EL EVANGELIO PERDIDO DE JESUCRISTO QUE USTED PUEDE RECUPERAR PARA SU SALVACIÓN

Se habla del evangelio perdido de Jesús, y nosotros creemos que eso ha ocurrido desde los primeros siglos de la Era Cristiana. Es hora de recuperar el evangelio genuino de Jesucristo para entender lo que significa la salvación de los pecadores.

LA PARÁBOLA DE LA DIEZ MINAS Y LA FUTURA VENIDA DEL REINO DE DIOS (LUCAS 19:11-17)

TRADUCIDO

La parábola de Jesús de las minas revela información importante sobre el programa del reino y es evidencia de que el reino de Cristo fue visto como tarde en el futuro tarde en el ministerio terrenal de Jesús. Lucas 19:11 declara:

Mientras ellos estaban escuchando estas cosas, Jesús pasó a contar una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén, y ellos pensaban que el reino de Dios iba a aparecer de inmediato.

El público (“ellos”) fueron los que oyeron las palabras de Jesús en cuanto a la salvación de Zaqueo, que incluía la multitud y de los discípulos de Jesús (Lucas 19: 1-10). Varios puntos teológicos importantes deben tenerse en cuenta a partir de este versículo.

En primer lugar, Lucas nos dice que la parábola de Jesús fue ocasionada por la creencia de que “el reino de Dios iba a aparecer de inmediato.” Había una expectativa pesada que Jesús pronto establecer el reino como Él se acercó a Jerusalén. Esto ciertamente incluye la expectativa de la liberación de Israel de la opresión y la restauración de la nación.

En segundo lugar, no parece que Jesús o su audiencia vieron el reino de Dios como ya ha sido establecida o inaugurada. Jesús y los discípulos antes de anunciar que el reino estaba cerca (Mateo 04:17 y Mateo 10:.. 5-7), pero Lucas 19:11 indica que tanto Jesús como sus oyentes veían el reino como futuro de sus puntos de vista inmediatas.  Esto apoya la opinión de que el reino estaba cerca de que era inminente, pero aún no se había inaugurado. No hay sentido en Lucas 19:11 que el reino ya había llegado oficialmente.

En tercer lugar, el propósito de la parábola es para corregir la idea de que el reino sería establecido inmediatamente. No era para corregir la creencia de que el reino vendría a la tierra o se refieren a la restauración de Israel. En otras palabras, la parábola es acerca del reino momento no su naturaleza . McClain es correcto que “el pueblo no se equivocaron en la búsqueda de una verdadera aparición o manifestación del Reino mesiánico; pero el error de los que necesitaban ser curados era la suposición de que el Reino podía venir a la vez sin primero una salida y una vuelta por parte del Rey “. [1]

Cambiando de tema, Lucas 19:12 dice: “Así que Él [Jesús] dijo: ‘Un hombre noble se fue a un país lejano para recibir un reino para sí y después volver. ‘”

Los antecedentes históricos de esta parábola como McClain ha señalado, “fue, sin duda, extrae de los hechos reales de la historia política de la época. Era un procedimiento regular para príncipes nativos a viaje a Roma para recibir su derecho a gobernar. ” [2] El caso de Herodes Arquelao, con el que los oyentes de Jesús habrían sido familiares, fue probablemente el incidente más en sus mentes. Arquelao fue proclamado líder de su padre Herodes el Grande y el ejército. Pero Arquelao no reclamó el derecho a gobernar hasta que recibió la sanción oficial de César Augusto en Roma. Esto implicó viajar por muchos meses. Durante este proceso se oponía por varios Judios que lo siguieron a Roma para disputar su petición para gobernar sobre ellos. En el año 4 aC César Augusto concedió autoridad Arquelao sobre Samaria, Judea e Idumea para consternación de los oponentes de Arquelao.

El “noble” de Lucas 19:12 es claramente Jesús. Este “hombre noble” viaja a un “país lejano” con el fin de “recibir un reino”, y luego volver a empezar su gobierno sobre su reino. El noble no está reinando antes de que él viaja a recibir su reino. Viaja con el fin de que pueda recibir la sanción oficial para gobernar.

La razón por la que el reino de Dios no va a aparecer de inmediato es porque Jesús necesita recibir oficialmente su reino antes de que pueda comenzar. Para Jesús, este “país lejano” parece ser el Cielo, que Él viajará a con su ascensión.Justo antes de su ascensión, después de su resurrección, Jesús dijo a sus discípulos: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.” (Mateo 28:18).En el momento de su ascensión Jesús recibe toda autoridad, pero el ejercicio de esa autoridad aguarda su segunda venida. Un reino implica tanto el derecho y el poder de gobernar junto con el ejercicio de la real de esa regla.

Para realizar la comparación, Arquelao fue a Roma para recibir su reino de César, pero su reinado reino no comenzó hasta que regresó a Judea cuando recompensó sus siervos y se ocupó de sus enemigos que no querían que se pronuncie. Del mismo modo, Jesús debe viajar al cielo para recibir Su reino del Padre. Recibe el derecho a gobernar allí, pero su reinado reino comienza a Su regreso.

Lucas 19: 13-15 continúa la parábola:

Y llamando a diez de sus siervos, y les dio diez minas y les dijo: “Hacer negocios con este hasta que yo venga de nuevo . “Pero sus conciudadanos lo odiaban y enviaron tras él una embajada, diciendo:” No queremos que este hombre reine sobre nosotros “. Cuando regresó, después de recibir el reino, mandó que estos esclavos, a los cuales había dado el dinero, pueden llamar a él para que pudiera saber lo que las empresas que habían hecho.

Los esclavos que pertenecen a la noble dio a cada uno una mina que es el equivalente a 100 días de trabajo. Ellos tenían que “hacer negocios” y tratar de obtener algún beneficio en nombre del noble. Estos esclavos parecen representar siervos y creyentes en Cristo. Los cristianos deben usar sus dones y talentos para Jesús en este período entre la venida del Señor al Cielo y su segunda venida. Los “ciudadanos” que odian el noble parecen ser la mayoría de los Judios que no quieren que Jesús reine sobre ellos.

Los versículos 16-26 discutir cómo tres de los funcionarios utilizaron sus minas.El primero tuvo su mina y lo hizo diez minas. El segundo hizo su mina cinco minas. Pero el tercero no hizo nada con su mina. Él recibió una fuerte reprimenda y su mina fue tomada de él y dado a la una con diez. Los ciudadanos, sin embargo, que se le oponían fueron muertos (v. 27).

También son significativas las posiciones del gobernante autoridad dada a los esclavos fieles. Por primera siervo que ganó diez minas, se le dio “autoridad sobre diez ciudades” (v. 17). El segundo siervo le dio autoridad sobre cinco ciudades (v. 18). Cuando el noble comienza su reinado reino a sus siervos fieles participan en ese reino mediante la existencia de posiciones de autoridad.Servicio fiel ahora se traduce en posiciones de autoridad después. Ni el noble ni los sirvientes estaban reinando mientras el noble viajaba al país lejano pero ambos comenzaron a reinar sobre la vuelta del noble. Estas verdades se ajustan con otros pasajes donde el reinado de los santos coincide con el reinado del Mesías (ver Apocalipsis 2: 26-27). En ninguna parte de la Escritura son los santos dice que están reinando con Cristo, pero ahora lo harán en el futuro cuando Él vuelva.

Un resumen de la parábola de las minas:

Ocasión : Las personas pensaban que el reino de Dios iba a ser establecido inmediatamente como Jesús se acercó a Jerusalén.

Dato : El reino no se establecerá hasta que Cristo regrese del Cielo después de haber recibido la autoridad para establecer su reino del Padre. Después de que Él vendrá y recompensar a sus siervos dando abundantemente más a los que fueron fieles y tomar distancia de aquellos que no eran fieles.

Aplicación Práctica para los cristianos : los siervos de Cristo han de ser fielmente utilizando sus dones y talentos durante este período entre las dos venidas de Cristo. Cuando Jesús regrese y establezca Su reino que Él recompensará a los que han sido fieles y les conceda posiciones de autoridad gobernante. Las recompensas no serán iguales. Los más fieles, le brindará mayores recompensas.

Aplicación Práctica para los no creyentes : Los que se oponen a Jesús se la mata cuando Jesús regrese con su reino.

FUENTE:

http://mikevlach.blogspot.com/2011/07/parable-of-minas-and-future-coming-of.html

EL EVANGELIO DE MATEO: EL MESÍAS Y SU REINO

El Evangelio de Mateo fue escrito para demostrar que Jesucristo es el Mesías prometido, el Rey de toda la tierra, y para dejar claro el Reino de Dios. Es el nexo de unión entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, se centra en el cumplimiento de la profecía .

Autor del Evangelio de Mateo:

Mateo , también conocido como Levi, uno de los 12 discípulos.

Fecha Escrita:

Alrededor del 60-65 dC

Por escrito a:

Mateo escribió a sus compañeros de Judios.

Paisaje del Evangelio de Mateo:

Mateo se abre en la ciudad de Belén . También se encuentra en Galilea, Cafarnaúm, Judea y Jerusalén.

Temas en el Evangelio de Mateo:

Mateo no fue escrito para hacer la crónica de los acontecimientos de la vida de Jesús, sino presentar la evidencia innegable de que Jesucristo es el Salvador prometido, el Mesías, el Rey de reyes y Señor de señores. Comienza por lo que representa la genealogía de Jesús , entonces su nacimiento , bautismo y el ministerio público. Los milagros registrados en Mateo revelan la autoridad de Jesús y su verdadera identidad.

Tecla Caracteres en el Evangelio de Mateo:

Jesús , María y José , Juan el Bautista , los 12 discípulos , los líderes religiosos judíos, Caifás , Pilatos , María Magdalena .

Versos Clave:

Mateo 4: 4
Jesús le respondió: “Está escrito: ‘. El hombre no vive sólo de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios'” (NVI)

Mateo 5:17
No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. (NVI)

Mateo 10:39
El que encuentre su vida, la perderá, pero quien pierda su vida por causa de mí, la hallará. (NVI)

Esquema del Evangelio de Mateo:

  • El nacimiento del Rey y de Preparación para recibirlo – Mateo 1: 1-4: 11

  • El mensaje y el Ministerio del Rey – Mateo 4: 12-25: 46

  • La muerte y la resurrección del Rey – Mateo 26: 1-28: 20

Libros Antiguos Testamento de la Biblia (índice)
Nuevos Libros Testamento de la Biblia (índice)

VINO JESÚS (Y SU REINO) EN EL AÑO 70 DC, O EN CUALQUIER OTRO AÑO, COMO POR EJEMPLO, 1914 DC?

Cuando Cristo venga en Su reino, hay por lo menos diez cosas que deben tener lugar en o alrededor de esa fecha. Considere lo siguiente:

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, Él regresará a la tierra y será visto por todos los ojos (Mateo 24: versos 25 al 30 y Apocalipsis 1 verso 7).

Esto no ocurrió en el año 70 dC o en 1914 dC. En el año 70 DC o en 1914 dC Cristo no fue visto por nadie.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, el pueblo judío será reunido de todos los países en la tierra y serán llevados a su tierra prometida (Mateo 24 verso31; Jeremías 16 versos 14 y 15; Isaías 43 versos 5 al 7; Jeremías 23 versos 7 y 8; Jeremías 31versos 7 al10; Ezequiel 11 versos 14 al 18; Ezequiel 36 verso 24).

Esto no ocurrió en el año 70 dC ni en 1914 dC. En lugar de ser reunidos, los Judíos fueron asesinados y esparcidos.

  1. Cuando Cristo venga y establezca Su reino, ya no habrá guerras en la tierra (Isaías 2 verso 4; Miqueas 4 verso 3; Salmo 46 verso 9; Zacarías 9 verso10) .

Esto no ocurrió en el año 70 dC ni en 1914 dC. El año 70 fue una época de guerra feroz llevada a cabo por el poderoso ejército romano, y también 1914 dC con la primera guerra mundial.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, el reino será restaurado a Israel (Hechos 1 verso 6) y el Mesías se sentará en el trono de David, que se encuentra en Jerusalén (Isaías 9 verso 7; Jeremías 17 verso 25; Jeremías 23: versos 5 y 6; Jeremías 33 verso 15; Oseas 3 versos 4 y 5; Amós 9 versos 11 al 15; Lucas 1 versos 32 y 33).

Esto no ocurrió en el año 70 dC. En el año 70 DC Jerusalén fue destruida, el templo destruido, y ningún rey de la línea de David reinó en el trono de David en Jerusalén, ni tampoco en 1914 dC!

  1. Cuando Cristo venga en Su reino será un tiempo de gran liberación y una gran bendición para el pueblo judío (Jeremías 30 versos 7 al 9; Ezequiel 34: 25 al 31).

Esto no ocurrió en el año 70 dC, que fue un momento de gran juicio sobre el pueblo judío que décadas antes habían rechazado y crucificado a su Mesías (aunque algunos Judíos sí creyeron en él).

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, el santuario de Dios (su templo) estará en medio de su pueblo (Ezequiel 37 versos 26 al 28; Ezequiel 40 versos 5 al 43: 27).

Esto no ocurrió en el año 70, porque fue entonces que el templo judío fue destruido, dando lugar a que los Judíos no tengan templo en absoluto. Esto sigue igual hoy.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, habrá un sacerdocio que operará en los sacrificios del templo y los animales serán ofrecidos (Ezequiel 44 versos 1 al 46: 24).

Esto no ocurrió en el año 70 dC, cuando los romanos destruyeron el templo y pusieron fin a un sacerdocio que funcionaba, terminando así con los sacrificios de animales. Tampoco se cumplió en 1914dC.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, “los Judíos poseerán y se instalarán en toda la tierra prometida, que volverá a ser subdividida en los doce divisiones tribales. Pero estas divisiones tribales serán diferentes de las descritas en el libro de Josué “(Arnold G. Fruchtenbaum, Huellas del Mesías, p. 328). La descripción de la ubicación de todas las 12 tribus durante el reino se describe en Ezequiel 47 versos 13 al 48:29. Siete tribus estarán situadas al norte del templo (Ezequiel 48 versos 1 al 7) y cinco tribus estarán situadas al sur del templo (Ezequiel 48 versos 23 al 29).

Esto no ocurrió en el año 70 dC ni en 1914 dC. Después de la destrucción romana de Jerusalén los Judios sobrevivientes se dispersaron por todo el mundo. En el siglo 20 un pequeño remanente regresó a la tierra de Israel y se estableció un Estado judío.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino, habrá un mensaje de la buena noticia que se declarará a Jerusalén (Isaías 52 versos 7 al 10).Este mensaje constará de los siguientes elementos: 1) La buena noticia de la paz; 2) La buena noticia que el Mesías reinará en Sión; 3) La buena noticia de que Dios ha consolado a su pueblo; 4) La buena noticia de que Dios ha redimido a Jerusalén.

Esto no ocurrió en el año 70 dC, ni en 1914 dC. En el año 70 había sólo una mala noticia para el pueblo judío. Fue la mala noticia del juicio y de la destrucción y la ruina y la muerte, no la buena noticia de la comodidad y la paz.

  1. Cuando Cristo venga en Su reino habrá gozo y alegría (Isaías capítulo 35). Este gozo y alegría serán el resultado de las siguientes condiciones: 1) el desierto se convertirá fértil (versículos 1 y 2, 6 y 7); 2) El Mesías vendrá a salvar a Israel (versículos 3 y 4); 3) Los que son cojos o ciegos o sordos serán sanados (versículos 5 y 6); 4) los animales feroces salvajes ya no serán un problema (v 9); 5) Será un tiempo de gran regocijo (v. 10).

Esto no ocurrió en el año 70 dC, ni en 1914 dC. En el año 70 dC los Judios que tuvieron la suerte de sobrevivir a la invasión romana no tuvieron gozo y alegría, sino tristeza y el gemido (comparar Isaías 35 verso 10).

FUENTE:

IGLESIA BÍBLICA MIDDLE TOWN

LA EXALTACIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y LA NUESTRA

Por Apologista (Ingº Mario A Olcese)

¿Qué significa exaltación en la Biblia?

La Exaltación de nuestro Señor y su significado

Isaías 52:13 He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto52:14 Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres, 52:15 así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán ante él la boca, porque verán lo que nunca les fue contado, y entenderán lo que jamás habían oído.

Hechos 5:30 El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero. 5:31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

2 Samuel 23:3: El Dios de Israel ha dicho, Me habló la Roca de Israel: Habrá un JUSTO que gobierne entre los hombres, Que gobierne en el temor de Dios.

1 Samuel 2:10: Delante de Jehová serán quebrantados sus adversarios, Y sobre ellos tronará desde los cielos; Jehová juzgará los confines de la tierra, Dará poder a su Rey, Y EXALTARÁ el poderío de su Ungido.

Comentario:

Según los 4 textos citados, exaltar significa ser puesto muy en alto, o engrandecido, y recibir autoridad y poder de gobernante, tal como fue el Señor Jesucristo en su resurrección al convertirse en príncipe.

Los justos que temen a Jehová serán igualmente exaltados en tronos

Job.36:7 No apartará DE LOS JUSTOS sus ojos; Antes bien con los reyes los pondrá en trono para siempre, Y serán exaltados.

Proverbios 29:25: El temor del hombre pondrá lazo; Mas el que confía en Jehová será EXALTADO.

Algunos hombres Justos de la Biblia que serán exaltados como príncipes en el reino recibiendo poder y autoridad sentados en sus respectivos tronos

David, el rey

Sal.89:18 Porque Jehová es nuestro escudo, Y nuestro rey es el Santo de Israel. 89:19 Entonces hablaste en visión A TU SANTO, Y dijiste: He puesto el socorro sobre uno que es poderoso; He EXALTADO a un escogido de mi pueblo89:20 Hallé a David mi siervo; Lo ungí con mi santa unción.

ABEL

Hebreos 11:4: Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era JUSTO, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella.

