Todopoderoso (Pantocrátor). (NAS)

Apocalipsis 4:8 Y los cuatro seres vivientes, cada uno de ellos tenía seis alas, están llenos de ojos alrededor y por dentro, y día y la noche no cesaban de decir: “¡Santo, santo, santo, es el Señor Dios, el Todopoderoso (Pantocrátor), que era y que es y que ha de venir. ” (NAS)

NOTA: Apocalipsis 4:8 corresponde a Apocalipsis 8:8 y es una prueba positiva de que es Dios el Padre, que es a la vez, “Todopoderoso”, y Él “que era y que es y que ha de venir.” A continuación se muestra una comparación de 1:8 y 4:8.

Apocalipsis 1:8 “Yo soy el Alfa y la Omega”, dice el Señor Dios, “que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso (Pantocrátor).”

Apocalipsis 4:8 “Santo, santo, santo, es el Señor Dios, el Todopoderoso (Pantocrátor), que era y que es y que ha de venir.”

El texto del cuarto capítulo del Apocalipsis sólo menciona, “Dios”, y Jesús nunca se menciona en absoluto hasta el capítulo cinco. Luego, en Apocalipsis, capítulo cinco, cada pasaje que habla de Jesús lo presenta solamente como hombre mortal, y nunca como “Dios”.
 
Apocalipsis 5:5 “… el León que es de la tribu de Judá.” NAS

Apocalipsis 5:6 “… un Cordero de pie, como muerto…” NAS

Apocalipsis 05:7 Y él (Jesús) vino, y él (Jesús) lo sacó de la mano derecha de Él (Dios Padre), que estaba sentado en el trono. NAS

Apocalipsis 5:9 “… por ustedes (Jesús) fue asesinado, y comprados para Dios con su sangre (Jesús), de todo linaje y lengua y pueblo y nación. UCSI

Apocalipsis 5:10 “Tú (Jesús) los has hecho para que sean un reino y sacerdotes para nuestro Dios…” UCSI

La doctrina de la Iglesia Pentecostal Unida sobre Jesús como “Dios,” bordea lo ridículo. En Apocalipsis 5:5, Jesús es descrito como siendo de la tribu de Judá. La doctrina de la Iglesia Pentecostal Unida nos quiere hacer creer que el Dios Todopoderoso tiene una “tribu” de la que Él se origina!

En Apocalipsis 5:6, Jesús está de pie como si estuviera muerto, ¿puede Dios morir? ¿Está el Dios Todopoderoso, Creador del cielo y la tierra, de pie como un “Cordero?”

¿Está Dios Todopoderoso a punto de ser sacrificado? y si es así, ¿para quién es sacrificado? Para sí mismo? Este es el orden secuencial de la Iglesia Pentecostal Unida y la doctrina trinitaria que coloca la Deidad en un hombre.  

En Apocalipsis 5:7, Jesús toma el rollo de la mano derecha del Uno (Dios) que está sentado en el trono. Si Jesús es Dios, de quién es está mano derecha? Si seguimos la lógica de “Jesús es Dios”, entonces Jesús tendría que ser una deidad mortal, y él tendría que utilizar la mano izquierda, para tomar el libro de la “mano derecha” de sí mismo! Es ridículo lo sé, y sí, estoy siendo un poco sarcástico, pero mi corazón es sólo para dar a conocer la verdad, no hacer daño a nadie!

En la siguiente serie de versos, tengo un código de palabras en negritas para indicar las palabras que se refieren a Dios Todopoderoso y las palabras en cursivas las que se refieren al hombre Jesucristo como el nombrado Cristo (el ungido).

Negritas= Deidad y la Humanidad = cursivas

Apocalipsis 11:15-17 Y el séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, diciendo, “El reino del mundo se ha convertido en el reino de nuestro Señor (refiriéndose a Dios Todopoderoso), y de su Cristo (en referencia a Jesús el hombre, el Cordero), y Él (“nuestro Señor”, en referencia a Dios Todopoderoso) reinará para siempre jamás “. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron sobre sus rostros y adoraron a Dios, diciendo: “Te damos gracias, Señor Dios, el Todopoderoso, que eres y que eras, porque has tomado tu gran poder y has comenzado a reinar. “(NAS)

Apocalipsis 15:1-4 El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, diciendo, “El reino del mundo se ha convertido en el reino de nuestro Señor y de su Cristo, y él reinará por los siglos de los siglos.” Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron sobre sus rostros y adoraron a Dios, diciendo: “Te damos gracias, Señor Dios, el Todopoderoso, que eres y que eras, porque has tomado tu gran poder y han comenzado a reinar. “UCSI

NOTA: Algunos dicen que debido a que ellos cantan la canción del Cordero, Jesús es, pues el Todopoderoso. Pero no debemos olvidar que también cantaron la canción de Moisés; Sin embargo, sabemos que Moisés no se convierte en el Todopoderoso. Dios habló sus palabras a través de Moisés y Jesús, pero sólo Dios es el Todopoderoso.

Apocalipsis 16:7 Y oí al altar, diciendo: “Sí, Señor Dios, Todopoderoso, verdaderos y justos son tus juicios.” (NAS)

Apocalipsis 16:14 Porque son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de todo el mundo, a fin de reunirlos para la guerra del gran día de Dios, el Todopoderoso. (NAS)

Apocalipsis 19:6 Y oí, por así decirlo, la voz de una gran multitud, y como el sonido de muchas aguas y como el sonido del estruendo de un trueno poderoso, diciendo: “¡Aleluya! Reina el Señor nuestro Dios, el Todopoderoso, . (NAS)

Apocalipsis 19:15 Y de su boca sale una espada aguda, para que con él puede golpear a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del ardor de la ira de Dios, el Todopoderoso. (NAS)

 Apocalipsis 21:22 Y no vi en ella templo, porque el Señor Dios, el Todopoderoso, y el Cordero son su templo. (NAS)

Errores de la Versión  del Rey Jaime en Apocalipsis 1:11

Es útil alistar los versículos en Apocalipsis que usan el término, “Alfa” y “Omega”. Para aquellos no familiarizados con el Griego, estas palabras no son más que las letras inicial y final del alfabeto Griego, (similares a nosotros diciendo: “A” a la “Z”). Los términos no sugieren, de sí mismos, la deidad, y ciertamente no se alinean con el concepto de la Trinidad; tampoco Alpha & Omega apoya la doctrina de que Jesús es el Dios de las Iglesias Pentecostales Unidas.

Alfa y omega representan el principio y el final de algo, por lo tanto, estas palabras tienen aplicaciones de Dios o del hombre, dependiendo del contexto y cómo son los términos utilizados.

Apocalipsis 1:8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. (Nueva Versión Internacional)

NOTA: Este versículo (1:8) se refiere al Padre, porque Él es el que comenzó y terminará esta creación, como nosotros los humanos lo sabemos. Sólo él es el “Todopoderoso” (o “pantokrator ‘).

Apocalipsis 1:11 dice: “Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último y, lo que ves, escríbelo en un libro, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, y vosotros, y á Pérgamo, y á Tiatira, y á Sardis, y á Filadelfia, y á Laodicea. “(King James Version)
 
NOTA: Los Traductores de la versión King James (Rey Jaime) agregaron las palabras, “el Alfa y la Omega” en el texto de Apocalipsis 1:11. Basaron su traducción falsa a los textos corruptos de la Vulgata Latina (un manuscrito de fecha tardía), y se insertaron convenientemente las palabras, “el Alfa y la Omega” en el texto de Apocalipsis 1:11 para cumplir el resto del Apocalipsis de Juan a los deseos de los eclesiásticos líderes de la Iglesia Católica Romana.

Las siguientes traducciones de la Biblia todos omiten las palabras “el Alfa y la Omega” en Apocalipsis 1:11 a, (1:11 a = la primera mitad del versículo solamente), porque los mejores manuscritos Griegos que son más auténticos, no incluyen estas palabras.

American Standard Version – diciendo: Lo que ves, escríbelo en un libro y envíalo a las siete iglesias… “

Biblia de las Américas – diciendo, “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias…”

Biblia de las Américas – Edición Actualizada – diciendo, “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesia …”

Nueva Versión Internacional – que decía: “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias…”

Darby Biblia – diciendo: Lo que ves escríbelo en un libro, y envíalo a las siete iglesias

Phillip Nuevo Testamento – diciendo, “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias…”

Versión Douay Rheims – Diciendo: “Lo que ves, escríbelo en un libro y envíalo a las siete iglesias que están en Asia…”

Weymouth Traducción del Nuevo Testamento – Decía: “Escribe sin demora en un rollo de una cuenta de lo que ves, y envíalo a las siete iglesias …”

Murdoch Nuevo Testamento – “Lo que ves, escríbelo en un libro, y envíalo a las siete iglesias …”

Rotherham, Biblia Enfatizada- diciendo: “Lo que ves, escríbelo en un pergamino, y envíalo a las siete Asambleas…”

Revised Standard Version – diciendo, “Escribe lo que ves en un libro y envíalo a las siete iglesias …”

Todas estas versiones de la Biblia antes mencionados omiten Alfa y Omega de Apocalipsis 1:11, y lanza la versión King James por el inodoro. Apocalipsis 1:11 Jesús es glorificado como el Hijo del hombre que habla con Juan, como se evidencia en Apocalipsis 1:18, a continuación:

Apocalipsis 1:18 “Yo (Jesús) soy el que vivo, yo estaba muerto, y he aquí que vivo por los siglos de los siglos! Y tengo las llaves de la muerte y el Hades.” (NVI)

NOTA: El Todopoderoso no puede morir, por lo que este es Jesús, el que murió. La versión King James agregó Alfa y Omega a Apocalipsis 1:11 para sentar un precedente en el principio del libro del Apocalipsis, si ellos falsamente probaron que Jesús es el Alfa y la Omega, ellos consideraron que sería aceptable, ya que su sesgo creía que de todos modos era Deidad. Para ellos, es probable que ni siquiera les pareció que lo hicieron con engaño o con malicia. Así es como Satanás empaqueta el mal, lo puso en un verso que era religiosamente aceptable, y tragaron el anzuelo! Pero el viejo diablo no se salió con su engaño, porque en los últimos días, Dios el Padre, que es el único Dios y el ÚNICO Todopoderoso, ha puesto en marcha a sus maestros en la escritura para exponer esta tradición desde hace mucho tiempo. La verdad os hará libres!

Apocalipsis 21:6 Y él me dijo: Hecho está. {Dios el Padre} soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Yo le daré el que tiene sed de la fuente del agua de la vida. (RV)

NOTA: Este es el Padre que habla, porque el siguiente versículo dice:

Apocalipsis 21:7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. (RV)

NOTA: Jesús, como hombre, venció. Dios el Padre no necesita vencer nada, porque Él es soberano, y el Todopoderoso. Jesús afirmó que venció:

Apocalipsis 3:21 (Jesús está hablando aquí) “El que salga vencedor le daré a él a sentarse conmigo en mi trono, como yo también vencí y me senté con mi Padre en su trono.” (NAS)

Comentario: Si hay tal cosa como las tres personas de Dios, como afirma la Trinidad, y todas las tres personas de Dios son co-iguales (como ha sido afirmado por los teólogos trinitarios), ¿cómo se explica Apocalipsis 3:21?

¿Es la segunda persona de la Trinidad menos igual al Padre, porque él tiene que “vencer?”
 
¿Dónde en las Escrituras podemos ver al Padre diciendo: “como yo también vencí y me senté con mi Hijo y el Espíritu Santo en sus tronos?”

¿Habrá un trono para cada persona de la Trinidad? ¿O será simplemente un trono, que pertenece a Dios, y es compartida por la herencia con Jesús su hijo?

