LOS NÚMEROS EN LA BIBLIA

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA, CON ERRORCILLOS

Uno de cada cinco escrituras de la Biblia contiene un número. Por ejemplo nos encontramos con 6 días de trabajo, 8 personas en el arca, 10 mandamientos, 12 tribus de Israel, 12 discípulos, 30 piezas de plata, 40 días en el desierto, 70 semanas proféticas de Daniel, 153 de peces en la red, 144.000 en el monte Sión, y el 666 – el número de la bestia. ¿Son estos números al azar o sólo tienen algún significado profundo? En este último caso, ponen de relieve la creencia de que la Biblia es inspirada por Dios!

Muchos sostienen que los números bíblicos son muy simbólico y la intención de transmitir un concepto por ejemplo, muchos aceptan que el 7 denota algún tipo de conclusión y que el 666 no es muy agradable! De hecho, se nos dice que calcular o comprender el número de la bestia (Ap 13,18). Parece que nuestro Creador Dios se comunica con nosotros por el lenguaje y los números. Se sostiene que cuando un número se debe subrayar, aclarar o mejorar el sentido del texto.

Gematria

El hebreo y alfabetos griego usar letras para representar números, por ejemplo los Hebreos escribió: “gimel” para 3 y los griegos escribieron “kappa” de 20. Es evidente que, sumando todos los valores de las letras en una palabra, le da un valor numérico de la palabra. ¿Tiene esto alguna importancia? Por otra parte, no palabras diferentes con el mismo valor numérico tienen un significado simbólico común o mejorar el sentido global en conjunto?

Gematria es la técnica de usar los valores numéricos de las letras griegas y hebreas para encontrar un significado oculto o simbólico de la palabra correspondiente. Tiene sus raíces en el sistema medieval de la interpretación cabalística escrituras hebreas con el fin de buscar significados ocultos y ha sido adoptado por los cristianos y el ocultismo. Algunos cristianos sostienen que gematría tiene un significado real en la escritura, mientras que otros advierten de sus raíces místicas.

 

Números de la interpretación de la Biblia

Vamos a examinar el significado simbólico de algunos números en la Biblia. Lo haremos poniendo de relieve algunos versículos de la Biblia que parecen unir el simbolismo del número [véase también “La matemática bíblica: Claves para Numéricos Escritura”, EF Vallowe].

Número 1 – unidad

“Yo y el Padre somos uno” (Jn 10,30).

“La gloria que me diste les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno” (Jn 17,22).

La tierra milenial será unificada en Cristo, “en aquel día el Señor será el único” (Zac 14,9).

Número 2 – la unión, la división

En cuanto a la unión, Jesús envió a sus discípulos de dos en dos, una unión de mente y propósito. En el matrimonio, dos serán una sola carne. En cuanto a la división:

“El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos” (Ja 1,8).

“Nadie puede servir a dos señores” (Mateo 6,24).

El hombre tiene dos naturalezas, una en conflicto con los otros (Rm 7,14-25).

Número 3 – resurrección, la integridad divina

“Destruid este templo y en tres días lo levantaré” (Jn 2,19).

Hay tres casos en el Antiguo Testamento donde la gente se levantó de los muertos, y Jesús resucitó a tres personas de entre los muertos en Su ministerio terrenal (hijo de la viuda, la hija de Jairo y Lázaro). Plenitud divina (la Trinidad) se encuentra en Mateo 28,19: “Id … en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”, lo que implica tres personas en una.

Número 4 – creación, el mundo

Hay cuatro puntos cardinales, cuatro estaciones, cuatro elementos primitivos (tierra, aire, fuego y agua), cuatro criaturas vivientes alrededor del trono de Dios (Ap 4,6). Los ángeles se reunirán a los elegidos “de los cuatro vientos” (Mateo 24,31). Hay cuatro reinos mundiales en la visión de Daniel de la estatua (Dan 2,31-35). Ya que cuatro no es un número primo (que se puede factorizar) que también simboliza la debilidad. Los cuatro reinos mundiales están centradas en el hombre y los débiles, para ser seguido por un quinto reino – de Cristo.