NOÉ

Génesis 6:9: Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón JUSTO, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.

Génesis 7:1: Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto JUSTO delante de mí en esta generación.

JOB

Job 34:5 Porque Job ha dicho: Yo soy justo, Y Dios me ha quitado mi derecho.

LOT

2 Pedro 2:7: y libró al JUSTO Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados

ZACARÍAS Y ELIZABETH

Lucas 1:5 Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías; su mujer era de las hijas de Aarón, y se llamaba Elisabet. 1:6 Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor.

SIMEÓN

Lucas 2:25: Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, JUSTO y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él.

JOSÉ DE ARIMATEA

Lucas 23:50: Había un varón llamado José, de Arimatea, ciudad de Judea, el cual era miembro del concilio, varón bueno y JUSTO.

LOS CRISTIANOS

Gálatas 2:16: sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser JUSTIFICADOS por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.

Conclusión:

Todos los que son justos están llamados a regir este mundo cuando vuelva Jesús con todo poder y gloria para establecer su reino en la tierra. ¡Esto es lo que significa la exaltación del justo de Dios! ¿Ha sido usted justificado por la fe en la sangre de Cristo, estimado amigo?

………………………………………………………………………..

¿QUIÉN PODRÍA SER EL DAVID DE OSEAS 3:5?

En Oseas 3 encontramos una promesa milenaria increíble, una promesa de restauración futura de Israel donde Israel buscará a Jehová su Dios y a un individuo llamado “David”. Esa Escritura dice: “Después volverán los hijos de Israel, y buscarán a Jehová su Dios, y a David su rey: y temerán a Jehová y a su bondad en los últimos días “(Oseas 3:5). Algunos importantes teólogos sugieren que acá la frase “Jehová su Dios” se refiere a Cristo, quien viene en el nombre de Dios. En apoyo citan Zacarías 11:13, donde Jehová se lo relaciona con Jesús. El verso dice: “Y me dijo Jehová: Echalo al tesoro; ¡hermoso precio con que me han apreciado! Y tomé las treinta piezas de plata, y las eché en la casa de Jehová al tesoro”. Sin duda Jesús fue traicionado por Judas por 30 piezas de plata, pero Zacarías dice que fue Jehová el traicionado. También citan Zacarías 14:3,4, que dice: Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. 14:4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos.  Los versos dicen que es Jehová quien pisará el monte de los olivos, aunque todos sabemos que en realidad será el mismo Mesías Jesucristo en su segunda venida quien lo pisará (Hechos 1:11).  Hay en realidad muchas otras promesas similares de la restauración de Israel y de un individuo de nombre “David” al lado del Señor Dios. Jeremías 30: 9 dice: “sino que servirán a Jehová su Dios, y a David su rey.” Por tanto nos preguntamos: Si el Señor Jehová es Cristo, ¿Quién es el “David” que está con Jehová/Cristo en la profecía? ¿Será tal vez el Rey David que será resucitado en el futuro a la misma semejanza de Cristo en el último día/ primera resurrección (Salmos 17:15/ 1 Juan 3:2)? ¿O es “David” simplemente una referencia a Jesucristo mismo, el Hijo de David?

Estudiosos proféticos han discutido durante mucho tiempo este tema. Una opinión es que Jesucristo y este individuo llamado “David” son en realidad la misma persona. Ya que Jesucristo es el Hijo de David, es muy natural creer que Jesús sería llamado “David” y se asocia con el Trono de David.

Hay muchos problemas con este punto de vista, pues Jesucristo nunca se le llama en realidad “David” en la Biblia. Él es llamado el Hijo de David, la simiente de David, y la raíz y el linaje de David, pero nunca simplemente “David”.  Además en Oseas 3: 5 y varios otros pasajes del Antiguo Testamento (Ezequiel 34: 23-24; Ez. 37: 21-25), el Señor/Jehová/Cristo se distingue claramente de este individuo llamado “David.” En otras palabras, en estos pasajes se hace referencia al “Señor”, y también a este individuo llamado “David”. Si “David” es una referencia a Cristo, esta distinción no tendría sentido, ya que Jesucristo es el Señor.

Otro punto de vista es que “David” es una referencia al rey David del Antiguo Testamento que resucitará en el último día y el que gobierna como co-regente con Cristo. La Biblia sugiere que habrá varios gobernantes en el Milenio que gobiernan bajo el señorío del Mesías. Puesto que Jesucristo será “Rey de Reyes y Señor de Señores” (Apocalipsis 19:16), Él estará en autoridad sobre todo los que gobiernan en la Era del Reino. Por otra parte, Isaías 32​​: 1 dice: “He aquí, un rey [es decir, Jesucristo] reinará en justicia, y príncipes presidirán en juicio.” El Mesías gobernará con príncipes debajo de él. Apoyo de esto es Mateo 19:28, donde el Señor Jesucristo dice, “vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel”.

Parece mejor concluir que en la época del reino de David gobernará con otros, todos subordinados al Señor Jesucristo. Esto será precedido por un derramamiento del Espíritu Santo que conduce a la conversión de Israel, tal como se describe en Zacarías 12:10: “Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y deberán llorar por él. “

LO QUE LA WATCHTOWER NO DICE SOBRE EL “PRESENTE SIGLO MALO” Y “EL SIGLO VENIDERO” DE LA VIDA ETERNA EN EL REINO

 

Estimado amigo Testigo de Jehová:

 ¿Qué significado tienen las expresiones “este siglo” (o “este tiempo”), y “el siglo venidero”, empleadas por el Señor en los pasajes de Mateo 12 verso 32; Marcos 10 verso 30; Lucas 16 verso 8, etcétera?

La respuesta es simple y a la vez ignorada por muchos: La expresión “el fin del mundo” o “fin del siglo”, Mateo 28 verso 20 (o: “consumación del si­glo”) que hallamos repetidas veces en el evangelio de Mateo (véase Mateo 13 verso 39; Mateo 24 versos 3, 6 y 14; Mateo 28 verso 20) se relaciona con aquel estado de cosas durante el cual Israel se halla bajo la ley y privado de su Mesías. Al contrario, “el siglo venidero” será caracterizado por el hecho de que Israel se hallará bajo el nuevo Pacto, reinando en gloria su Mesías sobre él.

El Antiguo Testamento, no solamente habla de aquellos dos “siglos”, sino que también nos da a conocer los tiempos que los precedieron así como el Nuevo Testamento revela la eternidad que se­guirá.

Prácticamente, tanto el Nuevo como el Antiguo Testamento, hablan de esos dos “siglos” en relación con Israel. El período represen­tado por el término “este siglo” o “este tiempo” existía cuan­do Cristo vino y fue rechazado, y “el siglo venidero” será establecido, y empezará cuando Cristo vuelva para reinar. Observemos también que “este siglo” está caracterizado por una mezcla del bien y del mal, que acabará con una lucha terrible en la cual caerán la bestia y el falso profeta; y que en “el siglo venidero”, que es el milenio, Satanás será atado (Apocalipsis 20 verso 2) y el Señor gobernará la tierra, manifestando públicamente Su poder y Su gloria.

Es pues de suma importancia distinguir entre aquellos dos “siglos” o períodos. De no hacerlo, caeríamos en la más deplorable confusión, en cuanto al pensamiento o alcance de la Palabra y a la aplicación de las verdades. Actualmente vivimos el tiempo de la gracia y de la fe, permitiendo Dios que el mal triunfe aparentemente, como lo vemos en la cruz. En el siglo venidero, el mal será exteriormente reprimido y juzgado, y el bien dominará toda la tierra y llenará el mundo entero del conocimiento de Jehová y de su gloria. El fin o la consumación del siglo (o del mundo) es por consiguiente, y evidentemente, un acontecimiento venidero.

El “presente siglo malo” representa pues el período ac­tual, y la muerte de Cristo nos ha librado de este siglo malo (Gálatas 1 verso 4); en el siglo venidero, reinará el bien, y no el mal.

Igualmente, si en vez de pensar en la Iglesia, nos ocupamos de Israel, podemos decir que “este siglo’” empezó con la sujeción de Israel a la ley cuando aún no había venido el Mesías. El “siglo venidero” empezará cuando el Mesías haya vuelto y establecido Su reino, pues la presencia del Mesías humillado entre Su pueblo no interrumpió el siglo, como tam­poco Su rechazamiento introdujo el siglo venidero. Pero no olvidemos que actualmente Dios hace otra obra gloriosa, fun­damentada sobre la gloria celestial de Cristo y la presencia personal del Espíritu Santo, y esta obra es caracterizada por la Iglesia. Mientras dure este tiempo, la gracia es derramada hacia las naciones: es pues ‘el paréntesis gentil de la gracia’, es decir, el paréntesis de gracia para los gentiles. Antes de este tiempo, y completamente distinto a él, hubo el “tiempo de las naciones”, pues Dios, en Su providencia, dio a las nacio­nes el gobierno del mundo, empezando por Nabucodonosor, la cabeza de oro de la gran estatua: aquel tiempo, podemos lla­marle ‘el paréntesis gentil del juicio’, es decir el paréntesis de juicio para los gentiles. Ambas épocas, o paréntesis, están encerrados en los límites del “siglo presente” que dura toda­vía. El “siglo venidero” será introducido por la venida del Señor en las nubes, para reinar.

Traducido al Español de la revista “Le Messager Evangélique”

Revista “Vida Cristiana”, Año 1962, Número 57

MEDITACIÓN IMPORTANTE CON NUESTROS AMIGOS TESTIGOS DE JEHOVÁ:

 Ahora queremos meditar con usted, lo siguiente:

 El apóstol Pedro se dirige a Jesús en nombre de sus colegas apóstoles para preguntarle qué recibirían ellos ya que lo habían dejado todo por él.

 Mejor leamos esta pregunta y la respuesta de Jesús en Mateo 10 versos 28 al 30:

 “Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido. Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; Y EN EL SIGLO VENIDERO (NO EN ESTE SIGLO) LA VIDA ETERNA.”

 Los Testigos de Jehová mienten al decir que la mayoría de los ungidos ya recibieron la vida eterna en el cielo cuando murieron y resucitaron, y esto, a partir de 1918 hasta el presente. Pero parece que los Testigos de Jehová se olvidan que este siglo malo no es el siglo venidero, el siglo o era del Reino, cuando todos los fieles resucitarían. Quien diga que este siglo malo es el siglo venidero prometido por Cristo, es decir, el siglo bueno de la justicia y la rectitud, simplemente está delirando por no comprender los tiempos y las sazones.

Apologista

LO QUE LA WATCHTOWER Y ROMA NO QUIEREN ADMITIR SOBRE LOS SANTOS Y SU DESTINO GLORIOSO EN EL REINO DE LOS CIELOS

Es lamentable que tanto los Testigos de Jehová como Roma enseñen que los santos lo componen un grupo selecto de personas que tienen ciertos privilegios que los feligreses o “laicos” no tienen. Estas personas “santas” son vistas como que están más cerca del Creador y Su Hijo por su rectitud, devoción y servicio a Dios y a Cristo. Son personas que supuestamente han alcanzado los altos estándares que Dios espera de ellos para servir como sus príncipes o mediadores entre Dios y los hombres. ¿Pero es esta creencia sobre los santos realmente bíblica?¿Y qué hay de los demás creyentes?¿Acaso la mayoría de ellos no son santos?¿No espera Dios, acaso, que todos sus hijos sean santos como Él es santo?

Lo cierto es que la Biblia enseña que los santos son todos los fieles, pues eso lo afirma Pablo en muchos de sus escritos o epístolas, tal como el que leemos en su carta a los Efesios 4:11-13, donde el apóstol sostiene que también los llamados “laicos” son santos del Señor aparte de los apóstoles, profetas, maestros, ancianos o pastores.

Luego en el libro del profeta Daniel capítulo 7 el profeta revela que todos los santos de Dios tienen un futuro brillante o un destino glorioso como los futuros reyes o gobernantes reales sobre todos los reinos de este mundo que están debajo del cielo. Este premio de regir el mundo del mañana con justicia bajo los santos de Dios es la meta gloriosa por la cual todos debemos dedicarnos a Dios y a Su Hijo. Es el verdadero evangelio o buenas noticias del reino de Cristo bajo los santos.

JUAN EL BAUTISTA Y NOSOTROS LOS CRISTIANOS

Estimados amigos:

Juan el Bautista sirvió como precursor, profeta y Bautista de Jesús. Él fue enviado por el Padre para ser el precursor de Jesús para preparar el pueblo elegido para el Advenimiento del Mesías. Él es el último de los profetas del Antiguo Testamento. Tuvo el privilegio de bautizar a Jesús en el Jordán. En su generosidad, él dijo de Jesús: “Él debe crecer, mientras que yo debo disminuir.” Mostró su celo por el reino cuando él audazmente le dijo al rey Herodes que no era adecuado para él (Herodes) tener a Herodías, mujer de su hermano Felipe, mientras que Felipe estaba vivo. Él era tan valiente que sufrió prisión por ser la voz de Dios llamando a todos al arrepentimiento. Sin duda, Juan Bautista hizo grandes cosas para Dios con un celo tan desinteresado.

Juan también gana las alabanzas de Jesús en el pasaje evangélico de hoy. Jesús lo alaba, llamándolo un hombre disciplinado que no se llevó por el mal camino, por las corrientes mundanas, comodidades o los lujos de la vida. Juan es “más que un profeta” y “entre los nacidos de mujeres, no hay ninguno más grande que Juan el Bautista.” Y Jesús añade: “Sin embargo, el más pequeño en el reino de los cielos es mayor que él. “¿En qué sentido es el más pequeño en el reino de los cielos más grande que un hombre que ha hecho grandes cosas para Dios tan fiel y desinteresadamente?

Jesús introdujo el reino de los cielos por medio de sus palabras, las señales milagrosas, y en última instancia, por su Pasión, Muerte, Resurrección y el don del Espíritu Santo. Este reino se define por dos realidades – una nueva y más profunda relación con Dios y un nuevo valor a todas las cosas que hacemos y padecemos de esta nueva relación. En esta nueva relación, la gracia permanente de Dios gratuitamente nos eleva a participar de su vida divina como Sus propios hijos adoptivos en su Hijo Jesús. Esta nueva relación con Dios también otorga una cualidad sobrenatural en todas nuestras acciones, haciéndolos meritorios para nosotros y otros: “El mérito del hombre ante Dios en la vida cristiana se deriva del hecho de que Dios ha dispuesto libremente asociar al hombre a la obra de Su gracia. Así, en y a través de esta nueva relación inmerecida con Dios, nuestras acciones son también transformadas y elevadas de tal manera que lo que hacemos no sólo comparte las gracias merecidas para nosotros por Jesús, sino también nosotros, “movidos por el Espíritu Santo y por la caridad, puede merecer en favor nuestro y para los demás las gracias necesitadas para nuestra santificación, para el aumento de la gracia y de la caridad, y para la consecución de la vida eterna.”

De hecho nosotros, los miembros del reino de los cielos, somos mayores que el fiel y el celoso Juan el Bautista a causa de esta nueva relación con Dios y el valor sobrenatural que esta nueva relación confiere a todo lo que hacemos y perseveramos. Juan tenía la capacidad de preparar a los israelitas para la venida del Mesías al traerlos al arrepentimiento. Pero en y a través de nuestra nueva relación con Dios en Jesucristo , podemos merecer en realidad las gracias de santificación y vida eterna para nosotros y los demás. Lo que da sentido y valor a nuestra vida no es lo que hacemos, o lo que tenemos, o lo que otros piensan de nosotros. Nuestra nueva relación con Dios y con los nuevos valores de nuestras acciones es lo que da sentido a nuestra vida como cristianos.

http://catholicexchange.com/greater-john-baptist

CONSIDERADOS COMO ESCORIAS DEL MUNDO, PERO DESTINADOS A SER PRÍNCIPES DE UN REINO CELESTIAL EN LA TIERRA EN LA ERA VENIDERA

1 Corintios 4:13: “Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la ESCORIA del mundo, el desecho de todos”.

Salmos 9:18: Porque no para siempre será olvidado el MENESTEROSO, Ni la esperanza de los pobres perecerá perpetuamente.

1 Samuel 2:8: “El levanta del polvo al pobre, y del muladar exalta al menesteroso, para hacerle SENTARSE CON PRÍNCIPES y heredar un sitio de honor. Porque de Jehová son las columnas de la tierra, Y él afirmó sobre ellas el mundo”.

Santiago 2:5: Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los POBRES DE ESTE MUNDO, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? 

“PORQUE NO SUJETÓ A LOS ÁNGELES EL MUNDO VENIDERO, ACERCA DEL CUAL ESTAMOS HABLANDO”

Esto dice la Watchtower acerca del reino del Mesías arcángel:

Enseña
bh págs. 218-219
¿Quién es el arcángel Miguel?
La Palabra de Dios no dice en ningún lugar que existan dos ejércitos de ángeles fieles, uno dirigido por Miguel y otro por Jesús. Por lo tanto, es lógico llegar a la conclusión de que Miguel es nada menos que Jesucristo desempeñando sus funciones en el cielo.*

De modo que el arcángel Miguel es Jesús antes de venir a la Tierra. Después que resucitó y volvió al cielo, Jesús retomó su servicio como Miguel, el jefe de los ángeles, “para la gloria de Dios el Padre” (Filipenses 2:11).

Por tanto la Watchtower sostiene que desde 1914 el arcángel Miguel ejerce sus funciones en el cielo como rey…

Sin embargo, esta enseñanza no coincide para nada con lo que leemos en Hebreos 2:5

Hebreos 2:5
Dios Habla Hoy (DHH)
Jesús, semejante a sus hermanos
5 Dios no ha puesto bajo la autoridad de los ángeles ese mundo futuro del cual estamos hablando

Hebreos 2:5
Nueva Traducción Viviente (NTV)
Jesús, el hombre
5 Es más, no son los ángeles quienes gobernarán el mundo futuro del cual hablamos,

Hebreos 2:5
Palabra de Dios para Todos (PDT)
Cristo se hizo hombre para salvarnos
5 Además, Dios no sometió al control de los ángeles el mundo venidero del cual estamos hablando.

