“ANTES QUE ABRAHAM FUESE, YO SOY” (JESÚS DE NAZARET/JUAN 8:58)—¿YO SOY QUÉ?

Juan 8 verso 58, Jesús dice: “Antes que Abraham fuese, yo soy”. Ahora bien, aquí viene la pregunta crucial para los Trinitarios: ¿Prueban estas palabras de Jesús que él es el único Dios verdadero y eterno?¿Prueban que él es el Eterno Dios Hijo?

Primer punto: Los Trinitarios sostienen que este versículo dice que Jesús dijo que él era el “Yo soy” (es decir, el Yahvé del Antiguo Testamento), por lo que debe ser Dios. Este argumento no es correcto. Diciendo: “Yo soy” no convierte a una persona en Dios. El ciego de nacimiento de Juan 9 verso 9 que Jesús sanó no estaba afirmando ser Dios, cuando dijo: “Yo soy” (es decir, aquel hombre ciego que Cristo sanó)”, y el griego dice exactamente igual que la declaración de Jesús, es decir, “Yo soy” (ego eimi). El hecho de que exactamente la misma frase se traduce de dos maneras distintas, una como “Yo soy” y otra como “Yo soy el hombre,” es una razón por la que es tan difícil para el cristiano promedio obtener la verdad de sólo una lectura de la Biblia, ya que ha sido traducido al español. La mayoría de los traductores de la Biblia son trinitarios, y su sesgo aparece en varios lugares en su traducción, siendo muy común. Pablo también usó la misma frase de sí mismo cuando dijo que deseaba que todos los hombres fueran como “Yo soy” (Hechos 26 verso 29). Por lo tanto, podemos concluir que cuando Pablo, el hombre ciego de nacimiento, o Cristo, dijeron la frase “Yo Soy”, ellos NO estaban afirmando ser “Dios”. El erudito C. K. Barrett escribe:

Ego eimi [“Yo soy”] no identifica a Jesús con Dios, pero llama la atención sobre él en los términos más enérgicos posibles. “Yo soy aquel que uno debe mirar y escuchar, si quieres conocer a Dios.”

Segundo punto: La frase “Yo soy” se produce muchas otras veces en el Nuevo Testamento, y, a menudo se traduce como “Yo soy el Cristo”, o algún equivalente. (“Yo soy” aparece en Marcos 13 verso 6; Lucas 21 verso 8; Juan 13 verso 19; Juan 18 versos 5, 6 y 8. “Soy yo” aparece en Mateo 14 verso27; Marcos 6 verso 50; Juan 6 verso 20 “Yo soy el que afirmo ser”  aparece en Juan 8 versos 24 y 28. Es obvio que estas traducciones son del todo correctas, y es interesante que la frase se traduzca como “Yo soy” sólo en Juan 8 verso 58. Si la frase en Juan 8 verso 58 se traduciría como “Yo soy el Cristo”, o “Yo soy aquel,” como todos los demás, sería más fácil ver que Cristo estaba hablando de sí mismo como el Mesías de Dios (como en verdad lo fue y es ), es decir, aquel se habla de todo el Antiguo Testamento.

En la Última Cena, los discípulos estaban tratando de averiguar quién negaría al Cristo. Ellos dijeron, literalmente, “, ¿Soy yo, Señor”? (Mateo 26 versos 22 y 25). Nadie diría que los discípulos estaban tratando de negar que fueran Dios porque estaban usando la frase “Soy yo” o “yo soy”. El punto es éste: “Yo soy” era una forma común de designarse a uno mismo, y esto no quiere decir que se está afirmando ser Dios.

Tercer punto: Se argumenta que debido a que Jesús era “antes” de Abraham, Jesús debe haber sido Dios. No hay duda de que Jesús en sentido figurado “existía” en el tiempo de Abraham. Sin embargo, en realidad no existía físicamente como persona; más bien que “existía” en la mente o en los planes de Dios, como el plan de Dios para la redención del hombre. Una lectura cuidadosa del contexto del versículo muestra que Jesús estaba hablando de “existente” en la presciencia (no presencia!) de Dios. El versículo 56 se traduce con precisión en la versión del Rey Jaime, que dice: “Abraham vuestro padre se gozó por ver mi día; y lo vio, y se gozó.” Este versículo dice que Abraham “vio” el Día de Cristo, que es normalmente considerado por los teólogos el día en que Cristo conquista la tierra y establece su reino. Eso encajaría con lo que el libro de Hebreos dice de Abraham: “Porque él estaba esperando la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios” (Hebreos 11:10.). Abraham esperaba la ciudad que todavía está en el futuro, sin embargo, la Biblia dice que Abraham “vio” la ciudad. También en Apocalipsis 13:8 se habla del cordero que fue inmolado antes de que fuese el mundo. Pero todo sabemos que el cordero sería inmolado miles de años después, aunque se habla como si fuera un hecho consumado. Ahora bien, regresando a la ciudad que vio Abraham, ¿en qué sentido podría Abraham haber visto algo que estaba en el futuro? Abraham “vio” el Día de Cristo, porque Dios le dijo que iba a venir, y Abraham “vio” por fe. Aunque Abraham vio el día de Cristo por la fe, ese día existía en la mente de Dios mucho antes de Abraham.

Así, en el contexto del plan de Dios existente desde el principio, Cristo ciertamente era “antes” que Abraham. Cristo era el plan de Dios para la redención del hombre mucho antes de que Abraham viviera. No somos los únicos que creen que la declaración de Jesús no lo convierte en Dios:

Cuarto punto: Para que el argumento trinitario de la frase “Yo Soy” de Jesús en Juan 8 verso 58 lo convierta en Dios, su declaración debe ser equivalente a la declaración “Yo soy” de Dios en Éxodo 3 verso 14. Sin embargo, las dos sentencias son muy diferentes. Si bien la frase griega en Juan significa “Yo soy”, la frase hebrea en Éxodo en realidad significa “ser” o “llegar a ser.” En otras palabras, Dios está diciendo: “Yo seré lo que seré.” Por lo tanto el “yo soy “en Éxodo es en realidad una mala traducción del texto hebreo, por lo que el hecho de que Jesús dijo” Yo soy “no lo convierte en Dios.

Quinto punto: Los Trinitarios sostienen que los Judíos tomaron piedras para apedrear a Jesús porque él estaba afirmando ser Dios (Juan 8 verso 59), pero eso es una suposición. Hay una explicación diferente que es compatible con una mejor evidencia: los Judíos tomaron piedras para matar a Jesús porque entendían que estaba afirmando ser el Mesías. En el juicio de Jesús, el Sumo Sacerdote preguntó: “Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios” (Mateo 26 verso 63.). En primer lugar, debemos notar que nadie en el juicio le preguntó a Jesús si era Dios. Sin embargo, si pensaban que él había estado reclamando ser Dios, habría sido sin duda una pregunta que le habrían preguntado. El sumo sacerdote le preguntó a Jesús en términos muy claros si él era el Cristo, porque eso es lo que los Judíos sabían que Jesús estaba afirmando ser. En segundo lugar, cuando los Judíos oyeron la clara respuesta de Jesús (“Sí, es como ustedes dicen”), lo acusaron de blasfemia, y dijeron: “Él es digno de muerte.” (Mateo 26 verso 66). Sentían que era digno de muerte en el registro en Juan 8, pero en ese registro se tomaron piedras para matarlo, mientras que después de escuchar su “blasfemia” en el juicio, lo llevaron a Pilato y llegaron los romanos a ejecutar a Jesús.

HOMBRE QUE VIVIÓ COMO TRANSEXUAL MUCHOS AÑOS TESTIFICA CÓMO LO CAMBIÓ CRISTO

Hombre que vivió como transexual muchos años testifica cómo lo cambió Cristo

Walt Heyer vivió como Laura Jensen durante ocho años y hasta tenía un trabajo con el gobierno de Estados Unidos mientras vivía como un transexual, pero él dice que la operación física no pudo ayudarle con sus luchas mentales y emocionales que tuvo que enfrentar.

Estados Unidos | Lunes 2 de Febrero, 2015 | Por Nínro Ruíz Peña |

(NoticiaCristiana.com).

LOS ÁNGELES, California -. Un hombre de California que obtuvo una operación de cambio de sexo en la década de 1980 para vivir como una mujer pero más tarde decidió volver a su sexo biológico y ahora comparte cómo Dios redimió su vida y le dio esperanza.

Walt Heyer vivió como Laura Jensen durante ocho años y hasta tenía un trabajo con el gobierno de Estados Unidos mientras vivía como un transexual, pero él dice que la operación física no pudo ayudarle con sus luchas mentales y emocionales que tuvo que enfrentar.

Heyer dijo al Daily Mail recientemente que él cree que sus problemas se derivaron de su infancia, cuando fue abusado sexualmente por un familiar y por otro que le puso vestidos de mujer.

“Cuando yo cuidaba a mi abuela, ella me empezó a vestir con ropa femenina. Ella incluso me hizo un vestido de noche color púrpura”, recordó. “Y cuando mi padre se enteró de lo que la abuela había estado haciendo, de vestirme como una chicha, él cambió todo”.

“El hermano adoptivo [de mi padre] Fred comenzó a molestarme sexualmente”, dijo Heyer resaltando que la personalidad fuerte y disciplina de su madre le era difícil de afrontar.

“La disciplina de mamá se hizo aún más grave”, explica Heyer, “y yo aprendería mucho más tarde en la vida de su disciplina que pensó que un día casi me había matado”.

Heyer dijo que la inseguridad que sentía por las circunstancias pronto lo llevó a creer que era una niña atrapada en el cuerpo de un niño, y comenzó cada vez más a vivir solitario. Aunque después Heyer se había casado y tenía hijos, a la edad de 37 años, decidió obtener una operación de cambio de sexo para convertirse en una mujer.

Dijo que se divorció de su esposa poco antes de la operación porque no quería ponerla a prueba. Sin embargo, sus hijos no estaban contentos con la forma en que estaba destruyendo su familia.

“Cuando un padre hace eso, estás traicionando a tus hijos, y lo que vino a mi mente más tarde fue que era más importante que mis hijos”, explicó Heyer.

Heyer vivió como Laura Jensen durante ocho años y trabajó para la Federal Deposit Insurance Corp. Pero un día, mientras estudiaba psicología en la Universidad de California, se dio cuenta que no era un transexual sino un hombre con un problema psicológico que trataba de vivir como una mujer pero que no lo podía arreglar. Heyer también se enteró de que su respuesta a su problema no estaba en sí mismo sino en Cristo.

Así que, ocho años después Heyer volvió de nuevo a su vida como un hombre, y ahora dice que no cree que las personas nacen transgénero.

“Disforia de género es una condición psicológica en la que no se está satisfecho con su género”, le dijo al Daily Mail. “Nadie ha nacido transexual. Están fabricados como resultado de algo, un problema de desarrollo infantil que aún tiene que ser determinado por muchas personas. En retrospectiva, me doy cuenta que el cambio de género, francamente es sólo pura necedad”.

Heyer dice que aquellos que luchan con la condición homosexual, no están recibiendo la atención adecuada, y muchos profesionales en medicina son demasiado rápidos para estar de acuerdo con realizarles una cirugía.

“Todos ellos tienen algún nivel de depresión, y no estamos tratándolos”, ha lamentado. “Sólo estamos cortando partes del cuerpo y dándoles un nuevo nombre y un nuevo género”.

“[Pero] biológicamente, nadie puede transportar otro género, ni siquiera es posible”, dijo Heyer. “Todo lo que hacen es bombearle a la gente hormonas, poner implantes de mama y declaran que han fabricado una hembra. Es biológicamente imposible convertir un hombre en una mujer”.

El hombre ahora tiene 74 años de edad, desde entonces ha hecho las paces con sus hijos y tiene un sitio web para ayudar con compasión a los demás que luchan con la identidad de género o están expresando su pesar por haberse realizado una operación de cambio de sexo.

“Dios diseñó al hombre; Él diseñó a las mujeres”, dijo en un vídeo grabado el año pasado. “Dios redimirá la vida de las personas que luchan con problemas de identidad de género como lo hice yo. Él redimió mi vida y me ha hecho libre”.

¿ES JESÚS UN HUMANO PERFECTO Y EXALTADO EN EL CIELO, O MAS BIEN UN ESPÍRITU PURO?