Número 5 – la gracia, la bondad de Dios

Había cinco ingredientes en el aceite de la unción o perfume utilizado en el Antiguo Testamento: la mirra, la canela, el cálamo, cassis y aceite de oliva (Éxodo 30.23,24). Grace es en Cristo, que tiene cinco nombres: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de Paz (Isaías 9,6). Hay cinco ministerios por el que se da la gracia de Dios al mundo: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros (Ef 4,11). Jesús, lleno de compasión y se alimenta de gracia de cinco mil hombres con cinco panes (Jn 6,1-10).

Número 6 – el hombre, la debilidad, el pecado, Satanás

El hombre fue creado en el sexto día (Gn 1,26-31):

“Seis días usted (el hombre) trabajarás, y harás toda tu obra” (Ex 20,9).

Nabucodonosor hizo una estatua de la gloria del hombre: era de sesenta codos de altura y seis codos (Dan 3,1). Goliat (el hombre que denota el desafío y el pecado) se sitúa “seis codos y un palmo”, y su lanza pesaba seiscientos siclos (1 Samuel 17.4,7). Por el contrario, el arma de David tenía cinco piedras, que muestra cómo la gracia vence al pecado del hombre. La inundación (juicio por el pecado) se produjo en el año seiscientos de la vida de Noé, en el segundo mes (en representación de la división causada por el pecado) (Gn 7,11). El número del anticristo es de seis, seis, seis (Ap 13,18).

Número 7 – la integridad, la perfección espiritual

Siete es el número más sagrado de los hebreos:

“En el séptimo día Dios terminó su obra” (Gen 2,2).

“Fiesta de los Tabernáculos” el Antiguo Testamento se completó después de siete días (Lev 23,34). Siete pares de cada uno “limpio” de los animales se han tenido en el arca (Gen 7,2). En Apocalipsis encontramos siete iglesias (todas las formas de la iglesia). Sentencia de la tierra se ha completado a través de un libro de los Siete Sellos, las siete trompetas y siete copas de ira. A contar desde el hombre adánico, ha habido unos seis milenios en la tierra, el séptimo milenio verá el gobierno de Cristo en la tierra, y la historia completa de la tierra.

Número 8 – Nuevo comienzo

El arca llevó a ocho personas para un nuevo comienzo para el hombre en la tierra (Gen 7,13). Un bebé de sexo masculino (nueva creación) fue circuncidado al octavo día (Gn 17,12). La conversación entre Jesús y Nicodemo acerca del nuevo nacimiento menciona “nacido” ocho veces (Jn 3,1-8). El octavo día se inicia una nueva semana.

Número 9 – bendiciones divinas, la integridad divina, el juicio divino

Hay nueve frutos del Espíritu: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio propio (Gálatas 5.22,23). Los nueve dones del Espíritu (1 Cor 12,8-10) y nueve bienaventuranzas (Mt 5,3-11). Jesús completó su obra en la cruz “a la hora novena” (Mateo 27,46). La suma de los valores numéricos de las 22 letras del alfabeto hebreo es 4995 = 5 x 999. Esto implica que el alfabeto hebreo es “marca de agua” con los atributos divinos de gracia y de totalidad, y!

En términos de la sentencia, en la Biblia Nueve personas son lapidados hasta la muerte, hay nueve viudas, nueve personas se ven afectados por la ceguera y las personas que nueve se encuentran afectados por la lepra.

Número 10 – Ley

Los Diez Mandamientos especifican las leyes básicas de Dios para su creación principal, el hombre: TEN = CUATRO (creación) + SEIS (hombre). La ley del Antiguo Testamento fue el diezmo una décima parte. El imperio mundano última será una forma de revivir el antiguo Imperio Romano. Esta te herirá en la gente con las leyes del hombre y se incorporan DIEZ gobiernos de este mundo o de los sistemas (el TEN “dedos” de Dan 2 y las redes transeuropeas “reyes” de Ap 17,12). [Es interesante que la moneda del Reino Unido, el 12 ha sido sustituido por un sistema decimal! ]

Número 11 – Sentencia, el trastorno

Había once juicios sobre Egipto, diez plagas seguido por ahogarse en el Mar Rojo (Éxodo 7 – 14). El rey Sedequías, un rey malvado, reinó once años y trajo el caos y la muerte de los habitantes de Jerusalén (Jer 52,1-11). Había once discípulos, después de una había sido juzgado y se lo llevaron.