Apocalipsis 22:13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. (RV)
 
Apocalipsis 21:13 habla de Jesús, como el que es el principio y fin de la creación de Dios para la redención. Literalmente, el griego dice lo siguiente:

Apocalipsis 21:13 “Yo, el alfa y el omega, el primero en orden de importancia (prootos), y la final (de lugar o tiempo), el jefe de rango (archee), y la celebración del acto (telos).

Jesús es la persona humana en todo rango (facultades delegadas) en el reino de Dios, su Padre. Jesús es de primera importancia, porque su sangre redimió a la humanidad a Dios. Jesús es el jefe en la clasificación en el reino de Dios, designado para ese puesto por su padre. Jesús es el acto de conclusión del plan de Dios, cuando todas las cosas se han hecho (en su sentido final), con sujeción a él, para que Dios sea todo en todos (véase 1 Corintios 15:27-28):

  • 1 Corintios 15:27-28 Porque él ha puesto todas las cosas bajo sus pies. Pero cuando dice: “Todas las cosas le están sujetas,” es evidente que se exceptúa a quien puso todas las cosas sometidas a él. Y cuando todas las cosas le son sometidos a Él, entonces también el Hijo mismo se someterá a Aquel que le sujetó todas las cosas a Él, para que Dios sea todo en todos. (NAS)

Sólo unos pocos pensamientos para ayudar a mis amigos, hermanos y hermanas en el cuerpo de Jesucristo, espero que esto ayude a entender las palabras alfa y omega.

Dios los bendiga a todos, todos y cada uno! Con mucho amor en la verdad,

Craigo

EL PADRE: SOLAMENTE EL DIOS VERDADERO

Por el Dr Javier Rivas Martínez (MD).

«No basta decir solamente la verdad, mas conviene mostrar la causa de la falsedad». Aristóteles ( AC 384-322 AC) Filósofo griego.

Decir que Cristo es “Dios verdadero”, es violentar terminantemente el significado de los textos que aclaran esta consideración que le pertence solamente al Padre, pudiéndose ver en Jn.17:3, y en su equivalente o paralelo 1 Jn. 5:20:

Jn. 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

1 Jn. 5:20 «Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna».

Para asimiliar el contenido de 1 de Jn. 5:20, en el modo que el autor de la epístola se refiere al Padre como el [verdadero Dios], habremos de leer primeramente el texto Jn. 17:5 con sentido común pertinente, y no en alocada ni pusilánime “ojeada”. Ya es hora de escrutar bien la Biblia, que no es historieta cómica vulgar. Cristo hace aquí una ineludible y notable separación, una enérgica distinción, entre él, que es el [enviado de Dios], y el Padre, que es el [único Dios verdadero].

Cuando este concepto repose en buen arraigo en nuestra bien intencionada razón, libre de prejuicios y de tradicionalismos doctrinales injustificables, no tendremos ninguna dificultad para comprender que 1 Jn.5:20 hace alusión al Padre como el [único Dios verdadero], pero nunca al Mesías Hombre, Jesucristo, que es el [Hijo de Dios], pero [nunca Dios].

Es de suma importancia dejar claro que en 1 Jn. 5:20 el pronombre demostrativo [Este] no se halla enlazado forzosamente al sustantivo de más proximidad, para el caso, el que vemos como [Jesucristo]. Para demostrarlo, tomaremos como ejemplo 1 de Jn.2:22. El pronombre demostrativo [Este] no insinúa al que es [Jesús el Cristo]. Si la regla no es modificable, ortodoxamente elástica, cosa que es improbable, cabría asegurar, por ende, que [Jesús el Cristo] es [Anticristo]:

1 Jn. 2:22 «¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el [Cristo?] Este es [anticristo], el que niega al Padre y al Hijo». (Enfatizado con corechetes. Espero además que se haya entendido con facilidad).

Creer que el Mesías Jesucristo en 1 Jn.5:20 es el «verdadero Dios», es hacerlo mentiroso, es contradecir la razón de haber dicho que Dios, su Padre, es el «único Dios verdadero» (Otra vez Jn.17:5). Esto no es factible, porque Cristo mismo hace un gran diferencia, que no pasa desapercibida en lo menor, entre su Padre, que es el [único Dios verdadero] y [él], quien ha sido [enviado] por el [exclusivo y verdadero Dios].

El pronombre demostrativo [Este] en 1 Jn. 5:20 está más bien relacionado con la locución precitada [al que es verdadero], y que sin lugar a dudas es aplicada al Padre y no a Jesucristo. Miramos que Cristo se ha referido a su Padre como el «único Dios» en Jn.17:5. Calificar a Cristo como “Dios verdadero”, es negar lo que Cristo aseguró de su Padre: Que es el «único Dios verdadero». Así de simple.

Podrá ver el amable lector otros ejemplos en las Santas Escrituras donde el pronombre demostrativo no se encuentra afiliado con el sustantivo que le antecede inmediatamente. Los textos al respecto son los siguientes (Búsquelos y léalos en su Biblia, por favor querido visitante):

Jn.1:40-41.
Jn.4:46-47.
Mt.27:57-58.
Hech.7:18-19.
Hech.7:35-36.

Cristo es «verdadero», como el creyente que es genuino, en el aspecto de haber sido «enviado» por el Padre para emprender y culminar los santos propósitos ya determinados en las Sagradas Escrituras. Los fariseos no creyeron que Cristo era el «verdadero» Hijo de Dios. Esto provocó a que lo tacharan sin pensarlo con cordura, por su falta de sobria capacidad para expecular sobre su digna persona, como un falso mesías. Cristo dio testimonio de ser el «verdadero» enviado de Dios, el Redentor del mundo, profetizado en la antigüedad, con sus palabras de amor y salvación. Su predicación irrefutable y su auto proclamación como el Mesías del Padre fue respaldada siempre por las Escrituras, dando veracidad en sus portentos y milagros de sanidad, en las misericordiosas liberaciones demoníacas que realizó en los hombres poseídos, de ser Hijo de Dios, de esta manera, el «verdadero». Su nacimiento virginal es constatado en el Nuevo Testamento, por lo que es consolidado efectivamente más como el [verdadero Hijo del Divino], el impecable Hombre que entregó su vida para muerte con el fin de dar vida a los que «estaban muertos en delitos y pecados» (Ef.2:1-10)

Texto para reflexión:

Ap. 3:7 «Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el [Verdadero], el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre . . . »

Amén.

Que Dios les bendiga siempre.

EL GRAN “YO SOY”: EL PADRE, EL HIJO, O AMBOS?

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Uno de los argumentos de los “Trinotercos” es que Cristo es el gran Yo Soy de Exodo 3:13,14 (Comparar con Juan 8:58), aduciendo que el mismo Hijo de Dios preexistente le habló a Moisés a través de la zarza ardiente para decirle: “Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob”. Pero si esta conclusión es cierta, yo me pregunto: ¿por qué Jesús no confirmó eso mismo cuando tuvo ocasión de hacerlo en el momento  que platicaba con los saduceos sobre la resurrección de los muertos en Marcos 12? Fíjense ustedes especialmente los versos 25 y 26, que dicen: “Porque cuando resuciten de los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los cielos. Pero respecto a que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés cómo le habló Dios en la zarza, diciendo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob?”. Aquí Jesús hace referencia al “Yo Soy” que habló con Moisés y lo llama Dios, pero en tercera persona (“como le habló Dios”). Aquí yo hubiera esperado que Jesús dijera: “¿no habéis leído en el libro de Moisés como le hablé yo a Moisés en la zarza, diciendo: Yo soy el Dios de Abraham, etc, o como le habló el Hijo de Dios en la zarza, diciendo: Yo soy el Dios de Abraham, etc?

Sinceramente cuando leo estos versos, y en particular el 26, me sabe muy extraño que Jesús hablara de un Dios en tercera persona, cuando supuestamente fue él mismo, en su preexistencia, quien habló tras la zarza ardiente. Aquí claramente Jesús hace un claro deslinde entre el único Dios que habló con Moisés y él. Pero esto no es para extrañarse, puesto que Pablo después revelaría que el Dios que habló en el AT  por su ángel o sus profetas, ahora en esta “dispensación de la gracia” lo que hecho a través del Hijo (Hebreos 1:1,2). Con esto Pablo descarta la idea de que Cristo en su supuesta preexistencia habló con Moisés en la zarza ardiente.

Algunos alegan, sin embargo, que la frase peculiar “Yo soy” (Ego Eimi) de Jesús es una clara alusión a Yahweh, quien es el gran “Yo Soy” del AT. ESto, sin embargo, haría dos personas que se llaman “Yahweh”, y eso se descarta totalmente leyendo el Salmo 110:1. Pero Jesús no es el único que usó la locución “ego eimi” (“yo soy”). En Juan 9:1-9 tenemos la historia del ciego de nacimiento. La historia es como sigue: “Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar. Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo. Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo. Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? Unos decían: El es; y otros: A él se parece. El decía: YO SOY (“Ego Eimi”). ¿Dirá alguno entonces que el ciego de nacimiento es también Dios, o el Yahweh del AT? No lo creo!

Todo apunta al hecho de que Jesús no es el Gran Yo soy del Exodo 3:13,14, aunque ambos usen esa misma locución “Yo Soy” pero en distintas circunstancias.

A MISTAKE WHICH OUTDOES ALL MISTAKES

By Anthony Buzzard

There is a piece of simple misinformation copied without examination by Bible commentator after commentator. It occurs in commentaries on Psalm 110:1, a verse which wins the prize for being the most often cited passage from the Old Testament in the New. Psalm 110:1 is likely (I hope soon) to have its day of fame. It is going to expose a colossal, long-held misunderstanding about the relationship of the one God to His unique Son Jesus.Psalm 110:1 is an inspired oracle about the Messiah, who since the ascension is sitting at the chief position next to God in the universe. Jesus loved this verse and so did the New Testament writers. They allude to it some 23 times. It is of massive significance in describing who Jesus is. Because its testimony is in direct contradiction to the traditional belief that Jesus is “God the Son,” it has suffered miserably at the hands of commentators, who by some extraordinary means actually misinform the public about the crucial Hebrew word for the second “lord” of Psalm 110:1.

Reformer Martin Luther was right to point out that Psalm 110 is “the chief psalm of our dear Lord Jesus Christ, in which his person, his resurrection, ascension and whole Kingdom are clearly and powerfully set forth.” The Psalm begins by announcing a solemn divine oracle. Jesus quoted this Psalm as vital spiritual information. He referred to David as here “speaking in the spirit” (Mat:22:43; Mark 12:36): “The Lord said to my lord, ‘Sit at My right hand until I put your enemies under your feet.’”

Of such fundamental importance was this proposition that it provided a New Testament proof text for defining the Divine Plan and Jesus’ relationship to his Father. It appears in the New Testament over and over again. What does this oracle reveal to us?

This verse has been an embarrassment to “received” traditional views of Jesus as “God the Son.” Psalm 110:1 in fact completely eliminates any such idea. Peter provides one of the many examples of the quotation of our verse. In his epoch-making sermon in Acts 2 Peter explained that the Hebrew Bible had predicted the elevation of Jesus to the supreme position in the universe next to God his Father. This happened at the ascension, and the words of Peter inform us of the status achieved by Jesus at the ascension. “For it was not David who ascended to heaven, but David himself said, ‘The LORD said to my lord, “Sit at My right hand until I make your enemies your footstool.”’ Therefore let the whole house of Israel know for certain that God has made him both Lord and Messiah, this Jesus whom you crucified”(Acts 2:34-36).

The reaction of Peter’s audience was suitably dramatic. They took the Apostle’s words with utmost seriousness: “Now when they heard this, they were cut to the heart, and they asked Peter and the other apostles, ‘What are we to do, brothers?’” (2:37).