Jesús, en el cielo, dice esto:

Apocalipsis 22:16: “Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. YO SOY la raíz y EL LINAJE DE DAVID, la estrella resplandeciente de la mañana”.

Sólo Jesús es del linaje de David en la carne

Romanos 1:3: “…acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del LINAJE de DAVID SEGÚN LA CARNE“”

Comentario:

Ahora bien, algunos argumentarán que Pablo dice aquí, en Romanos 1:3, que Jesús ERA (y por tanto “ya no es”) del linaje de David. Pero si este razonamiento es del todo cierto, entonces Jesús tampoco es ahora Hijo de Dios, pues Pablo dice en Hebreos 5:8: “Y aunque ERA HIJO (¿ya no lo es?), por lo que padeció aprendió la obediencia…”

El punto es que si Jesús en el cielo sigue diciendo que es del linaje de David, él se está refiriendo a su humanidad, a su carne, lo cual nos lleva a pensar con todo derecho que él sigue siendo de “carne y huesos”, tal como se lo dijo Jesús mismo a Tomás cuando se le apareció resucitado en gloria (Lucas 24:39).

Aquí los “Trinotercos” tienen un problema para resolver!

Un mediador que sigue siendo hombre

1 Timoteo 2:5:  “Hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo HOMBRE“.

SI EL “HIJO DEL HOMBRE” ES HOMBRE— ¿NO ES DE ESPERAR QUE “EL HIJO DE DIOS” ES TAMBIÉN DIOS?

Algunos detractores que creen que Cristo es Dios como Su Padre, alegan que si Jesús es Hijo del hombre, él no deja de ser hombre; así como tampoco por ser Hijo de Dios deja de ser Dios como Su Padre. Sin embargo, esto crearía un problema cuando lo confrontamos con dos textos fundamentales: Juan 17:3 y 1 Corintios 8:4-6. Ambos textos, aunque hay otros más que podemos usar como fundamento, nos dicen que sólo hay un Dios verdadero que es el Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Por otro lado, la Biblia nos dice que nosotros, los hombres, nos constituimos por la conversión, en hijos de Dios y en hermanos de Cristo. Esto supondría, si seguimos con la lógica de nuestros amigos Trinitarios y binitarios, que nosotros también seremos en la gloria, tanto humanos como dioses tal como Cristo mismo lo es ahora en el cielo. Entonces nos preguntamos: ¿cuántos dioses habría finalmente en la familia de Dios? Tres serían pocos!

La Biblia también dice que los ángeles son hijos de Dios, pero son ellos igualmente Todopoderosos como el único Dios verdadero? Pues no! Sin embargo a ellos se les llama “elohim” que significa dioses. Entonces podemos concluir que aunque son “dioses”, no son como el único Dios verdadero. Igualmente podemos decir de todos los hijos de Dios que compondrán finalmente la familia de Dios. Todos ellos tendrán la naturaleza divina (2 Pedro 1:4) pero no serán como el único Dios verdadero, el Padre, el cual subsiste por sí mismo.

Pablo habla de los “llamados dioses” en el cielo y en la tierra, así como hay muchos dioses y señores”. Sin embargo, uno es apropiadamente el Dios verdadero, el Padre de todos los hijos que subsisten por él—YAHWEH (1 Corintios 8:5).

Finalmente, ¿no es curioso que exista un Hijo de Dios, un Espíritu Santo de Dios, pero no un Padre de Dios?¿Se ha puesto usted ha pensar por qué la Biblia no habla del “Padre de Dios”? La respuesta es simple: ¡Sólo el Padre es Dios y no pertenece a ningún Dios!

MOMENTOS DE LA CREACIÓN: EL MISTERIO DE MASCULINO Y FEMENINO

 

Génesis 5:2

“Hombre y mujer los creó; y los bendijo, y les puso por nombre Adán el día en que fueron creados”.

“Hombre y mujer los creó”.  Esa simple frase acumula un mundo de problemas sobre aquellos que creen en la evolución.

mystery of male and female

Los evolucionistas nos dicen que en las tempranas etapas la evolución habría producido criaturas que se reproducen sin la necesidad de masculino y femenino.  Entonces ellos suponen que alguna mutación habría producido las diferencias de género, pero ¿qué ventaja ofrecerían estas diferencias? Muy al contrario, estas diferencias serían una desventaja y rápidamente habrían sido desechadas.  Un problema aún más serio que ese, de acuerdo a la historia de la evolución de la vida, los sexos masculino y femenino se deben haber seleccionado en diferentes tipos de criaturas docenas de veces.

Nadie tiene la menor idea cómo una o docenas de mutaciones pueden haber producido los sexos masculino y femenino.  El cambiar a una criatura de no tener ningún género en un sexo masculino o femenino requiere desarrollar varios órganos nuevos, cambiando algunos otros, creando completamente nuevos sistemas hormonales, y cambiando otros.  Los nuevos órganos y sistemas tendrían que ser inmediatamente integrados en el funcionamiento del resto del cuerpo.  Además, los cambios masculinos independientemente desarrollados tendrían que funcionar con los independientemente desarrollados cambios femeninos.  También se tendrían que dar cambios en los cerebros de las nuevas criaturas para que deseen aparearse entre sí.  ¡Y los evolucionistas nos dicen que esto debe haber sucedido docenas de veces!

Si, esa simple frase “hombre y mujer los creó” deja a la evolución con un misterio imponderable.  Este misterio es resuelto fácilmente por la Palabra de Dios.  ¡Que equivocación es decir que la Biblia es obsoleta en nuestra era científica moderna!

Oración:
Te agradezco, Señor, por el regalo del sexo. Renueva mi corazón y mente para que yo desee utilizar este maravilloso regalo de la forma que Tú quisiste. Amén.
Notas:
Ocvirek, Steven. 1990. The gender gap. Bible-Science Newsletter, Dec. p. 5.

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

EL ANTICRISTO: “AL DIOS DE SUS PADRES NO HARÁ CASO” (Daniel 11:37)

¿Puede el anticristo ser un ET, o en el mejor de los casos, un híbrido, como suponen un buen número de Cristianos? En Daniel 11:36 y 37 se nos dice que el rey del norte, quien, según la mayoría de los exégetas es el anticristo final (Verso 40, “últimos tiempos”), NO HARÁ CASO DEL DIOS DE SU PADRES. ¿Pero pueden los ET o Híbridos tener padres que adoran al mismo Dios?

Por otro lado, la locución “al Dios de sus padres” o “El Dios de sus padres” se encuentra en el Antiguo Testamento únicamente, y siempre se refiere al pueblo de Israel, y su abandono o rechazo del “Dios de sus padres”. Sólo en Daniel 11:37 se refiere al rey del norte como aquel individuo que no hace caso al Dios de sus padres. Entonces nos preguntamos, ¿no será éste un Hebreo apóstata, miembro de la sinagoga de Satanás?

EL HOMBRE DE LAS NIEVES ERA EN REALIDAD UN OSO

National Geographic

Al menos es lo que afirma un científico británico, que ha comprobado que las muestras de cabello del legendario Yeti, o abominable Hombre de las Nieves, pertenecen a una antigua raza de osos que podría haber sobrevivido hasta hoy.

20293_600x450.jpg

Bryan Sykes recibió varias muestras de todo el mundo. La más prometedora provenía de una región del norte de India, Ladakh, y supuestamente la había conseguido un montañero francés; otra fue encontrada hace una década en Bhutan, a unos 1.300 kilómetros de Ladakh.

Según Sykes, el ADN de ambas muestras coincide con el de la mandíbula de un oso polar encontrado en Noruega y que podría tener hasta 120.000 años de antigüedad.

En su opinión, el hecho de que ambas muestras fueran encontradas a tanta distancia la una de la otra y que sean relativamente recientes sugiere que la especie a la que pertenecieron podría seguir viva.

«No creo que se trate de muestras de los dos únicos osos polares del Himalaya», afirma.

Fotos: osos polares
Sugirió, además, que podría tratarse de una especie nueva de oso o de un híbrido de oso polar y oso pardo.

¿ES EL HOMBRE UN SER TRINO?

Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Una de las grandes verdades del Génesis es que el hombre fue creado a la “imagen y semejanza de Dios” (Gén. 1:26,27). Es decir, que el hombre y Dios se parecen o son semejantes. Los Trinitarios sostienen que Dios es un Ser Trino, es decir, que está compuesto de 3 Personas distintas que son cosubstanciales. En buena cuenta, las Tres Personas tienen la misma sustancia.

 Ahora bien, ¿está el hombre compuesto por 3 Personas distintas en una sola persona? Es decir, es el hombre un ser compuesto de 3 Personas cosubstanciales y eternas en una? La pregunta nos deja perplejos, sin duda. Los Trinitarios dicen que efectivamente el hombre está compuesto por tres partes (no personas) como Dios está conformado de 3 personas. La comparación es absurda, por lo visto. Las Tres partes del hombre no tienen semejanza alguna a las 3 supuestas personas de la Trinidad. El alma, el Espíritu, y el cuerpo no son de la misma sustancia, como es obvio, y por tanto la comparación no cabe. Lo único que cabe preguntarnos es: ¿En qué sentido es el hombre hecho a la imagen y semejanza de Dios? Algunos responderán que hombre y Dios comparten una moral común, sabiendo distinguir entre lo que es correcto e incorrecto; y teniendo un sentido común por la justicia y la verdad. Esto puede ser verdad, pero, ¿y qué hay de su hombre interior? ¿Está éste compuesto por 3 personas espirituales en una? En fin, creo que hay mucho que pensar o meditar en lo que respecta a nuestra imagen y semejanza con Dios. Si el hombre no es Trino, ¿podría ser él totalmente semejante a Su Creador?¿O será que Dios no es una Persona Trina, y por tanto tampoco nosotros, los humanos?

MÁS LUZ SOBRE LA SEÑAL DEL HIJO DEL HOMBRE PARA ESTA GENERACIÓN

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Introducción:

Este estudio es una ampliación de otro estudio anterior referente a la “Señal singular de la Segunda Venida de Jesucristo al mundo y del fin del siglo”.

Todas las Señales deben ser visibles

Génesis 1:14: Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de SEÑALes para las estaciones, para días y años.”

Comentario:

Las lumbreras son señales visibles para fijar los días, meses, años, y las estaciones.

Génesis 9:13: Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por SEÑAL del pacto entre mí y la tierra.

Comentario:

La señal del arco Iris es visible, y recordaba el pacto de Dios con la tierra.

Génesis 17:11: Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por SEÑAL del pacto entre mí y vosotros.

Comentario:

La señal era la circuncisión de la carne, real y visible.

1 Reyes 13:3,5: Y aquel mismo día dio una SEÑAL, diciendo: Esta es la SEÑAL de que Jehová ha hablado: he aquí que el altar se quebrará, y la ceniza que sobre él está se derramará. Y el altar se rompió, y se derramó la ceniza del altar, conforme a la SEÑAL que el varón de Dios había dado por palabra de Jehová.

Comentario:

La señal era visible, es decir, que el altar se quebraría.

2 reyes20:8 Y Ezequías había dicho a Isaías: ¿Qué señal tendré de que Jehová me sanará, y que subiré a la casa de Jehová al tercer día? 20:9 Respondió Isaías: Esta señal tendrás de Jehová, de que hará Jehová esto que ha dicho: ¿Avanzará la sombra diez grados, o retrocederá diez grados? 20:10 Y Ezequías respondió: Fácil cosa es que la sombra decline diez grados; pero no que la sombra vuelva atrás diez grados. 20:11 Entonces el profeta Isaías clamó a Jehová; e hizo volver la sombra por los grados que había descendido en el reloj de Acaz, diez grados atrás.

Isaías 38:7 Y esto te será señal de parte de Jehová, que Jehová hará esto que ha dicho:  38:8 He aquí yo haré volver la sombra por los grados que ha descendido con el sol, en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Y volvió el sol diez grados atrás, por los cuales había ya descendido.

Comentario:

La señal era la sombra proyectada del sol 10 grados atrás.