Número 12 – perfección Gubernamentales

Salomón, un rey divino, nombró doce gobernadores sobre Israel (1 Reyes 4,7). Jesús eligió a doce apóstoles para iniciar su reino en la tierra, y les dijo:

“… También se sentarán en doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.” (Mateo 19,28).

Hay doce signos del zodíaco (en el trabajo AV 38,32 se refiere a “Mazzaroth” que significa doce signos). Las estrellas son signos de temporada para ayudar al hombre a gobernar su vida (Gn 1,14). Así que tenemos doce meses del año. La nueva Jerusalén (el reino perfecto de Dios) tiene doce puertas y doce cimientos (Ap. 21. 12,14).

DOCE (gobierno perfecto) = TRES (unidad) + NUEVE (bendiciones divinas)

DOCE (gobierno perfecto) = CINCO (la bondad de Dios) + SIETE (integridad y perfección espiritual).

Más números

Hay un número más importante en las Escrituras:

  • 17 – La victoria de Victoria, por ejemplo de Noé en el diluvio (Gen 7,11, 8,4)
  • 24 – por ejemplo, el sacerdocio 24 ancianos alrededor del trono (Ap 4,4)
  • 37 – Elohim (Dios), o la Palabra de Dios, por ejemplo, la palabra hebrea para “Dios” o sumas “Hijo” a 37
  • 40 – prueba y el ensayo, por ejemplo a Jesús en el desierto (Lc 4,1-13)
  • 42 – La opresión de Israel por ejemplo, Israel del tiempo del fin el sufrimiento (Dan 12,7) (Ap 11,2)
  • 70 – período de Israel del castigo y la restauración (Dan 9,24)
  • 144 – La dirección espiritual y la protección, por ejemplo el sellado de Israel (Ap 7,4)

Un ejemplo interesante de cómo los números bíblicos sugieren la inspiración divina de la Biblia es descrita por EFVallowe [“La matemática bíblica: Claves para Numéricos Escritura”]. Dios instruyó a Noé que construyera un arca de 300 codos de largo por 50 codos de ancho y 30 codos de alto (Gen 6,15). Estas dimensiones definen un volumen numérico de 450.000 que factores como el 5 × 5 × 5 × 5 × 5 × 144. Ahora, 5 denota la gracia de Dios y 144 denota la dirección espiritual. ¿Las dimensiones arca habla de la preservación del amor de Dios de las ocho personas en el arca?

 

Biblia Gematria

Un estudio de gematría en la Biblia muestra algunos números asombrosos y las relaciones texto-texto. Lo que se revela no debe entrar en conflicto con la Palabra de Dios (el texto), o agregar a ella. Pero se puede mejorar el sentido de una escritura en particular por su vinculación con otros textos pertinentes. Además, la codificación implícita de los textos pone de manifiesto la creencia cristiana de que la Biblia es la palabra inspirada de Dios. Las cifras son de origen divino, y puede ser interesante. Algunos ejemplos bien conocidos son los siguientes.

Jesús

La palabra griega para Jesús se compone de seis letras:

iota = 10, eta = 8, sigma = 200, omicron = 70, Upsilon = 400, sigma = 200. Suma aritmética = 888.

Esto es intrigante. El número 8 en la Escritura indica un nuevo comienzo y Jesús dio a luz nueva para la humanidad. Además, el triple 8 podría implicar un nuevo comienzo dado por un Dios uno y trino, a través de Jesús. Hay más apoyo a un significado especial de 888. Considere las siguientes frases: “El Fundador” y “Yo soy la Vida”. Cada frase puede ser estrechamente unido a Jesús y, sorprendentemente, cada uno de las sumas a 888 en griego! Además, 888 = 37 × 24. Acaba de cumplir 37 significa “palabra de Dios” o simplemente “Dios” y 24 significa “sacerdocio”. Así que Jesús es la Palabra de Dios, la Divina y nuestro Sumo Sacerdote, todo en uno!

Uno de los aspectos intrigantes de la Biblia gematría es la forma en que se vincula tanto el texto hebreo y griego. Considere la frase

“La salvación de nuestro Dios” en el Salmo 98,3. En hebreo es “Elohenu Yeshoth” que resume a 888! El número de puntos que el lector de los Salmos a Jesús!