It would be desirable for contemporary audiences to be as touched, if not outraged, by the constant misuse of this verse by tradition-bound commentary. Walk into a Christian bookstore and treat yourself to a perusal of one of the many commentaries available, both new and old. Here is one example among many I found recently: “Ps. 110:1, ‘The Lord said to my Lord’ describes a conversation between God the Father and God the Son.”

This is a complete falsehood, as we shall show!

The Jews as custodians of the Hebrew Bible are rightly insulted by the suggestion that there are two who are God, the one talking to the other! There is only one who is God. God never speaks to God. That would not be monotheism. And monotheism, belief that God is one and not more, is the absolute criterion of truth for us all.

The proof of the rudimentary fact that God is not speaking to God is found in the language of Psalm 110:1. But first another example of misinformation, this time from the 1000-page Commentary on Matthew by William Hendrikson: “In this Psalm David is making a distinction between YHVH (Jehovah) and Adonai – YHVH, then, is addressing David’s Adonai; or, if one prefers, God is speaking to the Mediator. He is promising the Mediator such pre-eminence, power, authority and majesty as would be proper only for One who, as to his person, from all eternity, was, is now, and forever will be God” (p.812, emphasis added).

This statement contains a major error of fact. The text does not say that YHVH is addressing David’s ADONAI! The word in the Hebrew text is not Adonai at all. Adonai is indeed the word (all 449 times) for the Lord GOD, that is, the supreme God of Israel. But the inspired word in this Psalm, found in all the originals, is not Adonai; it is adoni. There is a vast difference between these two words. Adonai is indeed GOD, the Lord. Adoni, by contrast, never refers (in all 195 occurrences) to the Lord GOD. It refers always to a human, that is, non-Deity superior (or occasionally to an angel). Adoni is never a title of Deity. It tells us always that the “lord” in question is someone who is not God,
but a human superior.

Here then in this marvelous Psalm we have a brilliant definition of the status of the Son of God, Jesus the Messiah. He is not Adonai (Lord GOD) but “my lord,” [adoni] the Messiah. The word provided by the Scripture which Jesus described as inspired and which he used to silence all counter arguments (Mat:22:46) is the Hebrew word for “lord” [adoni] which never designates GOD! This verse was alluded to massively in the New Testament, and Peter used it to define and demonstrate the status of Jesus at the right hand of the Father: he is the uniquely elevated human lord (Acts 2:36), but not a second GOD! The text should put an end to the centuries of dispute about who Jesus the Messiah really is. He is not God (which would make two Gods) but the one and only Lord Messiah, the man Christ Jesus, as Paul said in 1 Timothy 2:5, reflecting the information provided by Psalm 110:1.

Jesus is referred to as the lord Messiah over 100 times in the New Testament. He is called Christ or the Christ (Messiah) 516 times. That should be enough to convince us about who he really is.  He is the “our lord” of the ancient prayer “maranatha” (1 Cor:6:22).

I would ask the reader to ponder the extraordinary fact, without parallel in the history of Bible commentary, that the actual word for the second “lord” in our verse has been constantly misreported by those expounding the Bible. The error is very, very common. It actually appeared in the margin of Acts 2:34 in editions of the NASU Bible, where the note reads: “The Hebrew word in Psalm 110:1 is Adonai.” But it is not. And the fact can be checked by anyone consulting the original. (Strong’s does not show this distinction.)

Standard authorities are in no doubt at all about the immense significance of the difference between the forms of the Hebrew word for “lord.” The Hebrew text makes a clear-cut and consistent distinction between the one supreme Lord GOD and human (occasionally angelic) “lords.” The Hebrew text wants us to know exactly who is the Lord GOD (Adonai) and who is a human superior (adoni, my lord).

Every student of the Bible should know that when the personal name of the One God appears in English translations, the word is printed in English (in many versions) as LORD (all capitals). This tells us that behind the LORD (nearly 7000 times) lies the Hebrew word YHVH or Yahweh (sometimes pronounced Jehovah, though this is almost certainly not accurate). Another significant editorial policy is to write Lord (capital “L” but lower-case “ord”) when the Hebrew word is Adonai (= the Lord GOD, the supreme Lord). But when in the Hebrew text we have the word adoni (pronounced in Hebrew “adonee”) then many English translations have the word “lord” (lower-case “l”). For example, Sarah (Gen:18:12) referred to Abraham her husband as “adoni,” my lord, not Adonai (the Lord GOD)!

That distinction between the Lord GOD and a human lord or superior is faithfully reflected by: the English Lord (capital L), as distinct from lord (lower-case l). 

However, when translators arrived at Psalm 110:1, they broke their own rules and wrote the second “lord” (adoni) as Lord (with capital). You will find this misleading inconsistency in the King James, NIV and many other versions. The Roman Catholic Bible most accurately kept a lower-case “l” on the second “lord” telling us that the word was “adoni” (= my human, not Deity lord) and not Adonai, the Lord GOD. The Revised Version of 1881 (the first correction of the KJV of 1611) wrote “lord” and thus emended the KJV mistake. The RSV and NRSV followed suit and correctly wrote “lord.” BBE (Basic Bible in English) and the Jewish Publication Society also rightly provided us with the truth about that second “lord” by writing it with lower case “l.”

The difference between God and man is the most significant of all distinctions, and it is carefully and precisely given us in Psalm 110:1, which the New Testament uses universally to define the status of Jesus in relation to God.

Jesus is the human being, the “man Messiah” (1 Tim. 2:5) at God’s right hand. This fact, which Satan does not like and wants to suppress, tells us of the amazing position God has granted to a sinless, virginally begotten man, Son of God (Luke 1:35), installed at the right hand of God’s own throne in heaven. Jesus of course will leave that position and come back to the earth at his future coming to take up his position on the throne of David in Jerusalem (Luke 1:32, etc.).

There is only one who is God, the Creator of all things, in the Bible. He is the Father, indeed the “God and Father of our Lord Jesus Christ” (Rom:15:6; 2 Cor:1:3; Eph:1:3; 1 Pet:1:3). Paul put it this way: “There is to us [Christians] one God, the Father” (1 Cor:8:6). Paul went on to add that we also recognize “one Lord Jesus Christ.” But that Lord Jesus Christ is not the Lord GOD! He is the Lord Christ and was announced with this title when the angels told the shepherds, “Today in the city of David there has been born for you a savior who is the Lord Christ” (Luke 2:11, literally the “Messiah/Christ Lord”; cp. Col:3:24; Rom:16:18).

Luke adds a few verses later that Jesus can also rightly be called “the Lord’s Messiah” (2:26). He is the Christ who belongs to the LORD GOD. When the two blind men appealed to Jesus to have their sight restored, they touchingly addressed him as “Lord, son of David” (Mat:20:31) and even the pagan, Canaanite woman pleaded with Jesus to help her with her demonized daughter. She expressed her faith in the true Messiah as “Lord, son of David” (Mat:15:22).

Elizabeth, the mother of John the Baptist, was thrilled to greet Mary when she was pregnant with Jesus. She rejoiced that she was in the company of “the mother of my lord” (Luke 1:43). She meant of course not “the mother of God,” but the mother of my lord, the Messiah. This was the “my lord” of Psalm 110:1 (adoni). A ghastly twist was given to the Christian faith when later Bible readers began to speak of “the mother of God.” (I heard a Catholic priest say that God had asked Mary to be His mother!) This is standard language in the Roman Catholic system, but Protestants equally speak of Jesus as being God! For some illogical reason they balk at the idea that Mary is the “mother of God.” But why should they? Constantly one hears that “Jesus is God.” Mary ought really then to be called the “mother of God” in the Protestant system. Readers ought to ponder this interesting fact. 

But most importantly they should ponder deeply the distressing and amazing fact that Bibles and Bible commentaries have in many cases not permitted you to know that Jesus in Psalm 110:1 is not Adonai, the Lord GOD, but adoni, my lord, the human Messiah. 

All the centuries of strife and confused argumentation which eventually led to the “creeds” could have been avoided if the adoni (“my lord” of Ps. 110:1) had been recognized as the perfect definition of the Messiah not as LORD GOD, but as Lord Messiah.

Currently the battle over the identity of Jesus continues and Psalm 110:1 is not being recognized as the appropriate corrective to centuries of misunderstanding. It is not uncommon for the following kind of comment to appear on Paul’s classic monotheistic statement in 1 Corinthians 8:6. Paul tells us that “there is one God, the Father…and one Lord Jesus Christ/Messiah.”

Astonishingly the Oxford Bible Commentary has this to say:
“The Jewish Shema (‘Hear, O Israel, the Lord our God is one Lord,’ Deut. 6:4 and affirmed by Jesus in Mark 12:29) is here split apart into a statement about God the Lord, the Creator of the world and the goal of salvation, and a matching statement about the Lord, now taken to be Jesus Christ, the medium of creation and redemption. … The way in which Paul reads them both out of the Jewish declaration of monotheism is suggestive of the ways in which Christian theology will struggle to define Christ’s exalted status without falling into ditheism
[belief in two Gods]” (p. 1121).

The Shema is “split apart”?! The Shema of Deuteronomy 6:4 and of Jesus in Mark 12:29 has now been supplemented and expanded to include two who are God? This is precisely what Paul does not mean. He carefully distinguishes the ONE GOD, who is the Father, from the one Lord Jesus Messiah. The Messiah is not the ONE GOD, and the difference between them is exactly the difference declared 1000 years earlier by Psalm 110:1 in which as we have seen YHVH speaks to the Messiah in a prophetic oracle, and defines the Messiah not as the LORD GOD but as the human lord Messiah, adoni.

Tampering with the biblical creed (splitting it apart) which defines God as the Father of Jesus is unwise. If Psalm 110:1 had been fully recognized instead of being widely misrepresented in regard to the actual Hebrew words of the text, centuries of argumentation could have been avoided and today the great “monotheistic” religions would have common ground, rather than being hopelessly at odds over who and how many God is (Jews, Christians and Muslims).

There is a simple message here: Instead of the brain-breaking difficulties and infinitely complex vocabulary of Trinitarianism, Jesus offers us an easier burden. He affirmed the great unitarian creed of Israel (Mark 12:29) as did Paul (1 Cor:8:4-6). The astonishing new fact since the ascension is that there is a glorified, immortalized Son of God, a human being by origin (Mat:1:18, 20; Lk:1:35), whom God has honored by taking him to be with Him at His throne of the universe. Jesus, the Lord Messiah, Son of God is now waiting to return to this planet. He remains at the right hand of God until he is given the signal to come back to the earth. He will then inaugurate the long prayed-for Kingdom. With the saints of all the ages he will supervise the first ever successful world government. We need that day!

Agradeceremos si alguno pudiera traducir este estudio porque no tengo suficiente tiempo para hacerlo. Gracias. Apologista

DIOS ES UNO: LOS VERSOS BÍBLICOS QUE LOS “TRINOTERCOS” NO QUIEREN VER

Sólo hay un Dios: EL PADRE. Sólo adoramos al PADRE. No existe otro Dios por naturaleza que el Padre, Yahweh, el Dios de Israel. Otros pueden ser “llamados” dioses, pero sólo el Padre Yahweh es verdaderamente Dios y el Padre es UNO SOLO. Quien no adore al UNICO DIOS del cristianismo (según enseñó el propio Jesús) obviamente NO ES CRISTIANO. (EL PADRE ES EL UNICO DIOS VERDADERO DE LOS CRISTIANOS: Juan 17:3, 1 cor 8: 6, 1 tim 2: 5, DIOS ES UNO SOLO: Deut: 6: 4, Marcos 12: 28 – 34, Gal 3: 20, Santiago 4: 12, Isaias 45: 14)

27 TEXTOS BIBLICOS QUE ENSEÑAN CLARAMENTE QUE HAY UN DIOS 

No hay solamente uno o dos pasajes ambiguos que enseñan que hay un solo Dios, sino muchos pasajes que claramente declaran esta verdad cardinal de la Biblia. Cada uno de los siguientes 27 pasajes bíblicos enseñan explícitamente que hay uno, y solo un Dios.