Personajes destacados de la Biblia que se convierten en señales

El profeta Ezequiel se convierte en señal para el pueblo

Ezequiel 12:10 Diles: Así ha dicho Jehová el Señor: Esta profecía se refiere al príncipe en Jerusalén, y a toda la casa de Israel que está en medio de ella. 12:11 Diles: Yo soy vuestra señal; como yo hice, así se hará con vosotros; partiréis al destierro, en cautividad. 12:12 Y al príncipe que está en medio de ellos llevarán a cuestas de noche, y saldrán; por la pared abrirán paso para sacarlo por ella; cubrirá su rostro para no ver con sus ojos la tierra. 12:13 Mas yo extenderé mi red sobre él, y caerá preso en mi trampa, y haré llevarlo a Babilonia, a tierra de caldeos, pero no la verá, y allá morirá. 12:14 Y a todos los que estuvieren alrededor de él para ayudarle, y a todas sus tropas, esparciré a todos los vientos, y desenvainaré espada en pos de ellos.

Ezequiel 24:24 Ezequiel, pues, os será por señal; según todas las cosas que él hizo, haréis; cuando esto ocurra, entonces sabréis que yo soy Jehová el Señor. 27 En aquel día se abrirá tu boca para hablar con el fugitivo, y hablarás, y no estarás más mudo; y les serás por señal, y sabrán que yo soy Jehová.

Isaías y sus hijos fueron señal para el pueblo

Isaías 8:17 Esperaré, pues, a Jehová, el cual escondió su rostro de la casa de Jacob, y en él confiaré. 18 He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová somos por señales y presagios en Israel, de parte de Jehová de los ejércitos, que mora en el monte de Sion.

Comentario:

El profeta se ofrece a sí mismo y a sus hijos para los propósitos del Señor: “He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová somos señales y prodigios en Israel, de parte de Jehová de los ejércitos que mora en el monte Sión”. Un ejemplo son los nombres que Isaías dio a sus hijos: Maher-salal-hash-baz, que significa “el despojo se apresura, la presa se precipita”[42] y Sear-jasub, que significa “un resto volverá”.[43] El nombre de Isaías significa “Jehová salva”.[44] “Jehová de los ejércitos que mora en el monte de Sión” denota que sería Jehová quien vendría a morar en la tierra en los últimos días.

Jonás y Jesús son señales para sus respectivas generaciones

Lucas 11:30: Porque así como Jonás fue SEÑAL a los ninivitas, también lo será el Hijo del Hombre a esta generación.

Comentario:

Jonás fue una señal real para los ninivitas, la cual serviría para llamar al arrepentimiento de ese pueblo. Asimismo, Jesús mismo (su persona) sería aquella señal singular pedida por sus apóstoles cuando le dijeron: “Qué señal habrá de tu venida y del fin del siglo” (Mateo 24:2).

Si, Jesús sería la señal para los hombres de esta generación, pues con su venida personal y visible, de arriba hacia abajo (no en los sposentos y desiertos), nos indicará definitivamente que el fin de este siglo malo es ya inminente, impostergable e inmutable. 

Muchos hablan de “señales del fin”, pero Jesús sólo habló de una señal en particular del fin, y esa la encontramos en Mateo 24:30, que dice: “Entonces aparecerá LA SEÑAL DEL HIJO DEL HOMBRE en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria” (ésta daría inicio al fin del presente siglo malo).

Esta revelación de nuestro Señor Jesucristo derrumba la tesis Jehovísta de una venida invisible de Jesucristo, ya que no puede existir ninguna señal invisible. Si Jesús es una señal invisible, entonces también lo fueron Jonás para los ninivitas, e Isaías y Ezequiel para el pueblo hebreo, y eso no se puede sostener de ninguna manera con las Escrituras.

 

Publicado por

 

TESTIGOS DE JEHOVÁ:EL HOMBRE DEL DESAFUERO ES EL ANTICRISTO, ¡NO EL CLERO DE LA CRISTIANDAD!

Esto dicen los Testigos de Jehová en su revista La Atalaya del 15 de Septiembre del 2010, al comentar 2 Pedro 3:4: “La ‘presencia’ de Cristo, que comenzó en 1914, ha pasado inadvertida para la mayoría de las personas…Una clara “manifestación de su presencia” será la aniquilación del “hombre del desafuero”, es decir, el clero de la cristiandad (2 Tes. 2:3, 8).

Ahora bien, el apóstol Pablo no está hablando intrincadamente de este hombre del desafuero. El claramente lo llama el hombre de pecado, el hijo de perdición y el impío. Estas frases dificilmente pueden referirse a una religión o a un grupo grande de personas de la llamada cristiandad y de la religión falsa.

Jesús también emplea en Juan 17:12 la frase “el Hijo de perdición” aun antes de que Pablo la usara en su carta a los Tesalonicenses, para referirse a un hombre en particular, y no al clero de alguna religión de aquel entonces. Ese “hijo de perdición” mencionado por Jesús es claramente Judas Iscariote, el apóstol traidor. 

 
Publicado por

GRECIA: LAS MEDIDAS DE AUSTERIDAD MATAN A LA GENTE

El suicidio de un jubilado farmacéutico de 77 años en Atenas provocó una nueva movilización en protesta contra los recortes presupuestarios. Los enfrentamientos con la Policía antidisturbios fueron registrados al lado de la sede del Parlamento de Grecia, donde se produjo el trágico incidente.

Varios testigos dicen que antes de dispararse en la frente, el anciano gritó que no podía soportar más sus deudas. En la nota que dejó, comparaba la política del actual Gobierno heleno con el sufrimiento que padeció Grecia durante la ocupación nazi.

Durante toda la tarde del miércoles los griegos trajeron a la céntrica plaza Syntagma velas, flores y mensajes que pegaban al tronco de un viejo árbol, junto al que el jubilado se quitó la vida. Varios de los mensajes insistían: “Fue asesinato y no suicidio”, “Las medidas de austeridad matan a la gente”.
 

 
Publicado por

UN HOMBRE DE NOBLE CORAZÓN IRÁ MUY LEJOS

                       Johann Wolfgang Goethe 1749-1832. Poeta y dramaturgo alemán.

                                                 Un hombre de noble corazón irá muy lejos,

guiado por la palabra gentil de una mujer.

                                                    No basta saber, se debe también aplicar.

No es suficiente querer, se debe también hacer.
No podemos modelar a nuestros hijos según nuestros deseos,

debemos estar con ellos y amarlos como Dios nos los ha entregado.

                                       Las grandes pasiones son enfermedades incurables.

Lo que podría curarlas las haría verdaderamente peligrosas.

La locura, a veces, no es otra cosa que la razón presentada bajo diferente forma.

La inteligencia y el sentido común se abren paso con pocos artificios.

El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.

No nos hacemos libres por negarnos a aceptar nada superior a nosotros, sino por aceptar lo que está realmente por encima de nosotros.

Si los hombres, una vez que han hallado la verdad, no volverian a retorcer y se darian por satisfechos.

La ley es poderosa, pero más poderosa es la es la voluntad.

¿QUIÉN ES EL HOMBRE DE LA INJUSTICIA?

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA, CON ERRORCILLOS

El Anticristo entró en su cuerpo alrededor del 01/11/2010 , posiblemente con 32 de sus cohortes de entidades menores (demonios) .

Ver la tabla de tiempos del Anticristo.

Actualmente en investigación: Existe la posibilidad de que los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se produce un ritual que se Unge el hombre de pecado.

¿Es realmente acerca de la traducción?

R eligions, como el cristianismo, el judaísmo y el Islam, definir el Diablo como el espíritu original del mal que provocó la caída de Adán y Eva . Las frases “Satanás” y “Devil” son engañosas, que genera una percepción oculta. La palabra Satanás define como acusador, y el Diablo se define como difamador en el griego, hebreo y los idiomas Inglés. La humanidad podría alcanzar la comprensión afirmativa en el caso de los traductores que utilizan la frase correcta. Cualquier persona, humano, o el espíritu puede convertirse en un acusador o calumniador que se basa en las malas cualidades de la oscuridad.

El contexto de la mitología.

La utilización de la historia, un estudiante podrá observar que los “dioses” de la época, antes de nuestra era común (AEC) han desaparecido de acuerdo con la comprensión de la norma. Es increíble que la gente en esa época construyeron grandes templos, con un santuario o santo de los acebos, y tallado de una imagen de su dios, y adoraron. La observación de estas imágenes como dioses paganos o falsos dioses es el conocimiento engañosa al público comprende.

Las frases “Satanás” y “Devil” son engañosas, que genera una percepción oculta. La palabra Satanás define como acusador, y el Diablo se define como difamador

Contemplando que la gente en la época aC estaban sacrificando los animales, que ofrece alimentos y bebidas, quema de incienso, y ofrecieron a veces los seres humanos como sacrificio a su dios, el contexto muestra claramente que estos dioses son las entidades más bajas (los demonios), que parte de la energía de la humanidad a través del engaño.

El análisis de la mitología, las historias de la mitología transmite un tema común, los mismos dioses entre las diferentes culturas que posee los atributos análogos, pero con diferentes designa. Sumer fue la primera ciudad-estado de la civilización que surgió alrededor de 3500 aC, que es en el sur de Mesopotamia. Las otras naciones, Egipto, Grecia, Canaán, y los hititas adoraban al mismo dios, cada nación personalizada a su dios con un nombre elegido. Los dioses de Sumer son la base de la narración de las mitologías de todo el mundo.

¿Quién es el Maestro de la oscuridad en relación con la mitología?

Dentro del rango de las entidades inferiores , no es una entidad que es el Maestro. Escondido bajo una pretensión oscura de ser un dios menor dentro de las filas de la mitología, el dios de la guerra-Baal de los cananeos, también conocido como el dios de la tormenta, es la entidad original más baja. Baal Amón se correlaciona con la de Egipto, de Grecia, Ares, Marte de Roma, Bel en Sumer, y Marduk de Babilonia, el becerro solar que se levantó lentamente en la primera posición. Las historias de Bel de Sumer se esconden, además de Ares de Grecia. En el relato de cananea, Baal era el hijo de El, y el cananeo Baal percibida como un hijo de un dios superior, pero como el dios principal de ser adorado.

Dentro del rango de las entidades menores del Maestro es Baal de los cananeos 

Ares, hijo de Zeus es el dios de la guerra en la mitología griega. Amón, el hijo de Ra en Egipto es el dios de la tormenta. Marte, la estrella de seis puntas es el hijo de Juniper, que es el dios de la guerra en la mitología romana. Baal como un individuo espíritu creado puede ser considerado un hijo de la Fuente Divina Omnipotente , sin embargo, Baal no era el espíritu primero en ser creado. Todos los espíritus creados, se puede contemplar como hijos de la Divinidad.

La comprensión de este contexto de la mitología y Baal, una pregunta importante se les debe pedir, ¿por qué mandó Moisés a los israelitas a conquistar Canaán y conducir a los cananeos de la tierra? Para comprender este misterio, el contexto importante para entender es por qué Canaán fue maldecido?

Para lograr con eficacia conocimiento exacto del espíritu malvado original, entender la gran importancia respecto a Canaán, la maldición, y la elección resultante de culto entidad es fundamental .

Satanás, el Diablo (el Anticristo) está destinado a llegar a la carne sobre la tierra como el hombre de anarquía para engañar al mundo

A ras del diluvio de Noé, el linaje de Caín fue destruida, lo que fue la semilla de la oscuridad producida por el asesinato de la línea de Adán. El mandamiento dirigido a Noé y su familia no iba a cometer un asesinato. Noé y su familia estaban en la semejanza de la Luz Divina . Después de la inundación, las entidades malvados persiguen la fabricación de una semilla humana (contraparte) que apoye la oscuridad. Las entidades sabiamente diseñada para producir una situación de una semilla de la familia de Noé, las entidades que sabía que el acto de asesinato no iba a pasar por el mandamiento. Génesis, capítulo nueve describe que Cam vio la desnudez de su padre. Los líderes religiosos y miembros aún tienen que entender y comprender el contexto de la maldición de Canaán, el recurso fundamental que revela el plan divino reside en Canaán. ¿Qué significa para un hijo a ver la desnudez de su padre? La respuesta está en Levítico 18:6-18, que describe el incesto. En las escrituras hebreas, la frase, Cam ver la desnudez de su padre, define que Cam tuvo relaciones sexuales con la esposa de Noé.