Señor Jesucristo

Estas tres palabras en griego son:

kappa, épsilon, rho, iota, omikron, sigma: suma aritmética = 800

iota, eta, sigma, omicron, épsilon, sigma: suma aritmética = 888

chi, rho, iota, sigma, tau, omikron, sigma: suma aritmética = 1480

suma total: 3.168

¿Es esto importante número? La primera nota que el 3 x 1 x 6 x 8 = 144 o 12 x 12. Ahora de 12 y 12 es el símbolo de la Nueva Jerusalén (Apocalipsis 21,10-14) con sus 12 puertas (las 12 tribus de Israel) y 12 piedras de los cimientos (los 12 apóstoles). También tenga en cuenta que el número 12 denota la perfección gubernamentales y Jesús va a volver a gobernar la tierra con justicia perfecta (Zac 14,9). ¿Es todo esto una coincidencia?

El número 3168 aparece en otros pasajes, cada vez que subraya los atributos de Cristo. Por ejemplo, la frase ” mediador entre Dios y los hombres “ (1 Tim 2,5) también se suma a los 3.168 en griego, señalando a Jesús como el mediador. Lo que es aún más sorprendente es que todos los valores de las letras hebreas en Isaías 53,11 también se suma a los 3.168. Así, 3168 no sólo destaca el señorío de Cristo, sino también su papel sacerdotal y sacrificial de la humanidad.

Luego está la curiosa relación entre las mediciones del hombre y la gematría. En primer lugar, Belén, el lugar de nacimiento de Jesús, tiene las latitudes 31.68 grados de latitud norte. En segundo lugar, las dimensiones del piso del templo de Salomón se especifica en 60 codos por 20 codos (2 Crónicas 3,3) (1 Reyes 6,2). El versículo 3 también define el codo que se utilizan (el acuerdo con la norma antigua ), aunque existe cierto debate acerca de si se trata de 20,5 pulgadas o 19,8. Si tomamos el último (el codo de Babilonia), entonces 160 × 19.8 = 3168 – que de nuevo parece poner de relieve la inspiración divina de la Biblia.

Conclusiones

Números de la Biblia, especialmente los de 1 a 12, bien definidos y, por ejemplo el significado indiscutible 6 denota el hombre y la integridad 7. Cada vez que aparece un número que es bueno recordar su significado fundamental, ya que podría mejorar la comprensión del texto. De paso, podría preguntar: “¿Es el hecho de que 12 ha caído de uso en el mundo a favor de 10 (decimalización) un signo de los últimos tiempos del hombre se rebela contra Dios?”

Gematría bíblica podría ser una conjetura o una coincidencia, o ambos. Sin embargo, muchos sostienen que ponen de relieve la inspiración divina de ambos Testamentos y así edificar la fe en la Palabra de Dios. En la superficie parece que el texto hebreo y griego se codifica de tal manera que su valor numérico mejora la comprensión del texto y también construye enlaces a textos similares (la unificación de la Biblia). Codificación requiere inteligencia, es decir la mente de Dios. Es una pregunta abierta ¿por qué algunos gematría parecen guardar relación con las unidades de medida del hombre, tales como grados y pulgadas.

Usted puede hacer su propia investigación gematría en La Rueda de la Biblia .


http://www.seekingtruth.co.uk/bible_numbers.htm

LA NUMEROLOGÍA BÍBLICA

Por Dr. Jasón Navarro, apologista unitario de la República Dominicana

La numerología bíblica es un tema apasionante para todos los que nos gusta conocer las culturas orientales, en especial la hebrea. La Biblia nunca nos da detalles acerca de esto, pero los investigadores y estudiosos nos han dado luz.

El propósito de escribir este estudio no es con el adjetivo de investigar cuándo es el fin del mundo, a través de los números, como hacen algunas sectas seudo cristianas, sino con el interés de que el estudiante de la Biblia obtenga una comprensión más amplia de los episodios bíblicos que tienen que ver con los números.

Comencemos con el numero 1. Este simboliza al Padre Eterno, quien es el único Dios verdadero. Mateo 19:6, Mateo 19:17, Juan 10:30, Gálatas 3:28, Efesios 4:5-6, Marcos 12:29-32, 1 Corintios 8:6, Deuteronomio 6:4. En estos ejemplos el uno simboliza el ámbito divino o la Deidad.