Hebreos 2:5
Traducción en lenguaje actual (TLA)
Jesús nos salva
5 Dios no ha puesto a los ángeles como jefes del mundo[a] en que vamos a vivir en el futuro. En ese mundo

¡LA VERDAD ACERCA DEL MILENIO POR FIN DESCIFRADA!

Traducido por Mario A Olcese (Apologista)

Cuando Jesús regrese, ¿qué pasa con los santos?

1ra Tesalonicenses 4:16-17

Porque el Señor mismo descenderá del cielo con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero: Luego nosotros los que hayamos quedado, deberá seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

1 Corintios 15:51-53 He aquí, os digo un misterio; No todos dormiremos, pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y se levantó a los muertos incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Para que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.

Cuando seamos cambiamos, cómo será?

Filipenses 3:21 el cual transformará el cuerpo de nuestra bajeza, para que sea semejante al cuerpo de su gloria, por la operación con la cual puede también sujetar a sí todas las cosas.

Cuando Jesús regrese, todos los creyentes muertos serán resucitados y luego tanto la resucitados y los que quedan vivos serán cambiados, sus cuerpos corruptibles serán glorificados, los cuales nunca van a morir de nuevo.

Esta resurrección es llamada la primera, o el jefe de las resurrecciones; los que participan en esta resurrección y son glorificados, reinarán con Cristo por mil años, como sacerdotes y reyes.

Apocalipsis 20:4,6 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y el juicio fue dado a ellos; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, y que tuvo no adorado a la bestia ni a su imagen, ni recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años … Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene poder, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

Los santos glorificados serán reyes y sacerdotes y reinarán con Cristo por mil años. Un sacerdote es un tipo de intercesor. Hoy todo verdadero cristiano es un sacerdote (1 Pedro 2:9). Ellos interceden por los que están perdidos en la oración a Dios, y que comparten las buenas nuevas de la Palabra de Dios con aquellos que no la conocen. La Biblia enseña claramente que este “sacerdocio” de los creyentes continúa por el reinado del Milenio.

¿Dónde van a reinar?

Jeremías 23:5 He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará un rey, y prosperará, y hará juicio y justicia en la tierra.

Aquí el renuevo justo, es el Rey Jesús, descendiente del rey David. Note que él reinará, prosperará, y juzgará en la tierra.

Apocalipsis 5:9-10 Y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y nos has redimido para Dios con tu sangre, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

Tenga en cuenta que estas personas que fueron redimidas por la sangre de Cristo esperaban reinar sobre la tierra, como reyes y sacerdotes de Dios. Esto se corresponde con la esperanza de la primera resurrección, que se describe en Apocalipsis 20:4-6.

Cuando el Señor regrese, ¿quiénes serán removidos de la tierra, los malvados, o los justos?

Mateo 13:41-43 El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, ya los que hacen iniquidad; Y los echarán en el horno de fuego: allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, que oiga. (Ver también Mateo 13:49).

Proverbios 10:29-30 El camino de Jehová es fortaleza al perfecto: Mas destrucción a los que hacen iniquidad. El justo no será removido jamás; pero los impíos no habitarán la tierra.

Proverbios 2:21-22 Porque los rectos habitarán la tierra, Y los perfectos permanecerán en ella. Mas los impíos serán cortados de la tierra, y los prevaricadores serán de ella.

Isaías 45:18 Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; El que formó la tierra y la hizo; que se puso en orden, no la creó en vano, sino que la formó para ser habitada: Yo soy el SEÑOR; y no hay otro. (Ver también Mateo 5:5, Salmos 115:16)

¿Qué les dijo el ángel a los discípulos cuando Cristo ascendió al cielo desde el Monte de los Olivos?

Hechos 1:11-12 Los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá del mismo modo que le habéis visto ir al cielo. Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama del Olivar, el cual está cerca de Jerusalén, camino de un sábado.

Jesús ascendió personalmente y físicamente desde el Monte de los Olivos, y subió al cielo, hasta que una nube lo ocultó de su vista. Cuando Jesús regrese, él volverá en las nubes, y él descenderá personalmente y físicamente.

¿En qué punto de la tierra, descenderá Cristo?

Zacarías 14:4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente, y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, y se procederá a una valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.

[Este versículo no está hablando de algo que sucede después del reinado de mil años. Si continúa la lectura del capítulo, verá que todavía hay plagas que caen sobre los habitantes rebeldes de la tierra. Algunas personas señalan que la biblia dice: “Nos encontraremos con él en el aire, no en el monte”. Y no hay duda que le daremos el encuentro en el aire, pero no permaneceremos en el aire para siempre, y nunca dice la Biblia que nos quedamos en el aire durante mil años! Pero más bien, como hemos visto, reinaremos en la tierra con Cristo por esos mil años

Isaías 24:21-23 Y será en aquel día, que Jehová castigará al ejército de los altos que están en lo alto, ya los reyes de la tierra sobre la tierra. Y serán amontonados como se amontonan encarcelados en el hoyo, y quedarán encerrados en la cárcel, y después de muchos días serán castigados. La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, cuando Jehová de los ejércitos reine en el monte de Sion y en Jerusalén, y delante de sus ancianos sea glorioso.

Aquí se promete que el Señor reinará desde el Monte Sión en Jerusalén, en su venida va a castigar a los malvados y los colocará en la cárcel, que es el pozo, o la tumba; donde están reservadas hasta el día del juicio para ser castigados, evento que viene 1.000 años más tarde (ver 2da Pedro 2:9, Apocalipsis 20:5) .

¿Cuánto tiempo dijo el Señor que Jerusalén sería hollada por los gentiles?

Lucas 21:24 Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones, y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que se cumplan los tiempos de los gentiles.

Jerusalén permanecería en manos de los gentiles (y una parte de ella sigue estándolo), hasta que finalice el tiempo asignado a los gentiles para reinar sobre la tierra; y su reinado se terminará cuando el mismo Señor regrese y reine en la tierra (Ver también Romanos 11:25).

¿Acaso los apóstoles esperaban un reino físico?

Hechos 1:6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás en este tiempo el reino a Israel?

[Aviso Cristo no reprendió a sus apóstoles por pensar esto, sino que les informa de que los tiempos de estas cosas no son para ellos saberlo].

EL PAPEL DE LOS SANTOS GLORIFICADOS EN EL MILENIO.

Como hemos visto, los santos glorificados resucitados vivirán y reinarán con Cristo como reyes y sacerdotes sobre la tierra.

¿De estos santos glorificados, a quiénes les dará los mejores asientos de la autoridad?

Mateo 19:28 Y Jesús les dijo: De cierto os digo, que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar la doce tribus de Israel.

(Los Apóstoles estarán vivos y juzgarán personalmente a la Casa de Israel como se ve en Lucas 22:28-30, Mateo 20:21-23).

Aquí el término ” juzgar” no se limita a denotar acerca de pasar sentencias de condena, sino para gobernar y dominar. Significa presidir con el poder de dar las resoluciones judiciales, ya que era una prerrogativa de los reyes y gobernantes emitir un juicio. Los gobernadores de Israel durante los tiempos de los reyes fueron llamados “jueces”.

¿Quién más tiene la promesa de Cristo para recibir el trono (Gobernación)?

Apocalipsis 3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Jesús enseñó que cada santo se le dará el poder en base a su uso de la gracia de Dios en esta vida:

Mateo 25:19-21 Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, tú me entregaste cinco talentos: he aquí, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. Su señor le dijo: Bien hecho, siervo bueno y fiel: has sido fiel en lo poco, yo te pondré sobre muchas cosas: entra en el gozo de tu señor.

Lucas 19:17 Y él le dijo: Bien, buen siervo; porque has sido fiel en lo poco, tendrás autoridad sobre diez ciudades.

¿Qué dice la Biblia sobre Cristo y su gobierno?

 Apocalipsis 12:5 Y dio a luz un hijo varón, el cual había de regir todas las naciones con vara de hierro: y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Apocalipsis 19:15 Y de su boca sale una espada aguda, para con ella a golpear a las naciones, y las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.

Salmos 2:8-12 Pídeme, y te daré las naciones por herencia tuya, y hasta lo último de la tierra para posesión tuya. Los quebrantarás con vara de hierro; tú romperás en pedazos como vasija de alfarero. Sé sabio, pues, ahora, oh reyes: instruir, jueces de la tierra. Servid a Jehová con temor, y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino, cuando su ira se inflama de pronto. Bienaventurados todos los que ponen su confianza en él.

¿Qué prometió Jesús a los que vencen?

Apocalipsis 2:26-27 Y al que hubiere vencido, y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro; como vaso de alfarero serán quebradas a temblar como también yo he recibido de mi Padre.

Cada ciudad en la tierra será gobernada con firmeza y constancia por los verdaderos creyentes que han utilizado sabiamente los talentos que les dieron en esta era.

¿En qué basarán Cristo y sus santos su gobierno y qué enseñarán a la gente?

Miqueas 4:1-4 Pero en los últimos días vendrá a pasar, que la montaña [montañas representan reinos en la profecía] de la casa de Jehová será establecido como cabeza de los montes, y será exaltado sobre las colinas; y la gente correrán a él. Y vendrán muchas gentes, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, ya la casa del Dios de Jacob; y él nos enseñará en sus caminos, y caminaremos por sus sendas, porque la ley saldrá de Sión, y la palabra del Señor de Jerusalén. Y juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra. Pero se sentará cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá quien los amedrente: porque la boca de Jehová de los ejércitos lo ha hablado.

¿QUIÉNES HABITARÁN LAS CIUDADES SOBRE LAS CUALES REINARÁN LOS SANTOS?

Destrucción de los impíos al regreso de Cristo

¿Qué va a pasar con los malvados que han rechazado a Cristo como Señor, cuando él regrese?

Lucas 19:27 Pero a aquellos mis enemigos que no querían que yo reinase sobre ellos, traedlos acá, y matadlos delante de mí.

Apocalipsis capítulo 19 describe en detalle gráfico del retorno de Cristo y la destrucción de aquellos que se han resistido a su reino. En él se insta a las aves de los cielos a: “Venid, y congregaos a la cena del gran Dios … para que comáis la carne de los reyes, y la carne de capitanes, y carnes de fuertes, y la carne de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra ya sus ejércitos, se unen para hacer guerra contra el que estaba sentado sobre el caballo, y contra su ejército… (Apocalipsis 19:17-19)

Zacarías 14:1-3 , 12 He aquí el día de Jehová viene, y tus despojos serán repartidos en medio de ti. Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén… Entonces el Señor salga, y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla… Y esta será la plaga con que Jehová herirá todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén; Su carne se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán sus ojos en sus cuencas, y su lengua se les deshará en su boca.

(NOTA: Algunas personas, como los Adventistas del Séptimo Día, nos dicen que estas cosas mencionadas en Zacarías se llevan a cabo “después” de los mil años, y en el juicio Final del Gran Trono Blanco. ESTO NO ES BÍBLICO… si usted lee el capítulo entero, verá que habrá ‘plagas’ (sequía) sobre éstos después de que se negaron a subir para la adoración en Jerusalén. Las plagas y la rebelión no son parte de la nueva tierra.

Dios promete que va a destruir al ejército de Satanás que ha luchado en contra de su gobierno.

“Acercaos, naciones, juntaos para oír; y vosotros, pueblos: escuche la tierra, y todo lo que hay en ella; el mundo, y todo lo que él produce. Para la indignación del Señor está sobre todas las naciones, e indignado contra todo el ejército de él los destruyó, él los ha entregado a la masacre” (Isaías 34:1).

Todos los pecadores malvados que han rechazado a Cristo y su gobierno, y han luchado contra su pueblo serán destruidos. Los gobiernos del mundo se quedarán en nada, las ciudades del mundo quedarán desoladas. Nada de lo que el hombre ha construido se mantendrá cuando el Señor regrese.

El Señor nos ha mostrado a través del libro de Daniel que su Reino que viene va a poner fin a todos los reinos de la tierra.

Daniel 2:34,35, 44 “Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó. Luego fue el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, roto en pedazos juntos, y se quedaron como el tamo de las eras del verano; El viento se los llevó, y ningún lugar se encontró para ellos: y la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra … Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que nunca jamás se corromperá: y el reino no será dejado a otro pueblo, pero el cual desmenuzará y consumirá todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre.

Observe la piedra golpea a los reinos de la tierra llevarlos a nada, y entonces la piedra, se convierte en una gran montaña (montañas representan reinos) y se llena toda la tierra. Es evidente que el gobierno de Cristo reemplazará toda regla carnal cuando regrese.

Sin embargo, a pesar de que el Señor asola los reinos y los ejércitos de los hombres, él promete que toda la carne que no será destruido.

“Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados por tanto, los habitantes de la tierra se queman, y disminuyeron los hombres. (Isaías 24:6 RV)

Eso no va a llevar a la humanidad a un callejón completo:

Porque así dijo Jehová: Toda la tierra será asolada; pero no haré consumación. (Jeremías 4:27 RV)

Mateo 24:22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos serán acortados esos días.

¿Qué va a ser de la gente que no será destruida cuando el Señor regrese?

Zacarías 14:16 Y acontecerá que todo aquel que se deja (sobrevivientes) de todas las naciones que vinieron contra Jerusalén, incluso subirán de año en año para adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, ya celebrar la fiesta de tabernáculos.

Debido a la misericordia de Dios, Él perdona a unos “pocos”, un “remanente” de los seres humanos de la masacre, y ellos vendrán a la adoración ante el Señor. (Véase Apocalipsis 19:21).

Si algunos sobreviven, ¿cómo puede el retorno de Cristo compararse con el día de Noé, donde la inundación destruyó todos (Mateo 24:37-38)?

Sin duda habrá una gran destrucción sobre la tierra, y todos los que han rechazado a Cristo perecerán, como en los días del diluvio. Sin embargo, el Señor hizo una promesa en Génesis 8:21: “Ni volveré más a destruir ya a cada ser viviente, como he hecho.”

Lo que el Señor estaba enfatizando cuando estaba comparando su regreso a los días de Noé fue la rapidez que vino sobre el pueblo, y cómo se los cogió por sorpresa. Terminó su discurso diciendo: Mateo 24:42-44 “Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa para ser roto. Por tanto, también vosotros estad preparados, porque en la hora que no penséis, el Hijo del Hombre ha de venir”.

Ezequiel capítulo 39 nos dice que los que sobreviven queman leña para las armas de los muertos del Señor durante siete años (Ezequiel 39:9-104). También nos dice que tomará siete meses para enterrar a todos los muertos en la tierra de Israel (Ezequiel 39:11-15) . Ezequiel 39:16-20 está describiendo el mismo evento que Apocalipsis 19:17-24.

¿Quiénes serán los MORTALES que sobreviven?

Sabemos que no será pecadores malvados que han rechazado la oferta de la salvación, y más que probable que la inmensa mayoría de los que sobreviven serán los niños, que no conocían el mal del bien.

Deuteronomio 1:39 Y vuestros chiquitos, los cuales dijisteis que serían por presa, y sus hijos, que en ese día no tenían ningún conocimiento entre el bien y el mal, ellos entrarán allá, y a ellos la daré, y ellos la poseerán.

Isaías 11:4-9 Pero con justicia juzgará a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra: y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el aliento de sus labios matará al malvado. Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura. El lobo habitará con el cordero, y el leopardo se echará con el cabrito; y el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos; y un niño pequeño los conducirá. La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas, y el león comerá paja como el buey. Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la de la víbora áspid. No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte, porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.

También los hombres que no habían escuchado el evangelio, y que no habían aceptado la marca de la bestia, y sobre todo el remanente de Israel, que sobrevivirán el Armagedón. Por favor, consulte nuestro estudio Milenio relativo al papel de Israel en los últimos días.

El atar y desatar DE SATANÁS

¿Por qué es la vida en la tierra durante los mil años de manera diferente? No sólo el conocimiento del Señor llenará la tierra, sino que los engaños de Satanás no estarán presentes durante este 1000 años de reinado.

Apocalipsis 20:1-3 Y vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que se engañar más a las naciones, hasta que mil años sean cumplidos: y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

El “abismo” es el abismo, una prisión para los demonios.

2 Pedro 2:4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno [Tártaro – pozo sin fondo], y los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

Judas 1:6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada,  los ha guardado en prisiones eternas, bajo tinieblas para el juicio del gran día.

La “legión” de demonios le rogó a Jesús que él no los enviaría allí: Lucas 8:31 Y le rogaban que no les ordenara irse al abismo. DBY (Véase también Apocalipsis 17:8, 11:7, 9:11, 9:1-3).

[Nota: Algunas iglesias enseñan que Satanás fue atado en la boca cuando Cristo murió, pero esto no es bíblico, el Nuevo Testamento, algunas de las cuales se escribieron cincuenta años después de la resurrección de Cristo, enseña que Satanás está libre y anda de aquí para allá buscando a quien devorar, y declara que él es el dios de este mundo (1 ª Pedro 5:8, 2ª Corintios 4:4). Otros enseñan que la “tierra desolada’ es el pozo del abismo, pero no es así como el escritor del Apocalipsis usa el término, y tampoco encaja con las enseñanzas de los otros escritores del Nuevo Testamento. La Biblia enseña claramente este “pozo sin fondo” para los demonios, es una prisión espiritual]

Durante los mil años las condiciones serán maduras por el Evangelio y la ley de Dios se difundirá en todo el mundo. No habrá religiones falsas o falsos dioses, o de los gobiernos por el hombre sobre la tierra.

Zacarías 14:9 Y Jehová será rey sobre toda la tierra: En aquel día el SEÑOR será uno, y uno su nombre.