Como resultado, Canaán nació. En consecuencia, debido a incesto, la elaboración de la semilla humana de la oscuridad, con habilidad, produjo una cultura y mentalidad en el mundo. El relato de Génesis describe que los hermanos volvieron a cubrir la desnudez de su padre. El contexto de la frase es que los hermanos de Cam trataron de impedir el nacimiento, pero la disponibilidad no. Canaán fue maldecido, la primera persona nacida fuera de incesto después de la inundación, por lo que la semilla de la oscuridad se manifiesta en las diferentes tribus, y se estableció firmemente en el mundo. Canaán y sus hijos múltiples construyeron templos y ofrecían sacrificios a su dios Baal y maestro, sin embargo, cada tribu escogió un nombre único para personalizar su dios. La definición de Baal define como amo o señor. Los escribas judíos manipulan la sección de Génesis 9:18-27 que ocultar el contexto de la verdad.

El mundo entero está sometido a la dominación y el engaño de Baal y sus compañeros, a excepción de unos pocos individuos que continuamente buscan la verdad y la iluminación

Baal, junto con sus compañeros son las mismas entidades que caracterizan a Malcolm o Moloch dios de los amonitas, Amón nació del incesto de Lot y su hija. Baal y sus secuaces también caracterizan a Quemos dios de Moab, Moab nació del incesto de Lot y su otra hija. Los dioses de Egipto a través del Levante a Babilonia, Anatolia, Persia, India y China se caracterizan a través de las entidades menores.

Cuando la familia de Abraham partió Sumeria, la región fue destruida alrededor del 2000 aC, los amorreos, un hijo de Canaán, invadieron la tierra de Sumer, Babilonia y Asiria. En la historia de Egipto, durante el Segundo Periodo Intermedio, los hicsos, es decir, personas extranjeras ocuparon la tierra. Obviamente, los historiadores contemplar este misterio de qué región provenían de los hicsos, sin embargo, fueron los cananeos. Canaán tenía once hijos que formaron las tribus que poco a poco envolvió la región de la moderna Turquía, Líbano, la antigua Babilonia, Asiria, Egipto, y todo el Levante, con lo que su religión adorar a Baal y la creación de nombres diferentes para la personalización de su dios Baal, el original más bajo entidad.

¿Quién es el espíritu maligno original?

Baal, el dios de la guerra es el acusador y calumniador, “Satanás” que está destinado a llegar a la carne en la tierra como el hombre de anarquía para engañar al mundo . El mundo entero está sometido a la dominación y el engaño de Baal y sus compañeros, a excepción de unos pocos individuos que continuamente buscan la verdad y la iluminación. Baal y sus cohortes de menor entidad que continuamente manipular a la humanidad en las guerras asolan asesino.

Los versos israelitas a los cananeos.

Jesús fue ungido como rey y señor de los hijos de la luz y Baal es el amo de la oscuridad!

Los israelitas se les dijo a conquistar la tierra de Canaán, y Moisés les dijo: expulsar y destruir todas sus templos-Éxodo 34:10-16, Números 33:55-56. Abraham, Isaac y Jacob, se instruyó a vivir en la tierra de Canaán. Isaac y Jacob no fueron a tomar mujer de los cananeos-Génesis 24:1-4. Esaú se casó con la mujer cananea, hijas de Het, y de Isaac y de amargura Rebbecca experiencia de su espíritu, porque de la del matrimonio. Het era hijo de Canaán. Se casaron los dos podría causar a convertirse en uno, el estilo de vida de las tinieblas es una energía poderosa adicción. Dos semillas diferentes, uno en la semejanza de la luz y el otro en la semejanza de la oscuridad.

Si los israelitas hubieran obedecido los mandamientos y la circuncisión de su corazón , una gran nación en la semejanza de fe y amor a brillar en la oscuridad, la oscuridad es a semejanza del egoísmo y la codicia que se alimenta del miedo. La oscuridad odia la luz. La luz tiene un Master y King-la oscuridad tiene un Maestro y Rey. Jesús fue ungido como rey y señor de los hijos de la luz. Baal es el amo de la oscuridad. Este mundo codicioso aceptará como su dios Baal que será ungido como rey y señor de los hijos de la oscuridad. Cada uno se concede ungido para gobernar su reino una vez que la separación de la luz y la oscuridad se lleva a cabo.

Su nombre es Baal?

Baal es el original malvados en el Jardín del Edén, y el profeta Ezequiel escribió sobre el tema en el capítulo 28:1-19. Baal es el espíritu primero en ser degradado de luz a la oscuridad de la maldad. Baal es una poderosa entidad menor que demanda ser adorado, y se esfuerza por ser maestro de humanidad. Baal es el que tentó a Jesús, le ofreció todos los reinos del mundo, que tiene el control de Baal-Baal y el gobierno de su cohorte de este mundo. Por esta razón, Jesús enseñó a sus seguidores a no ser parte de este mundo.

 Fuente:

http://adventofdeception.com/man-of-lawlessness-antichrist/who/

POLVO SOMOS Y AL POLVO VOLVEREMOS

Génesis 2:7

“Entonces Jehová Dios formó al hombre [del] polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un alma viviente.”

Está detrás de su refrigerador y debajo de su cama. Es parte del aire que respira. Mientras que el polvo es común, no es común en todos.

Gran parte del polvo en nuestra vida cotidiana no es más que pequeñas partículas de piel, ropa,  alfombras – sólo pedazos de la vida cotidiana flotando en el aire. Los estudios de las partículas de polvo revelan que la mayoría de polvo es tierra. Sin embargo, un segundo polvo común – incluso a miles de kilómetros del mar – es la sal, y ésta debido al viento provocado por las olas. Esta sal ayuda a formar las nubes que nos traen la lluvia. Las formas más comunes de polvo natural son las erupciones volcánicas y los incendios forestales. Los vientos transatlánticos recogen el polvo del Sahara y son llevados a través del océano, donde bastante de él terminan en Miami para dar a veces la lluvia de un color rosa claro.

No sólo su casa tiene polvo de todo el mundo, es probable que haya también algunos del espacio exterior. Diez mil toneladas de meteoritos y cometas desintegrados llueven sobre la Tierra cada año. Usted puede incluso identificar algunos de estos polvos mediante la acción de un imán a través del polvo en un canal de lluvia. La mayoría de las partículas magnéticas que se adhieren al imán probablemente vinieron desde el espacio. Además, un poco de polvo está vivo, formado por polen, esporas de hongos e incluso por bacterias inactivas, con la esperanza de caer en un buen lugar para crecer.

El polvo nos recuerda que hemos sido hechos del polvo y que algún día moriremos para volver al polvo. ¿Estás listo para resucitar para vida eterna? Todos los preparativos se han hecho por medio de Jesucristo. Busque en la Biblia lo que Dios ha hecho para usted hoy.

La oración: 

Señor, como el polvo nos recuerda que esta vida es temporal. Ayúdame a mirar hacia adelante con esto aún más lo que hago ahora. Amén.

¿QUÉ VIENE PRIMERO, LA APOSTASÍA O EL RAPTO DE LA IGLESIA, EN 2 TESALONICENSES 2:3?

Muchos cristianos creen que Jesús viene primero a raptar a su iglesia al cielo, y luego viene el anticristo, el hombre de pecado, el hijo de perdición. Pero en 2 Tesalonicenses 2:3 el apóstol Pablo niega rotundamente esa posibilidad…

LA TIERRA SERÁ RESTAURADA CON HOMBRES SENSATOS

Toda belleza soñada, todo tesoro anhelado y armonía viviente… no se encuentra en ningún SHAN-GRI-LÁ… ESTÁ AQUÍ, EN LA TIERRA, siendo depredada y destruida por el irresponsable ser humano …

Felizmente Jesús volverá para restaurar todas las cosas que han sido estropeadas por el hombre y su pecado de la avaricia.

UN HOMBRE CONFORME AL CORAZÓN DE DIOS

 

En la vida de David vemos lo que Dios puede hacer con las personas que se prestan como canales para Su poder y buscan Su perdón para sus fallas. David contradice el mito de que el poder o la perfección humana son cualidades que se deben tener para experimentar el poder de Dios. David fue un hombre que llegó al corazón de Dios; un corazón conforme al de Dios es una reproducción del corazón divino: intelectual, emocional y volitivamente. Para poder ver lo que Dios hizo por David vamos a analizar su vida en diferentes épocas: (1ª Samuel 16)

1- David como pastor joven: Dios era todo para David; su protección, su proveedor y su propósito. Era un hombre que deseaba por encima de todo servir a su Señor. Samuel lo ungió (v. 7) y a partir de ese momento el Espíritu de Dios descendió sobre David con poder. El ungimiento dado a David es crucial: cuando queremos a Dios con todo nuestro corazón, Él nos concede dones especiales que van más allá del nivel de los talentos humanos.

2- David en la corte de Saúl: fue un tiempo de madurez; David era fiel y leal. Sus relaciones con otros estaban llenas de amor (su amistad con Jonatan); era un hombre de emociones intensas (cuando llevó el arca del pacto a Jerusalén), 2ª Sam. 6:14

3- David comete adulterio con Betsabé: (2ª Sam. 11:4) el modo en que reaccionó ante su pecado muestra que su corazón se conformaba al de Dios. David se arrepintió cuando fue confrontado. Por encima de todas las cosas, David anhelaba tener la presencia de Dios y su perdón.

4- Los últimos días de la vida de David: (2ª Sam. 13) fueron perturbados por el incesto en su familia, la rivalidad entre hermanos y la rebelión de su hijo Absalón. Fue entonces cuando más necesitó un corazón moldeado por el Señor.

Tener un corazón conforme al de Dios no es sencillo. Implica abandonar nuestros propios juicios y la necesidad de estar en lo correcto siempre. Se requiere una renovación diaria de nuestro corazón con el de Dios. Cuanto más profunda es nuestra relación con Él, tanto más se trasplanta Su carácter en nosotros. Una persona conforme al corazón de Dios es la que tiene su mente, sus emociones y su voluntad llenas de Jesucristo.

ALMA DELIA PONCE

http://www.reflexionescristianas.com.es

¿ES DIOS EL INTERMEDIARIO ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES?

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Los Trinitarios, al sostener que Jesucristo es la Segunda Persona divina, el Dios Hijo, están convirtiendo al Hijo de Dios en un Dios que es intermediario entre Dios y los hombres. ¿Pero dijo Pablo que el intermediario entre Dios y los hombres es Dios Hijo? La respuesta está en 1 Timoteo 2:5, que dice: “Porque hay un solo Dios, y un solo MEDIADOR entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.  Es decir, nuestro Mediador que está en el cielo es un HUMANO, ¡no Dios!— Jesucristo HOMBRE.

Sin embargo, los Trinitarios no saben qué decir al respecto, y sólo se limitan a decir que Jesucristo es Dios y hombre en el cielo, y que sólo su humanidad intercede por nosotros. ¿Pero creerá alguno en esta explicación jalada de los cabellos?

¿CÓMO SE CONVIERTE JESÚS EN DIOS?

Por Juan Baixeras

Ninguno de los Apóstoles ni el propio Jesús, nos enseñaron jamás que Jesús era Dios. Para muchos cristianos esta doctrina es de suma importancia. Es el centro de su sistema de creencia. Sin embargo, ¿No es extraño que algo de tanta importancia NO SEA MENCIONADO EN TODA LA BIBLIA? Hay algunos versículos donde algunas personas tienden a decir que éstos dicen que Jesús es Dios, pero cuando usted mira algunas oraciones antes o después del versículo, es obvio que esto no es lo que significan. En la última parte de este reporte vamos a examinar algunas de las escrituras más señaladas para mostrarle cómo han sido mal interpretadas y/o mal traducidas del griego al Español. Es muy interesante.

Como mencionamos antes, muchos estudiosos de la Biblia también se refieren a Escrituras del Antiguo Testamento para mostrar la pluralidad de Dios. Sin embargo, los judíos que fueron los escogidos de Dios, a quienes Dios les dio el Antiguo Testamento por millares de años antes que Jesús, nunca pensaron en Dios como “plural.” A pesar de que los judíos fracasaron en ver a Jesús como el Mesías, (aunque en él se cumplieron más de 300 profecías del Antiguo Testamento) ellos todavía están esperando que venga el Mesías. Interesantemente, se supone que para los judíos el Mesías era un hombre ungido por Dios, no Dios. Veamos algunas de las profecías Mesiánicas para confirmar quien se supone que sea el Mesías:

Isaías 53:3 dice que el siervo de Dios sería un hombre.

“Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores”…

Isaías 52:14 dice que su hermosura era más que la del hombre.

“y su hermosura más que la de los hijos de los hombres.”

Deuteronomio 18:15 dice que el Mesías sería como Moisés y que vendría de sus mismos hermanos.

“Profeta de en medio de tí, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios.”

Daniel 9:25 – 26 dice que vendrá un Mesías, príncipe, y que al Mesías se le quitará la vida.

V.25: “hasta el Mesías Príncipe…”

V.26: “Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías”…

Isaías 11:1 – 2 dice que el Espíritu del SEÑOR reposará en un vástago del tronco de Isaí (Isaí era el padre de David, y Jesús es del linaje de David).

“Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová.”

Isaías 42:1 dice que Dios pondrá sobre su siervo Su Espíritu, Su escogido, con quien él está contento.

“He aquí mi siervo, yo le sostendré, mi escogido, en quien mi alma tiene consentimiento. He puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.”

Salmo 89:26-27 – dice como el ungido llamará a Dios su Padre, su Dios, su roca, su salvador, y como Dios lo hará su primogénito.

“Él me clamará: Mi Padre eres tú, mi Dios, la roca de mi salvación: Yo también le pondré por primogénito.”

Miqueas 5:4 dice que él apacentará con el poder de Jehová su Dios. Énfasis en su Dios.”

“Y el estará y apacentará con poder de Jehová, con grandeza del nombre de Jehová, su Dios…”

Como ven se supone que el Mesías tenga un Dios. No se supone que fuera Dios.

Se supone que el Mesías es un hombre ungido por Dios. No Dios mismo. El Diccionario de Webster y La Biblia de Estudio Quest, definen al Mesías como – el ungido. Lo cual es exactamente lo que Jesús es. Lea Hechos 10:38 y Hechos 2:22 si tiene alguna duda.

Jesús y los Apóstoles cubrieron todos los aspectos de la vida cristiana en sus enseñanzas y escritos. Es muy raro que una cosa tan importante y complicada como es la trinidad no haya sido mencionada en por lo menos algunos versículos explicando esta complicada relación. Sin embargo, ni Jesús ni los Apóstoles dedican un solo versículo de explicación a este tema en toda la Biblia. ¿No les parece raro que al mejor maestro del universo simplemente se le olvidara decir o escribir algo que es considerado por algunos el concepto más importante de la Cristiandad? La Biblia entera contradice esta teoría. Si usted fuera a leer la Biblia entera del principio hasta el final, sin ninguna idea preconcebida, usted nunca consideraría la trinidad. Así que ¿Cómo surgió este concepto?

Existe otras literaturas que explica en detalle como este concepto se desarrolló, y se extendió. Hay dos mencionadas al final de este documento las cuales son gratis, que le daría mucha luz en este tema.

Lo que ha pasado en pocas palabras es que la filosofía griega, específicamente el gnosticismo, estoicismo, y neoplatonismo, influenciaron a la cristiandad en los primeros siglos. Casi todos los cristianos teólogos en los primeros siglos fueron educados en estas filosofías. Por ejemplo, los estoicos, creían que “logos”(que es la palabra traducida como Verbo en Juan 1:1-3) era el principio divino de vida. Esta es básicamente una definición de Dios. Ahora con esta definición en la mente, imagínese a qué clase de interpretación ustedes llegarán cuando lean Juan 1:1-3 “En el principio era el Verbo (logos), y el verbo (logos) era con Dios, y el Verbo (logos) era Dios.” Ustedes llegarán a una conclusión que nunca fue intencionada por el autor hebreo. Una explicación de este versículo está en la página 30. Los neoplatonistas creían que Dios era un Dios trino, que estaba dividido en tres.

Uno/ Inteligencia/ Alma.

Dios/ Verbo/ Espíritu Santo.

Pueden ver fácilmente que similar es esta versión de Dios a la versión Trinitaria de Dios.

La influencia empezó tan temprano como en los días de Pablo. Pablo y Juan escribieron en sus cartas contra algunas de estas enseñanzas gnósticas que ya estaban tratando de escurrirse dentro de la iglesia. Fue en el tercero y cuarto siglo cuando la gran infiltración de la filosofía griega dentro de la iglesia empezó a cambiar algunas doctrinas, la naturaleza de Jesús fue una de ellas. Era una enseñanza falsa que se desarrolló sobre doscientos años y fue formulada como una doctrina formal en parte, en el Concilio de Nicea en 325 DC y luego en su presente estado, en el Concilio de Constantinopla en 381 DC, casi trescientos sesenta años después de Cristo.

El Concilio de Nicea sostuvo que “Jesús era de la misma naturaleza del Padre,” lo cual facilitó a los teólogos Trinitarios después. Por muchos años hubo mucha oposición en terrenos Bíblicos acerca de la desarrollada idea que Jesús era Dios. Para tratar de resolver esta disputa, El Emperador Romano Constantino llamó a todos los obispos a Nicea. Cerca de 300, una fracción del total asistió.

Constantino no era cristiano. Él alababa al Sol Invencible, como lo hizo su padre. No sólo él adoraba al Sol Invencible, sino que le había otorgado el título del Sacerdote más alto de esa religión. Para ver qué clase de persona era Constantino, miremos rápidamente algunas de sus obras. Se hizo Emperador haciéndole guerra a sus oponentes. Asesinó a uno de sus hijos, a su cuñado, a su sobrino y posiblemente a su segunda esposa. Esta es la clase de persona que presidía y decidía el resumen del Concilio de Nicea.

“Por sus frutos los conoceréis”(Mateo 7:16).

Definitivamente Dios no guió a este hombre ni a este Concilio. Constantino se convirtió cerca del final de su vida, pero fue por razones militar, no fue la gracia de Dios. Constantino creía que la victoria en la batalla yacía en el regalo del Dios de los cristianos.

Constantino jugó un papel crucial en este Concilio. La Enciclopedia Británica dice:

“El mismo Constantino presidía, activamente guiando las discusiones y personalmente propuso la formula crucial expresando la relación de Cristo con Dios en la creencia dada por él, ” de la naturaleza del Padre.”

La Enciclopedia Académica Americana dice:

“Aunque éste no fue el primer intento de Constantino de reconciliar diferencias en la cristiandad, fue la primera vez que usó la oficina Imperial para IMPONER un acuerdo.”

Presionado por el Emperador con exilio forzado, los obispos con sólo dos excepciones firmaron esta creencia, muchos de ellos contra sus propias inclinaciones. Unos años más tarde cuando el arrianismo se hizo popular, Constantino encontró políticamente oportuno cambiarse de lado y exiló a todos aquellos que no estaban de acuerdo con él, los cuales eran los mismos que habían estado de acuerdo con él en el Concilio de Nicea. Yo creo que esta acción claramente nos muestra que clase de convicción Constantino tenía hacia la idea que Jesucristo era Dios. Como mencionamos antes, el se convirtió cerca de su muerte, y fue bautizado por el Obispo Arriano de Nicodemia. El no ea cristiano durante su Concilio, y en mi opinión, (de acuerdo con los estándares de la Biblia), nunca lo fue. Vale la pena notar que el Espíritu Santo no está ni siquiera considerado en Nicea. Si los Apóstoles hubieran enseñado la Trinidad, entonces hubiera sido una enseñanza constante de los Apóstoles a Nicea, y Nicea hubiera formalizado la enseñanza. Pero como ya hemos mencionado, el Espíritu Santo no fue incluido en la forma prescrita de Nicea, lo cual prueba que esto no era una enseñanza establecida en esos tiempos como habrá personas que le harán creer. Era una doctrina que se estaba desarrollando y completamente hecha por el hombre. Debates por esto continuaron por décadas, luego el Emperador Teodosios estableció la creencia del Concilio de Nicea como el estándar de su reino y convocó al Concilio de Constantinopla en 381 DC para clarificar la fórmula. El Concilio estuvo de acuerdo en poner al Espíritu Santo en el mismo nivel de Dios y Cristo. Por primera vez la Trinidad cristiana se hizo ley, para ambos, para la iglesia y el estado.

El Concilio de Calcedonia en 451 DC es responsable por la definición oficial de la persona de Jesús. Esta es la creencia de todas las mayores denominaciones que dicen ser seguidores de la Trinidad. Thomas Hart, un teólogo católico romano escribe:

“De acuerdo con el Concilio de Calcedonia”: Jesús es completamente Dios, y completamente hombre. Jesús es llamado “hombre” en el sentido genérico, pero “no es un hombre” Él tiene una naturaleza humana, pero no es una persona humana. La persona en él es la segunda persona de la Trinidad Sagrada. Jesús no tiene un centro personal humano. Así es como el Concilio le da la vuelta al posible problema de una personalidad dividida.”

Un líder Protestante, Oliver Quick, D.D., quien escribió Doctrinas de la Creencia dice:

“Si afirmamos que Jesús fue una persona humana, estamos siendo llevados a una concepción imposible de doble personalidad en el encarnado Hijo de Dios.”

Este Concilio niega que Jesús era una persona humana, “no tiene un centro personal humano.” Hebreos 2:17 dice:

“Por lo cual debía ser en TODO semejante a sus hermanos.”

Nosotros (sus hermanos) somos todos 100% humanos, Juan el Apóstol, nos dice que apliquemos la prueba teológica. La vara es para medir nuestro entendimiento de la persona de Jesús. La prueba es la siguiente: Así es como podemos reconocer al Espíritu de Dios

“Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios.

Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo” (1 Juan 4:2, 2 Juan v.7).

Su próxima pregunta será, ¿Qué significa exactamente “venir en carne?” Iremos por ayuda al Traductor del Nuevo Testamento, un buen documento producido por treinta y cinco discípulos de las escuelas Bíblica, de los cuales diecisiete son especialistas del Nuevo Testamento en universidades y escuelas teológicas y dieciocho son misioneros lingüistas (publicado por la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, 1973). Aquí nos muestra su versión de

2 Juan v.7: “Muchos engañadores han ido por el mundo quienes no aceptan que Jesús vino como un ser humano. Aquí está el engañador y el anticristo.”

El Diccionario Griego de Strong del Nuevo Testamento define “carne” como: (específicamente) un ser humano.

El Diccionario Expositor de Palabras del Nuevo y Antiguo Testamento define “carne” como: La totalidad de todo lo esencial en la naturaleza humana.

¿Cómo esta prueba vital se aplica a su entendimiento sobre Jesús? Estas creencias que se han mencionado, son creencias que la mayoría de los cristianos creen que son verdad. Pero… ¿Es esto Bíblico o inventado por el hombre?

En el sexto siglo. El Emperador Justiniano produjo un edicto que imponía la pena de muerte para todos aquellos que no aceptaban la doctrina de la Trinidad. ¿Le suena esta doctrina con sus penalidades algo que Dios o su Hijo Jesús aprobaría? ¿Alguna vez, Jesucristo o sus Apóstoles mataron a alguien porque no estaban de acuerdo con ellos?

Los Trinitarios (de los cuales yo fui uno) han sometido las Escrituras a sus pensamientos, en vez de someter sus pensamientos a las Escrituras.

El hecho de que esto tuvo que ser cambiado, debe de decirle a usted que no fue así al principio. Y mientras más se acerca usted al principio, mas se acercará a Jesús y a los Apóstoles, y a la verdadera cristiandad. La Doctrina de la Trinidad es un invento del hombre. No es de Dios, sino del hombre. Así fue que un emperador pagano después de dos meses de un debate furioso intervino a favor de aquellos que decían que Jesús era Dios. Una Historia Corta de la Doctrina Cristiana dice:

“Constantino no tenía básicamente ningún entendimiento de las preguntas hechas en la teología griega.”

Lo que él sí entendía era que la división religiosa era una amenaza para su imperio, y él quería solidificar su dominio.

Yo animo a todos a que hagan su propia investigación en esto. Es bien fácil.

No obstante, veamos que tienen que decir algunos libros bien conocidos y referencias educacionales en este caso.

La Enciclopedia Americana: “El Trinitiarismo del cuarto siglo no reflejaba con exactitud la naturaleza de Dios en las enseñanzas primitivas cristianas; Al contrario, era una desviación de estas enseñanzas.”