El numero 2 representa al hombre, pues en él hay siempre dualidad (el hombre interior y el exterior). Mateo 20:30, Mateo 26:60, Eclesiastés 4:9, Mateo 18:20, Marcos 6:7, Marcos 10:8, Mateo 27:46, Mateo 27:51, Apocalipsis 13:11, Lucas 12:52.

EL numero 3. Este es uno de los números mal interpretados en la Biblia, ya que muchas denominaciones cristianas lo interpretan literalmente y es de éste que nace la famosa doctrina  de la trinidad, una doctrina no bíblica. También erróneamente se dice que el hombre es un ser tripartito (espíritu, alma y cuerpo), ahora con este estudio veremos cuál es la verdadera interpretación del numero tres para los hebreos y para los verdaderos hijos del único DIOS verdadero.

El número 3 representa la totalidad y la plenitud divina, porque tres son las dimensiones del tiempo: pasado, presente, futuro. Decir 3 equivale a decir: plenitud o siempre. Génesis 6:10, Mateo 26:34, Isaías 6:3, Mateo 18:20, Hechos 10:16, Hechos 28:15, 2 Corintios. 12:2, Hechos 2:41, Hechos 10:40, Mateo 27:63, 2 Corintios 12:8, Daniel 6:10, Jonas 1:17, Daniel 3:23, Juan 13:38, Lucas 13:7, Lucas 12:52, Daniel 6:2. Esto incluye la trilogía diabólica, apocalipsis 20:10 y así sucesivamente. Son muchos los ejemplos que podemos buscar con el número tres, ya que este número se menciona 467 veces en la Biblia.

El numero 4 en la Biblia simboliza el cosmos, el mundo, ya que son los 4 puntos cardinales. En el paraíso había 4 ríos, Génesis 2:10. En la Parábola del Sembrador eran 4 semillas Lucas 7:4-8, Daniel 7:2. Este número es muy usado para asuntos que tienen que ver con la tierra.

El numero 5 significa “algunos”, “unos cuantos”, una cantidad indefinida. Así se dice que la multiplicación de los panes. Jesús tomó 5 panes (algunos panes), en el mercado se venden 5 pajarillos por dos monedas (algunos pajarillos), 1 Corintios 14:19, etc.

El numero 6 representa al hombre en su estado pecaminoso y de imperfección, representa el ego humano. Apocalipsis 13:18, Éxodo 20:9, Daniel 3:1; seis instrumentos de música, Daniel 3:7.

El numero 7 representa la perfección, por eso Jesús dirá a Pedro que debe perdonar a su hermano hasta 70 veces 7. También puede expresar la perfección del mal, cuando Jesús enseña que si un espíritu inmundo sale de un hombre pueden regresar otros siete espíritus peores, o cuando el evangelio cuenta que el señor expulsó siete demonios de la magdalena.

El Apocalipsis es el que más lo emplea: 54 veces para describir simbólicamente las realidades divinas: las 7 iglesias, los 7 espíritus del trono de DIOS, las 7 trompetas, los 7 candeleros, los 7 cuernos.etc.

El numero 10 tiene un valor que sirve para memorizar. Al ser los diez dedos de las manos, resulta fácil recordar esta cifra. Por eso figuran como los diez mandamientos que Yahvé dio a Moisés, y las diez plagas que azotaron a Egipto. También por esta razón se ponen sólo 10 antepasados entre Noé y Abraham, aun cuando sabemos que existieron muchos.

El numero 12 es también simbólico, significa “elección”. Por eso se habla de las 12 tribus de Israel, cuando en realidad en el Antiguo Testamento menciona más de 12; pero con esto se quiere decir que eran tribus elegidas. Igualmente se agruparon en doce los profetas menores del AT. También el evangelio menciona doce apóstoles de Jesús, que resultaron ser más de doce, si comparamos los nombres; pero se les llama los doce porque son los elegidos del Señor. Asimismo Jesús asegura tener doce legiones a su disposición (Mateo, 26:53). El Apocalipsis habla de 12 estrellas que coronan a la mujer, 12 puertas de Jerusalén, 12 angeles, 12 frutos del árbol de la vida, etc.