Sin embargo, los seres humanos no se verán obligados a aceptar a Dios y su gobierno, pues todavía tienen la libre elección y se puede optar por ser rebelde; pero Dios promete, si lo hacen, que recibirán una recompensa rápida. Recuerde Cristo regirá con vara de hierro.

Zacarías 14:17-19 Y será que cualquiera que no se van a plantear de todas las familias de la tierra a Jerusalén para adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia. Y si la familia de Egipto no subiere y no viene, no habrá lluvia; vendrá la plaga con que Jehová herirá las naciones que no suban a celebrar la fiesta de los tabernáculos. Este será el castigo de Egipto, y del pecado de todas las naciones que no suban a celebrar la fiesta de los tabernáculos.

Durante los mil años, los “pocos” que sobreviven, a quienes los santos los gobiernan, se multiplicarán en la tierra, y para el final de los 1000 años de su número será como la arena del mar. Después de los mil años, Satanás será suelto una vez más, y otra vez engaña a todo el mundo. [Increíble, pero cuando se les da la opción, la mayoría siempre elige el camino de la muerte]. Las gentes que se rebelen vendrán contra el Gobierno de Cristo, y cuando lo hagan, Dios le pondrá fin, cuando el fuego caiga del cielo y les queme.

Apocalipsis 20:7-9 Y cuando se cumplan los mil años, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog ya Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada: y de Dios descendió fuego del cielo, de Dios, y la comieron.

Satanás es entonces lanzado al lago de fuego (El mismo fuego eterno consumidor de Dios que destruirá a la bestia cuando Cristo regrese y que trajo a Sodoma a cenizas en el libro del Génesis).

Apocalipsis 20:10 Y el diablo, que había estado llevando por mal camino, fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta, y el día y la noche serán atormentados hasta los siglos de los siglos. (WEYMOUTH)

Apocalipsis 20:11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado sobre él, de cuya presencia la tierra y el cielo huyeron; y no fue hallado el lugar de ellos

Entonces Dios resucita a todos los impíos de todas las edades pasadas, junto con todos los que vivieron y murieron durante el reinado 1.000 años, para enfrentar el juicio.

[Nota: Los cristianos que fueron glorificados tienen vida eterna, todavía son inmortales, y no serán juzgados en este juicio, esto es para “el resto de los muertos’.]

Apocalipsis 2:12-14 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.

Los que vivieron durante los mil años, y aceptaron a Cristo como Señor de sus vidas, sin duda se encontrarán en su libro y se les dará la vida eterna.

Apocalipsis 20:15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Después de la destrucción final de los impíos, Dios vuelve a crear los cielos y la tierra. (Apocalipsis 21:1, Salmos 104:5)

Luego se hace la Jerusalén celestial para descender a la tierra nueva (Apocalipsis 21:2).

La Nueva Jerusalén será la morada de Dios, Dios morará sobre la tierra, con su Hijo y todos los salvos (que son glorificados e incorruptible) de todas las edades. Nunca habrá más pecado, ni la muerte, ni pena, ni clamor, pues todas estas cosas han cesado (Apocalipsis 21:3-5).

Pero el Dios de la Nueva Tierra toma su lugar como el último rey de la tierra, y el Hijo se somete voluntariamente al Padre.

1 Corintios 15:24-28 Luego el fin, cuando él entregue el reino al Dios y Padre ; cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. El último enemigo que será destruido es la muerte. Porque ha sujetado todas las cosas debajo de sus pies. Pero cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, es evidente que se exceptúa a , cosa que puso todas las cosas bajo él . Y cuando todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó todas las cosas a él, para que Dios sea todo en todos.

¿Por qué creo que esta es la verdad?

# 1. Esto se ajusta bien al escenario de la Biblia. Los sistemas terrenales se convertirán en nada cuando el Señor regrese, y las ciudades de los hombres, los gobiernos de los hombres, y la maldad de los hombres caerán.

# 2. Todavía enseña que los impíos serán muertos cuando Cristo regrese.

# 3. Le da una oportunidad para que los inocentes de tener su día durante los mil años para hacer su elección.

# 4. Mantiene la segunda resurrección, una resurrección de juicio… ninguna oferta de salvación se hace allí, pero aquellos fueron salvos durante los mil años, se encontrarán en el libro de la vida, y así eternamente salvos.

# 5. También explica quien será engañado al final de los mil años. (Los descendientes de estos supervivientes originales).

# 6. Cierra los cabos sueltos que se encuentran en los libros de Isaías, Jeremías, Ezequiel y Zacarías. Algo que ninguna otra enseñanza lo hace.

¿CUÁL ES EL EVANGELIO SALVADOR PARA LOS GENTILES: EL DE CRISTO O EL DE PABLO?

Hay una confusión en el mundo cristiano sobre cuál es el evangelio que debe ser predicado a los gentiles, si el de Cristo, que es el reino del Mesías judío en la tierra; o más bien la muerte, sepultura, y resurrección de Cristo al tercer día (“evangelio de la gracia”) que supuestamente nos garantiza un reino incorruptible en las moradas celestiales.

He aquí una explicación razonable de lo que verdaderamente deben creer los gentiles para su salvación…

LA ASTUTA TRADUCCIÓN DEL VOCABLO GRIEGO “ERJOMAI” DE MATEO 25:31 ELUCUBRADA POR LA WATCHTOWER PARA CONFUNDIR A LOS LECTORES

He aquí un ejemplo de una traducción artera de un pasaje bíblico por parte de la Watchtower con el propósito de sostener una doctrina falsa que carece de fundamento bíblico sólido…

 

MUY BUENAS NOTICIAS PARA LA GRANDE MUCHEDUMBRE DE TESTIGOS DE JEHOVÁ

Una antigua luz ignorada por muchos Estudiantes de la Biblia, y que nuevamente sale a la luz gracias a un verdadero esclavo fiel y discreto. Esta será de bendición para todos los fieles, especialmente para aquellos miembros de las “otras ovejas” o también llamadas como “la grande muchedumbre” de Testigos de Jehová…Aleluya!!!

Comparte esta información!

LLEGAR A SER SALVO ES ALCANZAR LA MISMA GLORIA QUE CRISTO RECIBIÓ

cropped-cropped-study1.jpg1.-El deseo de Dios es salvar a todos los hombres

Tito 2:11: Porque la gracia de Dios se ha manifestado para SALVACIÓN a todos los hombres,

1 Timoteo 2:4: el cual quiere que todos los hombres sean SALVOS y vengan al conocimiento de la verdad.

2.-Sólo hay una común salvación para todos

Judas 1:3: Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra COMÚN SALVACIÓN, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

3.-Los que aman la verdad serán salvos

2 Tesalonicenses 2:10: y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para SER SALVOS.

4.-Los salvos que han creído en el evangelio salvador son ungidos por Espíritu Santo

Efesios 1:13: En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra SALVACIÓN, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

2 Corintios 1:21: Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos UNGIÓ, es Dios,

5.-Los salvos heredan el reino con Cristo con vida inmortal

Santiago 2:5: Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y HEREDEROS DEL REINO que ha prometido a los que le aman?

Mateo 19:16-25 Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?

6.- El propósito de la salvación es alcanzar la misma gloria de Cristo

2 Tesalonicenses 2:13,14 Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.

2 Timoteo 2:10: Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la SALVACIÓN que es en Cristo Jesús con gloria eterna.

Juan 17:22: LA GLORIA QUE ME DISTE, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

Hebreos 2:10: Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la SALVACIÓN de ellos.

7.- Recibir la gloria y el reino es recibir dominio y autoridad

Daniel 7:14,22,27: Y le fue dado dominio, GLORIA Y REINO, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido… hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino….y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.

8.- Los que se salvan están dentro del cuerpo de Cristo

Hechos 2:47: alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser SALVOS.

Efesios 5:23: porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su SALVADOR.

9.- Los salvos han sido redimidos por la sangre de Cristo

Romanos 5:9: Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos SALVOS de la ira.

10.- Los salvos recibirán inmortalidad

2 Timoteo 1:10: pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro SALVADOR Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio.

Romanos 2:7: vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e INMORTALIDAD,

1 Corintios 15:53,54: Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de INMORTALIDAD. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de INMORTALIDAD, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.

11.-La salvación es para el día postrero, para cuando venga Cristo

1 ped. 1:3-12 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas. Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos. A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.

Hebreos 9:28: así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para SALVAR a los que le esperan.

12.- Una gran multitud en el cielo clama por la salvación, honra y gloria de Jesucristo

Apo.19:1 Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro;

Apo.7:9,10 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

13.- Hoy es el día de salvación y hay que trabajar para ganarla

2 Corintios 6:2: Porque dice: En tiempo aceptable te he oído, Y en DÍA DE SALVACIÓN te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el DÍA DE SALVACIÓN.

Filipenses 2:12: Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, OCUPAOS en vuestra salvación con temor y temblor.

¿CUÁL ES LA BUENA NUEVA Y A QUIÉNES VA DIRIGIDA?

Todo el mundo conoce la palabra “Evangelio” y saben que significa “Buena Nueva” pero realmente no concocen cual es la buena nueva según el contexto de los manuscritos conocidos popularmente como Nuevo Testamento. En este breve artículo pretendo demostrar el significado de acuerdo a su contexto.

Una buena nueva es simplemente una buena noticia tal como lo es la llegada de un nuevo miembro a la familia, el nacimiento de un bebé; el cumplimiento de una promesa hecha entre los novios, la boda; o simplemente el anuncio de algo que causa mucho gozo y alegría. En el contexto de los manuscritos que conocemos como Nuevo Testamento se refiere al cumplimiento de una promesa hecha al pueblo de Israel.

La promesa hecha al Rey David:

Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino. (2 Samuel 7:12 RV1960 )

El edificará casa a mi nombre, y él me será a mí por hijo, y yo le seré por padre; y afirmaré el trono de su reino sobre Israel para siempre. (1 Crónicas 22:10 RV1960 )

La promesa es que un descendiente del Rey David reinará sobre el trono de Israel para siempre. Para entender esto claramemte debemos también entender que el trono de Israel es lo mismo que el reino de Israel, reino de Di-os o reino de los cielos. Veamos las Escrituras que nos ayuda en la comprensión de este detalle tan importante que pocos conocen.

Y de entre todos mis hijos (porque Jehová me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel. (1 Crónicas 28:5 RV1960 )

Note que dice “para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel”.

Y se sentó Salomón por rey en el trono de Jehová en lugar de David su padre,(C) y fue prosperado; y le obedeció todo Israel. (1 Crónicas 29:23 RV1960 )

Note nuevamente que Salomón, el hijo de David se sentó en el trono de Jehová, esto es el trono de Israel.

Esto es muy importante conocer ya que cuando vemos en los evangelios que dice “Arrepentirse porque el reino de los cielos ha llegado (o reino de Di-os)” lo que realmente está diciendo es “Arrepentirse (Tshuvá – regresar) porque el reino de Israel ha llegado.” Imagínese la reacción del pueblo hebreo al escuchar éstas palabras, luego de haber sido exiliado en dos ocasiones y batallado con los griegos y ahora los romanos; por fin se retauraría el reino y llegaría el Rey que los gobernaría por siempre, ¡qué gran noticia! ¡Una buena nueva de mucho gozo y alegría!

Queda claro pues que éste es el contexto en los manuscritos y para ello sus autores conmenzaron señalando el objetivo principal de sus escritos: demostrar que Yeshúa el hijo de Yosef (quién es descendiente del Rey David) es el  Rey prometido a Israel, el Ungido por el Eterno para reinar por siempre sobre su pueblo Israel, su trono. Veamos la introducción y objetivo de los cuatro evangelios.

 Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham. (Mateo 1:1 RV1960 )

Jesucristo no es un nombre sino la contracción de la frase “Jesús el Cristo (Mesías o Ungido)” que quiere decir “Jesús el Rey de Israel”. Parafraseando un poco el texto de Mateo 1:1 tenemos:Libro de la historia de Yeshúa el Rey de Israel, descendiente de David, descendiente de Abraham.

 Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. (Marcos 1:1 RV1960 )

La frase “Hijo de Dios” significa lo mismo que “Rey de Israel” veamos las Escrituras que apoyan ésta declaración.

Y me ha dicho: Salomón tu hijo, él edificará mi casa y mis atrios; porque a éste he escogido por hijo, y yo le seré a él por padre. (1 Crónicas 28:6 RV1960)

Note que Salomón fue el sucesor del Rey David, su padre y que en ésta Escritura dice que el Eterno lo ha escogido por hijo y le sería por padre. Por otro lado la frase “Hijo de Dios” en Marcos 1:1 no aparece en muchos manuscritos. Podemos parafrasear Marcos 1:1 como sigue:  Comienzo de la buena nueva de Yeshúa el Rey de Israel

 Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido. (Lucas 1:1-4 RV1960)
Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días? Entonces él les dijo: ¿Qué cosas? Y ellos le dijeron: De Jesús nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes a sentencia de muerte, y le crucificaron. Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido. Aunque también nos han asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que antes del día fueron al sepulcro; y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive. Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro, y hallaron así como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron. Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían. (Lucas 24:18-27 RV1960 )

Note que Cleofas habla acerca de Yeshúa el nazareno como aquel profeta que vendría a redimir al pueblo de Israel, osea como el rey prometido a David que restablecería el reino de Israel; y como Yeshúa les muestra por medio las Escrituras que primero ese rey prometido al pueblo de Israel tendría que sufrir, morir y ser resucitado de entre los muertos.

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. (Juan 1:14 RV1960 )

Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.(Juan 20:30-31 RV1960 )

Note como el autor del cuarto evangelio señala explicitamente el objetivo de sus escritos, demostrar que Yeshúa es el rey de Israel.

En conclusión podemos ver que le objetivo de los cuatro evangelios es demostrar que Yeshúa es el Rey de Israel prometido al Rey David, el cuál restableceria el reino de Di-os que no es otra cosa que el reino de Israel y reinaría por siempre. ¡Ésta es la gran buena nueva la cual proclamaron Pedro, Juan y Pablo! Y para ello fueron a buscar a los hijos de Israel entre las naciones.

La buena nueva:

Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. (Lucas 1:30-33 RV1960)

La proclamación de la buena nueva a los hijos de Israel entre las naciones:

Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, (1 Pedro 1:1 RV1960 )
Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud. (Santiago 1:1 RV1960)

Y ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros padres soy llamado a juicio; promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por los judíos. (Hechos 26:6-7 RV1960).

http://luzverdadera.blogspot.com/

¿QUÉ SE ENTIENDE POR RESTAURAR EL REINO DE DIOS? (Hechos 1:3,6; 3:19-21)

Foto: Casi desde el momento en que muere Franco, empieza la transición en España, con la proclamación de Juan Carlos I de Borbón como rey por deseo de Franco.

El diccionario de la Lengua Española define la palabra restauración, así.

(Del lat. restauratĭo, -ōnis).

1. f. Acción y efecto de restaurar.

2. f. En un país, restablecimiento del régimen político que existía y que había sido sustituido por otro.

3. f. Reposición en el trono de un rey destronado o del representante de una dinastía derrocada.

4. f. Período histórico que comienza con esta reposición

Nótese que el vocablo “Restauración” significa, entre otras cosas, la reposición en el trono de un rey destronado o del representante de una dinastía derrocada.

Pues bien, en Hechos 1:6, los discípulos le preguntan a Jesús, lo siguiente: “Señor, ¿RESTAURARÁS el reino a Israel en este tiempo?”. Aquí vemos que los discípulos le preguntaron a Jesús si la restauración del reino a Israel sería inminente o no, y Jesús les responde que sólo el tiempo exacto lo sabe Dios, el Padre (v.7).

Basándonos en las promesas bíblicas, y en la definición que nos brinda el Diccionario de la Lengua Española de la palabra ‘restauración’, creemos que debe acontecer en Israel la reposición del rey destronado o de un representante legal (p.e. un descendiente real del rey destronado). De modo que si esto mismo no ocurre en el futuro en Israel, se podrá seguir afirmando que aún no ha acontecido la reposición de un representante legal y real en el trono vacante.

Sabemos que Sedequías fue el último rey Judío que gobernó en Jerusalén, el cual fue depuesto por Nabucodonosor en 586 AC por su impiedad. Desde esa fecha el trono davídico en Israel  ha quedado vacante hasta el presente y sólo será restaurado hasta que venga aquel cuyo es el derecho, y a él le será entregado el poder por orden del Altísimo. Sólo cuando ocurra ese evento glorioso, la restauración esperada habrá sido plenamente cristalizada o cumplida.

Así que el Reino de Dios es algo que deberá ser restaurado a Israel en algún momento en el futuro. Y cuando se habla de un reino restaurado, lo que se quiere decir es que ese reino existió en un lugar y pueblo definidos, que desapareció por la impiedad del último rey y su pueblo, y que debe volver a aparecer en el futuro exactamente en el mismo lugar y pueblo con un rey legítimo. Así pues, si el reino fue terrenal y político, entonces deberá ser restaurado como un reino terrenal y político, porque cualquier otra forma de presentación no sería igual al original, y por tanto, no podría hablarse de una verdadera restauración del reino original. Si restauro un jarrón resquebrajado de barro y de color negro, y termino presentando un jarrón de cristal amarillo trasparente, ¿podríamos decir que dicho jarrón ha sido restaurado fielmente? Si cualquier cosa restaurada no se parece al original, entonces no se ha hecho una verdadera restauración de esa cosa. Eso es obvio para cualquiera con dos dedos de frente. Pero esto es precisamente lo que muchos teólogos cristianos han hecho  con el reino original. Sencillamente lo han cambiado por otro que no tiene las mismas características que el original. Ahora el reino es presentado en las iglesias como uno que es por naturaleza espiritual y celestial, y no teocrático y terreno como lo fue originalmente. Ahora los más de los cristianos creen que Cristo reina y reinará desde los cielos, o que Jesús gobierna en el corazón de los creyentes. Otros creen que el reino es la iglesia misma que reina en el mundo y ejerce su poder y autoridad sobre los pueblos a través de sus “ungidos”. Pero toda esta gama de creencias no se parecen en nada al reino original.