(1) Deuteronomio 4:35, 39 — A ti te fue mostrado, para que supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de él. Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro.

(2) Deuteronomio 6:4 — Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.

(3) Deuteronomio 32:39 — Ved ahora que yo, yo soy, y no hay dioses conmigo; Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; y no hay quien pueda librar de mi mano.

(4) 2 Samuel 7:22 — Por tanto, tú te has engrandecido, Jehová Dios; por cuanto no hay como tú, ni Hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oido con nuestros oidos.

(5) 1 Reyes 8:60 — A fin de que todos los pueblos de la tierra sepan que Jehová es Dios, y que no hay otro.

(6) 2 Reyes 5:15,16 — Y volvió al varón de Dios, él y toda su compañía, y se puso delante de él, y le dijo: He aquí ahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel. Te ruego que recibas algún presente de tu siervo. (16) Mas él dijo: Vive Jehová, en cuya presencia estoy, que no lo aceptaré. Y le instaba que aceptara alguna cosa, pero él no quiso.

(7) 2 Reyes 19:15 — Y oró Ezequías delante de Jehová diciendo: Jehová Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra.

(8) Nehemías 9;6 — Tú solo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran.

(9) Salmos 18:31 — Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?

(10) Salmos 86:10 — Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas; Sólo tú eres Dios.

(11) Isaías 37:16,20 — Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste los cielos y la tierra. (20) Ahora pues, Jehová Dios nuestro, líbranos de su mano, para que todos los reinos de la tierra conozcan que sólo tú eres Jehová.

(12) Isaías 43:10-11 — Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. (11) Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.

(13) Isaías 44:6,8 — Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mi no hay Dios. (8) No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oir desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.

(14) Isaías 45:21 — Proclamad, y hacedlos acercarse, y entren todos en consulta; ¿quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino yo Jehová? Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí.

(15) Isaías 46:9 — Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí. 

(16) Oseas 13:4 — Mas yo soy Jehová tu Dios desde la tierra de Egipto; no conocerás pues, otro dios fuera de mí, ni otro salvador sino a mí.

(17) Joel 2:27 — Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro y mi pueblo nunca jamás será avergonzado.

(18) Zacarías 14:9 — Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.

(19) Marcos 12:29-34 — Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a tí mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él; y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, en más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús entonces, viendo que había respondido sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios. Y ya ninguno osaba preguntarle.

(20) Juan 17:3 — Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

(21) Romanos 3:30 — Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión.

(22) 1 Corintios 8:4-6 — Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que no hay más que un Dios. Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él.

(23) Gálatas 3:20 — Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno.

(24) Efesios 4:6 — Un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

(25) 1 Timoteo 1:17 — Por tanto, al Rey do los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

(26) 1 Timoteo 2:5 — Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

(27) Santiago 2:19 — Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

UN SOLO YAHWEH (JEHOVÁ)

Un Yahweh

Una enseñanza común a todo lo largo del Judaísmo Mesiánico y de la Cristiandad es que el Mesías Yahshúa preexistió como el “Yahweh” (YHWH) del Antiguo Testamento. Esta enseñanza toma dos formas. Para algunos, Yahshúa es el único e incomparable “Yahweh”. Para otros, él es un segundo “Yahweh” (siendo su Padre el otro “Yahweh”). El último concepto es conocido como “el YHWH mayor e menor”. ¿Pueden ser cualquiera de los dos conceptos verdaderos?

Este estudio tratará de ocuparse del asunto de si el Hijo fue o no llamado “Yahweh” en el Antiguo Testamento. Digo, “el Antiguo Testamento” porque es muy posible que Yahshúa llevara el nombre “Yahweh” en algún sentido, ya sea ahora, o en el futuro. Este estudio no se ocupará del concepto de Yahshúa siendo el “único e incomparable Yahweh” (Unidad). Ese es un asunto separado que está abordado en este sitio Web.

Para empezar, establezcamos referencias para varios versículos que están unidos en su mensaje de que hubo sólo un ser conocido como “Yahweh” en aquel entonces.

1. “Ahora, pues, oh Yahweh Dios nuestro, sálvanos, te ruego, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que sólo tú, Yahweh Elohim, eres Dios”(2 Rey..19:19).

2. “Tú solo eres Yahweh; tú hiciste los cielos,. . .” (Neh.9:6).

3. “Y conozcan que tu nombre es Yahweh;Tú solo Altísimo sobre toda la tierra.” (Sal.83:18).

4. “ÉPara que todos los reinos de la tierra conozcan que sólo tú eres Yahweh” (Isa.37:20).

5. “Yo soy Yahweh, y ninguno más hay;.. .” (Isa.45:5).

6. “Para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo Yahweh, y ninguno más que yo” (Isa.45:6).

7. “Porque así dijo Yahweh, que creó los cielosÉyo soy Yahweh, y no hay otro” (Isa.45:18).

8. “Y Yahweh será rey sobre toda la tierra. En aquel día Yahweh será uno, y uno su nombre” (Zac. 14:9).

9. “Oye, Israel: Yahweh nuestro Dios, Yahweh uno es” (Deut.6:4).

Cada uno de los versículos de arriba es didáctico, es decir, nos instruyen claramente. De estos versos, debemos aprender que, en el tiempo en que los versículos fueron declarados / escritos, no hubo otro ser en el universo que llevó el nombre “Yahweh” excepto al sujeto dirigido. Ezequías, Nehemías, Asa, Isaías, Zacarías, Moisés, y Yahweh mismo entendieron este hecho crucial.

¿Cómo guarda relación este hecho con la enseñanza de que Yahshúa es un segundo Yahweh? Es simple. Si Yahshúa existió en los tiempos del Antiguo Testamento como “Yahweh”, entonces Su Padre no podría ser “Yahweh” igualmente. Si el Padre existió como “Yahweh” en los tiempos del Antiguo Testamento, entonces Yahshúa no podría ser “Yahweh” igualmente. Éstos son hechos innegables de la lógica. Si están equivocados, entonces todos los autores de arriba nos han enseñado falsamente.

Los proponentes de esta teoría de que Yahshúa es un segundo Yahweh o YHWH menor concluyen eso entendiendo mal los siguientes versículos que parecen aplicar el nombre “Yahweh” al Hijo. Cuando es correctamente entendido, sin embargo, esos mismos versículos no enseñan nada de eso. Si lo hicieron, ¿entonces cómo ellos pueden ser armonizados con los versos didácticos alistados arriba?

Génesis 19:24

 “Entonces Yahweh hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Yahweh desde los cielos”;

    A primera vista parece haber dos Yahwehs, uno en el cielo y uno en alguna parte cerca de Sodoma y Gomorra. Ésta es meramente una figura de dicción peculiar para el idioma Hebreo, un modismo. Los modismos similares son vistos en Eze.11:24 (dos Espíritus), Zac.10:12 (dos Yahwehs), Gen.17:23 (dos Abraham), y 1 Rey.8:1 (dos Salomón).

Deuteronomio 6:4

“Oye, Israel: Yahweh nuestro Dios, Yahweh uno es. 

Es creído por muchos que la palabra “echad,” traducida “uno” significa “unidad compuesta”, no singularidad. Las Escrituras prueban que esta creencia es falsa. Note Num. 7:13-82 donde “echad” es traducido 84 veces y cada vez quiere decir uno como en el número uno, singularidad. Considere también Gen.2:1 – una costilla y Dan.9:27 – una semana.

El Judaísmo histórico no le da a echad el significado de pluralidad o unidad compuesta como se ve en la Encyclopedia Judaica, Vol. 14, p.1373: “Quizá desde tiempos antiguos, pero ciertamente desde más adelante, la palabra echad (uno) se entendió que también significaba único. Dios no es sólo uno solo y no muchos, sino que El es completamente otro de lo que quiere decir el paganismo por dioses”. Note también El Comentario Judío, Edición Soncino, p.770: “Él es uno porque no hay otro Elohim que El; pero El es también uno, porque El es totalmente diferente a cualquier otra cosa en existencia. Él es por consiguiente no sólo uno, sino el Solo y Único Elohim”.

Quizá la prueba más conclusiva de que echad tiene el significado de solo o único nos viene a nosotros del mismo Mesías en Mar.12:28-34. Cuando se le pregunta cuál mandamiento fue el más importante, Yahshúa responde citando la Shema. En respuesta a su contestación el maestro contestó, “bien has dicho que Yahweh es uno y no hay otro sino El”. Aunque Yahshúa específicamente no dijo “no hay otro sino El” el maestro entendió ese significado para ser implicado en la palabra echad o uno. Yahshúa admitió que el maestro contestó sabiamente, confirmando por eso la comprensión correcta del maestro del significado del Shema.

Es verdad que echad era usado en versículos tales como Gen.2:24 y Gen.41:25. Allí vemos a dos personas convirtiéndose en una carne y dos sueños teniendo un significado. La llave aquí es que dos se convierten en uno. ¡En la Shema, sólo vemos a un individuo, Yahweh, proclamado ser uno! No dice, “y los dos Yahweh se convirtieron en uno”. En los dos versículos en Génesis, no vemos a uno convirtiéndose en dos. Pero eso es lo que las personas están tratando de hacer con la Shema. Dicen que uno quiere decir dos y por consiguiente, debe haber dos Yahwehs. ¡Qué cosa sin sentido.

 Isaías 6:5 con Juan 12:41

“Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Yahweh de los ejércitos” (Isa. 6:5).

“Estas cosas dijo Isaías, cuando vio su gloria, y habló de él”

Una lectura superficial nos lleva a creer que el “su” y “él” de versículo 41 se refieren a Yahshúa y se enlaza con el verso 37. Por el bien de la claridad estos versículos serán escritos con corchetes que designa al hablante. Jn.12:37,38;

“Pero a pesar de que [Yahshúa] había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en él [Yahshúa];  para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo:  Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio?  ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor?”

(Lo subrayado es una cita de Isa.53:1. El “brazo de Yahweh” es la referencia de Isaías al Mesías). El pasaje continúa con los versículos 39-41;

“Por esto no podían creer, porque también dijo Isaías:  Cegó [Yahweh] los ojos de ellos, y endureció su corazón; Para que no vean con los ojos, y entiendan con el corazón, Y se conviertan y yo [Yahweh] los sane. Isaías dijo esto cuando vio su [Yahweh] gloria, y habló acerca de él [Yahweh]”. 

El versículo 40 (subrayado) es una cita de Isa.6:10. Juan está citando un segundo pasaje de Isaías para mostrar porqué ellos no podrían creer en Yahshúa; porque Yahweh los cegó. Verso 41 por consiguiente, se refiere a Isa.6:10, no Isa.53:1. En Isa.6:1-3 Yahweh se ve en toda Su gloria. Esa es la gloria referida en el verso 41. No fue la gloria de Yahshúa y Yahshúa no estaba siendo llamado “Yahweh”.

Isaías 8:14 con 1 Pedro. 2:8

“Entonces él será por santuario; pero a las dos casas de Israel, por piedra para tropezar, y por tropezadero para caer, y por lazo y por red al morador de Jerusalén” (Isa.8:14).

“Y unaPiedra de tropiezo, y roca que hace caer,porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados ” (1 Ped. 2:8)

Pedro aquí está aplicando una parte de Isa. 8:14 al Mesías. Debe ser entendido en el sentido de que, puesto que Yahshúa es el representante de Yahweh o el agente (Hebreo – Shaliach), lo que fuere que Yahshua haga lo es acreditado a Yahweh o es como si Yahweh lo hizo. Isaías dice que Yahweh será una piedra de tropiezo. Yahweh entonces causa que Israel tropiece con Yahshúa que los hace a ellos dos piedras de tropiezo. “La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo. De parte de Jehová es esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos” (Sal.118:22,23).