Un Diccionario de Conocimiento Religioso: ” Muchos dicen que la Trinidad es una corrupción prestada de la religión pagana, e injertada en la fe cristiana.”

El Paganismo en Nuestra Cristiandad: “El origen de la trinidad es enteramente pagano.”

La Nueva Enciclopedia de Chaff-Herzog de Conocimiento Religioso: “Las doctrinas de los Logos y la Trinidad recibieron forma de los padres griegos, quienes fueron muy influenciados, directamente o indirectamente, por la filosofía Platónica. Que errores y corrupciones se filtraron en la iglesia de esta fuente, no puede ser negado.”

La Iglesia de los Primeros Siglos: “La Doctrina de la Trinidad fue de una formación gradual y comparativamente tardía. Tenía su origen en una fuente enteramente ajena a las escrituras judías y cristianas. Creció, y fue inspirado en la cristiandad a través de las manos de los padres Platónicos.”

Bosquejos de la Historia de Dogma: ” La Doctrina de la iglesia hizo raíz en la tierra del helenismo (un pensamiento pagano griego). Y por ahí vino el misterio a la gran mayoría de cristianos.”

“Mira que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” (Colosenses 2:8).

La Trinidad depende enteramente de la tradición humana y principios básicos de este mundo en vez de los de Dios. Esta es una simple explicación de cómo todo esto empezó, hay mucha más información para estudiar acerca de donde se originó el concepto y por qué fue ganando popularidad con éxito. Pero para encontrar esta información, uno tiene que hacer sus propias investigaciones. Yo les aseguro que no es tan duro, cojan la Enciclopedia Británica y busquen “Platonismo” y lean los efectos en la iglesia de los primeros siglos. Después busquen todos los nombres que se menciona en esa sección. Busquen “Trinidad” en varias enciclopedias. Esto es solo un empezar. ¡Se van a sorprender!

www.apologista.wordpress.com
www.yeshuahamashiaj.org
www.elevangeliodelreino.org

LA “TRINOTERCA” MENTIRA DEL DIOS-HOMBRE

Pintura:  El “Dios-hombre” bebé en el pesebre

(Un bebé hombre es natural… ¡pero no así un bebé Dios!)

LA MENTIRA TRINITARIA DEL DIOS HOMBRE

Por el Dr. Javier Rivas Martinez (MD)

Sal. 16:4 «Se multiplicarán los dolores de aquellos que sirven diligentes a otro dios…»

«¿Quién les dio a aquellos teólogos Griegos el derecho a decidir la teología Cristiana para todos los tiempos? ¿Quién los invistió con el poder de declarar infaliblemente que la Deidad consiste en tres personas eternas?»

Sir Anthony Buzzard. Eminente Teólogo Unitario.

La doctrina de larga data de la “divinidad” de Cristo fue objetivizada gracias al poderoso apoyo político del pagano emperador Constantino. Fue en los Concilios de Nicea y Calcedonia en que la Deidad toma una añadidura nueva de su inmutable naturaleza; una “remuda” por demás bizarra que lo presenta en una incomprensible forma que trastorna su [Unipersonalidad] tan palmariamente mostrada en las Escrituras. Y me refiero en esto, a la «Trinidad»: la doctrina falsa del «dios de las tres personalidades distintas y que unidas conjugan un solo dios inseparable» (¿?). Se dispuso a Cristo en dichos Concilios como parte inherente, pero tan incoherentemente, del Único Dios Verdadero, Indivisible por su Unipersonalidad, declarándosele en descisiva liviandad como la “segunda persona” de la Deidad. Cristo es revelado como “verdadero Dios de verdadero Dios”, “co-igual al Padre”, como el “Dios-Hombre”, y el Paracleto, al fin, en el Concilio de Constantinopla, resuelve la estrambótica Deidad de las “tres testas” cuando se le integra como la “tercera persona” en la naturaleza de Dios. Un desastre teológico de proporciones cuantiosas, sin exagerar “el punto”. De manera que Dios ahora ya no es [Uno], sino “uno constituido de tres dioses”.

Cristo, el “Dios-Hombre”, según la reflexión dualista de la filosofía griega que prevaleció en los Concilios del catolicismo babilónico, y genocida en su inquisición, antagoniza con el Cristo de la teología bíblica que lo muestra como un Hombre Perfecto, sin mancha y sin pecado, por su nacimiento extraordianrio, en el que Dios interactuó directamente para su engendramiento [asexual] en la santa virgen y que lo libró de la naturaleza hacerdora de maldad común y corriente que todos los hombres del mundo portan. En este nacimiento, su [filiación humana], su [identidad mesiánica], y su [verdadero origen] quedan precisamente definidos. Entiéndase por favor. En este estado, el Hijo de Dios se halló facultado para redimir a los seres humanos, por su incorruptible esencia cien por ciento Humana, pero conforme a la exigencia de la [sombra] del modelo ideal de los animales sin defectos físicos del sacrificio levítico para la expiación de los pecados, en el Antiguo Testamento. Por tal motivo el Bautista llegó a exclamar: «He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo» (Jn.1:29). Cristo pudo redimir a los hombres que estaban bajo la condena eterna porque como Hombre (el Hijo del Hombre) tuvo acceso para relacionarse con los componedores de la raza humana, a la que pertenece (tiempo presente), ya que [genealógicamente] es «Hijo de Adán por descendencia» (Lc.3:23-38).

Cristo fue “descolgado” como “agente divino” del Arché Griego extramundano, como un “eón” de la Pléroma Gnóstica, y lo “encarnaron” trágicamente en el vientre de Myriam, la jóven virgen. La teoría de un [redentor], de un [salvador] o [héroe] que desciende de los lugares supraterrenos para redimir a los hombres inicuos y disrruptos no procede de las Sagradas Escrituras sino en parte del Gnosticismo del Oriente que encontró sus bases en la religión babilónica. Esta fue razón suficiente para que Juan el apóstol lo combatiera con inflexible ferocidad (Gnosticismo Docético). En la Primera Epístola Juanina se trata sobre esta cuestión religiosamente gentil.

La«Religión Mistérica» que nace en Babilonia, establece la creencia de un ser [empíreo] que [muere] pero que además [resucita]. Nimrod, el gobernante supremo y poderoso de la Tierra de Shinar (Gen.10:10), también fue en toda su extensión el sumo sacerdote y promotor de la religión idolátrica de los «Misterios Antiguos». Nimrod fue venerado como un [dios] por los de su pueblo. Luego de su muerte, su esposa y madre, la depravada reina Semiramis lo proclama con engaño y sin tapujos como el “dios-solar” (Baal). Cuando a Semiramis le nació un hijo de ilegal fornicación, aseveró que éste había sido concebido de forma sobrnatural: una diabólica parodia del engendramiento de Cristo. Semiramis, ahora suprema reina y sacerdotisa, les confiesa y asegura a sus adeptos y vasallos que se trata del mismo Nimrod que “murió” pero que ahora había “renacido”: «. . . y que era la semilla prometida, el divino salvador del mundo», por lo que requería obligadamente “adoración”. La profecía verdadera que habla de la venida de un Salvador, de la Simiente de la Mujer (Gen.3:15), era una conocida por «trasmisión oral» (no existía ningún escrito bíblico para ese entonces, sino hasta con Moisés), incluso en la época en que Nimrod y Semiramis vivieron. Bien sabía el inteligente y malicioso diablo que la distorsión de la verdadera identidad del Cristo Humano, [preconocido] pero [no preexistente], traería consecuencias tan devastadoras para el Pueblo de Dios en el futuro. Semiramis fue el inicial trebejo de Satanás que encaminó, con paso lento pero seguro, el desacertado concepto del “Dios-Hombre” y que fue «yuxtapuesto» con el del Cristo Hombre del Nuevo Testamento con legal soberanía en los Concilos Católicos: Concilos presedidos por ciertos Padres de la Iglesia Primitiva que estaban concertados con la filosofía griega super impregnada de [deidades celestiales] y de la cual sus dogmas y perceptos se derivan, como los del tan variado Gnosticismo, de los «Misterios Religiosos de Babilonia».

En la antigua tradición griega se describen los “hacedores de milagros” helenistas que se hacían llamar los “hijos de dios”. Éstos eran vistos como [semidioses], como [seres intermedios], como [héroes] que “resultaron de una mixtura de naturaleza divina con humana”. Teniéndose esto en cuenta, a los maestros de la Escuela Catequística “Cristiana” de Alejandría no les fue en nada problemático el otorgarle una connotación diferente a la verdadera identidad Humana de Cristo, la del “Dios-Hombre”. Esta [innovación], lejos de ser bíblica, triunfó arrasadoramente en el Concilio Ecuménico de Nicea, celebrado en el año 325 d.C. Los maestros de la Escuela Catequística de Alejandría, considerada las más importante escuela de exégesis “cristiana”, tenía el firme propósito, como el de Filón, su “gran y honrada influencia”, de [consolidar la filosofía griega con la Revelación Escritural]. Los Concilos Ecuménicos acogieron bien el [sincretismo de la deidad humana] de esta [sincrética y ambigua consolidación] y que el protestantismo abrazó peligrosamente después como “abrazar un león indómito y dormido por delante de la cabeza”. ¡Caray!

El trinitarismo ha puesto “dos dioses” delante del Único y Legítimo Dios, concediéndoles a Cristo y al Paracleto un valor deífico equiparable con el del Padre y Rey del universo, quebrantando el primer mandamiento que dice: «No tendrás dioses ajenos delante de mí» (Ex.20:3), haciéndose evidentemente [idólatra] y [politeísta]. Dios enfatiza, ante todo, por su importancia vital, su Unicidad en los [primeros cuatro mandamientos del Decálogo]. Igualar a Cristo y al espíritu santo con Dios, es desvalorizar la honra y la gloria que solamente a él le pertenecen. Estos son tan sólo unos poco ejemplos que nos muestran la [Unipersonalidad] del Divino Invisible, y que no comparte su gloria con nadie ( Is. 42:8; 43:10; Sal.29:1; 148:13. Véalos por favor en su Biblia, queridos visitantes… enfatizo la Unicidad de Dios con corchetes):

Is. 44:6 «Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, [y fuera de mí no hay Dios]».

Is. 44:8 «No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. [No hay Dios sino yo]. [No hay Fuerte]; [no conozco ninguno]».

Is. 45:5 «Yo soy Jehová, [y ninguno más hay]; [no hay Dios fuera de mí…]».

Is. 45:14 «Así dice Jehová: El trabajo de Egipto, las mercaderías de Etiopía, y los sabeos, hombres de elevada estatura, se pasarán a ti y serán tuyos; irán en pos de ti, pasarán con grillos; te harán reverencia y te suplicarán diciendo: Ciertamente en ti está Dios, [y no hay otro fuera de Dios]».

Is. 45:21-22 «Proclamad, y hacedlos acercarse, y entren todos en consulta; ¿quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino yo Jehová? [Y no hay más Dios que yo]; Dios justo y Salvador; [ningún otro fuera de mí]. Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, [porque yo soy Dios, y no hay más]».

Is. 46:9 «Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; [porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí]…»

Es verdad que Cristo debe ser «venerado», «honrado», «adorado», pero no del modo que se hace con la Deidad, sino como el Hijo de Dios, como el Mesías que proveyó la [salvación] y cuyo [autor intelectual] indiscutible es el Padre que está en los cielos; es por eso que el profeta mesiánico escribe de la sumisión de Cristo para con la voluntad soberana de su Dios y Padre: «Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento» (Is.53:10). Si conocemos que el Padre es «insujetable» a la decisiones y opiniones de [externos], sean humanos o espirituales, característica que no se le puede desechar sencillamente por lo que es, Dios Perfecto, la [sujeción de Cristo] al Padre y Dios, por ende, lo omite de la errada presunción que lo asigna como parte de la Deidad: «…pero no se haga mi voluntad, sino la tuya» (Lc.22:42); y en otra parte: «… porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre» (Jn.5:30).

Debo recordales que una ferviente actitud amorosa no es lo suficiente para agadar a Dios, mientras los conceptos de su identidad y la de su Hijo estén mal entendidos. Esto no salvará a nadie. La salvación está relacionada, primeramente, en una comprensión adecuada de la persona del Padre y de su Hijo Jesucristo (Véase por favor 1 Tim.2:3-5). Si no es así queridos amigos, se asentarán en un herejía ofensiva a Dios, y de nada les servirá “amar al prójimo como a uno mismo”. Recuérdese: «Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento» (Os.4:6).