El número 40 tiene valor simbólico, y representa el “cambio”, de un periodo a otro, los años de una generación. Por eso el diluvio dura 40 días y 40 noches (pues es el cambio a una nueva humanidad). Los israelitas están 40 años en el desierto. Moisés permanece 40 días en el monte Sinaí, y Elías peregrina otros 40 días hasta allí, (a partir de lo cual su vida cambiara). Jesús ayuna 40 días (porque es el cambio de su vida privada a su vida pública).

El número 1000 significa multitud, gran cantidad: Daniel 5:1, Salmo 90; 1 Reyes 3:4,11:3, a veces este numero puede entrar en combinación con otros. Así Apocalipsis dice simbólicamente que al final de mundo se salvaran 144.000 Elegidos, porque es la combinación de 12 x 12 x 1000, y significan los elegidos del Antiguo Testamento (12) y elegidos del Nuevo Testamento (12), en una gran cantidad (x 1000).

Otro número simbólico es el 70. Lucas dice que Jesús eligió a 70 discípulos para enviarlos a todos lugares y sitios por donde el tenía que pasar (Lucas 10:1). No está dando una cifra real, sino simbólica, ya que según Génesis 10, el total de los pueblos y naciones que existían en el mundo eran 70. Cuando Lucas dice esto, lo que quiso decir es que el evangelio llegara a todas las naciones del mundo.

También vemos otra cifra en Juan 21:11, ¿por qué tanto interés en dejar registrado el numero 153 peces? Es  que en la antigüedad se creía entre los pescadores que 153 era el número de peces que existía en los mares. El mensaje es claro: Jesús vino a salvar a gente de todas naciones.

Nota: No todos los números en la Biblia son simbólicos. Ante cada cifra tenemos que preguntarnos ¿esta cifra indica cantidad o encierra un mensaje?

UNA LECTURA DE NÚMEROS 12 DESDE LA PERSPECTIVA DE MUJERES NEGRAS

EETIOPBetty Ruth Lozano

Bibiana Peñaranda

Resumen
Presentamos una relectura de Números 12 desde una perspectiva de mujeres negras. Lo que hacemos es desplazar la atención de Miriam y Aarón, que ha sido la lectura tradicional del texto, para enfatizar la presencia silenciada de la mujer cusita, la cual no nos cabe duda es la misma Séfora, esposa de Moisés. Y para finalizar le damos voz a Séfora, ella misma nos cuenta su propia versión de los hechos narrados en Números 12. 

Nuestro primer acercamiento al texto de Números 12 lo hicimos desde la expropiación simbólica y real que la cultura occidental, patriarcal y racista, ha hecho de nuestros cuerpos de mujeres negras. Este texto nos ofreció una identificación inmediata con una mujer negra, que, según nosotras leíamos, estaba siendo excluida, marginada, negada por otra mujer y/o por otro pueblo debido al color de su piel. Esta primera lectura pretendió desplazar la atención de Moisés y Miriam, que ha sido la lectura tradicional del texto, para ubicar a la cusita como centro del relato.

Como mujeres negras asumimos a la mujer cusita o etíope como la protagonista.

Interpretamos el castigo a Miriam como una opción de Dios por el pueblo negro, esto nos alegró y nos llevo a ratificar que Dios está en contra del racismo, es más lo considera un pecado y envía a Miriam una enfermedad como la lepra, la cual es como un llamado a mirarse, a volverse sobre su piel y a que sienta por siete días lo que significa ser rechazada, apartada, excluida, tanto por sus hermanos como por el pueblo que camina junto con ella, quien además debió detener su marcha, retrasarse en su caminar; seguramente también reflexionar sobre el pecado de Miriam que era también su propio pecado, es decir que se dieron cuenta que el racismo, la exclusión y la discriminación no hacen parte del plan de Dios para su pueblo. Miriam es obligada a retractarse y a entrar en un proceso de arrepentimiento. Aquí también hicimos un desplazamiento porque tradicionalmente se ha leído que el pecado de Miriam es el cuestionamiento al liderazgo de Moisés. Temimos caer en una lectura patriarcal al resaltar el enfrentamiento entre las dos mujeres, pero como mujeres negras queríamos visibilizar la otra cara del conflicto presentando el enfrentamiento étnico racial que veíamos dentro del pueblo de Israel.