Isaías 40:3 con Mateo 3:3

Puesto que Juan el Bautista precedió a Yahshúa, Isa. 40:3 y Mat. 3:3 son frecuentemente usados para probar que Yahshúa es llamado Yahweh. Isa.40:3 lee:

“Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Yahweh; enderezad calzada en la soledad a nuestro Elohim”.

De todo el N.T. los versículos que cita Isaías, Lu.3:4-6 ayuda a nuestra comprensión porque incluye Isa.40:4 y 5. Dice:

“Como está escrito en el libro de las palabras del profeta Isaías, que dice: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino de Yahweh; enderezad sus sendas. Todo valle se rellenará, Y se bajará todo monte y collado; Los caminos torcidos serán enderezados, Y los caminos ásperos allanados;  Y verá toda carne la salvación de Yahweh”.

“Preparen el camino de Yahweh” no quiere decir: “Quítense del Camino porque Yahweh viene”. Y así es que cuando Yahshúa viene ellos creen que él es Yahweh.

¿Cómo sería preparado “el camino”? Llenando valles, nivelando montañas, enderezando caminos, etc. Este trabajo no debe ser entendido literalmente, sino espiritualmente a través de la humillación de aquellos en posiciones exaltadas y la restauración de la verdad. ¿Quién debió hacer ese trabajo? Jn.4:34 dice,

“Yahshúa les dijo: Mi comida es hacer la voluntad del que me envió y terminar su trabajo”.

El todopoderoso Yahweh nombró a Su Hijo Yahshúa para terminar su obra. Yahshúa fue el instrumento de Yahweh en la realización de Su gran plan. Yahshúa es el “mensajero del Pacto, el Siervo de Yahweh,” y “la salvación de Yahweh”. Jn.14:6 llama a Yahshua “el camino”. Él es “el camino de Yahweh”; la manera a través de la cual Yahweh terminará Su trabajo. Yahshúa no es llamado “Yahweh” en estos versículos.

Isaías 45:23 con Filipenses 2:10,11

“. . .Que ante mí toda rodilla se inclinará, toda lengua jurará. Y se dirá de mí: Ciertamente en Yahweh está la justicia y la fuerza: . . .” (Isa.45:23,24)

“Para que en el nombre de Yahshúa se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;   y toda lengua confiese que Yahshúa ha Mashiaj es el Señor, para gloria de Elohim Padre” (Fil.2:10,11).

Pablo aplica porciones de Isa.45:23 a Yahshúa en Fil.2:10,11. Eso no quiere decir que también está aplicando el Nombre “Yahweh” a él igualmente. Jn.5:23 nos ayuda a entender esto. Si usted no honra al Hijo, por extensión, usted no honra al Padre. Y Jn.15:23; Si usted odia el Hijo, por extensión, usted odia al Padre. Si usted dobla sus rodillas al Hijo, por extensión, usted dobla sus rodillas al Padre. Observe que lo que es jurado en Isa.45:23,24 no es lo que está jurado en Fil.2:11. (Toda lengua confesará o jurará que Yahshúa es kurios “Señor”). Esa misma palabra (kurios) fue aplicada a hombres en varios otros versículos como Jn.12:21. Es sólo una referencia para Yahweh cuando es una cita directa de un versículo del Antiguo Testamento que contiene el Tetragrammaton que Isa.45:23 no contiene.

Jeremías 23:5,6

“En sus días [Yahshúa] será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre [Yahshúa] con el cual le llamarán: Yahweh, justicia nuestra.” “. Paréntesis mío.

Aquí Yahshúa es llamado “Yahweh justicia nuestra”. En Jer.33:16, Jerusalén se llama también “Yahweh justicia nuestra”. Lee así,

“En aquellos días Judá será salvo, y Jerusalén habitará segura, y se le llamará: Yahweh, justicia nuestra.”.

Note el uso engañoso de mayúsculas en el KJV (VRJ) cuando se refiere a Yahshúa, pero no para Jerusalén. No niego que Yahshúa llevará este nombre en el futuro. Sin embargo, en el tiempo de que Jeremías dijo esto, Yahshúa no llevó este nombre. ¿Cuándo lo llevará él? ¡Cuando Judá sea salvo e Israel more en forma segura! ¿Se ha cumplido eso hasta ahora? No. Por consiguiente, Yahshúa no lleva este nombre aún.

Joel 2:32 con Hechos 2:21 y Romanos 10:13

“Y acontecerá, que quienquiera que invocare el nombre de Yahweh será salvo…” (Joel 2:32; Hechos 2:21)

“Cualquiera que invocare el nombre del Señor será salvo (Rom.10:13)

De todos los versículos que parecen llamar a Yahshúa “Yahweh”, éste sería el más convincente. Sin embargo, debemos recordar los nueve versículos que claramente enseñan que sólo un ser tuvo ese nombre en los tiempos del Antiguo Testamento.

Con Hechos 2:21, sabemos con seguridad que es una cita de Joel 2:32 basado en el contexto. Con Romanos 10:13,se asume quees una cita de Joel 2:32. Pablo, sin embargo, pudo haber escrito o pretendido que sea entendido como “Señor” en lugar de “Yahweh”.

Yahshúa es la forma escogida de salvación de Yahweh. Cuando acudimos al nombre “Yahshúa”, estamos realmente deciendo “Yahweh salva” o “la Salvación de Yahweh, que es lo que quiere decir “Yahshúa”.

Considere la declaración de Pablo en 1 Cor. 1:2;

“la iglesia de Elohim que está en Corinto, a los santificados en Yahshúa ha Mashíaj llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Yahshúa, Señor de ellos y nuestro”:

Usar la frase, “invocar el nombre del Señor,” no fue nueva para Pablo (Primera de Corintios se escribió antes de la epístola a los Romanos). Así es que cuando él se dirigía a los romanos con relación a la salvación, él simplemente añadió la locución “será salvo”.

Esta comprensión armonizará perfectamente bien con los nueve versículos didácticos anteriormente citados. Sin embargo, insistir que Pablo estaba citando a Joel en Rom. 10:13 creará una tremenda fricción entre esos versículos. Me aventuro a decir, una fricción y una falta de armonía que no podrían resolverse.

Zacarías 12:10 con Juan 19:37

“Y derramaré [Yahweh] sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito”.

La palabra “mi” obviamente no armoniza bien con los pronombres “él” y “su” que siguen. El mismo verso es citado en Jn.19:37;

“Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron”.

Juan nos da la comprensión correcta de este verso si, de hecho, él está citando en vez de repetir lo dicho por Zacarías. Si, no obstante, Zacarías 12:10 es traducido correctamente, entonces necesitamos buscar una interpretación que se mezclaría bien con nuestros nueve versículos didácticos.

Yahshúa dijo,

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.” (Mat.25:35,36).

Cuánto más aún Yahweh pudo decir esto concerniente al traspaso de Su Hijo unigénito; “En la medida  en que traspasaron a mi Hijo, ustedes me lo han hecho a mí”.

Conclusión

Hay probablemente otros versículos dudosos que no se cubrieron en este estudio, pero como usted puede ver, hay interpretaciones viables de tales versículos que se mezclan perfectamente bien con la enseñanza de los versos didácticos anteriormente citados. No deberíamos tratar de construir doctrinas en versículos dudosos, sino en versos que tienen una enseñanza evidente, sucinta.

1. “Ahora, pues, oh Yahweh Dios nuestro, sálvanos, te ruego, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que sólo tú, Yahweh, eres Dios. (2 Rey.19:19).

2. “Tú solo eres Yahweh . . .” (Neh.9:6)

3. “Y conozcan que tu nombre es Yahweh; Tú solo Altísimo sobre toda la tierra” (Sal.83:18).

4. “Para que todos los reinos de la tierra conozcan que sólo tú eres Yahweh. . .  ” (Isa.37:20)

5. “Soy Yahweh, y no hay nadie más. . .” (Isa.45:5)

6. “Para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo Yahweh, y ninguno más que yo” (Isa.45:6)

7. “Porque así dijo Yahweh que creó los cielos; . . . Yo soy Yahweh, y no hay otro” (Isa.45:18).

8. “Yahweh será rey sobre toda la tierra. En aquel día Yahweh será uno, y uno su nombre” (Zech. 14:9).

9. “Oye, Oh Israel: Yahweh nuestro Poderoso es un Yahweh” (De.6:4)

Hubo sólo un “Yahweh” en los tiempos del Antiguo Testamento. Un Hijo preexistente no podría haber llevado es nombre igualmente. 

http://www.intergate.com/~jcordaro/Un_Yahweh.html

¿VIO ISAÍAS LA GLORIA DE JESÚS? ¿ES JESÚS YAHWEH? (JUAN 12:42)

Profeta_IsaiasPero a pesar de que había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en él; para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo: [Yahweh], ¿quién ha creído a nuestro anuncio?  ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor [Yahweh]? Por esto no podían creer, porque también dijo Isaías:  Cegó los ojos de ellos, y endureció su corazón; Para que no vean con los ojos, y entiendan con el corazón, Y se conviertan y yo los sane. Isaías dijo esto cuando vio su gloria, y habló acerca de él. 

El Santo Nombre suministrados por nosotros está entre corchetes

“Estas cosas” que Juan habla arriba se refieren a dos capítulos diferentes de Isaías citado por Juan: Isaías 6 e Isaías 53. Así, el tiempo que se habla cuando Isaías vio la gloria de Yahvé en Jesús abarca todo el tiempo registrado por lo menos desde Isaías capítulo 6 a Isaías capítulo 53.

Según muchos, hay evidencia “clara” de que Jesús es Yahweh en las declaraciones de Juan como están registradas en Juan 12:37-41. En realidad si la intención de Juan era mostrar que Jesús es Yahweh, ciertamente lo hizo de una manera muy vaga y oscura. Sin embargo, no hay ninguna indicación de que esta era la intención de Juan. Su intención era mostrar cómo el Señor le había profetizado a través de Isaías sobre la ceguera de Israel en su conjunto, respecto al brazo del Señor. El “brazo de Yahvé” representa el poder de Yahvé y su gobierno. – Salmo 10:15, Ezequiel 30:21, Jeremías 48:25.

Como se ha señalado, Juan cita a partir de dos diferentes capítulos de Isaías: los capítulos 6 y 53. El versículo 40 es derivado indirectamente de Isaías 6:10. Juan se refiere a esto para mostrar por qué los Judios no pueden creer en Jesús – por el cual el brazo del Señor se ha hecho saber. Es porque el Señor ha ocultado la verdad de ellos. El versículo 41, a continuación, se remite a Isaías 6:10 [no Isaías 53:1], en el contexto de lo que Isaías había visto la gloria de Yahvé. En Isaías 6:8, es Isaías, que dice: “Aquí estoy, mándame!”, Cuando se le preguntó a Adonai quién iría para decirle al pueblo sobre “nosotros”. – Es decir, Adonai y todos los de la gloria del templo visto por Isaías.

Hay algunas diferencias de opinión en cuanto a si Adonai (o, Adonay) en Isaías 6:1,8 se refiere a Jesús o Yahweh. Por el momento, vamos a suponer que se refieren a Yahweh. Así que Isaías dice que va a hablar de Yahweh a la gente, lo que correspondería a la última observación de Juan en Juan 12:41, “y él [Yahweh] hablaba de él [Jesús].” Después de que Yahweh le permite a Isaías saber que la gente oirá, pero no entenderá, y en efecto, dice que él [Yahweh] los ha cegado, etc, que es el verso que se hace referencia indirectamente en Juan 12:40. En vista de ello, podría haber sido que Juan se refería al Dios de Jesús, Yahweh, mencionado en Juan 12:38, así como en el que hizo la ceguera en Juan 12:40. Así, “su gloria” mencionada en Juan 12:42 sería la gloria de Yahweh que Isaías vio, y no la gloria de Jesús en absoluto.