Texto de reflexión:

2 Co. 11:4 «Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis…»

Dios les bendiga siempre.

Referencias:

La Trinidad: La Herida Auto Inflingida Del Cristianismo. Anthony Buzzard.

Evidencia Que Exige Un Veredicto (Vol. II). Josh McDowell.

Reina Valera 1960.

Babilonia, Misterio Religioso Antiguo y Moderno. Ralph Woodrow.

El Pentateuco. Pablo Hoff.

Eventos Del Porvenir. J. Dwight Pentecost.

EL ANCIANO DE DÍAS Y EL HIJO DEL HOMBRE

En la Biblia se utiliza esta expresión “Hijo del hombre” y es la definición al español de la palabra hebrea ben’a.dhám misma que proviene de ‘a-dhám el cual significa humanidad.

En el Salmo 80:17 dice:

“17 Sea tu mano sobre el varón de tu diestra, Sobre el hijo de hombre que para ti afirmaste.”

Yehowáh se dirige varias veces al profeta Ezequiel con la expresión “Hijo del hombre” (Ezequiel 2:1)

“1 Me dijo: Hijo de hombre, ponte sobre tus pies, y hablaré contigo.”

También en Daniel 8:17 se aplica esta designación al profeta Daniel

“17 Vino luego cerca de donde yo estaba; y con su venida me asombré, y me postré sobre mi rostro. Pero él me dijo: Entiende, hijo de hombre, porque la visión es para el tiempo del fin.”

Tal vez la aplicación de esta expresión a los profetas era para contrastar entre la fuente de los mensajes divinos a simples criaturas humanas.

Sin embargo también a Jesús se le aplicó esta designación casi una 80 veces, inclusive él para referirse asimismo se aplicó la expresión: “el Hijo del hombre” (Mateo 8:20)

“20 Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza.” (Mateo 16:13-17)

“13 Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? 14 Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. 15 El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Altísimo viviente. 17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.”

Notemos en esta plática de Jesús con sus discípulos, a pregunta expresa y por analogía, el Ungido de Dios, aclara que esa expresión de hijo del hombre le aplica a su persona, tal vez también para indicar que el es de la raza humana, porque nació de una virgen judía.

A Jesús se le llamó también el hijo de David para recalcar que él era el heredero del pacto del reino que vendría a través del linaje de David (Mateo 1:1; 9:27).

El apóstol Pablo citó en hebreos 2:5-9 el salmo profético 8 que dice:

“5 Porque no sujetó a los ángeles el mundo venidero, acerca del cual estamos hablando; 6 pero alguien testificó en cierto lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, O el hijo del hombre, para que le visites? 7 Le hiciste un poco menor que los ángeles, Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos; 8 Todo lo sujetaste bajo sus pies.  Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas. 9 Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia del Supremo gustase la muerte por todos.”

Explicó el apóstol Pablo claramente que para que ese salmo se cumpliera en la persona de jesús el Hijo de Yehowáh, nació humano un poco inferior a los ángeles, y en esa condición tenía que morir como todo hombre pero él era especial ya que por el poder de Yehowáh, fue resucitado con toda la gloria y esplendor de un hijo que había mostrado cabalmente su fidelidad al Padre, hasta la mismísima muerte. (Hebreos 2:8, 9, 14; Filipenses 2:5-9)

¿Tendría algún caso el que a Jesús se le aplicara varias veces la expresión: “Hijo del hombre”?

¿Tendría algo que ver con la profecía de Daniel?

Daniel 7: 9-14 que dice asi:

“9 Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente. 10 Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos. 11 Yo entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras que hablaba el cuerno; miraba hasta que mataron a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego. 12 Habían también quitado a las otras bestias su dominio, pero les había sido prolongada la vida hasta cierto tiempo. 13 Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. 14 Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.”

Podemos notar que en esta visión, se ven unos tronos, un Anciano de días, se sienta para iniciar a juzgar y una persona llega en unas nubes al Anciano de días y a esta persona se le designa como a “un hijo del hombre”.

¿Quién es el Anciano de Días que se sienta a juzgar? ¿Quén es este “hijo del hombre” que se acerca al Anciano de Días en unas nubes a fin de recibir el poder de juzgar?

Inmediatamente viene a mi mente que el Anciano puede representar al Padre Yehowáh y el Hijo del hombre desde luego que representaría a Jesús quien recibe el poder para juzgar a las naciones. Inclusive, la Biblia de Jerusalén en sus comentarios sobre este Anciano de días alude que es el Padre Yehowáh, aunque la descripción que Daniel da del Anciano de días que se sienta en uno de los tronos para juzgar, es más parecido a la descripción que Juan hace de Yahushua resucitado y que le habla en el libro de revelación.

Aunque considerando los pormenores de las Escrituras, recordamos que no hay en la Biblia una descripción exacta para el Padre Yehowáh, solo se utilizan antropomorfismos para referirnos a él. En la descripción que se da del padre Yehowáh en las visiones de los privilegiados es una silueta parecida a la humana sentado en su trono, con un resplandor comparado al resplandor de las piedras preciosas, agradables a la vista y rodeado de un arcoiris que evoca una tranquilidad sin límites. Además, que existe el texto en el que dice claramente que a Yehowáh nadie le ha visto. Ante tales evidencias alguien podría concluir que el Anciano de días que se sienta a juzgar, representa a Jesús resucitado ya que aunque en las Escrituras se haga alusión que Yehowáh juzgará sabemos que esa función la hará su Hijo Jesús con sus cristianos resucitados.

Quienes interpretan que no es Yehowáh el Anciano de Días, sino Jesús, tienen que explicar entonces, ¿quién es el Hijo del hombre de esta visión viniedo en unas nubes? Bueno, ellos explican que en los versículos 18,22 y 27 se habla de un gobierno que juzga dado a los santos del Altísimo, por lo que piensan que aquí ocurriría algo inusual en la aplicación de la expresión “Hijo del hombre” para referirse a una persona colectiva, es decir a los santos del Altísimo en conjunto, como pueblo, el pueblo glorificado e ideal de Israel.

Notemos el comentario de los textos de Daniel 7:13, que hacen los traductores de la Versión católica Latinoamérica:

“Aquí, en 7:13, el hijo de hombre representa al pueblo de Israel, servidor de Dios, presente en los planes de Dios desde los comienzos del mundo, que al tiempo fijado, recibe el poder sobre todas las naciones: 7,27 …En las nubes del cielo (13). El Anciano: éste es Dios, y su pelo blanco es signo de majestuosidad. Ojalá no olvidemos que, en realidad, Dios no tiene edad….Uno como hijo de hombre (13), o sea, un hombre: este personaje misterioso figuraba en un principio a todo el pueblo de Dios (v. 27). Pero si bien Dios quería entregar su Reino a los hombres, lo entregaría de hecho en forma personal al que es modelo, el salvador y la cabeza de todos los hombres y toda la humanidad. Jesús es el hombre (Juan 19,5), o, según el modo de hablar de los judíos, el hijo de hombre.

Es cierto que Jesús hizo un pacto para un Reino con sus seguidores quienes gobernarían con la autoridad que se les ha dado como reyes y sacerdotes con él en dicho reino bajo su jefatura. (Lucas 22:28-30; Revelación 5:9,10; 20:4-6).

Pero desde luego que esa autoridad para gobernar que reciben se da solo debido a que Jesús recibió primero esa autoridad del Padre Yehowáh (revelación 2:26,27; 3:21). Por eso en la visión de Daniel, el hijo del hombre que viene con las nubes al Anciano de Días, debe ser según mi opinión, Jesús mismo recibiendo esa autoridad del Padre Yehowáh.

En Mateo 24:30 el propio Jesús dijo: “verán al hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria”. ¿Estaba aludiendo el Mesías a la profecía de Daniel 7:13,14? Desde luego que sí.

En Marcos 14:61,62 otra respuesta del mismo Cristo fue cuando el Sumo Sacerdote le preguntó si él era el Hijo de Yehowáh:

“Lo soy; y ustedes verán al Hijo del hombre sentado a la diestra del poder y viniendo con las nubes del cielo”.

Estas expresiones del Mesías son claras, y no se refiere a un grupo colectivo de personas cuando utiliza la expresión Hijo del hombre, sino lo aplica a su misma persona.

La verdad no sé como lo entienden los judíos, pero yo pienso que los fariseos y saduceos si aplican a Jesús la profecía de Daniel 7:13,14 por eso le pidieron que les mostrara una señal del cielo (Mateo 16:1).

Cuando Jesús estuvo vivo como humano, se aplicó esta designación Hijo del hombre y aún después de muerto como hombre, una vez resucitado a vida espiritual por el poder de Yehowáh y ya en su posición celestial se le sigue aplicando está designación mesianica “hijo del hombre”. Así lo constata la visión de Esteban cuando vio los cielos abiertos y al Hijo del hombre de pie a la diestra de Yehowáh (Hechos 7:56).

Un punto interesante que se puede notar en las Escrituras es que el pueblo de Elohim es referido no como un Hijo del hombre, sino como una mujer. En revelación 12:17 claramente describe al pueblo de Elohim como una mujer:

(Rev. 12:17): Así entonces el dragón se enfureció contra la mujer, y se fue a hacer guerra contra el resto de sus descendientes: Los que obedecen los mandamientos del Poderoso, y tienen el testimonio de Jesús, el Ungido.

Además las Escrituras señalan que Jesús como el cordero del Altísimo tiene una esposa y ¿Quién es su esposa? Precisamente el pueblo de Elohim, lo que concuerda con la mujer descrita en Revelación 12:17

Decir enfáticamente que el Anciano de días descrito en Daniel 7:13 no es Yehowáh porque al Altísimo nadie le ha visto, no concuerda con las Escrituras, en virtud de que lo que describe Daniel en primer lugar es una visión y en su visión, Yehowáh utilizó antropormofismos para referirise a su persona. Es el mismo caso que ocurrió en la visión del profeta Ezequiel. Notemos como describe Ezequiel a Yehowáh, en su visión:

Ezequiel 1:26-28

26 Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él. 27 Y vi apariencia como de bronce refulgente, como apariencia de fuego dentro de ella en derredor, desde el aspecto de sus lomos para arriba; y desde sus lomos para abajo, vi que parecía como fuego, y que tenía resplandor alrededor. 28 Como parece el arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor alrededor. Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Yehowáh. Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba.

También Isaías describe una visión de Yehowáh sentado en su trono,

ISAÍAS 6

1 En el año que murió el rey Uzías, yo, sin embargo consegui ver a Yehowáh, sentado en un trono excelso y elevado, y sus faldas llenaban el templo.

En visiones como las de Ezequiel y Juan en Revelación, describen en el caso de Ezequiel que recibe un rollo de la mano de Yehowáh y en el caso del cordero Jesús en la visión de Juan, recibe también un rollo de la mano de Yahwéh, por lo que es clara la utilización de antropomorfismo para la designación del Altísimo Yehowáh.

Ezequiel 2:9

“9 Y miré, y he aquí una mano extendida hacia mí, y en ella había un rollo de libro”

APOCALIPSIS 5:1,7

1 Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. 7 Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono.

Por lo tanto quien se sienta a juzgar en la visión de Daniel es el Altísimo Yehowáh a quien se le describe en la visión como el Anciano de días que en otras palabras quiere decir “el Eterno” y quien se acerca sobre unas nubes a recibir la autorización para juzgar o en otra palabra, a quien se le delega la función directamente del Altísimo y a quien se designa como el Hijo del hombre, es Jesús el Ungido de Yehowáh.

Saludos cordiales

LO QUE USTED DEBE SABER DE LA “LLUVIA ÁCIDA”

“Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra” (Apocalipsis 11:18).

La se da cuando la humedad del aire se combina con químicos que son liberados por la actividad humana. Es una de las consecuencias de la contaminación del aire. Para conocer cómo se produce la lluvia ácida tenemos que entender primero que la atmósfera terrestre condiciona en gran medida el clima y el ciclo del agua. Entonces cualquier alteración del aire de la atmósfera inevitablemente producirá algún cambio.