Por Apologista

ENFOQUES EQUIVOCADOS DEL REINO DE DIOS

 

Los eruditos de la Biblia están de acuerdo en que “el Reino de Dios fue el mensaje central de Jesús.”  La evidencia bíblica para esto es bastante clara. Por ejemplo, el evangelio de Marcos presenta a Jesús y su misión con estas palabras: “Y después de que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio de Dios, y diciendo:« El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios está cerca; convertíos y creed en el Evangelio “(Marcos 1:13-14).

El Resumen de Mateo del “ministerio de Jesús es similar:” Y Jesús andaba en toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo “(Mateo 4:23). (Lucas 4:43).

Lucas sigue en la misma nota con este comentario: “Pero Él [Jesús] les dijo:” Es preciso que anuncie el reino de Dios a las otras ciudades también, porque fue enviado para este fin “(Lucas 4:43). Estos tres versículos son unánimes: el Reino está en el centro del propósito de Jesús en la tierra.

Lamentablemente, sin embargo, el acuerdo académico termina aquí. Hay poco o ningún acuerdo acerca de lo que el Reino es o cómo debe ser definido. No hay mucha comprensión acerca de su identidad entre las bases en nuestras iglesias.  Algunos creen que el Reino de Dios es lo mismo que el cielo.  Los católicos (y algunos protestantes) tienden a igualarlo con la iglesia institucional (por lo que la frase ” la obra del Reino” significa ” la obra de la iglesia”).  Los Pietistas localizan el Reino de Dios en el corazón y lo conectan con la vida espiritual. Los cristianos liberales asocian el Reino de Dios con la reforma social (como en el evangelio social). Otros todavía creen que el Reino está aún en el futuro y se establecerá por los Judios durante el reinado de 1000 años de Jesús en la tierra.

Obviamente no hay mucho acuerdo o claridad en estos días sobre el concepto bíblico del Reino. Con el fin de arrojar algo de luz sobre este tema, vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo para ver cómo la Biblia responde a varias preguntas importantes acerca de la definición, el momento y la naturaleza de este tema crucial.

 ¿Qué es el Reino de Dios?

La palabra hebrea para el reino es malkut y su homólogo griego basileia.  Ambos términos significan fundamentalmente “gobierno” o “reino”. Sólo secundariamente es lo que denotan un reino, esfera, o territorio sobre el cual se ejerce el reinado o un gobierno. Ambos términos tienen un significado dinámico o activo, y se refieren al ejercicio del poder de Dios, el dominio o soberanía.

Esto es claro en el Antiguo Testamento, sobre todo en la poesía de los Salmos, donde las líneas paralelas aclaran lo que el término “reino” significa. Por ejemplo, el Salmo 22:28 dice: “Porque el reino del Señor, y Él gobierna sobre todo.” Del mismo modo, Salmo 103:19 dice: “El Señor ha establecido su trono (reino) en los cielos, y Su soberanía gobierna sobre todos. “Salmo 145:11 declara:” Ellos hablarán de la gloria de tu reino, y hablarán de tu poder. “Aquí reino está asociado con las ideas del gobierno de Dios, la soberanía y el poder.

El término del Nuevo Testamento significa lo mismo.

Cuando oramos, “venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra, como se hace en los cielos (Mateo 6:10),” estamos pidiendo a Dios para que ejerza su autoridad en el mundo para que sus propósitos se logren. En la parábola de Jesús sobre “Un hombre noble que fue a un país lejano para recibir un reino”, aquellos sobre los cuales él gobernaría, dijeron: “No queremos que éste reine sobre nosotros” (Lucas 19:12, 14). En Colosenses 1:13, Pablo enseña que la redención es un intercambio de gobernantes sobre nuestras vidas. Ahora Dios nos ha liberado a nosotros, los creyentes, “de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su amado Hijo.”

Así, pues, de este breve estudio vemos que la expresión “Reino de Dios” no hace referencia al cielo, o a la iglesia, o al corazón del converso, o a la reforma moral. Más bien se refiere al ejercicio activo y dinámico del gobierno de Dios, autoridad, dominio y poder en el mundo!

Así que cuando Juan el Bautista anunció que el Reino de Dios estaba a la mano, quería decir que el gobierno de Dios estaba a punto de entrar en el mundo a través del Mesías. Cuando Jesús el Cristo predicó y proclamó el Evangelio del Reino de Dios, Él quiso decir que en y por sí mismo, Dios estaba manifestando su poder y autoridad de una manera redentora contra todo el mal en el mundo!

 En resumen, el Reino de Dios es el gobierno de Dios manifestado en Cristo para traer la redención a la tierra. No es de extrañar que el Reino sea el tema central del Nuevo Testamento!

La gran visión del “reino”

Esto tiene sentido cuando damos un paso atrás y echamos un vistazo al panorama general. Como hemos visto, Dios estableció su reino en la creación. Él era el rey sobre su mundo y la gente que había hecho. Pero su reino fue atacado y tomado por la autoridad de Satanás y así la humanidad cayó en pecado. Desde entonces, Dios ha estado trabajando para reafirmar su reinado sobre la tierra que le corresponde y llevar de vuelta a su pueblo de los poderes del pecado, de la muerte y de Satanás. En cumplimiento de los pactos de la redención establecidos por Dios en el Antiguo Testamento, el momento decisivo en esta guerra de todas las guerras tuvo lugar cuando el Reino de Dios se acercó a través de la persona y obra de Jesucristo, delatando a los enemigos de Dios. Los que ahora se someten a la autoridad redentora de Cristo por la fe son restaurados y son nuevas criaturas en él. Prevén la realización completa de su obra redentora en Su segunda venida, cuando toda la creación se restablezca en el Reino de Dios y sea hecho nueva.

 ¿Cuándo es el Reino de Dios?

 ¿Ha estado real de Dios y la autoridad ya ha entrado en el mundo? ¿O hay algún sentido en el que es a la vez presente y futuro? La enseñanza del Nuevo Testamento es clara: El Reino es a la vez “ya”, pero “todavía no”. Ha llegado, y sin embargo está por venir. Es a la vez presente y futuro. Vamos a examinar la evidencia bíblica para este punto de vista.

La presencia del Reino de Dios

Varios versículos en el Nuevo Testamento enseñan que el  Nueva gobierno de Dios ha irrumpido en la historia humana para librar a los hombres y mujeres del poder del pecado, de la muerte y de Satanás. Mateo 12:28-29 es un ejemplo de ello:

 ”Pero si yo echo fuera los demonios por el Espíritu de Dios, lea a continuación el reino [:] o gobierno  de Dios ha llegado a ustedes.  ¿O cómo puede alguien entrar en la casa del hombre fuerte y saquear sus bienes, si no ata primero al hombre fuerte? Y entonces podrá saquear su casa. “

En el contexto de estos versículos, Jesús había sido acusado por los fariseos de echar fuera los demonios por Belcebú, el príncipe de los demonios.  Tonterías, dijo Jesús.Todo reino dividido contra sí mismo no puede sostenerse.

 Por el contrario, el hecho de que Él exorciza los demonios por el poder del Espíritu de Dios era prueba positiva de que el poder y dominio de Dios había venido sobre ellos! En Cristo, Dios estaba actuando con poder real para liberar a los poseídos por los demonios. Esta era una clara señal de la victoria del gobierno de Dios en el mundo sobre Satanás y sus secuaces. De hecho, como el versículo 29 de Mateo 12 señala, esto es lo que se trata el ministerio de Jesús:  “atar  al hombre fuerte” Satanás a través del ejercicio de su poder soberano (ver también 1 Juan 3:8).  Una vez que Satanás es atado, Jesús “se lleva su propiedad” y “saquea su casa”, es decir, hacerse cargo de la gente que legítimamente le pertenece. En resumen, los exorcismos de Jesús demuestran la poderosa presencia del Reino de Dios salvando a la gente desde el poder del mal! Sin embargo, la atadura permanente del diablo y sus demonios se dará cuando Jesús vuelva por segunda vez en  gloria para establecer su reino y reinado en la tierra. Los exorcismos de Jesús fueron como anticipos o simples bocados de algo mayor que acontecería cuando llegara el tiempo para la restauración de todas las cosas.

 Por lo tanto, en el libro de los Hechos, cuando los apóstoles predican a Jesús, predican su reino, y cuando se anuncia su reino, se predica a Jesús (el rey del reino)! Compruébelo usted mismo:

Pero cuando ellos [la gente de Samaria] creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres por igual.

Y se quedó dos años enteros en su propia residencia alquilada, y recibía a todos los que acudían a él, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo con toda franqueza, sin obstáculos. , Hechos 28: 23, 30, 31

Así llegamos a la conclusión de que el Nuevo Testamento enseña que el Reino de Dios ya ha venido en cierto modo, también afirma que no ha llegado todavía. El Reino de Dios ha venido y vendrá! ¿Cómo puede ser esto? En realidad esto es bastante fácil de corroborar.

El futuro del Reino de Dios.

Pruebas en el Nuevo Testamento para una futura manifestación del Reino son abrumadoras. Los discursos apocalípticos en los evangelios sinópticos no dejan ninguna duda acerca de una segunda venida de Cristo corporal, y el establecimiento final del reino de Dios en el mundo (ver Mateo. 24-25, Marcos 13, Lucas 21). Considere este pasaje como un ejemplo (Mateo 25:31-34):

“Pero cuando venga el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con El, entonces se sentará en su trono glorioso. Y todas las naciones serán reunidas delante de Él, y Él los separará unos de otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras, y él pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. ‘”

El evangelio de Juan también contiene referencias a la venida de Cristo (Juan 14:3; 21:22; 1 Juan 2:28;) 3:2, al igual que su libro de Revelación (2:26-28; 3:12; 11: 15; 19:11-16; 21:1-5; 22 7). Apocalipsis 19:11-16 muestra el Rey de Reyes y Señor de Señores que vuelve para traer juicio sobre las naciones, y Apocalipsis 21:1-5 transmite la gloria de nuestra vida futura de forma muy esperanzadora.

Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y ya no hay ningún mar. Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del trono, diciendo: “He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos, y Él enjugará toda lágrima de sus ojos, y no habrá más que cualquier muerte, no dejará de ser llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron”. Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas nuevas. ” Y Él dijo: “Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas.”

Por supuesto, las epístolas de Pablo y Pedro están llenas de referencias a la venida de Cristo y futura manifestación del Reino de Dios (Rom. 8:18-25; 13:11-12; 1 Cor. 15, 16:22, 2 Cor . 5:1-10; Ef. 1:9-10; Fil. 3:20-21; 1 Tes. 4:13-18; 5:1-11; 2 Tes. 2:1-12; Tito 2: 13-14; Heb. 11:13-16; 12: 13:14; 05:08 James; 1 Ped. 2 Ped. 3:8-13). El último texto citado, resume la esperanza cristiana sobre el regreso de Cristo y el futuro de la tierra.

Pero el día del Señor vendrá como un ladrón, en la cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos serán destruidos con fuego intenso, y la tierra y sus obras serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser destruidas de esta manera, ¿qué clase de persona que debería ser en santa y piadosa, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, por lo cual los cielos serán destruidos por incineración, y los elementos se fundirán! Sin embargo, según sus promesas, buscamos nuevos cielos y una tierra nueva, en la que mora la justicia.

EL ÚNICO EVANGELIO SALVADOR ES CRISTO Y SU REINO VENIDERO DE JUSTICIA

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)
.

Un evangelio poco conocido hoy

¿Sabía usted que el reino de Dios fue el mensaje central de nuestro Señor, y la razón que lo trajo a este mundo hace dos milenios? En Lucas 4:43 Jesús fue claro cuando dijo: “Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios, porque para esto he sido enviado”. Aquí Jesús fue enfático cuando dijo que fue enviado para predicar EL REINO DE DIOS. Este REINO DE DIOS fue llamado por el mismo Señor como “el evangelio”, el único y singular evangelio salvador y que desafortunadamente se encuentra ausente en muchas de las iglesias supuestamente cristianas de hoy.

 Es importantísimo saber que la frase “Reino de Dios” aparece en el evangelio de Marcos 14 veces; en Lucas 32 veces; en Mateo 4 veces, y 32 veces “el reino de los cielos”. Por cierto que también “el reino de Dios” aparece en el evangelio de Juan (6:33).

El teólogo George Eldon Ladd nos dice en su prólogo de su libro “El Reino de Dios”, lo siguiente: “Nuestro Señor Jesús dedicó gran parte de su ministerio público a la enseñanza del reino de los cielos. Este tema es aún hoy día un mensaje importante para el hombre dondequiera que éste se encuentre”.

También G.E. Ladd nos dice en la página 13 del mismo libro, lo siguiente: “El tema de la venida del Reino de Dios fue lo central de la misión de Jesús.”

Entonces es menester preguntarnos: ¿Hemos realmente recibido el evangelio primitivo de Jesús cuando nos convertimos? ¿No será que éste aún permanece perdido o ausente de nuestro montón de conocimientos recibidos de la Iglesia?

Un Reino que ha sido complicado y trucado con elucubraciones innecesarias

Siendo que el reino es un mensaje simple y claro, es sorprendente ver cómo en los sitios web cristianos dónde se trata del tema, se lo presenta de manera confusa y enrevesada que hace imposible que los simples puedan entenderlo, aquellos que son como niños de corazón y de mente.

Unos creen que el Reino es una realidad presente, pero otros lo creen futuro; unos creen que el reino es la iglesia, mientras que otros lo creen que será una monarquía restaurada judía en Jerusalén. Unos dicen que el reino está en el corazón del creyente, en tanto que otros creen que es el cielo mismo a donde supuestamente irán los salvos a morar eternamente.

Pero me pregunto, ¿sería posible que el mensaje central y salvador de Jesucristo fuera tan complicado y sujeto a miles de interpretaciones que lo único que haría sería confundir más bien que orientar a los potenciales creyentes?¿Cómo puede uno aceptar el prístino y salvador evangelio del reino si éste es presentado de manera contradictoria y embrollada por las diferentes denominaciones que lo predican?¿Podría ser que el diablo, el gran enemigo del evangelio de la gloria de Cristo, esté detrás de toda esta confusión reinante? Creo que es hora que entendamos el reino de Dios de manera como es presentada en las Escrituras, no a partir del Nuevo Testamento, sino desde el mismo Antiguo Testamento. La llamada Iglesia de Cristo presenta un reino eclesiástico que no se ajusta al Antiguo Testamento, pues recordemos que el reino de Dios no comenzó con Cristo, sino con su ancestro, David. Este insigne rey tuvo un reino literal en la tierra y súbditos a sus órdenes, sabemos que era muy reverenciado y mentado en las memorias o crónicas de Israel. Así que para entender el reino predicado por Jesús debemos estudiar sus antecedentes en el Antiguo Testamento.

La Expectativa de los Judíos del Primer siglo

Es muy interesante lo que se puede extraer de este suceso que relata la entrada de Jesús en Jerusalén, pues nos revela lo que los paisanos de Jesús esperaban con desesperación. Dice así el relato de Marcos: “Cuando se acercaban a Jerusalén, junto a Betfagé y a Betania, frente al monte de los Olivos, Jesús envió dos de sus discípulos, y les dijo: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego que entréis en ella, hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo. Y si alguien os dijere: ¿Por qué hacéis eso? decid que el Señor lo necesita, y que luego lo devolverá Fueron, y hallaron el pollino atado afuera a la puerta, en el recodo del camino, y lo desataron. Y unos de los que estaban allí les dijeron: ¿Qué hacéis desatando el pollino? Ellos entonces les dijeron como Jesús había mandado; y los dejaron. Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él. También muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían por el camino. Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡BENDITO EL REINO DEL PADRE DAVID QUE VIENE! Y entró Jesús en Jerusalén, y en el templo; y habiendo mirado alrededor todas las cosas, como ya anochecía, se fue a Betania con los doce”.

Después de leer este acontecimiento de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, el pueblo se emocionó mucho, pues veían a su rey entrar en la ciudad capital del reino davídico, y ellos pensaron que el reino se manifestaría inmediatamente en Jerusalén. Por eso su exclamación fervorosa: “Bendito el reino del padre David que viene”. Pero, ¿estaban errados los judíos por semejante esperanza? Veamos. En Lucas 19 Jesús precisamente da una parábola (de las Diez Minas) por la misma razón: “…por cuanto estaba CERCA DE JERUSALÉN, y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente” (Lucas 19:11). Pero nótese que Jesús no se detiene para reprender o corregir a aquellos hombres por su “supuesta ilusa esperanza” de un reino Davídico restaurado en Jerusalén”, y tampoco les dice algo así como: “Oigan, hijos de Abraham, sepan que yo no voy a reinar en Jerusalén sino desde el cielo y con mi iglesia”. Tampoco les dice que su reino es “en el corazón de mis discípulos” o cosa semejante. El simplemente avala su expectativa mesiánica dando una parábola para que entiendan que el reino davídico será efectivamente restaurado en Jerusalén, pero que AÚN TARDARÍA HASTA SU REGRESO O PARUSÍA EN GLORIA. Este hecho destruye o fulmina todas las otras tesis del reino que aparecen por internet, y que trastocan el verdadero mensaje o esperanza del reino davídico por restaurarse.