Podríamos agregar que muchas personas sí creyeron en Jesús, como dice Juan en Juan 12:42. Sin embargo, el presente mundo malo no es el tiempo cuando Jesús y sus santos son revelados a todos – sólo unos pocos creen. Su revelar al mundo será en la próxima era (Romanos 8:19-22, Apocalipsis 20:1-3, Isaías 2:2-4, 11:9; 25:7). Así, en esta época actual, el mundo sigue cegado por los engaños de Satanás. – 2 Corintios 4:4, Apocalipsis 12:9. 

Sin embargo, es posible que Juan sí quisiera decir que Isaías había visto la gloria de Jesús. Desde este punto de vista tenemos que observar en la escena de Isaías. El verso no tiene el tetragrama hebreo Yahweh, sino “el Señor” sentado en el trono. Algunas traducciones ponen Yahweh aquí, pero el Gran Rollo de Isaías (El Rollo del Mar Muerto) no tiene aquí * Señor, sino más bien, Adonai (o Adoni). Los escribas que añadieron los puntos vocales para tratar de distinguir Adonai y Adoni lo hicieron tantos siglos después de que Jesús estuvo en la tierra. Ellos añadieron la letra vocal en cada lugar donde se cree que el texto se refiere a Yahweh, pero su trabajo no es infalible, por lo que es posible que su adición del punto vocal en Isaías 6:1 es en realidad un error de su parte. Por lo tanto, podemos concluir que Isaías se refería en realidad a “mi Señor”, en relación con la venida del Mesías, como lo hizo David en el Salmo 110:1. Ahora se declara que “Nadie ha visto a Dios en ningún momento. El Hijo unigénito, que está en el seno del Padre, Él ha dado a conocer. “(Juan 1:18, Versión New King James). Entonces debemos entender que Isaías vio la gloria de Dios” en el rostro de Jesucristo” que es “el resplandor de la gloria del Padre y la imagen de su persona. “(2 Corintios 4:6). En Isaías 6:8 también es Adonai (o Adoni, mi Señor, el Señor Jesús) que da el mensaje y pronuncia la sentencia. Por lo tanto, creemos que Adonai como aparece en el texto masorético de Isaías 6:1,8 en realidad debería ser adoni, refiriéndose al Señor de Isaías (como David se refiere a “mi Señor” en el Salmo 110:1), es decir, Jesús.

==========
* El Gran Rollo de Isaías admite que la palabra traducida como “Señor” en Isaías 6:1,8 no es el Yahweh, sino que fue originalmente Adonai (Señor Altísimo), o Adoni (mi Señor).

http://name.reslight.net/?p=27El Espíritu Santo nos revela a través de las Escrituras que Jesús recibe su herencia y dominio (poder) de Yahweh. Su poder y autoridad que le es dado por su Dios, su Ser Supremo. Jesús no es Yahweh [su Dios y Padre] que le da este dominio, toda autoridad y potencia (con la excepción evidente del mismo Dios – 1 Corintios 15:27), pero el ejercicio de este poder y la autoridad de Jesús es todo para la alabanza de Yahweh, el Dios y Padre del Señor Jesús. Los escritores de la Biblia nunca afirmaron que Jesús es la última “fuente” de su propio poder. – Salmo 2:6-8; 45:7; 110:1,2, Isaías 9:6,7, 11:2; 42:1, 61:1-3, Jeremías 23:5; Daniel 7:13,14 , Mateo 12:28, 28:28, Lucas 1:32; 4:14,18, 5:17, Juan 3:34; 5:19,27,30; 10:18,36-38, Hechos 2:22 , 10:38, Romanos 1:1-4, 1 Corintios 15:27, 2 Corintios 13:4; Colosenses 1:15-16, 2:10, Efesios 1:17-22, Filipenses 2:9-11, Hebreos 1:2,4,6,9, 1 Pedro 3:22.

Además, Jesús refleja la gloria de Dios, por lo que la gloria de Yahweh se veía en Jesús como el representante de Yahweh. Mientras Jesús realizaba sus milagros, la gloria de Yahweh se veía en Jesús. (Mateo 9:8; Mateo 15:31, Marcos 2:12, Lucas 5:26, 7:16, 13:13, 23:47, Juan 11:40, 13:31,32) Todos se postrarán a Jesús para la gloria de Dios. (Filipenses 2:11) Es la gloria de Yahweh que se revela a través de Jesús y la Iglesia durante el gobierno del Milenio. – Salmo 2:6, Isaías 11:9; 9:6,7, 60:2, Juan 11:40, 13:31, Apocalipsis 21:10,11.

En cualquier caso, la referencia en Juan 21:41 ciertamente no se identifica a Jesús como Yahweh, como es enseñado por muchos creyentes en la Trinidad, así como algunos otros que quieren creer que Jesús es Yahweh.

Fuente:http://godandson.reslight.net/?p=515 

(Traducido del inglés)

¿ES JESÚS YAHWEH?

getsemaniLa mayoría de los cristianos han creído que Jesús era y es Dios. Un tipo de evidencia bíblica que algunos citan COMO apoyo es la supuesta identificación de Jesús con Yahweh, que es el nombre de Dios. Una de sus principales citas esta en el Evangelio de Juan.

El Evangelio de Juan es único en que tiene varios dichos de Jesús en la que dijo “Yo soy”. A menudo se suministra un predicado, pero a veces no, dejando cierta ambigüedad.

Una vez Jesús dijo, “Yo soy la luz del mundo” (Juan 8.12). Sus adversarios se opusieron y él contestó, “‘Si no creéis que yo soy, moriréis en vuestros pecados”. “Así que le decían:” ¿Quién eres? “Jesús les dijo:’ ¿Qué les he estado diciendo a ustedes desde el principio? “(Juan 8,24-25). Él decía que era el Hijo del hombre (3,13-14). (The New American Standard Bible añade: “Él,” después de “Yo soy” pero no está en el texto griego.)

Algunos tradicionalistas—los que creen que Jesús era Dios— afirman que la locución “yo soy” de Jesús sin el predicado, especialmente en Juan 8, es un reclamo indirecto de que él era Yahweh debido al incidente de la milagrosa zarza ardiente registrado en el Antiguo Testamento (AT) .

El ángel del Señor [Yahveh] apareció a Moisés en una zarza ardiente que no se consume, y le habló a Moisés en nombre de Yahvé. Y Dios le dijo a Moisés que lo usaría para liberar a los israelitas de la esclavitud egipcia para llevarlos a la tierra prometida (Ex 3,1-10). Moisés le preguntó cómo se debe responder a los israelitas, si me preguntan, “¿Cuál es su nombre?” Dios respondió: “Yo soy quien soy, y Él dijo:” Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros “(v. 14). Este “Yo soy” es traducido del vocablo ehyeh del texto hebreo, el cual significa” el auto-existente”.

El Jesús de Juan no habría podido implícitamente ser identificado como el “YO SOY”, el Ser-auto existente, porque él afirmaba exactamente lo contrario de sí mismo (Ver Juan 5,19, 30). Él Dio a conocer sus deficiencias, añadiendo en Juan 8,28: “Cuando sea levantado el Hijo del Hombre [por crucifixión], entonces sabréis que yo soy, y no hago nada por mi propia iniciativa, sino que yo hablo estas cosas como el Padre me enseñó. “Por lo tanto, Jesús admitió que él dependía del Padre en todo, incluso de sus palabras y obras. Y deja claro que lo que quiere decir con las palabras “Yo soy él” es que “Yo soy el Hijo del Hombre”.

Interpretar los  tres dichos “Yo soy” sin el predicado en Juan 8-vv. 24, 28, y 58-como un reclamo indirecto de que él es Yahweh es muy arbitrario, y muchos eruditos tradicionalistas lo han rechazado. Juan Calvino fue uno de ellos, diciendo del v. 24: “Algunos de los escritores antiguos han deducido de este pasaje la esencia divina de Cristo, pero esto es un error.” Además, de haber creído los opositores de Jesús de que él se estaba identificando con Yahweh, ellos lo hubieran considerado un blasfemo y digno de lapidación.

Lo peor cosa de esta interpretación de Exo. 3.14/Deutero-Isaías de las expresiones “Yo soy” de Jesús en Juan 8, es que lo presentan como que dice que si la gente no cree que él Yahweh, morirán en sus pecados y por lo tanto no se salvarán.

Algunos de los  otros “yo soy” de Jesús muestran claramente que no se identificó a sí mismo como Yahweh, lo que sugiere que tampoco en Juan 8. Por ejemplo, Marcos registra que Jesús dijo, “Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo, ‘Yo soy el Cristo” y engañarán a muchos “(Mar.13.5). Mientras que Marcos y Lucas tienen “Yo soy Él”, Mateo tiene, “Yo soy el Cristo” (Mateo 24.5). Se debe concluir que este dicho “Yo soy”, sin el predicado, no quiere decir que Jesús era Yahweh. Rudolf Bultmann, explica el Yo Soy de Jesús en Juan 8,24, 28, diciendo “todo lo que él es (Yo soy) puede referirse al título misterioso “Hijo del Hombre”.

Algunos tradicionalistas afirman que la práctica ocasional del apóstol Pablo de la aplicación de pasajes del AT sobre Yahweh a Jesús indica que él creía que Jesús era Yahweh. Los ejemplos más prominentes son las citas de Pablo de Joel 2:32 en Romanos 10,13 e Isaías 45.23b. En ambos, Romanos 14,11 y Filipenses 2.10-11 (cf. Sal 145,21). En Romanos 10.13, Pablo cita al profeta Joel, “Quienquiera que invocare el nombre del Señor será salvo” (Joel 2,32). “Señor sustituye a YHWH, y Pablo parece aplicarlo a Jesús. Pero al hacerlo, no quiere decir que Jesús es Yahweh, sino que el llamar a Jesús Señor es lo mismo que llamar a Yahweh, que es Dios el Padre, ya que el acceso al Padre se alcanza a través de Jesús, su agente. Y por Pablo aplicar Isaías 45.23b dos veces a Jesús, doblando la rodilla ante él y confesar su nombre es la postración dirigida a Jesús y al Padre. Porque Jesús había enseñado que aquel que honra y cree en el Hijo hace lo mismo con el Padre que lo envío (Mateo 10,40; Juan 5,23; 12.44-45, 13.20). Pablo cita a Yahweh en Isaías 40,13 diciendo: “Porque ¿quién conoció la mente del Señor (Yahweh), o le aconsejó enseñándole? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo “(1 Corintios 2,16; cf. Romanos 11,34). Pablo sólo quería decir que el Cristo resucitado y Yahweh piensan igual.

Algunos tradicionalistas también piensan que llamar a Jesús “Señor” en el Nuevo Testamento (NT) es una identificación indirecta de él como Yahweh debido a la práctica de la traducción “YHWH” askurios (señor) en la Septuaginta (LXX), el AT griego del siglo 3ero. Pero cómo traducen las Escrituras la gente no prueba nada. Además, durante la segunda mitad del siglo 20 se descubrió que las copias de la LXX de los Judíos conservan YHWH, por tanto, sin traducirlas; mientras que las copias que se traducen como kurios (señor) fueron producidos por escribas cristianos.

Algunos tradicionalistas también citan algunos otros textos del Antiguo Testamento acerca de Yahweh que se aplican a Jesús en el NT. Por ejemplo, el Señor dice de los Judíos “y mirarán a mí, a quien traspasaron” (Zacarías 12,10), que se aplica a Jesús en Juan 19,37 (Cf. Apocalipsis 1,7). Sin embargo, esos textos sólo indican que Jesús es el agente de Yahweh. La venida de Cristo es como si viniera el Padre. El Reino de Cristo es también el reino del Padre, de Dios.

En suma, ni Jesús ni nadie en la Biblia fue identificado como Yahweh, sólo los es único Dios verdadero, el Padre.