Releyendo el texto con nuevas informaciones, especialmente las aportadas por Maricel Mena y Peter Nash en el encuentro anual de Ribla realizado en São Leopoldo, Brasil, en 2004, nos cuestionamos el conflicto racial que en un principio era tan evidente para nosotras, porque si bien no hay ninguna duda de que la cusita es una mujer negra resulta absurdo pensar que Miriam pueda ser una mujer blanca, ya que Israel es fruto de la mezcla de muchos pueblos que estaban bajo el dominio Egipcio. Bueno, si esto es así, ¿cuál es el problema con la cusita realmente? y ¿por qué si Aarón murmura junto con Miriam, él no es castigado de la misma manera?, ¿será por el “corte machista” que parece tener la Biblia?, ¿será que nuestra reflexión es errada, será que…?

¿Por qué la mujer cusita es vista como una amenaza por Miriam y Aarón? ¿Qué representa ella en la vida del pueblo de Israel o en la vida de Moisés? ¿Qué tiene que ver la cusita con el liderazgo que le está siendo cuestionado a Moisés? Y ¿qué si la cusita y Séfora son la misma mujer?

Partiendo de nuestra experiencia de opresión y exclusión quisimos que la mujer Cusita hablara y esto fue lo que nos dijo:

Bendito sea Yahvé, el Dios de Sifrá, Fuvá, Agar e Ismael, que libró y sigue liberando a los pueblos de esclavitudes pasadas y actuales, me dirijo a ustedes hermanas negras de la diáspora, primero reconociéndome como la mujer cusita, pero también reconociéndome con un nombre propio que me da identidad, soy Séfora, la esposa de Moisés, sí, esa misma, una de las mujeres que él ayudara a defender de los pastores para que el rebaño de nuestro padre pudiera tomar agua del pozo, eso fue cuando huía de Egipto. Hago parte del pueblo de Israel desde sus comienzos o sea cuando empezó a conformarse como pueblo libre en el desierto, fui entregada por mi padre Jetro como esposa a Moisés, a quien le he sido fiel y le he acompañado en las buenas y en las malas.

Cuando conocí a Moisés él solo sabía de las costumbres egipcias, pues se crió dentro de esta cultura, por eso puedo decirles con certeza que Moisés aprendió a ver y a reconocer a un Dios cercano, dispuesto a hablarle cara a cara en nuestra familia. Moisés se integró rápido a nuestro estilo de vida, le gustaba mucho pastorear las ovejas y acompañar a mi padre en sus ceremonias rituales en honor a Yahvé; mi padre era sacerdote en Madian y Moisés aprendió mucho de Dios a través de él, eso le ayudo a reconocer al Yo Soy en la zarza ardiendo, pues al calor de nuestro fogón hablábamos de ese gran Dios que hace prodigios y se manifiesta a quien quiere y donde quiere. Cuando Dios le ordenó regresar a Egipto, mis hijos y yo le acompañamos, pero cuando las cosas se pusieron muy difíciles con el Faraón el nos envió junto a mi padre, yo no quería dejarlo pues quería estar con él de cuerpo presente en esa lucha, pero él insistió y tuve que partir, pero le acompañé con mis oraciones y con la presentación de sacrificios al Dios liberador que aprendí a adorar en mi familia.

Como esposa de Moisés era su confidente, muchas veces fui su consejera, su refugio en medio de las presiones que hacía el pueblo cuando no teníamos comida o agua, o carne, se decía que yo ejercía una fuerte influencia sobre Moisés por eso Miriam y Aarón, se sentían a veces desplazados y se quejaban de que Dios también había hablado con ellos, lo que pasa es que Moisés a veces tenia dificultad para compartir el poder, tanto que mi padre le sugirió que escogiera entre el pueblo 60 personas que le ayudaran a impartir justicia ya que él se echaba solo esa responsabilidad y la gente pasaba largas horas haciendo grandes colas para plantearle sus problemas, en esa ocasión yo le ayudé a escoger a algunos ancianos del pueblo.

A Miriam tampoco le gustó que Moisés escogiera una mujer extranjera para casarse y formar su familia. Murmuró contra él y fue castigada. Una enfermedad que le puso la piel blanca, le llenó todo el cuerpo. El pueblo decidió excluirla de la comunidad por temor al contagio y todo el pueblo se detuvo a esperar que sanara.

