AUMENTA LA VIOLENCIA EN EL MUNDO

 

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos” (2 Timoteo 3:1-9).

 

Por Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez 

 Tristemente, esta es la conclusión a que llega la cuarta edición del Índice General Global de la Paz (IGP). Esta situación se mantiene por segundo año consecutivo y se le adjudica a la crisis económica mundial el hecho que se siga incrementando la violencia y la delincuencia.

         A nivel de costos, el Informe sostiene que si la violencia global se redujera un 25%, generaría un ahorro de alrededor de 1.8 billones de dólares anuales. Con esa suma se podría saldar la deuda de Grecia, país que atraviesa una crisis económica que ha puesto a temblar la zona Euro.

         También se podría utilizar para financiar la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y cumplir con las metas energéticas y de cambio climático de la Unión Europea. El Informe destaca que los países con mayores problemas económicos de la Unión Europea (Portugal, Grecia, España e Irlanda) son los que han sufrido el mayor deterioro en su paz interior.

         Le siguen las llamadas economías emergentes, el grupo conocido como BRIC (Brasil, Rusia, India y China). A partir del año 2008, el mundo ha visto como se han intensificado los conflictos, el aumento en el número de homicidios, las manifestaciones violentas, el miedo a la violencia en las poblaciones y el crecimiento de la inestabilidad.

         El Índice Global de la Paz, fundado en el 2007 por Steve Killelea, es el único estudio que cuantifica la paz global. El índice incluye 149 países que albergan el 99% de la población mundial. Se estudian 23 variantes cualitativas y cuantitativas relacionadas con la paz, en el terreno interior y exterior, educación bienestar, transparencia, niveles de democracia, criminalidad y respeto a los derechos humanos.

         Los países con mayor violencia a nivel global son Irak, Somalia y Afganistán. El país más pacífico es Nueva Zelanda, acompañado por Islandia. En relación al Informe del año anterior los países que más han caído en la clasificación son: Rusia, Filipinas, Chipre, Siria y Georgia.

         Mientras que Japón, Austria y Noruega completan los primeros cinco lugares de los países con mayor grado de paz. Los países del Oriente Medio y del Norte de África son los que han logrado reducir en mayor grado sus niveles de violencia desde el año 2007. El Sur de Asia ha sido la región que ha tenido el mayor incremento en la violencia como resultado de los fallecidos en los conflictos internacionales y los abusos en los derechos humanos.

         Mientras tanto la situación de América Latina es muy preocupante debido a la violencia interna y el aumento de la criminalidad y los homicidios. Europa Occidental es la región más pacífica del planeta con los menores índices de violación a la paz.

         Reflexiono y coincido plenamente con el Dr Jeff Sachs, Director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) quien destacó la labor “pionera” de este índice que pone de manifiesto como el dinero y las vidas malgastadas en las guerras, los encarcelamientos, los sistemas de armamento y otros elementos que contribuyen a la escalada de violencia podrían ser directamente empleados en acabar con la pobreza, promover la educación y proteger el medio ambiente.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s