 Compedio: Mario A Olcese (Apologista)

¿ES JESÚS YAHWEH PORQUE SERÁ LLAMADO “YAHWEH, JUSTICIA NUESTRA”?

pensadorTexto de estudio

Jeremías 23:6

Este es el nombre por el que será llamado … [Yahweh] nuestra Justicia.  (NVI)

1.  Cuando a algo se le “llama” por cierto nombre, eso no significa que eso sea literalmente lo que se le llama.  Jerusalem es también llamada “Yahweh nuestra Justicia,” y Jerusalem obviamente no es Elohim (Jer. 33:16).  Así que, llamar a algo “Yahweh nuestra Justicia” no lo hace ser Elohim.  Abraham llamó a la montaña en la que iba a sacrificar a Isaac “Yahweh proveerá,” y nadie puede creer que esa montaña era Yahweh.  De manera similar, nadie creería que un altar era Yahweh, aun si Moisés la llamó por ese nombre: “Moisés edificó un altar y lo llamó ‘Yahweh mi Bandera” (Ex. 17:15).  Más tarde, Gedeón edificó un altar y lo llamó Yahweh: “Así que Gedeón edificó allí un altar a Yahweh y lo llamó ‘Yahweh Paz.’ Hasta el día de hoy permanece en Derah de los Abiezritas” (Jueces 6:24).  Estos versos prueban de manera conclusiva que simplemente porque a algo se le llama Yahweh, eso no lo hace ser Yahweh. 

2.  El Mesías será llamado (no que será) “Yahweh [es] nuestra Justicia” porque Elohim Todopoderoso obrará Su justicia a través de Su ungido, Yahoshúa el Mesías.  La ciudad de Jerusalem también será llamada “Yahweh [es] nuestra Justicia” porque Elohim obrará allí su justicia, y esa justicia llegará al mundo entero  (Para más sobre “nombres” y “llamar”, véanse las notas sobre Mateo 1:23). 

Farley, pp. 49 and 50

Racovian Catechism, pp. 76-78

Snedeker, pp. 403-406

 

ALÁ VERSUS EL DIOS DE LA BIBLIA

Dave Miller, Ph.D.

Una lectura honesta y objetiva del Corán y la Biblia revela un conflicto significativo entre los dos concerniente a cómo conceptualizar a Dios, también como lo revelan sus representaciones respectivas del comportamiento de la deidad. Alá dice y hace cosas que el Dios de la Biblia no dijo, dijera o hiciera. La representación del Corán de la soberanía de Dios (como del calvinismo) contradice el carácter de Dios al atribuirle acciones que son diferentes a las de la deidad.

Por ejemplo, el Corán representa repetidamente a Dios, en el caso de la creación de Adán, requiriendo que los ángeles (djinn) se postren y adoren a este primer hombre. Todos hacen eso con la excepción de Iblis (i.e., Satanás), quien rechaza hacerlo sobre el fundamento que Adán era un simple mortal:

Hemos creado al hombre de barro arcilloso, maleable, mientras que a los genios los habíamos creado antes de fuego de viento abrasador. Y cuando tu Señor dijo a los ángeles: “Voy a crear a un mortal de barro arcilloso, maleable, y, cuando lo haya formado armoniosamente e infundido en él de Mi Espíritu, caed prosternados ante él”. Todos los ángeles, juntos, se prosternaron, excepto Iblis, que rehusó unirse a los que se prosternaban. Dijo: “¡Iblis! ¿Qué tienes, que no te unes a los que se prosternan?”. Dijo: “Yo no voy a prosternarme ante un mortal que Tú has creado de barro arcilloso, maleable”. Dijo: “¡Sal de aquí! ¡Eres un maldito! ¡La maldición te perseguirá hasta el día del Juicio!”. (Sura 15:26-35, énfasis añadido; cf. 2:34; 7:11,12; 17:61; 18:51; 20:116; 38:72-78).

Esta caracterización de la deidad es completamente inaceptable. Solamente este incidente ilustra que Alá no es el Dios de la Biblia. El Dios de la Biblia simplemente no haría lo que el Corán dice que hizo. Numerosos versículos bíblicos expresan que la adoración de un simple humano es una indecencia completa—incluso una blasfemia. Se prohíbe a los seres humanos que adoren a otros seres humanos (Hechos 10:25,26; 14:14,15). Se les prohíbe a los seres humanos adorar a los ángeles (Colosenses 2:18; Apocalipsis 19:10; 22:8,9). Y, desde luego, los ángeles no deben adorar a los que son simplemente humanos. La Ley de Moisés declaró que la adoración debe ser dirigida a Dios (Deuteronomio 6:13; 10:20). Cuando Satanás tentó a Jesús, y le urgió a adorarle, Jesús citó la declaración deuteronómica de la Ley de Moisés, y luego añadió Su propio comentario divino: “y a él sólo servirás” (Mateo 4:10, énfasis añadido). Nadie, ni ninguna cosa, es legítimamente objeto de adoración—¡excepto la deidad!

Aunque interesantemente, el razonamiento de Satanás, como registrado en el Corán, fue realmente bíblico y correcto. Satanás reconoció que no solamente los ángeles no debían adorar a los humanos, sino en vista de su propia condición angélica, Adán ocupaba un estatus que estaba por debajo de su existencia celestial avanzada—un hecho afirmado en la Biblia: “¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra” (Salmos 8:4,5; cf. Hebreos 2:9). El registro coránico que representa a Dios como ordenando a Iblis (Satanás) que adore a Adán es una violación seria de la propiedad divina y una indicación adicional del conflicto del Corán con la Biblia. [Una vez más, parece que el Corán ha sido influenciado por fuentes judías, ya que los talmudistas también representan a los ángeles como confiriendo honra y honor a Adán (Sanhedrín29; Midrash Rabbah on Genesis, paragraph 8)].

 www.yeshuahamashiaj.org

www.unitario.bloghostal.com

www.retornoalparaiso.blogspot.com

 

NO HAY OTRO ELOAH QUE EL PADRE YAHWEH

Isa 44:8- “No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno”.

La palabra Hebrea en ‘Dios’ es Eloah, la cual se refiere al Padre Celestial: El Todopoderoso.

Ahora bien, si no hay Eloah fuera de él ¿Cómo pueden haber tres en uno? En ese caso diría:

No hay Eloah sino nosotros. Lo cual también sería ilógico, pues Eloah es una palabra singular, no como Elohim.

Nótese que así se habla en Génesis, cuando dice “como uno de nosotros (Elohim)”

Dios es UNO y UNICO, y este es el Padre.

 

 

Is. 44:8: …¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije?…

SALMO 110:1 – UN CASO CLÁSICO DE ERROR TRADICIONAL EN LA ENSEÑANZA CRISTIANA

Esto es extraído de mi comentario intensivo de Mateo

Mateo 22:42-46 registra el siguiente cambio entre Jesús y algunos fariseos con quienes él estaba en conversación.

Mt 22:42-46

“…diciendo: ¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David.
El les dijo: ¿Pues cómo David en el Espíritu le llama Señor, diciendo: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo? Y nadie le podía responder palabra; ni osó alguno desde aquel día preguntarle más.

Muchos cristianos no se percatan que Jesús aquí se refiere al pasaje del Tanakh (irreverentemente llamado el Antiguo Testamento) de Sal.110:1.

El  Sal. 110:1 es un verso de importancia particular. Jesús lo usó como prueba de que él fue superior a David, así EL Mesías. Desafortunadamente, debido al contrasentido intencional del Hebreo original, el sincero Cristiano Tradicional es a menudo conducido para una comprensión de este verso crucial que está muy distante de la verdad.

El  Salmo110:1 es uno de los versos más referidos del Tanakh en el NT. Es también un pasaje inequívoco de prueba de que Jesús (el señor de David) no es YHWH.

Salmo 110:1 – 1 El SEÑOR (YHWH) dijo a Mi Señor (Adon), Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos como banquillo para tus pies.

El Hebreo usó 2 palabras enteramente diferentes para “SEÑOR” (YHWH) y  “señor” (Adon). Ya que muy pocos cristianos alguna vez han pasado mucho tiempo leyendo las Escrituras que Jesús y todos sus seguidores usaron, se pierden esto totalmente. El término señor (Hebreo Adon) es usado numerosas veces para hombres- NO YHWH. Es a menudo usado con atención a reyes, capitanes, ángeles, maridos, un propietario de una colina de Samaria, príncipes, gobernadores, superintendente de toda la casa, y básicamente alguien de rango superior. Sin embargo, el vocablo SEÑOR (Hebreo- YHWH) es usado exclusivamente para el único YHWH.

¿Cuántas de ustedes, señoras, allí afuera consideran a su marido Dios? Sospecho que algunos de sus maridos algunas veces pueden intentar actuar como Dios, pero se responsabilizarán de eso a su debido tiempo. Si siguiésemos los métodos de los trinitarios en su uso de Salmos 110:1, los maridos literalmente podrían afirmar ser Dios.

Hay algunos que realmente dan a entender que este verso lee, “YHWH le dijo a YHWH…” ¡ESTO NO ES LO QUE ÉSTE DICE! Semejante carnicería de la Escritura es necesaria para “probar” que Jesús es YHWH; Sin embargo, la Escritura real (sin editar por los maestros del error) muestra una muy evidente distinción entre YHWH (el SEÑOR) y Adon (el Mesías Jesús). Francamente, este único verso llega muy lejos para derrotar las enseñanzas de aquellos que afirman que Jesús es YHWH. Si Jesús es YHWH el Hebreo claramente lo mostraría, pero no lo hace. En lugar de eso muestra a Jesús es el ungido (Mesías) de YHWH.

Algunos puntos básicos e importantes pueden ser aprendidos de este pasaje en Mateo.

El salmo 110:1 es uno de los pasajes de la Tanakh más frecuentemente citados en del Nuevo Testamento.

La frecuencia de su referencia, aun por Jesús, prueba que es verdaderamente la Palabra de YHWH puesto que ellos (incluyendo a Jesús) la consideraron así.

El uso de éste en Mateo 22 muestra que la comprensión común y equivocada del texto (aun hoy dentro del judaísmo) fue que se aplicó al hijo del rey David de tal manera en lo que se refiere a inferiorizar o igualar a ese hijo a David, quien fue Un Mesías (ungido), pero no EL Mesías. Aunque Jesús es un descendiente literal de Rey David, él no es – como fue (…y es) supuesto – inferior o igual a David. En lugar de eso EL Mesías es el superior de David – su Adon (el señor), pero NO el Dios de David (YHWH).

Algunos antisemitas e individuos antihebraicos pueden presentar el argumento ridículo de que el Hebreo usado hoy para este verso está corrupto; Sin embargo, la comprensión común del tiempo, mostrado en el punto previo, prueba que el Hebreo posiblemente no pudo haber usado el término Hebreo, YHWH, para ambos “señores”, puesto que eso habría implicado al descendiente físico de David en las mentes de los judíos, de entonces y ahora, que fue (y es) YHWH, lo cual no fue incluso insinuado indirectamente como una creencia de la lectura del Hebreo que obviamente aceptaban como verdadero. ¡Si fuese esa la lectura, no le habrían considerado al descendiente de David inferior o el igual a él!

Entonces, el uso del verso prueba que el Hebreo recién discutido es irrefutablemente correcto – que 2 palabras Hebreas fueron usadas – (YHWH) y (Adon).

Por consiguiente, este sencillo verso PRUEBA que Jesús no es YHWH, puesto que uno de los dos seres en el verso es YHWH, quien está hablando a un Ser SEPARADO que es Jesús el Mesías!