Cristo vino a confirmar las promesas hechas a los padres del pueblo Hebreo

Cuando comenzamos a aceptar que el reino está estrechamente ligado a los Judíos, y que Dios hizo pactos muy claros y específicos con Abraham y David, tanto a corto como a largo plazos relativos a una tierra y a un reino, entonces no nos iremos por la tangente con respecto a lo que significa bíblicamente el reino de Yahweh. El problema de las iglesias es que muchas de ellas interpretan alegóricamente el reino obviando su naturaleza terrenal y nacional, tal vez por prejuicios infundados como que los judíos fueron rechazados por Dios porque “mataron a Jesús”. Estos se olvidan de lo que escribió Pablo a los romanos: “Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín. No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció…” (11:1,2). En otra ocasión, Pablo les dice a los mismos romanos que Cristo vino a confirmar lo que Dios les prometió a los padres. Dice el apóstol, así: “Pues os digo, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para confirmar las promesas hechas a los padres” (15:8). Así, pues, si Cristo vino a confirmar las promesas hechas a los padres, esto significa que están vigentes, al día, ¡y por cumplirse! Es necesario entender esto para no irnos por las ramas con relación al reino verdadero que vino a ser confirmado y predicado por Jesucristo, y que luego fue anunciado por sus apóstoles y discípulos verdaderos (Lucas 8:1,2; 9:1,2).

Pablo y el evangelio primitivo

A continuación veremos qué evangelio original predicaba el apóstol de los gentiles:

“Y entrando él dentro de la sinagoga, hablaba libremente por espacio de tres meses, disputando y persuadiendo del reino de Dios” (Hechos 19:8).

“Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, por quien he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro” (Hechos 20:25).

“Y habiéndole señalado un día, vinieron á él muchos á la posada, á los cuales declaraba y testificaba el reino de Dios, persuadiéndoles lo concerniente á Jesús, por la ley de Moisés y por los profetas, desde la mañana hasta la tarde” (Hechos 28:23).

“Predicando el reino de Dios y enseñando lo que es del Señor Jesucristo con toda libertad, sin impedimento” (Hechos 28:31)

“¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones. Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios” (1 Cor.6:9,10).

“Esto empero digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios; ni la corrupción hereda la incorrupción” (1 Cor. 15:50).

“Envidias, homicidios, borracheras, banqueteos, y cosas semejantes á éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gál. 5:21).

“Porque sabéis esto, que ningún fornicario, ó inmundo, ó avaro, que es servidor de ídolos, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios” (Efe. 5:5).

“Y os protestábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó á su reino y gloria” (1 Tes. 2:12).

“Una demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis” ( 2 Tes.1:5)

“REQUIERO yo pues delante de Dios, y del Señor Jesucristo, que ha de juzgar á los vivos y los muertos en su manifestación y en su reino” (2 Tim. 4:1).

Otros que creyeron en el evangelio primitivo:

José de Arimatea:

“José de Arimatea, senador noble, que también esperaba el reino de Dios, vino, y osadamente entró á Pilato, y pidió el cuerpo de Jesús”.

Los Apóstoles:

“EN aquel tiempo se llegaron los discípulos á Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?” (Mateo 18:1).

“Entonces los que se habían juntado le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restituirás el reino á Israel en este tiempo?” (Hechos 1:6,7)

La Madre de los hijos de Zebedeo:

“Entonces se llegó á él la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, adorándo le, y pidiéndole algo. Y él le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Di que se sienten estos dos hijos míos, el uno á tu mano derecha, y el otro á tu izquierda, en tu reino” (Mateo 20:19,20).

El pueblo Judío:

“Bendito el reino de nuestro padre David que viene: ¡Hosanna en las alturas!” (Marcos 11:10).

Los fariseos:

“Y preguntado por los Fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia” (Lucas 17:20).

El “buen ladrón” de la Cruz:“Y dijo á Jesús: Acuérdate de mí cuando vinieres a tu reino” (Lucas 23:42).

Jesús llamó a los hombres a predicar el reino

“Jesús le dijo: ‘Dejen que los muertos entierren a sus propios muertos, y tu ve y predicar el reino de Dios” (Lucas 9:60).

Jesús previó la continuación de la Predicación de este evangelio del reino hasta Su Segunda Venida

Marcos 16:15,16: “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio (del reino, Mar. 1:14,15) a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”.

Lucas 9:60: “Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios”.

Lucas 9:1,2: “Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos”.

Mateo 6:33: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

Mateo 10:7: “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de Dios se ha acercado.”

Mateo 24:14: “Y este evangelio del reino será predicado como testimonio en todas las naciones, y entonces vendrá el fin”.

El ministerio de Felipe: el bautismo y el reino

Es interesante leer sobre el ministerio de Felipe en Hechos 8:12, 13 y que dice: “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. También creyó Simón (el mago) mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito”. Noten ustedes, hermanos, que aquellos discípulos de Felipe fueron bautizados por él cuando creyeron, ¿en qué? ¡en el anuncio del evangelio del reino de Dios y en el nombre de Jesús! Así que sí los discípulos de Felipe se bautizaron creyendo en Jesús y en su evangelio del reino. Entonces, ¿por qué millones de cristianos se bautizan hoy “creyendo” sólo en Cristo sin creer al mismo tiempo en su reino?¿Por qué se les ha ocultado el reino de Dios? No será que Satanás está detrás de este error?¿No dice Pablo de Satanás que “…el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo (la gloria y reino son sinónimos—comparar Mateo 20:21 y Marcos 10:37) el cual es la imagen de Dios”. Sí, el enemigo obscurece la mente de los incrédulos (ojo: ¡Hay muchos cristianos gentiles incrédulos que suponen que el reino de Dios no es para ellos sino sólo para los Judíos!) para que no entiendan el evangelio del reino de Cristo, y así no se salven.

La Muerte, Sepultura, y Resurrección de Cristo Dentro el Evangelio Salvador

Es justo y crucial señalar que Pablo menciona igualmente la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como parte integrante del evangelio salvador, según lo leemos en 1 Corintios 15:1-9. Y es que es imposible heredar el reino de Dios si Cristo no hubiera muerto en la cruz y resucitado de entre los muertos en victoria. Esto lo explica el apóstol Pablo mismo cuando dice que si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra fe y esperanza de gloria. Así que el evangelio de Cristo, el del reino, se ve fortalecido y garantizado por la buena nueva de que Su Majestad, el rey, resucitó, está glorificado, y presto a volver para darnos nuestra corona de gloria también. Esto debemos creerlo también de todo corazón para ser salvos.

Pregunta Crucial

¿Está su pastor predicando este mismo mensaje bíblico (apostólico) en su iglesia? Usted tiene que definir bien este asunto, porque creer en un evangelio falso no lo salvará, pues sólo hay un evangelio salvador, y no dos o más (Gál. 1:6-9). Ese evangelio primitivo, recuerde, es el reino de Dios y la muerte, sepultura y resurrección de Cristo al tercer día. Este fue el mensaje completo que el Señor espera que prediquemos a los hombres para su salvación (Lucas 4:43, Lucas 9:60; Rom. 1:16; 1 Cor. 15:1-9).

LA MÍSTICA SOCIEDAD WATCHTOWER DICE QUE ENTRAR EN EL REINO NADA TIENE QUE VER CON LA SALVACIÓN DE LOS HOMBRES

  • Entrar al reino no es entrar a la salvación, dice la Watchtower en su revista La Atalaya del 1 de Abril del 2209:

  • La Atalaya 2009

  • w09 1/4 págs. 7-8

  • Nacer de nuevo: ¿cuál es su función?

“MUCHAS personas creen que hay que nacer de nuevo para recibir la salvación eterna. Sin embargo, ¿recuerda por qué dijo Jesús que había que nacer de nuevo? Porque “a menos que uno nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3). En efecto, no dijo que fuera para ser salvo, sino para entrar en el Reino de Dios. “Pero ¿es que no es lo mismo entrar en el Reino que ser salvo?”, puede preguntar alguien. LA VERDAD ES QUE NO. Para entender la diferencia, veamos primero qué significa la expresión “reino de Dios”…En vista de esto, ¿a qué se refería entonces Jesús cuando dijo que había que volver a nacer para entrar en el Reino de Dios? A que hay que nacer de nuevo para gobernar con Cristo en el cielo. En resumen: la función de este nuevo nacimiento es preparar a un grupo limitado de seres humanos para gobernar en el cielo”.

REFUTACIÓN A ESTA ENSEÑANZA HERÉTICA:

A).- Apocalipsis 12:10: Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

Comentario:

En el pasaje de arriba, la salvación está relacionada con el poder, la autoridad y el reino de Jesucristo. Por tanto el reino y la salvación van de la mano.

B).- Mateo 19:16-25 Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener LA VIDA ETERNA? El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio.  Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.  El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones. Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico EN EL REINO DE LOS CIELOS. Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico EN EL REINO DE DIOS. Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, PODRÁ SER SALVO?

Comentario:

En este diálogo del rico y Jesús se ve que la salvación está relacionada con la vida en el reino de Dios. De modo que salvación es entrar en el reino con vida eterna. Por tanto la WT mienta al decir que entrar en el reino de Dios no tiene relación con la salvación.

C.- Marcos 9:43: Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es ENTRAR EN LA VIDA manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado.

Marcos 9:45: Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es ENTRAR A LA VIDA cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado.

Marcos 9:47 Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es ENTRAR EN EL REINO DE DIOS con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno.

Comentario:

Entrar a la vida eterna, como vimos en el argumento anterior, es entrar en el reino y esto es la salvación. Aquí entrar en el reino es entrar a la vida (=salvación).

D.- Efesios 1:13: En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, EL EVANGELIO DE VUESTRA SALVACIÓN, y habiendo CREÍDO en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa.

Hechos 8:12: Pero cuando CREYERON a Felipe, que anunciaba El EVANGELIO DEL REINO DE DIOS y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.

Lucas 8:1: Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el EVANGELIO DEL REINO DE DIOS, y los doce con él.

Comentario:

Como vemos al comparar los tres pasajes de arriba, el evangelio de vuestra salvación es el evangelio del reino. De modo que podemos concluir que el reino tiene que ver con la salvación.

E.- Hebreos 1:14: ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán HEREDEROS DE LA SALVACIÓN?

Santiago 2:5: Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y HEREDEROS DEL REINO que ha prometido a los que le aman?

Comentario:

Estos dos pasajes de arriba demuestran que los creyentes son herederos del reino, o lo que es lo mismo decir, herederos de salvación. Por tanto, salvación es sinónimo de reino.

F.- Hebreos 9:28: así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para SALVAR A LOS QUE LE ESPERAN.

Mateo 25:31,34 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, HEREDAD EL REINO preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

Comentario:

En estos dos pasajes de arriba, Cristo viene a salvar a los que le esperan, o lo que es lo mismo decir, darles entrada en el reino. Por tanto reino y salvación son sinónimos.

G. Hechos 28:2,31  Sabed, pues, que a los gentiles es enviada esta salvación de Dios; y ellos oirán.  Y cuando hubo dicho esto, los judíos se fueron, teniendo gran discusión entre sí. Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían,  predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento.

Comentario:

En el pasaje de arriba la salvación tiene que ver con escuchar y creer en el evangelio del reino y el nombre de Jesucristo. Por tanto Reino y salvación van de la mano.

H.- 2 Pedro1:1 Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra: 1:2 Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. 1:3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, 1:4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; 1:5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 1:6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 1:7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 1:8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 1:9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. 1:10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.1:11 Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y salvador Jesucristo.”

Comentario:

El pasaje de Pedro es claro al mostrarnos que obtendremos la naturaleza divina (inmortalidad) entrando ampliamente y generosamente en el reino de Cristo. Por tanto reino y salvación van de la mano.

Por Apologista

¿CUÁL ES LA BUENA NUEVA Y A QUIÉNES ESTÁ DIRIGIDA?

 

Posted: 30 Nov 2013 07:11 AM PST

Todo el mundo conoce la palabra “Evangelio” y saben que significa “Buena Nueva” pero realmente no concocen cual es la buena nueva según el contexto de los manuscritos conocidos popularmente como Nuevo Testamento. En este breve artículo pretendo demostrar el significado de acuerdo a su contexto.

Una buena nueva es simplemente una buena noticia tal como lo es la llegada de un nuevo miembro a la familia, el nacimiento de un bebé; el cumplimiento de una promesa hecha entre los novios, la boda; o simplemente el anuncio de algo que causa mucho gozo y alegría. En el contexto de los manuscritos que conocemos como Nuevo Testamento se refiere al cumplimiento de una promesa hecha al pueblo de Israel.

La promesa hecha al Rey David:

Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.  (2 Samuel 7:12 RV1960 )

El edificará casa a mi nombre, y él me será a mí por hijo, y yo le seré por padre; y afirmaré el trono de su reino sobre Israel para siempre. (1 Crónicas 22:10 RV1960 )

La promesa es que un descendiente del Rey David reinará sobre el trono de Israel para siempre. Para entender esto claramemte debemos también entender que el trono de Israel es lo mismo que el reino de Israel, reino de Di-os o reino de los cielos. Veamos las Escrituras que nos ayuda en la comprensión de este detalle tan importante que pocos conocen.

Y de entre todos mis hijos (porque Jehová me ha dado muchos hijos), eligió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel.
(1 Crónicas 28:5 RV1960 )

Note que dice “para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel”.

Y se sentó Salomón por rey en el trono de Jehová en lugar de David su padre,(C) y fue prosperado; y le obedeció todo Israel. (1 Crónicas 29:23 RV1960 )

Note nuevamente que Salomón, el hijo de David se sentó en el trono de Jehová, esto es el trono de Israel.

Esto es muy importante conocer ya que cuando vemos en los evangelios que dice “Arrepentirse porque el reino de los cielos ha llegado (o reino de Di-os)” lo que realmente está diciendo es “Arrepentirse (Tshuvá – regresar) porque el reino de Israel ha llegado.” Imagínese la reacción del pueblo hebreo al escuchar éstas palabras, luego de haber sido exiliado en dos ocasiones y batallado con los griegos y ahora los romanos; por fin se retauraría el reino y llegaría el Rey que los gobernaría por siempre, ¡qué gran noticia! ¡Una buena nueva de mucho gozo y alegría!

Queda claro pues que éste es el contexto en los manuscritos y para ello sus autores conmenzaron señalando el objetivo principal de sus escritos: demostrar que Yeshúa el hijo de Yosef (quién es descendiente del Rey David) es el  Rey prometido a Israel, el Ungido por el Eterno para reinar por siempre sobre su pueblo Israel, su trono. Veamos la introducción y objetivo de los cuatro evangelios.

 Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham. (Mateo 1:1 RV1960 )

Jesucristo no es un nombre sino la contracción de la frase “Jesús el Cristo (Mesías o Ungido)” que quiere decir “Jesús el Rey de Israel”. Parafraseando un poco el texto de Mateo 1:1 tenemos: Libro de la historia de Yeshúa el Rey de Israel, descendiente de David, descendiente de Abraham.

 Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. (Marcos 1:1 RV1960 )

La frase “Hijo de Dios” significa lo mismo que “Rey de Israel” veamos las Escrituras que apoyan ésta declaración.

Y me ha dicho: Salomón tu hijo, él edificará mi casa y mis atrios; porque a éste he escogido por hijo, y yo le seré a él por padre. (1 Crónicas 28:6 RV1960)

Note que Salomón fue el sucesor del Rey David, su padre y que en ésta Escritura dice que el Eterno lo ha escogido por hijo y le sería por padre. Por otro lado la frase “Hijo de Dios” en Marcos 1:1 no aparece en muchos manuscritos. Podemos parafrasear Marcos 1:1 como sigue:  Comienzo de la buena nueva de Yeshúa el Rey de Israel

 Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido. (Lucas 1:1-4 RV1960)
Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días? Entonces él les dijo: ¿Qué cosas? Y ellos le dijeron: De Jesús nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes a sentencia de muerte, y le crucificaron. Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido. Aunque también nos han asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que antes del día fueron al sepulcro; y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive. Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro, y hallaron así como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron. Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían. (Lucas 24:18-27 RV1960 )

Note que Cleofas habla acerca de Yeshúa el nazareno como aquel profeta que vendría a redimir al pueblo de Israel, osea como el rey prometido a David que restablecería el reino de Israel; y como Yeshúa les muestra por medio las Escrituras que primero ese rey prometido al pueblo de Israel tendría que sufrir, morir y ser resucitado de entre los muertos.

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. (Juan 1:14 RV1960 )

Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.
(Juan 20:30-31 RV1960 )

Note como el autor del cuarto evangelio señala explicitamente el objetivo de sus escritos, demostrar que Yeshúa es el rey de Israel.

En conclusión podemos ver que le objetivo de los cuatro evangelios es demostrar que Yeshúa es el Rey de Israel prometido al Rey David, el cuál restableceria el reino de Di-os que no es otra cosa que el reino de Israel y reinaría por siempre. ¡Ésta es la gran buena nueva la cual proclamaron Pedro, Juan y Pablo! Y para ello fueron a buscar a los hijos de Israel entre las naciones.

La buena nueva:

Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. (Lucas 1:30-33 RV1960)

La proclamación de la buena nueva a los hijos de Israel entre las naciones:

 Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia,  (1 Pedro 1:1 RV1960 )
Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud.  (Santiago 1:1 RV1960)

Y ahora, por la esperanza de la promesa que hizo Dios a nuestros padres soy llamado a juicio; promesa cuyo cumplimiento esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus, sirviendo constantemente a Dios de día y de noche. Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por los judíos. (Hechos 26:6-7 RV1960 )

 http://luzverdadera.blogspot.com

IMPLICACIONES DE ISAÍAS 19 PARA EL REINO DE DIOS

 

Por el Dr. Michael J. Vlach

Estudios Teológicos

En aquel día Israel será tercero con Egipto y con Asiria para bendición en medio de la tierra, a quien el Señor de los ejércitos lo ha bendecido, diciendo: “Bendito el pueblo mío Egipto, y el asirio obra de mis manos, e Israel mi heredad ” (Isaías 19:24-25) .

EL ENTORNO

Verdades importantes acerca del reino y el pueblo de Dios se encuentran en Isaías 19:24-25. Este pasaje revela que en un día venidero los creyentes de naciones gentiles serán incluidos en el pueblo de Dios junto a la nación de Israel, que también es el pueblo de Dios. [1] Los creyentes gentiles no son transformados en un Israel redefinido sino que existen como pueblo de Dios junto con el creyente Israel. Si bien hay un cumplimiento parcial de esta verdad hoy mientras el mensaje del evangelio va a todas las naciones, el cumplimiento total de este pasaje espera la venida del reino de Jesús el Mesías.