Los contaminantes causantes de la pueden recorrer grandes distancias, trasladándose por acción del viento antes de precipitar junto con el agua en forma de rocío, lluvia, granizo, nieve o neblina. Cuando esto sucede puede provocar importantes daños en el .

La se produce cuando se combinan químicamente los óxidos de nitrógeno y el dióxido de azufre. Estos son los mayores contaminantes que se emiten diariamente por fábricas, centrales eléctricas y cualquier mecanismo como motores, generadores o maquinarias que queman carbón o derivados del petróleo.

La interacción de estos contaminantes con el vapor de agua forma ácidos nitrosos y ácido sulfúrico, que caen en la superficie junto con las precipitaciones formando la . Estas sustancias contaminantes pueden permanecer en la atmósfera por mucho tiempo antes de precipitar, y se pueden acumular en las nubes causando un daño ambiental muy grande cuando cae en forma de .

Uno de los efectos mas dañinos de la lo sufren las especies marinas. Si cae en los ecosistemas acuáticos se produce una acidificación de las aguas lo cual puede causar malformaciones en los peces recién nacidos y afecta gravemente la función reproductiva de los peces.

De la misma manera, al caer en el suelo, se produce un cambio en la composición de los suelos, lo que restringe la disposición de nutrientes para las plantas. Además la puede llegar a contaminar las corrientes de agua como ríos y arroyos, esto es peligroso para todas las formas de vida.

EL SER HUMANO— ¿UNA CRIATURA CON FALLAS DE FÁBRICA?

Por Mario A Olcese (Apologista)

No hace mucho escuché a un agnóstico decir que si Dios creó a la primera pareja humana en el Edén, ésta presentó “fallas de fábrica”  desde un comienzo en el paraíso, pues desde entonces esta primera pareja no pudo sujetarse a Dios para serle obediente, y de lo que se sabe de su comportamiento habitual,  tampoco su progenie ha podido andar derecho, y ha estado siempre proclive al mal, viviendo en constante antagonismo con sus congéneres.

Aunque es verdad que el hombre no ha sabido vivir en armonía con sus semejantes, y que nunca ha dejado de errar y cometer injusticias, la Biblia nos dice que el hombre fue creado por Dios a su imagen y semejanza. El sabio Salomón dijo algo muy cierto: “He aquí, solamente esto he hallado: que Dios hizo al hombre recto, pero ellos buscaron muchas perversiones” (Eclesiastés 7:29)… “Por cuanto aborrecieron la sabiduría, y no ESCOGIERON el temor de Jehová” Proverbios 1:29.

El temor a Dios

El hombre fue creado recto, pero por su propia elección éste se torció para seguir sus propias perversiones. Sí, mis amigos, los hombres se tornaron perversos porque cometieron un grave error: se olvidaron de Dios. El mismo sabio Salomón dijo:

“El que camina en su rectitud teme a Jehová; Mas el de caminos PERVERTIDOS lo menosprecia” Proverbios 14:2.

Es decir, para andar derecho es necesario temer a Dios, pero el que menosprecia la rectitud ha menospreciado al mismo Dios, pues no le teme. Pero aquel que anda derecho para no pervertirse, agrada a Dios.

Salomón escribió también esto:Abominación son a Jehová los PERVERSOS de corazón; Mas los perfectos de camino le son agradables” Proverbios 11:20.

Además agregó: “Bienaventurado el hombre que siempre TEME A DIOS;  Mas el que endurece su corazón caerá en el mal” Proverbios 28:14

Creo, pues, que todo se resume en temer a Dios y guardar sus mandamientos, y así lo expresó el mismo sabio rey:El fin de todo el discurso oído es este: TEME A DIOS, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre” Eclesiastés 12:13.

Job, ejemplo de temor a Dios

“Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, TEMEROSO de Dios y apartado del mal” Job 1:1. Nótese que acá se asocia el temor de Dios y el estar apartado del mal, y Job era un paradigma de ello. Y Dios, sacando a relucir las virtudes de Job, le dice a Satanás: “Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, TEMEROSO de Dios y apartado del mal?” Job 1:8. Nuevamente tenemos aquí el binomio “temor de Dios/apartado del mal.

El problema de la rebelión humana

Vemos en el mundo rebeliones o revueltas por doquier que parecen nunca acabar, pero la más grave de todas las rebeliones es la del hombre contra Su Dios, toda vez que no quiere acatar sus reglas o leyes. Yahweh se quejó de su pueblo con estas palabras: “Entre tanto, mi pueblo está adherido a LA REBELIÓN contra mí; aunque me llaman el Altísimo, ninguno absolutamente me quiere enaltecer” (Oseas 11:7).

El apóstol Pablo admite que antes de que fuéramos creyentes éramos rebeldes a Dios: “Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, REBELDES, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros! Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna”. Tito 3:3.

Así que el cristiano ya es una “nueva criatura” que refleja la imagen y semejanza de Dios. Ya no vive como antes, según los deseos de su carne, sino según el Espíritu. Ahora ya no tendrá “fallas estructurales”, por decirlo de alguna manera, sino que retomará su carácter original para la cual fue creado, es decir, para hacer buenas obras.

El final de los impíos

“Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio; y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y DESPRECIAN EL SEÑORÍO. Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante del Señor. Pero éstos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición, recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores. Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición. Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad, y fue reprendido por su iniquidad; pues una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, refrenó la locura del profeta. Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre. Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error. Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció. Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2 Pedro 2:9-22).

Conclusión:

Dios no creó a los hombres con un ADN de la maldad, sino que en su libre albedrío ellos escogieron despreciar el señorío, e irresponsablemente dejaron de temer a Dios y de obedecer sus mandamientos. Es necesario, entonces, que la gente se arrepienta de sus pecados y rebeliones y regrese al seno del Padre, y aprendan a amarle, pero también a temerle cuando se sientan tentados a desobedecerle.

CRISTO: PERFECTO HOMBRE

Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él (Col.1:15-16).

Cristo es la sabiduría completa de Dios hecha carne, la plenitud de Dios manifestada en su Humanidad intachable y perfecta, «por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud» (Col. 1:19).

Cristo no fue jamás un ser preexistente que tomó la forma de hombre para obtener dos naturalezas, una deífica y otra humana (hipóstasis), y por ende, dos personalidades, como los que padecen dos personalidades, múltiples y enfermizas, originadas por un severo disturbio mental.

«A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer (Jn.1:18).

El texto de arriba devela que Cristo no es Dios como el Padre (1 Co. 8:4-6), sino la «imagen» (eikön, gr.) del Dios invisible, es decir, Uno que refleja su santidad, su amor, su justicia y pureza. Cristo es la máxima reflexión del carácter santo de Dios. El hombre fue hecho «a imagen y semejanza de Dios», porque tiene atributos trasmitidos de la Deidad como son el amor, la bondad, y la justicia, a pesar de su naturaleza “defectuosa” y pecadora (Gn. 1:26; Ro. 7:24; 1 Jn. 1:8-10).

La Biblia declara que, a Dios nadie lo ha podido ver nunca; no existe persona conocida, antes y después, que lo haya visto literalmente en un momento dado (1J. 4:12). Esta importante y categórica declaración libra o exime a Cristo como tal, como parte de una Deidad mitificada, porque él fue visto por sus contemporáneos: por sus seguidores y enemigos, por sus propios discípulos.

El apóstol Pedro escribe su testimonio al respecto en 2 P. 1:16:

«Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad».

Y en otra parte, en 1 de Jn. 1:1-3, el apóstol amado dice además:

«Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó ); lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo».

Las pruebas que Juan presenta con relación a Cristo como Hombre y no como Dios demuestran que pudo ser visto, oído y palpado. La humanidad de Cristo fue confirmada por el hecho que Juan lo pudo ver y tocar, incluso, «se había recostado sobre su pecho» (Jn. 21:20). Dios dijo a Moisés: «…No podrás ver mi rostro; porque no me verá hombre, y vivirá» (Ex. 33:20), por lo tanto, ¿es debido seguir pensando qué Cristo es Dios?

Como primogénito (prötotokos, gr.) de toda creación (päsës ktiseös, gr.), Jesús es el Hijo del Dios verdadero por excelencia «porque él le ha hecho Señor y Cristo» (Hech. 2:36). Por este razón Jesucristo tiene preeminencia o privilegio sobre los seres creados, celestiales y terrenales, ya que el Padre «le ha dado un nombre que es sobre todo nombre, exaltándolo a lo sumo» (Fil. 2:9). Jesús mismo declaró que «toda potestad le fue dada en el cielo y en la tierra» (Mt.28:18). Cristo es «el primogénito de toda creación», porque tiene preeminencia como digno mandatario sobre una tierra restituida, la cual regirá como el legítimo Rey del trono davídico, según la promesa divina decretada en el Antiguo Testamento y reiterada en el Nuevo (Sal. 2; Lc. 1:32). No existe en Cristo conexo alguno con la actual y vieja creación que está caída, la maldecida por Dios a causa del pecado del primer hombre (Gn. 3:17), y que gime por experimentar su glorioso cambio (Ro. 8: 18-23).

Se tendrá en cuenta que Cristo no fue un ser creado, sino engendrado. Para la creación del hombre terreno que pertenece a la humanidad natural y fallida se requiere de dos células muy diferentes entre sí, una femenina y la otra masculina. Estas células ya unidas darán la formación de una célula especial y única que se desarrollará más tarde en un individuo humano con sus bien definidas y sabidas características imperfectas. En Cristo no fue de ese modo. Podríamos decir que una parte de Dios fue puesta en el óvulo femenino de María por medio del poder del Espíritu Santo dando el engendramiento de Cristo. El principio de la existencia de Cristo está en su engendramiento porque «el santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios» (el ángel no dice: «nacerá el que es Hijo de Dios», como si existiese siempre. Lc.1:35). Aún antes del nacimiento de Cristo, Isaías tampoco lo insinúa como un ser existente o eterno, sino como una persona que sería después:«…y se llamará su nombre Admirable, Consejero, «Dios Fuerte» (como poderoso representante de Dios en la tierra, como fue constituido Moisés ante faraón, véase Ex. 1:7), «Padre Eterno» (como futura Cabeza del mundo renovado milenario), Príncipe de Paz» (Is. 9:6).

La preexistencia de Cristo se fundamentó en el gnosticismo que se desarrolló con plenitud en el siglo II a. C. y sigue hoy arraigada con sus gruesas, antañosas y retorcidas raíces en las iglesias de estandarte cristiano- protestante. Los gnósticos concebían a Cristo como un ser emitido del Dios supremo, como un “aeón”, como un espectro. Cristo, como «el principio de la creación de Dios» (hei archèi teîs ktíseôs toû tehoû, gr.) no es la primera criatura creada como Arrio y sus seguidores creían, ni como ahora creen los Mormones y los Testigos de Jehová, indiscutiblemente, los nuevos arrianos. Cristo como este «principio», es el heredero del mundo escatológico, la Cabeza de la Iglesia y que guiará en su segunda venida, el Rey Mesiánico victorioso que se sentará en el trono de David su Padre y cuya gloria será mayor que la de los gobernantes y príncipes de la tierra, que la del mismo rey Salomón. «Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él» (1 Col. 1:16).

Realmente, significa, que estas cosas fueron creadas «en» Jesús, «por medio» de él y «para él». (A. Buzzard comenta que las preposiciones de Col. 1:16, requieren ser traducidas con exactitud, por tan divulgado malentendido). No significa que Cristo haya sido el autor de la creación presente y antigua. Significa, que, Cristo, como el Hijo de Dios nacido, es el heredero cósmico destinado en un principio por Dios. Cristo es la razón suficiente para que la creación exista y cuya causa u origen es el único Dios: el Padre. Cristo es el jefe del nuevo orden universal (hablo en prolepsis).

Después de que Cristo descienda en gloria, en su Parusía, tomará el mando de este orden ya regenerado antes. Cristo fue revelado en el mundo como el Mesías de Dios, como «el primogénito de los muertos» (Ap. 1:5) y que a través de su resurrección «hemos sido hechos partícipes de la naturaleza divina», para «reinar juntamente con él» en el tiempo que se manifieste ante los hombres, cuando sea visto en gloria (2 P. 1:4; Ap. 1:7; 20:4, 6), como «el soberano de los reyes de la tierra» (Ap. 1:5), «porque el es Rey de reyes, y Señor de señores» (Ap. 19:16).

Amén.