Aquellos que afirman que Jesús es YHWH no pueden posiblemente hacerlo así a menos que rechacen el significado inequívoco de este verso. ¡Es MUY CLARO en este solo verso de que el Mesías es mostrado no ser YHWH! Esto es absolutamente irrefutable a menos que una discusión escandalosamente mística sea usada en un intento para completamente desbaratar la implicación evidente de la Escritura. Desafortunadamente, ese es precisamente el método tomado por todos aquellos que se apegan al misticismo y el misterio para sus “pruebas” de que Jesús es YHWH. Para encontrar pruebas, ellos o deben rallar el contexto, adicionar significados místicos para aclarar pasajes, jugar juegos de palabras con palabras las hebreas como echad y elohim, o basar sus discusiones temblorosas en unos MUY POCOS pasajes que parecen apoyarlos, sin embargo, deben tener otras interpretaciones que son tan aplicables y no requieren giros “misterios” para probarlo.

Muchas Biblias y la mayoría de predicadores pierden completamente el simple punto mostrado arriba. Una razón es el fracaso de los traductores para correctamente verter el verso en el NT Griego y algunas veces  intencionalmente  dar falsas traducciones poniendo en mayúscula el término en los Salmos (SEÑOR o Señor, en lugar de señor). Debería ser correctamente traducido como “señor” sin ninguna capitalización.

Compruebe Su Biblia. Las probabilidades son que está incorrectamente traducido en Salmos; Sin embargo, aparecen más tarde traducciones que corrigen de mala gana este error. La mayoría al menos ha dejado de capitalizar al segundo “señor”  (SEÑOR) en Salmos 110:1 y ahora simplemente ponen en mayúscula la primera letra de la palabra (Señor). Sin embargo, aun esto es falso puesto que la palabra Hebrea para “Señor” con la “S” capitalizada es Adonay, la cual es una palabra completamente diferente usada exclusivamente para referirse al Señor Dios (Adonay Elohim).

Así, con el Salmo 110:1 es posible mostrar una prueba positiva que históricamente ha habido un esfuerzo para inducir a los  Cristianos a aceptar a Jesús como YHWH a través de la traducción parcial y manifiestamente falsa del Hebreo en español por traductores cristianos de la Biblia.

Salmo 110:1 (la versión hebrea) fue usado luego por Jesús para mostrar a su Mesiazgo. Hoy, el mismo pasaje debe usarse para probar un hecho enteramente diferente de Escritura – que Jesús (señor – Adon) y YHWH (SEÑOR – YHWH) no es lo mismo. Este pasaje es duro para aquellos que promueven a Jesús como Dios para sortear puesto que es éste tan claramente muestra al Padre y el “señor” Jesús como separados y bien definidos, ambos en la palabra Hebrea real y en el hecho de que el SEÑOR (YHWH) hablaba al señor (Jesús). El uno hablando y el otro siendo hablado infiere aclara distinción.

EL ÁNGEL DE YAHWEH: ¿QUIÉN ES?

 Dios habla a Moisés desde una zarza ardiente, según un fresco de Leonardo da Vinci.

Dios habla a Moisés desde una zarza ardiente, según un fresco de Leonardo da Vinci.

 

La Biblia ciertamente nos habla del “ángel de Jehová” que hablaba a los siervos de Dios en el AT. El Apóstol Pablo, sin embargo, nos dice en Hebreos lo siguiente: “Dios (no Jesucristo), habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas (AT), 2 en estos postreros días (NT) nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;” (Heb.1:1,2). Así que fue Dios, y no su Hijo, quien habló a los padres por los profetas en el AT. Y nótese que lo hizo de muchas maneras, incluyendo seguramente la de un ángel, “El Ángel de Jehová”. Luego, Pablo es enfático al decir que en los postreros días, que empezaron en sus tiempos, nos ha hablado por Su Hijo. Esto quiere decir que antes de los últimos días el Hijo no habló a ningún humano.

 

Podemos afirmar que algunas de las numerosas manifestaciones del “ángel de Jehová” en las Escrituras parecen ser lo que se conoce por teofanías. Por ejemplo, La Biblia nos dice que el ángel de Jehová se apareció al profeta Moisés en la zarza ardiente, pero después dice que Dios habló con Moisés en aquella ocasión (Éxodo 3; Hechos 7:30-38). También el ángel de Jehová se le presentó a Agar, la esclava, y habló como si fuera Dios mismo, y ella se dirigió a él como Dios (Génesis 16:7-14). Si leemos Éxodo 13:21 veremos que dice que Jehová iba delante del pueblo de Israel en una columna de nube, mientras que Éxodo 14:19 nos informa que el ángel de Dios estaba con la columna de nube. El ángel de Jehová se le apareció a Israel en Jueces 2:1-5 y habló como si fuera Dios mismo. Jueces 6:11-24  describe la apariencia del ángel de Jehová a Gedeón y luego dice que Jehová miró a Gedeón. Nuevamente, el ángel de Jehová apareció a Manoa y a su esposa, y ellos creyeron que habían visto a Dios (Jueces 13:2-23).

 

Otras visitas del ángel de Jehová no señalan si eran manifestaciones de Dios mismo o no, aunque la gente supone a menudo que lo eran. Algunos ejemplos son las aspectos a Abraham en el Monte Moría y a Balaam (Génesis 22:11-18; Números 22:22-35). A veces el ángel de Jehová claramente no es una manifestación de Dios. Algunos ejemplos son las apariencias a David y a Zacarías (I Crónicas 21:15-30; II Samuel 24:16; Zacarías 1:8-19).  El ángel del Señor en el Nuevo Testamento supuestamente no es más que un ángel, y por cierto que no es Jesucristo, el Hijo de Dios (Mateo 1:20; 2:13; 28:2; Hechos 8:26).

 

Al estudiar todos estos versículos de la Biblia, algunos sostienen como vehemencia más que con razón que el ángel de Jehová siempre es una manifestación directa de Dios. No obstante, algunas de las instancias citadas arriba no apuntalan esta idea y dos de ellas realmente la contradicen a raja tabla. Otros cristianos afirman, sin embargo, que el ángel de Jehová es en algunos casos una manifestación de Dios, y en otras definitivamente no. Esta segunda idea parece armonizar con la Biblia.

 

Una tercera idea, no obstante, es que el ángel de Jehová nunca es Jehová, sino un ángel literal. Para fundamentar esta última idea, uno destacaría que los ángeles son portavoces, mensajeros, y agentes de Dios. Es decir, esta idea contiende que es correcto decir que “el Señor dijo” o “el Señor hizo” aunque El lo dijo o lo hizo mediante la agencia de un ángel. Bajo este criterio, una descripción de un hecho de Dios en la narración de una apariencia angelical es simplemente una forma de decir en breve que Dios obró a través del ángel. Ya que los escritores bíblicos esclarecen al principio de los relatos que un ángel era el agente directo, no tiene que existir ninguna incertidumbre o divergencia. En esta idea, las personas que reconocieron la visita de Dios o estaban equivocadas en su creencia  que habían visto a Dios mismo, o, más razonablemente, reconocieron que Dios estaba usando un ángel para hablarles y entonces se dirigieron a Dios mediante el ángel. Hay otra forma de armonizar esta tercera idea con los versículos de la Escritura que identifican al ángel de Jehová con Jehová mismo: a saber, que el ángel apareció visiblemente, pero que el Señor también estaba presente invisiblemente. Entonces, las referencias al Señor como actuando o hablando podrían significar literalmente el Señor y no el ángel.

 

En resumen, es innegable que el ángel de Jehová en el Antiguo Testamento no era siempre el Señor mismo. Una persona puede sostener plausiblemente que el ángel de Jehová jamás era una teofanía real, pero no puede sostener con seriedad que el ángel de Jehová era siempre una teofanía. La explicación más sencilla es que la frase, “el ángel de Jehová,” a veces se refiere a una teofanía de Dios pero en otras ocasiones denota nada más que un ángel ordinario.

 

Un erudito trinitario resume la idea predominante de la siguiente manera:

 

“En el Antiguo Testamento el ángel de Jehová podría ser solamente un mensajero de Dios (la misma palabra hebrea significa mensajero), distinto de Dios mismo (2 Samuel 24:16), o podría ser identificado con el Señor mismo hablando de Sí mismo . . . el hecho de que Dios no puede ser ilustrado con claridad es típico de las teofanías del Antiguo Testamento . . . Dios tiene la libertad de mostrar Su presencia, al mismo tiempo que los humanos tienen que ser protegidos de Su presencia inmediata.”

 

www.yeshuahamashiaj.org

www.elevangeliodelreino.org

“YO SOY EL QUE SOY”: ¿YAHSHÚA O YAHWEH?

 

 

Por Ing° Mario A olcese (Apologista)

 

Exodo 3:14/ Juan 8:58: “Y respondió Dios a Moisés: Yo soy el que soy. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: Yo soy me envió a vosotros.(Ex.3:14). “Jesús le dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.” (Jn. 8:58).

Los Trinitarios sostienen que Cristo y Jehová son la misma persona, o dos diferentes nombres de la misma persona. Sostienen que Cristo es el “Yo Soy” que se le apareció a Moisés en la zarza ardiente. Pero nuevamente mencionaremos Salmo 110:1 para demostrar que Jehová (Adonai) no es el Señor Mesías (Adoni).

En realidad, la expresión de Exodo 3:14 en el Hebreo dice: “Yo seré el que seré”, literalmente hablando, o también: “Yo seré lo que seré”. Si Cristo es Jehová, entonces, lo que dijo Jesús en Juan 8:58, literalmente hablando, fue: “Antes que Abraham fuese yo seré lo que seré”. Pero, ¿tiene sentido esa versión literal? No lo creemos! Por tanto Jesús no pudo haber sido Jehová.

En Juan 9 tenemos la historia de la curación hecha por Jesús a un ciego de nacimiento. Los versos 8 y 9 dicen: “Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? Unos decían: El es; y otros: A él se parece. Él decía: YO SOY.”

El mendigo dijo: “YO SOY” ¡El que había sido curado por Jesús, según el contexto! Ninguno va a creer que ese ciego era El “Yo Soy” del Sinaí. Tampoco vamos a creer que Cristo era el “Yo Soy” del Sinaí porque dijo “Yo Soy”. Pero Jesús era el “Yo Soy” ¿de qué? El contexto nos debe alumbrar. Según Juan 8:56, Abraham se gozó de ver anticipadamente la gloria del Mesías—¡Y lo vio sin estar Cristo presente! Jesús entonces dijo que “Antes que Abraham fuese YO SOY (ÉL)”, el Mesías elegido antes que Abraham existiese, y que éste vio, por la fe, al recibir la promesa de Dios” (Génesis 12:1; 13:15; 15:18).

De modo que Jesús estaba reafirmado Su absoluta PREEMINENCIA  en los planes de Dios cuando dijo que él era Antes que Abraham. Además, es importante comparar el significado de la frase “Yo soy” de este texto con los frecuentes usos que Mesianismo de Jesús:

Juan 18:5: “Jesús les dijo, ‘Yo Soy (Él),’” identificándose Él mismo como aquel a quien ellos estaban buscando.

Juan 6:20: “Mas él (caminando en el agua) les dijo: Yo soy(Él); no temáis.”

Juan 4:26: “Jesús le dijo (a la mujer samaritana en el pozo): “Yo soy (Él) el que habla contigo.” Es decir,  “Yo soy (Él) el Mesías (ver verso 5).

Juan 8:24: “Porque si no creéis que yo soy (Él), en vuestros pecados moriréis.”

Otros textos igualmente importante son: Juan 9:9; 8:28; 13:19; 9:35; 10:24,25.

Finalmente como una reflexión adicional: Y Si el Hijo era el Yo Soy del Sinaí, ¿Por qué Pablo dice Hebreos 1:1,2 que Dios nos ha hablado en estos tiempos (Siglo I, no en el periodo del AT) por el Hijo?

www.elevangeliodelreino.org

www.yeshuahamashiaj.org (Inglés y Español)