Estos versículos (24-25) se encuentran dentro de la sección de Isa 19:1-20:6 que da predicciones en relación con Egipto. La situación histórica inmediata es la pronta venida de la marcha del asirio a través de la región.

Isaías 19:1-15 revela que algunos desearon llegar a Egipto en busca de ayuda contra la amenaza asiria. Pero Isaías dice que esta esperanza es vana ya que Egipto será consumido por el juicio de Dios. Entonces hay una importante transición que comienza en el versículo 16. En cinco ocasiones Isaías se refiere a un período llamado “en aquel día” (vv. 16, 18, 19, 21, 23). Describe a un tiempo que viene cuando Judá es el poder en la región y Egipto reconoce y se beneficia de estas condiciones (16-17). Esto ocurrirá en el reino.

Lo que es llamativo es que la nación de Egipto adorará al Dios de Israel (19-20). El versículo 21 declara: “Así, el Señor se dará a conocer a Egipto, y los egipcios conocerán el Señor en aquel día. “Egipto” volverá al Señor,” y Dios “les responderá a ellos y los sanará” (22). Entonces Egipto y su enemigo Asiria adorarán a Dios juntos (23). Esto no ha ocurrido todavía, pero lo harán.

EL PUEBLO DE DIOS INCLUIRÁ LAS NACIONES GENTILES

Este contexto es el escenario para la declaración sorprendente concerniente a Egipto, Asiria, e Israel en 19:24-25:

En aquel día Israel será tercero con Egipto y con Asiria para bendición en medio de la tierra, a quien el Señor de los ejércitos lo ha bendecido, diciendo: “Bendito el pueblo mío Egipto, y el asirio obra de mis manos, e Israel Mi herencia”.

Alejandro señala con razón que con esta “tenemos una de las predicciones más claras y llamativas de la vocación de los gentiles, que la palabra de Dios contiene.” [2] Observe lo siguiente en esta sección:

• En primer lugar, en un día que viene (“en aquel día”) tres enemigos tradicionales -Egipto, Asiria e Israel- serán todos el pueblo de Dios y adorarán al Dios de Israel. Esto nunca había ocurrido en la historia, por lo que las circunstancias que se presentan aquí habrá deben esperar la segunda venida de Jesús el Mesías. Zacarías 14 afirma esto cuando menciona a Egipto y otras naciones subiendo a Jerusalén para adorar al Señor, quien entonces está reinando sobre la tierra (véase Zacarías 14:16-19, 9).

• En segundo lugar, Egipto y Asiria se dice que son “una bendición en medio de la tierra”, lo que demuestra que lo que está sucediendo se está produciendo durante un reino terrenal.

• En tercer lugar, estos eventos se producen cuando Israel existe y es una potencia dominante en la región. Egipto tiene un saludable respeto por Israel durante este tiempo (16-17).

• En cuarto lugar, los títulos que se utilizaban sólo de Israel en el Antiguo Testamento se amplían para incluir a los gentiles. Egipto se llama “mi pueblo”, y Asiria se designa “la obra de mis manos.” Por lo tanto, el concepto de pueblo de Dios se expande para incluir a los gentiles.

Implicaciones teológicas PARA EL PUEBLO DE DIOS

A continuación, hay dos implicaciones teológicas que podemos extraer de Isaías 19. En primer lugar, las naciones como entidades nacionales serán parte del reino de Dios. Lo que se describe es más que el mensaje del Evangelio que se extiende a varias naciones en la era actual. Esto habla de un tiempo en que las naciones como entidades nacionales estarán sirviendo al Señor. Isaías dice que “habrá un altar al Señor en medio de la tierra de Egipto, y un pilar al SEÑOR cerca de su frontera” (19:19). Se trata de un reconocimiento a nivel nacional de Dios.

En segundo lugar, el concepto de pueblo de Dios se amplía para incluir a los gentiles junto a Israel, que todavía existe como pueblo de Dios. Este punto no se debe perder. Muchos piensan que los pasajes que hablan de los gentiles siendo bendecidos junto a Israel significa que los creyentes gentiles son incorporados en Israel. Pero este no es el caso. El texto no dice que Egipto y Asiria se convierten en “Israel”. Se dice que estas naciones son el pueblo de Dios al lado de Israel. No es cierto que “Israel” se expande para incluir a los gentiles; en cambio, el pueblo de Dios se expande para incluir a los gentiles junto a Israel. O dicho de otra manera:

No es:

• Egipto y Asiria se transformaron en un Israel redefinido.

En lugar de ello, es:

• Egipto y Asiria se convierten en el pueblo de Dios junto con la creyente Israel nacional.

Convertirse en el pueblo de Dios no significa la pérdida de la afiliación étnica o nacional. Tampoco significa que todo el mundo se convierte en Israel. Judios y gentiles participan juntos en el pueblo de Dios, pero no se transforman en uno al otro. Al contrario de la gran parte del pensamiento popular, el concepto de “Israel” no se expande, pero sí el concepto de pueblo de Dios.

ISAÍAS 19 – HOY Y EL FUTURO

Isaías 19 se refiere tanto a nuestra época actual y la venidera. Vivimos en una era en la que el Mesías de Israel ahora trae bendiciones a la gente de todas las naciones. Esto se lleva a cabo a través de la Gran Comisión como el Evangelio que se le ofrece a todos los grupos de personas. También vivimos en un momento en el que todos los pueblos de todas las nacionalidades se convierten en el pueblo de Dios si han creído en Jesús, el Mesías.

Sin embargo, no existen entidades nacionales que adoran al Señor aún, ni siquiera Israel. Según Romanos 11:11-12, la presente transgresión de Israel ha traído “la salvación a los gentiles”, pero el “cumplimiento” de Israel traerá aún mayores bendiciones al mundo. Un día viene cuando “todo Israel será salvo” (Romanos 11:26), y plenas bendiciones para el mundo ocurrirán. Jesús viene otra vez a gobernar las naciones literales (ver Salmo 2; Rev 2:26-27) y cuando lo haga, bendiciones exponenciales para el mundo se llevarán a cabo. En ese momento las naciones del mundo servirán a Dios junto con el salvado Israel (véase Amós 9:11-15) .

Acerca de estos anuncios

Occasionally, some of your visitors may see an advertisement here.

Tell me more | Dismiss this message

LA PARÁBOLA DE LA DIEZ MINAS Y LA VENIDA FUTURA DEL REINO DE DIOS (LUCAS 19:11-27)

Por el Dr. Michael Vlach, Ph.D

La parábola de Jesús de las 10 Minas revela información importante sobre el programa de reino y es evidencia de que el reino de Cristo fue visto como siendo algo para el futuro, incluso a finales del ministerio terrenal de Jesús.

Lucas 19:11 dice:

Mientras ellos estaban escuchando estas cosas, Jesús se fue a contar una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén y ellos pensaban que el reino de Dios iba a aparecer de inmediato.

El público (“ellos”) fueron los que escucharon las palabras de Jesús sobre la salvación de Zaqueo, que incluía a ambos, la multitud y los discípulos de Jesús (Lucas 19:1-10). Varios puntos teológicos importantes cabe destacar de este versículo.

En primer lugar, Lucas nos dice que la parábola de Jesús fue ocasionada por la creencia de que “el reino de Dios iba a aparecer de inmediato.” Había una expectativa pesada de que Jesús pronto establecería el reino cuando se acercaba a Jerusalén. Esto ciertamente incluye la expectativa de la liberación de Israel de la opresión y la restauración de la nación.

En segundo lugar, no parece que Jesús o su audiencia vieran el reino de Dios como ya establecido o inaugurado. Jesús y sus discípulos habían antes anunciado que el reino estaba cerca (Mateo 4:17 y Mat. 10:5-7), pero Lucas 19:11 indica que Jesús y sus oyentes veían el reino como futuro de sus puntos de vista inmediatos. Esto apoya la opinión de que el reino estaba cerca, ya que era inminente, pero aún no se había inaugurado. No hay indicación en Lucas 19:11 de que el reino ya había llegado oficialmente.

En tercer lugar, el propósito de la parábola es para corregir la idea de que el reino sería establecido inmediatamente. No era para corregir la creencia de que el reino vendría a la tierra o que se refiere a la restauración de Israel. En otras palabras, la parábola es acerca de la temporización  del reino, no sobre su  naturaleza.

McClain está en lo cierto cuando dice que “la gente no se equivocó en la búsqueda de una verdadera aparición o manifestación del Reino Mesiánico, pero el error de los que necesitaban ser curados fue la suposición de que el reino podría venir de inmediato sin antes una salida y un regreso por parte del Rey “.[1]

Cambiando de tema, Lucas 19:12 dice: “Entonces [Jesús] dijo: ‘Un hombre noble se fue a un país lejano para recibir un reino para sí mismo y,  a continuación,  volver.'”

Los antecedentes históricos de esta parábola como McClain ha dicho, “ha sido, sin duda, extraído de los acontecimientos reales de la historia política de la época. Era un procedimiento normal de príncipes nativos viajar a Roma para recibir su derecho a gobernar “.[2] El caso de Herodes Arquelao, con el que los oyentes de Jesús habrían sido familiares, fue probablemente el incidente más en sus mentes. Arquelao fue proclamado líder por su padre Herodes el Grande y el ejército. Pero Arquelao no reclamó el derecho a gobernar hasta que recibió autorización oficial de César Augusto, en Roma. Se trataba de viajar por muchos meses. Durante este proceso, él fue rechazado por varios Judíos que lo siguieron a Roma para disputar su petición para gobernar sobre ellos. En el año 4 aC César Augusto concedió autoridad a Arquelao sobre Samaria, Judea e Idumea, para consternación de los oponentes de Arquelao.

El “noble” de Lucas 19:12 es claramente Jesús. Este “hombre noble” viaja a un “país lejano” para “recibir un reino”, y luego volver a empezar su dominio sobre su reino. El noble no está reinando antes de que él viaje para recibir su reino. Viaja con el fin de que pueda recibir aprobación oficial para gobernar.

La razón por la que el reino de Dios no va a aparecer de inmediato es porque Jesús necesita recibir oficialmente su reino antes de que pueda comenzar. Para Jesús, este “país lejano” para ser el cielo, al cual él viajará a en su ascensión. Poco antes de su ascensión, después de su resurrección, Jesús dijo a sus discípulos: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” (Mateo 28:18). En el momento de su ascensión, Jesús recibe toda la autoridad, pero el ejercicio de esa autoridad espera para su segunda venida. Un reino implica tanto el derecho y el poder para gobernar junto con el ejercicio efectivo de dicho reinado.

Para hacer la comparación, Arquelao fue a Roma para recibir el reino de César, pero el ejercicio de su reinado no comenzó hasta que regresó a Judea cuando recompensó a sus siervos y se ocupó de sus enemigos que no querían que él gobernara. Del mismo modo, Jesús debe viajar al cielo para recibir el reino del Padre. Recibe el derecho a gobernar allí, pero el ejercicio de su reinado comienza a Su regreso.

Lucas 19:13-15 continúa la parábola:

Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas y les dijo: “Hagan negocio  con éstos  hasta que venga  de nuevo. “Pero sus ciudadanos lo odiaban, y enviaron tras él una embajada, diciendo:” No queremos que este hombre reine sobre nosotros. “Cuando regresó, después de recibir el reino, mandó llamar a los siervos, a los cuales les había dado el dinero, para que pudiera saber lo que habían con sus minas.

A los siervos que pertenecen al noble se les dio a cada uno una mina que es el equivalente a 100 días de trabajo. Ellos debían “hacer negocios” y tratar de obtener algún beneficio en nombre del noble. Estos siervos parecen representar siervos y creyentes en Cristo. Los cristianos deben usar sus dones y talentos para Jesús en este período entre la ida del Señor al Cielo y su segunda venida. Los “ciudadanos” que odian al noble parecen ser la mayoría de los Judíos que no quieren que Jesús reine sobre ellos.

Los versículos 16-26 discuten cómo tres de los funcionarios utilizaron sus minas. El primero tuvo su mina y lo convirtió en diez minas. El segundo hizo de su mina cinco minas. Pero el tercero no hizo nada con la mina. Él recibió una fuerte reprimenda y su mina le fue quitada y dada al que tiene diez. Los ciudadanos, sin embargo, que se oponían a él fueron muertos (v. 27).

También es significativo las posiciones de autoridad gobernante dados a los siervos fieles. Para el primer siervo que ganó diez minas, se le dio “autoridad sobre diez ciudades” (v. 17). Al segundo siervo le dio autoridad sobre cinco ciudades (v. 18). Cuando el noble comience a gobernar en su reino sus siervos fieles participarán en ese reino mediante la existencia de posiciones de autoridad.

El Servicio fiel ahora se traduce en posteriores posiciones de autoridad. Ni la nobleza ni los sirvientes estaban reinando mientras el noble viajaba al país lejano, pero ambos comenzaron a reinar con el regreso del hombre noble. Estas verdades se ajustan con otros pasajes en los que el reino de los santos coincide con el reinado del Mesías (ver Apocalipsis 2:26-27). En ninguna parte de la Escritura dice que los santos están reinando con Cristo ahora, pero lo harán en el futuro cuando él regrese.

Resumen de la parábola de las minas:

Ocasión:

La gente pensaba que el reino de Dios iba a ser establecido inmediatamente mientras Jesús se acercaba a Jerusalén.

Dato:

El reino no se establecerá hasta que Cristo regrese del cielo después de haber recibido la autoridad del Padre para establecer Su reino. Después de que Él venga y recompense a sus siervos abundantemente dará más a los que eran fieles y tomará distancia de aquellos que no le fueron fieles.

Aplicación práctica para los cristianos:

Los siervos de Cristo deben ser fieles con sus dones y talentos durante este período entre las dos venidas de Cristo. Cuando Jesús regrese y establezca su reino pagará a aquellos que han sido fieles y les concedará posiciones de autoridad como gobernantes. Las recompensas no serán iguales. A los más fieles le brindará mayores recompensas.

Aplicación Práctica para los no creyentes:

Los que se oponen a Jesús serán destruidos cuando Jesús regrese a su reino.

FUENTE:

http://theologicalstudies.org/blog/415-the-parable-of-the-minas-and-the-future-coming-of-the-kingdom-of-god-luke-1911-27

¿QUÉ “PALABRA DEL SEÑOR” OYÓ EL CARCELERO DE FILIPOS ANTES DE SER BAUTIZADO EN ESA MISMA NOCHE POR PABLO Y SILAS? (HECHOS 16:32)

Generalmente en las iglesias, los potenciales miembros acceden al bautismo después de un periodo largo de instrucción doctrinal, que puede variar de entre seis meses a un año. ¿Pero realmente es necesario tal entrenamiento doctrinal extensivo, o simplemente se requiere creer en algo básico y fundamental para ser bautizado? La Biblia registra bautismos automáticos, como el caso del carcelero de Filipos, que fue bautizado con su familia el mismo día que creyó en “la palabra”. En este vídeo explicaremos qué quiso decir Hechos 16:32 con la locución “la palabra”.

Share this

EL SIGNIFICADO DE APOCALIPSIS 5:10 PARA EL MOMENTO Y LA NATURALEZA DEL REINO DE DIOS

Michael Vlach

Por el Dr. Michael J. Vlach 

Uno de los pasajes del reino que a menudo se pasa por alto es Apocalipsis 5:10 . Aquí encontramos una referencia explícita al reino y el papel de los santos en el mismo:

“Y los has hecho un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y reinarán sobre la tierra.”

Este versículo tiene implicaciones importantes para el tiempo y la naturaleza del reino. En resumen, se muestra que el reino de Jesús es futuro y terrenal.

Así que en esta entrada del blog, quiero abordar el significado de Apocalipsis 5:10 y luego hacer algunas observaciones en relación con las implicaciones con relación a las opiniones milenarias.

Los antecedentes de Apocalipsis 5:10 es la escena de la sala trono celestial de Apocalipsis 4-5. El Padre tiene un pergamino en la mano que representa el título de propiedad de la tierra . Ha llegado el tiempo para que Dios juzgue al mundo por su rebelión y establecer Su reino. El Único hallado digno de tomar el libro y abrir los juicios de ira dentro de él es Jesús, el Cordero. Jesús toma el rollo del Padre. Apocalipsis 5:8-10 revela entonces un canto de alabanza:

“Cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero, cada uno tenía un arpa y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos. Y cantaban un cántico nuevo , diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y compró para Dios con tu sangre, de todo linaje y lengua y pueblo y nación. Y los has hecho un reino y sacerdotes a nuestro Dios, y reinarán sobre la tierra “(el énfasis es mío)..

5 VERDADES SOBRE APOCALIPSIS 5:10

Esta sección revela cinco verdades fundamentales sobre el programa del reino, incluyendo el momento y la naturaleza de éste.

En primer lugar, no hay relación y una distinción entre el reino de Dios en el cielo y la venida del reino en la tierra. Hay una escena en la sala del trono celestial que anticipa un reino que viene sobre la tierra. Jesús toma el rollo del Padre en su trono celestial [Universal Unido] de modo que pueda haber un “reino sobre la tierra” [davídico / Reino del Milenio].

Que ese no es un reino del Padre en el cielo está claro. Apocalipsis 4:2 habla de “Uno sentado en el trono.” Además, la palabra “trono” se encuentra al menos diecisiete veces en Apocalipsis 4-5. Así que hay un reino que existe en el cielo. Este es el Reino universal del Padre mientras Él gobierna sobre todo. Pero este reino celestial no es todo lo que hay en el programa del reino. Se anticipa un reino que debe establecerse “sobre la tierra.” Este es el reino del Mesías, el reino davídico predicho por Gabriel (ver Lucas 1:31-33 ) y Jesús (ver Mateo 19:28 ; 25:31 ).