Quiero decirles que yo no entré en discusión con Miriam porque Dios le había dejado clara su posición frente a su pecado, pero si aproveché los siete días en que el pueblo se paró a esperarla para decirles que no soy una extranjera, que hago parte del pueblo, que con ellos viví y sufrí su liberación y  que al unirme en el desierto a ellos no fue para estar en mejor posición, no, sino para seguir caminando con quienes eran mi familia y con quienes quería compartir la libertad, y ayudar así como ayudamos a Moisés en el conocimiento de ese Dios generoso liberador que está al lado de los pobres y excluidos.

No me alegra el castigo a Miriam, triste que una persona tenga que pasar por la experiencia de exclusión y rechazo para saber que el Dios que profesa no es compatible con esas actitudes. Miriam y Aarón pecaron; primero, al no discernir entre los estados que son un peligro para el proyecto de Dios (Dt 7,1-4) y los pueblos para los que también ese proyecto es una promesa, segundo, al creerse el único pueblo elegido y beneficiario de los propósitos divinos y, tercero, al rechazar a los extranjeros indiscriminadamente.

Esa situación de rechazo es la que viven hoy cientos de miles de mujeres negras, indígenas, gitanas, dalits, árabes, que son excluidas, marginadas, rechazadas como personas, a las que se les niegan sus derechos como seres humanos, también la viven numerosos pueblos que son considerados obstáculos al desarrollo hegemónico que los países del Norte imponen sobre los del Sur.

Pueblos negros e indígenas están siendo sometidos a genocidio porque las tierras que ocupan son ofrecidas al capital extranjero a través de negociaciones de sus gobiernos que solo benefician a los más ricos. Esto ocasiona un desplazamiento forzado de los territorios ancestrales hacia las ciudades, con sus hijos e hijas, en donde son tratados y tratadas como extranjeras, extrañas que no merecen ser parte de la “sociedad mayor” ni gozar de sus beneficios: empleo, educación, salud, vivienda digna. Se imponen sobre estos pueblos las exigencias de los faraones de la época: Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y Organización Mundial del Comercio.

Las invito hermanas a que se fortalezcan unas a otras, creyendo y visibilizando al Dios de la vida que estuvo conmigo y sigue con ustedes, un Dios que es inclusivo, que no acepta bajo ninguna circunstancia el racismo, la discriminación, la xenofobia. Queridas hermanas, mantengan la esperanza en la construcción del Reino de Dios en esta tierra, aléjense del consumismo idólatra, cuídense de multiplicar esas estructuras injustas siendo ustedes mismas excluyentes, luchen, no se queden esperando como el pueblo de Israel al pie del mar, hagan lo que Dios les dijo que hicieran: avancen (Éxodo 14,15)! 

En conclusión, el acercamiento inicial que hicimos al texto, surgido de nuestra espontánea identificación con una mujer africana la cual asumíamos como víctima, nos cegó para ver otros aspectos en el texto que podían ser más iluminadores de nuestra condición de oprimidas hoy en día: la contribución de Séfora y su familia etíope a la religiosidad del pueblo hebreo, el liderazgo de Séfora y de su padre Jetro, la opción de Dios por Séfora. No es suficiente con acercarse al texto bíblico desde nuestra condición de oprimidas, porque podemos caer en lecturas fundamentalistas del texto. Es necesaria la exégesis, el análisis del contexto, el conocimiento de la historia. Confirmamos una vez más, que desplazar la atención de los sujetos obviamente protagónicos, para dar la palabra al que está silenciado, excluido, al que no tiene voz o lo han callado, permite darle al texto un vuelco completo y encontrar mensaje de liberación para los que sufren aún en textos considerados muy difíciles. No pretendimos dar respuesta a todas las preguntas que nos formulamos en un principio, mas bien fueron una provocación que nos invita y los y las invita a emprender la búsqueda por esas y otras respuestas. Darle voz a Séfora significa una invitación a que los excluidos no se queden callados, es una invitación para que las mujeres negras nos tomemos la palabra, no nos victimicemos más sino que nos levantemos a marchar por nuestra propia liberación y la de todos los oprimidos. Séfora invita a avanzar, a visibilizarse.

Betty Ruth Lozano

Cusitos/as es la manera como en la Biblia se nombra a los etíopes (Etiopía viene del griego Aithiopia: “quemado por el sol”). Los hebreos llamaron este país kux (Cus).