En segundo lugar, las personas que Jesús compró con su sangre se dice que son “un reino”. Los creyentes en Jesús son posicionalmente relacionados con el reino y forman el núcleo de él (ver Apocalipsis 1:6). Esto muestra una relación actual del reino hasta el presente, no en la forma de un reino todavía, sino un creciente grupo de seguidores que han creído en Jesús Rey, y están calificados para entrar en su reino.

En tercer lugar, los santos de Dios están destinados a reinar con Cristo. Cuando Jesús reine, los santos también reinarán. Esto demuestra que Jesús va a compartir su autoridad del reino con sus seguidores. En Apocalipsis 2:26-27, Jesús prometió a sus seguidores que iban a participar en su reino sobre las naciones. Esta fue la motivación de los que actualmente se enfrentan a los tiempos difíciles. Debido a que Jesús tiene autoridad como “príncipe de los reyes de la tierra” (Apocalipsis 1:5) los santos pueden saber que van a reinar con él.

En cuarto lugar, este reino es el reino futuro que “van a reinar.” Apocalipsis 5:10 muestra que el reino de Jesús es futuro. En el momento de la escena del salón del trono celestial el reinado del reino de Apocalipsis 5:10 no había comenzado todavía. Pero este reinado se producirá después de la segunda venida de Jesús (cf. Ap 19), como se describe en Apocalipsis 20:4:

Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio para ellos. Y vi las almas de los que habían sido decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, y los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos y volvieron a la vida y reinaron con Cristo mil años.

Así pues, Rev 5:10 y 20:4 se conectan.

  • Apocalipsis 5:10: “ellos reinarán sobre la tierra.” (Promesa de recompensa)
  • Apocalipsis 20:4 : “Volvieron a vivir y reinaron con Cristo mil años.” (Promesa actualizada)

Apocalipsis 5:10 es la promesa de un reino venidero de los santos, mientras que 20:4 es la actualización del reinado del reino. Por otro lado, la condición de los santos antes del regreso de Jesús no es el de reinado. Se trata de la persecución y el juicio (Apocalipsis 2-3, 6-19). Sin embargo, estas condiciones darán paso al gobierno del reino en el futuro.

En quinto lugar, el próximo reino de los santos es “sobre la tierra.” La “tierra” (no el cielo) es el dominio del reino de los santos. Esto demuestra que el reino se basa en la tierra y rechaza la idea de que el gobierno del reino del Mesías es desde el cielo. La idea de un reino terrenal es una doctrina explícita de la Escritura. El reinado de los santos y de Jesús debe estar en el ámbito de la creación original dado al hombre en Génesis 1-2. No es el caso de que Adán fue el encargado de gobernar la Tierra, mientras que el gobierno mesiánico / davídico de Jesús y de los santos es en el cielo. Jesús va a tener éxito en el dominio que Adán falló.

IMPLICACIONES TEOLÓGICAS Y MILENIO VISTAS

Apocalipsis 5:10 es una poderosa evidencia de la opinión de que reino milenario de Jesús es futuro y terrenal. Es un texto de apoyo para el premilenialismo y es un paso difícil para el amilenialismo que considera el milenio como ahora y espiritual.

En mi estudio de este tema, yo examiné cinco defensas académicas del amilenialismo por cuatro excelentes eruditos. Dos autores no abordan Ap 5:10 (Sam Storms, Venga tu Reino: La Alternativa Amilenial  y Kim Riddlebarger, Un caso para el Amilenialismo: Comprensión de los últimos tiempos). No estoy seguro de por qué estos autores no abordaron este versículo, pero parece extraño que dejen de lado un pasaje que trata explícitamente del momento y la naturaleza del reino.

Otro, por Anthony Hoekema (La Biblia y el futuro), se ocupa de Apocalipsis 5:9-10, pero niega su relación con el milenio y Apoocalipsis 20:4 , que es difícil de sostener en mi opinión. Hoekema coloca Apocalipsis 5:10 en el estado eterno . Sin embargo, colocando correctamente Apocalipsis 5:10 en el futuro, Hoekema separa erróneamente el reino de Apocalipsis 5:10 del gobierno del Reino de Jesús de Apocalipsis 20.

Greg Beale opta por una lectura textual de la minoría que pone el reinado de Apocalipsis 5:10 en el presente como opuesto al futuro (véase el libro de Apocalipsis , pp 361-64). Beale reafirma esta visión en su Teología Bíblica del Nuevo Testamento (348). No soy un erudito textual del Nuevo Testamento, pero la conclusión de Beale va en contra de la gran mayoría de las traducciones que traducen Apocalipsis 5:10 como “reinarán” o “deberán reinar” incluyendo LBLA, NVI, LBLA, NVI, LBLA, NVI, ISV, y la Biblia NET. Dos traducciones que apoyan la comprensión del Beal son ASV y ERV. Me pareció interesante que Hoekema abogara por el tiempo futuro: “los mejores textos tienen el tiempo futuro” (La Biblia y el futuro, 283). Yo no veo evidencia suficiente para ir en contra del consenso abrumador de que la mejor traducción es “reinará”.

Además, Beale argumenta que el contexto le hace inclinarse hacia la visión presente de Apocalipsis 5:10, pero esto es difícil creer, ya que este versículo habla de los santos que reinan en la “tierra”. ¿En qué sentido pueden los santos reinar sobre la tierra, cuando las condiciones de Apocalipsis 2-3 y 6-19 describen la intensa persecución de Satanás y del mundo?

La mejor opinión es que Rev 5:10 muestra que el reino de Jesús es a la vez futuro y terrenal. El Premilenialismo afirma esta verdad.

FUENTE:

http://www.bibleprophecyblog.com/2013/11/the-significance-of-revelation-510-for.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+BibleProphecyBlog+%28Bible+Prophecy+Blog%29#axzz2kTy12W7u

EL SIGNIFICADO DE LUCAS 21:31 PARA LA SINCRONIZACIÓN DEL REINO

Michael Vlach

Por el Dr. Michael J. Vlach

Estudios Teológicos
 
http://www.bibleprophecyblog.com/#axzz2k0b2wmg5

“Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, reconocer que el reino de Dios está cerca” ( Lucas 21:31 ).

Debate sobre el momento en que Jesús reino está en curso. ¿Acaso el reino de Jesús viene con su ministerio terrenal? Con su resurrección? Con su ascensión? ¿O es que se producen como resultado de Su segunda venida ? Jesús se dirige a este tema directamente en Lucas 21:31 . Aquí nos dice que ciertos acontecimientos deben tener lugar antes vendría el reino.Por lo tanto, nuestro punto aquí es que Lucas 21:31 muestra que el reino de Dios vendrá después de un período de intensa tribulación .

EL CONTEXTO

En Lucas 21, Jesús se dirigió a su venida y los eventos asociados con la destrucción deltemplo . En los versículos 8-11 Predijo que habría falsos Cristos, guerras, terremotos , hambres y señales del cielo. Los teólogos debaten si estos eventos se cumplieron en el primer siglo ( preterista ), la época actual ( historicista ), o en el futuro ( futurista ). Mi opinión personal es futurista y veo los versículos 8-11 que espera un cumplimiento futuro.

En el versículo 12, Jesús entonces predijo eventos que tendrán lugar antes de los acontecimientos del 8-11. Él dice: “Pero antes de todas estas cosas”, y luego analiza la persecución (12-19) y la destrucción de Jerusalén (20-23). (Creo que la destrucción aquí es una referencia al año 70 dC cuando los romanos destruyeron Jerusalén.)

Por lo tanto, los sucesos de 12 a 23 tendrán lugar antes de los acontecimientos mencionados en los versículos 8-11. A continuación, los ” tiempos de los gentiles “que se mencionan en el versículo 24 se refiere al período de tiempo entre la destrucción del Templo en el año 70 y la dominación gentil de Jerusalén, que continuará hasta que se restablezca Jerusalén. En los versículos 25-27, Jesús habla de nuevo los acontecimientos en los próximos Tribulación .Este período de tiempo incluye las señales cósmicas, ondas terroríficas, y al Hijo del hombre venir en una nube con poder y gran gloria.

LA HIGUERA EJEMPLO

Luego, con versículos 29-30 Jesús se ofreció a la parábola de la higuera:

“Entonces les dijo una parábola:« Mirad la higuera y todos los árboles, ahora tan pronto como se ponen las hojas, lo ves y sabes por vosotros mismos que el verano está cerca. “

El punto de Jesús es que al ver ciertas cosas es una clara indicación de que algo está pronto a suceder. En este caso, al ver una higuera brotan las hojas revela que el verano está cerca.Entonces Jesús relaciona este principio de “ver una cosa significa otra cosa que está cerca” con la venida del reino en Lucas 21:31 :

“Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, reconocer que el reino de Dios está cerca.”

Los “estas cosas” se refiere a los eventos escatológicos Sólo discute. Lo importante aquí es que Jesús vinculó la venida del reino de Dios con los eventos futuros. Cuando uno ve los signos cósmicos, perturbaciones oceánicas, y los otros eventos de este momento, se puede saber que el reino de Dios está cerca. Pero hasta que ocurran estos eventos, el reino no está cerca.

LAS IMPLICACIONES DE LUCAS 21:31

El punto de Lucas 21:31 es la siguiente: el reino de Dios es el futuro y será más cerca sólo después de los eventos escatológicos del período de tribulación.

Al final de su ministerio terrenal, cuando se habla de los acontecimientos que vendrían después de su crucifixión, resurrección y ascensión, Jesús coloca el reino viene en el futuro.

¿Es posible que lo que Jesús se refiere es la consumación del reino que ya había sido inaugurado? Tal vez. Pero Jesús no dice que los acontecimientos futuros llevarán a la “consumación” de un reino “ya”. Él parece decir que el reino viene después de estos acontecimientos futuros. Por lo tanto, es mejor ver el reino ha venido en el futuro poco después del período de la Tribulación.

EL PROGRAMA DEL REINO EN DANIEL 7

Daniel 7 paralelismos Daniel 2, en que Daniel tenía sueños y visiones sobre cuatro poderes de los gentiles que se producirán antes de que el reino de Dios se establece. Sin embargo, este capítulo ofrece aún más detalles sobre el alumno para reflexionar.

En el año 553 aC Daniel recibió “un sueño y visiones”, mientras que él estaba en su cama (7:01). Vio “el gran mar” agitado “por los cuatro vientos del cielo “(07:02). Entonces fue testigo de cuatro grandes bestias que suben del mar (7:03):

1.  El primer ser viviente era semejante a un león con alas de águila. Sus alas fueron arrancadas, y se hizo pararse en dos patas como un hombre y una mente humana se le dio a él (7:04).

2.  El segundo era semejante a un oso que se ha levantado en un lado y tenía tres costillas en su boca. Se dijo que “devora mucha carne” (7:05).

3.  El tercer ser viviente era semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave y tenía cuatro cabezas. Dominio fue dado a él (7:06).

4.  La cuarta bestia era “espantosa”, “terrorífico” y “muy fuerte”. Tenía grandes dientes de hierro y triturado todo a su paso. Esta bestia era diferente de las otras bestias de la precedieron y tenía diez cuernos (7:7). De entre los diez cuernos de un “cuerno pequeño” se acercó y arrancó tres de los cuernos anteriores. El “cuerno pequeño” tenía ojos como un hombre hablaba muy bien cuenta (7:08).

Estos cuatro reinos paralelos a las cuatro partes de la estatua que Nabucodonosor vio en su sueño que muestra la fuerte conexión entre las dos secciones:

1.  Jefe de oro (2) y la bestia semejante a un león (7) = Babilonia

2.  brazos y pecho de plata (2) y el segundo animal, semejante a un oso (7) = Medo-Persia

3.  vientre y los muslos de bronce (2) y la tercera bestia semejante a un leopardo (7): Grecia

4.  Las piernas de hierro (2) y terrible cuarta bestia (7) = Roma

Daniel describió luego una escena sala del trono celestial con 7:9-10 en la que el “Anciano de Días”, en referencia a Dios el Padre, toma su asiento en su trono. Esta escena incluye “fuego ardiente” y muchos de los que están asistiendo a Dios en su trono. Daniel señala que el cuerno sigue hablando “palabras jactanciosas.” Luego vio la cuarta bestia mató y dado a la quema de fuego (07:11). Los versículos 7:13-14 luego introducir el “Hijo del Hombre” figura:

“Miraba yo en la visión de la noche,Y he aquí con las nubes del cielo, uno como un hijo de hombre que venía, y vino hasta el Anciano de los Días y se presentó ante él.”Y le fue dado dominio,Gloria y reino,Que todos los pueblos, naciones y gente de toda lengua Podría servirle. Su dominio es dominio eterno,Lo que no se acabará; Y su reino es uno Lo cual no será destruida.

Esto describe una interfaz entre dos miembros de la Trinidad. Como él mismo y los escritores del Nuevo Testamento Jesús deja claro, que Jesús es el “Hijo del Hombre” figura de Daniel. Por lo tanto, esta sección presenta el Hijo del Hombre, que ahora conocemos como Jesús el Mesías, que viene delante de Dios el Padre para recibir el “dominio, gloria y reino.” El resultado es que todos los pueblos y naciones le servirán y su señorío será durar para siempre.Los ecos de este pasaje puede ser visto en Mateo 28:18-19 y Hechos 1. Justo antes de su ascensión, Jesús dijo, “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” (Mateo 28:18). En su día de la ascensión, Hechos 1:09 dice que “una nube le ocultó de sus ojos.” Puede haber una conexión, entonces, entre la ascensión de Jesús al cielo en las nubes y Dan 7:13. Daniel 7:14 indica que la presentación del Hijo del Hombre ante el Anciano de los Días está vinculado con “los pueblos, las naciones y los hombres de todas las lenguas” servir a Dios. En Mateo 28:18-19 Jesús relaciona la autoridad que se le ha dado con su mandato a los discípulos que “ir. . . y haced discípulos a todas las naciones. “Por lo tanto, el ascenso puede estar relacionado con la autoridad universal de Jesús.

Sin embargo, la realización plena y definitiva de Dan 7:13-14 es futuro y coincide con los eventos de Apocalipsis 4-5, que describe una escena celestial entre Jesús y el Padre justo antes del desencadenamiento de la ira del Cordero en la totalidad tierra (Apocalipsis 6-19).

Daniel está angustiado por lo que ha visto y le pregunta a alguien de pie por lo que todo esto significa. Lo más probable es un ángel le responde diciendo que Daniel se le dijo a la interpretación del sueño (7:15-16). Se le dice que los cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán de la tierra (07:17). El versículo 18 declara entonces: “Pero los santos del Altísimo se recibirán el reino y poseerán el reino para siempre, para todas las edades por venir. “Con este versículo vemos la conexión entre el reino del Hijo del Hombre, y lo que esto significa para la los santos de Dios. En este contexto inmediato los “santos del Altísimo” se refieren al pueblo de Israel. Mientras que otras Escrituras son gentiles en el reino del Mesías (ver Isaías 2:2-4), es el pueblo judío que se encuentran a la vista aquí. Además, cuando llega el reino del Hijo del Hombre, los que son sus santos participarán en este reinado. En otras palabras, cuando el Hijo del hombre comienza su reinado, sus santos estarán allí para participar en ese reino.

Daniel preguntó entonces para obtener más información acerca de la cuarta bestia, a los diez cuernos, y el cuerno pequeño que hacía alarde de grandes hazañas (7:19-20). Como Daniel no dejaba de mirar vio que el “cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía.” Pero esto terminó cuando el Anciano de días, llegó y pasó el juicio a favor de los santos. En este momento “los santos tomaron posesión del reino” (7:21-22). Significativo es que el reino del Hijo del Hombre y la posesión de su reino por los santos de Dios se produce después de la persecución del cuerno pequeño. La persecución se produce y luego el reino viene, lo que resulta en un cambio dramático de la fortuna para el pueblo de Dios. No hay ninguna indicación de que los santos de Dios están participando o que reina en el reino de Dios antes de la carrera del cuerno pequeño mal siga su curso. Esto parece consistente con el reinado de la bestia en el libro del Apocalipsis, que persigue a los santos, pero luego es derrotado por Jesucristo a su retorno (ver Apocalipsis 19). Los versículos 25-27 dan más información sobre estos eventos:

“Él [el cuerno pequeño] se hablan en contra del Altísimo y afligirá a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley, yque será entregada en su mano por un tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo.

“Pero el tribunal se sentará para juzgar, y su dominio le será quitado, aniquilado y destruido para siempre.

“Y la soberanía, el dominio y la grandeza de todos los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo; Su reino será un reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán. ‘

La imagen aquí es la de extinción persecución contra los santos de Dios. El cuerno pequeño tanto blasfema a Dios y toma su ira sobre los seguidores de Dios.Incluso se trata de usurpar la autoridad de Dios mediante la alteración de “tiempos” y “la ley”, zonas que en última instancia pertenecen a Dios. Esto ocurre por “un tiempo, y tiempos, y medio tiempo”, que es de tres años y una media. Pero hay una escena en la corte en la que el dominio del cuerno pequeño es “quitado” y los santos de Dios posee el reino de Dios para siempre.

En resumen, Daniel 7 enseña las siguientes verdades acerca del reino de Dios:

  • Habrá cuatro reinos gentiles sucesivas que regirán sobre la tierra.
  • Durante el reinado del cuarto reino se levantarán diez reyes.
  • De entre estos diez reyes que un individuo que va a brotar someter a tres de los diez reyes anteriores, esta persona será un enemigo de Dios, que persigue al pueblo de Dios a Israel.
  • El Hijo del hombre recibe la autoridad universal del Anciano de días, lo que conduce a la derrota de la guerra librando individuo contra el pueblo de Dios.
  • Cuando esto sucede, se establecerá el reino de Dios y su pueblo poseerán el reino para siempre.

Fuente:

http://theologicalstudies.org/blog/449-the-kingdom-program-in-daniel-7